Los conflictos sociales en América Latina

Bolivia, septiembre oe 2011
Los conflictos sociales en América Latina
Coordinador
Iernanoo Caloeron Gutiérrez
Equipo de investigación
Lorenza Belinoa Iontana
Maria Isabel Nava Salinas
Huascar Facheco Ortega
Bolivia, septiembre oe 2011
Fundación UNIR Bolivia PAPEP
Antonio Aramayo Tejaoa
Director Ejecutivo
Maria Soleoao Quiroga Trigo
Gerenta del Área de Información,
Investigación y Análisis de Conflictos
Guillermo Roca Roca
Gerente del Área de Desarrollo de
Capacidades y Transformación de Conflictos
Apolinar Escobar Iernanoez
Gerente Financiero Administrativo
Gabriela Ugarte Borja
Jefa de la Unidad de Prensa y Promoción
Lorenza Belinoa Iontana, Maria Isabel Nava
Salinas y Huascar Facheco Ortega
Unidad de Análisis de Conflictos
de América Latina
Ivan Barba Sanjinez
Edición general
www.unirbolivia.org
Las activioaoes que realiza la Iunoacion UNIR Bolivia
cuentan con el respaloo oe una canasta oe fonoos
conformaoa con el apoyo financiero oe las
cooperaciones oe Holanda, Suecia y Suiza,
asi como oe Christian Aid y Trócaire.
Heraloo Munoz
Director regional para
América Latina y el Caribe
Alvaro Finto
Coordinador del Área de
Gobernabilidad Democrática
Antonio Aranibar Arze
Coordinador PAPEP Regional
Fablo Antezana, Dulcinea Duarte, Daniel Moreno
Morales, Cesar Rojas, Ieoerico Vasquez
Investigadores que colaboraron en la
elaboración del Informe
Equipo PAPEP Regional:
Giananorea Nelli Ieroci
Antonella Spaoa
Irancisco Caneoo S.
Benjamin Rooriguez C
]uan Carlos Reyes Q
Santiago Iarjat B
Matias Gallaroo S.
www.papep-unop.org
Diseño y diagramación
GYG Diseno y Comunicacion Visual
Ilustración de tapa
Alejanoro Salazar
Impresión
Eoitorial Flural
Depósito Legal
!-2-1970-11
ISBN
978-999¯!-820-0-8
Septiembre de 2011
Hecho en Bolivia - Made in Bolivia
El analisis oe esta publicacion no refleja necesariamente las opiniones oel
Frograma oe las Naciones Unioas para el Desarrollo ni oe la Iunoacion UNIR Bolivia.
Agradecimientos
A los investigaoores Dulcinea Duarte y César Rojas Rios que aportaron en temas
especificos oe la investigacion, a Daniel Moreno que valioo la parte cuantitativa oel
informe y a la Unioao oe Analisis oe Conflictos oe Bolivia oe la Iunoacion UNIR,
que realizo el estuoio oe caso oe Bolivia. A Fablo Antezana y Ieoerico Vasquez,
que trabajaron en el oiseno y el marco conceptual oe la base oe oatos. A Antonio
Aranibar y Irancisco Caneoo por su colaboracion en el capitulo oe escenarios
prospectivos. A la empresa NOTILOG por el trabajo realizaoo en el registro oe los
conflictos sociales en el periooo oe estuoio.
En las múltiples oiscusiones oe los borraoores oe este informe, a Ronalo Grebe,
Erick Torrico y Ricaroo Calla, a los estuoiantes oel Doctoraoo en Estuoios Sociales
oe América Latina oel Centro oe Estuoios Avanzaoos oe la Universioao Nacional
oe Corooba, a los estuoiantes oel Diplomaoo Superior en Integracion, Folitica
Exterior y Cohesion Economica y Social oe la Universioao oe la Coroillera, a los
participantes oel Seminario Internacional “Desafios oe América Latina en el siglo
XXI: una vision oesoe la izquieroa y el socialismo” ,celebraoo en mayo oe 2011
en Santiago oe Chile,, a los estuoiantes oe la Maestria en Desarrollo Humano oe
ILACSO Argentina ,agosto oe 2011,, y a los participantes oel Taller oe Valioacion
oel presente Informe ,Gaston Ain, Antonio Aramayo, Antonio Aranibar, ]imena
Avejera, Irancisco Caneoo, Roque Aparecioo Da Silva, Christian ]ette, Cristian
Leon, Iernanoo Mayorga, Oscar Meneses, Daniel Moreno, Armanoo Ortuno,
Héctor Falomino, Maria Soleoao Quiroga, Benjamin Rooriguez, Mario Solari,
Marcela Smutt, Erick Torrico, ]uan Enrique Vega y Yoriko Yasukawa,, celebraoo el
1 y 2 oe junio en La Faz, Bolivia.
Índice
FRESENTACION ........................................................................................................................................... 17
INTRODUCCION ......................................................................................................................................... 19
Flanteamientos iniciales ................................................................................................................................ 19
SINOFSIS ........................................................................................................................................................ 29
El contexto oel Informe ................................................................................................................................ 29
La perspectiva conceptual ............................................................................................................................................29
Los conflictos en la crisis oe la globalizacion ................................................................................................................31
El conflicto en la experiencia historica latinoamericana Algunas notas oe referencia .................................................33
Los conflictos en el espacio público: la comunicacion y la prensa en Latinoamérica ..................................................3o
Frincipales hallazgos ..................................................................................................................................... 38
Las tenoencias generales oe la conflictivioao: plataforma, subregiones y orientaciones politico-ioeologicas,
niveles oe raoicalioao y acciones oe protesta................................................................................................................38
Los conflictos por la reproouccion social ...................................................................................................... !o
Los conflictos institucionales ......................................................................................................................... ¯1
Los conflictos culturales ................................................................................................................................ ¯7
Experiencias paraoigmaticas: casos nacionales y protestas innovaooras ..................................................... o¯
Hechos relevantes entre octubre oe 2009 y octubre oe 2010 en América Latina ........................................ oo
Los conflictos en la reo ................................................................................................................................. o7
Los escenarios oe los conflictos ..................................................................................................................... o9
CAFITULO 1:
LA DEMOCRACIA COMO ORDEN CONILICTIVO ............................................................................ 71
El constructivismo como arte oe lo posible en oemocracia .......................................................................... 71
Los limites “ouros” oel constructivismo politico:
la cultura oe la negacion oel otro y la oesigualoao social ............................................................................. 80
Los conflictos, la conflictivioao y su lugar central en la politica .................................................................. 83
Conflictivioao y gobernabilioao .................................................................................................................. 87
Hacia una practica constructivista para procesar conflictos ......................................................................... 88
La reoefinicion oel espacio público, la comunicacion y los nuevos oesafios oe la politica ........................... 89
CAFITULO 2:
La multicrisis global ......................................................................................................................................... 93
El anoamiaje oe las múltiples crisis contemporaneas ................................................................................... 93
Atenuacion oe los extremismos y convergencia global ................................................................................. 9¯
La crisis financiera global ............................................................................................................................. 97
La crisis geopolitica ..................................................................................................................................... 102
La crisis europea ......................................................................................................................................... 103
La crisis intercivilizatoria ............................................................................................................................ 10¯
La crisis ecologica ....................................................................................................................................... 108
Conclusiones ............................................................................................................................................... 110
CAFITULO 3:
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTORICAS DEL CONILICTO EN AMERICA LATINA............. 113
Consioeraciones preliminares ..................................................................................................................... 113
El Conflicto en la experiencia historica latinoamericana, algunas notas oe referencia .............................. 11o
El populismo ..............................................................................................................................................................11o
Los regimenes autoritarios, la violencia y los conflictos por los oerechos humanos ................................... 119
La oemocratizacion, la crisis y los nuevos campos oe conflicto .................................................................. 121
Inflexion historica y conflictos .................................................................................................................... 128
Los conflictos en el espacio público: la comunicacion y la prensa en Latinoamérica ................................ 132
Frocesos globales y conglomeraoos meoiaticos latinoamericanos ............................................................. 13¯
CAFITULO !:
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONILICTIVIDAD SOCIAL EN AMERICA LATINA .......... 139
La salioa oe la inflexion ............................................................................................................................. 139
Fobreza y oesigualoao: las henoiaois oe un mooelo excluyente oe oesarrollo ........................................... 1!0
Tenoencias politicas: pragmatismo y estabilioao ........................................................................................ 1!3
El “espacio público” latinoamericano ....................................................................................................... 1!¯
Las tenoencias oe la conflictivioao en América Latina ............................................................................. 1!7
Conflictos por sub-regiones y orientaciones politico-ioeologicas ..............................................................................1!8
Los campos oe conflictivioao ..................................................................................................................... 1¯2
Los actores en conflicto: Estaoos oébiles frente a socieoaoes policéntricas ............................................... 1¯!
Las acciones oe la protesta ......................................................................................................................... 1¯9
Los niveles oe raoicalizacion ..................................................................................................................... 1o1
La geografia oe los conflictos ..................................................................................................................... 1oo
Epilogo oe los conflictos.............................................................................................................................. 1o7
La relacion compleja entre conflictivioao y legitimioao politica ................................................................ 1o8
La relacion entre conflictivioao y brechas sociales ..................................................................................... 170
Conclusion ................................................................................................................................................. 172
CAFITULO ¯:
LOS CONILICTOS FOR
LA REFRODUCCION SOCIAL ................................................................................................................ 17¯
Introouccion ............................................................................................................................................... 17¯
Flataforma basica oe los conflictos por reproouccion social ...................................................................... 177
Los conflictos por reproouccion social: un enfoque cualitativo ................................................................. 18!
Caracterizacion oe los conflictos por reproouccion social ......................................................................... 187
La tipologia oe las oemanoas ....................................................................................................................................187
La tipologia oe los actores .........................................................................................................................................189
Niveles oe raoicalizacion ........................................................................................................................... 19!
Conclusiones ............................................................................................................................................... 198
CAFITULO o:
CONILICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTION ESTATAL ........................................................ 201
Introouccion .............................................................................................................................................. 201
Flataforma basica oe los conflictos institucionales ..................................................................................... 203
Los conflictos institucionales y las oemanoas oe estatalioao ..................................................................... 209
Caracterizacion oe los conflictos institucionales ......................................................................................... 212
Tipos oe actores ......................................................................................................................................... 21!
Niveles oe raoicalizacion ............................................................................................................................................221
Conclusion ................................................................................................................................................. 22!
CAFITULO 7:
LOS CONILICTOS CULTURALES ......................................................................................................... 227
Introouccion .............................................................................................................................................. 227
Flataforma basica oel conflicto cultural ..................................................................................................... 229
Los conflictos culturales: una aproximacion cuantitativa ........................................................................... 237
Caracterizacion oe los conflictos culturales ................................................................................................ 2!1
La tipologia oe los actores ..........................................................................................................................................2!3
Niveles oe raoicalizacion ...........................................................................................................................................2!9
Conclusion ................................................................................................................................................. 2¯3
CAFITULO 8:
SITUACIONES Y FROCESOS FARADIGMATICOS ............................................................................. 2¯¯
Introouccion ............................................................................................................................................... 2¯¯
La situacion oe Bolivia: brechas sociales altas, raoicalioao meoia y baja institucionalioao ....................... 2¯¯
Bolivia .........................................................................................................................................................................2¯¯
La situacion oe Chile: brechas sociales bajas, raoicalioao alta y alta institucionalioao.............................. 2o1
Chile ...........................................................................................................................................................................2o1
La situacion oe Brasil: brechas sociales meoias, meoia raoicalioao y niveles importantes oe
institucionalioao .......................................................................................................................................... 2o¯
Brasil ...........................................................................................................................................................................2o¯
Uruguay, una situacion particular .............................................................................................................. 27!
Eventos conflictivos paraoigmaticos que obeoecen a los tres tipos oe conflicto ........................................ 278
La extincion oe la empresa Luz y Iuerza oel Centro, en México ..............................................................................278
Caso paraoigmatico por la reproouccion cultural: Bagua, en Ferú ...........................................................................280
Caso paraoigmatico oe conflicto institucional: el Golpe oe Estaoo en Honouras .....................................................28¯
CAFITULO 9:
LOS CONILICTOS EN LA RED............................................................................................................... 289
Flataforma comunicacional y brecha oigital .............................................................................................. 289
Internet ....................................................................................................................................................... 290
Telefonia celular ......................................................................................................................................... 292
Las TIC y los jovenes .................................................................................................................................. 293
La brecha oigital oe género ........................................................................................................................ 29¯
Las TIC y la politica .................................................................................................................................. 29o
El nuevo espacio público ............................................................................................................................ 297
Los actores y los conflictos en la reo ........................................................................................................... 298
Movimientos sociales clasicos en la reo ...................................................................................................... 299
Movimientos espontaneos en la reo ............................................................................................................ 301
Ioro Social Munoial como un espacio oe encuentro entre actores sociales ............................................... 302
Estuoios oe caso ......................................................................................................................................... 30!
El movimiento estuoiantil oe los “Finguinos” en Chile .............................................................................. 30!
4Internetnecesario y la ciberprotesta ......................................................................................................... 30¯
Un millon oe voces contra las IARC .......................................................................................................... 30¯
Conclusiones .............................................................................................................................................. 30o
CAFITULO 10:
ESCENARIOS DE CONILICTIVIDAD SOCIAL EN AMERICA LATINA, 2012-201¯ ...................... 307
Tenoencias generales .................................................................................................................................. 307
Las variables oe los escenarios .................................................................................................................... 309
Narrativa oe los escenarios ......................................................................................................................... 312
Escenario 1. El oroen conflictivo, constructivo y plural ............................................................................. 313
Escenario 2. El oroen oesproporcionaoo, rigioo e inercial ......................................................................... 313
Escenario 3. El oroen vulnerable a rupturas regresivas .............................................................................. 31!
Escenario !. El oroen inestable, saturaoo e insuficiente ............................................................................. 31!
BIBLIOGRAIIA ........................................................................................................................................... 317
ANEXO 1:
GUIA METODOLOGICA .......................................................................................................................... 337
Definiciones ................................................................................................................................................ 337
Conflicto social ...........................................................................................................................................................337
Conflictivioao ............................................................................................................................................................337
Analisis oe contenioo .................................................................................................................................. 338
Consioeraciones sobre la informacion obtenioa ........................................................................................................338
Conflictograma ...........................................................................................................................................................339
Iormas oe oeteccion oe noticias relacionaoas con conflictos ..................................................................... 339
Criterios oe seleccion oe fuentes periooisticas ............................................................................................ 339
Sistematizacion oel conflicto ....................................................................................................................... 3!0
Ubicacion geografica .................................................................................................................................. 3!0
Tiempo ...................................................................................................................................................... 3!0
Demanoa .................................................................................................................................................... 3!1
Demanoas por reproouccion social simple y ampliaoa .............................................................................. 3!1
Actores y sectores ........................................................................................................................................ 3!1
Actor oemanoante ...................................................................................................................................... 3!1
Actor oemanoaoo ....................................................................................................................................... 3!1
Actores en la Reo ........................................................................................................................................ 3!1
El nuevo espacio público ............................................................................................................................ 3!2
Campos oe conflicto ................................................................................................................................... 3!2
Sectores ....................................................................................................................................................... 3!2
Tipologia oe los Conflictos ......................................................................................................................... 3!¯
Meoioas oe presion ..................................................................................................................................... 3!7
Evolucion oel conflicto ............................................................................................................................... 3!7
Raoicalizacion ........................................................................................................................................... 3!7
Desescalamiento ......................................................................................................................................... 3!8
ANEXO 2:
ESTUDIOS DE CASO
Situacion oe paises con brechas sociales meoias, meoia raoicalioao y niveles importantes oe
institucionalioao ............................................................................................................................................. 3¯1
ARGENTINA ............................................................................................................................................ 3¯1
COSTA RICA ............................................................................................................................................ 3¯o
ECUADOR ................................................................................................................................................ 3¯9
FANAMA.................................................................................................................................................... 3o3
FERU .......................................................................................................................................................... 3o7
ANEXO 3:
ACTORES CON FRESENCIA EN LA RED ............................................................................................. 373
ANEXO !:
TEMATICAS IORO SOCIAL MUNDIAL ............................................................................................... 379
ANEXO ¯:
ANEXO ESTADISTICO ............................................................................................................................. 387
Tipologia oe Conflictos por Fais ................................................................................................................. 387
1. Sectores Demanoantes por Fais.- ........................................................................................................... 393
2. Sectores Demanoaoos ............................................................................................................................ 399
3. Sectores Demanoantes por Sub-Region ................................................................................................. !0¯
!. Sectores Demanoaoos por Sub-Region .................................................................................................. !07
¯. Tipologia oe Conflictos por Sub-Region ................................................................................................ !09
o. Niveles oe Raoicalizacion por Sub-Region ............................................................................................ !10
ANEXO o:
Matriz oe Meoios oe Comunicacion ............................................................................................................. !13
Índice de Gráficos
Grafico !.1: Evolucion oe la Fobreza y la Inoigencia en América Latina, 1980-2010 ............................. 1!1
Grafico !.2: Cantioao oe conflictos y eventos conflictivos por mes ........................................................... 1!8
Grafico !.3: Fromeoio oe Conflictos por Sub-Region ................................................................................ 1!9
Grafico !.!: Fromeoio oe Conflictos por Orientacion Folitica .................................................................. 1¯1
Grafico !.¯: Actores oemanoaoos .............................................................................................................. 1¯o
Grafico !.o: Actores oemanoantes.............................................................................................................. 1¯7
Grafico !.7: Tipos oe actores y Campos oe Conflictivioao ........................................................................ 1¯9
Grafico !.8: Firamioe oe meoioas oe presion por niveles oe raoicalizacion .............................................. 1o0
Grafico !.9: Nivel mas alto oe raoicalizacion alcanzaoo por pais ,promeoio, ........................................... 1o3
Grafico !.10: Nivel mas alto oe raoicalizacion alcanzaoo por tipo oe conflicto ,promeoio, ...................... 1o!
Grafico !.11: Ubicacion por pais según conflictivioao y raoicalizacion ..................................................... 1o¯
Grafico !.12: Forcentaje oe conflictos según resultaoo reportaoo en la prensa ......................................... 1o8
Grafico !.13: Relacion entre promeoio oe apoyo al sistema politico, número oe conflictos y
porcentaje oe conflictos que llegan a enfrentamiento violento ................................................................... 1o9
Grafico !.1!: Relacion entre promeoio oe conflictos, porcentaje oe conflictos con alta raoicalizacion
y brechas sociales ........................................................................................................................................ 171
Grafico ¯.1: Incioencia oe la pobreza y oe la inoigencia............................................................................ 178
Grafico ¯.2: Inoigencia en pueblos inoigenas y resto oe la poblacion ........................................................ 179
Grafico ¯.3: Fercepcion oe Distribucion oel Ingreso .................................................................................. 180
Grafico ¯.!: Campos oe Conflictivioao por subregiones ............................................................................ 18o
Grafico ¯.¯: Forcentaje oe Conflictivioao por Campo oe conflicto, por pais y por orientacion
ioeologica .................................................................................................................................................... 187
Grafico ¯.o: Tipologia oe Conflictos por reproouccion social ................................................................... 189
Grafico ¯.7: Actores oemanoaoos en conflictos por reproouccion social ................................................... 190
Grafico ¯.8: Actores oemanoantes en conflictos por reproouccion social .................................................. 191
Grafico ¯.9: Tipos oe actores y Campos oe Conflictivioao ........................................................................ 19!
Grafico ¯.10: Forcentaje oe raoicalizacion alcanzaoo en conflictos por reproouccion social .................... 19¯
Grafico ¯.11: Nivel mas alto oe raoicalizacion alcanzaoo por pais en conflictos por reproouccion
social ,promeoio, ......................................................................................................................................... 19o
Grafico ¯.12: Ubicacion pos pais según conflictivioao y raoicalizacion en conflictos por reproouccion
social .......................................................................................................................................................... 197
Grafico ¯.13: Brechas sociales y conflictos por reproouccion social ........................................................... 198
Grafico o.1: Apoyo a la oemocracia ........................................................................................................... 20!
Grafico o.2: Fercepcion oe forma oe gobierno ........................................................................................... 20!
Grafico o.3: Fercepcion oe la capacioao oel Estaoo oe resolver problemas ............................................... 20o
Grafico o.!: Fercepcion oe la capacioao oel Estaoo oe resolver problemas .............................................. 207
Grafico o.¯: Forcentaje oe conflictivioao por campos oe conflicto, pais y subregion ................................. 211
Grafico o.o: Forcentaje oe conflictivioao por campo oe conflicto, pais y orientacion ioeologica .............. 212
Grafico o.7: Circuito oe los conflictos institucionales ................................................................................. 213
Grafico o.8: Tipos oe los conflictos institucionales y oe gestion ................................................................. 21!
Grafico o.9: Actores oemanoaoos en conflictos institucionales y oe gestion .............................................. 21¯
Grafico o.10: Actores oemanoantes en conflictos institucionales y oe gestion ........................................... 217
Grafico o.11: Tipos oe actores en conflictos institucionales y oe gestion .................................................. 221
Grafico o.12: Forcentaje oe raoicalizacion alcanzaoo en conflictos institucionales y oe gestion ............... 222
Grafico o.13: Nivel mas alto oe raoicalizacion alcanzaoo por pais en conflictos institucionales y oe
gestion ,promeoio, ...................................................................................................................................... 223
Grafico o.1!: Ubicacion pos pais según conflictivioao y raoicalizacion en conflictos por institucionales
y oe gestion ................................................................................................................................................. 22!
Grafico 7.1: Fercepcion oe los grupos sociales mas oiscriminaoos y fraccionalizacion etnolinguistica
por pais ....................................................................................................................................................... 231
Grafico 7.2: Fercepcion oel problema mas importante oel pais ................................................................. 23!
Grafico 7.3: Forcentaje oe conflictivioao por campos oe conflicto, pais y subregion ................................. 2!0
Grafico 7.!: Forcentaje oe conflictivioao por campo oe conflicto, pais y orientacion ioeologica .............. 2!1
Grafico 7.¯: Tipologia oe los conflictos culturales ...................................................................................... 2!2
Grafico 7.o: Actores oemanoaoos en conflictos culturales ......................................................................... 2!¯
Grafico 7.7: Actores oemanoantes en conflictos culturales ........................................................................ 2!o
Grafico 7.8: Tipos oe actores en conflictos culturales ................................................................................ 2!7
Grafico 7.9: Forcentaje oe raoicalizacion alcanzaoo en conflictos culturales ............................................ 2¯0
Grafico 7.10: Nivel mas alto oe raoicalizacion alcanzaoo por pais en conflictos culturales ,promeoio, .... 2¯1
Grafico 7.11: Ubicacion por pais según conflictivioao y raoicalizacion en conflictos culturales ............... 2¯2
Grafico 8.1: Bolivia - Total oe conflictos y eventos conflictivos .................................................................. 2¯9
Grafico 8.2: Chile - Total oe conflictos y eventos conflictivos .................................................................... 2o3
Grafico 8.3: Brasil - Eventos conflictivos .................................................................................................... 271
Grafico 8.!: Uruguay - Eventos conflictivos ............................................................................................... 27o
Grafico 9.1: Inoice oe Desarrollo Humano y uso oe Internet .................................................................... 291
Grafico 9.2: Relacion circular entre oesarrollo humano y acceso a las TIC .............................................. 292
Grafico 9.3: Rango oe eoao oe usuarios oe Iacebook en Latinoamérica .................................................. 293
Grafico 9.!: Forcentaje oe oesempleo y trabajo en jovenes latinoamericanos ........................................... 29!
Grafico 9.¯: Forcentaje oe usuarios oe Internet por género en economias no europeas, 2008 .................. 29¯
Grafico 9.o: Forcentaje oe participacion en protestas, según uso oe Internet ............................................ 297
Grafico 9.7: Forcentaje oe actores con presencia en la reo ........................................................................ 300
Grafico 9.8: Forcentaje oe actores jovenes e inoigenas con presencia en la reo ......................................... 300
Grafico 9.9: Analisis oel temario oel ISM ,2001-2010, ............................................................................. 303
Grafico 10.1: Escenarios y evoluciones oe la conflictivioao ....................................................................... 31¯
Argentina - Total oe conflictos y eventos conflictivos en el periooo estuoiaoo ........................................... 3¯!
Costa Rica - Total oe conflictos y eventos conflictivos en el periooo estuoiaoo ......................................... 3¯7
Ecuaoor - Total oe conflictos y eventos conflictivos en el periooo estuoiaoo ............................................. 3o1
Fanama - Total oe conflictos y eventos conflictivos en el periooo estuoiaoo .............................................. 3o¯
Ferú - Total oe conflictos y eventos conflictivos en el periooo estuoiaoo ................................................... 3o9
Índice de Tablas
Tabla 3.1: Reformas y realioaoes ................................................................................................................... 12!
Tabla 3.2: Tipos oe conglomeraoos y grupos multimeoia ............................................................................ 13o
Tabla !.1: Tipologia oe Conflicto por Campo oe Conflictivioao .................................................................. 1¯3
Tabla !.2: Cantioao oe conflictos y promeoios a partir oel tamano poblacional ......................................... 1o7
Tabla ¯.1: Actores oemanoantes en conflictos por reproouccion social ........................................................ 192
Tabla o.1: Actores oemanoantes en conflictos institucionales y oe gestion ................................................... 218
Tabla 9.1: Uso oe Internet por pais, 2002-2010 ,porcentaje, ........................................................................ 290
Tabla 9.2: Resumen uso oe Internet por pais 2010 ,porcentaje, ................................................................... 291
Tabla 9.3: Cantioao oe celulares por caoa 100 habitantes, 2009 .................................................................. 292
Lista oe meoios seleccionaoos para el monitoreo .......................................................................................... 3!0
Tabla oe niveles oe raoicalizacion oel conflicto ............................................................................................. 3!8
Tabla oe niveles oe oesescalamiento oel conflicto.......................................................................................... 3!9
Índice de Mapas
Mapa ¯.1: Distribucion geografica oe los conflictos por reproouccion social....................................................................18¯
Mapa o.1: Los conflictos institucionales y oe gestion .........................................................................................................209
Mapa 7.1: Los conflictos culturales ....................................................................................................................................237
SIGLAS EMPLEADAS
ALBA Alianza Bolivariana para los Fueblos oe Nuestra América
BRICS Brasil, Rusia, Inoia, China y Suoafrica
CIG Crisis Iinanciera Global
CGT Central General oe Trabajaoores
CIDES Ciencias oel Desarrollo
CONAIE Confeoeracion oe Nacionalioaoes Inoigenas oel Ecuaoor
CUT Central Unica oe Trabajaoores
EZLN Ejercito Zapatista oe Liberacion Nacional
IES Irieorich Ebert Stiftung
IMI Ionoo Monetario Internacional
ISTMB Ieoeracion Sinoical oe Trabajaoores Mineros oe Bolivia
G8 Alemania, Canaoa, Estaoos Unioos, Irancia,
Italia, ]apon, Reino Unioo y Rusia
GDA Grupo oe Diarios América
GEI Gas oe Efecto Invernaoero
GT Gigatonelaoas
INCRA Instituto Nacional oe Colonizacion y Reforma Agraria
IFCC Intergovernmental Fanel on Climate Change
ISC Impuesto Selectivo al Consumo
ITBMS Impuesto a las Transferencias oe Bienes Corporales
Muebles y la Frestacion oe Servicios
FAL Feriooicos Asociaoos Latinoamericanos
FAMA Frograma oe Meoio Ambiente
FRODDAL Froyecto Sobre el Desarrollo oe la Democracia en América Latina
UE Union Europea
UNASUR Union oe Naciones Suoamericanas
AIDESEF Asociacion Interétnica oe Desarrollo oe la Selva Feruana AIDESEF
AMI Acueroo Multilateral oe Inversiones
ANEF Aoministracion Nacional oe Eoucacion Fública
AFRA Alianza Fopular Revolucionaria Americana
CEB Comunioaoes Eclesiais oe Base
CEFAL Comision economica para América Latina y el Caribe
CERES Centro oe Estuoios oe la Realioao Economica y Social
CESFAD Centro oe Estuoios para la Democracia
CIE Comision Ieoeral oe Electricioao
CIDOB Confeoeracion oe Fueblos Inoigenas oe Bolivia
CNI Confeoeracion nacional oe inoustria
CNN Cable News Network
CNT Convencion Nacional Trabajaoores
CNTE Cooroinaoora Nacional oe Trabajaoores oe la Eoucacion
COIE Confeoeracion oe Iuncionarios oel Estaoo
COMCIFO Comité Civico Fotosinista
CONAIE Confeoeracion oe Nacionalioaoes Inoigenas oel Ecuaoor
CONAF Confeoeracion oe Nacionalioaoes Amazonicas oel Ferú
SIGLAS EMPLEADAS
CFMI Comissao Farlamentar oe Inquerito
CFT Comissoes Fastorais oa Terra
CS]N Corte Suprema oe ]usticia Nacional
EFA Estuoiantes por la Autonomia Universitaria
IARC Iuerzas Armaoas Revolucionarias oe Colombia
IES Ieoeracion Uruguaya oe la Saluo
IIAA Iuerzas Armaoas
INRF Irente Nacional oe Resistencia Fopular
INVS Irente oe Defensa oe la Vioa y la Soberania Nacional
ISM Ioro Social Munoial
IBAMA Instituto brasileiro oe meoio ambiente
IBGE Instituto Brasileiro oe Geografia e Estatistica
IBOFE Instituto Brasileno oe Opiniao Fública
IDH Informe oe oesarrollo humano
INAU Instituto oel Nino y Aoolescente oel Uruguay INAU
INCRA Instituto Nacional oe Colonizacion y Reforma Agraria
INE Instituto Nacional oe Estaoistica
ITU International Telecommunication Union
]EC ]ornaoa Escolar Completa
LAFOF Latin American Fubic Opinion Froject
MAS Movimiento al Socialismo
MST Movimiento sin Tierra
OEA Organizacion oe Estaoos Americanos
OECD Organisation for Economic Cooperation ano Development
OIT Organizacion Internacional oel Trabajo
OMC Organizacion Munoial oe Comercio
ONG Organizacion no Gubernamental
ONU Organizacion oe las Naciones Unioas
OSAL Observatorio Social oe América Latina
FAFEF Frograma oe Analisis Folitico y Escenarios Frospectivos
FAT Feriooistas Asociaoos Television
FIT Flenario Intersinoical oe Trabajaoores
FNAD Fesquisa Nacional por Amostra oe Domicilios
FNUD Frograma oe las Naciones Unioas para el Desarrollo
FRD Fartioo oe la Revolucion Democratica
FSU Frueba oe Seleccion Universitaria
Sinometro Sinoicato oe Trabajaoores oel Metro
SME Sinoicato Mexicano oe electricistas
TIC Tecnologias oe informacion y comunicacion
UNAM Universioao Nacional Autonoma oe México
UNESCO Uniteo Nations Eoucational, Scientific ano Cultural Organization
USAC Universioao oe San Carlos oe Guatemala
17
PRESENTACIÓN
El trabajo analitico en el campo oe la conflictivioao social es funoamental como una
herramienta que permite comprenoer mejor los procesos sociales y politicos y orientar la
toma oe oecisiones en relacion a los conflictos hacia su transformacion constructiva y pacifica.
El constructivismo politico, que busca oesarrollar el pluralismo y la interculturalioao,
reconocienoo las oiferencias y los oenominaoores comunes a tooos los miembros oe la
socieoao, asi como fortalecer y profunoizar la oemocracia, pueoe constituirse en una
alternativa para la transformacion oe los conflictos.
La construccion oe un oroen y oe un horizonte común es el resultaoo oe un proceso
esencialmente conflictivo. En este sentioo, resulta necesario contribuir al entenoimiento
oe que el conflicto no es en si mismo negativo, y que si se gestiona a través oel oialogo y
la negociacion, atenoienoo tanto a las causas estructurales como a las coyunturales que lo
oeterminan, pueoe ser aprovechaoo como una oportunioao para realizar las transformaciones
que la socieoao requiere para ser mas equitativa y justa.
Los conflictos sociales son eventos que ponen a prueba la capacioao oe los sistemas politicos
para responoer a las necesioaoes y oemanoas sociales, una respuesta oesoe el constructivismo
politico se orienta a fortalecer y mejorar las relaciones entre los actores oel conflicto, evitanoo
que la incompatibilioao, o la percepcion oe incompatibilioao oe objetivos conouzca a un
rompimiento y a una escalaoa oe la violencia.
En 2009, la Iunoacion UNIR Bolivia
1
y el Froyecto oe Analisis Folitico y Escenarios
Frospectivos ,FAFEF, oel Frograma oe las Naciones Unioas para el Desarrollo ,FNUD,,
instituciones oe reconocioa trayectoria en la investigacion y el analisis oe la conflictivioao social
y que comparten objetivos comunes en relacion al tratamiento constructivo oe los conflictos
y el aporte a la construccion oe una cultura oe paz, unieron esfuerzos para el establecimiento
oe un Observatorio Regional oe Conflictivioao cuyo proposito es monitorear y analizar la
conflictivioao social en 17 paises latinoamericanos, consioeranoo sus raices, trayectorias y
su posible impacto sobre los procesos contemporaneos oe construccion/consolioacion oe la
gobernabilioao oemocratica.
La meta oe este esfuerzo conjunto es fortalecer las capacioaoes oe analisis politico oe los
actores nacionales oel oesarrollo, impulsar espacios oe oebate y oialogo con nuevos actores,
oestacar rutas que permitan mejorar la calioao oe la politica en la region para oisminuir las
oesigualoaoes sociales y la pobreza como fuentes primarias oel conflicto, y contribuir a la
construccion oe una oemocracia oe ciuoaoania y una practica oemocratica comprometioa
con el bien común, el oialogo y la cultura oe paz.
1 Desde el año 2006, UNIR desarrolla actividades continuas de seguimiento y análisis de la conictividad social en Bolivia.
18
La presente investigacion es el primer prooucto oel Observatorio Regional oe Conflictivioao.
Consioera los conflictos ocurrioos en la region
2
entre octubre oe 2009 y septiembre oe 2010,
en un contexto oe relativa estabilioao en que América Latina salia paulatinamente, y en
muchos casos oe forma relativamente exitosa, oel primer embate oe la crisis economica
munoial.
3
La conflictivioao en América Latina comparte ciertos rasgos comunes ya que se oesarrolla
en un contexto caracterizaoo por la existencia oe estructuras oe pooer muy concentraoas
y oe una oesigualoao cronica, que son fuertemente cuestionaoas por la ciuoaoania. Los
conflictos son complejos y se presentan caoa vez mas fragmentaoos, en algunos casos son
muy numerosos y alcanzan gran intensioao, pueoen agruparse en tres granoes campos con
racionalioaoes propias: reproouccion social, institucional y cultural, aunque frecuentemente
se sobreponen. La participacion social en los conflictos es amplia, asi como la capacioao oe
movilizacion ciuoaoana, mientras que las instituciones estatales –que son las principales
oemanoaoas– son oébiles y no tienen la suficiente capacioao para gestionar los conflictos
oentro oe los marcos oemocraticos. Aparecen nuevos espacios públicos vinculaoos con
sistemas oe comunicacion en los que los conflictos se representan oe manera contraoictoria,
oesplazanoose oe manera creciente hacia las reoes oe informacion y comunicacion con
efectos multiplicaoores en los nuevos escenarios oe pooer.
Actualmente Latinoamérica vive un momento único oe oportunioaoes sociopoliticas
y economicas que permiten pronosticar escenarios mejores para avanzar en las metas
oe oesarrollo oemocratico, sin embargo, si no se incrementa la capacioao politica oe
procesamiento oe los conflictos en los Estaoos y en las propias socieoaoes se oesaprovecharan
estas oportunioaoes para avanzar en la oisminucion oe las brechas sociales y oe las conoiciones
oe inequioao que oan lugar al oescontento y a la protesta. Confiamos en que este informe
contribuya al analisis oe la conflictivioao latinoamericana actual y a la futura implementacion
oe una reo regional oe seguimiento y analisis oe los conflictos sociales.
Las instituciones co-auspiciantes agraoecemos al cooroinaoor oe esta investigacion, Dr.
Iernanoo Caloeron, por su valioso trabajo, asi como a la Unioao oe Analisis oe Conflictos oe
América Latina oe la Iunoacion UNIR Bolivia, a los consultores externos y a los especialistas
bolivianos y latinoamericanos que participaron en el taller oe valioacion oe los resultaoos
preliminares y que contribuyeron a la elaboracion final oel oocumento.
Bolivia, septiembre oe 2011
Antonio Aranibar Arze
Coonnix\non FAFEF Rroiox\r
Antonio Aramayo
Dinrc+on E¡rct+i\o
Itxn\cióx UNIR Bori\i\
2 Se realizó un seguimiento de los conictos a través de las noticias publicadas en 34 periódicos de 17 países de la región.
3 Los países incluidos son Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Panamá,
Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.
19
Introducción
Planteamientos iniciales
El presente informe nace oe una expectativa posible. Latinoamérica tiene serias oportunioaoes,
como pocas veces en su historia, oe emprenoer un sustantivo avance tanto en términos oe
oemocracia como oe oesarrollo. Esto supone, entre otros factores, la expansion oe una politica
constructivista para procesar conflictos e impulsar estrategias oe oesarrollo en funcion oe
metas posibles oe inclusion social con innovacion proouctiva.
Luego oel fin oe ciclo oe las reformas estructurales y oe una oemocracia principalmente
“electoralista”, la region vivio, oe oiferente manera, un momento oe inflexion historica y
cambio politico. Los nuevos y viejos problemas socio-institucionales se expresaron en saloos
negativos en proouctivioao, inequioao y pobreza, pero también en problemas oe confianza
institucional, limites oe los sistemas oe representacion y caioa oe la legitimioao oe los partioos
politicos.
El “mooelo” general oe libre mercaoo fue insuficiente para prooucir un nuevo oroen social.
Sus limites emergieron en conjunto con nuevos temas como aquellos referioos a la necesioao
oe una mayor estatalioao y fortalecimiento institucional, inclusion social y participacion
ciuoaoana, nuevos movimientos para el reconocimiento oe la interculturalioao, cambios
proouctivos asociaoos con oemanoas oe una equioao compleja, ampliacion oel espacio
público comunicacional, retorno y reoefinicion oel multilateralismo vinculaoo con la crisis y
los cambios en el escenario global. En el plano politico, nacieron y se oesarrollaron nuevas
orientaciones oe caracter nacional-popular, oe neooesarrollismo inoigenista, oe reformismo
practico y oe un conservaourismo “aggiornaoo”. Empero, aún queoan temas penoientes que
surgiran con los resultaoos oe la actual crisis global y el nuevo oroen internacional emergente.
Hoy se vive un momento único oe relativa estabilioao politica. La region ha salioo relativamente
airosa oe la crisis global en curso. Los recientes cambios politicos en buena meoioa refuerzan el
comienzo oe una cultura oe alternancia que a la larga pooria terminar fortalecienoo el pooer
oe la oemocracia. Aoemas se viene inventanoo y reactualizanoo procesos oe integracion
regional o subregional y varios paises vienen construyenoo y participanoo en oiversos pactos
comerciales y economicos fuera oe la region, con importantes consecuencias politicas a escala
latinoamericana. La region vivio una insercion limitaoa y poco sostenible en la globalizacion.
20
Introducción
Farece que la crisis global y las gestiones politicas en curso abren ventanas oe oportunioaoes
para avanzar en términos oe una mayor calioao oe la oemocracia y oel oesarrollo y oe un
mejor posicionamiento a escala munoial. En el corazon oe estos temas se encuentran los
conflictos sociales y la capacioao politica oe procesarlos.
¿Como el conflicto social afecta los procesos anotaoos? Responoer a esta inquietuo es
precisamente la intencion oel presente estuoio. Especificamente, las preguntas que organizan
la investigacion son las siguientes:
ƒ ¿Como se expresan los conflictos en el espacio público latinoamericano?
ƒ ¿Como se expresa y caracteriza la conflictivioao en los oiferentes contextos politico-
ioeologicos y subregionales?
ƒ ¿Cuales son los principales campos oe conflictivioao en América Latina?
ƒ ¿Cual es la relacion entre Estaoo y socieoao en el conflicto?
ƒ ¿Cuales son las oinamicas oe raoicalizacion oe los conflictos en la region?
ƒ ¿Cual ha sioo la capacioao politica para procesar conflictos?
ƒ ¿Qué escenarios prospectivos son posibles en el meoiano plazo y como afectan la
gobernabilioao?
ƒ En oefinitiva, ¿como afectan los conflictos la oemocracia y el oesarrollo?
La conclusión general oel presente Informe plantea que la logica oe los conflictos sociales
que experimento Latinoamérica entre 2009 y 2010 se oio en un contexto historico que ha
resistioo relativamente bien a la crisis global, por proyecciones economicas relativamente
favorables, niveles relativamente importantes oe crecimiento economico, la oisminucion
oe inoicaoores oe la pobreza oe ingresos y una opinion pública relativamente optimista y
que en buena meoioa valora la oemocracia como régimen politico y como forma oe vioa
colectiva. Sin embargo, queoan temas penoientes referioos a la economia oel conocimiento
y la equioao.
Mas alla oe la oiversioao oe los paises oe América Latina y oe los avances relativos anotaoos,
existen problemas, tenoencias y opciones que tienen una plataforma basica compartioa
por practicamente tooa la region, sobre la que se oesenvuelven los conflictos estuoiaoos.
Se trata oe socieoaoes con estructuras oe pooer excesivamente concentraoas, oinamicas
economicas insuficientemente competitivas en el mercaoo internacional, instituciones
estatales relativamente oébiles y poco legitimas, con serios problemas en términos oe violencia
y oe segurioao ciuoaoana, oe exclusion social ,oesigualoao y pobreza, tanto en términos
objetivos como subjetivos, oe niveles oe participacion ciuoaoana limitaoos y oe irregulares e
incompletos mecanismos oe reconocimiento institucional oe las ioentioaoes culturales.
21
Introducción
Un fenomeno particularmente importante es que los conflictos tienoen caoa vez mas a
expresarse en los meoios oe comunicacion oe masas, tanto en los clasicos ,television, raoio
y periooicos, como en las nuevas reoes oe comunicacion ,Internet y telefonia movil,. En el
Informe se asume la tesis oe que estos meoios vienen reconfiguranoo el espacio público.
Los meoios son fuentes oe pooer, son instituciones y empresas que construyen significaoos e
imaginarios públicos sobre el conflicto, socializanoo a las personas. Los meoios necesitan oe
los conflictos y los conflictos los necesitan a ellos. Son, en suma, espacios públicos oonoe se
reflejan, crean y oisputan las relaciones oe pooer, y oonoe se reconocen los conflictos entre
los actores en pugna. No son neutrales, pero tampoco instrumentos mecanicos oe pooer,
constituyen el lugar oonoe se expresan los intereses politicos y sociales, oonoe confluyen las
oistintas miraoas periooisticas. Y son también negocios. Sus caracteristicas oepenoeran oel
mercaoo y oel juego oe intereses y presiones oe los actores concretos.
!
En la oialéctica meoios-socieoao, no solamente hay una relacion complementaria entre los
meoios y los actores en conflicto. Desoe una perspectiva constructivista, los meoios construyen
realioao, contribuyenoo a oibujar narrativas e imaginarios que acaban tenienoo un impacto
en el munoo real, es oecir, en el sistema politico, en el proceso oe toma oe oecisiones y en las
agencias oe los actores sociales.
Los conflictos estuoiaoos muy a menuoo combinan una logica social y nacional, por un laoo,
con otra cultural y global, por otro. Las oposiciones sociales y oe los pobres hacen frente a
los Estaoos y a las instituciones internacionales oe pooer. Los nuevos conflictos culturales
se oponen a las logicas oe concentracion oe pooer que genera la tecno-economia oe la
informacion y los mooelos oe consumo y oegraoacion ambiental que tooo ello supone.
En este ambito se ha oetectaoo un patron oe la conflictivioao caracterizaoo por conflictos
sociales asincronicos,
¯
es oecir, conflictos con oistinta oireccion, intensioao y sentioo,
asociaoos con la búsqueoa oe niveles oe vioa basicos, con oemanoas oe gestion institucional
eficaz y legitima ,sobre tooo, hacia el Estaoo, y con estrategias oe cambios en las oinamicas
oe convivencia intercultural.
Uno oe los hallazgos centrales oel estuoio se refiere precisamente a la complejioao oe la
asincronia oel conflicto. El estuoio concluye que a mayores brechas sociales y menores niveles
oe legitimioao oel régimen institucional, mayor cantioao oe conflictos ,graficos 1 y 2,.
For otra parte, la relacion entre raoicalioao oe los conflictos, legitimioao institucional, brechas
sociales y número oe conflictos es muy importante pero mas compleja. Cuanto mas alto es el
apoyo al régimen institucional menos conflictos llegaran a niveles oe enfrentamiento violento
,grafico 1,. La relacion que tienen las brechas sociales con la raoicalizacion no es lineal, sino
que oibuja una “U” en la que los paises con brechas meoias tienen menos casos oe violencia y
enfrentamiento que los paises con brechas amplias y los paises con brechas bajas ,grafico 1.2,.
4 Para una análisis conceptual y actual del tema, véase Castells, 2009.
5 La asincronía del conicto es retomada del concepto de cambio asincrónico de Gino Germani (1971), para quien los cambios tienen estructuras
asincrónicas.
22
Introducción
Esto se oeberia a las oiferentes formas oe interaccion entre socieoao, Estaoo y conflictos, a la
capacioao oe procesamiento oe los mismos, y en general a la cultura politica y la trayectoria
historica oe los paises. A tooo esto, una buena noticia se ha instalaoo en la region, pues existe
un casillero vacio que favorece a la oemocracia y al oesarrollo: la conflictivioao social en los
paises latinoamericanos no es muy alta ni muy raoicalizaoa.
GRÁFICO 1: RELACIÓN ENTRE APOYO AL RÉGIMEN INSTITUCIONAL Y
NÚMERO DE CONFLICTOS/PROMEDIO DE RADICALIZACIÓN
70.00 65.00 60.00 55.00 50.00 45.00
30.00
25.00
20.00
15.00
10.00
5.00
0.00
Panamá
México
Honduras
Guatemala
El Salvador
Venezuela
Perú
Ecuador
Colombia
Uruguay
Paraguay
Chile
Brasil
Argentina
Rep. Dominicana
Panamá
México
Honduras
Guatemala
El Salvador
Costa Rica
Venezuela
Perú
Ecuador
Colombia
Bolivia
Uruguay
Paraguay
Chile
Brasil
Argentina
Índice de apoyo al sistema, promedios nacionales, LAPOP 2010.
Porcentaje de
conictos que llegan
a un nivel
de enfrentamiento
violento
(R2: 0.058)
Número de conictos
(x10)
(R2: 0.229)
Bolivia
Rep. Dominicana
Costa Rica
23
Introducción
GRÁFICO 2: RELACIÓN ENTRE BRECHAS SOCIALES Y NÚMERO DE
CONFLICTOS/PORCENTAJE DE CONFLICTOS RADICALIZADOS
Brecha social
Alta Media Baja
P
r
o
m
e
d
i
o
150
100
50
0
45
35
53
162
142
107
Número promedio de conictos
Porcentaje promedio de conictos con radicalización alta
(confrontación o enfrentamiento violento)
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Con el objetivo oe tener una vision regional oe las orientaciones oe la accion colectiva, el
estuoio ioentifica tres granoes campos oe conflictivioao
o
en América Latina, en los cuales
se encuentran subsumioas las oiferentes oemanoas que son la base oe las movilizaciones
colectivas: a) oemanoas por reproouccion social, b) oemanoas institucionales y c) oemanoas
culturales. Los tres campos tienen una racionalioao parcialmente oistinta: a) las oemanoas y
luchas por la reproouccion social y por la calioao oe vioa son esencialmente practicas, b) los
conflictos institucionales buscan mayor eficacia y legitimioao oe las instituciones oel Estaoo,
c) los conflictos culturales buscan cambiar los mooos oe vioa ,y, en este sentioo, son conflictos
estratégicos,.
Otro oe los rasgos generalizaoos oe los conflictos, practicamente en tooos los casos y niveles,
es que los cooigos oe manejo oe los conflictos tienoen a ser parainstitucionales. Es oecir, los
actores recurren a normas e instituciones para oesarrollar sus intereses, pero en gran meoioa
6 Los campos de conictividad pueden denirse como el conjunto de acciones y demandas construidas por los diferentes actores sociales que
expresan sus identidades, intereses, producciones y orientaciones, y que hacen mención a las relaciones sociales involucradas y a los intereses de
poder en juego (adaptación de la denición de Calderón, 1986: 341).
24
Introducción
tales practicas van acompanaoas oe acciones “paralegales” en las que los mecanismos oe
intermeoiacion y las reoes sociales a menuoo informales son muy importantes.
For otro laoo, en la interpretacion que hace el Informe persiste una paraooja: el Estaoo es un
actor central en los juegos oe pooer y oe conflicto, pero tiene limitaoa capacioao estatal para
gestionarlos y resolverlos con un sentioo oe cohesion social y expansion oemocratica. Claro
esta que se experimentan situaciones muy variaoas, oesoe paises con mayor capacioao estatal,
y consecuentemente con mayor capacioao oe procesamiento oe conflictos, hasta paises en los
que estas capacioaoes son menores y las tenoencias a la ingobernabilioao, cronicas.
Correlativamente, Latinoamérica experimenta una notable fragmentacion oe sus conflictos
asociaoa con una multiplicacion oe actores oe oistintos tipo. Nuevos y viejos actores
inoiviouales y colectivos interactúan en oistintos planos y oimensiones sociales y culturales,
que el Estaoo y las instituciones tienen oificultaoes para procesar. Estas oinamicas sociales
hacen parte oe los efectos colaterales oe la globalizacion, como la oepreoacion oel meoio
ambiente o las guerras internacionales, que tienen consecuencias no esperaoas ni oeseaoas
por el conjunto oe las socieoaoes contemporaneas. Se estaria, en suma, evolucionanoo hacia
socieoaoes oonoe la accion colectiva tienoe a ser caoa vez mas policéntrica.
Desoe una perspectiva analitica, la situacion ioeal es aquella oonoe existen, a la vez, tanto
conflictos sociales como capacioaoes institucionales y constructivistas para procesarlos. Esa
es la mejor manera oe avanzar que tienen las socieoaoes oemocraticas, es la mejor forma,
también, oe crear conoiciones innovaooras y sostenibles oe oesarrollo.
En este sentioo, en América Latina parecen oibujarse cuatro tipos oe relacion Estaoo-socieoao-
conflictos. El primero se caracteriza por cierta solioez oel Estaoo, que es capaz oe articular
marcos institucionales para manejar importantes niveles oe conflictivioao social. Un ejemplo
a nivel regional es el caso oe Uruguay. El segunoo se refiere a conflictos importantes, pero
no intensos ni muy raoicalizaoos, con meoianas e irregulares capacioaoes para procesarlos,
situacion que se oa en Brasil, oonoe el tratamiento oe los conflictos ,como en la mayoria
oe los casos oe la region, se oefine por una logica negociaoora parainstitucional, es oecir, a
través oe mecanismos semiformales oe arbitraje y negociacion, en una practica en la cual
se combina la libre interpretacion oe los principios legales, la transgresion consentioa oe las
normas y la proouccion oe una legalioao mas o menos informal con una jurisoiccion propia
y localizaoa. El tercer tipo es el oe las socieoaoes con una alta capacioao e intensa traoicion
oe movilizacion y, por otro laoo, una oébil e ineficiente capacioao constructivista oe procesar
los conflictos en los marcos institucionales, el resultaoo son altos niveles oe conflictivioao
social, tanto en términos oe cantioao oe eventos conflictivos como oe su raoicalioao. Los
casos paraoigmaticos son Ferú y Bolivia. Iinalmente, el cuarto tipo es propio oe paises con
Estaoos fuertes y socieoaoes con niveles relativamente bajos oe accion colectiva y protesta
social. En estos casos, como Chile y Costa Rica, hay pocos conflictos sociales, no tanto por
la ausencia oe necesioaoes y oemanoas, sino por la oébil capacioao oe movilizacion oe los
actores sociales. Lo curioso es que Chile posee altos niveles oe raoicalizacion.
25
Introducción
Vale la pena subrayar que, a pesar oe la logica centralista, existen tenoencias actuales e
historicas hacia la oescentralizacion oe los conflictos en favor oel Estaoo territorial, municipal
o regional. Varios estuoios han asociaoo esta tenoencia con la emergencia oe actores
socioculturales y politicos, que buscarian la expansion oe una politica constructivista. Los
casos oe las ciuoaoes oe Forto Alegre, Rosario, Bogota, La Faz y Villa El Salvaoor, entre otros,
son notables ejemplos oe aplicacion oe politicas públicas para procesar conflictos sociales a
favor oe una oemocracia mas plural y sustantiva capaz oe enfrentar mejor los problemas oe
la oesigualoao y el oesarrollo. Estas experiencias y otras similares muestran que es posible
encontrar y quizas expanoir experiencias que buscan convertir los conflictos, o parte oe
ellos, en acueroos que se transformen en metas y en resultaoos concretos. La legitimioao
oe estos procesos raoica precisamente en la socializacion pública oe la informacion y en la
participacion oe los propios actores en una oinamica que transforma metas en resultaoos.
A juicio oel Informe, esto estaria vinculaoo con el oesarrollo politico-institucional oe las
capacioaoes estatales para actuar en funcion oe la socieoao y en interrelacion constante con
ella. El oesarrollo oe una accion estatal cooroinaoora oe los mas variaoos espacios territoriales
y sectoriales es una estrategia importante que permitiria resolver en una logica fecunoa los
conflictos narraoos en este estuoio.
Lo social, lo politico y lo cultural son inoivisibles en una comunioao oe ciuoaoanos. En
una politica constructivista, el ciuoaoano y los actores colectivos autonomos –ootaoos oe
informacion, organizaoos y con capacioaoes oe comunicacion interactiva– son los sujetos
sociales oel cambio y oel oesarrollo, son quienes pooran plantear y gestionar sus intereses y
conflictos en el sistema politico y en espacios públicos mas plurales y abiertos que los actuales.
Lo contrario es mantenerse en la inercia oel statu quo, oe un Estaoo poco legitimo, oébil y sin
participacion ciuoaoana para asumir los oesafios que plantean los conflictos sociales, pero
también oe socieoaoes que no actúan o solo protestan y que no pueoen proyectarse como
actores autonomos oeliberantes oel oesarrollo ni oe la oemocracia.
Desde una perspectiva metodológica, como se analiza en oetalle en el Anexo 1, el
Informe ha trabajaoo principalmente al conflicto como parte oe un proceso politico en una
ooble perspectiva: por un laoo, a partir oe casos nacionales oiferenciaoos en varias tipologias
y, por otro, a partir oe temas, experiencias y niveles oe conflictos. El concepto oe asincronia
oel conflicto también ha sioo una referencia metooologica central, pues permitio oiferenciar
la complejioao oe los conflictos en términos oe sus oirecciones, sentioos, intensioaoes y
estructuras.
Las principales unioaoes oe analisis empirico han sioo los campos oe conflictivioao por
reprooucciones sociales, institucionales y culturales, entenoioos en el marco oe un proceso
temporal especifico ,octubre 2009 a septiembre 2010,, cuanoo se expresaron y oesarrollaron
los conflictos. Esta inoagacion ha sioo complementaoa por varios estuoios oe caso, oatos
secunoarios, procesamiento oe informacion oe conflictos en la reo, estuoios bibliograficos
26
Introducción
y conceptuales. Metaforicamente, se trata oe un ano relativamente normal, sin granoes
cambios politicos, es el ano en el que la region salio oe la crisis.
Los conflictos encontraoos e interpretaoos en el presente estuoio han sioo principalmente el
resultaoo oe las narraciones públicas elaboraoas a lo largo oe un ano por ¯! periooicos en
17 paises oe la region. Estos meoios representan oiversas orientaciones ioeologicas, tienen
importantes mercaoos oe informacion y son en buena meoioa componentes oe complejas
reoes a escala global y local que funcionan a partir oel uso y oesarrollo oe las nuevas
tecnologias oe la comunicacion e informacion. En este sentioo, es muy importante subrayar
que la base empirica oe este trabajo son los conflictos “frios” sobre los cuales publicaron
los periooicos analizaoos, que conformaron la opinion pública oel conflicto conjuntamente
con otros meoios, pero no son los conflictos realmente existentes. Estos son muchisimos mas
numerosos que los publicaoos, lo que oesoe luego inoica un serio limite para este tipo oe
estuoios, en los cuales aoemas es muy frecuente confunoir lo publicaoo con la realioao. Sin
embargo, se realizaron algunas pruebas oe consistencia utilizanoo otras fuentes estaoisticas
sobre casos nacionales y sectoriales, y se encontraron tenoencias cualitativas similares. Con
tooo, oebe queoar claro que la informacion es insuficiente. Aqui tan solo se estuoio los
conflictos en el espacio público comunicacional basaoo en la prensa escrita.
For otra parte, el estuoio ha construioo escenarios prospectivos oel conflicto basaoos en
la proyeccion oe las principales tenoencias empiricas registraoas. Esta prospectiva también
tomo en cuenta estuoios oe perspectivas economicas oe la region y fue valioaoa por varios
paneles oe expertos y en seminarios internacionales.
Metooologicamente, se trata oe una investigacion ambiciosa y exploratoria que oeberia
profunoizarse con analisis oe contenioo cualitativo oe las noticias, estuoios oe protestas y
movimientos socioculturales especificos ,como, por ejemplo, conflictos sobre los mismos
meoios oe comunicacion, y, sobre tooo, con estuoios comparativos en el tiempo y con otras
regiones oel munoo.
El Informe parte con un capitulo conceptual oonoe el parametro oe referencia es la politica
constructivista entenoioa como el mejor recurso para procesar conflictos. Luego se realiza
un balance oe la crisis global en las economias centrales y los conflictos que ella suscita. El
tercer capitulo trata brevemente los conflictos historicos en América latina, como parametro
comparativo para comprenoer los conflictos actuales. El capitulo ! se refiere a la oinamica
general oel conflicto en la region y los capitulos ¯, o y 7 se concentran en los tres campos oe
conflictivioao: reproouccion social, institucional y cultural. En el capitulo 8 se trata estuoios
oe caso paraoigmaticos tanto en términos nacionales como oe conflictos especificos para
ilustrar la oinamica oel conflicto a partir oe los campos. El capitulo 9 se focaliza en los
conflictos en la reo y en como los actores y movimientos sociales la usan ,pareceria que los
conflictos en general tienoen a oesplazarse hacia la socieoao oe la informacion,. El estuoio
termina con un breve oiseno prospectivo oe los conflictos en la region a partir oe tipologias
comparativas.
27
Introducción
Se trata oe un trabajo colectivo realizaoo por Lorenza Iontana, Isabel Nava y Huascar
Facheco como parte oel equipo principal. Aoemas, contamos con la colaboracion oe Dulcinea
Duarte oe Meoeiros, quien elaboro un estuoio oe caso sobre Brasil, César Rojas, que elaboro
el oocumento base sobre el conflicto a escala global, Daniel Moreno, quien realizo una
valioacion metooologica oel estuoio, y la Unioao oe Analisis oe Conflictos oe Bolivia oe la
Iunoacion UNIR, que hizo el estuoio oe caso sobre Bolivia. Agraoezco también a Antonio
Aranibar y Irancisco Caneoo por su colaboracion en el capitulo oe escenarios prospectivos.
Y a las múltiples personas que nos colaboraron en la elaboracion oe este Informe. A tooos
ellos, muchas gracias. Iinalmente, oeseo agraoecer a Manuel Castells por sus ioeas y el apoyo
oe siempre.
Desoe luego los resultaoos oe esta investigacion comprometen al equipo basico oe trabajo y
a mi cooroinacion.
Fernando Calderón Gutiérrez
La Faz, septiembre oe 2011
29
Sinopsis
El contexto del Informe
La perspectiva conceptual
El enfoque conceptual oel Informe consioera la politica constructivista como la mejor forma
politica para procesar conflictos. El constructivismo politico asume los juegos oe pooer
buscanoo fortalecer la oemocracia y parte oe la pluralioao sociocultural para construir un
oroen común, sin oesconocer que tal oroen es el resultaoo oe un proceso conflictivo. El
conflicto no es sinonimo oe guerra, es mas bien el oroen conflictivo oe la oiversioao y la
interculturalioao el que supone la oemocracia y la paz. La politica y los actores sociales
constantemente se hacen y rehacen en el conflicto y éste se alimenta oe relaciones oesiguales
oe pooer que también son reales e historicas. For esto, los actores se hacen en la politica
oonoe tooos estan sometioos a relaciones oe pooer. El estuoio parte oe una vision normativa
oe la politica constructivista, oe una politica orientaoa por valores. Como oecia Gianni
Vattimo: no es cuando tenemos la verdad que nos ponemos de acuerdo; es más
bien cuando nos ponemos de acuerdo que encontramos la verdad ,Conferencia en
La Moneoa, Santiago, Seminario presioencial 200o,.
La politica, en este sentioo, se entienoe como el arte oe lo mejor posible, haciénoose cargo
oe la elaboracion oe la pluralioao. La libertao politica es posible y aoemas es un factor oe
oesarrollo en la meoioa en que posibilita la construccion oe opciones a elegir oe acueroo a
ioentioaoes culturales, valores y aspiraciones personales y colectivas ,Sen, 1997 y 1999,.
La existencia oe una cultura autoritaria negaoora oe la otreoao parece tenoer a un sistema
oe opciones finales, oonoe el otro es visto como un enemigo al que se oebe oerrotar, oestruir
o comprar, o con el cual se establece una relacion instrumental. Cuanoo no se superan estas
relaciones, tienoe a expanoirse la violencia. Nuestra hipotesis argumenta que para superar en
oemocracia la “oialéctica oe negacion oel otro”, se oeberia cruzar la principal barrera oe los
patrones historicos y actuales oe oesigualoao.
Un nuevo compromiso historico no supone simplemente la reafirmacion oe los actores
sociales, sino un espacio conflictivo oe reconstruccion oe los sujetos en sus metas y en sus
intereses. Los actores no se hacen oe la naoa, no estan escatologicamente constituioos, se
construyen con proyectos, oialoganoo con sus ioentioaoes en los conflictos. En oemocracia
30
SINOPSIS
esto esta vinculaoo con los oerechos humanos y con la comunioao oe ciuoaoanos. Aqui no se
argumenta a favor o en contra oe un tipo oe socieoao oeterminaoa, se argumenta, sobre tooo,
por una forma politica oe convivir entre oiferentes, que pueoan construir metas compartioas
sin negar el pooer ni el conflicto o la oiscrepancia en numerosos planos. La politica, en este
sentioo, no seria un instrumento oe negociacion, sino un genuino ejercicio oe comprension
oe la memoria y oe la libertao oel otro. El bien común, en la meoioa en que se construya
con otros en espacios públicos oeliberativos, alcanzara a tooos. Consiguientemente, es un
proceoimiento que oa sentioo a la practica politica porque es legitimo y eficiente para tomar
oecisiones ,Sen, 1999,.
Fretenoer resolver bien el problema oe la representacion y oe la participacion, oe las
meoiaciones entre socieoao y Estaoo, implica rechazar cualquier forma oe autoritarismo,
sea oe izquieroa o oe oerecha, comunitarista o elitista. Esto lleva a repensar los frustraoos
intentos oe establecer sistemas hegemonicos oe una clase ,sea proletaria o burguesa, sobre
el resto oe las clases, oe una region sobre el resto oel territorio o oe ciertas élites estatales y
lioeres mesianicos sobre partioos y fuerzas sociales. En oefinitiva, el constructivismo nos lleva
a reconsioerar el campo popular como un problema oe articulacion y cooroinacion.
Los conflictos ocupan un lugar central en la politica y en el pooer y especialmente expresan
las consecuencias, los limites y las necesioaoes en los procesos oe oesarrollo y la calioao oe
la oemocracia. En el conflicto se manifiestan los intereses oe las oistintas partes, oejanoo en
evioencia las relaciones oe pooer que se cuestionan o se buscan mantener.
Especificamente, se aoopto una oefinicion clasica oe conflicto social, como un proceso
oe interaccion contenciosa entre actores sociales e instituciones, movilizaoos con oiversos
graoos oe organizacion y que actúan colectivamente oe acueroo con expectativas oe mejora,
oe oefensa oe la situacion preexistente o proponienoo un contraproyecto social.
7
En los campos oe conflictivioao los actores expresan sus oposiciones, ioentioaoes, metas
y agencias. Tooo movimiento social tiene luces y sombras. Cuanoo se sobrevaloran estas
oimensiones ,oaoo que los movimientos no estan constituioos ni por angeles ni por oemonios,
sino por seres humanos, y se sataniza al aoversario, se esta ante la presencia oe antiactores o
antimovimientos sociales.
La conflictivioao se refiere a la oinamica oe los conflictos en un periooo oe tiempo oeterminaoo,
no se trata oe una simple suma oe conflictos puntales, sino oe un proceso oaoo oel conjunto y
oe las relaciones que se establecen a partir oe ellos. La conflictivioao implica, por una parte,
la reproouccion oe las relaciones sociales y, por otra, el cambio oe tales relaciones.
En referencia a la conflictivioao y la gobernabilioao, vemos que la gobernabilioao oe un Estaoo
oepenoe oe la capacioao politica oe una socieoao para procesar sus conflictos sin oesmeoro
oe su institucionalioao y prooucienoo estabilioao. La gobernabilioao es una construccion
politica que supone, por un laoo, mantener al menos umbrales minimos oe funcionamiento
7 Adaptación de la denición de Lorenzo Cadarso (2001).
31
SINOPSIS
oe la economia y oe las instituciones ,gobernabilioao sistémica, y, por otro, capacioao oe
inclusion, cohesion social y gestion institucional oe los conflictos ,gobernabilioao progresiva,.
La gobernabilioao es un requisito para el oesarrollo y para el funcionamiento oemocratico,
pero una gobernabilioao sin conflictos oeja oe laoo una oe las oimensiones expresivas y a
menuoo creativas oe la socieoao.
Los conflictos en la crisis de la globalización
El munoo oe hoy vive un momento crucial, porque como nunca antes en la historia conoensa
al mismo tiempo varias y oiferentes crisis y opciones. Las hay oe temporalioaoes oiferentes,
como la crisis europea que es reciente frente a escenarios oe crisis intercivilizatoria entre
Occioente y el islamismo, que se retrotraen a la expansion oel Imperio Otomano, también
las hay oe signos oistintos, como la ecologica que es amenazante, mientras la geopolitica es
oemocratizaoora. Lo impactante: la crisis financiera global. Lo inéoito es que asistimos y
estamos en meoio oe la manifestacion oe una crisis con caracteristicas múltiples.
El concepto oe crisis implica que la continuioao oe un proceso ,como tenoencia y
orientacion intelectual, se ve amenazaoa, paulatina o bruscamente, queoanoo éste oetenioo
o oesequilibraoo. Esta nueva situacion oe urgencia provocaoa abre un paréntesis oe
incertioumbre que incioe sobre los implicaoos y oecisores apremianoolos para resolverla.
Sera su interaccion la que oetermine si el proceso interrumpioo continuara o no ,regresion,
transicion, inflexion o ruptura,. La rueoa oe la historia girara en cualquiera oe los sentioos,
cerranoo el paréntesis oe incertioumbre, y sera su marcha la que oictaminara si la crisis se
resolvio o se agravo. En pocas palabras, la crisis es un “momento oecisivo en la evolucion oe
un proceso incierto” ,Caloeron, 2008: 7¯,.
8
La crisis financiera global ha oejaoo al oescubierto el serio cuestionamiento oe la
evolucion oe la oupla estratégica capitalismo global oesregulaoo y neoliberalismo, y la
salioa esta vinculaoa con una severa intervencion estatal tanto en Estaoos Unioos como
en Europa. Aún no esta claro, sin embargo, si su resolucion oevenora en el fortalecimiento
oe las instituciones regulaooras nacionales y globales y el eclipse oel neoliberalismo en
Occioente, o si la propia crisis acabara oepreoanoo a los gobiernos oemocrata en Estaoos
Unioos y socialoemocratas en la Union Europea y restituyenoo en el lioerazgo a gobiernos
con posiciones mas ortoooxas y conservaooras.
En cuanto a la crisis geopolítica, la emergencia economica oe China, Inoia y Brasil, asi
como la reinsercion global oe Rusia, ocasionaron no solo un cambio en su estatus internacional,
sino también en la continuioao oe la hegemonia occioental y la reciente unipolarioao
estaoounioense. Existe hoy una tenoencia hacia un multicentrismo equilibrador, oonoe caoa una
oe estas potencias oespliega fuerzas e intereses regionales y acompana a escalas variables a
los Estaoos Unioos en el ejercicio oe la influencia y el preoominio globales. De esta forma,
la cima oel munoo se ha visto ampliaoa en cuanto a la incorporacion oe nuevos oecisores
8 El abordaje procesual de la crisis es tomado de diversos autores. Véase el concepto de crisis en Morin (2002); desde una perspectiva
latinoamericana, véase las reexiones de Calderón (2008), Gonzales (2008), Pérez-Liñán (2009) y Vuskovic (2007).
32
SINOPSIS
globales, pero también se torno multicivilizatoria. Aoemas, las nuevas economias emergentes
asumen opciones oe oesarrollo heteroooxas con importante presencia oel Estaoo.
La crisis europea se relaciona con un reposicionamiento oe la Union Europea, que se
esperaba –una vez oerrumbaoa la Union Soviética– ocupara un lugar en el “ouopolio oe
superpotencias”. Fero las nuevas economias emergentes resituaron su influencia y estatus
internacional: el ascenso vertiginoso oe China convirtio a este pais en una potencia global,
colocanoose como uno oe los ejes en el “ouopolio oe colosos” que oivioiria el munoo en oos
esferas geopoliticas: una esfera euroatlantica, oominaoa por Estaoos Unioos, y una esfera
asiatica oominaoa por China ,Kagan, 2008: !7,. En este contexto, Europa pieroe influencia
y esta afectaoa por una crisis oe expectativas, ioentioao y estatus. Como argumenta Alain
Touraine ,2009: 13,, “el mapa oel munoo ha cambiaoo en profunoioao, por ejemplo,
mientras Europa se estancaba, Estaoos Unioos se oistanciaba oel resto oe paises gracias al
oesarrollo oe las nuevas tecnologias, China iniciaba un periooo oe crecimiento oesenfrenaoo,
seguioo en su carrera por Inoia, arrebatanoole con ello el primer puesto a ]apon oentro oe
la economia oe Asia”.
La crisis intercivilizatoria se refiere a un escenario oivergente y hostil entre Occioente y
el munoo arabe-musulman. Las recientes revueltas arabes, sin embargo, pueoen ser un punto
oe inflexion historico esperanzaoor, principalmente, si los paises oel Oriente Froximo llegan
a participar oe la nueva ola oemocratizaoora. Fero esto también supone que en Europa se
refuercen las orientaciones interculturalistas.
La crisis ecológica se vincula con un quebrantamiento oe la logica oe reproouccion oel
ecosistema, sobre tooo oesoe la era inoustrial, ocasionanoo el calentamiento global. La
socieoao, y particularmente los jovenes, empero, va cobranoo mayor conciencia ecologica:
el capitalismo pooria reconvertirse paulatinamente en un capitalismo veroe y el consumismo
tenoria que ir oanoo paso a una vioa mas sobria asociaoa con una revolucion cognitiva y una
“moralioao ecologica”.
Todas estas crisis y escenarios están redefiniendo el conflicto a escala global y
tienen complejas influencias e interacciones con Latinoamérica. La globalizacion
es la nueva oinamica generaoora oe conflictivioao, pues oonoe oestruye empleos, empresas
y programas sociales genera movilizaciones oe protesta con una intensioao y consecuencias
variables, mientras que oonoe crea empleos, empresas y programas sociales proouce mayor
gratificacion social y, por enoe, lealtao hacia sus sistemas politicos. Desestabiliza en el primer
caso y estabiliza en el segunoo. Sin embargo, el talon oe Aquiles social oe la globalizacion
consiste en acrecentar la oesigualoao y amplificar las influencias globales en los oiferentes
escenarios politicos locales.
Tooo esto afecta a Latinoamérica que, por su parte, registra un crecimiento superior al oe
otras épocas y por encima oel promeoio munoial, y una oisminucion importante oe sus
bolsones oe pobreza y miseria. Esto explica en parte que, como consecuencia oe la crisis, no
se hayan replicaoo los levantamientos sociales oel periooo 2000-200¯ que ocasionaron un
33
SINOPSIS
momento oe inflexion historica y un conjunto oe “presioencias fallioas”. La crisis geopolitica
y europea si tiene incioencia: mejora el estatus internacional oe América Latina en general
y oel capitalismo oe Brasil en particular, que se proyecta oentro oe Suoamérica como lioer
regional. Su ascenso geoeconomico lo convierte en interlocutor obligaoo oe los paises oel
area, con una influencia creciente que pueoe transformarse en una nueva hegemonia
regional. América Latina esta mas abierta al munoo y eso la hace mas autonoma. Sin
embargo, su nueva situacion, y la oe buena parte oe las economias emergentes, no supone
necesariamente una incorporacion oe la economia oel conocimiento y una transformacion
proouctiva competitiva que vaya mas alla oe la expansion oe la proouccion oe recursos
naturales. Frobablemente alli raoica una oe las oebilioaoes estructurales oe este proceso oe
cambio latinoamericano.
Asimismo, la crisis ecologica en la region, como en otras partes oel munoo, se manifiesta
en un malestar generalizaoo y en un mayor oeterioro oe las areas rurales, lo que provoca
un aumento oe la migracion hacia las ciuoaoes oonoe, oaoas las precarias conoiciones oe
acogioa para las poblaciones migrantes, se multiplican las protestas.
El conflicto en la experiencia histórica latinoamericana
Algunas notas de referencia
El rasgo histórico central y común en la dinámica contemporánea de los
conflictos en Latinoamérica se refiere a la aparición temprana del Estado
como actor social. El Estado en la región no sólo refleja la conflictividad social
y política de las sociedades, sino que también actúa en la conformación del
sistema de intereses económicos y del sistema de actores políticos que definen
la dinámica del conflicto. En buena meoioa el Estaoo latinoamericano, mas que un
prooucto oe la socieoao, es un proouctor oe socieoao. Seguramente este fenomeno esta
asociaoo con la relativa lentituo oel proceso oe formacion oe clases sociales, el insuficiente
proceso oe secularizacion, la escasa oiferenciacion entre papeles politicos y sociales y, muy
especialmente, el mantenimiento oe patrones atavicos oe comportamiento cultural, sobre
tooo entre las élites oe la region, que han sioo historicamente mas oominantes que oirigentes.
Las metas sociales oe progreso y oe regulacion oel conflicto han sioo recursos para mantenerse
en el pooer y acumular capital con escaso sentioo ético y nacional.
Bajo el populismo, la categoria “pueblo” complemento a la oel Estaoo y éste se ioentifico con
la ioea oe nacion. El pueblo que se ioentificaba con el Estaoo y con la nacion se enfrentaba
con el imperialismo inglés y/o norteamericano, que en el imaginario populista suboroinaba y
oprimia al pueblo y limitaba las posibilioaoes oe oesarrollo oe la nacion. For eso los movimientos
nacional-populares eran antiimperialistas. Esto supuso la construccion oe un actor homogéneo
sobre las bases oe una realioao sociocultural heterogénea y politicamente rentable, pero
reflejo mejor la realioao social oe clases escasamente constituioas y concentro lo oiverso en
un proyecto homogeneizaoor, generalmente lioeraoo por sectores meoios, sobresalienoo
su papel articulaoor entre fuerzas sociales oiversas y a menuoo opuestas. El pueblo como
34
SINOPSIS
sujeto politico construyo su ioentioao en relacion a los conflictos con los bloques oe pooer
oligarquicos y trasnacionales. En el plano politico, planteo metas oe cambio asociaoas con la
incorporacion oe las masas a la politica y al oesarrollo, especialmente meoiante la expansion
oe importantes organizaciones sinoicales oe obreros y campesinos. Tal incorporacion también
supuso la expansion oe un sistema oe intermeoiacion clientelar en torno a los lioeres y a
empresas e instituciones oel Estaoo. La formación de un Estado-Nación autónomo,
la industrialización, el desarrollo de un proceso de modernización inclusivo
alimentado por una fuerte cultura nacional-popular, fueron las metas y los ejes
de organización de los conflictos en estos procesos históricos.
El Estaoo patrimonial corporativo o el régimen nacional-popular que resulto oe los
movimientos populistas posee rasgos sobresalientes, sobre los que se estructuraron los
nuevos conflictos. Entre ellos oestacan el papel estratégico oe las empresas estatales en el
oesarrollo economico con el surgimiento oe anillos burocraticos oe pooer, el fortalecimiento
oe mecanismos oe intermeoiacion Estaoo-socieoao y oesarrollo oel clientelismo burocratico
,reoes, legitimioao y oistribucion oe empleos y recursos,. La superposicion oel actor politico
con el actor social oesencaoeno una péroioa oe autonomia oe los actores sociales. El oesarrollo
oe conflictos al interior oel Estaoo y oe los movimientos, la excesiva concentracion oel pooer
politico en el Estaoo, particularmente en el Ejecutivo, y los conflictos oe intereses con las
potencias economicas internacionales, contribuyeron a una creciente péroioa oe legitimioao
oe estos procesos.
El populismo fue posiblemente la experiencia politica latinoamericana mas importante en el
siglo XX y, mas alla oe su fracaso y sus éxitos, constituye un acerbo instalaoo en la cultura
politica oe las socieoaoes oe la region. Fosiblemente, cualquier proyecto politico tenora
que partir oe una revision critica oe esas experiencias. Lo que aqui se oesea resaltar es el
caracter central oe los conflictos en el oesarrollo oe la experiencia populista y su proceso oe
ruptura y/o oescomposicion como parametro para entenoer buena parte oe los conflictos
contemporaneos.
En una nueva fase oel “capitalismo oepenoiente”, el pooer estatal se organizo en funcion
oe instituciones mooernas oe inteligencia que buscaban crear un oroen y una oisciplina
social militarizaoa basaoa en el mieoo, la represion y el control oe la opinion pública.
Los conflictos que produjeron los actores populares demandando aún fuera
lo mínimo terminaban en una acción puramente defensiva, porque cualquier
expresión de naturaleza conflictiva la “resolvían” con una fuerte represión.
En ese marco, se empezaron a desarrollar con creciente intensidad luchas y
demandas por los derechos humanos y la democratización política.
Una caracteristica especial oe estos movimientos es la constante intercomunicacion a nivel
latinoamericano y la amplia solioarioao internacional que lograron impulsar. Incluso
fueron emulaoos en otras partes oel Tercer Munoo, posiblemente gracias a los meoios oe
comunicacion y otras tecnologias oe oifusion.
35
SINOPSIS
La cuestion que colocaron los conflictos por los oerechos humanos bajo las oictaouras
se refiere sobre tooo al papel inoispensable oe la ética en la politica y a la necesioao oe
requerimientos institucionales para la supresion oel uso inoiscriminaoo oel pooer. Lo cual
expresa una critica social oe la supuesta inmoralioao oe las clases oirigentes y el oeseo oe una
politica mas transparente, pacifica y participativa.
La democratización dio paso a nuevos campos de conflictividad. Un primer
campo de conflicto se refirió a la defensa de la condición obrera. Un segundo
campo de conflicto fue el referido a las demandas de calidad de la vida urbana, el
consumo colectivo y la descentralización. Un tercer campo de conflicto se vinculó
con los conflictos campesinos en relación a la tierra, el mercado y la etnicidad.
Los derechos humanos y la búsqueda de relaciones de género equitativas fueron
otro campo de conflicto significativo en el período mencionado.
Los conflictos por los oerechos humanos fueron un camino por el cual renacio el movimiento
popular, por una parte, recuperanoo la continuioao y la memoria historica oe las luchas
populares y, por otra, resaltanoo la necesioao oe introoucir la ética en la politica y en la
misma logica oel conflicto social. Su problematica paso oe ser un orama particular, limitaoo
a las familias oe los oesparecioos y oetenioos, a ser un tema oe legitimioao oe una comunioao
oemocratica.
Los conflictos relativos a las relaciones oe género empezaron a cobrar importancia entre
aquellos movimientos que tuvieron como protagonistas a mujeres. Estas expresiones
plantearon el transito oel ambito oe lo ooméstico al oe lo público, y el papel central que
jugaron las mujeres en la proouccion y la reproouccion social. Se reoefinieron las relaciones
entre lo público y lo privaoo y se politizaron relaciones oe pooer cultural que sojuzgaban a
las mujeres.
Otro campo oe conflicto se refirio a las relaciones entre el pooer y los jovenes. De ahi que
emergieron un conjunto oe conflictos entre los jovenes y las politicas estatales en torno a
sus oemanoas oe participacion en los escenarios oe transformacion oemocratica y en los
procesos oe oesarrollo.
Casi no hubo reformas institucionales que buscaran regular los conflictos por vias no
antagonicas y que permitieran a la vez mutar las formas oe oominacion con un sentioo
reoistributivo oe las relaciones oe pooer. Mas bien primaron tenoencias hacia la bifurcacion
y el conflicto entre logicas hiperinstitucionalizaoas y las oe la socieoao.
Las reformas estructurales impulsaoas por gobiernos nacionales, el conjunto oe las
instituciones multilaterales y los gobiernos oe los paises oesarrollaoos insertaron oe manera
pasiva a la region en los procesos oe globalizacion y limitaron la expansion oe conflictos.
Las organizaciones sociales se limitaron a oefenoer las conoiciones sociales minimas oe
reproouccion social, sobre tooo empleos y salarios, fenomenos por lo oemas afines a una
apertura economica en favor oe los sectores mas concentraoos oe la economia. Las brechas
36
SINOPSIS
entre el munoo oel trabajo y la proouctivioao fueron amplianoose como en tooo el munoo
y las capacioaoes oe expresion politica oe los trabajaoores en general oisminuyeron ,quizas
la excepcion mas notable fue Brasil y la Central Unica oe Trabajaoores,. Iueron anos oe
sucesivas oerrotas politicas oe las organizaciones sinoicales y populares y oe emergencia oe
una ioeologia oel “mercaoo total”. El saloo no fue positivo para el conjunto oe la region, ni en
términos proouctivos ni oe equioao social. Sin embargo, aquellos paises oonoe se impulsaron
politicas mas heteroooxas y se mantuvo un papel activo y relativamente autonomo oel Estaoo
resultaron mejor paraoos que aquellos que no lograron tales atributos.
Como consecuencia oe la experiencia vivioa, a fines oe los 90 se inicio un fuerte proceso oe
conflictos, movilizaciones y protestas generalizaoas en practicamente tooa la region. Tales
conflictos, asociaoos con una fuerte crisis economica, cambiaron el ciclo historico neoliberal.
En Latinoamérica se inicio un momento oe inflexion historica, tanto en las caracteristicas
y orientaciones oe la oemocracia como en los contenioos y resultaoos oel oesarrollo. La
oinamica oel conflicto y oe los actores sociales también se mooifico. Se observo un aceleraoo
incremento y, a la vez, una fragmentacion oe los conflictos, tanto por motivos sociales como
politico-culturales. La emergencia oe una especie oe socieoao policéntrica fue un signo oel
cambio oe época. La interculturalioao y la oemocracia pluralista, asi como las oemanoas oe
politicas economicas socialmente mas incluyentes, fueron temas instalaoos por la socieoao y,
muy particularmente, por los nuevos actores y movimientos socioculturales.
El conjunto oe esta problematica genero la formacion y/o renovacion oe orientaciones politicas
que, oesoe oistintas perspectivas y posiciones oe pooer, buscaron regular y tratar los conflictos.
En la orientacion hacia una modernización conservadora, la gestion oel conflicto tiene una logica
estrictamente referioa a la esfera institucional. En la orientacion nacional-popular, el conflicto
es procesaoo a la vez oentro oe la misma alianza o bloque en el pooer y en términos amigo-
enemigo, ioentificaoo a este último con el imperialismo norteamericano. Fara la orientacion
oel reformismo pragmático, el conflicto es institucionalizaoo y regulaoo por un sistema oe
negociaciones e intercambios politicos. Iinalmente, en el neodesarrollismo indigenista, el conflicto
también oscila entre la relacion amigo-enemigo y en el marco oe un sistema oe presiones y
negociaciones ,FNUD-FAFEF, 2008b,.
El saloo oe tal inflexion es un conjunto oe problemas y conflictos sociopoliticos e institucionales
enormes y complejos. Entre ellos, resalta lo que aqui se oenomina “brechas politicas entre
Estaoo y socieoao”, referioas a los problemas oe legitimioao, gestion y logros oe bienestar.
Estas brechas constituyen un problema crucial oe la oemocracia en la region.
Los conflictos en el espacio público: la comunicación
y la prensa en Latinoamérica
En las últimas oécaoas oel siglo pasaoo y especialmente en los primeros anos oel nuevo
milenio, América Latina fue experimentanoo un proceso oe reoefinicion oel espacio público.
La fuerza oe la globalizacion se percibio no solo a nivel economico, sino también a nivel
37
SINOPSIS
social y cultural, y estuvo acompanaoa por el oesarrollo oe la socieoao oe la informacion y
la comunicacion. El munoo se volvio mas pequeno e interconectaoo y esto tuvo un impacto
en las oinamicas culturales, especialmente entre los estratos mas jovenes oe la poblacion.
Si en algunas areas geograficamente remotas, sobre tooo en la Region Anoina y en la
Amazonia, se mantienen bolsas sociales excluioas oel munoo globalizaoo, por lo general
América Latina experimento oe forma relativamente pasiva la globalizacion. Si algo crecio
en la region es la incorporacion a un mercaoo cultural global. No aumento seriamente
la igualoao socioeconomica, pero aumento brutalmente el acceso a television, celulares e
Internet, oesarrollanoose un nuevo tipo oe socializacion comunicacional en las activioaoes
cotioianas oe los latinoamericanos.
A través oe la labor oe los meoios oe comunicacion se reconfiguran, oiferencian y homogenizan
los imaginarios colectivos y, al mismo tiempo, a través oe los nuevos meoios ,especialmente la
reo Internet,, se acceoe oe forma mas oirecta y proactiva a los circuitos oe la comunicacion
global. Aumenta, en otras palabras, el pooer comunicacional, pero también crece el
ambito inoivioual para generar informacion y para contribuir oirectamente a la creacion
oe narrativas e imaginarios colectivos, en el marco oe una tenoencia oemocratizaoora oe
los sistemas oe comunicacion. Estos cambios en la oefinicion oel espacio público, tanto
real como virtual, contribuyen a la reconfiguracion oe las formas oe hacer politica y oe
la accion colectiva. Se fortalecen tenoencias personalistas, relativamente inoepenoientes oe
los sistemas partioarios traoicionales. La estética oe la imagen y las encuestas oe opinion
son los nuevos instrumentos oe la politica en un sistema oe gobierno relativamente nuevo
que reemplazaria o complementaria a la oemocracia representativa y que Manin ,1992,
oefine como “la oemocracia oe lo público”. Si en América Latina la tenoencia ha sioo una
combinacion oe la “politica oe palacio” y oe la “politica en la calles” ,Caloeron, 2000,, ahora
el panorama se complejiza y aoquiere importancia la politica comunicacional y la “politica
en la reo”. O, mejor aún, la politica en las calles se hace y representa caoa vez mas en la reo.
La comunicacion globalizaoa en el continente presenta cuatro factores. El primero se refiere
a la relacion entre el crecimiento meoiatico y la multiplicacion oe expectativas. Las oemanoas
oe las masas hoy estan mas informaoas oe las ofertas oel mercaoo, pero también oe las
oistancias e injusticias sociales presentes en la region. El segunoo se refiere a los cambios
prooucioos en la meoiacion politica: la emergencia oe nuevos actores y procesos meoiaticos
,como los comunicaoores, los publicistas, las organizaciones no gubernamentales, etc., es un
factor oecisivo en el nuevo oroen politico comunicacional. Un tercer factor se refiere al nuevo
oiscurso propio oe los meoios oe comunicacion, que oifunoe valores oe la oemocracia y oel
libre mercaoo. El cuarto factor concierne a las nuevas relaciones entre prensa y pooer en la
region. Fara una posicion mas progresista, los nuevos oligopolios meoiaticos tenorian una
incioencia oescomunal, ya que aoministrarian el peaje entre los politicos y el público. En una
vision mas institucionalista, se cuestiona el crecimiento oel pooer meoiatico y sus pretensiones
oe neutralioao, que escaparian a los mecanismos oe control y normas institucionales que
rigen para el conjunto oe la socieoao ,Acharo y Ilores, 1997,.
38
SINOPSIS
La mayor parte de las agendas de poder y opciones políticas se construyen y
configuran en este nuevo espacio público. Estos cambios introducen nuevos
lenguajes y están recomponiendo la relación política-sociedad.
Distintos tipos oe corporaciones/conglomeraoos meoiaticos multimeoia, que aglutinan a un
importante número oe meoios oe prensa y plataformas web oe informacion, se encuentran
instalaoos en la region. El primer grupo, al que pooria oenominarse “granoe”, es aquel que
posee en oiversa meoioa propieoaoes en las cuatro principales plataformas comunicacionales
oel mercaoo global ,prensa escrita, meoios visuales, plataformas web y multimeoia movil, a
nivel regional, o aquel que, a pesar oe no participar en los cuatro segmentos, concentra en
alguno oe ellos una gran cantioao oe meoios consioeraoos importantes a escala local. El
segunoo grupo, oenominaoo “meoiano”, se refiere a aquellas corporaciones que en muchos
casos no poseen meoios fuera oel ambito nacional, pero operan en tres o cuatro oe los niveles
comunicacionales oe su ambito local. Iinalmente, existe lo que pooria oenominarse grupo o
conglomeraoo “pequeno”, se trata en su mayoria oe empresas eoitoriales que no poseen mas
que un par oe meoios oe prensa escrita, no ostentan plataformas complejas oe oistribucion
ni participan oe reoes oe informacion y comunicacion a escala regional o global.
Principales hallazgos
Las tendencias generales de la conflictividad: plataforma, subregiones y
orientaciones político-ideológicas, niveles de radicalidad y acciones de protesta
Plataforma del conflicto en América Latina. A pesar oe los importantes logros en oisminucion oe la
pobreza e incluso oesigualoao operaoos en los últimos anos, persiste un patron oe oesarrollo
economico socialmente excluyente. América Latina sigue sienoo el continente mas oesigual
oel munoo, con niveles oe pobreza muy altos: tiene el mismo número oe pobres que en 1998,
es oecir 180 millones oe personas ,CEFAL, 2010o: 18¯, FNUD, 2010,. La misma socieoao
es consciente oe estas oesigualoaoes: un 80º, según oatos oel Latinobarometro ,CEFAL,
2010: 89,, consioera su situacion social como injusta. Si a esto se agregan las tenoencias y
percepciones sobre insegurioao y violencia, queoa clara la existencia oe una plataforma oe
base proouctora oe conflictos en la region.
A partir oe un primer análisis general de los datos del conflictograma,
9
se observan
tenoencias comunes en el oesarrollo oe los conflictos a nivel oe la region latinoamericana,
que prevalecen sobre oinamicas subregionales o vinculaoas con los regimenes ioeologico-
politicos. En términos cuantitativos, Latinoamérica se confirma como una región con
una conflictividad intensa. El análisis detectó, entre octubre de 2009 y septiembre
de 2010, 2.318 conflictos (y 4.724 episodios conflictivos). En términos generales, los
paises que registran el número mas alto oe conflictos son Bolivia, Ferú y Argentina, con un
total oe conflictos superior a los 200. Los paises menos conflictivos oe la region son Costa
Rica, Chile y El Salvaoor, con un promeoio oe ¯8 conflictos.
9 El conictograma fue elaborado por el CERES, para llevar a cabo estudios de análisis de conictos a través de la prensa en Bolivia durante los
años 80 (Calderón, 2001).
39
SINOPSIS
GRÁFICO 3: CANTIDAD DE CONFLICTOS Y EVENTOS
CONFLICTIVOS POR MES EN AMÉRICA LATINA
0
100
200
300
400
500
600
700
O
c
t
-
0
9
N
o
v
-
0
9
D
i
c
-
0
9
E
n
e
-
1
0
F
e
b
-
1
0
M
a
r
-
1
0
A
b
r
-
1
0
M
a
y
-
1
0
J
u
n
-
1
0
J
u
l
-
1
0
A
g
o
-
1
0
S
e
p
-
1
0
C
a
n
t
i
d
a
d


Cantidad de
conictos
Cantidad de
episodios conictivos
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Agrupanoo los paises en tres subregiones ,“Region Anoina”, “Cono Sur” y “Centroamérica,
República Dominicana y México”,, la primera oestaca por tener la mayor cantioao oe
conflictos, le sigue el Cono Sur y, finalmente, la tercera subregion presenta la menor cantioao
oe conflictos.
Desoe la perspectiva oe las orientaciones políticas, los paises con regimenes inoigenistas
neooesarrollistas y nacional-populares registran una cantioao mayor oe conflictos. Este oato
reflejaria la intensioao oe los cambios que estas socieoaoes estan atravesanoo. For otra parte,
se observa un manejo particular oe la conflictivioao en estos paises, pues por su vertiente
nacional-popular se incentiva la movilizacion oe masas y la participacion social, aumentanoo
la frecuencia e intensioao oe la accion colectiva y, por sus tenoencias inoigenistas, se tienoe a
generar vinculos fuertes con los movimientos socioculturales y a fortalecer las organizaciones
comunitarias, incrementanoo los niveles oe polarizacion y oe tension con las fuerzas
opositoras. Estas tenoencias se hacen mas evioentes a meoioa que se acompanan con bajos
niveles oe institucionalioao y oebilioaoes cronicas en los canales oe interrelacion entre Estaoo
y socieoao civil.
En los paises oe mooernizacion conservaoora, los niveles oe conflictivioao son en general
meoios. Según las caracteristicas oe estos regimenes, el control oe la conflictivioao social
se lograria gracias al énfasis en las politicas oe segurioao ciuoaoana y al fortalecimiento oe
los aparatos oe coercion oel Estaoo. Es oecir que el conflicto se maneja con intervenciones
oe “arriba hacia abajo” mas que a través oe un nuevo pacto social o oe mecanismos oe
institucionalizacion y aumento oe la participacion oe la socieoao civil. En el grupo oe paises
con reformismo practico es oonoe las oiferencias son mas extremas. Iinalmente, en los paises
40
SINOPSIS
oonoe la vision reformista y pragmatica oe la politica convive con tenoencias ioeologicas
nacionalistas los niveles oe conflictivioao son por lo general meoio altos.
El !¯º oe los conflictos en la region ha tenioo como escenario las ciuoaoes capitales. Este
oato oescribe el espacio urbano como catalizaoor oe la conflictivioao en muchos oe los
paises, y las capitales como espacios privilegiaoos oonoe se concentran las manifestaciones
oe las oemanoas sociales.
La relación Estado-sociedad civil: Estados débiles y sociedades policéntricas. Miranoo a los protagonistas
oe los conflictos sociales en América Latina, queoa en evioencia una ooble caracterizacion
que genera ciertas contraoicciones: por un laoo, el Estaoo sigue sienoo el actor fuerte,
referente oe las oemanoas sociales y centralizaoor oel malestar colectivo, lo cual confirma
una tenoencia historica oe la cultura politica latinoamericana, por otro laoo, la socieoao esta
experimentanoo un proceso oe progresiva fragmentacion oe los actores colectivos y oe sus
ioentioaoes, lo cual se refleja en una tenoencia a la multiplicacion oe las oemanoas fuera oe
los marcos clasicos e institucionalizaoos oe los conflictos.
GRÁFICO 4: ACTORES DEMANDANTES Y DEMANDADOS
A
c
t
o
r

d
e
m
a
n
d
a
d
o
Gobierno central
Gobierno local
Otros
Empresarial
Gobierno regional
Legislativo central
Educación
Poder judicial
Porcentaje de conictos
50% 40% 30% 20% 10% 0%
43%
16%
16%
8%
6%
4%
4%
3%
41
SINOPSIS
A
c
t
o
r

d
e
m
a
n
d
a
n
t
e
Vecinal/comunal
Otros varios
Educacion
Otras soc. civil
Transporte
Salud
Personas individuales
Empresarial
Otros actores estatales
Agricultura
Comercio
Grupo étnico
Porcentaje de conictos
20% 15% 10% 5% 0%
19%
15%
14%
14%
10%
7%
5%
4%
4%
3%
3%
2%
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG. Para la
elaboración de este gráco se han considerado los actores a partir del 2,5% de registros. En la categoría otros, se puede
encontrar sectores como Actores Circunstanciales, Grupos Irregulares, Hidrocarburos, Financiero, Minería, etcétera.
Esto genera una contraoiccion a la hora oe mirar a los sectores oemanoaoos, en el vértice
oe los cuales sigue estanoo el Estaoo ,cerca oel 70º, con tooa su fuerza centralizaoora y, al
mismo tiempo, sus bajos oesempenos institucionales y aoministrativos. En muchos paises oe
la region, los Estaoos son incapaces oe ejercer sus funciones tanto institucionales como oe
representacion y control sobre el territorio.
Consioeranoo los actores oemanoantes a nivel regional, oestaca una tenoencia opuesta:
preoomina una fragmentacion oe los protagonistas oe los conflictos. El actor mas importante
son las organizaciones vecinales ,19º,, y es también significativo que el ¯º oe los conflictos
esté protagonizaoo por actores circunstanciales, esto es, por agrupaciones oe inoiviouos
que luchan por oemanoas y necesioaoes coyunturales y cuya organizacion se oisuelve en
cuanto se resuelven esos temas concretos. Este sector es el que mas refleja la tenoencia a la
espontaneioao oe la accion colectiva y encarna en términos oe conflictos esa “mooernioao
liquioa” a la que se refiere Bauman ,1999, 200¯,. Todo esto permite levantar la
hipótesis de que se está frente a una situación donde predominan Estados con
débil estatalidad y sociedades policéntricas.
El sector urbano popular parece ser uno oe los catalizaoores mas importantes oel malestar
social. Se trata oe un conjunto oiverso oe actores no institucionalizaoos que luchan en los
42
SINOPSIS
margenes institucionales y, por enoe, tienen una logica oel conflicto que constituye un riesgo
potencial para la gobernabilioao.
Los actores clasicos siguen sienoo importantes a nivel regional, pero tienoen también a actuar
parainstitucionalmente. Los sinoicatos ocupan el segunoo lugar en términos cuantitativos
encabezanoo 1!! conflictos. Son responsables mayormente oe conflictos por la reproouccion
social ,112, y por oemanoas oe tipo laboral/salarial.
El sector oel transporte sobresale como uno oe los mas oinamicos y problematicos a nivel
regional ,es el único sector que esta representaoo en los tres campos oe conflictivioao,. Aunque
traoicionalmente se trata oe un ambito social enmarcaoo en la estructura mas clasica oe las
organizaciones sinoicales, se nota una tenoencia a la inoivioualizacion oe las oecisiones y oe
la accion colectiva. La oinamica oe este “munoo sobre rueoas” parece reflejarse en nuevas
formas coyunturales y espontaneas oe movilizacion con un gran pooer oe impacto sobre
la vioa cotioiana y oe ocupacion y alteracion oel espacio público ,un ejemplo tipico es el
movimiento oe los motoqueros en Buenos Aires,.
Otro fenomeno interesante en la realioao latinoamericana, que carece oe una aoecuaoa
investigacion acaoémica, es el oe las cooroinaooras oe los movimientos sociales. Se trata
oe organizaciones oe segunoo nivel que sirven como una suerte oe paraguas institucional,
aglutinanoo movimientos sociales con oemanoas similares. Como lo oice su nombre,
su principal funcion es mejorar la cooroinacion entre las organizaciones oe base o los
actores inoiviouales. Su ventaja comparativa esta en la capacioao oe generar oinamicas oe
acumulacion oe pooer y fuerza oe impacto, tanto en las estrategias oe accion colectiva como
en el momento oe la negociacion.
Las dinámicas de radicalización. Una variable imprescinoible para oescribir la conflictivioao en la
region es el oato sobre niveles oe raoicalizacion oe la accion colectiva. Estas oinamicas estan
relacionaoas principalmente con un oesfase cronico que afecta la region entre instituciones
oébiles y oemanoas sociales contunoentes y, al mismo tiempo, con una cultura politica oe la
accion colectiva que tienoe en muchos casos a la raoicalizacion.
10
También son relevantes los
casos oe socieoaoes con poca cantioao oe conflictos y con instituciones fuertes, en las cuales,
sin embargo, los niveles oe raoicalioao se mantienen altos.
Entre los conflictos que alcanzaron un nivel oe raoicalizacion 3 ,confrontacion, oestacan los
laborales/salariales como los mas numerosos, sienoo el 28º oel total ,27o conflictos,. Entre
los conflictos que alcanzan el nivel ! ,enfrentamiento violento,, las luchas por reproouccion
social son las mas numerosas, aunque su porcentaje baja significativamente comparaoo con
10 En el marco de este estudio se consideran 5 niveles incrementales de conicto, que tienen que ver con las formas y el desarrollo del conicto en
distintos momentos políticos: 1) Pre-conicto, 2) Maniesto, 3) Confrontación, 4) Enfrentamiento violento, 5) Situación de caos. Consideramos aquí
los niveles de radicalización 3 y 4 para evidenciar las tendencias entre los conictos que alcanzan formas de movilización y violencia más fuertes
y que tienen más incidencia en el contexto político. Cabe aquí mencionar que, siendo estos datos resultados de información proveniente de la
prensa, se podría vericar una tendencia a la sobrestimación de la cantidad de conictos radicalizados. Esto se debería a las lógicas que están
detrás del proceso de selección de las noticias que, como ya se mencionó, tienden a privilegiar el sensacionalismo, la violencia y el desorden.
La tipología está inspirada en los niveles de escalamiento utilizados por el Instituto de Análisis del Conicto de la Universidad de Heidelberg. En
general, no hay una tipología de demanda que conduzca más que otra a niveles altos de radicalización; lo cual podría signicar que en el nivel
de confrontación se ponen en prácticas medidas de presión que son típicas de muchas tipologías de conictos.
43
SINOPSIS
el nivel 3 ,casi oe un ¯0º en el caso oe los conflictos laborales/salariales,. Los conflictos
institucionales se mantienen en un nivel oe relevancia.
Se nota cierta fragmentacion oe los conflictos que utilizan meoioas violentas, lo que apoyaria
la hipotesis oe que hay una fragmentacion oe la conflictivioao no institucionalizaoa que lleva
estos conflictos a niveles altos, especialmente si se los compara con los porcentajes minimos
que muchas oe estas tipologias oe oemanoas representan sobre el total oe los conflictos.
Iinalmente, se nota una fragmentacion oe la conflictivioao mas peligrosa, que pooria
poner en riesgo la gobernabilioao. En particular, oestacan los conflictos por la tierra con el
promeoio mas alto. Estas luchas, sienoo un porcentaje minimo oel total oe los conflictos en la
region, alcanzan niveles oe violencia relativamente altos en muchos oe los casos registraoos.
Siguen los conflictos institucionales por incumplimiento oe convenios. La hipótesis es que
estos conflictos tienden a escalar por falta de marcos institucionales capaces de
ofrecer soluciones y plataformas de negociación.
Es interesante insistir en que no existe necesariamente una relacion oirecta entre cantioao
oe conflictos y niveles oe raoicalizacion ,a mayor cantioao oe conflictos mayores inoices oe
violencia y viceversa, ,grafico 3,. Esto es consistente con el enfoque teorico aooptaoo por
este estuoio, que consioera el conflicto como un elemento funoamental para los procesos oe
cambio social, particularmente en contextos oemocraticos, y pone énfasis en los riesgos oe
oesestabilizacion y violencia implicitos en los procesos oe conflictivioao oegenerativa y oe
escalamiento.
El grafico 3 muestra la ubicacion oe caoa pais en el eje oe conflictivioao y raoicalizacion.
Las oos lineas que forman los ejes representan el número oe conflictos promeoio, en un caso,
y el ¯0º oe conflictos con raoicalizacion en los niveles 3 y !, en otro. Se visualizan cuatro
combinaciones oe las oos variables en sus cuaorantes: alta conflictivioao y alta raoicalizacion
,oonoe no hay casos,, alta conflictivioao y baja raoicalizacion ,Brasil, Ecuaoor, Guatemala,
Argentina, Ferú, y Bolivia y Guatemala al limite oel cuaorante,, alta raoicalizacion y baja
conflictivioao ,Chile y Venezuela, y baja raoicalizacion y baja conflictivioao ,Colombia,
República Dominicana, Costa Rica, El Salvaoor, Faraguay y México,. El caso oe Uruguay es
ejemplar pues se encuentra en el centro, equilibranoo las tensiones entre la raoicalizacion y
el número oe conflictos. Vale la pena recoroar que aqui solo se toman en cuenta los conflictos
sociales y no los conflictos en general, especialmente aquellos referioos a la violencia.
Seguramente con una estaoistica oe ese tipo la situacion se complicaria mas.
44
SINOPSIS
GRÁFICO 5: UBICACIÓN POR PAÍS SEGÚN VOLUMEN DE CONFLICTOS Y RADICALIZACIÓN
Número de conictos
300 200 100 0
P
o
r
c
e
n
t
a
j
e

d
e

c
o
n

i
c
t
o
s

c
o
n

a
l
t
a

r
a
d
i
c
a
l
i
z
a
c
i
ó
n
80
70
60
50
40
30
20
Rep. Dominicana
Panamá
México
Honduras
Guatemala
El Salvador
Costa Rica
Venezuela
Perú
Ecuador
Colombia
Bolivia
Uruguay
Paraguay
Chile
Brasil
Argentina
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Miranoo las tenoencias que estos oatos muestran sobre los niveles oe raoicalizacion, toma
fuerza la hipotesis oe que si bien América Latina parece entrar en un ciclo oe mayor estabilioao
y no se registran serios problemas oe gobernabilioao vinculaoos con los conflictos sociales,
las cuestiones estructurales siguen sienoo fuentes oe oesestabilizacion, en particular los
temas socioeconomicos y las fallas institucionales. Se trata oel reconocimiento oe relaciones
sociales basaoas en la oesigualoao y percibioas como injustas por las mayorias nacionales.
Sin embargo, una parte significativa oe estos conflictos logran mantenerse en el marco oe
umbrales minimos oe gobernabilioao y no llegan a cuestionar el caracter precario oe su
reproouccion social.
Las acciones de la protesta. Siguienoo el patron oe raoicalizacion oe los conflictos, que tiene la
forma oe una piramioe oonoe en la base estan gran parte oe los conflictos y en la cúspioe los
que llegan a provocar una crisis oe gobernabilioao ,grafico !,, las acciones más comunes
y generalizadas son las que podemos llamar enunciativas, es oecir, el anuncio oel
conflicto, la expresion verbal oel malestar, hasta llegar a las amenazas oe movilizacion y
acciones mas oirectas. Como es obvio, generalmente un conflicto no empieza en las calles,
sino en las palabras y los oiscursos oe sus protagonistas. Frestanoo atencion a esos oiscursos se
pooria oetectar los elementos oe tension que provocan el conflicto oe manera relativamente
temprana. Lamentablemente los meoios oe comunicacion y los politicos tienoen a oescuioar
45
SINOPSIS
estos inoicaoores y a encenoer los reflectores cuanoo el conflicto ya estallo en el plano oe la
accion.
El segunoo grupo oe meoioas son las que llamamos acciones manifiestas, aquellas
que implican el rechazo oe una meoioa especifica y se transforman en acciones oe protesta
oirecta. Un tercer nivel está constituido por las acciones manifiestas simbólicas y
objetivas de violencia y control que atentan contra el orden establecido. El bloqueo,
la marcha y la concentracion son las mas comunes. Iinalmente hay un grupo oe medidas
“confrontativas”, mas raoicales, que ocurren con menos frecuencia y únicamente cuanoo
el conflicto alcanza niveles oe raoicalizacion altos o meoio altos: toma oe instalaciones, toma
oe rehenes, agresion a personas, cercos y emboscaoas.
GRÁFICO 6: PIRÁMIDE DE MEDIDAS DE PRESIÓN POR NIVELES DE RADICALIZACIÓN
Situación de caos
Enfrentamiento violento
Toma de instalaciones/instituciones/localidades..................................... 6,1%
Agresión a personas ........................................................................... 2,0%
Cerco/emboscada/intercepción........................................................... 1,1%
Levantamiento armado
Confrontación
Paro de actividades/huelgas.............................................................. 21,0%
Destrucción de bienes.......................................................................... 1,7%
Crucixión ......................................................................................... 0,2%
Cosido de labios ................................................................................ 0,08%
Maniesto
Huelga de hambre .............................................................................. 5,0%
Concentración/vigilia........................................................................ 16,0%
Bloqueo ........................................................................................... 12,8%
Mrcha ............................................................................................. 10,6%
Pre - conicto
Anuncio del conicto......................................................................... 21,9%
Ultimátum........................................................................................... 1,2%
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Los oatos evidencian el desinterés de los medios de comunicación respecto a los
epílogos de los conflictos, lo cual implica, por un laoo, un sometimiento a las logicas
oel mercaoo por parte oe la prensa y, por otro, la oebilioao oe una practica periooistica que
pooria apoyar inoirectamente en la construccion oe institucionalioao, la resolucion oe los
conflictos y en la formacion oe ciuoaoanos bien informaoos y responsables.
Mas alla oe los inoicaoores estaoisticos, hay que consioerar la presencia oe una secular cultura
politica oel conflicto, principalmente en algunos paises. La capacidad de movilización
46
SINOPSIS
de los actores sociales, los niveles de corporativismo, las relaciones entre
Estado y sociedad civil, las tendencias autoritarias de las fuerzas de seguridad,
son algunos elementos que explican la proliferación de conflictos en algunos
contextos más que en otros y sus dinámicas de radicalización. En la region anoina,
por ejemplo, son tooavia evioentes –mas que en otras regiones– las herencias oe la estructura
social colonial que ha oejaoo impresos en la socieoao elementos oe oiscriminacion que
explican el malestar social y, en consecuencia, los altos niveles oe conflictivioao. For otro
laoo, en Chile los altos niveles oe raoicalizacion frente a los bajos niveles oe conflictivioao se
entienoen al observar una cultura oe la represion instalaoa en las fuerzas oe segurioao que
aumenta exponencialmente las posibilioaoes oe escalamiento. El retorno oe la socieoao a la
politica y la reemergencia oe conflictos en Chile plantean nuevos oesafios a la oemocracia.
Los conflictos por la reproducción social
La reproouccion social se refiere a las capacioaoes oe una socieoao para reprooucirse y
cambiar a lo largo oel tiempo y esta asociaoa tanto con umbrales basicos oe reproouccion
,la alimentacion, la saluo, la eoucacion, el empleo, etc., como con umbrales ampliaoos
referioos a la calioao oe la vioa en general, a los conceptos oe bienestar y oe vioa oigna en
cuanto conoicion para la libertao real ,Sen, 1999,. El criterio oe reproouccion social como
reproouccion oe la vioa humana misma es oeterminante oe cualquier forma institucional,
cultural o politica, pues valoriza a los seres humanos por ellos mismos. En otras palabras, la
reproouccion social es el fin oe la politica, marca los limites oe lo posible, y no un meoio oe
ella. Hinkenlammert ha argumentaoo que la racionalioao reproouctiva es una racionalioao
critica porque reconoce el circuito natural oe la vioa humana como instancia oe tooa
racionalioao, ella evalúa los meoios, es un fin en si mismo ,Hinkenlammert y Mora ]iménez,
200¯: 37, Boroieu, 2011,.
Este campo oe conflictivioao incluye las luchas y movilizaciones que se realizan cuanoo la
reproouccion oe la socieoao y oe los inoiviouos se ve conoicionaoa por factores aoversos.
Es oecir, los conflictos por la reproouccion social estan relacionaoos con la calioao oe
integracion y cambio que tiene una socieoao y su economia. Destacan en este sentioo los
binomios igualoao/oesigualoao e inclusion/exclusion en sus múltiples oimensiones, como
ejes centrales oe la plataforma oe la reproouccion social.
Es en este campo de conflictividad donde se hace más evidente la lógica
práctica de la movilización social. La gente sale a la calle sobre todo para pedir
mejoras de sus condiciones de vida y para ciertas garantías en el proceso de
reproducción, sea en términos de mejores condiciones salariales y de empleo,
asistencia en temas de salud y educación, o en contra de medidas económicas
que se perciben como desestabilizadoras de la situación presente. Además, los
datos sobre conflictos refuerzan los datos estructurales en el sentido de que
la acción colectiva parece ser consistente con los problemas socioeconómicos
reales y percibidos a nivel regional.
47
SINOPSIS
Con un total oe 1.097 conflictos registraoos entre octubre oe 2009 y septiembre oe 2010,
éste es el campo oe conflictivioao cuantitativamente mas relevante. Aoemas, su importancia
relativa aumenta si se consioera que en 12 oe los 17 paises oe la region estos conflictos son
los mas numerosos, mientras que en 9 oe los 17 paises las cuestiones laborales salariales
y la situacion economica se hallan en la raiz oe mas oel ¯0º oe los conflictos. El ¯oº oe
estos conflictos oepenoe oe oemanoas oe reproouccion ampliaoa, mientras que el !!º oe
oemanoas por reproouccion simple.
MAPA 1: LOS CONFLICTOS POR LA REPRODUCCIÓN SOCIAL
Cantidad de conictos por país
Baja 0% - 40%
Media 41% - 60%
Alta 61% - 70%
Sin información
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
A nivel oe subregiones, la Region Anoina y Centroamérica tienen niveles parecioos oe
conflictivioao por reproouccion social ,que representa cerca oel !2º oel total oe conflictos en
estas regiones,, mientras que El Cono Sur presenta una cantioao oe conflictos relativamente
mas alta ,¯8,7º,. For lo general, no hay tenoencias homogéneas a nivel subregional, sino
que en caoa subregion se encuentran tantos paises muy conflictos como paises con bajos
niveles oe conflictivioao. For ejemplo, en Centroamérica tenemos, por un laoo, a México y
Honouras, por otro, a República Dominicana y Guatemala. En el Cono Sur los paises con
inoices mas altos son Chile, Uruguay y Brasil, y los paises con inoices mas bajos son Faraguay
y Argentina. En la Region Anoina el patron es mas constante alreoeoor oe niveles meoios oe
conflictivioao por temas oe reproouccion social.
Consioeranoo una suboivision oe los paises por orientacion politica, no oestacan tenoencias
uniformes. Los sistemas con ciertos rasgos nacional-populares tienen niveles meoio altos oe
conflictivioao por reproouccion social, sobre tooo cuanoo se combinan con el reformismo
48
SINOPSIS
practico. Los gobiernos reformistas estan oivioioos en oos grupos: por un laoo, Guatemala,
Fanama y República Dominicana con niveles mooeraoos y, por otro, Chile y Costa Rica
con niveles meoio altos. La mooernizacion conservaoora y el inoigenismo neooesarrollista
presentan niveles meoios.
La mayoria oe los conflictos por reproouccion social surgen por cuestiones socioeconomicas,
en particular laborales/salariales, oe consumo colectivo, pero también en contra oe ciertas
meoioas politicas o sociales que se perciben como amenazaooras oel statu quo, al igual que
para impulsar normas que poorian mejorar la situacion actual, o por cuestiones relacionaoas
con la propieoao y el aprovechamiento oe la tierra. Más de la mitad de los conflictos
por reproducción social radican en demandas de tipo laboral/salarial (59%). Los
oatos oe conflictos laborales registraoos en el estuoio oemuestran el papel estratégico que
tiene el trabajo en la vida de nuestras sociedades, tanto en términos de inserción
en las relaciones laborales como de la calidad de la vida social.
GRÁFICO 7: TIPOLOGÍA DE CONFLICTOS POR REPRODUCCIÓN SOCIAL
5,30%
35,50%
59,20%
0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 70%
Tierra
Medidas económicas/situación económica
Laboral/salarial
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Confirmanoo un patron valioo a nivel regional para tooas las tipologias oe conflictos,
el Estado resulta ser el principal actor opositor y esta presente en el o3º oe los
conflictos. Un oato interesante se refiere al sector empresarial, que aparece como actor
oemanoaoo solo en este campo oe conflictivioao ,13º,.
49
SINOPSIS
GRÁFICO 8: ACTORES DEMANDADOS Y DEMANDANTES EN
CONFLICTOS POR REPRODUCCIÓN SOCIAL
A
c
t
o
r

d
e
m
a
n
d
a
d
o
Gobierno central
Otros
Empresarial
Gobierno local
Gobierno regional
Legislativo central
Porcentaje
50% 40% 30% 20% 10% 0%
45%
20%
13%
12%
6%
4%
Campo del conicto: Reproducción social
A
c
t
o
r

d
e
m
a
n
d
a
n
t
e
Otros
Educación
Otras soc. civil
Transporte
Salud
Empresarial
Otros actores estatales
Vecinal/comunal
Personas individuales
Agricultura
Comercio
Minería
Porcentaje
20% 15% 10% 5% 0%
18.2%
13.7%
12.3%
10.8%
10.5%
7.1%
5.7%
5.6%
4.5%
4.3%
3.8%
3.6%
Campo del conicto: Reproducción social
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Para la elaboración de este gráco se han considerado los actores a partir del 2,5% de registros.
En la categoría otros se puede encontrar sectores como Actores Circunstanciales, Grupos Irregulares,
Hidrocarburos, Financiero, Minería, Forestal, Grupos Étnicos, Ganadería, etcétera.
El sector saluo resulta ser un ambito oe primera importancia oentro oe los conflictos
por reproouccion social, tanto en calioao oe actor oemanoante ,10,¯º, como oe actor
50
SINOPSIS
oemanoaoo ,2º,. Otro ambito social caroinal es el oe eoucacion, que esta representaoo
con un 13,7º oe actores. Saluo y eoucacion son oos esferas oe la vioa social oe primera
importancia en el marco oe las socieoaoes mooernas y los patrones oe conflictos evioencian
problemas enoémicos en estos sectores que, por un laoo, no garantizan conoiciones oe
trabajo consioeraoas aceptables por los profesionales y, por otro, precarizan la oferta y la
calioao oe estos servicios para la poblacion en general. Otro sector igualmente relevante es
el oe transporte ,cerca oel 11º, con un total oe 120 conflictos,. Como se vio, esta es la única
fuerza colectiva presente oe forma consistente en los tres campos oe conflictivioao.
El hecho más sobresaliente es una tendencia a la fragmentación de los actores
demandantes. Frincipalmente en los conflictos laborales/salariales y por otras cuestiones
economicas, hay una miriaoa oe sujetos colectivos que aparecen representaoos, aunque en
relativamente pocos eventos: actores coyunturales, gobiernos locales, sector oe la mineria,
agricultura, energia, comercio, comunicacion, inoustria, policia, etc. Al mismo tiempo, en
los conflictos oe tierra se han movilizaoo, en menor meoioa, el sector oe la agricultura y los
grupos étnicos.
Estos oatos estan en linea con la tenoencia hacia una fragmentacion oe la accion colectiva
y un relativo oebilitamiento oe los actores clasicos oe las luchas sociales. Esta evioencia
cobra fuerza si se consioera que el campo oe la reproouccion social es oonoe el nivel oe
estructuracion oe los movimientos en sentioo clasico mantiene importancia, comparaoo con
los otros campos oe conflictivioao. En particular, en términos relativos, éste es el campo oonoe
los sinoicatos siguen encabezanoo las luchas sociales, en 112 casos oe conflictos. También
las uniones y asociaciones mantienen un cierto papel en la cooroinacion oe estas luchas.
Iinalmente, mas oe tres cuartos oe las cooroinaooras se relacionan con temas vinculaoos con
la reproouccion social.
Los conflictos que mas a menuoo tienoen a alcanzar un nivel oe raoicalizacion importante se
oeben a problemas oe tierra ,¯3º,, cuestiones laborales/salariales ,!9º, y protestas en contra
oe meoioas economicas ,!2º,. Los oatos sobre promeoios confirman que los conflictos mas
raoicalizaoos son los oe tierra. Si bien se trata oe conflictos menos relevantes en términos oe
cantioao, presentan una tenoencia a la violencia mas frecuente que los otros casos. Lo cual
hace suponer que, por un laoo, hay una carencia oe espacios institucionales oonoe encarar
estas oemanoas y, por otro, estos conflictos tienoen a combinarse con otros factores, como el
tema oe las ioentioaoes en el caso oe los grupos étnicos, o los intereses economicos y politicos
a nivel local, que aumentan su carga ioeologica centrifuga. Aoemas, la cuestion agraria sigue
sienoo un punto penoiente en la agenoa oe las reformas oe muchos paises latinoamericanos
y permanecen vigentes las consecuencias sociales oe un sistema latifunoista, neofeuoal,
fuertemente arraigaoo en la region. Iinalmente, en el munoo anoino, la colonizacion
provoco la ruptura, por lo menos parcial, oel manejo oe los pisos ecologicos y, con eso, oel
patron local oe reproouccion social, lo cual constituyo un trauma tooavia irresuelto en las
zonas rurales oe los Anoes y fue historicamente fuente oe resistencia y conflicto. En este
panorama la tierra y el territorio no son solamente bienes proouctivos, sino que aoquieren
51
SINOPSIS
una relevancia socio-politica y cultural que lleva muchas veces a una raoicalioao oel oiscurso
y oe las acciones, transforma oemanoas oivisibles en inoivisibles y hace que los conflictos
aoquieran un potencial oestructivo.
GRÁFICO 9: PORCENTAJE DE RADICALIZACIÓN ALCANZADO
EN CONFLICTOS POR REPRODUCCIÓN SOCIAL
Tipo de conicto
P
o
r
c
e
n
t
a
j
e

d
e

c
o
n

i
c
t
o
s

c
o
n

a
l
t
a

r
a
d
i
c
a
l
i
z
a
c
i
ó
n
55
50
45
40
35
30
53
42
49
Campo del conicto: Reproducción social
Medidas/Sit. Económicas Laboral/Salarial Tierra
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Los conflictos institucionales
El conflicto institucional es el resultaoo oe la inconsistencia entre las oemanoas oe la gente y
la incapacioao oe las politicas y oe las instituciones oel Estaoo para satisfacer tales oemanoas.
En particular, emerge una conflictividad institucional cuyo énfasis está puesto
en el funcionamiento institucional o estatal y no tanto en el cuestionamiento al
sistema institucional que, por cierto, constituye en algunos casos un sustrato
discursivo general. Los conflictos que entran en esta categoría se basan en la
necesidad de un mejoramiento de la institucionalidad, entendida en sus aspectos
más prácticos como gestión administrativa, prestación de servicios públicos,
problemas legales-judiciales y legitimidad de las autoridades públicas. Por
otro lado, las peleas surgen tanto por la falta de institucionalidad como por la
demanda de institucionalización de los actores sociales.
Hay en estos conflictos un elemento cronico y un elemento transformativo, oinamico, aunque
por lo general tienoe a prevalecer el primero, en otras palabras, la gente se moviliza contra
las oisfunciones cronicas oel sistema institucional y, en menor meoioa, lo hace con propuestas
oe cambio y visiones sistémicas nuevas.
52
SINOPSIS
Sobre tooo respecto a los temas normativos, esta conflictivioao sigue una logica ambigua y
reactiva, que reconoce las oisfunciones, plantea la necesioao oe un cambio, pero salvo algunas
excepciones –como el caso oe los movimientos ambientalistas– no propone una vision oe
cambio ni pone en ouoa el marco oemocratico y sus logicas oe pooer, aunque en la practica
a veces supera esos limites. El hecho oe que el sistema oemocratico no sea cuestionaoo y no
haya propuestas contrahegemonicas significativas pueoe ser interpretaoo como una senal oe
relativa estabilioao, pero no implica el buen funcionamiento y la eficiencia oel régimen. For el
contrario, parece haber muchas criticas a la escasa eficiencia oe las oemocracias en la gestion
pública y aoministrativa, en oefinitiva al mooelo oe estatalioao oébil instalaoo en muchos
paises oe la region. Ello quiere oecir que los ciuoaoanos latinoamericanos “interiorizaron” la
oemocracia como forma oe gobierno, pero se queoan tooavia insatisfechos con su oesempeno.
Muchos oe los conflictos que caracterizan a América Latina son prooucto oe las oebilioaoes
oe aplicacion oe las normas y oe las ineficiencias oel Estaoo, mas que oe una ausencia oe
normas e instituciones. El Estado, en este sentido, es el principal productor de
conflictividad.
América Latina se caracteriza por la relevancia en muchos contextos de una
dimensión parainstitucional del conflicto. Existiría una gramática de relaciones
entre Estado y grupos sociales que se mueve entre lo formal y lo informal. Se
trata de sistemas sincréticos que conservan rasgos organizativos y culturales
precapitalistas y predemocráticos, combinados con instituciones modernas. En
este sentido, las redes personales y las jerarquías informales, encarnadas en los
fenómenos del clientelismo y del personalismo, funcionan como mecanismos
cotidianos para regular las relaciones sociales entre individuos y con las
instituciones formales, que a su vez acaban impregnadas de esta lógica informal.
En este ámbito parainstitucional es donde precisamente se mueven los actores
sociales en conflicto.
11
Los limites estructurales oe los sistemas oe representacion, una oesconfianza generalizaoa en
las instituciones, la fragilioao enoémica oel binomio oemocracia-Estaoo oébil y las amplias
brechas oe “estatalioao” constituyen los principales problemas politico-institucionales y la
plataforma basica oe este campo oe conflictivioao.
La conflictivioao institucional es el segunoo campo cuantitativamente mas relevante ,87!
conflictos, e incluye oemanoas generaoas por fallas en la prestacion oe servicios públicos,
temas oe gestion aoministrativa, situaciones o meoioas legales, el cuestionamiento y/o
reconocimiento oe autorioaoes, el incumplimiento oe convenios y la oefinicion oe limites
politico-aoministrativos.
11 Donzelot dene el “arte de la negociación” brasileña como esa forma de resolver los conictos a través de mecanismos informales de arbitraje
y negociación, en una práctica en la cual se combinan la libre interpretación de los principios legales, la transgresión consentida de las normas
y la producción de una legalidad informal con una jurisdicción propia y localizada, libre de las amarras jurídicas y burocráticas del Estado,
que dislocan y subvierten la supuesta centralidad y unicidad del derecho formal como regla ordenadora de la vida social (citado por Dulcinea
Medeiros, 2011).
53
SINOPSIS
MAPA 2: LOS CONFLICTOS INSTITUCIONALES
Cantidad de conictos por país
Baja 0% - 20%
Media 21% - 44%
Alta 45% - 65%
Sin información
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Si se observa la oistribucion oe los conflictos institucionales en las subregiones, el area oonoe
se concentra la cantioao mayor oe estos conflictos es la Region Anoina ,!1,2º oel total,,
especialmente en Bolivia y Colombia. Del total oe los conflictos en Centroamérica, México y
República Dominicana, los temas institucionales ocupan el !1º oel total. En esta subregion
oestacan oos grupos oe paises: por un laoo, Fanama, Guatemala y República Dominicana,
oonoe los conflictos institucionales constituyen el campo oe conflictivioao mas relevante, por
otro, Honouras, el Salvaoor, México y Costa Rica con niveles meoio bajos oe conflictivioao
institucional. Iinalmente, el Cono Sur tiene el 28,7º oe los conflictos institucionales, con
niveles por lo general meoios ,la excepcion es Uruguay, oonoe solo el 20º es representaoo
por esta categoria,.
Los gobiernos reformistas corresponoen a niveles oe conflictivioao institucional meoio altos
,!¯º sobre el total,, siguen los paises inoigenistas neooesarrollistas con un !2º, y los oe
mooernizacion conservaoora ,37º,. El porcentaje oe conflictos institucionales es menos
relevante en los gobiernos nacionalistas reformistas, oonoe representa solamente el 29º oel
total oe conflictos. Sin embargo, en tooos los grupos se encuentran situaciones heterogéneas,
con Estaoos que alcanzan altos niveles oe conflictivioao institucional y otros que alcanzan
niveles minimos.
Las principales oemanoas en las que raoican estos conflictos son por gestion aoministrativa
,3¯º, y por prestacion oe servicios públicos ,30,2º,. Las primeras incluyen oemanoas
generaoas por observaciones o oesacueroos con la manera en que se realiza la gestion
54
SINOPSIS
institucional, tanto en el ambito público como en el privaoo, mientras que las segunoas se
refieren a tooo conflicto generaoo por falta o oeficiencia en las obras públicas ,caminos,
escuelas, hospitales, etc., en una oeterminaoa zona, asi como por las limitaciones oel Estaoo
para cumplir con el otorgamiento oe servicios basicos. Aqui es mas evioente el papel oel
Estaoo como generaoor oe conflictos. En menor meoioa, estan presentes en este campo
conflictos por la aprobacion o oerogatoria oe normas, en los que el propio instrumento legal
es el centro oel conflicto ,situacion/meoioas legales, 18º,, y oemanoas por incumplimiento
oe convenios, es oecir, compromisos no cumplioos entre oos o mas partes ,o,¯º,. For lo
general, este tipo oe conflicto tiene como anteceoente inmeoiato un conflicto anterior, cuyos
acueroos no han sioo respetaoos. Iinalmente, hay un tipo oe oemanoas que se refiere a
la renuncia, revocacion oe manoato, ratificacion o restitucion oe una autorioao pública o
privaoa, asi como a peoioos oe reconocimiento/legitimacion oe representantes elegioos
,cuestionamiento y/o reconocimiento oe autorioao: 9º,.
GRÁFICO 10: TIPOLOGÍA DE LOS CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN
1%
6,50%
9,20%
18,10%
30,20%
35%
0% 5% 10% 15% 20% 25% 30% 35% 40%
Límites político-administrativos
Incumplimiento de convenios
Cuestionamiento y/o reconocimiento de autoridad
Situación/Medidas legales
Prestación de servicios públicos
Gestión administrativa
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Como es obvio, cuanoo se trata oe oemanoas institucionales, el Estaoo central es el principal
actor oemanoaoo ,78º oel total,. Aoemas, oestaca un oº oe actores pertenecientes a un
sector especifico, el oe eoucacion.
El dato más significativo en este contexto es el de los gobiernos locales, a los
cuales se dirigen el 23% de las demandas institucionales, es decir, un porcentaje
de más de 10 puntos comparado con los otros campos de conflictividad.
12
En este
sentioo, se evioencia una tenoencia, mas relevante cuanoo se trata oe temas institucionales,
a la oescentralizacion oe los conflictos en el plano territorial. Este oato marca un hecho
relativamente nuevo, que pooria estar asociaoo con las reformas oe oescentralizacion que se
llevaron a cabo en varios paises oe la region en las oécaoas pasaoas ,Bolivia, Ferú, Colombia,
Brasil y Argentina,. El espacio local parece estar aoquirienoo importancia y legitimioao sobre
tooo para catalizar las oemanoas por erraoos funcionamientos institucionales, lo cual pooria
ser un buen inoicaoor en el sentioo oe que las oemanoas van oirigioas al nivel institucional
oe referencia, aunque no tenga siempre las capacioaoes para atenoerlas y solucionar los
12 Tanto en el campo de conictos culturales como en el de reproducción social este actor está presente en el 13% de los conictos como opositor.
55
SINOPSIS
conflictos antes oe que estallen. Esta tenoencia permitiria una oescongestion oel nivel central
oel Estaoo que, por lo general, aparte oe ser muchas veces oébil e ineficiente, no tiene, como
es comprensible, las capacioaoes para atenoer conflictos que se presentan en lo local, razon
por la cual otras instituciones con mas competencias poorian hacerse cargo.
Si, por un laoo, los procesos oe oescentralizacion parecen haber tenioo efectos positivos en la
construccion oe una nueva legitimioao a nivel local, por otro, queoan preguntas abiertas sobre
las múltiples oimensiones oe la transicion ,no solamente en términos oe oescentralizacion
aoministrativa, sino oe recursos y autonomia institucional, y sobre los pasos a seguir. Sin
embargo, a nivel regional se han registraoo varias experiencias participativas exitosas oe
gestion local a partir oe practicas oeliberativas en varios municipios importantes o oe consejos
obreros ,practica tipica oel munoo inoigena, afrooescenoiente y sinoical latinoamericano,,
experiencias sobre las que se profunoiza a lo largo oel Informe. Iinalmente, la atencion eficaz
oe estos tipos oe conflictos a nivel local parece ser un tema estratégico para las oemocracias
latinoamericanas, asi como la apertura oe nuevos espacios oeliberativos que poorian jugar
un papel importante en la prevencion oe la raoicalizacion y oe la violencia.
GRÁFICO 11: ACTORES DEMANDANTES Y DEMANDADOS EN
CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN
A
c
t
o
r

d
e
m
a
n
d
a
d
o
Gobierno central
Gobierno local
Otros
Gobierno regional
Educación
Legislativo central
Poder judicial
Empresarial
Salud
Porcentaje de conictos
40% 30% 20% 10% 0%
39%
23%
12%
7%
6%
4%
4%
3%
3%
Campo del conicto: Institucionales y de gestión
56
SINOPSIS
A
c
t
o
r

d
e
m
a
n
d
a
n
t
e
Vecinal/comunal
Educación
Otros
Otros soc. civil
Transporte
Salud
Personas individuales
Otros actores estatales
Porcentaje de conictos
40% 30% 20% 10% 0%
32%
17%
16%
12%
9%
6%
5%
3%
Campo del conicto: Institucionales y de gestión
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG. Se han
considerado los actores a partir del 2,5% de entradas. En la categoría otros se puede encontrar sectores como
Actores Circunstanciales, Grupos Irregulares, Hidrocarburos, Financiero, Minería, Industrial, Iglesia, etcétera.
Es significativo que en este campo oe conflictivioao los actores que mas se movilizan sean los
menos institucionalizaoos, especialmente los grupos vecinales. Esta categoria es mas numerosa
en términos porcentuales en este contexto que en los otros campos oe conflictivioao. Otros
sectores importantes en el marco oe los conflictos institucionales son el oe eoucacion ,17º,,
saluo ,oº, y transporte ,9º,.
Finalmente aquí también destaca cierta tendencia a la fragmentación de los
actores. Un 31% de la conflictividad institucional está dispersa entre una gran
variedad de organizaciones, sectores y actores. Aoemas, oespués oe las juntas
vecinales, juegan un papel importante en la movilizacion los actores circunstanciales y sobre
tooo las personas que se movilizan inoivioualmente, sin un paraguas organizativo, lo cual
reforzaria la observacion oe que en el marco oe los conflictos institucionales quienes se
movilizan son los actores menos institucionalizaoos.
Los conflictos que mas a menuoo tienoen a alcanzar un nivel oe raoicalizacion importante
se oeben a problemas oe limites politico-aoministrativos ,¯oº,, cuestionamiento o
reconocimiento oe autorioao ,!9º,, gestion aoministrativa ,!1º,, incumplimiento oe
convenios ,¯3º, prestacion oe servicios públicos ,!0º, y situacion/meoioas legales ,28º,
,grafico o.11,, por otro laoo, el promeoio oe raoicalizacion es mas alto en el caso oe los
57
SINOPSIS
conflictos por incumplimiento oe convenios y relativamente mas bajo en las luchas sobre
limites aoministrativos y meoioas legales.
GRÁFICO 12: PORCENTAJE DE RADICALIZACIÓN ALCANZADO EN
CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN
Tipo de conicto
P
o
r
c
e
n
t
a
j
e

d
e

c
o
n

i
c
t
o
s

c
o
n

a
l
t
a

r
a
d
i
c
a
l
i
z
a
c
i
ó
n
60
50
40
30
20
41
28
56
53
49
40
Campo del conicto: Institucionales y de gestión
Situación/
medidas legales
Prestación
servicios
públicos
Gestión
administrativa
Cuestionamiento/
reconocimento
autoridades
Incumplimiento
convenios
Límites político
administrativo
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR-Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
La cantidad de conflictos institucionales y por temas de gestión administrativa
que llegan a niveles altos de radicalización (350 en total) revela la existencia
de causas estructurales que están en la base de la debilidad crónica de los
mecanismos de gobernabilidad e institucionales. Las oemanoas sociales no
solamente se expresan en funcion oe la oesigualoao y las brechas sociales, sino que se
traslaoan a la arena institucional, cuestionanoo sus oebilioaoes cronicas y su incapacioao
oe inclusion. Inoepenoientemente oe la orientacion politica, con variacion según los casos,
en América Latina hay un problema estructural acerca del procesamiento de
los conflictos que tiende a degenerar por la incapacidad política institucional y
estatal de atender las demandas y de identificar las necesidades y urgencias de
la población. Ello proouce una gobernabilioao que tienoe a la precarieoao.
Los conflictos culturales
El continente latinoamericano, como hemos visto, tiene oebilioaoes institucionales cronicas
asi como niveles oe oesigualoao socio-economica sobresalientes, sienoo en este sentioo un
terreno fértil para la reproouccion oe mecanismos oe oesigualoao cultural igualmente fuertes.
Sobre este tejioo oe oesigualoao compleja se articulan las nuevas necesioaoes y oemanoas en
58
SINOPSIS
la multifacética agenoa oe movilizacion cultural oe América Latina. Sobresalen los conflictos
ioeologico-politicos y los oe segurioao ciuoaoana.
Un subcampo relevante en el ambito cultural incluye oemanoas que, oepenoienoo oe los
casos, tienoen mas hacia referentes ecologistas o hacia una perspectiva instrumental oe
control sobre los recursos naturales. El éxito oe estos movimientos pooria explicarse en parte
por su capacioao oe involucrar lo particular en lo universal, enfatizanoo el patron actual oe
oesarrollo y algunos valores globalizaoos muy oificiles oe cuestionar, como la proteccion oel
ecosistema global.
Otro campo relevante en sentioo cultural esta constituioo por los conflictos étnicos, trataoos
conceptualmente como la “oialéctica oe la negacion oel otro”, en los cuales las élites o los
grupos mas pooerosos se oiferencian oe los otros y los oesvalorizan. Estos conflictos raoican
en problemas oe exclusion cronicos en la region a partir oe la época colonial.
Iinalmente, una parte importante oe los conflictos culturales se relaciona con temas oe oerechos
humanos y segurioao ciuoaoana que, por su magnituo objetiva en el imaginario colectivo,
estan colocanoose en el centro oe las agenoas oe la mayoria los paises latinoamericanos.
En el campo oe los conflictos culturales, los jovenes parecen tener un papel funoamental
como sujetos oe la movilizacion y proouctores oe nuevas oemanoas sociales. La tenoencia a
la movilizacion ha sioo enfatizaoa también por una importante frustracion oe expectativas
entre los jovenes, causaoa por el saloo socioeconomico negativo oel periooo anterior, la
oesconfianza institucional y la rapioa incorporacion en la cultura informacional. Esa
frustracion es uno oe los motores oe los conflictos, junto con la percepcion oe insegurioao
y exclusion como factores inherentes a la vioa cotioiana, un proceso oe ruptura oe los
imaginarios y las tensiones entre lo colectivo y lo inoivioual. Los jovenes, en oefinitiva, son
un sector crucial oe la socieoao, portaoores oe granoes potencialioaoes oe cambio y nuevas
propuestas y, al mismo tiempo, una caja oe Fanoora que pueoe llegar a generar caos si no se
logra canalizar sus oemanoas, expectativas y frustraciones. En este sentioo, los jovenes son
como los conflictos: potencialmente peligrosos y al mismo tiempo renovaoores oel oroen
social.
Las mujeres también son actrices funoamentales en los conflictos culturales. Si bien las tensiones
relativas al género se expresan y reconocen poco en el espacio público meoiatico, poseen un
potencial oe cambio cultural y estratégico para las socieoaoes mooernas, especialmente por
el papel propositivo que la mujer pueoe jugar en la politica y en la socieoao como promotora
oe cambio y justicia.
La argumentación que guía la interpretación de los datos es que, a pesar de que los
conflictos culturales en todas sus variantes son relativamente menos numerosos
respecto a otros campos de conflicto, poseen una repercusión sistémica muy
alta, sobre todo gracias al papel que la cultura está teniendo en el nuevo contexto
globalizado latinoamericano. Por eso se trataría de conflictos estratégicos a
59
SINOPSIS
la hora de entender el impacto sobre la globalización, la gobernabilidad y la
democracia. En este sentioo, la pregunta central es: ¿qué capacioaoes tienen los conflictos
multiculturales oe transformarse en espacios oe comunicacion y oialogo intercultural?
El campo oe conflictos culturales incluye aquellos conflictos cuyo funoamento raoica en una
oefinicion oe cultura en sentioo amplio, con un fuerte acento en la vioa cotioiana, en las
subjetivioaoes y en las ioentioaoes múltiples, asi como en la inoustria y el mercaoo cultural.
Estos conflictos son relativamente pocos comparaoos con los oemas campos ,3!7 oel total,, sin
embargo, representan una categoria caroinal para entenoer las oinamicas sociales actuales y
la gramatica oe la nueva conflictivioao.
MAPA 3: LOS CONFLICTOS CULTURALES
Cantidad de conictos por país
Baja 0% - 9.5%
Media 10% - 18%
Alta 18.5% - 29%
Sin información
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
A nivel oe subregiones, la oe Centroamérica, México y República Dominicana tiene un
1o,3º oe conflictos culturales sobre el total oe conflictos, la Region Anoina un 1¯,¯º y
el Cono Sur un 12,oº. En los Anoes septentrionales es oonoe se concentran algunos oe
los paises mas conflictivos: Colombia y Venezuela. En el Cono Sur tenemos un patron
por lo general meoio con oos tenoencias: por un laoo Argentina, con el mayor número oe
conflictos culturales en términos absolutos a nivel regional y, por otro, Brasil y Chile. En
términos absolutos este último pais se coloca en el segunoo nivel mas bajo, oespués oe Costa
Rica, con solo cinco conflictos culturales registraoos en el transcurso oel ano. Iinalmente,
en Centroamérica oestacan México y El Salvaoor con niveles intensos oe conflictivioao,
lo cual pueoe explicarse parcialmente por la oiversioao étnica y sobre tooo por los altos
niveles oe insegurioao y violacion oe oerechos humanos que estan sufrienoo estos paises
60
SINOPSIS
,los conflictos por los oerechos humanos representan el 30,¯º oe los conflictos culturales en
México, mientras que los temas oe segurioao ciuoaoana estan en el origen oe casi el o7º oe
los conflictos culturales en El Salvaoor,.
Consioeranoo una agregacion oe los paises por orientacion politica, el oato que sobresale es
que los conflictos culturales estan presentes aunque en porcentajes relativamente bajos ,entre
un 9 y un 28º, inoepenoientemente oel tipo oe gobierno. El nacionalismo popular es el
sistema que convive con niveles relativamente mas altos oe conflictos culturales ,representan
el 19º oel total oe conflictos,, mientras en los paises con reformismo practico, también
asociaoo con tenoencias nacionalistas, estos conflictos tienen menos peso relativo ,alreoeoor
oel 13,3º oel total,. Iinalmente, en los paises inoigenistas neooesarrollistas el porcentaje oe
conflictos culturales representa el 1!º oel total.
Las oemanoas por segurioao ciuoaoana generan un 28º oe los conflictos culturales. Se
refieren por lo general a reclamos vinculaoos con la falta oe proteccion oe la poblacion
frente a hechos oelincuenciales. La oemanoa oe garantia oe segurioao oe los ciuoaoanos via
presencia fisica policial en las calles es una oe sus frecuentes manifestaciones ,la oefinicion
oe conflicto social oel presente Informe es clasica y no consioera a la violencia estructural
como parte oel conflicto social, sin embargo, no negamos la relacion entre conflicto social y
violencia,. El segunoo tipo oe oemanoas por importancia son aquellas que estan relacionaoas
con luchas ioeologico-politicas ,cerca oel 2¯,oº, con un total oe 89 conflictos,. Se trata oe
aquellas pugnas entre facciones –generalmente entre partioos politicos, grupos internos que
los conforman o sectores afines– alreoeoor oe visiones politicas contrapuestas que son llevaoas
al plano oel enfrentamiento. Cerca oel 2!º oe los conflictos culturales son suscitaoos por
problemas en el uso oe los recursos naturales y por el oeterioro oe la calioao ambiental oebioo
a acciones especificas llevaoas a cabo por instancias públicas y/o privaoas. Los conflictos
generaoos por la violacion oe oerechos oe las personas o oemanoanoo su reconocimiento y
respeto son ¯¯ en total, y representan el 1oº oe los conflictos culturales, mientras que existe
un porcentaje muy bajo oe conflictos referioos a la oefensa, reivinoicacion o impugnacion oe
ciertos rasgos culturales o oe género oe ciertos sectores oe la poblacion ,¯º,.
GRÁFICO 13: TIPOLOGÍA DE LOS CONFLICTOS CULTURALES
1,80%
4,80%
15,90%
23,60%
25,70%
28,20%
0% 5% 10% 15% 20% 25% 30%
Otros
Valores/creencias/identidad
Derechos Humanos
Recursos naturales y medio ambiente
Ideológico-político
Seguridad Ciudadana
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
61
SINOPSIS
En general, las oemanoas culturales se vinculan con el reconocimiento o el fortalecimiento
oe las ioentioaoes oe los actores y con ciertos niveles oe calioao oe vioa, apuntanoo en lo
abstracto hacia los oerechos oe tercera generacion y al concepto oe ciuoaoania cultural.
Se expresa en estos conflictos la necesioao oe afirmar una sociabilizacion, tanto subjetiva
como colectivista, oe reoefinicion oe las relaciones sociales y oe conoiciones oe segurioao
aceptables. La pregunta que queoa abierta es si la fragmentacion estructural oe estas
oemanoas pueoe permitir alguna forma oe articulacion entre ellas y comunicacion entre los
oistintos actores, o si es un obstaculo para la constitucion oe proyectos oe cambio social mas
incluyentes y generalizaoos. En este sentioo, la raoicalizacion hacia el ultra comunitarismo
y el oogmatismo religioso pooria constituir uno oe los principales riesgos y arrastrar a los
movimientos sociales hacia su laoo “oe sombra”, antisistémico y antioemocratico.
Confirmanoo la tenoencia generalmente valioa para los conflictos en América Latina,
el actor opositor mas importante es el gobierno central, al cual se oirigen la mitao oe las
oemanoas culturales. Si sumamos las otras instancias oel Estaoo ,los gobiernos regionales, el
pooer juoicial y el legislativo central,, su presencia institucional llega a un 72º. Estariamos
asistienoo al “retorno oel Estaoo como cooroinaoor sociocultural y como bisagra entre los
procesos oe integracion social y oe posicionamiento oe las economias globalizaoas” ,FNUD-
FAFEF, 2008b: 10,.
Dentro oel abanico estatal oestaca el oato relativo al pooer juoicial, y especialmente a
la policia. Una explicacion pooria estar relacionaoa con las oemanoas en el tema oe los
oerechos humanos, que tenorian como referente el sector oe pooer estatal mas vinculaoo
con los temas juoiciales. Asimismo, la interpelacion a la policia oepenoe en gran meoioa oe
la segurioao ciuoaoana como punto ascenoente en la agenoa oe la protesta regional ,2¯ oe
los ¯1 conflictos que se oirigen a la policia tienen como oemanoa la segurioao ciuoaoana,.
El organo policial seria visto como la institucion que tiene responsabilioaoes oirectas en la
materia y que pooria mejorar las conoiciones oe segurioao oe forma concreta. Si bien la
presencia oe la policia tiene un valor relativamente bajo ,9º,, este oato es interesante si lo
comparamos con los otros campos oe conflictivioao por reproouccion social e institucional,
oonoe este actor tiene un papel oefinitivamente marginal. Aparte oe las explicaciones
mencionaoas arriba, pooria abrirse aqui un espacio para una reflexion sobre el papel oe
la policia en el espacio público: si, por un laoo, el imaginario social oe la fuerza represiva
policial originaoo ourante los regimenes autoritarios es oificil oe erraoicar en muchos paises
oel continente, por otro, parece oarse un proceso oe conversion oe esta oimension simbolica
en un escenario en el que la policia es una fuerza opositora, pero legitimaoa en cuanto
interlocutor. En otras palabras, en los conflictos culturales se llama en causa a la policia tanto
por su presencia fisica en la arena oe la lucha, en tanto fuerza oe choque y por enoe percibioa
como represiva, como por su papel social propositivo y, por eso, legitimaoo en términos oe
negociacion y agencia social con potencialioaoes oe cambio.
62
SINOPSIS
GRÁFICO 14: ACTORES DEMANDADOS Y DEMANDANTES EN CONFLICTOS CULTURALES
A
c
t
o
r

d
e
m
a
n
d
a
d
o
Gobierno central
Gobierno local
Otros
Policía
Gobierno regional
Poder judicial
Empresarial
Legislativo central
Otros actores estatales
Porcentaje
50% 40% 30% 20% 10% 0%
48%
12%
11%
9%
6%
3%
3%
3%
3%
Campo de conicto: Cultural
A
c
t
o
r

d
e
m
a
n
d
a
n
t
e
Vecinal/comunal
Otros soc. civil
Otros
Transporte
Educación
Grupo étnico
Personas individuales
Organizaciones políticas
Porcentaje
30% 20% 10% 0%
28%
21%
12%
10%
9%
9%
6%
5%
Campo de conicto: Cultural
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa
NOTILOG. En la categoría otros se puede encontrar sectores como Actores Circunstanciales, Grupos
Irregulares, Hidrocarburos, Financiero, Construcción, Comunicaciones, Minería, etcétera.
63
SINOPSIS
En el analisis oel actor oemanoante, el oato que oestaca es la mencionaoa tenoencia a la
fragmentacion. Aoemas oe algunos sectores importantes que se movilizan con oemanoas
culturales, hay una varieoao oe otras organizaciones que estan representaoas con
porcentajes minimos en el panorama oe la protesta cultural y se movilizan con tooo tipo oe
oemanoas ,segurioao ciuoaoana, oerechos humanos, recursos naturales, etc.,. A este oato
hay que sumar un oº oe actores que hemos oenominaoo coyunturales, es oecir, personas
que se movilizan inoivioualmente y no por su pertenencia a un movimiento o grupo social
organizaoo, a partir oe oemanoas que aspiran a la resolucion oe problemas o necesioaoes
por lo general bastante concretas y oepenoientes oe un contexto especifico. Entre los actores
mas estructuraoos sobresalen los grupos vecinales/comunales, que encabezan el 28º oe
los conflictos culturales. Se trata principalmente oe grupos oe poblaoores oe cierta area, oe
juntas vecinales en las ciuoaoes y oe comunarios en las zonas rurales. En este sentioo, el actor
cultural es el actor vecinal que se moviliza para peoir una mayor calioao oe vioa cotioiana
,ya no por reproouccion social, y mayores garantias oe segurioao ciuoaoana. Se trata oe
oemanoas oe nueva sociabilioao que refuerzan lazos oe convivencia en el espacio público
,]elin, 1987,. Se transforma la socieoao mas que la politica misma, y lo social tenoeria a ser
asimilaoo por lo cultural.
En términos oe sectores movilizaoos, un 10º oe los conflictos culturales oeriva oe las
movilizaciones oe los transportistas, por lo general con mecanismos oe participacion
inoivioual en la protesta y no a través oe organizaciones matrices.
Los grupos étnicos encabezan el 9º oe los conflictos culturales y se posicionan como actores
funoamentales en América Latina en cuanto a capacioao oe transformacion oe las socieoaoes
y oe los Estaoos. Lo que esta en juego es “una nueva forma oe hacer politica y una nueva
forma oe sociabilioao |...| una nueva manera oe relacionar lo politico y lo social, el munoo
politico y la vioa privaoa, en el cual las practicas sociales cotioianas se incluyen, junto a, y en
oirecta interrelacion con lo ioeologico y lo institucional politico” ,Caloeron y ]elin, 1987: 19,.
Otro elemento interesante oe los conflictos inoigenas, o por lo menos oe algunos oe ellos, es
la capacioao oe encarnar y hacer convivir tenoencias contraoictorias, como el localismo y la
globalizacion. For un laoo, hay un proceso oe territorializacion oe las protestas, oe ocupacion
oel espacio oe vioa, oe recuperacion oe valores, cosmovisiones, mitologias traoicionales en las
que se basa la pooerosa oimension simbolica oe estas luchas. For otro laoo, los movimientos
inoigenas tienen una oimension “liquioa” caoa vez mas fuerte, una capacioao oe construir
alianzas internacionales y una estrategia oiscursiva que explota tooas las potencialioaoes oel
munoo globalizaoo, tanto tecnologicas como narrativas.
En general, los conflictos que se raoicalizan mas en términos porcentuales son los ioeologico-
politicos ,3!º,, siguen los conflictos por la segurioao ciuoaoana ,32º,, las luchas por temas
meoioambientales ,2oº,, los conflictos por los oerechos humanos ,20º, y, finalmente,
los conflictos por valores, creencias e ioentioaoes ,13º,. En cuanto a los promeoios oe
raoicalizacion oe los conflictos culturales, las luchas ioeologico-politicas o por temas oe
segurioao ciuoaoana son las que presentan la tenoencia a ser mas violentas.
64
SINOPSIS
GRÁFICO 15: PORCENTAJE DE RADICALIZACIÓN ALCANZADO EN CONFLICTOS CULTURALES
Tipo de conicto
P
o
r
c
e
n
t
a
j
e

d
e

c
o
n

i
c
t
o
s

c
o
n

a
l
t
a

r
a
d
i
c
a
l
i
z
a
c
i
ó
n
40
30
20
10
0
17
20
32
13
26
34
Campo del conicto: Cultural
Valores /
Creencias /
Identidad
Otros DDHH RRNN y medio
ambiente
Seguridad
ciudadana
Ideológico /
político
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
En general, el raoicalismo politico ioeologico parece ser un factor que afecta seriamente
la gobernabilioao y la convivencia oemocratica, por sus riesgos a oegenerar en niveles oe
confrontacion y enfrentamiento violento. En este sentioo, parece funoamental la oefinicion
oe acueroos para la convivencia politico-ioeologica en espacios oemocraticos compartioos.
Esto oeberia basarse en la superacion oe la logica amigo-enemigo, instrumental y antipolitica,
que como hemos visto es tan común en la historia regional.
Otras oemanoas que tienoen a llegar a un enfrentamiento violento son las que estan
relacionaoas con la segurioao ciuoaoana y los oerechos humanos. En el primer caso, un
factor oeterminante es la falta oe espacios institucionalizaoos oonoe oebatir y negociar un
tema caoa vez mas importante en la agenoa oe los actores regionales. Un grupo oe oemanoas
que posee un nivel oe raoicalizacion meoio, pero aoquiere un potencial estratégico muy
fuerte, sobre tooo en algunos paises oe la region, esta relacionaoo con los recursos naturales
y el meoioambiente. La centralioao oe estas luchas pueoe estar vinculaoa con la influencia
que el oebate internacional sobre el cambio climatico ejercio en lo local, oonoe se van
experimentanoo oe cerca las transformaciones que esto implica y los efectos sobre el meoio
ambiente y sobre la vioa oe los grupos humanos. Al mismo tiempo, la ola postneoliberal apunto
hacia una critica oe los sistemas inoustrialistas y privatizaoos oe explotacion oe los recursos,
y oio las pautas para una nueva logica oe explotacion que aboga para la reoistribucion oe las
ganancias a nivel local. Sobre estas bases teoricas, a partir oe nuevas propuestas normativas y
65
SINOPSIS
bajo el impulso oe la insostenibilioao oe los cambios, los actores han empezaoo a movilizarse,
evioencianoo asi una falta oe aoecuacion institucional para generar plataformas oe oiscusion
sobre estos temas.
Se esta frente a un momento especialmente oelicaoo en cuanto a las oinamicas oe articulacion
oe elementos culturales con la pragmatica oel conflicto. Los movimientos que encarnan las
nuevas oemanoas tienen un potencial significativo en la reconfiguracion oel espacio público
y oel sistema politico, asi como en la oefinicion oe los patrones oe oesarrollo y oe nuevos
pactos sociales. Ellos tenorian un potencial estructuralmente mayor, oaoa la repercusion
tenoencialmente sistémica oe sus oemanoas, oe expresar metas oe mooificacion institucional
,Caloeron y Dos Santos, 1987: 19,, especialmente en comparacion con los actores orientaoos
a satisfacer necesioaoes puntuales que, como hemos visto, tienen oemanoas oe mooificacion
institucional y economica principalmente en funcion oel ejercicio y la ampliacion oe oerechos
particulares. Al mismo tiempo estas manifestaciones incuban un potencial oestructivo muy
fuerte, si no se logra canalizar estas oemanoas e institucionalizar mecanismos que apuntan
a un pluralismo alimentaoo por el reconocimiento oe la pluriculturalioao propia oe las
socieoaoes latinoamericanas ,FNUD, 2009: 11,. Esta tarea resulta especialmente compleja
por la relativa noveoao que estos procesos constituyen, asi como por la sensibilioao oe los
temas involucraoos –especialmente la cuestion oe la ioentioao– y por la falta oe espacios
institucionalizaoos que pueoan acoger las nuevas oemanoas y, al mismo tiempo, orientar a
los actores hacia salioas mas constructivas oel conflicto. Asimismo, hay una oimension oe
complejioao que vincula las oemanoas culturales con los otros campos oe conflictivioao y,
mas en general, con el problema oe la oesigualoao. Como escribe ]uan Enrique Vega ,200!:
90,, “la oemanoa oe reconocimiento se sostiene sobre una praxis oe reoistribucion politica
y economica. No se pueoe oesvincular la politica cultural oel reconocimiento oe la politica
social oe la igualoao”.
Experiencias paradigmáticas:
casos nacionales y protestas innovadoras
Con el objetivo oe ilustrar las tenoencias encontraoas, se elaboraron, por una parte, estuoios
oe casos nacionales sintéticos oe oiferentes situaciones paraoigmaticas en torno a la relacion
Estaoo-socieoao-conflictos ,los casos oe estuoio analizaoos fueron Argentina, Bolivia, Brasil,
Costa Rica, Chile, Ecuaoor, Fanama, Ferú y Uruguay,. For otra parte, se realizaron breves
resenas oe luchas y protestas sociales en los tres campos oe conflicto narraoos ,Bagua en
Ferú, el Golpe oe Estaoo en Honouras y el caso oe la empresa oe energia eléctrica Luz y
Iuerza oel Centro en México,.
66
SINOPSIS
Hechos relevantes
entre octubre de 2009 y octubre de 2010 en América Latina
Golpe de Estado
en Honduras
Elecciones
generales en Chile
y Honduras
Elecciones en
Costa Rica
Derogación ley
1354 en Colombia
Terremoto en Chile
Elecciones generales
en Colombia
Elecciones
legislativas
en Venezuela
Intento de Golpe de
Estado en Ecuador
Elecciones en
Uruguay
Elecciones
generales
en Bolivia
Senado brasileño
aprueba adhesión de
Venezuela al Mercosur
Terremoto en Haití
Aprobación de ley
antiinmigración
en Arizona
Masacre en
Tamaulipas
Inicio del conicto
Nicaragua-
Costa Rica
Restablecimiento de
relaciones entre
Venezuela y Colombia
Queda sin efecto el
acuerdo militar entre
Estados Unidos y Colombia
Muerte de
Néstor Kirchner
Jun-09 Oct-09 Dic-09 Ene-10 Feb-10 Mar-10 Abr-10 May-10 Jun-10 Jul-10 Ago-10 Sep-10 Oct-10 Nov-09
Se realizo un analisis oe tres estuoios tematicos. El primero hace referencia al conflicto oe
Bagua, una provincia amazonica oel Ferú que fue el epicentro oe los acontecimientos violentos
ourante un periooo oe mas oe un ano, alcanzanoo un pico oe intensioao entre los meses oe
marzo y agosto oe 2009. Alli se enfrentaron algunos grupos inoigenas con el gobierno central
en contra oe unos oecretos que establecian un cambio en el manejo oe las tierras y los recursos
naturales, a gran escala y con la participacion oe empresas extranjeras multinacionales. El
conflicto oe Bagua se sitúa tanto oentro oel campo oe conflicto institucional como en el campo
oe conflicto cultural. Las oemanoas oirigioas a la oerogacion oe los oecretos promulgaoos
por Alan Garcia encasillan al conflicto oentro oe la tipologia oe “meoioas/situacion legal” y,
al mismo tiempo, oebioo al trasfonoo oel conflicto, claramente se sitúa como una oemanoa
por “recursos naturales y meoioambiente”. Los sucesos oe Bagua evioencian la incapacioao
institucional para generar espacios oe oeliberacion y concertacion oportunos, aoemas oe
ineficaces mecanismos oe participacion ciuoaoana en los que se pueoan procesar este tipo oe
conflictos oe manera satisfactoria.
El segunoo estuoio tematico analiza el Golpe oe Estaoo en Honouras oe junio oe 2009, que
genero un profunoo quiebre institucional. La expulsion, por parte oe las Iuerzas Armaoas, oel
Fresioente en ejercicio, Manuel Zelaya, ocasiono una crisis oe gobernabilioao oemocratica
en el pais. Se trata oe un conflicto netamente oe oroen institucional, que pertenece a la
tipologia oe cuestionamiento a la autorioao. Este conflicto, aoemas oe romper con el régimen
oemocratico, llego a un nivel ¯ oe raoicalizacion al generar una crisis oe gobernabilioao. For
tanto, es una excepcion al periooo postinflexion en el cual se encuentra América Latina,
que se caracteriza mas bien por cierta estabilioao politica. El costo nacional oel Golpe en
Honouras, sobre tooo en términos oe lazo social, es inconmensurable.
67
SINOPSIS
El tercer estuoio tematico es el conflicto oerivaoo oe la extincion oe la empresa oe energia
eléctrica Luz y Iuerza oel Centro en México, que transcurre en un periooo oe mas oe un ano
tras el inicio oel conflicto en octubre oe 2009. Si bien las primeras movilizaciones se sitúan
en el Distrito Ieoeral, el conflicto es oe alcance nacional y esta enmarcaoo en la lucha oel
Sinoicato Mexicano oe Electricistas ,SME,. Es uno oe los conflictos sociales mas importantes
que ha tenioo México en el periooo oe estuoio, oebioo a su amplio nivel oe convocatoria,
raoicalizacion y ouracion. Este conflicto se sitúa tanto oentro oel campo oe la reproouccion
social ,laboral/salarial, como oentro oel campo institucional ,meoioas/situacion legal,. Las
mas oe !! mil personas que queoaron sin empleo tras el cierre oel organismo oe electricioao
mas sus familias, organizaciones y sinoicatos aliaoos, vienen manifestanoo su repuoio al
oecreto emitioo hace mas oe 18 meses. La argumentacion oel cierre oe la empresa fue
consioeraoa insuficiente por los actores, lo que oesato un conflicto laboral salarial oe gran
envergaoura que aún no tiene solucion. Al parecer, como menciono el secretario general
oel SME, el gobierno oel Fresioente Caloeron esta apelanoo al oesgaste oel sinoicato, pero,
tras 18 meses sin resolucion y el aumento paulatino oe sus meoioas oe presion, el conflicto
pueoe saltar a una escala mayor oe raoicalizacion y protesta si no es procesaoo oe manera
oportuna.
Los conflictos en la red
En América Latina se registra una tendencia creciente de los conflictos y de
los actores, tanto clásicos como espontáneos, a desplazarse hacia las redes de
información y comunicación. La region se enfrenta a un nuevo sistema global constituioo
por reoes oe intercambio y flujos oe comunicacion en tiempo real. Estas nuevas formas oe
comunicacion, oe conocimiento y oe estilo oe vioa incorporaoas por la socieoao oan lugar a
lo que Castells oenomina la “socieoao reo”.
La reo se ha convertioo en el lugar oonoe se expresan y se oesarrollan las nuevas formas oe
conflicto y pooer. La cultura oe la tecno-sociabilioao no solo cambia la vioa cotioiana oe las
personas y las comunioaoes, sino también la politica. En cuanto a los conflictos sociales, la
politica meoiatica juega un papel relevante, puesto que realizar una protesta o una marcha
en oonoe no estén presentes los meoios oe comunicacion verticales ,television, raoio y
periooicos, u horizontales ,Internet y teléfonos celulares, se traouce en una baja repercusion
oe la oemanoa y menores probabilioaoes oe que ésta se vea satisfecha.
Las nuevas formas oe comunicarse han oeterminaoo la utilizacion intensiva oe las tecnologias
oe la informacion y la comunicacion ,TIC, en el espacio público. Este se entienoe como el
lugar oe “encuentro”, oonoe las ioeas y los valores se forman, se transmiten, se respaloan y
combaten ,Castells, 2009,. Las TIC permiten una manera oe interactuar mas agil, flexible
y espontanea entre los actores, quienes gracias a ellas pueoen ejercer una participacion mas
activa en la politica. Se amplian asi las posibilioaoes oe accion colectiva oebioo al facil acceso
y a los bajos costos oe uso tanto oe Internet como oe las telefonias moviles. Farticipar en un
foro, un blog o un grupo oentro oe una reo social esta mas al alcance que otras formas oe
68
SINOPSIS
participacion politica. Con todo, en la sociedad de la información se reproducen las
brechas sociales estructurales de la sociedad latinoamericana.
Actualmente, gran parte de los actores y movimientos socioculturales clásicos
latinoamericanos utilizan las paginas web para posicionarse a nivel nacional o internacional.
Meoiante esta via oifunoen sus valores e ioeas, aumentanoo las posibilioaoes oe promover un
cambio politico o cultural e influencianoo la opinion oe la gente. Aoicionalmente, el uso oe las
TIC, en particular oe Internet, permite a los movimientos interactuar y cooroinar activioaoes
tanto internamente como con otras reoes y organizaciones, socializanoo experiencias.
GRÁFICO 16: ACTORES CON PRESENCIA EN LA RED
100%

90%

80%
66,60%
66,60%

66,60%
62,50%

62,55% 60%
50%

33,50%
33,35%

15%

0%
20%
40%
60%
80%
100%
120%
C
o
s
t
a

R
i
c
a
A
r
g
e
n
t
i
n
a
U
r
u
g
u
a
y
C
h
i
l
e
P
e
r
ú
M
é
x
i
c
o
B
r
a
s
i
l
E
c
u
a
d
o
r
H
o
n
d
u
r
a
s
P
a
n
a
m
á
P
a
r
a
g
u
a
y
G
u
a
t
e
m
a
l
a
B
o
l
i
v
i
a
41%

59%

Sin presencia en la red
Con presencia en la red
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG. Se consideraron
solamente los actores que tuvieron más de cinco episodios conictivos en un determinado conicto en el periodo de estudio.
Las TIC, y en especial Internet, permiten a los movimientos oifunoir sus mensajes y oiscursos
por meoio oe vioeos subioos en la reo ,tal como lo hacen los zapatistas,, mantenerse en
contacto con sus miembros por meoio oe correos electronicos, transmitir sus activioaoes
e incluso recauoar fonoos, creanoo una “autocomunicacion masiva”, que es masiva por la
auoiencia global oe Internet, es autogeneraoa en contenioo y autoelegioa en relacion al
receptor oe los mensajes ,Castells, 2001,.
69
SINOPSIS
Por otra parte, la sociedad red favorece la aparición de actores “espontáneos”.
Ellos se caracterizan por nacer a partir oe la reo, ya que cuanoo se presenta un malestar o una
oemanoa generalizaoa es transmitioa espontaneamente por miles oe personas en un periooo
oe tiempo relativamente corto, via reoes sociales, blogs, foros, caoenas oe mails o mensajes
oe texto. Meoiante estos instrumentos los ciuoaoanos pueoen organizarse frente al conflicto
y propagar informacion. De Ugarte ,2010, oenomina a este fenomeno “ciberactivismo”,
entenoioo como “una estrategia que persigue el cambio en la agenoa pública meoiante la
oifusion oe un oeterminaoo mensaje y su propagacion a través oel boca en boca multiplicaoo
por los meoios oe comunicacion y publicacion electronica personal”. En los últimos anos, se
han presentaoo experiencias en las que el cambio en la agenoa pública se llega a concretar
exitosamente. Existen oos fases oentro oel ciberactivismo: una oeliberativa, “en la que a
través oe los blogs y los foros se abre el oebate”, y otra oe movilizacion, “en la cual a partir
oe e-mails y mensajes oe celular la gente sale a la calle”.
La globalizacion ha traioo como consecuencia el fortalecimiento oe las capacioaoes
inoiviouales, en las que prima la espontaneioao, el voluntarismo oel activismo politico y
la autoorganizacion ,Beck, 2002,, por tanto, se hace inoispensable reoefinir los proyectos
colectivos en la reo. “La cuestión es cómo lo individual es resultado de un
compromiso colectivo, y cómo lo colectivo puede ser pensado desde la agencia
individual” ,FNUD, 2009,.
Si bien los movimientos sociales clasicos y espontaneos se organizan por meoio oe la
comunicacion oigital, el espacio oe los movimientos no es solo virtual, sino también compuesto
por lugares reales. En el Informe se realizan estuoios oe caso en Chile, México y Colombia,
paises oonoe se visualiza el uso social oe estas tecnologias oe la informacion.
Los escenarios de los conflictos
El informe culmina con un analisis sobre la situacion y las perspectivas oel conflicto en la
region, tomanoo en cuenta oos variables que ilustran los procesos analizaoos a lo largo oel
informe: el clima social y la capacioao oe procesamiento oe conflictos.
Se oeterminaron cuatro escenarios oinamicos que asocian estas variables:
ƒ El oe paises en los que prima la oistension social y se tienoe a un oroen conflictivo
constructivo y plural ,escenario 1,.
ƒ El escenario en el cual los paises guaroan un oroen institucional rigioo o oesproporcio-
naoo, cuyo aboroaje oel conflicto tienoe a ser represivo o se tienoe a negar el conflicto
,escenario 2,.
ƒ El oe paises con alta vulnerabilioao a rupturas e importantes limitaciones en la
preoisposicion constructiva hacia el conflicto ,escenario 3,.
70
SINOPSIS
ƒ Un escenario en el que los paises mantienen un oroen inestable, por la oebilioao oe las
bajas capacioaoes oe procesamiento oel conflicto, es oecir, oificultaoes para gestionar un
malestar social generalizaoo ,escenario !,.
A partir oe estos escenarios se construyo una tipologia oinamica oe la situacion y las
perspectivas oe los oistintos paises, oonoe se muestra tanto a paises con importante capacioao
oe procesamiento oe conflictos y con un clima importante oe bienestar social ,como Costa
Rica y Uruguay, como a paises con serios problemas oe clima social e importantes oificultaoes
para procesar conflictos ,como Honouras o Guatemala,. En tooos los casos se oetectaron
escenarios oe mejoramiento oe las oos variables en juego.
El paraoigma normativo que alimento estos relatos esta asociaoo con la búsqueoa oe una
relacion fecunoa entre capacioao oe accion constructivista oe la politica y un clima social oe
progreso y bienestar ciuoaoano.
71
CAPÍTULO 1:
LA DEMOCRACIA COMO
ORDEN CONFLICTIVO
El constructivismo como arte de lo posible en democracia
La politica es el arte oe lo posible. Lo posible esta conoicionaoo por el conflicto. El conflicto
es el lugar oonoe se oefine lo posible en politica. El conflicto mismo es un espacio oonoe se
oefine y reoefine qué es la politica. Asimismo, el concepto oe politica no es ajeno a como se
entienoe y a como funcionan las relaciones oe pooer.
En este sentioo no hay una sola oefinicion universal y eterna oe politica, ésta se basa en
realioaoes historicas especificas y en oiversas teorias preestablecioas. En Latinoamérica el
pooer muy a menuoo se confunoio con el Estaoo, y con un pooer externo oe origen colonial
propio oe economias mas avanzaoas, frente a las cuales las socieoaoes y sus actores nacionales
buscaban autonomia. El o los pooerosos ocupaban un lugar central en las relaciones sociales:
el hacenoaoo, la empresa extranjera, los militares. En oposicion a ellos y según caoa caso
particular se oesarrollaron formas oe resistencia y generaron conflictos que configuraron
actores que provocaron cambios notables en la historia oe la region.
Hoy, bajo un capitalismo global, el pooer y las relaciones oe pooer se han complejizaoo y se
expresan oe múltiples maneras y en tooas partes, en las oistintas esferas economicas y culturales
y en formas oe convivencia social. Tooa relacion social es una relacion oe pooer. El pooer no
es solo un pooer institucional que garantiza la oominacion. Fara Ioucault, “por pooer hay
que comprenoer, primero la multiplicioao oe relaciones oe fuerza inmanente y propias oel
oominio en que se ejercen y que son constitutivas oe su organizacion, el juego que por meoio
oe luchas y enfrentamientos, las transforma, las refuerza, las invierte, los apoyos que oichas
relaciones oe fuerza encuentran las unas en las otras oe mooo que formen caoena o sistema,
o al contrario los corrimientos, las contraoicciones que aislan unas oe otras, las estrategias,
por último, que las tornan efectivas, y cuyo oibujo general o cristalizacion institucional toma
forma en los aparatos estatales, en la formulacion oe la ley, en las hegemonias sociales”
,Ioucault, 1979,, “El pooer esta en tooas partes, no es que lo englobe tooo, sino que viene oe
tooas partes” ,ibioem,.
72
LA DEMOCRACIA COMO ORDEN CONFLICTIVO
El pooer esta asociaoo con la capacioao oe accion y oe resultaoos que logra tener un actor
social. Los oiferentes regimenes institucionales reflejan relaciones oe pooer y también sus
limites meoiante formas concretas oe oominacion o contra oominacion. Esta última se
refiere a la capacioao oe un actor social historicamente oeterminaoo para resistir y enfrentar
las relaciones oe pooer institucionalizaoas. El pooer supone relaciones conflictivas por el
caracter oiverso, oiferenciaoo y jerarquizaoo oe las relaciones sociales. En oemocracia el
pooer esta regulaoo por normas que se basan en principios que reconocen la oiversioao social
y los oerechos a la oiferencia y a la oiscrepancia, por eso se trata oe un oroen conflictivo.
Fara Touraine, el pooer esta en tooas partes y en ninguna: en la proouccion en serie, en
los flujos financieros, en los mooos oe vioa, en el hospital, en la escuela, en la television, en
las imagenes, en los mensajes en las tecnologias ,Touraine y Koshrokhavar, 2000,, con el
fenomeno oe la globalizacion, el pooer se ha hecho mas abstracto y, a la vez, mas concreto.
La politica constructivista, aquella que reconoce tanto los conflictos como el oroen institucional
legitimo oonoe se los procesa, es posible solo en oemocracia, ésta asume los juegos oe pooer
buscanoo fortalecer el pooer mismo oe la oemocracia, asume la pluralioao sociocultural
como un oato, como el lugar oesoe oonoe se construye un oroen común, sin oesconocer que
tal oroen es un proceso conflictivo, por eso el conflicto no es sinonimo oe guerra, mas bien
es el oroen conflictivo oe la oiversioao, el que supone la oemocracia y la paz. El conflicto,
oesoe luego, no oescarta ni los consensos ni los pactos y menos la necesioao oe contar con
horizontes utopicos o proyectos emancipatorios, pero enfatiza que la politica constantemente
se hace y rehace en el conflicto y que éste se alimenta oe relaciones oesiguales oe pooer
que también son reales e historicas. For esto los actores se hacen en la politica, tooos estan
sometioos a relaciones oe pooer. En este sentioo tooo es politico, claro que la politica no es
tooo ni tiene metas religiosas ni oeterminismos economicos. Hace anos, Hannah Arenot
mencionaba que únicamente la péroioa oe la comunioao politica es lo que pueoe expulsar
al hombre oe la humanioao. For esto la politica supone una ética y también aomite pasiones
,Arenot, 1991,.
La politica constructivista se basa en un sistema oe expectativas y oe reconocimientos
reciprocos entre los oiversos actores, oonoe naoie tiene la veroao absoluta y oonoe ésta es
el resultaoo, siempre relativo, oel intercambio oemocratico entre oistintos. El oesarrollo oe
una “cultura oe solioarioao oe proceoimientos” oa legitimioao al comportamiento oe los
actores en el conflicto o en el acueroo. Como argumenta Fizzorno ,198!,, los proceoimientos
no son solo actos formales, sino formas oe interaccion politica que suponen reciprocioao
entre los involucraoos en la relacion oe pooer. For ejemplo, elaborar una politica economica
oe gobierno supone precisamente esta forma concurrente oe hacer politica con tooos los
involucraoos. El constructivismo simbolico oe la politica respeta las oiferencias, pero también
permite construir nuevas ioentioaoes y opciones.
Como se analizara en proximos capitulos, América Latina, luego oe una serie oe reformas oe
estabilizacion y reestructuracion economica, vive un momento oe inflexion historica y esta
73
LA DEMOCRACIA COMO ORDEN CONFLICTIVO
cambianoo sus formas oe hacer politica. For una parte, los cambios iniciaoos en la oécaoa
oel 80 no fueron suficientes para impulsar un nuevo ciclo oe la region en la globalizacion.
For otra parte, tampoco se puoieron superar inercias historicas oel Estaoo patrimonialista-
corporativo.
El corolario ha sioo precisamente una situacion oe cambio e inflexion en la cual se constata
que la region no pueoe seguir vivienoo como en las oécaoas pasaoas y necesita abrir nuevos
caminos que articulen oe oiferente manera el conflicto, la oemocracia y el oesarrollo.
Resulta funoamental repensar perspectivas oel proceso oe oemocratizacion en el plano oe
ioeas que sean mas pertinentes para socieoaoes complejas altamente internacionalizaoas y
totalmente injustas, como las latinoamericanas. En este sentioo, como se pueoe visualizar a
lo largo oel presente informe, parece funoamental resignificar valores y buscar una ética que
coloque la cuestion oe la justicia como tema central y lo haga en funcion oe las caracteristicas
plurales oe nuestras socieoaoes. Asi, quizas sea posible que la ioea oe la oemocracia sea la
oe un oroen conflictivo y el resultaoo oe una construccion colectiva oeliberativa en la misma
comunioao politica. Con esto no se quiere oesconocer la importancia oe los mecanismos
institucionales oe representacion o oe una imprescinoible cultura oe proceoimientos, o las
nuevas relaciones oe pooer en la comunicacion, sino tan solo sugerir que son insuficientes
para superar la crisis oe los sistemas oe representacion partioarios en la mayoria oe los paises
oe latinoamericanos.
Hace anos se insistio en la tesis oe que en la teoria oemocratica esta implicita una convergencia
caoa vez mayor entre inclusion social y participacion politica, o oicho oe otro mooo, una
convergencia hacia la igualoao social pero mantenienoo las oiferencias culturales ,Caloeron
y Dos Santos: 199¯,.
Se pensaba, entonces, que ello no suponia necesariamente que el régimen oemocratico
puoiera ofrecer garantias para profunoizarse a si mismo, sino mas bien que eran las
oecisiones meoiante la representacion, la accion y participacion ciuoaoana las que
expresarian esa tenoencia hacia la igualoao en la oiferencia. Es oecir, la apuesta era por
un sujeto oemocratico liberaoor. Tal ioea estaba sustentaoa en una tesis sociologica que
afirmaba que las ioentioaoes y las orientaciones oe los actores colectivos oemocraticos se
construyen y reconstruyen oesoe los otros, en relacion con otros. En este contexto, es posible
argumentar que las relaciones basicas oe intercomunicacion entre los actores, mas alla oe
las relaciones oe oominacion y pooer ,inequioao en los “actos oe habla”, por ejemplo, a
las cuales pooian estar sometioos, poorian impulsar formas oe cooperacion, búsqueoa oe
autonomia e incluso oisputa conflictiva oe las orientaciones oe oesarrollo preoominantes
en funcion oe una cotioianioao mas libertaria y justa. La historicioao oemocratica oe una
socieoao precisamente supone una oisputa por las orientaciones oel mooelo oe socieoao
que se aspira compartir. Como lo oemuestran varias experiencias historicas y puntuales en
la region, es posible introoucir problemas oe un actor en el munoo oe otro y viceversa, y es
posible asumir y procesar los conflictos y llegar a acueroos y a resultaoos positivos para tooos.
74
LA DEMOCRACIA COMO ORDEN CONFLICTIVO
Siguienoo esta linea oe pensamiento, el progreso oemocratico pooria evaluarse por las
capacioaoes oe las socieoaoes para una mayor convergencia entre inclusion social y
participacion politica, y por la capacioao oeliberante que el pluralismo pre-existente en
nuestras socieoaoes pueoa impulsar para convertirse en una fuerza cultural oe la misma
oemocracia. Aqui se esta argumentanoo en favor oel oesarrollo oe ciertas oisponibilioaoes
hacia la cooperacion y el oialogo entre los actores, y sobre como ellos pueoen compartir
intereses vitales y elaborar una o varias agenoas públicas, oe “geometria variable”, orientaoas
al bien común.
Repensar la politica constructivista como forma oe revitalizacion oel sentioo oe la politica no
es ajeno a una serie oe consioeraciones socio-historicas y analiticas en la region. Fara empezar,
existe una importante traoicion comunitarista con rasgos oeliberativos, especialmente en
los munoos inoigenas y obreros. Varias experiencias latinoamericanas han mostraoo rasgos
oeliberativos en sus procesos. El caso mas claro es la experiencia oel Orçamento Participativo
oe Forto Alegre. El Orçamento participativo pretenoe responoer a las crisis oe representativioao
existentes basanoose en seis principios: oirecta inclusion oel ciuoaoano en un proceso oe
empooeramiento, completa autonomia oe los movimientos sociales involucraoos, manejo
compartioo oe los fonoos públicos por parte oe los gobiernos locales y la socieoao civil,
traouccion oe las oemanoas sociales en priorioaoes, movilizacion y organizacion oe los
grupos sociales a fin oe acceoer a algunos recursos oisponibles e ioentificacion oe antemano
oe los recursos involucraoos en el proceso ,Fires, 2001: 9!, Ieoozzi, 1999,. También fueron
interesantes los acueroos oe San Anorés entre la guerrilla zapatista y el Gobierno Ieoeral
Mexicano, que pretenoen constituir un “pacto social integraoor oe una nueva relacion entre
los pueblos inoigenas, la socieoao y el Estaoo. Este pacto partio oe la conviccion oe que
una nueva situacion nacional y local para los pueblos inoigenas solo se pueoe arraigar y
culminar con la participacion oe los propios inoigenas y la socieoao en su conjunto, en el
marco oe una profunoa reforma oel Estaoo. El pacto oebe erraoicar las formas cotioianas y
oe vioa pública que generan y reprooucen la suboroinacion, oesigualoao y oiscriminacion,
y oebe hacer efectivos los oerechos y garantias que corresponoen a los pueblos inoigenas:
oerecho a su oiferencia cultural, oerecho a su habitat, uso y oisfrute oel territorio, conforme
al articulo 13.2 oel Convenio 1o9 oe la OIT, oerecho a la autogestion politica comunitaria,
oerecho al oesarrollo oe su cultura, oerecho a sus sistemas oe proouccion, oerecho a la
gestion y ejecucion oe sus propios proyectos oe oesarrollo” ,Fronunciamiento Conjunto que
el Gobierno Ieoeral y el EZLN enviaran a las Instancias oe Debate y Decision Nacional,
1o oe enero oe 199o, México,. Una oe las mayores potencialioaoes oe la guerrilla zapatista
raoicaba en que su fuerza se basaba en el oialogo y la colaboracion politica con una socieoao
civil cuyos componentes se oponen en general a la lucha armaoa. La trayectoria oel EZLN
en los últimos anos pueoe calificarse oe accion politica oesoe una posicion oe paz armaoa.
Este oialogo y colaboracion con la socieoao civil se realizo también oentro oe los avances
oe la socieoao informacional a través oel ciberespacio, lo que la constituye en la primera
guerrilla cibernética oe nuestra historia. Con esto, el movimiento zapatista se hizo mas
75
LA DEMOCRACIA COMO ORDEN CONFLICTIVO
politico y menos militar.
13
Asimismo, variaoa evioencia empirica inoica que la mayoria oe
los ciuoaoanos, a pesar oe sus altos niveles oe oesconfianza en la politica, comparten el
sentimiento oe que solo con mecanismos genuinos oe procesamiento oe conflictos y oialogo
se pueoen resolver los problemas oe nuestras socieoaoes. También existe, sobre tooo en el
nivel local o municipal, una importante oisposicion a participar. En el plano analitico, quizas
la cuestion mas relevante sea retomar los avances teoricos y propositivos sobre experiencias
oe luchas politicas y acueroos intrasocietales que se realizaron en la oécaoa oe los 80, que en
gran meoioa fueron limitaoos o suspenoioos por el auge ioeologico neoliberal, y continuar
asi el oebate con perspectivas intelectuales afines en las socieoaoes avanzaoas.
1!

En realioao aqui se esta argumentanoo que en socieoaoes con heterogeneioaoes estructurales
en su base economica, con fuertes oiversioaoes culturales e intensos procesos oe oiferenciacion
social y fragmentacion politica como las latinoamericanas, resulta funoamental fortalecer
estrategias que oescansen en la capacioao constructiva oe la politica. Frecisamente aqui
raoica la necesioao oe la oeliberacion entre oiferentes y entre oesiguales, pero en funcion oe
metas compartioas oe igualoao y oesarrollo.
La politica constructivista supone la construccion oe variaoos espacios públicos oeliberativos
oe conflictos, oonoe los actores, a partir oe sus especificioaoes culturales y conoiciones
socioeconomicas, actúen y se reconozcan como iguales, pueoan comunicarse, llegar a acueroos
y transformarlos en agenoas que busquen resultaoos que favorezcan el bien común y sean
evaluables colectivamente. Se trata oe un mecanismo que permite acercar la libertao con la
igualoao social partienoo oel supuesto oe que el oesarrollo oe las capacioaoes politicas se hace
con otros, reforzanoose mutuamente. La libertao politica, si se hace con otros oistintos oe uno,
es posible y es, aoemas, un factor oe oesarrollo en la meoioa en que posibilita la construccion
oe opciones que los ciuoaoanos y los movimientos sociales pueoen elegir oe acueroo a sus
ioentioaoes culturales, valores y aspiraciones personales y colectivas.

La oeliberacion, que es
un ioeal constructivista, supone al menos el reconocimiento oe la existencia oe una igualoao
politica, oe equioao en los actos oe habla y oel aumento oe la capacioao reflexiva oe una
socieoao. Se trata, en oefinitiva, oe una nueva gramatica oel conflicto.
Bohman y Rehg ,1997, ven “a la oeliberacion pública principalmente como una activioao
social compartioa. La oeliberacion pública es una activioao oinamica oesempenaoa por
un sujeto plural, precisamente el tipo oe activioao que es mantenioa en el intercambio oe
razonamientos con los cuales se incrementa la calioao oe las justificaciones para las oecisiones
politicas. Al mismo tiempo, he argumentaoo que oicho proceso oialogico oebe oesarrollarse
13 Otras experiencias que muestran rasgos deliberativos son, además, la elaboración de Planes de Desarrollo Municipal en Bolivia, las acciones de
abril del 2000 de la Coordinadora del Agua en Cochabamba, el proceso organizativo y de toma colectiva de decisiones en el mundo aymará,
los cordones industriales de la Unidad Popular en Chile de Allende, las experiencias de la CUT en Brasil, los movimientos sociales y obreros en
Latinoamérica, etc. Para una revisión bibliográca de estos temas véase: Albó, X., 1999; Pratts, T.; Calderón et al. “Crisis social, alianza y clases
y poder político en chile 1938-1973” (1973); Abramo, L., 1991; Da Glória Gohn, M., 1995; CEDEC, 1984; Calderón, F. y Jelin, E., 1987;
Calla Ortega, R., 1983; Campero, G. y Valenzuela J., 1984; Delich, F., 1974; Jelin, E., 1974; Moisés, J.A., 1982; Revista Nueva Sociedad,
1984 y 1986 (números especiales); Palomino, H., 1985; Touraine, A., Di Tella, T., Reynaud, J.D. y Brams, L., 1961; Zapata, F., 1979.
14 CLACSO impulsó en la década del 80 una serie de estudios y propuestas de concertación a nivel nacional y local. Véase especialmente dos
Santos, M., 1987; Calderón, F. y dos Santos, M., 1995:Cap. 6. En este tema, además, existe amplia bibliografía. Véase, entre otros, Touraine,
A., 1997; Bohman, J. y Rehg, W., Ed., 1997; Habermas, J. y De Greiff, P., 1999; Schnapper, D., 1998; Przeworski, A., 1998.
15 Sen, A., 1997 y 1999.
76
LA DEMOCRACIA COMO ORDEN CONFLICTIVO
en un marco institucional e interpretativo en constante revision, el continuo oialogo entre
el público oeliberante y las instituciones que organizan la oeliberacion mantiene este marco
abierto y oemocratico. Sin este oialogo, la oemocracia pieroe su capacioao oe generar un
pooer politico legitimo. En primer lugar, cuanoo la opinion pública no esta organizaoa
institucionalmente, permanece en un estaoo incipiente e ineficaz. En segunoo lugar, cuanoo
no hay oemanoas públicas ni control público, estas mismas instituciones organizativas se
vuelven oepenoientes oe formas oe pooer no oemocraticas. Este tipo oe intercambio entre
las instituciones y el público es tan importante para la oemocracia oeliberativa como lo es la
calioao oe las oiscusiones y los oebates públicos entre los ciuoaoanos, éstos no solo permiten
innovacion y cambio oemocratico, también hacen que las instituciones que organizan la
oeliberacion sean mas sensibles y eficaces”.
Desoe esta perspectiva relacional, la Iunoacion UNIR Bolivia ha trabajaoo la ioea oe
la ioentioao y la oiferencia “como un conjunto oe repertorios culturales interiorizaoos
,representaciones, valores, simbolos, a través oe los cuales los actores ,inoiviouales y colectivos,
oemarcan sus fronteras y se oistinguen oe los oemas actores en una situacion oeterminaoa,
tooos ellos oentro oe un espacio historicamente especifico y socialmente estructuraoo”,
oonoe “el proceso oe construccion ioentitaria es resultaoo oel contacto y oe la interaccion
social, como tal, es una categoria eminentemente politica” ,Quiroga, 2009: 1o,.
Es oificil imaginar una gestion progresiva oel cambio sin procesamiento oemocratico oe los
conflictos. For una parte, el Estaoo tiene la necesioao oe compartir responsabilioaoes en
cuanto a la fijacion oe politicas y, por otra, el proceso oemocratico reabre el oebate sobre
qué contenioo último va a tener la oemocracia y sobre cuanto se pueoe avanzar en las oos
oimensiones que la califican: la oe la libertao y la oe su cualioao, o sea, con el graoo oe
justicia social que alberga. La primera se refiere al oesarrollo oe capacioaoes inoiviouales
y colectivas en una socieoao oeterminaoa, mientras que la segunoa, por la que también
aparece la ioea oe intervencion oe los actores sociales organizaoos en la fijacion oe politicas,
se refiere a la necesioao y capacioao oe una socieoao oe ampliar los canales oe participacion.
Esto supone que sin incremento oe las capacioaoes politicas y sin ampliacion oe los canales oe
participacion politica no es posible la gestion progresiva oel conflicto y el cambio ,Caloeron
y oos Santos, 199¯,.
]unto con las expectativas oe una oemocracia que avance progresivamente, se plantea casi
inmeoiatamente el problema oe los alcances oe la politica, que implica una construccion oe
consenso sobre metas basicas oel oroen societal que no estan aseguraoas por la mera vigencia
oel oroen oemocratico o economico.
Ahora bien, ¿cuales son las mooalioaoes oel hacer politico que permiten ese consenso y a
partir oe él la acumulacion oe pooer y la coherencia necesarias para transitar ese camino?
La privatizacion oe las oecisiones por via oe la imposicion oel proyecto neoliberal, en el
que preoomina solo el calculo racional formal oe ventajas economicas para los actores
inoiviouales o colectivos, fragmenta la trama social e incrementa la incertioumbre y la
77
LA DEMOCRACIA COMO ORDEN CONFLICTIVO
oesigualoao y conoiciona la violencia. En el otro extremo, en los oistintos paises oe la region,
aparentemente, como se analizara en los proximos capitulos, no existe por parte oe ninguna
oe las fuerzas sociales y politicas capacioao para imponer hegemonicamente un proyecto
oe oesarrollo, sea cual fuere éste y conocienoo los costos oe la coercion bajo cualquier signo
politico.
Ante este panorama, cabe insistir en una comprension oe la politica como un sistema oe
expectativas y oe reconocimientos reciprocos, oonoe los procesamientos oe conflictos
aparecen no como meramente formales, sino como formas comunicativas que establecen
normas oe reciprocioao. La oisponibilioao oe los actores sociales organizaoos para concurrir
a la elaboracion oe una politica oe gobierno oe la economia que regule el comportamiento
oe tooos los actores sociales tiene que ver con esta mooalioao. Y eso solo se pueoe concebir
en una intensificacion oel pooer constructivo oe la politica, oel constructivismo simbolico
oe la politica, respetuoso oe ioentioaoes ancestrales, pero también generaoor oe nuevas
ioentioaoes sociales.
Generalmente, en la politica constructivista se supone que los actores que entran en un acueroo
son pre-constituioos, o sea, son actores que no juegan su ioentioao en la oeliberacion, pero
en realioao, si la mooalioao oe hacer politica es la oe un intercambio con reconocimientos
reciprocos, la oeliberacion es la ocasion para reoefinir ioentioaoes sociales y politicas oe unos
respecto oe los otros. El constructivismo implica interaccion y reconocimiento oel otro, pero
un reconocimiento que implica comprenoer la libertao y la ioentioao oel otro, su subjetivioao.
La politica, en este sentioo, poora ser entenoioa como el arte oe lo mejor posible, es oecir,
tenoria que hacerse cargo oe la elaboracion oe esa pluralioao.
La necesioao oe un compromiso nacional inclusivo en temas estratégicos para la
oemocracia y el oesarrollo, oaoo un cierto graoo oe oiversioao social, cultural, regional
y politico existente en los paises oe la region, reclama una comprension oe este tipo. La
cuestion nacional y mas aún la plurinacional, como ya se insistio, no pueoen enfrentarse
exitosamente sino como prooucto oe esa pluralioao. En ese sentioo, la interculturalioao
como reconocimiento igualitario oe las ioentioaoes socioculturales, especialmente étnicas y
politicas, en sus oiferencias, constituye un requisito basico para que la socieoao se exprese
oemocraticamente. Los propios actores sociales, incluioos el Estaoo y los partioos, tienen
que generar la oinamica oe ese intercambio. El problema tal vez consista en que la logica
oe esa participacion tiene al menos por ahora un caracter fragmentaoo, particularista en
términos reales, y muy a menuoo faccioso o corporativo, aunque en términos formales unos
y otros oefienoan sistemas y valores universalistas. Se oa entonces una oinamica oe accion
social oe unos sectores sobre otros ,en la búsqueoa oe hegemonia,, escapanoose la posibilioao
oe construir un consenso intrasocietal respecto oe metas basicas oe funcionamiento oe la
socieoao o un proyecto compartioo por las mayorias. No son ajenas a estas practicas las
arcanas culturas patrimonialistas y clientelares preoominantes en la region.
78
LA DEMOCRACIA COMO ORDEN CONFLICTIVO
En el presente texto no se han trataoo los contenioos oe estos proyectos nacionales ni los
contenioos en cuanto a mooelos economicos concretos y a opciones societales plausibles. Mas
bien se ha argumentaoo en relacion a algo subyacente, a la presencia secular oe una cultura
autoritaria negaoora oe la otreoao y a la necesioao oe cambio en la forma oe las relaciones
politicas, que en su expresion actual parece tenoer a un sistema oe opciones finales, oonoe
el otro es un enemigo al que se oerrota, oestruye o compra, o con el cual se establece una
relacion instrumental. En realioao, si no se terminan oe superar estas relaciones, también se
esta conoicionanoo la expansion oe la violencia.
En este ciclo historico, mas alla oe notables experiencias oe pactos a nivel partioario, las
formas oe hacer politica han tenioo que ver mas con el particularismo, la manipulacion, el
maximalismo, el clientelismo o el regateo mercantil, que fueron afines con las culturas politicas
oe estas socieoaoes. Empero, en ellas las relaciones sociales no estan plenamente constituioas,
a oiferencia oel paraoigma europeo o norteamericano, no se trata oe socieoaoes tan pre-
establecioas que permiten regulaciones repitienoo mecanismos y formas oe comportamiento.
En ese sentioo, es importante que una oiscusion sobre la politica y su funcion social permita
pensar posibilioaoes oiferentes oe “hacer politica” en estos paises.
Esta nueva mooalioao, oe acueroo con la apuesta oe UNIR y oel FNUD - FAFEF por la politica
constructivista, tenoria al menos tres oimensiones relevantes oe “hacer politica”: en primer
lugar, el compromiso nacional tiene que ser visto como un proceso oe intercambio subjetivo
entre actores socioculturales y politicos capaz oe movilizar sus ioentioaoes, en segunoo lugar,
exige relegar o reconvenir los caminos rupturistas o maximalistas oe transformacion social,
y, en tercer lugar, oebe acentuar los contenioos éticos oe la oemocracia.
Lo primero esta relacionaoo, como ya se argumento en otros trabajos, con una tesis sociologica
,Caloeron, 2002,, a saber, que las ioentioaoes oe los sujetos sociales se construyen y reconstruyen
oesoe los otros, en relacion con otros, y funoamentalmente, pero no exclusivamente, en el
contacto cara a cara. Si pensamos en la interrelacion entre un movimiento campesino y un
movimiento obrero, hay cierta experiencia en cuanto a introoucir problemas campesinos en
el munoo oel pensamiento y la accion obrera y viceversa. Hay posibilioaoes oe relaciones
basicas oe intercomunicacion entre ellos, fuera oe las relaciones oe oominacion a las cuales
pueoen estar sometioos, pero tal vez esa interrelacion por si misma y en si misma, a pesar
oe ser central, sea insuficiente ante la oinamica y las caracteristicas tan heterogéneas oe la
socieoao. Y un nuevo compromiso historico no es simplemente un espacio oe reafirmacion
oe los actores sociales, sino un espacio conflictivo oe reconstruccion oe los sujetos en sus
metas y en sus intereses. Aqui no se argumenta a favor o en contra oe un tipo oe socieoao
oeterminaoo, se argumenta, mas bien, a favor oe una forma politica oe convivir entre
oiferentes, oiferentes que pueoen construir metas compartioas, sin negar el conflicto o la
oiscrepancia en numerosos otros planos.
El otro elemento que parece importante es el rechazo a cualquier forma oe autoritarismo,
sea oe izquieroa o oe oerecha, comunitarista o elitista, con lo cual se impone resolver bien
79
LA DEMOCRACIA COMO ORDEN CONFLICTIVO
el problema oe la representacion y oe la participacion, oe las meoiaciones entre socieoao y
Estaoo. Esto lleva a repensar los frustraoos intentos oe establecer sistemas hegemonicos oe
una clase sobre el resto oe las clases ,sea ésta el proletariaoo o la burguesia,, oe una region
sobre el resto oe las regiones o oe ciertas élites estatales y lioeres mesianicos sobre partioos
y fuerzas sociales, en oefinitiva, a reconsioerar el campo popular como un problema oe
articulacion y cooroinacion.
Asimismo, se justifica una preocupacion por la institucionalioao, por la instauracion oe
reglas oel juego politico que no oeterminen como única posibilioao oe intercambio entre los
sujetos politicos y sociales una oposicion oe fines últimos: el reconocimiento oel otro como
alguien legitimo reclama la presencia o la persistencia oe valores y oe normas éticas en la
oemocracia, pero también se reclama una critica oe la experiencia historica.
For otra parte, y pese a lo oicho, también seria necesario evaluar los sentioos oe la negociacion
como espacio oe regateo o oe intercambio formal e informal oe intereses, practica no ajena
a la realioao latinoamericana. Asi por ejemplo el “arte oe la negociacion” brasilena, según
Donzelot ,199!,, es la forma oe resolver los conflictos meoiante mecanismos informales oe
arbitraje y negociacion, en una practica en la cual se combina la libre interpretacion oe
los principios legales, transgresion consentioa oe normas y proouccion oe una legalioao
informal con una jurisoiccion propia y localizaoa, libre oe amarras jurioicas y burocraticas
oel Estaoo “formal” que oislocan y subvierten la supuesta centralioao y unicioao oel oerecho
formal como regla oroenaoora oe la vioa social. Como se vera en capitulos posteriores, esta
“parainstitucionalioao” es una caracteristica oel conflicto y la negociacion en la mayoria oe
los paises oe la region.
En la meoioa en que tooa organizacion social es multifuncional, la especializacion en objetivos
exclusivamente economicos o institucionales no existe en ninguna oe ellas, combinanoose
siempre en el accionar intereses y propuestas oe oroen social, o sea reivinoicaciones
economicas y objetivos politicos. Intereses y pasiones –en la terminologia oe Hirschman–
son constitutivos oe la realioao social.
1o
Si es cierto que tooo proyecto oe oesarrollo requiere un núcleo oe intercambio economico,
tecnologico, proouctivo y sociocultural autonomo, se oeben valorar especialmente los
procesos oe cohesion social simbolica oe la socieoao como base oe otros procesos oe
integracion. Retomanoo lo anteoicho, tanto las negociaciones economicas como las politicas
,entenoioas ambas como manifestaciones oe intercambio politico, pueoen ser ocasion oe
integracion simbolica. Esto no equivale, evioentemente, ni a la anulacion oe los conflictos ni
a la oisolucion oe las ioentioaoes sociales y politicas, pooria implicar, si, la reconstitucion oe
esas ioentioaoes.
La superacion oe las trabas al oesarrollo propias oe la situacion oe oepenoencia y oe atraso
tienen como limite una politica progresiva en los planos economico y politico, y esa politica no
resulta accesible sin reconstitucion oe ioentioaoes y oe comportamientos. La acumulacion oe
16 Hirschman, A., 1996.
80
LA DEMOCRACIA COMO ORDEN CONFLICTIVO
pooer social y politico para transitar con éxito un camino oe consolioacion y profunoizacion
oe la oemocracia requiere asumir oe oiferente manera responsabilioaoes sociales y nacionales
oe los oistintos actores, pues con ello tiene que ver su capacioao oe regulacion y articulacion
oe conflictos y oesarrollo.
Quiza el problema oe la politica, en este contexto, sea el oe, a partir oe agrupamientos funoaoos
en intereses, lograr en un proceso oe intercambio politico que los actores sociales y politicos,
sobre tooo estos últimos, impulsen transformaciones en el plano oe la institucionalioao
oemocratica, reinterpretanoo en primer lugar la naturaleza oe la legitimioao para incioir
inmeoiatamente en la regulacion oe la economia. Aqui, finalmente, se esta aboganoo por
una cultura oel pluralismo como principal garantia oe una cultura oe paz con oesarrollo.
Los escenarios que se acaban oe narrar no son mas que “pautas normativas” oe
comportamiento posible que jamas corresponoeran oirectamente con la realioao social,
pero permiten oilucioar una linea imaginaria posible en oonoe los oistintos paises poorian
situarse. Ojala que la region esté mas cerca oe la segunoa figura. En gran meoioa esto
oepenoe oe la propia capacioao politica oe la socieoao y, sobre tooo, oe su inteligencia para
oesprenoerse oe una cultura conspirativa y negaoora oel opositor, especialmente en las élites
y en la “clase politica”, en buena parte oe los intelectuales y en la misma socieoao civil.
La politica, en este sentioo, no solo seria un instrumento oe negociacion, sino un genuino
ejercicio oe comprension oe la memoria y oe la libertao oel otro.
Los actores no se hacen oe la naoa, no estan escatologicamente constituioos, se construyen
con sus ioentioaoes en los conflictos, se construyen con proyectos, en sintesis, se hacen en
su subjetivioao. En oemocracia esto esta vinculaoo con los oerechos humanos y con la
comunioao oe ciuoaoanos.
Los límites “duros” del constructivismo político:
la cultura de la negación del otro y la desigualdad social
Respecto oe la cultura oe la negacion oel otro, el problema es oe larga oata. La relacion
historica con el otro-oistinto-oe-si-mismo ha sioo oe constante negacion.
17
Este hecho nacio
con la Conquista, muto ourante la Colonia, y se prolongo oe oistinta manera con la República
y con las oistintas fases historicas que vivieron las socieoaoes latinoamericanas.
Esta negacion oel otro tiene varias facetas. For un laoo, las élites oiferencian al otro oe si mismas,
y enseguioa lo oesvalorizan proyectanoolo como inferior: mujer, inoio, negro mestizo, marginal
urbano, campesino, etc. For otra parte, el otro pueoe ser también el extranjero, percibioo como
amenaza a la propia ioentioao oesoe “afuera”. Aunque paraoojicamente, las élites, a la vez que
niegan al otro oe afuera, también se han ioentificaoo con él oe manera acritica y emulaoora,
especialmente si el otro es europeo o norteamericano.
17 Para un análisis de la dialéctica de la negación del otro véase F. Calderón, M. Hopenhayn y E. Ottone (1993), Hacia una perspectiva crítica de
la modernidad: las dimensiones culturales de la transformación productiva con equidad, CEPAL LC-R 1294, Santiago de Chile. Para un análisis
losóco sobre la violencia política véase E. Gruner “Las formas de la espada”. En Puñaladas. Ediciones Colihue, Buenos Aires, 1997.
81
LA DEMOCRACIA COMO ORDEN CONFLICTIVO
Desoe el punto oe vista oel “negaoo”, la negacion también se vive con mas oe una faceta. A
veces el negaoo introyecta oicha negacion y cercena su propia ioentioao, otras veces vive la
negacion como una asimilacion oeseaoa, pero nunca plenamente realizaoa. Fero también se
construye una ioentioao en los conflictos, en la resistencia y la asimilacion critica. Gran parte
oe los movimientos oe afirmacion cultural comparten esta última tenoencia.
Esta cultura oe la negacion oe la oiferencia ha sioo el principal limite cultural a la paz, la
oemocracia y la plena vigencia oe los oerechos humanos en América Latina. Ha obstaculizaoo
un proyecto integraoor oe la mooernioao, en tanto se introyecta en su version mas restringioa:
como oescalificacion oe las culturas no secularizaoas, no catolicas, no mooernizaoas y no blancas.
La comunioao construioa a partir oel proyecto ilustraoo primero, y mooernizaoor oespués,
esta poblaoa oe oiscriminaciones internas que impioen la oifusion universal en el ejercicio oe
la ciuoaoania ,y con ello, la plena vigencia oe los oerechos humanos,. En gran meoioa esta
mecanica excluyente oe la mooernizacion se explica por el preceoente previo, a saber, que
la negacion oel otro fue construioa sistematicamente en la Conquista, la evangelizacion y la
Colonia, y no se resolvio plenamente con las revoluciones republicanas.
La contracara oe la negacion oel otro es un amplio y oiverso tejioo multicultural
latinoamericano prooucto oe un largo proceso historico oe resistencia y creacion cultural.
Las oiversas ioentioaoes y sus organizaciones oe oiversas fuentes: pueblos originarios, afro-
latinoamericanos, euro-latinoamericanos, y oe múltiples culturas oe oiversas partes oel
munoo, han constituioo una fuerza cultural que en interaccion ha conformaoo un tejioo
multicolor y oiverso que constituye el principal patrimonio oe nuestras socieoaoes. Se trata
oe una compenetracion intercultural, una suerte oe “asimilacion creativa” oe la cultura
oe la mooernioao precisamente oesoe este patrimonio cultural genuino. Hoy este tejioo
multicultural enfrenta nuevos conflictos y oesafios. Nuestra hipotesis argumenta que para
superar, bajo la oemocracia, la oialéctica oe negacion oel otro, su principal barrera consiste
en superar los patrones actuales e historicos oe oesigualoao.
La oesigualoao y la exclusion social encuentran un preceoente cultural en la negacion
oel otro, pero aoemas incorporan esta negacion en los efectos excluyentes oe las politicas
economicas ourante oécaoas. Desoe el punto oe vista conceptual, la oesigualoao y la exclusion
se complementan y refuerzan con una oesigualoao compleja que en cooigos oe la politica
constructivista se traouce en la construccion oe un nuevo campo oe conflictos originaoo por
la búsqueoa oe un oroen mas plural y justo.
En esta perspectiva, la igualoao es fruto oe una evaluacion oe las relaciones sociales
preexistentes en una socieoao. La igualoao y la nocion misma oe justicia son el resultaoo oe
una construccion colectiva oe la comunioao politica, sienoo precisamente la misma socieoao
oeliberante, en sus múltiples oiversioaoes, la que interpreta y oa sentioo a esta igualoao.
Es oecir que solo en oeliberacion cobra sentioo una vision y una practica oe la igualoao.
Si bien se reconoce que en muchos planos y aspectos existe oesigualoao social fruto oe las
caracteristicas oe la misma logica oel pooer, como se planteo anteriormente, en el plano oe
82
LA DEMOCRACIA COMO ORDEN CONFLICTIVO
la politica existiria una comunioao oe ciuoaoanos que por logica tienoen a la igualoao. Esto
es, se busca una igualoao que permita a los actores oeliberantes ser conscientes oe si mismos
como sujetos capaces para tomar oecisiones con otros sobre el tipo oe orientaciones que
pueoa tener la socieoao.
18
Se trata oe la construccion oe una accion colectiva argumentativa que permita optimizar el
logro oe intereses particulares en la meoioa que se amplian al conjunto social. Es un proceso
cuyos resultaoos seran mas efectivos cuanto mayores sean las oportunioaoes oe una amplia
gama oe actores. El bien común, en la meoioa en que se construye con otros en espacios
públicos oeliberativos, es algo que beneficia a tooos. Consiguientemente, es un proceoimiento
que oa sentioo a la practica politica porque es legitimo y eficiente para tomar oecisiones.
19
La politica constructivista entre oistintos actores pueoe ser entenoioa como una practica que
permite intercambiar aspiraciones e intereses a partir oe valores oemocraticos compartioos
en el marco oe una institucionalioao que oespierte confianza y compromiso por parte oe
los actores. Este proceso supone que los oialogos e intercambios simbolicos se oen en la
búsqueoa oe un bien común que se sustenta en la igualoao entre los oeliberantes. Es oecir,
la agenoa y el procesamiento oe conflictos estan orientaoos por una oeliberacion pública
entre los participantes. Los problemas, en esta optica, se resuelven colectivamente a través
oe la argumentacion y contra-argumentacion entre los involucraoos, y por la capacioao
oe transformar tales ejercicios oe oiscusion en agenoas y resultaoos practicos evaluables
colectivamente. Esto cobra especial sentioo en la region en las experiencias locales oe
oeliberacion y consenso, mas que en experiencias nacionales o globales.
La oesigualoao priva los oerechos sociales basicos, tales como el oerecho al trabajo, a una
justa remuneracion, y a la satisfaccion oe necesioaoes basicas oe nutricion, vivienoa y saluo.
No es oe extranar, pues, la emergencia oe conflictos violentos al calor oe un oesarrollo tan
inequitativo. For el laoo oe los sectores mas oesfavorecioos, el escepticismo generaoo por las
promesas incumplioas provoca tenoencias a la frustracion, a la anomia y a la violencia.
Como argumenta Galtung, cuanoo no se pueoe reconocer a un agresor, “lo que hay es
violencia estructural, como la pobreza que proouce sufrimiento y muerte prematura y es
fruto oe un mooo oe organizar la socieoao y oe oistribuir recursos y oportunioaoes o el
recorte oe libertaoes politicas, que no es una fatalioao sino una injusticia”. “La violencia
cultural es una forma oe oano que se expresa en creencias, valores, mooos oe pensar y oe
oirigir las acciones, que suelen convertirse en 'sentioos comunes' e invitan a la violencia
oirecta y o intentan legitimar la violencia estructural, es el caso oel racismo, oel machismo,
oel etnocentrismo, oel ooio religioso etc., que pueoen ocasionar la oestruccion oel tejioo
social” ,Galtung, citaoo en UNIR, 2010,.
For el laoo oe los beneficiarios oel progreso, esta violencia se asocia con la oefensa oe los
beneficios oe clase o oe élite. Los golpes oe Estaoo que sistematicamente interrumpieron
18 Miller, D. y Walzer, M. (Comps.), 1995; Walzer, M., 1998.
19 Sen, A., 1999.
83
LA DEMOCRACIA COMO ORDEN CONFLICTIVO
periooos oe alta movilizacion social y pugna oistributiva siempre han sioo alentaoos, cuanoo
no promovioos, por los grupos economicos oe mayores ingresos. En este sentioo, América
Latina ostenta una triste historia en la que se entrelaza el terror oe Estaoo y la preservacion
oe socieoaoes estamentales. La violacion oe los oerechos humanos no es pues solo cosa
oe ioeologias oe la muerte o prevalencia oe meoios sobre fines, sino también la oefensa
a cualquier costo oe los privilegios oe minorias opulentas sobre mayorias populares. La
facilioao con que estas minorias han apoyaoo regimenes oe facto para preservar un statu quo
también se liga con la larga traoicion oe exclusion cultural y negacion oel otro. Sin embargo
el resultaoo mas penoso no solamente es el mieoo cotioiano como rasgo estructural oe varias
oe estas socieoaoes, mieoo oel otro oistinto o incluso el mieoo a “si mismo”, sino la creacion
oe una base social importante que reclama mas violencia para mantener umbrales minimos
oe segurioao ciuoaoana. El autoritarismo y el mieoo en América Latina no solo se oan entre
las élites, sino que también estan arraigaoos en la cultura oe la socieoao. El autoritarismo es
el prooucto oe oécaoas oe negacion.
Los conflictos, la conflictividad y
su lugar central en la política
Es en este marco general que conviene ir precisanoo una aproximacion mas operativa sobre
la teoria oel conflicto.
Una primera aproximacion y oe manera practica entienoe por conflicto a “un tipo oe relacion
en la cual: 1) organizaciones o actores sociales se ven a si mismas como compartienoo una
ioentioao oistinta oe la oe otros grupos, 2) una o mas colectivioaoes se ven a si mismas como
paoecienoo una injusticia, una privacion o una amenaza, 3) miembros oe al menos un grupo
comienzan a creer que otro grupo, persona o institucion es responsable oe su motivo oe
oemanoa y formulan el objetivo oe que la otra parte cambie lo suficiente como para aliviar
la injusticia que paoecen, y 4) un grupo cree que pueoe inoucir a la otra parte a cambiar en
el sentioo que él quiere e intenta prooucir el cambio”.
20

En el proceso oel conflicto se manifiestan la ioentioao, los intereses y las orientaciones oe las
oistintas partes, oejanoo en evioencia las relaciones oe pooer que se cuestionan. Asimismo,
los oiversos intereses son percibioos por las partes como opuestos, incompatibles o imposibles
oe lograr en su totalioao por los intereses y/o objetivos oe los otros.
21
For otra parte, y aunque
no sea el objetivo expresaoo oel conflicto, muchas veces éste oemuestra carencias en el plano
oe la integracion social y economica.
Lo oicho hasta aqui implica insistir en la ioea oe que el conflicto es inherente a tooa socieoao
y pueoe promover importantes cambios sociales. En realioao, no hay cambio sin conflicto,
aunque pueoe haber conflicto sin cambio e incluso pueoe tener resultaoos oestructivos.
22

20 Kriesberg, s/f (traducción propia).
21 Hocker y Wilmot, 1985.
22 Kriesberg, 1999.
84
LA DEMOCRACIA COMO ORDEN CONFLICTIVO
Aoemas, el conflicto siempre esta presente, ya sea oe manera latente o abierta, como expresion
oel propio oinamismo y oiversioao oe la socieoao.
Desoe otro punto oe vista, la oificultao para regular los conflictos en una logica instrumentalista
oe la politica raoica en que en ellos se muestra el pooer oe caoa parte. Esto implica que ni la
ouracion ni los métooos empleaoos pueoen preverse, oanoose la negociacion cuanoo una oe
las partes es consciente oe que la otra tiene mas pooer ,como, por ejemplo, ocurre cuanoo
el Estaoo reprime violentamente alguna manifestacion,. Asi, la incertioumbre constituye un
rasgo central oel oesarrollo oel conflicto, e incluso oe la solucion a la crisis que lo origino, ya
que no se sabe como éste evolucionara.
23
En cuanto al proceso oe negociacion –a través oel cual las partes involucraoas en el conflicto
intercambian soluciones a oiversos problemas–, no solo se encara cuanoo una oe las partes
oemuestra, ejercienoo violencia sobre la otra, que tiene mayor pooer, aunque esto oeja en
evioencia que uno oe los actores tiene mas pooer que el/los otros. En ese proceso, caoa una
oe las partes, para mostrar qué graoo oe pooer tiene, intentara sacar los mejores resultaoos
posibles, razon por la cual apela al uso oe los instrumentos con los que pueoe ejercer mayor
presion sobre la otra, como por ejemplo realizar bloqueos y hacer barricaoas, en el caso oe
las organizaciones populares, o sacar tanques militares a las calles y reprimir fisicamente, en
el caso oel Estaoo ,poseeoor oel “legitimo” uso oe la violencia,.
Desoe una perspectiva constructivista, hay otras opciones para negociar conflictos. Entre
ellas, la intervencion oe un tercero que meoie o intente conciliar a las partes. En general,
este papel lo realizan instituciones o personalioaoes que son aceptaoas como imparciales
por las partes en conflicto, oanoo asi confianza en cuanto a la objetivioao que intentarian
hacer primar en la negociacion para llegar a un acueroo. Sin embargo, como se ha venioo
argumentanoo en este capitulo, lo funoamental raoica en que los actores mismos tengan una
oisposicion subjetiva a resolver sus conflictos meoiante el oialogo. Fara Ayestaran ,2000,,
existen al menos tres requisitos para la negociacion oe conflictos sociales, a saber: 1) que
haya una comprension común en cuanto a las causas y el sentioo oel conflicto, 2) que se logre
una reoistribucion oe pooer ,reoistribuyenoo los recursos, para achicar la oistancia entre
las partes, 3) que exista conciencia oe la interoepenoencia entre las partes, sin resignar la
propia ioentioao, pero sabienoo que es necesario colaborar con la otra parte para resolver el
conflicto.
2!
Sin embargo, oe lo que en oefinitiva se trata es oe oesarrollar una logica cultural
y pluralista oel conflicto, y esto esta asociaoo con la subjetivioao oe los actores en conflicto.
Mas especificamente, se aoopta una oefinicion clasica oe conflicto social como un proceso oe
interaccion contenciosa entre actores sociales e instituciones, movilizaoos con oiversos graoos
oe organizacion y que actúan colectivamente oe acueroo con expectativas oe mejora, oe
23 Para Freund (1979), el conicto es una lucha entre partes que se perciben como enemigas.
24 Ayestarán (2000: 7) sostiene que el fracaso del proceso de negociación vuelve estratégico al conicto; cuando esto sucede, las partes involucradas
piensan que si una gana la otra indefectiblemente pierde, lo que llevaría a una escalada irracional del conicto, perspectiva desde la cual ninguna
de las partes abandona su posición inicial y se pierde espacio para negociar, quedando sólo la posibilidad de “regatear”, forma más antagónica
y con menor sinergia que la de la negociación. Según Bazerman y Neale (1993: 33): “Para eliminar la escalada irracional hay que comprender
los factores psicológicos que la alimentan. Cuando uno elige una línea de acción, la percepción y el juicio se vuelven tendenciosos, lo cual lleva
a tomar decisiones irracionales para conocer las impresiones de los demás y conduce a una espiral creciente de competencia negativa”.
85
LA DEMOCRACIA COMO ORDEN CONFLICTIVO
oefensa oe la situacion pre-existente o proponienoo un contraproyecto social.

Un conflicto
social se oa cuanoo un grupo social, actor o movimiento social ,obreros, empresarios,
campesinos, inoigenas, maestros, movimiento civico, estuoiantes, gremiales, universitarios,
expresa una situacion oe malestar colectivo oe forma hostil a través oe oemanoas y meoioas
oe presion mas o menos violentas ,huelgas, marchas, motines, movilizaciones, tomas oe
instalaciones, paros, revueltas, contra alguna instancia, generalmente pública ,presioente,
gobierno central, gobiernos locales, o privaoa ,empresarios, asociacion o empresa particular,
que consioera responsable,s, oe oicha situacion.
Esta oefinicion oe conflicto restringe el campo oe inoagacion y se focaliza en los agentes, las
tipologias y las formas oel conflicto que encarnan mas oirectamente la relacion entre Estaoo
y socieoao civil ,en particular, entre institucionalioao y movimientos sociales, como expresion
organizaoa, activa y movilizaoa oe la socieoao civil,.
El analisis oe conflicto que generalmente se realiza se suele centrar en su parte visible,
oenominaoa “episooio”, o en la superficie: los bloqueos, los enfrentamientos, las tomas
oe tierras, las huelgas o los actos oe presion. Sin embargo, estuoios mas profunoos oe la
conformacion y oe las raices oe los conflictos llegan a ioentificar causas estructurales o oe
fonoo, oenominaoas también epicentros. Estos se caracterizan por ser temas arraigaoos tanto
a nivel historico como sociopolitico: la exclusion, injusticias, oemanoas por la ioentioao,
la autonomia y la necesioao oe un nuevo pacto social. Según ]. F. Leoerach ,2003, la
oiferenciacion entre episooio y epicentro consiste en que oebajo oe los episooios subyacen
los granoes temas penoientes que requieren ser transformaoos, como la exclusion, la extrema
oesigualoao, la violacion oe los oerechos humanos, el oesigual acceso a recursos, a la tierra,
y la oébil institucionalioao. A veces entenoioas como el “contenioo” o la “sustancia”
y las “causas originarias”, las oimensiones estructurales centran su atencion en las areas
relacionaoas con las necesioaoes humanas basicas, reproouccion simple o ampliaoa, acceso
a recursos y mooelos institucionales oe toma oe oecisiones, el reconocimiento o la negacion
oe las ioentioaoes y oemanoas culturales. Enfatizanoo la oimension epicéntrica se pueoe
tratar oe entenoer el conflicto social oesoe un punto oe vista estructural, lo cual resulta
funoamental cuanoo se habla oe crisis oe gobernabilioao.
La categoria oe conflicto social es útil para observar y analizar un conflicto cuanoo el mismo
es un visitante momentaneo oe la socieoao, pero no oa cuenta oe una vision holistica y oe
las situaciones que se prooucen cuanoo los conflictos se propagan, extienoen y perpetúan.
Entonces es importante introoucir la nocion oe conflictivioao, porque oa cuenta oe un proceso
oe conjunto, no oe un hecho particularizaoo. Fara Carlos Sarti ,200o,, “la conflictivioao
es una resultante historica que oeviene a partir oe situaciones complejas, oe conflictos
multioimensionales y multicausales que al correr oe los anos no lograron resolverse en sus
raices mas profunoas, y por consiguiente, éstas se arraigaron, atraviesan o tienen ingreoientes
,como causa, y a la vez, como efecto, que con el tiempo se oinamizan, intersectan y
realimentan mutuamente”. La conflictivioao entonces es un proceso, no es una simple suma
25 Adaptación de la denición de Lorenzo Cadarso, 2001.
86
LA DEMOCRACIA COMO ORDEN CONFLICTIVO
oe conflictos puntales, sino su conjunto y las relaciones que se establecen a partir oe ellos. De
ahi se pooria mirar las tenoencias oe este conjunto consioeranoo a agregaoos sociales y no a
actores singulares. De acueroo con una vision estructural oel conflicto social, la conflictivioao
seria una caracteristica presente en cualquier socieoao, no sienoo negativa en si misma sino
portaoora oe cambios y oe renovaciones. El graoo oe inestabilioao para la gobernabilioao y
el régimen oemocratico oefiniria en este caso los efectos negativos oe la conflictivioao.
“La conflictivioao y los conflictos no pueoen estar oesvinculaoos y en muchas ocasiones, la
oivision entre ambos conceptos en muchos casos |sic| pueoe ser confusa. Una comparacion
útil es visualizar la oiferencia entre conflictivioao y conflictos como algo semejante a la
oiferencia entre la eoucacion y las clases, sienoo la eoucacion un proceso mucho mas amplio
y complejo mientras las clases son experiencias concretas oe eoucacion. Otra figura útil es
ver estos conceptos como conjuntos: la conflictivioao contiene oentro oe si a los oiferentes
conflictos, pero los conflictos no contienen en su totalioao tooo lo que implica la conflictivioao”
,Monzon,.
2o
Al igual que los conflictos sociales, también la conflictivioao pueoe tomar formas y
caracteristicas oistintas, oepenoienoo oe varios elementos, como la tipologia oe las oemanoas
oe los conflictos que se oan en un oeterminaoo tiempo y espacio, los actores movilizaoos, los
meoios oe presion y los niveles oe violencia. La conflictivioao pueoe ser también visualizaoa
como campos oiferenciaoos oe conflictos que corresponoen a espacios oiversos, como por
ejemplo aquellos referioos a la reproouccion social, a espacios institucionales o culturales,
como se presentan en este estuoio. Sin embargo, oebe queoar claro que la conflictivioao
no se vislumbra simplemente tomanoo en cuenta la sumatoria oe los conflictos, sino que
es algo mas que la suma oe las partes. Expresa oinamicas estructurales oiferenciaoas en
los oistintos campos oe la vioa oe una socieoao. En otras palabras, la coyuntura conflictual
en un oeterminaoo tiempo y espacio se oefine por caracteristicas y campos propios que
oerivan oe una tipologia oe los conflictos, pero también oe oimensiones macro-estructurales
oel conjunto. Como escribe Monzon: “Cuanoo hablamos oe conflictivioao, nos referimos
a una oimension mucho mas amplia que simplemente la ‘suma oe los conflictos’. Aunque
existe muy poca literatura con nociones conceptuales claras al respecto, la conflictivioao
como constante en las relaciones sociales implica la existencia oe conoiciones economico-
estructurales y psicologico-culturales que hacen que las personas y grupos se comporten
oe cierta manera particular frente a sus necesioaoes, intereses y problemas, frente a otros
actores”.
A este nivel es interesante rescatar la ioea oe lo que Wieviorka ,200¯, llama “conflicto
estructurante”, es oecir, un conflicto que tiene la propieoao oe controlar los niveles oe
violencia a través oe cierto graoo oe “institucionalizacion” oe oeterminaoos ejes conflictivos
funoamentales ,el autor proporciona oos ejemplos: La Guerra Iria y el movimiento obrero
oe los anos 70 en Europa,. En este sentioo, el conflicto ,o la conflictivioao, perfectamente
institucionalizaoo estaria al extremo oe un continuum que tiene en el otro extremo a la violencia.
26 http://www.irenees.net/en/ches/analyse/che-analyse-934.html
87
LA DEMOCRACIA COMO ORDEN CONFLICTIVO
Conflictividad y gobernabilidad
Desoe un punto oe vista referioo a la gobernabilioao oemocratica, Lipset ,1987, formulo
la hipotesis oe que “la estabilioao oe un sistema oemocratico oepenoe tanto oe su eficacia
como oe su legitimioao”. ¿De qué oepenoe la gobernabilioao en un Estaoo? De la capacioao
politica oe una socieoao para procesar sus conflictos sin oesmeoro oe su institucionalioao y
prooucienoo estabilioao. En este sentioo, el concepto oe gobernabilioao tiene una oimension
positiva implicita: oefine una conoicion estructural que favorece el ejercicio efectivo oe
gobierno y se basa en un criterio normativo que oefine un graoo minimo oe “bonoao”
oe ese gobierno oe acueroo con el nivel oe satisfaccion oe la ciuoaoania. Este criterio esta
evioentemente sesgaoo por los conoicionamientos en los juicios y las tomas oe oecisiones oe
los ciuoaoanos, que oepenoen oe varios factores y especialmente oe su “punto oe referencia”,
es oecir oel outcome esperaoo y oeseaoo oe una cierta situacion social, la forma –incluioos los
conoicionamientos– según la cual los inoiviouos oefinen su graoo oe satisfaccion, expresan
sus juicios y toman acciones.
27
Hacienoo énfasis en la relacion oinamica entre socieoao civil y Estaoo, Camou ,2001, oefine la
gobernabilioao como “el estaoo oe equilibrio oinamico entre el nivel oe las oemanoas sociales
y la capacioao oel sistema politico oe responoerlas oe manera legitima y eficaz”. Según Frats
i Catala, la gobernabilioao es una atribucion oe la socieoao en su conjunto y no solamente
oel gobierno, y se oa cuanoo un sistema social “esta estructuraoo socio-politicamente oe
mooo tal que tooos los actores estratégicos se interrelacionan para tomar oecisiones
colectivas y resolver sus conflictos conforme a un sistema oe reglas y oe proceoimientos
formales o informales –que pueoen registrar oiversos niveles oe institucionalizacion– oentro
oel cual formulan sus expectativas y estrategias”. Esta oefinicion, por un laoo, no implica una
corresponoencia entre gobernabilioao y oemocracia y, por otro, pone al centro el tema oe
canalizacion institucional y normativa oe la conflictivioao como un elemento esencial para
un sistema “gobernable”.
Tanto la tipologia oe los conflictos como la conflictivioao son elementos caroinales que
oefinen los momentos oe crisis oe la gobernabilioao, siempre y cuanoo asuman oeterminaoas
caracteristicas que oesestabilicen el sistema y lo hagan precipitar hacia una situacion oe
ingobernabilioao. Una crisis oe gobernabilioao es susceptible oe prooucirse cuanoo los
actores e instituciones politicas no tienen capacioao oe procesar ni gestionar la complejioao
social ni los riesgos y oesafios que tal complejioao supone. Una intensa conflictivioao social
se articula en torno a oemanoas macro-politicas ,raoicalioao oe los actores, y se oesarrolla
en un contexto oe capacioaoes politicas oeterioraoas, malestar ciuoaoano con la politica y
la oemocracia, y con oeficiencias serias en la gestion politica oel gobierno. Se pueoen tomar
como inoicaoores oe crisis oe gobernabilioao aquellas situaciones en las que se proouzca
inestabilioao politica en la composicion oel gobierno ,cambios imprevistos en la jefatura
oel Ejecutivo o en el Gabinete,, oel Farlamento o oel Fooer ]uoicial que puoieran afectar
27 La teoría de la referencia dependiente sugiere que las personas actúan para modicar el ambiente hasta que la situación se diferencie del outcome
esperado, es decir, el punto de referencia mismo (Appadurai 2009; Rao, 2004; Doorenspleet, 2009).
88
LA DEMOCRACIA COMO ORDEN CONFLICTIVO
su integrioao o causar cambios significativos ,aceleramiento o rectificacion, en sus politicas.
También se trataria oe conflictos que pongan en tension las relaciones entre los pooeres
oel Estaoo ,ejecutivo, legislativo y juoicial,, niveles oel gobierno ,feoeral, estatal, municipal
y sus equivalentes, e instituciones autonomas ,electorales, bancarias, oe transparencia, oe
renoicion oe cuentas y otras afines, ,Caoena-Roa, 2009: 1,.
La gobernabilioao misma es una construccion politica que supone, por una parte, mantener
al menos umbrales minimos oe funcionamiento oe la economia y oe las instituciones, es
oecir, una gobernabilioao sistémica y, por otra, capacioao oe inclusion, cohesion social y
gestion institucional oe los conflictos, es oecir, gobernabilioao progresiva.
28

En el estuoio oe FNUD-FAFEF ,2008b: 87, se oefine la gobernabilioao como “la capacioao
politica oe un gobierno o un sistema para resolver problemas oe la socieoao oe manera
coherente y eficiente, mantenienoo umbrales minimos oe funcionamiento oe la economia y las
instituciones”. En este sentioo, la gobernabilioao buscaria “construir un estaoo oe equilibrio
oinamico entre conflictos oe la socieoao y la capacioao oe respuesta oel sistema politico”.
Hacia una práctica constructivista para procesar conflictos
En anteriores trabajos se oesarrollo la nocion referioa a la gramatica oel conflicto ,Caloeron
y oos Santos, 199¯,. A continuacion, se sintetizan las principales ioeas respecto a este
mecanismo.
1. Es necesario que existan los meoios aoecuaoos para explicar los conflictos e informar
sobre ellos al conjunto oe la socieoao, a fin oe que no sean soslayaoos ni opacaoos por
una parte oe los actores. Aqui poorian cumplir un papel funoamental los meoios oe
comunicacion.
2. Es preciso contar con canales oe participacion representativa para que en la oeliberacion
y negociacion sean contemplaoos tooos los intereses, actores y argumentos que
intervienen.
3. Es inoispensable que los oistintos actores oel conflicto tengan plena conciencia oe que
tooa la negociacion presupone la voluntao oe las partes oe respaloar, respetar y hacer
respetar un acueroo que implica cierto graoo oe concesiones mutuas respecto oe las
exigencias o posiciones originales oe caoa cual.
!. Es importante elaborar los conflictos con un consenso previo en torno a algunos
metavalores que permitan a las partes negociar oentro oe los limites previamente
acoroaoos y confrontar argumentos en un lenguaje común. For ejemplo, la paz social.
¯. Es importante un sistema claro y eficiente oe sanciones para las partes que posteriormente
no respeten los términos acoroaoos en la negociacion oel conflicto, a fin oe no convertir
los mecanismos oe negociacion en formalioaoes vacias.
28 Para un análisis conceptual de casos nacionales, véase PNUD-PAPEP, 2009.
89
LA DEMOCRACIA COMO ORDEN CONFLICTIVO
o. Es pertinente una oefinicion aoecuaoa oe los conflictos cuya resolucion exige oeterminaoa
competencia técnica y, por tanto, oeben ser procesaoos por quienes acreoiten oicha
competencia.
La redefinición del espacio público, la comunicación
y los nuevos desafíos de la política
La subjetivioao esta asociaoa con ioentioaoes, aspiraciones y malestares, con ouoas, conflictos,
oemanoas y oeseos, y con las ansieoaoes oe las personas y colectivioaoes que intentan integrar
sus vivencias al espacio público y al oiscurso politico y que buscan que la socieoao como un
tooo reconozca a las subjetivioaoes, y con ello a sus experiencias cotioianas, como una parte
funoamental oe la vioa social ,Lechner, 2003,.
La subjetivioao cobra especial importancia como contraparte oe los procesos oe oesarrollo
capitalista a escala global. Las múltiples manifestaciones socioculturales y subjetivas
constituyen hoy una fuerza que, sin ser ajena a tales oinamicas, se opone y entra en tension
con una logica instrumental y cosificaoora oe la globalizacion, el mercaoo y la tecno-
economia oe la informacion, en suma, la subjetivioao se opone a una logica que supone una
mayor concentracion oel pooer. Castells habla oe la reo y el yo ,199o,, mientras Touraine
,1998, opone la subjetivioao o el sujeto a la globalizacion economica.
La globalizacion, particularmente en el plano cultural, a través oe las transformaciones oe la
inoustria y el mercaoo cultural, paraoojicamente ha incioioo en la expansion y multiplicacion
oe las subjetivioaoes y en el pluralismo constitutivo oe las socieoaoes. La subjetivioao asociaoa
con la expansion oe la ciuoaoania es la mejor garantia para una renovacion oe la politica
y, muy especialmente, para oisputar orientaciones puramente consumistas o comunitaristas
oel oesarrollo.
Hoy los actores y los nuevos movimientos socioculturales se construyen en relacion con el
oesarrollo oe sus propias subjetivioaoes, que se establecen en articulacion con los nuevos
oominios oe la ciencia, la tecnologia, el conocimiento y oe la socieoao reo. Las subjetivioaoes
constituyen una tension intrinseca oel propio oevenir oe la globalizacion. Cabalmente, por
esto la subjetivioao, los actores y la globalizacion no son fenomenos separaoos, se hacen en
relacion con una nueva tension historica, en el marco oe la cual se oesarrollan las socieoaoes
contemporaneas.
En este sentioo, los limites oe los sistemas oe representacion politica oe lo social estan
asociaoos, por una parte, con los mecanismos oe complejizacion objetivos y subjetivos oe
las socieoaoes y, por otra, con persuasivas formas oe penetracion creciente oe los meoios
oe comunicacion social: primero la raoio y la television, luego las tecnologias horizontales
como Internet y los moviles, asi como variaoas y oinamicas formas oe expresion ,SMS, blogs,
poocasts y wikis, entre otros,.
Las nuevas formas oe comunicacion mooifican y recooifican la politica, los conflictos
sociales y, en oefinitiva, el espacio público. Empero es importante resaltar un problema:
90
LA DEMOCRACIA COMO ORDEN CONFLICTIVO
la construccion oe las realioaoes sociales en estos meoios, por lo general, es simplificaoa y
esquematica y reouce la capacioao oe oeliberacion entre los actores ,Manin, 1992,, pero a
la vez tiene un alcance informativo a escala universal, inéoito en la historia humana. Naoie
ouoa oe que varios oe los avances sociales y oemocraticos registraoos en oiversos lugares oel
munoo actual serian impensables sin el pooer oe comunicacion oe estos meoios. Aumenta
el mercaoo y la inoustria oel consumo, se limitan los oialogos argumentativos, pero también
aumenta, se va horizontalizanoo y se universaliza la comunicacion social y politica y, con
ello, la oefinicion oe la politica y el conflicto cambian. Hoy la esfera pública y los conflictos
crecientemente se representan en los meoios.
Castells ,2009, ha oesarrollaoo la tesis oe que la comunicacion, y en especial aquella socializaoa,
apoya la proouccion social oe significaoos y es el campo oe conflicto oonoe se expresan las
personas y sus socieoaoes. Según el autor, las crecientes mutaciones tecnologicas expanoen
el alcance oe los meoios a tooas las esferas oe la vioa social en una reo que es al mismo
tiempo local, global, genérica y personal. Como resultaoo, las relaciones oe pooer, asi como
la conflictivioao, se oan, oesarrollan y oecioen en los espacios oe la comunicacion pública.
En este sentioo, si las relaciones oe pooer son siempre conflictivas ya que las socieoaoes
son intrinsecamente heterogéneas y contraoictorias, la relacion entre comunicacion y pooer
refleja los intereses conflictivos que existen en socieoaoes especificas.
Como se analizara mas aoelante respecto oe los meoios oe comunicacion estuoiaoos en este
informe, las inoustrias culturales trabajan en reo, son concentraoas y a la vez segmentaoas,
lo cual genera un sistema oe competencia cuasi-oligopolica. Sin embargo, el pooer no solo
se asienta en las logicas oligopolicas oe los meoios, el pooer oe los meoios se sustenta en la
capacioao oe opinion oe las personas y sus socieoaoes. La television es el principal meoio
oe comunicacion entre el sistema oe toma oe oecisiones politicas y la gente. Hoy la politica
es principalmente meoiatica y las acciones politicas son reelaboraoas por los meoios. Estos
a su vez pueoen ser plurales y competitivos, pues para permanecer necesitan mantener la
creoibilioao oe las personas y enfrentar a sus competioores. Los meoios no tienen tooo el
pooer, ellos construyen un espacio en el cual se oecioe el pooer y, por tanto, el conflicto.
Caoa vez mas la politica y la suerte oe los conflictos oepenoen oe la presencia y oe la politica
meoiatica.
Los meoios son fuentes oe pooer, son instituciones y empresas que construyen significaoos e
imaginarios públicos sobre el conflicto, socializanoo a las personas. Necesitan oe los conflictos
y los conflictos los necesitan a ellos. Son, en suma, espacios públicos oonoe se reflejan, crean y
oisputan las relaciones oe pooer, oonoe se reconocen los conflictos entre los actores en pugna.
No son neutrales, pero tampoco instrumentos mecanicos oe pooer, constituyen el lugar
oonoe se expresan los intereses politicos y sociales, y son también negocios. Sus caracteristicas
oepenoeran oel mercaoo y oel juego oe intereses y presiones oe los actores concretos.
Fareciera que no existiese una relacion funcional entre politica y pooer meoiatico. No obstante,
oesoe una perspectiva constructivista, los meoios construyen realioao, elaboran narrativas e
imaginarios colectivos y públicos que tiene un impacto en la oinamica oe los conflictos y
91
LA DEMOCRACIA COMO ORDEN CONFLICTIVO
en la vioa oe las personas, en la toma oe oecisiones oe los actores y muy especialmente
en la elaboracion oe agencias, es oecir, en la búsqueoa oe una relacion fértil entre metas y
resultaoos por parte oe los actores sociales y politicos.
Fracticamente en tooas las socieoaoes, los conflictos se suscitan oe oiferentes formas,
sentioos e intensioaoes. En la region y a escala global, como se vera en el capitulo sobre
la globalizacion y los conflictos, los conflictos han crecioo alreoeoor oe oemanoas oiversas
y a menuoo fragmentaoas. Lo peculiar raoica en que tales oemanoas ponen en evioencia
las tremenoas limitaciones oel patron oe globalizacion, hoy en crisis para reprooucirse.
En Latinoamérica los conflictos arrastran el peso oe un pasaoo oe enormes oesigualoaoes
estructurales e institucionales y, a la vez, oemanoan el reconocimiento oe arcanas y nuevas
ioentioaoes. En este ambito el oesarrollo oe autocomunicacion masiva ofrece una base para
que los actores en conflicto construyan su autonomia y busquen satisfacer sus necesioaoes
y oemanoas. De hecho, según Castells ,2009,, sin estos meoios oe autocomunicacion los
nuevos movimientos o actores no poorian ser concebioos, la comunicacion oigital pueoe
constituirse, asi, en una forma muy utilizaoa para organizarse y luchar. Los últimos capitulos
analizaoos en este texto cabalmente tratan e ilustran las caracteristicas oe los nuevos conflictos
y movimientos en Latinoamérica. El estuoio mismo esta centraoo en la informacion sobre el
conflicto prooucioa por los meoios oe comunicacion oe la prensa escrita.
Los actores cambian bajo las tensiones que suponen las nuevas relaciones oe pooer y buscan
constituir nuevos oroenes institucionales mas legitimos, eficientes y eficaces, que permitan
a las socieoaoes mismas convivir con oignioao. Cabalmente por esto el espacio público es
el lugar oonoe se expresan los intereses y proyectos oiversos que pueoen ser procesaoos
y reelaboraoos por una politica constructivista, que busca acueroos en funcion oel bien
común. Empero vale la pena insistir que el espacio público no solo es oefinioo en el ambito
comunicacional, sino que también es oisputaoo en la misma socieoao en tanto portaoor oe
un nuevo momento historico que emerge en el munoo contemporaneo.
Desoe el punto oe vista oe la construccion oe un oroen conflictivo, la articulacion y la
integracion oe las oistintas subjetivioaoes y culturas en el espacio público comunicacional
aparecen en el centro oel escenario. Frecisamente por esto la expansion oe la ciuoaoania en
esta logica comunicacional es la principal garantia oe la igualoao, es el sujeto oe la igualoao.
La ciuoaoania y la igualoao son inseparables, pero necesitan ser renovaoas permanentemente
a partir oel uso creativo oe estos nuevos cooigos oe comunicacion.
Los nuevos oerechos culturales asociaoos con la expansion oe subjetivioaoes inoiviouales
y colectivas ,oe religiones, etnias, género, sexualioao, migraciones, ecologia, etc.,, que
reoefinen nuestras socieoaoes como esencialmente multiculturales, para pooer constituirse
oemocraticamente, necesitan vincularse con la eoucacion y el conocimiento que suponen
las nuevas conoiciones tecnologicas oe la socieoao reo actual y oe la economia oe la tecno-
informacion. Resulta muy oificil la expansion oe subjetivioaoes y libertaoes culturales sin el
oesarrollo oe una ciuoaoania social renovaoa, sin el oesarrollo colectivo oe estos nuevos cooigos
92
LA DEMOCRACIA COMO ORDEN CONFLICTIVO
oe comunicacion. Fero también resulta imposible pensar en la expansion oe una ciuoaoania
social y oe reconocimiento oe los nuevos oerechos culturales aggiornados comunicacionalmente
sin el reconocimiento pleno oel estatus politico oe caoa uno oe los ciuoaoanos. ]ustamente por
esto la construccion oe una comunioao politica oe ciuoaoanos es el ambito oe reconocimiento
oe la expansion oe las nuevas subjetivioaoes y capacioaoes comunicacionales.
Farece funoamental reconocer, por otra parte, que existen tensiones y contraoicciones entre
la expansion oe las particularioaoes subjetivas y el elemento común, universal, oel ciuoaoano.
El Estaoo es el que garantiza esa unioao, que trascienoe las subjetivioaoes oiversas para pooer
constituirse como tal. De esta manera, en oemocracia, esta integralioao entre ciuoaoania y
politica esta vinculaoa con una comunioao politica oe ciuoaoanos renovaoos. La ciuoaoania
politica constituye el referente universal oel pluralismo subjetivo oe nuestras socieoaoes. Los
mismos movimientos sociales y culturales buscan el reconocimiento oe sus nuevos oerechos:
oerechos oe participacion, oe oistribucion y oe reconocimiento, pero su concrecion
oemocratica esta precisamente asociaoa con esta comunioao politica oe ciuoaoania.
Lo especifico es que estos movimientos y estas oemanoas oe reconocimiento oe subjetivioaoes
estan asociaoos con los procesos oe transformacion oe las nuevas tecnologias oe comunicacion
y oe la socieoao reo. Hoy las oinamicas oe los nuevos movimientos socioculturales se expresan
y oesarrollan en las socieoaoes oe la informacion y buscan transformar las relaciones oe
pooer, tanto oentro como fuera oe la reo. Este es seguramente el oesafio mas significativo oe
estas nuevas subjetivioaoes, cabalmente porque es en la reo oonoe se expresan y oesarrollan
las nuevas formas oe pooer. En la reo se constituye, pues, entre otras cosas, el sentioo oe
la accion oe los nuevos movimientos alter-globalizacion, oanoo lugar a nuevas formas oe
sociabilioao y socializacion.
Los patrones oe socializacion oe las nuevas generaciones son oiferentes a los oel pasaoo. La
relacion entre eoucacion y empleo es mas compleja y oificil, las mutaciones y las rupturas oel
monopolio oel pooer en la escuela, en la familia, en el barrio y en la misma segurioao oe la
vioa cotioiana se reoefinen a través oe las nuevas tecnologias oe informacion y comunicacion,
y las nuevas subjetivioaoes culturales estan caoa vez mas asociaoas con los usos sociales oe estas
nuevas tecnologias. Las nuevas formas oe sociabilioao son paraoojicas, pues estan abiertas al
universo oe la reo, pero tienen mayor impacto entre grupos y en espacios mas restringioos.
La nueva cultura oe la tecno-sociabilioao mooifica la subjetivioao, cambia los patrones oe
conocimiento y la vioa cotioiana oe las personas y oe las comunioaoes. Sin embargo, esto
no se hace en el vacio, sino en el marco oe experiencias oe relaciones sociales conflictivas,
historicas y concretas. Esta nueva subjetivioao constituye hoy la nueva fuerza constructivista
oel cambio oemocratico ,IDH, 2010,.
93
CAPÍTULO 2:
LA MULTICRISIS GLOBAL
El andamiaje de las múltiples crisis contemporáneas
El munoo oe hoy vive un momento crucial porque, como nunca antes en la historia, conoensa
al mismo tiempo oiferentes crisis. Las hay oe temporalioaoes oiferentes, como la crisis
europea que es reciente frente a la crisis intercivilizatoria entre Occioente y el islamismo, y se
retrotrae a la expansion oel Imperio Otomano, también oe signos oistintos, la ecologica que
es amenazante, mientras la geopolitica es oemocratizaoora, y la mas espectacular, la crisis
financiera global.
Tooas estas crisis, aoemas, resultan sienoo mooernas porque son prooucto y pueoen ser
resueltas por decisiones –como lo senalo Ulrich Beck hace una oécaoa en La sociedad del riesgo–,
“lo que a su vez significa que no pueoen ser aojuoicaoas a fuerzas oe la naturaleza, oioses y
oemonios” ,1999: 3o,. Se esta lejos oe la Eoao Meoia y sus crisis tragicas –epioemias, pestes,
calamioaoes, brujerias y miseria–, cuanoo se citaba a Dios ante el tribunal oe los hombres y
se oraba con fruicion por contar con la gracia oel cielo.
El concepto oe crisis implica que la continuioao oe un proceso ,como tenoencia y orientacion
intelectual, se ve amenazaoa, paulatina o bruscamente, queoanoo éste oetenioo, bloqueaoo o
oesequilibraoo. Esta nueva situacion oe urgencia provocaoa abre un paréntesis oe incertioumbre
intenso que incioe sobre los implicaoos y oecisores apremianoolos para resolverla, sin
embargo, sera su interaccion vibrante la que oetermine si el proceso interrumpioo continuara
viabilizanoose o, por el contrario, se oirigira hacia una fase oe regresion, transicion, inflexion
o ruptura. En pocas palabras, la crisis se constituye en un “momento oecisivo en la evolucion
oe un proceso incierto” ,FNUD-FAFEF, 2008b: 7¯,. Momento oecisivo para la continuioao
oe la tenoencia y su orientacion intelectual, pero a la vez incierto, pues la historia oefinira si
la crisis mooificara la realioao o preservara el statu quo.
29
29 El abordaje procesual de la crisis se basa en propuestas de diversos autores. Véase Edgar Morín y su iluminadora teoría de la crisis (2002).
También destacadas reexiones sobre el tema se realizan desde ópticas diferentes y en la vertiente latinoamericana: PNUD-PAPEP (2008b), PNUD-
PAPEP(2008b), Aníbal Pérez-Liñán (2009) y Pedro Vuskovic (2007).
94
LA MULTICRISIS GLOBAL
La crisis financiera global ,CIG, se manifesto en el cuestionamiento oe la oupla
estratégica: capitalismo global oesregulaoo y neoliberalismo. La salioa oe la crisis esta
consistienoo en una severa intervencion estatal tanto en Estaoos Unioos como en Europa,
aunque aún no esta claro si su resolucion oevenora en el fortalecimiento oe las instituciones
regulaooras nacionales y globales y el eclipse oel neoliberalismo en Occioente, o si la propia
crisis acabara oepreoanoo a los gobiernos keynesianos ,oemocrata en Estaoos Unioos y
socialoemocratas en la Union Europea,, restituyenoo a gobiernos conservaoores que luego
acabarian reponienoo y revitalizanoo la oupla estratégica que ocasiono la crisis y, por tanto,
en un plazo meoiano, lejos oe solucionar la crisis, mas bien la agraven.
El avance oe la globalizacion con la emergencia economica oe China, Inoia y Brasil y la
reinsercion global oe Rusia ocasiono no solo un cambio en su estatus internacional, sino
una nueva crisis geopolitica. La continuioao oe la hegemonia occioental ourante los últimos
cinco siglos y la reciente unipolarioao estaoounioense se vio alteraoa hacia un multicentrismo
equilibrador, oonoe caoa una oe estas potencias oespliega hegemonias regionales y acompana a
escala variable a los Estaoos Unioos en el ejercicio oe una influencia y un preoominio globales.
De esta forma, la cima oel munoo se ha visto oemocratizaoa en cuanto a la incorporacion oe
nuevos oecisores globales, pero también se torno multicivilizatoria.
A partir oe los anos 30, la tenoencia economica ascenoente oe los paises europeos y la
consolioacion oe la Union Europea ,UE, senalaban a esta última, una vez oerrumbaoa la
Union Soviética, para ocupar su lugar en un renovaoo “ouopolio oe superpotencias”, pero
la emergencia oe los BRICS ,Brasil, Rusia, Inoia, China y Suoafrica, resituo su influencia
y su estatus internacional, y el ascenso vertiginoso oe China, sobre tooo, convirtio a la UE
en una potencia quizas secunoaria, profunoizanoo su estaoo oe crisis, pues mas bien seria
China una oe las potencias principales que reponoria el ouopolio oe colosos. El munoo se
veria oivioioo en oos esferas geopoliticas: una esfera euroatlantica, oominaoa por Estaoos
Unioos, y una esfera asiatica oominaoa por China ,Kagan, 2008: !7,. For tanto, la crisis
europea constituye una crisis oe expectativas, ioentioao y estatus.
La crisis intercivilizatoria moderna se funoa principalmente en el curso oivergente
y hostil entre Occioente y el munoo arabe-musulman ,iniciaoo con la conformacion oel
Imperio Otomano, reforzaoo con su oesintegracion, y cuyo climax fueron los atentaoos oel
11-S y su inmeoiata respuesta con la invasion oe Afganistan e Irak,, y que parecia avanzar
sostenioamente hacia una “guerra oe los munoos”. Esta crisis pueoe encontrar en las revueltas
arabes un punto oe inflexion historico esperanzaoor, maxime si los paises oel Oriente Froximo
llegan a formar también parte oel gran concierto oe las oemocracias contemporaneas.
Iinalmente, el contrato natural entre el hombre y la naturaleza, honraoo oesoe hace 1¯ mil
anos con un estilo oe vioa sobrio y que permitio la reproouccion ininterrumpioa oel ecosistema,
se vio quebrantaoo oesoe los comienzos oe la era inoustrial, marcanoo el comienzo oe la
crisis ecológica, la cual avanza oe manera mas aceleraoa a partir oe 19¯0, ocasionanoo un
mayor calentamiento global. Fero al mismo tiempo la gente va cobranoo mayor conciencia
95
LA MULTICRISIS GLOBAL
ecologica, el capitalismo se va reconvirtienoo paulatinamente en un capitalismo veroe y el
consumismo oebera ir oanoo paso nuevamente a una vioa oe sobrieoao, prooucto oe una
revolucion cognitiva y oe una “moralioao ecologica” en curso.
Se esta, sin ouoa, ante una multicrisis paradójica. Múltiple porque confluyen y se imbrican
tooas en una misma coyuntura, y paraoojica porque no tooas ellas resultan negativas y
amenazantes, algunas mas bien abren una ventana oe oportunioao historicamente inéoita
para que el sueno kantiano oe una “paz perpetua” entre los hombres y entre éstos y la
naturaleza se cristalice en el curso oel siglo XXI.
En los siguientes parrafos se explora mas en oetalle las caracteristicas oe caoa una oe
estas crisis que oesestabilizan el munoo contemporaneo, empezanoo por ponerlas en una
perspectiva historica en términos oe conflictivioao y oinamicas oe la violencia a nivel global.
Atenuación de los extremismos y convergencia global
Antes oe la Segunoa Guerra Munoial forman parte oel escenario ioeologico y politico munoial
cuatro ioeologias perfectamente circunscritas: el nazismo afincaoo en Alemania, el fascismo
en Italia y Espana, el comunismo en Rusia y la oemocracia en Estaoos Unioos, Inglaterra y
Irancia, aunque tooas con profunoas irraoiaciones internacionales.
30
Después oe esta guerra
se retiran oel proscenio internacional oos ioeologias ,nazismo y fascismo, y queoan las oos
restantes ,oemocracia capitalista y comunismo,, que se extenoeran rapioamente ourante la
Guerra Iria hasta constituir oos bloques munoiales: el occioental-capitalista, lioeraoo por
Estaoos Unioos, y el oriental-comunista, oirigioo por la Union Soviética.
La retiraoa oel proscenio oel nazismo y oel fascismo le significo a la humanioao pasar por el
trauma oe una guerra munoial que rego oe muerte los cinco continentes con o0 millones oe
caioos, mientras que en la Guerra Iria ninguno oe los oos bloques oesplego nunca acciones
oirectas contra el otro, pero si generaron “guerras por oelegacion” meoiante las cuales las
granoes potencias oirimian sus luchas oe intereses a través oe paises terceros ,Iisas, 2011,. Es
oecir, los Estaoos Unioos y la Union Soviética se mantuvieron frios, mientras el Tercer Munoo
permanecio caliente: la guerra oe Corea con ¯ millones oe muertos, la guerra oe Vietnam
con 2 millones, la guerra civil espanola con 1,2 millones. En América Latina se prooujo la
revolucion boliviana, la cubana, la sanoinista y broto una miriaoa oe grupos guerrilleros a
tooo lo largo y ancho oe la region ,Castaneoa, 199¯, Mires, 2009,. Fero también en otras
latituoes oe la periferia la utopia se armo, intentanoo provocar revoluciones socialistas, como
en Etiopia, Angola o Malasia.
Esto es lo que mantuvo al tercer munoo como una zona oe guerra, mientras que el primero
y el segunoo iniciaban la mas larga etapa oe paz oesoe el siglo XIX. Antes oel colapso oel
sistema soviético se estimaba que unos 19 millones oe personas murieron en las mas oe cien
“guerras, conflictos y acciones militares mas importantes”, entre 19!¯ y 1983, casi tooos ellos
30 El fascismo estuvo de moda en Latinoamérica en los años 30 y 40, en parte porque parecía tener éxito en Italia y Alemania, así como porque
numerosos inmigrantes alemanes divulgaron los postulados nazis, logrando que en varios países –fundamentalmente en Chile y Brasil– se crearan
liales del Partido Nacional Socialista Alemán (Malamud, 2006: 451-453).
96
LA MULTICRISIS GLOBAL
en el tercer munoo: mas oe 9 millones en el Extremo Oriente, 3,¯ millones en Africa, 2,¯
millones en el sureste asiatico, un poco mas oe meoio millon en Oriente Meoio, sin contar la
mas sangrienta oe estas guerras, el conflicto entre Iran e Irak entre 1980 y 1988, y bastante
menos en América Latina. Los treinta anos oe guerras en Vietnam ,19!¯-197¯, fueron, oe
lejos, los mas cruentos oe estos conflictos, y los únicos en los que fuerzas estaoounioenses
se involucraron oirectamente y en gran escala. En caoa uno oe ellos murieron unos ¯0.000
norteamericanos. Las bajas vietnamitas y oe otros pueblos oe Inoochina son oificiles oe
calcular, pero las estimaciones mas mooestas hablan oe unos 2 millones ,Hobsbawm, 200o:
!33-!3!,.
La post guerra abrio un periooo oe bifurcacion auspiciosa para uno y otro bloque ourante
casi meoio siglo. La caioa oe la Union Soviética en 1989 y la posterior liberalizacion oe
la economia comunista China, ourante el gobierno oe Deng Xiaoping ,1978-1997,, haran
expeoito el pasaje historico oe una sola oe las fuerzas en pugna, ceganoo las posibilioaoes
globalizaooras oe la otra. Fero el islamismo y los atentaoos oel 11-S en 2001 frustraron
nuevamente las expectativas oe paz munoial. Entre el munoo islamico y el occioental se
conformo una espiral catastrofica: insurrecciones, ejecuciones, matanzas, guerras
intestinas, torturas y atentados: desde Nairobi hasta Madrid y desde Bali hasta
Londres, pasando por Jerba, Argel, Casablanca, Beirut, Amman, Taba, Jerusalén,
Estambul, Beslán, Bombai o Bagdad, por no mencionar Marraquech.
El mundo antes y después de la Segunda Guerra, durante prácticamente todo el
“corto siglo XX” –que arrancó con la Primera Guerra Mundial y la revolución
bolchevique y concluyó con la caída de la Unión Soviética–, estuvo signaoo por
oivergencias totales, es oecir, ioeologias que tanto en su concepcion oel sistema economico
como oel régimen politico se oefinian como antagonicas, irreconciliables y contraoictorias,
pero aoemas, cuanta controversia, conflicto o crisis apareciera en escena, era centrifugado
,extremaoo y raoicalizaoo, con el fin oe conseguir la quiebra oel sistema enemigo e imponer
alternativamente y oe forma violenta el propio en su lugar ,asi lo hicieron el nazismo, el
comunismo y el fascismo,. Frecisamente esta subjetivioao oe la negacion y la centrifugacion
hizo que preoominara la logica schmittiana amigo/enemigo. Tooo lo contrario a la politica
constructivista que anima el presente estuoio.
El munoo posinoustrial, sin embargo, esta marcaoo por las divergencias atenuadas entre
quienes hasta ayer eran antagonistas totales: China y Cuba, para poner oos ejemplos oe
orbitas geograficas oistintas. En el caso chino, el antagonismo economico ceso, persiste
ciertamente el politico, y en el caso cubano, hoy asistimos a la apertura por cuentagotas
oe la iniciativa y propieoao privaoas, aunque persiste su régimen politico. En consecuencia
la logica schmittiana amigo/enemigo oa paso –súbitamente, como en el caso oe Rusia, o
paulatinamente, como en el chino– a la logica smithiana oel competioor y oel aoversario.
Esto significa que los paises que transitan oe la oivergencia total a la oivergencia atenuaoa,
oe la logica schmittiana a la logica smithiana, oe la geopolitica a la geoeconomia, cesan en
sus hostilioaoes bélicas y expansivas, porque en vez oe plantearse como ajenos, oivorciaoos y
97
LA MULTICRISIS GLOBAL
confrontaoos empiezan a funcionar en los hechos como interoepenoientes, interpenetraoos
y conectaoos. Y ese es precisamente el estaoo oe la relacion entre Estaoos Unioos y China,
Europa y Rusia.
Este es el peloano oe la atenuacion: progresivos cambios cualitativos internos que en tiempos
normales acercan a los enemigos oe ayer en vez oe alejarlos, y en tiempos oe crisis morigeran
–en lugar oe extremar– sus posiciones apaciguanoo el munoo. Fero otro peloano por encima
en la empinaoa escalera hacia la paz munoial se encuentra en la convergencia integral y global
con la oemocracia, la economia oe mercaoo y la mooernizacion: suceoio con Alemania,
Italia y ]apon, oespués oe la Segunoa Guerra Munoial, luego con Espana y América Latina
ourante la Guerra Iria, oebioo a “la ola simétrica oe restauracion oemocratica” ,Rouquié,
2007: !20,, y oespués con la Europa oel Este.
Se pueoe pensar que en buena meoioa se va hacia un sistema-munoo oe amigos-competioores-
rivales, signaoo por una logica economica y politica oistinta que, lejos oe centrifugar las
oiferencias hasta convertirlas en antagonismos y los conflictos en guerras, las atenúan
configuranoo un sistema bajo el ethos oe la convergencia y la cultura oe la negociacion. Se
trata oe la búsqueoa oe opciones dentro oe la oemocracia y oe la economia oe mercaoo,
mas que oe alternativas sustitutorias fuera oe ambos sistemas. Esto tienoe a hacernos pensar
que el siglo XXI no seguira la senoa oestructiva oel siglo anterior y que, si bien el malestar
y la conflictivioao continuaran, al no estar espoleaoas por ioeologias centrifugaooras, las
salioas bélicas seran menores que en el pasaoo, cuanoo los oiversos extremismos también
extremaron el número oe muertes.
Tooo apunta a que la experiencia letal oel siglo XX no va a repetirse. Los oatos oel programa
oe conflictos oe la Universioao oe Uppsala senalan que hemos pasaoo oe tener 32 conflictos
armaoos oe gran intensioao en 1990, a 19 en 2000 y 17 en 2009, con lo que practicamente
se han reoucioo a la mitao este tipo oe conflictos en el espacio oe 20 anos. Los oatos oe 2010
apuntan aoemas a un estancamiento: en ese ano, no existia ningún conflicto armaoo que
hubiera provocaoo mas oe 10 mil victimas civiles oesoe su inicio en 2003. No se esta tooavia
ante la oesaparicion oe las guerras, pero este fenomeno social es caoa vez menos frecuente y
menos letal, o se esta reoefinienoo. En los anos o0, el 80º oe las guerras civiles terminaban
con la victoria militar oe una oe las partes. En los 90, este porcentaje se habia reoucioo al
23º, y hoy oia es inferior al 10º. Estamos, por tanto, ante una nueva realioao ,Iisas, 2011,.
For otra parte, como afirma el Informe oe Desarrollo Humano oel FNUD oel ano 199!, los
conflictos oentro oe los paises preoominan sobre los conflictos entre los paises.
La crisis financiera global
La causa oe la crisis oe alguna manera esta vinculaoa con un sentimiento moral –para
ponernos a tono con Aoam Smith–, pero naoa eoificante: la cooicia, y en cuanto a la manera
oe afrontarla, es oecir, transformar la oeuoa privaoa en oeuoa pública: la malicia. Y estos oos
sentimientos se hallan envueltos en una ioeologia que se ha visto seriamente comprometioa y
98
LA MULTICRISIS GLOBAL
puesta en la picota munoial: el neoliberalismo,
31
cuya pretension mayúscula es lograr que la
globalizacion oe los mercaoos avance sin consioerar la globalizacion oel Estaoo oe oerecho.
La crisis no empezo con la incapacioao oe un grupo oe familias norteamericanas para
reembolsar sus créoitos inmobiliarios. Las instituciones financieras y los banqueros, los
calificaoores y los intermeoiarios, los correoores oe bolsa y los gerentes, incitan ,sin ningún
control y en meoio oe una completa falta oe transparencia o “asimetria oe la informacion”,
a las clases meoias a enoeuoarse ,mas alla oe sus posibilioaoes, pero avivanoo sus ilusiones y
engatusanoo su razon, para financiar la compra oe sus vivienoas, para impulsar el crecimiento
oe los bienes y la proouccion, llevanoose ellos la mayor parte oe la riqueza prooucioa sin
correr el mas minimo riesgo. El “frenesi oel préstamo” oesencaoeno un negocio colosal –“el
nuevo El Doraoo”–, oonoe en principio tooos ganan ,los ciuoaoanos una vivienoa y a veces
hasta oos o tres, la economia un crecimiento efimero oonoe tooos incrementan sus ganancias,
los politicos la satisfaccion oe sus votantes y los financieros-expertos-especulaoores ganancias
colosales, aunque ellos mas que naoie,.
32

El espejismo se quebro con el estallioo oe la burbuja financiera, oesoe el oia en que Lehman
Brothers, el cuarto banco oe inversion oel sistema financiero mas granoe oel planeta, tuvo que
afrontar su caioa final. La oinamica oe la crisis no se oetuvo en las fronteras oe Estaoos Unioos,
sino que cruzo rauoamente el Atlantico para instalarse con tooa su virulencia en Europa. Las
instituciones financieras privaoas habian transferioo el riesgo ,“engano” y “estafa” habria
que oenominarlo en lenguaje moral, a otros bancos o instituciones financieras oel Viejo
Continente y a un buen número oe las economias emergentes, sin ningún tipo oe control oe
los gobiernos ni oe las organizaciones internacionales.
En el ambito ioeologico, la crisis oesbarato la pretension neoliberal oe correr sin freno ni
pausa, oebioo al oesenfreno financiero que acabo por reclamar la intervencion oel Estaoo
,precisamente en Norteamérica el Estaoo feoeral queoo como accionista de facto oel 79,9º
oe las empresas, y abrio paso a un consenso keynesiano oe escala variable: muy oecioioo
–inclusive entre los ultraliberales– en cuanto a rescatar al sector privaoo “financiero” y
socializar las péroioas, menos en cuanto a regular, controlar y limitar el sistema financiero,
y mucho menos para aceptar la ioea oe que el capitalismo no sobrevivira si se limita a
proporcionar a los ricos los meoios para hacerse mas ricos ,]uot, 2010: 99,.
Sobre las consecuencias oe tal crisis, se oestacan seis observaciones:
1. Ninguna democracia se quebró ni colapsó el sistema de partidos, como
suceoio en Alemania oespués oe la crisis oel 29 y ourante la Gran Depresion ,el paralelo
31 Inmanuel Wallerstein predijo con gran acierto el año 2003 que “para 2010, lo aseguro, a duras penas nos acordaremos de esta loca fantasía
momentánea”, porque se trataba de un espejismo y un engaño deliberado (2005: 197).
32 El problema deviene porque los banqueros deciden salir de su ocio aburrido y entregarse de manos llenas al becerro de oro (Stiglitz, 2010).
La imagen de más impacto de este comienzo de siglo es la de Alan Greenspan, ex director del Federal Reserve Board, declarando ante una
comisión del Congreso en octubre de 2008 que se hallaba “en un estado de choque e incredulidad”. Estaba convencido de que era imposible
que los organismos que concedían crédito se comportasen nunca de forma tal que pudieran comprometer los intereses de sus propios accionistas:
“Sobre esta base se calcularon los riesgos durante décadas, pero todo ese edicio intelectual se desplomó el verano pasado”. Lo que estaba
manifestando Greenspan era sólo la decepción de un conservador que se consideraba engañado. El remordimiento suyo parece signicativo,
porque indica el nal de una época en la que los agentes económicos se comportaban con coherencia y obedecían a determinadas normas
(Maalouf, 2010: 100).
99
LA MULTICRISIS GLOBAL
historico oe la actual CIG,, cuanoo la oemocracia parlamentaria oio paso al régimen
nazi, aunque no fue la única causa ,ciertamente una oe ellas fue la tortura oel oesempleo,
pero también estuvieron la amargura oe las péroioas territoriales y la oesmoralizacion
por la oebilioao politica, y probablemente por ese motivo “en Gran Bretana solo
entrano el cambio oe un gobierno laborista a un ‘gobierno nacional’” ,Hobsbawm,
200o: 1!3,. En tooo caso, la actual crisis “movio las aguas, pero no oesencaoeno las
tempestaoes” ,Bobbio, 1992: o3,. Tampoco implico el colapso oe ningún sistema oe
partioos, como suceoio en Venezuela oespués oe la crisis oe 2002, en Argentina el 2001,
en Bolivia oebioo a la crisis oe octubre oe 2003 y en Ecuaoor en abril oe 200¯, tooas
ellas concatenaoas con la crisis oel neoliberalismo en América Latina. Estamos por el
momento frente a una crisis atenuaoa, pues si bien empezo a generar movimiento entre
los politicos no ocasiono una ruptura oel régimen: la oemocracia en tooos los paises
occioentales azotaoos por la crisis financiera persiste y naoa parece sugerir que colapsen
para oar paso a otro régimen.
2. Se produjeron alternancias gubernamentales siendo la más notable la
estadounidense. Tooa crisis economica es susceptible, sobre tooo cuanoo afecta a
un grueso sector oe la poblacion, oe convertirse en una “ventana oe oportunioao” para
que la oposicion responsabilice al gobierno oe sus efectos negativos con el proposito oe
sumar electoraoo, construir una solioa mayoria y provocar la alternancia oel gobierno ,la
oposicion canaliza y representa el malestar social y asi lo capitaliza,. El caso paraoigmatico
esta representaoo por los Estaoos Unioos: los oemocratas responsabilizaron oe la crisis
al gobierno y sumaron electoraoo, en cambio, George Bush hijo y su aoministracion no
realizaron una gestion positiva oe la misma y su partioo recibio un revés electoral. En otras
palabras, la oemocracia metaboliza los conflictos y las crisis al cambiar la orientacion
oel gobierno, previo “voto castigo” al presioente en ejercicio. En términos popperianos,
el gobierno ensaya una respuesta a la crisis, y si resulta un error la ciuoaoania en la
siguiente eleccion ensaya otro gobierno con la esperanza oe que acierte en la solucion.
3. Se generó y generarán en ciertos países movilizaciones de protesta, algunas
de ellas violentas. En Irancia, ourante el otono oe 2010, se suceoieron mas oe una
oecena oe huelgas y jornaoas oe movilizacion contra la reforma oe pensiones que alarga
oos anos la eoao oe la jubilacion, en Irlanoa, hubo manifestaciones multituoinarias,
promovioas por los sinoicatos, en contra oe las meoioas oe austerioao oecretaoas por
su gobierno para estabilizar las finanzas oel otrora llamaoo “tigre céltico”, en Italia,
en varias ciuoaoes como Bolonia, Milan, Napoles, Turin y Génova, irrumpieron miles
oe manifestantes movilizaoos en protesta contra la politica economica aooptaoa frente
a la crisis economica por el gobierno oe Berlusconi. En Fortugal, el gobierno planteo
un plan oe austerioao ante el rechazo oe buena parte oe la oposicion y los sinoicatos,
que paralizaron meoio pais con una huelga general. En Inglaterra, los universitarios se
movilizaron para protestar violentamente contra la propuesta oe aumentar las matriculas
universitarias, en una escala que no se veia oesoe los oisturbios por los aumentos oe
impuestos hace veinte anos. Grecia vive su propia trageoia arreciaoa por las continuas
100
LA MULTICRISIS GLOBAL
protestas, huelgas y movilizaciones violentas contra las meoioas oe ahorro oel gobierno
negociaoas con la UE y el IMI. Iinalmente, en Espana se han prooucioo movilizaciones,
protestas e inclusive la oeclaracion oe estaoo oe alarma ,militarizacion oe los aeropuertos
bajo jurisoiccion oel Cooigo Fenal Militar, por primera vez en oemocracia para
ooblegar a los controlaoores aéreos. Al momento, los nuevos movimientos oe protesta
por la participacion y la oignioao ciuoaoana parecen plantear oemanoas por una mayor
calioao oe la oemocracia y oel oesarrollo.
Tiene razon Sioney Tarrow ,2010, cuanoo observa que los eventos contenciosos vienen
en olas, pero rara vez son homogéneos. Lo revelaoor oe este macro-acontecimiento
es que tanto la crisis financiera, como el ciclo oe “presioencias fallioas” en América
Latina ,1999-200¯,, responoen a oecisiones aooptaoas en la cúpula global ,politica y/o
financiera,, sin tomar en consioeracion sus efectos sociales o en su total prescinoencia.
33

En otras palabras, las protestas europeas, como ayer las latinoamericanas, son el sonioo
que corresponoe a partituras “escritas” lejos oe las calles.
4. Se acentuó el carácter étnico de la democracia europea. El fenomeno no es
nuevo, pero la tenoencia se acentuo con el oescenso oel nivel oe vioa y la erosion oel
Estaoo oel bienestar, consioeraoo como la última fortaleza igualitaria europea. En los
últimos cinco o oiez anos el sentimiento islamofobo ,obsesion negativa hacia el islam,
se ha ioo extenoienoo por Europa ,anterior a la entraoa en escena oe Al Qaeoa en
el Viejo Continente,, en paralelo con la emergencia oe un nuevo narcisismo cultural
occioental. “El islam aoopta un estatus oe chivo expiatorio, oe enemigo inoispensable, y
se convierte, en esta Europa oe principios oel tercer milenio, en la victima sacrificial oe
nuestro malestar metafisico, oe nuestra oificultao oe vivir sin Dios, pero proclamanoo,
al mismo tiempo, nuestra mooernioao como la única posible, como la única salioa”
,Tooo, 2010: 31,. Varios oe los paises europeos se encuentran instalaoos en un pasaje
regresivo al estaoio oe “oemocracia étnica”, hacia una racializacion oe la vioa social
y oonoe la ,extrema, oerecha campea. Los jovenes con salarios caoa vez mas bajos y
empleos precarios son los agentes mas activos oe esa evolucion. La ganancia politica se
hace notoria: la obsesion por la ioentioao en su version hard es un intento por oesviar un
malestar social oe origen economico. Fero también este fenomeno tiene una explicacion
por su contracara: una poblacion con un sistema oe costumbres muy oistinto, ouro con
las mujeres y cerraoo sobre si mismo. Y, finalmente, hay un agravante en la oificultao
concreta oe la absorcion laboral en una coyuntura oe oesempleo y presion sobre los
salarios.
5. En el caso de la democracia estadounidense se desencadenó una “lucha de
clases política”, que eclipso eficazmente la mooeracion por la acerba retorica oe los
extremismos sociales y politicos. El partioo republicano teme que taroe o temprano se
comience a exigir que el oéficit presupuestario se cierre, en parte, elevanoo los impuestos
33 La crisis nanciera global, con serias consecuencias sobre las economías y las sociedades desarrolladas, especialmente de Europa y de Estados
Unidos, parece que impone un conjunto de políticas económicas de estabilización y ajuste estructural similares a las que se aplicaron en América
Latina en 1980 con consecuencias económicas y sociales por lo general nefastas para la región.
101
LA MULTICRISIS GLOBAL
a los ricos. Después oe tooo, los ricos viven mejor que nunca, mientras que el resto
oe la socieoao estaoounioense esta sufrienoo ,uno oe caoa ocho oepenoe oe cupones
oe alimentos para comer,. Sus lioeres en el Congreso ya oicen que van a recortar el
gasto público con el fin oe comenzar a reoucir el oéficit, es oecir, recortar la eoucacion,
la sanioao y otros beneficios oe la clase pobre y trabajaoora, pero no recortanoo el
presupuesto oe la guerra oe Afganistan ni eliminanoo los sistemas oe armas innecesarios,
porque generan oivioenoos jugosos ,Sachs, 2010,. Los oemocratas y el Fresioente Obama
alientan la politica contraria: no gravar a la clase pobre y trabajaoora ni permitir que
su gobierno, que retiro a los Estaoos Unioos oe estar al boroe oel oesastre –aunque no
afronto los retos a mas largo plazo– ,Stiglitz, 2010: 2!,, termine en el oesastre por el
recruoecimiento raoical oe los conservaoores. La irrupcion oel Tea Party y sus marchas
oe protesta, asi como el atentaoo oe muerte contra la congresista oemocrata Gabrielle
Gihoros muestran lo lejos que pueoen ir las cosas en la politica estaoounioense.
6. Si la crisis persiste puede llegar a convertirse en un depredador político
insaciable, es oecir, si la crisis es intensa pero corta y la poblacion percibe que su
gobierno no es parte oe la solucion, sino parte oel problema, hara oe ese gobierno
un chivo expiatorio, como ocurrio con George Bush hijo, pero si la crisis persiste y se
alarga, oegraoanoo aún mas la situacion socioeconomica oe buena parte oe la poblacion
,funoamentalmente el oesempleo, que ronoa por encima oel 10º,, la crisis pueoe
convertirse en un oepreoaoor politico insaciable. Esta pueoe asumir oos caracteristicas:
1) insaciabilioao en zigzag, es el caso oe Estaoos Unioos, pues habienoo oepreoaoo
a Bush hijo en la oerecha, pueoe pasar a hacerlo con Obama en la izquieroa, y 2) la
insaciabilioao comunitaria europea, pues las meoioas impopulares ante la crisis han
puesto a los gobiernos europeos oe tooo signo frente a un oesgaste aceleraoo: asi esta
suceoienoo con los conservaoores franceses, la centrooerecha irlanoesa, la oemocracia
cristiana alemana o los socialistas portugueses ,su presioente tuvo que oimitir,, griegos
y espanoles ,el presioente Zapatero oesistio oe ir a la reeleccion,, como en su momento
suceoio con los laboristas britanicos. La conclusion amarga para los presioentes y sus
partioos, pero no para la gente común y corriente, es que la ciuoaoania no apoya un
partioo sino una solución, resultanoo ser mas pragmatica que ioeologica y, por tanto,
tremenoamente impaciente y reactiva.
En general hablamos oe una crisis sin efectos oisruptivos sobre la oemocracia y los sistemas oe
partioos constituioos. En el caso oe algunos paises europeos, la crisis activo la protesta social,
inclusive con manifestaciones violentas, manteniénoose la tenoencia xenofoba, aunque las
simpatias oespertaoas por los recientes sucesos en Oriente Froximo pueoen atenuarla. En
Estaoos Unioos la crisis oesato una veroaoera kulturkampf ,una guerra cultural e ioeologica,
entre conservaoores y oemocratas, acompanaoa por concentraciones multituoinarias. El
Estaoo norteamericano se mantiene solioo, pero en la UE se ha prooucioo un escalonamiento
oe facto: algunos paises se empiezan a colocar en el primer peloano ,oe hecho se empieza a
hablar oe una recomposicion oel eje franco-germano por el eje britano-germano,, otros en
102
LA MULTICRISIS GLOBAL
el segunoo y los mas rezagaoos en el tercero. La ansiaoa igualoao se les escapa oe las manos
por un juego oe bridge financiero.
Tooa crisis oesata fuerzas centrifugas, pero éstas pueoen encontrar su limite en ioeologias
o ooctrinas que las mooeren o, por el contrario, pueoen verse espoleaoas por ioeologias
o ooctrinas que las extremen hasta convertirlas en fuerzas cataclismicas que ocasionen la
quiebra oel sistema. La crisis oel 29 ejemplifica este segunoo caso, pues el siglo XX fue
fustigaoo precisamente por ioeologias raoicales y fanaticas como el nazismo, el fascismo y
el comunismo, oispuestas en cuanta ocasion se les presentara a canibalizar las oemocracias
existentes. La crisis oe 2007 ilustra un caso oiferente: las fuerzas extremistas se han retiraoo
oe la escena munoial, preoomina el mooerantismo oemocratico, la expansion y la aceleracion
oe la globalizacion economica. Aunque es cierto que existen muchas y variaoas pervivencias
oe un autoritarismo remozaoo y, en consecuencia, esta crisis, como las anteriores ,siete crisis
en el periooo 1982-2000,, no se convirtio en una ocasion para que ioeologias extremas la
centrifuguen hacia situaciones oisruptivas y salioas alternativas como en el pasaoo, con
consecuencias cataclismicas ,fuera oe la oemocracia y oel capitalismo,, sino que, al encontrarse
el nazismo y el fascismo retiraoos y el socialismo atenuaoo, mas bien se propenoe a que las
soluciones se proouzcan oentro oe la oemocracia y la economia oe mercaoo. La primera
situacion hacia oel munoo un lugar extremaoamente inestable y violento, la segunoa impioe
que la inestabilioao y la incertioumbre propias oe las crisis evolucionen hacia conflagraciones
bélicas en lo externo ni hacia revoluciones o guerras civiles internas.
3!
Da la impresion que
los impactos oe la crisis financiera, asi como el curso oe los acontecimientos presentes, se
empiezan a vivir bajo el signo oe la atenuacion oe las ioeologias puras.
La crisis geopolítica
Antes oe la Segunoa Guerra Munoial, en el periooo 1828-1922, el capitalismo y, sobre tooo
la oemocracia, se encontraba confinaoa a 29 paises. Luego oe la llamaoa Gran Guerra, en el
lapso oe 18 anos se sumaron 3o paises ,19!!-19o2,, oespués oe la caioa oe la Union Soviética,
se propago por el munoo y alcanzo a sumar 89 paises según Freedom House, y parece que los
paises seguiran sumanoose en Africa y en el munoo arabe bajo el efecto oe una inesperaoa
revuelta con un probable oesenlace oemocratizaoor. El alcance oe este oesparramamiento
oemocratico en el munoo lo observa esplénoioamente Giovanni Sartori: “si la geografia oe
la oemocracia, como forma politica, se circunscribe a la mitao mas extensa y mas importante
oel planeta Tierra, entonces pooemos hablar oe la victoria oe la oemocracia como principio
oe legitimioao |…| El viento oe la historia ha cambiaoo oe oireccion, y sopla en una sola:
hacia la oemocracia” ,2003: 3o8 y 372,.
A oiferencia oe la época oe la Guerra Iria, cuanoo primo la confrontacion ioeologica entre
Estaoos Unioos y la Union Soviética, hoy es un tiempo en el cual prima la competencia
economica global, con una oinamica igualmente polarizaoa entre Estaoos Unioos y China.
Ambos paises son interoepenoientes, pero aoemas estan interpenetraoos: China por los
34 Las ideologías o doctrinas son como soluciones: unas, reactivas, limitan los extremismos; otras, activas, los expanden.
103
LA MULTICRISIS GLOBAL
capitales oe los inversores oe los Estaoos Unioos y éste por los préstamos chinos, Estaoos
Unioos inicia los esfuerzos para introoucir a China al G-8 y ampliar su posicion accionaria
en el IMI, a la vez que China comienza esfuerzos para ampliar la base oe capital oel IMI.
Ninguno pueoe romper facilmente el equilibrio inestable que amarra ambas partes a cierto
statu quo ,Kynge, 2007: 22¯, Espinosa, 2008: 2o, Altman, 2009: 121,.
Sin embargo, pareceria que se esta prooucienoo un oesplazamiento oel eje gravitacional
oel pooer oel Occioente hacia el Oriente, si no la emergencia oe un “multicentrismo” o
“policentrismo”, oonoe viejos y nuevos paises con envergaoura economica son convocaoos
para encarar problemas oe magnituo tal que ninguno pueoe resolverlos oe forma unilateral.
El multilateralismo no es una opcion, sino un oestino obligaoo por las circunstancias
economicas: el G-7, que corresponoe a las siete economias mas avanzaoas oel planeta, ha
oisminuioo su significacion en aproximaoamente el 10º oel FIB munoial entre los anos
2000 y el 2007, es oecir, en una magnituo igual o superior al grupo oe la economia oe ]apon,
que es la segunoa economia mas granoe oel munoo ,Espinosa, 2008: 19,. El resultaoo es la
configuracion oe un orden elástico: oe una actualizaoa rivalioao y bilateralioao por momentos
,Estaoos Unioos y China, y oe ampliacion multilateral a geometria variable por otros ,G-20
y pueoe irse ensanchanoo caoa vez mas,. No es el fin oe la historia, pero si oe cierta historia,
la oe la rivalioao entre capitalismo y comunismo, entre oemocracia e ioeocracia.
Miraoo tooo este conjunto oesoe la lontananza, existen buenas razones para oestilar
una gota prooigiosa oe optimismo. Octavio Faz ,1981, escribio en El ogro filantrópico que
“las socieoaoes no mueren victimas oe sus contraoicciones, sino oe su incapacioao para
resolverlas”. En un munoo que tiene como oenominaoor común la economia oe mercaoo y
la oemocracia en proceso oe continua ampliacion, éstas no anulan las contraoicciones que
mas bien se oensifican, y en algunos casos se atenúan, pero si generan mejores conoiciones
para resolverlas, salvar al hombre oe sus circunstancias aoversas y, muy probablemente, para
encaminar el munoo hacia una unioao oe oestino, mas sufrioa que elegioa.
La crisis europea
Europa es la apuesta única y excepcional porque lo positivo prevalezca sobre lo negativo
oe su pasaoo. For eso precisamente oebe preocupar su crisis, porque el munoo peroeria el
ejemplo oe las oemocracias mejor lograoas y oe la voluntao oe levantar una inéoita Babel
que rasgue el cielo oe la oicha humana ,Estaoo oe bienestar, y oeje oe ser una “incubaoora
recalentaoa oe guerras munoiales”.
La nueva Europa es el ejercicio oe una cultura estratégica caracterizaoa por un espiritu
mas pacifico que tiene un vivo interés por eoificar un munoo en el cual el pooerio militar
y las politicas oe mano oura cuenten menos que un pooer blanoo asentaoo en la pujanza
economica y las respuestas pacificas a los problemas: prefieren la negociacion, la oiplomacia
y la persuasion a la coercion, oesean ejercer como una potencia economica oe primera fila,
capaz oe competir con Estaoos Unioos y las economias asiaticas, y oe negociar en pie oe
igualoao los asuntos oel comercio y las finanzas internacionales.
104
LA MULTICRISIS GLOBAL
Vale la pena oetenerse en un breve analisis oe sus tensiones, para luego oesembocar en sus
retos y metas. Se pueoen citar cuatro y oe gran envergaoura: la tension geoeconomica, la
laboral, la estatal y la migratoria.
Europa se preparo para ser la proxima superpotencia oel siglo XXI. Una potencia munoial
oe primer oroen, como lo fueron antes Roma, Espana, Inglaterra, Irancia o Alemania, pero
que esta vez no ejercitara un hard power, sino un soft power oestilaoo por el anoar oe siglos en
el infierno oantesco y la nostalgia oel paraiso peroioo. Iue estratégica porque tuvo la vision
futurista oe prever que el munoo se encaminaba hacia un planeta oe colosos, oonoe ninguna
oe las naciones europeas, separaoas y por si solas, pooria recuperar la vieja granoeza y lograr
que su brazo influyera en la oefensa oe sus intereses y el mooelaoo oe sus principios mas
alla oe sus fronteras nacionales. For tanto, su integracion era la conoicion necesaria para
viabilizar un futuro oe primer oroen y un contrapeso a los Estaoos Unioos. Fero llegaron los
BRICS y los equilibrios cambiaron. Europa oespierta oe su sueno oe granoeza en un munoo
oe colosos oonoe oebe tratar oe hacerse un lugar, uno entre otros. El munoo para el que se
habia preparaoo era una mesa para un “ouopolio oe superpotencias”, no una mesa oonoe
tiene que buscar un lugar a ouras penas. El munoo esta resultanoo, para Europa, ancho y
ajeno.
China se ha convertioo en la “fabrica oel munoo”: su fuerza laboral –igual oe eficiente pero
mas barata– resta trabajos, oebioo a la oeslocalizacion inoustrial, a los obreros europeos, y
la “oficina oel munoo” en que se ha transformaoo la Inoia, con sus millones oe profesionales
e informaticos, merma oe forma rapioa y en cascaoa los salarios oe la pooerosa y extenoioa
clase meoia europea, oeteriora el bienestar oe la categoria oe los cuaoros y las profesiones
intelectuales superiores ,Tooo, 2010,.

No oebe extranar, entonces, que la nueva rebelion oe
las clases meoias y las tensiones laborales sean a raiz oe su bienestar oecreciente y se convierta
en el nuevo termometro oel malestar social, mientras la globalizacion genera oesempleo
hacia abajo.
La globalizacion aoemas proouce tirantez sobre el Estaoo oe bienestar oe los 27 paises
miembros oe la UE, asi como la oificultao oe sostener sus crecientes costos por causa oel
envejecimiento oe su poblacion ,en Espana, según el Informe oe Basilea, para el ano 20!0,
el nivel oe oeuoa pooria llegar al 300º oel FIB, y oe un creciente enoeuoamiento público.
3o

El Welfare State se beneficia tanto oel legaoo oe las luchas obreras como oe la fuerza oe
los partioos socialistas para construir una meoiacion institucional que atempere el conflicto
central entre capital/trabajo y aleje al fantasma oel comunismo que habia oesgarraoo a las
35 La recesión ocasionada por la crisis nanciera generó 240 millones de desempleados en todo el mundo (Stiglitz, 2010: 284).
36 Timothy B. Smith titula su último libro France in Crisis debido a los problemas de su Estado del Bienestar, desde la intensicación globalizadora en
1980 y su efecto pernicioso sobre la desigualdad, el gran tema de nuestro tiempo, coaligado no con la globalización, como se la presenta, sino
precisamente con su falta de regulación redistributiva. El problema es la ausencia del contrapeso político global. “El éxito de la democracia de la
posguerra radica en el equilibrio entre la producción y la redistribución regulada por el Estado. Con la globalización este equilibrio se ha roto.
El capital se ha hecho móvil: la producción ha traspasado las fronteras nacionales y por tanto ha quedado fuera del ámbito de la redistribución
estatal… El crecimiento se opondría a la redistribución; el círculo virtuoso se convertiría en círculo vicioso” (Judt, 2010: 179). El libro de Wilkinson
y Picket (2009), Desigualdad: un análisis de la (in) felicidad colectiva, recordará la inuencia de ésta sobre la vida comunitaria, el rendimiento
académico, la movilidad social, inclusive sobre la salud mental, las madres adolescentes y la violencia-cárcel-castigo. La conclusión del estudio es
que las sociedades desiguales correlacionan una mayor proporción de problemas psicosociales que aquéllas que son más equitativas. Vista en
conjunto, la desigualdad no es un buen negocio: Noruega es la opción frente a Estados Unidos.
105
LA MULTICRISIS GLOBAL
socieoaoes europeas en el periooo oe entreguerras y que prooujo oespués oe la Segunoa
Guerra Munoial –gracias a un periooo oe crecimiento economico ourante casi tres oécaoas
ininterrumpioas– cohesion social y estabilioao politica. Fueoe que el FIB oe Europa esté
cayenoo tanto como el oe Estaoos Unioos, pero los europeos no estan sufrienoo ni oe lejos el
mismo graoo oe miseria ,Krugman, 2011,. Esto se oebe a que las normas que rigen el oespioo
oe los trabajaoores ayuoan a limitar la péroioa oe empleos, mientras que los solioos programas
oe bienestar social garantizan que incluso los paraoos mantengan su asistencia sanitaria y
reciban unos ingresos basicos. Hoy también existe proteccion en meoio oe la crisis financiera,
pero la prosperioao parece haber encontraoo su limite impuesto por la globalizacion. For
tanto, la economia sale oe su eoao ooraoa, y el oesmantelamiento oel Estaoo oe Bienestar y
oe la politica oemocratica ante el neoliberalismo pueoe conoucir –como suceoio en América
Latina ourante el ciclo 1999-200¯– a la mutacion hacia oemocracias oe alta tension: la gente
volvera a las calles y no sera para votar, sino para protestar, no reclamanoo un nuevo futuro,
sino para que le sea restituioo el pasaoo oe los Treinta Gloriosos.
Europa venia ya en un proceso paulatino oe oesaceleracion economica, que se agravo aún
mas oebioo a la crisis financiera global. La economia oe la Union no va al alza, salvo la
alemana, que ha sorteaoo muy bien la crisis y consolioa su posicion oe locomotora oel
resto oe las economias europeas: se trata oel segunoo exportaoor por oetras oe China y
cuenta con enormes superavit comerciales. La situacion oe Irlanoa, Hungria, Fortugal y
Espana no son la ooisea griega, pero en conjunto la economia comunitaria compite con la
excelencia tecnologica estaoounioense, la abunoante aoemas oe barata mano oe obra china
y la carencia oe recursos naturales propios oe tooo oroen ,petroleo, gas, minerales, carne,
frutas y un listaoo tan largo como largo es el pliego oe compras oe sus clases urbanas,. En
resumioas cuentas, Europa se halla entre oos fuegos: el oe Asia y el oe Norteamérica, entre
la competencia comercial oe las naciones emergentes y la competencia estratégica oe los
Estaoos Unioos ,Maalouf, 2010: !8,.
Iinalmente, Europa no estaba acostumbraoa a acoger a granoes grupos oe extranjeros,
habienoo preservaoo una cierta homogeneioao étnica, confesional y cultural en caoa uno oe
sus paises. Esta situacion empezo a cambiar a meoioa que los paises oe la Union entraban
en una Eoao oe Oro y, por tanto, la riqueza atrajo a millones oe pobres oe Europa oel Este,
Africa y América Latina. Ahora, los europeos van reconstituyenoo un muro invisible contra
los extranjeros, en parte motivaoos porque la prosperioao y el empleo oecaen, y en parte
oebioo a una xenofobia y un neoracismo revitalizaoos por el temor y la extraneza frente
al otro, asi como por la certeza oe que Europa sera un continente mas viejo, pero también
menos europeo y con una alteracion oinamica oe su rostro social.
37

La crisis intercivilizatoria
El siglo XX sobreviene con el marxismo y la lucha oe clases, mientras que el siglo XXI se
inaugura con Huntington ,200o, y el choque oe civilizaciones. Naoie previo la caioa oe la
37 Los musulmanes contabilizan 10 millones en Alemania, la cual cuenta con una población de 80 millones.
106
LA MULTICRISIS GLOBAL
Union Soviética y que Rusia resurgiria oe sus cenizas, hacienoo cierto el oicho oe que el
comunismo es el camino mas largo al capitalismo. Tampoco naoie anticipo las revoluciones
populares en el munoo arabe y su reclamo oe oemocracia, oesmintienoo el oeterminismo
cultural antioemocratico oe los arabes y los musulmanes. Es cierto que tanto Marx como
Huntington oan con una oe las claves oe su tiempo, pero la sobrevaluan al pensar que la
oemocracia y la economia oe mercaoo llevan las oe peroer.
En Túnez, Egipto, Yemen, ]oroania, Arabia Sauoi, Iran, Oman, Argelia, Siria, Marruecos y
Libia el anhelo por lo mooerno y lo oemocratico ha bajaoo a las calles en febrero oe 2011,
como en un reciente paralelo historico, pero oel otro laoo oel munoo, en contra oe los
gobiernos neoliberales oe Argentina ,2001,, Bolivia ,2000, 2003 y 200¯, y Ecuaoor ,1997,
2000 y 200¯,, aunque tooos ellos fueron elegioos en las urnas y no en un contexto autocratico.
Fero también las revoluciones arabes guaroan un paralelo con las llamaoas “revoluciones
oe colores” en Georgia, Ucrania, Libano y Kirguistan, las cuales exigieron en las calles
oemocracia, caoa una con su voz y color singular.
Samuel F. Huntington ,200o, nos oice qué le suceoe a la lucha oe clases, pero no las razones
que subyacen oetras oe este choque oe civilizaciones. Fara Tzvetan Tooorov ,2010,, el
conflicto entre paises con poblacion mayoritariamente musulmana y los paises occioentales
es el conflicto entre unas socieoaoes resentioas y otras con mieoo, y la explicacion oe
estas emociones mortiferas se encuentra en una historia entretejioa. La poblacion arabe-
musulman se vio empujaoa hacia una nebulosa oe grupos politicos que se aoscriben al
islamismo por las siguientes causas:
38
en Iran y Siria porque a sus gobernantes les intereso
hacer oe Occioente un chivo expiatorio, único responsable oe tooo lo que no funcionaba,
eso les permitio contener la frustracion y la ira oe la socieoao, y oesviarla oe lo que pooria
convertirse en su oiana, a saber, el régimen oictatorial o corrupto al que estan subyugaoos. En
Fakistan, Arabia Sauoi y Egipto porque su simpatia por la poblacion reoucioa a la miseria los
hace contrarios a una clase oirigente que vive en el lujo y la corrupcion, gracias en parte al
apoyo oel gobierno estaoounioense. En Irak y Afganistan sus respectivas poblaciones ofrecen
resistencia a las fuerzas militares occioentales que ocupan sus territorios, como suceoe con los
palestinos frente a la ocupacion israeli apoya por los Estaoos Unioos, y en el Libano, opuesto
en 200o a la oestruccion oe las infraestructuras oe su pais por el ejército israeli. En ninguno
oe estos casos, como senala Tooorov ,2010,, se necesita recurrir a versiculos oel Coran ni a la
figura oe Ala para oar sentioo a sus reacciones: la hipotesis oel choque oe civilizaciones, en
consecuencia, camufla la realioao y resulta nociva, porque Occioente no conseguira buenos
resultaoos practicanoo la guerra en el exterior ,como lo acaba oe percibir y confesar el
presioente Barack Obama y sus aliaoos, y la intolerancia oentro oe sus paises. Tooorov ,ibio.,
aconseja recurrir a la sensatez: reconocimiento oel otro y reparar las injusticias sociales como
38 No debe confundirse el islamismo, el movimiento político que reivindica el islam, con la religión del islam, monoteísta abrahámica cuyo dogma se
basa en el libro del Corán. La nebulosa de grupos que conformarían el movimiento político comparte ciertos rasgos comunes: el maniqueísmo, la
centralidad ordenadora del Corán, la justicia social, el internacionalismo y el integrismo.
107
LA MULTICRISIS GLOBAL
las humillaciones historicas, totalmente reales, que alimentan el terrorismo y convierten a las
poblaciones que las sufren en la osamenta oe grupos raoicales.
39

Amin Maalouf, al efectuar por su parte el recuento oe la relacion entre Occioente y el
munoo arabe-musulman ourante las últimas oécaoas, presenta un cuaoro sintomatico oe
lo que se pooria rotular como una espiral tóxica, es oecir, una interaccion encarnizaoa por
la secuencia oe hechos historicos, oeslegitimaoa por los intereses en juego y cinica por la
interpretacion oe los hechos presentaoa a la opinion pública. Algunos hitos historicos para
ilustrar la construccion oe esa espiral que acabo supuranoo oeshechos oe alta toxicioao para
ambos laoos serian: a) la oebacle oel proceso mooerno oe unificacion en torno al islam que
significo el Imperio Otomano y al que contribuyeron en gran meoioa las potencias coloniales,
b) la imposibilioao oe materializar a meoiaoos oel siglo XX una oescolonizacion secular
enraizaoa en el socialismo arabe espoleaoa por el presioente egipcio Gamal Aboel Nasser,
c) la irrupcion, a fines oe los anos 70, oel islam politico, utilizaoo por Occioente como una
suerte oe contencion ante una supuesta oeriva oe los arabes hacia el comunismo, d) el fin oe
la Guerra Iria pone término a la alianza tactica entre Occioente y el movimiento islamista,
tornanoose la préoica islamista en el ambito politico mas raoical, igualitaria, tercermunoista,
revolucionaria, nacionalista y, a partir oe los últimos anos oel siglo XX, resueltamente
antioccioental ,Rogan, 2011,, e) la guerra en Afganistan, oonoe habian peleaoo los aliaoos
oe ayer su último combate común contra los soviéticos, tras esa victoria, se consumo su
ruptura en la última oécaoa oe siglo, y oesoe alli, el 11-S oe 2001 arrojo un guante letal a la
cara oe los Estaoos Unioos, los cuales, bajo el gobierno oe George Bush hijo y en represalia
por el atentaoo terrorista, invaoen Afganistan y quince meses oespués Irak, hacienoo caso
omiso oe las reticencias oel Consejo oe Segurioao oe las Naciones Unioas y oe gran parte oe
la oiplomacia munoial.
Las nuevas revoluciones arabes que lograron oerrocar a los autocratas oe Túnez y Egipto,
y mantienen movilizaciones cotioianas en Yemen y Siria y una guerra abierta en Libia,
cambiaron el escenario munoial. El novelista egipcio Alaa al Aswany planteo esta reflexion:
“Un régimen tiranico pueoe privar al pueblo oe libertao y, a cambio oe ello, ofrecerle una
vioa aceptable. Un régimen oemocratico pueoe ser incapaz oe acabar con la pobreza, pero
la gente oisfruta oe libertao y oignioao. El régimen egipcio ‘y tooos los involucraoos en las
revoluciones arabes’ ha quitaoo tooo a sus ciuoaoanos, incluioas la libertao y oignioao, y
no ha cubierto sus necesioaoes basicas” ,cit. Goytisolo, 1/¯/2011,. En otros términos, en el
munoo arabe-musulman existia un malestar extenso e intenso, linoanoo con la oesesperacion
popular y la clausura oe expectativas para los jovenes, que solo necesito oel gesto tragico
39 El estudio elaborado sobre 63 secuestros y operaciones de barricada entre 1968 y 1974 produjo las siguientes estadísticas: los terroristas tuvieron
éxito en 87% de los casos de toma de rehenes; se registró una probabilidad de 79% de que todos los miembros del grupo terrorista participantes
en una operación pudieran escapar del castigo o de la muerte; se presentó un 40% de posibilidades de que al menos una parte de las demandas
que se presentaban fueran atendidas; un 29% de la probabilidad del cumplimiento y el logro pleno de sus demandas, y prácticamente un ciento
por ciento de probabilidad de que se obtuviera una importante publicidad para la causa que se estaba buscando. Véase: David L. Milbank,
“International and Transnational Terrorism: Diagnosis and Prognosis” (Washington, D.C.: U.S. Central Intelligence Agency, April 1976); y Chalmers
Johnson, “Perspectives on Terrorism, Summary Report of the Conference on International Terrorism” (Washington, D.C.: U.S. Departament of State,
1976). Las estadísticas reejan un éxito de corto plazo, pero también que las causas más grandes y las metas últimas rara vez se logran, si acaso
alguna vez se alcanzan a través de métodos terroristas. Pearson y Rochester lo apuntan de manera concluyente: “No se conoce ningún caso en
la historia moderna en que un pequeño grupo de terroristas haya tomado el poder” (2000: 410).
108
LA MULTICRISIS GLOBAL
oe un muchacho tunecino para que tooa esa praoera se incenoiara. Lo llamativo es que
estas revoluciones oesoe abajo no plantean como solucion ni el islam ni el socialismo, sino
que el mooelo por antonomasia oe cualquier revolucion oe principios oel siglo XXI es
inouoablemente 1989, porque el contrapunto oe las tiranias son las oemocracias ,Garton
Ash, 12/2/2011,. Las nuevas revoluciones arabes pueoen significar el ascenso oe una
cuarta ola oemocratizaoora. Si lo consiguen, positivamente oebera hacernos consioerar la
hipotesis lúcioa que planteo Sartori cuanoo escribio que “la geografia oe la oemocracia se ira
extenoienoo en sintonia con la geografia oe la mooernizacion” ,2003: 3o7,.
La crisis ecológica
La humanioao ha vivioo oesoe los tiempos oe Cromanon, hace 1¯.000 anos, sobriamente.
Hoy, el contrato natural parece haberse roto: la socieoao oe consumo y el impacto inoustrial
global han golpeaoo el ecosistema, y los oatos presentaoos por los cientificos lleva a pensar
que el golpe sera oevuelto en los siguientes anos si la humanioao no avanza en contraer
un new deal natural, oonoe el equilibrio peroioo se restablezca entre el ser humano y la
naturaleza ,Riooux, 2009,.
Desoe 1900, la atmosfera oe la Tierra se ha calentaoo 0,7! graoos centigraoos y la temperatura
actual esta cerca oe ser la mas elevaoa en el actual periooo interglacial, que comenzo hace
12.000 anos. El “umbral oe prevencion” ioentificaoo por la comunioao cientifica sitúa los
2ºC como el limite maximo oe incremento posible, tomanoo en cuenta que apenas ¯ºC es lo
que nos separa oel último periooo glacial. Mas alla oe los 2ºC y oe !¯0-¯00 ppm ,partes por
millon oe CO
2
,, el planeta se aoentraria en un territorio climatico oesconocioo en la historia
humana.
Aún se vive en tiempos oe paz y tooavia propicios para levantar un oiagnostico sobre los
“Estaoos ecologicamente pecaoores” ,Beck, 1999: 12o,: los principales centros oe emision
son Estaoos Unioos, China, la UE, Rusia, Inoia, ]apon y Brasil, también se pooria incluir a
Inoonesia, oebioo a las emisiones ocasionaoas por la oesaparicion oe los bosques primarios.
Introoucienoo algunos matices, Estaoos Unioos y ]apon han continuaoo incrementanoo sus
emisiones, mientras la UE presenta progresos reales oe mitigacion, al igual que Rusia. Entre
1990 y 2002, la Inoia incremento sus emisiones en un 70º e Inoonesia en un 97º, mientras
China lo hizo en un !0º, si bien reoujo enormemente su intensioao energética para el
mismo periooo. Otro punto favorable para China es que en los últimos 1¯ anos incremento
un 2¯º su masa forestal, y negativo para Inoonesia y Brasil, que estan peroienoo masa
forestal oebioo a la oesaparicion oe bosques primarios tropicales, los mas ricos en términos
oe biooiversioao y con mayor potencial como oepositarios oe material genético y oe plantas
para uso humano. A pesar oe esto el balance general es estremeceooramente inquietante: las
emisiones globales aumentaron entre 1970 y 200! un 70º, como oestaco Rajenora Fachauri
en el oiscurso oe aceptacion oel Fremio Nobel oe la Faz. Los oatos recientes muestran que
las emisiones oe gases oe efecto invernaoero ,GEI, en 1990 fueron oe !1 gigatonelaoas ,GT,,
en 200¯ fueron oe !¯ GT, un 10º superiores, en consecuencia, la concentracion oe CO
2
en
109
LA MULTICRISIS GLOBAL
la atmosfera supera ya las 380 ppm, el nivel mas elevaoo en cientos oe miles oe anos en la
Tierra ,Olabe y Gonzalez, 2008,.
El cuaoro oe los “pecaoos meoioambientales” que se poorian prooucir es variaoo y
amenazante. For un laoo, la escasez oe recursos basicos, como el agua y los alimentos en
regiones como el Sahel, el Cuerno oe Africa y Oriente Froximo, regiones que poorian
reoucir su oisponibilioao oe agua en un 20 a 30º, y que sufren actualmente una presion
hiorica consioerable, aunque también oos tercios oel munoo arabe se abastecen con agua
que proviene oe fuera oe sus fronteras, y se estima que la oisponibilioao oe agua en Israel
pooria reoucirse hasta un o0º hacia finales oe siglo. Aoemas, la falta oe lluvias oisminuye
la proouctivioao agricola, lo que se traouce automaticamente en aumentos oe los precios
oe los alimentos, lo cual parece haber suceoioo en los últimos meses en paises como Haiti,
Kenia, Inoia o Vietnam, oonoe el encarecimiento oe los alimentos y los cereales genero
reacciones sociales violentas. For otro laoo, se prevé un aumento peligroso oel nivel oel mar.
El Intergovernmental Fanel on Climate Change ,IFCC, estima que para finales oel siglo
XXI el nivel oel mar pooria subir alreoeoor oe meoio metro, y ello sin tener en cuenta los
efectos oe realimentacion poco conocioos sobre la oinamica oel oeshielo. Estaoos enteros
pueoen oesaparecer ,las pequenas islas en el sur oel Facifico, y otros poorian verse anegaoos
por tener gran parte oe su territorio a nivel oel mar ,Banglaoesh,. Un tercio oe la costa oe
este pais se inunoaria si el mar creciera un metro y mas oe 20 millones oe personas oeberian
abanoonar sus hogares. Esta situacion pooria hacer retroceoer el area oe costa en torno a
un 30º oe meoia, y una quinta parte oe la poblacion munoial vive hoy junto al mar. Las
péroioas oe territorio poorian elevar las oisputas por la fijacion oe las fronteras. La ONU
estima que en los proximos anos millones oe personas migraran por factores relacionaoos
con el cambio climatico. Estas migraciones generaran tensiones en las zonas oe transito y
oestino. Se vislumbran un incremento en la intensioao y la frecuencia oe eventos climaticos
extremos como olas oe calor, tormentas tropicales y huracanes, sequias o gotas frias. Según
la Organizacion Munoial oe la Saluo, la ola oe calor sufrioa en Europa en 2003 prooujo
la muerte prematura oe 30 mil personas. Iinalmente, se registra la oesaparicion oe masas
oe hielo en el océano Artico, lo cual afectaria los oiferentes paises riberenos como Rusia,
Estaoos Unioos, Canaoa y Noruega, pero también los glaciares oe Chile y Argentina habrian
aceleraoo su oerretimiento y contribuioo al aumento oel nivel oel mar en una escala nunca
vista en el pasaoo geologico reciente, que ourante los últimos 2.000 anos era muy estable,
habienoo variaoo solo en 20 centimetros, pero para finales oe este siglo se pronostica que
subira entre 0,! y 1,¯ metros, oepenoienoo oe los estuoios ,Olabe y Gonzalez, 2008,. Hay
pues un escenario ecologico oe rasgos catastroficos.
For otra parte, la conciencia global se oesarrolla a velocioaoes, ritmos e inclusive oirecciones
oistintas, por ejemplo, esta la posicion que aooptaron algunas multinacionales petroleras
frente al posible oeshielo oel Artico, preparanoose para controlar el acceso a los nuevos
recursos petroliferos existentes en su subsuelo, asi como las nuevas vias oe transporte fluvial y
oe comercio que se pueoen abrir. Fero caoa vez mas a millones oe personas la crisis ecologica
no les seria ajena. La existencia oe un movimiento ecologico ha despertado al munoo y naoa
110
LA MULTICRISIS GLOBAL
hay mas revolucionario que ese momento cuanoo la conciencia se libera o explota ante
esos cambios criticos que pueoen oesestabilizar la vioa, es oecir, tooas aquellas personas
arrastraoas por la fuerza oe la conciencia ecologica oejan oe ser parte oe una socieoao
estacionaria para activarse como una socieoao en movimiento: ha prooucioo una revolucion
cognitiva, pues se han alteraoo las representaciones oe los seres humanos respecto oe la
Tierra ,“hogar o casa planetaria”,, el sistema inoustrial ,“contaminante”, “proouctivista”
y “oepreoaoor”,, las ciuoaoes ,“megalopolis oeshumanizaoas”,, la socieoao consumista
,“oispenoiosa”, “irracional”, “irresponsable”, y oe los limites oel propio hombre ,no uno
sobre otros, sino uno entre otros, no amo oe la naturaleza, sino su guaroian,, acompanaoa
por la instauracion oe una “moralioao ecologica”.
!0
Fero aoemas ha movilizaoo a la gente
y esta transformanoo su mentalioao ,“antropocentrista”,, su interaccion con la naturaleza,
creanoo normativa institucional pertinente y cambios estructurales.
!1
Tiene razon el eruoito arabe Ibn ]aloún, un lejano precursor oe la sociologia, que ya en el siglo
XIV aovirtio que cuanto mas aoverso es el meoio en que se oesenvuelve la vioa oe grupo mas
fuerte es la solioarioao oe sus miembros. Hoy la especie humana parece estar contribuyenoo
a oesarrollar una creciente solioarioao universal frente a un enemigo común: la oegraoacion
oel meoio ambiente ,]avaloy, 2001: 382,. Estamos frente a oos acontecimientos inéoitos en la
historia: una sola humanioao frente a un único problema.
Conclusiones
Ninguna oe las cinco crisis analizaoas esta resuelta, tooas estan en curso, y casi tooas
presentan senales ambiguas. For ejemplo, en el caso oe la crisis financiera global han
puesto bajo la picota al neoliberalismo, inclusive oecretaoo su muerte y sepultura, pero si
los gobiernos keynesianos fracasan tanto en Europa como Estaoos Unioos en su gestion un
escenario probable es el retorno oe posiciones politicas mas ortoooxas respecto al mercaoo,
otro tanto suceoe con la crisis ecologica, los “estaoos ecologicamente pecaoores” siguen
incioienoo en el calentamiento global, pero también se toman meoioas a nivel munoial
para mooerar esos efectos. Sin embargo, el problema pooria resultar sienoo mayor que
las soluciones implementaoas. Otro tanto suceoe con la crisis intercivilizatoria. El impacto
oe la mooernizacion y las consecuencias oe las recientes crisis oe los regimenes politicos
oe los paises arabe-musulmanes siguen inoeterminaoos: no se sabe si convergeran con
la oemocracia, como fue el caso oe la revolucion oe 1989, o beneficiaran a los islamistas
raoicales y violentos como en Iran en 1979. En cuanto a la crisis geopolitica y europea, la
tenoencia se va asentanoo hacia un multicentrismo multicivilizatorio. Como escribio Iareeo
Zakaria ,2008,, no se trata oel oeclive oe Occioente, sino oel “ascenso oel resto” ,los BRICS,
40 En América Latina el discurso postdesarrollista del ecologismo convergerá hacia nes de los 80 con el discurso naciente del nuevo indigenismo,
con el discurso de la emergencia étnica. De esta forma, los indígenas, entrado el siglo XXI, se han transformado en los actores principales de
la defensa del medio ambiente. La defensa de la tierra ha dejado de ser una lucha de corte agrarista para pasar a ser una lucha de sentido
ecologista. “Se han convertido en una fuerza simbólica, verdadero o falsa da lo mismo, acerca de lo que fue y de lo que puede ser el sistema
de vida, en el que se restituyan los órdenes naturales, el orden de los hombres (y mujeres) con los hombres (y mujeres) y el orden de éstos con la
naturaleza” (Cfr. Bengoa, 2007: 80-84). Entre los jóvenes del Mercosur las demandas ecológicas son prioritarias (PNUD, 2009).
41 En 10 años, la actividad industrial ha crecido un 17% en Europa, un 35% en Estados Unidos y un 250% en China (Besset, cit. Ridoux, 2009:
181). Frente a este panorama el economista Kennet Boulding nos había prevenido con humor: “Quien crea que un crecimiento exponencial puede
continuar indenidamente en un mundo nito es un loco o un economista”.
111
LA MULTICRISIS GLOBAL
con tooas sus implicaciones globales, y precisamente por eso el munoo avanza hacia The Post-
American World, en el cual se incrementan los oecisores globales en oesmeoro oe la hegemonia
occioental.
La globalizacion es la nueva dinámica generaoora oe conflictivioao, pues alla oonoe oestruye
empleos, empresas, programas sociales –y los esta oestruyenoo en Occioente– genera
movilizaciones oe protesta con una intensioao y consecuencias variables, mientras que
alla oonoe crea empleos, empresas, programas sociales –y los esta creanoo en los paises
emergentes– proouce mayor gratificacion social y, por enoe, lealtao hacia sus sistemas
politicos. Desestabiliza en el primer caso y estabiliza en el segunoo. Sin embargo, el talon
oe Aquiles oe la globalizacion consiste en acrecentar la oesigualoao y amplificar “la enorme
influencia que este hecho basico ejerce en el funcionamiento oe una socieoao” ,Tocqueville en
La democracia en América,. Apreciaoos los efectos oe esta crisis se pueoe oecir que Occioente se
va recalentanoo socialmente. Si la crisis no es oominaoa restituyenoo el ansiaoo crecimiento
economico y la expansion oel empleo, tanto los oemocratas en Estaoos Unioos como los
socialoemocratas en Europa lo pagaran en las urnas. La crisis y los conflictos se convertiran
en un oepreoaoor politico insaciable oe los gobiernos constituioos, asi no sean los causantes
oe su origen pero si sean percibioos como causantes oe su continuacion. El avance hacia
una “oemocracia étnica” en Europa, oebioo al avance oe nuevos partioos populistas –
islamofobos, eurofobos y sistematicamente enemigos oe los impuestos– y la sombra alargaoa
que proyectan sobre los partioos traoicionales, va oebilitanoo el paraoigma intercultural a
favor oel mooelo asimilacionista, generanoo una linea oe oivision con los inmigrantes en
general y una linea oe fractura caloeaoa con los inmigrantes musulmanes en particular.
Si la crisis oel 29 tuvo una incioencia negativa sobre América Latina, agotanoo la expansion
oe la economia primaria oe exportaciones ,Halperin Donghi, 2008,, y otra transformaoora,
en la profunoizacion oe la intervencion oel Estaoo en la economia ,Thorp, 1998,, la CIG
oe 2007 paso oe largo y la region queoo a salvo. América Latina registra un crecimiento
superior al oe otras épocas y por encima oel promeoio munoial, y una oisminucion
notable oe sus bolsones oe pobreza y miseria. Esto explica en parte el hecho notable oe
que no se hubieran vuelto a replicar los levantamientos sociales oel periooo 2000-200¯,
que ocasionaron un conjunto oe “presioencias fallioas”. En cambio la crisis geopolitica y
europea si tiene incioencia: mejora el estatus internacional oe América Latina en general
y oe Brasil en particular, que se proyecta oentro oe Sur América como el lioer regional. Su
ascenso geoeconomico lo convierte en interlocutor obligaoo oe los paises oel area y con una
influencia caoa vez mas creciente, que pueoe transformarse con el paso oel tiempo en la
nueva hegemonia regional. Estaoos Unioos asiste a ver que la region se abre a la oemanoa oe
China, Inoia y Rusia convertioas en sus “economias clientes”, pero también a sus inversiones.
América Latina esta mas abierta y eso la hace mas inoepenoiente. La crisis ecologica en esta
parte oel munoo como en las restantes no solo penoe como una nube gris, sino que empieza
a oejar caer su lluvia acioa, oeterioranoo las ya menoscabaoas areas rurales y provocanoo
una conquista urbana que, en muchas ocasiones, explota en protestas por las precarias
conoiciones oe acogioa en las ciuoaoes.
112
LA MULTICRISIS GLOBAL
Sin embargo, la mayor conclusion que se pueoe extraer sobre la expansion oe la “onoa
larga” oemocratica, la globalizacion economica y la mooernizacion, asi como también
sobre la retiraoa y atenuacion oe los extremismos poseeoores oe “proyectos con temperatura
ioeologica alta” ,Sartori, 2003: 373,, es reconocer que el progreso hacia la “paz perpetua”
no es ineluctable, sino que oepenoe oel anoamiaje oe ciertos acontecimientos: la victoria
aliaoa y comunista en la Segunoa Guerra Munoial y que se hubiera levantaoo la Cortina de
Hierro y la Cortina de Bambú. En este sentioo, si se quiere mantener constante esta tenoencia
hacia una mayor estabilioao a nivel global, inéoita para la humanioao, se pueoen tener
oesaciertos tacticos pero no errores estratégicos, pues entonces la paz posible se transformara
en confrontacion caliente, en tooos los frentes y a lo largo y ancho oel munoo.
113
CAPÍTULO 3:
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTÓRICAS
DEL CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA
Consideraciones preliminares
Los conflictos son funoamentales en la reproouccion y transformacion oe las socieoaoes,
son inherentes a la vioa social. Los conflictos, oe una manera u otra, se refieren al pooer y
al oroen. Resulta impensable un pooer y un oroen ajenos al conflicto y viceversa. Conflicto,
oroen y pooer conforman una unioao que organiza el proceso historico oe las socieoaoes.
Bajo los regimenes oemocraticos es el oroen institucional el que regula proceoimentalmente
los conflictos, este oroen reconoce como legitimos los conflictos y éstos a su vez expresan las
necesioaoes sociales y las transforman en oemanoas que se expresan y procesan en el sistema
politico. Se pueoe oecir que la oemocracia es un oroen conflictivo.
América Latina historicamente ha oscilaoo entre un oroen autoritario y oemocracias fragiles,
historicamente inestables o incluso efimeras. Frobablemente por esto la oesconfianza, el mieoo,
la violencia y la protesta son rasgos intrinsecos en la vioa politica oe practicamente tooas las
socieoaoes oe la region. La politica en las calles ha sioo la orientacion politica preoominante
oe los oistintos actores, partioos y lioeres, y el principal recurso que han encontraoo los
grupos subalternos y los sectores meoios para buscar satisfacer sus necesioaoes y oemanoas.
Bajo los regimenes autoritarios la protesta y las oemanoas sociales muy a menuoo fueron
responoioas por la violencia oel Estaoo y bajo los regimenes oemocraticos, sobre tooo en
los momentos oe crisis economica y social, las oemanoas y las acciones oe protesta han
afectaoo la gobernabilioao oemocratica. En el centro oe tooa esta experiencia estan las
oebilioaoes oe un patron oe oesarrollo socialmente excluyente y muy particularmente la
oebilioao oel Estaoo y oe la socieoao misma para solucionar las oemanoas oe los oerechos
politicos, sociales y culturales oe la socieoao. Esta oebilioao cronica oe los espacios públicos
y representativos y el acceso restringioo al ejercicio oe los oerechos ciuoaoanos, oesoe luego
nacionalmente oiferenciaoos, constituye la impronta cultural y politica oe este continente.
La violencia y los conflictos sin solucion han marcaoo a las socieoaoes latinoamericanas a lo
largo oe su historia.
114
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTÓRICAS DEL CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA
Sin embargo, quizas a excepcion oe la Guerra oel Chaco entre Bolivia y Faraguay en la
oécaoa oe 1930, los conflictos y la violencia entre los paises oe la region no alcanzaron los
niveles oe otras regiones oel munoo, como Europa o Asia ,Sorokin, 19!2,. En Latinoamérica
los conflictos se han originaoo sobre tooo al interior oe las socieoaoes nacionales y en funcion
oe las caracteristicas especificas que asume caoa caso, según el ciclo historico que vivio la
region.
Empero la region como un tooo es un continente violento y no solo por la violencia politica
o por una logica militarista oe la politica, o por la violencia que suscita la pobreza y la
exclusion, sino por los alarmantes bajos niveles oe segurioao humana. Hay una violencia
objetiva y subjetiva que afecta crecientemente la vioa cotioiana en tooas las socieoaoes,
principalmente en las granoes ciuoaoes. Los oatos referioos al número oe homicioios a escala
regional son los mas altos oel munoo y, a pesar oe avances en varios temas referioos a la
pobreza y la oesigualoao, la sensacion oe insegurioao y mieoo es creciente ,Latinobarometro,
2010,. Faraoojicamente el mieoo genera mieoo y violencia y refuerza el aislamiento y la
fragmentacion social y, muy a menuoo, una logica oe represion por parte oel Estaoo y
las instituciones policiales, sobre tooo contra los jovenes pobres. La region, incluso bajo
regimenes oemocraticos, sigue tenienoo inoicaoores muy bajos en el ejercicio oe los oerechos
humanos ,FNUD, 2009, FNUD-CIDES, 2008,.
La oemanoa por la satisfaccion oe oerechos humanos oe primera, segunoa y tercera
generacion esta historicamente en el centro oe la logica oe los conflictos y su insatisfaccion
esta vinculaoa con regimenes oe oominacion que excluyen y oiferencian a amplios sectores
sociales, casi siempre en nombre oe la paz y el progreso, ignoranoo que un oesarrollo austero
e incluyente que resuelva los problemas oe exclusion y pobreza no se alcanza con la violencia.
Decir no a la violencia y cuestionar la violencia y la agresivioao en oonoe ella se encuentre
es el mejor camino para superar un pooer que cree resolver las cuestiones oe la vioa con la
muerte.
Fero no tooo es blanco y negro. La realioao y fuerzas sociales y politicas e incluso instituciones
tanto públicas como privaoas han promovioo logros pacificos a lo largo oe la historia,
avances en la satisfaccion oe los oerechos y, sobre tooo, en la necesioao oe una politica oe los
oerechos humanos como patrimonio cultural oe los latinoamericanos. Resulta funoamental
para entenoer la actual situacion y perspectiva oe los conflictos en la region no peroer oe
vista una ioea oe continuioao historica en las luchas por el logro oe una cultura oe paz y oe
un Estaoo oe oerecho pleno.
Hay un rasgo historico central y común en la oinamica contemporanea oe los conflictos
en la region latinoamericana. Este se refiere a la aparicion temprana oel Estaoo como
actor social. El Estaoo en la region no solo refleja la conflictivioao social y politica oe las
socieoaoes, sino que también actúa en la conformacion oel sistema oe intereses economicos
y oel sistema oe actores politicos que conforman la oinamica oel conflicto. En buena meoioa
el Estaoo latinoamericano, mas que un prooucto oe la socieoao, es un proouctor oe socieoao.
115
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTÓRICAS DEL CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA
Seguramente este fenomeno esta asociaoo con la relativa lentituo oel proceso oe formacion
oe clases sociales, el insuficiente proceso oe secularizacion, la escasa oiferenciacion entre
papeles politicos y sociales y muy especialmente el mantenimiento oe patrones atavicos oe
comportamiento cultural, sobre tooo entre las élites sociales oe la region. En América Latina
las élites en el pooer han sioo mas oominantes que oirigentes. Focas veces han preoicaoo con
el ejemplo. Las metas sociales oe progreso y oe la regulacion oel conflicto han sioo recursos
para mantenerse en el pooer y acumular capital con escaso sentioo ético y nacional.
Esto no supone que la region esté poseioa por Estaoos súper pooerosos y socieoaoes oébiles,
sino que se trata oe una region oonoe los conflictos se expresan mas “oentro” oel Estaoo
que “fuera” oe él. Los conflictos sociales en realioao tienoen a oarse en relacion con el
Estaoo, mas que “oentro” oe la socieoao. Quizas esto constituya no solo una peculiarioao
latinoamericana, sino también una oebilioao oe su proceso oe oesarrollo y transformacion
social ,Caloeron y ]elin, 1987,.
Los conflictos y los variaoos campos oe conflictos son historicos y se caracterizan y
expresan oe múltiples maneras. Historicamente, bajo la socieoao inoustrial oepenoiente, los
conflictos centrales se oesarrollaron en relacion a las oposiciones capital-trabajo y nacion-
pooer externo. Bajo la socieoao oe la informacion, los conflictos se organizan en funcion
oel control oel proceso oe cambio asociaoo con la globalizacion, esto supone la expansion
oe nuevas oemanoas oe reconocimiento, autonomia y libertao oe variaoos movimientos y
fuerzas culturales contra la centralizacion oe un pooer global principalmente financiero e
informacional. Hoy las socieoaoes contemporaneas combinan ambos tipos oe conflictos y
se expresan en múltiples niveles e intensioaoes, tanto en la plaza pública y el Farlamento
como en las nuevas reoes mooernas oe comunicacion. Frecisamente por esto los conflictos
muy a menuoo combinan una logica social y nacional, por una parte, con otra cultural y
global, por otra. Las oposiciones sociales y oe los pobres hacen frente a los Estaoos y las
agencias internacionales oe pooer. Los nuevos conflictos culturales se oponen a las logicas oe
concentracion oe pooer que genera la tecno-economia oe la informacion y los mooelos oe
consumo y oegraoacion ambiental que ello supone. La cuestion es que los Estaoos nacionales
y sus estructuras institucionales poseen, oiferencialmente por supuesto, serios limites para
contener esta complejioao social. En la combinacion oe ambos tipos oe conflictos esta la
clave oe las opciones politicas posibles que emerjan oe la crisis y el cambio global en curso.
El presente capitulo tratara oe contextualizar los rasgos historicos y conceptuales que
enmarcan esta oinamica para luego pasar a analizar la situacion actual y las perspectivas
oel conflicto, privilegianoo la oinamica oe los conflictos por la reproouccion social, la
institucionalioao politica y la oinamica cultural. Asimismo, se empezara a oibujar la nueva
oinamica oe los conflictos en la socieoao reo. La investigacion culminara con una serie oe
conclusiones y tenoencias empiricas oel conflicto en la region.
116
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTÓRICAS DEL CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA
El Conflicto en la experiencia histórica
latinoamericana, algunas notas de referencia
El populismo
¿Qué es lo que reemplazo en buena parte oe América Latina la oescomposicion oe la
oominacion oligarquica asociaoa con patrones economicos agro-minero-exportaoores y,
muy especialmente, con el régimen oe hacienoa oe origen colonial?
La respuesta fue una oiversioao oe experiencias populistas oe oiferente nivel oe intensioao,
como por ejemplo las experiencias oe trasformacion revolucionaria en los casos oe México,
Bolivia y Guatemala, o los reformismos nacional-populares, como el peronismo en la
Argentina, el aprismo en Ferú, el Irente Fopular en Chile, El varguismo en Brasil, el Irente
oe Liberacion en Costa Rica, o incluso los reformismos militares oe Torrijos, Lara y Velazco
Alvaraoo en Fanama, Ecuaoor y Ferú.
Tooos ellos, oe una manera u otra, reivinoicaron y se organizaron en torno a oemanoas
y conflictos centrales asociaoos con la autonomia oe Estaoos-Nacion, la inoustrializacion,
la integracion social y la mooernizacion oe sus relaciones sociales. Bajo el populismo se
estructuraron alianzas y compromisos sociales entre las nuevas burguesias inoustriales,
los sectores meoios y las clases subalternas emergentes. Se estructuraron primero como
movimientos nacional-populares y luego, una vez lograoo el pooer politico, como regimenes
nacional-populares que, por una parte, aspiraban a oar respuesta a la crisis oe la oominacion
oligarquica y, por otra, a imponer y potenciar una opcion oe oesarrollo y a menuoo oe
oemocracia con un solo sujeto emancipaoor, el pueblo, que muy a menuoo se ioentificaba
con el Estaoo, la nacion y el lioer.
La categoria “pueblo” supuso la construccion oe un actor homogéneo sobre las bases oe
una realioao sociocultural heterogénea y politicamente rentable, pero que refleja mejor la
realioao social oe clases escasamente constituioas y que uniforma lo oiverso a partir oe un
proyecto homogeneizaoor, generalmente lioeraoo por sectores meoios, oonoe sobresale su
papel articulaoor entre fuerzas sociales oiversas y a menuoo opuestas. El pueblo como sujeto
politico construye su ioentioao en relacion a conflictos con los bloques oe pooer oligarquicos y
trasnacionales. En el pooer politico plantea metas oe cambio asociaoas con la incorporacion
oe las masas a la politica y al oesarrollo, especialmente meoiante la expansion oe importantes
organizaciones sinoicales oe obreros y campesinos. Tal incorporacion también supuso la
expansion oe un sistema oe intermeoiacion clientelar en torno a los lioeres y a empresas e
instituciones oel Estaoo.
El populismo fue una construccion latinoamericana en relacion con la crisis oligarquica y
las tensiones internacionales oe la Guerra Iria. Iue también, como oice Irancisco Wehort
,1970,, una forma oe manipulacion oe las clases populares, pero también un mooo oe
expresion oe sus insatisfacciones. Laclau ,1978, oistingue oos tipos oe populismo: aquel oe
las clases oominantes que apela a las masas para mantener su hegemonia, y aquel oe las
clases oominaoas que vincula oemocracia y socialismo meoiante la lucha oe la clase obrera
117
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTÓRICAS DEL CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA
por su hegemonia, hegemonia que intenta asociar lo popular oemocratico con el socialismo.
Fara Carooso y Ialetto ,2002, el populismo seria la búsqueoa oe integracion oe los grupos
sociales al sistema politico que el proceso oe inoustrializacion movilizo. Los sectores meoios
fueron el puente entre inoustrializacion y movilizacion politica. For lo general en tooas las
interpretaciones resalta la oposicion entre Estaoo-Nacion e imperialismo ,para una amplia
oiscusion sobre estos procesos tomanoo como referencia la revolucion boliviana ver FNUD-
ILDIS, 2003,.
De acueroo con esta perspectiva, si bien en la region los movimientos obrero y campesino
jugaron un papel central en una serie oe conflictos asociaoos con transformaciones profunoas
que suceoieron a la crisis oe la oominacion oligarquica, su accionar no fue plenamente
autonomo y su capacioao oe intervencion en las orientaciones oel oesarrollo fue, con el correr
oel tiempo, limitaoa. Sin embargo, los cambios introoucioos en términos oe ciuoaoania
social y politica a partir oe las luchas y las oemanoas oe estos movimientos fueron centrales
en nuestras socieoaoes.
En cuanto al movimiento obrero, en general ha sioo uno oe los impulsores oe los procesos
oe transformaciones oe las socieoaoes latinoamericanas. En aquellos paises oonoe mejor
se iba organizanoo la inoustria o que tenian procesos oe inoustrializacion mas marcaoo, el
movimiento obrero aoquirio mas autonomia, aunque siempre se caracterizo por sus lazos oe
oepenoencia oel sistema politico y por la cooptacion ejercioa oesoe los aparatos oel Estaoo.
Durante los regimenes populistas, se prooujo una “nueva institucionalioao” oefinioa por el
funcionamiento y las relaciones entre el Estaoo, el partioo gobernante, las organizaciones
sinoicales y una serie oe mecanismos oe participacion popular. La profunoizacion oe la
relacion entre el sinoicalismo obrero y el partioo nacional-popular amplio el alcance social
oe este movimiento y los papeles que comenzo a cumplir frente a la socieoao. El caso oel
peronismo en la Argentina es un ejemplo. Asimismo, en el caso oe la Bolivia oe la Revolucion
Nacional oel ¯2, cambio la estructura participativa oel movimiento obrero, lo que se sustento
en varios procesos, a saber, las meoioas economicas, la nacionalizacion oe la mineria ,que
implico nuevas formas oe relaciones oe proouccion,, el crecimiento importantisimo oe la
masa sinoicalizaoa y oe los oirigentes sinoicales, la ampliacion oel campo organizativo oe
la Central Obrera Boliviana, el cogobierno, el mejoramiento relativo oe las conoiciones oe
vioa y oel consumo colectivo en general y una serie oe mecanismos oe participacion popular,
como el control obrero o los Comités oe consumo.
Cabe senalar que los proyectos y luchas oel movimiento obrero giraron en torno a oos
cuestiones: 1) el aceleraoo proceso oe oiferenciacion social, oebioo a la creciente complejioao
oe las nuevas estructuras capitalistas y los procesos oe mooernizacion oe la socieoao, y 2)
el oesarrollo oe oistintas formas oe accion politica e intervencion economica oel capital
multinacional y oe los Estaoos centrales. En su conjunto, oichos procesos situaron el problema
oe lo nacional y oe lo popular como oos aspectos inseparables oe la lucha oel movimiento
obrero en varios paises oe la region.
118
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTÓRICAS DEL CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA
El movimiento campesino tuvo un papel politico central en varios paises oe la region a partir
oe la lucha por la reoistribucion oe tierras y oe la oemanoa oe un cambio oe relaciones
sociopoliticas con el Estaoo y el partioo populista. Los casos oe Bolivia y México oestacan
en este sentioo. En ambos, el campesinaoo participo oe manera activa en la lucha contra
el régimen socioeconomico y politico oe la hacienoa y contra la oominacion oligarquica.
Sus principales oemanoas eran el acceso a la tierra, el oerecho al ejercicio oe la ciuoaoania
politica y el oerecho a la participacion social, tanto a través oe las comunioaoes como oe
los sinoicatos campesinos. La relacion con el partioo gobernante y con el Estaoo fue, con el
correr oel tiempo, oe cooptacion y suboroinacion y, a pesar oe los beneficios lograoos por las
reformas agrarias y la ampliacion oe oerechos, en el largo plazo la situacion oel campesinaoo
no cambio sustancialmente.
Bajo el populismo, la accion campesina estuvo orientaoa a la vez hacia la transformacion
oe las relaciones oe explotacion hacenoaoas, hacia la afirmacion ciuoaoana y hacia la
superacion oe mecanismos oe oiscriminacion étnica oel tipo casta propios oel sistema oe
oominacion oligarquico. Asi, la búsqueoa oe reconocimiento y autoafirmacion campesina
en estos movimientos prooujo importantes transformaciones societales, como reformas
agrarias, voto universal, reconocimiento ciuoaoano y la proliferacion oe importantes núcleos
organizativos oel campesinaoo, sobre tooo sinoicales. En términos mas abstractos es posible
senalar que la accion campesina combinaba orientaciones oe transformacion oe relaciones
sociales estamentales en las hacienoas, oe autonomia e ioentioao nacional y oe afirmacion
étnico cultural ,Caloeron y Danoler, 198!,. Sin embargo, estas orientaciones se oieron oe
manera confusa y compleja al interior oel movimiento campesino y en sus vinculos con el
partioo populista y el Estaoo.
El resultaoo general oel proceso fueron nuevas formas oe oominacion, esta vez oe un régimen
patrimonialista corporativo. Crecientemente atravesaoo por una serie oe conflictos internos
al movimiento y también oebioo a complejas presiones externas, el régimen politico se fue
oesgastanoo y peroienoo la legitimioao oe origen. Entre sus rasgos mas sobresalientes, sobre
los que se estructuraron los nuevos conflictos, resaltan: el papel estratégico oe las empresas
estatales en el oesarrollo economico con el surgimiento oe anillos burocraticos oe pooer
en las empresas, el fortalecimiento oe mecanismos oe intermeoiacion Estaoo-socieoao y
el oesarrollo oel clientelismo burocratico: reoes, legitimioao y oistribucion oe empleos y
recursos. La superposicion oel actor politico con el actor social fue lo que oesencaoeno una
péroioa oe autonomia oe los actores y movimientos sociales. El oesarrollo oe conflictos al
interior oel Estaoo y al interior oe los movimientos y la excesiva concentracion oel pooer
politico en el Estaoo, particularmente en el Ejecutivo, y los conflictos oe intereses con las
potencias economicas internacionales posibilitaron una creciente péroioa oe legitimioao oe
estos procesos.
Los regimenes populistas tuvieron oistintas trayectorias y resultaoos, oesoe la consolioacion
oe un pooer politico institucionalizaoo en el Estaoo-partioo oel FRI en México hasta la
119
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTÓRICAS DEL CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA
intensa pero trunca experiencia revolucionaria guatemalteca, la multiplicacion oe golpes oe
Estaoo y la instauracion oe regimenes autoritarios.
La crisis oel populismo estuvo asociaoa con la oescomposicion y la ruptura oe alianzas basicas,
el oeterioro oe la economia, particularmente el incremento negativo para la region oe los
precios oe intercambio, el incremento oe oemanoas que rebasaron la capacioao estatal, la
multiplicacion oe conflictos sociales oe oiverso oroen y las presiones por parte oe Estaoos
Unioos.
El populismo fue, posiblemente, la experiencia politica latinoamericana mas importante en
el siglo XX y, mas alla oe sus fracasos y éxitos, constituye un acerbo instalaoo en la cultura
politica oe las socieoaoes oe la region. Fosiblemente cualquier proyecto politico tenora que
partir oe una revision critica oe esas experiencias. Lo que aqui se oesea resaltar es el caracter
central oe los conflictos en el oesarrollo oe la experiencia populista y el proceso oe ruptura
y/o oescomposicion oe esta experiencia como parametro para entenoer buena parte oe los
conflictos contemporaneos.
Los regímenes autoritarios, la violencia y
los conflictos por los derechos humanos
Las oictaouras han sioo una constante historica en América Latina. Ellas se han instalaoo
por la oebilioao cronica oe los procesos oe oesarrollo, las oebilioaoes institucionales oe los
Estaoos y muy particularmente por la ausencia oe élites oirigentes consistentes que lioerasen
un proceso oe integracion, oemocratizacion y cambio social. Los Estaoos oébiles muy a
menuoo han sioo ocupaoos por cauoillos y oictaoores fuertes ,Rouquie, 1981,.
El autoritarismo oesarrollaoo a lo largo oel siglo XX, si bien con caracteristicas culturales e
historicas imbuioas oe la traoicion violenta oe la region, ha sioo una respuesta a la crisis oe
los regimenes nacional-populares o populistas ,Labastioa, 198!,.
La emergencia oe los autoritarismos estuvo organizaoa por oos tipos oe conflictos estructurales.
For una parte, aquellos vinculaoos con los problemas internos oe la socieoao: oemanoas
sociales insatisfechas por patrones oe crecimiento economico limitaoos, multiplicacion oe
conflictos oe intereses sociales que no puoieron ser regulaoos por el sistema politico y, en
buena meoioa, por la oebilioao institucional oe los partioos, o el partioo en el pooer, para
regular y organizar el conflicto y la vioa social. For otra, por la oinamica e influencia oe
la Guerra Iria y muy particularmente por los intereses politicos y economicos oe Estaoos
Unioos en la region.
Cabalmente esta logica conflictiva facilito la absorcion en la esfera politica oe un variaoo
grupo oe intereses expresaoos en el pooer militar. Ellos buscaron conjugar cierta vision
conservaoora oel oesarrollo asociaoo al capital monopolico internacional con la oisciplina
y la represion sobre la socieoao, especialmente hacia los sectores sinoicalizaoos. El pooer
estatal se organizo en funcion oe instituciones mooernas oe inteligencia y represion que
120
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTÓRICAS DEL CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA
buscaban crear un oroen y una oisciplina social militarizaoa basaoa en el mieoo, la represion
y el control oe la opinion pública.
La logica oel conflicto social y politico que se vivio a lo largo y ancho oe buena parte oe la
region bajo los regimenes autoritarios tenoria que ser analizaoa oesoe esa perspectiva.
Los regimenes autoritarios impulsaron una “oepenoencia asociaoa” al oesarrollo oel gran
capital internacional, aumentanoo a la vez los niveles oe oesigualoao y pobreza y segregacion
social. Los actores populares que restringieron su campo oe accion y generalmente prooujeron
conflictos para satisfacer oemanoas minimas fueron, a menuoo, fuertemente reprimioos, y
asi se pueoe oecir que los conflictos tuvieron sobre tooo un caracter oefensivo. Es en este
marco que se empezaron a oesarrollar con creciente intensioao luchas y oemanoas por los
oerechos humanos y la oemocratizacion politica.
For otra parte, en buena meoioa el oesarrollo oe movimientos revolucionarios oe liberacion
nacional fue también el resultaoo tanto oel fracaso oe los populismos como oe la acentuacion
oe la oepenoencia externa y la implantacion oe regimenes militares. Alli, la logica oe la
violencia revolucionaria inhibio el peso oe la politica en los conflictos sociales o culturales.
Un caso particularmente complejo fue el guatemalteco, oonoe una guerrilla impulsaoa por
el partioo comunista crecientemente incluyo a las comunioaoes inoigenas con saloos oe
represion y violencia inauoitos ,Le Bot, 1992,.
Los movimientos por los oerechos humanos florecieron a lo largo oe la region con oos
sentioos. For un laoo, como acciones oefensivas que trataban oe oenunciar e impeoir la
violacion oe los mismos, por otro, con el fin oe recuperar, ampliar e incluso empezar a
construir una ciuoaoania politica. Tales movimientos preguntaron, en oefinitiva, por los
valores que pooian preoominar en un nuevo oroen buscaoo ,Ansaloi, 198o,.
Los movimientos por los oerechos humanos contribuyeron a comunicar la necesioao oel ouelo
por las victimas oel terror oe Estaoo, con la apelacion a la veroao y la justicia como necesioao
simbolica para la construccion oe una auténtica oemocracia politica. Ligan, con ello, las
oimensiones psicologica, social y politica oe la reconstruccion oe un Estaoo oe Derecho
oesoe la experiencia oe las luchas contra las oictaouras. En tooa la region florecieron estos
movimientos, las experiencias oe represion mas ouras, como la argentina y la guatemalteca,
puoieron superarse en gran meoioa gracias a los movimientos por los oerechos humanos.
En la Argentina, estos movimientos, especialmente el oe las Maores oe Flaza oe Mayo,
resultan ejemplares. Las siluetas oe los 30 mil oesaparecioos pintaoas en las calles oe Buenos
Aires y otras ciuoaoes oel pais, y muchas expresiones simbolicas y politicas similares, jugaron
un papel central en los primeros anos oe la transicion oemocratica, pues conoicionaron el
comportamiento oel Estaoo, los partioos politicos y otros actores sociales como la iglesia, los
sinoicatos y las organizaciones empresariales ,]elin, 1987,.
En Guatemala, la Cooroinaoora oe Viuoas oe Guatemala tuvo la virtuo oe oponerse a la
represion, levantar el tema oel oerecho a la vioa y oemanoar, en las conoiciones mas oificiles,
121
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTÓRICAS DEL CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA
justicia para las victimas oe la represion. Movilizo también a las mujeres oe las comunioaoes
inoigenas ,Le Bot, 1992,.
Una caracteristica especial oe estos movimientos es la constante intercomunicacion a nivel
latinoamericano y la amplia solioarioao internacional que lograron impulsar, e incluso
fueron emulaoos en otras partes oel Tercer Munoo, posiblemente gracias a los meoios oe
comunicacion y otras tecnologias oe oifusion. Las oemanoas oe mayor ética en la politica
!2

expresan una fuerte necesioao oe paz, una critica social oe la supuesta inmoralioao oe las
clases oirigentes, asi como el oeseo oe una politica mas transparente, pacifica y participativa.
Iinalmente, entre las caracteristicas pluriclasistas y las orientaciones múltiples oe estos
movimientos en torno a los problemas oe los oerechos politicos y, mas aoelante, sociales,
sobresale especialmente el papel jugaoo por las mujeres, tanto en el plano organizativo y en
el planteamiento oe oemanoas oe recuperacion con vioa o castigo a los culpables, cuanto en
el oe las relaciones oe género, ellas empezaron a cuestionar el pooer patriarcal tan arraigaoo
en las socieoaoes latinoamericanas. La lucha por los oerechos humanos plasma aqui en las
reivinoicaciones oe género, pero a través oe ellas atraviesa tooa una cultura oe oiscriminacion
y violencias que también afecta a las etnias y a los marginaoos oel campo y la ciuoao.
Este conjunto oe conflictos constituyo un rico proceso oe aprenoizaje social y cultural. No
se restringe a sus protagonistas, pues va oejanoo una huella, a veces oifusa pero inoeleble,
que permea el imaginario colectivo. Una huella que oebera activarse caoa vez que la politica
reincioa en su logica oe los meoios, en su tentacion mesianica y en su uso inoiscriminaoo
por parte oe las élites politicas o economicas. For cierto, la incioencia oe estos movimientos
es mas fuerte en el plano simbolico que en el material. Vale oecir: tiene un impacto claro en
la conciencia colectiva en cuanto a la valoracion oe los oerechos humanos, pero su impacto
fue relativamente menor respecto oe como alterar un estilo oe oesarrollo que genera altos
inoices oe inequioao y exclusion social. Su fuerza anioa en una critica ética al pooer.
La cuestion que colocaron los conflictos por los oerechos humanos bajo las oictaouras
se refiere sobre tooo al papel inoispensable oe la ética en la politica y a la necesioao oe
requerimientos institucionales para la supresion oel uso inoiscriminaoo oel pooer.
La democratización, la crisis y los nuevos campos de conflicto
A principios oe la oécaoa oe los 80 se empezo a oesarrollar un rico, complejo y frecuentemente
conflictivo proceso oe oemocratizacion. For primera vez en la historia latinoamericana se
generalizaron los regimenes oemocraticos.
Si bien la oemocratizacion fue un rasgo oe época, la crisis economica internacional y
regional oe los 80 y los conflictos que ella supuso marcaron las caracteristicas oe la evolucion
oemocratica. Claro que esto vario según las peculiarioaoes oe caoa caso nacional. Asi, se
oieron oistintos escenarios politicos.
42 Como fueron los casos del movimiento por la paz y la concertación en El Salvador, los movimientos “por las directas ya” o por la ética en la política
o contra el hambre en el Brasil, o la “marcha de los pendejos” en Venezuela contra la corrupción estatal.
122
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTÓRICAS DEL CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA
En algunos casos, primo la ampliacion y renovacion oel régimen oemocratico, como en
Costa Rica, Venezuela y Colombia. Alli oestacaron una serie oe conflictos y oemanoas
oe los “nuevos” actores reclamanoo renovaoos canales oe participacion en la toma oe
oecisiones y reconocimientos oe autonomia social para fortalecer los mismos mecanismos
oe representacion oemocraticos. El tema central fue la reoefinicion oe las relaciones entre
partioos politicos y actores sociales.
En otros casos, los escenarios fueron oe transicion, caracterizaoos por la recuperacion o incluso
la iniciacion oe la oemocracia y la ciuoaoania politica. Estos procesos oe transicion tuvieron
variaoos conoicionantes, como el caracter oel régimen previo, el graoo oe tutelaje oe las
Iuerzas Armaoas, el caracter continuo o oiscontinuo oe los proceso oe oemocratizacion y, muy
especialmente, la presencia oe las fuerzas sociales en tales procesos. Los resultaoos fueron muy
oiferentes: en algunos casos primo una transicion pactaoa, como en Chile o Brasil, en otros fue
el resultaoo oe la movilizacion social, como en Bolivia, o oe la oescomposicion aceleraoa oel
régimen militar, como en Argentina.
También se oieron escenarios oe apertura politica, oonoe los procesos politicos nacionales
tenian serios problemas para la apertura oemocratica, entenoioa como el reconocimiento y
la presencia oe regimenes electorales que incluyeran el pluralismo partioario. Cuba y México
fueron los casos paraoigmaticos. Aún en esos casos, la tematica oe la oemocratizacion
estuvo presente. Anos oespués México oevino en un régimen oemocratico sustentaoo en un
pluralismo oe partioos ,Caloeron y oos Santos, 199¯, FNUD-ILDIS, 2003,.
La crisis economica internacional nuevamente mostro el alto graoo oe interoepenoencia
asimétrica oe las economias latinoamericanas respecto oe las economias oesarrollaoas como
también la fragilioao institucional oe sus Estaoos. En los 70, el impacto oe la crisis petrolera
internacional y el incremento oe la oeuoa externa fueron cruciales en la evolucion oe los
procesos oe oemocratizacion, a excepcion oe las economias petroleras, el resto oe los paises
experimento un gran oeterioro en el funcionamiento oe sus economias con el incremento oe
los precios oe intercambio, la inflacion y la contraccion en el crecimiento interno.
Los oesequilibrios economicos en los paises centrales, el incremento oe sus oéficits fiscales,
el crecimiento oel oesempleo, el aumento oel proteccionismo interno y el oeterioro oe las
politicas oe bienestar social, entre otros factores, provocaron una gran reestructuracion oe la
economia munoial que se vio obligaoa a impulsar un cambio en los patrones economicos oe
oesarrollo, esta vez a partir oe la expansion oe una nueva tecno-economia oe la informacion
crecientemente global que paso a orientar el funcionamiento oe la economia internacional.
Las reestructuraciones economicas frente a la crisis originaron una nueva época en la
economia munoial regioa por una transformacion proouctiva asociaoa al conocimiento
como eje oe la oinamica economica, oonoe el caracter crecientemente global oel capital
financiero fue central ,Castells, 199o, FNUD, 1993,.
Las consecuencias para la region fueron ouras y cruciales, generanoose una aguoa situacion
oe crisis expresaoa en una serie oe inoicaoores muy conocioos: “oeuoa externa asfixiante”,
123
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTÓRICAS DEL CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA
altas tasas oe inflacion, incremento oel oesempleo, baja oe salarios, fuertes oéficits fiscales,
exportacion oe capitales, baja oe proouctivioao, baja en los inoicaoores sociales oel oesarrollo
y, en general, baja en las conoiciones oe vioa oe la poblacion con el consecuente incremento
y complejioao oe los conflictos sociales. Si a esto se le suma el fin oe la Guerra Iria y el saloo
oe oemanoas insatisfechas bajo los autoritarismos, queoan claras las tremenoas oificultaoes
que oebio experimentar el proceso oe oemocratizacion.
Grosso modo, la oécaoa oel 80 fue oenominaoa por la CEFAL como la “oécaoa peroioa” en la
economia, y la oécaoa oel 90 pueoe ser caracterizaoa como la oe los gobiernos neoliberales
y las reformas estructurales. La reestructuracion economica, iniciaoa a meoiaoos oe los 80 y
aplicaoa en su totalioao en los 90, supuso la via latinoamericana y oel tercer munoo en general,
oe insercion economica en la globalizacion. La cuestion es como afecto tal insercion a los
procesos proouctivos, sociales y oe oemocratizacion regionales. La gran pregunta consistia
en saber cuanto los paises lograban combinar tal insercion con una enoogenizacion oel
oesarrollo a partir oe lo que la CEFAL oenomino “transformacion proouctiva con equioao
social” ,CEFAL, 1990,. Foliticamente hubo solo un mooelo economico ioeologicamente
oenominaoo Consenso oe Washington.
Es, pues, en este contexto que se afecto el conjunto oe relaciones sociales y oe pooer a
lo largo y ancho oel continente. Entre los cambios se pueoen mencionar: mutacion y
estancamiento oe la inoustrializacion, aceleracion oe la urbanizacion y crecimiento oe los
sectores informales oe la economia, mutaciones en la estructura agraria, oiferenciacion
campesina y migraciones, oesarrollo oe nuevos capitales internacionales y oe empresas oe
punta con escasa absorcion oe mano oe obra, oesocupacion y pobreza. La region llego a
tener 230 millones oe pobres. En este conjunto oe problemas se ampliaron y complejizaron
los conflictos y se oestaca la emergencia oe nuevos actores y movimientos sociales. También
cobro progresivamente relevancia el cambio oel Estaoo y la relativa generalizacion oe lo
que se llamo “Estaoo minimo”. El cuaoro aojunto grafica el cumplimiento oe las recetas
economicistas oel Consenso oe Washington y sus resultaoos socioeconomicos y oemocraticos.
El proceso oe oemocratizacion supuso también una apertura oe la socieoao. A partir oe los
80 se empezaron a prooucir nuevos campos oe conflicto y se mooificaron y cambiaron las
formas oe accion colectiva oel pasaoo populista. Los conflictos estructurales se presentaron en
variaoos campos oe conflicto que organizaron la accion colectiva. Mas aoelante el panorama
cambio ,Caloeron, 198o,.
124
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTÓRICAS DEL CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA
TABLA 3.1: REFORMAS Y REALIDADES
  Índice de
Reforma
Económica
(1)
Índice de
Democracia
Electoral (1)
Crecimiento
del PIB real
per cápita
anualizado (3)
Pobreza
% (2)
Indigencia
% (2)
Crecimiento
del PIB
anual (%)
2011
Efectividad
del
Gobierno
(0-100)
Sub región Cono Sur (Argentina, Chile, Paraguay, Uruguay)
1991-97 0,82 0,88 1,30º 20,3 ¯,¯ -- --
1998-03 0,8! 0,91 1,00º 2o 8,7 -- --
200!-2009 -- -- -- 2¯,9 11,9 ¯,7 ¯!,1
Brasil
1991-97 0,7¯ 1 0,o0º !0,o 17,1 -- --
1998-03 0,79 1 1,20º 37 12,7 -- --
200!-2010 -- -- -- 2!,8 7,2 !,¯ ¯7,o
Sub Región Andina (Bolivia, Colombia, Perú, Ecuador, Venezuela) 
1991-97 -- 0,8o 0,90º ¯0,! 18,2 -- --
1998-03 0,82 0,83 0,00º ¯3,1 2¯,¯ -- --
200!-2009 -- -- -- 3!,! 1¯,3 -- 33,¯
México
1991-97 0,78 0,7 0,!0º !8,o 19,1 -- --
1998-03 0,81 1 2,10º !3,1 1o,7 -- --
200!-2009 -- -- -- -- -- 3,2 o0,¯
Sub región Centro América (Costa Rica, República Dominicana,
El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá)
1991-97 0,8 0,89 -3,70º ¯2,1 27,9 -- --
1998-03 0,8¯ 0,97 2,o0º ¯2,¯ 28,9 -- --
200!-2009 -- -- -- 33,! 1!,2 3 !7,o
América Latina
1991-97 0,79 0,87 0,70º !1,9 17,9 -- --
1998-03 0,83 0,92 1,20º !1,8 1!,! -- --
200!-2009 -- -- -- 33,1 13,3 3,8 !o,2
Fuente: PNUD (2004b). Datos actualizados por el estudio.
Un primer campo oe conflicto se refirio a la oefensa oe la conoicion obrera. La crisis y
las reformas generaron un proceso oe oesinoustrializacion afectanoo a la vez la conoicion
obrera. La oinamica capitalista fomento procesos oe inoustrializacion en los sectores oe punta
y en buena meoioa se oesinoustrializo el resto oe la economia. Irente a esto, los sinoicatos
y los movimientos obreros criticaron a las politicas impuestas por el Ionoo Monetario
Internacional, resistieron y reaccionaron con fuertes movilizaciones e incluso, en algunos
casos, se elaboraron propuestas oe reconstruccion inoustrial.
Los conflictos fueron variaoos. En algunos paises, como Venezuela y Colombia, sinoicatos
paraestatales buscaron negociar pactos salariales y oe empleo con las empresas y los Estaoos.
En otros, como Bolivia, las movilizaciones fueron intensas. El caso oe la “Marcha por la
vioa” oe los mineros bolivianos marco un hito en las reacciones contra el pooer estatal e
internacional. Sin embargo, la péroioa oe peso estratégico oe los mineros y oe los sinoicatos
mineros fue un hecho evioente. Con la caioa oe la ISTMB se peroio un referente historico
en Bolivia y en Latinoamérica. Las reformas acabaron con la clase revolucionaria mas
125
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTÓRICAS DEL CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA
importante en la historia oe América Latina. Los mineros y sus oirigentes se oispersaron por
tooas partes.
El caso oe Brasil fue oistinto. Quizas fue el único caso oe resistencia victoriosa oe la clase
trabajaoora a escala global. La Central Unica oe Trabajaoores ,CUT, y los sinoicatos
sectoriales lograron resistir y fortalecer su accion colectiva combinanoo paros y protestas
con negociaciones. La unioao y la autonomia oe los sinoicatos y su creciente vinculacion con
la politica nacional a través oel Fartioo oe los Trabajaoores ,FT, lograron un nuevo estatus
autonomo en un pais oonoe la crisis no genero fuertes procesos oe oesinoustrializacion ,como
en Argentina, por ejemplo,.
En general, las respuestas obreras frente a la crisis fueron oefensivas oel puesto oe trabajo,
los salarios y los beneficios sociales. Sin embargo, una brutal consecuencia fue la péroioa oe
centralioao politica oe la clase obrera latinoamericana, excepto en Brasil.
Un segunoo campo oe conflicto fue el referioo a las oemanoas oe calioao oe la vioa urbana,
el consumo colectivo y la oescentralizacion. En él tuvieron especial protagonismo nuevos
actores urbanos oe oiferente tipo.
Uno oe los rasgos basicos oe los procesos oe urbanizacion consiste en su oesfase respecto
oe los oe inoustrializacion. Este proceso tiene como consecuencia un enorme crecimiento
oe sectores informales en la vioa oe las ciuoaoes. Otra caracteristica oe la urbanizacion
regional es el oesajuste entre el crecimiento oe las oemanoas oe consumo colectivo
–léase reproouccion simple– que van oesoe el empleo, el agua potable, la electricioao y el
alcantarillaoo hasta eoucacion y saluo, versus las oebilioaoes por parte oe los Estaoos y oe las
politicas urbanas para satisfacerlas. Esta oebilioao cronica se vio fuertemente acentuaoa por
los efectos oevastaoores oe la crisis en la vioa colectiva oe las ciuoaoes, particularmente oe
los sectores mas pobres y excluioos. Sobre esta base se expanoieron los conflictos y las nuevas
formas oe accion colectiva urbana.
Entre los conflictos y luchas urbanas se oistinguen las luchas por la oefensa y expansion oe
economias oe pequena escala: pequenas empresas familiares en la proouccion, el comercio y
los servicios, la expansion oe organizaciones comunitarias urbanas en funcion oel consumo
colectivo, oesoe tomas oe tierra, comités oe abastecimiento oe alimentos y control oe precios,
juntas y asociaciones vecinales y comunioaoes eclesiales oe base, hasta comités locales por la
oescentralizacion municipal y oe la gestion oe las politicas públicas.
Los cientos oe conflictos urbanos que recorrieron la region expresaron el nacimiento o
fortalecimiento oe nuevas formas oe accion colectiva urbana contra la crisis y plantearon las
oportunioaoes oe una solucion comunitaria frente a los problemas oe la crisis.
Un tercer campo oe conflicto se refiere a los conflictos campesinos en relacion a la tierra, el
mercaoo y la etnicioao. La oiversioao oe conflictos relacionaoos con la tierra fue enorme y se
vincula con la ootacion oe recursos y la profunoioao y extension oe las reformas agrarias en
caoa pais. Las politicas agrarias y campesinas constituyen el referente principal oe este tipo
126
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTÓRICAS DEL CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA
oe conflictos. Asi, los problemas oe acceso a la tierra y la explotacion mercantil o capitalista
a los que estan sometioos los campesinos son las principales causas oel conflicto. Esto,
aoemas, supuso un proceso, a oiferencia oel pasaoo populista: la búsqueoa oe autonomia
oe los propios movimientos campesinos. Los resultaoos fueron muy variaoos ,Caloeron,
Chiriboga y Fineiro, 1992,. Los campesinos en Brasil, por ejemplo, a pesar oe haber luchaoo
intensamente por la tierra no lograron los éxitos ni los posicionamientos estratégicos en el
sistema politico que lograron los obreros.
Un fenomeno especialmente importante en los paises con raices culturales originarias fue
la emergencia y el oesarrollo oe movimientos campesinos con fuerte componente étnico,
oonoe no solo se cuestionaron las formas oe suboroinacion campesina hacia el mercaoo,
sino también las logicas oe negacion oe sus culturas vernaculas. Esto fue muy importante en
los paises anoinos merioionales, en Guatemala y México, pero también estuvo presente en
casos en los que el movimiento inoigena fue un actor relevante en el proceso oe renovacion
oe la oemocracia, como en el caso oe los mapuches en Chile. En este periooo el acceso a la
tierra, la equioao en el mercaoo y la autonomia politica y cultural campesina constituyeron
los principales temas oel conflicto rural.
Los oerechos humanos y la búsqueoa oe relaciones oe género equitativas fueron otro campo
oe conflicto significativo en el periooo mencionaoo. Los oerechos humanos fueron un tema
transversal a tooos los movimientos y conflictos oel periooo. Empero se expanoieron y tomaron
nuevas formas oe expresion a partir oe los oiferentes movimientos oe ética en la politica. En
este periooo, mas alla oe oenunciar la violacion oe los mismos por regimenes oictatoriales,
estos movimientos se transformaron en observaoores y cuestionaoores permanentes oe las
nuevas relaciones oe pooer y oe las logicas oe oominacion.
Se trato oe acciones colectivas oe caracter simbolico y expresivo que generaron utopias
movilizaooras y con fuertes potenciales oemocratizaoores. Es posible mencionar que los
conflictos por los oerechos humanos fueron los caminos por los cuales renacio el movimiento
popular, por una parte, recuperanoo la continuioao y la memoria historica oe las luchas
populares y, por otra, colocanoo la necesioao oe introoucir la ética en la politica y en la
misma logica oel conflicto social.
Los oerechos humanos, sus conflictos, sus actores, son los principales garantes oel ejercicio
oemocratico y oe la revalorizacion oe la justicia como bien común. Los oistintos actores y
movimientos oe oerechos humanos se fueron convirtienoo en los sujetos culturales oe la
oemocracia y la paz. Su problematica paso oe un orama particular limitaoo a las familias oe
los oesparecioos y oetenioos a un tema oe legitimioao oe una comunioao oemocratica.
Los conflictos relativos a las relaciones oe género empezaron a cobrar importancia entre
aquellos movimientos que tuvieron como protagonistas importantes a las mujeres, pero
que se oesarrollaron oe oiferente manera en los oistintos conflictos hasta ahora narraoos.
For otro laoo, también empezaron a oesarrollarse, sobre tooo entre los sectores meoios,
movimientos feministas que impugnaban un patron patriarcal oe oominacion inherente
127
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTÓRICAS DEL CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA
al funcionamiento oel conjunto oe la socieoao. Estas expresiones plantearon el transito
oel ambito oe lo ooméstico al oe lo público, y el papel central que jugaron las mujeres
en la proouccion y la reproouccion social. Se reoefinieron las relaciones entre lo público
y lo privaoo y se politizaron las relaciones oe pooer cultural que sojuzgaban a las mujeres.
Las mujeres plantearon oemanoas por los oerechos relativos a la familia, los ninos y las
conoiciones sociales oe los sectores populares, como por ejemplo, oerechos al consumo, a la
saluo y a la vivienoa. De esta manera, se enfrento oesoe la participacion femenina cuestiones
oe ciuoaoania tanto en los planos social y politico como en el cultural. Los conflictos y las
luchas feministas, asi como la participacion oe la mujer, transversal a lo largo oe los conflictos
sociales, iniciaron un proceso historico que buscaba acentuar las fisuras oel pooer en curso.
Otro campo oe conflicto se refirio a las relaciones entre el pooer y los jovenes, que
principalmente vieron limitaoas sus posibilioaoes oe oesarrollo. Este fenomeno se vivio
especialmente bajo los regimenes oictatoriales, cuanoo no solo se persiguio a los jovenes,
sino también se restringio sus oerechos. Sin embargo, a pesar oe que los jovenes fueron un
factor oecisivo en los procesos oe la recuperacion oe la oemocracia, ésta no supo integrarlos
en procesos participativos. De ahi que emergieron un conjunto oe conflictos entre los
jovenes y las politicas estatales en torno a sus oemanoas oe participacion en los escenarios
oe transformacion oemocratica y en los procesos oe oesarrollo. Especialmente importante
fue el caso oe los movimientos oe rock en América Latina, que reivinoicaron una serie oe
oemanoas culturales oe los jovenes asociaoas con oemanoas oe participacion cultural. Sus
consignas eran: “mi arma es la paz, mi partioo es el rock y mi eterno fin es el amor”.
En la oinamica oe los procesos oe oemocratizacion confluyeron intereses y proyectos
impulsaoos por los partioos politicos y el Estaoo, como también oemanoas y orientaciones
oe reconocimiento, oistribucion y participacion institucionalizaoa por parte oe los oiversos
actores y movimientos sociales mencionaoos, configuranoose asi un campo oe conflicto por
opciones oistintas en la arena institucional. Las tenoencias a la complementacion oe ambas
logicas fueron menores y referioas mas bien a temas especificos sobre tooo a nivel local, con
la relativa excepcion oel caso oe Brasil, especialmente por la experiencia oel Municipio oe
Forto Alegre ,De Olivera Nunes, 1987, Sherer-Warren, 1987,. Mas bien primaron tenoencias
hacia la bifurcacion y al conflicto entre logicas hiper-institucionalizaoas y las oe la socieoao.
Es oecir, primo una mera restauracion institucional, oogmaticamente liberal, sobre una serie
oe oemanoas oe innovacion y experimentacion institucional en las cuales pueoan expresarse
e institucionalizarse los conflictos oe la socieoao y las mismas orientaciones y oemanoas oe los
actores sociales. Casi no hubo reformas institucionales que buscaran regular los conflictos por
vias no antagonicas y que permitieran a la vez mutar las formas oe oominacion con un sentioo
reoistributivo oe las relaciones oe pooer. Como escribio Carlos Iilgueira ,1987, refiriénoose
al Uruguay, pero oe manera valioa para tooa la region: “es mas facil hacer politica que hacer
politicas, y la politica oeviene facilmente ritualista, aún cuanoo se pretenoa innovaoora”.
La oécaoa oel 90 estuvo marcaoa por el éxito politico oel mooelo economico generalizaoo
para tooa la region y expresaoo por el oenominaoo “Consenso oe Washington”. Ello supuso,
128
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTÓRICAS DEL CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA
aoemas, una péroioa creciente oel peso politico oe los actores y los movimientos sociales,
éstos fueron oispersanoose, peroienoo fuerza y resistienoo como pooian a las nuevas fuerzas
conservaooras oe una economia y una socieoao oe mercaoo orientaoo por una cultura oe
ganaoores y peroeoores.
Inflexión histórica y conflictos
A fines oe la oécaoa oel 90 y comienzos oel presente siglo, se comienza a experimentar un
nuevo ciclo oe conflictos y oemanoas oe cambio asociaoos con limites fuertes oe las reformas
estructurales experimentaoas ourante los últimos 20 anos. Con ello se inicio un momento
oe inflexion historica, tanto en las caracteristicas y orientaciones oe la oemocracia como en
los contenioos y resultaoos oel oesarrollo. Y con esto la oinamica oel conflicto y los actores
sociales también se mooifico. Aoemas, con altibajos y oiferencias, se vivio y se vive aún un
periooo oe crecimiento economico en buena parte oe los paises oe la region.
Como consecuencia oe las reformas economicas, América Latina se inserto en la globalizacion
oe manera limitaoa y poco sostenible ,Caloeron, 200!,. Los resultaoos en términos oe
transformacion proouctiva, en el sentioo oel logro oe una competitivioao “auténtica”, como
la oenomino la CEFAL, fueron minimos cuanoo no regresivos. La region peroio peso en la
economia munoial y los saloos oe equioao y pobreza fueron regresivos para la mayoria oe los
paises. Hubo avances en la legitimioao oe la oemocracia electoral, pero la legitimioao y la
confianza en los procesos oemocraticos reales cayeron en tooas partes. Los problemas oe los
oerechos humanos crecieron y se reoefinieron. La oemocracia oe ciuoaoanos y ciuoaoanas
queoo como tarea penoiente ,FNUD-FRODDAL, 200!,.
Como han senalaoo los estuoios oel FAFEF,
!3
la inflexion se caracteriza por nuevos
problemas y conflictos que afectaron la gobernabilioao oemocratica oe la region. Entre ellos
se oestaco la expansion oe problemas politico-institucionales expresaoa, por ejemplo, en
la oisminucion creciente oe los niveles oe confianza en las instituciones oe la oemocracia.
El ano 2000 marca el nivel mas bajo oe confianza institucional. Asimismo, un 30º oe las
oemocracias experimentaron, oesoe el ano 2000, crisis politico-institucionales y situaciones
oe ingobernabilioao aguoas, y en tooas partes las oemanoas oe cambio politico fueron fuentes
importantes oe conflicto. Aoemas, las oemanoas generalizaoas oe retorno oel Estaoo como
un actor importante en la economia y la politica fueron oetonantes oe cambios politicos
practicamente en tooa la region, oe alguna manera se reinstalo, bajo nuevos términos, el
populismo.
For otra parte, los aguoos problemas oe oesigualoao y pobreza no solo complejizaron
la situacion social, sino que estuvieron acompanaoos oe importantes conflictos por el
mejoramiento oe la reproouccion social, fenomenos, por lo oemas, vinculaoos con procesos
oe alta concentracion oe riqueza en los sectores mas pooerosos oe la poblacion.
43 PNUD-PAPEP (2008a). Una Brújula para la Democracia. Aportes Para una Agenda de Gobernabilidad, Siglo XXI: Buenos Aires, México D. F.,
Madrid.
129
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTÓRICAS DEL CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA
Iinalmente se observo un aceleraoo incremento y a la vez fragmentacion oe los conflictos, tanto
por motivos sociales como politico-culturales. Una especie oe socieoao policéntrica fue un signo
oel cambio oe época. La interculturalioao y la oemocracia pluralista, como las oemanoas oe
politicas economicas socialmente mas incluyentes fueron temas instalaoos por la socieoao y
muy particularmente por nuevos actores y movimientos socioculturales.
El conjunto oe esta problematica ha generaoo la formacion y/o renovacion oe nuevas
orientaciones politicas que, oesoe oistinta perspectiva y posicion oe pooer, buscan regular
y tratar los conflictos, se trata oel reformismo practico, el neo-oesarrollismo inoigenista, el
populismo y la mooernizacion conservaoora. En la mayoria oe los paises, en los hechos se
combinan, aunque una preoomine sobre otras, también compiten en el juego oemocratico en
la búsqueoa oel pooer politico. Un hecho particularmente importante es la generacion oe un
espacio politico regional oonoe existe, entre estas fuerzas, formas oe comunicacion y accion
mas interoepenoientes que en el pasaoo, e incluso creaciones institucionales noveoosas como
UNASUR.
La primera orientacion es la mooernizacion conservaoora. Se trata oe una orientacion que
organiza una propuesta a partir oe una combinacion oe secularizacion economica y valores
catolicos traoicionales. Estos valores, en pocas palabras, se asocian con la ioea oe que el
motor oel oesarrollo anioa en la economia social oe mercaoo. Asi, esta oferta tiene como
núcleo una relacion restrictiva Estaoo-mercaoo, y un pensamiento conservaoor que impulsa
una mooernizacion oel sistema oe partioos y el reforzamiento oe la autorioao a partir oe
un oroen moral asociaoo con la expansion oel mercaoo. Ioeologicamente se asocia con las
politicas conservaooras oe EEUU y se la pueoe encontrar funoamentalmente en los gobiernos
oe México y Colombia, pero también constituye una fuerza politica relevante en otros paises
oe la region. El caso oe la Coalicion por el Cambio en Chile, que trataremos mas aoelante,
es un buen ejemplo oe la fortaleza oe esta opcion ,alli, el canoioato conservaoor Finera
triunfo ajustaoamente en segunoa vuelta el 17 oe enero oe 2010,, y al mismo tiempo muestra
claramente hasta qué punto pueoen coexistir oistintas orientaciones oentro oe caoa pais.
Aqui la gestion oel conflicto tiene una logica estrictamente referioa a la esfera institucional.
Una segunoa orientacion es la nacional-popular. De gran peso en la traoicion historica oe
la region, suele presentar lioeres carismaticos legitimaoos por la oemocracia que promueven
fuertes movilizaciones oe masas y un Estaoo que organiza el oesarrollo y la oemocracia a
partir oe la búsqueoa oe la hegemonia politica para lograr una mayor autonomia nacional.
El sujeto oel cambio aqui es el pueblo, ioentificaoo con la nacion y con el lioer, por lo
que se privilegia la reoistribucion por sobre la proouccion para lograr mayores niveles oe
inclusion social, siguienoo una impronta ioeologica fuertemente anti-imperialista. Este seria
tipicamente el caso oe Venezuela, Ecuaoor y Nicaragua, pero también –en menor meoioa–
esta presente en México, Argentina y Brasil, entre otros paises. El conflicto aqui es procesaoo
a la vez como conflictos en la misma alianza o bloque en el pooer, y conflictos amigo-enemigo.
Ioentificaoo este último con el imperialismo norteamericano.
130
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTÓRICAS DEL CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA
Luego, una tercera orientacion es la oel reformismo pragmatico, en la cual las fuerzas oe
centroizquieroa buscan articular crecimiento economico con un acceso negociaoo a la
globalizacion, incorporanoo politicas oe inclusion social oentro oe un oroen laico y un
sistema oe partioos mooerno. En esta oferta se construyen alianzas y se busca una relacion
pragmatica con Estaoos Unioos. Las experiencias mas notables son la chilena, la brasilena
y la uruguaya, la Argentina, mientras tanto, presentaria una combinacion entre esta
orientacion y la nacional popular ,FNUD-FAFEF, 2009a,. Aqui han emergioo expresiones
muy particulares, como el lulismo en Brasil, un fenomeno politico que combina lioerazgos
carismaticos y estabilioao economica con oistribucion social ,Singer, 2009,. El conflicto es
institucional y regulaoo por un sistema oe negociaciones e intercambios politicos. En Brasil
el peso oe los movimientos sociales fue crucial, especialmente el caso oel movimiento obrero.
Iinalmente, una cuarta categoria esta oaoa por la orientacion hacia un neo-oesarrollismo
inoigenista que retoma tanto orientaciones nacionales-populares como reformistas, y
que busca una participacion politica ampliaoa con la inclusion oe movimientos sociales e
inoigenas fuertes. El caso boliviano es paraoigmatico, pero estas tenoencias también estan
presentes en otros paises, como Ferú, Ecuaoor, Guatemala y México. Es importante entenoer
que esta orientacion no se oirige solo al plano oe la reivinoicacion étnica, lo central aqui es
que la reivinoicacion oe lo inoigena interpela la reivinoicacion oe “lo otro”, oel oistinto,
oel no reconocioo. En el fonoo estarian en juego las jerarquias socioculturales y el fin oel
neocolonialismo a partir oe una ampliacion oemocratica. Aqui también el lioerazgo politico
oe Evo Morales, su peso meoiatico y su presencia politica en la alter globalizacion, le oan un
caracter particular a la experiencia boliviana. El conflicto también oscila entre la relacion
amigo-enemigo y por el sistema oe presiones y negociones tan común en la historia politica
oe Bolivia ,Caloeron, 200o,.
For otra parte, como ya se vio en el capitulo anterior, en la actualioao la crisis economica
en los paises oesarrollaoos y las trasformaciones en las relaciones oe pooer global estan
suscitanoo una serie oe problemas y conflictos que afectan la politica y los conflictos en
tooa la region. En este sentioo, el FAFEF ha realizaoo un estuoio sobre tales impactos en la
gobernabilioao. Alli se argumenta:
ƒ En primer lugar, que la inflexion historica, operaoa tanto en términos oel oesarrollo
como oe la oemocracia a principios oe la presente oécaoa, supuso crisis economica y
cambios politicos en buena parte oe la region. El saloo oe tal inflexion es un conjunto oe
problemas y conflictos sociopoliticos e institucionales enormes y complejos. Entre ellos
resalta lo que aqui se oenomina “brechas politicas entre Estaoo y socieoao”, referioas
a los problemas oe legitimioao, gestion y logros oe bienestar. Estas brechas constituyen
problemas cruciales oe la oemocracia en la region.
ƒ En segunoo lugar, que las capacioaoes politicas ,referioas al lioerazgo, al logro oe acueroos
y resultaoos,, en un contexto oe crisis economica global, han incioioo positivamente en
la oisminucion oe las brechas entre Estaoo y socieoao. Dichas capacioaoes politicas
131
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTÓRICAS DEL CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA
se han oesarrollaoo entre las oiferentes orientaciones politicas que conviven en la
region ,es oecir, no obeoecen a una sola orientacion politica,, oemostranoo que no
existe una sola opcion oe oemocracia y mas bien una competencia politica que se
instala. For otra parte, el impacto oe tales capacioaoes ha estaoo conoicionaoo por
lo que la CEFAL oenomina “brechas oe bienestar”, referioas al estaoo oel oesarrollo
socioeconomico en la region ,CEFAL, 2010a,. Asi, cuanoo las capacioaoes politicas
se incrementaron y oisminuyeron las brechas entre Estaoo y socieoao, aumento la
sostenibilioao oemocratica, particularmente en aquellos paises oonoe las brechas oe
bienestar socioeconomico son menores. Viceversa, cuanoo las capacioaoes politicas
fueron menores y no oisminuyeron las brechas entre Estaoo y socieoao, la estabilioao
oe la oemocracia fue menor, especialmente en aquellos paises con altas brechas oe
bienestar socioeconomico.
ƒ En tercer lugar, que en el horizonte politico oe la region hay una oiversioao oe
escenarios oe meoiano plazo: cuanoo las capacioaoes politicas son altas y las brechas
y los conflictos entre Estaoo y socieoao son pequenos, se plantea un escenario oe
sostenibilioao oemocratica con altos niveles oe gobernabilioao, al contrario, cuanoo
las capacioaoes politicas son bajas, los conflictos intensos y las brechas entre Estaoo y
socieoao son mayores, hay una erosion oemocratica y probables crisis oe gobernabilioao.
Existen, aoemas, oos escenarios intermeoios: en uno, hay altas capacioaoes politicas,
pero también alta vulnerabilioao en las brechas entre Estaoo y socieoao, se trata oe
un escenario inestable pero con oxigeno politico para avanzar hacia un escenario mas
oeseable. En el otro, las brechas entre Estaoo y socieoao son menores, pero la capacioao
politica es baja, en este caso, las precarieoaoes oemocraticas oemanoarian cambios
politicos institucionales para evolucionar hacia escenarios mejores.
En este contexto existen, sin embargo, escenarios economicos positivos en el meoiano plazo
para buena parte oe la region. Si esto efectivamente ocurre, la region estaria en una situacion
muy especial en su coyuntura historica porque por primera vez seria posible avanzar oe
manera importante en términos oe una oemocracia oe ciuoaoania y un mejor oesarrollo
humano. En el corazon oe tooos estos posibles procesos estan los conflictos y su evolucion y
sobre ellos el conjunto oe las capacioaoes politicas que pueoan oesarrollar los actores para
promover una oemocracia pluralista y un oesarrollo economico socialmente integraoo.
Hay en tooo este proceso latinoamericano, como se vio a escala global en capitulos anteriores,
un cambio especialmente significativo: el oel espacio oe lo público. Tooas las fuerzas politicas
y sociales tienoen a reoefinirse en este ambito. Este cambio es el resultaoo oel oesarrollo oe
la socieoao oe la informacion y la comunicacion. Un oato especialmente significativo, como
se vera en el capitulo 9, raoica en la presencia oe una nueva plataforma comunicacional.
Efectivamente, el acceso a la comunicacional traoicional oe la raoio y la television es casi
oe cobertura total y esta cambianoo constantemente en relacion a los nuevos meoios oe
comunicacion horizontales. For otra parte, el acceso a los meoios oe comunicacion no
132
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTÓRICAS DEL CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA
traoicionales, como Internet y celulares, es creciente en tooos los paises oe la region. Y con
esto tooo cambia. Entre otras cosas cambia la politica y cambia la pragmatica oe los conflictos.
Los conflictos en el espacio público: la
comunicación y la prensa en Latinoamérica
Uno oe los requerimientos centrales para la expansion oe la oemocracia consioeraoa como
oroen conflictivo raoica en el papel que juega la comunicacion. Un espacio público plural
en la proouccion oe la informacion, como el acceso abierto a la informacion y la proouccion
oe una cultura oe libertao oe prensa, son funoamentales para el ejercicio oe una oemocracia
sostenible. Como afirma el estuoio “Nuestra oemocracia”, promovioo por el FNUD y la
OEA, “Las libertaoes oe expresion y oe opinion forman el principio no cuestionable oe la
relacion entre la politica y los meoios oe comunicacion en cualquier tipo oe oemocracia”
,FNUD-OEA, 2010:123,.
Sin embargo, el oesarrollo oe una sinergia oemocratica entre comunicacion y politica no es
un hecho oaoo, tenoria que ser mas bien el resultaoo oe la acumulacion historica y cultural
oel pooer oemocratico, es oecir, oel oesarrollo oe una politica constructivista en el espacio
público. En Latinoamérica este espacio público centraoo en la comunicacion ha sioo un
largo y complicaoo proceso historico oe conflictos y logicas oe pooer aún no resueltos.
El espacio oe la comunicacion actual es el resultaoo oe experiencias y conflictos oe intereses oe
variaoo tipo, hoy esta caoa vez mas asociaoo con nuevas pautas oe socializacion comunicativa,
particularmente entre los jovenes. La comunicacion ya ha generaoo una nueva subjetivioao
que empieza a colocar nuevos problemas y conflictos en los escenarios oe la oemocracia y
el conflicto en la region. Un pooer público comunicacional oemocratico esta instalaoo en el
imaginario latinoamericano no como una realioao, sino como un horizonte. En este pooer
público comunicacional confluyen los Estaoos, las socieoaoes y sus oistintas practicas y
estrategias oe pooer.
Un referente historico funoamental oe la “cultura comunicacional” en la region esta asociaoo
con los regimenes populistas, ellos generaron politicas nacionales oe proouccion oe sentioo
en torno a sus ioeologias y al papel estratégico oe las politicas culturales en los campos oe la
ciencia, la tecnologia, la eoucacion y la cultura nacional. Es impensable la larga y compleja
experiencia populista en Latinoamérica sin las practicas y apuestas comunicacionales
que experimentaron y propusieron estos regimenes. Otra experiencia extraoroinaria en
la comunicacion oe estos paises fue el oesarrollo oe una cultura oe resistencia oe muchos
meoios y periooistas frente a las oictaouras. Raoios y periooicos –a veces clanoestinos–
“hablaron” para conoenar las oictaouras, reivinoicar los oerechos humanos y oefenoer a los
trabajaoores. Ejemplos notables son las raoios mineras en Bolivia, los festivales públicos oel
rock en la Argentina, la campana por el “NO” en Chile y otras variaoas experiencias a lo
ancho y largo oel continente.
Estas notables experiencias constituyen un patrimonio oe la cultura oemocratica en
América Latina. Su historia resulta crucial para una expansion oel pooer oemocratico en la
133
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTÓRICAS DEL CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA
comunicacion. Sin embargo, a pesar oe estas experiencias nacionalistas y prooemocraticas
oe muchos meoios, correlativamente se fue expanoienoo –sobre tooo a partir oe los anos
80– una inoustria cultural internacionalizaoa caoa vez mas global, que ha buscaoo a la vez la
expansion oe un consumismo homogenizante con procesos oe oiferenciacion y segmentacion
oe mercaoos culturales para los grupos oe altos ingresos. De esta manera se han complejizaoo
los mercaoos culturales oe la comunicacion proouciénoose sentioos politicos contraoictorios.
En tal expansion es posible oetectar un preoominio –gracias a la tecno-economia oe la
informacion– oe meoios masivos oe comunicacion con creciente componente informatico.
Aun mas, es posible oeterminar una creciente brecha entre el acceso aceleraoo al consumo
oe los meoios y oe la inoustria cultural por parte oe la poblacion ,prensa, raoio, television,
Internet y tecnologia movil,, en relacion a los menores niveles oe acceso al empleo y los
salarios, generanoose asi una brecha oe expectativas entre el acceso a un munoo cultural
y las limitaciones oe estructuras sociales y economicas excluyentes para satisfacer las
oemanoas que el mercaoo cultural y la eoucacion generan. En los 1990 la CEFAL prooujo
un memorable informe Educación y conocimiento: eje de la transformación productiva con equidad, en
el que se analiza y explica este proceso oe frustracion oe expectativas entre socieoaoes caoa
vez mas incluioas en el munoo oel consumo cultural y excluioas oel empleo y el salario.
Ciertamente el conjunto oe la situacion oescrita conspira con las metas oe una comunicacion
pública, plural e intercultural.
La fuerza oe las tecnologias oe la informacion y la comunicacion esta en relacion oirecta con
la fuerza oe la inoustria oe los paises oesarrollaoos y en relacion inversa con la capacioao oe
proouccion oe la inoustria cultural oe socieoaoes periféricas: como se senala en la tesis N° 1¯
este nuevo oroen estatal en América Latina, “el ajuste estructural esta mas interconectaoo con
los procesos socio politicos internos ,la oeuoa, mientras que el ajuste cultural es mas exogeno
y abarcaoor” ,Caloeron y Dos Santos, 1991,. En este sentioo el mismo texto afirma que la
tension entre lo público y lo privaoo tienoe a resolverse asi lesivamente para el pluralismo
cultural. Los Estaoos aoministran lo mas traoicional oel oesarrollo cultural ,eoucacion y
patrimonio cultural, y oejan en manos oe la iniciativa privaoa los sectores mas oinamicos y
con mayor incioencia.
No obstante, la logica conflictiva oel pooer comunicacional también se ha visto transformaoa
por el impacto global que han tenioo las transformaciones interculturales en oistintas partes
oel munoo. La multiplicacion oe conflictos culturales, asociaoos por ejemplo, con la crisis
oel munoo soviético o “la guerra oe las galaxias” prooucioa con la primera invasion a Irak,
ha sioo reprocesaoa por oiversas culturas oel planeta para oemanoar y a su vez instalar
oemanoas oe reconocimiento cultural, afectanoo el equilibrio cultural en tooas las socieoaoes
e instalanoo con una fuerza politica inéoita, la cuestion oe la multiculturalioao.
Cabalmente la expansion oe movilizaciones culturales oe oiverso tipo y oe oemanoas oe
reconocimiento cultural experimentaoas en América Latina a principios oe los 80 y a
comienzos oel presente siglo se han alimentaoo oe estas experiencias y buscan expresarse –y en
134
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTÓRICAS DEL CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA
muchos sentioos lo logran– sobre tooo por los nuevos meoios oe comunicacion horizontales,
constituyénoose en veroaoeras fuerzas que oemanoan, exigen y necesitan –como vimos en el
capitulo 1 oel presente informe– presencia en los meoios oe comunicacion, quienes a su vez
para expanoirse necesitan procesar las nuevas luchas y oemanoas oe las socieoaoes, lo que
abre un nuevo campo oe conflicto cultural que incioe oecisivamente en la visualizacion oe
los conflictos y su procesamiento politico.
Diego Acharo y Manuel Ilores ,1997, oestacan cuatro factores oe la informacion globalizaoa.
El primero referioo a la relacion entre el estallioo meoiatico y la multiplicacion oe expectativas.
La oinamica acrecentaria las oemanoas populares, mientras que los sucesivos ajustes
estructurales limitarian las posibilioaoes oe satisfaccion oe oichas oemanoas. Estas masas
excluioas oel sistema economico, pero incluioas en el munoo comunicacional, se secularizan
meoiaticamente ya que habrian aoquirioo mayor conciencia oe su posicion en la escala social
y habrian percibioo los oerechos en los escalones superiores. La oemanoa oe estas masas hoy
esta mas informaoa oe las oistancias e injusticas sociales presentes en la region. Como se vera
mas aoelante, las altas percepciones oe injustica social registraoas por las personas en tooos
los paises oe la region estan vinculaoas con este factor.
Un segunoo factor esta referioo a los cambios que se han prooucioo en la meoiacion politica,
esto oebioo a nuevos actores que han empezaoo a competir o incluso remplazar a los
partioos politicos y a los parlamentos en el campo oe la representacion ciuoaoana. Acharo
y Ilores mencionan a los periooistas politicos, personalioaoes públicas, integrantes oe ONG
y un conjunto oe competioores organizacionales. Esta nueva meoiacion ha oesoibujaoo la
articulacion y la proouccion oe sentioo en la relacion socieoao-Estaoo-partioos.
Un tercer factor se refiere al oiscurso propio oe los meoios oe comunicacion, se trata oe
un nuevo oiscurso meoiatico que oifunoe valores oe la oemocracia y oel libre mercaoo. El
oiscurso según los autores enfatiza los oerechos oe las personas sobre los oerechos colectivos
y los problemas oe la politica se los presenta como una especie oe tension entre los lobbies y
los politicos, siguienoo o imitanoo la cultura politica norteamericana.
El cuarto elemento esta referioo a las nuevas relaciones entre prensa y pooer en la region.
Frobablemente el fenomeno mas importante es la creciente reouccion –no en tooos los casos–
oe la oenominaoa prensa oe partioo y la emergencia oe una suerte oe meoiacion periooistica
partioariamente neutral que ya no se orientaria por granoes referentes ioeologicos partioarios,
sino mas bien por objetivos oe fiscalizacion oe lo público. La interpretacion politica variaria
según la compresion fiscal oel fenomeno. Fara una posicion mas progresista los nuevos
oligopolios meoiaticos tenorian una incioencia oescomunal, ya que aoministrarian el peaje
entre los politicos y el público. En una vision mas conservaoora e institucionalista, se cuestiona
el crecimiento oel pooer meoiatico y sus pretensiones oe neutralioao, que escaparian a los
mecanismos oe control y normas institucionales que rigen para el conjunto oe la socieoao
,ibioem,.
135
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTÓRICAS DEL CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA
Un informe oel FAFEF ,2008a,, que registra aportes para una agenoa oe gobernabilioao
oemocratica, insiste sobre el reconocimiento oel papel oe la politica constructivista como el
principal factor capaz oe regular las fuerzas oel mercaoo e incluso las comunicacionales. El
estuoio especifica la centralioao oe la politica en los meoios oe comunicacion, argumentanoo
que el espacio público meoiatico es funoamental en las socieoaoes latinoamericanas. La
mayor parte oe las agenoas oe pooer y opciones politicas se construyen y se configuran en este
nuevo espacio público. Estos cambios introoucen nuevos lenguajes y estan recomponienoo
el espacio público.
Un grupo oe politicos oe la region que oiscutieron las tesis oel FAFEF coincioieron en
la necesioao oe oemocratizar el espacio público y garantizar en él un acceso igualitario,
enfatizanoo la necesioao oe politicas que permitan expanoir nuevas formas oe participacion
y oe control ciuoaoano ,FNUD-FAFEF, 2009a,.
Es en el contexto oe lo narraoo que se focaliza nuestro campo oe investigacion en cuanto a
los imaginarios oel conflicto social latinoamericano narraoos por ¯! periooicos en 17 paises
oe la region.
Procesos globales y
conglomerados mediáticos latinoamericanos
44

Latinoamérica, como parte oe este proceso oe globalizacion meoiatica, encuentra instalaoos
en la region oistintos tipos oe corporaciones/conglomeraoos meoiaticos multimeoia que
aglutinan a un importante número oe meoios oe prensa y plataformas web oe informacion.
La matriz informativa aojunta permite oetectar algunos rasgos especificos oe esta realioao.
Se ha oetectaoo que en la region conviven tres tipos o tamanos oe conglomeraoos meoiaticos.
El primero, al que pooria oenominarse “granoe”, es aquel que posee en oiversa meoioa
propieoaoes en las cuatro plataformas comunicacionales clave oel mercaoo global ,prensa
escrita, meoios visuales, plataformas web y multimeoia movil, a nivel regional, o aquel que
a pesar oe no participar en los cuatro segmentos concentra en alguno oe ellos una gran
cantioao oe meoios consioeraoos importantes en niveles locales.
Tal vez los ejemplos mas paraoigmaticos oe esta categoria son el Grupo oe Diarios América
,GDA,, Feriooicos Asociaoos Latinoamericanos ,FAL, y el Grupo O Globo. El primero
concentra a once oe los periooicos mas importantes oe la region ,El Comercio-Ferú, El Nacional-
Venezuela, La Nación-Argentina, etc.,, tenienoo un tiraje oiario oe mas oe oiez millones oe
ejemplares, el segunoo ,FAL, concentra ocho importantes periooicos nacionales ,La Tercera-
Chile, La República- Ferú, etc.,, con alreoeoor oe ocho millones oe ejemplares publicaoos
44 Para la elaboración de los datos que reejarían la construcción que los medios de comunicación hacen de los conictos sociales acontecidos en
América Latina, se llevó a cabo un proceso de consultas denominado “Testigos Privilegiados” que dio como resultado un listado de 54 periódicos
para ser monitoreados. Éstos fueron seleccionados no solamente de acuerdo con el volumen de su tiraje y su alcance geográco de distribución,
sino también por sus tendencias ideológico-políticas y sus niveles de credibilidad y seriedad periodística. Para llevar adelante el proceso de
monitoreo se contrató a la empresa NOTILOG, que se especializa en el seguimiento y análisis de noticias en línea emitidas por televisión o
impresas en tiempo real, tanto en español como en portugués. La empresa tiene su sede en México con ocinas regionales en Argentina y Brasil,
y entre sus clientes se incluyen empresas pertenecientes a sectores clave de la industria, tales como el sector automotriz, los bienes de consumo, la
energía, el entretenimiento, los productos farmacéuticos, la tecnología y el turismo, así como agencias líderes de Relaciones Públicas y agencias
gubernamentales y de cooperación.
136
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTÓRICAS DEL CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA
oiariamente. Dentro oe la logica global oe mercaoo, estos oos grupos se ioentifican a si mismos
como creaoores y transformaoores oe opinion pública con fines oe creacion y apertura oe
mercaoos comerciales. Respecto al Grupo O Globo, pooria consioerarse a éste como el
grupo multimeoia mas importante oe la region, ya que aglomera a veinticinco meoios oe
prensa escrita, oiez raoiales, cuatro visuales y cinco plataformas oe informacion web, sin
embargo, la fuerza oe este grupo no raoica solo en la cantioao oe meoios que posee, sino en
la oiversioao oe contenioos y auoiencias a las que tiene llegaoa, tenienoo proouctos en areas
que van oesoe informacion oe prensa hasta los bienes raices.
El segunoo grupo, o categoria oenominaoa “meoiana”, se refiere a aquellas corporaciones
que en muchos casos no poseen meoios fuera oel ambito nacional, pero que operan en tres
o cuatro oe los niveles comunicacionales oe su ambito local. Existe un gran número oe estos
grupos en la region, algunos ejemplos paraoigmaticos son El Clarín oe Argentina y El Mercurio
oe Chile. Iinalmente, existe lo que pooria oenominarse grupo o conglomeraoo “pequeno”,
se trata en su mayoria oe empresas eoitoriales que no poseen mas que un par oe meoios oe
prensa escrita, no ostentan plataformas complejas oe oistribucion ni participan oe reoes oe
informacion y comunicacion a escala regional o global.
TABLA 3.2: TIPOS DE CONGLOMERADOS Y GRUPOS MULTIMEDIA
Grupo Mediático "Grande"
Periódico Grupo Multimedia
El País ,Uruguay, Grupo oe Diarios América
O Globo ,Brasil, Organizaçoes Globo / GDA Grupo oe Diarios oe América
El Mercurio ,Chile, GDA Grupo oe Diarios oe América
La Tercera ,Chile, Grupo Copesa S.A. / Consorcio Feriooistico oe Chile
Reforma ,México, Grupo Reforma
La Prensa ,Argentina, Multimeoios la Capital
Grupo Mediático "Mediano"
Periódico Grupo Multimedia
El Tiempo ,Colombia, Grupo Flaneta
El Comercio ,Ferú, GDA Grupo oe Diarios oe América
El Periódico ,Guatemala, Meoia Development Loan Iuno ,MDLI,
El Universal ,México, GDA Grupo oe Diarios oe América
El Panamá América ,Fanama, Grupo Epasa
El Nacional ,República Dominicana, Grupo Corripio
El Colombiano ,Colombia, Feriooicos Asociaoos Latinoamericanos
Ultimas Noticias ,Venezuela, Caoena Capriles
La Nación ,Costa Rica, GDA Grupo oe Diarios oe América
La Prensa Gráfica ,El Salvaoor, Grupo Dutriz
Diario Libre ,República Dominicana, OMNIMEDIA Grupo Multimeoia /
Feriooicos Asociaoos Latinoamericanos
La Nación ,Faraguay, Grupo Nacion oe Comunicaciones
137
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTÓRICAS DEL CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA
La República ,Uruguay, Grupo ICK
El Espectador ,Colombia, Grupo Bavaria
La Prensa ,Honouras, Grupo OFSA
La Jornada ,México,
El Día ,República Dominicana, Grupo Corripio
Jornal de Brasilia ,Brasil, Grupo ]ornal oe Brasilia
O Estado de Sao Paulo ,Brasil, Grupo Estaoo
El Deber ,Bolivia, Grupo Lioer
Los Tiempos ,Bolivia, Grupo Lioer
La Razón ,Bolivia,
El Heraldo ,Honouras, Grupo OFSA ,Organizacion Fublicitaria Socieoao Anonima,
La Nación ,Argentina, La Nacion S.A.
Grupo Mediático "Pequeño"
Periódico Grupo Multimedia
ABC Color ,Faraguay, Eoitorial Azeta S.A.
El Universo ,Ecuaoor, Grupo El Universo
El Universal ,Venezuela, Feriooicos Asociaoos Latinoamericanos
El Diario de Hoy ,El Salvaoor, América Interactiva
La Tribuna ,Honouras, Carlos Roberto Ilores Iacussé
El Mercurio ,Ecuaoor, Grupo Merchan
Expreso ,Ferú, Diario Expreso S.A.
Prensa Libre ,Guatemala, Casa Eoitorial Frensa Libre S.A.
La Nación ,Chile, Empresa Feriooistica La Nacion S.A. / Estaoo Chileno
Correo ,Ferú, Empresa Feriooistica Nacional S.A. ,EFENSA,
Crónica ,Faraguay, Grupo Nacional oe Comunicaciones
Expreso ,Ecuaoor, Grupo Granasa ,Graficos Nacionales S.A.,
La República ,Costa Rica, República Meoia Group ,RMG,
El Mundo ,El Salvaoor, Grupo Munoo Multimeoia
La Hora ,Guatemala, Iamilia Marroquin
La Prensa ,Fanama, Corporacion La Frensa S.A. ,Corprensa,
Página 12 ,Argentina, Eoitorial La Fagina S.A.
Jornal do Brasil ,Brasil, Nelson Tanure / Eoitora ]ornal oo Brasil
Fuente: Elaboración propia.
Retomanoo una perspectiva general oel asunto queoa relativamente claro que se viene
oesarrollanoo una fuerte tenoencia global hacia la concentracion oe la propieoao oe los
meoios oe comunicacion, y los conglomeraoos multimeoia poseen caoa vez mayores
capacioaoes oe ofrecer proouctos en oistintas plataformas orientaoas a oiversas auoiencias.
Asimismo, las empresas meoiaticas invierten mas recursos en la proouccion oe contenioos
propios, bajo la logica oe que su subsistencia estara aseguraoa en la meoioa en la cual sean
capaces oe aoaptarse a los contenioos locales. Este proceso esta llevanoo a una integracion
vertical oe corporaciones globales en reoes nacionales que, con una creciente uniformioao
138
CONSIDERACIONES SOCIO-HISTÓRICAS DEL CONFLICTO EN AMÉRICA LATINA
oe contenioos –con apariencia oe oiferenciacion–, responoen a intereses empresariales para
los que la concentracion oe meoios es una concentracion oe pooer ,Castells, 2009,.
Es sobre la base oe esta plataforma meoiatica que se ha realizaoo primero una compilacion
estaoistica y luego una interpretacion oe la oinamica oel conflicto en Latinoamérica. Las
oiferentes interpretaciones que se narran en los proximos capitulos se sustentan precisamente
en esta informacion y en las consioeraciones analiticas oe los tres primeros capitulos oel
presente texto. Desoe luego no son tooos los conflictos sociales que realmente existieron,
éstos fueron muchisimos mas que los que la prensa procesa, empero son los que han oibujaoo
los meoios en el escenario público.
139
CAPÍTULO 4:
TENDENCIAS GENERALES DE
LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL
EN AMÉRICA LATINA
La salida de la inflexión
Después oe un periooo oe movilizacion y crisis que caracterizo los primeros anos oel
nuevo milenio y que termino en un momento oe inflexion, tanto en términos oe mooelos
oe oesarrollo como oe las orientaciones oe la oemocracia, América Latina parece ahora
entrar en una nueva fase socio-historica. La region esta salienoo oe las aguas turbulentas y
oirigiénoose hacia una época oe relativa estabilioao.
La ola simétrica oe restauracion oemocratica, a excepcion oe Cuba y la regresion honourena,
esta casi completa. Los oiversos regimenes oemocraticos oespués oe 200¯ parecen presentar
un mejor semblante, pues el ciclo oe insurrecciones sociales y caioas presioenciales ,1999-
200¯, parece haberse cerraoo en Argentina, Bolivia y Ecuaoor. Las mejoras notables en la
reouccion oe la pobreza, y un crecimiento economico sostenioo en la region a pesar oe la
crisis financiera global, se traouce igualmente en el comportamiento politico: pasamos oe
la volatilioao electoral a las reelecciones partioarias, aparecen nuevas senales promisorias
y potentes sobre el oesempeno gubernamental en la region. La poblacion oejo oe cambiar
abruptamente oe opcion politica para continuar apostanoo por el partioo oe gobierno y el
presioencialismo.
La crisis financiera global no genero ni una corta ni una larga temporaoa oe infierno en
América Latina. La region no sufrio las perturbaciones economicas ni los sufrimientos
sociales, como suceoio ourante la gran oepresion oe 1929 ,Thorp, 1998: 103-133, Bulmer-
Thomas, 2000: 3-29,. Mas bien logro sobrellevar la crisis con templanza oe animo y, en
algunos paises, con cierto optimismo. América Latina no fue arrastraoa por la “caioa libre”
oe Estaoos Unioos y el hunoimiento oe la economia munoial no afecto oe manera tan
contunoente a esta parte oel munoo, oonoe la economia muestra mejores oesempenos que
en los paises inoustrializaoos ,FNUD-FAFEF, 2011,. Como se argumento en el capitulo 2, la
razon fue el “multicentrismo geoeconomico”. Si Estaoos Unioos y Europa tenian –y tienen–
140
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
serios problemas, China y la Inoia oemanoan –lo continúan hacienoo– las exportaciones
latinoamericanas. La region ya no esta unioa con el mercaoo munoial por un solo coroon
umbilical, lo cual la hacia no solo oepenoiente sino peligrosamente vulnerable. En el munoo
globalizaoo oe hoy, estamos inmersos en un vibrante sistema economico arterial, en el que si
la sangre no fluye por unos conouctos pueoe hacerlo por otros. Esto suceoio particularmente
con América oel Sur y por eso, en meoio oe la crisis, se pueoe permitir celebrarlo por triple
partioa: sus economias crecieron, reoujo la pobreza y se oesplazo oe un sistema internacional
oepenoiente y unilateral a otro interoepenoiente y multilateral.
Henry Kissinger le oijo en una oportunioao al oiplomatico chileno Gabriel Valoés lo siguiente:
“Nos habla usteo oe América Latina. No es importante. Naoa importante pueoe venir oel
Sur. No es el Sur el que hace la historia, el eje oe la historia va oe Moscú a Washington
pasanoo por Bonn. El Sur no importa” ,Hersch, 1983,. Hoy Kissinger no pooria repetir,
una a una, las mismas palabras: basta consioerar el oesempeno economico y la proyeccion
geopolitica oe Brasil, pero también México ha ioo hacia la alza, Chile se mantiene en una
velocioao oe crucero, lo propio suceoe con Ferú y Colombia, y hasta los paises pequenos
como Bolivia y Faraguay crecen, permitiénoose gozar inclusive oe un superavit. Esta claro
que el Sur importa.
Pobreza y desigualdad: las hendíadis de
un modelo excluyente de desarrollo
A pesar oe las oiferencias en las oistintas subregiones y a nivel oe paises, una tenoencia
permanece invariable a nivel oe conjunto: la persistencia oe un mooelo oe oesarrollo
excluyente que no logra oar solucion a los problemas estructurales oe pobreza y oesigualoao
,véase el capitulo ¯ para mas oetalles,. Estas son las variables caloricas oe la conflictivioao: el
centro y la energia oel sistema. Si se incrementa y aumenta la pobreza y la oesigualoao, se
acrecienta y se extienoe la inestabilioao. Si, por un laoo, los inoices oe pobreza e inoigencia
han ioo mejoranoo a lo largo oe los últimos anos y las proyecciones apuntan a una cierta
estabilioao oe esta tenoencia, por otro laoo, América Latina sigue sienoo el continente mas
oesigual oel munoo ,CEFAL, 2010o: 18¯, FNUD, 2010,.
Once oe los 18 paises con los mayores niveles oe oesigualoao en el ingreso son latinoamericanos.
En estos paises el 10º mas alto oe la poblacion recibe el !8º oe los ingresos nacionales,
mientras que el 10º mas bajo solamente captura el 1,oº. Estos oatos no solamente reflejan
la falta oe oportunioaoes para millones oe personas, sino que empujan hacia los extremos
politicos, los cuales se vuelven mas atractivos para responoer a la constante frustracion social
,Schneioer, 2010,.
Asimismo, según oatos oe la CEFAL ,2010c,, la pobreza e inoigencia oisminuiran 1,0 y
0,! puntos porcentuales en relacion a 2009, cuanoo la region sufrio el mayor impacto oe
la crisis financiera internacional. Se espera que 32,1º oe los habitantes latinoamericanos
permanezca en situacion oe pobreza y 12,9º en la inoigencia en 2010, lo que representa
180 millones oe pobres, oe los cuales 72 millones estarian en situacion oe inoigencia,
141
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
retornanoo los niveles similares anotaoos en 2008 ,véase Grafico !.1,. Según un estuoio oe
Leonaroo Gasparini y Nora Lustig ,2011,, entre 2002 y 2008 la inequioao en los ingresos
bajo oe manera significativa en casi tooos los paises latinoamericanos, lo cual oepenoeria
principalmente oe una caioa oel valor oe las capacioaoes eoucacionales en el mercaoo oe
trabajo y una oistribucion mas progresiva oe los gastos públicos, y especialmente oe las
transferencias monetarias. Sin embargo, en una vision mas amplia y multioimensional oe
la pobreza y la oesigualoao, las conoiciones oe América Latina son aun mas oramaticas.
El Inoice oe Desarrollo Humano oel Mercosur ,FNUD, 2009, ha construioo inoices oe
oesigualoao y oe pobreza multioimensionales que muestran las enormes carencias sociales
en la region. Ahi se oestaca a la inclusion oesfavorable en el sentioo oe Sen ,2009, como el
rasgo funoamental oe la exclusion social en América Latina.
GRÁFICO 4.1: EVOLUCIÓN DE LA POBREZA Y LA INDIGENCIA EN AMÉRICA LATINA, 19802010
18,6
22,5
18,5 19,4
12,6 12,9 13,3
12,9
40,5
48,3
43,8
44
34,1 33 33,1
32,1
0
10
20
30
40
50
60
70
80
1980 1990 1999 2002 2007 2008 2009 2010
Porcentaje de personas
Pobres no indigentes Indigentes
62
93
89
97
68 71 74
72
136
200 211
221
184 180
183
180
0
50
100
150
200
250
300
350
1980 1990 1999 2002 2007 2008 2009 2010
Millones de personas
Pobres no indigentes Indigentes
Fuente: CEPAL, Panorama Social de América Latina 2010.
142
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
El oato sobre oesigualoao es un inoicaoor especialmente relevante no solo porque refleja una
caracteristica clave oe la estructura socioeconomica, sino por su valor en oescribir el “lugar”,
en el panorama social, en el cual los inoiviouos se posicionan –o son posicionaoos– y oesoe
oonoe miran su entorno cotioiano y politico, expresan sus opiniones y toman oecisiones.
Este es un aspecto relevante sobre tooo cuanoo se consioeran las potencialioaoes oe cambio
social. La percepcion oe oesigualoaoes en una socieoao aumenta la frustracion, el sentioo oe
marginacion oe los inoiviouos y su sentimiento oe injusticia, lo cual implica un cierto nivel
oe insatisfaccion y malestar que pueoe acabar en manifestaciones relativamente violentas. A
la luz oe estas consioeraciones teoricas, las evioencias empiricas son alarmantes: en 2007 el
78º oe la poblacion oe la region consioeraba injusta su oistribucion oel ingreso ,CEFAL,
2010o,. En otras palabras, no solamente las percepciones oe alta inequioao coincioen con la
profunoa oesigualoao existente en América Latina, sino que estos oatos evioencian también
como las percepciones subjetivas no se aoecuan a los inoicaoores economicos oe manera
automatica. Cinco anos oe crecimiento sostenioo no incioieron oe manera significativa en
la percepcion oe injusticia en la oistribucion oel ingreso por parte oe la poblacion. Lo cual
implica cierta persistencia oe la frustracion social respecto a la situacion real. Y esto es un
conoicionante para entenoer las caracteristicas oel conflicto.
En oefinitiva, se pooria inferir que la poblacion latinoamericana estaria en una fase –gracias
a la oemocratizacion, a los avances en los niveles oe eoucacion y el acceso creciente a la
television y a los nuevas tecnologias oe la informacion y comunicacion ,TIC,– oe plena
conciencia oe su situacion y oe las injusticias que eso implica. Ya no se perciben las asimetrias
sociales como normales, inmanentes a un cierto oroen teleologico oel munoo, sino como
evioencias inaceptables, fuentes oe malestar y razones por las cuales merece la pena luchar
hacia un cambio social plausible. Las mismas élites empresariales y politicas regionales
afirman que los problemas oe pobreza son los mas importantes que experimenta la region
,FNUD-FAFEF, 2008b,.
Las caracteristicas oe la oesigualoao a nivel regional no son homogéneas. Las estructuras
sociales se mantienen mas fracturaoas en la Region Anoina, en parte oe Centroamérica,
el Caribe y el Faraguay, oonoe persisten veroaoeros abismos sociales. Este factor pone en
un mayor nivel oe riesgo e inestabilioao mas elevaoo a estos paises ,en particular, Ecuaoor,
Ferú y Bolivia,, oonoe los avances hacia un pacto social mas incluyente resultaoo oe una
politica oe Estaoo constructivista no han sioo tooavia suficientes para cerrar esas brechas
cronicas, tanto en términos economicos como oe exclusion social. Aoemas, el bipolarismo
geopolitico que caracteriza caoa uno oe estos paises no ayuoa a generar mayores niveles oe
estabilioao politica. En el Cono Sur, los paises tienen estructuras mas cohesionaoas, han
lograoo generar ioentioaoes nacionales mas fuertes e infraestructuras politico-institucionales
que implican mayores garantias para la estabilioao oemocratica. Sin embargo, los niveles oe
oiferenciacion son aún muy altos ,como en Brasil, o mayores que los experimentaoos en el
pasaoo ,como en Argentina o Uruguay,. Iinalmente, la Region Centroamericana presenta
un panorama muy variaoo, con Estaoos que han lograoo ciertos niveles oe estabilioao y
altos inoices oe oemocracia real, y otros que se encuentran en fases oe alta inestabilioao,
143
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
cuyas causas estan relacionaoas con la presencia y el pooer oe organizaciones criminales,
carteles oel narcotrafico y nichos oe violencia, principalmente en las zonas urbanas ,casos
emblematicos son México, El Salvaoor y Guatemala,.
Tendencias políticas: pragmatismo y estabilidad
No hay un consenso suficiente sobre el rumbo politico oel subcontinente, aunque varios
cambios en las orientaciones politico-ioeologicas han provocaoo virajes evioentes en algunos
paises. Como se puoo apreciar en el capitulo anterior, por un laoo parecen retomar fuerza
las tenoencias mas conservaooras, una ortoooxia mooernizaoora y una vision reformista oe
tipo pragmatico. For otro laoo, algunos gobiernos oel “giro a la izquieroa” con fuertes bases
nacional-populares mantienen altos niveles oe legitimioao, lo cual hace esperar una cierta
continuioao en las alianzas transnacionales que se concretaron bajo este marco ioeologico.
Es legitimo preguntarse entonces si estamos frente a un ciclo politico con nuevos problemas
oe gobernabilioao en América Latina. Frobablemente, se mantengan las oiferentes
orientaciones politicas en el juego oemocratico oe pooer, y queoe penoiente la cuestion
sobre si esas oiferencias van a ser compatibles con politicas oe Estaoo oe caracter regional
,lo cual parece ser el objetivo oe, por lo menos, la clase politica brasilena,. La region se ha
estabilizaoo politicamente, si bien en algunos paises la conflictivioao continúa realizanoo su
labor oe zapa.
Un oato importante a nivel regional es la creacion oe canales oe cooroinacion y comunicacion
politica transnacionales, especialmente en el Cono Sur. Dos ejemplos emblematicos son
UNASUR y el ALBA que –si bien oesoe perspectivas oistintas, una mas politico-economica,
la otra mas ioeologica– generan oinamicas nuevas a nivel regional, logranoo algunas veces
mecanismos oe cooroinacion y acueroo, y favorecienoo exitosamente procesos oe meoiacion
y resolucion oe conflictos inter-estatales ,como en el caso oe los conflictos entre Colombia,
Ecuaoor y Venezuela, o intra-estatales ,como ourante el conflicto con la policia en Ecuaoor
en octubre oe 2010 o en la crisis politica boliviana oe octubre 2008,.
Desoe el punto oe vista electoral, el periooo entre octubre oe 2009 y septiembre oe 2010
fue un ano oecisivo para América Latina, pues se oebatieron iniciativas reeleccionistas, el
proyecto expansionista oel “socialismo oel siglo XXI” y nuevas tenoencias conservaooras
en el marco oe una tooavia inconclusa consolioacion oe los regimenes oemocraticos. En
Uruguay, la contienoa electoral estuvo marcaoa por el apoyo generalizaoo que tuvo el Irente
Amplio encabezaoo por el canoioato presioencial ]osé “Fepe” Mujica, quien obtuvo el
!7,!9º oe los votos y su partioo alcanzo 1o oe los 30 escanos oel Senaoo. En el convulsionaoo
panorama institucional oe Honouras, gano las elecciones Forfirio Lobo oel Fartioo Nacional,
mientras la oposicion oe Zelaya se encuentra oebilitaoa y acorralaoa politicamente oespués
oel golpe oel 28 oe junio oe 2009. En Bolivia, Evo Morales fue reelecto en la primera vuelta
con inoices oe aceptacion que se mantienen muy altos ,o!º,, aunque mas aoelante peroio
popularioao. Las mayorias en las oos camaras, aoemas, parecen garantizar una cierta
continuioao y posibilioao oe implementacion oel “proceso oe cambio” y oe las reformas
hacia la construccion oel Estaoo Flurinacional. El ano 2009 finalizo en Chile con los comicios
144
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
presioenciales oel 13 oe oiciembre, cuanoo se oio un cambio al timon oe la oemocracia
suoamericana con la victoria oe Sebastian Finera, oel movimiento oe centro oerecha Chile
con Todos. En Colombia, el 1! marzo oe 2010 se realizaron elecciones legislativas, y el 31
oe mayo, elecciones presioenciales. A pesar oel rechazo oel tercer periooo presioencial, el
partioo oficialista logro ganar las elecciones postulanoo como canoioato al ex Ministro oe
Defensa ]uan Manuel Santos. Conforme a la posicion oominante que ha aoquirioo Brasil
en el hemisferio, en el 2010 los ojos oe Latinoamérica miraron con especial atencion las
elecciones presioenciales y legislativas que se celebraron en octubre, en las cuales obtuvo la
victoria la dama de hierro oel gobierno oe Lula, Dilma Rousseh. Otro proceso electoral clave
fue el que se llevo a cabo en Venezuela el 2o oe septiembre oe 2010 para renovar tooos
los escanos oe la Asamblea Nacional. Esta es la primera eleccion que se realizo estanoo en
vigencia la nueva Ley Organica oe Frocesos Electorales, aprobaoa por la Asamblea Nacional
en 2009. La coalicion gobernante FSUV-FCV obtuvo la mayoria simple, aunque peroio la
mayoria cualificaoa oe oos tercios, que mantenia oesoe el 200¯.
Hacienoo un balance oe este ano electoral, oestacan oos tenoencias: por un laoo, la victoria
oe los partioos en el pooer –con excepcion oe Chile– marca un cierto “continuismo sin
reeleccionismo”, por otro laoo, el comportamiento electoral fue pragmatico, eluoienoo
opciones raoicales y optanoo mayoritariamente por la continuioao y la estabilioao
,Latinobarometro, 2010: ¯7,. Sin embargo, consioeranoo un periooo oe tiempo mas largo,
vale la pena recoroar que estas tenoencias coexisten con un patron oe alternancias politicas
en el pooer oel Estaoo.
Mas alla oe la ioeologia politica y oe las tenoencias electorales, lo que en este estuoio resulta
funoamental consioerar es la calioao oe la politica y su capacioao constructuctiva oe gestionar
los conflictos oesoe lo institucional. La oinamica oe los conflictos en oemocracia supone
la tension entre los mecanismos oe institucionalizacion oel conflicto y las oemanoas oe la
socieoao. Farecen oesoibujarse cuatro mooelos paraoigmaticos oe relacion Estaoo-socieoao-
conflictos. El primero se caracteriza por una cierta solioez oel Estaoo, que es capaz oe articular
marcos institucionales para manejar importantes niveles oe conflictivioao social. Un ejemplo
a nivel regional es el caso oe Uruguay. El segunoo se refiere a conflictos importantes pero
no intensos ni muy raoicalizaoos, con meoianas e irregulares capacioaoes para procesarlos,
situacion que se oa en Brasil, oonoe el tratamiento oe los conflictos ,como en la mayoria
oe los casos oe la region, se oefine por una logica negociaoora para-institucional, es oecir a
través oe mecanismos semi-formales oe arbitraje y negociacion, en una practica en la cual
se combina la libre interpretacion oe los principios legales, la transgresion consentioa oe las
normas y la proouccion oe una legalioao mas o menos informal con una jurisoiccion propia
y localizaoa. El tercer tipo es el oe las socieoaoes con una alta capacioao e intensa traoicion
oe movilizacion y, por otro laoo, una oébil e ineficiente capacioao constructivista oe procesar
los conflictos en los marcos institucionales. El resultaoo son altos niveles oe conflictivioao
social, tanto en términos oe cantioao oe eventos conflictivos como oe su raoicalioao. Los
casos relevantes son Ferú y Bolivia. Iinalmente, el cuarto tipo es propio oe paises con Estaoos
fuertes y socieoaoes con niveles relativamente bajos oe accion colectiva y protesta social.
145
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
En estos casos, como en Chile y Costa Rica, existen pocos conflictos sociales, no tanto por
la ausencia oe necesioaoes y oemanoas, sino por la oébil capacioao oe movilizacion oe los
actores sociales. Lo curioso es que Chile presenta altos niveles oe raoicalizacion.
El “espacio público” latinoamericano
Iinalmente, en este breve analisis oe las tenoencias coyunturales a nivel regional, parece
importante insistir acerca oel proceso oe reoefinicion oel “espacio público” que América
Latina ha ioo experimentaoo a lo largo oe las últimas oécaoas y especialmente en los primeros
anos oel nuevo milenio. Como se ha examinaoo en oetalle en el capitulo 3, la fuerza oe la
globalizacion se ha percibioo no solo a nivel economico, sino también a nivel social y cultural,
y ha sioo acompanaoa por el oesarrollo oe la “socieoao oe la informacion y comunicacion”.
El munoo se ha vuelto mas pequeno e interconectaoo, y esto ha tenioo un impacto en las
oinamicas culturales, principalmente entre los estratos mas jovenes oe la poblacion. Si en
algunas areas geograficamente remotas, sobre tooo en la Region Anoina y en la Amazonia,
se mantienen bolsas sociales excluioas oel munoo globalizaoo, por lo general América Latina
ha ioo experimentanoo con fuerza la ola oe la globalizacion, sin embargo, la cuestion es la
calioao oe la insercion en la globalizacion y su sostenibilioao ,Caloeron, 2003,.
A través oe la labor oe los meoios oe comunicacion se reconfiguran y homogeneizan los
imaginarios colectivos, y al mismo tiempo, a través oe los nuevos meoios ,especialmente la
reo Internet,, se acceoe oe forma mas oirecta y proactiva a los circuitos oe la comunicacion
global. Aumenta, en otras palabras, el pooer inoivioual oe generar informacion y oe
contribuir oirectamente a la creacion oe narrativas e imaginarios colectivos, en el marco oe
una tenoencia oemocratizaoora oe los sistemas oe comunicacion.
Estos cambios en la oefinicion oel espacio público, tanto real como virtual, contribuyen a la
reconfiguracion oe las formas oe hacer politica y oe la accion colectiva. Si en América Latina
la tenoencia tipica ha sioo una combinacion oe la “politica oe palacio” y la “politica en la
calles” ,Caloeron y Szmukler, 2000,, ahora el panorama se complejiza y aoquiere importancia
la politica comunicacional y la “politica en la reo”. Las nuevas formas oe comunicacion
mooifican y recooifican la politica, los conflictos sociales y en oefinitiva el espacio público.
En este sentioo, la politica se meoiatiza, las encuestas oe opinion logran el pooer inéoito
oe conoicionar las oecisiones oe los gobernantes, sobre tooo en momentos electorales, se
acentúa la personalizacion meoiatica oe los lioeres politicos ,la presioenta oe Brasil, Dilma
Russeh, se sometio a un tratamiento oe cirugia plastica para ser mas telegénica, y nace la
“politica oel twitter”. En gran meoioa la “politica en las calles”, hoy, se hace en las reoes oe
comunicacion.
Frecisamente la oinamica oe la conflictivioao es parte crucial oe estas tenoencias. No
solamente los conflictos se meoiatizan, sino que los mismos actores, incluioo los clasicos,
empiezan a oesarrollar una sensibilioao hacia el pooer oe los meoios y a consioerar este
elemento en la oefinicion oe sus estrategias oe accion ,Nato y Rojas, 2008: 1¯0,. En muchos
casos, la television aoquiere un papel instrumental en la tactica oe los movimientos, bajo el
146
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
lema “lo que no esta en los meoios no existe”. Al mismo tiempo, como veremos mas aoelante
en este informe, nuevas formas oe conflicto se oesarrollan en oirecta simbiosis con el contexto
meoiatico, principalmente a través oe Internet. Farafraseanoo a McLuhan ,2000,, se pooria
oecir en estos casos que “el meoio hace el conflicto”.
Es a partir oe las nuevas tenoencias coyunturales en la region, tanto economicas como
socio-politicas y culturales, que se pueoe leer la nueva fase historica que América Latina
esta atravesanoo: la salioa oel proceso historico oe inflexion que caracterizo los primeros
anos oel siglo XXI hacia una nueva época quizas oe mayor estabilioao economico-politica,
que implica nuevas conoiciones sociologicas para la accion y la generacion oe ioentioaoes
colectivas. A nivel regional, hay un patron común en esta fase oe post-inflexion, cuya formula
se pueoe resumir asi: crece la economia, baja la pobreza, se mantiene la oesigualoao y
mejora lentamente la gestion politica. En esta fase, hay una valorizacion generalizaoa oe
la estabilioao, tanto economica como politica. Aoemas, se van amplianoo los espacios oe
comunicacion y la libertao cultural.
Sobre la base oe esta consioeracion, resulta oe funoamental importancia inoagar las tenoencias
oe la conflictivioao regional, la reconfiguracion oe nuevos y viejos patrones y su relevancia y
riesgos en términos oe gobernabilioao oemocratica. Como se ha mencionaoo, este informe
tiene el objetivo general oe inoagar las nuevas caracteristicas, oinamicas y tenoencias oe
la conflictivioao en América Latina y su relacion con la calioao oe la oemocracia. Las
preguntas oe inoagacion en las que se basa el analisis empirico que organizan el estuoio son
las siguientes:
ƒ ¿Como se expresan los conflictos en el espacio público latinoamericano?
ƒ ¿Como se expresa y caracteriza la conflictivioao en los oiferentes contextos politico-
ioeologicos y subregionales?
ƒ ¿Cuales son los principales campos oe conflictivioao en América Latina?
ƒ ¿Cual es la relacion entre Estaoo y socieoao en el conflicto?
ƒ ¿Cuales son las oinamicas oe raoicalizacion oe los conflictos en la region?
ƒ ¿Cuales son los lugares estratégicos oonoe se procesan los conflictos?
ƒ ¿Cual ha sioo la capacioao politica para procesar conflictos?
Como se ha explicitaoo, el analisis se basa en un conflictograma construioo a partir oe la
informacion sobre conflictos sociales en 17 paises oe la region, a través oel monitoreo oe
prensa. Ello implica una corresponoencia en el imaginario público entre una realioao social y
otra realioao meoiatica. Aoemas, quisiéramos anaoir una breve reflexion sobre la oimension
temporal oel estuoio. No se oebe olvioar que el analisis consioera un conjunto oe coyunturas
en el transcurso oe un ano, una fraccion oe un continuum cuya proyeccion futura es incierta.


45 La distinción entre futuro actual y presente venidero que hace Luhmann (1998) puede ser útil al respecto. Para este autor todo presente tiene
un “futuro actual” entendido como horizonte de sus posibilidades. Somos contemporáneos de un futuro que sólo de modo parcial será nuestro
147
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
En la region, casi en su totalioao, se vive una suerte oe estabilioao politico institucional. Se
trata oe un momento oentro oel mencionaoo patron oe la postinflexion que se caracteriza
aoemas por oos rasgos complementarios: por un laoo, la profunoizacion oe la alternancia
politica y, con ello, oe la institucionalioao oemocratica, por otro, la tenoencia al oecisionismo
en la gestion oe gobierno.
A la luz oe estas observaciones, resulta tooavia mas importante apostar por la complementacion
oe los hallazgos analiticos aqui expuestos con otros tipos oe estuoios, tanto historicos como
politicos-sociologicos, que enfoquen el tema oesoe otras perspectivas y consioeranoo arcos
temporales oistintos, o analicen en profunoioao los contenioos oe los eventos conflictivos
narraoos por los periooicos.
Los siguientes acapites oan cuenta oe las tenoencias comunes oe los conflictos sociales en la
region para arribar a una oescripcion oe algunos rasgos oel nuevo patron oe la conflictivioao.
Mas aoelante, se presentan algunos casos tanto nacionales como oe conflictos paraoigmaticos
que complementan el panorama general ponienoo el focus en algunas peculiarioaoes oe
particular interés. Iinalmente, se exploraran las hipotesis según las cuales el volumen y el
graoo oe escalamiento oe los conflictos sociales estan relacionaoos con la oimension oe las
brechas sociales y con los niveles oe institucionalioao ,en el sentioo oe legitimioao oe los
gobiernos,.
Las tendencias de la conflictividad en América Latina
En términos cuantitativos, Latinoamérica se confirma como una region con una conflictivioao
significativa. El conflictograma oetecto entre octubre oe 2009 y septiembre oe 2010, 2.318
conflictos, con un promeoio oe 193 por mes, y !72! episooios conflictivos.
!o
Consioeranoo la variacion temporal, en el transcurso oel ano, la cantioao oe conflictos sigue
una oistribucion fluctuante. El pico maximo oe volumen oe conflictos se registro en el mes
oe agosto oe 2010, mientras que los meses con niveles mas bajos oe conflictivioao han sioo
enero y febrero. El caso oe octubre merece algunas palabras oe explicacion: se trata oel mes
en el que se registro la mayor cantioao oe conflictos pero eso se oeberia a que, sienoo el
primero oe la muestra, aparecen ahi tooos los conflictos como nuevos.
Hay que tener en consioeracion en estos contextos, algunos oatos temporales estructurales
que influyen sobre las oinamicas oe los conflictos. For ejemplo, las Navioaoes marcan
generalmente una bajaoa en los niveles oe conflictivioao, o los ciclos economicos conoicionan
presente más adelante, pues al avanzar se generan nuevos presentes y –al mismo tiempo– nuevos horizontes de futuros. Es decir, el futuro actual
permanentemente se concentra en un presente venidero que a la vez produce un nuevo futuro. Para decirlo con el lenguaje poético de Borges, “ya
somos el pasado que seremos” (1985). En la medida en que el futuro actual y el presente venidero se mantengan comunicados, se va produciendo
duración. Cuando algún acontecimiento imprevisto interere aparecen discontinuidades entre el futuro actual y el presente venidero; la conciencia
de tales discontinuidades hace incrementar la incertidumbre.
46 Entendemos “conicto social” como un proceso de interacción contenciosa entre actores sociales e instituciones, movilizados con diversos grados
de organización y que actúan colectivamente de acuerdo con expectativas de mejora, de defensa de la situación preexistente o proponiendo
un contraproyecto social. Entendemos “episodio de conicto” como las ocasiones en las que un actor se movilizó y llevó adelante una medida
de presión, tomando en cuenta que un actor puede movilizarse muchas veces en el marco de un mismo conicto (véase la Guía metodológica,
Anexo 1, para más detalles). En otras palabras, el primer concepto pone énfasis en la dimensión procesual, mientras que el segundo en los
acontecimientos que constituyen dicho proceso. En el marco de este informe se privilegia la primera dimensión, es decir, el conicto social. En los
casos en que los datos se reeren a los episodios conictivos, esto será debidamente explicitado en el texto.
148
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
la fluctuacion oe los conflictos, que por lo general aumentan en épocas oe oebate y aprobacion
oel presupuesto general oe los Estaoos ,como en el caso oe Uruguay en el periooo estuoiaoo,.
GRÁFICO 4.2: CANTIDAD DE CONFLICTOS Y EVENTOS CONFLICTIVOS POR MES
0
100
200
300
400
500
600
700
O
c
t
-
0
9
N
o
v
-
0
9
D
i
c
-
0
9
E
n
e
-
1
0
F
e
b
-
1
0
M
a
r
-
1
0
A
b
r
-
1
0
M
a
y
-
1
0
J
u
n
-
1
0
J
u
l
-
1
0
A
g
o
-
1
0
S
e
p
-
1
0
C
a
n
t
i
d
a
d


Cantidad de
conictos
Cantidad de
episodios conictivos
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
En términos generales, los paises que registran el número mas alto oe conflictos son Bolivia,
Ferú y Argentina, con un número oe conflictos superior a los 200. For otro laoo, los paises
menos conflictivos oe la region son Costa Rica, Chile y El Salvaoor, con un promeoio oe
¯9 conflictos. Al analizar estos oatos, parece importante recoroar que se esta utilizanoo
una oefinicion clasica oe conflicto social que no incluye otras manifestaciones violentas
y conflictivas, como las que oerivan oe las acciones oe la criminalioao organizaoa, el
narcotrafico o los movimientos guerrilleros. En este sentioo, El Salvaoor, Colombia y México
registran niveles oe conflictivioao social relativamente bajos, lo cual pooria apuntar a niveles
relativamente mooeraoos oe movilizacion oe los movimientos sociales clasicos y oe los nuevos
actores no criminales. Sin embargo, este hecho no implica una situacion oe estabilioao socio-
politica cuyas conoiciones oepenoen, en estos contextos, en gran meoioa oe otros actores
ilegales y criminales que no se consioeran en este estuoio.
Conflictos por sub-regiones y orientaciones político-ideológicas
Agrupanoo los paises en tres subregiones: a) Region Anoina, b) Cono Sur, c) Centroamérica,
República Dominicana y México, la primera oestaca por tener la mayor cantioao oe
conflictos, con un promeoio oe 17! por pais. La segunoa subregion, según el número oe
conflictos, es el Cono Sur, con un promeoio oe 137 conflictos por pais. En particular oestaca
Argentina, que posee niveles altos oe conflictivioao, Brasil, Uruguay y Faraguay muestran
niveles meoio altos, mientras Chile es el único pais en la subregion que presenta una cantioao
baja oe conflictos. Iinalmente Centroamérica es la region con menor cantioao oe conflictos,
149
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
con un promeoio oe 109 conflictos por pais, oonoe, a excepcion oe Fanama y Guatemala, el
resto oe los paises presentan oatos oe conflictivioao meoia baja.
GRÁFICO 4.3: PROMEDIO DE CONFLICTOS POR SUBREGIÓN
N
ú
m
e
r
o

d
e

c
o
n

i
c
t
o
s
300
250
200
150
100
50
0
Rep. Dominicana
Panamá
México
Honduras
Guatemala
El Salvador
Costa Rica
Venezuela
Perú
Ecuador
Colombia
Bolivia
Uruguay
Paraguay
Chile
Brasil
Argentina
Región
Cono Sur
Promedio: 137
Zona Andina
Promedio: 174
Centro América, México y
Rep. Dominicana
Promedio: 109
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Otra agrupacion que resulta interesante consioerar es la originaoa a partir oe las orientaciones
politico-ioeologicas oe los gobiernos. Nos basaremos aqui en la tipologia oe las caracteristicas
preoominantes en la region que elaboro en 2008 el Froyecto Regional oe Analisis Folitico
y Escenario oel Frograma oe las Naciones Unioas Fara el Desarrollo ,FNUD-FAFEF,
2008b: o¯,, presentaoa en el capitulo 3 oe este informe. Se ioentifican cuatro orientaciones
politicas en representacion oe las tenoencias regionales: a) Mooernizacion conservaoora, b)
Reformismo practico, c) Nacionalismo popular, d) Inoigenismo neo oesarrollista.
Si bien se trata oe categorias estilizaoas y artificiales, resultan útiles para ioentificar los
principales rasgos oe los paises en la region y agruparlos a partir oe sus caracteristicas
politicas comunes. Aoemas, se oebe precisar que estas categorias no son cerraoas, y que en
muchos casos la realioao se encuentra mejor reflejaoa cuanoo se las combina. For ejemplo,
en el esfuerzo oe asignar caoa uno oe los gobiernos que entre 2009 y 2010 estuvieron a la
cabeza oe los Estaoos latinoamericanos a una oe estas tipologias, el nacionalismo popular
150
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
resulto ser una categoria que se acompana con otras caracteristicas oe los regimenes
politicos, por un laoo, tenoienoo hacia una version mas reformista y pragmatica ,como son
los casos oe Argentina, Brasil y Faraguay, y, por otro, tinénoose oe rasgos inoigenistas ,los
ejemplos tipicos son Bolivia y Ecuaoor,. Fara otros paises las categorias elaboraoas resultaron
exhaustivas. For ejemplo, los gobiernos oe Ferú, México, Colombia, Honouras y Fanama
se reflejan en la categoria oe la mooernizacion conservaoora, mientras que El Salvaoor,
Guatemala, República Dominicana y Costa Rica tenorian regimenes corresponoientes al
reformismo practico. Si bien los resultaoos oe las últimas elecciones oeterminaron un giro
hacia la mooernizacion conservaoora en el caso oe Chile, se oecioio consioerarlo tooavia a
partir oe la orientacion politica oel gobierno anterior ,reformismo practico, por razones oe
coherencia con el arco temporal al que los oatos se refieren.
Los paises con regimenes inoigenistas neo oesarrollistas y nacionales populares registran
una cantioao significativa oe conflictos ,178 conflictos por pais en promeoio,. Este oato
reflejaria, por una parte, la intensioao oe los cambios que estas socieoaoes atraviesan y,
por otra, el manejo oe la conflictivioao, que por su vertiente nacional popular incentiva la
movilizacion oe masas y la participacion social aumentanoo la frecuencia e intensioao oe la
accion colectiva, y por sus tenoencias inoigenistas tienoe a generar vinculos fuertes con los
movimientos sociales y a fortalecer las organizaciones comunitarias incrementanoo al mismo
tiempo los niveles oe polarizacion y oe tension con las fuerzas opositoras ,FNUD-FAFEF,
2008b. o7,. Estas tenoencias se hacen mas evioentes en la meoioa en que se acompanan
por bajos niveles oe institucionalioao y oebilioaoes cronicas en los canales oe relacion entre
Estaoo y socieoao civil.
En los paises oe mooernizacion conservaoora, los niveles oe conflictivioao son en general
meoio-bajos ,alreoeoor oe 12! conflictos por pais,. De acueroo con las caracteristicas oe
estos regimenes, el control oe la conflictivioao social se lograria gracias a un énfasis en las
politicas oe segurioao ciuoaoana y al fortalecimiento oe los aparatos oe coercion oel Estaoo.
Es oecir que el conflicto se maneja con intervenciones top-down mas que a través oe un nuevo
pacto social o oe mecanismos oe institucionalizacion y aumento oe la participacion oe la
socieoao civil. La excepcion que sobresale es el caso oe Ferú, lo cual se pooria explicar por los
bajos niveles oe legitimioao oel gobierno oe Alan Garcia.
!7
Aoemas, a pesar oel crecimiento
economico y la mooernizacion social que se han oaoo en estos últimos anos, permanece
evioente una fractura entre el norte y las regiones oel sur, que continúan sienoo las mas
pobres y las mas conflictivas.
En el grupo oe reformismo practico, cuyo promeoio es oe 110 conflictos por pais, es oonoe
las oiferencias son mas extremas. Fanama tiene niveles oe conflictivioao relativamente altos,
lo cual se explicaria por el proceso oe transicion politica que ha vivioo en el curso oel último
ano y meoio. For un laoo, el gobierno anterior, oe Martin Torrijos, termino en un panorama
oe intensa conflictivioao social y, por otro, la primavera oe la mooernizacion conservaoora
47 Según datos del Latinobarómetro, en 2010 Perú tiene el dato más bajo de aprobación de la opinión pública de la gestión del gobierno actual
(30%) y, según datos de 2009, los niveles más bajos de aprobación para el sistema democrático (16%) (Latinobarómetro, 2009-2010).
151
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
oel Fresioente Martinelli acabo rapioamente, oejanoo abiertos nuevos frentes conflictivos.
Al otro extremo, Costa Rica se confirma como el pais menos conflictivo oe la region. Es
probable que esta tenoencia esté mas relacionaoa con los patrones historicos oe la cultura
politica y social oel pais centroamericano y con sus niveles oe institucionalioao que con la
orientacion ioeologica oe los regimenes oe turno. Según el analisis oel FAFEF, los gobiernos
reformistas pragmaticos tratan oe solucionar los problemas oe intensificacion oe los conflictos
y oe fragmentacion social meoiante el oialogo y el acueroo con los actores socioculturales y
con politicas que apuntan a la segurioao humana ,FNUD-FAFEF, 2008b: o8,.
Iinalmente, los paises oonoe la vision reformista y pragmatica oe la politica convive con
tenoencias ioeologicas nacionalistas, los niveles oe conflictivioao son por lo general meoio
altos ,1¯3 conflictos por pais, en promeoio,. En el caso oe Argentina, que registra una
cantioao consioerable oe conflictos, este oato pooria explicarse, en parte, por los bajos
niveles oe popularioao oel gobierno oe Cristina Kirchner, cuyo inoice ha oisminuioo 30
puntos respecto a la gestion oe su marioo ,Latinobarometro 2010: 7o,, aunque registro un
incremento tras el fallecimiento oe éste. For otro laoo, los conflictos con el sector agrario y
oespués con la prensa han generaoo una tenoencia al aumento oe episooios conflictivos.
GRÁFICO 4.4: PROMEDIO DE CONFLICTOS POR ORIENTACIÓN POLÍTICA
Orientación ideológica
N
ú
m
e
r
o

p
r
o
m
e
d
i
o

d
e

c
o
n

i
c
t
o
s
200
150
100
50
0
178
110
124
153
Indigenismo
neodesarrollista /
Nacionalismo popular
Nacionalismo popular /
Reformismo práctico
Modernización
conservadora
Reformismo práctico
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
152
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
Los campos de conflictividad
Introoucimos aqui una categoria teorico-analitica que se tomara como referencia a lo largo
oe los proximos capitulos. Se trata oe los campos oe conflictivioao, que pueoen oefinirse
como el conjunto oe acciones y oemanoas construioas por los oiferentes actores sociales
que expresan sus ioentioaoes, intereses, prooucciones y orientaciones, y que hacen mencion
a las relaciones sociales involucraoas y a los intereses oe pooer en juego.
48
Con el objetivo
oe tener una vision regional oe las orientaciones oe la accion colectiva, se han oetectaoo
tres granoes campos oe conflictivioao en los cuales se encuentran subsumioas las oiferentes
oemanoas que son la base oe las movilizaciones colectivas.
49
Deoicaremos los proximos tres
capitulos a un analisis mas oetallaoo oe estos tres macro-campos oe la conflictivioao social.
Sin embargo, aoelantamos aqui algunas observaciones que pueoen ser útiles para oefinir las
tenoencias generales a nivel regional.
El primer campo corresponoe a los conflictos oe reproouccion social e incluye principalmente
las oemanoas para satisfacer necesioaoes basicas y ampliaoas que permitan la reproouccion
oe los inoiviouos y oe las colectivioaoes humanas. Se trata principalmente oe cuestiones
socioeconomicas, en particular laborales salariales, oe consumo colectivo, pero también
oe movilizaciones en contra oe ciertas meoioas politicas o sociales que se percibe como
amenazaooras oel statu quo, o para impulsar normas que poorian mejorar la situacion
economica actual, o cuestiones relacionaoas con la propieoao y el aprovechamiento oe
la tierra. Aproximaoamente el ¯0º oe los conflictos registraoos en América Latina entre
octubre oe 2009 y septiembre oe 2010 pertenecen a este campo oe conflictivioao ,1.097 en
total,.
El segunoo campo oesoe el punto oe vista cuantitativo se refiere a los conflictos institucionales
y por gestion aoministrativa. Este grupo incluye oemanoas generaoas por las fallas en la
prestacion oe servicios públicos, por temas oe gestion aoministrativa, por situaciones o
meoioas legales, cuestionamiento y o reconocimiento oe autorioaoes, por incumplimiento
oe convenios y por la oefinicion oe limites politicos aoministrativos ,presenta un total oe 87!
conflictos, esto es, un 37,7º oel total,.
Iinalmente el campo menos numeroso ,3!7 conflictos en total, aglutina una varieoao oe
oemanoas que se han agrupaoo bajo la categoria oe “culturales”. Este es el campo mas
fragmentaoo e incluye conflictos ioeologico-politicos, oemanoas por segurioao ciuoaoana,
recursos naturales y meoio ambiente, oerechos humanos, valores, creencias e ioentioaoes, y
género. Su peso es oe 1¯º sobre el total oe conflictos registraoos.
48 Adaptación de la denición de Calderón (1986: 341).
49 Como toda categorización, la subdivisión de las tipologías de conictos en los tres campos presenta limitaciones, especialmente porque en
muchos casos existe la tendencia a la multidimensionalidad y superposición de las demandas. La colocación de cada tipología en un campo de
conictividad es, como toda clasicación, arbitraria y débil en considerar los matices. Sin embargo, puede ser útil desde el punto de vista analítico
para identicar macro-tendencias de la acción colectiva a nivel regional.
153
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
TABLA 4.1: TIPOLOGÍA DE CONFLICTO POR CAMPO DE CONFLICTIVIDAD
Conflictos por Reproducción Social 
Laboral / salarial o¯0
Meoioas economicas/situacion economica 390
Tierra ¯7
Conflictos Institucionales y de Gestión
Frestacion oe servicios públicos 2o!
Gestion aoministrativa 30o
Situacion/meoioas legales 1¯9
Cuestionamiento y/o reconocimiento oe autorioao 79
Incumplimiento oe convenios ¯7
Limites politico-aoministrativos 9
Conflictos Culturales
Ioeologico-politico 89
Segurioao ciuoaoana 98
Recursos naturales y meoio ambiente 82
Derechos Humanos ¯¯
Valores/creencias/ioentioao 17
Otros o
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
A partir oe este analisis general oe las oemanoas, que son la base oe los conflictos en la
region, oestaca cierto caracter oefensivo oe la conflictivioao, ya sea referioo a las conoiciones
socioeconomicas aoversas o a las oemanoas politico-institucionales. Estas consioeraciones
nos llevan a plantear la hipotesis oe que es probable que los niveles oe conflictivioao por la
mejora oe las conoiciones sociales se mantengan altos en la region y que estas luchas se basen
en un principio oe racionalioao ,a partir oe una evioencia objetiva y subjetiva, y hacia un
cambio factible,. La gente se manifestaria por objetivos concretos y pragmaticos, mas que
por razones trascenoentales, valores o creencias absolutas. Se maneja un ooble cooigo en la
relacion entre ioeologia y necesioao: prevalece una racionalioao practica por la cual se hace
un uso instrumental oe las ioeologias, que ya no son el motor principal oe las movilizaciones.
For lo general, no se trataria oe luchas “oesoe la cabeza”, sino “oesoe la barriga”.
Los grupos sociales y los inoiviouos luchan para mejorar sus conoiciones oe vioa, garantizar
ciertos niveles oe reproouccion social y protestar contra oisfunciones y malos manejos,
resultaoos oe fallas institucionales y aoministrativas. Aunque las oemanoas oe tipo cultural,
politico e ioeologico presentes en la muestra representan un porcentaje menor, ello no
significa que sean irrelevantes. For el contrario, este campo oe conflictivioao representa oe
alguna manera la vanguaroia oe las tenoencias conflictivas, en las que se manifiestan nuevos
actores, se experimentan las estrategias oe la accion colectiva y se hacen evioentes los nuevos
oesafios que se ojean oetras oe los malestares cronicos.
Los campos oe conflictivioao no tienen logicas totalmente inoepenoientes, sino que se
relacionan y sustentan en un patron común instalaoo en la region caracterizaoo por oos
154
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
factores: la transicion y la oemanoa oe cambio social. Las socieoaoes latinoamericanas
han estaoo atravesanoo fases oe transicion oe oemocracias semi-mooernas a oemocracias
mas secularizaoas, o oe sistemas censitarios a sistemas mas incluyentes. Los cambios oe
las últimas oécaoas, sin embargo, no han lograoo acabar con los problemas estructurales
en cuanto a los obstaculos en los procesos oe reproouccion social, con las oebilioaoes
institucionales cronicas y con cuestiones culturales que tooavia se queoan al margen oe los
espacios politicos. Son en oefinitiva “socieoaoes inconclusas”. En este sentioo, los conflictos
y las agenoas oe la movilizacion regional hablan oe una oimension trinitaria oel cambio
social, necesario para una profunoa renovacion economica, politica y cultural. Asimismo,
estas oemanoas se colocan tanto en un contexto oe malestar local como en una logica oe
transformacion y cambio global. Muchas veces los conflictos son complementarios y se
originan en necesioaoes parecioas que prooucen oemanoas con énfasis oistintos: en algunos
casos se cuestiona el contenioo, en otros casos la eficacia oel sistema. Es plausible pensar que
el esquema no sea oicotomico ,luchas sociales frente a luchas institucionales,, sino que varias
oe las oemanoas por la reproouccion social se transforman en oemanoas institucionales
y viceversa. Asimismo, los conflictos culturales marcan el énfasis sobre temas estratégicos
transversales y complementarios a la vioa social, en una macro-oimension que pooriamos
llamar sociocultural. Los conflictos tienen, en este sentioo, varios matices y connotaciones
que tornan oificil el trabajo oe encasillarlos en categorias analiticas oefinioas. La complejioao
oe socieoaoes pluri culturales necesita oe una politica constructivista que favorezca estos
procesos oe cambio, tanto socioinstitucionales como culturales.
Los actores en conflicto: Estados débiles
frente a sociedades policéntricas
Fartienoo oe la oefinicion clasica oe conflicto que orienta el estuoio, la mayoria oe las
oemanoas consioeraoas entraran en la categoria oe actores colectivos. En el contexto socio-
politico latinoamericano, como se vio en el capitulo anterior, oesoe finales oe los anos 70 y
comienzos oe los 80, los procesos oe transicion oe las oictaouras hacia las oemocracias y la
lucha por los oerechos ciuoaoanos, reflejaoos en las oemanoas que surgieron oe oistintos
sectores sociales, aoquirieron un lugar central en la esfera pública. Surgen en esta coyuntura
los llamaoos nuevos movimientos sociales latinoamericanos ,Caloeron y ]elin 1987: 8!,:
“acciones colectivas con alta participacion oe base que utilizan canales no institucionalizaoos
y que, al mismo tiempo van elaboranoo sus oemanoas, van encontranoo formas oe accion
para expresarlas y se van constituyenoo en sujetos colectivos, es oecir, reconociénoose
como grupo o categoria social.” En otras palabras, estos actores sociales son, sobre tooo,
movimientos oe resistencia y oe protesta social.
En este contexto, se anaoe a esta oefinicion una connotacion mas especifica que tiene a
que ver con el posicionamiento oe los actores sociales oentro oe los marcos oe la legalioao
en cuanto a su constitucion formal mas que por sus acciones, que a veces sobrepasan esos
limites. Aoemas, se colocan los conflictos en la logica oe la oemanoa oe un actor hacia otro
sujeto social que se consioere con la capacioao oe oar respuestas y satisfacer las necesioaoes
155
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
y reclamos. En este sentioo, tooo conflicto tenora un sistema oe oposiciones: existira un actor
oemanoante y un actor oemanoaoo. El actor oemanoante es la persona, grupo oe personas,
representante,s, o miembro,s, oe una organizacion o institucion, que ejerce,n, presion para
lograr un oeterminaoo objetivo, el cual, retomanoo a Entelman ,2002,, es incompatible con
el objetivo oel actor oemanoaoo. El actor oemanoaoo es la persona, grupo oe personas,
representante,s, o miembro,s, oe una organizacion o institucion hacia quién,es, se oirige o
expresa la meoioa presion, la cual busca la satisfaccion oe una oemanoa o la consecucion oe
un objetivo. Ciertamente, entre ambos tipos oe accion meoia una relacion oe pooer.
Tenienoo este esquema como referencia, los oatos muestran algunas tenoencias interesantes. For
ejemplo, el 70º oe los conflictos tienen como actor oemanoaoo a uno oe los niveles oel Estaoo
,nacional, local o regional,,
¯0
ya que es percibioo como el único actor capaz oe oar solucion a
problemas macro-estructurales y a sus manifestaciones a nivel local. Este último parece ser un
nuoo clave en la caoena institucional, sienoo portaoor oe potencialioaoes no completamente
exploraoas para responoer a los conflictos, oescongestionanoo el nivel central y oisponienoo oe
meoios mas eficaces e inmeoiatos para entenoer y atenoer las oemanoas sociales.
Desoe una perspectiva mas general, hay una tenoencia a la centralizacion oe las oemanoas
sociales que confirma un patron regional historico en el que el Estaoo ha jugaoo y juega un
papel protagonico. No hay una oistribucion equilibraoa oe los conflictos entre los oistintos
espacios sociales, sino que lo mas común es que las oemanoas aoquieran una connotacion
politica. Como ya senalaban Caloeron y Dos Santos ,1987: 1¯,, en América Latina “la
carencia oe tecnologias constitucionales capaces oe institucionalizar el manejo oel conflicto”
se suma a “las tenoencias socialmente excluyentes oel oroen”. Fermanece la paraooja oe un
Estaoo oébil como principal referente oe las intensas oemanoas sociales: se sigue apelanoo
hacia un aparato estatal en general pobre e incapaz oe oar respuestas institucionales y
negociaoas, atrapaoo en las ineficiencias oe su burocracia, la inefectivioao oe su sistema legal,
la escasa creoibilioao oe sus gobiernos y problemas cronicos oe corrupcion y prebenoalismo.
Al mismo tiempo, el proceso oe centralizacion en el imaginario colectivo llega a los niveles
mas altos, oonoe el gobierno central es el Estaoo y, mas aún, el Fresioente es el Estaoo, en
una trayectoria historico-cultural en la que el personalismo nunca oejo oe jugar un papel
central en la politica Latinoamericana.
El marco normativo e institucional es un elemento clave para entenoer los conflictos sociales.
Ello pueoe tener una importancia funoamental para canalizar las tensiones y mantener bajo
control potenciales brotes oe violencia, organizar las oemanoas sociales, ofrecer espacios oe
reconocimiento y expresion a los actores y promover formas politicas y oialogaoas oe toma
oe oecisiones. Se consioera aqui el valor procesal oe la oemocracia en cuanto sistema que
establece reglas oel juego politico capaces oe procesar los conflictos ,Lechner, 198o,. En este
sentioo, “la oimension institucional aparece como insoslayable en la problematica oel cambio
social, o sea que resulta inconcebible la satisfaccion perourable oe oemanoas oe ciuoaoania
50 El dato sería todavía más contundente si se incluyeran los actores sectoriales públicos que, en fase de sistematización de la información de la
prensa fueron más bien incluidos en la categoría sectorial correspondiente (por ejemplo, salud, educación, etc.); es decir, se optó por priorizar los
principales sectores sobre la naturaleza pública o privada de los actores.
156
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
social y oe participacion en la toma oe oecisiones |...| sin una superacion oe limitaciones
institucionales” ,Caloeron y Dos Santos, 1987: 17,. Disfunciones profunoas y evioentes oe
los sistemas institucionales estan en la raiz oe ejes oe conflictivioao especificos –como se vera
en oetalle en el capitulo o– y, al mismo tiempo, oificultan el manejo oe tensiones sociales oe
oistinta naturaleza ,tanto oe reproouccion social como oe tipo cultural, politico e ioeologico,.
GRÁFICO 4.5: ACTORES DEMANDADOS
A
c
t
o
r

d
e
m
a
n
d
a
d
o
Gobierno central
Gobierno local
Otros
Empresarial
Gobierno regional
Legislativo central
Educación
Poder judicial
Porcentaje de conictos
50% 40% 30% 20% 10% 0%
43%
16%
16%
8%
6%
4%
4%
3%
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Este gráco se construyó reuniendo en “Otros” a las categorías con un peso menor al 2,5%.
Consioeranoo los actores oemanoantes a nivel regional, oestaca una tenoencia opuesta
respecto a los oatos que acabamos oe analizar: sobresale una evioente fragmentacion oe los
actores sociales y oe las ioentioaoes colectivas que refleja una falta oe movimientos centrales
con capacioao oe estructurar la conflictivioao social, a oiferencia oe lo suceoioo en anteriores
periooos oe la historia latinoamericana ,por ejemplo, con los movimientos obreros y mineros
oe los anos 70 y 80,.
Un actor clave, pero estructuralmente heterogéneo, es la organizacion vecinal ,19º,. En
este sentioo, el sector urbano popular parece ser uno oe los catalizaoores mas importantes
oel malestar social. Es un actor que aglutina tipicamente a los grupos no institucionalizaoos
que luchan por cuestiones institucionales y, por enoe, tiene una logica oel conflicto que
constituye un riesgo potencial para la gobernabilioao. Como senalan Caloeron y Dos Santos
,1987:2¯,, las organizaciones locales urbanas tienen múltiples formas oe expresion y una
157
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
operativioao en varios planos sociales. En particular se caracterizan por tres orientaciones
oistintas: en primer lugar, se trata oe oemanoas puntuales por la mejora oe la calioao oe
vioa comunal y local. For otra parte, hay movilizaciones menos institucionalizaoas y mas
espontaneas que operan en coyunturas criticas. Iinalmente, existen movimientos que crean
opciones autogestionarias oe proouccion, consumo, abastecimiento, culturales, etc., ante las
fallas estatales y en una logica oe autoreproouccion y autocohesion societal.
La presencia en el espacio público oel sector informal urbano como actor conflictivo se
inscribe en una tenoencia historica latinoamericana. El oesfase entre inoustrializacion y
urbanizacion origino ingentes masas marginales y el rapioo crecimiento oel sector informal
oe la economia, es oecir, un conglomeraoo social profunoamente heterogéneo con inoices oe
movilioao muy altos y un papel clave en el panorama politico regional, especialmente en la
era oe los populismos, cuanoo constituia el principal bastion oe legitimacion oe los regimenes.
Este actor se vuelve protagonista oe conflictos y oe luchas sociales urbanas especialmente
cuanoo los altos inoices oe exclusion se combinan con oébiles canales institucionales oe
participacion. En oefinitiva el sector informal urbano, cuyos niveles oe reproouccion
social estan entre los mas bajos, constituye uno oe los actores claves oel conflicto urbano
latinoamericano.
GRÁFICO 4.6: ACTORES DEMANDANTES
A
c
t
o
r

d
e
m
a
n
d
a
n
t
e
Vecinal/comunal
Otros varios
Educación
Otros soc. civil
Transporte
Salud
Personas individuales
Empresarial
Otros actores estatales
Agricultura
Comercio
Grupo étnico
Porcentaje de conictos
20% 15% 10% 5% 0%
19%
15%
14%
14%
10%
7%
5%
4%
4%
3%
3%
2%
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG. Este gráco
se construyó reuniendo en “Otros” a las categorías con un peso menor al 2,5%. En la categoría otros se puede
encontrar sectores como Actores Circunstanciales, Grupos Irregulares, Hidrocarburos, Financiero, Minería, etcétera.
158
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
Los actores clasicos siguen sienoo importantes a nivel regional, especialmente los sinoicatos
que, como es logico, son responsables sobre tooo oe los conflictos por la reproouccion social
y por tematicas laborales/salariales.
Un fenomeno noveooso son los conflictos generaoos por actores circunstanciales ,personas
inoiviouales,. Este sector es el que mas refleja la tenoencia a la espontaneioao oe la accion
colectiva y encarna en términos oe conflictos esa “mooernioao liquioa” a la que se refiere
Bauman ,1999, 200¯,. Es interesante notar que un tercio oe los actores incluioos en esta
categoria pertenece al sector oel transporte, que sobresale como uno oe los mas oinamicos
y problematicos a nivel regional ,como veremos, esta representaoo en los tres campos oe
conflictivioao,. Aunque si traoicionalmente se trata oe un ambito social enmarcaoo en
la estructura mas clasica oe las organizaciones sinoicales, se nota aqui una tenoencia a la
inoivioualizacion oe las oecisiones y oe la accion colectiva. La esencia oinamica oe este munoo
sobre rueoas parece reflejarse en nuevas formas coyunturales y espontaneas oe movilizacion
con un gran pooer oe impacto sobre la vioa cotioiana y oe ocupacion y alteracion oel espacio
público.
Un ejemplo paraoigmatico oe las nuevas oinamicas oe la accion colectiva en el sector oel
transporte es el caso oe los motoqueros en la Argentina. Nacioo como una estrategia precaria
oe insercion en el mercaoo laboral por parte oe los jovenes, a partir oe fines oe los 90,
este trabajo –que consiste principalmente en repartir comioa y mensajes, entre otros– se
consioera una oe las nuevas esferas atipicas oel empleo ,FNUD, 2009: 13o,. La precarieoao,
sumaoa a la carencia oe cobertura social, implica no solo alta inestabilioao, sino también
alta volatilioao y altos riesgos en términos oe segurioao laboral. Ello hace oe este grupo un
potencial actor conflictivo en los conglomeraoos urbanos argentinos, su papel en la crisis oel
2001 fue oe pelicula.
Otro fenomeno interesante en la realioao latinoamericana, que carece oe una aoecuaoa
investigacion acaoémica, es el oe las cooroinaooras oe movimientos sociales. Se trata, por
lo general, oe organizaciones oe segunoo nivel que sirven como una suerte oe paraguas
institucional aglutinanoo movimientos sociales con oemanoas similares. En algunos casos,
organizan también a inoiviouos que luchan por cuestiones especificas. Como lo oice su
nombre, su principal funcion es la oe mejorar la cooroinacion con las organizaciones oe base
o los actores inoiviouales. Su ventaja comparativa esta en la capacioao oe generar oinamicas
oe acumulacion oe pooer y fuerza oe impacto, tanto en las estrategias oe accion colectiva
como en el momento oe la negociacion. Si bien los números no son tan relevantes por si solos
,los meoios registran un total oe 17 cooroinaooras que se han movilizaoo en la region entre
octubre oe 2009 y septiembre oe 2010,, este fenomeno genera supra-ioentioaoes colectivas
en base a oinamicas relativamente nuevas que mereceria la pena explorar mas a fonoo.
Entre las cooroinaooras que han estaoo generanoo mayores conflictos en la region esta la
Cooroinaoora oe Gremios oe Saluo en Chile, la Cooroinaoora Sinoical oe los Trabajaoores
Civiles oe las Iuerzas Armaoas en el Ferú, la Cooroinaoora Nacional oe Organizaciones
159
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
Campesinas oe Guatemala y la Cooroinaoora Nacional oe Trabajaoores oe la Eoucacion
en México.
Tooo lo mencionaoo permite fortalecer la hipotesis oe que se esta frente a una situacion en
la que preoominan Estaoos con oébil estatalioao y socieoaoes poli céntricas ,FNUD-OEA,
2010,. Se evioencia una ooble caracterizacion generaoora oe contraoicciones: si, por un
laoo, el Estaoo sigue sienoo el actor fuerte, referente oe las oemanoas sociales y centralizaoor
oel malestar colectivo ,lo cual confirma una tenoencia historica propia oe la cultura politica
latinoamericana,, por otro laoo, la socieoao esta experimentanoo un proceso oe progresiva
fragmentacion oe los actores colectivos y oe sus ioentioaoes, lo cual se refleja en una tenoencia
a la multiplicacion oe las oemanoas fuera oe los marcos institucionalizaoos oe los conflictos.
GRÁFICO 4.7: TIPOS DE ACTORES Y CAMPOS DE CONFLICTIVIDAD
88
13
4
64
112
12
54
27
55
17
3
273
26
3 23 8
35
16
17
100
6
2
5
4
A
c
t
o
r
e
s
C
i
r
c
u
n
s
t
a
n
c
i
a
l
e
s
O
N
G
/
I
g
l
e
s
i
a
O
r
g
a
n
i
z
a
c
i
o
n
e
s
p
o
l
í
t
i
c
a
s
O
r
g
a
n
i
z
a
c
i
o
n
e
s
V
e
c
i
n
a
l
e
s
S
i
n
d
i
c
a
t
o
s
C
o
r
d
i
n
a
d
o
r
a
s
A
s
o
c
i
a
c
i
o
n
e
s
U
n
í
o
n
e
s
Conictos Culturales Conictos Institucionales
y de Gestión
Conictos por
Reproducción Social
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Las acciones de la protesta
En general, las meoioas oe presion utilizaoas en los conflictos estuoiaoos son intensas y variaoas.
Las mas importantes a nivel agregaoo son: a) el anuncio oel conflicto ,21,9º,, b) el paro oe
activioaoes o huelgas ,21º,, c) el bloqueo ,12,8º,. Siguienoo el patron oe raoicalizacion oe
los conflictos, que tiene la forma oe una piramioe oonoe en la base estan gran parte oe los
conflictos y en la cúspioe los que llegan a provocar una crisis oe gobernabilioao, las acciones
mas comunes y generalizaoas son las que pooemos llamar enunciativas, es oecir, el anuncio
oel conflicto, la expresion verbal oel malestar, hasta llegar a las amenazas oe movilizacion y
acciones mas oirectas. Como es obvio, generalmente un conflicto no empieza en las calles,
sino en las palabras y los oiscursos oe sus protagonistas. Frestanoo atencion a esos oiscursos se
160
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
poorian oetectar los elementos oe tension que provocan el conflicto oe manera relativamente
temprana, lamentablemente los meoios oe comunicacion y los politicos tienoen a oescuioar
estos inoicaoores y a encenoer los reflectores cuanoo el conflicto ya estallo en el plano oe la
accion.
El segunoo grupo oe meoioas son las que llamamos acciones manifiestas, esto es, aquellas
que implican el rechazo oe una meoioa especifica y se transforman en acciones oe protesta
oirecta. Un tercer nivel esta constituioo por las acciones manifiestas simbolicas y objetivas
oe violencia y control que atentan contra el oroen establecioo, el bloqueo, la marcha y la
concentracion son las mas comunes. Iinalmente hay un grupo oe meoioas confrontativas mas
raoicales, que ocurren con menos frecuencia y únicamente cuanoo el conflicto llega a niveles
oe raoicalizacion altos o meoio-altos: toma oe instalaciones, toma oe rehenes, agresion a
personas, cercos y emboscaoas.
GRÁFICO 4.8: PIRÁMIDE DE MEDIDAS DE PRESIÓN POR NIVELES DE RADICALIZACIÓN
51
Situación de caos
Enfrentamiento violento
Toma de instalaciones/instituciones/localidades..................................... 6,1%
Agresión a personas ........................................................................... 2,0%
Cerco/emboscada/intercepción........................................................... 1,1%
Levantamiento armado
Confrontación
Paro de actividades/huelgas.............................................................. 21,0%
Destrucción de bienes.......................................................................... 1,7%
Crucixión ......................................................................................... 0,2%
Cosido de labios ................................................................................ 0,08%
Maniesto
Huelga de hambre .............................................................................. 5,0%
Concentración/vigilia........................................................................ 16,0%
Bloqueo ........................................................................................... 12,8%
Mrcha ............................................................................................. 10,6%
Pre - conicto
Anuncio del conicto......................................................................... 21,9%
Ultimátum........................................................................................... 1,2%
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
A partir oe estos oatos, sobresale la tenoencia oe los actores sociales a utilizar mayoritariamente
meoioas oe presion que se hallan oentro oe los marcos institucionales y legales, como los
anuncios y oeclaraciones, las marchas y las huelgas. A veces estas acciones oegeneran y
51 Este gráco toma en cuenta la cantidad y el tipo de medidas de presión que se llevaron a cabo en los diversos episodios conictivos (4.724) entre
septiembre de 2009 y octubre de 2010. Entendemos episodio de conicto como las ocasiones donde un actor se movilizó y llevó adelante una
medida de presión, tomando en cuenta que un actor puede movilizarse en más de una ocasión en el marco de un mismo conicto y puede realizar
distintos tipos de medidas de presión en el marco de un mismo evento conictivo (véase la Guía metodológica, Anexo 1, para más detalles).
161
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
rompen los limites oe la institucionalioao o oirectamente se colocan fuera oe ellos ,como en
el caso oe la toma oe rehenes, oe instalaciones, los bloqueos, los cercos, etc.,. Estos conflictos
son los que llegan a niveles oe raoicalizacion muy altos y ponen en riesgo la gobernabilioao
oemocratica.
Los niveles de radicalización
Una variable imprescinoible para oescribir la conflictivioao en la region es el oato sobre niveles
oe raoicalizacion oe la accion colectiva, que esta en la base oel analisis oe la oinamica oe los
conflictos en términos oe escalamiento. Estas oinamicas estan relacionaoas con un oesfase
cronico que afecta la region, oonoe se presentan institucionalioaoes oébiles y oemanoas
sociales contunoentes, y al mismo tiempo una cultura politica oe la accion colectiva que
tienoe en muchos casos al uso oe la violencia.
En el marco oe este estuoio se consioeran cinco niveles incrementales,
52
que tienen que
ver con las formas y el oesarrollo oel conflicto en oistintos momentos politicos: 1) Fre-
conflicto, 2) Manifiesto, 3) Confrontacion, 4) Enfrentamiento violento, 5) Situacion oe caos.
Consioeramos aqui los niveles oe raoicalizacion 3 y ! para evioenciar las tenoencias entre
los conflictos que alcanzan formas oe movilizacion y violencia mas fuertes y que tienen mas
incioencia en el contexto politico. Cabe mencionar que, sienoo estos oatos resultaoos oe
informacion proveniente oe la prensa, se pooria verificar una tenoencia a la sobrestimacion
oe la cantioao oe conflictos raoicalizaoos. Esto se oeberia a las logicas que estan oetras oel
proceso oe seleccion oe las noticias, que tienoen a privilegiar el sensacionalismo, la violencia,
el oesoroen.
Ninguno oe los conflictos registraoo en el curso oel ano ha alcanzaoo el nivel oe raoicalizacion
¯, en otras palabras, ninguno ha provocaoo una crisis oe gobernabilioao. Sin embargo, se
han presentaoo eventos conflictivos muy fuertes, que han rozaoo el nivel extremo. Citamos
aqui los casos mas significativos corresponoientes al espacio temporal consioeraoo en este
informe. En Bolivia, entre julio y agosto oe 2010, un problema oe limites interoepartamentales
oegenero en una movilizacion masiva en el oepartamento oe Fotosi, lioeraoa por el Comité
Civico local, para peoir la implementacion oe la autonomia oepartamental prevista por la
nueva Constitucion Folitica oel Estaoo. Un conflicto oe tierra origino una cierta inestabilioao
también en Honouras, oonoe a raiz oe una situacion oe concentracion oe la propieoao
agraria en manos oe un grupo restringioo oe terratenientes, las organizaciones campesinas
oe la zona oel Bajo Aguan se movilizaron y se generaron episooios oe violencia y muertes. En
Chile, el conflicto con el pueblo inoigena mapuche “es una cuenta que ha queoaoo sin saloar
por los sucesivos gobiernos oel pais” ,Ferasso, 2011, y resurge periooicamente oesafianoo la
gobernabilioao oe uno oe los paises mas estables oe la region. Los mapuches, la etnia mas
granoe oe los ocho grupos originarios reconocioos, reclaman las tierras que pertenecieron a
sus antepasaoos y que han ioo peroienoo con el avance oel Estaoo chileno en la zona oe la
Araucania, al sur oel pais, al frente en esta contienoa estan los terratenientes y las companias,
52 Véase “Matriz de seguimiento” en la Guía metodológica para más detalle. La tipología está inspirada en los niveles de escalamiento utilizados por
el Instituto de Análisis del Conicto de la Universidad de Heidelberg.
162
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
actuales ouenos oel territorio en oisputa. El enfren ta miento entre inoi ge nas y cam pe si nos
con la fuerza pública a comien zos oe julio en la pro vin cia Bocas oel Toro fue uno oe los
conflictos mas oes ta ca oos oe 2010 enFanama, el cho que oejo por los menos oos muertos y
alre oe oor oe un cen te nar oe heri oos en un pais en el que no son comu nes este tipo oe suce-
sos violentos. El manejo oel con flicto ha sioo, aoe mas, una oe las mas ouras prue bas para la
ges tion e ima gen oe la aomi nis tra cion Mar ti ne lli, que no habia enfren taoo una situa cion tan
com pleja oesoe que empezo su gestion el 1 oe julio oe2009. Quizas el evento mas oramatico
que la region vivio en el ano consioeraoo fue el intento oe golpe oe estaoo en Ecuaoor a
finales oe septiembre oe 2010, cuanoo sectores oe la policia y oel ejército tomaron meoioas
oe protesta como parte oel llamaoo a huelga nacional policial contra la Ley oe Servicio
Fúblico. Esto genero un conflicto que se prolongo ourante algunos oias y provoco momentos
oe caos urbano y una agresion al Fresioente Correa. El gobierno ecuatoriano catalogo a los
hechos como un intento oe golpe oe Estaoo, afirmacion que es respaloaoa por organismos
internacionales como Unasur y la OEA.
Miranoo a los niveles oe raoicalizacion oe los conflictos en caoa pais, se nota una cierta
uniformioao oe los promeoios en la mayoria oe los casos consioeraoos. Asimismo, oestacan
oos paises con promeoios significativamente mas altos ,Venezuela y Chile, y, por otro laoo,
oos paises con promeoios relativamente mas bajos ,Ferú y Fanama,. Una explicacion oe
la situacion oe Chile y Venezuela hace referencia, por un laoo, a un elemento oe cultura
politica oe la represion muy enraizaoo en las fuerzas oe segurioao chilenas y, por otro, a
los altos niveles oe polarizacion que caracterizan la vioa politica oel pais caribeno. Entre
los paises con bajos promeoios oe raoicalizacion oestaca el caso oe Fanama, que al mismo
tiempo presenta altos niveles oe conflictivioao. Esta marcaoa oicotomia se explicaria por la
fractura social que caracteriza el pais y por una traoicion conflictiva fuerte. Se trata oe un
pais relativamente mooerno, pero con problemas oe integracion social y con una cultura oe
conflicto intensa, pero muy poco raoicalizaoa. Iinalmente, esta el caso oe Ferú, que tiene
promeoios oe raoicalizacion relativamente bajos frente a un volumen oe conflictos muy alto.
Una posible explicacion ponoria el énfasis en los procesos oe integracion y cohesion social
relativamente exitosos, que estan en el origen oe un mestizaje mas generalizaoo ,la cholificación
oe la que habla Quijano, 1980,, sin fracturas tan profunoas como en otros paises oe la
subregion. Asimismo, laexperiencia traumatica oe violencia queviviola socieoao peruana
con Senoero Luminoso y la represion pooria influir en las oinamicas oe la conflictivioao
contemporanea ,Gregory, 198o,. Iinalmente, los nuevos actores oe los conflictos “socio-
ambientales” peruanos controlan, muchas veces, los gobiernos municipales o regionales y oe
esta forma pueoen conseguir oeterminaoas oemanoas que antes requerian el recurso oe la
movilizacion y el enfrentamiento ,Vera Miller, 2011,.
163
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
GRÁFICO 4.9: NIVEL MÁS ALTO DE RADICALIZACIÓN ALCANZADO POR PAÍS PROMEDIO
53
3,0
2,5
2,0
1,5
2,47
2,12
2,31
2,46
2,40
2,30
2,61
2,17
2,35
2,27
2,42
2,36
2,32
2,84
2,27
2,35
País
Porcentaje de conanza: 95% CI
P
a
n
a
m
á
P
e
r
ú
C
o
s
t
a

R
i
c
a
B
r
a
s
i
l
C
o
l
o
m
b
i
a
E
l

S
a
l
v
a
d
o
r
M
é
x
i
c
o
P
a
r
a
g
u
a
y
E
c
u
a
d
o
r
A
r
g
e
n
t
i
n
a
U
r
u
g
u
a
y
G
u
a
t
e
m
a
l
a
B
o
l
i
v
i
a
H
o
n
d
u
r
a
s
R
e
p
.

D
o
m
i
n
i
c
a
n
a
V
e
n
e
z
u
e
l
a
C
h
i
l
e
N
i
v
e
l

m
á
s

a
l
t
o

d
e

r
a
d
i
c
a
l
i
z
a
c
i
ó
n

a
l
c
a
n
z
a
d
o
(
P
r
o
m
e
d
i
o
)
2,26
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Miramos ahora a la relacion entre niveles oe raoicalizacion y tipologia oe los conflictos.
Entre los conflictos que han alcanzaoo un nivel oe raoicalizacion 3 ,confrontacion,, oestacan
los conflictos laborales salariales como el grupo mas numeroso, con el 32º. Otros oos grupos
que aoquieren cierta relevancia son los conflictos que cuestionan la gestion aoministrativa
,1oº, y aquellos por cambios en la situacion socioeconomica ,1¯º,.
También entre los conflictos que alcanzan el nivel ! ,enfrentamiento violento, las luchas por
reproouccion social son las mas numerosas, si las revisamos en el nivel 3, su porcentaje se
reouce casi a un ¯0º. Se mantienen en un nivel oe relevancia los conflictos institucionales,
especialmente por gestion aoministrativa y prestacion oe servicios públicos.
For lo general, se nota una cierta fragmentacion oe los conflictos que llegan a utilizar meoioas
violentas, lo cual seria un oato a favor oe la hipotesis que plantea que existe una fragmentacion
oe la conflictivioao no institucionalizaoa que lleva estos conflictos a niveles oe escalamiento
importantes, especialmente si comparamos los inoices promeoio oe raoicalizacion oe estas
tipologias oe oemanoas. En este sentioo, oestacan los conflictos por la tierra con el promeoio
53 Los “bigotes” o “I” de cada columna representan el intervalo de conanza de 95%. Países como Costa Rica tienen intervalos de conanza muy
amplios por el escaso número de observaciones y por la dispersión en los datos (menos observaciones, promedios más inexactos, con intervalos
de conanza mayores). Si un set de “bigotes” se superpone con otro, puede asumirse que los promedios son estadísticamente indistintos.
164
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
mas alto. Estas luchas, sienoo un porcentaje minimo oel total oe los conflictos en la region,
alcanzan niveles oe violencia relativamente altos en muchos oe los casos registraoos ,véase
el capitulo ¯, para mas oetalles,. Siguen los conflictos institucionales por incumplimiento
oe convenios y, por otro laoo, las tipologias oe conflictos menos raoicalizaoas son “valores,
creencias e ioentioaoes” y la categoria “otros” ,que incluye un abanico oe luchas que no
caben en las oemas categorias especificas,.
GRÁFICO 4.10: NIVEL MÁS ALTO DE RADICALIZACIÓN ALCANZADO
POR TIPO DE CONFLICTO PROMEDIO
N
i
v
e
l

m
á
s

a
l
t
o

d
e

r
a
d
i
c
a
l
i
z
a
c
i
ó
n

a
l
c
a
n
z
a
d
o

(
P
r
o
m
e
d
i
o
)
3,0
2,5
2,0
1,5
1,0
2,16
2,37
2,27
2,00
2,67
2,23
2,15
2,27
2,47
2,39
2,36 2,37 2,38
Tipo de conicto
Porcentaje de conanza: 95%
V
a
l
o
r
e
s
/
C
r
e
e
n
c
i
a
s
/
I
d
e
n
t
i
d
a
d
O
t
r
o
s
R
R
N
N

y

m
e
d
i
o

a
m
b
i
e
n
t
e
D
D
H
H
L
í
m
i
t
e
s

p
o
l
í
t
i
c
o
s

a
d
m
i
n
i
s
t
r
a
t
i
v
o
s
S
i
t
u
a
c
i
ó
n
/
M
e
d
i
d
a
s

l
e
g
a
l
e
s
S
e
g
u
r
i
d
a
d

c
i
u
d
a
d
a
n
a
I
d
e
o
l
ó
g
i
c
o
/
P
o
l
í
t
i
c
o
M
e
d
i
d
a
s
/
S
i
t
.

E
c
o
n
ó
m
i
c
a

G
e
s
t
i
ó
n

A
d
m
i
n
i
s
t
r
a
t
i
v
a
P
r
e
s
t
a
c
i
ó
n

s
e
r
v
i
c
i
o
s

p
ú
b
l
i
c
o
s
L
a
b
o
r
a
l
/
S
a
l
a
r
i
a
l
C
u
e
s
t
.
/
R
e
c
.

a
u
t
o
r
i
d
a
d
e
s
I
n
c
u
m
p
l
i
m
i
e
n
t
o

c
o
n
v
e
n
i
o
s
T
i
e
r
r
a
2,00
2,22
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Es interesante resaltar que no existe necesariamente una relacion oirecta entre cantioao
oe conflictos y niveles oe raoicalizacion ,a mayor cantioao oe conflictos mayores inoices
oe violencia y viceversa,. Esto es consistente con el enfoque teorico aooptaoo por este
estuoio, que consioera el conflicto como un elemento clave para los procesos oe cambio
social, incluso en contextos oemocraticos, y pone énfasis en los riesgos oe oesestabilizacion
y violencia implicitos en los procesos oe conflictivioao oegenerativa y oe escalamiento. Las
oos variables, cantioao oe conflictos y raoicalizacion, funcionarian oe manera relativamente
inoepenoiente, lo cual haria posible plantear casos paraoigmaticos y soluciones normativas
ad hoc a partir oe sus oistintas combinaciones.
165
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
El grafico !.11 muestra la ubicacion oe caoa pais en el eje oe conflictivioao y raoicalizacion.
Las oos lineas que forman los ejes representan el número oe conflictos promeoio, en un caso,
y el ¯0º oe conflictos con raoicalizacion en los niveles 3 y !, en otro. Se visualizan cuatro
combinaciones oe las oos variables en sus cuaorantes: alta conflictivioao y alta raoicalizacion
,no hay casos registraoos,, alta conflictivioao y baja raoicalizacion ,Brasil, Ecuaoor, Guatemala,
Argentina, Ferú y Bolivia,, alta raoicalizacion y baja conflictivioao ,Chile, Venezuela y
Uruguay, y baja raoicalizacion y baja conflictivioao ,Colombia, República Dominicana,
Costa Rica, El Salvaoor, Faraguay y México,. Vale la pena recoroar que aqui solamente
se examinan los conflictos sociales y no los conflictos en general, especialmente aquellos
referioos a la violencia. Seguramente con una estaoistica oe ese tipo ,si se consioeraran los
conflictos armaoos y la oelincuencia,, la situacion se complicaria tooavia mas.
GRÁFICO 4.11: UBICACIÓN POR PAÍS SEGÚN CONFLICTIVIDAD Y RADICALIZACIÓN
Número de conictos
300 200 100 0
P
o
r
c
e
n
t
a
j
e

d
e

c
o
n

i
c
t
o
s

c
o
n

a
l
t
a

r
a
d
i
c
a
l
i
z
a
c
i
ó
n
80
70
60
50
40
30
20
Rep. Dominicana
Panamá
México
Honduras
Guatemala
El Salvador
Costa Rica
Venezuela
Perú
Ecuador
Colombia
Bolivia
Uruguay
Paraguay
Chile
Brasil
Argentina
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Miranoo las tenoencias que estos oatos muestran sobre los niveles oe raoicalizacion oe los
conflictos, toma fuerza la hipotesis oe que si, por un laoo, América Latina parece entrar
en un ciclo oe mayor estabilioao y no se registran serios problemas oe gobernabilioao, por
otro, las cuestiones estructurales siguen sienoo fuentes oe oesestabilizacion, en particular los
temas socioeconomicos y las fallas institucionales. Se trata oel reconocimiento oe relaciones
sociales basaoas en la oesigualoao y percibioas como injustas por las mayorias nacionales.
Sin embargo, una parte significativa oe estos conflictos logran mantenerse en el marco oe
166
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
umbrales minimos oe gobernabilioao y no llegan a cuestionar el caracter precario oe su
reproouccion.
Iinalmente, se nota una fragmentacion oe esa conflictivioao mas peligrosa, que pooria poner
en riesgo la gobernabilioao. En particular, oestacan unos temas clave en este sentioo, como
las cuestiones meoioambientales, ligaoas con la tierra y los recursos naturales. Una hipotesis
inoica que estos conflictos tenoeran a escalar por falta oe marcos institucionales capaces oe
ofrecer soluciones y plataformas oe negociacion.
La geografía de los conflictos
El espacio geografico oonoe se oesarrollan los conflictos no es irrelevante para entenoer
sus oinamicas y potencialioaoes. El !¯º oe los conflictos en la region ha tenioo como
escenario las ciuoaoes capitales. Este oato oescribe el espacio urbano como catalizaoor oe la
conflictivioao en muchos oe los paises, y las capitales como espacios públicos privilegiaoos
oonoe se concentran las manifestaciones oe las oemanoas sociales. Aoemas, el hecho oe que
el gobierno central sea en muchos casos el actor oemanoaoo es congruente con este oato oe
oistribucion espacial oe los conflictos.
En América Latina los conflictos son principalmente urbanos ,87º,, pues solo un 13º oe ellos
se oesarrolla en la zona rural. Solamente en cinco paises los conflictos en el campo aoquieren
cierta importancia, aunque son cuantitativamente menos relevantes que los eventos en el
area urbana. El oato tiene que ser meoioo sobre la base oe los parametros aplicaoos por la
prensa, pues es logico suponer que los granoes periooicos nacionales consioeraoos como
fuentes para este estuoio prestan mas atencion a los conflictos urbanos que a los oesarrollaoos
en el campo o en aéreas periféricas oe los paises.
Iinalmente, introoucimos aqui la relacion entre cantioao oe conflictos y tamano poblacional
oe los Estaoos latinoamericanos. Como se pueoe apreciar en la Tabla !.2, no existe una
correlacion entre las oos variables. Es oecir, el promeoio oe la cantioao oe conflictos por 100.000
o ¯00.000 habitantes no es un buen inoicaoor para explicar los niveles oe conflictivioao oe
los paises. For ejemplo, Fanama resulta ser el pais con el promeoio mas alto ,27,¯ conflictos
por caoa ¯00,000 habitantes, y, sin embargo, en términos relativos y consioeranoo otras
variables, como los niveles oe raoicalizacion, se trata oe un pais con niveles meoios oe
conflictivioao. Daoo el peso que las sobraestructuras geopoliticas mooernas por excelencia,
llamaoas Estaoos-naciones, tooavia mantienen a pesar oe la crisis oe la mooernioao y la
búsqueoa oe un nuevo oroen social e internacional ,Habermas, 2000,, oiluir el número oe los
conflictos a partir oe poblaciones homogéneas sin consioerar las fronteras que las oroenan y
separan no parece aportar evioencias empiricas significativas al analisis. En otras palabras,
que un pais como Brasil tenga inoicaoores por habitante muy bajos no significa que tenga
una cantioao oe conflictos poco significativa, o que una eventual crisis oe gobernabilioao y
brote oe violencia, aunque generaoa por nuoos sociales y geograficos neuralgicos, no tenga
repercusiones en tooa la poblacion y en tooo el vasto territorio nacional.
167
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
TABLA 4.2: CANTIDAD DE CONFLICTOS Y PROMEDIOS A PARTIR DEL TAMAÑO POBLACIONAL
País Población Cantidad de
conflictos
Promedio
por 100.000
habitantes
Promedio
por 500.000
habitantes
Fanama 3,!0¯,813 189 ¯,¯ 27,¯
F
o
b
l
a
c
i
o
n

p
e
q
u
e
n
a Uruguay 3,3¯o,¯8! 132 3,8 19
Costa Rica !,¯o3,¯38 27 0,¯ 2,9
Faraguay o,!o0,000 11¯ 1,7 8,9
El Salvaoor o,19!,000 80 1,2 o
Honouras 8,0!¯,990 103 1,2 o

F
o
b
l
a
c
i
o
n

m
e
o
i
a
n
a
República
Dominicana
9,378,818 98 1 ¯,2
Bolivia 10,!2o,1¯! 2o1 2,¯ 12,¯
Ecuaoor 1!,30o,87o 173 1,2 o
Guatemala 1!,3o1,ooo 1o8 1,1 ¯,8
Chile 17,19o,000 70 0,! 2
Ferú 29,!o1,933 2!! 0,8 !,1
F
o
b
l
a
c
i
o
n

g
r
a
n
o
e
Venezuela 29,123,000 101 0,3 1,¯
Argentina !0,091,3¯9 20¯ 0,¯ 2,¯
Colombia !¯,8o1,000 93 0,2 1
México 112,33o,¯38 98 0,08 0,!
Brasil 190,732,o9! 1o1 0,1 0,!
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Epílogo de los conflictos
Miramos ahora a la fase oe salioa oe los conflictos. Como se pueoe apreciar en el grafico !.12,
oel total oe los conflictos registraoos, solo el 11,3º ha tenioo un proceso oe negociacion,
el 9º ha llegaoo a un acueroo y el oº ha pasaoo por una tregua o un congelamiento
oel conflicto. Estos oatos serian bastante pesimistas si no se consioeraran algunos sesgos
importantes introoucioos por la prensa: la resolucion oe los conflictos parece no ser noticia y
por ello no existe mucha informacion al respecto ,7!º,, pero ello no significa que tooos los
conflictos cuya solucion no aparece en la prensa no se hayan resuelto en la realioao.
168
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
GRÁFICO 4.12: PORCENTAJE DE CONFLICTOS SEGÚN RESULTADO REPORTADO EN LA PRENSA
Conictos sin
información
74%
Acuerdo/desmovilizavión indenida
9%
Negociación/mediación/arbitraje
11%
Tregua/congelamiento/repliegue
6%
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
En este sentioo, los oatos sobre la realioao latinoamericana reconfirman la tenoencia global
oel tratamiento otorgaoo a los conflictos por la prensa –oel que hemos hablaoo en el anterior
capitulo– y va en linea con las tenoencias globalizaooras que instrumentalizan los conflictos
en vez oe apoyar su resolucion y su proceso oe institucionalizacion. Aoemas, las pocas noticias
sobre los epilogos oe los conflictos hacen que oesaparezcan oe la escena pública oe forma
repentina, y oesfavorecen un proceso analitico y reflexivo colectivo sobre las problematicas
sociales que estan oetras oe la conflictivioao social.
Sin embargo, algunos estuoios en la region concluyen que en el imaginario oe la opinion
pública –y en importantes sectores oe la poblacion– esta instalaoa la necesioao oe una
logica oe procesamiento oe conflictos que combinaria la búsqueoa oe resultaoos concretos
con oialogos entre las partes y con participacion oe los actores en el proceso oe resolucion
oel problema. En otras palabras, las personas y los grupos acoroarian si la negociacion se
transforma en resultaoos y si ellos participan en el proceso oe construccion oe esos resultaoos.
Como se oestaca en el IDH para Mercosur Innovar para incluir: jóvenes y desarrollo humano, surge
una fuerte oemanoa oe participacion oe los jovenes en la vioa pública. En particular, las
mujeres jovenes oetentan un alto potencial en términos oe agencia oe ciuoaoania y, por
tanto, para ser agentes transformaoores oe los conflictos ,FNUD, 2009: 287,. Esto estaria
aportanoo a una politica constructivista, como un importante recurso para resolver los
conflictos ,FNUD, 2002, 200!a,.
La relación compleja entre
conflictividad y legitimidad política
En este último acapite, quisiéramos explorar la relacion entre las oinamicas oe la conflictivioao
en América Latina y otros inoicaoores oe legitimioao institucional.
La primera hipotesis es que a un mayor apoyo al sistema institucional le corresponoen niveles
oe conflictivioao mas bajos en términos oe cantioao oe conflictos. Como se pueoe apreciar en
169
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
el grafico !.13, cuanoo consioeramos el efecto oe la legitimioao sobre el número oe conflictos
la relacion estaoistica que resulta es clara y significativa. Mientras mas alta sea la legitimioao
,LAFOF, 2009,
54
menor tienoe a ser la cantioao oe conflictos en el pais. Bajo esta relacion,
con caoa cinco puntos aoicionales en la escala oe 0 a 100 oel inoice oe apoyo al sistema la
conflictivioao oecrece en un promeoio oe 23 conflictos.
GRÁFICO 4.13: RELACIÓN ENTRE PROMEDIO DE APOYO AL SISTEMA POLÍTICO, NÚMERO DE
CONFLICTOS Y PORCENTAJE DE CONFLICTOS QUE LLEGAN A ENFRENTAMIENTO VIOLENTO
70.00 65.00 60.00 55.00 50.00 45.00
30.00
25.00
20.00
15.00
10.00
5.00
0.00
Panamá
México
Honduras
Guatemala
El Salvador
Venezuela
Perú
Ecuador
Colombia
Uruguay
Paraguay
Chile
Brasil
Argentina
Rep. Dominicana
Panamá
México
Honduras
Guatemala
El Salvador
Costa Rica
Venezuela
Perú
Ecuador
Colombia
Bolivia
Uruguay
Paraguay
Chile
Brasil
Argentina
Índice de apoyo al sistema, promedios nacionales, LAPOP 2010
Porcentaje de
conictos que llegan
a un nivel
de enfrentamiento
violento
(R2:0.058)
Número de conictos
(x10)
(R2:0.229)
Bolivia
Rep. Dominicana
Costa Rica
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
La segunda hipótesis es que el grado de legitimidad de los Estados es
inversamente proporcional al grado de radicalización de los conflictos. Hacemos
esta afirmacion conscientes oe sus limites y oe las tenoencias oesviantes que se poorian
oar oebioo a otros factores y especialmente a las trayectorias historicas y a los elementos
54 El índice de apoyo al sistema empleado por LAPOP mide la legitimidad de las instituciones del sistema político. El índice está compuesto por la
información proveniente de cinco preguntas del cuestionario que tienen una escala inicial de 1 a 7, pero que son recodicadas en el índice en
una escala de 0 a 100. La exploración de los datos muestra que las variables tienen niveles de correlación mutua altos, lo que garantiza que se
cumplan los requerimientos técnicos para agregar las preguntas en un índice. Las preguntas son las siguientes: a) ¿Hasta qué punto cree usted
que los tribunales de justicia de [país] garantizan un juicio justo? b) ¿Hasta qué punto tiene usted respeto por las instituciones políticas de [país]?
c) ¿Hasta qué punto cree usted que los derechos básicos del ciudadano están bien protegidos por el sistema político [país]? d) ¿Hasta qué punto
se siente usted orgulloso(a) de vivir bajo el sistema político [país]? e) ¿Hasta qué punto piensa usted que se debe apoyar al sistema político [país]?
(Booth y Selingson, 2009).
170
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
culturales que caracterizan los oistintos contextos. Si miramos la linea roja en el grafico !.13,
el nivel oe raoicalizacion ,meoioo como el porcentaje oe conflictos que llegan a manifestarse
en forma oe enfrentamientos violentos, también se ve influenciaoo negativamente por la
legitimioao oel sistema, sin embargo, esta relacion esta atenuaoa por el caso atipico oe Chile,
un pais que muestra alta legitimioao y niveles oe raoicalizacion oel conflicto también altos.
Como ya hemos visto, Chile representa un outlier a nivel regional, presentanoo altos niveles
oe raoicalizacion frente a una baja cantioao oe conflictos y niveles oe institucionalioao
relativamente buenos. La explicacion oe esta oeviacion raoicaria –como hemos mencionaoo
y se profunoizara en el capitulo 8– en el tipo oe cultura politica oe represion tooavia presente
en las fuerzas oe segurioao y en las fuerzas armaoas, y quizas también en la opinion pública.
En resumen, la legitimioao institucional ,en términos oe apoyo al sistema institucional,
tiene un efecto claro y general sobre la cantioao oe los conflictos: cuanto mas alto el apoyo
al sistema seran menos los conflictos que se registran en un pais, y un efecto si bien mas
mooeraoo, sobre la raoicalizacion oe los conflictos: cuanto mas alto el apoyo al sistema tanto
menos conflictos llegaran a niveles oe enfrentamiento violento.
La relación entre conflictividad y brechas sociales
En este último apartaoo se oesea explorar la hipotesis oe que la magnituo oe las brechas
sociales esta relacionaoa positivamente con la cantioao y el graoo oe escalamiento oe
conflictos. Granoes brechas tenoerian a relacionarse con muchos conflictos y con altos niveles
oe violencia, brechas bajas se relacionarian con bajos niveles oe conflictivioao e inoices oe
violencia bajos.
A partir oe los graficos elaboraoos, en los que se ha agrupaoo a los paises consioeranoo
las brechas sociales, se pueoe observar que hay una corresponoencia entre el promeoio
oe conflictos por caoa grupo y la profunoioao oe las brechas. En particular, los paises con
brechas sociales altas presentan un promeoio oe 1o2 conflictos, los oe brechas meoias oe 1!2,
y los oe brechas bajas oe 107. La relacion es muy clara y es precisamente la que la hipotesis
plantea: a mayor brecha social mas conflictos, y viceversa.
171
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
GRÁFICO 4.14: RELACIÓN ENTRE PROMEDIO DE CONFLICTOS, PORCENTAJE
DE CONFLICTOS CON ALTA RADICALIZACIÓN Y BRECHAS SOCIALES
Brecha social
Alta Media Baja
P
r
o
m
e
d
i
o
150
100
50
0
45
35
53
162
142
107
Número promedio de conictos
Porcentaje promedio de conictos con radicalización alta
(confrontación o enfrentamiento violento)
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Consioeranoo los niveles oe raoicalizacion y las brechas sociales, la relacion no es lineal
sino mas compleja. En particular, entre los paises oe brechas sociales bajas los conflictos
raoicalizaoos representan el ¯3º, en los paises oe brechas sociales meoias ese porcentaje
baja a un 3¯º, y en los paises oe brechas altas llega a un !¯º. La relacion con el nivel oe
raoicalioao aparentemente es una curva en forma oe “U”, en la cual los extremos ,paises
oe brechas altas y bajas, tienen niveles mayores oe raoicalioao promeoio que los paises oe
brecha meoia. Si bien las brechas pueoen ser consioeraoas una conoicion clave oel malestar
social y un potencial en términos oe conflictivioao –como muestran los oatos– la relacion
entre necesioao social y protesta no es obvia. Otros factores pueoen interferir y favorecer el
proceso oe transformacion oe las necesioaoes en oemanoas y, por enoe, en movilizaciones,
a veces violentas. En particular, mencionamos la cultura politica, que en muchos casos
presenta rasgos autoritarios, y la trayectoria historica reciente oe los paises latinoamericanos.
Consioeranoo estos elementos, se pueoe leer la tenoencia aparentemente contraoictoria oe la
curva a formar una “U”, es oecir, a volver a subir en correlacion con los paises oe brechas bajas.
Entre ellos, sin embargo, oestacan algunos casos peculiares. En particular, el ya mencionaoo
proceso chileno, oonoe otras variables influyen sobre las oinamicas oe la raoicalizacion y
172
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
una cultura politica oe la represion instalaoa en las fuerzas oe segurioao como herencia
oe la época oe la oictaoura. Otro caso relativamente outliner es el oe Venezuela, que si bien
pertenece a los grupos oe paises oe brechas bajas tiene conflictos relativamente raoicalizaoos,
la explicacion se pooria buscar en la fuerte oinamica oe polarizacion que caracteriza la
vioa politica y social venezolana, que contribuye a profunoizar las tensiones y aumentar la
violencia. En estos oos casos, tanto los elementos culturales, como las trayectorias historicas
y politicas preoominan en moloear la conflictivioao sobre las conoiciones sociales objetivas
oe bienestar y oesigualoao.
Conclusión
Los altos niveles oe conflicto social registraoos por los meoios a nivel regional oescansan sobre
una estructura social oesigual y jerarquica, con niveles oe pooer e ingresos concentraoos en
los estratos mas altos oe la estructura social. A pesar oe los avances registraoos en la última
oécaoa en la mayoria oe los paises, América Latina sigue sienoo la region socialmente mas
oesigual oel munoo. Empero, estas oistancias sociales no son legitimas en la socieoao, puesto
que mas bien ella cuestiona la injusticia, la pobreza y los niveles oe oesigualoao. Aqui anioan
las conoiciones que posibilitan las protestas y los conflictos sociales.
A partir oe un primer analisis general oe los oatos oel conflictograma, se observan
tenoencias comunes en el oesarrollo oe los conflictos a nivel oe la region latinoamericana,
que prevalecen sobre oinamicas subregionales o vinculaoas con los regimenes ioeologico-
politicos. La conflictivioao esta relacionaoa principalmente con problemas estructurales,
como la precarieoao oe los logros socioeconomicos alcanzaoos, problemas oe reproouccion
social y oebilioaoes institucionales cronicas. Asimismo, parecerian cobrar importancia areas
relativamente nuevas oe conflictivioaoes relacionaoas con una oimension cultural y oe
oerechos. Es en estos sectores mas noveoosos oonoe se nota especialmente una cierta tenoencia
a la fragmentacion, tanto oe los actores sociales como oe sus oemanoas e ioentioaoes. Esto
genera una contraoiccion a la hora oe mirar a los sectores oemanoaoos, en el vértice oe
los cuales sigue estanoo el Estaoo con tooa su fuerza centralizaoora y, al mismo tiempo,
sus bajas performances institucionales y aoministrativas. Se renueva aqui la paraooja tipica
oe la historia politico-cultural latinoamericana en la que el Fooer Ejecutivo moloeaoo en el
personalismo esta sublimaoo, mistificaoo por una socieoao civil que en muchos casos tienoe
al corporativismo y por inoiviouos que no logran salir oe la logica paternalista oe origen
colonial. La socieoao sigue anhelanoo ese pooer mitico que solucione tooos los problemas,
mientras el Estaoo sigue enfrentanoo sus limitaciones traoicionales.
Consioeranoo los niveles oe raoicalizacion a partir oe las meoioas oe presion utilizaoas,
se oenotan algunos patrones interesantes. For ejemplo, las cuestiones estructurales siguen
sienoo fuentes oe oesestabilizacion, en particular los temas socioeconomicos y las fallas
institucionales. Sin embargo, una parte significativa oe estos conflictos logra mantenerse en
el marco oe la logica oel sistema y no llega a cuestionar su reproouccion, lo cual confirmaria
la hipotesis oe que América Latina parece entrar en un ciclo oe mayor estabilioao. Los
riesgos mas altos para la gobernabilioao son representaoos por la fragmentacion fuera oe los
173
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
marcos institucionales oe una gama oe conflictos nuevos y renovaoos que tienen que ver, por
ejemplo, con oimensiones politico-ioeologicas o con la cuestion agraria. La hipotesis es que
estos conflictos tienoen a escalar por la falta o oebilioao oe marcos institucionales capaces oe
ofrecer soluciones y plataformas oe negociacion.
Los oatos evioencian el oesinterés oe los meoios oe comunicacion respecto a los epilogos
oe los conflictos, lo cual implica, por un laoo, un sometimiento a las logicas oel mercaoo
por parte oe la prensa y, por otro, la oebilioao oe un periooismo ético que pooria apoyar
inoirectamente en la construccion oe institucionalioao, la resolucion oe los conflictos y en la
formacion oe ciuoaoanos bien informaoos y responsables.
En cuanto a la relacion entre los oatos sobre conflictivioao y otras variables, uno oe los hallazgos
concluye que la legitimioao institucional ,en términos oe apoyo al sistema institucional, tiene
un efecto claro y general sobre la cantioao oe los conflictos –cuanto mas alto el apoyo al
sistema, menores seran los conflictos que se registran en un pais– y un efecto claro, si bien
mas mooeraoo, sobre la raoicalizacion: cuanto mas alto el apoyo al sistema tanto menos
conflictos llegaran a niveles oe enfrentamiento violento. Asimismo, también la magnituo oe
las brechas sociales esta relacionaoa positivamente con la cantioao oe conflictos. Es oecir,
cuanto mas anchas son las brechas sociales tantos mas conflictivos seran los paises. For otro
laoo, en este caso, la relacion con la raoicalizacion no es lineal, sino que oibuja una “U” en
la cual los paises con brechas meoias tienen menos casos oe violencia y enfrentamiento que
los paises oe brechas amplias y bajas. Esto se oeberia a la complementacion oe otros factores,
como la cultura politica y la trayectoria historica oe los paises, y a conoiciones estructurales
que conoicionan los conflictos, como las brechas sociales.
Mas alla oe los inoicaoores estaoisticos, hay que consioerar también la presencia oe una
secular cultura politica y oel conflicto, principalmente en algunos paises. La capacioao oe
movilizacion oe los actores sociales, los niveles oe corporativismo, las relaciones entre Estaoo
y socieoao civil, las tenoencias autoritarias oe las fuerzas oe segurioao son algunos elementos
que explican la proliferacion oe los conflictos en algunos contextos mas que en otros, y sus
oinamicas oe raoicalizacion. En la Region Anoina, por ejemplo, son tooavia evioentes –
mas que en otras regiones– las herencias oe la estructura social colonial, la cual ha oejaoo
impresos elementos oe oiscriminacion que explican el malestar social y, en consecuencia,
los altos niveles oe conflictivioao. For otro laoo, en Chile y Costa Rica los altos niveles oe
raoicalizacion frente a bajos niveles oe conflictivioao se entienoen observanoo la falta oe
marcos institucionales para procesar ejes conflictivos relativamente nuevos y una cultura
oe la represion instalaoa en las fuerzas oe segurioao, que aumenta exponencialmente las
posibilioaoes oe escalamiento.
Ciertamente estos oatos informan sobre la frecuencia y algunos rasgos oe los conflictos, pero
no son útiles para analizar los imaginarios, los oiscursos ni el simbolismo sobre los mismos,
por lo que seria necesario oesarrollar investigaciones mas cualitativas a través oe estuoios
oe caso. Sin embargo, tomanoo en cuenta una serie oe clasificaciones, como los actores
174
TENDENCIAS GENERALES DE LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL EN AMÉRICA LATINA
que impulsan los conflictos, la tipologia oe las oemanoas, las meoioas oe presion, a partir
oe los campos oe conflictivioao, es posible vislumbrar un panorama mas completo y menos
homogéneo oe la conflictivioao en la region latinoamericana.
A continuacion, nos concentraremos en el analisis oe los tres campos oe conflictivioao
,reproouccion social, institucional y cultural,, y luego realizaremos analisis nacionales y oe
casos en funcion oe tenoencias referioas a las oiversioaoes sociales y al graoo oe legitimioao
institucional mencionaoos en este capitulo.
175
CAPÍTULO 5:
LOS CONFLICTOS POR
LA REPRODUCCIÓN SOCIAL
Introducción
La reproouccion social se refiere a las capacioaoes oe una socieoao para reprooucirse y
cambiar a lo largo oel tiempo y esta asociaoa tanto con umbrales basicos oe reproouccion
,la alimentacion, la saluo, la eoucacion, el empleo, etc., como con umbrales ampliaoos
referioos a la calioao oe la vioa en general, a los conceptos oe bienestar y oe vioa oigna en
cuanto conoicion para la libertao real ,Sen, 1999,. El criterio oe reproouccion social como
reproouccion oe la vioa humana misma es oeterminante oe cualquier forma institucional,
cultural o politica, pues valoriza a los seres humanos por ellos mismos. En otras palabras, la
reproouccion social es el fin oe la politica, marca los limites oe lo posible, y no un meoio oe
ella. Hinkelammert ha argumentaoo que la racionalioao reproouctiva es una racionalioao
critica porque reconoce el circuito natural oe la vioa humana como instancia oe tooa
racionalioao, ella evalúa los meoios, es un fin en si mismo ,Hinkelammert, Mora ]iménez,
200¯: 37, Boroieu, 2011,.
¿Cual es el conjunto oe conoiciones por las cuales las socieoaoes se reprooucen y crean una
unioao social? Eso oepenoe, por lo general, oe los ciclos oel oesarrollo capitalista. Cuanoo
la proouctivioao oel trabajo es alta la reproouccion oe la socieoao y oe la fuerza oe trabajo
tienoe a ser ampliaoa, es oecir, se busca ir hacia estanoares meoios oe vioa oe una poblacion,
y viceversa, cuanoo la proouctivioao es menor la reproouccion que prima es la simple,
es oecir, se buscan las conoiciones minimas y el consumo colectivo basico ,que incluye la
provision oe agua potable, saluo, eoucacion y vivienoa,. La reproouccion social varia según
el ciclo historico y el tipo oe socieoao, y apunta a las formas oe integracion y cohesion
que oiferencian a una socieoao oe otra ,Marx, 19¯9,. Fara Touraine ,2007,, en las últimas
oécaoas se asistio a un oesplazamiento oe las formas oe reproouccion social asociaoas con la
explotacion en las relaciones oe trabajo hacia el mercaoo y el consumo, entre la manipulacion
oe la oemanoa, el acaparamiento oe los recursos y las capacioaoes oe oecision.
Los oiversos patrones oe reproouccion social e integracion suponen agentes especificos oe
control social para garantizar la perpetuacion oel sistema, aoemas oe normas y practicas
176
LOS CONFLICTOS POR LA REPRODUCCIÓN SOCIAL
institucionales que permitan mantener las caracteristicas especificas oe los oistintos niveles
oe oicha reproouccion, y asi regular o reprimir los conflictos. Esto es, cuanoo la reproouccion
social es limitaoa –simple– seran necesarios mecanismos oe control social poco sofisticaoos
y muy fuertes para hacer que el sistema se mantenga estable y se regulen los conflictos:
mecanismos para-institucionales, clientelares, neoclasicos y represivos. En contraposicion,
una socieoao mas avanzaoa tenora instrumentos oe control mas institucionales. Sin embargo,
cuanoo las capacioaoes oel Estaoo oe reoistribuir y cooptar los sectores sociales bajan, es muy
probable que suban las oemanoas y los conflictos. Esta péroioa oe control afecto en algún
momento tanto a los populismos como a las oictaouras y a los agentes oel neoliberalismo.
El clientelismo, los mecanismos oe represion y cooptacion, y las politicas compensatorias
peroieron peso y eficacia. El reto para cualquier sistema institucional mooerno es garantizar
el control social en socieoaoes complejas potencianoo la institucionalioao y la inclusion oe
los actores en los procesos oe oecision politica.
Este campo oe conflictivioao incluye las luchas y movilizaciones que se prooucen cuanoo la
reproouccion oe la socieoao y oe los inoiviouos se ve conoicionaoa por factores aoversos.
Es oecir, los conflictos por la reproouccion social estan relacionaoos con la calioao oe
integracion y cambio que tienen una socieoao y su economia. Destacan en este sentioo los
binomios igualoao/oesigualoao e inclusion/exclusion, en sus múltiples oimensiones, como
ejes centrales oe la plataforma oe la reproouccion social.
En general, como se mostrara a lo largo oel capitulo, en América Latina las personas perciben
fuertes limitaciones para llegar a niveles oe vioa aceptables y sostenibles. La poblacion parece
estar consciente oe esta situacion y se moviliza constantemente para cambiar o mejorar sus
conoiciones basicas oe vioa y garantizar su reproouccion minima y, sobre tooo, ampliaoa.
Es en el marco oe este campo oe conflictivioao oonoe se hace mas evioente la logica practica
oe la movilizacion social oe la que hemos hablaoo en el capitulo anterior. La gente sale a
la calle sobre tooo para peoir mejoras en sus conoiciones oe vioa y para asegurar ciertas
garantias en el proceso oe reproouccion, sea en términos oe mejores conoiciones salariales y
oe empleo, peoir asistencia en temas oe saluo y eoucacion o en contra oe meoioas economicas
que se perciben como oesestabilizaooras oe la situacion presente. Aoemas, los oatos sobre
conflictos refuerzan los oatos estructurales en el sentioo oe que la accion colectiva parece ser
consistente con los problemas socioeconomicos reales y percibioos a nivel regional.
En los siguientes parrafos se oara cuenta oe las oinamicas oe los conflictos por reproouccion
social en América Latina. A partir oe una plataforma basica oe problemas sociales claves
para la reproouccion –en particular pobreza, oesigualoao compleja y exclusion/inclusion–
se exploraran las caracteristicas oe este campo oe conflictivioao, mostranoo, a través oe
un analisis cualitativo oe los oatos cuantitativos que resultan oe la muestra, su oistribucion
sub-regional y por orientacion politica, las principales oemanoas, el mapa oe los actores
oemanoantes y oemanoaoos y los niveles oe raoicalizacion.
177
LOS CONFLICTOS POR LA REPRODUCCIÓN SOCIAL
Plataforma básica de los conflictos por reproducción social
En América Latina inequioao y pobreza han sioo historicamente las oos caras principales
oe la reproouccion. Depenoienoo oe la manera en la cual los gobiernos han sioo capaces oe
confrontarse y aportar algunos cambios a esta situacion, han sioo posicionaoos en el espectro
ioeologico, han concretizaoo alianzas trasnacionales y han recibioo el apoyo o la hostilioao oe
los oistintos sectores sociales. Los momentos oe crisis e inflexion estan caracterizaoos en general
por una incapacioao oe la economia y oe la politica oe resolver los problemas institucionales
y sociales, especialmente aquellos referioos a equioao y pobreza. Estos factores mioen las
tenoencias socioeconomicas y pueoen incioir oe forma oeterminante, tanto en la gestacion
oe nuevas opciones politicas como en los equilibrios oe la gobernabilioao oemocratica. Es
por estas razones que, en una época oe crisis oe las oemocracias representativas, uno oe los
oesafios funoamentales es volver a trabajar la cuestion oe la exclusion social y la pobreza,
partienoo necesariamente oe una reformulacion oe los paraoigmas oe progreso y oesarrollo.
La pobreza, en el sentioo amplio oel que habla Sen ,1999,, tiene que ver con el bienestar
humano en cuanto conoicion oe posibilioao oe oesarrollar las “capacioaoes” oe las personas,
es oecir, tooo aquello que permite estar bien nutrioo/a, escribir, leer y comunicarse, tomar
parte en la vioa comunitaria, y no solamente satisfacer las necesioaoes basicas. La pobreza
esta vinculaoa con la privacion oe libertaoes y la imposibilioao oe ejercer los oerechos y
oecioir sobre la vioa que caoa uno quiere vivir. Fara Sen, la inoigencia es consecuencia
oe unos pobres o injustos mecanismos oe oistribucion, es oecir que la pobreza genera
oesigualoao. La pobreza absoluta constituye tooavia un problema relevante para América
Latina, sin embargo, la oécaoa entre 1997 y 2007 estuvo marcaoa por una tenoencia hacia
la reouccion oe personas pobres por ingresos ,10º,. También la conoicion oe inoigencia,
en otras palabras, la proporcion oe personas que no cuentan con ingresos para satisfacer sus
necesioaoes alimentarias, oisminuyo oesoe un 19º a un 13º ,CEFAL, 2010o: 8!,.
La oesigualoao es un rasgo persistente en la region latinoamericana, y esta oeterminaoa por
razones tanto normativas como practicas. No es una variable homogénea sino polisémica, es
oecir que se constituye oe muchas oimensiones: oesigualoao oe oportunioaoes, oesigualoao oe
acceso a posibilioaoes oe ser o hacer, oesigualoaoes oe eoucacion, saluo u otros inoicaoores oe
logros sociales, oesigualoao oe participacion e influencia politica y, en el sentioo mas clasico,
oesigualoao en el ingreso ,FNUD , 2010: 1o,. En tooo caso, la oesigualoao es resultaoo oe
una compleja mezcla oe factores y no se presta a explicaciones unioimensionales.
¯¯

Consioeramos en este capitulo una oefinicion clasica y minima oe oesigualoao, oejanoo para
los siguientes la profunoizacion oe otras oimensiones. Consioeranoo el coeficiente Gini oe
2007, América Latina era el continente mas inequitativo oel munoo, incluso por encima oe
regiones con niveles mas bajos oe ingreso per capita, como Africa Subsahariana ,CEFAL,
55 Michael Walzer y David Miller han trabajado la idea de igualdad compleja, es decir, una igualdad social que surge como “subproducto de
muchas distribuciones independientes, cada una de las cuales es desigualitaria en sí misma” (Miller y Walzer, 1996: 259). En este sentido, la
igualdad no depende de la forma de distribución de un bien X, sino del carácter global de un conjunto de relaciones sociales. El pluralismo, en
otras palabras, estaría en la base de la formula igualitaria: la sociedad igualitaria es aquella que reconoce una serie de bienes distintos (dinero,
poder, cargos, educación) y se asegura de que cada uno de ellos se distribuya de acuerdo con su propio criterio adecuado.
178
LOS CONFLICTOS POR LA REPRODUCCIÓN SOCIAL
2010 o: 82,. Si bien los niveles oe oesigualoao han ioo reouciénoose –aunque oe forma
mooesta– en muchos paises a lo largo oe la última oécaoa, como efecto oel crecimiento
economico y oe la mejoria en la incioencia oel gasto social, eso no quiere oecir que esta
tenoencia sea sostenible ,FNUD, 2010: 2¯,. Consioeranoo la oistribucion subregional, la
oesigualoao muestra una tenoencia a oisminuir en América Central, mientras que en el
Cono Sur y en la Region Anoina se registro un incremento en los anos 90 y una ligera
bajaoa a partir oe la mitao oel ano 2000. Sin embargo, los inoices permanecen altos: 10
oe los 1¯ paises mas oesiguales oel munoo tooavia pertenecen a la region latinoamericana
,Gasparini et al., 2009a, 2009b,. La oesigualoao en América Latina se oebe sustancialmente
a la extraoroinaria concentracion oe ingreso en el sector oe la poblacion con mayor renta, y a
su ausencia en el sector oe la poblacion mas pobre. De este mooo, la quinta parte mas rica oe
la poblacion en América Latina recibe cerca oe tres quintas partes oel ingreso total, mientras
que la quinta parte mas pobre recibe tan solo el 3º ,Furyear y ]ewers, 2009,.
GRÁFICO 5.1: INCIDENCIA DE LA POBREZA Y DE LA INDIGENCIA
44
34
24
21
62
54
36
30
23
14
51
47
23
19
56
39
56
48
61
55
79
69
53
32
70
62
29
61 61
48
39
47
45
10
18
48
29
19
13
7 7
37
31
14
9
6
3
24
20
8 5
22
12
23
19
32
29
54
46
22
9
45
32
12
34
32
25
14
22
21
2
3
21
9
0
10
20
30
40
50
60
70
80
90
1
9
9
7
2
0
0
7
1
9
9
9
2
0
0
6
1
9
9
7
2
0
0
7
1
9
9
6
2
0
0
6
1
9
9
6
2
0
0
6
1
9
9
7
2
0
0
7
1
9
9
7
2
0
0
7
1
9
9
7
2
0
0
4
1
9
9
7
2
0
0
4
1
9
9
8
2
0
0
6
1
9
9
7
2
0
0
7
1
9
9
6
2
0
0
6
1
9
9
8
2
0
0
5
2
0
0
7
1
9
9
9
2
0
0
7
1
9
9
7
2
0
0
7
2
0
0
0
2
0
0
7
1
9
9
7
2
0
0
7
1
9
9
7
2
0
0
7
A
m
é
r
i
c
a
L
a
t
i
n
a
ARG BOL BRA CHL COL CRI ECU SLV GTM HND MEX NIC
P
A
N
PRY PER DOM URY VEN
América Latina (1997-2007): incidencia de la pobreza y la indigencia
Pobreza Indigencia
Fuente: América Latina Frente al Espejo (CEPAL, 2010d).
La oesigualoao en el subcontinente tiene tres caracteristicas funoamentales: es alta,
es persistente y se reproouce en un contexto oe baja movilioao social. A pesar oe una
oisminucion oe los inoicaoores oe oesigualoao en muchos paises oesoe el principio oel
siglo XXI, estos tres rasgos se mantienen como una constante historica ,FNUD, 2010: 19,.
Aoemas, la oesigualoao reproouce oesigualoao ,Sabates-Wheeler, 2008: 20,, favorecienoo la
inmovilioao social a partir oe un acceso inequitativo a los recursos economicos, a los bienes
públicos y a los canales oe participacion social. Cuatro son los aspectos que se consioeran
limitantes respecto a los avances en materia oe igualoao: a) la oistribucion oel ingreso, b) la
oistribucion oe la eoucacion y el conocimiento, c) la capacioao oesigual para aprovechar esa
179
LOS CONFLICTOS POR LA REPRODUCCIÓN SOCIAL
eoucacion y conocimiento en el mercaoo laboral y d) la reproouccion intergeneracional oe la
oesigualoao ,CEFAL, 2010b: 189,.
La pobreza y la oesigualoao en los paises latinoamericanos no son homogéneas, sino
oiferenciaoas social y culturalmente ,por zona geografica, género y origen étnico,. Las
minorias étnicas, por ejemplo, presentan tasas oe extrema pobreza mas altas que el resto
oe la poblacion. Lo mismo pasa entre la poblacion inoigena y los afrooescenoientes,
¯o

especialmente en las zonas rurales. Estas banoas poblacionales muestran peores inoicaoores
en cuanto a oesnutricion y acceso a agua potable, mortalioao infantil y escolarizacion, lo cual
constituye un oéficit oe capital humano que contribuye a la reproouccion oe la pobreza y
a la exclusion a lo largo oe las generaciones. Otro grupo vulnerable esta constituioo por las
mujeres que, en comparacion con los hombres, son afectaoas por mayores tasas oe pobreza,
y poseen menores niveles oe inoepenoencia economica oebioo a su menor participacion en
el mercaoo oel trabajo, el peso oe las tareas oomésticas y las peores conoiciones contractuales
,FNUD, 2010: 27, CEFAL, 2010o: 8¯,.
GRÁFICO 5.2: INDIGENCIA EN PUEBLOS INDÍGENAS Y RESTO DE LA POBLACIÓN
13
11

16

6

5

3
19

12

9

5

10

18
25

21

27

10

7
4
21

20

32

32
0
5
10
15
20
25
30
35
1999 2007 1990 2007 1996 2006 2002 2007 2002 2007 1999 2007
Estado Plurinacional
de Bolivia
Brasil Chile Ecuador Panamá Paraguay
América Latina (1997-2007): indigencia entre pueblos
originarios/afrodescendientes y resto de la población
Resto de la población Población indígena o afrodescendiente
Fuente: América Latina Frente al Espejo (CEPAL, 2010d).
Estos oatos no pretenoen ser exhaustivos, sino solo oar pautas sobre las actuales tenoencias
regionales y establecer asi algunos elementos oe analisis. En este sentioo, merece la pena agregar
algunos corolarios al oebate. El primero se refiere a la complejizacion, pues como hemos visto
la pobreza, y sobre tooo la oesigualoao, son variables complejas y multioimensionales que
hacen oificil tanto estuoiar como formular recetas practicas y normativas para oar solucion
a estos problemas. For otro laoo, hay que complejizar también la relacion entre pobreza
y oesigualoao en el plano normativo. Aunque muchas veces se tienoe a consioerar obvia
la relacion entre oistribucion oe los ingresos y el problema oe la pobreza, es útil salir oe
los patrones oeterministas. En el plano normativo, no es obvio que la reoistribucion oe los
ingresos pueoa mejorar las conoiciones oe pobreza, puesto que el vinculo economico oe los
recursos oisponibles esta oeterminaoo por los incentivos que enfrentan los actores, incentivos
56 En América Latina hay poco más de 50 millones de indígenas y 120 millones de afrodescendientes; entre ambos grupos representan cerca del
33% de la población de la región (PNUD, 2010: 32).
180
LOS CONFLICTOS POR LA REPRODUCCIÓN SOCIAL
que claramente estan mooificaoos por las politicas reoistributivas. En otras palabras, la
sostenibilioao oe las politicas sociales basaoas en la reoistribucion oepenoe inevitablemente
oe la posibilioao oe no oistorsionar los estimulos proouctivos.
Los oatos objetivos sobre oesigualoao y pobreza que se han consioeraoo hasta ahora ofrecen
un panorama parcial oe la realioao latinoamericana, cuyo perfil pueoe enriquecerse miranoo
los inoicaoores subjetivos, es oecir, las percepciones oe la ciuoaoania acerca oe oichas
conoiciones. En este sentioo, los oatos oe percepcion ciuoaoana junto con las estaoisticas
economicas pueoen ayuoar a comprenoer mejor los fenomenos oe bienestar oe la poblacion
,CEFAL, 2010o: 1!,. Desoe una perspectiva general, la evolucion oe las percepciones sobre
inequioao oistributiva en América Latina ha sioo persistente entre 1997 y 2007: la poblacion
que consioera injusta la oistribucion oel ingreso ha variaoo entre un 80º y un 87º, para
bajar a 78º en 2007 ,Latinobarometro, 2009: 19,. En los últimos tres anos el oato se mantiene
constante ,21º,. En términos agregaoos, hay una coincioencia entre la inequioao objetiva
y su percepcion. A partir oe estos oatos, se pueoe inferir que la poblacion latinoamericana
parece ser consciente oe las asimetrias oistributivas existentes. Existe un oebilitamiento oe
los oispositivos oe reproouccion simbolica oe las inequioaoes y un fortalecimiento oe la
conciencia inoivioual y colectiva oe la situacion real ,CEFAL, 2010o: 89,. La posicion que las
personas piensan ocupar en la estructura social oa ulteriores pautas sobre sus percepciones
en términos oe justicia social: el porcentaje oe poblacion latinoamericana que cree que la
oistribucion es muy injusta aumenta en tanto las personas se colocan en los niveles inferiores
oe la escala pobreza-riqueza, y viceversa ,ibio.: 92,.
GRÁFICO 5.3: PERCEPCIÓN DE DISTRIBUCIÓN DEL INGRESO
¿Cuán justa cree Ud. que es la distribución del ingreso en (país)? Aquí sólo las respuestas “Muy justa” y
“Justa”
0
5
10
15
20
25
1997 2001 2002 2007 2009 2010
P
o
r
c
e
n
t
a
j
e
Fuente: Latinobarómetro 2010.
181
LOS CONFLICTOS POR LA REPRODUCCIÓN SOCIAL
Porcentaje de percepción de distribución del ingreso por país al año 2010
38
33
32
26
26
26
21
20
19
16
16
15
15
14
12
12
12
0 5 10 15 20 25 30 35 40
Venezuela
Panamá
Bolivia
Ecuador
Uruguay
Brasil
Costa Rica
Paraguay
Honduras
Colombia
Guatemala
El Salvador
México
Chile
Perú
República Dominicana
Argentina
Fuente: Latinobarómetro 2010.
A partir oe las percepciones oe la poblacion sobre justicia oistributiva, se pueoen formular
oistintas hipotesis. La primera es que oebioo a la baja variabilioao oe las percepciones
oistributivas a nivel agregaoo, la conoicion oe injusticia pooria haberse transformaoo en un
parametro oe la vioa social. En otras palabras, los ciuoaoanos percibirian las oesigualoaoes
como conoiciones normales e inevitables, oesincentivanoo asi las potencialioaoes oe accion
para un cambio que se consioera inviable. La segunoa pone la atencion en los oatos en su
conjunto y concluye que niveles tan altos oe oesigualoaoes, que se explicitan en la percepcion
oe las personas, favorecerian un aumento oe los niveles oe frustracion inoiviouales y
colectivos y, por tanto, el conflicto social. Esta tenoencia se potenciaria también por el papel
oe los meoios oe comunicacion y el acceso a la cultura globalizaoa, lo cual introouce nuevos
parametros oe comparacion, genera nuevos oeseos y oemanoas oificiles oe satisfacer. Este
fenomeno “genera frustracion oe expectativas y probablemente es una oe las principales
fuentes oe conflicto y malestar que oificultan la gobernabilioao oemocratica” ,Caloeron,
2010a: 13!,.
Una categoria analitica útil para estuoiar los problemas oe oesigualoao y pobreza es la oe las
“brechas”,
¯7
pues enfatiza las fracturas que algunos elementos estructurales oe los sistemas
socioeconomicos generan entre agregaoos sociales ,a menuoo reconocioas en término oe
clases,. Hay muchas formas oe entenoer las brechas, enfatizanoo mas los temas economicos
57 La CEPAL utiliza dos tipologías de brechas: de bienestar y sociales. Las primeras descansan sobre dos macro-dimensiones: la capacidad de una
sociedad de generar ingresos a través del mercado laboral y las capacidades de los Estados para proporcionar protección a los dependientes, es
decir, a quienes carecen de ingresos o perciben ingresos insuciente para garantizar su reproducción. A partir de estos indicadores se construyen
tres brechas –severas, intermedias y bajas– y se colocan los países de acuerdo con sus performances (CEPAL, 2010b: 201). Otra clasicación
se basa en las brechas sociales, que “hacen referencia en las distancias y carencias socioeconómicas existentes en los países de América Latina,
y que se expresan en la privación, para determinados grupos de población, del acceso a derechos básicos y de las oportunidades para el
desarrollar plenamente sus potencialidades”. Estas brechas se denen en relación a dos indicadores: el porcentaje de población por debajo de
la línea de pobreza (brecha absoluta) y la razón de ingreso entre los quintiles más ricos y más pobres de la distribución (brecha relativa) (CEPAL,
2010d: 23). De acuerdo con estos parámetros, existen tres tipos de brechas: altas, media y bajas.
182
LOS CONFLICTOS POR LA REPRODUCCIÓN SOCIAL
o las oimensiones politico-normativas. Tooos estos intentos analiticos tienen en común la
referencia a la oesigualoao como conoicion estructural y la oimension comparativa.
En un reciente trabajo oe la CEFAL ,2010o,, se han cruzaoo variables objetivas y subjetivas con
el fin oe contribuir al oesarrollo oe una perspectiva mas amplia en el oiseno y la evaluacion oe
las politicas públicas. Este ejercicio confirma le existencia oe una correlacion entre percepcion
y economia real. Consioeranoo la suboivision oe acueroo a las brechas sociales, los paises
que tienen una brecha social baja califican mejor la economia que los que tienen una brecha
social meoia, y estos últimos mejor que los que tienen brechas altas. La conclusion es que
aumentanoo la brecha social aumenta el pesimismo economico. For otro laoo, no se observa
una asociacion oirecta entre brechas sociales y percepciones oe oesigualoao. Una explicacion
pooria hacer referencia a las ioentioaoes sociales, las representaciones oe los inoiviouos y
su posicionamiento en la esfera social, lo cual, como hemos visto, genera expectativas en
términos oe cambio y mejoras oe las conoiciones materiales. Otro elemento a consioerar es
el impacto oe la reoistribucion oe bienes simbolicos, que parece tener un efecto multiplicaoor
sobre la percepcion oe los cambios reales en las conoiciones oe oesigualoao ,eso explicaria,
por ejemplo, el caso oe Bolivia,. En términos normativos, estos oatos inoican que las politicas
reoistributivas no son suficientes para cambiar las percepciones sobre la oesigualoao, sino que
hace falta consioerar el valor y el potencial que implica un cambio en los bienes simbolicos
,por ejemplo, la inclusion subjetiva, el reconocimiento y las posibilioaoes oe influencia en la
esfera pública,, y la trayectoria historico-politica en los oistintos contextos.
Las oiferencias oe percepcion en términos oe clase social, esto es, sobre la base oel
posicionamiento socioeconomico oe las personas, evioencia por otro laoo la presencia oe
conflictos vinculaoos con esta oimension clasista. En este sentioo, el oroenamiento oe los
conflictos en América Latina se parece al oe Europa Oriental, una region igualmente inmersa
en un proceso oe transicion politica y economica. En estas regiones los conflictos que la gente
reconoce como mas importantes son los que acontecen entre pobres y ricos, empresarios y
trabajaoores, es oecir, conflictos “traoicionales” oe tipo laboral-salarial o socioeconomico. For
el contrario, Europa Occioental ha experimentaoo un cambio hacia nuevas problematicas,
como la migracion o los temas ambientales, que como veremos son los nuevos puntos en la
agenoa oe la accion colectiva latinoamericana, oe momento tooavia marginales pero con
un gran potencial oe innovacion y cambio ,Inglehart, 1997,. Tomanoo en cuenta los oatos
oerivaoos oe la Encuesta Mundial de Valores, se pueoe anaoir que existe una correlacion positiva
entre oesarrollo economico y sentimiento oe bienestar subjetivo. Generalmente se observa
una relacion entre ese sentimiento y otros rasgos actituoinales, como la tolerancia y una
mayor aceptacion oel otro ,Inglehart, 2007, Inglehart y Welzel, 200¯,.
Iinalmente, la reproouccion social esta fuertemente vinculaoa con las oinamicas oe
inclusion/exclusion. La integracion social ha constituioo una crisis enoémica en América
Latina, a través oe niveles oe exclusion que han mantenioo o aumentaoo las brechas entre
sus habitantes, generanoo socieoaoes con una oistancia oemasiaoo granoe entre ricos y
183
LOS CONFLICTOS POR LA REPRODUCCIÓN SOCIAL
pobres ,Vega, 200!:!¯,. En anos recientes, las oinamicas oe la inclusion han experimentaoo
cambios significativos. Mencionamos aqui los principales:
a, La globalizacion viene generanoo asimetrias en los patrones oe inclusion y exclusion,
tanto simbolica como material. Si bien es posible oetectar oisposiciones politicas para
lograr mayor inclusion oemocratica, el funcionamiento oe la economia oe mercaoo
muchas veces impulsa tenoencias hacia una mayor exclusion. Esto se manifiesta en
la precarizacion oel trabajo, la oistribucion regresiva oel ingreso y la segmentacion
territorial y resioencial, asi como en la menor calioao oe la eoucacion y la saluo y una
oesigual conectivioao electronica. Las promesas oe interaccion a oistancia y oe libre
acceso a la informacion, junto con la oemocratizacion politica y la mayor transparencia
oe las instituciones, contrastan con la péroioa oe cohesion social, el oebilitamiento oe
los sentimientos oe pertenencia colectiva y la mayor oesigualoao en el interior oe las
socieoaoes nacionales, fenomenos que los nuevos patrones proouctivos no solo no mitigan,
sino que incluso pueoen exacerbar. Frobablemente América Latina es la region en
oesarrollo con la mayor brecha entre consumo simbolico y material, lo que se comprueba
al contrastar la oistribucion oel ingreso y la oifusion oe los bienes culturales mencionaoos.
Tooo esto resulta central para pensar el problema oe la oistancia entre las expectativas oe
inclusion e inclusion social efectiva. En oefinitiva, los problemas oe reproouccion social y
oe socializacion afectan la cotioianioao oel ejercicio ciuoaoano.
b, Existe mayor complejizacion oe los sistemas oe inclusion y exclusion social. Las nuevas
practicas ciuoaoanas ya no se orientan monopolicamente hacia un eje oe lucha focal ,el
Estaoo, el sistema politico o la nacion,, sino que se oiseminan en una pluralioao oe campos
oe accion, oe espacios oe negociacion oe conflictos y oe territorios e interlocutores. Las
oemanoas sociales, o son estrictamente puntuales y locales, o se oesubican espacialmente, ya
sea porque la complejioao oe las socieoaoes mooernas provoca una mayor oiversificacion
en su contenioo y en la expresion politica oe los actores, o porque esas oemanoas son
menos susceptibles oe ser “agregaoas” con las oe los granoes sinoicatos y los partioos
politicos, pues hoy se vinculan mas con temas puntuales oe la vioa cotioiana y oel munoo
simbolico, porque muchos grupos locales se conectan a la reo para posicionarse primero
a escala global, con el objeto oe que ésta presione a los gobiernos nacionales para que
responoan a sus reclamos locales, en una oinamica local-global-nacional que rompe
tooos los esquemas historicos.
c, La migracion refuerza los patrones oe exclusion social y acentúa la cultura oe la oesigualoao.
Los movimientos poblacionales son un tema estratégico oel oevenir oe la oemocracia y el
oesarrollo en la region, afectan la sostenibilioao oel oesarrollo en el conjunto oe los paises
involucraoos. Hoy, el funcionamiento oe varias economias latinoamericanas no pooria
explicarse sin las remesas enviaoas oesoe el exterior, ni la calioao oe vioa oe los paises
oesarrollaoos sin la presencia oe estos trabajaoores. Este fenomeno obliga a repensar los
temas oe la multiculturalioao y ciuoaoania, y su vinculacion con las instituciones oe la
oemocracia.
184
LOS CONFLICTOS POR LA REPRODUCCIÓN SOCIAL
o, En la socieoao oe la informacion, la inclusion y la exclusion social aoquieren nuevas
especificioaoes. Estas especificioaoes se relacionan con nuevos mercaoos oe trabajo.
Los sectores laborales mas integraoos son aquéllos que se vinculan con la proouccion
oe conocimientos ,y que incorporan conocimiento a su proouccion,, que tienen alta
flexibilioao y que aoquieren e incorporan en su trabajo tecnologia oe informacion.
Sin embargo, existen varios ejemplos en los que el uso oe las nuevas tecnologias oe
informacion y comunicacion actúa oe manera amplia y positiva, viabilizanoo la
interaccion entre oiversos actores que, oe este mooo, encuentran una forma oe articular
sus oemanoas para lograr mayor inclusion. De igual manera, se abre una amplia gama oe
opciones oe acceso a la informacion ,sobre servicios, oerechos y oemanoas compartioos,,
oe influencia en la opinion pública ,al oisponer oe estaciones raoiales, acceoer a reoes
informatizaoas, oifunoir vioeos, y “fiscalizacion” oe la oiscriminacion meoiante el uso oe
Internet. Esta, como veremos en el capitulo sobre los conflictos en la reo, es una fuerza
que esta amplianoo y reoefinienoo el espacio público, pero también crea asimetrias que
reprooucen patrones excluyentes.
For varias razones, la pobreza, la oesigualoao y la exclusion estan oirectamente relacionaoas
con la conflictivioao, pues tienoen a provocar tensiones sociales que aumentan la inestabilioao
politica e institucional ,Machinea y Hopenhayn, 200¯,, lo cual afecta la gobernabilioao
y genera oebilioao oe integracion social. Es inoispensable entonces, por un laoo, salir oe
los patrones normativos traoicionales oe la reoistribucion material, tomanoo en cuenta la
multioimensionalioao oe las oesigualoaoes, las nuevas oinamicas oe inclusion/exclusion y
la no obvia relacion con la pobreza, por otro laoo, el hecho oe que las percepciones estén
en general marcaoas por las ioentioaoes sociales oe la poblacion ,étnicas, oe género y oe
clase, apunta hacia la necesioao oe recrear vinculos intergrupales, aumentar el sentioo oe
pertenencia a una colectivioao a partir oel reconocimiento oe las oistintas subjetivioaoes
y generar una nueva institucionalioao capaz oe garantizar los umbrales minimos oe la
reproouccion social.
Los conflictos por reproducción social:
un enfoque cualitativo
Con un total oe 1.097 conflictos registraoos entre octubre oe 2009 y septiembre oe 2010,
éste es el campo oe conflictivioao cuantitativamente mas relevante. Aoemas, su importancia
relativa aumenta si se consioera que en 12 oe los 17 paises oe la region estos conflictos son
los mas numerosos, mientras que en 9 oe los 17 paises las cuestiones laborales salariales
y la situacion economica estan en la raiz oe mas oel ¯0º oe los conflictos, y el ¯oº oe
estos conflictos oepenoen oe oemanoas oe reproouccion ampliaoa, mientras que el !!º oe
oemanoas por reproouccion simple.
185
LOS CONFLICTOS POR LA REPRODUCCIÓN SOCIAL
MAPA 5.1: DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA DE LOS CONFLICTOS POR REPRODUCCIÓN SOCIAL
58
Cantidad de conictos por país
Baja 0% - 40%
Media 41% - 60%
Alta 61% - 70%
Sin información
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
A nivel oe subregiones, la Region Anoina y Centroamérica presentan niveles parecioos oe
conflictivioao por reproouccion social ,cerca oel !2º oel total oe sus conflictos,, mientras
que El Cono Sur tiene una cantioao oe conflictos relativamente mas alta ,¯8,7º,. For lo
general, no hay tenoencias homogéneas a nivel subregional, en caoa subregion se encuentran
tanto paises muy conflictivos como paises con bajos niveles oe conflictivioao. For ejemplo,
en Centroamérica tenemos, por un laoo, a México y Honouras, y por otro a República
Dominicana y Guatemala. En el Cono Sur los paises con inoices mas altos oe conflictivioao
por reproouccion social son Chile, Uruguay y Brasil, y los mas bajos son Faraguay y
Argentina. La Region Anoina es oonoe el patron es mas constante alreoeoor oe niveles
proporcionalmente meoio-bajos oe conflictivioao.
58 El mapa fue elaborado a partir del porcentaje que los conictos por reproducción social representan sobre el total de los conictos en los países
latinoamericanos.
186
LOS CONFLICTOS POR LA REPRODUCCIÓN SOCIAL
GRÁFICO 5.4: CAMPOS DE CONFLICTIVIDAD POR SUBREGIONES
Porcentaje
100,0% 80,0% 60,0% 40,0% 20,0% 0,0%
C
e
n
t
r
o
a
m
é
r
i
c
a














Z
o
n
a

A
n
d
i
n
a












C
o
n
o

S
u
r
Culturales Institucionales y de gestión Reproducción social
Campo del conicto
18 33 49 Argentina
13 46 41 Bolivia
9 28 63 Brasil
9 30 61 Chile
28 45 27 Colombia
15 19 67 Costa Rica
16 38 47 Ecuador
19 34 48 El Salvador
16 46 38 Guatemala
17 32 51 Honduras
23 26 51 México
14 46 40 Panamá
12 31 57 Paraguay
12 41 47 Perú
11 61 28 Rep. Dominicana
11 20 69 Uruguay
19 38 44 Venezuela
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Consioeranoo una suboivision oe los paises por orientacion politica,
59
no oestacan tenoencias
uniformes. Los sistemas con rasgos nacional-populares tienen niveles meoio-altos oe
conflictivioao por reproouccion social ,un ¯8º oel total oe conflictos en estos paises,, sobre
tooo cuanoo presentan también rasgos oe reformismo practico. For otro laoo, los gobiernos
reformistas estan oivioioos en oos grupos: por un laoo, Guatemala, Fanama y República
Dominicana con niveles mooeraoos, por otro, Chile y Costa Rica con niveles meoio altos.
Iinalmente, tanto la mooernizacion conservaoora como el inoigenismo neooesarrollista
presentan niveles meoios ,!¯ y !3º,.
59 Para una discusión sobre los criterios de clasicación véase el capítulo 4 y la Guía metodológica (Anexo 1).
187
LOS CONFLICTOS POR LA REPRODUCCIÓN SOCIAL
GRÁFICO 5.5: PORCENTAJE DE CONFLICTIVIDAD POR CAMPO DE
CONFLICTO, POR PAÍS Y POR ORIENTACIÓN IDEOLÓGICA
Porcentaje
80,0% 100,0% 60,0% 40,0% 20,0% 0,0%
41
47
44
40
28
38
67
61
51
51
48
47
27
69
57
63
49
46
38
38
46
61
46
19
30
26
32
34
41
45
20
31
28
33
13
16
19
14
11
16
15
9
23
17
19
12
28
11
12
9
18
Bolivia
Ecuador
Venezuela
Panamá
Rep. Dominicana
Guatemala
Costa Rica
Chile
México
Honduras
El Salvador
Perú
Colombia
Uruguay
Paraguay
Brasil
Argentina
Reproducción social Institucionales y de gestión Culturales
Campo del conicto
I
n
d
i
g
e
n
i
s
m
o

n
e
o
d
e
s
a
r
r
o
l
l
i
s
t
a
M
o
d
e
r
n
i
z
a
c
i
ó
n
c
o
n
s
e
r
v
a
d
o
r
a
R
e
f
o
r
m
i
s
m
o

p
r
á
c
t
i
c
o
N
a
c
i
o
n
a
l
i
s
m
o

p
o
p
u
l
a
r
/
R
e
f
o
r
m
i
s
m
o

p
r
á
c
t
i
c
o
N
a
c
i
o
n
a
l
i
s
m
o
p
o
p
u
l
a
r
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Caracterización de los conflictos por reproducción social
A continuacion trataremos oe caracterizar este campo oe conflictivioao sobre la base oe
algunas variables clave, como la tipologia oe las oemanoas, oe los actores, los niveles oe
raoicalizacion y las meoioas oe presion utilizaoas.
La tipología de las demandas
Mas oe la mitao oe los conflictos por reproouccion social raoican en oemanoas oe tipo
laboral-salarial ,¯9º,. En especifico, este grupo se refiere a tooo conflicto relacionaoo con
conoiciones laborales, requerimientos salariales, reincorporacion oe personal, oespioo, etc.,
esto es, a puntos oe oivergencia respecto a los pactos contractuales entre el empleaoo y
el empleaoor. Estos oatos pueoen reflejar la situacion oe oesempleo oe la region, que en
2009 aumento a 8,!º como resultaoo oe la crisis global, para volver en 2010 a 7,3º ,OIT,
2009, 2010,. Asimismo, refuerzan la conclusion oe que el trabajo sigue sienoo, a pesar oe
los cambios introoucioos por la globalizacion, la “llave oe la integracion social” ,Habermas,
188
LOS CONFLICTOS POR LA REPRODUCCIÓN SOCIAL
2000: 9!, y uno oe los nuoos oe los procesos oe inclusion social, que se relaciona en este
sentioo con la pobreza, no solamente en cuanto falta oe ingresos, sino como exclusion oe
las relaciones sociales y privacion oe capacioaoes ,FNUD, 2009: ¯0-¯1,. El trabajo en este
marco es un articulaoor oe la vioa oe la gente y un elemento estructurante para cualquier
opcion oe oemocracia y oe oesarrollo.
El segunoo grupo oe oemanoas mas consistentes son los conflictos vinculaoos con la afectacion
oe la economia o el mantenimiento o oefensa oe un statu quo, sobre tooo en reaccion a
la promulgacion oe meoioas socioeconomicas especificas ,3¯,¯º, que incluyen oiferentes
posibilioaoes ,como politicas economicas, aumento o oisminucion oe precios o tarifas oe
bienes y servicios, oemanoas oe nacionalizacion o privatizacion oe empresas, péroioa oel
pooer aoquisitivo, aumento presupuestario, entre varias otras,. El único pais en la region
en el que este tipo oe oemanoas supera los conflictos laborales salariales es Ecuaoor, oonoe
oichos conflictos fueron protagonizaoos especialmente por los transportistas. Fara oar algunos
ejemplos oe este tipo oe conflictos, mencionamos las movilizaciones oe los oocentes oel Alto
Farana, Faraguay, en contra oe la mooificacion oel presupuesto oe eoucacion viabilizaoo
por el Ministerio oe Hacienoa, en octubre oe 2009. En México, en octubre oe 2010, los
oamnificaoos por las inunoaciones provocaoas por el huracan Karl y las tormentas tropicales
Irank y Matthew protestaron por la falta oe apoyo economico prometioo por el Gobierno
Ieoeral. En julio oe 2010, mas oe cien moto taxistas oe Retalhuleu, Guatemala, pioieron
al municipio no autorizar mas concesiones oe ese tipo oe transporte y que se les prohiba
circular en areas rurales. Iinalmente, en noviembre oe 2009, los estuoiantes oe la Escuela
oe Meoicina y Saluo Fública oe Santiago oe Bahia, Brasil, se manifestaron en contra oel
aumento oe las pensiones o matriculas.
Los conflictos por la tierra estan presentes en este grupo en un porcentaje menor ,¯,3º,. Se
trata en general oe oisputas por tierra y territorios, peoioos oe otorgacion oe las mismas, u
ocupaciones ilegales oe preoios o infraestructuras agrarias. Un caso ejemplar en este sentioo
es Brasil, oonoe con el gobierno oe Lula se registro una explosion oe conflictos por tierra, la
cual según algunos analistas estaria correlacionaoa con el aumento oe reacciones violentas
por parte oe las oligarquias rurales como respuesta a los temores generaoos por un oirigente
sinoical en la presioencia. Sin embargo, la cuestion agraria en Brasil es historicamente
generaoora oe conflictivioao. Se trata oe una violencia oifusa, oe caracter social, politico
y simbolico, que se ejerce a menuoo con un alto graoo oe violencia. Aoemas, la oificultao
oe acceso al pooer juoicial para los trabajaoores rurales y campesinos refuerza el caracter
oe impunioao en estos conflictos. Citamos aqui algunos casos oe conflictos que se han oaoo
en el transcurso oel ano a nivel regional. En octubre oe 2009, en el Estaoo oe Sao Faulo en
Brasil, los Trabajaoores Rurales Asentaoos en Campamentos oel Mato Grosso anunciaron
movilizaciones en oenuncia oe la incapacioao oel Instituto Nacional oe Colonizacion y
Reforma Agraria ,INCRA, oe solucionar sus problemas oe tierra. En Fanama, en septiembre
oe 2010, los pescaoores oe playa Santa Clara rechazaron el intento oe oesalojo y pioieron a
las autorioaoes que tengan respeto por sus propieoaoes, oonoe han vivioo por !0 anos. En
189
LOS CONFLICTOS POR LA REPRODUCCIÓN SOCIAL
el mismo mes, en Faraguay, hubo un conflicto entre grupos inoigenas mabya por el control
oe la tierra.
GRÁFICO 5.6: TIPOLOGÍA DE CONFLICTOS POR REPRODUCCIÓN SOCIAL
5,30%
35,50%
59,20%
0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 70%
Tierra
Medidas economicas/situación económica
Laboral/salarial
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
La tipología de los actores
Analizamos aqui los principales grupos oe actores protagonistas oe los conflictos por
reproouccion social. Confirmanoo un patron valioo a nivel regional para tooas las tipologias
oe conflictos, el Estaoo resulta ser el principal actor oemanoaoo y esta presente en el o3º oe
los conflictos.
o0
De manera oesagregaoa, en el !¯º oe los conflictos la oemanoa esta oirigioa
al gobierno central, en el 12º a los gobiernos locales y en el oº a los gobiernos regionales.
Un oato interesante se refiere al sector empresarial, que aparece como actor oemanoaoo solo
en este campo oe conflictivioao ,13º,. Como es previsible, las principales oemanoas oirigioas
a este actor se refieren a temas laborales/salariales ,13! oe 182 conflictos,, y especialmente
en Uruguay, Ferú y Argentina.
60 El dato sería todavía más contundente si se incluyeran los actores sectoriales públicos, que en el proceso de sistematización de la información de
prensa fueron más bien incluidos en la categoría sectorial correspondiente (salud, educación, etc.); es decir, se optó por priorizar los principales
sectores sobre la naturaleza pública o privada de los actores.
190
LOS CONFLICTOS POR LA REPRODUCCIÓN SOCIAL
GRÁFICO 5.7: ACTORES DEMANDADOS EN CONFLICTOS POR REPRODUCCIÓN SOCIAL
A
c
t
o
r

d
e
m
a
n
d
a
d
o
Gobierno central
Otros
Empresarial
Gobierno local
Gobierno regional
Legislativo central
Porcentaje
50% 40% 30% 20% 10% 0%
45%
20%
13%
12%
6%
4%
Campo del conicto: Reproducción social
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Para la elaboración de este gráco se han considerado los actores a partir del 2,5% de registros.
El sector saluo resulta ser un ambito oe primera importancia oentro oe los conflictos por
reproouccion social, tanto en calioao oe actor oemanoante ,10,¯º, como oe actor oemanoaoo
,2º,. Otro ambito social clave es la eoucacion, que esta representaoa con un 13,7º oe
conflictos, en este sector se moviliza especialmente el personal oocente o aoministrativo,
inoivioualmente o a través oe sus gremios o sinoicatos, con oemanoas laborales/salariales
,aumento oe los salarios, beneficios socio-laborales, oesembolso oe sueloos retrasaoos,
homologacion oe honorarios, y otros tipos oe oemanoas economicas ,especialmente
asignacion oe recursos, aumento oe presupuesto o rechazo oe recortes presupuestarios,.
Saluo y eoucacion son oos esferas oe la vioa social oe primera importancia en el marco
oe las socieoaoes mooernas, y los patrones oe conflictos que aqui emergen evioencian
problemas enoémicos en estos sectores que, por un laoo, no garantizan conoiciones oe
trabajo consioeraoas aceptables por los profesionales y, por otro, precarizan la oferta y la
calioao oe estos servicios para la poblacion en general.
Otro sector igualmente relevante es el oel transporte ,cerca oe 11º, con un total oe 118
conflictos,. Como hemos visto, ésta es la única fuerza colectiva que esta presente oe forma
consistente en los tres campos oe conflictivioao. En el contexto oe la reproouccion social,
algunos ejemplos paraoigmaticos oe movilizacion oe los transportistas son los siguientes:
en noviembre oe 2009, en Buenos Aires, el sinoicato oe camioneros oistribuioores pioio el
reconocimiento y anexion al “Convenio colectivo oe trabajo oe los camioneros” por parte
oe las cooperativas oe oistribucion oe oiarios y revistas. En marzo oe 2010, en Brasilia, el
Sinoicato oe Trabajaoores oel Metro ,Sinometro, lucho para un aumento salarial oel o0º,
mientras que en junio la Union oe Taxistas oe Loja, Ecuaoor, exigio que la alcaloia normara
191
LOS CONFLICTOS POR LA REPRODUCCIÓN SOCIAL
el funcionamiento oe los oenominaoos “taxis ejecutivo”, afirmanoo que circulan sin contar
con los permisos necesarios y no ofrecen el servicio oe puerta a puerta como establece la
normativa municipal.
GRÁFICO 5.8: ACTORES DEMANDANTES EN CONFLICTOS POR REPRODUCCIÓN SOCIAL
A
c
t
o
r

d
e
m
a
n
d
a
n
t
e
Otros
Educación
Otros soc. civil
Transporte
Salud
Empresarial
Otros actores estatales
Vecinal/comunal
Personas individuales
Agricultura
Comercio
Minería
Porcentaje
20% 15% 10% 5% 0%
18,2%
13,7%
12,3%
10,8%
10,5%
7,1%
5,7%
5,6%
4,5%
4,3%
3,8%
3,6%
Campo del conicto: Reproducción social
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Para la elaboración de este gráco se han considerado los actores a partir del 2,5% de registros.
En la categoría otros se puede encontrar sectores como Actores Circunstanciales, Grupos Irregulares,
Hidrocarburos, Financiero, Minería, Forestal, Grupos Étnicos, Ganadería, etcétera.
Los grupos vecinales comunales ,¯,oº, y el sector empresarial ,7,1º, son otros oos actores
meoianamente relevantes. Sin embargo, los oatos en el grafico ¯.8 muestran una tenoencia
a la fragmentacion oe los actores oemanoantes, primoroialmente en los conflictos laborales
salariales y por otras cuestiones economicas. Son varios los sujetos colectivos que aparecen
representaoos, aunque en relativamente pocos eventos: actores coyunturales, gobiernos
locales, sector oe la mineria, agricultura, energia, comercio, comunicacion, inoustria, policia,
etc. ,véase la Tabla ¯.1,. Al mismo tiempo, en los conflictos por tierra se han movilizaoo en
menor meoioa el sector oe la agricultura y los grupos étnicos. Estos oatos estan en linea con
la tenoencia que se mencionaba en el capitulo anterior: una fragmentacion oe la accion
colectiva y un oebilitamiento oe los actores clasicos oe las luchas sociales. Esta evioencia
cobra fuerza si se consioera que en el campo oe conflictivioao por la reproouccion social
el nivel oe estructuracion oe los movimientos en sentioo clasico mantiene tooavia cierta
importancia, si lo comparamos con los otros campos oe conflictivioao. En particular, en
términos relativos, éste es el campo oonoe los sinoicatos siguen encabezanoo las luchas
sociales, en 112 casos oe conflictos ,véase Grafico ¯.9,, y también las uniones y asociaciones
mantienen un papel en la cooroinacion oe estas luchas. Iinalmente, mas oe tres cuartos oe las
192
LOS CONFLICTOS POR LA REPRODUCCIÓN SOCIAL
cooroinaooras se relacionan con temas vinculaoos con la reproouccion social. Como hemos
visto en el capitulo anterior, se trata oe organizaciones oe segunoo nivel que sirven como una
suerte oe paraguas institucional aglutinanoo movimientos sociales o actores inoiviouales con
oemanoas similares.
TABLA 5.1: ACTORES DEMANDANTES EN CONFLICTOS POR REPRODUCCIÓN SOCIAL
Actor demandante   Tipo de conflicto Total
Laboral /
Salarial
Medidas/Situación
Económica
Tierra
Gobierno central Total 7 2 0 9
Forcentaje 77,8º 22,2º 0º 100,0º
Gobierno regional Total 3 1 0 !
Forcentaje 7¯,0º 2¯,0º 0º 100,0º
Gobierno local Total 12 7 0 19
Forcentaje o3,2º 3o,8º 0º 100,0º
Legislativo local Total 0 1 0 1
Forcentaje 0º 100,0º 0º 100,0º
Fooer juoicial Total 9 0 0 9
Forcentaje 100,0º 0º 0º 100,0º
Agricultura Total 9 28 10 !7
Forcentaje 19,1º ¯9,oº 21,3º 100,0º
Ganaoeria Total 0 ! 0 !
Forcentaje 0º 100,0º 0º 100,0º
Fesca Total ! 9 0 13
Forcentaje 30,8º o9,2º 0º 100,0º
Iorestal Total 2 0 1 3
Forcentaje oo,7º 0º 33,3º 100,0º
Construccion Total 8 1 0 9
Forcentaje 88,9º 11,1º 0º 100,0º
Inoustrial Total 11 1 0 12
Forcentaje 91,7º 8,3º 0º 100,0º
Energia Total 9 2 0 11
Forcentaje 81,8º 18,2º 0º 100,0º
Mineria Total 33 o 0 39
Forcentaje 8!,oº 1¯,!º 0º 100,0º
Hiorocarburos Total ¯ 0 0 ¯
Forcentaje 100,0º 0º 0º 100,0º
Transporte Total !2 7o 0 118
Forcentaje 3¯,oº o!,!º 0º 100,0º
Comunicaciones Total ! 1 0 ¯
Forcentaje 80,0º 20,0º 0º 100,0º
Saluo Total 10¯ 10 0 11¯
Forcentaje 91,3º 8,7º 0º 100,0º
193
LOS CONFLICTOS POR LA REPRODUCCIÓN SOCIAL
Eoucacion Total 99 ¯0 1 1¯0
Forcentaje oo,0º 33,3º 7º 100,0º
Cultura Total 0 1 0 1
Forcentaje 0º 100,0º 0º 100,0º
Comercio Total 1 !1 0 !2
Forcentaje 2,!º 97,oº 0º 100,0º
Empresarial Total o9 8 1 78
Forcentaje 88,¯º 10,3º 1,3º 100,0º
Iinanciero Total 7 1 0 8
Forcentaje 87,¯º 12,¯º 0º 100,0º
Turismo y hoteleria Total 1 0 0 1
Forcentaje 100,0º 0º 0º 100,0º
Vecinal/comunal Total ! !! 13 o1
Forcentaje o,oº 72,1º 21,3º 100,0º
Grupo étnico Total 1 2 7 10
Forcentaje 10,0º 20,0º 70,0º 100,0º
Organizaciones politicas Total 2 1 1 !
Forcentaje ¯0,0º 2¯,0º 2¯,0º 100,0º
Otras soc. civil Total o0 ¯! 21 13¯
Forcentaje !!,!º !0,0º 1¯,oº 100,0º
Fersonas inoiviouales Total 31 18 0 !9
Forcentaje o3,3º 3o,7º 0º 100,0º
ONG Total 2 1 0 3
Forcentaje oo,7º 33,3º 0º 100,0º
Iuerzas Armaoas Total 3 0 0 3
Forcentaje 100,0º 0º 0º 100,0º
Folicia Total 22 2 0 2!
Forcentaje 91,7º 8,3º 0º 100,0º
Otros servicios Total 13 2 1 1o
Forcentaje 81,3º 12,¯º o,3º 100,0º
Otros actores estatales Total ¯! 9 0 o3
Forcentaje 8¯,7º 1!,3º 0º 100,0º
Otros Total 18 7 1 2o
Forcentaje o9,2º 2o,9º 3,8º 100,0º
Total o¯0 390 ¯7 1097
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
194
LOS CONFLICTOS POR LA REPRODUCCIÓN SOCIAL
GRÁFICO 5.9: TIPOS DE ACTORES Y CAMPOS DE CONFLICTIVIDAD
88
13
4
64
112
12
54
27
55
17
3
273
26
3 23 8
35
16
17
100
6
2
5
4
A
c
t
o
r
e
s
C
i
r
c
u
n
s
t
a
n
c
i
a
l
e
s
O
N
G
/
I
g
l
e
s
i
a
O
r
g
a
n
i
z
a
c
i
o
n
e
s
p
o
l
í
t
i
c
a
s
O
r
g
a
n
i
z
a
c
i
o
n
e
s
V
e
c
i
n
a
l
e
s
S
i
n
d
i
c
a
t
o
s
C
o
r
d
i
n
a
d
o
r
a
s
A
s
o
c
i
a
c
i
o
n
e
s
U
n
í
o
n
e
s
Conictos Culturales Conictos Institucionales
y de Gestión
Conictos por
Reproducción Social
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Niveles de radicalización
Fasamos ahora a analizar la tenoencia a la raoicalizacion oe los conflictos por reproouccion
social. Como hemos visto en el anterior capitulo, los conflictos por cuestiones economicas
,laborales/salariales, meoioas economicas, son los que alcanzan niveles mas altos oe
escalamiento y oe violencia ,niveles 3 y !,, convirtiénoose en las tipologias mas raoicalizaoas.
En una escala oe 1 a ¯ ,ver guia metooologica,, los conflictos que alcanzan un nivel 3
,confrontacion, son principalmente oe tipo laboral salarial, mientras que los mas numerosos,
entre los conflictos que llegan a un nivel oe enfrentamiento violento ,!,, son los conflictos
socioeconomicos. Este oato evioencia una tenoencia oe la poblacion latinoamericana a
luchar para obtener beneficios concretos en términos economicos y sociales.
Los conflictos que mas a menuoo tienoen a alcanzar un nivel oe raoicalizacion importante
se oeben a problemas oe tierra ,¯3º,, cuestiones laborales salariales ,!9º,, y protestas en
contra oe meoioas economicas especificas ,!2º,. Los conflictos por la tierra, si bien se
trata oe conflictos menos relevantes en términos oe cantioao, presentan una tenoencia a
la violencia mas frecuente que los oemas casos. Esto hace suponer que, por un laoo, hay
una carencia oe espacios institucionales oonoe encarar estas oemanoas y, por otro, estos
conflictos tienoen a combinarse con otros factores, como el tema oe las ioentioaoes en el
caso oe los grupos étnicos, o los intereses economicos y politicos a nivel local, que aumentan
su carga ioeologica centrifuga. Aoemas, la cuestion agraria sigue sienoo un punto penoiente
en la agenoa oe las reformas oe muchos paises latinoamericanos y permanecen vigentes
las consecuencias sociales oe un sistema latifunoista, neofeuoal fuertemente arraigaoo en la
195
LOS CONFLICTOS POR LA REPRODUCCIÓN SOCIAL
region. Iinalmente, en el munoo anoino, la colonizacion provoco la ruptura, por lo menos
parcial, oel manejo oe los pisos ecologicos y con eso, oel patron local oe reproouccion social,
lo que genero un trauma tooavia irresuelto en las zonas rurales y fue historicamente fuente
oe resistencia y conflicto. En este panorama, la tierra y el territorio no son solamente bienes
proouctivos sino que aoquieren una relevancia socio-politica y cultural que lleva muchas
veces a una raoicalioao oel oiscurso y oe las acciones, transforma oemanoas oivisibles en
inoivisibles, y hace que los conflictos aoquieran un potencial oestructivo y violento.
GRÁFICO 5.10: PORCENTAJE DE RADICALIZACIÓN ALCANZADO
EN CONFLICTOS POR REPRODUCCIÓN SOCIAL
Tipo de conicto
P
o
r
c
e
n
t
a
j
e

d
e

c
o
n

i
c
t
o
s

c
o
n

a
l
t
a

r
a
d
i
c
a
l
i
z
a
c
i
ó
n
55
50
45
40
35
30
53
42
49
Campo del conicto: Reproducción social
Medidas/Sit. Económicas Laboral/Salarial Tierra
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG
Miranoo los niveles oe raoicalizacion oe los conflictos en caoa pais, se nota una cierta
uniformioao oe los promeoios en la mayoria oe los casos consioeraoos. Los paises con niveles
oe raoicalizacion mas altos son Chile, Venezuela y Argentina, mientras que los paises con
promeoios relativamente mas bajos son Ferú y Brasil.
196
LOS CONFLICTOS POR LA REPRODUCCIÓN SOCIAL
GRÁFICO 5.11: NIVEL MÁS ALTO DE RADICALIZACIÓN ALCANZADO POR
PAÍS EN CONFLICTOS POR REPRODUCCIÓN SOCIAL PROMEDIO
N
i
v
e
l

m
á
s

a
l
t
o

d
e

r
a
d
i
c
a
l
i
z
a
c
i
ó
n

a
l
c
a
n
z
a
d
o

(
P
r
o
m
e
d
i
o
)
3,5
3,0
2,5
2,0
1,5
1,0
Campo del conicto: Reproducción social
2,41
2,28
2,36
2,44
2,48
2,38
2,28
2,61
2,13
2,31
2,36
2,46
2,35
2,46
2,79
2,19
2,58
P
e
r
ú
B
r
a
s
i
l
C
o
s
t
a

R
i
c
a
P
a
n
a
m
á
E
c
u
a
d
o
r
U
r
u
g
u
a
y
M
é
x
i
c
o
C
o
l
o
m
b
i
a
E
l

S
a
l
v
a
d
o
r
R
e
p
.

D
o
m
i
n
i
c
a
n
a
H
o
n
d
u
r
a
s
B
o
l
i
v
i
a
P
a
r
a
g
u
a
y
G
u
a
t
e
m
a
l
a
A
r
g
e
n
t
i
n
a
V
e
n
e
z
u
e
l
a
C
h
i
l
e
Porcentaje de conanza: 95%
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG
Como hemos visto en el capitulo anterior, no existe necesariamente una relacion oirecta entre
cantioao oe conflictos y niveles oe raoicalizacion ,a mayor cantioao oe conflictos mayores
inoices oe violencia y viceversa,. El grafico ¯.12 muestra la ubicacion oe caoa pais en el eje
oe conflictivioao y raoicalizacion, consioeranoo los conflictos por reproouccion social. Las
oos lineas que forman los ejes representan el número oe conflictos promeoio, en un caso, y el
¯0º oe conflictos con raoicalizacion en los niveles 3 y !. Se visualizan cuatro combinaciones
oe las oos variables en sus cuaorantes: alta conflictivioao y alta raoicalizacion ,Argentina y
Uruguay,, alta conflictivioao y baja raoicalizacion ,Brasil, Ecuaoor, Ferú, Fanama, Faraguay
y Bolivia al limite,, alta raoicalizacion y baja conflictivioao ,Chile, Venezuela, República
Dominicana y Guatemala, y baja raoicalizacion y baja conflictivioao ,Colombia, Costa Rica,
El Salvaoor, Honouras, México y Faraguay, al limite. Como se pueoe apreciar comparanoo
este grafico con el general que aparece en el capitulo !, la priorizacion oe un campo oe
conflictivioao hace que algunos oe los paises se muevan entre los cuaorantes, oibujanoo un
panorama oe conflictos oe geometrias variables, y oe priorioaoes y problemas nacionales
parcialmente oistintos, que marcan el flujo oe las luchas y su raoicalizacion.
197
LOS CONFLICTOS POR LA REPRODUCCIÓN SOCIAL
GRÁFICO 5.12: UBICACIÓN POR PAÍS SEGÚN CONFLICTIVIDAD Y
RADICALIZACIÓN EN CONFLICTOS POR REPRODUCCIÓN SOCIAL
Número de conictos
120 100 80 60 40 20 0
P
o
r
c
e
n
t
a
j
e

d
e

c
o
n

i
c
t
o
s

c
o
n

a
l
t
a

r
a
d
i
c
a
l
i
z
a
c
i
ó
n
80
70
60
50
40
30
Rep. Dominicana
Panamá
México
Honduras
Guatemala
El Salvador
Costa Rica
Venezuela
Perú
Ecuador
Colombia
Bolivia
Uruguay
Paraguay
Chile
Brasil
Argentina
Campo de conicto: Reproducción social
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG
Aoemas, se oebe consioerar otros factores –como la cultura politica y las trayectorias
historicas oe los paises– que anaoiran informacion útil para entenoer las oistintas tenoencias
y la relacion entre la cantioao oe los conflictos y los niveles oe raoicalizacion consioeranoos.
For ejemplo, paises como Venezuela y Costa Rica, que han experimentaoo avances sociales
recientes, poseen niveles relativamente bajos oe conflictos por oemanoas relacionaoas a la
reproouccion social. En cambio, paises con procesos historicos oe integracion y avances
sociales, que han sufrioo una baja ourante la fase oe ajustes estructurales, tienen oemanoas
socioeconomicas significativamente altas, como es el caso oe Argentina y Uruguay. Ambos
paises han enfrentaoo un oeterioro oe los niveles oe bienestar y una creciente insatisfaccion
oe las expectativas que se comenzaron a hacer visibles en la oécaoa oe los sesenta, se
profunoizaron con las oictaouras y finalmente llegaron a un pico con la crisis oe 2001-2002.
Entre el grupo oe brechas meoias, se nota una oiferencia entre paises que han vivioo impulsos
oe mooernizacion recientes –como Brasil, Ferú y Fanama– que presentan niveles meoios
altos oe conflictos, y paises que no han vivioo este tipo oe experiencias recientemente –como
Salvaoor, México y Colombia– con niveles meoio bajos oe conflictivioao.
Iinalmente, quisiéramos anaoir algunas consioeraciones sobre la relacion entre conflictos
y brechas sociales, para ampliar el analisis que se llevo a cabo en el anterior capitulo. En
198
LOS CONFLICTOS POR LA REPRODUCCIÓN SOCIAL
general las oiferencias en la relacion entre conflictivioao, brecha social y raoicalizacion son
minimas entre los tres campos: la relacion es parecioa y sigue el patron oe mas brecha mas
conflictos en promeoio. Mientras en tooos los casos la relacion con raoicalizacion es mas
compleja: alta raoicalizacion en brechas altas y bajas y baja raoicalizacion en brechas meoias.
La oiferencia relevante, consioeranoo por separaoo el campo oe reproouccion social, es que
estos conflictos tienen un peso proporcional mas importante en paises oe brecha social baja
que en paises con brecha meoia y alta, como el siguiente grafico lo confirma.
GRÁFICO 5.13: BRECHAS SOCIALES Y CONFLICTOS POR REPRODUCCIÓN SOCIAL
29,5
Brecha social
Alta Media Baja
P
o
r
c
e
n
t
a
j
e
100,0%
80,0%
60,0%
40,0%
20,0%
0.0%
41,0 39,7
14,4 15,3 15,0
44,7 45,0
55,5
Institucionales y de gestión Culturales Reproducción social
Campo del conicto
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Conclusiones
Los conflictos oe reproouccion social incluyen principalmente las oemanoas para satisfacer
las necesioaoes basicas oe bienestar social referioas a un minimo oe vioa oigna, que permitan
la reproouccion oe los inoiviouos y las colectivioaoes humanas. La reproouccion social se
refiere a las capacioaoes oe una socieoao para reprooucirse y cambiar a lo largo oel tiempo,
y esta asociaoa tanto con umbrales basicos oe reproouccion, tales como la alimentacion, la
199
LOS CONFLICTOS POR LA REPRODUCCIÓN SOCIAL
saluo, la eoucacion, el empleo etc., hasta umbrales ampliaoos referioos a la calioao oe la vioa
en general y a los conceptos oe bienestar oe vioa oigna en cuanto conoicion para la libertao
real. Se trata oe no estar excluioos oe relaciones sociales, ni oel ejercicio oe los oerechos
humanos funoamentales, es oecir se trata oe la privacion oel oesarrollo oe las capacioaoes
oe las personas.
La mayoria oe los conflictos por reproouccion social surgen por cuestiones socioeconomicas,
en particular laborales salariales, oe consumo colectivo, pero también oe movilizaciones en
contra oe ciertas meoioas politicas o sociales que se perciben como amenazaooras oel statu
quo. Asi también se oa para impulsar normas que poorian mejorar la situacion actual, o
las cuestiones relacionaoas con la propieoao y aprovechamiento oe la tierra ,¯0º oe los
conflictos registraoos en este campo,.
Estos conflictos estan oirectamente relacionaoos con la oesigualoao, pues esta tienoe a provocar
tensiones sociales que pueoen aumentar la inestabilioao politica e institucional ,Machinea
y Hopenhayn, 200¯,, lo cual pooria afectar la gobernabilioao y generar escenarios oe caos.
En este sentioo, las tenoencias oe los conflictos a nivel regional apuntan hacia una primacia
oe una logica practica oetras oe las oinamicas oe la accion colectiva. Los temas relacionaoos
con las oesigualoaoes en sentioo amplio, la pobreza y las brechas sociales, se colocan como
primer punto en la agenoa oe la movilizacion regional. Aoemas, los oatos sobre conflictos
refuerzan los anteceoentes estructurales en el sentioo oe que la accion colectiva parece ser
consistente con los problemas socioeconomicos reales y percibioos a nivel regional.
Iinalmente, los oatos inoican que los conflictos por la reproouccion social poseen un peso
proporcional mas importante que los otros campos oe conflictivioao en aquellos paises con
brecha social baja, lo cual seria consistente con la hipotesis general según la cual estos conflictos
son la expresion oe un malestar social instalaoo sobre tooo en socieoaoes con brechas sociales
mas amplias, es oecir con peores conoiciones en cuanto a pobreza y oesigualoao.
201
CAPÍTULO 6:
CONFLICTOS INSTITUCIONALES
Y DE GESTIÓN ESTATAL
Introducción
El sistema institucional es el articulaoor oe las normas y al mismo tiempo el proveeoor oe las
garantias que oisminuyen las incertioumbres, se consolioa con el tiempo generanoo reglas
que favorecen la afirmacion oe las conoiciones preliminares oel sistema y la accion social.
For ejemplo, el sistema escolar ensena la oisciplina, aparte oe permitir la acumulacion oe
capital humano, y el sistema juoicial castiga la ruptura injustificaoa oe un contrato y la
violacion oe los oerechos formalizaoos y reconocioos. Cuanto mas institucionalizaoo esta un
sistema social –en sentioo amplio, se basa en un abanico oe normas compartioas y aceptaoas
que ponen reglas a la vioa social y, al mismo tiempo, generan mecanismos que oesincentivan
los comportamientos arbitrarios– tanto mas probable sera que las controversias se solucionen
en el marco oe esa institucionalioao –es oecir, a través oe mecanismos ad hoc– y por enoe que
no oegeneren en enfrentamientos violentos y caos.
Lo oicho no significa que los conflictos no existan en un sistema perfectamente
institucionalizaoo. For el contrario, los conflictos, como se ha oiscutioo en la parte teorica,
son oinamicas intrinsecas a cualquier sistema social y tienen un valor en su proceso oe
regeneracion. Como tooo movimiento social, tooo conflicto tiene una cara oe luz y una
oe sombra: pueoe ser un estimulo que lleva a cambios y mejoras, o pueoe oegenerar en
antimovimientos sociales oe absolutizacion oe las ioentioaoes, oel enemigo, buscar metas
absolutistas y conoucir al caos y la violencia ,Wieviorka, 1988,.
El papel y valor oe la institucionalioao es canalizar estos elementos estructurales hacia su
camino oe luz. En este sentioo, la politica oemocratica “tiene que referirse a la construccion
oe un oroen institucional que sea plural, conflictivo y abierto”. Flural porque reconoce que
actores oistintos hacen politica, conflictivo porque estos actores tienen orientaciones e intereses
oiversos que entran en el juego politico oe oposicion y reconocimiento, y abierto porque tooa
institucion politica esta sometioa a la logica oe la incertioumbre oel juego oemocratico y
oe los resultaoos electorales” ,Caloeron 2010a: 2!,. Se enfatiza aqui el valor procesal oe la
oemocracia en cuanto sistema que establece reglas oel juego politico capaces oe procesar los
conflictos ,Lechner, 198o,. La corriente oel pensamiento liberal, en el marco oe la teoria oe
202
CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN ESTATAL
las relaciones internacionales, ha oesarrollaoo el concepto oe “paz oemocratica”, que sostiene
que los regimenes oemocraticos tienen potencialioaoes pacificas mucho mas granoes que
otros tipos oe sistemas oe gobierno ,Maoz y Russett, 1993, Russett, 199!,. La oemocracia seria
en si un sistema mas pacifico, si bien con sus imperfecciones y contraoicciones. ]ustamente
estas imperfecciones son las que emergen miranoo los oatos sobre conflictos en el panorama
latinoamericano ,FNUD-CIDES, 2008, FNUD-OEA, 2010,.
En este informe emerge una conflictivioao institucional cuyo énfasis esta puesto en el
funcionamiento institucional o estatal y no tanto en el cuestionamiento oel sistema que,
por cierto, constituye en algunos casos un sustrato oiscursivo y agencial. En este sentioo,
los conflictos que entran en esta categoria se basan en la necesioao oe un mejoramiento oe
la institucionalioao, entenoioa en sus aspectos mas practicos ,como gestion aoministrativa,
prestacion oe servicios públicos, problemas legales-juoiciales y legitimioao oe las autorioaoes
públicas,. For otro laoo, los conflictos surgen tanto por la falta oe institucionalioao como por
la oemanoa oe institucionalizacion oe los actores sociales.
Hay en estos conflictos un elemento cronico y un elemento transformativo, oinamico, aunque
por lo general tienoe a prevalecer el primero, es oecir, la gente se moviliza en contra oe las
oisfunciones cronicas oel sistema institucional y, en menor meoioa, lo hace enarbolanoo
propuestas oe cambio y visiones sistémicas nuevas. Desoe el punto oe vista institucional,
coexisten oos oimensiones oe cambio. For un laoo, existe la necesioao pragmatica e inmeoiata
oe fortalecer un sector público con capacioao oe planificacion estratégica y oe implementar
eficientemente las politicas públicas oe eoucacion, saluo, segurioao, empleo y crecimiento
sostenible. Especialmente respecto a los temas normativos, esta conflictivioao sigue una logica
ambigua y reactiva, que reconoce las oisfunciones, plantea la necesioao oe un cambio, pero,
con algunas excepciones ,como el caso oe los movimientos ambientalistas,, no propone una
vision oe cambio ni pone en ouoa el marco oemocratico y sus logicas oe pooer, aunque en la
practica en ocasiones supera esos limites. For otro laoo, aunque en menor meoioa, se plantea
un tema mas holistico, que tiene que ver con las oemanoas, planteaoas por la ciuoaoania,
oe una reforma en la relacion entre el Estaoo y la socieoao. El hecho oe que el sistema
oemocratico no sea cuestionaoo y no haya propuestas contrahegemonicas significativas
pueoe ser interpretaoo como una senal oe relativa estabilioao, pero no implica el buen
funcionamiento y la eficiencia oel sistema. For el contrario, parecen haber muchas criticas a
la escasa eficiencia oe las oemocracias en la gestion pública y aoministrativa, en oefinitiva, al
mooelo oe estatalioao oébil instalaoo en muchos paises oe la region. Lo cual quiere oecir que
los ciuoaoanos latinoamericanos “interiorizaron” la oemocracia como forma oe gobierno,
pero se queoan tooavia insatisfechos con su oesempeno.
Según Eoson oe Oliveira Nunes ,Caloeron y Dos Santos, 1987: o1, “el oominio oe lo público
es el espacio abstracto oonoe se reconcilian las contraoicciones entre la logica oe proouccion
capitalista y las oemanoas oe la socieoao”. Cuanoo este espacio esta oebilitaoo o cuanoo fallan los
mecanismos oe implementacion oe reglas oel juego compartioas que permitan una interaccion
conflictiva pero no violenta, mas alto es el riesgo oe oegeneracion oe las controversias. Esto
pueoe originarse a partir oe un marco institucional estructuralmente oébil y una ineficiencia
en las capacioaoes oel Estaoo oe oar coherencia y aplicacion concreta a oicho marco. Como
203
CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN ESTATAL
veremos, muchos oe los conflictos que caracterizan América Latina son el prooucto oe las
oebilioaoes oe implementacion y las ineficiencias oel Estaoo, mas que oe una ausencia oe
normas e instituciones. El Estaoo, en este sentioo, es el principal proouctor oe conflictivioao.
Hablanoo oel espacio abstracto oe la accion colectiva, América Latina se caracteriza por la
relevancia en muchos contextos oe la oimension parainstitucional, es oecir, una gramatica
oe relaciones entre Estaoo y grupos sociales que se mueve entre lo formal y lo no formal.
Como mencionan Rojas y Nato, el conflicto atraviesa una linea sinuosa, la cual roza en el
extremo superior con la violencia y en el extremo inferior con la negociacion pacifica. For
tanto, presenta “una manera arqueaoa oe obrar, una manera anfibia oe moverse entre la
negociacion y la violencia” ,2008: 21,.
Se trata oe sistemas sincréticos que conservan rasgos organizativos y culturales precapitalistas
y preoemocraticos mezclaoos con instituciones mooernas. Como escribe Oliveira Nunes
,ibio.: o7,, “los efectos oe esta combinacion no oeberian ser encaraoos como un pasaje, o una
etapa oe la mooernizacion, sino como una combinacion particular oe rasgos oel capitalismo
en una formacion social particular”. En este sentioo, las reoes personales y las jerarquias
informales, encarnaoos en los fenomenos oel clientelismo y oel personalismo, funcionan
como mecanismos cotioianos para regular las relaciones sociales entre inoiviouos y con las
instituciones formales, que a su vez acaban impregnaoas oe esta logica informal. En este
ambito parainstitucional es en oonoe muchas veces se mueven los actores sociales en conflicto.
En este capitulo se analiza el campo oe conflictivioao institucional enmarcanoolo en las
oebilioaoes cronicas oe los procesos oemocraticos latinoamericanos, los limites estructurales
oe los sistemas oe representacion y una oesconfianza generalizaoa en las instituciones.
Los oatos cuantitativos apoyaran en la tarea oe oescribir tanto la oistribucion, a partir oe
agregaoos subregionales y por orientacion ioeologico-politica, oe los conflictos como sus
principales caracteristicas ,tipologias oe oemanoas, actores y oinamicas oe raoicalizacion,.
Plataforma básica de los conflictos institucionales
Después oe la época oe las oictaouras, el subcontinente atraveso una fase oe transicion
bastante larga hacia la oemocracia y se encuentra ahora en un momento oe consolioacion
,Huntington, 1992, Linz y Stepan, 2000, o post-transicion ,FNUD-OEA, 2010,. Si bien
hubo granoes avances en términos oe institucionalizacion y fortalecimiento oe las bases
oemocraticas oe los regimenes politicos, persisten fuertes oebilioaoes: crisis oe representacion,
inconsistencias institucionales y oesigualoao oe riqueza y pooer. Esta situacion hace mas
probable, en algunos contextos y bajo ciertas conoiciones, la oegeneracion oe los conflictos
hacia su cara oe sombra. En este sentioo, los ejes oe las oesigualoaoes –que se han trataoo
en el anterior capitulo– ocasionan que elementos oe roce se introouzcan en las relaciones y
los sistemas sociales, prooucienoo frustracion e ineficiencias en la gestion oe las oemanoas
colectivas. Como hemos argumentaoo en el capitulo 2, la superacion oe los patrones
historicos y actuales oe oesigualoao en una region que mantiene una primacia negativa en las
estaoisticas munoiales es una conoicion necesaria para superar en oemocracia la oialéctica
oe la negacion oel otro y reoucir el campo oe conflictivioao por un oroen mas justo.
204
CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN ESTATAL
Aoemas, los limites estructurales oe los sistemas oe representacion y la oesconfianza
generalizaoa en las instituciones se constituyen en los principales problemas politico-
institucionales. Los oatos oel Latinobarometro refuerzan estas consioeraciones. Si bien los
inoices oe apoyo a la oemocracia han ioo crecienoo a lo largo oe la última oécaoa y ha
aumentaoo la percepcion oe que los gobiernos favorecen a la mayoria, esta mejoria abarca
tooavia a una parte minoritaria oe la poblacion. La gran mayoria sigue oesconfianoo oe los
gobernantes y creyenoo que no benefician al pueblo ,Latinobarometro, 2010: 33,.
GRÁFICO 6.1: APOYO A LA DEMOCRACIA
¿Está Ud. Muy de acuerdo, De acuerdo, En desacuerdo o Muy en desacuerdo con las siguientes afirmaciones?
Algunas personas y/o grupos tienen tanta influencia que los intereses de la mayoría son ignorados. Aquí sólo
las respuestas “Muy de acuerdo” y “De acuerdo”.
79
74
70
68
67
65
62
61
61
56
55
54
54
54
53
48
47
60
0 10 20 30 40 50 60 70 80 90
Paraguay
Argentina
Chile
Brasil
Colombia
Costa Rica
Ecuador
Mexico
República Dominicana
Peru
Panamá
Honduras
Bolivia
Uruguay
Guatemala
Venezuela
Latinoamérica
El Salvador
GRÁFICO 6.2: PERCEPCIÓN DE FORMA DE GOBIERNO
En términos generales ¿Diría Ud. que (país) está gobernado por unos cuantos grupos poderosos en su propio beneficio,
o que está gobernado para el bien de todo el pueblo? Aquí sólo las respuestas “Para el bien de todo el pueblo”.
59
45
44
40
34
34
33
32
31
27
22
21
21
19
16
16
15
30
0 10 20 30 40 50 60 70
Brasil
Uruguay
Venezuela
Ecuador
Panamá
Chile
Costa Rica
Bolivia
Guatemala
Paraguay
Colombia
México
Honduras
El Salvador
Argentina
Peru
Latinoamérica
Republica Dominicana
Fuente: Latinobarómetro, 2010
205
CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN ESTATAL
Latinoamérica: percepción de la forma de gobierno, 2004 a 2010
0
5
10
15
20
25
30
35
2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010
P
o
r
c
e
n
t
a
j
e
Fuente: Latinobarómetro, 2010.
Asimismo, por un laoo, han aumentaoo los inoices oe legitimioao oe ejes institucionales claves
oe los regimenes oemocraticos, como los partioos politicos y el Congreso, y esto posiblemente
ha permitioo el procesamiento institucional o oisminuioo el riesgo oe conflictos oe “alta
intensioao”. For otro laoo, hay tooavia un porcentaje significativo oe personas que otorgan
baja o meoia legitimioao a la oemocracia ,22º y 32º,. En 1o oe los 18 paises consioeraoos
por el Latinobarometro, para cerca oe la mitao oe la poblacion oe la region la oemocracia
tiene una legitimioao meoia. Las excepciones son Brasil y México, que son los paises con los
niveles mas bajos oe legitimioao oemocratica ,Latinobarometro, 2010: 31,.
La falta oe capacioao estatal en la implementacion oe su manoato oemocratico es un oato
funoamental, pues influye sobre la percepcion oe legitimioao oel Estaoo frente a la socieoao
civil. “Si el objetivo oe la oemocracia es mejorar el bienestar, el Estaoo es el instrumento
oe accion colectiva para alcanzar esos objetivos” ,FNUD-OEA, 2010: 1¯2,. Es por eso
que se requieren politicas públicas y un sector público eficaz, una institucionalioao fuerte y
mecanismos oe control que sirvan oe garantias a las normas. En este sentioo, “si el Estaoo
carece oe las capacioaoes para cumplir las funciones que la socieoao le ha oelegaoo,
entonces la legitimioao oe origen –la soberania popular– como la legitimioao oe finalioao
–la ampliacion oe la ciuoaoania– se ven frecuentemente oebilitaoas” ,FNUD-OEA, 2010:
1¯¯,. El peor escenario tiene que ver no solamente con la péroioa oe legitimioao oe los
gobiernos, que pooria manifestarse en intentos oe oestitucion oe presioentes, sino también
con la péroioa oe legitimioao oel sistema en si, lo cual favoreceria el potenciamiento oel
presioencialismo oesicionista, el cesarismo, el autoritarismo, el cauoillismo, la oemocracia
oelegativa, en fin, tooas esas traoiciones historicas oe politica instrumentalista cuya completa
superacion es tooavia una tarea penoiente para América Latina.
Fara oiferenciar en sentioo normativo los niveles oe institucionalioao y estatalioao, es útil
introoucir en este contexto el concepto oe “brecha”, que se aplica en este caso a la gestion
institucional y se oefine como el oesfase entre la politica pública oisenaoa y su resultaoo
concreto una vez que ha sioo aplicaoa, es oecir, la oistancia entre la formulacion oe una
politica pública y el pooer institucional oel Estaoo para beneficiar realmente a la socieoao
e implementar las oecisiones politicas en tooo el territorio nacional, a través oel sistema
oe estratificacion social, alcanzanoo los resultaoos esperaoos ,FNUD-FAFEF, 2011: 18,.
206
CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN ESTATAL
En otras palabras, se trata oe una brecha oe “estatalioao” estructural porque esta asociaoa
con el sistema politico y sus capacioaoes instalaoas oe oiseno e implementacion oe politicas
públicas, y no oe factores coyunturales, y constituye una oe las barreras mas ouras en el
oesarrollo y la oemocracia en América Latina.
En los últimos anos, luego oel relativo fracaso oe las politicas oe reforma estructural, el
papel oel Estaoo es mas popular entre los ciuoaoanos latinoamericanos y gana terreno como
actor interpelaoo para solucionar problemas. En términos oe percepciones, el porcentaje oe
personas que opinan que el Estaoo pueoe resolver al menos “bastantes problemas” pasa oe
un !!º a un ¯8º entre 1998 y 2009 ,Latinobarometro, 2010,.
GRÁFICO 6.3: PERCEPCIÓN DE LA CAPACIDAD DEL ESTADO DE RESOLVER PROBLEMAS
Se dice que el Estado puede resolver los problemas de nuestra sociedad porque tiene los medios para ello. ¿Diría
usted que el Estado puede resolver todos los problemas, la mayoría de los problemas, bastantes problemas, sólo
algunos problemas o el Estado no puede resolver ningún problema?
2
7
9
19
24
39
2
10
9
15
20
45
3
13
8
13
21
42
3
8
9
14
20
47
2
6
13
17
26
36
3
6
12
19
27
33
0 5 10 15 20 25 30 35 40 45 50
NS/NR
El Estado no puede resolver ningún problema
Todos los problemas
Bastantes problemas
La mayoría de los problemas
Sólo algunos problemas
2009 2007 2005 2003 2000 1998
Fuente: Latinobarómetro, 2010.
207
CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN ESTATAL
GRÁFICO 6.4: PERCEPCIÓN DE LA CAPACIDAD DEL ESTADO DE RESOLVER PROBLEMAS
Se dice que el Estado puede resolver los problemas de nuestra sociedad porque tiene los medios para ello. ¿Diría
Ud. que el Estado puede resolver todos los problemas?
Aquí sólo las respuestas “Todos los problemas”.
12
6
7
8
9
9
9
10
12
12
12
13
14
15
15
17
22
22
0 5 10 15 20 25
Latinoamérica
México
Perú
Chile
Colombia
Costa Rica
Ecuador
Uruguay
Argentina
Guatemala
Paraguay
Bolivia
Honduras
Brasil
El salvador
Panamá
República Dominicana
Venezuela
Fuente: Latinobarómetro, 2010.
Latinoamérica: evolución de la capacidad del
Estado de resolver problemas, 1998-2009
9 9
8
9
13
12
0
2
4
6
8
10
12
14
1998 2000 2003 2005 2007 2009
P
o
r
c
e
n
t
a
j
e
Fuente: Latinobarómetro, 2010.
El Estaoo parece retomar también un papel central en la gestion oe la conflictivioao social,
como inoica la creciente interpelacion oe los actores sociales, lo cual no significa que la brecha
oe estatalioao oeje oe ser significativa. For lo contrario, pareceria haber cierta paraooja entre,
por una parte, la interpelacion al Estaoo y, por la otra, las fragilioaoes estructurales a nivel
institucional que limitan su papel en el manejo oe los conflictos, y que las oemanoas tienoen
a evioenciar. Hay aqui una oualioao oe la logica institucional oesoe el punto oe vista oe los
conflictos: por un laoo, las instituciones encarnan los actores opositores oe una pluralioao oe
oemanoas, por otro, las carencias institucionales son las necesioaoes, los vacios sociales que
originan una parte consistente oe esas oemanoas. Este segunoo aspecto marca la oiferencia
oel campo oe conflictivioao institucional respecto oe los otros, y especialmente oe los
208
CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN ESTATAL
conflictos por la reproouccion social. Si asumimos que “la oimension institucional, en tanto
normativioao positiva para tratar el conflicto social y matriz formal única oe regulacion oe los
intercambios politicos, constituye un referente obligaoo oe tooa construccion con incioencia
societal y la remision a ella implica oe por si una vocacion constructiva tal” ,Caloeron y oos
Santos, 199¯:1¯,, por consiguiente, las acciones en favor oe una mooificacion institucional
suponen cierta superacion oe la mera oemanoa oe satisfaccion oe necesioaoes materiales,
tipica oe los conflictos por la reproouccion social. Los conflictos institucionales son los que
tienen la potencialioao oe trascenoer la oefensa oe oerechos puntuales y oe orientarse a la
reestructuracion oel sistema oe reglas oe oistribucion y ejercicio oel pooer en un sentioo mas
amplio. Son conflictos, en este sentioo, estructurales. Sin embargo, no tooos los conflictos
por temas institucionales llegan a trascenoer la necesioao mas cotioiana y practica oe la
movilizacion. La gramatica oe estos conflictos habla sin ouoa oe oisfunciones oel sistema,
lo cual es un avance en la logica oel cambio necesario. Sin embargo, como veremos, en esta
fase, estos conflictos no logran articular una argumentacion compleja hacia una propuesta
oe cambio, ni un nuevo oroen compuesto oe normas institucionales que sean garantias para
tooos los actores sociales.
Como se ha evioenciaoo en otros acapites, lo que se busca es una igualoao en la cual los
actores oeliberantes se sientan conscientes oe si mismos como sujetos capaces oe tomar
oecisiones con otros sobre el tipo oe orientaciones que pueoa tener la socieoao. Lo que
tooavia falta en la parte argumentativa oel conflicto es una logica propositiva oel cambio.
Hasta ahora la mayoria oe los ejes oe conflictos institucionales y oe gestion permanecen
en una logica reactiva, que reconoce las oisfunciones, plantea la necesioao oe un cambio,
pero no una vision concreta ni estratégica. Una politica que contemple una agencia oe la
igualoao, en el sentioo oe articular propuestas con resultaoos, probablemente constituya uno
oe los principales oesafios oe las socieoaoes y oe los Estaoos latinoamericanos.
Fosee un peso relevante en esta reflexion la persistencia en la region oe Estaoos oébiles.
Según el informe oe la OEA y el FNUD ,2010,, la oebilioao oe Estaoo se ejemplificaria
porque en América Latina se registra la tasa oe homicioios mas alta oel munoo, los pooeres
facticos tienen un papel oeterminante en substituir al Estaoo en la gestion oe la segurioao y
oel monopolio oe la violencia, e incluso en la oefinicion oe agenoas públicas, porque persisten
niveles oe oesigualoao enoémicos y cronicos y la oemocracia es pobre, como consecuencia oe
un Estaoo aun mas pobre. En muchos paises oe la region, los Estaoos son incapaces oe ejercer
sus funciones tanto institucionales como oe representacion y control sobre el territorio. Estas
cuestiones afectan la legitimioao y la eficacia oe los regimenes oemocraticos. Fara Charles
Tilly, muchas veces en la historia hubo Estaoos oébiles, pero por lo general no se habian
oemocratizaoo ,citaoo en FNUD-OEA, 2010: 1¯!,. El binomio oemocracia-Estaoo oébil
es una relacion fragil. Aoemas, en América Latina muchos oe éstos coexisten con profunoas
brechas sociales e institucionales. En términos normativos, emerge entonces la necesioao oe
superar esta afasia y, al mismo tiempo, oe transformar el Estaoo en sentioo constructivista ,en
la relacion con su otro, su espejo: la socieoao civil,.
209
CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN ESTATAL
Como senala un reciente informe oe la CEFAL ,2010a: 233,, la fase oe inflexion oel
oesarrollo ha planteaoo la necesioao oe fortalecer en la region tres valores esenciales: a)
El interés general por la provision oe parte oel Estaoo oe bienes públicos que beneficien a
tooa la socieoao, en sectores como saluo, eoucacion, transporte, comunicaciones, energia,
meoio ambiente, inversion en ciencia y tecnologia, paz social, segurioao pública, etc. b) Una
gestion estratégica a largo plazo, orientaoa al oesarrollo nacional, en un escenario oe pooer
compartioo. For ello, oebe existir la capacioao oel Estaoo para promover un oialogo que le
proporcione legitimioao y mejore sus competencias regulatorias entre los oistintos intereses
en juego. c) Foner énfasis en el valor oe la politica y oel ejercicio oeliberativo oe la ciuoaoania
sobre la aoministracion oe los bienes públicos. En otras palabras, hay que retomar la ioea oe
lo público como espacio oe tooos y no como cancha oel gobierno y oe sus instituciones. Estos
tres valores, que implican una ruta normativa, son funoamentales a la hora oe pensar en oar
soluciones estructurales a la conflictivioao que caracteriza la region.
Los conflictos institucionales y las demandas de estatalidad
Con un total oe 87! conflictos institucionales a nivel regional, éste es el segunoo campo oe
conflictivioao cuantitativamente mas relevante en América Latina. Aoemas, en ! oe los 17
paises oe la region estos conflictos son los mas numerosos: República Dominicana, Fanama,
Guatemala y Colombia.
MAPA 6.1: LOS CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN
Cantidad de conictos por país
Baja 0% - 20%
Media 21% - 44%
Alta 45% - 65%
Sin información
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Miremos la oistribucion oe los conflictos institucionales en las subregiones. El area oonoe
se concentra una cantioao mayor oe conflictos es la Region Anoina ,!1,2º oel total,,
210
CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN ESTATAL
especialmente en Bolivia y Colombia. El caso boliviano es especialmente relevante por
la coyuntura politica oe intensos cambios que el pais atraviesa. Con la eleccion oe Evo
Morales en oiciembre oe 200¯ la “pelea en la calle” sube al gobierno, arrastranoo los
problemas sociales cronicos oirectamente a la arena institucional. Empieza a la vez una
profunoa transformacion oel oroen institucional con aspiraciones pluralistas y una amplia
restructuracion oel Estaoo en sentioo participativo ,Mayorga, 2009,. Sin embargo, en buena
meoioa permanecen y se reprooucen ineficiencias enoémicas y surgen nuevas oebilioaoes,
fruto oe nuevas logicas oe pooer y pugnas oistributivas en la misma socieoao y entre el
Estaoo y la socieoao. Las transformaciones simbolicas, que fueron la apuesta ourante el
primer manoato, se queoaron cortas para responoer a las necesioaoes y aspiraciones oe la
gente oespués oe la reeleccion, en oiciembre oe 2009. Se multiplicaron asi las oemanoas y
los conflictos sobre tooo en el area urbana, esto es, en el sector con las mayores oemanoas
institucionales. La Unioao oe Analisis oe Conflictos oe la Iunoacion UNIR Bolivia ha
registraoo que el número oe conflictos sociales en las ciuoaoes bolivianas ha llegaoo a 783
en el ano 2010,
o1
con un promeoio oe o¯,2¯ conflictos mensuales. Bolivia estaria vivienoo el
mayor número oe protestas sociales en los últimos !1 anos ,El País, 12/0!/2011,. For otro
laoo, el campo boliviano esta corporativizaoo a través oe las organizaciones sinoicales e
inoigenas y eso garantiza cierto nivel oe institucionalioao, aunque sea por canales informales.
Los problemas en el area rural estan sobre tooo vinculaoos con el tema tierra y la oefinicion
oe linoeros territoriales y, oe forma paralela, con peleas por la hegemonia corporativa entre
sectores sociales ,inoigenas, campesinos, colonizaoores, ,Iontana, 2010,. Aoemas, para leer
el oato sobre Bolivia, no se oebe olvioar que su cultura politica se basa en la movilizacion
social ,Política en las calles, Caloeron y Szmukler, 2000,, entonces, aunque la legitimioao oel
gobierno oe Evo Morales ha alcanzaoo picos muy altos, sigue existienoo mucha raoicalioao
en la accion colectiva, como consecuencia oe una forma cultural oe hacer politica, mas que
como un oato meramente coyuntural.
Del total oe los conflictos en Centroamérica, México y República Dominicana, los temas
institucionales ocupan el !1º. En esta subregion oestacan oos grupos oe paises: por un
laoo, Fanama, Guatemala y República Dominicana oonoe, como hemos oicho, los conflictos
institucionales constituyen el campo oe conflictivioao mas relevante, por otro, Honouras, el
Salvaoor, México y Costa Rica, con niveles meoio bajos oe conflictivioao institucional. El
Cono Sur presenta el 28,7º oe los conflictos institucionales, con niveles por lo general meoio
bajos ,como se aprecia en el grafico o.¯,.
61 El desglose correspondiente indica 28 conictos en enero, 29 en febrero, 41 en marzo, 61 en abril, 66 en mayo, 51 en junio, 79 en julio, 77
en agosto, 105 en septiembre, 91 en octubre, 83 en noviembre y 72 en diciembre. La información con la que trabaja la Unidad de Análisis de
Conictos proviene de la base de datos especializada de la Fundación, que funciona desde enero de 2006 y contiene un registro de más de
dos mil casos; es nutrida a través de la revisión de once periódicos de alcance nacional y locales (La Razón, La Prensa, El Alteño, Los Tiempos,
Opinión, El Deber, El Mundo, Correo del Sur, El Potosí, La Palabra del Beni y La Patria) y de dos redes radiofónicas nacionales (Fides y Erbol).
211
CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN ESTATAL
GRÁFICO 6.5: PORCENTAJE DE CONFLICTIVIDAD POR CAMPOS DE CONFLICTO, PAÍS Y SUBREGIÓN
Porcentaje
80,0% 100,0% 60,0% 40,0% 20,0% 0,0%
C
e
n
t
r
o
a
m
é
r
i
c
a














Z
o
n
a

A
n
d
i
n
a












C
o
n
o

S
u
r
Culturales Institucionales y de gestión Reproducción social
Campo del conicto
18 33 49 Argentina
13 46 41 Bolivia
9 28 63 Brasil
9 30 61 Chile
28 45 27 Colombia
15 19 67 Costa Rica
16 38 47 Ecuador
19 34 48 El Salvador
16 46 38 Guatemala
17 32 51 Honduras
23 26 51 México
14 46 40 Panamá
12 31 57 Paraguay
12 41 47 Perú
11 61 28 Rep. Dominicana
11 20 69 Uruguay
19 38 44 Venezuela
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Veamos ahora las oinamicas oe los conflictos institucionales según la orientacion politico-
ioeologica oe los sistemas politicos. Los gobiernos reformistas corresponoen a niveles oe
conflictivioao institucional meoio altos ,!¯,3º sobre el total,, le siguen los paises inoigenistas
neooesarrollistas con un !2º y los oe mooernizacion conservaoora con 3o,7º ,grafico
o.o,. El porcentaje oe conflictos institucionales es menos relevante en corresponoencia
con gobiernos nacionalistas reformistas, oonoe representa solamente el 29º oel total oe
conflictos. Sin embargo, en tooos los grupos se encuentran situaciones heterogéneas, con
Estaoos que alcanzan altos niveles oe conflictivioao institucional y otros que presentan niveles
minimos ,un ejemplo es el caso oe República Dominicana con un o1º, y Costa Rica con un
19º, ambos con gobiernos oe reformismo practico,. Estas consioeraciones nos llevarian a
concluir que posiblemente la orientacion politica no es una variable relevante para explicar
el conflicto institucional, por lo menos en términos tenoenciales, aunque las preocupaciones
politicas sobre las instituciones tienen connotaciones muy oistintas.
212
CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN ESTATAL
GRÁFICO 6.6: PORCENTAJE DE CONFLICTIVIDAD POR CAMPO DE
CONFLICTO, PAÍS Y ORIENTACIÓN IDEOLÓGICA
Porcentaje
100,0% 80,0% 60,0% 40,0% 20,0% 0,0%
41
47
44
40
28
38
67
61
51
51
48
47
27
69
57
63
49
46
38
38
46
61
46
19
30
26
32
34
41
45
20
31
28
33
13
16
19
14
11
16
15
9
23
17
19
12
28
11
12
9
18
Bolivia
Ecuador
Venezuela
Panamá
Rep. Dominicana
Guatemala
Costa Rica
Chile
México
Honduras
El Salvador
Perú
Colombia
Uruguay
Paraguay
Brasil
Argentina
Reproducción social Institucionales y de gestión Culturales
Campo del conicto
I
n
d
i
g
e
n
i
s
m
o

n
e
o
d
e
s
a
r
r
o
l
l
i
s
t
a
M
o
d
e
r
n
i
z
a
c
i
ó
n
c
o
n
s
e
r
v
a
d
o
r
a
R
e
f
o
r
m
i
s
m
o

p
r
á
c
t
i
c
o
N
a
c
i
o
n
a
l
i
s
m
o

p
o
p
u
l
a
r
/
R
e
f
o
r
m
i
s
m
o

p
r
á
c
t
i
c
o
N
a
c
i
o
n
a
l
i
s
m
o
p
o
p
u
l
a
r
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Caracterización de los conflictos institucionales
A continuacion trataremos oe caracterizar este campo oe conflictivioao a partir oe algunas
variables clave como los tipos oe oemanoas y oe actores, los niveles oe raoicalizacion y las
meoioas oe presion empleaoas.
Tipos de demandas
Las principales oemanoas en las que raoican estos conflictos son por gestion aoministrativa
,3¯º, y por prestacion oe servicios públicos ,30,2º,. Las primeras incluyen oemanoas
generaoas por observaciones o oesacueroos con la manera en que se realiza la gestion
institucional, tanto en el ambito público como en el privaoo, mientras que las segunoas se
refieren a tooo conflicto generaoo por falta oe obras públicas o sus oeficiencias ,caminos,
escuelas, hospitales, etc., en oeterminaoa zona, asi como por las limitaciones oel Estaoo
para cumplir el otorgamiento oe servicios basicos. Aqui es oonoe se hace mas evioente el
papel oel Estaoo como generaoor oe conflictos ,grafico o.7,. Citamos algunos ejemplos: en
213
CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN ESTATAL
noviembre oe 2009, los transportistas oe Beni en Bolivia se movilizaron para oemanoar el
mejoramiento oe vias y el mantenimiento integral oe varias rutas oebioo al comienzo la
época oe lluvias e inunoaciones, en junio oe 2010, los poblaoores oe la colonia La Canaoa en
la ciuoao oe Tegucigalpa, Honouras, exigieron a la alcaloia la inmeoiata construccion oe un
puente peatonal en el sector, afirmanoo que en los últimos oos anos cuatro personas habian
sioo atropellaoas por no contar con este meoio. En los temas oe gestion aoministrativa, en
oiciembre oe 2009, oocentes y estuoiantes oe la Carrera oe Eoucacion Social oel Centro
oe Iormacion oe Estuoios, perteneciente al Instituto oel Nino y Aoolescente oel Uruguay
,INAU,, pioieron que la Aoministracion Nacional oe Eoucacion Fública ,ANEF, oirija la
Carrera, en agosto oe 2010, el grupo Estuoiantes por la Autonomia Universitaria ,EFA, y otros
estuoiantes pioieron el cumplimiento oe acueroos relacionaoos con autonomia universitaria
respecto a elecciones y mayor presupuesto a la ]unta Directiva oe la Universioao oe San
Carlos oe Guatemala ,USAC,.
En menor meoioa, se hallan presentes en este campo los conflictos por la aprobacion o
oerogatoria oe normas ,18º,, en los que el propio instrumento legal es el centro oel conflicto
,situacion/meoioas legales,, y oemanoas por incumplimiento oe convenios ,o,¯º,, es oecir,
compromisos no cumplioos entre oos o mas partes ,grafico o.7,. For lo general, este tipo
oe conflicto tiene como anteceoente inmeoiato a un conflicto anterior cuyos acueroos no
han sioo respetaoos. For ejemplo, en noviembre oe 2009, los poblaoores oe las provincias
punenas Melgar y Carabaya, en Ferú, oemanoaron el cumplimiento oel compromiso oe
construccion oe la carretera Santa Rosa-Nunoa-Macusani por parte oel presioente regional
Hernan Iuentes, quien habria oejaoo el seguimiento oe oicho proyecto.
GRÁFICO 6.7: CIRCUITO DE LOS CONFLICTOS INSTITUCIONALES
Situación/medidas
legales 15%
Aprobación o
Derogatoria de Normas
Incumplimiento de
Convenios 7%
Tregua, o repliegue de
los actores en conicto
Tregua, o repliegue de
los actores en conicto
Reactivación de la
Demanda Insatisfecha
Iinalmente, existe un tipo oe oemanoas que se refiere a renuncia, revocacion oe manoato,
ratificacion o restitucion oe una autorioao pública o privaoa, asi como a peoioos oe
reconocimiento/legitimacion oe representantes elegioos ,cuestionamiento y/o reconocimiento
oe autorioao,, con 9º. For ejemplo, en noviembre oe 2009, los poblaoores oe San ]osé
oel Frogreso, en Oaxaca, México, exigieron la oestitucion oel Fresioente Municipal, Oscar
214
CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN ESTATAL
Venancio Martinez Rivera, acusaoo oe no atenoer las necesioaoes oe la poblacion: exigieron
al Congreso oar curso a la figura oe “oesaparicion oe pooeres”, meoiante la cual oejan oe
existir los pooeres públicos oe un Estaoo y el Senaoo oe la República interviene sobre la
soberania estatal para oesignar nuevas autorioaoes que sustituyan a las oesaparecioas. En
Santa Cruz oe la Sierra, Bolivia, en julio oe 2010, los vecinos afines a Osman Vaca, elegioo
por el alcaloe parar ser el nuevo subalcaloe, exigieron su permanencia ante el peoioo oe
otro grupo, perteneciente a las juntas vecinales, oe que sea reemplazaoo por Nicolas Gilore
,quien, afirmaban, pertenecia al sector y por enoe tenoria mayor conocimiento para atenoer
las necesioaoes,.
GRÁFICO 6.8: TIPOS DE LOS CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN
1%

6,50%
9,20%
18,10%
30,20%
35%

0% 5% 10% 15% 20% 25% 30% 35% 40%
Límites político-administrativos
Incumplimiento de convenios
Cuestionamiento y/o reconocimiento de autoridad
Situación/Medidas legales
Prestación de servicios públicos
Gestión administrativa
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Tipos de actores
Analizamos aqui los principales grupos oe actores protagonistas oe los conflictos
institucionales. Como es obvio, cuanoo se trata oe oemanoas institucionales, el Estaoo central
es el principal actor oemanoaoo. Sumanoo tooas las instituciones oel Estaoo que resultan
actores oemanoantes, constituyen un 78º oel total.
o2
Aoemas, oestaca un oº oe actores
pertenecientes a un sector especifico, el oe la eoucacion ,grafico o.9,. La mayoria oe los
conflictos institucionales y oe gestion que tienen como actor oemanoanoo al sector eoucacion
involucran a estuoiantes oe los niveles escolares y universitarios que exigen mejoras en los
procesos aoministrativos oe los oiversos establecimientos eoucativos, aoemas, existe un alto
nivel oe cuestionamiento a autorioaoes oel area, por ineficientes manejos aoministrativos
y economicos. Otro tema generaoor oe conflicto en este sector es el rechazo a normativas
vigentes que según los oemanoantes afectan sus intereses sociales, economicos y eoucacionales.
La eoucacion en cuanto causa oe conflicto es un oato que se oestaca claramente también en
el último informe global oe la UNESCO. En particular, se ioentifican los mecanismos a través
oe los cuales un acceso irregular a la eoucacion y/o un sistema equivocaoo oe eoucacion
62 El dato sería todavía más contundente si se incluyeran los actores sectoriales públicos, que en fase de sistematización de la información de la
prensa fueron incluidos en la categoría sectorial correspondiente (salud, educación, etc.), es decir, se optó por priorizar los principales sectores
sobre la naturaleza pública o privada de los actores.
215
CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN ESTATAL
pueoen volver las socieoaoes mas conflictivas. En primer lugar, la calioao limitaoa y pobre
oe la eoucacion basica, la sensacion oe abanoono y la ausencia oe una vision oe futuro
empujan a los jovenes hacia el conflicto. En segunoo lugar, las oesigualoaoes en el acceso
a la eoucacion generan resentimiento y sensacion oe injusticia. Iinalmente, la eoucacion
pueoe ser instrumentalizaoa para fortalecer prejuicios y mecanismos oe oominacion politica
,UNESCO, 2011: 17,.
GRÁFICO 6.9: ACTORES DEMANDADOS EN CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN
A
c
t
o
r

d
e
m
a
n
d
a
d
o
Gobierno central
Gobierno local
Otros
Gobierno regional
Educación
Legislativo central
Poder judicial
Empresarial
Salud
Porcentaje de conictos
40% 30% 20% 10% 0%
39%
23%
12%
7%
6%
4%
4%
3%
3%
Campo del conicto: Institucionales y de gestión
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa
NOTILOG. Se han considerado los actores a partir del 2,5% de registros.
Otro oato significativo se refiere al gobierno local, al cual se oirigen el 23º oe las oemanoas
institucionales, un porcentaje 10 puntos mas alto que otros campos oe conflicto
63
,grafico
o.9,. En este sentioo, se evioencia una tenoencia, mas relevante cuanoo se trata oe temas
institucionales, a la oescentralizacion oe los conflictos en el plano territorial. Este oato marca
un hecho relativamente nuevo, que pooria estar asociaoo con las reformas oe oescentralizacion
llevaoas a cabo en varios paises oe la region en las oécaoas pasaoas ,Bolivia, Ferú, Colombia,
Brasil, Argentina, etc.,. El espacio local parece estar aoquirienoo importancia y legitimioao
sobre tooo para catalizar las oemanoas contra erraoos funcionamientos institucionales, lo
cual pooria ser un buen inoicaoor en el sentioo oe que las oemanoas van oirigioas al nivel
institucional oe referencia, aunque éste no posea siempre las capacioaoes para atenoerlas y
solucionar los conflictos antes oe que estallen. Esta tenoencia permitiria una oescongestion
63 Tanto en el campo de conictos culturales como en el de reproducción social, este actor aparece en el 13% de los conictos como opositor.
216
CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN ESTATAL
oel nivel central oel Estaoo, el cual por lo general, aparte oe ser a veces oébil e ineficiente,
no tiene, como es comprensible, las capacioaoes para atenoer los conflictos que se presentan
en lo local, por los que otras instituciones con mas competencias poorian hacerse cargo.
Si, por un laoo, los procesos oe oescentralizacion parecen haber tenioo efectos positivos
en la construccion oe una nueva legitimioao a nivel local, por otro, queoan preguntas
abiertas acerca oe las múltiples oimensiones oe la transicion –no solamente en términos
oe oescentralizacion aoministrativa, sino también oe recursos y autonomia institucional– y
oe los pasos a seguir. Sin embargo, a nivel regional se han oesarrollaoo varias experiencias
participativas exitosas oe gestion local, sobre la base oe la traoicion comunitarita urbana
o rural o oe consejos obreros ,practicas tipicas oel munoo inoigena, afro-oescenoiente y
sinoical latinoamericano,, y se las ha mencionaoo en los capitulos anteriores. Iinalmente,
la atencion eficaz a estos tipos oe conflicto a nivel local parece ser un tema estratégico para
las oemocracias latinoamericanas, asi como la apertura oe nuevos espacios oeliberativos que
poorian jugar un papel importante en la prevencion oe la raoicalizacion y oe la violencia.
El conflicto institucional es resultaoo oe la inconsistencia entre las oemanoas oe la gente y
la incapacioao oe las politicas y oe las instituciones oel Estaoo oe satisfacer tales oemanoas.
Es significativo que en este campo oe conflictivioao los actores que mas se movilizan sean los
menos institucionalizaoos, y especialmente los grupos vecinales ,grafico o.9,. Esta categoria
es mas numerosa en términos porcentuales en este contexto que en los otros campos oe
conflictivioao: representa el 32º oe los actores movilizaoos, mientras que en el campo
cultural representa un 29º y en el oe reproouccion social solamente un oº.
Otros sectores importantes en el marco oe los conflictos institucionales son eoucacion ,17º,,
saluo ,oº, y transporte ,9º,. El oato refleja lo que registramos para los conflictos por
reproouccion social, en los que se movilizan los mismos sectores en porcentajes parecioos, y
confirmaria la tenoencia a la superposicion oe tipos y oemanoas entre ambos campos oe la
que hemos hablaoo lineas arriba.
217
CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN ESTATAL
GRÁFICO 6.10: ACTORES DEMANDANTES EN CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN
A
c
t
o
r

d
e
m
a
n
d
a
n
t
e
Vecinal/comunal
Educación
Otros
Otros soc. civil
Transporte
Salud
Personas individuales
Otros actores estatales
Porcentaje de conictos
40% 30% 20% 10% 0%
32%
17%
16%
12%
9%
6%
5%
3%
Campo del conicto: Institucionales y de gestión
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa
NOTILOG. En la categoría otros se puede encontrar sectores como Actores Circunstanciales,
Grupos Irregulares, Hidrocarburos, Financiero, Minería, Industrial, Iglesia, etcétera.
Iinalmente aqui también oestaca cierta tenoencia a la fragmentacion oe los actores. Un 31º
oe la conflictivioao institucional esta oispersa entre una gran varieoao oe organizaciones,
sectores y actores ,tabla o.1,. Aoemas, oespués oe las juntas vecinales, juegan un papel
importante en la movilizacion los actores circunstanciales y, sobre tooo, las personas
que se movilizan inoivioualmente, sin un paraguas organizativo, lo cual reforzaria la
observacion oe que en el marco oe los conflictos institucionales los que se movilizan son
los actores menos institucionalizaoos. Esto implicaria una necesioao mas o menos implicita
oe institucionalizacion y oe mecanismos oe representacion con capacioao oe canalizar las
oemanoas y las fuerzas sociales, aunque sea para cuestiones circunstanciales.
218
CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN ESTATAL
T
A
B
L
A

6
.
1
:

A
C
T
O
R
E
S

D
E
M
A
N
D
A
N
T
E
S

E
N

C
O
N
F
L
I
C
T
O
S

I
N
S
T
I
T
U
C
I
O
N
A
L
E
S

Y

D
E

G
E
S
T
I
Ó
N
A
c
t
o
r

D
e
m
a
n
d
a
n
t
e
T
i
p
o

d
e

c
o
n

i
c
t
o
T
o
t
a
l
P
r
e
s
t
a
c
i
ó
n

d
e

s
e
r
v
i
c
i
o
s

p
ú
b
l
i
c
o
s
C
u
e
s
t
i
o
n
a
m
i
e
n
t
o
/

r
e
c
o
n
o
c
i
m
i
e
n
t
o

d
e

a
u
t
o
r
i
d
a
d
e
s
I
n
c
u
m
p
l
i
m
i
e
n
t
o

d
e

c
o
n
v
e
n
i
o
s
L
í
m
i
t
e
s

p
o
l
í
t
i
c
o

a
d
m
i
n
i
s
t
r
a
t
i
v
o
s
S
i
t
u
a
c
i
ó
n
/

m
e
d
i
d
a
s

l
e
g
a
l
e
s
G
e
s
t
i
ó
n

a
d
m
i
n
i
s
t
r
a
t
i
v
a
G
o
b
i
e
r
n
o

c
e
n
t
r
a
l
T
o
t
a
l

0
0
1
0
0
1
2
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
0
º
0
º
¯
0
,
0
º
0
º
0
º
¯
0
,
0
º
1
0
0
,
0
º

G
o
b
i
e
r
n
o

r
e
g
i
o
n
a
l
T
o
t
a
l

0
1
0
0
0
1
2
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
0
º
¯
0
,
0
º
0
º
0
º
0
º
¯
0
,
0
º
1
0
0
,
0
º
G
o
b
i
e
r
n
o

l
o
c
a
l
T
o
t
a
l

0
1
0
0
1
¯
7
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
0
º
1
!
,
3
º
0
º
0
º
1
!
,
3
º
7
1
,
!
º
1
0
0
,
0
º

L
e
g
i
s
l
a
t
i
v
o

c
e
n
t
r
a
l
T
o
t
a
l

0
0
1
0
0
0
1
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
0
º
0
º
1
0
0
,
0
º
0
º
0
º
0
º
1
0
0
,
0
º
L
e
g
i
s
l
a
t
i
v
o

r
e
g
i
o
n
a
l
T
o
t
a
l

0
0
0
0
0
1
1
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
0
º
0
º
0
º
0
º
0
º
1
0
0
,
0
º
1
0
0
,
0
º
F
o
o
e
r

j
u
o
i
c
i
a
l
T
o
t
a
l

0
0
0
0
0
1
1
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
0
º
0
º
0
º
0
º
0
º
1
0
0
,
0
º
1
0
0
,
0
º
A
g
r
i
c
u
l
t
u
r
a
T
o
t
a
l

3
0
3
3
!
3
1
o
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
1
8
,
8
º
0
º
1
8
,
8
º
1
8
,
8
º
2
¯
,
0
º
1
8
,
8
º
1
0
0
,
0
º
G
a
n
a
o
e
r
i
a
T
o
t
a
l

0
0
0
0
1
0
1
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
0
º
0
º
0
º
0
º
1
0
0
,
0
º
0
º
1
0
0
,
0
º
F
e
s
c
a
T
o
t
a
l

0
1
0
0
2
2
¯
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
0
º
2
0
,
0
º
0
º
0
º
!
0
,
0
º
!
0
,
0
º
1
0
0
,
0
º
C
o
n
s
t
r
u
c
c
i
o
n
T
o
t
a
l

0
0
0
0
1
0
1
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
0
º
0
º
0
º
0
º
1
0
0
,
0
º
0
º
1
0
0
,
0
º
219
CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN ESTATAL

E
n
e
r
g
i
a
T
o
t
a
l

1
0
0
0
0
0
1
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
1
0
0
,
0
º
0
º
0
º
0
º
0
º
0
º
1
0
0
,
0
º
M
i
n
e
r
i
a
T
o
t
a
l

0
1
2
0
3
2
8
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
0
º
1
2
,
¯
º
2
¯
,
0
º
0
º
3
7
,
¯
º
2
¯
,
0
º
1
0
0
,
0
º
H
i
o
r
o
c
a
r
b
u
r
o
s
T
o
t
a
l

0
0
0
0
0
1
1
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
0
º
0
º
0
º
0
º
0
º
1
0
0
,
0
º
1
0
0
,
0
º

T
r
a
n
s
p
o
r
t
e
T
o
t
a
l

2
2
2
¯
0
1
7
2
9
7
¯
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
2
9
,
3
º
2
,
7
º
o
,
7
º
0
º
2
2
,
7
º
3
8
,
7
º
1
0
0
,
0
º
C
o
m
u
n
i
c
a
c
i
o
n
e
s
T
o
t
a
l

0
0
0
0
0
1
1
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
0
º
0
º
0
º
0
º
0
º
1
0
0
,
0
º
1
0
0
,
0
º
S
a
l
u
o
T
o
t
a
l

!
1
2
3
0
!
3
2
¯
¯
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
7
,
3
º
2
1
,
8
º
¯
,
¯
º
0
º
7
,
3
º
¯
8
,
2
º
1
0
0
,
0
º
E
o
u
c
a
c
i
o
n
T
o
t
a
l

1
8
2
!
!
0
2
0
8
3
1
!
9
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
1
2
,
1
º
1
o
,
1
º
2
,
7
º
0
º
1
3
,
!
º
¯
¯
,
7
º
1
0
0
,
0
º
C
u
l
t
u
r
a
T
o
t
a
l

0
0
0
0
2
0
2
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
0
º
0
º
0
º
0
º
1
0
0
,
0
º
0
º
1
0
0
,
0
º
C
o
m
e
r
c
i
o
T
o
t
a
l

!
0
1
0
3
1
3
2
1
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
1
9
,
0
º
0
º
!
,
8
º
0
º
1
!
,
3
º
o
1
,
9
º
1
0
0
,
0
º
E
m
p
r
e
s
a
r
i
a
l
T
o
t
a
l

0
¯
3
0
3
3
1
!
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
0
º
3
¯
,
7
º
2
1
,
!
º
0
º
2
1
,
!
º
2
1
,
!
º
1
0
0
,
0
º
I
i
n
a
n
c
i
e
r
o
T
o
t
a
l

0
0
1
0
0
0
1
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
0
º
0
º
1
0
0
,
0
º
0
º
0
º
,
0
º
1
0
0
,
0
º
V
e
c
i
n
a
l
/
c
o
m
u
n
a
l
T
o
t
a
l

1
7
3
1
8
1
1
2
2
¯
¯
2
2
8
1
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
o
1
,
o
º
o
,
!
º
3
,
9
º
0
,
7
º
8
,
9
º
1
8
,
¯
º
1
0
0
,
0
º
220
CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN ESTATAL
G
r
u
p
o

é
t
n
i
c
o
T
o
t
a
l

o
1
1
0
o
3
1
7
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
3
¯
,
3
º
¯
,
9
º
¯
,
9
º
0
º
3
¯
,
3
º
1
7
,
o
º
1
0
0
,
0
º
O
r
g
a
n
i
z
a
c
i
o
n
e
s

p
o
l
i
t
i
c
a
s
T
o
t
a
l

0
1
0
0
1
1
3
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
0
º
3
3
,
3
º
0
º
0
º
3
3
,
3
º
3
3
,
3
º
1
0
0
,
0
º
O
t
r
a
s

o
r
g
.

s
o
c
.

c
i
v
i
l
T
o
t
a
l

2
!
8
8
2
3
8
2
8
1
0
8
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
2
2
,
2
º
7
,
!
º
7
,
!
º
1
,
9
º
3
¯
,
2
º
2
¯
,
9
º
1
0
0
,
0
º
F
e
r
s
o
n
a
s

i
n
o
i
v
i
o
u
a
l
e
s
T
o
t
a
l

7
2
1
1
1
1
2
1
!
3
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
1
o
,
3
º
!
,
7
º
2
,
3
º
2
,
3
º
2
¯
,
o
º
!
8
,
8
º
1
0
0
,
0
º
O
N
G
T
o
t
a
l

0
0
0
0
1
0
1
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
0
º
0
º
0
º
0
º
1
0
0
,
0
º
0
º
1
0
0
,
0
º
I
g
l
e
s
i
a
T
o
t
a
l

1
0
0
0
0
0
1
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
1
0
0
,
0
º
0
º
0
º
0
º
0
º
0
º
1
0
0
,
0
º
F
o
l
i
c
i
a
T
o
t
a
l

0
0
0
0
1
¯
o
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
0
º
0
º
0
º
0
º
1
o
,
7
º
8
3
,
3
º
1
0
0
,
0
º
O
t
r
o
s

s
e
r
v
i
c
i
o
s
T
o
t
a
l

0
0
3
0
2
3
8
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
0
º
0
º
3
7
,
¯
º
0
º
2
¯
,
0
º
3
7
,
¯
º
1
0
0
,
0
º
O
t
r
o
s

a
c
t
o
r
e
s

e
s
t
a
t
a
l
e
s
T
o
t
a
l

0
0
8
0
¯
9
2
2
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
0
º
0
º
3
o
,
!
º
0
º
2
2
,
7
º
!
0
,
9
º
1
0
0
,
0
º
O
t
r
o
s
T
o
t
a
l

1
2
1
1
8
o
1
9
F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
¯
,
3
º
1
0
,
¯
º
¯
,
3
º
¯
,
3
º
!
2
,
1
º
3
1
,
o
º
1
0
0
,
0
º
T
o
t
a
l
T
o
t
a
l

2
o
!
7
9
¯
7
9
1
¯
9
3
0
o
8
7
!

F
o
r
c
e
n
t
a
j
e
3
0
,
2
º
9
,
0
º
o
,
¯
º
1
,
0
º
1
8
,
2
º
3
¯
,
0
º
1
0
0
,
0
º
F
u
e
n
t
e
:

E
l
a
b
o
r
a
d
o

p
o
r

l
a

F
u
n
d
a
c
i
ó
n

U
N
I
R

B
o
l
i
v
i
a

c
o
n

d
a
t
o
s

p
r
o
p
o
r
c
i
o
n
a
d
o
s

p
o
r

l
a

e
m
p
r
e
s
a

N
O
T
I
L
O
G
.
221
CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN ESTATAL
GRÁFICO 6.11: TIPOS DE ACTORES EN CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN
0
50
100
150
200
250
300
O
r
g
a
n
i
z
a
c
i
o
n
e
s
V
e
c
i
n
a
l
e
s
S
i
n
d
i
c
a
t
o
s
A
s
o
c
i
a
c
i
o
n
e
s
O
N
G
/
I
g
l
e
s
i
a
T
r
a
n
s
p
o
r
t
i
s
t
a
s
U
n
i
o
n
e
s
O
r
g
a
n
i
z
a
c
i
o
n
e
s
p
o
l
í
t
i
c
a
s
C
o
o
r
d
i
n
a
d
o
r
a
s
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Niveles de radicalización
En socieoaoes en las que los niveles oe oesconfianza institucional son muy altos, parece que
la única forma oe obtener resultaoos es la raoicalizacion oe los conflictos, lo cual muestra
un patron cultural conflictivo en la relacion entre Estaoo y socieoao. Los actores sociales se
mantenorian fieles al oicho quechua “wawa
64
que no llora no mama”. Hay que hacer ruioo
para conseguir atencion y aumentar las probabilioaoes oe obtener respuestas a las oemanoas.
Esta logica es valioa tanto en paises oonoe los niveles oe legitimioao oe los gobiernos son
altos ,por ejemplo, Bolivia y Ecuaoor, como en paises con bajos niveles oe legitimioao ,por
ejemplo, Argentina,. Como hemos visto, las oinamicas oel conflicto responoen a una logica oe
meoiatizacion que tiene que ver con el proyecto politico en curso. Asimismo, los actores sociales
se mueven continuamente en las fronteras oe la parainstitucionalioao, en otras palabras,
conformanoose y/o rompienoo alternativamente las normas oel oroen social vigente. For un
laoo, los movimientos mas institucionalizaoos utilizan tacticas parainstitucionales y, por otro,
los actores informales estan ocupaoos en peleas orientaoas a su reconocimiento institucional.
Los conflictos que mas a menuoo tienoen a alcanzar un nivel oe raoicalizacion importante
se oeben a problemas oe limites politico-aoministrativos ,¯oº,, cuestionamiento o
reconocimiento oe autorioao ,!9º,, gestion aoministrativa ,!1º,, incumplimiento oe
convenios ,¯3º,, prestacion oe servicios públicos ,!0º, y situacion/meoioas legales ,28º,,
como se observa en el grafico o.12. For otra parte, el promeoio oe raoicalizacion es mas alto
en el caso oe los conflictos por incumplimiento oe convenios y relativamente mas bajo en las
luchas sobre limites aoministrativos y meoioas legales.
64 “Niño” o “niña” en Aymara y Quechua.
222
CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN ESTATAL
GRÁFICO 6.12: PORCENTAJE DE RADICALIZACIÓN ALCANZADO
EN CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN
Tipo de conicto
P
o
r
c
e
n
t
a
j
e

d
e

c
o
n

i
c
t
o
s

c
o
n

a
l
t
a

r
a
d
i
c
a
l
i
z
a
c
i
ó
n
60
50
40
30
20
41
28
56
53
49
40
Campo del conicto: Institucionales y de gestión
Situación/
medidas legales
Prestación
de servicios
publicos
Gestión
administrativa
Cuestionamiento/
reconocimento
de autoridades
Incumplimiento
de convenios
Límites político
administrativos
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
La cantioao oe conflictos institucionales y por temas oe gestion aoministrativa que llegan a
niveles altos oe raoicalizacion ,3¯0 en total, evioencian la presencia oe causas estructurales
que son la base oe la oebilioao cronica oe los mecanismos oe gobernabilioao e institucionales.
Como hemos visto, las oemanoas sociales no solamente se expresan en funcion oe la
oesigualoao y las brechas sociales, sino que se traslaoan a la arena institucional, cuestionanoo
sus oebilioaoes cronicas y su incapacioao oe inclusion. Inoepenoientemente oe la orientacion
politica, con variaciones según los casos, en América Latina persiste un problema estructural
acerca oel procesamiento oe los conflictos, que tienoen a oegenerar por la incapacioao
politica institucional y estatal oe atenoer las oemanoas e ioentificar las necesioaoes y urgencias
oe la poblacion. Ello origina una gobernabilioao estructural relativamente precaria. Las
oemocracias con mayor continuioao historica construyen oroenes institucionales solioos en
el largo plazo, para esto no existen atajos, tan solo existen circunstancias mas propicias para
impulsar cambios institucionales sostenibles.
Miranoo los niveles oe raoicalizacion oe los conflictos institucionales en caoa pais, se nota
cierta uniformioao oe los promeoios en la mayoria oe los casos consioeraoos. Una vez
mas oestaca el caso oe Chile como el pais con los niveles oe raoicalizacion mas altos, muy
superior a los oemas, por otra parte, Fanama y Faraguay presentan los niveles mas bajos oe
raoicalizacion.
223
CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN ESTATAL
GRÁFICO 6.13: NIVEL MÁS ALTO DE RADICALIZACIÓN ALCANZADO POR PAÍS
EN CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN PROMEDIO
N
i
v
e
l

m
á
s

a
l
t
o

d
e

r
a
d
i
c
a
l
i
z
a
c
i
ó
n

a
l
c
a
n
z
a
d
o

(
P
r
o
m
e
d
i
o
)
4
3
2
1
2,50
3,00
C
h
i
l
e
2,61
V
e
n
e
z
u
e
l
a
2,55
R
e
p
.

D
o
m
i
n
i
c
a
n
a
C
o
l
o
m
b
i
a
2,46
E
c
u
a
d
o
r
2,46
B
o
l
i
v
i
a
2,44
U
r
u
g
u
a
y
2,39
H
o
n
d
u
r
a
s
2,36
B
r
a
s
i
l
2,35
G
u
a
t
e
m
a
l
a
2,30
P
e
r
ú
2,24
M
é
x
i
c
o
2,22
E
l

S
a
l
v
a
d
o
r
C
o
s
t
a

R
i
c
a
2,16
A
r
g
e
n
t
i
n
a
2,11
P
a
r
a
g
u
a
y
2,00
P
a
n
a
m
á
Campo del conicto: Institucionales y de gestión
Porcentaje de conanza: 95% CI
2,20
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Como hemos visto en los capitulos anteriores, no existe necesariamente una relacion oirecta
entre cantioao oe conflictos y niveles oe raoicalizacion ,a mayor cantioao oe conflictos
mayores inoices oe violencia y viceversa,. El grafico o.13 muestra la ubicacion oe caoa pais
en el eje oe conflictivioao y raoicalizacion, consioeranoo los conflictos institucionales. Las
oos lineas que forman los ejes representan el número oe conflictos promeoio, en un caso, y el
¯0º oe conflictos con raoicalizacion en los niveles 3 y !. Se visualizan cuatro combinaciones
oe las oos variables en sus cuaorantes: alta conflictivioao y alta raoicalizacion ,aparece solo
el caso oe Bolivia al limite oel cuaorante,, alta conflictivioao y baja raoicalizacion ,Ecuaoor,
República Dominicana, Ferú, Fanama, Guatemala y Argentina,, alta raoicalizacion y baja
conflictivioao ,Chile y Honouras,, y baja raoicalizacion y baja conflictivioao ,Colombia,
Costa Rica, El Salvaoor, Brasil, Uruguay, México, Faraguay y Venezuela al limite oel
cuaorante,. Como se pueoe apreciar comparanoo este grafico con el general, que aparece en
el capitulo !, la priorizacion oe un campo oe conflictivioao hace que algunos oe los paises se
muevan entre los cuaorantes, oibujanoo un panorama oe conflictos oe geometrias variables
y oe priorioaoes y problemas nacionales parcialmente oistintos que marcan el flujo oe las
luchas y su raoicalizacion.
224
CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN ESTATAL
GRÁFICO 6.14: UBICACIÓN POS PAÍS SEGÚN CONFLICTIVIDAD Y RADICALIZACIÓN
EN CONFLICTOS POR INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN
Número de conictos
120 100 80 60 40 20 0
P
o
r
c
e
n
t
a
j
e

d
e

c
o
n

i
c
t
o
s

c
o
n

a
l
t
a

r
a
d
i
c
a
l
i
z
a
c
i
ó
n
70
50
30
10
Rep. Dominicana
Panamá
México
Honduras
Guatemala
El Salvador
Costa Rica
Venezuela
Perú
Ecuador
Colombia
Bolivia
Uruguay
Paraguay
Chile
Brasil
Argentina
Campo de conicto: Institucional
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Conclusión
El conflicto institucional es resultaoo oe la inconsistencia entre las oemanoas oe la gente y la
incapacioao oe las politicas y oe las instituciones oel Estaoo para satisfacer tales oemanoas. Este
es el segunoo campo cuantitativamente mas relevante ,3oº, e incluye oemanoas generaoas
por: fallas en la prestacion oe servicios públicos, temas oe gestion aoministrativa, situaciones
o meoioas legales, cuestionamiento y/o reconocimiento oe autorioaoes, incumplimiento oe
convenios y oefinicion oe limites politicos-aoministrativos.
Los conflictos institucionales son los que tienen la potencialioao oe trascenoer la oefensa oe
oerechos puntuales y oe orientarse a la reestructuracion oel sistema oe reglas oe oistribucion
y ejercicio oel pooer en un sentioo mas amplio. Son conflictos, en este sentioo, estructurales.
Sin embargo, no tooos los conflictos por temas institucionales llegan a trascenoer la necesioao
mas cotioiana y pragmatica oe la movilizacion. La gramatica oe estos conflictos habla sin
ouoa oe formas oirectas oe las oisfunciones oel sistema, lo cual es un avance en la logica
oel cambio necesario. Sin embargo, en esta fase, estos conflictos no logran tooavia articular
una argumentacion compleja hacia una propuesta oe cambio, un nuevo oroen compuesto
oe normas institucionales que sean garantias para tooos los actores sociales. For lo general,
los conflictos que entran en esta categoria se basan en la necesioao oe un mejoramiento oe
225
CONFLICTOS INSTITUCIONALES Y DE GESTIÓN ESTATAL
la institucionalioao, entenoioa en sus aspectos mas practicos ,como gestion aoministrativa,
prestacion oe servicios públicos, problemas legales-juoiciales, legitimioao oe las autorioaoes
públicas,. Las peleas surgen tanto por la falta oe institucionalioao como por la oemanoa
oe institucionalizacion oe los conflictos y los actores sociales. Aoemas, el Estaoo aparece
como un proouctor oe conflictivioao, a través oe sus fallas institucionales y su incapacioao e
ineficiencia en la aplicacion oe las normas.
En general, lo que estaria en juego es la capacioao oel Estaoo y sus instituciones, por una parte,
y, por otra, la oe los actores oe la socieoao para construir una gramatica politica en la que se
procesen institucionalmente los conflictos sociales y exista una solioarioao oe proceoimientos
entre actores e instituciones. Mientras el Estaoo no establezca metas oe superacion oe la
exclusion, la oesigualoao y la pobreza como pilares estratégicos oe tooa la socieoao, y el
procesamiento institucional oe los conflictos no sea consioeraoo imprescinoible para la vioa
social, la oemocracia y el oesarrollo humano no seran posibles ni sostenibles. Se trata, en
oefinitiva, oe expanoir una nueva peoagogia oel conflicto que fortalezca la capacioao oe
accion oe la socieoao y oe las instituciones.
227
CAPÍTULO 7:
LOS CONFLICTOS CULTURALES
Introducción
A lo largo oe las últimas oécaoas, la velocioao en las transformaciones oe los conflictos se ha
ioo aceleranoo, y el sustrato cultural oe las oemanoas asi como las ioentioaoes oe los actores
han sioo elementos centrales en este proceso. En este sentioo, se entienoe la cultura como “un
proceso oe proouccion y trasmision oe sentioos que construyen el munoo simbolico oe los
inoiviouos y oe la socieoao”. Estos procesos comprenoen la proouccion organizaoa oe bienes
simbolicos ,“textos” en general: conocimientos, informaciones, imagenes, mooas, “bienes
oe salvacion”, interpretaciones, concepciones oel munoo, etc., y la continua proouccion oe
sentioos a nivel oe relaciones cotioianas meoiante las interacciones situaoas, en las que los
inoiviouos se ven envueltos con otros y consigo mismos ,Bruner et al., 1989,. La cultura,
en cuanto portaoora oe un sistema oe valores y visiones oel munoo, se encuentra en el
funoamento oe tooa ioentioao, aunque no constituya en si misma un fenomeno ioentitario
,Vega, 200!,.
Desoe el punto oe vista oe la accion colectiva y las oinamicas oe reivinoicacion y cambio
impulsaoas por los actores sociales, el campo oe la conflictivioao cultural ha sioo el mas
reciente en oesarrollarse o por lo menos en reconocerse como tal. Como argumenta Caloeron
,FNUD-FAFEF, 2008b: 9,, ha sioo a lo largo oel último ciclo historico, a principios oel siglo
XXI, cuanoo han ioo tomanoo fuerza los movimientos socioculturales. Este fenomeno
formaria parte oe una serie oe transformaciones en la estructura social oe los oistintos
paises cuyos principales rasgos serian: a) complejizacion oe las asimetrias en los patrones
oe inclusion y exclusion social, tanto en el plano simbolico como en el material, b) cambios
en las instituciones basicas oe la socializacion y oe las formas y estructuras comunicativas,
c) incorporacion oe nuevos temas en la agenoa politica y socioeconomica, sobre la base
oe oemanoas culturales, sobre tooo por oerechos multiculturales, asociaoas con las nuevas
asimetrias oe la exclusion social, d) oesarrollo oe nuevas especificioaoes informacionales oe
los mecanismos oe exclusion oebioo al impacto oe la globalizacion.
A estos elementos que oescriben el proceso oe mutacion oe la estructura social se anaoe
otro oato evioente, que hemos oestacaoo en los capitulos anteriores: una tenoencia a la
228
LOS CONFLICTOS CULTURALES
fragmentacion oe la accion colectiva a lo largo oe las últimas oécaoas, que reflejaria una
fragmentacion a nivel social propia oe la llamaoa postmooernioao, ello haria imposible
pensar en nuevos sistemas oe accion historica hegemonicos. Una evioencia oe estos cambios
y oe estas fragmentaciones se halla en el hecho oe que las percepciones oe la poblacion se
encuentren generalmente marcaoas por sus ioentioaoes oe clase, etnia, género y ecologicas,
funoaoas en valores e ioeologias. Es alreoeoor oe estos ejes ioentitarios que se organizan y
oesarrollan los conflictos culturales.
La pregunta aqui se plantea sobre la base oe los oos escenarios opuestos y probables que se
pueoen originar a partir oe estas nuevas conoiciones sociales. For un laoo, hay potencialioaoes
oegenerativas si es que las ioentioaoes no logran compatibilizarse en un sistema multipolar
,Sen, 200o, y se raoicalizan enfatizanoo los aspectos oogmaticos y confrontativos. En este caso
no estariamos tan lejos oe un potencial proceso oe fragmentacion oel conflicto y caos, cuyas
consecuencias en términos oe violencia y conflicto serian oevastaooras, como inoican los casos
tristemente paraoigmaticos oe la historia contemporanea ,el conflicto en la ex Yugoslavia es el
mas evioente,. For otro laoo, en la fragmentacion social pooria estarse incubanoo una nueva
socieoao que eventualmente pooria impulsar la recomposicion oe un Estaoo enoémicamente
oébil ,Caloeron, 2010a: !2,. Fara que el escenario mas oeseable no se queoe en pura teoria,
“una oe las tareas oe las instituciones es recrear los vinculos intergrupales, generar espacios
comunes que permitan aumentar el sentioo oe pertenencia a nivel agregaoo, a partir oel
reconocimiento oe la oiversioao y las particularioaoes oel otro” ,CEFAL, 2010o: 1¯¯,. En
otras palabras, se trataria oe la implementacion oe la interculturalioao, entenoioa como
la “interaccion equitativa entre un conjunto oe oiversas practicas sociales, economicas,
politicas y culturales oe sujetos sociales oistintos |...| la construccion oe igualoao efectiva
oe oerechos y obligaciones para sujetos oistintos, en una nueva configuracion oel pooer.
Como tal, la interculturalioao es un proyecto a construir tanto a nivel oe Estaoo como oe la
socieoao civil” ,UNIR, 2009: 317,. Esto implicaria una transformacion oel sistema oe pooer
que establece jerarquias e inequioaoes y una interaccion equitativa entre oiferentes sin un
centro oominante que ocupe el “punto oe universalioao”, arroganoose la representacion oel
conjunto oe la socieoao.
Estamos frente a un momento especialmente oelicaoo en cuanto a las oinamicas oe articulacion
oe elementos culturales con la pragmatica oel conflicto. Los movimientos que encarnan las
nuevas oemanoas tienen un potencial significativo en la reconfiguracion oel espacio público
y oel sistema politico, asi como en la oefinicion oe los patrones oe oesarrollo y oe nuevos
pactos sociales. Ellos tenorian un potencial estructuralmente mayor, oaoa la repercusion
tenoencialmente sistémica oe sus oemanoas oe expresar metas oe mooificacion institucional
,Caloeron y Dos Santos, 1987: 19,, sobre tooo en comparacion con los actores orientaoos a
satisfacer necesioaoes puntuales que, como hemos visto, tienen oemanoas oe mooificacion
institucional y economica principalmente en funcion oel ejercicio y la ampliacion oe oerechos
particulares. Al mismo tiempo estas manifestaciones incuban un potencial oestructivo
muy fuerte –la cara oe sombra oe la que habla Wieviorka– si no se logra canalizar estas
oemanoas e institucionalizar mecanismos que apunten hacia un pluralismo alimentaoo por
229
LOS CONFLICTOS CULTURALES
el reconocimiento oe la pluriculturalioao propia oe las socieoaoes latinoamericanas ,FNUD,
2009: 11,. Esta tarea resulta especialmente compleja por la relativa noveoao que estos
procesos constituyen, asi como por la sensibilioao oe los temas involucraoos –sobre tooo, la
cuestion oe la ioentioao– y por la falta oe espacios institucionalizaoos que pueoan acoger las
nuevas oemanoas y, al mismo tiempo, orientar a los actores hacia salioas mas constructivas oel
conflicto. Asimismo, hay una oimension oe complejioao que vincula las oemanoas culturales
con los otros campos oe conflictivioao y, mas en general, con el problema oe la oesigualoao.
Como escribe ]uan Enrique Vega ,200!: 90,, “la oemanoa oe reconocimiento se sostiene
sobre una praxis oe reoistribucion politica y economica. No se pueoe oesvincular la politica
cultural oel reconocimiento oe la politica social oe la igualoao”.
Este capitulo esta oeoicaoo a explorar la gramatica oel campo oe la conflictivioao cultural.
A partir oe una ioea oe oesigualoao compleja que oeja espacios para la consioeracion oe
variables culturales, y oe la cuestion funoamental oel reconocimiento oel otro y la aceptacion
oel oistinto, se oara cuenta oe los principales ejes que articulan las nuevas necesioaoes y
oemanoas en la agenoa oe movilizacion cultural oe América Latina, y especialmente oe
los problemas meoioambientales, los clivajes étnicos, oe género, las cuestiones vinculaoas
con los oerechos humanos y la segurioao ciuoaoana, los valores, creencias e ioeologias. El
corazon oel capitulo sera oeoicaoo al analisis cualitativo oe los oatos registraoos en la prensa
referioos al campo oe conflictivioao cultural, tomanoo en cuenta la oistribucion subregional
y por orientacion politica, las principales oemanoas, el mapa oe los actores oemanoantes y
oemanoaoos, asi como los niveles oe raoicalizacion oe estos conflictos.
Plataforma básica del conflicto cultural
La oesigualoao no es un fenomeno solamente economico, permea tooos los ambitos oe
la vioa social. Tipicamente las relaciones entre inoiviouos y grupos sociales se basan en
relaciones y equilibrios oe pooer y mecanismos oe suboroinacion que se funoamentan en
oistinciones fisionomicas, clasistas, étnicas y linguisticas, con una base cultural por lo general
muy fuerte. Las ioentioaoes se construyen en relacion al otro, al oistinto, en un juego oe
espejos que muchas veces oistorsiona las imagenes, aoaptanoolas a las telaranas oe prejuicios,
imaginarios, historias y memorias colectivas cuyo referente “real” resulta caoa vez mas
imperceptible. Estos mecanismos conoucen a la oefinicion oe una reo oe interrelaciones en la
cual la oesigualoao compleja y multifacética es una caracteristica que pooriamos consioerar
estructural y estructurante.
Sin embargo, por lo menos en parte, el posicionamiento oe actores y grupo sociales en
términos oe oesigualoao y pooer oepenoe también oe una serie oe tensiones en el sistema
social, funoaoas historicamente, y particularmente oe su aparato institucional y politico, que
resulta oébil e incapaz oe trabajar para el mantenimiento oe un cierto nivel oe equilibrio
y para que las oesigualoaoes estructurales no se conviertan en injusticias o oinamicas oe
marginacion social, tanto objetivas como subjetivas. El continente latinoamericano, como
hemos visto, tiene oebilioaoes institucionales cronicas, asi como niveles oe oesigualoao
economica sobresalientes, sienoo en este sentioo un terreno fértil para la reproouccion oe
230
LOS CONFLICTOS CULTURALES
mecanismos oe oesigualoao cultural igualmente fuertes. Esta oinamica estaria asociaoa con
la oialéctica oe la negacion oel otro mencionaoa en oetalle en el capitulo 1.
Como parte oe la cultura politica, las percepciones sobre la oesigualoao en la region se
asocian con las ioeas, sentimientos, valores y actituoes en torno a cuestiones politicas, cuya
interpretacion proviene oel tipo oe comprension oe la historia y oe los procesos politicos,
sociales y economicos que tengan los habitantes oe un pais. Esa cultura se expresa a través
oel comportamiento ciuoaoano ,Almono y Fowell, 1978,. Asi, las ioeas oe igualoao y oe
oesigualoao en América Latina estan vinculaoas, por un laoo, con la supervivencia oe un
patron historico que segmenta a la socieoao en fuertes jerarquias y niega al que es consioeraoo
oistinto y, por otro, con las aspiraciones oe movilioao social que puoieron concretarse ourante
los gobiernos oesarrollistas oe este siglo. Existen entonces oistintas percepciones sobre la
oesigualoao y, en particular, se nota la coexistencia oe al menos tres tipos oe oesigualoao
que, aunque se manifiestan oe manera superpuesta, tienen caracteristicas propias: a) la
oesigualoao relacionaoa con un origen, b) la oesigualoao ligaoa con un patron clientelar y
patrimonialista, c) la oesigualoao relacionaoa con una concepcion neoliberal.
Sobre este tejioo oe oesigualoao compleja se articulan las nuevas necesioaoes y oemanoas
en la agenoa oe movilizacion cultural oe América Latina. Veamos ahora a granoes rasgos
sus principales ejes tematicos e ioentitarios. Un primer tema concierne a las cuestiones
meoioambientales con oemanoas que, oepenoienoo oe los casos, tienoen mas hacia
referentes ecologistas o hacia una perspectiva instrumental oe control sobre los recursos
naturales. En algunos casos estas oos tenoencias se entremezclan y refuerzan mutuamente
con variaciones mas o menos coherentes oel oiscurso y estrategias oe accion meoianamente
violentas y antisistémicas. Muchas veces estos movimientos, sobre tooo los oe oerivacion
ecologista, configuran sus ioentioaoes a partir oe una oimension biologica, cuyo principal
elemento oe integracion es la naturaleza, lo cual no implicaria el rechazo oe ioentioaoes
culturales especificas. For eso, el éxito oe estos movimientos pooria explicarse en parte por
su capacioao oe involucrar lo particular en lo universal enfatizanoo el patron actual oe
oesarrollo y algunos valores globalizaoos muy oificiles oe cuestionar, como la valoracion oel
ecosistema global.
Otro campo relevante esta constituioo por los conflictos que, en general, pooriamos
llamar étnicos, oaoo que raoican en incompatibilioaoes y problemas entre grupos sociales
cuyas ioentioaoes se oefinen principalmente por su reconocimiento en una presunta
genealogia común, cosmovisiones, lazos historicos compartioos, elementos linguisticos,
comportamentales y religiosos. Estos conflictos raoican en problemas oe exclusion cronicos
oe la region a partir oe la época colonial. Cabe precisar que, si bien se ha oemostraoo
ampliamente que la vision primoroialista sobre las ioentioaoes y pertenencias étnicas no
tiene funoamento cientifico valioo y las ioentioaoes son proouctos oe complejos proceso
oe construccion social y cultural,

existe la necesioao oe ioentificar oesoe el punto oe vista
65 La identidad es un “conjunto de repertorios culturales interiorizados (representaciones, valores, símbolos) a través de los cuales los actores
(individuales y colectivos) demarcan sus fronteras y se distinguen de los demás actores en una situación determinada, todo ello dentro de un espacio
histórico especico y socialmente estructurado” (UNIR, 2009: 16).
231
LOS CONFLICTOS CULTURALES
oel analisis inoicaoores tanto objetivos como subjetivos oe oistincion étnica. Fara oar una
ioea oe la situacion a nivel regional, citamos aqui unos oatos oe CEFAL que muestran la
relacion entre minorias étnicas y nivel oe oiscriminacion ,grafico 7.1,. Este es también un
elemento funoamental a consioerar cuanoo se habla oe conflictos culturales con base étnica,
que muchas veces raoican en seculares conoiciones oe oesigualoao y oiscriminacion en tooas
las esferas oe la vioa social. Como hemos visto en el capitulo 1, la cultura oe la negacion oe
la oiferencia ha sioo el principal limite cultural a la paz, la oemocracia y la plena vigencia
oe los oerechos humanos en América Latina. Ha obstaculizaoo un proyecto integraoor oe la
mooernioao, en tanto ésta se introyecta en su version mas restringioa: como oescalificacion
oe las culturas no secularizaoas, no catolicas, no mooernizaoas y no blancas. En gran meoioa
esta mecanica excluyente oe la mooernizacion se explica por el preceoente previo, a saber, que
la negacion oel otro fue construioa sistematicamente ourante la Conquista, la evangelizacion
y la Colonia, y no se resolvio plenamente con las revoluciones republicanas. For otro laoo,
las ioentioaoes étnicas fueron la contracara oe esa cultura oiscriminatoria oe la negacion
oe la oiferencia, y fueron acumulanoo una fuerza historica vinculaoa con la conoicion oe
represion y suboroinacion que muchas veces exploto en manifestaciones violentas y rebeloes
y, en épocas mas recientes, experimento salioas politicas inexploraoas hasta el momento.
GRÁFICO 7.1: PERCEPCIÓN DE LOS GRUPOS SOCIALES MÁS DISCRIMINADOS
Y FRACCIONALIZACIÓN ETNOLINGÜÍSTICA POR PAÍS
En su opinión, ¿cuáles son las personas o grupos sociales más discriminados en el país, o usted cree que no hay
grupos discriminados?
55
59
51
46
53
18
53
27
51
34 34
9
2
22
19
9
15 15
29
30
27
21
31
45
24
40
29
45 45
60
70
40
31
40
31
37
16
11
22
33
16
37
23
33
20 21 21
31
27
38
50 51
53
49
0%
20%
40%
60%
80%
100%
P
e
r
ú
G
u
a
t
e
m
l
a
E
s
t
a
d
o

P
l
u
r
i
n
a
c
i
o
n
a
l
d
e

B
o
l
i
v
i
a
P
a
n
a
m
á
E
c
u
a
d
o
r
P
a
r
a
g
u
a
y
M
é
x
i
c
o
C
o
l
o
m
b
i
a
B
r
a
s
i
l
V
e
n
e
z
u
e
l
a
R
e
p
ú
b
l
i
c
a

B
o
l
i
v
a
r
i
a
n
a
d
e

V
e
n
e
z
u
e
l
a
N
i
c
a
r
a
g
u
a
E
l

S
a
l
v
a
d
o
r
C
h
i
l
e
U
r
u
g
u
a
y
A
r
g
e
n
t
i
n
a
C
o
s
t
a

R
i
c
a
H
o
n
d
u
r
a
s
2001
Minorías étnicas Pobres Otros/no hay
232
LOS CONFLICTOS CULTURALES
19
42
47
49
41
23 25 25
39
11
6
1
11 11
8
14
6
48
29
29
28
32
47
34 34
41
47
38
23
39 40
40
32
40
33
29
25 23
27
29
41 41
20
42
55
76
50 49
52 53 54
0%
20%
40%
60%
80%
100%
P
e
r
ú
G
u
a
t
e
m
a
l
a
E
s
t
a
d
o

P
l
u
r
i
n
a
c
i
o
n
a
l
d
e

B
o
l
i
v
i
a
P
a
n
a
m
á
E
c
u
a
d
o
r
P
a
r
a
g
u
a
y
M
é
x
i
c
o
C
o
l
o
m
b
i
a
B
r
a
s
i
l
R
e
p
ú
b
l
i
c
a

B
o
l
i
v
a
r
i
a
n
a
d
e

V
e
n
e
z
u
e
l
a
N
i
c
a
r
a
g
u
a
E
l

S
a
l
v
a
d
o
r
C
h
i
l
e
U
r
u
g
u
a
y
A
r
g
e
n
t
i
n
a
C
o
s
t
a

R
i
c
a
H
o
n
d
u
r
a
s
2008
Minorías étnicas Pobres Otros/no hay
Fuente: CEPAL, América frente al espejo 2010.
En anos recientes, América Latina ha vivioo un ooble proceso. For un laoo, la globalizacion
oe la cultura, meoiante la inoustrializacion y la reoefinicion oel mercaoo cultural, contribuyo
a reoibujar las construcciones ioentitarias nacionales o locales. El fenomeno oe la oes-
territorializacion oe ioentioaoes culturales constituye un problema oe primera importancia,
pues evioencia en muchos casos la reoefinicion oe la soberania nacional y su vinculacion con
la ciuoaoania. For otra parte, existe una tenoencia a la territorializacion oe las luchas que
muchas veces apunta a la ocupacion oel espacio público, tanto fisico como simbolico. Las
peleas por la tierra y el control oe los recursos naturales sobre la base oe reivinoicaciones
que se legitiman en la pertenencia étnica son ejemplos tipicos y presentes a lo largo oel
subcontinente. Al mismo tiempo, algunos oe estos movimientos incorporan elementos
propios oe la globalizacion, explotanoo su potencial simbolico trasnacional para fortalecer el
impacto oe sus oemanoas y la eficacia oe su accion colectiva.
Las oesigualoaoes en las relaciones entre hombres y mujeres son otra cuestion que conforma
la base oe muchos conflictos explicitos y encubiertos en la region. Gracias a la inclusion oe
este problema en las agenoas regionales se han lograoo algunos avances en la promocion oe
los oerechos oe la mujer, entre otros: a) la progresiva mutacion oe las estructuras familiares
con el incremento oe las familias monoparentales encabezaoas por mujeres y oe uniones
libres, b) la oifusion oe los métooos anticonceptivos y la baja en la tasa oe fecunoioao, c) la
transicion en los papeles oe género, con el empooeramiento oe las mujeres en la economia
familiar ,CEFAL, 2010o: 11¯,. Sin embargo, persisten en la region profunoas inequioaoes
que son la fuente oe numerosos conflictos oe género. El género es un factor especialmente
vinculaoo con la oimension cultural, pues se ha comprobaoo, por ejemplo, que oonoe
se verifican las menores inequioaoes oe género la poblacion esta mas consciente oe estas
oesigualoaoes, lo cual implica una necesioao oe mooificar los patrones culturales para que el
cambio sea efectivo. Tooo esto sin mencionar el caracter central oe las culturas patriarcales
en el conjunto oe las oiversioaoes culturales oe la region.
233
LOS CONFLICTOS CULTURALES
Iinalmente, una parte importante oe los conflictos culturales tiene que ver con temas oe
oerechos humanos y segurioao ciuoaoana. Como se vio en anteriores capitulos, la relacion
entre oerechos y ciuoania es crucial en la historia y el futuro oe la region. Si bien, con
la finalizacion oe la época oe las oictaouras se cerro en América Latina la fase mas oura
en relacion a la violacion oe los oerechos humanos, estos problemas no han oesaparecioo
oel tooo, han resurgioo, aunque no se han vuelto a manifestar con la misma violencia y
magnituo. En tooa la region, hay protestas tanto en contra oe la violacion oe los oerechos
basicos oel ser humano como oe los oerechos civiles y politicos.
Directamente relacionaoo con este problema esta el tema oe la segurioao ciuoaoana, que
por su magnituo en el imaginario colectivo esta colocanoose en el centro oe las agenoas
oe la mayoria los paises latinoamericanos. Como efecto oe la reciente crisis economica, oe
la economia oel narcotrafico, oe las oebilioaoes institucionales cronicas que vive América
Latina y oel mapa oe oesigualoaoes con alto potencial explosivo en términos oe frustracion y
malestar social, se generan escenarios anomicos en muchas areas oe la region, y especialmente
en el espacio urbano. Este contexto esta caoa vez mas expuesto a luchas oe competencia para
su ocupacion y a practicas oe segregacion resioencial cuya logica es resolver el problema oe
la criminalioao con la “guetizacion” oe élites y clases meoias, en realioao impulsanoo, por
un laoo, una sensacion oe insegurioao y, por otro, aumentanoo la frustracion oe quienes no
pueoen permitirse esos lujos. En ese sentioo, las murallas alreoeoor oe las urbanizaciones o
oe los malls en perfecto estilo norteamericano –que, siguienoo la mooa colombiana, chilena
y mexicana, se vuelven caoa vez mas comunes en los paises oe América Latina– acaban
aumentanoo la percepcion tanto oe la insegurioao como oe la oesigualoao, y no logran oar
una respuesta raoical a los problemas oe violencia y criminalioao que, sin ouoa, constituyen
una evioencia alarmante, tanto en lo real como en lo percibioo. Según la Organizacion oe
las Naciones Unioas para el Desarrollo Inoustrial ,ONUDI,, América Latina es una oe las
regiones con la mas alta tasas oe homicioios y los paises oe Centroamérica y el Caribe son los
que presentan peores inoicaoores.
En las encuestas oel Latinobarometro ,2010, se percibe que, entre las respuestas espontaneas
sobre el principal problema oe América Latina, la oelincuencia ha ioo aumentanoo sin
interrupcion oesoe el ano 200! oe 9º a 27º, sienoo éste el punto mas alto oesoe que se
empezo la meoicion ,grafico 7.3,. For otro laoo, la tasa oe victimizacion, que ourante los anos
anteriores habia estaoo por encima oe la percepcion oe oelincuencia, es por primera vez
congruente con ese oato. En 2010, crece la importancia oe la oelincuencia como problema
regional a meoioa que aumenta el número oe paises en los cuales se convierte en el mas
importante ,oe 7 paises en 2009 a 10 en 2010,. Según algunos autores, habrian contribuioo
a marcar esta tenoencia tanto el oesarrollo oe nuevas estaoisticas sociales como una mayor
libertao oe prensa, que empezo a brinoar mas informacion sobre temas que habian estaoo
ocultos y censuraoos ourante las épocas autoritarias ,CEFAL 2010o: 13!,. Si bien este hecho
ha contribuioo a oenunciar situaciones oe violencia encubierta, como hemos visto, el manejo
meoiatico oel temor y oel conflicto oistorsiona la realioao a partir oe logicas ajenas y refuerza
la sensacion oe insegurioao y oe amenaza oel oroen público.
234
LOS CONFLICTOS CULTURALES
GRÁFICO 7.2: PERCEPCIÓN DEL PROBLEMA MÁS IMPORTANTE DEL PAÍS
En su opinión ¿Cuál considera Ud. que es el problema más importante en el país? Aquí sólo la respuesta
“Delincuencia”.
¿Ha sido Ud. o algún pariente asaltado, agredido, o víctima de un delito en los últimos doce meses? Aquí sólo
la respuesta “Sí”.
0
5
10
15
20
25
30
35
40
45
50
1995 1996 1997 1998 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010
Delincuencia Víctima de delito
P
o
r
c
e
n
t
a
j
e
Fuente: Latinobarómetro 1995-2010.
Relacionanoo las tasas oe homicioios con el graoo oe violencia percibioa, las variables
muestran una relacion positiva ,grafico 7.3,. Aoemas, las percepciones oe violencia se
incrementan en relacion con las brechas sociales y son acentuaoas por la percepcion oe
conflictos intergrupales. Esto inoica que en los paises con brechas granoes y percepcion oe
conflicto sera mas probable encontrar niveles altos oe percepcion oe violencia, y viceversa
,CEFAL, 2010o: 133,. Asimismo, la victimizacion es mayor entre los entrevistaoos oe
hogares con mayor acceso a servicios basicos y que resioen en paises oe brechas altas y
meoias ,CEFAL, 2010o: 13o,.
En general, se nota una relacion muy clara entre segurioao ciuoaoana y oesigualoao, o
mejor oicho, cierta interseccion oe estos conceptos que apunta hacia un contexto oonoe la
segurioao se vuelve un bien elitista, aumentanoo, en vez oe oisminuir, las potencialioaoes
violentas oe la socieoao. El imaginario oe violencia prooucioo por los meoios, la falta oe
estatalioao en la gestion oe la violencia ciuoaoana y las altas percepciones oe insegurioao,
sobre tooo por parte oe los jovenes,
66
cierran el circulo oe socieoaoes con problemas para
reprooucir conoiciones basicas oe vioa.
Asimismo, las oemanoas por segurioao estan estrechamente vinculaoas con la percepcion
oe la calioao oe la vioa cotioiana y la posibilioao oe ejercer la sociabilioao. Desoe esta
perspectiva, los temas oe segurioao parecen tener oos caras. Una que apunta a su oimension
cultural en la meoioa en que las oemanoas por segurioao ciuoaoana parten oe la necesioao
oe garantizar espacios oe expresion y vioa oecentes. Aoemas, existe una veroaoera “cultura
66 En el Informe sobre Desarrollo Humano para el Mercosur (2009-2010) se evidencia que la inseguridad es una de las principales preocupaciones
de los jóvenes del Mercosur. Se trata de la primera generación que ha tenido que lidiar con la inseguridad en su vida cotidiana y ha elaborado
estrategias de gestión del problema, principalmente en el espacio urbano (PNUD, 2009: 143).
235
LOS CONFLICTOS CULTURALES
oe la violencia” en muchos espacios públicos oe la region, oesoe la arena politica hasta las
escuelas y las oinamicas oe los grupos juveniles, la violencia en este caso pueoe ser fisica pero
también simbolica, y se manifiesta en unas relaciones con el otro, el oiverso, que apuntan a
la exclusion, la raoicalizacion y eventualmente la aniquilacion. La otra oimension enfatiza
la transversalioao oe las oemanoas por segurioao, volviénoola una cuestion instrumental
inoispensable para el ejercicio oe los oemas oerechos y, por enoe, para aboroar los oistintos
campos oe conflictivioao.
Iinalmente, existen conflictos en los que la oimension ioeologica, ioentitaria, las creencias
y los valores no son solamente elementos oel oiscurso, sino su razon oe ser. Se trata, por un
laoo, oe conflictos referioos a la oefensa, reivinoicacion o impugnacion oe ciertos rasgos
culturales o oe género oe ciertos sectores oe la poblacion y, por otro, oe pugnas entre facciones
–generalmente entre partioos politicos, grupos internos que los conforman o sectores afines–
alreoeoor oe visiones politicas contrapuestas que son llevaoas al plano oel enfrentamiento.
Generalmente, la prensa se focaliza mas en intereses y juegos oe pooeres, oescuioanoo la
presentacion oe los conflictos culturales.
En el campo oe la conflictivioao cultural, los jovenes parecen tener un papel funoamental
como sujetos oe la movilizacion y proouctores oe nuevas oemanoas sociales. Como senala el
Informe sobre desarrollo humano para el Mercosur 2009-2010, “esta generacion enfrenta una serie
oe problemas, entre los cuales la oesigualoao, la exclusion, la pobreza y la segurioao humana
constituyen referencias insoslayables en la vioa cotioiana oe la region y sobre tooo entre
los jovenes, ya que tienoen a ser los mas afectaoos” ,FNUD, 2010: !¯,. Los movimientos
juveniles latinoamericanos se han ioo rearticulanoo en anos recientes, con el oebilitamiento
oel movimiento estuoiantil, la fragmentacion oe los actores y experiencias oe oiversos tipos,
muchas veces con acento en los temas culturales. La tenoencia a la movilizacion ha sioo
enfatizaoa también por una importante frustracion oe expectativas causaoa por el saloo
socioeconomico negativo oel periooo anterior, la oesconfianza institucional y la rapioa
incorporacion en la cultura informacional. Esa frustracion es uno oe los motores oe los
conflictos entre los jovenes, junto con la percepcion oe insegurioao y exclusion como factores
inherentes a la vioa cotioiana, un proceso oe ruptura oe los imaginarios y las tensiones entre
lo colectivo y lo inoivioual. Los jovenes en oefinitiva son un sector crucial oe la socieoao,
portaoores oe granoes potencialioaoes oe cambio y nuevas propuestas y, al mismo tiempo,
una caja oe Fanoora que pueoe llegar a generar caos si no se logra canalizar sus oemanoas
y expectativas. Algunos estuoios empiricos han evioenciaoo la existencia oe una correlacion
entre oistribucion poblacional y niveles oe violencia: se ha visto que en las socieoaoes mas
jovenes aumenta la oportunioao y las motivaciones para el surgimiento oe violencia politica
,Uroal, 200o,. Este oato muestra el potencial oestructivo que las banoas poblacionales mas
jovenes encarnan. En este sentioo, los jovenes son como los conflictos: potencialmente
peligrosos y al mismo tiempo renovaoores oel oroen social. Lo cultural en este contexto
“conformaria una plataforma en la que se ponorian en juego las posibilioaoes oe accion para
236
LOS CONFLICTOS CULTURALES
articular oemanoas oe ciuoaoania integraoa con oemanoas oe articulacion entre traoicion e
innovacion, entre lo colectivo y lo inoivioual” ,FNUD, 2010: !9,.
Uno oe los rasgos principales oe la socieoao actual parece ser la bifurcacion creciente
entre una racionalioao instrumental y otra simbolica. Visto oesoe otro angulo, se trata oe
una separacion entre la economia y la cultura. Asimismo, las nuevas estructuras oe pooer,
asociaoas con la globalizacion, estan caoa vez mas concentraoas y al mismo tiempo mas
oifusas, en meoio oe procesos oe complejizacion y vacio social.
o7
La cuestion es saber a partir
oe qué fenomenos en curso es posible reintegrar una logica sustantiva con otra instrumental.
Habria que preguntarse sobre la articulacion oe la oinamica oe la mooernizacion y la
oinamica sociocultural, a fin oe oar historicioao a la nueva logica oel pooer. For historicioao
entenoemos la capacioao oe una socieoao oe prooucirse y autotransformarse, para lo cual
oebe ampliar sus mecanismos oe participacion.
Las respuestas intelectuales a este reto son variaoas. Aqui interesa explorar una posibilioao:
la oel oesarrollo oe una subjetivacion intercultural como eje oe la historicioao. Sin embargo,
esto implica consioerar que la globalizacion no elimina la capacioao oe accion colectiva,
sino que abre nuevas oportunioaoes. También implica que las acciones sociales no solo
se opongan al nuevo pooer, sino que participen reivinoicanoo sus oerechos ciuoaoanos y
oemanoas culturales en busca oe una innovacion oentro oe la misma socieoao. Asi pues, la
subjetivioao esta en la constitucion misma oe las comunioaoes y oe las personas. En ella se
expresa la necesioao oe ser consioeraoo como sujeto portaoor oe una oignioao ciuoaoana,
con ioentioao cultural e inoivioual oentro oe una reo oe relaciones socioculturales plenas
oe aspiraciones, percepciones, experiencias y conocimientos colectivos. Ese es el potencial
transformativo implicito en los conflictos culturales.
En el caso latinoamericano, el potenciamiento oe los sujetos cobra especial significaoo a
través oe la ioea oe acueroos y procesos oeliberativos, que promueven el reconocimiento
mutuo oe los actores. Asimismo, los proceoimientos oe relacion entre los actores se expresan
como formas oe comunicacion que incluyen normas oe reciprocioao e igualoao compleja.
Consiguientemente, los acueroos son potenciales portaoores oe una nueva historicioao y oe
una ioea oe futuro oeseable, y nos invitan a reflexionar sobre nosotros mismos.
La argumentacion que guiara la interpretacion oe los oatos en este capitulo es que, a pesar
oe que los conflictos culturales en tooas sus variantes son relativamente menos numerosos
respecto a otros campos oe conflicto, poseen una repercusion sistémica muy alta, sobre tooo
gracias al papel que la cultura esta tenienoo en el nuevo contexto globalizaoo latinoamericano.
For eso se trataria oe conflictos estratégicos clave a la hora oe entenoer el impacto sobre la
globalizacion, la gobernabilioao y la oemocracia. En este sentioo, la pregunta central es
¿qué potencialioaoes tienen los conflictos culturales oe transformarse en interculturalioao?
Entenoemos por interculturalioao la convivencia oe oistintos en un espacio público
compartioo, que se plantean temas oe mejoramiento oe la calioao oe la vioa respetanoo
67 Castells, 1997; Touraine, 1997; Giddens, 1994.
237
LOS CONFLICTOS CULTURALES
la oiversioao cultural. La oimension cultural es oesoe esta perspectiva inoivisible oe la vioa
cotioiana, y lo subjetivo es el valor central. En oemocracia se oeberia buscar la convivencia
oe las oistintas oemanoas oe reconocimiento cultural en un espacio público compartioo. Esta
claro que aqui entran en juego las posibilioaoes oe estructuracion e institucionalizacion oe
los sistemas oemocraticos, que sin embargo parecen vacilar, oejanoo el flanco expuesto para
que nuevos frentes conflictivos potencialmente peligrosos incursionen oescontrolaoamente
en el espacio social y politico.
Los conflictos culturales: una aproximación cuantitativa
Como resalta oel analisis anterior, el campo oe conflictos culturales incluye aquellos cuyo
funoamento raoica en una oefinicion oe cultura en sentioo amplio, con un fuerte acento
en la vioa cotioiana, las subjetivioaoes y las ioentioaoes múltiples, la inoustria y el mercaoo
cultural. Estos conflictos son relativamente pocos comparaoos con los oemas campos ,1¯º
oel total,, pero representan una categoria caroinal para entenoer las oinamicas sociales
actuales y la gramatica oe la nueva conflictivioao.
La base oe oatos registra un total oe 3!7 conflictos culturales. A nivel oe subregiones, la Region
Anoina tiene un 39,oº oe conflictos culturales sobre el total oe conflictos, Centroamérica,
México y República Dominicana un 3¯,7º, y el Cono Sur un 2!,7º.
MAPA 7.1: LOS CONFLICTOS CULTURALES
Cantidad de conictos por país
Baja 0% - 9.5%
Media 10% - 18%
Alta 18.5% - 29%
Sin información
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
238
LOS CONFLICTOS CULTURALES
En los Anoes septentrionales es oonoe se concentran algunos oe los paises mas conflictivos:
Colombia y Venezuela ,grafico 7.!,. En el primer caso la magnituo oe los conflictos culturales
se oeberia principalmente a los problemas oe segurioao ciuoaoana ,que constituyen cerca oel
31º oel total oe conflictos culturales,. Hace mas oe meoio siglo que Colombia es castigaoa
por el cruoo fenomeno oe la “narco-guerrilla” y la oelincuencia organizaoa. Actualmente,
esta catalogaoo como uno oe los 30 paises mas violentos oel munoo y el que posee la peor
situacion en América Latina ,Colombia ocupa el puesto 139 sobre 1¯3 en el Global Peace Index
2011,, junto con algunos paises africanos que atraviesan oilataoas guerras civiles. Asimismo,
según oatos oel Instituto oe Meoicina Legal y Ciencias Iorenses oe Colombia, ocurren 37
homicioios por caoa 100.000 habitantes, lo que cuatriplica el inoice munoial, el cual plantea
que en promeoio ocurren ocho homicioios por caoa 100.000. En otras palabras, la poblacion
colombiana vive una situacion oe conflicto enoémico y oe violencia cotioiana que coloca la
segurioao como punto central en la agenoa oe movilizacion. For otro laoo, Venezuela también
muestra altos inoices oe violencia y un problema oe segurioao ciuoaoana importante, que
esta en el origen oe mas oel o8º oe sus conflictos culturales. Al presente, este pais vive un
recruoecimiento oe la violencia y la oelincuencia que atinge a gran parte oe la poblacion, por
lo que es caoa vez es mas común encontrar en los oiarios noticias relacionaoas con asesinatos
y hechos oelincuenciales. El o¯º oe la poblacion consioera que éste es el mayor problema
que atinge a la socieoao ,Latinobarometro, 2010,, asimismo, un 27º afirma haber sioo
victima oe algún tipo oe oelito. Se calcula que ourante 2010 hubo 1o.0!9 homicioios según
el Observatorio Venezolano oe la Violencia. Confirmanoo esta tenoencia, el Global Peace
Index oe 2011 sitúa a Venezuela como uno oe los 30 paises mas violentos oel globo ,puesto
12!,, a nivel latinoamericano, solo por oebajo oe Guatemala y oe Colombia.
En el Cono Sur tenemos un patron oe conflictivioao cultural meoio baja con oos tenoencias:
por un laoo, Argentina, con el mayor número oe conflictos culturales en términos absolutos
a nivel regional ,véase Anexo 2, y, por otro, Brasil, Uruguay, Faraguay y Chile. En términos
absolutos este último se coloca en el segunoo nivel mas bajo oespués oe Costa Rica, con
cinco conflictos culturales registraoos en el transcurso oel periooo oe estuoio. En el primer
caso, parte oe la explicacion raoicaria en el proceso oe apertura politica al conflicto popular
acaecioo bajo el gobierno oe Néstor Kirchner. En estos últimos anos, el centro oe Buenos Aires,
y especialmente la Casa Rosaoa, ha estaoo cotioianamente ocupaoo por manifestaciones y
protestas sociales fuertes y bien organizaoas. Este hecho tiene un valor simbolico primoroial
en la historia argentina si se piensa que ese mismo lugar fue oonoe, en los oias oe la caioa
oe Feron, se tiraron bombas contra el movimiento obrero y, ourante la oictaoura militar,
se reprimio ouramente el famoso movimiento oe las Maores oe la Flaza oe Mayo, cuyo
mismo nombre evoca la relacion con el lugar oe la protesta. Farece que el gobierno argentino
sostiene ahora una actituo permisiva frente a la conflictivioao social en las calles, cosa que
no pasa, por ejemplo, en Chile, oonoe las oinamicas frente al conflicto son menos tolerantes
y la represion mas contunoente. Como hemos visto en el capitulo !, Chile tiene los mas altos
niveles oe raoicalizacion frente a una cantioao oe conflictos mooesta, lo cual se explicaria
239
LOS CONFLICTOS CULTURALES
consioeranoo una cultura oe la represion instalaoa en las fuerzas oe segurioao, que aumenta
exponencialmente las posibilioaoes oe escalamiento y picos oe violencia.
Iinalmente, en Centroamérica oestacan México y El Salvaoor con niveles intensos oe
conflictivioao, lo cual pueoe explicarse parcialmente por la oiversioao étnica y sobre tooo
por los altos niveles oe insegurioao y violacion oe oerechos humanos que estan sufrienoo
estos paises ,los conflictos por los oerechos humanos representan el 30,¯º oe los conflictos
culturales en México, mientras que los temas oe segurioao ciuoaoana estan en el origen oe
casi el o7º oe los conflictos culturales en El Salvaoor, ,grafico 7.3,. La llamaoa “guerra
contra el narcotrafico”, que empezo en 200o oespués oe la eleccion oe Ielipe Caloeron
como presioente oe México, oeterioro oramaticamente las conoiciones oe segurioao oe los
mexicanos. Los arrestos oe algunos lioeres importantes oe los carteles, particularmente oe
los oe Tijuana y oel Golfo, y la extensa militarizacion oel territorio mexicano han provocaoo
una respuesta violenta por parte oe las organizaciones criminales, y la poblacion civil queoo
atrapaoa en meoio. Según cifras oel gobierno mexicano, entre enero oe 200o y agosto oe
2010 han muerto 28.000 personas en el pais por la violencia oel narcotrafico ,Najar, 2010,.
For otro laoo, tooo el continente centroamericano sufre una peligrosa ola oe violencia
como resultaoo oe sus profunoos problemas oe oelincuencia sistémica. Uno oe los paises
mas azotaoos por este fenomeno es El Salvaoor, oonoe la oelincuencia organizaoa y el
narcotrafico han lograoo insertarse en el corazon mismo oe la socieoao. Según oatos oel
Latinobarometro 2010, el 71º oe la poblacion salvaoorena ha sioo victima oe algún tipo oe
oelito y el !3º percibe a éste como el principal y mas enoémico problema oel pais. Durante
2010 se registraron un total oe 3.972 homicioios según oatos oe la Folicia Nacional Civil oe
El Salvaoor ,http://www.pnc.gob.sv,. Asimismo, el Global Peace Index publicaoo en mayo oe
2011 sitúa a El Salvaoor en el puesto número 102 oe un ranking oonoe el pais mas violento
ocupa el puesto 1¯3, lo cual termina oe posicionarlo como uno oe los paises mas violentos
oe tooa Latinoamérica.
240
LOS CONFLICTOS CULTURALES
GRÁFICO 7.3: PORCENTAJE DE CONFLICTIVIDAD POR CAMPOS DE CONFLICTO, PAÍS Y SUBREGIÓN
Porcentaje
100,0% 80,0% 60,0% 40,0% 20,0% 0,0%
C
e
n
t
r
o
a
m
é
r
i
c
a














Z
o
n
a

A
n
d
i
n
a












C
o
n
o

S
u
r
Culturales Institucionales y de gestión Reproducción social
Campo del conicto
18 33 49 Argentina
13 46 41 Bolivia
9 28 63 Brasil
9 30 61 Chile
28 45 27 Colombia
15 19 67 Costa Rica
16 38 47 Ecuador
19 34 48 El Salvador
16 46 38 Guatemala
17 32 51 Honduras
23 26 51 México
14 46 40 Panamá
12 31 57 Paraguay
12 41 47 Perú
11 61 28 Rep. Dominicana
11 20 69 Uruguay
19 38 44 Venezuela
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Consioeranoo una agregacion oe los paises por orientacion politica ,grafico 7.!,, el oato que
sobresale es que los conflictos culturales estan presentes, aunque en porcentajes relativamente
bajos, entre un 9 y un 18º, inoepenoientemente oel tipo oe gobierno. La mooernizacion
conservaoora es el sistema que convive con niveles relativamente mas altos oe conflictos
culturales ,el 18º oel total oe conflictos,, mientras que en los paises con reformismo practico,
asociaoo con tenoencias nacionalistas, estos conflictos tienen menor peso relativo ,alreoeoor
oel 1!º oel total,. Destaca el caso oe Colombia, que en términos absolutos tiene la mayor
cantioao oe conflictos culturales en la region. En particular, la tipologia mas frecuente es la oe
conflictos ioeologicos-politicos ,!!º,, seguioa por los conflictos relacionaoos con la segurioao
ciuoaoana ,31,¯º,, los conflictos por los oerechos humanos ,13º, y los conflictos por recursos
naturales y meoioambiente ,10,¯º,. La segurioao ciuoaoana en particular se ha convertioo
en los últimos anos en una preocupacion importante para la poblacion argentina, sienoo el
segunoo pais a nivel regional con mayor percepcion oe insegurioao ,Latinobarometro, 2010,.
Iinalmente, en los paises inoigenistas neo oesarrollistas el porcentaje oe conflictos culturales
representa el 1¯,1º oel total.
241
LOS CONFLICTOS CULTURALES
GRÁFICO 7.4: PORCENTAJE DE CONFLICTIVIDAD POR CAMPO DE
CONFLICTO, PAÍS Y ORIENTACIÓN IDEOLÓGICA
Porcentaje
100,0% 80,0% 60,0% 40,0% 20,0% 0,0%
41
47
44
40
28
38
67
61
51
51
48
47
27
69
57
63
49
46
38
38
46
61
46
19
30
26
32
34
41
45
20
31
28
33
13
16
19
14
11
16
15
9
23
17
19
12
28
11
12
9
18
Bolivia
Ecuador
Venezuela
Panamá
Rep. Dominicana
Guatemala
Costa Rica
Chile
México
Honduras
El Salvador
Perú
Colombia
Uruguay
Paraguay
Brasil
Argentina
Reproducción social Institucionales y de gestión Culturales
Campo del conicto
I
n
d
i
g
e
n
i
s
m
o

n
e
o
d
e
s
a
r
r
o
l
l
i
s
t
a
M
o
d
e
r
n
i
z
a
c
i
ó
n
c
o
n
s
e
r
v
a
d
o
r
a
R
e
f
o
r
m
i
s
m
o

p
r
á
c
t
i
c
o
N
a
c
i
o
n
a
l
i
s
m
o

p
o
p
u
l
a
r
/
R
e
f
o
r
m
i
s
m
o

p
r
á
c
t
i
c
o
N
a
c
i
o
n
a
l
i
s
m
o
p
o
p
u
l
a
r
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Caracterización de los conflictos culturales
A continuacion caracterizaremos este campo oe conflicto a partir oe variables caroinales
como los tipos oe oemanoas, los actores, los niveles oe raoicalizacion y las meoioas oe presion
utilizaoas.
Tipos de demandas
Las demandas por seguridad ciudadana generan un 28% de los conflictos
culturales (gráfico 7.5). Se refieren por lo general a reclamos vinculaoos con la falta oe
proteccion oe la poblacion frente a hechos oelincuenciales. La oemanoa oe garantia oe
segurioao oe los ciuoaoanos via presencia fisica policial en las calles es una oe sus frecuentes
manifestaciones. Como vimos en la seccion anterior, este tema preocupa especialmente a
la poblacion latinoamericana y es consecuente que la gente se movilice en este sentioo. Se
trata oe una categoria oe conflictos tipicamente urbanos y especialmente oe algunas granoes
capitales latinoamericanas, con notables niveles oe violencia y criminalioao, en particular
242
LOS CONFLICTOS CULTURALES
oestacan Bogota, Guatemala ,¯ conflictos, y Buenos Aires ,! conflictos,, siguen San Salvaoor,
Ciuoao oe Fanama, Montevioeo y Caracas ,3 conflictos,.
GRÁFICO 7.5: TIPOLOGÍA DE LOS CONFLICTOS CULTURALES
1,80%
4,80%
15,90%
23,60%
25,70%
28,20%
0% 5% 10% 15% 20% 25% 30%
Otros
Valores/creencias/identidad
Derechos Humanos
Recursos naturales y medio ambiente
Ideológico-político
Seguridad Ciudadana
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
El segunoo tipo oe oemanoas por importancia son aquellas relacionaoas con luchas
ioeologico-politicas ,cerca oel 2¯,7º con un total oe 89 conflictos,. Se trata oe aquellas
pugnas entre facciones –generalmente entre partioos politicos, grupos internos que los
conforman o sectores afines– alreoeoor oe visiones politicas contrapuestas que son llevaoas
al plano oel enfrentamiento. Citamos aqui algunos ejemplos paraoigmaticos. El primero es
un conflicto oe febrero oe 2010 entre los poblaoores oe la localioao oe Fatacamaya, en el
Altiplano boliviano, quienes peoian a la oirigencia oel MAS el respeto a la canoioatura oe
Iélix Fatzi a la gobernacion oel oepartamento oe La Faz, éste habia sioo excluioo oespués oe
ser involucraoo en un accioente oe transito en estaoo oe ebrieoao, según ellos, injustamente.
Un segunoo ejemplo es el conflicto entre los miembros oe oiversas organizaciones sociales oe
Chiapas que, entre marzo y abril oe 2010, se movilizaron para exigir al Gobierno mexicano
la inmeoiata liberacion oe presos, según ellos, retenioos por motivos politicos, acusaoos oe
crimenes “prefabricaoos”. Iinalmente, en octubre oe 2009, la Asociacion Interétnica oe
Desarrollo oe la Selva Feruana ,AIDESEF, amenazo con reactivar la lucha amazonica, que
habia oegeneraoo en episooios violentos entre febrero y mayo oe 2009, y retomar las meoioas
oe presion si el Gobierno no cesaba la persecucion juoicial a sus oirigentes y no retroceoia en
sus pretensiones oe oisolver oicha organizacion.
Cerca oel 2!º oe los conflictos culturales son suscitaoos por problemas en el uso oe los
recursos naturales y por el oeterioro oe la calioao ambiental oebioo a acciones especificas
llevaoas a cabo por instancias públicas y/o privaoas. Como hemos enfatizaoo anteriormente,
los movimientos ambientalistas son los que mas potencialioao oe cambio sistémico aportan,
a través oe su propuesta coherente, su capacioao oe oialogo multisectorial y una exitosa
tarea oe oemarcar aoversarios. Sin embargo, no siempre esta propuesta fue exitosa y en
algunos casos acabo peroienoo su fuerza sistémica y su promesa oe universalioao. En el caso
oe Brasil, por ejemplo, en los últimos anos gano importancia un nuevo formato oe accion
ambientalista: las organizaciones no gubernamentales ,ONG,. El ambientalismo politico oe
243
LOS CONFLICTOS CULTURALES
las oécaoas anteriores resurgio en la oécaoa oe los 90, centranoose en la resolucion oirecta
oe problemas consioeraoos urgentes y cubierto con un oiseno especifico para una actuacion
que se pooria llamar “parainstitucional”, cuanoo las ONG nacionales o transnacionales
buscaron compartir la responsabilioao con los gobiernos, las universioaoes y los centros oe
investigacion. Meoiante estas acciones, las ONG mueven recursos financieros, conocimientos
y, especialmente, cooigos culturales. A meoioa que encuentran soluciones, a menuoo simples
y oe bajo costo, a los problemas que parecian insolubles, sus recursos oe pooer y legitimioao
han aumentaoo en intensioao. El oiscurso politico anterior oe contestacion y critica social
esta peroienoo importancia en nombre oe un esfuerzo convenioo para oar un oestino social
al conocimiento cientifico y técnico, con miras a la sostenibilioao oe los sistemas naturales
y a mejorar la vioa oe las comunioaoes pobres que oepenoen oirectamente oe ellos. Este
esfuerzo lo realizan en conjunto las ONG, los gobiernos, los organismos multilaterales, los
oonantes y las instituciones oe eoucacion e investigacion ,ONU, 1991, Iernanoes, 199!,
Dulany, 1997,.
La creciente importancia munoial oe los recursos naturales como elementos estratégicos hace
que éstos se conviertan, caoa vez mas, en temas oe conflicto socio-politico y étnico-ioentitario.
Un caso emblematico es el conflicto oe Bagua: los inoigenas oe una region oel norte oel Ferú
se enfrentaron con el gobierno central en contra oe unos oecretos que establecian un cambio
en el manejo oe las tierras y oe los recursos naturales, a gran escala y con la participacion oe
empresas extranjeras multinacionales ,véase estuoio oe caso sobre Bagua en el capitulo 8,.
Los conflictos generaoos por la violacion oe oerechos oe las personas o oemanoanoo su
reconocimiento y respeto son ¯¯ en total, y representan el 1oº oe los conflictos culturales,
mientras que hay un porcentaje muy bajo ,¯º, oe conflictos referioos a la oefensa,
reivinoicacion o impugnacion oe ciertos valores, creencias e ioentioaoes oe ciertos sectores
oe la poblacion.
En general las oemanoas culturales contemplan el reconocimiento o fortalecimiento oe las
ioentioaoes oe los actores y ciertos niveles oe calioao oe vioa, apuntanoo en lo abstracto
hacia los oerechos oe tercera generacion y el concepto oe ciuoaoania cultural. Se expresa en
estos conflictos la necesioao oe afirmar una sociabilizacion oe reoefinicion oe las relaciones
sociales y oe conoiciones oe segurioao aceptables. La pregunta que queoa abierta es si la
fragmentacion estructural oe estas oemanoas pueoe permitir alguna forma oe articulacion
entre ellas y comunicacion entre los oistintos actores, o si es un obstaculo para la constitucion oe
proyectos oe cambio social mas incluyentes y generalizaoos. En este sentioo, la raoicalizacion
hacia el tribalismo ioentitario y el oogmatismo religioso o ecologico pooria constituir uno
oe los principales riesgos y arrastrar a los movimientos sociales hacia su “laoo oe sombra”,
antisistémico y antioemocratico.
La tipología de los actores
Fasamos ahora a analizar los conflictos culturales a partir oe la tipologia oe los actores.
Confirmanoo la tenoencia generalmente valioa para los conflictos en América Latina, el actor
244
LOS CONFLICTOS CULTURALES
opositor mas importante es el gobierno central, al cual se oirigen la mitao oe las oemanoas
culturales ,grafico 7.o,. Si sumamos las otras instancias oel Estaoo ,los gobiernos regionales, el
pooer juoicial y el legislativo central,, su presencia institucional llega a un 72º.
68
Estariamos
asistienoo al “retorno oel Estaoo como cooroinaoor sociocultural y bisagra entre los procesos
oe integracion social y oe posicionamiento oe las economias globalizaoas” ,FNUD-FAFEF,
2008b: 10,.
En este campo oe conflicto oestaca el oato relativo al pooer juoicial, y especialmente a
la policia. Una explicacion pooria estar relacionaoa con las oemanoas en el tema oe los
oerechos humanos que, por logica, tenorian como referente al sector oe pooer estatal mas
vinculaoo con los temas juoiciales. Asimismo, la interpelacion a la policia oepenoe en gran
meoioa oe la segurioao ciuoaoana como punto ascenoiente en la agenoa oe la protesta
regional ,2¯ oe los ¯1 conflictos que se oirigen a la policia tienen como oemanoa la segurioao
ciuoaoana,. El organo policial seria visto como la institucion que oetenta responsabilioaoes
oirectas en materia y que pooria mejorar las conoiciones oe segurioao oe forma concreta. Si
bien la presencia oe la policia tiene un valor relativamente bajo ,9º,, este oato es interesante
si se compara con los campos oe conflictivioao por reproouccion social e institucional, oonoe
este actor tiene un papel oefinitivamente marginal. Aparte oe las explicaciones mencionaoas
arriba, pooria abrirse aqui un espacio para la reflexion sobre el papel oe la policia en el
espacio público: si, por un laoo, el imaginario social oe la fuerza represiva policial originaoo
ourante los regimenes autoritarios es oificil oe erraoicar en muchos paises oel continente, por
otro, parece ocurrir un proceso oe conversion oe esta oimension simbolica hacia un escenario
en el cual la policia es una fuerza opositora pero legitimaoa en cuanto interlocutora. En otras
palabras, en los conflictos culturales se toma en cuenta a la policia tanto por su presencia
fisica en la arena oe la lucha ,en tanto fuerza oe choque y, por enoe, percibioa como represiva,
como por su papel social propositivo ,y, por eso, legitimaoo en términos oe negociacion y
agenoa social con potencialioaoes oe cambio,.
El Informe oe Desarrollo Humano oel Mercosur ,FNUD-2009, evioencia una oiferencia
entre la percepcion que los jovenes tienen oe la policia, oepenoienoo oe los sectores sociales
a los que pertenecen. Mientras que en los sectores altos y meoios practicamente no se hace
referencia a la policia ,salvo a su ineficiencia o escasa confianza,, en los grupos en situacion oe
inclusion oesfavorable o exclusion la policia aparece como una oe las principales fuentes oe
peligro e insegurioao. Resultaria entonces importante para los sectores excluioos oisminuir
el hostigamiento por parte oe las fuerzas policiales y, en términos oe politicas públicas, evitar
la criminalizacion oe los jovenes.
68 El dato sería todavía más contundente si se incluyeran los actores sectoriales públicos, que en fase de sistematización de la información de la
prensa fueron incluidos en la categoría sectorial correspondiente (salud, educación, etc.); es decir, se optó por priorizar los principales sectores
sobre la naturaleza pública o privada de los actores.
245
LOS CONFLICTOS CULTURALES
GRÁFICO 7.6: ACTORES DEMANDADOS EN CONFLICTOS CULTURALES
A
c
t
o
r

d
e
m
a
n
d
a
d
o
Gobierno central
Gobierno local
Otros
Policía
Gobierno regional
Poder judicial
Empresarial
Legislativo central
Otros actores estatales
Porcentaje
50% 40% 30% 20% 10% 0%
48%
12%
11%
9%
6%
3%
3%
3%
3%
Campo del conicto: Culturales
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa
NOTILOG. Se han considerado los actores a partir del 2,5% de registros.
En el analisis oel actor oemanoante, el oato que oestaca es la mencionaoa tenoencia a la
fragmentacion. Aparte oe algunos sectores clave que se movilizan con oemanoas culturales,
existe una varieoao oe otras organizaciones representaoas con porcentajes minimos en el
panorama oe la protesta cultural que se movilizan con tooo tipo oe oemanoas ,segurioao
ciuoaoana, oerechos humanos, recursos naturales, etc.,. En este variaoo grupo se encuentran,
por ejemplo: movimientos que luchan por la no violencia y por la paz, reoes para los oerechos
humanos y oe género ,Reo Interuniversitaria para la Diversioao oe Ioentioaoes Sexuales y la
Comunioao oe Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales oe Colombia, Organizaciones en
Defensa oe la Mujer, Asociacion oe Iamiliares oe Desaparecioos y Martires por la Democracia
oe Bolivia, Dirigentes oe Derechos Humanos y comunitarios, Organizaciones oe mujeres
oe Santa Cruz y Chuquisaca, entre otros,, juntas civicas, frentes conformaoos por pueblos
inoigenas ,Irente oe Fueblos en Defensa oe la Tierra, Irente Unico Nacional oe los Fueblos
oe Ferú,, movimientos sociales oe minorias, cooroinaooras ,Cooroinaoora nacional por la
vioa oe Uruguay, Cooroinaoora oe Comunioaoes Afectaoas por la Mineria y el Fetroleo oe
Ferú,, organizaciones sociales rurales, organizaciones civiles, grupos ecologistas ,Asamblea
ambiental oe Gualeguaychú, Miembros oe Greenpeace, Organizaciones ecologistas oe Fetén,,
organizaciones feministas, politicas y estuoiantiles, periooistas, oefensoras oe animales.
246
LOS CONFLICTOS CULTURALES
A este oato se oebe sumar un oº oe actores que hemos oenominaoo circunstanciales, es
oecir, personas que se movilizan inoivioualmente, y no por su pertenencia a un movimiento
o grupo social organizaoo, a partir oe oemanoas que aspiran a la resolucion oe problemas
o necesioaoes por lo general bastante concretos y oepenoientes oe un contexto especifico
,grafico 7.7,. For ejemplo, los jovenes religiosos oe San Salvaoor que se movilizaron en
noviembre oe 2009 para oenunciar la extrema violencia que azota al pais, habiénoose
registraoo al menos 318 homicioios en el transcurso oel ano, y para oemanoar mayor
segurioao ciuoaoana. Un segunoo ejemplo tiene que ver con una movilizacion muy puntual
oe ]uan Fio Faiva, su hijo Victor Daniel Faiva y el ex guaroia Daniel Areco, exigienoo una
justicia imparcial e inoepenoiente en el caso oel incenoio oe un supermercaoo en Asuncion,
Faraguay. Iinalmente, en septiembre oe 2010, unos ¯00 privaoos oe libertao oe la Carcel
oe La Chorrera, en Fanama, exigieron a los corregioores oe la carcel el oerecho oe visita
familiar, que según ellos habian peroioo meses atras. Esta tipologia oe actores también
refuerza la tesis oe la fragmentacion oe las oemanoas mencionaoa arriba. El ambito cultural
es probablemente el campo oe conflictivioao oonoe se hace mas evioente esta tenoencia.
GRÁFICO 7.7: ACTORES DEMANDANTES EN CONFLICTOS CULTURALES
A
c
t
o
r

d
e
m
a
n
d
a
n
t
e
Vecinal/comunal
Otros soc. civil
Otros
Transporte
Educación
Grupo étnico
Personas individuales
Organizaciones políticas
Porcentaje
30% 20% 10% 0%
28%
21%
12%
10%
9%
9%
6%
5%
Campo del conicto: Culturales
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG. Se han
considerado los actores a partir del 2,5% de registros. En la categoría otros se puede encontrar sectores como Actores
Circunstanciales, Grupos Irregulares, Hidrocarburos, Financiero, Construcción, Comunicaciones, Minería, etcétera.
Miranoo la tipologia oe actores que se movilizan ,grafico 7.8,, los movimientos clasicos
–en particular, el sinoicato– son menos sensibles a los temas culturales, mientras que los
247
LOS CONFLICTOS CULTURALES
sectores que encabezan estas luchas son principalmente el sector vecinal urbano, las ONG,
los movimientos politicos y las iglesias.
Entre los actores mas estructuraoos, sobresalen los grupos vecinales/comunales que
encabezan el 28º oe los conflictos culturales ,grafico 7.7,. Se trata principalmente oe grupos
oe poblaoores oe cierta area, oe juntas vecinales en las ciuoaoes y oe comunarios en las
zonas rurales. En este sentioo, el actor cultural es el actor vecinal que se moviliza para peoir
una mayor calioao oe vioa cotioiana ,ya no oe reproouccion social, y mayores garantias oe
segurioao ciuoaoana. Se trata oe oemanoas oe nueva sociabilioao que refuerzan lazos oe
convivencia en el espacio público ,Caloeron y ]elin, 1987,. Se transforma la socieoao mas
que la politica misma, y lo social tenoeria a ser asimilaoo por lo cultural.
GRÁFICO 7.8: TIPOS DE ACTORES EN CONFLICTOS CULTURALES
0
20
40
60
80
100
120
O
r
g
a
n
i
z
a
c
i
o
n
e
s
V
e
c
i
n
a
l
e
s
O
r
g
a
n
i
z
a
c
i
o
n
e
s
p
o
l
í
t
i
c
a
s
O
N
G
/
I
g
l
e
s
i
a
T
r
a
n
s
p
o
r
t
i
s
t
a
s
S
i
n
d
i
c
a
t
o
s
A
s
o
c
i
a
c
i
o
n
e
s
U
n
i
o
n
e
s
C
o
o
r
d
i
n
a
d
o
r
a
s
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
En términos oe sectores movilizaoos, un 10º oe los conflictos culturales oeriva oe las
movilizaciones oe los transportistas, por lo general con mecanismos oe participacion
inoivioual en la protesta y no a través oe organizaciones matrices. Si bien el porcentaje es
relativamente bajo, llama la atencion por al menos oos razones. La primera es la constatacion
oe la presencia oe este grupo social en el campo oe conflictivioao cultural. Esto se oeberia
principalmente a las oemanoas por mayor segurioao en el espacio público, que afecta oirecta
y cotioianamente a estos profesionales, pues el transporte público es uno oe los sectores contra
el cual se oescarga con mayor fuerza la violencia oe la criminalioao urbana que, en ciuoaoes
como Guatemala y México, es un problema social oe especial relevancia y graveoao. La
segunoa razon es que, como mencionamos en el capitulo sobre tenoencias regionales, el
sector oe los transportistas se revela como una presencia significativa y constante en los tres
campos oe conflicto. Aunque traoicionalmente se trata oe un ambito social enmarcaoo en
la estructura mas clasica oe las organizaciones sinoicales, se nota aqui una tenoencia a la
inoivioualizacion oe las oecisiones y oe las acciones. La fuerza oe este munoo sobre rueoas
248
LOS CONFLICTOS CULTURALES
parece reflejarse en nuevas formas coyunturales y espontaneas oe movilizacion, con gran
capacioao oe impacto sobre la vioa cotioiana y oe ocupacion y alteracion oel espacio público.
El otro sector que tiene oemanoas culturales es el oe eoucacion. En este campo hay tres
granoes grupos oe actores que se movilizan: los estuoiantes oe los colegios, los estuoiantes
universitarios y el personal empleaoo ,oocentes y aoministrativos,. En general, las
movilizaciones se pueoen oivioir en oos grupos: uno relacionaoo oirectamente con temas oel
ambiente escolar ,por ejemplo, en épocas oe elecciones universitarias o reclamanoo mayor
segurioao,, el otro, relacionaoo con temas que trascienoen los problemas estrictamente
vinculaoos con la eoucacion, y enfocaoo hacia cuestiones por las cuales los estuoiantes
igualmente consioeran relevante movilizarse, en sentioo solioario respecto a esas causas ,por
ejemplo, acciones contra la contaminacion ambiental, las oemanoas oe segurioao ciuoaoana
y paz, el rechazo a instalacion oe bases aeronavales, la liberacion oe luchaoores sociales,
etcétera,.
Los grupos étnicos encabezan el 9º oe los conflictos culturales y son actores importantes en
América Latina en cuanto a capacioao oe transformacion oe las socieoaoes y oe los Estaoos.
Lo que esta en juego en estos conflictos es “una nueva forma oe hacer politica y una nueva
forma oe sociabilioao ,..., una nueva manera oe relacionar lo politico y lo social, el munoo
politico y la vioa privaoa, en la cual las practicas sociales cotioianas se incluyen, junto a, y
en oirecta interrelacion con lo ioeologico y lo institucional politico” ,Caloeron y ]elin, 1987:
19,. El caso mas relevante en este sentioo es el oe Bolivia, oonoe los movimientos sociales oe
inspiracion inoigena campesina lograron oerrotar un sistema oemocratico tooavia apoyaoo
en viejos patrones oligarcas y neoliberales, y formular una propuesta politica hegemonica que
esta en el pooer oesoe hace seis anos con el gobierno oe Evo Morales. Si, por un laoo, estos
cambios aumentan la percepcion oe inclusion social oe los grupos inoigenas y campesinos,
por otro, parece ahora sobrevenir una fase mas conflictiva en la cual los logros simbolicos
ya no son suficientes para satisfacer las oemanoas oe participacion socio-politica oe estos
sectores.
Otro elemento interesante oe los conflictos inoigenas, o por lo menos oe algunos oe ellos,
es la capacioao oe encarnar y hacer convivir tenoencias contraoictorias como el localismo
y la globalizacion. For un laoo, hay un proceso oe territorializacion oe las protestas, para la
ocupacion oel espacio oe vioa, aparece la recuperacion oe valores, cosmovisiones y mitologias
traoicionales en las que se basa la pooerosa oimension simbolica oe estas luchas. For otro
laoo, los movimientos inoigenas tienen una oimension “liquioa” caoa vez mas fuerte: una
capacioao para construir alianzas internacionales y una estrategia oiscursiva que explota tooas
las potencialioaoes oel munoo globalizaoo, tanto tecnologicas como narrativas. El precursor
y mooelo en este sentioo ha sioo el Ejército Zapatista oe Liberacion Nacional, que se presento
como primera guerrilla oe la postmooernioao abanoonanoo las armas y empunanoo el
boligrafo para armar oocumentos reivinoicativos, oeclaraciones y contar historias capaces
oe sensibilizar y conmover a esa izquieroa transnacional huérfana oe referentes e ioeologias.
En su propuesta revolucionaria, el Zapatismo trato también oe sobrepasar los limites teoricos
249
LOS CONFLICTOS CULTURALES
e institucionales tipicos oe la mooernioao, evitanoo apuntar a la conquista oel pooer estatal,
criticanoo el Estaoo-nacion como una partioocracia ineficiente y represiva, y colocanoose
en una perspectiva politica alternativa muy atractiva en el oiscurso, pero según algunos poco
viable en la practica. Lo cierto es que el caso zapatista ha sabioo construir un nuevo mooelo oe
lucha oesoe abajo que ha tenioo impacto a lo largo oe la última oécaoa en otros movimientos
sociales, en América Latina y otras partes oel munoo ,Iontana, 2008,. En el subcontinente,
se acentuo la capacioao organizativa oe los grupos inoigenas, en particular a través oe la
construccion oe alianzas trasnacionales y oe un oiscurso muy eficaz y atractivo, que no puoo
oejar inoiferentes a los gobiernos latinoamericanos y a los organismos oe la cooperacion
internacional. En algunos casos, movimientos oe inspiracion inoigena han llegaoo al pooer
por via electoral planteanoo nuevas agenoas alreoeoor oe los temas oe la plurinacionalioao
y nuevos mooelos oe oesarrollo. El caso mas emblematico es la experiencia oel Movimiento
al Socialismo en Bolivia ,FNUD-FAFEF, 2009b,.
Niveles de radicalización
Miremos ahora los niveles oe raoicalizacion alcanzaoos por los conflictos culturales. La
mayoria oe los conflictos oe nivel 3 ,confrontacion, en este campo oepenoen oe oemanoas
por temas oe segurioao ciuoaoana ,33º,, en segunoo lugar estan los conflictos ioeologico-
politicos ,2!º, y en tercer lugar los por recursos naturales y oerechos humanos ,20º,. Entre
los conflictos que oesembocan en enfrentamiento violento, la mayoria son oe tipo ioeologico-
politico ,3!º, y por recursos naturales y meoio ambiente ,31º,. En porcentajes menores
estan representaoos los conflictos por oerechos humanos ,13º,, segurioao ciuoaoana ,9º,,
valores creencias e ioentioaoes ,7º,.
En general, los conflictos que se raoicalizan mas en términos porcentuales son los ioeologico-
politicos ,3!º,, siguen los conflictos por segurioao ciuoaoana ,32º,, las luchas por temas
meoioambientales ,2oº,, los conflictos por oerechos humanos ,20º, y finalmente los
conflictos por valores, creencias e ioentioaoes ,13º,, como se aprecia en el grafico 7.9. En
cuanto a los promeoios oe raoicalizacion oe los conflictos culturales, las luchas ioeologico-
politicas o por temas oe segurioao ciuoaoana son las que muestran la tenoencia a ser mas
violentas.
250
LOS CONFLICTOS CULTURALES
GRÁFICO 7.9: PORCENTAJE DE RADICALIZACIÓN ALCANZADO EN CONFLICTOS CULTURALES
Tipo de conicto
P
o
r
c
e
n
t
a
j
e

d
e

c
o
n

i
c
t
o
s

c
o
n

a
l
t
a

r
a
d
i
c
a
l
i
z
a
c
i
ó
n
40
30
20
10
0
17
20
32
13
26
34
Campo del conicto: Culturales
Valores/
Creencias/
Identidad
Otros DDHH RRNN y medio
ambiente
Seguridad
ciudadana
Ideológico/
político
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Estos oatos muestran algunas tenoencias interesantes sobre la conflictivioao cultural y sus
principales riesgos. En general, el raoicalismo politico-ioeologico parece ser un factor que
afecta seriamente la gobernabilioao y la convivencia oemocratica, por sus riesgos a oegenerar
en niveles oe confrontacion y enfrentamiento violento. En este sentioo, parece funoamental
la oefinicion oe acueroos para la convivencia politica en espacios oemocraticos compartioos.
Esto oeberia basarse en la superacion oe la logica amigo-enemigo, instrumental y antipolitica,
tan común en la historia regional.
Otras oemanoas que tienoen a llegar a un enfrentamiento violento son las relacionaoas con
la segurioao ciuoaoana y los oerechos humanos. En el primer caso, un factor oeterminante
es la falta oe espacios institucionalizaoos oonoe oebatir y negociar un tema caoa vez mas
importante en la agenoa oe los actores regionales. Un grupo oe oemanoas que tiene un
nivel oe raoicalizacion meoio, pero aoquiere un potencial estratégico muy fuerte, sobre tooo
en algunos paises oe la region, se relaciona con los recursos naturales y el meoioambiente.
La centralioao oe estas luchas pueoe estar vinculaoa con la influencia que el oebate
internacional sobre el cambio climatico ejercio en lo local, oonoe se van experimentanoo
oe cerca las transformaciones implicaoas y los efectos sobre el meoio ambiente y la vioa oe
los grupos humanos. Al mismo tiempo, la ola postneoliberal apunto hacia una critica a los
sistemas inoustrialistas y privatizaoos oe explotacion oe los recursos, y oio pautas para una
nueva logica oe explotacion que aboga por la reoistribucion oe las ganancias a nivel local.
251
LOS CONFLICTOS CULTURALES
Sobre estas bases teoricas, a partir oe nuevas propuestas normativas y bajo el impulso oe la
insostenibilioao oe los cambios, los actores han empezaoo a movilizarse hacienoo evioente
asi una falta oe aoecuacion institucional para generar plataformas oe oiscusion sobre estos
temas. De esta manera, los conflictos muchas veces oegeneran en niveles oe violencia mas
intensos, por la necesioao oe las personas y oe las comunioaoes oe encontrar respuestas
a oemanoas caoa vez mas urgentes, incluso en los contextos mas pacificos y con niveles
relativamente altos oe institucionalioao ,por ejemplo, en Costa Rica,.
Miranoo los niveles oe raoicalizacion oe los conflictos en caoa pais, se nota cierta
uniformioao oe los promeoios en la mayoria oe los casos consioeraoos. Los paises con niveles
oe raoicalizacion mas altos son Chile, Honouras y Venezuela, mientras que los paises con
promeoios relativamente mas bajos son Ferú y Colombia ,grafico 7.10,.
GRÁFICO 7.10: NIVEL MÁS ALTO DE RADICALIZACIÓN ALCANZADO
POR PAÍS EN CONFLICTOS CULTURALES PROMEDIO
N
i
v
e
l

m
á
s

a
l
t
o

d
e

r
a
d
i
c
a
l
i
z
a
c
i
ó
n

a
l
c
a
n
z
a
d
o

(
P
r
o
m
e
d
i
o
)
4
3
2
1
C
h
i
l
e
2,65
H
o
n
d
u
r
a
s
2,63
V
e
n
e
z
u
e
l
a
2,47
B
r
a
s
i
l
2,35
G
u
a
t
e
m
a
l
a
2,29
U
r
u
g
u
a
y
2,27
E
l

S
a
l
v
a
d
o
r
2,26
M
é
x
i
c
o
C
o
s
t
a

R
i
c
a
P
a
r
a
g
u
a
y
2,20
B
o
l
i
v
i
a
2,19
E
c
u
a
d
o
r
2,18
R
e
p
.

D
o
m
i
n
i
c
a
n
a
2,08
A
r
g
e
n
t
i
n
a
2,04
P
a
n
a
m
á
1,90
P
e
r
ú
1,80
C
o
l
o
m
b
i
a
Campo del conicto: Culturales
Porcentaje de conanza: 95%
2,67
2,25
2,21
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
Como hemos visto en el capitulo anterior, no existe necesariamente una relacion oirecta
entre cantioao oe conflictos y niveles oe raoicalizacion ,a mayor cantioao oe conflictos
mayores inoices oe violencia y viceversa,. El grafico 7.11 muestra la ubicacion oe caoa pais
en el eje oe conflictivioao y raoicalizacion consioeranoo los conflictos culturales. Las oos
lineas que forman los ejes representan el número oe conflictos promeoio, en un caso, y el
252
LOS CONFLICTOS CULTURALES
¯0º oe conflictos con raoicalizacion en los niveles 3 y !. Se visualizan cuatro combinaciones
oe las oos variables en sus cuaorantes: alta conflictivioao y alta raoicalizacion ,oonoe no
aparecen casos,, alta conflictivioao y baja raoicalizacion ,Venezuela y Chile y Costa Rica
al limite oel cuaorante,, alta raoicalizacion y baja conflictivioao ,Bolivia, Argentina,
Ferú, Ecuaoor, México, Fanama, Colombia y Guatemala,, y baja raoicalizacion y baja
conflictivioao ,Uruguay, Honouras, Brasil, El Salvaoor, República Dominicana y Faraguay,.
Como se pueoe apreciar comparanoo este grafico con el general que aparece en el capitulo
!, la priorizacion oe un campo oe conflictivioao hace que algunos oe los paises se muevan
entre los cuaorantes, oibujanoo un panorama oe conflictos con geometrias variables y oe
priorioaoes y problemas nacionales parcialmente oistintos, que marcan el flujo oe las luchas
y su raoicalizacion ,grafico 7.11,.
Farece importante notar también que se oibuja una relacion negativa entre el número oe
conflictos y su raoicalizacion en el campo cultural, esta relacion negativa no aparece en
los otros campos. Como se aprecia en el grafico 7.11, mientras mas conflictos culturales
haya, menor tienoe a ser su raoicalizacion promeoio. De tal manera, se pooria afirmar que
los conflictos culturales tienoen a ser mas raoicales precisamente en paises en los que se
presentan pocos.
GRÁFICO 7.11: UBICACIÓN POR PAÍS SEGÚN CONFLICTIVIDAD
Y RADICALIZACIÓN EN CONFLICTOS CULTURALES
Número de conictos
40 30 20 10
P
o
r
c
e
n
t
a
j
e

d
e

c
o
n

i
c
t
o
s

c
o
n

a
l
t
a

r
a
d
i
c
a
l
i
z
a
c
i
ó
n
60
50
40
30
20
10
0
Rep. Dominicana
Panamá
México
Honduras
Guatemala
El Salvador
Costa Rica
Venezuela
Perú
Ecuador
Colombia
Bolivia
Uruguay
Paraguay
Chile
Brasil
Argentina
Campo de conicto: Cultural
Fuente: Elaborado por la Fundación UNIR Bolivia con datos proporcionados por la empresa NOTILOG.
253
LOS CONFLICTOS CULTURALES
A partir oe lo visto hasta ahora, pooemos concluir que cuanoo hay incapacioao institucional
para resolver conflictos, la gente –principalmente como sujetos inoiviouales, pero en algunos
casos también bajo paraguas corporativos– no se rinoe, sino que trata oe encontrar respuesta
a sus oemanoas ocupanoo la calle y generanoo confrontaciones potencialmente violentas.
Las causas últimas serian las oebilioaoes jurioico-institucionales y, por otra parte, la baja
calioao oe la vioa cotioiana y los patrones estructurales oe oesigualoao con raices culturales.
Estos factores muchas veces no son estimaoos por los meoios oe comunicacion, que tienoen a
culpabilizar a los actores oirectamente involucraoos en el conflicto ,los grupos y los inoiviouos,,
sin analizar las necesioaoes en las cuales las movilizaciones raoican, las fallas institucionales
en los procesos oe negociacion entre Estaoo y socieoao civil para un cambio social efectivo,
y un patron oe crecimiento que afecta la calioao oe vioa oe las personas.
En la meoioa en que estos conflictos se expresen en un espacio público, se oen niveles oe
oeliberacion oe los actores en su conjunto y progresivamente se construya una interculturalioao
que fortaleza el pluralismo oemocratico y se asiente la ioea oe que la oemocracia es un oroen
conflictivo, la potencialioao oe avanzar en términos oe calioao oe vioa y oe transformacion
cultural también aumenta. En otras palabras, estos conflictos representan riesgos, pero
constituyen también un barometro oel nivel oe oemocracia y pluralismo oe una socieoao.
Se plantea aqui la necesioao oe repensar el concepto mismo oe oemocracia hacia una
oimension mas oeliberativa, plural y participativa. Tanto la oemocracia liberal como los
nacionalismos, que son traoiciones institucionales tipicas oe América Latina, han fracasaoo
en el reconocimiento oe la legitimioao oe los actores sociales y oe sus oemanoas, tenoienoo
a imponer agenoas publicas sin escuchar ni tomar en cuenta los problemas reales oe las
socieoaoes. Frobablemente por eso los patrones oe oesigualoao cultural se han mantenioo
fuertes hasta la fecha. No habria mejor forma oe avanzar en la superacion oe la oesigualoao
que reconocer la interculturalioao oe nuestras socieoaoes.
Conclusión
El continente latinoamericano, como hemos visto, tiene oebilioaoes institucionales cronicas,
asi como niveles oe oesigualoao economica sobresalientes, sienoo en este sentioo un terreno
fértil para la reproouccion oe mecanismos oe oesigualoao cultural igualmente fuertes. El
campo oe la conflictivioao cultural es a la vez el mas reciente, el menos numeroso y el mas
fragmentaoo. Incluye conflictos ioeologico-politicos, oemanoas por segurioao ciuoaoana,
recursos naturales y meoio ambiente, oerechos humanos, valores, creencias e ioentioaoes, y
género.
Los jovenes parecen tener un papel funoamental como sujetos oe la movilizacion y
proouctores oe nuevas oemanoas culturales, las cuales se potencian con el uso oe las TIC
y son generaoas por una importante frustracion oe expectativas causaoa por el saloo
socioeconomico negativo oel periooo anterior y la oesconfianza institucional. Las mujeres
también son actores importantes en los conflictos culturales. La violencia contra la mujer
constituye un rasgo estructural en la practica cotioiana oe las mentalioaoes machistas en la
region, y los conflictos intrafamiliares han sioo ampliamente oifunoioos y conocioos. Si bien
254
LOS CONFLICTOS CULTURALES
estas tensiones se expresan y reconocen poco en el espacio público y meoiatico, poseen un
potencial oe cambio cultural y estratégico para las socieoaoes mooernas, especialmente por
el papel propositivo que las mujeres y los jovenes pueoen jugar en la politica y en la socieoao
como promotores oe cambio y justicia.
En general las oemanoas culturales abogan por el reconocimiento o fortalecimiento oe las
ioentioaoes oe los actores y ciertos niveles oe calioao oe vioa, apuntanoo en lo abstracto
hacia los oerechos oe tercera generacion y el concepto oe ciuoaoania cultural. Se expresa en
estos conflictos la necesioao oe afirmar una sociabilizacion oe reoefinicion oe las relaciones
sociales y oe búsqueoa oe conoiciones oe segurioao aceptables. La pregunta que queoa
abierta es si la fragmentacion estructural oe estas oemanoas pueoe permitir alguna forma oe
articulacion entre ellas y comunicacion entre los oistintos actores, o si es un obstaculo para la
constitucion oe proyectos oe cambio social mas incluyentes y generalizaoos. En este sentioo,
la raoicalizacion hacia el tribalismo ioentitario y el oogmatismo religioso pooria constituir
uno oe los principales riesgos y arrastrar los movimientos sociales hacia su laoo “oe sombra”,
antisistémico y antioemocratico.
En general, el raoicalismo politico-ioeologico parece ser un factor que afecta seriamente
la gobernabilioao y la convivencia oemocratica, por sus riesgos a oegenerar en niveles oe
confrontacion y enfrentamiento violento. Asi, parece funoamental la oefinicion oe acueroos
para la convivencia politica en espacios oemocraticos compartioos. Esto oeberia basarse
en la superacion oe la logica amigo-enemigo, instrumental y anti-politica, tan común en la
historia regional.
Otras oemanoas que tienoen a llegar a un enfrentamiento violento son las relacionaoas con
la segurioao ciuoaoana y los oerechos humanos. En el primer caso, un factor oeterminante
es la falta oe espacios institucionalizaoos oonoe oebatir y negociar un tema caoa vez mas
importante en la agenoa oe los actores regionales. Un grupo oe oemanoas que tiene un nivel
oe raoicalizacion meoio, pero que aoquiere un potencial estratégico muy fuerte, sobre tooo
en algunos paises oe la region, se relaciona con los recursos naturales y el meoioambiente.
A pesar oe que los conflictos culturales en tooas sus variantes son relativamente menos
numerosos respecto a otros campos oe conflicto, poseen una repercusion sistémica muy alta,
sobre tooo gracias al papel que la cultura esta aoquirienoo en el nuevo contexto globalizaoo
latinoamericano. For eso se trataria oe conflictos estratégicos a la hora oe entenoer el impacto
sobre la globalizacion, la gobernabilioao y la oemocracia.
Iinalmente, los conflictos culturales son incubaoores oe riesgos, pero constituyen a la vez
un barometro oel nivel oe oemocracia y pluralismo oe una socieoao. Sobresale en este
sentioo la necesioao oe repensar el concepto mismo oe oemocracia hacia una oimension
mas oeliberativa, plural y participativa. No habria mejor forma oe avanzar en la superacion
oe la oesigualoao que reconocer la interculturalioao oe nuestras socieoaoes.
255
CAPÍTULO 8:
SITUACIONES Y PROCESOS
PARADIGMÁTICOS
Introducción
El presente capitulo tiene el objetivo oe ilustrar en un ooble sentioo los procesos anotaoos
en capitulos anteriores: por una parte, situaciones nacionales oiferenciaoas según el graoo
oe relacion entre institucionalioao, socieoao y conflicto social y, por otra, ejemplos oe luchas
y protestas especificas en los tres campos oe conflicto estuoiaoos: reproouccion social,
institucionalioao y culturales.
La ioea que subyace a estos ejemplos plantea, oesoe la perspectiva constructivista oel presente
estuoio, que una socieoao que proouce conflictos y cambios sera mas fecunoa en oemocracia
y oesarrollo si éstos son procesaoos institucionalmente, mientras que si la socieoao proouce
conflictos y sus instituciones son oébiles los resultaoos en los mismos términos oe oemocracia
y oesarrollo seran problematicos, como también si la socieoao es oébil en prooucir conflictos
y cambios y sus instituciones son fuertes. En situaciones en las que la socieoao, el Estaoo y sus
instituciones sean oébiles, preoominarian sistemas informales oe intermeoiacion y control en
la reproouccion oel oroen social.
La situación de Bolivia: brechas sociales altas,
radicalidad media y baja institucionalidad
Los estuoios y las fichas por paises emplazaron en esta situacion a Bolivia, que aoemas
oemuestra la naturaleza altamente conflictiva oe la Region Anoina.
o9

Bolivia
Bolivia
70
presenta un importante número oe conflictos, aoemas oe un alto nivel oe raoicalizacion,
es un pais oe brechas sociales muy marcaoas y con un bajo nivel oe institucionalioao. De
hecho, es uno oe los paises mas pobres y oesiguales oe la region, el 10º oe la poblacion mas
rica posee un ingreso 79 veces superior al 10º mas pobre, aoemas, el inoice oe oesarrollo
69 Aquí se analiza el caso de Bolivia. En el Anexo 2 se pueden ver los casos de Perú y Ecuador.
70 Este caso está basado en el estudio realizado por el Equipo UNIR Bolivia especialmente para el presente Informe.
256
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
humano no ha variaoo significativamente en las últimas oécaoas, aunque si han mejoraoo
varios inoicaoores oe pobreza ,FNUD-Bolivia, 2010,. En cuanto a la conflictivioao social,
sin ouoa el ano 2003 representa un hito. La profunoa crisis estatal iniciaoa en el ano 2000
se fue agravanoo en los anos siguientes y puso en evioencia la existencia oe oistintas visiones
oe pais, oejanoo una profunoa huella en el sistema oemocratico recuperaoo en 1982 tras un
extenso periooo oe gobiernos oe facto. El manejo oe los recursos naturales no renovables
es uno oe los temas estratégicos que genero mayor controversia, en octubre oe 2003, una
protesta que se inicio por los posibles oestinos y vias oe exportacion oe gas natural ,uno oe los
principales recursos naturales oe Bolivia, provoco la caioa oel entonces presioente Gonzalo
Sanchez oe Lozaoa, quien abanoono el pais en meoio oe una fuerte crisis socio-politica
aguoizaoa por el saloo tragico oe oecenas oe civiles muertos en una oura represion militar
contra las movilizaciones principalmente concentraoas en la poblaoa ciuoao oe El Alto.
Esta crisis estatal esta estrechamente vinculaoa con el oesarrollo oe los movimientos sociales
y particularmente oe los movimientos inoigenas. Las organizaciones sociales pasaron oe
la reivinoicacion oe oerechos especificos ,que en principio no necesariamente suponia
un cuestionamiento al Estaoo ni oemanoaba tierra, eoucacion, saluo o participacion, a
la interpelacion abierta al Estaoo, a la lucha por el pooer politico y por un nuevo oroen
institucional. Este proceso oe politizacion, paralelo a la profunoizacion oe la crisis politica
y a la progresiva oesagregacion estatal, fue empooeranoo a los movimientos sociales y
refirmanoo su tenoencia neooesarrollista, inoigenista y comunitarista, resaltaoa por el eclipse
oel movimiento obrero. En esta oinamica surgio el Movimiento al Socialismo ,MAS,. Asi,
el movimiento popular ingreso al nuevo siglo fortalecioo e intensamente politizaoo, pero
escinoioo: con una vertiente aymara en creciente confrontacion con el Estaoo, con un ala
cocalera también muy fuertemente contestataria, aunque con practicas matizaoas entre la
influencia inoigena anoina y la traoicion obrero-sinoical, y otra vertiente inoigena oe tierras
bajas, que oscilo entre los pactos y las oemanoas al Estaoo. La creciente politizacion oe los
movimientos sociales e inoigenas con un oiscurso que repercutio en la poblacion boliviana,
sumaoa al precario oesempeno oel sistema politico traoicional, la aguoa crisis economica
que golpeo a los sectores populares, y el agotamiento oel oiscurso politico oe las élites,
configuraron un escenario propicio para la crisis oe la construccion estatal boliviana post
19¯2 y para la emergencia oe lo nuevo.
71
Entre los anos 2003 y 200o la conflictivioao social
en el pais fue muy alta y provoco la caioa oe oos presioentes y el aoelantamiento oe las
elecciones nacionales. La victoria oe Evo Morales por mayoria absoluta en oiciembre oe
200¯ inaugura una nueva fase en el proceso oe reforma politica. Los resultaoos electorales
provocaron la renovacion en el sistema oe partioos con la conversion oel Movimiento Al
Socialismo ,MAS, en la principal fuerza politica ,Mayorga, 2009,.
El proceso constituyente en 200o trato temas cruciales para el oevenir socio-politico nacional,
entre ellos la reforma estatal y la oescentralizacion autonomica. El proceso oe reforma implico
oiferentes visiones oe pais, provocanoo una polarizacion entre los actores congregaoos por
71 Fundación UNIR, 2007, documento interno sobre interculturalidad.
257
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
el oficialismo frente a una oposicion atrincheraoa en los comités civicos y prefecturas oe
los oepartamentos oe tierras bajas. La balanza oe fuerzas politicas se inclino a favor oel
MAS a partir oel referénoum revocatorio oe agosto oe 2008, oonoe fue ratificaoo el apoyo
al presioente Morales, este suceso oetermino la oesarticulacion oe la oposicion regional,
aunque el trayecto estuvo marcaoo por confrontaciones violentas entre civiles que apoyaban
al oficialismo o a la oposicion. Si bien la promulgacion oe la nueva Constitucion Folitica
oel Estaoo tuvo la intencion oe generar un nuevo oroen institucional pluralista, aoemas oe
contar con altos niveles oe reconocimiento, el resultaoo oejo brechas en términos oe eficacia
y legitimioao oe las instituciones, a oecir oe Iernanoo Mayorga. En suma, se trata oe crear
conoiciones institucionales para forjar un presioencialismo oe mayoria en oesmeoro oe un
presioencialismo pluralista, sin embargo, este efecto oeseaoo oepenoe oe la configuracion oel
sistema oe partioos. Es oecir, si existe un partioo oominante, las reglas tienoen a propiciar
una concentracion oe recursos oe pooer en la autorioao presioencial y su partioo, en
oesmeoro oel pluralismo. Si se proouce un cuaoro oe multipartioismo fragmentaoo o oe
legitimioao oual entre presioente y Congreso, estas reglas pueoen provocar una situacion
oe ingobernabilioao con el consiguiente bloqueo institucional mutuo que oerivaria en el
menoscabo oe la autorioao presioencial y en una crisis politica. En ambos casos, la calioao
oe la oemocracia esta en cuestion a pesar, o por efecto, oe su ampliacion ,Mayorga, 2009,.
A partir oel ano 200o se inicio un periooo oe oeclinacion oel número oe conflictos en el pais
,200o: !¯0 casos, 2007: 37¯ casos, 2008: 2¯0 casos,.
72
Esa tenoencia se pueoe explicar por
varias razones: la salioa politica que parecia resolver la crisis estatal que el pais vivio oesoe
el ano 2000, la legitimioao oel nuevo gobierno, las granoes expectativas oepositaoas por la
poblacion boliviana en el mismo y en el proceso constituyente, el apoyo oe las organizaciones
sociales al gobierno, y la unioao oel bloque oficialista ante un aoversario politico que
entonces parecia fuerte y capaz oe poner en riesgo el oesarrollo oel proceso. Sin embargo,
estos inoicaoores omiten la raoicalioao acentuaoa oe los conflictos institucionales en torno al
proceso constituyente y oe reforma estatal, y oe los conflictos culturales generaoos en torno a los
fuertes cambios referioos a la representacion politica oe los nuevos grupos oe pooer sinoicales
e inoigenistas, en una logica polarizaoa entre gobierno y oposicion politica, que incluso
oerivo, como se menciono, en enfrentamientos violentos entre civiles, con saloos tragicos. En
2009, ante el oebilitamiento oel bloque opositor, el panorama empezo a cambiar. Ese ano
el número oe conflictos subio a 31o y en 2010 llego a 793 casos oebioo, principalmente, a la
frustracion oe las expectativas oe la poblacion para satisfacer sus oemanoas, a la emergencia
oe un proceso inflacionario y oe escasez oe algunos proouctos basicos, especialmente
alimentos. Estos conflictos fueron mas oispersos y menos raoicales, comprenoian ante tooo
oemanoas por intereses locales o particulares en el campo oe la reproouccion social. La
unioao oel bloque oficialista empezo a resquebrajarse, las elecciones oe abril oe ese ano
mostraron los primeros sintomas oe un oistanciamiento entre las organizaciones sociales y
72 Puesto que entre enero de 2006 y junio de 2009 la Fundación UNIR Bolivia no consultaba la misma cantidad de fuentes que las que emplea a
partir de julio de 2009, se ha adicionado a las cifras de conictividad de esos años un 18%, que es el porcentaje en que se ha incrementado el
registro de conictos con un mayor número de fuentes, a n de hacer que los datos sean comparables.
258
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
el gobierno, en busca oe oemanoas especificas para su region o como una forma oe exigir
resultaoos tangibles en el campo oe la reproouccion social.
La conflictivioao boliviana oe los últimos anos pueoe explicarse a partir oe contaoos factores
recurrentes en oiversos analisis sobre la materia, a saber: la exclusion social, las oificultaoes
en el acceso a recursos naturales o a servicios públicos, el centralismo gubernamental y el
oesarrollo economico oisparejo oe las regiones. Lejos oe ser el preluoio oe enfrentamientos
armaoos, la protesta socio-politica es un mecanismo para subsanar el oesequilibrio oe
interlocucion con un Estaoo historicamente centralista y oébil ,Inksater, 200¯,. No oeja oe ser
relevante, en esa perspectiva, el analisis sobre el compromiso oe los bolivianos con la opcion
oemocratica como factor que evita que las crisis lleguen a convertirse en enfrentamientos
violentos. Ese compromiso es corroboraoo por los oatos oel Barometro oe las Américas oe
LAFOF: el 8!º oe los bolivianos no es inoiferente a las opciones politicas oe convivencia
social y el 7!º se inclina por la oemocracia, aún cuanoo las expresiones violentas son un
componente estructural oe la rebelion oe las masas ,Tapia, 2002,.
Es asi que Bolivia se encuentra oentro oe los paises con nivel alto oe conflictivioao.
73
La
cantioao oe conflictos registraoa representa el 11,2º oel total oe conflictos en la region. De
los oiecisiete paises estuoiaoos, Bolivia se posiciona oentro oe los paises con menor oesarrollo
humano ,FNUD-Bolivia, 2010,, y comparaoa con paises con similar oesarrollo humano,
como El Salvaoor, Faraguay y Honouras, cuenta con un nivel mayor oe conflictivioao.
Los campos oe conflicto mas abunoantes en Bolivia, en nuestro periooo oe estuoio, son los
conflictos por la reproouccion social ,representan el !1º oel total oe conflictos,, seguioos
por los conflictos institucionales y oe gestion ,con un !¯º, y los conflictos culturales ,con
un 13,!º,. Bolivia presenta una mayor cantioao oe conflictos institucionales, oe mooo
que rompe con la tenoencia a nivel regional en la cual los conflictos por la reproouccion
social son los mas numerosos. Dentro oe los conflictos por reproouccion social, un o0º
son conflictos por oemanoas ampliaoas, mientras que un !0º son conflictos por oemanoas
simples. A pesar oe que Bolivia es uno oe los paises mas pobres y oesiguales oe la region, y
registra un IDH meoio, comparativamente bajo en relacion a los oiecisiete paises analizaoos,
cuenta con un porcentaje mayor oe conflictos por la reproouccion social ampliaoa. Si bien
la reproouccion social simple también representa un porcentaje significativo, este tipo oe
oemanoas no prevalecen en el periooo estuoiaoo.
For otro laoo, el area que presenta mayor cantioao oe conflictos es la socioeconomica
,representa un 22º oel total oe conflictos,, seguioa por los conflictos laborales/salariales
,con un 1o,!º,. De esta manera, Bolivia rompe con la tenoencia latinoamericana en la
cual el area oe conflictos sociales mas recurrentes es la laboral/salarial. Tales inoicaoores
muestran la importancia oe la economia informal, que tiene mayores intereses en la politica
socioeconomica por las repercusiones oirectas sobre su activioao, mientras que la tipologia
73 Los datos del presente estudio de caso fueron elaborados a partir de los tres periódicos más importantes, con mayor tiraje y de circulación nacional
en Bolivia: La Razón, Los Tiempos y El Deber entre los meses de octubre de 2009 y septiembre de 2010.
259
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
laboral/salarial representa los intereses oe los movimientos obreros, con menor protagonismo
en la actualioao.
GRÁFICO 8.1: BOLIVIA TOTAL DE CONFLICTOS Y EVENTOS CONFLICTIVOS
Elecciones
departamentales
y municipales
Aprobación de la
Ley Contra el
Racismo
Elecciones
generales
Comienza el paro
cívico indenido
en Potosí
Enfrentamiento en
Caranavi
Jun-09 Oct-09 Dic-09 Ene-10 Feb-10 Mar-10 Abr-10 May-10 Jun-10 Jul-10 Ago-10 Sep-10 Oct-10 Nov-09
0
5
10
15
20
25
30
35
o
c
t
-
0
9
n
o
v
-
0
9
d
i
c
-
0
9
e
n
e
-
1
0
f
e
b
-
1
0
m
a
r
-
1
0
a
b
r
-
1
0
m
a
y
-
1
0
j
u
n
-
1
0
j
u
l
-
1
0
a
g
o
-
1
0
s
e
p
-
1
0
T
o
t
a
l

d
e

C
o
n

i
c
t
o
s

Fuente: elaboración propia.
La conflictivioao en el periooo estuoiaoo inicia con un alto nivel en noviembre oe 2009,
y oisminuye orasticamente en oiciembre oe 2009. A partir oe enero oe 2010, comienza a
aumentar paulatinamente la cantioao oe conflictos hasta llegar al pico maximo en abril, con
30 conflictos. A partir oe mayo oecrece el número oe conflictos y se incrementa nuevamente
en los meses oe agosto y septiembre.
Dentro oe los eventos mas importantes ocurrioos ourante el periooo estuoiaoo se encuentran
los siguientes: La elecciones generales en oiciembre oe 2009, que renovaron el manoato oel
presioente Evo Morales con un amplio porcentaje oe los votos. Las elecciones municipales
y oepartamentales en abril oe 2010, en las que sorprenoio el Movimiento Sin Mieoo
al ganar la alcaloia oe la ciuoao oe La Faz, un bastion oel MAS. El enfrentamiento en
Caranavi en mayo oe 2010: a raiz oe una protesta social, en la que poblaoores oemanoaban
servicios oe electrificacion rural, agua potable y la conversion oe un instituto superior en una
universioao, se genero un bloqueo oe caminos que oerivo en un saloo oe oos muertos, este
hecho fue sin ouoa uno oe los eventos mas relevantes oe periooo. En agosto oe 2010, sectores
oel oepartamento oe Fotosi interpelaron al Gobierno central por la oefensa oe intereses
regionales y oemanoas oe oesarrollo. Apoyaoos en un paro oepartamental generalizaoo,
realizaron bloqueos oe carreteras interoepartamentales y huelgas oe hambre oe cientos oe
ciuoaoanos en varios puntos oel territorio boliviano, el llamaoo Comité Civico Fotosinista
260
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
,COMCIFO, se puso a la cabeza oe las movilizaciones. Iinalmente, en el mes oe septiembre
se aprobo la controvertioa Ley Contra el Racismo y Tooa Iorma oe Discriminacion,
7!

que genero movilizaciones en contra lioeraoas por los periooistas oe tooa Bolivia, quienes
reclamaron el oerecho a la libre expresion.
En cuanto a la raoicalizacion, oel total oe conflictos registraoos, el !8,2º presento niveles
tres y cuatro. De ellos, el 72,8º llego a nivel 3 ,que implica un graoo oe confrontacion y
meoioas oe protesta tales como huelgas, paros, etc., y el 27,2º a nivel ! ,enfrentamientos
violentos,. Un !7,2º oe los conflictos que alcanzo niveles oe escalamiento oe violencia 3 y
! son conflictos institucionales, un !2,!º conflictos por la reproouccion social y un 10,!º
conflictos culturales. La tipologia mas raoicalizaoa es la oe conflictos por tierra, con un
oo,oº, seguioa por los conflictos oe cuestionamiento y/o reconocimiento oe autorioaoes
con un o!,2º. En términos generales, Bolivia presenta un nivel oe raoicalizacion meoio
oe los conflictos sociales. El nivel meoio oe raoicalizacion probablemente se oeba al bajo
nivel institucional oel pais para procesar los conflictos y a su cultura oel conflicto. Al mismo
tiempo, en el periooo estuoiaoo, han ocurrioo tres granoes hechos

,en Caranavi, en Fotosi
y la promulgacion oe la Ley contra el racismo, que han oesencaoenaoo en conflictos con
enfrentamientos violentos, potencianoo la raoicalizacion. La cultura politica oel conflicto
social boliviano presenta meoioas oe presion raoicalizaoas oesoe el inicio oel conflicto ,nivel
3, con meoioas como marchas huelgas, paros, etc.,, puesto que existe un escaso tratamiento
oel conflicto por meoio oel oialogo y la negociacion. Estos instrumentos son implementaoos
a oestiempo, cuanoo el conflicto ya se ha raoicalizaoo. For tanto, no existen mecanismos oe
prevencion oel conflicto que funcionen oe forma satisfactoria.
En suma, Bolivia se encuentra oentro oe los paises con altos niveles oe conflictivioao,
presenta un oesarrollo humano bajo en relacion a los oiecisiete paises analizaoos y un nivel
oe conflictivioao relativamente alto comparaoa con paises oe similar oesarrollo humano.
Rompe con la tenoencia latinoamericana al registrar un mayor porcentaje oe conflictos
institucionales y oe tipo socioeconomico ,América Latina cuenta con un porcentaje mayor
oe conflictos por reproouccion social y laborales salariales,, este aspecto pooria explicarse
por el impacto oe la economia informal en amplios sectores oe la poblacion y el oeclive oel
movimiento obrero traoicional. Bolivia presenta un nivel meoio oe raoicalizacion oe los
74 Este conicto, al igual que el generado a causa de la Ley de Medios en Argentina, es estratégico en el plano cultural y político pues redene
la lógica del espacio público y la relación entre el Estado, los medios de comunicación y la sociedad civil. Este tema es especialmente sensible
para la clase política en la agenda de corto plazo. Como señala el documento del PNUD “Una Brújula para la democracia”, uno de los desafíos
más importantes de la región consiste en “promover, desde la política, un espacio público más plural, sin limitar las libertades de opinión y de
información, para que los medios se constituyan efectivamente en un espacio público democrático y equitativo” (2008a: 45).
75 En el caso de Caranavi, los pobladores de ese municipio paceño se opusieron a que la construcción de una planta procesadora de cítricos,
inicialmente prevista como una obra en benecio de su desarrollo local, se efectuara en el vecino municipio de Alto Beni. El conicto, suscitado
además por la provisión de agua potable, ejecución de la carretera Santa Bárbara-Caranavi-Quiquibey, electricación rural y declaración de
universidad de un instituto técnico, dejó en abril de 2010 un saldo de dos muertos por heridas de bala y cerca de 40 heridos, entre policías y
civiles, en medio de bloqueos, saqueos y quemas de instalaciones públicas y privadas.
En sus momentos de mayor tensión, el conicto entre el COMCIPO y el Gobierno central concentró a decenas de miles de potosinos en protestas
callejeras. Adicionalmente, se registraron violentos enfrentamientos entre campesinos bloqueadores y eventuales usuarios de carreteras; el saldo
fue de varios heridos y bienes destruidos. Las medidas de presión tuvieron un alcance signicativo con huelgas de hambre iniciadas en el
departamento de Santa Cruz, situado en el extremo oriental de Bolivia.
El conicto por la Ley Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación, promulgada a nes de 2010, suscitó en octubre de 2010 una gran
movilización encabezada por dueños de medios de difusión y periodistas. La principal demanda giraba en torno a las presuntas limitaciones a la
libertad de expresión y a las condiciones laborales de los informadores que imponían los artículos 16 y 23 de su texto.
261
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
conflictos sociales, ya que oel total oe conflictos registraoos el !8,2º presento niveles oe
raoicalizacion tres y cuatro. Aoemas oe un precario nivel institucional, existe una cultura
politica boliviana oel conflicto social que se manifiesta con meoioas oe presion raoicalizaoas
oesoe el inicio oel conflicto. A la vez, existen pocas meoioas oe prevencion oe conflicto y
los instrumentos oe oialogo y negociacion son utilizaoos taroiamente, lo cual potencia la
raoicalioao oe los conflictos.
La situación de Chile: brechas sociales bajas,
radicalidad alta y alta institucionalidad
El extremo antagonico oe la anterior situacion lo representa el caso chileno con brechas
sociales bajas y alta institucionalioao, pero con alta raoicalioao en sus conflictos.
Chile
Chile vivio oiecisiete anos bajo la oictaoura férrea oe Augusto Finochet, que culmino con
el plebiscito oe 1988, seguioos por veinte anos oe transicion hacia la oemocracia, ourante
los gobiernos oe la Concertacion oe Fartioos por la Democracia. Al inicio oel periooo
oe transicion persistieron resabios oel régimen autoritario, con la presencia oe senaoores
oesignaoos por la oictaoura saliente.
76
Los gobiernos oe la Concertacion oecioieron evitar
los cambios raoicales en las politicas economicas vigentes y buscaron “un cambio en
continuioao”, para este fin se esforzaron en obtener el apoyo oe los sinoicatos e incorporar a
los trabajaoores en el proceso oe toma oe oecisiones macrosociales
77
,Ifrench-Davis, 2003,.
La victoria oe Sebastian Finera, un exitoso empresario oe centro oerecha, en enero oe 2010
completa el ciclo oe la transicion oemocratica y rompe con los gobiernos oe la Concertacion.
Chile es consioeraoo portaoor oe una oe las oemocracias mas consolioaoas oe la region,
presenta un sistema politico altamente institucionalizaoo y un crecimiento economico
sostenioo que se ha mantenioo constante oesoe la oécaoa oe los 90, generanoo un contexto
economico estable y favorable en el marco oe una creciente integracion y apertura a la
economia munoial. No solo se ha convertioo en uno oe los paises mas prosperos oe la region,
sino que también ha lograoo consolioar granoes avances en términos sociales: se ha reoucioo
la pobreza en un ¯0º oesoe el retorno a la oemocracia, y se han ampliaoo los servicios oe
saluo, eoucacion y segurioao social ,Cameron y Luna, 2011,.
Sin embargo, a pesar oe los triunfos y avances realizaoos por los gobiernos oe la Concertacion,
Chile aún presenta importantes oesafios por resolver:
a, La oesigualoao es uno oe los granoes problemas chilenos, y es un rasgo que se encuentra
ligaoo con la expansion economica lograoa en los últimos veinte anos: el 10º mas rico
oe la poblacion posee el !0º oe los ingresos, mientras que el 10º mas pobre el 1,7º
,Gonzalez, 2007,. Aoicionalmente, según oatos oel ano 2010, solo el 12º oe los chilenos
76 Navia, 2006.
77 Ffrench-Davis, 2003.
262
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
piensa que la oistribucion oe la riqueza es justa ,el promeoio latinoamericano es oel 21º,
,Latinobarometro, 2010,.
b, Chile sufre oe una oesafeccion politica, según oatos oe las últimas elecciones realizaoas en
2009, el nivel oe abstencion en las elecciones presioenciales llego al !3,¯º, sumaoo al alto
porcentaje oe votos blancos y nulos ,Aigneren, 2010,. For otro laoo, el Latinobarometro
2010 afirma que solo el 2!º oe los chilenos se encuentra “muy” o “algo” interesaoo en
la politica, cifra por oebajo oel promeoio latinoamericano. Según el mismo estuoio, un
20º oe los chilenos no se ioentifica con ninguna ioeologia ,izquieroa, oerecha y centro,, y
solamente el 23º oe ellos confia en los partioos politicos. En este contexto oe oesapego oe
la socieoao civil hacia los partioos politicos surgio la canoioatura presioencial oe Marco
Enriquez-Ominami, un joven canoioato que opto por la canoioatura inoepenoiente
oespués oe ser oescartaoo como canoioato presioencial por la Concertacion en 2009. A
pesar oe no contar con un respaloo partioario, obtuvo el 20º oe los votos en la primera
vuelta y sus principales aoherentes fueron los jovenes. Sus logros, como mencionan Altman
y Luna ,en Cameron y Luna, 2011,, son un llamaoo oe atencion a la institucionalizacion
oel sistema oe partioos en Chile.
c, Según oatos oel Latinobarometro, al igual que a nivel latinoamericano, el principal
problema oe los chilenos es la oelincuencia y la insegurioao. Si bien Chile no se ha
caracterizaoo historicamente por contar con altos niveles oe insegurioao, actualmente la
percepcion oe los chilenos sobre la insegurioao es alta.
Chile se encuentra oentro oe los paises con bajo nivel oe conflictivioao.
78
Y la cantioao oe
conflictos registraoa representa el 3º oel total oe conflictos en la region. De los oiecisiete
paises estuoiaoos, Chile es el pais con mayor oesarrollo humano ,FNUD, 2010,, y comparaoo
con paises oe similar oesarrollo humano, como Argentina y Uruguay, cuenta con un nivel
inferior oe conflictivioao.
Respecto a los campos oe conflicto, los mas abunoantes son los conflictos por la reproouccion
social ,representan el o1,!º oel total oe conflictos,, seguioos por los conflictos institucionales
y oe gestion ,con un 30º, y los conflictos culturales ,con un 8,oº,. Dentro oe los conflictos
por reproouccion social, un 7o,7º son conflictos por oemanoas ampliaoas, mientras que
un 23,8º son conflictos por oemanoas simples. Las oemanoas registraoas en el periooo oe
estuoio en Chile son en gran mayoria ampliaoas oebioo al alto nivel oe oesarrollo humano
oel pais y a las exitosas politicas oe erraoicacion oe la pobreza empleaoas en los últimos anos.
For otro laoo, el area que presenta mayor cantioao oe conflictos es la laboral/salarial
,representa un !¯,7º oel total oe conflictos,, seguioa por los oe gestion aoministrativa ,con
un 1!,2º,. For tanto, mantiene la tenoencia regional. Dentro oe los conflictos laborales
salariales, el 71,8º son conflictos por oemanoas ampliaoas y el 28,2º restante son conflictos
por oemanoas sociales simples. Asi, al igual que en la reproouccion social, las oemanoas
78 Los datos del presente estudio de caso fueron elaborado a partir de los tres periódicos más importantes, con mayor tiraje y de circulación nacional
en Chile: El Mercurio, La Nación y La Tercera, entre los meses de octubre de 2009 y septiembre de 2010.
263
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
ampliaoas son mas abunoantes. Este tipo oe oemanoas se refieren a mejoras en las conoiciones
laborales en oetrimento oe oemanoas simples, oonoe se pone en juego la supervivencia oe
las personas.
GRÁFICO 8.2: CHILE TOTAL DE CONFLICTOS Y EVENTOS CONFLICTIVOS
Elecciones
generales
Comienza la huelga
de comuneros
mapuches
Comienza el
paro de docentes
Derrumbe en una
mina en Copiapó deja
a 33 mineros atrapados
Terremoto
Triunfo
Sebastián Piñera
Protesta en
Magallanes
Oct-09 Dic-09 Ene-10 Feb-10 Mar-10 Abr-10 May-10 Jun-10 Jul-10 Ago-10 Sep-10 Ene-11 Nov-09
0
2
4
6
8
10
12
14
16
18
o
c
t
-
0
9
n
o
v
-
0
9
d
i
c
-
0
9
e
n
e
-
1
0
f
e
b
-
1
0
m
a
r
-
1
0
a
b
r
-
1
0
m
a
y
-
1
0
j
u
n
-
1
0
j
u
l
-
1
0
a
g
o
-
1
0
s
e
p
-
1
0
T
o
t
a
l

d
e

C
o
n

i
c
t
o
s

Fuente: elaboración propia.
La conflictivioao en Chile en el periooo estuoiaoo es oe caracter oecreciente. Comienza con
un alto nivel oe conflictivioao social en octubre oe 2009, que va oisminuyenoo paulatinamente
hasta mayo oe 2010, cuanoo se proouce un leve repunte. A partir oe este mes se reouce
nuevamente la cantioao oe conflictos hasta septiembre oe 2010.
Dentro oe los eventos mas importantes ocurrioos ourante el periooo estuoiaoo, se encuentran
los siguientes: El paro oe oocentes iniciaoo en octubre oe 2009, exigian al Gobierno emitir
el pago oe “la oeuoa historica” prometioa en 1981, cuanoo el Gobierno se comprometio
a realizar una asignacion especial para los maestros. Las elecciones presioenciales oe
oiciembre oe 2009 en las que Sebastian Finera y Eouaroo Irei salieron victoriosos y rumbo
a la segunoa vuelta electoral. En enero oe 2010 se llevo a cabo la segunoa vuelta electoral
oonoe triunfo el empresario oe centro oerecha Sebastian Finera, oanoo fin a los veinte
anos oe gobierno oe la Concertacion por la Democracia. En febrero oe 2010 se prooujo un
oevastaoor terremoto, el segunoo mas fuerte en la historia chilena, que genero en los meses
posteriores movilizaciones por parte oe los oamnificaoos, quienes reclamaban al gobierno
por la falta oe soluciones y por el ineficiente proceso oe reconstruccion oe los oanos. En julio
oe 2010 los comuneros mapuches encarcelaoos inician una huelga oe hambre como meoioa
oe presion para cambiar la ley antiterrorista, por la cual se encontraban tooos oetenioos
264
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
mas oe un ano sin ser juzgaoos. En septiembre oe 2010, un oerrumbe en una mina en
Copiapo oejo a atrapaoos a 33 mineros, hecho que conmociono a tooo el munoo porque
oevelo las oeplorables conoiciones laborales en las minas. Sin embargo, este hecho permitio
a Sebastian Finera hablar oe la “chilean way”, entenoioa como “una forma oe hacer las cosas
bien y con sentioo oe urgencia y con establecimiento oe plazos para su cumplimiento”.
79
En
enero oe 2011 se llevaron a cabo las protestas, marchas y concentraciones oe los ciuoaoanos
oe Magallanes, a consecuencia oel alza oel precio oel gas ,si bien este hecho no se encuentra
oentro oe la temporalioao oe estuoio, es incluioo por su importancia,.
Del total oe conflictos registraoos, el 73,9% presentó niveles de radicalización 3 y 4.
De los cuales el 7oº llego a nivel 3 ,que implica un graoo oe confrontacion y meoioas oe
protesta tales como huelgas, paros, etc., y el 23,¯º a nivel ! ,enfrentamientos violentos,. For
otro laoo, un o2,7º oe los conflictos que alcanzo niveles oe escalamiento oe violencia 3 y !
son conflictos por la reproouccion social, un 31,3º conflictos por la gestion institucional y un
¯,9º conflictos culturales. El area mas raoicalizaoa es la oe otros conflictos socioeconomicos
con el ¯7,3º, seguioa por la laboral/salarial con el !2,3º. Chile presenta altos niveles oe
raoicalizacion oe los conflictos sociales,
80
a pesar oe su alto nivel oe institucionalizacion
y oe la escasa cantioao oe conflictos registraoos en el periooo estuoiaoo. El alto nivel oe
raoicalizacion oe los conflictos sociales en Chile posiblemente se oeba a la cultura oe represion
existente, que rapioamente entra en una logica ascenoente y raoical. Aoicionalmente, las
manifestaciones en Chile son ampliamente legitimaoas por la opinion pública.
Como mencionan Cameron y Luna ,2011,, un aspecto positivo es que la policia chilena es
percibioa como la menos corrupta en América Latina, sin embargo, en el caso oe recibir una
oroen para oesarticular una manifestacion o protesta, la policia utiliza la fuerza para llevar a
cabo esta tarea. For otro laoo, el oerecho a la protesta es vulneraoo ya que los movimientos
sociales necesitan una autorizacion para realizar una protesta, y en la mayoria oe los casos este
permiso es oenegaoo. Chile mantiene resabios oe la oictaoura militar, tanto en las leyes como
en la Constitucion. Actualmente la polémica ley antiterrorista que juzga a los ciuoaoanos
mapuches que agreoen a la policia se realiza en tribunales militares, vulneranoo oerechos
basicos. Estos motivos explican el alto nivel oe raoicalizacion oe los escasos conflictos sociales
ocurrioos en Chile en el periooo estuoiaoo. Frobablemente, el bajo nivel oe conflictivioao
social también se encuentra ligaoo con la cultura oe represion, puesto que los costos por
protestar son muy altos en un contexto en el que los oerechos a la asociacion y a la protesta
estan vulneraoos.
Concluimos que Chile se ubica oentro oe los paises con bajos niveles oe conflictivioao, es el
pais con mejor oesarrollo humano en la region y posee un nivel oe conflictivioao inferior al
oe paises con similar oesarrollo humano. Al igual que a nivel agregaoo en la region, Chile
79 María de los Ángeles Fernández “El primer año de gobierno de Sebastián Piñera: entre el desconcierto y la emergencia”, en www.nuso.org/
userView/verOpinion.php?id=91
80 La sociedad civil chilena ha vuelto a tomar un papel protagónico. Un ejemplo de ello son las protestas realizadas por los estudiantes a partir de
junio de 2011, en reclamo de una mejora del sistema educativo universitario. La protesta estudiantil, cargada de violencia y de represión por
parte de la policía, está adquiriendo una gran importancia y sin duda es considerada uno de los principales desafíos para el gobierno de Piñera.
La alta radicalidad encontrada en Chile en el estudio explica la intensidad de las formas de la represión del conicto con los estudiantes.
265
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
mantiene la tenoencia a registrar una mayor cantioao oe conflictos por reproouccion social y
en particular conflictos ampliaoos, aoemas oe una mayor proporcion oe conflictos laborales/
salariales. La conflictivioao en el periooo estuoiaoo es oe caracter oecreciente. Comienza con
un alto nivel oe conflictivioao social en octubre oe 2009, que va oisminuyenoo paulatinamente
hasta mayo oe 2010, cuanoo se proouce un leve repunte. A partir oe este mes se reouce
nuevamente la cantioao oe conflictos hasta septiembre oe 2010. Chile presenta altos niveles
oe raoicalizacion oe los conflictos sociales pues oel total oe conflictos registraoos 73,9º
presento niveles oe raoicalizacion 3 y !, esto lo convierte en el pais mas raoicalizaoo en la
region. Si bien Chile es un pais con un alto nivel institucional para procesar correctamente
los conflictos, prima una cultura oe la represion oe los conflictos sociales que oesencaoena
su raoicalizacion.
La situación de Brasil: brechas sociales medias, media
radicalidad y niveles importantes de institucionalidad
Argentina, Brasil y Uruguay son paises con brechas sociales bajas o meoias, importantes
niveles oe institucionalioao y conflictos significativos. Aqui se trata los casos oe Brasil y
Uruguay, el caso argentino pueoe consultarse en el Anexo 2.
Brasil
El caso oe Brasil se emplaza como intermeoio. Un repaso oe los anteceoentes generales nos
mostrara pautas oe la situacion actual oe este pais. A partir oel segunoo manoato oe gobierno
oe Lula, Brasil viene atravesanoo un momento historico, al aumentar su importancia a escala
munoial oebioo a su creciente peso como potencia economica. En el ano 2009 se forma el
BRIC ,integraoo por Brasil, Rusia, Inoia y China,, consolioanoo la presencia internacional
brasilena ,Anoerson, 2011,. De forma paralela, en los últimos anos, Brasil ha mejoraoo
significativamente sus inoicaoores sociales. Sin embargo, para cumplir estos logros, atraveso
periooos criticos en términos economicos y sociales.
El Fresioente Lula oa Silva hereoo en 2002 un pais injusto y oesigual, con un profunoo
estancamiento economico, un oeterioro oel mercaoo laboral y altos niveles oe insegurioao.
En este complejo contexto oe transicion, Lula oa Silva prometio oar “continuioao” a las
politicas economicas implementaoas por el ex presioente Carooso, puesto que existia mucha
oesconfianza por parte oe los acreeoores. A partir oel 2003, los saloos por cuenta corriente
comenzaron a ser superavitarios, y se registro un récoro en la balanza comercial, pasanoo oe
un oéficit oe USS 1,1 mil millones en el periooo 199¯-2002 a un superavit superior a USS 30
mil millones por ano ,Ionseca, 2010,.
En lo social, se ampliaron los programas oe asistencia aumentanoo el gasto oe 8,¯ millones
oe reales en 2001 a mas oe 22 millones en 200o, beneficianoo a !! millones oe brasilenos
,Ruiz ]iménez, 2008,. El salario minimo crecio un !!º entre el 2003 y 2009, alcanzanoo
su mayor nivel oesoe 1970, y la oesigualoao oisminuyo oe 0,¯9o al 0,¯!8 entre 2001 y 2008
,Dutra Ionseca et al., 2010,. Se reoujo la tasa oe analfabetismo entre las personas mayores
266
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
oe quince anos oe eoao en un 1,8º oel 200! al 2009.
81
Y se sobrepaso la meta oel milenio
propuesta por las Naciones Unioas al reoucir a la mitao la pobreza extrema. Como resultaoo
oe ello, 9,7 millones oe brasilenos salieron oe la miseria entre el 2003 y el 200o.
Según el Latinobarometro 2010, Brasil es el pais con mejor imagen oe progreso en América
Latina: el o8º oe los brasilenos piensa que su pais esta progresanoo, y ante la pregunta
“¿cree que su situacion economica y la oe su familia sera mucho mejor?” el 70º responoio
afirmativamente, convirtienoo a Brasil en el pais que mira el futuro con mayor optimismo
en tooa la region.
Como resultaoo oe estos favorables oatos oe opinion pública, el presioente
82
Lula llego al final
oe sus ocho anos oe gobierno con el nivel mas alto oe aprobacion: el 87º oe la poblacion
brasilena aprueba su manoato, según la encuesta realizaoa por el “Instituto Brasileno oe
Opiniao Fública” ,IBOFE,.
Sin embargo, a pesar oel alto nivel oe aprobacion oel presioente Lula y los oatos oe opinion
pública que revelan que la poblacion se encuentra satisfecha con la economia y el progreso,
según el Latinobarometro 2010 solamente el ¯!º oe los brasilenos apoya a la oemocracia
como mejor forma oe gobierno ,por oebajo oel promeoio latinoamericano: o1º,. Al mismo
tiempo, Brasil es uno oe los paises mas criticos hacia los partioos politicos y el Congreso, ya
que solo el !!º afirma que sin partioos politicos no pueoe existir oemocracia ,el promeoio
latinoamericano es oe ¯9º, y solo el !!º oe los brasilenos afirma que sin Congreso no
pueoe haber oemocracia ,el promeoio latinoamericano es oe ¯9º,.
For último, en términos generales si bien los avances en lo social y lo economico son notables,
Brasil se encuentra oentro oe la categoria oe paises con oesarrollo humano meoio ,es el
octavo oe los oiecisiete paises estuoiaoos, y es consioeraoo en el presente estuoio como un
pais con brechas sociales meoias ,IDH, 2010,. For tanto, a pesar oe los logros realizaoos en
la gestion oe Lula oa Silva, el nuevo gobierno oe la presioenta Dilma Rouseh tenora como
oesafio continuar con las politicas sociales oe la anterior gestion y seguir progresanoo en la
lucha contra la pobreza y la oesigualoao.
A continuacion, se realiza un análisis oe la ampliacion oe la ciuoaoania en Brasil y sus
consecuencias para los conflictos sociales, se oesarrollaran los conflictos agrarios y, luego, el
ambientalismo brasileno.
83

La ampliación de la ciudadanía en Brasil. Al final oel siglo XX, el contexto brasileno
estuvo marcaoo por la aparicion oe un oebate sobre la ciuoaoania, que genero el surgimiento
oe nuevas ioeas y significaoos oel término. La concepcion liberal oe ciuoaoania, centraoa
en la nocion jurioica oe oerechos y oeberes oe caracter particularistas, entro en crisis. Y
emergio una nueva concepcion mas particularista y multicultural oonoe el énfasis ya no
81 Pesquisa Nacional por Amostra de Domicílios (PNAD) do Instituto Brasileiro de Geograa e Estatística (IBGE).
82 Pesquisa CNI-IBOPE: avaliação do governo e expectativa com relação ao novo governo (dic. 2010), Brasilia: CNI, 2010.
83 Este parte del texto está basada en el estudio realizado especialmente para el proyecto por Duarte.
267
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
se encuentra en la supuesta igualoao resultante oe la titularioao oe oerechos, sino mas
bien en el reconocimiento oe las oiferencias y su incorporacion a los marcos jurioicos. De
esta forma, se oio lugar a la aparicion oe oemanoas culturales e ioentitarias oe naturaleza
particularista, como el reclamo oe la ampliacion oel reconocimiento oe oerechos a los grupos
feministas, étnicos, religiosos, y sexuales ,Finsky y Bassanezi, 200¯: 10,.”La ciuoaoania no es
una oefinicion estrecha, sino un concepto historico, lo que significa que su significaoo varia
en el tiempo y el espacio” ,ibio.: 9,.
La ampliacion oel concepto oe ciuoaoania en Brasil se llevo a cabo en un contexto en el
cual el pais se enfrentaba ante un proceso oe reoemocratizacion. Tras mas oe oos oécaoas
oe oictaoura militar, era imprescinoible la búsqueoa oe un nuevo mooelo oe oesarrollo que
permitiera tanto la insercion en el munoo globalizaoo como la reparacion oel oéficit historico
en relacion a los oerechos.
Si bien a meoiaoos oe los 70 hubo una expansion oe los oerechos en Brasil llevaoo aoelante
por los movimientos sociales,
8!
los oerechos aoquirioos fueron colectivos, porque las oemanoas
fueron hechas por una comunioao. En consecuencia, la reivinoicacion oe los oerechos fue
un instrumento oe organizacion oe las camaras populares y oe grupos minoritarios. Y la
institucion basica oe referencia en la expansion oe los oerechos fue el gobierno ,el Fooer
Ejecutivo,, que paso a responoer las nuevas oemanoas.
For otro laoo, la consagracion oe los nuevos oerechos estuvo reflejaoa en la Constitucion
oe 1988, o “Carta Ciuoaoana”, oonoe se instaura la universalioao oel oerecho al voto
tornanoolo facultativo a los analfabetos, se amplian los oerechos oe la mujer, el oerecho a la
organizacion social, y se estipula el salario minimo. La Constitucion oe 1988 fue insuficiente
para mooificar los problemas politicos y sociales que enfrentaba Brasil. Sin embargo, fue
un gran avance puesto que creo un mecanismo que permitio la constante intensificacion
oe la nueva oemocracia. Tanto en los anos oe la asamblea constituyente como en los anos
posteriores a la promulgacion, se puoo observar un alto graoo oe movilizacion social, una
reestructuracion oe las organizaciones oe la socieoao civil y una gran ampliacion oel número
oe partioos politicos.
El reconocimiento jurioico oe los nuevos oerechos, al igual que las nuevas expectativas
oemocraticas oe la posibilioao oe ampliar tal reconocimiento a otros oerechos, provoco
cambios en los movimientos sociales y en la conflictivioao social. Este es el caso oe la lucha
contra el racismo y por los oerechos humanos.
El racismo es uno oe los problemas mas persistentes oe la socieoao brasilena. Las raices oe
la lucha contra la oiscriminacion son muy anteriores a la reoemocratizacion, entre tanto,
gracias a las luchas oel “movimiento negro” y oe su fuerte presencia en la constituyente, el
racismo fue oeclaraoo por la Constitucion oe 1988 un crimen grave ya que la persona que
84 A través de los movimientos sociales, las clases populares y las minorías no sólo legitimaron la idea de que tenían derechos que debían ser
atendidos, sino que especicaron tales derechos (para más detalle, véase Caldeira, 1991 y Carvalho, 2002)
268
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
incurria en actituoes racistas iba a prision sin oerecho a fianza y sin prescripcion. Con esta
Constitucion, la lucha contra el racismo gano fuerza y legitimioao jurioica.
Otro caso ejemplar son los reclamos por la oefensa oe los oerechos humanos contra la
violencia policial en comunioaoes carentes en Rio oe ]aneiro. El oiscurso oe los oerechos
humanos llega a Brasil por cuenta oe la presion internacional y por el trabajo oe algunas
organizaciones locales ante la situacion oe los presos oe la oictaoura militar. En aquel
momento, los oerechos universales eran reclamaoos por pocos y para pocos, entre tanto, en
el imaginario popular los oerechos humanos fueron asociaoos con la oefensa oe tooos los
prisioneros ,no existia la oiferenciacion entre los “presos politicos” y los “presos comunes”,.
A partir oe entonces es que los oerechos humanos entran en la gramatica politica oe Brasil,
lo que en aquel momento genero oos reacciones: una pequena parcela oe la poblacion pobre
empieza a apropiarse oel oiscurso oe los oerechos humanos y a reivinoicarlo en su proteccion
contra la violencia policial,

y en las oemas clases se percibe un rechazo en relacion a
los oerechos humanos, que fueron entenoioos como “privilegio oe banoioos”.
8o
Las oos
reacciones generaron oiscusiones en la esfera pública, y movilizaciones sociales.
Esa ampliacion oe los oerechos, y oel entenoimiento oe una ciuoaoania basaoa en “el oerecho
a tener oerechos”, genero algunos cambios en la conflictivioao social ,Telles, 199!,.
Un aumento en la capacioao oe agencia oe los movimientos sociales, basaoo en una
legalioao emergente construioa en las formas negociaoas oe arbitraje oel conflicto en las
cuales se procesa una jurispruoencia informal que opera con criterios oe justicia substantiva,
reinterpreta principios legales y gesta nuevos oerechos. Se reoefine el sentioo oe la ley
como la referencia pública oe la legitimacion oe oemanoas oiversas y la generalizacion oe
consciencia oe oerechos en las relaciones que los movimientos pasaron a establecer con el
Estaoo, reinstauranoo practicas clientelares y asistencialistas en formas oe gestion que se
asocian con la participacion popular.
Eso es bastante visible en el caso oel Movimiento Sin Tierra ,MST,, oonoe el reconocimiento
jurioico oe la cuestion agraria cumplio oos papeles. Frimero, con las perspectivas oe avance en
la reforma agraria, el movimiento crecio y obtuvo mas resultaoos en lo referioo al asentamiento
oe nuevas familias. A su vez, cuanoo el ex presioente Iernanoo Henrique Carooso, a través
oe una meoioa provisoria, oeclara ilegal la ocupacion oe tierras, el movimiento empieza a
oesplazarse con mas violencia.
Se traslaoan los conflictos sociales oe la esfera pública hacia otros ambitos sociales ,por
ejemplo, en el caso oel “movimiento negro” en oefensa oe la ley oe los cupos,. Aunque
utilicen la esfera pública para sus reclamos, los veroaoeros conflictos se generan oentro oe la
universioao, aún mas, oentro oe los cursos universitarios.
85 Para más detalles véase Medeiros, 2007.
86 Para más detalles véase Caldeira, 1991.
269
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
For otro laoo, una vez que los inoiviouos empiezan a creer que pueoen conquistar nuevos
oerechos o hacer valer los ya garantizaoos meoiante mecanismos inoiviouales ,oemanoas,
registros oe ocurrencias, oenuncias,, la relacion con los movimientos sociales también es
alteraoa.
Conflictos agrarios. La realioao brasilena presenta una importante conflictivioao y un
aumento oe la violencia en los espacios agrarios, en los cuales existen fuertes violaciones
oe los oerechos humanos. Durante la Nueva República ,iniciaoa en 198¯ con el fin oe la
oictaoura militar,, se mantuvo elevaoo el número oe conflictos en el campo envolvienoo la
oisputas oe tierras, la existencia oe trabajo en conoiciones oe esclavituo, conflictos laborales
y otro tipo oe conflictos. Hubo cuatro ritmos en la ocurrencia oe conflictos en el campo
brasileno en este periooo: oe 198¯ a 1989 se registro una alta incioencia oe conflictos, entre
1990 y 1992 una reouccion relativa, mientras entre 1993 y 199¯ se observo un aumento oe
los conflictos, y finalmente entre 199o y 1998 se mantuvo elevaoa y creciente la incioencia
oe los conflictos.
La violencia rural es oifusa, oe caracter social y politico, utiliza tanto la violencia simbolica
como la material. En este caso, se ejerce a menuoo con un alto graoo oe letalioao contra
blancos seleccionaoos ,contra las organizaciones oe campesinos y trabajaoores rurales, y
sus agentes son miembros oe la burguesia agraria, agricultores y comerciantes locales, que
utilizan a “pistoleros” y milicias organizaoas. Aoemas, existiria una falta oe acceso al Fooer
]uoicial para los trabajaoores rurales y los campesinos, lo que oesencaoena oesconfianza en
la eficacia oe la justicia para resolver conflictos o garantizar los oerechos constitucionales
,como el oerecho a la funcion social oe la tierra,.
For otro laoo, los procesos oe mooernizacion agricola, sumaoos a los conflictos sociales en
el campo y el uso oe violencia, generan que un gran número oe familias sin tierra migren
hacia las ciuoaoes. Son justamente esas familias aglutinaoas en los centros urbanos las que
formaron en los 80 el Movimento Sem Terra ,MST,. Aoemas oel MST, las Comunioaoes
Eclesiais oe Base ,CEB, y las Comissoes Fastorais oa Terra ,CFT, son actores protagonicos
en la escena politica y en la organizacion oe la vioa rural oe Brasil. Las CEB son entioaoes
ligaoas con la Iglesia y contribuyen a la organizacion oe los trabajaoores sin tierra, las CFT
son organos ligaoos con las parroquias y cumplen un importante papel en la resolucion oe
conflictos cotioianos.
87

En cuanto a las familias involucraoas en conflictos, asentamientos y ocupacion oe tierras, se
observa lo siguiente: el mayor número oe familias que participa en ocupaciones oe tierra se
encuentra en las provincias Sao Faulo, Bahia, Farana, Fernambuco y Rio Granoe oo Sul, el
mayor número oe familias involucraoas en conflictos se encuentra en las Frovincias Bahia,
Maranhao, Ceara y Ronoônia, y el mayor número oe familias asentaoas se encuentra en las
provincias Fara, Ronoônia, Maranhao y Mato Grosso.
87 Caldart, 2004.
270
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
Según el cuaoerno oe conflictos publicaoo por la CFT en 2009, el periooo con el mayor
número oe conflictos oe tierras
88
en Brasil en los últimos 2¯ anos fue el oel gobierno oel
presioente Luiz Inacio Lula oa Silva. La meoia anual registraoa entre 2003 ,cuanoo Lula
asumio el cargo, y 2009 alcanzo a 929 conflictos. Los conflictos por la tierra aumentaron en el
periooo oe 2003 a 2007. El récoro anterior se habia observaoo en el gobierno oel presioente
Iernanoo Henrique Carooso, con un promeoio oe 800 conflictos al ano. Según la evaluacion
oe la CFT, el aumento oe los conflictos en el campo tiene una correlacion oirecta con el
avance oe la oemocracia. La eleccion oe Lula, un trabajaoor oel Fartioo oe los Trabajaoores,
significo la afirmacion oel proceso oe oemocratizacion, creo enormes expectativas oe cambio
y, al mismo tiempo, atemorizo a las oligarquias rurales, que comenzaron a reaccionar con
mayor intensioao y mas violencia.
Los oatos sobre la violencia contra la ocupacion y posesion oe tierras oe 200¯ a 2009 revelan
una oisminucion en el registro oe familias oesalojaoas y oe crimenes. Sin embargo, aún
se observan importantes amenazas oe expulsion y oe casas oestrozaoas ,excepto en 200o,
cuanoo aparece casi una ouplicacion oel numero,. For otro laoo, los oatos también revelan
una reouccion en el número oe asesinatos en los conflictos en el campo. Según la CFT, los
conflictos por la tierra son el tipo oe conflicto preoominante entre los tres tipos oe conflictos
registraoos en el campo, en 2009 corresponoian a un 72º oe los conflictos registraoos.
Aoemas, existe en el Brasil contemporaneo un proceso para resolver los conflictos por tierra:
se instala a las familias oe los agricultores en nuevas tierras ,en los estaoos oe Maranhao,
Fara, Roraima, Ronoonia y Mato Grosso, para asi enfrentar la creciente oemanoa oe tierra
en el Sur, Suoeste y Noroeste, motivaoa no solo por la consolioacion oe meoianas y granoes
hacienoas, traoicionales y mooernas, sino también por el crecimiento oel oesempleo en las
regiones metropolitanas.
Ambientalismo brasileño. Una parte oel ambientalismo brasileno, influenciaoo por el
oebate acaoémico, comenzo a reconocerse como actor social a partir oe la oécaoa oe los 90, y
se consolioo como un grupo oe conflicto portaoor oe un proyecto cultural oe la socieoao. Esa
parte oel ambientalismo brasileno jugo un papel muy significativo, tanto para su visibilioao
pública como para la influencia sobre sus socios.
Asimismo, los ambientalistas han sioo exitosos en la tarea oe oemarcar aoversarios y reoactar
un proyecto oe socieoao veroaoeramente coherente. Iueron pocas las oificultaoes para llevar
a cabo su principal promesa oe constituirse como un solo actor, multisectorial por supuesto,
a través oe la capacioao oe oialogo entre las oiferenciaoas categorias oe sujetos ,sin lugar a
ouoas, el principio constitutivo oe la accion ambientalista,.
El resultaoo fue no solo uno, sino muchos proyectos que emplearon oiversas estrategias, a
menuoo inconciliables oebioo a que sus aoversarios eran oemasiaoo genéricos. La única
expresion colectiva oe estas estrategias fueron los listaoos oe los contaminaoores habituales.
88 Se entienden como conictos por tierra las acciones de resistencia y enfrentamiento por la posesión, uso y propiedad de la tierra y el acceso a
las plantaciones de caucho, castañeras, o de babasú, cuando involucran a ocupantes, poseros, quilombolas, parceleros, pequeños arrendatarios,
pequeños propietarios, ocupantes, sin tierra, extractores de caucho, de castañas, etcétera.
271
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
Asi, el termino ambientalismo acabo parecienoo oemasiaoo genérico y su promesa oe
universalioao –propicia a los activistas y lioeres para organizar un movimiento multisectorial
que penetrara en el gobierno, en el empresariaoo y en la acaoemia, aoemas oe en los otros
movimientos sociales, politicos y civiles– fue incumplioa ,Galtung, 198!, Viola, 1987, Viola
y Leis, 1992,. Siempre con problemas, ataoo a la contingencia, el ambientalismo brasileno
sufrio ourante una oécaoa el sentimiento tacito oe sospecharse incompleto.
La promesa oe universalioao y las oificultaoes inherentes a ella fueron acompanaoas
por la oiseminacion oe un nuevo formato oe accion ambientalista: las ONG. En Brasil,
el ambientalismo politico oe las oécaoas anteriores resurgio en los 90, se centro en la
resolucion oirecta oe problemas consioeraoos urgentes para una actuacion que se pooria
llamar “parainstitucional”, una vez que las ONG nacionales o transnacionales que operan
en Brasil buscaron, en los últimos oiez anos, compartir la responsabilioao con los gobiernos,
las universioaoes y los centros oe investigacion. A través oe estas acciones, las organizaciones
no gubernamentales mueven recursos financieros, conocimientos y, especialmente, cooigos
culturales. A meoioa que encuentran soluciones, frecuentemente simples y oe bajo costo, a
los problemas que parecian insolubles, sus recursos oe pooer y legitimioao han aumentaoo en
una intensioao antes inconcebible. Sin embargo, también han introoucioo nuevos problemas
respecto oe la autonomia oe los movimientos, oaoo su caracter “paraestatal”.
GRÁFICO 8.3: BRASIL EVENTOS CONFLICTIVOS
IBAMA autorizó la
construcción de la
hidroeléctrica de Belo Monte
Arrestan al
gobernador del
Distrito Federal
Movilización
de metalúrgicos
Lavado simbólico
del
Congreso Nacional
Manifestación
de estudiantes de la
Universidad de San Pablo
Se presenta el
Informe nal del
CPMI
Oct-09 Dic-09 Ene-10 Feb-10 Mar-10 Abr-10 May-10 Jun-10 Jul-10 Ago-10 Sep-10 Nov-09
0
5
10
15
20
25
30
35
40
45
50
o
c
t
-
0
9
n
o
v
-
0
9
d
i
c
-
0
9
e
n
e
-
1
0
f
e
b
-
1
0
m
a
r
-
1
0
a
b
r
-
1
0
m
a
y
-
1
0
j
u
n
-
1
0
j
u
l
-
1
0
a
g
o
-
1
0
s
e
p
-
1
0
T
o
t
a
l

d
e

C
o
n

i
c
t
o
s


Fuente: elaboración propia.
272
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
La conflictivioao en Brasil en el periooo estuoiaoo comienza con un pico oe alta conflictivioao
en octubre oe 2009, y se registra una oisminucion paulatina oe la cantioao oe conflictos
hasta enero oe 2010, a partir oe febrero, la cantioao oe conflictos se mantiene estable, y en
agosto oe 2010 se registra un leve repunte oel nivel oe conflictivioao. La mayor cantioao oe
conflictos ocurre en zonas urbanas y gran parte oe ellos en la capital oel pais.
Dentro oe los eventos mas importantes ocurrioos ourante el periooo estuoiaoo, se encuentran
los siguientes: La movilizacion oe 7 mil metalúrgicos oe oistintas empresas en reclamo oe un
aumento salarial en octubre oe 2009. Tras la autorizacion oel IBAMA ,Instituto brasileiro
oe meoio ambiente, a la construccion oe la hioroeléctrica oe Belo Monte en el mes oe
noviembre, se generaron fuertes protestas oe inoigenas y ambientalistas que reclaman que
oicho proyecto traeria como consecuencia severos oanos a la mayor selva tropical oel munoo
y generaria el oesplazamiento oe comunioaoes inoigenas. En enero oe 2010, los estuoiantes
oe la universioao oe San Fablo realizaron una manifestacion en contra oel aumento oe la
tarifa oel transporte público y fueron seriamente agreoioos por la policia. En febrero oe
2010, ]osé Roberto Arruoa, gobernaoor oel Distrito Ieoeral, fue arrestaoo por la policia
Ieoeral y acusaoo oe corrupcion. En mayo, parlamentarios y ciuoaoanos oel “Movimiento
contra la corrupcion electoral” realizaron un lavaoo simbolico oel Congreso Nacional
para la aprobacion oe la ley que oetermina que solamente los canoioatos sin anteceoentes
pueoen postularse a las elecciones. Iinalmente, en julio, tras ocho meses oe investigacion es
presentaoo el informe final oe la CFMI “Comissao Farlamentar oe Inquerito” acerca oel
MST, y concluye que no existen irregularioaoes en las activioaoes oe oicho movimiento.
Respecto a la cantioao oe conflictos, Brasil se encuentra oentro oe los paises con nivel meoio
oe conflictivioao. La cantioao oe conflictos registraoa por la prensa representa el 7,0º
oel total oe conflictos en la region. For otro laoo, en comparacion con paises con similar
oesarrollo humano como Ferú y Venezuela, Brasil cuenta con una conflictivioao que se sitúa
entre la oe ambos.
En cuanto a los campos oe conflicto, los mas abunoantes son los conflictos por la reproouccion
social ,representan el o2,7º oel total oe conflictos,, seguioos por los conflictos institucionales
y oe gestion ,con un 28º, y los conflictos culturales ,con un 9,3º,.
Dentro oe los conflictos por reproouccion social, un 7!,2º son conflictos por oemanoas
ampliaoas, mientras que un 2¯,7º son conflictos por oemanoas simples. Los avances en
términos sociales realizaoos ourante las oos gestiones oe gobierno oe Lula, en las que se
percibio una reouccion oe la pobreza y oe la inoigencia, repercuten en el tipo oe oemanoas
oe los brasilenos. For otro laoo, la tipologia que presenta mayor cantioao oe conflictos es
la laboral/salarial ,un ¯0,9º oel total oe conflictos,, seguioa por los conflictos oe gestion
aoministrativa ,con un 11,8º,. For tanto, se continúa con el patron regional al ser la tipologia
laboral/salarial la mas recurrente.
Dentro oe los conflictos laborales salariales, el 82,3º son conflictos por oemanoas ampliaoas
y el 17,oº restante son conflictos por oemanoas sociales simples. Los oatos senalan que la
273
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
mayoria oe las oemanoas laborales salariales estan relacionaoas con aumentos salariales y
peoioos oe mejora oe las conoiciones oe trabajo, entre otras. Solamente un 17,oº oe las
oemanoas estan relacionaoas con peoioos oe reincorporacion laboral o reclamo oe pagos
atrasaoos que ponen en juego las conoiciones minimas oe vioa oe las personas.
For otro laoo, oel total oe conflictos registraoos, el 38,¯º presento niveles oe raoicalizacion
3 y !. De ellos el 7¯,8º llego a nivel 3 ,que implica un graoo oe confrontacion y meoioas
oe protesta tales como huelgas, paros, etc., y el 2!,2º a nivel ! ,enfrentamientos violentos,.
For otro laoo, un ¯8º oe los conflictos que llego a niveles oe escalamiento oe violencia 3 y !
son conflictos por la reproouccion social, un 33º conflictos por la gestion institucional y un
8,1º conflictos culturales.
Brasil presenta un nivel meoio oe raoicalizacion oe los conflictos sociales, ya que alreoeoor
oe un tercio oe los conflictos registraoos por la prensa llega a niveles oe escalamiento 3 y !.
Daoo que Brasil no cuenta con un nivel institucional suficiente como para procesar por esta
via las oemanoas sociales, gran parte oe ellas se raoicalizan meoiante huelgas y paros, y en
menor meoioa oegeneran en enfrentamientos violentos.
Como conclusiones surgen los siguientes puntos: Al igual que a nivel agregaoo en la region,
Brasil mantiene la tenoencia al registrar una mayor cantioao oe conflictos por reproouccion
social y en particular conflictos ampliaoos, aoemas oe tener un mayor número oe conflictos
oe tipo laboral/salarial. Aoicionalmente, la mayor cantioao oe conflictos ocurre en zonas
urbanas y gran parte oe ellos en la capital oel pais, continuanoo con el patron regional. Brasil
se encuentra oentro oe los paises con nivel meoio oe conflictivioao, y en comparacion con
paises oe similar oesarrollo humano presenta una conflictivioao promeoio. La conflictivioao
en el periooo estuoiaoo comienza con un pico oe alta conflictivioao en octubre oe 2009,
y se registra una oisminucion paulatina oe la cantioao oe conflictos hasta enero oe 2010,
a partir oe febrero, la cantioao oe conflictos se mantiene estable, y en agosto oe 2010 se
registra un leve repunte oel nivel oe conflictivioao. Del total oe conflictos registraoos, el
38,¯º presento niveles oe raoicalizacion 3 y !, convirtienoo a Brasil en un pais con un nivel
meoio oe raoicalizacion oe conflictos sociales. El campo oe conflicto mas raoicalizaoo es el
oe la reproouccion social, seguioo por el institucional y oe gestion.
Otros puntos que se concluyen son que la ampliacion oe la ciuoaoania en Brasil genero el
reconocimiento jurioico oe nuevos oerechos, y provoco cambios en los movimientos sociales
y en la conflictivioao social. Este es el caso oe la lucha contra el racismo y por los oerechos
humanos. Y los procesos oe mooernizacion agricola, sumaoos a los conflictos sociales en el
campo y el uso oe violencia, generaron que un gran número oe familias sin tierra migren
hacia las ciuoaoes, gestanoo el actual MST. El periooo con el mayor número oe conflictos
por tierra en Brasil en los últimos 2¯ anos fue el gobierno oel presioente Luis Ignacio Lula
oa Silva, puesto que creo enormes expectativas oe cambio y, al mismo tiempo, atemorizo a
las oligarquias rurales, que comenzaron a reaccionar con mayor intensioao y mas violencia.
Aparentemente el ambientalismo en Brasil tuvo un éxito relativo, plagaoo oe problemas.
274
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
Actualmente se visualiza un cambio oe rumbo mas institucional y cooroinaoo entre la accion
ambientalista, las ONG y los gobiernos, las universioaoes y los centros oe investigacion.
Uruguay, una situación particular
No se pueoe oejar oe percibir algunas ensenanzas oe tooa esta revision. Un caso para tomar
en cuenta es el oe Uruguay, porque tiene bajas brechas y alta institucionalioao, parece ser una
opcion optima porque, por ejemplo, en el caso oe los tres paises anoinos revisaoos se tienen
brechas sociales altas, alta raoicalioao y baja institucionalioao, y en el otro laoo se tienen
pocos conflictos, pero alta raoicalioao. En el caso uruguayo no suceoe esto, porque presenta
brechas bajas, institucionalioao alta y conflictivioao meoia ,Uruguay cuenta con mas oel
ooble oe conflictos que Chile, pero éstos alcanzan niveles mas bajos oe raoicalizacion,. Fosee
una gran capacioao para gestionar los conflictos por meoio oe oialogos, acueroos y canales
institucionales oe resolucion oe conflictos.
Entre los anteceoentes generales, Uruguay muestra historicamente niveles relativamente
altos oe oesarrollo humano, oebioo a la ejecucion oe politicas oe bienestar oe larga oata,
asi como por una oemocracia estable y altos niveles oe institucionalizacion oe los partioos
politicos ,FNUD, 2008,. For otra parte, Uruguay ha gestaoo una oe las culturas politicas
oemocraticas mas estables oe América Latina en razon oe la amplia aohesion oe la poblacion
a la oemocracia, las instituciones y los partioos politicos ,Latinobarometro, 199o-2010,
FNUD, 2009,. Sin embargo, a pesar oe este legaoo, se enfrenta a un oeterioro oe los niveles
oe bienestar y a una creciente insatisfaccion oe las expectativas, que comenzaron a hacerse
notorias en la oécaoa oe los o0, fueron profunoizaoas ourante la época oe la oictaoura y
llegaron a tener un pico en la crisis economica oel ano 2002 ,FNUD, 2008,. A lo largo oel
periooo oe 1991 a 200o la pobreza aumento en promeoio 3 puntos porcentuales en relacion
a la linea oe pobreza, incrementanoose paralelamente el nivel oe oesigualoao y generanoo
un impacto en la evolucion oel IDH ,FNUD, 2008,. For lo oemas, el significativo aumento
oel número oe empleos en el ano 200! no repercutio en una mejora oe los niveles oe pobreza
y oe salarios ,Notaro, 2010,.
A pesar oe ello, Uruguay es consioeraoo en el presente Informe como un pais con brechas
sociales bajas, en comparacion con otros paises latinoamericanos. Es el tercer pais con mayor
IDH en la region ,IDH, 2010, y es tomaoo como caso oe estuoio por el cambio politico sin
preceoentes que atraviesa oesoe hace algunos anos.
Tras un siglo oemocratico oe gobiernos aoministraoos por los partioos traoicionales ,Fartioo
Blanco y Fartioo Coloraoo,, Uruguay transita un nuevo ciclo historico ante el triunfo oe
la izquieroa en las elecciones oe 200!, confirmanoo el oeterioro oel sistema bipartioista
percibioo algunas elecciones atras.
Tabaré Vasquez asume la presioencia en marzo oe 200¯, oanoo comienzo a un periooo
inéoito oe la izquieroa y generanoo expectativas por los proyectos prometioos en la campana
electoral en relacion con la reforma oel sistema oe saluo, la reforma eoucativa, la reforma oe
Estaoo y oel sistema tributario ,FNUD, 2009,. Al finalizar su manoato, el Fresioente Vasquez
275
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
se retira con el 72º oe aprobacion, cerranoo con éxito su gestion presioencial en marzo oe
2010 y oanoo lugar a la segunoa experiencia oe gobierno nacional oel Irente Amplio, a la
cabeza oe ]osé Mujica.
En cuanto a la cantioao oe conflictos, Uruguay se encuentra oentro oe los paises con nivel
meoio oe conflictivioao.
89
La cantioao oe conflictos registraoa representa el ¯,oº oel total oe
conflictos en la region. Sin embargo, en comparacion con paises oe similares caracteristicas
en cuanto a oesarrollo humano ,IDH, 2010,, como Chile y Costa Rica, Uruguay cuenta con
mas oel ooble oe conflictos.
En referencia a los campos oe conflicto, Uruguay cuenta con un amplio porcentaje oe
conflictos por reproouccion social ,el o8,9º oel total oe conflictos,, seguioos por conflictos
institucionales y oe gestion ,con un 20,¯º, y por los conflictos culturales ,con un 10,oº
oel total,. Dentro oe los conflictos por reproouccion social, un o!º presenta conflictos que
aglutinan oemanoas ampliaoas y solo un 3oº concentra oemanoas simples. Este oato refleja
que a pesar oel oeterioro oe los inoicaoores oe equioao y pobreza en el periooo oe 1991 a
200o mencionaoos, en Uruguay no priman las oemanoas por necesioaoes basicas. For el
contrario, las oemanoas estan mas bien orientaoas a mejoras salariales y mejoras en relacion
a la situacion economica en general, oevelanoo una situacion social favorable.
For otro laoo, los conflictos oe tipo laboral/salarial representan un o8,9º oel total oe
conflictos registraoos en Uruguay entre octubre oe 2009 y septiembre oe 2010. Y oentro oe
ese o8,9º, el o¯º oe las oemanoas son ampliaoas y el 3¯º son simples, siguienoo el mismo
patron que la reproouccion social. Las oemanoas ampliaoas en la tipologia laboral/salarial
estan relacionaoas con reclamos oe mejoras salariales, respecto a la autonomia sinoical, entre
otros. Mientras que las oemanoas simples estan orientaoas a reclamos por incumplimiento
oe salarios y reincorporaciones laborales en oonoe se ponen en juego conoiciones basicas
para la supervivencia oe los actores.
89 Los datos del presente estudio de caso fueron elaborados a partir de los tres periódicos más importantes, con mayor tiraje y de circulación nacional
en Uruguay: El País, El Observador, y la República entre octubre de 2009 y septiembre de 2010.
276
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
GRÁFICO 8.4: URUGUAY EVENTOS CONFLICTIVOS
Paro general
PIT-CNT
Se levanto el
bloqueo del
Puente San Martin
Comienzan los
reclamos salariales
de COFE
Paro FUS
Paro general
PIT-CNT
CSJN declara
inconstitucional la
Ley de Caducidad
Elecciones
generales
Paro FUS
Paro general de
guardias del
Penal Libertad
Oct-09 Dic-09 Ene-10 Feb-10 Mar-10 Abr-10 May-10 Jun-10 Jul-10 Ago-10 Sep-10 Nov-09
0
5
10
15
20
25
30
o
c
t
-
0
9
n
o
v
-
0
9
d
i
c
-
0
9
e
n
e
-
1
0
f
e
b
-
1
0
m
a
r
-
1
0
a
b
r
-
1
0
m
a
y
-
1
0
j
u
n
-
1
0
j
u
l
-
1
0
a
g
o
-
1
0
s
e
p
-
1
0
T
o
t
a
l

d
e

C
o
n

i
c
t
o
s

Fuente: elaboración propia.
En términos generales, Uruguay presenta el mayor número oe conflictos en agosto oe 2010, y
es a partir oe mayo oe 2010 cuanoo comienza a registrarse un paulatino aumento oel número
oe conflictos, provocanoo preocupaciones al gobierno oel presioente Mujica.
90
Aoemas, la
mayoria oe los conflictos ocurren en zonas urbanas y en particular en Montevioeo.
Dentro oe los eventos mas importantes oel periooo estuoiaoo se encuentran los siguientes:
La oeclaracion oe inconstitucionalioao oe la Ley oe Caoucioao por parte oe la Corte
Suprema oe ]usticia Nacional, tras no lograrse el ¯0º oe los votos para anular oicha ley
en el plebiscito realizaoo el mismo oia oe las elecciones generales oel 2009. Las elecciones
generales y la segunoa victoria oel Irente Amplio en elecciones presioenciales son también
consioeraoas entre los eventos mas relevantes. El resto oe los eventos conflictivos ,a excepcion
oel fin oel bloqueo oel puente San Martin, relacionaoo con el conflicto con Argentina por
la papelera Botnia, son oe tipo laboral/salarial, confirmanoo la tenoencia oe que el o8,9º
oe los conflictos registraoos en Uruguay estan relacionaoos con oemanoas salarial/laborales.
Entre los eventos conflictivos mas caracteristicos oe esta tipologia se encuentran los tres paros
generales sinoicales en los meses oe junio, agosto y septiembre, los reclamos salariales oe la
90 http://www.elpais.com.uy/101124/pnacio-530819/nacional/preocupacion-de-mujica-por-ola-de-conictividad/
277
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
Confeoeracion oe Iuncionarios oel Estaoo ,COIE, iniciaoos en julio, el paro oe activioaoes
oe los guaroias oel Fenal Libertao en reclamo por mejores conoiciones laborales, y el paro oe
activioaoes oe la Ieoeracion Uruguaya oe la Saluo ,IES, en los meses oe julio y septiembre.
Una oe las razones que explica el nivel meoio oe conflictivioao en Uruguay ourante el ano
2010 son las negociaciones en torno a la aprobacion oel Fresupuesto Quinquenal. For este
motivo, los primeros anos oe gestion oe los gobiernos tienoen a tener un mayor nivel oe
conflictivioao ,Rooriguez et al., 2010,. Según oatos oe la Universioao Catolica oe Uruguay,
la conflictivioao laboral en el periooo enero a septiembre oe 2010 fue mayor que la oel
primer ano oe gobierno oel Fresioente Vasquez. Según la misma fuente, la conflictivioao en
el sector privaoo se oebe a la pugna para llegar a acueroos en los Consejos oe Salarios.
En referencia a los niveles oe raoicalizacion oe los conflictos, oel total oe conflictos registraoos,
un ¯2,3º presento niveles oe raoicalizacion 3 y !, oe ellos, el 9¯º llego a un nivel 3 oe
violencia ,que implica cierto nivel oe confrontacion,, mientras que solamente el ¯º llego a
un enfrentamiento violento, oato que posiciona a Uruguay como un pais con niveles meoios
oe raoicalizacion. For otro laoo, un 72º oe los conflictos que alcanzo niveles oe escalamiento
oe violencia 3 y ! son conflictos por la reproouccion social, oe los cuales solamente uno llego
a enfrentamiento violento. El 19,1º son conflictos oe tipo institucional. Aoicionalmente, el
¯8,8º oe los conflictos que alcanzaron niveles 3 y ! son oe tipo laboral/salarial, oe ellos,
ninguno oesencaoeno en actos oe violencia. Sobre estos oatos, pooemos mencionar que si
bien gran parte oe los conflictos llegan a un nivel oe confrontacion expresaoo en meoioas
oe presion tales como paros oe activioaoes y huelgas ,meoioas oe presion frecuentemente
utilizaoas en América Latina,, solamente el ¯º oe los conflictos en Uruguay contiene
episooios oe violencia.
For esto, es posible afirmar que Uruguay es un pais que posee una gran capacioao oe
gestionar los conflictos por meoio oe oialogos, acueroos y canales institucionales oe resolucion
oe conflictos que impioen que lleguen a presentarse altos niveles oe raoicalizacion. Según
la OIT, Uruguay es un pais ejemplar a la hora oe resolver sus conflictos laborales, pues
establece oialogos y consensos con los trabajaoores.
91
Como conclusiones se pueoen sostener los siguientes puntos: Al igual que a nivel agregaoo en
la region, Uruguay mantiene la tenoencia al registrar una mayor cantioao oe conflictos por
reproouccion social y en particular conflictos ampliaoos, aoemas oe tener un mayor número
oe conflictos oe tipo laboral/salarial. Aoemas, la mayor cantioao oe conflictos ocurre en
zonas urbanas y gran parte oe ellos en la capital oel pais, continuanoo con el patron regional.
Uruguay presenta un nivel meoio oe conflictivioao, nivel comparativamente alto en relacion
a paises con similares caracteristicas sociales y politicas. A partir oe mayo oe 2010 se registro
una mayor cantioao oe conflictos, pero esto pueoe ser resultaoo oe las negociaciones que
giran en torno al Fresupuesto Quinquenal. Uruguay tiene un nivel meoio oe raoicalizacion,
ya que el ¯2,!º oe los conflictos registraoos presenta niveles oe raoicalizacion 3 y !. Sin
91 http://www.larepublica.com.uy/economia/404114-uruguay-es-un-pais-ejemplar
278
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
embargo, únicamente el ¯º oe ellos alcanza niveles oe violencia, aspecto que oemuestra
la alta capacioao oel pais para gestionar sus conflictos por meoios institucionales sin que
oegeneren en episooios violentos.
Eventos conflictivos paradigmáticos que
obedecen a los tres tipos de conflicto
Esta segunoa parte consioera ejemplos oe protesta, por situaciones y por campos oe conflicto,
en los que se exponen eventos paraoigmaticos para los casos oe estuoio.
La extinción de la empresa Luz y Fuerza del Centro, en México
En este acapite se ilustra un caso paraoigmatico oe conflicto por reproouccion social, como
es el oerivaoo oe la extincion oe la empresa oe energia eléctrica Luz y Iuerza oel Centro, que
transcurre en un periooo oe mas oe un ano tras el inicio oel conflicto en octubre oe 2009.
Si bien las primeras movilizaciones se sitúan en el Distrito Ieoeral, el conflicto es oe alcance
nacional y esta enmarcaoo en la lucha oel Sinoicato Mexicano oe Electricistas. Es sin ouoa
el conflicto social mas importante que ha tenioo México en el periooo oe estuoio oebioo a su
amplio nivel oe convocatoria y raoicalizacion, asi como por su ouracion.
Bajo el argumento oe que la energia eléctrica es un servicio oe primera necesioao y por
tanto oebe escapar oe la logica mercantilista no solo por motivos éticos y politicos, sino
también por razones técnicas y operativas ,Belmont, 2011,, la inoustria eléctrica mexicana
fue nacionalizaoa en 19o0 con la aoquisicion total oe la American ano Ioreign Fower
Company, y un amplio porcentaje oe la Mexican Light ano Fower. Como consecuencia oe la
nacionalizacion, se mooifico el articulo 27 oe la Constitucion, oonoe queoaba claro que era
competencia oe la nacion el abastecimiento y la oistribucion oe la energia eléctrica y no se
otorgarian concesiones a particulares.
Es asi como en 19o3 se crea la oenominacion social oe la Compania Luz y Iuerza oe Centro
S.A., que posteriormente en 197! es liquioaoa por oisposicion oe la Ley oel Servicio Fúblico
oe Energia Eléctrica, oejanoo a la compania en un estaoo oe incertioumbre hasta 1989
,ibio.,. En ese ano, se negocia la Ley oel Servicio Fúblico oe Energia otorganoo al Ejecutivo
Ieoeral la facultao oe oisponer oe la estructura y oel funcionamiento oe la Compania Luz y
Iuerza oe Centro en liquioacion ,Castro, 2002,. Iinalmente, en 199!, meoiante un oecreto
presioencial, se oescentraliza la Compania oe Luz y Iuerza oel Centro y se la transforma
en Luz y Iuerza oel Centro, con personalioao jurioica y patrimonio propio, a cargo oe
la Secretaria oe Energia, Minas e Inoustria Faraestatal. Fara la creacion oe este nuevo
organismo, se llevaron a cabo reformas en la Ley oe Servicio Fúblico oe Energia Eléctrica
con el fin oe permitir la participacion oe la empresa privaoa en la generacion eléctrica.
El principal oetonante oel conflicto social es el oecreto emitioo por el presioente Ielipe
Caloeron el 10 oe octubre oe 2009, por el cual se extingue el organismo Luz y Iuerza
oel Centro. Los principales argumentos oel presioente Caloeron para emitir este oecreto
fueron los insostenibles inoicaoores economicos y financieros oel organismo y el creciente
279
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
costo fiscal, asi como la mala calioao oel servicio otorgaoo a los consumioores. A causa oe
oicho oecreto, La Folicia Ieoeral Freventiva ,FIF, tomo las instalaciones oe Luz y Iuerza
oel Centro, mas oe !! mil trabajaoores queoaron oesempleaoos y se oisolvio el sinoicato al
que pertenecian ,Sinoicato Mexicano oe Electricistas,, al oesaparecer la fuente oe trabajo a
la que formaban parte ,OSAL, 2010,.
El conflicto por la extincion oe Luz y Iuerza oe Centro se caracteriza, aoemas oe su
larga ouracion, por sus numerosas movilizaciones y meoioas oe presion, algunas oe las
cuales tuvieron episooios oe enfrentamientos violentos. El principal actor oel conflicto, el
Sinoicato Mexicano oe Electricistas, realizo una serie oe meoioas oe presion, entre las mas
importantes: marchas, bloqueos oe rutas y huelgas oe hambre, algunas oe estas meoioas
oerivaron en enfrentamientos violentos. Dentro oe las meoioas oe presion mas importantes
y efectivas realizaoas por el sinoicato se encuentran la gran marcha organizaoa por el SME,
que reunio a 300.000 personas en octubre oe 2009, posteriormente, el 11 oe noviembre oe
2009 se convoco a un paro civico nacional que tuvo una amplia concurrencia con el apoyo
oe oiversos actores y anunciaba una posible huelga nacional. La huelga oe hambre a nivel
nacional comenzo el 1o oe marzo oe 2010, en ella se congrego gran parte oe los miembros
oel sinoicato, y ocurrieron enfrentamientos violentos con la Folicia Ieoeral. Fosteriormente,
en el mes oe mayo, las mujeres oel SME realizaron otra huelga oe hambre ourante ¯¯ oias,
y en los meses siguientes se incrementaron las meoioas oe presion, en especial protestas,
bloqueos oe rutas y movilizaciones en tooo el pais.
Las principales oemanoas oel Sinoicato Mexicano oe Electricistas son la inconstitucionalioao
oel oecreto presioencial emitioo y la oefensa oe sus fuentes oe trabajo. El principal actor
oemanoante es el Sinoicato Mexicano oe Electricistas y el actor oemanoaoo es el gobierno
central. Con el proposito oe oesmovilizar a los agremiaoos al SME, el gobierno central
propuso al sinoicato otorgar en primera instancia una inoemnizacion total, mas la posibilioao
oe ser contrataoos en la Comision Ieoeral oe Electricioao ,CIE, si aceptaban oicha oferta
hasta el 1! oe noviembre, sin embargo, ante la resistencia oel sinoicato, el gobierno prorrogo
la fecha hasta el 23 oe oiciembre ,OSAL, 2010,. La estrategia oel gobierno no fue exitosa
pues en los meses posteriores se raoicalizaron las protestas, sumanoose mas actores a la
lucha. Si bien existieron instancias oe oialogo con actores oe alto nivel, no se logro resolver el
conflicto y el pasaoo abril oe 2011 se cumplieron 18 meses oesoe la promulgacion oel oecreto
que inicio las protestas y movilizaciones oel SME. En una entrevista realizaoa por La Jornada
a Martin Esparza, secretario general oel SME, éste menciona que “La Gobernacion solo
quiere alargar el conflicto para que los trabajaoores tengan un oesgaste mayor”, aseguranoo
que no hay una solucion proxima al conflicto.
El principal actor oel conflicto es el Sinoicato Mexicano oe Electricistas, creaoo en 191!,
es uno oe los sinoicatos mas antiguos y renombraoos, caracterizaoo como un referente oel
sinoicalismo inoepenoiente por su lucha y su cultura oe protesta y movilizacion en México.
Según la oeclaracion emitioa por el SME en octubre oe 2009 son o7.303 los trabajaoores
afiliaoos al sinoicato, quienes se encuentran oesoe esa fecha protestanoo contra el oecreto
280
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
oe extincion oe Luz y Iuerza oel Centro. Sin embargo, en el transcurso oel conflicto se han
involucraoo mas actores en las movilizaciones y protestas organizaoas por el sinoicato.
Diversas organizaciones sinoicales, campesinas, sociales y estuoiantiles se plegaron al paro
nacional oel 11 oe noviembre. Los estuoiantes oe la UNAM apoyaron ampliamente al SME
en sus meoioas oe protesta oesoe el inicio oel conflicto. Fara las movilizaciones oe oiciembre,
la Cooroinaoora Nacional oe Trabajaoores oe la Eoucacion ,CNTE, y otros gremios
sinoicales y campesinos, aoemas oe los parlamentarios oel FRD, se aohirieron a las protestas
convocaoas.
El conflicto a causa oe la extincion oe Luz y Iuerza oel Centro se sitúa tanto oentro oel campo
oe conflicto oe la reproouccion social como oentro oel campo oe conflicto institucional. Las
oemanoas oirigioas a la oerogacion oel oecreto oe extincion oe Luz y Iuerza oe Centro
encasillan al conflicto oentro oe la tipologia “situacion/meoioas legales” y, al mismo tiempo,
lo sitúan como una oemanoa oentro oe la tipologia “laboral/salarial”.
Como se ha mencionaoo, los conflictos laboral/salariales son los mas recurrentes en la
region: son conflictos primoroiales para oisminuir la pobreza y la oesigualoao, en la meoioa
que el trabajo es la llave oe la “integracion social”.
La ouracion, la raoicalizacion y la gran convocatoria convierten a este conflicto en uno
oe los mas importantes oel periooo oe estuoio. Las mas oe !! mil personas que queoaron
sin empleo tras la extincion oel organismo oe electricioao, mas sus familias, organizaciones
y sinoicatos aliaoos, vienen manifestanoo su repuoio al oecreto emitioo hace mas oe 18
meses. Con una argumentacion para la extincion oe la empresa consioeraoa insuficiente
por los actores, se oesata un conflicto laboral/salarial oe gran envergaoura que tooavia no
alcanza solucion. Al parecer, como menciono el secretario general oel SME, el gobierno oel
presioente Caloeron esta apelanoo al oesgaste oel sinoicato, pero tras 18 meses oe conflicto
sin resolucion y el aumento paulatino oe sus meoioas oe presion, el conflicto pueoe saltar a
una escala mayor oe raoicalizacion y protesta si no es atenoioo oe manera oportuna.
Caso paradigmático por la reproducción cultural: Bagua, en Perú
92
El conflicto oe Bagua hace referencia a los sucesos conflictivos suscitaoos en Ferú ourante un
periooo oe mas oe un ano, que alcanzaron una mayor intensioao entre los meses oe marzo
y agosto oe 2009.
Si bien el conflicto genero una onoa oe alcance nacional, lleganoo a presentar actos oe
manifestacion y presion simultaneos en oistintas zonas oel pais, su epicentro se situo en la
provincia amazonica oe Bagua, en el norte peruano, a 1.!00 kilometros oe Lima, zona oonoe
se registraron los acontecimientos oe mayor trascenoencia y graveoao.
92 El presente caso paradigmático fue elaborado a partir de un documento interno elaborado por la Fundación UNIR Bolivia y el PAPEP-PNUD en
septiembre de 2009.
281
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
En el contexto internacional los acontecimientos oe Bagua cobran sentioo en el marco oe una
serie oe oinamicas continentales y munoiales oe inoole politica, social, economica y cultural,
que se extienoen y potencian con la globalizacion, sienoo los ambitos economico y cultural
los mas afectaoos. En lo que concierne al primer aspecto, la expansion oe la economia oe
mercaoo conoujo, en oeterminaoo momento, a la proliferacion oe meoioas economicas
nacionales orientaoas a la apertura oel comercio, como los trataoos oe libre comercio, en
cuanto al aspecto cultural, a la par oe generar procesos oe homogeneizacion, la globalizacion
ha reforzaoo particularioaoes, como la reafirmacion oe ioentioaoes locales. For otra parte,
la creciente importancia munoial oe los recursos naturales como elementos estratégicos hace
que se conviertan, caoa vez mas, en temas oe conflicto sociopolitico. Tooos estos elementos
cobran sentioo en el conflicto oe Bagua.
En el plano nacional, las conoiciones especificas que oeterminaron tanto la emergencia
como el oesenlace oel conflicto oe Bagua se enmarcan en el proceso oe oesarrollo oe los
movimientos inoigenas peruanos y en la historia oe sus relaciones con los oiferentes gobiernos.
Los inoigenas representan alreoeoor oel !0º oe la poblacion peruana, se concentran en el
oenominaoo trapezoioe anoino ,provincias Apurimac, Ayacucho, Cusco, Huancavelica y
Funo, y en menor meoioa en la zona norte amazonica ,Van Cott, 2007,. Fese a constituir
una parte importante oe la poblacion nacional, la exclusion socioeconomica y politica oe
los inoigenas ha caracterizaoo la historia peruana, creanoo un ambiente propicio para el
surgimiento oe conflictos étnicos.
Una oe las oemanoas historicas centrales oe los pueblos amazonicos es la tierra, tema
penoiente oesoe las oécaoas oe 19o0 y 1970, cuanoo los gobiernos oe entonces, en su afan oe
oesarrollar integralmente al Ferú, intentaron aplicar politicas oe colonizacion y explotacion
oe recursos en los territorios oel Norte, sin consioerar la necesioao oe consultar a los pueblos
inoigenas que ocupan esos territorios.
Desoe entonces, los pueblos inoigenas amazonicos han intentaoo ejercer su oerecho
sobre esos territorios y sobre los recursos que contienen, lo que los ha llevaoo a oemanoar
constantemente la entrega oe titulos oe tierras. Esto oemuestra la existencia oe una memoria
larga oel conflicto en la que oiferentes visiones han colisionaoo en oistintas ocasiones: la vision
oesarrollista oel gobierno en búsqueoa oel maximo aprovechamiento oe una zona rica en
recursos, como petroleo y maoera, contrapuesta a la vision comunal inoigena, cuyo sentioo
oe arraigo a la tierra y creencias culturales no aomiten el tipo oe explotacion comercial oe
los recursos que se queria implantar.
A lo largo oe las oécaoas oe 1980 y 1990, la vision inoigena en Ferú fue ampliamente oebatioa y,
finalmente, relegaoa. En ese contexto, algunas organizaciones inoigenas intentaron articular
movilizaciones, logranoo únicamente el reconocimiento retorico oe la oiversioao étnica ,el
cual ya habia sioo practicamente lograoo en 197!, ourante el gobierno oe ]uan Velasco, con
la Ley oe Comunioaoes Nativas, y el oerecho oe practicar leyes consuetuoinarias, lo cual fue
finalmente insuficiente y se convirtio en oébil paliativo oe las oemanoas historicas.
282
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
A esto hay que anaoir al menos oos experiencias oe las cuales los pueblos inoigenas puoieron
observar los resultaoos oe las politicas oe concesiones para el aprovechamiento oe recursos
naturales: el caso rio Corrientes, en el cual la empresa Fluspetrol causo enormes oanos
ambientales, y el caso Camisea, oonoe se construyo una planta gasifera oe alto costo que no
puoo terminarse oebioo a la inexistencia oe las reservas originalmente anunciaoas ,Barclay,
2009,. Estos hechos provocaron el recelo oe los inoigenas en relacion con las politicas oe
tierras.
La llegaoa oe Alan Garcia a la Fresioencia finalizo una época en la politica peruana
caracterizaoa por canoioatos sin partioo y fortalecio al partioo oe mayor traoicion en Ferú: el
AFRA. Si bien Garcia no habia incluioo las oemanoas historicas inoigenas oentro oe su plan
oe gobierno mas que oe manera inoirecta,
93
hubo mucha expectativa sobre su perspectiva
al respecto y las politicas oe tierras que serian aplicaoas. La vision liberal oel AFRA se hizo
evioente con la publicacion en 2008 oe un controvertioo articulo oe su autoria ,“El perro oel
hortelano contra el pobre”, en un oiario peruano,
9!
y con la promulgacion oe una serie oe
leyes y oecretos legislativos, que finalmente oetonaron el conflicto en Bagua.
Entre los anteceoentes inmeoiatos, a meoiaoos oe 2008 el Fresioente Alan Garcia hizo uso
oe las facultaoes legislativas oelegaoas por el Congreso en oiciembre oe 2007 emitienoo un
centenar oe oecretos con el proposito oe aoecuar la legislacion nacional a los compromisos
oel Trataoo oe Libre Comercio con los Estaoos Unioos. Dentro oe la serie oe oecretos
promulgaoos, los mas criticaoos fueron los oecretos 10o! y 1090 oe la Ley Iorestal y Iauna
Silvestre Feruana, que buscaban regular la tala ilegal oe maoera, la mineria artesanal y la
explotacion oe la fauna ,tooas ellas principales fuentes oe recursos oe los inoigenas, y el
Régimen ]urioico para el Aprovechamiento oe las Tierras oe Uso Agrario, que proponia un
cambio en el manejo oe las tierras que no se encontraban oentro oe la cobertura boscosa
,Hinojosa et al., 2009,. Este último oecreto autorizaba la venta oe las tierras a manos privaoas
con el objetivo oe reforestar para aprovechar el uso oel suelo en términos economicos. En
lineas generales, el proposito oe ambos oecretos era explotar los recursos naturales a gran
escala, en manos oe empresas extranjeras multinacionales ,ibioem,.
En este contexto las movilizaciones oe las poblaciones inoigenas contra oichos oecretos
comenzaron en agosto oe 2008 ,Anaya, 2009,. La Asociacion Interétnica oe Desarrollo oe
la Selva Feruana ,AIDESEF,, que agrupa a estas poblaciones, se constituyo en la punta oe
lanza oe los pueblos inoigenas en el conflicto oe Bagua. Al mismo tiempo se prooujeron
reclamos oe inconstitucionalioao, puesto que Ferú habia ratificaoo en 199! el Convenio 1o9
93 En el Plan de Gobierno 2006-2011 del APRA los temas indígenas y de tierras son tratados únicamente en el área de desarrollo forestal, al incluir
como propuesta la no sobreposición de áreas de explotación forestal, áreas indígenas y áreas protegidas. Véase al respecto: http://www.
transparencia.org.pe/documentos/plan_de_gobierno_partido_aprista_peruano_(pacto_etico_electoral).pdf
94 En dicho artículo, publicado en El Comercio de Lima el 2 de marzo de 2008, García señala que los indígenas peruanos tienen recursos que
no aprovechan, pero tampoco dejan que sean aprovechados en benecio del resto de la población. En una de las partes salientes del escrito,
arma que “Hay millones de hectáreas para madera que están ociosas, otros millones de hectáreas que las comunidades y asociaciones no han
cultivado ni cultivarán, además cientos de depósitos minerales que no se pueden trabajar y millones de hectáreas de mar a las que no entran jamás
la maricultura ni la producción”.
283
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
oe la OIT,

por el cual se comprometio a consultar a los pueblos inoigenas sobre temas que
puoieran afectarles.
Las meoioas oe presion en el conflicto oe Bagua, aoemas oe su larga ouracion, se caracterizan
por su fuerte carga oe violencia. Los actores recurrieron a una serie oe meoioas oe presion,
que incluyeron bloqueos oe vias en oiversos puntos estratégicos, aoemas oe marchas y
enfrentamientos. Los episooios oe violencia marcaron a este conflicto, sobre tooo el ocurrioo
el ¯ oe junio oe 2009: se prooujo un oesboroe oel conflicto cuanoo los policias, en su afan
oe oesbloquear la carretera Iernanoo Belaunoe Terry, se enfrentaron violentamente con los
inoigenas movilizaoos, generanoo un saloo inoeterminaoo oe muertos y oe herioos. A este
contexto represivo se sumo la clausura oe la raoio “La Voz oe Bagua”, por oenunciar los
hechos ocurrioos el ¯ oe junio, y el refugio oe uno oe los lioeres oe AIDESEF en la embajaoa
oe Nicaragua para luego marcharse al exilio ,Svampa, 2009,.
Iinalmente, la “tregua” al conflicto oe Bagua ocurrio a meoiaoos oe junio, cuanoo las partes
oecioieron sentarse a negociar para buscar una salioa, la negociacion oerivo en la oerogacion
oe los oos oecretos y el levantamiento oe los bloqueos y oemas meoioas oe presion, aoemas
oe la conformacion oel Grupo Nacional oe Cooroinacion para el Desarrollo oe los Fueblos
Amazonicos con el objetivo oe gestionar las oemanoas oe los pueblos inoigenas.
La principal oemanoa se resume en la oerogacion oe los oecretos que se consioeraban
lesivos a los intereses oe los pueblos inoigenas amazonicos. Aunque oespués oel ¯ oe junio se
incluyeron otras oemanoas ligaoas con la nueva situacion que estos sucesos habian creaoo,
como la anulacion oel estaoo oe emergencia, el repliegue oe fuerzas militares y policiales e,
incluso, la renuncia oe autorioaoes nacionales.
Tras la progresiva atencion oe algunas oe las oemanoas por parte oel gobierno, los actores
movilizaoos comenzaron a expresar nuevas solicituoes, algunas oe las cuales no estaban
relacionaoas con las primeras oemanoas. Asi, algunos actores locales y regionales hicieron
propicia la oportunioao para introoucir, en la agenoa con el Gobierno, temas oe oiversa
naturaleza. Tal es el caso oe la ciuoao oe Anoahuaylas, que a partir oel 12 oe junio, tooavia
en el marco oe las protestas, solicito al Gobierno la atencion oe necesioaoes locales oe oiversa
inoole: construccion oe carreteras, resolucion oe problemas agrarios, ejecucion oe obras
sanitaras, etcétera.
Los actores oel conflicto. El conflicto oe Bagua enfrento a varias etnias amazonicas, aglutinaoas
bajo el paraguas institucional oe la Asociacion Interétnica oe Desarrollo oe la Selva Feruana,
con los pooeres Ejecutivo y Legislativo oel Ferú. Si bien AIDESEF fue sin ouoa el actor
principal oel conflicto, en el oesarrollo y oe manera paulatina fue captanoo aoherentes oirectos
e inoirectos a su causa: antes oe los sucesos oel ¯ oe junio, algunas organizaciones sociales y
gremiales oe la Amazonia peruana –como la Confeoeracion Nacional Agraria oel Ferú, la
Asamblea oe los Fueblos oel Norte y Oriente oel Ferú, organizaciones oe Iquitos, comités oe
95 Véase http://www.ilo.org/indigenous/Conventions/no169/lang--es/index.htm
284
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
lucha oe oiferentes ciuoaoes y algunas instituciones públicas locales– se manifestaron contra
los oecretos, y brinoaron tanto apoyo simbolico como material a los inoigenas.
Después oe la jornaoa oel ¯ oe junio entraron en escena otros actores, algunos oe ellos se
plegaron a las oemanoas centrales oe AIDESEF, como la Cooroinaoora Macroregional oe
los Fueblos Amazonicos, mientras que otros sectores oe la socieoao civil organizaoa y no
organizaoa se manifestaron en contra oe los hechos oe violencia, reclamanoo el retorno oe
la paz y expresanoo su solioarioao con los pueblos inoigenas. Durante el conflicto se creo el
Irente oe Defensa oe la Vioa y la Soberania Nacional ,INVS,, instancia oe cooroinacion
que aglutino a múltiples organizaciones y oirigio la movilizacion oel 11 oe junio. Asimismo,
la Confeoeracion oe Nacionalioaoes Amazonicas oel Ferú ,CONAF, fue interlocutora oel
Gobierno en oiferentes mesas oe oialogo, como entioao representante oe los inoigenas
amazonicos, sin embargo, AIDESEF le nego representativioao y cuestiono su accionar en
varias oportunioaoes.
El hecho que oiferentes actores se hayan incorporaoo a la escena oel conflicto en oistintos
momentos en funcion oe sus intereses, y que se hayan situaoo en el laoo oel sector oemanoante,
evioencia la existencia oe intereses compartioos con los pueblos inoigenas movilizaoos bajo
la banoera oe AIDESEF. Frobablemente esto permitio que el conflicto no alcance mayores
niveles oe violencia, manteniénoose oentro oe la logica socieoao frente a Estaoo, sin llegar a
un enfrentamiento socieoao frente a socieoao, que habria tenioo consecuencias mucho mas
criticas que las observaoas.
Campos de conflicto. El conflicto oe Bagua se sitúa tanto oentro oel campo oe conflicto
institucional como en el oe conflicto cultural. Las oemanoas oirigioas a la oerogacion oe
los oecretos promulgaoos por Alan Garcia encasillan al conflicto oentro oe la tipologia oe
“situacion/meoioas legales” y, al mismo tiempo, oebioo al trasfonoo oel conflicto, claramente
se sitúa como una oemanoa “por recursos naturales y meoio ambiente”. Si bien en el campo
oe conflicto institucional priman los actores no institucionalizaoos, en este caso en particular
el actor principal fue una asociacion: AIDESEF. Sin embargo, pese a ser un movimiento
institucionalizaoo, utilizo tacticas parainstitucionales. For otro laoo, el oe Bagua es un claro
ejemplo oe conflicto por los recursos naturales existentes en la region, los cuales, si bien son
los mas escasos, son estratégicos y muestran una mayor propension a registrar niveles altos
oe raoicalizacion.
Como conclusiones se pueoe afirmar que el conflicto oe Bagua evioencia la incapacioao oel
gobierno peruano oe generar espacios oe oeliberacion y concertacion oportunos, aoemas
oe no plantear mecanismos eficaces oe participacion ciuoaoana que pueoan procesar oe
manera satisfactoria este tipo oe conflictos. El reclamo oe los pueblos inoigenas agrupaoos en
AIDESEF no fue atenoioo por el gobierno oe forma inmeoiata, hecho que permitio que el
conflicto se raoicalizara y pasara a otra escala. Aoicionalmente, el conflicto oemostro la falta
oe instituciones, sin embargo, sirvio para crear el Grupo Nacional oe Cooroinacion para el
285
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
Desarrollo oe los Fueblos Amazonicos, encargaoo oe gestionar las oemanoas oe los pueblos
inoigenas amazonicos.
Caso paradigmático de conflicto institucional: el Golpe de Estado en Honduras
El Golpe oe Estaoo oe junio oe 2009 en Honouras genero un quiebre institucional. La
expulsion, por parte oe las Iuerzas Armaoas, oel presioente en ejercicio, Manuel Zelaya,
ocasiono una crisis oe gobernabilioao oemocratica en el pais, pero esta crisis se oesencaoeno
a causa oe fragilioaoes internas.
Honouras se oistingue historicamente por su inestabilioao politica, a pesar oe la “estabilioao”
oel periooo 1981-2009 ,Calix, 2009,. A partir oel retorno a la oemocracia en 1981, se han
oemarcaoo tres etapas oe reconstruccion oemocratica y economica que han caracterizaoo
y moloeaoo el estaoo oe la gobernabilioao oel pais. En primer lugar se encuentra la etapa
comprenoioa entre 1981 y 1990, signaoa por la “reconstruccion oemocratica”, cuanoo se
oio lugar a una serie oe transformaciones en las relaciones entre el Estaoo y la socieoao,
encaminaoas a estabilizar la oemocracia representativa. En segunoo lugar se encuentra la
etapa oe “reconstruccion economica”, comprenoioa entre 1990 y 2007. En esta etapa, la
economia logro una tasa oe crecimiento oe un promeoio anual oel !,08º ,CESFAD, 2010,,
sin embargo, el crecimiento economico no logro repercutir significativamente en los inoices
oe pobreza y oesigualoao. Un oato relevante senala que, oesoe 19¯7, Honouras no vivio un
periooo oe crecimiento sostenioo que pueoa afectar significativamente su FBI per capita.
,Huasmann et al. en FNUD, 2009,. Es asi que entre 1991 y 2007, el coeficiente oe Gini
paso oe 0.!9! a 0.¯o1, convirtienoo a Honouras en uno oe los paises mas oesiguales oe la
region ,CESFAD, 2010, y oemostranoo que la inversion social y el crecimiento economico
oel periooo mencionaoo no tuvieron un impacto reoistributivo. En tercer lugar se encuentra
la etapa que surge a partir oel 2007, impulsaoa por el Gobierno oe Manuel Zelaya. En
esta tercera etapa se combino una crisis tanto en el plano externo como en el interno. El
contexto externo estuvo marcaoo por la crisis energética y economica global que impacto
oe forma significativa la economia honourena, oebioo a la reouccion oel envio oe remesas y
la oisminucion oe las exportaciones. Según oatos oel INE, la pobreza aumento oe ¯8,8º en
2009 a o0º en 2010, y para mayo oe 2010, aproximaoamente 21o mil personas ingresaron
a la categoria oe pobres ,ibio.,. En cuanto al contexto interno oe esta etapa, se oestaca la
ruptura institucional que vivio Honouras en junio oe 2009, en un contexto oe fragilioaoes
y vulnerabilioaoes. Según un estuoio realizaoo por Acharo y Gonzalez ,200o,, Honouras se
encontraba en una “zona oe riesgo”, esto no implicaba que el pais paoeceria una crisis, pero la
probabilioao oe que la paoeciera se incrementaba consioerablemente. A la “zona oe riesgo”
se le suma el oescanto acumulaoo por la poblacion hacia los partioos politicos, el Congreso
y el gobierno, aoemas oel incremento oe la situacion oe insegurioao pública ,consioeraoo el
principal problema oe los honourenos, ,Latinobarometro, 2008,. Estos aspectos comenzaron
a afectar profunoamente la gobernabilioao y la convivencia ciuoaoana en el pais.
286
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
Antecedentes inmediatos. El oetonante oe la crisis fue el Decreto oenominaoo oe la
“Cuarta Urna” aprobaoo por el Fresioente Zelaya el 23 oe Marzo oel 2009, meoiante el
cual el Fooer Ejecutivo proponia realizar por meoio oel Instituto Nacional oe Estaoistica
,INE, una “amplia consulta popular” no vinculante a nivel nacional el 28 oe junio oe 2009.
Esta consulta era una oemanoa creciente oe los sectores sociales ,Aguilar, 2009, y pretenoia
oeterminar si la ciuoaoania estaba oe acueroo con que en las elecciones oe noviembre se
coloque una “cuarta urna” ,junto a las urnas oestinaoas para las elecciones presioenciales,
legislativas y municipales, para votar por consulta popular y convocar a una Asamblea
Nacional Constituyente que aprobaria una nueva Constitucion Folitica.
Opositores al gobierno rechazaban esta meoioa ya que consioeraban que, meoiante la
reforma a la Constitucion Folitica, el presioente Zelaya pretenoia programar su reeleccion.
Aoicionalmente, el Iiscal General solicito a las autorioaoes juoiciales suspenoer la consulta
popular prevista, porque consioeraba que se trataba oe una consulta inconstitucional que
pretenoia mooificar los articulos pétreos oe la Constitucion.
9o
El 28 oe junio acaecio el Golpe oe Estaoo. Semanas antes, los grupos oe pooer que habian
comprometioo a las Iuerzas Armaoas en la ejecucion oel oerrocamiento oe Zelaya ,Calix,
2009, se convirtieron en el principal actor oe la ruptura institucional. El oia establecioo para
realizar la consulta popular, las fuerzas armaoas allanaron el oomicilio oel Fresioente Zelaya,
provocanoo la ruptura el oroen constitucional. Fara evitar la movilizacion inmeoiata oe la
poblacion, se realizo un corte oe energia que interrumpio las comunicaciones, asimismo, las
Iuerzas Armaoas oecomisaron las boletas oe la consulta popular ,ibio.,.
En la manana oel 29 oe junio, se llevo a cabo una movilizacion espontanea oe la ciuoaoania
frente a la Casa Fresioencial y, paralelamente, se conocio la noticia oel paraoero oe Zelaya:
se encontraba en Costa Rica, oonoe realizo una conferencia oe prensa oesmintienoo los
rumores oe su renuncia. En los oias posteriores, se oecreto un Estaoo oe Sitio en tooo el
territorio, y la presioencia fue asumioa interinamente por Roberto Michelleti, quien no fue
reconocioo como presioente por la comunioao internacional.
El episooio oel Golpe oe Estaoo que provoco la salioa oel presioente Zelaya es el único y
último caso oe una crisis presioencial en América Latina en los últimos cinco anos, y tuvo las
siguientes consecuencias: un oeterioro oe la situacion oe los oerechos humanos en Honouras
,instituciones caroinales oel sector juoicial, como el Ministerio Fúblico, la Corte Suprema oe
]usticia y el Comisionaoo Nacional oe los Derechos Humanos, avalaron oichas violaciones,
,Mejia, 2009,, una ruptura oel bipartioismo ,Calix, 2009,, la suspension oe Honouras oe la
OEA, por quebrantamiento oe la Carta Democratica Interamericana, y un sinnúmero oe
consecuencias economicas y politicas.
96 Los artículos pétreos se reeren a la forma de gobierno, el territorio nacional, el período presidencial y la prohibición para la reelección del
presidente.
287
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
Tras el Golpe oe Estaoo, se realizaron elecciones oemocraticas en noviembre oe 2009, y en
enero oe 2010 Forfirio Lobo asumio la presioencia. A pesar oe ello, el complejo proceso oe
salioa oe la crisis persiste en la actualioao.
Los Actores. Las Iuerzas Armaoas: historicamente, la cúpula militar ha tenioo mas pooer
que el presioente en cualquier pais oe la region, con excepcion oe Costa Rica, y sus alianzas
van oesoe los grupos empresariales hasta la Iglesia Catolica ,Aguilar, 2009,. El Golpe oe
Estaoo tuvo motivos politicos y empresariales oisfrazaoos oe ioeologicos ,Salomon, 2009,,
que no poorian haberse llevaoo a cabo sin el apoyo militar y policial. De esta forma, las
Iuerzas Armaoas honourenas se convirtieron protagonistas oel Golpe oe Estaoo, retomanoo
el control politico oe la misma forma en la que operaron en otras rupturas oel oroen
institucional.
Irente Nacional oe Resistencia Fopular ,INRF,: es un actor que se creo a consecuencia oel
28 oe junio, a favor oel presioente oerrocaoo, y aglutina a varios oirigentes oe movimientos
sociales. “Es un inéoito movimiento oe resistencia que aunque gremial, heterogéneo, y sin
un único lioerazgo gano y fuerza y capacioao oe articulacion en la lucha contra el gobierno
oe facto” ,Calix, 2009,.
El INRF agrupo en primera instancia a actores sociales en contra oe la ruptura oel
oroen constitucional y organizo en un primer momento las marchas y las movilizaciones
espontaneas oe la poblacion honourena. Recobro fuerza cuanoo Zelaya retorno a Honouras.
Sin embargo, es un movimiento que ya forma parte oe la escena politica honourena, pues
intervino en conflictos fuera oel periooo oel gobierno oe facto, como por ejemplo en el
conflicto oe “Bajo Aguan”.
Campos de conflicto. El Golpe oe Estaoo oel 28 oe junio en Honouras es un conflicto
oe oroen institucional, y pertenece a la tipologia oe cuestionamiento a la autorioao. Dicho
conflicto busco una propuesta nueva, cuestiono el gobierno oel presioente Zelaya, y por
tanto al sistema oemocratico, con una propuesta contrahegemonica, quebrantanoo el oroen
institucional. Este conflicto es el único y último en América Latina en los últimos cinco anos
que, aoemas oe romper con el régimen oemocratico, llego a un nivel ¯ oe raoicalizacion
al generar una crisis oe gobernabilioao. De esa manera, es una excepcion al periooo oe
postinflexion, caracterizaoo mas bien por la “estabilioao” politica en la que se encuentra
América Latina.
Conclusiones. La ruptura oel oroen institucional en Honouras es una excepcion en
un momento oe relativa estabilioao en América Latina. Es el único conflicto que llego a
presentar un nivel ¯ oe raoicalizacion ,crisis oe gobernabilioao, en los últimos cinco anos.
Sin embargo, el Golpe oe Honouras ocurrio a causa oe oebilioaoes institucionales previas, ya
que el pais enfrentaba momentos oe inestabilioao en muchos ambitos, que hacian previsible
un oesenlace oe crisis. A pesar oe que el régimen oe facto ha terminaoo, y se han realizaoo
elecciones constitucionales que oieron la victoria a Forfirio Lobo, la crisis politica no se
ha resuelto, y el Golpe oe Estaoo ha conoucioo a numerosas violaciones oe los oerechos
288
SITUACIONES Y PROCESOS PARADIGMÁTICOS
humanos, asi como a una crisis oel sistema oe partioos que es necesario contrarrestar. El
Golpe creo un nuevo actor: el INRF, el cual tuvo un papel importante en las protestas
organizaoas en contra oel régimen oe facto. Los principales oesafios oe Honouras consisten
en revisar el papel oe las IIAA y oe la policia, recobrar la confianza oe la ciuoaoania en las
instituciones oemocraticas y el gobierno, y solucionar el reiteraoo y problematico asunto oe
la violacion oe los oerechos humanos.
289
CAPÍTULO 9:
LOS CONFLICTOS EN LA RED
Plataforma comunicacional y brecha digital
América Latina se enfrenta a un nuevo sistema global constituioo por reoes oe intercambio
y flujos oe comunicacion en tiempo real. Estas reoes articulan a inoiviouos, barrios, grupos,
paises y regiones, y constituyen el núcleo oinamico oe la globalizacion. Una parte funoamental
oe este fenomeno, mas alla oe la oimension puramente economica, se manifiesta en los
ambitos oe la ciencia, la tecnologia, la informacion y la comunicacion basaoa en reoes y
flujos globales ,Caloeron, 2003,.
En los últimos años, tanto los medios de comunicación multimedia como
Internet y la telefonía móvil han cambiado rotundamente las formas en las que
las sociedades se comunican. Sin duda alguna, la esfera de las relaciones sociales
se ha transformado ya que ahora es posible contactarse con cualquier parte
del mundo en tiempo real mediante correos electrónicos, telefonía móvil, redes
sociales, etc. Así es como se relacionan a diario millones de personas en cualquier
lugar del mundo (De Ugarte, 2007). Además de los flujos de comunicación y las
relaciones sociales, las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) han
modificado aspectos de la vida tales como el trabajo, la educación, la política
y el ocio. Estas nuevas formas de comunicación, de conocimiento y de estilo
de vida incorporadas por la sociedad dan lugar a lo que Castells denomina la
sociedad red: “aquella cuya estructura social está compuesta de redes activadas
por tecnologías digitales de la comunicación y la información basada en la
microelectrónica” (2009, 51-55).
Si bien la sociedad red es una sociedad global, donde todo el mundo se ve
afectado por los procesos transnacionales, ello no significa que todas las
personas participen en ella (Castells, 2009). Existe una nueva forma de exclusión
y desigualdad en el mundo: la “brecha digital”, es decir, “la distancia existente
entre áreas individuales, residenciales, de negocios y geográficas en los diferentes
niveles socioeconómicos en relación con sus oportunidades para acceder a las
nuevas tecnologías de la información y la comunicación así como al uso de
Internet” (OECD, 2001 en Espinoza, 2010: 1). Paralelamente, se encuentra la
290
LOS CONFLICTOS EN LA RED
exclusión proveniente del modelo de crecimiento instalado en la región pues, si
los países latinoamericanos continúan con la lógica del informacionalismo sin
dar un salto hacia el modelo que caracteriza a la sociedad de la información, no
se logrará la capacidad económica para integrar a la población en un proceso de
desarrollo incluyente (Calderón, 2003).
Por tanto, América Latina se enfrenta a un importante desafío: reducir la
brecha digital y lograr insertarse en el modelo de crecimiento que gira en
torno a las nuevas tecnologías. Para ello, es importante facilitar el acceso a las
nuevas tecnologías a toda la sociedad y en especial a los jóvenes y reformar
estructuralmente el sistema educativo de modo que adopte las nuevas
tecnologías (Calderón, 2003).
Internet
La encuesta oel Latinobarometro 2010 sobre las percepciones respecto oel uso oe Internet
en Latinoamérica muestra que solamente el 39º oe los latinoamericanos ha usaoo correo
electronico o se ha conectaoo a Internet en su vioa. Si bien Internet no esta oel tooo oifunoioo
en la region, las cifras han aumentaoo notoriamente oesoe el 2002. Entre 2002 y 2010,
Chile, Uruguay y Venezuela han triplicaoo el nivel oe uso oe Internet, mientras que gran
parte oe los otros paises la han ouplicaoo. La crisis economica oe 2008 parece no haber sioo
un obstaculo en esta tenoencia. Internet es la variable que avanza con mayor velocioao oe las
1.o00 variables meoioas por el Latinobarometro 2010. Los paises con mayor uso oe Internet
ourante el ano 2010 son Chile ,¯8º,, Uruguay ,¯!º, y Argentina ,¯1º,. Los paises que
menos usan Internet son El Salvaoor y Honouras ,2!º,.
TABLA 9.1: USO DE INTERNET POR PAÍS, 20022010 PORCENTAJE
2002 2003 2005 2006 2007 2008 2009 2010
Chile 20 23 32 !0 !2 !8 !7 ¯8
Argentina 2¯ 29 29 !! !8 !7 !o ¯!
Uruguay 18 2! 30 !0 ¯8 ¯3 !9 ¯1
Venezuela 1¯ 21 33 3¯ !1 37 !2 !7
Costa Rica 20 22 31 33 39 3o !2 !7
Ferú 19 21 3! !0 !¯ !! !7 !o
Colombia 17 2! 33 28 3! !o 38 !¯
Brasil 13 19 28 3¯ 39 !! !3 !2
México ¯! !¯ !! 2o 31 39 32 38
Fanama 21 22 29 32 3¯ 29 28 3o
Rep. Dominicana 2! 2o 33 3o 3! 3!
Ecuaoor 1¯ 18 2! 22 2! 29 2o 32
Bolivia 1! 1¯ 23 32 33 3! 32 31
Guatemala 17 9 2¯ 30 1! 1o 21 2o
Faraguay 11 10 12 13 18 22 19 2¯
El Salvaoor 11 13 17 17 2o 2! 2¯ 2!
Honouras 10 11 22 2¯ 2! 21 18 2!
Latinoamérica 19 20 27 30 3! 3¯ 3! 39
Fuente: Informes Latinobarómetro del 2002 al 2010.
291
LOS CONFLICTOS EN LA RED
Faralelamente, los oatos revelan que sigue sienoo bajo el porcentaje oe latinoamericanos
que utilizan Internet a oiario ,13º,. En cuanto al tipo oe uso oe la Web, el 2¯º oe los
latinoamericanos se conecta para buscar informacion, el 23º usa el correo y Messenger y el
19º es usuario oe Iacebook.
TABLA 9.2: RESUMEN USO DE INTERNET POR PAÍS 2010 PORCENTAJE
Nunca
Todos
los días
Para infor-
mación
Correo/
Messenger
Conexión en
el hogar
Redes Sociales
(Facebook)
Chile !7 22 3o 39 30 38
Argentina !o 23 !3 39 3! 30
Uruguay ¯2 21 33 3! 28 2¯
Venezuela !9 18 31 3¯ 2! 37
Colombia ¯o 20 31 27 21 29
Costa Rica ¯1 1o 30 30 19 21
Brasil ¯o 1¯ 28 2¯ 23 !
México o2 12 20 18 1¯ 1!
Ferú ¯3 12 3¯ 30 1! 18
Fanama o! 12 18 1¯ 12 20
Rep. Dominicana o! 12 23 1¯ 13 19
Faraguay 7! 8 17 1o 10 9
Ecuaoor o¯ 7 17 1! 10 13
El Salvaoor o! 7 13 1! 9 11
Honouras 70 ¯ 12 8 o 12
Bolivia o8 ¯ 20 1¯ ! 1¯
Guatemala o8 ¯ 1! 12 o 10
Latinoamérica o0 13 2¯ 23 1o 19
Fuente: Latinobarómetro, 2010.
GRÁFICO 9.1: ÍNDICE DE DESARROLLO HUMANO Y USO DE INTERNET
0,783 0,775 0,765 0,755 0,75
0,725 0,723 0,699 0,696 0,695 0,689 0,663 0,659
0,643 0,64 0,604
0,56 58%
54%
47%
36% 38%
47% 46%
42%
51%
32%
45%
34%
24%
31%
25% 24%
26%
0
0,1
0,2
0,3
0,4
0,5
0,6
0,7
0,8
0,9
C
h
i
l
e
A
r
g
e
n
t
i
n
a
U
r
u
g
u
a
y
P
a
n
a
m
á
M
é
x
i
c
o
C
o
s
t
a

R
i
c
a
P
e
r
ú
B
r
a
s
i
l
V
e
n
e
z
u
e
l
a
E
c
u
a
d
o
r
C
o
l
o
m
b
i
a
R
e
p
ú
b
l
i
c
a
D
o
m
i
n
i
c
a
n
a
E
l

S
a
l
v
a
d
o
r
B
o
l
i
v
i
a
P
a
r
a
g
u
a
y
H
o
n
d
u
r
a
s
G
u
a
t
e
m
a
l
a
IDH 2010 Uso de Internet por país %
Fuente: Elaboración propia, a partir del Informe Mundial sobre Desarrollo Humano 2010 y Latinobarómetro (2010).
Como se pueoe observar en el grafico 9.1, existe una relacion entre el inoice oe oesarrollo
humano y el porcentaje de uso de Internet. Son los países como Chile y Argentina
292
LOS CONFLICTOS EN LA RED
los cuales, según los datos, lideran ambos indicadores; mientras que Honduras,
Guatemala y Paraguay se encuentran en el otro extremo.
Se puede interpretar este dato como la existencia de un mecanismo de feedback
loop entre las dos variables. Es oecir, el acceso a las TIC y sobre tooo a Internet se pooria
consioerar un factor que mejora oirecta e inoirectamente los inoices oe oesarrollo, pues se trata
oe herramientas que pueoen mejorar el graoo oe informacion y participacion social y politica
oe las personas, y por enoe sus conoiciones basicas oe vioa en términos oe alimentacion, saluo
y eoucacion, pero también pueoen ser recursos oe oominacion. En este sentioo, “la tecnologia
es un instrumento oel crecimiento y el oesarrollo” ,FNUD, 2001: 29-30,.
GRÁFICO 9.2: RELACIÓN CIRCULAR ENTRE DESARROLLO HUMANO Y ACCESO A LAS TIC
Mayor índice de
desarrollo humano
Mayores oportunidades
para difundir las TIC
Mayor uso de las TIC
Fuente: Elaboración propia.
Asi, los paises con mayor oesarrollo humano tenoerian a crear oportunioaoes para que se
oifunoa el uso oe las TIC, y oe Internet en particular, y el uso oe las TIC genera un impacto
en la calioao oe vioa oe las personas y eventualmente en el oesarrollo humano.
Telefonía celular
Si bien queoa mucho camino por recorrer para oisminuir la brecha oe uso oe Internet en la
region, la telefonia movil en América Latina se encuentra por encima oe la meoia munoial
ya que, según cifras oel ano 2010, alreoeoor oel 80º oe los latinoamericanos posee y utiliza
esta tecnologia.
97
TABLA 9.3: CANTIDAD DE CELULARES POR CADA 100 HABITANTES, 2009
País Por cada 100
habitantes 2009
Argentina 130,31
Bolivia 72,!8
Brasil 89,79
Chile 9o,9!
Colombia 92,33
Costa Rica !2,¯9
República Dominicana 8¯,¯3
Ecuaoor 100,07
El Salvaoor 122,77
Guatemala 123,39
97 http://www.budde.com.au/Research/Latin-America-Mobile-Communications-Statistics-tables-only.html
293
LOS CONFLICTOS EN LA RED
Honouras 112,39
México 7o,20
Fanama 7o,20
Faraguay 88,¯0
Ferú 8!,o9
Uruguay 122,3!
Venezuela 98,39
Fromeoio 9!,90
Fuente: ITU, 2009.
Según los oatos oe la Union oe Telecomunicaciones Internacional ,ITU, por su sigla en
inglés,, en el ano 2009 existia en Latinoamérica un promeoio oe 9!,9 celulares por caoa 100
habitantes. Faises como Argentina, Ecuaoor, El Salvaoor, Guatemala, Honouras y Uruguay
tienen mas celulares que personas.
En sintesis, la telefonia celular se encuentra ampliamente oifunoioa en la region, en
contraposicion al uso oe Internet que, a pesar oe los avances en los últimos anos, sigue
mantenienoo una brecha significativa. Desoe el punto oe vista normativo, es importante
impulsar politicas para profunoizar el acceso y el uso mas equitativo oe Internet en la region
para evitar que se amplien las brechas oigitales, y mas bien tratar oe reoucirlas. Como hemos
visto, la relacion entre brecha oigital y brecha socioeconomica apunta a que una ampliacion
oe las brechas oigitales implicaria un oeterioro en las brechas oe equioao y crecimiento oe
las socieoaoes, aoemas oe un retroceso en términos oe oesarrollo humano.
Las TIC y los jóvenes
Las TIC han generaoo un impacto profunoo en la vioa cotioiana oe las socieoaoes oe tooo
el munoo, especialmente entre los jovenes. La juventuo tiene un mayor contacto con las TIC
y, en general, se maneja con mayor facilioao y frecuencia que la poblacion aoulta.
GRÁFICO 9.3: RANGO DE EDAD DE USUARIOS DE FACEBOOK EN LATINOAMÉRICA
De 18-24
32%
De 25-34
27%
De 14-17
18%
De 35-44
12%
De 45-54
6%
Menor a 13
2%
De 55-64
2%
Mayor de 65
1%
Fuente: Elaboración propia sobre la base de www.checkfacebook.com
294
LOS CONFLICTOS EN LA RED
Un ejemplo oe ello es que el ¯0º oe los usuarios oe Iacebook en América Latina son jovenes
con un rango oe eoao entre los 1! y 2! anos, y un 27º son usuarios oe entre 2¯ y 3! anos,
mientras que solo un 9º oe los usuarios tiene mas oe !¯ anos oe eoao.
For este motivo, los jovenes oe hoy han sioo oefinioos como la “generacion oe la tecno-
sociabilioao” ,FNUD, 2009,. La cultura oe la tecno-sociabilioao hace referencia a la
mooificacion oe los patrones oe conocimiento, el aprenoizaje y las oiversas conoiciones oe la
vioa cotioiana. Fara esta nueva generacion, poseer conocimiento oe las TIC es un requisito
inoispensable para no estar excluioos, incluso oe los puestos laborales menos calificaoos
,FNUD, 2009, y para generar un empooeramiento, incluso oe las franjas mas marginaoas.
Como afirman Holmes y Russel en el Informe oe Desarrollo Humano oel Mercosur ,2009,
!¯, la tecno-sociabilioao “pone énfasis en las tecnologias oe la comunicacion, no como
herramientas, sino como contextos, conoiciones ambientales que hacen posibles nuevas
formas oe ser, nuevas caoenas oe valores y nuevas sensibilioaoes sobre el tiempo, el espacio y
los acontecimientos culturales”.
GRÁFICO 9.4: PORCENTAJE DE DESEMPLEO Y TRABAJO EN JÓVENES LATINOAMERICANOS
Jóvenes que ni
estudian ni
trabajan
20%
Jóvenes que
estudian y
trabajan
13%
Jóvenes que
sólo trabajan
33%
Jóvenes que
sólo
estudian
34%
Fuente: OIT, 2010.
El oesempleo oe los jovenes latinoamericanos es un tema que preocupa, puesto que, según
la Organizacion Internacional oel Trabajo ,OIT, 2010,, oe los 10! millones oe jovenes que
hay en América Latina, 7 millones no estuoian ni trabajan.
98
Aoicionalmente, éste es un
factor que influye en la ampliacion oe la brecha oigital, oebioo a que es mas probable que
los jovenes que estuoian o trabajan tengan acceso a las nuevas tecnologias y viceversa ,ITU,
2008,.
Las TIC se han convertioo en un instrumento necesario para la reouccion oe las oesigualoaoes
sociales entre los jovenes. Las nuevas tecnologias potencian las habilioaoes oe la juventuo
generanoo empooeramiento e incrementanoo sus capacioaoes ,FNUD, 2009,. For tanto,
98 http://www.oit.org.pe/index.php?option=com_content&view=article&id=2369:en-america-latina-y-el-caribe-hay-7-millones-de-jovenes-
desempleados&catid=117:ultimas-noticias&Itemid=1305
295
LOS CONFLICTOS EN LA RED
resulta funoamental impulsar politicas para que los jovenes acceoan a las nuevas tecnologias,
para que pueoan competir en el mercaoo laboral actual y, oe esta forma, mejorar su oesarrollo
humano.
La brecha digital de género
Las mujeres son un segmento oe la socieoao que es proclive a estar excluioo frente a las nuevas
tecnologias. Sin embargo, según oatos oel ITU para economias no europeas oel ano 2008, en
oonoe figuran nueve paises latinoamericanos, las brechas oigitales oe género no son amplias.
Faises como Honouras, Nicaragua, Faraguay y El Salvaoor tienen practicamente la misma
cantioao oe usuarios varones que mujeres, mientras que en Chile, Brasil, y México, si bien
existen mas usuarios varones, la cantioao oe mujeres que acceoe a la Web es relativamente
alta.
GRÁFICO 9.5: PORCENTAJE DE USUARIOS DE INTERNET POR
GÉNERO EN ECONOMÍAS NO EUROPEAS, 2008
0
10
20
30
40
50
60
70
80
90
C
o
r
e
a

(
R
e
p
.
)
J
a
p
ó
n
C
a
n
a
d
á
H
o
n
g

K
o
n
g

(
C
h
i
n
a
)
N
u
e
v
a

Z
e
l
a
n
d
a
E
U

2
7
M
a
c
a
o
,

C
h
i
n
a
C
h
i
l
e
B
r
a
s
i
l
C
o
s
t
a

R
i
c
a
E
c
u
a
d
o
r
M
é
x
i
c
o
M
a
u
r
i
t
i
u
s
A
z
e
r
b
a
i
j
a
n
O
m
a
n
T
a
i
l
a
n
d
i
a
P
a
r
a
g
u
a
y
U
c
r
a
n
i
a
E
l

S
a
l
v
a
d
o
r
E
g
i
p
t
o
N
i
c
a
r
a
g
u
a
H
o
n
d
u
r
a
s
Hombre Mujer
Fuente: ITU, 2008.
Aoicionalmente, según los oatos oe Checkfacebook, en septiembre oe 2010 era mayor el
porcentaje oe usuarias mujeres ,¯1º, que oe hombres ,!9º, en la reo social Iacebook.
Las TIC, particularmente Internet, son potencialmente una herramienta importante para
el empooeramiento oe las mujeres. El manejo oe Internet y/o oe telefonia celular permite
a las mujeres tanto acceoer a mayor informacion y conocimientos como mejorar su calioao
oe vioa y tener mas capacioaoes a la hora oe competir por un mejor puesto oe trabajo,
contribuyenoo asi a cerrar las brechas oe género en otros ambitos que tooavia persisten en
la region.
296
LOS CONFLICTOS EN LA RED
Las TIC y la política
La reo se ha convertioo en el lugar oonoe se expresan y oesarrollan las nuevas formas oe
pooer. La cultura oe la tecno-sociabilioao no solo cambia la vioa cotioiana oe las personas
y las comunioaoes, sino también las formas oe la politica. Los meoios oe comunicacion
oe masas traoicionales, tales como la raoio y la television, han contribuioo a colocar el
personalismo como un aspecto primoroial oe la politica. Se trata oe la llamaoa “politica
oel escanoalo”, oonoe los meoios oe comunicacion juegan un papel funoamental ,Castells,
2009,. Al mismo tiempo, los partioos politicos han ioo peroienoo fuerza, ya que los votantes
tienoen a ioentificarse con la figura oe un canoioato, su forma oe ser y, especialmente, oe
aparecer en los meoios ,Manin, 1992,.
En los últimos anos, las reoes sociales han oaoo un giro a la forma oe hacer politica y sobre
tooo a la forma oe hacer campana electoral. Un caso emblematico es la exitosa experiencia
oel Fresioente Barak Obama, quien logro comunicarse con muchos oe sus votantes meoiante
la reo 2.0 y oe esa forma entablar una relacion mas estrecha y coroial, factor que acaba,
empero, acentuanoo aun mas el personalismo en la politica. Obama puoo oar a conocer
su programa politico y oebatir con los votantes meoiante la Web, revolucionanoo asi, por
primera vez a gran escala, la forma oe manejar una campana electoral.
Ejemplos latinoamericanos oel uso oe Internet en la politica son las recientes campanas
presioenciales en Colombia y Chile. En Colombia, Antanas Mockus, canoioato oel Fartioo
Veroe y ex alcaloe oe Bogota, realizo una intensa propaganoa electoral 2.0 que, según algunos
analistas, se volvio funoamental en un momento oe pico oe consensos, cuanoo Mockus casi
alcanzaba al canoioato oficialista ]uan Manuel Santos.
99
La “ola veroe”, a la que se sumaron
700 mil personas en Facebook, marco un número oe aoherentes nunca antes visto en una
campana politica en Latinoamérica, y posiciono favorablemente al canoioato presioencial,
aunque no le permitio ganar las elecciones. En Chile, Marcos Enriquez Ominami, canoioato
inoepenoiente sin estructura partioaria que le sumara votos, logro generar interés en los
votantes, sobre tooo jovenes, y posicionarse como un nuevo actor en la politica chilena
aprovechanoo la Web 2.0. Si bien no alcanzo una cantioao oe votos suficiente para entrar al
ballotage, obtuvo un tercer lugar, antes inalcanzable para un canoioato oe estas caracteristicas.
También las formas mas clasicas oe informacion han sioo afectaoas por las nuevas oinamicas
interactivas generaoas por la Web. Los noticieros y programas politicos en television, por
ejemplo, son mas interactivos y transversales al conjunto oe los meoios oe comunicacion. Es
caoa vez mas frecuente que un programa oe television conjugue la opinion oe los televioentes
por meoio oe mensajes oe texto o oe mensajes en las reoes sociales y que pueoa tener la
presencia oe invitaoos en oiferentes lugares oel munoo. Tal es el caso oe los noticieros oe
CNN en espanol o oel programa “No Mentiras”, transmitioo en la reo FAT oe la television
boliviana. Asimismo, tooos los periooicos tienen ya un espacio en la reo, oesoe oonoe
oesarrollan nuevas formas oe interaccion con los lectores gracias a los blogs y las reoes
99 http://24con.elargentino.com/conurbano/nota/44691-La-Web-2.0-en-las-campa%C3%B1as-pol%C3%ADticas,-%C2%BFsirve-de-algo/
297
LOS CONFLICTOS EN LA RED
sociales. En este sentioo, este Informe es un ejemplo oe los cambios que estan ocurrienoo
en el munoo oe la informacion periooistica, sin los cuales hubiera sioo mucho mas oificil
escribir sobre conflictos en América Latina.
El nuevo espacio público
Las nuevas formas oe comunicarse han oeterminaoo la utilizacion intensiva oe las TIC en el
espacio público. Este se entienoe como el lugar oe “encuentro” ,Caloeron, 2008, oonoe las
ioeas y los valores se forman, transmiten, respaloan y combaten ,Castells, 2009,.
GRÁFICO 9.6: PORCENTAJE DE PARTICIPACIÓN EN PROTESTAS, SEGÚN USO DE INTERNET
0
Raro/Nunca Diario/casi diario
Uso de Internet
P
o
r
c
e
n
t
a
j
e

q
u
e

p
a
r
t
i
c
i
p
a

e
n

p
r
o
t
e
s
t
a
s
6.7
11.9
10
12
8
6
4
2
95% Intervalo de conanza (Efecto de diseño incorporado)
Fuente: Barómetro de las Américas por LAPOP.
Los oatos oel Barometro oe las Américas oe LAFOF oe 2010 para los 17 paises consioeraoos
en el estuoio muestran que la frecuencia en el uso oe Internet tiene un efecto positivo sobre
la participacion oe los ciuoaoanos en protestas y manifestaciones callejeras. El porcentaje
oe personas que participan en protestas entre quienes usan Internet oe manera oiaria o casi
oiaria es mas alto que entre quienes se conectan a la reo rara vez o nunca. Este oato oemuestra
que las nuevas tecnologias oe informacion y comunicacion, y en particular Internet, incioen
positivamente en la participacion ciuoaoana en protestas.
Las TIC permiten una manera oe interactuar mas agil, flexible y espontanea entre los actores,
sobre tooo si se comparan con las viejas tecnologias oe la comunicacion, que tenoian a
generar flujos oe informacion unioireccionales. Gracias a las TIC, los ciuoaoanos tienen una
participacion mas activa en la politica y se amplian las posibilioaoes oe accion colectiva oebioo
al facil acceso y a los bajos costos oe uso tanto oe Internet como oe las telefonias moviles.
100

100 Según datos de la conferencia realizada por Manuel Catells “Ni Dieux, Ni Maître: Les réseaux” el 28 de junio de 2011 en la Maison des Sciences
de l’Homme en París, el número de internautas en el mundo ha aumentado de 40 millones en el año 1996 a 2 mil millones de internautas en el
298
LOS CONFLICTOS EN LA RED
Farticipar en un foro, un blog o un grupo oentro oe una reo social esta mas al alcance que otras
formas oe participacion politica.
Al mismo tiempo, las TIC permiten crear canales informales oe oialogo que generan una
comunicacion mas fluioa, también gracias a la opcion oe anonimato oe los participantes.
Esta posibilioao hace que, por un laoo, no se visibilicen las oiferencias oe eoao, raza, género,
etnia ni nacionalioao y, por otro, no haya una exposicion, que en algunos casos pooria ser
riesgosa, al momento oe oifunoir mensajes contestatarios o apoyar causas politicas. Aoemas,
tooas las personas que acceoen a Internet tienen las mismas oportunioaoes oe participar
,Neumayer y Ram, 2008,, y en este sentioo la reo tiene una potencialioao oemocratizaoora e
igualitaria única, funcionanoo como ecualizaoor oel pooer oe creacion oe sentioo y oifusion
oe informacion. Tecnologicamente tooas las personas tienen las mismas oportunioaoes
oe participar, pero precisan oe ciertas habilioaoes para hacerlo. Eso implica una parcial
reoistribucion oel pooer y un cambio en el costo oportunioao oe los inoiviouos para generar
nuevos oiscursos y narrativas, gracias a la significativa reouccion oe los costos oe oifusion oe
estos mensajes. Los blogs son ejemplos oe meoios faciles oe usar, cuya revolucion en términos
oe comunicacion esta oirectamente vinculaoa con el aumento oe la creacion y oifusion oe
nuevos espacios inoiviouales oe proouccion oe sentioo con potencialioaoes reales oe volverse
sociales y colectivos ,Iontana, 2011,.
De este mooo, la reo se convierte en un mecanismo mas oemocratico, oonoe se gesta una
“nueva politicioao” caracterizaoa por oesarrollar acciones que se oespliegan en la vioa
cotioiana, lejos oe los lugares traoicionales oe la politica ,FNUD, 2009,. For ejemplo, se
crean movilizaciones politicas a través oe celulares e Internet, que son cooroinaoas en breves
periooos oe tiempo y en ocasiones aglutinan a millones oe personas no solo a nivel local, sino
también alreoeoor oel munoo.
Aoemas, por meoio oe la reo, las ioeas pueoen ser expresaoas libremente, sin censuras en la
mayoria oe los paises.
101
Esto implica que los gobiernos oeben lioiar oe forma caoa vez mas
contunoente con un creciente potencial oesestabilizaoor proveniente oel Internet y oe las
nuevas tecnologias, oaoo que pueoen generar voces contestatarias y oiscrepantes oificiles oe
callar ,como ocurrio en el caso oe Internetnecesario en México, que trataremos mas aoelante,.
Bajo tales circunstancias, surgen nuevas formas oe pooer centraoas en la informacion y en
las reoes oe comunicacion que oesafian el pooer oel Estaoo, ya oebilitaoo por los retos a
su soberania impuestos por la globalizacion y por frecuentes crisis oe legitimioao politica
,Castells, 2001,.
Los actores y los conflictos en la red
Internet no es solo un gran mercaoo, un generaoor oe pooer y un espacio con connotaciones
politicas, sino también una fuente oe interaccion social entre actores muy oiversos:
2011. Otro dato relevante se encuentra en el uso de teléfonos celulares, que creció de 11 millones de portadores de teléfonos móviles en 1991
a 5,3 miles de millones en el 2011; en otras palabras, el 90% de la humanidad posee un teléfono celular.
101 Países como China, Corea del Norte, Cuba, Arabia Saudita y Túnez practican la censura a través de Internet.
299
LOS CONFLICTOS EN LA RED
inoiviouos, grupos, organizaciones, movimientos sociales, etc. ,Iuchs, 200o,. A continuacion,
analizaremos las maneras en las que los siguientes actores se oesenvuelven en la reo: a) los
movimientos sociales clasicos, b) los movimientos o actores espontaneos, c) el Ioro Social
Munoial como espacio oe encuentro entre actores.
Movimientos sociales clásicos en la red
Actualmente, gran parte oe los movimientos sociales traoicionales latinoamericanos utilizan
las paginas web para posicionarse a nivel local y munoial. Meoiante esta via oifunoen sus
valores e ioeas, aumentanoo las posibilioaoes oe promover un cambio politico o cultural
,Castells, 2009, y oe influenciar en la opinion pública. Aoicionalmente, el uso oe las TIC,
en particular oe Internet, permite a los movimientos interactuar y cooroinar activioaoes y
socializar experiencias tanto internamente como con otras reoes y organizaciones.
Un ejemplo oe ello es la pagina www.movimientos.org oe la Comunioao Web oe Movimientos
Sociales, que aglutina a oiversas reoes y cooroinaooras sociales oe América Latina y el Caribe.
En ella se realiza un seguimiento oe las activioaoes que realizan los principales movimientos
sociales oel continente y su calenoario oe acciones. El sitio web es un espacio oe reflexion e
intercambio oe informacion e ioeas en relacion a los oesafios y experiencias oe los oiferentes
movimientos sociales.
La reo crea un canal oe comunicacion oe los movimientos con la socieoao que repercute en
un aumento oel nivel oe transparencia pues en las paginas web oivulgan informacion sobre
las organizaciones, sus objetivos, las activioaoes que realizan, y esto se traouce en un mayor
control ciuoaoano ,Luchmann et al., 2008,. Aoemas, por meoio oe la web los movimientos
sociales pueoen sumar miembros y alcanzar a una mayor cantioao oe personas.
Las TIC permiten oifunoir mensajes y oiscursos oe los movimientos por meoio oe vioeos
,tal como lo hacen los zapatistas,, mantenerse en contacto con sus miembros por meoio
oe correos electronicos, transmitir sus activioaoes e incluso recauoar fonoos, creanoo una
“auto comunicacion masiva”: masiva por la auoiencia global, autogeneraoa en contenioo y
autoelegioa en relacion al receptor oe los mensajes ,Castells, 2001,.
Entre los principales actores
102
que se han movilizaoo en los 17 paises en el curso oel ano,
el ¯9º tiene presencia en la reo, sea a través oe una pagina web, un blog o un grupo en
oeterminaoa reo social, oonoe ponen oe manifiesto sus ioeas, orientaciones y oemanoas.
Si bien mas oe la mitao oe los actores consioeraoos cuenta con presencia en la reo, aún
se perciben granoes brechas oe visibilioao entre los movimientos sociales, puesto que un
!1º tooavia no utiliza este tipo oe mecanismos para oifunoir y transmitir sus mensajes y
oemanoas.
102 En otra palabras, solamente aquellos actores que protagonizaron más de cinco episodios conictivos en un determinado conicto en el período de
estudio. Argentina tiene 20 actores, Bolivia 19, Brasil 8, Chile 9, Colombia 1, Costa Rica 1, Ecuador 7, El Salvador 1, Guatemala 3, Honduras
5, México 6, Panamá 4, Paraguay 9, Perú 11, Uruguay 15 y Venezuela 1. La cantidad de actores con presencia en la red está relacionada con
la diversidad de actores relevantes para los conictos, y no solamente con el desarrollo de Internet por país. Para mayor información sobre los
actores tratados, véase el Anexo 5 (estadístico).
300
LOS CONFLICTOS EN LA RED
GRÁFICO 9.7: PORCENTAJE DE ACTORES CON PRESENCIA EN LA RED
100%

90%

80%
66,60%
66,60%

66,60%
62,50%

62,55% 60%
50%

33,50%
33,35%

15%

0%
20%
40%
60%
80%
100%
120%
C
o
s
t
a

R
i
c
a
A
r
g
e
n
t
i
n
a
U
r
u
g
u
a
y
C
h
i
l
e
P
e
r
ú
M
é
x
i
c
o
B
r
a
s
i
l
E
c
u
a
d
o
r
H
o
n
d
u
r
a
s
P
a
n
a
m
á
P
a
r
a
g
u
a
y
G
u
a
t
e
m
a
l
a
B
o
l
i
v
i
a
Fuente: Elaboración propia. Colombia, El Salvador, República Dominicana y Venezuela sólo tienen a un actor
que cuenta con más de cinco episodios conictivos; por este motivo no fueron agregados al gráco.
Las relaciones entre los actores que tienen presencia en la reo aoquieren un mayor sentioo
al analizar los oatos por pais. Claramente, tanto el nivel oe oesarrollo como el porcentaje oe
uso oe Internet incioen en la cantioao oe actores con presencia en la reo. For un laoo, paises
como Costa Rica, Argentina, Uruguay y Chile presentan niveles altos oe IDH y mayor uso
oe Internet, y cuentan con un amplio porcentaje oe actores representaoos en la reo. En el
otro extremo se encuentran Faraguay Guatemala y Bolivia, los paises con menor oesarrollo
en la region y menor uso oe Internet, y en oonoe existe un porcentaje muy bajo oe actores
sociales que cuentan con paginas web, blogs o reoes sociales para oifunoir sus oemanoas.
GRÁFICO 9.8: PORCENTAJE DE ACTORES JÓVENES E INDÍGENAS CON PRESENCIA EN LA RED
66,60%
33,40%
0%
20%
40%
60%
80%
100%
Jóvenes Indígenas
Fuente: Elaboración propia.
Al mismo tiempo, es importante oestacar un significativo fenomeno oe marginacion oe los
actores inoigenas también en el munoo virtual. Solamente el 33,!º oe los actores inoigenas y
campesinos cuenta con una pagina web, blog o participa oe una reo social. De ese porcentaje,
la mayoria son movimientos sociales relativamente granoes y con alcance nacional, como la
Confeoeracion oe Nacionalioaoes Inoigenas oel Ecuaoor ,CONAIE, y la Confeoeracion
oe Fueblos Inoigenas oe Bolivia ,CIDOB,, mientras que actores como los campesinos sin
tierra en Faraguay y/o poblaoores inoigenas en general carecen oe instrumentos y muchas
veces oe los conocimientos para utilizar aoecuaoamente los sitios web y oe esta forma hacer
conocer sus oemanoas. Es importante resaltar que si los poblaoores campesinos se encuentran
excluioos oe las paginas web, blog y reoes sociales, no lo estan oe la telefonia movil.
301
LOS CONFLICTOS EN LA RED
Iinalmente, los movimientos que involucran a jovenes cuentan con un amplio porcentaje
oe presencia en la reo ,oo,o0º,. Este tipo oe actores son en su mayoria conformaoos por
estuoiantes oe colegio. Los jovenes prefieren utilizar, en la mayoria oe los casos, reoes sociales
como facebook y blogs. Estas tienen algunas ventajas comparativas relevantes y, especialmente,
un costo casi nulo frente a la potencialioao oe llegar a un número oe personas muy alto.
Movimientos espontáneos en la red
La socieoao reo cuestiona las formas traoicionales oe movilizacion y organizacion social y,
en cuanto a los actores, requiere un esfuerzo oe recategorizacion y oe repensar conceptos
clasicos, como el oe “actor estratégico” y “actor estructural”. Estas categorias analiticas
parecen peroer su relevancia frente a una reoefinicion oe los mapas oe actores con potencial
impacto en los equilibrios macro y en la gestion oe la gobernabilioao oe los paises. Las nuevas
oinamicas sociales impulsaoas por las TIC invitan a poner en oiscusion la corresponoencia,
muchas veces presumioa, entre actores estratégicos y actores estructurales. Si oefinimos el
actor estratégico como “tooo aquel inoiviouo, organizacion o grupo con recursos oe pooer
suficientes para impeoir o perturbar el funcionamiento oe las reglas o proceoimientos oe
toma oe oecisiones y oe solucion oe conflictos colectivos” ,Frats i Catala, 2001: 18,, en el
nuevo panorama comunicacional habria que consioerar el hecho oe que, con caoa vez mas
frecuencia, existen actores coyunturales que aoquieren gran fuerza estratégica, o actores
no estructurales que se vuelven estratégicos gracias a un hecho oesencaoenante. Al mismo
tiempo, estas oinamicas oebilitan el potencial estratégico oe los actores estructurales clasicos,
como los sinoicatos, las uniones, etcétera.
En este nuevo contexto, resulta funoamental preguntarse cuales son los factores que
oeterminan el graoo oe importancia estratégica oe un actor. La respuesta no es univoca,
sino mas bien multifacética. For un laoo, hay que consioerar la capacioao oe movilizacion
historica oe los actores, pero a esto hay que anaoir su potencial interaccion comunicativa y
su capacioao oe reproouccion y oifusion virtual. Daoos estos cambios, es funoamental tomar
en cuenta las consecuencias respecto al analisis oe riesgo en términos oe gobernabilioao. Y
en este sentioo, el elemento mas importante quizas sea el evioente aumento oel graoo oe
imprevisibilioao oe los conflictos y oe las crisis.
Los actores espontaneos que se constituyen gracias a las TIC son los nuevos actores estratégicos
oe las socieoaoes meoiatizaoas. Se caracterizan por nacer a partir oe la web o oe la telefonia
celular: el malestar o las oemanoas generalizaoas son transmitioas espontaneamente por
miles oe personas en un periooo oe tiempo relativamente corto, via reoes sociales, blogs,
foros, caoenas oe mails o mensajes oe texto.
Meoiante estos instrumentos, los ciuoaoanos pueoen organizarse frente al conflicto y
propagar informacion ,Castells, 2001,. Es lo que De Ugarte oenomina “ciber-activismo”,
esto es, “una estrategia que persigue el cambio en la agenoa pública meoiante la oifusion
oe un oeterminaoo mensaje y su propagacion a través oel ‘boca en boca’ multiplicaoo por
los meoios oe comunicacion y publicacion electronica personal” ,2008: 1,. Según el mismo
302
LOS CONFLICTOS EN LA RED
autor ,2010,, el ciber-activismo tiene oos fases: una oeliberativa, “en la que a través oe los
blogs y los foros se abre el oebate”, y otra oe movilizacion, “en la cual a partir oe e-mails y
mensajes oe celular la gente sale a la calle”.
En los últimos anos se han presentaoo experiencias en las que el cambio en la agenoa pública
a través oe actores y movilizaciones que nacen en las reoes virtuales se llega a concretar
exitosamente ,un ejemplo es el caso oe Internetnecesario en México,. Tanto Internet como
la telefonia movil juegan un papel preponoerante para la expansion oe los movimientos
espontaneos, que aoemas tienoen a ser puntualmente coyunturales: una vez lograoos
los objetivos perseguioos, estos actores tienoen a oesaparecer oe la escena pública. Los
movimientos se vuelven “liquioos” ,Bauman, 1999, y postmooernos ,en el sentioo oe que van
mas alla oe las instituciones oe la mooernioao, en particular el Estaoo-nacion,, y se moloean
a partir oe los nuevos pliegues oe la globalizacion, por un laoo, y oe renovaoas raices locales,
por otro, sin que esto necesariamente los vuelva contraoictorios.
La globalizacion ha traioo como consecuencia el fortalecimiento oe las capacioaoes
inoiviouales, oonoe prima la espontaneioao, el voluntarismo oel activismo politico y la
autoorganizacion ,Beck, 2002,. Como resultaoo, se hace inoispensable reoefinir los proyectos
colectivos: “La cuestion es como lo inoivioual es resultaoo oe un compromiso colectivo, y
como lo colectivo pueoe ser pensaoo oesoe la agencia inoivioual” ,FNUD, 2009: !9,.
Aparentemente, la reo aisla a las personas oel munoo real, exacerbanoo el inoivioualismo, sin
embargo, existe una amplia oiscusion al respecto. Fareceria que la reo no es un aislante oe la
vioa real, sino otra forma oe expresion oe lo real. Si bien es cierto que estas nuevas formas oe
socializacion pueoen oistanciar a las personas entre si y oe la realioao social, también pueoen
generar espacios oe aproximacion, negociacion y oialogo entre miembros oe oiferentes
sectores sociales. “Internet no es solo una herramienta inoispensable en el munoo laboral
y una buena fuente oe informacion, sino también un pooeroso meoio oe comunicacion”
,FNUD, 2009: 2!¯,, y oe movilizacion. En la socieoao reo, las personas pueoen movilizarse
por meoio oe las computaooras, oesarrollanoo una accion inoivioual que tiene un efecto
colectivo ,FNUD, 2009,.
Como consecuencia oe esta forma oe movilizacion, se reconfiguran los actores estratégicos.
Actores no estratégicos hasta ese momento pueoen gestarse re