P. 1
La Inteligencia Emocional de Jesucristo - Enrique Arbelaez

La Inteligencia Emocional de Jesucristo - Enrique Arbelaez

5.0

|Views: 276|Likes:
Published by Diego Graciano

More info:

Published by: Diego Graciano on Feb 11, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/24/2013

pdf

text

original

INTELIGENCIA EMOCIONAL DE JESUCRISTO Por Enrique León Arbeláez Castaño Apreciado estudiante Déjate iluminar por la inteligencia emocional

de Jesucristo, para orientar tu vida de joven y el compromiso de ser profeta de humanismo cristiano en tu familia, entre tus amigos y la sociedad, que aguardan de ti un testimonio de alegría y esperanza. Resumen En éste artículo se hará un estudio, a la luz de los evangelios, de la inteligencia emocional de Jesucristo partiendo de las actuales investigaciones que determinan las características de éste nuevo concepto. Se analizarán cada uno de los aspectos que la componen y se mostrará una imagen humana de Jesucristo basada en los testimonios de sus más inmediatos seguidores. Se demostrará que Jesús siendo Dios, realizó su vida humana tan plenamente que podemos calificarlo como el prototipo de la inteligencia emocional. INTRODUCCIÓN El concepto de “inteligencia emocional” fue presentado por primera vez en 1.990 por los Psicólogos Péter Salovey de la Universidad de Yale y John Máyer de la Universidad de New Hampshire. Posteriormente Daniel Góleman (1.995), lo divulgó y lo empleó para describir las cualidades emocionales que tienen importancia para el éxito: empatía, independencia, capacidad de adaptación, simpatía, comprensión de los otros, cordialidad, amabilidad y respeto. Hoy se han estudiado las emociones y se han descubierto sus funciones; ellas nos informan, nos adaptan al mundo cambiante y complejo, influyen en el pensamiento y la memoria, nos organizan para la acción, nos motivan para actuar, nos permiten la comunicación con los demás y construyen nuestro yo, nuestra persona y nuestro sí mismo. De ahí que el concepto de inteligencia emocional se refiera a resaltar las habilidades no racionales, a hacer énfasis en la importancia del manejo, orientación y encauzamiento de las emociones. La inteligencia emocional comprende la autoconciencia, la asertividad, la empatía, la congruencia, la autonomía, la motivación, las habilidades sociales, la capacidad de solucionar problemas y las relaciones interpersonales profundas. En este trabajo se presentará un análisis detallado de la inteligencia emocional de Jesucristo, examinando a la luz del evangelio cada uno de estos componentes. La persona de Jesús, el yo profundo de Cristo es de naturaleza divina y asume totalmente la naturaleza humana. Todo lo que ésta haga se atribuye a la persona divina; su naturaleza humana está a disposición de su persona, la cual está penetrada, conformada, poseída y existe por ella. Por ser hombre posee todo lo humano y lo realiza de una manera plena, de tal forma que Jesucristo es el prototipo de todo lo humano. Se podría decir que Dios ensayó vivir como hombre y existir en un proyecto humano, y bien que lo realizó en la humanidad de Jesucristo. Por eso si algo llamó la atención en el modo de ser de Jesús, fue la lucidez extraordinaria de su juicio y firmeza de su voluntad. Analizar la inteligencia de Jesús nos conduce a pensar que es difícil encontrar a alguien capaz de sorprendernos con las características de su personalidad y de

tan interesante. dolor. sus seguidores y apóstoles. Tuvo conciencia de la tristeza cuando lloró por la muerte de su amigo Lázaro y cuando derramó lágrimas viendo la ciudad de Jerusalén. hombres y mujeres. sino la repercusión humana de la figura de Cristo procesada por la comunidad a la luz de la fe. Pero la humanidad de Jesús. sino por el Verbo Divino. sorpresa. tristeza. entonces todo lo que haga Jesús como hombre. En la forma como percibe la realidad no se encuentran teorías o esquemas que sean . pero al menos mencionaron su impacto histórico. 2. ansiedad. alegría. que sea capaz de perturbar nuestros conceptos y paradigmas existenciales. alguien.2 su inteligencia emocional y capaz de invitarnos a interiorizar y repensar nuestra historia.afectivos y del sí mismo. quienes antes y después de la resurrección asimilaron su experiencia y la plasmaron en una tradición que luego fue escrita en los evangelios. contrariedades y dolores emocionales tenga actitudes tan singulares y sea capaz de producir pensamientos y emociones que se salgan de los patrones comunes como en el caso de Jesús. sobre los demás y sobre sí mismo se fueron realizando poco a poco tal como lo describe San Lucas: “Jesús seguía creciendo en cuerpo y mente” ( Lc. Lo importante de los evangelios no es su exactitud histórica. Plinio en el año 112 describe la rápida expansión del cristianismo. Suetonio se refiera a la controversia suscitada por Cristo entre los judíos. cuando lo conocieron? Tácito en el 116 lo mencionó. todos ellos lo hicieron superficialmente. determinó las características de lo que hoy llamamos inteligencia emocional. ahora vive como hombre. El entender la inteligencia emocional de Cristo puede abrir caminos para responder a esta pregunta. Sintió ternura por los niños. se atribuye a la persona divina: lo humano está a disposición de esa persona: Dios. del proceso de nuestros pensamientos. el filósofo Justino y algunos rabinos del siglo II hablaron de Jesús. las mujeres prostitutas y hasta por el ladrón arrepentido en la cruz. sintió y aceptó la ira como cuando expulsó a los mercaderes del templo. La naturaleza humana unida al “logos” divino ya no tiene en sí consistencia. La fuente más importante para conocer a Jesús fue la comunidad de quienes estuvieron alrededor de Él. depresión y las llamadas instrumentales no aparecen en los relatos evangélicos. sus discípulos. Jesucristo fue un hombre que estuvo consciente de sus emociones y las expresó: ira. Jesús tuvo conciencia de sus emociones primarias. En Jesucristo encontramos este aspecto muy evidente: Conciencia de sus emociones. ni es penetrada. de los esquemas cognitivo. pero las emociones secundarias de agresión. conformada o poseída por un yo humano. en fin. cuando anunció la quema de la cizaña. lo mismo que Flavio Josefo. 1. por los excluidos por la sociedad ( leprosos). temor.52). LA AUTOCONCIENCIA. Esquemas cognitivos. Dentro de los judíos el Talmud. El ruso Dostoyevski en su ensayo “los demonios” hace decir a su héroe que la cuestión de la fe se reduce en definitiva a esta pregunta apremiante: “ ¿ Puede un hombre culto de nuestros días creer aún en la divinidad de Jesús hijo de Dios? ”. ¿Cuál fue la impresión de los que estaban cerca de Jesús. cuando rechazó las tentaciones del diablo y le dijo a Pedro que le servía de escándalo. El primer componente de la inteligencia emocional consiste en el conocimiento de nuestras emociones. Sintió pesar de su madre al dejar a Juan como su reemplazo y sintió profunda tristeza en Getsemaní hasta el punto de presentar síntomas orgánicos de tristeza. que vivía como Dios. Los esquemas o teorías sobre el mundo. alguien que frente a los momentos de tensión. o cuando se dirigió a la hipocresía de los fariseos. Jesús fue un especialista en el arte de manejar las emociones. que impactó a sus seguidores y por medio de la cual se descubrió su intimidad divina. Éstas son las emociones primarias.

Se mantenía en diálogo continuo con su padre: “Yo te alabo Padre. 8. y fue ésta una de las razones para matarlo. Antes de ser entregado. En el capítulo diecisiete del evangelio de San Juan.14. y de donde dimana toda la acción.44).16). Las respuestas a estas preguntas las encontramos en los evangelios y fueron verdaderamente positivas. Cristo no tenía alucinaciones ni delirios cuando dialogaba con su padre: por el contrario.53).3 irracionales o inadecuadas. 13. Por eso afirmó en muchas ocasiones que Él y su padre eran uno. oraba a su Padre para que lo glorificara. con los seres humanos y consigo mismo. 8. La opinión que tenía sobre sí mismo causó escándalo entre los fariseos y los saduceos. dejarse ungir por las mujeres que atraía debido a su arrolladora figura. “Yo soy el buen pastor” (Jn. a su persona. Por el contrario fue un hombre adaptado socialmente. pero a la vez sirvió de atractivo para la gran muchedumbre y sobre todo para sus más inmediatos seguidores. “Te alabo Padre. porque has escondido estas cosas. cuales se han clasificado en cuatro: autoestima. “Padre. 10. “Soy yo. En muchas ocasiones utilizó la expresión: “Yo soy”: “Yo soy. en varias ocasiones lo manifestó como en el momento de las tentaciones y cuando fue puesto preso.27). diciendo que Él ocultó sus misterios a los sabios e instruidos y le agradó revelárselos a los pequeñitos. desarrolló su inteligencia serenamente. Nunca despreció su cuerpo: antes por el contrario. La autoconciencia se hace más evidente en Jesús cuando se refiere a su yo. como lavarse los pies al llegar a una casa.249). “Soy yo el que habla contigo” (Jn. comía y dormía lo suficiente y cuidaba de él siguiendo las costumbres de su tiempo.. no temáis”. que responden respectivamente a las preguntas: ¿qué tanto me quiero a mí mismo? ¿qué concepto tengo de mí? ¿qué tanto me acepto? Y ¿siento que soy capaz de hacer las cosas?. en ninguna de sus opiniones se observan signos de mal-adaptatividad. dormía al aire libre y se le veía radiante de alegría al encontrar en la naturaleza su aliada: ama los montes. Jesús agradeció calurosamente a su padre. “Yo soy la luz del mundo” (Jn. “Yo soy el pan que da vida” (Jn. .”.10. desde muy pequeño le informó a sus padres que estaba ocupado en las cosas de su padre. Los auto-esquemas o sea las teorías que tenía Jesús sobre sí mismo. al decir a uno de sus discípulos: ¿“No sabes que yo podría pedir a mi Padre y Él me mandaría ahora mismo más de doce ejércitos de ángeles” ( Mt. no tengáis miedo” (Mt. en tus manos encomiendo mi espíritu”. 4. de ser hijo de Dios. a ese centro auto-organizador de la información que recibe de afuera. 25)”. su verdadera naturaleza. “Yo soy el camino. Señor del cielo y de la tierra” (Mateo 11. hizo creer a muchos que blasfemaba. autoimagen y autoeficacia. la verdad y la vida”(Jn.? El sí mismo. autoconcepto.23. Al oír esto alguna vez.26). sobrepasó el nivel humano porque era consciente de su poder divino.. “Yo no estoy solo” (Jn. mientras hacía su oración más larga relatada en los evangelios. el centro de su libertad y de su conciencia.35). los lagos. 26. Su autoeficacia o sea su seguridad y su convicción de que era capaz de hacer las cosas. que en este caso es la divina. Jesús menciona 39 veces el nombre de su padre Dios. Lo que más enfatizan los evangelistas es la conciencia que tenía Jesús. cuando enseñaba a los doctores de la ley a la edad de 12 años ( Lc. La autoestima positiva debido al origen divino de su yo profundo. además de su coherente y lúcido discurso.7).16). Se quería a sí mismo hasta el punto de poder decir que debíamos “amar a los otros como a sí mismo”. (Lc. “Yo soy la puerta” (Jn.6. Los evangelios en ningún momento nos presentan a un Jesús enfermo: por el contrario empezaba muy de mañana su trabajo. En cierta ocasión. los judíos rasgaron sus vestiduras.12).7). el mar y pasó la mayor parte de su vida al aire libre. pues de lo contrario Jesús se hubiera relacionado inadecuadamente con la naturaleza.

expresaba enseñanzas complejas con historias simples. los que deliran y alucinan.17. pero acumuló en su humanidad una sabiduría que el mundo académico todavía no ha incorporado. es el instrumento propio de una persona con inteligencia emocional. La metáfora es una síntesis comprensiva de realidades no objetivas. Él prefería la simplicidad. Jesús tuvo ideas impensables de grandeza.4 En cuanto a su origen humano. Conocía muy bien quién era. Jesús no sólo fue consciente de sus reacciones emocionales. 17. Por ser un eximio observador. estaba siempre contando una historia que llamara la atención de las personas y estimulara a pensar. Todo lo anterior nos muestra la coherencia y la evidencia que Jesús tenía de su yo profundo. la cual consiste en la expresión clara de sentimientos tanto positivos como negativos. Conocía su origen humano y divino y pudo entroncarse en la historia de la salvación enmarcándose en ese contexto misterioso del reino de Dios. que permiten el conocimiento de la relación del hombre con su medio. al contrario de todos los seres que amaron el poder. La narración no problemática sino proactiva y reveladora de la realidad de las personas. La narración permite tomar conciencia de la identidad y conduce a comprender la permanencia en un continuo cambio. relataba una indestructibilidad jamás manifestada por un ser humano. se ponía por encima de los límites del tiempo. junto a Ti. Jesús fue un experto en contar historias. La psicología hoy ha descubierto que el “sí mismo” de los seres humanos en su relación con el mundo se va construyendo y realizando en un proceso lingüístico que toma su forma a través de la narración. Manifestó que su existencia iba más allá de su edad temporal y biológica: “glorifícame Padre. Sin embargo. correspondían a un hombre psíquicamente saludable. un conocedor profundo de la historia de su pueblo y un descubridor del presente. Jesús es pues inteligente emocional por su enorme capacidad de autoconciencia. La lógica de la metáfora sólo es posible en mentes muy sanas y Jesús fue el maestro de las metáforas. cuál era su centro autoorganizador y auto-poético del cual dimanaba la organización de la información recibida del medio y del cual procedía su acción coherente con su misión. El primer elemento de la inteligencia emocional es la capacidad de tener una autoconciencia sana. afirmaba que era el hijo del autor de la existencia.2-14). presente y futuro. son incapaces de narrar su vida coherentemente. con la gloria que tenía a tu lado antes de que el mundo fuese” (Jn. Contador de historias. 2. los desajustados. Sólo los emproblemados. En muchas ocasiones habló de “mi hora”( Jn. La parábola y la metáfora son dos instrumentos propios de la abstracción experiencial. Sus historias cortas y llenas de significado contenían todos los elementos que Él contempló. el maestro de la sensibilidad se convirtió en contador de parábolas. su permanencia y su cambio están ausentes.5). Permanecer en un contexto de cambio es lo que da a la narración su función existencial. en cuanto a su origen celestial decía ser hijo de Dios. Cristo decía ser hijo del hombre. El segundo de los componentes de la inteligencia emocional es la asertividad. Sus esquemas o teorías que tenía del mundo. admiró y seleccionó a lo largo de la vida. Además se proyectaba al futuro. porque su identidad. La . Murió joven. de los otros y de sí mismo. Cristo era agradable narrador de historias. esto implica moverse en las tres dimensiones del pasado. Esto no sólo nos pone en claro que no deliraba sino que poseía una visión clara y evidente de “sí mismo” y esto es propio de los que tienen inteligencia emocional. sino que las aceptó y las integró a su sí mismo. Mediante la asertividad una persona defiende sus derechos sin agresividad y respeta los derechos de los demás. para la cual supo utilizar metáforas en sus narraciones y parábolas. CAPACIDAD ASERTIVA.

12.”. Arroja a los vendedores del templo y nadie osa resistirle.9.35). Caminaba continuamente en las llanuras de Galilea. 1.25. y no se vuelve atrás puesto que no quiere vacilaciones: “quien tiene la mano en el arado y mira atrás no sirve para el reino de Dios” ( Lc. 9. ni alfombras. “Dejad que los niños se acerquen a mí” (Mc. 6. no tenía dónde reclinar su cabeza ( Mt.37. A los que no pertenecen a su reino les dirá: “Apártense de mí ustedes que están bajo maldición. Si algo llamó la atención en el modo de ser de Jesús fue su lucidez extraordinaria de juicio y su firmeza de voluntad. Hay que dejar a su padre. Váyanse al fuego eterno” (Mt. Tiro y Sidón..8. Una mente enferma no resistiría semejante tren de vida. 3.”. no.20). lo decía en Mateo 5. sino a los pecadores”.12. más de 1.16).. que me sirves de escándalo”. 10. jamás vacila ni fue indeciso.38-40). Al derribar la mesa de las cambistas y expulsar a los mercaderes del templo dijo con voz potente: “no hagan de Veamos de qué manera Cristo fue . “Al alba llamó a sus discípulos y escogió doce entre ellos” ( Lc. Se mostraba radiante de alegría y se encontraba con la naturaleza. ni dinero” ( Lc.14. empezaba muy de mañana: “Por la mañana muy de madrugada salió fuera a un lugar solitario a orar” ( Mc.13).000 metros de altura.2). “Yo he venido a poner fuego en la tierra”. 14.4). sí. La mayor parte de su vida la pasó al aire libre. a su madre. Llama a Simón y a Andrés y al punto dejan sus redes ( Mc. “El que va a construir una torre se sienta antes y saca cuentas de los gastos necesarios” ( Lc. Su presencia causaba un cierto respeto: “Jesús iba delante de ellos que le seguían con miedo y se espantaban” ( Mc. Lucas (4. asertivo: Salud y energía. resistente a la fatiga. Un líder asertivo.. “raza de víboras. Jesús no fue nada blando ni sentimentalista: “hay de vosotros escribas y fariseos.20). La última subida de Jericó a Jerusalén fue una proeza: sol ardiente. “Estaban llenos de temor” ( Mc. apuntando inflexiblemente a su fin para realizar la voluntad de su padre hasta sus últimas consecuencias.12). Jesús tuvo una gran capacidad emprendedora.32).. “Que vuestra palabra sea sí. 1. sepulcros blanqueados” (Mc. 5.13). Nunca se alude a que estuviera enfermo. En muchas ocasiones Jesús habló fuertemente: a Pedro le dijo: “Retírate de mi Satanás.28). los lagos (Genesaret). el mar. “No he venido a destruír la ley. a su mujer y a sus hijos para seguirle y hacerse digno de Él ( Lc. 3. Santiago y Juan dejan a su padre en la barca con los jornaleros cuando Él los llama ( Mc.3). Hombre de carácter. 8. “Yo no he venido a salvar los justos. Por la tarde tomó parte en un festín que le prepararon Lázaro y su hermana (Lc.10. ni pan. Jesús sabe lo que quiere y esto aparece muy claro en las tres tentaciones narradas por Marcos (1. “Yo no he venido a traer la paz.. seis horas de camino. Expresa sus sentimientos. 1. y hasta muy entrada la noche acudían a Él enfermos ( Mc. amaba los montes.14.15). sin llevar equipaje “no lleves nada para el viaje. “No vine a ser servido sino a servir”.1. Judea. hipócritas”.13). no..”. Enfatizó “el sí y el no”: “Yo he venido.8). Samaria.62).66).26).31).20).5 asertividad se ha identificado con la libertad emocional.22). No se precipita: “el que declara la guerra a un rey comienza por hacer el recuento de sus tropas” (Lc.6. ni tiempo para comer ( Mc. Pedía decisión y sinceridad: “dejad a los muertos enterrar a los muertos” ( Mt. No le teme a que lo dejen sus discípulos ( Jn.

38). El tercer componente de la inteligencia emocional es la capacidad de orientar. Siento en mi alma una tristeza de muerte” ( Mt. Comunicación Asertiva. no fue agresivo ni pasivo. 5. defendió sus derechos. 3. Jesús no esperaba resultados inmediatos: ante la desbandada de sus discípulos en el momento en que más los necesitaba. le llamó amigo. Tampoco esperó resultados inmediatos de sus discípulos. y no tuvo vergüenza de expresar sus sentimientos y manifestar la necesidad de apoyo: “ Y se llevó a Pedro y los dos hijos del Zebedeo y empezó a sentir gran tristeza y aflicción. fue tolerante ante la frustración. por qué me hieres?” ( Jn.23). pacificador.16). “Destruyan este templo y yo lo edificaré en 3 días” (Jn. soldados fornidos y toscos. En otro momento del angustioso juicio.19).37) “. En la cruz le gritaban: “Si eres el . no agresivo: cuando vinieron a arrestarlo preguntó serenamente: ¿a quién buscáis? también respondió a la violencia. un soldado se volvió y lanzo una violenta bofetada sin darle aviso. Getsemaní fue el escenario testigo de su tristeza. de lo contrario se hubiera frustrado ante la traición de Judas. mantenía su emoción intacta. También expresó sentimiento de angustia cuando confesó a sus tres amigos íntimos lo que había en su interior: “mi alma está triste hasta el punto de morir” ( Mt. Jesús ante el reto y la manipulación de las masas no reaccionó. y tuvo en cuenta los límites del ser humano. Jesús pensó antes de reaccionar y nunca respondió con agresividad. expresó sus sentimientos tanto positivos como negativos. 2. Al responder a Anás diciéndole que preguntara a la multitud de seguidores quién era Él. y si no.22). no se dejaba dominar por sus emociones. Minutos antes había presentado los síntomas orgánicos de ansiedad y pudo haber descargado su tensión y manejar su angustia con agresión en este momento. Reacción ante la agresión. Después de vendarle los ojos. no descargó su angustia.. Por todo lo anterior podemos concluir que Jesús fue abiertamente asertivo. ni fue irónico. 26. Igualmente. manifestando en todo una gran libertad emocional.63). afirmando con firmeza: “Todo el que se encolerice con su hermano será reo ante el tribunal” ( Mt. CAPACIDAD DE AUTOCONTROL. la negación de Pedro y la desbandada de sus amigos. pero no agredía. no se dejaba perturbar ni siquiera cuando fue expulsado de las Sinagogas. la vemos en el suceso de la traición de Judas. Cuando fue herido preguntó: “ ¿Si hice mal. Aplazamiento de la recompensa. lo que decía y lo que hacía. Reacción ante la traición. le escupieron y se burlaron de Él. la cual aceptó con serenidad y en el momento del hecho. a no tener miedo y a tolerar las gentes. hasta el punto de manifestar que quería la compañía de sus mejores amigos. Su tono de voz no era tímido sino elocuente. En este sentido. dirigir y controlar las emociones para ponerlas al servicio de nuestros más profundos intereses.6 la casa de mi Padre casa de mercado” (Juan 2. 23. Una de las manifestaciones del autocontrol. Jesús también fue un maestro en la manera de controlar las emociones. y respetó los derechos de los demás. Jesús revela los sentimientos del corazón: después de banquetear salió del cenáculo y en campo abierto inició un largo y profundo discurso en el cual comunicó los sentimientos más profundos de su corazón. 18.. dime en qué. le dijeron: “Profetízanos quién fue el que te golpeó” (Jn. 22. decía lo que pensaba. Jesús enseñaba a los discípulos a trabajar en equipo.

29). nadie era indigno de relacionarse con Él. Veamos cómo Jesús igualmente poseía esta capacidad. De acuerdo con esto.6. El componente más importante de la inteligencia emocional es la capacidad empática.22).25). Tenía poder para hacerlo pero se controlaba para no usarlo en su favor. “Ni os angustiéis con pensamientos anticipatorios. Mirada empática. ni manipulador. Es muy común encontrar esta frase: “Y mirándoles. No era controlador.. “Ni por el día de mañana”.7 Cristo. a no ocultarlos. y dijo: “Vengan a mi todos los que están cansados y sobrecargados.34.23.32. Estamos en presencia de la máxima mansedumbre en la cima del dolor. Nos enseñó el arte de la sensibilidad y a contemplar lo bello. Era abierto y no clasificaba a las personas. que no desistiéramos ante la derrota. recaudadores de impuestos. cuando todo a su alrededor conspiraba contra Él. Modelo de autocontrol.36).33 – 10. dijo”. que Yo los aliviaré” ( Lc. “A cada día le basta su propio afán. mostró cómo superar todos los dolores físicos y psíquicos y a permanecer serenos ante el peligro. cuando se desató una tormenta.. si al fin se pierde el alma?”. mirad los lirios del campo. Ningún temor tuvo para hablar con una samaritana y menos con prostitutas.. (Lc. Jesús debió impresionar con su mirada empática capaz de inflamar a las almas y hacer sentir las reacciones más emocionales..8. 10-21. como Él lloró ante la muerte de su amigo Lázaro y ante la ciudad de Jerusalén. la mujer adultera y el usurero Zaqueo.. 4.. porque “ ¿Qué se gana con poseer el mundo entero. y esto nos demuestra una vez más su inteligencia emocional.16-33). 17. ( Jn.. Comprensión empática. ni autoritario: sólo insinuaba que lo siguieran. Él dormía plácidamente. por eso ruega a su Padre que todos sus seguidores “Tengan alegría colmada” ( Jn. 23. Con relación a los reveses económicos dijo muy claro que no nos preocupáramos por la comida. Manejo de la ansiedad. Jesús dijo alguna vez: “No andéis ansiosos por vuestras vidas”. CAPACIDAD DE EMPATÍA. bájate de la cruz”.5. Es muy clara la capacidad de autocontrol de las emociones que tuvo Jesús. no se desintegró internamente: “Ánimo: Yo he vencido al mundo”.13). El control de sus emociones lo llevó a no dejarse influenciar por los prejuicios.27). Nos enseñó a llorar cuando es necesario. Sin Prejuicios.. Generó alegría en medio de la tristeza.. 5... que consiste en ser capaz de entender el mundo desde el punto de vista del otro. En muchos lugares de las Sagradas Escrituras se mencionan las miradas de Jesús. Jesús enseñó a controlar la emoción con su ejemplo. Dijo que no temiéramos a los que matan el cuerpo y que aprendieran de Él que era manso y humilde de corazón: “Hallarán . Jesús comprendió las angustias más grandes de los seres humanos. a respetar el derecho de la decisión de los otros. (Lc. Ante las personas socialmente despreciadas y moralmente censuradas mostró una actitud desprevenida.. no manejó los esquemas culturales que ocasionan la dictadura de los prejuicios. Nos enseñó a ser auténticos en los sentimientos..21. Fue San Marcos quien más se percató de éste gesto de Jesús ( Mc.” (Mt. En medio de la turbulencia del mar. y nada abatía su ánimo.12. No se le conoció el miedo.

Nunca denunció los errores de los demás. Era osado en lo que decía y no dejó de serlo ni siquiera cuando fue acusado. para así desarmarlo. la mujer que lloró sobre sus pies y los secó con su cabellera (Lc. incluso con el traidor. En San Mateo dice que su Padre tenía la capacidad de penetrar en lo más profundo del hombre. Sentía lo que pensaba y pensaba lo que sentía. los más odiados por la cúpula Judía. Entendió la necesidad que tenemos de felicidad. Jesús nos enseñó que el Cristianismo empieza allí donde hay que presentarle la mejilla izquierda a aquel que nos pegó en la derecha. Jesús poseía un estilo de vida que rondaba con lo paradójico. y por eso su hermoso sermón de la montaña. Como dijera un escritor.5.3-10). Ésta consiste en la correspondencia entre pensamientos. igualmente la mujer que ungió con un perfume costoso sus pies.8 descanso para sus almas” (Mt. donde nos dice: Felices los pobres de espíritu. sentimientos y acciones. Las palabras poco comunes. los humildes. es comprender la agresividad del otro y sintonizar con su ira.38). Por su comprensión curó al soldado que perdió la oreja a mano de uno de sus discípulos y entendió la debilidad de sus seguidores cuando fue capaz de anticipar el abandono que iban a tener. todo esto es ponerse en la perspectiva del otro. y no dejaba margen de duda sobre su pensamiento. La inteligencia emocional se manifiesta también en la congruencia y la coherencia interna de la persona. y está muy relacionada con el cumplimiento de la misión u objetivo fundamental de la vida. 11. Comprendió al enemigo porque sabía perdonarlos y se mostró amable. A la mujer adúltera Cristo no la juzgó ni la indagó. los limpios de corazón. los hambrientos. Combinaba maravillosamente su flexibilidad con su determinación. . de un lado. 7.25). Aceptación incondicional. Se origina en el proceso de identidad personal y de individuación. inéditas y capaces de sacudir tanto los cimientos de los científicos de la medicina como los de la religiosidad humana. Se mostró en contra de la discriminación de la mujer y de los leprosos. Todo el evangelio es una muestra de la empatía de Jesús. (Mt. sino de fuerza y seguridad. CONGRUENCIA. En este sentido también podemos afirmar que Jesucristo demostró a través de su vida una congruencia que fue sometida a prueba y que caracterizó de manera fundamental su personalidad. Las mujeres ocuparon un lugar destacado en su vida: María. allí donde hay que darle el manto al que nos pidió la túnica y allí donde hay que caminar dos millas con el que nos pidió caminar una. amenazado y vilipendiado por las autoridades y el pueblo. Congruente en su discurso. lo cual nos comprueba nuevamente que el Nazareno era inteligente emocionalmente. lo cual no es señal de debilidad. se exponía públicamente y de otro buscaba siempre que podía el anonimato y su discurso tanto público como privado fue coherente. Publicanos y meretrices precederán a los fariseos en el Reino de los Cielos lo mismo que a los publicanos y los cobradores de impuestos que extorsionaban al pueblo. cenaba en la casa de recolectores de impuestos. los sedientos de justicia. los pacíficos y los perseguidos por la justicia. ni le hizo preguntas: sólo la comprendió y la trató gentilmente. 5. actuaba conforme con sus sentimientos y pensamientos. perdonando antes del fracaso. causando el escándalo de Judas por tan horrendo desperdicio. Ponerse en el punto de vista del otro. 26. es la capacidad de entender que el otro puede enojarse.29). ni llamó la atención de ellos públicamente ( Mt. la hermana de Lázaro. como lo hizo Jesús. Es esto lo máximo de la empatía.

conocía el principio auto-organizador. 22. la verdad y la vida” ( Jn. nadie tuvo la intrepidez de pronunciar palabras semejantes como las que pronunció en primera persona. serio y misterioso. ¿“Es lícito pagar tributo al césar o no”? ( Mt.17).. originalidad y unicidad de su discurso y esto es propio de quien posee inteligencia emocional. Despertó el sentido de vida.. radical. cada vez que Jesús abría la boca. 12. y algunas veces quedaban confundidos con su sabiduría y otras lo consideraron como un hereje y blasfemo. lo ponía a prueba en su inteligencia para tener de qué acusarlo. sentir y actuar como tal. Dijo con osadía que los cielos y la tierra pasarán más sus palabras no pasarán ( Lc. ¿qué sentido tiene mi vida?.33). Para ello. estudiado e investigado sobre el concepto de motivación. Los fariseos y herodianos le formularon preguntas cuya respuesta lo podrían destruir pues o estaba en contra de Roma o en contra de Israel. En medio de este contexto se proclamó hijo de Dios. 22. No he venido”. Mucho se ha escrito.6). Por su coherencia quedaron perplejos frente a su discurso en primera persona. que odiaba los recaudadores de impuestos.16). 6. Llegó hasta expresar que Él era “El camino. congruencia. La persona que es inteligente emocionalmente es aquélla que ha alcanzado grandes niveles de motivación. todo porque tenía conciencia de su propio yo. MOTIVACIÓN. que enseñas el camino de Dios con franqueza y que no te importa nada.53). no se mezclaba con los sencillos y poco le importaban sus necesidades básicas. Fue un hombre en contravía de todos los paradigmas religiosos. quienes enseñaron la búsqueda de placer y la búsqueda de poder como principal motivación del ser humano. . cuestionó el “status quo” y se le condenó por esto sin que cambiara su modo de pensar.. sabía quién era. Más yo os digo”.9 Congruencia y atrevimiento. fundamentan la acción humana. una corriente mística o una filosofía metafísica. Encontrarle un sentido a la vida y responder a las preguntas más profundas de la existencia como por ejemplo: ¿para qué vivimos?. Con su congruencia perturbó el orden social. Su congruencia lo conducía a ser intrépido hasta escandalizar con afirmaciones como aquella de que quien come su carne y bebe su sangre tendrá vida eterna. contrario a la propuesta de Freud y de Ádler.994). de todos aquéllos que fundaron una religión. frase muy repetida por Jesús.. pero nunca lo confundieron por su lucidez y nunca se mostró incongruente. Frankl ( 1. sabemos que eres veraz. Su respuesta los confundía porque era el coherente. hizo estallar la manera de pensar y de vivir de los hombres que constituían la cúpula de Israel. Por eso la cúpula judía con su sanedrín lo odiaba. apedreaba a las prostitutas. moralista. etc. perturbaba el sueño de la cúpula Judía. 21. empezaban elogiándolo: “Maestro.. Analicemos el sentido de vida en Jesucristo. En lo que más evidente aparece la congruencia es en la claridad que tenía sobre su misión: “Yo he venido. Todo por su coherencia interna. presentó la voluntad de sentido como el más importante motivador de la existencia humana.27). Nadie fue tan atrevido en sus pensamientos. porque no miras las condiciones de las personas” ( Mt. Víctor E. 14. La reacción de sus opositores y la convicción de sus seguidores confirman la coherencia. “Ha llegado mi hora” ( Jn. el cual lo conducía a pensar. ( Jn. 6. Su originalidad e individualidad le condujeron a que propusiera un discurso diferente al que hasta entonces se había dicho: “Han oído decir. la cual era rígida.

En su discurso de realización plena exclamó: “Si alguien tiene sed. “Ésta es mi hora”. por eso prometía lo que nadie hasta ahora había prometido. y sabía que había venido al mundo a proponer y a realizar un proyecto. 12. pero a pesar de esto no se intimidaba. de su “sí mismo”. asistió a un banquete antes de morir. salieron para el monte de los olivos” ( Mt. incluso con los niños. le gustaban las relaciones con todas las personas. conocía y respondía a las exigencias de cada momento y al sentido último y fundamental por el cual había venido al mundo. dialogaba con las personas y quería tener amigos. Al sentirse realizado en la vida y menos conocedor de que su misión culminaría muriendo Jesús la enfrentó con realismo y con valentía. y con libertad emocional tomó una actitud valiente. Nunca se le vieron ideas suicidas. y sin duda a las demás generaciones. 7. Actitud ante el sufrimiento. Esto lo sabía muy bien Jesús. a la alegría. Una de las manifestaciones más evidentes de su autorrealización fue el que. los asumió tomando distancia. porque quien cree en mí. Por eso no le tenía miedo a la muerte. 26. su poder de comunicación era fascinante y causó una gran revolución en la vida de sus seguidores. Sólo el tener una conciencia del sentido de la vida puede explicar el que banqueteó y cantó antes de morir: “Y cantados los himnos. Él tenía el secreto de la eternidad. y siendo muy consciente del sentido que tenía su pasión. ( Mt. El sentido de vida se encuentra en cada circunstancia y en cada momento. es difícil mantener el apetito intacto sabiendo que en pocas horas iría a sufrir intensamente y morir. 5. Enseñó a amar la verdad y a ser fieles a la conciencia. Jesús no sufrió anorexia. El ser humano fue llevado por Él a los grados más nobles de su dignidad. Su proyecto de vida era claro y fabuloso.30). venga a mí y beba. Sabía que sus palabras perturbarían a los poderosos de la época. es el que en definitiva nos llama para responder de acuerdo con nuestra misión y esa respuesta es la que da sentido a nuestra acción ( Jn. conociendo lo que le esperaba. de su persona. Claridad de su misión. . Jesús con su sentido de vida fue un hombre autorrealizado. Presentó un programa magnífico para hacer al hombre alegre. a la felicidad. satisfecho. a la paz sólo podía brotar del profundo del corazón de un hombre realizado.10 Jesús magnetizaba a las personas. observaba lo bello en los pequeños eventos de la vida. porque frente a su situación dolorosa y a los padecimientos a los cuales se vio enfrentado.27). esculpió las inteligencias y condujo a pensar antes de reaccionar y a exponer con sabiduría sus acciones.3). Jesús fue consciente de esto. Este poema a la autorrealización. en varias ocasiones dijo: “No ha llegado mi hora”. Autorrealización. en la experiencia y en la actitud frente al sufrimiento. porque despertó en el hombre el ánimo y el sentido de vida. nadie amaba la vida como Él. de su interior fluirán ríos de aguas vivas” ( Jn. porque era fiel a su misión. feliz: el sermón de la montaña. que quien no le tiene miedo a la vida tampoco le tiene miedo a la muerte. Allí sólo habría espacio para llorar y desesperarse. porque era consciente de la naturaleza de su yo. Víctor Frankl propone que el sentido de vida se puede encontrar en la acción. pero Jesús comió y bebió con sus discípulos. sabía cuál era el sentido de su vida. sentía placer en convivir con las personas. El aquí y el ahora expresado en el término “Kairos”.37). Como dijera un famoso psicólogo. Llevó a pensar en la brevedad de la vida y a buscar metas que trascendieran el tiempo.

hacía el bien. el publicano orando en un rincón. el alegre festín. “Vuelve tu espada a la vaina”.. del carpintero. Juana. Fue. Las personas que poseen inteligencia emocional se destacan por presentar excelentes habilidades sociales. etc. viñadores. no llamativamente como el Bautista. Recomendó las unciones y abluciones: “Cuando ayunes. habló de la paja y la viga en el ojo. Experto en relaciones humanas. de la piedra angular de los arquitectos. el rico que se duerme plácidamente pensando en sus graneros repletos.44-46). 6. pescadores. y en cierto momento llamó a Pedro diabólico. la viuda pobre. hasta el punto de que sus enemigos dijeron de Él que era “comilón y bebedor”. Nicodemo el doctor de la Ley. Detallista en sus relaciones. manto.11 En muchas ocasiones Jesús manifestó que debía pasar por su martirio como un hombre y debió tomarlo como ningún ser humano lo había hecho. Jesús fue conocedor de lo cotidiano: labradores. el juez.14). traficantes de perlas. veía los defectos aun en sus discípulos. escape. los dueños de casa. evitación. la túnica. Se declara a favor de la pecadora que derramó bálsamo en sus pies mientras estaba recostado a la mesa ( Mt. pero Él era consciente de su misión. se vistió como todo el mundo de su época. pero no lo hizo.43) Todo su cuerpo estresado le reclamaba fuga. Zaqueo el explotador. económica y política: “Dad al César lo que es del César”. un cinturón que servía de bolsa. participaba en . la contratación. Amaba a los seres humanos con entusiasmo. Personalmente lava los pies a los discípulos y reprocha suavemente al fariseo Simón por no haber dado agua para los pies ni haber ungido su cabeza con aceite (Lc. el niño.22. José de Arimatea. Elevaba además un sudario blanco para resguardarse de los rayos del sol. huida. Era cuidadoso de su cuerpo. el rigor de la etiqueta en la mesa. cabellos cuidados y cortos. como lo hacían los fariseos. Jesús también mostró capacidades para relacionarse con los demás. También vemos que empleó expresiones propias de cada oficio: del constructor. Adaptación social. aunque censuraba la exageración de los actos de ablución preescritos por el culto. 6.7).14). Participa de la vida ordinaria. Jesucristo no fue un extraño. así ocurrió en la angustia de Getsemaní donde el estrés fue tal que la sudoración provocada por este estado presentó una ruptura o apertura de los capilares sanguíneos capaces de permitir que los glóbulos rojos fueran expelidos junto con el sudor: “Su sudor era como grandes gotas de sangre que caían a tierra” (Lc. en fin. un hombre adaptado a la realidad social. Lloraba. mercaderes. mujer de Cusa.28). amaba a los enemigos. acariciaba a los niños. sabe que nadie pone remiendo nuevo en paños viejos . pero con realismo. ni echa vino nuevo en odres viejos. el orgulloso fariseo. constructores. y paga tributo al templo. 19. jornaleros. Todo lo anterior nos muestra que practicó las reglas que regían las relaciones sociales de entonces.26. servía. 7. No se cree juez o distribuidor de herencias (Lc. sin costuras. Su cuerpo llevaba la barba usual. la lámpara para buscar la dragma perdida. todo esto lo aplicaba como un experto en cada una de sus enseñanzas. de la vida social.17). unge tu cabeza y lava tu rostro” ( Mt. túnica y sandalias. jornaleros sin trabajo. amaba a los pobres y a los ricos: Simón el fariseo. sino un hombre común y corriente.12. incluso le pidió a su Padre que le quitara ese dolor.7. tejida de arriba abajo ( Jn. pues se consideraba vergonzoso que un hombre llevase el pelo largo (Corintios 11. evitaba el juicio prematuro. de los fundamentos sólidos. Se adaptó al medio y no era un extraño ni un extravagante. el cual estaba ceñido con pieles de camello. Pero su vestido no era una obsesión ( Mt.23). el rey. pero no con amor sentimental sino comprometido. Jesús en cambio estaba vestido de lana. HABILIDADES SOCIALES.

CAPACIDAD PARA SOLUCIONAR PROBLEMAS Siempre se ha considerado la capacidad de solucionar problemas como una de las características de la inteligencia. . a quienes buscó no para revelar su poder sino su dolor y el lado más angustiante de su vida. Los saduceos. independencia y sencillez. 22. Aceptó lo más humano de sus amigos: sus errores. Recientemente se ha comprobado que las emociones son una fuente de información importante para dicha solución. 9. Juan. el arte de la pregunta y de la duda. la cual tiene como una de sus funciones entender la mente del otro. Esto implica claridad. incluso la de sus opositores. en una palabra. 26. 9. que negaban la resurrección de los muertos. Usó el método Socrático: la pregunta. Quisieron enredarlo y le preguntaron al presentarle un limitado físico: “¿Quién pecó: él o sus padres? Y Él respondió sabiamente: “Ni él pecó. Tres de ellos fueron de más confianza: Pedro. a Dios” ( Mt. ( Mt.12 fiestas de bodas. a quien llamó “hijo del trueno” por su impetuosidad.2-3). y previó que lo traicionarían. Santiago. Sólo con inteligencia emocional se es capaz de poseer lo que hoy llaman los psicólogos metacognición. y los fariseos pensaron enredarlo preguntándole si era lícito pagar el tributo al César o no ( Mt. el más afectuoso de ellos. lo abandonarían y lo negarían. Santiago y Juan. Finalmente el último componente de la inteligencia emocional es la capacidad de establecer relaciones interpersonales profundas. desbarata los argumentos de sus enemigos y no se deja enredar. y lo de Dios. éstas estimulan el pensamiento: ¿qué dicen los demás quién soy yo?. entiende la de los otros. 8. se diferencian de las relaciones superficiales en que no son funcionales. 22. inteligencia emocional. el discípulo amado. En este aspecto Jesús fue brillante. Pedro atrevido pero con muchos errores. ¿dónde están tus acusadores? Todas sus parábolas terminaban con una pregunta.17). les abrió su “yo íntimo”. Mostró una inteligencia clara que no se dejó confundir cada que sus enemigos le ponían trampas. utilitarias y objetivas.20). conocía perfectamente las afirmaciones en que ellos basaban sus argumentos y sabía y decía sin vacilar lo que Él pensaba. CAPACIDAD PARA RELACIONES INTERPERSONALES. Esto lo aceptó y lo comprendió. En ellos desahogó su tristeza en Getsemaní: “Mi alma está triste hasta morir”. y sabía sus intenciones. Silenció a los fariseos y herodianos y los confundió con sus argumentos. Éstas son las que permiten establecer comunicación entre el “yo profundo” y el otro en su intimidad. Jesús les supo responder inteligentemente de volviéndoles la pregunta y diciéndoles: “¿ De quién es la imagen? A lo cual le respondieron: “del César” y Él les dijo: “Pues lo del César devuélvanselo al César. el más joven. Jesús además de entender su propia mente. sino que permiten el encuentro y la comunión existencial entre dos seres. ni sus padres: es para que se manifieste en él la obra de Dios” (Jn. incluso al que lo traicionó. libertad. Jesús buscó la intimidad humana.38). su “yo profundo”. Cualquier respuesta que diera lo comprometería: o traicionaría a Israel o se enfrentaría a Roma. le hicieron preguntas capciosas. Sus discípulos fueron personas de confianza y los llamó amigos. sin serlo. Jesús argumenta como un experto Rabino. Todo esto indica que Jesús era un hombre de excelentes relaciones humanas. Confió en ellos porque estaba seguro de que lo comprenderían y no se decepcionarían. se hacía el invitado y se dejaba servir.

cuando ésta se centra en el Mesías. que vive tan confiado y muere tan inocente? ¿Quién es ese hombre Jesús? Esta respuesta no la puede dar sino Él mismo. Ella se dejó encontrar por Jesús y descubrió el “yo profundo” de Cristo. Jesús dice: “Ese soy yo. 4. A través del diálogo la Samaritana descubre que no es un hombre como cualquiera. donde se reunían y se encontraban las gentes de entonces. perspicaz. La imagen que dio a sus más cercanos y a todos los que lo conocieron nos presentan a un Jesús con autoconciencia. ingenioso. . con capacidad asertiva que le permitía expresar sus sentimientos tanto positivos como negativos. Todo lo anterior nos permite concluir que la inteligencia emocional de Jesucristo lo hizo acreedor de una personalidad arrolladora que arrastraba a quienes llamaba. el mismo que habla contigo” ( Jn. mientras las muchachas de este lugar vienen a sacar el agua” ( Génesis 24. detallista. CONCLUSIÓN La inteligencia emocional de Jesucristo es un hecho. con una coherencia y congruencia de tal magnitud.1-40). Enseguida va más allá de la enemistad y descubre a un hombre interesante. ni en discusiones religiosas y mucho menos en palabras triviales. motivado por un sentido claro y definido de vida. la mujer ve en este hombre a un enemigo. y considera que es un profeta. que lo caracterizó como un hombre único en la historia. un judío con quien los Samaritanos no se hablaban. con un equilibrado autocontrol. ¿Quién es ese Jesús que ora tan santamente.13). 4. COMPROMISO Presentarse a la evaluación preparado con la lectura comprensiva del documento “INTELIGENCIA EMOCIONAL DE JESUCRISTO” sobre el cual realizaremos el trabajo final. Este pasaje es la muestra más evidente de la relación interpersonal profunda. porque fue Dios quien decidió asumir la humanidad para ser profundamente humano. el cual tuvo lugar en el pozo de Jacob. con la intervención de Dios. original y creativo. Primero. Jesús no se dejó involucrar en discusiones políticas. ninguna boca más veraz. observador. que defendía sus derechos sin herir y sin agredir a nadie. Jesús: ¿Qué nos dices de ti mismo? En Jesús vemos realizado el proyecto humano de la realidad divina. y por eso le dice Señor. Finalmente la conversación conducen a la apertura de Jesús. con una brillante inteligencia que le permitía resolver los más difíciles problemas que los enemigos le ponían como trampa. Su intimidad es ser el Hijo de Dios. Percibía los El momento más importante de la capacidad que Jesús tenía para relacionarse en forma profunda fue el encuentro con la Samaritana ( Jn. de excelentes relaciones sociales. Pero la pregunta que todo mundo se hacía y aún se hace es por su verdadero yo. junto al pozo. su verdadera identidad.13 Era afectuoso. se hizo emocionalmente inteligente. encontró la esposa para su hijo Isaac: “Voy a quedarme aquí. Si se hace un análisis detallado de éste maravilloso encuentro. podemos observar que se dieron cuatro momentos críticos y necesarios para la comunicación de las existencias de Jesús con la Samaritana. sentimientos más profundos de aquéllos que lo rodeaban. Fue en un pozo donde Abraham. que al hacerse hombre. Pero sobre todo con una capacidad de realizar relaciones interpersonales profundas aprendidas en el seno de la comunidad trinitaria. Con una capacidad empática con la cual era capaz de ver el mundo desde el punto de vista del otro. ni un corazón más puro. creativo. sutil. su origen. ninguna conciencia es más clara que la suya.26).

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->