La madrugada

Ese momento de la madrugada cuando ya se ha bebido todo el vino del mundo y no queda en el alma más que el terco deseo

buscando acaso sólo renovar el calor del regreso . lo sabes y no obstante un día y otro vuelves a ellas respondiendo a la voz de una oscura llamada.de dormir abrazado a un cuerpo conocido. Nada hay en las calles que llene el corazón.

De lo cantado y sus márgenes Letra: Joaquín Sabina .a la casa y a la mujer que espera. Poema: La madrugada Año: 1986. Que mañana lo que nunca encontraste puede estar aguardando por ti en cualquier esquina. Pero no.