Escucha Consciente, la Escucha Creativa

Notas de estudio de Oscar Andrés Aguilar sobre el método Musicosofía.
El presente documento contiene mis notas de estudio y son transcripciones de textos tomado de libros de George Balan sobre el método de escucha consciente de la música que el ideó y que se llama Musicosophia. Para conocer directamente el pensamiento de George Balan les sugiero contactar www.musicosophia.com para informarse de los cursos y solicitar los libros del autor. Los libros que estoy estudiando de George Balan son de los años noventa y del 2001. En la segunda mitad de los años 80 escribió varios libros. Queda pendiente hasta conseguir los libros, un estudio de su pensamiento mas reciente. Iré actualizando las versiones de este estudio a medida que avance.

Módulo I
El oyente y su poder La música encierra una fuerza radiante que no se revela a la escucha ordinaria. Se trata de algo completamente distinto a lo que se considera comúnmente ser el efecto de la música sobre el alma y el espíritu. 1 Hay en la música de los grandes maestros una fuerza que habitualmente permanece desconocida para el hombre – por muy elevada que sea su instrucción – mientras no haya preparado su mente y su alma para reconocerla y acceder a ella. 2 La música no revelará su poder a quien la escucha como un medio de disfrute por muy elevado que sea.

1 ABC de la Escucha Creadora. (1992) George Balan. pág.39 Capítulo tres “ A la búsqueda de al sabiduría musical” 2 ABC de la Escucha Creadora. (1992) George Balan. pág. 7 Capítulo Uno “¿A quien revela la Música sus profundidades? Las ideas de este capítulo provienen de este libro más no necesariamente en su formulación original aunque me esmero en preservar la esencia del mensaje.

Gozar la música no significa todavía comprenderla. El éxtasis musical no es ilusión sino señal de que en la música encontrarás una compañera sabia, clarividente y fiel en el camino de tu vida. Te abrirás a ella enteramente, como si un mensaje de la más alta importancia te hubiera sido comunicado a través de los sonidos; quedando silencioso y humilde bajo sus armonías y sus resonancias interiores, la dejarás actuar en tu alma lo mas profunda y largamente posible; luego te identificarás amorosamente con lo que la música te ha dejado en ti, hasta sentirte penetrado por el espíritu de los sonidos. A la sensación de euforia que experimentabas sustituye la veneración que purifica y transfigura tu alegría. La escucha creativa es la que se muestra dispuesta a efectuar el gran trabajo interno, merced al cual el mensaje de la música podrá enraizarse y germinar en nosotros.” 3 El que quiera escuchar la música conforme a su naturaleza tiene que concentrarse y sumergirse en su interior, entrar en dialogo con el espíritu de los sonidos y, por fin, ser capaz de progresar de la apariencia audible al núcleo inaudible. “Sin una lucha tal no hay mas que euforias musicales incapaces de hacer fecundar nuestro ser espiritual...” 4 “Y la música no puede vivificarse en nosotros sino gracias a un trabajo desarrollado en nuestras profundidades. Un trabajo que, abriéndonos la vía hacia en conocimiento de la música, nos conduce simultáneamente al conocimiento de nosotros mismos” 5 2

Módulo II
El Oyente y su dignidad Si queremos conocer el sentido de as melodías que resuenan en nosotros debemos tomar en serio no solo la música sino a nosotros mismos. 6 Se trata de un esfuerzo para hacer vivir en nosotros las energías espirituales de la música. La mayoría de la gente, aunque siendo melómanos entusiastas o conocedores muy cultivados, no van mas allá de la cáscara sonora que – por bella y entusiasmante que sea- permanece como simple cácara. La meditación musical es el camino que conduce de la cáscara al núcleo. 7

3 ABC de la Escucha Creadora. (1992) George Balan. pág.22 4 ABC de la Escucha Creadora. (1992) George Balan. pág.22 5 ABC de la Escucha Creadora. (1992) George Balan. pág.23 6 ABC de la Escucha Creadora. (1992) George Balan. pág.47 Capítulo tres “ A la búsqueda de al sabiduría musical” 7 ABC de la Escucha Creadora. (1992) George Balan. pág.40 Capítulo tres “ A la búsqueda de al sabiduría musical”

Pocas personas conciben la meditación como una larga, íntima, invisible e inexpresable lucha por tener un encuentro con aquel ser invisible del que puede afluir hacia nosotros fuerza y paz. Consagrarse a tal meditación es el contrario de la comodidad. Mientras a búsqueda del relajamiento y de la paz nos hace caminar a lo largo de una “vía ancha, luminosa y amplia” (Novalis), la vía del compromiso interior total pasa a través de las angustias, la noche y la soledad. Esta es la razón por la que solo puede tomarla quien siente en sí mismo un “alma fuerte y filosófica” (Schiller) 8 Ya no poder contentarse con impresiones sentimentales o solamente estéticas, es un primer signo de que el auditor ha percibido el misterioso mensaje de los sonidos como una invitación a una gran aventura musical que es al mismo tiempo una experiencia espiritual.: de sí mismo, de la vida, de Dios. El sentido de la meditación musical es llevar este misterio a la conciencia, de donde puede proyectar su luz sobre toda la concepción del mundo. 3

Módulo III
Profesión Oyente 9 Los músicos siempre se han interesado por elevar, iluminar y animar a sus semejantes a través de su arte. Ningún músico le asigna a su arte una mera función de diversión. Los servidores de la música apuntan a un cambio interior. ¿Cuáles son las circunstancias en que la música puede contribuir al ennoblecimiento y a la espiritualización del hombre? La escucha nunca ha recibido la atención que merece como fin de la creación musical. El presentimiento de que la música tiene el poder de transformarnos y de hacernos felices no es una mera ilusión. Si a la música no se le posibilita despertar espiritualmente a las personas a través de la escucha, la música a queda para otorgar minutos de placer sin mayores consecuencias para el resto de la existencia. ¿Han fracasado los esfuerzos de conferir a la humanidad el arma espiritual que es la música? Todo depende del oyente. Los aplausos no significan que el público está contento porque comprendió la música.

8 ABC de la Escucha Creadora. (1992) George Balan. pág.41 Capítulo tres “ A la búsqueda de al sabiduría musical”

9

Profesión: Oyente. (1993) George Balan

La escucha auténtica es un esfuerzo de paciencia y de apertura, con el fin de comprender lo que nos es ajeno, lo que aún nonos aparece con contornos claros; o lo que en vez de agradar, nos contraría. La comprensión de la música no depende de conocimientos técnicos, más bien estos refuerzan la subjetividad e indisponen hacia la abertura del corazón. Al interprete le suele importar el cómo no el qué. Suele considerar la música desde l ángulos de la interpretación. Su vinculación al instrumento lo limita. Suelen perderse el todo por estar dedicado a su participación. 4

Módulo IV
Oyendo con gestos y escuchando con el corazón ---Desarrollar---

Módulo V
Oyendo con el corazón: La Fuerza del destino 10 El destino no es lo que nos golpea, es lo que nos lleva. Nuestros encuentros con el destino no son de vez en cuando sino siempre, permanentes y no a través de golpes. ---Desarrollar---

Módulo VI
El enigma de la música y su desafío 11 El enigma La música revela su mensaje y su fuerza a quien la percibe como un enigma. Mientras no nos interroguemos sobre lo que quieren decir los sonidos permaneceremos en un estado de disfrute elemental. La revelación de la música no se deriva del nivel cultural del oyente, de su nivel intelectual, ni de alguna instrucción en particular.

10 “La fuerza del destino” (2001) es un el título de un libro de George Balan de donde saqué las ideas para escribir este capítulo. Es también el nombre de una ópera de G. Verdi. 11 El nombre de este capítulo es el título de uno de los libros de George Balan cuyas ideas transfiero a este texto. Las ideas de este capítulo provienen de este libro más no necesariamente en su formulación original aunque me esmero en preservar la esencia del mensaje.

El muy sabio corre el riesgo de perder la conexión espiritual con la música, donde vive inseparablemente el misterio de la música. Cuando el sabio se da cuenta que pierde su conexión con el misterio, deja todo para recuperar su candor de infancia. Lo fundamental no está en descubrir el lenguaje de la música sino en vivir su enigma, el que ella propone a nuestro espíritu. Es la disposición al enigma la que mantiene el estado de efervescencia espiritual de búsqueda, de investigación de apertura interior para que se forme un nuevo órgano de escucha que el aquel que nos permite descubrir el mensaje oculto de la música. La humildad en la escucha La escucha analítica no es la causa de la comprensión espiritual profunda, pues está cargada de sensibilidad y subjetividad; no aporta al oyente aquello que le permitirá imponerse espiritualmente. La humildad del aficionado puede penetrar más profundamente en el mundo interior de los sonidos. La actitud de quien sabe poco y está consciente de la dimensión misteriosa de la música. Una actitud humilde ante la música significa darse cuenta que el resultado del trabajo meditativo y analítico no constituyen una coronación sino que es la premisa que le permitirá formular el problema. Poco surge en el espíritu de los conocedores de la música la idea de que la música es un gran misterio, una gran pregunta dirigida a nuestra alma para despertarla a un estado superior de conciencia. Interroguémonos sobre los contenidos humanos y espirituales de la música. Separación de responsabilidades El compositor, el intérprete tiene una misión, no hay porqué exigirles la misión que les está encomendada, lo que sí se percibe que hay una gran disparidad entre el trabajo de los músicos y la del oyente normal quien aprovecha de la música su efecto exiguamente placentero. 12 El camino musical La razón de ser de toda evolución espiritual no es alcanzar un objetivo sino caminar hacia esa meta que siempre se renueva, siempre se eleva. Cuando se vive el acercamiento a la música como una aventura espiritual, se confirma que se trata de caminar, siempre caminar manteniendo la búsqueda. Cristo dijo “yo soy el camino” luego el camino se llama Cristo.

5

12 Es una actitud semejante la que existe ante la sexualidad

El mandala musical: la estructura La meditación a través del Koan japonés es similar en cuanto a la dificultad de encontrar una respuesta definitiva y única. La meditación a través del Mandala es paralela a la búsqueda de la estructura. Descubriendo la estructura oculta se empieza a presentir el orden y la majestad del mundo del que procede la música. La estructura se convierte en objeto de meditación, una catedral interior donde se mueven las melodías. Cada melodía es parte de esa catedral ya al vez se manifiestan en una jerarquía sacerdotal y ofician un rito muy preciso. Al identificarnos con esas melodías unimos nuestras voz a la de los oficiantes, pasamos a ser concelebrantes. La respuesta La respuesta al enigma de la música es hacer brotar la certeza de un misterio real, presente e inefable. Con constancia nos damos cuenta que se trata de un estado que siempre ha estado en nosotros y que integramos gracias a nuestra vista y oído interior. De ese contacto viviente con el mundo espiritual recibe el alma una fuerza completamente nueva: la fuerza de quien se sabe indefectiblemente protegido, inspirado, conducido. 13 Quien ha descubierto esta fuente de vida que es la música vivida en meditación no puede hacer otra cosa que dejarse impregnar toda su existencia de ella. ¡Que toda mi vida, todo mi ser y todo mi destino se abran al espíritu de la música a fin de que pueda actuar a través de ellos sin traba alguna! La música revela al oyente que se entrega a ella nuevos enigmas, misterios más grandes frente a nuestro espíritu.

6

Módulo VII
La escucha espiritual Discernir lo esencial y lo verdadero 14 Las embriagueces sentimentales 15 Lo sublime de lo que la música habla es nuestro propio sublime 16 La música expresa lo inefable: no expresa sentimientos ni ideas, lo que ella dice el ser humano 17

13 Es una descripción muy semejante a la revela Bert Hellinger como resultado de permitir la manifestación de los movimientos del espíritu. 14 El Dios de los amantes de la música. (1994) George Balan. pág. 43 15 El Dios de los amantes de la música. (1994) George Balan. pág. 43 16 El Dios de los amantes de la música. (1994) George Balan. pág. 43 17 El Dios de los amantes de la música. (1994) George Balan. pág. 43

La razón de ser de la música no es expresar sino hacer emerger lo que es inaccesible por otras vías. 18 El único Dios del que el hombre puede tener la experiencia en el centro mismo de su ser es el del Dios que se siente invadido en el transcurso de una escucha digna de ese nombre. 19 Las doctrinas hablan de Dios, la música lo hace surgir de nuestro abismo interior. La relación con lo Supremo (págs. 49 y50) ---Desarrollar---a escucha musical: un diálogo de sordos entre la gran música y el gran público Para Kant el efecto de la música no es mayor que el que deja un pañuelo perfumando 20 ---Desarrollar--7

Módulo IX
La meditación musical 21 Beneficios de la meditación musical (pág. 48 y 49) El acercamiento de una nueva escucha musical (pág. 49) La escucha visual (pág. 53) ---Desarrollar---

Caracas, 21 de abril de 2013

Oscar Andrés Aguilar Pardo OscarAndresAguilar@gmail.com

18 El Dios de los amantes de la música. (1994) George Balan. pág. 43 19 El Dios de los amantes de la música. (1994) George Balan. pág. 43 20 La Flauta mágica interior. Del libro El enigma de la música y su desafío. En francés. (1989) pág. 19-20 21 ABC de la Escucha Creadora. (1992) George Balan. pág.47 y ss. Capítulo tres “ A la búsqueda de al sabiduría musical”

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful