1

GRUPO LEYENDAS OSCURAS

TRADUCIDO POR

Grupo de Traductoras y Correctoras Madri - Sonia - Aicitel – Roux Maro - Mausi - Kiragaka - Rous - Tesa Veroo202 - Ross - Ppena - Lara23 – Valy Primera Corrección General Roux Maro Segunda Corrección General y Diagramación Madri Diseño Madri

2

En medio de las montañas del Sur de Serbia, se encontraba, sobre un acantilado del río Negro, el Monasterio Crna Reka. El viento aullaba con lastima, como el llanto triste de una madre en luto por la pérdida de su hijo. Soplaba sobre las altas rocas y la escasa vegetación que rodeaban la santa ermita. Era un lugar solitario, un lugar para reflexionar y obtener la absolución. La iglesia fue construida dentro de una gran cueva en el siglo XIII, era un homenaje al Arcángel San Miguel. Los monjes pronto construyeron sus celdas alrededor de la iglesia, y un pequeño puente levadizo, erigido sobre el río Negro. Por una gran bendición de Dios, el río se convirtió en subterráneo justo antes de que el monasterio estuviese allí, luego volvía a aparecer varios cientos de metros más adelante, dejando al monasterio, sin el rugido ensordecedor del agua. Él se arrodilló arrepentido sobre una esterilla de mimbre gastada, en una habitación de roca, fría y vacía, del monasterio, escuchó las plegarias del mundo. No importaba el tiempo, ya fuera de día o de noche, alguien, en algún lugar, buscaba la ayuda o la guía divina. Una mujer en Praga rezó por el alma de su difunta madre recientemente muerta, un hombre de Glasgow rezaba por la salud de su esposa enferma de cáncer. Un agricultor en Fort Wayne pidió que no siguiera la terrible sequía, y un conductor de camión estacionado junto a una carretera en Scottsdale, pidió fuerzas para vivir su vida un día más. Eran muchas voces, una cacofonía de gritos de auxilio...principalmente estaba dando una vuelta. Trató de prestar un poco de su propia fuerza, pidió al Creador que escuchara sus suplicas. ¿Señor de los Señores me oís?, se preguntó. El penitente espero. Aunque algunos creían que el Santo Padre había dejado de escucharlo hace mucho tiempo, eso no impidió que hablara en nombre de los que rezaban al Cielo. Con los ojos cerrados, los oídos llenos de los sonidos de la bendición, el hombre arrodillado sonrió. Un niño de seis años llamado Kiley rezo con la pasión de un santo para

3

el estruendo de los 4 . el animalito le mantenía al corriente de los acontecimientos de fuera de la ermita. un mendrugo de pan de la cena de la noche anterior. con la esperanza de calmar su fuego interior. Durante los últimos dos meses había sentido algo que estaba en el aire. Escuchó. el crujir del puente en el exterior empujado por los vientos que soplan en el desfiladero de las montañas circundantes. ¿Alguna vez había rezado con fervor por nada? La respuesta era obvia. Perdón por el mal que había hecho. centrándose en los sonidos. mirando impaciente hacia él. él no quería ver a ninguno de ellos. algo se estaba formando de forma constante los últimos días. -Otros como tú. De repente. -Están otra vez aquí-Respondió el ratón con un chillido agudo. El sonido de las pequeñas garras escarbando en el suelo de piedra le desconcentró.El ratón dijo de manera nerviosa mientras roía el pedazo de pan. Si lo que el ratón le estaba diciendo era verdad. seis meses antes. El pecador buscó el perdón. Un ratón estaba apoyado en sus cuartos traseros. pero no quería tener esperanzas y luego desilusionarse. con la nariz moviéndose. Algo con el potencial de ser un gran peligro y. que le rodeaban: el ruido sordo del río Negro que fluía debajo de la estructura. Él tenía sus sospechas. era la razón por la que continuó vagando por el planeta. el penitente se alegró de haber enviado hoy a los hermanos Crna Reka a la ciudad por suministros. buscando los lugares más sagrados. cogió el pan con sus patas delanteras. -Hola-Dijo el penitente en voz baja. Los hermanos habían sido muy amables al permitir que él se quedara en ese lugar de tranquila soledad. del monasterio. Su voz estaba llena de afecto por el roedor de pelaje gris.Preguntó en un idioma que sólo él entendía. sin embargo también maravilloso.tener una moto completamente nueva en su cumpleaños. él abrió los ojos. no quería arriesgar el bienestar de los demás. El penitente sacó de las mangas de su hábito. sufrir por su caridad. El ratón y él se habían convertido en buenos amigos desde su llegada al monasterio. -¿Cómo estás hoy?. A cambio de trozos de pan y queso. se lo ofreció a la pequeña criatura.

hijo de la mañana. cuando las primeras semillas de la Gran Guerra se sembraron. de eso hacía mucho tiempo. eran por lo menos veinte.Dijo Verchiel. El penitente conocía al que hablaba. llena de ruido y furia. tenía cicatrices de una batalla reciente. Del techo se empezaron a desprender piedras. Fuera. No. no era un trueno en absoluto. una batalla feroz. Estuvo a punto de preguntárselo. Comenzaron a separarse en grupos. El suelo del monasterio comenzó a temblar. -En el cielo. Agarró la pequeña forma de vida sobre su pecho para protegerla de los escombros.Le preguntó. Él no tenía miedo. revelando las montañas de Serbia. ante él. era un ángel airado del coro llamado Los Poderosos. en sus manos tenían armas de fuego. sintió como temblaba el ratón. Una explosión. viste a los otros?. como si lo causaran las pisadas de un gigante enojado. pero decidió que no era el momento. Él los miró. sacudió el monasterio. polvo.truenos. desaparecieron. -¿Dónde. -El tiempo de dar pleitesía terminó.Respondió. el sonido era como el latido del corazón del valle que recorría el desierto que le rodeaba. tenía su respeto. Estaban cerca. -Hemos venido por ti. -Fuera. Su nombre era Verchiel. en el cielo. 5 . era algo mucho más siniestro. exactamente. Las paredes. Ellos estaban allí flotando. apuntando con su espada ardiente como el corazón de un infierno. Algunos bajaron la cabeza cuando él los miró recordando una época pasada en la que había mandado. Cayeron a la garganta del Río Negro. sus poderosas alas batían el aire. y lo que le esperaba. él que los dirigía dio un paso al frente. las paredes empezaron a desmoronarse. y madera. El penitente se preguntaba por qué no se había curado. -Levanten sus cabezas -Ordenó con voz airada en la lengua de los mensajeros. mientras continuaba comiendo el pan. El penitente dio un paso atrás desde el borde dentado del precipicio. El penitente cogió al ratón del suelo y lo puso en su mano mientras permanecía de pie. Entonces el penitente empezó a sentir su presencia.

-¡Cogerlo!. -¡Basta! -Verchiel gritó. en su superficie tenían grabado un hechizo angelical para la represión. -No lucharé contigo-. Metió la frágil criatura. dentro de los pliegues de su simple túnica. lo golpearon con sus alas. las cicatrices vivas y rojas en su carne pálida. con sus armas listas. no hizo nada para poner fin al abuso. sin protestar.Dijo Verchiel con un brillo en sus ojos profundos y oscuros como una noche cerrada. dio una palmada alrededor de sus muñecas. Estaba lleno de odio ciego.Respondió el penitente. los soldados angelicales se apartaron. pusieron sus garras en él. que se había convertido en su amigo. del penitente. mirando al temible Poderoso y al ratón que todavía tenía en la mano. no hubo alas desplegadas que lo llevarán. golpeándolo. a pesar de que no ofreció resistencia. No hubo armas de fuego que surgieran de sus manos.Verchiel exclamó con una voz que dejó entrever la locura. He visto esa mirada antes. -Tu tiempo para corromper el mundo de Dios ha terminado. Se lanzaron sobre él.Dijo mientras le acariciaba con un dedo la suave piel de la cabeza del roedor que estaba temblando. El penitente podía entender su resentimiento. se sintió de inmediato inundado de fuerza y magia inherente. contra su pecho. no todos. Los grilletes de oro no se encuentran en este mundo. -Mantente callado.Con estas palabras. estaba en lo que quedaba del suelo de la habitación. el preso miró su fría y despiadada mirada. Algunos de Los Poderosos. se dejó llevar. -Rabia -Le susurró mientras estudiaba la expresión de crueldad en el rostro quemado del comandante angelical. 6 . los ángeles de Los Poderosos se deslizaron más cerca. -Estás asustando al ratón. El penitente hizo lo que se suponía que debía hacer. Me era muy familiar. El líder de Los Poderosos se acercó.

El arma era una maza. Cayo al vacío. muy parecida a la luz de una galaxia. después de un tiempo. Se movió hacia el penitente. así se hizo. y el batir rápido de un corazón lleno de miedo. el ángel golpeo con una fuerza que destruiría las montañas. Luego. -Solía verlo cada vez que veía mi reflejo -Dijo mientras era cogido por Los Poderosos. Sus palabras tocaron su sensible fibra. ¿Sería un arma para romper el cráneo en dos o quizás sería un hacha para separar la cabeza de los hombros? Se preguntó. acompañado por los sonidos del mundo que dejaba atrás. el ratón.Verchiel indicó a sus hombres que levantaran al penitente de la tierra. todo estaba. el gemido de los vientos de la montaña. él continuó con el examen de las características preocupantes del líder. los murmullos de la oración. Golpeó un lado de la cabeza del prisionero. felizmente en silencio. una explosión. 7 . el golpe de las alas de los ángeles de la venganza. floreció detrás de sus ojos. Una nueva arma de fuego apareció en su mano. La expresión de Verchiel cambió a furia desenfrenada.

-Me hace llorar. -¡Es la banda de Dave Matthews! .Gruñó el ángel y negó con la cabeza. Subió el volumen del reproductor de casetes. agarrando el volante con ambas manos.Dijo. moviéndose inquieto en el asiento del acompañante. -¿Te sientes mal? ¿Qué es? El ángel movió su cabeza. Miró de nuevo a Camael y vio que el ángel seguía haciendo una mueca. -No me importa que banda es.Dijo. ¿Mejor así? La radio saltó con el sonido pop del Top 40 . realmente sorprendido. con arrugas de expresión que mostraban su desagrado. Aaron pulsó el botón de expulsión. -El ruido.Me entristece.Exclamó Aaron. Molesto. cantaban sobre el amor perdido.El ángel gruñó. -Oh. Una de las populares bandas de jóvenes. hacia el norte.. para ver al ángel Camael haciendo una mueca como si tuviera dolor. -¿Qué pasa ahora? 8 . ¿te gusta? -No . señalando con su delgado dedo el reproductor de música. -¿Qué te pasa? – Preguntó Aaron. . -Ya está .Aaron Corbet conducía a 100 KM. de esas que son todas iguales. casualmente miró hacia la derecha. Aaron sonrió. y el casete salió lentamente con un zumbido suave y mecánico. por la I-95. .

¿qué tipo de música te gusta? .Me gusta como canción. Excluidos del cielo. . es un anuncio de alimento para perros. Echó una mirada al corpulento hombre. -La he olvidado. humanas y animales. un coro de ángeles. como su capacidad de hablar y entender lenguas extranjeras. cuyo propósito era eliminar todas las cosas que ofendieran a Dios.. No sé.Apagué la música.Dijo el perro indignado. Aaron? . Ofende a mis sentidos. -Esa ni siquiera es una verdadera canción. -Me gusta la canción de Chow. cada vez más irritado. sentado en el asiento del pasajero de al lado. el anuncio publicitario también es bueno. Tiene niños y cachorros.Dijo. el coche quedo en silencio. los Poderosos. . Después de la derrota de Lucifer en la Gran Guerra en el Cielo. pensó mientras conducía. -Entonces. . muchos de sus seguidores huyeron a la Tierra. Camael había sido el líder de un ejército. estuvo en hogares de acogida toda su vida. 9 . Gabriel. pensó que tal vez se estaba volviendo loco.Dijo el perro. Así que cuando él comenzó a exhibir habilidades únicas. estos ángeles comenzaron una vida en el mundo de los hombres. pensó Aaron mientras apretaba el volante con ambas manos -¿Cómo es esa canción. mi mente divagará sobre la locura en que se ha convertido mi vida. justo lo que necesitaba. -No me importa. corren. Feliz de estar hablando de cualquier cosa que no pudiera acabar en el estómago. que juegan en columpios. algunos incluso tuvieron esposas e hijos... .Preguntó para romper el silencio. es sabroso.El Labrador Retriever preguntó. Era el trabajo de los Poderosos destruir a esos desertores y a sus abominables descendientes. Hace poco más de dos semanas. los Nefilim. buen gusto. Qué era exactamente lo que iba a hacer si no dejaba de pensar en estas cosas. Gabriel se levantó del asiento de atrás y metió el hocico de color amarillo entre los asientos delanteros. Nunca conoció a sus padres biológicos. Aaron se entero que era un Nefilim. saltan y luego los cachorros comen Chow. .Pero me parece que toda tu música tiende a ser desconcertante. no. en su decimoctavo cumpleaños. hijo de una madre humana y un ángel.Gabriel se detuvo en medio de la frase cuando Aaron extendió la mano para apagar la radio.. al ángel. Sin la distracción de la música. -Te lo agradezco -Dijo el ángel guerrero mientras miraba por la ventanilla el paisaje pasando a trozos. Genial.

.Dijo el ángel en un tono condescendiente. perdonaría a estos ángeles sus pecados y permitiría su regreso al cielo. Durante miles de años recorrió el planeta.No me refiero a ser una patada en el culo. asombrado por el amplio disgusto del ángel sobre la música humana. desagradable que atendía por el nombre de Verchiel. pero . . con la esperanza de que cada uno pudiera ser el de la profecía. sus padres adoptivos y de un ángel caído con el nombre de Zeke. tratando de salvar la vida de los Nefilins. Camael pensaba que esto era realmente bueno. por Verchiel. con los ojos ardiendo con intensidad. que describía a una criatura. que era bastante malo. -Pero tú has estado siempre por aquí. -Dijo. que restablecería el vínculo entre los ángeles caídos en la Tierra y Dios. Ahora dirigidos. una antigua leyenda. Camael dejó a los Poderosos para seguir la profecía. Camael se había enterado de una profecía. mirando hacia atrás por la ventanilla.¿Cómo pueden los sonidos producidos por los gustos de tu especie primitiva.. con una sonrisa incrédula. tanto humana como ángel. bajo el mando de Verchiel. Así que además de ser un Nefilim. que le había ayudado aprovechar sus habilidades angelicales y salvarse a sí mismo. haciendo de la profecía. -Como sabes. he estado muy ocupado. un compañero de trabajo. intentaron matarlo. -¿Así que no te gusta nada de eso? . los Poderosos harían cualquier cosa para eliminar la plaga de mestizos del mundo de Dios. Los ataques causaron la muerte de su psiquiatra. . así como una patada en el culo. . o el rock del país? ¿Nada de eso? ¿Todo te da dolor de cabeza? El ángel le miró.-Estás hablando con alguien que ha escuchado la sinfonía de la Creación. 10 . Aaron Corbet era también el protagonista de la profecía. No era algo de lo que había sido consciente hasta que los Poderosos. -Tú eres el Único. -Eso es exactamente lo que eres. Este ser. Después de tanta violencia y muerte. pero su opinión no era compartida por su segundo al mando. -¿No es como el clásico o jazz. un Nefilim. -No he tenido tiempo de escuchar todos los tipos de música humana.Aaron preguntó. compararse con nuestra sinfonía? Sabía que una de sus muchas misiones era erradicar a los enemigos de los Cielos. .Aaron dijo. muchacho – Camael dijo.

.-Lo siento. -Me gustaría tener alguno. . eso y para evitar que los Poderosos hicieran daño a nadie más que importara a Aaron.Aaron dijo Un coche deportivo de color rojo frenó y se detuvo junto a él en la carretera de dos carriles. y según Camael. 11 . tratando de empujar al perro en su asiento. y había pasado mucho tiempo desde el desayuno. -regañó. sino también la vida de su perro. -Gabriel.¡Estás babeando! -Te dije que tenía hambre . Aaron miró el reloj digital en el tablero. echándose hacia atrás.Soy uno de los primeros creados por Dios. soy de los Poderosos. pensó. justo ahora. para rescatar a Stevie. Las capacidades de llamada a la vida. pero tú realmente no sabes de lo que estás hablando. Faltaba poco para el mediodía. Stevie era autista. Entonces se acordó de Stevie y de inmediato se sintió culpable.Por todos los santos…tú eres un ángel y todo eso. ¿Quién sabe lo que le estaba sucediendo a su hermano de crianza? Cuando los Poderosos atacaron su casa. Todo lo que hablamos del buen sabor de Chow me ha dado mucha hambre. -A pesar de que ya no me asocian con su grupo. Gabriel.Camael dijo. -Me gusta el brócoli . Esta fue la principal razón por la que se encontraban en camino. Habían estado en la carretera desde el amanecer. los ángeles se llevaron a su hermanito de siete años de edad. y luego aceleró al pasar.El Labrador dijo. . Aaron empleó sus poderes latentes y curó al perro.Gabriel dijo de repente. Cuando el labrador fue atropellado por un automóvil y herido de muerte. como resultado convirtió a Gabriel en algo más que un perro. y tengo derecho a no estar de acuerdo contigo. -No se puede tener una opinión real al menos que hayas escuchado diferentes tipos de música. con las enseñanzas de Zeke salvaron no sólo la vida de Aaron. los seres angélicos utilizan a menudo las personas con discapacidad a su servicio debido a su particular sensibilidad a lo sobrenatural. -Yo no puedo dejar de pensar en el Sabroso Chow del anuncio. Es como decir que no te gusta el brócoli cuando ni siquiera lo has probado . Se distrajo por el sonido de algo que salpicaba y miró hacia abajo cerca del freno de mano vio como salía la saliva de la boca de Gabriel.Dijo frustrado por la actitud del ángel. Tal vez deberíamos parar y comer algo.

-Así que.Le preguntó. . interesado en otro aspecto de la vida extraterrestre.El perro dijo irritado -Vale. -Tú sabrás -Dijo. cada camino de vuelta lo llevaba más y más lejos de la vida a la que estaba acostumbrado.Aaron respondió. absorbiendo esa energía para mantener la vida. Aaron se rió entre dientes. -No tengo necesidad de comer. -No estoy comiendo ahora. -Todos tenemos que comer para sobrevivir. -Nunca te he visto comer.Preguntó Aaron. -¿Cómo es posible? . . y de alguna manera perversa había estado esperando 12 .. Aaron pensó por un momento. Era su último año. . se podría decir eso. luego tendremos que volver a la carretera. No quiero que Stevie se quede por más tiempo de lo necesario con esos hijos de puta asesinos. ¿Hay que parar y conseguir algo de comer? -Por mí no. algo que él no lo había creído posible. cada salida. ¿se podría decir que estás comiendo en este momento? El ángel asintió con la cabeza. sin mirarlo. Al tomar la salida de la derecha siguió. que se quedó en silencio mientras miraba por la ventanilla con estoicismo.También tengo hambre. que se extendía más allá de la carretera. preparándose para tomar la siguiente salida.Aaron miró a Camael. aquí sentado conmigo. -Todo lo que está vivo irradia energía. Aaron pensó en todo lo que había dejado atrás. por un camino. en esa forma conocida como ángel. después de todo.añadió Gabriel desde la parte posterior. -Me encanta comer. Cada tramo de la carretera. ¿qué te parece? . aunque me gustaría . vale. o ¿se trata de cierta clase de tonterías sobrenaturales extraña que no entiendo? -Nos alimentamos de las energías de la vida – Camael explico. Se veía faltando al instituto. -Entonces. – Sí.Vamos a encontrar un lugar para tomar un aperitivo.El ángel dijo. somos como las plantas al sol.

irritable. había un montón de cucharillas de plástico en la mesa de condimentos. la mayoría de los estudiantes habían tomado sus almuerzos fuera. Pero eso no iba pasar. palpitante. Ella estaba de tal modo por la mañana. había nacido como un Nefilim tenía que hacerse cargo de eso. por un par de semanas. todas las aceptaciones y rechazos de las universidades. justo detrás de sus ojos.terminar todos los trabajos y exámenes. Era un hermoso día de primavera. acabó por hacer todo más miserable para ella. de todos modos. ¿fue un sueño o una pesadilla? No había dormido bien durante varios días. lo volvió a colocar dentro de la bolsa. así que ella no tuvo dificultades para encontrar una mesa vacía. Se sentía incompleta. Vilma Santiago se sentó en el otro extremo de la cafetería del Kenneth Curtís High School. o incluso no se habían cogido de la mano. Cuando él entró en el aparcamiento de tierra. perfecto para Gabriel. A pesar de que nunca había tenido una cita. Esperaba que los almuerzos que ella había preparado para su sobrina y sobrino por lo menos fueran comestibles. miró hacia la cafetería. hamburguesas y perros calientes. Aaron vio una valla publicitaria de almejas fritas. se alegró de estar sola. e inconscientemente jugó con 13 . por lo que sabía. Vilma se recostó en su silla. No era gran cosa. algo que no acababa de comprender. ni siquiera podía recordar qué tipo de sándwich había hecho. Aaron ya no tenía hambre como él había pensado. sobre todo. Sin molestarse en comprobar el contenido del bocadillo. El recuerdo esquivo de la noche anterior. Había apenas llegado a conocerlo. De pronto. Vilma abrió la bolsa de papel que contenía su almuerzo . Vilma había estado sintiéndose un poco emocional desde que Aaron Corbet dejó el instituto. Ella realmente no tenía ganas de comer. casi había creído que iba a salir con una de las muchachas más bonitas que había visto nunca. Ella puso la tapa en el yogur y lo empujó lejos. La muchacha se sentía cansada. un enamoramiento adolescente que con el tiempo se desvanecía. y por fin empezaba a afectarla. Pero. una especie de comodidad y calma parecía envolverla cada vez que estaba con él. pero la decepción intensa e irracional del momento le dio ganas de llorar. o ella tendría que escuchar a su tía cuando llegara a casa. Quería creer que era un flechazo tonto. y ahora probablemente nunca la tendría. Antes de que su vida se derrumbara. se sentía triste. Vilma sentía como si una parte muy importante de ella hubiera sido extirpada quirúrgicamente con la marcha de Aaron. El yogur era más que suficiente. pensó mientras le quitaba la tapa de plástico y luego se dio cuenta que no traía una cuchara. Había mesas instaladas al lado de una zona de sombra. una imagen de Vilma vino a la mente. pero algo dentro de ella decía que no. Ellos no tenían una oportunidad en este momento. Había algo en Aaron. sacó un yogur y un bocadillo envuelto en plástico. con la insinuación de un dolor de cabeza. No tenía la menor idea de por qué ella lo extrañaba tanto.

vio a su amiga Tina caminando hacia ella. Vilma sonrió y saludó. cuando la mujer pasó un paño húmedo sobre la mesa y se llevó su basura. De acuerdo con los informes de prensa. La joven llevaba gafas oscuras y caminaba como si estuviera en una pasarela de moda en París. sus noches habían estado plagadas de tenues pesadillas. ahora la estaba manteniendo despierta con pesadillas. . Había estado tan absorta en sus pensamientos que ella había dejado de advertir la proximidad de uno de los empleados de la cafetería. ella le mantendría firme y se besarían. en la esquina de atrás. En una puerta. cariño . acariciando suavemente el ángel de oro de su garganta. sintió que su corazón latía y las lagrimas comenzaron a salir de sus ojos. con pánico y cubierta de sudor. Ella deseaba que él estuviera aquí para que pudiera darle paz a su mente. -Lo siento. Pero ella sabía que estaba ocultando algo. -Sí. 14 . No era la primera vez que sentía sus ojos comenzando a arder por la emoción. Iba vestida con un uniforme azul claro. -¿Qué estás haciendo aquí? – Preguntó Tina en su portugués natal. Ella se frotó los ojos con rapidez y miró a su alrededor. No sólo Aaron la había puesto triste al dejarla.La corpulenta mujer. Se rumoreaba por el instituto. Eso tenía que ser. Desde que Aaron se fue. Vilma seguía sentada. pero Vilma no lo creyó ni un segundo. él era un niño de acogida que había estado dando tumbos de una casa de acogida a otra. gracias – Ella respondió. supongo. la voz hizo eco en todo el comedor . Quizá por eso no había estado durmiendo. Tenía derecho a estar enojado. Vilma dio un salto cuando de pronto una voz se dirigió a ella. -¡Vilma! . Vilma imaginó lo que podía haber sido . que Aaron había sido responsable del incendio que cobró la vida de su familia. Aún así.Alguien grito. Pero. los padres adoptivos de Aaron y su hermanito habían muerto en un incendio cuando su casa había sido alcanzada por un rayo durante una extraña tormenta eléctrica. ella sabía en lo más profundo de su alma que no era capaz de hacer daño a nadie. -¿Has terminado? -Preguntó la mujer. -No tuve la intención de asustarte. -Simplemente no estaba prestando atención. Y cuando terminara. el misterio de su abrupta salida empezaba a roerla. Claro. con una sonrisa. escondido debajo de una redecilla. -Está bien. aunque no sabía cómo ni por qué lo sabía. Le dijo que se iba porque había demasiados recuerdos tristes.el ángel que colgaba de una cadena de oro alrededor de su cuello. dijo. el recuerdo de lo que le había provocado una reacción tan molesta era desconocido.Vilma respondió con una risa avergonzada. señalando al almuerzo descartado de Vilma. Había despertado en la madrugada. llevaba el pelo teñido de rubio.

sin decir nada. Tina estaba en lo cierto. -Mira. Las tres chicas cogieron por el sendero hacia Pete. Tina les obsequiaba con cuentos acerca de cómo su madre había amenazado con echarla de la casa 15 . Vilma. pero no tenía fuerzas. Vilma trató de apartarse. -No tenía hambre. Pero entonces se dio cuenta de la expresión del rostro de su amiga. -Apuesto a que ni siquiera comiste.Vilma le preguntó con una sonrisa forzada.. Existía una preocupación genuina. Tina la miró fijamente. Tina puso las gafas de sol sobre su cabeza y se cruzó de brazos. Vilma estaba a punto de decirle que sí. -No . Vilma lo sabía. -¿Qué?. . Tina.Dijo con una expresión de disgusto en su bonita cara. y cambió al inglés.Vilma se encogió de hombros. Vilma se rió entre dientes. con un profundo suspiro cogió la mano de su amiga y la siguió fuera a ponerse al día con Beatrice. Hace muy buen tiempo fuera. -No hemos hablado en días. -Simplemente no tenía ganas de salir. Vilma empezó a sentirse cohibida. -Tú te vienes conmigo y Beatrice. soltando el brazo. Necesitaba una distracción. la agarró por el brazo y la sacó de la silla. tendiéndole la mano. .comenzó. y Beatrice ha prometido no hablar de lo gorda que está. -Vamos. -No lo sé -Respondió ella con tristeza. Se preguntó si sus ojos mostraban que había estado llorando.Dijo ella con los dedos otra vez más en el querubín de oro. . . Se dio cuenta que se sentía bien riéndose un poco con alguien. pero su amiga la agarró rápidamente el brazo. -Vamos -Le ordenó de forma contundente. . vamos por una ración a Pete.Realmente no tengo ganas . -Vamos.Tina dijo. -¿Por qué me miras así? Tina se agachó. Te va a hacer bien.. Sería bueno salir con sus amigas.Tina dijo.

Mufgar miró a los tres que se habían reunido para esta llamada. 16 . y de inmediato estalló en llamas. se preguntó si el sol brillaba con tanta intensidad donde Aaron Corbet estaba.Gruñó en la lengua gutural de su pueblo. Beatrice. levantó sus largos brazos delgados al techo de la cueva. . -Alabado sea por la misericordia de los Poderosos. Shokad añadió algunas ramas para alimentar el fuego y el hambre cuando Zawar y Tehom recogieron sus armas y las pusieron contra la pared de la cueva hasta que se volvieran a necesitar.Los Orishas dijeron al unísono. Pensé en el buen tiempo que hacía. con la ayuda de sus tres hermanos. entonces brillaron en un rojo furioso cuando los cuatro murmuraran un hechizo utilizado por su clase durante más de un milenio. Ahora. y ustedes contestaran. los que nos permiten experimentar el placer de vivir a pesar de que no tenemos derecho a este don. que se hizo con el cráneo de un castor y la piel de dos zorros colorados. consiguió sacar fuego de las rocas. excesivamente grande para su cabeza deforme. Pero Vilma se perdió en sus pensamientos . ahora que la primavera había decidido por fin mostrarse. Se inclinó hacia el fuego y escupió en las llamas. Mufgar del clan Orisha se puso en cuclillas sobre sus piernas huesudas y sacó cuatro rocas de piedra pómez de una bolsa de cuero a su lado. La saliva viscosa chispeó y pareció que aterrizó en las ramas en llamas. . fiel a su estilo.si pensaba en ponerse un pendiente de ombligo.Mufgar dijo cuando bajó los brazos . y si no era así. apilaba las piedras. Recordó el momento en que una cueva de este tamaño no podía contener a todos los del clan. El fuego ardía con gusto y Mufgar ajustó su tocado de jefe. habló de su parte inferior intensamente. -Bendito sea que son los Poderosos.que se había reducido durante los siglos. triste por su número . eso no era más que un recuerdo lejano. Mufgar tiró un puñado de hierba seca sobre las rocas. le deseó sol.-Doy comienzo al consejo. La criatura diminuta con la piel curtida del color de una moneda sucia. uno tras otro. Las piedras volcánicas comenzaron a arder. Sentado ante la hoguera rugiente. Dentro de la cueva. -Estamos todos . -Mufgar del clan Orisha ha llamado a este consejo. escupieron en el fuego. Los otros tres despejaran sus gargantas y.

Todos vimos 17 .Dijo.Mufgar preguntó. Shokad. -Si tenemos éxito en nuestra nueva tarea. .Los sueños que muestran un lugar de gran belleza.Tehom balbuceó. Mufgar asintió con la cabeza adornada con una calavera . si tenemos éxito. . dirigiéndose a sus seguidores. -El Nefilim nos destruirá con facilidad no visteis como venció a Verchiel en el gran combate. Sus alas se agitaban nerviosamente. el chaman.. tocando su cabellera larga y fina. Zawar se puso de pie. Él murmuró algo inaudible entre dientes.observó. y luego el pecho. pero para ello tenemos que cazar a los Nefilim. -Pero . -Una tarea con una recompensa más generosa. el mismo miedo que sentía en lo profundo de su corazón. -Pero nuestra tarea es imposible .. sonaba como campanas tocadas por el viento. -Tus sueños muestran un futuro muy interesante.-Nos han llamado a este consejo. Entonces. -He estado teniendo sueños inquietantes en los últimos tiempos.. un lugar donde se han reunido todos los de nuestra clase y no viven bajo el yugo de los Poderosos .Él respondió. y sólo entonces. los cuatro se santiguaron tocando el centro de la frente.Mufgar dijo. -¿Hay algún problema. bailando frenéticamente de un pie desnudo al otro. adornado con huesos de una criatura Woodling. trenzado. la boca. la punta de la nariz puntiaguda. estaba muy asustado. Su pelo largo. nuestros amos dicen que nos recompensarán con la bendita libertad. sus pequeñas alas oscuras que tenía en la espalda revolotearon a la vida. . sabio Shokad? . Habremos ganado nuestra independencia.Mufgar dijo a todos ellos -Tenemos que completar esta tarea sagrada. El viejo Orisha se pasó una mano huesuda por la boca y miró el fuego crepitante. -Si queremos librarnos de los Poderosos. para que nuestros maestros tan misericordiosos nos otorguen una tarea peligrosa. acariciando la larga trenza que colgaba de su barbilla.susurró. Miró a lo que quedaba de su tribu y vio el miedo en sus ojos. haciendo referencia a la cautelosa multitud de ángeles que eran sus amos. Con la mención del destino sagrado de los Orishas. sacudió la cabeza. El gran cazador parecía que iba a romper a llorar. podemos buscar un lugar seguro. –Capturarlos para Verchiel.

pensó Mufgar. pero lo que estaba hablando iba en contra de las costumbres de los Orishas. sus grandes ojos exploraban la oscuridad en busca de signos de la llegada repentina del terrible ángel. Las cicatrices eran profundas. buscando algo entre sus cosas. El chaman de los sueños rara vez se equivocaba. -No . Zawar se puso de pie y se fue a escondidas hacia sus pertenencias en la pared de la cueva. mostrando el gran enojo y la fuerza con la que fueron infligidas . Mufgar sintió más miedo. -Vivimos sólo. moviendo la mano en el aire.Siseó el líder. mientras los Poderosos nos lo permitan .Dijo. Desde su creación. había visto la ira de los Poderosos de primera mano. Es tentador abrazar las nuevas ideas. -Vienen nuevos tiempos. donde se sentó y abrió el pequeño 18 . ¿qué posibilidades tenían? -Es la tarea que nos encomendaron.Dijo con la autoridad que lo designaba como jefe. Shokad alimentó el fuego con otro puñado de palos.las cicatrices. habían servido a los Poderosos. Mufgar recordó las heridas que cubrían el cuerpo de Verchiel. Cuando encontró lo que buscaba. -No quiero saber nada más de esta locura – Mufgar dijo.Si pudo hacer eso al líder de los Poderosos. -No me sorprendería que el mismo Señor Verchiel apareciera en esta cueva y nos convirtiera en cenizas. -No hay otra manera. volvió al fuego. y no le importaba el riesgo de tener que dirigirse hacia él. mientras señalaba con un dedo largo y calloso al chaman. Sólo tenemos que prestar atención. Tehom y Zawar se acurrucaron más cerca. con su poderoso vozarrón. -Eso no es cierto. -Blasfemas . -Yo hablo sólo de lo que veo en el éter .Shokad intervino. Pero durante su larga vida en este planeta. Nuestro servicio a los maestros es lo que nos ha mantenido con vida. los sueños me lo dijeron. hacer a un lado las viejas costumbres y solo pensar en lo nuevo. Los sueños me muestran un mundo en el que nuestros maestros han sido destruidos por los Nefilins. sacudiendo lentamente la cabeza de lado a lado.Dijo.

¿Podría haber sido. ¿Se habían vuelto locos? ¿Cómo pueden hablar de semejante traición? Se preguntó. siempre. Cuando hayamos hecho esto. nos van a destruir. así de simple? Escabullirse y encontrar su propio cielo. cogiendo una ración de topo. -¿Y los demás de nuestro clan? . masticaron su comida de bichos secos. Zawar y Tehom. -Nuestros creadores rompieron las leyes de Dios al crearnos .Estamos manchados en el mundo del único Dios.Tehom preguntó. -¿Qué hay de aquellos que desafiaron a nuestros maestros y fueran a buscar nuestro paraíso más preciado? Mufgar no quería oír esto. Mufgar se cruzó de brazos e hinchó el pecho. El chaman. como lo hicieron nuestros creadores . todo el tiempo deseó tener el coraje de ir con ellos. Una vez más. Pero en el fondo lo sabía. Él señor Verchiel ha dicho que cualquiera que desafíe sus deseos sería exterminado. pensaban que no eran mejores que los animales. No importa cómo se sintiera. Pero él era el jefe. Recordó cómo había tratado de convencer a los demás para quedarse. Mufgar no podía creer lo que escuchaba. si preguntaba por las viejas costumbres sin duda sería su perdición. El jefe se quedó mirando el fuego. -Están muertos . -¿Qué pasa si lograron encontrar el paraíso que tanto anhelaban? Piensa en ello. -Pero ¿y si no están muertos? -Preguntó en un susurro clandestino. -Cuando ya no tengan necesidad de nuestras habilidades. Ofreció los bocadillos a los demás.Dijo definitivamente. Los Poderosos no tenían amor por ellos.Mufgar explicó en un intento por restaurar la salud mental con un recordatorio de la historia de su pueblo. probar que somos dignos de la vida que nos otorgan por sus hermanos caídos. meditaba sobre las palabras del chaman.envoltorio. los Orishas se santiguaron. -Ellos han desobedecido nuestras leyes. Shokad se acercó. luego miraron a Mufgar. Los Poderosos nos han permitido vivir. entonces y sólo entonces se nos dará nuestra libertad y se nos permitirá buscar el lugar seguro-. y era esclavo de las tradiciones de antaño.Dijo Zawar mientras cogía un poco de cabeza de ratón con énfasis. . piensa en ello. Mufgar. 19 . En el interior estaban los restos secos de ratones de campo y topos. se puso rígido.

En el ojo de su mente. -Yo. Zawar y Tehom asintieron con la cabeza. Zawar. Él le dio un mordisco a la cabeza del ratón y esperó una respuesta.Mordió un pedazo de la cola con sus dos dientes delanteros. vio una imagen de los que habían dejado el clan en busca de la Safe Place. he escuchado las palabras de mi clan y han solicitado mi gran sabiduría para aliviar sus preocupaciones. Levantó los brazos por encima de su cabeza. Era el momento de dictar sentencia.. ignoren sus pedidos. pero la carne de perro era algo que a menudo soñaba cuando el vientre vacío aullaba de hambre. Atacarlo nos llevaría a la perdición.-Pero los tiempos están cambiando. El ratón y el topo estaban bien por un tiempo. -Hay un gran conflicto entre nuestros amos y el Nefilim -El hombre santo. Mufgar cogió el cadáver seco de la bolsa abierta. creo yo. Había pasado bastante tiempo desde que comió carne deliciosa de canino. Gran Mufgar .Tehom dijo en un susurro. -Sólo uno sobrevivirá. Los Nefilim no habían derrotado a los 20 . -Dejad que el Nefilim destruya a los Poderosos -Zawar dijo-.Verchiel y los Poderosos están preocupados por la profecía.Dijo. Los vio viviendo en la belleza del Paraíso. La carne seca tenía muy poco sabor.Tehom agregó. Había escuchado suficiente. sentado a su lado. mirando el fuego y a sus seguidores. llovió fuego sobre ellos. Mufgar. -Por el Nefilim. dejen nuestra verdadera oportunidad de libertad. . -Y entonces seremos libres. asintió con la cabeza agitando las alas. pero luego una nube negra pasó por encima. -Así que sugiero que desobedezcan a los Poderosos. Habían pasado horas desde que comieron por última vez. -Y nuestros maestros no quieren esto. -Se dice que traerá el perdón a los caídos. . sentados a su alrededor. él anhelaba su comida favorita. escupió fragmentos de la comida seca al fuego. proclamó. Mufgar tragó su último pedazo de comida y se puso de pie. El poder del Nefilim es grande. y desde el cielo. jefe de la Orisha Deheboryn.

Pinchó la piel curtida de la garganta del viejo con la punta de la daga. en una bola. Mufgar envainó el cuchillo y dejó al chaman.-Es la única manera de poder garantizar la continuidad de nuestra especie. los Orishas fueron destruidos para siempre. -Este consejo ha terminado. Zawar chillaba de miedo. las piedras olvidaran su pasado. -Nos condenará a todos . 21 .Mufgar bajó los brazos.Mufgar dijo.Oyó decir a Shokad. Solo. -No quiero saber nada más de tu charla blasfema . por su traición a las antiguas costumbres. salió una gota de sangre. se dirigió a una parte oscura de la cueva donde descansaba antes de reanudar la caza. le dijo mirando a los ojos. Seguiremos al enemigo de nuestros maestros y lo capturaremos para ellos. -Vamos a seguir cazando a los Nefilim. llenos de miedo de Shokad. -Y si lo hago. Finalmente lo encontró mientras el fuego se extinguía. evitando las miradas de decepción en los ojos de sus seguidores. Mufgar colocó el cuchillo en su garganta de viejo Orisha. entonces seremos libres.Poderosos. sus alas le llevaron sobre el fuego. el jefe intentó conciliar el sueño. -He hablado Dijo con firmeza. le resultó difícil de alcanzar. en el suelo de la cueva. Se volvió hacia el fuego. lo tumbó en el suelo. .Mufgar. los Nefilim no tendrán su oportunidad de salvarnos ya que se habrán perdido. acurrucado. Aterrizó en el chaman. los otros estaban acurrucados junto al fuego que se estaba apagando. a su espalda. Mufgar cogió el puñal de hueso atado a su pierna y saltó en el aire. cuando tengamos éxito. . dejando la cueva en la oscuridad.

Gabriel no se llevaba con el ángel y era propenso a ponerse difícil cuando Aaron no estaba cerca.Dijo Camael sin mirarlo. -No -respondió el perro. Aaron sabía.Dijo. es un hábito sucio. su trasero se balanceaba de lado a lado con la fuerza muscular de su cola. como si estuviera viendo algo a mil kilómetros de distancia. Tengo tanta hambre. Camael estaba sentado en uno de los bancos de madera mirando el paisaje. -Esa es nuestra comida.Preguntó a Camael. Aaron? . -Él charlaba. muy bien podría ser eso lo que estaba haciendo.Fue por las encías . .-Realmente me comería la comida para gatos. -¿Te causó problemas. locamente. Gabe? -Preguntó al perro excitado. -Comió algo del suelo. mientras estuve fuera?.Gabriel movió. Por alguna razón. ¿no es cierto. -¿Es una broma. que comería comida para gatos.Dijo con unos pasos pesados. pero no le hice caso .Dijo con severidad. sus ojos no dejaban de mirar las bolsas blancas. Aaron miró el perro sentado.El perro dijo feliz. Gabriel movió la cola un poco más. Aaron rió al colocar las bolsas en la mesa de madera. obediente a sus pies. -Sabes que no debes hacer eso . 22 . -Seguro que huele bien . husmeando en la parte inferior de las bolsas que Aaron transportada. en la parte trasera del restaurante de la carretera. la cola cuando Aaron se acercó a la mesa de picnic. como si eso lo hiciera quedar bien. Aaron volvió a reírse y empezó a sacar la comida de las bolsas.

Se quejó patéticamente. .-No me importa -Aaron dijo.. . -Mira. No ayuda a las encías.Quitó el pan. – Te engorda. En un principio se había divertido siendo capaz de comunicarse con su mejor amigo. cogiendo una de las hamburguesas envueltas. Lo tiro en una de las bolsas vacías. ¿Lo entiendes? El labrador no le hizo caso.Dijo. . Aaron suspiró y sacudió la cabeza.Le preguntó.Esto es lo que quieres.Pero me gustan los chicles. -Ese es mi almuerzo. -Oye. -Los chicles no son para perros. La mordió una vez y luego la trago entera. ¿vas a comer esto o nada? . El perro de mala gana quitó su mirada de la bolsa y suavemente arrebató la hamburguesa de la mano de Aaron. . en vez de eso metió el hocico dentro del envoltorio de bocadillo para ver lo que Aaron trajo. -Tú no necesitas el pan. -Pero quiero el pan. 23 . . -¿Es esto para mí? ¿Este es mi almuerzo? -Sí. ahora le resultaba cada vez más difícil. Gabriel no podía dejar de mirar a la bolsa.¿Por qué lo tiras? Aaron le mostró la hamburguesa. lo es -Respondió Aaron.Por lo general no sueles almorzar por lo que deberías considerarlo la comida. Aaron dio unas palmaditas en un costado del perro. mientras quitaba la carne del emparedado. era como tratar con un niño pequeño. ¿por qué haces eso? . Aaron se puso de cuclillas delante del perro y comenzó a desenvolver la hamburguesa.Podrías enfermar.Gabriel entró en pánico. . también .

Gabriel empezó a beber del vaso. No podía contar todos los labradores con sobrepeso que había visto mientras trabajaba en la clínica veterinaria en Lynn. Yo compré una para mí y otra para ti. -¿Te vas a comer tu pan? .Gabriel preguntó.Aquí tienes un poco de agua para bajar tu hamburguesa.Hizo una pausa. -Sí. Cogió una botella de agua y puso un poco en un vaso de plástico. aún sentado en silencio y la mirada perdida en el espacio. -Te engordará. Era la maldición del Labrador Retriever. medio cruda. les encanta comer. -¿Qué es exactamente lo que estás mirando? -Veo una gran cantidad de cosas -El ángel respondió. ¿eh? . . cocinada como a él le gustaba. se volvió hacia Camael. con cuidado de no volcarlo. -Es lo que no veo lo que me interesa.Odiaba ser malo. voy a comer mi pan. el perro pesaría trescientos kilos. . inclinando la cabeza como para examinar algo en otro ángulo. -Todavía tengo hambre – Refunfuñó.Gabriel pasó la lengua por los labios y miró a los ojos de su amo. Piensa en lo bien que sabrá la cena. Comió un trozo. un zorro enseñándole a su camada como cazar ranas.Aaron se echó a reír. -Eres demasiado.Aaron dijo-. tragó saliva. con lechuga. dando vueltas -Lo siento-. su voz fue como un lejano rumor de tormenta.Dijo mientras lo dejaba sobre el suelo delante del perro. Gabriel. . Eso es todo.Un padre y su hijo pescando en un arroyo.-Estaba muy bueno. Estaba sabrosa. Suspiró mientras cogía su hamburguesa y le daba un mordisco. . El perro gruñó y se alejó a olisquear un trozo cubierto de hierba cerca de la orilla del estacionamiento. pero si permitiera que Gabriel comiera cada vez que decía tener hambre. Aaron le vio . una vieja tendiendo la ropa en su patio. Aaron dijo. -¿Algo más? -No. cogiendo su propia hamburguesa y sentándose junto a Camael. 24 . Massachusetts. tomate y un poco de mayonesa.

La masticó durante lo que pareció una eternidad y luego tragó.Como iba diciendo .Aaron abrió otra botella de agua y bebió un sorbo. La necesidad de ver y comer fue reprimida hace mucho tiempo. Un intento. -Luego el ángel hizo algo que Aaron imaginó que no iría ver. no veo ninguna señal de persecución. Cogió el papel de envoltorio con los restos de su hamburguesa y la colocó en el recipiente frente a Camael. -Ya te dije. Camael lentamente puso sus manos a cada lado del recipiente. muchacho.Aaron comió otro bocado de su hamburguesa.Dijo. sin masticar. no necesito comer – lo dijo algo molesto.añadió estudiando las patatas a la francesa como si fueran nuevas formas de vida. Camael metió la fritura francesa en la boca y comenzó a comerla.-Quiero decir. La acción rompió la mirada acerada del ángel. -Y eso es bueno.Dijo. Comió el último bocado de su hamburguesa. inclinando el paquete hacia él y cogiendo otra. Camael cogió una patata del recipiente y la fulminó con la mirada. Aaron tomó un sorbo de agua y chasqueó los labios. -Eso no significa que no puedas. -¿Crees que esas protecciones serán suficientes?. Aaron sostenía unas patatas grandes. -¿Eso es lo que has estado haciendo?. -Adecuada . -He estado en este planeta durante miles de años. ¿no? .Le preguntó. ¿los 25 . -no he visto ni rastro de los Poderosos desde que salimos de Lynn. -¿Está bien.Aaron pregunto con sorpresa. –Tú no necesita hacerlo . -Estaba un poco preocupado por lo lento que nos hemos movidos. él miró hacia el recipiente de enfrente. Pensé que estábamos de turismo. por lo que parece que las protecciones mágicas que dejé a nuestro paso han demostrado ser beneficiosas. lo que tú no ves? -Por ahora. . cogió una caja de cartón de patatas a la francesa.

mantendrán atrás hasta que podamos encontrar a Stevie? El ángel estaba comiendo patatas como un profesional, tres y cuatro a la vez. Para alguien que no tiene que comer, ciertamente parecía estar gozando, así pensaba Aaron mientras esperaba una respuesta. -Son algo más que una distracción. Mis habilidades mágicas están muy lejos de las de Verchiel y los Arcontes a su servicio. -¿Arcontes? - Interrumpió el joven. -Ángeles de Los Poderosos que dominan las complejidades de la magia angelical. Ellos verán a través de nuestra artimaña, más temprano que tarde, pero esperemos que las protecciones nos compren tiempo suficiente para descubrir que es lo que están tramando. Aaron había sentido una extraña sensación desde que salieran de Lynn. Él todavía no entendía lo que era, parecía ser un deseo, una necesidad de viajar al norte. A través de New Hampshire, Vermont, Maine y ahora, estaban viajando hacia el norte. Incluso mientras estaba sentado, terminando su almuerzo, podía sentir cómo palpitaba su mente, instándolo a seguir adelante. -¿Crees que lo que estoy sintiendo nos llevará a Stevie? - Preguntó con esperanza. Camael había terminado con las últimas patatas, miró el paquete para asegurarse de que estaba vacío. -Tus capacidades todavía son nuevas, Aaron. Ellas son tanto un misterio para mí como lo son para ti. -Pero es posible, ¿verdad? - Insistió. - Quizás estoy de alguna manera conectado a Stevie, estoy siendo atraído hacia él. El ángel asintió lentamente. - Es posible,- Él dijo, acariciando su barba de chivo gris plateada. - Pero puede ser que te está tirando algo más, algo de mayor importancia. -No entiendo. - Aaron miró fijamente al ángel. -¿Qué podría estar atrayéndome que no fuera Stevie? ¿Qué puede ser más importante que él? El ángel permaneció en silencio, sin dejar de acariciar su barba, aparentemente perdido en

26

sus propios pensamientos. -¿Camael? – Aaron solicitó, alzando la voz ligeramente. -Es un lugar muy difícil de alcanzar -Camael respondió finalmente, con los ojos vidriosos. Luego se volvió hacia Aaron y lo miró con un resplandor intenso.- Aguilera – susurró. -Tú podrías unirnos-. Varios rostros pasaron por delante de los ojos de Camael, imágenes de aquellos a los que había salvado de la ira destructiva de los Poderosos a lo largo de los innumerables siglos desde que salió del Hogar Angélical. ¿Dónde habrán ido? Era una pregunta que a menudo se hacía. Algunos fueron eliminados más tarde, los Poderosos eventualmente les daban caza y tenían éxito con sus objetivos malévolos. Pero había otros, otros que habían logrado encontrar un lugar muy especial, un lugar que aún se les escapaba. -¿Aguilera? – Aaron preguntó. -¿No es un nido de pájaro o algo así? -Es un lugar como ningún otro en este mundo, Aaron, un lugar especial, un lugar secreto, donde los que han caído esperan su reencuentro con el Cielo.- Camael cruzó las manos delante de él, recordando los tiempos cuando pensó que lo había encontrado, sólo para estar tristemente decepcionado. -¿Has estado alguna vez en ese lugar? – El Nefilim preguntó. -No. La Aguilera está escondida para mí, no soy totalmente de confianza - Respondió. Recuerda que fui el líder de los Poderosos, y les gustaría destruir la Aguilera y todo lo que representa. -¿Estás seguro de que realmente existe tal lugar? – Aaron preguntó. Camael trató de imaginar lo que su existencia habría sido sin la idea de la presencia de la Aguilera para consolarlo. Dudaba que hubiera podido continuar su misión sin la promesa a la espera de los que luchaban por salvar algo mejor para sí mismo. – Existe -Dijo en voz baja. - Estoy seguro de ello al igual que yo sé que tú eres del que habla la profecía. Aaron, los que viven allí, en ese lugar secreto, ellos creen en la profecía que personificas. -Hizo una pausa. - Ellos están esperando por ti, muchacho. Aaron pareció sorprendido por esta nueva revelación. En cierto modo, Camael se compadeció del joven y su percepción humana del mundo. La idea de lo que realmente era, y cuál era su verdadero propósito, debe haber sido bastante abrumador para su mente primitiva. A pesar de que tenía que admitir que, en este momento, el joven no lo estaba

27

haciendo tan mal. -¿Todas las personas en Aguilera están esperando a que yo haga por ellos lo que hice por Zeke? Camael asintió con la cabeza, recordando al valiente Grigori, que le había ayudado a rescatar a Aaron durante el ataque de Los Poderosos en la casa del muchacho. Zeke había sido herido de muerte y el Nefilim había utilizado su don profético para perdonar sus pecados y permitir su regreso al cielo. -Es tu destino dar libertad a todos los que se arrepientan - Dijo. Aaron parecía estar asimilando sus palabras, la importancia de su destino lo hundió aún más profundo. -Antes de hacer nada más que perdonar, vamos a encontrar a Stevie - Dijo. -Donde quiera que este impulso nos lleve, si es a mi hermano, si es a la Aguilera, o a un lugar donde hacen grandes tacos, realmente hay que buscar a Stevie y conseguir apartarlo de Verchiel, ese hijo de puta, es la prioridad número uno ¿de acuerdo? – Aaron exigió, con una profunda seriedad en su mirada. Camael pensaba en discutir con el joven, pero sintió que sería en vano. No importa lo diferente que era Aaron Corbet desde que había despertado su poder angelical que residía dentro de él, seguía pensando en sí mismo como humano. -De acuerdo - Contestó-. Aún te queda mucho por aprender Aaron , vendrá con el tiempo. -Eso no es muy agradable - Gabriel se quejó cuando estaba olisqueado el césped de la zona de picnic. -Nada bueno en absoluto. - Fue después tras un olor, algo hizo que le rugiera el estómago y su boca se llenó de agua. Gabriel tenía hambre, aunque pocas veces no sentía las punzadas de hambre. En un contenedor verde de basura, se encontró con el arrugado envoltorio con restos de un sándwich de helado. Había más basura perdida en el recipiente también, los investigaría más tarde, después de que él hubiera dado a la envoltura toda su atención.

El perro estaba herido porque Aaron era tan insensible a sus necesidades. Tenía hambre, y Aaron todavía no le permitía comer el pan que iba a tirar. Era frustrante sólo sirvió para

28

era lo bastante bueno para un perro. Todavía no estaba seguro acerca del llamado Camael. Con suavidad. Él sabía que no debía. La niña se echó a reír alegremente. Gabriel ya lo sabía. -¿Puedo tocarlo? . Lily chilló de alegría y dio palmaditas en su cabeza. perro! . Gabriel podía oler la precaución filtrándose en los poros de sus padres mientras se acercaba. la humedad hacía que los olores fueran más picantes. zumo de fruta azucarado. deja que primero te huela . era un perro desconocido y había muchos de los cuales él mismo habría sido prudente. Insatisfecho y un poco culpable. goma de mascar. galletas de queso.No quiero asustarlo. los perros no tienen papilas gustativas. tenía mucha hambre. 29 . como Aaron le había enseñado. Fragmentos de olores se aferraban a su carne: jabón . El perro se acercó a ellos. pero él se enojó. Su lengua salió disparada al encuentro del envoltorio. La exquisitez de algo se basa enteramente en su olor. meneando la cola en señal de un feliz saludo. No le gusto mucho. Si olía a comida.La niña le tendió la mano. No hacía falta. perfume de su madre.La niña preguntó. . ¿no es así? . los aromas deliciosos de la crema de helado de vainilla y galletas de chocolate llegaban hasta él. después de todo. ya levantándose del banco. se dio cuenta que los adultos sonreían también. Eran dos adultos.Le susurró . No comer cosas del suelo. Se perdió de los otros miembros de su propia manada. Gabriel cogió el envoltorio del sándwich de helado en la boca y comenzó a masticarlo. Se sentó. rodó la mano de la niña. Gabriel dio un golpe a la envoltura con la nariz. -¡Hola. y movió la cola. Muy pocas cosas requerirán más de un masticar o dos.El padre dijo con cautela. Una ola de tristeza pasó por el animal cuando él miraba a la familia. hasta que él cogió el delicioso aroma de los alimentos. pero lo sería por ahora. trajo una de sus patas para arriba en señal de saludo. Olía demasiado a ese indecente Verchiel para ser aceptado por él en el grupo. un padre y una niña que tenía la misma edad que Stevie. -Lily. pero no le impidió disfrutar de las atenciones de la niña. Había algo en él que no confiaba del todo. una madre. se acordó de Aaron regañándolo. Gabriel olió la piel rosada de su palma. Tom y Lori estaban muertos.La niña chilló cuando ella se volvió en el banco y lo vio.sentir más hambre. Levantó el hocico y olfateó con deleite al ver que la madre de Lily puso un perro caliente en la mesa donde la niña había estado sentada. la envoltura de papel no tardó en deslizarse por la garganta de Gabriel a su estómago. y Los Poderosos se habían llevado a Stevie lejos. . Gabriel se alejó del contenedor hacia una familia de tres personas que estaban almorzando en otra de las mesas de picnic. se aferro a la basura. No era lo que solía ser.Sus orejas son tan suaves. especialmente un Labrador. Pero al menos aún tenía a Aaron. ladró suavemente una vez. -Eres un buen perro.

respondió ella con una bonita sonrisa. ladrido. ella parecía comprender su respuesta. . Creo que el perro ha tenido suficiente. por detrás de la casa de juegos apareció otro perro.Gabriel miró fijamente al hombre. mientras que él utilizaba su mente para decirle que le gustaría un bocado de su almuerzo.Advirtió su padre.Sin dudarlo un instante.Ella soltó una risita.Dijo. -Adiós. perrito . . querida. con la nariz pegada a la arena siguiendo un olor que le había llamado la atención.¿puedo comer un bocado de tu sándwich? . La niña se volvió de repente. Lily se lo dio al Labrador. Gabriel se detuvo en el comienzo de un camino cubierto que llevaba a una pequeña área designada para los niños. El padre de Lily se acercó. . Gabriel la miró a los ojos. Se dio cuenta que había columpios. un pequeño tobogán y una casa de juguete de madera con forma de tren. Lily le acarició la cabeza de nuevo y se inclinó muy cerca. . tratando de orientar a la niña hacia la mesa-. Una vez más llegó el tintineo de una cadena. No podía entender lo que Aaron le hizo. Gabriel estaba satisfecho. llevando su propio sándwich en una mano.Antes de irme.ordenó sus pensamientos hacia el padre de Lily. explorando a su paso. Lily. -Está bien -Dijo. arrancó un trozo de pan y se lo llevó a Gabriel. El tintineo de una cadena. . y luego se dio cuenta del olor. como si de algún modo fuera capaz de tocar su mente.No sé si deberías hacerlo. él suavemente lo arrancó de su mano. fue lo primero que captó su atención.. Lily. se dirigió hacia la mesa de picnic.De nada . Deja que el perro vuelva con tu familia y ven a comer-. Ella cogió su perro caliente.-Vamos. . se dirigió de nuevo a unirse a Aaron.¿Tienes hambre? . Gracias. el hombre arrancó un pedazo de su sándwich y se lo arrojó al labrador. La cola de Gabriel empezó a moverse 30 . lo comió de un trago.Le preguntó. Los dolores de su estómago vacío se habían aliviado temporalmente con la ayuda de Lily y sus padres que habían sido muy generosos de compartir su almuerzo. pensó.. -¿Ese es tu vientre? . pero aún así. Despídete ahora. –Sí -respondió él con un breve. mirándola a los ojos. besando su nariz cuando su estómago rugió en voz alta. Gabriel no podía mentir a la niña y ladró afirmativamente.

si no quieres. empezó a retroceder. Se acercó más. Aaron había hecho algo por él ese día. escupió. Tal vez su familia no le deja jugar con otros perros.Dijo de nuevo. -¿Qué te pasa? -Preguntó. era una labradora retriever amarillo. su boca se abrió en un feroz gruñido cuando ella lo siguió hacia la casa de juegos. metió el rabo entre las piernas. también. recordando la intensidad del dolor que había sentido cuando el coche lo golpeó. Gabriel se quedó atónito. ¿Qué bueno es esto? pensó-. y notó que el pelo erizado de la piel en la parte posterior de su cuello había comenzado a aumentar. Ella.Ella respondió. Gabriel corrió. -Hola. -No hace falta que me persigas. -¿Por qué no quieres a jugar conmigo? . poniéndose a cuatro patas. 31 . Gabriel se detuvo. .-No tengas miedo .Tobie gruño mientras olfateaba el aire a su alrededor.Dijo con dulzura. . -¿Dónde has estado? – Le preguntó Aaron mientras se dirigían hacia el aparcamiento. ¿Quieres perseguirme? . no tenía idea de lo que significaba lo que Tobie había dicho. realmente preocupado y bastante decepcionado.No eres un perro . . llevaba un bonito pañuelo. ladró un saludo amistoso. seguía teniendo los pelos de punta. -Yo soy Gabriel. así como una cadena.Tobie le enseño los dientes. en busca de signos de una amenaza. Estaban limpiando la basura y se preparaban para reanudar su viaje.. -Yo sólo quiero jugar. Ese fue el día en que todo se hizo más claro. Una barriga llena y ahora alguien con quien jugar. cuando oyó a Aaron llamarlo. te podría perseguir en tu lugar. Su cola se movió con cautela.¿Qué hay de malo? -Preguntó. avanzando hacia ella. -¿Cómo te llamas?. de color rojo alrededor de su cuello.. La hembra se estremeció. Tobie lo olfateó otra vez y gruñó con nerviosismo. Al principio. pero luego pensó en el día en que casi había fallecido. y huyó en la dirección que había venido. Poco a poco. olisqueando el aire. -Yo soy Gabriel. Qué extraño. Gabriel estaba confundido. ¿El día qué se hizo diferente? Salió de la zona de juegos. -Tobie. había puesto sus manos sobre él e hizo que el dolor desapareciera. teniendo en cuenta en su mente la idea de que podría no ser más que un perro.Preguntó amablemente.Diferente.La hembra se movió lentamente hacia él. Él se estremeció. se unió a su amigo y a Camael. pensó Gabriel.La hembra siguió mirando..Se acostó en el suelo para demostrarle que se refería a no hacer ningún daño.con furia mientras iba por el camino. Tobie. asustada por su enfoque.

cuchicheó con desagrado cuando colocó un paño en la piel de Verchiel que goteaba por su brazo desnudo. Un coche pasó por su camino se quedaron quietos mientras esperaban para cruzar a su propio vehículo. . -¿Estás bien? .-Dando un paseo. No era sólo el cristal que lo separaba de ella.¿Por qué no me he curado. -Estoy bien. en el oeste de Massachusetts. a la caja de seguridad del mismo y colocarla lejos. un recordatorio de que pudiera haber ofendido a su Creador y que estaba siendo castigado por su insolencia. inseguro de sus propias palabras que le recordaban la otra verdad revelada. mi señor. 32 . cogió otro pedazo de tela y lo remojó en un cuenco de madera de aceite curativo. mi señor -Le dijo. sin ver sus ojos brillantes en blanco en la débil luz que entraba por la claraboya del antiguo salón de clases. . -Le han mordido. -No es mi función decirlo.Preguntó el líder de Los Poderosos. Verchiel se movió incómodo en la silla de madera de respaldo alto.El curandero.Gabriel contestó. El ciego toco la parte saturada. Permanecía. no tenía muchas ganas de hablar. -Entonces me responderás esto: ¿Estas heridas se asemejan a las lesiones sufridas por un sobrenatural. era el hogar de Los Poderosos desde la batalla con el Nefilim. a base de plantas extinguidas desde que Caín le quitó la vida a su hermano.. No era perro.Aaron preguntó mientras se inclinaba para rascarle debajo de la barbilla.Gabriel respondió. o llevan la firma de una influencia más divina? Estaba tratando de aislar la causa de la intensa agonía que había sido su compañera constante desde que fue alcanzado por un rayo durante su batalla con Aaron Corbet. Kraus? . En la parte de atrás. . La escuela abandonada en los terrenos de la iglesia de San Atanasio. pensó mientras miraba tristemente los coches en el camino. Pero el dolor no lo dejaba. cuando el curandero colocó otro paño sobre la carne marcada. Abel. vio a Tobie mirándolo fijamente. robada de la iglesia de al lado. Era diferente. Este fue el lugar donde se alojaran en espera de la oportunidad de continuar su guerra contra aquellos que cuestionan su autoridad sobre el mundo del hombre de Dios. acto de la naturaleza. El ángel quiso llevar el dolor a un lado.

Gran Verchiel. Kraus tropezó cuando los vientos agitados por las alas del ángel empujaron contra él. Verchiel lentamente volvió su atención a un oscuro rincón del aula. No me atrevería a… Verchiel de repente se levantó de su asiento. -¡Misericordia. . 33 . mi amo! . -Sí. en las montañas de Serbia se asomó por entre los barrotes de hierro. -Pensé que las lesiones infligidas por mis soldados te mantendrían inconsciente por más tiempo.Dime si tú crees que fue la mano de Dios que me tocó de esta manera. -Yo no soy más que un esclavo. -Coge tus cosas y vete. sus barras estaban marcadas por símbolos arcanos. despidiendo al curandero humano. su voz era apenas un seco susurro.Kraus dijo-.Sus manos tocaron las cicatrices sobre su pecho mientras hablaba-. -Te doy permiso.Dijo. con la expresión intensa de su rostro demacrado. el pesado sillón de madera cayó hacia atrás cuando las alas fueron desplegadas impresionantemente. El desconocido del monasterio. -Ah. -El ciego dijo. ¡Por favor. . Kraus todavía estaba encogido en el suelo. nuestro prisionero está despierto.En efecto . Sacudió con la turbulencia causada por la ira.Kraus exclamó. retrayéndolas por debajo de la carne de su espalda desnuda. acurrucándose en el suelo. simio . . El preso se agarró de los barrotes de su jaula con las manos sucias. recogiendo el maletín que contenía sus herramientas de sanación y buscando a tientas la salida. mi señor. Verchiel. con la cabeza inclinada.Verchiel dijo . -Déjanos ahora -Verchiel dijo.Preguntó. no me haga pensar en esas cosas! -Yo te lo diré. . – Verchiel cerró las alas. -He aguantado cosas peores . -Dijo una voz desde el otro lado de la habitación. .El ángel gruñó. -Dime lo que sientes en tu primitivo corazón.-Mi trabajo es sanar.El ángel gruño en el fuerte clamor causado por el aleteo de sus alas.¿Te importa escuchar lo que tengo que decir? .A veces es el precio que debemos pagar. donde una gran jaula de hierro colgaba del techo.

Sí. .Dijo con una perversa diversión. alzando la vista de la pequeña criatura hundida en la parte delantera de su túnica sobre el hombro. ya que se arrastraba sobre su palma abierta.. Él no está muy contento con vosotros. .-¿Por qué lo haces? . ¿cuál es el pensamiento del Señor Dios en estos días? El prisionero casualmente alcanzó sus ropas y saco un ratón.O tal vez simplemente no son tan inteligentes como pensamos . miró a los ojos de su prisionero.El prisionero. Ellos nos están ayudando en la realización de la voluntad de Dios. Suavemente. ¿No sabía que fueras tan denso..Proporcionamos algo que le faltaba cuando vivían entre su propia clase. -¿Y eso es motivo suficiente para explotar y abusar de ellos?. 34 ..Él se rió entre dientes. Estoy ansioso por escuchar las opiniones de alguien como tú. le tocó la parte superior de su cabeza puntiaguda con la punta de su dedo.Tal vez le damos un propósito a sus vidas mundanas -Verchiel respondió.El prisionero preguntó mientras observaba el curandero partir.Dijo. -Gracias por compartir conmigo tus pensamientos. apoyando la espalda en los barrotes de la jaula. -¿Lo que necesitas es la perversa satisfacción por la degradación de ellos a manos llenas? Esa pregunta me ha dado vueltas y vueltas durante años. -susurró-. por favor. preguntó. Están cumpliendo con su Creador.Así sea. del monasterio serbio. avanzando hacia la jaula. Pero al mirar su condición actual. Verchiel. Verchiel estaba más cerca.¿Tienes que preguntarte seriamente lo que fue que te anuló? . el preso se sentó con una sonrisa. tendría que adivinar que. mirando a través de barras de hierro negro. Verchiel se detuvo frente a la jaula colgante. hecha jirones. así como con la nuestra. si sirve a un bien mayor. . -Ha pasado bastante tiempo desde que el Creador y yo hablamos por última vez. haciendo referencia a las cicatrices de Verchiel-. . -No sé. el más famoso de los caídos. ¿No puedes pensar en un objetivo más satisfactorio? Aún vestido con la túnica marrón. pero entonces de nuevo. .

tan increíblemente hermosa. . . 35 .gruñó el líder de Los Poderosos al llegar junto a los barrotes de la jaula . cuando el ratón exploraba la parte superior de su cabeza.el Príncipe de las Mentiras? .¡Touche!. ¿Cómo podía haber sido una vez el favorito de los hijos de Dios? Verchiel sintió como creció su ira. para no ir a la jaula y despedazarlo. -¿Y he de creer en ti. se concentró en dominarse a sí mismo.he tenido experiencia en estos asuntos.Dijo con una sonrisa .El prisionero dijo.Y entonces el prisionero sonrió. con una sonrisa llena de calidez y amor. Pero recuerda .

dejando una ofrenda de frutos secos antes de comenzar su ascensión al sol de la nueva mañana. Él realmente lamentaba que cuestionaran su decisión. Una visión de éxito. Con su primitiva magia elemental.Caminando por el bosque. Mufgar levantó la mano para detener el avance a través del espeso bosque. roca y piedra del sistema de túneles en el que viajó para cambiar su rumbo laberíntico y abrir un pasillo a la superficie. Habían pasado ocho horas desde que él y su tribu habían surgido de la tierra. Mufgar . Así es como será. Mufgar. en busca de su presa. -Nunca vamos a coger una peste aquí. jefe de los Orisha Deheboryn. su miedo. 36 . el canto de varios pájaros. y su decepción por la sentencia que había sobre ellos.Le había dicho a su grupo cuando la tierra de una pared cercana se convirtió en algo líquido que giró y cayó para revelar un túnel recién hecho que ascendía a la superficie. levantando la lanza y mirando nerviosamente sobre el bosque. recordando la extraña visión que había tenido durante el sueño. -Es en la superficie donde nuestro destino nos espera.Tehom silbó a un lado. Percibió su ira. -No. el susurro del viento entre los árboles cargados de hojas y algo más. que nadie había hablado una palabra con él. sabía que la decisión que tomó la noche anterior había sido la correcta. pero sabía que no abandonarían su obligación con sus amos. Ellos cazarían a los Nefilim como Los Poderosos habían ordenado. Escuchó con atención los sonidos a su alrededor. -¿Es el Nephilim?. Mufgar había dado gracias a los elementos por su ayuda. hacia ocho horas. y ganarían su libertad. los capturaría. pensó. Mufgar había coaccionado a la tierra.El jefe Orisha dijo.

-Tu jefe te ordena 37 .El chaman rápidamente desvió la mirada con el ceño fruncido en su anciano rostro.Susurró. El viejo Orisha se puso en cuclillas. Señor Verchiel nos otorgara nuestra libertad.¿Los huesos y las piedras hablan de la victoria y la libertad?. recordó con gran satisfacción. No se podría pedir nada mejor. Shokad? -El chaman preguntó. Mufgar se volvió hacia el chaman. -son los vehículos que nos transportaran. Una visión de que los Nefilim vienen a por nosotros. -No son Nefilim. -Y por nuestra valentía. Todo estaba allí para él. -¿No confías en las visiones de los sueños de tu jefe. Mufgar señalado por el bosque a algún lugar en la distancia. hemos encontrado la ubicación de los bienaventurados del Lugar Seguro. La criatura no dijo nada y arrojó los huesos y las piedras en el suelo delante de él. Todos los Orishas inclinaron sus cabezas malformadas. -Lo vi en una visión. -En mis sueños tuve una visión.. todas las respuestas que había buscado. -Ummm-. una visión que le dijo que saldría victorioso. -¿Qué dicen.-Habla. compartiendo su experiencia con sus súbditos. -Y caerán contra nuestras fuerzas. murmuró. tan claro como el día en que estaban cazando. Mufgar levantó su lanza en un intento de reunir a sus cazadores. chaman -Mufgar ordenó. Las dudas que había estado experimentando desde la última asamblea todas se estaban disipando como el humo en el viento. Había sido el sueño más extraño. consagrándose con furia. que estaba detrás. frotándose la barbilla cuando discernía los signos. cogió un puñado de huesos y suaves piedras brillantes de una bolsa a su lado. Se volvió y miró a Shokad. Shokad?-Mufgar preguntó. las agitó nerviosamente cuando comenzó a leer los resultados de su tiro. para darles confianza en su liderazgo. a nosotros-. ¿Cómo se llaman? Buscó en su cerebro la palabra que sonaba extraña. Automóviles. Una visión sagrada le había sido concedida.Escuchó una vez más el carácter de los sonidos en la distancia. los sonidos de las máquinas.El viejo se quedó en silencio cuando Orisha recogió sus herramientas de adivinación y los devolvió a su bolsa.Dijo. a lo mejor los espíritus de los grandes creadores. Con sus alas desplegadas..

38 . Mufgar pensó que no era necesario. Zawar y Tehom se miraron uno a otro. -¿La muerte?-Tehom preguntó con su voz llena de temor. -La muerte. pero no puedo imaginar nada. Shokad negó con la cabeza. desafiando su palabra como jefe. los mensajes contradictorios del jefe y el chaman traerían la maldición del desacuerdo en sus filas. Lo había visto en su sueño. hacia el camino. alejándose de ellos . -Dijo fulminando con la mirada a Mufgar. -Gran Mufgar . pero eso no cambia el hecho de que la muerte es nuestro compañero. o es posible que nunca tengamos la oportunidad de buscar el paraíso que desde hace mucho tiempo hemos perseguido. sacudimiento los mechones de su pelo que se unieron unos a otros. en busca de cualquier señal de advertencia de una muerte inminente -¿Que haremos? Mufgar miró hacia los sonidos de la carretera en la distancia. -Sólo hay una opción..Shokad dijo con gravedad.. Hay que elegir nuestro camino sabiamente.Cazarlo y conseguir nuestra libertad. solo que es para aquellos que vayan en contra de la fuerza de los Nefilim. -Es posible -Él respondió-. pues sabía que estaban detrás de él. -Los huesos y las piedras hablan de la muerte.Zawar susurró mientras miraba a los bosques. Zawar y Tehom contuvieron el aliento a su lado. -Pero ¿qué será de los que abandonan los deseos de sus amos?-Mufgar reclamó a cambio¿Cuál es el destino de aquellos que desafían a Los Poderosos? ¿También morirá?. Él ni siquiera se volvió para ver si le estaban siguiendo. pero ¿para quién?.que reveles lo que has visto.El chaman frunció el ceño.Dijo.Zawar quería saber. -Ellos no son claros.

Aaron podía ver al labrador sentarse. o sientes lo mismo?. Estaba muy cerca ¿a qué?. un pueblo? Gabriel. Camael gruñó. el camino delante de ellos y señaló.Aaron esperó un minuto. Camael miraba a lo lejos. El ángel se volvió para mirar. en un profundo sueño. no estaba muy seguro.-Pero no puedo discernir lo que es. veo un pueblo. mirando el camino de delante de ellos. podía sentir el zumbido en su cuerpo. que dormía. Camael lentamente volvió la atención hacia el muchacho. En el espejo retrovisor. No quise gritarte. con su mano acariciando lentamente su barba plateada. Su mirada era de acero. Aaron respondió-Tengo la sensación de que podría ser donde Verchiel tenía a Stevie. entornando los ojos como si tratara de ver más claramente.Aaron mantuvo su velocidad a cuarenta y cinco. La sensación que sentía era como un tipo con una bandera naranja en la línea de meta. pero su cuerpo le decía que aquí es donde se supone que estaba. pero Camael no dijo nada.¿Ves algo?.El ángel permaneció en silencio. tratando de sofocar el sentimiento de emoción desenfrenada que corría por su cuerpo. 39 . empezó a moverse. -Lo siento -Aaron dijo. Aaron no podía soportarlo más. -En la distancia. lánguidamente relamiéndose mientras inspeccionaba su entorno. roncando en el asiento trasero. de vuelta a la carretera. -Hay algo en esta ciudad. -¿Dónde está el pueblo? -El perro preguntó –Todo lo que se ve es un bosque.Camael dijo lentamente. -Es sólo que creo que hemos encontrado a Stevie..Le preguntó. Ellos se acercaban a su destino. con los ojos cerrados concentrándose.¿Qué ves?. ¡por el amor de Dios! -Gritó-. no muy lejos de aquí. -¿Soy yo. . Aumentó la presión sobre el volante cuando la emoción aumento en su interior. frío. -¿Qué?-Aaron dijo. -¿Eso es todo?-Preguntó con impaciencia-¿Eso es todo lo que ves. estoy emocionado.

Aaron indicó por encima del hombro hacia el único habitante del asiento trasero. con su voz apagada por la mano que estaba aún en su rostro. El ángel se volvió hacia el perro. pero Aaron le rozó un poco mientras revolvía en el compartimiento.-Creo que es un pueblo antiguo.Dijo. -Él tiene gases-. -Se llama Alegría. Aaron se disponía a responder cuando el olor lleno el aire desde la parte posterior. Aaron se inclinó hacia la guantera y la abrió. -¿Qué estás haciendo?-Camael preguntó con su toque habitual de arrogancia cuando el viento de la ventana abierta azotaba su cabello.Está confuso.. a cuatro patas y aguijoneando alrededor del asiento. cerrando la guantera y abriendo el mapa en su regazo. Dios mío-Dijo. -¿Está aquí?-Aaron preguntó. -¿Qué es ese olor? -Preguntó con un gruñido furioso-. El ángel retrocedió. mientras trataba de mantener los ojos en la carretera y el coche en su carril. -Oh. bajando frenéticamente la ventanilla.Esto ocurre cuando come cosas que no debería. -¿Cómo se llama? Tal vez pueda encontrarlo en el mapa-Dijo.Camael dijo. -Vamos a parar ahora -Gabriel dijo de pronto de la parte posterior. Aaron dijo mientras miraba al perro en el espejo retrovisor. Aaron explicó. -¿Qué has hecho? Gabriel se limitó a mirar por la ventanilla trasera. con un toque de pánico en su voz. 40 . -Vamos a ver qué tan lejos puedes aguantar primero-. Puso una mano sobre la nariz y la boca. dividiendo su atención entre el mapa y la carretera. Entonces Aaron. Gabriel parecía incómodo. -Quiero ver cuánto más tenemos que conducir. según los patrones humanos. -No creo que yo puede esperar. vio como la expresión del ángel pasó de molestia a un absoluto rechazo.

eludiendo la pregunta de su amo y comenzando a adentrarse en el bosque. si me estás mirando-. con el hocico firmemente plantado en el suelo del bosque. Se dirigió a la parte delantera del coche. -Por cómo me estoy sintiendo en este momento. -No puedo. Regañó al perro.-¿Qué vamos a encontrar en Alegría?. -¿Qué comiste en ese descanso. mirando al perro. -Sólo hay una manera de lidiar con este problema-Dijo mientras aparcaba el coche y se bajaba. ¿qué te parece?-El ángel preguntó. Aaron miró por el espejo retrovisor.-Es cruel.Aaron dijo.Aaron preguntó exasperado. -Hay que hacer algo para que nunca vuelva a suceder-.Camael movió lentamente la cabeza. . -¿Y ahora qué?-Camael preguntó.Aaron se cruzó de brazos y miró a la carretera.Gabriel dijo. Gabriel saltó al suelo. Abrió la puerta de atrás para dejar salir a su amigo. Gabe? -regañó. a sabiendas de que el perro había comido cualquier cosa. -Tal vez uno de estos días vas a aprender a no comer todo lo que este a la vista-. viendo como caminaba. Gabriel no respondió. Paró el coche al lado de la carretera. oyó decir al perro antes de desaparecer en torno a un grupo de abedules. -Espera un minuto.-Gabriel. -¿Cuándo has llegado a ser tan malditamente remilgado?-Aaron murmuró entre dientesProbablemente pasó cuando te traje de vuelta de la muerte. -¿Te falta mucho?. donde Camael estaba mirando la carretera.No comí todo lo que tenía. Aaron en realidad no lo esperaba. -Entonces. tendría que decir que es definitivamente 41 . tenemos que seguir.Camael dijo. -Honestamente no lo sé.-¿Quién todavía tenía suficiente? ¿Alguien te dio de comer? -Tengo que hacer mi negocio.

Camael dijo. vio como una chispa de llama. con la piel del color del cobre empañado. Aaron.Era un olor almizclado. Aaron le vio ponerse tenso y mirar con cautela.Le preguntó. -¿Qué hay de malo? -¿No lo hueles?. -No puedo oler nada. Había cuatro en total. criaturas feas. -¿Qué demonios son esas cosas?. separados como una ráfaga de disparos.Aaron susurró con asombro. cuando Gabriel ladró de miedo azotando la quietud del bosque. vestidos con tiras de cuero y pieles. Camael respondió. con su espada cortando arbustos y ramas bajas en su camino.. y estaban tratando de someter al perro que estaba luchando. pero que él no lo reconocía. con alas sus plumas revoloteaban estrepitosamente.Camael tendió la mano. salvo el bosque en pleno florecimiento primaveral. con el pelo largo. -Gabriel . negro. un olor a animal. -¿Qué es?. No olía nada. de unos tres metros de altura. Uno llevaba un tocado de fantasía que parecía de pieles de animales.. Habían lanzado una red improvisada sobre Gabriel. Aaron olfateó el aire.El ángel gruñó. y entonces él cogió un soplo fugaz .exclamó. Desde sus espaldas surgió uno pequeño. Parecían primitivos. como el aleteo de persianas y cortinas.algo interesante. -Sin duda estoy de acuerdo con eso. pero el bosque. Aaron entró en el bosque. -Son Orishas-. Camael estaba a su lado cuando de pronto se detuvieron al borde de un claro. -Orishas. Aaron estaba a punto de preguntarle qué era un Orisha. 42 . -Los intentos fallidos de mis hermanos caídos para crear vida. Inclinó la cabeza hacia atrás y aspiró el aire. de color naranja aparecía y se convirtió en una espada de fuego. adornado con huesos.-comenzó. con un arma de fuego a la que dio vida en su mano.

de color blanco lánguidamente desplegadas . -Al contrario -Camael dijo -Ellos han demostrado ser muy feroces en la batalla. -Los Poderosos probablemente han puesto precio a nuestras cabezas-. muchacho-.-No con mucho éxito. Los seres primitivos estaban más cerca. -¿Qué hacemos?-Le preguntó al calmado ángel que estaba de pie junto a él. Al igual intentó morder a sus 43 . Utilizan a los Orishas como esclavos. seguramente tratarán de matarnos. Todo había empezado cuando Camael mencionó por primera vez a los Orishas. él del tocado . al igual que los Orishas. uno. -¿Qué hacemos?-Repitió frenéticamente. El poder que residía dentro de Aaron quería salir de la peor manera. en su espalda. gruñendo amenazantemente. ¿puedo sugerir? -Miserables fracasos que deberían haber sido erradicados hace mucho tiempo si no fuera por Los Poderosos. La cabeza encerrada de Gabriel emergió de debajo de la red.Matarlos nosotros. Le dijo el ángel con las alas enormes. Aaron se puso tenso. con su arma en llamas ante él. como un ventilador que necesita reparación. Los Orishas se volvieron y comenzaron a acechar a Aaron y a Camael. mirando a su amigo. ¿no?-Aaron preguntó mientras miraba a los Orishas obligados a retroceder por Gabriel que los atacaba salvajemente. -Creo que es obvio. Aaron les oía gruñir. -Así que no son tan peligrosos. -Algo me decía que ibas a decir eso -Aaron dijo. agresores -¡Aaron. con un sonido agudo. sólo que mucho más horrible. como un tigre aburrido en su jaula en el zoológico. Camael dijo con naturalidad como si hablara del tiempo -Los Orishas tratarán de capturarnos. como cazadores rastreadores. un poco de ayuda!. y si esto no fuera posible. Podía sentirlo recorriéndole por dentro.Le gritó. gritó un grito de guerra y se lanzaron a su presa. sacó una daga de una funda en su pierna huesuda. Tres tenían vulgares lanzas.

cuando la hoja de fuego casi le cortó la cabeza era demasiado grande para su cuerpo. –Lo presagié. ¡cuidado! -Gabriel grito detrás de él. Aaron volvió su atención a Camael. -Tienes suerte de estar usando una de estas malditas espadas -murmuró para sí. De hecho.que Gabriel pidiendo si podía salir. frotándose sus plumas ardientes. -Aaron. ahora era salvaje. Con un gran dolor. empujando las restricciones que había impuesto sobre el. -Van a caer ante nuestra fuerza-. esta vez el cuchillo dio en el blanco. una extraña sensación de ardor comenzó a extenderse por el brazo. se lanzó al ataque. mientras levantaba su arma en llamas y aplastaba al primero de sus atacantes desde el aire. el poder angelical luchaba más por ser libre. sus pequeñas alas de ébano aleteaban con el desenfoque de la velocidad. Otro Orisha se movía con una rapidez deslumbrante hacia el ángel con su lanza dirigida a la cara. ¿Veneno?. Aaron blandió su poderosa espada. el ángel levantó su espada y rebanó a la criatura. se desplomó al suelo. el Orisha se echó hacia atrás. Lanzó un grito de dolor cuando la criatura salió fuera de su alcance. Estas cosas son peligrosas. Aaron se giró rápidamente. se preguntó. Gritó el jefe en su lengua salvaje. De nuevo el jefe. rodando por suelo del bosque. hundiéndose en la carne blanda del hombro de Aaron. con una de sus alas en llamas. -Aaron. ¿estás bien? -Estoy bien. justo a tiempo para bloquear el ataque de otra de las horribles bestias. guerrera en dos. La herida le dolía. así era difícil sujetar el arma. pero Aaron no se lo permitió. Gabriel -Dijo mientras observaba al perro tratando de enfrentarse a los ataques del Orisha que se había apagado el ala. hasta que el poder de los Nefilim lo había alentado a levantarse. sólo la idea de someterse a la transformación. Se revolcó por la tierra. como lo había hecho aquella noche horrible en Lynn. esforzándose por liberarse. La criatura gritó de agonía. 44 . El poder interior de Aaron. Era el del tocado elaborado. le hizo temblar de miedo. En el último segundo. Se volvió hacia Camael justo a tiempo para ver al ángel guerrero caer de rodillas. Los Orishas estaban cogiendo vuelo. -Sólo presta atención. la criatura cambió repentinamente de dirección y se dirigió hacia el pecho de Camael.

-Primero se ocuparan del perro -Logró decir el ángel. -No me digas-. Aaron respondió con sarcasmo. Los Orishas empezaron a animarse. mientras se balanceaba sobre sus rodillas y caía a un lado-. Ya no se preocuparon por ellos. Los Orishas se lanzaron a Gabriel. con sus armas cargadas de veneno elevadas al cielo en un baile de victoria. Todo su cuerpo se había entumecido. volvieron su atención a Gabriel. gruñó mientras el jefe tiraba la red por encima de su cabeza. los Orishas supervivientes. Gabriel! El jefe había recuperado la red. se convirtió en nada antes de poder golpear el suelo del bosque. teniendo en cuenta el veneno de los Orishas. -Tú debes saber.Una comida acorde con los guerreros que están a punto de recibir su libertad y el paso seguro al paraíso. -Vamos a comer mucho esta noche. -La lealtad es un error -Camael dijo. de pie en sus trece. -¿Qué vamos a hacer?-Aaron preguntó mientras mantenía sus ojos en los jubilosos Orishas. -¡Sal de ahí. los tres guerreros avanzaban lentamente sobre el perro que gruñía. 45 . por lo menos. que parecían estar haciendo totalmente un esfuerzo por atormentar al pobre Gabriel. -¿Ellos van a comerse Gabriel?-Aaron preguntó con horror. El labrador gruño. cuando la espada cayó de su mano adormecida. Aaron vio impotente cómo su amigo perdía el control sobre la criatura con el ala quemada y corría a unirse a sus compañeros. mis hermanos -El jefe dijo con emoción cuando se inclinó para oler al animal que seguía gruñendo. que no te abandonaré-. ahora que la droga estaba corriendo por sus venas.Y luego nos llevarán a Verchiel con las primeras luces del alba. cayó al suelo cerca de Camael. Rápidamente atraparon al Labrador. Dos agarraron al perro.-¿Alguna vez te mencione que los Orishas mojaban sus hojas en un narcótico que inmoviliza a sus presas?-Camael preguntó con un discurso un poco confuso.

Aaron sabía que el ángel estaba en lo cierto pero no por ello era menos aterrador. -Puedo sentir cómo luchas. Gabriel morirá y nosotros seremos entregados a Verchiel. es lo que eres ahora. Le mintió. -¡Haz algo! -Camael bramó.-El ángel dijo exasperado -El poder es parte de ti. Déjalo libre. al principio. Tal fuerza. no puedo hacer eso-. no irás a ningún sitio . ¿Soy lo suficientemente fuerte?. tal poder. ¿O me voy a volver loco como lo ha hecho con otros antes que yo? -No. -Tú tienes el poder. Aaron respondió. -No sé a qué te refieres-. Todo lo que necesitas hacer es usarlo. recordando la sensación fuerte. congelado por el miedo. con un gran potencial de destrucción. -Tú puedes. -Pensé que estabas más allá de eso. Recordó cómo se había sentido la noche en que Verchiel mató a sus padres de acogida. En el fondo.-Depende de ti.-No sé si lo puedo controlar. -¿Qué demonios se supone que significa?-Aaron gritó enojado. ardiendo cuando 46 . Aaron se quedó en silencio. Aaron sintió la presencia hormigueando en él de nuevo. estaba sintiendo la oleada eléctrica de su rumbo. no puedo -Balbuceó. Aaron -El ángel replicó. había sido emocionante.La fea criatura rió mientras se movía hacia Aaron. extendiéndose en pleno y glorioso. Como si lo tuviera. se preguntó. Cada vez le era más difícil hablar. el verdadero carácter sobrenatural a través de su cuerpo. Hizo una mueca. Recordó el dolor insoportable cuando las alas se desplegaron atravesándole la espalda.Dijo Camael. -No juegues conmigo.-Si tú no puedes.... Vio cómo el jefe de los Orishas se alejó del claro y retiró dos conjuntos de esposas de un maletín escondido en la espesa maleza..Camael respondió con calma. utilizando todas sus fuerzas para mantenerlo a raya. La fuerza era salvaje. -Cuando el veneno de los Orishas desaparezca. -No. Aaron pensó dejar que el poder se liberara. Por un momento.

Camael estaba bastante aburrido y molesto. moviéndose a una velocidad sobrenatural. Con un aullido de furia. Camael tiro la lanza lejos. fue incinerado. el Orisha con las alas quemadas pareció perder su impulso a la lucha. cogiendo su cuchillo de la funda de su pierna. Esto no va ser todo. Camael saco la espada de fuego. el Orisha apretó las esposas. -Un sueño. se sintió empujando la tierra tan repentinamente como si fuera líquido. en llamas. el jefe se lanzó hacia Camael. palabras de una oración a un ángel caído muerto hace mucho tiempo que fue su creador. después de haber sucumbido a los efectos del veneno de los Orishas se dio cuenta de lo equivocado que estaba. Él había tenido tantas esperanzas en el chico. fríamente. haciendo retroceder a los guerreros con un gran movimiento de sus poderosas alas. El viejo chaman se agitaba en el aire ante Camael. pero ahora estaba empezando a tener dudas. El ángel sabía que Aaron había estado resistiéndose. Una lengua de fuego serpenteaba desde el final de la hoja encendida. para luchar bajo su control. gran ángel. en un salto. y echó a correr. temeroso de su naturaleza de reciente creación. -Su sueño era precisamente esto -Dijo mientras el cuerpo caía en dos partes.El jefe Orisha dijo feliz mientras se dirigía hacia Camael con el segundo juego de esposas. Los otros dos guerreros realizaron una búsqueda frenética de sus armas.y comenzó a levantarse. señalando su transformación en algo más que un humano. se levantó del suelo levemente. murmurando. Camael suspiró. El suelo bajo los pies del ángel comenzó a temblar. Él pensó en ello. La bestia revoloteando. y había visto esto como la oportunidad perfecta para que el chico domesticara el poder. 47 . Sin su líder. -¡Más veneno! ¡Más veneno!-El líder gritó con pánico. en un instante el guerrero Orisha se vio envuelto en fuego celestial. No estaba preparado en absoluto. Camael era más rápido. -Y ahora yo -Camael gruñó . alrededor de sus muñecas. arrojó su lanza. Camael comenzó a temer por el cumplimiento de la profecía angelical. La criatura chilló. sujetaban sus armas paralizantes con veneno. blandió su espada de fuego y cortó al líder en dos. -Y ahora tú. luego clavó la espada al primitivo que estaba huyendo. con los brazos abiertos. tendido en el suelo. pensó el ángel con fuego encendido en su mano. Pero mientras miraba al joven. pero no hizo nada.antiguos símbolos angelicales aparecieron en su piel. Los otros dos Orishas.

-¿Así que esto. Su espada se disipó a medida que avanzaba hacia el joven.. si te hubieras molestado. Camael frunció el ceño señalando los cuerpos de los Orisha tirados como basura en el suelo. Aaron abrió los ojos. Se arrodilló junto a él. -Uno se maneja muy valientemente contra Los Poderosos.. 48 .¿Cómo. muchacho-.. pero ahora viene la parte difícilÉl ángel dijo . Gabriel acarició la mano de su amigo. -No te preocupes por mí.? -Yo he eliminado el veneno de mi sistema-Dijo. Tocó el mecanismo de bloqueo de las esposas de Aaron y vio como las esposas cayeron al suelo. -¿Por qué..-Quería ver lo que eras capaz de hacer. Camael. pero no encontraba a la criatura en ninguna parte. Camael dirigió su atención al Nefilim. Dijo con severidad-.. Espada lista. -Es algo que podrías haber hecho. Esto era algún tipo de prueba?-Aaron preguntó. Gabriel se levantó y se sacudió de la red. Aaron gimió por la fiebre inducida por el veneno.Aaron ausente acarició la cabeza del perro mientras esperaba la respuesta de Camael. Camael pensó mientras se posaba en la tierra. -Levántate.. Se tambaleaba como un borracho. Olió uno de los cadáveres que aún ardía de los guerreros Orisha. Voy a estar listo para hacer frente a Verchiel cuando llegue el momento-.Camael se acercó a Gabriel que seguía atrapado bajo la red. las alas plegables sobre su espalda.El ángel le contestó mientras quitaba la red al perro. -¿Camael? -susurró-. -¿Estás bien? Yo estaba muy preocupado por ti. -Gracias. -Yo estaba esperando para actuar. tropezando hacia ellos con las piernas que todavía se encontraban entumecidas por la toxina. agarrando al chico por la pechera de la camisa y poniéndolo de pie. sus ojos de pájaro escaneando los árboles y la maleza en busca de signos del viejo Orisha.Hay uno más.. ¿Por qué esperaste tanto tiempo?.

y afilados dientes al descubierto en una mueca de salvajismo. con la nariz rosa presionando al suelo. Estaba a punto de sugerir que continuaran el viaje cuando el chaman Orisha saltó en frente del perro. cuando se escurrió fuera de la protección del bosque.Aaron se defendió. despedazó a la criatura. apoderándose del costado de Gabriel.-Tengo dificultades para matar. cruzándose los brazos sobre el amplio pecho-¿Qué vas a hacer? -No sé lo que voy hacer. Aaron.Gabriel se quejó patéticamente -Esto no es muy agradable. Echó un vistazo para ver al Labrador olfateando un pegote de tierra. Aaron Corbet. con facilidad. -No tengo tiempo.Camael interrumpió -Verchiel es como un animal herido.-Estos no son más que las plagas en el gran esquema de cosas.El ángel le contestó. limpiándose la sangre del perro de su boca.-¿Qué vamos a hacer?-Aaron preguntó.. -Estaré listo. -Espero que tengas razón. -¡No me va a impedir ir a el Lugar Seguro!. los insectos molestos que deberían haber sido eliminados con un manotazo. lo mordió en el muslo. Hay mucho que necesito aprender antes de. cuando ponía la mano en la pierna del perro que 49 .-Porque hay mucho más en juego que sólo tu vida. tenía la frente peluda arrugada con la concentración. -Sigo siendo nuevo en esto. Camael y Aaron corrieron al lado de su compañero lesionado. va a poner todo su poder en marcha para derrotarnos. -¿Qué es esto?-El ángel escuchó a Gabriel murmurar. -Tienes una mordedura bastante profunda.Aaron dijo mientras examinaba las heridas cerca de la cadera del perro. -Me mordió. con los ojos desorbitados por la locura. No pude ni siquiera morderlo primero.El chaman gritó cuando se abalanzó sobre el animal asustado. mirando a Camael para que le ayudara. -Esa es una excelente pregunta... El perro aulló de dolor.Aaron dijo. distrayendo a Camael de la curiosidad del perro-No te preocupes por mí.Aaron dijo con valentía.Camael dijo con precaución.

y Aaron quedó sin aliento con las acometidas del mismo. -Tal vez no tienes la fuerza suficiente -Camael respondió con tono condescendiente. cambiando su forma de mamíferos. 50 . y ellos estaban bastante seguros que él lo era.-Camael se inclinó más cerca. Si tan sólo pudiera recordar lo que hice aquella mañana terrible en Lynn cuando Gabriel había sido golpeado por el coche. amigo. -Eso es todo. Aaron. lentamente volvió su atención a él. en el universo más allá de la vista. Podía sentirlo ahí. en algún lugar oscuro detrás de sus ojos. Voy a solucionarlo. entonces él tenía la responsabilidad principal de ayudar a los ángeles caídos que viven sobre el planeta. si pudo traerlo de vuelta cuando estaba al borde de la muerte entonces. Aaron le ordenó al poder emerger. reptiles. Sus ojos se abrieron de golpe miró hacia el cielo del atardecer. interrumpiendo sus pensamientos -Esfuérzate más.Aaron dijo. Después de todo.. -Deja ir tu humanidad y abraza lo angelical -él dijo –No debes tener miedo de ti mismo. tan pronto como. Se concentró aún más. la casa de fieras de Dios. -Ya basta . Le hizo señas. Empujó de nuevo con su mente. de repente. insectos. Él todavía estaba enojado con el ángel por haber puesto en peligro sus vidas sólo para ponerlo a prueba.. se movió. Aaron se acordó de unas palabras similares que le decía Zeke ese fatídico sábado ¿que había sido en realidad sólo hace dos semanas? Tantas cosas habían cambiado en tan poco tiempo. todas las formas de vida. pero ignoró su llamada. aunque parte de él entendía por qué Camael lo había hecho. -Me duele. Si él fuera de hecho del que la profecía hablaba. Cerró los ojos y quiso que el poder emergiera. adáptalo a tu gusto. su cuerpo temblaba con el esfuerzo. con la velocidad del pensamiento. Aaron quiso decirle que le dieran por su culo angelical. La fuerza surgió a través de él. presionando sus manos contra la mordedura. tal vez perturbado con él por no permitir que se manifieste durante la batalla con los Orishas. en las nubes. sin duda podía curar una simple mordedura. toma las riendas -Oyó decir a Camael tranquilamente a su lado-Toma el control. -Lo sé.estaba sangrando. -Sí-agregó Gabriel.

acariciando la cabeza del perro. -Este animal tiene un nombre . él lo quiso. Susurró.. moviendo sus fuerzas cuando era necesario. Aaron lo hizo como le dijo. Él quiso el poder para curar a su mejor amigo. -Estoy bien.-Está aquí-. -No lo sé.Aaron dijo. -Como iba diciendo. -Tranquilo. Aaron sacudió la cabeza confundido. pero Aaron aclamaba a él. -Hice lo que me dijiste tomé el control y le ordené que sanara la herida de Gabriel.. se quedó mirando la herida abierta. Levantó la vista hacia Camael que estaba por encima de él..Gabriel interrumpió con fastidio.. el poder se ejerció en la carne viva. siento que te está sucediendo algo. y también alteraste algo más.men su estado más potente. 51 . tratando de aplastarlo con la fuerza de su poder. pero no paso nada. Combatiendo con el poder.. Aaron. Mandaste a sanar a Gabriel.. pero no hizo nada. moviéndose a lo largo de sus brazos y sus manos. -Excelente. consolándolo. Sintió que el poder lo inundaba alimentándolo en su parte superior.Camael le dijo al oído -Ahora a luchar. con las manos hormigueándole dolorosamente. pero no pasó nada. -Tal vez el animal se ha vuelto más complejo de lo que incluso tú entiendes.Aaron le tranquilizó al sentir el flujo de energía en bruto en la punta de sus dedos sobre la pierna lesionada del perro. el poder bailó alrededor de la lesión.Observó. -Cuando sanaste al animal . -cuando curaste el animal. sintiendo el latido del cuerpo con el antiguo poder. Camael miró pensativo al labrador. mirando al perro. acorralándolo. Una vez más. toma el control debes mostrarle que eres el que manda.Gabriel dijo .Dijo en un susurro sin aliento. -Yo . esperando de que se cerrara.Camael dijo. Aaron se apartó.tocando con sus dedos su barba de chivo. -No lo entiendo. con miedo en su voz ronca. -Interesante. cansado. ausente . en su más forma más pura.

-No me siento alterado-El perro dijo -Mi pierna todavía me duele. -¿Estás diciendo que Gabriel ahora es una forma de vida demasiado complicada como para que no pueda curarlo?- El ángel asintió con la cabeza.- Pero, ¿cómo podría producirse así?Aaron preguntó mientras acariciaba suavemente el costado de su perro. -No- Camael corrigió -Tú acabas de dar la orden, y la presencia dentro de ti lo tomó de allí.- Si no hubieras tenido miedo del poder que vivía dentro de él antes, sería sin duda ahora, pero eso no cambia el hecho de que Gabriel todavía estaba dolido. -Gabriel necesita atención médica- Aaron dijo, mirando a su mejor amigo-Él puede ser una forma de vida compleja, pero todavía tiene que tener la mordedura limpia. -Entonces te sugiero que continuamos con nuestro viaje- El ángel dijo - es de esperar que seremos capaces de encontrar ayuda médica para él en el pueblo. -Suena bien - Aaron dijo después de reflexionar un momento. Extendió la mano y se echó al canino de treinta y cinco kilos por encima del hombro. -No te preocupes-Dijo con sarcasmo al ángel, gruñendo con el esfuerzo -Lo tengo. -Sí, lo sé- Camael dijo mientras caminaba por el bosque hacia el coche. -Mis errores de mierda- Aaron masculló, tras el ángel, con cuidado de no tropezar con su carga. -Así es como somos- Gabriel dijo tomando el asunto con total naturalidad. -¿Qué somos? -Ángeles. -¿Qué, eres un experto en ángeles ahora? -Bueno, yo soy un ser complejo -El perro respondió con altivez.

52

Yo soy el chamán. Ellos deberían haberme escuchado. Shokad de los Orishas pensó, mientras febrilmente ejercía su magia abriendo un túnel en lo más profundo de la tierra. Nunca deberíamos haber intentado capturar al Nefilim. Los huesos y las piedras le habían dicho lo mismo. Pero, ¿escucharon? No. Ellos dejaron que su miedo los asesorara. El jefe prometió la victoria y ellos le creyeron. Si me hubieran escuchado... Pensó amargamente. Tenía la garganta tan seca como el polvo de los hechizos, Shokad dejó de hablar, y la tierra se cerró a su alrededor. Él se acercó a la pared del túnel, en busca de signos de vida. Con cuidado de no romperla, cogió una lombriz de tierra, estaba sucia, la metió en la boca. Mordió con fuerza, el jugo del musculoso cuerpo llenó su boca. Comió hasta hartarse, luego, se puso en cuclillas en el túnel para descansar. ¿A dónde iré ahora? Él reflexionó sobre ello. El chamán cerró los ojos, su mente se llenó de inmediato de imágenes felices de cómo podía ser el Safe Place. Vio a su pueblo, Deheboryn, el que habían abandonado hacía mucho tiempo. Vivía en armonía con la naturaleza, no temía la ira de Los Poderosos. -Ellos no han muerto-. Murmuró, completamente cautivado con la visión. Tenían que lograr evadir la ira de Verchiel y de sus soldados, para encontrar el paraíso. Shokad se persignó varias veces, envuelto en la gloria de la visión de su pueblo, en los confines del Safe Place. Se llenó de alegría, con un nuevo propósito. El chamán abrió los ojos a la oscuridad del túnel, se puso de pie. Podía sentir como le llamaban. Oyó que le susurraban al oído, llevándolo a su lugar secreto. El Safe Place estaba llamándolo, todo lo que necesita hacer era seguir. Se puso enfrente a la pared sólida de tierra delante de él, recitó las antiguas palabras enseñadas por sus creadores angelicales.

53

Con estas palabras, podría comunicarse con los elementos, lo que hace que se doblegaran a sus peticiones. Shokad le pidió a la pared de tierra que le permitiese el paso, lo hizo como se le había pedido. Fluyó alrededor de él. Se acercó al paraíso prometido. Las alas en la espalda batieron con entusiasmo, siguió el camino a través de la tierra. El Safe Place le susurraba al oído, mucho más cerca y más cerca todavía. Una vez más lo vio en su mente, la tribu lo había dejado hace mucho tiempo. Soy feliz, pensó. Si Mufgar hubiera tenido el valor de abandonar las viejas costumbres, él, Zawar ,Tehom y todos podrían haber experimentado esta alegría. Se veía El Safe Place, están tan cerca de hacer realidad su sueño que aumento su velocidad. Shokad pronunció las palabras del hechizo, más rápido, la tierra delante de él se desvaneció como el agua. En parte corriendo, en parte volando, iba hacia el Paraíso, las imágenes de los que habían llegado antes que él pasaron por su mente. Suria, Tutrechial, Adririon, Tandal, Savlial. Todos estaban allí. Creía que algunos habían sido asesinados al servicio de Los Poderosos. Era curioso; no tenía ganas de discutir en el Paraíso. -Oh, Shokad, ya casi has llegado. El Orisha comenzó a reír, en el túnel, hacia la superficie. La tierra se mezclaba con la roca, por lo que era más difícil seguir adelante, eso no lo detuvo. -Tan cerca, Shokad. Muy, muy cerca. El chamán se abrió paso hasta la superficie. Tenía las manos agrietadas y sangrando, el aire era frió y húmedo. Entonces se preguntó dónde estaba el cálido sol. Shokad salió del agujero de la tierra, miró la extraña luz verdosa. Estaba en una vasta caverna, bajo tierra. En algún lugar, a lo lejos, más allá de la pared de roca, podía escuchar un torrente de agua. -Estoy aquí -Dijo en voz alta, esperando que su gente se presentara para darle la bienvenida. No lo hicieron, pero algo se movió entre las rocas, en el extremo opuesto de la cueva. -Hola- Shokad dijo hacia el ruido. Era un sonido extraño, como algo grande, pesado arrastrándose a través de las rocas.

54

Se retorcía y se movía. detrás de él. Había un parque de hierba común con un quiosco blanco de música. estaba vivo. Así que esto es Alegría. y sus preguntas fueron contestadas. Esperaba más. de pedir al poder divino que le había traído aquí. -¿Qué eres? -Shokad susurró. agarrando su brazo. Aaron se dio cuenta que el perro no se sentía tan bien. Gabe? -Aaron preguntó al perro tumbado tranquilamente en el asiento trasero. La mordedura del Orisha era mala. Necesitaban encontrar un veterinario pronto. las personas paseaban por la calle. A medida que se acercaba. pensó mientras caminaba por el suelo de la caverna.-Soy Shokad. por qué le había mostrado este horror. en el centro. sus escaparates estaban llenos de recuerdos polvorientos. Shokad tenía ganas de gritar. Había sacos. 55 . -Estoy bien-. él apenas podía distinguir las rocas. desde las sombras.Dijo en voz alta -Yo también he venido buscando el Paraíso. -¿Cómo estás. -No os voy a hacer ningún daño . se parecía a las demás ciudades pequeñas que había visto las últimas dos semanas.¿Dónde están los míos? Él se puso de puntillas para mirar el interior de los sacos. Las tiendas eran anticuadas. más negra que las sombras más profundas de la cueva. El chamán Orisha tuvo ganas de gritar. Gabriel respondió. Algo se deslizó a gran velocidad. Aaron pensó mientras se dirigía al centro de la ciudad. con cautela. pero no tuvo oportunidad. Era una hermosa tarde soleada. extravagante. Tal vez tienen miedo. parecía que estaba infectada. en forma de huevo. porque ni él ni su gente habían encontrado el Paraíso. entrando y saliendo de las tiendas mientras que los niños jugaban a la pelota en el parque. que colgaban sobre una gran masa.

-¿Ves alguna clínica veterinaria? – Preguntó al ángel sentado en el asiento del copiloto. La última vez fue hace dos días. esto realmente llevaba las cosas un poco lejos.¿Nos podría ayudar? El hombre no dijo nada. con el rostro bronceado. salió de la tienda con una bolsa. guardando su cambio dentro de un monedero de goma. Aaron había descubierto que lo hacía de vez en cuando. Incluso saludó. el ángel respondió 56 . Después. Aaron se inclinó hacia Camael. Camael mientras tanto se mantuvo completamente inmóvil. camisa a cuadros y un mono. -Bueno. Aaron había oído que la gente en Maine desconfiaba de los extraños. Un hombre mayor que llevaba una gorra sucia de los Red Sox. Aaron le dijo a Camael lo grosero que había sido. amigo -Aaron dijo. -¿Hola? ¿Cuál es problema? ¿Ves algo?-Aaron preguntó. furioso. se metió el monedero en el bolsillo trasero de su mono. voy a preguntar. como Gabriel. bajó la ventanilla del pasajero. cuando no tenía ganas de tratar con los humanos.-Aguanta. mirando por la ventanilla. cuando se habían detenido para pasear al perro y fueron abordados por cuatro personas de edad avanzada. -No es nada -Dijo. El ángel lo miró enfadado. se inclinó ligeramente para mirar por la ventilla. -Hola -Aaron dijo con su voz más amistosa. y gritó: -¡Perdón! El hombre. Camael permaneció en silencio. a uno de los del pueblo -Aaron dijo mientras aparcaba delante de una pequeña tienda de ferretería. pero Aaron sabía que algo estaba poniendo sus plumas de punta. Perdón por el juego de palabras. acercándose al centro de la ciudad. arrugado por la edad. que querían saber todo sobre lo perros labradores retrievers. y eso que todo el viaje había estado como ausente. Echó un vistazo rápido. Unas hermanas. sin dejar de mirarlos con cautela. y Aaron se preguntó si iba hacerse invisible de nuevo.

sólo lo vimos desde atrás.Hizo una pausa y contó hasta diez. -Mapache . Sintió que le hervía la sangre. tengo que llevarlo a un veterinario. Aaron se preguntó cuánto tiempo pasaría antes de que Camael convocara una espada y enviara al infierno al molesto viejo. -Nunca había visto una mordedura de mapache como esa -El viejo gruñó. -¿Crees que podrías decirme cómo llegar? -preguntó. Pero Aaron . Su rostro empezaba a dolerle de mantener la sonrisa. -No fue un mapache. -Me preguntaba ¿si hay un veterinario por aquí? El hombre parecía pensarlo durante un minuto o dos. -Bueno. -¿Qué fue? -preguntó con voz ronca.diciéndole que el también lo podía hacer. -Sí. sin dejar de mirar. cuando escapaba. sintiendo que iba a perder la paciencia.Aaron dijo rápidamente -Por supuesto espero que no tuviera la rabia. con la mirada puesta en la mordedura. examinando la herida a través de la ventanilla. -Mi perro fue mordido por algo en el bosque. supongo que tienes razón. 57 . El viejo miró a Aaron. ajustando el borde de su gorra de los Red Sox. tuvo que ser otra cosa. El anciano miró al perro. Aaron sonreía forzadamente. luego asintió lentamente con la cabeza. Supongo que podría haber sido otra cosa. la hay Él se quedó en silencio. -Sí.no podía hacerlo por sí mismo. hablaba con el acento inconfundible de Maine.

Su pelo era un de un inusual rojo oscuro. empujó la puerta con el pie. La recepción estaba enfrente. Aaron luchó para cambiar su carga para poder agarrar el pomo de la puerta y girarlo. Aaron -Murmuró para sí. Se acercó y vio a una chica rodeada de montones de papel y carpetas médicas. cubierta de revistas y libros para niños. Camael -Dijo con ironía. El vestíbulo estaba desierto.-Está bien. fuera vigilando. no era la clínica donde había trabajado en Lynn. -Estos días hago muchas locuras. Gabe. DVM‖. -¿Crees que podríamos ver al veterinario? . tratando de sostener a Gabriel en sus brazos. mientras caminaba hacia la puerta principal.-¡Eres un Ángel muy considerado! -Camael se ha ido -Gabriel informó. lo llevaba recogido en una apretada coleta. 58 . La sala tenia las paredes cubiertas con paneles de madera oscura. Había un letrero de metal con el nombre ―Kevin Wessell. El lugar era viejo. -Preocúpate por Gabriel. observó cómo ella se sorprendió por su repentina aparición. -Claro-. -Me has asustado-Dijo con una risa nerviosa. -Gracias por la ayuda. Aaron podía oír sonidos de papeleo y un suspiro de exasperación procedentes de detrás del escritorio. estaban colocados contra la pared. por lo que se aclaró la garganta. Ella respondió.Preguntó. una mesa de centro vieja. -Lo siento -Aaron dijo con un gruñido. voy a estar. Se apartó un mechón de pelo de la frente. de perros de caza colgadas en las paredes. moviendo un montón de carpetas que se tambaleaba peligrosamente –Sólo dame un segundo aquí y veremos qué podemos hacer. Era evidente que ella no lo había oído entrar. había fotos enmarcadas. Giró el pomo. -Entonces. -Ya sé que se ha ido – Aaron gruño. Los asientos eran de plástico. ¿por qué sigues hablando con él? -No lo sé.Aaron gruñó mientras entraba en el pequeño vestíbulo.

yo también soy un veterinario con licencia. -¿La recepcionista? -Le preguntó. En este momento soy Katie McGovern..-Yo . ¿podrías llamar al veterinario? Creo que tiene una infección bastante desagradable. Añadió mientras le ayudaba a tumbar a Gabriel en la camilla. -Está bien. -¿Cómo estás.. -¿Eres el Dr. Aaron se rió tímidamente mientras llevaba a Gabriel hacia la sala de examen. –Pero no te preocupes. cerrando la puerta -Es debido a mis genes irlandeses.No pareces lo suficientemente mayor para. Puedo mostrarte mi Diploma de la Universidad de Illinois del Colegio de Medicina Veterinaria-. mientras salía de detrás del mostrador -Vamos a llevarlo a la parte de atrás para que le eche un vistazo-..Respondió-. -Mira-. en sus brazos. -Sí. Abrió la puerta de la sala de examen. acariciándole la cabeza y frotándole las orejas.. quiero que tome algunos antibióticos tan pronto como sea posible.no me siento bien. está bien-.Gabriel gruñó -Es Gabriel. no iba a permitir que su perro sufriera más.. Dijo casi gritando-. El perro se estremeció Aaron adivinó que la fiebre estaba subiendo. -No -Ella respondió – Casi lo fui.. -Se llama Gabriel -Aaron dijo. es sólo que he tenido un día muy largo . Wessell?-Aaron dijo desconcertado. Sintió que iba a perder los estribos. Él ya había perdido bastante tiempo con el maníaco de la gorra de los Red Sox. -Mi nombre no es amigo. Aaron -Gabriel se quejó. -Siento haberme portado como un idiota. Hizo un gesto para que la siguiera. dio un paso atrás para dejarlo entrar.Ella se echó a reír. La pelirroja. amigo? -Preguntó al perro. yo pensé que eras. 59 . -Tengo veinte y siete años -Ella dijo.. Rellenaré todos los formularios que quieras. dijo.

Gabriel -Katie dijo mientras se ponía un par de guantes de látex -Vamos a echar un vistazo y ver lo que podemos hacer por ti. tocando suavemente la lesión. Preguntó. El ángel amplio sus percepciones cuando volvió a Onto Acadia Street. Todo en esta ciudad. Él cruzó la calle en dirección al edificio blanco. tenía que tener cuidado de no perder el rastro. de dos pisos de la Funeraria Carroll. ¿Dónde estaban los otros? Otra vez volvió esa sensación que no pude identificar. Charles Speegal. intentando ocultarse para no ser descubierta. Había oficinas a ambos lados de la corta calle: Agentes de Bienes Raíces de Johnson. y el edificio más grande que pertenecía a la Funeraria Carroll.-Hola. Ella examinó la herida en la pata. muy antiguo. -¿Un mapache?-. Era antiguo. -Creo que fue un mapache -Respondió. Era una sensación extraña. oculista. sin convicción. miró a su alrededor detenidamente. que era bienvenido. El ángel se preguntó si él y Aaron habían encontrado el refugio de La Aguilera. mirando más detenidamente la herida. como cuando una gran ballena rompe la superficie para tomar aire antes de sumergirse nuevamente en las profundidades oscuras y turbias. Ahora que tenía el olor. Tenía una sensación agradable. en la distancia. -Si esto es una mordedura de mapache. parecía normal. pensó en que esas sensaciones no las había experimentado en miles de años. algo que no podía identificar. a la derecha había un tramo de camino de tierra. no había nadie a la vista. Solo se oía la suave y cálida brisa y el oleaje a lo lejos. Estaba tan silencioso como la muerte. soy una recepcionista adolescente. Camael podía sentir la brisa. sentía que había algo oculto. una de las muchas cosas extrañas que podía sentir desde que finalmente llegó a Alegría. Eso lo desarmó. muy. Aquí había una sensación injustificada. Había algo más. ocupaba casi todo un lado de la calle. 60 . Algo en la atmósfera le dijo que pertenecía aquí. era una bocanada de caos que no se había respirado desde los días de la creación. Aaron. el olor de una presencia etérea. McNulty Contables. -¿Qué has dicho que fue? -Le preguntó. Caminó lentamente por Portland street. Esta vez fue algo que le resultaba familiar. Dr.

-Menos que lo trajiste. aferrando a la esencia antigua. bombardeando a Camael. podía verlo. El hombre continuó mirándolo con sus ojos negros y profundos. Pequeños proyectiles. oyó el sonido de los pasos del anciano. El mundo parecía desvanecerse bajo sus pies. sintiendo el veneno en su cuerpo. consolándose con la serenidad de la ciudad. Era la segunda vez. era como si él fuera capaz de verlo. Un anciano. se sintió sereno. arrastrando los pies cuando bajaba las escaleras. tosió. sus huesos crujieron dolorosamente. sabía que en el centro de Alegría había caos. Camael cerró los ojos. El ángel se enfado limpiándose. Camael se dio cuenta que sus ojos estaban cubiertos por unas membranas blancas. estaba de pie en el escalón más alto. vestido con un traje oscuro y corbata. Camael estuvo a punto de convocar un arma de fuego.-Podía haber muerto.Ella dijo. eso era imposible. Luego parpadeó lentamente. -Veneno -Refunfuñó. sacando a Aaron de sus pensamientos. fueron expulsados de la boca. No importaba que tratara de esconderse debajo de la serenidad que irradia la ciudad. Lloró con uno de los proyectiles. 61 . pero claro. Camael se dio cuenta que el hombre del traje. que una forma primitiva había intentado envenenarlo. Era invisible. Al darse cuenta que podría estar en peligro. se dio cuenta que no tenía fuerzas para abrir los ojos. Sorprendentemente. del tamaño de una cereza. Camael estaba perplejo. Camael se preguntó. cayeron sobre la cara y el cuello de Camael. ese día. El anciano se inclinó hacia delante. Casi inconsciente. Los sentimientos de tranquilidad se triplicaron. Cayó al suelo. lo hizo bien. Se quedó inconsciente. se volvió hacia la funeraria. ¿Cómo es esto posible?. sonriendo.Camael oyó el ruido de una puerta abriéndose. mirándole. La cabeza del anciano hizo un movimiento extraño. Eso no lo había visto antes en ningún humano.

de un refrigerador pequeño debajo del mostrador. De ninguna manera iba a explicarle. usados. 62 . rociando más líquido en la herida.Aaron respondió con una sonrisa pícara -¿Crees que necesitara una vacuna para la rabia? -Un tiro – Gabriel gruñó.Aaron acarició al perro mientras observaba a la Dra. la cabeza a Gabriel. Gabriel gruñó. en un contenedor. -Es mejor prevenir que curar -Ella dijo cogiendo una jeringuilla de un cajón y un vial. -Es bastante inquieto-La veterinaria dijo arrojando los bastoncillos de algodón. roció la herida con una solución salina . Aaron -Gabriel dijo quejándose. -¿Cuando lo vacunaste por última vez? -La Dra. levantando la cabeza de la camilla. -Es mejor lamentarse que un pinchazo-. Él tiene que dejar ponerse la vacuna para que no se ponga enfermo. McGovern pregunto. -No conseguí verlo bien tal vez fue otro tipo de animal. sin hacer caso a su mejor amigo. se asume que todas las mordeduras están infectadas -Ella dijo. -No. -No parece demasiado feliz -La veterinaria dijo llenando la jeringuilla. -Lo sé. después le tocó cariñosamente. -Está demasiado grave como para ser una mordedura de mapache -Ella levantó la vista para mirar a Aaron. creada por ángeles caídos. McGovern raspar la piel de la pata del perro. -Te dije que pensaba que era un mapache -Respondió. -Ya me ha pinchado -El labrador se quejó -Hace unos seis meses -Aaron dijo. lo sé -Aaron dijo tranquilizándole. -Fue un Orisha. Se inclinó para examinarlo más de cerca. nervioso. -No lo sabes bien. Ella la secó con un bastoncillo de algodón. Aaron hizo hincapié en lo último de la frase específicamente para el perro. que Gabriel había sido mordido por una criatura temible. -La boca tiene microbios. luego. pero él no tiene elección.

Compresas calientes tres veces al día. Aaron -Dijo el perro moviendo su gran cola. dos semanas de amoxicilina dos veces al día para eliminar la infección -Dijo Aaron. una galleta y olvidará por completo el trauma. Aaron respondió. ¿verdad? -Ella huele bien. sonrió mientras escribía. golpeando alegremente la camilla. Rápidamente se volvió hacia Gabriel. Lo recordó con melancolía. McGovern. La veterinaria tiró la jeringa en un recipiente de plástico rojo en el mostrador. -Muy bien . El perro aulló.Ella dijo buscando su libreta. -No lo son todos -Ella dijo.-¿Crees que te entiende? -Yo sé que él lo hace-. mientras miraba a Gabriel sentarse con cuidado sobre la camilla. -¿Quieres bajar? -Deja que te ayude -Ella dijo. 63 . mantengo la herida al descubierto para que seque. apoyándose en el rostro de Gabriel. Aaron se echó a reír. -Vamos a ver.Ella dijo asintiendo con la cabeza -¿Tenemos veterinarias? interés por las ciencias -Yo trabajaba en una clínica veterinaria – Aaron explicó. frotándole las orejas -Eso no fue tan malo. frotando el cuello de Gabriel -Este tipo es bastante especial. Gabriel no está muy mal. juntos bajaron a Gabriel al suelo. -Está bien. -Tranquilo-... -No te preocupes. Ella susurró. administró la inyección. y con un movimiento rápido. Un poco de cariño.

-¿No deberías consultarlo. me encantaría aceptar. Aaron. -¿Dónde está Camael? -Gabriel preguntó a Aaron cuando abrió la puerta y le ayudó en el asiento trasero.-Dijo ella soltándole la mano -¿Por qué no vas a ver a tu amigo y me dices después lo que decidiste? Aaron y Gabriel salieron del edificio. Deja la pata tranquila-. -Me imagino que sí. -Lo siento. tendiéndole la mano. 64 . con un mínimo de molestia. gracias a Katie. por su cuenta. Hacia una tarde cálida de primavera. mirando a su alrededor en busca de signos del ángel. El hecho de ganar algo de dinero para reforzar su menguante cuenta de ahorros no era una mala idea. -Le estrecho la mano -Aaron -Dijo-Aaron Corbet. pero desde que mi ex novio se fue. Parecía estar en el lugar que quería estar. Sin duda era una oferta tentadora. Añadió. -Encantada. Él echó un vistazo rápido a la mordedura de la pata.-Ya sé que estas aquí temporalmente pero podías echarme una mano en la clínica mientras se cura la herida de Gabriel. No te puedo pagar mucho ¿qué dices? -Ella dijo. -No sé -Aaron respondió-. oliendo y lamiendo el antiséptico que la cubría. Aaron. Gabriel era capaz de caminar.Soy Katie. -Tengo que consultar con mi compañero de viaje -Aaron dijo. primero. yo diría que eso me da margen de maniobra para romper las reglas un poco. y tú ¿cómo te llamas? Me gustaría saber tu nombre ya que vamos a trabajar juntos. con el doctor Wessell? -Preguntó.Gabriel se quejó. encogiéndose de hombros Pero eso sí. sé que él es Gabriel. sí está de acuerdo. -Genial-Dijo. La Dra. nos dirigimos hacia el coche. ¿Te interesa? -Quedémonos. McGovern asintió lentamente. Había algo en esta pequeña ciudad que atraía a Aaron. Estoy cansado del coche .

a tu jefa.Maldita sea son muy pesadas. 65 . Eso no era bueno.Aaron le dijo a Gabriel. de la parte trasera de su todo terreno.. no sentía la presencia de Camael. Katie salió para sacar material. ¿Con esto? -Aaron la interrumpió. con el comandante de Los Poderosos.. aunque él podía sentir algo extraño en Alegría. -Échale una mano. -Claro. parece que voy aceptar tu oferta-Dijo mientras ella se asomó detrás de las cajas que se tambaleaban. Tendría que esperar que apareciera. -Quédate aquí un minuto .Ella respondió -Tu primera tarea. Aaron siempre había sentido la presencia del ángel. con estas cajas -Dijo. En ese momento. -Katie.Desde la batalla en su casa. Tenía unas extrañas obligaciones. Corrió hacia ella para ayudarle con tres grandes cajas que sostenía en sus brazos y cerrar la parte trasera de su todo terreno. -Genial.

había una casa grande.Gabriel preguntó. rodeada de flores silvestres de colores. mientras Aaron lo buscaba por la ciudad.. ..Él ya aparecerá. Ya sabes que él huele bastante. observando las calles en busca del caprichoso Camael.Sólo estoy bromeando. Además. Aaron trató de ver el interior mientras la puerta se cerraba lentamente. Una pareja de ancianos salía del negocio.Soy mucho más que una mascota-Dijo el perro con orgullo.Puede ser que él sea capaz de ocultar su olor. .Gabriel preguntó desde el asiento trasero. .Aaron respondió.Tal vez él se encontró con otro Nephilim que le agradó más y se largo de la ciudad. . En el espejo retrovisor vio al labrador inclinar su cabeza hacia atrás y olfatear el aire.Katie dijo que hay un lugar que alquila habitaciones por aquí. ¿Por qué no encontramos un lugar para quedarnos donde permitan tener mascotas? . está bien.Aaron se rió entre dientes mientras miraba hacia una cafetería. -No. girando a la izquierda por la calle Berkely. . ¿por qué él iba a estar en una cafetería cuando ni siquiera comía? Pensó Aaron mientras detenía su coche en un paso de peatones. Gabe . 66 .¿Crees que él haría eso?. Al final del callejón.¿Dónde crees que fue? . . .Dijo. con un carrito de compra.Gabriel preguntó.¿Tú quieres que yo salga y vea si puedo encontrarlo? . . para que cruzara una mujer mayor.No tengo ni idea .Ya lo has dicho – Aaron respondió. . horrorizado. Después pensó que podría haber ido a comprar unas patatas fritas a la francesa. blanca.

Una anciana salió de detrás de un espeso arbusto forsythia1. Ella lo miró a través de las gruesas gafas de sol con marco oscuro. entre la abundante vegetación.Genial.Gabriel ladró por la ventana abierta mientras Aaron se dirigía caminando hacia un arco de madera adornado con serpenteantes flores de color púrpura.Él respondió. parecía uno de los ―Hombres X‖. decía: ―Alquiler de habitaciones‖.Él dijo estudiando su cara esperando respuesta. Voy a averiguar cuánto cobran y si permiten animales domésticos.Diles que no soy sólo un animal doméstico. . . -Estaba hablando con mi perro. .¿Para cuantas personas?. se detuvo en la acera en frente de la casa y apagó el motor. llevaba en una mano una tijera de podar.Ella preguntó con incredulidad.Un letrero de madera. .Tú te quedas aquí. . . Aaron rió nervioso. La mujer frunció el ceño.Ella estiró el cuello para echar un vistazo a los coches aparcados en la calle.Él dijo. familia del olivo 67 .Dijo. 1 es un género de plantas fanerógamas en la familia de las oleáceas. -Sí. . sorprendido. salida de la nada.Una voz preguntó. que se movía con la brisa. con lo que él esperaba que fuera una sonrisa encantadora. . se limpió el sudor de la frente con una mano cubierta por un guante.¿Puedo ayudarte? . . .¿Tiene un perro? Aaron asintió lentamente. .¿Quieres alquilar una habitación con un perro? . sin saber hacia dónde dirigir su respuesta. qué coincidencia.Pensé que te había escuchado hablar con alguien.Hay alguna libre.Ahí está.Estoy buscando una habitación.

.. . -Tengo debilidad por ellos. guardándolos en los bolsillos traseros de los vaqueros gastados. La pata tiene que sanar un poco antes de continuar nuestro viaje. señalando la fea herida. sin saber muy bien qué diferencia había en eso.Esa es una de razones por las que estamos buscando un lugar para quedarnos.Gabriel. labrador amarillo. mirando al coche. .Ella repitió.¿Qué clase de perro es? .Oh. alguien quiere conocerte. . cuando escuchó la voz de la mujer muy cerca detrás de él. dijo.. Gabriel jadeaba feliz y meneaba su cola contra el respaldo del asiento. Aaron asintió con la cabeza. .Dijo con un gesto cortés mientras se apresuró a darse vuelta y a dirigirse hacia el coche. La anciana mantenía la distancia. -¿Qué le pasó en la pata? preguntó.Un labrador amarillo.¿Cómo se llama? . -Hey Gabe. 68 .Ella se quedó mirando al coche.Él suspiró. Fue justo cuando estaba debajo del arco de flores. más tranquila y agradable.¿Amarillo? .Mi padre solía recoger labradores -Ella dijo mientras se quitaba los guantes de trabajo. creo que le mordió una zarigüeya. -Es un buen nombre.Aaron respondió.Lamento haberle hecho perder el tiempo. mostrando a Gabriel.Ella preguntó. Aaron abrió la puerta trasera del coche. .Aaron. . Ella lo siguió mientras él se dirigía al coche. . .Si. . Sonaba como un tambor. se agachó para mirar dentro del coche.

Nunca te dije si era una buena cocinera o no. . . -Bueno. muchacho? .Aaron. por lo que serán cien dólares a la semana. con las comidas.Estará bien comer algo más que comida rápida. La vieja lo estudió durante un minuto. como memorizándolo.Por supuesto que sí – Aaron respondió. . . .¿Qué es lo que lo mordió.Ella dijo. acariciando su cabeza. podrías decirme tu nombre.Ladró Gabriel.. Salió del coche mirando a Aaron. haciéndole a Gabriel una señal de un pulgar hacia arriba. .Eso no es ninguna mordedura de zarigüeya.Él dijo con una sonrisa. Gabriel es un buen perro.¿Vistes eso?.La anciana dijo con un movimiento de cabeza. . manteniendo su indignación oculta.Él no ladra ni muerde. -Aaron Corbet. . solía ser Orville. Esto no es un restaurante. . . .Él respondió alegremente. no parece que seas un Rockefeller. dejó que Gabriel oliera sus huesudas manos callosas.-Se detuvo de pronto y se volvió hacia él.¿Él se comporta bien dentro de casa? -Ella preguntó.Le preguntó. pensé en volver a 69 . todavía acariciando las suaves orejas del perro y el costado del hocico.Eso está muy bien.Aaron dijo. poniéndose sus gafas de sol y sacando los guantes de su bolsillo.Aaron -Ella lo dijo un par de veces. detrás de la espalda de la mujer. . luego se volvió y comenzó a caminar por el sendero del patio. . -Ya que vas a vivir en mi casa durante una temporada. pero tienes que comer conmigo. -No me lo agradezcas todavía .Yo soy la señora Provost. Se apoyó en el coche.Uno pensaría que él estaba tratando de responderme.Él es muy conversador.Ella. después de que mi esposo murió en el setenta y dos.Creo que le llaman Orisha . dijo con una carcajada. .

El tema eran las uvas. -Sólo pensaba que si iba a dormir en el suelo. .Inténtalo con esto.Ella dijo. 70 . ella dejó la abultada colcha en el suelo.¿Es una buena cocinera? . ¿verdad? . e incluso en la colcha había uvas. . sobre todo el nombre.¿Ese es el lugar donde te gustaría dormir? . mirando a su alrededor. A pesar de lo mucho que intentó evitarlo. poniéndose los guantes en las manos mientras caminaba.¿Es ahí donde él va a dormir? . Abrió la puerta. gritó. sacó una colcha blanca adornada con uvas. en un jarrón pintado con vides en un costado.En el suelo. pero mira cómo acabó. Nunca me preocupé mucho por lo que él me dejó. molesta.Él preguntó riéndose. .Depende de a quién le preguntes -Ella dijo. Ella siguió su camino por el sendero. .¿Que soy qué? . . la señora Provost esbozó una sonrisa. enfadada. Ella se detuvo se dio la vuelta. .Es agradable -Aaron dijo mientras caminaba por la habitación.Él puede dormir donde demonios quiera. muchacho – Ella dijo.Él le preguntó de pronto. Gabriel cojeaba e inmediatamente encontró un lugar para acostarse al lado de la cama de matrimonio donde la cálida luz del sol penetraba a través de la ventana. Era algo gracioso. podría estar más cómodo si se acuesta sobre esto. .Aaron preguntó con una carcajada. él pensó que estaba bien. .Gabriel. .utilizar mi apellido de soltera. suavizando el relleno. Gabriel se levantó. recogiendo las tijeras de podar de los escalones del porche delantero.Mi marido pensaba que yo era bastante buena. a veces me gusta dormir con Aaron . Había matices de uvas en la lámpara. . avanzando hacia el armario. Cuando se acercó.La señora Provost preguntó.Ella preguntó. -Es buena. . pero rápidamente se dio la vuelta para que Aaron no pudiera verla.Aquí tienes.

arréglate por tu cuenta. .La Sra.Aaron se puso de pie y caminó hacia la puerta. . Déjame hurgar un poco y hablaremos más tarde . arrodillándose para revisar la pata lesionada.Aaron preguntó. Muchas de las casas pintorescas estaban muy bien mantenidas. tratando de memorizar puntos de interés para no perderse. Aaron deambulaba por la calle Berkely.El perro hizo exactamente eso.. desde su cama cuando la anciana cerró la puerta detrás de ella. -Te diré qué .Ella dijo mientras caminaba hacia al extremo de la habitación .¿Vas a estar bien? . dejando a su mejor amigo solo para que se recuperara..Aaron. mirando alrededor.Creo que tu perro está cansado. cada noche.Si te gusta el pastel de carne. Le entregó a Aaron una llave con un llavero que decía ―Yo amo a Maine―. . buscando algo en el bolsillo de los vaqueros.. cierro a las nueve. Él estaba a punto de irse cuando Gabriel lo llamó. Provost se dirigió hacia la puerta. .Aaron dijo.Gabriel contestó pensativamente.Yo como pastel de carne.¿Por qué no reflexionas seriamente sobre esta cuestión mientras yo voy a ver si encuentro a Camael? . .Gabriel aulló. se recostó sobre la colcha con un profundo suspiro de agotamiento. Luego se fue. . .Aquí está la llave.Ella dijo. tratando de encontrarle sentido a las extrañas sensaciones que había estado sintiendo. .¿Hay alguna comida que tu no quieras?. -Ceno a las seis .Nunca había pensado en eso . -No lo sé. Abre también la puerta principal. acariciándole la cabeza. te veré en la cocina. ¿crees que vamos a encontrar a Stevie aquí?.Voy a estar bien. Giró a la izquierda en una calle sin señalización. Si no.Aaron pensó un momento. . muchas de ellas tenían jardines de 71 .

luego. pero no sabía cómo hacerlo.Siente el mundo y todo lo que lo convierte en un conjunto. 72 . El mapache se acercó. Quizás no sea yo el elegido de la profecía. Simplemente siguió mirando. sus ojos eras grandes. Todavía no había señal de Camael. no como sensaciones individuales. Dominar estas habilidades era como leer un libro sin conocer el alfabeto. Es extraño. pero consiguió un dolor de cabeza horrible. Camael había estado claramente decepcionado. Camael había estado describiendo cómo un ángel experimentaba con los cinco sentidos.flores hermosas. .Haz lo que yo hago-. pensó Aaron. como solamente los seres de nuestra clase pueden hacerlo-.¿Tienes la rabia? El mapache no respondió. Él ni siquiera sabía lo básico. Recordó un momento no mucho después de que hubieran dejado primero a Lynn. Como si hubiera ingerido demasiada cafeína después de una larga noche de estudio. . cerrando los ojos. como si supiera que había sido descubierto. Sabía que tenía la capacidad de interpretar este sentimiento extraño. Aaron encontró las palabras del ángel un tanto molestas. Algo crujió en una zona de arbustos. Advirtió un destello rojo en la zona en sombras. . se acerco más. Se movía de forma extraña. y se fue para encontrar al verdadero salvador de los ángeles caídos. . Provost.¿Es eso?-. sino como una percepción abrumadora de todo a su alrededor. en una versión más tranquila que la selva amazónica de la Sra. – Más vale pronto que tarde. pensó él. un mapache lentamente salió de su escondite. Todavía había mucho que tenía que aprender sobre todas las cosas de los Nephilim. Aaron lo había intentado. Recordó haberlos oído a altas horas de la noche a través de la ventana de su dormitorio cuando trataban de llegar en los contenedores de basura. se detuvo para verificar su ubicación. oscuros y tormentosos. pensé que eran animales nocturnos. .Le había dicho Camael durante el trayecto a Alegría. que el animal le entendía. mirando al mapache. sabiendo por instinto.Tendrás que dominar estas habilidades. detrás de él. Al final de la calle sin nombre. aparentemente Aaron no estaba resultando ser el Nephilim que el ex líder de Los Poderosos pensó que debía ser. y la sensación extraña que había estado sintiendo desde que llegaron continuaba inquietándole. Quizás Camael. él se preguntó si tendría la rabia. finalmente se dio cuenta. Aaron se volvió hacia el ruido. Le había dicho el ángel. Preguntó en voz alta.

El oficial espetó. . El policía continuó mirándolo a través de sus gafas de sol. tendiéndole la mano. Era todo lo que podía hacer para evitar estallar en carcajadas y luego romper a llorar de pura alegría. con la mano en la funda de la pistola. señor?.En realidad estoy buscando a un amigo mío -Aaron dijo. barba de chivo. . Nada volvería a interponerse entre ellos de nuevo. Aaron sacudió la cabeza.Preguntó. y eso causó a Aaron. -Estoy bien-. en Alegría. Stevie. -No. estoy bien.Le dijo finalmente. Aaron abrió los ojos y vio que el extraño mapache se había ido.¿Hay algún un problema. una abrumadora sensación de euforia se apoderó de él. Quizás sufrí una insolación o algo así. -Disculpe. .No parece que esté muy bien . Stevie estaba ileso. ahora había un oficial de policía que estaba mirándole extrañamente. . 73 . Aaron se estaba poniendo nervioso. Logró decir. Aaron se balanceaban. y ahora un maldito sheriff. señor. estaba seguro de ello.Cuando Aaron lo miró a los ojos. abrazado y que jugaran con él. Su hermano pequeño estaba aquí. ¿Qué es lo que pasó? . se llevó una mano a la frente para limpiarse el sudor. esperando a ser recogido. -¿Ha estado bebiendo?. dando un paso más cerca para oler el aliento de Aaron. de pelo blanco plateado. Cerró los ojos y se balanceó con la emoción. vestido con un traje oscuro. Aaron podía sentirlo.Le preguntó el policía al acercarse más.Me gustaría ver alguna identificación. luego el extraño mapache.Dijo de repente una voz que interrumpió su ensoñación. el mayor placer que jamás había sentido. sintiéndose como si hubiera estado en una montaña rusa.¿Puedo preguntarle qué está haciendo aquí? . sintiendo que su fuerza e ingenio regresaban lentamente.Alto. En primer lugar Camael desaparece.

Sr.¿Está de paso por la ciudad.Jefe Dexter dijo. En todo caso. Lo llamó. Aaron había estado tan atrapado en el extraño hechizo de emociones crudas que ni siquiera había oído cuando el policía se bajó del coche. El Jefe Dexter comenzó a caminar hacia un vehículo estacionado junto a la acera. se parecía más bien a una mueca que a una sonrisa. pero Aaron vio poca emoción en ello. Dexter abrió la puerta.. se oyó la radio por encima del silencio que reinaba en la calle.. y. Corbet. Había algo en él. . Miró de nuevo hacia la zona arbolada...Él preguntó.¿Usted vio a un mapache cuando se detuvo aquí.¿Jefe Dexter?-.Disfrute de su visita.Mientras le daba al agente de policía su carnet. . devolviéndole su identificación. Él sonrió.¿Hay algún problema. no podía dejar de preguntarse qué otras sorpresas le deparaba. Aaron le preguntó. . y mi trabajo es asegurarme de que siga siendo así. . 74 . -No hay mapaches por los alrededores a esta hora del día. Usted entiende lo que quiero decirle.Aaron asintió con la cabeza. le estaba resultando bastante difícil mantener la boca cerrada. Corbet. Sr. – Espero que encuentre a su amigo-. .Me lo imaginaba. . no hay ningún problema-. Se quedó mirando al oficial de policía. . evidentemente.El policía dijo. El policía se detuvo con la mano en la manilla de la puerta de su automóvil. Y no.Probablemente estaré aquí un par de días-Dijo.El policía le preguntó. guardando su cartera en el bolsillo de atrás. . De pronto. oficial . .Dexter. era un extraño. Aaron asintió. Son nocturnos. . Aaron guardó su carnet en la cartera.. Corbet. Aaron no pudo evitarlo. Era la ruina de su existencia.Jefe de Policía Dexter. Sonrió de nuevo con esa desagradable mueca antes de sentarse en el asiento del conductor.? . eso lo convertía de inmediato en sospechoso. tocando el ala del sombrero. Corbet?. Después de todo. .Alegría es un pueblo tranquilo. mordiéndose la lengua. Sr. con un tono nervioso. Sr. no es cierto?-.

ella decidió tomarse un tiempo de vacaciones y se fue directo a Maine. el perro de aguas. de ocho años de edad. Es posible que hubieran roto hace casi dos años. pero no hubo respuesta en la clínica. que trajo a su perro para su chequeo anual cardiológico y parasitológico. Pero el malestar que había sentido en la boca del estómago desde el día en que llegó el primer e-mail de su antiguo amante. De la organización surge el orden -Decía siempre su madre-. Y cuando Kevin no había devuelto los numerosos mensajes que le había dejado en el teléfono de su casa durante varios días.No es usual que el Dr. Wessell falte a una cita. Katie McGovern se enteró de que su ex novio había estado desaparecido durante al menos cuatro días. Por una mujer. antes de cerrar la puerta de su coche. Creo que he encontrado algo. Y del orden vienen las respuestas.La dueña del perro. La oficina estaba en completo desorden. Espero que todo esté bien . pero eso no significaba que no fueran todavía amigos. 75 . . que había despertado su curiosidad. Si es que lo hace -Dijo una voz desagradable en el fondo de su mente. hace poco más de dos semanas. pero nadie había estado en el consultorio hasta que Katie llegó esa tarde. Era miércoles. Kevin tenía una tendencia a distraerse fácilmente. Al parecer. hasta que recibió otro un día después. había seguido creciendo. había tenido una cita el lunes por la mañana. que podría interesarte como para que me hagas una visita. ella había ignorado el mensaje.añadió. dijo con voz preocupada. Ella le había llamado al día siguiente. Había una cierta urgencia en el mensaje. dar una vuelta en U e irse conduciendo del lugar. Por favor. ven. Había tratado de ignorar la voz limpiando la oficina y poniéndose al día con las citas de Kevin. Katie había inventado una historia acerca de una emergencia familiar que Kevin tendría que sostener cuando regresara. No estoy seguro si puedo manejar esto. Realmente necesito verte. Katie había pensado que no era nada más que otro intento de Kevin para hacerla volver a su vida. llamado Taffy.

Eso había sido justo en la fecha en la que había recibido su primer e-mail. La veterinaria suspiró y cerró la carpeta. No quiero alarmar a las personas aún. entre las citas. Se trasladó al gabinete de los archivos junto al mostrador y abrió el cajón. A veces un archivo se deslizaba fuera de su lugar y se convertía en una cuña que obstruía la guía de deslizamiento. Estoy seguro de que me estaban observando. Pensó en Aaron Corbet. 76 . y va a ser bueno verla. correcto. fue todo lo que Katie pudo pensar. Katie había visto muchas mordeduras en sus años como veterinario y la de Gabriel no había sido causada por un mapache. Me pregunto si esto tiene algo que ver con la extraña forma en que la fauna local ha estado actuando últimamente. le había dicho una noche cuando ella le preguntó sobre el hábito. cerró el cajón. De hecho. Pasó las páginas y se detuvo en el 01 de junio: Hoy vi a otro durante mi caminata. Katie añadió el archivo de Gabriel a los otros que ella había organizado. Ella sintió que había algo detrás del cajón. el diario de Kevin. algo lo bloqueaba. Me ayuda a poner mis pensamientos en orden. Ella tiró y lo sacó. tratar de poner orden en el lugar y averiguar dónde estaba Kevin. Voy a pedirle a Katie que venga. Recordó que él escriba todas las noches antes de acostarse. alguien de confianza. Eso me da mala espina. Por casualidad comenzó a revisarlo. Todavía estoy seguro de que están vigilándome. pensó. Maravilloso. pero uno de carácter más personal. pensó. No sé cuál es la causa. Era un diario. Parecía ser justo la persona que podía ayudarla a mantener a flote la clínica durante la ausencia de Kevin. Necesito que alguien más vea esto. Las palabras "mordedura de mapache" le llamaron la atención. Con una sensación de agitación en la boca del estómago. la herida parecía que podría haber sido hecha por un niño pequeño. Probablemente era alguna revista veterinaria. Era algo que había comenzado en la universidad. Nunca en todos mis años he visto nada parecido. Katie fue hasta la fecha del último mensaje que él había enviado: 08 de junio: He encontrado otro y lo puse en el congelador con el resto. Katie miró su reloj: Eran casi las seis y se sentía como si ella no hubiera tenido un respiro en toda la tarde.De hecho. Me siento un poco asustado ahora. de la esquina de la mesa. Ella cogió el archivo de su perro. Trató de cerrar el cajón. poniéndolo en la mesa para echarle un vistazo. Pero esto era diferente. Su mano se cerró sobre lo que se sentía como un libro. Ni siquiera estaba segura de si la mordedura había venido de cualquier cosa que caminaba en cuatro patas. fue una distracción con otra mujer lo que había puesto fin a su relación. Algo más que añadir a las extrañezas de la ciudad.

Kev . aunque la mayoría de los veterinarios. excavado en la roca. Alargó la mano. respiró el gas frío.Vamos a ver qué es lo que te espanta.Ella dijo en voz baja. Maniobro alrededor de los abrigos colgados de las tuberías. levantando la tapa. cogió una de las bolsas. decía muy poco. tarareando en voz baja. vamos a echar un vistazo. Katie apartó la capa de hielo para poder ver dentro de la 77 . Katie agarró el pomo de la puerta. estaba sucio. vio la forma iridiscente de una bombilla que parecía estar suspendida en la oscuridad. le dio un buen tirón. había un tramo de escalones de madera que desaparecían en la oscuridad de un sótano. No había visto un congelador.¿De qué demonios está hablando?. La bombilla se encendió. Conectado a una toma de gran potencia por debajo de una caja eléctrica de metal gris. Era la última anotación. Buscó un interruptor de luz a lo largo de la pared y. los tienen para almacenar a los animales muertos. El aroma distintivo de las cosas muertas y congeladas llenó el aire. Apoyó el pecho en el borde. lo giró y se encontró mirando hacia abajo. agarró el extremo de la cadena. Al pie de la escalera que apenas podía distinguir. al no encontrarlo. tosió. ella vio las etiquetas de color rojo de peligro biológico. Se apartó de la mesa y caminó por el pasillo más allá de la sala de examen. pensó. Se dijo. puso en movimiento sus pies. entonces-. Katie lanzó el diario en el escritorio y pensó acerca de lo que había leído. -Has encontrado algo y lo pusiste en el congelador-. Sus ojos recorrieron la recepción. utilizó la fría piedra para tener una guía mientras ella descendía cuidadosamente. . Katie se acercó al congelador. sintiendo un aura tenue de radiación fría que emanaba del congelador. mordiéndose una uña. iluminando la zona de almacenamiento.Katie dijo mirando el diario y aumentando su frustración. e incluso una canoa. muestras de tejidos.. y otros especímenes. Reconoció la bicicleta de montaña de Kevin. Al final del pasillo había una puerta que había pensado en un principio que era un armario para guardar los elementos de limpieza. los equipos para esquiar. pero fue el congelador de la esquina lo que atrajo su interés. -Muy bien. Una nube de aire congelado se elevó. Sus dedos comenzaron a sentir un hormigueo por la anticipación mientras los acercaba lentamente a la tapa. Se puso de pie delante de él. la unidad blanca estaba asentada encima de una plataforma de madera. al igual que las otras. Estaba cubierta de una fina escarcha que enmascaraba su contenido. pegadas en las bolsas situadas a lo largo de la parte inferior del congelador. Debe haber uno por aquí en alguna parte.

Los siete Arcontes rodeaban el cuerpo del niño que se retorcía y continuaron con el ritual que muchas veces terminaba con la muerte del sujeto. Los sonidos provenían del cuerpo del niño. a arder y a quemar. La inquietud la recorrió como un reptil a lo largo de su columna vertebral y la hizo estremecer. besándolo. Pronto no quedaría nada de Stevie. el perro amarillo corriendo en el patio con una pelota roja en su boca.No me extraña que te hayas asustado. El Arconte Yao puso su delicada mano sobre la boca del niño para silenciar sus fastidiosos gritos. Las cosas se desarrollaban bien. Él inclinó la cabeza y escuchó. la estática y el negro y gris en la pantalla de la televisión. Aaron lo rescataría del dolor. comenzaron a hincharse. . 78 . no tenía más que aferrarse a lo poco que aún había. En el interludio Stevie Stanley se acurrucó en un rincón oscuro de su mente.. momentos que había dejado su huella indeleble en su frágil psique.¡Mierda!. su compañero de juegos. . Y Aaron. el cielo azul. Aaron vendría por él. congelados y muertos. su calidez amorosa le proporcionaba cierto aislamiento contra la agonía a la que se vio sometido su pequeño cuerpo de siete años de edad. Stevie luchaba violentamente contra sus ataduras mientras el Arconte Jaldabaoth le pintaba los símbolos de la transfiguración sobre su piel pálida y desnuda. Sus recuerdos de Aaron desaparecerían. tratando con todas sus fuerzas de aferrarse a las cosas que lo hacían ser quien era. Pero el dolor insoportable rasgaba sistemáticamente esos recuerdos lejanos. lleno de pájaros. Lo que estaba dentro de la bolsa le devolvió la mirada con ojos abiertos. El niño gritó salvajemente mientras su cuerpo era atormentado por los dolorosos cambios. El Arconte Oraios clavó una aguja de oro larga en el estómago del niño y apretó el émbolo para implantar las semillas mágicas del cambio. además de los gritos ahogados por su sufrimiento. su protector.gruesa bolsa de residuos biológicos peligrosos. Tan hermoso. El Arconte Sabaoth fue el primero en darse cuenta. esos bolsillos de recolección de recuerdos. murmurando sonidos y palabras que una boca humana jamás podría pronunciar. Los símbolos en la carne de Stevie.Katie McGovern dijo mientras estudiaba la muestra a través de la bolsa de plástico. mamá y papá sosteniéndolo. los Arcontes esperaban pacientemente mientras la transformación progresaba. Uno tras otro desaparecían.

El ritual parecía haber tenido éxito. El Arconte Erathaol abrió las esposas alrededor de las muñecas irritadas del sujeto. y su sensibilidad a lo sobrenatural había aumentado enormemente. Ahora sólo había dolor. Lo que había sido una vez un niño frágil era ahora un adulto. de extracción y sonidos lacrimosos. Stevie resistió todo lo que pudo. pensó al ver al sujeto doblado en posición fetal en el suelo del solárium. No importaba.Eran ruidos de molienda. agarrándose a la memoria final de su hermano. El cuerpo del muchacho había empezado a cambiar. 79 . El Arconte Katspiel recordaba a un sujeto cuya estructura ósea había crecido de manera desproporcionada. Esta era la parte más peligrosa del ritual. ¿Cuál era el nombre del chico?. se preguntó mientras se acurrucaba en su interior. dejando a la pobre criatura deforme. Había sido una lástima. sin saber ya la respuesta. a crecer. El Arconte había tenido éxito en su tarea. el dolor era demasiado. su cuerpo alterado hasta la perfección física. casi tanto como este último. su amigo y protector. porque el sujeto había mostrado un gran potencial. recordar el hermoso rostro del muchacho que le había prometido que nunca lo dejaría. en busca de indicios de que la magia pudiera haber ido mal. sin más preocupaciones. pero lo estaba perdiendo. Verchiel estaría contento. Su mente había sido tan dañada psicológicamente por el dolor que no habían tenido más remedio que ordenar al Arconte Domiel que lo librara de su miseria. de verdad. Quería aferrarse a ello. y los tobillos mientras que los otros observaban. pieza por pieza. Él era el dolor y el dolor era él. y los Arcontes estudiaban al sujeto con los ojos sin pestañear. a madurar más allá de sus siete años.

– ¿Estas tratando de avergonzarme? – Gabriel dijo gruñendo mientras lamía sus pezuñas. – No me importa – Ella dijo. – Aaron recogió la carne y se la dio a Gabriel. – Aaron sofocó una risa. – No significa que sea un cerdo – Aaron dijo cuando la Sra. – Le dan gases. lamiendo cada onza de grasa y la salsa de sus dedos. si se le da demasiado. – ¿Te importa? – Él preguntó. – Él tiene la cena justa. – Estaba realmente muy buena. 80 . Cogió la última porción de puré y guisantes y la puso en su boca. le acarrea problemas – Dijo mientras que el perro engullía la carne de sus dedos. tomando un sorbo de su café. –Eso es algo que puede relacionarse con… – La anciana dijo. Gabriel se puso al lado de su silla. ella le había dicho. hecho con la bolsa de café. Provost llevó los platos sucios al fregadero.Esto era posiblemente el mejor pastel de carne que alguna vez había comido. Ella bebía un sorbo de una taza de café instantáneo. señalando al pedazo de carne cubierto de salsa marrón oscura e hizo señas para dárselo al perro. Aaron se rió y le acarició las orejas aterciopeladas. un charco de baba entre sus patas. – No parece que la comida haya estado mal – Ella dijo mirando fijamente su plato vacío. dejó sin comer un buen pedazo de pan y carne. levantándose de su asiento. – Algunos días me siento como un globo. Provost a través de la mesa de la cocina. Muchas gracias. amarillas y suaves. – Le habría dado su propio plato si me dejaras. – Aún no tengo que lavar éste – Ella dijo con una sonrisa sabia y satisfecha. Ella alcanzó a través de la mesa su plato y lo apiló encima del suyo. dejando patéticamente. Aaron miró a la Sra. no granos de mierda. estoy tan llena de gas.

Entonces volvió a la mesa para terminar su café. entonces él mantuvo su oferta para él mismo. entonces respondió de la mejor manera que él sabía. pero seguro que probablemente ella contestaría algo desagradable. Aaron no estaba seguro si él debería agradecerle e ir a su cuarto o permanecer y charlar un rato con ella. de vez en cuando.Ella abrió el grifo del agua y comenzó a lavar los platos. –Yo tenía que cocinar para mí. Cuando ella quisiera que él hiciera algo.. limpiando uno de los platos llanos con un estropajo en forma de manzana. dejando su taza sobre la mesa gris. 81 . – Entonces otra vez. porque él vio una mirada de incertidumbre en sus ojos. – Ellos murieron en un incendio hace unas semanas. le hace recordar a uno por qué estoy cocinando para ti Bien. -Soy de Lynn… Lynn Massachussets – Él aclaró. – No – Él dijo mirando sus manos sobre la mesa. tal vez ella podía ser fina después de todo. – Y además es agradable tener compañía para comer. mientras tomaba su taza de café y bebía un poco. estaba en Dakota del Norte – Contestó la anciana.. Él no había visto ninguna prueba de niños o nietos.. Ella dejó los platos en el escurridor. Aaron pensó en preguntarle si quería que los lavara por ella. – Pensé que Lynn. No quiso que ella se sintiera mal. colgó el paño húmedo sobre la estantería metálica debajo del fregadero. estaba seguro de que ella no sería tímida al pedírselo. – ¿De dónde eres Aaron? – La Sra.. cocinando para alguien más puede ser un verdadero dolor en el culo al cabo de un rato . Aaron se preguntó si la anciana estaba sola desde la muerte de su marido. de todos modos – la Sra. La cocina era tranquila excepto por el zumbido del refrigerador de la esquina y la respiración rítmica de Gabriel durmiendo.. Provost dijo. eh? ¿Tienes familia allí? Su expresión debe haber cambiado drásticamente. – ¿La ciudad del pecado. Provost preguntó bruscamente.

has ido a visitarlos? – Aaron preguntó.Nunca lo hice. – No – Puso la taza en el escurridor junto a los platos. nos distanciamos aún más. Aaron se encontró soltando la pregunta antes de que pudiera pensar en ello.– Lo siento – La Sra. para Navidad. . en si lo hubiera hecho. si mi vida hubiera sido diferente. – Tengo a Jack. Él vive con su hija y su esposa en San Diego – Ella había recuperado el estropajo del fregadero y limpiaba las cimas de su juego de frascos. pero pienso que la Internet quita algo. Decidí viajar por el país para dejar de pensar–. Gabriel se dio cuenta en un principio de su brusca reacción. cogiendo su taza de café con ambas manos. Eso y la red de compra a domicilio. – Pero a menudo pienso en mi pasado. La Sra. sospechando que ya conocía la respuesta. Es por eso que ahora mismo estoy en Maine. queriendo estar seguro de que él no se perdía nada. limpiando la encimera una segunda vez. Provost bruscamente se levanto y llevó su taza de café al fregadero. – Yo misma también pensé en marcharme una vez. se había hecho incomodo. – No – Ella dijo. – Ellos me regalaron uno de esos últimos ordenadores. mi hijo y yo – Ella dijo – Después de que Luke murió. – ¿Tienes hijos? – La Sra. con el tiempo conocí a mi marido . levantó su cabeza del suelo. hasta que nos alejamos uno del otro. – El ambiente había cambiado en la cocina. – ¿Alguna vez. Aaron estiró su mano acariciándole su cabeza. Habían pasado varios días desde que él había tenido la oportunidad de comprobar su correo electrónico y comunicarse con Vilma. – Nosotros nunca fuimos muy cercanos. 82 . Provost dijo. – Está bien – Él dijo – Realmente. excitado.Ella dijo con la mirada lejana. Provost limpió sus manos con el paño de la cocina y comenzó a enderezarse encima de la encimera. Ella cabeceó. mi marido. el año pasado. Así nosotros podríamos mantenernos en contacto con el correo electrónico y todo eso. Aaron le sonrió. – ¿Entonces nunca has salido de Maine? – Él preguntó mientras ella enjuagaba la taza. – ¿Tienes un ordenador? – Aaron dijo de repente. en cambio terminé casándome.

– No hay ninguna necesidad de preocupación – La voz habló con dulzura. guerrero. él tendría que estar aquí. parpadeó en su mente. Hemos estado esperándote durante mucho tiempo. sucumbir a los deseos de la consoladora voz y finalmente bajó sus defensas. Él quiso luchar. colocando el estropajo. – Gracias – Él dijo. Camael mantuvo el pensamiento cuando intentó moverse dentro del espeso fluido. En su interior. al lado del fregadero. Los aros musculares estaban sujetos alrededor de su cuerpo. ángel – La voz le pidió. Déjate llevar. Camael sabía que algo iba mal. Él quiso creerlo. y permití a La Aguilera darte lo que has deseado. Camael. – El muchacho vendrá a tiempo. aun cuando yo nunca lo use. El Nephilim. – No tolero ninguna clase de porno en esta casa. Provost señaló hacia la sala. – Tranquilícese ángel – dijo la presencia silenciosa que anidaba dentro de sus pensamientos más fervientes – Esto es lo que has estado buscando. Puedes usarlo. viscoso que lo rodeaba.– ¿Es lo que dije. – Bienvenido a La Aguilera. Una imagen de Aaron. – Pero no vayas a entrar en páginas porno – Ella advirtió. Si esto es de verdad La Aguilera. Este es tu momento. – Posiblemente no puedes experimentar todo lo que has añorado. emitiendo impulsos rítmicos para calmarlo más profundo dentro de su complacencia. verdad? – Sra. – Baja la guardia. convocar una espada de 83 . ni compras a domicilio. hasta que no me des el control a mí. El saco de membrana alrededor de él comenzó a fluctuar. – Está en la oficina de la sala – Ella dijo – Mi hijo insiste en pagar por Internet. si quieres. Camael sabía que él no estaba en La Aguilera. El latido del corazón se tranquilizó. pero la voz de su mente trató de convencerlo que era así. manteniéndolo preso.

Él paso sus dedos por su pelo negro. tratando de ser positivo. – Al menos puedes hablar con ella a través del ordenador –Gabriel dijo. Él deslizó el ratón suavemente a través de la almohadilla azul del fondo y pulsó el sobre de Enviar. Camael hizo lo que le dijeron y la gran bestia que fingió ser la voz de su santuario. Gabriel – Él dijo. – ¿Qué le escribiste? – Gabriel preguntó. Aaron fue finalmente capaz de usar el ordenador. el correo electrónico es lo más cercano que me atrevo a hacer por un tiempo. hacia su habitación. pensando si él podría cambiar cosas. Un pequeño mensaje. cuando la Sra.fuego y quemar la membrana de nube ciega que envolvía su mente. – ¿Vas a dormir conmigo o dormirás en el suelo? – Le preguntó al perro. pero él no tenía la fuerza. – Este es el mejor camino. – ¿Te gusta esa hembra. – Él hizo una pausa. – Tus dudas son un obstáculo. No fue capaz de luchar. – A Verchiel y a sus imbéciles compañeros. Déjelas ir. Aaron se puso de pie y apagó la luz. supongo que es algo – Él dijo. Una vez dentro. – "Allí"– Él dijo. Demasiados saben y conocen. Provost anunció que ella se acostaba. Aaron? – No me gusta pensar en ese tema. – Sí. – Nada. Gabriel se dirigió 84 . la serenidad que puedes alcanzar. él descansaba en el suelo de la oficina. comenzó a alimentarse. nada les gustaría más que desquitarse conmigo persiguiendo a Vilma. apagando el ordenador y apoyándose hacia atrás en la silla de la oficina. cuando su correo electrónico desapareció en el ciberespacio siguiendo su camino a Vilma. realmente – Aaron se encogió. guerrero. Entonces él sacudió su cabeza. Después de unas horas más de charla. Para ella eso no sería bueno. y los dos silenciosamente salieron de la oficina. Él comenzó a cerrar el ordenador – Le dije que yo pensaba en ella y que espero que ella esté bien. esto es todo. Aaron se desnudó y se preparó para ir a la cama.

despiértame y te ayudaré. – Hasta mañana. Aaron no podía respirar. Empezó a tener una pesadilla. – Yo no me preocuparía de ello socio – Él dijo. – Probablemente tienes razón – Él dijo. Gabe? – Aaron preguntó con voz somnolienta. sus palabras asustaron Aaron sacándolo del sueño. mirando el lado positivo. – Estaré bien aquí. Él 85 . cerrando los ojos. – He aquí – Aaron dijo otra vez. – Él probablemente estará resolviendo algún asunto de ángel. – Voy a dormir en el suelo – Él dijo mientras daba vueltas para tumbarse en el centro de la alfombra. Aaron se durmió. – ¿Quien. no importó lo que luchó para despertarse sentía terror. Él no había comprendido cuan cansado estaba. – Bien. en las piernas. – Camael – El perro dijo. ¿Qué haría él sin la guía de Camael? Él pensó en el poder ajeno que existía dentro de él. ya que el ángel se había perdido esta tarde. Aaron apagó la luz de al lado de la cama y dio las buenas noches a su mejor amigo. y luego otra vez. Pero algo lo esperaba. temporalmente satisfecho.hacia la alfombra en el suelo y dio una aspiración. y su corazón comenzó a correr. Él volverá antes de que nos demos cuenta – Asunto de ángel – Gabriel repitió una vez. – Nosotros lo veremos mañana. – ¿Y si él no vuelve? – Gabriel de repente preguntó. – ¿Qué pasa si Camael no vuelve? ¿Qué vamos a hacer entonces? Esa era una buena pregunta. puedo estirarme hacia fuera y no tengo que preocuparme de darte patadas. Sus ojos rápidamente se cerraron. sobre el mar de los sueños. Y antes de que él fuera consciente. Aaron había estado evitando preguntárselo. Aaron retiró las mantas sobre la cama y se recostó lentamente bajo ellas. Eso es todo. sin oponerse. si tú quieres subir. se sintió yendo a la deriva lejos. hundiéndose más profundo y más profundo en el abismo negro de la inconsciencia.

Aaron. Su cuerpo estaba entumecido. Entonces sintió algo en el saco. Él no se preocupó por ellas entonces y se preocupaba aún menos ahora. algo que estaba a su alrededor en sus brazos y piernas. Totalmente despierto. Esto se parecía a la muerte y dejando su carne embotada. seguía sin poder despertarse. Aaron comprendió que él sostenía algo en su mano izquierda. – La espada – El perro dijo. Aaron deseó salir del fluido no podría sumergirse completamente en esa asquerosidad. su cuerpo estaba mojado por el sudor. en su mente. – No – Él gritó cuando un poco de la sustancia espesa y gelatinosa salpico su boca. quemaba de lo brillante que era. estaba cubierto por una sustancia lechosa que le cubría hasta la barbilla. – ¿Gabriel. se volvió más brillante quemando el capullo lleno de líquido que lo encerraba. estaba completamente sumergido. su boca y las fosas nasales. mirando fijamente. su resplandor sobrenatural brilló aun más todavía. brillaban misteriosamente con una luz extraña que bailó alrededor de la habitación. hacia lo que había traído del reino de las pesadillas. Aaron luchó dentro de la bolsa. Gabriel estaba en la cama con él. en el fluido caliente. De pronto. Despacio giró su vista..? – Él dijo jadeando. Cuando él la alcanzó. Pronto cubriría su cara. mantenerse quieto. Él intensificó su batalla para salir de allí.. el se convenció de que no podía luchar. intentando. 86 . sus castaños ojos. Era como si el arma había sido forjada con uno de los rayos del sol. Era el arma más magnífica que él alguna vez había visto. Él no se dio cuenta en un principio. él vio una espada de luz. qué. pero la pesadilla no paraba. haciendo la luz en la oscuridad de la noche que lo embutía. ―Un rayo de sol‖.estaba metido en un saco. Comenzó a tener pánico. Él había tenido sueños similares cuando sus primeras capacidades angelicales habían comenzado a manifestarse. Nunca en todas sus imaginaciones podría haber construido una espada tan poderosa y grande. hacia ello.

Aaron finalmente respondió.Gabriel preguntó. suspirando mientras descansaba su hocico entre las patas. creo que me la dieron para que me ayude. -¿Es un misterio?. con las orejas caídas. que parecía haber traído desde el sueño. se dispersaría en una explosión de luz cegadora. Sentía que sólo se quedaría con él durante un corto tiempo. -Pienso que todo es muy raro -Gabriel dijo. Estaba seguro de que pertenecía a una persona de gran importancia. -Ciertamente lo es. pero la cuestión era quién y por qué le había sido entregada a él. ¿Por qué no analizas nuestras pistas y ves si puedes llegar a alguna conclusión? 87 .-Donde experimentaba viejos recuerdos que no me pertenecían. -¿Al igual que la espada? -El perro preguntó. sentándose junto al perro para calzarse -Pero todo tiene algo que ver con este pueblo. -Al igual que la espada. -Estoy de acuerdo -Aaron dijo. tengo que ir a la clínica esta mañana. -Y como los sueños. Metió los brazos por las mangas y tiró de la camiseta roja hacia abajo. Gabriel preguntó desde el pie de la cama mientras Aaron salió de la ducha y cogió una camisa limpia. Aaron se estremeció al recordar la vista increíble de la espada. -Era un poco como los sueños que tenía antes de que todo esto de los Nephilim explotaraDijo. Oye. necesitas descansar y dar a esa pata una oportunidad para sanar.-¿Qué crees que significa?-. peinándose delante del espejo. Cuando sintiera que ya no era necesario. Aaron se echó a reír y toco la cabeza del perro. Sabía que no era responsable de la creación de la hoja.

-No olvides esto -Dijo. -Estarás bien aquí. La mujer sonrió. -No importa. inclinando la cabeza. Y se echó a reír. la -Está bien -Aaron dijo al perro. una pata rota. volviéndose hacia el propietario. dándole una receta. Puntos. -¿Scooby? -El perro dijo.Gabriel dijo feliz. -Es un perro de la televisión. vacunas contra la rabia. -Que tengas un buen día. Pensó Aaron cuando estaba haciendo una extracción de sangre a un terrier escocés.Aaron dijo mientras salía al pasillo.Cuando el médico termine.-Siempre he querido resolver un misterio..Aaron dijo dirigiendo a la puerta. pruebas. Aaron estuvo ocupado en la clínica veterinaria desde el momento en que entró por la puerta. -La cabeza de Gabriel se inclinó hacia el otro lado. era maravilloso lo listo que era su amigo. ¿De acuerdo? El perro dejo de resistirse. Nos vemos esta tarde. -Eso es todo. y Mike devoró con avidez la galleta. -Voy a enviar esto al laboratorio esta tarde y te llamaré tan pronto sepa algo.Katie dijo. que se llamaba Mike. con preocupación en sus ojos. Aaron entregó a Mike de nuevo a su dueño y los acompañó al vestíbulo para pagar la cuenta. puedes comer una galleta y volver a casa. colocando el vial en el mostrador y. Me viene bien trabajar con animales de nuevo. -¡No me lastimes! ¡No me lastimes!-El perrito ladró mirando a su propietario. Él y Katie estuvieron ocupados toda la mañana y hasta bien entrada la tarde. Shaggy -El perro dijo mientras que Aaron cerraba la puerta.. Él no creía que fuera posible que un pueblo tan pequeño pudiera tener tantos animales que necesitaran atención. -Yo nunca miento -Aaron dijo al perro con un guiño y se despidió de ellos... 88 . muy bueno en la resolución de misterios.. Scooby.

tiró de la cuerda en busca de la luz. cerró la puerta de entrada. -¿Dices que tenemos dos horas antes de la próxima cita? Aaron asintió con la cabeza. Nos da dos horas para ponernos al día. un poco sorprendido. gracias. que eres muy bueno con ellos . -Estamos bien ahora mismo. sonriendo. digamos que hablo su idioma -Dijo con una sonrisa. . moviéndose más allá de él y por el pasillo. -Sabes. algo estaba claramente 89 . mientras esperaba a Aaron .Abrió la puerta y comenzó a bajar los escalones. -Bueno. -¿Qué pasa? -Le preguntó. -Sí -Dijo con una leve inclinación de cabeza. Ella se dirigió hacia la puerta. doctora . tengo algo que quiero mostrarte -Le dijo. -Vaya.miró el libro de citas. -Me gusta el trabajo. Katie sacudió la cabeza y miró el reloj. -Vengo y me encuentro con que él ha desaparecido -Continuó. parecen confiar en ti.Aaron dijo.-La oficina es un caos. la sala de espera estaba vacía. pero no tenía mucha idea de lo que era.-Próxima víctima -Katie dijo cansada. saliendo de consulta.. -El pie de la escalera estaba a oscuras.Aaron dijo. Es un talento que no se ve tan a menudo.Katie dijo. -No. Había tensión en el aire y le preocupaba.una vacuna contra la rabia a las cuatro. realmente. Por primera vez en el día. -Eres un forastero en este pueblo. -Kevin me llamó pidiéndome que viniera aquí para ayudarle con algo. Él no ha estado aquí para las citas por lo menos desde hace cuatro días. -Está en el sótano. -¿Tiene algo que ver con tu antiguo novio?-Él preguntó. cogió un manojo de llaves del bolsillo. -Katie se pasó una mano temblorosa por la frente. apoyada en el escritorio. -La próxima cita…. Aaron la siguió hasta la puerta del final del pasillo. Aaron sentía curiosidad. -Creo que deberías verlo. de madera. iluminando toda la estancia.

pero los miembros tenían escamas. el cuarto terminaba en un tentáculo poco desarrollado. -Cosas malas -Ella dijo. -Tu conjetura es tan buena como la mía. sin poder sacar los ojos de la vista monstruosa. -¿Qué encontraste. pero no estaba bien. 90 . y Aaron retrocedió. como un pez. -Esto no sería lo que mordió a tu perro. sorprendido y un poco repelido. Aaron la siguió de cerca. -En primer lugar he encontrado su diario. Era del tamaño de un gato doméstico.molestando a Katie. pero se toma el trabajo muy en serio. y eso le preocupaba. cosas que ha encontrado en la ciudad. derramando el contenido congelado. era un rajado.Kate respondió. Sacó un bolígrafo del bolsillo de su bata de laboratorio y empezó a introducirla en el cadáver. abriendo la puerta del congelador. El cuerpo estaba cubierto de pelo largo. ¿no? Aaron sacudió la cabeza. luego colocó la bolsa en la parte superior y la abrió. Katie cogió una bolsa de plástico. en la esquina. parecía un mapache. Katie?-Aaron preguntó en voz baja. Incluso fui a la policía para presentar una denuncia de desaparición. -¿Qué es?-Él susurró mientras estudiaba el cuerpo cubierto de escarcha. -¿Qué tipo de cosas? Cogió aire. Las garras curvas eran como las de un ave de presa crecían en tres de sus pies. Dejó que la puerta se cerrase de un golpe. En realidad no.Aaron volvió a preguntar. Katie cruzó el sótano hasta el congelador.. -Mira por ti mismo. y menciona. Era tan feo como un Orisha. -Sí. ¿cómo dijo? ―El se está corriendo una juerga‖-. El cadáver de un animal cayó sobre el congelador con un ruido sordo. pero no tenía ninguna relación con la lesión de Gabriel. pero el jefe Dexter me dijo que debía darle un poco de tiempo. La veterinaria rió con poco humor.. esa es parte de la razón por la que ya no estamos juntos. -¿Qué es?. Ella lo miró y luego se volvió hacia un viejo congelador. gris.

-Parece ser un poco de todo. Ella le ofreció la bolsa. en este pueblo está haciendo monstruos. se quedó pensativo. frotándose los brazos con las palmas de las manos como si quisiera eliminar el frío de invierno. volvieron al vestíbulo. -¿Hay más? . Caminó alrededor de la mesa y abrió el cajón de abajo. señalando el congelador. una mezcla de evolución. -Tiene algo de pájaro y atributos de roedores. quizá dos. Él la miró sorprendido.Aaron preguntó. mirando a la monstruosidad del congelador e imaginándose con repugnancia lo que había en el interior. -¿Qué crees que significa?. La memoria del sueño de la noche anterior y su encuentro con el extraño mapache de ayer de pronto inundó su mente y lo hizo retroceder. podrían pasar por un azar de la Madre Naturaleza en un mal día. pudieran de repente cobrar vida y les estuvieran persiguiendo.Aaron cogió algunas galletas a medida que Katie continuaba con su teoría.Y hay más. así como de los peces y también hay un poco de cefalópodos -Saco el bolígrafo y lo limpió contra la pernera del pantalón. Ella empezó a guardar el bolígrafo en el bolsillo. como si las criaturas inquietantes. cada uno más grotesco que el anterior.Katie repitió.Katie dijo. Uno. pero esto es demasiado. del congelador. -Lo siento -Dijo con la boca llena. desde el sótano. Abrió la bolsa y se metió una en la boca. -Puedes ver por lo que estoy un poco asustada -Dijo.. Revolvió todo el contenido. -Hay por lo menos otros siete allí dentro.-Tal vez algún tipo de producto 91 . -¿Qué crees que significa?.Aaron preguntó. En silencio. apoyado en el mostrador de la recepción.. -Creo que alguien. -Katie se encogió de hombros y continuó. luego cogió un paquete de galletas Oreo sin abrir. entonces pareció pensárselo mejor y lo arrojó a un barril viejo al lado de la caldera. ¿Podría esto de alguna manera estar conectado? -Parecen haber sufrido algún tipo de mutación. -Tengo hambre cuando estoy estresada. Katie abrió la puerta principal. Aaron y Katie se apresuraron escaleras arriba.preguntó con inquietud. -¿Tienes alguna idea de lo que está pasando?. Ella asintió con la cabeza.

Había hablado con Camael así.. sobre todo para un lugar que supuestamente está abandonado. pero la tierra no es estable debido al enjambre de cuevas submarinas de la costa. -¿Existe una industria por aquí lo suficientemente grande como para causar ese tipo de daños? Katie terminó su galleta y cogió otra. ¿Es la paranoia la que habla ahora.Aaron preguntó. o este pequeño pueblo. Katie mordisqueaba como una ardilla la Oreo. -Cuando llegué por primera vez a la ciudad la otra noche. hace alrededor de quince años. pero solía haber un negocio en la ciudad que hacía barcos. -Ya no. Katie negó con la cabeza enfáticamente. Es evidente que los propietarios querían ampliarla. especialmente si piensas que podrían tener a Kevin. lamiendo las migajas de sus dedos. y creo que mi ex averiguó lo que era y por eso ha desaparecido. Creo que hay algo aquí. y ahora. -Eso sería probablemente lo mejor que puedes hacer.-Había una enorme cantidad de actividad. Se llevaron la empresa a California.químico o el vertido ilegal de una fábrica de medicamentos-. Katie se encogió de hombros. junto al mar realmente tiene un profundo y oscuro secreto? Pero había algo. todavía no. -Tal vez deberías ir a la policía estatal -Sugirió. -¿Eres una experta en Alegría? Pensé que eras de Illinois. con los ojos mirando al vacío. -¿Crees que algún tipo de residuo tóxico procedente de la fábrica de barcos se filtró en el suelo? -Aaron alcanzó otra Oreo. -Algo que pudiera cambiar un animal a nivel genético… -¿Aquí?.Cerró la bolsa y la devolvió al cajón. estaba desaparecido. algo que parecía hablar con el lado inhumano de su naturaleza. -Iba a mudarme aquí con Kevin antes de la separación. sorprendido. La fábrica abandonada sigue en pie. Fue de los principales negocios de aquí hasta que cerró. él también. estaba un poco perdida y me encontré en la carretera que conduce a la antigua fábrica. Tengo que estar segura de los detalles antes de comenzar a hacer 92 . así que hice algunas averiguaciones. como el ex novio de Katie. -Aaron se echó a reír. Aaron recordó su encuentro con el jefe de policía. -No.

Katie. Esta noche.acusaciones locas. -¿Qué haría yo sin ti? 93 . y extendió la mano para tocarle el hombro.? -Quiero echar un vistazo a la fábrica. pero odiaba la idea de que Katie fuera sola. -Después de todo. -No tienes que hacerlo -Dijo. El nudo en el estómago creció incómodamente. yo voy contigo.Aaron interrumpió. Katie se le acercó con una expresión de auténtica gratitud en sus ojos. en caso de que Kevin. -La cita de las cuatro.. a la familia. conseguiré las pruebas que necesito. -Es la única manera para demostrar que algo está ocurriendo aquí.Una madre y sus dos hijos entraron con una jaula para mascotas que contenía un gato maullando.. pero dudaba de que hubiera algo que pudiera decir para influir en la resolución de la mujer. -Gracias. -No. -¿Y esos detalles son .. No te preocupes Añadió con una sonrisa nerviosa. Antes de que pudieran decir nada más. A Aaron se le empezó a formar un nudo en la boca del estómago. -Voy a estar bien. -No estoy seguro de que sea una buena idea. -Iré contigo-Dijo rápidamente antes de que pudiera cambiar de opinión. los forasteros tienen que permanecer unidos. . Se encogió de hombros. Aaron. -Esto es algo que tengo que hacer. a la consulta.Katie le miró fijamente antes de salir de detrás del mostrador para pasar. la puerta se abrió . Las campanas de alarma sonaban en la cabeza de Aaron.. supongo -Aaron dijo. y estaré de vuelta aquí en nada. La voz de la razón le dijo que iba a lamentar seriamente lo que estaba a punto de decir. mirando su reloj. -Un poco más temprano. Voy a hurgar un poco.

Gabriel se despertó sobresaltado. atravesando espesos matorrales y ramas bajas. Había estado soñando que perseguía un conejo a través de un denso bosque. y si podía confiar en sus sentidos. Desde dentro. inesperadamente. una pesadilla. cuando algo surgió del cuerpo del conejo. su boca era un enorme abismo de oscuridad. pero tenía miedo. con unos ojos que no parecían reales. Aaron había querido mantenerlo alejado de ella. Su cuerpo había comenzado a retorcerse. pero la idea de una merienda resultaba muy seductora. casi líquidos. Poco a poco su boca comenzó a abrirse más y más todavía. Eran inusualmente oscuros. gruñendo en tono amenazador. Quiso correr. con la esperanza de asustar al conejo desde lejos. como el de las mandíbulas de un animal al desencajarse. Gabriel ladró y gruño. aunque su inmutable mirada nunca abandonó a Gabriel. y 94 . Todavía sacudiéndose del perturbador sueño. como si algo dentro de él estuviera tratando de salir. llegaba el sonido y el movimiento. El conejo se detuvo de repente. El perro saltó al suelo y se desperezó. El perro oyó un chasquido inquietante. Todo parecía estar bien. cuando parpadeó. El conejo se detuvo. pero entonces tomó una bocanada de aire plagada de olores que le hicieron la boca agua. se dio la vuelta para mirarle. una capa lechosa pareció cubrirlos brevemente. Qué vergüenza. Había desayunado.. El animal se tumbó en el suelo. pero no quería darle la espalda a la criatura. Gabriel gimió de miedo y se volvió para huir. su nerviosa nariz husmeaba el aire en busca de algo fuera de lo normal. media hora antes de que Aaron se fuera a trabajar. pero se sentía mucho mejor. era pastel de carne.. pero nunca uno que se pareciera a este. Gabriel observó la habitación a su alrededor desde su posición encima de la cama. Se sentía bien. Comida. con cautela. ser perseguido por un conejo. Quería correr.. Gabriel se alejó. El conejo no era normal. Poco a poco. sin dejar de mirar al perro. Gabriel había visto muchos conejos en sus últimos años. Gabriel volvió a olfatear la herida de su pata. La mandíbula inferior del conejo colgaba de forma terrible. Su cuerpo empezó a convulsionar. el sueño se volvió.

La mesa se sacudió. recordando el incidente en la zona de descanso. Al pie de la escalera volvió a olfatear. Recordando su éxito con la niña y su familia. -Él estaba muy serio. el pomo de la puerta. ni aunque rogaras. y se dirigió derecho a la puerta.La señora Provost dijo. Gabriel estaba seguro de que nunca había estado tan hambriento. -No me mires así. Poco a poco volvió la cabeza. La señora Provost estaba sentada a la mesa de la cocina. a punto de tomar un bocado del sándwich de pastel de carne. Tenía un poco de rigidez en los músculos de su muslo.apenas notaba molestias. Cogió la otra mitad. tirando ligeramente hasta que la puerta se abrió. ¿Cómo puede Aaron hacerme esto otra vez? Se preguntó. Era muy egoísta. y se lamía el morro con avidez. extendió su mente para tranquilizar a la mujer y asegurarle que Aaron no se enfadaría porque le diera un mordisco. cuando Gabriel apareció. La miró de cerca mientras tomaba otro bocado de la combinación de carne y delicioso pan recién hecho. las uñas hacían ruido en el suelo de linóleo. Sus ojos estaban fijos en el plato de comida. Gabriel dio un paso atrás. Gabriel andaba por la cocina moviendo la cola. y no podía creer que la mujer no compartiera ni siquiera un pequeño pedazo de su sándwich. me hizo prometérselo y todo. identificando la cocina como la fuente del olor. derramando el café de la taza junto a su plato. La señora Provost se sacudió violentamente cuando su mente rozó suavemente la suya. 95 . -Ahora no vengas a decirme que tienes hambre -La señora Provost dijo mientras se limpiaba la boca con una servilleta de papel y miraba hacia otro lado. -Mira quién está aquí-Dijo con un asomo de sonrisa. Gabriel recorrió el pasillo y bajó las escaleras con cuidado. Dio un gran mordisco y comenzó a masticar. pero nada que le pudiera impedir bajar las escaleras hacia la cocina. Caminó en círculo por la habitación para estar seguro. Estoy seguro de que estaría muy bien que usted me diera un mordisco de ese sándwich. asustado. -Aaron dijo que no te diera nada. Sintió como la saliva comenzaba a caer de su boca al suelo situado debajo de él. lo que significa que mejor te das la vuelta y regresas a tu habitación-. terminando la primera mitad. Se puso de pie en la puerta y saltó sobre sus patas traseras para coger con la boca.

La señora Provost hizo un extraño ruido con la parte posterior de la garganta y la piel alrededor de su cuello pareció expandirse. y él seguía confiando en que iba a recibir algo del mismo. Gabriel se dio la vuelta y abrió el cerrojo a la puerta principal. Una vez más. Un horrible adormecimiento se estaba extendiendo por su cuerpo. cubierto de espinas. Echó una rápida mirada y vio un objeto circular. pensó Gabriel mientras se volvía de nuevo hacia la puerta abierta. más pequeño que una pelota de tenis. El picaporte se movió.Ella había dejado su sándwich por un momento. Gabriel sintió sus manos cerrarse a su alrededor y arrastrar su cuerpo de nuevo al pasillo. Pero había otro olor. mientras poco a poco caía hacia abajo en el olvido. oyó el clic del pestillo y otro sonido. y venía de la mujer. ¿Cómo puede ser esto? se preguntó Gabriel. húmedo y brillante. clavado en su muslo. pero no sabía lo que era. y Gabriel vio sobre sus ojos la misma cobertura lechosa que había visto sobre los del conejo en su sueño. pensó. Todo era muy confuso. abrió la boca para tomar un bocado. Rápidamente. Pero la señora Provost estaba tosiendo de nuevo y sintió el aguijón de más púas golpeándole. Ella se congeló y poco a poco se volvió en la silla. pero lo recogió de nuevo. La mujer estaba tosiendo con fuerza. como si cayera en el océano. Pero la vieja se le quedó mirando con una extraña expresión en su rostro. Una vez más. Movió la cola esperando que se acercara. Aaron lo sacará. Gabriel empujó ligeramente. Y entonces parpadeó. Encontró un indicio de algo. De repente dejó de importarle si conseguía un bocado del sándwich de carne. un movimiento lento y lánguido. lo bastante cerca para que su nariz atrapara un toque de los olores de la afueras de Maine. Todavía tenía el sándwich en la mano. se levantó y cogió el picaporte con los dientes. Gabriel apenas había abierto la puerta cuando sintió el primero de los proyectiles golpear su pata izquierda. como si nunca lo hubiera visto antes. pero no parecía llegar a ningún lugar. 96 . y se dejó caer al suelo junto a la puerta. De pronto la puerta parecía estar tan lejos. Tenía que llegar hasta Aaron. Podía oír los sonidos que producía la mujer detrás de él. sugiriéndole que fuera amable con él. Corría tan rápido como podía. Un océano con algunas cosas malas. Si que huele mal. Quería arrancarlo con los dientes. Retrocedió hacia la puerta sin apartar los ojos de la extraña anciana. como la de un sapo. su nariz buscaba impaciente un olor fuera de lo normal. Era como el mar. pero temía que las espinas le lastimaran la boca. pero más viejo. Sintió como se le erizaba los pelos de su lomo. Su olor había cambiado. pero un primitivo instinto le dijo que algo andaba mal. el perro miró alrededor de la cocina en busca de signos de peligro.

hacerse algo de comer antes de embarcarse en sus maniobras nocturnas con Katie. decidió subir y buscar a Gabriel.. se había comprometido a buscar la ayuda de Katie en la fábrica abandonada. Gabriel. o cuando se había ido Camael. chico. Llamó de nuevo mientras miraba alrededor de la cama sin encontrar nada. dejando la puerta abierta detrás de él. Aaron volvió al pasillo y llamó de nuevo. para el caso. mientras caminaba hacia la cocina. pero había un plato con un sándwich de carne a medio comer en la mesa. lo más probable. Tengo que dejarlo fuera de mi mente. . luego en la colcha en el suelo. Se volvió hacia la puerta y se detuvo. La cocina estaba vacía. Sus ojos se posaron en la cama vacía.. Sus pensamientos corrían cuando llegó a la casa de la señora Provost. Pero ya era demasiado tarde. 97 . y luego darle de comer y. pero quería estar seguro de que su anfitriona no estuviera planeando otra cosa. había perdido a su mejor amigo. pensó. y sintió una inquietud cada vez mayor. ¿cómo te sientes. –¿Señora Provost? ¿Está en casa? Al no obtener respuesta. Estaba deseando comer algo antes de comenzar su misión imposible. La señora Provost estaba en el pasillo. -Oye. y eso era lo que iba a hacer. Tal vez la herida del perro era tan grave que habían tenido que llevarlo al veterinario. eso explicaría también el sándwich a medio comer y la ausencia de la señora Provost. -Gabriel-. Aaron decidió llamar a Katie. Quién sabe. Sería tan fácil como hacerse un sándwich. Aaron entró más en la habitación. junto a la puerta. Había que limpiar la herida del perro.Aaron no podía creer lo que se había comprometido a hacer. gritó.¿Señora Provost?-. sólo para estar seguro. algo le decía que sería una mala cosa. No quería molestarla. Comenzó a sentir pánico. tal vez sería capaz de averiguar por qué me había sentido tan extraño.?-Aaron dijo cuando abrió la puerta y entró en la habitación.

¿Estaba todo conectado?. La vieja gruñó disgustada..? De pronto el cuello de la anciana se hinchó. La espada de sus sueños apareció de pronto en la mano de Aaron. se preguntó. y vio algo que enfrió la sangre de sus venas en un parpadeo. Los instintos conectados con la parte inhumana de su identidad empezaron a gritar en estado de alerta. tosió con violencia y expulsó algo hacia él. y una voz muy dentro de él dijo que lo estaba. Aaron levantó la hoja de luz blanca. e instintivamente dio un golpe apartando a un lado los proyectiles. dirigió su poderoso resplandor hacia lo que falsamente había creído que era una mujer de edad. Simplemente lo miró de forma extraña con unos ojos que parecían mucho más oscuros que antes. Parecía una bola de grasa con púas afiladas.-Me has asustado -Aaron dijo con una sonrisa sorprendida. 98 . Levantó sus callosas manos para proteger sus ojos de la luz ardiente. con voz ronca. Aaron avanzó hacia ella. Se inclinó hacia delante.¿Dónde está Gabriel? ¿Está bien? La mujer no respondió. La mayoría se convirtió en polvo al contacto con la cuchilla de luz. -¿Dónde está mi perro? ¿Dónde está Gabriel? La mujer se agachó en el suelo. -¿Qué eres? -Preguntó.. Su mente daba vueltas ante lo extraño de todo aquello.. avanzando hacia ella. un gorgoteo húmedo como el de un tubo de desagüe atascado. deteniéndose en seco. -¿Qué pasa? -Preguntó. pero una de las piezas cayó al suelo de madera y trató de encontrar sentido a lo que veía. -Ya basta -Se oyó decir con una voz que no sonaba en absoluto como la suya. expulsando una nube de gas nocivo. y se fijó en que su garganta había comenzado a expandirse una vez más. -¿Pasa algo. Casi de inmediato supo que algo no estaba bien. La hoja bañaba a la señora Provost con su luz sobrenatural y su garganta se desinfló rápidamente. -¿Señora Provost? -Preguntó. y pensó en las cosas congeladas en el sótano de la clínica veterinaria.

su cuerpo cambiaba. basándose en su rápida ojeada. Retiró las manos rápidamente. La vieja gritó. Estaba a punto de llamar a su arma de luz cuando la boca de la señora Provost 99 . pero sonaba más como el chillido de un animal que como un grito de dolor. La piel del cuello se expandido. dando tumbos por las escaleras entre un montón de gritos. Su ritmo cardíaco era errático. pensó en los animales en el congelador de la clínica. lo que fuera le recordaba a un cangrejo ermitaño que había tenido una vez como mascota. Había algo viviendo dentro de la señora Provost. y su mano había comenzado a llenarse de ampollas. Una vez más. Sólo podía contemplar con horror como sus pies se enredaban y tropezaba. -¿Qué eres? -Preguntó de nuevo. -¿Qué eres? -Preguntó. manteniendo un ojo en la garganta inflamada. Inclinó un poco la cabeza para poder mirar dentro de su boca. Un bajo gorgoteo escapó de su garganta y empezó a retorcerse en el suelo. Aaron se agachó y le abrió la boca. Se preguntó si había algo escondido más profundamente en su interior. con mayor fuerza. abriendo ligeramente su boca. Aaron agarró la espada con torpeza y fue tras ella. La señora Provost corría de forma irregular hacia la escalera. con la esperanza de que mediante el uso de su don sobrenatural de las lenguas pudiera hablar con lo que se escondía dentro de la señora Provost. Era suficiente para preocuparse. El olor extrañamente dulce de la carne quemada perfumaba el aire. Todo comenzó como un rumor en lo que parecía ser el estómago de la vieja.La señora Provost saltó. parecía relativamente indemne. y Aaron se tambaleó hacia atrás. sorprendido por el ataque. un silbido inhumano salía de su boca cuando arremetió contra él tratando de mantenerse lejos de la espada. como si ya no tuviera el control de sus funciones motoras. Se arrodilló junto a ella y buscó el pulso en su cuello. Si funcionaba en perros y otros animales. ¿por qué no en esto? Su cuerpo se estremeció. y Aaron retrocedió de inmediato. Tocó de nuevo la barbilla de la mujer. hacia su pecho y luego a su garganta. escapando por su garganta. apretándose la mano herida con la que había tocado la espada. pero aparte de eso. Aaron bajó corriendo las escaleras cuando el cuerpo de la mujer cayó lánguidamente en el vestíbulo. evolucionando a una nueva y monstruosa forma de vida. Salió de la sala. la carne empezó a retorcerse debajo de la ropa. Algo se escabulló en las sombras de la parte posterior de la misma. y vio con horror como aumentaba el tamaño del abdomen y se desplazaba hacia arriba.

haciendo eco en el vacío sin fin en que se había convertido el ser. -Y volverás a nacer. Renacerás.se abrió de golpe y una gorgoteante y horrible carcajada llenó el aire. -Oblivion ya no te reclama más. -Venid a mí -La voz. Y se hizo la luz. Stevie no sabía por qué. los Arcontes miraban como un ángel sostenía la cara del muchacho. Una vez más. -No temas a la luz de mi justicia -La voz dijo.-Escucha mi voz y ven a mí. símbolos que probaban que había sido tocado por lo divino. seguida de una voz igual de escalofriante. -Hay una misión de gran alcance que espera más allá del crepúsculo Stygian. ardiendo a través del color del ébano e hizo una mueca. consumiendo la oscuridad. se sentía atraído por el potente sonido que invadía su soledad. Ven-. En silencio. satisfecho con el trabajo de sus magos. Estas eran las marcas que lo distinguirían de todos los demás. que crecía mágicamente en sus manos y miró a los ojos vacíos. Reverberaba a través de un capullo en la sombra. -¿Qué soy?-Preguntó en un idioma compuesto de zumbidos y chasquidos. 100 . El resplandor siguió creciendo. -¿Me escuchas? -Preguntó. Y somos legión. repitió más cerca. Verchiel miró a los ojos del hombre. habían formado cicatrices permanentes que decoraban el físico perfecto. Hay trabajo por hacer. transformado en algo que trascendía la simple humanidad. volviendo la cara. Los símbolos arcanos que se habían dibujado. Una voz retumbó en la oscuridad. Verchiel se arrodilló ante el que momentos antes había sido sólo un niño. y marcados sobre la carne desnuda. El ángel miraba el magnífico y musculoso cuerpo del niño convertido en hombre. tirando de él desde el abrazo de las sombras hacia el corazón de la luz. –Vuestro amo y señor os necesita. reconfortándolo de maneras que la oscuridad no podía.-Yo soy Leviathan. cegado por su impresionante intensidad. tocándolo.

-Pero voy a hacer lo correcto. una pálida y lánguida sonrisa apareció en los labios de Verchiel.Levantó una mano y señaló con el dedo al hombre que estaba llorando patéticamente. El cuerpo del hombre comenzó a mover las piernas. Levantó al hombre del suelo. pero él miraba patéticamente a Verchiel. -El potencial para la grandeza emana de ti en oleadas. cubriendo el cuerpo del hombre con el metal rojo forjado en los fuegos del cielo. -Vestidle -Ordenó el líder de Los Poderosos. se apartaron. todo excepto la cabeza. Empezó a gritar.. que había sido Stevie. húmedos de sudor. -Yo os necesito -Susurró. Cuando terminaron su tarea. con sus cicatrices. -Falta algo. -Ahora es todo tan nuevo para ti -Verchiel dijo. Hay tantas cosas por hacer -Susurró. deseando que el hombre recobrara la conciencia. acarició los cabellos rubios. Cada pulgada de la carne del hombre cubierta por la armadura construida con el metal rojo sangre. dejándose caer en el suelo de la terraza acristalada. y se acercó a Verchiel. Algo que te hará estar completo. que sostenían las piezas de una armadura de intenso color rojo de la sangre derramada.-Te pido que vengas. El cuerpo del hombre. -Eso es. La conciencia inundó los ojos del hombre. sin emociones adornando su rostro. tendiéndole la mano al hombre. -Estoy esperando. con una sonrisa fría. una llama de color azul hielo iluminó brevemente la boca abierta. Era un espectáculo terrible con su traje de guerra color carmesí. su cuerpo se puso rígido con el choque de la misma.Dios te necesita. se contrajo una vez y luego se quedó inmóvil.Él susurró. acercando su boca al hombre. 101 . le abrió la boca y sopló suavemente en su interior. Todos estamos esperando.Se volvió a los Arcontes. y lo mantuvo en alto. .. Verchiel llevó una mano a la barbilla del hombre. Verchiel siguió mirando. -Mírate -Verchiel dijo. varios de sus soldados entraron en la habitación. los ojos estaban llenos de lágrimas de miedo y confusión. un grito agudo de renacimiento que decayó en un jadeo sibilante mientras rodaba de un lado a otro en el frío suelo de la terraza. una cáscara vacía dispuesta a tomar la forma de un instrumento de precisión quirúrgica. entre gemidos y temblores. Un instrumento de redención. Cariñosamente tocó el inexpresivo rostro del hombre. Verchiel hizo un gesto hacia la puerta. Los magos hicieron lo que les dijo.

de pie delante de él. -Cazador de falsos profetas.Colocó el casco sobre la cabeza del hombre. presentando a la nueva arma de su arsenal a los que le rodeaban. convirtiéndose en una bola de fuego de color naranja. 102 . al principio no más grande que la llama de una vela. vestido con el color de la rabia.El fuego apareció entre las manos extendidas del ángel.Él ángel le dijo y el fuego se tornó oscuro. tomando forma. solidificándose en un casco del mismo color sangre. extendiendo la mano.. -Yo te enseñaré. -Tú serás mi herramienta de absolución. -Mi instrumento de absolución. -Malak -Dijo. Verchiel dio un paso atrás admirando el rostro temeroso.

su contenido tóxico se filtraba en las aguas subterráneas. cuando escuchó un golpe leve en la puerta. volviendo a la mesa y colocando la linterna al lado del cojín. Katie sacó un cuaderno y examinó la lista de cosas que tenía que coger antes de esta noche. Su haz corto cruzó las sombras que se acumulaban con la llegada del anochecer.-Comenzó-. -Vi una por aquí en alguna parte. corroídos por el tiempo.En el piso de arriba de la clínica. -¿Puedo ayudarte en algo. -dijo pensativa. ¿no es así. ¿Cuánto tiempo llevaban aquí y todavía no había desembalado todo? Katie movió algunas de las cajas y encontró la linterna. El horno de microondas empezó a pitar. cargado de cientos de barriles de metal. -Supongo que valdrá -Dijo ella. Su estómago se sentía mareado con los nervios. pero sabía que tenía que comer algo antes de sus planes nocturnos. Miró el reloj. se sentó en la cocina. Ella estaba a punto de sentarse. la invasión del ecosistema de la ciudad Maine. y la encendió. deteniéndose cuando vio que no era Aaron él que estaba en el umbral. Katie se había perdido en sus pensamientos.. Se levantó de la silla y se acercó a unas cajas que estaban apiladas junto a la puerta del dormitorio. Estaba esperando a Aaron. 103 . apuntó a la sala. -Un poco más temprano. Entre cucharada y cucharada. pero no había quedado hasta las siete. y ella salió de su inquietante ensueño para responder a su insistente sonido. El alegre jefe de policía se mantuvo rígidamente en la puerta y se quedó mirándola. en un lugar oscuro y húmedo. -Linterna.. Ella tocó el primer elemento en el cojín con el dedo. Ella cogió la taza humeante de sopa de pollo. Tal vez había llegado temprano para tratar de disuadirla de su planificada aventura. jefe? -Preguntó Katie.

-Siento molestarte -Dijo. tratando de retrasar lo ineludible. 104 . y luego se quitó el sombrero cortésmente. moviéndose hacia él.pero tengo noticias sobre el Dr. se abriera y cayera en un abismo sin fondo. Ella cogió un vaso de un armario y abrió el agua. Wessell -Comenzó. pero él levantó una mano para tranquilizarla. El Jefe Dexter estaba tomando un trago de su vaso cuando se estremeció violentamente. su voz sonaba extraña.Era casi como si ella le hubiera despertado. -¿Qué es? -Preguntó en un susurro sin aliento. tapándose con la mano. cruzó los brazos sobre su pecho. poniendo la mano bajo el chorro.. haciéndose a un lado para que entrara el Comisario. y el Jefe Dexter tosió nerviosamente. y luego se apoyó en el fregadero. -Tiene que correr un minuto -Dijo sin darle importancia. como si hubiera viento del Ártico. El tipo tembló. Él asintió con la cabeza. -¿Es malo? -Por fin le preguntó. El vaso cayó de su mano y se estrelló en el suelo. -¿Jefe?. -¿Puedo ofrecerte algo? -Preguntó mientras se dirigía al interior de la cocina. debajo de ella. Wessell. reposada -descubrió algunas cosas sobre nuestro pueblo.Katie preguntó. Tenía los ojos cerrados. -El Dr. cosas que deberían haber permanecido en secreto. Katie sintió que se le encogía el corazón. conscientemente girando su sombrero entre las manos. -Un vaso de agua estaría bien -Respondió. Él entro y cerró la puerta. Ella le entregó el vaso. El silencio en la sala se hizo casi ensordecedor. -Hay que esperar para que se enfrié. como si el suelo..

Como todos nosotros. recogiendo cuidadosamente los pedazos de vidrio roto. en sus manos tenía montones de fragmentos de vidrio.Dijo con voz tranquila. Katie de pronto tuvo miedo. mantuvo un fragmento afilado del vaso en su mano. caminó al cubo de debajo del fregadero. -Debe hacer como todos nosotros. Katie no tenía ni idea de lo que el hombre estaba hablando y estaba dispuesta a correr a la puerta y cerrarla detrás de él. y comenzó a balancearse de lado a lado. al llegar a la puerta la abrió. algo no estaba correcto en el maldito pueblo.¿Qué diablos significa eso? -Sal-Dijo ella. cuando comenzó a asimilar las implicaciones de las palabras del oficial de policía. -No cuando estamos tan cerca de ser libres. -¿Qué es exactamente lo que sugieres. jefe? -Preguntó ella. y fue uno de los más desagradables sonidos que había oído en su vida. al igual que su garganta estaba obstruida con líquido y debe haber sido un truco de la luz. vio que estaba caminando hacia la puerta. como si esperara a que alguien se uniera a él. por si acaso tenía que defenderse. pero algo parecía estar mal en sus ojos. para tirar los restos del vaso roto. mucho miedo.Dijo en trance. No mostrar nunca el miedo.. era algo que había aprendido en su trabajo con los animales. Ella no quería que él supiera que la había asustado. desafiante. pero cuando se volvió.Katie estaba arrodillada en el suelo de la cocina. Algo no estaba bien con el hombre. Pensó ella. Aún así. -¿Alguien va a hacerle algo a Kevin? Ella se sorprendió por la respuesta del hombre. dándole la espalda. El Jefe Dexter se rió entre dientes. ascendiendo lentamente desde sus pies. -No puede haber gente hurgando -Dijo en esa húmeda y grave voz. Pero el jefe acaba de abrir la puerta y dio un paso atrás en el interior. 105 . -Creo que será mejor que te vayas.

Le recordaba a un erizo de mar. Quería gritar. el mundo a su alrededor de repente no tenía sentido. Llamaría a la policía estatal. Ella levantó la mano. estaba buscando el teléfono cuando oyó un ruido. -Nada debe impedir a todos ser libres. tenía que ver lo que el comisario estaba esperando. soltó otro con la poderosa tos. Su número estaba en el block que dejó sobre la mesa de la cocina. un corte violento de sonido. mirando hacia la puerta con anticipación. 106 . Tenía que ver lo que estaba subiendo en las escaleras. casi dislocándose la cadera. el dolor del fragmento clavado en la carne mantenía su concentración. Luchó para mantener sus párpados abiertos y que no se cerraran. Katie estaba frente a la puerta abierta. casi divertida como la sangre corría por la herida. El comisario seguía en pie junto a ella. se cayó al suelo.Eso es todo. Por el rabillo del ojo vio que el policía comenzaba a ponerse de cuclillas. y se sacó el objeto de la carne. -Estamos tan cerca -Dijo el jefe Dexter. golpeando su cabeza contra el borde de la mesa. pensó. No sonaba como una persona. De nuevo el comentario acerca de la libertad. pero ¿Pero de donde vino? Podía sentir la sensación de adormecimiento extendiéndose desde el cuello a su cuerpo con increíble velocidad. Oyó el sonido de las uñas escarbando en el exterior de los escalones de madera. hasta el brazo. era igual que un animal que tiene cierta dificultad por subir los escalones. Ellos deberían estar cubiertos de una especie de veneno. Ella chocó con la mesa circular de la cocina. pero todo lo que podía hacer era quedarse allí y verlo como estaba. Se sentía como si estuviera en un sueño. Katie miró hacia el sheriff en la puerta abierta. ella pensó en el significado. cayendo al suelo. su forma circular cubierta de espinas afiladas. Apenas un poco más lejos. y se lanzó por la habitación hacia el teléfono. murmuró. Tenía la mano en el auricular cuando sintió que le golpeaban la nuca. ¿Iba por su arma? Katie extendió la mano sobre el teléfono. Un aerosol de proyectiles fue arrojado desde su boca para decorar su cuerpo. y se dio cuenta con horror que no podía sentir nada. era el sonido de una tos. No era el sonido de un disparo. Reflexivamente su mano se dirigió a su cuello. Katie sostuvo el trozo de vaso en la mano mientras se movía a cámara lenta a través de la cocina. como un portero. Katie miró a los erizos clavados en su carne. algo que le irritó la piel como si fuera salpicada con ácido. negro y brillante. en la que tenía el trozo de cristal. y vio. esperando que alguien llegara.

Era la cosa más horrible que había visto en su vida. Ella vio que el animal comenzaba a temblar. dando tumbos en el marco de la puerta y en el apartamento con gran dificultad. un pulpo. y era un organismo compuesto por los atributos de muchos otros animales. El jefe de la policía alegremente se arrodilló al lado de la abominación. se acercaba a ella. algo de pesadilla. El monstruo tenía una gran dificultad con el suelo de baldosas. la espalda. Era un sonido agudo. era una monstruosidad muy similar a los muertos en el congelador del sótano. tenía la boca torcida. estaba teniendo problemas para respirar. Después del sonido hubo un ruido de algo que se derramaba sobre el suelo. las escamas. la bestia gruño. 107 . tenia garras. Katie sabía que había perdido la capacidad de gritar hacia algún tiempo. el olor de la marea estaba sobre ella. sintió que la tocaba. fue su último pensamiento mientras se entregaba al veneno que corría por sus venas. -Parte de la totalidad -Oyó decir en voz baja a Dexter en la oscuridad. -Para mantener el secreto -Dijo en un suave murmullo-. pero no le impidió intentarlo. y el sonido de varias pisadas deslizándose por el suelo de baldosas hacia ella. una grulla. -Debe ser parte del todo. Ella se deslizó más allá. una serpiente. uno que le había hecho retroceder si no hubiese estado bajo los efectos de una toxina. Katie se llenó de repente con una abrumadora sensación de miedo.Hizo su aparición. más profundo en el olvido. deslizándose por la superficie con dificultad y oliendo todo. le faltaba el aliento. con los ojos cerrados ante el rostro de su pesadilla. Querido Dios. las plumas y cuando acarició su cuerpo. gracias a Dios. debe estar al servicio del grupo. Está en mi boca. Un castor. Ella creía que su sentido del olfato también había sido adormecido. pero que no con identidad propia. sus ojos se pusieron insoportablemente pesados y empezaron a cerrarse. Y entonces oyó un sonido que al principio no pudo identificar.Él se agachó y empezó a acariciarle el pelo. una de sus extremidades. Entonces. e incluso un pez: Todos estaban representados en la masa horrible que se estaba arrastrando por el suelo de la cocina. Katie escuchó un sibilante y gruñido bestial.

Por supuesto. el ser vivo dentro de la señora Provost. Aaron se deslizó hacia la zona boscosa y por un terraplén de arena a un tramo 108 . Encontró el block de notas con la lista de Katie y la linterna sobre la mesa. eso es sólo el camino. una opresión incómoda se formó en su garganta. cerca de la mesa de la cocina. llevando la linterna con él. La fábrica parecía un lugar tan bueno como cualquier otro para continuar la búsqueda de sus amigos desaparecidos. de algo. No tenía ni idea de lo que estaba hablando. No pasó mucho tiempo antes de que pudiera escuchar el sonido del mar y oler el aire salado. como el de la señora Provost. Aaron se dirigió allí. Dudaba de que era algo tan simple como un tóxico vertedor. Empezó a preguntarse cuántos ciudadanos de Alegría tenían una de esas cosas. desagradable. Tomó la linterna de la mesa y la probó. y. lo tocó con la punta de sus dedos. últimamente las cosas eran: Nada. Olía fuerte. por cada casa que pasó estaba a oscuras. La había llamado tanto a la clínica y el apartamento. Era claro. -¿Katie? -Gritó. Aaron se limpió la sustancia viscosa en la pierna del pantalón y exploró más la cocina. que había sido demasiado familiar en los últimos tiempos. caminó a través de la calle hacia los muelles. El ser vivo dentro de la señora Provost había despotricado sobre algo que se llamaba Leviathan y cómo todos pronto seríamos libres. recordándole a la playa durante la marea baja. olor a huevo podrido. En realidad no había muchas opciones. abriendo ligeramente metió la cabeza dentro. Había otro charco. Se estremeció. llevándoselos a la nariz. le había dicho mucho. Ella debe haber estado preparándose para ir a la abandonada fábrica de barcos. y se arrodilló a obsercvar.Aaron no tenía ni idea de lo que iba a encontrarse. El camino era escalofriante. cerca de las manchas de sangre. Se mantuvo en las sombras. Las luces estaban encendidas. Él y Katie habían discutido la forma de llegar a la fábrica ese mismo día. No había señales de vida en el lugar. normal o fáciles. Esa horrible sensación de temor. en el suelo. finalmente. y todo parecía normal hasta que se dio cuenta de las salpicaduras de sangre en el suelo. estaba en la boca de su estómago. y asegurarse de que Katie estaba bien. pero Katie no había respondido. gelatinoso. buscar a Gabriel y a Camael. La puerta del departamento estaba cerrada con llave y abrió la de la cocina. que vivía dentro de ella. ya que subió con cautela la escalera de madera que llevaba al apartamento de Kevin Wessell. la encerró en el sótano. La fábrica. él pensó que podía encontrar el camino.

Con una llave en el bolsillo. cercado con alambrada. algunos incluso en pijama y albornoz. hombres. los lugareños actuando de manera extraña. señalaban hacia la estructura para iluminarla. Una pequeña ciudad con un secreto. Aaron vio al conductor salir lentamente. Aunque era de noche. Con una resonancia escalofriante. y si no estaba viviendo en la actualidad.solitario del camino que terminaba en un nivel elevado. mujeres y niños. pensó al salir de la clandestinidad. las desapariciones misteriosas. Aaron vio que el auto era conducido por el Jefe Dexter. con las luces encendidas. La camioneta Ford redujo la velocidad cuando se aproximó a la valla. No fue bien. Cerca del edificio. Entraron en el edificio a través de una gran puerta de metal oxidada. se quedó inmóvil en la oscuridad y contuvo la respiración cada vez que el coche patrulla pasaba. se podría pensar que habían quedado atrapados en una mala película de ciencia ficción. y Aaron se agachó para cubrirse. permaneció en la sombra. Usó los coches aparcados como cobertura. Sus faros iluminaron la zona de aparcamiento. sus preguntas sobre la gente del pueblo se aclararon de una manera horrible. Sólo podía ver la forma de la fábrica. El conductor cerró la cadena después de entrar. Asomándose sobre el capó de un Volvo azul claro. abrió la verja para permitir la entrada de vehículos. y se metió entre las puertas de la propiedad. Aaron podía ver que la parte de atrás de la camioneta estaba llena de gente: jóvenes y viejos. 109 . mirando el camino de detrás. abrió el candado y la cadena. Aaron vio al grupo que había estado en la parte trasera de la camioneta iban caminando con rigidez desde el aparcamiento hacia la fábrica. Se agachó cuando un coche patrulla de la policía se acercó lentamente en la esquina. Aaron se acercó más a la fábrica. las sombras arrojadas por la estructura servían. Debe ser el turno de noche. hizo una revisión extensa de flores silvestres y hierbas altas. y esperó hasta que el policía había llegado alrededor del edificio antes de tratar de estar más cerca. Aaron oía el ruido de lo que podría ser solamente un martillo neumático. No quiso que lo vieran. Encontró lo que parecía ser una vieja salida de emergencia y trató de abrirla. muy bien para esconderlo. por lo que evitó la entrada principal y buscó otra forma menos evidente de entrar en la fábrica. estaba cerrada por dentro. Algunos coches estaban estacionados enfrente del edificio. y luego continuó en dirección a la fábrica. Él fue excepcionalmente prudente con la Patrulla del jefe Dexter. Una luz se acercaba en dirección contraria.

-Vamos. y metió la hoja naranja entre la jamba y la puerta. buscando algo para forzar la puerta. se dirigió a una puerta en el otro lado. Dio a la puerta un tirón. no estaba siendo atacado de modo alguno. no quería llamar la atención. Fue una experiencia diferente a las otras veces. Aaron desapareció la herramienta de fuego de inmediato y encendió la linterna que había guardado en el bolsillo de atrás. cuando había convocado una espada de fuego. Aaron se escondió más cerca. Aaron. Aaron cerró los ojos y pensó en un arma de fuego. como si estuviese deseosa de ser utilizada una vez más. y totalmente exento de luz. más se convencía de que podría funcionar. La hoja de luz. Además. el sonido-bis-bip de los refuerzos de las máquinas. había equipos viejos. pensó en atraer el intenso brillo. sillas. él abrió los ojos para ver que se empezaba a formar en su mano. ciertamente no lo sería nunca más. en el aire estaba el aroma de la fusión de metales y el humo aceitoso. para hacer cosas. el rugido de la maquinaria pesada. Era una idea descabellada. un lugar donde la gente había venido a trabajar. mirando con temor. la de sus últimas pesadillas. pero cuanto más pensaba en ello. Piensa. Aaron llegó al otro lado y se dirigió por un pasillo más corto. Se asomó al borde del agujero. había un enorme agujero. Dentro de la fábrica. Él reconoció incluso a gente de la ciudad: el maníaco de la sucia gorra de los Red Sox. y mierda en general se amontonaban en el interior. Aaron imaginó un puñal con una larga y delgada hoja. Apresuró el paso y se detuvo a la sombra de otra puerta. utilizando todo tipo de equipos de construcción para hacer la abertura más grande.-Maldita sea-Dijo entre dientes. Estaba en un pasillo de bloques de cemento que parecía ser utilizado como almacén. Y entonces cayó en la cuenta. delicada. No hubo la más mínima resistencia cundo el cuchillo disolvió el mecanismo de bloqueo. y se abrió lo suficiente para que pudiera entrar. y una mujer mayor que había estado en la 110 . Estaba fresco y húmedo. escritorios. pero la consideró demasiado grande y difícil de manejar para la tarea. -Mira eso-. veleros. Los ciudadanos de Alegría estaban trabajando en el fondo. por lo que se preguntó si sería capaz. Los sonidos de las máquinas ahora eran más fuertes. pero no había nada. de hecho. que tenía en mente. el zumbido de los generadores de gas. Tal vez no era una causa perdida después de todo. la manifestación de su poder. Susurró mientras el cuchillo tomaba forma. escuchando atentamente los sonidos de la actividad exterior. de inmediato surgió en su cabeza. Había montones de tierra y roca que habían sido apilados alrededor de la excavación como protección. en medio de la extensa estructura. Si esto hubiera sido una vez una fábrica. En silencio. entre los montones de basura. Miró a su alrededor.

estaba en el centro de la habitación. y no podía salir de la ciudad con los esclavos de Leviathan. más un reflejo del horror que vivía en su interior. El túnel se dividía. Llegó a una repentina esquina. él podría haber usado un poco de ayuda del ángel guerrero. a trasladarse cautelosamente. trabajaban sin descanso. Se vio obligado. Él se asomó con cautela a la cámara y se encontró una improvisada oficina veterinaria. en la tierra. y las sombras proyectadas por los trabajadores. con picos. Había una cuesta hacia abajo. eran extrañamente inquietante las versiones distorsionadas de sí mismos un la pared del túnel. Había luces encendidas a lo largo de las paredes. pidiendo ayuda. y miró con recelo a su alrededor. cualquiera que fuera eso. pero no podía hacer eso. pensé mientras colocaba su mano sobre la roca fresca. y un hombre. Los chillidos del animal protestando se hicieron aún más frenéticos y Aaron se estaba acercando a una difícil situación. Una mesa. cuyos bordes eran irregulares y ásperos como los tallados de las herramientas y máquinas. bastante oscuro.. Aaron 111 . y asegurándose de que no lo estaban viendo. palas y martillos neumáticos.oficina del veterinario con un periquito enfermo. Ya no quería nada más que encontrar a Gabriel y a Camael y salir de este infierno. y el otro sería el que acababa en la cámara de donde estaba seguro que provenían los sonidos de angustia. Esta idea fue rápidamente descartada cuando sonó el ruido de algo chillando delante de él. mientras que otros llevaban carretillas cargadas con los escombros de la excavación. perros. caminó por la cuesta. picaban y cavaban en las zonas demasiado pequeñas para la máquina grande. un camino iba a la izquierda. bajo unas escaleras improvisadas que le llevó a lo más profundo del agujero. con sus ropas cubiertas de suciedad. estaba con un gato grande. y Aaron lentamente. como si estuvieran pulidas. Recordó algo que Katie había mencionado acerca de cuevas subterráneas y túneles debajo de la fábrica y se preguntó si era la razón de la frenética actividad. se utilizaba como una mesa de exámenes. probablemente de la cafetería de la fábrica. con cuidado. uno de muchos animales de compañía que estaban alrededor de la cueva. hacia abajo. Quería que su mentor estuviera allí. Todavía se notaba húmedo. Aaron entró a través de la apertura y comenzó un descenso. pensó. conejos. Esto es demasiado. tal vez por el flujo del océano. Al pie de la escalera se encontró una entrada a un túnel. como si el mar hubiera dejado la esencia de sí mismo. frenéticamente. él no podía salir sin Katie. Con linterna en mano.. Era un animal. Aaron se preguntó nervioso ¿Cuántos metros habría por debajo de la superficie ?. fría. Las paredes eran extrañamente suaves. cada cinco metros más o menos. La gente de abajo se movían como hormigas. Había todo tipo de criaturas de cuatro patas: gatos.

más frenética. mecido suavemente en los brazos del hombre. a la mesa y comenzó a examinarlo. y Aaron quería apartar la mirada. Los animales en la cámara aullaban y arañaban las paredes de su jaula. sólo que este estaba vivo. un terrier de algún tipo. El hombre tenía sujeto un gato de pelo largo. Los otros animales habían empezado a gritar y gemir. Era una de las. El hombre había comenzado a acariciar a la horrible bestia. Pero su mejor amigo no se encontraba entre los presos. también percibió el peligro potencial de aquí. Escuchó un grito. de color rosa en la parte baja de la espalda. Los pobres animales sabían lo que iba a suceder y los llevó al borde de la locura. El monstruoso animal jadeaba por el esfuerzo cuando el tumor siguió creciendo. La naturaleza angelical que residía en él de repente comenzó a moverse. De pronto. las orejas. como si hubiera sido. como si viera cosas así todos los días. de la 112 . le congeló hasta los huesos. algo surgía de la herida. Aaron tuvo que parpadear dos veces antes de que su mente pudiera ajustar lo que veía. al felino.. Era una araña. como un cangrejo. Aaron. la carne de la bestia estalló con un pop ligero. los ojos y luego. El animal miró torcido. Lo que vio después Aaron. tal vez. La masa hinchada en la espalda de la criatura era más del doble del tamaño y con una vida propia. sabiendo que algo malo iba a suceder. Nunca había visto nada parecido. El hombre regresó a la mesa de examen. la mano con incrustaciones de suciedad acariciaba la bestia repetidamente en la parte superior de su cabeza deforme. Aaron notó el crecimiento de un bulto bajo la piel. nunca había oído antes algo así. La cacofonía de lamentos de los animales era casi ensordecedora. y en un trozo de piel desnuda. como un maullido extraño. y trató de reafirmar su posición. y se produjo un géiser de fluidos.. con los brazos cargados. y el hombre miraba con una expresión aburrida de desinterés.los observó para ver si alguno era Gabriel. El hombre ató. El gato luchaba contra sus limitaciones y escupió cuando el hombre puso la abominación junto a él. por el cuello y lo tenía en la mesa. pero ahora era terriblemente más que eso. un perro. ¿Podría ser este el desaparecido Kevin Wessell? Aaron se preguntó cuando el hombre se fue con el gato y salió de su línea de visión. A medida que el líquido salía. dentro de su boca. Su atención al animal fue volviéndose más áspera. cosa que Katie le había mostrado en el sótano del congelador. pero estaba seguro de que esto era lo que había estado escondido en el interior.

pero habían demasiados. con la esperanza de tener el tiempo suficiente para huir por el sistema de túneles. pero la decisión quedó en suspenso cuando oyó su nombre en un murmullo. su cola larga y tupida lánguidamente se agitaba en el aire. instándola a callar. al igual que el cuello hinchado y un grupo de los objetos en forma de uva vomitados por la boca abierta. observaba a la cosa lanzarse a la cara del gato y abrirse paso a través de la boca del animal. El gato asustado. y eran demasiado rápidos. el cuello y el dorso de sus manos y el entumecimiento del efecto de la toxina comenzó a recorrer su sangre. con la esperanza de llevarlos de vuelta. La idea de una de esas cosas de araña gateara dentro de su boca le hizo sentir el estómago revuelto. pero él se mantuvo firme. 113 . y sintió el pelo en la nuca de repente de punta. Algo no estaba bien. No tenía espacio para maniobrar. Y el poder que residía en su núcleo gritó su frustración cuando una lluvia de proyectiles le atravesó el cuerpo. -Aaron-. aferrándose a su mejilla. pero tuvo que ignorar sus gritos frenéticos. la concha quitinosa que cubría su cuerpo capturaba la luz de las bombillas colocadas alrededor de la caverna. desapareciendo en su garganta. Aaron agitó la hoja delante de ellos. Ella le sonrió extrañamente. Era negro y brillante. Su mente daba vueltas mientras luchaba con lo que debía hacer. El gato no tenía una oportunidad. Katie empujaba pasándolos para llegar a él. con la espada en alto. vio con inquietud como Katie retrocedía violentamente de la luz de la hoja. y el pueblo de Alegría se movía a través de una onda. aullaban y chillaban en señal de protesta cuando la cosa se acercó al felino que estaba sujeto. Él le dio un manotazo y. y se encontró con la espada de luz de repente en sus manos. En lo que parecía un abrir y cerrar de ojos. Había movimiento en el túnel detrás de ella. no había espacio para bloquear los objetos espinosos que erupcionaban de sus bocas. se apartó de la cueva y se encaminó hacia la esquina para ver a Katie de cerca.garganta de la señora Provost. Susurró la voz. en el túnel detrás de él. Su dedo se dirigió inmediatamente a los labios. pero no podía dar rienda suelta a ese tipo de poder en contra de estas personas. Aaron podía entender su más intenso terror. Los animales enjaulados ladraban. tumbado inmóvil. La criatura salió de la herida abierta en la espalda del animal y se quedo en la mesa. Los ciudadanos de Alegría estaban fijos en él. La esencia angelical en su interior rugió por ser libre. Él podría haber jurado que lo oyó ronronear. y el gato se relajó. no había nada que pudiera hacer. esperando el próximo ataque. que no eran responsables de sus acciones. pero en cuestión de segundos el pánico desapareció. tosió.

-Yo no voy a haceros daño-. Dijo tercamente al enojado poder, y los residentes de Alegría seguían atacándolo hasta que cayó en el suelo del túnel. Y el poder que era su derecho de nacimiento se resignó a su suerte, y permitió que la oscuridad y la pérdida del conocimiento le dieran la bienvenida.

114

La marea que lo envolvía, era un sonido calmante, precipitándose hasta saludarle, fluyendo alrededor de sus piernas desnudas como perros falderos deseosos de llamar la atención. Aaron miró al exterior, sobre la vasta extensión del Océano Atlántico, observando las aves de mar, sintiendo la suave brisa. Sintió una paz que hacía tiempo que no sentía. –Es hermoso, esto, ¿no es así Aaron?–Preguntó una voz joven. Aaron miró hacia abajo, vio a Stevie sentado en la arena al lado de él. El muchacho tenía un cubo y una pala de plástico, estaba cavando un agujero en la arena mojada. Aaron miró dentro del agujero, vio que era profundo y más grande de lo que había imaginado. Apuesto que hay túneles debajo, pensó por alguna razón. kilómetros y kilómetros de túneles. –¿Me estás escuchando Aaron?–Preguntó Stevie, apartando su atención del agujero. Aaron miró la cara expectante del muchacho. –Lo siento Stevie–Dijo. –Supongo que no te he prestado atención durante unos minutos. El pequeño muchacho llevaba sólo un bañador rojo, y Aaron pudo ver que se había bronceado. Si no somos cuidadosos, -pensó-, el niño tendrá una insolación, tal como esa vez cuando... –Yo sólo digo qué todo aquí es hermoso– Stevie interrumpió sus pensamientos. El niño continuó trabajando en su agujero. –Nunca me quiero ir. Aaron se rió cuando se arrodilló al lado del muchacho. El oleaje tocaba sus pies desnudos, tan calientes. –Tenemos que volver a casa en algún momento–. Dijo cuando despeinó el cabello rubio del muchacho. –¿No quieres ver a mamá y papá otra vez?

115

Stevie se volvió y señaló hacia un lugar de la playa. –Ellos están allí– Dijo. –Les puedo ver en cualquier momento que desee. Aaron miró y vio a Lori y a Tom Stanley sentados en sillas de playa debajo de una gran sombrilla amarilla, y entre ellos una nevera roja y blanca. Habían comprado Dr Pepper, inesperadamente recordó, la primera y última vez que habían usado la nevera roja y blanca. Algo había sido olvidado dentro, después del viaje a la playa, y se había averiado, dejando un olor detestable. Nunca fueron capaces de sacar el olor, así que habían tirado la nevera. Aaron intentó recordar cuando había sido. Era el mismo viaje donde Stevie había cogido una insolación. Lori y Tom por fortuna movieron sus sillas de playa, y Aaron se movió a la parte posterior, repentinamente vino una tristeza que no pudo comprender. –No te sientas triste–. Dijo su hermano de crianza, llenando su cubo con arena. –No hay nada para estar triste, aquí. –¿Cómo supiste que me estaba sintiendo triste?–Preguntó Aaron. Stevie no contestó, y continuó cavando su agujero, haciéndolo más grande, más profundo. Aaron permaneció de pie y miró al océano. Nubes oscuras estaban formándose en la distancia, tal vez una tempestad estaba en camino. - Todo esto es tan familiar–. Dijo más para sí mismo que para Stevie, cuando el viento despeino su pelo oscuro. –¿Y eso es tan malo?–.Preguntó el muchacho. Aaron miró a su pequeño hermano y vio que Gabriel estaba ahora sentado al lado del niño. Movió la cola cuando Stevie le tocó ligeramente la cabeza. –Hola, Gabriel–Dijo Aaron al perro. El perro meneó su cola en respuesta, jadeando alegremente. Había estado en el agua, estaba empapado y tenía arena en sus patas. –¿Cuál es el problema contigo, Aaron?– preguntó el niño. –Todo aquí es tan perfecto, tan pacífico. Sólo acéptalo.

116

El cielo estaba oscurecido cuando las nubes se acercaron a la costa. –Todo esto está mal–. Aaron miró fijamente al niño furioso cuando las nubes volvieron de nuevo al mar. Stevie estaba repentinamente de pie en la mitad del agujero que había estado cavando. Es un regalo por todo lo que has tenido que soportar–. este lugar. –¿Qué eres tú?–. dando una patada. pero lo forzó a retroceder. con frenesí. Me gusta lo que viví antes. Es un recuerdo de hace tres años. cargadas de tempestad. con olas chocando violentamente en la costa. Señaló con un ademán el océano y al horizonte. y relámpagos recorrieron el cielo cuando los truenos retumbaron. Preguntó Aaron. como su realidad. un trueno sacudió el aire. con una sonrisa en su cara. realmente lo necesito—. –Te preguntaré de nuevo– Dijo severamente. pero estos sentimientos me hacen sentir mal. Necesita aceptar todo esta vez. –Y este no es Gabriel. –Déjame que me lleve tu dolor–. –Para Aaron–. y cualquier cosa podría estar bien. Ellas parecían estar cambiando de dirección. Sólo se parece a él–. –¡Aaron!–Gritó el muchacho. Pensó Aaron cuando miró las nubes grises ondulando a lo lejos. –¿Pero estás alegre entonces. repentinamente azotó su ropa. dejando el cielo perfecto sobre su cabeza. Estiró sus brazos bronceados hacia su hermano mayor. 117 . un sentimiento de pura alegría comenzó a bullir dentro de él. –Lo quiero– Aaron contestó. Aaron miró al perro. este momento ya pasó. Aaron caminó más cerca del niño. un viento fuerte. lentas y oscuras. por la tempestad. Esto parece bastante simple. –Todo esto es un sueño. amenazante. –No arruines lo que he hecho para ti. –Esto no está bien. El océano estaba revuelto. –Yo realmente. Un ruido sordo distante. Pero eso no sería. limpio de tempestad. que continuó meneando su cola alegremente aunque el viento estaba soplando arena en su boca abierta. –Stevie nunca habló así. correcto? Y puedes estar aquí de nuevo. –¿Qué eres tú? Estaba repentinamente oscuro como la noche en la playa. exigió Stevie. una pesadilla. Dijo en voz alta con una sacudida furiosa de su cabeza. realmente. apenas hablaba.

sin dejar de hablar. en la distancia. Aún desde esta distancia. parecía tener al menos unos cien pies de alto. Aaron no era capaz de dejar de mirar al ser horriblemente imponente. Algo se movía debajo de las aguas turbias. podía ver que su masa estaba cubierta de finas escamas que relucían con los colores del arco iris. Dijo la cosa que se parecía a su hermano. y cualquiera que osara atravesarlo estaba sujeto a mi cólera. Desde la esquina de su ojo pudo ver las aguas del océano. –Todo lo que necesitas hacer es. –La oscuridad del océano se convirtió en mi morada–. –¿Qué eres tú?– Aaron escupió. su cuerpo alargado se arqueaba sobre la tempestad devastadora del mar. –Y allí prosperé. ocultándome debajo de las olas. se retorcía en el aire como si estuviera desesperado por entrelazar algo en su abrazo. balanceándose como péndulos cuando caminaba hacia tierra. en ese breve momento de caos.. Aaron no podía alejar sus ojos del aspecto espantoso cuando eso caminó a través del azote del mar hacia la playa.–¡Puedes alegrarte de nuevo!–.. –He existido desde el quinto día de la creación–. El niño chilló sobre la tempestad. de piel más negra que la oscuridad que ahora les rodeaba. y pronto desarrollé un gusto por las vidas de aquellos que el Creador envió para destruirme. empezando a espumar y hervir. Si 118 . La enorme bestia de mar se vislumbraba sobre Aaron. Sacos grandes y opacos pendían horriblemente de su cuerpo reluciente. hasta que Dios sintió mi grandeza y envió Sus mensajeros Angélicos para apagar mi luz gloriosa. Algo grande. Dijo Stevie con una voz fría no propia de él. El monstruo estaba más cerca ahora. sorprendido de que aún pudiera pensar. –Yo era esa chispa de incertidumbre en los pensamientos del Creador cuando formó el mundo. Un monstruo emergió de las profundidades del mar. antes del Génesis. Eso. Cientos de tentáculos de diferente longitud y grosor salían de su cuerpo. –¿Eres tan maravilloso que Dios decidió tomar tu exterior? La cosa Stevie ignoró su pregunta. –El océano era mi dominio.

intentando protegerse del fluido que llovía del cielo e hizo circular bajo su cara lejos de su boca. La criatura respondió al 2 Se cree que el Behemot (También conocidos como Bahamuth) está asociado al hipopótamo. levantándolo hasta tenerle rápidamente. Aparece mencionado en la Biblia. –Eso es lo que me ha mantenido vivo durante el milenio. Aaron escupió. La bestia alcanzó la costa. Aaron luchó para ponerse de pie. trayendo lluvia. –Sea mentira o verdad–. –Es una mentira. y lo que finalmente me liberará de mi prisión debajo del mar. su voz era un repugnante ruido sordo. Los torrentes viscosos cubrieron el cuerpo de Aaron. –Como una abeja a la flor. –Esto no es real–. que representaría al cocodrilo 119 . seguido por la explosión de un trueno. usé la promesa del cielo personal para atraerte a mí. cubriendo su cuerpo con una capa de fango. –Pero lo has rechazado. Stevie sacudió su cabeza con desilusión. La sucia lluvia continuó cayendo.eso no fuese tan horriblemente amenazante. intentó levantarse. Dijo el monstruo. –Siento en ti un poder que nos asusta y excita–. un efecto estereofónico perverso produciendo eco en el aire. El suelo no podía absorber el espesor. Preguntó frenéticamente al doble de su hermano. los cientos de pequeños apéndices musculares impulsaban a la pesadilla hacia la playa. Leviatán. Explicó la entidad. y las nubes descargaron un denso diluvio. y se reunieron alrededor de él. su voz ahora venía de dos lugares: del pequeño hermano y de la cosa sobre la playa. –Esto podría haber sido tu paraíso individual–. pero sintió el suelo debajo de él cambiar. podría haberlo encontrado bello. La cosa que había tomado la apariencia de Stevie trepó desde su agujero y caminó casualmente hacia el gigantesco Behemot2 que había emergido del mar. Hubo un relámpago cegador. –¿Qué es este lugar?–. –Nunca he visto a uno como tú. forzándolo a caer sobre la arena. de los fluidos lechosos.15-24) junto a otro monstruo. Un lugar donde podrías haber sido feliz hasta tus días finales–. en el Libro de Job (40. Dijo acercándose enfrente de la bestia.

calló en una mezcla de arena y fango que se precipitó en torrentes del cielo negro. El muchacho estaba parado allí. al mundo. La bestia era Leviathan reclinó su forma masiva contra los estrechos límites de la pared de la cueva. y Aaron se sintió violentamente tragado debajo de la superficie. Tú dentro de la barriga de la bestia. –Todo termina igual–. Dijo desde adentro de la boca del monstruo. el monstruo había gorgoteado. Sus brazos llegaron a ser atrapados en la loma de fango que se acumuló sobre la tierra. luchando poderosamente para ser libre del abrazo hambriento del Leviathan. –Ten claro que el poder que reside dentro de ti. Alimento para Leviathan. –Tu lucha es inutil–. porque muchos de los sacos digestivos que pendían de su cuerpo estaban llenos de vida angelical rebosando con el poder que le traería a la deidad oscura una final liberación. el Nephilim. Directamente de los ojos de mis mascotas. pero se detuvo abruptamente. Todo termina igual. La lluvia de fango estaba cayendo ahora más fuerte. Intentó gritar. Las palabras finales sonaron en sus oídos. El monstruo estaba satisfecho por ahora. mirando el exterior cuando eso empezó lentamente a cerrarse. aullar su creencia que esto era alguna retorcida manipulación mental. un lugar oscilando. la mejor especie. Su última alimentación. Aaron luchó. parecía que cuando más luchara. El monstruo hizo su camino lentamente en los pensamientos frenéticos de Aaron. más rápido se hundía. –Tú dentro de la barriga de la bestia. donde había estado atrapado por innumerables milenios. sobre la furia de la tempestad. él escuchaba la voz inhumana en su mente. he visto en lo que se ha convertido el mundo del creador. será usado para moldear de nuevo. Stevie había entrado en la boca del monstruo marino. A Aaron le recordó a la boca de una piraña. la apertura circular estaba anillada con dientes agudos como cuchillas de afeitar. su cabeza comenzó a hundirse debajo de la superficie. y golpeó en un vano intento de liberarse de la tierra hambrienta. fluyó en su boca y hacia su garganta. pero de poca utilidad. alzándola hacia atrás y lanzó su masa posterior en el mar turbio. la gran bestia cerró su boca. su mente llena de pánico. alimento para Leviathan. 120 .acercamiento del extraño niño abriendo su boca cavernosa. diariamente. ahora fluye en mí. al borde de caos.

la muerte de sus tutores. sobre el planeta no era una feliz anticipación. pero eso nunca iba a ser. Como el astuto pescador de caña. El monstruo retorcido dentro de la prisión de roca. y aquellos que le seguían. Miles de huevas con caparazón negro producidas por Leviathan se retorcieron impacientemente debajo de la capa protectora de sus escamas. arrastrando a aquellos de una naturaleza angelical para ello. Serían ellos los que llevarían a cabo la voluntad de la bestia. Y entonces lo moldearé a mi gloriosa imagen. para buscar e intentar erradicar la gloria que era Leviathan en el nombre de Dios. la profecía antigua de la redención. bebiendo suavemente del animal con una fuerza de vida que estaba encontrando actualmente deliciosa. El Nephilim continuó luchando. destellaron ante el ojo mental del Nephilim. Indelicadamente rasgó en sus recuerdos. Cuando esté finalmente libre de mi prisión debajo de la tierra y del mar. Un llamado golpeó a Aaron y se agitó cuando Leviathan arrancó por completo sus recuerdos.Leviathan mostró al joven. Leviathan continuó existiendo. un mundo aparentemente tocado por la locura. rehusando a permitir que los nutrientes digestivos comenzaran el proceso de su absorción. la bestia del mar psíquicamente dejaba colgada la tentadora promesa de la felicidad ante las criaturas patéticas del Cielo. La idea de estar desatado. y de nuevo. Mucho se había anticipado Verchiel. tu maravillosa fuerza. cambiando y torciendo la existencia de la fauna dándole la vuelta. y era sólo una cuestión de tiempo antes de que fueran engañados. violencia perversa y muerte. 121 . para empujar este lugar hacia el pandemonio. Escenas de guerra. La bestia vio el despertar de la naturaleza angelical. –Esto es lo que Dios ha hecho–. investigó en la mente del prisionero. hasta que el poder del Cielo dentro de su frágil cáscara humana despertó para perseguir algo muy olvidado. Gruñó la bestia. dejándolos descansar dentro de sus rapaces sacos digestivos. alimentándose de la presa que le permitiera sobrevivir. imágenes inquietantes del mundo sin restricciones. y encontró el recuerdo de una vida mayormente mundana. y la batalla furiosa con el líder anfitrión de los Poderosos. Esto molestó a la gran bestia. usaré tu poder. la resurrección de su mascota. tenía un mundo por conquistar. –Puedo hacerlo mejor. había sido escatimado este ataque. o eso era. Por cierta razón. Verchiel. Leviathan no tenía tiempo para profecías. dentro de su barriga.

La imagen de un pequeño niño. Entonces los tonos tersos y sedosos dentro de su cabeza. la actividad mental del ser angelical combatía frenéticamente dentro de uno de sus muchos vientres. el niño en las garras de Verchiel. Necesitaría asegurarle al joven que cualquier esperanza de salvar a su hermano de las garras de los Poderosos era vana. una luz tan brillante que penetraría la más infinita de las profundidades estigias. La luz se convirtió en una espada. que la lucha sólo podría prolongar su dolor. embriagante. La gran bestia retrocedió dolorosamente. Esto agitó al Nephilim. e intentó liberarse sin éxito. un arma que Leviathan no había visto desde la batalla fatal que lo había atrapado en la caverna subterránea. una imagen de una luz cegadora. La luz en la mente del Nephilim se había transformado en un arma. Verchiel y los Poderosos necesitarían estar ocupados. En la mente del joven estaba un pensamiento. La fuerza de vida dentro de él era fuerte. La espada del Mensajero de Dios. causando incomodidad. Había usado al chico para atraer al Nephilim aquí a Alegría. Intentó combatir con toda su fuerza. que le prometieron el fin de su 122 . vislumbrado dentro de la mente del monstruo. El Leviathan haría cualquier cosa que esté en su poder para mantener la media especie en él. Pero el Nephilim conoció por completo el truco. esa horrible. –Tu lucha no sirve de nada. el hermano del Nephilim. abrasadora luz. –Date por vencido–Le dijo Leviathan al Nephilim. pero había una voz. Podía sentir que el Nephilim estaba pensando en el niño otra vez. transformándose en algo que llenó la antigua deidad con un sentimiento de terror. para mantener el líquido sucio fuera de su cuerpo. y serviría bien al Behemot en su definitivo dominio del mundo. haciéndole luchar todavía más. y de nuevo forzaba su camino en los pensamientos del ser angelical. había comenzado a tomar forma. Y la luz. una voz tranquilizadora que intentó convencerle que estaba equivocado en lo que hacía. Leviathan estaba fastidiado. una calma.Cuando eso fuera finalmente capaz de salir de su prisión subterránea. Aaron se estaba ahogando. Y sentirían la ferocidad de la ira de Leviathan y conocerán su hambre insaciable. interrumpiendo los placeres del proceso digestivo.

del encierro orgánico. Y ahí estaba el dolor abrumador de ese conocimiento. quemando la mortaja de dolor y desesperación que le envolvió para revelar la verdad. rugidos de rabia y dolor retumbaron alrededor de él. El fluido inmediatamente empezó a drenar desde el corte abierto en el aparato digestivo. el grito de un monstruo con dolor. lanzando una escasa y misteriosa luz verde sobre la 123 . La cámara carnosa. en la que estaba firmemente encarcelado. y fue capaz de respirar. y por un momento pensó que podía perder el conocimiento. Tiró atrás la espada de luz y surcó su camino por la carnosa y elástica pared de su prisión. Un hongo luminiscente crecía en las paredes. pero era lo que sus dolientes pulmones suplicaban no obstante. empezó a agitarse y a balancearse. El lugar estaba misteriosamente quieto excepto por el distante murmullo del vaivén de las olas. En su mente escuchó un grito. El hedor del aire dentro del saco era sucio. combinado con la pesada tristeza que ya había estado llevando: la muerte de sus padres. Aaron gritó dentro del saco membranoso. Ingirió ávidamente la fétida atmósfera. subterránea. la misteriosa arma que parecía forjada de rayos de sol. Eso fue lo que imaginó que sería nacer. que la lucha era por nada. como un hombre muriendo de sed. La espada estaba en su mano. Pero entonces la espada estaba ahí. Estrellas estallaron ante sus ojos. escapar de la posesión. enrojeciendo como el nuevo amanecer. revelando la naturaleza verdadera de la pesadilla que lo había tomado prisionero. le dijo que su pequeño hermano estaba muerto. La verdad. que el ángel Verchiel había destruido al niño poco después que lo había tomado. que había empezado milagrosamente. escupiendo residuos de los líquidos invasores. Aaron rodó por la herida. penetró en la oscuridad de su más profunda miseria. expulsando los líquidos sucios que le habían guiado a encontrar su camino en su cuerpo. Tenía que salir. como había sido esa noche en su sueño.sufrimiento si sólo se daba por vencido. cayendo a cierta distancia. aterrizando sobre un suelo de roca sólida con un golpe agitado. siendo forzado a huir de la vida que había construido para él. Miró alrededor y vio que estaba en una vasta caverna. Sacando su cabeza por la herida. Dejar a Vilma había sido demasiado doloroso. con el arma de luz todavía en su mano. a sanar. para permitir que la solución lechosa llenara su boca y fluyera en sus pulmones. trepando para ponerse de pie. pero lo sacudió fuera. Casi había empezado a creer que era mejor someterse. y se lanzó a los cortes que había hecho dentro de él.

Estaba sangrando en varios lugares de su cuerpo.extensa cueva. la parte superior de su cabeza rozaba contra el techo cuando intentó maniobrar su enorme masa en el espacio limitado. Ríndete a lo inevitable. –Habría pensado que era imposible que un ser como tú esgrimiera un arma tan poderosa. –La Espada del Mensajero–. Algunas de las cosas de araña con caparazones negras cayeron del cuerpo del monstruo y ansiosamente treparon a través del piso de la cueva para llegar a él. Aaron sostuvo la espada cuando el monstruo de escamas negras surgió encima de él. –¿A dónde vas. su cuerpo tubular tan grande. el apéndice carnoso fragmentando la roca donde una vez había estado. cosas semejantes a una araña que parecía nada más que arrastrarse bajo las gargantas de cada cosa viva sobre el planeta. Aaron podía ver cosas viviendo debajo de su acorazado cuerpo. parecía una serpiente. Su mente le asemejó el acercamiento de un tren de carga. Algo bramó desde dentro de la oscuridad de la cueva. –No puedes escapar de mí. hizo un pequeño trabajo en las cosas que se arrastraban. Asqueado. pero todavía se las arreglaba para mantenerse bien agarrado a la espada de luz e intentando mantenerla recta. intentó recordar cuando sintió por última vez la fuerza. y los huesos de su espalda y piernas gritaron en protesta cuando luchó por ponerse en pie. golpeándole con tal fuerza que lo lanzó por el aire para aterrizar contra una pared lejana. El golpe vino por detrás. Su cabeza resonó. y Aaron escarbó rápidamente sobre el piso de la cueva. La espada del mensajero. Era como el crujido ensordecedor del látigo más grande del mundo. cuando había sido atacado por Katie McGovern y los residentes de 124 . Estudió los detalles de la criatura que sólo podía ser Leviathan. y entonces se inclinó hacia él. Cuando envió las huevas del monstruo. y se ondulaban. Sin embargo su cuerpo continuó protestando. Cuando destruyó a más de las mascotas de Leviathan. Después de despertar dentro del saco digestivo del monstruo. algo empezó a incomodarle. Lo embistió con un tentáculo tan grueso como el tronco de un árbol. no había sentido la presencia de su poder angelical. Su cuerpo estaba cubierto en finas e interconectadas escamas. era apenas capaz de moverse. siempre tan deseosa de ser desatada. Nephilim?–-Preguntó su horrible voz atronadora. como Leviathan la había llamado. Había estado de vuelta en los túneles. Leviathan cambió su gran tamaño dentro de la caverna para seguir el progreso de Aarón. revelándose. como una cota de malla.

El Behemot serpenteó dentro de los límites de la cueva. ¿El gran monstruo de algún modo lo había tragado? Se preguntó Aaron cuando otro de los tentáculos de Leviathan le alcanzó hasta atraparlo en su agarrón. flotando en el aire ante él como una cobra esperando su oportunidad para atacar. apartó la molestia lanzándola a través de la cueva. todos atrapados dentro de los vientres de la bestia. y le quitó la espada. Dijo Aaron. acercando su enorme masa hacia Aaron. 125 . Había gritado ser libre y lo había rechazado. Aaron vio confundido como el tentáculo golpeado. lejos de su alcance. No había respuesta. Aaron se helo cuando fijó la vista en los contenidos de los numerosos estómagos de la bestia de mar: Los desaparecidos Camael y su pobre Gabriel. extendiéndose hasta reclamar Aaron como propio. Apretó su espalda contra la pared de la cueva e intentó invocar un arma de su propia creación. empujándolo lejos como lo había hecho desde esa primera batalla con el ángel Verchiel. Dijo Leviathan. y estuvo levantando la espada para defenderse contra este último asalto. alerta cuando el tentáculo del monstruo atacó otra vez. y Aaron sintió una ola de desesperación que fluía sobre él cuando lanzó su decreciente fuerza a la lucha con los abundantes apéndices que estaban cerca de él. ¿Sin ningún contacto con la naturaleza angelical. Empezó el pánico.Alegría. –¿Dónde estás?–. donde desaparecía en un destello cegador. Llevó la espada abajo y vio como cavó profundo en la carne negra y muscular de la bestia. empezó a formarse en su mano. El horror de todo eso era demasiado para mantenerse en pie. Aaron dio un suspiro de alivio cuando una espada de fuego. –La vista de mi magnificencia te llena de preguntas–. la Espada del Mensajero. Al menos ese poder no se había tomado de él. Le susurró a la presencia que debería haberlo sacudido dentro de él. –Yarrrrggghhhh– Leviathan rugió cuando violentamente jaló el miembro lesionado y con ello. una de las feas criaturas pequeñas que les había atacado en su camino a Alegría. Retorció el apéndice muscular. y tantos otros. cuando su atención cayó sobre muchos sacos carnosos que colgaban obscenamente desde el frente de la bestia. es todavía posible defenderme? -se preguntaba frenéticamente. Leviathan retorcía su obstruida magnitud. Leviathan no malgastó tiempo y atacó otra vez. pequeña en comparación con el esplendor de la espada del mensajero. –Yo realmente puedo usar tu ayuda ahora–. La espada de llama saltó enteramente a la vida en su agarre.

alimento eterno para la bestia. un abismo abierto apareciendo debajo de los oponentes. y una lluvia de tentáculos cayó desde arriba para atraparlo. Gorgoteó el monstruo. volvió su mirada a un misterioso ser que vio flotando dentro de uno de los sacos digestivos. Supo que esto era lo que el monstruo quería. sus esfuerzos contra el Behemot comenzaban a ser lentos. Aaron no lo pudo evitar. ¿Qué oportunidad tengo?Se preguntó. pero ese mismo algo también le dijo que este era un ángel de enorme prestigio y poder. que era un ángel. Nephilim–. Supo. y fango. Emparedado dentro de uno de los muchos estómagos del Behemot. instintivamente. La bestia chilló del dolor. el arma ardiente separo muchos de los miembros. La batalla de la que Aaron fue testigo podía describirse sólo como una epopeya en proporción: una fuerza de la luz pura contra la insondable oscuridad dos poderes opuestos en un conflicto que literalmente estremeció al mundo. pero todavía atacaba. absorbidos por la furia catastrófica desatada por su lucha. Aaron pensó como continuar su batalla contra los tentáculos retorcidos. con voz grave. La visión vino en un abrupto fin con la vista inquietante y final del Leviathan sumergiendo al reducido ángel Gabriel dentro de su boca cavernosa. No siempre un Mensajero de Dios puede derrotar al monstruo. Un arcángel. esgrimiendo la imponente espada de luz. El Mensajero de Dios. La mente de Aaron estaba llena de imágenes de batalla del monstruo con El Mensajero de Dios. todavía perdido en medio del conflicto. lleno de una confianza perversa. lejos. –Él era el Arcángel Gabriel. suciedad. su armadura dorada reluciendo bella en el oscurecimiento del mundo primitivo. pero no pudo librarse del sentido de que luchar contra la bestia no iba a ser bastante. El ángel debajo de las agitadas olas para confrontar su presa. –Mira a aquellos que cayeron ante mi poder. entonces el fondo del océano se dividió. atrapado en una cueva. Por la piel opaca y lechosa pudo ver la florida armadura que colgaba del cuerpo demacrado del ser celestial. una extensión de la Palabra del Creador y fue vencido tan fácilmente como los otros. Leviathan reía dentro de la mente de Aarón. de algún modo. gorgoteando sonidos. Aaron acuchilló implacablemente. debajo del mar. haciendo saltar rocas. Las grandes montañas submarinas temblaron y se derrumbaron. Y tropezaron con el abismo.Su retorcido cuerpo cambió. Vio al guerrero alado descender de los cielos. El mensajero de Dios luchó patéticamente cuando era gradualmente arrastrado hacia el esófago de la bestia. 126 . Las aguas del océano alrededor de ellos hirvieron y se agitaron. asaltando sus ojos y oídos. Y cuando luchó.

mirando la espada caer de su agarre. limitando casi todo movimiento. Ahí estaba un súbito. Fue hacia la boca del monstruo. evaporándose en el frío y húmedo aire de la cueva antes que pudiera tocar la tierra. 127 . afilado. inesperado y ciego dolor cuando su muñeca se rompió. pero no tuvo ningún efecto. Intentó apartarse.El ataque de Leviathan era implacable. y cintura. Se encontró elevado del suelo y sostenido en lo alto. uno de los tentáculos atrapó la muñeca que sostenía su arma de fuego. Aaron se abría paso del agarrón de los tentáculos del monstruo que se le enrollaban alrededor de sus brazos. Aaron gritó en shock. para que de algún modo pudiera usar la espada llameante contra el miembro negro fangoso. sus piernas.

Dijo el ángel Gabriel. con su mente. 128 . Algo estaba bloqueando el acceso a su mente. pero el monstruo que lo mantenía era demasiado fuerte. La bestia marina atacó su mente. -Durante mucho tiempo he esperado tu llegada-. ahogada por el sonido animado de una sinfonía cósmica. Estaba casi en la boca de Leviathan. -Sabía que mi tormento no iba a durar una eternidad-. Era suave al principio. que vendría? Aaron podía sentir la creciente molestia de Leviathan. no desagradable.Preguntó Aaron -¿Cómo puedes saber que estaría aquí. Abrió los ojos y se encontró mirando una de las muchas bolsas opacas que colgaban de la gigantesca bestia. y al monstruo no le importaba que era lo más mínimo. quitándole su deseo de luchar. Los ojos del Arcángel Gabriel se abrieron. rechinaron y silbaron mientras que el cuerpo de Aaron era constantemente tirado hacia arriba. cuando oyó otra voz en su cabeza. y Aaron sabía que esa presencia estaba dentro de su mente.Los tentáculos de Leviathan lo arrastraron más cerca. debilitó su determinación. Aaron no entendía completamente el significado de las palabras del Arcángel. y los seres que vivían debajo de las escamas acorazadas del mamotreto. Se centró en esta nueva voz. como un cosquilleo. La araña. la que llevaba al Mensajero de Dios. Susurró una voz que sonaba como el más bello de los instrumentos de cuerda. -¿Cómo es posible?. luchaba por mantenerse consciente. como el sonido del viento moviéndose entre los árboles en una noche fría de otoño. La voz del monstruo fue silenciada de pronto. Aaron extendió la mano para comunicarse con esta última entidad. a pesar de su terrible situación. -Que mi sucesor vendría a tiempo para completar la tarea que me fue asignada-. así. La voz del ángel cantó. un susurro. en un abismo de dientes afilados. la música celestial dentro de su cabeza iba creciendo ensordecedoramente. Aaron trató de escaparse de lo que lo estrangulaba.

el sonido de su voz era cada vez más débil. -Esa es la forma en que nos ha derrotado a todos nosotros. Los ojos del ángel volvieron a cerrarse. Mensajero de Dios. -Tu lucha es inútil.-¿Sucesor?. -¿Qué quieres decir?. -¿Qué hay que entender?. mientras.Gritó. Los ojos saltones a ambos lados de la cabeza lo estudiaban con gran interés. Dijo. -¡Espera!. apenas la audible voz del Arcángel Gabriel. El gran agujero de una boca se fue acercando. al hacernos creer lo que no es verdad. 129 . Aaron se encontró colgado boca abajo. Leviathan no había oído las palabras del ángel Gabriel. y la de tus compañeros. Se retorció en las garras de los tentáculos. El monstruo no oyó el guerrero angelical proclamarlo a él como un Mensajero de Dios. -¡Todavía no lo entiendo! Un tentáculo. ojos como los de los peces. que finalmente me permitirán obtener mi libertad. dolorosamente intentó de nuevo entrar en contacto con el Arcángel. esperando a que se dejara caer en la boca cavernosa del antiguo monstruo submarino. y Aaron se veía patéticamente reflejado en la superficie cristalina de su bulbo.Preguntó la horrible deidad del mar. Entrégate a mi supremacía. los huesos de las muñecas estaban fracturados. y una mierda. El ser angelical bajó la voz. De alguna manera. por la pierna. -Tú eres como yo. -No hay tiempo para malos entendidos-. -No entiendo. del grosor de un tronco de árbol encabezó la lucha y lo cogió. sabes que es la esencia de tu vida. y Aaron comenzó a preguntarse si todo esto era una especie de truco perverso por parte de la bestia del mar que le daba la más mínima luz de esperanza y para luego rasgársela salvajemente.Dijo. su voz sonaba como el último aliento de un hombre que se ahoga haciendo eco en su cabeza. -Un Mensajero de Dios.Lo puso en duda. -Eso es lo que quieres creer-. estaba colgando boca abajo.Aaron gritó en voz alta mientras lo arrastraban fuera de los sacos digestivos e iba hacia la cara del monstruo. uno no tiene oportunidad en el infierno. llevándolo hacia arriba. y tenía su enorme boca circular fruncida y escupía mientras hablaba. frente al monstruoso rostro de Leviathan.Aaron pensó mientras se preparaba para ser engullido.

mi arma preferida. abriendo el órgano gelatinoso. Aaron encontró que las palabras salían de su boca antes de darse cuenta de lo que iba a decir. tratando de liberarse de la antigua bestia. inmediatamente.Aaron se retorcía. las palabras del ángel ahuyentaron la duda que el monstruo había infundido. fue aliviado. se preparó para caer en el olvido. a la vida. Ahora es el momento de la rendición. cortándolo en rodajas. -¿Por qué luchar cuando no se puede ganar. La carne de los tentáculos del monstruo marino estaban fangosas. Giró su cuerpo hacia fuera y lanzó su espada hacia uno de los ojos de pez que le dedicaban miradas lascivas. Portadora de Luz. La envoltura de desesperación que lo había tenido en sus garras se disipó como la niebla por la mañana en presencia del sol naciente. de su muñeca rota. El hedor que despedían las fauces del monstruo era suficiente para dejar un cuerpo inconsciente. Empezó a luchar. -No voy a rendirme ante ti-. -¿Qué es esto?. Sintió que sostenía el apéndice sobre él y aflojó.Leviathan preguntó. ya que sus huesos milagrosamente estaban de nuevo soldados. Leviathan gritó en una mezcla de agonía y de 130 . una ira poderosa se acumulaba en él. sus enormes ojos trataban de concentrarse en él y en el arma que surgía. apareció en la mano. Aaron se sintió fortalecido. apretando las garras en su pierna y lo atrajo hacia su boca bostezando. y Aaron trató desesperadamente de contener la respiración. -Valor incluso en el momento de lo inevitable-. debajo de sus dedos arañando. Tómala ahora como la tuviste la primera vez que luchaste con la pesadilla. -¿Cuándo te darás cuenta de la inutilidad de tus acciones?. pequeño Nephilim? El tiempo de lucha ha pasado. Leviathan se echó a reír. Mensajero de Dios. Gorjeó él. y no pudo conseguir un agarre lo bastante bueno sobre la piel para hacer algún daño. Te doy la Portadora de Luz úsala bien. dándole una sacudida violenta. brillante en sus manos. justo cuando el ángel Gabriel dijo: -Te daré de nuevo. Dijo Aaron. Portadora de Luz atravesó la superficie mojada de los orbes saltones. -Tal vez. y el dolor agudo. Aaron sintió la hoja del Mensajero. tu materia vital sea más dulce.Leviathan gruñó.

su gigantesca masa se hallaba en la empalizada cercana a la cueva submarina.Gritaba mientras su cuerpo se doblaba en un intento de localizarlo con sus sentidos restantes. su ojo herido hinchado estaba cerrado. y los órganos que colgaban cayeron del cuerpo del monstruo como lo hace una fruta madura de un árbol. Su cara estaba presionada contra la superficie de una de las membranas opacas. cubriendo el suelo con una capa de 131 . Había hecho todo lo posible. provocando que algunas partes de las paredes y el techo se desmoronaran. una lluvia de escombros caía hacia abajo sobre el suelo de la cueva. Aaron aterrizó precariamente sobre el conjunto de bolsas que colgaban de la parte delantera de la bestia Leviathan. para no ser expulsado del meneado vientre. comenzó a cortar los órganos llenos de líquido. Su cuerpo se deslizó a través de la superficie de goma de los órganos digestivos. tratando de liberar a los que estaban atrapados dentro de la bestia antes de que superara su furia. arrojando su cuerpo contra su cárcel de piedra. Serás mi comida favorita. flotando dentro de los líquidos digestivos del gigante. Libérate-. se agarró a los inseguros sacos tumorales. y de nuevo se encontró mirando a la cara del Arcángel Gabriel. Una voz débil sonó dentro de su cerebro-. Aaron retiró el brazo con un grito y lo llevó hacia adelante. gritaba con toda su rabia. Nephilim!. Y el ángel abrió los ojos. y te saborearé por mucho tiempo! Aaron comenzó a deslizarse. Líquidos lechosos drenaban de las tripas abiertas. Intentó agarrarse. Leviathan cayó. llorando ríos de líquido espeso y amarillo que parecía yema de huevo. Aaron se dejó caer. su intensidad inspiraba a actuar. La celestial hoja pasó a través del tejido conectivo con facilidad. cortando muchas de las posibles prisiones del estómago. Aterrizó sobre una pila de bolsas carnosas.rabia y Aaron fue liberado de su dominio. El monstruo marino estaba destrozado. -¡Voy a hacer que tu encierro en mi estómago hambriento duré una eternidad. -¡Sufrirás por esto. pero había demasiados y no podía llegar a todos ellos. -Mensajero-. Aaron hundió sus uñas en la superficie carnosa y se agarró. El monstruo siguió gritando de dolor. que sonaban como si frotara una mano sobre un globo inflado. golpeo en el lugar donde los sacos digestivos estaban conectados al pecho de Leviathan. en su cueva.

jugos digestivos con mal olor. Aaron se acercó a él. Era sólo cuestión de tiempo antes de que su ira lo alimentara para devolverle el golpe a la persona que le imponía dolor. -Van a sobrevivir si Leviathan no logra recuperarlos.. Su armadura. -No han sido prisioneros de la bestia por mucho tiempo-. –Si lucho con el monstruo sólo aceleraré mi inevitable muerte. hacia los que aún se encontraban dentro. Dijo. -¿Van a estar bien?-Preguntó. estaba aparentemente arrojado en una especie de choque tal vez como resultado de haber sido separado de su fuente de alimento. Las pulseras que alguna vez probablemente había estado ajustadas fuertemente a las musculosas muñecas estaban gastadas. -La mayoría están en estado calamitoso como yo. en el fondo que la bestia no permanecería dócil por mucho tiempo. -Aquí-. Aaron adivinó violentamente. poniendo una mano temblorosa al lado de su Labrador. pero sabía. amenazando con salirse. -Ahora hay que acabar la tarea que no pude terminar. Jadeó Gabriel. Dijo una voz detrás de él. Muchos se habían acurrucado en posición fetal. 132 . -Has herido a la bestia-. buscó sentir un latido del corazón o cualquier otro signo de vida. Dijo -Hazlo tú-. mata a la bestia Leviathan. sonaban vagamente. Aaron se arrodilló junto a dos sacos. El ángel cayó de rodillas en el suelo saturado de líquido. –Yo… No puedo hacer eso-. Ofreció a Gabriel la espada. atrapados en un mundo tomado por Leviathan. su gran masa de serpentina estaba apoyada contra la pared de la cueva submarina. Aaron se volvió para ver la forma demacrada del ángel Gabriel. -En el nombre del Creador.Hizo un gesto con una mano esquelética hacia los otros sacos. El Arcángel se tambaleó. una vez gloriosa era ahora del color de una moneda sucia. en un charco de líquido viscoso. Dijo el Arcángel. –No puedo-.Jadeó Gabriel. que contenía a su perro y a Camael. apenas consciente. Leviathan gemía lastimosamente. Sugirió. colgando sobre su gran esqueleto. Aaron se volvió a los sacos digestivos. mirando a las formas de los otros seres angelicales que había sido mantenidas cautivas en el vientre del temible monstruo. -Tal vez uno de los otros podría ayudar-.

y rodaban en el aire. -¿Tienes alguna idea de la magnitud del poder que tienes dentro?.Preguntó el Arcángel. -¡Nephilim!-. Leviathan arrastró los pies más cerca. Dijo Gabriel.Dijo el ángel Gabriel.Replicó el ángel. quieres que lo mate? Gabriel inclinó la cabeza hacia un lado. sus tentáculos atacaban. Creo que Leviathan podría haber hecho algo y. Balbuceó Aaron. con los ojos puestos sobre la bestia del mar. -¿Es eso lo que deseas que pase?. y todo me pertenecerá a mí! Aaron se quedó petrificado. -¡Te voy a conseguir. pero el significado estuvo claro de repente... Aaron tenía todavía aferrada la Portadora de Luz con fuerza. pero no responde. El monstruo hacía estragos. su ojo hinchado estaba cerrado y goteaba de la herida. sus tentáculos se retorcían en el aire. su cuerpo musculoso se extendía tan alto como el techo lo permitía. Aaron no entendía lo que el ángel estaba sugiriendo. -Incluso el monstruo sabe lo que reside dentro de ti.El monstruo se movió. -El poder que había dentro de mí… Creo que se ha ido-. -He tratado de comunicarme con él. un bajo gemido tembloroso hizo eco en toda la caverna bajo el agua. Su cabeza se movía de izquierda a derecha como buscando a su presa. -¿O es lo que realmente ocurrió? Al principio. -¿Tienes alguna idea de lo que me estás pidiendo que haga. -¿Dónde estás. Nephilim-. -Y todavía lo niegas. viendo como la enorme monstruosidad babosa empezaba a ondular en su dirección. como si de algún modo sustituyeran el órgano sensorial que le había sido robado con violencia. trataba de encontrar a su presa. Nephilim?.Escupió. tocando su cara con un largo 133 . -He estado dentro de tu mente. en la mano.

Era como algo que había visto en las películas. utilizado para mantener a King Kong en su lado de la Isla Calavera. oculto bajo el velo de la incertidumbre.Gabriel se puso de nuevo en pie tambaleándose. Se imaginó de pie ante una puerta gigantesca construida por el mismo. Aaron llegó a darse cuenta que su poder angelical no se había ido. el ojo de la cerradura. Produjo una llave maestra antigua y tentativamente la trajo hacia el ojo del pasador. eres su amo. -Demuestra que eres un emisario del Cielo. como Leviathan se acercaba. Sabía que esto era lo que había que hacer. La puerta vibró y tembló. -He visto el miedo que llena tus pensamientos. como una locomotora que gradualmente aumentaba su velocidad. -Es lo que existe dentro de ti lo que te permitirá realizar tus deberes sagrados como Mensajero. el que le permitiría poner en riesgo tanto las vidas de sus seres queridos. esperando pacientemente que se desatara. respiraba lenta y constante. El ángel le dijo. Tentativamente trajo la llave de la cerradura. había demasiado en juego para tener miedo.Dijo Aaron de pronto. Podía oír la respiración. -Propio de esa facultad-. Quemando 134 . Aaron cerró los ojos y miró lo que había creado para mantener el poder en la bahía. a partir de los troncos de un poderoso árbol. Aaron jadeó cuando las marcas arcaicas comenzaron a aparecer sobre su carne.. volviendo la atención del muchacho al enemigo acercándose rápidamente. -ya no tendrías que temer. como si algo de enorme tamaño estuviese esperando al otro lado. Podía sentir como crecía la anticipación. Aaron abrió las puertas grandes de madera y liberó su poder. el delicado índice. Aaron volvió la llave en el ojo de la cerradura y escuchó su sonido.dedo. -El poder de los cielos es tu legado-. -Y si se va-. Sin dudarlo más. como el destino de la humanidad. -Te pertenece a ti. Explicó el ángel con voz débil. Dentro de la cara de la puerta una cerradura. ya que sospechaba lo que estaba a punto de hacer. y en el centro de la cerradura. Leviathan estaba casi sobre ellos. avergonzado de su miedo. Con una respiración profunda. como si se viniera abajo con unos cuantos click al girarla. Sugirió Gabriel. La respiración lenta y constante en el otro lado de la puerta se paró abruptamente. -No… no creo que sea lo suficientemente fuerte para controlarlo. que había estado allí todo el tiempo. deseoso de ser puesto en libertad. mirando con ojos llenos de terror. que ya no podía tener miedo de la fuerza que compartía con su cuerpo. Aaron asintió con la cabeza.

admirando la potencial hoja. y Aaron se sentía atrapado en la enormidad de su fuerza. El poder era embriagante. pero eran la primera señal de que el antiguo poder interior. Una espada diseñada por el propio Aaron tomó vida en su mano. y una variedad de otros. El poder cantaba en él. el ataque del monstruo Leviathan. que provocaba y lamía con avidez el aire. su ojo roto todavía chorreaba grandes cantidades de líquido amarillo. No tenía ni idea de lo que eran los extraños sellos. pensó mientras se vio atrapado en la transformación de su cuerpo. Era un poder de batalla que se había convertido en parte de él. pero sólo por un breve instante. cogió la espada con facilidad. Nephilim-.de adentro hacia afuera. estaba a punto de ser liberado. Flexionó el tendinoso racimo que tenía debajo de la piel de su espalda y sintió como la fuerza dentro de las grandes alas comenzaba a agitar. -Esto no es mío-. el Arcángel Gabriel. su voz se escuchaba como el ronroneo de un depredador de la selva. -Creo que sí. -Me has encontrado. y Aaron tuvo dificultades para recordar qué era exactamente a lo que había tenido tanto miedo. pero debía vencer al enemigo antes de eso y luego pasaría a lo siguiente. saliendo a la superficie. estaba abultado. Gruñó él. Aaron miró con ojos nuevos el arma nuclear que todavía apretaba en su mano. una erupción negra y humeante en su piel. Aaron hizo una mueca como si se dividiera la piel y rasgó. 135 . La sensación fue mucho menos dolorosa este momento. -Esto me pertenece-. -Sí. que residía dentro de él. las alas plegadas empujaban latentes debajo de la carne de la espalda hacia la superficie. La transformación estaba casi completa. Los músculos de los que sólo había tenido conocimiento recientemente obtenidos de manera irregular. Él miraba el arma con un creciente sentido de la anticipación. Dijo. o lo que significaban. Era como la prisa más grande del mundo. Tiró la espada de la luz a su iniciador. y no del todo desagradable. los apéndices de plumas que le permitían emerger el vuelo. tomando la fuerza del contacto con el arma radiante. y se deleitaba en el arte de la guerra. Dijo. No quería más que estallar por el mundo.Dijo Gabriel con la cabeza.

tenía la espada de fuego en la mano. estaba gravemente alterada. ves la película. la caja de plástico del alquiler de videos estaba en su regazo. violentamente. Y de nuevo se estremeció. Aaron ahora se encontraba en medio de la sala de juegos de su hogar en Lynn. puede ser mío. -En el que muere su familia por los terroristas y se venga. de pronto. Dijo su padre. Antes de que pudiera actuar. parpadeando arduamente. cariño?.Había una sonrisa en su rostro emocionado.Dijo una voz dentro de su cabeza que sonaba más como el gruñido de un animal que la suya. -Siempre te ha gustado ese tipo de películas….Tom Stanley preguntó desde su sillón.-Y lo que ves. o vas a salir?.La única madre que había conocido preguntó desde la esquina del sofá. sosteniendo la caja de plástico. una mezcla de felicidad y de tristeza se apoderaba de él. -¿Vas a sentarte y ver la película. y su percepción del aquí y ahora. Massachusetts. Aaron sonrió con tristeza a su papá de crianza. Aaron realmente tembló. y la palma de su mano derecha comenzó a sentirse anormalmente caliente. -¿Por qué no te sientas. -Es el nuevo castigador-. como si 136 . Estaba de pie ya no estaba en ninguna cueva submarina. y te hago un poco de sopa? La voz gruñona dentro de su cabeza estaba de regreso. -Te ves un poco fuera de ti-. Aaron sintió que su mente era brutalmente asaltada. Una ira alimentada por el dolor se encendió en el pecho. Un nuevo sentimiento se abrió camino a la superficie de su alma. sus familiares padres adoptivos estaban sentados en un sofá del salón. -Te ayudé un poco en contra de Verchiel. Era viernes por la noche. era la noche de cine en el hogar Stanley. tenía la sensación de hormigueo. -Esa fue tu primera línea de defensa contra todo tipo de enfermedades-. ¿Qué está pasando? Se preguntó. Dijo con verdadera preocupación. dejando que el sentido de su declaración comenzara a penetrar. Dejó a un lado su más reciente serie de novelas románticas. y no acababa de recordar por qué se sentía de esa manera. a la distancia sintió cómo trataban de arrancar las emociones que sentía. el nivel de los sentimientos que se apoderaban de él eran tan intensos.. estaba demasiado viejo para echarles la culpa a todos en la pubertad. Dijo. el legendario monstruo se avecinaba por encima de él. -¿Te encuentras bien.

. algo que estaba muy enojado y muy poderoso le dijo que no iba a ser así. -Aquí está tu caldo. sosteniendo el cuenco hacia él.Dijo Lori. -Esta va a ser la mejor noche de películas de la historia. pero algo dentro de él.estuviera dormida..Dijo su padre haciendo un gesto con la mano hacia él para que se apartara de delante de la televisión. dijo la oración en letras de plástico multicolores.Una vez más. -Realmente creo que esta va a ser buena. su cuerpo estaba destrozado por un torbellino de emociones que estaban tratando de tomar posesión de él. para que pudieran pegarse en el frigorífico. Por primera vez. Lori Stanley se levantó. Tom hizo un gesto para que se sentara. Esto era lo que quería.Dijo emocionado su padre desde su sillón. Aaron notó que su hermano de crianza estaba sentado en la alfombra rodeado de bloques de todos los tamaños y formas. Aaron miró hacia abajo para ver que los pequeños bloques sobre la alfombra contenían algo de ortografía en cada cara. -Siéntate. -Vamos. -Siéntate con Stevie y Gabriel y yo te haré algo de comer. Aaron se puso en pie. hasta que leyó lo que tenía Stevie enunciado en el suelo. Aaron se arrodilló al lado del niño. Aaron. que él recordaba que había innecesariamente imanes en la parte de atrás de ellos. sabía que Stevie apenas podía hablar. que todo era una mentira. tocándolo por los hombros. más que nada. -Es de pollo con estrellasDijo. 137 . sentía un incendio en el centro de su mano mientras que su madre regresó a la habitación con un plato humeante de sopa. Aaron arañó la sensación de hormigueo en la palma de su mano y se preguntó dónde había escuchado el nombre Verchiel antes. Aaron estaba sosteniendo una espada de fuego ahora. Tu madre y tu padre están muertos. y la miró con asombro como si nunca la hubiera visto antes.Se dirigió a la cocina. Distraído. para que olvidara todas esas emociones en conflicto que aumentaban en su interior sin parar. Pero eso era imposible. nunca olvidaría eso. El perro estaba durmiendo junto a él.Dijo. para que olvidara que ahora estaba sosteniendo una espada de fuego. su respiración era rítmica y pacífica. mirando la foto en la parte frontal de la caja de vídeo. No tenía la menor idea de lo que estaba mal con él.

cayendo al rocoso suelo. estaba curiosamente lejos en las rendijas de su armadura. Ella gimió como el chirrido lúgubre de las ruedas en una carretera mojada por la lluvia. Un cielo que consistía en falsedades quemadas para revelar la realidad. que rompía la falsa fachada de un mundo que ya no existía. dentro de él. No pudo reaccionar lo suficientemente rápido. Tu madre y tu padre están muertos. si era necesario. abanicó el aire viciado de la cueva submarina. Las palabras eran como los fuertes golpes de un martillo. El monstruo aulló en su descontento y lo arrojó lejos. -¿Qué te pasa?. Su padre gritó aún con impaciencia cuando tanto la caja de vídeo como su cuerpo se desplomaban hacia un lado. Este fue el cielo personal de su naturaleza angelical desenvolviéndose dentro de su cráneo. Aaron dudó que esta gran bestia hubiera creado nunca en la mente de su presa una felicidad tan perfecta que implicara su propia desaparición. y Aaron empezó a gritar. ¿era lo suficientemente fuerte como para detenerlo? Sólo habría que esperar que se encontraran. algo de lo que la bestia del mar ya había sido testigo. Aaron no sintió nada cuando el arma de fuego paso a través de la forma de su madre. el enemigo vencido se consume en el fuego de la batalla. consumidos por el fuego. dejando que la llama viva de su arma se extendiese en la sala de juegos. Gritó Aaron. y rebotó en la pared de la cueva. y no se detendría ante nada para conseguir triunfar. la carbonización de la falsedad y los gritos de lo irreal crecían con más fuerza. -¿Viste algo que no te gustó? Sintió que el poder. Y no podía soportar la idea de ello. 138 . mientras se puso en pie y se deslizó a través de la roca suelta.De nuevo miró las palabras escritas en letras de plástico. Él flexionó sus alas de ébano. -Es todo una mentira-. Atacó con su espada de fuego. Era una versión del paraíso.Aaron preguntó. se debía a la explotación de las debilidades de su enemigo. sus alas estaban engarzadas por haber sido entrelazado en los tentáculos múltiples de la bestia. el monstruo retrocedió de la ferocidad y la violencia de sus pensamientos. Aaron tomó conciencia en las garras de Leviathan. Aaron se preguntó exactamente hasta dónde llegaría y. cedió a la ira que trataba con tanta fuerza mostrarle todo el engaño. su prodigioso ciclo. tenía una pizca de crueldad.

Un grito de guerra salvaje escapó de su boca quedando tanto asustado como emocionado con su ferocidad. con la espada en alto.El monstruo se jactó. -Ataca todo lo que desees. pequeño Nephilim. caían sobre él. Una de las mil extremidades de Leviathan arremetió. y luego sonaba como la caída de una fuerte lluvia. Las escamas eran como una armadura. Sus hijos eran arañas arrastrándose por debajo de las escamas de su amo. Redujo a la bestia ciega a la mitad. el monstruo actuó. -Nunca podía imaginar la fuerza que tienes. azotándolo contra la pared. listo para enterrar el arma en llamas en la carne de la criatura y poner fin a la pesadilla de la amenaza a la ciudad de Alegría. luchaba para no sucumbir a la ferocidad del ataque. No podía comenzar a discernir la fuente del sonido hasta que sintió una de las duras extremidades de Leviathan como se lanzaba para coger para su mano extendida. Aaron oyó como la masa del gigantesco animal se aproximaba. con una ferocidad salvaje.Aaron extendió sus alas y saltó en el aire. Antes de que pudiera llevar su hoja hacia abajo para cortar la conexión. la protección de la antigua bestia amenazaba su ataque. Su cabeza y la parte superior de su cuerpo se golpearon de lado contra la pared de la cueva y él sintió crecer un entumecimiento por el impacto.Gorjeó mientras chispas de fuego bailaban en el aire con cada nuevo golpe a sus escamas aparentemente impenetrables. y también al mundo. enrollándose alrededor de una de sus piernas. Las chispas de la llama saltaban al contacto del arma con la carne del monstruo. Voló hacia el monstruo balanceándose. ¿hay alguna duda del resultado? Leviathan lo arrojó al suelo. 139 .Continuó el monstruo. Aaron podía sentir que se movían en su espalda y sus piernas. dándole un empujón hacia el lado opuesto de la cueva con el mismo salvajismo. y él trató de hacer a un lado la sed de sangre abrumadora para poder reconsiderar su curso de acción. pero la ferocidad embriagaba. -Los justos contra los malvados. -El exceso de confianza siempre ha sido tu perdición. pero. -Todos se creen superiores. Sintió repugnancia. -No me importa. pero en vano. su espada de fuego en repetidas ocasiones golpeó el cuerpo de Leviathan. y necesitó toda la fuerza interior que podía reunir para no quedarse inconsciente. Su naturaleza angelical maulló con disgusto. y él continuó con su asalto febril sobre la bestia. también. El ángel interior luchaba.

Aaron ahogó un grito de dolor mientras la esencia de su naturaleza angelical peleaba contra él para ser liberada. el abominable silbido de las arañas pegadas a su ropa. mirando su suave y rosada garganta. le colocó una cadena reductora mental alrededor del cuello de la poderosa fuerza y tiró de ella hacia él. El poder de los cielos luchó. -Otros más fuerte que tú han tratado de destruirme. -Todavía no. con ganas de encender la espada de fuego y de nuevo saltar en la refriega queriendo salir a la batalla contra el antiguo mal de las profundidades. y Aaron contempló el aleteo en la boca del monstruo. donde se puso en cuclillas.Susurró la bestia. pero el tiempo era esencial. golpeándolas con furia. Leviathan se deslizó más cerca. tenían más probabilidades de estar muertos. Los comienzos de una hoja celestial provocaron su alcance. Aaron se levantó del suelo. Pudo ver que aún quedaban muchos en el olvido.Leviathan preguntó. desgarró su cuerpo con la mano y difundió sus alas. mientras el monstruo arrastraba los pies más cerca. Él no quiso saber nada de eso. mientras que otros. no hay ningún lugar donde esconderte. Pero ese no era su plan. Aaron vio los sacos digestivos cortados. convirtiendo toda su atención en la bestia que ahora lo dominaba. las fuerzas de sus vidas se disiparon por la pesadilla antes que ellos. tratando de llegar a su boca donde podían meterse dentro. una idea comenzó a tomar forma. Su naturaleza angelical había recibido su segundo aire y se lanzó hacia delante deseoso de continuar la lucha. -No hay lugar donde puedas huir. a su juicio. aislada.Aaron susurró entre dientes. El orbe herido había comenzado a sanar. pero el aviso de corte de la espada a través de él todavía podía verse. Tenía que pensar. obviamente esperando que su 140 . haciendo a la presa lo suficientemente dócil para que su progenitor pudiera consumir con menos esfuerzo. -¿Qué juego harás esta vez.Aaron sentía de nuevo cómo trataba de entrometerse en su mente y lo bloqueaba. recién despertada. bloqueó temporalmente detrás de la valla fortificada que había construido mentalmente para mantener su naturaleza angelical. pero él deseaba mantener la distancia. y mira lo que les ha ocurrido. Leviathan se alzaba más y abrió su ojo dañado para mirarlo. Aaron apretó los dientes con el esfuerzo. Nephilim?. aunque retenerlo era probablemente una de las cosas más difíciles que había tenido que hacer. para idear una manera de vencer al monstruo antes de que tuviera oportunidad de hacer lo mismo con él.

tirando de él hacia arriba. Aaron sacudió la cabeza. pero él las retuvo. hacia su estómago. Recordó el olor pútrido de un ratón que había muerto en la pared de la cocina de la casa de Stanley.Dijo a la criatura que asemejaba a un gusano que hubiese existido desde los albores del tiempo.Dijo. -No juego-. estaba la 141 . Nephilim. -Llévame. -Qué sensible de tu parte. mostró a la monstruosidad que no tenía armas. Su cuerpo se estremecía aún con dolor. Gritó Aaron. -Cómeme-. Aaron estaba bajo el monstruo. y él se lo tragó entero. Dijo él. Si no fuera por los fluidos lubricantes espesos que fluían de la bestia mientras los músculos de la garganta se contraían. enviándolo hacia abajo. y extendió los brazos en señal de rendición. No podía estar más equivocado. Prefería usar al roedor muerto alrededor de su cuello como joya por el resto de su vida que soportar el hedor de las entrañas del Leviathan. mientras trataba de contener las furiosas fuerzas que luchaban desesperadamente para salir y defenderse. hacia la boca con hambre. -¡Y espero que te ahogues!. Él levantó las manos vacías hacia el gigante. en un estruendoso y horrible gorgoteo. y en cómo él había pensado que nada podía oler tan mal. mirando a la cara de la pesadilla horrible que era Leviathan. -Voy a usar tu poder así-. sus tentáculos se retorcían en el aire con anticipación.conflicto se volviera a reanudar. Leviathan se echó a reír. la saliva viscosa comenzaba a verter de su orificio circulando por la longitud de su cuerpo negro y reluciente. porque no había llegado el momento. Olía aún peor en el interior. -No puedo luchar contra ti. Y Leviathan lo entrelazó en sus garras. Dijo a la bestia. Lo primero que notó era el hedor increíble.Añadió cuando los apéndices musculares lo empujaron a sus fauces abiertas. mirándolo fijamente con sus ojos fríos y sin pestañear.

y él sintió los ojos pesados. El interior de la bestia gorgoteaba y escupía a medida que su masa avanza con una serie de poderosos espasmos musculares hacia lo que Aaron cree que era su esófago. aprovechó la oportunidad para liberarse. La mitad de él deseaba que él no necesitara la fuente de luz.posibilidad de que el aroma de funcionamiento interno del monstruo podría muy bien haberlo dejado inconsciente. El hijo de puta todavía no sabe el significado de la palabra. y aunque era más manejable de lo que había sido antes de ser comido. apuñalando a la pared carnosa del pasaje digestivo. y sintió una oleada de fatiga innegable intentando purgar la lucha de su espíritu. y supo que había causado malestar a la gran bestia. Era negro como un pez el estómago del monstruo. recordando el destino de los seres angelicales que se había comido el gran mal. 142 . y sintió de inmediato su letargo. Aaron conjuró una espada impresionante de fuego celestial. detuvo su progreso. Si su plan tenía éxito. El sistema digestivo de excreciones de Leviathan estaba empezando a tener sus efectos sobre él también. Esto no era parte de su plan. pero el interior de una criatura del caos no era el más agradable de los lugares a visitar. y Aaron logró convocar a una bola de fuego y mantenerla mientras él continuaba su viaje al torcer el vientre de la bestia. que no permitía que lo extrajeran más hacia el estómago de Leviathan. Se hacía difícil respirar. Se colocó en el pasillo del estómago y desplegó sus alas en la medida que pudo. Se produjo un abrupto giro en el tubo de alimentación. iluminando su nauseabundo medio ambiente y de inmediato comenzó a poner su plan en movimiento. y Aaron se encontró de pronto a punto de ser depositado en una de los restantes órganos digestivos. Leviathan tendría mucho más de qué preocuparse que un simple malestar. en su camino a uno de los sacos digestivos que aún quedaban colgando del cuerpo de Leviathan. Aaron luchó con la idea de tomar una pequeña siesta antes de continuar con su curso de acción. y Aaron sabía que pronto sería hora de poner su plan en marcha. pero lo pensó mejor. Perversamente suficiente. todavía se aferraba a la hoja del cuchillo que actuaba como un ancla. liberar su poder dominante dentro de él. y convocó a un cuchillo de fuego. pensamiento. el viaje por el gaznate del monstruo le recordaba a uno de los toboganes del parque de atracciones cuando intentaba doblar su cuerpo de tal manera que pudiera ver a dónde iba. Incluso la presencia angelical se hizo cada vez más dócil. Sintió que su entorno se agitaba. Su piel quemaba. Ahora ejercía la plenitud de su latente poder. Estaba a punto de mostrar a Leviathan los efectos desastrosos de comer algo que no estaba de acuerdo en ser comido. Una increíble oleada de energía corría por su cuerpo cubierto de líquido.

El habitante de las profundidades enviaría su desove de la cueva. a más allá de los asentamientos. su trabajo comenzaba a partir. tenía los medios para ser libre. enviaría a otras personas para herirlo. Con la fuerza del Nephilim. Leviathan se preparó para el influjo transformador de potencia que pronto lo inundaría. –Bienaventurada la manera en la que nos han tocado con su gloria resplandeciente. las criaturas angelicales. Y toda la vida en el nuevo mundo. en toda su infinita sabiduría. y reclamar al mundo de arriba como propio. Saciado por la mera promesa de nuevas energías angelicales. con lo que los habitantes. soldados del reino celestial. El desove se trasladó con entusiasmo por debajo de las escalas de protección de su padre. Alabado sea el Señor de las profundidades. -Leviathan-. y se dio cuenta de que ninguno lo había hecho sentir tan glorioso como lo estaba ahora. esculpidas como una representación de su propia caótica naturaleza. los cielos negros de ceniza expulsados a la atmósfera para borrar el sol que odiaba. Se vio en un lugar cubierto de agitados mares. a elogiar a su nombre en la adoración. no había nada que pudiera detener a Leviathan. habría sonreído a la bestia Leviathan. se alegrarían. Ahora tenía un número considerable y las herramientas necesarias para ser liberado de su rocosa prisión. santificado seas. las cáscaras de inútiles. Miró a los otros que habían sido parte de su alimento. escurridas y tiradas por el suelo de su prisión. que abundaban en lo que quedaba de las tierras asoladas. y todos se encontrarían con un destino similar a los que habían venido antes. Después de incontables milenios. una ola de alegría pasó por el monstruo tal que nunca había experimentado. ahora bajo su control. Leviathan podía sentir el pulso de poder del Nephilim dentro de él. semejando a un gusano a granel contra la pared de la cueva y se imaginó lo que estaba en su futuro. la mayoría de las masas de tierra tragadas por la agitación volcánica. y nadando por debajo de la oscuridad. Se inclinó con toda su grandeza. 143 . donde su reinado se iniciaría. Se imaginó que el Creador. A medida que se tragó el último bocado.Si fuera capaz. se imaginaba que proclamaría. Y entonces. sintiendo que pronto sería hora de salir de la cueva al mundo. las profundidades del océano. Las fantasías del monstruo de un mundo transformado. y sabía que esta fuente de fuerza sería lo que finalmente le permitiera salir de su cárcel de piedra.

Exclamó Leviathan cuando el primero de los sacos digestivos que le quedaban explotó. -¿Que está pasando? Nunca había experimentado tal agonía. En sus pensamientos. y luego otro. vislumbraba cómo el paraíso diseñado por él mismo se iba desvaneciendo rápidamente a lo lejos. era incapaz de actuar. un pánico que impulsaba a la locura por el dolor de su progenitor. que consideraba febriles. para tener una oportunidad de demostrar al Creador que también tenía una razón de ser. Leviathan gemía de dolor. Pensó en el negro. -Esto no puede estar ocurriendo. El monstruo se retiró de la pared donde se había recostado. pero ¿cómo era eso posible? se preguntó. El monstruo se desmayó. era como si un fuego furioso estuviera dentro de su cuerpo. su dolorida forma chocaba contra la superficie rocosa de las paredes de la cueva. ya que se levantó. una sensación de ardor que parecía ir en aumento. llovió hasta el suelo de la caverna. en los océanos turbulentos llenos de vida que había ayudado a formar de nuevo. haciendo estragos en su cuerpo. El desove. correteando alrededor de manera frenética. -Habría sido magnífico-. Otro de los sacos se rompió. Leviathan no quería nada más que escapar de su prisión. se extendía por todo. cuando el malestar se intensificó. en un mundo de caos que lo miraban como Dios y Señor. 144 . los líquidos contenidos en su interior habían alcanzado las temperaturas del punto de ebullición en su interior. rociando las paredes de una corriente burbujeante seguido de otro.Se preguntó con un susurro sibilante lleno de conmoción y sorpresa. El calor de su dolor se intensificaba. con la cabeza raspando el techo de la caverna submarina. -¿Qué es esto?. el calor abrasador se expandía frente a las regiones inferiores de su tronco serpentino. Se quejó Leviathan cuando la espada de fuego estalló en el centro de su cuerpo y algo ardió cuando una estrella surgió de la herida latente.Sentía una aguda punzada de dolor en la parte baja interior de su masa. normalmente protegido por debajo de su armadura de escamas.

su contenido. -Está logrando lo que no pudimos hacer otros -Dijo una voz cercana. volviendo su atención a la bestia. Mientras estaba atrapado dentro de la prisión le hicieron creer que había encontrado el paraíso angelical. una precaución en caso de que fuera necesario defenderse. La profecía había ocurrido: Los ángeles caídos de la tierra fueron perdonados por el Cielo. gritando de dolor. rociaba el aire con una niebla de vapor. Él no había encontrado La Aguilera. donde ahora se encontraba era muy distinto al paraíso en el que ningún ángel le hubiera gustado estar.Jadeó Camael a medida que Leviathan continuaba su danza de agonía. con la espalda apoyada en la pared de piedra. despertando al ángel más lejos de su ambiente. Miró asombrado como la piel de la bestia ardía. y de la que había sido cautivo en el interior. gran ángel? -Preguntó Camael. resonando alrededor de la caverna. -El último Mensajero de Dios. y Camael se volvió hacia el Arcángel Gabriel. El cuerpo del gigante del mar estaba brutalmente golpeando contra las paredes de la cueva. reconociendo al ángel por lo qué era y quién era. Camael dio la vuelta para ver al monstruo Leviathan en lo que parecía ser un agarre de tortura. marchito y menguado. Un gemido lastimero aumentó en intensidad. Fue cumplida.Camael se apartó lentamente por la ruptura de los órganos digestivos y miró a su desconocido entorno con mirada cautelosa. 145 . -Aaron. el entorno le hizo volver a la realidad. Camael inclinó la cabeza.El deshidratado emisario del Cielo susurró. explotaban. y todos los siglos de aislamiento y conflicto que experimentó habían llegado a su fin. las protuberancias que colgaban obscenamente desde la parte frontal del monstruo. La Aguilera. -El Nephilim. -¿De quién hablas. Al mirar alrededor de la cueva subterránea. Una espada de fuego creció en su mano.

sus tentáculos en forma de látigo intentaban capturarle. transformado se elevó en el aire delante de la bestia agonizante.Maldito seas tú y al maestro al que sirves. como un 146 . Gran parte de la espada quedó profundamente enterrada dentro de su cráneo monstruoso. Este no era el recién nacido poder angélico que surgió a la vida hace apenas unas semanas para vengar a las personas amadas que eran brutalmente asesinadas. batiendo las poderosas alas. levantándose para ponerse delante de la cara de su enemigo. Un arma tan intensa que podría rivalizar con las realizadas por los soldados de élite de los Cielos. -Estás muerto. Camael observó al mestizo. -Tienes un mensaje del gran mandamás del piso de arriba-. . sus alas de plumas negras aletearon furiosamente. en un vano intento de sacar el arma de fuego. confundida por el arma de fuego. Las primeras llamas salieron de la herida de la cabeza. Leviathan atacó al Nephilim. hacia el suelo de la cueva. verdes salían del estómago. Estaba a punto de llamar al Nephilim. De repente lo rasgó en dos. tratando de secar los fluidos internos que manchaba su belleza de elegante ébano. los movimientos del ángel eran más rápidos. Aaron retiró la espada y la sostuvo con orgullo sobre su cabeza. y Camael contempló con profunda admiración como el gigantesco cuerpo de la antigua deidad marina empezó a arder.-Hubiera sido magnífico-. Golpeó violentamente. Camael observó cómo el joven. pero cayendo al vacío. Camael oyó el grito del Nephilim mientras llevaba la llameante hoja hacia abajo en un arco de gran alcance destinado a la cabeza de Leviathan. con la espada preparada para atacar. sus poderosas alas batiendo el aire. y salió de la herida en lo que parecía una mofa del nacimiento. y tal vez incluso un poco preocupado por lo que vio. la descendencia de ángel y humano. de Leviathan. Esto era algo diferente. por la herida abierta. En su mano tenía una espada de fuego. Un grito terrible de la victoria llenó el aire. Camael estaba maravillado con el espectáculo. pero luego creció aún más. sosteniéndola en alto. El Nephilim saltó de la herida del estómago de la bestia marina. Aaron se cernía ante el refunfuñado rostro de la bestia. pero decidió callarse. Dijo la criatura de pesadilla. -Maldito-Rugió Leviathan. se sorprendió. Camael lo observó. La hoja de fuego rompió a través del espesor del increíble cráneo de la bestia marina haciendo una profunda grieta. Materia gruesa y cosas vivas.

Aaron lo sacudió otra vez un poco más fuerte. el animal no respondió. pero el ángel guerrero observaba el menor indicio de ataque. Aaron levantó la vista. confiando en que el estado mental del Nephilim todavía estaba intacto. Camael bajó la espada. La escamosa carne. el feroz calor se propagó a lo largo del enorme monstruo. Los engendros de Leviathan se revolvían en el suelo de la cueva. Camael no estaba seguro si podría sobrevivir a una batalla con tal adversario. -Estoy despierto-. -Me alegra ver que estás bien. pero no por mucho tiempo. al menos por el momento. -Estaba hablando con el perro-. En su estado debilitado. aún reposando. su demacrado cuerpo contra la pared de la cueva. Aaron se presentó ante él. Le dijo en voz baja. observando la subida y caída de la respiración del perro. Aaron puso la mano en el lomo de Gabriel. Al principio. Aaron voló hacia el suelo de la cueva mientras que el cuerpo del monstruo se derrumbó en una pira gigantesca de cenizas que ardían. Estudió el rostro terrible del Nephilim. sin saber las verdaderas intenciones del Nephilim. su mente aún estaba en el paraíso perruno. -Oye-. Se acercó amenazadoramente hacia Camael. despierta. mientras una pequeña sonrisa se dibujó en su cara de guerrero. -Su nombre es Gabriel. Camael agarró su arma.géiser de fuego naranja. Le dijo al Mensajero de Dios. los músculos y los huesos alimentaron las llamas celestes. Respondió el arcángel con cansancio. Los últimos vestigios del antiguo monstruo marino que quedaban vivos. dando a su mejor amigo un suave cachete. pero se preparó. sus primeros golpes tendrían que ser letales. 147 . -Eso realmente me molestó -Dijo Aaron. sus cáscaras estaban en llamas. El pelaje amarillo del labrador estaba saturado de lodo. con el arma celestial en la mano. -Es hora de levantarse. -Gabriel. Si iba a la batalla. Ninguno habló. No sería la primera vez que había dado testimonio de la locura de una ascendencia mestiza después de manifestar la plenitud de su celestial poder.

-Todos eran parte de una gran bestia. -Sí. ninguna experiencia es peor que estar cautivo en el intestino de una bestia marina.también. y sonrió con la sonrisa especial y única del labrador. -Aaron estaba soñando -Dijo medio dormido. socio.Preguntó. lo sé -Asintió con la cabeza. -Cuidado con eso -Dijo Aaron. -Oye. salpicando los alrededores con los jugos digestivos que todavía se aferraban a su piel. con una expresión de sorpresa. ¿te levantas ya? El perro estiró las cuatro extremidades y el cuello. -Estaba cazando conejos y tenía un montón de cosas buenas para comer.. que comenzó en algún lugar de las regiones bajas de su amplio pecho. dando al perro una mirada de ojos entornados. con los ojos abiertos en el rostro canino.La vieja. -A lo mejor todavía hay una oportunidad de que pueda meterte de nuevo en uno de esos estómagos -Se quejó Aaron con fingida seriedad. con sus alas. no notarás un poco más -Dijo el perro. Estaba revisando para ver cuál de los cautivos de Leviathan aun estaba vivo. -Pero creo que hemos eliminado eso -Dijo. que por fin empezaba a moverse. y las partes no pueden sobrevivir sin el todo. emitiendo un gemido bajo y gutural. con los ojos de color marrón oscuro casi abiertos. Gabriel rígidamente se puso de pie y se sacudió. y miró en dirección a los restos que aún ardían del mitológico monstruo marino. Aaron acarició la cabeza del perro con amor. Gabriel ladró y movió la cola. -¿Dónde estamos? . 148 . bloqueando la aspersión.Él sonrió brevemente y volvió a mirar a su amigo. -Lo último que recuerdo . -Puedes hacer todas esas cosas aquí. .Dijo. de pie sobre las carnosos sacos que Aaron había liberado del cuerpo del monstruo. Luego suspiró. Aaron. -Ya tengo bastante de esa basura cubriéndome. -Entonces. sin ser comido por un monstruo del mar . . -Los engendros no pueden seguir existiendo sin la mente de la bestia -Dijo Camael. sentándose.-Me escupió algo. y me hizo insensible. El perro levantó la cabeza y miró a su alrededor. cubrió su rostro.

eso es todo. El Nephilim? -El ángel Gabriel le preguntó. -No es como debería ser. El labrador no parecía tener ningún problema con eso. con fascinación en su tono. -Ese es un nombre muy bonito -El perro le dijo al ser angelical. dando un paso al frente. meneando la cola con cautela. -Y mucho más. -este es Gabriel-. Es sólo un nombre bastante común. Yo lo salvé. acariciando la piel del lado de la hermosa cara de Gabriel. -Yo era muy adorable cuando era un cachorro -Dijo el perro con una inclinación de cabeza. -Gabriel -Dijo Aaron al animal. -Lo salvaste -El ángel repitió. Aaron noto que el Ángel Gabriel estaba junto a él. -No específicamente.. Aaron no sabía qué decir. -¿Qué otras maravillas puedes realizar.-¿Quién es?-Preguntó el perro de pronto. consciente de sí mismo bajo el escrutinio de la mirada del 149 . El ángel que seguía debilitado se dirigió con cuidado hacia el perro. y parecía estar estudiando a su perro con el mismo nombre. como buscando una explicación. -Gabriel es muy importante para mí -Comenzó Aaron. -Fue herido de muerte. la nariz seguía oliendo. -¿Le pusiste el nombre al animal después que a mí? Aaron se encogió de hombros. Gabriel pisó suavemente más cerca. lamiendo la mano del ángel cariñosamente. con contracciones de nariz. con una expresión burlona en su rostro demacrado. sacando una mano temblorosa para tocar la cabeza del animal. -Este animal ha sido cambiado -Dijo el arcángel. -Él lo hizo -Dijo Gabriel mirando atrás. Aaron Corbet. Hizo un gesto hacia el Arcángel. Cuando era un cachorro parecía un Gabriel.El ángel miró hacia atrás. sosteniendo la cara del perro por debajo de la barbilla y mirando sus oscuros ojos chocolate. El arcángel miraba al perro de Aaron.

como respirar. este poder de redención. Se movió entre los cuerpos marchitos. -Él es el elegido de la profecía -Habló Camael. ahora lo sentía como una segunda naturaleza en él. Miró a los cuerpos de los seres celestiales. uno tras otro. -¿De qué otras maravillas es él capaz?-. cuántos siglos ha estado el monstruo manteniéndolos. era su trabajo reunir a los ángeles caídos de la Tierra con su creador. de caídos. todos necesitaban desesperadamente una cosa que él era capaz de darle. al borde de la muerte. y si le gustaba o no. aquí? -Se preguntó mirando hacia abajo en lo que antes eran seres de una belleza espléndida. -Realmente no lo sé. .Mensajero de Dios. su cuerpo entero. El ex líder de Los Poderosos estaba de rodillas junto a los sacos digestivos ahora desinflados. comenzando a sentir un hormigueo como si una gran carga eléctrica se estuviera construyendo con fuerza dentro de él. unidos entre sí. o pestañear.. los soldados en servicio del Creador. Él sabía exactamente qué hacer.. Ahora nada más que conchas vacías de su antiguo esplendor. Él puso sus manos sobre ellos. ¿Cuánto tiempo. y los restos de los seres angélicos que contenían. tristemente entre los disecados y los moribundos. Aaron sentía su gran tristeza. Los que habían caído de la gracia. desgracia. Aaron estaba familiarizándose con estos sentimientos. sus fuerzas vitales tomadas por el voraz apetito de una criatura del caos. y sentía una tristeza difícil de superar. Preguntó a Camael. Aaron recordó lo que había hecho cuando murió Exequiel.Puede enviar a nuestros hermanos caídos a casa. Tanto si se trataba de Orisha. o de 150 . Su recién despertado poder había perdonado al ángel caído de sus pecados y permitió su regreso al cielo. burlas retorcidas de vida de los ángeles creados para la servidumbre: Todos estaban aquí. Cuando el poder sobrenatural agito en su interior se instaló en una bola hirviente en el centro del pecho. el vórtice de energía giró en su centro que cursaba a lo largo de sus brazos en sus manos. Él se sintió atraído hacia los ángeles moribundos. pero. Esta capacidad. Liberarlos. muchos apenas vivos. era lo que la antigua profecía había asumido como el poder de su vida teóricamente con todo.

Los vivificados ángeles gravitaban hacia el Arcángel Gabriel. con los ojos clavados en la escena ante él. Extendió sus alas de color negro brillante y abrió los brazos. -Es hora de volver a casa -Proclamó. y dejó que sus angelicales rostros retrocedieran de nuevo dentro de su cuerpo saciado. y sus alas plegadas. ganando el sustento de sus hermanos angelicales. sus cuerpos brillaban intensamente como las estrellas. -Ahora ha terminado -Le dijo a ellos. por ahora. y Aaron se preguntó si ¿sólo era temor lo que veía en la expresión de su rostro. encendiendo sus esencias moribundas con la fuerza de la redención. -Ellos están muy felices de verlo de nuevo -Dijo el perro. Camael y su perro se le habían unido. ya no era una preocupación. Los sellos arcanos que fueron grabadas en su piel comenzaron a desvanecerse. Aaron tocó a todos. se retiraron gradualmente por debajo de la carne y el músculo de su espalda. y con esas palabras. caídas del cielo durante la noche para mostrar el alcance de su fabulosa belleza. como sustento para el hambre de un monstruo. Ambos. A través de la luz. la oscuridad húmeda. o era envidia? Que los ángeles se hubieran convertido. la misteriosa guarida de Leviathan se llenó con la luz de lo divino. bañado por el resplandor de su transformación. y Aaron dudó si el guerrero no estaba de alguna manera hablando por sí mismo también. Camael dio un paso atrás. Las llamas finales de esplendor divino ya prosperaban en cada uno de ellos. orbitando alrededor del Mensajero de Dios. y cualquier rastro del mal todavía vivo dentro de la vivienda del monstruo fue derrotado y aniquilado por la purga de los brillantes rayos celestiales. meneando la cola alegremente. deleitándose en la experiencia de sus renacimientos. 151 . sin querer interferir en modo alguno con él. -Sois libres -Dijo Aaron a medida que se cernía sobre el suelo de la cueva. una vez encarcelados en la comunión de los ángeles. bañándolo con sus auras luminosas.élite celestial. Aaron se sentía en paz mientras veía como las criaturas de los Cielos que tanto habían sufrido se reunían. -Han estado demasiado tiempo sin la compañía de los suyos -Dijo Camael. Aaron pudo ver que Gabriel estaba volviéndose más fuerte.

y las enroscó en los niños de los Cielos. Aaron se quedó sin habla. Las imágenes ante él lo asombraron. -Van a hablar de ti. Gabriel en el centro de su universo. envuelto en su abrazo amoroso. incluso después de todo lo que había visto en su vida pasada. y las campanas de alarma comenzaron a sonar. armadura reluciente.. Aaron acarició a su amigo en éxtasis. -Tenemos mucho que agradecerte. con la cabeza. Portadora de la Luz había aparecido en su mano. Él les estaba guiando de vuelta. protegiéndose los ojos de la luz cegadora de su ascensión. en el reino de Dios.. 152 . has hecho mucho por borrar los pecados del Padre y de cumplir con los edictos de la profecía. -¿Has oído eso. atrayéndolos hacia sí. compañero Mensajero -Dijo el arcángel con una voz rica y poderosa que vibraba en el aire como las notas graves tocadas en un órgano de iglesia. como si hubiera sido recién forjada y pulida. Todos ellos flotaban en el aire. impregnado su cerebro. Aaron embistió hacia adelante. El Arcángel Gabriel levantó la cabeza hacia el techo de la cueva. el resplandor celestial sobre ellos crecía con intensidad. y señaló la poderosa hoja hacia el techo de la cueva hacia su celeste destino más allá del techo de roca y por encima del mundo del hombre. Su perro le dio un empujón. todos los que habían sobrevivido a su terrible experiencia. -Sabes que mi bendición te acompaña en tu peligroso viaje. pero se hundió gradualmente en él. aún fascinado por la visión impresionante. el Arcángel Gabriel les estaba escoltando a casa. las alas del color de la nieve virgen se abrieron en su espalda. La envergadura del mensajero era enorme. Aaron? -Preguntó con entusiasmo. Él ni siquiera había oído las últimas palabras de agradecimiento pronunciadas por el Mensajero.El Arcángel Gabriel fue restaurado a la verdadera gloria. valiente Nephilim -Continuó el ángel -Y que tus actos de heroísmo serán comentados en el reino de Dios. El monstruo ha sido vencido y nuestra libertad recuperada. delante de él. Aaron estaba tan absorto en los sonidos melodiosos de la proclamación de agradecimiento del ángel que no captó el significado de la última frase. -Con estos actos.

Quería nada más que dar la vuelta y tirarse a la luz. Él sabía que era sólo cuestión de segundos antes de que Gabriel y los demás se hubieran ido formando esa llanura de existencia. me puedes decir algo.. -¡Si sabes quién es. -Al principio no lo vi. -Tú eres hijo de tu Padre -Dijo Gabriel en la luz del Cielo. vio que Gabriel le estaba mirando. Gritó mientras trataba de encontrar al Arcángel en el radiante espectáculo. o quedar ciego. queriendo desesperadamente que el emisario del Cielo aclarara lo que había dicho.. . Hubo un repentino destello de brillantez y la caverna se llenó de un silencio sobrecogedor mientras los habitantes del Cielo regresaban a sus hogares. pero no antes de oír la voz susurrante del Arcángel Gabriel en su oído.. dame algo. de luz.-Espera-. hasta que le dijera lo que sabía. -Dame un mensaje. -Tienes los ojos de tu padre. 153 . tanto física como emocionalmente drenado. tomando sus valiosos conocimientos con ellos. -¿Qué sabes del pecado del Padre? Sólo podía más o menos ver el contorno del ángel mensajero en el centro de la bola. Parecía la orquesta más grande del mundo afinando sus instrumentos todos al mismo tiempo. -Tú eres el mensajero -Dijo. en la expansión. La luz quemaba tan intensamente ahora que él no tuvo más remedio que dejar de mirar. Aaron cayó de rodillas sobre el suelo de la cueva.. Aaron pidió respuestas al mensajero. pero luego fue obvio. para evitar que el Arcángel Gabriel regresara al reino de Dios. por favor! Aaron podía sentir la fuerza de los poderes celestiales mientras que los ángeles se preparaban para el Cielo. -¿Dijiste los pecados de mi Padre? -Aaron le preguntó. -¿Sabes quién es mi Padre? Por favor.. De espaldas a las criaturas que parecían integradas por luz viva. cualquier cosa. A través de los ojos entrecerrados. tendiéndole la esperanza de que sería escuchado.

Imagino que ellos estarán bien. una de las muchas cámaras que habían sido excavadas en la roca por los esclavos del monstruo marino. El suelo de la cámara más pequeña era un charco con toda clase de asquerosidades. Él decidió que trataría 154 . y los restos ya en descomposición de las cosas en forma de araña que habían tomado residencia en sus cuerpos. No. en lo cual.¿Estarán bien? Preguntó Aaron. Dijo Gabriel. pero él acababa de recibir los primeras informaciones sobre su verdadero padre. habían parado su trabajo. Aaron no podía haber estado más de acuerdo. bastante hastiado. no era como si le hubieran dado un número de teléfono o una dirección de casa. .La gente de Alegría vomitaba. -Impresionante-.Sus cuerpos están rechazando los invasivos huevos de Leviathan -Dijo el ángel guerrero. y Gabriel se movieron por el camino tortuoso que conducía a la guarida de Leviathan. Ellos habían dejado caer sus herramientas y estaban inclinados con dolor. y que él tenía los ojos de su padre. Aaron se imaginó como se debían sentir. Aaron. arrugando su nariz con hastío por los sonidos repugnantes de la gente. él no tenía ninguna criatura parecida a un cangrejo viviendo dentro de su pecho. Aaron no estaba exactamente seguro de cómo se sentía acerca de lo que había descubierto. . Camael. era todavía un completo misterio. La identidad del hombre que él había deseado conocer. Tan pronto como las criaturas muertas y sus huevos sean expulsados de los cuerpos. que hasta el fallecimiento de Leviathan había estado quitando afanosamente toneladas de roca y suciedad en una tentativa de liberar a la bestia. Él pensó que se pondría enfermo. . que la profecía tuviera algo que ver con los pecados de su padre. La gente. Sus cuerpos estaban atormentados con vómitos de las cosas horribles que desde dentro controlaban sus acciones. y algo. realmente no podía permitirse pensar ahora mismo.

-No querría ser dejado así de fácil. en el aire del lugar. cuando ellos salieron de la pequeña caverna. han estado dentro de ellos? Preguntó Aaron para distraerse.Por ignorar sus tareas. -Nosotros podríamos examinar eso. . Los Poderosos han permitido a las fuerzas del caos echar raíces en el mundo.¿Me pregunto cuánto tiempo.con ello más tarde. Ellos surgieron del túnel en la excavación principal.En cierto modo. -Aquellas cosas deben haber estado viviendo en toda la población de la ciudad. cuando las cosas se hubieran calmado. Gritó él. Por todas partes había gente enferma. que él esperaba los llevara a la superficie. ¿Me pregunto si tengo algo que ver con el calentamiento global? -Preguntó él. -¿Entonces esto es algo más por lo cual puedo ser culpado?-Preguntó Aaron. a sí mismo. . en el corazón de la antigua fábrica de barcos. y no quiso nada más que aspirar algo de agradable aire fresco. su nivel de repugnancia fue en aumento.Esto es demasiado -Dijo Aaron. sintiendo que el sendero de suciedad del túnel a sus pies comenzaba a inclinarse hacia arriba.Casi estamos en la superficie-. era el de las arcadas. Aaron notó que la maquinaria de excavación pesada estaba parada. Él se rió de sí mismo. vomitando. sus palabras reflejaban sarcasmo. En un lado de la excavación se había construido un camino para que bajaran los camiones al agujero. Aaron y sus compañeros usaron el camino de tierra para ascender al 155 . Ellos siguieron cruzándose con la gente de Alegría. . y luego corrió hacia adelante. Gabriel corrió por delante de ellos y había comenzado a ladrar con excitación. cuando las cosas fueran. creciendo en fuerza sin alteraciones.Dijo el ángel.Genial -Respondió Aaron con un suspiro pesado.Muy probablemente desde que Verchiel abandonó totalmente su misión santa y se obsesionó con evitar que la profecía se hiciera realidad -Dijo Camael mientras que caminaban por un arroyo. esperando hasta que ellos lo alcanzaran. como si su vida volviera. alguna vez a la normalidad. y el único sonido que se podría oír. El perro estaba tan harto de estar en el subterráneo como estaban ellos. . imaginó Aaron. esas cosas. . de nuevo normales. . Me estremezco al pensar en que otros malignos se ocultan en las sombras del mundo. sí. Muchos de ellos seguían con el esfuerzo de purgar a los invasores de sus cuerpos. .

.Él soltó la cara de Kevin y se fue hacia la puerta. -¿Qué pasa con ellos? -Preguntó a Camael. Él había vomitado en el parabrisas. -A la mayoría.borde de la excavación. Aaron no vio ningún reconocimiento en los ojos de Katie.Dijo.-Es el mecanismo de supervivencia del cerebro mortal. -Es cómo funcionan sus mentes. digiriendo las palabras del guerrero angelical. Fuera. pero sus mentes perfilarán el acontecimiento en algo que ellos sean capaces de aceptar. mirando profundamente en sus ojos. un poco desconcertado por la fría interpretación del ángel sobre la psique humana. ..Dijo él cuando se acerco al ex novio de Katie. -Sus mentes intentan adaptarse a los horrores que ellos han experimentado. Aaron y Gabriel siguieron al ángel hacia afuera.Ellos recordarán. al nivel de la tierra. La mente humana es maravillosa en ese sentido. Él estaba en silencio. -¿Estás bien? Su conjetura sobre el hombre sucio en la clínica veterinaria de la cueva había sido correcta. Estaba amaneciendo. de momento. y decidió que él no lo compartía. serán tratados de locos. Aaron vio a Katie McGovern y fue hacia ella. y él comenzó a sentir miedo. Gabriel olió alrededor de los neumáticos de los coches aparcados. Camael extendió la mano y agarró al hombre por la barbilla. -Katie -Dijo él cuando se acercó. y parecía como si él no fuera a terminar aún. como si intentara conseguir una visión del funcionamiento interior de un ser humano. el Jefe Dexter estaba apoyado en su coche patrulla. -Bien -Dijo Aaron. su ex novio Kevin estaba con ella. Aaron rápidamente aparto la mirada. Así fueron diseñados. No importa lo curioso o poco probable que sea. . les parecerá que han tenido una horrible pesadilla. 156 . Y aquellos que recuerden la realidad de la situación y se atrevan a hablar de ello. me imagino -Dijo el ángel.Contestó Camael. -¿Entonces ellos no recordarán nada de esto? -Le preguntó al ángel. que ahora andaba a zancadas hacia el aparcamiento. sus cuerpos estaban atormentados con escalofríos.Mañana no se acordaran de lo que ha pasado. Los tres se movieron hacia la puerta que los llevaría fuera de la fábrica y caminaron alrededor de los enfermos. que ahora se encontraba a su lado mirándolos -Están en Shock. Teniendo cuidado al pasar por encima de los charcos apestosos que contenían los cadáveres en descomposición de los niños de Leviathan. y ambos lo miraron fijamente boquiabiertos. completamente desinteresado por la conversación.

esperando que su perro terminara de oler alrededor de un pedazo de maleza. como es que yo no noté toda esta mierda de ángel al comer un atún malo o con una alta fiebre debido a algún virus raro africano? El ángel se paró y dio vuelta para mirarme fijamente. -Camael empujó la puerta y salió hacia el camino. En las afueras del aparcamiento.Sí -Dijo Camael cuando una espada de fuego cobro vida en sus manos. Él cortó la cadena de un solo golpe. Se sintió como si hubiera sido golpeado. 157 . -Tú eres un Nephilim -Dijo Camael. mirando fijamente al ángel y el mirando fijamente a sus ojos grises acerados. ¿la profecía? Está de algún modo unida a los pecados de mi padre -Dijo Aaron al ángel.Y él también dijo que tengo sus ojos. cuando ellos alcanzaron la verja. . .El arcángel Gabriel dijo lo que estaba haciendo. -¿Qué tratas de decir? -Pregunto Aaron nervioso. esperó que el ángel respondiera. Las palabras sobre su padre. Camael permaneció silencioso. permitiendo que el concepto traqueteara alrededor de su cerebro. -Sí. Fue entonces cuando el ángel habló. ¿Podría su vida ser un poco más extraña? Él oyó otra vez las palabras finales del arcángel Gabriel.-¿Si así es cómo funcionan nuestros pobres cerebros humanos. ¿verdad? -Dijo Aaron. -Tú fuiste engendrado por un ángel. Aunque profundamente dentro. pensó él. pero soy todavía humano. Aaron se contuvo. A Aaron las palabras de Camael. le parecieron como un puñetazo entre los ojos. No soy humano. Tú no eres más humano de lo que soy yo. Como si eso fuera suficiente respuesta. . antes de que el ángel hubiera tomado el autobús expreso al Cielo.

-¿Sabes quién es él. Camael siguió su camino.Creo que tengo una sudadera de sobra-. si quisiera. también. él no tenía tiempo o energía para razonar ahora mismo. -Pienso que él acaba de darte un cumplido. pero Aaron levantó una mano para hacerlo callar. -No será necesario -Dijo él. . sacudiendo su cabeza.Déjeme adivinar -Dijo Aaron cuando se paso la sudadera sobre su cabeza. -¿Mi padre . como estaba el resto de Alegría. dejándolo como si acababa de venir de la tintorería. Aaron -Dijo Gabriel mientras caminaba junto a él. no lo sé -Dijo él.Tú sabes quién es mi padre? El ángel seguía caminando por la carretera. Él terminó de ponerse el resto de su ropa limpia y verificó su reflejo en el retrovisor de su coche. mirando fijamente el traje asqueroso del ángel con una nariz arrugada. -Pienso que podrías tener razón. Dijo él a Camael.-Pero lo que realmente sé es que él debió haber sido un ángel con un poder formidable para haber engendrado a alguien como tú. Aaron cogió un par de pantalones de chándal y una camiseta del asiento trasero de su coche y se dispuso a ponerlos sobre su ropa asquerosa y rasgada. Aaron rió ligeramente. El ángel ajustó su corbata. Esto tendría que servir por 158 . -Yo podría hacer eso. en calma. Aaron miró con asombro como la suciedad y la mugre acumulada sobre el traje de su compañero se desvaneció antes sus ojos. Camael?-Preguntó Aaron cuando su perro trotó para unírseles. Berkely Street estaba mortalmente tranquila. se detuvo y se volvió lentamente. Gabe. Camael estuvo a punto de responder. –No. .

con Camael cerrando la marcha. y se dirigió apresuradamente a la puerta principal. Ella llevaba un delantal y freía algo de tocino. 159 . pasando detrás del perro y alcanzando el pomo de la puerta.Ella volvió a trabajar. levantando la mano vendada para quitarse un mechón de pelo blanco en su frente. Provost?-Dijo él otra vez cuando se acerco al marco de la puerta y vio a la vieja mujer en la cocina. -¿Me pregunto si ella tendrá algún pedazo de carne? -No si ella ha estado encerrada en el sótano toda la noche. -¿Sra. Todos ellos se movieron hacia la cocina. Provost? -Llamó él. -¿Y dices que la anciana te atacó? -Sí -Dijo Aaron peinando su pelo rebelde con los dedos. sabiendo perfectamente que ella se había quemado con su espada durante la riña. para que la Sra. Gabriel fue hacia ella. -La noqueé y la puse en el sótano. Iba a ser bastante difícil de explicar que había pasado y como ella había terminado encerrada en el sótano. La anciana se dio la vuelta. Curiosamente. Ella procuró terminar con lo que estaba haciendo antes de acariciar al animal con su mano buena.. amigo-Dijo él. había un maravilloso olor de desayuno listo. Camael estudió la casa pintoresca con ojos bizqueados. -Sabía que el olor de comida les atraería. Ella colocaba algunas lonchas de beicon en una servilleta de papel. en su cocina para sonreírles.ahora. -Tengo mucha hambre. -Buenos días -Dijo ella. no mostraba ningún signo de lucha. algo que hizo que su estomago protestara y cayó en la cuenta de que Gabriel no era el único que tenía mucha hambre. y Aaron traspasó la amplia puerta e inmediatamente reconoció el olor de algo que se cocinaba. doblada sobre la cocina. momentáneamente. -¿Sra. Provost no lo viera aparecerse como si hubiera estado en la III guerra mundial. Estaba abierto. meneando la cola. No quise correr riesgo con ella dejando saber a la gente en el pueblo que yo estaba detrás de ellos. con cuidado por la mano herida. Era todo lo que él necesitaba. después de estar dentro del vientre de un monstruo -Declaró Gabriel. -¿Qué le pasó a tu mano? -Preguntó él. mirando alrededor del vestíbulo.

El ángel había tenido razón. Gabriel se acostó en el suelo a sus pies. -Creo que tuve un accidente. 160 . Con quién tengo un negocio en Portland. anoche-. Camael no podría volverse él mismo invisible esta vez. -Yo estaba a punto de cocinar frigorífico. todo el rato bajo el ojo vigilante del Labrador. algunos huevos -Dijo ella.Añadió ella. abriendo la puerta del -Mi padre siempre solía decir que un gran desayuno podía curar cualquier enfermedadDijo ella. El cerebro de la Sra. Provost bajó su tenedor y rebuscando en el frigorífico. Sra. Provost había hecho exactamente lo que él describió. -Debo haberme golpeado inconscientemente y tocado algo caliente en el horno.. Camael estaba silencioso. -Él regresó esta mañana -Explicó él. mirándola fijamente con adoración. -Probablemente debería ir a ver al doctor para descartar la conmoción cerebral o algo . frotando las orejas del perro. -Este es mi amigo -Dijo él a modo de introducción-. y Aaron la capturó mirando fijamente al gran hombre viejo detrás de él. dirigiéndose a algo que sería demasiado difícil para explicar o comprender. Ella esperaría hasta que él le explicara quien era Camael. esforzándose por recordar que le había pasado. -Incluso me quedé encerrada dentro -Dijo ella con una risa. cogiendo huevos frescos. bajando al sótano.La anciana se aseguraba de que el tocino estuviera alineado directamente en la cazuela. -Lo bueno fue que encontré una llave maestra de repuesto o yo todavía estaría encerrada. Ella peló más tiras de la carne del paquete para el desayuno y las puso en la cacerola grasienta.Ella cabeceó despacio. Había intentado racionalizar la extraña situación. Aaron dio vuelta y miró a Camael detrás de él. recordando la conversación que ellos habían tenido la primera noche en la cena. Dijo distraídamente. -Pienso que hoy podría ser un buen día para seguir su consejo. estudiando a la anciana tal como ella lo estudiaba.-No estoy realmente segura -Dijo ella. Demasiado obstinada para preguntar su identidad.

-¿Se queda él para el desayuno? -Preguntó ella, retirando los huevos del fuego. Aaron estuvo a punto de responder por el ángel. Camael de pronto habló por sí mismo. -Comeré patatas fritas -Dijo él, dejando a Aaron perplejo con su respuesta. La Sra. Provost completamente desconcertada por la petición del ángel. Abrió la puerta del horno. Un nuevo aroma delicioso se extendió desde horno con una explosión de calor. Había algo dentro cocinándose en papel de aluminio. -No tengo patatas fritas, pero, qué le parecen unas patatas asadas caseras. ¿Le gustan? Preguntó ella.-Mi marido, que descanse en paz, solía decirme que hago la mejor comida casera de Nueva Inglaterra. Ella usó un guante de cocina, con dibujos de plátanos, para sacar la fuente del horno. -Si te gustan las patatas fritas, vas a adorar estas -Dijo Aaron al ángel. Su boca comenzaba a babear. -Entonces voy a comer las patatas asadas-Dijo él, mirando la fuente de encima de la cocina. Era todo bastante extraño y bastante asombroso, Aaron reflexionó cuando él terminó de dar a Gabriel su desayuno y miró a la amable anciana experta en escachar el último de los huevos en el sartén, haciendo el desayuno como si fuera cualquier día de la semana. Era difícil para él adaptar su cerebro al concepto. Hace menos de dos horas él había estado luchando por su vida contra una fuerza que muy bien podría haber amenazado al mundo, pero aquí está él ahora, sentado alrededor de un gran desayuno de tocino, huevos y patatas asadas. El conocimiento de que su vida había cambiado radicalmente con la fuerza de una ráfaga atómica y con cada nuevo día, parecía cambiar cada vez más. Aaron se preguntó si él alguna vez se acostumbraría a ello, si alguna vez sería tan mundano como para sentarse a comer el desayuno. Echó un poco de sal en sus huevos. Él miró al ángel Camael cuando cogió las patatas asadas y comenzó a masticar. Con una mirada que sólo podría ser descrita como la extensión del placer a través de su cara con barbita. Él con gula comenzó a comer. ¿Alguna vez su vida sería normal otra vez? él se lo preguntó, mirando como un ángel del

161

Cielo consumía un plato de patatas asadas al lado de él. Él seriamente lo dudaba.

―Te extraño. Con Amor Aaron‖. Aaron se recostó en la silla de escritorio, contemplando las últimas palabras que él había escrito en su correo electrónico a Vilma. ¿Es demasiado fuerte? él se preguntó, sus dedos estaban sobre el teclado, mientras trataba de decidir. Sus sentimientos por la muchacha no habían cambiado, y cuanto más tiempo pasaba lejos de ella, más fuerte eran los sentimientos hacia ella. Una tristeza demasiado familiar cayó sobre él, se preguntó si alguna vez volvería a ver a la bonita muchacha brasileña otra vez. Él sabía que estaba lejos de ella por su propio bien. Verchiel seguramente pensaría en usarla contra él, pero una parte egoísta quería estar con ella, no importaban las consecuencias. Aaron leyó rápidamente el correo electrónico otra vez, sonrío con satisfacción en como de aburrido sonaba todo. Si hubiera podido escribir parte de lo que había estado haciendo... ―Te extraño. Con Amor Aaron‖. Él se preguntó que estaría haciendo Vilma en este mismo momento. Era temprano en la mañana del domingo, y adivinaba que ella probablemente no estaba despierta aún. Él tampoco lo habría estado, pero ellos tenían que moverse y continuar su búsqueda de Stevie. Él siempre le había gustado dormir hasta tarde los domingos, leyendo The Globe con un vaso grande de leche y un par de Dunkin' Donuts que su padre adoptivo compraba. Pero eso era entonces. Aaron leyó por última vez el correo electrónico y lo consideró perfecto. ¿Qué tengo que perder? Él pulsó sobre el botón de Enviar y miró su carta desaparecer en el espacio electrónico. No había vuelta atrás, ahora, pensó. Ahora, tenía que seguir adelante y al final de aquel camino esperaba encontrar a su hermanito, y tal vez la posibilidad de una vida normal, si el cumplir una antigua profecía no conseguía matarlo primero. Gabriel y Camael habían comenzado a cargar el coche. Aaron estaba a punto de apagar el ordenador cuando la Sra. Provost apareció en la entrada de la diminuta oficina.

162

-No lo apagues aún, -Dijo ella. -Yo pensaba enviar un email a mi hijo. Aaron se levantó e hizo señas para que ella se sentara. -Será agradable. Estoy seguro que le gustaría tener noticias tuyas. De pronto se preguntó si pudiera haber sido marcharse de Alegría todos estos años. Leviathan el que le había impedido

-Maldita cosa probablemente estallará en mi cara -Dijo ella, frunciendo el ceño al ordenador cuando se sentó delante del monitor. -Lo harás bien -Dijo él. Entonces recordó que no le había pagado a la mujer, su estancia, y metió la mano en su bolsillo para darle el dinero. -Ah, antes de que se me olvide- Dijo él dándole el dinero. Ella lo cogió de su mano y comenzó a contarlo. -Me das demasiado -Dijo ella, devolviendo más de la mitad del dinero efectivo. -Dijiste que era ... -¿Me estás llamando mentirosa, Corbet?-Dijo ella interrumpiéndolo, más enfadada que cuando se había puesto delante del ordenador. Aaron sabía que estaba al borde de un verdadero problema. -No, es lo que dijiste. -No importa lo que dije. Esto es suficiente- Ella retuvo el dinero que había cogido, luego lo doblo y lo guardó dentro del bolsillo delantero de sus antiguos vaqueros. -Disfruté con tu compañía, y con la de tu perro también, aunque él sea un poco cerdo, si me preguntas. Aaron se rió. -No tienes que decírmelo. El chico ha sido así desde que era un bebé. Su estómago es un pozo sin fondo Ambos se rieron.

163

Ambos acariciaban al Labrador. mirándolo con aire de culpabilidad. -No pienso que haya sido tan malo como se veía y además. riéndose en silencio. hacia su coche. -Es él. Regreso de Portland ayer -Mintió él. Sra. Aaron no hizo caso al perro. -No le dije nada. 164 . Ella estaba vestida con una camiseta holgada. . vuelvan a visitarme. El veterinario acariciaba a Gabriel. hijo -Dijo ella. haciendo señas con su barbilla hacia el coche. -Estaba corriendo y vi a Gabriel en el patio. Aaron pasaba por debajo del arco de flores.-Bien. tengo que ponerme en camino -Dijo Aaron. él tenía el mejor veterinario de la ciudad cuidando de él. escuchó su maldición y amenazando al equipo con arrojarlo a la basura. -Tú y ese perro tuyo. esperando con paciencia. con un gesto de despedida en la puerta de la oficina. -Sí. -¿Entonces te vas?-Dijo ella. acariciando a Gabriel. pero cuando él abrió la puerta. -¡Hola!-Contestó ella. cuando vio a Katie McGovern. él dio un paso fuera de la casa para unirse a sus amigos. Él miró donde ella miraba fijamente y vio que Camael había tomado ya su lugar en el asiento delantero. y a la parte posterior de la cabeza de Camael. -¡Hola!-Dijo él. Aaron se dirigió a la puerta principal. Él me pidió que viniera a acariciarlo. Que sonaba como si ella lo estaba haciendo bien. escuchando los dedos de la anciana moviéndose en el teclado. con su lengua colgando. y el animal estaba en la gloria. ¿verdad?-Indicó ella. Rió suavemente. Aaron notó que su mano estaba vendada también. Se curó bastante rápido. mirando su vehículo. acariciando con su mano vendada a lo largo del lomo del perro. -¿Es el amigo que esperabas? -Preguntó.Cuídate. ¿Cómo podría él no curarse milagrosamente? -Preguntó él. Provost -Dijo él. acercándose. por aquí otra vez y traigan a su hermoso amigo también. -Igual tú. tengo que atender algunos asuntos -Dijo él.Se quejó Gabriel. verificando su mordedura. blanca y unos pantalones cortos de correr.

-Una pequeña voz en mi cabeza me dice que debo agradecerte algo.. Su 165 . no es así?. abriendo la puerta de atrás del Toyota para que subiera Gabriel. -¿Tú y Kevin . Aaron examinó sus ojos y le dijo que él no sabía de qué estaba hablando. -Desde que él regresó. pero gracias por el ofrecimiento. Espero que todo se resuelva entre tú y Kevin. -Lo siento -Dijo.Eres bueno.Katie jugó.. hemos estado mucho tiempo juntos y hemos decidido intentarlo de nuevo. Él giró la llave y arrancó el coche. acariciando las orejas de Gabriel. abriendo la puerta de conductor. con las manos sobre sus caderas. Se mojó sus labios nerviosa. . ¿okey? . con la venda de su mano. El perro saltó al asiento trasero. ¿Verdad?-Preguntó ella .Sí -Dijo ella. y cerró de golpe la puerta. pero él sospechaba que ella no le creía. Aaron se sentó detrás del volante y cerró de golpe la puerta del Toyota. puedes contar conmigo. Aaron -Dijo ella.-¿Nada de lo que yo pueda decir haría que te quedaras a ayudarnos a Kevin y mí con el consultorio. --¿Tú sabes qué pasó. Se dirigió hacia el coche. .Eh? -Preguntó Aaron... -Todavía hay algo que tengo que hacer. sintiéndose un poco triste porque se marchaba. sabiendo cuál sería su respuesta. -Ahora cuídate. sacudiendo su cabeza. . nerviosa. . pero por mi vida.Gracias -Dijo él.Él pensó en su hermanito todavía en las garras del asesino de ángeles y sintió su pulso acelerarse. -No tienes nada que agradecerme-. con los ojos muy abiertos. -Si alguna vez necesitas una carta de recomendación para la escuela o algo.. Dijo él.Katie se encogió. Katie lo paró bruscamente. ¿Entonces adivino que tu respuesta es no? Camael se giró en su asiento y le dirigió una mirada intensa. La ciudad de Alegría realmente había comenzado a gustarle.Lo veremos con el tiempo. -La otra noche -Dijo ella. con una risa picara en su cara. que no sé por qué. pensó él. Incluso la paciencia de un ángel tiene sus límites.

el volumen y sintió la mirada ardiente de Camael. pero eso casi había conseguido matarlo. Deberes que se extendían mucho más allá de su propia satisfacción personal y felicidad. mantenerlo lejos. y ella se alejo del coche con un saludo final y siguió con su carrera matutina. -Aunque sea veterinaria. 166 . Dijo él. le decía que él debería girar el coche en este instante. . Pero él sabía que no podía ser. un poco. comenzando a girar el coche alrededor de la calle sin salida. ahora pacífica. cuando vio a Katie alejarse por Berkely Street. estas tenían un nuevo significado para él. mirando a lo lejos. pensó. y aceptar la oferta de Katie. Dijo ella cuando se retiró del coche. Le subió. realmente? Él había tratado de negarlo. ¿Era mucho para enfrentarlo. Pensó en su padre. y escuchando las palabras ahora. y darle la espalda a la profecía. -Quiero que escuches esto-. echando un vistazo al ángel que fruncía el ceño cuando dejaron Berkely Street atrás y se dirigían por el centro de ciudad. Pensó en su hermano. si él hubiera escuchado. -Gracias-. De mala gana. Comenzó subir por Berkely. y por reflejo encendió la radio. pero qué opción tenía él. egoísta otra vez. Gruñó el ángel. Dijo Gabriel cuando Aaron puso el coche en marcha. y residir permanente en la ciudad.No pienses en ello como una canción.propia pequeña voz." Siempre había sido uno de sus clásicos favoritos. él comenzaba a aceptar que todo esto era parte de lo que él tenía que hacer. y los peligros que estaban obviamente por venir. inclinándose en la ventanilla abierta y dándole un pellizco. a través de la ventanilla. riéndose entre dientes. Paúl McCartney y el resto del Beatles cantaban "Yesterday. Él tenía responsabilidades ahora. -Apuesto que pensaste que también odiarías las patatas fritas -Dijo Aaron. piensa en ello como una poesía. -De nada -Respondió él. -Me gusta ella-. -A mí también me gusta-. -Nunca ignores esa pequeña voz en tu cabeza. Dijo Aaron mientras maniobraba con el coche. Para lo que él había sido escogido. rápido en la mejilla. Aaron -Dijo ella. -Detesto la poesía-. no sería mejor que la paz falsa que sintió en el vientre de Leviathan.

estaba en viaje de trabajo. y comiendo donuts? Aaron no tenía ni idea de lo que el futuro le deparaba. ¿Qué más puede esperar un Mensajero de Dios? 167 . bebiendo leche. pero él realmente sabía que seguramente sería interesante.¿Alguna vez. estaría su vida llena de domingos perezosos leyendo el periódico.

no mayor que ella. -Tenemos que perderlos en el desierto-. en tono alto.Dijo la muchacha en una lengua que ella nunca había oído hablar. el sonido era como un quejido a cierta distancia. debajo de sus pies desnudos. y recordó que no estaba sola. Habría dado cualquier cosa por una noche de descanso sin sueños. Alguien la llamó. se volvió para contemplar la ciudad que ardía a lo lejos. mucho tiempo. -Rápido. que una vez hubo allí. huyendo a través de las dunas. pero parecía real. ¿De qué tienen miedo? ¿Qué es lo que nos ha expulsado de la ciudad? Quería saber. El cielo sobre el primitivo desierto de la ciudad se había vuelto negro. se preguntó. La noche era fresca. tuvo que taparse los oídos para no oírlo. aunque ella podía sentir el calor de la arena. Otras ocho personas habían huido de Urkish con ella. que se elevaba hasta ocultar las estrellas. Era como graznidos de pájaro. como si fuera una parte de un recuerdo.. ¿de qué?. Parecía tan real. su capa andrajosa ondeando con la brisa del desierto. Su corazón latía rápidamente en su pecho. necesitaba saber. y cualquier apariencia de civilización. De hace. Podía oír un sonido. vestía una capa hecha jirones. Dijo la muchacha cuando ella se volvió de nuevo a los demás.Era un sueño. mientras huía a través del desierto. se había perdido por la 168 . -Es nuestra única oportunidad-. ¿La respuesta estaba allí? Las llamas eran altas.. con capucha. cientos de pájaros enojados y se encontró con que estaba empezando a tener miedo del sueño. Una chica. Había miedo en sus ojos. Volvió su atención hacia la ciudad. Empezaron a correr. pero ¿de qué? se preguntó de nuevo el soñador. como el humo de los edificios de paja y barro quemándose. Aunque podía entenderlo. De alguna manera sabía que su nombre era Urkish. Otros ocho habían escapado de. le hizo un gesto desesperado para que la siguiera. calentada por el sol implacable del día. Pero no era así.

Le rogaron que les siguiera. pero ella no se movió. sus ojos estaban fijos. no eran del todo pájaros. y ella sabía que la voz tenía razón. Buscándola a ella. Ella sabía lo que eran. Recordó la masacre. como si Urkish fuera de alguna manera importante para ella. Ella les había creído sus guardianes. arrastradas por el viento. -Quiero despertar ahora-. Lo recordaba ahora. pero el mundo de los sueños la mantenía en sus garras. La tristeza la envolvió mientras veía quemarse la ciudad. ¿Era algo más que un lugar con el que había soñado? ¿Acaso tenían algún tipo de significado especial para ella? Golpeó el suelo de arena con sus pies. en llamas de la ciudad. pero el 169 . Cerró sus ojos. buscando. Sus pensamientos volvieron con imágenes de violencia mientras que ella luchaba por subir una duna. con fuego en las manos y provocaron la masacre. El aire se llenó con los sonidos de las alas batiendo. y ella abrió los ojos. Ella los vio volando desde la ciudad en llamas. Dijo un susurro en el desierto. Ellos estaban más cerca. Los horribles gritos sonaron de nuevo en sus oídos. Gritó al desierto. -Han venido a matarte-. y los gritos de las aves enojadas. Incluso desde que era una niña. pero la arena. No. demasiado cerca. Los otros la llamaban.devastación de las llamas. la habían llenado de asombro y alegría. disponiéndose a sí misma a aflorar a la superficie de la conciencia. Sin aliento los vio volar ahora. e incluso desde esa distancia podía ver que estaban vestidos con una armadura de oro. Recordó que las criaturas se habían bajado del cielo. Les gritó. la frustración explotó en su interior. Ahora volaban más allá de la ciudad. y creía que nunca permitirían que ningún daño le pasara. Sabía que había tenido antes este sueño. la arena le dificultaba el avance. -Quiero despertar-. le impedía avanzar. en la ciudad en llamas. sus voces eran ahogadas por la distancia. Llegó a la cresta de la duna. Era lo único que podía hacer por los otros. Empezó a correr. Su corazón martilleaba por el esfuerzo mientras trataba de alcanzar a los demás. pero por su vida que no podía recordar por qué los ángeles estaban en Urkish. sumergiéndose y emergiendo de las ruinas. sus alas avivaban las nubes de humo negro a medida que subían. sobre el desierto. Había cientos de ellos.

había un árbol. Se quitó el guante de color rojo de su mano y se arrodilló ante la ceniza que quedaba del monstruo marino. Y estaban allí. pero no lo suficiente. antes de que fuera Malak. Vilma levantó la cara de la almohada y captó algo por el rabillo del ojo. y probablemente debía buscar ayuda. y con la misma rapidez la retiró. Que otra cosa podía ser aparte de tener horribles sueños. algo inquietantemente familiar. Ocultando sus emociones. y nada le impediría hacerse con su presa. Ya la habían cogido dos veces llorando esta semana y habían empezado a preocuparse. Malak. ¿Cómo podía haber amado a criaturas tan insensibles y crueles? Vilma se despertó de la pesadilla. Fue entonces cuando Vilma se convenció de que su tía y su tío estaban en lo cierto: ella tenía algún tipo de problema mental. Su cuerpo estaba cubierto por una armadura de color sangre.sonido de su voz fue ahogada por el aleteo. Su jefe Verchiel lo había bendecido con la habilidad de rastrear a cualquier presa y las habilidades para vencer a miles de ellos. para ver lo cerca que estaban. pero no lo suficientemente buenos como para enmascararlas de su talento. 170 . descendiendo del Paraíso. Sentía que había magia en el aire. mientras que las espadas de fuego atravesaban su carne. el cazador. Había un rastro de la presa en su mano. escondiendo su cara en la almohada para que su tía y su tío no la oyeran. hechizos para enmascarar las idas y las vueltas de su enemigo. en otra vida. Fuera de la ventana. que la había estado observando. Malak hundió su mano desnuda en los restos de la bestia. una que había significado algo importante para él hacía mucho tiempo. Estaba cazando a una presa especial. Todavía podía sentir el viento en su cara mientras se la llevaban hacia el cielo nocturno. se deslizó a través de la guarida de la bestia. Y ver ángeles por su ventana. Él era el cazador. Ángeles. de su dormitorio. No podía culparlos. descendiendo del cielo. Comenzó a llorar. con un grito en los labios. chillando por su sangre. Se volvió hacia ellos. buscando el olor de su presa. Su sentido del olfato buscó un rastro del elegido que perseguía su amo. y por un brevísimo instante hubo algo en ese árbol. El cazador olfateó el residuo que se aferraba a sus dedos.

El cazador sonrió. Él inclinó la cabeza hacia atrás. pero la sangre se había secado. Era sólo una cuestión de tiempo. El olor inundó sus sentidos sobrenaturales. 171 . Se apoyó en la pared. aspirando. por lo que había perdido su aroma penetrante. para lamer la mancha y así con su saliva activar el olor de la sangre. fuerte y metálico. El cazador se movió a través de la cueva.Malak se levantó y caminó alrededor de la cueva. Lo encontró en la pared de la cueva. Malak se acercó más. buscando el origen del preciado olor. Ahora tenía el olor. el más pequeño rastro de sangre. con la lengua serpenteando desde el interior de la máscara roja. hasta que encontró el que buscaba. Su fuerte sentido del olfato ordenó los diferentes olores. dejando que el aire fétido de la cámara llenara sus fosas nasales.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful