P. 1
Nacán #10

Nacán #10

|Views: 1,580|Likes:
Published by revistanacan

More info:

Published by: revistanacan on Apr 24, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/20/2013

pdf

text

original

Marzo-Abril 2013

AÑO 2 No. 10

DIRECTOR Guillermo Fariñas Hernández EDITOR Feliberto Pérez del Sol CONSEJO EDITORIAL Jorge Luís Artiles Montiel Francisco Blanco Sanabria Guillermo Fariñas Hernández

Congelas ta n e u C e d A Propósito Lleonart Bax li é F io r a M das Por: rroso Pág. 15

Rolando Ferrer Espinosa Ramón Jiménez Arencibia Yayme Llanes Núñez Mario Félix Lleonart Barroso Antonio Raúl Machado García Yoaxis Marcheco Suárez Carlos Alberto Martínez Muñoz Feliberto Pérez Del Sol Clara Pérez Gómez

Mini Dos Primavera N sier sobre la egra de Cub a Pág.24

Todas las opiniones reflejadas en esta revista son responsabilidad exclusiva de cada uno de sus autores y no del Consejo Editorial. Webmaster y Fotos: Yayme Llanes Núñez Diseño: José Ramón Borges Serrano Composición: Adrián Del Sol Alfonso Corrector: Carlos Alberto Martínez Muñoz Redacción: Alemán No 615 entre/calles Hospital y Misionero La Chirusa, Santa Clara, Villa Clara. Teléfono: 53-42-282219.

a Judía y r o p s iá D de la La Huella oom Por: Francisco lZ Jacob en e ria . Pág. 48 nab Blanco Sa
2

Revista del Foro de Estudios Sociales “Marta Abreu”. Año 2, Número 10 Marzo-Abril. 2013 Dirección Digital: www.nacanrevista.wordpress.com

-Si Muero Dentro de la Cárcel lo
Hago sin Claudicar Por: Yayme Llanes Núñez Pág. 25 -La Primavera Negra Padecida desde una Sala de Penados Por: Guillermo Fariñas Hernández Pág. 30 -La Anticonstitucional Primavera Negra Por: Rolando Ferrer Espinoza Pág. 36
El Abandono de los Campeones Olímpicos, Mundiales y Glorias Deportivas Por: Jorge Luis Artiles Montiel. Pág. 4

Retos y Posibilidades Para Generar Cambios en Cuba Por: Héctor Palacios Ruiz. Pág. 9 Instituciones Independientes: Desafíos y Oportunidades Dentro de la Sociedad Cubana Actual Por: Gisela Delgado Sablón. Pág. 12 La Participación de la Ciudadanía en la Cuba Post Castro. Por: Iván Hernández Carrillo. Pág. 19 Los Trabajadores y su Sentimiento de Enajenación Por: Ramón Jiménez Arencibia. Pág. 44

A Propósito de Cuentas Congeladas Por: Mario Félix Lleonart Barroso. Pág. 15 Celebremos la Semana Santa con Raciocinio Por: Antonio Raúl Machado Pág. 56

Pido un Aplauso Por: Clara Pérez Gómez. Pág. 54

La Huella de la Diáspora Judía y Jacob en el Zoom Por: Francisco Blanco Sanabria. Pág. 48

Los Chivatos de Este Mundo Por: Yoaxis Marcheco Suárez. Pág. 59 El Servicio Eléctrico: ¿Bienestar o Malestar? Por: Carmelina Milagros Álvarez Jiménez. Pág. 61

Guerreros Arcoíris Por: Carlos Alberto Martínez Muñoz. Pág. 39

Brevísimo Acercamiento a Sobre los Pasos del Cronista Por: Feliberto Pérez del Sol. Pág. 17

Hace 10 años el gobierno, los ancianos gobernantes totalitarios cubanos y sus represores decidieron diezmar a la oposición pública y no violenta nacional, para hacer esto se apoyaron en una característica que poseen los seres humanos adictos a ejercer con desmesura el poder político. Todos ellos tienen un rasgo, son prepotentes respecto a sus semejantes. En su desprecio por el respeto que se debe poseer a todo pensamiento libre y ajeno, quienes desgobiernan desde hace 54 años en nuestra sufrida Patria, incluso llegaron a creerse que se podía terminar con la discrepancia política. Pero cuan equivocados estaban aquellos intolerantes que apostaron por la represión. También emergió otra de las particularidades de quienes apuestan por imponerles una sociedad totalitaria a sus conciudadanos, porque los enemigos de la Libertad y la Democracia en cualquier época y lugar de este mundo siempre se parecen. Como asegura muy bien el proverbio popular: “Todos los perros malos ladran y muerden parecido”. Los totalitarios y por consiguiente los castristas, generalmente se proyectan como seres humanos oportunistas, cual modo de lograr triunfos a costa de otros. Acotaba el profesor de Filosofía de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas Pablo Guadarrama: “La diferencia entre ser oportuno u oportunista, solo la determina la ética de la intención”. Fidel Castro Ruz conocía por sus espías dentro en los Estados Unidos de América de la inminencia de una próxima Guerra con Irak, pues este país desafiaba constantemente a la Democracia Representativa. Creencia reforzada tras el fracaso de una delegación del más alto nivel castrista, que intentó convencer de evitar la vía armada al dictador iraquí.
2

Fidel y Raúl Castro con el oportunismo característico en ellos, inmediatamente decidieron acallar a su Oposición Pacífica, porque todos los medios de prensa se concentrarían en la Guerra de Irak. Ese era el instante necesario, pensaron ellos, en que nadie se fijaría en unos centenares de arrestos a disidentes no violentos anticastristas. Ambos vástagos de Ángel y Lina estaban sumamente nerviosos, debido a que la estatura mediata de sus simbólicos oponentes políticos cada día era mayor. El hecho que varios presidentes latinoamericanos o europeos conversaron con los más conocidos líderes disidentes en sus respectivas visitas oficiales a Cuba, les indicaba que había que dar un escarmiento. Además la disidencia interna antitotalitaria, que por lo general estaba y aún está muy fragmentada, comenzó a dar pasos para unirse, algo sumamente peligroso para la estabilidad política del régimen castrista. Las dos principales tendencias opositoras firmaron un documento solicitándole a la Unión Europea la no inclusión de Cuba en Los Acuerdos de Cotonou. Algo que los gobernantes cubanos cabildearon en secreto con el segundo bloque económico mundial y contaron durante mucho tiempo con el apoyo cómplice del gobierno español encabezado por Felipe González. Al ver que perdían esta oportunidad de oxigenación de la devastada economía nacional los Castro decidieron tomar venganza. Todos estos factores contribuyeron a que el Aparato Castrista de Control Social tomara la decisión de aplicar un golpe mortal a disidencia interna anticastrista. Razón por la que articularon planificadamente todo un grupo de acciones previas de desacreditación a las figuras de mayor prominencia dentro de la oposición cubana.

Para lograr esto, primero prepararon mediáticamente a la opinión pública nacional e internacional. Fue por eso que durante más de una semana despotricaron contra los patriotas cubanos que se enfrentan al castrismo a cara descubierta y trataron de convencer que encarcelar a personas que peleaban con ideales era algo legítimo. A partir del 17 de marzo del 2003 comenzó una redada política a nivel nacional por parte de la Seguridad del Estado, para neutralizar a los disidentes de mayor trabajo proselitista en sus respectivas provincias. Hasta el 19 de ese mismo mes y año fueron arrestadas más de 80 disidentes, aunque finalmente decidieron procesar con mayor severidad a 75 de estos. Lo que no sabía el castrismo entonces, es que a partir de este paso perdería la guerra contra sus opositores no violentos. Solo hubiesen ganado si todos los prisioneros del Grupo de los 75 se hubieran arrepentido o por lo menos la gran mayoría de ellos; algo que no ocurrió, pues los encarcelados continúan en la brega por la Libertad, tanto en la diáspora como dentro de la Isla. Muchos analistas de la realidad política nacional aseguran que la principal consecuencia de esta ola represiva consistió en la solidaridad que se forjó entre los familiares de los arrojados tras las rejas. De este sentimiento surgieron a las pocas semanas las internacionalmente conocidas Damas de Blanco. El poder totalitario castrista despreció la raíz de rebeldía que tradicionalmente lleva sobre sus hombros el pueblo cubano y ese fue su peor error. Subestimar a una ciudadanía cautiva como la cubana le dio la oportunidad de redimirse ante la historia, porque la oposición pacífica se triplicó y eso se le debe a la Primavera Negra de Cuba. Consejo de Redacción.

“Si un poeta se convierte de pronto en un hombre peligroso para las autoridades del país donde nació no hay que mandarlo a la cárcel, un gobierno sensato cambiaria su Código Penal. Nadie me hace sentir como un criminal, un agente enemigo ni como un apátrida, ni como ninguna de esas necedades que el gobierno usa para degradar y humillar. Soy solo un hombre que escribe.”

Raúl Rivero Castañeda, poeta condenado durante la Primavera Negra de Cuba.

3

El Abandono de los Campeones Olímpicos, Mundiales y Glorias Deportivas
Por: Jorge Luis Artiles Montiel

E

l abandono de los Campeones Olímpicos, Mundiales y Glorias Deportivas, por parte del régimen totalitario de Fidel Castro y ahora de su hermano Raúl, es evidente desde el inicio del mal llamado triunfo de la revolución cubana de enero de 1959. El longevo dictador Fidel Castro, abolió el profesionalismo el 20 de febrero de 1961, cuando comenzó a introducir una estructura deportiva y enseñanzas en escuelas y academias idénticas a las de la antigua Unión Soviética. Anteriormente existían academias deportivas de béisbol, boxeo, tenis, natación, yatismo, velas, deportes acuáticos, baloncesto y otros. Cuba en la actualidad posee 72 Campeones Olímpicos y el boxeo es el deporte que más tiene, con 34. De ellos, los dos Tricampeones Olímpicos estuvieron abandonados por las autoridades gubernamentales y deportivas. El primero es el recientemente fallecido Teófilo Stevenson Lawrence, quien además fue tres veces Campeón Mundial, y ganador del Premio Olímpico “Juego Limpio”. Él estuvo rehabilitándose en La Pradera por ser alcohólico agresivo, y a pesar de ser una leyenda viviente y un fiel exponente del fidelismo y de la revolución, casi no salía por los medios de difusión. El otro es Félix Savón Fabré, quien además fue seis veces Campeón Mundial, único con esa cantidad de títulos en la Historia del Deporte Cubano, y ganador del Premio Olímpico “Juego Limpio”. Ahora pinta cuadros exóticos y no se menciona por ningún medio. Se supo de él en los funerales de Stevenson, cuando la visita del Ministro de Deportes de Brasil y luego de la muerte del presidente de Venezuela Hugo Chávez. También tenemos otros púgiles abandonados por la suerte de la revolución saturniana de los Castro. Orlando Martínez, el primer Campeón Olímpico de la era de los Castro (Múnich 1972), murió alcohólico y olvidado por todos, al igual que el desaparecido Douglas Rodríguez y Enrique Regüeiferos, el medallista plateado del mundial de La Habana 1974 Jorge Luis Romero, y el Campeón Olímpico Montreal 1976 y Mundial Jorge Hernández. Se incluyen los Campeones Olímpicos de Moscú 1980, José Gómez, Armando Martínez, Ángel Herrera, Andrés Aldama y Juan Bautista Hernández. Este último tuvo que emigrar para salir de la precaria situación en que vivía en Pinar del Río. Los demás se dieron a la bebida y a recordar sus hazañas como “Campeones”. Lo mismo ocurrió con el Campeón Olímpico de Barcelona 1992 Rogelio Marcelo. Nada se sabe del hijo de la Isla de la Juventud, Alfredo Duvergel, ni del Campeón Olímpico de 4

Barcelona 1992 Juan Carlos Lemus. ¿Dónde está Ariel Hernández, doble titular Olímpico y Mundial? Otros de los desahuciados de la dictadura que acarician la bebida para vivir del recuerdo son los Campeones Mundiales y medallistas Olímpicos Adolfo Horta y Sixto Soria. Soria ha cumplido largas condenas en las mazmorras castristas después de ser un ferviente revolucionario y fidelista. En las ergástulas lo presentan como Campeón Mundial y medallista Olímpico cuando comienzan las Olimpiadas del Deporte en los Centros Penitenciarios. Otros desaparecidos son Carlos García, Juan Torres Odelín, Juan Carlos Delis, Orestes Solano, Pedro Carrión y Pedro Orlando Reyes. Enrique Carrión emigró después de ser chantajeado por Alcides Segarra, el mandamás del boxeo cubano, quién lo ubicó de barrendero de calles en el reparto residencial del Vedado en la capital cubana, para verlo a diario cuando pasaba en su auto y reírse del Campeón. Luego Víctor Mesa lo ubicó a trabajar en un gimnasio de la capital.

Armando Martinez

No se escucha del fajador de Matanzas, Orestes Pedroso, aunque está de preparador de boxeadores en su provincia y ha cumplido Misión de Colaboración Deportiva en varios países. De Ángel Milián, ídolo de Taco-Taco en San Cristóbal, actual provincia de Artemisa, no se dice nada, solo se sabe por vox populi que murió en una reyerta después de ser un asiduo tomador en una cervecera de la calle Montes en la capital cubana. Parecida desgracia le ocurrió al Campeón Mundial Jorge Gutiérrez en Camagüey, cuando empezaba a obtener títulos y lauros internacionales. Esta lista continúa porque es virtualmente infinita. El Campeón Mundial y medallista Olímpico Ángel Espinosa, después de ser alcohólico y bohemio, emigró y está de entrenador en Miami, Florida, gracias a sus amigos y admiradores. Otro que tomó el camino equivocado de la bebida fue Arnaldo Mesa, quien murió hace poco en Holguín, en total pobreza. Héctor Vinent, Campeón Olímpico y Mundial, casi no se mienta y está marginado por las autoridades. Igual le ocurre a Manuel Mantilla, a Omar Santisteban, el formidable fajador que hace más de 30 años que no se menciona, y a Candelario Duvergel, conocido como “El Rey de la Riposta”. Nunca se menciona a Jesús Soyet, el Ídolo de Guantánamo, pues está exiliado desde hace muchos años, luego de prestar Colaboración Deportiva en México. Él tuvo que emigrar por la precaria situación en que vivía, con varios hijos, bajo salario, y una barbacoa en la capital de Cuba por domicilio. También vive del recuerdo Ramón Goire, allá en su pueblo natal de Pedro Betancourt. Los Ídolos de Cienfuegos Julio Gózales y Lorenzo Aragón tampoco son mencionados por los comentaristas deportivos. El

desaparecido Andrés Molina murió en la pobreza y alcohólico después de que Víctor Mesa lo hiciera Gloria Deportiva. Otros abandonados son los Campeones Mundiales Juveniles Noelbis Veitía y Neslan Machado. Veitía trabaja en la construcción, pues las autoridades no le permitieron estudiar por no haber pasado el Servicio Militar. Machado labora en la Academia de Boxeo de Villa Clara y es Licenciado en Cultura Física. Tenemos el ejemplo de unos de los Mejores Boxeadores del Mundo, Mario Kindelán, quien es el púgil con más títulos de Mejor Boxeador y Boxeador Más Técnico en la Historia Mundial del Boxeo Amateur. Inclusive después de retirado peleó dos veces con Amir Kan, un inglés de ascendencia palestina, una en La Habana y otra en Londres, para dejar inaugurada una Línea Aérea entre las dos urbes. Kindelán fue Campeón Olímpico y doble titular Mundial, Gloria Deportiva y declarado por la Federación Internacional de Boxeo Amateur (FIBA) el Mejor Boxeador del Siglo XX de esa condición. Fue increíblemente acusado de desertor por el Jefe de la Cooperación Deportiva de Ecuador, después de este tener un romance con la novia ecuatoriana del cornudo jefe. Tampoco se habla de Roberto Balado, el supercompleto Campeón Olímpico de Barcelona 1992 y Campeón Mundial, fallecido en un accidente del tránsito cerca de la Finca El Wajay, sede de La Escuela Nacional de Boxeo. Solo una Copa de Boxeo lleva su nombre. De los boxeadores cubanos el que más se nombra por los medios es el Campeón Olímpico y Mundial Maikro Romero por ser uno de los entrenadores de la Escuadra Nacional Juvenil y por el resultado de sus pupilos en la arena internacional. También es citado por los medios el seguidor de las ideas de la revolución Rolando Garbey, por ser preparador de la Escuela Cubana de Boxeo. Ninguno de los que están en la diáspora se mientan por los medios, aunque sí por los aficionados que siguen sus carreras exitosas, pues varios boxean a nivel profesional en Estados Unidos de América y han sido Campeones Mundiales de Boxeo Profesional y otros han tenido buenos resultados. Los casos más conocidos por la afición son Yan Bartelemí, Guillermo Rigondeaux, Eryslandi Lara, Yuderquis Gamboa y Odlanier Solís. Diosvelis Hurtado y Jorge Luis González, ya retirados, fueron Campeones Mundiales de Boxeo Profesional. Pasamos al atletismo, que es el segundo deporte con más Campeones Olímpicos con 10. Aquí es notable el abandono de la Campeona Olímpica y Mundial y Recordista Mundial del lanzamiento de la jabalina Osleydis Menéndez Menéndez. Ella de pobre pasó a la fama y de la fama al abandono, pues puso su medalla de oro olímpica en subasta en Miami, por su precaria situación económica. Fue totalmente elimi5

Rolando Garbey.

nada de los medios y se puso a beber. La lanzadora de peso o bala, Campeona Olímpica de Atenas 2004, Yumisleisys Cumbá no se mienta y no se sabe nada de ella. Tampoco del corredor de 110 con vallas y Campeón Olímpico de Sídney 2000 y bronce en Atenas 2004 Annier García. Un caso sui generis es el de Dayron Robles, a quien quieren desaparecer del contexto deportivo cubano, pues el Campeón Olímpico de Beijing 2008, Mundial de Estambul y Exrecordista Mundial, después de su lesión en el Mundial de Daegu y la caída y lesión en la Olimpiada de Londres 2012, siendo el número uno del Ranking Mundial del Atletismo en su especialidad, pidió el retiro por la vergüenza de no cumplir con su pueblo lo prometido. Su entrenador Santiago Antúnez, quien fue elegido por la Federación Internacional de Atletismo Asociada (IAAF) como Mejor Entrenador en el 2010, y es el entrenador cubano con más logros internacionalmente en este deporte y el que más Campeones Olímpicos y medallistas tiene, lo despidieron muy “diplomáticamente”. Tampoco se menciona mucho por los medios a Javier Sotomayor “El Príncipe de las Alturas”, Recordista Mundial en salto alto con 2,43 m al aire libre y 2,45 m bajo techo. Se supo de él después de la llegada del Ministro de Deportes de Brasil y ahora fue de invitado a Japón en el trascurso del III Clásico Mundial de Béisbol. No se escucha nada de los medallistas Olímpicos, Galas, Ligas y Copas Mundiales y en Campeonatos Mundiales que le dieron renombre a Cuba y son Glorias Deportivas, como el Doctor en Medicina Deportiva Pedro Pérez Dueñas, los dos David Giralt (padre e hijo), Alejandro Casañas, Emilio Valle, Eliecer Urrutia, Jorge Reina, Silvio Leonard, Aurelia “Yeya” Pentón, Miguelina Cobián, Pablo Montes, Rafael Fortún, ni de Enrique Figuerola “El Fígaro”, quien es el primer medallista Olímpico después de 1959, con la plata de Tokio 1964 en los 100 metros planos. Sin embargo, el más mencionado por los medios y por los comentaristas deportivos es el sirviente y fiel cordero de la revolución el Bicampeón Olímpico de Montreal 1976 en 400 y 800 metros planos Alberto Juantorena Dánger, quien es vicepresidente del Instituto Nacional de Deportes Educación Física y Recreación (INDER), y recientemente fue elegido por sus méritos deportivos como atleta al Salón de la Fama del Atletismo Mundial que radica en Barcelona. La otra es la Campeona Olímpica de Moscú 1980 en el lanzamiento de la jabalina María Caridad Colón, otra ferviente a la dictadura castrista. Con menos cobertura mediática encontramos a la estelar corredora Ana Fidelia Quirot, porque reside fuera de la Isla, aunque sigue con sus ideas de amor a Fidel y a la revolución, según ella misma ha declarado. De los luchadores y sus Glorias Deportivas, se habla muy poco por los medios censurados de la dictadura castrista. Jamás se había hablado del supercompleto luchador de Grecorromana Héctor Milián, Campeón 6

Olímpico de Barcelona 1992, hasta que llegó el Ministro de Deportes de Brasil, Aldo Rebelo. Menos todavía del también Campeón Olímpico de Lucha Libre en Barcelona Alejandro Puerto, al parecer está desaparecido. Nada se dice de “El Grande” Raúl Cascaret, primer Campeón Mundial de Lucha Libre, dos veces titular mundial, y dos veces elegido Mejor Atleta en América Latina, quien murió misteriosamente en un accidente automovilístico. Tampoco se escucha nada del supercompleto de grecorromana, el capitalino Cándido Mesa, ni del también superpesado villaclareño Arturo Díaz Mora, de los hijos de Camagüey Bárbaro Morgan y Luis Ocaña, más otras Estrellas y Glorias Deportivas de este deporte. Solo en algunas ocasiones y porque es uno de los entrenadores del Equipo Nacional de Lucha Grecorromana, se menciona a Filiberto Azcuy, doble titular Olímpico de Atlanta 1996 y Sídney 2000. En el Judo, el más marginado y uno de los más censurados del castrocomunismo es Héctor Rodríguez, Campeón Olímpico de Montreal 1976, quien es el primer y único Campeón Olímpico Cubano, primer negro, primer latinoamericano y primero del tercer mundo en titularse en este deporte. Otros censurados son Guillermo D'Nelson, Evelio Taillá, quien fue entrenador de la Selección Nacional, abandonó una delegación y ahora reside en el exterior; Hermes Figueroa, quien ganó un Judoquis Dorado y una Gala de Campeones en Japón, está de almacenero en el restaurant del Güije en Santa Clara. Tampoco se dice casi nada de las Glorias Deportivas, Campeonas Olímpicas y medallistas mundiales Amarilis Savón y Legna Verdecia. De Driulis González, la atleta cubana de este deporte con más lauros y reconocimientos internacionales, se supo cuando la visita del Ministro de Deportes de Brasil. Menos se escucha de Sivelis Veranes, quien es Campeona Olímpica y medallista Mundial. Tampoco de Yurisel Laborde, exiliada en USA, quien es dos veces Campeona Mundial y medallista olímpica. En cuanto a la Esgrima, uno de los abandonados por la Revolución Satánica es el primer Campeón Olímpico Cubano y primer Tricampeón Olímpico del Mundo, el sensacional Ramón Fonst, “Segundo de Nadie” Se menciona porque una instalación deportiva de La Habana lleva su prestigioso nombre, la Sala Polivalente” Ramón Fonst, aunque de su figura apenas se habla. Ahora se recuerda un poco a Mario Tucker, porque será exaltado al Salón de la Fama de la Esgrima, por su historia y porque fue imbatible desde el 1996 hasta el 2000, y era el Número Uno en el Ranking Mundial. Una que dio gloria y lauros en Juegos Olímpicos y Mundiales fue Margarita Rodríguez, que ni se cita por los medios. Del Voleibol tenemos a Orlando Despaigne, quien fue el Mejor Jugador en varios torneos internacionales y Ligas Mundiales del siglo pasado. ¿Dónde está Raúl Vilches, quien fuera en la época de 1970 el Mejor Rematador del Mundo? Se busca a Raúl Dia-

en Atlanta 1996, tampoco de José Raúl López, quien es el villaclareño con más lauros en la historia del deporte en la provincia, ni de Mario González “Mayito”. Solo se menciona al Comisionado Nacional de Natación Rodolfo Falcón, quien fue medallista de plata en la Olimpiada de Atlanta 1996. Ahora solo se habla de la entrenadora de Hanser García, “El Pollo”, Ana Luisa Mojarrieta. Jamás se ha hablado de la Recordista Mundial en Inmersión Submarina Devora Andollo. Mucho menos del exiliado Recordista Mundial en Inmersión Submarina masculina, Pedro Ferrera “Pipín”. En el Béisbol, que es el Deporte Nacional, es donde más abundan los olvidados. A los peloteros y sus familiares se les ha hecho más daño y les han infringido dolor y pesadillas, además son los que más han emigrado, aunque entre ellos también hay grandes defensores de la revolución saturniana y satánica de los castrocomunistas. Entre los olvidados, se pueden mencionar en la provincia de Villa Clara a: José Antonio Hoyos, quien está en los brazos del alcohol y sus derivados, al profesor de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas Reinaldo Díaz “Macho Colás”, Alfredo “Coco” Aveílle, Leonel García, Alberto Martínez, quien trabaja en la Academia de Béisbol de Villa Clara, Guillermo Martín, al parecer después que su sobrino Leonys Martín emigrara y comenzara a jugar en las Grandes Ligas con los Rancheros del Texas, Nivaldo Pérez, Isidro Pérez, quien gracias a Víctor Mesa se pasea por Santa Clara en un sillón de ruedas, los fallecidos Pablo Mederos, Jorge Yanes y José Pérez, este último murió alcohólico y abandonado en el poblado de Vueltas municipio de Camajuaní. También sin mencionar está Edgar Domínguez, Roberto Pan, César Valdés (padre del árbitro de igual nombre) quien emigró, Román Águila, quien falleció recientemente, olvidado después de darle gloria a su provincia como lanzador. No se dice nada de Oscar Machado, el villaclareño con más jonrones en Series Nacionales, ni de Rafael Orlando Acebey, Eddy Rojas, el desaparecido Lázaro Pérez y Francisco Javier Carbonel. Eduardo Paret, quien está considerado uno de los mejores shortstops de Todos los Tiempos, ahora juega en la Liga Profesional de México. Otros beisbolistas desaparecidos por los medios y olvidados por los Alacranes Comunistas a nivel nacional en Oriente son: Rafael Castillo, a quien no le permitieron visitar la ciudad de Baltimore cuando Cuba se enfrentó a los Orioles de Baltimore, equipo de las Grandes Ligas norteamericana, por no ser confiable para la revolución y ser amigo del opositor pacífico y expreso político en cuatro ocasiones Jorge Luis Artiles Montiel, “El Bebo”. Esto se lo comunicaron en el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana minutos antes de salir la delegación de 100 invitados al Tope. Gabriel Pierre o sale por tener problemas personales con el señor Higinio Vélez Carrión, el mandamás del Béisbol Cubano. Otros desaparecidos son Modesto Larduet, Fausto Álvarez, exiliado 7

El esgrimista Ramón Font fue la sensación en las olimpiadas de Paris 1900 y San Luis 1904.
go, el Mejor Pasador del Mundo en Ligas Mundiales, Campeonatos del Mundo y torneos internacionales de la década de los 90 del siglo pasado. Este fue Presidente de la Federación Cubana de Voleibol y las autoridades gubernamentales y deportivas le achacaron un desvío de recursos financieros y materiales de la reparación y acondicionamiento de la Ciudad Deportiva y lo quieren sancionar, además de ponerlo en prisión, sin ser culpable de que lo ocurrido. De las Morenas del Caribe tenemos a Imilsis Téllez, quien jugó desde 1970 hasta 1983 y fue la Mejor Pasadora en la Historia del Voleibol Cubano. Ana Ibis Fernández, Raiza O’Farrill, Marlene Costa, Idalmis Gato, Lily Izquierdo, Regla Bell, Regla Torre, quien fue elegida por la Federación Internacional de Voleibol Mejor Jugadora del siglo XX, y todas las muchachas que llevaron al voleibol a planos estelares están olvidadas. Solo se ha escuchado de Mireya Luis, cuando la visita del ministro de Brasil, y porque pertenece a los exatletas que representan al Comité Olímpico Internacional (COI). En el olvido de los medios y las autoridades gubernamentales y deportivas están todos aquellos que se exiliaron porque no les querían pagar lo ganado en las ligas italianas y españolas. En la Natación, no sabemos nada por los medios gubernamentales de Neisser Bent, medallista de bronce

en Holanda, Jorge García, Orlando Figueredo, Jorge Stable, Wilson Hanstogne, Manuel Alarcón, quien falleció siendo cantante en un cabaret, Luis Tisser, Orestes Kindelán, quien apareció después de una entrevista por la muerte del presidente de Venezuela Hugo Chávez, Radamés Sierra, Félix Núñez, Ernesto Guevara Ramos, Ermiderio Urrutia y su hijo Henry Urrutia, quien emigró. El primo de estos, Osmani Urrutia, máximo en average en Series Nacionales con 368, fue dado de baja de la Selección Nacional después de tener un altercado en el aeropuerto José Martí porque le iban a quitar algunos equipos electrodomésticos, por no ser confiable a la revolución, algo que nunca le dijeron. Nada se escucha de Antonio Pacheco Massó, excapitán de la Selección Nacional de Béisbol y de Santiago de Cuba, “El Capitán de Capitanes”, defensor Fidel y de la revolución. De Héctor Olivera, titular de la segunda base, después de su enfermedad más nunca se ha escuchado sobre él, ni cómo se encuentra de salud, tampoco de Norge Luis Vera, estelar lanzador retirado después de un accidente del tránsito. En Camagüey, entre los olvidados peloteros que le dieron gloria, los más conocidos por la afición son Felipe Sarduy y Don Miguel Cuevas, a pesar de ser fervientes revolucionarios y fidelistas. Otros desaparecidos de los medios y poco mencionados después de su retiro son José Sánchez, “El Galleguito”, Omar y Andrés Luis Martínez, Luis Ulacia, Sergio Quesada, Sandalio Hernández, Pedro y Eusebio Cruz, y Noel Casal. Por Pinar del Río tenemos al gran Omar Linares, Juan Carlos Linares y su progenitor Fidel Linares. Estos tres siempre han sido fervientes a la revolución y a los Castro. Luis Giraldo Casanova, Faustino Corrales, Félix Pino, Maximiliano Gutiérrez, Juan Carlos Oliva, Alfonso Urquiola, quien fue manager de la Selección Nacional, Juan Castro, Faustino Corrales, Omar Ajete, el pitcher Rogelio García Alonso, y los jardineros Rogelio García y Luis Crespo. De Giraldo González se habla ahora por ser el manager de Pinar del Río en esta Serie Nacional. De Pedro Luis Lazo Iglesia, el Mejor Pitcher de Cuba en la era de los Castro, apenas se habla después de su retiro en plenitud de facultades. Se fue a jugar en la Liga Profesional de México con Los Piratas de Campeche. Mucho menos se hablará ahora, después de que lo visitara el Astro de Pinar del Río y de Las Grandes Ligas con El Chicago White Sox, José Ariel Contreras. Ambos estuvieron juntos varios días, hablando de sus desempeños como atletas. Viven en La Habana varios revolucionarios y fidelistas de los que no hablan casi los comentaristas deportivos a pesar de ser fervientes a los Castro. Entre otros, son notables Germán Mesa, Javier Méndez, Juan Padilla, Pedro Medina, Lázaro Valle y Lázaro Vargas. De 8

Vargas se oye hablar por ser el manager de Industriales. Por otro lado, se dice poco de Agustín Marquetti, ahora exiliado en Miami, quien tiene una Academia de Béisbol junto a su hijo de igual nombre. Marquetti hijo fue lanzador con equipos capitalinos. Marquetti padre es una Gloria Deportiva y una Estrella del Béisbol Cubano en Todos los Tiempos, fue el Héroe del Mundial de Managua, Nicaragua en el 1972, con jonrón para decidir el juego frente al norteamericano Bort Houston. Tampoco se sabe nada de Lázaro de la Torre, uno de los mejores lanzadores de la capital, Rolando Verde, Rey Vicente Anglada, quien fue manager de Industriales, alcanzó tres títulos nacionales y fue manager del equipo Cuba. Mucho menos se dice de Ángel Leocadio Díaz, Rafael Gómez-Mena, Ramón Villabrille, Orlando Despaigne, cuyo progenitor es pítcher del equipo Cuba, y de varios desaparecidos del castrismo. En Matanzas, a pesar de ser revolucionarios y fidelistas, ejemplos de olvidados tenemos de sobra. De los hermanos Wilfredo, Fernando, Armando, y Arturo Sánchez, naturales de Jovellanos, nada se sabe, solo se escucha la voz de Wilfredo, quien recientemente fue entrevistado por el periódico Granma, a raíz de la muerte del presidente venezolano Hugo Chávez. Empolvados en el recuerdo están Julio Germán Fernández, Lázaro Junco, Juan Luis Baró, Rigoberto Rosique, Félix Isasi, Tomás Soto, Raúl Rodríguez, Rafael Rodríguez, Anselmo Martínez, Leonardo Goire, Jorge Luis “Tati” Valdés, Eduardo Terry, Eduardo Cárdenas y José Estrada, quien fuera titular en el center fill del team Cuba. Otros borrados de la memoria son los fallecidos Lázaro Contreras y Carlos Kindelán, quien siguió jugando al béisbol e hizo un equipo Cuba después de extirpársele un riñón. Esta revolución totalitaria de los hermanos Castro es saturniana y cruel con todos los hijos que la defienden y la aman, pues mientras más serviles y fieles a ella son, más rápido los olvida y desapare ¿Por qué? “Porque Se Come a Sus Propios Hijos”, y más a los deportistas cubanos que se sacrifican para darle a su pueblo lo mejor de sí, pero a quienes los gobernantes toman como punta de lanza para la política internacional.
Jorge Luís ARTILES Montiel, Estudió hasta cuarto año en la Licenciatura en Cultura Física del Instituto de Educación Física Comandante Manuel “Piti” Fajardo Rivero, en Santa Clara, Villa Clara. Fue masajista del equipo de Villa Clara en Series Nacionales y de Las Villas en Selectivas de Beisbol, desde el 1980 hasta 1992, de donde resultó expulsado por falta de confiabilidad política. Estuvo en nueve entrenamientos de los Equipos Cuba, cinco con La Selección Nacional de Nicaragua, una con República Dominicana, dos con Panamá y una con Italia. Ex-preso Político en cuatro ocasiones, Opositor Pacífico, Periodista, Bibliotecario y Blogger Independiente. Nació y reside en Santa Clara, Villa Clara.

Retos y Posibilidades Para Generar Cambios en Cuba
Por: Héctor Palacios Ruiz

E

n los últimos años, después de la gravísima enfermedad que sufrió y padece Fidel Castro, el “líder histórico” de este tremendo error que ha sido la “Revolución Cubana”, van surgiendo oportunidades para que se produzcan los cambios que necesita el pueblo de Cuba para alcanzar su verdadera independencia y libertad, los derechos que le han secuestrado y una sociedad plural y democrática, que ponga en primer plano los intereses de TODOS los cubanos. Ahora existen situaciones novedosas que todos los demócratas, dondequiera que estemos, debemos tener presentes para lograr los objetivos que nos hemos propuesto. Objetivos por los que se han sacrificado varias generaciones de patriotas, unos entregando sus vidas y otros padeciendo cárceles injustas, exilios, muchos de ellos forzados, falta de libertad, hambre y miserias de todos géneros. En la Cuba de hoy la cúpula gobernante y su ideología van perdiendo autoridad real de forma continuada y palpable. Los máximos defensores del poder totalitario se ven desaparecer, y los que aún quedan están sumamente deteriorados física, moral y mentalmente. La dirección central del único partido, el comunista, y su estado, muestran significativas fisuras en su cohesión. Bastaría con analizar todas las defenestraciones de los dos últimos años, las pugnas internas entre ellos y la corrupción galopante e indetenible, para comprender cuan profundamente frágil se está tornando el aparato gobernante de este país. Lo inevitable es que nuevas ideas, con gente mucho menos comprometida, más flexible y joven, están mezclándose cada vez en mayor cantidad dentro de esa ala radical que se apaga, que es incapaz de estimular políticamente a los cubanos y mucho menos aportar soluciones reales para los cambios. El sistema muere, pero aún tiene control para prolongar la agonía de todos. La percepción de una gran parte de la población es que es imposible resucitar las teorías econó9

micas y políticas del fidelismo. Si no existen las explosiones sociales, que vendrán, es porque impera la política del terror irracional implantada por el partido comunista, que va siendo desplazada a grandes pasos por el miedo; acto racional que anula la parálisis de la dignidad del ser humano, abriendo nuevos caminos para imponer la lucha pacífica, que existe realmente a mediana escala, pero que es insuficiente y fraccionada como para lograr ahora los cambios. Afortunadamente, dentro de la oposición pacífica en gran parte del país se va llegando a la comprensión de que la UNIDAD real, no la teórica, es imprescindible. No se puede seguir jugando a la política del caciquismo que tanto nos ha afectado en el pasado y en el presente. Desgraciadamente esta grave equivocación nuestra no es solamente interna, también en la Diáspora existe la convicción, en mucho casos, de que es necesario mantener concepciones individuales y cada quien ser líder de forma parcial, cuando la historia pasada y con mayor razón la presente, nos exige JUNTARNOS. Lo más digno y patriótico es poner a un lado los criterios personales y dar paso al caudal creativo de las mayorías. Todos los cubanos somos un solo pueblo. Por ahora no estamos en época de elecciones, pero es el momento de crear las condiciones para las mismas, donde prime sobre todo el amor a la patria y el bien común. El momento es de unir nuestros esfuerzos dentro de la diversidad política que hemos alcanzado. Este paso no se ha dado. No es necesario ser “vidente”, para saber que si no nos JUNTAMOS, tardarán mucho más los cambios, con el dolor adicional de que estos serán más traumáticos. Reafirmamos en estos tiempos las palabras proféticas sentenciadas por José Martí, nuestro Apóstol: “JUNTARNOS ES LA PALABRA DE ORDEN”. A la oposición le urge tener sus representantes. Ya es hora de que surjan cabezas que guíen el proceso de cambio. Tenemos que elegirlos y darles apoyo.

La Alianza Democrática Cubana (ALDECU), grupo Plural de Análisis, que por suerte ya tenemos, recomienda para este momento, independientemente de otras ideas, las siguientes para iniciar seriamente los pasos inmediatos para juntarnos: 1. La liberación incondicional de todos los presos por motivos políticos. 2. Poner fin a la permanente represión contra toda la sociedad, y especialmente contra el pacífico movimiento de Derecho Humanos y Pro-Democracia. 3. Ratificar sin reserva los Pactos Internacionales de Derechos Humanos, divulgados ampliamente, al igual que la Declaración Universal. Respetar todos esos derechos, así comos los convenios de la Organización Internacional del Trabajo. 4. Reformar las leyes nacionales con la finalidad de despenalizar el ejercicio de Dere-

chos Internacionalmente reconocidos y propiciar la realización de elecciones libres y plurales. 5. Respetar el carácter indivisible de la Nación Cubana y el derecho de nuestros compatriotas a desplegar su libre iniciativa empresarial en todas las esferas de la economía como única manera de sacar a nuestro país de la pobreza y la desesperanza. La necesidad de cambios urgentes se acentúa con los problemas económicos presentes, que son “irresistibles”. Las carencias de todo tipo se multiplican, las “reformas” propuestas por el gobierno son absolutamente deficientes. No tienen en cuenta las leyes que en este campo rigen a la sociedad y la historia. Los cambios ahora son desesperadamente controlados por el propio poder inmovilista. Con la acentuada mentalidad estalinista imperante, las reformas planteadas jamás serán ciertas. Los gobernantes cubanos,

Afortunadamente, dentro de la oposición pacífica en gran parte del país se va llegando a la comprensión de que la UNIDAD real, no la teórica, es imprescindible.
10

hombres de la Edad de Piedra, saben que si las reformas económicas planteadas se materializaran, liberarían energías suficientes para producir en la sociedad los demás cambios en breve plazo. Eso los aterra. Un factor importante para tratar de mantener la “revolución castrista”, fue el auge que tomaron las “revoluciones irracionales” iniciadas en la última década del siglo pasado, por la izquierda superextremista de América. Por suerte se han visto frenadas por la propia acción mayoritaria de estos pueblos que han dicho NO a la demagogia y a los gobiernos autoritarios aspirantes a eternizarse en el poder. Las influencias de Cuba y Venezuela han decrecido sensiblemente en su entorno, la pérdida de popularidad del chavismo, más en las actuales circunstancias en que su firmes oponentes se JUNTAN, apuntan a una pérdida mayor de su credibilidad a corto y mediano plazo, augurando su desplome paulatino. La muerte del presidente de Venezuela tendrá una influencia indudable y posible en las transformaciones hacia la democracia y la libertad también en Cuba. Recordemos que este país depende en un porciento muy elevado de lo que Venezuela le aporta, especialmente en petróleo y otros. El gobierno cubano ahora NO está en las condiciones de los años 90 cuando el desplome del Campo Socialista. Ahora es mucho peor. Los cambios llegarán inequívocamente a este desmantelado país, pero debe pensarse bien en el mañana. La Cuba del futuro deberá ser la de un país que perdone a quien deba perdonarse, con un apego total al respeto de la propiedad, como base esencial para el desarrollo, la libertad y la democracia; con un Estado de Derecho sólido, que garantice todos los Derechos Humanos. Debemos pensar en un mañana sin odios; en ese cercano día hay que garantizar desde ya el respeto del pensamiento político, religioso y las costumbres que sin dañar a la sociedad tenga cada cubano dondequiera que esté. Tenemos en primerísimo lugar que garantizar la patria para todos nuestros exiliados. Asegurar su prioridad en el proceso inversionista que tendrá la nación y ser transparentes con la inversión extranjera. Teniendo en cuenta la pobreza en la que viven los cubanos dentro del país, en un tiempo pru11

dencial se deben asegurar totalmente la salud pública, la educación, la seguridad social y otras necesidades inmediatas. Garantizar, en los cambios y después de estos toda la seguridad para que en realidad podamos vivir en un MUNDO MEJOR. Por último, ninguno de los CAMBIOS que son imprescindibles se podrá generar sin un sólido apoyo internacional, que es la esencia de la modernidad.

Héctor Palacios Ruiz. Licenciado en Psicología por la Universidad de La Habana, en 1979 y Licenciado en Sociología, por la Escuela Superior del Partido Comunista de Cuba “Antonio Ñico López”, en 1980. Miembro del Ejército Rebelde en el Escambray, en 1957. Fue viceministro de Energía y Minas, así como de la Industria Ligera. Preso Político y de Conciencia en Tres Ocasiones. Presidente de la Unidad Liberal de la República de Cuba. En el 2003 fue condenado a 25 años de cárcel junto al Grupo de los 75, actualmente con Licencia Extrapenal. Nació en el barrio Provincial, Manicaragua, Villa Clara y reside en La Habana.

Autor Alexander Andrade Guimbarda Técnica: Grafito sobre Cartulina. Dimensiones 80 x 65cm.

INSTITUCIONES INDEPENDIENTES: DESAFIOS Y OPORTUNIDADES DENTRO DE LA SOCIEDAD CUBANA ACTUAL
Por: Gisela Delgado Sablón

E

l Proyecto de Bibliotecas Independientes de Cuba, fue inspirado en la falta de libertad cultural y de información. Es un PROYECTO ALTERNATIVO CULTURAL. Estas bibliotecas independientes están dirigidas por ciudadanos que luchan día a día por la libertad de nuestra patria. Decenas de bibliotecas independientes que existen de forma ilegal, circulan la literatura y la información, sin fronteras políticas, libres de los tabúes que el gobierno imperante se ha encargado de censurar por no ajustarse a sus principios o ideas. Este Proyecto cultural y de desarrollo de la sociedad civil cubana es vital, cada día hay más personas que se suman a este trabajo noble y formador, no solo para aquellos que dirigimos pequeñas bibliotecas independientes en cada comunidad donde se encuentran ubicadas, sino también para los que damos la posibilidad de leer e informarse libremente. Llega a ser imprescindible esta labor en nuestro país. Dado por el monopolio de información del estado cubano y la no existencia de acceso libre a Internet ni a otros medios de comunicación internacionales. Las actividades diarias de nuestro proyecto están encaminadas a mejorar la vida de los cubanos, ayudando a elevar la cultura y el conocimiento con: Préstamo de libros, copia de libros en soporte digital, tertulias, cine debates, talleres, lecturas comentadas, concursos literarios, concursos de pintura para niños, cursos, y otros. Nuestros objetivos están encaminados a: 1. Romper con el monopolio de información del gobierno. Brindar servicios de infor12

2. 3.

4. 5. 6. 7. 8.

mación técnica y general a cubanos interesados en abrir su espectro de conocimiento. Sin censura. Motivar el debate, la discusión y el intercambio de ideas. Con el respeto del criterio del otro. Preparar, enseñar, elevar el nivel de conocimiento de los bibliotecarios independientes y de los que se sirven de nuestras bibliotecas de diferentes comunidades. Motivar las necesidades de lectura de jóvenes y niños con literatura que siembre la semilla del saber y del razonamiento. Enseñar y ejercitar el pensamiento diverso, mediante el razonamiento. Promover la nueva creación literaria libre, así como hacer gestiones de publicación. Captar a los futuros artistas plásticos desde edades tempranas. Capacitar a los bibliotecarios independientes, y a otros que quieran incorporarse, como verdaderos promotores culturales.

Los Concursos Literarios son una posibilidad para la imaginación creadora literaria libre, donde se ha logrado destacar la labor de la intelectualidad independiente, y promover a muchos escritores independientes reconocidos y a otros nuevos talentos de las letras. Con esto hemos empezado a llenar los vacíos culturales producidos por la censura gubernamental de más de cinco décadas. A su vez, a través de estos certámenes anuales logramos que los ganadores vean su obra publicada, aunque sea en el exterior. Son las puertas que tienen los escritores independientes para expresar sus ideas y dar a conocer sus obras escritas con libertad.

Momento en que la bibliotecaria Idania Yanes Contreras entrega sus libros al también bibliotecario Guillermo del Sol Pérez.
El Proyecto de Bibliotecas Independientes de Cuba ha sido y será para muchos la posibilidad de ir en busca de la libertad de pensamiento, del reconocimiento de sus derechos, evitando que otros los puedan manipular, condenándolos a la ignorancia y a la mediocridad. El proyecto seguirá ofreciendo una lectura libre para todos, sirviendo a todos por igual, sin importar su filiación política. Este hermoso trabajo se ha visto constantemente amenazado de ser destruido por el gobierno cubano. Decenas de compatriotas, incluyendo varios bibliotecarios, fueron condenados a largos años de prisión solo por ejercer y defender los derechos humanos y, especialmente, la libertad de expresión. Han cerrado bibliotecas independientes al confiscarle sus fondos bibliográficos. Miles de libros ha decomisado el gobierno durante estos 15 años, sin dar razones, a veces diciendo que los libros atentan contra la
13

seguridad de la nación cubana. Siguen amenazando a los directores de bibliotecas independientes con largos encarcelamientos, si continúan su noble labor como promotores culturales. Ese reto lo hemos asumido quienes nos encontramos en Cuba trabajando por la patria. A pesar de las duras condiciones económicas, sociales y políticas, existen ciudadanos que rompen con la abrumadora cotidianidad y con el miedo a la opresiva dictadura, y emprenden el camino del cambio hacia la libertad. Esa Cuba, donde luchar por las libertades individuales dejó de ser una utopía para convertirse en el clamor de más y más cubanos. Esa Cuba, donde aún existen hombres y mujeres que sueñan despiertos por un país en el que sus hijos no tendrán que mirar sus vidas tras un cristal, ni escapar despavoridos para poder alcanzar un futuro mejor. Ese es el país por el que abogamos y luchamos cada día. Por una Cuba donde prevalezca el amor, el

respeto a la diversidad y la tolerancia como pilares fundamentales de la nueva sociedad. Es importante el apoyo internacional para alcanzar los Cambios. Fortalecer y equipar con las herramientas necesarias al Proyecto de Bibliotecas Independientes es ayudar a hacer más efectiva nuestra labor educadora en la sociedad. Los planes futuros de nuestras bibliotecas independientes son: servir como una de las instituciones independientes de la sociedad civil en un sistema democrático, seguir promoviendo la lectura libre, la libertad de expresión y el libre acceso a Internet, para ayudar al desarrollo de la sociedad civil cubana. El desarrollo de la sociedad es tan importante como el aire que respiramos, pues contribuye favorablemente a la formación cívica de los individuos y ayuda a pensar para lograr la libertad de acción. Los que seguimos adelante en esta labor tan noble somos amenazados de ser

apresados o somos víctima de actos de hostilidad permanente. Desde el 3 de marzo de 1998 hasta la actualidad, más de 2 millones de personas se han servido de nuestras bibliotecas independientes, cifra conservadora porque existen otras personas que no se registran. Tampoco se incluye la población penal que recibe literatura a través de su familia. Además contamos con el préstamo de revistas, periódicos y una biblioteca en soporte digital con más de 500 volúmenes. Para realizar nuestro trabajo, el proyecto cuenta con más de 100 bibliotecas independientes, algunas de ellas especializadas, más de 2000 grupos de lectores en centros vitales de la enseñanza, la salud, las fábricas y otros. En estos largos años de trabajo casi sin recursos, debemos felicitar a los hombres y mujeres que junto a sus familiares han abierto sus hogares para dar un servicio social a sus comunidades, arriesgando la tranquilidad del seno familiar en beneficio de los Derechos Humanos. Ayudar a un pueblo a desarrollarse sin poner condicionamientos es algo que engrandece la obra de quien lo hace. El Proyecto de Bibliotecas Independientes es la energía y la esperanza de un pueblo que no acepta someterse a una ideología impuesta.

Gisela Delgado Sablón. Graduada de Técnico Medio en Electrónica en 1986, en el instituto “Eduardo García Delgado” de la Habana. En 1983 estudio en la Facultad Superior Preparatoria en Lengua Rusa “Máximo Gorki” para estudiar Física Nuclear en Ucrania, carrera de la que fue despojada por no ser confiable políticamente. En 1988 acudió al hotel Comodoro a denunciar las represiones castristas ante una delegación de la Comisión de Derechos Humanos de La ONU, razón por la cual estuvo arrestada 145 en Villa Marista. Cofundadora del Partido Solidaridad Democrática en 1993 y del Proyecto de Bibliotecas Independientes de Cuba (PBIC) en 1998. Actualmente ejerce como Directora General del PBIC. Nació y Reside en la Habana.

El Proyecto de Bibliotecas Independiente es vital para el desarrollo cultural de la sociedad cubana.
14

A Propósito de Cuentas Congeladas

$

M

Por: Mario Félix Lleonart Barroso

e sorprende que el régimen de Cuba saliera en defensa del Consejo Latinoamericano de Iglesias (Clai) a quien supuestamente el gobierno norteamericano congeló una cuenta bancaria en Miami que debía utilizarse para el Congreso de esta asociación de iglesias a celebrarse en territorio cubano este año. Cual si el moribundo sistema cubano no hubiese sido un probado violador de la libertad religiosa en sus más de cincuenta años de permanencia en el poder, intenta a estas alturas engañar a alguien en el mundo dándoselas de paladín de la libertad religiosa. ¡El raulismo lanzando piedras, olvidándose de su maltrecho tejado de vidrio! Se necesita mucho tiempo y espacio para detallar tanta violación a los derechos de la libertad religiosa en Cuba; pero a propósito de cuentas congeladas es hora ya de que el régimen cubano permita acceder a su cuenta bancaria en divisas a la Primera Iglesia Bautista La Trinidad de Santa Clara. Esta iglesia, con 105 gloriosos años de historia en esta ciudad central de la Isla, no puede acceder a una cuenta bancaria que abrió desde hace 24 años en el Banco Financiero Internacional (BFI) de Santa Clara. Alrededor de 27 000 USD, donativos en su mayoría de iglesias hermanas en EE.UU. permanecen inaccesibles bajo el No. de cuenta030000000028738 en el banco al que esta iglesia

acudió como cliente 287. Es curioso que la cuenta que esta misma iglesia posee en moneda nacional (CUP) no tenga problema alguno, pero sí esta en moneda dura. Urge para esta congregación cristiana la operatividad de su cuenta, ya que necesita de SU dinero para el funcionamiento de SUS diversos ministerios, y especialmente para concluir la reconstrucción de su templo que desde hace años se viene realizando y que por esta cuestión monetaria ahora se encuentra interrumpida. Hablo con toda propiedad. Mi esposa Yoaxis Marcheco y yo desde 2006 servimos como profesores en el Seminario «Luis Manuel González Peña» que esta iglesia fundó en el 2000 y que, a propósito, no ha obtenido el debido reconocimiento jurídico. Sin embargo, sí cuenta con todo el respaldo, no solo de la iglesia, sino de la Asociación Convención Bautista de Cuba Occidental a la que estamos afiliados. Además, ha realizado los trámites que la misma Caridad Diego Bello, Jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, recomendó hace unos meses en reunión sostenida con dicha iglesia. A nosotros nos consta la necesidad que tiene el Seminario de que la iglesia pueda acceder a su cuenta para la materialización de muchos de sus planes ahora afectados. Por cierto, sospecho que nuestra presencia como profesores en el Seminario tiene algo que ver con esta cobarde presión política o chantaje. Pero estoy seguro que son más las causas de la burda represalia. Es bien sabido que el Rector del Seminario, pastor jubilado de la iglesia tras más de veinte años de abnegado trabajo, y quien nunca accedió a presiones ni chantajes, ni como pastor de la iglesia ni como líder histórico de la Convención, el Reverendo Homero Carbonell, tampoco ha sido santo de la devoción de las autoridades políticas, como lo prueba su famosa carta hecha pública en el culto magno de su jubilación el Día de la Reforma Protestante, 31 de octubre de 2010. Como si fuera poco, su esposa Migdalia, y su hijo Asbel, líder de adoración de la iglesia, también son profesores en el Seminario, y su otro hijo,
15

Frontispicio de la Primera Iglesia Bautista La Trinidad de Santa Clara.

Daniel, es uno de los más destacados músicos de la iglesia, y un reconocido compositor de música cristiana en Cuba. De no ser nosotros la causa de esta arbitrariedad, ¿cuál entonces? El pastor actual de la iglesia, el Rev. Juan Carlos Mentado, en el corto tiempo que lleva en la dirección de esta iglesia ha sido un líder solícito y cumplidor de sus deberes. Yo también un día lo fui. No dudo que con los procederes tan violatorios a las libertades de su iglesia en poco de tiempo este apreciado hermano pase a formar parte de esta lista negra en la que ya nosotros nos encontramos. Preocupado por la cuenta del Clai, contacté con funcionarios de la Sección de Intereses de los EE.UU., quienes me informaron de la disposición de su gobierno a colaborar con esta asociación de iglesias latinoamericanas para esclarecer el malentendido, acerca del cual ya se habían dirigido al Consejo de Iglesias de Cuba (Cic), lo cual me alegra mucho pues concedo a estos hermanos los mismos derechos que defiendo para mí. Espero que el Clai pueda también reaccionar en solidaridad nuestra y no se deje engañar por este sistema que es harto conocido como violador de las libertades religiosas. Ojalá que su Congreso en Cuba sirva para condenar proféticamente tantas arbitrariedades contra tantos creyentes en nuestro país, pues lamentablemente la cuenta congelada de la Primera Iglesia Bautista La Trinidad de Santa Clara es un asunto más entre tantos otros que constituyen flagrantes violaciones a la libertad religiosa en Cuba. Como simple profesor del Seminario «Luis Manuel González Peña» de la Primera Iglesia Bautista La Trinidad de Santa Clara, agradezco a todos aquellos que reaccionaron al enterarse de la acusación que el régimen cubano, como supuesto defensor del Clai, realizaba a los EE.UU., por contraste ante la arbitrariedad de la conocida cuenta inaccesible para la iglesia en Santa Clara. La falsa postura como supuesto defensor de la libertad religiosa se volvió como bumerang contra el régimen y ya hasta se emitió una declaración de Solidaridad Cristiana Mundial (CSW, por sus siglas en inglés) denunciando la hipocresía de un desgobierno que arbitrariamente congela cuentas y luego pretende asumir la pose de defensor de libertad religiosa. La presión nacional e internacional, la campaña en las redes sociales donde se esgrime el hashtag #DescongelenLaCuenta y
16

Otra Panorámica de la Iglesia Bautista.
especialmente Dios, hacen temblar ya la mano de Caridad Diego Bello, quien no tendrá más opción que firmar la orden que hará que esta cuenta de la primera iglesia Bautista de Santa Clara vuelva a estar operativa. Y la hora llegará también en que todos los derechos religiosos en Cuba tengan que ser verdaderamente respetados, y no escamoteados y manipulados como todavía suele suceder.

Mario Félix LLEONART Barroso. Licenciado en Información Científico-Técnica y Bibliotecología por la Universidad de La Habana, en 1998. Máster en Teología por la Facultad Latinoamericana de Estudios Teológicos de Miami, Florida, Estado Unidos de América. Presbítero de la Convención Bautista Occidental. Profesor en el Seminario Teológico Bautista “Luis Manuel González Peña”, en Santa Clara, Villa Clara. Es Blogger Independiente en la plataforma digital Voces Cubanas. Nació y reside en Taguayabón, Camajuaní, Villa Clara.

Brevísimo Acercamiento a Sobre los Pasos del Cronista

A

Por: Feliberto Pérez del Sol

cercarse al quehacer intelectual de Guillermo Cabrera Infante en Cuba, hasta el 3 de octubre de 1965, fecha en que se alejó para siempre de la Cuba física, es lo que pretenden Elizabeth Mirabal (1986) y Carlos Velazco (1985) con “Sobre los Pasos del Cronista”. Texto que en 2009 se alzó con el Premio UNEAC de ensayo “Enrique José Varona”, y que penetra sin elogio de estilo en un pedazo de la historia nacional marcada por la aprobación sin límites de la figura literaria de G. Cain, o el INFANTE TERRIBLE, hasta que este asume la posición, tras su visible desengaño, de romper con el sistema y exiliarse a la postre de una Cuba a la que solo retornaría a través de sus textos, pues hasta del Diccionario de la Literatura Cubana, aparecido en 1980, lo excluyeron. Sobre este particular sentencian en el penúltimo párrafo de esta obra Elizabeth Mirabal y Carlos Velazco: “Entre las fichas de “Cabrera, Lydia” y “Cabrera y Bosch, Raimundo”, sería el lugar que le correspondería, si allí se le reconociera como escritor, a “Cabrera Infante, Guillermo”. Casi desde el inicio mismo del libro se advierte el compromiso con la integridad física de un escritor relegado desde la citada fecha a un ostracismo oficial tan antológico, que en un momento de su fecunda vida llegó a decir: “Conmigo 1984 no es el título de una ficción de la historia”. Prueba de este empeño salvador se nota cuando en la página 36 “Sobre los Pasos del Cronista” nos narra una detención suya, fue conducido al edificio de la Secreta en la calle Reina y luego trasladado al Castillo del Príncipe, el motivo: las malas palabras que gritaba en inglés el personaje de un americano borracho en “Balada de plomo y hierro”, cuento de su autoría aparecido en Bohemia el 19 de octubre de 1952. Otro instante sobre el interés en mostrarnos a nuestro protagonista desbaratando el ambiente hostil que le rodea, ahora ya dentro del proceso revolucionario que se enseñorea desde 1959 en la Isla, aparece en el capítulo Páginas vueltas. Apartado donde Elizabeth y Carlos dejan claro la participación de Guillermo Cabrera Infante en los combates de Playa Girón, cuestión que algún
17

que otro veterano periodista niega, pero que más de uno rememora como algo fuera de duda, como es el caso de Santiago Cardosa Arias, quien durante la entrevista con los autores manifestó: “Él formó parte, como ustedes deben saber, del grupo de periodistas que fuimos a Girón”. Si bien es cierto que ninguno de los autores, quienes hasta la fecha en que aparece “Sobre los Pasos del Cronista” atesoraban los premios nacionales de periodismo cultural “Monchy Font” 2006 de la UNEAC y “Rubén Martínez Villena” 2006 y 2008 de la Asociación Hermanos Saíz, conoció generacionalmente a Cabrera Infante, luego de un intencional análisis descubren y recrean una de las etapas de mayor creación y exclusión que el país haya conocido. Sin acercarse

dialogar con lo objetivo, como es de esperar cuando no solo se aborda un lado del conflicto, sale más y mejor alimentada, y por ende apartada de la euforia carnavalesca que por entonces se respiraba. En los testimonios que de continuo y sin evasión nos muestra “Sobre los Pasos del Cronista”, vemos que, contrario a lo que todavía se piensa, la mayoría de los indicios que revelan quienes convivieron con Cabrera Infante en publicaciones como Nueva Generación, Mensuario de Arte, donde publicó sus primeras críticas de cine, Nuestro Tiempo, Carteles, Lunes de Revolución, etc., nos dicen que en el sector de la cultura la mayoría estaba satisfecha con la política cultural que se practicada por aquellos días, así como que también buena parte de esa misma mayoría no estimaba del todo cuanto manaba de dicho proceso, pero que por nada se atreverían a contradecir la máxima “Dentro de la Revolución, todo, contra la Revolución, ningún derecho…”, palabras que cerraron un ciclo de diálogos entre el máximo líder de la Revolución y los intelectuales de la Isla, y que a la larga frenaría el quehacer artístico cultural del momento. Es más, los testimoniantes que Elizabeth y Carlos nos presentan tienen a su favor, entre otras cosas, el haber emitido con fino verbo las sutilezas de la complicada política nacional de aquellos días, situación que con algo más de espacio llega aún hasta hoy, sin detenerse a cuestionar si la postura asumida por Cabrera Infante era la correcta o no, si en definitiva mientras él vivió en Cuba no fue un escritor “contrarrevolucionario”. Por ello, y quizás sin proponérselo, estos jóvenes escritores nos regalan en esta especie de tomo de historia un período, con una valentía y honradez intelectual tal que sorprende en estos tiempos. Otro de los puntos cumbres de este manual son las entrevistas que Cabrera Infante hace a figuras vinculadas con lo que él llamó Un oficio del siglo XX. Como flashback se suceden desleales, pero cálidas y sensuales interviews a Emilio “El Indio” Fernández, Dorothy Dandridge, Martine Carol o Marlon Brando, develando a ratos la entretela del doble sentido, pero que también nos hablan de un divertido encuentro a través del tamiz de la fabulación. Todo para luego dar paso a una realidad latente que acentúa el pedigrí del autor de varios libros vitales en la novelística hispanoamericana. Cuenta Mario Goloboff en “Sobre los…”, que en 1970, en una reunión antes de que apareciera Libre, José Donoso le preguntó a Cortázar cómo actuaría si Cabrera Infante participara en la publicación, y que este respondió: “en el mismo instante en que Cabrera Infante entrara por una puerta yo saldría por la otra”. Sin embargo, en abril de 1965 el argentino envió una carta a Antón Arrufat donde le decía “ Me gustaría irme un fin de semana a charlar largo con Guillermo…me ha dicho que es candidato al premio Formentor, o sea que Seix Barral presentará la novela que le premiaron 18

hace poco y que está todavía en manuscrito. Ojalá se lo gane, sería formidable”. Por extraño que parezca este cambio de actitud de Cortázar hacia Cabrera Infante, publicado a modo de epílogo en la página 334, al final del libro, da una idea de a que debió someterse Cabrera Infante tras su partida, pero que deja claro la sumisión de dicho intelectual hacia la oficialidad cultural cubana, lo cual no es de extrañar cuando del pensamiento intelectual latinoamericano de izquierda se trata. Como curiosidad, y para el bien de los interesados en el tema, “Sobre los…” es un libro para lectores naturales, o sea para aquellos que viven dentro de la Isla, pues su publicación corre a cargo de Ediciones Unión. Esto, pese a que penetra en la vida y obra de un escritor que como ningún otro ha interpretado al intelectual cubano comprometido con su época, promotor entre otras cosas de que se fundara la Cinemateca de Cuba, pero también alma paradigmática que combatió la condicional libertad que el régimen castrista le permitió a su intelectualidad. A “Sobre los…” se le puede catalogar de varias tipos de literatura, puede asociársele a la de investigación, a la biográfica y por qué no, con la histórica, pero para lo que sí no fue escrita, a pesar de la alta dosis de regocijo que trasmite, fue para su comercialización. Quien espere hallar en este volumen una literatura de recreo, lejos del frugal compromiso literato -lector, topará con un manual cargado de una gratuita realidad, interesante solo a los intrusos del hermético enigma proyectado sobre el ámbito cultural cubano de fines de los años 50 e inicios de los 60 del siglo XX, que irá directamente a la memoria no más cerrar el libro.

Feliberto PÉREZ del Sol. Graduado de Técnico Medio en Perforación de Minerales Sólidos en 1988, en el tecnológico “Louis Pasteur”, La Habana. Su preferencia por la música rock y el mundo occidental incidió sobre manera en la no obtención de una beca como Ingeniero Geólogo Perforador en la extinta Unión Soviética. Durante los años 80 y 90 del pasado Siglo XX resultó arrestado, multado y vapuleado en múltiples ocasiones por ser seguidor de la música rock y llevar el pelo largo. Obtuvo el Primer Premio en Paisajística durante el Segundo Encuentro Provincial de Foto Naturalismo 2002, evento auspiciado por la Fundación “Antonio Núñez Jiménez”, el Museo Provincial de Historia de Villa Clara y Trimagen. Ejerce además como Periodista, Bibliotecario y Blogger Independiente. Preside el Club de Artistas Libres “Williams Fabián Álvarez, (CAL). Nació y reside en Santa Clara, provincia de Villa Clara.

La Participación de la Ciudadanía en la Cuba Post Castro
Por: Iván Hernández Carrillo.

D

espués de más de medio siglo de totalitarismo en Cuba, al realizar un análisis sobre la participación ciudadana en la política, intentaré mostrar las diferentes proporciones de acción y resultados que los individuos pueden alcanzar cuando se desempeñan en espacios de libertad. Para cualquier ser humano es tarea fácil reproducir con sus palabras lo que ha vivido o ha disfrutado a través de una lectura. Pueda que no lo haga en su totalidad, porque siempre la vorágine diaria en que se desenvuelve absorbe muchas de sus energías, y ello provoca en el ser cierto olvido de lo que para él resultó de menor interés. No obstante, sin mucho esfuerzo, en minutos sus palabras toman forma en blanco y negro con asombrosa exactitud. Les hablaré de aquellas difíciles jornadas del año 1992, cuando se me arrestó por primera vez y se me juzgó por un supuesto delito de Propaganda Enemiga y Desacato a la Figura del entonces gobernante cubano Fidel Castro. Será relativamente fácil porque fueron momentos muy difíciles y desgarradores en mi vida, permanecen frescos y permanecerán indelebles en mi memoria. En aquel año pensé que sería condenado a 20 años de cárcel o más. No tenía la menor experiencia en ese orden. Mi traslado al tenebroso cuartel de la Policía Política de Matanzas; local del que durante los años siguientes me convertí en huésped habitual hasta el 2003, fecha en que fui condenado a 25 años de cárcel durante un amañado e injusto proceso judicial contra un grupo de 75 opositores y disidentes en la llamada Primavera Negra de Cuba. Realmente, los años que he vivido identificado con una ideología que no comulga con el comunismo ateísta y combatiendo frontalmente a la tiranía que nos trata de asfixiar, han posibilitado que posea mayor rapidez de respuesta cuando abordo temas relacionados con lo que este pueblo sufrió y soporta a partir del año 1959. La distancia de ocho años consecutivos detrás de las rejas castristas, esa odisea infrahumana, no he
19

logrado borrarla definitivamente de mi memoria, aunque han pasado muchos años después de estos y ni los más insignificantes detalles logro olvidarlos, todos los recuerdo con bastante nitidez en cuestiones de segundos. Claro, este trabajo deberá recoger todo lo contrario a lo abordado en párrafos anteriores, cuando tengan lugar los acontecimientos que todavía están por llegar. Son realidades que viviremos los cubanos a partir de una fecha que nadie se atreve a fijar con exactitud, pero que está muy cerca; además de ser por la que tantos hombres y mujeres batallamos día y noche por amor a sus cuatro letras: CUBA. Mis próximas palabras pretenden hacer honor a todos los que de una forma u otra son ejemplos a seguir dentro de nuestra nacionalidad y nuestra cultura. Hombres y mujeres a quienes sus nombres les quedan pequeñísimos. Cada vez que asumo esta postura de poner en orden mis ideas y colocarlas en un ordenador o a través de las antenas de radio o televisión, estas van dando rienda suelta a los obstáculos que se nos interponen, así como al sufrimiento de cualquier cubano en su batallar por subsistir en medio de la crisis. No obstante, hoy me introduciré en la piel de un soñador, en una de las maravillosas noches de su vida. Voy a dibujarles con palabras la Cuba del mañana, la Cuba donde nacimos y a la que tantos años de cautiverio, sacrificio y dolor hemos dedicado. Quizá algunos pensarán que les cuento un sueño de las últimas noches. ¡No! Aunque realmente el cubano sueña a diario con la llegada de aires diferentes, aires de libertad. Estamos convencidos de que no nos encontramos distantes de ese momento de realidad apasionada para todos los cubanos, lo cual disfrutaremos sin medida y por igual los de allá y los de aquí, pues somos un solo pueblo. Para nadie es un secreto el marcado deterioro de los valores morales y espirituales de la sociedad cubana, provocado por el nefasto suce-

so político que desde la lucha armada bajó de la Sierra Maestra en enero de 1959 y se entronizó en las altas esferas del poder en Cuba. Muy pocos segmentos de la población quedaron observando lo que ocurría y no se montaron en el carro de la arbitrariedad, la corrupción y la destrucción en nuestra patria. Lo que más valía y brillaba de los cubanos de entonces emigró a lejanas tierras y nos fuimos quedando a la deriva en medio de aquella barbarie roja y deshumanizada. Sucesos de tal naturaleza se fueron repitiendo a diario y de forma masiva en otras etapas, como por ejemplo: el éxodo por el puerto del Mariel en el año 1980, cuando abandonaron el suelo cubano más de 120 mil compatriotas, y el éxodo por la Base Naval de Guantánamo en el año

vernos enfrascados en las disímiles tareas de reconstrucción nacional. Con mis ojos bien abiertos veo a nuestros compatriotas inmersos en el regreso a la comunidad y poniéndose al servicio del resto de sus hermanos. Veo a los que pudieron hacer algunos centavos fundando negocios y empresas y en la búsqueda de los más calificados para los puestos de trabajo de mayor importancia. Veo la infraestructura hospitalaria reverdecer laureles, totalmente contrario a lo que la tiranía siempre empleó para hacer campaña política adversa al nuevo orden que queríamos establecer desde hace muchísimos años: nadie se quedó sin la adecuada atención médica y hospitalaria y se dan los primeros pasos para el surgimiento de Clínicas Particula-

Para nadie es un secreto el marcado deterioro de los valores morales y espirituales de la sociedad cubana actual.
1994, por donde 35 mil cubanos salieron del país. Eso sin contar los que se fueron a través de las salidas legales de cada año, ya fuera por reunificación familiar o mediante el Programa de Refugiados Políticos. No quiero decir con esto que quienes permanecemos en el suelo de la patria esclavizada seamos de la más baja especie. Gracias a que durante esos años no emigraron todos los mejores de nuestra nacionalidad, hoy podemos soñar en voz alta con un cambio y dentro de ese sueño
20

res y una amplia red de Seguros para todos los cubanos por igual. Algo parecido experimentaremos en el importante sector educacional, vital para el desarrollo humano. Resulta innegable el amplio caudal de experiencia alcanzado por los maestros cubanos, con una extensa gama de graduados universitarios en las diferentes enseñanzas. Solo nos bastaría la conjugación de este conocimiento con la implementación de métodos actualizados donde no estén ausentes la despolitización urgente que debemos llevar a los planes y progra-

mas de estudio, que arrasen con las erróneas estrategias estalino-castristas de preparar a las jóvenes generaciones de cubanos aferradas a la carrera armamentista y a la falta de amor a la célula básica de la sociedad, la familia. Esta tarea tiene que llevarse con el celo y la prioridad requerida, porque de su éxito dependerá que en un menor tiempo nuestra sociedad esté a la altura de enfrentar los principales retos de un país del primer mundo, al que aspiramos para todo nuestro pueblo. No resultará fácil, pero sabemos que todo nuestro pueblo se pondrá en función de lograrlo y con estas condiciones de voluntad, nada ni nadie se nos resistirá. Uno de los sectores más atrasados es sin dudas el de la agricultura. Nuestros campos son un pa-

tación de los documentos que los acrediten como tales o descendientes de estos. Seguidamente, se comenzarán a entregar las otras y se establecerán facilidades de pago. La comercialización de los productos ha sido una asignatura, no pendiente, sino desaprobada para los representantes de la tiranía. Para la nueva Cuba será materia de tratos permanentes, con las leyes reguladoras de la oferta y la demanda sin trabas ni condicionamientos que tan buenos resultados tienen en el mundo libre. En la nueva Cuba habrá prioridad también para la inversión extranjera, para la cual existirán los marcos apropiados de seriedad y garantías para que los cubanos asentados en otras latitudes puedan invertir en el suelo amado; pero también se admitirá en igualdad de posibilidades al capital foráneo. Todos se sentirán como en casa y ello

El cronista, a la izquierda, junto a los también ex-presos políticos Jorge Luis Artiles Montiel y Félix Navarro Rodríguez.
raíso para el marabú, la cañuela, la yerba de guinea y de todas esas malezas que de forma rápida han copado nuestras fértiles tierras. Pero a la vez contamos con el campesinado más preparado de toda Latinoamérica para enfrentar el reto y revertir la situación en poco más de seis meses, porque lo que ha faltado desde enero de 1959 es la libertad que se necesita para hacer producir en cualquier esfera de la vida. También nos ha faltado el sentido de pertenencia tan necesario para los seres humanos. Las tierras estarán en manos de quienes las hagan producir. Primero se ordenarán sobre la base de sus legítimos dueños a partir de la presen21

redundará en beneficio para el ciudadano cubano más humilde, pues habrá suficiente empleo para todos y con las ganancias y los impuestos se podrán mantener una amplia red de servicios costeados por el gobierno, elevando con ello la satisfacción de nuestros compatriotas. Se le dará tratamiento especializado a los sistemas de acueductos y alcantarillados que han colapsado durante estos años de tiranía. Lo mismo servirá para atender la pavimentación de calles, conformación de las aceras y la red de alumbrado público. También contaremos con la legislación aprobada por el pueblo que es el soberano; legislación que no deje desprotegido a

nada ni nadie dentro de nuestra sociedad. No podemos permitir que lo que vayamos resolviendo dentro de este gran desorden en que han convertido a nuestro país, manos inescrupulosas e indolentes actuaciones lo vuelvan a destruir. Ahí estarán pendientes de acabar con ese desorden los ciudadanos amorosos del terruño y las leyes que consigan la armonía de las fuerzas vivas de la sociedad. Podemos concluir porque sabemos de antemano que en estas apretadas cuartillas no hemos conseguido abordar toda la amplia acción de nuestros compatriotas en la nueva Cuba que sabemos muy pronto tendremos delante de nuestros ojos y bajo nuestras plantas. He querido plasmar lo más elemental para establecer la polémica que genera todo espacio plural de análisis que puede hacer uso de todas las garantías y libertades. A partir de aquí, cada cubano, especialista o no, estará en el derecho de presentar sus planes y sugerencias, pero por sobre todo cada cubano estará obligado a poner nuestras potencialidades personales para que la obra muestre el sabor de cada uno de los hijos de esta gran nación. Lo más hermoso de estas ideas está sustentado en la gran posibilidad que tendremos todos de comprobar más temprano que tarde, que eso que hasta hoy muy pocos dan por hecho, lo tendremos palpablemente como un regalo de Dios para los hijos de esta bella ínsula caribeña. Por mi parte solo queda agradecerles su opinión a los que coinciden con mi tesis. A quienes discrepan les hago saber que si me convencen de lo contrario, seré un ferviente defensor de sus propuestas, porque nadie me negará escoger lo que considere mejor, como ha sido la tónica de la tiranía que en ese momento será nada más que una aberrante HISTORIA.
Iván HERNÁNDEZ Carrillo. Estudió Informática en el Instituto Superior de Electrónica “Eduardo García Delgado” de La Habana, en el curso lectivo 1991-1992. A mediados de 1992 resultó condenado a 2 años de cárcel por el delito de Propaganda Enemiga. Debido a su activismo como opositor no violento fue nuevamente encarcelado en marzoabril del 2003 durante “La Primavera Negra de Cuba”. Le han sido otorgados los premios internacionales: Libertad, Pedro Luis Boitel, National Endowment for Democracy (NED) en 2009 y el de la Fundación Hispano Cubana en 2011. Estuvo entre los 12 prisioneros políticos del Grupo de los 75 que se negaron a partir al exilio. Actualmente ejerce como Secretario General de la Confederación de Trabajadores Independientes de Cuba (CTIC). Nació y reside en el municipio Colón, provincia de Matanzas.

22

23

24

Por: Yayme Llanes Nuñez

Entrevista realizada el 25 de marzo de 2003 por Yayme Llanes Nuñez a Félix Navarro Rodríguez, exprisionero político. ¿Cuál es su nombre completo y dónde y cuándo nació? Mi nombre es Félix Navarro Rodríguez, y nací el 10 de julio de 1953 en este pueblo de Perico, provincia Matanzas. ¿Cuál es su grado de escolaridad? Mi grado de escolaridad es 12 grado, porque realmente te estoy hablando de grados terminados, yo soy maestro, me gradué en el curso básico como maestro primario y después como profesor, pero cursaba el 4to año de la licenciatura en Física y Astronomía cuando caí preso, por lo que no pude terminar la carrera, pues me expulsaron por asuntos ideológicos. Por lo tanto lo que tengo es 12 grado. ¿Estuvo usted vinculado estrechamente al proceso político actual? Sí, realmente estuve muy vinculado. Procedo de una familia campesina, ninguno de cuyos miembros estuvo vinculado al gobierno, no fueron Presos Políticos ni opositores al régimen, pero nunca simpatizaron con el gobierno. Desde el 8 de enero de 1959, mi papá, que era el líder de esa familia, se dio cuenta que esto era comunismo, pero yo era un niño entonces, y a medida que fui avanzando empecé a incorporarme a las actividades (del régimen). Me gustaba el magisterio, lo que fue un motivo apropiado para que me vinculara a ellos, pues el maestro es el principal activista político del Partido Comunista, y estuve en ese sector 21 años, 10 meses y seis días, de los cuales más de 16 los pasé como dirigente. Además fui militante de la Juventud Comunista. ¿Cuándo y porqué se separa de la política oficial? Hacía tiempo que notaba algunas divergencias, pero el detonante fue el proceso seguido contra Ochoa (Arnaldo Ochoa Sánchez, General de División de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, fusilado el 13 de julio de 1989), no lo admití, no vi lógico que se le fusilara, este fue el detonante fundamental para separarme de ellos. Luego me toman escribiendo carteles antigubernamentales y soy hecho prisionero el 14 de diciembre de 1992. Me condenaron a tres años y cumplí 20 meses y 10 días en las cárceles de Castro. ¿Cuándo es que usted se suma a las filas de la oposición pacífica? En la cárcel conozco a varios prisioneros políticos, con quienes prácticamente pasé un curso, allí conocí a Iván Hernández Carrillo, quien estaba preso por lo mismo, o sea, por “Propaganda Enemiga”, que fue el delito por el que nos inculparon. Cuando nos liberaron, en 1994, nos organizamos en el Partido Solidaridad Democrática. ¿Encabezó usted algún grupo o movimiento? Fui Delegado Provincial del partido Solidaridad Democrática en Matanzas. ¿A raíz de su encarcelamiento en 2003, en lo que se denominó la Primavera Negra de Cuba, siguió usted dirigiendo su partido desde la prisión o delegó en alguien esta responsabilidad?
25

Iván Hernández Carrillo, José Daniel Ferrer y Félix Navarro.
Realmente nosotros ya habíamos delegado, porque hacía rato que esperábamos alguna detención, incluso pensábamos que sería mayor el número de detenidos de nuestro partido, pero solo detuvieron a Iván Hernández Carrillo, quien atendía Relaciones Internacionales, y a mí. Habíamos estructurado una cadena de mando con quienes debían quedarse al frente en caso de que fuéramos a prisión, y no veíamos apropiado dirigir directamente nosotros, por lo que delegamos el cargo en el vice delegado Tomás Fernández y en el resto de los miembros del Ejecutivo Nacional.

¿Bajo cuál delito fue usted encarcelado? Me encarcelan durante los sucesos de la Primavera Negra de Cuba, cuando fui sometido a juicio sumarísimo el 3 de abril de 2003. Allí conocí una serie de delitos por los que se nos acusaban, te puedo citar ahora “Propaganda Enemiga”, “Difusión de Noticias Falsas”, “Asociación Ilícita’’, “Colaboración con Potencias Extranjeras”, se me aplicó la Ley 88 o “Mordaza” como se le conoce aquí en Cuba, me pidieron 30 años de privación de libertad. En pleno juicio pensé que había salido bien, porque el abogado pudo demostrar una serie de inocencias e incongruencias sobre las acusaciones que se nos hacían, pero 72 horas después llegó la sentencia firme de 25 años de privación de libertad. ¿Consideró entonces, y considera, arbitraria la sanción que se le imputó? Totalmente arbitraria, si comparamos los sucesos del Moncada*, el 26 de julio de 1953, y las condenas que les aplicaron a estos asaltantes, que fueron a matar o ser víctimas mortales, nosotros nunca debimos ir a prisión, si hacemos una comparación en los hechos, lo que nosotros hacíamos no era delito alguno en una sociedad plural, nosotros debimos haber permanecido solo 30 segundos en las puertas de una prisión, y no 25 años, o sea, que es totalmente arbitraria la sanción que se nos impuso a cada uno de Los 75**.
26 26

¿Durante esos largos años de encierro pensó en algún momento abandonar la lucha pacífica? Nunca lo pensé, cualquiera podría pensar otra cosa, pero desde que llegamos a prisión, después de 42 días de investigación en el cuartel de la Policía Política de Matanzas, siempre tuvimos fijo que cuantos más años nos echaran era mucho mejor, mientras mayor fuera la condena más difícil sería que tuviéramos que cumplirla, pues mayor sería la solidaridad internacional. Inmediatamente que tuvimos acceso a un lápiz escribimos una declaración de principios que logramos sacar al exterior el 26 de mayo de 2003, donde dejamos claro que en ningún momento permitiríamos un canje por nosotros. ¿Cómo fue el apoyo recibido por parte de su familia? Fue incondicional, no tengo calificativo para describirlo con exactitud. Siempre lo esperé, pues era una familia unida, con un matrimonio desde 1980, pero todo se fue por encima de los niveles, eran 25 años y me habían enviado a la ciudad de Guantánamo, a varios cientos de kilómetros de aquí de Matanzas, con una visita cada tres meses y un pabellón conyugal cada cinco. Te juro que fue sobrenatural el esfuerzo de mi esposa e hija fundamentalmente, aunque toda la familia se volcó en derredor mío, pero el penal no permitía en las visitas más presencia que dos familiares. Realmente fue algo digno del momento, considero que si no hubiera sido por el apoyo de la familia hoy tendríamos que decir otra cosa. ¿En algún momento durante su encierro como parte del Grupo de Los 75 se le trató bajo el estatus de Preso Político?

El entrevistado junto a su esposa, su hija y Guillermo Fariñas.
27 27

En ningún momento, incluso ellos (los directivos del penal) hacían mucho énfasis en que éramos “contrarrevolucionarios”, o “C.R.”, que era sencillamente protestar por las cosas mal hechas, defender a alguien que le hayan sido violados sus derechos o querer que haya libertad de expresión o libertad de prensa, pero por defender eso no me importa el calificativo que me pongan, malo que dentro de ese “C.R.” diga que me robé una gallina. Aunque no existía el estatus de Preso Político, sí veíamos que estábamos encerrados por luchar por el bien de la Nación, por el respeto al derecho de nuestros compatriotas y eso hasta cierto punto nos tranquilizaba un poco. ¿Imaginó en algún momento que no iba a cumplir toda su condena? Existía una realidad, yo soy una gente que peco de ser muy optimista, caí preso el 18 de marzo de 2003 y puedes estar segura que no te miento cuando te digo que pensé que en mayo estuviera en la calle, pues enseguida que llegamos a prisión, en el mes de abril, supimos de la campaña internacional que había alrededor de nosotros. Siempre pensé que nos iban a liberar pronto debido a la presión internacional, después, en la práctica, vimos que todo fue diferente, y aunque la condena pudo extenderse mucho más estuve preso 8 años y 4 días, más de lo que había previsto inicialmente, pero también valoré que si yo tenía que cumplir los 25 años, más los 50 que tenía, entonces era difícil que llegara a los 75 años en las cárceles de Cuba, pero también tuve presente que si moría dentro de cárcel lo haría sin claudicar. ¿Qué pensó cuando supo que Guillermo Fariñas, hoy Premio “Andréi Sájarov” 2010, inició una Huelga de Hambre y Sed en reclamo de la libertad de los 26 Presos Políticos más enfermos de la causa de Los 75? Pensé que iba a morir, porque conocía que en otra etapa “Coco” Fariñas había desarrollado más de 200 días de huelga. Pensé que el régimen lo iba dejar morir, pero se conjugaron muchos factores y no fue así gracias a Dios, pese a que estuvo más de 130 días en abstinencia. Sabía de su firmeza, de su dedicación y su altruismo sin límites, por lo que me dije que un gran cubano iba a morir, pues se enfrentaba a un régimen que no tiene amor por nadie, pero como dije antes se conjugaron muchos factores, y aunque él fue la pieza fundamental, la mano de Dios estuvo presente para que no muriera y el régimen tuviera que ceder a su pedido. Para entonces me encontraba en la prisión Canaleta, en Ciego de Ávila, y luego de mi horario de teléfono muchos presos me preguntaban sobre la salud de Fariñas. Yo hablé muy pocas veces con Coco por teléfono, pero no me da pena decir que la primera ocasión que lo hice el llanto no me lo permitió, entonces él me dijo “adelante hermano que esto va a hacer el éxito para ustedes” y yo le dije que se exponía demasiado ante una tiranía tan diabólica como la que estamos enfrentando. ¿Una vez enterado, en julio de 2010, que los presos de la causa de Los 75 que decidieran abandonar el país serían liberados, qué sensación experimentó? La sensación fue de tremenda alegría, porque aunque yo no emigraría existían muchos necesitados, había personas de determinada edad con determinados padecimientos que si no se producía una excarcelación, del modo que fuera, se deterioraran aún más o incluso morirían. Entonces al ver la noticia en la prensa oficial, donde el gobierno se comprometía, dijimos que iba a ser cierto y nos dio tremenda alegría porque sabíamos que se iban a favorecer muchos integrantes del Grupo de los 75 que quedábamos todavía en prisión. ¿Por qué decidió permanecer en Cuba conociendo que si marchaba al exilio lo excarcelarían? Fue una decisión muy difícil pero muy bien pensada, es una decisión que desde 1994 adoptamos mi familia y yo, fundamentalmente mi esposa y mi hija. En esa fecha determinamos no abandonar Cuba bajo ningún concepto, y en esta ocasión sabíamos que había una condena muy larga por el medio, porque no éramos liberados totalmente sino que éramos puestos en la calle bajo una Licencia Extrapenal, lo que quiere decir que en cualquier momento podemos ir de nuevo a la cárcel, aun así cumplimos lo acordado. Lo hice también por ser fiel a mis convicciones, aunque sé, sin demagogia de ningún tipo, que donde quiera que esté un cubano puede hacer mucho por Cuba, pero considero que la posiciones
28 28

Hermanos de lucha durante una visita a Félix Navarro luego de su excarcelación.
¿Cómo son sus relaciones con los hermanos de la causa de Los 75, tanto con los que permanecen en Cuba como con los que se exiliaron? Son las mejores, aunque no los conocí a todos personalmente, hoy son menos los que están en ese estatus, pero las relaciones son magníficas. Nos llamamos y nos reunimos los que estamos aquí dentro de Cuba, la solidaridad se ha hecho patente en todo momento. Ahora somos 15 los del Grupo de Los 75 que permanecemos en Cuba, pues aunque salimos 12 de la prisión en 2011, Guido Sigler hizo uso de ese derecho que tiene todo ciudadano y abandonó el país, pero ya antes habían excarcelado a Héctor Palacios, Marta Beatriz Roque, Oscar Espinosa Chepe y Jorge Olivera. De estos 15 tengo la satisfacción que 8 pertenecemos a la Unión Patriótica de Cuba, es decir que la mayoría estamos muy unidos, independientemente que con los otros que están en otros proyectos, dentro o fuera del país, mantengo excelentes relaciones. * El entrevistado se refiere a un violento acto dirigido por Fidel Castro que consistió en asaltar un cuartel militar donde murieron cerca de veinte soldados y algo más del doble de asaltantes. **Se conoce como Grupo de Los 75 a un número igual de prisioneros de conciencia condenados por el gobierno cubano durante la Primavera Negra de Cuba de 2003.

Yayme LLANES Núñez. Graduada como Técnico Medio en Economía por la Escuela “Ramón Pando Ferrer” en el curso lectivo 1995-96, donde resultó Primer Expediente Académico. También titulada como Fotógrafa Ambiental, De Estudio y Artística, en cursos auspiciados por el Museo Provincial de Historia de Villa Clara. Ejerce como fotógrafa del blog digital Foro Cubanacán Press. Nació y reside en la ciudad de Santa Clara, Villa Clara.

29 29

Por: Guillermo Fariñas Hernández

E

ra un gélido día cualquiera del mes de febrero del año 2003. Me encontraba en una encrucijada de vida o muerte, pues desde hacía cinco largos meses había sido trasladado, a pesar de que realizaba una huelga de hambre y sed, desde mi natal, cálida y fétida ciudad de Santa Clara hacia la casi siempre deshumanizada, distante e impersonal Habana. A esas alturas de la protesta cívica me encontraba en la “muy famosa” Sala de Penados por Delitos Contra la Seguridad del Estado del Hospital Militar “Dr. Carlos J. Finlay”, localizado en el capitalino, populoso y marginal municipio de Marianao. Allí intentaba esperar la muerte con la mayor dignidad posible. Para nada me hacía ilusiones, ténganse en cuenta que nunca se había expedido ninguna Licencia Extrapenal a ningún opositor pacífico en prisión, por eso me juré no creer en las promesas o manipulaciones de que: “Se está valorando e investigando su caso”, porque sabía por experiencias mías anteriores, que el siempre violento, prepotente y vengativo Aparato de Control Social Castrista jamás me perdonaría que hubiera lesionado en legítima defensa, al ser primero atacado por uno de los más despreciables, inescrupulosos y cínicos de los muchos agentes provocadores con que ha contado la Seguridad del Estado, el hoy fallecido agente de la Policía Política “Félix”, cuyo nombre real era Juan Francisco Fernández Gómez y al que apodaban Junior. Esta sui generis Sala de Penados, que por cierto aún funciona, se encuentra localizada en los predios de una institución hospitalaria castrense del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (Minfar), sin embargo es dirigida íntegramente por oficiales y personal pertenecientes a la tenebrosa “Villa Marista”, la que oficialmente se denomina: Unidad Nacional de Investigaciones Criminales y Operaciones de la Seguridad del Estado (UNICO-SE) del Ministerio del Interior (Minint). Fue por eso que me resultó extraño que aquel día sábado 22 del ya referido mes y año, el enfermero de guardia apellidado Cuéllar, viniera con una pareja de guardias quienes abrieron mi celda-sala y me invitaron a bajar de la cama y
30 30

sentarme en mi sillón de ruedas para que los acompañara a la Enfermería de aquel lugar donde estaba encarcelado. Los oficiales del Departamento de Enfrentamiento a la Actividad Subversiva Enemiga, coloquialmente conocido como Departamento 21 de la Dirección General de Contra Inteligencia (DGCI) del Minint, generalmente no eran dados a ir a trabajar los fines de semana, y mucho menos los Instructores Penales de la Dirección de Investigaciones Criminales y Operaciones (Dico), también del Minint. Como permanecía a la espera de mi Juicio Penal, me fui dando cuenta con el discurrir de los varios meses en aquel lugar, que cada vez que era llamado para la Enfermería y por la puerta principal no había entrado previamente médico alguno para examinarme clínicamente, entonces de seguro tendría lo que los represores de oficio denominaban eufemísticamente “conversación de trabajo” y que consistía en un interrogatorio sofisticado, pero interrogatorio al fin y al cabo con todas las de la ley. Incluso en lo personal llegué a clasificar a los funcionarios represivos que intercambiaban conmigo y que eran de tres tipos. 1ro: Oficiales del Departamento 21, quienes acudían a diario salvo los fines de semana, ellos se fueron cambiando cada cierto tiempo excepto el primero y se llaman Luis Mariano Lora, Marcos Rodríguez, Sergio Núñez, Yan Santiago y Jorge Luis Rodríguez, alias Jorge “El Nazi”. 2do: Oficiales Instructores Penales de la Dico, se presentaban generalmente entre los 21 y 30 días, estos fueron Luis Emilio Cadaval San Martín y Francisco Estrada Portales. 3ro: Licenciados en Derecho que ejercían en la Fiscalía General de la República, estos se presentaron cada 3 o 4 meses, en este caso siempre fue uno solo, nombrado Rafael Pino Bécquer, Vicefiscal General de la República. La curiosidad me consumía mientras mi sillón era rodado en dirección a la Enfermería. Este era un local que contaba con aire acondicionado, un buró, sillas y hasta un sofá, pero lo más sospechoso consistía en que todas sus paredes estaban recubiertas con tela sanitaria de color verde quirúrgico, por lo que no me confiaba y creía que allí habría instaladas cámaras y micrófonos

no visibles para filmar toda conversación que se produjera. Me estaban esperando el entonces teniente coronel Luis Mariano Lora, el jefe del Departamento 21, la entidad que reprime a los disidentes no violentos cubanos a nivel nacional, este venía acompañado del siempre diligente capitán Marcos Rodríguez, quien fungía como Oficial Operativo en mi caso y quien diariamente me visitaba. Luis Mariano Lora, como el cultivado, profesional y educado represor de oficio que es, primero se interesó en cómo estaba de salud ante mi deteriorado estado físico por la prolongada huelga de hambre que llevaba a cabo, pero me percaté que aquel no constituía el principal objetivo de su visita, pues él recibía un Parte Médico diario y lo dejé tomar sin resistencia de mi parte las riendas de aquel interrogatorio. El capitán Marcos Rodríguez permaneció de pie y observó la plática entre su superior y yo, sin embargo se mostró ansioso ante mi reacción, cuando Luis Mariano planteó la verdadera razón de aquella peculiar visita. Tras unos 20 minutos de “amena” conversación me espetó con una fría sonrisa: -¿Sabes que se terminó la contrarrevolución interna en Cuba, Fariñas? Ya el Comandante en Jefe, que está haciendo una gira por Asia, emitió las órdenes pertinentes y todo contrarrevolucionario conocido va a ir a prisión. Así que te aconsejo que dejes la huelga de hambre, porque ya no tiene razón de ser, todos ustedes van a estar juntos. -¿Y cuándo va a ser eso que usted dice? -traté de sacarle más información. -Bueno Fariñas, ya los listados están confeccionados y creo que vamos a empezar a detener a tus homólogos en los próximos días- me aseguró convencido. -¿Usted está seguro que miles de detenciones van a eliminar a la oposición cubana? -le rebatí incrédulo. -Ese es mi trabajo y te aseguro que así será Fariñas -trató de impresionarme. -No creo que sea así, recuérdese que a pesar del terror social, ser encarcelado por solo pensar y sin jamás realizar acciones violentas, va a traer mucha solidaridad internacional hacia nuestra causa y los familiares de los miles de presos se van a involucrar por inercia familiar -le afirmé.
31 31

-Te puedo asegurar que la solidaridad internacional solo será en los primeros días o quizás semanas y la Inteligencia se encargará de contrarrestarla en el exterior y en cuanto a lo que ocurra dentro del país, tú mejor que nadie sabes Fariñas, que la situación interna está controlada por nosotros y nadie podrá revertir esta situación confirmó con un toque de autosuficiencia. -Bueno, entonces veremos quién tiene la razón le contradije. -Pero bueno Fariñas, el hecho que haya venido a verte y te dé toda esta información es para que valores y no te desgastes en una huelga inútil, mejor te acostumbras a la idea de compartir la prisión con todos tus colegas. ¿No crees? -me insistió persuasivo. -No, creo que es mejor morirse si el castrismo va a regresar a las represiones masivas de la década de los años 60 -le desafié. -Está bien, yo sé que tú eres muy testarudo, pero es mejor que por tus propios oídos escuches las detenciones de tus colegas contrarrevolucionarios en la propia Radio Martí -y se sonrió dándome un pequeño radio portátil color plateado marca TECSUN con un cargador y cuatro baterías recargables, que le había alcanzado el agencioso capitán Marcos. Estos eran precisamente los tipos de radio que distribuía la Sección de Intereses de los Estados Unidos de América en La Habana. Pasados los años, pude saber que también a mi amigo personal y hermano de lucha e ideas prodemocráticas Leonardo Miguel Bruzón Ávila, quien por esos tiempos se encontraba en esa misma Sala de Penados por Delitos Contra la Seguridad del Estado y al que solo podía escuchar en otra celda-sala desde donde nada más podía oír su voz, el mismo día le habían entregado un radio similar para que escuchase la gran ola represiva que se nos venía encima como opositores anticastristas. Por suerte para Cuba él tampoco se amilanó. Después de que los referidos oficiales del G-2 se retiraron, yo me quedé pensando en las afirmaciones que el teniente coronel Luis Mariano Lora había hecho, y en mi mente surgieron tres teorías conspirativas al respecto. La primera de ellas consistía en que realmente pudiera ser verdad, lo que elevaría la

cantidad de Presos Políticos a cifras nunca vistas en Cuba, tras la excarcelación masiva de los años 1978 al 1980. Pero si fuera así, la máxima dirigencia totalitaria cubana se iba a enfrentar contra el mundo democrático y civilizado, lo que implicaba un desafío de consecuencias impredecibles, porque la diplomacia castrista y sus grupos de solidaridad en el exterior tendrían las manos atadas para defender lo indefendible, puesto que el castrismo pasaría a ser El Victimario en el conflicto y dejaría de ser La Víctima. Una segunda hipótesis mía me aseguraba que en realidad no habría la próxima ola represiva anunciada, sino que el siempre inteligente, creativo y competitivo oficial Lora usaba aquella información para lograr quebrantar mi voluntad y determinación para proseguir en un franco desafío al poder que él representaba y cuidaba, pues con mi molesta huelga de hambre él aseguraba constantemente: “… a nuestra Revolución no le conviene un mártir como tú…”. Estuve dudoso en cuanto a este razonamiento, debido a que a corto plazo yo me sentiría engañado y esto bloquearía la comunicación entre el entonces Jefe del Departamento 21 y yo, algo de lo que me había dado cuenta. Él trataba a toda costa de que no pasara, pues procuraba siempre ser un interlocutor asertivo, válido y creíble conmigo. Como tercera teoría tenía una idea muy ingenua, pueril y paranoica, donde Luis Mariano me había entregado aquel radio para poder escuchar mejor

todo lo que yo hablaba con mis compañeros de celda-sala, esta última la deseché de inmediato porque comprendí que en aquella Sala de Penados se encontraban ingresados muchos presos extranjeros de varios carteles de drogas bahameses, colombianos y mexicanos, además varios ciudadanos de otras naciones acusados de espionaje o terrorismo, por lo que hasta las cucarachas y los mosquitos que por allí pululaban estarían equipados con cámaras y micrófonos. II. Durante dos semanas tuve la oportunidad de escuchar toda la programación diaria de Radio Martí y otras radioemisoras del sur del estado norteamericano de La Florida. En lo personal me encontraba como un niño con un juguete nuevo. También me pude percatar de que las acciones prodemocráticas de desobediencia civil en las calles de mi ciudad Santa Clara habían disminuido y esto me entristeció mucho. Pero en otros municipios o provincias de mi patria sí se ejecutaban con temeridad y esto me dio mucho aliento. Ya en la tercera semana, a partir exactamente del día miércoles 12 de marzo del 2003, el programa estelar de opiniones políticas del gobierno castrista Mesa Redonda comenzó un ataque diario contra las personas más conocidas de la Disidencia Interna No Violenta. Esto había ocurrido otras veces en este mismo espacio televisivo, pero lo que me llamó la atención fue que las diatribas contra nosotros iban in crescendo y se to-

Imagen de Villa Marista cuando no cumplía el triste rol actual.
32 32

mó casi toda una semana, esto sí que no había ocurrido anteriormente. Con la información que ya poseía de parte del teniente coronel Luis Mariano Lora me percaté de que estaban preparando a la opinión pública, tanto nacional como internacional, para ejecutar la ola represiva masiva en contra nuestra. También la calidad y jerarquía militar de los ponentes en la Mesa Redonda comenzó a subir, por lo que ya los coroneles del Minint Manuel Hevia y José Luis Méndez, ambos siempre presentados como Investigadores Titulares del Centro de Estudios Históricos de la Seguridad del Estado, sito en la intercepción de las calles 5ta Avenida y 14 de la barriada habanera de Miramar, eran “niños de teta”. En aquellas largas, históricas y facistoides Mesas Redondas llegó a participar entre otros altos oficiales del Minint, el general de brigada Adalberto Rabeiro, jefe de la Dirección de Investigación Criminal y Operaciones (Dico) y por tanto la máxima figura militar de la temida “Villa Marista”.

Por espacio de cuatros días religiosamente apagaba el radio entregado a mí por Luis Mariano Lora a las 6: 30 p.m., hora del comienzo de la Mesa Redonda y seguía cada palabra o gesto de los participantes en ella. Así fue los días 12, 13, 14 y 15 de marzo, porque el domingo 16 solo repitieron una de las anteriores cuatro Mesas Redondas. Después de terminado el programa de televisión no encendía nuevamente el radio, porque también me mantenía atento a la inminente Guerra en Irak, pues una coalición de países democráticos encabezados por los Estados Unidos de América le había dado un ultimátum al dictador Saddam Hussein y deseaba mantenerme informado de lo que ocurriría en el Medio Oriente. Solamente tras terminar de ver el oficialista, desinformador y tendencioso Noticiero Nacional de Televisión (NTV) volvía a buscar información balanceada en el exterior de Cuba. Me iba dando cuenta a través de los noticieros y programas nocturnos de Radio Martí, que todavía no le habían dado el zarpazo a la Disidencia Interna Cubana. Esto en gran medida calmaba mis angustias, expectativas y sufrimientos por el futuro de la libertad y la democracia en mi Patria, por lo menos hasta el siguiente día. Sería bueno acotar aquí al lector, que las visitas diarias de los oficiales del Departamento 21 a Leonardo Miguel Bruzón Ávila y a mí cesaron temporalmente sin que mediara explicación alguna y ninguno de nosotros dos la pidió, porque era una manera de mostrar debilidad ante una demostración de fuerza por parte de nuestros adversarios políticos. En aquellos tensos instantes que vivimos, era como si estos represores de oficio estuvieran muy ocupados en elucubrar sus nuevas tropelías antidemocráticas contra toda la Sociedad Civil Cubana. Ellos en realidad no poseían el tiempo necesario para venir a visitar y tratar de convencer a dos contrarrevolucionarios altamente conflictivos, irracionales y protestones, quienes por demás ya estaban puestos a buen recaudo tras las rejas. III. Sin embargo, la Mesa Redonda del lunes 17 de marzo del 2003 fue muy distinta para mí, en ella se continuó tratando igual el tema de la Oposición Interna No Violenta cubana y las frases de descrédito hacia nosotros permanecían siendo altisonantes. Los altos oficiales del Ministerio del Interior proseguían como ponentes especiales y una muy selecta minoría de periodistas de total confianza del régimen totalitario

Eduardo Díaz Fleita, uno de los tantos procesados durante la Primavera Negra de Cuba.
33

fue invitada a participar, como es el caso de Reinaldo Taladrid Herrero y Lázaro Barredo Medina. El conductor habitual del espacio, Randy Alonso Falcón, se mostraba ansioso por dar una información que le habían pasado en los primeros minutos del programa y miraba constantemente el documento que estaba a su derecha. Pude darme cuenta que algo peculiar poseía aquella Mesa Redonda. Observé algo muy distinto en esta que enseguida me puso alerta, entre el público invitado al programa televisivo de marras se encontraba sentado con ropa de civil el propio teniente coronel Luis Mariano Lora y el capitán Marcos Rodríguez, entonces deduje que los otros asistentes vestidos con ropas de civil y con cortes militares en sus pelados eran una representación del Departamento 21 o toda la plana mayor de este órgano represivo. No obstante, el programa terminó como los otros de la semana anterior y al comenzar el Noticiero Nacional de Televisión la primera noticia versó sobre la inminente guerra en Irak, pero la segunda información fue respecto a lo tratado en la Mesa Redonda y tras haber realizado un reportaje sobre todo lo dicho en ella, el conductor Rafael Serrano informó de un modo extravagante, inapropiado e histérico: “Los apátridas y mercenarios a los que se refirió la Mesa Redonda están siendo arrestados en estos momentos por las autoridades competentes a solicitud del pueblo cubano”. Con estas palabras, con horror, incertidumbre y angustia me di cuenta de que había comenzado la “cacería de brujas”, por lo que de inmediato sintonicé el radio y pude escuchar en Radio Martí, que mi amigo personal, coterráneo y destacado opositor pacífico del municipio montañoso de Manicaragua en la provincia de Villa Clara, Arturo Pérez de Alejo Rodríguez, a quien apodamos cariñosamente “Arturito Pecho de Mulo”, presidente del Movimiento Democrático Escambray, era una de las primeras víctimas. Monitoreé con aquel diminuto radio hasta altas horas de la madrugada del ya día martes 18 de marzo y las detenciones proseguían, incluso algunas que se habían producido en la jornada anterior, fundamentalmente en las provincias de la región oriental de la Isla. Con laceración conocí que otro amigo personal, Omar Pernet Hernández, quien ya tenía dos prisiones anteriores, también había sido arrestado en la ciudad de Placetas. Después supe que desde el primer día fue encarcelado Librado Linares García, quien vivía en Camajuaní
34 34

a sólo 25 kilómetros de Santa Clara. Mientras se encontraba en la capital detuvieron al periodista independiente y buen amigo Omar Ruiz Hernández y tuve conocimiento del apresamiento de mi amigo Margarito Broche Espinosa, residente en el costero municipio de Caibarién, asimismo conocí del arresto del hermano Antonio Augusto Villareal Acosta en el remoto municipio de Corralillo. En la cercana provincia de Matanzas también fueron detenidos un trío de amigos personales y compañeros de lucha e ideas desde mi militancia en el Partido Solidaridad Democrática (PSD), como fueron Félix Navarro Rodríguez, Diosdado González Marrero e Iván Hernández Carrillo. Otros dos amigos personales por Pinar del Río cayeron tras los barrotes, Víctor Rolando Arroyo Carmona y Eduardo Díaz Fleitas, también mi buen amigo Pedro Argüelles Morán había sido arrestado en Ciego de Ávila, así como por Santiago de Cuba el intelectual José Gabriel Ramón Castillo, a quien apodamos con cariño “Pepín”. A su vez, en antigua provincia Habana encerraron al buen amigo Miguel Galbán Gutiérrez. La ola de arrestos que a más personas afectó ocurrió en la antigua Ciudad de La Habana, la capital del país. Allí arrestaron a mis amigos personales Raúl Rivero Castañeda, Marcelo Cano Rodríguez, Oscar Espinosa Chepe, Roberto de Miranda Hernández, Carmelo Díaz Fernández, Pedro Pablo Álvarez Ramos, Edel García Díaz, Jorge Olivera Castillo, Ángel Moya Acosta, Osvaldo Alfonso Valdés, Ricardo González Alfonso, Adolfo Fernández Saiz, Héctor Maseda Gutiérrez y Manuel Vázquez Portal. Me levanté cansado pasado el mediodía del día martes 18, y proseguían los masivos arrestos. Ya se iba perfilando que eran mayoritarios los disidentes firmantes y promotores del Proyecto Varela, aunque sería bueno reconocer que bastantes de los opositores detractores de esa iniciativa ciudadana también fueron a las ergástulas. Al siguiente día 19 de marzo prosiguieron los arrestos. De todos ellos el que más me golpeó e impactó fue el de Héctor Palacios Ruiz, a quien había estado subordinado cuando fue presidente del Partido Solidaridad Democrática (PSD) y con el cual tenía una relación muy estrecha, pues mi difunto padre y él habían luchado juntos contra la tiranía de Fulgencio Batista, en Las Villas, antes de 1959.

Durante la noche pude escuchar por Radio Martí declaraciones del hoy fallecido en extrañas circunstancias Oswaldo Payá Sardiñas, promotor principal del Proyecto Varela y Premio “Andrei Sájarov” del Parlamento Europeo, quien describía los arrestos, en la esquina de su propia casa, de sus cercanos colaboradores Regis Iglesias Ramírez y Antonio Díaz Sánchez, este último conocido cariñosamente como Tony. Payá Sardiñas, con un dejo de resolución, temeridad y resignación en sus declaraciones aseguró que él estaba preparado para caer detenido en la ola represiva nacional en marcha. Otros que hablaron en esos mismos términos fueron Gustavo Arcos Bergnes, Elizardo Sánchez-Santa Cruz Pacheco, René Gómez Manzano, Vladimiro Roca Antúnez y Félix Bonne Carcasés; todos ellos describían que sus respectivas viviendas tenían sendos cercos operativos y que varios equipos de la prensa extranjera acreditada en Cuba estaban allí para reportar sus inminentes arrestos, y sus palabras no dejaban dudas de que todos consideraban que pronto irían a prisión. Por suerte para la causa prodemocrática esto no ocurrió y ellos continuaron con nuestras banderas de libertad en alto. No se dieron nuevos arrestos a partir del día jueves 20 de marzo del 2003, con la salvedad del caso de Marcelo López Bañobre, quien trabajaba para la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) encabezada por Elizardo Sánchez Santa Cruz, detenido al siguiente mes. A partir de ese jueves empezó la guerra en Irak y los medios castristas de desinformación trataron de lanzar un manto de silencio sobre la ola represiva dentro del país, tratando oportunistamente de encubrirse con este conflicto bélico mundial, algo que por cierto no lograron jamás. Existían más arrestados por todo el país. Yo no tenía tan estrechas relaciones de trabajo o de amistad con ellos e incluso a algunos no los conocía personalmen-

te, pero a pesar de todo sus arrestos los sentí como míos. Comprendí que el gobierno castrista le había lanzado el guante a las generaciones históricas que tratábamos de derrocarlo pacíficamente y dependería de nosotros aceptar el desafío y subirle la parada a los represores. Por la envergadura y calidad como opositores pacíficos de los más de 80 arrestados en esos tres fatídicos días, nos dábamos cuenta desde aquella olvidada Sala de Penados que nos enfrentábamos a un acontecimiento histórico insoslayable. Ahora que ha transcurrido el tiempo, exactamente 10 años, y que la mayoría de los arrestados en aquellas jornadas optó por partir al exilio y solo 14 de ellos aún permanecen en Cuba, he comprendido que para mí como persona, ciudadano y opositor no violento fue lacerante sentir, soportar y sufrir a lo que después se le denominaría La Primavera Negra de Cuba… solo que padecida desde una Sala de Penados.

Guillermo FARIÑAS Hernández. Licenciado en Psicología por la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas, en 1988. Combatió en Angola y estudió en la Unión Soviética una Ingeniería Militar, que no culminó por enfermedad. Enfrentó la corrupción en el Hospital Infantil “Pedro Borrás Astorga” de La Habana, donde trabajaba y fue a prisión. Ejecutó Huelga de Hambre en el 2006, por el libre acceso de los cubanos a Internet, premiado Ciberlibertad de Reporteros sin Fronteras y Derechos Humanos de Weimar, Alemania, en el 2007. Activista Político, Social, Periodista, Bibliotecario y Blogger Independiente. Preso Político en Tres Ocasiones. Protagonizó varias huelgas de hambre, en la última de ellas de 2010, contribuyó a la liberación de 116 presos políticos. Obtuvo El Premio “Andrei Sájarov” del Parlamento Europeo a la Libertad de Conciencia del 2010. Nació y reside en Santa Clara, Villa Clara.

35 35

Por: Rolando Ferrer Espinosa

E

n los meses de marzo-abril de 2003, el régimen totalitario de Fidel Castro Ruz desató una ola represiva en todo el territorio nacional, por lo que se cumplen diez años de aquellos hechos, marcados en la historia como la Primavera Negra de Cuba. Fueron detenidos y enjuiciados 75 valientes cubanos, sancionados a Privación de Libertad con condenas que oscilaron entre 6 a 28 años. El régimen cubano de los hermanos Castro y sus lacayos, disponen de la ley y la manipulan para lograr sus fines dictatoriales y represivos, cumpliendo su único propósito de perpetuarse en el poder. Ya desde mediados de la década del 90 buscaban la forma de dar un golpe a la oposición interna que iba en ascenso en el conocimiento y apoyo popular, y que además funcionara como Profilaxis General en toda la población y así tratar de atenuar la llama insurreccional del pueblo cubano en contra del régimen. En todo el país se activaron las Salas de los Delitos Contra la Seguridad del Estado de los Tribunales Populares Provinciales en juicio oral y público en proceso sumarísimo al unísono, para sancionar a los 75. Es necesario traer a colación la situación sociopolítica y económica de Cuba en los años 90 del siglo pasado, donde: -La crisis de la economía cubana por la caída del campo socialista y la URSS, la pérdida del abastecimiento del CAME con lo que significó para el gobierno y el pueblo, unido a la ineficiencia del sistema imperante en Cuba. -El aumento de la actividad contestataria de la Oposición Interna pacífica. -La presentación y pleno apogeo del Proyecto Varela. -El periodismo independiente cubano sobrepasaba las barreras de silencio urgidas por el régimen, y el mundo ya conocía de primera mano la realidad que vivía Cuba. El gobierno fue acusado ante los organismos internacionales de Derechos Humanos como violador de estos. El mundo puso sus ojos en la situación cubana y exigió Cambios internos. -Los hechos sociales, como la sublevación del Maleconazo en la Habana.

-La implementación de la Ley Helms-Burton y el embargo con las debidas restricciones de tipo económico para la Isla. -El éxodo masivo o crisis migratoria, donde miles de cubanos abandonaron el país en embarcaciones rústicas y en cuanto era posible. -Los intentos de Salida Ilegal del país, con el uso de la violencia, por sectores de la población no vinculados a la oposición pacífica interna. La piratería sobre embarcaciones marítimas y aeronaves civiles, como por ejemplo los hechos de Tarará en la Habana, los jóvenes capitalinos que secuestraron a extranjeros para salir del país, el secuestro de embarcaciones de transporte de personas por el mar, entre puntos costeros de la Habana y otras áreas aledañas, el secuestro de remolcadores marítimos comerciales para los propios fines. Además del secuestro de aviones civiles, que cumplían rutas nacionales, para ser desviados hacia EE.UU. -Las radicales y duras medidas tomadas por el gobierno en su desespero por mantener el control del país, aunque se hiciera por el empleo de la fuerza extrema, como por ejemplo, el fusilamiento sumarísimo de tres jóvenes autores del secuestro de extranjeros para salir del país, el endurecimiento de las sanciones ante las indisciplinas sociales y toda manifestación de inconformidad. El gobierno hizo uso desesperado del Aparato Legislativo de Poder, creó macabramente la Ley 88 de 1999, de Protección de la Independencia Nacional y la Economía de Cuba. La cual consta con 12 Artículos, que tratan en lo principal con relación a su Artículo 1, que dice: “Esta ley tiene como finalidad tipificar y sancionar aquellos hechos dirigidos a apoyar, facilitar, o colaborar con los objetivos de la ley “Helms Burton”, el bloqueo y la guerra económica contra nuestro pueblo, encaminados a quebrantar el orden interno, desestabilizar el país y liquidar el Estado Socialista y la independencia de Cuba”. Los demás Artículos e incisos tipifican los detalles de las posibles conductas o hechos punibles a la conveniencia del régimen. Esto se hizo sin consulta popular y valiéndose del engaño al pueblo trabajador, con la seudotesis de que todo por el pueblo y la revolución socialista, como única vía de ser libres los cubanos. Se tendió la trampa al propio pueblo, para someter legalmente a aquellos que reclamaran por un Cambio en Cuba, tipificando como delitos conductas que no son más que el reclamo por 36 36

los Derechos Humanos y Civiles de un pueblo sumido en la más vil explotación dictatorial conocida en la historia de América Latina y el mundo, por un régimen entonces con más de 40 años en el poder. También se aplicó a estos valientes hermanos el Artículo 91 de la Ley 62 ó Código Penal, actualizado hasta la Ley 93 del 2001, que fue necesario incluir en el Cuerpo Legal para dar mayor rigor a las sanciones, con un respaldo legal. De los Delitos Contra la Seguridad del Estado, el Capítulo I de los Delitos Contra la Seguridad Exterior del Estado, Sección Primera, Actos contra la Independencia o la Integridad Territorial del Estado, que expresa en su Artículo 91: “El que en interés de un Estado extranjero, ejecute un hecho con el objetivo de que sufra deterioro la Independencia del Estado cubano o la integridad de su territorio, incurre en sanción de Privación de Libertad de 10 a 20 años o muerte”. ¿Qué hacían estos cubanos? -Levantar sus voces por los cubanos que por temor no lo hacían. -Rebelar ante el mundo la realidad cubana.

-Denunciar la Violación de los Derechos Humanos a la población civil. -Fomentar el conocimiento del pueblo en cuanto a la verdadera historia de Cuba, oculta por el régimen. -Debelar el telón que oculta la verdadera naturaleza de la Dictadura Castrista. -Hacer uso de las libertades de todo ser humano de escoger el Sistema Sociopolítico que desee. -Hacer uso de las libertades, de expresión, de asociación, y de pensamiento. -Hacer uso de la libertad de prensa. -Hacer uso de la libertad de participar en el destino de su país. -Hacer uso de la libertad de participar directamente en la política. -Hacer uso de la libertad de utilizar internet, para ello necesitaron y se necesita todavía, del apoyo de países no comprometidos con la tiranía castrista.

Iván Hernández Carrillo y Ángel Moya Acosta, dos cubanos víctimas de la ola represiva de 2003.
37 37

-Hacer uso de la libertad de escoger el futuro de sus hijos. -Hacer uso de la libertad de religión, sin control o supervisión estatal. -Hacer uso de la libertad de mostrar a los demás la ideología individual, y actuar en consecuencia. -Protestar pacíficamente por la falta de un Estado de Derecho en Cuba, donde existan elecciones libres y se pueda elegir democráticamente a un presidente, por el período de tiempo regido constitucionalmente, sin acepciones políticas o de otro tipo. -Reclamar por tantos años de esclavitud y servidumbre social al castrismo. ¿Cuál fue el resultado? La realidad fue adversa, pues inicialmente muchos se replegaron y se asumieron conductas vacilantes y temerosas por parte de la propia disidencia, solo los más convencidos y valerosos hermanos continuaron abiertamente mostrándose contra el régimen, e hicieron escuchar sus enérgicos desacuerdos con lo que sucedía. Las personas, algunas engañadas respecto al verdadero motivo del enjuiciamiento y otras por el temor a la represión, se limitaron de decir y hacer. El mundo se indignó con este acto dictatorial de los hermanos Castro, que imponía por la extrema fuerza su voluntad, violando toda norma de Derecho, Humanos y de Derechos instituidos legalmente por el aparato estatal. Personalidades del mundo hicieron público su posición contraria con críticas al régimen, se inclu-

ye personalidades y gobiernos “Amigos de Cuba Comunista”.

delos

llamados

Con el actuar de los familiares, las valientes Damas de Blanco, que todos los fines de semana caminaban las calles de La Habana con un gladiolo en sus manos, pidiendo la libertad de los 75 y de todos los presos políticos en Cuba, a pesar de las golpizas a que eran sometidas, y que aún persisten en el empeño por la libertad de los presos políticos, y de Cuba. Los hermanos de lucha también pusieron su grano de arena en el reclamo de la libertad, los opositores, como el caso de Guillermo Fariñas Hernández, que realizó una Huelga de Hambre y Sed, a riesgo de su vida, y otros que también apoyaron esta causa. Porque debemos recordar que todo esto sucedió en el escenario de la Cuba castrista, que no escatima nada contra sus enemigos realizando cualquier acto, incluyendo el asesinato. La victoria se logró entre el 2010 y marzo de 2011 en que salen los últimos prisioneros políticos, Félix Navarro Rodríguez y José Daniel Ferrer García. El régimen se mostró tal cual es, demostró que por continuar en el poder hace lo que entienda necesario hacer, utiliza los métodos que tenga que utilizar, y demostró además que se siente inseguro, pues sabe que crece la oposición y aumenta el respaldo popular e internacional. Se puede engañar a alguien por un tiempo, pero no se puede engañar a todos por toda la vida.

Rolando FERRER Espinosa. Licenciado en Derecho por el Instituto Superior del Ministerio del Interior “General de Bri-gada Luís Felipe Denis Díaz” en 1996. Ejerció como Oficial Operativo de la Dirección General de Contra Inteligencia (DGCI) en Villa Clara, donde alcanzó el grado de Primer Teniente. Al manifestar contradicciones políticas en ese organismo represivo se le dio la Baja por Conveniencia del Servicio. Al intentar emigrar clandestinamente a Estados unidos de América fue secuestrado por el gobierno cubano con la complicidad de las autoridades de Bahamas. En 1999 resultó condenado 8 años de cárcel por un supuesto delito de Revelación de Secretos Concernientes a la Seguridad del Estado. Actualmente dirige Las Villas Ley, Consultoría Jurídica Alternativa al gobierno castrista.

Diosdado Gonzales Marrero, detenido durante la primavera negra del 2003. 38

Guerreros Arcoíris
Por: Carlos Alberto Martínez Muñoz

“Todas las cosas que fueron, volverán a ser” Oso Parado

E

l Arcoíris posee un significado especial para muchos pueblos de la Tierra. En profecías e historias de varias naciones, desde los Hopi y Zuni en el Suroeste a los Cherokee en el Sureste, desde los Cree en el lejano Norte y las grandes naciones Sioux de las planicies, hasta los pueblos Mayas del lejano Sur, el Arcoíris fue un punto de mira de creencias espirituales. Según los nativos americanos, el arcoíris es un signo de la omnipotente gracia del Gran Misterio. Fue también un punto de mira y gran signo del Lugar de Paz, Manataka, pues el Creador escogió Manataka para desplegar este hermoso fenómeno de la naturaleza en una forma espectacular y única. Los arcoíris de Manataka eran cuidados por la Mujer Arcoíris, quien mantenía un ojo vigilante sobre la paz del valle. Ella guardaba los secretos de la Cueva de Cristal, y presidió el Gran Concilio de la Paz por miles de años. La Mujer Arcoíris y los hermosos arcoíris de Manataka desaparecieron para irse a vivir en lo profundo de la montaña sagrada cuando el Círculo fue roto por la invasión y la destrucción de un pueblo que no entendía la belleza y la gracia de estos lugares sagrados. Dicen los nativos americanos que no están enojados por el extremo maltrato de su pueblo y de la tierra por las manos de este pueblo codicioso y temible, porque entienden que el cumplimiento de las profecías del arcoíris está saliendo a la luz. La profecía Cree es tal vez la más completa de todas. Una sabia anciana de la nación india Cree, llamada “Ojos de Fuego”, tuvo una visión
39

del futuro. Ella profetizó que un día, a causa de la codicia de los hombres blancos o Yo-ne-gi, vendría un tiempo cuando la tierra sería devastada y polucionada, los bosques serían destruidos, los pájaros caerían del aire, las aguas serían ennegrecidas, los peces envenenados en las corrientes y los árboles no existirían más. La humanidad como la conocemos dejaría de existir. Entonces vendría un tiempo cuando “los guardianes de las leyendas, historias, rituales de culto,

Manataka

mitos y todas las Costumbres Tribales Ancestrales” serían necesarios para restaurar nuestra salud, haciendo la tierra verde otra vez. Serían la clave para la supervivencia de la humanidad, y los llamarían “Guerreros del Arcoíris”. Llegaría el día del despertar, cuando todos los pueblos de todas las tribus formarían un nuevo mundo de Justicia, Paz, Libertad y reconocimiento del Gran Espíritu. Los “Guerreros del Arcoíris” esparcirían esos mensajes y enseñarían a todos los pueblos de “Elohi”, la Tierra, cómo vivir la “Vía del Gran Espíritu”. Les dirían a todos sobre cómo el mundo de hoy se ha alejado del Gran Espíritu. Es por eso que la Tierra está enferma. Los “Guerreros del Arcoíris” mostrarían a los pueblos que este “Antiguo Ser”, el Gran Espíritu, está lleno de amor y comprensión, y les enseñaría cómo hacer hermosa otra vez a “Elohi”, la Tierra. Estos Guerreros les darían a los pueblos principios o reglas a seguir para hacer luminoso su camino por el mundo. Estos principios serían aquellos de las Antiguas Tribus. Los Guerreros del Arcoíris enseñarían a los pueblos las antiguas prácticas de Unidad, Amor y Comprensión. Enseñarían Armonía entre los pueblos de las cuatro esquinas de la Tierra. Como las Antiguas Tribus, enseñarían a los pueblos cómo rezar al Gran Espíritu con el amor que fluye como hermoso arroyo de montaña a lo largo del sendero hacia el océano de la vida. Una vez más podrían sentir gozo en soledad y en reunión. Serían libres de celos insignificantes y amarían a toda la humanidad como hermanos, sin consideraciones de color, raza y religión. Sentirían a la felicidad entrar en sus corazones y se volverían uno con toda la raza humana. Sus corazones serían puros e irradiarían calor, comprensión y respeto por toda la humanidad, la Naturaleza y el Gran Espíritu. De nuevo llenarían sus mentes, corazones, almas y acciones con los más puros pensamientos. Buscarían la belleza del Maestro de la Vida, el Gran Espíritu. Encontrarían fuerza y belleza en la oración y en la soledad. Sus hijos podrían correr libremente de nuevo, y disfrutar los tesoros de la Naturaleza y de la Madre Tierra. Libres del miedo a las toxinas y la destrucción, traídas por los Yo-ne-gi y sus prácticas de codicia. Los ríos correrían claros de nuevo, los bosques serían abundantes y hermosos,
40

los animales serían repuestos. Los poderes de las plantas y animales serían respetados de nuevo, y la conservación de todo lo que es bello se volvería una forma de vida. El pobre, el enfermo y el necesitado serían de nuevo cuidados por sus hermanos y hermanas de la Tierra. Estas prácticas volverían a ser parte de sus vidas diarias. Los líderes del pueblo serían elegidos a la antigua usanza, no por llamamiento, no por su partido político, por quien pudiera hablar más alto, presumir más o lanzar más lodo, sino que serían aquellos cuyas acciones hablaran más alto. Aquellos que demostraran su amor, sabiduría y coraje, y aquellos que mostraran que pueden y que trabajarían por el bien de todos, serían escogidos como líderes o Jefes. Serían seleccionados por su calidad y no por la cantidad de dinero que hubiesen obtenido. Como los taciturnos y dedicados “Jefes Antiguos”, ellos comprenderían a las personas con amor, y velarían porque sus jóvenes fuesen educados con el amor y la sabiduría de sus alrededores. Les mostrarían a sus hijos que los milagros pueden ser consumados para sanar a este mundo de sus enfermedades, y restaurarlo a la salud y a la belleza. Las tareas de estos “Guerreros del Arcoíris” son muchas y grandes. Habrá terribles montañas de ignorancia que conquistar, y seguro encontrarán prejuicio y odio. Deberán ser dedicados, constantes en su fortaleza, fuertes de corazón. Encontrarán mentes y corazones dispuestos que los seguirán en su camino de retornar a la “Madre Tierra” a la belleza y abundancia, una vez más. El día llegará, no está lejos. El día en que veremos cómo debemos nuestra propia existencia a los pueblos de todas las tribus que han mantenido su cultura y su patrimonio. Aquellos que han mantenido vivos los rituales, las historias, las leyendas y los mitos. Será con este conocimiento, el conocimiento que ellos han preservado, que retornaremos una vez más a la armonía con la Naturaleza, la Madre Tierra y la humanidad. Será con este conocimiento que encontraremos la “Clave de nuestra Supervivencia”. Las profecías de los nativos americanos sobre los Guerreros Arcoíris encontraron su lugar en la modernidad. El movimiento ambientalista más grande del mundo, Greenpeace, ha adoptado el arcoíris como símbolo.

En 1978 Greenpeace adquirió el arrastrero Sir William Hardy, el cual inicialmente había sido un barco de investigación operado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación del Reino Unido. Greenpeace puso en él dos símbolos: una paloma blanca en vuelo y un arcoíris de siete colores, lo rebautizó como Rainbow Warrior y lo convirtió en su buque insignia. El Rainbow Warrior volvió entonces a surcar los mares, con una noble misión: servir como plataforma para las protestas organizadas por Greenpeace contra las actividades nocivas a la protección del entorno y de las especies marinas. Por siete años un arcoíris protector navegó por los océanos del mundo, hasta que fue hundido en 1985, como resultado de un atentado terrorista perpetrado por el gobierno de Francia. Greenpeace planeaba llevar a cabo una protesta contra las pruebas nucleares que realizaría Francia en el Atolón de Mururoa, Archipiélago Tuamotú, en el Pacífico Sur. Para evitar una incursión en aguas territoriales de la Polinesia gala, la Dirección General de la Seguridad Exterior francesa envió a varios de sus agentes a Auckland, Nueva Zelanda. La primera en llegar fue Frédérique Bonlieu, nombre falso de Christine Huguette Cabon, una oficial de la armada que trabajó para los servicios secretos franceses. Su misión era la de utilizar

sus encantos femeninos para infiltrarse en los medios ecologistas y conocer los planes de Greenpeace. Cumplió su misión maravillosamente, y obtuvo gran cantidad de información sobre la protesta que se organizaba y sobre los arreglos para la llegada del Rainbow Warrior. Con la información recogida, los servicios secretos franceses enviaron entre junio y julio a varios oficiales a Nueva Zelanda, todos con nombres falsos. El 7 de julio de 1985, el Rainbow Warrior llegó al puerto de Waitemata para reunirse con otros barcos que participarían en la manifestación contra los ensayos nucleares franceses en el Atolón de Mururoa. Los agentes secretos, expertos en bombas y en operaciones subacuáticas, hicieron bien su trabajo. El 10 de julio de 1985, diez minutos antes de la medianoche, ocurrió una explosión. Fernando Pereira, activista y fotógrafo de la expedición, volvió al barco para intentar recuperar sus equipos. Nunca regresaría a tierra. Una segunda explosión, aún mayor que la primera, segó su vida y hundió al Rainbow Warrior. Los habitantes de Nueva Zelanda despertaron el 11 de julio con la noticia del primer atentado terrorista ocurrido en su país. Gracias a las denuncias de los habitantes de Auckland y a las investigaciones de las autoridades zelandesas, varios agentes franceses fueron rastreados y arrestados, entre ellos el mayor Alain Mafart y la capita-

Rainbow Warrior II

41

Monumento al Rainbow Warrior
na Dominique Prieur, capturados el día 12 de julio. Ese mismo día Francia negó oficialmente toda intervención en el hundimiento del Rainbow Warrior, explicando que el país no actuaba de esa manera. Las investigaciones se encargarían de demostrar lo contrario. La propia prensa francesa informó el 8 de agosto de 1985 sobre los posibles nexos entre el atentado terrorista y los servicios secretos franceses. Al día siguiente, el presidente de Francia, François Mitterrand, condenó el hundimiento del Rainbow Warrior como un acto criminal y prometió castigo si se demostraba que los agentes franceses estaban involucrados. El primer ministro francés, Laurent Fabius, hizo una declaración similar. Ambos tuvieron que tragarse sus palabras después. Los servicios secretos franceses afirmaron que los agentes debían entorpecer las actividades de
42

Greenpeace, pero no estaban autorizados para llevar a cabo acciones del tipo ocurrido. No obstante, el 28 de septiembre, Fabius admitió la actuación de los servicios secretos, y confirmó que los agentes actuaron bajo órdenes superiores, lo cual significaba que no podían ser juzgados por terrorismo y asesinato. A pesar de todo, en noviembre de 1985 los oficiales Mafart y Prieur fueron condenados a diez años de prisión por cargos menores. Todo el proceso estuvo plagado de mentiras del gobierno francés y de su servicio secreto. Sin embargo, finalmente la verdad salió a la luz y ocasionó un escándalo político de grandes proporciones, en medio del cual renunció el Ministro de Defensa francés, Charles Hernu. El sabotaje no solo fue el primer acto de terrorismo en Nueva Zelanda, sino el primer caso documentado de terrorismo de Estado contra el movimiento ambientalista.

Claro que una potencia como Francia no se iba a quedar de brazos cruzados. Como medida de presión para la extradición de los dos terroristas, en 1986 Francia prohibió algunas importaciones desde Nueva Zelanda. Gracias a la mediación de Javier Pérez de Cuéllar, Secretario General de la ONU, se acordó que los dos oficiales pasarían tres años presos en una base militar francesa del Pacífico. Acuerdo que Francia incumplió, pues Dominique Prieur llegó a París en mayo de 1987. Alain Mafart fue transportado a Francia en diciembre de ese mismo año para un tratamiento médico, e inmediatamente se le asignó un nuevo puesto en una academia militar de París. Francia logró la libertad para sus agentes a costa de la deshonra de su gobierno. Por otra parte, el Rainbow Warrior fue reflotado el 21 de agosto de 1985, pero tenía averías tan grandes que era imposible repararlo. Fue transportado en 1987 hacia la bahía Matauri, Islas Cavalli, Nueva Zelanda, donde fue hundido el 12 de diciembre. Con esta última acción, Greenpeace se aseguró de que su buque insignia continuara sirviendo a la causa del ambientalismo, pues el naufragio se convertiría en un atractivo para el buceo turístico y en santuario para la fauna marina. Un monumento a su memoria se yergue hoy en la bahía Matauri, y bajo el mar un arcoíris de anémonas cubre el casco generoso del barco guerrero. Greenpeace reclamó arbitraje internacional en contra de Francia. El tribunal falló a favor de la organización en 1987 y ordenó a la nación gala el pago de $ 8,1 millones. David McTaggart, presidente de Greenpeace, describió el fallo como "una gran victoria para aquellos que apoyan el derecho a la protesta pacífica y detestan el uso de la violencia". Con el monto de la indemnización, una goleta fue adquirida en 1989 y llamada Rainbow Warrior II, en honor a la primera embarcación. Pero la historia no acaba aquí. Dice la sabiduría popular que al perro huevero aunque le quemen el hocico sigue siendo huevero. En este caso el

Rainbow Warrior I
perro huevero fue el gobierno francés, que al parecer siente predilección por las “omelettes”. Diez años después del hundimiento del primer Rainbow Warrior, en 1995, el presidente de la República francesa Jacques Chirac anunció que se reanudarían los ensayos nucleares en Mururoa. El Rainbow Warrior II volvió al Pacífico y navegó hacia el sitio en señal de protesta, en medio de un repudio planetario contra Francia. Comandos franceses abordaron el velero, rompieron los equipos y confiscaron la embarcación. Los ecologistas fueron detenidos, interrogados y deportados. Varios meses después Francia devolvió la goleta. A causa de las protestas que ocurrieron por todo el mundo, a principios de 1996 la nación gala se vio obligada a detener los ensayos nucleares en mar abierto de forma definitiva. El tiempo de los Guerreros Arcoíris ha llegado. Elohi muere por la codicia de los Yo-ne-gi, pero por todas partes surgen actitudes valientes y voces de protesta. La historia de Greenpeace y las odiseas del primer y segundo Rainbow Warrior demuestran que el ideal ambiental trasciende los límites geopolíticos, y que la unidad del movimiento ecologista mundial es capaz de vencer al servicio secreto y al gobierno de cualquier país, por muy poderoso que este sea.
Carlos Alberto Martínez Muñoz. Alumno del Instituto Vocacional de Ciencias Exactas (IPVCE) ―Ernesto Che Guevara‖ del 2000 al 2003. Graduado de Licenciatura en Biología en la Universidad de La Habana, en el 2009. Profesor de Antro-pología Biológica, Biología de la Conservación y Trabajo Biológico de Campo II en la Facultad de Ciencias Agrope-cuarias de la Universidad Central ―Marta Abreu‖ de Las Vi-llas, desde 2009 hasta el año 2011. Expulsado de su cáte-dra por recibir comentarios considerados subversivos por las autoridades universitarias y gubernamentales en su pá-gina de Facebook. Nació y reside en Santa

43

Los Trabajadores y su Sentimiento de Enajenación
Por: Ramón Jiménez Arencibia.

Y

a comenzó el proceso preparatorio del XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba, a celebrarse a finales de este año 2013. La convocatoria a tan magno evento fue hecha por su Secretario General, Salvador Valdés Mesa, miembro del Consejo de Estado y del Buró Político del Partido Comunista de Cuba (PCC), sin ninguna trayectoria sindical que lo destaque en las lides obreras de épocas anteriores. El expediente de este dirigente impuesto al proletariado cubano es el de un servidor incondicional de las orientaciones y directrices emanadas de la dinastía de los Castro. Con su actuación personal al frente de la CTC, contribuye de forma decisiva a convertir al movimiento obrero en polea trasmisora de las orientaciones del partido. Al frente del sindicalismo cubano, ha continuado fielmente la tarea comenzada por sus antecesores, la de convertir al proletariado cubano en sostén del régimen totalitario y antidemocrático que mantiene en la mayor opresión al pueblo de Cuba. Lenin enunció las líneas generales de lo que él llamaba leyes objetivas del tránsito de la revolución hacia el establecimiento de un régimen socialista. En sus escritos enfatizaba la necesidad de debilitar y desprestigiar al sistema capitalista de producción, de afianzar la Alianza de la Clase Obrera con la masa campesina, la paulatina transformación socialista de la agricultura, la abolición gradual de la propiedad privada, la solidaridad de la clase obrera del país con la clase trabajadora de los demás países. Antes del Establecimiento del régimen totalitario en Cuba, existía un fuerte movimiento sindical y una poderosa Confederación de trabajadores, con líderes elegidos democráticamente desde la base, hasta su instancia superior que era el Congreso Obrero. Los trabajadores veían representados sus intereses en aquellos dirigentes, los cuales eran fieles defensores de las reivindicaciones y demandas más sentidas. Cualquier diferencia surgida entre los patronos y obreros, eran discutidas por las comisiones integradas por ambos sectores en el Ministerio del Trabajo. Al llegar la revolución al poder el 1ro de enero de 1959, cesaron las actividades de estas comisiones, y la arbitrariedad burocrática de las administraciones estatales comenzó a imperar en el país. El poder surgido de la revolución, en su estrategia para imponer la dictadura del proletariado, llenó a la 44

clase obrera de innumerables halagos y beneficios. En ningún momento de la lucha contra la tiranía batistiana se habló de establecer un sistema socialista. Incluso en los documentos programáticos del antiguo Partido Socialista Popular, el viejo Partido de los comunistas cubanos se planteaba que el país no estaba en el umbral del socialismo, que esta era la etapa de la revolución democrática burguesa, donde la burguesía nacional estaba llamada a ejercer un papel protagónico en la lucha por la independencia nacional y el progreso social. Aquella lucha contra Batista, a partir de 1952, fue esencialmente política y dirigida a restaurar la democracia, es decir, la Constitución del año 1940, que había sido derogada por la tiranía, y con ello volver al Estado de Derecho. Fidel, junto a los líderes más radicales de la revolución, aprovechó el vacío institucional creado por la caída del régimen batistiano para avanzar en sus objetivos. El máximo dirigente del poder revolucionario manifestó ante el 1er Congreso del PCC que los revolucionarios debieron actuar al comienzo con astucia y flexibilidad. La principal tarea era la de seducir a la clase trabajadora de múltiples maneras, disponiendo aumentos de salarios, estimulando las reinvindaciones obreras, favoreciendo al sindicato en la solución de los conflictos laborales, reponiendo a los trabajadores despedidos en años anteriores y prohibiendo las cesantías por razones económicas. Otros decretos del gobierno beneficiaron en general a las capas populares por medio de rebajas en el precio del transporte, los alquileres, las tarifas eléctricas y telefónicas y el costo de las medicinas. Estas y otras medidas ayudaron sin duda a fortalecer la popularidad del gobierno ante la población trabajadora. Después de estos beneficios incuestionables vinieron las promesas de una vida mejor para la clase obrera y el pueblo en general. En aquellos años, no es que el nuevo caudillo pronosticara una mayor prosperidad, sino que aseguraba que bajo su dirección el país llegaría niveles de vida, de bienestar e incluso de desarrollo por encima del más alto, alcanzado por los Estados Unidos. El Jefe de la Revolución, que paulatinamente le fue quitando el protagonismo al resto de las organizaciones revolucionarias que junto a él llegaron

al poder, tuvo especial empeño en halagar a la clase obrera, haciéndole ver que ella había desempeñado un papel protagónico en la lucha contra Batista. Cosa muy distinta de la realidad. El Partido Socialista Popular, que era el Partido marxista-leninista cubano, recogía en sus tesis programáticas, en el año 1958, que la etapa en la que se encontraba la Revolución era la democrático-burguesa. Cuba, según el programa, no estaba en el umbral del socialismo. El Partido le asignaba a la burguesía nacional un papel importante en la lucha por la independencia y por el progreso económico. Es por eso que en la batalla contra la tiranía batistiana

ses después- aportó con su huelga general revolucionaria el elemento decisivo del triunfo. Una de las primeras tareas, que desarrolló el movimiento obrero bajo la jefatura de la dirección castrista, fue la de desprestigiar a los capitalistas dueños de los medios de producción. Era necesario desacreditar primero y privar de poder después a los patronos y sus organizaciones. Estos objetivos fueron logrados por el equipo gobernante. A los patronos se les presentaba en forma abierta como explotadores, y a sus organizaciones como centro de riqueza. Era un aspecto de la política de azuzar odios y resentimientos, que ya se había utilizado antes con éxito en los países que establecieron la dictadura del proletariado. A nadie debe extrañar por consiguiente que en 1959 fueran constantes las acusaciones contra dueños y administradores de empresas y su subsiguiente intervención por el recién creado Ministerio de Recuperación de Bienes Malversados.

En un Consejo Nacional de la CTC, Fidel Castro afirmó que antes de la revolución los trabajadores eran víctimas de abusos, explotaciones y persecuciones, y que ello se hacía en beneficio de los que eran dueños de grandes negocios y de tierras improductivas. Así que el objetivo de Fidel Castro, poco tiempo después de hacerse con el poder aseguró que la Revolución castrista de bajo su dirección el país llegaría a niveles de vida, de bienestar e incluso liquidar la propiedad privada sobre los medios de de desarrollo por encima del más alto alcanzado por los Estados Unidos. producción se hizo claro desde los primeros moy por la restauración democrática, jugaron el papel mentos. principal las clases medias, los estudiantes y los profesionales de las ciudades, los cuales llevaron el peso Castro se apresuró a dictar, en mayo de 1959, la Ley de esa oposición. El esquema marxista de la lucha de de Reforma Agraria, que yendo mucho más allá de la clases atribuía al proletariado industrial la condición eliminación del latifundismo puso fin a la propiedad de vanguardia combativa de la revolución por lo tanto privada de todas las tierras que excedieran la cantiera necesario exaltar la participación de los obreros dad de 30 caballerías. Junto a esta ley se aplicó la de en la caída de la tiranía. Por eso se describió con tinReforma Urbana, la cual anticipó la efectiva abolición tes heroicos la huelga general decretada el 1ro de de la propiedad privada que con referencia a toda claenero de 1959, después de haber ocurrido la huida de se de empresa tuvo lugar en el país. Ya en esa fecha Batista y tratarse de un movimiento general de la ciuel 80 % de la fuerza de trabajo laboraba para el Estadadanía. Desde el punto de vista histórico y visto do. También se debe señalar que fue tarea de la diaquel acontecimiento a lo largo de los años, esta acrección política buscar la solidaridad del obrerismo ción atribuida al proletariado industrial cubano estaba cubano con el de otros países. Cientos fueron las muy lejos de catalogarse como un movimiento propio reuniones auspiciadas por el gobierno a las que se de los trabajadores, surgido al calor de la conciencia y invitaron delegaciones de países socialistas, los menla organización de esa clase y conforme a las leyes sajes de confraternidad que desde abril de 1960 se que, según la teoría marxista del Materialismo Histórienviaron para promover una Confederación de Trabaco, determinan el curso del desarrollo de la sociedad. jadores de América Latina. El La clase obrera -planteó el líder de la revolución me“internacionalismo proletario” se consagró 45

como concepto años más tarde, en el preámbulo de la Constitución Socialista. El régimen de Fidel Castro no solo se ajustó a la teoría marxista, sino que se inscribió en lo que pudiera llamarse la genealogía totalitaria de este siglo. Adicto a las lecturas de la vida y obra de Stalin, Hitler, Mussolini, Franco, Perón y otros, Castro sabía que todos esos regímenes tenían en común el haber hecho a la clase obrera la base y supuesta beneficiaria del poder político. La desaparecida Unión Soviética, se decía encarnar la dictadura del proletariado en camino hacia el comunismo, De igual forma pensaba Hitler, cuando fundó primero el Partido Obrero Alemán y luego el Partido Nacional Socialista Obrero. Mussolini quiso reestructurar la sociedad alrededor del concepto de las corporaciones de productores que incluía en primer lugar los sindicatos, y Franco realizó un papel similar con los sindicatos verticales. Fidel Castro siguió el camino por el cual ya habían transitado otros, con el fin de detentar todos los poderes en nombre de la clase trabajadora. Él no había mostrado interés por los trabajadores antes de la revolución, pero sí conocía el valor de esa clase para la realización de sus planes futuros. Para establecer la dictadura burocrática que ha mantenido sojuzgada a la nación cubana por espacio de más de medio siglo, el castrismo necesitaba controlar al movimiento sindical. Tanto desde el punto de vista instrumental como por sus implicaciones sociopolíticas, le hacía falta tener el aval del obrerismo organizado. La Confederación de Trabajadores de Cuba contaba entonces con 33 federaciones de industria, más de 2000 sindicatos y una afiliación de alrededor de un millón de asalariados. Sobre este particular, un historiador del movimiento obrero reseña lo siguiente: En las únicas elecciones libres celebradas en Cuba en 40 años (las elecciones convocadas para renovar los mandos sindicales), los líderes comunistas perdieron en todos los niveles y en el único Congreso sindical libre que ha tenido lugar en esos años, Castro estuvo a punto de sufrir una humillante derrota. ¿A qué se debió ello? El Máximo Líder seguramente pensó que su popularidad, sus posturas revolucionarias y el hecho los comunistas de haber controlado la CTC hasta 1947, iban a inclinar la balanza a favor de estos últimos. Tampoco era favorable a los comunistas el clima político de 1959, en que se valoraban más los méritos ganados en la lucha contra Batista y las consignas nacionalistas, que los viejos antecedentes de los líderes del PSP. Este historiador relataba este proceso con lujos de detalles “En el X Congreso de la CTC, celebrado en noviembre de 1959, los comunistas representaban menos del 10 % de los cerca de 3000 delegados acreditados. En esas condiciones, al Gobierno no le quedó otro remedio que propugnar un pacto entre los triunfantes grupos del 26 de julio y los comunistas. Sus 46

apelaciones a la unidad tropezaron, sin embargo, con la tenaz oposición de quienes presentían que lo que estaba en juego era la libertad e independencia del movimiento sindical. Lo más que pudo obtener Fidel, luego de una comparecencia dramática en la cual abogó de nuevo entre silbidos por la alianza con los comunistas, fue la elección de una candidatura aparentemente inocua en la que los más conocidos comunistas y anticomunistas quedaban fuera del Comité Ejecutivo. Predominaban en este los elementos insignificantes, pero también tránsfugas y oportunistas prestos a colaborar con el régimen.” Continuaba este historiador: “Lo ocurrido en el X Congreso corresponde a una de las páginas más tristes de la historia del Sindicalismo. Un Castro enfurecido arremetió contra cuantos sindicalistas legítimamente electos se habían opuesto al pacto con los comunistas. Utilizando procedimientos irregulares y acudiendo a veces a la coacción o a la intervención manu militari, el entonces Primer Ministro dispuso la expulsión inmediata de sus opositores en el campo sindical. Privado de su dirigencia, el movimiento obrero resultó ser presa fácil para el régimen. En poco más de cinco meses, un sindicalismo antaño militante y a veces insumiso se convirtió en una masa amorfa y dócil al servicio del proyecto totalitario. A finales del año 1959, el régimen inició el proceso de las purgas sindicales. A partir de ese día ya no hubo necesidad de tapujos ni hipocresías, comunistas y criptocomunistas saltaron a la palestra y lo hicieron como ejecutores de la política de Castro. Sus contrarios no solo fueron privados de sus cargos, sino que muchos fueron además perseguidos, encarcelados u obligados a tomar el camino del exilio. Víctimas de la persecución cayeron no solamente los anticomunistas del 26 de Julio, sino también lideres anarquistas, socialcristianos, auténticos y hasta trotskistas. Con la celebración del XI Congreso de la CTC culminó el proceso de subyugación del movimiento sindical, pues ahí se eligió un Comité Ejecutivo enteramente comunista. Los delegados fueron escogidos en elecciones de candidatura única, se estableció así el patrón que habría de seguirse en elecciones futuras. A los que en el anterior Congreso defendieron valientemente la independencia sindical se les tildó de “traidores”. A los nuevos se les gratificó, y así renunciaron a una buena parte de los derechos conquistados por el sindicalismo anterior a la revolución. Terminada la captura del movimiento sindical, la revolución comenzó a poner en ejecución los planes que tenía en cartera para los trabajadores. Con el ordenamiento en el sector laboral se completaba el sistema totalitario que los hermanos Castro y sus colaboradores habían previsto para Cuba. La libertad de trabajo, consagrada en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, fue violada abiertamente, ya que el cubano confrontó la realidad de que solo podía emplearse

como asalariado del Estado. Este monopolio estatal del empleo se vio fortalecido con la exigencia del carnet de identidad como medio para controlar la fuerza de trabajo y requisito esencial para obtener empleo. El pleno empleo se llevó a efecto de modo artificial inflando las plantillas. Este nunca fue total, productivo, útil y libremente elegido. También el régimen estableció una nueva estructura salarial basada en los principios marxistas. El objetivo principal de este sistema era lograr que el trabajador produjera el máximo posible y el Estado aumentara su beneficio. Tanto en la Constitución de la República de 1976, como en el Código de trabajo, fueron en exceso mezquinos en cuanto a conferirles derechos a los trabajadores. No se avanzó en materia de jornadas, descansos o vacaciones, y en algunos casos se registraron retrocesos. El cumplimiento estricto de los deberes y la aplicación de medidas disciplinarias se convirtieron en tema central y recurrente del enfoque oficial y las reuniones sindicales. Castro barrió con los derechos que conforman las relaciones laborales, libertad sindical, negociación colectiva, y derecho de huelga. Y además alteró en perjuicio del trabajador las condiciones de trabajo. Presente siempre ha estado una campaña sistemática dirigida a extraer la máxima utilidad del trabajador, campaña que se alentaba desde la cúspide y se llevaba a cabo por administradores de empresa y dirigentes sindicales. El régimen instruía a los administradores para que fueran más exigentes con los trabajadores. A los líderes sindicales se les recordaba que sus tareas principales eran las relativas a la producción, la educación política y la disciplina laboral. Tanto el monopolio estatal del empleo como la promesa de empleo estable fueron las primeras víctimas de la gran crisis originada por el fin de la ayuda soviética. El sueño del pleno empleo se convirtió a su vez en la angustia de un desempleo estructural masivo, cuya magnitud el gobierno trató de ocultar ayer, y lo mismo pretende hacer hoy, con la colaboración de la CTC oficialista. El gobierno confirió a capitalistas extranjeros el derecho a emplear a trabajadores cubanos, también autorizó el Trabajo por Cuenta Propia como medio de proporcionar una válvula de escape al creciente ejército de desocupados en el año 1992. Hoy vuelve a transitar por los mismos caminos, teniendo a la dirección del movimiento obrero como cómplice de todas estas argucias políticas. La Clase Obrera ve con indiferencia la gran campaña que se desarrolla para la actualización del Modelo Económico Cubano. Está consciente de que la élite en el poder busca superar las grandes dificultades que enfrenta el país, las cuales radican en un modelo disfuncional, que no debe ser actualizado, sino eliminado. 47

Hasta ahora la CTC ha funcionado como la quinta rueda del carro de la revolución, convirtiéndose en un apéndice del PCC. Los propios estatutos de la central obrera admiten que corresponde al partido la dirección superior del movimiento obrero. La CTC ha adiestrado a sus afiliados en la gimnasia del brazo levantado. Las reuniones del Comité Nacional de la CTC no las preside su Secretario General, Salvador Valdés Mesa, sino el Segundo Secretario del Partido, José Ramón Machado Ventura. El director del periódico Trabajadores, órgano oficial de la CTC, no lo designa esta, sino el Buró Político del Partido. El papel que juega Salvador Valdés Mesa es el de implementar los acuerdos del Comité Central del Partido. Los congresos de los sindicatos nacionales continúan celebrándose conforme al mismo ritual monótono y estéril, son una coreografía cuidadosamente ensayada en la que los delegados actúan como comparsas que se mueven al compás de lo que marca el maestro de danza. Todo es aprobado por el 99 % de los votos. En el último pleno del Consejo Nacional de la CTC se acordó, a propuesta del Buró Político, liberar a Salvador Valdés Mesa de su cargo de secretario general de la CTC para cumplir otras tareas relacionadas con el movimiento sindical, desde la alta dirección del Partido. Con esto se demuestra que los trabajadores no son los que eligen democráticamente a sus dirigentes, sino que le son impuestos por la dirección partidista. Continúa la falta de eficiencia laboral, las distintas formas de robo y desvío de recursos, los casos de corrupción, la prostitución, la indiferencia, la indisciplina y el falso concepto de que todo es lícito para resolver los problemas y necesidades personales. Este cuadro patético del aparato sindical de la revolución explica la indiferencia que muchos trabajadores sienten ante sus titulados dirigentes. Las reuniones sindicales tienen que celebrarse en horas trabajo para lograr el quórum requerido. Un porcentaje muy elevado de la fuerza de trabajo no se siente representado por su sección sindical, labora sin convenios colectivos, y no conoce siquiera el plan de producción de su centro de trabajo. Todo ello explica el sentimiento de enajenación del obrero cubano respecto a su vida laboral.
Ramón JIMÉNEZ Arencibia. Licenciado en Economía por la Universidad de La Habana, en 1985. Jefe de la Lucha Clandestina por la Juventud Socialista Popular contra la dictadura de Fulgencio Batista en Santa Clara, Las Villas. Fundador y Jefe del Cuerpo de Comisarios Políticos en el Ejército del Centro. Prisionero político en dos ocasiones, durante la primera fue el principal exponente de La Microfracción en la región central de Cuba, en 1968, después condenado por su acercamiento a grupos trotskistas latinoamericanos, en 1973. Ejerce como Periodista, Bibliotecario y Blogger Independiente. Nació y reside en Santa Clara, Villa Clara.

La Huella de la Diáspora Judía y Jacob en el Zoom
Por: Francisco Blanco Sanabria

Se dejó para cerrar este extenso ensayo sobre cine israelí, para que cierre con lecciones de reconciliación y justicia, una de las desgracias más drásticas y espinosas, que ha traído el diferendo entre los hijos de Isaac y los descendientes de Agar e Ismael árabe, entre Israel y Palestina, en la muy célebre Tierra Santa de las tres religiones monoteístas más grandes de la historia. No podemos diseccionar y juzgar en tan corto espacio de meditación, el historial de Via Crucis, Calvario de rosarios, tragedias, cataclismos políticos y holocaustos, (Shoah) que milenariamente ha sufrido el pueblo elegido de Dios y de todas sus Diásporas, que se entrelazan en la actualidad, con la del martirizado pueblo árabe de Palestina, ya que para todos es noticia diaria en los medios de comunicación mundial el grado de violencia y de desgarramiento en la escalada bélica. Es innecesario hacer tanta apología racista o de superioridad de quien es más eugénico, para demostrar los innegables vínculos de consanguinidad -el ius sanguinis- en el legado étnico/racial/ cultural y científico (sin tenernos que manchar las manos con los teoremas de Hirschfeld, Maurras, Weil, Schopenhauer, Fichte, Rosenberg, Gobineau… para después lavárnoslas como Poncio Pilato) si apreciamos las advertencias de los etnólogos Jean Daniel, Claude Levi-Strauss y Elías Canetti, sobre los orígenes semíticos de ambos colectivos. Está más que comprobada esa herencia testamentaria sefardita, askenazí y hasídica, proveniente de Moisés, David, Daniel, Jesús, Josefo… que al adjuntarles los de Mahoma, Omar, Fátima, Maimónides (Moshe Ibn Maymón, ese gran eslabón de enlace polimérico de ciencia, teología y erudición filosófica hispano-judeo-musulmana, de los siglos XII-XIII del Medioevo), Averroés o AbuI-Walid Muhammad ibn Rusd, de harta divulgación en la España del califato de Córdoba, por los aportes brindados en todos los campos del saber.

Por ambos pueblos corren en sus sistemas arteriales el mismo ius sanguinis, desde los tiempos inmemoriales de nuestra civilización judeocristiana-musulmana y asiática: por todos esos ríos, lagos y océanos del planeta Tierra, con Sigmund Freud o Khalil Gibran, en cualquiera de sus dos extremos genealógicos. Tenemos que reconocer, nos guste o no admitirlo, que es incuestionable y muy proverbial el afirmarse la profundidad de los germinales robles de la Diáspora israelita por todos los continentes, y su poderosa influencia, en las artes, la literatura y el cine, muy diseminados y arraigados en la civilización. A falta de un Hogar Nacional y de tierras propias, la vastedad de los tataratataranietos de Abraham, Sarai e Isaac, brillaron en todas las profesiones y oficios liberales del mundo occidental, con sus altas y bajas, de victorias, derrotas y persecuciones/pogroms orientados por monarcas, jerarcas, tiranos (Rusia, Polonia, Ucrania, Alemania) y líderes religiosos inescrupulosos, tanto del absolutismo católico, la Iglesia Ortodoxa, las protestantes… Para colmo, el autoazuzamiento de dirigentes rabínicos en sinagogas, contra disidente(s), grupos confesionales, etc., al estilo de purgas de la Noche de San Bartolomé y horcas para colgar a herejes como chivos expiatorios a lo Brujas de Salem. El genio/talento de Charles Spencer Chaplin le dio a Hollywood grandeza y mercadeo, con sus comedias y su inmortal personaje Charlot; los Hermanos Marx hicieron otro tanto en las networks de entonces, con sus payasadas y comedias musicales, que coinvertían en risas la tristeza de la Gran Depresión de 1930; Sarah Bernhardt estremeció teatros y sets de filmación en París, Londres y el resto del mundo; Serguei Eisenstein fue uno de los revolucionarios del corte y edición en el montaje y lenguaje del cine, con “El Acorazado Potemkin” e “Iván El Terrible”. Los valientes Dalton Trumbo, guionista del filme “Papillon”, con su Steve McQueen y Abraham Polonsky, artífice del filme “El Valle del Fugitivo” (1969), fueron herejes condenados a las mazmorras durante la cacería de brujas de Parnell Thomas/Joseph McCarthy. Sidney
48

Lumet, otro destacadísimo creador de denuncias sociales en los EUA: “Doce Hombres en Pugna”, “El Prestamista”, “Una Extraña Entre Nosotros”… Los destacados actores Paul Muni, Danny Kaye, Barbra Streisand, el oscarizado Steven Spielberg, el genial actor/director Woody Allen, Dustin Hoffman, Stanley Kramer, Nathalie Portman, Sidney Pollack, Liz Taylor, el escritor/guionista León Uris, Ben Kingsley, los polacos Roman Polanski y Agnieszka Holland, el primero también oscarizado por su multipremiada “El Pianista (2001) un referente biopic a la memoria de un compositor y pianista judío W. Szpillmann, sobreviviente del exterminio nazi en el ghetto hebreo de Varsovia. Todo un elenco imperecedero del pueblo de Dios en esa excepcional luxury de la Gran Meca del cine, cuyo exilio dorado tanto megaedificó a Hollywood. Otro tanto no despreciable lo hizo Paul Wegener, actor/director/productor checojudeogermano, colaborador del realizador teutón Heinrich Galeen, en la elaboración del libreto del filme “Der Golem” (El Golem, 1914), basado en el relato terrorífico gótico del bohemio/moravo Gustav Meyrink, que más tarde vuelve a ser retomado en una pieza teatral homónima del lituano H. Leivik (18881910), donde el tema justicia-redención universal se entremezclan en tesis/antítesis, muy discordantes entre sí: “La opresión y el dolor no pueden ser reducidas con violencia y genocidio: pues en estos se haya presente la maldad y el pecado. Así, todo vuelve a ser como era anteriormente”. El Golem es la advertencia de lo que es esa fuerza bruta e indomable de Frankenstein, que se convierte de justiciero y libertador de los judíos, en un asesino/esclavizador, volviéndose en un ente malvado e inmutable, de ideas maniaco/depresivas. Puede agregarse que un caso especial, por su carácter multiétnico poblacional y cultural, lo fue el cine polaco, hogar de muchas nacionalidades que confraternizaron en esa industria. En los años 1930 del pasado siglo XX, allí radicó el mercado mundial donde se producían la mayor cantidad de filmes judíos en dialecto yiddish: “Dibuk” (1937) de Michal Waszynski; “Yidl Mitn Fidl” (1936), de Jozef Green y Jan NowinaPrzybylski, títulos en otras cintas rescatadas y restauradas en soporte digital, son un hallazgo que viven una segunda resucitación en las pantallas. Figuras estelares del pasado de la misma procedencia, como Molly Picon (EUA) y el polaco Ida
49

Serguei Eisenstein fue uno de los revolucionarios del corte y edición en el montaje y lenguaje del cine.

Kaminska, eran estrellas invitadas en los sets y estudios de Varsovia, tanto para interpretar, como para doblaje de voz, canciones y sonidos en yiddish, junto a otras estrellas y divas de su tiempo. Ida Kaminska fue el papel más importante en la película checoslovaca, premiada con el Oscar al mejor filme extranjero, “Comercio en la Calle Mayor” (1965) de Kadar-Klos. Henryk Warszawski, Henryk Wars (1902-1977), compositor, arreglista y pianista, aparte de ser un gran difusor del jazz en Polonia, compuso temas y canciones, así como moderattos y orquestaciones, para los soundtracks de cintas polacas de los treinta, que lo hicieron famoso: “Duerme, mi amor”, “Ya no me olvidarás”, “El amor lo perdona todo”, “Sólo en Lviv”, eran las piezas musicales más escuchadas de Wars, en sus bandas sonoras y discos sencillos y de larga duración, que en su conjunto se acoplaron a películas de aquella Bella Época polaca: “Maniobras amorosas”, “¿Es Lucyna una chica?”, “Pawel y Gawell” y “Deportista a su pesar”. De esos filmes, se pudieron salvar de las llamas y cenizas de la guerra mundial: “Szyb-L-23” (1932) de León Buczkowski, “Espía en una máscara” (1933) de Mieczyslaw Krawicz, “¿Es Lucyna una chica?” (1934), de

Juliusz Gardan, y “Una melodía olvidada” (1938), de Jan Fethke y Konrad Tom. Debido a la invasión /ocupación alemana, por su condición de hebreo huyó y vivió en el exilio, primero en la extinta URSS, donde musicalizó un filme de Mijail Romm (“Sueño”); después en la Italia liberada, donde dirigió la orquestación de “Este gran camino” (1946), con un equipo de filmación italopolaco sobre el avance victorioso de los ejércitos aliados, haciéndose muy popular su canción y tema “Amapolas rojas en Montecassino”, con Adam Aston. Luego residente en los EUA, después de 1947, le llegó su oportunidad en Hollywood, donde compuso y editó canciones y música para 37 cintas estadounidenses, entre ellos, varios capítulos de la serie de TV Bonanza, Chained for a Life, Flipper (1963), Las Nuevas Aventuras de Flipper (1964), entre otras canciones, fueron éxitos de su época, “Good Love”, “Over and Over” y “Sleep my child”, fueron interpretadas por Bing Crosby, Doris Day, Frank Sinatra, Bob Darin, Judy Garland, Barbra Streissand…. con los arreglos y adaptaciones de Ira Gershwin, Aaron Copland, Max Steiner, Miklos Rokzacz… Al tener que ver finalmente la interpolación y la extrapolación bilateral entre el cine israelí y su contraparte, el recién nacido cine palestino, es un duelo de tipo, “O.K., Corral” de style way de moviola, a lo loco y sin faldas… Desde su creación, en la Génesis de la historia contemporánea de la nación hebrea, desde 1948, ha registrado y oscilado por todos los polos políticos y laicos/ confesionales: desde la extrema derecha, que preconiza la epopeya colonizadora y pionera

(1880-1948), con sus asentamientos agrícolas colectivos -los kibbuzt-, la lucha liberadora antibritánica, el enfrentamiento a la reacción monárquico/feudal del entonces mundo árabe y los comienzos del enfrentamiento israelí/palestino, con el arma predilecta de los segundos, de respuesta rápida: las bazookas RPG, los atentados dinamiteros y los ataque comandos suicidas de los guerrilleros/fedayines y de sus vecinos árabes, que cuestionan el derecho y la existencia de una nación judía, el reconocimiento de residencia en Israel de los sobrevivientes del Holocausto de los campos de exterminio nazi (Shoah) y de sus descendientes, acordados por la votación de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), para la partición de Palestina en dos estados, uno árabe y otro judío. Los filmes documentales y noticieros/reportajes, muchos de ellos de gran valor hoy en día, testimonio del renacimiento de la nación hebrea, recogen las proezas, la tenaz lucha contra la naturaleza desértica reforestando y convirtiendo en campos cultivables las dunas y los arenales del Desierto de Néguev y de Beersheba, por los recién llegados colonos europeos ,norafricanos, sefarditas y del resto del Levante. En primer plano, muestran la disciplina y la organización militar y administrativa, de los recién creados ejércitos israelíes, como base el Hagana y el Irgun, la alta moral combativa y la bravura de los hombres y mujeres, paralizando las unidades blindadas jordanas o egipcias, en 1948, 1956 y la impactante blizk/guerra relámpago del 6 de junio de 1967, muy nefastas para la causa palestina, resaltan la valentía y abnegación de la mujersoldado israelí, su estatura cívica, fusil o metralleta y prismáticos en las trincheras fronterizas. El primer filme que impacta mundialmente fue “Casamata 38 No Responde”, que llenó de gloria y laureles el mito de la invencibilidad del Hagana, el movimiento sionista Irgun y el nacimiento del servicio secreto de inteligencia, el Mossad. Sin embargo, el conflicto incial árabe-israelí vino a despertar los viejos demonios de la incomprensión entre el mundo árabeoriental y Occidente. Hubo directores de cine occidental que no vacilaron en presentar el diferendo Estrella de David/Media Luna, con un prisma y un carisma partidista, muy

Otto Preminger, director de cine estadunidense de origen judeo-austriaco, realizador de filmes como “Exodus” y “Rosebud” .
50

unilateral, que al fin y al cabo lo fue, irremediablemente, al inicio, al converger en el retablo los happy guns de la KGB, la mano siniestra del Ejército Rojo y la CIA y sus boinas verdes de asesores. En el epopéyico filme “Exodus” (EUA, 1960) de Otto Preminger, basado en el best seller de León Uris, que relata la odisea, antes y después de la fundación de Israel, en 1948, profundiza las diferencias y los estereotipos del árabe antipático y psicópata, exceptuando el caso de uno que intenta el deseo de relacionarse con los colonos hebreos, lo que da pie a sus paisanos para asesinarlo. Preminger vuelve a reincidir en 1974 con “Rosebud” (Capullo de Rosa), tema que trata el problema de la catástrofe nacional palestina o “Nakba”, producto de la propaganda, los desplazamientos y las masacres terroristas -de ambos bandos en guerra sin cuartel- como la aldea árabe de Deir Yasin y el kibbutz Sederot, en la región de Sefalá; donde casi un millón de palestinos tuvieron que abandonarlo todo, en busca de protección y cruzando las fronteras.

Preminger da un mensaje tan eclosivo, pesimista y opresivo del sufrimiento de una “descolonización”, tan negativa para la identidad e intereses de esa nacionalidad, al dejar a los palestinos sin su tierra, que la única solución visible desde el punto de vista de su “lucha de liberación” es el terrorismo plegable de coches bombas y asesinatos selectivos de tipo D, documentado por el filme, “La Batalla de Argel” (Italia, 1966) de Gillo Pontecorvo, cinta muy valerosa, pero polémica, extremista e intransigente a la vez. Otros filmes norteamericanos van seguir el mismo sendero tenebroso de odio vs. odio, como “Victory at Entebbe” o “The Little drummer girl” (La chica del tambor). Al ir cayendo hojas de otoños y con el pecado original de deber el renacimiento de la nación hebrea al despojo y a la “limpieza étnica” -ya que judíos y árabes no se han podido diezmar y desaparecer pese a las matanzas- del

Costa-Gravas llevó al celuloide magistrales cintas como “Z”, “Estado de Sitio”, “Amén” y “Caja de Música”.
51

desfavorecido pueblo palestino, “Israel fue cuando era una nostalgia antigua´´, parafraseando al escritor argentino Jorge Luis Borges, muy lenta, pero segura, se ha ido abriendo un nuevo sentimiento de culpa y de reconsideración, en una nueva óptica y mentalidad de una nueva generación de israelíes, dentro y fuera de su hogar nacional, que propulsan proyectos de justicia y de reconciliación, dentro de una nueva izquierda y centro izquierda, que invoca proposiciones y soluciones, entre los laboristas/kadima/centro; además de ciertos sectores religiosos y de derecha (Likud) en el Parlamento israelí (Knesset), que comprenden y aprueban una paz a cambio de tierras, pero “separados” por los muros fronterizos. Para colmo, hay un Partido comunista hebreo que preconiza y apoya la formación de un Estado palestino.

lles, en las cercanías de París. “Promises” (Promesas, Israel-Palestina, 2001) de sus gestores Justine Shapiro, B. Z. Goldberg y Carlos Bolado, sigue la trayectoria durante cinco años de un grupo de niños palestinos y israelíes, que entablan relaciones amistosas entre sí y abren puertas esperanzadoras, para ponerle fin al trágico dilema bélico. “Nekam Achat” (Israel-Francia, 2004) de la directora Ani Mograbi, inserta testimonios de la segunda gran

En los años setenta, Konstantin Costa-Gravas (Z, “Estado de Sitio”, “Amén”, “Caja de Música”) llevó al celuloide, siendo un grecojudío de Salónica, el terrible rostro de la ocupación militar sionista, y lo que en un presente inmediato significaría una maniEytam Fox, director de cine israelí que posiblemente sea un serio émulo de Pedro Almodóvar. festación de protesta violenta de piedras, botellas y cocteles Molotov contra tanques, Intifada árabe sobre la segregación y exclusión a que cohetes, helicópteros y aviones con la Estrella de Dason obligados por el Ejército sionista, en el 2000: vid: la Intifada palestina, con su memorable puesta en campesinos que no pueden cultivar sus campos, niescena de “Hanna K”. ños retenidos por largas horas en los puestos de control fronterizo, ancianas que no pueden regresar a sus Tanto es así, que el propio cine judío, tanto interno hogares, buldóceres que derriban casas... “Sulema como externo, se ha decidido a buscar soluciones al and Julio” (Israel, 2006) de Yaniv Shmeltzer, un breve sangriento diferendo de décadas entre los descenremake de la tragedia de Shakespeare “Romeo y Judientes medio carnales de Abraham y borrarles el lieta”, abordando el amor imposible. sambenito de “nuevos cananeos”. Testimonio de ello lo ofrecen los siguientes filmes: “La Petite Jerusa“Palestine Blues” (Blues Palestinos, Palestina, 2006) lem” (La Pequeña Jerusalen, 2005, entre Francia de la realizadora Nida Sinnokrot, uno de los primeros Israel-Palestina) de la directora Karin Albou, multipredocumentales de esa nacionalidad que sigue las remiada, sobre la tolerancia y convivencia de los grupos percusiones negativas con el levantamiento de los raciales que habitan el barrio-ghetto judío de SarceMuros de Seguridad fronterizos y la expansión de los 52

asentamientos y colonias judías en las sumergidas o anexadas comunidades palestinas territoriales de la Franja de Gaza y Cisjordania. Examina con profundidad el movimiento de resistencia surgido en contra de los muros y de lo que fue una Tierra Santa o Jardín del Edén, que se va volviendo yerma… “Entre Dos Notas”, (Canadá-Francia-Israel-Palestina, 2006) de Florence Strauss, quien revela la mancomunidad y las similitudes de intereses entre El Cairo, Tel Aviv, Beirut, Jerusalén, Damasco, Aleppo, Bagdad, Amman… ya que más allá de las guerras y contiendas que azotan el Medio Oriente, estas ciudades comparten una herencia binomial común: la música clásica árabe y la semítica/hebrea. Rinde tributo a los músicos, poetas y compositores que han perpetuado una parte de su historia, la fusión cultural y la aceptación de la otredad (la imagen del otro en el lente de la cámara), celebrando la sensualidad y la generosidad de la región. “Malon 9 Kohavim” (Hotel 9 Estrellas, Israel, 2006) de Ido Haar, es un documental muy valiente y audaz, una denuncia vehemente sobre las proezas de miles de palestinos que trabajan ilegalmente en Israel como obreros de la construcción, malviviendo y subsistiendo en refugios bajo tierra, en cabañas y cubículos, que parecen más bien féretros o ataúdes de enterramiento. Viven bajo la amenaza constante de arrestos, deportaciones o encarcelamientos por la policía, las patrullas militares y el servicio de inteligencia hebreo, el Mossad. “Yossi and Jagger” (Israel, 2002) del director Eytan Fox, largometraje con la actuación de Ohad Knoller, Yehuda Levi, Assi Cohen, Aya Steinovitz… Nos encontramos ante un director que posiblemente sea un serio émulo de Pedro Almodóvar, ya que su intencionalidad es torear y ridiculizar los convencionalismos sociales. Es un cineasta de autor que empieza a recoger grandes méritos como polemista y hace de barómetro del estado civil, al aventurarse en aguas muy turbulentas en los cánones y dogmas de la sociedad israelí. En esta entrega, Eytan Fox presenta las fracturas del género humano, al darnos un óleo de las relaciones sexuales entre un coronel del ejército judío y un soldado, de gran parecido al mítico cantante y líder de la banda rockera Rolling Stone, Mick Jagger. El romance homosexual en una base militar en la frontera sur libanesa se viene a complicar cuando emergen sensibles diferencias entre rivalidades, ya que una joven recluta, Yaeli, que pasa su servicio militar allí, se enamora de Jagger. Eytan Fox se va imponiendo a paso arrollador en esta temática sobre la diversidad sexual, dentro de la retrospectiva y la interioridad de ese “otro” diferente, dentro de un género que se abre a megapasos en eventos internacionales. Otro título ya conocido de su producción es “Ha-Buah” (La Burbuja, Israel, 2006), donde profundiza el dilema israelo-palestino, incidien53

do en la crisis sentimental de las parejas, por lo nulo y negativo que resulta. La fijación de un reservista judío, Noam, en un palestino, Ashraf, durante una redada en puesto de pase de control, que coincide con el parto de una palestina embarazada. Los actores Ohad Knoller -un fetiche sugerente en su elenco- Youssef Sweid, Daniela Virtzer, Alon Friedman, entre otros, le dan los arquetipos y estereotipos que conforman este drama, donde los binomios homo y heterosexuales conjugan facturas cuasi documentales por la sequedad de su estilo y la procurada objetividad con que se tiende a identificar este “subgénero” para algunos, pero muy meritorio dado lo desgarrador del caso, expuesto sin la sensiblería que una historia así, de variantes de romances en triángulos escalenos en celuloide, tiende a recurrir. Fox aborda y escanea sobre sus preocupaciones artísticas, con la muy famosa y premiada “Caminar sobre las Aguas” (Israel, 2009), la diatriba laberíntica de esos tormentos sexuales y afectivos, en torno a la diversidad de elección poligámica en su patria, sobre todo en lo relacionado con otras razas, etnias, religiones, credos… fundamentalmente a los eternos enemigos: los palestinos. La delicadeza, la alusión al placer, la ironía y la alevosía al pecado impuesto, que va más allá de la love story a lo Romeo y Julieta a lo gay, la película denuncia hechos puntuales y contrastantes de la sociedad israelí: el servicio militar femenino, el antibelicismo de muchos sectores poblacionales, juzgando una vez más los absurdos combates regionales de ambos bandos, como culpables de sesgar vidas, en su conjunto juvenil, truncar pasiones y affaires amorosos y sembrar luto familiar entre ambas nacionalidades.

Francisco BLANCO Sanabria. Licenciado en Historia por la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas. Instructor de Arte Dramático en 1988, ejerció en Cienfuegos. En 1980, purgado en la Escuela Nacional de Instructores de Arte de La Habana por negarse a participar en los Actos de Repudio durante la Crisis Migratoria del Mariel. Crítico de Cine para lo cual recibió varios Cursos de Postgrado en los Centros Provinciales de Cine de Cienfuegos, Villa Clara y la sede nacional del ICAIC en La Habana. Ha ganado varios concursos ensayísticos con el Proyecto de Bibliotecas Independientes de Cuba. Se desempeña como Periodista, Bibliotecario y Blogger Independiente. Nació en Santa Clara, Villa Clara y reside en el municipio Cruces, provincia Cienfuegos.

Pido un Aplauso
Por: Clara Pérez Gómez

E

n la unión esta la fuerza, adverso, Divide y vencerás. Dos sabias frases que aseveran, una, la fuerza que suele dar la unión de todos los que emprenden una obra, con el objetivo de alcanzar un bien común. La otra, cómo los hace fracasar la contraparte si logra dividirlos. La sin razón del resentimiento, la restricción y la represión, son síntomas que delatan la pérdida de fe de las autoridades gubernamentales en la esfera política que proclaman defender. Esto los hace acudir al terror y la intriga, como fórmula de ejercicio del poder, en una acción desesperada e irresponsable al quedarse sin argumentos sólidos. Es innegable el grado de representatividad que ha ganado la oposición política y pacífica en Cuba, con notable repercusión en el exterior. Pero también se hace visible la pérdida de espacio, a veces causada por el protagonismo individual y la insostenibilidad de un trabajo serio por desacuerdos personales. Es obvio que esta debilidad será aprovechada por los represores.

Las circunstancias sociales y políticas que el gobierno cubano, ya obsoleto y de fracaso en fracaso con sus no asimiladas alternativas de cambio, ha creado en esta isla, despertó en no pocos seguidores tanto públicos como agazapados de la disidencia cubana, una lógica interrogante. ¿Están preparados estos prodemócratas para convertirse en una verdadera oposición política? Hay que tener en cuenta que el gobierno cubano es representativo por su represión minuciosa, y que no respeta sus propios límites legislativos. La tarea urgente de la oposición, a opinión mayoritaria de los que sienten la necesidad de aliarse a ella, no es solo poner racionalidad a sus proyectos, sino que es prioritario limar diferencias y obviar protagonismos personales. Muchos de los pobladores dispuestos a integrarse a las filas de la disidencia pacífica, discrepan de la fragmentación de los grupos que la conforman. En su opinión, la lucha debe ser unida hasta su total triunfo, un solo ideal con un estatuto que todos deben cumplir, hasta llegar a la ansiada democracia, que la inmensa mayoría defiende.

Algunos integrantes de UNPACU Las Villas, antiguo FANTU.
54

Para los que ya divergen de este mandato, no es lo mismo ser convocado por un partido liberal a la vez, con un mismo fin, que por decenas de partidos, no sabrían a quien aliarse y tendrían que defraudar a unos y otros, hasta encontrar afinidad. Pérdida de tiempo evitable, cuando a su entender la mesa para el cambio está servida, solo falta sentarse todos juntos y dialogar en un mismo idioma. Una locución popular pacífica, excluyendo inmoralidades, les hará llegar el mensaje de convocatoria no politizado de la unión de sus proyectos a su pueblo, como se ha visto en el resultado del proyecto Por otra Cuba. Se harían auténticos voceros de la desastrosa realidad que aquí se sufre sin que medie el discurso político al que la población cubana hiciera rechazo a causa de tener que soportarlo constantemente. Ya es imposible encubrir la abierta lucha cívica pacífica a la que se suman a pesar de las represiones cada vez más isleños. Saben los represores que de lograr estos la unidad necesaria sin diversidad política y de ganar la confianza de los isleños hasta haber alcanzado el triunfo, los cambios que pide a gritos la patria sucederían hoy mismo. No les quepa duda que de esta manera ganarían confianza, representatividad y poder de convocatoria, con una fuerza política capaz de optar por convertirse en la verdadera alternativa, para suplir y mejorar el mandato que los asfixia hace ya

más de medio siglo. No se vislumbra otra mejoría que no sea esta posibilidad. Coherencia, organización, adquirir una fuerza política que protagonice el cambio pacífico que la mayoritaria población cubana ansía. De no ser así nada les valdrían las golpizas recibidas, los encarcelamientos, las pérdidas de vidas y debilitamiento de salud que han sufrido durante estos largos años de represión a la libertad de reflexión. La aversión nos hace débiles y nos resta visión de futuro. Cuba necesita de puentes entre sus hijos, si queremos un país libre sin derramamientos de sangre y para el bien de todos. Es por eso que doy gracias en nombre de cientos de pobladores que coinciden en este criterio a la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y Foro Antitotalitario Unido (FANTU) por su alianza, a la vez que pido un aplauso por ello.

Clara PÉREZ Gómez. Estudió hasta segundo año Licenciatura en Español y Literatura en el Instituto Superior Pedagógico “Silverio Blanco” de la municipalidad Cabaiguán, Sancti Spíritus. En la década de los años 70 del pasado Siglo XX, en su casa familiar funcionó una Escuela Particular no regenteada por el Estado Socialista, donde ella fungió como maestra. Al ser denunciada esta institución, su madre y su hermano resultaron sancionados por un tribunal. Trabajó en la antigua Checoslovaquia y organizó en la ciudad de Broumov junto a obreros polacos, vietnamitas y cubanos una Huelga Laboral, al no renovársele el contrato laboral. Ejerce como Periodista y Blogger Independiente. Reside en Camajuaní, Villa Clara.

55

Celebremos la Semana Santa con Raciocinio
Por: Antonio Raúl Machado García

E

n buena parte del planeta se celebró, durante la semana del 24 al 31 de marzo del año en curso, lo que comúnmente se conoce como Semana Santa. Durante la misma los templos de diferentes denominaciones se visten adecuadamente para celebrar tan trascendental fecha. Todo el mundo religioso llamado cristiano, incluidos tanto católicos romanos como protestantes, se apresura para no dejar pasar por alto lo que, de acuerdo a Las Escrituras, es la semana más importante del ministerio terrenal de nuestro Señor Jesucristo, que además fue la última. En medio de estas conmemoraciones me pregunto: ¿Todos aquellos que tienen en cuenta este evento para honrarlo, realmente tienen conciencia clara de lo que hacen o solo están siguiendo una antigua costumbre? ¿Tienen dominio de aquellos sucesos que tuvieron lugar la primera Semana Santa? Y si así fuera, ¿Las iglesias les dan la justa proyección e interpretación a sus feligreses e invitados en la actualidad? ¿O será que los directivos de las diferentes obras solo están concentrados en lo mismo de siempre: Una celebración lo suficientemente sutil como para que los que ostentan el poder, tanto político como religioso, no se alarmen? Realmente es triste el papel que desempeñan la mayoría de la iglesias cubanas, que han fallado en su misión de presentar el verdadero mensaje del evangelio liberador de Cristo, o será que celebraremos una Semana Santa más para el aterrorizado pueblo de la Isla. De acuerdo al relato bíblico, en aquella primera Semana encontramos látigos, clavos de seis pulgadas, un asno muy manso, maderos para cruces en sus depósitos, ramas de espinos en algún lugar destinadas a coronar al Mesías, complots para entregar al Salvador y hasta unos ilustres señores en eminentes puestos como Herodes, Poncio Pilato, Anás y Caifás, los cuales se encontraban muy preocupados por cierto nazareno que estaba “alterando el orden público”. En los templos de hoy en día se producen innumerables dramas con sus respectivos actores que contienen todos estos elementos de aquella Semana, pero no podemos perder de vista que aquellos sucesos no eran una obra de teatro sino el cumplimiento del Plan de Salvación que el Todopoderoso había echado a andar aún antes de los siglos. En el primer día de estos gloriosos acontecimientos, llamado Domingo de Ramos, Jesús entró el la ciudad de Jerusalén montado sobre el lomo de un asno en 56

cumplimiento de una antigua profecía del profeta Zacarías que enunciaba: “Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna” (Zac.9.9). Esta humilde entrada fue un deliberado acto simbólico que mostraba que Su reino no es de este mundo y que Él no vino a gobernar al mundo por fuerza ni violencia. La multitud presente le dio la bienvenida tomando ramas de palmera arrojándolas a Su paso, “…y clamaban: ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor, el rey de Israel!” (Jn.12.13), así le atribuyeron un título mesiánico solo dedicado al enviado del Señor, el venidero rey de Israel. Este encuentro provocó consternación, pues “…toda la ciudad se conmovió, diciendo: ¿Quién es este? Y la gente decía: Este es Jesús ”, pero “…como ya anochecía, se fue a Betania con los doce” (Mt.21.10-11, Mr.11.11). La purificación del templo ocurrió el día lunes. Esta no era la primera vez que ocurría, pues algo similar ya había sucedido, lo cual está narrado en el capítulo dos del Evangelio de Juan. Es curioso resaltar que fue este el primero y el último acto público sucedido en el ministerio terrenal de Jesucristo. Él encontró el atrio de los gentiles lleno de mercaderes y cambistas que sacaban buenas utilidades del cambio de monedas judías por otras, exactamente igual a lo que sucede en las Casas de Cambio (Cadeca) de nuestro territorio insular. Con gran enojo echó Jesús de la casa de Dios a los impíos, a los avaros y cuantos destruían su verdadero propósito espiritual. El haber purificado dos veces el templo en el espacio de tres años, indica cuánto interés tiene Jesús en que la santidad y devoción sincera existan dentro de su iglesia, puesto que Él “se entregó a sí mismo por ella para santificarla…, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa…, que fuese santa y sin mancha” (Ef.5.25-27). También indica que la casa de Dios debe ser un lugar de oración y comunión con el Altísimo (cf. Mt.21.13), que Cristo condenará todo aquel que use la iglesia, el evangelio o su reino para ganancia, gloria o jactancia personal y que los que de verás quieran ser como Cristo (cristianos) no toleraran la injusticia dentro ni fuera de Su Iglesia, los cuales van a protestar contra los que profanan y degradan el reino de Dios (cf.Ro.14.17, 1Co.6.9-11, Ga.1.6-10).

El martes es llamado “Día de parábolas” debido a que Jesús, después de evadir las trampas ideadas por los sacerdotes, enseñó en parábolas desde el Monte de los Olivos. Con la vista de Jerusalén en frente, les advirtió a sus oyentes contra los fariseos, aquellos corruptos “líderes” espirituales que habían olvidado el espíritu de la Ley para oprimir al pueblo. Les habló a los discípulos de los acontecimientos futuros que tendrían lugar al final de los tiempos que incluyó Su regreso en gloria y también abordó el tema de la destrucción del gran templo, con las adiciones que había dirigido el rey Herodes, cuando dijo: “ En cuanto a estas cosas que veis, días vendrán en que no quedará piedra sobre piedra, que no sea destruida” (Lc.21.6). La Biblia mantiene silencio respecto al miércoles, que se conoce como “Día de reposo”. Los Evangelios nada registran al respecto, pero no pocos sostienen que al parecer fue este el momento en que los principales sacerdotes y los escribas se complotaron para prender a Jesús por medio del engaño y matarlo ( cf. Mr.14.1, Jn.12.1). Glorioso es específicamente el jueves, puesto que en la noche de este día Jesús instituye “La Cena del Señor”, quedando así como uno de los medios de gracia junto con el bautismo. En una habitación llamada “el aposento alto”, fue donde el Maestro se preparó a sí mismo y preparó a los discípulos para su muerte. Esa noche, en la última cena (la pascua), “ habiendo tomado la copa, dio gracias, y dijo: Tomad esto, y repartidlo entre vosotros… y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí… Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama” (Lc.22.17-20). Por medio de este acontecimiento Jesús le dio a la cena pascual un nuevo significado, entrelazado totalmente con el nuevo Pacto de la Gracia que se funda en Su muerte expiatoria. A partir de entonces el pedazo de pan representó su cuerpo que iba a ser sacrificado, y el vino representó su sangre que iba a ser derramada muy pronto por toda la humanidad. Después del canto de un himno, Él con sus discípulos salió al huerto de Getsemaní para tener una agónica oración, consciente de lo que estaba por acontecer, aunque no así los discípulos. No podemos dejar de mencionar la traición de Judas Iscariote, quien estuvo siempre al lado del Mesías, al cual “Jesús le dijo: Judas, ¿Con un beso entregas al Hijo del Hombre?” (Lc.22.48). Pedro estaba dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias en su devoción por el Maestro, lo cual demostró al enfrentarse a la compañía de soldados que eran guiados por el traidor que entregó a Jesús (cf.Jn.18.1-11). Es el viernes cuando Pedro, después de negarle, sale fuera del patio de la casa del sumo sacerdote y lloró amargamente (cf. Lc.22.54-62), él no lo hizo por debilidad ni por maldad, sino por cuanto no había recibido el Espíritu Santo y Su gracia regeneradora en el sentido del Nuevo Pacto, esto sucede posterior a la resurrección. Entra en escena Poncio Pilato, 57

gobernador romano de Jerusalén en el tiempo de la pascua. Jesucristo es conducido ante él debido a que no les era permitido a los judíos, bajo la ley romana, condenar a nadie legalmente a pena de muerte, y este consiente en la misma al ser presionado por los dirigentes judíos. De esta forma Pilato se convirtió en tipo de aquellos que toman decisiones religiosas basadas en la conveniencia política en vez de la verdad y la justicia. Ocurre entonces la crucifixión, agónico momento que se convirtió en la esencia y el fundamento del Plan de Redención para una humanidad separada del Creador por el pecado. Pablo, el apóstol, lo resume así: “Pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura; más para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios” (1Co.1.23-24). Jesús, que nunca pecó, murió en lugar nuestro. Mediante tal sacrificio fue pagado el castigo del pecado y desecha la obra de Satanás, por lo que cualquier persona puede volverse a Dios en arrepentimiento y fe en Jesucristo para recibir perdón, salvación del pecado y vida eterna. José de Arimatea, varón justo y miembro del concilio, fue delante de Pilato y pidió el cuerpo de Jesús para darle sepultura. El ritual ejecutado para poner el cadáver en un sepulcro nuevo fue hecho apresuradamente puesto que estaba por comenzar el día sábado, que daba inicio a partir de las seis de la tarde del viernes. “Y las mujeres que habían venido con él desde Galilea… prepararon especias aromáticas y ungüentos; y descansaron el día de reposo, conforme al mandamiento” (Lc.23.54-56). El día de reposo equivale a sábado y en el mismo cesaba todo trabajo. La resurrección de Jesucristo de entre los muertos para no ver más muerte, es una de las verdades esenciales y centrales del evangelio. Esta sucedió al tercer día de Su expiración en la cruz, esto es el día domingo, el cual se conoce como “Domingo de Resurrección”. Un grupo de discípulos asustados y confundidos, “a quienes también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios” (Hch.1.3), estuvieron dispuestos a ofrecer sus propias vidas por el testimonio del Hijo de Dios. Muchos detractores y burladores se han levantado en el curso de la historia con el objetivo de negar la realidad de tan majestuoso y trascendental evento, pero todos han sucumbido frente a tantas evidencias. El hecho de la resurrección prueba que Jesús es el Hijo de Dios (cf. Ro.1.4), es garantía de una vida victoriosa para el creyente, “Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva” (Ro.6.4). Otros niegan que haya ocurrido en realidad tal señal debido a que constituye una evidencia del juicio venidero para los que hacen maldad: “Por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con ha-

berle levantado de los muertos” (Hch.17.31). Es la resurrección lo que asegura al cristiano su presente y futura “herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros” (1Pe.13-4), además de nuestra resurrección y traslado a la misma presencia de Dios cuando Jesucristo vuelva por Su Iglesia, Él lo aseguró cuando dijo: “Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis” (Jn.14.3). Jesús sabía que se acercaba el momento de la agonía y de pasar de este mundo, por tanto, durante Su última semana se esforzó en dejarle un legado a los discípulos y seguidores, destacando lo más importante por medio de las enseñanzas y las acciones. Con la muerte rondándo solo lo que es vital y necesario es lo que permanece, lo superfluo se descarta. Es primordial tener en cuenta tal punto de vista para poder per-

cibir en todo su esplendor la última semana de la visita a los seres humanos del Dios de la creación, es solo de esta manera que podremos celebrar la Semana Santa con raciocinio.

Antonio Raúl MACHADO García. Licenciado en Teología por el Seminario Bautista de ciudad Céspedes, Camagüey y fue acreditado por La Facultad Latinoamericana de Estudios Teológicos, en la Universidad de Miami, Estados Unidos de América, en 2009. Ejerció como Pastor Metodista en Yagua ramas, provincia Cienfuegos y después trabajó en Miller, municipio Placetas, Villa Clara. En el año 2011, por asistir cristianamente, visitar y orar junto disidentes no violentos en Huelgas de Hambres fue expulsado como Pastor Asistente de la Iglesia Metodista ―Ángel Fuster‖ de Santa Clara. Nació

58

Los Chivatos de Este Mundo
Yoaxis Marcheco Suárez.

E

n Cuba se le da un nombre curioso a los delatores, a aquellos cuyo oficio es mantener al día a las autoridades policiales, de la Seguridad del Estado, del Poder Popular o del Partido Comunista, acerca de todo lo que acontece en la comunidad o el barrio donde ellos viven, ya sea sobre el vecino que vende –de manera ilegal– aguacates o limones recogidos de las matas de su patio, el que vende caramelos amelcochados en la esquina de la escuela a los niños a la hora del recreo, el que está comercializando el queso que fabricó de la leche de su propia vaca, o el que decidió no callar más y está expresando con valentía y con muchos riesgos su criterio acerca de la situación real del país en el cual vive. A esos delatores los cubanos les llaman chivatos. Este término tiene semejanza con el vocablo chivo o chiva, y es que los chivatos berrean de la misma manera que lo hacen esos infelices animales para quienes debe ser una horrenda desgracia ser comparados con tales alimañas. El chivato duerme poco y casi siempre es alguien con grandes necesidades materiales. Es como si paradójicamente sus fieles servicios fueran pagados con una alta cuota de desprecio por parte de aquellos que se benefician con ellos. De ahí que el chivato es un ser miserable y despreciable, no solo por sus víctimas, sino también por quienes sustentan su trabajo. Digo que duerme poco porque se mantiene vigilante a toda hora, pendiente de la vida de los otros, husmeando en cada casa, viendo cada movimiento que pueda resultar extraño para informarlo de forma rápida y eficiente, no dudo que compitan entre ellos y hasta que estén vinculados: a más delaciones, mayores relaciones con los de arriba. Andan siempre con un tono de sospecha en la mirada, como diciéndole a los demás: “Te tengo en la mira, al primer tropezón eres out por regla”. Cuando van a hablar en público con algún personaje uniformado, lo hacen misteriosamente, colocándose la mano en la boca para que nadie pueda captar cuál es el tema de la conversación.

Hay chivatos hiperconocidos. Todo el mundo se cuida de ellos porque ya se sabe cuál es la profesión que practican, pero hay algunos informantes que han logrado permanecer ocultos y aunque se sospecha de ellos, se desconoce si a ciencia cierta lo son. Este fenómeno ha generado otro entre los cubanos, el vivir una existencia de sospechas: todos sospechamos y todos somos sospechosos. Nos mantenemos alertas hasta de nuestra propia sombra. Andamos con un vigilante las veinticuatro horas del día. Tememos hablar hasta con los supuestos amigos porque no sabemos si ellos son de “la Seguridad”, si están infiltrados o si, en palabras más cubanas, nos van a echar pa’lante. Esta vida de sigilos, persecuciones, dudas, desconfianza, se suma a todas las penurias que a diario debe vivir el cubano común para su subsistencia. El tema del chivato no escapa del medio eclesial, ellos han penetrado muchos sectores y este no ha quedado atrás. En cada culto o reunión cris-

59

tiana, tanto los líderes, como los feligreses están conscientes de que entre ellos hay algún informante, quién será es la parte difícil de descubrir. El “chivato cristiano” es alguien que se confunde con el resto porque ha aprendido a imitar a sus vigilados y la mayoría de las veces representa su papel como un excelente actor. Su función no es solo la de informar, tiene otras, como la de tratar de desacreditar a los líderes religiosos, la de dividir al pueblo creyente, sembrando cizañas y creando rumores malintencionados entre ellos y una bien importante, la de amenazar a otros de manera muy sutil en lo tocante a sus trabajos, estudios o tranquilidad personal; sobre todo cuando estos asisten a iglesias cuyos pastores u otros miembros piensan políticamente de manera diferente a la forma oficial impuesta por el régimen imperante. ¿Qué ha ocurrido entonces en el seno de muchas comunidades cristianas, especialmente evangélicas? Muy contrario a lo que expresa la Biblia: “en el amor no hay temor” o “no os conforméis a este siglo”, muchos cristianos se han llenado de miedo, tanto que su mensaje al mundo está saturado de un terror que nada concuerda con la valentía indescriptible de nuestro Señor Jesucristo, quien fue víctima también de un delator, un chivato de su tiempo, Judas Iscariote, quien vendió a su Señor por una miserable suma de dinero y luego lleno de remordimiento tomó una soga y se ahorcó, tal suerte tienen muchos de aquellos que traicionan a sus semejantes hoy día. El miedo ha llevado a buena parte de los evangélicos cubanos a negar el derecho que los creyentes tenemos de pensar, razonar y expresar criterios políticos, al parecer el sistema oficial ha logrado influenciar en sus pensamientos. Es común la idea de que “los cristianos no deben inmiscuirse en política” o “quién ha visto a un pastor metido en la política, no es eso lo que Dios quiere”. En mi muy modesta opinión si los cristianos influyéramos más en la política, así como en otros sectores, no solo en nuestro país, sino en cualquier parte del mundo, llevando adelante el amor infinito de Dios y todas sus valiosas enseñanzas a nuestro prójimo, la humanidad viviría momentos mejores. En fin, como Jesús, también nosotros los creyentes cubanos convivimos a diario con muchos Judas Iscariotes, gente que nos besa la mejilla y por detrás pega su boca al oído del gobernante para darle razón de lo que hacemos, pensamos, decimos en nuestras iglesias, pero al igual que Jesús, nosotros no deberíamos temerle a esos Judas Iscariotes, quienes
60

pudieran afectar nuestros cuerpos, pero nunca nuestras almas. Como cristianos, hijos de un Dios de amor y de justicia, deberíamos estar cien por ciento al lado de los necesitados, empobrecidos, aniquilados, despreciados de este mundo nuestro, de esta Cuba nuestra; proclamando con denuedo las buenas nuevas del Reino, de ese Reino que se ha acercado y que nos muestra toda su grandeza y perfección, denunciando las vilezas y el despotismo que las fuerzas del poder emplean cada día en contra del pueblo. Como cristianos no deberíamos tener temor de los delatores de este mundo y sí por el contrario de permanecer callados, ausentes, indiferentes a la realidad social que nos circunda. Deberíamos sentir temor de no jugar el papel activo que Dios nos está pidiendo, la influencia activa que él quiere que ejerzamos en nuestros compatriotas. Sí, definitivamente hay muchos traidores en esta Cuba nuestra, muchos Judas Iscariotes, pero también hay muchos Pedros y muchos Pablos entre nosotros; eso me llena de esperanza y valentía porque no serán los chivatos de este mundo quienes se lleven el galardón, serán los hombres y las mujeres dignos del país quienes levantarán en alto el futuro de la patria y traerán para ella la victoria.

Yoaxis MARCHECO Suárez. Licenciada en Información Científico-Técnica y Bibliotecología por la Universidad de La Habana, en 1997. Profesora en el Seminario Teológico Bautista “Luis Manuel González Peña”, en Santa Clara, Villa Clara y Máster en Teología por el Seminario Evangélico Los Pinos Nuevos y por la Facultad Latinoamericana de Estudios Teológicos (FLET, hoy Laurel University). Ha publicado en diversos medios digitales, como Religión en Revolución, el portal Voces Cubanas y Conexión Digital. Nació en Mayarí, provincia Holguín y reside en Taguayabón, municipio Camajuaní, provincia Villa Clara.

El Servicio Eléctrico: ¿Bienestar o Malestar?
Por: Carmelina Milagros Álvarez Jiménez

V

ivir en el siglo XXI sin luz eléctrica es un antagonismo para no asegura que anacronismo de los mayores de la civilización humana. Sin embargo en la sociedad cubana actual este servicio indispensable para el ser humano, se ha encarecido tanto, que casi estamos a punto de retornar a la era del alumbrado con luz brillante y la utilización de las cocinas de carbón. Resulta que hace unos años el consumo de cada kilowatt (kW.) de corriente tenía un precio de $0.09, lo cual le posibilitaba al cubano pagarlo con sus escasos recursos salariales. Pero desde el surgimiento del programa gubernamental llamado “Revolución Energética” el ciudadano cubano se vio obligado a depender totalmente de la energía eléctrica para vivir. A la vez se vio obligado a pagar un altísimo precio por esto, pareciendo ser toda una sanción por tal “privilegio”. Desde entonces, las cocinas que utilizaban otro combustible para funcionar fueron sustituidas por hornillas eléctricas desechables, cuya reparación y uso es incosteable para quien dependa de un salario. A raíz del mencionado programa de “Revolución Energética” el consumo de cada kilowatt comenzó a cobrarse según una nueva tarifa, que varía desde $0.09 hasta $5.00, lo que va aumentando por cada 50 kW a partir de los 100 kW. Si sacamos cuenta, un hogar de condiciones mínimas indispensables en este país consume de 200 a 250 kW como mínimo. Lo que implicaría un pago por tal servicio de $300.00 aproximadamente, cifra que coincide con el valor del salario medio en Cuba. Es decir, un ciudadano trabajador, honrado y sacrificado por el país, tendría que pagar íntegramente su salario del mes a la empresa eléctrica sin pensar en comer ni en otras necesidades indispensables para vivir. Esta situación ha llevado a muchas familias a dejar de lado la honradez y acudir a métodos no legales, lo que incluye robar al Estado. Hacen esto para no dejar de pagar o retrasar el pago, lo que conlleva como castigo la suspensión del servicio eléctrico hasta que abonen el efectivo correspondiente. El hecho en concreto afecta a quienes más se sacrifican dentro de la antieconómica sociedad cubana actual. Estamos hablando de los que realizan una labor menos reenumerada y por lo tanto menos tienen. Aquí 61

vemos a los que son los trabajadores jubilados, pensionados y con menores salarios. En fin, a los humildes, los que carentes de recursos no tienen más alternativa que protestar en donde no son escuchados y finalmente tienen que someterse a las medidas punitivas contra ellos adoptadas. A estos cubanos en desgracia todavía los paraliza el terror de ser una de las tantas víctimas de la eficaz e inescrupulosa Policía Política. Si damos un recorrido por los dos barrios privilegiados, perdón “congelados” de Santa Clara, donde residen los más altos dirigentes provinciales de Estado y el Gobierno del territorio, observamos una característica: todos poseen planta eléctrica de emergencia. Invitamos a nuestros lectores a que entren y miren las barriadas La Riviera y Doble Vía. Con una planta de emergencia para sufrir los avatares eléctricos en nuestro país, generalmente traída de una misión en el exterior, pues aquí no las venden, cualquiera puede gritar hasta perder la voz: “Viva la Revolución Energética”. Así sin pasar mucho trabajo no importan los altos precios de la electricidad en Cuba. Un lector suspicaz se preguntaría: “¿Pero toda planta eléctrica de emergencia necesita renovar constantemente el combustible y en nuestro país este se comercializa solo en divisas libremente convertibles? A lo que se les respondería: “Los dirigentes del gobierno son expertos en tomar para ellos los combustibles del Estado Socialista…”. Yo me pregunto: ¿La ley sobre las tarifas eléctricas afecta a todos por igual? Mi respuesta personal como graduada de nivel superior en Electroenergética siempre será: “Para los privilegiados del gobierno es un beneficio, pero para los desgraciados del pueblo cubano es una verdadera desgracia, para sentir eso solo se necesita ser pobre en Cuba.
Carmelina Milagros ÁLVÁREZ Jiménez. Graduada como Licenciada en Electroenergética en el Instituto Superior Pedagógico “Félix Varela” en el curso lectivo 1996-1997, también estudió Asistente de Ingeniería de Equipos Eléctricos y de Empresas, en Leningrado, Unión de Repúblicas Socialista Soviéticas, así como Profesora Técnica y Profesional desde 1985 al 1989. Ejerció como profesora del Instituto Politécnico “Lázaro Cárdenas del Rio” de Santa Clara y fue sacada del Sistema Nacional de Educación por tener ideas afines a la “perestroika”. Nació y reside en Santa Clara.

-A Propósito del Día Mundial Contra la Homofobia. Por: Yayme Llanes Núñez. -Manual Obligatorio para Periodistas Oficialistas. Por: Guillermo Fariñas Hernández, Premio “Andrei Sájarov” a la Libertad de Pensamiento del Parlamento Europeo del 2010 y exprisionero político en 3 ocasiones.

-Fuera de Juego, Valoraciones Sobre un Libro Maldito. Por: Feliberto Pérez del Sol, irreverente amante de la música rock y la fotografía.

-Personas en la Memoria, Las Atalayas. Por: Yoaxis Marcheco Suárez. Licenciada en Información Científico-Técnica y Bibliotecología por la Universidad de La Habana, en 1997. Profesora en el Seminario Teológico Bautista “Luis Manuel González Peña”, en Santa Clara, Villa Clara y Máster en Teología por el Seminario Evangélico Los Pinos Nuevos y por la Facultad Latinoamericana de Estudios Teológicos (FLET, hoy Laurel University).

62

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->