You are on page 1of 7

Julio Ortega Villalobos / José Ferrater Mora en Chile: filosofía y exilio / 1996

Page 1 of 7

El Basilisco (Oviedo), nº 21, 1996, páginas 86-89
Revista de filosofía, ciencias humanas, teoría de la ciencia y de la cultura Actas de las II Jornadas de Hispanismo Filosófico (1995)

Versión digital Versión papel Suscripciones Redacción Índices

José Ferrater Mora en Chile: filosofía y exilio
Julio Ortega Villalobos
San Fernando de Henares

«De aquella época, arrancaron muchas cosas que fructificaron luego. Mi residencia en Chile fue una etapa significada y significativa de mi obra, y una además, que recuerdo con particular cariño.» José Ferrater Mora {1} a producción filosófica de José Ferrater Mora durante su estancia en Chile, entre los años 1941 y 1947, es casi desconocida en la historia de la filosofía española y americana. Su caso, sin embargo, no constituye una excepción dentro de la diáspora cultural que provocó la guerra civil. Medio siglo después todavía no existe un estudio sobre su paso por aquel país Iberoamericano y, en especial, de la filosofía que cultivó. Sólo el trabajo realizado por Carlos Bascuñán y Sol Serrano, La idea de América en los exiliados españoles en Chile{2}, se ocupa brevemente del tema. Por otro lado, además de la ignorancia existente sobre esta etapa de su vida, prevalece también la idea de que la calidad de su obra no es relevante. La aseveración, sin duda, es grave. Durante su estancia escribió un total de once libros y más de sesenta artículos y ensayos. Siendo los más conocidos El sentido de la muerte{3} y la segunda edición del Diccionario de Filosofía{4}. En suma, más de dos mil páginas. 1. Exilio en Chile La guerra civil española, según José Ricardo Morales, dramaturgo y exiliado que llegó a Chile a bordo del Winnipeg, obligó dramáticamente al bando republicano a optar por una de estas tres alternativas: 1) estar enterrado; 2) permanecer aterrado o 3) vivir desterrado{5}. José Ferrater Mora optó por la tercera opción... nada más acabar la guerra, el año 1939, pasó a Francia, cruzando los Pirineos. Se va a vivir unos meses a París, con Renée, su mujer, a quien había conocido cuando estuvo de traductor y guía de los extranjeros que visitaban el frente republicano del Este. Luego se marchó a La Habana, Cuba, donde permaneció hasta 1941. Durante su permanencia impartió varios cursos y dictó conferencias en las principales instituciones culturales como la Universidad de La Habana, Club Liceo, Instituto Hispano-Cubano de Cultura, Colegio Libre de La Habana, El Ateneo, entre otros. Los problemas de salud (nunca logró adaptarse al clima insular), el escaso ambiente cultural y, en especial, los serios problemas económicos que padeció, afectaron seriamente su estancia y su vida. Su viaje a Chile, en 1941, se gestó a través de Alfonso Rodríguez Aldave, marido de María Zambrano y ex secretario de la embajada de España en Chile, que le propuso en La Habana trasladarse a Chile. Le entregó unas cartas de recomendación para que se las diese a conocidos e influyentes directores de periódicos chilenos con el propósito de buscarle una ocupación profesional de acuerdo a su valía intelectual. Ferrater optó por viajar a Chile porque, además de un motivo económico, el país andino le interesaba cultural, social y políticamente. Le atraía ante todo el sistema democrático: Chile, se diferenciaba del resto de los países Iberoamericanos por su tradición democrática. El Frente Popular, la reacción del gobierno chileno oponiéndose al alzamiento militar de Franco, la postura ante la guerra civil española, la traída de exiliados en el barco Winnipeg por mediación de Pablo Neruda, &c., evidenciaban la madurez constitucional de que gozaba{6}.

http://filosofia.org/rev/bas/bas22134.htm

07-10-2008

revelan igualmente. de extrañeza. donde también escribieron otros pensadores e intelectuales españoles como María Zambrano. sobre todo en su primera etapa. se diferenciará por la visión humanista que irradiaba. Manuel Rojas. en el prefacio de su libro Unamuno: bosquejo de una filosofía. Jaume Serra Hunter. que conservará de sus años en Barcelona. y otras instituciones destacadas. estudian y potencian los temas que afectan a España. culturalmente. América y a sus propios intereses culturales. a través de un artículo que tituló Sobre un libro de filosofía. Por eso su obra. Se propone destacar del pensamiento universal de todas las épocas. Mariano Latorre. La ironía. será el mejor testimonio donde se refleja la añoranza y el desgarro por la pérdida de la tierra abandonada. dará paso a una filosofía más antropológica y existencial. A pesar de estar a gusto en Chile. algunos profesores chilenos. sus intereses filosóficos sufrirán un cambio significativo. Desde una misma perspectiva histórica y cultural marcada por el desgarro de la guerra civil y del exilio. Con anterioridad a él. Francisco Alvarez González y Eleazar Huerta. la muerte y la admiración (1946). Pedro Prado. uno de los pensadores más notables que ha tenido Chile y a quien le hizo una crítica de su libro La idea de la individualidad. A pesar de la distancia geográfica que existe con Europa. Su director era Arturo Soria. destacado filósofo y rector de la Universidad de Concepción. y algunos artículos y ensayos. tornándose en vacío. recordemos que su preocupación principal girará en torno a la filosofía española. Universidad Técnica Santa María. Su libro España y Europa{9}. Su filosofía se convierte en la propia encarnación de su vida. señala: http://filosofia. la libertad de la persona. de España y de Europa. Ferrater dirigió dos colecciones: Razón de Vida y Tierra Firme. sólo se conocía y estudiaba la lógica aristotélica. También dictó cursos y conferencias en la Sociedad de Amigos del Arte. así como la herencia de Unamuno. el año 1943. lo que había dejado. determinará su vida y sus preocupaciones intelectuales. en su pensamiento era evidente. Se relacionó con Jorge Millas. la tolerancia humana. Cuestiones españolas (1945). fundada en 1942. Gracias a él. tiene la complejidad propia de un exiliado. especialistas en lógica. También se relaciona con Enrique Molina. sostienen que Ferrater fue uno de los pioneros a la hora de introducir la lógica simbólica en Chile. de América»{7}. 1932-1936. Ricardo Latchman y Juvencio Valle. José Ricardo Morales. Universidad de Concepción y Universidad Católica. En la primera se hizo cargo de las asignaturas de filosofía moderna y lógica. publicado en 1942. En esta etapa. y asimismo de las diversas naturalezas de la experiencia vital. Ortega y Gasset y D'Ors. afirmará que «Chile era uno de los países más desarrollados. la más importante del país. formado en la llamada Escuela de Barcelona. del ambiente cultural que se respiraba por aquellos años. Frente a otras empresas editoriales llevadas a cabo por los exiliados españoles en tierras americanas. En calidad de profesor. Su contribución fue decisiva en el desarrollo y conocimiento de la lógica formal. y estaba estructurada en doce colecciones. Conoce a Juan Gómez Millas. A raíz de lo anterior. La influencia de Joaquín Xirau. por ejemplo. pudo publicar en la revista Atenea. como Manuel Atria Ramírez. es la época de esplendor de la filosofía de la historia. Ferrater..htm 07-10-2008 . que según sus objetivos. Sociedad Pro-Arte de Viña del Mar. que le invitó a colaborar en la restructuración de los planes de estudios. La nostalgia y el destierro prevalecen durante su estancia. la filosofía que cultiva. impartió clases en la Universidad de Chile. Augusto Pescador. Unamuno: bosquejo de una filosofía (1944). Sociedad de Escritores de Chile. Así. Colaboró activamente en la editorial Cruz del Sur. en sus comienzos su pensamiento y su filosofía estarán determinados por los temas que afectan a la cultura y a la sociedad de su tiempo. publicado en la revista Atenea. su conciencia de extrañamiento.{8}.Julio Ortega Villalobos / José Ferrater Mora en Chile: filosofía y exilio / 1996 Page 2 of 7 Su imagen sobre la cultura chilena era positiva.org/rev/bas/bas22134. Mauricio Amster y algunos escritores chilenos como José Santos Vera. Las formas de la vida catalana (1944). Por otro lado. Centro Catalán. de Santiago. rector de la Universidad de Chile. La nostalgia surge como consecuencia de lo que había perdido. el sentirse desterrado. Su preocupación por la filosofía de la historia. la reinterpretación del ser y del destino de Cataluña.. el exilio. aquellas obras en las que se defienden esas cosas frágiles que están constantemente zozobrando y que en nuestros días bracean desesperadamente para no hundirse: el respeto a la verdad. junto a intelectuales españoles en el exilio: Arturo Soria.

lo que provocará un paulatino alejamiento de los temas que cultivaba en Barcelona. junto con el exilio. los sentimientos y el verdadero sentido de la vida. 2. queda patente su interés por aclarar que la identidad y el destino de Iberoamérica es una magna cuestión. son una buena muestra. y el ensayo Introducción al tema iberoamericano{13}. a poco que ahondemos en su constitución. el momento que podríamos llamar provisionalmente del «alma». Por otro lado. resulta curioso comprobar el lenguaje y el estilo que utiliza. casi hasta la exasperación. publicado en 1947. ¿Cómo podemos establecer una similitud con lo europeo si en el mejor de los casos su vinculación es con España que representa sólo un fragmento de la realidad europea? Incluso llega a decir que ni siquiera podemos sostener. Mientras Chile redefinía su devenir histórico y social. Por ello no es de extrañar que en la Confesión preliminar de sus Obras Selectas{14}. están unidos no sólo por la historia y la lengua. representa la esencia. Esto queda patente en Ferrater Mora cuando señala en la Introducción al tema iberoamericano que. ejemplos vivos de tres actitudes fundamentales del espíritu de Occidente. se sienta intimidado al volver a leerlos. que él prefería llamar «la sinrazón de las contiendas inciviles»{11}. En su Introducción al tema iberoamericano. Los libros España y Europa. así como los temas que le interesan. simplemente. Por eso no es de extrañar que lo hispánico se interese por el hombre como persona y lo europeo por el realismo más objetivista. Lo europeo. «en el rigor de los términos. Son dos modos de vida diferentes. refiriéndose a los contenidos y al estilo que cultiva durante estos años. En este sentido. España e Iberoamérica. sino también por el mutuo interés que manifiestan por el hombre como persona. Es. necesariamente debe enmarcarse dentro del contexto ibérico. Cuestiones españolas{12}. en cambio. además de esto. cuando afirma que el desafío más importante que deben asumir http://filosofia. Producción filosófica La producción filosófica de Ferrater Mora durante su estancia en Chile va a estar marcada por la filosofía de principios de siglo. constituyen su esfuerzo más significativo por reencontrar el papel y el destino que debe asumir España frente a Europa e Iberoamérica. pues. un claro ejemplo de sus ideas podemos advertir en Cuestiones Españolas. en cambio. es lo que forma la parte tal vez más substancial de su entraña{16}.Julio Ortega Villalobos / José Ferrater Mora en Chile: filosofía y exilio / 1996 Page 3 of 7 No se trata. por su propia circunstancia y biografía. del surgimiento de un sindicalismo y una clase obrera cada vez más influyente. por tanto. la razón y el mecanicismo. Ortega el de la «conciencia»{10}. sino hispánica. que esta misma orientación hacia la persona (que sería la característica distintiva más radical de España). como consecuencia de los avatares de la segunda guerra mundial. que España sea estrictamente europea»{15}. en mayor medida. Unamuno representa. Sus inquietudes y reflexiones filosóficas ya no serán las mismas. en primer lugar implica redefinir unos términos geográficos y lingüísticos. ya que no es indígena ni europea. marcados por un interés distinto. Si miramos a vuelo de pájaro el ancho continente iberoamericano y prescindimos de sus múltiples diferencias internas. José Ferrater Mora no será ajeno a estos acontecimientos y se esforzará en encontrar las claves de la identidad y del destino de Iberoamérica. repararemos. que reflejan sus años de formación en la Escuela de Barcelona y el sentimiento de desgarro que padece por su condición de exiliado. Ors representa el momento de la «forma». la guerra civil. De estas actitudes. Cualquier referencia a España e Iberoamérica refleja la dimensión humana más auténtica. América. de la elección de «tres maestros»: Unamuno. Ortega y Ors son para mí. los temas universales y. una labor que. de la experiencia política del Frente Popular que llevó a la presidencia del país a Pedro Aguirre Cerda. como a su propia naturaleza histórica.org/rev/bas/bas22134.htm 07-10-2008 . La publicación de los libros España y Europa (1942) y Cuestiones españolas (1945). La influencia de Miguel de Unamuno es patente.

por tanto. que con frecuencia se mezclan con artículos políticos que expresan el desgarro del destierro. la defensa y el florecimiento del humanismo. ni concebir una dominación cultural española sobre América. Celestí Morlaus. Es probable que su vinculación con los exiliados españoles en Chile. Francesc Trabal. El control gradual que los exiliados irán ejerciendo sobre la revista se manifestará en su preocupación política. A partir del año 1939. es sensiblemente distinto. Javier Benguerel. como un desastre. La mayoría son ensayos históricos. cuentos y poemas. España e Iberoamérica no son antagonistas. pues comparten una misma condición. sino por su fecundidad. donde a través de las tertulias y el recuerdo de España.org/rev/bas/bas22134.. esto es. al fortalecimiento y pulimiento de ese mundo hispánico que se extiende por todas las tierras de Iberoamérica. En la capital del país andino todos ellos frecuentaban el Centre Català. más también culturales.A. se constituye en la manifestación más significativa de la literatura catalana del exilio en Chile. En su libro España y Europa. Montaña. que se publicó desde el 1º de septiembre de 1912 hasta el 30 de diciembre de 1951. Catalunya. si queremos llevar las cosas a un extremo. En los años anteriores a la II República y al estallido de la guerra civil de 1936. como reiteradamente se repite. sino más bien con carencia de límites culturales. como l'Hora Catalana y http://filosofia. A él no le interesa recuperar un pasado imperial. con la llegada de los exiliados. sino como un parto. ni siquiera la «madre patria». la Agrupación Patriótica. en lo hispánico. José M. su pensamiento no deja lugar a dudas cuando manifiesta: La ausencia de límites. El propósito de Ferrater a diferencia del discurso franquista de aquellos años.. la de iberoamericanos o hispánicos. Su pensamiento sobre la conveniencia de aceptar lo hispánico como un modo de vida compartido por peninsulares y americanos. Otra publicaciones. Antoni Pi. pues. En realidad. que nada tiene que ver con barreras espacio-temporales. L`Emigrant. compartían un destino común. repercuta en el cultivo de su filosofía. y en especial los exiliados catalanes Joan Oliver (Pere Quart). la defensa y el destino de Cataluña. Butlletí Informatiu del Centre Català de Santiago de Xile. el que sea auténticamente español no puede sentir la pérdida de América como la desintegración de un imperio. algo que se parece muchísimo a esa entidad celestial y eterna de que Miguel de Unamuno nos ha hablado. En ella colaboraron todos los exiliados importantes. Este es el sentido de su misión y la más alta gesta posible de su historia{17}. tendrá un marcado acento revindicativo del acervo cultural catalán y del importante papel que podían cumplir los emigrantes catalanes en tierras americanas. como lo es inevitablemente todo hijo{18}. como tampoco hablar de cruzadas religiosas y de empresas de conquista. Fue uno de los primeros exiliados que reflexionó sobre «el ser de los catalanes». pese a las mismas realidades históricas violentamente impuestas en el curso de su vida. &c.htm 07-10-2008 . José Ricardo Morales. es colaborar. que a realidad histórica. Vicente Salas Viu. Su verdadera misión no es ésa. el Centro Republicano. y la situación de los propios exiliados.Julio Ortega Villalobos / José Ferrater Mora en Chile: filosofía y exilio / 1996 Page 4 of 7 los españoles para superar su . que les diferencia a su vez de otras idiosincrasias existentes en Occidente. de España. Vencerem. se fundamenta en su interpretación de España. Clar i Català. provinciano vivir. sin menoscabo de su pertenencia a Europa. Domènec Guansè. entre otros. los contenidos y el tono serán diferentes. España haya podido dar origen en América no a un conjunto de colonias. Retorn. Jordana. España. Antonio Rodríguez Romera. C. Casasses. Front. aunque esta fecundidad represente dar origen a seres independientes y separados. no sólo geográficos. Tal vez sería aquí donde podríamos encontrar la razón de que. revistas y boletines que merecen destacarse son Senyera. como Arturo Soria. Y el parto no se mide por su dolor. Leopoldo Castedo. Emitieron programas radiofónicos. José Salamo. La revista Germanor. no tiene porqué sentirse la guardiana de Iberoamérica. sino a un enjambre de naciones. con independencia de su nacionalidad. hace. sino hacer a los demás partícipe de sus principios y de su ser. literarios. De igual modo fundaron una editorial que llamaron El Pi de les Tres Branques. Cataluña tampoco va a estar ausente en la producción filosófica de Ferrater durante su estancia en Chile. La huella del destierro se refleja fielmente en las meditaciones acerca de su tierra de origen que no están exentas de melancolía y a veces de un costumbrismo romántico de lo que fue y podría haber sido su porvenir histórico.

Julio Ortega Villalobos / José Ferrater Mora en Chile: filosofía y exilio / 1996 Page 5 of 7 Per Catalunya. lo hispánico e Iberoamérica. o el truncamiento de otras. señala que tres estilos de vida humana colectiva han influido sobre la existencia de Cataluña: la hispánica. se trata de saber lo que se puede hacer o no hacer en vista de lo que efectivamente sucedió. Su libro es interesante e innovador. fundaron y tuvieron representación los principales partidos que existían en Cataluña. el punto de arranque de un tipo de filosofía distinta. Frente Nacional. Que en el caso español nos permite establecer relaciones y diferencias entre Cataluña y el resto de España a través de su grado de desarrollo y continuidad. La unidad de intereses llevada a cabo por los exiliados catalanes en Chile no significa. interrogarse por el destino de Cataluña. sino porque constituye la única y legítima realidad capaz de configurar y dar sentido a los pueblos. sin embargo. los escritores catalanes son acogidos por los intelectuales chilenos en su P. pues sólo revelan una cierta insatisfacción referida a la propia realidad. Ferrater apuesta por la historia porque para él no es sólo una ventana al mundo.de acto en acto {19}. Más que hablar de separación o identificación. constituido el 20 de agosto de 1945. la europea y la mediterránea. una institución conjunta como lo fue el Instituto Chileno-Catalán de Cultura. Esto permite.S. En el plano político. No es de extrañar entonces que Cataluña haya sido considerada hispánica por los hispanos. algo así como la pura actualidad que se va desarrollando -sin `posibles` que amortigüen el choque. Esquerra Republicana de Cataluña. mantener ideas y criterios comunes. como muestra inequívoca de la presencia catalana en la cultura chilena que. el estéril esfuerzo de redefinir el destino histórico de los pueblos españoles por medio de hipotéticos cambios que por una u otra razón no sucedieron.Su interés por la naturaleza biológica y finita del hombre. la historia sirve para superar la «enfermedad del pasado». el seny. es conveniente utilizar el vocablo «diferencias». no son preguntas tan relevantes como parecen. que yo llamo antropológico-existencial. su estar en el mundo como realidad natural y sujeto humano. El caso de Ferrater Mora es ilustrativo en este sentido.no se trata de si las cosas `debían` o `no debían` haber sucedido como sucedieron. P. que no están exentas de polémica y complejidad. desde el año 1942. Las tres han sentido en alguna ocasión a los Países catalanes como parte integrantes de su propia existencia.org/rev/bas/bas22134. el vivir catalán es simple combinación más o menos afortunada de diversas formas de vida. Es. Su presidenta de honor fue Margarita Xirgú. así lo evidencian.. En la vida y en la historia.E. presente y futuro de Cataluña y España. los hechos cuentan. El libro más importante que escribió José Ferrater Mora en Chile fue El sentido de la muerte. Cabe agregar por último. De igual modo.U.htm 07-10-2008 . Recrea las distintas naturalezas de la muerte a través de una gran variedad de imágenes. Partido Socialista Catalán. es decir. o la apertura a ciertas posibilidades. la mesura y la ironía. sin duda. En su ensayo Las formas de la vida catalana. el tema de España. a pesar de todo lo que se dice y se siente. como por ejemplo.. Cada uno de ellos tenía una interpretación propia de las circunstancias vividas que afectarán decisivamente a sus reflexiones relativas al pasado. al señalar que. sobre sus posibilidades y frustraciones históricas. europea por los europeos y mediterránea por las zonas cercanas al noreste de la península ibérica. lo que permitirá la creación de una sección catalana autónoma y. que los catalanes vivan en una situación de prolongación y de confluencia.N. La historia no es simplemente la realización de ciertas posibilidades. esto es. En esta obra podemos ya advertir una demarcación de la filosofía de la historia. ya que . Club. Su desmarcamiento es evidente cuando intenta redefinir lo que él llama «condicionales contrafácticos». sino que es la realidad misma. posteriormente. así como sus http://filosofia. publicado el año 1947. Otro aspecto meritorio de su ensayo radica en el esfuerzo por configurar la idea de Cataluña a través de cuatro constantes que se darían en la idiosincrasia del pueblo catalán: la continuidad. y que una vez averiguado en qué consisten éstas podría descansadamente deducirse aquélla{20}. que son irreductibles las unas a las otras. de Cataluña y el Frente Nacional Catalán. indica Ferrater. En la vida -advierte.

{7} Ibid. le llevan a expresar que Al aparecer la muerte queda elevado a testigo. continente en penumbras. negando una filosofía del ser. Editorial Sudamericana. Diccionario de Filosofía. fechada el 4 de diciembre de 1986.Julio Ortega Villalobos / José Ferrater Mora en Chile: filosofía y exilio / 1996 Page 6 of 7 interpretaciones filosóficas. Dos ensayos americanos: América ibera. la de un soldado anónimo en la guerra civil española. Las experiencias de la muerte ajena. Su partida de Chile. se convierte en un proyecto. prólogo.. San Lorenzo del Escorial. La idea de América en los exiliados españoles en Chile. en la naturaleza orgánica y en la humanidad. {6} Julio Ortega Villalobos. La muerte personal. pero en esta ocasión cargada de simbolismo ontológico. es decir. Academia de Humanismo Cristiano. sino todo el que fallece{21}. {5} José Ricardo Morales: «José Ferrater Mora y su obra literaria». Centro de Estudios de la Realidad Contemporánea. España y Europa. {9} José Ferrater Mora. Buenos Aires 1947. Madrid 1967. 11. Losada. Santiago de Chile 1947. en los Cursos de Verano 1991 de la Universidad Complutense de Madrid. a mártir. El Colegio de México. 234. {11} Id. {13} Id. Sólo adoptando expresamente una filosofía de la persona. Atlante. pág. Misión de la Universidad Americana. coincidirá con la renovación de sus intereses filosóficos. {3} José Ferrater Mora. 88. es legítimo. Boletín de la Institución Libre de Enseñanza. pág. Cuestiones españolas. {2} Carlos Bascuñán y Sol Serrano. su carácter intransferible. Cruz del Sur. Santiago de Chile 1942. 89. {8} Editorial Cruz del Sur. aporta a nuestra vida el único sello definitivo de autenticidad. Unamuno: bosquejo de una filosofía.htm 07-10-2008 . Colección Tierra Firme. {12} Id. La filosofía de la historia se hace presente una vez más en la obra de Ferrater. Sus conocimientos biológicos son abundante y sugerentes. «Entrevista con José Ferrater Mora sobre su estancia en Chile». y la de las víctimas civiles de un bombardeo).. pág. Desde este punto de vista. Santiago de Chile 1986. México 1944. Conferencia ofrecida en el Encuentro Homenaje a la memoria de José Ferrater Mora. por tanto. Santiago de Chile 1942. México 1945. prefacio. por su parte. {14} Id. pág. sino que deviene.ª ed.cit. no sólo aquel que testimonia. Después de la notable introducción y el final del capítulo inicial. que permite desarrollar la creatividad y la inteligencia . sinceramente o no. «Introducción al tema iberoamericano». Madrid. 1. Obras Selectas. vol.. Ferrater estudia sucesivamente la muerte en la naturaleza inorgánica. {1} Carta de José Ferrater Mora dirigida al autor del presente trabajo. {10} Id. op. Ediciones de la Revista de Occidente. julio de 1991. que describe a partir de tres vivencias personales (la muerte de su abuela materna. El sentido de la muerte. en la que propone una ontología general de la realidad. no es. diciembre de 1992. ante una causa. Obras Selectas.org/rev/bas/bas22134. {4} Id. tener en cuenta el presentimiento de los artistas y poetas. Buenos Aires 1944. 2. el hombre deja de ser. http://filosofia. en Eduardo Hamuy.

«Introducción al tema iberoamericano». Editorial Sudamericana. cit. 59-60. 11. España y Europa. pág.org/rev/bas/bas22134. {16} Ibid.. 16. págs. op. Reflexiones sobre Cataluña. Proyecto filosofía en español © 1996 www. Ediciones de la Agrupació Patriòtica Catalana.. Obras Selectas. 247. op. pág. Cuestiones españolas. 276-277. 49-50. cit. 12.htm 07-10-2008 . págs. op. {17} Id. págs.cit. {19} Id. pág. {21} Id. El sentido de la muerte. pág.filosofia. Buenos Aires 1947.. Las formas de la vida catalana. cit. {18} Id. op. 1944. {20} Id.org Revistas El Basilisco http://filosofia.. Santiago de Chile..Julio Ortega Villalobos / José Ferrater Mora en Chile: filosofía y exilio / 1996 Page 7 of 7 {15} Id.