Cuando éramos jóvenes, las cartas con las que íbamos a jugarnos la vida estaban todas boca abajo

. Conforme fuimos creciendo esas cartas comenzaron a darse vuelta hasta que finalmente ya nos quedamos con pocas; y hasta hay veces, como en el final de una partida de siete y medio, en que ni siquiera podemos subir la apuesta. Hay un día de todos los años de nuestra vida donde parece que por un momento las cartas vuelven a ponerse boca abajo, y ese día es el 31 de diciembre, más precisamente a las doce de la noche. Por un instante parecerá que todo lo malo quedó atrás con el año viejo y que el futuro llegará virgen para abordarlo sin pasado, como cuando éramos pibes. Pero esa magia ilusoria desaparecerá, por arte de birlibirloque, el próximo día de laburo; los papeles estarán ahí donde los dejamos, y todo volverá a comenzar, y seguramente en algún momento del año una de las cartas de nuestro mazo de la juventud se dará vuelta y no nos daremos cuenta. Entonces, aprehendamos ese instante de magia de las doce de la noche del 31. Compartámoslo con nuestros amores, que nos hacen la existencia más llevadera, y brindemos por eso que pomposamente llamamos la vida, esa vida que a veces es maravillosa y otras veces terrible, pero que siempre es una aventura que vale la pena. Nosotros queremos brindar con vos en esa magia efímera del 31 a la noche. Queremos brindar por las cartas de la juventud que todavía no se dieron vuelta, para que traigan buenas cosas las que lo harán este año, y por habernos hecho el aguante durante todo este 2012. Muchas felicidades y hasta el año que viene.

Los que hacemos Texto Sentido

Producción&Conducción: Marcelo Costa Coordinación: Gabriela Wochwianski Contenidos en internet&asistente de producción: Alicia Soler Distribución del programa en plataformas para no videntes: Patricia Zarzetti Realización Comercial: Full Time Negocios de Publicidad

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful