- politica momento critico

cedoc perfil

Domingo 20 de mayo de 2007 - Perfil

marcelo aballay

amigazos. Kirchner y Lázaro Báez, juntos en El Calafate, en 2005.

Un socio de Kirchner está en la mira por los montos del gasoducto
La empresa Austral Construcciones fue expulsada de la licitación del Gasoducto Norte por “comportamiento irregular”. La Justicia supone que sólo participó para convalidar eventuales sobreprecios. Austral es socia de Kirchner en un emprendimiento inmobiliario. También la investigan por facturas truchas.
EXITOSO. El dueño de Austral Construcciones concentra obras públicas en Santa Cruz y el resto del país.

Presuntos sobreprecios

DAMIAN GLANZ

No sólo hay funcionarios pingüinos bajo sospecha. En las causa judicial que se instruye en el fuero Criminal y Correccional Federal hay un empresario K, socio del Néstor Kirchner, investigado por los sobreprecios que se pagaron para la licitación de las obras de ampliación del Gasoducto Norte. Se trata de Lázaro Báez, socio mayoritario y CEO de Austral Construcciones, e inversor junto al Presidente de en un Fondo Fiduciario destinado a la edificación de viviendas en Río Gallegos (ver aparte).

Primera prueba de la sociedad entre el Presidente y su amigo Lázaro
juan bolaños

Austral Construcciones fue una de las nueve empresas que se presentaron al llamado a licitación privada que realizó Transportadora Gas del Norte en noviembre de 2004 para la construcción y ampliación de seis plantas compresoras de gas. Pero así como ingresó en el proceso licitatorio, salió. En realidad, Austral fue expulsada por “comportamiento irregular”. En dos notificaciones que TGN remitió al Ente Nacional Regulador del Gas en enero y febrero de 2005, la empresa del socio de K aparece sospechada de intentar “cartelizar” el precio

de la licitación, con la supuesta finalidad de convalidar el sobreprecio. “Un punto aparte es la circunstancia de que dos oferentes, Austral y Peitel (N. de R.: una constructora santafesina) cotizaron valores idénticos ($ 6.696.780) para la reforma de la Planta Recreo y han presentado planillas sustancialmente iguales de cotización”, escribió el apoderado de TGN, Víctor Pozzo, el 31 de enero. En la segunda de las cartas, TGN le anuncia a Enargas cuáles serían los pasos que se disponía a realizar en el proceso de licitación: “Plantas Tipo “B” Torzalito y Ferreira,

negociar una reducción de los valores cotizados (...) con los Oferentes, con excepción de Peitel y Austral (quienes tal como le fuera adelantado en la Nota 094/2005 dirigida al Enargas han evidenciado un comportamiento irregular en el proceso de ofertas por lo que, sujeto a vuestro criterio y aprobación, sugerimos su exclusión)”. Ciertamente, fueron excluidas. Pero, llamativamente, ninguno de los funcionarios que recibieron la advertencia llevó el caso a la Justicia. La supuesta irregularidad será investigada a partir de la presentación que realizaron ha-

ce dos semanas los diputados nacionales Esteban Bullrich y Adrián Pérez, quienes solicitaron la ampliación de la denuncia de sobreprecios a todos los concursos de precios que se hicieron para las obras del Gasoducto Norte. Ahí no termina todo. Dos fuentes del fuero Penal Tributario anticiparon a PERFIL que el juez Javier López Biscayart había descubierto en la megacausa de las facturas truchas que dieron inicio al Caso Skanska, comprobantes supuestamente apócrifos de una empresa fantasma a nombre de Austral.  n

juan cruz sanz

El Presidente puso el terreno, Lázaro invirtió y edificó. La sociedad entre Néstor Carlos Kirchner y Lázaro Báez ya no es una sospecha. PERFIL accedió a la documentación que, por primera vez, confirma que existe, al menos, una sociedad comercial entre Kirchner y el empresario pingüino. El Presidente aportó a la sociedad con la constructora de Báez un terreno para la edificación de “diez unidades funcionales en propiedad horizontal”. Esos departamentos ya están construidos en la zona céntrica de Río Gallegos. El 10 de junio de 2005, el directorio de Austral Construcciones, propiedad de Báez, se reunió para tratar la aprobación

CONSORCIO. En

junio de 2005 Kirchner y Báez crearon en sociedad un fideicomiso para financiar la construcción de diez departamentos en Río Gallegos. Ya están listos.

de la “constitución de un fideicomiso” de 700 mil pesos para la construcción de cinco edificios con dos departamentos cada uno. Según figura en la foja 18 del libro de actas del directorio de la empresa, las “unidades funcionales” se construirían en “el inmueble propiedad del señor Néstor Carlos Kirchner, ubicado en la ciudad de Río Gallegos, identificado como parcela ‘dos-b’ de la Manzana Doscientos Veinticuatro, Sección A. Circunscripción II”. El plazo que se fijó la empresa para la realización de la obra fue de doce meses. El plazo se respetó sin demoras, y a mediados de 2006 se inauguraron. Los departamentos están en la calle Bartolomé Mitre

535 y están habitados. Según confirma el acta de Austral a la que PERFIL accedió en forma exclusiva, el acuerdo entre Kirchner y la empresa fue claro: cada una de las partes recibiría cinco unidades funcionales. El terreno ya no es más propiedad del Presidente. El nuevo propietario es Fernando Javier Butti, el contador de Austral Construcciones y a quien la empresa le otorgó un poder especial para realizar operaciones bancarias y de administración. Según reza en los archivos de la Municipalidad de Río Gallegos a los cuales accedió PERFIL, Néstor Kirchner fue el encargado de acordar el plan de pagos para el asfaltado y por las tasas municipan les del terreno.