Día de la poesía

 

‐ 1 ‐

Gratia Plena
De: Amado Nervo
Todo en ella encantaba, todo en ella atraía su mirada, su gesto, su sonrisa, su andar... El ingenio de Francia de su boca fluía. Era llena de gracia, como el Avemaría. ¡Quien la vio, no la pudo ya jamás olvidar! Ingenua como el agua, diáfana como el día, rubia y nevada como Margarita sin par, el influjo de su alma celeste amanecía... Era llena de gracia, como el Avemaría. ¡Quien la vio, no la pudo ya jamás olvidar! Cierta dulce y amable dignidad la investía de no sé qué prestigio lejano y singular. Más que muchas princesas, princesa parecía: era llena de gracia como el Avemaría. ¡Quien la vio, no la pudo ya jamás olvidar! Yo gocé del privilegio de encontrarla en mi vía dolorosa; por ella tuvo fin mi anhelar y cadencias arcanas halló mi poesía. Era llena de gracia como el Avemaría. ¡Quien la vio, no la pudo ya jamás olvidar! ¡Cuánto, cuánto la quise! ¡Por diez años fue mía; pero flores tan bellas nunca pueden durar! ¡Era llena de gracia, como el Avemaría, y a la Fuente de gracia, de donde procedía, se volvió... como gota que se vuelve a la mar! FIN

 

‐ 2 ‐

El frío y tus flores
De: Bolívar Yar
Y toca el alma inquieta el helado frío con que se rompe el olvido al ver a través del espejo en mis ojos vacíos el perfil reflejado de tu figura excelsa cual escultura esbelta tallada en vidrio ...y he soñado algún día volver a verte impulsado por los deseos retorcidos de mis sueños mas estoy condenado a los miedos y designios de destierros del alma esclavizado contra cientos de lascivos cementerios ...del fangoso pastel de grasienta hiel en donde mi cuerpo mora sin descanso ni suerte siento que afloja sin demora a cada paso la muerte los retazos de vida que hoy aflora en mi cuerpo inerte pero el sueño persiste insistente maldito y desgarrador dejame en paz, descansar desea mi alma de tu bella imagen, mi adorado karma quiero calor ya no más vacío que mi amor por tí se aleje y por fin se lleve este frío. Tan complejo es mi estado y frágil mi salud mental que el alba la noche me parece y un oscuro manto el meridiano, que la luna al aparecer me enceguece y del cielo el llanto me es ufano será por tí o por el hambre que entorpece, la falta de alimento de mi corazón yacente Solo vete de aqui, más ya no quiero verte abandóname, en crueldad nuevamente no hallarás en ello dificultad alguna vez lo hiciste ya sin piedad y marcó tan profunda mella tu herida que por mi mano llevé final tan hermosa vida FIN

 

‐ 3 ‐

ESCAPE
De: Fabiola Díaz Guevara
Mi corazón se va tras de tus besos Y afila su voz hasta el desmayo Se deshacen mis vocales de amor Juguetean caricias mis pensamientos Se escapan pensativos mis olvidos Este atado escondido De náufragas nostalgias Tuesta viejos ayeres, En el fogón de leña del pasado. FIN

descarnada “Ven conmigo. Solo tiene la certeza de una llama. de una nostalgia! La encuentra el sol al mediodía: Desnuda.  ‐ 4 ‐ UN ALMA ENAMORADA De: Fabiola Díaz Guevara Un alma enamorada Dibuja horizontes vagos en la arena No sabe si en la paleta de colores Este amor azul sea su último diseño. mira su llaga” “No la puedo tocar. serás mía” “Imposible –dice el alma solitariaMi amor huyó de mí.le dice conmovidoCalentaré con mis rayos tu herida Cerraré sus bordes. De una herida abierta. es inasible” Murmura el sol extrañado de la hondura “Sin él no seré nada El viento de la tarde me ha traído Cantos y rosas El crepúsculo me brindó Sus colores más bellos Pero mi amor… mi amor no estaba Y nada. sola. nadie me trae el sabor De sus palabras” Susurra el alma enamorada El cielo se oscurece Huellas de plata cubren la playa Lágrimas de luna Un ángel recoge estrellas: almas enamoradas. FIN .

absurda Un desliz con carisma demoníaco. ¿A quién le importa la factura de vida. desesperado.  ‐ 5 ‐ DEUDA De: Fabiola Díaz Guevara Infame. Quizás muera al cancelar mi deuda. Me debe lágrimas por millares: Se cuelgan solas al filo del abismo Le debo una traición Y la voy a pagar con lo prohibido Gozaré con robados regalos y promesas perdidas Haré el amor prohibida. Le debo una mentira. sorda. subyugante. inconciente Que queme el alma hasta su médula. agónico Noches de vela e insomnios. Me debe un sufrimiento: Profundo. Si el recibo de amor se inscribió en la puerta Dantesca del infierno? FIN . amantemente: Con la rabia secreta del que miente. Hipnótica.

tus entrañas arden. para dar a parir Conciencia de arrepentimiento. Creyendo que pisas firme. que vas desojando vidas como si de una flor se tratase. Pero no callaras a los que vienen en pos de mí. Callaste mis poesías.  ‐ 6 ‐ Mi voz prevalecerá De: Violeta Quien me arranco la vida? Quien? Tenía poesías para dar y palabras para entregarle al mundo. Tu. tiembla tu mano Tambalea tu corazón. Esos poetas hablaran y mi voz prevalecerá. tal vez ahí. solo ahí. intentaste callar mi voz. tambaleando iras. Jamás callara…! FIN . Tu vida valga la pena.

son tus huellas el camino y nada más. no hay camino. Caminante. y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar. se hace camino al andar. Caminante no hay camino sino estelas en la mar.  ‐ 7 ‐ PROVERBIOS Y CANTARES XXIX De: Antonio Machado Caminante. Al andar se hace el camino. FIN .

  ‐ 8 ‐ ATARDECER De: Luis Muñoz Garay Ningún atardecer sera tan hermozo sin el albor de tu silueta el candor de tu sonrisa la magia de tu mirada y al despertar surrosandonos al oido la magia del silencio. y sin mirar atras tener que confesar que he aprendido amar FIN . las lagrimas de la eternidad Y en el resplandor del nuevo dia Todo sera felicidad APRENDAR AMAR De: Luis Muñoz Garay Déjame saber si es preciso amar … para después llorar Y al preguntar ….. El eco del sonido me sepa responder pero al despertar ya tú no estaras y ya nadie me sabra contestar al menos dejame marchar .

en cada momento. Cuando estoy despierto y cuando estoy dormido Y cuando mas serca te siento.. en cada estrella que brilla. tá mas lejos estás pero te seguire buscando hasta que te de encontrar FIN .. Y te seguire buscando en cada lugar.  ‐ 9 ‐ ESPERANZA De: Luis Muñoz Garay Te busco y no te encuentro. en cada gota de lluvia… en el firmamento…. en cada espacio.

otros conversan y ríen. unos niños corren alegres. En mi mente desenvuelvo la madeja de la razón de ser de este mundo y cuando el ovillo se enreda. confundido miro al frente y encuentro que nada entiendo porque estoy pensando solo en mi. pienso.  ‐ 10 ‐ El mundo soy yo. hablan de libros. dos amantes cogidos de las manos al disimulo se besan y sonríen. tomo café. de música. analizo. otros alto. miro a la gente: unos leen. De: Patricio Tamayo Sentado en una librería de Miami pienso en el estado del mundo. unos hablan sotovoce. FIN . Critico.

Siempre.  ‐ 11 ‐ GACELA DEL AMOR IMPREVISTO De: Federico García Lorca Nadie comprendía el perfume de la oscura magnolia de tu vientre. tu boca ya sin luz para mi muerte. para darte. Mil caballitos persas se dormían en la plaza con luna de tu frente. tu mirada era un pálido ramo de simientes. Entre yeso y jazmines. la sangre de tus venas en mi boca. enemiga de la nieve. mientras que yo enlazaba cuatro noches tu cintura. tu cuerpo fugitivo para siempre. Yo busqué. FIN . por mi pecho las letras de marfil que dicen siempre. siempre: jardín de mi agonía. Nadie sabía que martirizabas un colibrí de amor entre los dientes.

sus pasos son guía de una línea sinuosa y escarpada del crepitar de la tierra bajo la suela de los zapatos Durante la noche del hombre.  ‐ 12 ‐ Noche 0 De: Pablo Torres El hombre no es un animal para la noche a sus ojos todo es oscuridad y penumbra dificultad de movimiento luz artificial ceguera. FIN . El hombre no está hecho para las tinieblas sus órganos perezosos no le hacen distinguir una flor de una basura al caminar por la vereda. la blancura de las nubes desaparece. las visiones poéticas de las margaritas se vuelven intuición y perfume nada que ver con las espinas de las rosas ni con el falso terciopelo de las magdalenas nada que ver con la torpeza nocturna de los girasoles.

Caballero Bonald levántate ¿por qué no te levantas? por qué no pruebas a vivir lejos de tanta pingue provisión de laureles encomios reverencias? ¿por qué no tratas de anular ese reservatorio esa excedencia de locuacidades acogiéndote al platónico asombro de lo nunca expresado nunca reconocido a no ser en los cifrados aposentos prenatales de la sabiduría? Todo lo que no entiendo Un intento de explicar lo que no entiendo en medio de un plagio y una intención lo que es un intento de no vivir muriendo de encerrar profunda verdad de reflexión De decirlo todo pero sin decir nada una vez más sintiendo el Sol en medio de esta Luna. Luces de plástico rodean mis vidas busco palabras y encuentro mis pesadillas. El tiempo me limita las almas gritan y tiritan risas apagadas y cinco pares de manos tensiones y soles que se apagan desconexión de mis sueños despiertos realidades que anclan solo quiero tener lo que solía ser todo lo que pienso y no se hacer .M. Si supiera lo que digo o lo que quiero explicar Todo dice poco y poco no es nada ayúdame a entender todo lo que necesito creer.  ‐ 13 ‐ Entreguerras De: . unas sombras dos papeles y ni una razón 21 puntos en mi ojo izquierdo una luz a mi pulmón todos buscando respuestas sólo Dios con una razón. Todavía no he dicho nada y así será por siempre incluso el repite y miente Dibújame ciego para no ver el tiempo ahorrarte la tinta y mi aliento.

te daría los pies de un ala. y pretendemos llegar a algún sitio. una que otra manía y la libertad de sentirte iluminada Y como rezago de mi ansiedad te diría “escoge tu nombre” y simplemente responderías “¿soy real? ¿qué me escondes?” Camino. un cuello sensible y un largo cabello que declive Quisiera que te sientes sobre dos nubes . habremos llegado a nuestro destino. no temas el haberte perdido. y si cuando llego no se qué decir. las palabras vendrán. una cintura clara. Me gusta el camino.sin el aroma de la amistad luego ponerte sus ojos pero sin la droga y sin la piedad más tarde a tus senos y a tu natal vértice querría sacarlos de una sombra . la ilusión de mi primer amante después. quisiera que siempre digas te amo Luego de terminar tu desnudes combinada. Si alguna vez camino y no se a dónde.  ‐ 14 ‐ ¿Soy real? (¿qué me escondes?) Como quisiera combinarlas y crearte… realmente hacerte de un puñado de cabellos y almas delinear tus ojos y tus palabras dibujar tu vientre y regalarte la calma Darte vida y posibilidad de muerte darte luz y darte mente Planearte como diseño despertar y traerte conmigo de un sueño hacerte como en un tubo de ensayo darte el color de la vida y los años Primero. . seguramente es por que debo estar ahí. darte su enorme inteligencia . y salados. lo importante es haber llegado. su cultura arraigada. de un eclipse Y casi terminando tu arte de nervios y sangre lentamente inyectaría. donde sea que estemos. aun que a veces sea angosto me gusta cansarme. terminaría con su ternura escondida. Si alguna vez me acompañas en el camino. y que tus manos siempre estén frías quisiera que tus labios sean dulces.

entro un poco a tu olvido. me gusta escribir. Me gusta descubrirte y oírte mientras me tocas Me gusta tu beso. me gusta pensar que sin acordarlo. Me gusta ver la mañana y no saber lo que viene. por más de una temporada. Apasionarme hasta que duela y hacerlo sencillo. pintar la entrada. y los lleve mucho más lejos. me gusta estar vivo. Me gusta cambiar y ser el mismo. me gusta tener fe. durante el día debo olvidarlos. me gusta escribirte. y saber que se prepara algo mucho mayor. y para ello a veces. Me gusta soñar. me gusta recorrer todo el día. Me gusta haber crecido. Me gusta estar solo. me gusta tenerte cerca. Me gusta extrañarte y saberte un poco lejos. Me gusta respirar. y me gusta ver el cielo y sentir alivio. y en algún momento sentirte. me gusta mi mano en tu ombligo. No me gusta ver el mismo espejo. cambiar el marco. me gusta tu abrazo me encanta recordarlos. me gusta ver tu rostro.  ‐ 15 ‐ para descansar. solo mirar tus ojos cuando estoy cerca. Me gusta cambiar de fachada. me gusta reírme contigo me gusta reírme solo me gusta saber que estas en algún sitio. y me encanta la lluvia. me gusta recordar lo que he sido. Me gusta saber que mis sueños son solo un bosquejo tengo quien los edite. bajar mi mano y nunca llegar. Me gusta reírme de lo pasado. Me gusta el contraste. ponerme corbata y llenarme de zarcillos. . me gustan los días de sol. en alguna esquina nos veremos. me gusta pensar que mientras escribo.

Me gusta decirte adiós. Me gusta saber que lo único seguro es Dios y que nunca nos olvida. y cada suspiro tuyo. me gusta preguntar. en alguna esquina tus ojos se cruzarán con los míos.  ‐ 16 ‐ y que cuando me lees. que nuca. nacieron sus manos Y de tanto verte. su calma Comienza nuestra mañana Y sabes que antes de dormir No te dejo fuera de mis brazos Y espero los tuyos Como esperé tu respuesta Y tú la pregunta que hice hace casi 3 años Y si nadie despierta . y sin conocer el contexto. me gustas Me gusta seguir creciendo me gusta invitarte. sin acordarlo. Me gusta saber que todo es nada. me gusta alargar la despedida. jamás existirá tiempo perdido Verte Dormida Si supieras que cada mañana te miro dormida Y que en tu silencio comienza mi día Supieras lo bien que me haces Con cada noche que tu cierras mi día Y cuando tú despiertas antes. tomo por asalto y conquisto. me gusta aceptar tus invitaciones me gusta saber que la vida nunca acaba y me gusta acompañarte en tu camino. Me gusta escribir largo y me encanta verte dormida. es ahora mió. me gustas en el mió y me encanta que cada uno lleve un camino consigo. me encanta sentirte en la oscuridad y lo que más me gusta de todo esto es saber que algún día. Me gusta terminar de escribir diciendo. me gusta aprender y tener dudas. Sabes que espero tu abrazo Así como esperé conocerte La primera noche a tu lado Y tú esperaste que te robara La misma noche Que fue nuestra primera mañana Y cuando nos despierta él Que de tanto amarte.

para oírte. FIN .  ‐ 17 ‐ Y el silencio se calla Tus brazos y los míos Esperan la mañana Solo para ver Que siguen juntos Que nada los separa Y seguir tranquilos Esperando la noche Para esperar la mañana Si supieras que cada mañana te miro dormida Y que en tus labios comienza mi día Y que a veces no lo notas y sigues dormida Supieras lo bien que me haces con esa sonrisa Y que a veces despierto Creyendo que ya es de día Y solo te veo en mis brazos Te miro dormida E incluso siendo de día A veces despierto a la distancia. Para esperar verte dormida Y en las noches que los brazos se mezclan Y no estas dormida Y te veo y te siento y te pruebo Y no quiero que llegue el día De tanto amarte se siente mi caída Y justo antes de caer Me ves despierto Me ves a los ojos Me amas y caes tú también Y caes dormida Si supieras que cada noche después de tenerte Te miro dormida Supieras lo bien que me haces Lo bien que me hace verte dormida. Donde esté Para verte.

y con las tres Manuelas. de América fue fragua que ha inflamado. en Piedras y La Plata. heroínas. se convirtió en ciclón contra el tirano. por el grito de Quito incentivados. El grito desde Quito sigue en boga. Los próceres de América marcharon por llanos. rebelde y fue el primero. las fibras más internas de su fuero. pampas. libérrimo. es el grito sagrado con Salinas. en el grito de Quito. y el grito fue un rugido sordo y seco que aceleró al tirano en su agonía. Pichincha y Ayacucho. De Quito surge un grito ensangrentado.  ‐ 18 ‐ EL GRITO LIBERTARIO Autor: Efraín Cepeda Pazmiño Rebelde el gran Pichincha da un bramido al ver a un continente esclavizado que sobre su desgracia se ha dormido. amordazado. América despierta con el eco del grito alborozado de alegría. al grito de Ypiranga. valen mucho. en Maipú y Chacabuco. Juan Montúfar y Quiroga. con Sucre y O’Higgins proclamaron la libertad forjada con fatigas y en holocausto sus vidas ofrendaron. sin palabra. al son de Zamba y el Príncipe Don Pedro declaraba la libertad. en Junín. San Martín. por ríos y por mares navegaron. vencido. Los laureles del triunfo en Carabobo. en Boyacá. Y en el Brasil Da Silva se inspiraba. Espejo. germina en fértil suelo americano y el viento que llevara el primer grito. Gervasio Artigas. . valles y nevados. Bolívar. La sangre de los mártires de Quito.

  ‐ 19 ‐ El grito destrozó crueles cadenas de esclavitud y burda tiranía y América por fin. libre y sin penas. unidos cantaremos de alegría. FIN .

FIN .  ‐ 20 ‐ Sin título De: Jorge Martillo "Cómo se escribe poesía Era la pregunta estúpida Ahora descubro que la poesía siempre está Como tras esa mirada tuya tan velada y dormida Ahora descubro que la poesía siempre está Intentando ocultar para confesar tanto" "Una locura Dos locuras Tres locuras Todas las locuras Todas las locuras del mundo Esa mierda es el amor".

  ‐ 21 ‐ SIGNOS De: Inés Narváez Hace tanta falta estar despierto Hace tanta falta ser concreto Yo no sé de ti Tú qué sabes de mi ? Hace tanta falta el alfabeto No siempre la ¨ A ¨ significa amor Puede ¨ fácil ¨ ser aburrimiento Y la zeta con seguridad no data sentimiento Como ves . . Hace tanta falta comprender nos porque lo que para ti es ¨ a m o r ¨ . .

. .  ‐ 22 ‐ para mi puede traducir desierto o viceversa . FIN . ! .

FIN . Ahora que por fin esta bastante claro donde estás y donde estoy. ese desesperado. y te encontré más linda. y me encontraste bien . y acabaran organizando excursiones para venir a preguntarnos cómo hicimos. empezarán a mirarnos con envidia..  ‐ 23 ‐ Lovers go Home! De: Mario Benedetti Ahora que empecé el día volviendo a tu mirada.. Se por primera vez que tendré fuerzas para construir contigo una amistad tan piola. que del vecino territorio del amor.

sus montañas. y sin estrellas. es el color de esta bandera. Qué distinto. qué distinto. que sólo tiene vida. son sin luna. que se tiñen de color. de la mía. qué distinto. estas noches. qué distintos. que fulgura en nuestros Andes. no se yerguen como aquellas. es el cielo de esta tierra. en primavera. azul. y de hermosura. y gallardía. y hasta el tímido lucero. Qué distinto. Qué distinto. es transhumante. su ropaje. al oro. y grana. la vida entera. no es el mismo. brilla el sol en esta tierra. es el mar que la circunda. mis jardines y boscajes. sin la enzeña de amor.  ‐ 24 ‐ CONTRASTE De: Bernardita Larrea de Guerra Qué distinto. con un nimbo de cristal. su pendón al viento ondea. es de esta tierra. FIN .

y caricia suave y tierna. tus notas como un latir. me lleno de un sentimiento. tus yaravíes sentidos. esencia de mi sentir. Música de mi tierra connubio de mi existir. Música de mi tierra. que me hace a fuerza vivir. para el alma enamorada. son tus notas los matices. las quejas del pajonal. la gran linea ecuatorial. con ternura pasional. Música de mi tierra. para cantarle al amor. que haces vibrar con tus notas. Música de romance. aroma de mis trigales. y en los rincones del alma. de un folklor tan exquisito. que armonizan mi cantar. de nostalgia el pensamiento. y el alegre Sanjuanito. talizmán con que despierta. y en los balcones se mece. son tus líricos pasillos. el amor de madrugada. cadenciosa y sin igual. que se hace miel en los labios. tu pones cura a mis males haciéndome sonreir. FIN . y cuando en mi pecho siento. la fibra sentimental. y de un cálido mensaje. música que redime. y los sueños que florecen.  ‐ 25 ‐ Amalgama Musical De: Bernardita Larrea de Guerra Música de mi tierra. amalgama y paradoja. cada día al despertar. en tus notas hay dolor. son la típica tonada. dulce voz de serenata. Música que adormece. y nostálgicos arpegios en la quena y rondador.

que no rozaba el césped. Una quiere degollar a los lobos que golpearon su puerta. Una quiere perderse entre las codornices que apuntaban al rifle de su padre. mientras padre pregunta por los higos. Decirle que es mentira que padre andaba huérfano y descalzo. que apenas era el cuerpo de otro soplo.  ‐ 26 ‐ A mi padre De: Liset Lantigua A veces una quiere perderse en el bosque. de su desolación. ni los lechos de caracoles grises. Una quiere encender samovares. nadar en sus lagunas. Una quiere asistir a su parto. sin darse cuenta. los lobos rondadores culpables de que padre no llegara al entierro. hacer de la vejez un lirio seco entre las páginas de un libro ruso. . a la fidelidad. por la colcha pedestre de la paja. al verano. Creer que nada pesa tanto como el jarro ya sin café. Son estos tiempos duros. Una quiere quedarse con el padre. nacer de nuevo en torno al alimento. sumergirse en los abrevaderos de su pena. retornar con vicarias en la blusa a la casa del padre. en un amanecer de cuatro meses. a la noche de la lluvia de estrellas a la superficie. a su asfixia peligrosamente huérfana. por el viaje del musgo. Una quiere perderse entre los limoneros. esquiar sobre el hielo precario del sudor que padre guarda en una vieja foto. sin eco y sin llovizna al final de su brazo. Pregunta ausentemente por nosotras. congelados. besar el enramado de pétalos azules que padre pisoteó. a la boda.

Que los cañaverales se han tendido alcohólicos. asido al jarro de café. que los soles de mar vagan de noche. con su tristeza. sin plumas y sin nervios. a condenarlo por sus estampidas de ciervo contra el alba. inocentes. que es una misma. por su necesidad de un puerto en el licor. que es inverso el retorno. Que no tiene paredes. con su lesión cerebral en la que una duerme profundamente hasta su muerte FIN . que vuela por el mundo con sus ojos terriblemente libres. decirle que una es. que ha vuelto para siempre. Y padre contempla los gorriones del alambre. Una quiere encontrarlo. ni la espera transida de veranos. que sus amigos mueren de mentira. Una no tiene para el retorno más que dos lienzos calados y pobres. turbios. ni la exigua penumbra de las noches en que él amaba el cielo de otras casas. que se eleva. Una no puede volver así. aborrecidos. en el fondo.  ‐ 27 ‐ Una quiere congregar a los justos que rodearon al padre ahí. Una no pide nada. que los abuelos bailan en puntillas mientras la sal del viento bate el pino. Pero una anda lejos. ni la baranda hueca de los años sin él. que ha empezado a llover de tierra a cielo. por sus mentiras. ignorados. Que la cárcel está recién lavada. por su lesión izquierda. Que juegue a que es un yate y que se salve.

/ Lo que existe no es la edad./ Lo que existe no son los años./Lo que existe es el gasto de los astros en el cosmos./ Lo que existe simplemente sucede./ FIN .  ‐ 28 ‐ Lo que existe De: Lautaro Fucik Lo que existe no es el tiempo y su mensura.

And on that cheek. los tintes que brillan. un rayo de menos. the tints that glow. so calm. y sobre esa frente. One shade the more. Donde pensamientos serenamente dulces expresan Cuán pura. y a la vez elocuentes. and o'er that brow. The smiles that win. Y todo lo mejor de la oscuridad y de la luz Se reune en su aspecto y en sus ojos: Enriquecida así por esa tierna luz Que el cielo niega al vulgar día. But tell of days in goodness spent. Y en esa mejilla. Y hablan de días vividos en bondad. Habría mermado la gracia sin nombre Que se agita en cada trenza de negro brillo. como la noche De climas despejados y cielos estrellados. Or softly lightens o'er her face. like the night Of cloudless climes and starry skies. yet elocuent. one ray the less. ¡Un corazón cuyo amor es inocente! FIN . Una sombra de más. cuán adorable es su morada. Una mente en paz con todo. Where thoughts serenely sweet express How pure. tan tranquilas. how dear their dwelling place. So soft. Son tan suaves. Las sonrisas que vencen. A mind at peace with all below. O ilumina suavemente su rostro.  ‐ 29 ‐ CAMINA BELLA (SHE WALKS IN BEAUTY) De: Lord Byron She walks in beauty. Had half impair'd the nameless grace Which waves in every raven tress. And all that's best of dark and bright Meet in her aspect and her eyes: Thus mellow'd to that tender light Wich heaven to gaudy day denies. A heart whose love is innocent! Camina bella.

FIN .. De: Patricio Guzmán Rosas de delirios agónicos En una noche de caos. ¿Nos encontraremos Con las ilusiones De los besos llagados O nos moriremos ahogándonos En los fuegos De las complicidades Bebiendo las espumas De los espejismos De lo que no fue? Extraviados… ¿Soñaras?.. ¿Recuerdas? Y luego… Nos separamos Por las latitudes De los versos Gimiendo a media orbita. ¿Soñaré?.. ¿Recuerdas? Nos abrazamos entre las olas De unas fábulas de miedo Para extraviarnos En las vértebras del olvido De unas cuantas horas de geografía De abismos tristes.. Los cielos Se fueron alambrando En los firmamentos Que fueron soñando harapos.  ‐ 30 ‐ EXTRAVIADOS.

Si te interesa saber. no saben que es empezar sin ti … FIN . sencillos y tenues No saben dónde terminar. se va de viaje Así pasan los días sin ti. no una alabanza. imaginarte Mi mañana es esperanza. suspiran primaveras. Mi tarde dibuja tu nombre en la arena Donde quiera que vaya mi tarde te acompaña. mi noche es interminable Suspiran recuerdos.  ‐ 31 ‐ Mis días De: César Cabrera Mi mañana es recordarte.

yo no te miento…. ya no te extraño. ya no te extraño…. Solo siento un vacío en mi pecho y viene a mi cabeza tu recuerdo cada media hora No miento. FIN . Solo te recuerdo porque no tengo otra inspiración que no seas tú Enserio yo no miento… Solo sé que camino por tu recuerdo. Porque yo solo me miento a mí para no vivir de ilusiones cada día.  ‐ 32 ‐ Yo no miento De: César Cabrera No miento.. ya no te extraño… Solo te pido que regreses a mi vida Créeme. para poder probar la felicidad una vez más Te lo prometo y no te miento..

para toda la vida.. y apasionado. y loco. al quedarme solo. pero te digo adiós. pero sí sé que nunca volveré a amar así. aunque toda la vida siga pensando en ti.. tal vez empiezo a amarte como jamás te amé. y el corazón me dice que no te olvidaré. No sé si te amé mucho. pero.. No sé si me quisiste. Pero te digo adiós. sabiendo que te pierdo. Me queda tu sonrisa dormida en mi recuerdo.. Quizá no he de olvidarte. y acaso te quiero todavía.  ‐ 33 ‐ POEMA DE LA DESPEDIDA De: Jose Ángel Buesa Te digo adiós. mi más hermoso sueño muere dentro de mí. no sé si te amé poco.. FIN . O tal vez nos quisimos demasiado los dos.. Este cariño triste. con esta despedida. y acaso.. Te digo adiós. No sé si te quería.. me lo sembré en el alma para quererte a ti.

me asombra. y que bajamos nuestra mirada. de a poco me mata tu sombra. V Mentir diciendo que no te quiero. VIII Me duele en el fondo del alma seguirte perdiendo cada día . aunque sé que es una agonía. porque sabes que por ti yo muero y que tú das vida a mi tinta. ahora sólo me queda mentir. pero yo sé que el tuyo miente desde que "no te amo". III Lo que menos quiero es marcharme. desde el día que tú partiste. dijiste. que haya vivido. simplemente nuestro amor huye. VI Nubla mi ser tu indiferencia. IV Mi corazón no quiere palpitar. porque el tuyo no quiere sentir este amor que te quiero brindar. VII Mi triste corazón ya no siente.  ‐ 34 ‐ A un amor imposible De: Gabriel Altamirano I Veo que el amor se acaba. la realidad es muy distinta. II Ya no sé cómo debo sentirme. no me queda nada más que irme porque siento que ya nada fluye. nunca pasó lo que yo esperaba por eso ya no nos queda nada. sólo sé que debo aferrarme y seguir con esta utopía. porque se acabó la paciencia.

pero esperaré todavía.  ‐ 35 ‐ y que a mí no llega la calma. FIN .

FIN . todo bajo una sinfonía de gemidos anhelantes. porque aun sientes mis besos pegados a tu piel. Entonces. y frases entrecortadas por la premura del éxtasis que se avecina.. aprietas con fuerza la esponja y la deslizas con violencia por tu cuerpo en un ritual pagano buscando borrar los surcos de amor y de placer que yo te hice... Que piensas tu de mi cuando a media noche..  ‐ 36 ‐ QUÉ PIENSAS TU DE MI? De: Diana Madrigal Que piensas tu de mi cuando a media noche el sueño te abandona y a tu lado no me encuentras... mi respiración entrecortada con la tuya nuestro sudor mezclado con el aroma del amor .. Que piensas tu de mi cuando al bañar tu cuerpo nacarado no sientes unas manos jabonosas que recorren con delicado frenesí los lugares más recónditos de tu intimidad. y todo. el frío de la habitación se refleja en tu rostro.. entonces temes descorrer el velo a los recuerdos porque al hacerlo tu imaginación febril aumentaría la intensidad de los momentos ya pasados y provocaría estremecimientos en tu cuerpo y sed de besos en tus labios.

  ‐ 37 ‐ Poco se sabe De: Juan Gelman Yo no sabía que no tenerte podía ser dulce como nombrarte para que vengas aunque no vengas y no haya sino tu ausencia tan dura como el golpe que me di en la cara pensando en vos… FIN .

el remedio. seguir sus pasos prestos. mi corazón se ha vuelto. sentir tu salvación. te llamo ! ¿ estoy abandonado ? ¿estoy sin tu presencia ? Mis palabras. tras los hombres. me cerca. mi Dios amado. . solo. te grito mi quebranto !Oh mi Dios. mis huesos se dislocan. mi grito. !No partas ! que la angustia . Mi garganta. dentro de mis entrañas. no respondes !. la noche. no puedo llegarme a tu presencia. mi Dios. no veo más la huella del amigo que viene en nombre de la vida. que pierde su caudal. anhelando la gota de agua fresca que vendrá generosa. me rodea. la impotencia. el calmante. de la angustia al calor . Yo estoy como el arroyo que se escurre en silencio mis huesos. mi cojera doquier. Tú me sacaste un día. mi salvación. se hace agua. me duelen. el solaz. lejos de ser un hombre. y Tú desde los cielos. me amenazan. intimidan cual leones rugientes. estoy como el arroyo. con sus fauces abiertas. pusiéronme en tus manos desde entonces Tú eres.  ‐ 38 ‐ Angustias De: José Bravo ! Mi Dios. enfermo estoy. cual cera se derrite. no percibes mi llanto. me pesa. en mi cuerpo. en mi agonía. No puedo. De día yo te invoco. en cuanto abrí mis ojos. Estoy como un gusano. ayudarme en mi mal. como cera que quema. La enfermedad que anida. quédate porque viene. me parezco rodeado de toros de corrida. Tú eres. se derrite. destrozan mi conciencia. su canción a cantar. mi corazón se funde. nadie puede a esta hora. seca está. !Tu silencio me abruma ! De noche. lejos están. me hacen daño. mis coyundas. continúo gritando. me avergüenzo llevando. cual teja. del vientre de mi madre. Tú me confiaste pronto a sus lozanos pechos.

me rodean. hasta verse saciados. FIN .  ‐ 39 ‐ mi paladar. una banda asesina. Pero Tú serás. al son de mi guitarra y gritaré triunfante que Tú eres el Patrón. mi canto. en patíbulo cruento mis pies y mis muñecas. mi roca. mis ponchos. se pegan. pretendiendo clavarme. entonces. mis flancos. mi esperanza. me asedia. mi ilusión. un día. mi cayado. Si por acaso. mi lengua. mis entrañas. logran contar mis huesos. mi zapatos. que todos se repartan. se acongojan. me destroza. siento que me reduzco. Como perros hambrientos. mis sueños. me asuzan. solo. lo harán uno por uno. será entonces el día. al polvo de la muerte. mi auxilio. Te cantaré mis salmos. mis vestidos.

todo tu fulgor. mucho más que una estrella. pero a las pocas horas. porque te vez radiante. marchitaron el amor. con un desprecio sin par. y luego los enamoras. pero al final. dilo sin pavor. noto que eres fría como una piedra. Pero ahora sólo te queda mirar a los demás. para mí fue fatal. con mi mano en el pecho. que supiste amar. como aquel infeliz. pero al tocarte. los labios de una flor. fue sublime. oh. con tu permiso y seña. puedo decir. encuentras hombres por doquier. de quien es tu corazón. Conocerte a ti.  ‐ 40 ‐ SUBLIME Y FATAL De: Andy Ortega Sublime y fatal. no tienes corazón. que para mí. FIN . sin igual. Sublime y fatal. que al recordar su dolor. les clavas un puñal. a aquel que se robó. aprendiste a matar. Oh maldita mujer. porque ya se lo regalaste.

y la metralleta de las palabras comienza a asesinar. a todas las vivencias que tuviste que tragar.  ‐ 41 ‐ UNA CARTA De: Andy Ortega Dientes trinan. FIN . jalas el gatillo de la escritura. mirada criminal. temblor en el ojo izquierdo. lengua dura. cuando ella se tuvo que marchar. ahorcando al lápiz contra el papel. sonando como uñas rasgadas en la pizarra.

.  ‐ 42 ‐ NOTA Los textos mostrados en este documento son responsabilidad de los autores y de quienes enviaron. Grupo EL COMERCIO no tiene ninguna vinculación o responsabilidad sobre lo presentado en este documento.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful