You are on page 1of 2

A veces la vida parece que nos da y nos niega a la vez, nos preguntamos porque a mí, que injusto que ya no esté

en este mundo lo más preciado que una mujer puede tener, nuestros hijos. Pero no es así, es una prueba, enseñanza de vida, más adelante la vida te dará una gran alegría, y tu pequeña hija será tu angelito que te acompañará por siempre. fuerza, templanza, Paz y la consolacion de Dios Nuestro Señor.

Hoy, pensé en ti, cerré mis ojos, y ore a Dios. Le pregunte, Dios, que es lo que hace a una madre? Yo lo escuche decir: una madre es aquella que tiene un bebe. Nosotros sabemos que eso es verdad. Pero Dios, puedo ser una madre cuando mi bebe no está conmigo? Si, si puedes. El respondió con seguridad. Yo le doy bebes a muchas mujeres. Cuando los bebes se van, no es su decisión. A algunos yo los envió por toda una vida. Otros solo por un día. Y a algunos otros los envió solo para llenar el vientre de su madre, pero no hay necesidad de que se queden con ellas. La mujer le respondió, pero yo no entiendo eso, Dios; yo quiero a mi bebe aquí conmigo. Dios le contesto, si tan solo pudieras ver a tu hijo sonreír con otros niños; escucha lo que dice: “Yo fui a la tierra a aprender una lección de vida y amor. Mi mamá me amaba, o cuanto me amaba, pero yo tuve que venir para acá. Yo me siento muy afortunado de tener a una mamá que tenia tanto amor para mí. Yo aprendí mi lección muy rápido. Mi mamá me dejo libre. Extraño mucho a mi mamá, o cuanto la extraño, pero Yo la visito todos los días. Y cuando ella se va a dormir en la noche, yo me acuesto ahí en su almohada. Yo acaricio su pelo y la beso en el cachete y le digo al oído, mami, no estés triste hoy, yo soy tu bebe y aquí estoy.” Ya ves mi querida hija, tu bebe está bien. Tú bebe esta aquí conmigo, en mi casa y aquí es donde él se quedara. Él te esperara aquí hasta que tú hayas aprendido tu lección. Y ese día que tu vengas a mi casa, el estará esperándote en la puerta. Ahora dime, vez lo que hace a una madre… es el sentimiento que hay en tu corazón. Es todo el amor que tienes por él desde el principio. Y aunque algunos en la tierra no se den cuenta de que eres madre, te aseguro que lo harán cuando su tiempo se haya acabado. Porque ellos estarán aquí conmigo, y un día sabrán que tú eres la mejor madre que existe.