La Dignidad de la Persona Humana

USAT

RESUMEN La Dignidad de la Persona Humana, esta revestida como un aspecto inherente, y connatural al hombre, ello que se va a encargar de moralizar sus acciones; pero debemos ser cautelosos para poder dar una acertada definición, dada por que reviste de una gran complejidad. En el presente trabajo se pretende esclarecer las distintas concepciones, sobre la Dignidad y sus distintos planteamientos, funciones, fines, características, propiedades, etc. Basándonos en las diferentes nociones y posturas de algunos filósofos y autores de gran trayectoria como Kant, Santo Tomas de Aquino, San Agustín, Robert Spaemann, Marcel, Seifert y otros; Tomas Melendo – Lourdes Millan, y otros.

ABSTRACT The Dignity, in great measure; taken into account as an inherent, and innate aspect to the man, it that will take charge of moralizing their actions; but we should be cautious to be able to give a guessed right definition, given for that had a great complexity. Presently work is sought to clarify the different conceptions, on the Dignity and its different positions, functions, ends, characteristic, properties, etc. Basing us on the different notions and some philosophers' and authors of great trajectory postures like Kant, Sacred Tomas of Aquino, San Agustín, Robert Spaemann, Marcel, Seifert, Tomas Melendo - Lourdes Millan, and others.

1

La Dignidad de la Persona Humana

USAT

RESOLUCION DEL PROBLEMA
La Dignidad, palabra reviste una gran complejidad para la realidad hombre, como ya lo habíamos manifestado aun no podríamos dar una definición concreta y absoluta sobre Dignidad, pero observaremos, y analizaremos las posturas de algunos filósofos, para lograr comprender y sistematizar una definición acertada. Además que la dignidad no se pueda fundamentar o demostrar no implica, sin embargo, que no quepa hablar sobre ella e intentar perfilar con la mayor exactitud y profundidad posible, su significado propio y las exigencias que de él se siguen para nuestra conducta., de esto nos encargaremos a continuación. Para Santo Tomás de Aquino, el ve a la Dignidad como la bondad correspondiente a lo absoluto, porque, en primera instancia nos dice que llamamos persona a todo individuo poseedor de una propiedad diferenciadora, que no es otra que su peculiar dignidad. Persona es un “nombre de dignidad” entonces “la persona es lo mas perfecto que existe en toda la naturaleza, la persona es el ser mas excelente del universo.” Es decir, trata de hacer una descripción de una dignidad personal: lo que podría afirmarse si la dignidad es que constituyen en una sublime modalidad de lo bueno, de lo valioso de lo positivo, la bondad de aquello que está dotada de una categoría superior, es decir trata de hacernos ver a la Dignidad como el decoro fruto de categorías elevadas, y las acciones de animo. Ahora, para Speamann, supone que la Dignidad va a venir a constituir como una expresión de descansar en si mismo, de una independencia interior que posee cada persona, dándole una exilia elevación a su interioridad, o sea trata de demostrar que el hombre posee una excelencia almacenada en su alma, una riqueza interior, que es lo que le encumbra o lo lleva a la excelencia, y que esta
2

La Dignidad de la Persona Humana

USAT

interioridad le otorgara al hombre cierta autonomía, porque esa riqueza es parte de nuestra intimidad, la cual no puede ser violada, o quebrantada por alguien. Luego tenemos a Kant, que aduce que la Dignidad es aquello que constituye que es la condición para que algo sea fin en si mismo, es decir, y que no tiene ningún tipo valor relativo, o precio, ya que es un valor interno. En fin, después de analizar estas dos posturas, podríamos manifestar, que la Dignidad, puede ser un valor intrínsico al hombre, que de tan solo poseerlo, y practicando acciones buenas, pues lo hace eso, un ser bueno, dicho en otros términos, el hombre por el solo hecho de poseer dignidad es un ser bondadoso, pero no queremos aventurarnos tan pronto, trataremos de analizar mas aún de lo que puede ser Dignidad, estudiaremos, su naturaleza, su clasificación y sus componentes, el fundamento, etc., y así pues así lograr una definición que se acople al tema. Y algo más que queremos recalcar, y que quizás pues se nos había pasado de alto, o hicimos caso omiso, es asegurar que la dignidad es "natural" en cuanto no positiva o no puesta en su origen por voluntad alguna. El estudio y justificación de estas aserciones es lo que nos vamos a ocupar a continuación Habíamos manifestado algunas nociones sobre lo que entienden algunos filósofos sobre lo Dignidad, y nosotros analizamos y comentamos, pues ahora para consolidarnos mejor en nuestro trabajo, hablaremos sobre la Naturaleza de la Dignidad, para ellos nos preguntaremos: ¿De dónde le viene a la Persona humana su dignidad? Cabe resaltar, como que lo largo del trabajo lo hemos venido mencionando, es indudable que la respuesta a esta pregunta reviste una gran complejidad.

3

La Dignidad de la Persona Humana

USAT

La Naturaleza de la dignidad se basa en tres factores, la Inmunidad, la Interioridad, y la Excelencia, la primera porque aduce que la Dignidad deriva del Alma, y esta es la medula personal de cada ser, sin ella no existiría ni la persona, ni tan siquiera la dignidad y los actos morales, en el segundo factor, hablamos básicamente de la intimidad, de ese mundo interior que conserva la persona, y la cual no puede ser conocida por otros, si es que así no lo deseamos, y concluyendo con esta parte, el tercero, va a relacionarse con los dos anteriores, dejando en claro, que la persona consigue su elevación y perfección, debido al que el ama posibilita el enaltecimiento humano íntegro. Dentro de la Clasificación de la Dignidad, hemos indagado y encontrado la que nos otorgan: Marcel y Seifert, nos limitaremos a distinguir dos fuentes principales de la dignidad humana: una, ontológica; y otra, adquirida con experiencias, o simplemente, existencial. La primera se funda en la naturaleza humana, en cuanta naturaleza racional; y la tienen todos los seres humanos por el mero hecho de existir como "naturalezas racionales individualizadas"; es independiente de cualquier cualidad o conducta personal; y sólo podrían perderla por aniquilación. La segunda deriva de los actos intencionales de la persona., o sea corresponde a la actualización de aquellas cualidades propias de la persona, como son la conciencia de sí, la racionalidad, la moralidad y la sociabilidad. Según Seifert, la persona adquiere una dignidad totalmente nueva, que se añade a la dignidad esencial, pero que pertenece a un plano diferente de ésta, cuando es capaz de actualizar sus cualidades de acuerdo con lo que es el verdadero bien del hombre.1 Los autores reconoce, además, distintas fuentes de la dignidad adquirida, dadas por el desarrollo de aquellos talentos especiales de los que una persona pueda estar dotada como, por ejemplo: un talento intelectual, artístico o
1

MELENDO, Tomas – MILLAN PUELLES, Lourdes. Dignidad ¿Una palabra vacía? EUNSA. Pamplona: España. 156p. 1996

4

La Dignidad de la Persona Humana

USAT

deportivo excepcionales y, sobre todo, por el desarrollo moral de la persona, cuya manifestación máxima la encontramos en la dignidad de los Santos. Haciendo un análisis de lo que manifiestan estos autores, nos planteamos las siguientes interrogantes ¿podrá ser degradada o aniquilada la dignidad el de las moral y ontológica? Para responder a esta interrogante, en primera instancia pongámonos en un clásico ejemplo de nuestra vida cotidiana, prostitutas o de cualquier delincuente, si tenemos en conocimiento que cualquier acto delictivo, o una acción de prostitución son situaciones inmorales, esto se contrapone a lo que los autores manifestaban sobre la dignidad moral o existencial, ya que ellos aducían, en que cuando una persona cometía mas actos buenos, este mas virtuoso y digno se convertía, entonces, si acá estamos hablando de hechos que van en contra de lo moral, o inmorales, también estamos afirmando que estas personas han degradado o prácticamente han aniquilado su dignidad moral, pero si recordamos también los autores manifestaron que la dignidad ontológica es la que poseemos todos, por el solo hecho de ser personas, y que es producto de nuestra propia naturaleza, ahora se sabe ya que estas personas realizan acciones inmorales, pero estas no dejan de ser personas, porque si aniquilamos su naturaleza, los estamos aniquilando a él. Dicho en otros términos, estas personas, quizás han perdido gran parte de su dignidad moral, pero por el solo hecho de ser personas perdurara por toda su existencia las raíces de su dignidad ontológica. En fin, podemos concluir con esta parte, y analizando estos criterios, podríamos decir, que la Dignidad es connatural al hombre, y el solo hecho de ser hombres, nos da la cátedra para tener dignidad, la cual nos hace personas, y si realizamos

5

La Dignidad de la Persona Humana

USAT

actos honrosos, o redundando, acciones dignas, pues lógicamente nuestra moral, y nuestra dignidad obtendrá una alto grado de valoración. Ahora, hemos manifestado algunas definiciones y concepciones sobre de la Dignidad, y aun así nos parece algo muy corto, para poder recopilar opiniones y adherirlas para conformar una macro definición sobre la Dignidad de la Persona Humana, creemos que hasta ahora solo hemos hecho una balance, y un análisis moderado sobre este tema, y es por eso que para seguir indagando sobre Dignidad, hablaremos sobre sus Propiedades. Pues mas que propiedades, son aspectos que hacen que la Dignidad perdure, o continúe estable en toda nuestra existencia, puesto que hay que tener en cuenta, que la Dignidad, a lo igual que la Libertad, solo se pierde el día en que ascendemos al otro mundo, o sencillamente fallecemos, y justo ahora que mencionamos a la Libertad, podríamos considerarlo como una propiedad o componente que hace que la Dignidad del Hombre goce de una gran estimación para nosotros. Habíamos mencionado algo sobre la Libertad, pero ¿Qué es la Libertad? y ¿Cómo interfiere dentro de la Dignidad?, pues ahora responderemos a las interrogantes. En primer lugar, La Libertad esta dentro de los mas profundo del ser de la persona humana, ya que por naturaleza es un ser libre, entonces estamos hablando de una libertad interior, aquella que a lo igual que la Dignidad no puede ser violada ni resquebrajada por nadie, esta Libertad Interior, contiene los actos propios de la intimidad de la persona, aquello que no puede ser conocido por otra persona si uno no lo desea, o sea la Libertad Interior es la que nos da la

6

La Dignidad de la Persona Humana

USAT

potestad de ser dueño de uno mismo, de nuestras propias acciones y decisiones, de todo lo que nosotros creamos conveniente en realizar, ahora tratando de responder la segunda interrogante, podemos decir que la Libertad Interior nos permite habla de la Dignidad de la Persona Humana, ya que desde ella cada ser humano es fuente de actuar, o sea la Libertad le da la potestad a la persona para elegir y hacer lo que fuera, pero la dignidad le va a dar un nutriente que servirá para que cuando elijamos algo, o aceptemos por nuestras propias condiciones las acciones de otra persona, no sean dañinas para las demás. Otro componente importante para la Dignidad, y esta así logre consolidarse, son los Valores, son criterios ya formados antes de actuar, los cuales intervienen en todas las fases de las acciones humanas, de los cuales parte para elegir el fin, ya que estos valen por si mismos. La dignidad se vale de los valores, por que estos si son aprendidos, y muy bien utilizados van a enriquecer y perfeccionar a la persona, por lo tanto también se vera beneficiado nuestra propia dignidad. Habíamos mencionado en la primera parte de nuestro trabajo, una corta definición sobre dignidad, la cual atribuía que esta se caracterizaba por las acciones buenas de las personas, y hacia que esta sea tildada como un ser digna, o sea bondadosa y esto se relaciona con el componente que vamos ha mencionar ahora; las Virtudes, las cuales son hábitos de obrar o actuar bien, dicho en otra, las cuales no tienen rigor positivo, si no que son acciones que realizamos cotidianamente por el impulso de nuestra propia naturaleza.

7

La Dignidad de la Persona Humana

USAT

Entonces, las Virtudes, van a permitir que la persona se convierta en un ser mas celebre, y digna, ya que cometiendo actos buenos, la persona va obteniendo la perfección que tanto anhela. Ahora, para seguir afianzándonos, sobre los criterios de Dignidad, hablaremos sobre el fundamento de la Dignidad. A lo largo de lo expuesto en este trabajo, hemos hablado de la Dignidad con aspectos morales, naturales, y bondadosos, y es que la verdad, la Dignidad se vale de eso, y trata de alcanzar eso, su fundamento no es muy preciso, porque también habíamos mencionado que esto es un poco complejo, pero básicamente esta dada en buscar la excelencia y perfección del hombre, dicho en otras palabras, el fundamento de la Dignidad, se grafica como una cualidad, o una capacidad volitiva que impulsa siempre hacia actos buenos. Es decir, lo que busca el fundamento de la Dignidad, es trata de obtener una excelencia o eminencia ontológica para la persona. 2Darle al hombre una superioridad en el ser. Puesto que esta es inherente al ser humano. La dignidad lo diferencia de los otros seres vivos (naturales o artificiales) haciéndolo superior, y esta también es una característica del fundamento de la Dignidad de la Persona Humana.

2

NUÑEZ, Carmen. Enciclopedia Autodidáctica Océano Ediciones Océano Éxito, S. A. Barcelona: España. 412p. 1990.

8

La Dignidad de la Persona Humana

USAT

CONCLUSIONES Concluyendo con lo manifestado en el presente trabajo, podemos dar algunas aserciones sobre la Dignidad de la Persona Humana:
 La dignidad es una condición ontológica de la persona, despojada de toda

condición particular. Así es digno un rey, un obrero, un delincuente, un mendigo, un niño, un anciano, un varón, una mujer, un africano, un serrano, un americano, un enfermo, etc., nadie nos quita el crédito de poseerla, ya que es propia de nuestra naturaleza, la cual nos atribuye el ser reconocidas como personas.
 En esencia la dignidad no puede ser algo que se adquiera o se pierda. Y

aquí sí distingo, las acciones dignas o indignas que ensombrecen esa pertenencia y, que convencionalmente nos llevan a tildar (denotativamente) digno o indigno a alguien que comete actos inmorales, y es pues como hemos explicado en una parte del trabajo, la única moral que perdura en toda la existencia humana, es la Ontológica, la Dignidad Moral se aísla muchas veces de la gente que comete estos actos, y gran parte se degrada, o aniquila.
 También cabe recalcar, que la Dignidad es sinónimo de grandeza,

excelencia; es una cualidad o bondad superior por la que alguien goza de especial valor o estima.
 Dentro de otros puntos de vista, también hay que tomar en cuenta, que la

persona digna se siente libre, va a entender las bases que le van a permitir actuar consecuentemente, y por lo tanto se considera capaz de desarrollar cualquier tipo de trabajo bien fundamentado. La persona va a demostrar su dignidad por su capacidad de ser virtuoso en sus hechos y los valores que fue inculcado, y educado. La dignidad es el resultado de un buen equilibrio emocional. A su vez, una persona digna puede sentirse

9

La Dignidad de la Persona Humana

USAT

orgullosa de las consecuencias de sus actos y de quienes se han visto afectados por ellos.
 Algo que no habíamos tomado en cuenta durante el desarrollo del trabajo,

quizás por lo complejo que se nos presento, son las consecuencias que trae el uso excesivo de la dignidad, si es así, nos puede fomentar el orgullo propio, pudiendo crear la sensación al individuo de tener derechos inexistentes, que van en contra de otras personas.
 Para ir concluyendo, podemos aducir y considerar que las distintas

nociones que obtuvimos de infinidad de gente ligada al tema, tuvo semejanza y nos ayudo a formular una definición concisa sobre Dignidad, la cual nos da entender que es el valor intrínseco y supremo que tiene cada persona, otorgada por su propia naturaleza, independientemente de cualquier situación así como de creencias o ideologías. Por lo mimo, el ser humano posee dignidad por sí mismo, nadie se lo da, lo tiene desde el mismo instante de su concepción, nadie se lo puede quitar bajo ningún pretexto, porque quien quisiera hacerlo, tendría que acabar con la propia persona.
 La Dignidad, como acto de elevación y perfección, se encargara de

reforzar la personalidad, fomentar la sensación de plenitud y satisfacción. FUENTES BIBLIOGRAFICAS. CABANELLAS DE TORRES, Guillermo. Diccionario Jurídico Elemental. 13va Edición. Editorial Heliasta. Buenos Aires; Argentina. 2002. 415 pp. MELENDO, Tomas – MILLAN PUELLES, Lourdes. Dignidad ¿Una palabra vacía? EUNSA. Pamplona: España. 1996. 210 pp. NUÑEZ, Carmen. Enciclopedia Autodidáctica Océano – Suplemento de Filosofía Ediciones Océano Éxito, S. A. Barcelona: España. 1990. 412p.

10

La Dignidad de la Persona Humana

USAT

.

11

La Dignidad de la Persona Humana

USAT

12

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful