SABER VERSUS REFLEXIÓN El saber es enemigo de la reflexión.

Si yo le digo a alguien: Míralo -y me responde- ¿para qué lo voy a mirar de nuevo si yo se cómo es? No hay reflexión posible. Mientras más creemos que sabemos, menos reflexionamos. No estoy hablando en contra del saber, sino que estoy hablando del apego que la certidumbre implica, porque si yo sé y miro de nuevo es maravilloso porque soy capaz de ver algo que no veía antes. Por eso no hay nada más fascinante que repetir experimentos clásicos, porque cada vez muestran algo distinto.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful