Lectura La educación en valores en las primeras edades

Desde las dif erentes discip linas científico-técnicas que estudian el com portam iento de las per sonas, las investigaciones que explican las estrategias y/o mecanismos co gnitivos que posibilitan las relaciones entre nosotros y los apren dizajes que hacemos, se consensua en definir los pr imeros año s de vida de n uestra especie como determ inantes para que la integración de los sujetos en las sociedades sea adecuada a las normas, costum bres y valores ético-morales que dichas sociedades postulan com o válido s y prioritarios p ara su propio progreso económ ico y cult ural. Partiendo de estos presupuestos, entendem os la Educación en Valor es como el proceso (1) que ayuda a las per sonas a con struir racional y autónom am ente sus valores . O sea, capacitar el ser humano de aquellos m ecanism os co gnitivos y afectivo s, que, en completa arm onía, nos ayuden a conviv ir con la equidad y comprensión necesarias para integrarno s com o in div iduos sociales y como personas únicas, en el mun do que nos rodea. Se trata de trabajar las dimensiones morales de la per sona p ara así potenciar el desarrollo y fom ento de su autonom ía, racion alidad y uso del diálogo como mecanismo habilitador en la constr ucción de princip ios y normas, tanto cognitivo s como conductuales. Dichas dim ensiones, a su vez, posibilitaran la equidad y empatía necesarias en dicho proceso, p ara que las formas de pen sar y actuar se no s pr esenten parejas, en un a relación sim étrica fr ente a la r esolución de conflicto de valores. La Educación en Valores no se cuestiona los cam bio s signif icativos que se están dando a nivel personal ni social. Presupone que, si lo s valores económicos priman y devalúan los v alores p sicoló gicos y afectivos que nos ay udan a ser person as con criterio s de autoreflexión hacia nosotros mismos y el m un do que nos rodea, a ser capaces de po der comprender al Otro com o si de nosotros m ism os se tratase, p uede ser que, en un f uturo quizás no muy lejano, v iviremos en una sociedad despersonalizada y ego ísta. Hemos dicho que lo s valores son propios de las per sonas y que están por todas partes, es decir, todas n uestras acciones y pensam ientos están lleno s de valor es. Este es un hecho que ha pasado, pasa y pasará siempre. Pero com o profesionales de la educación no dejam os de sorpren derno s de esta vuelta del VALOR dentro del ám bito educativo. Por esta razón no s preguntamos: ¿Qué ha pasado ? ¿Por qué esta necesidad de educar en valores? ( No olv idemos que h asta hace r elativam ente poco s años hablar de v alor se consideraba “carca”). ¿Tendrá razón Lyotard(2) cuando dice que la crisis de los gran des relatos ha dejado a la persona sin historias comunes? Puede ser. Quizás esta necesidad de fomentar la Educación en Valores es debido a lo s cam bio s sociales, culturales y educativos. La evolución de las tecnologías es, hoy por hoy, un triunfo del Hom bre, pero, quizás, este triunfo, que nos aporta un bien estar económico y cult ural, hace que dejem os de lado sin pensar dem asiado, la dim ensión Humana de la per sona. Pensamos que es por este motivo que hay colectivos de intelect uales que r eflex ionan sobre el ser humano que quer em os para nuestro futuro. Hemos citado a Lyotar d como autor que intenta explicar el paso de la m odernidad a la postm odernidad caracterizan do esta última como la pérdida de la f e en los metarelatos abrien do el cam ino hacia lo s p equeño s relatos, es decir, esas formas de cono cimiento

el cual p uede ser inoculado o instr uido según determ inados po stulados educativos. procedimientos y actitudes que hagan posible la construcción de criterios morales propios. El niño que desde nuestra disciplina se preten de. Uno de los elementos de an álisis que queremos aportar en este escrito es. es que m ientras nadie discute que la Educación en Valores debe empezar en las primeras edades y que es im portante tenerla en cuenta. es decir. la reordenación del concepto de Inf ancia que. ya que no cuentan con modelo s de posibles actividades sistematizadas para po der realizarlo s con sus alum nos y alum nas. etc. Esto hace que si los educadores y maestros no tienen referencias so bre esta tem ática es dif ícil que p uedan h acer un an álisis y reflexión sobre su propia pr áctica educativa. Podríamos atreverno s a com entar como lo hace Lyotard. con la ayuda de la inform ación y con ducta de to dos los adultos involucrado s en su educación. Así p ues. que nos ay udarán a respondernos las nuevas preguntas que nos esta suscitando. Es por esta razón que consideramos la educación moral com o una con strucción en la cual la escuela. un mundo con m uch as causas y efectos que interactuan de m aneras com plejas y que nos da diver sas realidades. socioló gicos y afectivo s. una “tábula rasa”. Pero. y a que la crisis subjetiva nos puede aportar nuevos elementos en la creatividad del pen sam iento y con ellos abr irnos nuevo s retos. en la educación infantil . la complejidad. la div ersidad. Estos r eferentes no deberían ser “recetas” sino m ateriales que les ay udarían a reflexionar so bre su propia realidad y poder ir . sino todo lo contrario. también debe reestr ucturarse progresivam ente. hasta ahora. entendemos que no podemos trabajar desde los pr esup uestos de la Educación en Valores. el problem a con que nos encontramos lo s educadores en n uestra pr áctica docente. ofr ecer desde la instit ución educativa los conocimientos. con el concepto de un n iño pasivo. posibilidades y expectativas. lo s iguales. Es la mo dernidad la que reconoce la incertidumbre. el concepto de infancia o de niño. Puesto que la sociedad está en constante proceso de cambio. es decir. deriv ados de la razón y el diálo go. la familia. Y pensamos que todo este (3) trabajo se debe in iciar ya con los m ás pequeño s. Por esta razón y com o educador es que som os hem os de ser con scientes de nuestro rol y de la m anera como ayudamos a n uestros alumnos a con struir se también socialmente. afectivas y sociales. Por lo tanto y como consecuen cia de ello. p ues es m uy lim itado el material escrito so bre educación en valores en esta etapa educativa. las necesidades intelectuales y las prioridades también son cam biantes. preparado para ir descubrien do sus po sibilidades psíquicas. no dejando de lado otros aspectos psicoló gicos. que el in div iduo está en cr isis.local que son internas a las com unidades dentro de las que pasan. Por esta razón podem os decir que el m un do y el cono cim iento son con struidos socialm ente. Por ello creemos de im portancia capital. la subjetividad. con potencial co gnitivo y afectivo. bien individualmente bien. sin án im o de ser catastrofistas. es un niño activo. colectivamente. tienen un p apel m uy im portante. Se da cuenta que los dualismos que dom inan el p ensam iento son inadecuado s para comprender el m un do que nos rodea. tenemos elaborado. todas las personas no s po dem os considerar com o participantes activo s en este proceso. los r eferentes didáctico s y la biblio graf ía al r especto son muy escasa. La Educación en Valores pr etende adaptar las necesidades der ivadas de dicha cr isis y reor ganizarlas en f unción de las exp ectativas educativas que de ella se derivan.

Así pues. quizás quiero que uno s niño s y niñas sepan escuchar se unos a otros y yo soy el primero que no los escucho a ellos. . por la rutina de la cotidian eidad y que no s p ueden pasar a nosotros. . puesto que lo s transmitimos consciente o inconscientemente. lo s valores son una cualidad exclusiva de las personas y en to das nuestras acciones.. debemos partir de los currícula y pro gram aciones de aula para po der m arcarnos los parám etros adecuado s p ara trabajar la educación en valor es en un sentido globalizador e integr al. ya que conocem os lo exhaustivo que es..construy endo una m etodolo gía y un r itm o de trabajo adecuado a su escuela y a sus necesidades. es par a nosotros una necesidad y. Tam bién debem os tener en cuenta que el modelo al que lleguemos no po dem os darlo n unca por acabado n i podemos pensar que no se puede mejorar ya que como profesionales de la educación sabem os que la tarea educativa es un tipo de tarea que está contin uam ente en constante progr eso y con la cual debem os adoptar siem pre un proceso de cuestionamiento. desde nuestro bagaje educativo vem os muy positivam ente el interés que esta suscita. y de autoreflexión. . etc. Nuestra intención no es car gar al m aestro y la m aestra de educación infantil con más actividades educativas. el retorno de la im portancia de la educación en valor es. Trabajam os en valores constantemente. una serie de v alores que nos condicion an tanto a nivel per sonal com o en nuestra relación con los otros. intereses. con los juegos que proponem os. Lo im portante es no dejar de pensar y r eflexionar sobre qué valores queremos transmitir y reflexionar si son estos lo s que transmitimos o quizás transmitimos los contrario s. seam os o no concientes. Además. sea con nuestro tono de voz. Estas son situaciones que se dan. por lo tanto explícita y en pocas ocasiones se reflexion a so bre los valores que tran smitim os a lo s n iños y niñas. de diálogo. Lo que sí es viable y aconsejable es el po der conocer div ersas experiencias y formas dif erentes de tratar esta temática pero es cada institución y cada educador el que reflexion ará y diseñar á cómo sistem atizar el trabajo de los valor es en su entorno atendien do las necesidades sociales e in div iduales de los niño s y niñas que form a parte de su entorno educativo. en la hora de la com ida. para así ir construyendo el día a día y mejor ar nuestra práctica docente. prioridades. provocadas m uchas v eces. Quizás me gusta que m e den los buenos días y yo no se los doy a ello s.. h ay presentes. en las actividades pro gramadas que llevamos a cabo. aprovech ando que la edad de lo s n iños y niñas nos lo permite. sentimientos. Decimos que no se tratarían de “recetas” ya que debem os tener en cuenta que en la educación en general y concretamente en el tema que estam os tratando las recetas y los métodos “mágicos” no existen como modelo s a im itar a la perfección. de reflexión. Es decir. como ya hem os dicho.. Queremos transm itirle el mensaje La educación en Valor es no la podemos enten der sino es desde la transver salidad. en to das las actividades que proponem os a lo s alumnos o en nuestra relación con ello s. Solam ente reflexionando en el día a día po dem os darnos cuenta de ello y r e-pen sar nuestra tarea de educadores y educadoras. hemos de reflexionar so br e el tema y ser responsables del “modelo” de reflexión y de intervención didáctica que constr uimos. p uesto que. Es decir. cuando cambiamos lo s pañales o los pein am os. Pero aun que no existan dem asiadas refer encias biblio gr áficas al resp ecto sabemos que la Educación en Valores es muy trabajada en las prim eras edades aunque no se hace de forma sistem atizada.

Fuente: http://www.. Nuestra manera de entender el m un do y lo s otros es un potencial que estamos transmitiendo a n uestros alumnos. El resultado de n uestro trabajo ha de ser p ues. cap aces de poner se en el lugar del otro. de la pacien cia. es la m aduración lenta de un fr uto. etc.. siem pre se está educando en valores. honradas. del dominio de conocimientos.. delicado y especial: es el fruto de la calidad de Humanidad del f uturo. a nuestros hijo s. es .. Tal y como hem os dicho en otro momento.No nos debe asustar como podemos con cretar objetivo s. Sólo nos lo debemos creer no sotros m ism os y ref lexion ar so bre ello. lo que es m ás importante.. justas.oei. o concr etar m etodolo gías orientadas en esta línea. Este potencial lo transm itimos con la fin alidad que nuestros niños y niñas sean los adultos del futuro. que sep an dar continuidad a la educación en valores. p ersonas comprom etidas con su sociedad: solidarias. de la interacción. y. es un trabajo de “horm iguita”. el resultado de cada día. y es un resultado que se irá ev aluando procesualmente. Es decir. sinceras. pero de un fr uto m uy importante.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful