You are on page 1of 1

Churromania: La reinvención del negocio del churro En el año de 1997, en la ciudad de Puerto La Cruz, Venezuela, un grupo de jóvenes emprendedores

, Ariel Acosta Rubio, María Alejandra Bravo y Miguel Bravo, abrieron un negocio propio llamado Churromanía. Este equipo de trabajo, no tenía el conocimiento de cómo hacer

churros, pero en ellos había un gran deseo de trabajar y triunfar, fue así como en un pequeño local de escasos 17m2, de un famoso centro comercial llamado Plaza Mayor en la ciudad antes mencionada, los tres

emprendedores, dieron inicio a su exitosa idea. Ensayando una y otra vez, a partir de una receta tradicional, trabajaron intensamente, y ejecutando una modesta campaña de mercadeo y publicidad en la radio, con la ayuda del conocido locutor Ely Bravo. En esta fase de inicio el equipo enfrento una serie de dificultades, entre las que cabe destacar: ambiente político y económico difícil, falta de experiencia culinaria, alimento poco saludable y ciudad muy calurosa. El 21 de noviembre de 1997, abrieron un segundo local (40m2), superando las expectativas. Es así, como en menos de un año, churromanía recibió reiteradas ofertas, para replicarse en otras ciudades de Venezuela, por lo que los fundadores, tomando en serio esta idea y lograron abrir las primeras 20 en la capital venezolana. En este orden de ideas, estos emprendedores, consideraron la alternativa de expansión internacional, con tiendas propias y franquiciadas, de esta manera Acosta Rubio y su equipo, decidieron incursionar en el

mercado norteamericano y español, que pensaron que les daría más experiencia y valor agregado a su producto.