Si bien tenemos en cuenta la lengua oral, la palabra o el idioma es el medio de comunicación por el cual nos relacionamos.

Son el conjunto de normas aprendidas dentro de una sociedad convencional para hacer transmisible nuestro mundo interior que, en definitiva es nuestro pensamiento, nuestra intimidad a los demás. Este comunicar es la más genuina identidad, es paso del yo al tú para convertirse en un NOSOTROS es el objetivo, el fin de nuestras relaciones sociales mediante la palabra, para así conformar grupos sociales, tal es el caso de nuestro segundo grupo social al que llegamos a conocer, la escuela. Definiendo el origen de la lengua, que difícilmente se resuelve en un futuro cercano. Como pasa con la mayoría de los “orígenes de las cosas”, hay m uchas teorías pero ninguna completamente comprobada. Tesis sobre el origen. La hipótesis divina del origen de la lengua nos dice que Dios le otorgó al hombre la capacidad de dar nombre a todos los seres de este mundo (libro del Génesis). En cuanto a las evolucionistas, concuerdan en que el lenguaje apareció por la necesidad de comunicarse. Los impulsores de estas teorías dicen que es muy posible que el lenguaje haya aparecido en la era de Neandertal, y que con el Homo sapiens se haya desarrollado más vertiginosamente. Las diferencias entre los evolucionistas: La teoría onomatopéyica afirma que el hombre comenzó a comunicarse imitando los sonidos de su alrededor, como los que producían los animales o los distintos elementos que estaban a su alcance, como actualmente se observa en los niños, por citar un ejemplo, copiando los sonidos e imitando las palabras de sus padres, al intentar comunicarse con ellos plenamente. En cambio para los filósofos griegos, el origen residía en que las palabras o sonidos asignados, eran similares a lo que se quería representar, y entonces era algo “natural”. La teoría de la repetición sugiere que el lenguaje pudo haber estado en un principio estrechamente vinculado al esfuerzo físico. Asimismo, existe el pensamiento de que hubo primera una única lengua y que todas las demás son sus derivados. Esta teoría la propuso el filósofo alemán Gottfried Wilhelm Leibniz en el siglo XVIII, y se conoce como “monogénesis”. Mientras tanto, “poligénesis “es el nombre que recibe la teoría contraria a la de Leibniz. Los fines por los que establecemos una comunicación oral varían según las circunstancias y la motivación interior; así hablamos con fines comerciales, de intercambios de subjetivismos y de crecimiento humano.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful