2

se habia ve¡rgado ef Señor clel bosque, bandando a su ayudanl,e shulákma a ca?ar Io ,lue pefa é1 ers lrn vehado pero que en Ia realidad era un ser humano, Nadie sabe cuánto tiempo permaneciefolt los cazadoreB en casa de dr¡áLaik. tlDos dice¡1 que fue L¡n año, otros que flre más, otros dicret) que e1 tiempo ¡ro tra¡scLlrrió a 1a misma velocidad para fos cazadores y para sus famifiares, que fije mucho para eflos pero pareció ser menos para quienes 10s estuvieron buscaDdo en eI moDte. Lo cierto es que dwáLók los iDstruyó en 1a6 artes de curar todo tipo de eDferhedades y en fas artes de eDamorar co¡l c.lntos a 1os a¡timafe6 para lILre no huyeraD cua¡\do se iba de cacería- Habiendo crompletado e1 aprexdizaje, de¡áLól( dejó libres a sL¡s huéspedes pelo fes advirtió que no hablaran con nadie sino I)a6ta ef momento e¡l ¡lLle L¡n.1 esteca de caña brsva que deberian sembrer en sLls patios diera flor, Se fueron y regreGaron a su6 casa. Uno de 1os cazadores irrespetó Ia orden de dwáLijk y contó toda Ia aventqra; amaneció mue¡to al día siguiente. E1 otro sí obedeció y sembró fa eEtaca de caña brava y e6peró un año en¡ero sin decir nada hasta que floreara. Este hombre logró poner en práctilra 1() e¡lseñado por dL¡áL6k y además instruyó a otlos jóvenes de su lugar, quienes coEo é1 llegaron a 6er bueDo6 awá, Juan vie¡re haciendo cllidado en eI camino por si se encuentra con a)r!¡Lákma, 1(] cuaf advirti¡ia al- ser mordido por una serpiente -iaf¡r:,l!e i?r3. l:.a aai.aJ l:..i;ti..,o; ."le;,¿i. 1a6 -,¿¡:il¡les il,echas de1 ayudante de di.¡áLók. Sin embafgo ef terrlble leumatisno de sus piernas lo hace proceder baEtante despacio, pudiendo observar con deteni$iento su ruta y mi¡rimizar dicha posibilidad. partió úr¡y de mañana a sabieDdas que su dolor retardaría su llegada donde el a!¡á rtue habia decidldo vi6itar pará sanarse. A pesar de haber otro6 aeá e¡r 106 alrededores de Sib!¡jú; donde-;j:ve, JusE-ha optado por ir donde A¡rdrés cuyo rancho eB e1 más alejádo, eI ú1tiroo exactabente Éobre e1 ca¡Dino que 6e aventura en 1a cordillera hasta llegar a Ujarrás, a tres días de penosa andadura. Andrés es un awá reconocido por sus virtudes curativa6 y por su espíritu gene¡oso, eso arlimaba a Ju.en para soporta! sus ocho horas de viaje y su dolencia achacosa. Pues Juan ¡ro es de aqqellos que hayan 1ogrado éxitos en fa siembra de p1átano o cacao para consegui! dinero contallte y sonante, no. Jua¡r es Lli.r agric(rltor qLre casi solo produce lo que consume y Do podría por lo tanto empeñar mucha6 riquezas para indemnizar a1 ai¡á por su trabajo. Pasando por Kichúkicha, Juan se detiene donde líoisés a quien considera se! hermano, aunque lejano. Sabe que aI]í le darán un gallo para seguir adelante coD etrergias repuesi:as_ y asi ocurre_ üoisés le ofrece un hl¡aca1 de chicha, banano cocido y un trozo ¡esecc, de un saino qLre habia cazado en dias anteriore6 y había .ll1umaLlo para que se coDservara- lloisés ¡ro hace sino cumpli¡. con un re,luisito para safvar sL¡ alma cua¡do muera: Ia ruta deL 601, que tend¡á qlre seguir su alma viajera wik6l después de su ¡Duelte, está infestada por aquellos 6ereB qL¡e llamaban iyftchabé ("las culebras de los cast.igos ), y qLre 6e encargan de detener fa marcha hacia e-L Iugar .le1 rel:.i!- ) eterro, RikóLkdska, detrás del sof crepuscular, a

3

las aloas de quienes
sLl bebida
.

eD

vida harr Degado compart.ir sus afiment,os

y

Jua¡r srgLle caminando, ya por r.¡n sendelo me¡los transitado ,lue co¡lduce a casa de André6. Importantes porcioDes de bosque alternan con unas cuantas milpas y coD frijolares de veci¡ros del caserío. Ya en la parte fi¡raf , tiene que bri¡)da¡ un último esfuerzo para subir otra cueEta y .lescubrir el pequeño platanar al.ededor de Ia ca6a de A¡rdrés.
Con aqLrella eDoción que siempre inspira ]a visita de Lür awá de cierta reputación, se acerca .Iua¡r al lugar.le destino. Se detiene u¡l momento cuando disti¡gue e1 humo qLre se escapaba perezoso por 1a6 endijas del raDcho de Andrés y se p(rDe a pen6ar cómo abordar a1 a¡rci-ano. Su e!¡oi]lón es ahora i¡rte¡rsa y Ie hace recoldar Io que se

ruDora sobre el temibfe chamá¡l. Andrés es del clan túkwak que tieDe 1a faDa de dete¡rtar a los chama¡res más torcidos, a aquéflos que se especializan en la b!'ujeria y son eapaces de matar a distancia con

sus hechizos. Pero esta no es 1a fa¡ra de A¡rd!és, de quien se exaltan más bien 1as virtudes de servido¡ del plleblo. Bien sabe que muchos de 1os ar¡á de Talama¡1ca le deben el aprendizaje de 1os cantos para l1anar a 1os aDimales, que tanto benefician a 10s cazadores. Se conoce también Ia eflcaci.a de sus cantos pa.a curar lejos de 6u hogar. lln aRá de Bajo CoéD que Juan conoce y que fue discipulo de André6, cuenta cómo en una ocasiór1 se habia secado e1 rÍo Coén en 6Ll curso medio y bajo. Hace mucho -decía aquél ar¡á hubo una competencia entre un 'awá--,tú]r';ak de Shiroles y Andrés y su f;¡ado herDano Franclscano también ar¡á. El awá de Shirofes mandó a que se derrumbara una montaña y tapara e1 rio Coén. Aquelfo Eucedió y se aecó eI río hacia abajo. Er1 Alto Coén se forEó Lrna inmensa lagLlna que se pobló de muchÍsimas 6erpie¡tes de gran tamaño. Ya 1()s habitantes de Alto Coén estaban preocupados cuando Andrés y FraDcisca¡lo enfre]rtaron e1 problema. Llamaron aI rey de los camaro¡1e6, un irlme¡rso caDaróD qL¡e se vino de1 ma¡ )\adta allá a|rilra y corl 6us potentes garlas ro¡0pió la presa formada' Ya más tran,tL¡i1o, Juan se decide a arrioalse al ranchoDeoecio, nieto de Antlréo, es eI pr.iDero en notar su arribo, ya qLre se encuentra practicando tiro con cerl)atana en e1 pat-io. Inqlrieto po¡ la lIeg"1da de alguiell que rro conoce, Demecio sale ell carrera y se esconde detrás de u¡l arbLrsto. JLlan no se iDcromoda por esa condlrcta que sabe naturaL en niños de esa edad.
lfega a 1a puert.c y salLrda a Andrés y a sLr hrJi que Uagdalena vive corl éL y Io ,ii-j.lid.. l"lñgdalena dirlgÉ su mirada hacia Juan con un aire in,lnict,;l:,.-:. ..Ii¡a¡r ex!.1ica e¡tto¡lces el notivo de su visita. A¡1drés rlo ba j.1ún Bai./e)atido sll presencia. se encLlentra reposando e¡r uDa vieja hamaca de burio, aI iadú del fogón. E1 aaá acostumbra descansar du|ante IrL¡.'1¿ paate del dia para estar list() Por fin

4

cuaDdo 6e

. proDio padre .lo entrenó d¡rr¡nié laroñs enseñándole todos }os ca¡rtos que ."no"-ru

le preseite algl¡n e¡rfermo que curar. AsÍ puede sopor.taa ef sueño durante casi toda 1a noche, cai)tabdo e .invoca[do par.a .1lejar las fLrerzas sollrenaturales ].esponsables de fas .iesdichas de sus semejanlres y hacer qLre fuet zas sobrenatL¡rales beDéficas intervengan- Andrés ¡ro salle co¡ exactitud euántos año6 tieDe, pero su sordera y su vista gast,ada constantemente fe recuerdaD que y; es un viejo. ¡lagdalena se arrima a fa hamaca y gritando para qlre oig.tffama aI viejo- Andrés sale de sLr sopor y se sienta. Se entera ¡or su hija de ]a visita de1 pacieDte y entonces lo 1fama, i¡tdicánd(,Ie qlle se siente en 1a hamaca contigua a Ia sLtya, Le pregunta por §u nomble y de dónde viene. Poco a poco Io va ubicando.r través de su parer'¡teBco: .Iua¡) es hijo de Flor.iilda, cuya finada abltela habia siclo 1a espooa del hermano de1 padre de Andrés. Sus cla¡res so! af_ines y en e1 sistema de parentesco Juan vieIle siendo alg!) asr como sL{ Dieto. Juan explica que acude a él a causa de Bus fLrertes dolo¡es en 1as rodillaB y en los tobilto§, y Andrés no pregunta nada más dLrránte largo rato. Ya 1a tarde e¡Dpieza a escaBear y por fiD llega eI hijo de A¡rdrés, AnÍbal, que vive en Cocles, aúo más lejos que de donde viene Jlran, y que 6e encueDtra de vis_ita. AnÍba1 tan)bién es ar.r.1, sll
:ñ^. ¡ae¡-

1as arte6 de1 cllaDanismo. Ciér.tamente es uD oficio difícil de aprender. A¡rfbal tuvo que pasar muchas horas a la par Lle su padre, aprendiendo todos los ritos, replt_iendo y repitie¡rdo cada uno de fos cadtos hasta conocerlos todos de memoria. Cada enfermedad tiene su manerá, sus cantos y sus atuenCos ; ad*ás los -¡&,:tc.s b-on en u¡1 lenguaje disti¡rto af utilizado en fa conversación, un lenguaje que 6o10 los ariá pueden entender. Aníba1 nc¡ recuerda cLlántos años habrá durado su entre¡ramiento, qui¿ás siete, quizás ocho, taf vez más, ha6ta que 6u padre estibó qL¡e ya estaba listo y 1e consiguió las pledras Eagradas sla' para curar_ Airora l.1s guorda celosamente en una bolBita hecha de pit.1, segúl¡ la usan¿a. A,lueilas pieLlras sia solo de noche, cuando cura, las puede ver y tocar. Le sirven para averiguar qué tienen Ios pacientes que 10 conÉultan, haciérrd..r preguntas que Ias piedra6 contestan positivamente cuan.l.) se levantan aI soplar eI a!¡á, negativamente cuándo no se úueven. Con Ia6 piedras, eI ar.¡á puede comunicarse con kuE y con .lRáLk, espiritus mediadores ante otros e6piritus y ante sib6, responsable de que eI murrdo esté poblado de seres hlrmanos y t,enga so1, mar, estreflaE, y todo cuanto se ve. Aníbal saluda a Juan y también irrterroga por eI úotivo de su visita. Luego, comprendiendo qrre ya viene la noclLe y harán f:rlt.a el sainlllo, eI tronco de baIsa, Ias plantaE de flores rojás y eI bejuco tinÍ¡cha nece6ario6 para tratar el reumatismo, toma Éu machetc y sale lumbo a una qu--brada cerc.lDa do¡rde sabe que puelie encontrar todo eso. Todo ello será nec-esarió p.1ra qlle su padt.e pLreda curar a sr¡ pacieirte- Aníb.11 reL¡n,- lo neces.irio y la, heLrha a,¡

v-toOu.-iái ,rl"tá..-iáJ."

6u chácara; fuego regresa aL ra[cho. llab!án trarlscurrido uiras dos horasqulzás, y el sol. ya se ocultó d¿trás de 1.1 cordÍ1lera, pero aún suLrsi6te una clerta claridad. Los árboles e incfLtso los vástagos aledaños pr,rduce¡r una impresión inquietante sobre e1 fondo de cielo ya casi gris de doDde empiezan a su!gir estreLlas cooo por arte de oagia. Aqr¡él es un ¡Domento especial para todo ar.¡á, pues eI manto de noche, a fa ve¿ que 6e va apoderairdo del nLr¡rLlo, se apodera det tiefipo- Se va lrorr.cndc¡ 16 cot.idlaDeidad y se vaD afirmanclo los recrret'dos solrre 1a larga noche primigenia, ¡'ecuerdos legados durante muchas y muchas ge¡eraciones de los maestros av¡á "e ]os aprerrdice6, para perpetuar aI i¡lfinito 1a historia de cómo sibó hizo para crear ef dfa, y con é1 a los primeros.ucestros. SÍ, la noche es e1 refugio deI awá, y a 1a vez su tiempo y sLr espacio de accion.
En eI rancho, ¡nientras tanto, llagdalena ha avivaLio eI fogon su abanico de pfumas de p.lvo, y ha puesto en úarcha 1a cooida. co¡r Juan ya Ie entregó un paquete con comlda que trajo desde Bu caaa. De¡necio, su hijo, ha permanecido exepc iona fmer¡ te callado y no ha hecho 1a bufla¡rga Lle 6ler0pre, intlEidado que está por 1.1 presencra de Juan. En cambio llalfa, con sus e6ca6os dos años, se 1a ha pasado revoloteando y llorando sÍn ente¡rder l.J ,tue se t¡'ama.

L€ cue[ta de su6 proplos padecimj.ehtos y de diversas ánécdotaB de su vlda. La e¡rfermedad de Ia danta, naídwé, e6 fo que 1o tiene afectado, pues en una ocaslóD no respetó las reglas de la cacerla y se aco6tó con 6u fj.¡lada mujer poco después de abatif uno de estos animalea. La da¡rta se cas(s con }os tukr¡.rk -cLre¡rta- pues cuando sibó ,'- +celebró ]a creación def mundo, celebró haber terminado de eon6traÍ:'r su propla ca6a, mediante una chichada, lnvitó a se hermana Ia danta para que batiera eI chocolate. Lq danta ofreció de su huacal de chicha a un tirkwak y bsiló solbA con é1. Asf iue como establecleron alianza matri¡¡onial De6de entoDce6 los cazadores túkwak saben que deben cuidarBe cuando malra¡r ulra danta, y deben e¡ especial

Ar¡dréi, ;:

¡ác iii.:ir,1.l;,

;ii'!.r'ú1á co,ivcr sae iór curr su i,uéspeLr

abstenerse de relaci.oDes sexuales, ya que s-i Do lo hacen e] espÍritu de la danta 6e percatari.l de qLle eI caz.ldor tie¡re otra mujer, de que el cazador comete.tdulteri¡>. Cua¡tlo esto sucecle, eI espiritu enfurecido no tarda er) vengar e6e irresDeto y se pone .i

beber chocolate, se pone a beber Ia sangre ciel cazador, produclé¡rdole dolores eD 1s cintLrra, dolores e¡t eI pecho, dolores de cabeza, fo hace otiDar saDgre, y mLrchas cosas más. JuaD escucha con atencióD los cuentos quc narra Andrés mie¡1tras est.é fa ce¡ra y mie¡rt¡ as ll.ega Aníbal con todo Io necesario. Capta graD parte de esas hj.storias pero no entiende todo. Hay taDbié¡¡ algunos det.llles nuevos que Do co¡r<¡cia- Es qlre solo eI aliá c,:¡¡r(¡ce bie¡r 1a hist.o¡ia axt.igua del ¡¡Lrndo ya ,tee sLr aprendizaJs :nrcia preciBamente c'on eso. EI aprendiz de aHá debe pri.mero que nada poder situar el orlgen Lle todo Io que contieile e.l mu¡rdo: Ia tierra, el sol , i.1 lluvia, los aniñales, Ias pfantas. Cada componente tie¡re s(¡ histeria y solo riedicándole mucha atención

t

6

a

a ente¡rder porqL¡é las cosas 6()¡1 como so¡). JL¡an y ADdrés, empero, se ponen de acuerdo por adelantado sobre el pago qee dará e1 p¡.imero al segundo por.sr.rs ser-vicios. Jusn e¡rtrega.1l aeá el erluivale¡tte de coD qué comptar urla caja de municiones para sLl rifIe. Ju.rn sabe rlue con ese dinero apenas podria con-rL¡ltar una vea a Lrn ¡Dédico e¡t Li¡Dón, Ia ciudad &ás cercana a su caserÍo de origen. Conside¡a fa 6uoa como be).¡ef icia,sa ya que ot|o awá qlre coDoce le cobraría por lo me[os et dob]e. Por fin llega Aníbal, qaj.en deposita todo Io que ira conseguido ¿1 la par de Andrés. Juan ya ha depositado todo Io demás para el ts.irÍk. Ahi e6tá el troDco de balsa, ef stéé o manojo co¡t pellejos resecos o plumas de v.lrios allim-lLe§ que se relacionat) con el reumatlsmo: ardilla, marti1la, mono col.orado, perico figero, pavo, chachalaca. SLr padt'e entieDde que ahora está todo llsto para poLie. cLtrar a Juan. No queda 6ino esperar que esté l.r comida y que úagdaleDa y sus hijos duerman, pL¡es requerirá de mucha concenttación pa!.a entonar todos l-o caDtos de 1a ceremonia de cur.lción y para lograr eficacia. ED la larga noche que lo espera lo acompañarán tan solo Ias ra¡ras y fos grilfos,lue desde teDprano han iniciado sus alborotados y desesperados coros. pero, como todas las noches en que 1e toca curar a ei)fe!¡Dos, es Lrna Doche especial para Andrés ya que Fe inw^lu.FFr.á como media,-l¡r :!t1re L1: f,..r.-::3j ?,.:c gob-ierDan e1 mundo, papel qlre soll pocos los que .Lo llega¡i a conocer: unos cLraDtos at¡á qLle coBpfeta su aprendizaje y !"eciben fa6 piedras sagradas sia', y a(ur asÍ Andrés sabe ,tue algunos awá t)o tienen la mi6ma eficacia que é1 plrede alca¡rzar en sus ceremooias. Pensandr: en eflo_es que advierte a Juan: "Una vez f e.=:"-regun !óa un av¡á famado por una enfermedad que da calor, que hace sangrar -. mucho, mucho, y que haBta puerle ñatar de vlaje_ ¡luy poquito es 1() que sabia. Otra vez maDdé a lfamar a un awá pues yo estaba enfermo, tenía fuertes dolores de canilfas. Yo le di dinero y é1 me sopló. Maté un capó¡r, Ie dí dos gal.l.iDas gra¡rdes, hice chicha. Tamlriérl compré harina, azúcar. Terminó de cLlrarme, pero inada que se fue la enfermed.ldl Siempre est.oy mafo, .cdolorido. Ef lc¡s se creen Ios mejores, pero menti}.1, no pltedeti cLr¡ar ¡lrucha gente iente
uD maest¡o se 1lega
m

Después de Lame¡)tarse, eclla una ca¡cajada y prosiglre. ''Yo Io digo asÍ, yo aprendi de losAndr.és antiguos. yo se decir. llno va a aprender cL¡.1r1do está lie1 tamaño de aqoél muchacho -señala a Demecio que ya comido se ha ldo .i acc)sta¡ sobre el ¡liso de crhoDta .11 fotld.) clel ratrcho , asÍ Lruando uno es msyor. entiende bien l¡ pal"1L,ra, i06 duro aprendet para ser aná: Si se aprende ligero no se apreDde nada. AsÍ so¡t elIos. Esa pa1.1br.1 no sirve, por.que uDo ¡lo ]a puede captar. Claro, primero e1 maest¡o habla y uoo lo entie¡1cle, per,) Dañana, pasado mañanar ya a u¡1o se le olvidó cómo e¡a y Io lnvenl,a. Peio ast .La polábrd ¡ro cura",

Andrés también exafta

"1 JLtan

su sabidLrria, y este escucha ,ion

tr

7

atención. "Yo puedo curar de todo -dice- : la enfermedad de bLúmia, la enfermedad de áLl!¡ak, cuando duele todo eI cuerpo y uno está hinchado. Hay mucha palabra. La enfermedad de tIláLial¡ak también 6e puede eBpantar. La enfermedad de huracán, cuando e6tá cayendo mucha Iluvia también ae cura¡ hay que mandarla a 6u lugar. Hay mucha palabra que cantar. Pero ahora son poco6 106 que pueden. yo pregunto y veo que no pr^eden. E6a enferÍredad que da calor y hace eangrar mucho es 1a de btúmi;1, ese e6 el dueño. Ese blúrúia dlBpara con 6u cerbatana cuando ve pájaro6 comiendo frutaE. Ifata baGtantes. Hace un tapesco y se Eienta a e6perar que lleguen 1os pájaro6, y 106 tira y ahi mi6¡¡o caen. No pieade ni un tiro. E6e primero estuvo para E¡atar nuestra all¡al que para é1 eran pájaro6. Dentro de poco iba a nacer toda Ia gente y blúmi¿ eBtaba eaperando para tirar -[os páJaro6. Ya btúmia 6e vino, hizo tapeEco y 6e sentó aLlí a tirar sobre. los pájaroB. ¡lató üuc1hos, ahÍ blJúoia agarró mucha gente. y deEpués se 106 cobió a todos. Yo he oÍdo a 106 bayores conversar de todo, aBÍ es. bLúrojlx agarró los pájaroB y 6e 106 llevó. LLeeó donde ilar. Ifar éra una mujer. E6taba ahí en 1a ca6a. Le cocinó 106 pájaros. En la cabeza Ia ¡lujer tenía agua como Ia.deI mar que es aalada. Sacó un poco de elfa para cocina!. blúroia probó aqueflo. Le dijo a eI1a: -iNo, no, no, tiene mucha 6a1l iY no hay chiLe! Entonces Mar, 1a muJer, le conte6tó: Y blúmia 1o fue a traer. Brincó para arrancar un chile de Ia maia. Pero aI caer, era co!¡to hueco. 6ib6 Ie habla hecho una trampa. Ahf cayó bLúniq y siguió para abajo. Cayó en un lugar azu1, cayten un lugar verde, cayó en un lLrgar colorado, cáyó en un lugar amaril10. Ahi nada más, ahí se cayó y murió. De6pués sibó 10 levanbó -Y*1o coú!r^r¡!. Entonce6 le dijo blúmÍa: - iDéhe roi cerbatanal -Yo no Ie doy nada -conteÉtó §1bó-, no Ie doy nada, No 6é dónde eBtá su cerbatana. Se quebró y por eBo ya no Ia tiene, -Déme aunque 6ea una ramlta hueca -6upl1có blrimiq-, solo e6o De 1levo, queda para mf. Ie cortó u¡T pedazo pequeño, r¡n palito, y se 10 entregó. __, .u1!ó blúmla 1() probó, va tl,rando y..,sÍ, pegó b1en. -E6tá bien -d1jo , asl quedamos. Asi nació la enfermedad que se ffaDa blúltrig. e6tá, ah] se quedó, siempre está ahÍ. A6l conversaroos. yo ]oli, Ahí aa1 -Lo cuentan. LoB mayore6 decían que era aBf. A6f yo 106 he o_ldo platicar, y e1106 lo decian bie¡r. Hablaban bier!, decían blen ta hi6toria. Cuando uno es muchacho, eIIo6 fe enseñan, le comunican Ia palabra. Y uno fes dice: Yo no entiendo, digaDe más para yo entender... Así 6e va aprendie¡tdo poco a poco hasta conoce! bien toda6 las hiBtorias. Y mlrc)ros ¡ro saben nj qué tienen que ciecir. por eso usted puede preguntar, aquÍ 6oy yo quien tiene la fama de ser el más
arande'.

1abor. No tarda e¡t ltegar. l4agdalena y 6us hi,jos 6e ha¡t dorbido; in.Iuso Aníbal eBtá aco6tado. Ante6 de eIlo ya preparó el agua

CoDtar)do

hi6torias, Andrés espera e1 moDlento para co¡¡enzar

6u

I cafiente en que puso eI bejuco que antes fue a bu6car en 1a bo¡rtaña. Con está poción Juan habrá de f¡otarse 6us partes dolienteB después de fa p¡Imer noche de trabajo. Pero Aniba] no requiere e6tar en la curaclón, por 1t) Benos e6ta noche. Escuchará aI pri¡clpio 106 ca¡tos para repasar 10 que ya le ha enseñado sLr padle, pero 6e do!Dirá en cualquier Dooento. Con un trozo de carbón de1 fogón, Andrés dibuja en el tronco de balBa tre6 pares de ar.go11as, un par en e1 centro y un par a
cada extreDidad. Andrés e¡ttonce6 arri¡ra un banco de cedro que tlene 1a forma de una tortuga, y le dice a Juan que Be aiente en é1. AsÍ 1o hace. EorrDalmente Ee i¡ricIa la cereEonla. ,Juan 6e qulta Ia camisa y eapera;.ándréB se levanta dé su haDaca para:recoger la bal6a, 106 dos pare6 de hojaB de 6ain1llo y todo 10 denás. Ahuoa las hoja6 de Balnl]Io en e1 fogó[ y suavemente se Ias pa6a a J!¡an por ¿1 pecho, la eBpalda y loB brazo6. LaB pone a un lado y l-uego ahuna todo 10 demáa: el tronco de balBa, faB flores roJa6, e1 bejuco tlnikcha y eI 6téé; y Lo pa6a alrededor del cuerpo de Juan pero 6in tocarlo.
Entonce6 Juan 6e levanta y 6e devuelve a 6u hamaca de donde ya no ae bueve. Se siente reconfortado pue6 pienBa que el dolor de 6u6 pierna6 de ahorá en a.lclAñ+é i-á gr?..J'..?.Ire::rla l:j..iri;,1¿ ii,Lvuoiriati ha6ta extinguir6e por completo, qulzá6 en una semana o dos. Vuelve a ver a André6 que ha vuelto a eu habaca pero que está Eentado de Iado en poBe reflexiva. Juan 6lente 6ueño, efecto de Ia fatiga del vlaJe. No tardará en dormirse. Sin ellbargo hace un esfuerzo por tratar de ver qué hará exactanente eI awá.

converBaclone6 y Ia bul1a, aunque de6de afuera Io animan su6 co¡uPañeroB cantores: eI grilfo, el Bapo, y de vez en cuando un cuyeo. A rato6 taBbién 6e oye refunfuñar a algún cerdo o cacarear a una gaIllna. Pero esto6 rLrido6 no [¡oIe6tan a1 ar.¡á, todo 10 contrario le ayudan a seniir la preBencla de Ia naturaleza y de 1a noche, y a orientar su mí6tica. Las bra6a6 del fogón también 6e acallan hasta volve16e 6oIo puntoe Iuminoao6 en 1á oscuridad. Ya rro 6e dlstinguen sino 6ombra6 y Juan 6e entrega entonces aI 6ueiio, úientra6 Andrés repaEa silencio6aDente Io6 procedimiento6 de 1a cl¡raclón. Aníbal decide taBbién dormlrBe para poder levantarse más tarde a calentarle café a 6u padre.

André6 6e concentra. En eI

rancho han cesado ,au'*

Y Andrés inicia una monóiona letanfa. Srn que rradie se percatara de ello ha sacado de su bol6a de pita Ia pj.edra sagrada 6ia' que le ayudará a conunicarEe con las fuerzao invisibles. Para esira curació¡¡ ha sac.ldo a fa piédra oacho eÉpecifica para el reumati6mo. EB redonda y pL¡ftda. Nadle Babe ex,qctaoente de donde provlno: se fa entregó 6u padle cuando era joven después de co6pletar au sprendizaje y reallzar' 1a ceremoni.a de inlcisción- Su padre Ie aseguró qr¡e esa pledra era Búmamente antigua y que se habfa tran6llitldo dL¡r'a¡rte mLrch.i ge¡reraciones. Se supo¡1a que 1a

piedra se la habia sacado bógnarDa a alakábtsi, e1 .lLreño de] !eumatismo", L-L¡ando habÍa llecbo los traba.ios preparativos .1 Ia creaclón, segÚln mandato de sibó. En sus c.1ntos, Andrés rememora todo eso, eI origen de la piedr.a, Ia ave¡ltura de Lróg¡rarDi, e1 origen de la semilla o de los seres hl¡oanos y de cómo sibó se deshizo de 1os dueños de este lugar en qLre viviños paa.1 poder colocarrros e¡i éf, ef ortgen de las elrfermedadés y del reumatl§no. ED cada curacióD fe L-!]flesponde reconstruir 1.1 historia remota de la eifermedaLl de sLt paciente, y elcoDtrar la raz(iD por f.1 que se )Ta enferrDado, er\ particLrfar averiÉu.1r si su p.lciente ha sido agledido por alakábtsi o sl 6u padecÍmlento es resL¡1t.1do deI hechi¿o de algL¡na persoJra que 1e qLrlere mal, o aúD si ea result.ldo de que é1 Ie haya mandado Lrn hecilizo a algún enemigo y que este -a través de otro aHá- se Io haya devuelt,o. Pe¡o primeto Andrés estima las posibilidades de curar a su pacie te. A t¡avé§ de sus canto§ mágicos formula preguntas. Fregunta si st¡ pacieDte estará .1ún vivo dentro de un meE, dentro de L¡D año. Sopla sobre 1a pieci¡a qr¡e tietre el1 sLl mano. La piedra sagr'.1c1.t se fevanta , se mlleve, illdica¡do respuesta positiv.l. Luego p|egunta si será efectiva 1a ¿ur.ación y La piedra se Dueve de nuevo, EDtooces pasa a avetigr¡ar las razones por 1as

que Juan se ha eitfetmado. Sigue formula¡lclo pregutrtas, sopl-ando y contesta[do positiv.l¡nente, a veces se queLla quieta y Al1d¡és infie¡e reapueBta neg.ltiva. Poco a poc(r, ssi Andrés h¡l1s la cau6e de1 pade.rimie¡tto de .luan. Descul¡re qlre er\ este .aso e1 rer¡matismo e6 "propio' de Juan y Do el efecto de afguna acción malévoIa por parte de uná persona q!¡e no 10 quiere. alal(ábtsi se lta servldo de sr¡s súbditos 1¿ írdi1La, -la martil1a, e1 mono coloraclo, e1 perico ligero, el pavo y l.á chachalaca, para agredir el alma soñadora de Juan, wÍkdl. Estos ani¡¡afes h"1n atrapado a ijÍk6l viendo en el1a una baya de cacao y fa están mordlendo, se la quiereD come¡. Todo está ocLrrriendo eu ese mundo oculto que nosotro§ no podemos percibir pero que AndréÉ sit(la croD exactitl¡d gracias a sus artes.

Ilientras Andrés conversa co¡l la piedra sagr.1da, transcurre 1a ¡roche lent.lmelite per(- sitl d!:lelrer'6e. QLlizás a edi.1 t)oche, qLrizár, más tarde, se ha Levant.lllLr Anibal y h.1 sopfado e1 fogón para

reavivar 1as bral:aÉ y extraei.fes .1lgunas ]Ia¡ts6 con l"1s ,lue ha cafeDtado café pa¡a ef awá cantor- Ha depositado Lrn viejo j.1rr.on eon el café a la par de su padre sin inte¡rumpir sus cantos y se ha vuelto a acoBta! . Andrés h,1 hecho algunas p.lusas para fumar ul] cig-lrrillo de los llue Ie ha traiclcr .'ILr.1l1 y pa¡.a inge.ir rápidament.e eI café. LL¡ego ha proseguido c(r¡r sLr larga isvestig.lcrión sol¡re el origen de 1a enfermedaLl de Éu p.aciente. Sin nás qL¡e esas br.eves p¿rLl6as, Andaés ha cantaclo sin Lr.1aar.. AI elrcoitt¡-.ir. l.t causa exact.a LleI padecimiento cle Jr.ran, ir.r ,lit!'Ll:,,,o satisfecl.r!.) con sLr. traba jo y Llellneado cómo p.osegLrir la cur.¡crr,irr elr ia pr.ó_xima noche Se ha por f in dormldo ya fi!¡y cerc.1 la nraLl:,rg.iLr^a . . .
La clarida,-l ,tue pr'eced.l los Drimeros rayos-fe sol de I.a mañana

10

)ran encontrado

a llagdalena ya en pLena activj.dad. Trae agua de fa quebrada cerc.iJls po¡a prepa¡..lt el deagyuno, Poco .1 poco Be va¡r despertando los de¡Dás, acaparando la oañena 10s jolgorios de Demecio y de Maria que se mezclaD a los cantos del gallo y.i 1ü bulla de] ir y ve¡)ir de fos cerdos en busca de comida. JuaD se leva¡rta solo para limpiarse fR c4..1 poco antes de ,fue salga eI so1. Sabe bie¡r que no debe expoierse mucho a la luz pr.res eso es riesgoso mientras se está cL¡raDdo. Deberá pelDanecer dent!o de] rancho mie¡ltras dure eI so]. Pero calcula que ya para Ia tartle empe¿aLá a llover y podrá acompaña| a A¡¡iLral doDde un parie¡rte (:e.cano llue fe ira i¡rdicado a este qee tendr'ia ur\ poco de chicha. Por fo.tuna asi sqcede. Ambod |egresan ya ca6i a¡loc-l¡ecie¡do para que Andrés prosiga 1a curación.
E1 a$¡á no ira perdido tiempo- Pasó toda Ia s¡añana y parte de fa tarde reposá¡)dose para recuper'ar ef sueño perdido y prepa¡ár'Ee a soportar otra noche de6velado- Ya ha dibujado en e1 tronco de bals§ todo6 106 eleme¡rtoB neceBarios DaIa erDplender Ia seguncla fase de 1,r curación. Habi.endo ubic.ldo fa [oche anterior Ias causas de 1a enfermedad, ahora se prepara a expulEar 106 agetrtes exterDos que han etacado el. r.¡ímbló de Juan. La bal§a or-iginalmente tenia solo 106 tres pares de anillos. Ahora AndréB fe ag¡esa r¡n f].r r᧠situ:do cnii'¿ los o,,il,ios der medio y los de arriba, de tal forma que e1 espacio de 1o tr,alsa. queLla dividldo eD tre6 porcioneB. Entre Ia prl.Det se¡ie de "1ni11os y 1a Begunda dibuja 1ilreas o¡rduladas muy pegadas L¡¡)as .1 otras. Representa¡r Ia ca[asta e¡'! que slbó traJo 1as 6emi1]§s de m.rÍz que dieron origen a los cl.ines y por ende represeDtan en ese¡rci§ ..rI enf erloo.::_ En la- ?.rció¡r 6iguiente y en Ia de abajo dibuja e6quemáticaDente a todos los 6eres qLre provocan eI reum.ltismo: a!'dl11a6, mono§, martillas, pericos ligeros, pavos, chachalacaB, hormigas, abejas y ciertos guBa¡los que p.ican. Adehá6 dibuja a alakábt6i. Lo repre6enta co¡r figura de un ho¡obre con rodillas proe¡DineAtes, con un brs¿o erguido cuya mano solo tie¡¡e t¡es dedos, y el. otro brazo apoyado e¡1 a¡r Lraatón. lrientras 1o pi¡rta, Andrdp1elsa en e] dueño del reuinatismo con sus dieDtes rojos. Piensa que debe estar bacie¡rdo fiesta con todo eI cacao que se bebe, es decir mierlt¡as -se eome a sus victimaB. Es urr 6er ¡Dalévc,1(). Le causa repufsión y a 1a vez cierto temor. Sabe que esta noche deberá enfrentarlo di.rectamente como también a su6 s(lbditos, 1o cuaL no está exento de peLigro. RecLrerda.llgunos cascs e¡r que ot.os awá han

muerto en e1 e¡rfreDtamiento.

Después de la cena, Magd.1le¡.1 y sus hi.jos se tetila¡r aL fon,lo del rancho par.1 esper.lr el sueño, iuan 6e acomoda de ¡lliev.. eli e-.r banco cle cedro esper.lrldo que Andrés 1e p.1se dos p.1t-es ¡1uev,)s (ie hojas de sain.ilfo quc'Aniba} ha te¡¡ido e} cuidado de traer, después de ahumarlas, 1gua1 que en I.r noche anterior. Luego se acomoda en 6u hamaca ju¡¡to con l-a pócima de tinikcha con la que se frota las pj-ernaB adoloriclas. AnÍl¡al ha aylldado a su padre a avivár' eI foeón para lahumar las hoja6 de salnillo t¡ Io aproveclta pir'.i L-aleniarle

11

café. Ahora todo está fisto para seguir con fa curación- Afuera, la llLlvia no ha parado desde Ia tarde y todo pa].ece illtliL-rar que seguirá por bue¡1 rato má6. E1 ruido deI aguacero amortigua ef ru ido de fos gri1loa, pero parece cor.iplacer a las ranas y a 1os sapos qLre
cantan de6aforadamente.

El ar,¡á inlcia suB caDtos clra¡ldo ya cesa toda a.tividaci dentro del rancho. Demecio flnje dormir, pero escucha con atención ]as letanfaB de 6u abuelo. Condtata una vez 10á6 que no eutiende 10 que dice, solo unas cea¡rtas pafabras, Pareciera estat. I]ablando en ot,ro idioma, La oisma observaclón se hace JLl.1¡) en su hamac.t. Ar¡bos terminan po¡ sdormecerse en ese esfuerzo de capta¡. algo de Io ctue dice André6. Solo Aníbat entiende 1o que canta su pad!.e. A ratos nurmurando, canta también junto con é1, pero de maner.l a qLre no se e6cuche. Nota como va reconstruyendo 1oB hechos. Está ahora explicaDdo e1 origen de todas las plantas invofucradas en 1.1 cL¡raclón para afird¡ar e1 efecto mágico que debe¡r provocar. CaLla planta de flor roJa es ¡lombrad.a en ef canto ssgrado. En é1, Andrés explica que son rojas como los dietrteB de aLakábtsi y que pot. eso deben captsr 1a esencla de fa enfermedad. AníbaI sabe ,lue esta noche e6 1a más deciEiva a la vez qLre la más peligrosa, y por elfo, sc1id3.¡izándose con s,,t i-.:tlre :ra. ii¡;:"-iciii, d¿siliGi,"J eii la casi oscuridad del tancho- De esta forma alaLábtsi no encontrará solo a A¡drés en esplritu de lucha. De6pués de invocar a las plantas de la curacióD, eI ar-¡á invoca Lrno por u¡ro a los animales que roe¡¡ eI wíilbló de Juan. par.1 ello se ayuda del 6téé o nanojü-,lue co:1:iene pddtr?os de- piel y plumas de todos eIIos, Este manojo se destina a facilitar 1a influe¡rcia der awá sobre Ios e6pí¡itu6 animales qlre ptovoca¡) eI reumatismo. Los exhorta a que dejen tranqrilo a su paciente, a que regresen a sus lugareB de origen- Siempre cantando, el tono e6 entre s(tplica y reeaño- También André6 se diriee a slbó pidiéndole que interceda, diciéndoIe que ha sido é1 quie¡r creó a los hombres a partir del maíz deBpués de sacar de la tierra a todos los seres malignos y que por eso él debe ahora hace! qLre se vayan los i¡rtrusos. A los espíritu6 que agreden a Rimbló, A¡rdrés fes indica que vuefva¡ donde su "pad!9 alakábts!, qL¡e ya que e6te los creó, qrre vlrelvan a s(r hogar allá por el oeste del mundo donde reside. EI chamán canta para¡ldo solo 2 o 3 veces para ft¡marse un cigarrillo y toma¡ calé que cafieDta AtrÍb.11. Es un momento de tensiól), alrnque Andrés permaDece se¡lt.1do en sLr hamac.l casi sii) Dove¡se. Se .tyud.1 ,le l¡ balsa Lrintada pafa recordar todas las invocaciones que aiebe ¡eafizar. Sabe qLle 1a eficacia de su magia reside et1 Ia aclecuada enunciación de los cantos, en el totlo de convencimiento coti ,luÉ debe diiigirse tant,t a sibó co¡to a quienes pi.ovoca¡t }a enl-ermecl.1d. Solo a§-i r,,,,i¡á 1ib¡.ar ¡. 6u paciente de fa cáusa qee le provoca los fuet'teÉ Liofores de ¡.is...a. El relato debe por elic¡ constrrrirse mrry cuida.losamente, tjin o-Lvidar !ietatles inportantes.
,

72

AnÍbal, quien sigue ate¡rto, reconoce var.iaciones que iDttodLrce psdre con re6pecto de lo que é1 Ie enBeñó cuando estab.l de aprendiz. Sabe siD embargo que ¡ro sofo cuenta Ia meDoria y qr¡e hay moDento6 donde debe improvlsa¡se o valiarse el carlto, seg(¡n Ia dituaclón llJ r-equiera- E1 mome¡rt.o eñ ta¡) espe(-iaI que ve¡ce el inlrenGo sueño qLle a ratos tr'.1ta de.apoderarse de é1. Tanbién, como su padre cada vez que efectúa sL¡ prácti.ca, entierlde el privilegio ,lue tlene con re6pecto a otrlcs pe¡6o¡las, aI poder errte¡lde! Lü)a realidad que para 1a mayoria está ocnlta detrás de las ap.1r'ierrcias, y af poder .i¡rtelactua¡ colr Ias frrerzas be¡rignas y mafignas para benefi-cio de todos. I¡revitalrleme¡te piensa en algunas persoDar: que conoce y qLre se burlan de su8 prácticas tratándol"1s rle supersticiosas e incluso de diabólicas, pero concluye que estas personaa no se Llarl cuenta como ef de Ia verdadera naturalez.l del Dundo y de1 carácter utilita¡ io de sus plegarlas - Recuerda igualme¡rte Lo6 ser'¡Dones que suele¡l transmitir 1oÉ misioDeI.os católicos de6de AmúbLé por la emiso!'a La Voz de Talamanca" que controlan. Tratan a 1.)6 chamanes lte "diablo6' e insistei eir que no debe de cree!6e en e1Ios. ¿Es que ¡ro se dan cuento de que eI awÁ ta¡nbién habl.l con Bibó cL¡ando trñbaja ell I.t noche en Lrerlefici., de algún paciente? ¿Es que no e¡rtiende¡r que ef as¡á sabe có¡¡o tiirigirse a é1 y buacar at¡ intervenci(i! en momel)tos co¡to este? Andrés ya m(,estr.q sl1,ñ.rs .le ?g.-l:3.mial1ro y su vo¿ eó ai¡r()ta ronca de ta¡rto cantar. Sin emlrargo ya eatá co¡¡cluyer)d.) srl r¡ediación. A¡)iba1 calienta una ve¿ más ef café p.1ra que su padre recobre olguDas fuerza6. Esto permite al ar.¡á e¡rtoDar sus filtimas súplicas, deEpués de las cuales se acurruca en sL¡ hamac.l y de hecha una cobija pars dormir. E6tá al¡o¡ta más tra¡rquilo, pues pierrsR qr¡e e1 peligro ha pasado y coc+ía en e1=e6(r1tado de au curación. Po¡ fln Be duerme, y 1o hiBmo hace AnÍbal. Ninguno tieDe nociciD cle 1a hora pues todo está oscuro. Quizá6 haya d!¡rado menos la seglrnda parte de la curación que 1a primera, nadle puede decirlo con exactitud. A 1a mañana aiguiente, el traji¡r cotidiano de 1()s oficios do¡¡ésticos se apoder.l deI tiempc¡. Demeclo y l4arí.1 juegan er el piso de chonta antes de levsntarse. Se disputan un.1 cobija. Einalmente Demecio se Ia arranca de Lln tirón a su pequeña hermatra y esta se suelta eD llantos,lue despiertaD a Juarl y a A¡tÍbal. Andrés yace en la hamaca e¡¡teramente cubiel'to co¡r Ia cobija. No duerme de veras pero trata de olvidar el ruido aDbiente, que percibe a pesar de su
BLI

medla 6ordera.

Magdale¡ra ha preparado la coDida y Le sirve a ADíbal y.1 los niños arroz y café co¡r az(¡car. A JLl.1¡! 1e tia solo lrar)ano ve!-de hervido sin saI y aglra. Empies.l p.1ra él en efecto eI Lrtsól(, PerÍodo de ocho dias dura¡rte Ios c!¡aIes sofo de esa f(rrn)a podrá nt.¡trirse pora hacer efecLiva la curación. A nedia mañaDa se levanta por fi¡ Andrés y to¡la a sLr vez café y come algo. Después de ur Ir!¡eD r'ato de medltaciórr por fin inLiica

13

a JLran, que ha perma¡recrido en la hamaca desde su desperto!, que se sleDte de nuevo en el ba¡r!-ro de cedrcr. Anib.rl h¡ ido .r ¡:,>rtar 2 Pare6 nuevo6 de sahinilfo qLle pro¡)to traé y entrega aI awá. Andrés .lhlrma laE hojaÉ y se fa6 pa6a a Juan po! e1 tronco, como eJ1 d1as anteriores. Con ello concfuye su parte del tralrsjo. Ahora s(-Io 1e queda a Juan respetar Ia dieta y seguir flotá¡ldose las pie¡n.is (-oll Ia ir,fusión de tsi¡rÍ.kc)ra preparada por ADdrés. De ¡rc¡ hace¡ amb-¡s cc¡sas podria estropear toda posibiLidad de ¡ecuperación. Juan y Arldrés discuten luego si es necesarlo asegurar : rroche:-: má6 de cL¡ración. Lo efectuado hast.l ahorá ha per.mitido.ilejar a l(ir: e6pÍritu6 que car¡sabaD re(¡matismo a Juan, pero solo otr(i par de ¡loches dé canto 1e darÍan la ¡\ecesaria pr.oteccrió¡) ¡1 mái Iarg,l plazo. AnteB de,tL¡e Jrlan regrese a su case¡fo, é1 y Atrdres se pLrrre¡l de acuerdo para efectuar e6ta etapa complementaria dent¡o de un ¡)es. En eota ocasión, A¡rdr'és volverá a hacer exactamente l(¡ mismo que ya l¡a heeho. A forma de pago por este p!óximo ser.vicio, eI a9¡á encarga a Jusn una serj.e de L)ieDe§: un par de tijer.ls pa..i poller cortarse e] pelo y Lura caja de tiros.

Li6ta de a¡iDales y plantas citado6 ('I: p: ..:j L1:: i::) nai jagu¿Lr ( Fe1is On.tra) r¡ajoü- bl'lblu ( Sciuru6 granatens ie ) árdiLIa tJita (Potos flavus ) martilla kaLók mono co lorado (Ateles aeoffoy i ) sáL perico llge¡o ( Bradypu6 var ieg¿ LuEi ) siná pavo (Peneiope purpuracens ) - kaé (Ortalis garruLa) chachalaca mi¡Osh (Bufo marinuB ) 6apo bkué (nyctidromis albicollis ) shpó capón: nombre que 6e le da en español a un cerdo capad.,, (Dieffenbachia Ep. ) sainillo alkó (Ochroma Iagopuri ) balsa (Cordia al I iodora) Laure l
(Carapa
gu

ianens is

)

Lista de nomb¡es vernáculos anotaCos: ''dueño deI reurrati6mo , Iier qrre provoca etla a Lak ábt6 !: enferDedad e¡l los seres hL¡manos; reside aI oeste de la cas.r munclo, y se sirve de los espí¡.ittrs de .1Dim¡lcs r',-,eclo|es y quÉ pica¡1 pa!.a atac¡1r.fas afmaÉ e¡lmbli; .lc los h(rmano:: o-re ve.¡t forma de bayas tle
cacao.

áLiwak:

otro de i.)s (iui,ñ.:s !i-l reumai.isDo

.

14

bL

úmjq:

bógnama:

btsók:

especi§Ii6ta en Ded.icina abori.ge¡, chama¡r, pe16ona especialirada en 1oB ritos terapéuticos duraite los cuales se !.elaclo¡la co¡) laa fuerzas sobrenaturales e influye sobre e1la6 para provocar Ia cL¡ración de 3us pacie¡lte6. E¡t e6tos rito§, e1 .1wá se cc)munica con 6ibó, eI dios creador, por Io que tiene t.1mbié¡1 ula iDportante función rellglosa. Pe¡son.lje que ve a los seres huDa¡los en forma ,le pájoros que trat.1 de caz"1f coll 6Lt cerbatana; es especiafmente pefigroso cuanCo Ias mujeres están emL)arazadas- CuanLlo caza algún pájaro, ocur.re una muerte viofenta en que Is victima típicamente 6aDg¡a por Ia boco, 1as orejas o 1a nariz. legendario hombr-e-jaguar a quien sibó encareó rleshacerse de todos fos seres mafévofos qL¡e poblaban la nontaña para poder instalar.l fos seres humanoB 6in que cor.rieran pellg¡o. dieta qL¡e debe Beguir cL¡alquier persona que este proceso de tratamlento. Con6iste básicamente e t'I limitarse a comer pfáta¡ro hervido sin sa1 duraDte I
nombre dc un.1 de las piedras 6j-a' y nombre deI espÍritu con el que el alrá se co,Dunica a travéB de s ia.' .

dr¡alk:

dr.¡á1ók:

ano y señor deI
aDiDa1e6.

bosque

,

-',l.ieño

d¿ úodos los

1yÍtchabé:

"ser.piente§ de Literalmente, las cosas'; corre§po¡lden a Ii)§ seres que puebfan Ia ruta del sol y que ret.j.ene¡r las al.Das de los pecadores, es .lec'ir de aquelloa que en vida se haya¡t negado a compartir o qlre hayan maltratadcr a sus aDimafes
Lloméstri cos
.

l(us:

nombte de L¡na de fas piedras sig' y nombre del espÍritu con eI qLle eI awá se comunica a través de

sia'.

na-Ldr¡¿:

enferDedod que plovoc:a el ca¿af o comer dant3 siri seguir fas necesatiqls prescripclones; se mantfiest.l de ¡Duchas forrn.es, pero en especi.1l por cistiti,s.
i

shuLákma

señor de Ias serpientes, súbdito de dqáL6k que se e¡rcarga de veDgor fas ofensas qt¡e eometen 1oB

csz.lLlores co¡1tr.a IoB animales sal-va.jes; es preciGame¡rte !¡¡l cazador que ve a los seres humanos -n forn'a ,le veD¡dos o p-caries,

15

s]q

:

sibó:

piedras que utiliza el ar.¡á en sus ritos terapéutiL'o6. RepreBentsD espiritLls meLiiadores entre ef ar-¡á, sibó y 1os espiritus de las eDferDedadeB. Las hay heEbraG (que son pIallas y redondas ) y machos (qL¡e son esféricas). Se h.an ido Lra¡lsmiLiendo LiL¡!a¡lte muc)ras generac-Lone§ Pero se les puede éDcontra! también en u¡r r'Í!) sagrado cuyo emplazamiento es solo co¡'tocj.do por los 3wá. creador y hé! oe cultL¡raf que se elrcat gó de co¡lstruir la casa (ef mutrdo) Para albergar en elfa a los seres humaDos que creó a pat't1r Lle semillas
de maíz.

soLbó:

baile Lradlclonal talamanqueño que se realj:.9 por fo general durR¡lte las chichadas, Este b.riIe Ée reali.zó lgualme¡lte durante 1a fiesta de 1a crescló¡r, poco antes de que sib§ iluminara eI
manojo de pieles

stéé:

arrEadiflos, para captat'
e lai

qLre

J¿i ¿.] l,t¡,,orroo.

p1uma6, se usa en 1a eBencj.a de

,

carapazón de tortuga y de 1os ritLrales terapér¡t lcos 10s espÍritLls clue at1reden

tin-ihcha:

un tipo de bejuco que da una flor morada pequeña y

que se usa pat.a cura! de]
ide¡r¿i-fLcado.

reumatiBmo.

No

t,eirílr:

rito terapéuticc) en e1 que se utilizan plantas especiales, un tronco de tralsa y otroa iDplementos. La6 enfer¡nedade3 que se trataD ¡Dedla¡rte tsirík son aque1l.a6 etr qLre los enfermos ha¡r 6ido victimas de agre6ión por parte de fuerzas maiévol.a6. clan
qLre tiene 1a reputación de poseer a los nás temible6 chama¡res, y a Ios que mejot. domina¡r l,rs caDtos para eiamorar a los a¡limaIes y favore,tef ent()nc-es

túkr.¡ak:

tr.¡áL i ae¡ak

:

a lós .:aaarlores''dueño del catarro o gripe"; ve a 1os se!es hl¡manos co¡¡o pescados q(¡e trata de atrapar c'(rrl stls barbascos, l.f .lue o,rlrrre cuando la ge]1t,e se
una de las var'ias aIrDas cle fos se¡es hr¡mar¡os (eI i)úmero de almad v.1riía según diversas trarlici(,ties orales ) . Se trat.a .lel alm.1 que reside fuer'á ai,:1 cue¡po y que sigue raro¡ando y actL¡ando mientras duet'De el indlviduo. Es¿a es ef alma qrre los seres malévolos puede¡r vef y atacar. Se trata también del alma a qLrien co!resporde efecLlrar el viaje de este

ailróL:

t,

a oeste 6obre Ia ¡uta del 601 para llegar sl
r.¡ikóLk¿61(a

r

a1]á-. parafBo aI que pueden acceder Ias aLDas de difuntod cuando estas han efectuadc, todo

"más

recorrido de la ¡'uta def sof y p.lBado todas las PruebaB y c-¡Dplido IoB requj-6itos.

1os e1

Ll6ta de topónimos: AIto Coén: curso superlor del río Coén donde se e¡rcuentra Kichúkicho y San José cabécar. fu!úble: Iiteraloente, quebrada de la pita (Bromelia pinguln), ca6erio situado entre fos cLrrsos boj06 de 1oB ríoB Lari y U¡én donde se encue¡)t!.a la ¡¡lsión catóLica y Ia eDl6ora "La Voz de Tálaba¡¡ca". Bueno6 Aires: pueblo Bá6 cercano a Ujarrá6, del otro lado de Ia cordlllera con reapecto a Alto Coén. Cocles: caselio situado en el litoral atlántico de TalaEanañ,-ce¡en ltel po-rriado af roca!1Lre¡lo de Puerto
V

ieJo.

Klchúklcha: L1món: Pf6te: Shiroles: SibuJú: Ujarrás:

Iiteralmente ralz de papaya, caserio s-ituado en el curso superLor del rio Coén en Talamanca. puerto co6barricense 6obre eL Atlá¡rtico y c?.becerá -.de 1a provlncia del DiB6o nombre. Ciudad más cercang a Tal§manca. fila de montaña6, eBtribación de ta cordi-}lera de Talamanca que Be extiende hacla el Valle de Talamanca en dirección e6te. poblsdo si.tuado a Ia morgen izquier.tia tlel rrc¡ Telire y donde terDlna la carr.etera proveniente de
Llmón.

caserío si.tuado a 1a margen i¿quier.da def río

Te1lre en Tala¡¡anca, caserio indígena qLre 6e encuerltla llel otro lado de 1a cordilfera de Tal,aDanca, a 3 tlias tle .¡nd,¡dura tle Altc¡ Coérr.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful