Pongámosle precio a su cabeza Sin sombrero.