Apocalipsis

. El libro del Apocalipsis o Apocalipsis de Juan ( 'revelación a Juan' )? es el último libro del Nuevo Testamento. También es conocido como Apocalipsis de Jesucristo por el título que al principio se da a sí mismo y en algunos círculos protestantes simplemente como Revelación. Por su género literario, es considerado por la mayoría de los eruditos el único libro del Nuevo Testamento de carácter exclusivamente profético.1 El Apocalipsis quizás sea el escrito más rico en símbolos de toda la Biblia. La cantidad de símbolos, eventos y procesos complica la tarea de interpretar la totalidad de la revelación y como tal, ha sido objeto de numerosas investigaciones, interpretaciones y debate a lo largo de la historia.

Tabla de contenidos

• • • •

1 Historia del libro o 1.1 Autoría o 1.2 Contexto histórico de su escritura o 1.3 Canonicidad  1.3.1 Partidarios de la canonicidad del Apocalipsis  1.3.2 Adversarios de la canonicidad del Apocalipsis 2 Análisis del libro o 2.1 Escuelas de interpretación o 2.2 Estructura  2.2.1 Estructura septenaria del Apocalipsis o 2.3 Simbología del Apocalipsis  2.3.1 La liturgia  2.3.2 Los septenarios  2.3.3 Personajes y figuras en la simbología del Apocalipsis  2.3.3.1 Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis  2.3.3.2 Los 144.000  2.3.3.3 La Bestia y su número  2.3.3.3.1 La primera Bestia y los Dos Testigos  2.3.3.4 Babilonia y la prostituta  2.3.3.5 La Mujer vestida de sol y el Niño  2.3.3.6 La Nueva Jerusalén 3 Notas 4 Véase también 5 Referencias 6 Enlaces externos

Historia del libro [editar]
Autoría [editar]
Artículo principal: Autoría de las obras juaninas

El autor se identifica a sí mismo dentro del libro como Juan, discípulo de Jesucristo y en condición de desterrado en la isla de Patmos (en el mar Egeo) por ser testigo de Jesús.

La coincidencia de este nombre con el de Juan el Evangelista y el autor de otros escritos del Nuevo Testamento (NT) es en gran parte la razón por la cual se atribuye el libro de manera tradicional al apóstol San Juan (a quien se le atribuyen también el cuarto Evangelio y tres cartas: 1 Juan, 2 Juan y 3 Juan). Sin embargo en el Apocalipsis, el autor sólo menciona su nombre, sin identificarse nunca con el mismo apóstol Juan de los Evangelios, o que se trate siquiera del mismo autor de los otros escritos atribuidos al apóstol. De cualquier manera, las investigaciones modernas suelen agrupar los escritos atribuidos a Juan y algunas llegan a afirmar que pertenecen a una comunidad denominada "juanina". Esta postura no indicaría necesariamente la autoría directa del apóstol Juan, pero sí que una comunidad ya sea fundada por él, o fuertemente influenciada por él, sería la que generaría estos documentos (Hahn, 2001). Así, aunque Juan no hubiera escrito de puño y letra el Apocalipsis, sería como si lo hubiera hecho a través de esta comunidad. Además, asignar como autor de las obras a un personaje de renombre es común en la tradición de la literatura apocalíptica, no para darle un crédito extra pero falso a la obra, sino porque de hecho el autor verdadero se identifica plenamente con el personaje que se marca como autor de la obra

Contexto histórico de su escritura
Históricamente, se sabe que el Apocalipsis fue escrito a finales del siglo I o principios del siglo II (aunque otros historiadores lo ubican en distintas fechas de toda la segunda mitad del siglo I [1], [2]), cuando las persecuciones romanas contra los cristianos se hicieron más cruentas, en tiempos del emperador Domiciano (que fue César del imperio romano a fines del siglo I). Este, como algunos otros emperadores, exigían (ya sea por simple vanidad o como estrategia de coerción a sus súbditos) que sus estatuas fueran adoradas a lo largo de todo el imperio, cosa que los cristianos se negaban a hacer por motivos religiosos: los Césares se autoproclamaban 'Señor de Señores', además de 'hijos de Dios', títulos que los cristianos reservan exclusivamente para Jesucristo.2

Por ello, el Apocalipsis conllevaría también un trasfondo histórico que haría referencias múltiples a estas persecuciones y a los consejos que el autor daría a sus lectores, cristianos, de mantenerse en la fe para soportar las angustias, poniendo la esperanza final de la nueva Jerusalén como premio seguro para los que fueran .La siguiente es una lista (incompleta) de algunas fechas importantes a tener en cuenta en el contexto histórico de la escritura del Apocalipsis .
• • • •

Década de los años 30: muerte (y resurrección para los cristianos) de Jesús. Años 60: probables fechas de las muertes de los apóstoles Simón Pedro y Pablo de Tarso. Persecución de los cristianos bajo el emperador Nerón. 70 – 73: destrucción por parte de los romanos del templo de Jerusalén, expulsión de los judíos del territorio de Palestina. Luego del año 73: los conflictos crecen entre cristianos y judíos. Para los años 90, en que probablemente fue escrito el Apocalipsis, la separación es casi completa. 81 – 96: Domiciano es emperador de Roma. Impone con fuerza el culto divinizante al emperador. Las persecuciones de cristianos se acrecientan.

Estructura

Las Visiones de Juan el Evangelista, de Très Riches Heures du Duc de Berry En primer lugar, se puede ver al Apocalipsis como compuesto por cuatro partes: 1. Introducción y Cartas a las Iglesias (Ap 1-3). El contenido de la salutación está dirigido a una jurisdicción eclesiástica y representa una comunicación oficial de un dirigente a su cargo. Siguiendo el ejemplo de otros libros de la época, su distribución es local y luego de su inclusión en el canon, es distribuido a toda la Iglesia. Como si fuera una epístola (pero sin serlo), se podría reconocer aquí a los destinatarios del libro. 2. El Cordero y los Siete Sellos y Trompetas (Ap 4-11). Se ven aquí muchos símbolos que hacen alusión a la liturgia cristiana primitiva, y para Prévost (Prévost, 2001: 28) es también una forma de definirse frente al judaísmo. 3. El Dragón y el combate (Ap 12-20). La historia se vuelca ahora a un combate cósmico para explicar el sentido de la historia, y para Prévost (Prévost, 2001: 28) a la vez simboliza el enfrentamiento de los primeros cristianos con el imperio romano. 4. La Nueva Jerusalén (Ap 21-22). De forma conclusiva, como una despedida al final del libro, se menciona la esperanza que guía a todo el libro. El libro del Apocalipsis presenta también secciones bien diferenciadas, en las que los símbolos cambian entre una y otra, aunque conservando un mensaje principal idéntico de esperanza:

Introducción y Presentación (Ap 1). Presenta la visión de todo el libro e introduce la siguiente sección (el mensaje a las Iglesias) como venido de parte de un ...hombre de larga túnica, cuyos cabellos eran blancos. En su mano tenía siete estrellas y de su boca salía una espada de doble filo..., en referencia a Cristo resucitado. El mensaje a las Iglesias (Ap 2-3). Es una serie de evaluaciones, buenas y malas, a siete comunidades, que terminan con un reto y la inspiración para vencer. Las comunidades tienen una relación específica en la época del autor.8 Las Teofanías de Dios (Ap 4). Se presenta un conjunto de símbolos que representan la majestad de Dios, haciendo alusión a las teofanías más importantes del Antiguo Testamento: la zarza ardiente, el monte Sinaí, la vocación de Isaías y la visión de Ezequiel en el río Quebar. El Cordero (Ap 5). Se presenta, en contraste pero en unidad con la sección anterior, la humildad y poder del Cordero (Cristo), como el único que es capaz de entender al principio el designio de Dios y por lo tanto de abrir el libro de los siete sellos (sección siguiente). Los Siete Sellos (Ap 6-8). En esta sección abundan los símbolos numéricos y cromáticos. La sección comienza con la famosa descripción de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis, que llevan numerosas plagas a la humanidad. Durante la apertura de cada sello, se desarrollan también las visiones de cataclismos naturales, que concluyen con el Juicio Final. Las Siete Trompetas (Ap 8-11). Con la apertura del séptimo sello, comienza el desarrollo de un nuevo simbolismo numérico de catástrofes anunciadas por 7 trompetas, y el surgimiento de una primera Bestia que guerrea con dos Testigos. El Dragón y las Bestias (Ap 12-13). Después, en un cambio en el hilo de la historia, se narra el surgimiento del Dragón que combate con una Mujer que da a luz a un Niño. Después, el Dragón convoca a dos Bestias que lo sirven. Los Vencedores (Ap 14-15). Entran en escena los que serán vencedores del Dragón y las Bestias. Aunque en esta parte no se indica aún que los venzan, sí se indica que están de parte del Cordero, y que de hecho éste los dirige, dispuestos a vencer. Las Siete Copas (Ap 16). De nuevo en un simbolismo numérico, se habla de catástrofes, y de la batalla final que comienza con la reunión de los ejercitos en un lugar llamado Armagedón. La Prostituta y la caída de Babilonia (Ap 17-19). Entra en escena la Prostituta que viene de Babilonia, y que estando del lado de las Bestias y del Dragón es vencida. Entra entonces en escena Cristo montado en un caballo blanco y las Bestias son capturadas y echadas al lago de fuego. La Derrota (Ap 20). Se menciona que el Dragón queda encerrado por mil años luego de la victoria de la sección anterior y que al final volverá a salir reuniendo a las naciones para ser vencido de nuevo, esta vez de manera definitiva.9 La nueva Jerusalén (Ap 21-22). La visión concluye con esperanza: la tierra y el cielo son hechos de nuevo, Jerusalén, como símbolo de la ciudad de Dios, es toda la Tierra donde ahora Dios habita directamente en medio de todos los hombres. El libro, y por lo tanto la Biblia cristiana concluyen con una bendición y una petición que apremian a Jesús a volver pronto

Los septenarios

El Cordero con el libro de los siete sellos, folio 13v del Apocalipsis Bamberg El libro del Apocalipsis contiene series del número 7 a lo largo de todo su corpus. Las más notorias se encuentran por la relación que guardan entre sí los tres septenarios de sellos, trompetas y copas. El septenario de los sellos (Ap 4-8:2) se da conforme el Cordero va abriendo uno a uno los sellos de un libro que nadie podía abrir excepto él.12 Antes de romper los sellos la visión se encuentra en el cielo, con las teofanías de Dios y el Cordero y la alegría que causa que éste sea capaz de abrir el libro. Los primeros cuatro sellos originan a los jinetes del Apocalipsis. Los sellos 5 y 6 originan cataclismos. Después del sexto sello se da una visión de esperanza (los 144.000) y con el séptimo sello comienza el siguiente septenario: las trompetas, y con ellas en realidad todo el resto del libro que concluye con la visión final de la Nueva Jerusalén. El septenario de las trompetas (Ap 8-11) comienza con una visión celeste de esperanza (básicamente los mismos 144.000 que vienen antes del séptimo sello que coincide con la primer trompeta), después se tocan las trompetas, acompañadas de cataclismos. Luego de la sexta trompeta, viene una visión de esperanza (el ángel y el librito, los dos testigos). Al tocarse la séptima trompeta, hay un cántico de victoria. El septenario de las copas (Ap 15-22) aparece un poco después. De nuevo, comienza con una visión celeste de esperanza (los Vencedores). Después las copas se derraman, acompañadas de cataclismos. Luego de la sexta copa, aunque sumergido en un ambiente de derrota, viene una promesa de esperanza. La conclusión de este septenario, luego de derramar la séptima copa comienza con la presentación de la Prostituta de Babilonia, pero nótese que inmediatamente comienza su declive, e in crescendo desemboca hasta la visión gloriosa del final del libro. Así pues, los tres septenarios más importantes del Apocalipsis tienen aproximadamente la misma estructura: una visión celeste que es preludio de la esperanza, una serie de cataclismos terrestres, luego del sexto símbolo hay un interludio de esperanza y al finalizar el séptimo símbolo hay un triunfo total de salvación. (Prévost 2001: 102)

Otros septenarios del libro, algunos un tanto velados, se encuentran en las iglesias a las que se dirige el autor (7, Ap 1:4), que son las mismas a las que se dirigen las cartas a las Iglesias de los capítulos 2 y 3; en las bienaventuranzas mencionadas (7, Ap 1:3;14:13;16:15;19:9;20:6;22:7;22:14); en las aclamaciones litúrgicas a Cristo (7, Ap 1:4-7;5:9-10;5:12;5:13;7:10;11:15;19:6-7); en los espíritus que están ante el trono de Jesucristo (7, Ap 1:4), etc. En este contexto, también se puede analizar la estructura del Apocalipsis de acuerdo a septenarios.

Personajes y figuras en la simbología del Apocalipsis
Conjuntando el significado de la diversa simbología del Apocalipsis, se pueden encontrar dentro del mismo una variedad de personajes y figuras frecuentemente analizadas y estudiadas. Además del librito (ver nota), del Arca de la Alianza (ver nota) y de los componentes de los septenarios (los 7 sellos, las 7 trompetas y las 7 copas), en orden de aparición algunas de las figuras del Apocalipsis son:

Los cuatro jinetes del Apocalipsis, de Alberto Durero

(Ap 6:1-8) La imagen de caballos viene desde el libro de Zacarias, en donde se establece que son enviados por Dios. Montando cada uno un caballo con un color característico, estos jinetes llevan plagas a toda la humanidad (recordando que el número 4 representa a toda la Creación, por lo que las plagas se extenderían entonces por toda la Tierra). Recordando el significado de los colores, la interpretación más común de lo que cada jinete representa sería la siguiente:
• • • •

Caballo rojo, representa la sangre y la guerra. Caballo negro, representa el hambre. Caballo verde o amarillento, representa la muerte, o para otros la enfermedad. Caballo blanco, representa para algunos la muerte, por el hecho de que vence siempre, pero para otros, por el color, por el hecho de que porta una corona13 y

por el hecho de que los cristianos no creen que la muerte sea invencible, representaría más bien a Cristo (o a un jinete en su representación), haciendo referencia también a Ap 19:11-21, donde vuelve a aparecer el caballo blanco, con Cristo montándolo. (Ap 7:4-8) Hay que notar primero que 144.000 = 12 x 12 x 1000, es decir, recordando el significado de los números, una gran cantidad (1000), multiplicada por la totalidad (al cuadrado, es decir, todavía más grande) del pueblo de Dios. Esta cifra puede interpretarse literalmente a partir del libro del Apocalipsis como el número de las personas que quedarían salvadas al final, pero leyendo más adelante, se puede leer lo siguiente: ...vi luego también una multitud que nadie podía contar, de toda nación, raza y lengua... (Ap 7:9-17), lo que se puede interpretar también como el hecho de que el número 144.000 no sería exacto ni literal, sino solamente representativo. El total de 144.000 se da por la suma de doce mil miembros de cada tribu del pueblo de Israel. Según Prévost (2001: 105-106) existe una curiosidad en este listado de las tribus, que no aparece en cualquier otro listado de las tribus de Israel en toda la Biblia. En primer lugar aparece la tribu de Judá, como sería lógico para quien tiene claro de donde viene el Mesías según las profecías del AT. Después viene la tribu de Rubén, que siendo hermano mayor de Judá no prevaleció. Por otra parte no aparece la tribu de Dan14 que en otros listados sí aparece, y sí aparece la de Manasés, que en otros listados no aparece. Y después, la parte más extraña, si se recuerda que las tribus de Israel están asociadas a los 12 hijos de Jacob, y que este tuvo sus doce hijos a partir de varias esposas: dos esclavas y dos no esclavas. Por lo general, uno esperaría, como de hecho sucede en los otros listados, que primero se enlisten los hijos de las esposas no esclavas, y por último los de las esclavas. En el listado del Apocalipsis, después de mencionar a Judá y Rubén, se enlistan primero las tribus de los hijos de las esclavas y al último el resto.15

La Bestia y su número
(Ap 13) Este es uno de los símbolos más famosos heredados del libro del Apocalipsis. El número seiscientos sesenta y seis se suele identificar con el Diablo (aunque aquí el Dragón del Apocalipsis es más representativo del mismo) o con el Anticristo. En el Apocalipsis sin embargo, únicamente se menciona esta cifra una vez (Ap 13:18), para decir que es el número de una de las Bestias que sirven al Dragón (y después se le asocia con la marca de la Bestia que llevarían todos aquellos que concuerden con el Dragón y las Bestias). Hay que recordar primero que el significado del número 6 es de imperfección (por faltarle una unidad para la perfección del número 7), y el número 666 representaría entonces una imperfección llevada hasta el extremo. Hay autores que, buscando identificar el número 666 con un personaje histórico de la época en que fue escrito el libro, intentan encontrar un juego numérico (conocido como gematría) con las letras del alfabeto griego (idioma en que fue escrito el libro) que pudiera dar la equivalencia para reconocer con este número a la principal Bestia del Apocalipsis. Estos juegos eran comunes a la época de la escritura del Apocalipsis, y se

han encontrado vestigios de ellos también en otros escritos. Se asigna a cada letra (alfa, beta, gamma,..., psi, omega) un número: las primeras del 1 al 10 (excepto el 6), luego de diez en diez hasta el 80, luego el 100 y de cien en cien hasta el 800. Una palabra o frase conocida tenía entonces un número asociado al sumar las cifras equivalentes a cada letra; el inverso de este juego consiste en dar un número (como es el caso del 666 del Apocalipsis) y tratar de identificar qué palabra o frase cumple también con estas características. Siguiendo este juego numérico, se puede llegar a concluir que el número representaría a Domiciano, que persiguió a los cristianos en la época de la escritura del Apocalipsis, o en general a los Césares romanos que se autoproclamaban dioses y que exigían a sus súbditos que así fueran adoradas sus estatuas.Algunas investigaciones también concluyen que el número 666 dado en este pasaje del Apocalipsis es erróneo, ya que existen algunas versiones del libro que datan del siglo II o III y que tienen como número de la Bestia al seiscientos dieciséis (y con el cual a través de los mismos juegos numéricos se podría relacionar a varios Césares romanos, por ejemplo Calígula, emperador romano caracterizado por su crueldad). Igualmente que con otros símbolos del Apocalipsis, hay muchas otras interpretaciones que identifican a la Bestia con personajes de distinta índole a lo largo de la historia (y que a través de otros juegos ingeniosos reconocen al 666 apocalíptico con ellos). Hay incluso interpretaciones que identifican al 666 con fechas.
La primera Bestia y los Dos Testigos

Otros manejan la posibilidad de identificar a la Bestia a la que históricamente se referiría el autor del Apocalipsis, con el emperador Nerón, que para la época de la redacción del libro, aún dejaría un recuerdo de las torturas y persecuciones de su época. Tomando la frase 'Nerón César', en hebreo o en griego, considerando únicamente las consonantes y tomando números de acuerdo a una numeración del alfabeto hebreo, similar a la anterior, la suma daría de nuevo el famoso número 666. [6] Es más, si se toma la frase 'Nerón César', pero no en griego sino en latín, el número resultante es el 616. [7] Dentro del libro del Apocalipsis se menciona que una primera Bestia mata a dos Testigos de Dios en una ciudad (los cuales por cierto luego de muertos de todas maneras siguen hablando) (Ap 11). La descripción de dos testigos va de acuerdo con la ley judía que establece que sólo se acepta el testimonio de dos testigos. Algunos han querido reconocer en estos dos Testigos a los apóstoles Pedro y Pablo, muertos durante la época de Nerón. Sin embargo, en el Apocalipsis no se reconoce que esta primera Bestia sea la misma que la del número 666. Para (Hahn, 2001), los dos testigos representan al profeta Elías y a Moisés, personajes en quienes a su vez se personificaría toda la Ley y los Profetas del AT.

(Ap 17) Para Prévost (2001: 32,124), en este símbolo podría verse la alusión política que en la época de la escritura del libro, el autor haría de sus enemigos:

Antes de nada, debe recordarse que para los judíos la ciudad de Babilonia representa el exilio, luego de que los babilonios exiliaron a la élite de la sociedad judía de Jerusalén en al año 587 adC. Igualmente, significa para ellos la perversión de las costumbres judías, que se fueron mezclando con elementos de idolatría en esa ciudad, pecado fuertemente condenado por ellos. Así pues, Babilonia representa tanto el poder dominador extranjero, como la idolatría. Por eso en el Apocalipsis (igual que en otros libros del NT), Babilonia se suele identificar (siguiendo la línea de estas mismas investigaciones) con la Roma imperial que perseguía a los cristianos y que les exigía idolatrar al César como un dios. De hecho en el Apocalipsis, en la descripción de Babilonia con sus siete montes, podría reconocerse a la ciudad de Roma. La prostituta del Apocalipsis tendría entonces el mismo significado de perversión, idolatría y desenfreno característicos de la alta sociedad romana de ese entonces. Por otra parte, otros identifican a Babilonia con la Jerusalén de los judíos (que igualmente tiene siete montes), y que contrasta fuertemente con la Nueva Jerusalén del final del libro. (Por ejemplo (Hahn, 2001), que centra gran parte de su interpretación de las catástrofes del Apocalipsis en una analogía con la caída de Jerusalén en el año 70, y también [8]) Existen muchas otras interpretaciones sobre la identidad de esta ciudad calificada de perversa, desde el papado católico, hasta una pléyade de ciudades y personalidades según se han presentado a lo largo de la historia.

UN ESTUDIO SOBRE EL APOCALIPSIS LA VERDADERA REVELACION

Pocos libros han sido más manoseados y maltratado como el Apocalipsis, esta última revelación de San Juan que cierra las Escrituras ha sido origen de leyendas, mitos, terrores, ficciones y todo tipo de malas interpretaciones, algunas con fines personales o propagandísticos. Este Libro se ha utilizado para justificar cualquier opinión y para atacar a otros cristianos Este libro se ha desvirtuado hasta casi desaparecer su categoría de Palabra de Dios y su mensaje. Que quiso decir el Apóstol Juan en este Libro? Contiene versiones terroríficas del fin de mundo? Es in entendible? Veamos algunos conceptos antes de entra en este sencillo estudio: -Ningún libro de la Biblia se puede entender si no es dentro del contexto del Pacto a que pertenece, la Biblia es un Libro de Pacto y cuando se desliga de este carácter se pierde el sentido que el Señor ha querido darle, una de las grandes tentaciones de todos los tiempos ha sido el ver el Apocalipsis desligado de las demás Escrituras, como un Libro aparte y la Biblia no es una recopilación de mensajes religiosos de parte de Dios, la Biblia es un Libro de Pacto y el centro de ambos Pactos es Jesús, no es coincidencia que este Libro comience como “Revelación del Señor Jesucristo” y que en el centro sea el Cordero, el cual es mencionado 28 veces , el Pacto es el significado y toda la razón de

la Biblia. Si se separa el Apocalipsis del resto de la Biblia y no se ve en su conjunto, se pierde su sentido. - El Apocalipsis considerado como Profecía tiene una característica única, que es “Profecía”? Generalmente el Pueblo de Dios ha confundido la predicción con la Profecía. Predicción es adivinar el futuro (cosa prohibida por el Deuteronomio) La Profecía es dar el mensaje que Dios tiene para su Pueblo, el propósito de la Profecía no es predecir, es anunciar, es analizar el presente en relación con el Pacto con Dios y anunciar posibles consecuencias si se deja de cumplir el Pacto, la mejor profecía es la que no se cumple, ya quiere decir que el destinatario cambio y ajusto su vida al Pacto, generalmente se tiene la visión de que la Profecía es para el futuro, ERRONEO, la profecía es cambiar el presente y evitar el futuro. Ejemplo de excelente Profecía? La de Jonás! Nínive no se destruyo pues hizo penitencia. Si se separa el Apocalipsis del presente que Juan quiere señalar, se pierde su sentido. - Juan escribe este Libro en medio de la gran persecución de Nerón, el gran enfrentamiento entre la Iglesia Y la Roma Imperial era “quien es el Señor?” La Roma Imperial le daba el titulo al emperador de Dios, Salvador y único Señor, la Iglesia daba estos títulos únicamente a Jesucristo. Los Cristianos no eran muertos por adorar a Jesús, eran muertos por traidores al Imperio. Se estaban enfrentando dos imperios, el Imperio de Dios y el del mundo .El centro el culto al Cesar-Dios estaba en Asia en la ciudad de Efeso...los cristianos de Asia fueron los que mas sufrieron en esta contienda .Juan escribe un Libro encarnado en su época, con simbología de la Época como consuelo y aliento a los cristianos de Asia. Este libro debe de haberse terminado de escribir alrededor del año 69 ya que el templo fue destruido en el año 70 (ver profecía de Daniel 9, 24-27 sobre las 70 semanas) y con la destrucción del Templo se cierra la Revelación (Daniel 9,24).Una vez terminada la revelación Dios envío a los gentiles a destruir el ultimo símbolo de la Antigua Alianza (El Templo y Jerusalén) ya no habrá mas profecía, ni mas profetas, ni mas Sacrificios, estos han sido transferidos al Santuario Celestial. El Señor detuvo el juicio a Israel hasta que se termino la Escritura Quien no vea esto pierde el sentido del mensaje y el Apocalipsis se convierte en un Libro misterioso y extraño, un libro de ciencia ficción. El Apocalipsis es un libro altamente imbuido en la Liturgia del Templo, su escritor fue una persona que conocía al dedillo el servicio en el Lugar Santo (Juan era familiar o amigo del Sumo Sacerdote) y escribe a personas que conocer este servicio y pueden entender, es por eso que el Libro debe de haber sido escrito en las postrimerías del Culto Jerosolimitano, también las figuras que utiliza tienen que haber sido muy conocidas de los primeros cristianos (hoy para nosotros sin sentido) para que pudieran entenderlo, pues una revelación incomprensible no tiene sentido..Todo el Apocalipsis esta estructurado en base a la Liturgia del Templo y de la Liturgia Celestial. Basándonos en estos puntos tenemos que llegar a la primera conclusión:

EL APOCALIPSIS ES UNA PROFECIA QUE HABLA DE LA DESTRUCCION DE JERUSALEM POR LOS ROMANOS, NO DE UN SUPUESTO FIN DEL MUNDO. Para entender el Apocalipsis tenemos que conocer las estipulaciones del Pacto, cada Pacto o contrato tiene obligaciones y deberes, por ejemplo si un banco te financia una casa, ellos tienen el deber de darte el dinero para hacer la compra y tu tienes la obligación de pagar las mensualidades en tiempo, una violación de estas obligaciones conlleva una penalidad, una violación mayúscula puede conllevar la cancelación del contrato por incumplimiento. Las estipulaciones del Primer Pacto las da el Señor en el Deuteronomio en el Capitulo 5, 1-26 y las penalidades en Deuteronomio 27, 1—30 y 28, 15-69.Israel no cumplió las estipulaciones del Pacto con Dios y la ira de Dios se volcó sobre el, el gran pecado de Israel fue matar al Mesías hacia el cual iba dirigido el Pacto. El Apocalipsis es la confirmación del Levítico y del Deuteronomio, el Apocalipsis es el gran Amen de toda la Escritura, el Apocalipsis cierra el Pentateuco la misma estructura del Apocalipsis en cuatro grupos de a siete (La lectura de las siete cartas, la apertura de los siete sellos, el sonar de las siete trompetas, y las siete copas) es igual a Levítico 26 nos da la idea de lo que el Apóstol tenia en mente al Escribir el Libro. Para entender el Apocalipsis tenemos que conocer al Profeta Ezequiel, hay en el Libro más de 130 referencias a sus profecías, todas apuntan a Israel Para entender al Apocalipsis hay que saber que es un libro para “leer y escuchar” o sea que es un Libro Litúrgico, Juan lo escribió según el modelo de la Sinagoga para ser leído en el culto por un periodo de tiempo, posiblemente un año, posiblemente ser leído conjuntamente a las Profecías de Ezequiel y el Deuteronomio, como en nuestras Liturgias de la Palabra hoy, tanto los Evangelios como el Apocalipsis son textos litúrgicos. En un estudio efectuado por Massey Shepperd escribe que el “Apocalipsis sigue la estructura de culto de la Iglesia Primitiva, es una liturgia pascual de las Iglesia de Asia”, esta libro no es un manual litúrgico, mas bien es la estructura de la Liturgia Celestial que sirve de modelo a la liturgia de la Iglesia...la inunda y la guía, la Referencia de Apocalipsis 3,20 “he aquí que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y abre entrare y cenare con el, y el conmigo” es una clara referencia a la Eucaristía, pero este tema se trata en “La Pascua Eterna” en este mismo web, sigamos con el mensaje profético del Apocalipsis El Apocalipsis no es de genero Apocalíptico (genero que abundo en Israel). Los Escritores Apocalípticos utilizan símbolos que no se entienden y que no tenían el propósito de hacerse entender, son escritos de un alto pesimismo,…el mensaje es que todo empeora sin remedio, no daba soluciones al problema ya que no era Profecía, no se

enfoca en la historia. El enfoque de Juan es diametralmente diferente, los símbolos de Juan están ampliamente enraizados en el Antiguo Testamento, nosotros no lo entendemos pues no conocemos a fondo las Escrituras, Juan presenta el tema dentro de un marco histórico, para Juan el punto máximo de la humanidad ya ha ocurrido, la Redención...El Cordero vivo y degollado señorea el Libro, El ha vencido y con el su pueblo…no hay pesimismo en este Libro EL TEMA CENTRAL DEL APOCALIPSIS ES LA LUCHA ENTRE LOS SEGUIDORES DEL CORDERO Y LA SIMIENTE DE SATANAS Juan recuerda repetidamente en Apocalipsis , 1,3 / 10,11 / 22,7, 10 y 18-19 que este Libro es una Profecía no un genero Apocalíptico pues ambos géneros no concuerdan en propósito, como dijimos la Profecía no se enfoca en el futuro, se enfoca en el presente...El pretender encontrar en el Apocalipsis a las computadoras de la Comunidad Europea, los Microchips, viajes espaciales, invasiones chinas a Israel, bombas atómicas, etc. es una tremenda inmadurez Bíblica y signo de no tener Discernimiento, solo el deseo de entretener y manipular a los seguidores de estos falsos profetas .Ignorar el ultimo mensaje profético de Jesús en favor de explosiones atómicas es un grave pecado y atentado a la Santidad de Dios y del creyente! EL PROPOSITO DEL APOCALIPSIS ES PRESENTAR A LA COMUNIDAD PERSEGUIDA DEL ASIA MENOR A CRISTO COMO SENOR VICTORIOSO DE UNA IGLESIA SUFRIENTE. La Comunidad cristiana del Asia menor cuyo centro estaba en Efeso , comunidad de Juan, en medio de esta realidad nueva desencadenada por Nerón de la persecución feroz contra ellos podía caer en la tentación de pensar que el mundo se había escapado de control de Dios, Juan quiere asentar a su comunidad en la realidad del Señorío de Jesús, Cordero degollado y vivo y dejarles el mensaje de que las persecuciones que estaban sufriendo eran parte de la batalla de la redención y que si ellos estaban sufriendo es porque eran los soldados de la primera línea de batalla. Ejemplo: quien sufre mas? un soldado acantonado en una base militar de Carolina del Norte o un soldado en Bagdag? Pues los cristianos estaban dando la batalla del Cordero, no era que el mundo se había escapado de las manos de Dios...Si el Señorío de Jesús no fuera real, ellos no hubieran sido perseguidos de esa manera. Este mensaje es actual aunque fue escrito para los Cristianos del siglo I y no para el año 2025, que las Epístolas a los Corintios halla sido escrita para una situación especifica de esa comunidad en el Siglo I no le quita validez a ellas como mensaje de Dios para nosotros, tampoco que el Apocalipsis halla sido dirigido a los Cristianos del Siglo I y ya se halla cumplido en casi su totalidad no le quita validez a su mensaje a nosotros. Nosotros cristianos del siglo XXI seguimos en primera fila del combate de las huestes del Cordero y también a veces pensamos que si sufrimos es porque Dios ha olvidado al mundo, este mensaje toma su profundidad espiritual cuando lo vemos en este contexto, lo demás es ciencia ficción. Si este libro estuviera destinado a desentrañar secretos del siglo XI hubiera sido totalmente ininteligible para la Iglesia del Siglo I y esto hubiera sido una crueldad de Juan, si este libro hablara de Computadoras, bombas nucleares y Microchip que interés

hubiera tenido para la Iglesia de Efeso, Esmirna y Laodicea que sufrían terribles tormentos? El Apóstol habla continuamente de cosas “que han de suceder pronto” (Apocalipsis 1,1 y 22, 6) Los fieles de estas Iglesias tenían la esperanza que esto que se anuncia sucedería muy pronto. EL LIBRO DEL APOCALIPSIS NO TRATA SOBRE EL FIN DEL MUNDO, NO TRATA SOBRE LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO. TRATA SOBRE LA DESTRUCCION DE ISRAEL POR NO CUMPLIR EL PACTO Y LA VICTORIA DE CRISTO Y DE SU PUEBLO SOBRE LAS FUERZAS DEL MAL. Para entender el Libro del Apocalipsis también hay que entender a Génesis 3,15, Este libro también es el sellamiento del Génesis y por eso aparece en el centro la Mujer Madre de la Simiente y los hijos de estas en batalla con Satanás, pero esto lo veremos en el estudio de las figuras. FIGURAS DEL APOCALIPSIS LA RAMERA DE BABILONIA: Una de las figuras mas delirantemente utilizada por la Apostasía es la “Gran Ramera de Babilonia” a quien identifican con la Iglesia Católica, insultando así a Jesús esposo de esta. Pero partamos de la base de que el Apocalipsis es un Libro encarnado en la Biblia y que como todo Libro Profético habla del presente que se vive en el momento que el Señor da la Palabra de Profecía. La Gran Babilonia” en lenguaje bíblico simboliza el poder pagano y los perseguidores del pueblo de Dios. Si leemos Apocalipsis 17 1-6 podemos sacar algunas conclusiones sobre este personaje: a) Esta ligada con la Bestia, esta bestia es un imperio potente y pagano b) La mujer esta ligada con la realeza, ya que ve vestida de púrpura c) La mujer es rica pues esta enjoyada d) ha fornicado e) persigue a los cristianos y a los santos Esta descripción nos deja solo dos posibilidades en cuanto a la identificación de la Ramera, la Roma Imperial o……………JERUSALEM 1) se sienta sobre siete colinas, Roma se sienta sobre siete colinas pero también Jerusalén, estas son: Goath, Gareb, Acra, Besetah, Sion, Ophel y Moria 2) Roma no se alia con ningún poder, ella era el poder mas grande del momento, Jerusalén SI se alió con Roma para matar al Mesías y perseguir a los Cristianos como narran los Hechos y la historia de los tres primeros siglos.

3) Apocalipsis 17, 16-17 dice que la “bestia odiara a la Prostituta y la dejara solitaria y desnuda”.Si la bestia es Roma ahora esto toma sentido pues Roma (y sus vasallos orientales) después de aliarse con Jerusalén la destruyo y abandono en el año 70 4) “Tiene soberanía sobre los Reyes de la Tierra”, apunta a Roma pero no olvidemos que Jerusalén era el poder político en la zona y bajo los Romanos gobernaba grandes extensiones de pueblos vecinos La expresión “tierra” también se utiliza en Griego para “países vecinos” 5) Los profetas llaman repetidamente “Prostituta” a Jerusalén y a Israel, JAMAS a Roma 6) Los Sumos Sacerdotes de Israel se vestían de púrpura, se enjoyaban y daban un culto profanado en vasos de oro Porque la Iglesia Católica y Roma no puede ser la “Ramera de Babilonia”? a) Dice Apocalipsis 11,8 que “sus cadáveres en la plaza de la Gran Ciudad que simbólicamente se llama Sodoma o Egipto, ALLI DONDE TAMBIEN SU SENOR FUE CRUCIFICADO” El Señor fue que crucificado en JERUSALEM no en Roma. b) “Persigue a los Santos y mártires de Jesús” en esa época la Iglesia no perseguía, era perseguida por ser seguidora de Jesús y Santa. c) Juan nos dice en tiempo verbal presente en Apocalipsis 17, 10-11 que la mujer se sienta sobre siete reyes “de los cuales cinco han caído (pasado) uno esta (presente) y uno no ha venido todavía (futuro” La Iglesia católica no puede ser esta Ramera que se sienta sobre un rey QUE ESTA, en época de Juan El Vaticano no existía y no habían reyes ni Papas en el, sin embargo Jerusalén (sus reyes y sacerdotes) se sentaban sobre el poder político de Roma Imperial y de sus Cesares (la Bestia) d) En el Capitulo 18, 11 Juan ve la destrucción de la Prostituta y nos da datos que indican no puede ser la Católica. Juan la muestra como un poder de comercio internacional, el centro de Comercio Inter nacional es hoy Japón, EEUU..Jamás el Vaticano e) El punto mas importante esta en Apocalipsis 18, 20-24 “Alégrate cielo por su ruina. Alégrense Santos Apóstoles y PROFETAS, por que al condenarla Dios les hizo justicia a ustedes”, esto muestra que la

Ramera persiguió a Apóstoles y Profetas. Los Apóstoles solo existieron en el Siglo I y los Profetas en el Antiguo Testamento cuando no existía el Vaticano, sin embargo JERUSALEM SI persiguió y mato a Profetas, Apóstoles y Santos Resumen: Jerusalén y no Roma es quien ha matado Profetas y Apóstoles Jerusalén y no Roma es la Gran ciudad donde Jesús fue crucificado Jerusalén también se sienta sobre siete colinas Jerusalén es llamada repetidamente por los profetas prostituta en la Biblia Los Sacerdotes de Jerusalén se vestían de púrpura y oro Jerusalén bebió la copa de la ira de Dios Conclusión: Si vemos la Ramera de Babilonia fuera del contexto Bíblico y desligada del Pacto podemos dar rienda suelta a nuestras fantasías o rencores, esto será una profecía de uso personal y esto es la NO VOLUNTAD DE DIOS. Viendo la Ramera de Babilonia dentro del Pacto definitivamente no puede ser Roma pues nada tiene que ver Roma con las Profecías ni con el Pacto, la Ramera Babilonia es la Jerusalén Apostata que no Cumplió las estipulaciones del Pacto y que fue destruida por quien se alío en comercio contra el Mesías y sus seguidores, como lo estipula el pacto a este incumplimiento solo es posible la destrucción y la muerte, la Iglesia naciente debe salir de este Templo, de su culto y de su Ley. Jerusalén y el Templo fueron arrasado en el año 70 (70 semanas de Samuel como indica toda profecía de la Antigua Ley) y de ellos no quedo piedra sobre piedra, el actual Israel es una Nueva Nación que nada tiene que ver con un pacto que predio. LA BESTIA Para los cristianos que habían vivido u oído de la persecución Neroniana era fácil saber a quien apuntaba Juan con el Número que identifica la Bestia. La Gematría (juego de números y letras en adivinanza) era común en esa época y en los hallazgos de Qumran y en los escritos de Suetonio que nos dice que e la gematria Griega se le daba a Nerón el numero 1005 que quería decir “el que mato a su madre” y también Filstrat0 (Apocalipsis IV 38) denomina a Nerón “La Bestia” esta formula de 666 encaja en números romanos con “Nero Cesar” o “Kyrios Kaisar”, la descripción de la bestia encaja perfectamente en la descripción de Nerón y esta en la mas perfecta armonía con el Antiguo Testamento donde no se menciona al demonio por su nombre si no con el nombre de un enemigo de Israel y equivale a ambos el trabajo y la descripción (ejemplo, en Ezequiel se le llama al demonio “rey de Tiro”).Algunos de las referencias que da son relacionadas a Nerón; - la herida de espada, ya que Nerón fue muerto a espada - su resurrección ya que se afirmaba que Nerón estaba vivo y regresaría al frente de sus ejércitos - las estatuas para ser adoradas ya que Nerón había hecho muchas de estas para el culto imperial

Comprobación del 666 Letra Judía nun Resh Waw nun Qoph Samek Resh Suma equivalente N R W N Q S R valor 50 200 6 50 100 60 200 600

NRWNQSR Los judíos no tienen vocales en su alfabeto y por eso Juan dice que “la sabiduría esta en averiguar el nombre” pues hay que interpolar las vocales y quedaría: NeRWN QaSar que es fonéticamente en hebreo Nerón Káiser Apocalipsis 17 9-11 confirma mas datos al mencionar a cinco reyes, uno reinando y otro por venir, esto anuncian a: 1) Augusto 2) Tiberio 3) Caligula 4) Claudio 5) Nerón 6) Galva 7) Oton que nos lleva al año 69, un año antes de la destrucción del Templo. Esta bestia vista desde un punto de vista histórico podría ser un poder político absoluto que persigue a los seguidores de Jesús y que apoya a el poder religioso infiel a la Alianza. Es la Roma imperial apoyada por los reyes vasallos de Asia que apoyan la persecución desatada y alentada por los judíos en Jerusalén y Roma. En el sentido espiritual que es el que mas nos interesa, esta bestia es una abominable parodia del demonio, un sacrílego insulto del demonio al Cordero. Vemos frente al Cordero degollado y viviente a la Bestia también degollada y viviente, el gran insulto de la abominación a la santidad de Dios. Esta bestia viene del mar, el mar en la Escritura oriental esta asociado con el caos, con el mal, con el abismo y recibe su poder del dragón, o sea que el Imperio Romano que

viene por el mar ha recibido el poder del demonio para apoyar a la Prostituta de Babilonia (Jerusalén) a perseguir al Mesías y a los Santos LA SEGUNDA BESTIA La segunda bestia que se llamara “ el falso profeta” esta al servicio de la primera bestia pero a diferencia viene del Oriente (de la tierra).Los cuernos son signo de autoridad en la cultura oriental, con dos cuernos era alguien con suma autoridad, su aspecto de cordero da idea de ser una religión, la religión imperial del Imperio romano que apoyaba el culto al Emperador como Dios y Señor y ya tenemos la parodia infame de la trinidad maldita “el dragón, la primera bestia y la bestia con cuernos de cordero”, el misterio de la iniquidad en frente al Cordero Santo en el Monte Sión con los redimidos, es una separación total de los campos para la batalla. LOS 144,000 Estos son los que acompañan al Cordero Santo (los Cristianos que no se han rendido al culto imperial) este es un numero simbólico, el Nuevo Israel multiplicado por el Bautismo 12 x 12 x 1000, es una totalidad no una cantidad.Frente a los partidarios de la bestia marcados por ella están los seguidores del Cordero sellados en Santidad asentados en la Sión celestial, son vírgenes pues no se han corrompido con idolatrías, son los salvos que dieron la batalla y en ella su vida. EL SELLO EN LA FRENTE En Apocalipsis 7, 9-14 y 22 el Apóstol ve al Pueblo de Dios sellado en la frente con el Nombre de Dios. La marca o sello en la frente de los santos hace evocar al creyente del Siglo I la frente del Sumo Sacerdote cuando ministraba en la Presencia de Dios y que en la tiara marcada con oro decía ”Santidad de Dios” (Éxodo 28,36) y Deuteronomio 6,6-8 y Ezequiel 9, 4-6 donde los creyentes son marcados, esto quiere decir que todos ahora podemos ministrar delante de Dios pues somos Sacerdotes en Cristo y estamos llamados a vivir en Santidad y en oposición al mundos somos propiedad de Dios Por otro lado los seguidores de la bestia en el mundo también son marcados como lo fue Adán después del pecado con la marca del sudor en su frente y Caín con el titulo de “matador de su hermano”.La marca del Apocalipsis no tiene nada que ver con el Seguro Social o tarjetas de crédito y menos con ningún microchip que nada hubiera dicho a los cristianos del Siglo I y nada aporta a nuestro espíritu hoy. Frente a la marca en la frente del castigo de Adán esta la marca de al Santidad de Dios en aquellos que ministran en su precencia.Historicamente los judíos regulaban el comercio y la banca en las ciudades del Asia Menor y se marcaban la mano derecha con el Tefilin, también indica a los Cristianos del área que si no sigues sus doctrinas no les permitirían hacer negocios.Nada que ver con la Comunidad Europea.

LA MUJER VESTIDA DE SOL En el centro del Apocalipsis y marcándolo aparece otro símbolo que visto fuera de la estructura de las Escrituras causaría confusión y es la “mujer vestida de sol”, para algunos protestantes y católicos esta figura es Israel, pero bien poco puede ser Israel apareciendo antes de la Bestia y el falso profeta descrito como una “mujer vestida de sol”, Israel en su sumisión al imperio Romano y su incumplimiento del Pacto NO pude ser esta mujer radiante y menos la Jerusalén sin Templo ni Profetas, tampoco puede ser la Iglesia pues esta mujer esta dando a luz a Cristo y la Iglesia NO es la madre de Cristo, la Iglesia es el Cuerpo de Cristo.Todos los datos apuntan a María. Para entender este símbolo (fíjense bien que es un SIMBOLO) tenemos que ir al Capitulo 11 versículo 19 donde Juan mira al cielo y ve entre relámpagos y truenos el objeto mas preciado y buscado por el pueblo judío, un neófito lector del Apocalipsis esperaría que todo el capitulo 12 hablara de esta Arca perdida, buscada y llorada por mas de 500 años y que GUARDABA EL PACTO, pero para sorpresa del lector después de este capitulo esta visión desaparece y en su lugar (el cielo) aparecer esta “mujer”. El Arca en Israel era el receptáculo y la custodia del Contrato de Dios con su pueblo, según San Pablo en Hebreos, el Templo de Jerusalén era prefigura del culto celestial que vendría en la Nueva Alianza.el Antiguo Pacto se termino y se están cumpliendo las estipulaciones y Juan ver la Nueva Arca, María la mujer que llevo dentro de ella a Jesús Nuestro Pacto, ella es el Arca espiritual de un culto celestial.Pero María también en este caso es plenamente identificada, si no hay duda que el “niño arrebatado a los cielos” es Jesús, no puede haber duda que esta mujer que lo trae al mundo como madre es María. Para entender a Apocalipsis 12 hay que comprender a Génesis 3, 15, en este versículo el Señor pone enemistad entre la Mujer y la serpiente, frente a la mujer en guerra esta la serpiente vigilando...Frente a la mujer resplandeciente (gloriosa y asunta) aparece la misma Serpiente del Génesis y en el mismo son de guerra, este es un signo muy poderoso ya que en Génesis 3, 15 dice el Señor que la simiente de la mujer (en plural en hebreo) o sea sus hijos tendrían poder PARA DERROTAR AL DEMONIO, (le pisaran la cabeza), en San Juan 19, 25 en adelante y al pie de la Cruz Jesús, Llamando “MUJER” a María la constituye Madre de Juan y al representar Juan a los creyentes la constituye Madre de los creyentes, el “Dragón Antiguo” ya sabe quienes lo podrán vencer y por eso se va a hacer la guerra “a los hijos de la mujer” (Apo 17) y quienes son estos “hijos”? “quienes guardan los mandatos de Dios”, la Iglesia, el demonio se refugia en la maldad, el caos y el poder imperial, la Mujer en la casa de sus hijos, La Iglesia. Entonces definido los campos explota la gran batalla, los ángeles luchan contra los demonios, los cristianos son parte de esta batalla al ser el demonio expulsado a la tierra (Apo 12, 9) Los cristianos del Asia menor tienen esperanza, ellos son “hijos de la mujer” tienen poder para vencer en la batalla. LAS COPAS DE LA IRA

Las “Copas de la Ira” no son explosiones nucleares sobre EEUU o Europa, en nada esto hubiera servido en el Siglo I a los Cristianos, estas Copas hay que leerlas en el contexto de las Plagas de Egipto, así como las plagas asolaron al faraón de duro corazón así mismo afligirán a la Jerusalén Apostata por ser dura de corazón, todo esto se cumplió en el sitio de Tito en el año 70 DC y si leen a Flabio Josefo lo podrán contactar con dramático realismo. Conclusión. He tratado de dar una clave para una nueva lectura del Apocalipsis vista desde el espíritu que no nos llene de terror sino de consolación. Que el Apocalipsis se halla cumplido no el quita importancia para nosotros, al igual que la Carta de los Corintios sigue siendo vigente a pesar de haber sido escrita para una situación particular. El Apocalipsis visto como un resumen del Antiguo Pacto y de las sanciones por su incumplimiento debemos verlo como: a) Preámbulo: .Visión del Hijo del Hombre (Apocalipsis I) b) Prologo Histórico: Las siete cartas (Apocalipsis 2, 3) c) Estipulaciones éticas: Los Siete Sellos d) Sanciones: Las siete Trompetas d) Disposiciones de quien hereda el Pacto: Las siete Copas El Apocalipsis es la culminación del toda la Revelación y su resumen, es el Gran amen de la Escritura, es lo que San Pablo dice en I Tesalonicenses 2, 16 “al impedirnos hablar a los paganos para que se salven, colmaron la medida de sus pecados.Pero al fin la condenación esta para caer sobre ellos” El Apocalipsis habla a la Iglesia sufriente que Dios no se ha olvidado de ellos, solo que están en la primera fila del combate y que Dios no ha pedido el control del mundo pues si los persiguen es precisamente por eso por que ellos son los vencedores, los anima a dar esta batalla pues es una batalla ganada ya que el Cordero ya HA VENCIDO, ellos verán la caída de la Jerusalén apostata y de la Roma cómplice y la Paz de Dios descendería sobre su Iglesia en un largo periodo. Quitar al Apocalipsis este mensaje de consolación para especular en ciencia ficción es un grave pecado a la Sabiduría y la Santidad de Dios y privar a la Iglesia de una gran advertencia de lo que puede suceder cuando un Pueblo no es fiel al pacto que hizo con Dios, tenemos un pacto en el Bautismo.El que tenga oídos que oiga.Ven Señor Jesús! Notas consultadas de “Días de Retribución” de David Chilton, autor protestante pero de gran visión escritural, Flavio Josefo y la Tradición de la Iglesia.