You are on page 1of 1

La biodiversidad española cuenta con 56 nuevas incorporaciones.

Son todas ellas av es que se añaden a la nueva Lista de las aves de España, elaborada por la ONG Socied ad Española de Ornitología/BirdLife y publicada en 2012 (actualización de una anterior de 2005). Los modernos estudios genéticos, el aumento de las aves divagantes que se encuentra n solo en ocasiones concretas en zonas determinadas , el mayor número de observadore s en el campo y la aclimatación de especies foráneas son los factores de este increm ento, según informa SINC. Determinar cuándo una especie pasa a formar parte del catálogo y puede gestionarse c omo especie establecida no es sencillo, y requiere de un análisis pormenorizado qu e es realizado por el Comité de Rarezas de SEO/BirdLife. En ocasiones son nuevos estudios genéticos los que cambian el rango de antiguas fo rmas o variedades que pasan a ser consideradas nuevas especies. Es el caso del h errerillo canario o el rabilargo ibérico. Artículos relacionados: Varios proyectos del CSIC buscan proteger especies amenazadas como el lince ibéric o La mortalidad de aves en líneas eléctricas ha bajado un 80% anual en los últimos 20 años La población de golondrinas, lechuzas y mochuelos ha bajado notablemente desde 199 8 Disminuyen las poblaciones de codorniz y perdiz en España Dieciséis aves inmigrantes se instalan en España Marcaje de aves También estudios taxonómicos actualizados provocan cambios en los nombres. Un ejempl o sería el antiguo género de los carboneros y herrerillos (Parus) que ha sido separa do en cinco. Estudios científicos que implican el marcaje de aves con técnicas de seguimiento o e l análisis de isótopos también han aportado nuevas especies a la lista, como el halcón s acre húngaro, que fue marcado con un emisor vía satélite seguido por España y llegó a África . Otras de las nuevas especies corresponden a aves que llegan ocasionalmente a nue stro país empujadas por fenómenos meteorológicos extremos como huracanes, olas de frío p olar o de calor africano. Por último, también contribuyen a engrosar esta lista especies introducidas o propia s de otras latitudes -15 en total- que, bien por la bonanza del clima o porque l legan de países más norteños, se han instalado aquí, caso del ganso del Nilo.