P. 1
Shabbat

Shabbat

|Views: 19|Likes:
Published by wilfredo torres
por wilfredo torres
2013
por wilfredo torres
2013

More info:

Categories:Types, Research
Published by: wilfredo torres on Apr 28, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/20/2013

pdf

text

original

Shabat

¿Qué es Shabat? - Día de descanso:
Shabat es descanso: Shabat es una isla de tranquilidad en la tormenta de trabajo, ansiedad, lucha y tribulación que caracteriza nuestro diario vivir durante los otros seis días de la semana. Por aproximadamente 25 horas a la semana, el mundo literalmente frena: el negocio está cerrado, el coche permanece estacionado, el teléfono deja de sonar, la radio, la TV y la computadora están apagadas, y las presiones y preocupaciones de la vida material se desvanecen detrás de una cortina de paz. Como cesamos toda creación relacionada con el mundo físico, nuestro foco se centra en el interior –en la familia y amigos, en nuestro yo interior, nuestra alma. Shabat es conocimiento: En Shabat recordamos que el mundo no es nuestro para hacer con él lo que nos parezca, sino es la creación de Di-s. En Shabat también recordamos que Di-s nos sacó de Egipto y decretó que nosotros nunca mas seriamos esclavos de ningún amo —nuestros trabajos, necesidades financieras y materiales, son las herramientas con las cuales nosotros satisfacemos nuestro propósito divino, no los amos de nuestras vidas. Shabat es identidad judía: Shabat es la novia de Israel, el compañero espiritual del pueblo judío. Es una de las maneras de mayor alcance, de renovar nuestro judaísmo y transmitirlo a nuestros hijos. Hemos sido fieles al Shabat en cada lugar, cultura y circunstancia que a lo largo de nuestra historia de 4.000 años hemos visitado —desde los gloriosos días del Rey Salomón hasta la noche negra de Auschwitz. En las palabras de un famoso escritor judío, "Más que los judíos han cuidado el Shabat, el Shabat ha cuidado a

los judíos. " Shabat es placer: Shabat es una deliciosa comida, una mesa bien servida, el resplandor del candelabro, el dulce sonido de los cánticos, sueño placentero. A lo largo de la semana, nuestro disfrutar de las bendiciones de la vida enfrenta cierto desafío: somos seres físicos dentro de un mundo físico, y debemos ser siempre cuidadosos que el placer no nos hunda en la decadencia. Pero en Shabat, el cuerpo y el alma se elevan a un nivel más alto, a un plano espiritual, por ello el placer del Shabat con buena comida, bebida y descanso, se convierte en una mitzvá, una acción divina. Shabat es espiritualidad: Shabat es el alma de la semana – la energía que revitaliza nuestra semana y la finalidad hacia la cual nuestro esfuerzo se centra. Los Cabalistas enseñan: En Shabat todas las acciones de la semana anterior alcanzan su finalidad y elevación, y en el Shabat todos los planes para la semana próxima son bendecidos. El observar el Shabat asegura la bendición de Di-s para el éxito de nuestra semana entera, e infunde propósito y significado a nuestra existencia a lo largo de la semana. Shabat es probar el mundo venidero: "En ese tiempo no habrá hambre o guerra, ni celos o rivalidad. La buena voluntad será abundante, y todos los manjares abundaran como el polvo. La ocupación del mundo entero será solamente, conocer a Di-s.".Esta es la forma en que los profetas y los sabios de Israel describen la Era Mesiánica —"el séptimo milenio" que constituirá la culminación de seis milenios de historia y de esfuerzo para hacer de este mundo una "morada para Di-s". Shabat nos da la posibilidad de probar este mundo futuro cada semana. Y de la misma forma que cuando probamos algo delicioso, uno no puede entender realmente qué es Shabat hasta que lo experimenta por si mismo. En resumen, la única respuesta a "¿Qué es Shabat?" es: ¡Inténtelo!

Dentro y Alrededor de la Casa:
La casa misma es un lugar diferente en Shabat. La radio y la televisión están en silencio en Shabat. El teléfono no es contestado, la computadora no es usada, y hasta el reloj despertador está en la posición de "apagado". Básicamente, ningún artefacto eléctrico o electrodoméstico es operado en Shabat. Las luces, calefactores y aparatos de aire acondicionado son encendidos antes de Shabat, y no son encendidos o apagados manualmente durante Shabat (se pueden utilizar relojes para encenderlos o apagarlos en momentos predeterminados). La mayoría de las tareas domésticas —como limpieza profunda, cuidar el jardín, lavar la ropa o hacer reparaciones —también caen bajo la categoría de trabajos que debemos evitar durante el día de descanso.

El Espíritu de Shabat:
El espíritu del descanso de Shabat no es menos importante que su observancia técnica. Evitar el hablar d, o siquiera pensar, en negocios, deportes, las noticias, u otros temas de los días de semana. También deben evitarse actividades que técnicamente, pueden no ser violatorias de las leyes de Shabat pero pertenecen a los días laborables y son de naturaleza mundana. Shabat es un momento para búsqueda espiritual —estudio de la Torá, plegaria, pasar el tiempo con la familia. Un momento de separación de las cáscaras materiales que encapsulan nuestras vidas y estar en contacto con nuestra alma, con nuestra esencia y propósito Divinos.

Dejemos entrar la Luz del Shabat:

CONCEDETE UN MOMENTO PARA TI Y TU ALMA La vida, hoy, es una constante y agobiante carrera.
Tú estudias o trabajas duro toda la semana, diriges un hogar, crias a tus hijos, etc. Los días se acumulan, se convierten en meses y así los años van pasando. Debemos saber detenernos un instante y tomarnos un respiro para pensar también en nuestras almas. Una vez a la semana tienes esta oportunidad, el momento del encendido de las velas de Shabat. Este es un precepto de la mujer judía. Es la unión de tu familia con la tradición judía. Tu unión con las maravillosas mujeres judías de todas las épocas, las cuales todos los viernes encendían las velas, tapaban sus ojos, realizaban sus plegarias y se tomaban ese respiro para su alma. Deja entrar tu también esta maravillosa, milenaria y sagrada luz a tu hogar y a tu familia. Enciende las velas de Shabat. Tal como se encienden las velas en honor al Shabat, de la misma manera se lo hace en honor a las Festividades. Cada Festividad tiene su propia Bendición. En el dorso podrás verificar que bendición corresponde a cada Festividad. ALGUNAS LEYES Aún una niña, a partir de los tres años en adelante, debe encender sus velas de Shabat y Iom Tov. Las mujeres casadas encienden dos velas, las solteras sólo una. Primero enciende la niña, y luego su madre.

Es costumbre poner unas monedas para caridad (tzedaká) antes del encendido. Es conveniente que las velas de Shabat y Iom Tov estén sobre la mesa en la que se llevará a cabo la cena. Es muy importante tener cuidado con el horario de encendido de las velas. No deben encenderse las velas del Shabat, si pasaron 15 minutos del horario indicado en este folleto, ya que de esta forma se profana el Shabat. Por ello es preferible no encenderlas si pasó el horario y se deberá tener mucho cuidado para que esto no vuelva a ocurrir. Primero se encienden las velas, luego se tapan los ojos con las palmas de las manos y se recita la Bendición correspondiente. UNA MITZVA POR SI SOLA El valor de esta Mitzvá (Precepto) tiene total vigencia, aún cuando tú no observes todavía los demás Preceptos del Shabat, y este hecho no debe ser un impedimento para que tú enciendas las velas del Shabat y Iom Tov. Por el contrario, tal vez por medio de esta hermosa Mitzvá podrás sentir el sabor especial del Shabat que te facilitará su observancia. Todos los Viernes, 18 minutos antes de la puesta del sol, enciende las Velas de Shabat, poné tus manos alrededor de las llamas y hace tres movimientos en forma circular, luego cúbrete los ojos y recita la siguiente bendición: Barúj atá A-do-nái E-lo-héinu mélej haolám ashér kidshánu bemitzvotáv vetzivánu lehadlik ner shel Shabat Kodesh. Bendito eres Tú, Di-s, nuestro Señor, Rey del Universo, Quien nos santificó con Sus preceptos y nos ordenó encender las velas del sagrado Shabat.

ATENCION:
La segunda noche de las Festividades hay que tener cuidado de no encender las velas de Iom Tov directamente de un fósforo, sino que debe hacerse de un fuego ya encendido y preexistente desde antes del comienzo de la Festividad, esto puede ser una llama piloto, una hornalla o una vela de larga duración. También se debe tener cuidado cuando Shabat acontece a continuación de una

Festividad, de no encender las velas del Shabat después del horario indicado ya que se profanaría el Shabat al encender fuego después de que éste comenzó.

Shalom Shabat:

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->