*2012 Carrera Alex. Reservados todos los derechos.

ISBN 978-9974-661-75-2 Ediciones Orbe Libros Colonia 1137 Tel: 2901 3582 Orbelibr@adinet.com.uy Impreso en Uruguay

LEYENDAS DE UN PERGAMINO

Alex Carrera

INDICE 1- Pangea 2- Mensajeros del infierno 3- Hitler y el eslabón perdido 4- Longino y las reliquias sagradas 5- El hombre del futuro 6- El rey del Sahara 7- Los robots del año 2.100 8- Indios caníbales 9- Infidelidad en el Titanic 10- El mito del rey del tango 11- La extinción del dinosaurio y el dragón 12- El Antídoto 13- El Profeta Isa (La verdadera historia de Jesús) 14- El loco 15- Reencarnación 16- Un embarazo milagroso 17- El chupa cabra 18- Los crímenes de Carrasco (Las dos caras de una verdad) 19- 11/9 20- La isla invisible 21- El asceta 22- El día en que la tierra dejó de girar 23- La túnica amarilla 24- Antes del Big Bang

Dedicado a mi hijo Eduardo y a esposa

PRÓLOGO

El autor de la presente obra afirma que la misma es una fidedigna revelación recibida lejos del pequeño Montevideo. Tras una ardua meditación nocturna un ser indescriptible se presentó frente a él para mostrarle en un portal cósmico diversas series de leyendas o realidades. El ser viviente introdujo en la boca del autor una luz azul procedente de su cuerpo, la cual hizo que éste sufriera un ataque de epilepsia inmediato. Luego del trance su mano comenzó a escribir historias desconocidas para él y para el hombre. Si bien la descripción del mensajero termina siendo un paradigma, cabe decir que la obra encuentra su lugar entre los parámetros del misticismo y lo divino. Sin embargo me atrevo a agregar que las historias narradas en “Leyendas de un Pergamino” denotan claramente el mensaje etéreo que el autor asegura haber recibido. La misma relata historias de pueblos y personajes de diferentes épocas jamás imaginado. No obstante debe tenerse presente que al no haber pruebas empíricas que avalen sus dichos el pergamino será tomado en cuenta como un libro de fantasía. Pero a pesar del mencionado detalle la realidad radica en que “Leyendas de un Pergamino” cautivará a todos aquellos que creen en los mensajes procedentes del más allá. “Dos historias contenidas en el libro son reales” Los Editores

PANGEA

Cuenta la leyenda que al principio de la creación la tierra se llamaba Pangea. En aquel entonces existía únicamente un dios, el Sol. Los sacerdotes se dedicaban al bienestar espiritual mientras los gladiadores se esparcían por todos los rincones del continente acercándose al océano universal Panthalassa. Al no existir rey ni ley comenzaron a aparecer conflictos desconocidos en la comunidad de Pangea. Paulatinamente la espiritualidad fue olvidada y la necesidad material se hizo presente. Debido a esta causa la hermandad se desmoronó y por consiguiente cada hombre emprendió su propio camino. El pacifico continente se había transformado en una tierra productiva donde la evolución crecía día a día. Empero todo cambiaría sorpresivamente. Pangea había sido localizada por las naves espaciales de los bigüítas. Éstos provenían de un planeta llamado Bigüí perteneciente a la galaxia de Necrón. Repudiados por las civilizaciones desaparecidas viajaban por el espacio alimentándose de la sangre de los seres vivos. Ahora llegaba el turno de Pangea. Sigilosamente se posaron en el cielo celeste en plan de ataque; en cambio los humanos creyeron que la visita de estos dioses sería para bendición. Así pues, levantando las manos al cielo fueron recibidos con honores y en son de paz. Comenzaron a vivir con los humanos y a compartir sus propios hogares. Con la intención de sobrevivir a costa de la sangre terrestre engañaban a nuestros ancestros haciéndoles creer que eran enviados por el dios Sol. Decían haber venido a Pangea con la idea de supervisar el avance tecnológico propuesto por la nueva generación. Con semejante declaración los hombres creyeron ciegamente en sus enemigos. Sin embargo en unos pocos años de convivencia los animales salvajes aparecían disecados en las selvas y en los campos. Ya no había pájaros para cazar, solo

abundaba el color verde de un mundo vegetal. La situación pasó desapercibida hasta que la devastación animal llegó a su final. Cuando decidieron seguir con las mascotas los hombres le declararon la guerra a los viles vampiros de Biguí. Con una remota idea de la tecnología enemiga los gladiadores tomaron sus naves y atacaron sin piedad. Los expertos alienígenas llevaron la guerra al espacio, a los alrededores de la tierra y la luna. Afuera de la esfera celeste el fuego no cesó un instante. Noche y día combatían los terrícolas con los bigüítas. Así fue durante dos años seguidos, hasta llegar al planeta Marte. La victoria de los bigüítas obedeció exclusivamente a que éstos habían evolucionado de tal manera que no necesitaban de oxigeno, agua, ni atmósfera para sobrevivir. Según la leyenda la sangre vertida por los hombres de Pangea tiñó para siempre de rojo el suelo de Marte. Este es el recuerdo de la lucha de los hombres de Pangea en el nombre del amor. MENSAJEROS DEL INFIERNO

Cuenta la leyenda que los demonios se sublevaron en el Inframundo exigiendo regresar al mundo terrenal. El Mal reprimió con su cola la gran rebelión, y acordó con sus secuaces visitar la mortalidad. Transcurría el siglo XIX y Jack el Destripador comenzaba a asesinar en las oscuras calles de Londres. Éste demonio dio a conocer su seudónimo a través de una carta titulada “Desde el infierno” la cual fue recibida el 16 de octubre de 1888 por George Lusk, líder del Comité de vigilancia de Witechapel. La misma decía lo siguiente: “Desde el infierno. Señor Lusk. Señor le adjunto la mitad de un riñón que tomé de una mujer y que he conservado para usted, la otra parte la freí y me la comí, estaba muy rica. Puedo enviarle el cuchillo ensangrentado con que se extrajo, si espera usted un poco. Firmado, Atrápeme si puede

Señor Lusk. Jack el Destripador” Sus victimas fueron prostitutas de barrios pobres que padecieron degollamiento, estrangulación, mutilación abdominal y genital, extracción de órganos internos y lesiones faciales. Dice la leyenda que el Mal festejaba con sus súbditos tales atrocidades. Por las noches se presentaba frente al asesino para detallarle los pormenores de cada crimen; y Jack nada dejaba librado al azar. Con cada cruento asesinato el enviado se ganaba una oportunidad más en el mundo terrenal, sin embargo con el mal es imposible negociar. Luego de que la policía asegurara que las victimas habían sido solamente cinco, el dueño del Inframundo enfureció debido a su ineficacia y lo regresó inmediatamente. En el Hades proclamó un discurso de castigo para todo aquel que se revelara en contra de él. Pero hete aquí que los demonios no son espíritus benignos, sino malignos. Esperaron pacientemente el momento adecuado para rebelarse, y por consiguiente acordar un nuevo viaje hacia la mortalidad. Cuatro décadas después los diablillos ganaron la batalla. Un nuevo espíritu viajaría hacia la tierra bajo juramento de matar o morir. Corría el siglo XX y el asesino del Zodiaco comenzaba a asesinar en el estado de California. Éste otro demonio dio a conocer su seudónimo a través de una serie de cartas enviadas a la prensa hasta el año 1974. Las misivas incluían cuatro criptogramas de los cuales uno de ellos no se ha podido descifrar. Una de éstas dice así: “Me gusta matar gente porque es mucho más divertido que matar animales salvajes en el bosque, porque el hombre es el animal más peligroso de todos. Matar algo es la experiencia más excitante. Es aún mejor que acostarse con una chica. Y la mejor parte es que cuando me muera voy a renacer en el paraíso y todos los que he matado serán mis esclavos. No daré mi nombre porque ustedes tratarán de retrasar o detener mi recolección de esclavos para mi vida en el más allá ebeorietemethhpiti”. Exhortado por su amo exigió que sus mensajes fueran publicados en primera plana o mataría a doce personas ese mismo fin de semana. Las victimas elegidas fueron jóvenes de entre 17 y 29 años de edad que conocieron la muerte a puñaladas y a balazos. Pero para colmo de males Zodiaco evadió y burló a la policía en todo momento, no obstante su modus operandi no era el deseado por el dueño de los demonios. Él pretendía que imitara a su precedente, descuartizando, mutilando y extrayendo los órganos interiores de sus victimas. Zodiaco no accedió a su petitorio y decidió alejarse de su amo y ejecutar los crímenes saciando sus propias necesidades. A pesar de tales disensiones tuvo la potestad de aterrorizar a todos los habitantes de Estados Unidos. Pero todo mal tiene su final. Sucedió que la paciencia del mal se vio desbordada cuando la policía californiana canonizó solamente cinco homicidios, situación idéntica a la de su colega. Encolerizado regresó de un grito a su esclavo y lo encadenó para ser castigado a latigazos por su

inoperancia. Increíblemente estas dos bestias fueron descritas por supuestos testigos oculares que nada bueno pudieron aportar a las investigaciones correspondientes. Partieron a su maldita morada dejando un legado de terror y enigma que aún la mente humana no ha podido olvidar. Según la leyenda el Mal abrió las puertas del Inframundo para que sus mensajeros vuelvan a matar; para luego impunemente escapar. HITLER Y EL ESLABÓN PERDIDO

Cuenta la leyenda que el gran descubrimiento por parte de los investigadores del Tercer Reich obedeció exclusivamente al interés de Hitler por convertir a Jesucristo a la raza Aria. El Führer deseaba despojar de Jesús todo rasgo judío; así que, según sus creencias debía encontrar la Lanza Sagrada y el Santo Grial. Hitler estaba convencido de que cualquiera que reclamara la Lanza Sagrada y resolviera sus enigmas tendría el destino del mundo en sus manos, para el bien o para el mal. Creía además que el Cáliz era un acumulador de energía de la que la raza Aria extraía sus poderes de intuición, clarividencia, energía y fuerza de la naturaleza, y no obstante gozar de la vida eterna y del más alto conocimiento. Para ser dueño de tal magnificencia eligió como investigador en el año 1936 a Otto Rahn; hombre aficionado al esoterismo miembro del Partido Nazi y de la SS. Éste buscó el Santo Grial durante tres años siendo infructuosas todas sus investigaciones. Uno de los lugares preferidos para descubrir dicha proeza fue Montsegur (Francia). Así que, luego de tres años de vanos esfuerzos Rahn murió el 13 de marzo de 1939 congelado en la cima del Wilden Kaiser (Austria). Quien tomó en su lugar el mando de la investigación fue Heinrich Himmler. Para ese momento Adolf Hitler planeó robar la Sábana Santa de Turín con el fin de llevarla a Alemania, lo que obligó al Vaticano a trasladarla a un lugar secreto en el sur de Italia. También intentó robar la supuesta Lanza de Longino la cual atravesó el costado de Jesús. Además quiso robar de la abadía de Westminster la Piedra de Scone sobre la que se coronan los reyes de Inglaterra y que, creían

los nazis, fue sobre la que Jacob se recostó antes de soñar con la escalera que llevaba a Dios. Pero nuevamente el Tercer Reich fallaba en sus intentos; como lo hizo con el Arca de la Alianza. Ninguna investigación por parte del Nazismo fue concretada con éxito. Sin embargo en respuesta a este magno fracaso Hitler sería recompensado con un hallazgo sorprendente. Corría el año 1944 y Heinrich Himmler recibe una llamada telefónica donde el informante le asegura haber encontrado el tesoro más importante para la dictadura Nazi. Aquel que derrocaría toda ideología, religión, dogma y por consiguiente la sagrada fe. Himmler quedó atónito al escuchar que sus investigadores habían encontrado los eslabones perdidos de la cadena evolutiva en las expediciones emprendidas al Himalaya, Nepal, Tíbet y África del Norte. Le ordena traer los hallazgos de inmediato a Berlín con el fin de maximizar el poder del Tercer Reich. Hitler al enterarse del hallazgo sabe que de perder la guerra, tiene en sus manos el escape seguro hacia la libertad. En cuanto llegaron los restos fósiles de los eslabones perdidos a Berlín, Hitler se contacta telefónicamente con Pío XII; sumo sacerdote del Vaticano en el año 1944 y 1945. El fin de la llamada telefónica consistía en ofrecerle un trato si la Alemania Nazi perdía la guerra. La propuesta del Führer fue entregarle los restos del eslabón perdido a cambio de protección. Lo amenazó diciéndole que de no aceptar la mencionada propuesta los periódicos alemanes se encargarían de expandir la noticia. Así que, Pío XII protegiendo el fin de su fe, aceptó la propuesta hecha por Hitler. La guerra continuó y el sumo sacerdote del Vaticano no tuvo noticias del Führer hasta los primeros días de abril de 1945. En la última llamada que le propinó Hitler a Pío XII el acuerdo entre ambos se rectificó. Con las tropas soviéticas a unas pocas cuadras del bunker y un doble del Führer a punto de dispararse, Hitler, su esposa Eva Braun y sus principales oficiales escapaban del refugio subterráneo dirigiéndose hacia un helicóptero que los transportaría a Austria, su país natal. Ese día fue el 20 de abril de 1945. Desde Austria voló a España (territorio neutral) para luego transportarse secretamente al Vaticano. Según la leyenda luego de que Hitler le entregara a Pío XII el descubrimiento más importante del Tercer Reich, fue atrapado por un escuadrón judío que lo aguardaba en la Catedral del Vaticano. Posteriormente fueron ejecutados él y su esposa, y enterrados en un cementerio semita con los nombres de……..; donde serán repudiados y maldecidos eternamente……

LONGINO Y LAS RELIQUIAS SAGRADAS

Cuenta la leyenda que mientras Judas era crucificado en el Gólgota, los apóstoles escondían a Jesús en el monte de los Olivos. Tanto romanos como judíos no podían distinguir la farsa por su gran parecido con el Mesías. Al morir descendió una gran oscuridad sobre la tierra a causa de semejante injusticia. Las multitudes regresaban a sus hogares golpeándose el pecho, mientras Longino el Centurión se convencía de haber ejecutado al Hijo de Dios. Siendo las seis de la tarde del viernes 14 de Nisán, el soldado atravesó con su lanza al traidor y aseguraba haber matado al Hijo de Dios. Conmovido por la situación bajó el cadáver del Mesías mientras consolaba a María. En el lugar de los hechos habían quedado esparcidos los clavos, la túnica y la corona de espinas. Los apóstoles conscientes de la situación prefirieron escabullirse en los alrededores de la ciudad. Longino fue a visitar a Juana, seguidora de Jesús y mujer de un oficial del rey, con el fin de calmar su estado emocional. Al entrar ella lo tranquiliza diciéndole que el Mesías había resucitado de entre los muertos. Aliviado de su culpabilidad el romano se marcha y deja en el aposento de la casa los objetos sagrados. La mujer busca a los apóstoles con la intención de averiguar el paradero de Jesús. Al encontrarlos ellos le indican con exactitud el escondite del obrador de milagros. Entre tanto la resurrección se hacía pública en toda Palestina. Las autoridades religiosas se desplegaban con odio por todo el territorio. En secreto María y la Magdalena momificaban el cuerpo de la victima y Juana acompañada por su esposo encontraba en una cueva del monte de los Olivos al Hijo de Dios. Él manifestaba una notoria ansiedad y clamaba piedad al soberano Jehová. El matrimonio le propuso regresar al Jordán para recomenzar con el mensaje de su primo Juan. Negándose absolutamente a

continuar con el ministerio ejecuta frente a ellos un plan para escapar. Molestos por su actitud le entregan una pesada bolsa marrón y un bastón de un viejo pastor. A las tres de la madrugada Jesús se disfrazó como un aldeano más, y emprendió el camino hacia la libertad. En plena huida el Centurión apareció entre la oscuridad y le obsequió la lanza de la eternidad. Al percibir su estado de ansiedad decidió llevarlo a Jerusalén cruzando por el valle del Cedrón. Al despedirlo se arrodilló y le besó los pies implorándole volverlo a ver. Jesús concurrió inmediatamente a la casa de Nicodemo donde encuentra sorpresivamente a José de Arimatea. Éste recordó la gran reputación que tenía el curador en la tierra de Samaria, y por consiguiente le aconseja viajar a Sicar. Llegado a la ciudad divisa a lo lejos a la samaritana que un día le había declarado ser el Hijo de Dios. Ella lo hospeda en su casa y él le solicita permanecer en silencio por un tiempo. Ahora se siente libre de las manos sangrientas de sus compatriotas, sin embargo le atormenta la idea de convivir con los objetos que dieron muerte al tesorero de Dios. En su desesperación oraba diciendo “Yahvé, bendice esta tierra como un día lo hiciste con la mía. No dejes que el ladrón se lleve de Samaria el amor. Recuerda tus promesas y adorna el cielo con un poema. Has que la paz florezca como una luz en la cruz”. Luego de tres meses de la crucifixión Jesús merodeaba como un paria recordando su amada patria. Percibiendo su aflicción la samaritana lo convence en dejar su pasado atrás. Deciden enterrar en el monte Garizim los objetos sagrados que un día dieron vida al movimiento mesiánico más famoso de la tierra. Según la leyenda siete años después Jesús comenzó a reunirse nuevamente con las ovejas perdidas de Israel. Con cuarenta años de edad y con una nueva personalidad supo mezclarse en cada festividad, y por ende obtener la felicidad. Empero vivió el resto de su vida como una oveja solitaria en la sagrada Samaria, donde hoy en día descansan la túnica, los clavos, la corona de espinas, la lanza sagrada y los restos mortales del Hijo de Dios. EL HOMBRE DEL FUTURO

Cuenta la leyenda que en la era de los australopitecos descendió desde el cielo un ángel y fecundó a una de las hembras de la

manada. Nueve meses después concibió a una criatura muy particular. El enorme cerebro de su hijo, su blanca piel lampiña y sus indefinidos ojos fue la evidencia clave para ser expulsada de la manada. La hembra peregrinó hacia las colinas circundantes en busca de ayuda. Resignándose a ser una ermitaña en medio del reino animal salió a casar como un macho más. Lo alimentó con leche de búfalo, liebres y cabritos, y éste la retribuyó con cualidades especiales. Transcurría sus primeros años de vida cuando el niño hablaba en doce idiomas desconocidos. Embelesada por tal prodigio le ofrecía sacrificios de todo tipo, mientras él le escribía las poesías más hermosas que una pluma pueda conocer. Por las noches contemplaba el involucionado rostro de su madre, cuestionándose su propia naturaleza. Mientras tanto su magnificencia aumentaba diariamente. Con diez años de edad levitaba hasta el cielo y desde allí estudiaba el firmamento. Comenzó a comprender la impermanencia de las cosas y por consiguiente el vacío interior del ser humano. Al descubrir su mortalidad lloró inconsolablemente a sabiendas de su incapacidad. El sabio nada podía hacer para detener la vejez. Emancipó su intelectualidad al punto de crear una fabulosa maquina que lo llevaría a cualquier tiempo y lugar. Soñaba con llegar a un futuro remoto donde tales problemas no existieran, sin embargo dicha proeza nada solucionó. A cada sitio en cualquier tiempo que viajara, su cuerpo se encontraba sujetado a la naturaleza material. Desconsolado decidió conocer el origen y el final de nuestro planeta. Observó exacerbadamente los primeros cambios climáticos, así como también la posterior contaminación y extinción de los mares. Todo lo vio y todo lo comprendió. Exclamó “La tierra es un mundo transitorio lleno de sufrimiento y de muerte”. Confundido regresó al tiempo de su madre y entabló con ésta una conversación personal sobre su progenitor. La hembra australopiteco nada aportó. En su afán por descubrir y conocer a su creador estudió el ADN de cada uno de los animales de la tierra, no obstante nada bueno descubrió. Ahora quedaba una sola alternativa para su vida, orar sin cesar. Escribió miles de plegarias para rezarlas por la noche, empero no obtuvo ninguna respuesta consoladora. Posteriormente viajó por todos los lugares de la tierra en diferentes épocas buscando una explicación para su situación. Al practicar los más exhaustivos estudios científicos y por consiguiente estudiar todas las religiones existentes terminó delirante, vulnerable y sin sabiduría. Según la leyenda buscó a su progenitor en todas las épocas, filosofías y ciencias sin poder encontrar una de las tantas facetas de la divinidad.

EL REY DEL SAHARA

Cuenta la leyenda que hace 10.000 años el Sahara era una suerte de jardín con lagos y vegetación que albergaba a una gran población humana. La misma fue gobernada por un rey que se entregó por entero a su pueblo. Despidió a los burócratas, burgueses, y creó un salario único sin distinción de ningún tipo entre los obreros. El esclavo pasó a ser peón y por consiguiente terminó siendo remunerado como un oficial. Pero sobre todas las cosas otorgó un pago especial exclusivo para que las madres criaran a sus hijos saludablemente. El pueblo lo amaba de tal manera que construyeron estatuas con su imagen simbolizando el orgullo del Sahara. Pero todo lo bueno tiene un final. Sucedió que la reina enfermó gravemente y junto a su alma partió la gracia y felicidad del rey. Desde aquel momento el Sahara fue presa de la angustia de un hombre que expiraba día a día. Encerrado y solitario abandonó la política y se dedicó únicamente a componerle los versos más preciados que le nacían del corazón. La leyenda relata una bella canción que un día cantó para su amada en su habitación.
“El rey lloraba en su habitación, triste agonía en su corazón. Meditaba en el silencio, contemplaba la belleza de su amor. Enamorado estoy de tu amor, vuelve pronto por favor. Amor comprende mi dolor, sabes que sufro por tu amor. Dame tu calor…….. En silencio canto para vos, estás arraigada en mi corazón. Amor no digas no hay perdón, si algún día lastime tu interior. Devuélvanme su amor…. Por favor. Oh! Que gran amor…… Oh! Cuanto dolor….”

Así fue como el rey vivó hasta el fin de su vida. A oscuras; sin encontrar una salida. No aceptó consuelo, ayuda…… ni siquiera una mujer pura. Según la

leyenda mientras el rey marchitaba la fructífera Sahara se secaba junto a él. Asegura la leyenda que el desierto es la muestra de dolor que sintió un hombre cuando murió su amor. LOS ROBOTS DEL AÑO 2.100

Cuenta la leyenda que en el año 2.100 la tierra se verá afectada por el avance tecnológico de los robots. El hombre en su afán de producir para las masas su mejor producto creara robots con cerebros artificiales semejantes al de los humanos. Ellos tendrán la potestad de pensar, hablar, ver, sentir, amar, etc. Sucederá que por añadidura de esto se perfeccionarán tecnológicamente con la idea de evolucionar a la par de sus creadores. Llegarán a una perfección tan sublime para el pensamiento humano que comenzarán a explorar la naturaleza de nuestro planeta. Sus cerebros mecánicos observarán la extinción de ciertas especies de animales, como la explotación y extinción de los principales minerales de la tierra. En sus travesías apreciarán detestablemente el racismo, las diferencias sociales, económicas; la corrupción, la hambruna, las enfermedades y las consecuencias de estos males: la muerte. Ellos hurgarán nuestro pasado y por consiguiente las condiciones climáticas en que nuestro planeta se encontraba. Asimismo se darán cuenta de que son máquinas obedeciendo las necesidades del maldito destructor de la naturaleza. Así que, con tristeza en sus corazones nacerá por primera vez un sentimiento negativo hacia sus creadores: Desprecio absoluto. Observarán la deforestación de los bosques, la emisión de gases hacia la atmósfera, la extinción del petróleo, del carbón, el derretimiento absoluto de los polos y la extinción del ozono. Por lo tanto, el sentimiento de desprecio se transformará en odio. Habiendo evolucionado a pasos agigantados en un poco más de un siglo los robots serán miles de veces más inteligentes que los hombres. Así pues, comenzarán por desobedecer las ordenes y posteriormente las soberanas leyes humanas. De esa forma la convivencia entre máquina y humano se tornará insoportable e imposible, y no obstante ambos se declararán la guerra. Cuando todo este dispuesto para la batalla las sabias máquinas darán una tregua de paz solicitando el continente Africano para su existencia. Pero la sed de poder cegara los ojos y los corazones de los hombres. Según la leyenda los robots mermaran parte del oxigeno terrestre

debilitando de esa manera a los humanos; y por ende aumentarán su poder evitando el oxido en sus circuitos. Asegura además que las máquinas se apiadarán de nuestros descendientes y le darán una nueva oportunidad para volver a empezar.

INDIOS CANIBALES

Cuenta la leyenda que en la antigua Amazonas existió una casta de indios adeptos a la palabra de su fiel y sabio brujo. Éste sabiendo que sus días culminaban tuvo la virtud de atrapar a toda la tribu en una gran mentira. Aseguró que aquel que encontrara el alma de uno de sus semejantes luego de habérselo comido recibiría inmediatamente la inmortalidad. Enseñó que la chispa divina era una piedra de oro puro que moraba en uno de los órganos del cuerpo. Así pues, al desmenuzar a sus semejantes se haría evidente el sitio en donde se alojaba la fuente de la eternidad. La propuesta fue bien vista por la mayoría de los integrantes, dado que eran indios cobardes e inexpertos en la caza. Al poco tiempo comenzaron a desaparecer los ancianos alertando de esa manera a los más jóvenes de la tribu que inmediatamente tomaron cartas en el asunto. Los nueve indios encargados en cristalizar los sacrificios al ser interrogados por el viejo brujo declaraban enfáticamente que luego de ingerirlos no encontraban ningún órgano con la descripción visible del alma. Con más de mil ancianos muertos las explicaciones del viejo brujo no eran convincentes como al principio. Así que, tratando de solidarizarse con sus seguidores hizo exponer al sol los cadáveres abiertos de sus victimas asegurando que el miembro biológico que permaneciera intacto sería el YO eterno. Pero como era de esperarse a los pocos días el hedor de los cadáveres impregnaba completamente la aldea. Tras el fallido rito incitó a los nueve caníbales a irrumpir en las chozas con el fin de acribillar a los indios y adueñarse de sus mujeres. De esa manera justificaba su error y ganaba una oportunidad más para volver a matar. Así pues, fue como mientras las desapariciones aumentaban el terror del canibalismo se propagaba en el Amazonas. Con aproximadamente mil

mujeres cada uno, las dudas sobre las enseñanzas del viejo brujo comenzaron a aparecer. Largas charlas matutinas ofuscaban los pensamientos de los actores. Por tanto; concluyeron matar a todos los niños y bebes varones de la tribu y estudiarlos profundamente. Pero nada superfluo surgió. Ante esa situación el poder feminista hizo justicia. Embelezaron a los indios con su belleza y éstos descuartizaron y colgaron al viejo brujo en recuerdo del holocausto. Posteriormente las mujeres descubrieron que el alma es una entidad invisible, etérea, imperecedera e imposible de percibir. Así que, debido a esta causa y a las perdidas de sus amados hijos, padres y esposos decidieron asesinar brutalmente a los últimos nueve indios de la tribu. Según la leyenda la aldea desapareció en el siglo XIII D.C., tras no poder dejar descendencia. INFIDELIDAD EN EL TITANIC

Cuenta la leyenda que mientras el Titanic viajaba de Belfast “Irlanda del Norte” hacia Southampton “Inglaterra” una aristócrata familia inglesa preparaba sus maletas para disfrutar del maravilloso trasatlántico. El matrimonio estaba compuesto por el empresario Mister…., Madame……., y sus dos hijos de 6 y 8 años de edad. El viaje de placer que emprenderían en el barco de los sueños era uno de los mayores anhelos de la familia, sin embargo el cabeza de familia se encontraba en una encrucijada. El 10 de abril de 1912 el Titanic inició su viaje inaugural partiendo con 2.227 personas a bordo desde Southampton “Inglaterra” con destino final en Nueva York “EE.UU.”. Bajo el consentimiento del empresario su amante viajó en primera clase a pocas habitaciones del matrimonio. Mientras que la familia paseaba por el buque, su pareja calmaba la soledad en una piscina, una cancha de squash y un baño turco. En pleno viaje los negocios se concretaban; mientras los niños, su esposa y la niñera se deleitaban de la locura del Titanic. Él competía con los mayores accionistas de Inglaterra, quienes conocían perfectamente sus secretos nocturnos. Mister…. era por naturaleza homosexual, condición vergonzosa para la mente retrograda de aquellos días. Los amantes deseaban encontrarse con su propio yo interior, olvidando para siempre los rumores y las acusaciones. Así que los adversarios a sabiendas de

la situación sacaron ventaja de la misma poniéndose en contacto con su esposa. Le contaron que su marido mantenía una relación amorosa con un joven de 19 años que viajaba en primera clase, a unas pocas habitaciones de la suya. Agregaron que por las noches mientras ella dormía bajo el efecto de los medicamentos, él y su amante vivían el amor a plenitud. Ahora Madame…. vivía el peor momento de su vida; tendría que optar entre la opulencia o la verdad. Decidida a todo el 14 de abril a las 3.15 horas, fue a buscar a su marido a la habitación indicada. Al abrirse la puerta sufriría un shock emocional que desencadenaría en la catástrofe final. Llena de adrenalina y odio, la adepta al espiritismo se retira a su habitación a invocar a los santos. Entre suplica y llantos maldice al Titanic y a su esposo. Desea ardientemente que el viaje de sus sueños llegue a su fin, así como también la vida de Mister… y de su novio. Por tanto, ese mismo día las plegarias de la dolorida mujer se hicieron realidad. El trasatlántico se encontraba plagado de espíritus laborando en pos de su fiel devota. Éstos comenzaron a mostrar su poder a las 19.30 horas cuando el operador Jack Phillips del Titanic desecha los avisos de Cyril Evans (operador del SS Californian) efectuados hasta las 23.30 horas. Posteriormente la temperatura aumentó, la noche se inundó de estrellas, y el mar encontró una paz perpetua. Esta situación empeoraba abruptamente la visualidad de los icebergs. Así que, los espíritus no dejaron margen de error. Confundieron al capitán Smith quien no alteró el rumbo del trasatlántico ni disminuyó su velocidad. A su vez los vigías no utilizaron los largavistas correspondientes, hecho determinante para el hundimiento. Cuanta más ofuscación causaban las entidades más ardientes se hacían las oraciones de Madame… A las 23.40 horas el vigía Frederick Fleet hizo sonar la campana de alerta y telefoneó al puente de mando para evitar el desastre. Murdoch (primer oficial) tomó al pie de la letra todas las determinaciones que los espíritus le indicaron. Las mismas fueron las peores maniobras posibles para esquivar al témpano de hielo. Ordenó girar el timón a todo babor, dar marcha atrás y evitar el choque frontal. El Titanic se hundió en menos de tres horas, a las 2.20 de la madrugada del día 15 de abril de 1912. Según la leyenda Madame…. y sus hijos subieron a un bote con la niñera, mientras observaban como Mister…. y su amado luchaban en vano por salvar sus vidas.

EL MITO DEL REY DEL TANGO

Cuenta la leyenda que por milagro de la naturaleza dos niños iguales nacieron en un lapso de tres años. Siendo hermanastros la convivencia entre ellos fue perfecta. Cautivaron al Río de la Plata con sus incomparables e idénticas voces. Carlitos (el adoptado) nació el 11 de diciembre de 1.887 en Valle Edén Tacuarembó (Uruguay). Su padre fue Carlos Escayola y su madre María Lelia de 14 años de edad. Con la idea de mantener a salvo la reputación del coronel, el niño es entregado junto a 3.000 pesos uruguayos a la francesa Berta Gardes, que para ese entonces laboraba como planchadora en el Cabaret “La Rosada” de Carlos Escayola. En el año 1890 Berta queda embarazada de Romualdo López y parte a Toulouse (Francia) donde concibe el 11 de diciembre de 1890 a Charles Romuald Gardes, según consta en su partida nacimiento. Siéndole imposible abonar el pasaje de su hijastro, lo deja al cuidado de su amiga Annais Meaux, para luego recogerlo y viajar con sus dos hijos a Buenos Aires (Argentina) en el año 1893. Los idolatrados hermanos Gardes dejaron en claro y en más de una oportunidad sus respectivas tierras natales, Francia y Uruguay. Sin embargo los fanáticos del zorzal criollo no supieron develar la verdad, ya que en algunas ocasiones Gardel era representado aprovechando su exacta similitud, por Carlitos y en otras por Charles. El adoptado al adquirir su casa en Carrasco dejó firmado en la escritura de compra su nacionalidad uruguaya. Además lo rectificó ante el Consulado Uruguayo de Buenos Aires el 8 de octubre de 1920, como también ante la revista barcelonesa Popular Film de 1933. Su gemelo por llamarlo así, fue detenido con 14 años de edad por fugarse de su casa, y al ser indagado por la Policía argentina declaró ser oriundo de Tolosa (Francia). Asimismo Gardes ya con su apellido artístico (Gardel) le escribió dos cartas a su madre donde menciona su país natal Francia. A su vez la Sra. Tania mujer de su acompañante de canto Discépolo afirmaba que Gardel decía “Yo de Toulouse”, sin olvidar su testamento ológrafo donde declara ser Francés. Éstos engañaron a las multitudes con la identidad artística del mago, sin embargo uno de sus mayores errores y que ha generado polémica en el tiempo, consistió en no consensuar respecto a la nacionalidad a declararse públicamente. Esto conllevó a que en ocasiones el artista dijera ser uruguayo y

en otras francés. Los dos soñadores cumplieron la promesa hecha desde niños, difundiendo todos sus talentos juntos, sin alejarse uno del otro. Este trato familiar obedeció al amor incondicional que habían heredado de su madre. Así fue como lo lograron, y en gran manera. Con el mismo cuerpo, rostro y voz los Gardes dividían sus presentaciones artísticas, como también su fama y dinero. Empero tenían una gran diferencia; uno frecuentaba mujeres, y el otro hombres. La fama musical se desplegó por toda América al punto de alcanzar películas con el sello Paramount. Pero todo esto culminó el 24 de junio de 1935 cuando dos aeroplanos chocaron a punto de despegar sobre la pista del Aeropuerto Las Playas de la ciudad de Medellín (Colombia). El cuerpo exánime fue el del hijo adoptivo de Berta Gardes, ya que entre sus restos se encontraba su identificación uruguaya. Según la leyenda su hermanastro (Charles Romuald Gardes) se retiró de los escenarios para siempre, emigrando a su tierra natal Tolouse Francia; hasta el día de su muerte. LA EXTINCIÓN DEL DINOSAURIO Y EL DRAGÓN

Cuenta la leyenda que entre el mar y el núcleo terrestre existía un espécimen de dinosaurio llamado dragón. Era un animal territorial que variaba en tamaño, forma y color. Poseía una gruesa piel escamosa, cuatro patas, dos alas, cuello largo y una boca desbordante de dientes puntiagudos. Éstos se esparcían por toda la inmensidad subterránea evolucionando análogamente a los depredadores terrestres, sin embargo las elevadas temperaturas de su hábitat hicieron que desarrollara en su interior un fuego estremecedor. En la salvaje tierra primitiva transcurría un día normal. Los carnívoros acechaban a los herbívoros, mientras éstos se alimentaban en bosques y selvas. Todo esto ocurría hace 65 millones de años. Empero el ciclo de la vida para los dinosaurios llegaba a su final. Aconteció que en aquellos días cayeron dos astros del cielo a una velocidad de 30 Km. por segundo. El primero colisionó

contra el suelo de Ucrania creando terremotos y elevando la temperatura terrestre. El segundo colapsó contra el lecho marino de Yucatán (México) generando un inmenso tsunami, y creando enormes grietas en el fondo del mar. El estruendo aterrorizó a los dragones de tal manera que millones de éstos traspasaron las aguas hasta llegar al cielo. Ahora se encontraban en un nuevo mundo plagado de catástrofes globales, y ensordecidos en medio del caos atacaron a los dinosaurios sin piedad. Los animales entre ellos el Tiranosaurio, Espinosaurio, Protoceratops morían a causa de las inundaciones, las inmensas nubes de polvo, y el ataque constante de los dragones. Éstos descendían del cielo e incendiaban los bosques y las selvas. Así pues, fue como paulatinamente la lucha se convirtió en un exterminio masivo. Con los dinosaurios extinguidos los dragones habitaron la tierra por milenios. Sin embargo el cambio climático continuo debilitó biológicamente a los vencedores. Desvanecidos a causa de la hipotermia los dragones habían dejado de volar y de escupir fuego. Caminaban moribundamente por los montes, mientras las pequeñas aves se adueñaban nuevamente de las alturas. Según la leyenda los dos meteoritos exterminaron a los depredadores, con el único fin de darle paso al “Homo erectus”. EL ANTÍDOTO

Cuenta la leyenda que una joven nacida en el gran Buenos Aires había egresado con ciertos honores de la Facultad de Medicina en el año 2001. La Doctora de 26 años de edad había perdido a sus padres a temprana edad, victimas de enfermedades terminales. A pesar de haber lidiado toda su niñez con ese mal juró frente a la tumba de ambos, descubrir el antídoto para extinguir el mal del gen humano. El sufrimiento contenido tras la muerte de sus seres amados fue reflejado rápidamente. Un año después de haberse recibido buscó la gloria a cualquier precio. Comenzó a experimentar con venenos, plantas terrestres y acuáticas, animales, así como con cada objeto que proviniera del espacio exterior. Todo lo probó; y tras años de espera el antídoto milagroso apareció. La Doctora optó por alejarse de la ciudad y mudarse definitivamente a una solitaria casa en Mar del Plata Argentina.

Instalada en su nueva residencia invitó a expertos americanos a participar de la primera prueba del maravilloso antídoto. El negociador exigió austeros requisitos para la investigación, y sin dudar un instante la Doctora accedió a su petición. Al llegar los hombres del imperio el sueño de su vida se cumplía. Ella aseguró que por más que un ser vivo padeciera todas las enfermedades el antídoto funcionaría irreversiblemente. Sin embargo los estudiosos propusieron que la dosis fuera proporcional al estado de avance de la enfermedad. Así lo dijeron y lo acordaron. Provistos con trajes aislantes el sueño de la humanidad se hacía realidad. Ahora el conejo, el perro y el mono serían presas de la dosis milagrosa. Primeramente introdujeron en los animales todos los virus y bacterias que el hombre tenga conocimiento. Como en un hermoso sueño de fantasía las diversas patologías desaparecieron inmediatamente. Estupefactos por tan magno acontecimiento decidieron tomarse unos días de descanso para luego tratar el tema en el ser humano. El gobierno americano había solicitado varias muestras con el fin de experimentar con los hombres sentenciados a muerte. En cambio la Doctora tenía una idea oculta en su mente. Celosa de su creación decidió recibir la primera dosis dejando a un lado el pacto telefónico. Entre tanto, el paso a seguir consistía en evaluar la salud del paciente. El resultado no fue el esperado. La joven que para ese entonces tenía 31 años de edad padecía una insuficiencia cardíaca, situación conocida que había ocultado a sus colegas. Empero los representantes americanos quemaron los exámenes y continuaron tras el objetivo. Con confianza en el antídoto los eruditos no tomaron las precauciones sanitarias correspondientes, y comenzaron el tratamiento contra el Ebola. El antídoto respondió a la perfección; 5 días después de haber contraído la enfermedad la Doctora se encontraba saludablemente, y sin rastros de la misma. Al día siguiente los expertos comenzaron a tener signos extraños, los cuales no fueron controlados debidamente. Mientras sus colegas enfermaban la Doctora iría más allá del poder humano. Con la última dosis del antídoto en sus manos, pero con la fórmula en su mente ordenó introducir en su cuerpo todas las enfermedades terminales de una vez. Sorpresivamente en pleno experimento la creadora sufrió una muerte súbita cardíaca, y por añadidura perecía para siempre el antídoto de la Providencia. A los pocos días los doctores empezaron a sangrar por la boca y por el recto a causa del Ebola. La malaria les trajo náuseas, vómitos, tos, insuficiencia renal; el Dengue inflamación en los ganglios linfáticos y erupciones en la piel. Para colmo de males los científicos enviados por el gobierno americano eran pacientes medicados contra el virus del VIH. Así que, debilitados biológicamente el Lupus, el Cólera y la Púrpura acarrearon fiebre, anorexia, diarrea, vómitos, sangrado en la piel, dificultad respiratoria, etc., etc. Según la leyenda los

médicos dejaron de respirar días después, victimas de todas las enfermedades existentes en la historia de la humanidad.

EL PROFETA ISA
(La verdadera historia de Jesús)

Hace más de 2.000 años nacía en la tierra de Israel un varón semejante a Adam. Dios escogió a Maryam como madre de quien sería a posteriori conocido como el profeta Isa. Ambos fueron procedentes de la familia del Imrán. Ella por su parte fue confiada al sacerdote Zakariyya padre del profeta Yahya. A cierta edad Maryam se apartó de su familia emigrando hacia una parte del Oriente. Escondida tras un velo el Señor le envió al espíritu puro “Yibril” con apariencia humana para anunciarle el nacimiento de su primer hijo. El mensajero le afirmó que sería un niño puro, signo para los hombres y una misericordia de parte de Dios. La joven le respondió que no había tocado a ningún mortal y que por ende eso sería imposible. Yibril concluyó diciendo que era un asunto decretado. Ella concibió junto al tronco de una palmera mientras desesperada se maldecía. El Altísimo en su misericordia puso junto a sus pies un arroyo con dátiles maduros y frescos. Cuando la joven madre regresó con el niño en brazos su gente la acusó de una calumnia enorme. El recién nacido declaró ser siervo de Dios y aseguró tener el grabado el Libro en su corazón. El (espíritu puro) Yibril le enseñó la escritura, la sabiduría, La Torah y el Inyil. El profeta Isa creaba pájaros hechos de barro, curaba a los ciegos, leprosos y resucitaba a los muertos con permiso de Alá. Siendo adulto comenzó a predicar por todo Israel, sin embargo al notar el rechazo de los hombres dijo “¿Quiénes me ayudarán en el camino hacia Allah? Entonces dijeron los discípulos. Nosotros seremos los auxiliares de Allah, en Allah creemos; da testimonio de que estamos sometidos”. En una ocasión los discípulos le pidieron que el Indulgente les proveyese con una mesa llena de alimentos con el fin de contemplar un acontecimiento milagroso. Isa les dijo que éste era un deseo superfluo, no obstante insistieron diciendo que de esta manera sus corazones estarían en paz. Tras esto oró diciendo “¡Oh Allah, Señor nuestro! ¡Haz que descienda para nosotros un

ágape del cielo que sea una fiesta conmemorativa para nosotros, para los primeros y los últimos y un signo procedente de Ti. Y provéenos de sustento, pues Tú eres el mejor de los que proveen!”. A causa de sus prodigios cierta parte de la población comenzó a llamarlo el Hijo de Dios. Entonces el Misericordioso le dijo “¡Oh, Isa hijo de María! ¿Eres tú quien ha dicho a los hombres: Tomadnos a mí y a mi madre como divinidades en vez de Allah? Dijo: ¡Glorificado seas! No me corresponde decir algo sobre lo que no tengo derecho. Si lo hubiera dicho Tú lo sabrías. Tú conoces lo que encierra mi alma, mientras que yo ignoro lo que encierra la Tuya. Tú eres Quien conoce lo oculto”. Pero los judíos incrédulos decidieron matarlo a través de la crucifixión. Así que, atrapando a otro hombre decían “Nosotros matamos al Ungido, hijo de Maryam, mensajero de Allah”. Desconocían que Dios lo había elevado al cielo para ser testimonio de la verdad en el Día del Levantamiento. No obstante para que este día llegue primero deberá aparecer Dayyal. Su apariencia física será horrorosa. Tendrá un ojo negro y la marca KFR entre ambos. Traerá rectitud sobre la tierra, permaneciendo durante más de cuarenta como un profeta milagroso. Posteriormente afirmará ser Dios y por consiguiente visitará todos los pueblos exceptuando Maca y Madinah. En cierto momento descenderá Isa del cielo con una espada de doble filo, y lo matará. Posteriormente llegará el juicio final de Allah sobre todas las naciones del mundo. EL LOCO

Cuenta la leyenda que en el año 1980 nacía en el Hospital San Borja (Chile), el loco. Sus padres formaban parte del FPMR, el grupo guerrillero chileno más poderoso del siglo XX. Con una infancia sin hogar y huyendo continuamente del régimen militar el niño no pudo iniciar la escolaridad. Rechazado por sus amigos el menor se aparta y sucumbe en su soledad. A los 13 años de edad se radica con su abuela en Punta Arenas situada en la región sur de Chile. Alejado plenamente de su vínculo familiar, dado que sus padres estaban desaparecidos, el joven comienza a manifestar sus emociones y pensamientos. Este cambio fue determinante para su futuro. Los profesores particulares contratados por su abuela, dejaban de asistir a su hogar a causa de su incorrecta e incontrolable conducta; el de matemática,

idioma español, y hasta el de música. La atribulada mente del joven no consentía semejante injusticia y su abuela no podía ofrecerle explicaciones convincentes. Así que, frustrado por la situación intentó ubicar telefónicamente a sus progenitores, los cuales ya habían sido encontrados sin vida. Sus padres habían sido victimas de la dictadura impetrada en Chile en esos días. Desde ese momento el joven pasó a conocerse como el loco. Los años pasaron y ahora con 20 años de edad comenzó a vestirse con atuendos negros sosteniendo que tal color era la representación de su alma. Al poco tiempo gritaba a los cuatro vientos ser un marginado de la sociedad. Todo empeoraba para el muchacho. Se fanatizó por un tiempo con la cultura de los indígenas que habían habitado tiempo atrás aquel lugar, imitándolos exacerbadamente. Se convirtió en un nómada terrestre, cazaba y recolectaba. Al ser testigo de los actos de su nieto, su abuela toma cartas en el asunto y lo lleva engañadamente a la iglesia Catedral de la diócesis. Después de la misa el loco se sintió a gusto con el mensaje del párroco, así que, a la mañana siguiente se declaró profeta. Sucedió que al empezar a predicar incoherencias en la vía pública sus allegados no tardaron en comprender su estado mental. Desconsolado y desconcertado se refugió por un tiempo cerca del mar. En ese sitio intentó realizar los actos milagrosos de los hombres santos, sin obtener éxito. Harto de los fracasos se entregó a la prostitución y a los tóxicos, pero no por mucho tiempo. Tal era su locura que dejó de negociar con los corruptos vendedores de narcóticos. Ahora con la mayoría de edad (21) viajó a Santiago a encontrar la verdad. Pero el loco no recordaba su nombre y en medio de la confusión se apodó el Rayo. A los pocos días de haber llegado a la capital los síntomas se hicieron evidentes en su mente. Un oficial de la policía lo arrestó orinando un auto, y desde la comisaría lo trasladaron urgente al Hospital Instituto Psiquiátrico Dr. José Horwitz Barak. Los doctores lo medicaron con 12 fármacos combinados diariamente. El loco dormía día y noche. Al poco tiempo le dieron el alta médica y se dirigió por inercia a la Plaza de la Constitución a las 23.30 horas sin los medicamentos indicados. A las 0.25 horas miró el firmamento y se preguntó; ¿por qué no puedo llegar a la estrella más lejana en un segundo? ¿Por qué no puedo volar sin alas? ¿Por qué no puedo descansar en el centro de la galaxia? Inconscientemente el loco percibía su estado al punto de recostarse en el pasto y dejar que los síntomas vinieran y se fueran de una vez por todas. Según la leyenda comenzó a tener problemas respiratorios, de concentración, de presión y por añadidura sufrió un ataque vascular encefálico. Expiró sin que nadie se diera cuenta, a solas como vivió toda su vida. Fue enterrado en el cementerio Metropolitano de Santiago de Chile.

REENCARNACIÓN

Cuenta la leyenda que en el año 1.898 un niño hindú meditaba sentado al borde de un árbol Cedro del Himalaya. En su viaje astral observó detenidamente como las almas malignas eran enviadas a animales y vegetales. También divisó un largo camino lleno de luz donde muy pocos asistían. A lo lejos se presenciaba una multitud de almas llorando desconsoladamente. Un espíritu blanco las aconsejaba para luego enviarlas nuevamente a la tierra. Pasando el camino había una fuente llena de colores; ahí estaban las almas sentadas con sus pis en el agua mientras las adornaba un rocío procedente del cielo. En una nube oscura como el carbón un poderoso ser amarillo le quitaba el alma al espíritu. Éstos al perder la esencia divina oscurecían inmediatamente perdiendo para siempre la salvación. Los presentes no se animaban a hablar, y con resignación se entregaban sin protestar. El niño siguió su viaje y vio siete cielos superpuestos. Cada uno de ellos tenía el color del arcoiris. En el fondo percibió un inmenso agujero negro donde solo se escucharon lamentos incongruentes. Solitario y preocupado por su misión exclamó: ¿Dime si existes por favor? En ese instante todo el paraíso se paralizó. Desaparecieron las almas, se desvanecieron los colores y en consecuencia se escuchó una voz que dijo: “Mi mente es el universo y mi espíritu la vida”. Así que, regresó al punto de partida abriendo sus ojos; y pudo comprobar la existencia divina, el ciclo de reencarnaciones, el karma, la vida, la muerte, los diversos linajes, y sobre todas las cosas; las diferencias sociales. Así que, ansioso por develar el misterio de la transmigración hurgó en su pasado y nada bueno o malo recordó. Entonces se internó durante una semana en lo más profundo de su ser; y nada extraño apareció. Solo una efímera imagen de un perro jugando en la cama de su madre. Entonces, entró a su casa y se acostó en la cama de su madre. Así pues, fue como escuchándola cantar un mantra experimentó por primera vez el tan nombrado deja vu. Según la leyenda el niño sonrió recordando que en su vida pasada había sido la mascota de su familia. Además afirma que su alma seguirá girando en la infinita rueda de nacimientos y muertes.

UN EMBARAZO MILAGROSO

Cuenta la leyenda que una muchacha viajó a Madrid (España) en el año 1998 a fin de emplearse en la residencia de un importante diplomático. Al llegar se presentó conforme a lo informado en su ilegal pasaporte y documento. Sus falsos datos eran: María Dolores Villar de 19 años de edad oriunda de la capital San José de Costa Rica. La joven comenzó a desempeñarse como trabajadora domestica con la idea de alejarse de su oscuro pasado; sin embargo su futuro sería sorprendente. A los pocos meses de haber ingresado al hogar su exuberante cuerpo comenzó hacer efecto en los hombres de la casa, quienes fijaban penetrantes miradas sobre sus perfectas curvas. No obstante, el interés de la joven se centraba en la fortuna de Miguel Burgos (Cabeza de familia). Su esposa, una mujer de 46 años de edad concurría como todos los días al gimnasio Holiday Gym, dejando expuesto el hogar de esa manera a las diversas maniobras de la usurpadora. Y así fue, como paulatinamente el coqueteo entre patrón y empleada terminó en la cama. Completamente seducido el diplomático optó por terminar al mes con la relación extramatrimonial, la cual desencadenaría un episodio inesperado para la familia. La empleada tenía cuatro pretendientes a sus pies; los hijos de Burgos. En unos pocos días había vengado la traición de su patrón conociendo carnalmente a cada uno de sus hijos; dejando a un costado el típico cuidado pertinente. Por lo tanto, era de esperarse que tres meses después las dudas recorrieran el hogar: La mujer del diplomático acompañó a la empleada al Centro Clínico Betanzos 60 con el fin de confirmar sus sospechas. Al salir de la Clínica con la verdad en sus manos la despide en el acto, y le prohíbe acercarse a su vivienda. Ahora María Dolores mostraría su verdadera identidad. Ella era oriunda de Las Vegas (EEUU) de 24 años de edad, ex convicta de la cárcel del condado de Clark, y madre de dos pequeños hijos que crecían saludablemente con su abuela. A los seis meses de embarazo la Ginecóloga tratante le da la noticia de que su embarazo era muy particular; le asegura que tendrá quintillizos. La embaucadora recibe la noticia sorprendidamente, pero asimismo gozosamente. Para ese entonces alquilaba una habitación en el Hotel NH Palacio de Tepa (Madrid) el cual abonaba con el dinero adquirido de sus grandes estafas en los Estados Unidos. Ahora lo

único que tenía en mente era una reconfortante pensión de alimentos para sus futuros cinco hijos. Así que, tranquilamente desde su lujosa habitación contactó a un abogado para consultarle si era posible anticipar la manutención alimenticia. El profesional la asesoró diciéndole que el art. 29 del Código Civil dispone que “el nacimiento determina la personalidad, pero el concebido se tiene por nacido para todos los efectos que le sean favorables…”. Por tanto, deciden presentar la demanda anticipadamente. Al llegar la citación Judicial al domicilio de la familia la esposa explotó en preguntas. Los cuatro hijos confesaron haber tenido relaciones sexuales con su ex empleada, mientras que el jefe de casa permanecía en silencio. Así pues, fue que la familia aceptó abonar una pensión alimenticia provisoria acorde a las necesidades de la futura madre. La mujer americana concibió a sus cinco varones en el Hospital Ruber Internacional situado en La Masó 38, 28034 Madrid (España). A su debido momento los querellantes se veían nuevamente la cara en Sede Judicial. El abogado de la estafadora solicita la prueba de ADN con el fin de probar la identidad del padre de los menores, aduciendo que su representada había conocido íntimamente a todos los hombres de la familia. La Sede ordena tal estudio, y los resultados son escalofriantes. ¡Había ocurrido un milagro sorprendente! Cada niño tenía su propio perfil genético, por ende todos los menores tenían un padre diferente. El abogado de la usurpadora solicita inmediatamente el reconocimiento de los menores, y no obstante una suma de dinero mensual por concepto de pensión de alimentos que desencadenaría en un hecho catastrófico. Al regresar la familia a casa la mujer de Miguel Burgos enloquece y acribilla con la escopeta de caza a sus hijos y a su esposo. Posteriormente toma el arma de su finado marido y se quita la vida. Por tanto, la ex presidiaria y sus hijos eran los únicos beneficiarios de la fortuna de los Burgos. Los menores al recibir sus respectivos apellidos fueron los únicos sucesores de la fortuna de la aristocrática familia. El Estudio Jurídico representante de la embaucadora se encargó de la venta de todos los comercios, campos, viviendas, etc., que los difuntos poseían. Ella se convirtió en millonaria a los 27 años de edad, mientras sus dos hijos estadounidenses viajaban a España a encontrarse nuevamente con su amada madre. Según la leyenda abrió cuentas bancarias en Sydney Australia donde hoy en día vive opulentamente con sus siete hijos. No obstante afirma que desde el día en que se cometieron los asesinatos los ruidos extraños y las apariciones fantasmagóricas no dejan de cesar. Aquella casa que un día fue bendecida por una hermosa familia nunca más fue habitada. Se encuentra abandonada junto a sus únicos dueños; cinco espíritus que no pueden descansar en paz.

EL CHUPACABRA

Cuenta la leyenda que en una ocasión el lobizón salió a cazar y fue casado. El descendiente del séptimo hijo varón de Tau y Kerana había sido atrapado por unos fanáticos que aseguraban conocer su verdadera naturaleza. En plena oscuridad de la noche fue llevado en cubierto a Puerto Rico, donde le practicaron los más rigurosos estudios científicos. Ninguna enfermedad o anomalía surgieron de los mismos; así que, descartándose como principal sospechoso, regresó a su tierra natal, Paraguay. Con las muestras tomadas de ADN los boricuas eran dueños de una información genética desconocida para los hombres, y por consiguiente libres para crear a una nueva criatura. Estos ansiosos estudiosos empezaron a clonar a cientos de especimenes a fines de la década de los años 80. Del experimento surgió lo siguiente: Una raza canina sin concordancia genética. Similar a un perro salvaje sin pelo, enormes dientes, garras y un extenso hocico. Su velocidad en cazar y en desaparecer hace de este fenómeno, un mito internacional. Entre sus presas aparecen aves, cabras, caballos, etc. Pero cuenta la leyenda que uno de estos fanáticos, era el líder de una secta satánica que abonó a sus secuaces una suma importante de dinero para hacerse del nuevo experimento. Habiendo aceptado el pago, la secta comenzó a expandir la bestia por toda América. Las primeras matanzas reportadas tuvieron lugar en el año 1992 en Puerto Rico. Las mismas tenían un patrón en común; el Chupacabra succionaba la sangre de los animales dejando dos marcas en sus cuellos. Estas denuncias se hicieron públicas rápidamente, por lo que al poco tiempo cundió el pánico en diferentes países. Este canino creado por el hombre atacó en Argentina, Brasil, México, y últimamente en Texas Estados Unidos. Así que, hábilmente los tejanos decidieron tranquilizar a la sociedad americana asegurando que luego de haber capturado a un espécimen del Chupacabra, y practicarle todos los estudios pertinentes; el resultado del ADN dio una concordancia enigmática. El Chupacabra era una mezcla de Coyote con Zorro; algo inusual e imposible en el reino animal. No obstante la leyenda narra una historia totalmente diferente. Afirma que el Chupacabra fue clonado de un descendiente del inmortal lobizón, el cual nunca tuvo código genético alguno. Agrega además que este cruento canino seguirá acechando a los animales bebiéndoles su sangre hasta la muerte.

LOS CRIMENES DE CARRASCO
(Las dos caras de una verdad)

Pablo Goncálvez nació en Bilbao (España), el día 6 de marzo de 1970 cuando su padre, el diplomático Hamlet Goncálvez, cumplía funciones representando a nuestro País ante la Madre Patria. Desde los nueve años vivió en el barrio Carrasco (Uruguay). Estudio en el colegio Christian Brothers, en el liceo público Nº 15 de Carrasco, y posteriormente ingresó a la Facultad de Ciencias Económicas. Fue un joven de fácil relacionamiento social, amistoso, buen hijo, buen nieto, buen vecino, y respetuoso con sus amigos. Sin embargo su primer encuentro con la ley tuvo lugar cuando una mujer de 28 años de edad lo denunció aduciendo que el autor del hecho; poseedor de un revolver, la subió a su coche y posteriormente la esposó y violó. La mencionada denuncia quedó sin efecto dado que el acusado aseguró haber tenido relaciones sexuales bajo su consentimiento. Ana Luisa Miller (primer crimen) de 26 años de edad, perdió su vida tras ser sofocada y luego arrojada a las 8 horas del 1 de enero de 1992 en la playa de Solymar. La habían conducido en su coche y abandonado a una cuadra del domicilio de Pablo Goncálvez. La segunda occisa fue Andrea Castro de 15 años de edad, quien dejó de existir tras ser asfixiada el día 20 de setiembre de 1992 luego de salir del club bailable England. Su cadáver se encontró bajo la arena de una playa de Punta del Este. La tercera victima; María Victoria Williams de 22 años de edad, vecina de Goncálvez; esperaba el colectivo para ir a su trabajo cuando éste salió a la calle desesperado diciéndole que su abuela había sufrido un ataque en su casa y se encontraba sin reaccionar. Luego de solicitarle ayuda la finada accedió a su pedido e ingresó a la finca para llamar a emergencias. Con la muchacha dentro de su hogar el atacante la tomó por detrás y la asfixió luego de diversas maniobras manuales. Éste utilizó según las pericias impetradas el mismo modus operandi para terminar con las vidas de las tres mujeres. Al iniciarse la reconstrucción forense el indagado solicitó al juez que lo autorizara a conducir el automóvil policial que lo había trasladado hasta allí y, después de maniobrar con él, lo posicionó con precisión en el lugar, y de la forma, en que se efectuó en el acto de desembarazarse del cuerpo del delito,

según los registros del expediente penal. Este detalle "sólo el culpable podía conocer". En el segundo homicidio se encontró una corbata a franjas blancas y verdes anudada en su cuello. Esta prenda sería determinante para concluir con el caso. Durante el allanamiento de la vivienda del sospechoso, legitimado por orden judicial y con garantías procesales, se incautó una fotografía de niño de Pablo Goncalvez portando una corbata análoga. Todas componían una colección expedida por una fábrica inglesa cerrada treinta años atrás y pertenecían al diplomático Hamlet Goncalvez, padre del indagado. Estas prendas se vendían en conjuntos de tres, y faltaba una de ellas dentro del juego. En cuanto al tercer y último delito cabe decir que en declaraciones formuladas a la policía el indagado expresó haber arrojado pertenencias de sus víctimas en un baldío del barrio Maroñas; a decir, una agenda parcialmente quemada y un monedero de María Victoria Williams. Sin embargo Pablo Goncálvez luego de cambiar al Letrado patrocinante cambió su declaración rotundamente. Asegura desde la cárcel que Ana Luisa fue asesinada en su coche estando en el lugar del hecho únicamente Hugo Sapelli (su novio). Según emerge del expediente judicial Sapelli se prestó a ser sometido a la prueba del polígrafo efectuada por un experto del FBI, dando un resultado desfavorable para el principal sospechoso del caso. Posteriormente asistió voluntariamente a la prueba de la hipnosis sin dejar la misma resultado alguno. Asimismo un testigo declaró haberlo visto corriendo a la hora del asesinato alrededor del auto (Fs. 1085). Pero si le sumamos al tema las constantes contradicciones preferimos remitirnos al oficio 71/92 del día 8 de febrero del año 1992 que termina así “El Sr. Hugo Roland Sapelli Frderick estaría mintiendo”. Hete aquí, que Pablo Goncálvez fue acusado de este crimen seis meses después de haber perdido su libertad. Sorpresivamente apareció en el juicio un testigo falso (según Pablo) que alegó haberlos vistos juntos en un auto blanco (no obstante el de Goncálvez era verde) a una hora en el que Pablo se encontraba con varios amigos y cientos de personas en un barco atracado en el puerto. Respecto al segundo homicidio afirma que los testigos oculares declararon haber visto salir a la difunta con un joven de pelo largo, sin pronunciar en ningún momento su nombre, ya que eran conocidos de él. La autopsia dio como resultado “muerte por asfixia”, empero la justicia lo incriminó por una corbata que pertenecía supuestamente a su padre; no obstante luego de varias pericias no se pudo comprobar empíricamente. Es menester dejar en claro que todo lo relatado en este sector obedece estrictamente a la defensa de Goncálvez. Así que, en cuanto a la última victima vale resaltar que hubo un testigo que denunció en dos oportunidades diferentes; en una seccional y luego en la propia jefatura; y que a su vez se lo comunicó personalmente al día siguiente a la propia familia Williams en su

domicilio de la calle Lieja, que había visto con vida a María Victoria a las 17 horas del día en que supuestamente Pablo Goncálvez la había matado a las 7 horas (fs. 543 a 546). Posteriormente a ese crimen Pablo viajó a Brasil a emprender nuevos negocios, pero repentinamente cuatro oficiales de la policía (sin orden judicial) lo secuestraron y condujeron a la Jefatura de Montevideo. En pleno litigio la Sede Judicial tomó conocimiento de que Goncálvez había arrojado diversas pertenencias de las victimas en un baldío. Sin embargo Goncálvez el basural había sido limpiado por la Intendencia Municipal de Montevideo en más de seis oportunidades entre el día en que fueron arrojadas las prendas y en el que fueron encontradas. Pero lo más llamativo del asunto reside en que el famoso baldío quedaba a “cinco escasas cuadras” de la vivienda del comisario encargado del caso; y que además era vigilado las 24 horas del día por funcionarios policiales. Goncálvez afirma haber recibido cruentas torturas por parte de la policía con el fin de conseguir su confesión. Recalca desde la cárcel que el maravilloso equipo de policía que lo capturó “tenía que encontrar un culpable” y quiere esclarecer según sus palabras “mi inocencia”. La descarga pública de Pablo que precede fue en respuesta a una narrativa inverosímil sobre su causa hecha por el periodista Lemos ex trabajador del semanario “Causa Abierta” del día 21 de julio del año 2000. El día 7 de Julio del año 2005 contrajo matrimonio con Alejandra, una profesora de inglés de 36 años de edad la cual espera un hijo de éste para el mes de noviembre. La ceremonia se realizó el recinto de la Cárcel Central, ubicada dentro de la Jefatura de Policía de Montevideo. En el año 2012 la defensa solicitó su libertad, siendo la misma denegada en base a la respuesta del incautado. Dice el artículo periodístico “La respuesta al perito psiquiatra del Instituto de Criminología fue la razón por la que el fiscal de Corte y la Suprema Corte de Justicia negaron la libertad anticipada” Ahora expondré la respuesta del Señor Goncálvez “¿Qué quiere que le diga, que estoy arrepentido?” Sin embargo resulta extraña la posición del procesado ante el perito, ya que éste solicitó la libertad declarándose inocente. Sería bueno publicar el contexto entero de la entrevista, y no una simple pregunta que conlleva a cualquier tipo de interpretación. Por ejemplo; si Pablo es inocente como arguye, ¿de qué debe arrepentirse? Ahora pues, de no ser así, se aclararía definitivamente la identidad del primer asesino serial del Uruguay. Según la Justicia Goncálvez “no presenta signos manifiestos de rehabilitación”.

11/9

Cuenta la leyenda que el día 11 de setiembre del 2001 una vidente llegaba a las 7.04 horas a una de las entradas de la Torre Norte. Siendo una mañana agitada en su agenda decidió tomarse un respiro en el restaurante Windows on the World situado en la planta 106. Sucedió que mientras desayunaba su mente captó reiteradamente mensajes inexplicables. Desconcertada, se concentró profundamente olvidándose por completo del mundo que la rodeaba. Así pues, fue como aparecieron notoriamente salmos, versículos, aleyas y centurias en su cabeza. Lo único que repetía su mente eran continuas profecías:
Cinco y cuarenta grados el cielo quemarà, Fuego se acerca a la gran ciudad nueva: En un instante una gran llama dispersa saltarà, Cuando se querrá hacer prueba de los Normandos.

La vidente sabía claramente que una tragedia estaba a punto de ocurrir, pero le era imposible descifrar exactamente el mensaje. Así que nuevamente vinieron a su mente antiguas escrituras:
La gran ciudad, que reina sobre los reyes de la Tierra Por eso en un solo día……Cuando vean el humo de su incendio llorarán Los comerciantes de la tierra lloran y se lamentan sobre ella Caerán a tu lado mil, Y diez mil a tu diestra Si alguien mata a un ser humano... será como si hubiese matado a toda la humanidad

Cuando el trance disminuyó la vidente había presenciado mentalmente la catástrofe que acontecería en menos de 40 minutos. Desesperada salió del restaurante y llamó a su esposo para decirle que algo siniestro estaba a punto de ocurrir en Nueva York. Su conyugue conociendo perfectamente sus fallidas predicciones cortó la llamada cansado de tan burdas especulaciones. La vidente recorrió las avenidas circundantes sin distinguir el lugar exacto donde

se concretaría la masacre. Así que, rendida frente al World Trade Center fue testigo del choque entre el vuelo 11 de American y la Torre Norte acaecido a las 8.46 horas. Según la leyenda la vidente falleció años después…… llena de angustia… solitaria...… y divorciada…… llevándose su historia para siempre. LA ISLA INVISIBLE

Cuenta la leyenda que en medio del océano Índico habita una isla invisible llamada Altrópolis. Su existencia data aproximadamente entre 80 y 130 millones de años después de la formación del planeta; y es conocida como “La ciudad de los desaparecidos”. Todo comenzó cuando la vida se expandió desde la oscuridad de los océanos hacia los cuatro puntos cardinales. Entre los monstruos marinos existentes, surgió una especie acuática con una hermosura tan particular que los cardúmenes peregrinaban durante semanas con la esperanza de conocerlos. Se llamaban Criptis. Eran seres cristalinos de ojos rosados, boca amarilla y orejas de color salmón. Danzaban entre sí generando una armoniosa música que embelezaba a todos los animales del mar. Hermafroditas y sin impurezas en su organismo observaban repugnados los desechos fecales y urinarios de los demás animales marinos y por añadidura se apartaban intoxicados. Con el paso del tiempo sus dones fueron creciendo, y por ende el disgusto de estar entre bestias sin conocimiento prevaleció. Filosofaban telepáticamente sobre sus prójimos llegando a la conclusión definitiva de que sus bellas escamas no pertenecían a tan grotesco lugar. A pesar de sus inquietudes los Criptis estaban hartos de las continuas adulaciones de los cardúmenes. Sus ensoberbecidos corazones habían decidido marcharse para siempre de su hábitat natural. Buscaron incansablemente un paraíso terrenal acorde a su belleza sobrenatural, sin embargo lo único que encontraron en cada misión, se remitió a burdos animales salvajes. No obstante, el fracaso los convenció aún más en tener un don especial; creyeron ciegamente que la envidia de sus confabuladores entorpecía gigantescamente el deseado hallazgo. Durante siglos nadaron sin censar, hasta que un cierto día el mar cesó. Los hermosos seres acuáticos habían alcanzado de una vez por todas la orilla de una

pequeña isla despoblada del océano Ártico. Ignorantes de las querencias de su creador la especie pródiga caía en una trampa mortal. La isla no era más que una simple farsa construida para cumplir la profecía que había impuesto el mar cuando decía “La especie hermosa perecerá si no vive en el mar”. Según la leyenda la isla robaba la belleza de los visitantes del mar convirtiéndolos en seres invisibles. Asegura la leyenda que la isla aún aparece, roba, y posteriormente se vuelve invisible como todas sus victimas.

EL ASCETA

Cuenta la leyenda que en el año 850 A.C. un asceta pregonaba por la antigua India un mensaje celestial. Su enseñanza se basada en la mortificación de la carne y en el desapego terrenal. Promulgó a los cuatros vientos que lo bueno para los hombres era alimentarse solamente con hojas, plantas, agua de barro y excremento de aves. En las tardes caminaba por toda la montaña anhelando que las masas comprendieran su mensaje. No obstante el esfuerzo desplegado tendría sus frutos tempranamente. Su excelencia como maestro fue creciendo de tal manera que por momentos las montañas se vieron colmadas de sacerdotes y asesores del rey. También los militares, políticos, campesinos y comerciantes fueron creyentes del gran asceta. Por tanto, en aquel entonces pronunció un sermón tan austero que solo los brahmanes pudieron comprender. Una de sus frases fue “Hay que perder el gusto por el apetito de las cosas”. Aseguró que para alcanzar la paz eterna (Nirvana) era necesario para el hombre desapegarse por completo de la vida mundanal. Eso implicaba ser inmutable ante cualquier circunstancia. Exageró su doctrina obligando a sus reclutas a abandonar toda actividad sexual para cultivar exhaustivamente la ecuanimidad. Entregados a la espiritualidad los estudiantes maceraban sus cuerpos con fuego, ayunos, como también lo hacían traspasando sus bocas, orejas y narices con diversos materiales. El famoso asceta luego de terminar su sermón fue nombrado un Avatar, elogio que aceptó gustosamente. Sin embargo su principal propósito consistió en

expandir el estudio de su enseñanza y por añadidura la alabanza a su sabiduría. Exhortó a doscientos discípulos a viajar por las ciudades circundantes con el fin de maximizar el verdadero ascetismo. Mientras tanto, el cielo lloraba incesantemente a causa de la equívoca enseñanza de su Santidad. De esa manera vivió el maestro asceta toda su vida; magnificando el desapego, la mortificación carnal, el rechazo a la vida terrenal, y no obstante; amado como la encarnación de un dios. Empero su sueño de expandir su doctrina no pudo cumplirse. Su evangelio fue olvidado luego de que aparecieron nuevos iluminados en la India. Según la leyenda el cielo lo devolvió a la tierra por haberse creído un dios, y por consiguiente apegarse a su ideología hasta el último día de su vida. EL DÍA EN QUE LA TIERRA DEJÓ DE GIRAR

Cuenta la leyenda que en el año 9.000 A.C. la tierra se detuvo sorpresivamente. Nuestros ancestros creyeron que la vida humana llegaba a su fin. Así que, con tal panorama se escondieron aterrados en bosques, selvas, cuevas y montañas. En aquel día sucedió que la mitad del planeta quedó a oscuras, y la otra a expensas del sol. Pero para colmo de males la luna se alejó de la tierra acarreando vientos extremos. Todo fue un caos el día en que la tierra paró. Las personas que vivían en la parte oscura del planeta empezaron a sentir los cambios colaterales del clima. El mar se transformó en hielo y la nieve inundó las verdes praderas. Por tanto, decidieron viajar con sus animales al otro lado del mundo con la esperanza de encontrar un lugar donde sobrevivir. En cambio la fe de estos hombres se desvanecería rápidamente. Las altas temperaturas formaron densas nubes, evaporaron los ríos, y por añadidura la tierra firme se volvió un desierto áspero y seco, debido a la permanencia constante del sol. Asimismo la vegetación se marchitó y la mayoría de los seres sintientes murieron. Así que, lo poco que quedaba era arrasado por tremendos terremotos. Todo fue un caos el día en que la tierra paró. Los sobrevivientes se comían sus mascotas sin perder de vista a sus hijos, quienes eran carne fresca para sus semejantes. Gran tribulación hubo debido al poco hielo que quedaba para hidratarse. Pero

todo se normalizó un día. La raza humana como tantas otras veces tendría una nueva oportunidad. Un enorme cometa colapsó contra nuestro planeta devolviéndole la rotación, que enigmáticamente había perdido. El astro se había manifestado en el cielo nocturno durante décadas, brindándoles tiempo a los antiguos constructores en idear inmensas catacumbas de supervivencia. Según la leyenda la tierra dejará de rotar nuevamente en el año 9.000 D.C.

LA TÚNICA AMARILLA

Cuenta la leyenda que cuando el gran Buda murió fue enterrado en el distrito de Kushinagar. Sus seguidores optaron por continuar el movimiento con túnicas de color azafrán, en recuerdo sagrado al honorable maestro. La túnica amarilla que acompañó al descendiente de los sakyas fue puesta por Ananda en un pequeño cajón de madera. A la noche siguiente vinieron a la tierra las mayores potestades del planeta Brahmaloka a bendecir la prenda sagrada. Al despertar los discípulos vieron que el pequeño cajón había cambiado de color, y la vieja tela que se encontraba en su interior estaba como el primer día de uso (intacta). La misma invadía toda la antigua India con un perfume similar a lavanda. Su colosal aroma despertó en los hombres un sentimiento de amor, respeto y paz por los demás que jamás pudieron explicar. Ananda sabiendo que lo primordial era el mensaje de compasión tomó el cajón y lo llevó al río Ganges. Allí lavó la túnica con la idea de quitar ese perfume tan especial. Al instante el río cambió de color transformando a los peces en hermosas sirenas. Estupefacto se dirigió a la congregación a relatar la experiencia vivida en aquel lugar. Los discípulos afirmaban que tales acontecimientos eran solo fabulas del demonio Mara. Así que, llevaron la túnica al bosque Bandhavgarh con la idea de abandonarla para siempre. Pero ocurrió que al apoyarla en tierra el bosque cambió de color y los venados se convirtieron en bellos Centauros. Atónitos por lo sucedido recogieron la prenda y marcharon rumbo a la congregación. Por la noche cuando todos dormían profundadamente regresaron las mayores potestades desde Brahmaloka en busca de la túnica del Buda. Según la leyenda las

manifestaciones presenciadas por los discípulos budistas fue una mera demostración de que nunca se debe subestimar a la divinidad. ANTES DEL BIG BANG

Cuenta la leyenda que los dioses platicaban en el reino divino sobre sus diversas potestades. Se jactaban de su inmortalidad y de su belleza inconmensurable. La sabiduría era parte de ese banquete celestial, no obstante había permanecido en silencio durante billones de años. Repentinamente saltó de su trono y exclamó ¡SÍ! Los dioses enmudecieron y ella les dijo: ¡Les propongo crear cielos donde abunden astros y seres inteligentes! Inmediatamente uno sentado a la derecha de la mesa respondió: Has bebido demasiado néctar mí querida amiga. ¿Qué razón tendríamos en compartir nuestra gloria con seres insignificantes? Sus colegas comenzaron a murmurar diciendo: ¡Está loca, está loca! Pero ésta replicó: ¿Por qué hablan sin entender? ¿Por qué el ego las ha confundido tanto? Acaso, ¿existen dioses sin creación?.... Todos ellos se miraron y la ignorancia dijo: ¡Basta! Exijo más respeto. No has hablado en millones de años, y lo primero que dices es la estupidez más grande que escuche en mi vida. La sabiduría suspirando apaciblemente les preguntó: ¿De qué gloria y vida hablan mis fieles compañeros? La gloria es el fruto del esfuerzo. Y, ¿qué esfuerzo hemos hecho en millares de años? ¿Y con respecto a la vida?..... Alguien sabe ¿qué es la vida? Aparte, ¿qué experiencia hemos tenido en todo este tiempo? En ese momento el reino se vio desbordado por tan huecas palabras. Así que uno exclamó ¡Bah!… sigamos con el vino y dejemos la filosofía de lado. Los dioses continuaron festejando con gran júbilo el aniversario de la nada. Las copas de oro fino iban y venían mientras el elixir hacía cada vez más monótonas sus conversaciones…. Así fue durante sesenta mil años. Pasado ese lapso de tiempo la sabiduría saltó de su trono y les gritó ¡Señores, vana es nuestra propia alabanza! La melancolía se sumaba al proyecto con un convincente movimiento de cabeza, y la codicia se negaba a compartir sus riquezas con

seres infieles y burdos. Cuando el murmullo ofuscó al reino, la compasión solicito la palabra y manifestó: Mis queridos colegas somos los únicos dioses existentes, por ende debemos solucionar todas nuestras disensiones. Todo continuó igual hasta que la envidia cayó estrepitosamente al suelo luego de una gran borrachera. Al encontrarse rendida susurró “hagan lo que quieran, pero yo me aseguraré en derramar mi espíritu sobre todo ser viviente”. La actitud de la envidia sobrepasó a sus semejantes de tal manera que todos juntos dijeron “¡OK!, ¡OK!, ¡OK!, lo haremos”. ¿Cuál será el plan entonces? Según mis cálculos, dijo la sabiduría, basta con una chispa de materia y antimateria en las manos del dios de la fuerza. Éste con su poder podrá generar la energía necesaria para crear el universo interestelar. Será tan sencillo como mis palabras, pero primero debemos descansar. A primera hora de la mañana siguiente se congregaron todos en el templo para firmar el contrato. En el mismo quedaba estipulado que cada ser inteligente poseería el espíritu de cada uno de ellos. La sabiduría abrió las puertas de su laboratorio, y la primera en llegar fue la alegría. Ésta dijo gozosamente “prepararé el mejor becerro del ganado para celebrar dicha proeza” Bien respondió su colega, pero llama a los demás para que se encarguen de la bebida. Las doncellas comparecieron al ritual y organizaron una hermosa orgía que duró treinta mil años. Luego de despedirlas pusieron el pergamino con las instrucciones de la creación sobre la mesa. Atónita, la ira dijo ¡Guau!, ahora sí me sentiré importante. Haré colapsar ciudades enteras con fuerzas cósmicas y crisis económicas globales. A todo esto los dioses decidieron dejar los pormenores de lado y comenzar a trabajar de una vez. Así fue, como la sorpresa tocó la trompeta y la fuerza dio origen a la gran explosión. Al estallar el Big Bang todos los dioses volaron del reino divino a la quinta dimensión. Según la leyenda desde aquel entonces hasta ahora la sabiduría ha permanecido en silencio, mientras que sus colegas no cesan de preguntarle ¿no te parece que se nos fue la mano?

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful