You are on page 1of 40

La tesis de René Guénon sobre los orígenes del cristianismo

Por J. M . d'Ansembourg T raducción de J. Lohest

Hac e unos años , las par edes de la gr an c iudad es taban de nuevo em papeladas c on c ar teles elec tor ales que pr om etían una ola de r enovac ión y de f elic idad. Los del par tido c om unis ta ( tendenc ia Mos c ú) habían s ido pegados c on f ur ia enc im a de los del par tido c om unis ta ( tendenc ia Pek ín) y vic ever s a. A s u lado, f igur aban gr andes es lóganes del par tido liber al que ninguno de los dos her m anos enem igos había j uzgado útil oc ultar o ar r anc ar .

¿ Ac as o no oc ur r ió un f enóm eno s im ilar c on el nac im iento del Cr is tianis m o? San Pablo, el após tol de los G entiles , apor tó una c ontr ibuc ión tan deter m inante par a la ex pans ión de la j oven r eligión que c abr ía pr eguntar s e s i, s in él, hubies e s obr evivido. Par a ello, c om entó y des ar r olló el patr im onio j udío de es ta nueva r eligión c on la ayuda de elem entos y noc iones gr iegas que r ec uer dan la f ilos of ía de los G entiles y s us r eligiones de Mis ter ios .

En ef ec to, s e dedic ó al m undo gr ec oor iental que, s in es ta "pr epar ac ión", hubier a tenido gr an dif ic ultad par a as im ilar la ens eñanza de J es ús , que s e dir igía a la m entalidad j udía. ( 1) Es ta adaptac ión debió es tar en la r aíz de las inc om pr ens iones y el odio que s ur gier on des de los c om ienzos , entr e j udíos y c r is tianos . Por otr a par te, c abr ía pr eguntar s e s i las s or pr endentes s em ej anzas entr e el c r is tianis m o paulino y las r eligiones de Mis ter ios o inic iac iones antiguas no f uer on las que pr ovoc ar on las ex ec r ac iones m utuas que c onoc em os . Si bien los c r is tianos s uf r ier on es as f er oc es per s ec uc iones dur ante los tr es pr im er os s iglos , c ier tam ente devolvier on el c am bio ( c entuplic ado) a los paganos , por la vía de la erradic ac ión... Sin em bar go, s i s e hac e el es f uer zo de levantar las c or tezas y los velos , s i s e va m ás allá de las im ágenes y r itos par a hus m ear el buen olor de vida que es par c e la m édula de los Sabios , es tar em os s or pr endidos de oler la, tanto en el c as o de los j udíos c om o en el de los c r is tianos , tanto en los Mis ter ios paganos c om o en la T r adic ión apos tólic a: ¡En hues os s epar ados la únic a m édula s uc ulenta! Hem os tenido la audac ia de af ir m ar que las r eligiones de Mis ter ios y las inic iac iones paganas pr es entaban gr andes s im ilitudes c on el Cr is tianis m o de los pr im er os s iglos : volver em os c on pos ter ior idad a ello.

No obs tante, debem os c ons tatar que los or ígenes del Cr is tianis m o per m anec en m uy m is ter ios os , y aún hoy en día nos vem os obligados a es bozar hipótes is par a intentar am ueblar los s om br íos lienzos de par ed que s ubs is ten en s u his tor ia pr im itiva. Cier tam ente no r es olver em os aquí es tos enigm as ; Nues tr a am bic ión s e lim ita a dar a c onoc er m ej or una tes is que quizá ex plic ar ía algunos m alentendidos y que no puede s er r ec hazada f ác ilm ente, s i uno s e es f uer za r ealm ente en r ef lex ionar s obr e la c ues tión, abandonando todo pr ej uic io, tanto c ler ic al c om o antic ler ic al. Esta tesis la expresó René Guénon en su s Ap erçu s su r l'Eso t érisme Ch rét ien (Ed. T rad itionnelles, París, 1971): «Lej os de s er la r eligión o la tr adic ión es otér ic a que c onoc em os ac tualm ente baj o es te térm ino, en s us orígenes el Cris tianis m o tenía, tanto en s us ritos c om o en s u doc tr ina, un c ar ác ter f undam entalm ente es otér ic o y, por c ons iguiente, inic iátic o. Enc ontr am os c onf ir m ac ión de ello en que la tr adic ión is lám ic a c ons ider a al Cr is tianis m o pr im itivo pr opiam ente c om o una tar iqah, es dec ir , una vía inic iátic a y no c om o una s har iyah o legis lac ión de or den s oc ial dir igida a todos . Lo c ual es tan c ier to, que pos ter ior m ente s e tuvo que s uplir es ta f alta c on la c ons tituc ión de un der ec ho "c anónic o", que en r ealidad no f ue m ás que una adaptac ión del antiguo der ec ho r om ano, o s ea, algo que vino enter am ente del ex ter ior y no un

des ar r ollo de lo que es taba c ontenido en el Cris tianis m o en s í. Adem ás , es evidente que en el Evangelio, no s e enc uentr a ninguna pr es c r ipc ión que pudier a s er c ons ider ada pos eedor a de un ver dader o c ar ác ter legal en el s entido pr opio de es ta palabr a. La ex pr es ión que todos c onoc em os de "Hay que devolver al Cés ar lo que es del Cés ar ." nos par ec e m uy adec uada en es te c as o, ya que im plic a f or m alm ente, par a todo lo que es de or den ex ter ior , la ac eptac ión de una legis lac ión c om pletam ente ex tr anj er a a la tr adic ión c r is tiana. En r ealidad, no es m ás que la que ex is tía en el c ontex to donde és ta nac ió, por c uanto es taba inc or por ada en el Im per io r om ano. Ser ía, s in duda, una gr ave laguna s i el Cr is tianis m o hubier a s ido entonc es aquello en lo que s e c onvirtió m ás tarde. La ex is tenc ia de tal laguna no s ólo s er ía inex plic able, s ino totalm ente inc onc ebible en una tr adic ión or todox a y r egular , s i dic ha tr adic ión tenía que c om por tar r ealm ente un ex oter is m o y un es oter is m o, y s i tenía inc lus o, dir íam os , que aplic ar s e ante todo al dom inio ex otér ic o. Por el c ontr ar io, s i el Cr is tianis m o tuvier a el c ar ác ter que ac abam os de dec ir , la c os a s e ex plic ar ía s in ningún es f uer zo, pues to que no s e tr atar ía en abs oluto de una laguna s ino de una abs tenc ión voluntar ia de no inter venir en un s ec tor que, por def inic ión, no le c onc er nía en es tas c ondic iones .

Par a que es to hubier a s ido pos ible, habr ía s ido nec es ar io que la Igles ia c r is tiana, en los pr im er os tiem pos , hubier a c ons tituido una or ganizac ión c er r ada o r es er vada, en la que no todos er an adm itidos indis tintam ente. Sólo los que pos eían las c ualif ic ac iones necesarias para recibir válidam ente la inic iac ión baj o la f or m a que s e podr ía llam ar "c r ís tic a". Se podr ía enc ontr ar c on f ac ilidad m uc hos indic ios que m ues tr an que r ealm ente oc ur r ió as í, aunque s ean por lo gener al inc om pr endidos en nues tr a époc a y que inc lus o, c om o c ons ec uenc ia de la tendenc ia m oder na que niega el es oter is m o, s e bus que c on dem as iada f r ec uenc ia de f or m a m ás o m enos c ons c iente, des viar los de s u ver dader o signif icado.» (2) (Págs. 9 y 10) Hay que r ec onoc er que el ar gum ento de G uénon tiene s u pes o. Al f undar el J udaís m o, Mois és le dio libr os legis lativos que r egulaban toda la s oc iedad j udía ( el Éx odo, Levític o, Núm eros , Deuteronom io, etc ...). As im is m o, Mahom a, al trans m itir la ley c or ánic a, or ganizó el m undo del Is lam tanto en el ter r eno pr of ano c om o en el r eligios o. El Nuevo T es tam ento c ar ec e de es te c ar ác ter legis lativo de lo c ual G uénon deduc e que no es taba des tinado a f ec undar una r eligión nueva c on una s oc iedad tam bién nueva y abier ta a todos . Per o s i los r itos c r is tianos er an al pr inc ipio es pec íf ic am ente inic iátic os y r es er vados ,

¿ c óm o s e ex plic a que hayan pas ado a f or m ar par te de una r eligión que s e dir igía al gr an públic o? Segur am ente debió tr atar s e de una adaptac ión que, pes e a las deplor ables c ons ec uenc ias que tuvo en algunos as pec tos , f ue plenam ente j us tif ic ada e inc lus o nec es ar ia a c aus a de las c ir c uns tanc ias del tiem po y del lugar . Si s e c ons ider a c uál er a, en aquella époc a, el es tado del m undo oc c idental, es dec ir , del c onj unto de país es que c om pr endía el Im per io r om ano, uno puede f ác ilm ente dar s e c uenta de que s i el Cr is tianis m o no hubier a "des c endido" al dom inio ex otér ic o, es te m undo, en s u c onj unto, hubier a quedado r ápidam ente des pr ovis to de toda tr adic ión. Las ex is tentes has ta entonc es , c om o la tr adic ión gr ec o- r om ana que pr edom inaba de f or m a natur al entonc es , habían alc anzado un gr ado tan elevado de degener ac ión que indic aba que s u c ic lo de ex is tenc ia es taba a punto de ter m inar ( 3) . Es te "des c ens o", quer em os ins is tir en ello, no f ue en abs oluto un ac c idente o una des viac ión; al c ontr ar io, debem os c ons ider ar que tuvo un c ar ác ter ver dader am ente "pr ovidenc ial", ya que evitó que O c c idente c ayer a ya en aquel m om ento en un es tado que, a f in de c uentas , podr ía c om par ar s e al que vivim os ahor a. El m om ento en el que debía pr oduc ir s e una pér dida gener al de la tr adic ión c om o la que c ar ac ter iza a los tiem pos m oder nos , todavía no había llegado; hac ía f alta, pues ,

que hubier a un "r es tablec im iento", que s ólo el Cr is tianis m o podía oper ar , c on la c ondic ión de r enunc iar al c ar ác ter es otér ic o y "r es er vado" que tuvo en un pr inc ipio. As í, el "r es tablec im iento" no s ólo iba a s er benéf ic o par a la hum anidad oc c idental, lo c ual es dem as iado evidente c om o par a tener que ins is tir en ello, s ino que a s u vez, es taba en per f ec to ac uer do c on las leyes c íc lic as en s í m is m as , tal c om o lo es tá c ualquier ac c ión "pr ovidenc ial" que inter viene en el c ur s o de la his tor ia. Ser ía pr obablem ente im pos ible as ignar una f ec ha c onc r eta a es te c am bio que c onvir tió el Cr is tianis m o en una r eligión en el pr opio s entido de la palabr a y en una f or m a tr adic ional dir igida a todos s in dis tinc ión. En c ualquier c as o, lo c ier to es que er a un hec ho c ons um ado en la époc a de Cons tantino y del Conc ilio de Nic ea, de f or m a que és te no tuvo m ás que "s anc ionar lo", por as í dec ir lo, inaugur ando la er a de las f or m ulac iones dogm átic as des tinadas a c ons tituir una pr es entac ión pur am ente ex otér ic a de la doc tr ina. Es o no podía oc ur r ir s in algunos inc onvenientes inevitables , dado que el hec ho de enc er r ar de es te m odo la doc tr ina en unas f ór m ulas c lar am ente def inidas y lim itadas , hizo que f uer a m uc ho m ás dif íc il, inc lus o par a quiénes r ealm ente er an c apac es de ello, penetr ar en el s entido pr of undo. Adem ás , las ver dades de or den pr opiam ente es otér ic as , que es taban por s u pr opia natur aleza f uer a del alc anc e de la

m ayor ía, ya no podían s er pr es entadas de otr a f or m a m ás que c om o "m is ter ios " en el s entido que la palabr a tiene vulgar m ente, es dec ir que, a los oj os de la m ayor ía, no tar dar on en apar ec er r ápidam ente c om o algo im pos ible de entender , inc lus o pr ohibido de pr of undizar . Sin em bar go, es tos inc onvenientes no f uer on tan gr andes c om o par a oponer s e a la c ons tituc ión del Cr is tianis m o en f or m a tr adic ional ex otér ic a o c om o par a im pedir s u legitim idad, dada la inm ens a ventaj a que, c om o hem os dic ho, habr ía de r es ultar pos ter ior m ente de ello par a el m undo oc c idental. Adem ás , s i el Cr is tianis m o c om o tal dej aba de s er inic iátic o, quedaba aún la pos ibilidad de que s ubs is tier a en s u inter ior , una inic iac ión es pec íf ic am ente c r is tiana par a la elite, que no podía quedar s e s ólo c on el punto de vis ta ex otér ic o enc er r ándos e as í en las lim itac iones inher entes a és te; per o es o es otr a c ues tión que analizar em os m ás adelante. Por otr a par te, debem os s ubr ayar que es te c am bio en el c ar ác ter es enc ial e inc lus o en la natur aleza m is m a del Cr is tianis m o, ex plic a per f ec tam ente, c om o dec íam os al pr inc ipio, que todo lo que le pr ec edió haya s ido voluntar iam ente envuelto en la os c ur idad e inc lus o que no haya podido s er de otr a f or m a. Es evidente que la natur aleza del Cr is tianis m o or iginal, en c uanto er a es enc ialm ente es otér ic a e inic iátic a, tenía que per m anec er c om pletam ente ignor ada por los que ahor a er an adm itidos en el

Cr is tianis m o, c onver tido en ex otér ic o; por c ons iguiente, todo lo que pudier a r evelar , inc lus o de f or m a s olapada lo que el Cr is tianis m o había s ido r ealm ente en s u c om ienzo, debía per m anec er c ubier to de un velo im penetr able. Se podr ía pens ar que el ex tr aor dinar io núm er o de her ej ías denunc iadas ya des de el pr inc ipio de la his tor ia del Cr is tianis m o es tá en gr an par te vinc ulado c on una nec es idad en la que la Igles ia s e enc ontr ó r epentinam ente, de def inir dogm átic am ente la Ver dad, utilizando un lenguaj e dir igido a todos . Adem ás , des de una óptic a ex otér ic a, las autor idades r eligios as quis ier on j uzgar y c ondenar ens eñanzas que nor m alm ente no hubier an tenido que s er divulgadas de lo c ual r es ultó un lío inex plic able; és te es el s entido ex pr es ado por una im por tante nota de G uénon : «En otr a par te hem os obs er vado que la c onf us ión entr e es tos dos s ec tor es ( ex otér ic o y es otér ic o) c ons tituye una de las c aus as que c on m ayor f r ec uenc ia or igina las "s ec tas " heter odox as . “ No es de ex tr añar que un gr an núm er o de las antiguas her ej ías c r is tianas tuvo es te or igen. Ello ex plic ar ía las pr ec auc iones tom adas par a evitar , en la m edida de lo pos ible, es ta c onf us ión c uya ef ic ac ia no podr íam os de ninguna m aner a poner en duda, inc lus o s i, des de otr o punto de vis ta, es tam os tentados de lam entar que tuvier on por ef ec to s ec undar io la apor tac ión de dif ic ultades c as i ins uper ables al es tudio pr of undo y c om pleto del Cr is tianis m o” (Pág. 17).

Rogam os al lec tor nos dis c ulpe por la ex tens ión de es tas c itas , per o nos par ec e inter es ante que los c r is tianos c ultos c onozc an una tes is que f ue r ec hazada c on m ás ar dor par tidis ta que obj etividad. ¿ T iene r azón G uénon? Rec onoc em os es tar s educ idos por s u audaz idea pues to que ex plic ar ía por qué hay tan es c as as c er tidum br es r es pec to a los pr im er os s iglos c r is tianos ; per o no s om os quiénes par a dec idir . Adem ás del ar gum ento "legis lativo" indic ado anter ior m ente, G uénon hac e valer la s im ilitud entr e los r itos de inic iac ión y el r itual de los s ac r am entos . Por nues tr a par te, añadir em os tr es elem entos nuevos : 1) El c ur s us honor um de los c atec úm enos es f iel c opia de las inic iac iones ; 2) El Cr is tianis m o pr im itivo tiene un es tr ec ho par entes c o c on el c ulto de Mitr a, que c ons tituye en s í m is m o una r eligión de Mis ter ios ; 3) Enc ontr am os en las c ar tas de San Pablo una ter m inología equivalente a la de las inic iac iones antiguas . El Catecu menado En el s iglo III, el Conc ilio de Elvir a c odif ic ó el r ec or r ido que tenían que s eguir los que as pir aban al bautizo; las f uentes f iables s on poc as s obr e lo oc ur r ido en los dos pr im er os s iglos . Pr im er o, s e ponía a pr ueba al c andidato m ediante un s ever o ex am en de adm is ión; s e pr es taba una es pec ial atenc ión a s u

pr of es ión pues to que los que ej er c ían una pr of es ión r elac ionada c on la idolatr ía ( pintor es , es c ultor es de dios es ) , los guer r er os , los em pleados en j uegos del c irc o, los adivinos , los m agis trados , etc ... er an ex c luidos . Si j uzgaban s er ia la c onver s ión, el as pirante rec ibía los títulos de Cris tiano y de Catec úm eno ( es dec ir , "ens eñado", "dis c ípulo") des pués de una r ec epc ión c on r itual ( im pos ic ión de m anos , s oplo del Es píritu Santo, ...). Había tr es gr ados . El primero era el de "escuchante" o "auditor" ( ak ouom enos , audiens ) que debía per m anec er m udo y as im ilar la c ateques is dur ante un m ínim o de dos años . La s im ilitud c on el pr im er gr ado del O r den de los Pitagór ic os , el gr ado de los "es c uc hantes " (ak ous m atik oi), es s or pr endente ( 4) . El es c uc hante c alif ic ado ac c edía al gr ado de "pr os ter nado" ( hypopipton, genu f lec tens o tam bién or ans ) . Antes de anunc iar las plegar ias al O f ic io, el diác ono dec ía: Ya no hay es c uc hante, ya no hay inf iel. T r as haber s alido, or denaba a los c atec úm enos de las 2 c las es s uper ior es y a los bautizados que r ogar an por ellos , y un poc o m ás tar de pedía a todos los c atec úm enos que s e f uer an a f in de que s ólo los bautizados ( o f ieles ) as is tier an al Mis terio de la Mis a. Los pr os ter nados s e c onver tían en "c om petentes " ( c om petentes : los que

bus c an j untos ) ; tam bién s e les llam aba illum inandi ( que deben s er ilum inados por el Bautis m o) . Se les c onf iaba el m is ter io de la Santa T r inidad, la doc tr ina r elativa a la Igles ia y a la r em is ión de los pec ados , m ater ia s obr e la que des pués s er ían ex am inados . Y s ólo poc o tiem po antes de s u bautizo s e les c om unic aba el Sím bolo de los Após toles ( Cr edo) y el Pater . Dur ante la Cuar es m a podían "ins c r ibir s e" c on un nuevo nom br e y es ta ins c r ipc ión les c onc edía el título de "elegidos " (elec ti) a f in de s er bautizados por Pas c ua. El Bautis m o es taba pr ec edido por unos r igur os os ayunos de abs tinenc ia y c ontinenc ia; el bautizado r ec ibía la apelac ión de "f iel" ( pis tos , f idelis ) , de "inic iado" ( m em uem enos ) , de "ilum inado" ( illum inatus ) , o tam bién de "niño" ( puer , inf ans ) . Per o no nos ex tender em os s obr e el r itual pr opio del Bautis m o. En los pr im er os tiem pos el Bautis m o no s e r ec ibía antes de la edad adulta. El título de puer s e otor gaba a un adulto bautizado que, r enac ido c on un nom br e nuevo, debía c r ec er y alc anzar la plenitud de la m adur ez s egún la vía ens eñada por Cr is to ( 5) . T odo ello m ues tr a que la nueva r eligión, aunque s e ex pandier a r ápidam ente por el im per io r om ano, er a m uy ex igente en c uanto a la c alidad de s us m iem br os y s ólo los adm itía pr ogr es ivam ente a los s antos Mis ter ios , s egún un m étodo que s e par ec e a inic iac iones s uc es ivas ( 6) . Los mist erio s de M it ra

Es te dios iraní inic ia s u c arrera en el m undo r om ano en el pr im er s iglo antes de J .C. Luz em anada del c ielo, nac e de una r oc a, de una piedr a r egener ador a. Sólo unos pas tor es as is ten al m ilagr o y vienen a ador ar al niño divino of r ec iéndole las pr im ic ias de s u r ebaño. Se podr ía pens ar que la f igur a de los Reyes Magos que enc ontr am os en el Cr is tianis m o es un r ec onoc im iento s ino de f iliac ión, al m enos de pr im azgo lej ano c on la r eligión ir aní de los Magos . El c ulto s e c elebr aba en un s antuar io que tenía f or m a de c ueva ( s pelaeum ) ; s e c onm em or aba el nac im iento de Mitr a el 25 de dic iem br e y las inic iac iones s e r ealizaban en pr im aver a «en la époc a pas c ual en la que los Cr is tianos adm itían tam bién los c atec úm enos al bautis m o» ( 7) . Rápidam ente las dos r eligiones c om pitier on; s u dif us ión s e hizo al m is m o r itm o en todo el im per io r om ano dur ante los tr es pr im er os s iglos . «La luc ha entr e las dos r eligiones r ivales f ue tanto m ás per tinaz c uanto que s us c ar ac ter es er an s em ej antes . As im is m o, s us adeptos f or m aban c onventíc ulos s ec r etos , es tr ec ham ente unidos , c uyos m iem br os s e otor gaban el nom br e de "Her m anos ". Los r itos que pr ac tic aban of r ec ían num er os as analogías : los s ec tar ios del r ey per s a, al igual que los c r is tianos , s e pur if ic aban por un bautis m o, r ec ibían c om o en una c onf ir m ac ión la f uer za de c om batir los es pír itus del m al y es per aban de una c om unión, la s alvac ión del alm a y del

c uer po. T am bién c om o ellos , s antif ic aban el dom ingo y f es tej aban el nac im iento del Sol el 25 de dic iem br e, el día en que s e c elebr aba la Navidad, al m enos des de el s iglo IV. Pr edic aban tam bién una m or al im per ativa, c ons ider aban m er itor io el as c etis m o y c ontaban entr e las vir tudes pr inc ipales la abs tinenc ia y la c ontinenc ia, la r enunc ia y el dom inio s obr e uno m is m o. Sus c onc epc iones del m undo y del des tino del hom br e er an s im ilar es : unos y otr os adm itían la ex is tenc ia de un c ielo de los bienaventur ados s ituado en las r egiones s uper ior es y de un inf ier no poblado de dem onios , c ontenido en las pr of undidades de la tier r a; s ituaban en los or ígenes de la his tor ia un diluvio; la f uente de s us tr adic iones er a una pr im itiva r evelac ión. Por últim o, tam bién c r eían en la inm or talidad del alm a, en el j uic io f inal y en la r es ur r ec c ión de los m uer tos en la c onf lagr ac ión f inal del univer s o. Hem os vis to c óm o la teología de los m is ter ios hac ía del Mitr a "m ediador " el equivalente del Logos alej andr ino. Com o él, Cris to era el Mes ites , el inter m ediar io entr e s u Padr e c eles te y los hom br es , y, c om o él, tam bién f or m aba par te de una tr inidad. Es tas s im ilitudes no er an c ier tam ente las únic as que la ex éges is pagana es tablec ió entr e ellos , y la f igur a del dios taur óc tono que s e r es igna en c ontr a de s u voluntad a inm olar a s u víc tim a par a c r ear y r es c atar el géner o hum ano, había s ido s egur am ente

c om par ada a la im agen del Redentor que s e s ac r if ic a par a la s alvac ión del m undo (...) Las s im ilitudes entr e las dos igles ias enem igas er an tan num er os as que pr oduj er on un im pac to c ons ider able ya en la m is m a antigüedad. Des de el s iglo II, los f ilós of os gr iegos es tablec ier on entr e los m is ter ios per s as y el c r is tianis m o un par alelis m o m ás f avor able a los pr im er os . Por s u lado, los Apologis tas ins is ten s obr e las analogías de las dos r eligiones y las ex plic an por una f als if ic ac ión s atánic a de los r itos m ás s agr ados de s u c ulto. Si las obr as polém ic as de los par tidar ios de Mitr a ex is ties en todavía, ver íam os s in duda en ellas la m is m a ac us ac ión dir igida a s us adver s ar ios . Podem os es tar s atis f ec hos de zanj ar una c ues tión que dividía a los c ontem por áneos de entonc es y que s iem pr e s er á s in duda im pos ible de r es olver . Conoc em os poc o, por no dec ir nada, de los dogm as y la litur gia del m azdeís m o r om ano, as í c om o del des ar r ollo del c r is tianis m o pr im itivo par a poder deter m inar c uales f uer on las inf luenc ias r ec ípr oc as que ac tuar on s obr e s u evoluc ión s im ultánea»( 8) . Es im pos ible, en el m ar c o de es te ar tíc ulo, entr ar en los detalles de los s iete gr ados de inic iac ión y del s ec r eto que r odeaba una doc tr ina pr ogr es ivam ente r evelada. Rem itim os al lec tor a la r elevante obr a de Cum ont as í c om o a la de M. Ver m as er en titulada Mithra, c e dieu m ys térieux , ed. Sequoia, 1960. Retendr em os de ello que es te c ulto er a s in duda una r eligión de

Mis ter ios c on diver s os gr ados de inic iac ión que s e pr ac tic aban en s ec r eto y que los c ultos paganos ponían al c r is tianis m o nac iente al m is m o nivel. San Pab lo y lo s mist erio s Antes de hablar de la ter m inología de San Pablo, s er ía útil r ec or dar br evem ente lo que er an las inic iac iones antiguas ( 9) . Aquí tam bién, las f uentes s on lim itadas y quedan m uc has pr eguntas s in r es olver ; hay que r ec onoc er que los Antiguos Sabios han s ido m ás dis c r etos r es pec to a s us c er em onias s ec r etas que los inic iados de los tr es c ientos últim os años . Rec or dar em os dos tex tos c lás ic os . El pr im er o pr oc ede de la m ar avillos a obr a El as no de or o ( o Las Metam or f os is ) de Apuleyo ( 10) en el que Luc io as pir a a s er inic iado en los Mis ter ios de Is is : «Día a día c r ec ía en m í el des eo de r ec ibir la c ons agr ac ión. En var ias oc as iones había ido a vis itar al gr an s ac er dote par a s uplic ar le enc ar ec idam ente que m e inic iar a por f in a los m is ter ios de la s anta noc he. Per o inc itan a Luc io a que tenga pac ienc ia: «T enía que evitar c uidados am ente tanto la pr ec ipitac ión c om o la des obedienc ia as í c om o la doble f alta de m os tr ar c ier ta lentitud c uando s e m e llam as e o c ier ta pr is a s in haber r ec ibido la or den. Adem ás , ninguno de los m iem br os de s u c ler o tenía la s uf ic iente loc a im pr udenc ia, ni por dec ir m ej or , no es taba dec ido a m or ir c om o par a af r ontar tem er ar iam ente, s in haber r ec ibido él tam bién la or den ex pr es a

de la s ober ana, los r ies gos de un m inis ter io s ac r ílego y par a c ar gar c on un pec ado que lo c ondenar ía a m or ir . Y es que las llaves del inf ier no y la gar antía de s alvac ión es tán en m anos de la dios a. El ac to m is m o de la inic iac ión f igur a una m uer te voluntar ia y una s alvac ión obtenida por la gr ac ia. El poder de la dios a atr ae a ella a los m or tales que, habiendo alc anzado el tér m ino de la ex is tenc ia y hollando el um br al donde ac aba la luz, puede c onf iár s eles s in tem or los s ec r etos augus tos de la r eligión. Los hac e r enac er de c ier ta m aner a por el ef ec to de s u pr ovidenc ia y les abr e, devolviéndoles la vida, una c ar r er a nueva. Por tanto, yo tam bién debía c onf or m ar m e a s u voluntad c eles te, aunque des de hac ía tiem po el f avor evidente de la gr an divinidad m e hubo des ignado c lar am ente y m ar c ado par a s u bienaventur ado s er vic io. As im is m o, al igual que s us dem ás f ieles , debía a par tir de entonc es , abs tener m e de alim entos pr of anos y pr ohibidos , a f in de tener , c on m ás s egur idad, ac c es o a los m is ter ios de la m ás pur a de las r eligiones » (XI, 21). As í, Luc io venc e s u ar dor has ta que la Dios a m anif ies ta s u m is er ic or dia: Pues dur ante una noc he os c ur a, s us ór denes que no tenían nada de os c ur o, m e advir tier on de m aner a s egur a que había llegado el día tan anhelado en que ella c um plir ía m i des eo m ás ar diente.

Luc io tuvo entonc es que tom ar un baño r itual, r ec ibir as per s iones de agua lus tr al y r eunir ins tr uc c iones que s obr epas an la palabr a hum ana. T r as un ayuno y una abs tinenc ia de diez días , por f in llegó el m om ento f ij ado par a la divina c ita. Y el s ol, ya en s u dec live, tr aía a la noc he, c uando af luía de todas par tes una m ultitud de gente que s egún el antiguo us o de los m is ter ios , m e honr aban c on diver s os r egalos . Luego, s e alej a a los pr of anos , m e r evis ten de un ves tido de lino por es tr enar , y el s ac er dote, tom ándom e por la m ano, m e c onduc e a la par te m ás es c ondida del s antuar io. «Q uizá, lec tor des eos o de ins tr uir te, te pr eguntes c on una c ier ta ans iedad lo que luego f ue dic ho y hec ho. Lo dir ía s i es tuvier a per m itido dec ir lo; y lo apr ender ías s i te es tuvier a per m itido oír lo. Per o tanto tus oídos c om o m i lengua tendr ían que pagar la pena c or r es pondiente a una indis c r ec ión im pía o a una c ur ios idad s ac r ílega. No obs tante, no inf r ingir é el tor m ento de una lar ga angus tia al piados o des eo que te m antiene en s us pens o. Es c uc ha, pues , y c r éem e: todo lo que te dir é es c ier to. Me he ac er c ado a los lím ites de la m uer te; he hollado el um br al de Pr os er pina y he vuelto llevado a tr avés de todos los elementos. En plena noc he, he vis to br illar el s ol c on una luz c entelleante; m e he ac er c ado a los dios es de abaj o y a los dios es de ar r iba, los he vis to de c ar a y ador ado de c er c a.

Es te es m i r elato y es tás c ondenado a ignor ar lo que has oído. Me lim itar é, pues , a c ontar lo que es tá per m itido r evelar , s in s ac r ilegio, a la inteligenc ia de los pr of anos » ( Ibídem 23) . O tro tes tim onio es el de T em is tios que vivió dur ante el s iglo IV des pués de J .C. Hac e un par angón entr e la inic iac ión y la m uerte: «En aquel m om ento, el alm a ex per im enta las m is m as im pr es iones que c onoc en aquellos que s on inic iados en los gr andes m is ter ios . Las m is m as palabr as , las m is m as c os as : en ef ec to, s e dic e teleutan (m orir) y teleis thai ( s er inic iado) . En pr im er lugar , la aventur a, los penos os dédalos , las ter r ibles e inter m inables c ar r er as en la os c ur idad. Luego, antes de la c onc lus ión, todos los ter r or es : el es c alof r ío, el tem blor, el repeluzno, la angus tia. Entonc es es c uando queda as om br ado por una c lar idad par tic ular ; lugar es pur os , las pr ader as s e des c ubr en, s e alzan voc es , s e per c ibe c on el r itm o de danzas , apar ic iones y ar m onías divinas . En es te m ar c o s e m ueve aquel que ha ter m inado s u inic iac ión; libr e y des pr eoc upado, c on una c or ona en la c abeza, c elebr a los m is ter ios ; vive en c om pañía de hom br es pur os y s antos ; c ontem pla a aquellos que no han s ido inic iados aquí: una m ultitud im pur a, r ebaj ada y tr ans por tada de aquí par a allá en un r ec ipiente, en m edio de las br um as ;

los ve vivir en el tem or de la m uerte entre los m alvados , s in es per anza de una f elic idad venider a en el m ás allá»( 11. Pas ando por la m uer te, ex per im entando pr uebas m is ter ios as y ter r ibles , el c andidato alc anza la luz, la alegr ía y la liber tad. Rec ibe una c or ona glor ios a que lo her m ana c on los pur os y los s antos . He aquí lo que San Pablo dic e: «Vem os a J es ús c or onado de glor ia y honor a tr avés de la ex per ienc ia de la m uer te, de m odo que por la gr ac ia de Dios , gus tó la m uer te par a el pr ovec ho de todos . En ef ec to, c onvenía que Aquel gr ac ias y a tr avés de quien ex is ten todas las c os as , volvier a "per f ec to" ( teleios ai) , des pués de haber llevado a la glor ia a un gr an núm er o de hij os , al inic iador de s u s alvac ión por m edio las pr uebas » ( Hebr . II, 9- 10) . En otr os tér m inos ( m ás atr evidos , quizá) el Padr e ha llevado al Hij o a la plenitud de la inic iac ión y és te har á lo m is m o c on un gr an núm er o de s us hij os . Enc ontr am os en es tos dos ver s íc ulos todo lo que c ons tituía la inic iac ión antigua: las pr uebas , la m uer te, la c or onac ión o la per f ec c ión de la inic iac ión. O bs er vem os de pas o, que s e tr ata de noc iones gr iegas o gr ec o- or ientales o inc lus o paganas ( par a utilizar un tér m ino am biguo) , per o en ningún c as o j udías . La palabr a teleios ai es un indic io c lar o, c om o lo pr ec is a el ex egeta c atólic o N. Hugedé: «el tér m ino teleio, "per f ec to", s e utiliza en la lengua gr iega de f or m a m uy

es pec ial y no tiene m uc ha r elac ión c on la indic ac ión de una c ualidad m or al. Es un tér m ino del lenguaj e téc nic of ilos óf ic o- r eligios o, utilizado par a deter m inar a aquel que ya no tiene nada m ás que apr ender , que ha alc anzado la plena m adur ez y la c om pleta inic iac ión. Por opos ic ión al pr of ano, al niño, al hom br e de la c alle que s i bien pos ee todas las vir tudes , no es tá al c or r iente de los s ec r etos que es tán r es er vados a un núm er o m uy r educ ido de pr ivilegiados . La obr a de Pablo es un tes tim onio c ons tante de es te us o». ( 12) Enc ontr am os el tér m ino de T eleios , per f ec to, c on un s entido indudablem ente inic iátic o en el ex traordinario tratado de la Cr áter a de Her m es T r is m egis to: «As í pues , todos los que han pr es tado atenc ión a la pr oc lam ac ión y han s ido bautizados c on es te bautis m o del Nous , han par tic ipado del c onoc im iento ( gnos is ) y s e han vuelto per f ec tos ( teleioi) ya que han r ec ibido el Nous .» ( 13) Nos r es ulta dif íc il c r eer que el ver dader o pens am iento de Pablo es té alej ado del de Her m es , c uando dic e: «T r ans f or m aos por la r enovac ión del Nous par a ex per im entar por vos otr os m is m os lo que es la Voluntad de Dios : el Bien, el Plac er , la Per f ec c ión ( to teleion) ». ( Rom . X II, 2) En r epetidas oc as iones Pablo habla de los niños ( nepioi) que s e deben c onver tir en

adultos m adur os , en per f ec tos ( teleioi) . As im is m o, en las inic iac iones antiguas o en las r eligiones de Mis ter ios , el que ac ababa de s er r ec ibido er a c om par able a un niño ¿ac as o el inic iado no es el que ha r ec ibido el c om ienzo ( initium ) - ? Q ue, gr ac ias a unos gr ados as c endentes , tenía que pr ogr es ar hac ia la per f ec c ión o la m aes tr ía. «Mientr as que el tiem po hubier a tenido que hac er de vos otr os unos m aes tr os ( didas k aloi) , nec es itáis de nuevo que os ens eñen los elem entos pr im or diales de los or ác ulos de Dios y habéis llegado al punto en que nec es itáis lec he en lugar de alim ento s ólido. Q uien es té todavía en la etapa de la lec he no tiene la ex per ienc ia de la palabr a j us ta: es un niño (nepios ) . En c am bio, el alim ento s ólido es par a los que s on per f ec tos ( teleioi) , par a aquellos c uyos s entidos han s ido ej er c itados ( 14) por la ex per ienc ia, a f in de poder dis tinguir el bien del m al. Por ello, dej ando de lado la ens eñanza pr im ar ia r ef er ente a Cr is to, inter es ém onos por la "ens eñanza perf ec ta" (teleiotes ) ...» (Hebr.V, 12 y VI, 1). «Her m anos , no s eáis niños ( paidia) en vues tros pens am ientos [...] en vez de ello, s ed per f ec tos ( teleioi) .» ( ICor . X IV, 20) . Adem ás , Pablo es pec if ic a c lar am ente que habla de m is ter ios que deben m antener s e s ec r etos y que es ta ens eñanza no es tá des tinada m ás que a la elite m uy s elec ta de los per f ec tos : «Se habla de Sabidur ía entr e los "per f ec tos " ( teleioi) y no de una s abidur ía

de es te m undo... Pero hablam os de una s abidur ía de Dios en el m is ter io, la s abidur ía oc ulta, aquella que Dios pr edes tinó par a nues tr a glor ia ya antes de los s iglos ». (I Cor.II, 6-7). Es ta s abidur ía r es er vada s e llam a tam bién "gnos is ": «¡O H pr of undidad de la Riqueza, de la Sabidur ía y de la G nos is de Dios ! ». (Rom .X I, 33). Es en es ta G nos is donde debem os r enac er pr im er o, c om o un niño, y luego c r ec er a f in de alc anzar la per f ec c ión, c om o lo pr ec is a la Piedr a s obr e la que es tá edif ic ada la Igles ia ( que s e autoc alif ic a c om o Epopte, tal c om o hem os s eñalado, en II Pedr o I, 16) «Cr ec ed en la gr ac ia y en la G nos is de nues tr o Señor y s alvador J es uc r is to». ( II Pedro III, 18). Es ta G nos is s e tr ans m ite entr e los que han s ido es c ogidos . En gr iego, "tr ans m is ión" o "tr adic ión" es par ados is , que pr oc ede del ver bo par adidonai, "tr ans m itir ". «Por lo que a m i s e r ef ier e - dic e Pablo- he r ec ibido del Señor lo que os he tr ans m itido (par adidonai)» (I Cor.XI, 23). Y f elic ita a los Cor intios por guar dar f ielm ente es te depós ito s agr ado: «Alabados s eáis por ac or dar os s iem pr e de m í y m antener las tr adic iones ( par ados is ) tal c om o os las he tr ans m itido ( par adidonai) ». (Ibid.X I, 2). Los tér m inos del Nuevo T es tam ento que ac abam os de c itar ( teleios , noûs , gnos is ,

par ados is , m ys ter ion, epoptes ) s e utilizaban téc nic am ente en las s oc iedades c er r adas de los tr es pr im er os s iglos . No hay que olvidar que en T ar s o, patr ia de San Pablo, había una univer s idad dom inada por pr of es or es es toic os ; ignor am os s i él m is m o la f r ec uentó, per o debió inf luir le ya que enc ontr am os elem entos tom ados del es toic is m o en s u m étodo y en s u pens am iento. Es to hizo pos ible que un gr an núm er o de tér m inos s e tom ar an pr es tados de es ta f ilos of ía. El par entes c o del Cr is tianis m o pr im itivo c on el c ulto de Mitr a es s or pr endente per o no c onvinc ente pues to que todavía s ubs is ten dem as iadas inc ógnitas en s us his tor ias r es pec tivas . La s elec c ión de los c atec úm enos y la dis c iplina del s ec r eto que r odeaba a la ens eñanza r ec ibida en c ada gr ado, par ec en c ons tituir ar gum entos m ás s ólidos per o tam poc o s on m ás deter m inantes , ya que s i bien es tas ins tituc iones es taban perf ec tam ente es tablec idas en el s iglo III, s e ignor a c uando em pezar on. Adem ás , la elevada c alidad que s e ex igía a los "f ieles " en el c atec um enado ex plic ar ía la vitalidad de la j oven r eligión, lo que m er ec er ía s er m editado por un gr an núm er o de los que hoy en día s e c ons ider an "f ieles " ( ¿y f ieles a qué?) . El ar gum ento de m ás pes o s igue s iendo el de G uénon: s i tuvier on la f ir m e voluntad de f undar una r eligión dis tinta del J udaís m o y abier ta a todos , ¿ por qué los que es c r ibier on el Nuevo T es tam ento no legis lar on? La pr egunta pr obablem ente

quedar á s iem pr e abier ta, per o c onviene obs er var que no s ólo pr es enta un inter és his tór ic o ( y por c ons iguiente, bas tante lim itado) . En ef ec to, s i los es c r itos neotes tam entar ios - que no s e dir igían a todo el m undo- f uer on des tinados a una s oc iedad elegida y pr epar ada ( es a los "Per f ec tos " a quiénes habla San Pablo) , s ólo los "f ieles " ver dader am ente c ualif ic ados pueden entender los en r ealidad. ¿ Q uizá hubier on m alentendidos ? ¿ Y qué valor tienen la ex éges is de los Padr es y la de hoy en día - tan dis tinta de aquélla- ? Pr ef er im os no r es ponder c r udam ente a es tas pr eguntas delic adas , en s u lugar , f or m ular em os des eos par a que los f ieles c ualif ic ados ( c om o una levadur a en la pas ta) s e unan libr e y f r ater nalm ente par a s alvar la hum anidad c iega, s or da y s uic ida ¡O j alá puedan es tudiar c on am or la ver dader a par ados is y s uplic ar al Es pír itu Santo que es c oj a s us s er vidor es aquí abaj o e inf unda el pur o Nous de la G NO SIS, obj eto de toda inic iac ión auténtic a y de toda r eligión r evelada: MUERT E al m undo, RENACIMIENT O en la pureza y PERF ECCIO N en la vida c or por if ic ada en Dios ! Creo... en J es uc r is to... que m urió y f ue s epultado y que baj ó a los inf ier nos ; al ter c er día r es uc itó de entr e los m uer tos y s ubió al c ielo y es tá s entado a la der ec ha de Dios Padr e todopoder os o, de dónde vendr á par a j uzgar a los vivos y a los m uertos ... (Sím bolo de los Após toles ) .

Notas : 1 Sobr e es ta c ues tión c ontr over tida, s e podr á leer las obr as im par c iales ( ¿ por qué es es o tan poc o f r ec uente?) de Char les G uigneber t: Le Chr is tianis m e Antique, Flam m ar ion, Par ís , 1928, as í c om o Le Chr is t, Albin Mic hel, 1969. 2 «Con f r ec uenc ia hem os tenido la opor tunidad de c ons tatar es ta m aner a de pr oc eder en la inter pr etac ión ac tual de los Padr es de la Igles ia, y par tic ular m ente de los Padr es gr iegos ; nos es f or zam os , todo lo que podem os , en s os tener que es er r óneo quer er ver en ellos alus iones es otér ic as , y, c uando la c os a s e vuelve totalm ente im pos ible, uno no vac ila en c ulpar les y dec lar ar que hubo por s u par te una f laqueza deplor able». ( Nota de G uénon) 3 «Es tá c lar o que c uando hablam os del m undo oc c idental en s u c onj unto, ex c eptuam os una élite que no s ólo c om pr endía todavía s u pr opia tr adic ión des de el punto de vis ta ex ter ior , s ino que, adem ás , c ontinuaba r ec ibiendo la inic iac ión de los m is ter ios . La tr adic ión hubier a podido m antener s e as í todavía dur ante un tiem po m ás o m enos pr olongado en un c ontex to c ada vez m ás r es tr ingido, per o es to es tá f uer a de la c ues tión que c ons ider am os aquí ya que tr atam os de O c c idente en gener al, par a quien el Cr is tianis m o tuvo que r eem plazar las antiguas f or m as tr adic ionales en un m om ento en el que s e habían r educ ido par a la m ayor ía de la gente en m er as

"s uper s tic iones " en el s entido etim ológic o de la palabr a» ( Nota de G uénon) . 4 Ver Por f ir io, Vie de Pythagor e, 37, Les Belles Lettr es , 1982, pág.53 5 F u en t es: - Mar tigny : Dic tionnair e des Antiquités Chrétiennes , Hac hette, 1889. Art. Catéc hum enat, Baptèm e, Néophyte. - F. Lef or ge: L'Initiation c hr étienne dans les pr em ier s s ièc les . Cahier s de Pédagogie c hr étienne. Libr air ie Pr otes tante, Par ís . 6 Ver el ex tr aor dinar io tex to de los Str om ates de Clem ente de Alej andr ía ( V, 11) , c itado por Magnien ( op.c it. págs . 227231) en la que el enf oque del ver dader o Dios s e c om par a a la inic iac ión de Epoptia. Ref erirs e a II Pedro 1, 16 : ... nos hem os c onver tido en EPO PT AS ( epoptai) la gr andeza de J .C. En Eleus is , la Epoptia er a el gr ado de inic iac ión que venía des pués de los G r andes Mis ter ios ; la palabr a s ignif ic a c ontem plac ión ( Ver Magnien, op. c it. pags . 225- 237) . 7 F.Cum ont : Les Mys tères de Mithra Lam er tin, Br us elas , 1902, pág.141. 8 F . Cum ont, op.c it. pags . 161- 163. 9 El lec tor enc ontr ar á am plia inf or m ac ión en la obr a adm ir able Les Mys tèr es d'Eleus is , de Vic tor Magnien, Payot, Par ís , 1950.

10 Las Metam or f os is o el As no de O r o, Apuleyo, ed, Iber ia, Bar c elona, 1984 ( ver págs . 244, 245) . 11 Citado por O . Br iem : Les Soc iétés Sec r ètes des Mys tèr es , Payot, 1951, pag. 264. 12Le Sac er doc e du F ils , F is c hbac her , Par ís , 1983, pag. 66. 13 T r atado IV, 4 Les Belles Lettres , París , 1960, T r ad. F es tugièr e. 14 gegum nas m ena : s e tr ata del ej er c ic io de gim nas ia que s e r ealiza des nudo. FUENT E: T RADICIONES DEL M UNDO http://www.webis lam .c om /INDEX .HT M Núm er o 188 // 30 de s eptiem br e de 2002 // 23 Raj ab 1423 A.H.

El Festival de Wesak Una Técnica de Contacto Espiritual

“Esf uércense por hacer del Fest iv al Wesak un Fest iv al univ ersal, que sea reconocido como de v alor para todos los credos. En est e Fest iv al dos guías div inos, de oriente y occidente, colaboran juntos y trab ajan en la más estrecha unión espiritual; el Cristo y el Buda emplean este Fest iv al cad a año como punto de inspiración para el trabajo del año p ró ximo . T rat en d e h acer lo mismo. Ent onces, las energías espirit uales est arán excepcionalmente disponibles.” Djw h al Khul ( El T ibetano)

L O S T RES FEST IVAL ES M AY O RES

El es tablec im iento de c ier tos f es tivales im por tantes en r elac ión c on la Luna, y en m enor gr ado c on el zodíac o, r ef or zar á el es pír itu de invoc ac ión c on la r es ultante af luenc ia de inf luenc ias evoc adas . La

ver dad c ontenida en toda invoc ac ión s e bas a en el poder del pens am iento y par tic ular m ente en s u natur aleza, r elac ión y as pec tos telepátic os . El pens am iento invoc ador unif ic ado de las m ultitudes y el pens am iento enf oc ado y dir igido del Nuevo G r upo de Ser vidor es del

Mundo, c ons tituyen una c or r iente s aliente de ener gía. És ta llegar á telepátic am ente has ta es os , Ser es es pir ituales que s on s ens ibles a tales im pac tos y r es ponden a ellos . Su evoc ada r es pues ta em itida c om o ener gía es pir itual, llegar á a s u vez has ta la hum anidad, después de haber sido red u cid a a en erg ía ment al, y en es a f or m a dej ar á s u c or r es pondiente im pr onta en la m ente de los hom br es , impart iéndoles conv icción, inspiración y rev elación. Es to ha oc ur r ido a tr avés de toda la his tor ia del des ar r ollo es pir itual del m undo y és e ha s ido el pr oc edim iento adoptado al r edac tar las Es c r itur as del Mundo. Per m ítanm e indic ar las pos ibilidades que of r ec en tales ac ontec im ientos es pir ituales y tr atar de pr of etizar la natur aleza de los f utur os Fes tivales m undiales . Habr á tr es f es tivales pr inc ipales c ada año, c onc entr ados en tr es m es es c ons ec utivos , que c onduc ir án a un pr olongado es f uer zo es pir itual anual, c uyo ef ec to s e s entir á dur ante un año. 1. El F est iv al d e Pascua. Es el F est iv al del Cristo v iv iente resucitado, el Instructor de los hombres y el G u ía de la Jerarquía espirit u al. Es la exp resió n del Amo r d e Dio s. En ese día será reconocida la Jerarquía espiritual que Él guía y dirige, y se pondrá el én fasis sobre la naturaleza del Amor de Dios. Este festiv al será fijado anualmente de acuerdo a la primera Luna llena de Aries, y constituye el gran Fest iv al cristiano de O ccid en t e.

2. El F est iv al d e W esak. Es el Festiv al del Buda, el Intermediario espiritual ent re Shamballa, el cent ro espirit ual más elev ado, y la Jerarquía. El Buda es la expresión de la Sabiduría de Dios, la Personificación de la Luz y el Que señala el propósito div ino. La fecha será fijada anualmen te de acuerdo a la Luna llena de T auro , así co mo su ced e act u alment e, siendo el gran Fest iv al de Oriente. 3. El Fest iv al de Buena Volunt ad. Será el Fest iv al del espíritu de la human idad que asp ira lleg ar a Dio s, t rat a d e ad ap t arse a la v olunt ad div ina y dedicarse a exp resar co rrect as relacio n es h u man as. Será fijado anualmente de acuerdo a la Luna llena de Géminis. Resumiendo : La nueva r eligión m undial s er á er igida s obr e los c im ientos de la ver dad f undam ental ya r ec onoc ida. En el f utur o, la r eligión s er á def inida por los teólogos c on m ás ex ac titud que has ta ahor a, de la m aner a s iguiente: Religión es el nombre asignado al llamado inv ocador de la humanidad y a la respuest a ev ocadora dada a esa demanda por la Vida Suprema. (La Reaparición de Cristo, Págs. 133/6)

EL F EST IVAL W ESAK PRIM ERA PART E Por Alice A. Bailey

Al es tudiar la s ituac ión m undial pr es ente, s e advier te que, apar entem ente, s e ha per dido el s ec r eto de la s íntes is . La hum anidad es tá dividida, una m itad c ontr a la otr a, el Es te c ontr a el O es te, r aza c ontr a r aza, nac ión c ontr a nac ión. La hum anidad nec es ita volver al antiguo c onoc im iento de que nues tr o planeta, es tá des tinado a dem os tr ar la unidad es enc ial de la hum anidad, que ha de m anif es tar la ener gía de integr ac ión y de c oher enc ia. Cuando es to s e haya r ealizado ver dader am ente, nues tr os ac tuales pr oblem as m undiales s e s oluc ionar án por s i m is m os , y el r itm o bás ic o m undial s er á r es tablec ido y es tabilizado. Des gr ac iadam ente, la hum anidad no tiene, aún, c onc ienc ia gr upal y por ello al hom br e c om ún no s e le puede c onf iar que tr abaj e, piens e y planee par a el gr upo. Los s er es hum anos s on aún dem as iado egoís tas . Es la inm ediata e inm anente pr obabilidad de la r ec ons tr uc c ión m undial y de la r eapar ic ión de Cr is to, que s e vis ualiza m entalm ente c ada año en el F es tival W es ak , dur ante el Plenilunio de m ayo. Los as pir antes deber ían ayudar a llevar adelante los obj etivos de es as G r andes Inteligenc ias que tr atan de ayudar a la hum anidad en es ta époc a, m ediante una def inida c onc entr ac ión en el m om ento del F es tival y f am iliar izar paulatinam ente al pens ador oc c idental de la r ealidad de es ta opor tunidad. Ha llegado el m om ento, en que el O c c idente debe c om pr ender el ver dader o s ignif ic ado de es te ac ontec im iento. A

m edida que los hom br es y m uj er es de buena voluntad c om pr endan y apr ovec hen es ta opor tunidad que br inda el Fes tival W es ak , y que s e alinean c on una deter m inada ener gía Es pir itual, s er án vitalizados y es tim ulados es pir itualm ente por es ta ener gía y c ons iguientem ente, es tar án dis pues tos par a s er vir . Dos f ac tor es s on de s um o inter és hoy. En pr im er lugar : la nec es idad y la as pir ac ión del m undo s on tan gr andes y el pr es ente m om ento tan c r ític o que, hay una or ientac ión gener al, en las per s onas c on tendenc ias es pir ituales , hac ia la idea de una Inter venc ión Divina. La his tor ia m ues tr a el Cam ino de Dios c on r elac ión al s er hum ano y nos gar antiza que el c ontinuo pr ogr es o es tá as egur ado. G r andes m om entos de c r is is han oc ur r ido en todos los per íodos de la his tor ia y en todas las c ivilizac iones . Nos hallam os ahor a en uno de ellos . En todas es tas c r is is , s iem pr e hubo una r es pues ta a la dem anda y en r es pues ta a la llam ada, Dios ha enviado al Maes tr o y Repr es entante que enc ar nó en s í la ens eñanza que r equer ía la er a venider a, pr opagando la nota que c ar ac ter izó el genio de una deter m inada c ivilizac ión. Los dos G r andes Hij os de Dios , Buda y Cr is to s on, uno el c us todio y el otr o el r ec eptor , de es ta bendic ión. Am bos es tán enc ar gados de tr ans m itir a un m undo nec es itado y am bos ac túan c om o tr ans m is or es de es ta Ener gía Es pir itual par a la hum anidad. SEG UNDA PART E

El F es tival W es ak s e lleva a c abo ( de ac uer do c on la c r eenc ia de aquellos que lo obs er van) m ientr as s e pr oduc e un hec ho gr ande y c eles tial; c ons tituye una c er em onia de par tic ipac ión. Es te hec ho puede ac tuar y ac túa en el m undo f ís ic o y tiene s u c ontr apar te f ís ic a. Par alelam ente a la c er em onia s ubj etiva y es pir itual, tiene lugar s im ultáneam ente un ac ontec im iento de c ier ta im por tanc ia en un pequeño valle de T íbet, del otr o lado de los Him alayas . Es allí que s e s upone que tiene lugar la cerem onia terrestre de la Bendic ión y as í m uc ha gente del dis tr ito y de los alr ededor es enc uentr a el c am ino hac ia el valle, c om o per egr inos hac ia la Luz. Luego, a la hor a del Plenilunio, s e r ealiza un s olem ne r itual, que puede s er vis to y r ec onoc ido c on toda c lar idad c om o c ualquier c er em onial en nues tr as gr andes c atedr ales . Un detalle m uy inter es ante r elac ionado c on es te Fes tival y s u r ealizac ión c er em onial en el T íbet, es el hec ho de que m uc hos c r is tianos or todox os , que r ec hazar ían en f or m a abs oluta c ualquier as oc iac ión c on los c r edos budis tas o hinduis tas , s on tes tigos , en s us s ueños , de es ta c er em onia. Cuando un s ueño es s im ilar m ente r egis tr ado por dis tintas per s onas , en todas par tes del m undo, c uando los detalles del s ueño s on idéntic os y c uando s e des c ubr e que el s ueño es tá bas ado s obr e un deter m inado c er em onial que tiene lugar en es e m om ento, ello c r ea s egur am ente, un am plio c am po de dis c us ión, un m otivo par a

evoc ar un inter és y quizás evidenc ia el tes tim onio de un ac ontec im iento r eal. El su eño, leyenda o acontecimien to, puede ser descrito como sigue: "Exist e un valle situado a una altura b ast an t e elevad a al p ie d e lo s Himalayas Tibetanos. Este valle está rodeado por altas montañas a ambos lados con excepción del nordest e, en donde hay una estrecha abert ura. El valle tiene la forma de un ánfora en focada hacia el noreste, ab riéndose considerablement e hacia el Sur. Hacia el ext remo Nort e y cerca de la embocadura del án fora se halla una gran ro ca plan a. No h ay árb o les n i arb u st o s en el valle, el cuál está cubierto con una especie de past o grueso, pero las laderas de las montañ as están cubiertas de árboles. En la fech a del Plen ilunio de Mayo empiez an a af luir peregrinos de todos los dist ritos próximos; Los santos hombres y mujeres, los lamas llegan al Valle y ocupan la part e sur y media dejando el extremo noreste relativamente libre. Allí (según la leyenda) se congrega un grupo de aquellos Grandes Seres que son los cust odios sobre la Tierra del Plan de Dios para nuest ro Plan et a y para la Humanidad. El nombre que le damos a estos Seres no t iene gran importancia, el creyente cristiano pref erirá hablar de Cristo y Su

Ig lesia, y L o s con siderará part e d e esa Gran Nube de test igos que garantizan a la humanidad la salvación definitiva. Los eso térico s del mundo pueden llamarlos, los Maestros de Sabiduría, la Jerarquía Planet aria, q u e en su s diversos grados est án regidos y guiados p o r Crist o , el Maest ro de Maest ros, d e Ángeles y de Seres Humanos por igual; o pueden también llamarlos los Rish is de las Escrit u ras Hind úes, o la Sociedad d e Mentes Iluminadas, según la en señ an za tibetana. Ellos son los G randes Intuitivos y los Grandes Compañ eros según la presen tación modern a y son el conjunto de la h u man id ad p erf eccio n ad a, q u e han seguido los paso s de Cristo y han penetrado, por nosotro s, en los mist erios, dándonos ejemplo para que hagamos lo que ellos han hecho. Con su Sabiduría, Amor y Conocimiento constituyen una muralla protectora para la hu man id ad y t rat an d e g u iarn o s p aso a paso, (como ellos fueron guiados en su momento) de la oscuridad a la Luz, de lo irreal a lo Real, de la muerte a la Inmortalidad. Este grupo de Conocedores son los prin cip ales p art icip an t es d el F est ival Wesak. Se sit ú an en el co n f ín n o rd est e d el Valle y en círculos concén tricos (de acuerdo al estado y grado de Su desarro llo iniciático, se preparan para un gran acto de servicio.

Fren te a la ro ca, mirando al noreste, están Aquellos Seres que son llamados por su s discípulos "Los Tres Grandes Señores" que son: el Cristo, que se sitúa en el cent ro; el Señor de las Formas Vivien t es, el Man ú , q u e se sit ú a a Su Derecha; y el Señor de la Civiliz ación, que se sitúa a Su izquierda. Los Tres se colocan frente a la roca, en la que descansa una gran copa de cristal llena de agua." Hay un hec ho inter es ante que ar r oj a c ier ta luz s obr e es ta c er em onia y s u r ealidad, es que los que han s oñado que par tic ipaban en ella, es tán s egur os de la ex ac ta pos ic ión que oc upar on en la par te m ás baj a del Valle. Una per s ona que m e la des c r ibió, m e dij o que es tuvo a un lado, j unto a un ár bol en el que es taba atado un c aballo; otr os par ec ían c onoc er m uy bien el lugar en que s e enc ontr aban. Poc os s e daban c uenta que el lugar que oc upaban en el gr upo de obs er vador es , indic aba c on toda c lar idad el es tado de evoluc ión del par tic ipante. “Det rás del Grupo de M aestros, Ad eptos, Iniciados y Colaboradores M ayo res en el Plan de Dios, se encuentran los discípulos y aspirantes del mundo, en sus v arios grados y grupos, “en el cu erp o o fu era d e él” (citan d o a S. Pablo), quien es constituyen en esta época el Nuev o Grupo de Serv idores del M undo. Los que estaban presentes físicamente, llegaron allí por medios comunes. O t ros

est aban presen t es en su s cu erp o s esp irit uales y o t ro s en su eñ o s. El "sueño" que ellos relatan, ¿no podría ser el reconocimiento físico y el recuerdo de un su ceso esp irit u al interno?. Al acercarse el momento de la Luna Llena, se produce una gran quiet ud en la much edumbre, y todos miran al noreste. En t o nces, t ienen lug ar ciert o s mo v imient o s rit uales, en los q ue lo s Grupos de M aestros y Su s Discípulos de todos los grados, ocupan su lugar en posiciones simbólicas, como la estrella de cinco puntas, con Cristo en la cima; O un triángulo con Cristo en el v ért ice superior, o una cruz y otras formaciones conocidas, que tienen un profundo y potente significado. T odo est o se hace mientras se en tonan ciert as palabras y f rases eso t éricas, llamadas mántrams". La exp ect at iva d e lo s asist en t es au ment a y la t ensión se hace mayor, acrecentándose cada vez más. A través de todo el grupo de personas, parece sentirse un est ímulo o vibración potente q u e t iene el ef ect o d e d esp ert ar las almas de los presentes, fusionando el grupo en un todo unificado, elevándolos a un g ran act o de in vo cació n , an sied ad y expectativa espiritual. Es el punto culminante de la asp iración mundial en focada en est e grupo exp ect ant e. Est as t res p alab ras:

in sp iració n , an sia y exp ect at iva, son las que mejor describen el ambiente que rodea a los que asist en a est a Ceremonia en el Valle Secreto. “ El cán t ico y el mo vimien t o rít mico se intensifican cada vez más y todos los participantes y la multitud elevan sus ojos hacia el cielo, en dirección de la angostura del Valle. Unos pocos minutos an tes de la hora exact a de la Luna Llen a puede verse, a lo lejos, un pequeño punto en el cielo, acercándose cada vez más y poco a poco su siluet a se hace más nítida, se definen sus contornos hast a que la forma de BUDA se hace visible. Sentado en posición de loto, envuelto en su manto az af rán, bañado en Luz y Color, y con una mano ext endida bendiciendo. Cuando Buda llega al punto exacto central sobre la gran ro ca, flotando sobre las cabezas de los Tres Grandes Señores, un gran mántram, que se pronuncia una vez al año en el Fest ival, es entonado por Cristo y todos los asist ent es, que se encuent ran en el Valle se postran. Esta Invocación produce una gran vibración o co rrien te de pensamiento, ¡de tal potencia!, que llega, desde el grupo de aspirantes, discípulos e iniciados hast a Dios mismo. Señala el momento supremo del intenso esfuerzo espiritual de todo el año y la vitaliz ación espiritual de la humanidad y

su s ef ect os esp irit u ales d u ran a t ravés de los meses subsiguien tes. El ef ect o d e est a G ran Invo cació n es u n iversal o có smico , y sirve para unirnos con ese Centro Cósmico de Fuerz a Espiritual, del cu al han ven ido todos los seres de la Creación. Se imparte la Bendición y Cristo, como represen t an t e d e la h u man id ad , la recibe para dist ribuirla". As í, s egún la leyenda, Buda vuelve una vez al año, par a bendec ir al m undo, tr as m itiendo a tr avés de Cr is to, nueva vida es pir itual. "Luego... lentamente, Buda se aleja, hast a que nuev amente puede v erse sólo un punto en el cielo que finalmen te desaparece. T odo el ceremonial de la ben d ició n , d esd e su p rimera ap arició n en la lejanía, hast a el momento en que Buda desap arece, t ard a só lo o ch o min u t o s. El sacrificio anual de Buda por la h u man id ad ( p u es v ien e a cost a de u n gran sacrificio) ha terminado y Él retorna nuev amente a ese Alto Lugar donde t rabaja y espera. Año tras año vuelve para bendecir, año t ras añ o la misma ceremo nia se realiz a, año tras año Buda y Su Gran Hermano, Crist o , t rab ajan en la más ínt ima cooperación para el beneficio esp iritual de la humanidad. En estos dos Grande Hijos de Dios, se han concen trado dos aspect os de la Vida Divina. Ellos actúan juntos como cu st odios del más elevado tipo de fuerza

espiritual, a la que la humanidad puede resp o n d er. Median te Buda fluye la Sabiduría de Dios; mediante Cristo el Amor de Dios se manif iest a a la humanidad; est a Sabiduría y est e Amor se derraman sobre la humanidad cada Luna Llena de Mayo". Par a algunas per s onas , ac tualm ente, es te F es tival r epr es enta c ier tas ideas m uy c lar as y def inidas , y of r ec e una gr an opor tunidad. Las ideas que s im boliza pueden enum er ar s e de la s iguiente m aner a: • Primero: Es te F es tival une el pas ado c on el pr es ente de un m odo c om o no lo hac e ningún otr o Fes tival, r elac ionado c on c ualquier a de las gr andes r eligiones del m undo. Repr es enta una ver dad viviente y una opor tunidad pr es ente; en s u m utuo s er vic io a la hum anidad, Buda y Cr is to tr aen es ta unión. T am bién unif ic an O r iente c on O c c idente a la vez que f unden en un todo la tr adic ión c r is tiana c on los c r edos budis tas e hinduis tas , y la as pir ac ión de todos los c r eyentes del m undo de hoy, ya s ean or todox os o no. As í des apar ec en las dif er enc ias r eligios as . • Segundo: Es te Fes tival s eñala el punto m áx im o de Bendic ión Es pir itual par a el m undo. Es un m om ento de ex tr aor dinar ia af luenc ia de vida y es tím ulo es pir itual y s ir ve par a vitalizar la as pir ac ión de toda la hum anidad. • T ercero: Mediante el es f uer zo unido de Cris to y Buda, ac tuando en íntim a c ooper ac ión, en el tr ans c ur s o del Fes tival, s e abr e un c anal de c om unic ac ión entr e la

hum anidad y Dios , a tr avés del c ual el Am or y la Sabidur ía de Dios m is m o pueden f luir a un m undo ans ios o y nec es itado. Hablando simbólicamen te y reco rd ando que los símbolos v elan siempre alguna v erd ad, se puede decir que en el momento del plen ilunio, es co mo si se ab riese co mp let amen t e y rep en t in ament e una puert a, que en otro momento p ermanece cerrad a. A t rav és d e ella lo s asp irant es y discípulos pueden ponerse en contacto co n energías dif íciles d e alcan z ar d e otro modo. M edian te est a puert a se puede llegar a Aquellos que guían a la humanidad, a la v erdad y a la realidad, que en otra circunstancia, no es posible. T odos aquellos que es tán a un lado u otr o de la puer ta pueden valer s e de es ta opor tunidad, y es to oc ur r ir á en f or m a c r ec iente. Dur ante el plenilunio de Mayo, es c om o s i s e abr ier a la puer ta del c ielo –hablando s im bólic am ente— par a es tablec er c ontac to c on aquellas Vidas Mayor es , que s on par a nues tr a J er ar quía Planetar ia, lo que Ella es par a la hum anidad. Una vez que s e ha r ec onoc ido es to, s er á pos ible des ar r ollar una c ienc ia de ac er c am iento hac ia las ver dades y f uer zas m ás pr of undas de la vida oc ultas detr ás del velo. Es to r evelar á la Nueva Er a, y es par te de la ver dader a téc nic a que em er ge del Sender o y del pr ogr es o es pir itual.

Nuevam ente, en es te tiem po ex is te la pos ibilidad de gr andes ex pans iones de c onc ienc ia, las c uales s on im pos ibles en otr os m om entos . Los discípulos e iniciados de todas part es pueden ser ayudados y estimulados espiritualmente en la realiz ació n d e aq u ellas g ran d es et apas que llamamos iniciaciones y que permiten al hombre penetrar un poco más profunda y conscientemente en los mist erios del Reino de Dios. Volvam os al es c enar io de los Him alayas . "Cuando Buda ha desaparecido, la multitud se pone de pie, el agua de la copa es dist ribuida en pequeñas porciones a los Maest ros, Iniciados y d iscíp u lo s, y lu eg o ello s ret o rn an al lugar del servicio. La multitud bebe el agua, en copas o jarros que han traído y la co mparten con los demás. En esta magnífica “Ceremonia del Agua” se n o s p resen t a en f o rma simb ó lica la Nueva Era de Acuario, que est á ya en el umbral. La era de “Acuario”: la del "Aguador", como dijo Cristo en ese episodio que precedió al servicio de comunión iniciado por Él. Esta Ceremonia perpet úa para nosotro s el hecho de la universalidad del Amor de Dios, la necesidad de nuest ra purificación individual y la oportunidad de compartir con cada uno lo que pert enece a todos. El agua, magnetizada por la presencia de Buda y de Cristo, contiene ciertas

propied ad es y virt udes que ayudan y curan. Bendita así, la multitud se disp ersa silen cio samen t e, lo s Maest ros y d iscípulos regresan co n ren o vad a f u erz a para cu mp lir o t ro añ o d e servicio en el mundo". La Cer em onia de W es ak es des de el punto de vis ta es pir itual, el ac ontec im iento m ás im por tante en nues tr o planeta, s iendo el tes tim onio m ás ef ic az del ac ontec im iento que c aus a el m ayor ef ec to s obr e la hum anidad. Su inf luenc ia s iem pr e s e “ s iente” , aunque la m ayor ía de las per s onas lo ignor en. Es to s e pr oduc e c uando apr enden a alinear s us per s onalidades c on s us alm as . Es tos gr upos de as pir antes pueden entr ar en c ontac to c on el m undo s ubj etivo de es tas Inteligenc ias por inter m edio de dos puntos f oc ales : Buda, r epr es entante del c am po de las r ealidades es pir ituales s ubj etivas que nos r odean, y Cr is to, r epr es entante del m undo de las as pir ac iones hum anas . F inalm ente, puede dec ir s e que en un c ier to per íodo del año, la Logia de los Maes tr os s e r eúne en as am blea de todos los m iem br os . Es te tér m ino "Logia" no es m ás que una f or m a de des ignar es te c uer po de dis c ípulos y c olabor ador es que el c r is tiano llam a "Cris to y s u Igles ia". En es te período que c oinc ide c on la Luna Llena de Mayo y la F ies ta de W es ak los Maes tr os s e r eúnen por tr es r azones es enc iales : Desean en t rar en co nt act o co n la f uerz a esp irit u al t rasmit id a a n uest ro p lanet a por la mediación de Buda y de Cristo; adap t ar, a las n ecesid ad es in med iat as al trab ajo que queda por hacer para la

human idad y admitir en la iniciación a aquellos que est án preparados y est imular a su s d iscíp u lo s en v ist as a un serv icio y una activ idad más eficaces.

T ERCERA PART E G r andes palabr as de r ec ons tr uc c ión es tán s iendo em itidas des de el “Lugar Secret o del Altísimo” palabr as que no deben c aer en oídos s or dos , s ino im puls ar la ac tividad de quienes pueden r es ponder y quier en r es ponder . Una de es tas G r andes Palabr as s e dif unde en c ada Plenilunio de W es ak . El per íodo del Fes tival W es ak s e ha ex tendido últim am ente a c inc o días de tr abaj o y s er vic io; es dec ir , los dos días anter ior es , el m is m o día del F es tival y los dos días s iguientes . La hor a ex ac ta del F es tival W es ak es en s í m is m a de gr an im por tanc ia. Los días de pr epar ac ión s e c onoc en baj o el nom br e de "Días de Renunc iac ión y Des apego". El día del Fes tival s e llam a "Día de Salvaguar dia" y los dos días s iguientes s on los "Días de Dis tr ibuc ión". Es to ex ige c inc o días de intens o es f uer zo en el s er vic io que nos c onduc e a r enunc iar a todo lo que pudier a dif ic ultar nues tr a ef ic ac ia c om o s er vidor es y c anales par a la Ener gía Es pir itual; es to s ignif ic a que, des pués de la debida pr epar ac ión, dedic ac ión, y es f uer zo as c endente, dur ante los dos pr im er os días , el día del F es tival nos c ons ider am os s im plem ente c om o r ec ipientes par a c ontener la m áx im a c antidad de ener gía es pir itual que podam os ac eptar .

Com o c anales , debem os es tar pr epar ados a olvidar nos de nos otr os m is m os en el s er vic io de alc anzar , abs or ber y c ons er var es ta ener gía par a toda la hum anidad. Hem os de apr ender a c ons ider ar el día del Fes tival c om o un día de s ilenc io s ubj etivo y de paz inter na que s e pueden m antener ininter r um pidos aunque al m is m o tiem po s ir vam os a los dem ás , en palabr a y ac c ión. Dur ante es e día s ólo dos pens am ientos deben oc upar nues tr a c ons tante atenc ión. Es tos s on: Las nec es idades de nues tr os s em ej antes y la nec es idad de pr oveer un c anal gr upal, por el c ual las f uer zas es pir ituales pueden es tar dis ponibles . Debem os tr atar de per m anec er c ons tantem ente en la Luz del Alm a y debem os tr abaj ar c om o Alm as , c uyo inter és es tá s iem pr e c on el gr upo y no c on el individuo, y c uya c onc ienc ia es la del todo y no la de la parte. Dur ante los dos días s ubs iguientes , el f oc o de nues tr a atenc ión s e dir igir á hac ia el m undo ex ter no y nues tr o es f uer zo s e or ientar á hac ia la dis tr ibuc ión de la ener gía es pir itual que habr em os podido c aptar . Se r equier e un es f uer zo gr upal y c ada uno de nos otr os y aquel que per c iba la vis ión, puede ayudar . Nadie es dem as iado ins ignif ic ante o dem as iado im por tante par a es te s er vic io, por que es el c onj unto de todas las vehem entes as pir ac iones , lo que f inalm ente tr aer á la bendic ión. T odos podem os hac er algo par a s oluc ionar la pr es ente s ituac ión y apr es ur ar el

advenim iento de un per íodo de paz y buena voluntad. Sin em bar go, no tr abaj am os par a una m eta lej ana, s ino que tenem os dos obj etivos pr inc ipales : • Primero: Rom per un r itm o antiguo y es tablec er otr o nuevo y m ej or . Par a es to, el tiem po es un f ac tor im por tante y que debe tener s e pr es ente. El m al y las c alam idades es tán a punto de pr ec ipitar s e, per o el m al que s e avec ina puede s er dis ipado y el peligr o de des as tr e des viado. El F es tival W es ak of r ec e una gr an opor tunidad de invoc ar y evoc ar aquellos poder es que pueden im pedir lo y tr aer el bien. • Segundo: Mezc lar y f us ionar las unidas as pir ac iones de todos , en c ada plenilunio y es pec ialm ente en el de W es ak , de m odo que el c anal es té lim pio y s e es tablezc a el c ontac to entr e el Nuevo G r upo de Ser vidor es del Mundo, c om pues to por todos los ver dader os dis c ípulos , as pir antes , hom br es y m uj er es de buena voluntad, c ualquier a que s ea s u c r edo o nac ionalidad, c on la J er ar quía de los Dis c ípulos de Cr is to que es per a. Una vez es tablec ido per m anentem ente es te c anal y habiendo un gr an núm er o de hom br es y m uj er es que s e den c uenta y per c iban s u f unc ión y pos ibilidades , s er á m ás f ác il par a la ver dad es pir itual im pr es ionar la c onc ienc ia públic a y s e ver á s im plif ic ada la or ientac ión de la opinión públic a por el Cr is to y la J er ar quía de Maes tros .

T odos los as pir antes Mundiales , es tán r ealizando en la ac tualidad, el es tablec im iento de es e c anal. LA G RAN INVO CACIO N Desde el punto de Luz en la M ente de Dios, Q u e afluya luz a las mentes de los hombres; Q ue la Luz descienda a la T ierra. Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios, Q ue afluya amor a los coraz ones de los hombres; Q u e Crist o* ret o rne a la T ierra. Desde el centro donde la Vo luntad de Dios es conocida, Que el propósito guíe a las pequeñas v oluntad es de los hombres, El propósito que los M aestros conocen y sirv en. Desde el centro que llamamos la raz a de los hombres, Q ue se realice el Plan de Amor y de Luz Y selle la puert a donde se halla el mal. Q ue la Luz , el Amor y el Poder restablez can el Plan en la T ierra.

FUENT E: BUENA VO LUNT AD M UNDIAL

Los siguient es links, los guiarán hacia más información relacionada con el tema.

Ex tr ac tos s obr e T aur o- W es ak W es ak : La Luna Llena de Buda El F es tival de W es ak : Una T éc nic a de Contac to Es pir itual For m a de m editac ión par a us ar al tiem po del plenilunio Par a s er inc luido en nues tr a lis ta de e- m ail, o en c as o de r equer ir m ater iales adic ionales , le r ogam os c ontac tar nos en la s iguiente dir ec c ion elec tr onic a: newyor k @luc is tr us t.or g e- panf letos

NOTICIAS DE LA CIENCIA Y LA TECNOLOGIA

-SE SECUENCIARA EL GENOM A DE UN M ARSUPIAL - APARAT O Q UE EST ERIL IZ A AIRE CO NT AM INADO - EXIST IO AG UA L IQ UIDA SO BRE M ART E ahora la mejor herramienta de la que disponemos para comprender los - SE SECUENCIARA EL GENOM A DE UN M ARSUPIAL: La La rg e- Sca le Sequencing Resea r c h Net w o r k, una r e d a po y a da po r e l Na t io na l H uma n Geno me Resea rch Inst it ut e, empezará este año a secuenciar el genoma de una do c e na de nuev o s o r g a nismo s. Ent r e lo s candidatos se encuentra el primer ma rsupial, un animal con el que compartimo s un antecesor común que vivió hace 130 millones de a ño s. La comparación de la secuencia del genoma huma no c o n la de o t r o s o r g a nismo s no s permite identifica r reg io nes de similitudes y diferencias, lo que nos proporciona pist as so bre la estructura y función de nuest ros g enes. La ha bilida d de ha cer co mpa ra cio nes entre una amplia muestra de genoma s es por

componentes genómicos que afectan a la sa lud huma na . El primer ma rsupial cuyo genoma será secuenciado es una zarigüeya sudamericana g r is, de c o la c o r t a ( M o no de lphis do mest ica ) . Da do que su líne a e v o lut iv a se a pa r t ó de la nuestra hace 130 millones de años, nos proporcionará un interesante punto medio en nue st r o s e st udio s c o mpa r a t iv o s. Cie r t o s ma míferos, como el ratón, se separaron de no so tro s ha ce 7 5 millo nes de a ño s, mientra s que los pájaros, parientes no ma míferos, se a pa r t a r o n de nuest r a líne a e v o lut iv a ha c e entre 300 y 350 millones de años.

Lo s ma rsupia les so n a nima les único s po rque sus cría s na cen dura nt e una f a se muy prima ria de su desa rro llo . P o r eso deben seguir creciendo dentro de una bolsa protectora, permaneciendo siempre junto a sus ma dres, que lo s a liment a n. So n pues o r g a nismo s muy a de c ua do s pa r a inv e st ig a c io nes so br e e l desa r r o llo bio ló g ic o inicia l. El M o no delphis es ta mbién el único a nima l co no cido que puede pro ducir mela no ma s debido a la a cció n en so lita rio de la luz ultravioleta, un tipo de cáncer de piel que a f e c t a a lo s huma no s que se v e n dema sia do e xpue st o s a lo s r a y o s so la r e s. Conocer su genoma nos permitirá aprender so bre la ba se mo lecula r del mela no ma y su progresión, así como explorar el desa rrollo de nue v a s t e r a pia s y t r a t a mient o s preventivos. Ade má s de la z a r ig üe y a , e st e a ño se inicia r á n secuencias del genoma de cuatro hongos ( Ca ndida a lbic a ns, Ca ndida t r o pica lis, Lo dde r o my c e s e lo ng ispo r us, y a c c ha r o my c e s cerevisiae RM 11-1A), algunos de los cuales so n impo rt a nt es pa ra t ra t a r la sa lud huma na. Se espera asimismo que se complete la secuencia del genoma del perro, la de la v a ca , la del po llo y la del ma ca co rhesus, y que se inicie la de v a rio s insecto s (co mo el Tribolium cast aneum) , un erizo de ma r ( St r o ng y lo c e nt r o t us purpura t us) , v a r io s g usa no s ( Ca e no r ha bdit is r e ma ne i, Ca e no r ha bdit is j a po nic a y CB 5 1 6 1 Ca enorha bdit is sp. 1), y de varia s especies de la mo sca de la fruta (Dro so phila simula ns, Dro so phila y a kuba , Dro so phila w illisto ni, Drosophila ananassa e, Drosophila erecta, Dro so phila g r imsha w i, Dro so phila mo ja v ensis y Dro so phila v irilis). Ta mbién será secuenciado el gusa no plano Schmidtea mediterra nea , co no cido po r su ha bilida d de

regenerar un individuo completo a partir de una sección cortada del cuerpo. Info rma ció n a dicio na l en: ht t p: //w w w .a ma zing s.co m/ciencia /no t icia s/0 5 0 3 0 4 a . ht ml

-APARATO QUE ESTERILIZA AIRE CONTAM INADO: Científicos e ingenieros de la Univ ersity a t B uffa lo ha n desa rro lla do un dispositivo que, en pocos minutos, puede dest ruir de forma segura y económica los agentes biológicos que se hallen en el aire de g r a ndes e dif icio s. El a pa r a t o , lla ma do B ioB low er, tiene aplicaciones diversas, dest acando la erradicación de patógenos como el ántrax, la viruela, la tuberculosis, la gripe y otras especies tóxicas aéreas.

Cua ndo e n o c t ubr e de 2 0 0 1 se det e c t ó la presencia de ántrax en el Hart Senate Office B uilding de Wa shing t o n, D.C., el edificio tuvo que se cerrado durante varios meses para proceder a su descontaminación segura. Con un sist ema como el B ioB low er, esta operación se puede hacer en escaso s minutos. El sist ema dest ruy e lo s pa t ó g eno s media nt e el calentamiento rápido del aire contaminado, y puede ser empleado como unida d de purifica ció n po rtá t il, a utiliza r en c ua lquie r lug a r do nde se ha y a pro ducido un a t a que bio ló g ic o . Ta mbién puede se r inst alado de ma nera permanente, formando parte del sist ema de circulación del aire, para ser activado en cuanto se detecten bio t o xina s.

La UB ha so licitado la correspondiente patente y espera comercializar pronto su inv e nt o a t r a v é s de una c o mpa ñía lla ma da B 3 . Existe un claro mercado para este tipo de a plica cio nes. Po r ejemplo , lo s ho spita les necesitan ma ntener su aire permanentemente limpio , co mo ta mbién lo s centro s de ma ndo milita res y o t ra s insta la cio nes situa da s en el c a mpo de ba t a lla , suj e t a s a a t a ques de t o do tipo . El B ioB low er, como se ha dicho, dest ruye los a g entes bio ló g ico s media nte la esteriliza ció n del aire, explica Jim Ga rvey, coinventor del sist e ma j unt o a J o hn Lo r di, J a me s D. F e lske y J o seph C. M o llendo rf . Represent a un pa so a de la nt e muy impo r t a nt e , f r e nt e a la a c t ua l tecno lo g ía que utiliza filtro s de pa pel especial. Estos filtros atrapan las grandes esporas aéreas pero deben ser reemplazados frecuentemente, alma cenados con mucho c uida do y po st e r io r ment e dest r uido s. El B ioB low er, en cambio, no posee filtros que deba n ser ca mbia do s y su ma nt enimient o es mínimo . Dest ruye de forma indiscriminada y directa cualquier biotoxina que se halle en el aire, calentando de forma extrema el gas. La s prueba s que se ha n rea liza do indica n que puede dest ruir el 99,9 por ciento de las esporas en forma de aeroso les de un símil benig no de á ntra x, el B a cillus g lo bicii (B g ) . Estas esporas so n el estándar de las biopruebas en el laboratorio. Si un sist ema puede eliminar estas bacterias tan resistentes, entonces puede acabar con cualquier toxina biológica que se halle en el aire. A t e mpe r a t ur a s de 5 0 , 1 0 0 y 1 5 0 g r a do s c e nt íg r a do s, la ma y o r ía de la s e spo r a s no

suf r e da ño s. P o r e nc ima de 2 0 0 g r a do s, sin emba rg o , una expo sició n de miliseg undo s es capaz de ma tar al 99,9 por ciento de ellas, en una so la pa sa da . El aire es calentado mediante compresión mecánica, un método que incrementa la temperatura de un volumen de gas de forma unif o r me y c a si inst a nt á nea . Es un e f e c t o que podemo s apreciar en un neumático cuando ést e es hincha do , ca lent á ndo se rá pida ment e. Se pro duc e una c o mbust ió n química , y la s esporas so n quemadas por completo. En un edificio, el sist ema hace pasa r el aire c o nt inua ment e a t r a v é s de é l, a se g urá ndo se de que la s t o xina s bio ló g ic a s j a má s v a y a n má s a llá de un á r e a a isla da . Info rma ció n a dicio na l en: ht t p: //w w w .a ma zing s.co m/ciencia /no t icia s/0 5 0 3 0 4 b. ht ml

-EXISTIO AGUA LIQUIDA SOB RE M ARTE: M isión cumplida. O casi. La principal razón por la que los robots americanos Spirit y O ppo r t unit y f ue r o n e nv ia do s a l P la ne t a Rojo, hallar pist as que permitan confirma r la pa sa da exist encia de a g ua líquida , ha sido y a sa t isf echa po r lo s result a do s o bt enido s, principalmente en M eridiani Planum. Lo s científicos tienen ahora suficientes indicios para señalar que el afloramiento de rocas que se halla junto al lugar de aterrizaje del ro bo t O ppo rt unit y est uv o un día empa pa do e n a g ua líquida .

No puede decirse que ello haya sido una so rpresa , puest o que so n múlt iples la s pist a s

que se ha n a cumula do dura nt e lo s últ imo s a ño s, o bt enida s principa lment e desde la ó rbit a , y que y a no s ha cía n pensa r que ha ce tiempo M a rte experimentó períodos húmedos, probablemente recurrentes. Sin e mba r g o , lo s r o bo t s M ER f ue r o n e nv ia do s a l pla net a pa ra busca r la s prueba s def init iv a s, y parece que éstas por fin han empezado a ver la luz. Dura nt e la s últ ima s sema na s, lo s inv e st ig a do r e s ha n a c umula do suf ic ie nt e s evidencias de que el afloramiento de rocas que a do rna el punto de a t erriza je del Opportunity, un hallazgo casual pero no por ello menos importante, estuvo en el pasa do inme r so e n a g ua líquida . En la a c t ua lida d, este elemento se halla en forma de vapor de agua en la atmó sf era, en escasa cantidad, o en forma de hielo en los polos ma rcianos. En un mo ment o det ermina do de la hist o ria del planeta, sin embargo, los científicos creen que se encontraba también en estado líquido, contribuyendo a crear unas condiciones aptas para la presencia de la vida. Esto no quiere decir que ésta existiera, pero sí que la v ida , a l meno s t a l y co mo la conocemos, hubiera podido desa rrollarse en t a les circunst a ncia s. El r o bo t O ppo r t unit y ha e xplo r a do a conciencia el afloramiento de rocas, en particular la sección que llama n El Capitán, la cual tiene un aspecto má s que interesante. Sus inst rument o s ha n medido la co mpo sició n química de t a les ro ca s, ha n f o t o g ra f ia do su a pa r iencia , y ha n a po r t a do suf ic ie nt e inf o rma ció n co mo pa ra co nf irma r que a lg una vez estuvieron en contacto con agua líquida. En el mo mento presente, los científicos aún no sa ben si se trataba de agua subterránea, o

si era un cuerpo de agua superficial, como un o c é a no o un la g o . En lo s pró ximo s día s, int e nt a r á n a v e r ig ua r si dic ha s r o c a s, a de má s de v e r se e xpue st a s a a g ua t r a s su f o r ma c ió n, fueron originalmente creadas a partir de la precipitación de minerales (sedimentación) e n e l f o ndo de un ma r o la g o sa lino . El O ppo r t unit y ha pa sa do la ma y o r pa r t e del t iempo de est a s t res últ ima s sema na s revisando el afloramiento rocoso de forma general, para pasa r después a realizar a ná lisis má s co mpleto s en punto s especialmente atrayentes. Por ejemplo, su e spe c t r ó met r o de r a y o s- X ha e nc o nt r a do una alta concentración de azufre, principalmente en forma de sa les de magnesio y hierro, u o t r o s sulf a t o s. El espectrómetro alemán M o essbauer y el espectrómetro de emisiones térmicas también han encontrado evidencias de la presencia de sulfatos. En la Tierra, las rocas con tantas sa les como esta roca ma rciana se han f o r ma do e n a g ua o , después de su f o r ma c ió n, ha n sido g ra ndement e a lt era da s po r una la r g a e xpo sic ió n a l a g ua . Su apariencia física sugiere asimismo un pa pel pro t a g o nist a pa r a e l a g ua . La c á ma r a micro sco pio del O ppo rtunity no s ha enseñado numerosa s muescas de un centímetro de largo y una cuarta parte de e st a c if r a de a nc ho , o quizá meno s, c o n o r ient a c io nes a le a t o r ia s. Est a t e xt ura e s típica de aquellos lugares en los que se forman crist ales de minerales (sales), en el int e r io r de r o c a s sit ua da s dent r o de a g ua sa lina. Cuando los crist ales desa parecen má s tarde, por erosión o por que se disuelven en a g ua meno s sa la da , queda n lo s espa cio s vacíos en los que se encontraban.

Se ha n ha lla do pa rt ícula s redo nda s que habían estado integradas en la roca. Por su forma podrían haberse formado en e r upcio nes v o lc á nic a s, c a ída s de met e o r it o s o po r a cumula ció n de minera les pro cedent es de una so lución, dentro de una roca porosa empapada en agua. To do parece indicar que estas esferas tendrían este último origen, ya que no se ha lla n dist ribuida s en ca pa s particulares, pero su verdadero origen aún está en estudio. La s rocas muestran capas que se encuentran e n un det e r mina do á ng ulo r e spe c t o a la s ca pa s principa les. Est o puede ser debido a la acción del viento o del agua, favoreciéndose la seg unda hipó t esis po rque la s imá g enes muestran la acción típica del líquido elemento. Dura nt e la s pró xima s sema na s, a nt es de que el robot sa lga del pequeño cráter en el que c a y ó , lo s c ie nt íf ic o s a pura r á n sus o po rt unida des pa ra a ca ba r de pulir sus idea s so bre el origen exacto de este afloramiento ro co so . Sin duda , est o s descubrimient o s t endrá n una g ra n inf luencia en lo s f ut uro s esfuerzos de exploración del Planeta Rojo, y y a se e st á n pro po niendo div e r sa s a lt e r na t iv a s pa r a la s misio ne s que seg uirá n a ésta en la superficie de M a rte. La búsque da de e le me nt o s o r g á nico s, no prevista durante esta misión, será seguramente contemplada en un futuro cercano. La NASA ya prepara un programa que permita recoger muestras y traerlas a la Tierra para su estudio en los bien equipados laboratorios terrestres. Sólo así podremos tener pist as fiables so bre la época

cronológica durante la cual el agua líquida se mo v ía e n nue st r o v e c ino pla ne t a r io . Info rma ció n a dicio na l en: ht t p: //w w w .a ma zing s.co m/ciencia /no t icia s/0 5 0 3 0 4 c . ht ml -UN HONGO ASEXUAL: El est udio de un a nt ig uo ho ng o , llev a do a c a bo po r inv e st ig a do r e s de la Univ e r sit y o f Ca lif o r nia , en B erkeley, está proporcionando claves para resolver un mist erio esencial de la e v o lució n, y t a mbién po dría a y uda r no s a mej o r a r la pro duc c ió n a g r íco la . -¿ IM ANES NO M ETALICOS? Expertos de la Purdue University han descubierto un ma t eria l po co usua l que po dría llev a rno s a obtener imanes no metálicos, los cuales serían má s ligeros, baratos y fáciles de f a brica r que a quello s que se e la bo r a n c o n meta l. Pa ul G. Wentho ld y sus co leg a s ha n e st udia do una mo lé c ula de hidro c a r bur o cuyos electrones se comportan de ma nera dist inta a como deberían. -UN PASO M AS PARA LA ESPINTRONICA: Físico s de la Univ ersity o f Uta h ha n r e a liza do un impo r t a nt e a v a nc e ha c ia una nue v a g e ne r a c ió n de o r dena do r e s y electrónica má s rápidos y baratos, co nst ruy endo la s primera s "v á lv ula s orgánicas de espín", interruptores eléctricos que integran dos emergentes campos de la t ecno lo g ía : la elect ró nica de semico nduct o res orgánicos y la electrónica de espín, o espintrónica. -DOS NUEVAS ESPECIES DE DINOSAURIOS EN LA ANTARTIDA: El continente helado continúa so rprendiendo a los científicos. Dos equipos de expertos, t r a ba j a ndo simult á ne a ment e e n do s lug a r e s

sepa ra do s, ha n enco nt ra do f ó siles de do s especies de dino sa urio s ha st a a ho ra desco no c ida s. Se t r a t a de un c a r nív o r o y de un herbívoro. Uno fue encontrado en el ma r, y el otro en la cima de una mo ntaña. - ¿ UNA ESTRELLA CERCANA CO N PLANETAS? Lo s a st r ó no mo s de la University of California, en B erkeley, han descubierto la estrella má s cercana y joven do ta da de un a nillo de po lv o a su a lrededo r. Lo s especialistas se preguntan si también posee planetas. - DIAM ANTES ARTIF ICIALES SUPERDUROS: P ro ducir un ma t eria l má s duro que el dia ma nt e na t ura l ha sido un objetivo perseguido durante décadas. Un g rupo de la Ca rneg ie Inst it ut io n ha pro ducido dia ma nt es del t a ma ño de g ema s que so n má s duros que cualquier otro crist al, y c o n una r a pide z 1 0 0 v e c e s supe r i o r a c ua lquie r o t r o mét o do usa do ha st a a ho r a . El pro c e so a br e una nuev a f o r ma de pro ducir crist ales de diamante para electrónica, herramientas de corte y otras aplicaciones indust riales. -REF RIGERADOR CRIOGENICO DE ESTADO SO LIDO : El pe r so na l del Na t io na l Inst it ut e o f St a nda r ds a nd Te c hno lo g y (NIST) ha desa rrollado un refrigerador de estado só lido muy compacto que es capaz de a lc a nza r t e mpe r a t ur a s de ha st a 1 0 0 miliK elv ins. Funcio na elimina ndo lo s electrones calientes, de una forma similar a c o mo a c t úa un a pa r a t o de a ir e a c o ndic io na do po r e v a po r a c ió n. - EL SILICIO PUEDE CO M P O RTARSE COM O UN M ETAL: Un químico de la Univ ersity o f Nebra ska -Linco ln y su equipo ha n descubierto a lg o inespera do . El silicio ,

cuando es so metido a extremos de dimensiones, puede comportarse como un met a l. - EL EXP ERIM ENTO M ATRO SH K A: ¿ Qué puede ser una figura con cabeza y torso de se r huma no , que a c a ba de se r inc o r po r a da a l exterior de la Estación Espacial Internacional (ISS)? La respuesta es la inst a la c ió n e xpe r iment a l e ur o pea M a t r o shka . -LA PARADOJ A DEL HUM O : Seg ún lo s científicos israelíes de la Hebrew University o f J erusa lem, la po lució n del a ire puede inhibir la ca ída de lluv ia . Sin emba rg o , paradójicamente, también hará que la que c a ig a lo ha g a c o n ma y o r int e nsida d, permitiendo la a pa rició n de g ra nizo y aparato eléctrico. -LA CONTAM INACION EN LAGO S DE ALTA M O NTAÑA AUM ENTA CON LA ALTITUD: A pesa r de ser lugares muy a le j a do s de lo s f o c o s de c o nt a mina c ió n, lo s la g o s de a lt a mo nt a ña que se e nc ue nt r a n a mayores cotas están má s contaminados que lo s que se ha lla n a meno r a lt it ud.

-CARB ONO PRIM IGENIO : La ca pt ura de partículas de polvo interplanetario en la estratosfera de la Tierra ha permitido descubrir que e l ma t e r ia l o r g á nico que contienen, carbono, se formó antes del nacimiento de nuestro Sist ema Solar. El ma terial fue analizado por expertos de la Wa shing t o n Univ ersity en St. Lo uis. -UNA NUEVA CLASE DE M ATERIA: Inv est ig a do res f ina ncia do s po r la NASA ha n descubie r t o una e xt r a ña nue v a f a se de la ma teria, llama da condensa do fermiónico.

- DETECTO R DE M INAS REVOLUCIONARIO : Desde que se inv e nt a r o n la s mina s na v a le s e n 1 7 7 6 , la s a rma da s ha n t emido que dest ruy era n sus buques y pa r a liza r a n líne a s de t r a nspo r t e v ita les. Se ha n utiliza do una a mplia g a ma de tecnologías para detectarlas, pero éstas están aún muy lejos de ser perfectas. Sin embargo, un físico de la North Carolina State Univ ersit y ha desa rro lla do un mét o do má s efectivo y simple que promete mucho. -LA ANTIGÜEDAD DE LO S ACUIFEROS DEL SAHARA: H a ce millo nes de a ño s, el M a r M editerráneo era un desierto. En cambio, el Sahara era un paraje verde sa lpica do de la g o s y e st a nque s. La s evidencias de esta época verde se encuentran o c ult a s ba j o la s a r e na s de Eg ipt o y Libia , e n la f o r ma de un e no r me a c uíf e r o de a g ua dulce. -UTILIZANDO AGUA COM O LENTES: Lo s f a brica nt es de semico nduct o res po drá n pro nt o seg uir un nuev o mét o do de producción que les permitirá generar futuras generaciones de chips de ordenador, ha ciéndo lo s má s pequeño s y emplea ndo pa ra ello lo s mismo s equipo s de lo s que dispo nen a ho r a mismo .

-B AILANDO CON LO B O S: Lo s z o ó lo g o s se debaten entre la conservación de los lobos y lo s da ño s que pue de n oc asio na r e n e l g anado. Científico s de la Wildlife Co nserv a t io n Society han desa rrollado un ma pa que es capaz de predecir má s fácilmente dónde a t a c a r á n, pe r mit iendo t o ma r medida s de prevención con tiempo suficiente. Estas medidas servirán para evitar el uso indiscrimina do de t ra mpa s y o t ro s mét o do s de exterminio que amenazan la supervivencia de las diversas especies.

"NOT ICIAS DE LA CIENCIA Y LA T ECNOLOGIA" es un bolet ín semanal grat uito dedicado a la actualidad de las ciencias. Si usted ha recibido este ejemplar por otro s medios, puede su scribirse acced iendo al formulario de la página de soporte: F UENTE: ht t p: //w w w .a ma zing s.co m/ciencia /index.ht ml Editores: M a nuel M o ntes (mmo ntes@ctv.es) / Jor ge M unj e

EL OCULTISMO EN EL LIBRO DE JOB por Alice A. Bailey 3ª Parte

Ahor a nos oc upar em os de la ter c er a etapa, donde Eliu pr oc lam a la venida del lns tr uc tor , la c ual c ontiene el m ens aj e de que ex is ten aquellos que c onoc en y han alc anzado la m eta, pues los que han tr iunf ado es tán pr epar ados par a ayudar a otr os as pir antes a alc anzar el m is m o elevado lugar : "Si tuvier a c er c a de él, algún eloc uente m ediador m uy es c ogido, que anunc ie al hom br e s u deber , que le diga que Dios tuvo de él m is er ic or dia, que lo libr ó de des c ender al s epulc r o, que halló r edenc ión". J ob 33: 23- 24 Es interesan te observ ar aquí algo que frecuentemente se pasa por alto. Job debió en fren tar a su propia alma an tes de que un M aestro o Inst ruct or pudiera rev elársele. T enía que hacer contacto con su propia div inidad interna, su Ego espiritual o Yo, para que un Inst ruct or div ino se ocupara de él y lo ayudara. Este punto nunca es su ficien temente recalcado, pues el esf uerz o de todo aspirante debe ser la búsqueda de su alma, ajustándose a cierto modo de v iv ir, a fin de poder triunfar en ella. Así sab rán que son div inos y procurarán v iv ir div inamente. Es te es el pr im or dial r equis ito par a c ualquier hom br e individual y tam bién par a toda la f am ilia hum ana. Cuando s e ha logr ado es te pr im er c ontac to, entonc es el individuo hallar á al Maes tr o, y el Salvador del m undo s er á c onoc ido y r ec onoc ido por toda la hum anidad. Eliu s e oc upa des pués de la c uar ta etapa. J ob ha alc anzado el punto donde r ec onoc e la dualidad de la m anif es tac ión, r ec onoc iéndos e c om o J ob, el hom br e, la f or m a, el tr iple yo per s onal, s um a total de los es tados m entales , las r eac c iones em oc ionales y el c uer po f ís ic o. Per o tam bién ha enf r entado a s u alm a, ha oído de que él es divino y que nunc a le ha f altado la guía, ( a tr avés de la voz de Dios o de la c onc ienc ia, por las c ir c uns tanc ias o la aplic ac ión s ilenc ios a del s uf r im iento y del dolor ) . Se le ha dic ho que hay una f or m a de es c apar de la pr is ión del m undo, y que ex is ten quienes es tán pr epar ados par a ayudar . Luego s e le as igna la pr im er a par te pr ác tic a de la ins tr uc c ión, y s e lo dic e que es ta dualidad de f or m a y alm a, puede s er unif ic ada, y que ex is te la pos ibilidad de la "unif ic ac ión".

En c ons ec uenc ia, la unión c on el alm a y c on la J er ar quía de alm as , es s u pr óx im o pas o, “ par a c r ear en s í m is m o, de los dos , un s olo y nuevo hom br e". ( Ef . 2:15) . Si puede dar es te pas o y logr ar la unif ic ac ión, habr á r ec onquis tado la belleza y s abidur ía, la liber tad y la alegr ía de es os días en que er a m iem br o del hogar del Padr e, c om o lo des c r ibe Ezequiel. "Su c ar ne, m ás tier na que la de un niño, volver á a los días de s u j uventud". J ob 33:25 El plano f ís ic o tam bién f lor ec er á y el es tado inf antil s e r enovar á. Los r es ultados de es ta unif ic ac ión tam bién le s on ex plic ados c lar am ente a J ob, y Eliu no lo dej a en la ignor anc ia ac er c a de es tos puntos . Ser ía c onveniente enum er ar los : 1. T endr á poder en Dios . "O r ar á a Dios y Es te lo am ar á” 2. Mir ar á la f az de la divinidad y c onoc er á el s ignif ic ado de es a alegr ía que pr oviene la diar ia pr ác tic a de la pr es enc ia de Dios , "Y ver á Su f az c on j úbilo". 3. Dem os tr ar á los f r utos de la r ec titud, y las c ualidades del alm a s e m anif es tar án. “ Y r es taur ar á al hom br e s u j us tic ia” 4. Ates tiguar á es tas ver dades ante los hom br es - el tes tim onio de una vida de s er vic io y de un m ens aj e dado. “ El m ir a s obr e los hom br es , y al que dij er e: Pequé y per ver tí lo r ec to, y no m e ha s ido de pr ovec ho, Dios r edim ir á s u alm a par a que no pas e al s epulc r o, y s u vida s e ver á en Luz". J ob 33:25- 28 Entonc es llega el anunc io tr iunf ante del alm a que ha tr aído bienes tar y f or taleza a las m ultitudes en el tr ans c ur s o de los s iglos , y ayudado a m uc hos a m antener s e f ir m es : "T odas es tas c os as hac e Dios f r ec uentem ente c on el hom br e, par a apar tar s u alm a del s epulc r o y par a ilum inar lo c on la luz de los vivientes " J ob 33:29- 30 Luego s iguen dos c apítulos , donde Eliú indic a a J ob la es tupidez de s u pr im itiva pos ic ión auto s os tenida y el or gullo y pr es unc ión que hizo br otar las palabr as c on que tr ató de j us tif ic ar s e a s í m is m o y r es um ir s u pos ic ión. J ob, per m anec iendo en la luz que af luía de s u pr opia alm a, s e vio c om o r ealm ente er a, y s e dio c uenta de la debilidad y pequeñez de s u es f uer zo. Léas e el Capítulo X X X V c on atenc ión y tóm es e nota de las c om par ac iones que s ir vier on par a pr es entar le a J ob un am plio panor am a, pues s e c r eyó m uy gr ande e im por tante. Eliu ter m ina dic iendo:

"Por es o J ob abr ió s u boc a vanam ente, y m ultiplic ó Palabr as s in s abidur ía". J ob 35:16 Sin em bar go, J ob había ex c lam ado, anter ior m ente: "Ó iganm e, y es per aban, y c allaban a m i c ons ej o. T r as m i palabr a no r eplic aban". J ob 29:2122. Luego Eliú s igue s us c om entar ios c on un m agníf ic o dis c ur s o s obr a la s abidur ía y el poder de Dios en los Capítulos XXXVI y XXXVII, y term ina con es tas líricas y m aravillos as palabr as : "Es c uc ha es to, J ob: Detente y c ons ider a las m ar avillas de Dios . ¿ Sabes tú c óm o Dios las pone en c onc ier to, y hac e levantar la luz de s u nube? ¿ Has c onoc ido las dif er enc ias de las nubes , las m ar avillas del Per f ec to en s abidur ía? ¿ Ex tendis te tu c on Él los c ielos , f ir m es c om o un es pej o s ólido? Mués tr anos qué le hem os de dec ir , por que no podem os or denar las ideas a c aus a de las tinieblas ". J ob 37:14- 16, 18- 19

La voz del s ilenc io c es a y las palabr as de Eliu ter m inan, J ob r ec ibió la ins tr uc c ión nec es ar ia, y nunc a s e da m ás que es o. No s e dij o que pas ó en la m ente de J ob, ni qué oc ur r ió dur ante s u vida en el plano f ís ic o, en es a etapa. De los pos ter ior es ac ontec im ientos , s e pus o en evidenc ia que s e hic ier on aj us tes y s e c ultivó un nuevo punto de vis ta, debido a que al f inalizar el libr o se en cu en t ra an t e el Ún ico Iniciador, per m itiéndos ele oír la voz del Hier of ante de los m is ter ios , pues apr endió s u lec c ión y ya no vio la vida y los ac ontec im ientos c om o en el pas ado. Por humillació n ext ern a y co n t ro v ersia in t ern a d escu b rió su alma. Por el silenciamiento de las v o ces in f erio res, escu ch ó la Vo z q u e le t rajo el men saje d e la u n ió n co n el alma. Ap rendió cuál era el obstácu lo para su progreso y cómo su orgullo le ocultó la v erdad y la realidad. Ahora está an te el portal del Sendero , en fren tando la realidad . Lo que es v erd ad resp ecto a Job, también lo es resp ecto a la human idad co mo un todo, en esta era de la historia del mundo. El v alle de la humillación fue atrav esado. El orgullo por nuestra tan jactada civ ilización recibió un sev ero golpe con la guerra mundial. El as pec to per s onalidad del r eino hum ano, des de el punto de vis ta em oc ional, m ental y f ís ic o, no s atis f ac e el des eo de la hum anidad por una nor m a de vida- m ás am plia, gr ande y es pir itual.

La hum anidad s e halla ante la Pr es enc ia, El Ángel todavía no habló, per o los hom br es es c uc han y es per an. Cuando s ur j an las palabr as , s egur am ente enc ar nar án las m is m as ideas y tr aer án la m is m a ens eñanza que le s ir vió a J ob. "Hombres, v o so tros so is div inos. Existe un camino de liberación. Que el orgullo y el razonamien to no les impide el reconocimiento de esta realidad div ina". El dr am a del libr o de J ob llega ahor a a s u c ulm inac ión. Un nuevo e ir r evoc able pas o f ue dado por J ob, em er giendo el hom br e nuevo c on una nueva vis ión y un nuevo m odo de vivir c on un c onj unto de valor es totalm ente nuevos . F ue r eor ientado y tr ans f or m ado. Pas ó a tr avés de las etapas de la hum illac ión ex ter na y de la c ontr over s ia inter na. O yó la voz de s u pr opia alm a y s ilenc ió toda s atis f ac c ión por s us pos es iones e inf luenc ia m undanas , y tam bién s u pos ter ior r ebelión c ontr a las apar entes m edidas inj us tas del des tino. Se le ex plic ó qué obs tác ulos , le im pidier on par tic ipar plenam ente de la bendic ión de la herenc ia de todos los Hij os de Barac hel, el Buzita, de la es tirpe de Ram . Adem ás s e lo otor gó una vis lum br e de la natur aleza del Cam ino y pr es tó atenc ión a la voz de s u Ins tr uc tor . Ahor a s e enc uentr a ente el por tal de la ilum inac ión, y es per a oír lo que el Señor le dirá. El gr an Ser , ante el que per m anec e hum ildem ente, es el Hier of ante de los Mis ter ios . Aquel que abr e el por tal a tr avés del c ual tienen que pas ar quienes tr atan de hollar el Cam ino. Es nom br ado m uc has vec es en la Biblia, y s iem pr e apar ec e c uando s e abr e un nuevo c am po de s er vic io y s e inic ia una nueva em pr es a. El dis c ípulo hac e c ontac to c on Él c uando es tá pr epar ado par a s om eter s e e una nueva ex pans ión de c onc ienc ia, que lo inic iar á en un nuevo c ic lo de vida es pir itual. T am bién s e le apar ec ió a Mois és en Egipto, y le or denó guiar a los hij os de Is r ael al país de Canaán ( ex . 3:2- 7) . Lo r eem plazó J os ué ante los m ur os de J er ic ó, y c om o Capitán de las hues tes del Señor , c onduj o al pueblo a la vic tor ia ( J o. 13- 15) . Is aías lo vio elevado y as c endido, y ex c lam ó al ver lo "¡Ay de m í que s oy m uer to¡ por que. . . han vis to m is oj os al Rey, J ehová de los ej ér c itos ". ( ls . 6- 5) . Per o a El le f ue dado un m ens aj e y una pr of ec ía que han dir igido y ayudado a m illar es a tr avés de los s iglos . J er em ías tuvo una ex per ienc ia s im ilar ( l: 4- 9) y Daniel ( 10) tam bién, m ientr as que en la er a c r is tiana tanto Pablo c om o J uan, los dis c ípulos am ados , enf r entar on a s u Señor , que los inic ió en el Reino del Es pír itu y entr ar on en la ex per ienc ia que llam am os "la

vida de s er vic io". ( Véas e: Hc h 15 y Apoc . l:lO - 19) . J ob, libr e del yo y de la m ezquindad, llega ente la Pr es enc ia y r ec ibe de labios del inic iador , una ens eñanza e ins tr uc c ión que - en c uatr o m ar avillos os c apítulos - abar c a toda In ver dad oc ulta. La m ayor par te del Libr o de J ob tr ata s obr e s us s entim ientos , em oc iones y r eac c iones , y del m undo de los ef ec tos y las c ons ec uenc ias . Per o ahor a s om os c onduc idos al m undo de las c aus as . El Señor pr oc lam a la inm utabilidad de la Ley y el hec ho de que la natur aleza es tá r egida por es a ley, y pr ogr es a en s u debido or den. F undam entos , m edidas , divis iones y f uer zas pas an ante nos otr os , y el gr an todo es tá pic tór ic am ente des c r ito en un lienzo planetar io. Entonc es s e s abe que el hom br e no es m ás que un átom o y s ólo par te de es a gr an f or m a. El c ontr as te entr e el ins ignif ic ante c onoc im iento del hom br e y la m aj es tad, el poder y la inex plic able s abidur ía de Dios , es pues to de r elieve en las palabr as que s ur gen de un gr an ór gano, c om o s onidos . Continuará

LA T ABL A ESM ERAL DA o ESM ERALDINA ( de Hermes T rismegist o) T ext o latino de origen mediev al, y su traducción o adaptación al español.

Ver um s ine m endac io, c er tum et ver is s im um : quod es t inf er ius es s ic ut quod es t s uper ius , et quod es s uper ius es s ic ut quod es t inf er ius , ad per petr anda m ir ac ula r ei unius .

Ver dader o, s in f als edad, c ier to y m uy ver dader o: lo que está de abajo es como lo que está arriba, y lo que está arriba es como lo que está abajo, para realizar el m ilagro de la Cosa Única.

Et s ic ut om nes res f uerint ab uno m ediatione unius , s ic om nes r es natae f uer unt ab hac una r e, adaptatione.

Y así como todas las cosas provinieron del Uno, por mediación del Uno, así todas las cosas nacieron de esta Única Cosa, por adaptación

Pater eius es t s ol, m ater eius luna; por tavir illud ventus in ventr e s uo; untrix eius terra es t.

Su padre es el Sol, su madre la Luna, el Viento lo llevó en su vientre, la T ierra fue su nodriza.

Pater om nis teles m i totius m undi es t hic . Vis eius integr a es t, s i ver s a f uer it in terram .

El Padre de toda la Perfección de todo el Mundo está aquí. Su fuerza perm anecerá íntegra aunque fuera vertida en la tierra.

Separ abis ter r am ab igne, s ubtile a s pis s o, s uaviter , c um m agno ingenio.

Separarás la Tierra del Fuego, lo sutil de lo grosero, suavemente, con mucho ingenio.

As c endit a ter r a in c oelum , iter um que des c endit in ter r am . Et r ec ipit vim s uper ior um et inf er ior um .

Asciende de la Tierra al Cielo, y de nuevo desciende a la Tierra, y recibe la fuerza de las cosas superiores y de las inferiores.

Si habebis gloriam totius mundi. Ideo fugit a te omnia obscuritas.

Así lograrás la gloria del Mundo entero. Entonces toda oscuridad huirá de ti.

His est totius fortitudinis fortitudo fortis. Quia vincet omnem rem subtilem omnem solidam penetrabit.

Aquí está la fuerza fuerte de toda fortaleza, porque vencerá a todo lo sutil y en todo lo sólido penetrará.

Sic mundus creatus est. Hinc erunt adaptationes mirabiles, quarum modum est hic.

Así fue creado el Mundo. Habrá aquí admirables adaptaciones, c u yo m o d o e s e l q u e s e h a d i c h o .

Itaque vocatus sum Hermes Trismegistus, habens tres partes philosophiae totius mundi.

Por esto fue llamado Hermes Tres veces Grandísimo, poseedor de las tres partes de la filosofía de todo el Mundo.

Completum est quod dixi de operatione solis.

Se completa así lo que tenía que decir de la obra del Sol.