Víctor Guerrero Hernández

La filosofía hoy

Los acontecimientos del mundo han especificado una crisis que muestra aspectos de ser perpetua, los cuales afectan de forma específica a la filosofía, ya que al vivir una época en la cual lo comprobable es lo que pondera, va aislando de forma significativa el saber analítico, crítico llevándolo o reduciéndolo a una reflexión relativista, y aunado a esto se encuentra la falta de memoria histórica, lo cual muestra una configuración social de la filosofía a un “saber de todo y nada”, por lo anterior se denota una sociedad que padece “la escasez de diálogo entre escuelas y tendencias, el esoterismo, el gusto por el barroquismo conceptual y la oscuridad de lenguaje – delatores de la debilidad del pensamiento-, los dogmatismos sectarios, los compromisos o promiscuidades con la política” así como otros tantos elementos que minan la seriedad del la filosofía.

La muerte de la filosofía se ha especificado por un vaciamiento progresivo en los distintos ámbitos de la sociedad, por una lucha constante contra el positivismo, contra el neopositivismo, quienes han configurado lo social, lo económico, lo educativo, generando así una situación global sin precedentes, “donde las máquinas de operaciones racionales expulsan progresivamente al hombre de ciertos dominios, donde tenía, al menos, la impresión de moverse libremente y determinarse en su arbitrio”. Es necesario especificar que la separación entre la filosofía y la ciencia no existe, ya que ninguna filosofía puede solucionar problemas científicos, ni reemplazar a una ciencia en cuanto proceso de producción de conocimientos, la filosofía existe en la práctica de las ciencias antes de existir en sí misma y encuentra su lugar no como analizadora lingüística, o un mero preguntar sin respuesta, o cuestionamientos radicales, no se reduce a la reflexión formal, sin eficacia y sin objeto propio.

La filosofía se apuntala en el saber, ya que el conocimiento es el movimiento primero de la inteligencia, el cual es el verdadero impulso del filosofar, donde la reflexión es un movimiento segundo, la cual no es una actitud natural; tiene algo e placentero, gratuito, desinteresado, lúdico, que presupone un retraimiento de las urgencias vitales. La filosofía es sabiduría, ejemplifica esto el deseo de Platón para el sabio una vez salido de la caverna y llegado al más alto conocimiento volviera a descender para ilustrar y ayudar a sus compañeros.

donde su labor debe ser de forma eminente. por ser una interpretación que aspira a ser total. pero vinculada con una praxis determinada. razonada y autónoma.Víctor Guerrero Hernández Por lo anterior la filosofía se debe entender como una tarea siempre renaciente y siempre inacabada. . para comprender las consecuencias globales de los comportamientos. La filosofía por lo tanto tiene su lugar hoy por ser constructora de teorías del más alto nivel abstracto y general. reflexiva.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful