El método de entrenamiento de KikKuli

por Albert Villasevil Florensa DVM, DTCVM, Equine Podiatrist

1.- Resumen:
El método de entrenamiento deportivo para caballos explicado en este artículo fue escrito el 1.345 aC, tiene más de 3000 años de antigüedad y se ha recuperado gracias al hallazgo arqueológico en la antigua Hattusa (actual Turquía) de 4 tabletas de arcilla con escritos cuneiformes pertenecientes al imperio hitita y a su traducción y posterior aplicación en caballos de competición, por la doctorada australiana en lenguas antiguas, Ann Nyland (para más información podéis consultar: www.kikkulimethod.com). En este texto queda detallado: – El examen de selección. Éste es un examen previo, de 4 días de duración, que servía para seleccionar los caballos que se destinaban al entrenamiento y los que no, ya que entrenar caballos suponía un gran peso tanto económico como temporal para el imperio y de su resultado dependía en gran medida la suerte en la batalla. – El método de entrenamiento. Éste duraba 7 meses (214 días) y se basaba en empezar trabajando el caballo sin carga de peso, para fortalecer el aparato musculo-esquelético y cardio-vascular, antes de someterle al estrés que supone llevar un jinete encima. Gran parte del entrenamiento se basaba en la realización de series con la finalidad de reducir la fatiga y evitar lesiones que inhabilitaran al animal. – La nutrición diaria de los caballos que están siendo entrenados. Hay que tener en cuenta que en esa época la nutrición de los caballos era muy sencilla y se basaba en el forraje, tanto en forma de gramíneas deshidratadas como de gramíneas troceadas en forma de lo que hoy conocemos como chaff. A parte del forraje se disponía de diferentes cereales, siendo los más abundantes la avena y la cebada con sus respectivas cáscaras o salvado, los cuales, y al contrario que hoy en día, en ningún lugar consta que se remojaran, trituraran, molieran o cocieran para “aumentar su digestibilidad”. Resulta interesante pensar que durante milenios (actualmente se considera que la domesticación tuvo lugar hace unos 5.500 años) el hombre ha utilizado el caballo, en muchas ocasiones llevándolo a su límite físico y mental, sin la necesidad de usar ninguno de los piensos compuestos con “propiedades milagrosas” y repleto de subproductos de la industria humana que se usan en la actualidad y que en muchas ocasiones son más dañinos que beneficiosos. Hay que tener en cuenta que todos los caballos del mundo de esta época (y de hecho todos los caballos del mundo desde el 3.500 a.C hasta el 1.100 d.C) trabajaban sin descanso y sin herraduras. Es interesante entonces meditar sobre todo lo que hemos desaprendido, y no solamente en lo que refiere al sector equino, desde la época clásica. Una de las muchas frases del texto escrito por el gran maestro Kikkuli nos puede servir para ejemplificar lo comentado: “El caballo NO debe realizar un ejercicio hasta que se haya adaptado tanto física como psicológicamente al entrenamiento”. Kikkuli 1345 a.C

Figura 1: Imagen de un bajorrelieve hittita en el que se muestra un caballo tirando de un carro de combate (1).

2.- Introducción al Imperio Hittita:

Figura 2: Mapa del imperio hittita en su momento de máximo esplendor bajo el reinado de Suppiluliuma I (1350-1322 a.C) y Mursili II (1321-1295 a.C). (2)

Geográficamente el imperio Hittita debemos situarlo en la actual Turquía y su historia se divide en 3 períodos: – El antiguo imperio Hittita (1750-1500 a.C): “Todo empieza” en Kussara, una antigua ciudad de Anatolia, cuando su rey Pithana y su progenitor Anitta conquistan las ciudades de Kanesh o Nesa, Zalpuwa o Zalpa y Hattusa, 3 grandes ciudades que resultaban cruciales para el comercio Asirio y que fueron la base económica necesaria para la futura expansión del imperio, el cual todavía se encontraba en sus inicios. El 1650 a.C el rey hittita Labarna II (1586–1556 a.C), también conocido como Hattusili I, estableció que la nueva capital del imperio seria la ciudad de Hattusa y expandió el imperio hasta el mar mediterráneo saqueando a su paso ciudades como Alalakh y Apasa (capital del imperio Arzawa) entre muchas otras. El medievo del imperio Hittita (1500-1430 a.C): Durante esta época el imperio Hittita llegó a saquear la ciudad de Babilonia, aunque no intentó añadirla a su imperio y dejó su gobierno en manos de los Kassitas quienes la controlaron durante 400 años. Al final de esta época el imperio entró en una cierta decadencia debido a las luchas por el poder. El nuevo imperio Hittita (1430-1180 a.C): Gracias al rey Tudhaliya I el reino se expandió tras la conquista de las 22 ciudades rivales a los hittitas que configuraron la liga Assuwa. Seguidamente vino Tudhaya II y Arnuwanda, tras la muerte del cual acontecieron 40 años de guerra civil en las que el imperio casi desapareció. Finalmente llegó Shubiluliuma I, el rey que más nos interesa en este artículo ya que fue durante su reinado cuando Kikkuli existió y grabó en la arcilla su método para entrenar a los caballos. Este rey destacó pronto por sus habilidades militares, cobrando importancia ya durante el reinado de su padre ( Tudhalia II) en las campañas contra los kaskas que habían conquistado la capital ( Hattusa), así como en las diversas expediciones de Tudhalia II contra los reinos de Arzawa y las potencias vasallas de la frontera oriental, consiguiendo mantener el reino unificado. Al subir al trono, Shubiluliuma se encontró con invasiones de su frontera oriental por parte de aliados de Mitanni, como Isuwa; aunque logró repeler esas invasiones, sus fuerzas no fueron capaces de causar daños considerables a Mitanni. Tras este ataque, Shubiluliuma I desarrolló un fuerte odio hacia Mitanni y su única ambición era la de eliminar este imperio, el cual ocupaba parte de Mesopotamia, Asiria y Síria y guardaba unas muy buenas relaciones con Egipto. El problema es que el ejército de los Hittitas no tenía apenas caballería mientras que el de Mitanni era famoso por su potente caballería ligera y sus entrenadores de caballos. Para solucionar este problema, el rey Shubiluliuma I compró un gran número de caballos árabes, adquirió los servicios de un entrenador de caballos de Mitanni conocido como Kikkuli, casó su hija con el rey de los Kasitas (Burnaburiash) y fomentó una guerra civil interna entre los distintos pretendientes al trono de Mitanni para debilitar el reino enemigo. Cuando todo esto estuvo listo, Shubiluliuma declaró la guerra a Mitanni (la "Primera Guerra Siria") y su ataque fue un éxito rotundo, ya que los hititas conquistaron una buena parte del territorio occidental de Mitanni y establecieron gobernantes vasallos en reinos tan importantes como Nuhasse, Ugarit y Kadesh. Sin embargo, Mitanni no estaba aún completamente derrotado, lo que hizo que Shubiluliuma lanzara la "Segunda Guerra Siria" algunos años después, en la que logró conquistar la importante fortaleza de Carkemish y reducir a Mitanni a la condición de estado tributario bajo el mando de Shattiwaza, hijo de Tushratta. 150 años después de estas victorias el imperio Hittita se desmoronó y se dividió en varias tribus conocidas como los neo-hittitas, a los cuales se hace mención en el antiguo testamento.

3.- El Examen de selección (culling process):
Antes de destinar tiempo y dinero en el entrenamiento de un caballo, kikkuli se aseguraba muy bien de que este cumplía con los requisitos conformacionales mínimos (caballo con unas extremidades fuertes, rectas y bien aplomadas; con un estuche córneo o casco de buena calidad; con una grupa potente y una caja torácica ancha y un cuello y cabeza relativamente pequeños) y que pasaba una prueba de estrés de 4 días de duración cuya finalidad era detectar a los caballos con problemas incipientes o asintomáticos. Esta prueba es la que vamos a explicar en este apartado, pero antes de describir la prueba en sí hay que remarcar los principios de ésta: – – – – – El caballo debe estar desentrenado. El terreno sobre el cual se va a realizar la prueba puede tener desniveles pero éstos no deben ser muy acentuados. No se puede llevar a cabo la prueba los días de calor o frío severos. La prueba se realiza montando (o tirando de un carro para trotones de carreras), NO ramaleando. Debemos poner los “artilugios” que el caballo vaya a llevar durante el entrenamiento y la competición (protectores, vendajes, montura, embocadura, herraduras...), aunque la recomendación del autor es no usar ninguno de los artilugios listados ni en el día a día, ni en el examen de selección, ni durante el entrenamiento, ni durante la competición (si se trata de caballos de raid, para evitar el posible sobre-desgaste, se recomienda el uso de botas equinas de trabajo, principalmente de la marca floating. Para más información: www.bootsforhorses.com). Debemos dejar que el caballo realice la prueba a su propia velocidad, aunque ésta sea muy lenta. Por ello, bajo ningún concepto debemos forzar el caballo en ninguna de las fases de la prueba, ésta está pensada para ser llevada a término de manera calmada, sobretodo durante el primer día. Hay que tener en cuenta que los caballos que se someten a esta prueba no están entrenados y si les forzamos podemos lesionarlos! Si el caballo se cansa demasiado y tenemos que bajar al paso querrá decir que NO ha superado la prueba y no tiene potencial para ser un caballo de deporte. Tras el examen de selección TODOS los caballos deben pasar por 16 días de descanso.

Figura 3: Imagen de un carro de combate típico de la zona de Anatolia usado por Hittitas, Egipcios, Asírios, Babilonios..., el cual era tirado por 2 caballos y encima del cual se encontraba el conductor, un escudero y un arquero o lancero. A observar la ausencia de herraduras (3).

Los indicativos de que el caballo NO ha superado el examen de selección son: tener que bajar al paso durante el examen por demasiado cansancio, agotamiento y su consecuente renuencia a seguir corriendo, rabdomiolisis 1, cojera (a no ser que sea por un accidente, arestines, interferencias2 o sensibilidad podal en aquellos que van descalzos) y ausencia de recuperación de la frecuencia cardíaca de reposo (por debajo de los 55 lpm) 30 minutos después de haber terminado cada sesión de prueba.
1 El Síndrome de Rabdomiolisis Equina (ERS) reúne un gran número de condiciones que tienen como principales causantes una dieta rica en carbohidratos de rápida absorción (procedentes principalmente de los granos y piensos), déficit de vitamina E y/o de selenio, desequilibrios electrolíticos... y la realización de un esfuerzo muscular superior al nivel de entrenamiento del caballo. A parte de estos factores causales hay un factor facilitante de origen genético que predispone al caballo en cuestión a sufrir este problema de manera recurrente, ya que por lo que parece hay una alteración en la regulación del calcio intracelular de las fibras musculares del tipo II (principalmente). El ERS en muchas ocasiones resulta asintomático y lo único apreciable es una reducción del rendimiento deportivo, aunque si se realizara un estudio enzimático se encontrarían niveles elevados de CK y AST y si se tomase una biopsia se encontrarían signos de necrosis muscular. En su forma más leve, el ERS es difícil de distinguir de otros problemas, sobre todo de ciertas cojeras y contracciones musculares que producen una rigidez y un acortamiento del tranco. En los casos típicos, los animales se muestran reacios o incapaces de moverse y si se les obliga andan con trancos muy cortos. En casos extremos se tumban y son incapaces de levantarse. 2 La interferencia se produce cuando durante la marcha una extremidad golpea a otra. Esta condición NO reclama de un herraje correctivo (los caballos están siempre mejor descalzos) sino de un buen calentamiento y enfriamiento, un trabajo muscular óptimo, una buena montura y monta, y una revisión quiropráctica frecuente. En caballos jóvenes recién iniciados puede ser “relativamente” normal y tiende a desaparecer con el buen entrenamiento.

A continuación se muestra una tabla con las especificaciones de la prueba de selección de 4 días de duración realizada por el gran maestro Kikkuli. Día Momento del día
A,B C A,B

Trabajo a realizar
Trote (18 Kms , 4 Kms ), Galope (450m , 1,2mC), Pausa parcial y Galope (600mA,B, 1,6 KmsC).

Mañana Marcha lenta (10 kmD), aumentar la velocidad (400mD) Pausa parcial (800mD) Trote (6 KmsA,B, 2,1 KmsC), Galope galope tendido progresivo (450mA,B,C), enfriamiento progresivo (1,8 KmsA,B,C) 1 Media tarde Marcha lenta (3 kmD), aumentar velocidad (400mD), alcanzar la máxima velocidad de manera progresiva (450mD) y enfriamiento progresivo durante (2 kmD) Trote (6 KmsA,B, 2,1 KmsC), Galope (450mA,B,C) Tarde Marcha lenta (2 kmD), aumentar velocidad (400mD) Trote (15 KmsA, 3 KmsB,C), Galope (450mA,B, 800mC), Pausa parcial y Galope (600mA,B, 1,2 KmsC) Mañana 2 Tarde Marcha lenta (3 kmsD) Trote (12 KmsA,B, 2,4 KmsC) Mañana 3 Marcha lenta (4 kmsD) Trote (6 KmsA,B, 2,1 KmsC) Marcha lenta (3 kmsD) Trote (12 KmsA,B, 3 KmsC), Galope (5 kmsA,B, 1,2 KmsC), Pausa parcial, Galope (7,5 KmsA,B, 2,1 KmsC). Mañana 4 Tarde Marcha lenta (4,8 kmsD), aumentar velocidad (1.2 kmsD), Pausa parcial y Aumentar velocidad (1,5 kmsD) Ramalear al caballo durante unos 20 minutos, si se aprecia rigidez es recomendable montarle durante 20 minutos al paso y trote tranquilo. (A = Raid o carreras de resistencia, B = Completo, C = Carreras de velocidad, D = Trotones y paso finos) Marcha lenta (8 kmsD), aumentar velocidad (1.2 kmsD), Pausa parcial y Aumentar velocidad (1,5 kmsD) Trote (6 KmsA,B, 2,1 KmsC)

Tarde

4.- El entrenamiento de 7 meses (214 días):
Es importante recalcar que la función de este método de entrenamiento es conseguir caballos con un alto rendimiento deportivo y a la vez reducir la incidencia de lesiones musculo-esqueléticas al mínimo. Los caballos que “necesitan”, o mejor dicho, que se van a beneficiar ampliamente de realizar el programa anual entero son:

– Caballos que nunca han sido montados y que necesitan una preparación musculo-esquelética y cardio-vascular previa a la carga
de peso focal que supone llevar un jinete en el dorso, sea cual sea la disciplina a la que se va a “destinar” el caballo en cuestión. ( ej: un caballo de 4'5 años al que queremos empezar a enseñarle la doma básica o de iniciación a los 5 años 3). – Caballos que van a ser entrenados por primera vez para realizar un determinado deporte. (ej: caballo de 8 años con la doma básica y un par de montas semanales que va a empezar a hacer raid o carreras de resistencia). – Caballos que hayan tenido que parar su carrera deportiva, ya sea porque han tenido una lesión musculo-esquelética y van a volver a entrar en competición4 o por cualquier otra razón. El resto de los caballos, que son principalmente aquellos que ya han pasado una vez por este sistema de entrenamiento, realizaran la fase de ramaleo una vez terminada la época de descanso 5 (todos los caballos que se dedican a alguna disciplina deberían tener 3 meses de descanso consecutivo al año) y, posteriormente, seguirán siendo entrenados bajo el uso de los principios del método kikkuli pero NO tienen que realizar todo el programa al completo. 3 Los caballos NO deberían empezar a cargar peso antes de los 5-7 años dependiendo del tamaño final y de la velocidad de crecimiento. 4 Este hecho resulta en muchas ocasiones utópico ya que los veterinarios, principales encargados del bienestar del caballo, prefieren servir al propietario e infiltrar las articulaciones lesionadas con el fin de que el caballo no tenga que parar de manera momentánea “su” carrera deportiva, sin tener en cuenta que escondiendo la lesión vamos a hacer que un caballo lesionado siga compitiendo y siga agravando la lesión hasta que llegue al punto de inhabilitar al individuo en cuestión, convirtiéndolo en material de deshecho. Hecho que por otra parte interesa a todo el sector equino, ya que si los caballos se “rompen” jóvenes los ganaderos pueden “sacar” con mayor facilidad sus “productos”, los veterinarios van a tener a otro caballo que tratar, los jinetes y entrenadores otro caballo que domar y entrenar... 5 Generalmente se usa el entrenamiento comprendido entre los días 23 y 192, omitiendo el 31, 42, 43, 55, 69, 82, 83, 84, 96, 105, 107, 114, 124, 125, 126, 127, 167, 168, 177 y el 187.

4.1.- Los principios del método kikkuli: 1.- El primer principio y el más importante del método kikkuli es el de monitorizar constantemente el estado físico y mental del caballo y tratarlo siempre con respeto y cariño ya que se trata de un ser vivo que pone su integridad física y, por ende, su vida a nuestro servicio. En los textos que han llegado hasta nuestros días se transmite que Kikkuli trabajaba para el bien de sus caballos y no en su contra. Es por ello que durante el período de entrenamiento reprimía su ego y les permitía desarrollarse a su propia velocidad, sin forzarlos en ningún caso, y tenía muy claro que un caballo contento rendía mucho más que uno que no lo estaba. Debe quedar claro que en este método NO hay lugar para golpes, fustazos ni ningún otro tipo de abusos. Ligado a este principio podemos decir que no importa que un caballo esté en muy buena forma física y libre de cojera alguna, éste no se adaptará psicológicamente a una competición (ya sea ésta una carrera de raid, una competición de salto, de completo, de doma...) hasta que la haya experimentado en sus propias carnes y las sensaciones que se desprendan de ella sean positivas. Por lo tanto resulta imprescindible que durante los 2 primeros años de la vida competitiva de un caballo el jinete se dedique exclusivamente a reforzar la confianza del animal y, para ello, debe “competir” con lentitud, prudencia y sensibilidad, sin ninguna pretensión ni afán de ganar la competición ya que su objetivo, valga la redundancia, debe ser preparar psicológicamente el caballo a base de convertir el evento en algo positivo y lo más agradable posible. Kikkuli daba muchísima importancia al hecho de que el caballo estuviera psicológicamente preparado antes de incrementar la intensidad del entrenamiento, ya que era conocedor de que la confianza del caballo, tanto en sí mismo como en su cuidador, cuesta muchas horas de trabajo de construir pero tarda unos simples segundos en destruirse. Por ello intentaba que los caballos encontraran el ejercicio fácil de realizar, para lo cual les mantenía realizando el mismo esfuerzo durante varios días consecutivos y aumentaba la intensidad de manera ligera y progresiva. Kikkuli recomienda que NUNCA se fuerce el caballo en ninguna de las fases del entrenamiento y que se deje a cada caballo desarrollar el ejercicio a la velocidad que a éste le parezca más apropiada. Llegado este punto es un buen momento para recordar algunas frases célebres relacionadas con los caballos como: “Quien tiene el problema es siempre el hombre (jinete, cuidador, domador), no el caballo” “Un caballo resabiado y malicioso se crea, no nace”

Figura 4: En esta imagen podemos observar el fruto del trabajo bien hecho. Se trata de PSV Mercu ry montada por Ashley Gower en la carrera sud africana de raid (o carrera de resistencia ecuestre)“Blakeridge” en la que ganó el primer lugar y el best condition. Esta yegua, forma parte del equipo sud africano“Perseverance Endurance Team” (http://perseveranceendurancehorses.wordpress.com ó http://www.facebook.com/perseverance.endurance.horses) en el que los caballos son entrenados con el método kikkuli, van sin embocadura y sin herraduras (en este caso tampoco usan botas, ni para los raids de 120 kms).

2.- No usar antiinflamatorios, infiltraciones, anabolizantes... ni ningún otro tipo de sustancia que pueda perjudicar la salud del animal. Este método se basa en seleccionar y entrenar a caballos conformacional, física y mentalmente aptos para realizar un esfuerzo importante, primando siempre su bienestar. Bajo la filosofía de esta metodología resulta estúpido infiltrar o dar antiinflamatorios o cualquier otro tipo de sustancia a un caballo para mantenerlo en el entrenamiento o en la competición, ya que éstos no son más que un mero parche que permite seguir trabajando a un caballo lesionado o a las puertas de serlo, poniendo su integridad física en riesgo.

3.- Todo aquel ejercicio que el caballo vaya a tener que realizar montado debe hacerse previamente del ramal y repetirse hasta que el caballo esté preparado y NUNCA, bajo ningún concepto, se hará la preparación del ramal y el trabajo montado el mismo día. Esto permite al cuerpo y a la mente del caballo aclimatarse al tipo de trabajo en cuestión para que así, cuando le pongamos el “handicap” que supone para el animal el hecho de llevar a un jinete en el dorso, le resulte fácil hacerlo y tengamos un reducido riesgo de lesiones y menos problemas comportamentales ya que habrá menos fatiga, incomodidades, dolores... ( ej: si el caballo tiene que galopar 40Kms con un jinete encima previamente deberá haber galopado del ramal siguiendo a un vehículo o a otro caballo durante un período de tiempo determinado, que va de días a semanas, la misma distancia). 4.- El aumento de la intensidad del ejercicio debe ser progresiva y esta progresión debe estar dividida por etapas de entre 7 y 14 días de duración. Esto ha de ser así debido a que la maduración musculo-esquelética, cardio-vascular y mental de un caballo se produce a tiempos diferentes y el entrenamiento SIEMPRE debe tenerlo en cuenta. Kikkuli hace más de 3.000 años ya tenía claro que el sistema cardio-vascular es el que se aclimata primero al ejercicio. Tras él, y 4 o 5 veces más tarde, lo hace el aparato musculoesquelético y por último lo hace la mente o psique del caballo. Si aumentamos la carga de ejercicio con una frecuencia mayor a los 714 días el sistema cardio-vascular va a fatigarse más y vamos a perder rendimiento deportivo al mantener la frecuencia cardíaca más elevada; el aparato musculo-esquelético no va a tener tiempo de adaptarse estructuralmente al estrés al que le vamos a someter y va a aumentar la incidencia de lesiones; y el caballo va a percibir el ejercicio como algo desagradable, lo que va a causar la aparición de resistencias (problemas comportamentales). Es por ello que Kikkuli durante el primer mes de entrenamiento tendía a usar intervalos de 14 días para aumentar el estrés físico y mental que supone el entrenamiento, aunque recalcaba que el mejor indicador para aumentar esta carga de trabajo era indiscutiblemente el caballo, y que ésto solamente debía hacerse cuando el caballo encontraba fácil el trabajo anterior. 5.- El método kikkuli divide sus 7 meses de entrenamiento en 3 fases: – Fase sin carga de peso y con ejercicio continuo: Las 2 primeras fases del entrenamiento consisten en obtener un cuerpo fuerte y un sistema cardio-vascular óptimo, y para ello se usan entrenamientos mantenidos y siempre aeróbicos (por debajo de 120 lpm). La primera fase debe realizarse siempre sin carga de peso (del ramal). (Ejemplo: ramalear desde un vehículo a un caballo al trote durante 40Kms a una velocidad de 20 Kms/hora a un ritmo cardíaco de 90-100 lpm) . En su época Kikkuli usaba los carros de combate ligeros, tirados por 2 caballos ya entrenados y dirigidos por el conductor y 2 ayudantes, para ramalear a los caballos “novatos”. Hoy en día no disponemos de este sistema así que el ramaleo se suele realizar desde un vehículo. Algunas consideraciones a tener en cuenta para ramalear desde un vehículo con seguridad son: 1. Al principio el caballo debe ir siempre sujetado con un ramal largo y sin ejercer presión por el copiloto o un ayudante situado en la parte posterior del vehículo. En poco tiempo (aprenden muy rápido) podremos atar el caballo al vehículo.

2. Para atar el caballo/os al vehículo usaremos un aro de cuerda o de otro material que se rompa con facilidad si el caballo
tira de él y una cuerda elástica que ejerza de ramal. 3. Es importante evitar cualquier tipo de tirón ya que podríamos provocar una subluxación cervical que afectaría tanto a la calidad de vida del animal como a su rendimiento deportivo. 4. Cuando se ramalean varios caballos a la vez la posición de cada caballo es muy importante: los enteros suelen ir delante y las yeguas y los castrados a los laterales y/o detrás. Es importante colocar aquellos caballos que cocean detrás del vehículo para que no puedan golpear a uno de sus compañeros. Algunos caballos (sobretodo los sementales) se vuelven competitivos con el vehículo y le intentan adelantar, morder... no hay problema en ello. 5. El mejor aire para enseñar a ramalear desde un vehículo es el trote.

– Fase con y sin carga de peso y con ejercicio continuo: Una vez que el caballo ya está preparado física y mentalmente para soportar el peso del jinete (la frecuencia cardíaca se mantiene muy baja durante el ejercicio de manera repetida), empezaremos el entrenamiento montado. Debemos siempre realizar aquellos ejercicios o entrenamientos a los que el caballo ya se haya adaptado, ya que llevar el jinete a la espalda supone un esfuerzo extra que se ve representado en un incremento del 30% en la frecuencia cardíaca si la comparamos con el ramaleado. Cuando la frecuencia cardíaca con el jinete se asemeje a la frecuencia cardíaca del ramaleo, en el mismo ejercicio, el caballo se habrá “adaptado” física y psicológicamente al ejercicio que le pedimos y es entonces, y NUNCA antes, el momento de aumentar la intensidad, primero siempre ramaleando hasta que esté adaptado al nuevo esfuerzo, y una vez llegado este momento volveremos a realizar el ejercicio con jinete. – Fase con y sin carga de peso y con ejercicios continuos y intervalos: La 3a y última fase consiste en desarrollar una aclimatación neuromuscular mediante el uso de intervalos. Éstos no son más que unos ejercicios en serie, con el tiempo y la velocidad controlados, separados entre ellos por recuperaciones cardíacas parciales 6 que se obtienen al dejar descansar al caballo durante 2 minutos. El hecho de subir y bajar la frecuencia cardíaca nos permite condicionar al sistema cardio-vascular reduciendo así la frecuencia cardíaca durante el trabajo, teniendo a la vez un riesgo menor de lesión. Es importante tener en cuenta que el ejercicio debe ser aeróbico (por debajo de los 120 lpm) hasta que el caballo entrenado esté preparado para aumentar la velocidad y hacer un mejor tiempo, momento en el que podemos incluir intervalos anaeróbicos (por encima de los 120 lpm) en el entrenamiento. Estos intervalos anaeróbicos, más intensos y más cortos pero de distancia e intensidad similar entre ellos, permiten aumentar el estrés metabólico y, por ende, acelerar el desarrollo del aparato musculo-esquelético al aumentar la frecuencia cardíaca, la formación de ácido láctico, la demanda de oxígeno, la demanda de energía... a la hora que reducimos el riesgo de lesión, ya que los descansos nos permiten reducir la fatiga durante la sesión de ejercicio. ( ej: el caballo

6 En el entrenamiento hay 2 tipos de recuperación cardíaca: la parcial y la total. La total es cuando recuperamos la frecuencia de reposo y la parcial es simplemente cuando la reducimos pero no llegamos al reposo.

ya realiza sin problemas un ejercicio aeróbico de 10Kms al galope suave a una velocidad de 10-12 kms/hora durante 50 minutos y está preparado para aumentar su tiempo, con lo que podemos dividir esos 10kms en 5 intervalos de 2kms que realizará al galope a una velocidad de 25-30kms/hora). Este estrés aumenta la cantidad de mitocondrias que hay en las fibras musculares, las cuales son capaces de transformar el ácido láctico en glucosa (una fuente de energía), haciendo que esa fibra muscular pueda trabajar más intensamente y durante más tiempo. Es importante resaltar que los descansos suelen durar de 2 a 5 minutos, dependiendo de la frecuencia cardíaca en la que se encuentre el caballo, y que se realizan con el animal parado. Como ya se ha dicho, durante estos descansos la frecuencia cardíaca NO debe bajar hasta la frecuencia de reposo (si así pasara hay que reducir el tiempo de descanso y/o aumentar la intensidad del ejercicio). 6.- Los caballos deben tener días de descanso ya que el sobre-entrenamiento NO resulta NUNCA beneficioso. Para que el aparato musculo-esquelético no sufra una fatiga excesiva, lo que aumenta el riesgo de lesiones y la inapetencia a trabajar por parte del caballo, y pueda repararse y recuperarse de una sesión de entrenamiento, hay que poner SIEMPRE en nuestro plan de entrenamiento días de descanso (generalmente unos 3 días semanales). Además, el caballo debe tener SIEMPRE descanso antes de aumentar la carga de trabajo y debemos estar muy pendientes de la aparición de signos de fatiga como: reducción del apetito, inflamación fría de las partes bajas de las extremidades (cañas hinchadas), cojera, pérdida de peso, acidez y úlceras gastro-intestinales, presencia de conductas indeseables (signos de agresividad como retirar las orejas y morder), reticencia a trabajar... Para aquellos caballos que estén haciendo por primera vez el método de entrenamiento kikkuli, los descansos están marcados en la tabla de entrenamiento. Si el caballo necesita algún día extra de descanso podemos dárselo pero cuando retorne al entrenamiento lo hará en el día que le toque. Esto seguramente era debido a que kikkuli debía entrenar a muchos caballos a la vez y todos tenían que estar en la misma fase del entrenamiento para así facilitar la monitorización del avance de cada individuo (ej: si damos descanso a un caballo en 2 días que le tocaría entrenar, como los días 57 y 58, se reenganchará al programa en el día 59). 7.- El calentamiento y el enfriamiento: Es imprescindible calentar bien al caballo (5 minutos al paso, 5 minutos al trote y 5 minutos al galope) antes de realizar una sesión de entrenamiento o de una competición. A parte de reducir la incidencia de lesiones, incrementaremos el metabolismo aeróbico durante los primeros 30 segundos del ejercicio (imprescindible para caballos de carreras). Una vez terminado el ejercicio y/o la competición hay que enfriar al caballo de manera progresiva y para ello pasaremos por el trote y el paso durante unos 15 minutos hasta que veamos que tanto el cuerpo como la mente del caballo han pasado de la “actitud de trabajo” a la “actitud de reposo”, y que su frecuencia cardíaca se reduce hasta estar cerca a la de reposo. Es importante tener en cuenta que NO se recomienda dar cuerda al caballo ni para calentar, ni para enfriar, ni para entrenar. Esto se debe a las siguientes razones: la primera es que resulta extremadamente aburrido para los caballos el hecho de correr sin avanzar, la segunda es que los caballos están principalmente diseñados para ir en lineas rectas y dar vueltas de manera repetida aumenta considerablemente el riesgo de lesiones articulares y en los ligamentos colaterales (riesgo que se ve aumentado si el caballo va herrado, por la imposibilidad de distorsión entre los 2 bulbos). Si ignorando este consejo decidís dar cuerda, es recomendable hacer los círculos lo más grandes posibles. 8.- La cinta de correr como entrenamiento: No se recomienda su uso para el entrenamiento de los caballos ya que la falta de alteraciones en el suelo, la resistencia del viento, etc, lo convierten en un ejercicio más fácil que la vida real, con lo que predisponemos al caballo a sufrir problemas cuando tenga que enfrentarse a la realidad. 9.- Los múltiples deben usarse solamente en el agua. Los múltiples, a diferencia de los intervalos, son series separadas por descansos totales, en los que se permite al caballo que recupere la frecuencia cardíaca en reposo, mientras que las series de los intervalos están separadas por descansos parciales. Kikkuli usaba los múltiples cuando entrenaba a los caballos haciéndoles nadar en el río, ya que una vez fuera y mojados como estaban, los caballos recuperaban en unos 3 minutos la frecuencia cardíaca de reposo (por debajo de los 40 lpm), momento que aprovechaba para dar un poco de heno antes de volver a realizar la siguiente serie. La natación es un ejercicio excelente para todos los caballos ya que nos permite entrenar el sistema cardio-vascular y musculo-esquelético (sobretodo las fibras de contracción lenta o tipo I 7) sin el estrés en los músculos, tendones, ligamentos, articulaciones... que se genera de manera normal cuando la extremidad impacta con el suelo y que se ve multiplicado por la presencia y el uso de las herraduras. De hecho, 3 minutos de nado equivalen a 1.600 metros de trabajo montado. A pesar de sus ventajas, no se puede usar como sustituto al entrenamiento en tierra ya que al carecer de impacto facilita la retracción de los tendones y la osteoporosis 8, por ello solamente debe usarse como un ejercicio complementario. Si no se dispone de piscina, río, lago o similar, simplemente deberemos obviar los ejercicios a nado que están marcados en la tabla en la que se describe el entrenamiento del método kikkuli y que encontraréis al final del artículo.

7 En el sistema musculo-esquelético podemos encontrar 2 tipos de fibras musculares: las de contracción lenta o tipo I y las de contracción rápida o tipo II. - Tipo I o de contracción lenta: Este tipo de fibras se caracterizan porque tienen una densa red de capilares (están muy bien irrigadas) y son muy ricas en mitocondrias (un orgánulo celular que permite quemar los azúcares y las grasas de manera aeróbica, o lo que es lo mismo, con presencia de oxígeno) y mioglobina (la proteína que permite la contracción del músculo), lo que hace que estas fibras tengan un color rojo intenso y puedan contraerse muchas veces durante períodos de tiempo prolongado antes de fatigarse. Por el contrario, la potencia muscular, o lo que es lo mismo, la fuerza que pueden hacer es menor que las de tipo II. - Tipo II o de contracción rápida: Estas fibras se dividen a su vez en 3 subcategorías, la IIa, IIb y IIx según la velocidad y la fuerza a la que pueden contraerse, y se caracterizan por tener una red capilar y una cantidad de mitocondrias y de mioglobina inferior a las de tipo I, con lo que tienen un color más pálido. Se pueden contraer más rápidamente y con mayor fuerza pero al hacerlo de manera anaeróbica (sin oxígeno) se fatigan muy rápidamente. 8 La osteoporosis es la reducción de la densidad ósea.

10.- El principio de la especialización: La base del entrenamiento de los caballos debe ir acorde al tipo de disciplina al que se van a dedicar, ya que éste es capaz de alterar el área que ocupa cada tipo de fibra muscular en el cuerpo de un individuo. Es por ello inútil basar el entrenamiento de un caballo de carreras en la resistencia o el de un caballo de raid o resistencia en la velocidad, lo cual, y como debe resultarnos obvio, NO quiere decir que los caballos de carreras no se beneficien de realizar de vez en cuando ejercicios de resistencia, así como los caballos de raid ejercicios de velocidad. Este hecho se debe a que no podemos entrenar las fibras de tipo I y las de tipo II a la vez y en el mismo animal para obtener un caballo destinado a un uso específico, ya que estas fibras musculares realizan ejercicios opuestos, siendo las fibras de tipo I y tipo Iia las relacionadas con la resistencia y las de tipo Iia y Iib las relacionadas con la velocidad. 11.- Es imprescindible monitorizar la frecuéncia cardíaca: Sea cual sea la disciplina a la que esté destinado el caballo, es importante monitorizar la frecuencia cardíaca ya que ésta resulta ser una manera cuantitativa y, por ende, totalmente objetiva de determinar: – La condición física de cada caballo en cada momento del entrenamiento, cosa que nos permite progresar dentro de nuestro plan de entrenamiento de manera segura para el caballo. Con el entrenamiento, lo que se busca es que el caballo termine consiguiendo hacer un ejercicio más exigente con una fatiga menor, lo cual se verá representado por una bajada progresiva de la frecuencia cardíaca durante el ejercicio y un aumento en la velocidad de recuperación de la frecuencia de reposo una vez el ejercicio haya terminado. Cuando el caballo es capaz de realizar un ejercicio de manera repetida con una frecuencia cardíaca baja podemos aumentar la intensidad del ejercicio, nunca antes! Los caballos, cuando empiezan a entrenar con el método kikkuli, tardan unos 30 minutos en volver a la frecuencia de reposo, y cuando alcanzan el día 163, que ya están realizando unos ejercicios que implican un esfuerzo considerable, tardan solamente 5 minutos en volver a la frecuencia de reposo. – Qué tipo de metabolismo, aeróbico o anaeróbico, está usando el caballo en cada entrenamiento. – La presencia de dolor y problemas subclínicos, los cuales si seguimos entrenando van a hacerse visibles en forma de cojera y/o lesiones graves. A modo de guía podemos determinar que la frecuencia cardíaca:

– En reposo suele encontrarse entre 36 y 38 lpm.
– – – – – – – Al paso suele encontrarse alrededor de los 60-70 lpm. Al trote suele estar alrededor de 120-130 lpm Al galope suave suele estar alrededor de 130-140 lpm. Al galope animado suele encontrarse alrededor de los 150 lpm. Al galope tendido puede llegar hasta los 250 lpm. Para el ejercicio aeróbico debe mantenerse por debajo de 120 lpm Para el ejercicio anaeróbico debe mantenerse por encima de los 120 lpm

12.- La dieta: Kikkuli dividía la dieta en 2 tipos de días: los días de descanso, durante los cuales los caballos solían comer heno ad libitum; y los días de entrenamiento, en los cuales los caballos solían recibir granos (avena y cebada) y heno 3 veces al día, más heno ad libitum durante la noche. Es importante remarcar también que los días en los que el caballo realizaba una sesión de ejercicio muy dura los granos se les proporcionaban germinados y secos y se les añadía sal. 13.- El principio de progresión: Cuando entrenamos a un caballo necesitamos aplicar un estrés de intensidad suficiente para aumentar la condición física del caballo (estrés positivo) pero de intensidad insuficiente para causar una lesión en los tejidos estresados (estrés negativo). Si el estrés producido es insuficiente no obtendremos ninguna mejora en la condición física del animal, mientras que si el estrés es demasiado intenso le provocaremos una lesión. Al principio del entrenamiento la distancia entre el estrés positivo y el negativo es muy grande, pero a medida que avanzamos en el tiempo ese margen se va reduciendo, haciendo que sea difícil no lesionar a caballos que realizan un trabajo intenso. Para evitar las lesiones se usa lo que se conoce como el principio de progresión, en el que el cuerpo del caballo es sometido a pequeños incrementos en la intensidad del ejercicio. El incremento en la intensidad del ejercicio se puede dar en forma de incremento de velocidad o de distancia pero NUNCA se pueden incrementar las 2 al mismo tiempo. En el principio de progresión son también muy importantes los descansos, los cuales se pueden dar mediante días totalmente libres o días con una monta suave (al paso) y placentera (al aire libre). Una de las reglas para usar correctamente los días de descanso es que cuanto más intensamente trabaja un caballo más días de descanso debe tener. La otra es usarlos siempre antes de incrementar la intensidad del ejercicio y después de que el caballo se haya adaptado física y mentalmente al ejercicio requerido. 14.- El fin del entrenamiento: Una vez finalizado el entrenamiento el caballo debe descansar durante unos meses en un espacio grande en el que haya obstáculos, desniveles... (a poder ser un paddock paradise) y cuando sea montado se hará al paso y de manera muy suave. NUNCA, bajo ningún concepto, se estabulará al caballo en ningún momento del entrenamiento ya que ello supone tanto un maltrato psicológico para el animal como un maltrato físico que nos hará perder gran parte del entrenamiento realizado.

Tabla de entrenamiento del método kikkuli:
Día 1 Hora M MT T 2 M T 3 M T 4 M T 5-20 21 22 23-31 32 M M x M 33 MT T 34 35-43 44 45 46 47-55 56 57 58 59 60 61-64 65 66-69 70 71 72 73 74-76 77-84 85 86 M x MT M x MT M T M N N N T MT T MT x T Trabajo T (18km), G (500m), PP, G (600m) T (6km), GT (500m) T (6Km) T (15km), G (450m), PP, G (600m) T (6km) T (12km) T (6km) T (12km), G (5km), PP, G (7,5km) Ramalear y/o montar P y T 20' Descanso y enseñar a nadar PR (600m) PR (600m) TR (12km) Descanso PR TR (12km) T (2km) T (3km) TR (12km) Descanso T (3km) T (3km), G (500m) TR (18km), GTR (500m) Descanso T (2km), G (500m) T (3km) T (4,5km) T (4,5km), G (500m) Descanso T (3km), GT (500m) Descanso T (3km), GT (500m) TR (24km) T (6km), G (500m) T (3km), T (8,5km) T (4,5km), P (500m), G (600m) Descanso en Paddock grande TR (15km), GR (500m) Descanso T (6km), G (500m) - Establo Comida A (0), C (500g), H (3kg) A (800g), C (1kg), H (3kg) A (800g), C (500g), H (4kg) A (0), C (0), H (ad. Lib.) A (0), C (0), H (ad. Lib.) A (0), C (0), H (ad. Lib.) A (0), C (0), H (ad. Lib.) A (0), C (0), H (ad. Lib.) A (0), C (0), H (ad. Lib.) A (2kg), C (2,5kg), H (ad lib) A (0), C (0), H (ad. Lib.) A (400g), C (0), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (0), C (0), H (ad lib) A (0), C (0), H (ad lib) A (0), C (0), H (ad lib) A (0), C (0), H (10kg) A (0), C (0), H (10kg) A (400g), C (0), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (2kg), C (2,5kg), H (ad lib) A (2kg), C (2,5kg), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (1,2kg), C (0), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (2kg), C (2,5kg), H (ad lib) A (0), C (0), H (ad lib) A (2kg), C (2,5kg), H (ad lib) A (0), C (1kg), H (ad lib) A (0), C (0), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (2kg), C (2,5kg), H (ad lib) A (2kg), C (2,5kg), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (0), C (1kg), H (ad lib) 141 0 123 124-25 126 127-28 129 130 131 132-33 134 135 136 137-38 139 0 111-17 118 119-20 121 122 87 88 89 90-93 94 95-96 97 98 99 100 101-4 105 106-7 108 109 Día Hora M MT M x x T MT x x T M T x x T M T N N N N N N T M T M T T (12km) T (4,5km), [G (1,5km)] x 1 T (4,5km), [G (1,5km)] x 1 Descanso TR (30km), GR (500m) Descanso TR (30km), GR (500m) Descanso T (6km), G (500m) T (4,5km), G (2km), GT (200m) Descanso TR (36km) Descanso TR (36km) Descanso T (6km) T (12km) T (4,5km), G (500m), PP, G (2km), GT (200m) TR (42km), GR (500m) Descanso TR (42km), GR (500m) Descanso T (6km) T (12km) T (4,5km), [G (3,5km)] x 3 Descanso TR (42km), G (500m) Descanso TR (42km), G (500m) Descanso T (18km), G (500m) Descanso T (18km), G (500m) Descanso T (42), G (500m) T (18km), G (500m) T (6km) T (18km), G (500m) T (6km) T (12km) T (4,5km), [G (3km)] x 3 Trabajo Comida A (0), C (0), H (ad. Lib.) A (0), C (0), H (ad. Lib.) A (2kg), C (2,5kg), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (2kg), C (2,5kg), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (2kg), C (2,5kg), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (2kg), C (2,5kg), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (3kg), C (2,5kg), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (3kg), C (2,5kg), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) A (3kg), C (2,5kg), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (3kg), C (2,5kg), H (ad lib) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (3kg), C (2,5kg), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (3kg), C (2,5kg), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (3kg), C (2,5kg), H (ad lib) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib)

Hora: M = mañana, MT = media tarde, T = tarde, N = noche, X = indiferente. Trabajo: P = paso, PR = paso ramaleando, T = trote montado, TR = trote ramaleando, G = galope montado, GR = galope ramaleando, GT = galope tendido, [] x nº intervalos. Comida: A = avena, C = cebada, H = heno.

Día 142 143-46 147 148 149 150 151 152 153-56 157-58 159

Hora N N N N T M T N N M Descanso

Trabajo

Comida A (400g), C (0), H (ad lib)

Día

Hora M

Trabajo T (12km), G (500m), P (600m), T (3km), G (600m) T (3km), G (1km) T (4,5km), [G (4,5km)] x 5 T (4,5km), [G (3km)] x 3 [G (7,5km)] x 6 T (4,5km), [G (3km)] x 3

Comida A (400g), C (0), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (1,5kg), C (1kg), H (ad lib) A (1,5kg), C (1kg), H (ad lib) A (2kg), C (2,5kg), H (ad lib) A (1,5kg), C (1kg), H (ad lib)

189 T (18km), G (600m) Descanso T (42km), G (600m) T (18km), G (600m) T (42km), G (600m) T (6km) T (12km) [T (4km)] x 4 A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (2kg), C (2,5kg), H (ad lib) A (2kg), C (2,5kg), H (ad lib) A (2kg), C (2,5kg), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) 198 199 200-01 202 0 191 192 193-96 197 T MT MN x T x T M T M x T M 203 T N M T 204 MT N MN M 0 A (400g), C (0), H (ad lib) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) A (3kg), C (2,5kg), H (ad lib) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) 213 214 206-08 209-11 212 T M T M T M

T (15km), G (500m), PP, G (600m) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) T (6km) T (12km), G (500m) T (4,5km), [G (3km)] x 7 T (4,5 km), G (60m) A (400g), C (0), H (ad lib) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib)

T (15km), G (500m), PP, G (600m) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) Descanso A (400g), C (0), H (ad lib)

T (36km), G (500m), PP, G (600m) A (2kg), C (2,5kg), H (ad lib) T (15km), G (500m), PP, G (600m) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) T (6km) Descanso A (400g), C (0), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib)

T (15km), G (500m), PP, G (600m) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) T (6km) T (12km), G (500m), T (3km), G (600m) T (3km), G (1km) T (4,5km), [G (5km)] x 5 [T (3km), G (3km)] x 3 [T (3km), G (6km)] x 7 T (3km), PP, G (4,5km) T (3km), G (600m) T (4,5km), G (2km) [G (11km)] x 9 T (4,5km), [G (2,5km)] x 2 Descanso A (400g), C (0), H (ad lib) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (2kg), C (2,5kg), H (ad lib) A (400g), C (500g), H (ad lib) A (400g), C (500g), H (ad lib) A (400g), C (500g), H (ad lib) A (1,5kg), C (1kg), H (ad lib) A (1,5kg), C (0), H (ad lib) A (400g), C (500g), H (ad lib) A (2kg), C (0g), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib)

0

T M

161 162

T (15km), G (500m), PP, G (600m) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) T (6km) T (12km) T (4,5km), [G (4,5km)] x 5 A (400g), C (0), H (ad lib) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib)

T M

163 164-68 169

T x T M T N MN

T (15km), G (500m), PP, G (600m) A (2kg), C (2,5kg), H (ad lib) T (6km) T (12km), G (500m), T (3km), P (600m), G (600m) T (3km), G (600m) T (7,5km), [G (3,5km)] x 5 T (4,5km), [G (2,5km)] x 2 [T (3km), G (5,5km)] x 6 [T (4,5km), G (2,5km)] x 2 Descanso A (400g), C (0), H (ad lib) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib)

0

T (15km), G (500m), PP, G (600m) A (200g), C (1kg), H (ad lib) T (6km) T (12km) T (4,5km), [G (6km)] x 7 T (4,5km), [G 3,5km)] x 3 A (400g), C (0), H (ad lib) A (1,5kg), C (1kg), H (ad lib) A (1,5kg), C (1kg), H (ad lib) A (1,5kg), C (1kg), H (ad lib)

171 172 173 174-77 178 179

N T M T M T N MN M

T (15km), G (500m), PP, G (600m) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) Descanso T (6km) T (12km), G (500m), P (600m), T (15km), G (600m) T (3km), G (600m) T (4,5km), [G (3,5km)] x 5 T (4,5km), [G (3km)] x 3 [T (3km), G (6km)] x 7 T (4,5km), [G (3km)] x 3 Descanso A (400g), C (0), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) A (400g), C (0), H (ad lib)

0

181 182-84 185-87 188

T x T

T (15km), G (500m), PP, G (600m) A (1kg), C (1,5kg), H (ad lib) T (6km) A (1kg), C (500g), H (ad lib)

Hora: M = mañana, MT = media tarde, T = tarde, N = noche, Mn = Media noche, X = indiferente. Trabajo: P = paso, PR = paso ramaleando, T = trote montado, TR = trote ramaleando, G = galope montado, GR = galope ramaleando, GT = galope tendido, [] x nº intervalos. Comida: A = avena, C = cebada, H = heno.

Conclusión:
Parece ser que, a pesar de su uso intensivo, en muchos aspectos los caballos sufrían de un trato más humanitario que el actual, ya que eran seleccionados según sus aptitudes y capacidades, preparados físicamente antes de la monta y se intentaba no sobrepasar sus límites. Así queda reflejado en las enseñanzas de Kikkuli, quien elaboró un método de entrenamiento capaz de trabajar de manera intensa el aparato musculo-esquelético y cardio-vascular con un riesgo de lesión reducido y teniendo siempre en cuenta la importancia de que el caballo se encontrara física y mentalmente preparado para el ejercicio que iba a realizar. Y todo ello sin la necesidad de usar ningún tipo de fármaco ni ayuda artificial.

Agradecimientos:
Tengo que dar las gracias a Paul Holbrook de la universidad de Kentucky por facilitarme la versión inglesa de la traducción alemana de los textos de kikkuli y a toda mi familia, sobretodo a mi mujer Cristina por su paciencia y sus correcciones.

Bibliografía:
1.- http://www.historyforkids.org/learn/environment/horses.htm 2.- http://www.ancient.eu.com/image/248/ 3.- http://christiansofiraq.com/assyrian%20chariot.jpg 4.- Ann Nyland, 2011: “The kikkuli method of horse trainning”. ISBN: 0980443075 5.- Grhard F. Probst, Peter Raulwing and Joachim Marzahn. 2012, “The kikkuli text”. Ed: The king library press (Lexington, kentucky)