violencia o maltrato por omision.pdf

Violencia o maltrato por Omisión

Roberto Carlos Ramos Cuzque José Alfredo Dávila Arenas

Reflexionemos
No basta traerlos al mundo porque es obligatorio porque son la base del matrimonio o porque te equivocaste en la cuenta. No basta con llevarlos a la escuela a que aprendan porque la vida cada vez es más dura ser lo que tu padre no pudo ser. No basta que de afecto tú le has dado bien poco todo por culpa del maldito trabajo y del tiempo. No basta porque cuando quiso hablar de un problema tú le dijiste niño: "será mañana es muy tarde, estoy cansado". No basta comprarle todo lo que quiso comprarse el auto nuevo antes de graduarse que viviera lo que tú no has vivido. No basta con creerse un padre excelente porque eso te dice la gente a tus hijos nunca les falta nada. No basta porque cuando quiso hablarte de sexo se te subieron los colores al rostro y te fuiste. No basta porque de haber tenido un problema lo había resuelto comprando en la esquina lo que había, lo que había. No basta con comprarle curiosos objetos no basta cuando lo que necesita es afecto aprender a dar valor a las cosas por que tú no le serás eterno. No basta castigarlo por haber llegado tarde si no has caído ya tu chico es un hombre ahora más alto y más fuerte que tú que tú...

La omisión interfiere en el desarrollo físico, psíquico y social de la cual se distingue el abandono físico, la negligencia y el abandono o carencia afectiva

El maltrato por omisión (pasivo) se produce cuando se dejan de atender las necesidades básicas de los niños

También se le conoce como negligencia y se da claramente en los casos de abandono, y se priva al niño de sus derechos y bienestar

El abandono físico de los niños puede ocurrir de uno o de ambos padres, los cuales delegan a un familiar (hermanos, tíos o abuelos) las responsabilidades paternas, o en muchos casos los dejan en la calle

La negligencia es la forma más frecuente y precede al maltrato físico, y esta en función de múltiples variables como la edad, competencia y autonomía, el tiempo de desatención y de los siguientes requisitos

Que la situación del niño hiciese evidente la necesidad del adulto para su protección y cuidado

Que las condiciones físicas y económica del padre o responsable fueran suficiente para proporcionar el cuidado, la protección y la supervisión necesarias

CARENCIA AFECTIVA

Carencia por insuficiencia

Carencia por discontinuidad

• Los niños al igual que cualquier ser humano necesita para un adecuado desarrollo establecer vínculos estables con sus progenitores o quienes asuman su función

• Llamado hospitalismo, que ocurre intrafamiliar, que consiste en que las familias no son capaces de proporcionar a sus hijos la estimulación necesaria, como madres con enfermedades mentales , alcoholismo o drogadicción

• Es la reacción de separación o perdida física de la figura materna y que comprende la fase de protesta, desesperación, y distanciamiento afectivo y puede desencadenar extrema sensibilidad, angustia permanente o deprivación afectiva

MALTRATO
El tipo de maltrato más conocido es aquel en el que hay agresiones físicas, gritos y/o abusos sexuales, pero no por ser más conocido es más frecuente. El maltrato por negligencia o por omisión de cuidados supone, se calcula, un 70% del total

Activo 30%

Omisión (Pasivo) 70%

Higiene. Niño habitualmente sucio o con mala higiene.

Vestido. Ropa habitualmente rota, sucia, descuidada o inadecuada

Alimentación. Falta de aporte calórico suficiente; falta de nutrientes específicos o por obesidad en niños

Atención médica. Ausencia o mala cumplimentación del calendario de vacunas y revisiones Periódicas

Retrasos madurativos o de crecimiento de causa no orgánica

Inadecuación de medidas higiénicas y de seguridad del hogar

Educación. Inasistencia repetida o injustificada a la escuela; habitualmente llega tarde; falta de escolarización a la edad obligatoria; escasa supervisión de las tareas y requerimientos escolares, con repercusión en el rendimiento escolar. Ocio. Inadecuado para la edad; largos tiempos televisivos que suplen el tiempo de convivencia familiar; adolescentes con enormes cantidades de tiempo libre no supervisado

Supervisión. Accidentes o lesiones repetidas que hagan sospechar que el niño pasa mucho tiempo sin vigilancia de adultos; niños menores al cuidado de hermanos pequeños, obligados a una responsabilidad desproporcionada para su edad.

Exposición pasiva al humo del tabaco, constituye quizá la forma de negligencia más frecuente y socialmente aceptada, con repercusión clara en determinados niños, como los asmáticos y problemas a futuro.

Reflexionemos
-Papi, papi, ¿cuánto ganas por hora?, -No me molestes que estoy ocupado, responde el papá con dureza. -Papa por favor solo dime, ¿cuánto ganas por hora? -Tres mil pesos, responde el papá con menos severidad. -Papá, ¿me podrías prestar dos mil pesos? -Vete a dormir y no me canses, dice el papá encolerizado. Cae la noche, el papá medita, y se siente culpable, va al cuarto del pequeño y le dice en voz baja: -Aquí tienes el dinero que me pediste. El niño da las gracias mete su manita bajo la almohada y saca unas monedas y le dice a su papá: - Ahora ya complete el dinero, tengo tres mil pesos papá. ¿Me podrías vender una hora de tu tiempo?

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful