Año 7, N°27, Febrero de 2013, Registro de Marca N°814828 / www.mtb-chile.cl / comunicaciones@mtb-chile.

cl

LOS PESCADORES ARTESANALES FRENTE A LA MONOPOLIZACIÓN DEL PUERTO DE VALPARAÍSO.Por: Oscar Méndez Bernal

caleta el Membrillo y la caleta Portales, tienen su génesis al momento del cierra de la caleta Jaime para construir lo que actualmente se conoce como Av. Errázuriz (costanera). Esta caleta se forjo gracias al esfuerzo de los pescadores antiguos, que desde 1974, en plena dictadura militar fuimos expulsados a punta de fusil del molo de abrigo del Puerto de Valparaíso para que, al igual que hoy, sea ocupado por la armada de Chile. 2.- ¿Cuál es la relación entre la caleta y la ciudad de Valparaíso?

Hace más de 10 años que la Empresa Portuaria de Valparaíso EPV (estatal) viene aplicando, al igual que en todo el litoral nacional, la política de privatización de los puertos por medio de procesos de licitación. Y en el caso del famoso puerto que le da más que mística a Valparaíso, ha desencadenado consecuencias negativas asociadas a la libre competencia económica respecto de las empresas (operadores) que desarrollan faenas de estiba y desestiba, movimiento de cargas, etc. Hasta el Tribunal de Libre Competencia ha debido intervenir, deteniendo dos procesos de licitación emprendidas por EPV dada la tendencia a la monopolización de la faena portuaria por parte de la trasnacional Terminal Pacifico Sur (TPS), que hoy controla el 90% de la faena portuaria y que, con el actual proceso de licitación del espigón, TPS se estaría adjudicando, logrando controlar privilegiadamente la faena portuaria. En segundo lugar la licitación del espigón y su ampliación (para aumentar el movimiento de carga en el puerto) implica que los pescadores artesanales del muelle de la sudamericana, ubicados a un costado del espigón, sean desalojados, atentándose con ello contra el derecho constitucional de libertad de trabajo. “El Despertar de los Trabajadores” entrevisto a Eric Parra, Presidente del Sindicato Independiente de Pescadores Lancheros (SIPELANCH) de Valparaíso; y tratar los efectos de la licitación emprendida por EPV para la ampliación del espigón y su relación con el muelle de la Sudamericana. 1.- El Despertar: Para ir interiorizando al lector. ¿Desde cuándo los pescadores artesanales realizan sus actividades en el muelle de Sudamericana? Eric Parra: La faena marítimo-portuaria data desde el mismo momento de la fundación de Valparaíso y la de pescador propiamente tal desde mucho antes de la llegada de los españoles. Ahora bien nuestro trabajo surge directamente en la caleta Jaime, lugar donde se desarrollaban todas las faenas ligadas al mar en Valparaíso. De hecho todos los productos que iban a la capital eran descargados desde allí. Nuestra caleta, la

A pesar de estar escondidos, pues nos ubicamos en el corazón del puerto (a un costado del espigón) ya que la Empresa Portuaria de Valparaíso (EPV) restringe el acceso al público; la ciudadanía reconoce que nosotros somos parte del patrimonio cultural de Valparaíso, pues esta ciudad-puerto jamás sería lo mismo sin la existencia de los pescadores artesanales. Por otra parte, esta caleta es la más productiva de la comuna y la segunda de la región, después de San Antonio, generamos plazas de trabajo estables con remuneraciones con un promedio mensual por sobre el sueldo mínimo. El trabajo es duro, pesado, jamás nos han permitido obtener financiamiento para comprar una grúa para descargar las embarcaciones, no tenemos cadenas de frío para mantener el producto en buenas condiciones, estamos obligados a vender nuestros productos a un precio injusto a los intermediarios; no contamos con la infraestructura necesaria para poder ducharnos o hacer nuestras necesidades más elementales como comer; a pesar que las distintas autoridades nos han planteado que nos ayudarían, hablo de los gobiernos de la Concertación y el actual gobierno, sin embargo, siguen llegando jóvenes que ven una alternativa de trabajo en este espacio. Me gustaría resaltar que existe un dialogo constante con las otras caletas y con los trabajadores portuarios de base, con toda la gente de orilla, que han solidarizado con nosotros. Ahora el hecho que nos saquen de aquí nos hace perder nuestra identidad, no creo en la reinserción que EPV propone. 3.- El ministerio de Economía planteaba desde fines del año pasado una proyección de crecimiento de la extracción de los recursos marinos por parte de los artesanales, cuestión que está contenida en la misma ley que entro en vigencia hace unos días; de un 52% a un 55% lo que queda consignado como un traspaso de fondos de la industria a los artesanales por el orden de los U$ 30 millones. Se observa un crecimiento importante desde la pesca artesanal. ¿Como se explica entonces la pérdida de uno de los muelles con más actividad pesquera en la V región en los últimos años?

Es contradictorio lo que plantea la autoridad, pues, a pesar de ser una mera especulación ¿de dónde sacan esas estimaciones?… estamos hablando de pesca y hay pocos estudios claros al respecto, más aun sabiendo que hay una escasez de recursos; ¿cómo plantean ese tipo de cosas entonces?… no son más que voladeros de luces. Nosotros no sabemos como se traspasaran esos recursos, es importante señalar que nosotros tenemos una cantidad de trabajadores jóvenes por el boom de la jibia, pero esas platas, supuestamente, son para recursos pelágicos y en la V región solo hay jibia. Claramente no se están tomando las consecuencias que va a tener el cierre de la caleta y lo están haciendo bajo un matiz de economía de libre mercado, pues los únicos beneficiarios serán las empresas trasnacionales que laburan en el puerto a costilla de los trabajadores de la pesca artesanal, trabajadores portuarios y de todos los habitantes del país, pues la rentabilidad que generará la ampliación del espigón, inversión hecha con dineros del Estado, producto de las faenas que allí se desarrollarán será obtenida por la empresa que gane la concesión del espigón (probablemente TPS). Empresa que no abrirá más plazas de trabajo, no aumentará el valor de los turnos ni el tipo de contrato por turno que tiene a los trabajadores portuarios en paupérrimas condiciones y que les ha generado jugosas ganancias. 4.- Sabemos, por la prensa, que EPV ha llegado a un acuerdo con los armadores (dueños de embarcaciones), y que también que está en conversaciones con los sindicatos existentes en este espacio, reconociendo a 419 pescadores, gente de tierra, etc. Todos sindicalizados y con trabajo reconocido hasta el 2008. Sin embargo, en el muelle son bastantes trabajadores más (sobre todo jóvenes) que han hecho del mar y de este muelle su vida laboral desde al menos los últimos 3 años ¿Ellos estarían contemplados por EPV para las mitigaciones laborales? ¿Tiene su sindicato alguna propuesta respecto al tema? El Estado a través de EPV debe hacerse cargo de todos los trabajadores que aquí se desempeñan, tomando en consideración los daños acometidos a los trabajadores del muelle, sin embargo hay que hacer el alcance que no todos han sufrido el mismo daño. Por ejemplo, no podemos comparar a un trabajador de más de 30 años con uno que viene recién integrándose, pues no todos hemos pasado lo mismo, queremos que todos tengan una compensación, no puede ser igual para todos, pero tenemos que generar las instancias para poder clarificar este tema, insisto eso sí, que todos somos afectados por esta situación, por tanto, EPV debe buscar una alternativa para paliar los efectos nocivos. Para nosotros como sindicato, una de las principales reivindicaciones es una caleta nueva, con independencia, que nos permita seguir la vida de los sindicatos y las faenas normalmente. Es importante señalar que tenemos registros de pescadores que han trabajado en el puerto de Valparaíso desde hace más de 30 años, es decir que el daño que se les hace a estos trabajadores es inconmensurable. La tozudez de EPV para negociar hará de la salida de los pescadores y trabajadores del muelle de la Sudamericana una afrenta a la dignidad de trabajadores porteños que viven y trabajan desde hace mucho antes que la existencia misma de los intereses de las personas que están tras las empresas que quieren hacerse del espigón y el puerto. 5.- Finalmente nos gustaría saber ¿Cuál es su opinión general respecto de la probable desaparición de esta caleta?

Es más que una simple pérdida, es una catástrofe para mí y mis compañeros, no sólo nos están quitando una fuente de trabajo sino también la vida, la identidad, es como que te corten los brazos…cuesta mucho explicarlo, seguramente calará más hondo con posterioridad al cierre. Hay incertidumbre por cómo se hacen las cosas en este país. La caleta la van hacer desaparecer, nosotros estamos siendo obligados a irnos de aquí, pues la gente quiere seguir trabajando, pero el gobierno nos lleva sólo a pedir plata pues no nos dan una solución orientada a tener un desarrollo sustentable de nuestro trabajo, el gobierno nunca nos ha permitido competir en igualdad de condiciones con otras caletas. Tal como les señalaba, todos los proyectos para infraestructura que hemos postulado han sido rechazados. Desaparece el pescador, los sindicatos…nos están discriminando por ser pescadores, creen que somos ignorantes, siendo que el problema es que no tenemos la fuerza para detener al empresariado que se quiere hacer totalmente del puerto, se privilegian unas pocas familias por sobre una mayoría objetiva, por sobre una ciudad. Y digo esto pues la labor que nosotros desarrollamos en este lugar beneficia a toda la ciudad de Valparaíso, a su gente, ya sea con trabajo o con un producto fresco en la mesa. En cambio las concesionarias de los puertos nunca han buscado el desarrollo integral de las ciudades donde están. Espero por el futuro de las familias de mis compañeros que esto tenga un feliz final, que podamos seguir trabajando en la mar, que podamos seguir pescando, que no nos quiten la posibilidad de ser felices con lo que hacemos, pues lo que ocurrirá acá es que nos quitarán la felicidad, yo se que suena contradictorio, pues la pesca es sacrificada, pero que se le va hacer si el que quiere ser pescador nunca va a ser más feliz en otro lugar, en otro trabajo más que en la mar pescando. Oscar Méndez Bernal es profesor de Historia, hijo de pescador artesanal del muelle de la sudamericana y miembro del Movimiento de Trabajadores por la Base - MTB.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful