Aracus fuga

Un ritual de bienestar que supone un paseo sensorial por Aragón, sus costumbres y su historia. Nuestro viaje resucitará a las musas de las leyendas de Aragón que siguen vivas en la memoria de varias generaciones. Siente el poder de la Naturaleza que nos trasportarán en una bella excursión que empezará reviviendo el origen del Pirineo aragonés con la leyenda de Pyrene y Heracles. Situados en el Alto Pirineo, en la brecha de Roland del Monte Perdido, nos emocionará contemplar Formigal y sentiremos el aliento de Cubilillas que resucitará con su ejército de hormigas blancas para conducirnos en pasitos lentos al dolmen de “La Losa de la Mora” y allí recuperar a la hilandera que vive cerca del Mascún. Después del baño purificador en el oscuro y salvaje barranco, el agua despertará a Moira y el cierzo nos acercará a Teruel para aliviar la pena de Isabel y Juan. La hilandera desandará su rueca para recuperar el tiempo que le faltó a su historia de amor y sólo entonces nos conducirá a la puerta de la catedral de la Basílica del Pilar en Zaragoza. Ya en su interior contemplaremos la cúpula y las 4 pechinas decoradas por Goya (La Fe, la Paciencia, La Fortaleza y La Caridad, representan con alegorías las virtudes morales). El zig-zag de su pincel y sus espátulas nos conducirá a los pies de la Virgen del Pilar para realizar nuestra particular ofrenda floral: un dulce manto que deleitará nuestros 5 sentidos. Nunca un despertar fue tan dulce y tan solemne.

Raúl García, maestro pastelero y jefe de producción y tiendas en “Obrador La Tarta” ha inspirado nuestro facial “Aracus Fuga” que como su emblemático “Manto de la Virgen” deleitará los sentidos de los paladares wellness más exquisitos.

Una creación de : Marisa Juárez Manipulaciones de: Mireia Julián

P á g i n a |2/3

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful