P. 1
aportacionadiscusion

aportacionadiscusion

|Views: 65|Likes:

More info:

Published by: Antropólogos e Historiadores on Mar 12, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/13/2013

pdf

text

original

“El sindicato de investigadores y docentes del INAH; en la encrucijada” (Aportación a una discusión abierta entre académicos

)

Ante el planteamiento hecho por Gustavo A. Ramírez Castilla del INAH Tamaulipas, respecto a la situación actual de nuestra delegación sindical en donde se destaca el no contar con candidatos para integrar el próximo comité ejecutivo delegacional, me permito hacer las siguientes consideraciones, con el ánimo de aportar elementos para una discusión más amplia respecto a lo señalado por el compañero Ramírez. La no conformación de planillas y/o el desinterés en participar en la integración del comité sindical; es una situación que se ha presentado en diversas ocasiones y se ha resuelto de diversas maneras, gracias al empeño y compromiso de distintos compañeros. Ante diversas circunstancias y adversidades, siempre se ha podido resolver la elección intengrándose finalmente cada comité. En la elección del 2010 la asamblea determinó que algunos de los compañeros que conformaban las dos planillas participantes no llenaban los requisitos señalados en la convocatoria emitida por el comité electoral; por lo cual, debía emplazarse a los interesados a conformar una nueva propuesta y presentarla ante la asamblea general y de esa manera elegir al comité ejecutivo durante el periodo 2010-2013. Pero ello no ocurrió así ya que los integrantes de las dos planillas prefirieron abstenerse de participar si no se aceptaba su propuesta. En tal caso la asamblea general determinó que se hicieran propuestas uninominales para las distintas carteras. De ese propuesta y proceso surgió el actual comité ejecutivo.

Quienes conocemos la trayectoria histórica del Sindicato Mexicano de Electricistas, sabemos que la decisión de Felipe Calderón de desaparecer a la Compañía de Luz y Fuerza del Centro; no se debió a una división entre los trabajadores, sino a la de acabar con un sindicato enfrentado a las políticas privatizadoras neoliberales del PRIAN. Por lo cual, es incorrecta la apreciación de compañero Gustavo Ramírez, al señalar que la elección del 2010, en nuestra delegación, tenía muchas semejanzas sobre todo, las de conflicto interno con las del SME. No podemos negar que la desaparición del SME estaba en el ambiente, pero de ninguna manera se puede aceptar que se haya planteado que la “lucha interna” por encabezar la delegación sindical pusiera en riesgo la existencia de la institución. Pues en nuestra delegación no existen bandos, tribus o grupos que se disputen la dirigencia del mismo de manera abierta y clara. La trayectoria histórica de nuestra delegación ha sido por la reivindicación de nuestros derechos laborales y sociales; así como también, por la defensa de nuestra materia de trabajo y del papel que el INAH representa para la educación en nuestro país. Hemos hecho lo necesario con decisiones consensadas y la participación de un buen numero de compañeros, frente a las políticas instrumentadas por los funcionarios en turno. Ello nos ha convertido en un importante referente ante otros sindicatos y organizaciones académicas. Nuestro régimen de bilateralidad en las relaciones laborales y académicas es un ejemplo que ha permeado a otras instituciones. Felipe Echenique ha expresado su natural desgaste al frente de la delegación, sin embargo, no ha dejado de cumplir con sus obligaciones, como tampoco lo hemos hecho el resto de los integrantes del Comité, según nuestros respectivos compromisos. El Sindicato lo formamos todos los miembros, por lo cual, es responsabilidad de todos en cada centro de trabajo, el hacer que se respeten nuestros derechos laborales, académicos

y actuar en consecuencia ante las autoridades locales y nacionales. La situación de confrontación a la que se llegó con el exdirector general Alfonso de Maria y Campos, fue motivada por las decisiones unipersonales y arbitrarias de dicho exfuncionarios, al no reconocer nuestros dictámenes académicos respecto al grave daño que se ocasionó al patrimonio arqueológico e histórico inmueble al autorizarse obras sin proyectos, sin sustento académico y técnico. La Asamblea nos mandató manifestarnos en el Museo Nacional de Antropología, ante la avalancha de aberraciones cometidas en los fuertes de Loreto y Guadalupe en Puebla, en la zona arqueológica de Tzintzuntzan, el exconvento de la Merced, D.F., Santo Domingo, Chiapas, Parral, Chihuahua, etc., Movilización exitosa y por lo cual los funcionarios del INAH instrumentaron una denuncia penal en contra nuestra por la supuesta “toma del museo”, misma que hoy en día dicen: no poder retirar “porque se persigue por oficio”. Le pido a Gustavo Ramírez que nos informe cuáles fueron los logros de los compañeros administrativos, técnicos y manuales por no haber participado en ese movimiento y adicionalmente nos diga qué prestaciones hemos perdido en esta gestión sindical. La lucha que emprendimos —por decisión mayoritaria— contra la actuación de Alfonso de Maria y Campos, logró hacer patente ante la opinión pública el daño que la administración de este personaje causó al patrimonio edificado; prueba de ello son las miles de firmas de apoyo recabadas y que dicho exfuncionario, no fuera ratificado al frente del Instituto. Una prueba más, es el dictamen presentado por la Auditoría Superior de la Federación respecto al ejercicio presupuestal y de gestión del 2011; a partir del cual —ahora nos enteramos—, que las anteriores autoridades del INAH constituyeron un fideicomiso

para manejar a su arbitrio los recursos, fondos y proyectos de la institución en obras sin proyecto y efectuadas sin ajustarse a la normatividad vigente. Por los motivos anteriormente expuestos, considero necesaria y urgente la participación de los profesores investigadores de nuestra delegación en los órganos de representación sindical y académicos desde sus centros de trabajo, tanto a nivel regional como nacional. Creo que si tenemos una sólida preparación profesional, tenemos la capacidad para representar a nuestros compañeros; sobre todo a los más jóvenes, quienes son un gran relevo generacional para inyectarnos vitalidad, fuerza e inteligencia, tan necesarios en todos los momentos de nuestro actuar como organización. Personalmente, no creo que prevalezca el desinterés, egoísmo o temor de los compañeros en integrarse al nuevo comité ejecutivo; debemos reconocer que para muchos compañeros es más importante su compromiso académico, aunque no por ello han dejado de participar en el ámbito sindical; la mejor prueba de ello, han sido los tres últimos comités sindicales, integrados por compañeros dedicados a las labores sindicales sin mermar en su actividad académica. El actual Comité en ningún momento ha perdido la capacidad de gestión ante las autoridades del INAH; en el corto tiempo de la administración del etnólogo Raúl Sergio Arroyo como director general, hemos sostenido varias reuniones con él, con importantes avances en nuestros planteamientos. Si se llegó a la decisión de ampliar la fecha de registro de candidaturas, fue por que colectivamente consideramos que hay compañeros capaces para asumir el compromiso, e integrarse al comité ejecutivo en esta etapa de inicio de gestión directiva del INAH. No obstante, es una decisión difícil, un gran compromiso que no puede ni debe aceptarse a la ligera.

Corresponde a nuestra organización sindical el plantear, discutir y definir la conformación del nuevo comité; de forma tal, que beneficie a la gestión y al conjunto, anteponiendo ante todo el espíritu democrático que ha alentado siempre a nuestro sindicato. Debemos considerar el contexto nacional que vivímos en estos momentos, haciendo un análisis serio de las condiciones económicas, sociales y políticas; sin falsas expectativas de cambio de dirección en el gobierno que sigue representando los intereses de los poderes fácticos y privados nacionales e internacionales. Hago un llamado a la reflexión y a la participación de todos los profesores investigadores en este momento importante de definición de nuestra representación sindical; no solo elijamos nombres, veamos también trayectorias, voluntades y sobre todo definamos que hacer, rumbo y dirección. Confiemos en nosotros mismos.

Rosa María Vanegas García 5 de marzo de 2013.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->