You are on page 1of 89

[[$Ilr1||[$r

Una Lrchden que pocos hdnosddo JvolL-rcrdrsq


d€s.ubrad verdad€roenemgo.

iln[fifftfl$
I NDI CE

PublicadoDo¡

fd::ij"J.i*'- P ró lo 8 o , . . . . . . . . . . . . .
P re f a c io. . . . . . . . . . --. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . -. . . . . . . 1. .5. .
De&cho Resc¡vados@I98g
1 . E u g e n ia-. . . -. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ,2l ,, .
ISBN 0_945?92-04_2 2. El pastorcon el ministeriode liberación 28
!"oduclo No. 4m239 3 . Din o ra h ........... 33
4 . A h o rale t o c aa u s t e dRit , a . . . . . -. . . . . . . . . .41
5 . E l e mp u jó n d € Dio s . . . . . . . . . . . . . -. . -. . . . . . .44 .
#f":Hiffi
'#"fiiÍ;"??d,s,i'i]iíiitr 6 . I n ic iod e mi min is t e rio . . . . , . . . . . . . . . . . . . . . . 48
.
7 . Ma ru ja . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . , . . , . . . . . . . . . . .5..4.
8. Afejandro: Obsesivo compulsivo .......... 57

iii'*
F'tfll]il"';fÍrilrrfi
i"fi':q"lH
v,you iocrc(tjdcsB¡.hli(.rs
9. Celil¡a:unaniñade nueveaños.-..-..... 62
10. La oferta
I l Conversación: Psicólogo/demon¡o
.......... 69
-....... 80
U||i(LN.r¡\.rdrconpcrmño. 1 2 . G e a nCa rlo. . . . , , . .-. .-. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .8. 7
13. Sandy:Personalidad mútiple ..............109
MdiN
iüT3#tiLfrÍii^ric¡r 14. Ps¡cología y demonios,. ...-..-..-..-.... ... 1l8
15. Consejosprácticosparael que ministra
lsDN 0-945792-l14_2 lib e ra o ió .n. . . . , . . , . . . . . . . . . . . , . . . . . . . . -. . -.1. .52 ..
rftxtrch)
No.49r)239 1 6 . Cd s t ia n oes n d e mo n ia d.o. s. . . . . . . -. . . . . . . 1 . .59
17. Opinióncon fundamento. . .. . .. .. . .. . .. . .. . 167
Dedicatoria

A mi esporo,Frar¡cisco,y a mis hijos,Santiago


y David,quicne.s tuvieronquerenunciara muchas
horasde atencióndemi partecon el fin de permitir
cue me convirtieraen escfitota.
' y paciencial
¡Graciaspor su comprensi(in
PROLOGO
S¡tarás uliliza ñáscaraspamdisft?zar su prcs€n-
gia,A lo largode los últimoscuatroaños,Dios le
h¡ permitido a Rita identificar muchasde aquellas
quc se relacionanco¡r su cámpoprofesional. En el
pfesentelibro ella compattesusexperienciasen una
¡ventura i¡sóli(a que la ha llevadoa estarca¡aa ca-
ra con el maligr¡oen una botalla espiritual tremen-
damentepoderosa.Es una luchaen la quepocoshan
osadoinvolucrarsetatr abie¡tamente.
Pocoa poco, Rita ha ido ab¡iendopuertasqu€por
sigloshablanpennanecidocenadasparamuchoscris-
tianos. Encontró que la llave p¿¡a abri¡las es el
NombredeJesús,nombresobretodonombrey an-
te el cual tod¿ rodilla ha de dobla¡se.
Como psicóloga, Rita ha sabidohtegrar suscc
nocimientoscientfficos con la investigaciónen el
csmpo demoníaco,un c¿unpoque parecieraintan-
gible, peroquea la v€z€smuy palpablep6raaquelos
quelo hemosexperimentado.El enfoquepsicológi-
co que ella ha podido aportara la p¡áctica de la li-
beraciónespiritual se hacía necesariopara arrojar
luz sob¡ela relacióntancomplejay pococompren-
dida entre el mundo psicológico y el espiritual.
Sin duda, constituyeéste uD trabajo pionero, ya
que penetraterreno virgen desdeel punto de vista
del estudiode la conductahuma¡ra.Hastaahora la
psicologíahabiaestadorenueDtea adentrArseen es-
ta dimensióndesconocidaque innegablemente afec-
ta al ámbito del comport¡mieÍto del hombre.
7
DESENM^scA
&{xro hlogo s

# m:u:l*rff$l'i ilT¿,T.'lH'"";
-:NF

$,:;*1;'"'-15,f-¡ffixtffi La terapia de libe¡aciór presentaü en es¡elibro


h¡ dado muy bueriosresultados.Uno de los casos
mls impresionaÍ€sparamí fue el de ú niño dedoce

jt"ü$",:
*iffii'p'a'**t'.lr*,+ üllos. Ur dfa cua¡do estabao¡a¡do por é1, un de-
monio comenzóa hablarmepor su bocasin que yo
hubie¡ame¡cionadonadasobr€demonios.Yo ni si
quierasabíaqueen él habíademonios.cuandole
pr€guntésu nombrernerespordió:''Rúo. " l, eché

.fsffi
€n el Nombrede Je¡úsy luegos€manifestóoiro que

lfti*,r;¡{
fr¡:t,'fffitfi seilentificó como "Fuga. " Ambossalieron.Me pa-
r@eque el niño ni siqüieraestuvoconscientede lo
sucedido,ys que al final abrió 106ojos y me pre-
guritó si ya habíatemiúdo de ora! por é1, como
si ¡sda extrao¡dinario hubiera sucedido.

,,*{iry*+tr*ffi
De esaexperienciahaceya dosaño6.Antesde que
estosuc€diemel niño robabay se fugabafrec¡¡ente-
mente.El último robo babía¿scerididoa cincuenta
mil colones.Habla enterado el dinero y los objetos
robadosen los lerrenosde la institucióndondeesta-
ba intemado,con la ide¿de fuga¡sea Pananlí. Sin
emborgo,el personalde la institución descubriósu
G:,orqe J Gqyle Weiaan¿ plan y enoontróel dinero.
Desdeel día en que ocurrió la liberación no pla
r"d;i'8[fi: i"',"¿li*:; neada,no ha vuelto a lugarseni a robar. Las perso
" Ías que laboranen eseplantelpuedenconfi¡mar es
te hecho.
EsaÍi¡e mi primer:aexperiericiaen estecampoy,
como dije, no ñ¡e algo que yo teníape¡sadohacer.
Simplemenlesurgióenesemomento.DesF¡ésde es€
rO DESENMASCAIIADO

acontecDiento.. hetenidomásoponunidades depo_


ner en prácl¡calo aprendidoenel campode la libe_
racróny puedoafirrnarque€s efeativ;en la elimi_
-:q%s
nactonde s¡nromas que la psicologíaconsiderane_
l¡mentepsicológicls.pero queyo. po, estasexpe-
íenctas.cons¡dcro másbiende carácteresp¡r¡tual.
. He estadopresente en huchassesiones de ¡ibera_
crondrr¡gtdaspor Rjta. lns sucesos que se oanen
estret¡po de F-atarn¡entose desbordande b psicoló_
glco a lo espi¡itual, pero amtas dimensionesestán
pres€ntes.Las t¡ansformaciones En dive¡sasocasioneshe particiPadocon Rita en
de personalidadre- de liberaciónespiriual.SoytestiSode
peflr¡r¿rs con camb¡osde conduc(a.geslos,tooo y cxDcrioncias
trmbrede voz. usode lengr¡aje qu; da resultadosque perduran. Ufi) de los casos
y moJim¡entos cor_
porares. quesedanduranle¡afasede manifes¡ación, on ouee.tuueinvolucradafr¡eel de un¿mujerque
son notonasp¡ra cualquiemque las observay ha_ lurn'aba ochenucigarrillosdiarios A trarésde un
cenpensarenloscasosdc personalidad Drocesoalesanidadin¡erior y liberación, ell¿ dejó
m,íltiple.Sin
emb"argo. comopsicólogac¡¡stiana.considéroque ¡omDlet¡mentede fumar. Le he dado seguimrento
lor renomenos-que s cstecasoy he vistoquedespués de casidosaños
allf he presenciado. no pueden regresado.
expttcarse sat¡sfactoriarnente l¡ conducta eliminada no ha
dentrode unm¡rcopu_
ramentepsicológ¡co.Estoyconvencidad€ que el Pa¡ticipelambiénen la liberaciónde unapsic¡5lo-
gs qüen. debidoa los acontecimientos queseesta-
mundoespirilualex¡sley que los psicólogos. en la Éan'dando en su vida. parech tener dos personali-
conrflDucton que pretendemos hacefa ¡a saludin_
d¿des.Sin €mbargo, por lo que sucedió en la libe-
legralde laspersonasqueatendernos. tenemos que r¡ción, $e hizo etidente que esa otra pcrsonalidad
Inctutr.en el lratamicnlo.su dimensiónesDiritual.
destructoraque habfaen ella, no era suya' sino de
Margarita Alvarado uÍ demonio. El cambioque s€ produjo en eslamu-
Egresadade Psicolosfa ier a rafz de las tres sesionesde liberacióna las que
Universidadde Cost¿Rica ;e sometió,fue nolable. De esohaceun año y me_
Apdo. ?966, Sa¡ José dio y su est¡do poicológicoy esPiritu¡l permanece
estable.Aunquelas personas queserelaclonan con
Teléfono30-3090
€lla a diario de¡conocenel hechode que pasÓpor
una liberación, han notado y exPresadoel cambio
oue hr¡boen ella. Yo la conozcopersonalmenle y
dov fe de que su transformación es evidenle y ha
oeimane¡ido.
Próloso 13
l¿ nrsF.NMtrs¿-^r
^l|f)
Tambiényo me he sornetidoál tralañienro de li- .<átri=:-
beracióndescritoen estelibro. En mi casosólofue
Decesariauna esión de dos horas. Varias ¡ireas
probl€r&íticasde rni vida fueron¡esuelt¡senesaoca-
sión y desdeentonces no han vueltoa esto.barme.
Quiero aclamrquc estañanerade cura¡ no puede
ser aplicadapor un terapeutano cristiano, ya que
el poderque efectúala liberaciónro vienede la per-
sonaque d4 el tr¡tamiento, sino d€ Dios. Esto sig-
nifica que únicarnenteuna perconaque hayahecho
eDtrcgapersorialde su vida a Dios €s la que puede
servir de canalde esepoder. Por estosostengoque
un tratamientodc estaúturaleza sólopuedeserefec-
de la
tuado por una personacristian¿. Tcoemos evidenciascl¡ras e irrefutables los
.ir-üi'J¿1-r" opi""ion¿esatanás enIavidade
Celíta Ulate l" u deaquelloshijosdeDios
Psicó¡oga "ii"iiir".,
mls sinc¿ros"* "ida
v dedicados['o sabemcepor,experrcn-
Universidadde CostaRica f r enmascarado delcristiaÍo
Apdo. 2961,SanJosé "ii-o".*n"r.
.'ñ'ii"* "n"rnigo
J"*. *úsgosen l¿ vida y familiadel
i,iiiri¿-u-í u áino" qu. ú desenmasca¡ado' atado'
y .ipulsadoenel Nombre decrislo
,oiuti"i-ü"*t a l'as
i;;., ;ó" ;-da a hac€r ¿cuerdo
";;,r"
Escrirur¡s 'le
serusa_
Dioshadadodonesa sulglesiaque-deb€n rf
d#;;;'t",,0. ;.'ttsterto,t*lllT::^ll* :
ffi fi*ñ""riá"'a"r"i""t'
Il"-ti:
l-"1:,':":.:l
:t
enserioestea!-
,o.itán realmenie
iñ"i""
t!?ñill:tx.
"tiuiiu''ot
i*r*i:,::titrilll:ll:"ffi (F sus€xpe-
RADO es¡ustamenteesa:que el relato lalu¿de
,i""iü,1iG"u¿io ¿" tr¡sionclusiones' a
i^ iiiiii"'. i¡."- *.o punto de panida.a aquellos
¡us
*r¿ ffu-un¿rle dedic¿r vidasa éste
"".-óioi
ti¡ necesa¡ioaspecrodel minisler¡o cníÉno
r. DESENMÁSCARADO

Creemosque la mejor forúa de sacarel m¡íximo


provechode esrefasc¡nanrel¡bro, esacercándose a
el con.lamenteabienay el cora¿ónd¡spuesto
que u|os quterdestarleenserñando
a lo Prefacío
al lectot.

Rotfión Címénez que la realización.de lib€ra-


Muchosconsideran
Doctoradoen Miniúte¡io clónc¡e"piritualeses tribajo exclusivo de clérigos
_ Fu er Theolog¡calSemina¡y para mi es labor de todo crisriano
M¡nis(roOrdenadotgtesiapresbieriana{USAt "'r¡rionir*.
iomo¡ometidoJesúsenvióa susdiscfpulos a sanar
Consejeromarrimonialy familiar. onfcimosY lillertarcautivos.
!,os profesionalesde la saludlienenla responsa-
kn¿ra Giménca bllidu¿'de c"ooce, a fondo las m¡isca¡ascientíficas
qurcnes
Maestría en Teolosía utllk¡daspor el diablo,ya quees a ellosá
Fuller Theological Semin;ry iiu.ln ln" p".*n^ utrmentadas por demonios ¿A
Conseje¡ajuveriil rluiénsinoa ,¡n médico.psicólogoo-psiqr¡iatra' se
iiiv¡rl¡ ttov ora.uo ttombre como el endennniado
"o d€Matcos' capltulocin-
lraarerrc da"tiro .n "t tib¡o
co. vefsículosuno al velnlea
i{¡biendo demoniosde enfermedad'dolor' ce-
{ucfs. sofdera,mudez.qíncer,gula'asma'¡06'ePl
't"p*i", ."nooaio V vicio. ¿noes lógicoque sesel
iniOico.ristiunoq,¡i¿nlos detecteensuspacientes?
Existiendoespfritusque causannervloslsmo'an
sicdad.angusiia,depresión'desdnimo,.locura' ce
inseguridad. sulcldlo y (emor'
los. uutodesprecio.
sino psiquiatras. psicólogos5 con5eieros de-
¿quién
ben identificarlos?
Somos nosotros (como psicóloga cristiana me
incluyo)los que F)demosdescubrirla maneratan
astutáquesaünáaha ideadoparavestirsecontraJe
¿eeriq,i"tu la versiónmodemadel mile-
"ienti¡c^.
natioingel a. tur. y .laro, en la-er¿del cientificis
mo ¿quémejor disfrazque é$el
l5
16 DESENMASCÁRAI'O PYef¡c¡o

l¡s clérigostierienquedarleel t¡atamiento a los llll¡rnls se escondía trasmuchossíntomas físicosy


quea ellosacuden,peroenestaépocacasinadiere- Drlcoló8ico6. lomé la dec¡sión de ayudar a desen_
lacionala enfermed¿d ffsicao psicológicacon el irr¡r¡c¡rirlo.demostr¿¡r loque es: un espfrit! destn¡c-
mundoespiritual.lastimosamente ni aun los cléri- tor con legionesde defironios a su servicio'
gos,en su mayoría!satrenreconocer y Iib€rara los g8l¡rndo a solasle informéqueme vestiríaconla
cautivos.Tambiénelloshancafdoen la tramDaocl { n¡duraqueDios ha provistoa sushijos y lucha-
c¡enrilicismo.remiliendoa loi mencionados ;rofe- rlü conlra¿l por el liempoque Dios me dierav¡da'
sionaleslos p(ros ¡ncauto\que hantenidolá "\en- ||o conarmaahuman¿s, si¡o "con el poderdeDios
cillez" y la ocurrenci¡de pensarque su mal era. ([Dozde destruirfortalezas.' '
quizás,de géneroespiritual. 'B¡stóque
tomaraestadecisiónpalaquelos casos
Es¡el¡broes mi Ilamadoa los profesionales de Ia dc pcrsonas endemoniadss comen¿aran a llegarme'
saludcristia¡o{a de\arrollar sudondedi\cernimientu l)io$ seencargóde lraérmelos. no lue necesarlo sa-
espiritu¡i.Si no lo tienen,pídanloa Dios quienda .Lr
llr a busca¡loJ.Fue manera de confirnarme que
a todosabundan(emente. El estáansiosode oue se nrc lcePtabaen su trabajo.
dispon8ana recibirlo. Poramí, la lucha apenis ha comenado sobre la
No Fxxlemos cvitarel tenercontaclocon los de- rrürchaestoyaPrendiendo mucho,pero# quemás
mo¡ios, Los est¿nosOpandoa diario en nuestros rt|c restapor compfendef,que lo queactualmente
consultorios, sóloquenorÍrdlmcnte disFazados. Me- conozco.He tenidó que l¡brar al8lnas batallasper_
Jor ser¡aque supiéramos quiénesson los verdade- ${)nales coútrael Reyde l¿sTinieblas.Otrasvendr¡in
ros causantcs dc tantosintomatología obstinaday dcsplús.Peroheexperimentado en camePropiaque
reaciaa cxlinguirse.Es queni Ios fárrnacos, ni las "Dlos esnuestroamparo y fortaleza, nuestropron-
canisasclc fucr¿a,n¡ los electrochoques van a ex- to auxilioenlas tribulaciones "(SalrÍo 46: I) I-á pro-
pulsara k)sdcnt()nios. Estos{jb lo lograráel cr¡s- mesabfblica de que el diablo hui.á de aquel que se
l¡anoquc Io\ (''tlrunlc cn el n¡'mbredc Jesú\. sometea Diosy ló resiste,es veraz, alpie de la lera
,\o ¡nChmenu ntai.n,)quieroqueintcrprelen qL¡c ' lo he vivido
Y(J
alrrmoquedctrásde tod stnton)ahayunoo vario\ t-ni tiro pon..t" , prueba.a solicilarle¡ Dios
demon¡o\.Esoscnaun error garrafal.perorí crco "
k)s initrumenlos requeridosparadcsct¡ttrrrlo
que seesconden trasfiuchos;íntonasrenuemes a "¡El quc tieneoídós, oigakr queel Espíritud¡ce
oesaparecer. u lai iglásias!" (Apocalipsis 3:13)
He encontrado quecstosca-sos en los que¡acien- Si lo qüe aquí he exPuestopuedese ir de guía
c¡aha fracasadoy hasucumbidoa la etiquetadc . .in- u otros que deseenseguirestecamitro, me doy por
curable"o "desluuciado,"encuentran curac¡ónen i"ii"tectia. I-o que aÑerdad contenganestaspági
Jesús. naslo at¡ibuyoa Dios. Los errorescofrenPor mr
Hacecuatroaño\.cuandocomencé ¿ descubrir que cuenta.
'fodoslos nomb¡esy datosquepudieraniden
tiflcar a las persoMscuyoscasoshansidomen
cionadosen estel¡bro, han sidomodificados.
La unicae\cepcion esla deCeanCarlolcani
tulodoce),quien,pamglorürdeDios,estádls-
puestoa ser identi{'icado
I

r,ugenn

-Necesi¡o contadea alguienes'hsco6as- mede-


of¡ la joven temerosa.
-No tengonadiemása quiendecírselas. Ni si-
quiara sé si ustedme va a creer o no! pero por lo
mcnosconflo en usted.
-Me interesaayuda¡te- le respondí,üatandode
¡lcnta¡la a que continua¡a-. Cuéntameto¿loIo que
quiera$y luego aráli'aremos juntas el asunto.
-Todas las personasqueentmna mi cuartosien-
ton un escalofrfomüy ra¡o -irdicó , tambiénun
olor muy extraño.Con frecuenciatengosueños
horribles,pesadillasquepareoiemncomosi realmen-
tc ostuvieransucediendo.AnocheestabaacostadÁ y
mi camase comenzóa moversola.De rbpe¡tees-
cuchédos vocespeleando.Hablabanen un idioma
dosconocidopara mí, pe¡o yo entendíqlle eran dos
l\¡erzaspelendo por mí. Me asustémucbo. Sentí
quee¡anDios y Sata¡xísdiscutiendoacercade quién
lra ñi dueño.
Eugeniaera, en aquelentonces,unamuchachade
dlecisiete años,una estudiante. Se notabapreocu-
p¡dade quequizásyo iba a pensarque ella estaba
"loca." Sinembargo,ba¡tabaverlay otla pala darse
ouéntade que no esfabademente.I-o que si era que
cStaba muyasustada a raízdeunaseriedeexp€rien-
cias sob¡enaturalesque habfaestadoüviendo.
22 DEsEltyAst^R^Do

En el transcurso de la conversac¡ón fui identifi_ olplode nuesÍaconve¡sación. I¡ dije que tendría


candolos.problemas psico¡dgicos de Eugenia.Ha_ qU!consegufu ayudapor otro ladoparaesafasees-
DlaStOo !|(t¿d¿a losCuatroañosdeedadpor un ttb, lslfica de su problema.
La ramttrahabfatra¡adude iBnorarcstehe(ho lo l¿joven indicó,entonces, queun parientecerca,
n¿D¡a )
convefltdoenter¡¿tabú.Nadiejamás¡ehabld n0 de ella habír tenido experienciasextrafiascomo
a ¿ugenra.oe h, ocurr¡do.SuF,ngoque\e imagina_ lü $uyasy despuésde someters€ a un exorcismoc¡on
oanqoeal estartan Frequeña no habú¡tomadocon_ Unpastorevangélico,hablacambiadomuchísimo.
c¡enc¡arealde¡hechoy que\e le olvidaríaal crecer. Bu8cniatomó la decisiónde busca¡al mismopastor
Esleabus,o sexua¡quehabíasufridoa tanremDra- Ínra ayudarlaen esteaspecloespiritual.
naedad.estabamostrando ahorasecuelas. Lasolas A la semaDa siguiente.me comunicóqueya ha-
jovenc¡ras de su ülasetenian)a \ur prinleros ami bla tenidouna sesiónde tres horascon es€pá5ror
gosy rnv|os mFnlrasqu( e¡lacxperimenkbaun fuer y qucahf sehabranidentific¡docuatrodemoniósque
te btoquü)cmft.ionalantelosjó!ene\delse)\uopues h¡bfan sa.lidode ella. Yo estabamuy interesaoaen
to. vano\ muchachos se babíanintefesado Dorella qUCme contaraestaexperienciaen det¿lle,puesto-
y a ella tambiénle gustaban. perocadavezoueal do esto era total¡nentenuevo Daramí.
gunoratabade acercarse denusiado.¡ntentan¿o po -El pas¡orme fue mosüandocienospasajesblbl!
nerleel brazosobreel hombroo tomarlade la ma cos-dijo Eugenia-, de comoJesúshabíavenido
no. ella scntiauna me¿clade tem,r y repu¡sióny ¡ la tierm paradeshacerlas obrasdel diablo y libra¡-
ponialln inmediatoa la relacirin.Euqeniárer.ono nosde su influencia, Tambiénmed¡o queloda per-
(ía que esru.nocra normaly anhelirbipodrr supe. ionaquecreeenJesúscomoHijo de Dios tienepo-
rar cs¡eDroblenu. dcr parahacerfrenlea SalMásy a lo5demonios.
Unad; Iaspesadillas queserepetíaconciefa f¡e Hizo u¡a oracióny despuéscome¡zóa ordenara los
cuencraentresussueños,la mostraba a ella conun demo¡iosqueestabanen mí quedieransusnombres.
muchacho queera su novio.Cu¿¡doél la iba a be_ Aunqueera mi boca la que se movia, yo rx) tenía
sar.€llaabrÉ loso.,osy veíaquela carade su novto ningún co¡trol sobre lo que decía. Yo estabaper-
se habíatra¡sformadoen unacarade mujerquese fc€tamen¡econscientede lo que estabapasandope,
carcajeaba.burlonamen¡e deellapor el engaño. Éuge_ ro no podlaintervenir. Era como si yo fuera unaes-
nra solradespertar empapada en sudory sinl¡endo pectadorad€Dtrode mi propio cuerpo.
esamtsmañezclaClercmory repulsión queexperi_ -En va¡iasocasiones, -co¡tinuó Eugenia-, traté
mentaDa antelos hombres de decir algo pero no pudep.orquehabíaot¡a perso-
l-e ofrecí a Eugeniaquela F)día ayud¿¡.enel cam_ ulidad hablado por mi boca.Recuerdoqueencieato
po emocional-pero. a la ve/. le jndiquéqueno tenÍa ¡tromer¡tosetrlí dentro de mi una rabia Úem€nda
e\per¡encta attunaen el áfe¿de fenómenos sobre_ co¡t¡a el pas¡or. ¡Querfadesped¿zarlo!Pe¡ono era
natura.les comolos quemehablafi¡encionadoa] Drin- yo, fruerfio teníaningúnmotivo paraestarbravaco¡
24 DESENVASCARADO Eugeni!

é1.Era esañ¡erza¡aque lo odiaba.M¡cuerpo se fue tnprrcion¿bayo iba recordándolasy sifliendo el


encimadel pastory comencea pega¡ley a despei- micdo que habíaexp€rimentadoen el momentoen
narlo.Yo tratabade no hacerlo.Me ñoría de ver- quc las habíavivido. El paslorcitó un pasajebfbli-
güerza mn el pastorpero no podíacontrolarme.El co quedice: "el perfectoarnorechafue¡aeI femor."
sostuvomi manoy le ordenóal demonioque secaF ( I Ju¿n4: lE). CuaDdod¡jo eso,el demonioseesre-
ma¡ay queyo me sentara.Y esofue lo que hizo. m€ció.Yo pudeperc¡b¡rcómoél mismosentíate-
Yo podía sentir a la vez mis propios sentimientos mof ante esa¡ palabras,
y los del demonio. -El pas¡orinsistiór"Cristo, el perfectoamoa,te
-Cuando el demoniohablaba,serefería a m¡ co- Gchafuera, Temor. Vete en el nombrede Jesús."
mo una personaapate a é1.Dijo que él me produ- Mi cuerpotemblabay las láSrimasme c'om'anpor
cía las pesadillasde contenidorecurrente.Cuando hs mejillas.Por fin sentfqueesetambiénsehabla
el pastorle preguntócómoy cuándohablaentrado ldo y le dí graciasa Dios, en mi esplritu.
en mí, eI demoniore$pondió quehabías¡docuando -De nuevosentíel cambiodentrode mí, al ma-
esehomb¡ehabíaabusadode mí. Explicó quehabía nifestarseun te¡cer esplritu quien se identificó co-
aprovecnaooesetraumaparaentrar€n mí y cáusa¡_ mo "Odio." Düo que él me inyeatabaodio por las
me aversióna los hombres.Exclamóqueél quería personas,especialmentepof las que me había¡ da-
arru¡narmela vida,queno iba a dejarqueyo fuera fi¡do. Odio por el río que me violó. Odio por mis
lelrzcon nrnSúnhombrey que ibaa bloquearcual- psdaespor m prot€germe.odio por u¡a maest¡aque
qu¡errelac¡óncon los hombres. Í¡e pegóen la escuela.Odio por una profesoaaqüe
El pasrorordenóque\alierademí, quese fuera. no me ayudaba.
El demonio grir bx queno seirÍaperoóonta insis- -Bn esemome¡to yo sentlaque todo mi ser des-
tenciadcl paskrryo p,odíasentircómoel demonio tilaba odio, como que el odio personificadoestaba
se iba debili¡ando.En c¡ertomomentoel demo¡io enmJy mepermeaba.El paíor dijo: Dios no quiere
comenzda rogarquen()lo echara,quele perm¡riera que Eugeniaodie."
segu¡ralli pueslc gust¿bavivir en mi. El mstor le -Sl -respondió el demoniode odio- pe¡o yo la
voivió a ordedarque sal¡eray de prontoseDtíque obligo a odiar y ella quiere odiar.
un vientosalióde mí. Inmediatamente ocuüi su lu- -¿Por qué diceseso?-preguntó el pa¡tor.
gar otra fuerza con una personalidaddife;enrc- -Ell¡ no ha perdonadoa esaspersonasquela pe.-
-Comencé a sentirrhecomo una niña asustaday judica¡on y por eso ¡ro me tengo que ir. ¡De aqul
lemblabade miedo.Todo estoyo lo se¡tíadentro no $algo!
dr mi peroesfabaconsciente de que no era yo. yo -Entonces el pastor le ordenó devolverme el
srmplemente experimentaba lo que sentíael demo- control para pode¡ habla¡ conrnigo. En ftacaión de
nio q¡e eslabaen mí. E$tedemoniocontóexDerren- s€gundosvolví a 6er yo misma y pude habl¿f.
ciasde mredoque yo habiavivido. Confome las -El pastorme preguntósi yo habíaescuchadolo
2ó DESENM scaR Do EügG r 27

que hablad¡choel demonio.t¡ di¡e guesi. El me var s mí. Luegooró, pidiéndolea Dios que me p¡o-
hablóde la necesidad deperdonarioáas la.soerso_ l!¡lcra y sentfqueesafuer¿apocoa pocosedesva-
nas..Explicó queesafalrade perdónservíapü que no¡fsy yo fui recobral¡dolassensaciones normales
esedemon¡oestuvierafue¡tede¡tro de mí. ilijo que do mi cuerpo.
yo tenfaque perdonarparaque esedemoniodi odio
se luefa. -Todo fue de lo más ircreible -comentó Euge-
nl¡-. Cuandotodo terminó me senticomo agaro-
queyo e$taba
, -Le düe dispuesta a p€rdonarcon lula pero con muy buen ánimo. Me he s€ntidode
ta¡ Oeque se tuera,peroque sentí¡muchacólera lo más bien. Ya se quitaron las cosasr¡¡las en mr
cuandorecordabaesascosas.El me a¡egu¡óde que lu8rto y me siento bien estandoalli.
Diot mc quiería csesentimiento si yo;bedecíasu Yo mehablalimitadoa escuclErlaconmuchaaten-
m¡ndatode perdonar.Me guió en una oració¡ de clón. Me impaclósu relsto.Algo denlrode mí me
perdónqr¡eyo repetítrasél_Me se¡tí muy t¡anquil¿,
d{jo que yo énh que averiguarmás sobreesto. Le
como aliviada, o;dl ¿t númerotelefón¡code es€pastorparahabtar
-Entonces el pastorsedir¡gió de nuevoal demo_ ¡on é1.Torné18de¡isiónahl mismode investigar
nrc, ordenán&lc irse, ya quesu raíz habíasidoquit¿_ lo que él hacfay de hablar con otras Personasque
da,.y el dcmoniosc fuc inmediatarnenre sin froer hubie¡anlenido experienciesen esle tiPo de fenó-
resistencia. mcms €spirituale's,pesea que todo estome produ-
-El cuano demon¡oque hablódiio que él era cf¡ un temor ind€scriPtible
"Culpa. ' D¡jo quc él hacíaque meiintiera sucra
y culpablcpor b quc mc habíanhecho.Et seercar_
gabadeestarIrayendoimágen€sa mi ñentc pdr¿re_
cordarmelo que habíapasadoy Í¡e hacíasetrti¡me
sucia,h¡tciéndome pensarde que ningúnhombrepo_
dra querermedespués de eso,
_-El pastorcitó v¿riospa\ajesbíblicossobrEel per-
dón de Diosy sobreIa promesade limpiarnosdetoda
sucied¡d. Sentlcómo eslaspalabrashacfansufrir al
demonio. El se sentfaderrotado al escucbarlas.
-El pa$to.düo: "Estás vencido,CulDa.Reconó-
celo y vete." Culpadijo que no querli úse. Cada
vezqueel pastorle dabala orden.él senrgaba.S¡n
emba¡8o,sentfcórnoseiba debiliq¡do hasti <¡ueoo¡
nn dijo:_"iBüenomc voy por ahora,perodispüés
voy a volver!" El paslorle dijo quele-proh¡bla vol-
\

ps'co-
-;.No seráquepor falt¡ de conm¡miento es
2 brió esta genteciasinca mal estoscáso-s?
qu"-"tto" l"no..nos lenSsn su
¿No
di¿8nóslico
i¡itii"
ciJn,tf|co'yqu" .t,o. paslores y ministros.senc¡lla-
El Pastor con el Ministerío mcnte lo ignoranl ¿Y qué si resultase¡ cieno que
y
lot demoniospuedenenlraren alEunaspersonas
de Liberación rL"i.lut u iu unto¡o?¿No serfaresponsabilidad
ñh ór"o ps¡c¡loeÉ i .ristian¡ averiSuarlo?¿Node-
pG
bcla estarrüís e¡teradadeestosfenórrenospara
Al dfa siguientellamé al pastor. l¡ preguntépor iii-i*ntifica¡os si ttegana mi consultorio disfta-
dis
lo quehabíasucedido en la sesiónde Eugeday me i¡dos de enferme¡¿dmental?¿.Cómose puede
habló muy abienamentesobreeI asunto.Luego me iin"uit un endemoniado es (si que existe) un
de
aventuréa pregu arle algo II|,ís: -¿Permitfuía u6- pricóticoo será¡ la misna cosa?¿Cuálessonlas ca'
"
led que yo lo observaratrabajandoen alglín caso? frcterísticas de un endemonnoo'
'-
Hubounocsegudoade silencioy luegorcspo¡dió: Ñguno *u. pt g*ta me asaltaba No Podíadc-
venn
-Creo que no habríaproblemaen arregla¡ €so. cner Ía avalanchade i¡terogant€s que s€ me
Alguna! de las personascoDlas cual€sestoytraba- cEima, Me sentfscomo si estuvieraa punto cle aDrtf
ja¡do da¡íansu conseritimiento de queestüvierapre- l¡ caia de Pandora.pero la indecisión y el temor
s€ntesi yo les explico que ustedes psiqiloga. luchabanPor litnarme
Casibrincode alegrfa.aunquedeboconfesarqüe El pastoracordóavisamecuándopodíallegara
tambiénhabíaen mf una g¡a¡ dosisde miedo. Me ¡u oficinaen la iSlesiaparaobservarla liberación
preguntabasi estalfaprepa¡adapa¡a ver esascosas, d€ üra D€rsdraelüemoni¿da.Me ofreció que' mrcn-
gra-
si me af€ct¿ría¡ €¡ alguDafo¡ma. trrs t¿¡io. Dodlapasara sn oficina a retirar una
con
Yo h¡bía sido formadaeDla fe crisüan¿.E$ alsu- b¡ción .te úra sesiónparaque me fam¡lianzam
n¿socasiones hablaescuchado. en la iglesia.losi- cipto.es^' ¡tto po¿l¿'cree; to abielo que él estaba
latosdemisionerosquehabíanestadoen Haití, Brazil eiendoconmigo!
y Colombia.Contabarde susluchasespirituales en Esamismatardepasépor suofrcinapíÚarecoger
casosdeposesióndemoníaca.¡Susexpe¡iencras eran cl casse¡te. En la nócheio escuchéEra unagraba-
ve-
escalofiia¡tes!Comencéa dudarde queyo estuviera ción de doshorasde duración La escuchédos
lisla paraestarcaraa ca¡acon urrc¡so de estos;pe- casseeuidas, mi atencióncementada en ella Cuan-
ro mi determinaciónde averiguarmás de lodo esto áo e"c-ucne ü. p.ime,"s palabras dichas por el su'
me impulsóhaciaadelante. ii"-,,o ¿iáonio, .. ." todoel cuerpo Me di'
Mi entrenamiento psicológicocomenzóa inte¡venir ie a mi misma: "rizó
en el a¡¡unlo, '- lE.toy es"uchnndopor primera vez la voz de un
2a
\

DESDN[4{SCAn¡ItO

espf¡itú.¡Quéhor¡or! iYo no sabíaque uno podía Crah que Ia estabaprotegiendocon sus supersti_
oirlo hablando! oloncs.'EsoestácontraDios. Esofue lo que me per_
De inmediatose interpusode nuevo rni mentali- mhió entraren la niña. Y me gustaestaraquí Me
y eso lo
dad científica. ¡urta hacerla sufrir. ¡Yo la atorñento'
-iEsto es terrible!A estapob¡emujerla tiene¡ dirfruto!
pas_
que habe¡su8estionadopara creer que estáposeída -Pero ya tu rrabajose acaM - replicabael
y estamanerade expfesafsees simplementeu|r sín- |or, Crislo vbo a liberarla. Tienes que rñe'
rÍume
loma de su enfermedad.Sufrede delirios. EstácoD- -Yo no me voy¡odavla.L,oharécuardoa
vencidade que el diablo estáen ella y por esoacfiía tló la ganay no cuandotu diSas- gritaba esa voz
ast, do¡afiante.
Peroseguí¡escuclú¡dola grabación.Cadavezme porquetú cstás
-Tú te vascuandoyo lo o¡deno
asombrabamás de lo que decía el supuestodemo- ¡l¡do. Soy yo quiendic€ qué vas a hacer'porque
nio. h violencia y el odio qu€ destilaba¡ sus pa- vo lenqo la autoridadde Jesüs y n¡ sabes que t¡enes
labrasme aterraban,La forúa en que se referla¡ a uuc oba-d"""t,-respondia el pastor con firmeza
la mujer como la dueñadel cuerpo que ellos esta- '
-iNo ouiero!
ban ocuga¡do, me parecí¡ taDextraña.Si ella estu- -Ño te preguntési queríashacerlo.Te lo ordené
vie¡a hiprotizada y fuera su i¡conscienteel que es- Luegotód¿-esaalt¿nerh se derretíay se tomaba
tuviera habla¡rdo,debe¡íaestarhablandoen prime- !n súPlica
¡a persona,pero no Io hacfa. Se referlan a sí mis- voy
-Pbr favor no me echesde aqul ¿Adónde
mo6 como "trosotros" y a la mujer como "ella." l rr? Déjameseguiraqufun poco más Yo casi no
-¿Se¡á un c¡so de personalidadmúlriple como el lú ñoleslo.
r€latoen "I¡s tres c¿rasde Eva" o el de "Sybil"? -Véte, en el nombrede Jesús.
-me pregunt¿ba. Pero. ¿porquéd¡censerespíri Seofanfuertessollozos.
tus en lugar de presentarsecomo otraspersonalida- -No quiero.Por favol. No quierovolveral abis-
des, cadacual coDsu nombre propio? ¿Porqué la lrr. Esosculo.iEs horrible!No quiemvolverahí'
voz dice: "Soriros uri¿legión sat¡inic¿"€n luga¡ de -Tu llanto rio me conmueve.Has hechoriucho
decir"soy urlade va¡iaspersonalidades distintas"? (h¡lo, Te ordeno irte y¡ -insistía el pastor'
Cuan¡omásescuchaba,mayor e¡a rni mnfusió¡, -Es muv hrde. vámonosya A ú te estdneÁpe-
No le mcontré unaexplicaciónracionala lo queoía. rrn,lo en tú casa Ya ni esiáscansado Déjameen
Sin embargo,contiouéescuchandoel relato del su- nt¡¿_qemía Ia vOZ.
'
puestodemonio. -Vi-te en el nombrede Jesús No me vasa con_
-Su abuelitale poníar¡nassemillitasen la blusa vcncer.No me voy deaquíhaslaquesalgasde ella'
para proregerlade las fuerz¿smalignas. Ahl entré No Ine vasa enga.ñar.
yo. AdelatenJaci¡co aios. ¡Queidiot¡ esavieja! -Bueno, estábiefl. Me voy, perofne metoen €r
J2 DESEIIN4{SCARADO

esposode Adela y lo e¡fermo.


-No te lo permito.Te vasdirectoal abrsmo.en
el nomb¡ede Jesú$- 3
-¡Ay! Ya me lienesharto con es€nombre.ya
me voy po¡que estoy aburrido de oírte.
-Sí, ya vete. Dinorah
Sombacomosi Adela ¡ecobrabael sentidoen ese
momeDtop¡re6el paslo¡ le decís: -¿Coner üstéd¡ alguienques@ de liber¿ción?
-¿Cómo se siente,Adela? -indagó una mujer. -Creo que yo lo necesito.
EIla ¡espondla: -Sf, precisanenteestuvehablsndoel ot¡o día con
-Canrada,peromuybien.Tengola menteunpG u¡ pastor que ayudó a uoa muchachaque mnozco
co confusa.Todo me da vuellas. ¡ libe¡a¡se -le respondí.
-Sl, es normal -i¡¡dicaba el Dastor. -¿Podría ustedpedi¡le una cita para mfl -pre-
-Pero mesientomuy aliviada,;omo máslivia¡ra. guntó Dinorah.
-¿Ustéd sintió cuando salió? _¡e preguntó el -Sf. voy ¿ ¡"6¡".¡" , uurnosjuntas.Yo quieroes-
Dastor. tu p¡esente.¿I-e pa¡ece?
' -icla¡o! Me s€ntiríamejor si ust€dfuera conm¡-
undoloren el pechoy luegosemequttd.
,-Sen(i
Anr go -exclamó ella.
tue cua¡dopudeh¡bla¡ ) abrir ¡osojos. Ay: gra.
c¡asa Dios. ¡B€nditoseael S€ñor! - Llsmé al posfor a la m¡nana siguientey le pedf
cita pa¡a Dinomh. El accedióa verla y ¡ queyo es-
tuvie¡a presentepara observar su trabajo.
A pa¡tir de esaconversációnielefónica, ta maña-
na se me hizo eterna,Tuve que esforzsfmemucho
p¿¡alograr concenuarñeen las palabmsde mis pa-
cientes.Ellos tenfanderechoa que les prestaratoda
mi atención,pero semehacíadiflcil debidoal torren-
te de pens¡mie¡tosy emocionesque flufan en ml a
r¡fz de la posibilidad de observarla ñuy espe¡ada
sesiónde liberación.Porfin ibaa ver por mí misma
lo que ocurrla e¡restossuc€sos.lba a froderevalua¡
másobjetivame¡telos hechos.
El maf€s a la hora concerl¡da,me dirigí a la igle-
Bia. Enlré y caÍ¡iné a la oficina del lEstor. Toque
3' DESENMASCAXADO Dinorah
la pueÍa, Ia empujéy me asomé.El pastorme invi- deestosespf¡itusmslignosquela estánatormentan-
tó a pasa¡.Dinorahya estaboahl y ellosestabancon- do. T€ lo pido en el nombre de Jesús.
versando.Una vez que me senté,él siguió coÍ el -Y ahora.le etoy hablarido a estosespírilusque
estudiobíblico que le estabadando.L€ pedíaa Df cst¡ínocultosen estamujer. En el nombrede Jesús,
norahle€r ciertospasajesen vo¿ alta y luegotradu- lcs ordeno que se manifiesten.Quie¡o hablar con
cir lo leído,¿ suspropiaspalabras.A ella se le ha- usltdes.
ch un tanto diflcil entender10que lefa. Decfa que Dinorü estaba enactitudde oración,conlos ojos
se sentíaalgonerviosay que se le nublabala vista cerrados.En eso abrió los ojos y dijo desafiante:
al tratar de leer. -¿Qué quieresde mi? ¡No me molest€sr
Yo me sentéen una esquinadel cualo mientrxs Mi corazóndió un saltoy un escalofrlome subió
el pasio¡le hablabaa Dinorah sob¡eel propósitode por la espdlda.
la venidade Jesúsa es¡emundo. lndicó que rio era -¿Quién eres?-demandó el pastor.
sóloparasalvarnos y p€rdonarnuest¡os pecados si- -Yo. ¿Quiénva a ser?-respondió en son de
no ademáspara damos poder pa¡a defendernosde bu¡la.
los demonrosy de los alaquesde satanás -Dame tu nombre-insistió el pastor-
Eraeviden¡e quehabfadeotrodeellaunagranin- -Soy Nervios.
comodidadque le dif¡c1lltabalÁ concen¡ración.Sin -¿Qué hacesen ella?
embsrgo,con la pacienciay la comprensiórdel pas- ¿Noesüísviendoque la hagotemblar?Mira co-
tor, €lla lograbacaptarel mens¿je. mo tiembla.
-No sépor quéme sientotan asustaday por qué -Sí, pero tú tiemblasanteel nombrede Jesús.
mecuestaconcentranne. A mi megustsmucholeer ¿QuiéD es Jesús,Nervios?
la Bib¡ia.peroahoraio queestoysintiendoes cari -No lo conozco,
un rechazopor leerla -comentó Dinorah. -Jesús es cl Hio de Dios, y tú lo conoces.
-No sepreocupe-le indic¡iel pastortranquili -Sí, ya sé.
zá¡rdola.-Eso es normal en estoscasos.Esainco- -Entonces, ¿porqué lo negast€?
modidadqueestásintiendono es suya,esmÁsbien -No me gustahablarde é1.
de lo que estáen usted.Eso6espíritussabenque lo -¿Para qué vino Jesús,Nervios?
que estamoshaciendova eo contrade ellos y sedan -Pa¡a molestamosa nosotros,y Dí también me
por aludidos. eslís molestarido.
Firulizado el eatudiobíblico, el pasto¡ dijo: -¿Quiér¡ es "nosofo6"? ¿Qui& rDás€sá cq¡tigo?
-Muy bien, ahoravamosa reprender.vaños a -Preg¡¡lales a ellos. Yo só¡ote digo el dombre
enfrentara esosdemonios,ot¿lenándoles qu€ seva- mío.
yan. Siéntese cómoday vamosa comenzar. -Te ordenoten €l nombrede Jesús,queme di-
-Padre Celestial,te pido quetiberesa Dinorah gaslos nombresde los oÍos demonios.
J6 DESEITMASCARADO
- Diporah !?
-Están Depresióny Magda -respondió la voz
p¡ovenien¡ede Dinomh. -Yo desatoa Dinorahdel poderde la brujerla,
l¡ cl nombrede Jesús.
-¿Quién es Magda?-hdsgó el pas¡or.
-¡No! ¡No! -gritó Ia voz.
-UrE bruja que la tieneatada.l-e hizo un e¡¡rcrro
para destruirsu mat¡imonio. -Y a tí, MaSd¿,espírirude hechic€rla,te ato y
h ordeno salir de ella, en el nombre de Jesus,
-¿Magda te m¿¡dó? l¡ ca¡¡ de Dinorabse volvkl haciala esquinadon-
-Sí, y a mi me gustaaquí. La moniñco. ya casi dc yo estabay me señalócon el dedo.
terminémi trabajo.¿Novezcómola tengo?Corda,
Yo estábatodo lo pálida y atemorizadaque podfa
le¿ y tonla. No la dejo leea. Ella antesleía mücho
y era muy inteligente,pe¡o ahora, cuandotmta de ¡b¡ en€seiftsta te y tuveel impulsodesalir conien.
tto. Sentfpánico.
le€r, le enredola mente,Ia confu¡do.ya el esDoso
es¡ápensando -Sei¡or ---{lar¡é e¡ mi espíritu.¡Protégeme! ¿Pafa
en dejarla.Lo tengotodo lisro pa¡a quévine aqufl Yo no estoypreparadapa¡a presen-
deshacerel matrimonio.
cl¡r esto. ¡Tengo mucho miedo!
-¿Quién le pagó a Magda frara que hicle.a es€
trabajo? -No -int€rrumpió la vozdelpastor.Ella eshüa
dc Dios. No Dued¿s entraren eila.
-Ls suegray la cuñada. ¿No vez qüe ellas no Estolo düo con muchacal¡na,lo cual me sorpren-
querlanque él se casa¡acon ella?
dió sobremanera, Ptde captarquca él no le aaecta-
-Nervios, tú conocesla Biblia, /Jerdad? DO!¡estascosas.
-icla¡o, mejor que tú!
-Entonces sabesque la Biblia dice que rodolo -¿Cóño puedealguienacos¡umbra¡se a esto?-
ne Pregunt¿horrorizad¡.
que atemos€n Ia tierra qued¿¡áatadoen el Cielo y
que todo lo quedesatemosen la tierra serádesatado -Vete al abismo -continuó el pastor.
en el Cielo. (Mareo16:19) -¡No! ¡Ahl no! -recla¡nó la voz.
-Te vas al abismo ahora mismo. e¡ el nornbre
-¡Cállate, no quierooir eso!
de Jesús.
-No ¡e gusraoir la Biblia porquee¡ Ia palabra
Dinorah bo6tezófuenemen¡e.[-o hizo va¡ias ve.
de Dios y porquel¡ene@ei sobierl.
ces mientrasel paslor inús¡úB:
-No me gus¡a,¿y qué?No voy a oir más.
-Eso es.Salcompletamente de ella. Al abismo.
_Lasm¿nosde Dino¡ah taparon fuerteÍlente sus En el nombrede Jesús.Gracias,Señor,porquees-
otoos.
tás liberando a Dinorú.
-No voy a oir. No oigo nada.
H¡¡bo unosmomer¡tosalecalmay luego el cuerpo
Se pusoa ca¡tar con las manosen los oídos,
deDinorahcomen2:ó a temblarincontrolablemente.
-¡Ba¡a esasrianosl -ordenó el Dastor.
Las lágrimáscorríar por susmejillas. Fuertessollo-
¡No quiero! -erclamci. Sin embaigo,las nunos 206estrem€cíansú cuerpo.
de Dinorahbajarona su regazo.
-iAy, ay! ¡Tengomiedol
DESENMASCARADO Dborah

-¿Quién eres?-denandó el paslornuevamente. fpr insistenciade una amiga, pero no lo crefa. Me


dccidí sólo por lo mal que he estado,pero en reali-
-¿Cuánto tiempo llevas ahfl d¡d no cr€h que ñ¡era posible.
-Veinte años. -¿P€ro cómo puedeser que una cristiana tenga
- ¿Cómoentraste? d.monios?El EspúrruSantoestáen mí y siempre
-Un perro la moraliócuardo tenla lres años. Se nc han dicho que no puedenvivir juntos los demo-
asustómucho.Ahí entréyo. nlosy el EspfrituSanto.
-¿Entraste sólo? -inquirió el pastor. -Esa greguntame la han hechomucho -dijo el
-con Nervios.Trabajamos juntos.Yo la asusto p¡s¡or.Yo mismopensaba asía¡tesde conoceres-
todo el tiempo, con muchascosas.Disfruto sus to8fe¡óme¡os.Perodesecuentadequeesu¡a doctri
miedos.Mc hacenfuerte.Nerviosla hacetemblar n¡ equivocad¡,Si hablana üavés de su boca y
y tener palpitaciones.La fiarea. Yo le digo que no muever¡su cuerpo, es porqueestándentro de usted
salgaa la calle.Esola asust¿ mucho.Por esoya no an alSuriaforma.
trabaja ni va a nirEuna parte. Por esto es que usted no se curaba, aun cr¡ando
-¿Quién es Jesús,Miedo? la pedlaa Dios quela sanara.Es queno eraunaen-
-Tú ya sabe,s. ¿Paraqué quieresque te diga? faamedad.Era¡ demoniosque vivía¡ en ustedy la
-¿Quién e,s m,ís fuefe, tú o él? msnejaba¡dqlde !u menle. I-os demoniosse van
-EI, p€ro yo también soy fuele. cu¡ndo ur¡olos echaen el nombrede Jesús.Por eso
-Ya no, porquete estoyata¡do, en el nombrede rs n€cessriala liberación.Hastaqueellosno salier¿¡,
Jesfu, y te estoy quitandoel poder. ¿Sientesla ustedno podfaexperimenta¡ la paz de Dios en su
atadura? vida.
-iMalditol iYa ve¡áslEsperaa que nos volva- Recuerdeque Ia Biblia hablade Satanáscomo el
mos a encon¡rar. ladrónquevienea matar,robary destluir.PeroJe-
-Te echofueraen el nombrede Jesús.No me ¡rlsdijo: "Yo hevenidopa¡aquetenganvida,y pa-
a¡nenacesporquenada puedeshacerme, ra que Ia tenga¡l€n abundancia."(Juan10:10)
-Ya me voy- Ya no aguantomás. Si un crisüarp no tienela victoria sobrelos p.oble-
-Sl. vete al abismo. Estis derrotado, ñas, no F¡€det€nervi¡laen abtmda¡cia.Qu¡eredecir
Dinorah suspirófuertemenley su cuerpodejó de que algo o algu¡ens€ la esti robando,y esealgo o
temblar.Mió al pastory le preSuntó: ¡lguien es, muchasveces,un demonio.Por algo di
- iYa? ce la Biblia: "R€sistidal diablo, y huirá de vo-
-Sí, ya salió. soros." (Sanliago4:7)
- ¡Qüéraro lodoesiol -exclanó Dinorah.Yo po- Si ustedqui€aeque Satan¡ísy los demoniosno la
df¿ oL todo lo que decíanpero no era yo. ¿Cómo molesten,tiene que resistirlosen el nombrede Je-
es posibleque aleverasexist¿nestascosas?Yo vine sús,Con iSnoraflosno sevatra ir. Al contrario,si
-
DESENMASCAAADO

usted los ignora, Ies da la oportuDidadde trabajar


a su anroJo.
Estonadieme lo habíaenseñado
4
y esoqueten-
80 añosde conoc€ral Señor.¿Porqué estono lo
enseñanen las iglesias?
-Pues en estaiglesiasi seenseña.peroescierto Ahora le toca a usted, Rita
que la doctrina de Sata¡ásy de los demoniosna sl-
do distorsionadae inclusodesechada del todo. en al-
gunasiglesias.Ya casinadiec¡eeen la existe¡cia
. Al fr¡ali¿aresa$esjónen la quefui unaobserva
del diablo y de los espírirus¡nrnutrdos.EsroIo diqo ¡¡ofamuy Inleres¿da pero. a la vez. muy asustada,
refiriéndome lanroa la iglesiaevangélica comoaia t8le pastorme hjzo un gran favorque.en esemo.
carólica.Y créamequeal diablole sirvemuchoque menlo_yo e¡perünentécomotodolo conlrario.De5.
creanque no ef,iste.Asi pasadesapercibido y casi puesde nabersejdo la mujer a la que se le habÍa
naolelo enlfentz_ ¡recno. ta tlberación.el pastorse vo¡vióhaciaml y
La otra idea que a Sahnásle convienetambién. me duo con muchanaturalidad
es que hayque tenerlemiedo. Esoes totalmentefal- -Muy b¡en,Rita.ya v¡ócomosehace.Usredes
so. La Biblia rios aseguraque mrásfroderosoes €l cnstra¡a.Comoh¡ja de Dios usredrienela m¡sma
que estáen nosotfos,o se¿Dkrs,que el diablo.(l ¡utoridadque tengoyo para €chardemonios.La
Juan 4:4). No6otro6,tenemospoder sobreé1, si es úrohaesctaraencu¿¡toa eso.Dicequelodoelque
quecreemosen Dios. Más bienel diablonosteme c_ree.en el nombrede Jesúsecharáfuerademonior
a nosotrosy nos obedece,si lo enften¡amosen el (Marcos16:17,.Ahorale tocaa usted.ya puede
se_
nombrede Jesús. gürrsola.Si ¡e llegaun casode e\!os. ust_ed puede
Hay genteque cree que si ul¡o rio se metecon el e0renterlo
diablo.é¡ rio se metecon uno. Eso tarnbiénes un Me ¡equedém¡rándole perp¡eja.Al priocip¡ocref
eng¿ño.Al diablole irÍe¡esadestrui¡todolo aueDios que em una brornade mal gusto.pero al e\rudiar
ama.Es más.le interesa másdest¡uira un c;ist¡ano su exprestónlacial,se me vino abajola esperá¡za
que a un no cristianoporqueel cristianorepresenta de que asÍ fuera.lHab¡abaen serió!
unaamenazapa¡aél y porqueespropiedadde Dios. No le contesténada porque realmenteno se me
El diálogosehablaterminadoaqui. Era t¿rde.Di- ocu¡rió quédecirle.Dentrode mí habfaunatomenta
nor¿hse despidióy se fue para;u c¿sa.Aquella emocion¿|.Es€.comenlario era la últimoquc cspe-
nocheyo no habrLad( dormir. El impactode esla mba escucharde él en esemomen¡o.Obviamente
experienciahabúacaiadomuy hondoenhí comopara no_sedabacuentade¡ pavorqueeltabas¡nttendo
poderdesecharla a
de mi menreparadormi¡. Éasé ralzdeto quehabhpresenciado. O qu¿¡ísmt ro6rro
muchosdlas intenta¡dodigerir todoaquellor¡ucpre- sl lo re¡leJat¿y fue precisarnenle por e\o que me
senc¡éesedí¿. .ll
DESENMASCAR^DO Ahora le toca ¡ üsted, Rii¡

lo dijo. En lodo caso,estoyconve¡cidad€ que me qr¡etieneun demonioquela estácontrolando? ¿No


Io hizo_por inspiración d¡vina.porquefue piecisa_ conduciríaesto a agravar su estado?
mentelo queme dio el va¡orparainiciar mi viaje No, aquello¡o iba conmigo.
personalrumbo a lo desconocido de estenutdo -Tiene que haber una mejor ma¡era -medité.
espiritual. Una maneramás lesponsable, más organ¡zada o'
Recorrílas librerlascristiüas e¡ buscade libros incluso,máscientífica,aunqueIa palabra "cienlffi-
sobredemonologhy saten¡smo.Me los devorabaen ca" me sonabaextrañaen esteconlexto Nunc¿ha-
mis ratos¡ibresy h¿sla¡ltas horasde la noche.Se bla leldo una investigació¡ científtca de esle tema
habladesencade¡sdo en ml un h¡mbrc insaciablede -Tiene oüehabefun rnétodo,un¿forna rüís con
sabercuálesemn c$asobrssdel diabloque Cristo fiable,cuyósresultados puedanevaluarse -pensé
habíavenidoa deshacer.ll Juan3:t). Me Drometl a mi misma no descansar hagta
Me pregunlab¡por qud, en lodos los aios de edu_ descubrirla.
cac¡óncr¡slianaquc hablürecibidomientrasctecía.
jamásmehabfancnseñarlo sob¡eestascosas.L¿ tel
ologí¡ en tomo a k)$demoniosbrillabafjor su &usen-
cia. Hast¿shor¿n)c percstabade ello. Satanásde_
bía estarmuy conlcntodc esto. pero yo estabadeci-
didaa reponerel ticmpoperdidoen él menorplazo
ms¡ble.
_Pores¡ ópo,ca,luve contactocercanocon otro psi
cólogocrisli¿no.ll prcguntési sabhalgosobreeste
ca¡npo.tn rcspuc$ta f¡rc contó que una vez lo ha_
bfanllamadoa unü úas¡¡con urg;ncia.puestoque
una mucnach¿ cstabatrasl(rrnad¿.
-El entrara ¡a cssa- me dijo estecolega._ y
ver et esboo en quc cstübaIa joven. comencda
reprendeaF)r s¡ acas{}. pcro no pasónada,
¡us Fratabras mc impactaron.Aquellome chocó
¡¡emenoa¡nente.
. -¿Cómoun psicó¡ogo pLredecomenzar a repren_
oer "por st aca5o".,-me pregun¡aba. ¿euésucede
sl |a personano estáerdemoniada,si estámental-
menteenferrrla? (.,No¡€rh pel¡grosoestoderepren-
der ta¡ a la ligera?¿No serÍaes|osugeslionar¡a a
EI ernDujó¡ de Di6

sé. Entoncescaf en cuenta de lo que me estaba


5 diciendo:
-Ellaes mía.Yo no me voy a ir. Estoymuy bien
viviendoaquí.Deja de molestar.iNo s€asnecia!
El empujónde Dios Un cscalofríot¡enendo me subiópor la espalda.
Mi cuerpoenleroseer¡¿ó.Abri los ojos.La muFr
seguíaen actitudde oraciónf,eroesavoz continuaba
Dios no fue muy benignoconmigo. Decidió ha-blándome por su boca.Me dÍ cuenlade que aún
'_echarme al agua" muchoantesde qui yo siatiera la tenía tom¡da de la mano. No ha.llabaqué hacer.
quees6bap¡eparada p¿r¿hacerlo.No medio tiem_ Mi p.imer impulsofue soltarle¡amaro y tirarlále-
po Oe toda! la! invest¡gac¡ones jos de ml. peroalgo dentrode mí me detuvo.
que lenra '
-hacer
proyectadas, -Si lo haces,-me dech una voz intema, -el
No obstante, conffocn ¡asabiduría de Diosal ha_ { demoniova a saberque le tienesmiedoy se va a
cer tascosírs,El me conocíabien. Sabí¡ lo coba¡de i aprovechar
'-Pero de eso.
queera.No megustaban los riesgos.Janát dabaun si no lo hago -¡espondía e¡ rú interior,
flasos¡n anlesesur seguradel ¡esuhadode da¡lo. - voy a morirmedel sustoaquímismo.¡S¡entoco-
r uvo queoarmeun empujoncito, el cualestuvele_ mo que tenSola gafia del diabloen mi ma¡|ol
Josde agradecerle en el nomenro.Todo lu conú¿_ -Cont¡ólate -me decíaesavoz intema. Recuer-
rrc. ;Le rcct¿mécomo nuncalpero EI hi¿o que da lo que dÜoel pastor.Tú tienesla auto¡idadde
Io
teni¿que hacer, Dios. iUsala!
Unanocheestabafinal¡zando la consult¡conu¡a -'$ño.! -.lnmé te"onocierdoesavoz dent¡ode
mujercreyenle.Comoera mi coshrmbre mí. No me aba¡donesahora. Te neces¡oaqui con-
conDerso_
na-s qu€creenen Dios.cstabacerrandola sesión miso. Dameñ¡€ü4.
con
unaoracrón.entregándolc a Diostodolo quea¡iha. El esposode la mujer estabaen el cuarto El esta-
ora_surg¡do y.pid¡éndole quellevarala re;api¿¿ fe, ba perplejo.
r|z re¡mtno.U¡ jmpu¡somehabfaI¡evadoa tomarla El demonioseguíah¡blando. Al menosya me ha-
oe ra manom¡enrras orab¿por elta. Habiapercibi- bra percatado de que era un demonro.Ers un Pri-
oo^q.ue necesitaba LlnaFrlo especialen aque¡mo- mer paso, ¿no?Había podido reconocerlo
meruo,un contactohumano_ -icáüate, c¿illate!-me decí4.Dejade orar por
Ap€naihabh iniciadola oracióny estabainerce- ella. Yo no piensomovermede aquí.No voy a de_
. jar que me vengasa echara perderlas cosas
o-te¡Oo anteDios paraque la ayudaraa superarel
¡emory tosnerviosquela agob¡atan.En esor¿ Me armé de todo el valor que pude (que no era
mu-
Jerempezóa irtern¡mpirme...¡eué extraño|,,pen- mucho,por cierto),y me lancéa enfrenta¡lo.
-;Oimo te tlamas?-le demandé.
4
ao Df,sEw^scan^nñ El cmDulónde D¡os
-Nervios, Soy Ne¡vios. pero no estoysolo. So_
mos muchosy tenemosmuch¡ fuerz¡. -¿Ust€d s€ dio cuentade lo que suc€dió?
-¿Córno entrasle, Nervios? -Buem -dijo é1,of todo, pdo no é bien de qué
-Yo vivo aquí. Ests es mi cas¿. sc t¡ataba.
-¡Crntésfame! ¿Cómoentras¡eeI| eü¡?-le erirí. -Yo ter¡go que irme ya. Es muy tarde. Mejor
Duchascosas.Ella es muy débil. Es rn-uy h¡blamos de esto mañana-le dÜeevitaodoentrar
-. '.-Por
fácil Da¡añí. cn uDala¡ga e¡plic¿ción psia la cual rio me s€ttía
-¿ar¡ráI €s tu propósito e¡ elta? F€par¿da, Ellos estuvieron ale acuerdo y se
-Quercmos_destruirl¡. eueremosque su es¡roso mafch¡Úon.
se aburra de ella y la ab¡ndone. Por unos hstantes me sentl aliviada pero en eso
No me atrevia qnita¡lelos ojos de encimapa¡a Dense:
-
mrfar a su e,Jposo.se fa pavor de que la mujef se -¿Y si alguo de €sosespf¡itussalió y esüípor
me abatanj¿¿E auDcr¡andono dabaningunas€ñalde ¿qul flotando?
que fue¡a a hacerlo. Con esepensamiento medesaéenun temblor.To-
ñé la Biblia de mi librero y la asl fuertemefi€ con
,.-Puesno var¡a lograrlo,-respondf. Salgande ¡mbas nanos. Me abracéde ella irtentatrdo s€ntir
ella, en el nombrede Jesús-
-No, Do rne voy. yo soy fi¡erte. h presencia& Dios en ella.
-M¡ís que yo - penséen mis adent¡os.SiD eú_ -¡Señor! -supliqué. Qr¡c mi esposoDo t8¡de.
bargo coDtinué: Caminépor el pasillo h¡sta la puertadel edificio
-M¡is poderosoes el que estáen mf. y la abrí. ¡Nada! Aun no habfallegado, Regreséa
-Sí, pero yo tambiénsoy muy fuerte. Vamos s ñi oficina abrszandomi Bibli¿.
ver quién gana -dio retlndome. -¡Ay, señor! Po¡ favor dime que ningfu espfri-
Mi mentecorríaaceler¡damente. Mi esposo iu ñalo estÁpor aquf, ni rne va a hacernada,ni se
. esla_ me va a meter a ml.
o¿ por legar a recogerme.No habfanadiemásen
er edr¡rctocomo paraabrirle la puert8, ¡S€ntíauú miedoespantosolEn esoescuchéla bo-
cin¡ del c¿¡ro, ¡Era mi espo¡o!Coarf haciala pue¡-
.-bs hom de cortar. ¿Quéhago?_me preguoté. t¡, ss|l'del ediñcio y entrécn el auto, tod¿víasujen-
Me vrtroun tmpulsoy lo seguí,
-Devuélvele el control de su menreparaqueella ta¡do la Biblia.
puedairse -ordené con ñrmeza,aunquepor denno -¡Gracias a Diosl Cr¡cias por h¿c€rlollegar.
lemblabade miedo
En esola mujer abrió los oios y Dresun!ó:
-¿Qué pasó?
Dabola impresltndee6tardespe¡tsrdodeun $¡eño
profr.¡ndo. No sabtaqué dea¡rta.Miré I su esposo
y le p¡egunté:
Inic¡o de Dt ministar¡o .9

L,€pedl ¡ unamujer del grupo que me acompola-


r¡ a la casade la cliente, quienpam entor¡cesestab¿
6 cn c¡oa. no podfalev¿n¡arse.Solamentelb¡mos ¡
or¡r por ellay a invitarlápü¡ quevlnleraal gn¡po'
cuando¡rdiéra, para se. ministradaen sanidadin_
Inicio de mt Ministerio tcrior y liberación
Seoiesent¡iun pmblemaya que la heman¡ de mi
cücnü se¡trasódemasMo ál venir por nosotr¡s Yo
Varias vec€sintené volver a conversarcon el pas_ hsbfaeúeridllo quevenfaa IEcoBenEsencarro' pero
_
lor queme h¿bfapermiridoobserva¡l¡ ses¡ón resultóserun aütobúsParacuandollegóya era la
de li- hora eo que yo tenfa que irme Parami casa Pa!¡
perac¡ón,peroél estab¿m un¡ épocade muchotra_
o¿Jo.Má5 ¡dela¡rtehabrb de darmecuent¡de que evita¡ ouela hermar¡ade mi clienteperdierael vi¡je'
le pedfa la señoraqueme iba a acompañar. quese
esto era_lonofdsl pafa toda persoa que minis-tra
ttoeractónesoúitual. fuéracon esamujer a h¿blarun pococon micliente
Luegode virios fracasosen comr¡nicarmecoDé1, e invita¡la a la oración, Ella accedió y partieron
.
oes|sl|. tst no enfa tlempode atenderme por la car- -lun¡as.
rsn Fsadr que tenía. Esto me obt¡gó Al día sicuierte llamé ¡ mi cliente paraavengüar
ialf
a laba-jo
ouscaf olrosrecursos,euerlaobseÍvarde prirÍ-e_ cómo est¡ú y cómo te habh ido la nochearlerior
ra manocómo era queotras permnastr¡taban estos con Ia visitade la señora.Al hacerlo.me llevé una
ca¡¡os. lorpresa
- muy desagrsd¡ble
amigaa Ia cuathabfaconocidoen u! estudto ia madrede mi iliente fue la queme contestóel
. -U.'na
D¡Dtrco me @ntósobresu propialibe¡ación.Su re_ teléfonoy me infomó que la v¡sitade esamujer ha-
rarofte ¡n¡pactómuchísimo.Me indicóquea vecq\ bfa s¡dor.¡ndesastre La señorano sehabialimit'ado
eua ¡ba0l Srupodorúe la habi¡n ayud¡dó a liber¿¡_ a v¡sit¿¡lae hvitarla al 8rupo sino quehabladecidi-
se y orec¡ó llevsrme con ella. l¡ acompañévarias do loma¡ ciertasiniciativascuyo rcsultadoh¡bla si-
vecespe¡o ocurrió algo que me ahuye;6 de ahí. do catastrófrco.
Yo le h¡bía explic¡do e €slÁseñora,la cu¡l e¡a
. Me-tr¡Dt¡ llegado uaa cliente en muy mal estado c ólic¿ c¡rismátic{, que csa familia que iba ¡ vísi-
@ satudmental. Me contó muchasixperiencias
soD¡eDaturales tar eraevaDgélic8. t¡ pedfevitárcualquiermención
quehabfavivido. por su hiioria, me
entereqüenccesit¡ba de temas co-nt¡oversiales. Sin embárgo.no h¡bls to-
Iiberación,Tratéde ub¡carde indicación. HaMa aprove¡h¡do
nu9voaI pastorcuyotrabajoconocíaperono lo m¡do en cuenls mi
con_
s€gu¡.Asl que.po¡ la u¡geria del caso,docidlsffies_ la ooonr¡n¡¡ladD¡ra lrslal de hacer Proselitirmore-
liri&o, Io cual-h¡bía sido un error garrafrl'
garme cor¡ estegn¡po.
-Ademáshabl¡ enfrent¡do a los demoniosen mi
,a
DESE{Mr{SC¡¡áX|O

cliente sin l¡aberle explicadonada a ella. Estos se 2:5:


Me sabiadc memoriapa\ajescomo I Timoleo
hsbia¡ manif€stadoviolen¡arnente y la muje¡ les gri_ iiioioue hay uo *lo Dios. y r¡¡ solomediador re e
raoaruenementeque sal¡er¿n.Aquelloc¿u!óespenlo Y Mar-
oioliios iom¡.es. lesuc;is¡ohombre"
en |os p¿úrcn@s que eshbanpresentes. Mi clienle cos ló: 17: "Y estasseñalessegub¡¡na los que cre-
8r¡hbaquesellevarana esamujerd€ahÍperola se. et ftaf XOV¡nf fuerademodos sa- '
ñorains¡sthenenfrentarlos. por fin, alguienle dijo "i' ""harán teníaque s€r en el
h liberació¡
ü ;;;ñq*
a É seDoraque se ret¡f¿fade la casa.
nombrede Jesús.
En e6emomenlore¡nabaallí un pandemonio. gru-
Mi Todo estomedesilusionótotalnentecoo este
clrenE tenl¡ los demoniosmsnifefadosy estabsmuy ai sobr€lo ocr¡rrido y ella lam-
U"Ute
alborotad¡.Decid¡eronir en buscsde u¡rpsstorqüe; -. "on "aiga
Me dijol
logró tranquiliz¿la.peroestaexperreniiala habla -'lt¡l se esc¡ndatizó.
üién
meconfirmaalgo que
ouem" est¿s.onrando
uarxnatrzadolanio queestabafufiosa conmigopues t¡l-
nios me'diio mjent¡asorabahsceurrosdlas Me
me culpabade todo. No queríasaberni oir nad; de grupo'no de-
ml.
i"¡ -:"""q". y" te liberéenese
"". p"tqi," .$aba yéfdose Por mal carru-
uiu tór"", uttt
la muchachalenía razón en enojarseconmtgo,
. "-ü"Ahor¿ entiendo
no, Por qué'
Aunqueyo nohabfaplaneado asílascosas,lodo ha_ ..ttr poi etasperson¿s y máslodavía
bía sido un des¿stre por la cxtralimit¡cónde esla rnu"rt""it,"
g.né qo" acuáh abí para recibir ayu-
señoracatólicacarismática.yo me sentfateftible_ ¿it gtupo eran personas bien in-
mentemal, Jamá$habíaperdidoa un clienteen for_ -il" i."'t-ü.'ui*
ái.
tencionadas,pero lamentablemente con tunoamen-
rna tan desagIadable.
to blbüco equvocaqo'
C¡¡andoyo fui a hablarcon la señoracatólicapa_ OuizÁshiie nral en abandonarlosantesde tener
ra.pedirleexpl¡caciones en ese
de hr quehabh heaho,¿lla h ;Dorunidadde explicarlessu error' pero
rehui¿bacomprender lo malquehabíaactuado.pa_ ilJi""ü dewedar-
* ." .""i" conla c¿Pacidad
ra ceÍaa @n broche de om, durantenuesúacon_ su
me más¿hl. Sólole pedia Dios que lesenvrara
versacióDme cortó la siguienteanécdota: promete
eipi.inr paraguirrtoi o rcda verdadcomo
-Un dh e.stábamosorarido por un hombre. en su Palabra. *
Reprendíamos en el nombrc¡leJc¡úsperonacl¡pa-
saba. En qso, una de las que estabacon dosotros * Ouieroaclufarquehacefhberaclones ene¡
es ul¿
exclaúó: "Dernonio, te echofueraen el nombrede ¡romb¡ede M¡rl¡ no necesariamenE
M¿ría, la mad¡e de Dios." En e$o el hombre co_ ii"ri* g.p* católicoc carisrtá-
menzóa convulsiona¡y cayó al suelo. Al rhomcnro iicos, "o.,tn
Conozco "nt,"
personalmeüe a muchaspeÍ'
se le quitó todo y s€ pani. Eso es paraque veaque sonasqueasi$ena es¡o6gn¡pos$te j8Ítas dtr
un
M¡rír ta¡¡¡biéntienepoder. lsrlan estetipo de Práct¡c¿Esto ocl¡¡rlo eo
g-po tani"uta. y no pretendoSenerali¿ar la
¡Surelatome horrorizó! Yo corx)cíNbienla Biblia.
observsción.
52 DESE|\'I|IASCA¡ADO
I¡icio da mt hi¡bterio
internrmpirlas visilas¡ es¡egrupo,
_Al conrrnué y no las puedeentender,frorqueBehan de disc€mi¡
A:l1@".d:p"o9* que precrúa¿n h tibera-
clon €sp¡ntu¡|.Descubrfque€¡¡ muydifkü espiritualment€." (l Corintios 2: l4). Confiaen ml.
concerta¡. Yo soy tu Ma€stro.
tttu" tod¡i eshb¿¡sob.eca¡g¡das
ÍlT,uHlo""* -S€ñor. tú s¡besque no Boymuy ñ¡eneespiri-
algoserá,_-medüea mi mism¿,l¡ deman_ tr¡al¡nerile.¿Y si !¡E Uegaun c¡so violentoy no puedo
,--Por maneja¡lo?¿Y si me hacedaño?¿Y si Satanísataca
g lr6¡a sus serviciosdebc ser mayo¡ de lo que
tm¡g¡¡¡ba. Esro signifrcaque haó me a los miembrosde mi f¡milia? He oilo quea los que
pue,$¡,¿trab¡jar en estec¿mDo. falta genteCrs_ se metenen este campo Sataftíslos "agarra entré
ro¡ nn Íre df cuentade qua Dios r¡te ojos,"
_- eshba fo¡_
z¿r¡{t{a comeDzar por cueniapropia,No me seotia -Yo soyt! protec¡or,tu luga! de refugio. Yo soy
prepsradaparae o. pcro le hablé tu fortaleza.
:.8rylub
muy Sbcemlhenle. a Dios -Señor. e vgcesdesconffod€ tu c¡ite¡io. Real-
¡n".gu.". Señor. Rsdem¡si¡do poc¡ r¡renteno comprendocómo se¡e ocurrió escogerme
,- e¡pe¡enc¡a
|a ::Y!,:i"1o qu€ a ml paraun trab¡jo de estanaturalezs.Tú sabesIo
re4goe_nesrecampo.Sólobe.pre-
*": cuant¡s liberacionesy nunca miedGa que soy. l, que tend¡ásque haceren mf
::l:,t91
t€nl9do h¡cerlo di¡ect¡mcnte _recl;né. he in_ para prcpa¡armepa¡a estegrabajono es una simple
¡o que pas¡icn tu ofici¡s la otr¿ rbche remodelació¡. ¡Tendrásque botar todo el edificio
^---Kec-(¡erda
-susufró en mi menle- y const uirlo de nuevo.!
esoeradife¡cnle.Ahi tú meempüj¡ste -Yo no te he dadoun espfuitude cobardía,siío
L-^Sl,lr¡o
a^rl¡:eflo. Es muy distintocomenz¡¡el enfren¡arn¡c¡t- un aspfitu de poder, de amor y de buenjuicio. Yo
-
ro yo m¡8fira. constIufel universo. ¿Dudasde mi c¿p¡cidadde ha-
te ¡tuusties. No teDgssmiedo. yo cer alguDoscambioser tu est¡uctr¡¡a?
^ --._N! Te iré mosra¡do cómo
¡^ay¡¡d¡I. te voy -Está bien, Padre. Acepto. Mánda¡nelos casos
hacerlo. EsAÉ
conalgoe¡ lodo momento.Ja¡fvísle que ¡í quieras. Hqré lo me.iorque pueda,pero no
¿b¡noon¡ré.
serior!_te reproché.t¡ quc me pides te prometo buenosresultados.
^._-¡^y dificil. soy psicóloga.
sumsnente es -Los ¡esultados106doy yo, no tr¡. Tr1scr& un
M¡ reputacónco_
d:ojucgo. Todosv¡¡ ¡ crcerque cana.lde MI pode¡.
T.-gTlorrf UDa.psicóloga -Tienes razón.Perdóname.
_e_s111 ¡
_toc¿., echando
demoniosl iB
¡nconccüDlelAdemás no sé biencómo hacerlo. Así h¡e que, por l¡ presiónde una rDalaexperien-
cia, decidf entrar yo misma en el ministerio d€ la

L-ff,q#fl;,ff.*;¡trFJ*fr_qj liberacióDdemonlaca.Gracüsa Diospor suproo¡ess


d€ que'"a los que amana Dios, lodaslas cosasles
ayudana bi€n." (Romanos8:28).
mis preguntas. E6!ome fueda.|do unavalenlfah¡s-
., tÁ entonces desaonocid¿ Para6l
No puedo negar qr.rc
algunas de las cosasque me
d;;'iñ'-;ü;*.'.' Áshban una vez r¡node
etlos me diio:
Maruja "' ]eiü
üÉ", tn *¡et deella perome metoen
tf
8r¡en3za'
Mi corezóndio un brincoal oir aquellá
Aleo dentrode mí m€ aseguraba quetso no erapo-
Poco despuésme buscó Maruja, una mujer qu€ sibie. pero otra fuerza me ponia ¿ ouoaf'
át€monza-
se h¡bh sometidoa liberacióncon el pasiorque yo -Ni ouedeshacereso -le conleslé
conocfa.El la habiaayudadomucho,peroelia ne- da, Crisio me Protege
*-ii.-i"
c€sitabamá.strat¡mienrode liberacióny él no tenis -a'o builonamenre,-Pero te asusté'
tiempopa¡adadeel seguimien¡o hastadentrodc u¡os t"3lf;"oi*r"'
mes€s.Una amigade ella le h¿bíad¡do mi nombr€ v me
eranpasajeros
paraver si yo e$tarfádisf,rlestaa continuarel trabaio. "pisodios
"*, en Dios'
hicieronfonalecerme
No sédedóDdesaquéel valorparaacepur,aun- "'-SoiJ esu mujer Por619ú¡tiem-
queen .e¡lidad si séquién fue el que me to dió. Fue *'l Ért" "u¡¡un¿o
ooú" .-*-do "on mejo¡ías' Perollegaíps
m¡ Señor.empujándome con car'iñopor el c¿mi¡o ;";"-*p;;-.-p.tq"" tlla no isuba poniendosufi-
queEl mismome habh trazado.E¡a un avenorades- .i*t ¿'e paire. g"uó mt¡y fácil vmir I senlars€
conocida,p€rojamásr¡e he arrepantido ""'i"i - t. ¡alalla espirilualPor etl¡' sin
de embar- iJi-t"
ca¡mc en es€ viaje con El. í.ner
*'ñ óue "" hacer nadsde 5u Pane'
al en-
L que más me cosl¿bamaDejaral principio de üu r."lOn, ." *otí tor¡me e fiu$reds
este¡ninislerio, era la ansiedadque me producíael *i.tot espfritusque hablÁo salido
no sabersi los demoniosse iban a ma[ifest¡r o no, -ffi'o*-fotiu
ii.iil es¡abo¡deouevoenella'
me
-t"¡orp"rquédeestasituación
pero como yo sabfaque el pastorya habíainiciado óit*áo i"t""ii¿n
p."gun¡¿
"t
el caso,y que los demoniosen Ma¡uja se manifes- t"lfldfiiir"
tabansbiertamente.eslo etimin¡ba. en gr¿r pate. * * r.*h¡€ enoiosEsdébil'
ml ans¡edad- Podemo;
' -É eotra¡y salir de ella ¡ nuestroaniojo'
Luego de unaoración, comencéa eofienlAr a los ü"" ¡i- Medl cuenta quelaconfton-
esplritus. Estosme respondieronc¿side inmediato uJén dedemonios "Éc".tenfaque ir acompañada decre
y entablamosla lucha. CoDfo¡meava¡¡zabacl tiem- J¡"iinto .ip¡¡¡u¡ por úedio de €studioblbüco
po de la s€sión,me percabbade que alSodel poder .r"i"ir""ioí"" degrupodetipocspiri
de Dos hablaen mf, puesroque los e9pírirusobede- íJ:-il;b "a¡'"¡¿adcs
Tanb¡én descubríqu€dcbfad
cla¡ mis demandas de msn¡festarse y respondfan "*
deunamad'¡r¿ción y c¡o
psicológic¡
a ir acompanaO¿
54
!6 DESF.NMASCA|IADo

biosenel estilod€ vida.De otro modo.el resultrdo 8


no rD¿¿ s€r duradero.
EIa elabfl aqdiendo doDdedosperso¡.as máspara
lecrD¡rlrberacióncon la ideede que en esaforma
poola acelerarel proceso.Es¡ocausabamuchacon- Alejandro: Obsesivo
Ius|onpüesloque.yono estabaeoteradade lo que Compulsivo
habÍaocu¡rido en las sesionescon las otrasdos
sonas.^n¡.ellos [r_
io que estabahaciendoyo.
-sabfan
un E conhonté al respeclo.t¡ r€c¡rneodéqrE Tení¡ ur añodeÍ"¿tarpor Pcicorerapia a Alej¿¡dro,
--ror
escogrcm,quedafse con uno de nosolrosparasu pro_ u¡¡ hombe solterode cuare a años.Sufrir de lo que
cesode liberación.señaldndole los incónvenienles en pGicologra
se conoce conrc unananrosis de tipo oF
oe_contrnuar en la siruaciónactual.Le habléram_ sesivocompuls¡var. Su compulsión era Ia limpieza
D¡enoe cÉnasaccionesque ella tenlaque realizar Vivh a vari¿shorasde la c¿piial' doode est¡ba
par¿ayudarse a sf misma.algunasde naiuraleza es- mi olicina. El hechode que durante ün año habfa
p¡r¡tuaty o(rasde tipo práciico.por ejemplo,eUa estadodisFresto ¿ viaj¡r tafio po.a acudir a las ci_
necesilaba¡omarla decisióndeocupariu ticmpoen tas, mc hdicaba su interésen sana¡sey su disposi-
algo, ya que eshbatotalnentedesocufrad¡. ción ¡ ponertodo el esfuerzorequeridopa¡a lograr
Afónunadamente. unode los pasto¡eiqueesuba su salud emocional.
aconsejándola le hizo las mismassugerenciás, Io cual Los sfntomasde su problemale tralan mucllasdi_
9{!o.,a comFenaerquercn¡emosrazin en lo que
fa ú¡drcábamos. ficultadescon susPadresy un herma¡o.con los
le En estaformaella fue asumien'do cualesvivía. Ato¡mentadopor la falsa ide¡ de que
unamayorresponsabilidad por su vida.en luga¡de susD¡rien¡escran descu¡dados en su higieneperso_
deperÉerbfalmenledeotrosparasu est¡bilidad.Esto nal, se pasab¡el día ente¡oexigiéndolgsque se la_
rc permrtróava¡usrmásr4ridaftentey orgadzárme_ varan las ma.nos,etr especi¿lcuandohablan usado
JOf SU vrda. el servicio sar¡itario.Ellos ratabon de ser mñpren-
De su casoaprendlque la liberac¡ónno lo es to_ sivos cou é1, Derola insistenciade pa¡te de él er¿
.
oo. r-omprencliquehacefalu combinarlacon cre_ tanta. que a ;enudo los hacíaperder la paciencia
cunlentoespl¡¡tua1,
conocimientospricológicosy de_ v cnt¡¡¡ en discusionesfuertes.
crs|onesprácticasparaob¡enerresultadosáumderos. Alei¡ndro €stabaobsesio¡adocofi evitar la conta-
minaáóo. el abrir la puena, sacabasu pañüelolim-
Dioy lo DolJasobrela per¡llaa fin de no toc¿rladi-
iecri¡eire r¡ te¡na muchoa los microbiosqueésta
pudiem tener. Aun las mon€dast€Íía $rc l¡verl¡s
, por es¡etemor.
57
53 DESENM^SCa&ADO
Al€ieDdro: Obs€s¡Yocotnpukivo 5e
Seb¿ñabavariasvecesaldía y. al hacerlo.renía
queenJaDonane muchasveces,Aun asiquedaba con -En el nombrede Jest¡s,ordenoqueIa represión
dudasi habrlaquedadosucroenatgunapane.Nul- sea rota y que los recuerdosolvidados surjan a su
ca se senllalotalmente¡imDio, menteconSciente.
Nolomía en restaurantes-ni en casasajenas.pues En es€irstant€,el hombrecomenzóa llora¡ amar_
pensaoaque |as personasque preparabanla comida i¡unmte.
no emn lo_suficienteorente timpias.Eslepensarnienlo - -Me acábande venir unosrecuerdosMe habfa
rc proquch asco, olvialadocomplebmenlede est¡s cosas-sollozó'
En supropiacasa,él lavabalos platosy cubienos Una vez, siendoyo peqr¡cño. estan<toen ml cama.
que tb¿a usarantesde senlarse a comer,presiona- mi mamá me levantó de rep€nle lascobijas y me vrÓ
ba.consEntemmte a su madre,pregunt¿indole toc¡tndome el pene. Me reganó y me dijo que €30
s¡ se
naDlalav¡Oo¡asmanosantesdetocarlos al¡mentos, no sehacla, que er¡ uriacochinada Yo me sentÍaver-
Losservic¡os sa¡itariosle causaban unaincontro_ qonzadoy lloré mucho.
labl€s€nsación de ¡epulsión.Te¡h quelleva¡con_ - -otr¿ co6aqu€re€ordée'squemed€jabancu¡dan-
slgo bolsas.plásticasparadefecaren eúas,puestoque do a u¡as vecinitasmenoresque yo. A una de 9ll¡s
p. Trypb, la ideade senl¡rseen un inodoroque vo no la Quería.Cua¡do se iban los adültos yo le
naDtastdoocupadopor otraspersonas. E¡ su c¿sa irsaba múcho. Como ella era mils p€queñano se
'oúía
ten¡aun cuanode bañoprivadoy lo manteniacon defendery yo la ari€nazabapara q¡¡eno con-
una trmp¡ezaimpecab¡e. ür¿ nada. Yo sabfaque no debfahacerlo. pero no
psicologla
. La hadescub¡eno quelascompülsidnes me podfa controla¡.
de rtmptezaseder¡bande sentim¡entos de culpain_ -También mi mamáme pegabaen la manoy me
conscrentes quehacenque la personase sientasu_ decía "caca, caca" cuardo yo iba a tocar algo su-
cla. rára ots¡raz¡restefénómeno inconsciente, sur_ cio. Cfeo que esaes una d€ las r¿zoDes lor las que
ge lüegoel mecanisñode proyección por mediodel tensotanlo ascoa los servicioss¡nita¡ps'
cuarn sucied¡dseproyectasobreolrosy asl sel¡ene dré oor él pidiéndolea D¡osquesanarasusheri-
¡asensac¡on déqu€son¡osot¡os los queestánsucros. dasv li quiura el sen¡imi€nlode culpa que le habla
. ¿r er¿ cflst aDo,perose habh alejadode la igle_ oue¡aOoá raiz ¿eesosi¡ridedes Taobién pedfque
srÁ.A ttavésde nuestras convers¿ciones habíato_ ü¡ara la asociacióntan ñrerteentre "caca" y "su-
madola decisiJDdereincorporarse & la iglesiay es_ cio." Luegole minisEéüberación'
lo le habfaayudadoa reducirsussentimiei¡osde cu! Después-de esaexpericncia. estehombresintióun
pa..Aunasl muchosde sussfriromsspersis¡fan. cran iivio. Su presión sobre los p¿rienles disminu-
Un d|adura¡leunade nuestras sesiones. yo eala_ ió notablementi y cuando sebañaba. s€ enjattonaba
,ba
orandocon é¡ cuandosentlun impulsode decir una sola vez
algo y lo h¡ce.Dije con muclE firmeza: Este casome enseñóque la fuerza que un demo-
mo puedéteDersobreslSuier está íDtirnamentere-
IEEENM SC ¡aDO Ahiandro: Obsesivocompolsivq !!
l¿cionadoconsust¡aumaspsirlógicc. Es¡osr€cr¡e.-
en el rombre deJesucristo"y el demonioseva- Pero
ooscon cargaemocionaldestructivadebens€r des-
si asl fuera,ni la personaminist¡¡dani yo terdrlarnos
cuDteflos.Es ¡mportanteque la personarome coD-
claro cómo fue queesedemonioenttó en ella. Tam-
ctenctadecómounaexpefiencia de supasadosefue cómolomarlasmedidasnecesarias
pocosabrf¿Jnos
rra¡slotma¡dohastaconvenirseen un sínlomapsi-
para evitar que eseespíriturcgresea ella o a sus
colog¡co. Hab¡endo enlendido esto.sepuedeom;pa_
r¡ queUtossaneestssher¡das descendientes,
emocionales. por lil_ En el casode estehombreobsesivocompulsivo,
trmo,s¡undemoniologróentraren ¡apersona
o€ eselfauma,seránecesario
a ¡¡iz si yo no 10hubiera ayudadoa comP¡endelque eso
e¡pulsarlo,pero, de que hizo la madre de castiSarloa los cuatro años
observado,_si e¡ traumano ha surgidoa cuandolo e¡contró tocándoseel pene, fr¡e un Sran
l:| !u: Ite y
ra.concrcncn no se ha tra¡adoconé1,el de;onio erro., coño tambiénIo fi¡e el programarloparale-
renus¡¡f_á trse puestoque esetfauDa le sirve de asi-
oero. tstespiriluinmundoestdfirúemeDteanclado nerleascoa las heces,á prot ablementeharíalo mis-
mo co¡ su propio hijo, si algún dl¿ llega a tenerlo.
en ese recucrdo.
Séque en la Biblia no se bablanadasobre ¿Porqué? Porquetodo6 iendemosa comeier, con
- ¡oscasosrelat¡dosen ella, se le ordenabaesto. nuest¡os p¡opios hijos, los misÍNos eÍores que
En al de- nuestrospadrescomeüeroncon ¡osot¡osr a menos
monrcsallr y_éstesa.lía.¿porqué. entooces,es¡a-
que alguien nos saquede nu€st¡oerror.
mosvrendo¡tgo distingohoy día?l¡ respuesta
ra¡_R ta lengo.pero si tengouna teoría,
to- Pero, como los demoniosde culpa y ascono sa-
licron a la primera ord€n que les dí, tuve quc Pro-
bfbl¡cosno sabi¡nnada$obrepsi- fundiza¡ másel problemay así fue como descubri-
^^:11:s :remqos
corogx¡. La cEncia no había avanzadotanto ¡ún.
mo6es¡osefforesf¡ü¡Emo6.Ahorá,g¡aciasa 16 de6-
a¡o¡a conocemosmás sobrc la conducl¡ hur¡rsna,
por lo que s€ lracepo6ible aprovecha¡ese cubrimi€otosde la psicologí¡y a la comprensiónque
conoci_ él logró de su problema, él sabeque el tocarseel
fruento.
penea los cuato añosno esninSúnpecado,smoul¡a
Yo creoqueDjos tratacon cadapersonade acuer-
,
oo con-su,¡¡v€lde coDocimienlo. conduct¿totalñentenormalen un niño queesf{ des-
por esoSantiago
reco¡tuenoa: Henn¿nosÍ¡los. noos hagdisrnaesEos cubriendosu cuerpo,y tarnbién,que no sedebeha-
mucnos.de ce¡ queun niño asocielas Palabras"caca" y "su-
vosouossabiendo que recibüemos
yor conoenacón"(Sa4i¡go3: | ,. S¡D¡osnos ma- cio." en la formaen que lo hizo su madre
haper-
mr¡lqo.saber m&, ¡ambiénesperam¿isde nosoEos.
m o8do ta oponun¡dadde esrudiarp6i-
corcgE. T:
^^;r-¡^r,¡-r
Et esf,eraque yo use lo que he apretrdido.
r .- oBs€Slot'Lol'¡Pt LSol{: ldd p€€bl€nle e ¡¡reí¡5libbqu€
r¡¡a lnt se¡la Í¡ás f¡fcil que las libetacionesque lá consciench no pu€d6 rehazsr y qú impu¡ta al i¡dMduo a
re-
arlzoruerülmmo en los tiemposbibücos;..Éuera, dot€r¡n¡na4t ac!o. aú cmtr¡ 3ü volunted v 3u !.nl¡do cl6 lo
Cecili¡: ü¡¡ r¡iia de ¡u9ve lñoÉ

Caailia cameozóa tlorar.


9 -Yo quie-ro a úi papá.Yo sé q!¡eél €s m¡lo coD
'por
mamáy eso m podemosvivir cori-é1.Pero yo
entiendo'eso-No e'spor esoque yo le diSocos¿sfe-
Cecilia: Una Niña asa marni. Yo no sé por qué lo hago Yo no qüiero
hacerlo,-sollozó
de nueveaños -Si vieta lo que siento' como que se me merc
er
diablov meobligaa hacerlo.Me dice que le diga:
"Pena'inmunda.,fara quefui a n¡c¿rde usted?Me-
- Por favor,atiendaa mi hija -supücó la m6dre
ior hubieranacidóde uns pena." Yo no quiero de-
""i.lo.
de Cecilia. No tenemosderechoa Iátarruento oor oeroesavoz me obliga.no medejalr¡nq¡ila
panedel SeguroSocialy yo no puedopagarunpsi-
hastaquelo haga.Yo séquee'smalo.t digoy des-
corogo.La maest¡aclrceque necesiEayudaprofe- mepoDgoa llorarporqueúamáseponetrlsrc'
Dués
'
sronalporquelene problefiasen la escuela. conrinuéso¡deándobenfas á¡eas M€ contóque
Le dl citay el dh indicadoapa¡eciócotrla oiñ¡.
ums aíos atrifuella terla un amigoquesóloella vefa'
Cecüiatenlanueveaños.Cuandohabléa solascon
Ni su tús¡lrí ni dodie úís podf¡ verto Se llarisba
ella me dijo que le costabamucho mncenúarsee¡¡
Juan. Pasábatrñucho tieñpo juga¡do y hrbla¡¡do
susclasespa¡a poocrle atencióna la mafstra. Esto Luego me díjo:
le obshculiz¿ba su aprendiz¿ie. -Ya Ju¡n no viene a jugar co nlSo' pero mr
Esteerael problemiquela i¡ala a mi oficina.Sin
abuclitamuertasí. viene tme can(¿siemprela mis-
embargo,106psicólogossábemos que muchasve- ma canción.Tambiéntne hablay despuésdesapare-
ces el mot¡voque da el clienteparaco¡sulE¡ no ce.Mihemanila. Elis8.tdbién Ia ve. Elisasepa-
s¡empreesel proble¡na principal.por esloestarnos sa caota¡rdoesacanciónque nos cantami abuelit¿'
entren¡d,osa ¡ndagarmásallá de lo que ásteindica. Tod¡s e6tascosasme hic¡eronpenss¡que l¡ niña
Preguntésobrela sin¡aeiónfamiliir. Los paores gspe-
- Ceciliaestaban estAb¿influida por demonios.Le pedfque me
de separados. Su padreeraalcohó- ra¡¡ ¿fueramie-ntrashablabacon su m¡dre Querfa
lrcoy muy violento.MuchasvecesCeciliahabh visto
t¡st¡r este asuntocofl la madreprimero para obte-
como él gol!,esbaa su mad¡e. ne¡ su oermiso de úinistrarla en liberación
I¡ preguntét¡mb¡én sobtelos sentimientoshaci¿ At i¡iorma¡le sobremi interpr€taciónde lo que
su madre. M€ dijo que la quería y que se llevabat¡ le sucedfáa la niña, l¿ madre s€ ¡brió conmigo'
olen.
-Ahora queust€dme habladeeso,nrjnr le orn_
-Tu mad¡eme ha dicho que a v@€sle dicesco- ro álso. M¡a padreseranespiritis¡¡sEllos ya mu-
sasmüy du¡¡s, muy feas. ¿Está!b¡avacon ella Dor rieró. t¿s ninasdicen quela abuel¡ se les ¿par€ce'
algo?-p¡egunté. ¿Temolestaqueella no viva con Yo sé que eso no es oueno.
tu papá?
Cecilia: una tr¡úade nuev€años 6s

-A mi tambiénme han pasadocos¿¡s ra¡as. Una -Yo no €ntiendobien lo quees!ís haciendo,-le


nochee6l,¡basolaen la casa.De ¡epentetoca¡onfue¡- dije a Dios. peroella pareceestarviviendoconmuch¡
te la puerlay la abrí. No hablanadie,pe¡o algoent¡ó natu¡alid¿d lo que le estdspermitiendovivir. Cra'
y me prensócont¡ala pa¡ed.Luegome tüó al suelo. cias por csta al^¡oa.
Casi me muerodel susto.Me quedéen el suelollo- -¿Todavía lo oyes?-le Pregunlé
¡andodem¡edo.No le contéesoa r¡adieporqueiban -iSíl -me di'o Cecilia -¡All está!
a cree¡que est¿baloca. -¿Quieres abrirle la puerü detu co¡azin pamque
Le expliquébrevementea estamujer soblelos de- entre?
moÍios y cómo enfrenta¡los.Pedl su pe¡misopa¡a -¡Sí! -respondió Cecilia
o¡a¡ por su niña y me lo dió ii[nediatamente. -Dícelo entonces.
-Yo no 6énadade estascosas-dijo. pero a us- -Jesús. pasa.Quieroqueenlresen micor¡r¿ón'
ted me la han r€comendado mucho.asi queconfio iYa entró!-exclamó. El dice que ya entró,
'
en usaeo, -¿Te esuí hablando a la mente?-le pregunté
La madaesalió y Cecifa entró de nuevoa mi oli- maravillada.
cina. En palab¡asmuy sencillasle expliqué que yo -Sf. yo lo oigo.
creia que esavoz que ella escuchaba,que le orde- -Muv bien. -diie, a¡oravoy a preguntarle a ela
nabai¡Áultara su madre.no venfade ella misma, voz q;te molesta que me diga cómo se llama Si
sino de algo quequeríamolestarla.Le dije que íba- te llega la respuestaa Ia ñe¡te me la dices. ¿Está
mos a averiguarsi yo tenlarazóno no. bien?
Paséa explica¡leque Dios tenJapode¡sobrecual- -sí-
quiercosaquequisiemmolestarlay quesi ella quería -Bn el nombre de Jesús, estoy atando a todo
contarcon la prorecc¡ón de Dios. era muy impor- aquelloque no vengade Dios. Ordenoque Io que
ta¡rteque le pidiera a Jesúsque ent¡araen ella frara estáen Ceciliame drgasu nombre.
vivir en su corazón. DesdeadentroEl podría ayu- -Dicen que sontres, -dijo Cecilia. Uno de ellos
oalla srefnpre. es Juan, el it¡e era mi amigo cuandoyo estabamás
t,e dijel Dequeña. Otro se llama Ramóoy otro Alvaro'
-Cecili¿, la Biblia dice queJesúsesráa la pue¡t¿ ' l;Adónde
estánubicadosen ella?-Preguté
de tu cor¡zón. Está tocandopara que tfi le abras, C; ia se tocó la cabezaY dijol
Inmediatamenteme ¡espondió: -Aquí. Dicenque en mi cabeza.
-Yo lo oigo. Está¡ocándoa la puerta.Ahom mis- -Muy bien.-dije asombrada Porla naluralidad
mo to estoy oyenclo. de la niña en esteasunto y por 10 claro que ella es-
Yo me quedéasombrada. cuchabalas voces de los espíritus. -decuerdas
-O esla niña tiene lma g¡an imaginacióno Dios quién
_ acabade enÍa¡ en tu corazón?
realmenteestiíhacieridoalgodetrtrode ella, -pensé. -Jesús,..DiceJuaúquoél ve a Jesúsenñi cora-
óó DESENM TCA¡r{DO
C€c¡l¡¡: u¡¡ tr¡ñ¡ de rüeÉ añ6
zón. Es¡ábravo co¡migo, Dic€ que por qué lo dejé
ent¡a¡, madreera católicay a veccsesapalabrase inte¡pre-
-Ju¡¡ pretendlaser ¡u amigo, peaoen redidad ta equivocadamente como 8inónimode "evaruéli-
querfamolestúte. Aho¡a tiene¡utl amigobueDo,Je- c¿." Pem em evidenteque Cecilia tenlautr doo es-
sús -le cor est¿, Pídele¡ El que 6¡quea Juany a pecialparaescrrch¡rcl¿ra¡¡rntela voz de Dlt6 y que
las otrosdos.Jesúses más fuerteque ellos. El l¡ estabaguia¡do desdeadentlo.
-Jesús, -dijo Cecilia, por favor sacaa Juan y -iAleluya! -exclamé en mi espf¡itu.Verd¿de-
a R¡món y a Alvaro, p¡¡¡ que no r¡rcmolestenm¡¡j famentesong¡üdes y m¡¡¡villosas tusobras,s€ñor.
ni me hablenen mi cab€zs...iYa!Ya sefuemn.Je- I¡ mad¡ede Ccailia me dijo que habfsneot¡ado
sf¡slos sacó,-exclamó excitadaCecilia. a la iglesia,y que al entra¡ algo horrible le habfapa-
-G¡acias, JestÍs,-o¡é, No pe¡mit¡s que u¡clvan sado.EIla. la mad¡e.habfacomerizadoa actuarco-
a ella. Qa¡éd¡recon ella y cuidála siemp¡É. mo u¡ütpe¡so¡lát¡sstomad¡,Sele habfadesat¡douna
-Cecilia. quieroexplicsnea.lgo.Esaseioraque fu¡ia iriconuolableque la habfaoblig¡do a !oma! las
tti vez, que te dice que es tu abuelit¿,¡e esüíenga- bancasde la iglesia y a lanza¡laspo¡ el salón,
ñando.Esoesúu mentira.Es un espfrituquesehace Unaspersonashicieronr¡¡ cfrculoalrededorde ella
p¡sár por !¡ abuelitapare conftndiñe. Tu abuelita pa¡aora¡. Comen¿óa dBvedi¡sey a gritar. Tuviero[
esrárnuertay la Biblia dice que cuandoalguien se que sosle¡e¡laentreochopersomsmientras¡epre¡!-
muere ya no pdemos hablarlesmás po¡que su es- dfan a los der¡roniosen ella, hasta que se habí¡
plritu se va par¡ otro lugar y no puedevolver ¿ la calmado.
tierra. Cuandoeseespúitu vuelva a decine quc es -Ellos me dleron que los espfitus hablan sali-
tu sbuelitadile: "Tú ¡o eresmi abuelita. No ven- do, p€ro yo creo que no, porquetodaví¡ estoy si¡-
gas más a hablarme. En el nombre de Jesúste lo tiendo cosasrá¡gs, -dijo la s€ñora.
ordeno." -¿Quiere que le hagaliberációr? -le pregunté.
La semanasiguiente,la madrede Cerilia me contó -Sí quiero,perotengomiedo.Ust d estáaqul sola
que la nocbedespuásde la sesión.estsba¡caminan- y en la iglesi, rio me podfa¡ sostererbi€n ni entre
do por la ciudady pasa¡onfrenE a una iglesiaevan- ocho persoDas.¿Quéposs si hc pongo igüal de
gélica.La niña ins¡sr¡óque enlraran.Dijo. incontrolable?
-Yo soycristia¡ay quieroestaraquf.Terrguque Por esono gepreocupe-repliqué. -Eso pasó
aDrender de Dios. porqueustedestah en u¡v¡¡glesiay a los demonios
- le6 gustabacerexhibiciónde su fuer¿¿en 106cullos
Mi corazóndi¡t u¡ sal¡o.Rec@ocíla manode Dios
en la vida de est¡ niñ¿. El estatBllevandohs cosas pa¡a interümpir y par¿ asustar.Si en lugaade ha-
muchomásalll de lo que yo habíaplaneado.yo no cerle n¡eday reprcnderentretodos, la hubieranlle-
le h¡bh dichoa la ninaquer.ní¡ que ir a ta iglesia. vadoa un cuanoapaíe y le hubiera¡ ordeDadoa los
ni le mencionéla palabra"cristiana," ya que su demoniosque quita¡an esa madfest¡ción violenta,
es probableqüe esa rcacción hubiera cesado.
DESENMASCARADO

-Bueno, usted es l¡ que sabe, -d¡o ella. Yo


quiero que se vaya lodo lo malo que hay en ml. 10
Paracomenza¡,pedí la protecciónde Dios sobre
nosot¡asy o¡dehéa los espl¡itusmanifestarseen for-
ma conholada,sin reacciones violentas.Asi lo hi-
cieron.Los demoniosse ñanifestaronverbalmen- La Oferta
te, pero no Ia ¿fectaronen ninguna forma,
Aún estaba¡todosen ella. Había¡ engañadoa la
gentede la iglesia haciétrdolescrcer que habíansa- Aua llegó á mi consulto¡io cuandosu h¡o tenía
lido. Lo úlico que habí¡n hechoera quitar la mani- sieteañosy su hÜatres. Estabacu$ando el último
festacióny escondersede nuevoen ella, Estafue su año de la universidad.
maneJadelog¡ar que esaspersonasdejarande re- -Toda mi vida he tenido p¡oblemasserios-me
prcnoerios. compafió desanimada.Mi madrepadeciólos mis-
El espíritu más fuerte que habíaen ella era el de mos síntomasy sufrió mucho al ver que yo había
temor. Habíatomadofue¡zaen ella a raíz de las oa- heredadoiodos sus males.
lizasque le habladadosu esposo.Le ordenésalir -No escatimóesfuerzoDi dinero paraobtenermi
por un bostezo,ya que estome habí¡ dadoresulta- cura. Me llevó donde médicos,sacerdo¡esy hásta
dos arteriormenie. Sin embargo,el espíritu seguía brujos con t¡l de buscarmi sánidad.Pobrecita,no
ma¡¡festado y despuésde un rato me dijo: tuvo éxito y esole partióel corazón.Nadiepudo cu-
-No puedo sa.liren esa forma. ra¡me y ella murió sabiendoque yo seguíaigual de
-¿Cómo püedessalir entonces? -p¡egunté. mal.
- Invocandoal Señor fue la respuest¿. -Yo puedo comprendersu suftiñiento porque
-Muy bien. ¡Hazlo! ordené. ahoraestoyviviendo lo mismo que ella. Mi hijo es-
-¡Jeslis! -gritó con fuerza,y al hacerloseestre- tá presenta¡dolos mismossíntomas,lo que signifi-
meció todo el cuerpo dq esta mujer. ca que ademásde cargarcon mis propiosmales,es-
De repentetodo quedí en calma. Le preguntéa toy afligida por verlo sufrir a é1.Es como una mal-
ella si crelaqueel demoniohablate¡minadode salfu. dición familiar, algo que se viene pasandode gene-
-Sí, a¡ora sf -resDondió. Yo se¡tl cuanuosa- raciónen generación.
lió. Me sientotranquila. -No sépor dóndecomenzar-me dijo A¡a. Son
Porestecasoy por otrosqueatgndldespués,apren- tantaslas cosasque me han pasado.La mayoríade
df queno todoslos demoniossalenen Ia mismafor- la geDteno creelas cosasque les cuento.Creenque
ma. Algunos salenpor trostezo,otros por vómito o estoy loca.
hemorragias.También puedensalir por tos, orma, l-06 psiquiatrasno hanpodidodar pie en bola c¡n-
lemblor,sudor.lágrimas,los oldosy ¿unsin maoi- migo. La última vez que me iniernaronen el hospi-
festaciónfísicaalguna. 6t
DESENMASCARADO l¿ oferta

tal del SeguroSocial, me i[yectaron ca¡tid¿d€saI- síntomas.El me ofreció ayuda.ComeDcéa ir don-


tlsimasalefármacosy aunasl no pudierondo¡mlrme. de él hastaqueme di cuentaque lo que él estabaha-
-Me llevaron a un cuartopa¡auDajunta médica. ciendoconmigoem espiritismo.Sésuficientedeesas
Comenza¡on a hacennetodaclasedepregunhs.D€s- cosascomopamdiferencia¡lasdelo queesrealnente
puésdeun ratoyo comencéa burlame deellos.ügo de Dios.
"yo" aunquesé que no era yo. E¡a algo que est¿í -Yo sé que Dios condenael espi¡itismo y no
en mf. peroes apaflede mí. No sé biencómoex- quiero tener nadaque ver con eso. Ese amigo me
plicarlo. irisistiómuchotrata¡dodeconvencerme. Me dijo que
-Esa personalidadle hablabea los médicosen sus yo tenlapoderesespeciales y queno ¿lebía
se¡egoíeta,
propiostérminostécnicos,mofándose de susdiag- que debíausa¡lospara ayudar a la gente. Diio que
nósticos. Decla palabrasque yo no conocía.Yo era é1me podla enüenar, pero yo me negué.Todavía
la más asombradade oir lo oue salía de mi boca. me insisle.Hast¿me llegaa molestareDsueños pe-
:Los médicosestabanmut sorprendidoscuando ro yo renusocooperarcon eso.
vie¡on esecaribio en mí, Dteron que era un caso -¿Qué te dicen esasvocesque te tlablan?-pre-
de personalidadmúltiple. Queían ¡enermeinterna- gu e.
da mástiempoparaestudiarmi caso,pero yo le pe -En resumen,lo quequierenesquecomienceuna
dí a mi esposoque me sacarade ahl. secta,una sectafalsa. Quierenusarmis poderespa-
-Los médicosme dijeron que mi hatamientoera ra confuÍdir a la gente,paraalejarlosde la verdad.
muy largo y que eI hospital no podla asumirlo ade- Yo clarno a Dios y le pido que me p.oteja. No lo
cuadamente.Me sugirieronque busca& tratamien- voy a hacer. Yo amo a Dios.
to p¡ivado, pero de una vez me advirtieron que se- -Ahora estánusandoa mi niño para presronar-
rramuycosloso. Comoyo noteníadinem.ni siquiem me. Lo estiínmolestandoy asustando.No lo dejan
ind¿guésobre quién pod¡la Íatarme. concenfarseen susestuaLos. Esla maneraquetienen
-Oigo voc€s, Veo cosas. Experimento sensa- ellos de quebrantarme.Me dicen que si no acepto
ciones extlañas. En ciertos momentostengo pode- lo van a dañar a é1.
resespeciales. Sin querer,me desdoblo,abandono -¿Quién quiereque comiencesuna secta?¿Quié-
mi cuerpo. nes son "ellos"?
-[,e ruego constantemente a Dios que me libre -E5 uDgrupode mae$rose\pirituales.Asísere-
de todo esto,queme guiea la personaque realmen- fie¡en a sí misr¡qs- Yo los puedover. Llevan pues-
te puedaayudarme.La maestrade mi hüo me dió tas unasvestidurasblancas,Se para¡ en un círculo
su nombrey aquí estoy para ver qué puedehacer y me llaman psra que entre en el cLculo mn ellos.
ustedpor mí. Yo rehusoy clamo a Dios- Ellos se ponenfuriosos
-Un amigo que Íabaja en la úisr¡¡a institución cuandohago eso.
queyo esparapsicólogo.Hablé con él ace¡cade mis -Me trata¡ de tentar contándomelos planesque
72 DEsENvAscARADo L¡ oferta
tiene¡paramí. Medicer quevayasolaa lasmonta-
ñas,queme pongaunabatablancay queme dedi- -Mient¡as estabaahfen el suelo,me pusea luchar
quea medilar.D¡cenque\i yo lo hago.ellos¡lega- como ustedme enseñó,en el nombrede Jesús,y
ranahíy comeruar¿in usandolos pasajesblblicos que me enseñó.lr or'
a enrenarme,OfrecenpreDa-
rafme) enseñafme dené a los espíritusque se fueran.
todolo quetengoquehacer.i4e
otrecencosasqueyo quierao necesite,paraconven- -Mi esposoquerfalleva¡meal hospital, pero yo
no lo dejé. I-e düe queJesúsme sacaríade es€est¿-
ceffn€.
do. Por fitr comené a sentime mejor. Pudemover-
-Algr¡ie¡l me llevó donde un pastor protestante
quem€ayudómucho.Mejorémuchlsimoperodejé me. Poco a poco fui recobrandola movilidad, pero
de ir dondeé1.Ul¡imamenre duré dos díasen poderregreraral rrabajo.
hees¡adoyendodonde Paséla siguientehora enseñ¡índole mássoble có-
un pastorpentecostal. El tambiénme ha ayudado
mucho.Ha oradovariasvecespor mi hüo y por mi. mo usarla autoridadde Jesúsparadefendersede los
Yo le ag¡adezco esplritus. Todo el ra¡o mientrashablábamosde es-
muchosu ayuda.Lo quá pora e,
querio megustanlas reuniones to, su cuerpotemblaba,Hubo momentoser que no
ensu iglesia.Hacen podlaenfocarsusojospamleer las partesdela Biblia
demasiada bullaparami gusto.NecesitobuscaroÚa
iglesia. que yo le iba most¡ando.Se ma¡eabay se sentfa
A raíz deestecoment¿riola invité a la idesia don- extraña, pero igual s€guimoscon el estudio.
de me congregabayo. Le expliquéqueerá una igle- I¡fino$ sobre la lucha espiritual en Efesios 6:
sia carismática lGl8. Ella cornprerdiótodo. Por ñn est¡ába¡nos
lislas
evangélica dondelos miembrosco-
nocírn acercade los espír¡tusfialos y decómocom- DaracomenzarIa sesiónde liberación.
_
batirlos.Le dije quetambiónconocían Le pedí a Dios que ros protegierade una form¿
de los dones especial,ya queyo iba a trabajarsola.Luegole düe:
espirituales queellatenta-v¡sióny revelacicin.) que
raa¡aDan¿a no em e\candalosa, -Ato a todoslos esplrlus inmundosen estamu-
Derosi muv bonita. jer y les ordeno manifestarsecalñada¡nentg.
¿||a moslrornteresy ouo que ña a llegat,
Unasemana En el momentoen que pronunciéestaspalabras,
después Anav¡¡o denuevoa mi con-
sultorio.Me comunicólo siguientej susmuñecassejuotaron de golpe, como si algo in-
visible las hubieraa¡n¡rrado.U¡ esplritu comenzóa
-El domiDgopasadome sucedióalgomuy extra-
ño. Me alisté pam ir a su iglesia y en el momento hablar:
en queme parédela sillaparair, mi cuerposecon- -Soy Sarai. Soy pane dol grupo.
geló.No podíamoverme.Estabatotalmente -¿Tienes asiderosen clla? -le pregunté.¿Algo
oarali- oue te dé fue¡za dentro de ella?
¿ada.Mi esposoüató de senta¡me (h nuevóen la
silla, pero por Ia posiciónen que habla quedadomi -Sl, -respondió,Suañigo el parapsicólogo. El
cuerpo,no pudo.Le pedíqueme acostaraenel suelo la usacomo médiumaun siDque ella se dé cuenta.
y ahf me quedépor treshoras.justo el tiempr_r -Rompo su poderpara hace¡lo,en el nombrede
que Jesús.Corto t¡mbién toda atadurademoníacacene-
hubierapasadoen la ¡glesia.
I'ESENMASCAR¡XIO L¡ oferaa
¡acionelqueyie¡r€pasatrdocn su ñfiilia d€ geh€ra- yo h¡bfs astadoÍ¿tardo deencádcr mi g¡abado¡a,
ción en genemción,tantod€l lado& ru pad¡ecomo pero no esii¡bsfi¡ncioDa¡do.En la sesión¿¡te¡io¡,
de su ú¡dre. Ans me bsbí¡ c¡meúado que cl páslor peniecostal
-¡No! -8ritó Sami dascsperad¡.¡No lo hagas! que l¡ hsbls minisüado, h¡bb hccho t¡es útc¡tos
No tieDeside¡ d€ lo dr¡m que hemostrabajado.Eso de gr¡bo¡ las sesioDe,g, Fro en c¿dsu¡lade ell¿sal-
a¡rui¡aríN r¡uestropode¡. Hemo6est¡do trabaja¡do go hablafallado. A pesa¡de eso,yo Dohablaest¿do
por varias generaciones.Nos ha llévado mucho anticipandoproblemasenla g"abación,porquesiem-
tiempo. pre habfatcnido é¡ito en graba¡ mis sesiones.Esta
-Ya lo hice, Sarai-contestó, Tu poder ha sido vez, sin embargo, la grabadorano eslabarespon-
cort¡loo. diendo.
-Pero tenemosun lfder, un lJde¡poderuso-re- En esorecDrdéque¡enlabateria¡nuevasenmi ca¡-
' te¡a. Las busquéy las coloqué en la Srabadora,
¿QuiéÍ es tu lfder? -preguné. -Quizás est¿bú baj¡s las baterf¡s, -pensé.
-S¡tfn. PaoM de nuevo pero au¡ no fuociooab¡.
¿Es[i aquí ¡üor¡? -S€ñor -le dije ¡ Dio6 en mi meD¡e,no sé por
I-a que respondiófr.E ot¡a voz, una más ronca: qué estáfalaDdo mi grabadora,quiero $ab¿¡ esta
-Cla¡o que estoy aquf. Yo soy su lller. sesió¡. Por favor bazlo posibl€.
-Sata¡ás, h€ ¡tado ¡¡s podc¡es,No te pe¡mitouna Fue eotonc€sq¡¡erDié de{€¡tllsmetrteel cassclte
manifestaciónviolenta, -le dije, y vf que la cinta e,staboal final. Yo sabfamuy bien
I-o hice m.íspa¡acombatümi popio miedoy daf- que ls habf¡ cotocadoal principio, corio s¡e6pre,
Íi€ ánimo a r¡¡i mism¡, que por recordá$elo a é1. po¡quedel otro lado habí¡ gr¡bado otra co6¡. ¿Có-
Desdeque estabaen csteripo de trabajo,jamás ha- mo h¿bhr podido adelantarmela cinta sin toca¡ mi
bla tenido que enfrentara S¿ta¡rás.Las otras luchas grabadora?Eso es algo que nunc¡ sabté, pero el
hablansidomn domonios,ntmcaconha$.¡jefe.Solía hechoes que lo hicieron y graciasa Dios pudeper-
pfegunt4rmesi estarl¡ lista pa¡a batallar contra é1. catannedelo quepasabay r9t¡ocederel casseiehasta
Estaera la pn¡eb¿de fuego.Dios me est¿b¡ponrcn- est¡r de nuevo al principio.
do car¿a cara con é1,y no h¡bf¡ ningünaotra pe¡- Até a todo e,spí¡ituque estuvierainterfiriendo con
so0a cotÍügo. la g¡abacióny deahl en adela¡teno tuvc másproble-
Satanás,-me dirigf a é1. ¿Quiénest¡d¡fierfi- mas pa¡a glabar.
derdo con mi grabadon? -Ssta¡ás, --dije ñ¡ert€n¡er¡e,Dotocar¡¡smásmi
U¡a risa grot€scacrplotó de lo¡ l¡bios de A¡a. grabador¡. Voy a 8r¿baresta sesiótrte Susteo no
Esto es d€m¡sirdo importa¡te, -¡espoDdió. No tc gulte. Te lo ord€¡o eo el Dombrede Jes¡ls.
te voy a deja¡ grabo¡lo. TciEÍr¡osqu€ protegemos. -Te odkr -gruñó r¿biado. Te maldigoünay mil
Desd€qr los espfritusbabñ¡ cún€nzadoa bablar, veces. Te vov a desEüú.
76 DESENVASC¡ADO l¡ oferl¡
-l¡ Palabrade Dios di€€ en lsahs 44:25i ..yo,
qlE desl|¡golasseñ¡lesde los adivim6. y enloquezco -Sólo Diospu€dedüme Ls cos¡squeyo deseo'
-respondl. Ademástt¡ m er€srey. Tl¡ fuisleech¡-
a los aSoreos;qué hagovolveratrása los sabios, do del Ciclo por ¡fifln¡¡ esoa¡let¡onnente'¿note
y desva¡ezcosu sabiduflo." Rompoel poderde tu acuerdas? Pues¡horae¡esech¡dodee'st¡mujerpor
mald¡ciónsobre ml. én el nombrede Jesús.No t€ cl misño peaado.Ttl comoque nuncaaPrendes,
temo_,Sat¡ná$,Dios e¡üí aquf. El úe está prole- ; verdad?
grcdo. -
-Yo sirvoal Reyde reycs-le dije. ¡l señorde
-¡Desátame! -griró el diablo. El poder estáen señores.Tu ofertano rie tienh er¡lo ¡bsolt¡to.A
las manos.Quie¡o demost¡ate mi Doder.peleemos El sf meconviene s€rvirlo.
en l¡s mismascondiciones. -¡Hija dep...! ¡Esutpid¡ltlmbécillDesdtame pora
-No necesitoquc rne ens€ñe{tu poder, Sat¡nás. poderpele¡r.Déj¡mes Anay ¡ suhijo. Yo ne- los
Veo clai¡menteque soy YO quiéntierc podersobre crsito;¡ra ertendermi reino.No tc los entregaré
lí. Todo lo que tuve que decir fue: ..Te ato er el
nomblede¡er¡fs." Si €¡o ñ¡esuficie@ paraa¡rarrar-
¡sonófos!
-Y¡ no 6onoyos. Amttosle diero! susvialas¡
[e y qu¡l¡rtc iu podcr sobremf, no m€ impresiona C¡isloenmi preseDcia. Je.súspagóel PreciocoDsu
mlrho tu podcr. sangre.AhorasoDpropied¡dprivad¡ de El.
-Yo, Satár, oril€no s todos los Doderesdcl in- --¡Ay! No menciones eso.
fierno y a los principadosque agarrena estahija de -¿Qué? ¿l¡ s8¡¡grede C¡islo?
p., y l¡ hag¡r crll¡¡. ¡Suéltane! L¡s orde¡o que -isll Es un rb quemc 8Pl¡rta.
rc nat8n.
-Hay pod€¡€t esasa¡gro,-le dije.
-No F¡edcr, Sarml"s-r€pliqué. Eüos también -¿Por quéluchase¡ mi contr¡?-ñe preSuotó
estánatados. s¡ta¡a6.
-¡M¿ldit¡! ¡Degcner¡da! -Dios meenvió.Yo sirvos Dios.Esore lo dije
ComeDcéa cantar ¿laba¡z¡s ¿ m¡ Dioc par¿ ro h¡cc un pardc ¡ño9.Te dacla¡él¡ gueri¡ envozal-
pr€starateDcióna los iisuhos que m€ gritaba. L¡l t¿. ¿Noaeacuerdas de eso?
eDvoz slt¿el Salmo83, utilizándolocomomi ora-
-¡No! No me ié ¿PorquétieneDios quet¡aer
ción persoral, pidiéndolea Dios la d4trucción de centecoño ella a estemundo?¿Porquéüeneque
mi6erErnigos.Satanlse3labafuaioso.Est¡baluch¡n- áa¡b doneso¡ fuertes?iYo quierousa¡los!
do desespcr¡d¡mentepor solta¡le las ma¡o6a An¡,
pe¡o e3t3spema¡ccfa¡ ¡tad¡s por las muiecas. Se-
-Dios sclos dió po¡¡ queellalo glorifiquea El'
por¡
- servir a otros-raPliqué,
8uí¡ ¡n¿ldiciéídomeI voz ed cr¡ello. -Sl, peroel quelos v¡ a us¡¡ soyyo. voy a hs_
Fue en csc momcnlo que cambió su úcric¡. cer oueella fu¡de mi s€41¡.
-Te pucdo d¡¡ todo lo que qui€ras: poder, ¡i- -Ño, m lo h¡rás-te ¡s€guré.Ella v¡ a s€Fir
queza,c-r¡¡lquie¡co6¡, porqueyo soy el aey. plCa- ¡ Dios. A¡a utilira¡l susdonasen tu cont¡¡.
me lo que quiera! y lo recibirá¡.
?I DESENMASC{R{DO L¡ oferta 79

-¡No! ¡No puedehace.mceso! yo la riec€sito. -¡Ay! -gritó A¡a. ¡QuéhediondezlNo sopono


¿Cómopucderesistis€ tanto un simDleser huma- el olor. Veo cadáve¡es,Me da náusea.
no?Aun cus¡doDios noestabaeneü;, rheresisrfa. -¡Se estányendo!¡Rita,seestá¡¡yendo!Yo los
¿Por qué es I¡n fi¡erte? veo. Estánhuyendo.Todos trat{r de escapa¡,Son
-¡Ya bosta,S¡tanás!¡Cállatey sal de e[a! _le crütur¡s horribles. ¡Ay, g¡aciasa Dios! Ya se van.
ordené. En esosesolta¡onsusma¡rosy ella las levantóhs-
-Yo, Sat¡nás,les o¡denoa los priocipadosy los cia Dios. Co¡nenzóI al¡barlo.
pooe¡es,vayaÍ y busquenfror todo el muDdo.E¡_ -Veo a Jesús--dijo A¡a. Sien¡oalgotibio, suáve.
cuenlfeD¿ ¿.lguien.Busqueneúre 106niñosque es- ¡qué luz más b¡illa¡c! Me eivuelv€ por todo$la-
tár nacicodohoy. Necesitoa alguien para úévar a dos. Se estáacerca¡do¿ rní. Me estáponie¡do una
caoorlü plan,algurcDque¡eng¿los donesde ella. cops a los labios pa¡a que yo tome. Ahora me está
-No Satanás-interrumpf. No vasa busca¡a ot¡¡ ¡egandoel llquido e! la cabeza.Puedosentir coño
vfctima.Te r¡u¡do s tí y a todosn¡sde¡noniosal abis- entra en mi cuerpo. ¡Que ric¡!
mo. Jesft decid¡rÁqu€ h¿cercon usledes. -Sl, Señor-cotrti¡uó Atra. Te s€rvié sólo a tí.
-¡No! ¡A esoshuecosno! No quieroir ahí. Yo no entie¡dorodoestoquec,qdposa¡tdo,perc ¿ho-
-¡Ob€d€ce Sa¡snás!Te lo ordeo; en el nomb¡e ra séque estáscotrmigo.Haé lo que tl quierasque
de Jesús. h¡ga. t¡ quc s€a.¡Gloriaa Dos! Gr¡cias,Jast¡s.
-Sf, me i¡é, pero te lo advierto, nos encont¡-ar€- Ane abrió los ojos.
moootra vez. Espe¡a.Me v¿sa ver. Te honorizár¿¡s. -Se fuemn -Íre dijo. Me siento muy cansada,
-M¡s ojos veránsólolo queDb6 quieraque vean. peroya pasó.No F¡edo irme parael trabajoasf. Es-
-No
- te veréporqueno quieroverte. toy dem¿siadodébil. Nec€sito ir a dormir. Voy a
El cuerpode An¡ comenzóa temblar fuenemen- irme p¡ra la css¿.¡C!¿cias!
te. l-a sortuve püa que no se c¡yera. L¿ lucha habfadurado sólo una hora, pero esos
-¡No ñe toques! -g¡itó Sat¡rás. ¡euírame las fueron los s€s€ntaminutosdrís ht€nsosde mi vkls.
mafiosde e¡¡cirir! Reposandod€spuésla oferta que me hablahecho
-¡Vcte Sat¡nlsl Llévate contigo a todos tus de_ el diablo me sentf muy hoffada.
mo¡ros. -Satanás me ofreció Io mismo que a I -le dije
-Espfrilu Santo,- oré, usamis mánoscomo ins_ a Jesús.Me ofteaió poder y riqueza.Me pidió ser-
Erúnertosdeü¡ poder.Ven sobreAra y llbrala.Libra virle a é1.Es un hoDorhoberpasadopor la misma
susdonesparaque funcionensólo para Dios. Toma tentaciónque t¡t. l-o ra¡o es que no sentíel rrás mí-
controldesu Í¡€nte,de su cuerpoy de su espi.iru. nimo deseode aceptarsu oferta. eso me confirma
Obligaa Sar¡nása salirde ella y ocupatú, ei lugar quetú re¡lñente co¡trolas mi vida. Gracias,¡Jesús!
que el esl¡| ocupa¡do. ¡Glori¡ seaa tu no6bre!
A¡a tosió ñrenemente.De su bocasalió una baba
esDesa,
CoDYersión: Psicólogddemonio

I1 -¿QuiéD er€s?
-¿Er nodbre de quién pr€gunt¡s?
-En nomb¡e de la ciencia,
El demoniorió.
Conversación: -Nosot¡os no nosdamosa conocerpor mediode
Psicólogo/Demonio la ciencia.No lienesningrinpodcrsobremí.
-Puedo dudar de tu existericia.Si no existesno
puedesatormentara lnés.
Estuvecompartiendo mis experiencias enet cam_ -Si existo.Soyreal,peroen lo espiritual,no en
po.demoniácocon un psicólogono cristiano. Al fi_ el mundomaterial . Puedespregunt¿r lo quequieras,
nar de |a conversació¡le diie: -¿Cómo sé 6i €xiste ese mundo espiritual?
-S¡ alSunavez tienesl¡ obnunidad de es¡a¡en -Yo estoyaquí,tengoun riomb{e,me lla¡¡¡oTo¡-
una sesñnde liberacióD,aDrovéchala. mento, y entrée¡ clla, en $¡ mente,paraoprimirla,
-Invítane -dijo é1. yo irl¡. simpley sencillamenteporque€ll¡ eshija deeseque
bien-te ¡espondf.Te pmme|oquecuan_ ll¡¡DanDios. Nuest¡oobjetivoprincipalesatoúie¡tar
. -Muy a esm. No se¡oe F¡edenir de la6fnano6.son nuesl¡o
p,1"" u".Su" un ca¡n que valga la penaobservar,
le llam¡re- obj.tivo.
..
Algunos_meses despuéss€dió la opor[rntd¡d. l,o -¿Paia qué qui€res ¡tormentarla?
rnr¡l€y lo tnvlté.AI dla siguientesepresentó enmi -Hay dospodere,s,el nuestro,nosotros,los prin_
otrcha parael guceSo, cipados,las potest¿des,los que vcnimosde los i¡-
EI obs€rvólos acontecimienlos que se dieronen fiemosy tenetrcscabidaen las perronas...y el bicn.
u¡¡ sesiónde liber¡ción. E¡ la segutrdaocasión,ro- Pe¡o nosotrod,yo, estoy inte¡€sadoen destruir, en
€ntrevistar a Ia mujer desdesu prop@ atormen!¡¡lap¿úaqu€ ella no ore, no busquea D.os,
:Tl: rye¡
punto de vtstá,y ella accedió.por unosqui¡ie mi_ se epartey seacomo los demás.
presuntólodo Io que quisoy ella ie respon- -¿Qué ganascon eso?
lljos-le
oro. En.taúe¡cc¡as€sión,ocurr¡óalgomuy in¡ere- -Burlarme, porqueentoncesvoy anteDios y le
s¿nre.lria vez qu€ el deñonio estaboD¿trifeshdo, digo: 'Mira, üil¡Ilfé sobrela que Tú ll¿¡n¿bestu hi-
rn€ vorv¡ a mr.colega no crisriano y le pregunté: ja. Ella desistió...Ellos, todoslos que dect¿n¡o
-¿VureresD¡bla¡con el dcmonio? creer. no h¿¡ creao porquedesistieron.no itsis-
-Sl, -respoodió interes¡do. tierori. Aqul estoy yo tod¿vfa, No han podido.
Asf que Frmitl quc sosoviem utracmve¡sación -¿Para qué quieru triunfar?
conrl.demo¡io, h¡biét¡dolo atsdoprevia.mente -Porque es un l¡iunfo del mal sobreel bien.
a ls
vcrÍrsr. Et (lrólogocx*b t-a¡jcu¡rió de esraff¡aE¡¡: -¿Pá¡a qué?
El demonio rió de nuevo.
t)
82 DESETU{SCARADO 83
Conversaciór:Psicólogddemonio
-El mundoesrállenodel mal y por ¡aspoquibs
cosasque hay del bienDopodránprevalecer -No, rotal ya rengoque rme, en¡oncesya Do me
sobre que
nosouos. duele.El esel princ¡pal.AnteEl nostendremos
doblartodosaunque no queramos. Si El ordena¡quí
-No es deseable el máI.
yo y quien se¿,nos tendremosque lr aunqües€aun
-ES deseable.
principe
_ poderoso.
-¿Qué puedoyo des€á¡del mal?
-¿Tti? No sé. El mal estiíen tí. Vive en rly v¡ve -¡Áh! ¿Enon"esestása punlode marchare?
en laspersoDas. cornoyo üvo aquí. pem yo soyTor- -Sf, teogoqüe irme, pero Prccura¡emosqued¡l'_
men¡o.ro alormento@n el mal, con la destrucción, nos.El quiere,81...
co¡ lo feo, co¡ lo cor¡ompido, para destruir nada -¿Quién qu¡ere?
más,pa¡adesh¡c¿r.Estí d€ntro de ti, enlo máspro- -Hav un nombrequeeslésobretoclonomlrre.y
fundo, pero yo estoyen ta mente de ella, no ddaro e¡ el cúal nosot¡osnó podemosnegarnos.Eserma
de ella sino en la mente. vsz nosvelrcó en ü!a cruz. Nos vefrciéa todos Nos
-¿Es la mismapersonala que esttádentro de ñÍ Disoteó.Teníarnosel mudo. Er¡¡riospod€mso6'pe-
y denüo de ella? io él nos venció. Ahora El es Aquel. Hay uno que
-No. Los de ella somosdifercntesa los que es_ seoúedóaqul.quevive en ella Es el EspíriNSan-
¡á¡ EN tí. Hay muclus cosas. to. Y nosotiosluchartmosy hemosluch¡do.Esla-
-¿Tt1 puedesver lo5 entesque estánen mf¡ mc bmvísimos.Tenemosel ñu¡do' lo ¡e!€fl|os,pe-
-sl,
ro no la te¡emos¡ ella, ni a ososque sellamarihijos
-¿Quiénesson? de El. A ella no la podernosdominar. Hemosesta-
-Bueno, hÁyMenti¡a, mientes,eresün incrédu- do aqul por afus, pero rio hemospodido hacerlo'
lo. Hay dentrode tí Blasfemia.No confírs, no crees Aurnue Gnsaoos todo €l mundo. no ioteresa No
n¿da,ni no creesen eseque llamanDios, no crees me interesas ní, ya perren€cls al MaligDo.Me inte-
resaella. Nos inletesan ella y eüa, -dijo señalando
en El. Hay Egoísmoy Ambic¡ón.Eresunapersona
a dos cristlaras presentes.Pof eso estamostodavfa
muy amb¡ciosa.Dentro de ti e,státodo eso y ni si-
quierate hasdado cueota.Ni te interesasabersi te aquí, no sé hasta cuándo, por cuá¡to tiempo. Según
s¡rveo no, pero, estdaquí, sí. Tú no ercs propiedad lo que se o¡dene.
que le inter€seal Santo,fr€roést¿ señal¿a n mu- -¿Qu¡én lo ordena?
jer por la cualh¡blaba.-es propiedad queSl le in- -t o ordenaJesús.
teresaal Sento- -¿Y El te estÁordenandoque te quedeso quete
-¿Cuál Santo? vayas?
-Al SeñorDios. -El e'ltáordenando.. no puedo' no es¡oy,auto-
-h¡€des decir su riombre. riz¿do para decir eso. sólo él sabehrsta qué puoto
-st. p€rm¡nezcaÍios¡quf y qüiéncs,pelo sofl cos¡slini-
-¿No te duele? camentede El. Yo no.
E' DESENMASCARADO Conv€rsación: Psicólogddemonio

-¿El le haordenadoa Saüirque s€vayatambién? sión, en otro mrmdo, en el r ¡ndo de Aqu€|, del
-Saún es el principe.el rey de las rinieblas, TodoDoderoso.
-¿Y le ha ordeoadoa él $te se vaya? -¿Quién fue el que se identificó como Satá¡ ha-
-De los que soo hiios de é1. ce utl¿lssemsn¡¡s?-preSunté-
-¿Y a él se lo han ordenado? -Fue Ménguelesh.
-El no tieneningur|acsbid¿.Setánoo tien€nin- -¿Ilaciéndose pasa¡ Por él?
gún poder sobre los hijos de Dios.
-sf.
-¿El s€ va a ñarchar, entoDces? -El es, et¡, ya no est¡íaqul. Es que Salán,uste_
-El e,stípor allá, -dijo señalandolos oires. El dessabenperfectafienteque tiene mucboaagentes'
heneaquí ag€ntestno es él el que esli aqul. somos íiuchos prflcipes.
mucnos. -Pero. ¿porquéeseespír¡tudÜoqur era Sauín?
-El otro dfa yo lo ol hablaDdoa travésde Inés. -PaIa confundirlos.Habl¡ un espfritude confu-
-¿A Satí¡? ¿A ü"avésde l¡ás? ¿Dc¡aro dc lr¡€s? són.
-preguntó burlon¡rmente. -¿Ya se fué?
-sf. -sf.
-Dentro de Inésno puedees¡a¡Sstán,-diio rien- -iOuiénes quedan?
do. Te esloydiciendoqucellaesp¡opiedad dc Dios, -Áquí hay: Tormemo,el que estd hablardo,
Deftro deeüario pued€nhablar.Estoeseosu menre, Muerte, Homicidio,Suicidio,Destrucción'Auto-
-¿De dóndeestis hablandoff? destrucción, Temory Obsesión. Esosson,ya selos
-De su me¡te, no esloy de¡tro de ella. yo ator- diie. va a cost¿r.Sorios prfncipes.
mento su mente, de ahf. -- ; Cuar¡dosevan a ir todosellos?-continuó pre-
-¿Satán no puedeestar en su mente? gunlzndomi colegano crisiiano
-Sstá¡ no. Satánes un ángel, Es nuestro rey, -Yo no lo sé. Eso si no lo sé.
nuestrojefe.
-;Por oué Rita no los ha podido sacar'todaví¡?
-Me gus¡arfahablarcon é1,si Dudier¿. - Éorqu! Rita no puedepoi ella misma Es el Po-
-¿Hablar con éP H¡bla directa;ente con é1. deroso el que puedesacamos
-¿Aho¡a? -;Por oué ¡o ha godidoEl hacsrlo?
-Ust€d le penenecc¿ é1,pued€hablar con él en - Ñ" .¿.'¡.¡os¿. Yo no puedosabereso Esosólo
cu¡¡qurcr momento. El lo sabe.Preglintaseb;H, no a ml Yo no s€.
-¿Cómo s€ h.aceeso? - ¿De dóndederiva¡l u$ledéssu fuer¿¡?
-S¡mple y sencillamenle,todoslos queno tienen -Yo no ouedoconlestafe eso a tí.
a Jesússonde é1,le ¡rerte¡ecena é1.No tiencsque -¿Por qúé no puedes?
sacar¿udiencis.Sola¡nerue bablascoo ellos.Vives -Trí no tienesnbgrín poder pa¡a pregu¡tar. No
con é1,f,e¡o ells no, ni los qu€ estánen otr¡ dimcn_ estdsautorizado.Más bie¡ ya te he dicho mucho.
Eó DESENMASCA¡ADO

De ahí e¡ sdelante.yo co¡tinué en el Foceso de


liber¿cióo hasta que el espbi¡u de tormento fue 12
€rPulsado.
Hay personasque aseguranque lodo lo quedicen
los dernonix cs nrnti¡a. Ciio e9lecasocomoilustra.
ción de q¡e loa demoniossi dicen la verd¿dcuanao
Gean Carlo
seles atay s€les ordenah¡ce¡lo. probablementeen
cont¡a de su voluntad, estedemoniodió un¡ exDü-
caciónbast¡nteacenad.a Geán carlo es un homble casádo,de 27 añosde
sobrequiénera él y cuá
era su p¡opósitoen atormentara est¿mujer cristiana, edad, Vino a mi oficina por insistenci¡ de suspa-
¡¡¡c¡usosobresu sujeciór a C.isto. Se pod¡fa deci¡ ¡ientes,quienesle hablar indicsdoen vaiiasoca_
que. obl¡gadopor Dios. c,s¡eder@niolc predicó al siones$E él d€bíasornelrrsea u¡¡ libcr¿ción Dcade
ps¡cólogoDo cristia¡D. oue er*ró rne dijo que él vetrl¡ sin crcer en lo que
ü h¡ch. Esabo conve¡clio de que lc habh "lava-
áo el cereb¡o" a susf¡mili!¡er con todasmis crrctr-
cia¡ sobrc d€modos.
S€Drcscrtóen úr sctitud de'safi¡ntey con l¡ i¡-
tencidn & demostrarmeq|.Etodo e30 c¡a me¡tir¡'
l,o ¡elé a sm€Ersc a liberaciónaunsin cree¡encso'
Le dije que de parecf¡ que el hechode.qu€hubiera
venidoa buscanne,a pesaralesüsconvrccrcncs'e¡¡
ut| pasoadeláÍte qüe Dios acePtarh.
L{¡egomecomedtólo s¡guiente,posiblementcc-o
mo Dartede su desaflo y en un ¡ntentode atemo-
¡iz¡¡mel
-Yo esD€ro ¡roalañ¡¡lasi algopass,porqueanoche
soñé que ia agarraba del cuello y la ahorcaba La
vf muena €Í Íus m¡nos.
l¡ respotrdíque no s€ pr€ocupa¡¡de cso' po'qu€
much¡s person¿sque vbnco Par¡ libcr¡ción sienlen
ñrcttesdLseosde dcstuirmc, peroquenurcahanpo_
dido mrltrata¡rrc. IJ alegué ql¡e yo cst¡bs p¡ote_
Sidapor Dios y quc ¡¡die iba a podcr b¿oenned¿-
ño, pesea lm impulsc violcntos quc si¡tier¡n ctr
mi conüa. sl
63 DFSENMASCARADO G€alr Carlo
A¡Es deenl¡ara liberación,indaguéun pocosobre
suscreencü¡s -A los trece añostuve un tumor cerebral. Yo le
y su pasado, pedía Dios queme lo quit¿ray me cu.é. M¡ familia
-No creoennada-medijo. Debehaberun Dios dijo que era un milagro.Paramí que los médicos
petoa ml no meconsu.Habríaquebuscarla forma
se eouivocaron. Yo no creo en eso.
oe acercar5e a El, pero yo no he tenidointeré!en -Óuando yo nací dicemi mamáqüeDios le dijo
naceflo,(-uandooigounapredicación lo queesto, queyo iba a serpredicador.¿seimaSinausted.yo
h¿cjendoes poniendoen dudarodolo queesE dj_
crcndoe¡pastor.Me handichoquesoy;l meroSa_ tredicador?Pobremamd.;quédesilu\iónseha lle-
vado!A vecesquisietahabermemuelo No me so-
tanasen f,ersona,yo no los contrad¡go.Tal vez
tlenenrazón_ a la liberaciónes-
Le p;eguntési estabadispuesto
. - -lá primeravezquela vl a usled.sentfun esca_ piritual. Me dijo:
lotrfo- Me entró muchomiedo.pero me obliguéa
m¡ msmo a msntenerle -Haga lo quequiefa,Yo no c¡eo,petosl exften
la miraday decidlv;nir a los demoniosque me lo demuestren.
oemosúarle quetodoestoes uDafarsa,es un ¡eat¡o
que uste{e!monlanparaconvencera Ia gente.yo Le preguntési estabadispuestoa dejar que estu_
vierapresente alSuienquetrabsjaba conmiSoenes-
ne es¡.ado en !odo. gnosticismo.en desdoblamien
tos, cl¡ogas,
tos casos. IJ expliqué que esta Pcrsonateníadones
hongos,reencarnación, mujeres,ya no dediscemimiento y revelación, y que süsdoneseran
cleo en nao¿. cielos casos. l,e señaléque ella no
muy útiles en
-Unavez hic€quele sacaba unosespírirus a una había escuchado nada de Io que habíamoshablado
arnigam¡aparaeyudarla.El¡aesrabamuy r¡¡alen_ a e¡a porque Dios selo re-
, si algo llegaba sab€r.
tonces,,yo.le habléa los espíritusy lesdije que sa_ vetabaparaayudaren la liberación.El aceplóque
lrera¡de ella y semetiera¡en mí. De rep;nlese te
qultarontodosIos malesquetenía,pe¡o yo no sentí el¡¡ estuvieraprcsente,
Paséa mi asistente a la oficinay comenzamos a
naoa, por Yo hice mi propi¿ listade
orar discemimierto.
-Soy I¿ovEa negrade la tam¡lia.Me burlo de demoniosen base a lo que habíaconversadocon
toooslos crrstEnos.Dosvecesheestadoa puntode
GeanC¿rlo y ella hizo la de ella ba56d¡únicsmente
olvo¡crarmet peromi familiamepresionó.Me dije_ en lo queDios Ie revelabaa su mente LueSocom-
ron queme drsconocerían. yo no sé ni pof qué no paramoslas listasy vimo! quecalzabanmuy b¡en:
lo he,hecho..Creo quepor los niñosy poi mipropio espíritusde confusión.duda.i¡credulidad.lemor..
ego clehombre.No me gusrarhdejara mi éspósa violencia,ira, opr€sión,so_
y ver que se vaya con otro homb¡e. rebeldía,agresividad,
berbia, bu¡la, muene, rechazo.adulterio,rencor,
-Toda Ia vida m€ ha gusradola milicia. Al¡o¡a odio, irDprosp€ridad y resistencia. El hechode que
esloy en,una organizaciónparamilitar.Me gusta nos conñffiaba que ibarmspor buen
nos coincidiemn
muchoel entrensmjenlo y el ambienl€. camlno.
90 DESENMASCARADo Gean Carlo 9l

Eranbastantes los demoniosquehabíanené1.Le do GeanCarlo comenzóa sudary a temblar'


enseñamos nuestr¿srespectivas listasy le prcgunra- Abrió los ojos muy asüsladoy susurró:
mos si podJaconfirmar si él senríarcd¿seius cosas - ¡¿Paraqué vine?!
dentrode é1.L¡s ¡eydy dijo? -¿Qué estássintiendo?-le pregunté.
-Pues si los demoniosrealfienleexislicran.es_ -¡Muy fcol medijo. Mejor Dohubieravenido.
los s€rranlos que estaríandcntrode mf. Le expliquéque lo queél eslabasintiendoera la
esollegó a mi menteun mensajede Dios pa¡a manilestación del demonio.prro que no tuviera
él.En miedofrorqueeransólosensaciones desagradables,
-Hijo r¡ío, dura cos¿ es dar coces conüa el no habíapcligro de ur dañor€al
aSuijón.Tu soberbíN y autosuficie¡¡cia
estánacaba¡¡do Reprendí a variosespíri¡usEl comenzóa mover_
conligohastael puntode quedese¡¡s no lene¡exrs_ se muchoen la silla Y a retorcerse.
tencra.pero yo 6oyel que doy a todosla vida, el -¿Por quéestástan incómododemonio?-le di-
arrey tasdemdscosas.Soy yo el que les designo je al espíritu.¿Teasustael hechode que te haya
el Uempoy eI tuSaren que debn exisrir. descubierto? 1
Se lo dijea ceanCarlop€roel nodjjo nada.Luego -iHija de p .-! -exclamó turioso.
mi asistenre agregó. -¡Ciíllale y sal de él! -le ordené.
-Dios me estád¡ciendolos donesque te ha da_ {
-iNo, rio! gritó variasveces ;
do:e!angelismo, consejería.enseüa¡z;, fe,mise¡i_ -Sí, te vas a ir tú y todoslos que esténahí
corora-tnlercesón.amor.servicio.san¡dade5 y re_ -No. El nos pertenece.Se entregóa nosotros
ve/acionen sueños. -El vino aquíbuscandolibcracióny Dios se Ia
[.o únicoque respond¡ó CeanCarlo va a dar, -les repliqué. D¡os no le falla a la perso'
-¿Tantos? na que ponela conñanzaen El
Pero ví que eso lo habh impactado. 'iNo_vaa serlan fáciI -gritó rabiandoeldemo-
-Bueno, ¿estáslislo pa¡ae;ñenla¡ a los demo_ nio. Nosotrosno lo dejanoscreer.El no pude creer.
nrosl -pregunté. -Creyó Io suñcienlepara venir aquí. Esoes lo
-Sf, com¡encea ve¡ qué pasa,-conlestcj. más oue él puededar en estemomento. Lo demás
_ pedla Dios que lo i¡br;a a pesarde su taha
L-e lo pongo yo, pongo mi fe y mi auto dad para dar
de le. qüe aceptarami propiafe J, mi propiocon_ la lucha.
venclfhÉntomlugardeldeély quehicieracásoomi- En esovino a mi mentela palabra"adulterio."
so a Ia duday a la incredul¡dad de GeanCarlo.pedí -Espiitu de Adulterio-dije ...
su protecciónsobrelos úes, nuestrosparientesy po_ -iNo! -8¡iró Gea¡l Carlo. Yo queria que ese
sesiones.A!é a los espí.ios y les ordené,in el fueseel úllimo. Tengomiedo.Si es€se va va
nombredeJesús,que sema¡ifestaranen una forma Tengo que dejar a mis "quiTo_
arnantes
a pasar después?
controlada.No hice másquehaceresaomci{rncuan_ üvía no puedo.

J
9¿ DESE\VASC RADO 93
Cean Carlo
-Espíritu de Adulterio -dije de ¡uevo, ru le vas
prrmero. Fuera, en el nombrede Jesús.Vas a sali¡ -Hay algoquete producemuchomiedo,¿verdad?
de él para que seaél mismo el quedecidaq¡¡éhace¡ -Sí, -contestó GeanCarlo, los gatos.Cuando
yo estabap€queño,mi herna¡o me encer¡óuna vez
con ¡espeooa esasmujer€s,sin tu inte¡ferencia,
enel bañoconun gato.Yo m€ asustémuchoy des-
Luchaúoscontraeseespíritupor unahorahasta
de entoncessientoesemiedo.
quepor fin salió.Le pedimosa Dios quellenarael
quehabíaqued¡dovacíopor lisalida de ese Oramospa¡a.queDios le sanaraesetemora los
esFracio gatosy luegoechamosal espíritudel temor.
espl¡ltu_consu presencla,paraqueno pudieravol- Otro le preguntó:
- r',Ustedtuvoquever conalguienquepracticaba
Se habíahechotarde por lo que decidimoscortar
b¡ujerf.?
aqui para continuar otro día. A los dos días Gean
Carlollegóa unareuniónenmi ig¡esiaa buscarme. -Sl, -dijo GeanCarlollorando.Unamujer,Ella
ya estámue¡ta.Desdehacetiempohe sentidoque
Al fina-ldel cultome pregunrós¡-podia trabajarcon ' yo me voy a morir en la mismafechaen quemu¡ió
er, que to necesltaba urgentemente. ella. Dosiblemente el año entr¡nte.
Le pedía un muchachdde ¡aig¡esra
queme acom-
pa¡araa orar por a¡ y nos fuimosa un cuato De- -Iiompemos esafalsaprofecía en el nombrede
que¡to.Comencéa enfrentara los espiritusy Gian Jesús,-repliqué. El Señordice: "Yo, quedesha-
go las señales delós adivinos."(lsaías44:25).Esa
Carlo empezóa sudary a estremec;re.Lucgo su profecla es una mentia y desatamosa G€anCarlo
cue¡posepusorígido y gritaba a un volumentan al
de ella. tspiritu de Muenesai de él ahoramismo.
to qr¡eseoía por todo el edificio. T.es pe¡sor¡asrnás
En el romb¡e de Jesrlste echamosde é1.
vrme¡onat cuartoa ayudar,
El espí¡itu de Muerte dijo que tenía un asideroy
Enr€ lospresentes Íheronllegando palabrasdeco que no se iba. InmediatamenteIe dije a GeanCarlo:
nocm¡ento{mlormactón reveladapor Dios).Unode
los hombresle preguntóa GeanCarloj -Siento quedenesqLrerenunciara esaofganira-
ción paramilita¡paraque esteespí¡ituse vaya.Tu
-¿Tuviste algo. ver con drogas? entrenamientomilitar te esfápreparandoparamatar
-51. Í es D{ r nd-que
roe t.
y eso alimentaa esteespftitu de r¡uerte. De a¡í es
-Es que Dios me es¡ddiciendoque un esprr¡tu que sacafuefza,
enlroen li unavezquete drogaste mucho.Tene.
mos que ora¡ por esto, -¡Ayl -dijo Gea¡ Carlo. Yo no quiero. No
quierodejarIa orga¡ización.Desdechiquilloqúise
Enlre todosoramospidiéndolea Dios que rom_
prerael elec¡oque le dejoel usode drogasy oroe_ sermililar. Me va a costarmucho.Yo séqueusted
(¡enerazón,pero no sécono hacerlo.Sientoque no
namosat esp¡fltusal¡r. Este salió dando fuertes
puedo.
Otra personadijo: -Toma la decisióndehacerloy veráscomoDios
te da la fueüa necesaria.-le diie.
94 DESEMAscaRADo 95
GeanC¡¡lo
-Bueno aquíva, -dijo él tomandofuerza. Dios, tenido dosexpe¡ienciasde sanidadfisica quehabían
renuncioal entrenamiento militar. ¡¡AYUDAME!! deiadounahuellaprofundaen mí. A los d¡ezalños
Esegrito de auxilio salió de lo más protundo de m; habladadomeningitis.Los r¡édicoshablandicho
suser. Eslaballorandofuerlemenre al p;oDunciarlo. queera difícil queviviera, pero mi lañilia habíaor-
Su cuerpose retorció y comenzóa g¡itar violen- gan¡?ado unacadenade ayunoy oraciónpor mi y
tamente.Algunosreprendían.Otrosorábamosy can- me había curado.
libamos a Dios. Una mujer lela pasajesbíbüco¡.Los Dos añosdespuésme hablanhospitalizadoPor un
grilosy los temblore5corporales seprolongarondu- fumor ce¡ebral.I¿ nocheantesde queme ope¡am¡,
rantevafiashora5.Por fin. a jas l2:30 de la noche, yo habfuclamadoa Dios y le habíadicho que si Bl
el espúitudemuenesalid.Erae¡úhimoquequedaba. me sanaba,yo le entregaía mi vi¿lapa¡a servirle.
D¡osmedijo quepusierarnjsrnanoróbre lospies Esa rpche Dios me habló. Me dijo que me estaba
de cean Carlo y dijera: sanandoy que al dla siSuienteyo podrla irme pala
-Estoy ungiendoestospies con el evangeliode ñi casa. Efectivamente,asi fue.
la paz.Llevm¡ísni mensajea muchaspeno¡as. Ellos En la m¿ffana,los médicosme examinarony el
ver¡ánmi pode¡ a través de tu experiencia resultadod€ las pruebasmostló que el tumor había
Concluimosq)n una oración entregándolela vida desaDa¡ecido.Ese mismo dla me diemr la salida.
eoterade GeanCarlo. su cuerpo.mentey espiriru Es diflcil entendércómo fue que despuésde ha-
a D¡osy le pedimosal Espiitu Santoque vrnrera ber esBdo¡ancercade D¡osy de haberexperimm-
sobrcél en fonna plena.Una semanadespués,Gean tado estasdos curacionesmilagtosas, yo me alejé
Ca¡lo estabap¡edicandoen una iglesia y contanco de Bl. El hechoes que entlé en una etapade reb€l-
su testimonio.Habíadejadoa susanantesy al mo- día contra la iglesia, la rcligión y Dios
vimiento pammilitar. Buscandonuevasexperietrciasme ví afaldo por
Actualnente esun hombreactivo en la Iqlesia. El la filosofla de los hippies. Paz, drogas,vaga¡cia y
Señorlo est!íusandoparaa)rudara otrosa-lrarésde sexo libre formaron parte de mi estilo de vida.
los donesque le habíaanunciado desdeanGsoe su Despuésde esollegué al gnoslcismo, al yoga, a
überación.Asi vemosque la profecíaque Dios le la meditacióntrascendentaly a las reliSionesorren-
habíareveladoa su rnad-re cuandoél naóiócra rer. tales,Perono me quedéahí. Segulinvestiga¡doco-
dadera.El hablanacidopara servir a Dios y por fin sasnuevas.Supede desdoblamientos y viajesastra-
llegó a cumplirse esto en su vida. les, de control mental y de encuentroscon lo que
suDuestamente eran seresextralefrest¡es.
Testimonio de Jeatr Carlo Cada vez me iba destruyendofnís. Mi vida iba
rumbo al desastretotal. Cómo esque au¡ estabaca-
De niño habia estadomuy abierto a las cosasde sado, no lo sé, pero lo estaba.
Dios. Me hablacriadoen un hogarcristia[o y habla Una nocheestandomn mi esposaen una cenafa-
96 DEsENMAscaRDo Ga¡n C¡rlo
milisr e¡ cassdemis pad¡es,la conversación 6etonú a ella. k mucb¿ch¡sintió un Sranalivio y comen-
haciaeI temade expe¡iencisspercona.les que distin- zó a llorar dc aleg¡fá,
tos rniembrosdemi famili¡ h¡bh[ EDidoenel camDo -iMe siento de lo mÁsbien! -exclarnaba.
de la übcr&cióndemonGca. Yo me alegré Por eüa y Pensé:
Hab¡ab¿Íde lo bienque se s€ntfa¡desf¡¡ésde ser -¿Ves? Es selcillo. Er pura sugestión.
liberados.Menciomban¿ unatal RftaCabez¿s quen Al sepa¡armede ell¿ me s€ntí .gotado, como si
supuestamente habíasido la Dersonaque los había me hubiera echadoerrcimauna gran carga
ayudadoa liberarse. -No esnada,-pensé. Es sólopor habermecon_
Me entróunarabiatremendamient¡aslos escuch¿- centrado¡anto eo Io que hice.
bahablarde eso.Comencéa bu¡la¡mede ellosy a Pocodespués. no séni por qué,acomPaiéa miú
deci¡les: padresy a mi esposaa la iglesiadondeRiraasistfa.
- ¿Cómoesposibleque sedejenlava¡ el cerebro La músicadura¡leel cultome impactó Por Prime'
conesastonterhs?Yo quelo heprobodotodos€muy ra vez en mr¡chosañossentídeseosde unirme e los
Drcr que to6d€rm¡üosno ex¡scn. Esahl Rita es una clnlos qüe autrpefin¡|¡ecí¡tren mis r€d¡efdosde ni'
farsante.Lo que hizo ñ¡e sugestioria¡losy usledes ño. Mc extrañéde ver que los est¡b¡ disfiut¡ndo.
cayemnen la t¡ampa.;No sea¡rtan ingenuos! El pastor se Pu¡o de ¡ie Y dijo:
cros. sln emoargo,parecfanconvencidos. En mi -Dios mees!í revelandoque aquíh¡y variasFr-
interio¡ ¡o podfanega¡quelos c¿¡ibiosenellos era¡ sonascoDuD fuene dolor de cabeza.El quierc sa_
evident4s,perojaDás podh aceptarque era prrque na¡las. Póngans€de pie para or¿¡ por uscdes.
reshatrtansacadounosdemonios.Ahl mismolomé Tres personass€ pafaron y otros se decPlaz¡¡otl
la decisiónde ponerlc fin a esashis¡ori¡s y de de- a ellos y comenzafona ora¡.
seünascarara esacharlatanaque declaset psicólo_ -Ya se i¡ició l. farsa. -me dije pa¡a mis
ga cflsuana, adentros.
En esemismo mes conocl a uÍa muchacha.Ella -¡Qué gentemás ingenua!¿Cómopuedencrecr
me buscópara que Ia aconsejara. Me contó sus eso?En un grupo tan g¡andede porsonascs lógico
p¡oblemasy lo nlal queseestabasinl¡endo.Dto que que hayavarioscon dolor de catteza,Par¡ esono
crelaquehabh esplrih¡sm¿losque ta atrorúe¡taban. s€ nccesitaningunarevelacióndivira. Si yo me pa'
Yo deaidfsegúrle la corriente. ro y digo que D¡os me i¡dica que hay alSuiencon
-Si creesque hay demo¡ios que te nlolesranyo dolor de estóma8o,tambiéns€ alaríaÍ v¿¡iosc¡!os.
te los puedosacar.Yo no les tento miedo. A mi no ¡Qué ridículo!
me puedenhacer daño porque me c¡ié como cris- Mientras seorabaPor la gente,pasóadelanteuna
trano, mujer y dijo:
Me sentéf¡ente a ella y le hablé a los esDíritur, *Hay un mensajePa¡¡ alguienqueestámuy afli-
ordenúdolesque seposarara ml y lÁdejarán_en paz gido. J€súste dice: 'El EsPíritudel Señorestásobre
98 DESE\MASCARADO CeanCarlo
tí, porqueel Señorte ha consagrado;te ha enviado rientes.t¿ odi¡ba. Queríademostrarl€a ella y a mi
a aliyiar a los alligidos.Te ha enviadoa consolar familia que todo Io que efa decíaac€rcade los de-
a los t stes,a dat a los afligidos una coronaen vez monios eta falso.
clecenizas,p€¡fumede alegríaen vez dellanto, can De lo queyo no úe pe¡catabatodavíaera queha-
tos de alaba¡za en vez de desesr,€mción. " bh otra motivación inconscienteparapedir ¡a c¡ta-
-También te dice:"Yo te daréconsuelo: conver- Habla en ¡ri una débil esp€ranzade que lo que ella
tiré tu llanto en alegría,y te daréuna alegríamayor decíafuera cierto y entoncesella podríaayudarme.
que tu dolor." Esolo reconozcoahora,pefo en el momentono me
Mi esposame codaí y me dijo: Dercatabade ello.
_
-Esa es Rita. El día acordadome presentéa la cita, pero ella
En eseinstantesentí un fuerte ardot en la cara. no meatend¡o.Dijo quemi papásehabíaequi\oca
temor, c¡ileray ganasde matarla. No entendíaqué do, quela hora y eI dla eranlos corectos, pero que
em lo que me pasaba. la cita era la semanasiguiente.
-Vamos. presénramela -le dije a mamá. Eso me enojó tremendamente.
-Yo quieroconoce a. -Esta mujer sabea 10 que vongo, -pensé. De
Deseabaenfrentame a eIIa, algunamaneracaptó que yo vengo a echarleabajo
Nos acercamosal lugar dondeestabasentad¿y mi su engañoy por eso no qui€re enfientarme Tiene
madre me l& presentó. Rita fue muy dulce, muy miedo.
amableco¡migo. Yo, sin embargo,la desafiécon Decidí no regresar.
unamimda. AIgo dentrodemí Ia rechazaba.Quería -No voy a perderlfilástiempocon ella -me dlje.
despcdazarla. Perocuandotoméesadecislónli¡e como si un
Lo efraño esquea la vezquesentíaodio po¡ ella, torrentede per¡samientos dedesesperanza seabalan-
otra parte de mí Ie tenla miedo. Yo ¡emblabaDor zarasobremí. Mi meflteestabasiendobombardeada
dentroy senllaun fuerteimpulsode sal¡rcorrien¡o. -Para ml iodo estáperdido.Ya Dios me desechó.
Me dí la vuelta y m€ fui moleslo, enojado. No Vi¡e hastaaquí sacardoel tiempo de mi trabajo y
soportaba€star ftente a ella. ella no me aleDdió.Todo se acató.
Unosdíasdespués le dije a papá: -¿Y por qué estoypensando estascosas?-me
-Sácame una cita con Rita Cabezas.De¡ono se pregun¡e.
lo digasa nadie. Ahl me di cuenb de que muy en el fondo de mi
El se alegrómuchopuespensaba que al fin me yo deseabaqueella me ayudaraa fansfo¡ñar mi de-
h¡bfaconvencido de quenecesitaba ayuda.Lo que sastrede vida. Me percatéde queya estabahastiado
él no sabiaeraquelo queme ¡mpulsaba a tenerese de mi existenciay de que no queríaseguirviviendo
contacaomn Rita em un sentimientode venpanza así.
por lasmen¡¡msque le habíahechocreera mis pa- La indecisiónde i¡ o no a la cita con Rita conti-
D¡:SENIIÍASCARAI}OI Gean Carlo
nuabaen mí. Habíamuchaambivalencia.poco a po_
es que nadieme puedeprob¿rque existen,porque
co me iba dandocuenk de las dtstinlasemociones
que me halab¿ncadacual parasu lado. Habfauna ni ustedni nadieme va a hipnolizarni sugestionar
paraque yo creaque existen-
lueflehostilidad quequeriadeslruira Rjlay ot¡aque
¡¿constoeraDa -Bueno, -dijo ella, te p¡opongoalgo. Te reto
unalafsante.Es¡aba|ambienla D¿a_ a hacerla prueba.Tú intentarás demostrarm€ que
le quesentíatemorde el¡ay aunotra que. juy en
no existeny yo tratarédep¡obanequesí. Comotú
¡o.prorundo, deseaba obleneralgúnl¡podeáyud¿de
e l lr estástanconvencido, no lienesnadaqueperder,La
Tuvequelucharmuchocon todosestosimDulsos queharíael ridículosi no existen,seía yo. ¿Aceptas?
co-n(radlctorios. peroal fin resolvrpresentarme -Sí, estabien-respondí.HagaustedIo queno¡-
a su malmentehacey yo mequedoaquísentado con los
oltc¡na,
Mientrasesperaba ojos cerrados.Veamosque pasa.
en el pasilloa queRita s€des_
ocupara,una voz me insistía: Cuandoella comen¿óa omr. cúál rxr fue mi sorpre-
-Vete, esriisperdiendoel tiempo. Nadahaces sa al ver que todo sucedíatal comome lo habhn
aquf. No vale la Dena. descritomis p¡rientes.
Yo, sin embar[o,decidíquedarme. El procesofue muy duroparamí. Cuanalo me dl
Por fi¡| s€abrióla puenay;[a mepasóadelanle. cuentadequeunafuerzaextrañasur8íadesdemi in-
__ terior y se apoderabade mí, no Fldía creer que
una ve¿ que estuveadentro,algo en mí se sintié
arapado. realmentelo eslabaviviendo.Esafuer¿ausabami
Le dije a tuta quemi fanilia me habladichooue bocapararesponder a laspreguntas queRita le ha-
yo deblas€r ¡iberado.yo era la ovejanegrade ta ch, sir queyo pudierah¡cer riadaparaevitarlo. Sentf
farrlr¡tay todossepreocupaban prínico.Queriasalir corriendopero mi cuerpono me
por mí, perode una
vez le acla¡éque yo no crefa en la existenciade de- obedecía.No estábabajo el controlde mi propia
moniosy ni siquierasabíasi creíaen Dios. Estuvi- voluniad.
mosconversando sob¡eestascosasun ¡alo y ¡uego Cuandoesaspersonalidades extrañas medomina-
eüa me dijo: ¡on, s€ntíunaavalancha de sensaciones:rabia,¡lanlo,
dolor.desesperación. burla.risleza.Eracomosi un
. -Bueno. ni no creesen los demonios.perodime ejércitodeseresnegativos lucharadentrode mí pa-
algo:s, reallnente exislieran.¿leimpondrúa o noque
nuDt€ra atgunosdenkode ti? ¿TedafiaIo mismosi ra saca¡mede eselugar.
supierasa cienciaclerlaque lo que causatu deseo Una voz muy clara me decíáa la meDle:
*Ponte de pie y vetede aquí.
por las drogas,el alcoholy las muieresson los
oemon|os., Perootra voz me instaba:
Co¡tinúa, al final del procesohay sa¡idad y li-
-No. -contesté.cl¿roque no me dana lo mi!-
mo, 5r yo sup|efaque realmentehay demoniosen benadparatí. Yo te sostengo.
miquerrlaquealguienme los sacara,peroet hecho D€cidíobedecera Ia seeunda.Lüchécontodasmls
102 D¡]SENMASCARADO c€an Carlo 103

fuerzasparaobtenerel control de mi mentey de mi Si hubierasido por mí, hubieraseguidocon ellas'


boca.En ¡osratosqueIo lograba,clamabaa Dios: @rquelas queriay deseába conl¡nuarla relación'
-Si r$lmente existes,iayúdame! i".ó Dio. rn. había hablado claro; yo teníaque
Fuemuy duroparamí ver derumbarsetod¿smis deia¡las.
ideasv c¡eencias. Fue lo másdifícil quej¡máshabíahecho Yo es-
-Entonces es cieno, -me decla.Sf existenlos tabaapegado a ellas.Estaba¿costumbradoa su pre-
demoniosy sl existeDios. Ambosbandosme están senciaen mi vida. FoÍnaban pane de ml
hablandoa la mentey los escuchocomo si fueran Entréen lna profundadepresión.No sablaqué
personas.¿Cómoes posible?Yo no lo crela. iba a s€rde mi vida ni cómoibaa sobrevivirsin ellas'
lls sensaciones c¡fporslesqueexperirnenlaba er¿n -¿Con quévasa lle¡ar el vacíoq¡¡ete dejael apar_
espantosas. Sufrítremendámente, Creíqueme iba a tarte de ellasl -me atofinenEbauna voz
morir ahí mismopor lo que le dije a Dios. . ;.Enquévasa Eastare¡ tiempoqueanlespasa-
-Si me muero, quiero morir contigo. No me basj-unto á ellas?¿Conquiénte vas¿divenir?¿Qué
quieroir ¿l hficrno con esosseres.Me entregoa va ; Dasarcon la queestáesperando un hijo tuyo?
tf, ya seaparavida o paramuerte. Cuandotu esp.'sase d¿ cuenta lo más Proháhlees
Cuandotodo hubo acabadoesedla. salfconteruo. quete deje.¿V todaviacrees que entregarte a Dios
Sentíaque habíadescargadoalgo. No teníanad¿de te va a lraerbeneficios? Másbien paretehaber miís
fuerza en mi cuerpo, pero mi espÍritu habíavuelto Drobleñasahora.
a la vida. Me sentfafortalecido internamente. Esosataquesme desgarrabanel corazóny el re_
Pasémuchashorasp€nsandoen lo que habíapa- cuerdodeesapÍimerasesióndelib€raciónme mat_
s¡do esa mañana.Algunos de los pensamientosen tirizaba, No soportabala ideade ¡enerque vivir de
mi mentemedecíanqueyo habfasido un idiota, que nuevoesaexDeriencia tan dufa. No obstante,algo
me habíadcjadoenga¡larigualquemis pa¡ientes.P€- me decía qui tenía que terminar lo que había
ro otra corriente en mi menteme aseturabaque lo emDezado.
que habúavivido era real. que eseera el caÍrinoa Dos díasdespuésiba a hab€runa ¡euniónen la
la verdad. iglesiay me imaginaba que Ri¡! asisl¡rla Pensaba
Busquéa mis amanres y les dije que rompiamn e; la Dosibilidadde ¡r para seguirmi liberac¡ón
todo lo que teníacon ella$, que me hablaentregado
Queríaquetodote-minaralo rüís ¡ápidoposible,por-
a Cristo y eso me habfacanbiado. qu€ la angustiaque estabaviviendo me estabacon-
t es pedi perdónpor eI tipo de relaciónque había sumiendo.Le pe-día Dios que acelcraralas cosas
mantenidocon ellas y por el daño que les había Dara no sufrir tanto.
causado. El sábadopasétodoel dia con unalucbain¡ema
Sufrí y llo¡é con cadauria, frorquelas dejabapor Una fuerzamuy poderosadentrodemí no querlaque
obsliencia a Dios, no porque yo deseabahacerlo.

I yo fuera al culto y ñe dabatodos los argumentos


DESDNMASCARADO GeanCarlo 105

imaginables parahace¡medesistirde mi intencíón. -¡Qué alivio! No se habíanegado.


Pero habíatambiénotra fuerza, una que me empu- -Así mmenzómi segunda sesiónde liberaclón.
jaba a A y que me prometlavictoria.
Es¡oysegurode quesi hubierasabidolo que iba
Cuandome bajédel automóvilparaentra¡a ta igle- a pasaresanoche,jal¡ás me hubieraacercado a 1a
sia.cadapasoque lograbadar era unahazaita.E)r isiesia. l-a manifestacióndel demoniofue diez ve
que la batallaque seestabalibrandoen mis adenüos c-e\oeoroueen la primeraocasicjnUn espriru\ur'
era increrb¡e,Unavezque logféentrar.comencéa gióie suescondité, tomóposesión demí y me obli-
serbombardeado con sensaciones tremendas de so qóa griur palabras obscenasqueyo no querÉdeclr'
ledad,dolor, desiínimoy angustia. -
Au-]laba i(,mo un animalsalvaleMi cuerpo.e
-EI p¡ocesono seva a pode¡teminar. Va a lle- quedórlgidoy mis músculosseacalambraron. Sen-
gar oüa personamás lmportanteque yo y Ríta se tía la certezade queiba a morir. AIgo me estrangu-
va a ir a atenderla,No va a alcanzarel tiemDoDara laba v no podtarespirarbien.
que me veaa mí. Mejor me vo). Esto)peadiando Cuandolograbah;blar. le rogabaa Rita y a los
mi tiempo. Me cogió tarde para querer entÍegarme otrosquehabtanentradoá ayudar.queno me fueran
a Dios. Ya no voy a podercambiar. a dejareneseest¿do,quesiguieranhastaquesaliemn
Estee¡a el contenidodel torbellino oue habíaen todoslos demonios
mi meDtemientras.avanzaba el culto. EÍ tiempoque ¡Dios!-clamé. Haz lo que quierasconmrSo.
transcurrióseme hizo unaetemidad,pero al fin ter- Lo únicoquequieroesesta¡segurode estarrecon-
minó. La genteque deseabaque se o¡ara por ellos ciliado contigo.
se dividió en grupos. Ahi fuedonJe.enüel pflmeral¡!io.comusi en
Aunquehabíapasadohora y mediaespe¡andoque esemoñento satanásme hubierasoltadode golpe
se acabaraIa reunión. ahora estabaindeciso. Empezóa enttar en mí una pazprofundaque nunca
-¿Voy o no voy?¿Y si Rita me dicequehoy no ant;s habíaexpe¡imentado.Dentro de mí habla un
me puedeatender?Eso yo no lo sopo¡tarh.Seria cantomuy lindo, un can¡oque yo no conocía.Fue
mi deslrucción,porquerecesitoque seaYA. No fluyendoen míhastammenzara salirpor mi boca.
aguantomás el estadoen que estoy. Me dí cuentaquelos otros queestabaúpresenteses-
EI esfueco que tuve que hacerpara ponermede tabancantandola mismacanciónju¡to conmiSo.To-
pie fi¡e sob¡ehumano.Me acerquéa Rita, muy te- dos eslátramosunidos en alabanzaa Dios
meroso,muy sumiso.Mi actitudeneseacercamiento Yo teníamis manosal¿adas,como que¡iendolle-
habíasufiido un canbio dramático.En mí no oueda- saf a Díos. Era exüaño. Mis manos€stabansuspen-
ba nadade l¡ hosrilidady la rebetdíaquea¡tessen- áidas en eI aire, como atadasa algo invisible. Un
tía ante ella. calor agradableme invadíapor las manosy la cabe-
-¿Puedesorar por mí un poco?-le pregunté. za e inundabatodo mi sei. De 1(]más profuúdo de
-Sí, vamosa aquelcuartopa¡atenerprivacidad, micorazónbrotabaunaaleSriahaslaentonces des-
-me d¡o.
DESENMASCAR,{DO Gean Carlo
noble. Toda la cargade mi desaslrosopasadohabía
conoc¡dapara mí. Me sentíacomosumergido enuna sidoqüitadademishombrosy meprometía mímrs-
pisciñade gozoy bienestar. mo que nuncamásme aleja¡íade Dios ni habríana_
Comencéa sentirque ahorami vida valíaalgo, daque me obligaraa tenerqle sometermede nuevo
queestaba entrandoenunaplenitudde vidaqueera a una liberaciónsemejante.Decidí cuidar el trabajo
completamente nuevaparamí, que Dios habla hechoen mí aquella noche.
Sentíque era bello ser cristiano,que entregarse Ahora sabíaqueel precio de la maldadora dema-
a Dios era precioso,lo más sublime. siadoalto. No me sentíaen capacidadde pagarlode
El Espíritude Dios se movíadentrode mí. Me
decía: El pr@esohabfasido muy vergonzoso.Cuando
-Tú eresmi hi.jo.Te estoyümpiando.Te estoy Dios le comenzóa ¡evelara los queestaban orando
sanandoy lib€rando.Te estoy capacitando para por ml todas las cosasde mi pas¡do, yo me sentia
servirme. peor que Ia basuramás iímunda. Queríadesapare-
-Señor, -respondí, dispónde mi vida comolo cer de la faz de la tie¡m. Rogabapor que se abriera
desees,Dame fo¡talezapara soportarel resto de la un huecoen la tierra y me tragara. El peso de mi
libemcióny ¡ínimoparaseguirtey hacertu voluntad. pécadome estrujabahastasofocaÍne.
Despuésde esedescanso, experimentéde nuevo Fue una experienciaterrible. Dios les ¡eveló co_
Ia presencia de un demonio.Fue terrible,un cho sasque ru¡diemiísqueyo podíasab€r,al menoseso
quetremendo.Dijo ser un espíritude muerte.Me era lo que yo habíacreído. Peroesanochedescubrí
cosó muchísimorenunciara todo10quelo atabaa quepamDios nohay secretos.Nadasele puedeocul-
mí enespecialmi ent¡enamienür paramilitar.Le dije tar. Todo Io m¡lo que yo habíahechoa escondidas
a Dios: El lo trajo a la luz eÍ eselugar.
-Señor, tú sabesqueno quierorenuncia¡a esto, Quedélotalnentedesmoralizado, desnudoantelos
perosi esnecesario lo h¿ré.Te suplicoqueme des ojos de Dios y de aquellosqueestaba¡sirviendoco_
la fuerza para hacerlo. mo c¿nalesde su Doder,Pero entendíque nadade
Cuandopronunciéla renunciaen voz alta,el de, estoIo hzo paraúumillármeni paradañarmesino
moniosepusotrufioso.Me amenazó con matarme. para librame de todo aquello. Lo hizo Pala curar-
Sacudióürdo mi cuerpo con convulsiones.Crité y me, pa¡atr€ndecirme.Porquedespuésde queyo me
g¡ité po¡ eI dolor que sentía. quebrantédelantede El, El mismo me levantócon
AIgo sedespegaba de mí y me despcdazaba al de- su amor.
sarraigafse. Concadaala¡idoquedabasalíaalgode Esanocheyo morí, Todoslo5quemeco¡oc¡eron
mi boca,álgo invisiblepero muy real. atrtesde esaexperienciasab€nque esehombre ya
Por fin llegola lúeraciontanan\rad¿.Dios inun no ex¡sle.EI que ahoravive es otro. Porqueel que
dó mi cuerp{),mi mentey mi espíritucon su pre se levantó esanocheera un hombretraDsfomado,
sencia.Me sentímuy livia¡o. Me sentílimpio y un hombrc nuevo.

l
u,r.
ll DESENMASQ1RT{DO

De caminoa mi c¿sa,esamadrugada,el gozoem¿-


nabade mí a torrentes.Era algo inconlenible, ma I3
ravilloso.Lo únicoquedeseaba era servir a Dios.
AhorasabíaqueEl realúenteexistíay quemeama-
ba. Sabíaque no había nadamejor en esle mundo
que estaiunido a El. Descubríla satislacción del Sandy: Personalidadmultiple
vrajeroerranteque despuésde largosañosde vagar
por el mundoen buscade un tesoro,llegapor fin
a casadondelo encuentra y ve que es muchomás Sandyhabíaeshdoen t¡atamiento bajo tresdis-
valiosode lo quejamáshabíaimaginado. tintospsiquiat¡asfxir un pe¡íododeaproximaalamente
El dla siguientede mi liberaciónera domingo.Fui diezañoscu¿ndobuscómi a''uda.veníade los Es_
el primeroen llegara la iglesia.Se habh desatado tadosUnidosdeAméricaconun diagnósticop¡ima¡io
en mí una sed insaciablede Dios. Tení¿quc repo- de p€rsonalid¿dmltipler y un diagnósticosecunda-
ner el tiempo perdido en los años anteriores. rio de neurosisma¡íaco-deDresiva.
Yo hablatemidoquela vozde Diosquehablaes- Cuar¡doprimero nos conócimos,su nivel de an-
cuchadoen mí durantela liberación fuera sólo Dara siedadera extreñadamentealto. Se sentaba,sepa_
esaocasión.perono fue asi. CoDtjnuéescucha¡do raba, camhaba po¡ el cuarto, miraba la ventanay
su voz y aun la oigo. El me hablacuandoescogeha- expresabael impulso que sentía por atravesarel
cerlo. Me ha dadoel don de conocimientoy me ha vid¡io con su ñano; escondlasu cala entle susma-
üsadoparaliberar a oÍos. l-os ministeriosde Iosque nos,sesentaba, semovíaenla sillay asíporel esti-
me habi¡burladola primeravel quelleguéa esaigle- 10. Sele dficultaba muchoIa expresiónoral. A ra_
sia, ñ¡eronprecisamente los queDios decidiód¿¡- tos sr¡smemajeseün i¡cohereDtes. No podlacomple-
me. No haydudade queDiostieneun buensentido tar los pensalnientos queempezabd a comunicar.Es-
del humor. taba muy confundida,atemorüaday dep¡imid¿.
Actualmenteestoyestudiandoen un seminario Me habló5obresu historiapsiquiálricay me ¡n-
teológico, prepar¡índomepara ayudar a otros a en- formó que en ciefias épocashabla tenido un mayor
contrarel camino.el carninoqueyo. por la gracia control sobre sus emocionesdel que tenía actual_
de Dior, pudehaüarhacealgúntiempo.Ruegoa Dios menle,
que levanteÍrás personascon los minislerios de li- Comencé a explicarlemispropiasinlerpretaciones
beracióny de sanidadinterio¡, porquela necesidad de lo oue Ie estabasucediendo.mencionandobre_
es muy grandey los que est¡índispuestosa llenarla vemenae,ot¡os casosque yo habíatratado, coú los
son Docos, que ella podía identificarse. Ella escuchóIo mejor
Si Dios escogeutilizar mi experienciaparaalca¡- que pudo dentro de su confuso estado mental y
zar a otros, la gloria espa¡aEl. ¡Aleluya!Dios exis¡e respondió:
y yo existoen El. 109
lto DESEj\¡¡lt{scaRADo
Satrdv:PersonalidadmÍrltipl€ lll
-Bueno,.quizásalgunasde mis personalidades
seandemoruos,pero no creo que todas¡o seatr por_ Tengoquetornarel primer aviónquepuedaderegre-
que algu¡asDo sonmalas,son sóloniños.Mi Ds¡ so a casa.Necesitoa mi psiquiatra.
qu¡alra¡ctual ha vislo lreinb de el¡oshastael mo. Le dle queno trabajaríaconella en contrade su
mento.AlguDosso¡ muy deskucttvos voluntad,queno la dercndria. [x recomendé queno
y agresivos.
vur¿45esosse¡ndemontos. s€ fueÍa,pero a la vez le hice ver que la decisión
-Eso Io podemosaverigua¡.si es queestásdis- em suya,
puesEa sometene a un procesode liberacidnespi_ -Estaré disponiblesi cambiasde opinión -le
ritual, le contesté. of¡ecí.
Ella se movió inquietamentepor un raio y ponsó Así queAna, la amig¿quela habíatraído,la lle-
sobremi ofertade t¡abajarcon ella. Finalmentediio: vó a casaen su auto.Ana mecontóluegoquehabía
-Tiene mi p€rmiso.Hagalo quenormalrnente ten¡doquepelearcon los demoniosduranletodoel
Éa-
ce en estoscasos. recorridoa la casa,ya que habíanestadomanifes-
Até a los demoniosque eíaban en ella, en el tándose y tratandodehacerqueSandyselanzaradel
nombrede Jesús,y les ordenémanifesta¡se. auiomóvil para mata¡se,
Una
transformación itunediala sehizoevidenteenellaal Cuandola tía de Sa¡dy vió el estadoen queregre-
toma¡ el cont¡ol r¡Daperson¡lidad muy desafiante. só, Ie dúo a Ana que no eslabade acuerdocon ¡a
liberaciónespiritualy queno p€rmitiríaningu¡aco-
-¿Quién ere!? -pregur¡lé.
municaciónmás entree¡lasdos.
-Te puedodeai¡ el nombreque meha puestoella
- respondióburlá¡dos€.Sa¡dymella¡Da..Luchda,' . -Ni s¡quierala llamespor leléfono-le dijo a
Ana. No te p€¡mitiréhablarcon ella. Yo soy res-
-¡No¡ -insistí. Te estoyordenando queme dés
tu nombre re¡I. ponsablede ella mientrasestéen estepaís y no te
permitiréhacerlemás daño. Cref que serlasuna
-No te lo diré.
buenaamiga,quela ayudarías, peroahoraveoque
-¡Sf Io harás!-exclamé. Te ordenodecirla ver-
dad en el nombre de Jesús. no puedoconftaren tí.
Sar¡dyvolv¡{i a serella mismay cornenzi a gemi¡. CuandoAna me i¡formó lo sucedido.surgieron
dos preocupaciones primordialesen mi mente.La
-Sieriio que mi cabezava a estallar. Es¡ov muv
confurdida.Me estin hablandos la mente.bicen primeraem Sandy.¿Quéiba a serde ella?l-os de-
que no son demonios,que son mis personalidades, monioshabia¡ amenazado con haceaqueella s€ma-
qüe no debí ved¡ aquí. Eslát tralar¡dode que me tara y ya habí¿nteriido éxito en provocarle vaíos
sient¿culp¡ble.Dicenqueestoyhaciendo intentosde suicidioen el pasado.l-o s€gundoque
lo cqüvo.
cado,quelos estoydañ¡¡do.Me dicenqueñe va- me preocupaba era mi reputaciónp¡ofesionalSa-
ya para mi casa, dond€ mi psiquiatra. bfaqueel ú) de Sandyera médicoy queestabato-
talmenteencontrade la prácticade liberaciónespi-
-Estoy dem¡siado confundida. paremos. No
puedoseguircon esto.Tengoque irme. l,o sienro. ritual.El no la aceptabaenlo absoluto.Si selo pro-
ponÍa, podría causarmeproblemas.
lft DESENM^SC^R^DO Sandv: Personalidad múlliDle
-Señor -oré. por favor protégeme a nivel pro- rlaDsi alguiense las contara....Escribe.,,.Lo que
les¡onal.Eslemédicopodriácausarme dificu¡tades. te voy a mostra¡.. .. ¡Aún no ha llegsdoel momento
Estono es algoque puedan¡anejarpor mi rnsma, de que esta visión se cumpla, pe¡o no dej¡uá de
Padre.Quftameesteproblemade las manos. cumplirselTü esp€ra,¡u¡que p¡r€zca úB¡d8' Pem
Ana y yo organizamos variascadenas de oración It€g¡rá en el momento pr€ciso".
para inlercederpor Sandy.Le pedimosa Dios que Ur par de dlas despuésde esaconvetsaciónte¡e-
tomaracanasen el asunto, fóDica.nos reunimosDarainicia¡ Ia liberaciónde
-Dio\ -¡mploré, si estu voluntadquele miriistre Sa¡dy. Cua¡do comerEarnosel enfrentamiento,los
¡iberac¡ónespiritual,abrela puertaqueseacabade demoniosestaba¡muy resist€ntesa dar la informa-
cerraren mi cara.Tú eresel Diosdelos imDosibles. ción quelesdemandaba. peropocoa poco.susasi-
Tú te especializas en situacio¡escomoésta.Entre derosemergieron.
más imposible,mejor, po¡queasl sabránque fue tu -¿Cuá.I es tu nombre real? -le Pregunté al
poderel que eliminólos obstáculos. Señor.que tu demonio.
nombreseaglorificadoa üavdsdeest¿experi¿ncia. -Sordoloouith.
En esovino a mi menreun pahajede Apocalipsis
3:7-8.13:"Esb diceel Santo,el úerdade'ro. ¿Cómo¿nt¡aste?
elbuc -En el hospital del condado. Un g¡upo de psr-
tienela llavede D¿vid.el queabrey niagunociena. quiÁtrasy enfemerasque peletecen a unasectasa-
y creffa y ningunoabre. Yo conozcotus ob¡as: he
tiírica la dedicarona Sahnás. Ella acababade ser
aquí,he puestodelantede ri unapu€naabiena.la ¡evivid¿ de su intenlode suicidio. La llevaronal só-
cualnadiepuedecerrar:porque....hasguardado mj tano del hospit¡l a rnedianoche,el lunesy el martes
palabra.y no hasnegadomj nombre...El quetiene
ló y 17de octubrede 1975.sacrificaronun cerdo,
ordo, oiga lo que el Espíritudrcea las igiesias. un p€rfo y un gáto y fegamn su sangresobreella.
Lo busquéy cuandoví a quiénestabadirigidoel Los a¡imalesfue¡onmuertosen su presencla. Ella
mensaje,quedéboquiabierta. estabasemiconciente.Susojos no estabanabiertos
iFrladelfia!;Yo nacfen Fi¡adellia.pcn¡sylvanial todo el tiempo, pero a ratosse despavi¡aba-La un_
-¡Gloria a Dos! -grilé. CasiIe revie¡toel tlrn- gieroncon orina en las manosy la frente.
panoa Ana. Queríati¡ar el teléfonoal ai¡e. Casime
Prcsionéa los dernoniosa dalmemásinformación
habíadadopor vericida,pem Dios es fiel. El cumpüó
-¡Sigan hablando!-ordené.
su promesa.
-Habla un cadáver.El quefungfscomosr¡mosa-
Ciertospasajes de Habacucvinielona mr mente cerdoteesanoche,su psiquiatra,le sacólos ojos al
p¿¡rarecord¡rme que El est¡ba en cont¡ol de la
cádávery s€los comió. Hablaunaserpiente,un¡ cas_
situación: cabel, que estabaen unajaula. k dieron a comer
"Señor,¿hasta cuándogritarépidiendoayud¡sin came humanadel cadÁver,como sfnbolo de vida
que tú me escuches?.... Miren ustedes....estova hu¡nanaque se le oft€cla a Sat¡nás. También Ie
puntode hacercosastalesque ustedes no lasc;ee- dieron cañe aninal.
1T4 DESENMASCAMDO Sandy Personalidad múlliDle ¡15

Ademáshabíau¡a culebrap€queñano veDe¡osa. Tcnto miedode queme tomenPorcompletoy que


La pusie¡onsobreel cuerpodesnl¡do de Sandy.Se no ;ueda controlárme.Quierenpegane.Rita. Te
enrollóalrededorde su cuello,muñecas y tobillos. oonn,
Luegose deslizópor todo su cueapo.Esoera para -No te preocupespor eso -la calmé No me
someterlay atemo¡izarla.para entrega¡laa Satanás ü¡edenhacerdaño. No importalo que intentenha_
y ¡ nosotros, I-¿ of¡ecieron como alt¿ sacetdotiza ¡e¡me; no lo lograrán. Estoy bajo la p¡otecciónde
Dios.
l de Satanás.
-¿No requierc eso una entrega voluntaria?
-mrcrn¡mpl.
-Pem tengomiedo.No sési esüiDdiciendola ver_
dad o no. Creo que sí, ftero no estoy segura.
-Se suponeque ellos renfanque conseguirla -Esüí bien Sady. Déj$os el drscemirúentoa no-
-respondió el demon¡o.Su psiquiatralo intentó sotros-le dije. Tu menteestá demasiadoconfusa
muchasveces,Tratóde hacerquenegaraquecrefa püa discemir.Dilesquetienentu permisoparama-
en Dios, peroella se negabaa decirloen voz alk. nifestarse. Necesikflosconseguirloda la inforna'
La drogó y la hipnotizó, trató de quebrantarsu vo- ción pa¡¿ poder deshac€rel daño que te hicieron.
luntad,pero ella no 1ohizo. G€orge Weinand, uno de los misionerospresen_
-Sin embargo,estámarcada.Tieneel símbolo tes, oró por ella. l,e pidió a Dios que le asegurara
de Satanáse¡ la palrnade su mano izquierda, una queEl ta proÉgÍ4.Enronces Gayle.suesposa'dijo:
est¡ella roja de cinco puntasdettro de un círq¡lo -Sa¡dy, ;.entiendes que lo queestáshaciendoes
ne8ro.No sepuedever a simplevista,perosehace exponienclo a una jerarqufa tremenda eri el ejército
visible cuándocomienz¡¡ta pronunciarselaspaj¡bras satánico?La únicamaneraen quepod¡emoshacerlo
de una misan€tra. S€ la hicieroncon saDgre. es si permiiesque se manifiesteny digan todo No
Los trcs que la es!íbamosministrandocolocarnos te puedendaña¡.Tienesquedar l¡ lt¡chay ¡ecuerda
nues¡ra5 palmassobrela palmaizqu¡erda de Sandy queDiosnosdice:"Si tienesquep¡sarpor el agua,
y quebramos el poderde la marcasalánica.La lim- yo esta¡écontigo,si tienesquecn¡zr ríos, no te aho_
piamospor mediodel poderde la sa¡gredel Corde- garás,si tienesquepasa¡por el fuego, no te quemá'
ro de Dios. S€nsaciores tbrrib¡es recorrieronel cuer- rá5, l¡s llünas no arderánen tí. Puesyo soy tu Se_
pode SandymienFaslo hacfamos. Le pregunlamos ñor, tu salvadot". (Veás€lsaías43:2-3).
al demonios¡ la marcahablasidobor¡aday renuen Estrmosaqufcontigo.No t€ vamoss dejard€spro_
tementeconfirmó que sl. legida.Sa¡dy, la carreterad€ la liberaciónde mucha
-Bajo hipnosisla progra¡¡aronparaolvidar todo gentepasapor tu corazón,Nosotlossomoslos Puen-
lo que había pasado en esas noches -informó les. Hemospuestonuestras vidassobleesasaguas
Sordoloquith. tempestuosas paraquetú puedasat¡avesarlasTe va-
En esemomentoSandyvolvió a serella mtsma. mos a ayudar, no imporl¿ cuániotiempo nos lleve
Tenh miedo de continuar. Puedosentir los demo, -Esüí bien -dijo Sandy.l,o h¿¡é. Ordenoa los

I nios dentrode ml. Está¡ f,or todo mi cuerpo-gritó. demoniosqu€ hablen.Sé que es!áJrt¡atandode que
tló DESENntT$o{Rrú'o E|últiple
Sandy: Personal¡dad t1 7
yo piens€que toda esa ¡nfofiiación es prcducto de -Al iSualque i¡tentamn quitarle el (ror¡oa Dios,
mr propro nconsclente,pefo no es crerto. peroesot¿mfrocoIo logra¡on.El tiene mayorpoder
-Muy bien, Sordoloquith. Habla,en el nombre queustedes. .. Lo quele hicierona Sandy,¿selo ha'
deJesús.¡Ahoral¿Quémás necesitamos sabe¡para cen también a oüos pacientes?-pregunté
quebraDtartu poder?¿Cuálfue el contenidooe ese -Sl. Los médicosy tasenfermeras tienenacceso
mensajede dedicaciór a Salanás?-le demandé. a los cadáveresy a los pacientes,¿verdad?.
-Cada pane de su cuerpo fue entregadoa Sata, No pudimosobtenermásinformacióndel demo-
nás.Ella iba a ser utilizadaparala destrucción. nio esamañana,perodespués de esedía sí. Sandy
-Fue sometida a ac¡06sexuales
contodoslos hu- ha mostradounamejorfainnegable durantelos t¡es
ma¡osprc6entes,hombresy mujeres.Tambiéncier- meseser¡ que hemosestadotra!índola y continua¡e-
tos miembrosdel cad:íverfueronutilizadosparaac- mos trabaja¡do con ella hastaque se comple(esu
tos s€xuáles, liberación.
-Ella iba a hacerlo mismoqueellos.lba a traer El mensajede fondo que se deriva de este caso
ge¡tea Satanás. Seducircuandola seducción fuera esque Satanásha logradoinfilüar el personalde un
necesaía.Provoca¡dolor bajo unamáscarade bon- hospital psiquiátrico. Así como lo him en este lü-
d¿d. Ella iba a hacerloscreer que lo que hacfaers gar, puedehacerlo tambiénen otros.
tor bondad,cuandoen realidad.irla con otra in¡en- Dios est¡íp¡egungrdo:
ción. Seríautilizadaparaasesin¿¡,cuandode esose -¿No hay hijos e hijasmbs dispues¡os a servir
tmlara, al igu¿lqueellos- Un insfumento de guerra de instrumentosde mi poder?Así como estospro-
y odio. Pueie que te rlas de eso, p€ro es cierto. fesionalespsiquiátricos se hanp¡estadofraraservrr
Quüásno a gtanescda,peroda lo mismoquesea a Satanás, ¿existen tambiénpersonas que se ofr€z-
a escalapequeñao grande.Iba a cometertoda cosa can para hacer mi tlabajo en el misrno camfto?
concebib¡e si,... si se some!ía. SatanástieDeque ser expuesto,des€nmascarado.
El demon¡ose quedóen silencio. Dios n€cesitaguerrefoscristianos.
-¡Sigue hablado! -le ordené. El Señoresiápreguntando:
-¡Quiero matarte!,gruñó el demorio. -¿A quiénenviaré,y quiénirá por nosotros?
-Ilístima que no puedes.¿verdad?iconlinda Hay alguieDdispuestoa contestarcomoIsafas:
hablando! -Héme aouí. envlamea mí?
-Si ella consie¡ltehacerlo, si podremos
-Sandy no va a dar su pe¡miso.Está bajo el
contol de Dios por supropiavoluntad.Tú sabeseso.
Esaha sidounadecisiónconsciente
I la puedesrevocar.
en ella v ru no

-Pero podemos i¡rteDtarlo -dijo el demonrc


l.- PEBSONALIDAD MULTIPLE|Trastornopsiconeuról¡co en
qu6 6l inot¡duo prssontadG o ñás 63truclur¡a d¡ls6nlaó d€
burliándose.
P¡icolocía y demonios ll9

to diferentedeestarenfermoo lunático.En Mateo


i:24, por ejemplo,dice:''y le lmjerontodoslosque
tcní¿ndolencias,los afligidos por diversasenferme-
dadesy lormentos,los endemoniados, lunáticosy
Psicología y demonios paralíticos;y los sanó."
Muchospsicólogoshanqueridoconverce$ede que
los casosmencionados en la Biblia se refieren,en
A muchosles puedeextrañarel tltulo de esteca- re¿lidad,a enfemedadespiicológicasque por falta
pítulo. "¿Qué puedenteneren comúnestasdos pa- de corocimientocientífico no podíancompreriderse
labras,si m.is biensonconceptosoftuestos?"s€pre- coúectam€nte.Peroyo rrc aceptoesalrcsfura.Creo
gunta¡án.Pero para mf el tema es válido quelos autoresbiblicossabía¡texaclari€ntede lo que
En la época medieval, muchostrastomos erno- es¡aban hablando.
cionalesfueron diagnoslic¡doserróne¿mentecomo Los ácontecimrentos y ¡asconductas extrañasre-
posesióndemoníaca.A la personaque presentaba latadasen la Biblia, continúandándos€hoy día. L¿s
los sfntomasanonnaless€le sometlaa |od¡ clasede personasafectad¿sacudenprimero a los psicólogos
crueldadesenel convencimie o de queal maltratar pefocua¡doestosfiacasanen su inlentode ayuda¡las
el cuerpodel enfermo,Iosdemoniosque estatra¡er¡ a volve¡a la normalidad,acudendesesperadas a las
e¡la se molestaría¡ y se i¡ía¡. iglesiasdondeaun se practicael enf¡entamienloes-
El desa¡rollode la cienciade la conductanun¡ana piritual, que po¡ cierto, son escasas.
hizo posibledar un trato más racionaly máshuma- Estoyconv€ncidade que máspsicólogosdeberíaÍ
no a ciertoscasos.Sin emba¡go,consideroque los eslar i¡vestigandoesteferximenoya qle €s bastante
científicoscometieronun graveerror al eliminar del frecuente y tie¡e granrelacióncon su t¡abajo.Si lo
todo el diagnósticode demonización. hicieran,y pudieranobservarlo que ocurreen las
Algunospsicólogoscristianoshemo6red€scubieno se$ionesde liberacióno ' :exorcismos," mmo se les
el diagBistico de la demonización.Personalmente conoce.sesorDfenderían de vel los cambiosdmmá-
he investigado cientosdc casosen dondela psico- ticosen la p€rsonalidad de los sujelo\.escucharian
Iogíat falló en su intento de curar un trasto¡no, a los demonioshablando de sÍ mismoscomoesplri_
mient¡asel tratamientoespiritual tuvo éxito en eli- tus destructivos y vocilerandosu odio hacíaDi6
mi¡a¡ la coDducta problemática. Es¡ainvestigación Veríantambiénla fuer¿asobrena¡¡ralque adqr¡ieren
nos h¿ dádo pruebasde que algur¡aspatologíasson los suietoscuandoel demoniose manifiestaen ellos
causadas por espíritusmalignos. y serí;ntestigosdel momentode su salida,el ¡ns-
La Biblia es claraen su descripción de casosde tanteen que Ia personaquedatotalment€libre de su
demonización. Hablade estosfenómenos comoal- influencia,volviendoa la nonnalidad,estadoqueper-
ltE rnanecedespués de la sesión,
DESENMASCARADO Ricologfu y demonio6 ut

Sonacontecimienlos impresionantes y, pamel que ¿Qué sotr los demonios?


no estápreparadoparapresenciarlos, aterradores, Sonesoíritusmalosdedicados a d€struira los se-
Las cosasquesuceden soninsólitas,completamen- reshumanosapart¡índolos de su Creador' No poseen
te inexplicables desdecualquierpuntodevistacien- cue¡posllsicos, pero sí tienen personalidades muy
lificoo racional. Ba.t¿e.t¿rpresente en variasse definidas.Pueden enüar en la mente o el cuerpo de
srones de estasparaconvencerse dequealgosobre- una persona y producirle trastornos en su conducta
naturalsucedeen ellas. o su cue¡lo.
Perolo másimpactante esel hechode queno ha- t-oste-tilogos con<ideran quelsaü\ 14:12-17 y Eze-
ce faltaninguriatécnicadifícil paralogra¡su cura- ouiel28:11-19se refieren a la hisloria de la caída
ción, ni ningunacamisade fuerzapara i¡movili del diablo.Satanás, el diablo. quie¡ es el líder de
¿¿rlos. Unicamente seordena a¡e5púitu salir.y e\- todoslos espÍritus inmundos, fue e¡ un tiempo ar-
te, conmucharabiay a regañadientes, abandona la cánselde Dios, probablemenle el máspoderosoa
menteo el cuerpode la persona,dejándolaotalnenle su slervicio.Perose llend de orgullo y del deseode
sanaen el áreaafectada.Es la autoridadquehay en serisuala Dios. Rechazó su sumisión a Diosy pre_
esemandatopronunciadoen el nombrede Jesúsla tendió usurpal el lugar de su Creador.
que logra la curación. Este es el mismo pecadoque cometeel hombre
Es fundament¿lrecon<rerla existenciade los de, que se adhiereaI humanismo,no quefer reconocer
mon¡ospuesloque sólo si se comp¡endesu manera que la razahumanafue creadapor Dios y no puede
de trabajd en la personay seaprendea confto allds , tivir siri El. El húrnanismopretendiódarleal hombre
se podráayudara la personainfluidapo¡ ellos. €l lusardeDios. No haqueridodarsecu€nlade qus
Los esplritusinmundosno handesaparecido de la algo'queha sido creadono puedeexistirapartede
faz de la tiena sólo por quela psicologí¡de.idió des- su Creador.
terrarla palabra"demonio" de sujergacientífica. CuandoSatanás se rebelócontraDios. un grüpo
Siguenrealizando su labordest¡uctiva, sóloquecon de angeles Io srguio.Puesto que)¿ no estaban J¡s-
máslibertadqueantes,porquecasinadiesabeiden- Duestos a reconoce¡el predominio de Dios, El los
tificarlo¡j y ¡¡ucho menosenf¡enta¡los. echódel cielo a la tierr;. Por esto dijo Jesús: "Yo
Ahoraqueloshemosvueltoadescubrir,podemos ví queSatanás caladelcielocomoun rayo" (Lucas
comenzar a desarrollarunamejormelodo¡ogia para l0:18r. Aoui r inierona tratarde eslable,cer sureino
sacarlos, ya que éstase quedórezagadaen la época La Biblia hablade Satanás como "el dios de este
medieval.Ahorasehaceposibleretomarlay avan- sislo" (2 Corintios4:4).
zatla. -Es
a esteejército de ángelescaldosque se refiere
el oasaiedeEfesios6:ll-12: "Vestlosdetod¿la ar-
.ádorá d" Di*, pao quepodás estarfirmescontra
tasasecha¡zasdel diablo. Porqueno tenemoslucha
IZI DESENMASCARDO Psrcoloeíay d€mod6

contrasa¡grey cahe, sinocontraprincipados,conara queera estérily que.íatene¡¡ijos,susdescen-


potestades,contralos gobernadoresde las tinieblas dientesheredaránel cobro de esepacto.Aun el
de estesiglo, con!¡a h¡¡estesespiritualesde maldad hab€rsidoconcebidoñleradematrimonio(fru-
en las aegiolescelestes,', to de fomicación)podía serunapue¡tadeentra-
da par¿demonios,
¿Cómo cntran los delnonlos? 5. Involucr¡miento en ocultismo. Si una persona
ExislenvariasvÍaspor lasquealguienpuedecaer o un allegadoa él paficipa en prácticasocultis-
. tas, esprobablequeestéinfluido por deÍionios,
oaJorn¡uencr¡¡o posesióndemonhca:
al¡n cuandoest€involucramienlohayasido por
l. Eq¡erienci¡s tr¡umltic¡s. Ejemplos:ser vicü ¡g¡oranciao en formadejuego.comola ouija.
ma de una violaciónsexualo un acciqeNese_ I-os demon¡osaprovechantodos los canalesa
rio, se¡moldidopor un perro,un internamrcn- disposición.
to en un hospital, abarúono o mahrato en la ó. Contamlr¡¡clón de los circo s€ntldo6.Ejemplos:
niÍÉ¿. dmgas,pomografla.pelfculasde terror. músi-
2. P€csdo. Ejemptos:adulterio, robo, mentlra, ca fock satiánica,etc,
abonopmvocsdo,idola¡ría(rebusardarlea Dios
el pri¡nerlugar e¡¡ su vida), resenlimieo. No teDerle miedo
J. Msld¡ciones.Se puedemaldeci¡a algurenpor Las enseña[zasbfblicassobreel est¿rale¡taa los
medrodela brujerho dernagianetra,perotarn ataquesde los demonios han causadotemor en
Drenpueoeseratgotan serrcillocomo: ..iMal_ muchaspersonas! pero esta¡eacciónesun error pa-
dito seasl", "Ojalá te rompierasunapiema',o n los cristianos. Jesúsle dijo a sus seguidoresen
''nunca vasa servirparanadaporq,Jeeresun Lucasl0:19-201"He aquíos doypotestad dehollar
inúril. " t s padresprogranan conitanrcmen- se¡pientes y escorpiors, (sírnbolossatánicos)y sob(e
te a sushijoscon estos,.guionesde vida" ne- toda fuerzadel enemigo,y nadaos dañará.Perono
ga¡rvos,sm percata$edel poder psicológicoy os regocijéisde quelo5espír¡tus seos sujeraD, sino
esprfltualque tienensuspalabras. regocijaosde que vuestfosnombresestán€scrhos
4, Herncl¡. En Exodo20:5, Diosdiceouecasti- en los cielos."
ga la maldadde los padresque io odiin en sus Tamb¡énles dijo Jesús:"El que en mí c¡e€, las
h¡jos.nietosy biznieros. Lo\ hijospaganpor los obrasqueyo hago,él las harátañbién;y aunma-
erores y pecadosde suspadres.Si un p¿drees- yoreshará" (Juan14:12).En pasajes comoMateo
tá bajola influenciademoníaca, sushiioslo es- E:28-33;9132-33: l5:22-2E y 17:l5-21 , lesros que
ta¡ántambién.un hornbreatadopor unesprrrtu Jesússeenfrentócon éxito a los demonios,oblig¡in-
de temor.le heredarásu temora uno o va¡ios dolos a salir de las persoDasa las quc poseíar. Esto
desushi,i<rs.Sfu¡a mujerpactóconSabndspor- significa quetodo el quecreeen Jesúscomohijo de
Dios tiene poderpar¿h¿cerlo mismo. Por lo tanto,
I'
il
t21 DESENM SCAII^I¡O Psicología y demonmc
el cristianono tienenadaquetémerd€l diablo. Tiene
pode¡pa¡aenfrenta¡loy lucerlo huir. pot esoes<¡ue Los cerdosrio sonsefeshuma¡ps.Ellosno compren-
(1 Pcdro5:8-9): ,.Sedsobriós, db¡ lo quesuc€día.Sin embargo,algotanm¿loent¡ó
ti Peüo recomienda
y vel¡d; porquevuestroadverslrioel diablo,como
lerjnrugiente,andaalrededorbuscando
en ellosquelos llevó a la muefe y estomismohu_
biera sucedidoeventualmentecon esehombrede no
a quiende- ser por lo que Jesúshizo por é1.Pa¡amf esto fue
vora( al cual resist¡dlirmesen Ia fe. y Santiaco
indica algo parecido{Santiago4:7): ..Someteois, unapruebade la existencia de esPíritusinmundos.
pres, a Dios; resisil al di¿blo,y hui¡á devosoiros.', Hay otros sín@masquesemencioDanen diversos
rela¡os.En Mateo9:32-34leemos sobreun espí¡itu
l Sltrtom¡s de at¡qu€ demor|f¡co. mudo, al s¿lir de la persona,éstapudo hablar. Ma-
Entre los casosmencionados rco 12:22mencionaa un espíriluqw causaba ceguera
en la Biblia vemos y mudez.En Marcos 9:14-29 hay espíritusque
una seriede sf¡tomas.EÍ Ma¡cos5:1-20se men-
c¡onael casode un hombrequelos psicólogos causanun tipo de epilepsia,sordera,mudezy con_
diag- ductasautodesfiuclivas e¡ r¡njoven. El muchacho
DosticarfaD comops¡cótico.Vivía aisladointrelas
tumbasy aracabaferozrnente tendh a caer en lugarespeliSrososcomo el aguay
a (odoel queosardpas¿r el fuego.En Lucas13:l0'16 sehablade ull espfritu
por ahf. Habi¡n inrenEdoa¡arlocoo¿adenas. o€ro de enfermed¿dque hacfaque la mujer afectadáes-
su fi¡€r¿afísica era tal que l¡acíaFdazos las caoe-
nas.De díay de nocheseescuch¡ba¡susg¡itospor luvieraencon¡ada.En Hechos1ó:1618 s€hac¿d¡en-
los cer¡os. Ademáss€ golpeabaa si m;smocon ción de una mujer controlada por u¡ esplritu de
piedras.Estaes.obviamente, adivinación.
la desoipciónqc una A continuaciónhay una l¡sta de los esplritusque
personatue¡ade sl, alguienqueha peididoel con-
personalmente en diversasper-
he visto manifestarce
tactocon Ia realidad.Por estodi¡íamosoueesraDa
psicótico. sonas.Los nombrescon los cualesse identif¡caron
son indicativos del tipo de trastomo que provoca_
Jesúsordenóa los demoniossalir de esehombre.
l¡s dió permisode meterseen un hato de cerdosy ban a la oersona:
asílo hicieron.l.os dosmil cerdosseecluron a corrcr
pend¡ente abajoy \e a¡ogaronen el lago. Al mo-
menlo.el hombrequedóen 6u sanoiuiciu. Abandono Bloqueo
personasse han preguntádo Adivi¡¡ación Brujerla
,Muchas por quéJe- Agresividad Burla
sospeÍnruo a tosdemontosmetcrseen los cerdos.
Yo creoque fi¡e comoev¡denciaparalos que pre- Aisl¡mienlo Cansancio
sencEfonet acontecimiento Angustia Celos
dequealgodestructivo Ansiedad Codicia
habfass.lidode esehombrey habíaeotr¿doen el halo
de cerdos.No sepuedeargumenta¡ Autodesprecio Condenación
quelos cerdos Confusión
se sugestrcnarony tuviefon una reacciónhislérica. Avaricia

,1.
176 DFSENMASCARADO
Ps¡cologíEy demoniG
Culpa L¿scivia rfan un hombrecomo el endemoniadoque vivfa en
Debilidad I*gión lastuñbas?l¡igicamentea un p!iqüaúa o a un psi-
Depresión [,ocü¡a cólogo.Perosi estosprofesionales no sabennada
Derrotismo Lujüria sobrecómo enfieniar a los demonios,lo va¡ a en-
Dessmp6ro Maldición cerar en un hospi¡¿lpara "incurables" porqueno
Desánimo Mentira van á podervolverloa la normalidad.Ningúnde-
Deseode huir Mue¡G monioseva por mediode electroshock, pastillaso
Destrucción Nervios psicolerapia.
Dolor Odio Al que lc quedealgunadudaque lo intente. se va
Duda Opresión a frustru en susesñ¡erzospofquelos demoniossó-
Egofsmo OrgülIo lo 6alenal ser e¡ftentadospor un cris[ano maduro
Engeño Pereza enel nombredeJesús.Ellosseburlande los psicó-
Escapi6mo Rebeldía logosque no los enfrentanespiritualmente,
Gula Recham Una vez un demonioal cual estabaenfre¡tando
Hechicería Resentimiento me dijo: "Tu psicologlano puedeh¿cemenada.No
Homicidio Resistencia te sirveen mi cont¡a." Yo Ie respoDdí: "No te es-
Homosexualismo Robo toy enfrentandocomo psicólogasi¡o como hija de
Idolatrla Ruina Dios." Co¡Ea esono ülvo másargumentos,asfque,
Impac¡encia Sexo se fue.
Irnprosperidad Soberbia
Incredulidad Soledad ¿Quéáreaspued€nafectarlos demonios?
Indignidad Suicidio
Inquietud Temor 1. La mente.
InseSuridad Tormento 2, Las emociones.
Insomnio Tristez¿ 3. El cue¡po.
Ira Vicio 4. L¡ vidaespiritual:Oración,lecturabíblica,ala-
Irrilación Viole¡rcia banza, e¡c.
5. El ambiente:la casao el luga¡ de trabajo. E¡ltre
Como puedeobserva¡se,muchosdeestosnombrcs algunosde los acontecimientos que se h¿nob-
tienengftn relación con la psicologla. Si los deño- servado en el ambientede personasendemo-
nios puedenprovocarnerviosismo,inseguridad,an- niadaseslíDl bombillosque serevientansin nin-
siedad,depresión,derrotismo,locura,etc., ¿cómo guna razón,objelosque se muevendel lutar en
no va a naoer
tro haberunarencrcn
relaciónestreana
esrechaerfre
entrelatateoloqfa
teo|ogta dóndeestaba¡,puertasy ventanasque se abr€n
y la psicología?¿A qué clasede profesionallleva- y cierran de rep€ntey sin explicaciónracional,
I
fiili
DESI;NI']ASCARADO Ps¡cologí¡J demonios 129

sombrasextrañas,piedrasque caendentrodel mando,salde é1,y no entresmásen é1." El rclato


edificiosin quetenganpor dondeentrar,pasos no indicaquealguienle dijo a Jesúsqueel muchacho
sín quehayanadieen el edificio.mueblesque era sordomudo,Jesúslo supoya seapor observa-
semuevende su lugar.oloresextraños,tempe ción dlecta o Dor discemimiento.
¡aturaanormalmente bajaenel cuartodeia per
sona,aparicióndeanimales enluÉ¡ares
dondeno ¿Quién pued€ echar un demonio?
tienenpor dondeentrarjvocescxt¡añas,etc, Hago hincapiéen que tiene que ser un c¡istiano
el que lo! enfrenleen e¡ nombrede Jesús.porque
¿Cómo se detecta a un demonio? "Jesús" no esunapalabramágicaquelos hagasa-
Existen variosfáctoresqueayudana ideritificarlo: lir. [¡s demoniossabenmuy bienquiéntienela auto-
ridad parauqaresenombre) quiénno.
l Obse¡vación directade la personaafectada. Bastarecordarla historia de los judlos exorcistas
2, Lo quecuentala personamismao las penonas que intentaronechara un demonioen el nombrede
que la conocen. Jesús,"el quepredicaPablo," sin serellossegüido_
3. Acontecimientos sobrenatumles.Por ejemplo, ' resdeJesús(Hechos19:13-16).El espíritumaligno
cuandoIa pe¡sonaentraal cuartoy los cuad¡os les contestó:"A Jesúsconozco,y sé quiénes Pablo;
delaspa¡edessemueven,seoyenruidoscxÍa- perovosolros. ¿quiénes sois?Y el hombre enquien
ñosen la casa,la camase le muevesolaen la estabael espí¡itumalo, saltandosob¡eellos y domi_ .
noche,etc. nándolos,pudo Inásqueellos, detal úanera quehu-
4. Por el don de discernimientode espíritus. yeronde aquellacasadesnudos y heridos."
Ta¡nbiénes importanterecalcar que el enÍienta
Discernimiento de espíritus. mienio debehace o ur¡ cristlano maduro, En algu
Este don espiritualse mencionaen 1 Corintios nasiglesiasenseñan que cualquiercristianopuede
12:10.Estaes unacapacidad queDiosda a ciertas hacerlo.Teóricamenteestoes cierto. Pero, desafor
pefsonasparao}e puedansabersi hay o oo demo- tunailamentehe visto algunoscasosendondelos de-
niosenunapersona,y si los hay, la clasede clemo- moniossepasarcna unapersonapresenle en la se-
nios quesono susnombres,Estai¡formaciónle llega sióndeliberación,queerac¡istiana,peroqueno tenía
a Ia mentede Ia perso¡a por revelacióndi¡ecta del la firmezaespiritualrequeridaparagozarde unaco-
Espí¡ituSanto.Me parecequeJesúsdemosÍó el fun- beÍura plena d€l Señor.
cionariiento de estedon en el caso¡elatadoen Mar- Han sido casosmuy tristes ya que la htención de
cos 9:14-29. El pad¡edel muchachole contó a Je- estaspersonasera buenaal querer apoyarla libe¡a-
sús sobrelos ataquesepilépticosque le dabana su ción. Sin emba¡go,su buenaiútenciónno los prote-
hijo, perocuandoJesúsenfrentóal demonio,sedi- gió de salir d¿ñadas.Por estoes que yo me oPonSo
rigió a él diciendo: "Espíritu mudo y sordo, yo te a que la liberación la hagancdstianos inexpertos.
r¡o DSENMASCARADo Psicologla y demonios 131

¿Cómos€ enfrenta a un demonio? 9 . Ordenaral demonioquedevuelvael controla


Cadacasoquesemanejetienesusvariantes
, pero la penonaministrada,o sea,quitarIa manifes-
a continuaciónsederállan
Io\ pá$s bás¡cos
de una tacióncuando,por i¡formación que salea la luz
sesiónde liberación: en el transcurso de la liberación,se haganece
sarioque Ia pe¡sonamismalomeunaacción.Por
l. Oracióninicial pidiendola prolecciónde Dios ejemplo, confesar un pecado o perdonar a
sobretodasla¡ personaspresentes,susfamiliares algüien.
y posesiones,tambiénpidiendola uncióndeDios 10.Orar paraque Dios liberea la persona.
parala liberación. 11.Alabara Dios, cantarcánlicosespirituales.

luiL
2. Tomarautoridaden el nombrede Jesúsv aÉr 12. taer pasajesbiblicosqueenfaticenqueel cris
a las fuerzasdemonlacas. tianotienepoderparaechardemonios, la victo
3. Quebranlar todaresistencia a la ma¡ifesucron. ria de Crislo sobreSatanás, salmospidiendola
en el nombrede Jesúsy ordenaral demon¡oque destrucción de los enemigos y sobretemasalu
semanifteste, enotfaspalabras, quesalgadesu sivosal tipo de demonio.Ejemplo:si es un de
esconditey tomecontrol de la personaministra- moniode nervios.leer pasajes sobrela paz:si
da, pararesponder a laspreguntas quesele van es de vicio. pasajessobreel dominiopropioy
a hacer.Es importanteatarloa la verdadpara cuidarel cuerpoqueestemplodel EspírituSa¡tlo.
que no dé i¡formación falsa. 13. Orar y reprenderen lenguas,especialmente si
4. Ordenaral demonioque dé su nombre-Jesús el demonioesuihablandoen lenguassatánicas.
hizo estoen el casocitadoen Marcos5:l 20. t4. Imponer las manossobrela personaendemo_
EI demoniole respondió"Legión, porqueso niada.si Dios lo indica,pata que .stasstva¡
mosmuchos." Teniendosu nombreseti€nema- decanaldelpoderde Dio¡ contralosdemonios.
yor poder sobreél y así se puedesaberel área Muchos grita¡: "Me estásquemando," k)
afectadaparaluegoconfi¡marsi esaáre¡ real- cual indicaqueel poderde Dios eslí fluyendo.
mentequedólib¡e. 1 5 . Pedirle a Dios que:
5 . Ordenaral espÍrituinmundoqueindiquesusasi- a . Re!elecualquierinformaciónque.ea necesaria
derospararomperlosen el nombrede Jesús, para completarIa liberación.
6. Orar para que Dios dé sanidadinterio¡ de las b. Rompala represiónde recuerdosolvidadosque
memoriasdifíciles, especialnenteaquellasmen- esténdañandoa la persona.
cionadaspo¡ los demoniosmmo aside¡ossuyos. Rompacualquierbloqueoque los demonioses-
7. Cortar todaherenciaespiitual negativade par- tén realizandopara evitar que la liberación se
te de ambospadresy susantecesores. rcrmr4e.
8. Dest¡uir el poderde todab¡ujería, maldición o tó. O¡denaral demonioquesa.lgadela pelsona-En-
pacto satánico,en el nombre de Jesús. viarlo al abismoo a Jesús.
A¿ DEsEMvrscaRArx) Psicolosía Y demonios l¡¡

17. Pedira¡ Espír¡tuSantoquetomecontrolde las Entre las conductasobservablesqle pr(iuce¡¡ en


¡ireasque estánquedandolibres con la salidadel la persoriaest¡áÍlas siguientes:
demonio.
18. Continuarel procesohastaquetodoslos ¿lemo- 1. Convulsiones.
nios seanexpulsados.En algunoscasosesto 2. Tembloren el cuerpo.
puedelograrseenunasolasesión,percenotras 3. Presiónen la cabezao el Pecho.
puedellevarsemuchassesiones. 4. Sensación debandaelásticaalrededorde la ca
19. Dar seguimiento paraasegurarse dequela per- beza u otra Partedel cuerpo.
sonariadure psicológicay espiritualmente,a fin 5. Tembloren los párpados(R.B.M.).
de impedirque los demonrosencuentren áreas 6. Sensación de frlo o escalofríos.
débilesque les permitanregresar.
8. Llanto.
¿Cómo €s la manifestación demoní¡c¡? 9. Miedo.
A vecesel demoniohacesu apariciónsi¡ que na- 10. Gritos.
die lo provoque.Es muy corriente qüe estosuc€da ll- Ruidosext¡años.
durantealgunareuniónreügiosa,dondeesüípres€nte 12. Gemidos.
el poderde Dios o ante la presenciade algunaper- 13. Blasfemias,fi¡aldicionescontra D¡os o el que
sonamuy llena de Dios. Esto es lo que sucediócon lo está enfrenta¡do.
el endemoniado gadarcnoquienvió a Jesúsy comen- I 4 . Risa inconl¡olable.
zó a gritarle. Los demoniosqueestabanenél no so- 1 5 . Ca¡cajaüsbu¡lonas.
portaronel poderespiritualquehabíaenJesúsy co- 1 6 . Ira, ¡abia.
menzafona aoga e que los dejara en paz. n. Amenazas,insultos,
Otrasv€ceslos demoniosno semanifiestansolos. 18.Ganasde destruir'
Es necesarioenfrcntarlosverbalmentepara que se 19.Súplicasde no echarlo.
manifiesten.Al hablarde que se "manifiestan" 20. Pedi¡ permiso para me¡erseen ora persona.
quierodech quesalende su escondite denhode la 2t. Desasosrego.
persona,toman control de ella completao parcial- 22, Angustia,ansiedad.
men¡ey le causa¡al8ünaconductavisibleen su cuer- Desesperación.
po o hablana travésde la bocade la pe¡sona,ya 24. Ganasde sali¡ corriendo.
seautilizandola mismavoz de ellao unadiferente. 25. Náusea.
Los ruidos que emiten puedensonarincluso como 26. Lensuasexfiaias.
ruidosde animal. Puedesucedertambiénouehabl€n 21_ Hablar en idiomas reales que la personano
en un idioma desconocidooa¡a el endemoniado.
28. lnágenes mentalesdesagradables.
¡¡4 DESSIIASCARADO Psicoloqiay demonio(s r!5

29. Inten(osde distraer. realizarsin esainformación.A vecessí se puede.


30. Cantaro hablarsin pararparano escucharlo otrasvecesno, En ciertoscasosel demoniono sale
que dice el que lo estáenfrcntando. hastaque se descubrasu aside¡oy se tratecon é1.
31. Ofrecerletratos,podereso riquezasal que 1o Si estosucede,Io queel demoniodigapuedeservir
eslí enfrentando. de muchoya queél sabebiencuáles su asidero,y
32, Sensaciones elrañas, bajo orden, se verá obligado a revelarlo,
Peroaunqueno siemprees indispensable que el
demoniohable,a mijuicio esconveniente quelo ha-
¿Permitir o no l¿ manifestación verbal?
Sobrees¡ohay muchacontroversía.Muchos mi- ga. He descubierto que los da¡osque el demonio
nistrosordenanal demoniosaür sin manifestarse. aponasonvaliososparael trabajoposteriorcon la
como manerade p¡ot€gera la pe¡sonaministradao personay comomate¡ialpreventivo.
porquecf€enquetodoIo queel demoniodiceesmen- Si la personaescuchaal demoniodecirqueentró
tira. Aun otros lo hacenporquetienendonesde re- enellapor mediodeunjuegodeouüa,por ejemplo,
velaciónpor mediode los cualesDios les revelalo l estaráalertaa los peligrosde estejuegoocultistay
que necesitansabery estohaceitute¿esalioque los evitaráinvolucra¡semáscon é1.Además,po&á pre-
demonioshablen. venir a otrosparaqueeilostambiénabandonen esa
Yo soy de la opinión contraria. Yo ordenola ma práctica.Sencillamente,es miís convenienteparala
nifestación,la prefie¡o.He enconfadoque la ma personaoírlo del mismo demonioque oírlo del que
nifestacióntanto ffsica como verbalpuedeayudara lo estáministrando.
la personaendemoniadaa creer que realmenteson
demonioslos quela atacany que no es simplemente ¿Toc¡r o nó al endemoniado?
sugestión-oun ataquede his(eria lo que.esüiexpe Algunaspersonas creenquees fieliSrosotocara
ftmenlanoo. una personaendemoniada,ya seaporqueel demo-
Por otro lado,la informaciónque puededar un nio puedepasárseleal que lo ürcao porquepuede
demonioal hablarresultamuy valiosapa¡a la com- hacerledaño.Si alguientienemiedode queel de-
p¡ensiónde datoscomoiquétipo de demonioes,el moniosele pase,mife¿omendación es queno par-
fueade la personaque estábajo su dominio, el me ticipeen la liberación,porqueel temorIo hacevul_
dio que usóparaentrar, cu¿llessonlas puenas¿bier nerableal demonio. Estepodría aprovccharesete_
tas, a nivel espirifual, que la personanecesitacerra¡ rnor paraatacarlode algunaforma.
a fin de que el demonio no pueda regresar, los Yo a vecestoco a la p€rsonaendemoniaday a ve-
traumasinconscientes,personasa las cualesno ha cesno. En muchasocasiones he sentidoIa dirección
perdonado,brujeríasen su contracuyo poderhay de Dios de pararmey poner mis manossobrealgu_
que romper, etc_ na panedel cuerpode la personaeDdemonida. l-os
No es que ¡a liberación del todo no se pueda resultadosde estaacciónme hanconvencidode que,

rl
efectivamente. el imDulsoveníade Dios.
ró DESENU4SC{¡IADO Psicologíay demonid L7

Con f¡ecuencia,el demonioha comenzadoa gri-


2. Otra a la quelograron reventarleunasvenitasen
tar en el momentode Ia imposiciónde manos:"No
los ojos por Ia presióntan alta quehuboen ellos
me loques.Me quema,Hay fuegoen tus manos,
cuandoel demoriioentró en susojos para inten-
Quítamelas manosde encima.Me duele." tar asustarmepor medio de las miradasesca-
Otras vecesIa personaha comenzadoa liberarse lofriantes que me daba a r¿vés de ellos.
¡)or vómito o eructo,justo en el momentoen que la 3. Rasgt¡ños y golpes.
loqué.Paramí esloesseial de queDiospuedéusar
las mar¡osde un cristianocomo canalesde su ooder
A ml jamáshanpodidohacermedaño,pesea la
Iiberador. que me han hecho.Han in_
multitudde amenazas
En muchoscasosendo¡de la manifestación ha sido fentadopatearme,rasguñanne,alorcarme y tirar_
muy violenla, he atadoverbalme e al demonio y
me objetosperoen esoscasosúnicamenteordené@n
le he ordenadoquedarsequie¡o,en eI nomb¡edeJe-
firmeza al demonio bajar sus manoso suspiernas
sús, y estoha sido suficientepara controla¡lo. Sin y unafuerzainvisiblelo obligabaa hacerlo.l,o más
embargo,en unospoco6casosestono ha sido efec- que me han podido haceres escupi¡me.En esto he
tivo, En circunstanciaEcomo estashe visto al de- podido ver claramenteIa protecciónde Dios sobre
monio i¡tenta¡ hacerdatioa la pelsoÍa endemoniada
mí y la realidad de la autoridád$¡e Dios da a sus
rasguñándolamn suspropiasma'¡os,golpeandosu
hijos.
cabezaconlra el suelo, golpeandosus piemas con
No obsta¡te, de vez en cuandosepresentaun ca_
suspuños,haciendoque se muefdasuspropiosla-
so tan fuerte que es mejor correr los mueblesy de-
bios, apretandolos dientesfuertementey moviendo jar quela personaserevuelqueen el suelohastaque
la quijadaparaÍatar dequebrarlelos dientes,usan,
el demonioseagote.Por $upuesto,estosignificaque
do s¡s ma¡osparaapretarseel cuellointenhntoahor-
la prsona lambién quedaráfisicamenteexhaustay
cafse y ot¡as reaccione¡icomo estas.
adolo¡ida de sus músculos, pero a veces esto no
En estoscasoshe tenido que sostenerfuertemen-
Duedeevita$e.
te las manoso la cabezade la personaa fin cleevitar
Hay queasegruanede quela personaendemoniada
que se hagadañoa sl misma.Consideroque no se
se sienteen un sillón fuerte y bien acolchadopara
debepermitir que el demoniodaie flsicamentea la protegerlade los golpeso de que la silla se desplo-
persor¡aafectada.Si sehacenecesarioinmoviliza¡la
me con e¡ movimiento y se vengaal suelocon de_
sosteniéndolaentre varios, hay que hacerlo. masiadaviolencla,Paraunaocasióncomoesta,¡e_
Los únicosdañosqueyo he presenciadohan sido:
sultamuy convenientetrabajaren !n cuarto alfom-
brado,
I . Una mujer a la cual lograron quebrarleun peda-
Los únicoscasosenlos quedefinfivamente reco-
zo de un dienteapretá¡dolelos dientes.
miendo no imponer las manoses en el casode que
uno se encuent¡eminislradoa una p€rsonadel sexo
DESENM]ISCARADO h¡cotogí¡ y demotric
opuestoquetieneun espf¡itude lasciviao de seJ(o, servablede su salida, pero los síntomasse quitan y
o una personadel mismo sexoque tiene url espfritu éstaes la evidenci&necesariade que realmenteha
de homosexualismo. He encontrado queel espíritu salido.
pt¡eoeusatestecontactoflsico, paraexcitar sexual- Hay personasque tienel¡un don esPecialque les
mentea la personaministrada, y obviamerue,esto permitever a los demonios.Ell¡s p¡¡edenver donde
hay que evitarlo. lstán ubicadosen la personaafectaday si saleno
. Lo olfo que no es ¡ecomendabl€, y desafortuna- fio del endemoni¡do.En los casosen queno selogra
dam€ntehe visto a algunospastoresñacerlu,cs F)- que los demoniosse mánifiesteD,es muy útil tcner
n€r las manossob¡ezonaserógenas. en espocialde p¡esentea alSui€ncon estedon o co¡ uf| don de re-
personas det lexo opuestoo de un homosexua¡ de velación a travésdel cual Dios puedemostra¡ qué
su mlsmosexo.Si ¡ealmente seestáconvencido de es lo que está en ls perso¡a y si salió o no.
que esnece$arioimponerlas manosSobreestas¡fue_
as po¡queel espíritu se estaagerrandode ellas, es Llenar l& c¡E¡.
meJorpedirlea lapersonamismaquepongasupro- Una vez queel espf tu malo hayasalido, hay que
pra manoal|i, y si es i¡disFnsable.f,onerla mano ]i pedirle a Dios que llene el espacioque quedavacfo
de unosobrela ma¡o de la persona.En casodeque cn la person¿.con su Espíritu Santo, a ñn de que
la manifestacidn sea ran fuenecomo paraimp€di¡ los ilemoniosno Fredan regresar.
quc ta lrefsonacolabofeen estaforma, enloncesque I-a Biblia dicc en Lücas I I :2,f-2ó: Cuandoel es-
seaunapeEonadel mi\ño qexoel quepongasuma_ pfri$ iDmundosaledel hombre,andapor luSaresse_
no, nuncaalguiendel sexoopuesto. cos, buscandoaeposo;y no hallándolo,dice: Vol_
ve¡éa mi cas¡ de dondesalí. Y cuandollega, Ia h¡lla
¿Cómo salen los demonlos? barrida y adomada.Entoncesva, y toma otros siete
A menudousanun¡ vfa flsicapara5alir:vcimito. espírituspeoresque él; y entÉdos, moran allfi y el
-látnmas. sudor.lemblor postrerestadode aquelhomb¡evienea ser peo¡ que
en el cuerpo,resoplidos,
eructos.espümapor l¿ bocao por la narü. gritos, el Drimero."
c¡trcajaoas.
n€morragfas, orina,pujos.estomudos, Esto es precisamente1oque hay que evilaa. Por
tos, bostezos,ate por los oídos.Es posiblequela €stoes i¡dispenrablequelá personased€diquea cre-
personaaf€ctada$ientacuandosalen.i> reDe e di- cer espiritualment€y s€ llene de Dios lodo lo que
ce: "Ya salió.Yo sentícu.ando salió." F¡eda. En est¡ fo¡ma, si el espí¡itu rata de volve.,
Otrasvecesel espíritumismodicet..ya mevoy." encontraráque la cas¡ no esti vacía, sino llena de
aunqueenocasiones estopuedeserun engañopara la presenci¿ de Dios.
hacercre€rquesalió,cuandoen realidadse volvid
a esconderdentrcde la Dersona. pers la liberación.
ObsLóculos
En algunoscasosno háy ningunaindicaciónob- Los demonios,genera.lmente tren€nas¡deros.Un
asideroes algo en la personaque pe¡mite al demo-

l,,,i
l¡(| DESE|\¡MAS¡-A
n ,rryr Psicologí¡ y demot|i6
nio tgnercontrolsobrealgu¡a¡íreade su vida: un sefue sin ponerresistencia
alguna.¿Po¡qué?Por-
pecadono confesado,falta de perdónhacfaalguien, que su asiderohabíasido roto.
un traumapsicológicoo u¡a brujerla en su contra.
Todos los asiderosdeben ser [atados para pode! Ocultismo.
quebrantar el dominiodelos demonios. Sino seha, Las hechiceríastienenque romperseen el noúbre
ce, cuaDdo sele ordeneal demoniosalir,va a rehu- de Jesús.A menudola personano es¡áconsciente
sar ob€decero se i.á, pero luego regresará. de que le hanherhobrujeria.perolos demonios\i
El pec¿dotiene que confesars€a Dios para que puedenindicarquiénIosenv¡óa hacerleda-ño a esa
El lo perdone.l,os traumasemocionalesdebensa, personay qué tipo de brujería utilizó para hacerlo.
na¡sepor mediodel poderde Dios. Sehaceunaora- Si los demoniosno dan esalt¡formación, Dios Ia da
ción p¡diéndolela sarid¿dinterior de aquellaperso- por revelación. Aun cuando los demonioshablen,
na. A ve.es hacefalta psicoterapiao consejerhpa- esbuenocontarcon el don de revelaciónpa¡apoder
¡a quela p€rsonatome concienciadel origen de sus conlirma¡ Ios datos apo¡l¿dos por los espíritus
pmblemas.En ot¡asocasiones,Dios revelalas raíces mrnunoos.
etr la oración y las sanadircctamente. [¡s persoriasqueseinvolucraronenocultismode-
El ¡esentimientoy l¿ falra de perdón tie¡en que ben renunciara esasprácticas.Pero esono es sufi-
enfrert¡rse. Si la Frsona no perdona,Dios no la ciente. El .enunciar y confesa¡esepecadomuchas
Ptrcdeperdonara ella y tamf,ocola puedesana¡o vecesno resuelvcla demoniz¿c¡ón. Se necesita
lib€ra¡, enfr€ntara los espírfus queentra¡on,por esasprác-
Una v€z estabaminisfiardo literación a un ho¡¡- ticas y echarlosen el noúbre de Jesús.
bre. Cuandole düe al demonioque sefuerame con- A vecesno fi¡eron las personasmismaslas que
test¡it "Yo tro lengo que úme porqueél no ha per- p¡sctrcafon cosasocull¡ssrnosusparientes o amis.
donadoa fulano d€ tal por cie¡ts cosaque le hizo." tades. En ocasio¡esestosalleSadoshan hechoco-
Desafortumd4mentetenía razón. Pot esto le or- saspafa "ayuda¡la" a su fn¡nem: pa¡aconseguirun
denéque le devolvierael control al hombrey asl lo novio,pa¡aqueel esposodejeel licor, pa¡aquee¡-
hizo. Le p¡eguntési era cieno lo que habla dicho cuen¡¡etrabajo, paracurarseo liberarse.Todo esto
el d€monioy me respoDdióque sí. Lo ayudéa per- tiene que ser roto en el norhbrc de Jesús.
dona¡ a esaperson¡y luegovolvl a o¡denarla mani- Muchaspersonasacudena los hechice¡osporque
festación. seda¡ cuentadequetienenatadurasespirituales.Cre-
El deftonio su¡gió y me dijo: "¡Me jugas¡e en que los hechicerospuedendeshacerleslas hechi-
sucio!"- cerlas que otros le han hccho. Pero csto es falso.
"Tienesque i¡te, ¿verdad?"-le pregunté. l,o fi¡.ico que logran con esto es qu€ds¡ más en-
"Sí" -me dijo. demoniadosque antes. Posiblementese curen o
"Entoncesveteya", -le ordené.Y el demonto loSrenlo quequería¡, pero el diablo cobraese"fa-

[],]"]l
142 DESENMASCARDO Ps¡colosíar demonios t4t
vor" f'or otro lado sin quel¡ pe¡sonatome concien- madoguardasu palacio,en pazesláIo que posee.
cia de ello. Perocuandovieneotromásfuertequeél y le vence,
l¡ Bibli¡ es cla¡aen cua¡io a eso. En Deulerono- le quitatodassusarmasen queconfiaba,y reparte
mio lE:g-15Dios le adviartea su p¡¡ebloqueno se el botín.El queno es conmiSo,conlramí es, y el
involucre €o las prácticosocultistasde los paganos: que conm¡8o no recoge, desparrama."(Lucas
"Cua¡do er¡t¡esa la tierraqueJehovátu Dioste da,
II:21-23).
no aprende¡ása hac€¡ segt¡nlas aboñinacionesde La persona eridemoniada esla "casa" y el 'hom
aquellasnaciones.No seah¡lladoen t¡ qu¡enhaga bre fuene" queIa defiendeesel demonio.Perovlene
pasa¡a suhljoo a su hijaporel fuego,ni quienprac-
otro másfuerte,Jesús,y le arrebatael controlde
liqueadivinación. ni agorero,n¡ so¡tflego.nihechi- la casa-El queno usael nombrede Jesús,en lugar
cero, ni encantador. ni adivino.ni mago.ni quien de recog€ra esapersonaparaDios, estáempuján
consultea los muertos.Po¡quees abominación pa- dola a perderse.
r¡ con Jehovácuá.lqüemque haceestsscosar,y Frr lás p€rsonasque se involuc¡anen ocultismolo
estasabominaciori€sJehovátu Dios echaestasna- hacenporquetieneni¡quie¡udes y donesespirituales
cionesdedelantedeti . Pe¡fe.toserásd€l¡¡te deJeho, ouenadielesha enseñaalo a canalizarcorrectamen
!á tu Dios. Porqueestasnacioriesqu€ vas s he¡e- ú. Si en susiglesiaslo\ ayudarana ¡denlific¿¡sus
dar, a agorerosy a adivinosoyen; fnasa ti r¡o te ha dones,a entenderlo6 y a desa¡rollarloscon la tuía
pennitido e$o Jehovátu Dios. Profetad€ e¡ medio
de Dios, ello6no caeríanen la trampadedeja¡seusar
de ti, de tushe¡ma¡os,comoyo, te levantará Jeho- por los demonios,
vá tu Dios; a éI oiréis." La personaque ejercelas prácticasocultas,está
En Lucas I I : 1,t23 vemosque Jesúsdice qu€ es poniendoal servicio del diablo todos los donesque
imposibleechara un esplrifumalopor mediode otro Dios le dió. A Satanás y los demoniosles interesa
espfritumalo. Esoesun engaño.Desafortunadamen- apoderarse de los do¡esde la gentepamutilizarlos
te, la mayorfade los hechicerocy adivinosestáncoo- para sus propios fines. Esto lo logran interes¿ndo
vencidosde queellos trabaj¿ncon un F,ode¡bueno, a las personas con donesde poderen las prácticas
de Dios. Consideran que si usanla magiablanca, ocultist¿s,
sólo parahacerel bien, esono esfrecado.HaDcaído Cuandoun espfrirude adivinaciónsalede unaper
en una trampade Sata¡iísfrorqueDios condenato- sona,éstano pierdeel don de profecíaqueDios le
ds prácticade magia,hechiceríay adivinación.Te dió. Más bien, el dor qredalibre pa¡afi¡nciona¡c+
do esoestáconÍolado por Satan¡ísvestidode ángel mo debiera,bajoeI controldel EspirituSanto.Si la
de luz, Lucifer, para e¡gaisr a m¡¡chasperso&Is. personalomaconcienclade esto,le serámásfácil
l¡ única fórmula que dió Jcsúsparaechardemo- abandonar la prácticade la adivinación.
nios es: "a los que creen:En mi nombreecharán [¡ mismo sucedecon la personaquetie¡e don de
ñ¡erademonios."(Ma¡cos16:17).¿porqué?por- sanidad.En lugar de cura¡ a la gentey queseaSata-
qu€cofio dijo Jesús:"Cuandoel hombrefuertear násel que selleveel cÉdito, podráhacerloparala
I44 DESEJII'AS(-A RAT¡O Psicologíay demonios
glo¡ia de Dios y sin dejar ningú¡ efectosecundario
de demonización. Susceptibilidad psicológica a la influencia
El que tiene don de visión y estáinvolucrado en demoníaca.
ocultismo,tend¡ávisionessatrínicas. Cuandocomencéa investigarel campodemoníaco,
El ouetie¡e don visilévariosIugares. lantocalólico5 mmo evangé-
de lenguasy estríenrecJado con demonios,hablará
lenguassat¡ínicas.El que tiene don de revelación, licos, en dondesepracticabala liberaciónesPiritual
lo tendrátambiénal serviciode los demonios.Una Notéquelos quela ministrabanno tomaba¡encuenta
vezquela personaseliberaen el nombredeJesús, paranadaa la psicologfa . Seconcrnlrabanúnicamen-
susdonesespi¡itualesñ¡ncionaÍín únicá¡nentebaio te en sacaral demonio.
el conrro¡de Dio5. Yo notabauna relac¡ónentre el tipo de demoriio
quehabíaen la perona y las ca¡acterístlc¿s y trauúas
Herenciaespiritual. psicológicos de ésta.IJlcluso,vf queen ciertosmo_
mentosde la liberación,algunasPersonas revivían
Existe otro aside¡o por el cual la personano es
traumas de su pasado. Esto me llamó mucho la
responsable: Ia herencüespiritualque recibióde sus
antepasados. En psicologíaestosehaceevidentepues atención.
la fuer¿adel modelajehacequelos enoresqueco- Despuésde estudiarmáslos acontecimientosque
melen los padres,se repita¡ en sus hijos y demás se dan en una lib€mción espiritual, he llegadoa la
genelacioneshastael momenloe¡ que conclusiónde que determinadodemoniono semete
alquiendeci-
_venceila. en cualquie¡personasólo porquesí, o sea,no espor
da enfrcntarsecon esaherenciay
Esto significa quela6 gene¡acionesactualesestán casualidad quelograatacara ciertapersona.Tiene
pagandopor la maldadde susantepasados, que haberun t¡aumasubyac€nleo u¡¿ debilidaden
por to-
do lo que ellos hicieron que estab; en contra de la li personaque la hagasusceptiblea la influencia de
voluntadde Dios. Y el único que puederemecl¡ar esedemoniopaficula¡.
Un demoniode hornosexualismo, por ejemplo,se
estoes Dios mismo.
Si la personaseallegaa El y haceun nuevopacro meteen alSuiencuyo ¡rasfondofami[ar y desarrollo
conDios.pidiéndole queanuleel cas¡igo sexuallo lucen susceptiblea patroDesde conducta
queeald
sobreella a raÍzde lo¡ pecados homosexuales. No sé si estosignificaquetodoho-
de .u.inr...sore" influencia demoníacao no. To-
y saquea los demoniosqueentraronen su vida por mosexual eslá bajo
herencia,se romperála ley de generaciones dos los que yo he t¡atado lo han estado,pero no sé
soore si esto se puede generalLar. S,n embarSo.por mi
ella.
Por estose debeorar coñandnlrüa herenciaes- experiencia tiendo a creer que sl.
pirjtual Degativasobre la persona,reernplazándola El expulsar el demonio de homosexualismo no va
por la herenciade su Padrecelestialquienafirma: a resolvertodo el problema. Esto es lo que rnuchos
"Y hagomisericordia a millares,a los quemeaman de tos que ministranliberación no hancorÍP¡endido
y gua¡danmis mandamientos." aun. El demoniopuedevolver a esapersonasl no
Exodo20:6).
146 DÍ'SEN}IASCARADO Psicología y dcmotrios

Ir'fl
se trabajanlos aspectos
ma paracomprenderlos
psicológicos de su paoble-
y resolverlos,
Lo inverso tambiénes cieno. El intentar operar
un cambioen la idendficaciónsexualde un nomo_
sexualendemon¡ado. tampocova a funcionarsi 5e
tratasólo con psicoterapia.
conocera cabalidadnuestrafesistencia.De ahíla prc-
mesade I corintios10:13dequeDiosno dejaráque
pasemos p¡uebasmásdurasde lo quepodamosso-
potar y que junto con la pruebanos dará también
la salida.
Ademásde lograr u¡ta

irllr
comprens¡ónde los facto¡espsicológicosiÍvotucm_ Psicoterapia, Sanidad Interior y L¡beración
oos,es necesario€xpulsar al demonioa fin de que Como ejemplo de 1()anterior citaré el casode un
ra cura seacompletay permánente, Dastora ouiéDhaté.El habíasidoun alcohólicoa¡-
l,o mismo puede deci¡se de alcobólicos. hiDo- ies de eritregarsea Dios, pero El lo había librado
condríacos. obsesivo compulsivos. e\quizotrénicos. sin quetuvieraquehacerningrínesfuerzoSin em-
oepreslros y grannLlmero deper\onas sufriendotras_ bargo, todavíatenla el problemadel fumado,y aun-
tornosaparcntemente psico¡ógicos. quehabh luchadopor resolverlo,el problemase_
No.obstante,estono significaqueunapersonane_ suía ahí.
cesanamen¡e tengaqueserLraEda por ¡iberac¡ón - El mismoeraun consejero conañordee{perien-
es_
pirilualparaserliber¡dade influencia demonlaca. cia, pero no habíapodído ayudarse a sí mismoa de-
De Io que he observado,Dios, en su soberanía, li- jar de fumar. Esto, por supuesto,dañabamuchosu
beraa muchaspersonas directamente cuandose lo imagencomopastory su irnagende sí mismo.Se
pjden ellos mismoso cuandootros intercedenpor veía obligadoa fumar a esco¡didasy estole provo-
ellos. caba sentimientosde culpa.
CreoqueDiosno siemprelibra a todapersonade k pregu¡tési estabaabiertoa l¡ posibilidadde
cadademonioqueinfll¡yeer su vidaenel momenro que su vicio estuvierasiendocausadopor un demo-
en que se entregaa El, ni cuardootrospidenpor nio. El respondióquenuncalo habfaconsiderado,
é1.Me pareceque noslibra de algunosdé nuesrros peroestaba ab¡edoa acept¿r cualquiercosaquefurm
demoniosenestaforma,perotengoIa impresiónde de Dios que lo ayudara a dejarde fumar, asíquepe
queaotrosde los esplritusqueinfluyenennosotros dimosdiscemimiento.
los.dejaa¡í paraquenosotros mismostengamos que La respuestade Dios fi¡e afirmativa. Sí babíade_

,il
lucharcontraellosy así,por experienciipersonal, moniosen su vida. Sin embargo,nosnrostróqucan-
aprende¡a pelearuna batallaespiritual.Estaes la tes¿lequepudiéramossacara los demonios,estepas-
mejor manerade fortalecerseen el usodel poderde tor necesrhbasanidadinterior dr cienos¡raunaspsi-
Dios, a travésde los enfrentamientos espirituales. cológicosque constituíanlos asiderosde esos
Dio. e. el quedecidecudles de losdemonios nos demonios,
qurtadeenc^¡ma sin esfuerzode nuestrapaney cuiiles Mientrasmi asistentey yo oábamos por él, Dios

,*i]
nosdeJaenlrenlara nosotros mismos,SdloEI puede lo hizo experimentar tres regresiones. Revivióes-
tas situaciones de su pasado y Dios las sanó.
DESEN¡IIIASCA&{I)O Psicologí¡ y demo¡ü.ts t49
l,a primera habíaocurrido despuésde nacer.C_o_ Luego vi¡to la terceraregresión.Paraentoncesel
r¡enzó a 11orá¡comoun beb€y a decir: ,,Marna,por demonio es¡abavisiblementemanifest¿do,asl que
tavor no me dejes.Qu¡eroa mi mamá." yo exte;dí rhe dirigí a é¡:
mi brazosobresu pechoy él se agarróde él con
-¿Quién eres?-p¡egunté.
much¿fuer¿e.M¡ as¡stente pusosusmaDossobre -¡Ira! -excl¿¡nó.
su caDeza.
-Deja que esaira surj¡ ahora,ordené.-¿Qué
Dios utilizó esecontactohumanopa¡a sanarese ocurrióque lo enojótanto?
recuerdoy tra¡Nportarloen el tiempo a su pasado. En luga¡ de contestarme,el demonio rompió la
Se si¡tió como bebé desesperadopor el calor del represióny permitióque él revivier¿lo ocu¡rido,
cuerpo de su madre y de prcn|o sintió que tuvo lo
-iTengo muchair.l -gritó.
que deseaba.
-Quiero ver esaira le dije.
El pastornoscontódespués que su madreno le -No te va a gusta¡-dUo é1.-Es fea
hatíadadoel pechoFro queduranteesaexper:en_
cia de s¿nidad.él h¿bíNs€ntidoel pechode su madre, -Déjala surgir - orde¡é. -A mi no me va a
asustar.
como si eIIa lo hubieraamamantado.
Es¡aera la míz psicológ¡cade su Decesidadoral. -Quiero egar¡arun cuchillop¿ramatarte-dijo
. ét.
ra cual mconsctenlemente estabatrata¡dode satis_ Le p€día Dios que sanaraeserecueadoy lo libra-
facer por medio del cigarro. Cua¡do ordenamosal ra dc la ira que habíasentidoen esaocasión.Des-
demonioque¡evelarasu asidero,estofue lo que su¡_ puésde la oración,el pasto!explicó10quehabíasu-
g¡ó.Bajoorden.el demonjoluvoquequitarsu¡ep¡e_
cedido. Años ¡tnís su hermanoestsbagravemente
stonoe estaexperrcncia y al salir del i¡conscrente enfermo. Estele habfahechoalgo que lo emjó tre-
Dios la s¿¡xí. mendamente,pero como él estabae¡fe¡mo, no se
A continuaciónordenamosa los demoniosouere_
sentfacon derechode pegarle. Sin embargo,la ira
velaranrodossusasiderosy es¡ohizo quesu'¡giera
fue tal que no la habíapodido conte¡e¡. Habla io-
el segündotmuma.Mi asistente tuvo una visióny mado un cuchillo y lo había lanzado hacía su
lo comunicóen voz alta: "Estoy viendoun adoles- h€rmano.
centeque se sientemuy solo y muy tris¡e.,' En el
Afortunadamentelo que le pegófi¡e el mangodel
momentoque lo düo, el pastorse quebrantóy llo¡ó
cuchillo en luga. del filo. Peroel sustoal ver lo que
amargamente. habf¡ hechoñ¡e tal, que de ahí en adelantele habla
-Exactamenteasímeseritíacuar¡doe¡a¡nuchacbo: cogidomiedo a su propia ira, temiendoque en otro
solo, inseguroy depriñido. Lo estoysintiendoaho-
arrebafopudieradañara alguien.Nuncamásseper-
ra mismo. mitió a sí mismomostrarsu enojo.l¡ reprimía.Dios
Pedl a Dios que lo sanaray así lo hizo. l¿ quiró lo sanóparaque no tuvieraque tragarmásenojo.
esassensactones negativasconforÍrelas lág¡imas puestoque Ia ira reprimida era campoféñil para el
corría¡ por susmejillas. demonio de i¡a.
l5O DF-IENMASCAXADO Psicologíay dernonios
Despuésdeestasexpe.ienciasde sanidadinterior,
al dejarde fuÍur. Así lo hicimos.Además,habla-
que se dierondentrodel contexlode la liberación,
mosa su cuerpo,en el nombrede Jesús,ioformán-
pudimosenfienta¡directameniea lqr demonios.Ha-
dole queya no iba a neaesitarm¡ístabaco,puesDios
bía tres que uabajabancorÍo €qu¡popa¡ahacerque
estabasupliendosr¡snecesidades-
este hombre fumara: Irseguridad, Ansiedady Vi
Otra cos¿que Dios nos indicó hacerfi.¡equ€ orá-
cio. Elloshablaron primeroa la menledc mi asis- r¿unospor él d¡¡rantecuatro días y ayüráramosel
tenle.Eslo fue posiblepor el tipo de donesespir¡
cuartodla. En estotambiénobedecimos.
tualesque ella tiene.
Desdeesedfa no volvió a fumar. En los próxi-
-No quereÍbs imos -dijeron. -Con el fuma- mos dís¡ él experimen¡óunosdoloresde estómago
do estorbamossu ministe¡io. Si nosva¡nm, Dios lo muy leves.Eso fue todo.
va a usargrandemente, aunenliberación.Nosotros Estoes una ilusüaciónclarade un problemade
tenemosque impedi¡lo. conductapersistentequeseresolvióenun plazomuy
Luego, el demoniode vicio se man¡festóy habló corto por medio de ur trata¡nicntoque comb¡naba
directamente por la bocadel pastor.Dijo: la sanidadde f¡ctorespsicológicosa travésde la ora-
Pero si él me quiere. Yo le doy placer y a él ción con Ia confrontaciónde fuerzasespidtualesen
-le
8USta, el nomb¡ede Jes¡is.
El pastor mismo tomó el control y le rqspondió
He obtenido rcsultadossimil¡res en inuchosca
al demonio muy @nvincenteme¡E: sosde diversossfttom¿s.Por esloesloyconvenci
-Yo renuncioa es€pl¡cer queme das.No quiero da de que las peNonasque miÍistran la liberación
tu basuraenmi cuerponuncamás.Dios me de pla- espiritua.ldebentenerunebuenacomprensiónde los
cer real. El tuyo es ficticio, es un engaño.Escojo paocesospsicológicosque se dan en aquellosa los
quedarmecon lo que me da Dios y te desechoa tí. queministra¡.Recomiendo queconvinenla libera-
Una fonale¿¡impresionante le entróen eseins- ción con la sanid¿dinterior y la psicoterap¡apara
tante.El pastorsepusodepie, caninóhaciasu ma- resultados ópümos.Todosesloscamposes¡ánínti-
letínejecutivo,sacódeáhl suscigarrillos y ercl¡¡nó:
manente folacionados.
¡Estoes m¡¡y diflcil paramf!
Inmediatamentedesped¡zólos cigarrillos en sus
manos,los la¡zó violentamenteal suelo,¡ospisotaí
con rabia, y por fin comenzóa relrse.
-¡Me sienlota¡ libre! -exclamó. Nuncahabía
podidohacereso. Fumédurar(e lreints y cinco años
y éslaes la p¡imeravezquehe pod¡dodestruirm¡s 1.- PSICOLOGIA: La d€linic¡ónd6 est€tórminovariade acuer
do a posiciones ldoológ¡ca3y c¡e.lllic8s.Sis€ considobd€sde
c¡Sarrillos.¡Cloria a Dios! ¡GraciasJesúsr ún ánguloci€¡lfico, sa .eñ€real $lud¡o da la cdür¡cla y ajure
Dios nosguió a ¡omarautoridadsobrelos sfuio- huhanGi €n lo ¡doológico,al ósrudiodol an¡a, sus €l6ct¡cré in-
leraccionescon 6l cu€fpo,
masde ¡etfuode drogap¡¡a que éstosno lo atacan¡
Cor|seios
Dráclicos... lfl

15 Si duranteü¡a l$cha con un denonio, éstele echa


encaraalgt¡npecadoquyoquenohayaconfe\a-
do Dreviamente. confidseloen esemismoinstante
y a¡epteel pe.dór de Dios por esafalta. Enton-
Consejosprócticos para cessi Duededecirle al Acusadoll La palabrade
Dios dice: "Si confesamosn¡¡estrospecados,él
et que mtn¡stra liberación e\ fiet y justo paraPerdonarnuestrospecados.
v li$Diarnosde todamaldad"(t Juan1:9). Ya
bios me perdonóy no aceplolus acusaciones
Prepórese en su yida personal
También puedeocurrir que ull demonio Io acuse
falsamente,en especialri estámi¡istrandojun-
1 Asé$iresede queesé en unabuer¡arclacióncon comotmamaneftloe aver-
to con otrasDersonas,
Dios y co¡ el prójimo. Sata¡ásconocebien a
sonzarlofrente a ellas. En tal caso, ate su len-
las personas. No puede ser bu¡lado en esre
aspecto. lua mentirosa,repréndaloy ordénelequehable
únicamentecon la verdad.
Recuerdeel casode los exorcistas judíos(no cns l. Es impofantequeustedmismohayaexperimen-
ti¿nos)que intentaroninvoca¡el nombrcdel Se_
tadola sanidadir¡lerior y la liberaciónen su pro_
ñor Jesússobrelos que leníanespíritusmalos pia vida. Esto no significaque no va a tenet ten_
d¡ciendo: Os conjuropor Jesú!,el quepredi_ taciooesni co¡fictos de ningún tipo, pero sl
ca Pablo....Perorespondie¡do el espí;itumalo, quiere decir que debe estarlos enfrenta¡do
düot "A Jesúsconozco,y séquiér¡ejpablo; pero
adecuadamente.
vosotros.¿quienes soís?y el hombreen quien ). A mi juicio. todápersona.er especialla quemi'
estabael espfritumalo, saitandosobreellos y
nistra en liberación, debetener personasque la
dominá¡dolo:.pudomásqueellos,de tal ma_ protejany apoyenen oración. Ademiísdebete'
nemqüehuyeronde 4quella@sadesnudocy he_
ner comunicacióncon a.lgüen que le sirva de
¡idos."(Hechos 19:13-16)No citoesteeiemDlo consejeroy al cual puedaconfiar sus propios
paraasustda nadieni parafrenarsuenradáal
problenraspersonalespa¡aasl contarcon ayuda
ministeriode liberación.Lo mencionoparase_ para sí mismo.
ñalarquelos demoniosconocena Jesúsv saben
A principios de 1985.Diosme dio un men)ajepa-
quién realmentele penenerey quién nó. Tam_
ia qué b comunicaraa las personasde mi iEle-
Dlenpuedenestarenterados de nuestrospeca_ sia v en él se refrore a este asunto Esto es Io
dospor 10queos indispensable haberloscónfe- queme dijo: "No quieroqueninguo de los que
sadoaÍtes de miÍistra¡ y cstar firmes etrla pro- m¡nistran sienta otre ademásde ministrarle a
rnes¿de Dios de Derdonarnos.
otros,debeminisúarsea sí mismoen todassus
tn
CotrseiosPrácrico6-- 1!o
DE]SENMASCATADO
par¡ede 5upreparacon peF
necesidades. Quiero que se ministrenunos a - Esposiblequecomo
5.
Dios le
,o;talpara.l .nfr"nümiento espiritual'
ot¡os. Que el que ministra sanidadflsica le mi- la oosión
nislre al que mi¡istra liberacióny queel profeta indiqui que debea)'u¡rar.Recuerde
le midstre al que predica.y asítodosministren .n orie loi discípulosftac¡saroneo su ¡¡tentode
y tambiéDs€a¡minist¡ados.Quenirguno de los libe¡ar al muchachomencionadoen Maleo l7:
q¡¡eminist¡anseaorgulloso,si¡o queacelfe con 14-21.Jesúsreprendió8l demoúioquiensalió
ht¡mildad y agradecimientola ministración de áeiandosanoal muchacho.Luegodijo a susüs-
otros para colr é1.Así es como quicro que fun- cfóulosqueles fakabafe y que este8énerono
cione mi iglesia, todosministra¡do y, a su vcz, sale sino con oración Y ayuno '
s¡e¡do min¡strados.Todoseo amoní¡. sirv¡eD- Yo he tenidoenfreffamie¡to con demoúiosde este
do y siendos€rvidos,para que las necesialades eénero.Una vez inlentélibemr a unamujer que
detodossearls¿tisfechas y no serecargueel tra- ienía facultadesde medium.Teníaañosde estar
bajo sobrednguno." muv enferma.Dos vecesenftentéel demoniosin
Parael que ministraliberació¡,estoes indispen- tenáréxito.ni siquieralogréquesem¿nifestara
sablepuesrápidamentese convierte en bl¡mco Le pe-dla Dios queme dieraunaguí¡ de cómo
de muchocataquesespiritualesa fin dedisuadirlo oueLra ar el ooderde eseespírituy B me in-
de cor¡tinuarluchandoen ese campo. Sin em dicó un artno de tres dlas: el primer dfa comer
bargo, no hay que temer esosataques.Recuer- solo fruta v verdura,el segundodía sólotomar
de que Jesúsno3habló sobreesto y nos alentó asuav el iercer dla fruta y terdura Dijo que
I seguir adelante: "Estas cosasos he hablado dibfainoshacerlolas dos per'onasque fbamos
paraqueen mí tengáispaz.En cl mu¡rdoterdréis a ministra¡ y lambién la mujer que sería
aflicción; pero confiad, yo he vencido al mu¡= midstrada seguimosal pie de la lelra su ma¡-
do. (JuaÍ 16:33). dato v en la órcera sesiónde liberación'el
4. Comprendabienmi recor¡erd¿cióndeprepa¡a¡se demoíio se ma¡ifestó violeÍtamente y comen-
en su vida pe$onal. No lleve esto al extremo zó a salir.
de esperarser pedecto antesde comenzarpor-
que entoncesjarnás se decidirá a h¿cerlo, La Sea ampüo en el di¡gnóstico
Biblia dice que "el que comenzóen vosoros la El queminis$aliberacióndebesabertambiénde
buen¿obra, la perfeccio¡¡a¡áhastael dfu de Je- osicolielav. si es posible.hastade rudimentosde
r"di"iñu pu.u oo .n la estrech€zde i¡terpretar
sucristo-"(Fil. l:6). Estoindicaquea lo largo "."t
de nuestravida, el Esplritu Santonos irá trans- mdo probl-ernao slntomacomoalgocausadonecesa-
formandoy perfeccionando,es un procesoy es riamente Dor demonrcs.
en mediodeesep¡ocesoqueDios nosul ili¿apara El ser humanoes un cuerpo, alrna y espfritu in-
ayuoara oúos, tesradosen una solaunidad.Lo que afectaa una de
Df,SEN¡4{SCARADO Coffejos PrÁct¡cc - l5t
ls6
susdimensiones afectatambiéna las ot¡as,Esto a enfrentarproblemas encualquiera del¡s tresdlmen
menudodificultael diagnóst¡co. siones del ser humano.
Un tumor cerebralpuedeproducir sín¡omasque La personaque acudea ustedno sól().ncceslta
ptodrlandiagnostica¡seerróneSmente comoo¡ tra¡¡or liberaiión.Requierequela escuchen' quele denla
no psicológico. Unahisteriaconve¡siva enla quela opofi¡nial¿dde vaciarsuscargasantealgulenque
personade repentequedaparalizadao ciega,podría li comprendaNecesitaalimentarse y crecelcsprrr_
verseequ¡vocadament€ comounprob¡ema orgánico. tualnede Dormediodel aprendizaje de la Palabra
Una crisis convulsiva no necesa¡iamenteindica Tal veztengaquetomaralgunadec¡siónimport¡nte
epilepsia. Podría ser causadapor u¡l alto grado de como camúiai de trabaJo.independiTarse de su:
tensión en la persona o por un demonio, Echar Dadres. iniciarestudios. iongregarreen una iglesia'
espumaÉ¡orla bocano tieneque significarque un áesarrollar sus capacidades artlsticas,.iniciaralgún
demonioestásaliendo.Podrlaserepilepsia o rabia. plan de ejercicio fisico o mejorar su dieta Sontan-
La depresiónpodríadebemea un agotamientofísico ios los factoresqueinsidene¡ queunapersonadis-
tor excesode trabajo y falta de descansoy ftute de la vida en abundancia que Criqto vino a
Iecreacrcn, Iraerle.La laborsu]a comoconsejeroo mÚu\tro' con-
La sorderapodríano serorgánicani psicológica si\teen ayüdarle a descubrircu¿íle5el ladrón que
siro espiritual, o ihcluso, podría¡ ser las tres a la le estí robando, matandoy destruyenclo'y esle no
vez. En otraspalab¡as,es posiblequc hayaun darño es un esPiritum¿lo.tJuan l0:l0l'
necesariamente
orgánicoen el oído. un problemapsicolóB¡co que Perfectamente puede ser una mala distribución del
hic¡eradeseara la persona noescuchar cienaslosa\ usode su liempo,una n€cesidad de enlrenllr una
desagradables de su ambientey quead€más,hubiera situación difícii o una enfermedad física si usted
un espíritu de sordera.Si el tratamientocontempla deqcubre problemas queeslánfueradesu ambikrde
únicamente una de estasdimensiones. es orobable traba¡o comoministro.recomi¿ndele a la persona que
que la personano recuperesu facuftaddi oir. consirltea un médico, a un psicólogoo a otro profe-
Si se es sensiblea la voz de Dios, El puedein- sionalque puedaayudarlo
dicar el diagnósticocompletoy tambiénel Íatamlen- No e. quedebesegmentarse al serhumanoindican-
to necesario.En muchas ocasiones,düafte una do oue ei rninisuot¡atasu esPírilu el médico'su
ministracón,Dios me haindicadoimporie¡las manos cuerpoy. el psicólogosu alma-La personaes una
p¿¡asá¡idadflsica de algunapaneafectada,a la vez sola,perodebeseftratadaentoda' surdlmen\lones
que me ha mostradoque deboorar F)r sanidadin- Es impo¡tantecomprendercómose relaclorum'ooos
terior de cie¡ta experienciat¡aumáticaen el pasado los aspectorde cadaunade la áreas Por ejemplo'
de la persona.El serhuma¡oesintegraly por esto, si una personase enfermade hepatilisel día de su
pa¡alogür la solucióntotal, debecultivarsela mayor boda, io más probablees que se deprimay que
cantidadde donesy conocimientoscomo seaposi- ademásse enoje con Dios por permitir semejante
ble. De estamane¡ase puedeestarpreparadopara
I5|I DESEN¡.IASCANADO

silü¡ción. Neccsita¡renciónen s:ust¡es dimeririones


si h¡ de encoíha¡ |¡¡racura tbt¡I.
Sin embargo,para mí, la dime¡sión espi¡itual Be
16
sob,rcpone a las deoás, por lo quecabela pocibitidad
de que por vf¡ espiritu¿lse pucdasana!cl ser lot¿I,
Por.ei3o._nodcscche la idea de que Dio6 quier¿
realizarel frabajo-complclo ¡ travéssuyo.SiDios
¿'Cristianosendemoniados
?
rc ttrOrc¡tmfronarlas [r¡nos p¡ra que por mcdio de
ellasfluys el podersanadorae Oiós. ;negaofV si Me crié bajo la creenciade que es imposibleque
le muestr¡ que débeo¡ar por san¡d¡dde 106rccue¡- un cristiaro verdsderopuedae6tarendemonirdopor-
dos, ¡hág¡lo! Y si, ade¡nft, Ie orderiaexDulso¡un que u¡ espftitu iffrundo no pu€dehacermoradaen
demonio,¡hág¡lo! Dios segloriñcad en eü pcrsona un cue¡pohabit¿dopor cl EspftituSafto. Est doctri
en unafomia maravillosasi ustedsiguesudirec4ótr. na, me bablatrdicho, estabaapoyadae¡ cit¡s blbli-
cascomo I Jua¡ 4:4: ''Hijitos, vosotrossoisde Dios,
y Ios habéisvericido; porque mayor es el que eslá
en vosotros,que el que estáen el mundo." 2 Corin-
tios 6: 14-16 "No as u¡,áisén yügo d$igual cor los
incr&ulos; po¡que¿quécoripoñerismotienel¡ j us-
tici-acon la itrjusticia?¿Y qué comuniónIa luz corl
las tinieblas?¿Y qué concordi. Cristo con Belial?
¿O qué pane el creyeritecon el incrédulo?¿Y qué
acuer4ohay emrc el templo de Dios y los ílolos?
Porquévosorrossoisel teÍrplo del Dios viviente."
EstacleeÍcia rte hacfaesta¡muy E¡n$¡ila encua¡-
to a mi invulner¿bilidadafic los dcÍpnios, hast¿que
dccidí comenzar¡ invcstigarel c¿mpode la libera-
ción dc fuer¿asdcmoníacas.Empecéa tene¡ expe-
denciás dircctas cori csphitus irmurdos y empecé
a esc¡¡char¿ los demo¡ios hablandoa travésde las
bocasdeperson¡scrislian¡s. ¡Estodest¡uyómi tra¡-
quilid.d! Comencéa experimenta¡una especiede
convDlsióúr¡ental al ver deÍumbs¡se mis creenc¡¡6.
-¡Seño¡! *exclamé, se suponequeeslono puede
posa¡. Esto no c¡lz¡ con úi teologfa. Es imposible
15t
160 DESENII,{SCARADO Crisliáno6endemoniados
que un defionio hablepor la bocade un cristiano. -¿Qué? -protesté. ¿Tú, necesi¡as liberación?
¿Ono? ¿Cómoes queeslásuc€dierido frentea mis ¿Tr¡, un üistiano madt¡ro, un psicólo8o, üns pelso_
prof,ios ojos y oldos? n¿¡coo eotr€oarnienloProfesionalpsicoló8ico, que
Intef¡téencontraf ¡esDuest¡s. ha pssadopor terapia y por sanidadinte or? Pues
-Quizás no se¡n demonios-me diie a mÍ mis- si hry algo deÍronfacoque te est¡íes(orbandoestoy
ma, Quizásseancasosdep€¡sonalidad ;lúltipló. pe_ segurade que podfás tfat¡r con esto qi mismo.
ro. e onces.¿frorquéesloydescubriendoh;tos ca_ -¡No! -protestó. He luchadocontraestascosas
sosde¡rrsonalidadmúltiplecuandoen la lileratura dum¡te años,por mediode la orac¡ón,de ayunos,
ps¡cológcaprofesiooalsooesclslsimoslos casosre_ de p6icologfa,pero no ha dado result¿do.soy un
port¡dos?¿Y por quéesqü€est¡spersoralidades ¿p¡- Á€nti¡oso compulsivo. Digo las mentirasmá5ton_
recencuancto seataa Iosdemoniosy se les ordena tas e innecesariasque te pued¡simaginar. Soy cris_
Ír¡¡¡üest¡¡se.enel.mmbre d€ Jestís? tiaio. Se que no debo m€nti¡. No quiero mcntir y,
¿porquéesque
expr€s¡n.recfiazo hac¡arodolo que tienequever con sin embargo,miento a cad¡ rato. ¿Porqué lo haSo?
rrrosy ootollac|alas personasql¡elos está, confron_ ¿Porqué no püedodejar de haccrlo?Estoyconven-
ta¡do?¿Porquées quese reñ¿rena sf m¡srfrus co_ cido de que tienequehaberun dcmorio que me im-
mo "espfritus"? pulsa a hacerlo.
Scgul buscandou¡¿ exDlic¡ción. -ot¡a cosaque he notadoes qt¡e cada vez que
. -Quizás estaspersonaino ¡eanrealmentecrrs_ toño corcienci¡ de que Dios ñc estáirdicando ha_
¡r¡¡ras.Qut¿is só¡opreteod¿ñserlo, pero en el fon_ cer algo, úe coge un impulso tlemendo de hacer
do ex¿ctamentelo cortrario, coffio JonÁs.Amo a Dios
ry 19*n: ¿Pe.oDodeberfayo poderdisri¡guir
un cnsüanode uI¡no cristiano?¿pofquéesquesienio de todo corazón.Quiero h¡cer su voluntad. Quiero
queel Espl¡¡u|S6n!oda Estimónio; mi esDirn de obedecerloen todo. l¡ he dicho a El que estoydis-
que estasperson¡sson crisúanosverdaderos? puestoa hacerrodolo queEl ñe indique.pe¡ohay
Me dediquéa leer litemturacristiana.busc¡ndo algo'den[o de mf que no quiere que lo haga.Creo
.
r¡¡soeúuclonesdistintasdel térmir¡o..cristiano..' pe_ que es u0 de¡¡rooio.Nec6ito liberacióny quieroque
ro entremáslefa, másconvencida quedabade que t¡¡ me la minisües.Conozcolr¡sinvesl¡gaciones en
yo no podf¿alegafque cstaspersonásno e¡anc;is_ esle campo y sé que tú sabescómo hac€rlo,
f¡a¡rs- Intemamented€seab¡esta¡tan seSurade mf mis-
tuego suced¡óa.lgomásque me ayudóa disipar úa como lo estabaél de mí.
mrsduoasy a convmcerTne de que los crist¡anos, Con ciefis renuerci¡, le fúé un¿cita. Est¡ba dis-
oe necno, s¡ pue¡en est¡r inlluenciadospor demo_ puest¡a tfatd de ayud¡rlo,perocon todahonesti'
n¡os'.Un_colega cristia¡oa quiéncorncíámuy bien dad, ¡o esFrab¡ que pasaranada,Empecéla sesión
vúo a ñí y me dijo: diciéndoleque yo iba a orár f¡or él e iba a reprender
-Rita, sie¡to que yo necesitoliberación. lo queél sintieraquedebh reprenderse, perono es-
p€rabaque fuera a haber una manifestación.
162 D¡SENMASCARADO Cristian6 eDdemoniados

-Mira Rita-medijo, ar¡oche estuveorandopor -Deja detartamudear y háblameclaro-le ordc-


estasesióny Dios me habló.Me düo quesi yo era né al espÍritu.
completamente abiertocontigoy no escondía nada. El brtamudeos€ fuehaciendo má lenk)haslaquc
El me libraríahoy. Así que no me imponasi seda por ñn pude entender: "Duda, duda,duda '
Ia manifestación. Si los demon¡os r¡enenquehablar -¿Eres un espftitu de duda? -pregunté.
y esova a ayudarparaque\atgan.tienenmi permi- -Sí, sí, sí, sí -respondió en la ñisma forma
sode hacer¡o.No esquemegustela ideade la ma- repetitiva.
nifestac¡ón,pero si se da, estiíbien. -:Es un espíriluel queestdcausando \u dciL\r
Com€ncéconel procedimientousuáI.pri¡rcro, una deesiapardelilamado que Dios le hace? ¡nquiri
oracidnpidiendola p.otec¡ióndeDios sobrerrus.¡ros -Sí. sí. sí. sí -conies8i la voz.
dos, nuestrasfamiliasy posesiones materiales.Lue -¿Quién másestáallí) -Pregunté-
go, atéa los esplritusm¡lignos,quebranté el poder -Dolor. dolor, dolor -fue la respuesta.
de Satanás sobrela vida de mi amigoy comencéa -rDolor emocional?
reprenderel espíritu de mer¡titaqueél mismohabía -sr_ sl- st. sl.
discemido.Leí, en voz alta, pasajesbíblicose¡ Le pregüntéal espiritudedolorsi habla€xperien_
contr¿de la mentira. No ordenéal dernoniooue se ciasd¿l pasadode estehombrequenecesitaban ser
rnanifesta¡a.porqueno querfapasarpor la vergünza. sa¡adas: pero respandió que no Dijoqueeraél el
antemi colega,dequela manifestáción no sedie¡a. oueestaba haciendo que el dolor siguiera.p€ro que
De repentesalióun ruidoexÍaño de su boca.Era óios va habfasanadólos recuerdos
un tanamudeo.Lo escuchéy luegole pÍegun!é: La sesióncontinr¡óde estaforma hastaque todos
-¿Es así como su€nantus lenguas? los deñonios s€identifircaron.Hablau¡ total de do-
-No -me respondió. -Algo ex!¡añoesldpasan- ce. Todoshablarona travésde la bocade mi coleg¿
do con mi boca. Esto 0o es lo qt¡e ocufte cuando cristrano.
hablo en lenguas.Es completame¡te difelente. Cada vez que Ie o¡denabaa un demonioque sa_
Estome motivóun pocomásy decidí..echarme liera. mi amigo, involuntariamenle. empezabaa
aI agua." Le otdenéal espfritude mentirsque se soDlaraire por-la boca Cuando los jad€os y resopli'
rn-a¡ifestsray quemedieralos nombresdeloJotro¡ dos incont¡bhbte" se detenlan. yo le preguntaba a
espíri(usqueestaban con é1.El tanamudeose h¡zo los demoniosrestantes si habfa terminado de salir'
m,ís fuerte y m¡ísriípido. No podíaente¡der lo que Si la resDuesb era afirm¿liva,pasabaa expulsaral
sed€cfa.De pronlome pcrcalédequelo queestaba siguienre. SinembaBo.a vecesla vozdecíaquc¡un
pronunciando eransílabasrealesy no simDlemente no estabacomPletañenteafueray' entonces,yo con-
ruidos.Lo quesucedíaera que sé esubarip,,rnun- tinuaba e¡pulsándolohastaque los que quedaban'
ciandoa unaveloc¡dad tánincreÍblementerápidaque a los cualeahabíaatadoa la verdad'me informaban
era imposiblecomprenderlas. que eseYe habíasalido.
164 DESENIú{SCARADO Cristiano6 endemon¡ados 165
Cuandos¿lió el úlimo. mi c¡lega abr¡ó 106ojos. -A tmvés de su mente.Si logro cnrar a su men-
- preguDtés¡ habh podido reconocerla esfcra
lJ de te, de ahí puedo co.t¡olar todo su cuerpo
i¡rflu€nciaqüe cadaespfritu ieDíaen su vida. Dijo Decidíconsr ol diiilogocor el demonioenesemG
que alg¡¡nosde los demonioslo habfa¡ soryrendiáo mentopor temora convertirla sosiónde liberación
a.l da¡ sus nombres. No se babí¡ imaginadoque en unasesióndeespiritismo.y e¡pulséal dcmonio
fuerantartosespf¡ituslos que es¡aban ¡D su vida. No creo corfec¡o que uno basesu teoloSíaen lo
No obstante,cuando.se identifica¡on,se le aclaró que digan los demonios.Esto serfamuy peliEroso.
quee6asfueasa lasquelo5espirilushacíanreferen Sinembargo,tengola impresiónde queestedemo-
c|a,_oehecho,sf era¡ áre€sproblema, sólo que no rio decíala verdad. L,o c¡m por tant(x ottos casos
h¡bía ¡omadoplenaconcienciade estob¿.6¡a él mo que he visto cn que esto pa¡ecíaser ¡o que ocurria.
manto en que ellos lo rnencio¡aron. podía confir, Durantelos rtltimoscuat¡oaños,he escuchadoa los
mü que, en realidad, hablanestadot¡abaia¡do en demonioshebla¡por bocader¡ás de cie¡to cincuenta
su vida. cristianosve¡daderos.CuaÍo de ellos eün pastores
Ya ha trarscu¡rido utr año desd€que se dió esta evargélicosde denomin¡cioles no pent€costales,a
sesión.Lasáreasproblemáticas demiamigoslguen los que les costóbastanteacePlarIa idea de que tu-
est¿¡dolibres.El ha dadosu testimonioin va¡ios vierandemor¡ios.Si¡ embargo,una vez que deci-
grupos cristianosm sü afán de alerta¡ a otros cris- dieror sometersea liberaciór, s€ viero¡ completa_
fia[os de que ellos, al igual que é1,puedanesrarne mentelibres de los sf¡tom¿squ€ los atoamentaba¡ .
cesitra¡doliberaciónespi¡itualde fuerz¿sdemo¡hcas. También he prcsenciado matilestaciones demo-
U¡os dla.sdespués de ¡a barallaesDiritualde mi nfacasno verbalesen otrosdoscientoscristianos.No
coleSa,e'stabayo coofront¡rdo a un démoniocn una puedodesecharestaevid€nciaquc, al igual queotras
mujer que sufrfa de enferúedadesflsicas caussdas persooasi¡volucradasen el campode las bata¡¡ases-
por demonios.Comoel espfrituestabahablandocon pirituates,he sidotestigoocular.Estome ha forza-
gran claridad, aproveché¡¡ oportunidadde prc8un do a reevaluarIa creenciaevangélicatradicional de
ta¡le algo qur me inquietaba. iopos¡bleque un cri$ano estéend€moniado
-_¿Cómoes quet{i. siendoú espfrituiomundo. ' es qüe
oue
que un cristranoesté po-
Creo es im_posible
puedesestardenEode unspersonacristia¡a y hsblar seldd puesto que esto significarfa estartotalmente
por su boca?-le pregunté. dominado po¡ t¡¡ demonio. y en el cristia¡osiempre
-Estoy en su me¡te -me co¡testó. habráun¡ Sranáre¡ dominadaPor el Esplritu Sarto
-¿Y qué de su cuerpo? que ningún demonioFrdrá ocup¡r jamás. Pero, de
- No puedoentraren su cuerDoporoueahf está lo quehe visto, sí hay bastantes cdstianosque, ya
el olro esDlritu- s€¡ por herencia, por involucrami€nto enocultismo,
-¿El EapfituSa¡ro? por h€chiceríaso maldicionesen su contra, por pe-
-Sf. tú lo conoces. cado6sin confesar,por falta de perdónhaciaalguien,
-Entonces, ¿cómoes que puedesenfermar su o por trauma,tienencie¡tasáreasde su vid¡ bajo
cuefpo?
influer¡ciademonhca.inlluenciaquenecesitrrer cor_
t¡da y desechaü.
,
Si la i¡¡srp¡eta.¡6^ de los hechosque he obsefla_
oo es corfect¡. es-toable un g¡an c¿rDpode investi_
I7
gac¡onparaaquelos que rsbaja¡Dosaconsejando
a
persoriascnst¡anas.PuestoquetratarÍo6con
É me¡fe
oe rapersona.¿noseríos€nsato averiguars¡ hayallí Opiniónconfundamento
argunos_¡Dqullütost¡deseables..que es&ínlratan_
oo oe con¡u¡drry desllu¡rnuestrosesñ¡erzo!h¿cia
ra saludmtegralde la persona? Soy científ¡ca. Creo qu€ el r¡étodo cientlñco ha
sido un h¡llazgo invaluable para el avancedel co-
nocimientohüñano. No c¡eo que es el ú¡ico méto-
Lo-.d€rhonros
Nopueda¡
obr,sáii,"insri;;-";!ñce, o oecr,
@3ás€n conúa de $ votunt¡d p€ro,St han togrsdociedo do pa¡a obtenerinformació¡ puescreo tambiénen
oo-hruoñc|asobrolu h€nte,|aroñtactOn ntv€l la revelacióndivina. Acepto ambosmétodosy es-
pu6dJ€ s6, dema-sjado
ru.ri€ como pa|a qu. ót b 16!¡!r,¡.oto. E; pos¡br€que ft,qu|€rs toy corvencida de que son, no so¡,¡¡neDte comp¡-
:ryyf T o-rro
Injuo_dela gr€yon¡', másrnñaónauaoddad ¿p¡nr¡i, ó;:
Dát¡Iá po. ár hastaqu€ ór hirno cr€zc.ien su pro- tibles, sino " inteSrables."
pro-usod€¡olondd E€prttuaty 6€tóon corÉ¡cions¡ Ambos vienende Dios y añbos son süsceptibles
ruc_náp€rÉo¡ata fi¡ d€_tolrar.t co¡tfot p¡€¡o de d€ dai su
áreas-expu€sras sus act s. L¡s al eÍor hum¿no.Un¡ persom pued€equivoca¡seal
a ta toÍu€nct¡ dorñor ¿-cá3onaqu€Id qu6 ea
@ o€D r6a por Dodvosp6rcotJgiE o €so¡riiuatcs. irte¡pretar i¡formación prcvenientetanto de Ia e¡.-
periment¿cióncientlfica como de la ¡evel¡ción de
Dios. A pesard€ esto, el conocimientoavanza,por

ffiwffiwffit*Tffi
graciade Dios.
Esta es la actitud que ha guiadomi investigació¡r
del campodemonlaco.Me he basadotantoen el es-
tudio de Ia Biblia, la cual aceptocomo pelabráre-
vel¡da po¡ Dios, comoen el etu¡dio cie¡¡tíficodc los
o haridas €r¡ocbnlr€! qu€ aún no han siro hechosobs€rvables.
--11_rTuñ3
sanados. He presenciadomuchoscaBosde p€rsonasa¡or-
__4 a+eto6
ñarnente
da tá pdsonsti(l|d o votuntedquem handcb pl'
mb€gÉdo. y suletádo! e Db3 mentadaso atsda por deñonios. Tambiénhe con-
s€ddü¡.¡m€ob(b arbpesado6por pe frontado, yo mislna, a los derio¡ios en cieDtosde
__:)__durasr|ár¡d!dd
HG no conroaádoao Dacto! satán¡G personas.No todasl¡s lib€raciores ha¡ sido exito-
a) clntar¡¡nación por contado con pfácrcas ocuhas,
!, corlam¡ñcih por porrlst¡anc¡aconsc¡oni. €.r p€c¿do,
sa$,pem l¡ nayoría sl lo han sido. Posiblernentehe
un aprendidonás dc los ftacasosque de106éxitos, por-
dhTHHffi #;}#;:iffii"T::
ilü{#fi queme ha¡¡foJz¡do¡ rcplantearmis hipótes¡s
rrras mejo¡anoo.
167
para
1
con fund¡menao
No preteodohsberdescübietotodolo $e h¡y por ¡na, y¡ s€apor temor o por incredulidad.Otros sf I
averiguarsobrelos dcmonios,ni me atleverír a a.se- lo mericiori¡¡ frerorio tie¡en experienciapaácticaen
gur¿r que mis cor¡clusionesso¡ infalibles. Lo oue el campo,que les permitacomproba¡sul posiciones
sf Fredo asegurares que son el resultadode uDain- teóricas.AuDoi¡os tienen¿lgunasexperiencias,pe-
ve_srigac_ión seria y laboriosadel cáIl¡po. ro a veceshán sido mslas expe encias.
L¿s úe8s quc be comp¡nilo en csle libro no son De lo que he obse¡vado,son muy poc¿slar pet-
mer¡s suposicionosu ocu¡r€nciaspersonales,Están so¡as que haDestudiadoestecarDpocombinandoel
li.¡ndaneoudas en obsewción di¡ecta.plameaoleno método científico con el €spi¡iu¿I. He enc¡ntrado
de hitritesis. erFerimenr¡ciónperuonaly elaboración queest¿combinaciónp¡oduceresulladosr¡.is satk_
de corclusior¡es.Me he visúoobligad¿a refofmul¡r faclorios, por lo ta¡!o, es la gue yo lecomiendo.
mis conceplos antela evidenciainnegablearrojada Me ha tocadover liber¿cionesaealizadasen for_
por el esludio del c¡mpo que he hecho. mascon las cu¡les no puedoestarde acuerdo,entre
Por las inves¡igaciones quehe re¡lizsdo,corisidero ell$, lib€raciones:
que ú€ he ga¡rdo el derechode opi¡¡¡. Te¡go un¡
bucnabase;potque p¡¡a conocct d€l teID¿DobaStA l. plsctic¿dasen un Brupocs¡ismáticocaailico, e¡
con leersela Biblia o los libroe€scritocsobreel asun- el nombre de Ms¡h en lugar del ¡ombre de
to. Es indispeBssbie¡€¡liz¡¡ u¡ e-gudioin stu. Je-sús;
¿Por$¡é hagohinc4ié en€sto?Po¡queestoycons- 2. hechasfrente a la cong¡egaciónentera, dando
cientedeque rie he prorunci¡do sobIr un úe¡¡umuy oporhmidadal dEmoniode h¡cer erhibición de
controversial.Me he abieno ¡ la crfica de los p8i- su firer¿ay asl ¡terDdz¡r a muchosde los pae-
cólogos,tatrtocristi¡¡ros @mo no cristianor oue ¡ro s€nt49,ad€mlsde avertonzary humilar a l8 per-
creenen los demonios.No es de extrañaresü oue sonaendemoniada;
digo. tlaf muchospGicólogos cristiaDosqueno cr€en 3. realizadassin que nadie se haya ccrciorado si
fn ra exñlenclaoe oemomos. ¡ealmentehabfao no der¡onio;
Tambiénme he expue¡toa ls ira de los t€ólogos, 4. en dondesl quit¿¡se1¡ rianifestaciónseasumió
FNtor€sy cr€yenteslaicosq.¡eefán co¡wencidosde que el demoniohablasalido cuardo en re¡lidad
qué decü que un cristi¡m pued¡ esta¡ influldo po. lo ú¡ricoquehabh hechoers oculta¡sede nuevo
deñonios es una h€rejfa. en I¡ persona;
Sé muy bien que mi posición al rcspectono va a 5. e¡ las que un grupo rode¡baI la peasonagritan_
olor€a¡rneel p¡im€¡ p¡emio eD populaddady que do "ñ¡er¿, eDel nombrede Jesús."sin averi'
me hübieraconvenidomás,en lo persorial.el quedar- gua¡ qué clasede demonios€ ericontrabaett lo
m€ callada.No obsta¡te, rne be óronunciadoal r€s- peisoris,pa¡apodercomproba!luegosi re¡lme¡r_
pectoporquemc duelever quegán pan" d" los cris- le oueúí librc el á¡ea afectadao no;
tianos tiene un desconocimientoc¡si total del cam- 6. en dondeel supuesto"discemimiento" era u¡ta
po demoníaco.Muchos no quierenni hablar del te- simple proyección del que ministraba,
1?O DESENMÁSCANAIX' Opin¡ó¡ cü¡ fuld¡Inellq 171

7. en l¡s que seco¡side¡abaque el demonio¿u¡ no b¡eves.Mie¡tras querio seatr€vaa hscerlouno mis_


h¡bfa s¡lido porqüela pe¡sona¡¡olEbía vomits- ¡DOy cometaeÍores y vuelva a prob¡r hastatene¡
do, cotl¡o s¡esafuerala ú¡ic¡ maJrer¡quetienen érito, r¡o va a sabercómo hacerlo
los demoniospara sali¡; Es muy fácil critic¡r de lejos al quc estáre¡lizán-
E. er¡doodes€le odenaboal demoniosalirpo¡ grito, do liberaciorcs y decir: "1o que ustedestl haciendo
lo cual singnificó que la personapasóho¡aspe- está m¡1." Pero en lug¡r de critica¡, ¿po¡ qué no
ga¡do alaridos,quedandosu gargantatotalmente acercsrsey tratar dc aFdar en el proceso?¿Porqué
irrit¡ds y adolo¡ida; no trat¡r de liberar a alguier¡para vcr cómo resulta?
9. en lss que se le peg¡ba a la frersona,co¡r¡osi el O, si no se e$á de acuerdocoDla liberación, ¿por
qué no rat¿ de sanar¡ la personapor oÍo medio
dolor del cuerpo ffsico le pudiei¿ llega¡ al de-
monio; oat¡
_ ver si le funcions o flo?
10. en dondeseasumióquel¡ personahablaqueda- Es muy fícil decir: "Esta personr cs cristiana, y
por lo tarto, no puede€st¡¡ endeñoniads." Perc en_
do liberad¿simplementepo¡quehabla caldo sI
suelo. El desploma¡sede elt¿ forrra puedese¡ toncer, ¿quése le debedeci¡ a esapersonacuando
uD¡ m¡nifestación demonfaca,o puedeser u¡l de su boca eúfu s¡lie¡do blasfem¡8!lanzad¿spor
desc¡¡so eDel espfritu. AuÍ cua[do fuere una ún dcr¡ooio, y gfilos comoéste:"Entré en est¿per-
m¡nife$t¿ciótrderio¡f¡ca, no De@sari¡t¡Íente sonah¿c! muchosañosy no piensoirme alf no mlís.
se
ga¡a¡tiza qu€ ¡l caer la persona,el espíritu ir- No ma molestes.No voy a salir de ell¡. Au¡que Je_
mundosale. sflsestáeDsu c!¡82ón, yo sigo aqul e¡ su mer¡te."?
No quiero ofender a nadie, pero 8i las person¿8
Yo oo pucdoestarde ¡cuerdocor¡€st¡s práctic¡s, quc objcta¡ lo que h¡go janás ha¡rob8ervadoper-
pe¡o l¡mpoco pu€do culpar a las personasque las son¡lmcnteu¡a manifest¡ciónderDonf¿c¡,ni ban vis-
h¿r .e¡liz¿do tri nega¡que ¡lgu¡as de ellas logran to utraliberación $¡c ha llegado a feliz térmirc, ni
qus l¡ gentese libere. Susenorcs se deve¡¡ga¡rde han i¡terrogadoa u¡¡ persorEerdcmoni¡d¡ que fue
la ignofa¡¡cü que tenemostodosen rel¿cióna como liberaday muchomenosha¡ tratadode saca¡un de_
enflontar a los demonios.Hace demasiadotieñpo n¡oniode alguie¡, no puÉdovalora¡ su ophión. Con-
que el cs¡npodemnfsco s€ viene ignorsndoen ü|6 sidero que el derechod€ opinar hay que g¡niirselo.
igl€siasy €sq¡lpa de estctabúquete¡e¡¡os de habla¡ Si el juido qüeemiE un¡ persor¡am sefuld¡uneÍt¡
sobreestoq¡reya no s¡benps céDo h¿cerloadecus- en uns obse ación dileqa d€ los hechoses, más
damelte. b¡en, un "prejuicio," puesroque es ur ju¡cio reali-
l¿ Biblia a},t¡damucho al que lenga interés d€ zadoante¡ior a l¡ comprobaciótr.Es só,lou¡a hiÉ-
aprende¡.Sin embargo,no e8un manualsobrecó- ¡esisquedeberálomelersea un procesoe¡per¡men-
mo sac¡f demodos. son pocoslos rel¡tos blblicoc t¡l pa¡a deacub¡irsi se verifica o se descarta.
sobre liber¡ción deúo¡faca y además,denusiado Como cie ífica, quisiera reta¡ a la personaque
nuncaha tenido contactodi¡ecto con el á¡eaalemo-
17¿ nFsrNM^...¡p¡M

nfaca, $ie c¡mie¡ce a i¡vestig¡¡lo de ula ma¡era


ciedfic¡. himerc, re¡lice un coocienzr¡doestudio
del tem¡ l¡ Biblia. Luego ¡vcrigue qué pe¡sonÁs
y grupos practicanla überacióndemonlaca,cómo
y dóndelo hacen.Visite e8osluga¡es,Solicite per-
miro ps¡a esta-rpresenteen serionesde liber¡ción,
No v¡y¡ ¡ un solo lugar. Deccubracómo troh¡c€n
en divcrs¡siglesias,tam ca6lic¡6 com evatrgaic¡s.
L¡ego, contodo esÉt¡lsM práatico,coEieo-
ce ¡ formula¡ sus propi¡s tcoaf$ acerc¡ dc lo dc-
monf¿co.Sólo entonc€se8ta¡ác¡pac¡tadoparaopi-
nar. Sólo entoncesestaráe¡ posiciór pa¡a comcn-
z¿r a po¡er a p¡uebapor sf mi8mo,sushipótesispc¡-
sonaleslobre los demonios,
deobhcr €st¡exp€rbrci¡pr¡t-
Aho¡¡, si desF¡és
tic¡ er lo d€mnlaco,llego¡ @¡clusiones difcr€n-
tesa l¡s mf¡s,e¡foúc€spo¡ f¿vo¡,comlmiluesccon-
Eigo. Si cstoyequivocad¿, yo soy la prim€r¡ cn
que¡ers¡barlo.Trabsjoconmuch¡aFrsorü¡sencl
campodela liberacióny si us¡cdd€scubrc algoque
yo no sé,cscrlbamey hágamelosaber.Mi interés
no estencrI¡ ¡¡zó¡. Lo querealmente deseo€s!a-
be¡ la ve¡dÁd,porquecomodijo ,esús:
"L¡ verd¡d oah¡rá llbr.s" Ou¡n 8:32),

Lic. Rit Cabezas


de K¡u¡¡¡n
Psicólogs
Apsrtado21
PlszaOonzálezVEuez
Sa¡ José.CostaRica.
R¡tdCabezó de Knlm, su esposo Frdncrro y s h|lG Santragoy Ddvd.

La autora RitaCabezasde Krumm,nació en


Pennsylvania,U.S.A.,pero havlido en CostaRica
la mayorpartede suvida.ObWo su BA. en pst-
cologíade la Unversityof SouthFloridaen Tampa
y su licenciatura
en psicologíade la Unversidad
de CostaRica.
Susestudiosen universidades secularesla con-
vencieronde que la psicologíaque no toma en
cuentala dimensiónespintualdel serhumanose
queda corta en su intentode promoverunasa-
lud genuina.
Enel presentelibro compartesusexperiencias
sobre el esfuerzoque ha realizadopor com-
prender la relacióntan complejay poco com-
prendida entre el mundo demoníacoy el psi-
cológico.Losdescubnmientos que ha hecho a
travésde estainvestigaciónrepresentanun reto a
todo cnstianocomprometido,a participarde la
continuación del mrnistenode Jesúsde libertara
laspersonasatadasy poseídaspor el mundode
lastinieblas.
ww w.e d ito r ia lu n il it.co m

lllilililJ|
lililili
háED{TORIAT
rTuNtuT
Produckr:490239
Categoría:Asemramiento
"l'ublicanusparala fn¡nilin.