El FMI fue creado en julio de 1944 en una conferencia de las Naciones Unidas celebrada en Bretton Woods, New

Hampshire, Estados Unidos, en la que los representantes de 45 gobiernos convinieron en un marco para la cooperación económica con el propósito de evitar la repetición de las desastrosas medidas de política económica que contribuyeron a la gran depresión de los años treinta.

El FMI inició sus actividades en diciembre de 1945 con la firma del Convenio Constitutivo por los primeros 45 países. Los fines estatuidos del FMI son hoy los mismos que se formularon en 1944. Los fines del FMI también han cobrado importancia debido al simple hecho de que ha crecido el número de países miembros.

¿Quién decide en el FMI? El FMI rinde cuentas a sus países miembros. La labor cotidiana de gestión en el FMI corresponde al Directorio Ejecutivo, en representación de los 183 países miembros del FMI, y al personal contratado internacionalmente que está a las órdenes del Director Gerente y tres Subdirectores Gerentes; el equipo de alta gerencia procede de regiones diferentes del mundo. Las facultades del Directorio Ejecutivo para la gestión del FMI han sido delegadas por la Junta de Gobernadores, en quien descansa la supervisión final.

DIRECTOR GERENTE
Rodrigo de Rato y Figaredo asumió sus funciones de Director Gerente del Fondo Monetario Internacional el 7 de junio de 2004, tras ser elegido por el Directorio Ejecutivo como Director Gerente y Presidente del Directorio Ejecutivo. El Sr. de Rato es el noveno Director Gerente del FMI y sucede directamente a Horst Köhler, quien renunció a su cargo el 4 de marzo de 2004. Antes de incorporarse al FMI, el Sr. de Rato fue Vicepresidente de Asuntos Económicos y Ministro de Economía del Gobierno de España, en mayo de 1996.

•La Junta de Gobernadores, la autoridad máxima del FMI, está integrada por un gobernador y un gobernador suplente por cada uno de los 184 países miembros de la institución. Los 24 gobernadores que conforman el Comité Monetario y Financiero Internacional (CMFI) se reúnen dos veces al año. •El Directorio Ejecutivo del FMI, integrado por 24 miembros, realiza las operaciones cotidianas del organismo en su sede de Washington. Cuenta con la orientación del CMFI y el respaldo de los profesionales de la institución. El personal se organiza primordialmente en departamentos regionales, funcionales, de información y enlace, y de funciones de apoyo. A la cabeza de estos departamentos están los directores, que dependen del Director Gerente.

Un comité conjunto de las Juntas de Gobernadores del FMI y el Banco Mundial, que recibe el nombre de Comité para el Desarrollo asesora e informa a los gobernadores sobre temas de política de desarrollo y otras cuestiones de interés para los países en desarrollo. El Directorio Ejecutivo está formado por 24 directores ejecutivos y presidido por el Director Gerente del FMI. Se reúne habitualmente tres veces por semana en sesiones que se prolongan mañana y tarde.

La mayor parte del personal del FMI trabaja en Washington, aunque unos 80 representantes residentes están asignados en países miembros para contribuir al asesoramiento en temas de política económica. El FMI tiene oficinas en París y Tokio encargadas del enlace con otras instituciones internacionales y regionales y con organizaciones de la sociedad civil; también cuenta con oficinas en Nueva York y Ginebra, principalmente con fines de enlace con otras instituciones del sistema de las Naciones Unidas.

El FMI asiste a los países miembros de la siguiente manera: examina y supervisa la evolución económica y financiera nacional y mundial y asesora a los países miembros sobre las medidas económicas que implementan, les presta divisas duras en respaldo a la política de ajuste y reforma que sirva para corregir problemas de balanza de pagos y que fomente el crecimiento sostenible, ofrece una amplia gama de asistencia técnica, y capacitación a funcionarios públicos y de los bancos centrales, en los campos de su especialidad.

Con estos fines, el FMI: Efectúa el seguimiento de la evolución y medidas de política económica y financiera, entre los países miembros, ofrece asesoramiento de política a los países miembros fundado.
Por ejemplo: El FMI felicitó a las autoridades mexicanas por la prudente gestión de la economía en el 2000. Respaldó la orientación hacia la implementación gradual de objetivos para la tasa de inflación y expresó preocupación por las condiciones de subcapitalización en el sistema bancario.

Hay tres modalidades de seguimiento que utiliza el FMI: • La supervisión de la política económica nacional, en forma de consultas regulares y completas con los países miembros para examinar las medidas económicas. Primero, un equipo de economistas del FMI visita el país para obtener datos económicos y financieros y examinar con funcionarios del gobierno y del banco central las medidas de política económica en el contexto de la evolución reciente. El equipo presenta un informe sobre sus conclusiones al Directorio Ejecutivo, que examina el análisis realizado por el personal. Las opiniones del Directorio, se comunican al gobierno del país.

• La supervisión mundial, es el examen que realiza el Directorio Ejecutivo del FMI sobre tendencia y evolución de la economía mundial. • La supervisión regional, en virtud de la cual el FMI examina las medidas de política que se siguen en relación con los acuerdos regionales.

Concede préstamos a los países miembros que enfrentan problemas de balanza de pagos, no sólo con fines de financiamiento temporal sino también en respaldo de las medidas de ajuste y de reforma que contribuyan a corregir los problemas fundamentales. Por ejemplo: Durante la crisis financiera de 1997–98 en Asia, el FMI actuó rápidamente para que Corea pudiera aumentar sus reservas. Comprometió US $21.000 millones para ayudar a Corea a reformar la economía, reestructurar los sectores financiero y empresarial y salir de la recesión. En el plazo de cuatro años, la situación de Corea se había recuperado lo suficiente para poder devolver los préstamos y, al mismo tiempo, reconstituirsus reservas.

Financiamiento de respaldo a los países que atraviesan dificultades El FMI presta divisas a los países que atraviesan dificultades de balanza de pagos. Todos los países miembros pueden recurrir al FMI para solicitar financiamiento si existe la necesidad por motivos de balanza de pagos. Ese tipo de medidas podrían ser restricciones sobre el comercio exterior y los pagos, fuerte compresión de la demanda en la economía interna o fuerte depreciación de la moneda nacional.

El servicio concesionario actualmente en vigor, llamado servicio para el crecimiento y la lucha contra la pobreza (SCLP), remplazó al servicio reforzado de ajuste estructural (SRAE) en noviembre de 1999 con el propósito de fijar la lucha contra la pobreza y el crecimiento económico como objetivos centrales de los programas de política en los países interesados. En la actualidad, los prestatarios del FMI son todos países en desarrollo, países en transición desde economías centralizadas a sistemas basados en el mercado

El crédito es de carácter condicional y depende de que el país prestatario adopte las medidas contempladas para corregir el problema de balanza de pagos La condicionalidad contribuye a asegurar que una vez obtenido el préstamo, es capaz de enderezar la economía y rembolsar el préstamo El país y el FMI tienen que ponerse de acuerdo sobre las medidas de política económica que hacen falta • El FMI desembolsa los recursos en forma escalonada, vinculándolo al cumplimiento por el país prestatario de los compromisos de política programados.

•Los plazos de reembolso son de 3 1/4 a 5 años para los préstamos a corto plazo o de 4 1/2 a 10 años para el financiamiento a mediano plazo. •El país prestatario está obligado a rembolsar al FMI puntualmente, de manera que los recursos estén disponibles para ser prestados a otros países que necesiten financiamiento de la balanza de pagos. El FMI ha establecido mecanismos para disuadir la acumulación de atrasos, o de reembolsos e intereses vencidos. Sin embargo, el aspecto más importante es el peso de la comunidad internacional para que el FMI goce de la condición de acreedor preferente.

Características principales del crédito del FMI El FMI no es un organismo de ayuda ni un banco de desarrollo •Las divisas que entrega, en cantidades se depositan en el banco central del país para complementar las reservas internacionales de éste • Los fondos que facilita el FMI no se asignan al financiamiento de actividades o proyectos específicos.

Facilita a los gobiernos y bancos centrales de los países miembros asistencia técnica y capacitación en el área de especialidad de la institución. Por ejemplo: Tras el desplome de la Unión Soviética, el FMI entró en escena para ayudar a los países bálticos, Rusia y otros países ex soviéticos a establecer sistemas de tesorería en los bancos centrales como parte de la transición de un sistema de planificación central auna economía de mercado.

El FMI presta asistencia técnica y capacitación en cuatro especialidades: • Refuerzo de los sectores monetario y financiero mediante asesoramiento sobre regulación del sistema bancario y operaciones en moneda extranjera, • Apoyo a la política y gestión fiscales mediante asesoramiento sobre política y administración tributaria, formulación de presupuestos, gestión del gasto, y gestión de la deuda interna y externa, • Recopilación, gestión y divulgación de datos estadísticos y mejora de la calidad de los datos, • Elaboración y revisión de la legislación económica y financiera.

Con el crecimiento de países miembros y los cambios habidos en la economía mundial, el FMI ha tenido que adaptarse para continuar cumpliendo eficazmente sus fines. Los países que ingresaron en el FMI entre 1945 y 1971 convinieron en determinar el tipo de cambio de sus monedas (que, representaba el valor de la moneda frente al dólar de EE.UU. y, en el caso de Estados Unidos, en relación con el oro). Este régimen cambiario, que recibió el nombre de “sistema de Bretton Woods” estuvo en vigor hasta 1971, año en que el gobierno de Estados Unidos suspendió la convertibilidad en oro del dólar estadounidense. Desde entonces, los países miembros del FMI pueden elegir el régimen cambiario que deseen.

Los cinco países miembros accionistas más grandes del FMI —Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia y Reino Unido— más China, Rusia y Arabia Saudita tienen escaño propio en el Directorio. Los 16 directores ejecutivos son elegidos por grupos de países. En el FMI se utiliza un sistema de votación ponderado: cuanto mayor es la cuota de un país en el FMI —determinada en términos generales por la magnitud de la economía— más votos tiene ese país. La mayor parte de las decisiones se basan en el consenso alcanzado por los países miembros y reciben respaldo unánime.

Los recursos del FMI proceden de la suscripción de cuotas que pagan los países miembros cuando ingresan en el FMI, o tras una revisión periódica. Las cuotas determinan no sólo el pago de la suscripción que aporta el país miembro, sino también el número de votos, la magnitud del financiamiento que puede recibir del FMI y la participación que le corresponde en las asignaciones de DEG. Cuanto mayor sea la economía en función del producto y mayor y más variado su comercio exterior, la cuota tiende también a ser mayor. A Estados Unidos de América, le corresponde el mayor aporte al FMI, el 17,6% del total de las cuotas. Seychelles, la economía más pequeña del mundo, contribuye el 0,004%.

El DEG, o derecho especial de giro, es un activo internacional de reserva creado por el FMI en 1969 debido al temor de que el crecimiento previsto de las reservas internacionales fuera insuficiente. Los principales activos de reserva eran el oro y el dólar de EE.UU. El DEG se creó como activo complementario de reserva que el FMI “asignaría” periódicamente a los países miembros en caso de necesidad, y que podría cancelarse en la medida que hiciera falta. El DEG —que no tiene existencia física— ha sido asignado a los países miembros en cantidades proporcionales a las cuotas.

Los países miembros del FMI pueden utilizar el DEG en transacciones entre sí. El DEG es también la unidad de cuenta del FMI. Hay varios organismos internacionales y regionales, que utilizan el DEG como unidad de cuenta o como base para determinar una unidad de cuenta. El valor del DEG se fija diariamente en función de una cesta de cuatro monedas principales: euro, yen japonés, libra esterlina y dólar de EE.UU.

Un país miembro se compromete a: Colaborar con el FMI en la labor de asegurar regímenes cambiarios ordenados Fomentar un sistema estable de tipos de cambio. Orientar las medidas de política hacia el crecimiento económico ordenado con estabilidad razonable de los precios Promover condiciones económicas y financieras Evitar la manipulación del tipo de cambio Facilitar al FMI la información que haga falta para que pueda realizar su labor de seguimiento.

¡GRACIAS!

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful