Fuegos - Marguerite Yourcenar

Espero que este libro no sea leído jamás. * Existe entre nosotros algo mejor que un amor: una complicidad. * Cuando estás ausente, tu figura se dilata hasta el punto de llenar el universo. Pasas al estado fluido, que es el de los fantasmas. Cuando estás presente, tu figura se condensa; alcanzas las concentraciones de los metales más pesados, del iridio, del mercurio. Muero de ese peso, cuando me cae en el corazón. * Soledad. . . Yo no creo como ellos creen, no vivo como ellos viven, no amo como ellos aman... Moriré como ellos mueren. * El alcohol desembriaga. Después de beber unos sorbitos de coñac, ya no pienso en ti. En el avión, cerca de ti, ya no le tengo miedo al peligro. Uno sólo muere cuando está solo. * ¿Te has dado cuenta de que aquellos a quienes fusilan se desploman, caen de rodillas? Con el cuerpo flojo, pese a las cuerdas, se doblan como si se desvanecieran una vez pasado todo. Hacen como yo. Adoran a su muerte. * No hay amor desgraciado: no se posee sino lo que no se posee. No hay amor feliz: lo que se posee, ya no se posee. * No hay nada que temer. He tocado fondo. No puedo caer más bajo que tu corazón. * Un corazón es tal vez algo sucio. Pertenece a las tablas de anatomía y al mostrador del carnicero. Yo prefiero tu cuerpo. * Un corazón es tal vez algo sucio. Pertenece a las tablas de anatomía y al mostrador del carnicero. Yo prefiero tu cuerpo. * Soporto tus defectos. Uno se resigna a los defectos de Dios. Soporto tu ausencia. Uno se resigna a la ausencia de Dios. *** Un niño es un rehén. La vida nos tiene atrapados. *** Lo mismo ocurre con un perro, con una pantera o con una cigarra. Leda decía: «Ya no soy libre para suicidarme desde que me he comprado un cisne.»

* Amar con los ojos cerrados es amar como un ciego. * Lo único horrible es no servir para nada. * Aún me queda una sucia esperanza. No soporto bien la felicidad. Es dar nuestro sacrificio. Tengo miedo de no saber cómo arreglármelas con mi dolor. * El amor es un castigo. * ¿Miedo de nada? Tengo miedo de ti.No darse ya es seguir dándose. * Utilidad del amor. un fracaso junto a Claudio y un escándalo que te aleje de Hipólito. Los voluptuosos se las componen para realizar sin él la exploración del placer. La criatura amada ya no es. Ya no es un dios: apenas es una cosa.. En tus brazos. * Un dios que quiere que yo viva te ha ordenado que dejes de amarme. pues hay sal en las lágrimas. . * El crimen del loco consiste en que se prefiere a los demás. Somos castigados por no haber podido quedarnos solos. Esta preferencia impía me repugna en los que matan y me espanta en los que aman.. a pesar mío. Tengo que amarte mucho para ser capaz de padecerte. Haz de mí lo que quieras. para esos avaros. en la vida del corazón. * Hay que amar mucho a una persona para arriesgarse a padecer. incluso una pantalla. sino una moneda de oro en que crispar los dedos. * Se llega virgen a todos los acontecimientos de la vida. Falta de costumbre. Yo te amo como una loca. Amar con los ojos abiertos tal vez sea amar como un loco: es aceptarlo todo apasionadamente. * No hay nada más sucio que el amor propio. Me niego a hacer de ti un objeto. * ¿Ingenio? ¿En el dolor? Puede ser. al acto del distraído que se equivoca de nombres y de puertas. incluso un metal buen conductor. Después. ni siquiera el Objeto amado. con una solución de continuidad del instinto: lo equivalente. Cuento. lo único que yo podía hacer era morir. No se sabe qué hacer con el deleite durante una serie de experiencias sobre la mezcla y combinación de los cuerpos. No me importa cuál sea el paso en falso que te haga caer sobre mi cuerpo. se da uno cuenta de que aún quedan descubrimientos por hacer en tan oscuro hemisferio: Necesitábamos el amor para que nos enseñara el Dolor. Te deseo con horror una traición de Camilo.

Dejar de ser amada es convertirse en invisible. * ¡Qué insípido hubiera sido ser feliz! * No me mataré. * No se trata de un suicidio. Una vez desaparecido ese ser. *** .. Sólo se trata de batir un record.. sino la densidad de un único ser. Tú ya no te das cuenta de que poseo un cuerpo. en ocasiones. Se olvidan tan pronto de los muertos. ya no queda más que la muerte. Creo que voy a poder ponerme a construir. * No puede construirse una felicidad sino sobre unos cimientos de desesperación. * Entre la muerte y nosotros no hay. * Que no se acuse a nadie de mi vida.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful