Cuando eras pequeña ¿a qué jugabais? -Jugábamos a muchas cosas.

Nos juntábamos todos los chicos y chicas del pueblo y jugábamos a las tabas, al pilla-pilla, al corro de la patata, a las canicas, al escondite y a la tala. ¿Cómo vivías sin electricidad? -Adaptábamos nuestras actividades a la luz solar, nos levantábamos más pronto que ahora y nos acostábamos tempranito, ten en cuenta que como no había luz no teníamos televisión ni radio con qué entretenernos. Por la noche, en casa estábamos con un candil, un artilugio de metal que funcionaba con aceite en el que se empapaba una mecha que encendíamos con una cerilla. Por la noche nos recogíamos pronto en nuestras casas, pues tampoco había farolas con las que alumbrar la calle. ¿Cómo te enamoraste del abuelo?

-El abuelo y yo éramos amigos desde pequeños, y cuando crecimos, pues… nos enamoramos. En nuestra época, salir como novios no era tan fácil como ahora. Antes había que pedir permiso al padre de la novia para salir con ella.
María Reoyo

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful