Resumen Kote Delgado: Rojas, H. Las concepciones psicopatológicas de Sigmund Freud.

Sobre la represión Una representación inconciliable pone en movimiento la defensa del yo y la lleva a la represión. La defensa envía fuera de la conciencia la representación inconciliable cuando en la persona (histérica) están presentes unas escenas sexuales infantiles como recuerdos inconscientes, y cuando la representación que se ha de reprimir, puede asociarse de forma lógica con una de esas vivencias infantiles. La terapia psicoanalítica permite descubrir los recuerdos inconscientes, que podrían dar respuesta al valor traumático de algunas vivencias anteriores. Los efectos retardados de las vivencias sexuales de la infancia son mucho más sustantivos, y de hecho sobrevienen en periodos posteriores a la maduración. Arranca de las huellas psíquicas que han dejado las vivencias sexuales infantiles como secuela. Las formaciones psicopatológicas se dan porque en el intervalo entre vivenciar estas impresiones y reproducirlas, el aparato psíquico y el somático han experimentado una sustantiva plasmación, y debido a la injerencia de estas vivencias sexuales tempranas, se da una reacción psíquica anormal. A esta plasmación se le llama represiones de la sexualidad infantil. Sobre la memoria y la represión en la vida normal
Mecanismo responsable del olvido y la formación de los sustitutos de lo reprimido:

En la neurosis, por medio de asociaciones de igual superficialidad, una ilación de pensamiento reprimida se apodera de una impresión reciente e inofensiva, y la lleva hacia la represión. La desmemoria, se da como una manera de desprender el displacer que perdura hasta el momento de la tramitación, y ocurre porque masas de pensamientos reprimidos adhieren su capacidad afectiva un síntoma, cuyo contenido psíquico aparece, a nuestro juicio, como inadecuado para tal desprendimiento de afecto. (Explicación similar a la formación del síntoma).
Recuerdos encubridores:

Recuerdos que tenemos como nuestros primeros recuerdos de la infancia. Sin embargo, estos recuerdos tempranos tienen por contenido hechos o impresiones cotidianas e indiferentes, que en el momento de ser vivenciadas carecieron de afecto, es más, probablemente, no guardemos recuerdo de aquellos momentos que en realidad provocaron una intensa conmoción. Estas impresiones de la infancia temprana no están disponibles para nuestra memoria consciente, siendo que aquellas primeras impresiones infantiles, precisamente aquellas que han sido olvidadas, han dejado las más hondas e imborrables huellas en nuestra interioridad. No obstante, los detalles de estos contenidos triviales pueden ser pistas para dar con las vivencias verdaderamente significativas para el sujeto. Nuestros recuerdos de la infancia nos muestras los primeros años de vida no como fueron, sino como nos han aparecido en tiempos posteriores de despertar. Es decir, fueron formados y debido a una serie de motivos, los recuerdos han sido seleccionados. Nuestra memoria guarda todas aquellas impresiones significativas para la vida psíquica del sujeto, solo que en gran medida, estas impresiones están guardadas como “recuerdos inconscientes”. El histérico, generalmente, se muestra amnésico para el total o gran parte de las vivencias que han causado su afección. Se distingue así la amnesia patológica y amnesia normal sobre el período infantil. ¿Por qué lo sustantivo fue sofocado y lo indiferente se conserva? Porque en la producción de estos recuerdos han participado dos fuerzas psíquicas: una toma como motivo la importancia de la vivencia para querer recordarla, y la otra, contraría esa singularización (resistencia). Entonces, en lugar de la imagen originariamente justificada, se produce otra (que respecto de la primera está desplazada).

Psicoanálisis UAI, 2011

el pudor o el orgullo pueden “mover” la ubicación de los recuerdos en función de las necesidades que plantea la mantención del sentimiento en un rango aceptable. Tales falseamientos. H. aquel lugar donde se producen el olvidar o los recuerdos sustitutivos. son en realidad. es decir. La teoría de los sueños y la primera tópica. Es decir. corresponde a un lugar en el interior del aparato. y termina en algún tipo de inervación conducente a una acción motriz (m).Resumen Kote Delgado: Rojas. Entonces. Sin embargo. 2011 . siendo al mismo tiempo representantes de los recuerdos sofocados. Y el esclarecimiento de los sueños. síntomas que subrogan recuerdos o deseos que permanecen en lo inconsciente. recibe los estímulos perceptivos sin sufrir alteración por ello. cuya función puede llamarse memoria. Lo más relevante de concebir el sueño como fenómeno psíquico. se encuentran asociados con lo reprimido. La reunión de estas dos propiedades de los sueños exige la comprensión de que nos encontramos con una experiencia “que se da en otro escenario”. Recuerdo encubridor puede clasificarse como adelantador o retrasador debido a la relación temporal de los recuerdos. el sueño no se hubiera producido. La desfiguración y el olvido que siguen al despertar. lo que explica que al despertar vuelva a eliminar lo que se vio forzada a admitir mientras estaba disminuida. que debe formar parte de un aparato. Lo cual puede descomponerse en dos elementos: la figuración como situación presente (el tiempo presente es el tiempo en el que el deseo se presenta como cumplido) y la trasposición del pensamiento a imágenes visuales y dichos (se experimentan como realmente vistos y oídos. que 1. debe Psicoanálisis UAI. distinto de la ensoñación diurna). El segundo sistema. sino que se presenta disminuida. los sistemas son recorridos por la excitación de una determinada serie temporal. es decir. sirven a los propósitos de la represión y sustitución de las impresiones chocantes o desagradables. construir un modelo de aparato psíquico en el que estos hechos psíquicos encuentran la explicación racional de esas determinadas maneras de existir. Por otro lado. vivencias o ideas. A raíz de ciertos procesos psíquicos. La producción de los sueños se basa en los distintos recuerdos de impresiones. es posible llegar a conocer ciertos deseos y recuerdos sofocados. En el olvido de los sueños. es su carácter de credibilidad que le prestamos a la experiencia de soñar. el primer problema se relaciona con el olvido total o parcial que sufren los sueños entre el estado del dormir y el estado de vigilia. El aparato psíquico es. tiene importancia no sólo con darle sentido al sueño como hecho psíquico. como si se tratara de un hecho realmente vivido. la censura no es cancelada durante la noche. De las (p) percepciones que llegan al aparato quedan huellas mnémicas. Las concepciones psicopatológicas de Sigmund Freud. en el que se produce uno de los estadios previos a la imagen. ya que está provisto de una dirección. estos recuerdos también pueden clasificarse como positivos o negativos según su relación de oposición con el contenido sofocado. sean interno o externos. el sistema delantero(p). de las cuales el individuo no es consciente descriptivamente. que si este poder de la resistencia no hubiera prevalecido durante la noche. continuación del proceso del soñar. pero esto nos traería dificultades. A través de la interpretación de los sueños. Cada uno de los elementos olvidados o sustituidos demuestran el poder de un determinismo de la desfiguración. No obstante. Toda actividad psíquica tiene su partida en estímulos (p). Estas huellas debieran consistir en alteraciones permanentes en los elementos de los sistemas. carece de memoria. Y cabe destacar. La vergüenza. Localidad psíquica. sino que concebir la hechura de un aparato psíquico. Lo indiferente son recuerdos que encubren o sustituyen otros de mayor valor. Está compuesto por elementos que llamamos instancias o sistemas. y por algunos de sus detalles. lo que sucede es. el factor principal es la censura. en otra localidad psíquica.

2011 . lo hace hacia el extremo sensorial. 2. Por lo tanto. podría suponerse que se encuentra como una pantalla interpuesta entre la conciencia y la instancia criticada. Las percepciones que afectan a (p) no se concentran sólo en el contenido de cada una de ellas. etc. No tiene acceso a la conciencia si no es a través del PCC. El sistema (p) tampoco guarda huellas de esta asociación. Sueño: la fuerza pulsionante es un deseo reprimido. La instancia criticadora guía nuestra vida de vigilia y se relaciona con las decisiones sobre nuestro actuar consciente y voluntario. como en distintos procesos parciales de nuestro pensamiento. necesidad de obtener descanso permite disponer bajo el dominio del PCC las excitaciones del ICC que han quedado liberadas en el estado del dormir. o el recordar deliberado. El PCC posee las llaves de la motilidad voluntaria. desde la representación hasta el material en bruto de las huellas de memoria que están en su base. constituirse en una memoria. la excitación de un elemento mnémico se propaga hacia un segundo elemento mnémico antes que a un tercero. y por otra parte. en tanto el ICC no conoce otra meta que la realización del deseo reprimido. Es el punto de partida de la formación del sueño. Permitir la ligadura de las excitaciones para la preservación del funcionamiento psíquico. si no serían descargadas en la motilidad. por lo que al ubicarlo en el sistema psíquico. 2. Y otro procedido mediante desplazamientos y condensaciones. H. En el sueño se conjugan el cumplimiento de dos deseos. Y. Funciones del sueño: 1. en lugar de propagarse hacia el extremo motor del aparato. Psicoanálisis UAI. esta regresión no va más allá de las reanimaciones de las huellas mnémicas. La asociación consiste en que en función de una reducción de resistencias. El inconsciente (ICC) es el sistema que se encuentra detrás del PCC. alcanzando el sistema (p). En el trabajo del sueño. Las concepciones psicopatológicas de Sigmund Freud. este sistema debiera ubicarse próximo al extremo motor(m): Preconsciente (PCC). No hay reanimación alucinatoria de las imágenes perceptivas. En el fondo. sino que en la memoria se encuentran enlazadas entre sí de acuerdo a la simultaneidad con que se presentaron en el momento de ocurrir (asociación). tiene carácter progrediente. porque la dirección del proceso psíquico continúa en la vigilia desde el inconsciente. el deseo de dormir que pertenece al PCC. a través del desplazamiento o la condensación. siempre y cuando cumplan ciertas condiciones. propias del proceso primario. el de los deseos infantiles del ICC. Existen dos instancias psíquicas. No obstante. provocando el despertar. en estas operaciones psíquicas realizadas durante la vigilia. Aunque en este último. como cierta intensidad y distribución de atención. es un modo de descarga del ICC. Formación de los sueños. que mantiene con la conciencia relaciones más estrechas que con la instancia criticada. y donde además su proceso de excitación debe sufrir modificaciones. para luego así. En el sueño se dan dos procesos psíquicos: El que da lugar a los pensamientos oníricos (formados en el PCC). una de las cuales se le llama instancia criticadora. se realiza una marcha hacia atrás. A diferencia del sueño que tiene carácter regrediente. Las representaciones pueden transferir íntegramente sus intensidades unas a otra.Resumen Kote Delgado: Rojas. trasponer la excitación momentánea del primero a huellas permanentes. por lo que las bases de la asociación deben encontrarse en los sistemas mnémicos. el sistema (p) resulta investido hasta la vivacidad alucinatoria. Los procesos de excitación que se encuentran en el PCC pueden alcanzar la conciencia. El sueño alucinatorio: ocurre cuando la excitación. por lo tanto. en la dirección inversa (regrediente) a partir de los pensamientos oníricos.

las cuales son fuerzas capaces para incitar la formación de los sueños. Las relaciones lógicas entre los elementos de los pensamientos oníricos se pierden o se hace muy trabajoso. Psicoanálisis UAI. transfiriéndole su intensidad y dejándose encubrir por ella. el deseo incitador del sueño corresponde a un deseo infantil reprimido. que en el fondo son uno solo. es decir se da una regresión. perteneciente al ICC. 2011 . por lo que no se habla de deseo reprimido. es a la vez lo más primitivo en sentido formal y lo más próximo a lo perceptivo dentro de la tópica psíquica: a. Los deseos infantiles no se muestran por sí mismos en el contenido manifiesto de los sueños. regresión temporal: en la medida que trata una retroregresión a formaciones psíquicas más antiguas c. y que la mayoría de las veces coinciden. pertenecen a impresiones y restos de actividades psíquicas de la vigilia. donde los deseos pendientes de la vigilia pueden figurar como cumplidos directamente en el contenido del sueño. El papel de las regresiones en la formación del síntoma neurótico: Se distinguen tres modos de regresión. pues esta debe conformarse con regresar como sueño. Son elementos que. Los deseos infantiles en la formación de los sueños: Las mociones siempre vigentes y que se esfuerzan por llegar a la conciencia. Las concepciones psicopatológicas de Sigmund Freud. para así encontrar un paso hacia la motilidad y realizarse en acciones. H. El desplazamiento de las cargas de afecto o intensidades correspondientes a las impresiones reprimidas de las vivencias del pasado infantil a las situaciones y personas de la actualidad. generalmente. En el sueño las representaciones vuelven a mudarse a imágenes sensoriales de la que una vez partieron. regresión formal: cuando modos de expresión y de figuración primitivos sustituyen los habituales. pero sólo experimentan esa mudanza los pensamientos que mantienen intima vinculación con recuerdos sofocados o inconscientes. (Lo mismo que en la transferencia. Transferencia/Desplazamiento: La representación inconsciente como tal es incapaz de ingresar en el PCC. Habitualmente son insignificantes en sí mismos. Alucinaciones de la histeria. derivan de ahí. excepto en los sueños de niños muy pequeños. El papel de las vivencias infantiles en las regresiones de los sueños. el sueño es sustituto de la escena infantil por transferencia a lo reciente. y que sólo puede exteriorizar allí un efecto si entra en conexión con una representación inofensiva que ya pertenezca al PCC. pero son representantes de los deseos reprimidos. donde el terapeuta puede adquirir una importancia desmesurada en virtud de convertirse en el representante de los objetos del pasado). generalmente. en parte. paranoia y visiones: Corresponden a regresiones.Resumen Kote Delgado: Rojas. La frecuencia con la que reaparecen fragmentos de las vivencias infantiles en el contenido del sueño y el hecho de que los deseos oníricos. obliga a admitir la posibilidad de la mudanza de pensamientos en imágenes visuales sea. regresión tópica: en relación al esquema de los sistemas psíquicos b. consecuencia de la atracción que sobre el pensamiento inconsciente que lucha por expresarse. ejerce el recuerdo figurado visualmente. En el caso de los adultos. que pugna por ser reanimado. Restos diurnos: Son aquellos que aparecen en el contenido manifiesto de los sueños. corresponden a los deseos infantiles que han sido enviados al ICC en el proceso de desarrollo. pues lo más antiguo en el tiempo. -en el fondo.

Los procesos implicados en la producción de los sueños y en la formación de los síntomas son idénticos. No sólo son reminiscencia de unos traumas sexuales infantiles. Las concepciones psicopatológicas de Sigmund Freud. Se constituye como una prevención de los ataques de angustia. Psicoanálisis UAI. el PCC debe tolerar que a veces. dejando que sea el PCC quien pueda gobernar al ICC. Evitar afectos penosos. La sofocación de lo ICC se vuelve necesaria por el decurso de las representaciones en el interior del ICC. Entonces. Síntoma: es la expresión de un deseo inconsciente realizado y un deseo del PCC que se cumpla mediante el síntoma. Pensamientos normales han sufrido un tratamiento anormal y han sido trasportados al síntoma por medio de condensación. Y son el resultado de la necesidad en que se encuentra el aparato psíquico de tener que servir a dos amos. tiene carácter de displacer. Condensación: las representaciones singulares se han podido traspasar unas a otras. Afecto y su relación con el proceso de represión. 2. Procesos de los pensamientos del sueño. Posibilitar al ICC una descarga de la excitación. Funciones del síntoma: 1. por encubrimiento de las contradicciones y eventualmente por vía de la regresión. El propósito de la represión de los deseos infantiles es evitar el desprendimiento de displacer que conllevaría el acceso de estos deseos a la conciencia. Quienes proporcionan las fuerzas pulsionantes para la formación del síntoma son las mociones de deseo sexuales infantiles que fueron reprimidas (mudanza de afecto) en los periodos de desarrollo de la infancia. En este intento. Un síntomas histérico sólo se engendra donde dos cumplimientos de deseo opuestos. y que en sus años posteriores. Se manifiesta como un aumento en la intensidad de la representación. son capaces de una renovación. Son formaciones de un compromiso entre deseos opuestos. las excitaciones inconscientes someten al PCC. Surge como un efecto de la represión y a la vez como causa de ella. como consecuencia de la constitución sexual que se configura desde la bisexualidad originaria o de influencias desfavorables sobre la vida sexual. sino unos primitivos deseos que también provienen de la infancia. 2011 . Por ejemplo. y desde ahí gobiernan nuestra habla y nuestra acción o fuerzan la regresión alucinatoria y guían el aparato.Resumen Kote Delgado: Rojas. y los valores intrínsecos de las representaciones pasan a ser accesorios. suficiente para hacerse un lugar en los elementos manifiestos del sueño. pudiendo representar en el contenido del sueño una serie de cadenas asociativas. a través de asociaciones superficiales. de modo que este sea determinado por lo menos doblemente. que pueden coincidir en una expresión. los síntomas conversivos logran sofocar los afectos mortificantes que podrían desprenderse de las representaciones reprimidas siestas devinieran conscientes. Psicosis: se da por un debilitamiento patológico de la censura o bien por un refuerzo patológico de las excitaciones inconscientes mientras el PCC está investido y las puertas a la motilidad están abiertas. provenientes cada uno de un diverso sistema psíquico. pero desde que se produjo la represión. que en su origen tuvo carácter placentero. compatibilizar las metas de los intereses divergentes de los dos sistemas. Las investiduras o intensidades se movilizan con la mayor libertad en pos de la meta de la descarga. como la angustia. en vez de mociones reprimidas se formen síntomas. 3. formación de compromiso. H. Angustia.

lo que trae como efecto la irrupción de los pensamientos de trasferencia. Represión: es la mudanza de afecto sobrevenida en las experiencias primitivamente placenteras de la infancia. y un desvío de la excitación hacia la motilidad voluntaria. Las concepciones psicopatológicas de Sigmund Freud. pero aspira a conseguir una identidad de pensamiento. Sólo apuntan a la descarga motriz o a la reanimación alucinatoria de la deseada identidad perceptiva. del principio del placer. Tiene como meta lograr una identidad de percepción con la experiencia de satisfacción primitiva. son abandonados por la investidura PCC y quedan a merced del proceso primario. H. por lo tanto. y su disminución a través de la descarga. Implica la inhibición del a regresión de la excitación por la vía corta que busca la investidura de la huella de satisfacción original. Sistema que debe ser capaz de investir los recuerdos penosos. inhibir el desarrollo de displacer. tales como homofonías y paronimias. la primera tendencia del aparato es enajenarse de ellos. La condición previa es que la existencia de los recuerdos infantiles sean sustraídos desde el comienzo al PCC. Como subsisten huellas de dichas experiencias displacenteras. Entonces. en algún tipo de compromiso mediante una formación de síntoma. Psicoanálisis UAI. Se relaciona con el proceso secundario. Sólo el deseo es capaz de poner en movimiento el aparato. Las relaciones laxas entre las representaciones: las representaciones entre las distintas representaciones se han producido a partir de rasgos que el pensamiento lógico pasa por alto. como si no hubiera contradicción algún. que arranca del displacer y apunta al placer. Una corriente producida dentro del aparato. Y como consecuencia. siendo la meta del inconsciente procurar dicha descarga. el PCC evitará la investidura de tales huellas. Desde el momento en que los pensamientos reprimidos son investidos con fuerza desde la moción inconsciente de deseo. A veces forman parte de un mismo producto de condensación. Deseo. y que acompaña l establecimiento de los diques orgánicos. Proceso primario: es el de la descarga inmediata. una acumulación de excitación es experimentada como displacer. Avanza en la misma dirección de la satisfacción. entre distintas representaciones. 2011 . Sólo puede investir una representación si está en condiciones de inhibir el desarrollo de displacer que parte de ella.Resumen Kote Delgado: Rojas. y el que adviene con la inhibición impuesta por el proceso secundario. Representaciones intermedias: un efecto de la libre trasferencia o desplazamiento de las investiduras entre las representaciones es la producción de formaciones mixtas. de manera que pueda inhibir el drenaje de la excitación desde dichas impresiones hacia la descarga motriz. es decir. Procesos de represión: de acuerdo al principio de placer-displacer resulta difícil concebir que el aparato pueda disponer de los recuerdos necesarios para orientarse en la realidad. Proceso Secundario. como placer. el aparato hará lo posible por evitar recordarlas. El PCC refuerza su oposición a los pensamientos reprimidos (contrainvestidura). La ausencia de contradicción: pensamientos que el vigilia se excluirían unos a otros. Busca restablecer la situación de satisfacción perceptiva. de acuerdo al principio de placer-displacer. que son portadores del deseo inconsciente. el aparato no puede incluir experiencias desagradables en el proceso de pensar. que ha ido cayendo bajo el gobierno del proceso que busca la satisfacción en la alteración real del estado de necesidad. Cuando estos recuerdos corresponden a vivencias de terror o dolor frente a algo exterior. Contrainvestidura: pensamientos sobre los cuales se difundido la intensidad de las primeras impresiones infantiles que conservan el carácter de sensorial. Cuando en el contenido del sueño aparecen neologismos compuestos de fragmentos de dos o más palabras.

haciéndose más complejos. y sólo han adquirido esta posibilidad de figurar en el sueño.Resumen Kote Delgado: Rojas. En ella se encuentra presente el mecanismo de desplazamiento. Cumplimiento de deseo: los elementos que se encuentran próximos al cumplimiento de deseo. por el desplazamiento de las fuerzas propias de los deseos inconscientes. restricciones. por ejemplo. Es una actualización del pasado en el presente de la relación analítica. per esta formación es amenazada continuamente por la pulsión inconsciente. de la realización de algunos. A raíz de esta sofocación nace una escrupulosidad en relación a las metas de dicha moción pulsional. mediante el cual se refuerza. H. incluye la prohibición de otros actos. testimonio del proceso primario. Los sueños. llegando incluso a la imposibilidad de realizar las más simples tareas. Son figuraciones directas o simbólicas de sustantivos intereses de la personalidad. Formaciones del inconsciente y cultura Acciones obsesivas: constan de pequeñas prácticas. con frecuencia se puede establecer su nexo con el vivenciar sexual. la que apacigua con el cumplimiento del ceremonial prescrito. son cumplimiento de deseo por la antigua vía alucinatoria. El influjo de la moción pulsional inconsciente se hace sentir como tentación que debido al proceso represivo genera angustia. ordenamientos. incapaz de ingresar al PCC. Además. El deseo consciente solo deviene excitador de un sueño si logra despertar otro deseo paralelo. agregados. donde el deseo mismo se ha cumplido. casi siempre producidas en los años de pubertad. Los deseos sexuales infantiles El sueño no se engendraría si el deseo PCC no supiese ganarse un refuerzo del ICC. sino que entre los síntomas y las impresiones infantiles se intercalan las fantasías (invenciones de recuerdos) de los enfermos. por lo general. Deseo inconciente: da origen a la producción del sueño y es la expresión directa del ICC. Se relacionan con la angustia en la conciencia moral. el cual convierte lo que en apariencia es ínfimo en lo más importante y urgente. transfiriéndole su intensidad y dejándose encubrir por ella. inconsciente. Transferencia: representación inconsciente. Poseen un sentido en todos sus detalles. Es en ese traslado de la fuerza figurante del cumplimiento de deseo. Estos rituales pueden ir cambiando. Son de procedencia infantil y se encuentran reprimidos. Es la reaparición de la percepción. y que sólo puede exteriorizar ahí un efecto si entra en conexión con una representación inofensiva que ya pertenezca al PCC. Derivaciones de la sexualidad infantil Síntomas: no sólo aparecen como retoños directos de los recuerdos reprimidos de las vivencias infantiles. el aislamiento (de sus ritos con respecto a otras ocupaciones de la vida cotidiana) y la escrupulosidad. A estos deseos inconscientes los considero alertas y dispuestos en todo momento a procurarse expresión cuando se les ofrece la oportunidad de aliarse con una moción de lo consciente y de transferir su mayor intensidad a la menor intensidad de esta. El proceso secundario es un rodeo para el cumplimiento de deseo. compulsiva. 2011 . que pudo exteriorizarse durante la infancia y que luego fue sofocada. Las concepciones psicopatológicas de Sigmund Freud. Un síntoma histérico es la expresión de Psicoanálisis UAI. expresan el vivenciar más íntimo. Neurosis obsesiva: su base es la represión de una moción pulsional contenida en la constitución de la persona. que el paciente debe realizar de manera obligada. no tienen relación directa con este cumplimiento. que acompañan ciertas actividades de la vida cotidiana. no conocido. El no cumplimiento de estos actos se acompaña de accesos de angustia intensa. El imperfecto proceso defensivo de la neurosis obsesiva obliga siempre a nuevos empeños para contrarrestar el constante asalto de la pulsión.

se las puede encontrar como sustrato de los síntomas de la siguiente manera: Acto masturbatorio: es una soldadura entre una acción que originariamente servía a la situación autoerótica pura para ganar placer de una determinada zona erógena. la particular modelación del carácter anal no debiera presentarse. Psicoanálisis UAI. Pulsión sexual: es una vasta composición a la que contribuyen diversos componentes ligados a las zonas erógenas y pulsiones parciales. y por otra femenina. Ahorratividad: incluso hasta la avaricia. H. puesto que sirvieron durante un tiempo a la masturbación. En los varones suelen figurarse también aspiraciones de ambición. Derivaciones de la sexualidad infantil y los rasgos del carácter. Las concepciones psicopatológicas de Sigmund Freud. Los sueños diurnos. la ira y la manía de venganza. las fantasías que la acompañaban. Los ataques histéricos son sueños diurnos de involuntaria emergencia. análogos a los sueños. derivado de ellas por sublimación. fantasías como cumplimiento de deseo engendrados en la privación y la añoranza. y unas representaciones ligadas al deseo de los objetos del círculo amoroso del individuo. una fantasía sexual inconsciente. Las fantasías inconscientes mantienen un importante vínculo sexual de las personas. en base a la teoría de la naturaleza bisexual humana. Pertinacia: inclinación por el desafío. homosexuales). 2011 . Pueden resurgir para expresarse en los síntomas. pasan a ser inconscientes. Estos rasgos pueden ser continuaciones inalteradas de las pulsiones originarias. escrupulosidad en el cumplimiento de pequeñas obligaciones y formalidad. Expresan de manera consciente. lo cual se relaciona con el yo y las mociones pulsionales derivadas de la pulsión de la crueldad. En aquellos individuos que han preservado en la vida madura la zona anal como fuente de placer sexual (ej. como una satisfacción de las aspiraciones sexuales reprimidas. Fantasías delirantes de los paranoicos: tienen por contenido la grandeza y los padecimientos del yo propio. por una parte masculina.Resumen Kote Delgado: Rojas. que encuentran su camino para manifestarse especialmente en los sueños y en los síntomas. son devenidas inconscientes por la represión. Fantasías: procesos psíquicos. en calidad de fantasías. Erotismo anal: En la infancia de los sujetos se descubre un singular comportamiento de las mociones pulsionales anales. Pueden conducirse a los objetos que en la infancia despertaron sus aspiraciones eróticas. Cuando la persona renuncia a esta satisfacción masturbatoria. sueños diurnos muchas veces que se intercalan entre vivencias sexuales infantiles y otras formaciones psíquicas tales como los sueños o los síntomas. Surgen los siguientes rasgos: Orden: preocupación por el aseo corporal. los componentes sadomasoquistas de la pulsión sexual. Sueños diurnos: en las mujeres tienden a ser de naturaleza enteramente erótica. aunque estas normalmente encubren deseos de carácter erótico en los que ellos realizan toda clase de hazañas y logros con el fin de conseguir la preferencia de las mujeres por sobre otros varones. o formaciones reactivas contra las mociones pulsionales primitivas. Otras formaciones de carácter pueden desviarse por caminos análogos desde otras fuentes de la sexualidad infantil. En su primera infancia les llevó un tiempo largo la incontinencia fecal y que en años posteriores de la niñez tuvieron que soportar con frecuencia fracasos de esta función. Son entonces. El acto consta de dos partes: convocación de una fantasía + operación activa de autosatisfacción en la cima de la excitación.

en que la zona erógena rectora es el pene. Son sustitutos de satisfacciones autoeróticas ejercidas anteriormente (masturbación) y luego sofocadas. el individuo ha recibido la amenaza de castración. Si la representación de la mujer con pene se ha fijado en el niño. Más tarde. La ignorancia de la vagina. es a través de la abertura anal. El niño sabe que el hijo crece en el vientre de la madre. se tiene la posibilidad de comprender el origen de un ataque. Consiste en atribuir a todos los seres humanos un pene. d. Si es sorprendido masturbándose. En algún momento posterior. y se le ha “reprendido” por ello. a. motivado por la angustia. Se expresa en los juegos infantiles de papa-mama o el doctor. y de las experiencias y la observación que el niño realiza en la convivencia con sus padres. En esta fase. b. los hombres también pueden. el deseo de estarlo puede escoger la forma de expresión infantil para aflorar en una fobia o un síntoma. H. porque si los hijos nacen por el ano. La importancia que tiene la posesión del pene y las sensaciones placenteras experimentadas a través de este órgano. c. micción involuntaria y/o amnesia durante el ataque o sus circunstancias. interés que pronto pasa a estar comandado por la envidia. entiende que el hijo es evacuado como un excremento. El niño no concede la exclusividad de tener hijos a la mujer. Permite orinar en presencia del otro. pues pone en vigencia los temores de perder la asistencia de los padres. y a la larga lo vuelve incapaz de renunciar al pene en el objeto sexual. Ataques histéricos. Surgen de la necesidad que presenta el niño. A este mecanismo de defensa se le llama desmentida. cuando ha sido testigo de las relaciones sexuales de ellos. Teoría de la concepción sádica. la que refleja en la incapacidad del niño para representarse la idea de que personas en todo semejantes a él no cuenten con esa esencial parte del cuerpo. El estar casados conlleva una satisfacción placentera y la remoción de la vergüenza. Pueden encontrarse condensadas varias fantasías. Teoría de la universalidad del pene. Psicoanálisis UAI. Pueden incluir el daño a sí mismo. y por el cual. mostrarse uno al otro. como ha sobrevenido en los niños la represión de los componentes anales de la sexualidad. llegan a las ideas de que los hijos nacen por el ombligo que se abre. Puede ocurrir cuando el complejo reprimido es despertado asociativamente por un evento de la vida consciente. lo que origina el complejo de castración. de desmentir la relación sexual de los padres. que pueden corresponder a un deseo reciente o a reanimaciones de impresiones y deseos infantiles. Descuida las diferencias entre los sexos. encaminan al niño al conocimiento de la vagina y a atribuir al padre la penetración en el acto de engendramiento. 2011 . Esta influenciada por la fase. pero cree que la única forma de sacarlo. Teoría del “estar casados”. Se constituye a partir de elementos que provienen de los impulsos crueles que son un componente normal de la sexualidad infantil. Teoría de la cloaca. el pene es el principal objeto autoerótico y por esta razón es natural que se lo tenga en una muy alta estima. por ejemplo. Las concepciones psicopatológicas de Sigmund Freud. el individuo se verá empujado hacia la homosexualidad. La niña desarrolla un gran interés por esa parte del cuerpo en el niño. Son fantasías inconscientes proyectadas sobre la motilidad figurada de manera pantomímica. o que se corta el vientre de la madre. Pueden ser sustituidas por un sueño. Fantasías sexuales. Las teorías de la sexualidad despiertan en el individuo por las pulsiones egoístas que lo gobiernan al momento del nacimiento de un hermano. Entonces.Resumen Kote Delgado: Rojas.

H. La segunda. 2011 . en situaciones de infidelidad y enredos amorosos. Empujan las vivencias casuales que ha tenido al conocer otras personas de posición más elevada. o a los hermanos mayores. Las formaciones de la fantasía. consciente de la primera infancia. sigue el patrón de las inervaciones propias del coito. Hacia la misma edad en que los niños buscan una explicación para el nacimiento de los hijos. en esta fase se le llama “Novela familiar del neurótico”. de haber pensado que eran hijos bastardos o adoptados. El desasimiento de la autoridad parental en una de las tareas más necesarias para el desarrollo de la adultez nomal: Una primera fase de esta separación de los padres es testimoniada en el recuerdo. Las concepciones psicopatológicas de Sigmund Freud. A la vez les permite mantener la ternura y la admiración infantil por unos padres más ideales que reales que va descubriendo. La descarga de libido en el ataque. Reintroduce en la mujer un fragmento de quehacer sexual que existió en la infancia y al cual en esa época se le podía discernir un carácter masculino por excelencia. Psicoanálisis UAI. Tales experiencias provocan envidia del niño y lo mueven a fantasear la sustitución de sus padres por unos “mejores”. objeto de suprema curiosidad sexual.Resumen Kote Delgado: Rojas. También colaboran los impulsos de venganza sobre los padres. tiene que ver con que rara vez se tiene un recuerdo consciente. Nace una inclinación a fantasear situaciones y vínculos eróticos en que entra como fuerza pulsional el placer de poner a la madre. se ocupa de sustituir en la fantasía a sus padres por otros de superior condición.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful