Sigmund Freud: La interpretación de los sueños Capítulo tercero: apartado C- Acerca del cumplimiento del deseo

I.

II.

III.

IV.

El sueño es un cumplimiento del deseo. Tras del sueño se oculta un sentido y un valor (Bedeutung- significado) psíquicos. Por eso el sueño, primero, debe ser incluido en el conjunto de actos comprensibles de nuestra vida, segundo, es el resultado de una actividad intelectual altamente complicada. (NOTA: Freud quiere acabar con la creencia de que el deseo está presente no sólo en la vida diurna, sino también en la nocturna). La cuestión es que en la noche, el deseo se realiza pero de manera desfigurada. Las cuestiones ahora son: 1. Saber qué es lo que desfigura los sueños de tal modo que no permite ver de manera directa que son cumplimiento de deseos. Hay una censura onírica encargada de desfigurar. 2. Saber si el sueño puede revelarnos algo sobre nuestros procesos psíquicos, y poder modificar opiniones que mantenemos durante el día. Los sueños de deseo no desfigurados o disfrazados los encontramos sobre todo en los niños (en ellos todavía no hay ruptura preconsciente e inconsciente. NOTA: explicar más). En escasas ocasiones también en adultos. Los sueños infantiles proceden de un deseo insatisfecho durante el día. De dónde viene el deseo que se realiza en el sueño. De una oposición entre la vida diurna consciente y una actividad psíquica inconsciente diurna pero que se manifiesta sólo en la noche. De este modo tenemos tres posibles orígenes del sueño: 1. Un deseo que se da durante el día sin satisfacerse por casusas externas. En la noche tendríamos un deseo insatisfecho y reconocido. Propio del preconsciente. 2. Un deseo que se da durante el día pero su satisfacción es rechazada. En la noche tendríamos un deseo insatisfecho y reprimido. Salen al preconsciente pero retroceden al inconsciente. 3. Un deseo que no irrumpe en el día, sino sólo en la noche, emergiendo de lo reprimido. No salen del inconsciente. 4. Un deseo provocado por impulsos (sed, sexo,…) surgidos durante la noche.

el sueño es la manifestación de un deseo inconsciente a través de la realización de una idea consciente. 3. VI. todo sueño es realización de deseos. y que son el estímulo de muchos sueños. VIII. En general. En éste el deseo insatisfecho es directamente motor del sueño porque no hay mediación de actividad intelectual. que provocan intensidades psíquicas (deseos). mostrándose como el contenido manifiesto del sueño. TESIS: el deseo representado en el sueño tiene que ser un deseo infantil. Hay acontecimientos en la vida diurna. En los adultos la causa son factores inconscientes. que corre con los gastos para que la idea se realice. lo cual implica una renuncia a deseos intensos y ello no es causa del sueño. 4. pero también hay deseos inconscientes. IX. y que luchan por tener expresión durante la noche. Generalmente se montan los dos tipos de deseo: el consciente es como el socio industrial. Procesos que el preconsciente ha estimulado en el inconsciente durante el día. Hay otras variantes: varios socios industriales se dirigen al mismo socio capitalista. Procesos que no quedan solucionados por paralización de la energía mental. Así. V. Impresiones diurnas indiferentes. 2. y se da el reposo. Son deseos reprimidos y que proceden de la infancia. Entonces irrumpen dichas intensidades. 5. En el reposo nos desconectamos de la cargas psíquicas (preocupaciones. . Ahí aparece el socio capitalista o deseo inconsciente. Procesos que han quedado interrumpidos durante el día. El deseo inconsciente está siempre en actividad y siempre dispuesto a ser expresado. Puede darse que el socio industrial y el capitalista sean el mismo: la labor diurna despierta un deseo inconsciente y éste crea entonces el sueño. almacenadas en el preconsciente. entonces se constituye en origen del sueño nocturno. Ahora bien. problemas. pero necesita dinero. que son insatisfechos o reprimidos en la vida diurnas. posee la idea y quiere explotarla. Procesos rechazados y reprimidos durante el día.El sueño de los adultos es distinto al de los niños porque en aquéllos la actividad intelectual domina grandes parcelas de la vida instintiva. En el sueño no domina la conciencia. O varios SC se juntan para cumplir la idea del SI. pero sigue la actividad mental preconsciente. Cuando el deseo consciente despierta un deseo inconsciente. o los SI aportan algún capital. como sí sucede en el niño. que puede ser de cinco tipos: 1. etc) conscientes. hay deseos conscientes. VII. X.

En la mayoría de los sueños hay un centro con especial intensidad sensorial. La cesura entre inconsciente y preconsciente. Niño hambriento: necesidad de comer. el sueño actúa como realizador del deseo: permite la satisfacción del objeto deseado. en la formación del síntoma también interviene un deseo preconsciente. Hay que deshacer los desplazamientos o los restos diurnos (son ingredientes oníricos que recubren el centro o deseo). en todos los casos. XIV. XIII. XV. En la noche. Aparece o es dejado en libertad el deseo inconsciente pero sin tener efectos en el mundo real. Lo único que puede hacer es usar una imagen preconsciente para mostrarse (es decir. siendo inofensivo (NOTA: entonces el sueño es el lugar de manifestación del deseo inconsciente. no sólo el recuerdo o el consuelo de su ausencia. Las imágenes preconscientes usadas por el deseo inconsciente para irrumpir en el sueño son comunes o indiferentes. Eso suprime la necesidad. el soñar es una parte de la vida anímica infantil superada. XII. y con ello tienen efectos reales. Es la identidad de percepción (la repetición de una percepción que se halla enlazada con la satisfacción de la necesidad). Esto sigue estando dentro del funcionamiento primario del aparato psíquico (necesidad-deseosatisfacción). que pasan desapercibidas con facilidad. Pensar es también un fenómeno como los descritos (no hay presencia real del objeto). Así. el preconsciente baja la guardia. Es una actividad mental primitiva. En la alucinación y en las fantasías son fenómenos en los que se da una conservación del objeto deseado. En definitiva. pero sin descuidar que el inconsciente no alcance la motilidad (que movilice el cuerpo). A esto se llama transferencia. aparece pero en otro. Esto es propio también del neurótico. puesta de manifiesto en el sueño. XVI. pero una manifestación inofensiva). Ahora bien.satisfacción. salvando la censura (el inconsciente se oculta detrás de las imágenes de los sueños). . XVII. Ese centro es la representación de la realización del deseo. Aquí se establece una conexión entre necesidad (exterior) – deseo (interior) . es lo que permite que perdure la salud mental. La cuestión es que el deseo inconsciente no puede por sí mismo alcanzar el nivel de preconsciencia. los deseos inconscientes logran dominar el preconsciente. no por sí mismo) a modo de efecto. Satisfacer esa necesidad es la experiencia de satisfacción. Se tiende desde entonces a reconstruir la situación de la primera satisfacción. En la psicosis. El síntoma es la expresión de un deseo inconsciente realizado.XI.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful