You are on page 1of 8

UADER Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales Licenciatura en Ciencias Sociales Cátedra: Literatura y Sociedad Docentes: Claudia Rosa

, Daniela Godoy Estudiante: Ríos, Emiliano.

Introducción: El problema a abordar en el presente trabajo consiste en articular la literatura, la sexualidad y el orden social tomando como fuente para ello el libro de Manuel Puig ―El beso de la mujer araña‖. De lo que se trata entonces es de intentar comprender si el análisis sobre la sexualidad puede explicar los procesos sociales, tomando como punto de partida la estrecha relación existente entre capitalismo y heterosexualidad. Siguiendo a Wallerstein podría considerarse al capitalismo como un sistema social histórico. En éste sistema, el capital ha sido usado de una forma novedosa en relación a los sistemas históricos anteriores: con el objetivo de su autoexpansión. ―Siempre que, con el tiempo, fuera la acumulación de capital la que reg ularmente predominara sobre otros objetivos alternativos, tenemos razones para decir que estamos ante un sistema capitalista‖[1]. Los elementos del proceso que componen el ciclo del capital[2] son: una reserva acumulada en forma monetaria, fuerza de trabajo destinada a ser utilizada por el productor, una red de distribuidores y consumidores. En el capitalismo, a diferencia de los sistemas anteriores, todos estos elementos se han mercantilizado. El sistema capitalista no sólo se basa en la opresión de clase: históricamente este tipo de opresión siempre ha sido complementado con las opresiones de género y de etnia. En cuanto al género y la sexualidad, el sexismo (junto al racismo) ha funcionado como ideología dominante para legitimar la desigualdad. De esta forma se han instalado ciertos moldes a los que la sociedad debe atenerse, en los que se imponen la heterosexualidad como ―lo normal‖ y ciertos roles sociales diferenciados en cuanto al género. Desde el psicoanálisis, Laplanche y Pontalis afirman que ―la sex ualidad no designa solamente las actividades y el placer dependientes del funcionamiento del aparato genital, sino toda una serie de excitaciones y de actividades, existentes desde la infancia, que producen un placer que no puede reducirse a la satisfacción de una necesidad fisiológica fundamental (respiración, hambre, función excretora, etc.) y que se encuentra también a título de componentes en la forma llamada normal del amor sexual‖[3]. Desarrollo Para Michel Foucault, todavía seguimos padeciendo un régimen victoriano, marcado por una sexualidad retenida, muda e hipócrita: ―la sexualidad es cuidadosamente encerrada. Se muda. La familia conyugal la confisca. Y la absorbe por entero en la seriedad de la función reproductora. En torno al sexo, silencio. Dicta la ley la pareja legítima y procreadora. Se impone como modelo, hace valer la norma, detenta la verdad, retiene el derecho de hablar —reservándose el principio del secreto. Tanto en el espacio social como en el corazón de cada hogar existe un único lugar de sexualidad reconocida, utilitaria y fecunda: la alcoba de los padres‖[4]. Lo que no entra dentro de éste encierro es excluido, rechazado, considerado anormal y penado como tal. El siglo XVII ―sería el comienzo de una edad de represión, propia de las sociedades llamadas burguesas, y de la que quizá todavía no estaríamos completamente liberados. A partir de ese momento, nombrar el sexo se habría tornado más difícil y costoso. Como si para dominarlo en lo real hubiese sido necesario primero reducirlo en el campo del lenguaje, controlar su libre circulación en el discurso, expulsarlo de lo que se dice y apagar las palabras que lo hacen presente con demasiado vigor‖[5]. Sin embargo, a partir del siglo XVIII comenzó a acelerarse un proceso de proliferación de los discursos sobre el sexo: ―desde el siglo XVIII el sexo no ha dejado de provocar una especie de eretismo discursivo generalizado. Y tales discursos sobre el sexo no se han multiplicado fuera del poder o contra él, sino en el lugar mismo donde se ejercía y como medio de su ejercicio; en todas partes fueron preparadas incitaciones a hablar, en todas partes dispositivos para escuchar y registrar,

por un lado un movimiento centrífugo respecto a la monogamia heterosexual que. a la de los locos y a la de los criminales. Por último. De esta forma se ha construido un aparato para producir discursos sobre el sexo producidos por una serie de equipos que funcionan en diferentes instituciones. se habla de ella cada vez menos: sólo se exige de ella que se formule día tras día pero no se la persigue en la intimidad. la mujer es objetivizada a través del sentido común reproducido por la sociedad capitalista. Pero la explosión de discursos sobre el sexo de los siglos XVIII y XIX provocó dos modificaciones en este sistema de alianza. esposa y objeto sexual. junto a la idea de madre como figura arquetípica datan del siglo XVIII. como inflexión de la curva: en tal momento los mecanismos de la represión habrían comenzado a aflojarse. si bien continúa rigiendo en el campo de las prácticas y los placeres. Según Wallerstein: ―El sexismo fue la relegación de las mujeres a la esfera del trabajo improductivo. la descalificación de los perversos se habría atenuado. Con esta incorporación el análisis puede abocarse a tratar. Lo que Foucault busca analizar en cuanto a las relaciones entre sexo y discursos lo hace intentando vincular la producción de estos discursos en el campo de las relaciones de poder múltiples y móviles. social. no opuso al sexo un rechazo fundamental a reconocerlo. el análisis clínico de todas las anomalías correspondientes al instinto sexual prestó un papel de normalización y patologización de la conducta entera. escapando a la idea de un único poder instituido en el Estado y la ley. La hipótesis general que guía el trabajo de Michel Foucault en su ―historia de la Sexualidad‖ consiste en que ―la sociedad que se desarrolla en el siglo XVIII –llámesela como se quiera. a través de redes de prácticas y enunciados. hasta fines del siglo XVIII. su función es la de madre. médicos y psicólogos deben educarlo con este fin. y borrado en parte su condena por la ley. política y médica.en todas partes procedimientos para observar. La historia de ésta supone para Foucault dos rupturas: ―Una. integrado al campo de las prácticas médicas y puesto en comunicación con el cuerpo social (debiendo asegurar la fecundidad regulada). la construcción de la familia como núcleo básico de reproducción de la sociedad y núcleo productivo. El primer dispositivo se corresponde con un triple proceso a partir del cual el cuerpo de la mujer fue analizado y saturado de sexualidad. evitación obligatoria del cuerpo. como el judaísmo con la idea de una madre carnal y la religión musulmana para la cual según su profeta Mahoma la mujer constituye un objeto que debe satisfacer las necesidades del hombre. De esta forma. interrogar y formular‖[6]. dicha socialización es económica. capitalista o industrial-. por otro lado si ―se interroga a la sexualidad de los niños. durante el siglo XVII: nacimiento de las grandes prohibiciones. burguesa. puso en acción todo un aparato para producir sobre él discursos verdaderos‖[8]. que tiene su raíz en las religiones monoteístas principalmente el cristianismo. Desde esta tradición se lega la idea de una madre mártir cuyo rol se basa en la reproducción biológica de la especie y en la realización de las tareas domesticas dentro del núcleo familiar. valoración de la sexualidad adulta y matrimonial únicamente. Las conductas procreadoras son socializadas. en el siglo XX: no tanto ruptura. De esta forma los mecanismos de poder producen. silencios y pudores imperativos del lenguaje. doblemente humillante por cuanto el trabajo real que se requería de ellas se vio en todo caso intensificado y por cuanto el . al que Foucault ubica su origen en el ritual de la confesión: ésta se convirtió en Occidente en una de las técnicas más valoradas para producir lo verdadero. bajo la influencia de estas tradiciones religiosas. tres grandes códigos centrados en las relaciones matrimoniales regulaban las prácticas sexuales estableciendo la diferencia entre lo lícito y lo ilícito: el derecho canónico. En el capitalismo. Dentro de las relaciones interpersonales es hegemónica la concepción del amor burgués y romántica. se habrían levantado en buena medida los tabúes que pesaban sobre la sexualidad infantil‖[9] Es importante incorporar dentro de las ciencias sociales las categorías conceptuales que surgen respecto a la sexualidad. la otra. con la familia (como elemento sustancial y funcional) y con la vida de los niños (como madre). El autor distingue dispositivos específicos de saber y de poder desplegados por cuatro grandes conjuntos estratégicos a propósito del sexo: la histerización del cuerpo de la mujer. por lo demás. La pedagogización del niño consiste en afirmar que la actividad sexual de éste es indebida y antinatural: los padres. se habría pasado de las prohibiciones sexuales apremiantes a una tolerancia relativa respecto de las relaciones prenupciales o extramatrimoniales. Durante el siglo XIX se construye en torno al sexo un inmenso aparato destinado a producir l a verdad sobre éste. Otras tradiciones religiosas también han legado ciertas concepciones de la figura de madre que pueden encontrarse todavía presentes. al placer de quienes no aman al otro sexo‖[7]. la pastoral cristiana y la ley civil. imperativos de decencia. La sexualidad es una construcción discursiva. Al contrario. entre otras cosas. la pedagogización del sexo del niño. una determinada verdad sobre el sexo cuyo fin es el control de los cuerpos que componen la sociedad. educadores. Según Foucault. de determinar el papel de los dispositivos de poder en el capitalismo como estructuras que regulan la sexualidad imponiendo un disciplinamiento acorde a las necesidades de reproducción de dicho sistema. la socialización de las conductas procreadoras y la psiquiatrización del placer perverso.

cuestión que sumada a la intertextualidad sobre la que está asentada la obra (es una ficción dentro de la cual se desarrollan otras. es el único lugar en donde la sexualidad esta aceptada de acuerdo a esta tradición… la sexualidad entendida de forma restringida. según Foucault. A través de estos relatos diarios Molina logra de a poco conquistar a Valentín. tal como se había dejado adoptar antes a los cuidados de ―madre‖ que le brindó Molina. El primero de ellos se encuentra privado de su libertad debido a su militancia y a sus ideas políticas revolucionarias. a través de los relatos de Molina que constituyen el eje por el cual se va desarrollando la relación entre los personajes. Esta concepción romántica. Al principio Valentín las escucha interesado como una forma de pasatiempo mientras que Molina trata de ganar la confianza y el afecto de su compañero de celda. el libro da cuenta del carácter revolucionario que posee el transgredir la sexualidad heterosexual. apelando a su lado más sensible. luego también de amor físico).trabajo productivo se convirtió en la economía-mundo capitalista. imágenes que conmuevan. que se convierte en la propiedad de uno a partir de un pacto mutuo o ante las instituciones estatales y/o religiosas (matrimonio). cristiana y burguesa del amor funciona como un mecanismo a partir del cual se determinan las características de las relaciones y los sentimientos interpersonales. social y cultural (no por ello universal o natural en el hombre). por primera vez en la historia humana. en cambio. en donde el autor defiende la idea de que la bisexualidad es inherente a la naturaleza humana a partir de ciertas teorías posfreudianas. Algo importante a destacar en la novela es el uso de las notas al pie. por el lado contrario. La alcoba de los padres. le gusta observar el trasfondo social de las películas que les relata Molina. Es radicalmente innovadora por ser la primera novela que tiene escenas que contienen relaciones sexuales entre dos personas del mismo sexo. Molina empieza a contarle a Valentín. algunas películas de mediados de siglo XX. A Molina le encantan las películas que tienen emociones fuertes. La novela de Manuel Puig. ―El beso de la mujer araña‖ relata la historia de Valentin Arregui y Luis Molina durante su encierro conjunto en una cárcel argentina durante los años setenta. cuestiona directa a indirectamente el status quo en relación a la sexualidad. como si fuera un guión. como aquello que debe ser sea por ley de la naturaleza o divina. sobre todo hacia el final de la novela. Lo que en la novela se expresa . primero de amistad y afecto. mientras se encontraba enfermo por la comida de la cárcel. ideas y pesares de los presos a través de los diálogos y las acciones. en la base de la legitimación del privilegio. amores frustrados o no correspondidos. provoca un acercamiento muy fluido entre la literatura y el cine. historias románticas. De esta forma la familia se constituye como la unidad económica básica para la reproducción de la fuerza de trabajo y de la sociedad en su conjunto. como el amor). sólo están separados por guiones (no así cuando Molina habla con el director de la cárcel que aparecen los rótulos de ―Director‖ y ―Procesado‖) lo que suscita un juego interesante en el que a veces se confunde cual de los dos personajes está hablando. La novela está construida como un gran diálogo. como si fuese un patrón universal: la heterosexualidad. Molina. las películas. como aquella considerada como ―normal‖. Politizando el sexo y ―sexualizando‖ la política. cuando ambos están ligados sentimental y amorosamente. El relato de las películas constituye el eje central a través del cual se desarrolla la relación entre los dos personajes. Se identifica con las heroínas (generalmente que sufren y mueren por una causa hermosa. Ya hacia el final de la obra. con un nivel de descripción asombroso. Desde un aspecto literario es notable la ausencia de una voz narradora. ya que el discurso psicoanalítico de Freud plantea al homosexual como a un invertido. no tienen la referencia de quién es el que habla. era un decorador de vidrieras preso por su orientación sexual homosexual y acusado de corrupción de menores. como lo que es normal. publicada en 1976 y prohibida durante la dictadura militar. Valentín rompe con los prejuicios de la sociedad heterosexual y adopta a Molina como su amante. luego de la consumación del acto sexual entre los personajes. Los diálogos de Valentín y Molina. Así el amado es pensado como a un otro. Como una forma de pasatiempo. Los personajes mismos escritos por Puig reflejan los sentimientos. A Valentín.‖[10] La concepción del amor imperante a lo largo del sistema social capitalista está directamente ligada a la estructura de la familia: sirve como ideología para llevarla a cabo. Justamente esto es lo que entra en cuestión en esta obra: la idea de la heterosexualidad como algo natural. La concepción del amor o de las relaciones interpersonales como ―propiedad del otro‖ tiene su raíz en la concepción cristiana de la mujer como costilla del hombre y también en el ritual del matrimonio que históricamente consistió en un pacto entre clanes en el cual la mujer simboliza un bien de cambio entre los mismos (el padre entrega a su hija al esposo) y donde los esposos se juran fidelidad eterna. todavía hoy asumida en gran parte como un principio normativo moral en nuestra sociedad. El romanticismo con su idea del ―amor para toda la vida‖ ejerce todavía una fuerte influencia en el medio social es un modelo a seguir (aunque en muchos sentidos pueda pensarse que las relaciones actualmente son mas laxas que hace un tiempo y la concepción eternicista del amor sea mas bien un ideal que un hecho en general). dicha concepción es una forma histórica. omnisciente u omnipresente en la novela.

Laseducción provocada por una persona del mismo sexo. por tanto la homosexualidad no es comparable a un vicio cualquiera. en todos los casos. una cantante francesa enamorada de un oficial nazi durante la ocupación nazi de Francia). como causa de la homosexualidad también es refutada en tanto que las prácticas homosexuales ocasionadas debido a esta segregación están más vinculadas a la imperiosa necesidad de la descarga sexual que a la elección del objeto amoroso. Ya en la nota anterior Puig daba cuenta de la teoría psicoanalítica del Edipo. serían las manifestaciones de la libido más inconvenientes para la reproducción de una sociedad basada en la familia heterosexual como su núcleo básico productivo. que provocara en un individuo deseos homo-eróticos es descartada porque no alcanzaría a explicar la homosexualidad permanente. La segregación de los jóvenes que son criados entre personas de su mismo sexo y sin contacto con las del otro. ―Destino‖. pero las reglas sociales las limitan para preservar la célula base de la sociedad: la familia. en la cita al pie se afirma directamente a través de una especie de ―estado del arte‖ sobre la sexualidad desde el psicoanálisis (partiendo de sde Freud y el psicoanálisis más ortodoxo. Freud y West) buscándolas en el seno de la familia a través de la relación entre el niño y los padres. De esta forma en esta nota se llega a la conclusión de que ―se puede deducir que la heterosexualidad y la homosexualidad. Además se comenta la teoría de la fijación anal.J. ―Para Freud entonces tanto el mito de Edipo como el de Narciso son componentes del conflicto original que da origen a la homosexualidad‖[12]. En la nota siguiente. La segunda nota al pie tiene una función netamente literaria. De esta forma c on el concepto de ―perversos polimorfos‖ utilizado para . Narciso. tanto los ortodoxos como los disidentes. Puig vuelve a citar a los estudios de West.‖[13] West responde a la tesis de Freud afirmando que el hombre que practica la sodomía no necesariamente esta fijado en la fase anal (a su vez hay heterosexuales con ―carácter anal‖) y que esta práctica no es exclusivamente homosexual. Puede considerarse que ésta novela es la primera en donde se encuentra el planteo de que la moral homosexual tiene características revolucionarias al romper con el orden heterosexual establecido. En la primer nota. la segunda es la correspondiente a la intersexualidad – un intersexual es aquel que no pertenece físicamente por completo a uno de los dos sexos-. ―En cuanto al rol que pueda jugar la fijación anal en el desarrollo de la homosexualidad. La primera es refutada por cuanto un homosexual no eliminaría -por tener relaciones heterosexuales. Freud afirma que. una película de propaganda nazi que fascinaba a Molina por la historia romántica que sucedía entre los protagonistas (Leni. pero afirmándose en las corrientes más radicales dentro de este campo. y no predeterminados por factores endocrinos‖[11].hay que tener en cuenta que todos esos impedimentos determinan una interrupción del desarrollo del niño. La etapa anal es la segunda de tres etapas de la sexualidad infantil en la que el niño obtiene placer por medio de los movimientos de su intestino (la primer etapa es la oral y la ultima y mas desarrollada para Freud es la genital). En la siguiente nota al pie se analizan las causas de la homosexualidad desde el psicoanálisis (se cita a Fenichel. además de los influjos ya enumerados –Edipo. en ésta desarrolla también la teoría del narcisismo. Puig comienza refutando las tres teorías principales sobre el origen físico de la homosexualidad citando los estudios del investigador inglés D.indirectamente a través de la historia de estos dos reclusos. ni sería causa suficiente para que este sujeto seducido no tenga más deseos heterosexuales. y la ultima propone el factor hereditario). la nota concluye planteando la afirmación desde el psicoanálisis de que las peculiaridades sexuales tienen su origen en la infancia. son actividades adquiridas a través de un condicionamiento psicológico. Para Freud ésta represión de la sexualidad proviene de la imposición de un individuo sobre otros (siendo el primero el padre). una inhibición afectiva que acarrea la fijación en la fase anal. De esta forma. sin posibilidad de acceder a la fase final.sus deseos hacia las personas del mismo sexo. aunque una sexualidad estrictamente homosexual es también una forma de represión de la sexualidad ya que lo que se quiere resaltar es la bisexualidad como característica innata de la naturaleza humana. siendo Marcuse y Altman entre otros los autores mas desarrollados desde ésta perspectiva). West (la primer teoría intenta establecer que esta sexualidad ―anormal‖ proviene de un desequilibrio en la proporción de hormonas masculinas y femeninas. Por último. Los freudianos. los deseos incestuosos y la homosexualidad. En la cuarta nota al pie se analizan las teorías freudianas respecto a las formas de represión por las cuales el individuo se adapta a las exigencias sociales de cada época. no pudiendo desarrollar una sexualidad ―normal‖ aunque se lo proponga. En la sexta nota al pie se analizan las teorías freudianas sobre la represión. la seducción y la segregación. afirman que las primeras manifestaciones de la libido son de carácter bisexual. sea el individuo de constitución física normal o no. estableciendo la forma patriarcal de la sociedad basada en la inferioridad de la mujer que estuvo históricamente asociada al triunfo del monoteísmo en Occidente. o sea la genital. La libido (deseo de satisfacción sexual y afectiva) contiene manifestaciones variadas. esta vez analizando las más generalizadas interpretaciones del vulgo sobre las causas de la homosexualidad: la perversión. en ella se continua el relato de una de las películas que Molina le cuenta a Valentín.

A ello Altman le agrega que la liberación no solo se limitaría a eliminar esta contención si no también a brindar la posibilidad práctica de satisfacer los deseos. Fluggel plantea que ―quienes en la infancia se han identificado a fondo con figuras paternas o maternas de conducta muy severa. Freud considera positiva a la sublimación y necesaria para cualquier tipo de civilización. . Altman relaciona la represión con la necesidad de la procreación con fines económicos y de defensa en el comienzo de la humanidad. de carácter más represivo ya que para los griegos la naturaleza sexual tenía tanto elementos heterosexuales como homosexuales. Por último Roszak plantea que la forma de represión que es preciso eliminar es la ejercida por nuestra propia psiquis. Marcuse). Marcuse piensa en la superación de la sexualidad propia del sistema patriarcal. aclarando que la liberación requiere de una nueva moralidad y una nueva concepción de la naturaleza humana que tome en cuenta las necesidades polimorfas del ser humano. Sin embargo también aclara que las sociedades más fuertemente represivas no sobreviven mucho por lo que habría que buscar un término medio entre la minimización de las necesidades sexuales (represión) y el desorden social por incontinencia sexual. pero esto ha sido puesto en duda por los freudianos radicales. Altman dice que los uno de los componentes principales de la represión de la perversidad polimorfa es la negación de la inherente bisexualidad del ser humano.‖[15] Freud afirma que la homosexualidad es una variante de las funciones sexuales producida por un detenimiento del desarrollo sexual. por ejemplo los homosexuales. deportiva. En la anteúltima nota al pie se analiza principalmente a través de las teorías psicoanalíticas las distintas relaciones entre (homo) sexualidad y sociedad. emotivo o racional. favorecerán las causas radicales. comienza una era de represión creciente de la sexualidad al imponerse el concepto hebreo del sexo por sobre el griego. que aparecen en la conciencia como una única forma de conducta. La represión de la bisexualidad se produce a través de la implantación de conceptos histórico-culturales de masculinidad y feminidad. al crecer abrazarán causas conservadoras y les fascinará un régimen autoritario. como en el caso de Brown que propicia un regreso a la perversión polimorfa y la eliminación de todo tipo de represión y de Marcuse que con su concepto de ―surplus repression‖ designa aquella parte d e la represión sexual ejercida para mantener la dominación por parte de la clase dominante.que permitiera el empleo de esa energía sexual. En este punto disienten algunas corrientes psicoanalíticas: Marcuse afirma que la función del homosexual en la sociedad es comparable a la del filósofo crítico.es un signo de madurez. Para Freud la sublimación y la canalización de la libido hacia una sexualidad genital y hetereosexual es positiva. La última nota comienza recalcando las diferencias en cuanto a la perspectiva de Freud respecto de la perversidad polimorfa y la perspectiva de las corrientes posfreudianas (Brown. excesiva según los cánones de nuestra sociedad‖[14]. De ésta forma para Marcuse es primordial el cambio social que lleve hacia una evolución que no reprima los impulsos sexuales originales y a una transformación de la libido que conlleve una erotización de la entera personalidad. laboral. Unwin manifiesta que la libertad sexual conduce a la decadencia social siendo la represión sexual necesaria para toda sociedad organizado. repudiarán las distinciones de clase y comprenderán a quienes tienen inclinaciones poco convencionales. Desde el psicoanálisis ortodoxo. en tanto que los pensadores más radicales optan por un regreso a la perversidad polimorfa y a una sexualidad que no sea exclusivamente genital. En la séptima nota al pie Puig analiza el concepto de sublimación de Freud ―entendiendo por ello la operación mental mediante la cual se canalizan los impulsos libidinosos inconvenientes. A partir de estas teorías. Por su parte Taylor analiza los orígenes de la represión señalando que hacia el siglo 4 a. a diferencia de la actual sexualidad circunscripta a la supremacía genital.dichas reglas de conducta de los padres. en cambio. Simmons plantea desde la sociología que los homosexuales padecen un rechazo considerablemente mayor que otros grupos marginados como por ej. roles sociales y sexuales claramente delineados que se aprenden desde la infancia. señalando constantemente lo reprimido socialmente.calificar a los bebés que tienen la capacidad de sentir placer sexual en todas las partes del cuerpo. Freud cree en la naturaleza bisexual de nuestro impulso sexual original. ésta represión es legitimada por la tradición judeo cristiana asociando el sexo con pecado. (…) En cambio aquellos que en la infancia de algún modo rechazaron –a nivel inconsciente. A ello Rank agrega el papel del sistema estatal como una prolongación de la represión primera ejercida por el padre. A esto último Altman agrega que la homosexualidad exclusiva es también una forma de represión y pone en cuestión el concepto de naturaleza humana ya que no podría pensarse como algo inmutable sino que lo que concebimos de ella es el resultado de siglos de represión. Los canales de la sublimación serían cualquier actividad –artística. los alcohólicos o jugadores compulsivos.c. familia (sexo para la procreación como justificación) y rechazo de la sexualidad extragenital y homosexual. a su vez considera que la superación de la perversión polimorfa –y sus impulsos bisexuales.

pero a partir de los sesenta -con el movimiento de liberación femenina y su crítica de los roles de hombre fuerte y mujer débil. con una propina. Es más.el panorama comenzó a cambiar. ya que ésta forma pareja con un hombre autoritario.‖[18] En un momento del diálogo los personajes plantean la cuestión de qué es para ellos ser hombres. fuerte. Valentín. yo sé lo que ibas a decir. La concepción de Molina sobre el hombre. acarrea al principio ciertos prejuicios en cuanto a la sexualidad. es más todavía. corresponde a una determinación libre y revolucionaria. que soy como una mujer ibas a decir. siendo la pareja occidental un exponente de explotación. -Demasiado. Molina acepta las relaciones tradicionales entre el hombre y la mujer. al asumir la homosexualidad. está más ligada al estereotipo de hombre tradicional coherente con el concepto histórico cultural reproducido en el capitalismo. o un puto. Valentín. sin miedo de nada‖[19]. . Eso de no dejarme basurear es otra cosa. el espíritu anárquico y disconforme de las mujeres homosexuales. no puede ser sensible si se le antoja? -No se. reniega de la explotación y por eso odia ser como su madre sometida. en cambio. Valentín denuncia la opresión y la explotación de este tipo de relaciones: ―-¿Qué es ser hombre para vos? -Es muchas cosas. adónde va. pero para mí… bueno lo más lindo del hombre es eso. de los homosexuales varones e inversamente. Hay que tener en cuenta que Molina se considera a sí mismo como una mujer. soy así. Ser hombre es mucho más todavía. resultan actitudes compulsivas ―impuestas por un lento la vado cerebral en el que intervenían los modelos de conducta heterosexual burgueses. cosa de mujeres. que sepa lo que quiere. que nadie al lado tuyo se sienta mal‖[20]. y posteriormente. Todo lo expuesto en las notas al pie está directamente ligado a lo que sucede en la trama de la novela: en las notas se expresa de un modo científico lo que el libro en general nos dice de un modo literario. si bien apela a la idea de que en las parejas no debe haber ningún tipo de opresión ni de sumisión. liga la cuestión de la hombría a su moral revolucionaria: ―A ver… contestame ¿qué es la hombría para vos? -Uhm… no dejarme basurear… por nadie. las idealiza con placer. -Pero si todos los hombres fueran como mujeres no habría torturadores. es lo que quiere de la vida. puesto que rechaza al rol del más fuerte. -No seas sonso. -Decilo.Nada. el de su padre represor. sos demasiado sensible… -Qué le vas a hacer. Sin embargo el único otro modelo de conducta que le proporciona el seno de la familia al niño es la madre (con la que se identifica al rechazar al rol del más fuerte). el rechazo que un niño puede sentir hacia un padre opresor es consciente. de esta forma la probabilidad de orientación es tanto más cuando los niños se identifican con el progenitor del sexo opuesto. a quien adora. -Sí -¿Y que tiene de malo ser blando como una mujer? ¿Por qué un hombre o lo que sea. muy sentimental. es… no perm itir que nadie al lado tuyo se sienta menos. ser lindo. sumiso. los modelos ―burgueses‖ de homosexualidad. con una orden. pero al hombre ese exceso le puede estorbar. durante infancia y adolescencia. Eso es cosa… -¿Por qué te callas? . que hable sin miedo. Éste otro modelo es también el de la sumisión. es no rebajar a nadie. no es lo más importante. ―El proceso de la niña sería el mismo. está acostumbrado a los roles sociales tradicionales respecto al sexo: la sensibilidad de Molina le parece una extravagancia. En relación a ello Taube considera que. pero sin hacer alharaca de fuerza y que va avanzando seguro. y se siente plenamente identificado con su madre.[17]‖ Es por esta razón que los homosexuales habían sido marginados de los movimientos de liberación de clases y de las acciones políticas. como mi mozo. si bien es un revolucionario. para acabar con los torturadores. Decilo. tener un hombre y ocupar el rol de mujer. ni por el poder… Y no.‖[16] Para esta última autora el característico espíritu conservador.Según Fenichel la sociedad occidental impone al niño los modelos de sus padres como únicas identidades sexuales posibles. Valentín por su parte. un perro. -¿Para qué? ¿Para torturar? -No. Que camine seguro. ―-Pero no seas así. pero las presiones sociales hacen que poco a poco aprenda otro rol.

-… (…) -Quiero decirte que no tenés que pagar con algo. Foucault. tiene dentro de su dinámica la necesidad de explotar. en el mundo occidental. Ríos Emiliano. aún con mucha oposición desde los sectores más reaccionarios y conservadores. 2010 Bibliografía:    Wallerstein. y Portalis. para crear una sociedad mas justa e igualitaria… A pesar de algún avance al respecto todavía falta un largo camino: el sistema capitalista. -Pero si un hombre… es mi marido. una posibilidad antes no existente de realización práctica de la ―perversidad polimorfa‖ con menores márgenes de represión o sublimación –con el correspondiente acercamiento hacia un reconocimiento de la inherente bisexualidad humana-. Laplanche. México. México. que se ve vinculado a la lucha revolucionaria por el amor que siente por Valentín. aprobada en el seno del congreso. aunque dicha reflexión está lejos de ser agotada. A modo de conclusión Desde hace aproximadamente unas cuatro décadas o cinco nos encontramos. Sin embargo los dos llegan a desarrollar una gran amistad entre si (que confluye también en el amor) y a adquirir cada vez mas confianza el uno en el otro: así es que Molina no lo traiciona y al salir de la cárcel quiere ayudarlo metiéndose en el terreno de la política con el fin de contactarse con los compañeros de Valentín. D. nuestra sexualidad y nuestra concepción del placer. La novela de Puig me parece una obra indispensable para abordar las conexiones entre la literatura y la sexualidad desde el análisis social. M.F. No hay posibilidad práctica de un mundo ideal (a ello me refiero cuando digo igualdad de derechos y oportunidades) en éstos términos. la sexualidad. Me parece primordial que como sociedad podamos garantizar la igualdad de derechos y oportunidades para todas las personas. La voluntad del saber. 2007 . J. Tomo I. Si no . esto fue reflejado este año con la ley de unión civil para personas del mismo sexo. para que se sienta bien. Valentín es un transgresor político que a partir de la relación con Molina se ve arrastrado hacia el campo de las emociones y comprende y se acerca hacia la transgresión del orden moral. es que Molina es encerrado conjuntamente con Valentín por orden del director de la cárcel. 2006. aunque termina entregando su vida por ello. por más que algunos lo quieran maquillar con progresismo. porque él entonces… es el hombre de la casa. reflexionar acerca de la estrecha relación que existe entre el orden social en el que vivimos y el uso de nuestros cuerpos. Otro punto a considerar dentro de la trama de la novela. con favores. para que le sacara información sobre sus compañeros de militancia. él tiene que mandar. El capitalismo histórico. pedir perdón. excluir y oprimir. más que por motivos ideológicos. Historia de la sexualidad. En este momento Molina es movido por el amor que siente por su amante preso. J. Sin quitarle valor al gran avance que todo esto significa es necesario preguntarnos si el modelo tradicional de la familia sigue siendo tan vigente como antes para el modo de producción del actual capitalismo como unidad económica: de no ser así ello podría ser una posible causa para explicar la incipiente relajación de la prohibición de la homosexualidad. la transgresión hacia el orden político (Valentín) con la transgresión hacia el orden moral (Molina). En nuestro país. Siglo XXI Editores. Buenos Aires. -No. en donde el hombre cumple el rol de la autoridad en tanto que la mujer es la sometida.Así mismo Molina también tiene una visión claramente conservadora respecto a la idea de familia. Esto implica un mayor margen de libertad en cuanto a la sexualidad. eso es una explotación. porque te guste eso. Diccionario de Psicoanálisis.‖[21] Puig trata de entrelazar a través de los dos personajes. Creo que este trabajo me permitió. sin distinciones en base al género u orientación sexual… desanclarnos de la concepción tradicional respecto al hombre y la mujer. No te tenés que… someter. Siglo XXI. Imanuel. las relaciones interpersonales. En cambio Valentín plantea la igualdad dentro de la pareja: ―-Quiero decir que si te gusta ser mujer… no te sientas que por eso sos menos. 1998. ante un proceso en el que se comienza a repudiar el castigo hacia el homosexual. Eso es lo natural. Molina es un transgresor del orden moral. el hombre de la casa y la mujer de la casa tienen que estar a la par. políticamente conformista que no desea mas que un hombre para toda la vida (en un momento del diálogo llega a considerarse a si mismo como ―una señora burguesa‖ en el fondo).. por lo que considero que para ello debemos superar dicho sistema histórico. Paidós.

y Pontalis. Buenos Aires. [3] Laplanche. México. dinero prima (D´): los capitalistas o burgueses invierten dinero. México. 123 [13] Ibid. Booket. El beso de la mujer araña. 2008.com/37/en01-037. Pp. 171. 2007. Historia de la sexualidad. 182 [17] Ibíd. Pp. Tomo I. Manuel. El beso de la mujer araña. Pp. Diccionario de Psicoanálisis.http://karencolonvillero. 182 [18] Puig. D. Pp. 2008.blog. 1998. D. [8] Foucault. pp. Pp. Página 83. 2 [2] Que podría sintetizarse en la fórmula dinero (D). Manuel. instalaciones) cuyo objeto es la producción de nuevas mercancías a través del proceso productivo. 12.letralia. [4] Foucault. que revalorizarán el capital invertido a través de su venta. México. [16] Puig. 30 y 31. M. Ensayo sobre el film y la novela el beso de la mujer araña de Manuel Puig. [7] Ibíd. Paidós. La voluntad del saber. Imanuel. 59 [20] Ibíd. Pp.html [1] Wallerstein. Pp. El beso de la mujer araña. Pp. pp. El capitalismo histórico. 145 [15] Ibid. El beso de la mujer araña. http://www. J.F. Pp. El capitalismo histórico. Buenos Aires. 23 y 24. [9] Ibíd. El discurso de masas en El beso de la mujer araña. herramientas. Manuel. Siglo XXI. J. 3 [5] Ibíd. 2008Pp. Buenos Aires. Siglo XXI. [6] Ibíd. Pp. para la adquisición de distintas mercancías (fuerza de trabajo. Buenos Aires. [19] Ibíd. Karen Maria. Buenos Aires. 28. Buenos Aires. Tomo I. Booket. La voluntad del saber.galeon. pp.Fuente:  Puig. Pp. Historia de la sexualidad. 2006. [10] Wallerstein. Booket. Pp. 50. 60 [21] Ibíd. M.com/1249423320/ Infante. El beso de la mujer araña. 211  . mercancía (M). 1998. Siglo XXI Editores. 58 [12] Ibíd. 2006 [11] Puig.F. materias primas. México. es decir capital. Booket. 2008. Siglo XXI Editores. 124 [14] Puig. Alison. Booket. Manuel. Manuel. Imanuel. 2008 Pp. Artículos en Internet:  Colon Villero.