You are on page 1of 48

H .·. P.·. Blavatsky .·.

LOS ANTIGUOS MISTERIOS
POSTRIMERÍAS DE LOS MISTERIOS EN EUROPA

Segú n p red ijo el gr an H er mes en su d iál ogo co n E scu lap io, ha bía lleg ado el ti emp o e n q ue imp íos extr anj ero s a cus ara n a Eg ipt o d e ador ar mon str uos , y que únic ame nte pe rdu rar án las insc rip cio nes gr aba das en la s pied ras de su s m onu men tos , (eni gma s i nin tel igi ble s p ara la post eri dad ), dis per sán dos e s us escr iba s y hi ero fan tes. Los que qu eda ron en Eg ipt o, par a evit ar la pro fan aci ón de los sagr ado s m ist eri os, se re fug iar on en d esi ert os y m ont aña s, don de esta ble cie ron so cie dad es y cong reg aci one s s ecr eta s c omo la de l os Ese nio s.

Los que em igr aro n a la In dia y aun al c ont ine nte ll ama do aho ra Nue vo Mund o, se com pro met ier on con sole mne s j ura men tos a gua rda r sile nci o, y a ma nte ner se cre ta su sabi dur ía, qu e d e e ste mo do que dó como nu nca , o cul ta a l a v ist a d e las gen tes . En e l A sia Ce ntr al y e n l as fron ter as sep ten tri ona les de la Indi a, la vic tor ios a e spa da del disc ípu lo de Ari stó tel es, ba rri ó en e l c ami no de sus co nqu ist as todo ve sti gio de la re lig ión prim iti va; y sus ad ept os tuv ier on que ocu lta rse en lo s r ecó ndi tos rinc one s d e l a t ier ra.

Term ina do el cic lo de *** *, a l os golp es del co nqu ist ado r mace don io, so nó en el rel oj de las raz as, la pr ime ra cam pan ada de l as hor as de la des apa ric ión de l os mis ter ios . L as últ ima s camp ana das em pez aro n a so nar el año 47 ant es de J. C. Ales ia (Ho y S t. Rei ne, Co sta de O ro, en la co nfl uen cia de l O se y de l O ser ain . S u c aíd a e s u n hech o e n l a h ist ori a d e l as Gali as) , l a T eba s d e l os cel tas , tan fam osa po r s us rit os de inic iac ión y por su s m ist eri os, fue, se gún la de scr ibe Ra gon: “L a a nti gua me tró pol i, tumb a d e l a i nic iac ión dr uíd ica y de l a l ibe rta d d e l as G al ias” En e l p rim er sig lo de nues tra er a s onó , p ues , l a ú lti ma hora de lo s m ist eri os. La hist ori a n os mue str a l as G al ias cent ral es sub lev ada s c ont ra el yugo de Ro ma. El pa ís que dó suje to a C ésa r, y f ue apl ast ada la r evu elt a, cuy o r esu lta do fue el d egü ell o y ex ter min io de los habi tan tes de Al esi a, inc lus o e l cole gio sa cer dot al de los dr uid as con tod os sus ne ófi tos ; d esp ués de l o c ual to da la ciu dad fu e saqu ead a y ar ras ada . Algu nos añ os más ta rde pere ció la no me nos fa mos a c iud ad de B ibr act is, cu yo fin de scr ibe Rago n e n e sto s t érm ino s: “ Bi bra cti s, mad re de las cien cia s, ému la de Teb as, Me nfi s y Ro ma, al ma de las pr imi tiv as naci one s d e E uro pa, er a c iud ad famo sa por su co leg io sag rad o d e drui das , s u c ult ura y sus escu ela s, en don de 40. 000 al umn os apre ndí an fil oso fía , l ite rat ura ,

gram áti ca, ju ris pru den cia , medi cin a, ast rol ogí a, arq uit ect ura y ci enc ias oc ult as. T ení a u n a nfi tea tro circ uid o d e c olo sal es est atu as, capa z p ara ci en mil es pec tad ore s, un c api tol io, te mpl os de J an o, Plut ón, Pr ose rpi na, Jú pit er, Apol o, Min erv a, Cib ele s, Ven us y Anub is. En el ce ntr o d e la c iud ad esta ba la nau maq uia co n s u g ran esta nqu e d e c ons tru cci ón incr eíb le, a pro pós ito pa ra simu lac ros na val es. Ta mbi én pos eía un C amp o d e M art e, acu edu cto , fuen tes , b año s p úbl ico s, y mura lla s l eva nta das en lo s t iem pos hero ico s. Tal era la ci uda d d e l a G ali a en d ond e m uri ero n p ara Eu rop a l os secr eto s d e l as ini cia cio nes en los gra nde s m ist eri os de la Natu ral eza , y en su s o lvi dad as verd ade s. Césa r q uem ó l os vol úme nes de la famo sa bib lio tec a d e A lej and ría , (El año 38 9 d e n ues tra er a, la pleb e c ris tia na aca bó de que mar lo que hab ía que dad o; los es tud ian tes de o cul tis mo sal var on muc has ob ras de i nes tim abl e v alí a, per o s e perd ier on par a e l m und o); pe ro la hist ori a, que vi tup era la vand áli ca fec hor ía del ge ner al árab e A mrú s, que co mpl etó la sini est ra obr a d el gra n conq uis tad or, no ti ene pa ra ést e ni u na fra se de opr obi o, a p esa r de q ue fue el in cen dia rio de Alej and ría y el des tru cto r d e c asi la m ism a c ant ida d d e p rec ios os docu men tos en Al esi a y Bi bra cti s. El c aud ill o g alo Sa cro vir se subl evó co ntr a e l d esp oti smo de Roma en el re ina do de Tib eri o; pero co mpl eta men te ven cid o p or Sili o, el año 21 de nu est ra era ,

fue que mad o v ivo co n s us prin cip ale s s ecu ace s a nte la s puer tas de Bi bra cti s q ue los venc edo res en tre gar on des pué s a las lla mas , s in per don ar tod os sus tes oro s d e l ite rat ura y de cien cia s o cul tas . De e sta ma jes tuo sa ant igu a ciud ad, ho y A utu n, que dan al gun os monu men tos , c omo lo s t emp los de Jano y Cib ele s. Pros igu e d ici end o R ago n: Arlé s, fun dad a 2 .00 0 a ños ante s d e J . C ., fue sa que ada en el 2 70. Es ta ciu dad de la s Gali as, re con str uid a 4 0 a ños desp ués po r C ons tan tin o, ha cons erv ado co mo res tos de su anti guo es ple ndo r, el anf ite atr o, el c api tol io, un ob eli sco de gran ito de 17 me tro s d e a ltu ra, un a rco de tr iun fo y l as cata cum bas . Así aca bó la civ ili zac ión c e lto gáli ca. Cé sar , c omo un bá rba ro dign o d e R oma , h abí a y a c ump lid o la d est ruc ció n d e l os ant igu os mist eri os con el sa que o d e l os temp los y col egi os de ini cia ció n y la ma tan za de los in ici ado s y drui das . S ubs ist ió Rom a; per o sólo tu vo los mi ste rio s m enor es , somb ras de la s c ien cia s o cul tas . La g ran in ici aci ón se hab ía exti ngu ido . A pe sar de se r t an doc to y erud ito , n o d eja de in cur rir Rago n e n a lgu nos gr and es err ore s cron oló gic os. Da mos al gun os pasa jes de su ob ra M as one ría ocul ta, po r r efe rir se dire cta men te a n ues tro as unt o: Al h omb re div ini zad o (Her mes ) s uce dió el re y-s ace rdo te (hie rof ant e) Men es, qu e f ue el

prim er leg isl ado r, y f und ó a Teba s, la ciu dad de lo s c ien pala cio s, col mán dol a d e e spl end or. Ento nce s c omi enz a e n E gip to la era sace rdo tal . L os sac erd ote s r ein an y go bie rna n. Díce se que se su ced ier on 329 hier ofa nte s, cuy os nom bre s n o h an pasa do a l a h ist ori a. Pero co mo lle gar an a e sca sea r los gen uin os ade pto s, los sace rdo tes , s egú n a fir ma R ag on, esco gie ron ot ros fa lso s d e e ntr e la t urb a d e e scl avo s, y l os pres ent aba n a la ad ora ció n d e l as masa s i gno ran tes , c oro nán dol os y deif icá ndo los . Cans ado s d e l a o min osa tu tel a a qu e l os sac erd ote s l es ten ían suje tos , r ebe lár ons e l os rey es y conq uis tar on la ple nit ud de su sobe ran ía. En ton ces ad vin o a l tron o S eso str is, el fu nda dor de Menf is (1. 613 añ os, se di ce, an tes de J . C .). A las di nas tía s d e sace rdo tes su ced ier on las de guer rer os. .. Che ops, q ue rei nó de 1178 a 112 2, lev ant ó l a g ran pirá mid e q ue lle va su nom bre . S e le a cus a d e h abe r p ers egu ido a los sace rdo tes y cer rad o l os tem plo s. Esto es co mpl eta men te inex act o, por má s q ue R ag on pret end a d arl e v alo r h ist óri co. La gran pi rám ide ll ama da de C he ops, data al me nos , s egú n e l B aró n d e Buns en, de 5. 000 añ os ant es de J. C. A es te pro pós ito di ce B un sen en su o bra Lu gar de Eg ipt o e n l a Hist ori a u niv ers al, qu e “l os oríg ene s d e E gip to se rem ont an a 9.00 0 a ños an tes de la er a cris tia na” . Y co mo la gra n p irá mid e era el lug ar sag rad o d e l os mist eri os e i nic iac ion es (pu es se

edif icó a est e p rop ósi to) , n o conc uer da con he cho s h ist óri cos comp rob ado s e l s upo ner qu e Cheo ps, si fu e e l f und ado r d e l a gran pi rám ide , p ers igu ies e a lo s sace rdo tes y cer ras e l os tem plo s. Ad emá s, la Doc tri na Secr eta en señ a q ue C he ops pu do cons tru ir cua lqu ier a o tra pirá mid e, per o n o l a q ue lle va su nomb re. L o c ier tam ent e h ist óri co es q ue “a cau sa de una in vas ión etío pe y d e l a c onf ede rac ión [for mad a e n 5 70 ant es de J. C.] por doc e c aud ill os, el ce tro egip cio ca yó en man os de A ma sis, homb re de baj a c una ”, qui en derr ocó el po der sa cer dot al, “per eci end o a sí la ant igu a teoc rac ia que du ran te muc hos sigl os hab ía sos ten ido la co ron a de E gip to en las si ene s d e s us sace rdo tes ”. Ante s d e l a f und aci ón de Alej and ría , e ra Egi pto ce ntr o d e atra cci ón par a l os est udi ant es y filó sof os del mu ndo en ter o, y a este pr opó sit o d ice En nem ose r: ¿Cóm o e s p osi ble qu e s epa mos tan poc o d e l os mis ter ios , n o obst ant e h abe r s ubs ist ido du ran te tant o t iem po, en ta n d ive rsa s époc as y e n t an dis tin tos pa íse s? La m ejo r r esp ues ta es el pro fun do y un ive rsa l s igi lo de los inic iad os, al qu e p ode mos añ adi r la d est ruc ció n y pé rdi da de los text os ref ere nte s a lo s cono cim ien tos se cre tos de la má s remo ta ant igü eda d. Los lib ros de Nu ma, de scr ito s p or Tito Li vio y hal lad os en la tum ba de a que l r ey, tr ata ban de filo sof ía nat ura l; per o n o s e

divu lga ron en su ép oca , a fi n d e que se man tuv ier an en sec ret o l os mist eri os de la rel igi ón naci ona l.. . E l s ena do y l os trib uno s d el pue blo ac ord aro n quem ar dic hos li bro s, com o a sí se hizo . Cass ain me nci ona un li bro , muy con oci do dur ant e l os sig los IV y V, qu e, seg ún tra dic ión , s e atri buí a a Ca m, el hij o d e N oé, que a s u v ez se dec ía hab erl o reci bid o d e J are d, de la cua rta gene rac ión de Se th, hi jo de A da m. Los sac erd ote s e gip cio s ense ñab an tam bié n a lqu imi a; si bien es ta cie nci a e s t an ant igu a como el ho mbr e. Muc hos au tor es opin an que Ad án fue el pr ime r adep to, fi ján dos e e n e l n omb re que sign ifi ca “ti err a r oja ”. La ver dad era inte rpr eta ció n, baj o s u v elo aleg óri co, no s l a d a e l s ext o capí tul o d el Gén esi s a l h abl arn os de l os hij os de Dio s q ue tom aro n por esp osa s a la s h ija s d e l os homb res , a la s q ue rev ela ron much os mis ter ios y sec ret os del mund o f eno men al. Dic e O lau s B orr ich ius que la cun a d e l a a lqu imi a h a d e busc ars e e n t iem pos re mot ísi mos. Demó cri to de Abd era er a u n alqu imi sta y fil óso fo her mét ico . Clem ent e d e A lej and ría es cri bió much o s obr e e sta ci enc ia, y Moi sés y Sa lom ón sob res ali ero n e n e lla , segú n s e c ree . Dice W. Go dwi n: E l p rim er doc ume nto auté nti co ref ere nte a la alq uim ia es u n e dic to de Dio cle cia no, de unos 30 0 a ños de spu és de J. C.,

orde nan do que se hi cie sen en Egip to dil ige nte s i nve sti gac ion es acer ca de tod os los li bro s anti guo s q ue tra tas en del ar te de hace r o ro y p lat a, par a q ue sin dist inc ión fu ese n e ntr ega dos a las lla mas . La a lqu imi a d e l os c al deo s y de l os ant igu os chi nos , n o f ue tan siq uie ra la pro gen ito ra de aque lla ot ra alq uim ia que flor eci ó e ntr e l os ára bes si glo s más tar de. Ha y u na alq uim ia espi rit ual y una tr ans mut aci ón físi ca. El co noc imi ent o d e a mba s se c omu nic aba en la s inic iac ion es.

prác tic as de tau mat urg ia, nigr oma nci a o he chi cer ía de que hoy se les ac usa , s ino de sen vol ver las fac ult ade s s upe rio res de l homb re int ern o o Eg o e spi rit ual . La esc uel a s ost ení a q ue un c ier to núm ero de es pír itu s, mora dor es en esf era s c omp let ame nte inde pen die nte s d e l a t ier ra y d el cicl o h uma no, er an med iad ore s entr e l os “di ose s” y l os hom bre s, y en tre el ho mbr e y el Al ma supr ema . P ara de cir lo lla nam ent e, el a lma hu man a, con la ay uda de los esp íri tus pl ane tar ios , l leg aba a se r “ rec ipi ent e d el Alm a d el mund o”, co mo dic e E mer son. Apol oni o d e T yan a d emo str ó e sta r en p ose sió n d e s eme jan te fac ult ad con est as pal abr as (ci tas po r Wild er en su obr a N eop lat oni smo y Alqu imi a). “ Pu edo ve r e l p res ent e y el porv eni r c omo en cl aro es pej o. El sabi o [ ade pto ] n o p red ice la s plag as y e pid emi as por la s eman aci one s d el sue lo y l a corr upc ión de l a ire . L as con oce desp ués de Di os, pe ro ant es que las gen tes . Lo s t heo i o di ose s v en lo futu ro; lo s h omb res vu lga res lo pres ent e; los sa bio s l o q ue va a suce der . L a a ust eri dad de mi vi da me p rod uce ta l a gud eza de sent ido s, que eq uiv ale a una nu eva facu lta d m edi ant e l a c ual pu ede n llev ars e a ef ect o s eña lad as acci one s”. Wild er pon e a es tas pa lab ras el s igu ien te not abl e c ome nta rio : “Est o e s l o q ue pod emo s llam ar fot ogr afí a e spi rit ual . E l

SECC IÓN LOS

X XXI V

SU CES ORE S POS TCR IST IAN OS DE LOS M IST ERI OS

Se h abí an ext ing uid o l os mist eri os ele usi nos. S in emb arg o, lega ron el los su s p rin cip ale s cara cte rís tic as a l a e scu ela neop lat óni ca de Amo nio S a cca s, cuyo si ste ma ecl éct ico es tab a cara cte riz ado po r l a t eur gia y el éxta sis . J ámb lic o a ñad ió la doct rin a e gip cia de la te urg ia con sus pr áct ica s; y e l j udí o Porf iri o s e o pus o a es te nue vo elem ent o. Per o l a e scu ela neop lat óni ca, co n p oca s exce pci one s, pra cti có el asce tis mo y l a c ont emp lac ión , y sus mís tic os se som etí an a disc ipl ina ta n r igu ros a c omo la de l os dev oto s h ind úes . S us esf uer zos no te nía n por obj eto lo gra r é xit o e n l as

alma es la cá mar a e n q ue igua lme nte se fi jan lo s s uce sos futu ros , p asa dos y pre sen tes ; y el e nte ndi mie nto ll ega a ten er conc ien cia de el lo. Má s a llá de nues tro li mit ado mu ndo , t odo ocur re en un día y es un est ado , porq ue lo pas ado y lo fut uro está n c omp ren did os en lo pres ent e. Pro bab lem ent e é ste es el “ gra n d ía” , e l “ú lt imo dí a”, el “ día de l S eño r” a q ue se refi ere n l os aut ore s b íbl ico s, el día en que pa sam os por la mu ert e o el éx tas is. En ton ces el al ma se libe rta de l i mpe dim ent o c orp ora l y su má s n obl e p art e s e u ne a l a natu ral eza su per ior y par tic ipa de l a s abi dur ía y p rev isi ón de los ser es ele vad os. ” Que el sis tem a d e l os neop lat óni cos er a i dén tic o a l d e los ved ant ino s l o d emu est ra Wild er al dec ir lo sig uie nte de los teó sof os ale jan dri nos : La i dea ca pit al de los neop lat óni cos er a l a d e u na supr ema y úni ca Ese nci a.. . T oda s las fil oso fía s a nti gua s e nse ñab an que los di ose s o di spe nsa dor es (... ..) th eoi , á nge les , d emo nio s y ot ros ag ent es esp iri tua les , eman aro n d el sup rem o S er. A mon io ace ptó la doct rin a d e l os lib ros de He rme s, segú n l a c ual , d el div ino To do proc edi ó l a s abi dur ía div ina o Amun ; q ue de la sab idu ría proc edi ó e l d emi urg os o C rea dor ; y de l C rea dor lo s e spí rit us suba lte rno s, que dan do en últ imo térm ino de pr oce den cia lo s m und os y su s h abi tan tes .

El pr ime ro est á c ont eni do en e l s egu ndo , e l p rim ero y segu ndo en el te rce ro, y así ha sta el f in de la ser ie (3) . Esto es ec o f iel de la cree nci a v eda nti na, y se der iva dire cta men te de las se cre tas ense ñan zas or ien tal es. El m ism o a uto r d ice : “ Pa ren tes co con es ta doct rin a t ien e l a c ába la jud ía, ense ñad a p or los fa ris eos o phar sis , y to mad a p rob abl eme nte de los mag os per sas , c omo la deno min aci ón de la sec ta heb rea pare ce ind ica r. E stá el la subs tan cia lme nte co mpe ndi ada en la sigu ien te sin ops is: El D ivi no Ser es el To do, la fuen te de tod a e xis ten cia , l o Infi nit o. Es agn osc ibl e. El Univ ers o l o r eve la y p or Él subs ist e. En el pri nci pio , S u eful gen cia di fun dio se por do qui era De ti emp o e n t iem po se reti ra den tro de Sí mi smo , y de este mo do for ma en Su tor no un espa cio va cío al qu e t ran smi te Su prim era em ana ció n, un ray o q ue cont ien e e l p ode r g ene rad or y conc ept ivo . D e a quí se de riv a e l nomb re de IE, o Jah. E l r ayo prod uce a su vez el ti kku n, el arqu eti po o i dea de la fo rma ; y en esta em ana ció n e stá n c ont eni dos mach o y he mbr a, o s ean la s pote nci as gen era dor a y co nce pti va. De a quí pr ovi ene n l as tre s prim ari as fue rza s: la luz , e l Espí rit u y la Vi da. El ar que tip o se u ne al ray o o pr ime ra

eman aci ón, y que da pen etr ado po r él. Por es ta uni ón se rela cio na per fec tam ent e e l m ode lo con su inf ini ta fue nte . E l m ode lo es e l p rim er hom bre , e l A dam Kadm on, el ma cro cos mos de Pitá gor as y o tro s f iló sof os. De él p roc edi ero n l os S ep hir oth. .. D e l os Sep hir oth eman aro n a su ve z l os cua tro mund os, ca da uno de lo s c ual es eman ó d el inm edi ato pr ece den te, y el i nfe rio r e nvo lvi ó a l s upe rio r. Est os mun dos so n m eno s puro s, seg ún des cie nde n e n l a esca la; y el ínf imo es el mu ndo mate ria l”. Esta ve lad a e xpo sic ión de las Ens eña nza s S ecr eta s a par ece rá por est a v ez cla ra a n ues tro s lect ore s. Los mu ndo s m enc ion ado s son: El p rim ero , A zil uth, e stá pobl ado po r e man aci one s p urí sim as [la pri mer a y ca si esp iri tua l raza hu man a]. El se gun do, Be ria h, por un ord en inf eri or, si erv o d el prim ero [s egu nda ra za] . E l terc ero , J esi rah , p or los quer ubi nes y ser afi nes , l os Eloh im y B ’ni -El ohi m [ Hij os de los dio ses o Elo him, n ues tra terc era ra za] . E l c uar to, As iah, por los Kl ipp uth , c uyo je fe es Beli al [he chi cer os a tl ant es] . Esto s m und os son desd obl ami ent o t err ena l d e s u cele ste pr oto tip o; per ece der as y temp orá nea s s omb ras y ref lej os, de l as per dur abl es si no et ern as raza s q ue mor an en los mu ndo s para no sot ros in vis ibl es.

De es tos cu atr o m und os (raz as raí ces ) q ue nos prec edi ero n, se der iva n l os elem ent os de las al mas de lo s homb res de nu est ra qui nta ra za, a sabe r: el int ele cto , M ana s o quin to pri nci pio , l as pas ion es y los ape tit os men tal es y corp ora les . E ntr e l os mun dos prot otí pic os sur gió un co nfl ict o llam ado “l a g uer ra en el cie lo”; y much os eon es más ta rde su sci tós e nuev ame nte es ta luc ha ent re los atla nte s d e A sia h, y l os de la terc era ra za raí z, B ’n i-E loh im o Hijo s d e D ios . E nto nce s s e r ecr ude cie ron el m al y l a f laq uez a h uma na, porq ue en la últ ima su bra za de la terc era ra za, se gún di ce el Z oh ar: “ Lo s h omb res pe car on en su prim er pad re, de cu ya alm a eman aro n l as de tod os los ho mbr es; y po r e l p eca do fue ron “des ter rad os” a cue rpo s m ás mate ria les , a fi n d e q ue exp iar an la c ulp a y ll ega sen a ser exce len tes en bo nda d.” La D oct rin a S ecr eta di ce que fue par a c ump lir el ci clo de nece sid ad y p rog res ar en la obr a de l a e vol uci ón, de qu e n adi e s e exim e n i p or mue rte na tur al ni por suic idi o; pue s t odo s h emo s d e atra ves ar el “va lle de lo s abro jos ” a nte s d e e ntr ar en las plan ici es de la div ina lu z y desc ans o. Y así lo s h omb res se gui rán rena cie ndo en nu evo s c uer pos , hast a q ue sea n l o s ufi cie nte men te puro s p ara pa sar a sup eri or for ma de e xis ten cia .

Esto si gni fic a q ue des de la prim era ha sta la sé pti ma raza , cons tit uye el gé ner o h uma no la mism a c omp añí a d e a cto res qu e h an desc end ido de la s a lta s e sfe ras para ll eva r a ca bo una ex cur sió n artí sti ca en est e p lan eta . E man ado s c omo espí rit us pur os, de sce ndi mos al mund o p ara ad qui rir el cono cim ien to de la ver dad (a hor a débi lme nte re vel ada po r l a Doct rin a S ecr eta ) e n n oso tro s inhe ren te; y la ley cí cli ca nos llev ó h aci a l a i nve rti da cús pid e de l a m ate ria , c uyo fo ndo ya hemo s t ran spu est o. L a m ism a l ey de gra ved ad espi rit ual no s i mpe ler á lent ame nte ha cia es fer as muc ho más pur as y e lev ada s q ue las de part ida . La p rev isi ón, la s p rof ecí as y lo s o rác ulo s s on ilu sor ias fant así as par a e l h omb re sor do a las per cep cio nes , q ue ve imá gen es real es en los re fle jos y som bra s, y co nfu nde pa sad os suc eso s c on visi one s p rof éti cas de un porv eni r q ue no tie ne asi ent o e n la e ter nid ad. El ma cro cos mos y el micr oco smo s r epi ten la mi sma seri e d e s uce sos un ive rsa les e indi vid ual es en cad a e sta ció n, como en ca da esc ena rio a don de el karm a l os con duc e p ara repr ese nta r s us res pec tiv os dram as. N o h abr ía fal sos prof eta s s i n o l os hub ies e verd ade ros , y as í e n t oda ép oca los hub o d e a mbo s l ina jes ; p ero ni u nos ni ot ros vi ero n n ada qu e ante s n o s uce die ra ya, y hub ier a

sido re pre sen tad o p rot otí pic ame nte en a lta s e sfe ras (s i l o v ati cin ado se r efe ría a dic has o inf ort uni os cole cti vos ), o e n a lgu na vid a prec ede nte , s i c onc ern ía tan só lo a un in div idu o; pue s t odo su ces o está es tam pad o c omo in del ebl e memo ria de lo qu e f ue y d e l o q ue ha d e s er, qu e e n s uma es lo siem pre pr ese nte en la et ern ida d. Lo s “ mun dos ” y la s puri fic aci one s, de que tr ata n e l Zoha r y ot ros li bro s c aba lís tic os, tant o s e r efi ere n a nu est ro glo bo y nu est ras ra zas , c omo ot ros glob os y r aza s q ue lo pre ced ier on en e l c icl o g ran de. E n l os mis ter ios se repr ese nta ban al egó ric ame nte es tas verd ade s f und ame nta les ; y el epíl ogo de l d ram a e ra la a na sta sis o “e xis ten cia co nti nua da”, a sí como ta mbi én la “tr ans for mac ión del alm a”. El a uto r d e N eop lat oni smo y Alqu imi a i ndi ca que la s d oct rina s eclé cti cas se re fle jan en la s Epís tol as de San Pa blo , y qu e s e prop aga ron co n m ás o m eno s inte nsi dad po r l as igl esi as. De aquí pa saj es com o e l s igu ien te: “ Est aba is mue rto s e n e l erro r y el pe cad o; cam ina bai s segú n e l e ón de est e m und o, seg ún el a rch on que do min a e l a ire ”. Noso tro s n o l uch amo s c ont ra la carn e n i c ont ra la san gre , s ino cont ra las do min aci one s, con tra las pot est ade s, con tra lo s s eño res de l as tin ieb las y los ma lic ios os espí rit us de las re lig ion es empí rea s”. Per o P abl o f ue evid ent eme nte ho sti l a l e sfu erz o inte nta do, se gún pa rec e e n É fes o,

de m ezc lar el Ev ang eli o c on las idea s g nós tic as de la esc uel a hebr eo- egi pci a. D e c onf orm ida d c on su opin ión es cri bía a T im ote o s u disc ípu lo pre dil ect o: “C o nse rva incó lum e l a p rec ios a c arg a q ue te he c onf iad o; y r epu dia la s n uev as doct rin as y l os ant agó nic os prin cip ios de la fa lsa men te llam ada gn osi s, la cua l p rof esa n algu nos y se des vía n d e l a f e”. Pero co mo la Gno sis es la cien cia de l Y o s upe rio r, y l a f e cieg a e s c ues tió n d e t emp era men to y em oti vid ad; y com o l a d oct rin a de P abl o e ra aún má s m ode rna , y sus int erp ret aci one s e sta ban much o m ás tup ida men te vel ada s q ue las de los gn óst ico s, par a ocul tar la s v erd ade s i nte rna s, pref iri ero n l as ide as gnó sti cas algu nos ar die nte s i nve sti gad ore s de l a v erd ad. Por otr a p art e, en la épo ca de l os Apó sto les , p rof esa ban la llam ada “f als a G nos is”, m uch os maes tro s d e t an pro fun do sab er, como cu alq uie r r abi no con ver so. Si e l j udí o M ale k, que to mó el nomb re de Por fir io al conv ert irs e, com bat ió la teu rgi a apoy ado en vi eja s t rad ici one s, hubi ero n o tro s i nst ruc tor es com o Plot ino , J ámb lic o y Pr ocl o, que la p rac tic aro n. Pro clo re sum ió en un s ist ema co mpl eto , l a t eos ofí a y te urg ia de sus pr ede ces ore s”. Resp ect o d e A mon io, di ce el mism o a uto r q ue “ap oya do por Clem ent e d e A lej and ría y Aten ágo ras , y po r v aro nes mu y doct os de la Sin ago ga, la Acad emi a y ot ros , c ump lió su tare a e nse ñan do una do ctr ina comú n a to dos ”.

Así pue s, ni el jud aís mo ni el c ris tia nis mo ref und ier on la anti gua sa bid urí a p aga na; si no que más bie n e sta úl tim a p uso su fr eno gent il, le nta e ins ens ibl eme nte , a la n uev a f e; y é sta , a dem ás, reci bió la in ten sa inf lue nci a d el sist ema te osó fic o e clé cti co, dire cta men te ema nad o d e l a Reli gió n d e l a S abi dur ía. De l n eop lat oni smo pr ovi ene todo cu ant o d e g ran de y n obl e h ay en l a t eol ogí a c ris tia na. De so bra se s abe , p ara qu e n ece sit emo s repe tir lo; qu e A mon io S ac cas, “e l ense ñad o p or Dio s” y “a ma nte de la verd ad” , f und ó s u e scu ela co n prop ósi to de ben efi cia r a l m und o con la ens eña nza de aq uel las part es de la Doc tri na Sec ret a c uya reve lac ión pe rmi tía n e nto nce s l os guar dia nes de el la. El mo der no mov imi ent o d e nues tra So cie dad Te osó fic a, tuv o los mis mos co mie nzo s. Por que la escu ela ne opl ató nic a d e A mon io aspi rab a, com o n oso tro s, a l a reco nci lia ció n d e t oda s l as sec tas y pu ebl os, ba jo la com ún fe de la edad de or o; tra tan do par a e llo de disu adi r a la s g ent es de su intr ans ige nci a ( al men os en mate ria s r eli gio sas ), pro ban do que toda s l as cre enc ias se de riv an más o me nos di rec tam ent e d e s u prim iti va mad re com ún, la Re lig ión de l a S abi dur ía. El s ist ema te osó fic o eclé cti co no es exc lus ivo de l sigl o I II de la era cr ist ian a, como ha n s upu est o a lgu nos au tor es insp ira dos po r R oma ; s ino qu e d ata de é poc a m uy ant eri or, se gún demu est ra Dió gen es L ae rci o.

És te lo rem ont a a lo s comi enz os de la din ast ía ptol ema ica ; a l t iem po del gr an vide nte y pro fet a e gip cio Po tAmun , s ace rdo te del di os de ese nomb re, po rqu e A mun er a e l d ios de l a S abi dur ía. Ha sta aq uel dí a no h abí a c esa do la com uni cac ión entr e l os ade pto s d e l a I ndi a supe rio r y la Ba ctr ian a, con lo s filó sof os occ ide nta les . En e l r ein ado de Pt olo meo Fila del fo. .. los ma est ros he bre os emul aba n a lo s r abi nos de l cole gio de Ba bil oni a. Los sist ema s b udd his ta, ve dan tin o y mági co, se en señ aban a l p ar de las fil oso fía s d e G rec ia. .. El jud ío A ri stó bul o decí a q ue la éti ca de Ari stó tel es esta ba tom ada de la le y d e M ois és (!); y Fil ón tra tó de int erp ret ar el P ent ate uco de co nfo rmi dad co n las doc tri nas de Pi tág ora s y de la A cad emi a. Afi rma Jo sef o q ue Mois és esc rib ió el G én esi s e n esti lo ale gór ico , y qu e l os Esen ios de l C arm elo fu ero n repr odu cid os en los te rap eut as de Egip to, a qui ene s E use bio equi par a c on los cr ist ian os, aunq ue ya exi stí an muc ho ant es de la e ra cri sti ana . T amb ién se ense ñab a e l c ris tia nis mo en Alej and ría y a s u v ez suf rió anál oga me tam orf osi s. P an ten o, Aten ágo ras y Cle men te apr end ier on la f ilo sof ía pla tón ica , y ec har on de v er su ese nci al uni dad co n l os sist ema s o rie nta les . Aunq ue Amo nio fu e h ijo de padr es cri sti ano s, amab a la verd ad sob re tod o y fu e u n verd ade ro fil ale teo. Q uis o é l armo niz ar los di fer ent es sist ema s, por que ya ad ver tía la prop ens ión de l c ris tia nis mo a

leva nta rse so bre la s r uin as de los demá s c red os. El hi sto ria dor ecle siá sti co Mos hei m d ice a est e prop ósi to: “ Vi end o A mon io que no só lo los fil óso fos gr ieg os, si no tamb ién lo s d e l as nac ion es extr anj era s, coi nci día n e n l os punt os ese nci ale s d e s us resp ect iva s d oct rin as, ac ome tió la empr esa de ex pon er los pr inc ipi os de l as div ers as sec tas , d e m odo que se evi den cia se su com ún deri vac ión de un a m ism a f uen te, y que tod as se enc ami nab an al mis mo fin. Seg ún dic e a dem ás Mosh eim , A mon io ens eñó qu e l a reli gió n d e l as gen tes ib a para lel a c on la fil oso fía , y qu e la c orr upc ión de un a c ont agi aba a la o tra co n s upe rst ici one s y conc ept os pur ame nte hu man os; debi end o, por ta nto , r est itu irl a a su o rig ina l p ure za pur gán dol a d e esco ria s y po r l a e xpo sic ión de prin cip ios fi los ófi cos co mo fund ame nto ; p ues el ca pit al pens ami ent o d e C ris to hab ía sid o rest aur ar en su prí sti na inte gri dad la Sa bid urí a a nti gua .” Pero ¿c uál er a e sta “Sab idu ría an tig ua” qu e e l fund ado r d el cri sti ani smo tu vo en su p ens ami ent o? El sis tem a q ue Amon io ens eña ba en su esc uel a d e Teos ofí a e clé cti ca, es tab a cons tit uid o p or las mi gas de l sabe r a nte dil uvi ano qu e s e perm iti ó r eco ger . L as ens eña nza s neop lat óni cas es tán de scr ita s d el modo si gui ent e e n l a E nci clo ped ia de E dim bur go: Amon io ado ptó la s d oct rin as pred omi nan tes en Eg ipt o s obr e D ios y el Un ive rso , c ons ide rad os com o

un g ran co nju nto ; s obr e l a eter nid ad del mu ndo , l a natu ral eza de la s a lma s, los efec tos de la Pr ovi den cia [K arm a] y el go bie rno de l m und o p or los demo nio s [ esp íri tus ]. E sta ble ció as imi smo un sist ema de di sci pli na mor al que perm ití a a la s g ent es viv ir con arre glo a las le yes de su resp ect ivo pa ís y l os dic tad os de la n atu ral eza ; p ero ex igi end o d el sabi o, la exa lta ció n d e l a m ent e por med io de eje rci cio s cont emp lat ivo s y la mo rti fic aci ón ( La “M ort ifi cac ión ” s e e nti end e aquí en se nti do mor al, no mate ria l; rep rim ir los vi cio s y pasi one s, y v ivi r c on la may or sobr ied ad pos ibl e) del cu erp o para qu e f ues en cap ace s d e g oza r la p res enc ia y a uxi lio de lo s demo nio s, [in clu so su pro pio daim on o s épt imo pr inc ipi o] y d e asce nde r d esp ués de la mu ert e hast a e l P adr e s upr emo . A f in de con cil iar la s reli gio nes po pul are s, y part icu lar men te la cri sti ana , c on su n uev o s ist ema , p res ent ó aleg óri cam ent e l a h ist ori a d e l os dios es pag ano s, sos ten ien do que eran ta n s ólo me nsa jer os cele ste s,( La ig les ia rom ana ha adop tad o e sta en señ anz a d e l os neop lat óni cos ap lic ánd ola a su cult o d e l os sie te Esp íri tus ) a quie nes se de bía tr ibu tar un meno r g rad o d e a dor aci ón. Rec ono cía ad emá s, que Jesú s f ue un gra nde ho mbr e y amig o d e D ios , p ero de cía qu e s u prop ósi to no ate ndí a a la abro gac ión de l c ult o d e l os demo nio s ( La igl esi a h a terg ive rsa do la ide a, inte rpr etá ndo la com o c ult o d e l os

diab los , “ Dai mon ” s ign ifi ca espí rit u, y s e r efi ere a nue str o Yo s upe rio r o sé pti mo pri nci pio , y a lo s D hya n C hoh ans. J esú s p roh ibi ó i r a l temp lo “ c omo ha cía n l os far ise os” y ac ons ejó la or aci ón en sec ret o, en l o m ás rec ónd ito de l a pos ent o, ( o sea la co mun ión co n e l p rop io Dios de ca da uno ) ¿ Hub ier a J esú s c ons ent ido ante la s m asa s h amb rie nta s, la cons tru cci ón de sob erb ios temp los ?), si no a pu ri fic ar la anti gua re lig ión . Nada má s p ued e d eci rse , a no ser a l os ini cia dos fi lal ete os “deb ida men te ins tru ido s y disc ipl ina dos ”, a q uie nes Am oni o comu nic ó s us más im por tan tes doct rin as, ob lig ánd ole s c on jura men to al sig ilo , c omo an tes habí an hec ho Zor oas tro y Pitá gor as, y en los Mi ste rio s [don de se exi gía de lo s n eóf ito s o cate cúm eno s j ura men to de no divu lga r l o a pre ndi do] . El g ran Pi tág ora s d ivi día su s ense ñan zas en ex oté ric as y esot éri cas . ¿No hiz o l o m ism o J esú s, pues to que re ser vó par a s us disc ípu los lo s m ist eri os del re ino de l os cie los , m ien tra s q ue habl aba a las mu lti tud es en pará bol as de dob le sig nif ica do? Sigu e d ici end o W ild er: “ As í h all ó A mon io la obr a prep ara da. Su pr ofu nda in tui ció n espi rit ual , s u v ast a e rud ici ón, y su a mis tad co n c ris tia nos co mo Pant eno , C lem ent e y At ená gor as, y con los má s d oct os fil óso fos de su

tiem po, le in vit aba n a em pre nde r la t are a q ue tan cu mpl ida men te llev ó a ca bo. .. L os res ult ado s d e s u mini ste rio se ad vie rte n a ún hoy día en la cri sti and ad; po rque todo s l os sis tem as doc tri nal es llev an la hue lla de su s m ano s. Toda s l as fil oso fía s a nti gua s h an teni do sus pa rti dar ios en tre lo s mode rno s; y a un el jud aís mo, la más ant igu a d e t oda s, ha suf rid o camb ios de ter min ado s p or las ense ñan zas de l g ran th eod ida ktos alej and rin o.” En l a e scu ela ne opl ató nic a de A lej and ría , f und ada po r A mon io (y q ue se pro pon e c omo pr oto tip o a la So cie dad Te osó fic a), se ense ñab a t eur gia y mag ia, co mo las hab ían en señ ado Pi tág ora s y otro s a nte s d e é l; pue s, seg ún dice Pr ocl o d e l as doc tri nas de Orfe o, nat ura l d e l a I ndi a y emig rad o a Gr eci a, se der iva ron todo s l os sis tem as pos ter ior es. Pitá gor as apr end ió en los mist eri os órf ico s l o q ue O rf eo ense ñab a b ajo al ego ría s o cul tas ; y Pl ató n t uvo pe rfe cto cono cim ien to de tod o e llo gr aci as a lo s e scr ito s d e O rfe o y Pitá gor as. Los fi lal ete os se clas ifi cab an en neó fit os e inic iad os; y el sis tem a e clé cti co esta ba bas ado en tr es pri nci pio s fund ame nta les de pu ro car áct er veda nti no, a sab er: un a E sen cia supr ema , ú nic a y un ive rsa l; la eter nid ad e i ndi vis ibi lid ad del huma no esp íri tu; y la teu rgi a, que es el emp leo de lo s m ant ram s. Se gún he mos vi sto , t ení an los fil ale teo s e nse ñan zas

secr eta s o es oté ric as com o l as demá s e scu ela s m íst ica s; y d el mism o m odo qu e l os ini cia dos en los mis ter ios , j ura ban gu ard ar sigi lo ace rca de lo s d ogm as ocul tos , c on la úni ca dif ere nci a de q ue ent re los in ici ado s e n l os mist eri os, er an más te rri ble s l as pena s i mpu est as al per jur o. Es ta pro hib ici ón sub sis te toda vía no só lo en la Ind ia, sin o entr e l os cab ali sta s j udí os de Asia (E l T alm ud rel ata a prop ósi to, la hi sto ria de lo s cuat ro Tan aim ). Uno de los mo tiv os de tal sigi lo deb ier on de ser la s verd ade ram ent e g rav es dif icu lta des y fa tig as del di sci pul ado, y lo s peli gro s p rop ios de la in icia ci ón. El ca ndi dat o m ode rno , como su pr ede ces or de la anti güe dad , h a d e v enc er o m ori r; si, lo que to dav ía es peo r, no pier de el jui cio . S in emb arg o, ning ún pel igr o h ay par a e l q ue verí dic o, sin cer o y so bre to do altr uis ta, es tá pre par ado a afro nta r l as ten tac ion es, de ante man o: Quie n p len ame nte re con ocí a e l pode r d e s u e spí rit u i nmo rta l y ni por un ins tan te dud aba de su omni pot ent e p rot ecc ión , n o t ení a que tem er. Pe ro ¡ay ! d el can did ato a qu ien el má s l eve te mor fí sic o, enfe rmi za cri atu ra mate ri al, le hací a p erd er la fe en su invu lne rab ili dad . S ent enc iad o qued aba el qu e n o t ení a e nte ra conf ian za en su fue rza mo ral , p ara acep tar la ca rga de es tos terr ibl es sec ret os. E n l as ini cia cio nes neop lat óni cas no ha bía ta les

peli gro s. El ego íst a y el in ept o frac asa ban en su pr opó sit o, y e l frac aso er a s u c ast igo . E ra el capi tal ob jet o: “La un ión de la part e c on el Tod o”. E l T odo er a U no, co n innu mer abl es nom bre s; pue s a unq ue los ari os le lla mab an D ui, “e l bril lan te Señ or de los ci elo s”; los cal deo s y ca bal ist as, Ia o; los sam ari tan os, Ia be; lo s esca ndi nav os, Tu isc o o Ti u; los bret one s, Duw ; l os gri ego s, Z eu s; y lo s r oma nos , J úpi ter, e s e l Ser, el Ha ced or úni co y s upr emo , la i nde riv ada e ina got abl e f uen te de t oda em ana ció n, el ete rno mana nti al de la vid a, el inex tin gui ble fo co de luz et ern a del que ca da uno de no sot ros llev a u n r ayo en la ti err a. Es tos mi ste rio s, así co mo las reg las y mét odo s p ara prod uci r e l é xta sis , h abí an lleg ado a los ne opl ató nic os des de la I ndi a p or con duc to de Pitá gor as y p ost eri orm ent e p or el de A pol oni o d e T yan a. La di vin a V idy â o Gnos is ten ía su bri lla nte fo co en Ârya var ta, a don de des de el prin cip io de los ti emp os hab ían aflu ido lo s í gne os cho rro s d e l a Divi na Sab idu ría , h ast a l leg ar a ser el cen tro de l c ual ir rad iab an por el mun do las "l eng uas de fueg o" E l s amâ dhi no es má s q ue el s ubl ime éx tas is o e sta do en que, co mo dic e P orf iri o,s e n os reve lan la s c osa s d ivi nas y los mist eri os de la Nat ura lez a; el eflu vio de l a lma di vin a q ue se comu nic a s in res erv as al hum ano espí rit u, el que re ali za de est e modo su un ión co n l a D ivi nid ad,

capa cit and o a l q ue hab ita en el cuer po, pa ra par tic ipa r d e l a v ida que no est á e n e l c uer po. Así se en señ aba n c on el títu lo de mag ia, to das la s cien cia s f ísi cas y m et afí sic as, natu ral es o a que lla s q ue cons ide ran so bre nat ura les lo s q ue igno ran la om nip res enc ia y l a univ ers ali dad de la Na tur ale za. “La mag ia div ina co nvi ert e a l homb re en Dio s; la mag ia hum ana crea un nu evo di abl o”. Dij imo s e n I sis si n Velo : “En los Ve das y las Le yes de Manu , l os doc ume nto s m ás ant igu os del mun do, ve mos qu e l os bra hma nes prac tic aba n y pe rmi tía n m uch os rito s m ági cos . E n e l T íbe t, Jap ón y Ch ina , s e e nse ña hoy dí a l o mism o q ue ens eña ron lo s a nti guo s cald eos . Los sa cer dot es de est os país es pru eba n a dem ás lo que ense ñan ; e sto es , q ue la aust eri dad fí sic a y la pu rez a mora l, vig ori zan la fa cul tad aním ica de la au toi lum ina ció n q ue, al c onc ede r a l h omb re el dom ini o de s u e spí rit u i nmo rta l, le da tamb ién po tes tad má gic a e n v erd ad, sobr e l os esp íri tus el eme nta les infe rio res a él. E n O cci den te hal lam os magi a t an ant igu a c omo en Or ien te. Los dru ida s d e l a G ran Br eta ña la prac tic aba n e n l as sil ent es crip tas de su s p rof und as cav ern as; y Pl ini o d edi ca más de un ca pít ulo a la “s abi dur ía” de lo s c aud ill os celt as. L os sem oti s o dr uid as gáli cos en señ aba n c ien cia s f ísi cas

y es pir itu ale s y ex pon ían lo s secr eto s d el uni ver so, el armó nic o m ovi mie nto de lo s cuer pos ce les tes , l a f orm aci ón de la t ier ra y, sob re tod o, la inmo rta lid ad del al ma (P o mpo nio dice qu e t ení an con oci mie nto s d e las más pr ofu nda s c ien cia s). E n s us sag rad os bos que s, seme jan tes a nat ura les ac ade mia s edif ica das po r e l i nvi sib le Arqu ite cto , s e r eun ían lo s inic iad os a l a s ile ncio sa ho ra de la m edi a n och e, par a a pre nde r e l pasa do y e l p orv eni r d el hom bre . No nec esi tab an luz arti fic ial pa ra alu mbr ar sus temp los , p orq ue la cas ta dio sa de la n och e e nvi aba su s p lat ead os rayo s s obr e l as cab eza s c eñi das de r obl e; y l os bar dos de bl anc as vest idu ras , s abí an con ver sar co n la s oli tar ia rei na de la bóv eda estr ell ada . En l os glo rio sos dí as del neop lat oni smo , y a n o e xis tía n l os bard os, po rqu e p asa do est aba su cicl o, y l os últ imo s d rui das habí an per eci do en B ib rac tis y Ales ia. Per o l a e scu ela neop lat óni ca se man tuv o flor eci ent e, pod ero sa y p rós per a dura nte la rgo ti emp o. Sin emba rgo , a l a dop tar la sa bid urí a aria en su s d oct rin as, fr aca só en la p rác tic a d e l a s abi dur ía de los bra hma nes . El neo pla ton ism o m ost ró muy abi ert ame nte su su per ior ida d mora l e in tel ect ual , a ten die ndo dema sia do a l as gra nde zas y pomp as de la tie rra . M ien tra s l os brah man es y s us gra nde s y ogu is, expe rto s e n m ate ria s d e

filo sof ía, me taf ísi ca, as tro nom ía, mora l y re lig ión , s e m ant ení an apar tad os del mu ndo y de los prín cip es, de qu ien es no soli cit aba n e l m ás lig ero fa vor; (Dic e u n e scr ito r m ode rno : “ el cuid ado co n q ue ate ndí an a l a educ aci ón de los jó ven es, desp ert and o e n e llo s g ene ros os sent imi ent os de vir tud , l es aqui stó mu cha ho nra ; y su s m áxi mas y di scu rso s, seg ún ref ier en los hist ori ado res , p rue ban qu e e ran doct os en fil oso fía , m eta fís ica astr ono mía , r eli gió n y mo ral . Si l os rey es y p rín cip es des eab an toma r c ons ejo o rec ibi r l a bend ici ón de est os san tos va ron es, debí an ir en per son a o en viar mens aje ros ., Cono cía n l as sec ret as de las plan tas y min era les , p rof und iza ban la n atu ral eza ; y la ps ico log ía y la f isi olo gía er an par a e llo s c omo libr os abi ert os, de lo qu e r esu ltó la c ien cia qu e a hor a arro gan tem ent e s e l lam a m agi a”). Lo s e mpe rad ore s A lej and ro Seve ro y J uli ano y la may or par te de l os ari stó cra tas y cor tes ano s prof esa ron lo s d ogm as de los neop lat óni cos , q ue viv ían libr eme nte en el mu ndo . E l s ist ema pr eva lec ió dura nte al gun os sig los , c ont and o entr e s us par tid ari os a l os más cons pic uos e ins tru ido s h omb res de la é poc a. Hi pat ia, ma est ra del obis po Sin esi o, fue or nam ent o d e la e scu ela ha sta el fa tíd ico y verg onz oso dí a e n q ue la ases ina ron la s t urb as cri sti ana s a inst iga ció n d el obi spo Ci ril o d e

Alej and ría . L a e scu ela se tras lad ó p or últ imo a Ate nas , e n dond e l a m and ó c err ar el empe rad or Jus tin ian o. Wild er obs erv a m uy acer tad ame nte qu e “l os mo der nos come nta dor es de los te xto s neop lat óni cos ra ras ve ces lo s inte rpr eta n c orr ect ame nte , a unq ue lo p ret end an así ”. Las poc as esp ecu lac ion es que los neo pla tón ico s d eja ron escr ita s ( Amo nio no es cri bió ni una lín ea, se gún co stu mbr e d e l os refo rma dor es) ac erc a d e l os univ ers os sub lun ar, ma ter ial y espi rit ual , n o p erm ite n q ue la post eri dad lo s j uzg ue rec tam ent e, aunq ue los pr imi tiv os cri sti ano s, los últ imo s c ruz ado s y lo s faná tic os de la Eda d M edi a, no hubi ese n d est rui do las tr es cuar tas pa rte s d e l o q ue que dab a de l a b ibl iot eca de Al eja ndr ía y de s us esc uel as pós tum as. Afir ma Dra per qu e s ólo el card ena l C isn ero s “m an dó que mar en l as pla zas pú bli cas de Gr ana da oche nta mi l m anu scr ito s á rab es, en s u m ayo r p art e t rad ucc ion es de auto res cl ási cos ”. En l a b ibl iot eca de l Vati can o h ay muy ra ros y prec ios os tra tad os ant igu os, co n pasa jes en ter os ras pad os y tach ado s, par a “ int erp ola r e n ello s a bsu rda s s alm odi as”. S e sabe , a dem ás, qu e u nos tr ein ta y seis vo lúm ene s d e P orf iri o f uer on arro jad os a l as lla mas o dest rui dos po r l os “Pa dre s” de la Igle sia . Cas i t odo lo po co que se c ono ce de las do ctr ina s neop lat óni cas , s e h all a e n l as

obra s d e P lot ino y de los mi smo s Padr es de la Igl esi a. Dice el au tor de Ne opl ato nis mo y Alqu imi a: Lo q ue Pla tón re spe cto de Sócr ate s, y e l a pós tol Sa n J uan resp ect o d e J esú s, fue Pl oti no resp ect o d e A mon io. A P lo tin o, Oríg ene s y Lo ngi no deb emo s l o q ue cono cem os del si ste ma f il ale tea no, cuyo s p art ida rio s f uer on sin du da inst rui dos , i nic iad os y a dep tos de las doc tri nas in ter nas . Esto in dic a m uy bie n p orq ué Oríg ene s l lam a “ idi ota s” a l as gent es que cr een en el Pa raí so terr ena l y en lo s m ito s d e A dán y Eva; co mo tam bié n q ue sea n t an poca s l as obr as que de es te Pad re de l a I gle sia ha n l leg ado ha sta noso tro s. Entr e e l O bli gad o s igi lo, el vo to de s ile nci o, y l o q ue la mal ici a dest ruy ó p or ins ano s m edi os, es verd ade ram ent e m ila gro so que se haya co nse rva do tan to de los prin cip ios fi lal ete os. FIN DE L OS AP UNT ES HI STÓ RIC OS

FUEN TE: DO CTR INA SE CRE TA TOM O V

Definición de la Masonería y Plan de la Obra
P art e 2ª ( Vi en e d e rev ist a an t e r io r)

E n e l pas a d o, m ás q ue de r epr es en t ar lo , es te s ím bo l o tu v o e l p ar tic u l a r c om et id o d e v e l ar c au t el os am ent e e l p e ns am i en to in ic i át ic o, baj o l a a par i e nc i a d e u n a eq u i v alenc i a im pos ib le c on la abs ur da di v i n ida d p er s o n a l y ex tr a c ós m ic a q u e ad or a n l os i dó l atr as pr of a n os - en c u ya oc u l tac i ón ib a , m uc h as v ec es , la v id a de l os i n ic ia d os . Af or tu n ad am en te , h o y e s ya c as i p os i bl e m os tr ar e l c on te n i do f i l os óf ic o de n u es tr o s ím bo lo m áx im o d e un m od o m en os s of is t ic ad o y m ás r ea l , y d ec ir q ue e l G A D U q u e c o nc i b en los i nic i a dos ( no los m as on es e n g e ner a l, s in o s o l am ent e l os I n ic ia d os ) , c a e d e ntr o d e l as lí n eas de es e m on is m o g n ós t ic o y p a nt eís ta ta n f e l i zm en te c on d ens a d o por el ya c itado P ab l o e n s u i ns pir a d a f r as e: " En é l v i v im os , n os m ov em os , y te n em os n u es tr o s er ". De n i n gu n a m an er a es t am os s os t e ni e nd o q u e l a M as o n er í a im po n ga a s us a de p tos u n a f or m a d et er m in ad a p ar a l a i nt er pr et ac ió n d e s us s ím bo l os . U na v e z m ás r e pe t im os q u e l a Mas o ne r í a n o im po ne s us do gm as , s i n o q ue d ej a a s us a d ep tos t o talm en te l ibr es p ar a i nt er p r e ta r l o t od o s e gú n s u pr o p i o en t en d er .

As í , m i en tr as l a M as on e r í a, por s e r i nic i át ic a, t i e ne qu e s er m on is t a y p a nt e ís t a, s us ad e pt os , por no n ec es i t ar s er I n ic i a d os pu e de n s er "t eís t as ", " d eís tas " , y a ú n " a te os " " p or no c om pr en d er b i en s u ar t e ". P er o c on v i en e s e ñ a lar q u e l a l i be r t ad de in ter pr et ac i ón de q u e g o zan l os m as on es , no s e f un dam en t a en el s im pl e r es pe t o por par t e de la I ns ti t uc i ó n h ac ia las p er s o nas q u e l a i nt egr a n, ni en u n a to le r anc i a d e or de n s oc i a l im pu es t a p or r a zo n es d e b u en a c o n v i ve nc i a, s i no q u e es c o ns ec u en c i a i n e lu d i bl e d e l m on is m o i n ic i á tic o , en v ir t ud d el c ua l y en r a zó n de la id e a d e c ons us tan c i al i d ad q u e es i ns epa r a bl e d e l a t es i s pa n te ís t a, la Ver d a d ha de r es id ir n ec es a r i am en te en t o das y e n c ad a un a d e l as c r i at ur as , y a s u v e z, e n és t as h a d e ex is t ir e l m e di o i ns tr um e nt a l pa r a la p er f ec c ió n de s us c onc i e nc ias . Co ntr ar i am ent e , l a im pos ic ió n d o gm átic a q u e c ar ac t er i za los s is t em as r el i g i os os popu l a r es , der i v a d e s u d u al is m o, s e g ún el c ua l l a Sa b idu r ía , e l P o der , l a L i ber t a d , y t o dos los bi e nes es p ir i tu a l es , n o es tá n r a d ic a d os n i em an an de l h om br e o el pu e bl o , s i no de es a m etaf ís ic a en t id a d q ue ll am an D io s . E l r ec on oc im ie nt o p or l a ví a d e l a ex p er i enc ia em oc i o na l ex a l ta d a, d e U na V id a Ú nic a - o s ea , d e u na Ú n ic a S us t anc i a C ons c i e nt e y V iv i e n t e q ue s e ex p r es a tr i u n am ent e c om o Es pír i tu- F or m a- S us t an c ia ( tr i n i da d és ta , c u yo s c om po ne nt es n o s ó lo s o n i ns e p ar a b l es , s i no id é nt ic os en tr e s í, y a l os c u al es a l u de la nom enc l at ur a m as ó n ic a r es pec t i vam en t e c on l os tít u l os d e A lt ís im o, G e óm etr a , y A r q u it ec to de l U n i ver s o) , y s us n ec es ar i os c or o l ar ios i nt er n os y ex t er nos , c o n s t i tu ye n e l f u n dam e nt o y e l a lc a nc e d e la d ia l éc t ic a in ic i át ic a, y p or ex t e ns i ó n, d e l a m as ón ic a. Es , pu es , s obr e es te hi l o zo ís m o m on is ta q u e l a m as o n er í a f un d am ent a y des ar r o l la t o da s u f il os of ía , e n é l des c a ns a, p or ej em pl o, e l i d ea l de u n a f r at er n i d ad un i v er s al .. . e l pr i nc i p i o de qu e l a L i ber t ad es u n a c o n dic i ó n i nh er en te a l a c r i at ur a, y n o u na d á d i va c e l es te .. , l a doc tr in a d e q u e l a S a lv ac i ón o P er f ec c ió n s ó lo es p os ib l e p or e l pr op i o es f u er zo y n o e l r es u l ta d o d e u n s ac r if ic i o v ic ar io . .. l a c o nc epc i ó n po l ít ic a d e q ue la s o b er an ía y e l p od er em ana n d e l p ue b l o y no d e u na hi p ot ét ic a d ivi n i d ad , .. el pr inc i p io de r es p et o a l a p er s on a hum an a q u e a nim a n ues tr o p os t u la d o de la ic id a d ,. . etc , e tc . La r ea l i za c ió n d e q ue e l po d er d in ám ic o d e la c o nc i enc i a ( m ac r o y m ic r o c ós m ic am e nt e c ons i d er a d a) es l a P a la br a , es , e n l a ex p er ien c i a i nic i át ic a, s im u l tán e a c o n l a p er c epc i ó n v i v ie n te d e l a Ver d ad . J ua n , en los pr im er os c at or c e v er s os d e s u Ev a n g e l io , ex po n e s i nt ét ic am en te la d oc tr in a de l Ver b o, s e ñ a la n do q u e t od as l as c os as f uer o n he c h as p or é l, y qu e na d a de l o c r e a do lo f ue s i n s u c o nc ur s o . Di c e a d em ás qu e: por la P a l a br a , e l h om br e p ue d e e ng e n dr ar s e a s í m ism o y de v e n ir , n o c om o c ar ne m or ta l , s i n o c om o Be n i- El o h im , o H ij o d e l os Di os es .

Y, par af r as e an d o l a s ec ul ar lam en t ac i ó n ( " A y: q ue t o dos los h om br es t e ng a n A l a ya ,( *) y qu e t en i é nd o l a, A l a ya n o l es s ir v a de na d a ! ! ! ) , el E va n ge l is ta es c r ib e : "L a P a l abr a es la Lu z d e los h om br es ; y l a L u z e n l as t i ni e b las r es p l an d ec e, m as l as ti n i e b las n o l o c om pr e nd e n” . ( *) Al ay a ( S án sc r it o ). - E l Al m a u n i ve r s al o An im a Mu n d i . ( Vé a se: D o ct r in a S ec r et a, I, 80 y sig u ie n t e s ). E st e n o mb r e p e rt e n e c e al si st em a t i b et a n o d e l a E s cu el a co n t em p l at i v a Ma h âya n a. Id ént ico al A k az a e n su s ent ido m íst ic o, y al Mul a p r a k rit i, en su es en ci a, co m o b a se y ra íz qu e es d e t od as l a s co sa s . [ A la y a e s el "A lm aMa e s t ro ", e l Al m a un i v e r sa l o  t m an, d e l a q ue cad a ho mb re t i en e de nt r o d e s í mi sm o un ra yo , co n l a c u a l p u e d e i d en t if ic a rs e y e n la cu a l p u ed e su m ir s e. ( V o z d e l S il en cio , II ).] Vé a se: A n i ma Mu nd i. E n v er da d q ue las es c r it ur as r it u a les m as ó n ic as es t án p l e nas d e a lu s io n es a l a d oc tr i n a de l V er b o . La ens e ña n za r e s pec to a u na Pa l a br a S a gr a da q u e c o ns t it u ye u n s ec r et o s u pr em o a i nef a b l e, q u e pa r t i en do d e O r i en t e, e l l u g ar de do n de em ana la Lu z, c ir c u la por los c ua tr o pu n tos c ar d i na l es m i en tr as l os tr a b aj os es t án e n v ig or , s e c om par a c o n e l s ím bo lo d e l Nom br e I n ef a bl e d e l os c a b al is tas , c u yo s a gr a d o T e tr a gr am m a c or r e s p on d e a l Sep h i r ah Kj oc k m ah o S a bi d ur í a - y c u ya I o d i n ic i a l " gr a b a y es c u l pe las 22 L et r as : l as tr es m adr es , l as s i et e d ob l es , y l as d o c e s im pl es ", s e g ún lo es t able c e e l S ep h er Y e t zi r a h. E l m it o d e l a m u er t e de H i r am y l a c ons i g ui en t e p ér di d a d e " l a P a lab r a” . L a r e g l a de l s i le nc i o m ie n tr as no s e la r ec u p er e .. . l a i d ea d e q u e e l h om br e v u l gar es un c ie g o, h ij o d e l a Mu er te , c o nd e na d o a a n dar en tr e los r u id os y l as de s ar m on ías de l os m un dos inf e r i or es , has t a e l dí a e n q ue , po r h ab er a lc an za d o l a vi r t u d Sh i l a, h a ya s us t itu i d o e n s u v id a t od a d is o n anc i a, p or u n a pe r f ec t a ar m on í a en tr e Pa l a br a y A c t o. .. la bús q u e d a q ue c u lm i na e n e l enc u en tr o, pr im er o de l c u er p o m uer to , y l u e go de la " Pa l a br a Per d id a , q ue s in em bar go n o s e p ue d e ut i l i za r po r qu e s u pr o n unc i ac ió n no s e h a r ec u per a do .. . la b ús q u ed a d e d ic ha pr o n u nc i ac i ón "a f i n de es t a b lec er u n c u lt o un i v e r s a l' : .. . y, e n f i n , m i l i nd ic i os m ás qu e n o es d el c as o e n um er ar ah o r a , p on e n c l ar am ent e d e m an if ies to la ex is t enc i a, en tr e nos ot r os , de l : "M a ntr a v i d ya , l a C ie nc i a de l L e ng u aj e o Lo g os of í a , qu e c ar ac ter i za e l es ot er is m o i nic i át ic o. Des gr ac ia d am ent e l a m a yo r í a d e l os oí d os s o n i nc a p ac es d e es c uc h ar , y c om o c ons ec ue nc i a, n u es tr os n eóf it os p er m an ec e n e n e l r u i do y l a i g nor an c ia ( r es p ec to a s u v er d a d er a n a tur a l e za) p r o p i os de los tr es m und os inf er i or es , a los qu e l im it a n s u ex is t enc i a, y e l V er bo d e H ir am n o s e h ac e c a r n e, ni s u r es pl a nd ec ie n t e g lor i a ( Z iz ó n ) s e m anif i es t a . Es s o br e l a bas e d e un c or a zó n p ur o y m is er ic or d i os o, y a p ar t ir d e l m om ent o e n q u e e l ne óf i t o ap r e n de a " ha bl ar " - e s t o es : a n o us ar ya e l s a gr a d o p od er d e s u ver b o p ar a pr of er ir p al a br as agr es i v as , m ent ir os as , o van a s ( p or q ue en la Pa la b r a "es t á l a F u er za " ) -

qu e s e va n d es en v o l v ie n do , c om o l as pe r l as d e u n c o l lar , l as s uc es iv as v ir t u des q u e f or m an el s en d er o de las P ar am it as , ( *) q u e c o n d uc e a l S u pr em o C on oc im ie nt o. (*) * P â ra mit â s ( Sá ns c rit o ).- P e rf e c cio n e s o v i rt u d e s t r a s cen d e n t al e s , "n obl e s pue rt as d e vi rt ud que c ond uc en a l B o d h i y Pr a j ñ a, e l s épti mo e sc a lón d e la sa bid ur í a" . H a y s ei s d e e ll a s p a r a los l a ico s y d iez p ar a lo s s a ce rd ot e s. En l a Vo z d el S i le n c io s e en u m er an l a s si et e si g u i en t e s, q u e so n o t r a s t ant as "l l av e s d e o r o " d e lo s s iet e P o rt a le s q u e co n d u cen a la "o t ra o ril l a " ( Nir v â n a): Dân a ( ca r id ad , amo r ); Z î l a ( p u r ez a, a r mo n ía e n la p al ab r a y en l a a cc ió n ) ; Kch â n t i ( pa ci en ci a ); Vi ra g a ( in di f e r en ci a al p la c er y al d o lo r ); Vî r y a ( en er g ía ) ; Dh y â n a (cont em pl a ció n, m edit a ci ón ) y Pr a j ñâ ( cono ci mi en t o , s ab idu rí a ) . P ra cti c a r el se n de ro P â r am it â es con ve rt i rs e en un yo guî, c o n la i nte nc ión d e ll eg ar a se r a s cet a . ( V o z d el Si le n c io , I I y II I ) . ( G . T . H . P. B. ) Com o en e l c am in o O r i e n t a l, t am bi én en e l m as ó nic o D a na y Sh i l a ( la v i r t u d de l am or a to d o l o c r e ad o, y e l c on tr o l d e l a p al a br a) , s on e l f un d am ent o d e l a s e nd a q u e l l e va a es e f el i z r e e nc u e ntr o d e l vi aj er o c o ns ig o m is m o, a es a g o zo s a u n i ón o "yo g a " q ue es e l pr o p ós it o d e to d os l os s is tem as d e des ar r o l lo, t an to or i e nt ale s c om o oc c i d en ta l es , y a l c u al hac e r ef e r e nc ia : e n e l c r is t ia n is m o, l a p ar á b ol a d e l E l ij o Pr ó di g o, e n e l j u da ís m o, e l m i to de l a T i er r a Pr om et id a; y e n tr e n os otr os , la le ye n d a d e l r e- en c u e ntr o, e n e l C e ntr o d e l a T ier r a, d e H ir am Ab í c o n T u b al C a i n . Sí . L o q ue v i vif ic a a l a M as o n er í a es u n a s a bi d ur í a ex c e ls a qu e ú n ic am en t e pu e d e s er "r ea l i za d a " p or l a ex a lt ac ió n i n ic i át ic a, l a ví a - es t é tic a y l a d is c ip l i na es p ir it u a l y q u e tr a d uc i d a a l e ng u aj e vu l g ar c o ns is t e e n l a ex p er i enc i a d e l a U ni d ad , y e n e l c o n oc im i e nt o de la c ie nc i a de l Ve r bo . ¿S u en a es to a loc ur a ? E nt o nc es s er á o p or t un o r ep et ir la pa l ab r a d e P a b lo r es p ec to a qu e l as c os as de l es pí r i t u n o s on in te l i g ib l es a l a r a zó n a nim a l, y d eb e n s er ex am in ad as es p ir i tu a lm ent e . Y p u es t o q ue n o s e tr a ta d e d o gm as q u e s e q u ier an im po ne r , s i n o d e ex p er i enc i as ex pe r im en t ab l es p or q u ie n q u ier a t om ar s e e l tr ab aj o de po n er e n pr ác t ic a e l m étod o, gu ar dém o nos d e d is c ut ir , y s um em os n u es tr a vo z a l c lam or u ná n im e de los In ic i ad os q ue des d e e l f o n do de los s i los ex c l am a n : "O s ad la ex p er ie nc i a; " La pr im er a p ar t e d e es t e tr ab aj o s e i nt e gr a r á c o n l os t em as q u e s e r e l ac io n an c on lo h as ta aq u í bos q uej a do : e l es p ír i tu in ic i át ic o, la d oc t r in a d e l a u ni d a d de la s us t anc i a, y s u c or o l ar i o d ir ec t o: l a i de n t id a d M en t e- m ater i a, l a G nos i s o Co n oc im ie n t o i nic i át ic o , l as f or m as i n ic i á tic as d e pe n s am i en to , y l a doc tr in a d e l V er bo o Lo g os : e l Man t r a v i d ya ( *) ( *) * Ma nt ra -v id yâ ( S án sc rito ).- L ite ral me n te: “Co n o ci mi ent o d e los man t ra s” . – Art e m ági c a. (G .T . H. P .B . )

Has ta aq uí hem os b os q u ej a d o e l es p ír it u i n ic i á t ic o en g e n er a l , ta l c om o a par ec e s e ña l a do en el es q u em a- d ef i nic ió n , p or l a pr im er l ín e a ho r i zo n t a l y v e r t ic al . Vam os ah or a a tr at ar e l s i gn if ic a do de la c r u z f or m ad a p or l as l í ne as c e ntr a l es d el m is m o, qu e m ar c a l o q ue c ons i d er am os e l " a lm a" d e l a I ns t it uc i ón , y c u yo c o r a zó n es t á s e ña la d o c on las p a l abr as " Ar t e R ea l ". Q uiz á f u e r a co nv eni en t e e xp li ca r a nt e s de p ro s egu ir , el se nt id o q ue d amo s a l a s p al ab r as E sp í r i t u y Al m a . E sp í r it u es l a vo l u nt ad de s er ; es o q ue en e l c as o d e l c l or ur o de s od i o es t á r e pr es e n ta d o por las f u er za s f ís ic as de la af i n id a d y l a c o he s i ó n - q u e s e ex pr es an p or i g ua l en t o dos los c uer p os . N o s e tr at a de n ad a d is t in to o s ep ar a b l e , s i no d e a l g o qu e es in h er e n te a t o da m ater ia ; q ue n o p u ed e ex is tir in d e pe n di e nt em en te d e és ta , y q u e, en def in i ti v a , es l a m ater ia m is m a. Es pír i tu es la "s e i d ad " d e l u n i ve r s o , T i e ne la c on d ic ió n d e u n i ver s a li d a d, e n c o ntr a d is t i nc i ó n c o n e l " a lm a", qu e o tor g a l a p ar t ic u l ar i d ad in d i v id u a l. En e l c as o d e l a Mas o ne r í a, es e Es p ír itu es t á r e pr es en ta d o, s e g ún v im os , p or l a Ex pe r i e nc ia T eos óf ic a y s us d er i v ac i on es g n ós t ic as es t ét ic as , f i l os óf ic as , y c r e ad or as - y n o es p ar t ic u l ar d e l a Ins t it uc ió n, s in o u n o y e l m is m o p ar a t o das las v er d a der as Es c u e las I n ic i át ic as , p u es t o qu e , r ep e t im os l a c ar ac t er ís t ic a d el Es p ír it u es s u U n i v er s a l i d ad .

El "a lm a " d e c u al q u ier c os a es aq u e ll o q u e le ot or ga s u pa r t ic ul ar i da d i n d i v id u al y d is t i nt a, hac i é nd o la i gu a l a s í m is m a y d if er e nt e a t odo l o d em ás , Es , c om o d ec ía A. Ba i l e y, l o q u e de t er m in a qu e pr ác tic am en te la m is m a m ater i a s e or ga n ic e c om o r os a o c om o l ec hu g a, .. Es , en f i n, a q ue l l o q ue, c u an d o s e r e t ir a en es e f en óm en o q ue de n om in am os "m u er t e ", d ej a en l ib er t a d l as p ar t es c o ns t i tu t i vas , a f i n de qu e " e l c u er po vu e l v a a l a t ier r a q u e er a, y e l es p ír it u t or n e a D i os qu e lo di o " , p ar a dec ir lo c o n l as p a la br as d el E c les i as t és . Es , en n u es tr o ej em plo q uím ic o , l o q ue da s u s ab or p ar tic u l ar a l a s a l d e c oc in a , y q u e n o de p en d e n i d e l c l or o ni d e l s o d io , n i d e l as f ue r za s d e af i n i da d q ue u n e n e l c om pu es t o. La c ar ac te r ís tic a d e l "a lm a " es , r e pe t im os , l a p ar t ic ul ar i da d . Y l o q ue da per f i les p r o p ios a l a Mas o n er í a, lo q u e un e s us par t es e n un c onj un t o ar m ón ic o y d is tin t o , l o q ue c o ns t it u ye e l " alm a " d e l a O r d en , s i n l a c u a l s us c om pon e n tes ( l os m as o n es ) vo l v er í an a s u pr im it i va c on d ic ió n pr of a n a, y s u es pír i tu ( e l B r ahm a vid ya d e q ue h a b lá b am os ) vo l ar ía a s u pr o p i a es f er a, n o s o n p or c i er t o l as l l am ad as " A nt i gu as L e ye s y R e gl am en tac i o nes " c om o pr e t en d en al g un os d em as i a do a p e ga d os a l a m at er i al i d ad d e l as f or m as , s ino e s e par t ic u la r c om pl ej o d e G n os is , Et ic a, Es t ét ic a, y L it ur g ia , q ue s e de n om in a Ar t e R e a l.

A lg u n os s up o ne n q u e la d en om in ac ió n d e R eg i o, nac e d e q ue a l g uno s m onar c as s e h ic i er o n r ec ib ir m as o nes "n o d es de ñ an d o c am bi ar s u c e tr o por un a c uc h ar a d e a l b añil" c om o r e za n l as p al a br a s r i tu a les . P er o es t a ex p l ic ac i ó n dej a d e s er s a t is f ac t or i a ta n pr o nto c om o u n a l i ger a o bs er v ac i ó n per m i te u n a c o nc e pc i ón m ás ac a ba d a d e l as u n to . E n pr im er lu g ar , t o da o c as i t o da la s im bo lo gí a m as ó nic a , g ir a al r e de d or d e l a l e ye nda d e l a c ons tr uc c ió n d e l T em pl o d e l Re y S a l om ón , l o qu e ll e v a a p ens ar q u e q ui zá n o s e a l a h is t ór ic a f i g ur a d e un F e d er ic o , s i n o l a l ege n d ar i a d e aq u e l an c i an o y s a b io R e y, la qu e s ir v e de bas e p ar a d ec ir qu e e l A r t e - M a s ó n ic o es " Re g i o ". Com o m uc h os r e ye s de l a a nt i gü e da d , és t e de l a l e ye n d a, r e u ní a e n s í l a d ob l e c o nd ic i ón de R e y y S a c er d ot e. .. y l a s c o l um nas q ue s eg ú n l as es c r it ur as he br a i c as y l a l e ye n d a m as ón ic a , s os te ní a n el p ór t ic o d e en tr ad a a s u m ís tic o T em pl o, l l e va n los n om br es de u n s ac er d ot e y d e un R e y ( B o a z es e l b is ab u e lo d e D a v id , y J ak i n e s e l vic e s ac er d o te qu e of ic i o en 1a d e d ic ac i ón de l T em pl o) . La f i g ur a de u n R e y- Sac er d ot e, t a n im por ta nte e n l a s im bo l o gí a oc ul t a, r es a l ta e n e l nom br e de aq u e l Me l lk it ze d ek nac i d o s i n pa dr e n i m a dr e , y d e c u ya m uer t e j am ás s e s up o ; a c u yo s ac er d oc io per te n ec en , s e gú n l as r es p e c t i v as Es c r i tur as , t od os l os i nic i a dos c r is t i a nos . M e lk it ze d ek es u n n om br e c om pue s to p or las p a l abr as Mel ek j y T ze d e k la pr im er a s i g nif ic a R e y, y l a s e g un d a q ui er e d ec ir Re l i g ios o, C o ns agr a d o , y es un o d e l os tít u l os q ue los c a b a lis ta s d an a la di v i n id a d. ¿ S e n ec es i ta m ás e vi de nc i a p ar a s os p ec h ar q u e e l R e y a q u e a lu d e e l ar t e m as ón ic o n o s e par ec e a n i ng u no t er r en a l , s i no m ás b i e n a l et er n o Re y d e R e yes , in t er i or y e s p ir it u a l qu e es e l Raj - r aj a a l q ue as p ir a u nir s e e l pr ac tic an t e d e R aj a- yo g a ? E l " a lm a" d e l s is tem a m as ó n ic o, l o q u e l o hac e ig u al a s i m is m o y d is t i n to d e c u a lq u i er otr o s is t em a, es u n p ec ul i ar R aj a- yo g a o Yo g a r eg i o en el qu e i nt er v i en e G n os is , Ét ic a, Es t é tic a , y S ím bo l o. G n os is , p or q u e p ar t e d e l pr inc i p i o de qu e l a s us ta nc i a ( e l h om br e) , p os e e en s í m is m a l as c ua l i da d es d e s u pr op ia p er f ec c i ón : l a c o nd ic i ó n de la C o nc ie nc ia , y l a V ir t u d o P o der ,. . y por q u e en s us s ím bol os s e oc u l ta e l c o n oc im ie nt o ac um ul ad o p or l os i n ic ia d os d e to d os l os ti em pos , de l as l e yes q u e r i g en los p r oc es os d e la ge n er ac i ó n y m u tac i ó n de los c uer p os , es t o es ; de los v eh íc u lo s y a p ar at os d e l a C onc i enc i a. Ét ic a, por q ue es t á im bu i do c on la id e a d e l a u n i d ad , s e gú n l a c u a l na d a d e c u an t o af ec t e a l a par t e d ej a d e af ec tar a l T o do . Es t é tic a p or qu e s i g u e e l go zo s o c am in o d e l a B e l le za , y p or qu e s u m ec án ic a s e b as a e n l a i nt er ac c i ó n y e q u il i br io de t o dos los op u es t os .

Y s ím bo l o po r q u e por e s t os e l s is tem a l o gr a s u i ns tr um ent a l id a d. La s eg u nd a p ar t e d e es te tr a baj o, s e i nt eg r ar á c o n l os t em as r e l at i vo s a l os pr i nc ip i os es t ét ic os , gn ós t ic os , ét ic os , y de c u lt o, s o br e l os q ue la Mas o ner í a e s t a b lec e y d es ar r o ll a s u Ar te . S e tr a t ar á d e l Ar t e Rea l c om o s is t em a de d es e n vo l v im ie nt o , y d e l l en g u aj e un i v e r s a l d e l os ges t os , La Mas o ner í a dem u es tr a s u pr es enc i a e n e l m un d o b aj o l a f or m a de u n . .tr i pl e m ag is t er io : f il os óf ic o, m or a l, a in ic i át ic o - q u e c o ns t i tu ye l a c or p or a l i da d d e l a O r d e n. Co ns id er em os e n pr im er l u gar la f or m a qu e ut i l i za l a I ns t it uc ión p ar a c um pl ir s u c om et id o de f or m ar i n ic i a dos . Y p ar a e l lo , v am os a s er v i r nos de las c or r es p on d i en tes lí n eas d e l es q u em a- d ef i n ic i ó n; aq u e l l as q ue , p ar t i en d o d e l Ma n t r a v i d ya y l a L it ur g i a p or un la d o, y de l a Ló g ic a y l a Ét ic a por e l otr o, s e un e n e n e l Mag i s ter i o. No q u e l os In ic i ad os s e pu e da n " h ac e r " c om e p or e ns alm o, t a l c os a e s im pos i b le ; y n o ex is t e p er f ec c ió n q u e n o s ea p or e l p r o p io es f ue r zo . Dec í a a l r es pec to , e l t an tas v ec es c it a do Pa b l o: " Yo , c om o p er i to a r q u it ec t o , he p u es t o e l c im ien t o; vea ah o r a c a d a c u a l c om o s obr e – e d if ic a . Em p er o , n ad i e p ue d e p on er s i n o e l c im ie n to q u e ya es ta b a; y s o br e él , a lg u no s o br e e d if ic a pi e dr a, o tr o m ad er a, o tr o h oj ar as c a. " E nt onc es : ¿ Q u é h ac e la O r d en ?. S im pl em ente i n d ic a a s us ad e pt os c u a l es l a f uer za ( l a del V er b o e n t od os s us as p e c t os - p or q ue " en El lo es tá la F ue r za y l a m an er a d e ut i l i za r l a ( S i le nc i o, Be l l e za , Am or , Ver d ad , C ie nc i a, Ser v ic i o) , Y, m un i én d ol os d e u n e s qu em a o m ap a c o ns is t e nt e e n un a c er em oni a s im bó l ic a, q u e te atr a l i za e l dr am a m ís t ic o d e l a In ic i ac i ó n, en l a q u e s e p or m en or i za n l os ac c i de n tes y v ic is it ud es a q u e d eb er á h ac er f r e nt e e l n e óf it o , s i es q u e h a de c um pl ir s u pr o ye c t ad o v i aj e " d e l as t in i e bl as a la L u z" . . . l os dej a l i br es . De la c a p ac id a d d e c ad a u n o pa r a e n te n der , y d e s u pr o n ta vo l u nt ad par a pr ac tic ar , de p en d e e l q ue tr as c ie n d a o n o, las f r o nt er as qu e s e p ar a n u n a i n ic ia c i ón m er am en te a le g ór ic a d e o tr a v er da d e r a . P or q u e c om o es t á es c r it o: "m uc h os s o n l os l lam a dos , y p oc os l os e le g i dos " ; y c ier t am ent e, s on num er os os l os m as on es q u e, r e n unc i a ndo a u n a o por t un i da d m a yo r , s e l im ita n a go za r de l p l ac er d e l a bu e na am is ta d , a m ed i tar s i n m a yo r m éto d o n i or den e n l os pr i nc ip i os m or al es q ue r ec o g en a l a za r d e l os s ím bo l os q ue la I ns t i t uc i ó n pr es e n ta a s us s en t id os , y a pr ac t ic a r l as s o las v ir tu d es s oc i a l es de la c ar i d a d, l a b e nef ic e nc i a, la t o ler a nc ia , etc . Lo c ua l n o es p oc o, p or c i er to , s i n o c os a s um am ente v al i os a, n o bl e , y d i g na a u nq u e i ns uf ic i e nt e e n gr ad o a bs o lu to par a c o n v er t ir u n pr of a no en u n I n ic ia d o ,

E l s e nd er o q ue c o n d uc e a l M a g is t er i o no es ú n ic am en te m or a l, s in o c om e b ie n l o s e ñ al ó a lg u ie n , tam b ié n es i nt e l ec t u a l y em pír ic o, De e l lo da c ue nt a e l d i agr am a - de f i n ic i ón a l hac er s ur g ir l a M a es tr ía de la c o nj unc i ó n de la lí n ea Ve r b o- Li t u r g i a c o n l a d e F i l os of ía – Ét ic a. E n l o f i l os óf ic o, e l p a nt eís m o m on is ta de los I n ic ia d os , s e g ú n f u e ya d ic ho , es e l g er m en c u yo des ar r o ll o pr o duc e es e c u er po de d oc tr in a s p o lí tic o s oc i a les qu e l a M as o n er í a en tr eg a a la s oc i e da d b a j o s u d i vis a d e L i ber t a d , Ig u a ld a d, y Fr a ter n i d a d - y c o n c u ya im pl a nt ac ió n es pe r a log r ar s o br e la t i er r a a qu e l a pr o p i ad o am b ie nt e d e ntr o d e l qu e l a hum an i d ad pu e da n o s o l am ent e r e a l i za r s u f e l ic i da d t em por al , s i n o t am b ié n a lc an za r ( e l i nd i v i du o) s u p er f ec c i ón i nt er ior . No es es t e c a pi t ul o pr e l im i n ar e l a pr o pi a d o pa r a tr a t ar e n de t al l e l as i nf i n it as d er i v ac i o nes ét ic as d e un pa nt e ís m o a c u ya í nt im a na t ur a le za pe r t en ec e e l es pír it u d e a q ue l l a i ns p ir a dor a d i v is a qu e r e za : "N a da de lo hum an o m e es i n d if er en te ", y q u e b i en p o dr í a des p l eg ar c om o pr op i a n ues tr a A ug us ta I ns t i tuc i ó n ( a un q ue no e n la f or m a m es i án ic a c o n qu e l a h ac e s u ya l a i gle s i a de R om a c ua n do , s o br e l a pr et ens i ó n d e l a d i vi n i da d d e s u or ig e n, s e er i g e e n ú nic o i n tér pr et e y c us t od io d e u na v ol u nt a d d i v in a q ue el hom br e es t á ob l i ga d o a o b ed ec er , y e n m ag ís tr a d e l o q ue e l s e r hum a no d e be s um is am en te h ac er y c r ee r . A l c o ntr ar i o, l a M as one r ía s e in t er es a e n t odo l o h um an o c om o c o ns e c ue nc ia de u n or i g en na t ur a l d e l q ue no r en ie g a , y f ue r a d e l c u a l s o s t i en e ( d e ac u er d o c on e l s a b er i n ic i á tic o) , qu e n a da ex is te s a l vo l e ye s n at ur a les , im per s o na l es , y c i e gas . La ex p os ic ió n d e l as pr i nc ip a les doc tr in as m as ón ic as y e l de s u f u nd am en to f i l os óf ic o, as í c om o s u c om p ar ac i ó n c on las qu e , s obr e l a ba s e d e un a c o nc epc i ó n te o ló g ic a d e l a c r eac i ó n, p os tu l an las r e li g i one s pr of a nas , t en dr á s u l u gar en e l c o r r es p on d i en te c ap ít u l o. Nu es tr o pr o pós i to i nm edi a to qu e da c um p l id o c o n s ó lo s eñ a l ar , q u e u n a d e l as f or m as b aj o l a qu e s e m an if i es t a l a c or p or a l i da d m as ón ic a , es t á c o ns t it u i do por es e c o nj un to de doc tr in as p o lí t ic o s oc ia l e s qu e c om po n e n e l r ef l ej o ex t er n o d e n u es tr a d oc tr i na in t er n a , y qu e , baj o e l n om br e ge n ér ic o d e L ib er a l is m o, es t a bl ec e e l p ue nt e de u n ió n d e l a O r d e n c on e l m un d o pr of an o. P or ú lt im o, c om o es c ue l a d e c os t um br es , l a M a s o n er í a g an a l a c a l le p or i nt er m edi o de s us ad e pt os , en u n i n te nt o d e h ac er p ar t ic ip e a to d a la hum an i d ad , d e lo s f r u t os de s u l ib er a dor a, f r a ter n a, a i g u a l it ar ia la b or . La t er c er p ar t e d e es ta o br a s e oc u par á d e l tr ip l e m ag is te r i o d e l a O r d e n. E l c uer p o d e s u doc tr in a f i l os óf ic a y m or al s e r á d es ar r ol l a do a l a l u z de los pr inc i p ios es p ir it u a les qu e an im an la I ns ti t uc i ó n, c om o as í tam bi é n d e tod o l o r e l at i v o a c er em on ia l : r i tu a les , p a ut as , s i gn os , s ím b ol os g e om étr ic os , y p a l abr as s ag r ad as y d e p o d er .

La obr a n o q ue d ar á c om pl et a s i n u na ex p os ic i ó n g e ner a! de la H is tor i a d e l a O r d e n e n l o qu e t i en e r e l ac ió n c o n s us r a íc es es o té r ic as y m í t ic as . As im is m o s e r e q uer ir á u n g l os ar i o g en er a l d e tér m i nos ( por qu e e l qu e es t á " b us c a n do a l Ma es tr o en t o das las d ir ec c i on es " t en dr á q ue b uc ea r en , ex ót ic as c u l t ur as ) . E n r es um en : De n tr o de l a s oc i e da d, la Mas on e r í a es u n f ac t or be nef ic e nt e q ue p r o p en d e a des p er t ar , es t im ul ar , y e nc au za r , to d o m o vim i en t o y f uer za , te n d ie nt e a la m an if es t ac i ón de l a L ib er t a d, la I g ua l d ad , y l a f r a ter n i da d - e n t o dos los ór de n es de la ex is te nc i a, Es as im is m o, un c uer po d e doc tr in a é t ic a que a ba r c a t o dos los c am in os de la ac t i v id a d hum an a , y q u e d er i v a d e l a c o nc epc i ó n h il o zo ís ta de la n a tur a l e za - qu e e s c ar ac t er ís t ic a de l p e ns am i en t o i nic i át ic o . Es t am bi én , u na Es c ue l a de I n ic iac i ó n, e n e l s e nt i d o de qu e p o ne a d is p os ic ió n d e s us ad e pt os t od a l a i nf or m ac ió n n ec es ar i a p ar a alc a n za r l a , un par t ic u l ar s is t em a s im bó l ic o par a r e a l i za r l a , y u n c u e r po d e d oc t r i n a G n ós t ic a p ar a c om pr en d er la . Lo qu e d is t i n gu e a la M as on er ía c om o i ns ti t uc i ó n i n ic iá t ic a es s u par t ic ul ar s is t em a d e des e n vo l v im ie n to - c on oc i d o c on el nom br e de Ar t e R ea l - q u e a ba r c a la t ot a l id a d d e l i nd i v i du o, y q ue es a la v e z es té t ic o , g nós t ic o , i nt e l ec t u al , é tic o , s im bó l ic o , y p r ác t ic o . Lo qu e u ne a l a M as o ne r í a c o n to d a ot r a es c u e l a in ic i át ic a, es el es p ír it u t eos óf ic o q ue la v i v if ic a, d e l c u a l l a Ins t i t uc ió n es u n a p ar t ic u lar m an if es t ac i ón y u na g e n ia l y c om pl et a ex p os ic ió n . Es t a o br a d es ar r o l l ar á t o dos es t os p un tos en tr es p ar t es - y s i g u i e ndo e l es q uem adef in ic i ón qu e s e pr o po n e e n es t e c a pí t ul o de i nt r o d uc c i ó n.

FUEN TE:

G RUP O D E E STU DIO D E L A U NI DAD DE SE RVI CIO DE L U RUG UAY BUEN A V OLU NTA D M UND IAL

Cont inu a rá

C

A

B

A

L

A

La difu s ión d e la s doc trin as ca ba lí st ic a s no se j ust ifi c a rí a, s i no f ue r a po rqu e el O c cid en t e en cu en t r a e n e ll a s, e l f u n d am en t o f ilo só f ic o y o p er at ivo d e su s im b o l i smo re li g io so . Y cu and o e l d ogm ati smo de lo s cult ore s d e l a l etr a m uer ta se expr esó de un a m ane ra cru ent a, de CÁBA LA es la tr adi ció n s ecr eta las fil as de los ad ept os del sabe r s ecr eto si emp re sal ier on sobr e l a q ue se fun dam ent an los las víc tim as; nu nca lo s sist ema s s imb óli cos de in ici aci ón vict ima rio s. cere mon ial qu e s e u til iza n e n e l Occi den te - y de ahí la Vea ent onc es cad a c ual , e n q ué conv eni enc ia de que se di fun da, band o e stá al ine ado . por lo men os en sus li nea mie nto s gene ral es. La v oz Cáb ala si gni fic a t rad ici ón reci bid a. Su raí z C ABA L q uie re Las ant igu os rab bís de cía n q ue la deci r o scu ro, te neb ros o ( en el expe rie nci a e spi rit ual (q ue sent ido de qu e e stá oc ult o, de llam aba n " re vel aci ón”, y qu e que se man tie ne sec ret o a lej ado noso tro s c ono cem os com o G NOS IS) , de l a l uz del So l). tien e u n c uer po que es el li bro de l a L ey, un al ma rac ion al que CÁBA LA, en ton ces es , com o es e l T alm ud, y un esp íri tu decí amo s a l p rin cip io, Tr adi ció n inmo rta l q ue es la Cáb ala . Secr eta . Sin Int erp ret aci ón, el Li bro de Esta tr adi ció n c onc ibe el “ en sí la L ey es com o u n c uer po mue rto ; del Ser y la exi ste nci a” com o u n pero un a i nte rpr eta ció n prin cip io de Con cie nci a; En desp rov ist a d e l as cla ves qu e cons ecu enc ia su mat eri a e s: los corr esp ond en a l a t rad ici ón mist eri os del Ve rbo o Pal abr a secr eta , n o e s m ás que un hu eco como su pre mos Po der ac tor arma zón in tel ect ual qu e, aun que cono ced or de dic ho Pri nci pio (* ) pued e c ond uci r a de riv ar la Ley mora l d el sim bol ism o, de la escr itu ra, es in ope ran te par a prod uci r e n s us cul tor es el (*) Otr as tra dic ion es pos een la esta do de Gno sis . mism a c onc epc ión . A sí por ej empl o tamb ién la s E scr itu ras hi ndú es Cabe ad emá s, señ ala r q ue, expl ica n l a c rea ció n y la mien tra s l a i nte rpr eta ció n y perf ecc ión p or la Pal abr a “ En apli cac ión de la le tra mu ert a, ha el p rin cip io sól o e ra P ra jap ati” sido s iem pre or ige n d e into ler anc ias y div isi oni smo s, el Praj â-p ati s (Sá nsc rit o). Cono cim ien to, en ca mbi o, ha dad o Prog eni tor es o p roc rea dor es; en t odo mo men to fru tos lu min oso s dado res de vi da a t odo lo qu e h ay y fr ate rno s. en e sta ti err a.

Hay sie te y d iez , corr esp ond ien tes a los si ete y diez Se phi rot h d e l a C ába la, a los Ame sha -Sp ent as del ma zde ísm o, etc. – Bra hmâ , e l C rea dor , e s llam ado Pr ajâ pat i, por se r l a sínt esi s d e l os Señ ore s d e l a exis ten cia . [Pr ajâ -pa ti sign ifi ca lit era lme nte : “S eñ or de la c rea ció n o de la s c ria tur as”, y es un ca lif ica tiv o d e B rah mâ, de l os sie te gra nde s R ich is, Manú s y ot ros el eva dos se res . Los Pra jâp ati s s on hij os o eman aci one s d e B rah mâ, qu e p one n de m ani fie sto su s p ode res crea dor es. S egu n e l R ig-V ed a, el verd ade ro cre ado r n o e s B rah mâ, sino lo s P raj âpa tis o Señ ore s d el Ser, qu e s on tam bié n l os R ic his. (Doc tr. Se cr. , I , 3 70) . Leem os en las Le yes de Ma nú q ue Brah mâ cre ó p rim ero lo s “d ie z Seño res de l S er” , l os die z Praj âpa tis o Fue rza s c rea dor as, que pro duc en des pué s o tro s si et e Manú s, o s egú n a lgu nos manu scr ito s, no Man ún [Ma nús ], sino Mu nín [M uni s], “d evo tos ” o sant os ser es, qu e s on los si ete Ánge les de la Pr ese nci a. (I d., II, 606 ). En a lgu nos ca sos Br ahm â s ign ifi ca esot éri cam ent e l os P it ris: e s cole cti vam ent e e l P itâ, “P ad re”; simb oli za per son alm ent e l os Crea dor es col ect ivo s d el mun do y de l os hom bre s, est o e s, del Univ ers o c on tod as sus innu mer abl es pro duc cio nes de sere s a nim ado s e in ani mad os (móv ile s e in móv ile s). Es c ole cti vam ent e l os P ra jâp ati s o Se ñor es de la Exis te nci a. (Id. , I I, 63) .

Resp ect o a su nú mer o, se ha dic ho que son si ete , d iez y fin alm ent e vein tiu no; pe ro est o e s p ura men te aleg óri co. S on die z, con Br ahm â, lo m ism o q ue los di ez S ep hir oth del Zoh ar; pe ro est e n úme ro se redu ce a s iet e c uan do la T ri mûr ti o Tr íad a c aba lís tic a s e s epa ra de los res tan tes . (Id ., I, 380 ). Lo p rop io vem os en tod as las naci one s, cad a u na de las cu ale s tien e s us sie te y d iez Praj âpa tis . –El Oc ult ism o f ija en s iet e e l n úme ro de Prog eni tor es que co rre spo nde n resp ect iva men te a l as sie te Raz as prim ord ial es. Los Pra jâp ati s n o s on ni dio ses ni s ere s s obr ena tur ale s, sin o Espí rit us ava nza dos de ot ro plan eta in fer ior , q ue ren aci ero n en e l n ues tro , y qu e a su ve z dier on ori gen , e n l a p res ent e Rond a, a l a h uma nid ad act ual . (Id. , I I, 646 ). Dakc ha es el jef e d e l os P ra jâpati s. En la fi los ofí a e sot éri ca se h ace me nci ón de los Pr ajâ pat is supe rio res (l os Kum âra s), qu e s on los pro gen ito res de l v erd ade ro Yo espi rit ual de l h omb re, y los Praj âpa tis in fer ior es (Ba ric had Pitr is) , q ue son lo s p adr es del mode lo o t ipo de la fo rma fí sic a huma na, he cha a ima gen de el los . Véas e: Bra hmâ -Pr ajâ pat i, Kum âra s, Manu s, Man u-S vây amb huv a, Pit ris, etc. ] (G. T. H.P .B. ) Tamb ién en el Ma zde ísm o, Orm uz crea el mu ndo pr onu nci and o u na Pala bra de Ve rda d.

Esto s M ist eri os com pre nde n cier tas té cni cas de me dit aci ón que, cu and o s e l as pon e e n prác tic a “ se gún la s r egl as “ cond uce n a l p rac tic ant e a es e esta do de con oci mie nto qu e llam amo s G nos is. Guar da tam bié n l a C ába la el secr eto de la Ac ció n. En u na seg und a a cep ció n, Cáb ala es t amb ién , e l s abe r a cum ula do en el c orr er de los si glo s p or sus inic iad os, me dia nte la ap lic aci ón de d ich as téc nic as, y ab arc a l a Teog oní a, Cos mog oní a, gén esi s y evol uci ón del ho mbr e ( y sus deri vac ion es éti cas , p sic oló gic as y fi los ófi cas de di cha s noci one s); y tam bié n t odo lo rela tiv o a la me tod olo gía pa ra la acel era ció n d e l os pro ces os de perf ecc ión de l i ndi vid uo y l a soci eda d. En s uma : Cáb ala es Ci enc ia y e s Magi a. O qu izá s, es sól o M agi a, ya que en n ing ún mom ent o d eja de se r arte op era tiv o y ci enc ia apl ica da de l as ley es mán tri cas qu e r ige n los pro ces os de cre aci ón y tran sfo rma ció n d e l os cue rpo s. Y ya qu e d eci mos “L eye s mánt ric as” ¿Q ué es MAN TRA ? En l a a cep ció n p opu lar , e s una Pala bra Sa gra da o f órm ula má gic a “ en la qu e r esi de l a Fue rza ”. En g ene ral , s e s upo ne que un Mant ra val e p or el ord ena mie nto de s us let ras y por la ma ner a y tono co n q ue se pro nun cia . Pero es ta ide a, si no fal sa del todo , e s, por lo me nos ,

inco mpl eta , y pu ede co ndu cir a un grav e e rro r d e c onc ept o. Dice Ma imó nid es : “ Cu an torp eme nte ha n e rra do muc hos qu e cree n q ue las le tra s “ de lo s nomb res sa gra dos , y ,e n e l c aso , el m enc ion ado au tor se es tá refi rie ndo co ncr eta men te al de 42 letr as) , se han de pr onu nci ar maqu ina lme nte , y qu e c on sól o sabe r e sto si n m ás inte rpr eta cio nes , e stá n apar eja dos p ara ob rar gr and es cosa s. Cuan do los ne cio s y lo s m ali gno s leye ron es te pas aje de l T alm ud , el q ue dic e: “ E l q ue com pre nde el N omb re Sag rad o e s a mad o d e l o alto , a gra dab le en la tie rra , y resp eta do por to dos ”, inte rpr eta ron qu e v ení a e n a poy o de s us fal sas pr ete nsi one s, y d e que pod ría n o bra r m ila gro s medi ant e a rbi tra ria s comb ina cio nes de le tra s, esc rit as o re cit ada s d e c ier ta man era . Tale s f ala cia s, inv ent ada s a l prin cip io por ge nte s n eci as, vini ero n a ca er en man os d e pers ona s i gno ran tes ; b uen as per o de f lac o e nte ndi mie nto , i nca pac es de d ist ing uir en tre la ve rda d y el e rro r, las cu ale s h ici ero n d e esto s n omb res ma ter ia de gra n secr eto ... La v oz Man tra vi ene de MA NAN A: pens ar; y de TRI SH: Sa lva r, sac ar fuer a. En est e s ent ido , y as í l o defi nen la s e scr itu ras , M ant ra es aque lla pa lab ra, me dit and o e n l a cual se al can za la lib era ció n. Tamb ién se di ce que Ma ntr a v ien e de A MAN TRA NA: ll ama r a al gui en para qu e a cud a. En est a a cep ció n, Mant ra es el Nom bre qu e h ace

acud ir, sa lir fu era , a par ece r, etc. Un a f unc ión o pod er del ánim o. Este po der oso ar te mág ico qu e llam amo s C ába la, y que no só lo cons tit uye la ín tim a y mi ste rio sa esen cia de la s E scr itu ras , sin o el m edi o d e e sta ble cer la rela ció n o per ati va ent re las enti dad es de las di fer ent es esfe ras , l leg a h ast a n oso tro s a trav és de los in ici ado s h ebr eos , de q uie nes la to mar on los prim iti vos cr ist ian os gnó sti cos para le gár nos la jun to con su prop io pen sam ien to y e xpe rie nci a. En e l l arg o c ami no rec orr ido , s in duda su fri ó n ume ros os desv ane cim ien tos , d and o o rig en a más de una he rej ía; ma s t amb ién supo si emp re ren ace r y re esta ble cer su in con fun dib le luz . Hast a t iem pos re lat iva men te reci ent es su tra nsm isi ón se mant uvo en fo rma or al. Sólo ha cia lo s s igl os X y XI I f ue que tom aro n f orm a e scr ita al gun os de s us tex tos y se gra bar on cier tas lá min as. Entr e e se mat eri al cor res pon de cita r, por no mbr ar lo más cono cid o: el E TZ HA – J AIM o Árb ol del la Vida – un jer ogl ífi co que desc rib e e l s ist ema de la s fuer zas có smi cas ; el S eph er YET ZIR AH, o lib ro de la Crea ció n, tan an tig uo que su pate rni dad se at rib uye al patr iar ca Abr aha m, y c uyo te xto expl ica la Cr eac ión po r e l V erb o, y di ce que la s l etr as y s us comb ina cio nes , s on los se nde ros y

las pue rta s p or las qu e s e m uev e y “P ASA ” e l e spí rit u; y el Se phe r Z OHA R, o l ibr o d e l os Espl end ore s, que co mpr end e u na seri e d e c ome nta rio s a la s Escr itu ras . En e l l arg o c ami no rec orr ido , e l caud al tra dic ion al rec ibi ó e l apor te de muc hos af lue nte s. Babi lon ia, Ti ro, Eg ipt o, Alej and ría , e tc. ,no de jar on de hace r su apo rte ; y ta mbi én la Cald ea de los an tig uos sa bio s astr óno mos , q ue es de don de arra nca , c on Abr aha m, su for ma hebr ea. Allí , la his tor ia ent ron ca con el m ito , p ara ha cer nos sa ber , e n clar a a lus ión a la ini cia ció n d el patr iar ca, qu e u n c ier to MELK ITZ EDE X ( n omb re que sign ifi ca Rey – Sac erd ote ), apar ejó pa ra él, la mí sti ca cen a de p an y v ino , en oca sió n c uan do Abra ham vo lví a v ict ori oso de su bata lla co ntr a l os rey es de Edom .(* ) Este Me lki tze dex a qui en Abr aha m ofre ció lo s d iez mos de su vict ori a, es un mis ter ios o pers ona je que , s egú n l a E scr itu ra , ” no tuv o p adr e n i m adr e”, “ ni prin cip io ni fin de dí as”, l o q ue en e l l eng uaj e d el sím bol o q ue la cien cia de l P ode r – Sa bid urí a ( pers oni fic ada en la fi gur a d el Rey – S ace rdo te, y enc arn ada en el I nic iad or de Abr aha m, no tie ne auto r y es et ern o. (*)E dom ( Heb reo ).R eye s edom ita s. Un mi ste rio prof und ame nte re cón dit o h ay que desc ubr ir en la ale gor ía de los

siet e R eye s d e E dom , “q ue rein aro n e n l a t ier ra de Edo m, ante s d e q ue rei nas e a llí re y algu no sob re los hi jos de Isra el” . (Gé nes is, XX XVI , 3 1). La C ába la ens eña qu e e ste Re ino era uno de “f uer zas dese qui lib rad as” y nec esa ria men te de c ará cte r i nes tab le. E l m und o de I sra el es una im age n d e l a cond ici ón de los mu ndo s q ue vini ero n a la ex ist enc ia subs igu ien tem ent e a l p erí odo post eri or en que se ha bía esta ble cid o e l e qui lib rio . (W.W .W. ) Por otr a p art e, la Fil oso fía esot éri ca ori ent al ens eña qu e l os siet e R eye s d e E dom no so n i mag en de m und os fen eci dos o de fue rza s en d ese qui lib rio , s ino sí mbo lo de las sie te Raz a-m adr es hum ana s, cuat ro de las cu ale s h an desa par eci do, la qu int a e stá pasa ndo , y do s e stá n a un por veni r. Aunq ue exp res ada en el le ngu aje de v elo s e sot éri cos , l a indi cac ión qu e h ay en el Apoc ali psi s d e S an Jua n e s bast ant e c lar a c uan do en el capí tul o X VII , 1 0, dic e: “Y son siet e R eye s; los ci nco so n caíd os, y uno (e l q uin to, toda vía ) e s, y e l o tro (l a s ext a Raza -ma dre ) n o h a v eni do aun …”. Si t odo s l os sie te Rey es de Edo m hubi ese n p ere cid o c omo mu ndo s d e “fue rza s n o e qui lib rad as”, ¿ cóm o podr ía el qui nto ex ist ir tod aví a, y el ot ro u o tro s “n o hab er veni do aun ”? En L a C ába la sin ve lo, le emo s e n la p ági na 48: “ Los si ete Re yes

habr ían mu ert o y su s p ose sio nes habí an sid o d esb ara tad as”, y un a nota al pi es rec alc a l a asev era ció n d ici end o: “Est os sie te Rey es son lo s R eye s edom ita s”. ( G.T . H.P .B. ). Resp ect o a l c ont eni do de lo que se l e r eve ló a A bra ham en es te acto , o co mo su con sec uen cia ,dic e e l S eph er Yet zir ah : “ La unid ad pri ma sob re el ter nar io, éste so bre el se pte nar io, y ést e sobr e e l d uod ena rio . ( Se re fie re a la cl asi fic aci ón de las le tra s en : 3 mad res , 7 do ble s, y 1 2 simp les .) Así fue co mpr end ido po r n ues tro padr e A bra ham . ( Abr aha m comp ren dió lo s m ist eri os del Verb o c omo po der gn osi oló gic o y oper ati vo) . Y ha bié ndo lo así co nsi der ado , exam ina do, y pro fun diz ado , l o grab ó y es cul pió to do, y de esa mane ra uni ó l a c ria tur a c on el Crea dor . Ento nce s e l M aes tro de l M und o, ( Uno de los tí tul os que el leng uaj e s imb óli co da al Ver bo (Esp íri tu – M ent e – Pe nsa mie nto – Pala bra ), por que es de ell o que proc ede to da la cie nci a), se le mani fes tó y l o l lam ó s u a mig o y se c omp rom eti ó c on él y su desc end enc ia por un a e ter na alia nza . ( La de l I dio ma que se cons ide ra sag rad o.) Como es tá esc rit o: “ E l cre yó en YHVH ( YHV H e s u n N omb re for mad o por cua tro co nso nan tes , y repr ese nta el po der fi nit iza dor del Ver bo, po r e l q ue ést e d a form a p art icu lar a la mat eri a infi nit a y ho mog éne a, (la

cons ona nte , c ort a, lim ita y mold ea el son ido vo cal , d and o a sí naci mie nto a las pa lab ras y Nomb res pa rti cul are s ) y le fue cont ado co mo obr a d e j ust ici a. ( La s o bra s d e j ust ici a p rod uce n méri to. El pa saj e q uie re dec ir que el rec to uso de l P ens ami ent o - Pal abr a p or el Ini cia dor , e s cont ado co mo obr a d e j ust ici a. Su mal uso po r e l p rof ano ig nor ant e que no sab e h abl ar, es f uent e de todo gé ner o d e d esa rmo nía s y mald ad. ) El p act o c on Abr aha m e s u no ent re los die z d edo s d e l os pie s ( El que cui da nue str os pas os ), el cual es el pa cto de la circ unc isi ón, ( La for ma reli gio sa, la re lig ión exot éri ca) ; y o tro en tre lo s diez de dos de la s m ano s , ( El que cui da nue str as acc ion es, porq ue Pen sar es ig ual a Hac er.) el c ual es el pa cto de la Le ngu a. Este at a a su le ngu a l as vein tid ós let ras y le des cub re su mist eri o. El las ha ce des cen der en e l a gua y sub ir en el Fue go. El l as lan za al Air e, y c on ell as ilum ina lo s s iet e p lan eta s y lo s doce si gno s z odi aca les . ( El Espí rit u – Me nte – Pen sam ien to – Pala bra , e s l o q ue rev ela to das las cie nci as de tod os los pl ano s ). Quiz á p erd ida (o ca si) du ran te el caut ive rio , l a t rad ici ón sec ret a de I sra el vue lve a enc ont rar se a sí m ism a c on Moi sés el pr ofe ta del Ber esh ith , f und ado r d e l a jera rqu ía sac erd ota l d e A aró n, y celo so gua rdi án de la doc tri na del DIO S Q UE HAB LA (la de l V erb o como Po der Su pre mo) , c ont ra la

idol atr ía de los cu lto s natu ral ist as y f áli cos , a lo s q ue es t an pro cli ve la per son ali dad bast ard a. Porq ue la luc ha de Moi sés , c omo la d e t odo in ici ado en lo s Mist eri os del Ve rbo , ( los de l Dios-q ue-h ab la, qu e c ons tit uye n el a sí lla mad o p act o d e l a Leng ua" ), no rad icó en la de fen sa del mon ote ísm o c ont ra el poli teí smo pa gan o, si no la de la doct rin a y cu lto de l V erb o c omo supr emo Po der de l u niv ers o, cont ra las id ola trí as natu ral ist as. YHVH y ELO HIM so n E spí rit us, su Fueg o e s G eni o y Pa lab ra, y la Gene rac ión su ef ect o y no su caus a, y s us sím bol os s on Nomb res . Bajo el ro paj e d e l a a leg orí a, la Escr itu ra des cri be la acc esi s d e Mois és en el ep iso dio de la Zarz a a rdi ent e, cua ndo , c omo ante s a Ab rah am, se le re vel a l a natu ral eza de l P ode r C rea dor y la Iden tid ad ent re Con cie nci a y Se r. Los que no es tán in ici ado s e n e l leng uaj e d el sím bol o p odr án supo ner qu e l a Z arz a e ra un arbu sto or din ari o, y q ue la lla ma que en ell a b ril lab a s in cons umi rla er a u na esp eci e d e fueg o m ila gro sos . Pero lo s q ue pos een e se idi oma , leen ot ra cos a p orq ue sab en que ZARZ A e s e mbl ema de l s ist ema nerv ios o, ( o má s p rec isa men te , del sis tem a d e c ana les po r d ond e circ ula la en erg ía psí qui ca _ q ue es l a f orm a c orp ora l d el Ver bo) , y qu e F UEG O, lo es de lo que lo s teos ofi sta s l lam an Kun dal ini( *).

(*) Kun dal ini ( Sán scr ito ).Serp eti no, en ros cad o c omo un a serp ien te, en es pir al. La term ina ció n f eme nin a d e e ste adje tiv o e s î . (Ku nda lin î). (G.T . H .P. B.) Kund ali nî zak ti (-s ak ti o – shak ti) (S áns cri to) .El po der de v ida ; u na de las Fu erz as de la Natu ral eza ; e l p ode r q ue eng end ra cier ta luz en aq uel los qu e s e disp one n p ara el de sar rol lo espi rit ual y cla riv ide nte . Es un pode r q ue sól o c ono cen aq uel los que pra cti can la co nce ntr aci ón y el y oga . [El po der se rpe nti no o en e spi ral , p ode r d ivi no lat ent e en t odo s l os ser es. (S vân i Vive kân and a). –El pod er o f uer za que se mu eve form and o c urv as. E s e l u niv ers al prin cip io de vid a q ue se mani fie sta en to das pa rte s e n l a Natu ral eza . Esta fu erz a i ncl uye la s d os gran des fu erz as de atr acc ión y repu lsi ón. L a e lec tri cid ad y e l magn eti smo no so n m ás que mani fes tac ion es de la mis ma. Este es el po der qu e p rod uce “e l ajus tam ien to con tin uo de las rela cio nes in ter nas co n l as exte rna s”, qu e e s l a e sen cia de la v ida , s egú n H erb ert S p enc er, y “el aju sta mie nto co nti nuo de la s rela cio nes ex ter nas co n l as inte rna s”, qu e e s l a b ase de la tran smi gra ció n d e l as alm as (ren aci mie nto ), seg ún las doct rin as de los an tig uos filó sof os ind os. (D oct r. S ec r., I, 3 12) .

Esta fu erz a, lla mad a t amb ién “Pod er ígn eo” , e s u no de los míst ico s p ode res de l y ogu î, y e s el B udd hi con sid era do com o prin cip io act ivo ; e s u na fue rza crea dor a q ue, un a v ez des per tad a su a cti vid ad, pu ede ma tar ta n fáci lme nte co mo cre ar. ( Voz de l Sile nci o, I). ] (G. T. H.P .B. ) En e ste ep iso dio se le re vel a a Mois és la nat ura lez a d el Prin cip io Sup rem o, co mo Aqu ell o que Es ( E HIE H) Ehe yeh (Heb reo ).“ Yo soy ”, seg ún I bn Gebi rol , p ero no en el se nti do de “Yo soy lo qu e Y o s oy”. (G. T. H.P. B.) . Y es en no mbr e d e e sta Re ali dad de r eal ida des y Sec ret o d e secr eto s, que Mo isé s c ump le su misi ón lib ert ado ra ant e e l Faja ron , a cu yos sa bio s , ve nce y humi lla . Y es a su luz qu e f orm ula la le y, cond ena la id ola trí a n atu ral ist a, y da fo rma al cu lto po pul ar, al fren te del qu e c olo ca a A aró n, su herm ano , a l q ue ord ena sa cer dot e. Pero la Cá bal a e s a nte rio r a Mois és y a Ab rah am. En c oin cid enc ia tot al con la s demá s t rad ici one s m íst ica s, los caba lis tas af irm an uná nim eme nte que su cie nci a n ace co mo un apor te hec ho en el pri nci pio de los tie mpo s, ( a l c omi enz o d el perí odo de ma nif est aci ón) ,po r l os divi nos pr oge nit ore s d e l a huma nid ad, lo s a leg óri cos Ku mar as de l as ley end as Pur áni cas , l os MANA SAP UTR AS ( v er Glo sar io Teos ófi co de H.P .B. ) d e l a trad ici ón Véd ica , q ue al tér min o de l a T erc er Raz a r aíz , d ota ron

de e nte ndi mie nto a los cu erp os de la n aci ent e h uma nid ad. (Kum âra s (Sá nsc rit o). Much ach os vír gen es, do nce les o jove nci tos cé lib es. L os pri mer os Kumâ ras fu ero n l os sie te hij os de Brah mâ, na cid os de los mi emb ros del dio s e n l a l lam ada no ven a crea ció n. Se di ce que le s f ue dado ta l n omb re por ha ber se nega do for mal men te a “p ro cre ar sus esp eci es” , y de es te mod o “per man eci ero n Y ogu îs”, s egú n refi ere la le yen da. Kumâ ra sig nif ica li ter alm ent e niño o ado les cen te que no pa sa de los qui nce añ os, y en sen tid o figu rad o e qui val e a “p uro ”, “ino cen te” . Los Kum âra s ( los si ete sa bio s míst ico s) son di ose s s ola res y tamb ién so n p itr is; so n l os “Hij os del Fu ego ”, por que so n l os prim ero s s ere s, den omi nad os “Men tes ” e n l a D oct rin a S ecr eta , sali dos de l F ueg o p rim ord ial , hijo s n aci dos de la me nte de Brah mâ- Rud ra, o Ziv a, el gra n Yogu î y ex cel so pat rón de to dos los yog uîs y mís tic os de la Indi a; Son los Dh yân is der iva dos dire cta men te del Pr inc ipi o supr emo , m uy imp rop ia e impr ude nte men te lla mad os “Án gel es caíd os” po r l a t eol ogí a cris tia na, pu est o q ue San aka , jefe de lo s K umâ ras , e s e l prot oti po de San Mi gue l y de lo s demá s a rcá nge les . En l os Pur âna s, su núm ero es vari abl e, seg ún las ex ige nci as de la a leg orí a. Ge ner alm ent e s e dice lo s “ cua tro Ku mâr as” (a unq ue

en r eal ida d s on en núm ero de siet e), po rqu e S ana ka, Sa nan da, Sanâ tan a y Sa nat kum âra so n l os prin cip ale s v aid hât ras (o “H ijo s del Hac edo r”) qu e s urg ier on del “cuá dru ple mi ste rio ” (D oc tr. Secr ., I, 116 ). En l os tex tos ex oté ric os se hac e menc ión de cu atr o, y a ve ces cinc o K umâ ras . Tre s d e e llo s, desi gna dos re spe cti vam ent e c on los nom bre s d e S ana , K api la y Sana tsu jât a, son oc ult os o esot éri cos . En l as ens eña nza s e xot éri cas se les han ap lic ado la s deno min aci one s r esp ect iva s d e Sana ka, Sa nan da, Sa nât ana, Sana tku mâr a, Jât a, V od hy y Pañc hac hik ha, y aun al gun os de ello s s on des ign ado s c on nom bre s dife ren tes , c omo Sa nan dan a y Ribh u. –Exo tér ica men te, lo s K umâ ras so n la “ cre aci ón de Rud ra o Nîla loh ita (u na for ma de Ziv a) por Bra hmâ … y de ci ert os otr os hijo s n aci dos de la me nte de Brah mâ” , p ero , s egú n l as ense ñan zas es oté ric as, so n l os prog eni tor es del ho mbr e i nte rno , del ver dad ero Yo es pir itu al del homb re fís ico , l os P ra jâp ati s supe rio res , m ien tra s q ue los pitr is o P raj âpa tis in fer ior es no son más qu e l os pad res de l m ode lo o ti po de su for ma fís ica “h ech a a su im age n”. Los Kum âra s h abí an rec ibi do ord en de c rea r, per o, com o a sce tas vírg ene s q ue era n, se neg aro n a hace rlo , s acr ifi cán dos e d e e sta suer te en fav or de la hum ani dad para ac ele rar su ev olu ció n; rehu sar on cre ar al ser hu man o mate ria l, per o f avo rec en sie mpr e

el d esa rro llo de la s p erc epc ion es espi rit ual es sup eri ore s y el prog res o d el hom bre et ern o inte rio r. (I d., I, 49 5). Esta cl ase de Dh yân C h ohâ ns mere ce ate nci ón esp eci al por que enci err a e l m ist eri o d e gene rac ión y her enc ia a q ue se alud e e n e l C ome nta rio a la Esta nza VI I, al tra tar de lo s cuat ro órd ene s d e s ere s angé lic os. ( Doc tri na Sec ret a, pass im. ). –V éas e: C re aci ón Kaum âra , A gni chv âtt as, Ka pil a, etc. ] (Gl osa rio Te osó fic o. H.P. B.) En u n p rin cip io, se di ce, un os sere s d ivi nos ( que la Cá bal a llam a b eni -El ohi m, o s ea Hijo s de los Dio ses , y qu e o tra s trad ici one s p ers oni fic an en las figu ras de un Ma nco Ca pac, T hot, Herm es, Tu bal Ca ín, Mi tra , etc. ).i ntr odu jer on un alm a raci ona l e n u na hum ani dad past ori l. Apor tar on el Fue go y e l T rig o, ( embl ema s a mbo s d e l a T rad ici ón Secr eta y de la civ ili zac ión ), y ense ñar on las le tra s , la reli gió n, la ley ; l a a gri cul tur a, el a rte de mo lde ar met ale s, y e l de c ons tru ir ... y lue go se reti rar on “ a l os cie los “, desd e d ond e, con ver tid os en las lumi nar ias de la s c ons tel aci one s bore ale s, con tin úan or ien tan do nues tro ca min o. Tal es, pa lab ra más o men os, el mito un ive rsa l r ela tiv o a un magn o a con tec imi ent o; le yen da que las di sti nta s t rad ici one s rela tan co n a lgu na var ian te.

La C ába la dic e q ue fue ron lo s beni - E loh im qui ene s d ier on la ense ñan za a J avá , l a q ue a s u v ez la t ras mit ió a s u p rog eni e. JAVA ( y n o E va ni E vé co mo erró nea men te se tra nsl ite ra) , e s el v erd ade ro nom bre bí bli co de la “mad re de los vi vie nte s”. Javá es la hu man ida d; Elo him es el L ogo s, el Ver bo o P ala bra ( el Pode r p orq ue el Esp íri tu se expr esa , y qu e e n c ons ecu enc ia es de n atu ral eza di vin a), y fue ron sus “ h ijo s”, lo s q ue en el prin cip io, la ap ort aro n c omo Cien cia . Es p or la Pal abr a que la huma nid ad tie ne acc eso al Cono cim ien to; y tam bié n e s p or ella ( est o e s: por la s técn ica s d e m edi tac ión qu e s e basa n e n c ier tas Pa lab ras Sagr ada s, que la in ici aci ón caba lís tic a tra nsm ite ), que el ente ndi mie nto pu ede ac ced er a e sa expe rie nci a e xtr aor din ari a q ue se llam a G NOS IS. Para de cir lo de una ve z: El Cono cim ien to y l a G nos is ( qu e es una de las fo rma s d el pri mer o), nace n y se nu tre n e n e l Pens ami ent o – Pa lab ra. El p rim ero , en el Pen sam ien toPala bra or din ari o; la seg und a, en la a cce sis qu e s e a lca nza po r l a “ me dit aci ón “ q ue, po r s er una de l as for mas de l p ens ami ent o, tamb ién es Ve rbo . Los cab ali sta s h an tra duc ido el sabe r, apr ehe ndi do en esa s acce sis a tér min os int eli gib les a la r azó n, sus tit uye ndo po r embl ema s, los va lor es de otr a

mane ra ine fab les , y pr odu cie ndo mito s, ley end as, y tex tos , l os cual es, en riq uec ido s c on copi osí sim os co men tar ios , vini ero n a co nst itu irs e e n e l cuer po ext ern o d e l a m íst ica trad ici ón. Así sur gie ron , e ntr e o tro s, los sist ema s d e i nic iac ión simb óli ca. ... aun que de spu és vini ero n l os que lo s “mod ern iza ron ” y lo s “a da pta ron a los tie mpo s” ( y a sus pr opi as y estr ech as cre enc ias ), olv ida ndo que to da ide a d e m ode rni zac ión es e xtr aña a la nat ura lez a, que , desd e s iem pre vi ene pr odu cie ndo sus cri atu ras co n l as mis mas cosa s e n l os mis mos si tio s, y para la qu e t odo ap art ami ent o d el trad ici ona l m old e a rqu etí pic o, es arbi tra rie dad , s i n o dege ner aci ón. El m ito de l a por te apa rec e e n e l Géne sis de Mo isé s, en el epi sod io de l a S erp ien te ( n aja s) que ense ña a J avá a “co mer de l Á rbo l del Con oci mie nto ”. “ No mo rir éis , d ijo en aq uel la ocas ión la Se rpi ent e, “si no que seré is com o E loh im”. Tamb ién se al ude a est e M ito en el p asa je que cu ent a q ue “ v ien do los ban i- Elo him qu e l as hij as de los hom bre s e ran he rmo sas , tomá ron se mu jer es. ” Nâga ( Sán scr ito ).Lite ral men te, “s erp ien te”. En el Pant eón in do es el nom bre de los espí rit us- dra gón y ser pie nte , a sí como de lo s h abi tan tes de l P âtâ la (inf ier no) . Pero co mo Pât âla si gni fic a l os antí pod as y e ra el nom bre da do a

Amér ica po r l os ant igu os, qu e cono cía n y vi sit aro n a que l cont ine nte an tes de qu e E uro pa hubi ese oí do nun ca h ab lar de él , dich o t érm ino es pr oba ble men te anál ogo a los na gal es mej ica nos , los (ac tua les ) h ech ice ros y ensa lmi sta s. Los Nâg as son lo s N ats de Birm ani a, dio ses -se rpi ent es, o “dem oni os- dra gon es”. En esot eri smo , s in emb arg o, com o s e ha d ich o y a, ést e es u n sobr eno mbr e a pli cad o a lo s “hom bre s s abi os” o ade pto s. En l a C hin a y el Ti bet, l os “Dra gon es” so n c ons ide rad os com o las div ini dad es tut ela res de l mund o y de va rio s p unt os de la tier ra, y a d ich a p ala bra se le ha d ado la si gni fic aci ón de adep tos , y ogu îs y n arj ols, a cu yo gran sa ber y con oci mie nto se refi ere si mpl eme nte el té rmi no en cues tió n. Esto se ha lla ta mbi én pro bad o e n los ant igu os sût ras y en las biog raf ías de Bu ddh a. El N âya es si emp re un hom bre sabi o, dot ado de ex tra ord ina rio s pode res má gic os, en la Am éri ca del Sur y Cen tra l, lo mis mo que en l a I ndi a, en la Cal dea , a sí como en el an tig uo Egi pto . En C hin a, el “cu lto ” d e l os Nâg as esta ba muy ex ten did o, y a dqu iri ó aun may ore s p rop orc ion es des de que Nâg ârj una (e l “g ra n N âga s”, el “ gra n A dep to” , l ite ral men te) , el d eci moc uar to pat ria rca budi sta , v isi tó la Chi na. Los Nâg as son co nsi der ado s p or los “ce les tia les ” ( Los ch ino s,

hijo s d el Cel est e I mpe rio ) c omo “los di ose s o es pír itu s t ute lar es de l as cin co reg ion es o c uat ro punt os car din ale s y el ce ntr o, como lo s g uar dia nes de lo s c inc o lago s y cu atr o o céa nos ” (E it el) . Esto , s egu ido ha sta su or ige n y trad uci do eso tér ica men te, sign ifi ca que lo s c inc o cont ine nte s y su s c inc o r aza smadr es han es tad o s iem pre ba jo la guar da de “di vin ida des terr est res ”, est o e s, de Sab ios Adep tos . La t rad ici ón de que lo s N âga s baña ron a Gau tam a B udd ha en su naci mie nto , l e p rot egi ero n y guar dar on las re liq uia s d e s u cuer po cua ndo fu e mue rto , i ndi ca adem ás que lo s N âga s s on simp lem ent e h omb res sa bio s, Arha ts, y no mon str uos o drag one s. Esto se ha lla ig ual men te corr obo rad o p or las in num era ble s hist ori as de Nâg as con ver tid os al budi smo . El Nâg a d e u n l ago situ ado en un a s elv a d e l as inme dia cio nes de Râ jag rih a y much os otr os “Dr ago nes ” f uer on así con ver tid os por Bu ddh a a la buen a L ey. [Ent re los oc ult ist as, lo s N âga s, lo m ism o q ue las se rpi ent es y drag one s, tie nen un a sign ifi cac ión se pte nar ia. Exot éri cam ent e, son un os ser es semi div ino s, que ti ene n r ost ro huma no y c ol a de dr agó n o se rpi ent e. Se gún la c ree nci a v ulg ar, so n a sur as o demo nio s. En la Do ctr ina Secr eta , l os pri mer os Nâg as son

unos se res má s s abi os que la s serp ien tes ; s on los “H ijo s d e l a Volu nta d y de l Y oga ”, nac ido s ante s d e l a c omp let a s epa rac ión de l os sex os, “m adu rad os en los huev os por tad ore s d e h omb res , prod uci dos po r e l p ode r (Kri yâz akt i) de los Sa nto s sabi os” de la pr imi tiv a t erc era Raza . (Do ctr ina Se cre ta, II , 191- 192 ). Esot éri cam ent e, son lo s A dep tos , Sabi os o M aes tro s d e S abi dur ía. En l a t eog oní a y en la ev olu ció n antr opo lóg ica , s on dio ses y homb res cu and o s e e nca rna n e n e l mund o i nfe rio r. (I d., II , 2 21) . Astr onó mic ame nte ha bla ndo , l os Nâga s ( jun to con lo s R ich is, Gand har vas y otr os ser es) acom pañ an al Sol a tra vés de lo s doce me ses so lar es. Son los Se rap him de lo s j udí os. (Id. , I I, 527 ). –T amb ién se desi gna co n e l n omb re de N âg a l a mani fes tac ión de vi da que ca usa la e ruc tac ión . (Râ ma P ra sâd) . – Nâga , a dem ás, si gni fic a: elef ant e, nub e, per íod o astr onó mic o; y e n s ent ido figu rad o, hom bre cr uel , v iol ent o. –Véa se: Nâ gad vip a.] ( G.T . H.P. B.) En g ene ral es tos do s t ext os se inte rpr eta n d e u na man era ha rto vulg ar; y no fal ta raz ón par a ello , y a q ue tam bié n t ien en ese sent ido , y a q ue en la his tor ia de la t rad ici ón sec ret a, no tod as fuer on azu cen as, y los ho mbr es caye ron má s d e u na vez en la indi gni dad de la he chi cer ía fáli ca. Pero ta mbi én pue de ent end ers e d e otra ma ner a, y t rad uci rse a J av á

, “l a m adr e d e l os viv ien tes ” , como la ll ama el te xto bí bli co, como l a M ent e d e l a q ue pro ced e el H omb re Nue vo, el na cid o d el Espí rit u , en co ntr apo sic ión c on el d e l a s ang re, o Ada m. Y la s b eno th ha- Ad am , “ la s hija s d e l os hom bre s “ a las qu e “ en tra ron “ los be ni – E loh im, pued en ser in ter pre tad as com o l as Ment es hum ana s q ue así fu ero n “vis ita das ” por el Ve rbo o Pala bra Di vin a. Que no fu ero n toda s, ya qu e, com o s e e nca rga de e xpl ica rlo el pr opi o t ext o, los ben i – El ohi m “ t o már ons e” muje res el igi end o e ntr e t oda s”. El s egu ndo mi to pos ee, ad emá s, un mati z q ue aqu í s ólo pu ede se r menc ion ado al pa sar , y qu e s e rela cio na con la s e tap as de la vida de l p lan eta , y co n l os rein os nat ura les qu e e n é l evol uci ona n, y s us “re zag ado s”. La p rác tic a c aba lís tic a s e estr uct ura en un ri tua lis mo que comb ina la ac ció n c ere mon ial , c on la “ me dit aci ón sob re los símb olo s “ , y gi ra alr ede dor de un j ero glí fic o q ue se lla ma Árb ol de l a V ida , q ue es su pri nci pal embl ema . Sin per jui cio de lo qu e, con má s deta lle di gam os en otr os artí cul os, va mos a dar ah ora un a brev e d esc rip ció n d e l os elem ent os que co mpo nen un a d e s us much as pre sen tac ion es. Un P rin cip io Sup rem o, ( q ue en sí mism o, es inf ini to e inco gno cib le, y del qu e s e admi ten tr es gr ado s d e mani fes tac ión , q ue rec ibe n l os títu los de Va cío ( EN ) ,

Infi nit o ( EN SOP H) y L uz Inf ini ta (EN SOP H A UR) , p roc ede po r S u Pode r o Ve rbo a pro duc ir una cuád rup le Cre aci ón: un Mu ndo Supr emo , u no Mor al arq uet ípi co, uno for mat ivo y uno de la Ac ció n, que es la esf era mu nda na. Cada un o d e e sto s m und os est á bajo la ég ida y res pon de a c ada una de las le tra s d el Nom bre Inef abl e. El p roc eso de es ta Cre aci ón se cump le en die z c ond ens acio ne s o “ esta dos su ces ivo s “ ll ama das Seph ira h ( e n p lur al : S EPH IRO TH ). Esta s “ ema nac ion es” se or den an en tres Co lum nas re pre sen tat iva s d e la p ola rid ad y e l e qui lib rio , y ser rel aci ona n e ntr e s í p or 22 líne as que re spo nde n a la s 2 2 letr as del al fab eto y se lla man Send ero s. Pues to que ha y c uat ro gra dos de mani fes tac ión , c ada un a d e l as diez “ em ana cio nes ” se exp res a de c uat ro man era s d ife ren tes . Así, en el Mu ndo Su pre mo ( llam ado A ZIL UTH – voz qu e sign ifi ca Emi nen cia ), el Lo gos se e xpr esa di rec tam ent e b ajo la form a d e D iez No mbr es Div ino s d e alto va lor fi los ófi co y meta fís ico . En e l M und o A rqu etí pic o ( lla mad o BRIA H), la s d iez Se phi rot h se pres ent an com o o tro s t ant os Pode res , “ qu e l a t rad ici ón conc ibe co mo Arc áng ele s” , c uyo s nomb res y res pec tiv as fig ura s embl emá tic as son fu nda men tal es en al p rác tic a d e l a m agi a cere mon ial .

En e l p lan o f orm ati vo (ll ama do YETZ IRA H ) , l o h ace n b ajo la fo rma de d iez le gio nes de en tid ade s q ue la t rad ici ón ll ama “ cor os angé lic os” . Y en la es fer a m und ana ( lla mad a ASSI AH) , q ue es la de la Acc ión como Tr es Fue rza s E lem ent ale s ( de “ tra nsm isi ón” o “ i nte rca mbi o “ ll ama da AIR E ; de “ de sce nso “ o “ con den sac ión “ lla mad a A GUA ; y de “ asc ens o” o “ su bli mac ión “ llam ada FU EGO ), y S iet e E ner gía s Plan eta ria s ( qu e i ncl uye n l as Doce Zo dia cal es) . Tal es el esq uem a d e u na de las much as pre sen tac ion es del Ar bol de l a v ida . En r esu men : a) L a C ába la es la tra dic ión secr eta re lat iva a los Mi ste rio s del Ver bo ( E spí rit u – Co nci enc ia – Me nte – Pen sam ien to – P ala bra ) tal com o h a l leg ado ha sta noso tro s a tr avé s d e s u v ers ión hebr ea. Su d oct rin a f und ame nta l e nse ña que hay un a Ú nic a R eal ida d q ue es Espí rit u, cuy o ó rga no de Cono cim ien to y A cci ón es la Pala bra – “ e n l a q ue res ide la Fuer za ”. b) L os sec ret os cab alí sti cos so n tran smi tid os de ini cia dor a inic iad o. Fue ra de ell o, lo úni co que pue de ser co noc ido so n l os frag men tos no re ser vad os que ha n sido li bra dos al pu bli co por lo s Inic iad os. c) C omo to da tra dic ión mí sti ca, la c aba lís tic a p ose e d oct rin a y méto do. En lo pr áct ico , e s u n simb oli smo op era tiv o, de

cont eni do alt ame nte fi los ófi co y mora l, cuy a a pli cac ión co ndu ce al Pode r. d) P ues to que la Cá bal a c onc ibe la R eal ida d c omo Es pír itu , y Su Pode r c omo Pa lab ra, lo s n úme ros y las let ras so n p ara el la, lo s elem ent os sub sta nci ale s e n qu e se inco rpo ra el Pod er Cre ado r. “ E n ello es tá la Fue rza “ com o d ice el a for ism o. e) H ay , a dem ás de la si mbó lic a, una tra dic ión or al que la ex pli ca y co mpl eme nta . f) E l “ pu ebl o” cuy a e s e sta trad ici ón , e s l a c omu nid ad de los ini cia dos en el la. Es ta comu nid ad est á e str uct ura da seg ún los pla nos na tur ale s, en sie te círc ulo s c onc ént ric os: tr es pura men te esp iri tua les y cua tro corp ora les . g) E l s imb oli smo de la Cá bal a gira al red edo r d e u n j ero glí fic o llam ado Ár bol de la Vi da, y cons ta de una se rie de No mbr es y text os crí pti cos qu e s e e xpr esa n en h ebr eo , q ue es la len gua sagr ada , d e e sta tr adi ció n. Este si mbo lis mo, co mo tod o l os demá s, cum ple un a d obl e f unc ión : tuit iva y ope rat iva .

A LA MEMORIA DEL HERMANO

.·.
ANTENOR DAL MONTE

LA

ACCION

MASÓNICA
trascendencia de una verdadera “marca”, cuando no somos nosotros sino la Masonería Misma la que lo afirma a través de sus rituales. Así, por ejemplo, en la ceremonia de Iniciación según el ritual inglés (que por sus cuidadas formas, es a mi juicio, irreemplazable para el estudio de nuestros usos, costumbres, y Principios), el VM.·. prologa la comunicación de los Ssecr.·. del Gr.·. con las siguientes palabras: “Procederé ahora a confiaros los signos de este Grado, o sea, aquellas señales por las que nos reconocemos entre nosotros y nos distinguimos del resto del mundo. En primer lugar debe decirse para vuestra información general que

Siempre que me toca hablar o escribir sobre Masonería me siento en la necesidad moral de puntualizar, que no creo que el discurso sea en sí mismo un “trabajo masónico”, lo nuestro es más un asunto de ser, que una cuestión de saber, y como me atrevo a afirmar que todos coincidimos en eso, mi declaración no puede tener otro objeto que dejar totalmente en claro que, aunque por razones de oficio me veo obligado a exponer, no creo que ello agregue nada a mi condición de masón, y que soy de la opinión que el masón lo es por sus actos y no por sus palabras. Y esto que podría no tener otro valor que el de una opinión personal compartida por muchos, adquiere la

todas las Escuadras, Líneas y Plomadas son signos verdaderos y propios para reconocer a un masón. En consecuencia, se espera de vos que os mantengáis recto y con los pies formando escuadra, lo cual es emblemático del aplomo y verticalidad de vuestra mente y de la rectitud de vuestros pasos. Es solamente estando en esta posición que podéis recibir los Secretos del Grado...”. No dice el citado ritual que los masones se reconocen por sus conocimientos y explicaciones, sino por la verticalidad de su pensamiento hecho rectitud de trayectoria. Además, nos exhorta a dar la señal de lo que somos en esos términos, al tiempo que advierte que “sólo en esa posición” podemos esperar recibir los inefables Secretos del Iniciado. No descarto la conveniencia de instruirnos mutuamente; ¿acaso los obreros de otras ramas del quehacer civilizador no estudian? ¿No se reúnen en simposios, convenciones y conferencias, de las que derivan importantes ventajas? ¿Por qué no habríamos de hacer nosotros otro tanto? No subvaloro pues, el estudio y la instrucción; lo que sostengo es que todo estudio resulta estéril si, quedándose en eso, el pensamiento no es luego capaz de proyectarse en aportes efectivos a la problemática humana. Porque desde que la Masonería no es metafísica abstracta, sino arte civilizador concreto, su objetivo no es ni puede ser la formación de eruditos, sino el forjar obreros aptos para construir un mundo cada vez más humano. La Masonería debe ser una ciencia aplicada y no un mero romanticismo idealista. ¿Llamamos Ateneos a nuestras Logias? No por cierto, sino Talleres. Además, creo que es importante que los “oradores” nos apresuremos a poner las cosas en su lugar, especialmente cuando hay presente aprendices, a fin de que no haya lugar a engaños sobre la naturaleza

de lo que es y lo que decididamente no es “trabajo masónico”. El discurso NO lo es; y la Masonería es un arte práctico. Pero afirmar una cosa así equivale a plantear algo que puede resultar molesto, porque implica sugerir la existencia de una técnica. Porque una de dos: o lo nuestro es una mera actitud, que a falta de expresión propia adopta las del discurrir y el hacer mundano, o como dice un Catecismo es “el arte de levantar Templos a la Virtud y calabozos para el vicio” – o sea: el de construir sobre la Tierra estructuras aptas para cobijar las aspiraciones ideales de la humanidad; y en tal caso y para ese fin tiene (o necesita tener) una técnica. Sabemos perfectamente qué cosa es la Medicina como actitud, y no tenemos dudas respecto a qué significa ser médico en términos de virtudes humanas; pero no llamaríamos Escuela de Medicina a un Instituto que sólo se ocupara de nuclear individuos afines a dicho espíritu para inculcarles las respectivas virtudes, olvidando enseñarles el oficio. En los tiempos operativos esa cuestión no se presentaba; y hasta los profanos sabían en qué consistía el arte de un albañil. Entonces los hombres que reunían las condiciones básicas eran admitidos al aprendizaje, y los Maestros poseían y enseñaban su arte a los obreros en la medida de las necesidades de las obras y en las de las respectivas capacidades. Puede presumirse que hubo un esoterismo religioso incorporado a la manualidad, como ahora quizá lo haya en nuestro simbolismo; pero no es a eso a lo que nos estamos refiriendo ahora, sino a los secretos del Arte de Construir - antes en la piedra, ahora en el pensamiento -. Y la pregunta es: ¿Poseyó, posee, o puede poseer la Masonería moderna secretos especulativos equivalentes a los de los antiguos Giblim?

La respuesta que me doy es terminante. Los tuvo, los ha perdido, y puede y DEBE recuperarlos. La afirmación parece temeraria, pero no lo es. Cuando vemos un edificio debemos presumir no sólo la existencia del arquitecto sino la de su técnica. Allí están las estructuras que levantaron los masones operativos; y aquí, aunque mostrando las señales de la decadencia, están las fórmulas político-sociales del liberalismo que forjaron los masones especulativos de los primeros tiempos. La velocidad con que se expandió la Masonería a partir de los 85 albañiles desocupados que distraían sus ocios en las tabernas londinenses y la influencia decisiva del pensamiento masónico en la formación del mundo liberal es un hecho demasiado asombroso para que pueda ser atribuido al azar o a la mera presión mecánica de un supuesto “determinismo histórico”. Desde mi punto de vista, una tal afirmación equivale a decir que las catedrales góticas se deben a la Divina Providencia –que es como los antiguos nombraban a lo que los modernos llaman “determinismo histórico”. Pero aún admitiendo que todo ocurrió porque “los tiempos estaban maduros”, quedaría por explicar por qué tal “devenir” no tomó ni produjo otros centros de irradiación que los masónicos... Pienso, entonces, que la Masonería Especulativa poseyó tales secretos operativos en el ámbito de los resortes del comportamiento colectivo; y resulta evidente que ya no los tiene. Lo importante, sin embargo, no es lo que yo piense, sino lo que al respecto sostiene la propia Masonería. Y aunque no es este el lugar ni el momento de entrar en detalles legendarios que son del dominio de

cuantos pueden conocerlos, podemos decir que los geniales creadores de nuestro sistema afirmaron la existencia de tales secretos, previeron las lamentables circunstancias de su pérdida y dejaron establecido el procedimiento para su oportuna recuperación. Y mientras el drama de la muerte del Maestro sigue su desarrollo... la humanidad necesita habitaciones (formas-de-pensamiento) en que albergar sus ansias, y puesto que los del oficio no las proveen, ahí andan los hombres radicalizados en opuestos bandos de violencia, desorientados y obnubilados por slogans. La Masonería como Institución no se muestra insensible al problema, y en todas partes aflora la misma inquietud. Entendemos que de acuerdo a como viene desarrollándose –a nivel universal- la polémica sobre los problemas socio-económicos, la Orden no puede eludir su tratamiento. La Francmasonería debe abrirse ante esa temática. Debe buscar fórmulas de evolución para afirmar –como la obligan sus bases naturales- su ideal de Libertad, de Tolerancia, de Fraternidad, y no contentarse con fórmulas esotéricas ni limitarse al respeto por la Tradición... Esta opinión, no tiene otro objetivo que el de incitar a los HH.·. para que piensen sobre los problemas que ahogan la evolución socio-económica y cultural de los pueblos, y para que se encaminen hacia la búsqueda de verdades masónicas. Es necesario que los humanistas –reiterando épocas- estimulen la actitud filosófica del hombre”. La tecnología contemporánea y la diaria febril actividad del mundo moderno, impiden a los hombres detenerse para pensar. Conocer y estudiar los problemas es crear conciencia sobre la existencia de los mismos y establecer cauces para la obtención de soluciones.

Estamos convencidos de que la Masonería está llamada, por sus métodos de trabajo y por la selección de sus miembros, a ser centro de irradiación en la clarificación de muchas nebulosas que hoy envuelven la vida humana, y también de las futuras conquistas sociales que el mundo ansía y espera obtener... Aspiramos a un trabajo trascendente, y, como ya lo expresáramos, de gran estilo. Es urgente la creación de pautas para obtener verdades valederas para los futuros años. El aporte de la Masonería no puede ser otro que el de un intenso trabajo constructivo de su pensamiento, una puesta de conciencia sobre el real momento que vive la humanidad, y un gran esfuerzo para unir a todos los masones en la realización de una sociedad más justa, más libre, y más fraterna... Pienso que esta aspiración, que por otra parte es la misma que aparece en la inquietud de la Cadena Mundial, merece el más caluroso y dinámico apoyo de todos los masones. Es, sin duda, urgente la creación de pautas del pensamiento encaminadas hacia fórmulas de evolución basadas en aquel humanismo que está indisolublemente ligado a nuestra divisa; y en lo que me es personal, comparto sin reservas los lineamientos que se enuncian en cuanto a la naturaleza y modo de llevar adelante la labor masónica: una toma de conciencia y un intenso trabajo unificado y constructivo del pensamiento de todos los masones, cumplido dentro de nuestro más puro estilo y teniendo como objetivo, la concepción de una sociedad más libre, igualitaria y fraterna. También creo que la Masonería está llamada a ser, como en el pasado y “por la selección de sus miembros y su método”, centro de irradiación de aquellos impulsos ideales que son necesarios a las futuras generaciones humanas. Pero esto nos trae de nuevo al punto de partida, porque ¿cuál es el “método” al que se llama

“masónico?” ¿Es que tenemos realmente un procedimiento propio para operar a nivel del pensamiento – que es el terreno de nuestra Obra – o simplemente damos ese calificativo a las fórmulas profanas del hacer y el pensar? Si tuviésemos un tal método, ésta sería la hora en que habríamos recuperado los Secretos de la Maestría; pero si no lo tenemos (y en vista de que este mundo tan lleno de expertos en el arte de destruir necesita urgentemente los que lo sean de verdad en el de construir), creo que no deberíamos demorar en buscarlo. Y a ese efecto, considero útil analizar de qué manera cumplió la Orden su luminoso rol en el pasado. A una cosa así llamaría yo “verdadero tradicionalismo”. Comparto pues la opinión de los que sostienen que el respeto por la tradición no puede limitarse a mantener formulismos muertos y al recuerdo del pasado con miras a vivir en el ayer. Pero no soy de la idea de los que quieren “barrer con todo”. Bien está “no tener los ojos en la nuca” como se dice; pero no podemos negar que tenemos nuca, y que la Naturaleza puso el sistema nervioso central de todos los cuerpos en la espalda. Y si es cierto que “ex nihilo nihil”, no puede haber futuro sin raíces, porque “todo viene del pasado” –y entonces, y muy especialmente en una Orden que lo tiene de tan brillantes realizaciones como la nuestra, lo que se impone no es ni el culto folklórico a lo sociedad nativista, ni el olvido, sino la observación del pasado con miras a descubrir los resortes que lo hicieron fecundo. ¿Quién podría decir de donde vino el espíritu que animó la obra de los primeros Francmasones? Algunos sostienen que los creadores de nuestro sistema se inspiraron en el célebre Fama de Andrea; y bien pudiera ser, porque hay coincidencias; pero más importante que determinar su origen es comprender su naturaleza –que en todo momento se

mostró como un intenso y febril trabajo pendiente a impulsar todo cuanto pudiera facilitarle al hombre del pueblo, el acceso a un estado de conciencia más amplio y libre. En los hechos externos, parecería que todo fue improvisado sobre la marcha; y los pasos iniciales se muestran ingenuos. Para combatir el analfabetismo e instruir a las masas los Compañeros abrieron aquí y allí pequeñas y mal atendidas escuelitas nocturnas; y para hacer frente a la indigencia y al abandono sostuvieron algún hospital y unos pocos orfanatos; y así con todo. La modestia de las “obras iniciales” más que soluciones parecen burlas... y sin embargo, los efectos de tan difíciles medios se multiplicaron y crecieron hasta abarcar y transformar el mundo. No fueron muy serios los comienzos de la Institución. Tan poco sabían de “Masonería” quienes la eligieron como base para su obra, que debieron encargar al pastor Anderson la redacción de sus bases “tradicionales” –lo que hizo luego de revolver unos pocos papeles viejos... y sin embargo, las Logias tuvieron éxito y se multiplicaron por todas partes, contra todo lo previsible y de una manera asombrosa. A juzgar por lo que se puede ver, el “método” de nuestros predecesores especulativos consistió primero en “animarse” con el espíritu del Constructor que tomaron de las Corporaciones –y luego, en copiar su ejemplo. Los antiguos se reunían en el Taller para elaborar sus planos y diseños; y los modernos hicieron lo mismo para discutir sus planes. Los primeros levantaron catedrales y castillos, los segundos crearon burdos pero concretos prototipos de escuelas, hospitales, mutualistas, ateneos, organismos de ayuda social, etc. y estos modelos, implantados en el cuerpo social externo, actuaron

como núcleos de cristalización de la masa, siendo copiados, multiplicados y perfeccionados por el mundo. Así trabajaron nuestros padres –en obra beneficente directa; y así se hicieron merecedores de ser considerados dignos sucesores de los operativos, ya que unos y otros no fueron solamente constructores sino iluminadores del mundo. En lo mediato, allí están como testimonio de su obra iluminadora, las catedrales góticas que levantaron nuestros antepasados –verdaderos libros de piedra que todavía esperan su lector; y en lo inmediato, aquí está el sistema de Enseñanza del pueblo, que tuvo por modelo las humildes “escuelas para todos”, establecidas aquí y allí por nuestros Hermanos desde fines del siglo XVIII y casi todo a lo largo del XIX. Aquí están también los sistemas hospitalarios y de seguridad y ayuda social surgidos a partir de los balbuceantes prototipos de hospitales, asilos, pensionados y mutuales de todo tipo creados por nuestros abuelos masónicos. Innecesariamente largo sería enumerar los frutos de la “Acción Masónica” del pasado siquiera inmediato; pero basta con lo señalado –y en caso contrario cualquiera podrá tabular más ejemplos- para demostrar que no hay un solo ejemplo triunfante en que no se haya conjugado Plan y Modelo. Sabemos muy bien que hay opiniones dispares respecto a qué debe ser la “Acción Masónica” – desde las que proponen que “se debe salir a la calle y hacer oír nuestra voz”, hasta las que propugnan la idea de que la Institución debe limitarse a educar a sus adeptos en sus principios morales y, sin inmiscuirse directamente y como cuerpo en las cosas del mundo, dejarlos libres para que éstos obren según su personal entender.

Pero desde que la Masonería tiene su propia y universal Bandera bajo cuyos pliegues caben TODOS los hombres sin ninguna distinción ideológica, a menos que se entre a clasificar las ideas en "buenas” y “malas”, no caben los embanderamientos ni las radicalizaciones excluyentes; y desde que la Masonería es algo más que un taller de lapidado, tampoco cabe limitarla a la sola preparación de hombres. Si no hay construcción propiamente dicha, no hay Masonería. Sin embargo, estamos dispuestos a rever nuestra posición, tan pronto como advirtamos o se nos señale siquiera un solo caso de obra masónica cumplida únicamente por alguno de los procedimientos señalados. Por ahora, y puesto que no conocemos ejemplo de obra masónica triunfante cuyo plan no se haya elaborado en Logia y cuyo prototipo no sea el fruto del trabajo directo de nuestros obreros, sostenemos que la naturaleza y estilo de esa acción masónica que se traduce en Historia, es el indicado. Si las cosas fueran como nos las planteamos, como racionalistas deberíamos preguntarnos qué es lo que ha otorgado al pensamiento masónico del pasado su especial poder de penetración y expansión. ¿Por qué los modestos e imperfectos prototipos creados por los masones de las generaciones precedentes tuvieron la peculiar condición germinal que demostraron, y por qué no la tienen nuestras creaciones presentes, ni las de otras prestigiosas instituciones de servicio a la comunidad? ¿Por qué cualquier asamblea de notables por muchas que sean sus luces y por noblemente inspirados que estén, carece de la fuerza ejecutiva que tuvieron las nuestras cuando se realizaban según las reglas del arte? ¿Qué tienen o tuvieron éstas que les falta a aquéllas? ¿No será ese

“adicional” algo que tiene que ver con el esoterismo del símbolo, y que lejos de ser subvalorado debería ser recuperado? Bien comprendamos que hablar del “poder mágico de los símbolos” suena a antigualla desde que los árbitros del saber decidieron que la liturgia y el ceremonial es un resabio del pasado incivilizado e inculto; y que hoy por hoy es de buen tono burlarse de los “crédulos” que admiten su efectividad. Pero los árbitros del saber no demuestran tener mejor vista que un topo; de lo contrario advertirían que el Ceremonial, lejos de ser el sello característico de los estados incivilizados, florece precisamente en los períodos en que las culturas alcanzan sus máximos esplendores. Allí están Egipto, Persia, Grecia, Roma y la América precolombina; y más aquí está el mundo actual cuyos líderes –comerciales, religiosos o políticos- no desdeñan el uso de los símbolos para abrir las compuertas del comportamiento individual o colectivo. Ciertamente una cosa es la música y otra la psicofisiología del oído; y de igual manera una es la elaboración del pensamiento en Logia o la activación del comportamiento colectivo por los símbolos, y otra el estudio del mecanismo psico-mental del que depende su efectividad. Pero a veces puede resultar interesante observar siquiera ligeramente la estructura de una máquina en la que todos estamos viajando. El poder del ritual y los símbolos como instrumentos dinámicos de la acción es algo demasiado aparente para que se lo ignore; y desde el jefe de propaganda de la Coca-Cola hasta los directores de Marketing de los movimientos religiosos y políticos de la hora, todos saben mover multitudes con cruces y cánticos, fanfarrias y banderas, svásticas y gestos místicos, pentáculos, palabras sagradas y actos litúrgicos – que no otra cosa son ciertos slogans modernos y

algunas concentraciones en las que por tales medios se levantan, nuclean y lanzan a la acción esas fuerzas del ánimo que se llaman miedo, ambición, patriotismo, idealismo, heroicidad, frustración, envidia o impotencia- que todo sirve; y en el tenebroso repositorio del trasfondo colectivo hay, por lógica, más estiércol que rosas –lo que no impide su Fuerza. ¿Cuál es el mecanismo por el que mediante un símbolo se abren las compuertas de esa Fuerza Subterránea y se la convierte en un torrente que todo lo arrastra? ¿Es posible el control del flujo así provocado, o su desorbitada violencia no puede ser detenida? ¿Cómo y por qué se mantiene la ligadura entre dicha fuerza y la Idea a cuyo triunfo se busca ayudar, o es posible desviar el caudal y hacerlo empujar la idea contraria? Hoy se admite sin dificultad que en la psiquis humana hay estratos y que la experiencia que tenemos de nuestro mundo subjetivo solo abarca la corteza externa del mismo –o sea, el plano sensorioemotivo-mental en el que habitamos como seres conscientes. Es allí donde se levanta la estructura de nuestra “persona” con sus cambiantes elementos, fruto de las urgencias profundas y de las adquisiciones recogidas en el curso de nuestra vida corporal y ambiental. Y puesto que existen, pero allí no están las huellas de la experiencia de la especie de donde nos vienen los impulsos instintivos, -se deduce sin dificultad que hay por lo menos un nivel más profundo donde aquellos se sedimentan. Tales los dos estratos generales de la Conciencia – los que a su vez suponen la existencia de otro intermedio en el que confinamos nuestras inhibiciones y donde van tomando forma las presiones que, provenientes de lo más hondo, buscan expresión externa.

Así planteado en líneas generales el esquema, no es difícil ver que mientras hay “individuo” (aunque permeable y flexible) en la corteza exterior, no lo hay en lo abismal ni sus límites se encuentran claramente definidos en el nivel intermedio. En realidad la separación individual ni siquiera es neta en lo exterior, porque ¿en qué momento mi pensamiento hecho palabra se convierte en vuestro oído-entendimiento? ¿Dónde empieza y termina el “yo” y el “tu” en todos los fenómenos de la comunicación? Estos hechos (permeabilidad y flexibilidad del “yo”, subjetividad colectiva en los niveles más profundos de la conciencia, y estratos instintivos en que se almacena una tremenda fuerza congénitamente ligada a lo que llamamos “símbolos”) son importantes según veremos sumariamente, porque es lo que bajo ciertas condiciones hace posible la vitalización y proyección trascendente de idea e ideales. En cuanto al funcionamiento del sistema, una ligera observación permite advertir que el flujo de las fuerzas del ánimo que van del interior al exterior se establece o estimula cada vez que la “persona” es afectada por un símbolo –como podemos comprobar colocándonos una careta, o determinada vestidura; o como cuando un fuego convierte al individuo en turba, o como cuando un grito oportuno lo vuelve a su ser. Y también, que la intensidad y caudal del referido fluir depende por un lado del grado del impacto anímico, y por el otro del estrato a que pertenece el símbolo a ello ligado. Y es fácil de ver que la salud psíquica depende en cada caso de la índole de las energías que buscan expresión y de la flexibilidad y capacidad de la “persona” para “realizar” (a-similar-se) el advenimiento de las mismas; y por el contrario, el desequilibrio surge cuando una fisura o debilidad de

las defensas permite la aparición indeseable o la irrupción violenta de los contenidos profanos. La idea se aplica tanto a lo singular como a lo colectivo; y así como el hombre no es un mero conjunto de huesos, músculos y tejidos nerviosos, sino principalmente una entidad subjetiva, así tampoco el cuerpo social es un simple sistema de fuerzas materiales y económicas, sino que está determinado especialmente por las del ánimo. Y aún en lo material, todo impulso ha de convertirse en factor anímico antes de que pueda ser exteriorizado. El señalado esquema –presentado de una manera excesivamente simplificada- no es otro que el de este mundo entendido como experiencia psicológica; y muchos lo conciben en términos de planos y sus respectivos contenidos: “cosas” y “entidades” de toda índole y sustancia. Se trata de una concepción que sigue las líneas del orden uránido. Desde este punto de vista los componentes cósmicos son objetos autoexistentes que se mueven por las fuerzas mecánicas que les son inherentes y que no tienen otra realidad que la objetiva. Tal es la interpretación “científica” de la Realidad. Pero desde que el viejo Urano fue muerto y sucedido por Cronos, cabe otra versión. Interpretado en términos de transcurrir, el trasfondo caótico de que hablábamos aparece como el repositorio de las huellas del pasado y las simientes del futuro; y el mundo objetivo, sería el Presente, que estaría condicionado por dicho Pasado e impulsado por el Futuro. En esta concepción el orden causal ni es el mismo ni es tan simple como en la anterior, ya que entra a jugar el Pasado no ya como una proyección directa sobre el presente sino como tendencia condicionante; y el Futuro deja de ser algo indeterminado y juega también en la problemática del Presente –como bien vemos a nuestro alrededor.

Ciertamente en el mundo hay fuerzas que nuestros aparatos “científicos” no registran. Pero hay todavía otra manera de considerar el esquema; y puesto que Cronos fue destronado por Zeus (el tonante Señor del Éter, versión griega del Señor-que-está-en-el-aliento de Zoroastro y que es el Verbo en sus diferentes manifestaciones), podemos concebir el mundo (tanto singular como colectivo) como un sistema “logóico” –y esta concepción implica que obran en él además de las fuerzas materiales y temporales, todas las leyes propias del mundo intelectual (asociación, permutación, cadencia, combinación, ordenamiento, etc.) –que son las del Pensamiento-palabra y su sonora sustancia. Y esta es la concepción que a mi ver responde a la de nuestros Augustos Misterios –cuyo G.·. A.·. D.·. U.·. concibo en términos de Verbo –y en consecuencia la respectiva tecnología ha de girar alrededor de la aplicación de una Gramática trascendente. Desde este punto de vista, las cosas del mundo que nos rodea son “símbolos” (palabras) que por asociación, cadencia, combinación, etc., evocan y provocan reacciones simultáneas en la “masa confusa” infraconsciente. La Historia resulta una “frase” cuyos elementos, además de responder a la causación secuencial ordinaria, actúan como símbolos llamadores de las latencias profundas de una manera parecida a como cualquier palabra (símbolos) “llama” al correspondiente concepto y lo hace aparecer en nuestra pantalla mental. Y lo así aflorado (esto es: lo anecdótico, que permanece congénitamente unido a sus fuentes profundas, a las que vuelve al convertirse en “Pasado” para manifestarse como “tendencia”) es a su vez símbolo llamador de nuevos efectos; y así en una serie que prácticamente no tiene fin.

En otras palabras: como cualquier otro fenómeno material, el curso de la Historia responde a causas materiales, y a la vez está condicionado por el Pasado y empujado por el Futuro que en forma de latencias aún no manifestadas busca abrirse paso desde el seno de la “Oscuridad”. Pero por encima de todo ello, obran en él las leyes y propiedades de su “Sustancia” (esto es: la de la Historia) -que hemos llamado “logóica”- y esto supone la posibilidad de acelerar artificialmente la frase anecdótica (tanto singular como colectiva), ya seleccionando (mediante apropiados símbolos) la índole de las fuerzas “llamadas” a intervenir, ya provocando o aliviando la presión de las “urgencias interiores”, etc. ¿Fantasías? Quizá; pero no lo cree así el experto en Propaganda que mueve el motor de la venta; y el estrago provocado por el Nacionalsocialismo surgido del fondo del instinto godo a impulsos de espectaculares despliegues simbólicos, es demasiado reciente para que se lo pueda ignorar – excepto que este “no querer ver” surja de un mecanismo instintivo de represión psicológica, y entonces no se percibe ni eso ni el uso que del recurso están haciendo los que aquí y ahora están tañendo la flauta de Hammelín. ¿Fantasías? Puede ser; más poderosas. Cuando los símbolos agitadores del trasfondo del ánimo se implantan directamente en la corteza externa de la conciencia popular, la dinamización artificial del devenir histórico no puede ser sino violenta –como advirtieron en sus cuellos los que en Francia sacaron a la calle el Triángulo y el bonete iniciático, haciéndolo bandera de violencias. No obran así los Iniciados, cuyo procedimiento consiste en la agitación indirecta. Así, siguiendo las reglas del Arte, el símbolo no se implanta en el platillo grueso, sino en una pequeña minoría cuidadosamente seleccionada por sus

virtudes. Y si acaso nos equivocáramos al aceptar algunos postulantes, bien pronto serán zarandeados y separados de nuestras filas por las fuerzas inherentes al sistema. Es esta minoría la que, en el procedimiento de la Fraternidad, se pone en contacto con los Símbolos – y en consecuencia, su pensamiento se dinamiza; y lo que llega al exterior no es el símbolo arcaico, sino las obras del pensamiento así dinamizado- que en razón de ello se convierten, como decíamos, en “prototipos cristalizadores”. La sabiduría del procedimiento indirecto es auto evidente en los hechos; porque aunque todo lo que constituye el diario acontecer se nutre de las fuerzas del ánimo, no conviene que éstas fluyan incontroladamente, ni en lo individual ni en lo colectivo. La mitología oriental cuenta que el Ganges, el sagrado río que descendiendo de los altos Himalayas riega la península Inda dándole su fertilidad, hubiera desvastado la tierra arrastrándola consigo al océano, a no haber sido por un Rishi interpuso su cabeza en el torrente que así amansado se convirtió en pacífico cauce beneficente. Y bien: las cabezas de los Iniciados –esto es: las nuestras, que para ESO estamos enrolados en las filas de los Constructores y para ESO se han dinamizado nuestras capacidades- deben cumplir un rol equivalente en relación con la Fuerza Renovadora cuya proximidad es notoria. Es puerilidad suponer que la problemática del futuro inmediato pueda enfrentarse con las fórmulas que se manejan –sea levantando diques de contención, sea dejándose arrastrar por la corriente en el goce de su turbulencia. Los problemas del futuro inmediato sobre los que debe volcarse el pensamiento iniciático con la intensidad suficiente como para arrastrar consigo el

pensar colectivo, son los de un mundo superpoblado, cuya misma ecología biológica está en crisis y que requiere sobre la marcha soluciones en todos y cada uno de sus aspectos. Sabemos que para tan inmensa labor como es la que el mundo necesita, somos pocos y estamos mal implementados; pero los 85 albañiles de anteayer eran todavía menos, y estaban sin duda peor instruidos que nosotros; y los masones del siglo pasado supieron impulsar y sostener el liberalismo sin disponer de mayores medios y capacidades. Sin duda debemos y PODEMOS “abrirnos a la problemática del mundo” para aportar a la solución de la misma “el intenso trabajo constructivo de nuestro pensamiento unificado”, tal como en su momento lo hicieron los masones de ayer. Y tengo para mí que si copiamos su ejemplo, nuestro esfuerzo no será estéril como no lo fue el suyo. Y para terminar. En mi experiencia, el arte de operar sobre lo anecdótico a través de las fuerzas del ánimo, consiste en “ligar” ciertas ideas con los “símbolos” (verdaderos condensadores-llamadores de la energía psíquica arcaica de la humanidad).

Y puesto que es ley natural del pensamiento asociarse EN EL MOMENTO EN QUE NACE con los símbolos ambientales, ni valen para nuestro trabajo las ideas hechas (que ya tienen sus propias asociaciones – y de ahí que nuestro primer deber sea “estar a cubierto” de ideas extrañas), ni nuestra labor de pensamiento puede cumplirse en cualquier ambiente, sino en Logia. ¿De dónde si no de los símbolos vivos van a tomar su fuerza germinal nuestras construcciones ideales? Tal es, hermanos, según lo he practicado, el mecanismo por el que las ideas pueden hacerse PODEROSAS, y la índole del “método” apropiado para una efectiva acción mental normativa, hoy tan sin adeptos –o “casi” sin ellos.

FUENTE: A.D.M. Mayo 1972

Digitalizó : Soror Aletheia