P. 1
Acuerdo Corte Consultorios

Acuerdo Corte Consultorios

|Views: 101|Likes:

More info:

Published by: Asociación Estudiantes Derecho on Mar 04, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/04/2013

pdf

text

original

N° 05-2013

Sesión extraordinaria de Corte Plena celebrada a las nueve horas del once de febrero del dos mil trece, con la asistencia inicial de los Magistrados Mora, Presidente; Rivas, Solís, León, Escoto, Aguirre, Villanueva, Varela, Vega, Camacho, Ramírez, Arroyo, Pereira, Chinchilla, Arias y Armijo.

(…)

ARTÍCULO XII
Documento 2105-2012 / 421, 982, 1099-2013

En sesión N° 41-12 celebrada el 26 de noviembre de 2.012, artículo XXII, se comunicó al licenciado Roberto Sossa Sandí, Director del Área de Acción Social de la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica, que resulta factible la participación de las y los estudiantes de Derecho en las diligencias de prueba y debates de juicios de cualquier clase, siempre y cuando comparezcan acompañados (as) del Director responsable de los Consultorios Jurídicos, evitando así poner en riesgo el derecho de defensa de la persona usuaria. El licenciado Roberto Sossa Sandí, Director del Área de Acción Social de la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica, en oficio N° FD-

AAS-067-2013 de 14 de enero último, dirigido al Presidente, Magistrado Mora, manifestó:
“Reciba un cordial y afectuoso saludo de año nuevo, a la vez aprovecho para referirme al texto del acuerdo 41-12 de la sesión de Corte Plena celebrada el pasado 26 de noviembre de 2012, en el cual se procedió, luego de una serie de consultas sobre la aplicación del Reglamento Autónomo de Organización y Servicio de la Jurisdicción Contencioso Administrativa y Civil de Hacienda, para la participación de los estudiantes de consultorios jurídicos en los diferentes actos y audiencias señaladas en dicha jurisdicción, que dicha participación solo será posible con el acompañamiento del Director (a) responsable de los consultorios, tal y como reza el párrafo final de dicho acuerdo. Analizada la redacción del acuerdo, considera el Suscrito que posiblemente por lo engorroso del tema, no se tomó en consideración que el asunto tenía una dirección específica en cuanto a la materia, aspecto que algunos magistrados dejaron claro en sus manifestaciones, tal es el caso de la magistrada suplente Rojas Morales, y del Magistrado Chinchilla. Es a partir de dicho error material, que se involucra en el acuerdo la participación de los estudiantes EN TODOS LOS JUICIOS, sin importar la materia, aspecto que no solo trasciende la consulta y petición del Suscrito como Director del Área de Acción Social, encargada de todos los consultorios en el país, sino que violenta en forma directa, vía acuerdo, lo establecido en la Ley 4775 de 7 de junio de 1.971, reformada por Ley 6369 de 23 de agosto de 1.979, y su reglamento vigente. Considerando que existe un error material, pues no sería de recibo otra interpretación a dicho acuerdo, pido con respeto señor Presidente, se sirva plantear la enmienda respectiva en cuanto a la redacción dicha, lo anterior por cuanto, se ha enviado la circular a todos los despachos del país, con el consiguiente perjuicio para nuestros estudiantes, y sobre todo para los usuarios de un servicio gratuito como el que brinda la Universidad de Costa Rica, a través de la Facultad de Derecho. Como una muestra de dichas acciones, me permito adjuntar la resolución del Juzgado Contravencional y Menor Cuantía de Alajuelita, dictada a las 9:30 horas del día de hoy, en el expediente de Pensión Alimentaria.

No. 12-700185-251-PA, cuyo patrocinio demandada lo ostenta uno de nuestros consultorios.

en

la

parte

No omito manifestar que, debido al flujo existente en materias como Pensiones Alimentarias, hemos recibido a finales del año anterior, solicitud expresa de la Defensa Pública, con el fin de colaborar en la atención de casos, tema sobre el cual existe en este momento un borrador de protocolo de cooperación y coordinación entre la U.C.R y la Defensa Pública, aspecto que obviamente ante una posición como la que se desprende del texto referido en esta nota, no podría seguir su curso, toda vez que, como es del conocimiento de quienes han cursado su carrera en nuestra Facultad, existe presupuesto solo para un director (a) por consultorio, y el circulante de casos por cada uno de dichos despachos es sumamente alto, lo que se demuestra con el informe que anualmente se presenta a su Despacho, de manera que la participación de un profesional en cada audiencia de conciliación, recepción de pruebas, o audiencias preliminares en materia Contencioso-Administrativo, sería imposible, con lo que la colaboración a los segmentos más desprotegidos de nuestra sociedad, de acceder a la Justicia sería igualmente imposible. Considero que la existencia de una Ley de Orden Público como la reseñada, no puede obviarse, y menos con un acuerdo como el que se indica en esta misiva, con la cual solo pretendo llamar la atención, en la medida de que se trate de un error material, fácilmente subsanable, y se proceda a enviar la corrección respectiva mediante circular a todos los Despachos del país, caso contrario, y muy a nuestro pesar como Institución, nos veríamos en la obligación de suspender temporalmente un servicio social, hasta tanto se aclare, lo que en mi primera acción sobre el tema de la participación estudiantil expresé, EL RESPETO A LA JERARQUÍA DE LAS LEYES. Agradezco señor presidente su fina atención, a la vez espero se proceda a tomar en consideración lo expresado, en aras de las buenas relaciones existentes con la Corte, quien durante décadas ha valorado y patrocinado nuestro trabajo.”

-0El licenciado Ronald Ruiz Hidalgo, Director de los Consultorios

Jurídicos de la Universidad Escuela Libre de Derecho, en nota de 29 de enero de este año, expresó:
“El suscrito, RONALD RUIZ HIDALGO, mayor, casado una vez, abogado, cédula de identidad número 1 – 580 – 965, vecino de Heredia, en calidad de Director del Consultorio Jurídico de la Universidad Escuela Libre de Derecho, con el debido respeto que me merece esta honorable instancia, me presento a manifestar: Respetuosamente, por ocasionar un daño irreparable al Consultorio Jurídico de la Universidad Escuela Libre de Derecho y sus usuarios, solicito que se reconsidere el acuerdo N° 41-2012, celebrado en la Sesión Extraordinaria de Corte Plena a las nueve horas del día veintiséis de noviembre del dos mil doce, por las siguientes consideraciones que de seguido paso a esgrimir. 1.- Nuestro Consultorio Jurídico tiene más de 20 años de prestar valiosos servicios a la población más vulnerable socioeconómicamente de nuestra área de influencia, maneja un promedio de 250 expedientes anuales en las materias de Derecho de Familia, Derecho Laboral y Derecho Civil. Tenemos activos en este momento más se cuatrocientos procesos sin contar los de Pensiones Alimentarias Es así como nuestros estudiantes preparan demandas o bien contestaciones, llevan el interlocutorio y asisten a las audiencias de recepción de pruebas confesionales y testimoniales en procesos de Pensión Alimentaria, Divorcio, Filiaciones, Guarda y Crianza, Interrelación Familiar, Suspensión de Patria Potestad, Declaratoria de Abandono, Adopciones, Cobro de Prestaciones Laborales por Despidos Injustificados y Riegos del Trabajo dentro de relaciones laborales privadas, Sucesiones, Desahucios, e Interdictos. 2.- Demás está añadir, que el perfil de nuestros usuarios es el de personas de escasos recursos, de ahí que los juzgados en donde más se litiga son los de Desamparados, Hatillo, San Sebastián, Alajuelita y Guadalupe, por cuanto sus domicilios son Los Cuadros, La Carpio, Los Guidos, los barrios marginales de Alajuelita, Hatillo, San Sebastián entre otros. En otras palabras, hay mucha gente humilde a la que se les vulnera sus derechos y no tienen dinero para pagar profesionales que las defiendan.

3.- El promedio de juicios “ganados” o mejor dicho, el promedio de fallos favorables, que sirvieron para ayudarle a esa población vulnerable, es de más del 90%. Con los anteriores resultados, no se puso en riesgo el derecho de defensa de la persona usuaria, sino que por el contrario, se tuteló solidariamente su derecho constitucional a accionar y a defenderse. Se les ayudó a solventar un problema legal, lo cual no lo hubieran podido lograr de haber tenido que cancelar honorarios de abogado. 4.- Mi experiencia de más de 6 años dirigiendo, día a día, el Consultorio Jurídico me ha hecho ver los siguientes hechos: - Un Consultorio Jurídico Universitario deber verse desde tres ángulos, a saber: a- El de la de práctica y formación de estudiantes. b.- El de una correcta defensa de los intereses del usuario. C.- El social, entendido como la posibilidad de asistencia jurídica a sectores vulnerables de la sociedad, con escasa capacidad de acceder a la administración de justicia. - Tengo perfectamente claro, que hay juicios en que por su grado de dificultad técnica, no son propios de un Consultorio Jurídico. Es más, es probable que ni siquiera sean propios de un abogado o una abogada inexpertos o con defectuosa formación. De hecho, hay muchos casos en que le indicamos al usuario que lo recomendable para su caso es un abogado (a) y no cualquier abogado (a). Pero también tengo claro y la experiencia así me lo ha demostrado, que hay muchos juicios donde el grado de dificultad no es tan alto y si le sumamos, que ese grado se ve disminuido por una correcta demanda, es perfectamente posible que estudiantes ejerzan una muy buena labor jurídica en beneficio del usuario. Ejemplo: En un divorcio por la causal de separación de hecho de más 3 años, con una demanda bien encausada, el estudiante lo que tiene que ir es a formular, por lo menos, 5 preguntas básicas a los testigos, las cuales ya se llevan preparadas: 1- ¿En qué estado de convivencia se encuentran los cónyuges? 2- ¿Hace cuánto se separaron? 3- ¿Ha habido reconciliación? 4- ¿Se adquirieron bienes? 5- ¿Se han cobrado pensión alimentaria? Igual parámetro podemos pensar para procesos de filiación, de guarda y crianza, de visitas, de patria potestad, de adopciones, igual en laboral, en sucesiones, en desahucios, donde el grado de dificultad, es menor y repito, se minimiza desde el inicio con una buena demanda. - El grado académico de Licenciado en Derecho, por si solo, está

muy lejos de garantizar una adecuada asesoría legal. He sido testigo de muchos “errores” de abogados. A manera de ejemplo, cito solo 3 casos: Recuerdo una demanda reivindicatoria donde la referencia, las calidades, los hechos, la prueba, el fundamento jurídico, la pretensión y las notificaciones las hicieron en página y media, recuerdo un abogado indicando que no procedía la prueba confesional porque su representado, como era gerente de una empresa no conocía los hechos de la demanda, y a otro, oponiendo una excepción de prescripción negativa en un divorcio por la causal de separación de hecho de más de tres años, porque los cónyuges se habían separado hacía más de 10 años. 5.- Con el acuerdo señalado, se está condenando indirectamente al cierre de los Consultorios Jurídicos, pues, se hace imposible la defensa de los usuarios, porque es materialmente imposible que el Director pueda asistir a todos los despachos, atendiendo todas las audiencias y difícilmente al ser un servicios gratuito por decreto, las universidades, inclusive la Universidad de Costa Rica, tengan contenido presupuestario para contratar una cantidad considerable de abogados, que acompañen a los estudiantes a cada juicio, amén de la desnaturalización de los fines del Consultorio, impidiendo con ello la ayuda a un sector grande, vulnerable y marginado de la sociedad, de lo cual doy fe absoluta. 6.- Resulta contradictorio que se minimice el conocimiento del estudiante hasta el punto de que sea “mejor para el usuario” que asista sin patrocinio legal, como por ejemplo en pensiones, laboral y algunos procesos de Familia que no exigen patrocino letrado, que ir acompañado, por lo menos, de un estudiante que ya ha aprobado los cursos de Derechos Reales, Derecho de Familia, Derecho Laboral, Derecho Procesal Civil, entre otros. Es importante que se tome en cuenta como se indicó líneas atrás, que tenemos una cantidad de procesos activos que de aplicar el acuerdo en forma retroactiva, obligarían a dejar, sin siquiera este tipo de defensa, a nuestros usuarios. Probablemente, de haber conocido, con anterioridad, esta interpretación de la honorable Corte Plena, no hubiéramos aceptado esos patrocinios. Por impedimento material deberemos renunciar al patrocinio de estos procesos. Señores Magistrados y señoras Magistradas, en virtud de lo dicho, respetuosamente les solicito reconsideren el acuerdo referido y que excluyendo la materia penal y contenciosa administrativa, se

vuelva a lo establecido en la circular número 168 – 2006, sea que, “los estudiantes de las Universidades del país, debidamente autorizadas, sean públicas o privadas, conforme a lo dispuesto en la ley 6369 y la sentencia N° 00-9101-007-CO de la Sala Constitucional, tienen la posibilidad de comparecer a las diligencias de prueba y debates de los juicios de cualquier clase, con excepción de la penal, que estén a su cargo y representar ahí a la parte cuyos intereses defiende el Consultorio. Actuarán con las mismas atribuciones del Director del Consultorio a quienes las partes les haya otorgado poder o designado Abogado Director, sin necesidad de que el Director del Consultorio deba conceder poder al estudiante debidamente acreditado. MEDIDA CAUTELAR Respetuosamente solicito, mientras se resuelve este asunto definitivamente que se ordene suspender los efectos del acuerdo para poder seguir atendiendo nuestros usuarios o poder tomar las mejores medidas para que no queden del todo desprotegidos nuestros usuarios. Señalo para notificaciones el fax 22838061.”

-0El señor Diego González Fernández, Presidente de la Asociación de Estudiantes de Derecho de la Universidad de Costa Rica, en oficio N° AED004-2012 del 1 de febrero en curso, dirigido al Presidente, Magistrado Mora, manifestó:
“Reciba un cordial saludo por parte de la Junta Directiva de la Asociación de Estudiantes de Derecho de la Universidad de Costa Rica, deseándole éxitos en sus funciones. La presente misiva es enviada con el fin de referimos al Acuerdo 41-12 tomado por la Corte Plena el pasado 26 de noviembre de 2012, el cual procedió ante una serie de consultas enviadas por el licenciado Roberto Sossa Sandí, director del Área de Acción Social de nuestra Facultad. Las mismas versaban sobre la aplicación del Reglamento Autónomo de Organización y Servido de la Jurisdicción

Contencioso Administrativa y Civil de Hacienda a la participación de estudiantes de Consultorios Jurídicos en las audi s!encias de dicha jurisdicción. Luego de haber analizado el contenido de dicho Acuerdo por parte de esta representación estudiantil, se resalta que por la complejidad de la temática las señoras y señores Magistrados ampliaron el margen de discusión de lo solicitado por el Licenciado Sossa, entrando a analizar la participación de las y los estudiantes de Consultorios Jurídicos en las audiencias de todas las materias, no únicamente de lo Contencioso Administrativo como fue solicitado y recalcado en las intervenciones de la magistrada Rojas y del magistrado Chinchilla. A raíz de ello, se tomo el Acuerdo donde reza: “Comunicar al licenciado Roberto Sossa Sandí Director del Área de Acción Social de lo Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica, que resulta factible la participación de las estudiantes y los estudiantes de Derecho en las diligencias de prueba y debates de juicios de cualquier clase, siempre y cuando comparezcan acompañados (as) del Director responsable de los Consultorios Jurídicos, evitando así poner en riesgo el derecho de defensa de la persona usuaria.” (El resaltado no es del original). Ante ello, compartimos la tesis del Director Sossa emitida a su persona en Oficio FD-AAS-067-2013 de que lo ocurrido fue un error material en la toma del acuerdo, al incluir “...las diligencias de prueba y debates de juicios de cualquier clase..,” no únicamente de la materia Contencioso Administrativa. Ya que esto violentaría de forma directa el artículo 4 de la Ley 4775 de 7 de junio de 1971 y reformas, donde se otorga la posibilidad a las y los estudiantes de participar en todas las diligencias de prueba y debates en toda clase de juicios (excluyendo la materia penal, contravencional y de tránsito vía jurisprudencial) tal como fue reconocido por la misma integración de la Corte en la discusión sobre el tema. Frente a lo expuesto nos adherimos a la respetuosa solicitud de aclaración y enmienda a la redacción del Acuerdo 41-12 en los términos mencionados, ya que la circular enviada por la Corte a todos los despachos judiciales sobre el tema está teniendo como consecuencia la suspensión de audiencias, y con ello la afectación directa al acceso a la justicia de las y los usuarios del servicio de Consultorios Jurídicos, máxima expresión de la extensión social de

la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica, reconocido así por la misma Asamblea Legislativa desde el año 1971”.

-0Se concede el uso de la palabra al Magistrado Solís, quien manifiesta: “Me llamó el licenciado Roberto Sossa Sandí, Director de Consultorios Jurídicos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica, respecto al acuerdo tomado por esta Corte sobre la posibilidad de que los estudiantes de Derecho puedan participar en las diligencias de prueba y debates de juicios. Se ha hecho una interpretación del acuerdo en el sentido de que, en ninguna materia pueden participar, lo cual está afectando materias como pensiones alimentarias, laboral y familia. Ellos presentaron una reconsideración al respecto”. Interviene el Magistrado Castillo: “Para secundar la propuesta del Magistrado Solís, porque esa situación está generando muchos problemas, sobre todo a las poblaciones más vulnerables, que son aquellas que reciben los servicios de los Consultorios Jurídicos en materia de familia y laboral”. Indica el Magistrado Chinchilla: “Es una inquietud muy fuerte y me parece muy saludable, porque efectivamente se amplió la interpretación. La limitación era para una o dos materias específicas y se amplió a todo, no siendo ese el sentido que se buscaba, para que se le dé privilegio de

tramitación”. Señala el Presidente, Magistrado Mora: “Efectivamente nos pidieron una cosa y resolvimos sobre todo. Deberíamos concentrarnos en lo que nos habían propuesto. La solución es la que en Derecho realmente procede, porque lo que nos habían propuesto era que resolviéramos el tema de lo contencioso administrativo, lo de lo penal ya lo habíamos resuelto. Lo que procede ahora es revisar lo dispuesto por esta Corte y señalar que lo que dispusimos es solamente para lo contencioso administrativo”. Sin objeción de las señoras Magistradas y los señores Magistrados presentes y conforme lo propone el Presidente, Magistrado Mora, se acordó: Aprobar las gestiones anteriores, en consecuencia, aclarar lo resuelto por esta Corte en el acuerdo adoptado en la sesión N° 41-12 efectuada el 26 de noviembre de 2.012, artículo XXII, en el sentido de que resulta factible la participación de las estudiantes y los estudiantes de Derecho en las diligencias de prueba y debates de juicio en los procesos contenciosos administrativos, siempre y cuando comparezcan acompañados (as) del Director responsable de los Consultorios Jurídicos, evitando así poner en riesgo el derecho de defensa de la persona usuaria. En ese sentido se modifica el inciso 3 del artículo 46 del Reglamento Autónomo de Organización y Servicio de la Jurisdicción Contencioso Administrativa y Civil de Hacienda.

La Secretaría General de la Corte procederá a realizar la correspondiente publicación.
(…)

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->