You are on page 1of 2

1

SPAN 873 Luis Fajardo El desfacedor de agravios en El ingenioso hidalgo Don Quijote de La Mancha Antes de explicar el rol del “desfacedor de agravios”, es útil señalar que se entiende por agravio. El DRAE refiere que deriva del latín vulgar “aggraviare”. Éste término presenta las siguientes acepciones: 1. Ofensa que se hace a alguien en su honra o fama con algún dicho o hecho; 2. Hecho o dicho con que se hace esta ofensa; 3. Ofensa o perjuicio que se hace a alguien en sus derechos e intereses y 4. Humillación, menosprecio o aprecio insuficiente. El título de este resumen se relaciona con uno de los principales deberes de don Quijote de La Mancha, personaje principal de El ingenioso hidalgo Don Quijote de La Mancha, escrita por Miguel de Cervantes (1605). Sirva como ejemplo, el desagravio que creyó haberle hecho al joven criado Andrés cuando su amo lo estaba azotando por no cumplir a cabalidad el guardar las ovejas que su amo don Juan Haldudo el rico, vecino del Quintanar, le había dado a guardar y porque no quería por este motivo pagarle lo que le debía. Don Quijote, después de haber reprendido al amo y hacer liberar al joven de sus manos, le hizo jurar y prometer que pagaría a su criado lo que le debía y no le azotaría más. Y habiéndole arrancado el juramento y la promesa de pago, se despidió de ambos, no sin antes recordarle a don Juan Haldudo que si no lo cumpliera, lo buscaría donde sea para castigarlo por incumplir su palabra. Por eso le dijo: “para quedar con más veras obligado a cumplirlo, sabed que yo soy el valeroso don Quijote de La Mancha, el desfacedor de agravios y sinrazones, y a Dios quedad, y no se os parta de las mientes lo prometido y jurado, so pena de la pena pronunciada. (DQ, I, 4). Esta cita es elocuente, además de ser una de las primeras acciones realizadas por El Quijote después de haber sido armado caballero por el ventero. Don Quijote, el desfacedor de agravios Como la vida fue injusta con él y lo condenó a vivir en la mayor pobreza, pese a su extraordinaria calidad como hombre y como artista, el escritor Miguel de Cervantes no encontró mejor tema para escribir una novela que “la injusticia en el mundo”. El mismo lo dice en el prólogo de su obra maestra “El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha”: “Cada cosa engendra su semejante”. Y aunque él diga también por su libro que “todo es una inventiva contra los libros de caballerías”, salta a la vista el propósito que lo guío al escribirlo, y por eso el

2 protagonista principal de su novela se presenta así: “Yo soy el valeroso don Quijote de La Mancha. como él es un hombre de buena fe y de palabra. cree también en la promesa del astuto labrador de cumplir con entregar la paga que le debe al criado. Lo ocurrido entre el labrador y su criado nos demuestra que muchas veces resulta cierto aquello de que “del dicho al hecho hay mucho trecho”. a las claras se ve que en el empleador estamos ante un empleador abusivo y explotador que. Al final. y que don Quijote revela ingenuidad al confiar en la palabra del labrador. Y así se cumplió en él su propio apotegma: “cada uno es hijo de sus obras”. Como este epíteto caracteriza mejor el propósito fundamental que guía el accionar de don Quijote. Por lo menos en la ficción. el desfacedor de agravios”. como ocurrió ayer y sucede a menudo. Y con esta novela. Don Quijote aparece en escena para corregir esta injusticia y. cada día se le pierde una oveja de su manada. Aunque el labrador Juan Haldudo. bajo la apariencia de un caballero andante loco. no sólo el personaje ganó inmensa notoriedad en el mundo. ¿quién no ha dicho alguna vez. como en toda la novela. diciéndonos al final con ironía: “Y de esta manera deshizo el agravio el valeroso don Quijote”. mostrándose tal como era en realidad. en son de queja: “la vida ha sido injusta conmigo”. En cuanto a Cervantes como narrador. las injusticias del mundo. trata de justificar el maltrato físico a su criado bajo el cargo de que. y que voy as tener en cuenta en el comentario al caso ocurrido entre Juan Haldudo. volvió al maltrato físico de su criado. quien aparece como un explotador incurable. Con relación a la injusticia. bajo diversas excusas.que se hace a alguien en sus derechos e intereses”. y su joven criado Andrés. todo este intento de justicia quedó convertido en una dolorosa y sublevante farsa. sino su autor conquistó eterno nombre y fama. Cervantes se propusó corregir. burlándose de la credulidad de quien había actuado como juez en esta causa. entre risas. . el rico. en este pasaje. el rico. lo he elegido como título del presente trabajo. por su descuido. no le paga a su criado la “soldada” que le debe por su trabajo. Apelo al DRAE para entender la palabra “agravio en la acepción: “Ofensa o perjuicio -de palabra y/o de obra. él nos deleita con su maestría. Alejado don Quijote del escenario de la injusticia y asegurado el labrador de su ausencia.