Manejo de Sólidos

Tamaño de sólidos particulados
Un problema de conceptos, una cuestión de nomenclatura, ¿un reto para la IUPAC?
J. L. Bueno de las Heras
Dpto. de Ingeniería Química y Tecnología del Medio Ambiente. Universidad de Oviedo

1. Introducción No parece preciso resaltar la implicación de sólidos bajo la forma de partículas (sólidos particulados, sólidos granulares, sólidos finamente divididos) en un buen número de procesos químicos, aunque sí parece estar aún justificada la necesidad de definir de manera cualitativa y cuantitativamente adecuada y fiable sus descriptores morfológicos. Los criterios y la simbología de ya la clásica - aunque imprescindible- obra de Allen [1], desde una perspectiva, y de Coulson y Richardson desde otra [2], no se han aceptado con carácter general muchos años después del impacto inicial de estas contribuciones. Los importantes y afortunados esfuerzos de IUPAC [3] para unificar los criterios en la descripción de parámetros texturales de sólidos finamente divididos, como poros y superficies específicas, no han encontrado por el momento similar eficacia en el ámbito de la caracterización dimensional de partículas y conjuntos de partículas. Así, el desarrollo de cada vez sofisticadas tecnologías de análisis granulométrico y la disponibilidad de suficientes recursos de compilación de datos, cálculo y modelización, conviven con imprecisiones, definiciones equívocas o incertidumbre en un grado que sería inasumible en el ámbito de otras propiedades con similar significación en ciencia e ingeniería.

2. Antecedentes. Los sólidos particulados en química e ingeniería química Gran parte de las materias primas de las industrias extractiva y de procesos son sustancias en fase sólida; así sucede en los campos de separación y transformación -cualquiera que sea la acepción que adopte el sector económico en el que se encuadren convencionalmente tales actividades-, como es el caso de la minería, producción de energía, cerámica, metalurgia, química básica, farmacéutica, alimentaria, o en el tratamiento de subproductos, residuos y contaminantes. En buena parte de los procesos químico-físicos a escala de laboratorio, planta piloto o industria, se pueden identificar numerosas operaciones en las que hay sólidos, bien como sustratos implicados en fenómenos de transporte, bien como reactivos, bien como catalizadores. Es difícil también encontrar un proceso físico-mecánico en el que los sólidos no manifiesten su presencia como elementos limitantes, coadyuvantes u objeto de manipulación. y transformación (Fig. 1). Como es sabido, la metodología y sistemática de las operaciones básicas (incluyendo los reactores químicos, junto con las operaciones de transferencia de momento, energía y materia) es un instrumento muy

El presente artículo pretende incidir sobre una problemática que, lejos de su cierre categorial [0], no ha sido aún resuelta de forma satisfactoria en un terreno meramente práctico. Se enfoca el problema desde la perspectiva del manejo de los modelos fenomenológicos de unidades de proceso en los que se halla implicado el tamaño de partículas, analizando algunas de las formas más frecuentes de definir descriptores individuales y representativos y abogando por una sistematización conceptual y una nomenclatura biunívoca unificada y simplificada.

432

 Ingeniería Química www.alcion.es

tiene lugar con una eficacia que depende de las limitaciones impuestas por el equilibrio y la cinética global. llevar a cabo análisis térmicos. ampliadores de interfase de transferencia) y protagonistas de adecuación. y que se organizan someramente en la figura 5. además de las formulaciones termodinámicas y de transporte o reactividad molecular convencionales. de forma que. producción. partiendo de aparatos diomensionados ad hoc. Descriptores individualizados ––––––––––––––––––––––––––––––– Generalmente. no menos importante es la finalidad pasiva o analítica de las operaciones básicas. En la figura 3 se resumen los principales grupos de operaciones básicas con fases sólidas como protagonistas [4]. en el contexto de unas disponibilidades temporales. y para evitar am- 434 . control y operabilidad implícitas en los dispositivos tecnológicos. en condiciones experimentales simplificadas. De hecho. cinéticos o hidrodinámicos los objetivos de cálculo. sean determinadas propiedades de los modelos termodinámicos. Propiedades morfológicas de los sólidos particulados Figura 2.1. sedimentadores separativos y granulométricos. las descripciones mecanísticas han de incluir. las concernientes a transiciones termomecánicas. Cualquier modelo inductivo o deductivo. transporte. transformación. catalizadores. tanto entre operaciones fenomenológicamente disímiles como entre operaciones afines. en suma. o determinación de mecanismos de reacción homogénea y heterogénea. adsorbedores. caracterización de distribuciones de tiempos de retención hidrodinámica mediante técnicas estímulo respuesta (DTR). Figura 1. reaccionantes. como suspensiones y emulsiones). depuradas y exentas de artefactos. este tratamiento unitario permite una sistemática analógica utilísima. etc. implica el manejo de descriptores morfológicos. Una operación. a su vez. hay cromatógrafos preparativos y analíticos. Contexto. involucrando trasiegos materiales y energéticos que pueden llevarse a cabo con ciertos grados de libertad En la figura 2 se interrelacionan de una forma simplificada los elementos conceptuales que constituyen la estructura lógica de una operación básica. menta el criterio del científico y agiliza la toma de decisiones del ingeniero. Elementos conceptuales en una operación básica satisfactorio para el análisis de procesos químico-físicos más complejos. está condicionada por circunstancias externas y/o por operaciones previas en la línea de proceso o en el protocolo del procedimiento y.). Una operación básica tiene un objetivo y se fundamenta en uno o varios fenómenos de transferencia y transformación simultáneos y/o consecutivos. teórico o empírico que se maneje en análisis o síntesis de operaciones básicas.transmisión de trabajo externo y calor). adsorbedores destinados a depurar o a determinar áreas superficiales y reactores destinados a producir trabajo. lo que facilita el aprendizaje. 3. En el caso de tratarse de sistemas dispersos (macrofluidos. condiciona a otras operaciones posteriores.INGENIERIA QUIMICA de selección de condiciones de trabajo.). elementos auxiliares (distribuidores de flujo. y particularmente en el caso de de operaciones con sólidos. prototipos o aparatos comerciales diseñados o utilizados. entre otras propiedades que no corresponde analizar aquí [4]. transferencia. Los sólidos en los procesos químicos: Elementos fronterizos o de entorno (definición de volúmenes. recuperación. fenomenología de interfase y estática y dinámica de sistemas con transmisión por contacto mecánico. separación. de consumo energético. fricción. etc. como se trata de ilustrar mediante los diagramas lógicos de la figura 4. mezcladores pasivos. funda- 3. espaciales. Cabe incidir en que si el concepto de operación básica se vincula habitualmente con un objetivo activo (adecuación. invirtiendo el sentido de alimentación de datos e incógnitas. En todo caso. transducción y/ o transformación físico-química (solutos.

( Las entradas representan datos o variables de conexión y diseño. como molienda y sinterización y establecimiento de criterios de la eficacia de clasificación en seco.Modelos de distribución de fuerzas y tensiones en almacenamientos de graneles. contemplan el resultado microscópico y macroscópico. ciclones e impactadores. Principales operaciones básicas con sólidos particulados y propiedades de éstos implicadas en la formulación fenomenológica de las mismas bigüedad o imprecisión en la vinculación de propiedades a un determinado estado de agregación y. . Entre estos fenómenos. . por ejemplo. membranas o intercambiadores iónicos. Figura 3.y tienen gran relevancia como factores analíticos . cálculo de consumos de potencia y pérdidas por fricción.Ecuaciones de variación de cantidad de movimiento para la descripción de problemas de flujo en torno a cuerpos sumergidos.o como elementos de diseño -pérdidas de carga en filtros. como de propiedades de proceso .conformación. condensación.. distribuciones de tiempos de residencia.por ejemplo en la caracterización de aerosoles o de microbiota.INGENIERIA QUIMICA sí e implicados en la descripción de numerosos fenómenos de interés científico y tecnológico.Ecuaciones de estimación de la cinética y del consumo energético en procesos de adecuación morfológica. sin entrar en la significación que la propia escala de tamaño tiene en la definición y modelización de propiedades [4]. cabe citar por su importancia [5-10]: . el concepto de partícula se define a partir del nivel microscópico de descripción fenomenológica. por tanto. desde la cohesión al color. evacuación o fragmentación. de hecho. generalmente en escenarios de escrutinio con dimensiones L>10 nm... La forma y el tamaño de partículas son conceptos vinculados entre Figura 4. Esquemas de flujo de información más frecuentes de las operaciones básicas. indicadores de calidad intrínseca de un producto -por ejemplo en pigmentos. como apilamientos. como tamices. tanto de la contribución de propiedades químico-físicas -estructura cristalina. como factores condicionantes de la cinética de procesos superficies de transferencia o catá- lisis estérica. pueden inferirse fácilmente de los anteriores. como criterio de separacióncaso de la cromatografía hidrodinámica-. intrusión. Los principales descriptores morfológicos. silos y tolvas y cálculos de flujo de graneles a través de sistemas de vaciado y conducciones. por ejemplo. y las salidas respuestas o variables de estado) 436 . tamaño y forma. filtros. pasando por el transporte y la reactividad. porosidad externa o interparticular y área superficial hidrodinámica son conceptos morfológicos también muy ligados a forma y tamaño y. a una determinada modelización cinética y de equilibrio.

Relaciones de forma. esféricas etc. para no resultar arbitraria o variopinta. a la estimación del consumo de potencia de una trituradora.o bien por la repetición de pautas en función de la escala . rugosidad.INGENIERIA QUIMICA . x ó d. fusiforme.cristales-) o convencional (estándares conformacionales. l . etc. moldeo o mecanización. con un parámetro del tenor de d. ya que existen múltiples posibilidades de acotación geométrica o de medición fenomenológica que serían prácticamente imposibles de conjugar si no existiera un criterio acerca de la forma. maclas.Factores de forma. Una manera simple de definir la forma de partículas es acudir a una descripción verbal cualitativa normalizada.y poliedros .Propiedades morfológicas Tamaño. D. como las rela- tanto con fines separativos como en procesos de transferencia y reacción química que impliquen contacto sólido-fluido. Desafortunadamente. Tal tipo de descripción.Figuras conformacionales: Estándares para figuras típicas por extrusión. . Absorbancia. circularidad. Densidades Rigidez. Plasticidad. lisura.Características cristalográficas: Sistema cristalográfico. Transmitancia.burbujas. Los principales descriptores de forma son: . r. x ó X. y a la disciplina de una sistemática en la definición del tipo de tamaño realmente concernido o significativo en su trabajo. aunque vinculados. a sus propios resultados de un análisis mediante un contador Coulter® o un fotosedimentador láser. s. aciculares. como rellenos o piezas mecanizadas según patrones). Parece no demasiado infundada la idea de que se dan las circunstancias para que haya una perversa impermeabilidad entre los esfuerzos de los analistas granulométricos y el de quienes manejan sistemas granulados. Uniformidad . frecuentemente la esfera . L. de operación o de diseño piedad. referenciadores o estudiosos. Dureza Homogeneidad. ha de ajustarse a una serie de criterios. Tortuosidad Area específica . redondez. que corresponden a tres grupos bien definidos conceptualmente y consolidados por el desarrollo de técnicas de análisis granulométrico diferenciadas: .Propiedades texturales Rugosidad Porosidad.Indices de forma. En la figura 6 se resumen algunas de estas formas [11-12].Propiedades estructurales (Mecánicas y reológicas) Masa unitaria.R. Los factores de forma son relaciones entre magnitudes significativas de cada partícula y las equivalentes volumétricas o proyectivas de cuerpos utilizados como referencia morfológica significativa. particularmente en lechos fijos y fluidizados y en sólidos porosos. y en más de una ocasión. el consenso entre distintos autores y la certidumbre por parte de usuarios. gotas. etc. . o al tamaño eficaz de un cluster o de una molécula activa recogido en cualquier manual de datos. Principales propiedades de los sólidos particulados con interés analítico. ¿Qué representan realmente d. Calores de transición Conductividad térmica . Fluidez. elípticas.Coeficientes de forma. La mayor parte de quienes amablemente sigan estas líneas se habrá enfrentado. lo que dificulta notablemente la formulación rigurosa de fenómenos. Bajo denominaciones simplificadoras como éstas. Isotropía . .Cohesión.Tamaños por equivalencia geométrica. . angularidad . y los otros aparentemente más renuentes a justificar la selección crítica de métodos de análisis adecuados a cada problema en particular. σ.Modelos macroscópicos de reactividad química heterogénea y heterocatálisis. Dilatación Calores específicos. . en referencia al tamaño de un pellet de catalizador de platino soportado. por ejemplo a glosarios como el BS A107: .Formas libres: Analogía morfológica: globular. x ó X ? Buena parte del tratamiento que la morfología de partículas merece en trabajos científicos concernientes a sólidos particulados resulta de- salentador. Volumen. Elasticidad.Propiedades eléctricas y electromagnéticas Conductividad eléctrica Susceptibilidad dieléctrica Color y brillo Emisividad. El grupo más obvio de descriptores morfológicos concierne al concepto de tamaño de partícula. Como es sabido. excepto para partículas de geometría sencilla (esferas . a ser descritos por una única pro- 438 . r. unos muy escrupulosos con la puesta a punto de métodos cada vez más imaginativos y precisos para la caracterización morfológica. al diámetro medio representativo de una muestra particulada cualquiera. L.Tamaños por acotación y transformación analítica. D. . vermiforme. . pudiendo utilizarse otros factores fenomenológicos. esféricas. al calibre de un poro.esfericidad. forma y tamaño son dos conceptos relativos. en la mayor parte de los casos..R. forma y/o tamaño se resisten. l . se resume de un plumazo toda ulterior referencia o consideración a lo que es tamaño de una partícula o tamaño medio de un conjunto de partículas. esferolitas . .Tamaños por equivalencia fenomenológica. truncamientos.Indentidades geométricas: Formas cúbicas. Superficie Forma. . .Modelos de transmisión de calor y difusión molecular.índices fractales.Propiedades térmicas Susceptibilidad térmica. Reflectancia Figura 5.

INGENIERIA QUIMICA ciones de compactado de Kaye. como la longitud. como largo. Se representan normalmente en la literatura por los símbolos α o f. la pivotabilidad de Shepard y Young o la rodabilidad. o como relación entre áreas reales y áreas de figuras lisas envolventes. entre otras. como la relación de aspecto centroide. Al no ser fácilmente aplicable esta definición. se define como la relación entre los perímetros del círculo de igual superficie proyectada que la partícula y el propio perímetro de la partícula. la desigualdad. si se trata de relacionar una magnitud morfológica con una magnitud li- 440 . la medida directa según la definición es relativamente difícil. Los coeficientes de forma son los coeficientes numéricos que relacionan una magnitud. y se recomienda hacerlo con dos subíndices. la superficie. como puede ser cualquiera de los diámetros Figura. el volumen de una partícula está relacionado con el cubo del diámetro de la esfera de igual volumen a través del coeficiente fvv = π/6. Por ejemplo. así como de algoritmos para una satisfactoria interpretación analítica de imagen. y se ha recurrido a aproximaciones proyectivas. la asimetría y la propia rugosidad. en relaciones entre dimensiones fácilmente medibles. la esfericidad de Sneed y Folk y la esfericidad proyectiva de Riley. En la práctica se dispone de gráficos que permiten una fácil estimación visual. la relación de redondez de Wentworth. la esfericidad de intersección de Krumbein y Laird.6. de una forma más sencilla. ancho y grueso. Estimaciones numéricas basadas en relaciones poderadas de las distintas acotaciones posibles son el grado de redondez de Wadell. definida como la relación entre las áreas superficiales de la esfera isócora y la de la propia partícula. Sin embargo. en la práctica se han introducido otras formas simplificadas basadas en relaciones entre radios de curvatura de círculos inscritos en la silueta de la partícula o. con un error similar al que se produciría tras un laborioso cálculo. formulándose generalmente como relación del tamaño medio de las irregularidades superficiales a la cota máxima o a un diámetro equivalente. uno que hace referencia a la magnitud morfológica y otro que hace referencia al tipo de dimensión lineal característico elegido. La esfericidad es un concepto volumétrico introducido por Waddel. que en el algunos textos se denomina también como redondez.Por el contrario. el volumen o el área específica. con la correspondiente potencia de una magnitud lineal característica. Principales descriptores dimensionales de partículas equivalentes. bien espacial o bien de proyección. La circularidad es un concepto planar introducido por Wentworth. como la esfericidad práctica de Wadell. de correlaciones para clasificar las partículas en función de sus relaciones dimensionales. e inclusive coincide con algunas formas de expresar la angularidad o lisura. Existen también otras formas afines. y la relación de diámetros entre la esfera de igual superficie y la de igual volumen a través del coeficiente fPP = 6 . definida ésta para contemplar las alteraciones morfológicas superficiales de inferior orden de magnitud que las dimensiones globales de la partícula. el índice de redondez de Cailleux y el índice de elongación de Schneiderhölm. y al igual que sucede con la circularidad.

como los que sirven para caracterizar la dispersión. y generalmente son relaciones entre cotas o relaciones entre las distintas formas de los diámetros.9 µm.2. Con esta autorización genérica. el volumen con el tamaño de Stokes o con la luz de malla. ¿se pueden inferir unos de otros y cómo hacerlo y traducirlo adecuadamente ? a) Elementos formales Un análisis granulométrico.4 µm. generalmente en ordenadas). y sin entrar en el análisis químico.2 µm. Arte y morfología de sólidos conformacionales: Una contribución a la ficha técnica de “El elogio del horizonte” de Chillida sión de los valores es muy grande. No es preciso insistir demasiado en imprecisión que este tipo de generalización implica cuando se trata de conjuntos integrados por pocos elementos o cuando la disper- 442 .25 m Dp = 3 m fvv = 0.9 µm.52 fvs = 0.04 fpp = 6. en partículas no isomórficas. Cuando las partículas son funcionalmente isomórficas. construida en cemento armado y sustanciada en una figura abierta. neal no definida coherentemente. generalmente datos empíricos recogidos en tablas. Las dimensiones en L de uno y otro ( π y j. como el lector interesado podrá comprobar con lápiz y papel. relación de elongación o relación de grosor).que “cualquier interpretación de (su) Elogio podría ser tan válida como la (suya) propia”.25 m Dv = 7. count median diameter 10. también.14 fss = 3.2 µm. seleccionando geometrías caprichosas o esterotipadas que cumplan este requisito.0 µm. como la correlación de Heywood en función de factores de forma (esfericidad.00 fps = 22.14 fsv = 1. el autor declarabaya en la inauguración de la escultura. estructural . respectivamente. Tomando un ejemplo de la propia bibliografía [9] puede encontrarse que la misma muestra podría ilustrarse por los siguientes descriptores. ¿qué significa y qué sentido físico tiene una media aritmética o una media geométrica?. Buena parte de los descriptores de tamaño están relacionados recíprocamente por fórmulas exactas o por correlaciones empíricas relativamente sencillas [11-12]. ¿A qué tipo de diámetro se refieren estos valores?. En tales casos ha de acudirse a tablas de datos o a procedimientos de cálculo y estimación. conservando la terminología original (porque también conviene referirse a las incertidumbres causadas por una difícil trasposición idiomática): arithmetic mean 12. nomogramas o gráficos [11]. fuertemente cimentada en un cerro costero. un análisis morfológico simplificaría la valoración de la forma prosaica que se muestra en la. ¿es lo mismo XVA para Allen [1] que dav para Coulson [2]?. las estimaciones efectuadas de acuerdo con algunas relaciones teóricas [1] no presentan desviaciones superiores al 5%.0 µm. como cualquier otro espectro. Descriptores de conjuntos ––––––––––––––––––––––––––––––– La caracterización de conjuntos de partículas se hace a través de los recursos de la estadística descriptiva. consta de un descriptor cualitativo o propiedad (P. diversidad de criterios resumidos en la figura 7. Finalmente. generalmente en abscisas) y un descriptor cuantitativo o frecuencia (Y. las diferencias cuantitativas entre unos y otros descriptores suelen ser poco importantes. En otros casos. particularmente de esta envergadura y ubicación. Cualquier experimentalista dispone de suficientes datos propios como para ilustrar ejemplos de significativas diferencias entre distintas formas de interpretar los datos. median diameter by weight 31.75 m Da xy = 7 m Ds = 11. 3. ¿qué cambia si cambiar la posición del descriptor de calidad.52 Figura 7. visual o acústico del objeto -sobre lo que no deja de haber bibliografía-. por lo que varios de ellos son también factores de forma (esfericidad) o coeficientes de forma (índice granulométrico n. armónico. Anticipándose a las más diversas valoraciones y calificativos que toda obra artística. atribuyendo a la población o a la muestra las características de una partícula representativa. suscita en el espectador soberano. n = Do/Dp). weigt mean 34. simetría o forma de la distribución. por lo que otros recursos estadísticos como los valores mediana. que se ha ido consolidando en estos últimos años como un monumento emblemático de la ciudad de Gijón. los valores de los coeficientes de forma toman valores más complicados. Puesto que la distribución se aproxima a una log normal. de 10 m de altura y 500 t. volumen-surface mean diameter 25.24 fpv = 14. volume mean diameter 17. por ejemplo. las diferencias pueden ser mayores. Permítase un ejemplo colateral: El Elogio de Horizonte es una típica obra de Eduardo Chillida.INGENIERIA QUIMICA Area específica= 2 m2/m3 Esfericidad espacial= 64% Da xz = 9. por ejemplo. inclusive adoptan formas no cuantificables analíticamente. las relaciones de forma no son más que cocientes entre distintos parámetros de tamaño para la misma figura. y otras análogas. sirven de información complementaria para describir algo más satisfactoriamente un conjunto de partículas. surface mean diameter 14. moda o los momentos de orden superior. entre los términos frecuentes surface mean y mean by surface?.

las medias funcionales tienden a agrupar mejor los valores. b) Medias ponderadas Se suelen representar [12] con el símbolo del descriptor individual Dδ entre corchetes < >. se han conseguido algunas aproximaciones teóricas y empíricas que permiten salir del paso (como la relación de Withe-HatchChoate [1. mientras que el descritor cualitativo es la propiedad Y detectada por el medidor. El experimentador puede elegir a su conveniencia. generalmente. de funciones aplicadas a numerosos elementos) el problema de conversión de unas medias en otras es irresoluble con exactitud. El descriptor cualitativo es una función sencilla del tamaño equivalente Dδ (generalmente una variante de las descritas en la figura 8) significativa en el fenómeno diferenciador de la técnica analítica. que no son más que formas arbitrarias de normalización de los valores de este campo transformado. no son de uso frecuente en morfología de partículas. o a la masa o volumen (j = 3) de partículas de determinado tamaño. En cambio. y sea suficientemente explícito. indicando como subíndices la función de ponderación ε (generalmente. realza el peso estadístico de las menores.9-12]. Por ejemplo. cuestión analizada frecuentemente por los autores más relevantes que se citan. salvo en el caso de las medias logarítmicas y sólo por razón de las propiedades de esta transformación. para distribuciones en las que entre la mayor y la menor de las partículas puede existir una razón superior a 10. existen varias posibilidades de elección de la magnitud extensiva. Resumen de conceptos formales implicados en un análisis granulométrico embargo. pero no deja de haber una cierta ambigüedad en todo ello.Por tratarse de valores estadísticos (es decir. en analizadores sedimentométricos [15-17] se miden diámetros isocinéticos (frecuentemente tamaños de Stokes) en frecuencia numérica (contadores). sólo se indica si ésta es funcional) y la propiedad Y utilizada como criterio de frecuencia. o a la superficie (j = 2) o a su momento (j = 4). 33 volumen/volumen). superficial (opacímetros) o másica (balanzas). Es decir. ha de elegirse el algoritmo de media estadística que realmente represente la media fenomenológica. si para describir el resultado de un tamizado se recurre al diámetro medio gravimétrico (Mean sieve 444 . como la superficie específica. existen otras dos cuestiones más. Sin Figura 8. los fundamentos estadísticos de cada uno de ellos. por lo que no han de perderse de vista. pero sí en morfología de poros. La escala lineal es la más sencilla y suele utilizarse sin demasiados escrúpulos para distribuciones del mismo orden de magnitud. Si bien la elección parece libre a priori. En la figura 9 se resumen los dos principales tipos de tamaños medios sobre la base de la información suministrada por cualquier sistema de análisis granulométrico [14]. de hecho. la primera suele ser la más utilizada para la caracterización de conjuntos de partículas de amplio intervalo de tamaños. vinculadas a dependencias funcionales del inverso de la dimensión lineal característica. reduciendo sesgos y. mientras que los de orden negativo. Por ejemplo. la ecuación deWasburn [13] para interpretar la intrusión isotérmica de mercurio). Obviamente de recurrir a los momentos de orden n positivo superior se realza el peso estadístico de las partículas mayores. utilizada con secuencias de luz de malla normales en tamizado). por razón del tipo de modelos fenomenológicos empleados (por ejemplo. desplazando las medias hacia valores más bajos. Suponiendo que el criterio para medir el tamaño o la forma de cada elemento esté resuelto. expresada convencionalmente por sus dimensiones en la forma Lj: atribuir el peso estadístico al número (j = 0) de partículas de un determinado tamaño. como se indicó someramente líneas atrás. existiendo variantes prácticas. como la escala Φ (logarítmica en base 2 de tamaños en mm. el elegir uno u otro criterio condiciona los resultados cualitativa y cuantitativamente. En cuanto a los criterios de ponderación o frecuencia. la geométrica o logarítmica y la armónica. De entre las medias no lineales más utilizadas. por ejemplo). 10: tamaño/conteo. a pesar de su buena parte de convencionalidad. 03: forma/pesada. Las medias armónicas o proporcionales. según los criterios de análisis o sus posibilidades instrumentales. previas a cualquier cálculo de momentos: la definición de la escala funcional y el convenio sobre el peso estadístico de los valores individuales. por lo que es conveniente ser muy explícito en la descripción de los criterios seguidos cuando se presentan o manejan "valores medios". j = -1.INGENIERIA QUIMICA en la figura 8) sirven ocasionalmente para clasificar el tipo de análisis (por ejemplo.

Si la distribución se ajusta a la forma logarítmica estaría justificado recurrir a las medias geométricas (geometric mean sieve diameter by count). Se han designado estas medias con el símbolo Dδ. ya analizado previamente._ni Vtotal(partículas iguales a la representativa) = = fvo(Dnv)3ntotal Análogamente se podría definir en partícula media representativa de la superficie por un criterio másico (mass mean surface diameter): D ms = m ∑ ϕD 4 ∑ ϕD 3 La terminología inglesa. Así.) y p se refiere a la propiedad (cuya dimensión en L es π) en que la hipotética partícula es equivalente al conjunto de la suspensión. bajo una raya que representa este tipo de media. que parece razonable adoptar como referencia. volumen. cuya definición sería distinta: Di n = ∑ D ∆n ∑ ∆n i i i ≡ ∑ D ∆n i i nt D m = ∑ D ∆mi = ∑ Di ∆mi m total ∑ ∆mi i o bien. conteo. el diámetro medio en masa o en volumen resultan ser una función que puede representarse de forma simplificada para densidad constante: D = =3 ∑ D 3i ∆n i = D 30 ∑ ∆n i log . por lo que la función no será continua y se podrá escribir.. donde Y se refiere a la magnipY tud que representa el criterio de frecuencia de cada clase (masa. manteniendo las suposiciones ya hechas. es decir. el volumen de la muestra sería: Vtotal(muestra real) = ∑ (fvoDi)3. D representa el tamaño de tamizado o luz de malla Do i y ϕ el correspondiente coeficiente de forma (shape coefficient). la expresión puede simplificarse sacando factor común. Para simplificar la nomenclatura. ∆mi la masa retenida en ese tamiz (peso de cada clase) y ∆vi el volumen equivalente a esa masa. con igual valor de su coeficiente de forma. por una media basada en la fracción másica que existe de cada tamaño. lo que implica valores diferentes. mientras que el criterio de ponderación suele venir precedido por la oportuna preposición. las partículas isomórficas tienen iguales valores de f con independencia de su tama- 446 .. o por conteo. c) Medias representativas Un tamaño medio representativo de una determinada propiedad global P es el tamaño de una partícula que tuviera el mismo valor de la propiedad que el conjunto. es decir. partículas isomorfas medidas por tamizado: D nv = 3 ∑ ( ϕD 3i ) ∆n i = 3 ∑ ( f vo D 3 ) i ∆n i = f vo ∑ ∆n i f vo ∑ ∆n i siendo: Di el tamaño nominal de cada tamiz i (dos tamices consecutivos definen una clase). de la muestra (number volume mean diameter) sería. y los subíndices . atribuyendo a cada clase un tamaño y un peso estadístico: ∑ D i4 ∑ D3i Si el tamizado se hubiera realizado por conteo es obvio que se hubiera preferido otra media (mean sieve diameter by count). es decir. Si todas las partículas fuesen iguales a la media en cuestión. D gún un determinado criterio de frecuencia Y. Si bien académicamente ello es aceptable. el diámetro de la partícula de volumen equivalente a la media numérica. por gravimetría o por cualquier otro criterio. De acuerdo con esto. en ocasiones muy diferentes. fvo. por aproximación. = ^ siendo: dx la fracción másica de cada elemento. con independencia de su tamaño D m = D v = ∑ D ∆v ∑ ∆v i i i i = 3 ∑D = i ∆v i v total ∑ D ∆[ϕ(D) ] = ∑ ∆ [ϕ(D) ] 3 Podría definirse la media basada en la longitud (mean sieve diameter by length) <D>L u otras medias basadas en momentos o cualquier otra definición. Las medias logarítmicas suelen denominarse indistintamente geometric mean o median por razón del significado de su coincidencia en el caso de distribuciones logarítmico normales. en la práctica alguna de estas definiciones podría ser artificiosa (de hecho podría utilizarse una media basada en la longitud en el caso de fracciones moleculares de cadenas poliméricas o de fibras. se pueden considerar partículas de área equivalente al área media del granel o a su volumen medio y ser equivalentes por conteo. n ∑ (log D )∆n =antilog ∑ ∆n i i i expresión deducida de la definición. Así. pero no es frecuente hacer un escáner con los rechazos de una serie de tamices). por ejemplo. obedece con frecuencia al criterio genérico indicado en la figura 9. si la densidad es uniforme para todas las partículas. adoptándose el convenio de que los su- = ∑ ( f so D 2 ) i ∆ ( f vo D 3 ) = ∑ ΦD f so ∑ ρ ( ∆f vo D 3 ) ∑ ΦD Como se ha dicho. ateniéndose a su peso estadístico se- ∑ ( f so D 2 ) i ∆m i = ∑ ( f so D 2 ) i ∆v i ρ = f so ∑ ∆m i f so ∑ ρ ∆v i 5 3 Si todas las partículas son morfológicamente análogas.INGENIERIA QUIMICA diameter by weight) se está caracterizando el conjunto por un parámetro definido así: D m ˆ = D dx D m ∫ bíndices representen las dimensiones de la magnitud longitud en las funciones que aparecen en numerador y denominador. En la práctica habría un número discreto de tamices.

D42 y D43. para distribuciones de tipo log normal se suelen obtener las pautas de la figura 10. y como se ha visto en estos ejemplos. por ejemplo XNL. En tercer lugar. además de los conceptos tamaño representativo de la longitud media en volumen (mass or volume length mean) y media en volumen (mean by volume or by mass) el concepto de tamaño representativo del momento específico (volume momentum mean.INGENIERIA QUIMICA ño. como por ejemplo la siguiente: 113-126-139-171-119-134-170144-153-l75-126-180-139-126149-117-154-122-137-140-142- y sólo las formas Db+1. D40. D31. Principales tipos (dos tipos y una variante) de descriptores estadísticos de conjuntos de partículas ∑ ∑ ΦD a  a−b  ΦD b   1 sólo por el hecho de que el concepto que tal denominación podría representar estrictamente. diámetros poderados y diámetros representativos. En primer lugar. De una forma simplificada. las medias representativas de longitud coinciden con las correspondientes medias ponderadas (la potencia π=1). d) Discusión Es preciso hacer algunas observaciones.el mismo descriptor puede aparecer en la misma obra como volume mean o como number volume mean. sin embargo. number length mean [1] y dav arithmetic mean [9]. por lo que la nomenclatura se podría simplificar. aunque no deje de carecer de sentido físico. En general. no resulta frecuente. que -a pesar de su similitud diomensional.b pueden pertenecer simultáneamente a ambos grupos. la nomenclatura inglesa suele hacer anteceder el criterio de ponderación al nombre de la propiedad representativa. En segundo lugar.son diferentes conceptual y numéricamente: así la media D43 podría representar. D41. mientras que weight mean no coincide con volume mean porque el primer término se refiere a lo que debería haberse denominado mean by mass. ya que suelen confundirse dos de los tres tipos de medias representativas indicados en la figura 9. que no da lugar a otra incertidumbre añadida 168-152-149-129-148-175-168104-144-134-145-137-131-122153-149-169-132-147-150-152140-118-161-153-177-146-152112-140-145-l52-151-145-112162-188-156-160-170-165-156157-161-155-162-155-170-160172-158-155-182-132-115-180117-116-113-145-181-132-137140-128-129-131-144-111-116101-105-110-162-159-164-166110-171 se obtienen resultados menos discrepantes: .Descriptores de dispersión: Fig. D73.10. cuando se aplican estos conceptos a distribuciones de escasa dispersión. se puede comprobar que sólo tienen sentido físico claro las formas medias representativas D10. pero esto no es general . Ejemplo ilustrativo de la diferencia que puede existir entre distintos descriptores poblacionales para una misma muestra 448 . por lo que las expresiones se pueden simplificar notablemente. D32. Tampoco es ésta una solución biunívoca. XVM en [1]. D30. D20. D21. todas ellas obedecen a una fórmula general:  D ab =    Figura 9.

M.Descriptores de simetría Sesgo: -0. Coca. “Un modelo de elutriador ideal y su aplicación en análisis granulométricos”. [17] Bueno. 2001. mediana: 147. INGENIERIA QUIMICA. J. Podría concluirse que cada fenómeno requiere un tipo de tamaño representativo en ese fenómeno y que. 131-139 (1986). A. es muy probable que. Coca..G. “Teoría del cierre categorial”. Pure &Appl. D30= 148.Y. “Particle Size Analysis”.-Amsterdam. Wilmington. y Dizy J.Síntesis.5 D10= 145.L.5 Inexactitud sobre supuesto de uniformidad (error medio) 2. [9] Stockham. moda: 150. las únicas granulometrías significativas son aquellas obtenidas con analizadores basados en una fenomenología idéntica o afín al fenómeno en el que se hayan de aplicar (de poco sirve un análisis de imagen para diseñar un electrofiltro. Direct Characterization of Fineparticles. M. D32= 146. Delaware. es imprescindible que símbolos y lenguajes diversos representen etimologías y enfoques enriquecedores y que no se conviertan en dificultades añadidas y gratuitas. La segunda conclusión concierne al sentido físico de los algoritmos de interpretación de datos y no necesita más comentario. J. Larson.K. 11.13-18 (1981).5 4. 1739-1958 (1994). (1987). gracias a las teorías de la semejanza.. West Sussex. [6] Kaye. Richardson. pero incapaz de sacar harina de trigo de granos de cebada”. (1984). abril (1991). “Teoría y práctica de la sedimentación II: Operaciones de sedimentación individualizada”.L. J. “Propiedades morfológicas de fases particuladas”.A bars-code-like classification useful in the reference to laboratory and commercial granulometric procedures. J. Powder Technology. “Evaluation of Instruments for Particle Size Analysis”.26 .Y. Michigan (1979). Prensa Ibérica (1992)..Descriptores de posición: Media aritmética: 145... en prensa. Bulk Solids & Powder Technology. octubre (1990). Es probable que nunca una descripción fenomenológica necesariamente multifuncional pueda descansar en el conocimiento de las propiedades intrínsecas de la materia al nivel corpuscular y cuántico que hoy día. N. J.. J. John Wiley & Sons. N.. En preparación. y Gutiérrez. explora con tanta fortuna la química-física. Latin American Applied Research 24. 99-108 (1994). Handbook of Powder Technology. (5). [14] González Posada. La tercera conclusión parece confirmar el pensamiento de Heywood enunciado hace ya casi cuarenta años: “El estado actual de la ciencia de sólidos particulados está en un similar grado de desarrollo conceptual y metodológico que la Química en la época de Lavoisier”. hay tantos tamaños representativos o equivalentes como fenómenos sobre los que describir gradación y equivalencia. y Harker. Chem. A. Referencias [0] Bueno. D43= 154. J. [10] Svarovsky. [5] Beddow. Dupont Engineering Services.L.M. [15] Bueno. L.R. Universidad de Oviedo. Elsevier Science Publishers B. (Esto no debiera representar ninguna dificultad conceptualmente diferente para quien esté acostumbrado a que existen tantas áreas BET como adsorbatos y tantas densidades como presiones y fluidos de intrusión). [11] Bueno. y de poco datos de electrozona para valorar un lecho catalítico). Particulate Science & Tecnology. 299-307.INGENIERIA QUIMICA Rango: 87 Desviación promedio:17. 4. D21=137. curtosis = -2. Lavin.6.L. “Recomendations for the characterization of porous solids”. 260-265 (1984). [7] Leitzelement. J.L. [2] Coulson.E. nuevos enfoques funcionales que se han evidenciado tan afortunados en otros campos.H. Hydrobiologia 325.-New York. [1] Allen. D20= 169. INGENIERIA QUIMICA.L. (1981). 66. “Correlation for shape and size of individual particles”.D. J. [12] Bueno. Conclusiones “La experimentación es un molino que todo lo muele. T. nº 265.F. Por tanto. Inc.H. Chemical Engineering. [4] Bueno. C. L. 210. 1-8. Es muy difícil que la ciencia de sistemas particulados encuentre algún día el cierre categorial que para la química elemental supuso completar el sistema periódico. J. J. 8. Analusis 2. Madrid (2002).57 Desviación típica 21. y Dodds. y éstos se crecen creyendo que su simple uso es una justificación experimental de su consistencia” H. [16] Bueno. [13] Lowel S. J. England (1990). Una primera conclusión concierne al tipo de descriptores. Chapman & Hall. John Wiley & Sons. Lavin. por tanto. USA (1981). Lavin A G. T.G.L. “Advantages of estimating settling rates of fine particles with nomographs”. Pergamon Press. B. “Caracterización de partículas por su forma y tamaño”. Ed. Chemical Publishing Co.. 5. Volumen 5. J. New York.16 . “Quelques experiences practiques d’analyse de particules par chromatographie hydrodynamique”. (1979). en pos del descubrimiento de pocas grandes leyes de la naturaleza.15. 47-63 (1996). G. R. “Powder surface area and porosity”. 450 . Ann Arbor.. y Bueno. Enlazando con el título de este trabajo. J. Tecnología de Partículas: Introducción a las Operaciones con sólidos.7. y si los analizadores granulométricos no son más que operaciones básicas operando en modo invertido. K.0126. y Dizy J. USA. Poincaré. J.V. Principles of Powder Technology. Shields J.7. [8] Rhodes. J. “Estudio comparativo de procedimientos de análisis granulométrico” (1994). [3] IUPAC. J.. Sin embargo. (1985).Huxley. sean trasponibles a éste. Tesis de Licenciatura. INGENIERIA QUIMICA nº 259. “Los experimentadores se confían porque consideran los algoritmos estadísticos como estrictamente demostrados por los matemáticos. Backhurst. y Davies.