ÍTACA Entre cortinas de almas acoge saludos y ofrecimientos Pero algo extraño le anda dentro Y se siente lejos Sus

ojos de mar amarillo acogen oscuros náufragos Que fueran abandonados por la noche El mar tiene su nombre Su permanencia Ella no cede a las ostentosas propuestas De alguno de los príncipes ebrios Que inundan la casa y servidumbre A medianoche ella desteje un ojo de buey Del sudario labrado en el telar Y vestida de abierto cielo nocturno Se sirve vino con su sombra la luna partida Y una estrella solitaria.

PERCY DÍAZ

FUENTE: http://web.uchile.cl/publicaciones/cyber/20/more2-3.html

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful