P. 1
Nociones y Visiones Del Juicio Final en El Beato de Magio-Scribd

Nociones y Visiones Del Juicio Final en El Beato de Magio-Scribd

|Views: 36|Likes:
Published by Mirsa Acevedo
La representación del juicio final en el Beato Morgan (s. X) en comparación con otras representaciones románicas y pre románicas.
La representación del juicio final en el Beato Morgan (s. X) en comparación con otras representaciones románicas y pre románicas.

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: Mirsa Acevedo on Apr 04, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/04/2013

pdf

text

original

Nociones y visiones del Juicio Final en la iconografía de los Beatos de Liébana: El Beato Morgan

Mirsa Acevedo Molina

Beato Magio, s. X. Morgan Library

Esta ponencia busca analizar desde el punto de vista iconográfico, la ilustración del Juicio Final del Beato Morgan -siglo X-, puesta en relación con otras iconografías del mismo pasaje apocalíptico y de algunos programas monumentales románicos acerca del mismo tema, con la finalidad de hacer un aporte a la comprensión de las ideas que los hombres la Plena Edad Media tenían acerca del fin del mundo, en última instancia, acerca del destino del hombre y propio. Es que -parafraseando a Aaron Gurevich (1993)-, estas representaciones pueden transmitir el estado de los sentimientos y pensamientos de hombres de la plena Edad Media, ante las “postrimerías”, por lo tanto, ante la muerte, el juicio, el infierno y el paraísoi.

los libros de las sibilas. con las escenas del castigo del rico pecador. 2 Según Grivot. pasando a Vézelay. y llega a su máxima expresión hacia 1135 en la abadía de Saint-Denis. donde la visión apocalíptica evoca la idea del juicio en los relieves laterales. Por eso es tan interesante analizar todo el conjunto. Ver Emma Liaño “El tema del Juicio Final en la fachada de la catedral de Tarragona” CUADERNOS DE ARTE E ICONOGRAFIA / Tomo II . el Apocalipsis de Pedro. evocadores en su conjunto de la idea deseada. en cambio los Beatos son más marginales. Se trataba de seleccionar tan sólo algunos pasajes del acto. y Mateo 25. Corbeil y Laon. versículos del antiguo testamento (muchas veces sin citar): del libro de Daniel. Las fuentes textuales para la configuración de las nociones y “visiones” del Juicio. André Grabar.Santa Madelaine de Vazelay Es en las imágenes monumentales románicas donde se encuentran las características más típicas de la idea de juicio final plenomedieval1. o la de las separación de las ovejas y los cabritos. No fue según él una innovación total. para Emile Mâle el tema aparece por primera vez en Francia plenamente formado en el tímpano de Beaulieu. o metáforas. no siempre coincide con aquéllas. de Ezequiel.3. el paocalipsis de Bauch. la iconografía que ellos utilizan. el testamento de Abraham. los salmos de salomon. También fue influido por los otros apocalipsis apócrifos que daban vueltas en el siglo I dC (muchos): libro de Enoch. del Éxodo. más que a una representación directa del momento en que los muertos 1 Según Liaño. el apocalipsis de Abraham. de los salmos. es decir. fueron principalmente -tanto para oriente como occidente-. el testamento de los doce patriarcas. como la de las vírgenes prudentes e insensatas. 11-15 del Apocalipsis de Juan2. la asunción de moisés. sino la reunión y ordenación de una serie de elementos iconográficos ya existentes. la aseenciónde isaias. el capitulo XX. el que toma prestados. por su parte. de Isaac. Un paso intermedio habría sido la portada de la abadía de Moissac. También bebe de otros libros judíos distintos al Antiguo Testamento. cree que la imagen medieval bizantina del Juicio Final quedó definitivamente fijada hacia el siglo XI. lo que llevó en el arte paleocristiano y bizantino temprano a la representación del juicio final a partir de las alegorías. 1989. libro de los jubileos. la vida de Adan y Eva. . es el apocalipsis de Juan mismo. entre otros lugares. aunque eso supusiera la expresión concomitante de distintos momentos que en su origen aparecían en tiempos diversos”. Chartres.

que saldrán de sus tumbas para ser juzgados. Separación de ovejas y cabritos. Para traducir a escultura este amplio mensaje. La propia estructuración de la fachada favoreció la distribución de las figuras y escenas de una forma axial. El cuarto se refiere al terrible momento del juicio. El segundo acto representa la llegada del Juez sobre las nubes del cielo. VI. El tercer acto comienza con la llamada de los ángeles a los muertos. Pero estas representaciones no solamente se construyeron en base a estos y otros textos canónicos vetero y neo testamentarios. Rávena. el artista disponía del marco arquitectónico de la portada. exegéticos o definitivamente apócrifos. Del primero. a la derecha y a la izquierda del Cristo respectivamente. San Apolinar Nuevo. entendido como una unidad semántica. los bienaventurados y los condenados. En la parte superior. el parteluz y las jambas. sino también con otros textos. El último acto es el cumplimiento de las sentencias. En un registro inferior. las arquivoltas. tan sólo el referido a la resurrección de los muertos se repite sistemáticamente. al que asiste el colegio apostólico con potestad de juzgar. agrupando los relieves en el tímpano. la . S. Mateo 25 Emma Liaño se refiere a las características del tema del Juicio Final una vez establecido: “La sociedad medieval interpreta el drama del Juicio Final dividido en cinco actos. que trata de los signos anunciadores del fin de los tiempos. el Juez. Debajo. de acuerdo con una jerarquía de valores premeditada.revivirán para ser buscados en el libro de la vida y conseguir la vida eterna o la condenación.

además de que las ilustraciones de libros tenían un público bastante más restringido y “culto” que el arte monumental (especialmente los monjes del monasterio al que pertenecía cada códice). Nº2. El apostolado suele ocupar las jambas. quienes son juzgados y dentro de este punto. Al respecto. dice ¿Gurevich?). y de la gloria. Tomemos como referencia un programa monumental de fines del período: el Juicio Final de Torcello7 (con una tendencia totalmente bizantina.y el lugar de la condena6. del Ap.ugr. me interesa. la Anástasis. a saber: el cielo desde el que viene Cristo. existe un mayor estímulo para ceñirse al texto que se está ilustrando3 y hay espacio en folios anteriores y posteriores para mostrar otros contenidos alusivos. el lugar en que los muertos que reviven dan cuenta de sus obras -el juicio en sí. Hhtp//www. También Jacques Le Goff.es/local/mcaceres/entretextos. y cuáles son las características de los condenados. También me preocuparé de lo que refiere a la configuración de la acción: cómo se juzga. junto con los profetas”. pero es esta la iconografía que finalmente ha triunfado en el románico occidental). el diablo y los demonios en sus fisonomía y acciones. Madrid. ver Yarza (1978): “Del ángel caído al ángel medieval”. sobre todo. 3 4 Ap 25 Ver Emma Liaño “El tema del juicio final en la fachada de la catedral de Tarragona”. pero también nos hace tan interesante las salidas a este texto que finalmente nos dan cuenta de las mentalidades que hay detrás de las ilustraciones que han incorporado el texto a su bagaje cultural. lo que no ocurre en la escultura o pintura monumental que plantea todo un programa en un mismo espacio4. En cuadernos de arte e iconografía… Esimportante su seguimiento tan absoluto en la Anástasis. ver cómo se va configurando la espacialidad de los lugares que participan del Juicio Final (concepción espacial del más allá. 25-11-15. existe otra diferencia que también influye en la iconografía: que estos libros ilustran un pasaje específico. Y nos transmiten -parafraseando a A. el infierno y el paraíso.htm 6 Para una historia de las representaciones del infierno y de los diablos. Por otra parte. 1981 7 Ver Ruiz Larrea: Torcello. También Yarza: “El ‘Descensus ad inferus’ en el Beato de Gerona y la escatología musulmana”. aproximación iconográfica al juicio final. El nacimiento del purgatorio. Por esta misma razón el análisis de las ilustraciones parte obligadamente desde el texto. en Entretextos Revista Electrónica Semestral de Estudios Semióticos de la Cultura. del evangelio apócrifo de Nicodemo. el sentido colectivo o individual del Juicio. nov 2003. en Cuadernos de 5 “El portal occidental de la iglesia de Saint Lazare en Autun y las paradojas de la conciencia individual”. en actas del Simposio… 1978. Arriba. etc. Gurevich (19875) los sentimientos y pensamientos de hombres de la plena Edad Media ante las “postrimerías”: la muerte. es decir.por lo tanto. quiénes juzgan. “Diablo en infierno en la ilustración de los Beatos”. como prefiguración del juicio y mostrando un Cristo triunfador sobre la muerte. . en este caso del Apocalipsis – y su comentario.multitud de los resucitados. el juicio.

preparado para recibir a Cristo en la segunda parusía. Cristo en la mandorla. flanqueado por la virgen y Juan Bautista y a los costados.Debajo. Los ángeles trompeteros dan cuenta de que la hora ha llegado. Bajo ellos. el Juicio. la representación del trono. los muertos que van reviviendo. devueltos por la tierra a la derecha y por el mar. a la izquierda. A los costados del trono. resguardado por los querubines o serafines y alabado por los santos padres. con el libro cerrado. . Al centro. los apóstoles.

obispos. orientales (turcos de cabellera larga). el limbo de los justos (eclesiásticos. el Apocalipsis de Bamberg. diferenciando entre ellos las diferentes jerarquías eclesiásticas y las clases sociales –lo mismo con los condenadosBajo ellos. la psicostasis. Bajo ellos. del siglo XI . mártires. emperatrices. monjes y santas mujeres). tiene en su regazo al anticristo. los inocentes. el leviatán. amparados por la virgen y uno en el seno de Abraham. En segundo lugar: La iglesia de la Magdalena de Vezelay Y en último. con san miguel y la balanza y unos demonios disputándole un alma. emperadores. dividiendo a los condenados según sus pecados. A los costados de esta escena. abajo. 6 estanques de fuego.Al centro. un ángel empuja a las almas perdidas adentro. Los condenados tienen ciertos rasgos distintivos: monjes. el infierno. el diablo sentado sobre la serpiente marina. A la izquierda.

Pasemos ahora a los nuestro. que fue ilustrado por un monje llamado Magio. Veamos cuántas diferencias: Este es el llamado Beato Morgan. . o por su lugar de origen: el monasterio de San Miguel de la Escalada. por lo tanto se le conoce también por el nombre de su autor. porque se encuentra resguardado en la Morgan Library de NY. Es del siglo X.

8 Este Cristo. no tienen nimbo. 10 La inscripción dice isti sunt judicati et damnati et copulati. En el folio siguiente. ni el signo de la cruz. texto que no figura ni en la storia ni en la explanatio. el juez que está frente a ellos. azules y verdes y sobre todo. sin el decoro de los anteriores y de tonos más oscuros: violáceos. como sí ocurre en representaciones posteriores. les presenta un dedo con un anillo. de paisano. A la vez. Los del registro superior. hay un grupo particular: son los únicos enjuiciados que no muestran las manos y sus túnicas son más oscuras. se desarrolla el juicio: los jueces sentados y los juzgados de pie. 11-15. sobre todo las monumentales románicas. Ver al respecto. Todos van muy dignamente vestidos con túnicas largas. ¿el poder de acusar? (Es probable que este grupo esté en más problemas que los demás). solo el último difiere en que los jueces están al centro9. sostenida por dos ángeles8. ni nube. tienen sus manos cruzadas en forma de oración o ruego. es un Cristo juez. con una actitud contrita. los del centro. por eso lleva solamente el libro abierto y no hay ángeles tocando trompetas. Bernard Mcginn: III El fin del mundo y el comienzo de la cristiandad. Los dos registros centrales son muy parecidos. aludiendo a la segunda parusía. donde hay una síntesis entre Mateo 24 y 25 y Ap I y 25. se unen con sus manos. el Cristo sentado en el trono de la gloria. . que es símbolo de poder. abajo. los ya enjuiciados y condenados. Lo sabemos por las inscripciones10. Y quiero hacer notar algo: a la izquierda de Cristo.Tiene dos folios: el de la izquierda presenta a Cristo juez con el libro abierto en sus manos. propiamente. pero también porque presentan otro tipo de vestimenta. Es una frase sacada del Comentario. llega en una mandorla circular. 9 La inscripción dice: hii sunt qui non indicantur et judices sunt cum his que judicant itrumque regnat. en Bull Malcolm compilador: Teoría del apocalipsis).

determinado por los “azulejos” de los bordes.11. 13 En el Beato Magio. El juicio en sí que se desarrolla bajo el Cristo. sino en la explanatio sobre la primera trompeta (Ap. clara alusión a la parusía. 11 12 Ap. sino en versículos anteriores (4-6)13. no pertenece al Ap de Juan. y dentro. entre llamas. allí encontramos la única construcción o lugar plenamente configurado de la ilustración. “Pero los santos.31). el stagnum ignis et sulphurem11: los “azulejos” de las orillas nos evocan inmediatamente una piscina o estanque. de acuerdo con una asentada tradición que también se observa en la ilustración del quinto sello. 3. Hay una abertura por donde caerían los condenados. pueden rastrear en texto mismo. sin delimitar. Sin embargo. sin nimbos que no corresponden al relato. quita sentido escatológico y milenarista a este reino de mil años (se refiere a ap 19) y lo pone en presente… Se puede decir que la configuración general de este relato es: 1. se encuentran los condenados. desnudos12. aparecen estos condenados.del folio 212. especie de lago. 7). también está ilustrado ese pasaje.se lamentan por su destino y abajo. En cambio. VII. sino al texto de Gegorio Magno que habla de los que se salvan sin juicio. por lo tanto. cuando se siente el Hijo del hombre en el trono de su gloria. los que determinaron vivir en este mundo en conformidad con estos Testamentos.15. La situación de los condenados… ¡un folio entero para ellos! El estanque de fuego ocupa medio folio y pertenece a la narración de Juan. manifestando su dirección del asunto.. aunque no exactamente en el 11-15 que aquí se ilustra. los que se salvan con juicio y los que se pierden con juicio14. al prometer a los suyos este poder.28)”. También se relaciona con la explanatio: “según está escrito: Los santos juzgan ya al mundo(1 Cor 11. 20-10 Se puede comparar este stagnum ignis con el simple abismo –abyssi. es él el que tiene el libro grande abierto y domina la escena completa. tal como aparece en el Ap. la división cuatripartita de los humanos en el juicio. os sentaréis también vosotros sobre doce tronos para juzgar a las doce tribus de Israel (Mt 19. en el folio 214: Cristo. Viene llegando. Y agrega en la explicación de 20. . por tanto. Cristo juez con sus atributos. Y el Señor. les dice así: Vosotros que me habéis seguido. donde se encadena a Satanás durante mil año. porque cuando estén con Cristo cesará la Escritura”. 2.. Beato en su comentario. pero no aquí. especialmente a Mateo. a eso aluden los serafines y querubines que lo sostienen. donde caen la bestia y los falsos profetas. pero no hay alusión al revivir de los muertos devueltos por el mar o al arrojar a la muerte misma al lago de fuego. Aludiendo. en la regeneración. no tendrán necesidad de ellos en el juicio. Y luego nuevamente mucho más delimitado en el folio 218. se encuentra la alusión a esta tesis de Gregorio. 14 En el Comentario de Beato. los que se pierden sin juicio . La iconografía de los jueces sedentes. los que gobiernan con él sentados y las almas de los … como pajaros abajo. aunque sean otros quienes juzguen.

Aunque el texto dice explícitamente que también arderá allí (Ap. solamente se diferencian en la presencia o ausencia de nimbo. 16 Hipótesis. Ni los elementos pueden resistir un juicio de tan gran majestad. Un recinto delimitado. solamente el fuego. Veo. 3. Considerando quizás. identificado por su pecado. Como oposición. ni representan tipos particulares de personas. todos están desnudos e iguales. 20-10). en las vestiduras más o menos “apropiadas”. Veo aquí.) de que cuando venga Cristo se esconderán la tierra y el cielo15. los rasgos de los que se salvan y los que se condenan son genéricos.Pero también están configurados ya elementos particulares. a partir del espacio de la condena: solamente un estanque de fuego y azufre. Dice Beato: “el juez que estaba sentado en el trono reconoce a nuestro Señor Jesucristo. pero esta actitud corresponde también con espíritu gregoriano. Se observa cómo. de los que reviven para el juicio: vestidos (igual que los salvos no juzgados). con la incorporación del pesaje de las almas. donde además. en los gestos… 2. muchas veces mezclando el juicio individual y el final. En tercer lugar´. quizás poniendo énfasis en el Juicio como final de la historia humana y no en el Juicio como momento de la salvación personal. no hay especificidad. de cuya presencia huyen la tierra y el cielo. en esta separación por grupos. domina también una a-espacialidad. sino que son considerados para él como la nada yel vacío”. Estos son: 1. Y no se encontró lugar para ellos (sin dejar rastro): pues ningún lugar hay en el espacio delante de Dios. Segundo. aunque a Beato se le haya acusado de ello. ni torturas específicas. lo que podemos interpretar como un alejamiento del día del juicio en el sentido milenarista. un espacio construido. aportada por el texto apocalíptico mismo. o los castigos individuales a cada uno. tanto visual como conceptual. no tesis… . 15 El cielo y la tierra huyeron de su presencia sin dejar rastro. No pretende resolver la situación de cada individuo –como se da después. Veo esto tanto por la falta de especificidad de rasgos distintivos de los enjuiciados y por lo grupal del juicio. vs los condenados. no solamente situaciones. un interés por el sentido colectivo del juicio. o la individualización de los elegidos y no elegidos por sus profesiones. primero un interés por desarrollar el juicio en un no lugar. Por otra parte. No hay mujeres ni niños. pero también sin otros adjetivos: sin diablos. desnudos. El aspecto de los juzgados. La definición de la iconografía del Cristo Juez como un Maiestas domini. digo. las palabras del propio Apocalipsis (…. La ausencia de diablos y otros en el infierno. en la falta de caracterización propia de cada uno. más moralizador que escatológico16. en la falta de características propias para cada espacio en que se desarrollan las diferentes escenas. hay una definición del lugar de la condenación.

La imagen de la derecha prmanece casi idéntica. Sin las inscripciones. está ilustrado por un monje llamado Petrus que sigue la tendencia iconográfica general de Magio: a la derecha los condenados. Otra cosa es que no hay ningún vestigio de psicostasis17. pero son enjuiciados uno a uno. permanecen. se entendiera aquí el castigo. No ocurre aquí nada previo.parecen muertos. no hay un grupo unido por sus manos –tal vez se perdió el senido del origen. luego las lamentaciones y finalmente la condena. También en la tradición cristiana . Hay una copia del Comentario al apocalipsis de Beato de Liébana que se encuentra en Londres en este momento. se va configurando como espacio. 6) y el Libro de Daniel (V. no como en el caso de la psicostasis en que los diablos siempre están haciendo trampas y San Miguel intercede por las almas. Es del siglo XII. 5: “Abierto que hubo el sello tercero. que estamos en un lugar donde ya no hay más nada que hacer. Pareciera que efectivamente. A favor de la primera lectura. También es un argumento a favor de un juicio. que es de la misma rama ilustrativa y familia que el que acabamos de ver. bien podríamos pensar que primero fue el juicio. juega es el hecho de que no se presenta el momento en que los muertos salen de sus tumbas. VI. salvo el “hecho del castigo”. la balanza se encuentra en el Libro de Job (XXXI. fácilmente interpretable el primero como el libro de la vida -tal como lo plantea el texto juanino. hay transformaciones que veo como sustantivas. También se han equiparado todas las figuras. 17 A pesar de existir una alusión a la balanza en Ap. en este caso que no pone en relieve el juicio particular –tan gráfico a través del peso de las almas-. 34). sin especificar cuáles son en realidad esos castigos. tenía una balanza en su mano”. Aparece también el el Ap apócrifo de Esdrás (III. Esta balanza sí se ilustra en todos los Beatos. salvo porque todos se lamentan. a pesar de que en una primera mirada. Arriba está el grupo de los resucitados para ser juzgados. ni posterior. la segunda muerte que se nombra en la biblia.y los otros como los libros donde están escritas las obras de los sometidos a juicio. como la muerte. Cristo viene llegando con los brazos abiertos de modo atípico –no es un Cristo en majestad. oi al tercer animal que decía: Ven y verás. sino el momento en que ya la historia está consumada y en ese sentido. lo que importa es el libro: el gran libro que trae Jesús y los libros pequeños que tienen los Jueces. Ver Carles Sánchez “iconografía de la psicostasis” . I dC. Los jueces están sentados en sillas con un respaldo que se convierte en sirio y hay dos registros de juzgados solamente: el juzgado al centro y los jueces a ambos costados –sin libros. todo ya está escrito en el libro. siendo que es parte del texto que se supone que se está representando. que es el Beato de Silos. Podría haber otra lectura. como muertas. Y sobre todo.El juzgado tiene doble cuerpo y cabeza como si tuviera que responder a uno y otro lado. nadie tiene un gesto diferente al otro. Incluso no aparece aquí ni siquiera Satanás que también ha sido condenado a arder en el mismo recinto. El cielo del que viene Cristo está representado con estrellas (vegetales)-. leerse diacrónicamente.es decir. el juicio no es colectivo. del s. Pero en el folio izquierdo las cosas. Hay diferenciación de atuendos entre condenados y salvos y las almas del infierno están igual. 27). (que es el relato del orden de los castigados y de los premiados). Y vi un caballo negro: y el que le montaba.

Eso es nuevo en los Beatos. paras de animal. ya que el pesaje de las almas se encuentra también en un manuscrito tan temprano como el Beato de Gerona. Lo mismo pasa con la figura del diablo. es decir. Nº9. presentes en muchos de los Beatos tempranos. durante todo el período. i GUREVICH. Con sus jerarquías y profesiones. es por una parte la garganta de leviatán donde padecen los condenados.. tanto los condenados como los bendecidos. por lo tanto. etc. en Escritos. por las posturas individuales de cada monasterio o abad o ilustrador. Aquí falta el advenimiento de Cristo. ya con las características típicas del pelo en llamas. . Arriba. Hay casos en que tempranamente se muestran los animales engullidores de los pecadores. ya tiene antecedentes en las representaciones tras los pirineos y en la iconografía bizantina. numerosas torturas infligidas por los demonios que usan instrumentos especiales para ellos. además del fuego que los consume a todos.Yo creo que hay aquí un doble mensaje: el del juicio colectivo. No pareciera seguirse el texto de San Gregorio. totalmente mozárabe. pero está el folio correspondiente tanto a los que se salvan como a los que se condenan tras el juicio.Lazare en Autun y las paradojas de la conciencia individual”. al románico pleno. poniendo énfasis en la resurrección. de la España aislada a la que adopta elementos de un arte internacional). lo que connotaría el uso que se daba al apocalipsis y a los Beatos en la época de pascua. Lo que domina la escena. se presentan individualizados. un cambio radical. radica en cambios de énfasis. o ambos. A. Finalmente. color oscuro y a veces cachos. pag Nº61-172. por parte de la Iglesia quizás. para este pasaje. pero como vimos. en el famoso infierno de Gerona. y el del juicio individual. en el siglo XIII: el Beato de San Andrés del Arroyo. El cambio. “El portal occidental de la iglesia de Saint. enero diciembre de 1993. no haber unanimidad. Revista del Centro de Ciencias del Lenguaje. acerca de la totalidad del mensaje a transmitir. Pareciera más bien. en vez del lago o estanque de fuego. señalado este carácter por la presencia de uno solo cada vez frente a los jueces y la presencia de los cirios que puede hablar del uso en la liturgia de los muertos o de los cirios pascuales. Estos cambios no se relacionan solamente con cambios de época (del arte “mozárabe”.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->