You are on page 1of 9

Detoxificación y drenaje

Alta Smit

Detoxificación y drenaje*

Más calor, regiones ecuatoriales

Palabras clave: Homotoxicología. Toxinas. Tabla de las Seis Fases de enfermedad. Sistema de autorregulación. Detoxificación. Protocolos. Biopuntura. Summary Toxins play a major role in homotoxicology. Although modern antihomotoxic medicine has evolved in treating consequences of dysregulation, detoxification is still one of the main pillars of treatment. Although the liver, kidneys, mucous membranes (Respiratory, Gastrointestinal and Genitourinary systems) and skin are the primary organs of detoxification, it is important to note that the components of the autoregulatory system cannot be separated as they all act as one. Key words: Homotoxicology. Toxins. Six Phase Table of Disease. Detoxification. Autoregulatory System. Protocols. Biopuncture.

Fig. 1: El efecto saltamontes

ción original, Hans Heinrich Reckeweg vio que las homotoxinas eran la base de la enfermedad y que la incapacidad del organismo para regular sus efectos causaba la enfermedad tal y como la conocemos. Esto puede sonar simplista, pero el resultado final de la acumulación de homotoxinas a lo largo del tiempo son las enfermedades genéticas, deficiencia de nutrientes o incluso estrés psicológico. Aunque la moderna Medicina Antihomotóxica ha evolucionado, por ejemplo, en el tratamiento de las consecuencias de la disregulación, como por ejemplo en caso de inmuno-disregulación, la detoxificación sigue siendo uno de los principales pilares del tratamiento. El cuerpo humano, por tratarse de un sistema energético abierto, reaccionará de una manera determinada hasta que se eliminen las toxinas y se restablezca el equilibrio. El organismo se ocupará de estas toxinas en un orden muy específico, en función de la fuerza de la homotoxina y del sistema de regulación. Podemos seguir con gran claridad la

Introducción

Vivimos en un mundo rodeado de toxinas. Todos los años salen al mercado 2000 nuevos productos químicos, parte de los cuales no se han probado totalmente en el organismo humano. Algunos son los denominados PBTs (Persistent Bioaccumulative Toxins = productos químicos persistentes, bioacumulativos y tóxicos), que significa que permanecen en el medio ambiente y en nuestra cadena alimentaria durante mucho tiempo. Se trata de sustancias
* Traducción del trabajo de la Dra. A. Smit publicado por Heel Inc. (EE. UU.) en marzo de 2004, con Ilustraciones de Andrew Mingione. Para su publicación en Medicina Biológica se ha completado el original con resumen y palabras en español e inglés, dada su inclusión en la sección Originales.

como el DDT, PCBs, dioxinas y agentes plastificantes. Sus efectos van desde la inmunotoxicidad hasta alteraciones endocrinas e incluso pueden llegar a ser carcinogénicas. Esta circunstancia se ve agravada por el “efecto saltamontes”, según el cual las toxinas se mueven de climas templados a fríos (Fig. 1). Toxinas endógenas también se generan, es el caso de algunos productos finales de nuestro metabolismo, como histamina y adrenalina. Si no se detoxifican y excretan, pueden ser tan nocivas como las toxinas exógenas.
Homotoxicología y detoxificación

Las toxinas juegan un papel esencial en Homotoxicología. En su concep-

Medicina Biológica. Núm. 1 / Junio 2004

Menos volátiles

Resumen Las toxinas juegan un papel esencial en Homotoxicología. Aunque la moderna Medicina Antihomotóxica ha evolucionado, por ejemplo, en el tratamiento de las consecuencias de la disregulación, la detoxificación sigue siendo uno de los principales pilares del tratamiento. A pesar de que el hígado, riñones, mucosas (sistemas respiratorio, gastrointestinal y genitourinario) y piel son los principales órganos de detoxificación, es importante señalar que los componentes del sistema de autorregulación no se pueden separar, pues todos ellos actúan conjuntamente.

Más frío, regiones polares
ol á t

s ile

Regiones templadas

Má sv

19

Originales

evolución de este proceso en el organismo observando la Tabla de las Seis Fases de Reckeweg y la figura 3. El organismo se ocupa de las toxinas a tres niveles. Cada uno de los niveles establecerá una defensa contra las homotoxinas y dejará huellas en forma de síntomas. Observando estas huellas podemos seguir la trayectoria de las homotoxinas a través del organismo. El sistema de autorregulación constituye nuestra primera línea de defensa (Fig. 2). Si el procesamiento de la toxina no tiene éxito, el sistema de la matriz o de la regulación basal se activará como una barrera entre la célula y los órganos efectores del sistema de autorregulación. Sólo si estos dos primeros fracasan en el intento para eliminar la toxina, la enfermedad alcanzará la célula (Fig. 3). Si queremos tratar la toxicidad del organismo, tenemos que intentar determinar su nivel de penetración para tratarla adecuadamente. Cuanto más ha penetrado una toxina o sus efectos en el organismo, mayor es el grado de disregulación. Podemos seguir este proceso en la Tabla de las Seis Fases de las enfermedades, que nos indica el nivel en el que el organismo está eliminando las toxinas o, si la eliminación no es posible, en que magnitud se puede intentar compensar el daño (Tabla de las Seis Fases, Fig. 3).

Agudeza

portante restablecer el sistema de autorregulación, siendo este la primera línea de defensa contra las toxinas, por lo que su restablecimiento puede facilitar la excreción de la sustancia tóxica. Aunque el hígado, riñones, mucosas (sistemas respiratorio, gastrointestinal y genitourinario) y piel son los principales órganos de detoxificación, es importante señalar que los componentes del sistema de autorregulación no se pueden separar, pues todos ellos actúan conjuntamente y con frecuencia comparten sustancias químicas y receptores. La Medicina Antihomotóxica intenta restablecer la homeostasis mediante la estimulación de los mecanismos de regulación propios del organismo. También reconoce los métodos de compensación del organismo, con la acumulación de las toxinas en la matriz y en el tejido graso o en estructuras celulares. Una vez restablecidas las vías de excreción, la Medicina Antihomotóxica intentará estimular la liberación de toxinas de estructuras más profundas. Sólo abordando la detoxificación paso a paso se eliminará la sustancia nociva con el mínimo daño para el organismo.
El sistema de autorregulación: órganos de detoxificación

Sistema de autorregulación

Sistema de la regulación basal

Célula

Cronicidad

Fig. 3: El sistema de autorregulación

Sistema inmunitario, timo, tejido linfoide Hipotálamo – Hipófisis – Corteza suprarrenal Respiración celular y sistema antioxidante Sistema nervioso

Superficies mucosas

Matriz extracelular

Hígado

En la Tabla de las Seis Fases de las enfermedades, la regulación mediante el sistema de autorregulación dará lugar a las fases humorales, de excreción y de inflamación. Si la toxicidad persiste, conducirá a las fases de matriz, deposición e impregnación, y seguirán las fases celulares de degeneración y de desdiferenciación. El sistema de autorregulación correspondería a las fases humorales de excreción e inflamación en la Tabla de las Seis Fases de las enfermedades, la matriz a las fases de deposición e impregnación y las fases celulares son las fases de degeneración y desdiferenciación. El corte biológico proporciona una indicación del potencial de regulación del individuo. A la izquierda del mismo hay un potencial de excreción y, a la derecha, sobre todo, un potencial de compensación. Para tratar niveles más profundos de intoxicación, en primer lugar es im-

Las toxinas son procesadas por varios órganos del cuerpo humano. El hígado, los riñones, la piel y las mucosas participan en la excreción de las homotoxinas. En algunos casos, las toxinas tienen que prepararse para la excreción mediante una compleja serie de procesos químicos, como podemos observar en el hígado. La capacidad de detoxificación depende de diferentes factores como los genéticos, sexuales y el estado nutricional del paciente.
Hígado

Fig. 2: El sistema de autorregulación

El hígado es uno de los órganos de detoxificación más importantes del organismo. El hígado destoxica toda una

20

Medicina Biológica Núm. 1 / Junio 2004 Biológica.

Detoxificación y drenaje

larga serie de toxinas exógenas y endógenas. Sus funciones incluyen el metabolismo del colesterol, la glucólisis y la gluconeogénesis, así como el suministro de factores de coagulación y muchas de las proteínas plasmáticas necesarias para el transporte de hormonas y grasas. La principal célula hepática responsable de la detoxificación es el hepatocito, que sigue dos vías metabólicas para procesar la mayoría de las toxinas solubles. La fase I de detoxificación (Fig. 4) se encarga de las toxinas ambientales como pesticidas, contaminantes y aditivos alimentarios, así como de los fármacos y el alcohol. Los productos finales de nuestro propio metabolismo también son procesados para su excreción siguiendo esta vía. Las enzimas de la fase I incluyen el sistema enzimático del citocromo P450, que consiste en una serie de oxidasas con funciones mixtas. Las toxinas liposolubles experimentan un cambio por la vía de la oxidación, reducción e hidrólisis, con el propósito de que sean más hidrosolubles para su excreción a través de la vesícula biliar y los riñones. Es importante señalar que estas enzimas necesitan determinados cofactores para completar su acción. Se trata de oligoelementos, vitaminas, aminoácidos y otras sustancias como el NADH. El sistema enzimático P450 produce importantes cantidades de radicales libres durante el proceso de detoxificación y si el estatus antioxidativo del paciente no es adecuado, se pueden producir lesiones tisulares (cuando el sistema P450 está sobrecargado, o si es inducido). Sustancias como la cafeína, el alcohol, determinados medicamentos, dioxinas, organofosfatos (utilizados como pesticidas) y vapores de pinturas pueden inducir esta vía y causar más daños por radicales libres. Otro problema es que en el proceso de detoxificación, en ocasiones, una

sustancia intermediaria, como el acetaldehído del metabolismo del alcohol, puede resultar más toxica para el organismo que la toxina original y puede causar graves daños tisulares. Algunas personas muestran una predisposición genética a la rápida metabolización de las toxinas a acetaldehído. A estas personas se les llama acetiladores rápidos y tendrán un mayor riesgo de lesión de sus tejidos hepáticos al ingerir alcohol o sustancias como el paracetamol en grandes cantidades. La vía de la fase II o conjugación utiliza sustancias ricas en grupos sulfhidrilo para metabolizar las toxinas. Cierto número de estas sustancias como la cisteína y la taurina, así como el glutatión (que se forma a partir de la glicina, glutamina y cisteína bajo la acción de una enzima selenio-dependiente) también actúan como captores de radicales libres y quelantes de metales pesados. En el proceso de conjugación de las toxinas, estas sustancias se pierden para siempre al excretarse junto con la toxina, mientras

que como radicales libres estas pueden regenerarse. Algunas sustancias sólo utilizarán la vía I o la vía II para ser destoxicadas, otras utilizarán ambas vías. Es evidente que si la ruta de la fase II está sobrecargada, la capacidad de captación de radicales libres se cede a favor de la función de conjugación y se pueden producir más daños en el parénquima hepático. Asimismo, si el paciente por ejemplo padece una deficiencia de selenio, esta puede llegar a dañar la producción de glutatión con resultado final de toxicidad y daños producidos por radicales libres. Reckeweg postuló que los medicamentos antihomotóxicos como Traumeel y Engystol, que contienen azufre, regenerarán sustancias con grupos sulfhidrilo como la cisteína y el glutatión. Otros medicamentos antihomotóxicos como Hepar compositum se han desarrollado especialmente para favorecer las numerosas funciones metabólicas del hígado. Además de sustan-

Fase I P450

Radical libre, óxido nítrico

Destrucción tisular

Vit. C, Mg, Fe

Zn, NADH

Fe, Mo, B2

Xenobióticos

Alcohol

Aldehído

Acido

Fase II Conjugación Cisteína, ácido glucurónico

Excreción

Selenio, Mg, B3 GSH Glutatión

Fig. 4: Detoxificación hepática

Medicina Biológica. Núm. 1 / Junio 2004

21

Originales

cias de origen vegetal como Carduus marianus y Lycopodium, de conocidos efectos sobre el hígado, también contiene extractos orgánicos de hígado, páncreas y vesícula biliar de origen porcino, así como catalizadores y Sulfur. Hepar compositum se utiliza especialmente (pero no exclusivamente) para estimular el hígado cuando se están tratando enfermedades situadas a la derecha del corte biológico (Fig. 5). En un reciente estudio (1) se ha descubierto que Hepeel, otro medicamento homeopático antihomotóxico utilizado en trastornos hepáticos, posee propiedades antioxidantes, antiproliferativas, hepatoprotectoras y antitumorales cuando se administra in vitro a células de hepatoblastoma. Se ha mencionado el papel de los radicales libres en el desarrollo de la enfermedad hepática a partir de una sobrecarga tóxica y podemos suponer que Hepeel tendrá un efecto protector sobre ella. Nux vomica-Homaccord forma parte de la terapia de detoxificación básica de Heel como apoyo hepático. Las sustancias de origen vegetal presentes en Nux

vomica-Homaccord se han utilizado durante años para el drenaje hepático. Se trata de Nux vomica, Lycopodium, Bryonia alba y Colocynthis. Hepeel también contiene Colocynthis y fue esta planta la que produjo un mayor efecto antiproliferativo en el estudio sobre células de hepatoblastoma anteriormente citado. Los Homaccord se utilizan en Medicina Antihomotóxica como medicamentos de efecto sobre la función y, por esta razón, se administran durante semanas en lugar de días. Nux vomicaHomaccord también tiene tropismo funcional sobre el intestino y, por consiguiente, posee una doble función de apoyo a la detoxificación.
Membranas mucosas

tienen receptores en las células de la mucosa, la existencia de una completa dotación de terminales nerviosas mediadas por el sistema nervioso autónomo, así como un drenaje linfático activo y el gran complemento de la matriz extracelular, las membranas mucosas conforman uno de los órganos de regulación más importantes. Las superficies mucosas no forman sólo una barrera selectiva con las uniones celulares estrechas entre la célula epitelial y las moléculas de adhesión, jugando un importante papel en la decisión de qué penetrará en el organismo, sino que también pueden dejar pasar algunas células inmunitarias a través de las uniones celulares estrechas, como los neutrófilos, para ingerir el material tóxico del lumen. Protegen asimismo de las toxinas gracias a la secreción de cloruro y otros solutos al interior del lumen, que por ósmosis difundirá agua para arrastrar al agente etiológico, un proceso que podemos observar, por ejemplo, en la diarrea. La integridad de estas superficies tiene una importancia capital en la defensa contra las toxinas. En Medicina Antihomotóxica, Mucosa compositum es el homólogo de Hepar compositum para las superficies mucosas y se utiliza conjuntamente con medicamentos organoespecíficos como Nux vomicaHomaccord (intestino e hígado) y Tartephedreel (pulmón) para favorecer la función de barrera y facilitar la excreción de toxinas (Fig. 5).
Riñón

Las membranas mucosas constituyen la parte más extensa de nuestro organismo que está en contacto con el mundo exterior. La superficie de la mucosa es sí misma como un microcosmos, y un buen ejemplo de todos los componentes del sistema de autorregulación que están activos en un órgano. Considerando que casi el 80% del sistema inmunitario está formado por el tejido linfoide asociado a la mucosa (MALT), que algunas hormonas

Pulmones Tartephedreel

Hígado Hepar compositum

Riñones Solidago compositum Intestino Nux vomica-Homaccord

Piel Cutis compositum

El riñón excretará las toxinas que el hígado ha transformado en hidrosolubles, así como fármacos y metales pesados. Los metales pesados también son excretados a través del hígado y de la bilis. La excreción a través de los riñones es una parte importante del proceso de detoxificación. En Medicina Antiho-

Fig. 5: Detoxificación orgánica

22

Medicina Biológica Núm. 1 / Junio 2004 Biológica.

Detoxificación y drenaje

motóxica, podemos favorecer esta función mediante medicamentos como Berberis-Homaccord y Solidago compositum. Berberis también posee un efecto de tropismo sobre el hígado y, según Reckeweg, también apoyará la función adrenal. Solidago compositum también contiene extractos de órganos suis de la mayoría de los componentes del tracto urinario, así como sustancias de origen vegetal como Equisetum hyemale y Sarsaparilla, que se han utilizado clásicamente en fitoterapia para favorecer la función renal. Los venenos homeopatizados y nosodes presentes en este producto le convierten también en un buen candidato para la inmunomodulación.
Pulmón

tro cuerpo que está en contacto permanente con el mundo exterior. Además de su función de barrera, es también un importante órgano de detoxificación del organismo y posee el mismo sistema del citocromo P450 que hemos visto en el hígado, así como glutatión para encargarse de los hidrocarburos aromáticos policíclicos. La piel puede absorber muchas sustancias como pesticidas y sustancias químicas de productos cosméticos y tiene que ser capaz de detoxicarlos. Otra importante función de la piel es la de protegernos de los nocivos rayos UV del sol. Los rayos UV dañan la capacidad de detoxificación de la piel (el citocromo P450), haciendo que ésta sea más sensible a las toxinas. Dado el papel que desempeña en la detoxificación y siendo uno de los órganos de excreción más importantes a través de la transpiración y la evaporación, muchas veces también observamos la piel soportando la sobrecarga, cuando otros órganos de detoxificación como el hígado están sobrecargados. Eccemas, erupciones inducidas por fármacos y el aumento de la transpiración son algunos ejemplos de ello.

En Homotoxicología, procuraremos en muchas ocasiones estimular otros órganos como el hígado, para favorecer la detoxificación en enfermedades de la piel. Mediante el sistema del citocromo P450, el hígado y la piel descomponen la histamina en el organismo. Si los sistemas están sobrecargados, se desarrollará una alergia. La histamina y otras aminas también se forman en el curso del proceso inflamatorio y son muchas las toxinas ambientales, como las bebidas alcohólicas, que pueden contener una importante cantidad de histamina. Cutis compositum contiene un organopreparado de piel de origen porcino, pero también tejidos embrionarios como Placenta y Funiculus umbilicalis suis, que favorecen y posiblemente regeneren la piel. También contiene catalizadores como ácido fumárico, que suele utilizarse en enfermedades como la psoriasis.
Matriz extracelular

No sólo la mucosa del tracto respiratorio desempeña un importante papel como barrera contra las toxinas, tal y como se ha expuesto anteriormente, sino que además, los pulmones representan uno de los principales puntos de excreción de gases y fármacos volátiles como anestésicos e incluso alcohol (esta es la razón de la realización de las pruebas de alcoholemia mediante el analizador de aliento Breathalyzer®). Cierto número de toxinas y bacterias también son secretadas a la mucosa del tracto respiratorio, por lo que la expectoración es favorable y hay que favorecerla. En estos casos, utilizamos medicamentos como Bronchalis-Heel y Tartephedreel que facilitan la expectoración. Mucosa compositum es un importante agente para el tratamiento de la mucosa respiratoria en su conjunto. Contiene organopreparados de origen porcino de superficies mucosas del tracto respiratorio, así como plantas, minerales y otras sustancias que favorecen la función de las mucosas.
Piel

La matriz extracelular (sistema de la regulación basal) es la siguiente línea de defensa en la lucha contra las toxinas (Fig. 6). Si el sistema de autorregulación falla en la excreción satisfactoria

Fibra elástica

Fibra nerviosa Macrófago

Linfocito Fibra reticular

Sustancia básica

Neutrófilo Capilar

Fibra colágena Adipocito Fibroblasto Vaso linfático

La piel constituye, después de la mucosa, la segunda mayor superficie de nues-

Fig. 6: La matriz extracelular

Medicina Biológica. Núm. 1 / Junio 2004

23

Originales

sustancias tóxicas al estar cargados bioquímica y electromagnéticamente. Los glicosaminoglicanos consisten en largas cadenas no ramificadas de polisacáridos, unidas covalentemente a una proteína central para formar proteoglicanos con una forma que recuerda a un cepillo (Fig. 8). Los glicosaminoglicanos poseen una gran carga negativa, y su esqueleto rígido es ideal para proporcionar una estructura a las células para moverse a través de ella. También poseen una elevada viscosidad que hace que sean idóneos para lubricar articulaciones, como el condroitínsulfato. La heparina, que juega un importante papel en la prevención de la coagulación sanguínea y el ácido hialurónico son otros ejemplos de GAGs.
Fig. 8: Proteoglicanos y glicosaminoglicanos
300 nm

Fig. 7: Proteoglicanos y glicosaminoglicanos

En este contexto, merece una especial atención el sistema linfático, que es la única vía para drenar las toxinas de la matriz extracelular. A través del sistema vascular se transporta el material tóxico más pequeño y si el drenaje linfático es escaso, muchas toxinas permanecerán en la matriz. Las toxinas pueden ser también hidrófilas y provocar retención de agua y edema en la matriz, que experimentará una agravación si el drenaje linfático es deficiente. Cuando se sospecha que la toxicidad ha alcanzado el nivel de la matriz, es necesario controlarla de una forma muy específica. Si el nivel de toxicidad es bajo, bastará con aumentar el drenaje linfático con medicamentos como Lymphomyosot y Galium-Heel, pero si aumenta la toxicidad es necesario añadir productos como Pulsatilla compositum, que contiene dilución homeopática de cortisona, así como Sulfur. Pulsatilla compositum es también el medicamento de elección para restablecer la matriz tras dosis altas de corticoterapia (Fig. 9). Finalmente, si la toxicidad es grave se administra Thyreoidea compositum. Este medicamento contiene no sólo extractos mesenquimales diluidos como Funiculus umbilicalis suis, sino también extracto diluido de hipófisis, que teóricamente favorece el sueño y restablece la cronobiología de la matriz extracelular. Además, incluye en su com-

del agente responsable, el organismo almacenará la toxina bien en el tejido conjuntivo o bien en el tejido adiposo, hasta que se lleve a cabo otro intento de procesamiento. A menudo, cuando se produce la disregulación, el proceso no suele ser fácilmente reversible y las toxinas pueden permanecer durante años, e incluso de por vida, si no se facilita la detoxificación. Por su composición, la matriz extracelular es un espacio idóneo para el almacenamiento de material tóxico. La mayor parte de la matriz está constituida por proteoglicanos (PGs) y glicosaminoglicanos (GAGs), así como fibras estructurales como colágeno y elastina, además de proteínas especializadas como laminina y fibronectina. Estas estructuras forman un filtro biofísico a través del cual tienen que pasar todos los nutrientes y estímulos celulares (hormonas, etc.) desde las arterias y nervios (Fig. 7). Como resultado de su estructura, los proteoglicanos pueden ligarse a muchas

Como resultado de la carga y de la composición bioquímica de los proteoglicanos, éstos pueden unirse a toxinas formando una unión estrecha y almacenarlas durante muchos años. Esto distorsionará la función transductora de información de la matriz extracelular y alterará también el mensaje celular. La matriz extracelular sigue un biorritmo con activación durante el día y fase de reposo durante la noche. Este biorritmo depende de la hormona tiroidea, del biorritmo del cortisol y del sistema nervioso vegetativo, que tiene sustancias y fibras en la matriz. Si este delicado biorritmo se altera, la matriz no será capaz de depurarse por sí misma y sobreviene la toxicidad. El fibroblasto/adipocito no puede distinguir entre buenos y malos estímulos y creará una respuesta inflamatoria que es estimulada por toxinas. Eso dará lugar a un modelo conocido como estrés de la matriz, que normalmente se traduce en dolor crónico e inflamación, seguido de acidosis.

Matriz e xtracelu lar Lymphom yosot Galium-H eel Pulsatill a compo situm Thyreoid ea comp ositum

Fig. 9: Detoxificación de la matriz extracelular

24

Medicina Biológica. Núm. 1 / Junio 2004

Detoxificación y drenaje

posición catalizadores y extractos vegetales, que se han utilizado en fitoterapia para la detoxificación. Esto se considera en Medicina Antihomotóxica como la mejor forma de activar la matriz extracelular. Después de su activación, se estimula el drenaje con Lymphomyosot y Galium-Heel. Si existen sospechas de que la toxicidad afecta a las estructuras celulares, se añade un catalizador.
Toxicidad celular

Las toxinas son capaces de unirse a estructuras celulares y también al ADN, pero la vía final común a la toxicidad celular normalmente tiene su origen en la alteración de la respiración celular. Determinadas toxinas pueden desacoplar la respiración celular, aunque el mecanismo principal es el daño del ADN mitocondrial por los radicales libres.

Muchos fármacos, como los retrovirales utilizados en el tratamiento del SIDA, también pueden causar daños en el ADN mitocondrial. No sorprende, por tanto, que utilicemos catalizadores para el tratamiento de la toxicidad celular. Algunos de estos catalizadores como Coenzyme compositum y Ubichinon compositum contienen minerales y catalizadores del ciclo de Krebs, así como una proteína transportadora de la cadena respiratoria. Los estudios han confirmado que las sustancias diluidas y potenciadas en serie (sustancias homeopáticas) pueden ser eficaces en caso de toxicidad celular (2, 3). También se ha postulado que las quinonas presentes en Ubichinon compositum y el glyoxal y metilglyoxal presentes en Glyoxal compositum son capaces de despolimerizar compuestos, como se

Glyoxal compositum Ubichinon compositum Coenzyme compositum

Fig. 10: Detoxificación celular

ha visto cuando las toxinas se unen a estructuras de la matriz extracelular. Por consiguiente, utilizamos los catalizadores para estimular la respiración celular, cuando la respiración anaerobia agrava la acidosis latente y la disfunción celular, aunque también por el profundo efecto de limpieza celular (Fig. 10).

La Tabla de las Seis Fases: detoxificación y aplicación del tratamiento
FASES HUMORALES Fases de excreción Fases de inflamación FASES DE MATRIZ Fases de deposición Fases de impregnación FASES CELULARES Fases de degeneración Fases de desdiferenciación Hay daño enzimático. Principio de compensación. Enfermedades crónicas Galium-Heel, Thyreoidea compositum, Thyreoidea Pulsatilla compositum, Ubichinon compositum compositum, Glyoxal compositum Glyoxal compositum Glyoxal compositum Alergia Esclerodermia Melanoma Migraña Enfermedad Gliosarcoma de Alzheimer Iridociclitis, acufeno Degeneración macular, Amaurosis, anosmia tumor maligno Artritis reumática crónica, Espondilosis, Osteosarcoma, fibromialgia osteoartritis, condroma, miodistrofia miosarcoma Bronquitis (obstructiva) Bronquiectasia, Carcinoma bronquial crónica enfisema Fallo cardiaco Infarto de miocardio Endotelioma

Sistema orgánico Daño tisular Tratamiento con:

No hay daño enzimático. Principio de excreción. Tendencia a la curación natural Lymphomyosot Lymphomyosot Lymphomyosot, Galium-Heel Episodios de sudación Dificultad de concentración Lagrimeo, otorrea Dolores articulares, mialgia Tos, expectoración Afección cardiaca funcional Ardor Poliuria Reticulocitosis Linfedema Cambio electrolítico Sensación de globo Predisposición a las infecciones Acné Meningitis Conjuntivitis, otitis media Epicondilitis, esquince agudo Bronquitis aguda Endocarditis, pericarditis, miocarditis Gastroenteritis, gastritis Infección del tracto urinario Leucocitosis, supuración Linfangitis, amigdalitis, linfadenitis Alteración del metabolismo lipídico Tiroiditis Debilidad del sistema inmunitario, infección aguda Nevos Esclerosis cerebral Calacio, colesteatoma

Piel Sistema nervioso Sistema sensorial Sistema locomotor

Tracto respiratorio Sistema cardiovascular Sistema gastrointestinal Sistema urogenital Sangre Sistema linfático Metabolismo Sistema hormonal Sistema inmunitario

Silicosis, pulmón de fumador Cardiopatía coronaria

Gastritis hiperplásica Cálculos biliares, nefrolitiasis Policitemia, trombocitosis Tumefacción de ganglios linfáticos Gota, obesidad Bocio, adenoma Reacciones débiles

CORTE BIOLÓGICO

Exostosis, miogelosis

Gastritis crónica, malabsorción Infección crónica del tracto urinario Alteraciones de la agregación Insuficiencia del sistema linfático Síndrome metabólico

Gastritis atrófica, cirrosis hepática Atrofia renal Anemia, trombocitopenia Fibrosis Diabetes mellitus

Cáncer de estómago, cáncer de colon Cáncer Leucemia Linfoma de Hodgkin / no Hodgkin Reacciones lentas Cáncer de tiroides Reacciones lentas

Hipertiroidismo, intolerancia Síntomas a la glucosa menopáusicos Enfermedad autoinmune, SIDA inmunodeficiencia, infecciones crónicas

Medicina Biológica. Núm. 1 / Junio 2004

25

Originales

Protocolos de detoxificación

Humoral Pauta I Toxicidad leve Hígado Riñón Matriz extracelular Célula Nux vomica-Homaccord Berberis-Homaccord Lymphomyosot, Galium-Heel Coenzyme compositum Utilizar durante 12 semanas. En casos leves sólo; en casos moderados tras pauta II; en casos graves tras pauta III

Matriz extracelular Pauta II Toxicidad moderada Hepar compositum Solidago compositum Pulsatilla compositum Ubichinon compositum Utilizar primero durante 6 semanas, a continuación pauta I durante 12 semanas.

Matriz extracelular / celular Pauta III Toxicidad grave Hepar compositum Solidago compositum Thyreoidea compositum Glyoxal compositum Utilizar primero durante 6 semanas, a continuación pauta I durante 12 semanas.

Tabla 1: Detoxificación general

Galium-Heel Lymphomyosot

10 gotas 3 veces al día 10 gotas 3 veces al día

Comenzar el primer día de tratamiento antibiótico hasta 10 días después de haber finalizado el mismo Como el caso anterior

Tabla 2: Detoxificación tras tratamiento antibiótico

Pulsatilla compositum Lymphomyosot Observaciones: el tratamiento deberá realizarse durante 45 días consecutivos una vez finalizada la corticoterapia.

1 ampolla 3 veces por semana 10 gotas 3 veces al día Observaciones: en caso de una tumefacción grave de la matriz extracelular, realizar la pauta III y, a continuación, la pauta I, seguir esta pauta durante un mes más.

Tabla 3: Detoxificación tras corticoterapia

Pauta III durante 6 semanas Pauta I + Traumeel durante 6 semanas Observaciones: Traumeel regenera los grupos sulfhidrilo Tabla 4: Detoxificación tras intoxicación por amalgamas

Como en Tabla I Como en Tabla I + Traumeel: 1 comprimido/10 gotas 3 veces al día 6 semanas

Galium-Heel Schwef-Heel Psorinoheel

5 gotas 3 veces al día durante 5 días antes y después de la vacunación Como el caso anterior Como el caso anterior

Tabla 5: Detoxificación tras vacunación

26

Medicina Biológica Núm. 1 / Junio 2004 Biológica.

Detoxificación y drenaje

Biopuntura
Area de detoxificación: Tejido linfoide Técnica: Acupuntura Medicamentos: Lymphomyosot Thyreoidea compositum Puntos: TR10 Area de detoxificación Intestino Técnica: Biopuntura Acupuntura Medicamentos: Nux vomica-Homaccord Puntos: Biopuntura alrededor del intestino IG4 IG 11

IG11 TR10 IG4

Puntos intestino Puntos hígado Area de detoxificación: Hígado Técnica: Biopuntura Acupuntura Medicamentos: Hepar compositum Nux vomica-Homaccord BP10 Puntos: Biopuntura por encima del hígado

V23 IG4 V23

Area de detoxificación: Piel Técnica: Acupuntura Medicamentos: Cutis compositum Lymphomyosot Puntos: BP6 BP10 IG11 IG4 R9 BP6

Area de detoxificación: Riñón Técnica: Acupuntura Medicamentos: Berberis-Homaccord Solidago compositum Puntos: V23 R9*
* Importante en la detoxificación de medicamentos y alimentos

Bibliografía

2

1 Gerhardt R, Antioxidative, Antiproliferative
and Biochemical Effects in Hep G2 Cells of a Homeopathic Remedy and its Constituent Plant Tinctures Tested Separately and in Combination. Arzneim.-Forsch/Drug Research 2003(53) 823-830. 3

Linde K, Donas W. et al. Clinical Review and Meta Analysis of Serial Agitated Dilutions in Experimental Toxicity: Human and Experimental Toxicology 1994; 13:481-92. Corsello S, Ghen et al. Celular Detoxification: An Integrative Approach to Anti-aging. International Journal of Integrative Medicine 2000. 2 (6): 19-26

Correspondencia

Heel Inc. Alburquerque, NM p: 1-800-621-7644 f: 1-800-217-6934 www.HeelUSA.com

Medicina Biológica. Núm. 1 / Junio 2004

27