Señor director: Recientemente se presentó el borrador de la Política Urbana del Minvu, a cargo de la Comisión Asesora Presidencial, a quienes tuvimos

la oportunidad de presentar nuestro modelo de trabajo con las comunidades de los barrios vulnerables. El documento plasma la voluntad de las autoridades y los expertos de hacerse cargo de la evidente segregación social que caracteriza nuestras principales ciudades, explicando la necesidad de mejorar el acceso a los servicios, la localización de viviendas sociales y la integración social, planteando la creación de una nueva institucionalidad y explicando la importancia de establecer sistemas de participación ciudadana en las decisiones sobre los territorios. Si bien la voluntad de fomentar soluciones participativas es un gran avance, creemos que los puntos relativos a los espacios de participación de la comunidad y el rol de las organizaciones sociales están aún muy difusos en la propuesta. Para que el fomento de la participación ciudadana no se quede en intenciones, es imprescindible que el Estado garantice la participación efectiva, concreta y vinculante de la ciudadanía en las distintas escalas. Desde ahí se vuelve necesario construir alianzas con privados y organizaciones de la sociedad civil que puedan hacer efectiva una política de participación, profundizando el protagonismo de las comunidades en la toma de decisiones, desde el diseño hasta la evaluación de los proyectos. Después de todo, son ellas quienes conocen lo que es necesario y posible en sus barrios. Nicolás Cruz
 Director Nacional Fundación Junto al Barrio

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful