You are on page 1of 3

Mercurius Solubilis, Pulsatilla y Hepar Sulfuris

Mercurius Solubilis es eficaz contra los trastornos oculares que se manifiesten a través de
inflamación y supuración. El remedio conviene especialmente para los pacientes que presenten ojos enrojecidos y obstaculizados por un flujo excesivo de lágrimas irritantes o cuyos párpados se vean afectados por una secreción purulenta. Por otra parte, trata también la conjuntivitis y la blefaritis aguda o crónica, cualquiera sea su origen. Dosis recomendadas en oftalmología En caso de conjuntivitis o de blefaritis, la dosis prescrita será de cinco gránulos de Mercurius Solubilis 15 CH, cuatro veces al día. El tratamiento debe durar al menos una semana.

Pulsatilla
Cefaleas que aparecen o se agravan: al sonarse; después de comer, más si es hasta saciarse o comidas grasosas; por helados; por bebidas calientes; por emociones, después de un susto; por mirar hacia arriba por esfuerzos mentales; por correr; por estar parado; en Verano o por exponerse al sol; en un cuarto caluroso; por envolverse la cabeza; en sótanos; caminando rápido. Las cefaleas mejoran caminando al aire libre y lentamente y por la presión externa. Sensación de estallido frontal, peor por el calor, mejor al aire libre y por un vendaje apretado. Neuralgias comenzando en el temporal derecho, con lagrimeo ardiente del mismo lado. Presión en el vértex. Cefalea congestiva con dolores desgarrantes que se localizan en la sien sobre la que se acuesta. Las cefaleas se extienden a los ojos. ** 36 Secreciones oculares espesas, copiosas, amarillentas o purulentas, y no irritantes. Inflamación aguda de los ojos, o catarral por frío, o blenorrágica; mejor por el frío y al aire libre. Conjuntivitis agudas, peor por el calor de la cama o de un fuego. Secreción en el ángulo interno del ojo, peor de mañana; por inflamación del saco, glándula y canal lagrimal, con hinchazón del saco. Fístula lagrimal que supura, sobre todo al presionar. Párpados inflamados, hinchados, aglutinados. Sequedad de los ojos en una habitación calurosa. Prurito en los párpados, sobre todo en los bordes, más al anochecer, mejor al aire libre. Lagrimeo a la mañana, al aire frío, o al viento, o por toser. Tendencia a los orzuelos, especialmente en el párpado superior. Ojos hundidos. Cataratas incipientes. Dolor ardiente en los ojos, con prurito, peor en una habitación calurosa, mejor al aire libre; necesita frotárselos a menudo. Visión turbia por el calor o durante la fiebre, por esfuerzos, por acalorarse después de un esfuerzo, al entrar a una habitación calurosa o por caminar rápido, al anochecer. Visión nublada, mejor frotándose los ojos. Miopía.

Todos los síntomas mejoran con el aire fresco, frio y seco, y con la actividad física suave. Empeoran en ambientes caldeados, con la humedad, y al anochecer. Orzuelos en ojos inflamados, enrojecidos y con escozor. Acné juvenil que se agrava con comidas grasas. - Suda sólo por un lado de la cara.

- Suelen vestir de color azul. Pulsatilla es un policresto y, siempre que coincida con el cuadro del paciente (tipología, síntomas y características) puede curar muchas otras dolencias.

Hepar sulfur
Hepar sulphur puede llegar a ser muy grosero, ofendiendo a los demás por su propia intolerancia al estrés y sintiéndose, luego, como un monstruo.
¿Cómo es la persona con las características de Hepar Sulphur?
Sus nervios están a flor de piel. Es hipersensible y enseguida se ofende. Cuando está en un momento muy agudo, la sensación que tiene es que en algún momento se romperá en dos y lo tiene que parar como sea. La presión es tan fuerte que no puede con ella y, Hepar Sulphur, termina por explotar de modo ofensivo y violento. Podemos entender que así drena. Pero, antes de que Hepar Sulphur llegue a este extremo, se siente débil y con una sensibilidad generalizada, con fácil enfado por tonterías que le servirá de válvula de escape y poco más. Está apurado. Todo lo hace deprisa, Hepar Sulphur está sobreexcitado hablando, comiendo, bebiendo con gran intensidad. A fuerza de machacar su sistema nervioso, se volverá hipersensible. Es intolerable a su sufrimiento por pequeño que sea y de la índole que sea físico o emocional. Hepar Sulphur se vuelve grosero. Si no encuentra una razón a su sufrimiento, creará culpables. Montará en cólera, aún sabiendo que no tiene razón. Ofende por intolerancia, por estrés que genera el sufrimiento. Suplica ayuda para detalles superfluos, cotidianos que le producen importante malestar, omitiendo la raíz del problema. Es tanto lo que cuenta, con tanta excitación y con una imagen tan poco clara, que resulta difícil dar con el remedio de fondo.

¿Es cierto que pueden ser incendiarios?
Hepar Sulphur es un incendiario, lo dicen casi todas las materias médicas. Arroja cosas al fuego como arroja palabras, para que el exterior se dé perfecta cuenta de como padece. Si progresan por sí solos sin tratamiento, Hepar Sulphur puede llegar a generar una depresión, rondándole el suicidio por la cabeza. Hepar Sulphur se da cuenta de su impulso destructivo incontrolado y se siente con profunda debilidad incapaz de sostener y de resolver.

¿Sabías que...?
Aunque es tremendamente aventurado proponer profesiones a los remedios, como divertimento, puedo hacer la hipótesis que Hepar Sulphur para compensarse de estas ansias de cambio, no parará quieto en un solo empleo durante largo período de tiempo y serán trabajos que no pidan un gran esfuerzo mental ni físico. Es difícil de englobar por su limitada capacidad social y de trabajos.

¿Cómo se consuela?
Hepar Sulphur siempre mejora con el calor. Prefiere la humedad que la sequedad, sin fríos ni corrientes de aire que lo pueden enfermar enseguida.

Al ser friolero al extremo, necesita cantidad de ropa, y su dormitorio y la cama deberán estar siempre calientes. http://www.guiadelahomeopatia.com/tratamientos/hepar-sulfuris-calcareum/

Hepar sulfuris calcareum es un remedio al se recurre para prevenir y tratar algunas enfermedades inflamatorias e infecciosas agudas y crónicas. En consecuencia, se utiliza principalmente para tratar las dermatosis acompañadas de acumulaciones purulentas, así como trastornos ORL agudos o recurrentes e infecciones de las vías respiratorias. De manera general, Hepar sulfuris calcareum es un remedio que conviene más especialmente a las manifestaciones inflamatorias que provoquen supuración a nivel de tejido de los tejidos cutáneos, la oreja o las vías respiratorias. Ideal para las personas con una mayor sensibilidad a las infecciones, este remedio está además indicado en los pacientes que manifiesten algunos trastornos de conducta como la irritabilidad o una emotividad excesiva con respecto a lo habitual. También es importante saber que Hepar sulfuris calcareum está especialmente indicado para personas que no puedan soportar el dolor o el frío. Además, el recurso puede ser utilizado en pacientes que se quejen de sensaciones de pinchazos a nivel de las partes del cuerpo afectadas. Por último, también podrá ser administrado si el dolor sentido por el paciente se reduce de forma significativa con la aplicación de compresas calientes sobre las zonas afectadas.

Oftalmología En materia de enfermedades oftalmológicos, la Hepar sulfuris calcareum es ideal para tratar la conjuntivitis infecciosa acompañadas de pus y los orzuelos. En ambos casos, el medicamento debe utilizarse inmediatamente después de la aparición de los primeros síntomas para evitar la formación de pus. Dosis recomendadas en casos de enfermedades oftalmológicas Para tratar un orzuelo, es necesario tomar 2 dosis de Hepar sulfuris calcareum 30 CH durante dos días a fin de evitar que se produzca una colección purulenta. En cambio, en caso de conjuntivitis infecciosa, será preferible consultar a un médico en la medida en que éste será mucho más apto para decidir la dosificación más indicada.