DIPLOMADO CONSEJERÍA FAMiLIAR

Módulo 8

Comunicación Conyugal y Familiar

Agosto 13, 2011

DIPLOMAD

NSEJERIA FAMILIA
Comunicación conyugal y familiar

Principios de la comunicación humana y destrezas para la comunicación efectiva en el hogar y la familia

Dr. Jorge E. Maldonado Editor

Contenido
PRESENTACIÓN SILABO BIBLIOGRAFÍA LA COMUNICACIÓN HUMANA Objetivos 1.1 La complejidad de la comunicación, Jorge E. Maldonado 1.2 El telégrafo y la orquesta, Yves Winkin 11 1.3 La Biblia y la comunicación 17 Principios básicos para escuchar bien 19 Test individual de comprensión 21 EL MILAGRO DEL DIALOGO, RevelL. Howe Objetivos 2.1 La importancia del diálogo 26 2.2 Las barreras en la comunicación 29 2.3 Del monólogo al diálogo 33 Resumen 39 COMUNICACIÓN Y FAMILIA, Virginia Satir Objetivos 3.1 La comunicación es un proceso... 43 3.2 ... verbal y no verbal... 3.3 ... de solicitar algo del receptor Test de comprensión individual 59 EL REINO DE LO NUESTRO, Gilberto Brenson Objetivos 4.1 Amor, amistad e intimidad 63 Ejercicio de integración 73 4.2 Las destrezas de la intimidad 74 INDIVDDUALDDAD Y PERCEPCIÓN EMPATIC A, Gilberto Brenson Primera y segunda destrezas de la intimidad Objetivos 5.1 La individualidad 79 Ejercicios de integración 83 5.2 La percepción empática 85 Ejercicios de integración 89

7

Diplomado en consejería familiar

=======^=================

6.

AUTENTICIDAD Y CONGRUENCIA, Gilberto Brenson Tercera y cuarta destrezas de la intimidad Objetivos 6.1 La autenticidad 93 Ejercicios de integración 96 6.2 La congruencia 98 PELEA LIMPIA Y METACOMUNICACION, Gilberto Brenson Quinta y sexta destrezas de la intimidad Objetivos 7.1 La pelea limpia 103 Ejercicios de integración 107 7.2 La metacomunicación 109 CARICIAS Y TIEMPO, Gilberto Brenson Séptima y octava destrezas de la intimidad Objetivos 8.1 Las caricias 113 Ejercicios de integración 121 8.2 El tiempo 125 INTERDEPENDENCIA, Gilberto Brenson Novena destreza de la intimidad Objetivos 9.1 La interdependencia 129

7.

8.

9.

10. LOS CONTRA TOS DE LA INTIMIDAD, Gilberto Brenson Objetivos Introducción 135 10.1 El contrato personal de cambio conductual 135 10.2 El contrato diádico de intimidad 137 10.3 Una declaración de compromiso 138 Dimensiones de la intimidad 144 Test individual de comprensión 146 APÉNDICE

Presentación
La comunicación como fenómeno social ha acompañado a los seres humanos desde sus orígenes. Pero sólo a mediados del siglo XX comenzaron los estudios sistematizados sobre la comunicación humana que han permitido explorar su complejidad y sugerir asombrosas aplicaciones para la vida contemporánea. El nexo entre comunicación y familia no es invento de alguna mente privilegiada. La existencia de la pareja y de la familia presupone algún tipo de comunicación. Sin embargo, en pleno apogeo de los sofisticados medios de comunicación se descubre que el problema número uno en las familias es "la falta de comunicación". El presente texto pone en manos de los estudiantes del Diplomado en Consejería Familiar algunas herramientas para la reflexión y la acción aplicables tanto a su propio crecimiento como a su trabajo con parejas y familias. Combina una serie de artículos, provenientes de diversas fuentes, que ilustran la variedad de enfoques e iluminan el intrincado terreno de la comunicación humana. Ofrecemos una serie de artículos que ilustran el desarrollo del pensamiento sobre la comunicación humana como un fenómeno relacional. Los entretejemos con una serie de ejercicios para la reflexión y la acción. Luego de una introducción panorámica (cap.l), incluimos un artículo abreviado del autor francés Yves Winkin, "El telégrafo y la orquesta", que ubica históricamente el progreso sobre la comprensión de la comunicación. Reuel L. Howe escribió en los años 60 un libro ahora clásico, "El milagro del diálogo". Hemos hecho un extracto de ese trabajo por considerarlo muy valioso (cap.2). Añadimos un capítulo del libro de Virginia Satir, "Terapia familiar conjunta", que está relacionado con la comunicación en la familia (cap.3). La mayor parte del resto de nuestro texto es un aporte del Dr. Gilberto Brenson, de Colombia, y miembro de Eirene Internacional, quien propone el desarrollo de una serie de destrezas para la intimidad mediante el diálogo (caps. 4-10). Invitamos a cuantos se sienten desafiados a crecer en esta dimensión de sus relaciones familiares y sociales a caminar en el descubrimiento de una comunicación humana más saludable, enriquecedora, justa y solidaria. Jorge E. Maldonado Presidente Enero 2004

Sílabo
Contenido Se introduce el tema en forma general, a través de varios artículos. Se pide al estudiante que interactúe con los textos mediante tests y resúmenes. A través de lecturas, ejercicios y la interacción en clase se trabaja en 9 destrezas para la intimidad. Se concluye con la formulación de contratos de crecimiento personal y de desarrollo relacional. A través del curso se proponen nuevos modelos de comunicación que promueven la salud, el crecimiento y la gratificación de los participantes.

Objetivos globales 1. Explorar la complicada estructura de la comunicación humana a la luz de las investigaciones recientes. 2. Crecer en el ejercicio de la intimidad mediante una comunicación asertiva, directa y funcional. 3. Desarrollar 9 destrezas de comunicación que propenden al desarrollo de la intimidad.

Bibliografía
Bandler, Richard, Grinder, John, y Satir, Virginia. (1983) Cómo superarse a través de la familia. México: Editorial Diana. Berne, Eric. (1975) Hacer el amor, Buenos Aires: Alfa. (1975) ¿Qué dice usted después de decir hola? Barcelona: Grijalbo. (1976) Juegos en que participamos, México: Diana. Brenson, Gilbert (1976) ¿Cómo es la movida chueca? Bogotá: Gama. Buber, Martín (1979) Yo y tú, Buenos Aires: Nueva visión. Chapman, Gary (1996) Los cinco lenguajes del amor. Miami: Unilit. Freed y Brenson (1979) Peluches y pellizcas, Bogotá: Tercer Mundo. Fromm, Erich (1964) La condición humana actual, Buenos Aires: Paidós. (1971) El miedo a la libertad, Buenos Aires: Paidós. (1972) El arte de amar, Buenos Aires: Paidós. Gray, John (1995) Los hombres son de Marte, las mujeres son de Venus. New York: Harper Libros. *Jackson, Don D., compilador (1977) Comunicación, familia y matrimonio. Buenos Aires: Nueva Visión. James-Jongeward (1975) Nacidos para triunfar, Bogotá: Fondo Educativo. Lagache, Jamont, Batteur y otros (1976) La vida de la pareja, Bilbao: Ediciones Mensajero. Lemaire, Jean (1971) Terapias de pareja, Buenos Aires: Amorrortu Editores. *Liberman, Robert, y otros (1987) Manual de terapia de pareja. Bilbao: Desclée de Brouwer. Maldonado, Jorge E. (1995) Fundamentos bíblico teológicos del matrimonio y la familia, Grand Rapids/Buenos Aires: Eerdmansl Nueva Creación. (1996) Aun en las mejores familias, Grand Rapids/Buenos Aires: Eerdmans/Nueva Creación. *Martin, Peter A. (1976) Manual de terapia de pareja, Buenos Aires: Amorrortu Editores. Minuchin, Salvador (1994) La recuperación de la familia: relatos de esperanza y renovación, Buenos Aires: Paidós Monneret, Helene (1981) Vivir juntos, España: Ediciones Mensajero. Miller, Charles y Ann (1975) Nos queremos muchísimo, pero..., Buenos Aires: Editorial La aurora. O'neill, Nena y George (1976) Cambio de marchas, Barcelona: Grijalbo. Ricci, B. Pió y Cortesi, Santa (1980) Comportamiento no verbal y comunicación, Barcelona: Gustavo Gili. Rubin, Jeffrey y Rubin, Carol (1990) Cuando las familias se pelean. México: Paidos. *Ruesch, Jurgen (1980) Comunicación terapéutica, Buenos Aires: Paidos. Satir, Virginia (1980) Psicoterapia familiar conjunta, México: Mexicana. (1991) Nuevas relaciones humanas en el núcleo familiar, 2da. ed. México: Pax.

Diplomado en consejería familiar

Schipani, Daniel (1982) El arte de ser familia, Aibonito, Puerto Rico: JELAM, Audiciones Menonitas. Skynner, Robin y Celeste, John (1989) Relaciones familiares: cómo salir bien librado, México: Editorial Pax. Smalley, Gary, y Trent, John (1992) El irresistible lenguaje del amor. Minneapolis: Editorial Betania. *Stewart, Daniel K. (1973) Psicología de la comunicación, Buenos Aires: Editorial Paidos. Taimen, Deborah (1995) Tú no me entiendes. Buenos Aires: Javier Vergara Editor (1996) La comunicación entre hombres y mujeres a la hora del trabajo. Buenos Aires: Javier Vergara Editor. (1997) Género y discurso..Barcelona: Paidos ibérica. (1999) La cultura de la polémica: del enfrentamiento al diálogo. Barcelona: Paidos Ibérica. (2002) Lo digo por tu bien. Barcelona: Paidos Ibérica. Teruel, Guillermo (1974) Diagnóstico y tratamiento de parejas en conflicto, Buenos Aires: Paidos. *Walrond, S. y Skinner (1982) Psicoterapia de la familia y de la pareja, Barcelona: Ediciones Toray. Warren, Neil Clark (1995) El matrimonio triunfante (esp. cap.6) Miami: Unilit. *Willi, Jürg (1978) La pareja humana: relación y conflicto. Madrid: Ediciones Morata, S.A. Winky, Yves; Bateson, Gregory; Birdwhistell y otros (1984) La nueva comunicación, Barcelona: Editorial Kairós. *Watzlawick, Paul, Beavin, Jariet y Jackson, Don (1983) Teoría de la comunicación humana. Barcelona: Editorial Herder. *Wittezaele, Jean-J. y García, T. (1994) La Escuela de Palo Alto: historia, y evolución de las ideas esenciales. Barcelona: Editorial Herder. Wright, Norman H. (1974) Comunicación: clave de la felicidad conyugal, Barcelona: CUE. (1983) Claves para una mejor comunicación en el matrimonio, Miami: Unilit (1986) Cómo hablar el lenguaje de su cónyuge, Miami: Unilit. (2000) Comunicación, la clave para su matrimonio, Miami: Unilit. *Autores técnicos.

Ejercicio de auto revelación
Nacimiento . Fecha Fecha Fecha Fecha Fecha Fecha Fecha Hoy SU 'FUTURO Etc.

I
Entró a Kinder o Primaria Maestro Importante

I
i
Primer Novio/a

Primer carro

I I
I Libro Importante

L_ I
Etc.

1
Primer Empleo

< 2 > Otras cosas
Personas importantes que usted ha conocido. Libro que ha influido mucho en su vida. Aniversario o evento importante. Alguna tragedia en su vida.

Q Tome un minuto para pensar en los eventos o personajes

< 2 > Comparta esta información con su grupo.

Tomado de Interpersonal Comunication, de Wilson, Hantz y Hanna, p. 362

1

La comunicación humana

OBJETIVOS 1. 2. 3. 4. Identificar los elementos integrantes de la comunicación humana. Identificar los principales aportes en el estudio de la comunicación moderna. Señalar algunos elementos teológicos que explican la comunicación humana. Elaborar una definición funcional de comunicación.

La comunicación humana
1.1 La complejidad de la comunicación, Jorge £. Maldonado Tradicionalmente la comunicación ha sido explicada como la acción de un emisor sobre un receptor, mediante un mensaje.
EMISOR MENSAJE > RECEPTOR

En algún momento, se han tomado en consideración algunos otros elementos tales como la fuente, el destino, el canal, los órganos que codifican y decodifican el mensaje, y los puntos de distorsión. En todo caso, la concepción básica de que la comunicación, el traslado de la información de A a B, no se alteró por mucho tiempo.
FUENTE DE INFORMACIÓN DESTINO

CODIFICACIÓN

DECODIFICACION

B
RECEPTOR

l

Como resultado de los estudios de las sobre la comunicación, ese modelo tradicional fue paulatinamente superado. Se comenzaron a utilizar explicaciones circulares, donde emisor y receptor están en continua interacción, en medio de un flujo de muchos otros factores.
MENSAJE

RESPUESTA

Diplomado en consejería familiar

=======^==============^===============

Durante la segunda guerra mundial, un ingeniero norteamericano, Norbert Wienner, estudió la conducta de los cañones antiaéreos. Como el avión vuela a cierta velocidad era preciso poder predecir su posición futura a partir de las anteriores, a fin de que el cañón, informado de la trayectoria real, pudiera abatir al avión. Wienner introdujo en el quehacer científico el principio conocido desde hacía tiempo: elfeedback (llamado también retroalimentación o retroacción). Wienner le dio a este principio un alcance universal y le hizo la clave de una nueva ciencia, la cibernética. Wienner vio en el cañón que trata de alcanzar al avión en vuelo el mismo proceso circular que el cuerpo humano realiza al caminar o llevarse un vaso a la boca. En todos ellos, las informaciones sobre la acción en curso nutren (dan feedback) al sistema, permitiéndole alcanzar su objetivo. Así, este científico, en su libro Cybernetics, publicado en 1948, propuso que la cibernética fuera la ciencia que estudiara el "control y la comunicación en el animal y la máquina.1

ENTRADA — — •

I

FEEDBACK

SISTEMA

1
»

SALIDA

Un equipo interdisciplinario en la costa oeste de los Estados Unidos, compuesto por Paul Watzlawick, Janet Beavin y Don Jackson, publicó en 1967 Pragmatics of Human Communication2, que se ha convertido ya en un clásico de consulta obligada para todo estudioso de la comunicación. Watzlawick y su equipo sugieren que el estudio de la comunicación humana se puede subdividir en tres áreas: la sintáctica (la forma correcta de transmitir información); la semántica (el significado de los signos y lenguajes); y la pragmática (el efecto de la comunicación en la conducta). Aunque estos tres campos son interdependientes, los autores afirman que su libro se ocupa "en particular de la pragmática, esto es, los efectos de la comunicación sobre la conducta."
EL ÁMBITO DE LA COMUNICACIÓN HUMANA La Sintáctica la forma correcta de transmitir información La Semántica el significado de los signos y lenguajes La Pragmática el efecto de la comunicación en la conducta

1 Norbert Wienner (1948) Cybernetics, or control and communicatio in the animal and the machine, Institute of Technology Press, Cambridge. Hay versión castellana: (1971) Cibernética, Madrid, Editorial Guadiana. 2 Paul Wtzlawick, Janet Beavin y Don Jackson, Pragmatics of Human Communication, Norton, NewYork, traducido al español como: (1977) Teoría de la comunicación humana, Barcelona, Herder.

Comunicación conyugal y familiar

Para Watzlawick y sus colaboradores los términos comunicación y conducta se usan virtualmente como sinónimos. Más aún, agregan a las conductas personales los componentes comunicacionales inherentes al contexto en que la comunicación tiene lugar. "Así, desde esta perspectiva de la pragmática, toda conducta, y no sólo el habla, es comunicación, y toda comunicación, incluso los indicios comunicacionales de contexto impersonales, afectan a la conducta. Además, no sólo nos interesa —como sucede con la pragmática en general— el efecto de una comunicación sobre el receptor, sino también — por considerarlo como algo inseparablemente ligado— el efecto que la reacción del receptor tiene sobre el emisor. Así preferiríamos ocupamos menos de las relaciones emisor-signo o receptor-signo y más de la relación emisor-receptor, que se establece por medio de la comunicación."3
COMUNICACIÓN

D

CONDUCTA

El equipo de Watzlawick fundamentó sus conclusiones en estudios previos hechos por matemáticos como Claude Shannon, quien por el año 1949 escribió un artículo en la revista Scientific America, titulado "Matemáticas de la comunicación", en donde adelantó una definición acerca de la pragmática de la comunicación humana. Otro estudioso de la electrónica, Warren Weaver, a la pregunta "¿Cómo se comunican los hombres entre sí?", respondió: "La palabra en forma directa, por teléfono o radiofonía, la palabra escrita o impresa, transmitida por mano, por correo, por telégrafo o de cualquier otra manera, son formas obvias y comunes de comunicación. Pero existen muchas otras. Una inclinación de cabeza, y un guiñar de ojos, un toque de tambor en la jungla, un gesto que aparece en una pantalla de televisión, los parpadeos de una luz de señales, un trozo de música que nos recuerda un suceso del pasado, las señales de humo en el aire del desierto, los movimientos y posturas de un ballet, son todos medios que el hombre usa para transmitir ideas"4 Según Weaver, entonces el término comunicación se puede utilizar en un sentido muy amplio, que incluye todos los procedimientos por medio de los cuales una mente puede afectar a otra. Si bien el lenguaje empleado específicamente se referirá a menudo a la comunicación por medio de la palabra, prácticamente todo lo que se dice es aplicable también a la música, a las imágenes y a una gran variedad de otros métodos usados para transmitir información.

COMUNICACIÓN

TODOS LOS PROCEDIMIENTOS MEDIANTE LOS CUALES UNA MENTE PUEDE AFECTAR A OTRA

3 Watzlawick, Teoría de la comunicación humana, p.24 4 Weaver citado por Borden y Stone (1982) La comunicación humana, Buenos Aires: El Ateneo, p. 61.

Diplomado en consejería familiar

¿Qué tiene que ver todo esto con la familia y la salud? El psiquiatra suizo-alemán Jungen Ruesch, siguiendo de cerca los aportes transculturales e interdisciplinarios del antropólogo inglés Gregory Bateson, afirmó que "la comunicación es el eslabón que vincula la psiquiatría con las otras ciencias" y que "la mayoría de los fenómenos incluidos en la denominación tradicional de psicopatología son trastornos de la comunicación".5

Un autor cristiano, Revel L. Howe, en El milagro del diálogo, otra obra clásica acerca de la comunicación, afirma que "La comunicación es un intercambio por el cual se da y se recibe información y significado entre individuos y entre grupos. El lenguaje de las palabras o el lenguaje de la relación, sirve a esos fines.6 Un extracto de su libro lo ofrecemos en el capítulo 2, titulado precisamente "El milagro del diálogo". Ofrecemos a continuación un extracto del artículo "Del telégrafo a la orquesta" del autor francés Yves Winkin, quien nos hace un relato magistral del desarrollo de los conceptos relacionados con la comunicación en las leguas francesa e inglesa. Winkin también hace un resumen de los aportes de los principales teóricos, y plantea el "modelo orquestal", en contraposición al "modelo telegráfico", como el más idóneo para hacer justicia a la complejidad de la comunicación humana. Luego, usted tendrá la oportunidad de explorar las Sagradas Escrituras para responder a la pregunta, ¿tiene un libro tan antiguo como la Biblia algo que decimos sobre la comunicación humana? Usted encontrará que mucho. Desde la primera página se presenta a un Dios que se expresa, que ejerce su poder por medio de la palabra que pronuncia y que crea la humanidad a su imagen y semejanza. Desde la perspectiva cristiana, la capacidad de comunicamos es un don que nos trasciende, una tarea que nos desafía y una promesa que nos inspira.

5

Jurgen Ruesch, Comunicación, la matriz social de la psiquiatría, Paidos, Buenos Aires, 1984, p. 10.

6 Revel L Howe, El milagro del diálogo, San José, Costa Rica, CELADEC, 1962.

— 1.2 El telégrafo y la orquesta,7 Yves Winkin

Comunicación conyugal y familiar

La palabra comunicación es un término irritante, un inverosímil trastero donde se encuentran trenes y autobuses, telégrafos y cadenas de televisión, pequeños grupos de encuentro, recipientes, excusas y, naturalmente, una colonia de mapaches. Pero, por la misma razón, es un término fascinante. Investigadores y pensadores no cesan de criticarlo, rechazarlo, desmenuzarlo, pero el término siempre vuelve a salir a la superficie, virgen y puro. Comunicarse es algo que está bien, y así, el término está siendo trasvasado del campo de las relaciones humanas al de las relaciones públicas, con el resultado de que las agencias de publicidad se transforman en empresas de comunicación. El Ministerio Francés de Cultura completa su designación con las palabras "y de la Comunicación". El mismo fenómeno se percibe al otro lado del Atlántico: el imperio hollywoodense se transforma en Warner Communications, Inc., y la Voz de América forma parte de la International Communication Agency. Para poner un poco de orden en este fárrago semántico y llegar de un modo ponderado a "nuestra" comunicación, quisiera seguir muy brevemente el recorrido de ese camaleón en las lenguas francesa e inglesa. "Comunicar" y "comunicación" aparecen en la lengua francesa en la segunda mitad del siglo XIV. El sentido básico, "participar en", está aún muy próximo al latín comunicare (participar en común, poner en relación). Esta "participación en común" parece comprender incluso la unión de los cuerpos. Hasta el siglo XVI, "comunicar" y "comunicación" están, pues, muy próximos a "comulgar" y "comunión", términos más antiguos (siglos X-XII) pero procedentes también de comunicare. A partir de este sentido general de "participación de dos o varios", en el siglo XVI aparece el sentido de "practicar" una noticia. Desde entonces hasta fines del siglo, "comunicar" comienza a significar también "transmitir" (una enfermedad por ejemplo). Un siglo más tarde el diccionario de Furetiére (1690) ofrece el ejemplo: "el imán comunica su virtud al hierro". En el siglo XVIII aparecen los "tubos comunicantes". Así pues, parece que los usos que significan globalmente "participar" y "compartir", pasan progresivamente a un segundo plano para ceder el primer lugar a los usos centrados alrededor de "transmitir". Del círculo se pasa al segmento. Trenes, teléfonos, periódicos, radio y televisión se convierten sucesivamente en "medios de comunicación", es decir, medios para pasar de A a B. Este sentido de transmisión es el que predomina en todas las acepciones francesas contemporáneas. La evolución general del término inglés es parecida a la de su homólogo francés. Cuando en el siglo XV la palabra aparece en la lengua inglesa, la raíz latina communis todavía impregna fuertemente el sentido. El término es casi sinónimo de comunión y significa el acto de compartir, de participar en común. Afines del siglo XV communication se convierte también en objeto del que se participa en común, y dos siglos más tarde, en el medio para proceder a esa participación. Sin duda en el
7 Extracto del artículo del mismo nombre, en Gregory Bateson, y otros, (1984), La nueva comunicación, Barcelona: Ed. Cairos.

Diplomado en consejería familiar

=

curso del siglo XVIII, con el desarrollo de los medios de transporte, es cuando el término se pluraliza y se convierte en el término general abstracto para denominar a carreteras, canales y, más tarde, ferrocarriles. En el primer tercio del siglo XIX, en Estados Unidos, y hacia 1950 en Gran Bretaña, el término comienza a designar a las industrias de la prensa, el cine, la radio y la televisión. Se trata de un punto esencial para nosotros. Por primera vez en la historia semántica del término, una nueva acepción parece estar en ruptura total con el pasado. Aquí comienza efectivamente nuestro análisis: "comunicación" entra en el vocabulario científico. En ello han tenido una participación esencial dos obras publicadas en Estados Unidos. En 1948, el científico norteamericano Norbert Wienner publica Cybernetics. Un año después, uno de sus antiguos alumnos, Claude Shannon, da a luz The Mathematical Theory ofCommunication. El proyecto de la cibernética es más una forma de reflexionar que una teoría articulada y detallada. A partir de la idea de la retroacción, la explicación lineal tradicional queda un poco anticuada. Todo "efecto" retroactúa sobre su causa, todo proceso debe estar concebido según un esquema circular. La idea es simple, pero sus implicaciones son importantes, sobre todo cuando se introduce la noción de sistema de análisis. Paralelamente al trabajo de Wienner y sus colegas, un grupo de investigación animado por el biólogo austrocanadiense Ludwig von Bertalanffy intenta construir una "teoría general de los sistemas". Un sistema es definido como un "complejo de elementos en interacción, interacciones cuya naturaleza no es aleatoria". La teoría general de los sistemas y la cibernética se interpenetrarán progresivamente para dar como resultado lo que hoy se denomina la "sistémica". Entretanto que la teoría de los sistemas y la cibernética ocupan sus lugares, Claude Shannon, el antiguo alumno de Wienner, elabora una "teoría matemática de la comunicación". Desde hacía mucho tiempo los ingenieros de telecomunicaciones trataban de mejorar el rendimiento del telégrafo, es decir, aumentar la velocidad de transmisión del mensaje, disminuir las pérdidas en el curso de la transmisión y determinar la cantidad de información que es posible emitir en un tiempo dado. Más allá de las mejores técnicas, algunos de ellos trataban de construir una "teoría matemática del telégrafo", o teoría de la transmisión de un mensaje de un punto a otro. Claude Shannon logró formular una teoría clara y precisa. La "teoría matemática de la comunicación", que propuso en su libro de 1949, es, pues, una teoría de la transmisión. Shannon propone un esquema del "sistema general de comunicación", que entiende como una cadena de elementos: la fuente de información que produce un mensaje (la palabra en el teléfono), el emisor, que transforma el mensaje en señales (el teléfono transforma la voz en oscilaciones eléctricas), el canal, que es el medio utilizado para transportar las señales (cable telefónico), el receptor, que construye el mensaje a partir de las señales, y el destino, que es la persona (o la cosa) a la que envía el mensaje. Durante la transmisión, las señales pueden ser perturbadas por ruido (chirrido en línea). Ver el siguiente gráfico.
12

Comunicación conyugal y familiar FUENTE DE INFORMACIÓN RECEPTOR

EMISOR

DESTINO

SEÑAL MENSAJE

WNJAT

MENSAJE

RUIDO

A partir de aquí las cosas se complican. La clave de bóveda de la teoría de Shannon es el concepto de "información". Pero no se trata de información en el sentido corriente de "noticia" o de "informe", sino de una magnitud estadística abstracta que califica el mensaje independientemente de su significación. Cuando enviamos un telegrama, el final de cada palabra es tan previsible que lo suprimimos: su cantidad de información es demasiado débil. Sólo son necesarias las primeras letras. Al principio, no importa qué letra del alfabeto ni qué palabra del léxico pueden enviarse a través de las ondas, la incertidumbre es total. Pero desde el momento en que se forman las primeras letras, disminuye el número de mensajes todavía posibles. Para el estadístico, no es necesario recurrir al sentido para completar las palabras inacabadas: cada lengua posee una estructura estadística tal que, si una letra determinada ha aparecido, ya no es posible que vuelva a presentarse antes de un número n de otras letras. Si ha aparecido tal grupo de letras, no le podrá seguir tal otro grupo, y así sucesivamente. En otras palabras, la información de Shannon es ciega. Parece perfectamente adaptada a las computadoras que nacen en la misma época. Tanto los trabajos de Shannon como los de Wiener tuvieron una enorme resonancia a principios de los años cincuenta. La cibernética se popularizó con la aparición de los primeros robots, sobre todo las tortugas del inglés Grey Walter, o los patos de Francais Albert Ducroq. Se trata, de hecho, de células fotoeléctricas montadas sobre ruedecillas que, «atraídas» por la luz, ruedan, se detienen, retroceden, etc., prestándose a diversas interpretaciones zoomórficas o antropomórficas. La teoría matemática de la comunicación no asediará jamás la imaginación del gran público. Pero conseguirá una profunda penetración en diversas disciplinas científicas. No sólo la hallaremos entre los ingenieros y físicos, sino también entre los sociólogos, psicólogos y lingüistas. Por no citar más que uno de estos últimos, podemos señalar la sorprendente analogía entre el esquema de Shannon y el modelo de la comunicación verbal que Román Jakobson propuso en 1960:
CONTEXTO MENSAJE EMISOR CONTACTO EMISOR

Diplomado en consejería familiar

El modelo de Jalcobson ilustra un fenómeno reconocible en todos los investigadores en ciencias humanas que han utilizado de cerca o de lejos la teoría de la comunicación de Shannon. Se eliminan los aspectos más técnicos, sobre todo los que conciernen a la noción de información. Finalmente no queda más que la forma general del esquema, o sea de dos a cuatro casillas unidas por flechas en dirección de izquierda a derecha. Gracias, sin duda, a su extrema depuración, este esquema se ha convertido en el modelo de la comunicación en ciencias sociales, tanto en Estados Unidos como en Europa. Desde luego, son muy numerosas las críticas y las modificaciones sufridas, pero no se ha salido de la pareja emisor-receptor. Es como si el único elemento que Shannon ha podido heredar a los legos en ingeniería sea la imagen del telégrafo que impregna todavía el esquema original. Podríamos hablar así de un modelo telegráfico de la comunicación. Sin embargo, en el curso de los años cincuenta, en la época en que el "modelo telegráfico" comienza a adquirir una posición dominante en la reflexión teórica sobre la comunicación, algunos investigadores norteamericanos tratan de partir de cero en el estudio del fenómeno de la comunicación interpersonal, sin pasar por la teoría de Shannon. Estos investigadores proceden de horizontes diversos. El antropólogo Gregory Bateson y un equipo de psiquiatras intentan formular una teoría general de la comunicación apoyándose en datos en apariencia tan dispares como los diálogos entre un ventrílocuo y su marioneta, observaciones de nutrias jugando o estudios del comportamiento esquizofrénico. Ray Birdwhistell y Edward Hall son dos antropólogos con un considerable bagaje de conocimientos lingüísticos que intentan extender el dominio tradicional de la comunicación introduciendo en él la gestualidad (kinésica) y el espacio interpersonal (proxémica). Erving Goffman es un sociólogo fascinado por la manera en que los pasos en falso, los bastidores o los asilos revelan, como desgarrones, la trama del tejido social. En apariencia no hay nada en común entre estas personas y sus preocupaciones. Pero si se examina su biografía con más detalle, se ve aparecer una red de trayectorias cruzadas, universidades y centros de investigación comunes y, finalmente, una interpenetración conceptual y metodológica muy grande. El grupo inicial se incrementó en el curso de los años sesenta y setenta,. convirtiéndose más bien en una red de interconexión. Se podría hablar así de una universidad invisible. Los miembros de esta universidad, por supuesto, no se han reunido jamás, si no es de manera accidental en el curso de algún coloquio. Pero cada uno sabe lo que hace el otro mucho antes que se publiquen sus trabajos respectivos. Cartas, llamadas telefónicas, visitas directas o indirectas (por intermedio de estudiantes) hacen circular la información. Sin embargo, no hay que tomar al pie de la letra a esa universidad invisible, pues sin duda solamente en los inicios la red de sus miembros pudo formar un círculo a través de Estados Unidos. Según estos investigadores, la teoría de Shannon ha sido concebida por y para ingenieros de telecomunicaciones, y hay que dejársela a ellos. La comunicación debe estudiarse en las ciencias humanas según un modelo que le sea propio. Estos investigadores estiman que la utilización del modelo de Shannon en lingüística, antropología o psicología ha conducido al resurgimiento de los presupuestos clásicos de la psicología filosófica sobre la naturaleza del hombre y de la comunicación. Según

Comunicación conyugal y familiar

ellos, la concepción de la comunicación entre dos individuos como transmisión de un mensaje sucesivamente codificado y después decodificado, reanima una tradición filosófica en la que el hombre se concibe como un espíritu enjaulado en un cuerpo, que emite pensamientos en forma de ristras de palabras. Esas palabras salen por un orificio ad hoc y son recogidas por embudos igualmente ad hoc, que las envían al espíritu del interlocutor, el cual las analiza y extrae su sentido. Según esta tradición, la comunicación entre dos individuos es, pues, un acto verbal, consciente y voluntario. Para nuestros investigadores, si la investigación de la comunicación interpersonal retoma por su cuenta estas posiciones filosóficas antiguas, no podrá salir jamás de las aporías en las que desembocan. Según ellos, hay que partir otra vez de la visión "ingenua" del historiador natural, como se decía en el siglo XVIII, es decir, desde el punto de vista del observador del comportamiento natural. Los seres humanos se mueven, emiten sonidos, ingurgitan alimentos, se reúnen en pequeños grupos de jóvenes y mayores, de hombres y mujeres, etc. Es posible desarrollar esta descripción naturalista al infinito. Igualmente se pueden disponer los millares de comportamientos observables en categorías, clases y géneros a partir de múltiples oposiciones, pero esta tarea también puede proseguir sin terminar jamás. Para los miembros de la universidad invisible, la investigación de la comunicación entre los hombres sólo comienza a partir del momento en que se formula la pregunta: ¿cuáles son, entre los millares de comportamientos corporalmente posibles, los que retiene la cultura para constituir conjuntos significativos? Esta pregunta puede parecer extraña. De hecho, se trata simplemente de una generalización de la cuestión fundamental del lingüista que, ante los millares de sonidos que puede producir el aparato de la fonación, intenta localizar las pocas decenas de sonidos utilizados por una cultura para constituir una lengua determinada. Plantear esta cuestión de una selección y una organización de los comportamientos entraña la adhesión a un postulado: la existencia de "códigos" del comportamiento personal e interpersonal regularían su apropiación en el contexto y, por lo mismo, su significación. Todo hombre viviría necesariamente (si bien de manera inconsciente) en y por los códigos, ya que todo comportamiento supone su uso. Pues bien, los investigadores que reaccionaban contra el modelo verbal, voluntario y consciente de la comunicación, llamarán precisamente comunicación a toda utilización de esos códigos. En consecuencia, «no es posible dejar de "comunicarse"». Este es uno de los axiomas fundamentales del libro Teoría de la comunicación humana escrito por tres miembros de la universidad invisible: Paul Watzlawick, Janet Beavin y Don Jakson. La analogía con el lenguaje puede hacer comprender esta posición aparentemente paradójica: desde que un individuo abre la boca y le habla a otro, utiliza, a pesar suyo, una multitud de reglas: reglas de formación del lenguaje, reglas de utilización de un nivel de lenguaje apropiado a su interlocutor, al tema abordado, al lugar en el que se encuentran, reglas de colocación de los giros y los de habla acordados a cada interlocutor, etc. El conjunto del sistema de comportamiento en el que la palabra no es más que un subsistema, puede considerarse entonces en la misma perspectiva. Corno escriben Paul Watzlawick y John Weakland: "De la misma manera que es posible hablar correcta y corrientemente una lengua y no tener, sin embargo, la menor idea de su gramática, obedecemos de una manera permanente a las reglas de la comunicación, pero las reglas mismas, la «gramática» de la comunicación, es algo de lo que somos inconscientes."

Comunicación conyugal y familiar

Para estos autores, la comunicación es, pues, un proceso social permanente que integra múltiples modos de comportamiento: la palabra, el gesto, la mirada, la mímica, el espacio interindividual, etc. No se trata de establecer una oposición entre la comunicación verbal y la "comunicación no verbal": la comunicación es un todo integrado. Para ellos no se puede aislar cada componente del sistema de comunicación global y hablar de "lenguaje del cuerpo", "lenguaje de los gestos", etc., asumiendo con ello que cada postura o cada gesto remite inequívocamente a una significación particular. Como ocurre con los enunciados del lenguaje verbal, los «mensajes» procedentes de otros modos de comunicación carecen de significación intrínseca: sólo en el contexto del conjunto de los modos de comunicación, relacionado a su vez con el contexto de interacción, puede adquirir sentido la significación. Se propone así un análisis de contexto por oposición al análisis de contenido que favorece el modelo de Shannon. Si la comunicación se concibe como una actividad verbal y voluntaria, la significación está encerrada en los "bocadillos" que se envían los interlocutores. El analista no tiene más que abrirlos para extraer el sentido. Por el contrario, si la comunicación se concibe como un proceso permanente en varios niveles, para comprender la emergencia de la significación, el analista debe describir el funcionamiento de diferentes modos de comportamiento en un contexto dado, lo cual es un trámite muy complejo. Así, ciertos miembros de la universidad trabajarán mediante el estudio de casos filmados y grabados. Otros trabajarán por observación directa "sobre el terreno", como los antropólogos. Todos estimarán inadecuados los métodos experimentales en los que las variaciones de un elemento x (por ejemplo la edad, el sexo o el grado de intimidad de los interlocutores) se ponen en correlación con las variaciones de un elemento^ (por ejemplo, la distancia que separa a los interlocutores). Según ellos, la complejidad de la menor situación de interacción es tal, que es vano querer reducirla a dos o más "variedades", trabajando de manera lineal. Es preciso concebir la investigación de la comunicación en términos de niveles de complejidad, de contextos múltiples y de sistemas circulares. En este sentido se relacionan con la cibernética de Norbert Wiener, que según ellos no debe dejarse a los ingenieros. Gregory Bateson, el decano de la universidad invisible, asistirá activamente al nacimiento de la cibernética y hará de ella uno de los principales útiles de su reflexión. Paul Watzlawick, Don Jackson y Albert Scheflen utilizarán a fondo la teoría general de los sistemas. En varios miembros de la universidad invisible hallaremos el desarrollo de una analogía entre la comunicación y una orquesta que esté tocando. La analogía de la orquesta tiene la finalidad de hacer comprender cómo puede decirse que cada individuo participa en la comunicación, en vez de decir que constituye el origen o el fin de la misma. La imagen de la partitura invisible recuerda más precisamente el postulado fundamental de una gramática del comportamiento que cada uno utiliza en sus intercambios más diversos con el otro. En este sentido podríamos hablar de un modelo orquestal de la comunicación, por oposición al "modelo telegráfico". El modelo orquestal, de hecho, vuelve a ver en la comunicación el fenómeno social que tan bien expresaba el primer sentido de la palabra, tanto en francés como en inglés: la puesta en común, la participación, la comunión.

Comunicación conyugal y

1.3

La Biblia y la comunicación

Lea, analice y encuentre el común denominador de los siguientes pasajes bíblicos: Génesis l:3-25;26-27 Proverbios 15:1-2,4,7 Proverbios 18:21 COMÚN DENOMINADOR Eclesiastés 5:6,10:12-15 Job 6:25-26 Mateo 12:34-37 Juan 1:1 Santiago 3:1-12 Hebreos 1:1-2

Según los versículos siguientes, el Dios de la Biblia es un Dios que se comunica (se revela) por medio de su palabra. • Génesis 1:26-27 Salmos 19:1 • Juan 1:1-13 • Hebreos 1:1-3 El Dios de la Biblia ejerce su poder por medio de su palabra. • Crea por su palabra (Génesis 1). • Sostiene el universo por su palabra (Hebreos 11:3). • Nos redime por su palabra (1 Pedro 1:23). • Actúa por su palabra (Mateo 8:8). Dios nos ha hecho a su imagen y semejanza (Génesis 1:26-27). Entre las muchas manifestaciones de su "imagen" y "semejanza" en nosotros, el ejercicio de la palabra es una de ellas. Como seres humanos creados a la imagen y semejanza de Dios tenemos la capacidad de ejercer la palabra y hacerlo con poder. La comunicación, como ejercicio de la palabra, tiene las siguientes implicaciones: • Nos permite conocemos a nosotros mismos y conocer a los demás. • Nos permite crecer y desarrollamos en nuestras relaciones. • Nos permite crear y co-crear salud y vida. • Nos desafía a ejercer el poder de la palabra con responsabilidad. Formas de ejercer creativamente el poder de la palabra: • En la crianza de los hijos: afirmándolos continuamente (Filipenses 4:8) • En la relación de pareja : afirmándonos mutuamente (Colosenses 3: 19)

Diplomado en consejería familiar

• • • •

En las relaciones humanas: hablando la verdad en amor (Efesios 4: 15) En la confesión: hablando responsablemente (1 Juan 1:8-9) En la alabanza: hablando gozosamente (Efesios 5: 19-20) En el testimonio: hablando de quién es toda verdad (1 Pedro 4:11)

18

Comunicación conyugal y familiar

PRINCIPIOS BÁSICOS PARA ESCUCHAR BIEN

Decida que va a escuchar Uno de los aspectos importantes en la comunicación es escuchar a la persona que habla y trate de entender y sentir lo que él O ella quiere compartir con usted. Quite toda distracción Deje de leer, apague la televisión y deje de hacer cualquier cosa que pueda distraerle de escuchar a la otra persona. Si no puede hacer esto, señale un tiempo y una hora cuando pueda escuchar sin interrupciones ni distracciones. Preste atención a la persona que habla Mire a la persona que está hablando. Note las expresiones faciales, el tono de voz, el lenguaje corporal. Si es de ayuda, tome la mano de la persona u otro tipo de apoyo. Resuma frecuentemente Cuando crea que la persona con la que habla ha completado un pensamiento, cortésmente deténgalo(a) y de un resumen de lo que usted ha escuchado. Esto le da a la persona la oportunidad de confirmar que su resumen sea correcto. Clarifique cuando sea necesario Como la persona que escucha, usted puede hacer preguntas para clarificar lo que la otra persona está diciendo. No use preguntas para insertar su punto de vista. Cuando le toque hablar a usted puede presentar su punto de vista. Distinga entre su punto de vista y el punto de vista de la otra persona Usted puede usar varias formas para cerciorarse del contenido. "Entiendo que tú estás diciendo... " o "Me estás diciendo que... "

COMUNICACIÓN CONYUGAL Y FAMILIAR TEST INDIVIDUAL DE COMPREENSION 1 Capítulo 1 LA COMUNCIACION HUMANA Nombre: Fecha:

Instrucciones: Haga un círculo alrededor de la letra que contiene la mejor alternativa, según el texto estudiado, para completar cada oración. Señale sólo una.
1 . La explicación tradicional de la comunicación humana tomaba en cuenta a. al emisor b. al receptor C. al mensaje d. las tres cosas e. ninguna de ellas 6. El psiquiatra Ruesch afirma que a. la mayoría de los casos de sicopatología son trastornos de la comunicación b. los trastornos en la comunicación llevan a la sicopatología C. ambas cosas d. ninguna de ellas 6. La comunicación según Howe, es un intercambio por medio del cual a. se da información b. se da significado C. se da y se recibe información d. se da y se recibe significado e. se da y se recibe información y significado 8. Con todo el adelanto de las ciencias a. por fin tenemos un acuerdo sobre lo que es la comunicación humana b. todavía hay tantas opiniones como autores sobre comunicación humana C. todavía estamos a oscuras sobre la comunicación humana d. hay diversidad de opiniones y enfoques pero también áreas de consenso y bases sólidas 9. Según Ivés Winkin, el término latino "comunicarse" significa originalmente a. comulgar o tener comunión b. participar en común C. poner en relación d. transmitir una noticia o una enfermedad lO.Winkin analiza el desarrollo del vocablo "comunicación" en las lenguas a. española y francesa b. española e inglesa C. francesa e inglesa d. francesa, inglesa, española

2. Paul Watzlawick, en su libro Teoría de la Comunicación Humana dedica especial atención a. a la sintaxis b. a la semántica C. a la pragmática d. a todas ellas e. a ninguna de ellas 3. a. b. C. La pragmática de la comunicación estudia la forma correcta de expresarse los efectos de la comunicación sobre la conducta la eficacia de los signos y el del lenguaje

4. Según Watzlawick, los términos "comunicación" y "conducta" son a. sinónimos b. parecidos C. contradictorios d. mutuamente excluyentes 5. Las palabras son, según Weaver, a. Los medios más claros y poderosos al servicio de la comunidad humana b. Uno de los tantos medios al servicio de la comunicación humana c. Ambas cosas d. Ninguna de ellas

11. La cibernética a. es la ciencia del pilotaje b. es la ciencia que estudia el control y la comunicación en animales y máquinas c. ambas cosas d. ninguna de ellas 12. Tanto los trabajos de Wiener (cibernética) como de los de Shannon (teoría matemática de la información) tuvieron una enorme resonancia a. a principios de siglo XX b. en los años 1930 c. a principios de los años 1950 d. a mediados de los 1970 13. Algunos investigadores norteamericanos (como Bateson, Jackson y Watzalawick) en los años 50 a. adoptaron la teoría de la comunicación de Shannon por considerarla científica b. cuestionaron la teoría de la comunicación de Shannon por considerarla un modelo de ingenieros para ingenieros c. Hicieron ambas cosas d. No hicieron ninguna de ellas 14. Científicos, antropólogos, psicólogos y médicos en los años 1960 y 70 formaron a. un club de investigadores b. una universidad sin paredes c. una casa publicadora d. una fundación al servicio de la ciencia 15. Para los miembros de la "Universidad sin Paredes" o "Universidad Invisible" la investigación sobre la comunicación humana sólo comenzó a. Con la invención del telégrafo b. Con la cibernética c. Con el relato de la Creación en Génesis d. Con la pregunta sobre los comportamientos que las culturas retienen para construir conjuntos significativos

16. Uno de los axiomas de la Teoría de la Comunicación Humana es que a. No es posible dejar de comunicarse
b. No es posible dejar de meta-comunicarse

c. d.

No es posible dejar de responder No es posible dejar valorar

17. El momento que uno abre la boca para dirigir la palabra a otro, utiliza, sin estar consciente, a. Una serie de palabras b. Una serie de gestos c. Una serie de reglas d. Una serie de sonidos 18. El estudio de la comunicación que se enfoca en el proceso y en el contexto antes que en el contenido, encuentra que a. hay varios niveles de complejidad en la comunicación b. hay varios contextos que influyen en la comunicación c. hay varios sistemas circulares que interactúan en la comunicación d. Todo lo anterior e. Nada de lo anterior 19. Se le considera el decano de la "Universidad Invisible" a a. Gregory Bateson b. Paul Watzlawick c. Don Jackson d. Reuel Howe 20. La Biblia habla sobre la comunicación a. poco b. mucho c. nada

Calificación: Firma:

Fecha:

El milagro del diálogo
OBJETIVOS 1. Identificar los ámbitos de la vida humana en los cuales el diálogo es asunto de vida o muerte. 2. 3. Ubicar las barreras que impiden que la comunicación se desarrolle en su propia pareja, familia, iglesia y comunidad. Distinguir entre los métodos y los principios dialógicos que faciliten estilos de vida y de comunicación saludables y solidarios.

2 El milagro del diálogo
Reuel L. Howe1 2.1 La importancia del diálogo

Cada hombre es un adversario potencial, incluso de aquellos a quienes amamos. Sólo por medio del diálogo somos salvados de esta enemistad de unos contra otros. El diálogo es al amor lo que la sangre es al cuerpo. Cuando cesa la circulación de la sangre, el cuerpo muere. Cuando cesa el diálogo, el amor muere y nacen el resentimiento y el odio. Sin embargo, el diálogo puede resucitar una relación muerta. Efectivamente, éste es el milagro del diálogo: puede engendrar una relación nueva, y también puede dar nueva vida a una relación que ha muerto. Hay una sola condición para que haya diálogo: debe ser recíproco y proceder de ambos lados; y los participantes deben persistir denodadamente. La palabra del diálogo puede ser pronunciada por un participante, pero evadida e ignorada por el otro, en cuyo caso la promesa puede no cumplirse. Existen riesgos al entrar en diálogo, pero cuando dos personas lo acometen y aceptan su temor de hacerlo, puede desencadenarse el poder milagroso del diálogo. Si las exigencias que hacemos aquí para el diálogo son causa de sorpresa para el lector, la razón acaso sea que el diálogo ha sido identificado demasiado exclusivamente con las partes conversacionales de una obra de teatro. Nosotros concebimos el diálogo de forma distinta: como un serio hablar y escuchar, como un dar y recibir entre dos o más personas, en el cual el ser y la verdad de una son confrontados con el ser y la verdad de la otra. El diálogo, por lo tanto, no es cosa cómoda ni fácil de lograr, lo que constituye un hecho que puede explicar por qué se produce tan raras veces. Y esta escasez de manifestaciones explica la frecuente ausencia de sus beneficios en nuestra comunicación de los unos con los otros. La comunicación significa vida o muerte para las relaciones de las personas. En el momento del nacimiento el individuo se convierte en un ser personal; entra en contacto significativo con su padre y su madre, y con todos aquellos que cuidan de él en lo concreto de sus necesidades. Y de ese mismo encuentro nace la comunidad familiar. Hay muchas ilustraciones de la importancia del diálogo. Un bebé se convierte en persona en respuesta al encuentro entre él y su familia.
1 Extraído del libro de Reuel L. Howe (1967) El milagro del diálogo, San José de Costa Rica: CELADEC y CPC

Diplomado en consejería familiar

Desde el comienzo mismo de la vida del individuo es la comunicación lo que garantiza su continuación. Así como el recién nacido depende del alimento y del cuidado de los demás, necesita también la comunicación que está implícita en ellos. La madre le alimenta y baña, le arrulla y canta, y por medio de estas actividades el infante recibe el mensaje de que ella le cuida y quiere. Este mensaje también significa para él que es amado y por lo tanto amable,, aceptado y por consiguiente aceptable. Al contrario, si su madre es hostil e irascible, y expresa su resentimiento en negligencia y brusquedad, el bebé recibe el mensaje contrario: que ella le considera un estorbo, y que es inaceptado e inaceptable. En el primer caso, el mensaje de amor y cuidado es vivificador y creativo; en el segundo, el mensaje es alienante y destructivo. Y esto es cierto tanto para la madre como para el niño, porque al amar y servir a su hijo la madre se está dando a sí misma, haciéndosele asequible como persona. Pues el acto de amar a otro da vida al amante lo mismo que al amado, y pronunciar la palabra de amor, es ser amado lo mismo que amar. También el infante participa en este diálogo. Llora, sonríe, mueve los brazos y patalea, y en otras formas no-verbales formula sus preguntas y hace sus comentarios positivos o negativos sobre su vida. Las respuestas que le den su madre y aquellos que le rodean, influirá de forma decisiva en su. futura capacidad de comunicación. Si sus comunicaciones iniciales son aceptadas, no necesariamente aprobadas, crecerá en su capacidad de hablar; si no lo son, se convertirá en una persona inhibida, resentida y defensiva, lo cual a su vez sólo puede incrementar la comunicación destructiva de su madre. A veces la comunicación entre ellos les hace a ambos tristes e indiferentes, y otras veces alegres y vivaces. La relación entre un hombre y una mujer también puede poner de manifiesto cuan indispensable es el diálogo. Además de sus diferencias como hombre y mujer, hay otras diferencias multifacéticas entre ellos. Algún acontecimiento en que ambos han participado los ha juntado, tal como un encuentro de los ojos, o el reconocimiento mutuo en una discusión en que comparten la misma opinión o actitud. En este género de acontecimientos comienza el diálogo. Entonces cada uno de ellos intenta buscar y explorar al otro. Es importante saber quién es el otro verdaderamente; y por medio del diálogo, que emplea tanto el lenguaje de la relación como el lenguaje de las palabras, procurar conocer la vida a través del otro. Nace el amor de este diálogo en que existe tanto la intimidad de aquello que estas dos personas comparten en común, como la distancia del misterio insondable de cada una. El brotar de esta conciencia mutua en la relación revela una distinción importante entre el amor monológico y el dialógico. El amor monológico goza sólo, egocéntricamente, de los sentimientos de una relación. El amante explota a la amada por el dividendo emocional que puede sacar. Por el contrario, el amor dialógico es altruista. El amante se vuelve a la amada no para disfrutarla "egoístamente", sino para
26

Comunicación

servirla, para conocerla, y por medio de ella, ser. Recíprocamente, la amada busca al amante no para disfrutarlo para sí, sino para servirle, conocerle y, conociéndole y siendo conocida por él, encontrar su propio ser. En el amor dialógico existe el disfrute del amor; pero como este amor no es explotador, el gozo aumenta más que disminuye el poder de amar. El matrimonio es la entrega última en este género de relación humana, que expresa el percatarse de que para convertirse en persona uno tiene que participar en el ser de otro, en relación con el cual el otro puede participar en la realización de su propio ser. El diálogo se busca con ahínco. Y todo aspecto de la relación se convierte en un vínculo para el diálogo: la actividad verbal, la vida juntos, el asumir responsabilidades, las relaciones sexuales, las diversiones. Y esta relación continuará viva mientras cada, uno se mantenga en comunicación con el otro. Cada uno debe intentar hablar sinceramente, que le salga de lo hondo de su convicción, debe disciplinar sus sentimientos subjetivos, procurar pacientemente ser siempre consciente del compañero como otra persona, e intentar mantenerse siempre abierto al significado de cuanto ocurre en la relación. A medida que cualquiera de los dos en diálogo comience a preocuparse más por sí mismo que por el otro, cuando emplee al otro como una cosa para cualquier fin, cuando se esconda en una actitud defensiva, el matrimonio se habrá hecho monológico, se ha roto. Cuando esto ocurre, uno o ambos consortes pueden demandar indignamente que el otro se arrepienta y reforme, en interés de una relación remendada. La curación de un matrimonio o de cualquier otra relación no puede ocurrir cuando los participantes se consideran como individuos separados, con derecho a demandar servicios del otro. La curación puede venir sólo cuando el uno y el otro son capaces de volverse hacia su pareja, aceptar el riesgo de entregarse en amor, y sondearse a sí mismo en búsqueda de cualquier reforma que sea necesaria. Una esposa, por ejemplo, puede ser capaz de hacer este género de entrega dadivosa, y sin embargo fracasar en la curación, porque su marido no quiera aceptar la dádiva y entregarse a sí mismo en reciprocidad. Pero si él puede y quiere, entonces ocurrirá el milagro y la relación muerta volverá a despertar a una nueva vida. La relación entre padres e hijos también exige la práctica del principio del diálogo. ¡Qué difícil es para los padres respetar y confiar en el carácter único y en las capacidades de sus hijos! Mientras los padres deben decidir y actuar por sus hijos hasta que llegue el tiempo en que ellos sean capaces de decidir y actuar por sí mismos, los hijos siempre deben tener la experiencia de ser tratados como personas libres en una relación de confianza y responsabilidad. La necesidad de esta confianza aumenta a medida que los niños se hacen mayores, y se agudiza en la adolescencia cuando tiene lugar la transición de la infancia a la edad adulta. Entonces es imperativo que se respete la libertad de las personas jóvenes, pero, es igualmente imperativo, que también ellas se encuentren con personas de convicción que, al mismo tiempo, respeten sus libertades. Sin este género de relación el individuo simplemente huye de la vida, se hace pasivo y se encierra dentro de sí mismo; o acaso se convierta en un batallador cuya actividad queda perdida en la tierra yerma de su agresión. La

Diplomado en consejería familiar

importancia del diálogo para esta encrucijada del crecimiento estriba en el hecho de que expresa respeto mutuo, de suerte que la juventud no tenga necesidad ni de reprimir la creatividad ni de arrojarla; y la edad adulta no necesite dominar, ni apartarse de la juventud en frustración. En los casos en que el joven se ha retirado de la vida o está en un combate hostil con ella, como en el caso de la delincuencia, el diálogo puede realizar el milagro de volver a llevar al joven a una relación creadora con la vida. El diálogo es indispensable también en la búsqueda de la verdad; y también aquí obra milagros. Desdichadamente, muchas personas sostienen y proclaman que lo que ellos creen es verdad, de una forma testaruda o defensiva. Las personas religiosas, por ejemplo, a veces hablan de la verdad que profesan de forma monológica, es decir, la sostienen exclusiva e interiormente como si no hubiera relación posible entre lo que ellos creen y lo que creen otros, a pesar de la indicación de que las verdades sostenidas separadamente con frecuencia, son complementarias. El pensador monológico corre el riesgo del prejuicio, la intolerancia, la estrechez de miras y la persecución de aquellos que difieren de él. El pensador dialógico, por otra parte, está deseoso de hablar de sus convicciones a los que sostienen convicciones distintas de las suyas con genuino interés en ellas y con un sentido de las posibilidades que existe entre ellas. La separación del mundo y la Iglesia también exige el ministerio del diálogo. La Iglesia a veces se retira del mundo, rehusa comunicarse con él, y lo trata como a un enemigo, y no como el campo de su vida y misión. Una actitud harto predominante entre gente de iglesia es que la Iglesia tiene mucho que decir al mundo, pero que el mundo no tiene nada que decir que la Iglesia deba oír. Cuando la Iglesia está preocupada por sus propios problemas y se olvida del mundo, su comunicación se convierte en monólogo y no es fiel a la labor de decir a los hombres la Buena Nueva. La verdadera preocupación de la religión no es la religión, sino la vida. El don de Dios en Cristo no es para la Iglesia, sino para todos los hombres, y la Iglesia es enviada no a sí misma, sino al mundo. La responsabilidad de la Iglesia es hablar dialógicamente con cada generación, y así tratar las necesidades de los hombres. Y la propia necesidad de renovación de la Iglesia es resuelta por medio de semejante diálogo. El intercambio entre la Iglesia y el mundo, si es genuino, debe tener efecto mutuo. Una palabra que se dice aislada no puede tener el mismo significado que la misma palabra pronunciada en relación. Igualmente, la palabra de Dios es mejor comprendida cuando se pronuncia en relación con la palabra del hombre para quien fue dada. Por consiguiente, aquellos que proclaman dicha Palabra, tienen tanta responsabilidad de comprender la palabra del hombre como de hacer comprender la palabra de Dios, a fin de que puedan ayudar eficientemente a los hombres a reconocer y a aceptar su necesidad de la palabra de Dios. La tradición religiosa se hace muerta y estéril cuando pasa a través de las generaciones sin un encuentro real con ellas. Cuando hay diálogo entre la verdad y la vida, la tradición crece, acumula comprensión y habilidad, y se equipara a los desafíos de cada época. Donde hay diálogo, hay comunicación.. Pero los intentos de comunicación
=================== 28 ==================================

Comunicación conyugal y familiar

con frecuencia fallan. ¿Por qué?, debemos preguntamos. ¿Cuáles son las barreras a la comunicación, que evitan que aparezca el diálogo, y que el diálogo debe derribar? 2.2 Las barreras en la comunicación

Toda esfera de la vida humana proporciona ejemplos de frustraciones que los seres humanos experimentan en sus intentos de comunicarse. Las ansiedades que los padres tienen sobre sus hijos con frecuencia les impiden ver a sus hijos tal y como son, escucharles y responderles. Las preocupaciones de los niños por los adultos en general y por sus padres en particular les dificulta escuchar y responder a sus padres. Una madre dijo: "Nunca siento que mis hijos escuchen lo que realmente les estoy diciendo. Su oído parece estar influenciado por lo que ellos esperan que yo diga." Las relaciones maritales revelan el mismo sentido de frustración. Maridos y esposas pierden el poder de compartir el significado de sus vidas. La acumulación de frustración y resentimiento produce alienación que les imposibilita hablarse en algún idioma, sea el de las palabras o el de la acción. A veces parece que su capacidad de asumir responsabilidad está bloqueada por la historia dolorosa de su relación. "Nuestra única comunicación", dijo un marido, "está en el nivel de las superficialidades". Una esposa dijo, con voz de amargura: "Nos revolcamos en trivialidades". Debemos formulamos la pregunta: ¿por qué resulta la comunicación tan consistentemente frustrada? Para responder esta pregunta examinemos primero la comunicación entre dos individuos. Para ayudamos a comprender y las barreras que hacen difícil el logro de una buena comunicación, emplearemos el Diagrama A.
Diagrama A EL PROBLEMA DE LA COMUNICACIÓN

Tipos de interlocutores Padres Esposas Alumnos Vendedores Congregación Trabajo Blancos Católico romanos Iglesia

Barreras del significado Lenguajes Imágenes Ansiedades Defensas Designios

Tipos de interlocutores Hijos Maridos Maestros Clientes Predicador Directiva Negros Protestantes Mundo

t í t í ít
================= 29

Necesidades ontológicas de todo ser humano =====

Diplomado en consejería familiar

Cuando nos proponemos comunicamos con otro, nos dirigimos a él o a ella con la expectativa de que responderá. Esperamos que los significados que intentamos comunicar activarán ciertos significados en la otra persona que la impulsarán a responder, y que cada uno continuará en un intercambio de significados mutuo y recíproco hasta que se haya logrado algún objetivo. Cualquier participante encasillado en cualquiera de las dos columnas exteriores del Diagrama A puede iniciar la conversación. Ambos interlocutores, sin embargo, aportarán al diálogo significados que son tanto un recurso como una barrera para la comunicación; Pues podemos asumir sin peligro de error que las personas siempre aportan significados a todo encuentro. Acaso no nos percatemos de ello y no reconozcamos el significado que aportan; o tal vez los significados sean inaceptables, de suerte que hallemos necesario rechazados. A veces decimos que una situación no significa nada o que una persona carece de sentido. Fundamentalmente, estas observaciones son siempre erróneas. Nunca hay una situación que carezca de significado, y nuestra tarea no es descartarla como absurda, sino abrir nuestros ojos y oídos buscando el significado que radica debajo de lo que aparentemente no tiene ninguno. Por ejemplo, una mujer dijo a su marido: "Tu forma de vida no tiene sentido". En una conversación privada el hombre mismo dijo también que su esposa no hacía sentido. Cuando se le preguntó por qué trabajaba tan duro y estaba tan ocupado en tantas actividades de la comunidad, replicó: "Si no hiciera lo que hago, perdería el respeto por mí mismo". Su forma de vida, lejos de carecer de sentido, era precisamente su forma de intentar encontrar su dignidad. Al afirmar el significado de su comportamiento se abren las posibilidades creativas en continuar la conversación con él. Por otra parte, si meramente hubiéramos sacado la conclusión de que su vida no tema sentido, la comunicación ulterior con él habría ofrecido poca esperanza de ser fecunda. Ahora estamos listos para definir la comunicación. La comunicación ocurre siempre que hay un encuentro de significados entre dos o más personas. No hubo ningún encuentro de significados entre el ocupadísimo marido y su esposa. Al decirle que no veía ningún sentido en lo que él estaba haciendo, ella no percibió el significado de sus actividades. Él, a su vez, por sentirse rechazado por su esposa, se aparó de ella, de suerte que no podía responder a la preocupación de ella ni expresar la suya propia. Teníamos, entonces, una típica ruptura de la comunicación con el habitual jaque continuo en las relaciones. La causa fue el fracaso de ambos partidos en el intento de abrirse a los significados del "otro bando". El mensaje de amor de la esposa, que portaba su preocupación, se topó contra una barrera de significado y, al no haber dado en el blanco, volvió a ella frustrado en vez de alcanzar al marido como ella lo había esperado. Y el mensaje de preocupación por sí mismo del marido, expresado por su forma de vida, también topó con una barrera de significado, de suerte que, no habiendo dado en el blanco, volvió a él fracasado en vez de alcanzar a su esposa y su comprensión. Cada uno de ellos está ahora separado del otro por un muro, y todo intercambio cruzado entre ellos es superficial e incapaz de iluminar las hondas preocupaciones reales de cada uno.
30

Comunicación

Una barrera a la comunicación es algo que impide que los significados se encuentren. Las barreras a los significados existen entre las personas, haciendo de la comunicación una cuestión mucho más difícil de lo que la mayoría de la gente parece percatarse. Es falso suponer que si uno puede hablar, puede comunicarse. Precisamente porque gran parte de nuestra educación induce erróneamente a la gente a creer que la comunicación es más fácil de lo que en realidad es, se desalientan y abandonan el empeño cuando topan con dificultades. Precisamente porque no comprenden la naturaleza del problema, no saben qué hacer. Lo extraño no es que la comunicación sea tan difícil, sino que su fracaso ocurra con tanta frecuencia. La educación, la formación de dirigentes y la preparación para el matrimonio y la paternidad, deberían al menos dar a las personas una comprensión de la naturaleza de la comunicación, cómo ocurre, y cómo pueden cumplir con su responsabilidad por ella. Todo proceso de educación o formación que envíe a los seres humanos a la labor de la comunicación, sin la comprensión rudimentaria de ella o con expectativas falsas sobre la misma, es cruel e irresponsable y sólo sirve para condenarlos a quedar desilusionados y desalentados más tarde. Ya que en la comunicación hay más de lo que aparece en la superficie, y en su camino se interponen más obstáculos de los que nos gustaría reconocer, es verdad, no obstante, que las palabras no tienen por qué ser pronunciadas en balde. Las barreras que se interponen a la comunicación pueden ser derribadas. Puede ocurrir el encuentro de significados, y por medio de dicho encuentro pueden establecerse relaciones, aun cuando se tenga que resucitar a los muertos. El terreno primordial del que surgen las barreras es la necesidad y la preocupación que cada individuo siente por su propio ser; en otras palabras, las barreras surgen de la necesidad ontológica del ser humano. Nuestras angustias hacen que intentemos encontrar afirmaciones de nuestro ser, afirmaciones que pueden realmente amenazar el ser de otros. Nuestra necesidad de ser, nos impulsa a vivir vidas de auto justificación que pueden causamos inquietud y hasta enemistad hacia nuestros hermanos. Semejante preocupación ontológica, con todas las angustias que se apiñan a su alrededor, hace difícil tanto hablar como escuchar abierta y sinceramente. Esa barrera interpuesta en la comunicación está edificada en la existencia humana y se yergue entre los seres humanos en cada uno de los casos. No hay ninguna excepción. Incluso aquellas personas que son atraídas maravillosamente unas a otras y que encuentran la comunicación como algo portentoso y emocionante, experimentan dudas, reservas y ansiedades que les impiden hablar y no les permiten escuchar o les llevan a escuchan incorrectamente. Todo eso se hace evidente en las observaciones, calificaciones, distorsiones y disfraces defensivos del significado que empleamos en nuestro temor de ser comprendidos, lo mismo que en nuestro temor de ser malentendidos. Se nos tiene que recordar, sin embargo, que nuestra preocupación ontológica se manifiesta no sólo en forma de defensas y ansiedades que nos separan y crean barreras a la comunicación, sino que se expresa también en el anhelo de unidad unos con otros. De aquí surge el impulso a hablar y a ser

Diplomado en consejería familiar

entendidos, a dar y a recibir una aceptación que puede desterrar el temor de ser malentendidos. Precisamente por ello, tenemos que ser conocidos y conocer, ser amados y amar. Toda comunicación va acompañada de esta preocupación ontológica —esta preocupación por nuestro ser— y está condicionada por ella. Si ha de ocurrir una verdadera comunicación entre persona y persona, cada una debe aceptar la propia necesidad de afirmación y también la necesidad de la otra. Su hablar y escuchar debe aceptar, como parte de su contenido y responsabilidad, no sólo esta angustia ontológica sino todas las diversas manifestaciones de ella. En primer lugar, está la barrera del lenguaje. El lenguaje es el proceso de conocer y ser conocido por medio de las palabras, y se deduce que un empleo apto del lenguaje es esencial para la vida efectiva. El pensamiento salta de una mente a otra por medio de las palabras. Detrás de las palabras, sin embargo, está toda la vida de relación de la cual brotan los significados y para la cual se escogen palabras identificantes. Pronunciar una palabra es un acto que alude y describe un acontecimiento que, o bien ha ocurrido, o va a ocurrir. Toda palabra, por consiguiente, depende para su existencia y significado de la vida que ha sido vivida; y toda palabra hablada comporta implícitamente una responsabilidad por la vida que tiene que ser vivida. Mas el lenguaje no es exacto y preciso. La misma palabra, por ejemplo, puede tener un significado diferente para distintas personas, aun cuando por su largo empleo haya fijado su significado. Sin embargo, deben hacerse siempre concesiones a los amplios cambios de matices y variaciones nacidos de las asociaciones y experiencias individuales. La palabra "padre", por ejemplo, tiene un significado fijo, pero cada persona aporta a ella sus propios significados especiales, que pueden variar tanto, que su empleo fijado no sea ninguna garantía de comunicación. Una palabra significa lo que el locutor pretende que signifique, pero pueden diferir las equivalencias personales para el oyente. Hallamos que esta diferencia surge primariamente de las asociaciones emocionales que se han acumulado alrededor de la palabra como resultado de las experiencias particulares del oyente. Los significados cognitivos de la comunicación pueden ser bloqueados por las asociaciones emocionales activadas por ellos. El que habla puede haber planeado decir una cosa, pero la tergiversa, tanto por las palabras que escoge como por el tono de voz que emplea; y naturalmente esto puede activar respuestas emocionales comparables en el oyente. Volviendo al Diagrama A, lo que hemos dicho sobre el lenguaje nos ayuda a comprender que al tiempo que éste es una ayuda para la comunicación, también puede ser una barrera. Siempre que alguien habla a otro, necesita usar toda su habilidad en el uso del lenguaje y, sin embargo, ser consciente de que las mismas palabras que escoge tan cuidadosamente pueden bloquear la eficacia de su comunicación. El bloqueo puede venir de él o de aquel a quien se está dirigiendo, pero más probablemente de ambos. Las imágenes son otra barrera al encuentro de los significados. Las imágenes que los participantes en la comunicación tienen unos de otros o del tema
= = = = = = = = = 32 =================================

Comunicación conyugal y familiar

que están tratando, pueden obstruir la comunicación. Esto ocurre cuando lo que otro dice tiene que ser cernido a través del concepto que tenemos formado de él y, por consiguiente, de lo que creemos que él está diciéndonos. Las respectivas ansiedades de los participantes en la comunicación son una tercera barrera que les impide hablar y responderse el uno al otro con significado. Estas pueden ser ansiedades personales o ansiedades sobre el tema que se trata. Estas angustias producen actitudes defensivas. Todos nosotros, por ser humanos y vulnerables, ponemos en juego ciertas defensas en interés de nuestro bienestar personal y profesional. La auto justificación es una defensa común. La proyección, que consiste en culpar a otros de algo de lo que nosotros somos los responsables, es otra. Por ejemplo, cuando por sus frustraciones una esposa culpa a la torpeza y a la falta de comprensión de su marido. Aferrarse a los prejuicios puede ser una defensa contra el carácter perturbador de la verdad. Hablar profusamente puede ser una forma de evadir lo que otros intentan decimos. Muchas personas están tan inseguras de sí mismas como personas, tan ansiosas de hablar con claridad y ser entendidas, que amontonan palabras sobre palabras con la esperanza de que algo de lo que dicen aportará su significado. Otra barrera al encuentro de significados es sostener objetos contrarios. Un marido puede estar interesado solamente en conseguir un acuerdo con su punto de vista, mientras que su esposa puede estar intentando afirmar su posición, y resiente y resiste el dominio del marido. Y así, lo bueno que él tiene que decir no alcanza a su esposa, y los fines de ella no se hacen asequibles al marido para su ayuda. De modo que, los problemas del lenguaje y las imágenes, las ansiedades y las angustias, las defensas y los fines, todos pueden convertirse en barreras al encuentro de significados, y en bloques que se interponen a la realización de los fines de la comunicación. Y como hemos visto, son síntomas de la barrera más honda, que es la barrera ontológica, la preocupación por nuestro ser. 2.3 Del monólogo al diálogo

Muchos tienen la idea de que la comunicación se realiza con sólo decirle a la gente lo que debe saber. Este concepto de la comunicación como monólogo es ampliamente predominante. Una madre se quejó: "Se lo he dicho cien veces y todavía no sabe de qué estoy hablando." El monólogo es una concepción errónea de la comunicación. El monólogo es comunicación estéril porque su palabra es cerrada, no abierta; es decir, procura presentar su propio significado como final y último. En la comunicación monologada, el que habla está tan preocupado por si mismo que pierde contacto con aquellos a quienes está hablando. Si el que habla no se percata de estas estructuras en las mentes y emociones de sus oyentes y dentro de si mismo, y si no es consciente de los obstáculos que se oponen a la . comprensión, creados por estas estructuras, no podrá tener lugar ninguna comunicación. El diálogo, en cambio, es ese hablar y escuchar de personas entre las que
============================== 33 = = = = = = = = = = = = = = = = =

Diplomado en consejería familiar

hay un fluir de significados, a pesar de los obstáculos que normalmente bloquearían la relación. En esa relación significativa entre personas en la que una de ellas procura darse a la otra tal cual es, y también procura conocer a la otra persona tal cual es. Esto significa que ninguno intentará imponer su propia verdad y su punto de vista sobre el otro. Esta es la relación que caracteriza el diálogo y constituye la condición previa a toda comunicación. Incluso en el curso del monólogo, esta relación puede brotar y cambiar el monólogo en diálogo. Uno de los participantes puede abandonar sus pretensiones y dejar a un lado la máscara — por medio de la cual busca la aprobación y la benevolencia del otro— y se atreve a manifestarse tal cual es, e invita al otro a participar en el diálogo y a estar plenamente presente ante él, tal y como es en realidad. En ese momento cada uno de los participantes debe aceptar el resultante hablar y escuchar, dar y recibir, como la disciplina y la tarea de la comunicación. Cualquier relación que no alcance este nivel no será diálogo, y por consiguiente tampoco será comunicación. Antes bien, será la explotación del otro, o la ignorancia del otro, o la fuga del otro. Cuando hablamos a otros con el único objeto de conseguir que hagan lo que nosotros queremos, los estamos explotando. Tenemos que hacer concesiones, naturalmente, en una relación "económica" entre personas. El bienestar de los hijos, por ejemplo, depende muchas veces de que ellos hagan lo que sus padres quieren. La obediencia es una de las disciplinas de la vida que todos nosotros debemos observar, de una forma u otra, y en momentos diferentes de nuestra vida. La cuestión es si las personas son meramente dirigidas y usadas, o si primero son respetadas y valoradas por lo que son en si mismas. Si solamente son usadas, entonces son ignoradas como personas, y estamos intentando apropiamos de ellas como parte de nosotros mismos. Cuando rehusamos oírlas, y de esta forma las ignoramos, o cuando no oímos lo que dicen, o cambiamos de tema, o huimos de ellas, las rechazamos. Pero cuando realmente intentamos verlas, conocerlas por lo que son, y hablarles sinceramente, las estamos honrando e invitando responder de tal suerte que podamos encontramos como personas en nuestra comunicación. Toda conversación genuina, por consiguiente, puede ser un acontecimiento ontológico; y todo intercambio entre esposo y esposa, padres e hijos, maestro y alumnos, persona y personas, tiene una significación mayor que el asunto del que hablamos. Jesús nos enseñó a mirar, no a si mismos, sino al otro, sea el hombre o Dios. Nos enseñó a amar, a dar, a afirmar, y, de esta manera, a amamos a nosotros mismos. Sólo cuando conocemos al otro y somos conocidos por él, podemos conocemos a nosotros mismos. Esta es la fuente del conocimiento que el niño tiene de sí mismo cuando al fin es capaz de decir "Yo", con consciencia de sí mismo como una persona con dignidad distinta, autónoma, pero relacionada. Igualmente, la persona madura está capacitada para decir "Yo" en su conocer y responder a otros. Podemos preguntamos por qué es tan importante para una persona el poder decir "Yo". ¿No tiene un sonido egoísta, egocentrista? Nuestra respuesta es que si estamos preocupados por el yo aparte de nuestra relación responsable con los otros, nuestra preocupación puede ser egoísta; pero cuando la conciencia del yo y la propia identidad es valorada por la posibilidad de diálogo
================= 34 ===============================

Comunicación conyugal y familiar

con otros, entonces su afirmación del pronombre personal se convierte en el acto del espíritu humano. Cuando este principio dirige nuestras vidas, nuestra comunicación se hace creativa. La palabra hablada se convierte en la sierva del espíritu. Para algunos puede ser necesario distinguir entre el principio del diálogo y el diálogo como método. El principio del diálogo lo hemos identificado ya como apertura al otro, con un deseo no sólo de hablar sino de responder a lo que oímos. Sin esta distinción entre el principio y el método existe el peligro de ser malentendido, además del de la distorsión. Algunos pueden pensar incluso que lo que instamos aquí es al empleo de un método de comunicación. La verdad es que no estamos abogando por ningún método determinado de comunicación, sino sólo por el principio del diálogo como ya lo hemos definido. Cualquier método de comunicación puede ser siervo del principio dialógico. Un método monologado, puede ser instrumento eficaz del principio dialógico, tal como una conferencia fecunda en la que el conferenciante está alerta y activo, ante los significados de los oyentes en relación con lo que está diciendo. O bien, un método dialogado puede emplearse para servir a un principio monológico. El énfasis aquí no está pues, en el método, sino en el principio del diálogo. Son deplorables las controversias sin sentido que entablan las personas sobre los métodos de comunicación; controversias que dan como resultado que las personas se encasillen en esta escuela o aquella, en este método o aquél. Adoptan sus posiciones como con la expectativa de que su método resolverá los problemas de la comunicación y de la educación. Es tan ridículo tomar partidos en estas escuelas metodológicas como podría ser para los carpinteros dividirse en "escuelas de herramientas", de suerte que un carpintero dijera: "Yo soy partidario del martillo"; y otro: "Yo soy partidario del cepillo"; y aún otro: "Yo soy partidario de la sierra". Las estructuras educativas que edificamos por esta descabellada lealtad a determinadas "herramientas" son tan fantásticas e inútiles como sería una casa edificada por alguien que sólo hubiera empleado un martillo. Es necio escoger las herramientas siguiendo exclusivamente nuestra preferencia por una u otra, en vez de escogerlas de acuerdo al principio que informa tanto los fines como los métodos.

35

' ' familiar

Diagrama B VENCIENDO LAS BARRERAS DE LA COMUNICACIÓN

Tipos de interlocutores Padres Esposas Alumnos Vendedores Congregación Trabajo Blancos Católico romanos

Venciendo las barreras del significado

Tipos de interlocutores Hijos Maridos Maestros Clientes Predicador Directiva Negros Protestantes Mundo

í t í tít
Necesidades ontológicas de todo ser humano

Los participantes del Diagrama B pueden iniciar o reasumir el diálogo; y esto puede decirse igualmente como una posibilidad tanto para individuos como para grupos; y es una necesidad si las relaciones entre individuos o grupos han de ser reales. Una vez iniciado el diálogo, el comunicador debe aceptar la responsabilidad de presentar lo que sabe y cree, es decir, de dar testimonio de la verdad recibida. De él se requiere también la disposición a ser flexible porque se enfrenta a la posibilidad de que las preguntas o respuestas de la persona a quien se dirige puedan forzarlo a cambiar sus propios puntos de vista. Cada parte del diálogo habla a la otra; y, en el diagrama, las alocuciones y réplicas de cada parte están representadas por las dos series de flechas que tienen forma de conos o megáfonos. En el diálogo cada parte habla "abiertamente" a la otra. Donde se entre cortan los dos conos, tiene lugar un genuino escuchar o encuentro de significados. De esta forma el diagrama representa una verdad importante, a saber, que la comunicación se realiza no cuando se desmoronan las barreras, sino cuando son aceptadas como parte de la comunicación. Con frecuencia oímos que las personas hacen una aseveración como ésta: "No vale la pena que te hable; no quieres entenderme". Ahora vemos que es precisamente porque hay falta de comprensión por lo que es imperativo que se mantenga el esfuerzo por comunicarse. La resistencia a la comprensión tiene que ser aceptada como parte del diálogo. Se convierte en el curriculum del diálogo: es decir, en parte de su mismo temario. Cuando los dos lados están deseosos de aceptar este curriculum, existe la verdadera posibilidad de que el diálogo

Comunicación conyugal y familiar

opere sus milagros. El diagrama también nos ayuda a formamos una idea más clara de que la comunicación no tiene lugar en un vacío, sino que más bien los participantes deben aceptar las barreras y desafiarlas desde todos los costados. Una razón de que el progreso sea tan pequeño en el desarrollo de la relación entre las razas, por ejemplo, es que en ambos lados hay oposición para aceptar las barreras como una parte del problema, y para tratar problema y barreras conjuntamente. Concluyendo, hemos distinguido entre el principio dialógico y el método dialógico. El diálogo es una relación recíproca en la que cada partido "experimenta el otro lado", de suerte que su comunicación se convierte en un verdadero hablar y escuchar, un dar y recibir, en que cada uno de los participantes informa y aprende. Este es el principio que estriba en toda verdadera comunicación, y no depende de ningún método determinado. El método dialógico no es sino uno entre muchos, y mientras que generalmente sirve para el principio dialógico, no debe ser confundido con él.

37

COMUNICACIÓN CONYUGAL Y FAMILIAR RESUMEN DE LECTURA Datos bibliográficos Autor: Reuel L. Howe Titulo del libro: El Milagro del Diálogo Casa editora: CELADEC Ciudad: San José, Costa Rica

Año de pub. 1966

RESUMEN Y COMENTARIOS PUNTOS PRINCIPALES IDEAS CENTRALES

39

PUNTOS PRINCIPALES

IDEAS CENTRALES

ARGUMENTO PRINCIPAL

EVALUACIÓN CRÍTICA

Nombre: Calificación:

Fecha:

3 Comunicación y familia
OBJETIVOS 1. Identificar los puntos de distorsión posibles en la comunicación conyugal y familiar. 2. 3. Reconocer algunos términos claves en la comunicación, tales como niveles, metacomunicación, incongruencia, validación, etc. Señalar los elementos integrantes tanto de la comunicación funcional, como de la comunicación disfuncional en la familia.

3 Comunicación y familia
La comunicación es un proceso verbal y no verbal de solicitar algo del receptor. Virginia Satir1 Cuando juzgamos si una comunicación es clara, debemos recordar también que las personas se comunican en diversas formas además de utilizar palabras. a. Una persona se comunica simultáneamente a través de sus ademanes, su expresión facial, su postura y sus movimientos corporales, su tono de voz e incluso por la manera como está vestida. b. Y toda esta comunicación ocurre dentro de un contexto. ¿Cuándo sucede? ¿Dónde? ¿Con quién? ¿Bajo qué circunstancias? ¿Cuál es la relación entre las personas que llevan a cabo el intercambio? Debido a todos estos factores, la comunicación es un asunto completo. El receptor debe evaluar todas las formas diferentes en que el emisor envía mensajes, y al mismo tiempo debe estar consciente de su propio sistema de recepción, es decir, de su propio sistema de interpretación. a. Cuando A habla, B evalúa el significado verbal del mensaje de A. b. También escucha el tono de voz con que A habla. c. También observa lo que A hace; nota "el lenguaje corporal" y las expresiones faciales que acompañan al mensaje de A. d. También evalúa lo que A está diciendo dentro de un contexto social. El contexto puede ser la manera en que B ha visto que A responde ante él y ante otros en el pasado. El contexto también puede estar constituido por las expectativas de B acerca de cuáles son los requerimientos de la situación. e. En otras palabras, el receptor (B) está ocupado evaluando el contenido tanto verbal como no verbal del mensaje de A para poder llegar a un juicio acerca de lo que A quiso decir en su comunicación. Podemos postular que lo que A quiso decir en su comunicación, tiene por lo menos dos niveles: a. El nivel denotativo: el contenido literal. b. El nivel metacomunicativo: un comentario acerca del contenido literal, y también acerca de la naturaleza de la relación entre las personas involucradas.
Virginia Satir (1980) "Comunicación: un proceso verbal y no-verbal de solicitar algo del receptor", en Psicoterapia familiar conjunta, La Prensa Médica Mexicana, México, p.83-101.

Diplomado en consejería familiar

4.

Además del hombre, otros animales pueden enviar metacomunicaciones. Gregory Bateson describe, por ejemplo, lo siguiente: a. Los gatos pueden poner en marcha toda su batería de movimientos de pelea, sin sacar al mismo tiempo las uñas. b. A través de esta metacomunicación, el gato indica a otros gatos y también a las personas el hecho de que en realidad no está peleando; está jugando a que pelea. La metacomunicación es un mensaje acerca de un mensaje. a. Transmite la actitud del emisor hacia el mensaje que acaba de enviar: "El mensaje que envié era amistoso." b. Transmite la actitud del emisor hacia sí mismo: "Soy una persona amistosa" c. Transmite la actitud, los sentimientos y las intenciones del emisor hacia el receptor: "Te veo como a alguien con quien puedo ser amigable." Los humanos son especialmente versátiles en la metacomunicación. a. Los humanos, al igual que otros animales, pueden enviar metacomunciaciones no verbales, pero la verdad de estas metacomunicaciones es muy amplia. Los humanos pueden fruncir el ceño, hacer muecas, sonreír, ponerse rígidos, dejar caer los hombros, etc. Además, el contexto en el cual los humanos se comunican es, en sí mismo, una forma de comunicarse. b. De hecho, los humanos no pueden comunicarse sin metacomunicarse al mismo tiempo. Los humanos no pueden no metacomunicarse. c. Los humanos también pueden enviar metacomunicaciones verbales. Pueden explicar verbalmente su propio proceso de enviar mensajes. Cuando una persona explica verbalmente su propio proceso de enviar mensajes, está hablando denotativamente, a un nivel metacomunicativo. A su vez, estas metacomunicaciones verbales pueden estar a diversos nieles de abstracción. a. Una persona puede rotular el tipo de mensaje que envió, cuando dice al receptor con cuánta seriedad desea que el mensaje se reciba y cómo debe el receptor responder a dicho mensaje. El emisor puede decir: "Era un chiste." (Ríete de él). • "Fue un comentario casual." (Ignóralo). • "Fue una pregunta." (Contéstala). • "Fue una petición." (Tómela en consideración). • "Fue una orden." (Obedécela). b. El emisor puede decir por qué envió el mensaje, al referirse a lo que el otro hizo. • "Me golpeaste. Por eso te regresé el golpe" • "Fuiste amable conmigo. Te estaba regresando el favor." c. El emisor puede decir por qué envió el mensaje al referirse a lo que cree que son los deseos, sentimientos e intenciones del otro hacia él. • "Pensé que estabas enojado y me ibas a lastimar."

5.

6.

7.

Comunicación conyugal y familiar

• • d.

"Pensé que estabas cansado y querías que te ayudará" "Pensé que estabas desanimado y querías que te tranquilizara."

El emisor puede decir porqué envió el mensaje, al referirse a una petición que el otro hizo: • "Me estabas ordenando que hiciera algo, y yo no obedezco órdenes." • "Me estabas pidiendo algo, y estaba yo pensando si hacerlo o no." e. El emisor puede decir por qué envió el mensaje, al referirse al tipo de respuesta que estaba tratando de obtener del otro: • "Estaba tratando de hacerte enojar." • "Estaba tratando de lograr que me amaras." • "Estaba tratando de hacerte hablar." • "Estaba tratando de hacerte reír." • "Estaba tratando de convencerte." f. El emisor puede decir por qué envió el mensaje, al referirse específicamente a lo que estaba tratando que el receptor hiciera o dijera, o no hiciera ni dijera. "Quería que fueras a la tienda en vez de ir yo." "Te estaba yo pidiendo que la llamaras por teléfono en lugar de hacerlo yo." "Te estaba pidiendo que te salieras del cuarto." "No quería que le dijeras nada a ella acerca de mi enfermedad." "Quería que le dijeras a él que estaba yo en casa." 8. Puesto que los humanos pueden "metacomunicarse" tanto en forma verbal como en forma no verbal, pueden dar al receptor una gran variedad de mensajes para que él los escoja y pase mientras trata de interpretar qué es lo que el emisor quiso decir en su comunicación. a. Tal vez A dice la siguiente frase denotativa: "El perro está sobre el sillón." b. Automáticamente comenta su frase, en forma no verbal, mediante el tono irritado en que la profiere. c. Puede entonces explicar de manera verbal lo que quiso decir con sus palabras. Por ejemplo: "Quería que quitaras al perro del sillón." El receptor de estos mensajes (B) tiene que evaluar qué pesa más: lo que A dijo, la manera como lo dijo, o lo que comentó después acerca del mensaje. a. B mide el peso de las metacomunciaciones no verbales y de las verbales (dentro del contexto) y las compara con la frase denotativa. b. Si todas son congruentes (si parecen embonar entre sí) tiene poca dificultad para decir que A quiso decir en realidad lo que comentó que quiso decir. c. Ya sea que las metacomunicaciones embonen o no, B dará a las comunicaaciones no verbales y al contexto mayor peso que a las metacomunicaciones verbales. Un factor muy importante es que la comunicación no verbal es menos clara y menos explícita, de manera que requiere mayor atención.

9.

consejería familiar Siempre que una persona se comunica, no sólo está dando un testimonio, también está solicitando algo del receptor y tratando de influirlo para que le dé lo que el emisor quiere. Este es el "aspecto orden" de un mensaje. No obstante, estas peticiones pueden tener diversos grados de claridad e intensidad. a. b. El emisor puede solicitar simplemente que el receptor muestre, a través de su respuesta, que su mensaje fue oído: "Tan sólo escúchame." O bien, el emisor puede estar solicitando un tipo específico de respuesta: "Dime dónde está la tienda", o "Ve a la tienda en mi lugar."

El receptor, a su vez, tiene que responder, porque las personas no pueden no comunicar algo. a. Incluso si el receptor permanece silencioso, comunica algo. b. Por cierto, los síntomas son una manera de comunicación en forma no verbal. Pero aunque todos los mensajes contienen solicitudes, éstas no siempre se expresan verbalmente. Por lo tanto, el receptor tiene que basarse en las metacomunicaciones para encontrar indicios respecto a qué quiere el emisor. El receptor se pregunta: a. ¿Qué está diciendo el emisor en forma verbal? b. Específicamente, ¿qué es lo que está solicitando? ¿Expresó la solicitud de manera completa al nivel denotativo? c. Si no, tal vez la manera en que se comunica y el contexto en el cual se comunica me darán indicios respecto a qué es lo que quiere de mí. Si la comunicación o el mensaje, y la metacomunicación o el metamensaje no embonan, el receptor tiene que traducir de alguna manera dicha discordancia y convertirla en un solo mensaje. Para hacer esto de manera satisfactoria, el receptor necesita ser capaz de comentar que existe la discrepancia. Tomemos un ejemplo trivial. Un esposo que está tratando de arreglar un aparato hogareño, dice en tono irritado: "¡Maldita sea, el aparato se rompió!" La esposa, en esta relación, puede seguir el siguiente proceso (desde luego, con mayor agilidad y velocidad que el paso de tortuga con que aquí se describe): a. Me está diciendo lo que le pasó al aparato eléctrico en el que está trabajando. b. Pero está haciendo más que eso. Me está diciendo que está irritado. Su "¡Maldita sea!", junto con su tono de voz, me ayudan a entender esto. c. ¿Me está criticando? ¿Me está diciendo que soy responsable de la condición del aparato? d. Si me está criticando, ¿qué quiere que haga? ¿Quiere que yo componga el aparato? ¿Quiere que pida una disculpa? ¿O qué quiere? e. ¿O se está criticando a sí mismo, irritado por estar perdiendo el tiempo en ese trabajo, y porque sólo puede culparse a sí mismo de que el aparato se rompió? f. Si principalmente se está criticando a sí mismo, ¿qué me está pidiendo que

Comunicación

g.

h.

haga? ¿Quiere que le muestre simpatía? ¿Quiere que lo escuche? ¿O qué quiere? Sé, porque vivo con él, que se enorgullece de su habilidad mecánica y considera que los aparatos eléctricos son su fuerte especial. Evidentemente, la imagen que él tiene de sí mismo está sufriendo menoscabo. Así que probablemente se está criticando a sí mismo. Y es probable que más que nada me esté pidiendo que le muestre simpatía. ¿Pero en qué forma debo mostrarle simpatía? ¿Quiere que le ayude con el trabajo, que le traiga un café, o qué? ¿Qué conducta de mi parte, que él pueda ver u oír, significaría para él que le estoy mostrando simpatía?

Tomemos otro ejemplo. Un esposo dice en tono irritado: "El perro está sobre el sillón." La esposa, en esta relación, puede pasar por el siguiente proceso: a. Me está diciendo dónde está el perro. b. Pero está haciendo más que eso. Se oye irritado. c. ¿Por qué me está comunicando su irritación? ¿Me está criticando por el hecho de que el perro está sobre el sillón? d. Si no me está criticando, ¿qué quiere que haga? ¿Simplemente que lo escuche? ¿Que muestre simpatía hacia su irritación? ¿Que quite yo el perro del sillón? ¿O qué es lo que desea? e. Yo quería un perro. Él no. Me empeñé y conseguí un animal sin su consentimiento. Ahora, cuando muestra su irritación hacia el perro, se está quejando de lo que hice. Me está criticando por desobedecerlo. Sin duda quiere que quite al perro del sillón, pero ¿desea también que me deshaga del perro y le pida disculpas por contrariar su voluntad? Volvamos al primer ejemplo. En vez de decir "¡Maldita sea, el aparato se rompió!", el esposo podría decir, "Maldita sea, me está costando mucho trabajo arreglar esto. Tráeme una taza de café." La esposa, en este caso tendría poca dificultad para comprender el mensaje. Su esposo le estaría diciendo, de manera abierta, lo que desea de ella y por qué. En otras palabras, su petición de que le muestre simpatía trayéndole un café sería clara. En el segundo ejemplo, en vez de decir: "El perro está sobre el sillón", el esposo podría decir: "Quita al perro del sillón y deshazte de él. Nunca debiste comprarlo. Te dije que no quería un perro." La esposa, en este caso, tendría poca dificultad para comprender el mensaje de su esposo. a. Él estaría diciendo, específicamente, lo que deseaba de ella y por qué. En otras palabras, su solicitud de que ella acepte obedecerlo sería clara. b. En ambos casos, la esposa está en disposición de decidir si acatará la solicitud de su esposo de que lo obedezca. Pero, por lo menos, no tiene duda acerca de qué es lo que su esposo en realidad quiere de ella.

en consejería familiar

En otras palabras, la solicitud, que es parte de todo el mensaje, puede expresarse o no expresarse denotativamente. Además, hay grados diferentes en los que las solicitudes se puntualizan denotativamente. a. "Maldita sea, el aparato se rompió" y "El perro está sobre el sillón" son peticiones muy indirectas; peticiones que no se expresan al nivel denotativo. b. "Tráeme una taza de café" y "Quita al perro del sillón y deshazte de él" son peticiones directas, peticiones que se expresan a nivel denotativo. c. Por otra parte, si estas solicitudes específicas se han expresado a un nivel más abstracto, también serían directas: "Muéstrame simpatía" o "Haz lo que yo deseo". Además de lo anterior, todos los mensajes, cuando se les considera a su más alto nivel de abstracción, tienen como característica la petición "Valídame". Por esto, muchos mensajes a menudo se interpretan como: "Está de acuerdo conmigo". "Ponte de mi lado". "Valídame simpatizando conmigo" o "Valídame mostrándome que yo y mis ideas somos importantes para ti." Cuando los individuos se comunican, rara vez van de una persona a otra pidiendo verbalmente que les den la razón o solicitando que deseen lo que ellos desean. No lo hacen porque el anhelo de ser valorados y el deseo de obtener cooperación los fuerza a persuadir a los otros o por lo menos, a tratar de provocar la respuesta deseada. Muchas personas se avergüenzan de su deseo de obtener la validación de los demás. a. Como he dicho, la comunicación es necesariamente un proceso incompleto. No obstante, podemos ver ahora por qué ese proceso se vuelve aún más incompleto, por factores agregados a los errores en la lógica y en la ineficiencia de las palabras. b. La comunicación incompleta (indirecta) puede servir para muchos propósitos interpersonales que no necesariamente son disfuncionales. • Puede ayudar a disfrazar peticiones como las que hemos mencionado. • Puede evitar la vergüenza en caso que las solicitudes que uno hace (de cualquier tipo) sean rechazadas. Hasta ahora, he comentado los problemas que los receptores humanos enfrentan debido a la complejidad y limitaciones de la comunicación humana. a. Justamente porque esta comunicación es compleja e incompleta en grados diferentes, todos los receptores tienen que llenar lo que falta, o completar el mensaje del emisor, por medio de clarividencia o adivinación. b. Los receptores pueden hacer esto y lo logran a veces con asombrosa exactitud, si tomamos en cuenta todo el malabarismo que tienen que poner en marcha. c. No obstante, hay veces en que incluso el más clarividente de los receptores adivina en forma incorrecta; cuando esto sucede, es habitual que el siguiente mensaje del emisor avise al receptor que cometió un error.

Comunicación conyugal y familiar

Todos los mensajes que he enumerado en este capítulo han sido relativamente congruentes con el contexto; han embonado unos con otros. a. La comunicación congruente existe cuando se envía dos o más mensajes a través de diferentes niveles, pero ninguno de ellos contradice gravemente a cualquiera de los otros. Por ejemplo, el esposo dice: "El perro está sobre el sillón", en un tono irritable, en un contexto que transmite a la esposa que él está irritado y por qué lo está. b. La comunicación incongruente existe cuando dos o más mensajes que se envía a través de diferentes niveles, se contradicen gravemente entre sí. Un nivel de comunicación es el contexto mismo. Por ejemplo, el esposo dice, en un tono festivo, que el perro está en el sillón, pero basándose en el contexto la esposa sabe que él odia a los perros, ya sea que estén sobre los sillones o en cualquier otro sitio. 22. La comunicación contradictoria simple aparece cuando dos o más mensajes se envían en una secuencia, a través del mismo nivel de comunicación, y se oponen entre sí. a. Tal vez A dice lo siguiente: • "Ven aquí... No, aléj ate." • "Te amo... No, te odio." • "Mi esposa es alta... No, mi esposa es de baja estatura." b. Tal vez A hace lo siguiente: • Empuja a B para que se aleje y lo llama para que se acerque otra vez. • Compra un boleto para el cine y no sale de su casa. • Se pone el abrigo y después se lo quita. 23. Pero estas contradicciones simples no pueden ocurrir sin una metacomunicación que las acompañe, ya que uno no puede no metacomunicarse. a. Aunque las auto contradicciones que se han enumerado son relativamente claras, también van acompañadas de sonrisas o ceños fruncidos, o de cierto tono de voz, y aparecen en un contexto. b. Cuando las contradicciones ocurren entre diferentes niveles de la comunicación, se vuelven incongruentes. El término "incongruente" se refiere a la discrepancia entre el aspecto de un mensaje que informa y el aspecto del mismo mensaje que solicita algo.

21.

24. Los mensajes difieren en el grado de incongruencia. La comunicación con incongruencia relativamente simple suena y se ve como sigue: a. A dice, "Hace frío aquí", y se quita el abrigo. b. A dice, "Te odio", y sonríe. c. A lleva puesto un vestido de baile a un funeral. d. A lleva puestos sus zapatos tenis a una junta de directores ejecutivos. e. A dice "Acércate, mi vida", y entiesa su cuerpo.

consejería familiar

La comunicación incongruente puede volverse aún más incongruente cuando la metacomunicación no verbal del emisor no embona con su metacomunicación verbal. a. El emisor dice: "Acércate mi vida", después entiesa su cuerpo y en seguida dice: "Quiero hacer el amor." • En este caso, ¿debe responder el receptor a la frase denotativa ("Acércate, mi vida")? • ¿O debe responder a la instrucción no verbal (la rigidez corporal)? • ¿O debe responder a las palabras que explican las intenciones del emisor ("Quiero hacer el amor")? Cuando se conjuga todo lo anterior, decimos que el individuo está recibiendo un mensaje del doble nivel. b. Como de costumbre, el receptor recurre principalmente al contexto y a las señales no verbales, para que le ayuden en su proceso de adivinación. En este caso, las señales no verbales y el contexto se contradicen entre sí. No obstante, si se trata de un receptor en especial confiado y valiente, se dice a sí mismo: "Vamos a ver. La emisora y yo nos estamos cortejando, pero hay personas cerca." • "En experiencias pasadas con la emisora, he aprendido que se pone nerviosa si se trata de mostrar sentimientos amorosos en público. Pero eso no quiere decir que ella no sienta amor hacia mí." • "Me arriesgaré a ignorar su metacomunicación no verbal en este caso. Confiaré sólo en el contexto y aceptaré la intención que ella expresó verbalmente." • "En otras palabras, le doy más peso a su frase verbal "Quiero hacer el amor". Simplemente agrego un complemento que ella no dijo:"... pero hay otras personas presentes, y lo que pasa es que estoy nerviosa". Dicho de otro modo, la emisora está dispuesta y por eso está nerviosa, y aceptará un poco de ayuda". La libertad de comentar y preguntar inmediatamente saca al receptor del dilema de la adivinanza. Cuando no existe esta libertad, hay muchas posibilidades de que se produzca un mal entendimiento. En el caso de un niño, según ya hemos visto, es posible que estos mensajes se agranden hasta el punto en que llegan a constituir una situación de doble vínculo. •

c.

La comunicación incongruente como la que acabamos de describir pone una carga extra sobre el receptor. No obstante, ya sea que el mensaje del emisor sea incongruente o no, el receptor puede aún iniciar diversos procedimientos de verificación con el objeto de averiguar qué información se está transmitiendo, qué solicitud se está haciendo y por qué. a. Por ejemplo, cuando la esposa escuchó a su marido decir en un tono irritado: "¡Maldita sea, el aparato se rompió!", podía haber pensado que todavía no contaba con suficientes datos, incluso examinando el contenido

Comunicación conyugal y familiar

b.

c.

d.

del mensaje, para saber qué era lo que su esposo estaba solicitando de ella, y por qué. Pudo haber ido a donde él estaba, haber permanecido ahí durante un minuto, y haber recogido más indicios de la situación. • Si ella hubiera hecho esto, desde luego que se habría comunicado con él. Con su sola presencia estaría diciendo: "Te escuché. Estoy atenta a ti". • Él también continuaría comunicándose con ella, al seguir hurgando el aparato, gruñendo, suspirando, etc. La esposa podría entonces haber preguntado: "¿Hay algo que pueda yo hacer?" • En el momento en que ella dijera esto, estaría pidiendo a su esposo que fuera específico en lo que solicitaba. • Tal vez él hubiera dicho: "No, tengo que encontrarle solución a esto". • Gracias a esta respuesta, la esposa lograría disminuir la cantidad de factores desconocidos para ella. Ahora sabría con mayor certeza que él estaba descontento consigo mismo, pero todavía no estaría segura de lo que él específicamente quería de ella. ¿Quería que ella lo escuchara? ¿Que ella lo ayudara? ¿Que ella le mostrara simpatía? La esposa podría preguntar: "¿Te gustaría una taza de café?" Y él podría contestar: "Sí, maldita sea, sí me gustaría." En este punto se hubiera cerrado o completado en forma relativa la secuencia de comunicación. (¡Desde luego, la comunicación es más completa si ella trae el café!)

27.

Si en vez de hacer lo anterior, la esposa hubiera confiado más en su clarividencia, simplemente podría haber supuesto que ella sabía cuál fue la solicitud implícita de su esposo. Habría expresado en palabras dicha solicitud y habría observado cómo respondía él. a. Podía haber preguntado, abiertamente: "Te gustaría una taza de café", y él podría haber contestado: "Sí, maldita sea, me gustaría", Si ella había adivinado con suficiente corrección, la secuencia más o menos se hubiera completado. b. Pero él pudo haber contestado: "No seas absurda, ¿para qué querría yo una taza de café en un momento como éste?". Entonces ella habría averiguado que su proceso de clarividencia no estaba funcionando bien. Se habría requerido entonces que ella verificara más datos, quizá por medio de los procedimientos que ya describimos para obtener indicios.

28. Los receptores varían en su capacidad de percibir las necesidades y los deseos de otros. a. Aunque todos los receptores dan gran importancia a los aspectos
============1=^^============================ 51 = = ^ = = = = = = = =

' familiar metacomunicativos, varían en su capacidad de evaluar qué es lo que el emisor pide de ellos. • Quizá la esposa crea, erróneamente, que la irritación de su marido consigo mismo es una crítica hacia ella, y acabe tratando de hacer el trabajo por él en lugar de mostrar simpatía. • Tal vez la esposa interprete, erróneamente, la crítica de su esposo hacia ella, que es en realidad irritación por la conducta específica del perro, y termine tratando de mostrarle simpatía a su marido en lugar de quitar al perro del sofá o deshacerse del animal. • El amante del tercer ejemplo tal vez interprete, erróneamente, que la rigidez corporal de la mujer es señal de rechazo y acabe alejándose de ella en lugar de hacerle el amor. Contamos incluso con etiquetas psiquiátricas para personas que no pueden evaluar con precisión el significado de un mensaje. Estos individuos no pueden adivinar en forma adecuada cuáles son las actitudes , intenciones o sentimientos que se expresan a través de la metacomunicación. Si la esposa piensa que en todos los contextos, en todas las relaciones y en todos los momentos dentro de una relación, los emisores la están criticando o la están alabando, con facilidad le pondríamos la etiqueta de paranoide o egocéntrica. Además, aunque los receptores dan gran importancia a los aspectos metacomunicativos para ayudarse a descifrar qué es lo que el emisor solicita, los receptores mismos varían en su capacidad de captar la denotación a pesar de, o junto con, la metacomunicación. Por ejemplo, una persona asiste a una conferencia con el propósito de recibir del profesor contenido denotativo, pero el conferenciante habla en un tono tan aterrado que el receptor no puede oír lo que aquél dice porque le preocupa demasiado el terror del conferenciante mismo.

b.

c.

d.

Los emisores varían en su capacidad de enviar solicitudes claras, para que el receptor tenga que adivinar lo menos posible. a. Por ejemplo, digamos que una esposa desea ir al cine con su marido. Si se comunica de una manera funcional, dirá: "Vamos al cine", o más abiertamente: "Me gustaría ir al cine contigo". b. Por otra parte, si ella se comunica de manera disfuncional, dirá cualquiera de las frases siguientes: • "Te gustaría ver una película, ¿verdad?" • "Te haría bien ir al cine". • "Si quieres ir al cine, vamos" • "Podríamos aprovechar el tiempo e ir al cine este sábado en la noche". • "Abrieron un cine nuevo en la otra calle". • "Mis voces me están ordenando ir al cine".

Comunicación conyugal y familiar

30. Estas son algunas de las formas encubiertas en las que la esposa puede solicitar algo de su marido, sin reconocer que está haciendo dicha solicitud. a. No rotula con claridad que el deseo que se encuentra detrás de su petición, es un deseo de ella. b. O no rotula su deseo con la palabra deseo. Deja de ser un deseo y se convierte en un "deber", en algo que le ordenan a uno que haga. (El que ordena puede ser la otra persona, o la gente en general, o el deber de uno, o "las voces", o algo extraño dentro del propio Yo.) c. O no rotula el deseo como deseo sino como "el menor de dos males". 31. En este caso podría el esposo llevar a cabo algunas verificaciones. Podría decir: "¿Quieres ir tú al cine?", o "¿Quieres ir al cine conmigo?" Pero he aquí lo que puede suceder si el marido en efecto pregunta a su mujer qué es lo que quiso decir con su comunicación. Ella puede empezar a explicar su mensaje con cualquiera de las siguientes frases: "No, pensé que tú querías ir." "No, simplemente pensé que deberíamos ir." "No, no necesariamente quiero ir. Quiero hacer lo que tú quieras." "Hay veces en que quiero ir al cine, pero hoy no es una de ellas." "No es que quiera ir en especial. Mis voces me lo están ordenando."

32. La esposa, al negar que tuvo un deseo, también niega que expresó dicho deseo ante su esposo. Niega que ha solicitado algo de él. Si él continúa con sus preguntas, quizá ella niegue aún más. • "Puedes ir o no ir. No me importa." • "Si quieres ser un tipo que se encierra en su casa, es asunto tuyo." • "Si vas al cine, vas al cine." • "Nadie te pidió que fueras. Si quieres ir, pues ve." 33. Cuando la esposa responde a la solicitud de su marido (en este caso, a la solicitud de aclarar), niega todas las partes de su mensaje o sólo una. a. El grupo de Bateson, y en especial Jay Haley, definen cuatro partes en todo mensaje: • Yo (el emisor) • estoy diciendo algo (el mensaje) • y te lo digo a ti (el receptor) • en esta situación (el contexto) b. Todos los mensajes son solicitudes, no obstante, la esposa tal vez niegue esto literalmente, diciendo cualquiera de las frases siguientes: • "No me importa una cosa o la otra." (Yo no solicité nada.) • "Simplemente hice una sugerencia para ver qué pasaba." (Yo no solicité nada.) • "Para mí no es importante si vas o no vas al cine." (Yo no solicité nada de ti.) • "Hubo un momento que quizá tuve ganas de ir al cine contigo, pero

familiar

he cambiado de opinión." (Yo no solicité nada de ti en este momento.) Notamos cuan defensiva es la esposa a través de la manera en que envía su mensaje tan incompleto. (Estos mensajes son incompletos porque no rotulan con claridad "Yo, deseo esto, de ti, en esta situación".) Ella hace que sea difícil para el esposo averiguar lo que ella desea. a. Se protege al enviar su solicitud, como si anticipara un rechazo. • "Las voces me están ordenando ..." • "Estoy haciendo esto por ti..." • "Abrieron un nuevo cine en la otra calle." b. Se protege también después de que le han pedido que aclare: • "Pensé que tú querías que yo fuera." • "Nadie te pidió que fueras." También notamos cuan ofensiva es la esposa por la manera en que envía la solicitud y responde a las peticiones de aclarar. Ella hace que sea difícil para el esposo desear complacerla. a. Lo menosprecia porque anticipa el rechazo: • "Si una persona se precia de ser culta, debe ver una película por lo menos una vez al mes." • "Deberíamos aprovechar el tiempo e ir a un cine. Estoy aburrida." b. Lo menosprecia después de que él le pide que aclare, y es precisamente este menosprecio lo que revela desilusión en la esposa por el hecho que él no parece dejarse influir: • "No puedo lograr que hagas nada." • "Ya sé que vas a hacer exactamente lo que tienes ganas de hacer." • "¿Yo pedir algo de ti? ¡Ya sé lo que vas a pensar!"

Podríamos decidir, cuando empezamos a examinar la situación, que esta esposa es una comunicadora disfuncional y que le da cargas innecesarias a su esposo funcional, quien, en este caso trata de verificar qué significa el mensaje de ella. a. Pero cuando las personas se comunican, están enviando un mensaje a un receptor. b. La esposa confecciona su mensaje según la manera en que ella piensa que su esposo responderá a dicho mensaje. c. Una vez que notemos cómo él le responde, veremos que los mensajes están hechos a la medida de un tipo de respuesta que ella ha aprendido a esperar de su marido. d. El esposo, en respuesta, hace lo mismo.

Comunicación

No podemos examinar los mensajes aparte de la interacción, como lo he estado haciendo, y captar el cuadro completo. a. Debemos por lo menos notar qué es lo que A dice, cómo responde B y cómo A responde a la respuesta de B. La comunicación es un asunto de dos lados: los emisores son receptores y los receptores también son emisores. b. Debemos notar si estas secuencias de interacción se repiten a lo largo del tiempo y en diferentes áreas de contenido, o no. c. Si las secuencias se repiten, representan la manera típica en que estas dos personas se comunican entre sí. No obstante, antes de analizar la interacción, podemos sacar provecho de analizar los mensajes aislados. Este tipo de análisis: a. Pone en relieve diferentes principios acerca de los mensajes y del proceso de enviarlos. b. Pone en relieve los tipos de problemas que el receptor encara al recibir una comunicación altamente defensiva. c. Ayuda a documentar las inferencias acerca de qué es lo que los deseos y temores interiores dictan, y cómo dichos deseos y temores perpetúan la comunicación disfuncional. El tipo de comunicación de este esposo tiene, en efecto, algo que ver con la forma típica en que su mujer le pide las cosas. a. Pero incluso antes de analizar esto, podemos suponer que la esposa teme que su marido rechazará su petición. b. Detrás de su negativa de haber tenido un deseo y haber hecho una solicitud, está el deseo de que su esposo no sólo quiera ir al cine con ella, sino también el deseo de que él quiera hacer lo que ella quiere, porque la ama. "Ya sé que vas a hacer exactamente lo que tienes ganas de hacer." c. No es extraño que ella tenga ese anhelo, pero si no llega a reconocerlo, con facilidad se atrapará, y atrapará a su esposo en un dilema imposible de resolver. • No existen dos personas que piensen igual en todo. • No existen dos personas que sientan lo mismo en todo momento dentro de una relación. • No existen dos personas que deseen las mismas cosas o las deseen al mismo tiempo. La gente actúa con diferentes horarios. • De hecho somos seres autónomos, diferentes e inigualables. • No obstante, dependemos de otros. Los necesitamos para que nos ayuden a obtener muchas de las cosas que deseamos (o para que no nos impidan conseguirlas). También dependemos de otros para que validen nuestra existencia y nuestra importancia.

familiar

Por lo tanto, aun cuando las personas hacen solicitudes a otros cuando se comunican, hay algunas cosas que no pueden solicitarse. Sin embargó, éstas son precisamente cosas que las personas desean. a. No podemos pedir a otros que sientan lo que sentimos ni lo que deseamos que sientan. Bateson y Watzlawick han señalado que los sentimientos son espontáneos, no están sujetos a la auto petición ni a la solicitud de otros. • Lo único que podemos hacer es tratar de producir sentimientos. • Si no lo logramos, podemos aceptar nuestra desilusión y tratar una vez más. b. No podemos pedir que otros piensen como pensamos. Los pensamientos no están sujetos a las peticiones de otros. • Lo único que podemos hacer es tratar de convencer a los otros, y presentar nuestros argumentos en la manera más clara y convincente posible. • Si no logramos convencer, podemos aceptar nuestra desilusión y avenirnos, o "estar de acuerdo en estar en desacuerdo". c. Desde luego podemos exigir que otros digan y hagan (o no digan ni hagan) lo que deseamos. Pero si tenemos éxito, será una victoria cuestionable. • Habremos validado nuestro poder, pero no nuestra capacidad de hacemos amar ni nuestra valía, puesto que "tuvimos que pedir". • Además, puesto que dicha táctica es un ataque a la autonomía del otro, es probable que se sienta devaluado y nos devalúe en venganza. Es evidente que el hombre es insaciable. Nunca recibe suficiente amor, nunca se considera suficiente apreciado. Además nunca se siente suficiente a salvo, y nunca llega a ser suficientemente poderoso. a. Estos dos anhelos, si los consideramos en la misma línea continua, son contradictorios. Parece que el hombre tiene un potencia! intrínseco para derrotarse a sí mismo. • Si considera estos dos anhelos y concluye que, o satisface uno y satisface el otro, los pone en conflicto entre sí y pierde en ambos. • Si permite que los anhelos coexistan, cada uno en su etapa y sitio adecuado, no sólo puede satisfacer ambos anhelos, sino que encontrará que la satisfacción de uno aumenta la del otro. b. La forma en que el hombre se comunica con otras personas, dependerá de cuál de los dos enfoques adopta. • Si adopta el primer enfoque, da indicios de que manejará las diferencias individuales entre él y los otros en términos de una guerra y de quién tiene la razón. • Si adopta el segundo enfoque, manejará las diferencias individuales entre él y los otros con base en la exploración de qué es lo adecuado en este momento.

c.

Comunicación conyugal y familiar • El primer enfoque conduce hacia callejones sin salida, hacia el retardo en las soluciones, hacia la patología. En el próximo capítulo profundizaré en el tema de cómo la comunicación funcional o disfuncional expresa salud o enfermedad, e influye en dicha salud o dicha enfermedad.

COMUNICACIÓN CONYUGAL Y FAMILIAR TEST INDIVIDUAL DE COMPREENSION 1 Capítulo 3 COMUNCIACION Y FAMILIA Nombre: Fecha:

Instrucciones: Haga un círculo alrededor de la letra que contiene la mejor alternativa, según el texto estudiado, para completar cada oración. Señale sólo una. 1. Según Virginia Satir la comunicación humana se da a través: a. de palabras y frases b. de gestos y de ademanes c. de postura y forma de vestir d. de todo lo anterior y más todavía 2. Cuanto una persona habla la otra evalúa a. significado tono de voz b. c. lenguaje corporal d. Todo aquello e. Nada de lo anterior En toda comunicación hay a. el nivel denotativo que es un comentario al contenido literal el nivel metacomunicativo que es el b. contenido literal c. Ambos d. Ninguno 4. La metacomunincacion es: a. la etapa final de una conversación b. una comunicación más desarrollada c. un mensaje acerca de un mensaje d. la parte denotativa de un mensaje 5. Según Virgina Satir, los humanos podemos metacomunicarnos: a. sólo en forma verbal b. sólo en forma no verbal c. tanto en forma verbal como no verbal d. ni en forma verbal, ni en forma no verbal c. d. el metamensaje es más claro que el mensaje el mensaje y el metamensaje concuerdan

Todos los mensajes, según Virgina Satir, a su más alto nivel de abstracción, llevan la petición de: "¡escúchame!" a. b. "¡pon atención!" c. "¡valídame!" d. 8. La comunicación contradictoria simple aparece: a. cuando dos o más mensajes se envían en una secuencia, a través del mismo nivel de comunicación b. cuando dos o más mensajes se oponen entre sí c. Ambos d. Ninguno 9. Bateson y Watzalawick han señalado que los sentimientos son: a. nada espontáneos b. sujetos a la autopetición c. sujetos a la solicitud de otro d. Todo lo anterior e. Nada de lo anterior 10. Según Virginia Satir, el hombre es insaciable porque a. nunca recibe suficiente amor b. nunca se considera suficiente apreciado c. nunca se siente suficiente a salvo d. nunca llega a ser suficientemente poderoso e. Todo lo anterior f. Nada de lo anterior Calificación:

6. La "incongruencia" ocurre cuando: a. el mensaje y el metamensaje no embonan b. el mensaje es más claro que el metamensaje

4 El reino de lo nuestro
OBJETIVOS 1. Señalar algunos elementos prácticos en la comunicación funcional de la pareja. 2. 3. Definir amor, amistad e intimidad, y explicar sus etapas cualitativas por las que atraviesan las relaciones interpersonales. Diagnosticar y localizar en el paradigma de amor, amistad e intimidad, algunas relaciones propias.

4 £1 reino de lo nuestro1
Gilberto Brenson Amor, amistad e intimidad El tema del amor es probablemente, el más interesante umversalmente, para el mayor número de personas. Sin embargo, las ciencias de la psicología y psiquiatría, supuestamente dedicadas a la conducta humana y su disfunción, parecen reticentes a considerar al amor como un tema de mucha investigación o interés. La palabra "amor" simplemente no es aceptable en los planteamientos científicos. La mayoría de los expertos en la conducta, cuando hablan de amor o de estar enamorado, si se atreven a hacerlo, simplemente sonríen avergonzados, y remiten el tema a los poetas o a los filósofos, ya que no es "científico". El amor hace que gire el mundo, pero los científicos han optado por no prestarle atención. A principios del siglo XX, Sigmund Freud se negó a tratar el tema, diciendo que no había suficiente conocimiento para hacerlo. Y recientemente un líder del Senado estadounidense, Williarn Proxmire, presionó tanto a la Fundación Nacional de las Ciencias, que este prestigioso grupo retiró su apoyo económico a dos idóneos psicólogos sociales que estaban investigando el amor. Dijo Proxmire: "Enamorarse no es una ciencia... no quiero saber por qué me enamoro... es mejor dejar algunas cosas como un misterio... es mejor ser ignorante" (Si el honorable senador pasara un día escuchando a los que llegan a mi consultorio, cambiaría de opinión). Mientras tanto, algunas corrientes psicológicas han llegado al otro extremo: el "cientifismo". En una revista de psiquiatra, un autor comentó que el amor es: "Un estado alterado de la conciencia que tiene rasgos marcados de psicosis temporal; un estado mental indefinible, incontrolable e irracional" . Otros autores, principalmente los conductistas, excluyen categóricamente la posibilidad de abordar científicamente el componente emocional del ser humano. James Drever, en su Diccionario de Psicología, ofrece esta verborrea bizantina: "Sentimiento típico que implica atracción o afecto por un objeto, cuya idea esta emocionalmente coloreada cuando quiere que aparezca en la mente y es capaz, como ha señalado Shand (sic), de evocar cualquiera de las emociones de la gama de las primarias de acuerdo con la situación en la que el objeto esta colocado o representado".
1 Gilberto Brenson (1980) El reino de lo nuestro. Bogotá: Editorial Tercer Mundo.

4.1

Diplomado en consejería familiar

El sociólogo canadiense John Lee, en una extensa investigación dentro de ocho culturas, descubrió que cuando sus encuestados describieron el amor, querían decir que su experiencia correspondía a una de las siguientes seis categorías: Eros: amor a la belleza, deseo, pasión. Manía: amor obsesivo, delirio. Ludis: amor juguetón. Storgue: amor fraternal, tierno. Ágape: amor altruista. Pragrna: amor utilitario. El Diccionario de la Lengua Española ofrece catorce definiciones, la mayoría mutuamente exclusivas, mientras la Biblia gana el premio de diversificación: 32 palabras distintas (hebreas, griegas y arameas) son traducidas como "amor". El psicoanalista culturalista Erich Fromm, en su monumental obra "El arte de amar", habla de amor fraterno, materno, erótico, a sí mismo y a Dios. Los psicólogos sociales Elaine y William Walster usan la simple dicotomía de amor apasionado y amor de compañerismo. Creo que el más acertado fue Henry Finck, cuando dijo, el siglo pasado: "El amor es un enlace de paradojas y existe en tal variedad de formas y tonos, que uno puede decir cualquier barbaridad acerca de él y probablemente tener razón". 0, como dijo Mark Twain, refiriéndose a la subjetividad del amor y a su interpretación como dependiente de la individualidad: "Cada uno sabe tanto sobre el amor como cualquier otro, y tal vez más". El concepto de amistad es igualmente indefinible. Parece ser independiente del amor en algunos casos y dependiente de él en otros. Algunos autores opinan que la amistad es un primer paso hacia el amor. San Agustín habló de ella como la más alta forma de amor; muchos consideran que un amigo es cualquier conocido útil. Otros dicen que es totalmente estructural. Santayana representa lo más empírico: "Las amistades representan aquella parte de la raza humana con que uno puede ser humano". Entonces, ¿estamos condenados a seguir haciéndonos los de la vista gorda con respecto al amor y a la amistad con nuestros criterios científicos, o existe una dimensión o un componente de
= = = = = = = 64 ===================================

===============^===^==^================^

Comunicación conyugal y familiar

ellos que pueda someterse a estos criterios? ¿Podemos encontrar un concepto o un paradigma que pueda reconciliar las diferencias de opinión y a la vez someterse a medición, observación, descripción o, lo que es más importante, a un desarrollo por medio de la adquisición de nuevos conocimientos y destrezas? Para averiguarlo, conviene examinar cuidadosamente algunas otras reflexiones importantes sobre el tema: "El amor es paciente y bondadoso, no es celoso ni petulante, no es arrogante ni maleducado. Los que se aman no insisten en salirse siempre con la suya, no son irritables ni rencorosos, no se regocijan en lo negativo sino se deleitan en lo positivo. El amor aguanta todo, cree todo, espera todo y soporta todo. El amor sigue adelante." San Pablo, 1 Co. 13:4-8 (Traducción reciente) "Tengo que conocer objetivamente a la otra persona y a mí mismo para ver la realidad. Sólo de esta objetividad puede florecer el amor... Tener fe en el amor como fenómeno social y no solamente individual: es una fe racional basada en un discernimiento de la verdadera naturaleza humana." Erich Fromm, El arte de amar. "Más allá de lo subjetivo, más acá de lo objetivo, sobre la estrecha sierra donde se encuentran el "yo" y el "tú", existe un reino de "lo nuestro". Esta realidad, cuyo nacimiento ha sido producto de nosotros dos, muestra el camino que lleva más allá del individualismo y del colectivismo, para llegar a una decisión vital que podría salvar a las generaciones futuras." Martín Buber, Between Man and Man. "Amar a otra persona puede tener el efecto de abrir un canal para que el amor fluya en muchas direcciones: hay una aumentada conciencia y conexión en todas las cosas vivientes. La emoción de amor es una oleada hacia la unión. Apartada de este gran y nutritivo río de placer y goce, el alma se enfría y se seca. El deseo eterno del alma de estar conectada con la fecundidad de las cosas vivientes forma parte de la emoción y del misterio del amor... El amor une nuestra totalidad a la de otra persona; es el alma encontrando alma. La
65

Diplomado en consejería familiar

mayoría tiene la tendencia de desvalorizar una fuerte atracción física o elevarla a un nivel espiritual más alto, nombrándola amor. Rechazar o descalificar un deseo sensual fuerte es apartarse de la entrada del amor. Pero si uno intenta unirse físicamente antes de entrar por la puerta espiritual, antes de establecer una verdadera comunión, la relación se estanca en un abismo de sensualidad. El amor necesita un canal espiritual, a través del cual pueda fluir." Robert Stein, Incest and Human Love "El amor es el hijo de la libertad." Canción francesa "En cada relación amorosa, hay alguien que ama y alguien que se deja amar." W. Waller "El amor es la manera como la naturaleza da un motivo para seguir viviendo." Canción norteamericana "La palabra amor es una etiqueta que describe la excitación sexual de los jóvenes, el hábito de los cuarentones y .la dependencia mutua de los viejos." John Ciardi "Nosotros los buscadores somos ambiciosos sólo para la vida misma, para todo lo .bello que ella pueda facilitamos. Más que nada, queremos amar y ser amados. Queremos vivir en una relación que no impida nuestro crecimiento, ni dificulte nuestra búsqueda, ni nos encierre en la muralla de una prisión: una relación que nos acepte tales como somos. No queremos sentimos obligados a probar nuestro valor ni a competir por el amor." James Kavanaugh, A Man Too Gentle to Walk Among Wolves "Debido al amor, vemos con ojos distintos, no sólo la vida propia sino el universo entero." Ignacio Lepp "La unión de dos personalidades es como el contacto entre dos sustancias químicas, si hay alguna reacción, ambas son transformadas." Karl Jung "Quien nada sabe, nada ama; quien nada hace, nada entiende; quien nada entiende, no vale. Pero quien
===== 66 =

Comunicación conyugal y familiar

entiende también ama, ve, escucha; entre más conocimiento inherente, más amor." Paracelsus "En la amistad no hay habilidad innata o falta de ella, sólo personas dispuestas a compartir su propio ser, o no dispuestas a hacerlo." Martin Buber "A veces se apaga nuestra luz y luego es reencendida por un encuentro con otro ser humano." Albert Schweitzer Yo percibo en éstas y muchas otras citas sobre el amor y la amistad una doble dimensión que corresponde a la dicotomía contenido-proceso, el "qué" comparado con el "cómo". Esta dicotomía se ve en muchas otras áreas como: anatomía-fisiología, estructura-función, estático-dinámico, sustancia-forma, mensajemedio, etc. El amor, el afecto, el cariño, la estimación, etc., parecen pertenecer al contenido, al "qué" a nivel emocional y netamente personal, basado en la percepción que una persona tiene de otra, o de una relación. Mientras tanto, estoy convencido de que existe otra dimensión interdependiente a nivel dinámico de proceso, el "cómo", que explica la manera como una persona se relaciona con otra: lo que se llamará en este libro, la intimidad. Para mí, la intimidad no es un elemento de contenido, como un sentimiento, ni un "estado" estructural que describe la relación, sino el proceso con que nos relacionamos, el de comunicación, el de crecimiento interpersonal. Gráficamente podemos enfocar el paradigma en términos de dos vectores interdependientes. En un vector colocamos en orden ascendente de intensidad afectiva, los varios grados del contenido que llamamos amor: 1. Apatía: el punto cero que es la ausencia del amor o de cualquier otro afecto; la indiferencia. 2. Interés: Un estado de curiosidad, expectativa u otro denominador utilitario semejante, común entre las dos personas. 3. Valoración: Un respeto por la otra persona basado en conductas, logros, etc. 4. Aprecio: Una estimación aumentada de la persona debida a la admiración por sus características o cualidades humanas. 5. Adoración: En el sentido de un intenso cariño, no en el de veneración o latría.
==========================
67

=================

Diplomado en consejería familiar

6. Éxtasis: La máxima experiencia afectiva. En el otro vector, podemos indicar en forma evolutiva las maneras como una persona se comunica con otra, las cuales señalan los grados del proceso de intimidad en términos de intensidad de contacto humano: 1. Aislamiento: el punto cero que es la ausencia de cualquier contacto interpersonal. 2. Rituales: las conductas verbales o gesticulares totalmente estereotipadas, como el saludo rutinario, la etiqueta social, los formalismos, etc. 3. Artificios: la conversación y las charlas sin trascendencia, en las cuales se habla de terceras personas o situaciones externas. Esta categoría también incluye el lenguaje "comercial" y el lenguaje manipulador (engaño, mentiras, imposición, sumisión o cualquier otra comunicación más pendiente de su impacto que de su significado). 4. Logos: la palabra griega que significa "palabra con significado". Esto se refiere a la habilidad del hombre de traducir sus ideas y pensamientos en lenguaje. Significa una honestidad y sinceridad en la comunicación, sin que haya un esfuerzo para controlar a la otra persona. 5. Patitos: esta palabra griega se refiere al componente efectivo y emocional de la comunicación. En esta forma de hablar, el individuo traduce sus sentimientos positivos y negatiivos en palabras, sin agredir o culpar a otros, lo cual requiere una confianza en la otra persona y una predisposición a abrirse emocionalmente. 6. Poiesis: la palabra griega que quiere decir creación o "palabra hecha carne". Es la fusión y compenetración de Logos y Pathos, la máxima expresión lingüística dentro de un diálogo real, en la cual existe una creación que integra los sentimientos y pensamientos, evitando su polarización. Entonces, lo que llamamos relaciones interpersonales, incluyendo todo el rango de encuentro humano, desde las relaciones momentáneas hasta las más intensas y/o duraderas, quedan dentro de una "elipse", la cual he dividido para referencia en cuatro zonas, cada una correspondiente al producto de uno u otro grado de amor e intimidad:

68

Comunicación conyugal y familiar

Zona uno (Zl): Encuentros Zona dos (72): Conocidos Zona tres (Z3): Amistades Zona cuatro (Z4): El reino de lo nuestro Basado en este paradigma, he concluido lo siguiente: PARADIGMA DE RELACIONES INTERPERSONALES
ÉXTASIS

c o
N T E N I D

ADORACIÓN

APRECIC

VALORACIÓN

ÍNTER] 5S

O
APATÍA A I S L A M I E N T R I T U A L E S A R T I F I C I O L O G O S p A T H O S p

o s

I E

s

s P R O CE S O

En la medida en que progresamos en el vector de intimidad, progresaremos en el de amor, y en la medida en que sintamos más amor, estaremos más dispuestos a intimar; cualquier progreso, por lo tanto, facilitará que pasemos de una zona a la próxima. Así tenemos la primera clave de acción: no podemos controlar directamente, nuestra propia experiencia afectiva interna, ni garantizar que la otra persona vaya a corresponder en ella, pero sí podemos desarrollar destrezas para poder intimar más (progresar en el vector horizontal), facilitando así el florecimiento del componente afectivo (progresar en el vector vertical) e invitando al otro a crecer y progresar a la siguiente
=====================
69

============

zona de relación interpersonal más intensa. La diagonal resultante muestra lo que generalmente puede considerarse como el crecimiento "ideal" de una relación. Por lo tanto, podemos deducir que en las relaciones en las cuales existan una o varias de las siguientes condiciones, pueden existir posibles disfunciones, problemas o desviaciones innecesarias e improductivas: a. Cualquier falta de correspondencia, de una persona con la otra, en cualquiera de los dos vectores y por lo tanto en el punto o la zona dentro de la "elipse". b. Relaciones primarias (matrimonio, noviazgo, familiar) en las cuales hay desviación de la diagonal (más componente afectivo que de intimidad o viceversa), aunque haya correspondencia. c. Relaciones primarias estancadas, en las cuales no hay crecimiento en cualquiera de los dos vectores. d. Relaciones en las cuales existe un menor grado de intimidad y/o amor que antes, y por ello han "bajado" de zona. No toda relación debe ni va a terminar dentro de Z3 o Z4; esto depende de muchos factores fuera del control unilateral y, más que nada, de la disponibilidad de las dos personas de intimar y crecer juntas. A la vez, la mayoría de nuestras relaciones puede llegar a estas dos últimas zonas; nuestra realización y el bienestar personal dependen del número que tengamos de estas relaciones. Ningún punto o "paso" en ninguno de los dos vectores es "malo" en si mismo; todo depende del contexto de la relación. Lo que si podemos generalizar es que el paso se convierta en uno negativo cuando, entre otras cosas, se utiliza para evitar el progreso al siguiente. Por ejemplo, los artificios son muy agradables en el contexto social de una reunión con personas recién conocidas, pero si la persona los sigue utilizando para evitar la profundización de la relación, son negativos. Así mismo, el interés, por ejemplo, puede ser el vínculo afectivo más positivo entre dos personas en una relación comercial o casual, pero si éste predomina

Comunicación conyugal y familiar

para evitar un compromiso afectivo, se convierte en componente negativo. 5. Cualquiera que sea la disfunción de una relación, si ésta tiene arreglo, y no todas lo tienen, será por medio de una profundización de la intimidad por parte y parte, ya que éste es el único componente bajo nuestro control directo. Examinemos algunas relaciones en el contexto de este paradigma. Estos son ejemplos basados en estereotipos; no representan ni la asignación de una categoría nosológica ni limitaciones genéricas, ya que sabemos que cualquier relación puede llegar a ser de mucha o poca intimidad, o de mucho o poco amor (las letras en mayúscula corresponden a las del esquema): Zona uno (Encuentros): A: "relación" con un desconocido a quien se mira por algunos momentos. B: relación de saludo rutinario con un portero, ascensorista, etc. C: pedir perdón a alguien con quien has tropezado en la calle. D: ciertas relaciones con un peluquero, masajista, manicurista, etc. E: relación con una persona que proporciona información importante. Zona dos (Conocidos): F: relaciones sociales ocasionales. G: saludar a una persona famosa y apreciada. H: relación con el "cuentachistes", el que charla sabroso. I: relación conciertos compañeros de trabajo o estudio.. J: relación entre ciertos vendedores y sus clientes. Zona tres (Amistades): K: la relación patronal más productiva. L: relación con un "ídolo". M: relación estereotipada entre ciertos novios y parejas casadas. N: relación entre socios exitosos. O: relación entre ciertos colegas profesionales.

71

Diplomado en consejería familiar

Zona cuatro (El Reino de lo Nuestro): P: relación entre ciertos parientes. Q: la pareja ideal. R: relación entre ciertos amantes. S: relación con el mejor amigo de su vida. Hasta ahora, no se ha podido explicar cuándo, cómo y por qué alguien se enamora de otro. Pero la intimidad como proceso, que facilita más y más el amor a medida que crece, según el modelo presentado, sí es definible y mesurable. Aún más importante, se puede avanzar en ella mediante el desarrollo voluntario de destrezas, gracias a los últimos descubrimientos de la psicolingüística y de la psicología social. El logro de un alto grado de intimidad puede entenderse, básicamente, como el producto de un proceso de encuentro humano, protagomzado por dos personas dispuestas a relacionarse sin utilitarismo, manipulación ni explotación. No es solamente la seguridad o tranquilidad de la protección, ni la excitación de un contacto sexual, ya que ambas pueden existir sin mucha intimidad y ésta puede existir sin ellas, sino, una manera de relacionarse para cualquier pareja de personas que estén dispuestas a "bajar sus máscaras" y "quitarse sus caretas" para ser ellas mismas, una con la otra. Es un proceso de "sercon" en lugar de sólo estar con. Opino que esto es parte de lo que quería decir Buber y luego Freiré en su concepto de "dialogicidad". Mi experiencia es que el denominador común en la inmensa mayoría de las consultas psicoterapéuticas es la dificultad en la relación interpersonal. Yo interpreto esto como una falta de destreza o un miedo a la intimidad, los cuales impiden que un individuo tenga las relaciones en Z3 y Z4 necesarias para sentirse realizado.

72

EJERCICIO DE INTEGRACIÓN 1. Localiza en el gráfico el punto que representa el estado de algunas de tus relaciones. Traza hasta esos puntos una línea que muestre la trayectoria de su desarrollo hasta la fecha.
PARADIGMA DE RELACIONES INTERPERSONALES
ÉXTASIS

C O N T
APRECIO ADORACIÓN

E N I D O
INTERÉS VALORACIÓN

APATÍA A IS L A M IE N T O R IT U A L E S A R TI FI C I O S L O G O S p A T H O S p O IE SI

s

PRO C E S O

2.

Contesta ahora las siguientes preguntas: ¿En cuál zona se encuentran la mayoría de tus relaciones?

¿En cuáles relaciones sigues creciendo?

¿En cuáles te has estancado?

¿En cuáles has retrocedido?

Reflexiona sobre tus respuestas y escribe algunas conclusiones.

FECHA:
73

Diplomado en consejería familiar

4.2

Las destrezas de la intimidad

Reflexionando sobre más de mil individuos y parejas con quienes he trabajado, estudiando sus archivos clínicos y comparando estos datos empíricos con las investigaciones y planteamientos teóricos de docenas de expertos en la conducta humana, me he convencido de que la habilidad de intimar depende de nueve áreas de acción-destreza en la comunicación. Puede parecerles a algunos una contradicción, decir por una parte que la intimidad depende de ciertas destrezas y por otra parte, de la autenticidad, de que uno sea uno mismo. Pero al examinar más a fondo, podemos entender que no es una contradicción. El niflo pequeño raras veces tiene problemas que le impidan intimar, primero con la mamá y luego con los otros familiares. Esto se debe al hecho de que el pequeño necesariamente vive solamente en el "aquí y ahora" y por eso puede intimar y gozar. Sin embargo, a medida que crece, recibe mensajes que él interpreta como prohibiciones o contraindicaciones a su tendencia natural de intimar y gozar. Con estos mensajes grabados en el cerebro, comienza a salirse del "aquí y ahora" por estar viviendo en el pasado, recordando los mensajes, o por estar temiendo el futuro, preocupado por las advertencias. Desafortunadamente, para quien así razona, la intimidad y el placer sólo existen en el "aquí y ahora". ¿Cuántas de estas frases oíste durante tu niñez? • Cuidado con la gente. • No me molestes. • No mires a los ojos. • Es una familia de mala clase. • Todos los hombres (mujeres) son iguales. • ¡Estáte quieto! • No seas tan meloso con tus amiguitos. • Todo el mundo se aprovecha. • Más vale solo que mal acompañado. • ¡Vayase para adentro! • Esto no es para chiquitos. • No trates a desconocidos. • De pronto verás cómo es la vida de casado. • No se puede confiar en esa clase de gente. • No llores delante de la gente. • Soldado prevenido no muere en guerra. • Gente melosa; gente amargosa. • Hazte desdeñosa y serás querida.
= = = = = 74 =======================

Comunicación conyugal y familiar

¿Cuáles otros has oído que tengan el mismo mensaje? De este modo, el "instinto" natural del pequeño hacia la intimidad fue sistemática y gradualmente extinguido por las advertencias y prohibiciones que los padres y otras personas hicieron, posiblemente con los mejores motivos. Al llegar a la adolescencia, el individuo ya tiene una colección de obstáculos que le impiden intimar con otros o con "ciertos" otros. Las destrezas tienen como objetivo detectar y quitar los obstáculos, y devolverle a cada cual su habilidad y deseo innatos de intimar. La psicoterapeuta Virginia Satir dijo: "Desde que el ser humano llega a este mundo, su manera de comunicarse es el factor principal para determinar qué clase de relaciones va a tener y qué le va a pasar dentro del mundo que lo rodea ... lo que significa la respiración para poder vivir, es lo que significa la comunicación para poder mantener y crecer dentro de una relación". Pero, ¿cuál forma de comunicarse determina cada clase de relación? Yo utilizo una dicotomía que considero bastante útil, enfocando la conducta en términos de reactividad y proactividad, incluyendo la conducta verbal. Cuando tú te comunicas reactivamente, dependes de, y reaccionas a los estímulos de otros, generalmente en forma programada e irracional, sin conciencia de todas tus acciones u opciones, sometiéndote a los criterios de los demás, rebelándote contra ellos o tratando de imponerles los propios. Así se limitan severamente las alternativas conductuales que realmente existen. En la comunicación proactiva, la racional, todas las opciones y todos los canales para explorarlas están abiertos porque hay conciencia de ellos. Para profundizar la intimidad dentro de una relación, es necesario aprender y practicar las técnicas y destrezas de la comunicación proactiva, porque este es el proceso de la intimidad. A continuación se presentan las nueve áreas de accióndestreza para comunicarse proactivamente, y así desarrollar más intimidad con la pareja y con la familia. Primera destreza: La individualidad: intimar es crecer personalmente siendo yo. Segunda destreza: La percepción: intimar es reconocer que percibimos el mismo mundo en forma diferente. Tercera destreza: La autenticidad: intimar es poder ser yo, estando contigo.
= 75 = = = = = =

Diplomado en consejería familiar

~

Cuarta destreza: La congruencia: intimar es querer decirte lo que te digo y decir lo que quiero decirte. Quinta destreza: La pelea limpia: intimar es resolver nuestras
diferencias para que ambos ganemos.

Sexta destreza: La metacomunicación: intimar es hablar de cómo hablamos. Séptima destreza: Las caricias: intimar es reconocer y ser reconocidos por lo que somos. Octava destreza: El tiempo: intimar es compartir nuestro "aquí y ahora". Novena destreza: La interdependencia: intimar es gozar del reino de lo nuestro. Áreas de acción-destreza para cultivar la intimidad
LA ÍNTER DEPENDENCIA EL TIEMPO intimar es gozar del reino de lo nuestro

intimar es compartir nuestro "aquí y ahora" intimar es reconocer y ser reconocidos por lo que somos

LAS CARICIAS LA META COMUNICACIÓN LA PELEA LIMPIA LA CONGRUENCIA LA AUTENTICIDAD LA PERCEPCIÓN LA INDIVIDUALIDAD PRIMERA DESTREZA SEGUNDA DESTREZA TERCERA DESTREZA CUARTA DESTREZA QUINTA DESTREZA SEXTA DESTREZA SÉPTIMA DESTREZA OCTAVA DESTREZA NOVENA DESTREZA

intimar es hablar de cómo hablamos intimar es resolver nuestras diferencias para que ambos ganemos intimar es querer decirte lo que te digo y decir lo que quiero decirte intimar es poder ser yo, estando contigo intimar es reconocer que percibimos el mismo mundo en forma diferente intimar es crecer personalmente siendo yo

5 Individualidad y percepción empática
OBJETIVOS 1. Vivenciar y conceptualizar la necesidad de autoafirmarse y crecer en las cuatro dimensiones humanas para poder establecer relaciones interpersonales significativas y saludables.. 2. 3. 4. Definir la destreza de la individualidad y relacionar los conceptos de seguridad individual y crecimiento personal. Elaborar un ejercicio para desarrollar la individualidad en cada uno de los miembros de una familia. Enunciar al menos dos consecuencias negativas y dos positivas de la percepción empática en las relaciones interpersonales.

5 Individualidad y percepción empática
Primera y segunda destrezas de la intimidad1
5.1 La individualidad: intimar es crecer personalmente siendo yo. Comienza con este ejercicio. Piensa en varias de tus principales relaciones e indica hasta qué punto (nada, algo o casi todo) dependes de otra persona en lo siguiente:
ASUNTO Arreglo personal Gozo del cuerpo Trabajo Información general Recreación Afectividad Decisiones Logros personales Intereses y gustos Vida social Vida espiritual NADA ALGO MUCHO CASI TODO

Ahora indica qué tanto dependen otras personas de ti.
ASUNTO Arreglo personal Gozo del cuerpo Trabajo Información general Recreación Afectividad Decisiones Logros personales Intereses y gustos Vida social
Vida espiritual

NADA

ALGO

MUCHO

CASI TODO

1 Gilberto Brenson (1980) El reino de lo nuestro. Bogotá: Editorial Tercer Mundo.

Diplomado en consejería familiar

Puede parecer extraño que comencemos nuestra consideración de relaciones íntimas hablando de individualidad. Sin embargo, examinando el mundo real, observamos que las dos están estrechamente relacionadas. Para que un café con leche sea bien sabroso, se necesita un café de primera categoría y leche pura. Para que la música tenga buen tono y fidelidad, se necesita que tanto el disco como el reproductor estén en óptimas condiciones. Desde las antiguas filosofías orientales de yingyang hasta los más recientes descubrimientos, vemos que la calidad de cualquier unión depende en gran parte de la calidad de los unidos. Así mismo, la intimidad requiere que se preserve la individualidad y el derecho de autodeterminación de cada uno, simultáneamente aceptando al otro con sus cualidades y limitaciones. Es inútil contar con que una persona o fuente pueda satisfacer todas tus necesidades o viceversa. Esta idea promueve la dependencia y luego la hostilidad y los celos cuando se descubre que el príncipe o la princesa azul es un ser humano, que la "media naranja" realmente es la cuarta parte de una toronja. Por íntima y completa que sea tu relación de pareja, para realizarte como persona, necesitas tener vida privada para aislarte, para tu propio trabajo profesional, para tu diversión y para las actividades sociales. Más que nada, necesitas otras amistades y relaciones de intimidad. Tu pareja puede ser tu mejor amiga (después de ti mismo), pero si es tu única amiga, los dos tendrán muchos problemas por el acaparamiento mutuo. Una persona o fuente puede satisfacer todas tus necesidades primarias (fisiológicas) pero no las secundarias. Las otras relaciones íntimas pueden prestarse para trabajo, para diversión y para "ser-con" en los momentos de necesidad. La intimidad fuera de una relación de pareja protege contra la simbiosis y dependencia dentro de la relación principal, la cual destruye su intimidad. A la vez es importante advertir que si este derecho de individualidad y auto-determinación no es igualmente compartido por los dos y previamente acordado, la intimidad estará severamente limitada. ¿Cuántas veces has dejado de ejercer tu propia individualidad, por el temor de estar otorgando, tácitamente, el mismo derecho a tu pareja? La intimidad se comparte y se reparte, no es limitante, exclusiva o posesiva. Los celos, una combinación de las emociones básicas de ira y miedo al abandono, simplemente no son relevantes a una relación Z4, porque cualquier ira puede manejarse a nivel de diálogo y cualquier miedo al abandono es rápidamente aliviado por la seguridad que uno tiene de sí mismo y la que ofrece este alto grado de intimidad. Tu realización como ser humano, la cual depende
================ 80 ============================

Comunicación conyugal y familiar

principalmente del ejercicio de tu individualidad dentro y fuera de la relación, también facilitará que tengas nuevas experiencias para compartir con otros. Entre más te realices, más tendrás para aportar a tus relaciones. Esta realización no es un logro estático, sino un proceso de crecimiento personal, muy análogo al de crecimiento físico. El crecimiento personal es sinónimo de desarrollo, de madurez psíquica, del concepto de auto expansión de Peel. Todos estos términos se refieren a la disponibilidad del individuo para llegar al máximo de sus aptitudes y capacidades en forma equilibrada, de las cuales generalmente hemos desarrollado apenas el 10-15%. Una relación crece en la medida que crecen los individuos que forman la relación. Y viceversa. La extensión de tu individualidad depende directamente de tu crecimiento personal equilibrado en cuanto lo físico, lo mental, lo social y lo espiritual. El modelo de crecimiento personal que yo he encontrado más útil es uno basado en seis componentes: la nutrición, el ejercicio, la introspección, la reeducación, la socialización y la psicoterapia. Primer componente: Uno de los componentes más importantes en este modelo es la nutrición. El efecto de la alimentación sobre los procesos físicos es muy conocido; su efecto sobre los mentales y afectivos también es muy grande, aunque poco reconocido. Mucha energía y mucho tiempo en el crecimiento se pierden cuando la dieta del individuo contiene excesos de ciertos elementos como coca-cola, tinto, dulces, sal, arroz, grasas, harinas, tabaco o alcohol, los cuales se han comprobado como nocivos a la salud física y por lo tanto el equilibrio emocional. La psicoterapia, e inclusive este libro, son totalmente inútiles para las personas que estén muriendo de hambre, y totalmente irrelevantes para las que sufren la desnutrición resultante de una dieta limitada a yuca, papa, arroz y fríjoles. Con mucha frecuencia, un cambio en el balance químico corporal termina en una marcada mejoría de un problema psicológico. En todo caso, recomiendo un examen médico completo cada año, preferiblemente con un internista con buenos conocimientos de la medicina psicosomática. Segundo componente: Otro componente vital en este modelo es el ejercicio. No me refiero tanto a aquel ejercicio en el cual el cuerpo se convierte en un objeto competitivo y sobre desarrollado, sino aquél en el cual se integran el cuerpo y la mente. Estos pueden incluir Yoga, Tai Chi o
====================^^ 81 = = = = = = =

Diplomado en consejería familiar

Aikido enseñados por profesionales responsables, los ejercicios bioenergéticos, el trote (jogging), el ciclismo no competitivo, la natación o las caminatas algo forzadas. Tercer componente: Otro componente importante es la introspección (reflexión y meditación acerca de sí mismo). Aún unos pocos minutos diarios son muy provechosos con tal de que haya constancia. Puedes hacerla activamente, caminando o manteniendo un diario de pensamientos y sentimientos. Este último, hecho antes de acostarse, no sólo libra la mente de la "basura" compulsiva y repetitiva, sino a la vez es una excelente manera de auto evaluarse. También puedes practicar la introspección pasivamente, como en las disciplinas orientales, la meditación trascendental o la oración. Cuarto componente: La reeducación es otro apoyo al crecimiento humano. En la medida que vayas actualizando tus conocimientos por medio de libros o cursos (análisis transaccional, educación sexual, música, temas profesionales, crianza de los hijos, psicolingüística social, creatividad, deportes, artes, expresión corporal, habilidades manuales, etc.), podrás eliminar muchos prejuicios, disponer de nuevas herramientas y aprender o descubrir nuevas formas de gozar. Quinto componente: El componente que yo considero más importante en este modelo de crecimiento personal es la socialización. Toda toma de conciencia, salud, espiritualidad e información en el mundo van a ser nulas si no aprendemos a convivir con otros seres humanos. Además, es la única manera de encontrar con quien intimar. Según las palabras del doctor Berne: cuanto más rápido consigas nuevas amistades, más rápido tendrás viejos amigos. Sexto componente: El último componente de este modelo, uno especialmente importante ante la disfunción del anterior, es la psicoterapia. Todavía existe mucho prejuicio sobre ella, generalmente por la creencia de que es sólo para "locos". Yo la percibo como una especie de laboratorio de crecimiento personal, en el cual el participante (no es un paciente ni un enfermo, a menos que tenga gripa), como individuo o como miembro de un sistema familiar o de pareja, puede examinar su propia conducta y explorar las varias opciones que existen para escoger libremente cuál de ellas le conviene más.
= = = = = = = 82 ==========================

A.

EJERCICIOS DE INTEGRACIÓN (Sobre Individualidad) Mi individualidad: Puedes Hacer el siguiente ejercicio solo y luego compartirlo con tu pareja y con algunas personas con quienes tengas relaciones: 1. Algunas de las cosas específicas que quiero hacer para seguir creciendo en cada área son: Nutrición: Ejercicio: Introspección: Reeducación: Socialización: Psicoterapia: 2. Las actividades o conductas mías a las que no pienso renunciar para complacer a otra persona son (anótalas):

3.

Los planes y proyectos míos que voy a llevar á cabo en el futuro, cualquiera que sea la reacción de los demás, son:

B.

Mi personalidad: Escribe diez adjetivos que describan a tu papá (características positivas y negativas) y diez que describan a tu mamá. De estos veinte, subraya aquellos que también te describan a ti en un grado u otro. De los subrayados, ¿cuáles quieres cambiar y cuáles quieres mantener? Tienes opciones. Guarda tu lista para cuando llegues a la tercera parte de este libro. El Guión de mi vida: Cada ser humano tiene un Guión, un plan inconsciente de la vida que se parece mucho a un guión teatral. Para reflexionar más sobre el tuyo, puedes llenar el siguiente cuestionario sin censurarte. 1. Triunfador: Pseudos ganador: Perdedor:_

C.

2.

Mi Guión es similar a una: Comedia: Tragedia: Aventura: Otro: Lucha:

Melodrama: Farsa:

3.

El papel manipulador o rol que más frecuentemente desempeño con los que me rodean es: • Perseguidor (agredo, critico) • Víctima (me quejo, dependo de los demás) D Salvador (sobre protejo) 83

4.

Muchas veces, espero que los demás sean conmigo: D Perseguidores • Salvadores D Víctimas Lo que hago para a traer a otros es:

5.

6.

Lo que generalmente pasa con personas como yo es:

7.

El tema principal de mi Guión podría resumirse con las palabras:

8.

Si se hiciera una película acerca de mi vida hasta hoy, los espectadores dirían:

9.

Los comentarios en la prensa sobre la película dirían:

10. Si los espectadores y la prensa hablaran de mí y de mi drama, dirían:

11

Si sigo como hasta ahora, el telón final caerá sobre una escena de:

12. Cuando pienso en esta escena final, me siento:

13. Lo que se escribirá acerca de mí; en forma de epitafio, será:

14. Lo que quiero que digan de mí, después de mi muerte, será:

15. La herencia no sólo económica que quiero dejar a mi familia y a mis amistades es:

16. Para lograr eso, necesito actualmente.

en lugar de lo que estoy haciendo

Nombre:

Lugar:

Fecha:

84

Comunicación conyugal y familiar 5.2 La percepción empática: Intimar es reconocer que percibimos el mismo mundo en forma diferente. Dentro de la individualidad de cada uno, existen criterios personales para percibir el mundo, incluyendo gustos, ética, moralidad, juicio, interpretación, preferencias, etc. Si algo es bueno o malo, sabroso o insípido, bonito o feo, etc., sólo depende de este criterio personal de percepción. Todos los seres humanos vivimos en el mismo mundo real, pero no lo percibimos igual. El conjunto de criterios y de interpretaciones personales, una especie de "mapa" del mundo que nos rodea, también sirve para guiar nuestra conducta. Este mapa es diferente al territorio que representa debido a la utilización prematura de los tres procesos universales del aprendizaje humano: generalización, omisión y distorsión. Todas ellas son valiosas, inclusive esenciales, para poder aprender y operar en el mundo, pero durante los primeros años de la niñez, cuando hay poco desarrollo cognoscitivo, tendemos a equivocarnos en su utilización. Durante estos primeros años, "decidimos"' muchas cosas, especialmente aquéllas relacionadas con el valor propio, el valor de los demás y lo necesario para sobrevivir psicológicamente en este mundo. Cuando estas decisiones son prematuras o basadas en equivocaciones, se forman parámetros en nuestro mapa que impiden el crecimiento normal en una u otra área. Cuando tú sientes dolor o insatisfacción con la vida, las limitaciones que experimentas generalmente son de tu mapa y no del mundo real, y mucho menos porque seas "malo", "loco", o "enfermo". Casi siempre un individuo escoge la mejor opción conductual que ofrece su mapa, pero si éste está muy limitado por muchas decisiones equivocadas de la niñez, la "mejor" opción puede resultar sólo la "menos mala" y por lo tanto muy inadecuada. Así que en cualquier relación interpersonal, existen múltiples criterios, todos muy distintos, acerca de cualquier tema, según el mapa de cada individuo. En cualquier diferencia de opinión, cada uno va a tener la "razón" según su propio mapa y ninguno va a tenerla según el mapa del otro. Debido a esto, una de las habilidades más importantes que puedes desarrollar es la de distinguir entre lo que tú percibes y lo real. Lo percibido, con criterios subjetivos según tu mapa, puede tener otras valoraciones, explicaciones o causas según otros mapas; lo real, consensualmente acordado según percepción sensorial, es generalmente percibido igual por todos los demás mapas. Las siguientes frases muestran una confusión del interlocutor entre lo
85

Diplomado en consejería familiar

percibido y lo real: • Veo que estás bravo conmigo. (No se puede ver la bravura; sólo se pueden ver algunas manifestaciones conductuales que pueden o no significar enojo, tales como la frente fruncida, los brazos cruzados, etc.). • No me estás poniendo atención. (¿Cómo sabe? Muchas veces, un individuo se concentra mejor mirando hacia arriba o hacia abajo). • ¡Esas ostras son una porquería! (¿Según quién? Comparadas con carne, con otros mariscos o con otras ostras?) • Ella es como todas las mujeres. (¿Cómo es eso? ¿Seguro?) • ¡No seas tan petulante! (¿Qué es petulancia? Muchas personas tímidas dan la apariencia de ser petulantes). • Yo sé lo que estás pensando de mí. (¿Cómo?) • Es obvio por tu cara que té estás burlando de mí. (¿Es obvio para quién?). • ¡Qué inmoralidad! (¿Según los estándares de quién?) • Otra vez con la cantaleta. (¿Cuál es la diferencia entre la cantaleta y la insistencia o la perseverancia?) Estas frases indican la utilización de uno de los mecanismos más frecuentes y molestos para seguir percibiendo el mundo en forma arcaica, para seguir confundiendo lo percibido con lo real: el paralogismo. El paralogismo, o la equivalencia compleja equivocada, es un proceso de razonamiento inconsciente ilógico que ocurre cuando un niño ha colocado una etiqueta a cierta porción de su experiencia, incluyendo a todos los estímulos relacionados con esa experiencia; posteriormente, el individuo confunde la etiqueta con la experiencia misma o sus estímulos, especialmente en cuanto los sentimientos de otra persona. Por ejemplo, un niño pequeño observa que cada vez que su mamá está brava con él, ella se muerde los labios. Para él, esta manifestación física llega a representar en su mapa, el enojo. Posteriormente, y posiblemente durante toda su vida, cuando alguien muestra la misma manifestación, él presume (con su paralogismo) que la persona está brava con él, y basa toda su conducta subsecuente sobre esta presuposición, posiblemente equivocada. Ni siquiera se preocupa por averiguar si lo que está percibiendo es real; él presume que es real, no siente la necesidad de averiguarlo. Otro mecanismo psicológico que hace que muchas veces percibamos al mundo real en forma equivocada es la proyección. Con este mecanismo inconscientemente atribuimos a otras personas aquellas actitudes (o sus pensamientos, sentimientos o conductas
86 ==============^^

Comunicación conyugal y familiar

específicos), que no queremos admitir que realmente pertenecen a nosotros mismos. Así logramos "deshacemos" del sentimiento de culpa por poseer estas actitudes, las cuales dejamos de reconocer en nosotros mismos en la medida que las reconozcamos en otros. La persona que critica frecuentemente a los demás por alguna característica de su personalidad, es generalmente aquella que se siente culpable por tener la misma característica; el que reclama a muchos por desconfiados es generalmente el desconfiado; el que habla frecuentemente del desprecio que los demás le tienen es generalmente el que desprecia a los demás, etc. Es importante dentro de cualquier relación, distinguir entre una atribución basada en la proyección, y la realidad. He observado que la gran mayoría de discusiones, peleas, malos sentimientos, resentimientos y malentendidos entre dos personas, los cuales impiden la intimidad, resultan de una dificultad para reconocer que otras personas perciben las cosas en forma distinta, de los paralogismos y de la proyección. Una de las habilidades más importantes para eliminar estas fallas es la percepción empática. Básicamente, hay dos maneras de escuchar a otra persona: la selectiva y la empática. En la primera, estamos predispuestos a "oír" sólo parte de lo que dice el otro, intencionalmente o por limitaciones en el mapa. Así oímos sólo lo que queremos o lo que nos "conviene" oír, según los "filtros" de nuestro mapa (ver gráfico). En la escucha empática, hasta donde sea posible, percibimos el mundo con el mapa del otro; nos colocamos en su pellejo. Así podemos participar en el espíritu o la esencia de su comunicación, como un receptor abierto. La diferencia entre las dos formas de escuchar es principalmente motivacional; ambas formas buscan el mismo objetivo: entender la comunicación. Pero la motivación para recibir cierta información es generalmente mayor que la predisposición de captarla toda. El escuchador empático permite que su comprensión de los mensajes determine sus modos de evaluación, los cuales son automáticos; el escuchador selectivo filtra su comprensión por medio de los parámetros de su propio mapa y de sus modos predeterminados de escuchar. En la medida que aprendas a distinguir entre lo percibido y lo real, escuchando empáticamente y luego averiguando sobre cualquier posible paralogismo, podrás eliminar la gran mayoría de tus problemas y conflictos con otras personas, formando así una base firme para el reino de "lo nuestro".

87

Diplomado en consejería familiar

LA PERCEPCIÓN SELECTIVA

FILTROS Predisposición del escuchador (mapa), por prevención o prejuicios, a: • • • • Criticar Sintetizar Concluir Contestar

C A A L E S F I L T R A D "O"

MENSAJES

• Estar de acuerdo • No estar de acuerdo • Etc.

Entendimiento mínimo de lo dicho desde el punto de vista (mapa) del hablante; máximo refuerzo del mapa del escuchador.

LA PERCEPCIÓN EMPATICA

A N
-*-•

MENSAJES

Máximo entendimiento de los mensajes desde el punto de vista (mapa) del hablante.

L E

Evaluación automática: • Resumen Acuerdo Desacuerdo Conclusiones.

• B I • -E-* R •

i*
S

Comunicación conyugal y familiar

EJERCICIOS DE INTEGRACIÓN (Sobre la percepción empática) Lo percibido y lo real. Tú puedes ensayar el siguiente ejercicio con tu pareja y con cualquier amigo o conocido. Participando alternadamente, cada uno observa primero lo real (por lo tanto consensualmente acordado y comprobable por los sentidos), y luego saca una conclusión percibida, identificándola como tal. Puedes comenzar con observaciones y percepción relacionadas con terceras personas y objetos; gradualmente puedes llegar al tema de las relaciones con tu pareja en esta forma: (Veo) (Oigo) (Siento) (Observo) (Es obvio que)., por lo tanto (me imagino) (meparece) (sospecho) que... Ejemplos: • Veo que tienes gafas puestas y me imagino que has estado leyendo. • Huele a quemado; sospecho que tu mamá está cocinando otra vez. • Oigo los gritos del bebé y me imagino que tiene hambre. • Siento calor y me parece que los demás también lo sienten. • Observo que te estás rascando la cabeza y sospecho que estás confuso. • Te he visto saliendo del trabajo con Elena; me imagino que son novios. • Es obvio que ríes cada vez que hablo de mi miedo; sospecho que te estás burlando de mí. • Veo que miras hacia abajo cuando te hago un reclamo y me imagino que te da pena. En los ejemplos anteriores la primera parte es absolutamente comprobable, mientras la segunda parte, por tan "lógica" que sea, puede no ser el motivo de la primera parte. Para mejores resultados, cada uno puede hacer el ejercicio 15-20 veces. Mientras uno habla, el otro puede evaluar cuánto se puede comprobar lo observado y la lógica de lo imaginado. Yo sospecho que tú y tu compañero de ejercicio van a quedar sorprendidos por la cantidad de paralogismos que surgirán, cada uno basado en percepciones subjetivas (según mapa) aceptadas como si fuera la realidad.

89

6 Autenticidad y congruencia
OBJETIVOS 1. Definir "autenticidad" y "congruencia" en relación con la comunicación en el hogar. 2. 3. Ejercitar en el manejo de las destrezas tendientes a desarrollar autenticidad y congruencia en las comunicaciones. Identificar paralogismos, rebusques y paramensajes en la propia comunicación.

6 Autenticidad y congruencia
Tercera y cuarta destrezas de la intimidad l
6.1 La autenticidad: Intimar es poder ser yo estando contigo. El siguiente paso, después de individualizarte y asegurarte que tus percepciones son acertadas, es escoger una forma de comunicarlo. Aquí podemos recurrir a nuestra dicotomía de proactividad y reactividad. La comunicación proactiva exige que te muestres tal como eres a los demás: la autenticidad. Esta incluye los conceptos relacionados de transparencia, honestidad, espontaneidad, auto-revelación, asertividad, contabilidad emocional, etc. Eres auténtico cuando te acercas a los demás sin perder tu individualidad y sin basar tus percepciones en paralogismos, y luego optas por relacionarte en tal forma que no hay nada qua ocultar, nada que fingir, ninguna agenda oculta, donde el temor de ser descubierto no existe y en su lugar habita la tranquilidad de ser aceptado por lo que eres y no por lo que aparentas ser. Opino que nadie realmente se conoce, sino por medio de mostrarse a otra persona tal como es. La autenticidad no quiere decir, ni es una excusa para ser brusco, desconsiderado, burdo, agresivo o insensible. No es una justificación legítima para agredir a otra persona, sólo para sentirte mejor. Existen muchas ocasiones en la vida en las cuales es importante distinguir entre la autenticidad y el total candor o el exhibicionismo. La primera de éstas se relaciona con el derecho que tienes para tu privacidad y reserva en cuanto ciertas áreas de tu vida. Hay aspectos de la vida presente y pasada de cada uno, en los cuales es mejor mantener silencio, sin necesidad de explicarle al otro una razón especifica, fuera del deseo de no hablar de ellos. Otro caso en el cual la total franqueza puede ser contraproducente, es si el impacto de lo dicho puede tener repercusiones indeseables. No eres directamente responsable por la reacción de los demás a lo que dices o haces, pero sí eres responsable por el impacto de ello. Tal sería el caso de "confesar" ciertos errores pasados. Finalmente, la relevancia de lo dicho sobre el tema en consideración es otro criterio útil para decidir si algo debe decirse bajo la pretensión de ser auténtico. Tú puedes sentir una atracción física muy fuerte hacia una persona por ejemplo, pero decírselo al comienzo de la relación no solamente podría tener un impacto negativo, sino ser totalmente irrelevante a los pasatiempos del momento. En su esencia, ser auténtico es actuar ante los demás siendo tú mismo, en forma espontánea, actuando libre y naturalmente con conductas que sólo tus propias convicciones hayan moldeado, en lugar de seguir ciegamente tratando de cumplir con las expectativas de los demás. Una manera de mostrar mi amor es dejar que el otro me conozca. Lo opuesto a la autenticidad es la reactividad en las comunicaciones, incluyendo el engaño, la manipulación, la mentira de comisión o de omisión, o sea el uso de cualquier
1 Gilberto Brenson (1980) El reino de lo nuestro. Bogotá: Editorial Tercer Mundo.

Diplomado en consejería familiar

máscara o careta para tapar ciertos pensamientos que tememos mostrar. ¿Cuántas y cuan variadas máscaras se usan diariamente cuando se actúa no con otros, sino en presencia de ellos? Cada vez que expresas disgusto cuando no lo hay, que elogias cuando piensas lo contrario, que muestras acuerdo cuando tienes otra opinión o que finges poseer ciertas características de la personalidad que no son tuyas, estás utilizando máscaras y evadiendo la autenticidad. Una relación inauténtica nunca puede llegar a tener mucha intimidad ya que existe una barrera, un objeto extraño que se está interponiendo entre las dos personas; la careta es este obstáculo que impide el acercamiento, en lugar de ser, como se cree, la que logra que el otro se acerque. Además, la intimidad implica interactuar con el otro. Sí representas un papel que no es propio, sino aquel que piensas que el otro espera que desempeñes, no estás interactuando con el otro sino actuando delante de él. Cada vez que usas una máscara, cada vez que representas un papel diferente al tuyo, es como si estuvieras en el escenario de un teatro, ansioso de recibir los aplausos de un público que no está interesado en la vida del actor sino en la obra teatral que éste representa. ¿Tú temes que los demás te vayan a rechazar si te muestras tal como eres, si eres auténtico? He aquí algunas consideraciones para reflexionar: 1. Si tú pierdes un amigo, un novio o un compañero por haber sido auténtico, ¿realmente has perdido algo? Más vale saber, desde ya, que los dos no van a querer relacionarse auténticamente, en lugar de vivir frustrados en una relación truncada, o mantener una relación basada en apariencias, o sea, con bases falsas que tarde o temprano van a derrumbarse. 2. ¿Qué clase de personas vas a atraer con tu máscara o tu careta? Puede que creas que ellas atraerán más que la autenticidad pero, ¿más qué? Probablemente más caretudos y enmascarados. 3. ¿Temes que te vaya a costar trabajo ser auténtico? Tienes toda la razón. Pero por otra parte, nada es más trabajoso que mantener puestas las distintas máscaras; esto requiere un mayor gasto de energía psíquica. 4. ¿Crees que la autenticidad va a facilitar que los demás vean tus "debilidades"? Probablemente tienes razón, pero yo prefiero que los demás me acepten como soy, con todas mis debilidades, y así sabré con quiénes puedo contar. La alternativa es ser aceptado por una actuación teatral, relación en la cual gastaría mucha energía en detrimento de mí mismo, sin conseguir, al final, la aceptación anhelada. 5. Si alguien se ofende, se pone bravo, se deprime o se
'•• 94 = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =

Comunicación conyugal y familiar

escandaliza por tu autenticidad; ¿quién es dueño del problema? Somos responsables por nuestro impacto sobre los demás pero no por sus reacciones. Al fin y al cabo, eres tía bre Dor ite
niRIGIDO A- Toda persona que quiera capacitarse S e n e r un mejor desempeño de sus roles en su K a matrimonial, relaciona!, laboral y personal.
2 Í S § I J E R £

>lo
;se

puede inscribirse por módulo, con base al tema
que Sea de su interés ^

F Á M Í L I A R

Junio 1 1 - D R . SERGIO ULLOA Temas: La Familia en los Tiempos Bíblicos Persona, Pareja y Familia La Relación Hombre-Mujer en la Biblia La Familia, Educadora de la Fe El Matrimonio según San Pablo El Matrimonio: Problema y Misterio La Iglesia y la Familia La Familia en la Misión de Dios El Divorcio y las Iglesias Evangélicas Hacia una Pastoral Evangélica del Matrimonio MODULO 7: Taller: "Tanatología" - Julio 9 - PSIC. TERE MEJÍA MODULO 8: "La Comunicación Conyugal y Familiar" - Agosto 13 Dr. ROBSON DÍAS Temas: La Comunicación Humana El Milagro del Dialogo Comunicación y Familia El Reino de lo Nuestro Individualidad y Percepción Empática Autenticidad y Congruencia Pelea Limpia y Meta-Comunicación Caricias y Tiempo Interdependencia Los Contratos de la Intimidad Módulo 9: Taller: "Creciendo en Pareja" - Septiembre 10 - DR. Y DRA. ULLOA MODULO 10: "Sexualidad y Famila" - Octubre 8 - DR.ROBSON DÍAS

la ;S „
!r

l, j

;
;

Objetivos:
La sexualidad desde la perspectiva Bíblica es un don y una promesa

EJERCICIOS DE INTEGRACIÓN (Sobre la autenticidad) A. La ronda de la autenticidad: Periódicamente puedes hacer un ejercicio de ronda con una o varias amistades para practicar la autenticidad, usando algunas o todas las frases siguientes para completar, según la relación entre los dos. Cada uno completa la frase en tantas formas como sean posibles, alternando con su compañero. Al acabar con todas las posibles maneras de completarlas, los dos pueden pasar a la siguiente frase escogida. Este ejercicio también puede hacerse en pequeños grupos de trabajo, con familiares o amistades. Lo que quiero que sepas de mí es... Temo que pienses que soy... He evitado decirte que... Si te contara mis secretos, tú... No soy muy... Intenté complacerte mediante... Soy diferente de ti en que... Ahora te estoy eludiendo mediante... Somos muy parecidos en... Espero que tú... Estoy tratando de impresionarte con... Lo que no te estoy diciendo ahora es... Estoy tratando de evitar que... • Yo aprecio... • No me gusta cuando tú... • Yo aparento ser... • Me gustas cuando... • Lo que quiero cambiar en mí mismo es... • Soy una persona que... • Siento (rabia) cuando tú... (tristeza) (miedo) (envidia) (felicidad) (lástima) (alegría) (culpa) (orgullo) (celos) • Desde que era niño, yo... • Para mí es difícil admitir que... • Si yo supiera que no te burlarías de mí, te confesaría que...
96

B. La auto-revelación: La autenticidad en forma de autorevelación es una herramienta muy útil, aún en las primeras etapas de una relación. Puedes ensayar las siguientes frases (siempre que sean verdad) cuando estés con desconocidos (como en un bus, una reunión social, la cafetería, una fila, etc.) o con personas recién conocidas en Zl. Las frases pueden referirse a los sentimientos o los pensamientos: Sentimientos: • Acabo de llegar a esta ciudad y francamente estas reuniones grandes me asustan. • Me siento muy bien hablando contigo. • Siento mucha lástima de esos gamines*. • Quiero dejar de fumar pero no sé si cumpliré mi propósito. • Siempre me preocupo por poder encontrar con quién hablar aquí. • Hace tiempo que he querido invitarte a almorzar, pero no me he atrevido. • Me siento muy contento cuando veo a los niños jugando así: • Etc. Pensamientos: • Opino que... • No estoy de acuerdo con lo que dijo... • No he podido decidir... • Etc. C. Ensayos de autenticidad: Para aquellas personas muy prevenidas o temerosas respecto a la autenticidad, hay una manera de desensibilizarse. Se puede designar un tiempo específico, primero durante un período muy corto (dos o tres minutos) y luego aumentando gradualmente el período, durante el cual el individuo se compromete a ser él mismo, a ser auténtico con cualquier persona que se encuentre. Para que este ensayo de autenticidad sea efectivo, debe llevarse a cabo a una hora y durante un periodo de tiempo específicamente determinados con anticipación. También se puede designar un período de tiempo durante una o varias actividades: trabajo, familia, pareja, vida social, con desconocidos, etc. Generalmente, pero no siempre, este ejercicio es más fácil, en un principio, con aquellas personas menos allegadas.

Nombre:

Lugar:

Fecha:

* Nota de la E.: "Gamines" son muchachos que, en respuesta a su situación de pobreza y desamparo afectivo, se lanzan a las calles donde sobreviven las 24 horas del día. (Tomado de Internet: http://www.rieoei.org/ deloslectores/1009Riesco.PDF Q7

Diplomado en consejería familiar

6.2 La congruencia: Intimar es querer decirte lo que te digo y decir lo que quiero decirte Además de ser auténticos en nuestras relaciones, es importante tomar conciencia de los varios niveles de nuestra comunicación. Analizando las comunicaciones interpersonales, descubrimos que dentro de la misma dicotomía de contenido-proceso, uno o varios mensajes corresponden a lo dicho (el contenido) y otro(s) a la forma de decirlo (el proceso). Cualquier persona puede verificar esta distinción, reflexionando sobre las siguientes frases: • No es lo que me dijo, sino la manera como me lo dijo. • Él no sabe cómo decir las cosas. • Ella me dijo que me quiere, pero algo me dice que es mentira. • Tus ojos me están diciendo otra cosa. • Hay algo en él, que no me convence. • Me dijo que sí, pero hizo mala cara. • Cuando habla de su marido, el tono de su voz es sarcástico. Entonces, además del mensaje o mensajes que emitimos en el lenguaje, estamos enviando otros constantemente con el paralenguaje (tono de voz, risas, llanto, modulación, articulación. entonación, ritmo, sonidos, suspiros, bostezos, pausas, etc.), y con la quinesia (gestos, postura, proximidad, toque, movimiento corporal, etc.). La incongruencia es la ausencia de coordinación o de complementación entre los varios "paramensajes" que cada ser humano emite simultáneamente. Una causa principal de la comunicación incongruente es el uso de emociones manipuladoras, ciertos sentimientos utilizados más por su impacto sobre lo demás que por su autenticidad. En el Análisis Transaccional éstos se llaman "rebusques". No son engaños ni mentiras, sino la manifestación (superficialmente plausible) de una emoción, aceptada dentro del mapa del individuo, para reemplazar otra emoción inconscientemente sentida, pero no "permitida" por el mapa. Tal es el caso, por ejemplo, de la mujer cuya educación le grabó en su mapa que sentir rabia es un pecado (prohibido) pero sentir lástima o tristeza es muy noble (permitido). Cuando sea adulta, ella tapará su rabia con una emoción rebuscada de lástima o tristeza; simultáneamente, enviará paramensajes de la emoción "prohibida", produciendo incongruencia. La otra causa principal de la incongruencia es la falta de diferenciación entre lo sentido y lo pensado con relación a un mismo estímulo. Las siguientes frases muestran esta falta de diferenciación:
98

Comunicación conyugal y familiar

Siento que él tiene razón, (se refiere a un pensamiento). • Pienso que la culpabilidad es mía, (es un sentimiento). • Creo que eso es muy triste, (la tristeza es un sentimiento, no una creencia). • Etc. A veces ocurre que estamos sintiendo y pensando simultáneamente varias cosas ante un estímulo. En la medida que te pongas en contacto con todos tus pensamientos y sentimientos, y aprendas a diferenciarlos, evitarás la incongruencia entre los paramensajes que representan cada uno de estos pensamientos y sentimientos. Usualmente los paramensajes son auténticos, aunque sea a nivel inconsciente, a menos que sean estímulos ulteriores (indirectas), contradicciones o mentiras.. Si tú eres incongruente, la otra persona normalmente percibirá (si no está escuchando empáticamente), sólo algunos de los mensajes, seleccionando inconscientemente aquellos que le "convengan". Así los dos se vuelven incongruentes y el diálogo se ritualiza, se calibra o se rompe con malos sentimientos . La habilidad de comunicarte congruentemente es el ingrediente principal para que otras personas confíen en ti. La confianza, por supuesto, depende de cada uno; yo puedo confiar en todo el mundo o llegar al otro extremo de no confiar en nadie. A la vez, la congruencia crea un ambiente propicio para que una persona confíe en otra, ya que no hay agenda oculta ni paramensajes que no "quepan" dentro de lo dicho. Comunicarte congruentemente con los demás es esencial para poder intimar, es estar en el "aquí y ahora" de los pensamientos y sentimientos propios, explorando así el reino de "lo nuestro".

99

7 Pelea limpia y metacomunicación
OBJETIVOS 1. Distinguir los elementos que integran una pelea limpia y una pelea sucia. 2. 3. 4. Ejercitarse en el manejo de los componentes de una pelea limpia. Definir la metacomunicación y señalar su importancia en la comunicación conyugal y familiar. Seleccionar cuatro ejercicios sobre la metacomunicación a fin de ejercitarse en su manejo.

Pelea limpia y metacomunicación
Quinta y sexta destrezas de la intimidad l
7.1 La pelea limpia: Intimar es resolver nuestras diferencias para que ambos ganemos. Aún manteniendo tu individualidad y distinguiendo bien entre lo percibido y lo real, y comunicándolo auténtica y congruentemente, queda el problema de cómo resolver las diferencias entre dos personas, sin imponer o aceptar imposiciones. Podemos diferenciar tres esferas de interacción en la relación interpersonal: La esfera de individualidad: comprende todo aquello que es el derecho de uno solo, el decir "no" y "sí", "quiero" y "no quiero", "lo haré" y "no lo haré". Este es el espacio vital de uno, el cual nadie tiene derecho a invadir. La esfera de opinión: ésta comprende todo aquello que corresponde al espacio vital de otro, su individualidad. Todos tenemos derecho de opinar auténticamente sobre los criterios del otro, sin invadir su espacio ni violar su derecho de individualidad y de autodeterminación. La esfera común: además del espacio vital del uno y del otro, existe un espacio en común, lo que invierte cada uno en la relación. En esta área no tenemos derecho de exigir, como en la esfera de la individualidad, pero tampoco tenemos que conformamos con sólo dar una opinión y luego sometemos ciegamente a los criterios del otro. La otra alternativa, la única positiva, es negociar para descubrir aquel punto entre el deseo o la percepción (mapa) de uno y del otro, en el cual los dos quedan satisfechos. Este punto de acuerdo se descubre por medio de la discusión constructiva: la pelea limpia.

PERSONA A

PERSONA B

Esfera de individualidad de la persona A sujeta a las opiniones de la persona B

Esfera délo común

Esfera de individualidad de la persona B sujeta a las opiniones de la persona A

1 Gilberto Brenson (1980) El reino de lo nuestro. Bogotá: Editorial Tercer Mundo.

familiar LAS ESFERAS DE INTERACCIÓN

La pelea sucia generalmente es la extensión de la comunicación defensiva. Esta es el producto de la falta de autenticidad, las percepciones equivocadas y la incongruencia, las cuales crean un ambiente en que la otra persona se siente obligada a defenderse, cueste lo que cueste. Si tu lenguaje, paralenguaje o quinesia comunican evaluación, control, estrategia, ambivalencia, superioridad o certeza absoluta, lo más probable es que vas a provocar una actitud defensiva en la otra persona, y los dos estarán en camino a la pelea sucia. La alternativa es describir en lugar de evaluar, ser auténtico en lugar de mampular, ser espontáneo en lugar de planear estrategias, mostrar empatia en lugar de ambivalencia, igualdad en lugar de superioridad y provisionalismo en lugar de certeza. Todo proceso de comunicación contiene cuatro elementos: tú, la otra persona o personas, el tema y el contexto o la situación. La comunicación defensiva, y por lo tanto, la pelea sucia, tiende a eliminar o anular uno o más de estos cuatro elementos: al ser sobrecomplaciente, negando tu propia individualidad, eliminas tu parte entre los cuatro componentes; al criticar, agredir o insultar, anulas el componente de la otra persona; al ser súper razonable, intelectualizando y computando todo, te eliminas tanto a ti mismo como a la otra persona; al optar por el silencio, la distracción o la irrelevancia, eliminas todo, los cuatro elementos. Examina los siguientes ejemplos,
ELIMINANDO - • tú otro(s) tema contexto - • tú otro(s) tema contexto -•tú otro(s) tema contexto ACTITUD complaciente sumisa EJEMPLO ¡Ay! Perdóneme, por favor. Qué bruto soy. Siempre hago estas torpezas en la calle. Qué pena con usted. ¡Carajo, idiota! ¿No puede fijarse en dónde anda? ¡Cómo son de descuidados estos jóvenes! Quiero ofrecerte mis disculpas. Accidentalmente tuve contacto con su pierna derecha. No fue mi intensión molestarle. Cuidado con los raponeros en la próxima cuadra. De paso, ¿qué hora tiene?

crítica insultante

súper razonable fría

-•tú - • otro(s) tema contexto

distracción irrelevante

basados en el caso de haber tropezado contra alguien en la calle: Con la pelea limpia puedes orientarte hacia la solución de los conflictos

Comunicación conyugal y familiar

en lugar de orientarte hacia ellos mismos, definiéndolos claramente, repasando, con el otro, todas las posibles opciones para resolverlos, conversando abiertamente sobre las ventajas y desventajas de cada una, para cada uno, y finalmente llegando a una solución mutuamente aceptable. En caso de llegar a un impasse, los dos pueden planear otro tiempo específico para trabajar con el problema. Así se preserva la importancia de todos los cuatro elementos y se evita la defensiva. En la pelea limpia, los dos se comprometen a discutir conductas o criterios del otro con el fin de encontrar el común denominador entre los dos mapas y/o regatear cualquier diferencia entre ellos para encontrar una solución en la cual ambos ganan. La pelea sucia es aquella en que los dos se dedican a intimidar, presionar, chantajear, culpar, manipular y herirse mutuamente por medio de agresión contra la persona o sus características, incluyendo el silencio y otras formas de agresión pasiva, "memoriales de agravios" sobre hechos pasados, hasta la violencia física. No existen contenidos correctos o equivocados, buenos o malos; todo depende del mapa de cada individuo. Sí existen procesos limpios y sucios para resolver lo del contenido. En otras palabras, en la pelea limpia se discute libremente cualquier contenido (tema), preservando por medio de un proceso humanizador (manera de discutir) la dignidad de cada uno y sus derechos de individualidad y autodeterminación. La pelea sucia utiliza un proceso manipulador o hiriente, tratando al otro como objeto para que uno pueda "salirse con la suya" en cuanto al contenido. En una discusión con otra persona, cuando tú te sientas defensivo o con el afán de convencer al otro que tú tienes la razón, ya estás en camino hacia la pelea sucia. El resultado principal de la pelea limpia es un significativo crecimiento de la relación y de los individuos; el resultado principal de la pelea sucia es el alejamiento, el juego psicológico, el rencor y otros malos sentimientos. En cualquier momento, al experimentar malos sentimientos o el conflicto entre criterios, puedes decirlo a tu pareja y/o a tus amistades: "Me siento (mal) (confuso) (frustrado) y quiero regatear contigo (que lleguemos a un acuerdo)". La otra persona tiene el derecho de aceptar el regateo en el momento, o poner una hora fija para hacerlo: "Me parece bien, pero estoy (cansado) (ocupado) (muy preocupado) en este momento. ¿Podemos hacerlo (por la tarde) (por la mañana) (después del almuerzo)? Yo estoy convencido de que lo que se toma como "problema" raras veces constituye el verdadero problema, sino
======================= 105 = = = = = =

Diplomado en consejería familiar

que es un síntoma, no poder con el síntoma es el verdadero problema. En otras palabras, el contenido pocas veces representa el verdadero problema, el cual consiste realmente en la utilización de un proceso inadecuado para resolver diferencias de criterios sobre el contenido, no el contenido mismo. Es importante comprender que como todo ser humano, puedes experimentar frustraciones cuando, tengas ciertos deseos que no puedes satisfacer completamente. Si estas frustraciones no son expresadas y resueltas, tenderás a guardarlas y acumularlas como memorias vivas y vengativas que terminarán saboteando tu intimidad y felicidad. Paradójicamente, cuando aprendas y practiques las técnicas efectivas para discutir, gastarás menos tiempo y energía sintiendo rabia, enojo o resentimiento. En cualquier relación, los dos pueden tomar control de sus problemas en lugar de esperar que el otro los resuelva, o que se resuelvan solos: esto puede ser una espera muy, muy larga. La intimidad es sostenida solamente por la dedicación de los dos al proceso de resolver sus diferencias de criterios. Figurativamente, es una situación en la cual los dos se sientan juntos al mismo lado de la "mesa de negocios" y enfrentan sus diferencias, en lugar de enfrentarse ellos mismos. No es que un mapa absorba al otro, sino que ambos, una vez actualizados, encuentran su denominador común, su área de intersección, su marco de referencia compartido, los parámetros del reino de "lo nuestro".

106

Comunicación conyugal y familiar

EJERCICIOS DE INTEGRACIÓN (Sobre la pelea limpia) A. La pelea limpia: Puedes contestar lo siguiente con tu pareja y/o cualquier otra persona con quien tengas una relación de Z3 o Z4, con el fin de desarrollar las reglas para pelear limpiamente: 1. Cinco maneras como tú puedes "enloquecerme", "sacarme de quicio", "herirme", "desarmarme" o "jugar sucio" conmigo en las discusiones son: 2. Lo que más hago para herirte, vengarme o ganarte en una discusión es: 3. Prefiero no discutir o regatear contigo cuando: 4. Para mí, el mejor momento para regatear es: 5. Siento que tú nunca me has perdonado por: 6. Me siento manipulado por ti cuando: 7. El procedimiento que seguiremos de ahora en adelante para resolver nuestros conflictos es: Las esferas de interacción: Para ayudarte a distinguir bien entre las tres esferas de interacción en cualquier relación de Z3 o Z4, puedes hacer este ejercicio solo y luego compartirlo con tu compañero. 1. Diez actividades u otras áreas de mi vida y mi conducta, en las cuales reservaré sólo para mí el derecho de decidir, son: (ver ejercicio "Mi individualidad", capítulo 5, p.83 2. Diez actividades u otras áreas de tu individualidad sobre las cuales quiero opinar, son: 3. Diez áreas comunes a los dos. las cuales quiero "regatear" contigo, son: Tú lo tienes, yo lo quiero: Este es un ejercicio de fantasía compartida en el cual tú y cualquier compañero pueden darse cuenta de los patrones que tiene cada uno para lograr lo que quiere del otro: 1. Imagínense que uno de los dos tiene algo de valor y quiere conservarlo; a la vez el otro lo quiere tener. No discutan qué podría ser ese "algo" deseado. Hablen entre sí como si ambos supieran de qué se trata; cada uno puede imaginar algo específico si así lo quiere, pero no le cuentes a tu compañero en qué estás pensando. 2. Cierren los ojos ahora y dediquen algunos minutos a reflexionar sobre lo sucedido durante el diálogo: • ¿De qué eras consciente respecto a ti mismo? • ¿Qué notaste en la otra persona? • ¿Cómo intentaste obtener lo que quisiste? • ¿Cómo lo hizo tu compañero?
= 107 ==============================

B.

C.

Diplomado en consejería familiar

3.

¿ T e dedicaste a amenazar? ¿exigir? ¿sobornar?' ¿rogar? ¿"pobretear"? • ¿Intentaste hacer sentir culpable a tu compañero? • ¿Recurriste a la lógica para convencer al otro de que él no lo necesitaba? • ¿Cómo rechazaste los intentos de tu compañero para conseguirlo? • ¿Cómo te sentiste en cada papel? • ¿Disfrutaste negarte a dar ese "algo" a tu compañero, o querías dárselo o complacerlo aún perjudicándote a ti mismo? Conversa con tu compañero durante varios minutos comparando la experiencia del ejercicio con lo que haces en situaciones parecidas.

D.

Decir "no" sin decirlo: Puedes hacer este ejercicio con una persona con quien tengas una relación dentro de Z3 o Z4, para que los dos tomen conciencia de su manera de decir "no": 1. Una persona de la pareja va a pedir algo que, de antemano, sabe que su compañero no va a darle (un préstamo cuantioso, un nuevo carro, vacaciones en la China Popular, etc.). Aquella persona va a seguir insistiendo por cualquier medio, para que se le conceda su petición, mientras la otra va a seguir negándola, sin usar la palabra "no" directamente. 2. Después de cinco minutos intercambien papeles. 3. Conversen sobre el contenido del ejercicio, cómo cada uno decía "no", sin decirlo directamente, y cómo se sintió cada uno ante esta forma de negación. ¿Cómo se compara tu forma de negar la petición en este ejercicio con la que utilizas normalmente? ¿Cuál forma de negación prefieres? El juego de papeles: Una de las habilidades más importantes para cualquier pareja u otra relación de Z3 o Z4, es poder percibir el mundo según el mapa del otro, al menos parcialmente. Esta habilidad impide la pelea sucia como resultado de la frustración y/o los paralogismos relacionados con diferencias de criterios. Un ejercicio para desarrollar esta percepción empática es el juego de papeles. Tú y tu pareja o compañero pueden acordar un tema o un motivo de frecuente disgusto y luego cada uno toma el papel del otro, siguiendo la discusión pero con el marco de referencia (mapa) del otro. Cada uno defiende el criterio u opinión que normalmente critica. Lugar: Fecha:

E.

Nombre:

================================= 108 ================================^

Comunicación conyugal y familiar

7.2 La metacomunicación: Intimar es hablar de cómo hablamos. Ya que la pelea limpia se concentra en el proceso de las comunicaciones, nos conviene desarrollar unas técnicas para que periódicamente examinemos este proceso. Estas .técnicas forman parte de la metacomunicación: comunicarse sobre la manera de comunicarse, especialmente a nivel de proceso. Ella da una perspectiva para poder corregir cualquier "suciedad" o malentendido en el diálogo. La meta-comunicación puede practicarse por medio del parafraseo y la interrogación en el momento que se presente cualquier posible mal entendido o mal sentimiento. Parafrasear es repetir clarificar y pedir confirmación de lo que se acaba de oír, para entender el mensaje (contenido) y a la vez asegurar a la otra persona que sí se le entendió. Interrogación es pedir una clarificación de una palabra o un concepto vago o sujeto a varias connotaciones. A través de este proceso, puedes eliminar cualquier confusión entre lo percibido y lo real, esclarecer cualquier término o concepto percibido distintamente por los dos mapas, y enderezar y encaminar el diálogo. Así no quedan "lagunas" entre lo que quiso decir la otra persona y lo que tu entendiste. Estas técnicas también pueden utilizarse para clarificar cualquier incongruencia entre paramensajes recibidos. Examina estos ejemplos: A— Tú siempre llegas tarde. B— Entonces te molesta que llegue después de las ocho (Clarificación de. "tarde" y de la reacción emocional percibida). A— Tú constantemente me desprecias delante de los demás. B— Específicamente, ¿con cuál de las cosas que digo o hago te sientes despreciada? (Clarificación del estímulo y de la diferencia entre "desprecio" y "sentirse despreciado"). A— Tu trabajo es más importante para ti que tu familia. B— Entonces, porque trabajo los domingos, ¿tú crees que estoy dando más importancia al trabajo? (Clarificación del componente conductual y del posible paralogismo relacionado con "importante"). A— Me da mucha rabia cuando te pones a coquetear con otras niñas. B— ¿Entonces tienes rabia cuando yo hablo con otras en la fiesta? (Clarificación de "coquetear" y de la responsabilidad de la rabia).
109

Diplomado en consejería familiar

A— ¡No! No hay ningún problema en recogerte (cara y tono de voz indican que sí lo hay). B. Pues hombre, agradezco tu oferta y a la vez percibo por tu tono de voz que sería una imposición. (Clarificación de paramensajes incongruentes). Varias técnicas específicas de parafraseo e interrogación se encuentran en las obras sobre la psicolingüística social. La otra forma de metacomunicación es la que puede practicarse periódicamente entre dos personas que dediquen un tiempo para conversar en general sobre el proceso de su comunicación. Para parejas de novios o casados, la mejor frecuencia de estas "reuniones" parece ser o cinco minutos diarios o media hora por semana. En otras relaciones, como la laboral o la social, esta metacomunicación puede llevarse a cabo periódicamente según la necesidad. Así, los dos pueden tomar conciencia de los patrones de comunicación (reactiva y proactiva) que se están desarrollando entre los dos, y de cualquier sentimiento negativo relacionado con ellos, para resolverlos en lugar de retirarse, aislarse o tener auto compasión. La intimidad florece hablando de sí mismo y así desarrollamos el reino de "lo nuestro".

no

8 Caricias y tiempo
OBJETIVOS 1. Distinguir, con ejemplos propios, peluches, plásticos y pellizcos, y su efecto en la comunicación familiar. 2. 3. 4. Practicar, con ejemplos propios, cinco maneras de dar, recibir o rehusar caricias. Identificar, en la propia experiencia, las veces cuando el tiempo es usado como kairos y como kronos. Realizar un Tiempograma personal.

8 Caricias y tiempo
Séptima y octava destrezas de la intimidad !
8.1 Las caricias: Intimar es reconocer y ser reconocido por lo que somos. El aspecto fundamental de la comunicación humana es el reconocimiento de un ser por otro durante la relación interpersonal. El fundador del Análisis Transaccional, el doctor Eric Berne, siguiendo los trabajos de Piaget, Spitz, Harlow y Erickson, fue uno de los pioneros en el estudio de la intimidad y el amor con su conceptualización teórica y planteamiento pragmático sobre la "unidad" de reconocimiento humano. Esta unidad se llama caricia y significa cualquier reconocimiento de otro ser humano, verbal o físico, positivo o negativo, directo o indirecto, condicional o incondicional. Los estudios antes citados muestran que el estímulo físico, en cualquier forma, es imprescindible para la supervivencia física del recién nacido; sin él, el bebé desarrolla una depresión anaclítica y muere. Según la descripción de Berne, más literal que figurativa, se le desintegra la columna vertebral. Más tarde y hasta la edad adulta, el estímulo físico es reemplazado parcialmente por el verbal, y sin éste, la persona muere psicológica, social y espiritualmente. Lo opuesto al amor no es el odio, como se cree popularmente, sino la apatía, un estado que el ser humano no tolera. Es como si hubiera en cada ser humano una "batería" que necesitara su carga diaria para subsistir. Nuestra batería de caricias, al no recibir su debida carga de las caricias agradables, no aguanta el "descargue", y el individuo se pone a hacer cualquier cosa, rebuscar cualquier pretexto para recibir algún reconocimiento. "Algo es algo, peor es nada", como se ve claramente en la conducta de cualquier niflo que "se porte mal" para rebuscar su tunda y llamar la atención. Según su mapa, ésta es la única forma de lograrla. El Análisis Transaccional nos ofrece una clasificación realista y pragmática de las caricias, con sus términos coloquiales, por los cuales se ha destacado esta corriente, manteniendo una base teórica científica y a la vez comunicándose en forma sencilla y fácil de entender: Peluches: Estas son las caricias positivas incondicionales, las cuales elogian características inherentes de la persona y no su rendimiento, sus posesiones, etc. Casi siempre los Peluches utilizan el verbo "ser": • Tú eres muy linda. • Usted es inteligente. • Eres muy cariñosa. • Él es buen padre. • Etc.
1 Gilberto Brenson (1980) El reino de lo nuestro. Bogotá: Editorial Tercer Mundo.

familiar

Plásticos: Estas caricias son positivas o negativas y se refiere a las acciones (la conducta) del individuo, en lugar de lo que él es: están condicionadas a lo que hace o tiene: Muy bien hecho. Sacaste buenas notas. Tu pelo queda bien así. Puedes hacerlo mejor. Hay tres errores de ortografía. No me llames tanto a la oficina. Etc. Pellizcos: Los Pellizcas son las caricias negativas incondicionales que insultan a la persona en lugar de criticar lo que hace. Estos también utilizan el verbo "ser" en la mayoría de los casos: Eres la embarrada. Usted es una bruta. Que torpe eres, No sirves para nada. Él es un idiota. No sea tan terca. Etc. El valor fisiológico del estímulo en todas las caricias es igual, todas llenan la necesidad de reconocimiento. El valor psicológico es muy distinto, por supuesto. Las caricias de mayor valor psicológico son los Peluches. mientras las de menos valor psicológico, las que lastiman mientras recargan la batería, son los Pellizcos. Los Plásticos quedan en la mitad del continuo de valor psicológico, siendo los positivos más valiosos que los negativos. Lo que significa esto al nivel práctico, en el proceso de la intimidad, es que aprendiendo la distinción entre las tres categorías de caricias, puedes tener en cuenta las siguientes pautas de acción: 1. Cuando quieras y puedas honestamente elogiar a otro, es mejor usar el Peluche en lugar del Plástico, elogiando a la persona en lugar de su conducta. Esto es uno de los cambios conductuales necesarios para llegar a relaciones de Z3: • Eres buen estudiante en matemáticas. Vs. Muy buenas las notas de matemáticas. • Eres buena cocinera, mi amor. Vs. La carne te quedó bien, mi amor. Si no crees que haya una diferencia cualitativa, ensáyalo tú mismo. Descubrirás que el Peluche "llega más".

Comunicación conyugal y familiar

Por otro lado, cuando quieras corregir o criticar , algo que todos nos sentimos obligados a hacer en muchas ocasiones para defender nuestros derechos, es mucho mejor criticar la conducta que la persona, dar Plásticos en lugar de Pellizcos: • Me molesta que des más prioridad a tus actividades que a las nuestras. Vs. Eres un machista egoísta. • Estás contestando mal a los clientes. Vs. Eres un grosero. En una situación de crítica justificada, ¿cuál de cada par de respuestas te duele menos? Entonces con esta clasificación de Peluches, Plásticos y Pellizcos, podemos explorar cinco destrezas para facilitar y mantener el crecimiento de la intimidad. Opino que el uso adecuado de caricias es el componente principal para profundizar la intimidad desde cualquier nivel. Dar caricias: La primera destreza relacionada con las caricias es aprender a darlas. El ser humano siente que vale como ser humano y no como máquina productora, en la medida que recibe Peluches. A la vez, la persona que las da siente la satisfacción de haberlas dado. Como el amor, Peluches con Peluches se pagan. Puedes hacer conciencia de aquellas características positivas de las personas que te rodean y comenzar a dar Peluches (ser "Peluchero"). No es fácil al principio, y puedes sentir que te estás forzando o que no eres espontáneo, pero es necesario pasar por esta etapa para que llegues a serlo, como con cualquier otro cambio de conducta o desensibilización. En nuestra sociedad de consumo, el Peluche ha sido la primera victima. También tienes derecho a corregir y criticar dentro de la intimidad, especialmente cuando la conducta criticada afecta, según tus criterios, la relación entre los dos. Puedes hacerlo con Plásticos negativos en lugar de Pellizcos para evitar la pelea sucia. En cuanto a las caricias físicas, gran parte de nuestra necesidad infantil de ellas ha sido satisfecha por las verbales; sin embargo, aquéllas no pueden reemplazarse por completo, y desafortunadamente, en la sociedad occidental, hemos tenido la tendencia de ir al otro extremo, y las que damos no son suficientes. Los últimos estudios han correlacionado, con
================================= 115 = = = = =

2.

Diplomado en consejería familiar

coeficientes muy altos, la prohibición o tabú cultural en contra de las caricias físicas y el grado de violencia en esta sociedad. Nosotros, los occidentales, hemos sexualizado tanto el toque (probablemente debido a no haber aprendido a distinguir bien entre el contacto de protecciónternura-cariño y el de estímulo sexual), que fuera de una cancha deportiva, un saludo ritual y una borrachera, tocar a alguien del mismo sexo es visto por muchos como algo "raro". Así mismo, el toque entre personas del sexo opuesto también ha sido sexualizado a tal punto que es base para acusaciones de "gallinazo", "infiel", "coqueta", "sinvergüenza", "robamaridos", etc. No es sorprendente, entonces, nuestra exagerada tendencia a recurrir a la violencia en el hogar, en las ciudades, hasta en las relaciones internacionales. Yo estoy categóricamente en oposición a las caricias físicas negativas (los golpes, la palmada, las muendas, etc.), salvo en aquellos raros casos en los cuales sean necesarias para preservar la vida, ante un peligro inminente y real. Jamás será necesario pegar a una persona con quien compartes la intimidad, aunque ganas no te falten. Siempre existen otras opciones para resolver las diferencias y para educar a los niños. A nivel de pareja, opino que la violencia física (y verbal) es reprensible y totalmente inaceptable como opción. Como dijo el doctor Berne en una ocasión: "La pareja X decidió que su vida sexual y sus peleas eran incompatibles, entonces decidió dejar de hacer el amor". La famosa pancarta de las protestas contra la guerra en Vietnam durante los años 60 en los Estados Unidos debería, en mi opinión, estar en cada hogar y en cada centro gubernamental: ¡Make love, not war! (¡Haz el amor, no la guerra!). La violencia física y verbal es la confesión del triunfo de la inadecuación, la impotencia y la desintegración del hombre dentro de su obsesión y ante su indisponibilidad de intimar. Aceptar caricias: La segunda área de destreza-acción con las caricias es la de aceptarlas. Es irónico que agradezcamos cualquier regalo o préstamo de otra persona, pero al recibir el regalo más importante del mundo, un Peluche, muchas personas no dicen nada, lo rechazan o lo descalifican diciendo cosas como: • Que perdone lo malo. • No es nada. • Bondad suya. • Si tú lo dices. • ¡Hmph! • Si realmente me conocieras. •-»"' ¡Olvídalo!
= = = = = = = = H6 ===========================

Comunicación conyugal y familiar

• Pude haberlo hecho mejor. • Etc. No cuesta nada decir "Gracias" cuando recibes una caricia positiva, y así la otra persona sabe que la has recibido bien. Al no hacerlo, corres el riesgo de que la otra persona se sienta rechazada como persona (porque su caricia fue "rechazada"), y que no te la vuelva a dar. No es petulancia aceptar y agradecer un Peluche, como no lo es aceptar un regalo de flores, dulces o un favor. Cuando otra persona rechaza o descalifica tu Peluche. ¿qué haces? ¿Te quedas mudo? ¿Cambias rápidamente de tema? ¿Te sientes molesto o incómodo? ¿Lo conviertes en Pellizco? Tienes todo el derecho de decir: "Pues, así lo creo yo. Lamento que no quieras creerme" o "Sigues siendo muy... , ¡ya sea que lo creas o no!". Por otro lado, tienes todo el derecho de no aceptar o de rechazar las caricias negativas injustas, incluyendo todos los Pellizcos. Con éstos, puedes contabilizar lo que sientes y piensas ante el Pellizco y como último recurso, cuando el Pellizco se convierte en un ataque virulento, puedes decir algo corno: "Vayase a chupar un limón". "No quiero compartir insultos con usted". Pedir caricias: La tercera área de proactividad con caricias es pedirlas. En esta área también hacemos cosas raras. Mucha gente libremente pide lo que quiere, especialmente de una persona de confianza. Pero pedir una caricia positiva verbal o física "le da pena", aun con quien hay una relación de Z3 o Z4. El valor de la caricia no disminuye nada por el hecho de que haya sido pedida. Si yo necesito un fósforo, es el mismo fósforo con la misma capacidad de prender fuego, sea pedido o sea regalado espontáneamente porque alguien anticipó mi necesidad. El detalle espontáneo que muestra que alguien está pendiente de mí es lindísimo; a la vez no voy a aguantar privación, ni a basar la satisfacción de mis necesidades en la capacidad del otro para adivinar lo que quiero, especialmente con algo tan importante como Peluches verbales o físicos. Otras personas no pueden adivinar todo lo que tú necesitas ni es su obligación tratar de hacerlo. A la vez la otra persona siempre tiene la opción (> responsabilidad) de decir "no", si no quiere darte lo que pides. A continuación vemos algunas maneras de pedir Peluches o
^ ^ = 117 = = = = =

familiar

Plásticos, según el grado de intimidad en la relación: • ¡Estoy cansado! Quiero que me consientas. • Me siento mal, papi. Necesito Peluches. • Me gustaría que me dijeras más que me quieres. • ¿Me quieres dar un masaje en la espalda? • Opino que hice el informe bastante bien. ¿Qué piensas tú?, (dirigiéndose al jefe) • ¿Tú me consideras, como buen amigo? • Etc. Rehusar dar caricias: Esta cuarta área está relacionada con la anterior y consiste en el derecho que tiene cada uno de rehusar dar una caricia solicitada. Puede ser más "culto" decirle o darle a otro lo que quiere para complacerle, pero si lo haces sin convicción ni honestidad, la otra persona probablemente va a percibir tu incongruencia. Entonces, mejor ser honesto y auténtico, y así la otra persona sabrá que cuando sí se la das, eres sincero. Hay varias maneras de rehusar dar una caricia: • Yo también estoy cansada. ¿Quieres esperar hasta más tarde? • Si le dijera que es excelente secretaria, señorita, estaría exagerando, ya que se requieren años para eso. Su trabajo en mecanografía si ha sido excelente. • Opino que te ves mejor con el otro estilo de peinado. • (Ante un hijo preguntando si lo amas, con el fin de evitar un castigo). No quiero hablar de eso ahora, sino del reguero que dejaste en tu cuarto. • No mi amor, no eres buena cocinera, pero poco me importa, ya que tienes tantas otras cualidades. También es tu derecho rehusar dar un Pellizco respecto a una tercera persona. Frecuentemente, en la mitad de la "chismografía", se comienza a hablar de "ese cretino de Gómez" o del "sinvergüenza de tu papá", etc. Casi siempre, cuando das Pellizcos a terceros, la persona con quien estás hablando comienza a pensar: "¿Y qué estaría diciendo de mí, cuando habla con otros?". Desafortunadamente el chisme y la crítica son el único cemento que une a muchas personas. Es una lástima porque este mismo cemento impide que las dos pasen de Z2 a Z3. Las auto caricias: La última área de destreza con tes ¿«oicias es el uso de la auto caricia. La persona que anda "ponteándose" y Pellizcándose a sí

Comunicación conyugal y familiar

misma, va a atraer los mismos Pellizcas de otros. A la vez cada uno tiene derecho a darse Peluches a sí mismo, cuando sean sinceros y evitando excesos. Esto, a veces, representa los mejores primeros auxilios para una batería totalmente descargada y sin Peluches, o alguien a quién pedirlos a la vista. La falsa modestia me parece una plaga deshumanizante que mata la autenticidad e impide la intimidad. Hace poco mi hijo Benji (de cuatro años) participó en un programa de su jardín infantil para celebrar el Día de la Raza. Cuando se bajó del escenario después de desempeñar un papel de guerrero en "La Muerte del Indio Macario", me dijo: "Papito, estoy muy churro con mi vestido de indio y toqué muy bien el tambor, ¿no es cierto?" Reflexioné en este momento sobre la autoestima y su papel esencial en el crecimiento humano a nivel individual y dentro de la relación de intimidad. Puedes estimar a los demás sólo en la medida que te estimes a ti mismo. Por supuesto, el exceso de auto caricias, la "sobreautoestima", es tan negativa como la sobre estima hacia los demás, que se manifiesta en forma de adulación o "caramelo". Una clase de caricias muy importante para llegar a las zonas avanzadas, es la de protección. Cuando confíes en tu capacidad de cuidarte a ti mismo, podrás ofrecer a otros el mismo cuidado y ternura. Aunque nadie es responsable de hacer sentir bien a otro (ni es posible), todos somos responsables por los compromisos con los demás y podemos gozar del placer de invitar a otros a aceptar nuestras conductas protectoras. Milton May eroff dice: "Al proteger a otro y ayudarle a crecer, experimento el objeto protegido corno una extensión de mí mismo y a la vez algo que respeto y amo por sí mismo". Cuando cuidas a otra persona, simultáneamente te estás haciendo feliz a ti mismo. Es ser para ti mismo y para tu compañero: tierno, empático, considerado, bondadoso, tolerante, comprensivo, abierto y Peluchero. Proteger quiere decir estar con el otro y escucharlo tanto en los momentos difíciles como en los buenos. Proteger no significa imponer criterios ni tratar de restringir la individualidad o la autodeterminación de la otra persona. Con la seguridad de la protección predecible, podemos decir: "Yo seré yo mismo y tú puedes ser tú mismo, sin temor". En la relación de pareja, la intimidad enriquece el acto voluntario de dar, aceptar y compartir otra clase de caricias: las sexuales. La relación sexual en sí misma puede ocurrir de Z2 en adelante, pero cuando ocurra dentro del contexto de una relación
= = = = = = = = = = = = = = = = 119 = = = = = =

familiar

de Z4, es descrita como la experiencia humana más intensa y placentera que existe, la que corresponde al punto máximo del paradigma amorintimidad. El sexo es para el placer y para la diversión; compartir éstos es otra forma de compartir amor. Es importante conocer la diferencia entre las necesidades de protección y ternura, y las sexuales; las primeras dos deben satisfacerse antes que las últimas. También es importante reconocer que el amor no es la única emoción asociada con las relaciones sexuales. Fromm cita los componentes adicionales de ansiedad, de soledad, de deseo de conquistar o ser conquistado, de vanidad, del deseo de herir, etc. El peor enemigo de la relación sexual orgásmica es la comunicación reactiva, incluyendo la carencia de comunicación, especialmente sobre percepciones (reales y paralogísticas) de afán, prejuicios, cansancio, ritualización, preocupaciones y aburrimiento. En mi experiencia, el tema de las relaciones sexuales es el que más se presta para reactividad, aun entre parejas dentro de Z4 que han logrado mucha proactividad en sus otras áreas de comunicación. Como en cualquier otra área de tu vida, tienes derecho de dar, aceptar, pedir y rehusar dar cualquier caricia sexual. Más que con cualquier otra manifestación de la intimidad, es necesario permanecer en el "aquí y ahora" para poder gozar plenamente de la vida sexual. Tu principal órgano sexual es tu mente; la relación sexual orgásmica depende de la actualización de tu mapa antes de la relación, y de "desconectar" totalmente tu mente durante ella. En su máxima expresión, la intimidad es experimentar y compartir el óptimo placer y goce en la unión sexual, la cual puede ser la óptima comunicación dentro del reino de "lo nuestro".

Comunicación conyugal y familiar

EJERCICIOS DE INTEGRACIÓN (Sobre las caricias) A. Practicar con Pe luches: Para desensibilizarte y desprevenirte acerca del uso de Peluches, puedes ensayar estas sugerencias en tus relaciones de Zl, en aquellas situaciones en las cuales puedes dar Peluches. Vale repetir que el Peluche no es adulación ni carameleo; si no puedes darlo sinceramente, mejor no decir nada. A la vez, cuando te pones a abrir los ojos y la mente, descubrirás centenares de personas que merecen uno u otro Peluche: • al que cobra el peaje, • en la tienda donde haces compras, • a los vendedores que llegan a la casa, • al ascensorista, portero, recepcionista, etc. • a los compañeros de trabajo, los subalternos • al mesero, a la empleada de un almacén, al funcionario público, • en el bus, al que está a tu lado, • al boletero, lustrabotas, cuida carros y hasta gamín de la cuadra, • al encontrarte con los vecinos, • a cualquier persona que te llame por teléfono, • al taxista, chofer de bus, azafata, • a la persona al lado en una cola, • a los empleados de las empresas de servicios públicos. B. Patrones de caricias: Puedes hacer este ejercicio para tomar más conciencia de tu patrón conductual y de actitud acerca de las caricias: 1. Escribe los diez Peluches que más te (gusta) (gustaría) recibir: 2. Anota diez caricias positivas específicas (Peluches o Plásticos) que hubieras querido recibir la semana pasada en tu trabajo, tu hogar y en tus actividades sociales, las cuales no recibiste: 3. Específicamente, ¿qué será necesario para facilitar que las recibas en el futuro (merecerlas, pedirlas, darlas, aceptarlas bien, etc.)? 4. De todas las caricias (negativas y positivas) que recibiste la semana pasada, ¿cuáles te molestaron? 5. ¿Qué haces (o dejas de hacer) para seguir recibiendo estas caricias que te molestaron? 6. ¿Cuáles caricias positivas rechazaste o descalificaste la
=========================== 121 = = = = = = = = = = =

Diplomado en consejería familiar

semana pasada? ¿De quién? ¿Cómo? 7. ¿Cuáles caricias pediste la semana pasada? ¿De quién? ¿Cómo? 8. ¿Cuáles auto caricias (positivas y negativas) te diste la semana? 9. Escribe ejemplos específicos de las caricias que más recibías durante la niñez: a. Peluches: b. Plásticos: c. Pellizcos: 10. De los anteriores, ¿cuáles sigues recibiendo? ¿Son relevantes hoy en día? 11. ¿Cuáles pellizcos diste la semana pasada y a quiénes? 12. ¿Cómo puedes reemplazarlos con Plásticos negativos? 13. Anota diez personas que merecen más Peluches de los que actualmente les estás dando: 14. ¿Qué haces cuando alguien rechaza o descalifica un Peluche o Plástico positivo que le das? ¿Qué harás en el futuro? 15. ¿Qué caricias hubieras querido rehusar dar la semana pasada? ¿Cómo lo harás la semana entrante? 16. Anota diez cualidades tuyas que merecen Peluches: 17. ¿Qué haces cuando alguien te da un Pellizco? ¿Qué harás en el futuro? 18. ¿Cuáles caricias positivas quieres pedir la semana entrante? ¿De quién y cómo? 19. ¿Cómo vas a reaccionar ante un Peluche en el futuro? 20. ¿A quiénes vas a dar Peluches la semana entrante? (ver tu respuesta en 13). C. Caricias con tu pareja: Este ejercicio es para hacer con tu pareja y algunas otras relaciones de Z3 y Z4, primero en forma escrita; cada uno trabajando independientemente, y luego compartiendo y comparando verbalmente las respuestas. Este ejercicio está diseñado para repetirse periódicamente (las respuestas van a cambiar si la relación está creciendo) y para que cada uno pueda guardar la hoja de respuestas de su pareja como un recordatorio. Es importante contestar todo el cuestionario (donde sea relevante); si no encuentras aspectos negativos del otro, lo más probable es que tu relación todavía está basada en algunas máscaras y/o ilusiones. 1. Tú eres muy... (al menos cinco Peluches) 2. Yo me siento molesto cuando tú... (al menos cinco Plásticos negativos) 3. Lo que más me (gusta) (gustaría) que me (digas) (dijeras) es... (al menos diez Peluches y Plásticos) 4. Las caricias tuyas que más me molestan son... 5. Las caricias físicas que más me (gusta) (gustaría) recibir de
= 122 '

Comunicación conyugal y familiar

6. 7. 8. 9. 10. 11. 12. 13. 14. 15. 16.

ti son... Las caricias físicas tuyas que menos me gustan son ... Si rechazas o descalificas un Peluche mío, voy a decirte... Si yo rechazo o descalifico un Peluche tuyo, quiero que me digas... Cuando quiero caricias, te voy a decir... Cuando quieras caricias, sólo tienes que decirme... Cuando no quiero darte lo que me pides, te voy a decir... Cuando no quieras darme lo que te pido, me puedes decir... Me (gusta) (gustaría) recibir tu protección cuando... Prefiero que no me protejas cuando... Lo que más me gusta de nuestra vida sexual es... Lo que menos me gusta de nuestra vida sexual es...

Existen una multitud de ejercicios para fortalecer la confianza y la aceptación de protección entre relaciones de Z2 en adelante. Mis tres favoritos son los siguientes: D. La caminata ciega: Trabajando en pareja, una persona se venda los ojos y se para detrás de su compañero, colocando las manos sobre los hombros de él. El compañero es el "guía" y tiene la responsabilidad de llevar a su ciego a través, encima y por debajo de un curso de obstáculos, utilizando sólo sus palabras (el "ciego" mantiene sus manos sobre los hombros del "guía" para sentir el movimiento de su cuerpo). A la vez, el "guía" puede sugerirle al ciego algunos ejercicios sensoriales, tales como identificar olores, sonidos, objetos por textura, sabores, otras personas por la configuración de la cara, etc. Después de diez o quince minutos, el guía y el ciego intercambian papeles durante otros 10 y 15 minutos, y luego intercambian experiencias. Ahora, repite el ejercicio sin hablar. E. El muñeco de trapo: Una persona se acuesta boca arriba en el suelo mientras uno o varios compañeros lenta y suavemente alzan y bajan los brazos, las piernas y la cabeza. Tanto el "Muñeco" como sus compañeros pueden identificar las tensiones musculares que indiquen una resistencia a "someterse" a la protección. F. El mapa corporal: Este es un ejercicio de desensibilización con el cual muchas parejas de Z3 y Z4 han logrado conocerse
= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =

^

= =

123

Diplomado en consejería familiar

mejor y gozar más. El primer paso es que cada uno dibuje dos siluetas del otro, lo más grandes que permita el papel, uña de frente y la otra de espalda. El segundo paso es dar un masaje, uno a otro, muy despacio y cariñoso, pasando por todo el cuerpo, por delante y por detrás. Mientras tanto, el que está recibiendo el masaje se está poniendo en contacto con sus sentimientos durante cada paso del masaje. Luego se clasifican los sentimientos en: protección, deseo sexual, asco, amor, indiferencia, desprecio, miedo, ternura, etc. Si hay dificultad en identificar un sentimiento, se puede establecer un diálogo imaginario pero en voz alta entre la mano que está masajeando y la parte del cuerpo masajeada. ¿Qué está diciendo la mano al cuerpo? ¿Qué está contestando el cuerpo? ¿Cómo está respondiendo la mano? etc. Este diálogo generalmente facilita la identificación de los sentimientos. El tercer paso es asignar un color (con lápiz, crayón, pintura) a cada emoción y pintar en el dibujo las partes del cuerpo que corresponden a cada emoción. El cuarto paso es compartir con tu pareja cualquier sentimiento negativo que hayas experimentado y las sensaciones más agradables. Especialmente importante es distinguir entre los sentimientos de protección y los de deseo sexual.

Nombre:
======================^

Lugar:
124

Fecha:
=

familiar

8.2

El tiempo: Intimar es compartir nuestro "aquí y ahora"

Todo lo que hemos visto en esta segunda parte depende de una estructuración adecuada del tiempo que tenemos y del que estamos dispuestos a invertir en cada una de nuestras relaciones. Al nacer, recibes una riqueza en tiempo para gastar e invertir. No hay consignaciones, solamente retiros. Puedes invertir tu tiempo con sabiduría y planeación, o puedes malgastado por ignorancia o falta de cuidado. Los griegos reconocieron esta diferencia cuando identificaron dos maneras de estructurar el tiempo: Kairos, o sea por su calidad e importancia, y Kronos, por pura medición. Berne habla de tiempo por reloj y tiempo por objetivo. La vida es muy valiosa y por lo tanto el tiempo es muy precioso; puedes ser su dueño o su esclavo. En cualquier relación de Z3 ó Z4, además de planear tiempo para cada uno como individuo, los dos pueden estructurar su tiempo juntos para tomar en cuenta todas sus necesidades, como el estar a solas, los rituales y pasatiempos, las actividades sociales con otros para evitar el encapsulamiento o el acaparamiento mutuo, la metacomunicación, el trabajo juntos, la diversión y el placer, incluyendo un tiempo para permitir la impulsividad y la espontaneidad. Por otra parte, el sencillo hecho de estructurar tu tiempo en forma equilibrada, no ofrece ninguna garantía para que ese tiempo lleve más profundidad de intimidad. El tiempo puede usarse para facilitar la intimidad o para evitarla, una distinción parecida a la de Kairos y Kronos. Una pareja puede usar sus actividades sociales con otros, por ejemplo, para intimar con ellos, o como una excusa para no intimar más entre sí. Muchas veces, las actividades son producto reactivo de dos personas que se aburren juntas. Así mismo, ciertos rituales y artificios son muy útiles para "sondear" y averiguar si una persona está dispuesta para una relación más íntima; a la vez pueden utilizarse para evitar cualquier profundización de la relación. Una estructuración equilibrada del tiempo disponible a la pareja es un prerrequisito para poder intimar, pero en ningún momento asegura su realización. Puedes planear proactivamente el tiempo disponible dentro de tus relaciones, para que haya un ritmo y contraste interesante, en lugar de esperar pasivamente para que "sucedan las cosas". La intimidad existe sólo en el "aquí y ahora"; esto significa quedarse en el "aquí y ahora", mientras los dos planean para los "aquí y ahora" del futuro. Sólo cuando el tiempo está equitativamente distribuido para dar cabida a todo aquello que le pertenece al hombre y a la pareja, éstos estarán verdaderamente equilibrados. Muchas personas objetan diciendo: "Pero a mí no me interesa esto o aquello". La respuesta es dada por el famoso trabajador social Saúl Alinsky, dirigiéndose a un grupo de profesionales que estaban trabajando en los barrios pobres,

familiar

dentro del cual tuve el privilegio de estar: "Muchachos, no importa un pito lo que quiere hacer la gente; lo que importa es lo que puede aprender a querer hacer". Si no te interesa algo no es que la naturaleza no te haya dotado con el interés, sino que probablemente la educación que recibiste fue deficiente y te desmotivó para atender esa parte. Como dijo Paracelsus, citado en la primera parte de este libro: entre más conocimiento inherente, más amor. Uno de los aspectos más importantes dentro de tu estructuración de tiempo, la diversión, no es resultado de importunar o de presionar al otro, ni de someterse pasivamente o de mala gana a los deseos o gustos de él. Ni la pasividad ni la imposición permiten la intimidad. Si quieres divertirte más, procura ser más divertido, como una invitación para los que te rodean. En mi experiencia, el afán es uno de los principales enemigos de ía estructuración adecuada del tiempo para lograr más intimidad. Hace apenas medio siglo, viajábamos a 100 kilómetros por hora; hoy en día estamos llegando a los 50,000 k.p.h. Este afán se ve en nuestra vida cotidiana, y representa una grave amenaza a la intimidad; ésta no puede afanarse. Tanto el desarrollo de la intimidad como la abertura de una delicada flor, requieren tiempo, condiciones propicias y una alimentación adecuada. Afanar la intimidad es tan desastroso como afanar la abertura de los pétalos de la flor. La intimidad significa no estar sujeto al tiempo, sino usarlo proactivamente para compartir y crecer juntos, dentro del reino de "lo nuestro".

9 Interdependencia
OBJETIVOS 1. 2. 3. Distinguirlas relaciones de dependencia, independencia mutua e interdependencia. Describir las pautas de desarrollo de relaciones de interdependencia e intimidad. Definir exigencias y expectativas en una relación interdependiente, y comunicarlas.

9 Interdependencia
Novena destreza de la intimidad l
9.1 La interdependencia: intimar es gozar del reino de lo nuestro. Raras veces nos relacionamos desde el principio con las personas reales, más bien lo hacemos con las máscaras de los demás y con ilusiones. Un filósofo del siglo XVI dijo: "Cada hombre ama a dos mujeres. Una es la creación de su imaginación y la otra todavía no ha nacido". Una vez "desenmascarada" la otra persona, descubriendo así que en carne y hueso no corresponde a la ilusión, muchos se dedican a martirizarse o a tratar de cambiar a su pareja, siendo ambas clases de relación muy frustrantes e improductivas. Para integrar todos los demás componentes de la comunicación proactiva de intimidad, podemos examinar las varias maneras como nos relacionamos con los demás. Básicamente hay tres tipos de relaciones. El primero es la dependencia, esencial en la niñez y en ciertos casos durante la edad adulta, pero que al no ser esencial, generalmente resulta en una especie de esclavitud mental, física, social o espiritual que no permite pasar de Z3. Para que haya dependencia, una persona tiene que renunciar a una parte de su pensamiento, sentimiento o voluntad; este es un proceso de "vender" parte de la individualidad para "comprar" la aprobación del otro y así sentirse "seguro". Este martirio casi siempre tiene repercusiones negativas. La dependencia puede tener la forma de una simbiosis completa, o sea la dependencia mutua, como en el caso del ciego que carga en su hombro al inválido que sí tiene visión, o de una simbiosis parcial, en la cual uno de los de la pareja es el dependiente (simbiotizado) mientras el otro mantiene su individualidad intacta (simbiotizante), fenómeno muy común dentro del concepto machista del matrimonio. Cualitativamente, podemos expresar estas relaciones en términos de ecuaciones: Vi (el dependiente) + V2 (el otro dependiente) = 1 (valor cualitativo) Vi (el simbiotizado) + 1 (el simbiotizante) =1/4 Una situación análoga es cabalgar al lado de alguien. Por alguna razón, probablemente muy lógica, uno decide entregar las riendas de su caballo al otro. Los dos siguen cabalgando juntos, pero ¿qué va a pasar cuando el que no tiene control de las riendas de su caballo no quede satisfecho con la velocidad o con el camino? Lo más probable es que reclame al otro, o que aguante su martirio. Pero realmente ¿quién tiene la "culpa", el que tiene las riendas del otro y las maneja "mal", o el que las entregó voluntariamente? Muchas veces se pregunta por qué una persona se deja simbiotizar, dominar o
1 Gilberto Brenson (1980) El reino de lo nuestro. Bogotá: Editorial Tercer Mundo.

familiar

esclavizar. Ya que sabemos que hay complementariedad en cada relación, ambos tienen que estar de acuerdo en simbiotizar o dejarse simbiotizar, depender o dejar que el otro dependa. La mejor explicación que yo he encontrado es el planteamiento de Fromm en "Miedo a la libertad". Traduciendo lo que él postuló, en términos del vocabulario que estamos usando aquí, el mapa del individuo simbiotizado sólo contiene dos opciones: aguantar la angustia y el inmenso dolor de la soledad o "vender" parte o toda su voluntad, para conseguir la "seguridad" de la aceptación. Mejor el calor de un infierno en la tierra, que el duro y frío abandono de la soledad. Mejor aguantar una relación dolorosa o poco satisfactoria dentro de Z3, que arriesgar pasar toda la vida con relaciones de Zl a Z2. Ante la necesidad de escoger entre estas dos opciones, ¿cuál escogerías tú? Por otro lado, la limitación de opciones es igual de debilitante para el simbiotizante: aguantar la soledad o tener que responsabilizarse de los pensamientos, sentimientos o acciones de la otra persona, para sentirse valioso. ¿Cuál escogerías tú? Una forma especial de la dependencia es la anti dependencia, en la cual un individuo, en lugar de someterse a los deseos o criterios del otro, se rebela sistemáticamente contra ellos. La rebeldía es tan esclavizante como la sumisión, ya que ambas dependen de un patrón de conducta impuesto por otra persona, al cual se somete o contra el cual se rebela. La rebeldía es generalmente la única forma con que un simbiotizado puede salirse con la suya; esto es muy sano cuando facilita el crecimiento de la relación, pero negativo si el "rebelde" se queda así o vuelve a la dependencia después. La segunda clase de relación es la independencia mutua. En esta relación se eliminan los problemas anteriores porque ambas personas mantienen su individualidad y su derecho de autodeterminación. Pero generalmente esta es una relación sin compromiso, en la cual no se toma en cuenta el impacto del uno sobre el otro, una relación más de conveniencia, como una especie de "negocio relacionar. La independencia puede ser muy favorable y positiva en muchas clases de relaciones de Z2 y Z3, pero nunca llega a Z4, en donde la relación va más allá de la suma de sus dos integrantes, 1 + 1 = 2, y es una relación generalmente insatisfactoria para la pareja o las amistades más cercanas debido a su característica de no compromiso, y por lo tanto de poca seguridad. La última clase de relación, la única que facilita una máxima profundización de la intimidad y una relación de Z4, es la interdependencia. En esta relación, cada uno es responsable por sí mismo, por su impacto sobre el otro y por una inversión pareja, acordada e igual, de tiempo y energía, en esa entidad que es la relación entre ambos.

Comunicación conyugal y familiar

Esta entidad, que trasciende y va más allá de la simple suma de los dos individuos, se convierte en un "tercer yo" o "meta yo" de la relación, una identidad especial de la intimidad. Dos notas musicales, tocadas simultáneamente, no pierden su identidad ni su capacidad de unirse con otras notas. A la vez forman una nueva identidad, el nuevo sonido. El tercer yo de la intimidad es esta nueva nota. Es una nueva creación que requiere que ambas participen y aporten para que suceda. Cada una aporta a ese tercer yo y cada una se enriquece con él. Matemáticamente, es una relación de 1 + 1 + 1 (el 3er yo) = 3. Este tercer yo de la intimidad corresponde a "lo nuestro" de Martin Buber dentro de nuestro Z4, la entidad aparte que existe "entre" dos personas, exclusiva y en adición a la individualidad de las dos. El famoso pionero de cine ruso, Sergei Eisenstein, dijo: "La totalidad no es solamente la suma de sus componentes; es una creación de yuxtaposición y sensación que resulta distinguible cualitativamente de los componentes". En esta relación, hay una clara definición de los derechos, privilegios y responsabilidades de cada uno. Algunos de los aspectos más emocionantes en nuevas relaciones, son las posibilidades que resultan de la cooperación posible al permitir la igualdad sexual. Tener un compañero resulta mucho más agradable que tener un dueño o un esclavo: un colaborador es mucho más agradable que un competidor. En esta relación, cada uno tiene el mismo derecho de individualidad y autodeterminación (tiempo, espacio, dinero, amigos, trabajo, privacidad, etc.) y cada uno invierte la misma cantidad de energía y tiempo en el tercer yo, sea una inversión mínima como con algunas amistades o familiares, o una inversión grande, como en una relación matrimonial. Con cada una de tus relaciones, puedes desarrollar una actitud y las correspondientes conductas que reflejan la convivencia de intimidad dentro de la interdependencia: "sercon" en lugar de sólo estar con, desear en lugar de necesitar desesperadamente, involucrarte en, en lugar de poseer o pertenecer a; puedes estar cerca y libre porque la intimidad permite "querer" y no "tener que". Una de las bases más importantes para la creación de la interdependencia es el planteamiento y aceptación de las exigencias y expectativas de cada uno dentro de la relación. Es irónico que generalmente cuidemos este aspecto más en un rutinario contrato de trabajo o de compra-venta que en las
============================ 131 = = = = = = = = = = = =

familiar

relaciones más importantes. Cualquiera que sea la relación (matrimonial, familiar, social, noviazgo, trabajo), existen ciertas exigencias, tales como limites conductuales, compromisos, etc., sin los cuales la relación no podría seguir. También existen expectativas por parte de cada uno, no sólo respecto al otro sino también a la relación. Si éstas quedan como "cánones no escritos", cada uno presumiendo que el otro las entiende y las acepta, el verdadero vínculo primario de la relación corre peligro, porque ésta no tiene base. La intimidad puede florecer al máximo cuando los dos lleguen a un acuerdo explícito sobre lo que exige y espera uno del otro y de la relación. El derecho de comunicar exigencias y expectativas se convierte en obligación mutua para llegar a la plenitud de la intimidad, el goce del reino de "lo nuestro".

10 Los contratos de la intimidad
OBJETIVOS 1. Identificar los componentes de un contrato de cambio conductual y aplicarlos a experiencia propia. 2. 3. Identificar los componentes de un contrato diádico de intimidad y aplicarlo a relación de pareja o con algún miembro de la familia. Elaborar, basado en el ejemplo propuesto en el módulo, una "Declaración de Compromiso" aplicable a la relación de su propia pareja, real o supuesta.

10 Los contratos de la intimidad1
INTRODUCCIÓN Más que en cualquier otra época, las relaciones de hoy son más creativas en sus diseños de estilo de vida. Aunque mucha intimidad pueda existir en encuentros breves, la mayoría de las personas buscan relaciones profundas y duraderas para sentir la seguridad de predictabilidad y la satisfacción de crecer juntos. Ninguna relación, ni siquiera una de Z4, puede darte seguridad; la seguridad procede desde adentro, tú te la das, a ti mismo, sabiendo que puedes contar contigo mismo, pase lo que pase. A la vez, puedes enriquecer la calidad de tu seguridad por medio de la confianza mutua que se encuentra en la intimidad de una relación Z4. Con nuevos permisos de la sociedad para salir de cualquier relación que no sea satisfactoria, el reto a cada persona es crear y participar en una relación en la cual ambas personas quieren permanecer juntas, en lugar de sentirse obligadas a hacerlo. Por tan reactiva o lastimada que sea una relación, y por tanto que se haya echado para atrás en su crecimiento, cuando ambas personas están dispuestas a crecer, hay una esperanza realista. Cualquier relación en cualquier zona, por medio de la intimidad, puede llegar a llenarse con trabajo creativo y satisfactorio, diversión, libertad para la realización individual, goce, amor y seguridad. Para lograrlo, los compromisos tienen que llegar más allá de la fidelidad sexual, la promesa de buenas intenciones o la emoción amorosa: se requieren parámetros realistas. Una de las mejores maneras para establecer y seguir estos parámetros es por medio de un "contrato". Existen cuatro clases de contratos que pueden afectar a una relación: el legal, el religioso, el de cambio conductual y el contrato diádico de intimidad. Los dos últimos no reemplazan los dos primeros, cuyo trato está fuera de las consideraciones de este libro; los segundos facilitan más profundidad, significado, relevancia y éxito en los dos primeros. 10.1 El contrato personal de cambio conductual El contrato personal de cambio conductual es un compromiso contigo mismo para cambiar algo en tu conducta, con las siguientes condiciones: 1. Ser algo que tú quieras cambiar en ti mismo, no sólo aquellos cambios que otros te exigen o sugieren, ni lo que crees que debes cambiar para complacer a otros. 2. Ser algo cuyo resultado será que tú te sientas más feliz, que seas más autónomo y que intimes más. 3. Ser algo medible en cuanto a su logro.
1 Gilberto Brenson (1980) El reino de lo nuestro. Bogotá: Editorial Tercer Mundo.

familiar

Ser algo especifico a nivel de conducta, no de pensamientos, sentimientos, actitudes, etc. 5. Ser algo para lo cual te das un plazo, un tiempo fijo para lograrlo. El plazo es el tiempo mínimo necesario para establecer un nuevo patrón conductual, evaluar sus resultados y decidir si quieres seguido en el futuro. 6. Ser un propósito afirmativo, constructivo, algo que vas a hacer en lugar de dejar de hacer. Los siguientes son algunos ejemplos de contratos de cambio conductuales dentro del contexto de varios tipos de relaciones: Daré dos Peíuches diarios a mi (pareja) (amigo) (jefe) (mamá) durante un mes. Saldré una vez por semana con mi señora en el plan netamente social que ella sugiera, durante tres meses. Me matricularé esta semana en un curso de inglés. Dos veces por semana, durante un mes, le diré "no" a mi esposo cuando no quiero hacer lo que él me pide. Durante dos meses, contabilizaré mi rabia con mi novia dentro de los primeros diez minutos de haberla experimentado. Fumaré cinco o menos cigarrillos por día durante los próximos tres meses. Cada semana haré uno de los ejercicios de este libro con una de mis amistades, durante seis meses. Durante cuatro semanas, tendré listo un plan de actividad social para cuando mi novio me pregunte: "¿Qué quieres hacer?". Le diré esta semana a mi amiga, que quiero que nos matriculemos juntas en un curso de yoga. Durante un periodo de seis meses, tendré una reunión mensual con cada uno de mis ejecutivos para hablar sobre nuestra comunicación empresarial. Al menos una vez por semana durante seis meses, tomaré la iniciativa de decirle a mi marido que quiero hacer el amor por la mañana. Le asignaré a cada hijo la responsabilidad de planear nuestro paseo dominical una vez por mes, durante tres meses. En el momento que sienta que estamos peleando sucio con mi mamá, se lo diré y caminaré diez cuadras antes de tratar el tema de nuevo, durante dos meses. Etc. Como primer contrato, puedes comprometerte a repasar estas notas y anotar todas aquellas destrezas que quieras adquirir o mejorar, con el fin de ponerte posteriormente otro contrato personal de cambio conductual.

4.

Comunicación conyugal y familiar

10.2 El contrato diádico de intimidad El contrato diádico de intimidad, originalmente ideado para matrimonios por el doctor John Whitaker, M.D., es un documento hecho por dos personas para dar constancia a los términos y las condiciones de sus compromisos. Como consecuencia, cada individuo sabe con qué puede contar y qué puede esperar del otro. Con el cumplimiento de los compromisos definidos, hay un marcado aumento de confianza, la cual facilita una intensificación y extensión de la intimidad y del amor. Este contrato es una manera de convertir las expectativas que normalmente son implícitas, percibidas o vagas, en parámetros explícitos, reales y específicos. El ejemplo del contrato presentado a continuación se ofrece más por su forma y diseño que por su contenido especifico. Es un ejemplo para parejas casadas con un alto grado de crecimiento personal y relacional ya logrado. El contrato debe ser condicionado, personalizado, modificado, enmendado o reducido según los siguientes criterios, todo, por supuesto, negociado entre los dos. 1. Tipo de relación y la zona en que se encuentra 2. Tiempo de existencia de la relación 3. Edad y sexo de los participantes 4. Responsabilidades legales 5. Nivel de crecimiento personal en que se encuentran los dos 6. Número de personas (como en el caso de familia y empresas) 7. Otros temas relevantes a la función de la pareja (cómo criar a los hijos, compartir los oficios caseros, tratar con los suegros, manejar el dinero, relaciones sexuales pre o extra matrimoniales, etc.). De todos modos, debe ser un instrumento suficientemente amplio para permitir un sentido de libertad y suficientemente restrictivo para ofrecer seguridad. Sobre todo, debe ser pragmático y relativamente fácil de cumplir. Es mejor comprometerte a tres o cuatro aspectos y cumplirlos, teniendo la opción posterior de firmar otros contratos, que diseñar y comprometerte a un contrato más completo, prosaico e idílico, pero el cual no quieres o no puedes cumplir. Esto se convierte en otro tema de pelea sucia o motivo de sentirse fracasado. Comprometerte a cumplir algo que sabes desde un principio que no quieres cumplir, va en contra de todo el concepto de autenticidad. Este contrato no está diseñado simplemente para leerlo y

familiar

archivarlo. El mejor provecho de él resulta de una lectura repetida, una y otra vez, tanto juntos como individualmente, para refrescar, repasar, renovar, revivir, reforzar, reexperimentar y, si es conveniente, reformar. Este contrato puede usarse como una parte dinámica y activa de la relación, especialmente con la metacomunicación. En la medida en que crezca la relación, habrá cambios en ella; así mismo la profundidad y el significado del contrato también crece y cambia. En aquellas relaciones en las cuales la reactividad, el dolor y la frustración han llegado a tal grado que impiden que la pareja siga creciendo y resolviendo sus propios problemas, recomiendo que los dos busquen ayuda de un profesional competente e invertir, en terapia conyugal, un periodo mínimo de seis meses, antes de considerar la alternativa de una separación. No recomiendo que la pareja viva aparte durante este tiempo, salvo en ciertos casos muy especiales, ya que esto generalmente concluye en una reconciliación que se basa en aburrimiento, soledad o presión social. Durante este tiempo, cada individuo tiene la oportunidad de crecer como persona y la relación tiene la misma oportunidad. En ningún caso, se puede suponer que la inhabilidad de dos individuos de mantener una relación creciente, satisfactoria e íntima, automáticamente implica un fracaso de los dos como seres humanos. Una cosa es el valor del ser humano como individuo y otra cosa es la relación entre dos seres humanos valiosos; el Papa Juan XXIII y Policarpa Salavarrieta fueron seres humanos destacadísimos equilibrados y geniales, pero dudo que hubieran podido formar una pareja mucho más allá de zona dos. 10.3 Una declaración de compromiso Firmo este contrato comprendiendo completamente los emocionantes riesgos involucrados en el reino de lo nuestro. Entiendo que nada es para siempre, que no existe ninguna garantía absoluta y que el "aquí y ahora" representa la única realidad para nosotros. No presumiré que podamos sostener la intimidad de Z4 sin reflexionar, planificar y dedicamos a las destrezas de la comunicación preactiva. Comprendo que mi realización como persona no depende de ti. ni de otra persona, sino de mi mismo(a). Acepto que yo soy responsable de mí y de mi felicidad; tú no eres responsable de "hacerme feliz". No buscaré en ti el príncipe (la princesa) azul ni la "media naranja perfecta"; ya que nadie es perfecto, no exigiré perfección ni de mí ni de ti. A la vez reconozco que la libertad sin compromiso o responsabilidad es sólo anarquía; al ser responsable conmigo mismo(a) y contigo, seré libre. No esperaré de ti ni de las circunstancias, la

Comunicación conyugal y familiar

libertad para ser yo mismo(a) o para ser dueño(a) de mí mismo (a); esto procede desde adentro. Reconozco que nuestro contrato es útil sólo en la medida en que logremos la máxima libertad individual dentro dé la seguridad y calor que ofrecerá nuestra relación por lo previsible y lo intimo. Comprendo que aunque no existe la igualdad absoluta entre los criterios de personas distintas, sí existe una igualdad de derechos entre estas personas. Aceptaré que dentro de nuestra relación podrán existir criterios diferentes, ya que somos personas distintas. Definiré mis propios criterios y finalmente dependeré de mí mismo(a) para sentirme aprobado(a). Me sentiré orgulloso(a) de mi individualidad y la tuya, sin competir contigo. Respetaré, por encima de todo, tu derecho de individualidad y de autodeterminación. Te aceptaré tal como eres y no te insultaré ni te descalificaré ni pública ni privadamente. Tampoco te presionaré a cambiar aquellas cosas en ti que no me gusten, te apreciaré por la persona única, distinta y bella que eres. A la vez, reconozco que cada uno tiene ciertas exigencias y expectativas, tanto como ciertos límites conductuales que no toleran que el otro exceda. Consideraré las tuyas y cumpliré las que me comprometa a cumplir. También tomaré conciencia de las mías y te las comunicaré oportuna, abierta y claramente. Estaré dispuesto(a) a "regatear" cualquier diferencia de criterios o de inversión de tiempo o energía en "lo nuestro", con el fin de establecer parámetros realistas y explícitos para nuestra relación. Reconozco que la "debilidad emocional" sólo ocurre con consentimiento mutuo. La capacidad de otros para influirme o manipularme depende solamente del grado en el cual me dejo influir o manipular. Por lo tanto, te amaré, te honraré y te respetaré, pero no me subyugaré a ti, ni aceptaré que te subyugues a mi. No seré ni tu. dueño(a) ni tu posesión. Podrás contar conmigo para estar a tu lado con ternura, comprensión, consideración y calor, tanto en los períodos de enfermedad o malestar como durante los de salud y bienestar. Te ofreceré fortaleza cuando tú te sientas débil y aceptaré la tuya cuando yo me sienta así. Frecuentemente recordaré y te acariciaré por aquellas cualidades y características bellas que tienes; te comunicaré mi amor, reconociendo tu belleza interior y exterior, por medio de mis palabras y mis acciones. Lo que te diga procederá de mi voluntad y convicción, no de sentirme obligado(a) a hacerlo ni por "debértelo". Además, distinguiré entre lo que eres y lo que
================================================== 139 =================

familiar

haces, entre una conducta, un objeto y un ser humano. Seguiré creciendo como individuo, con una mente sana y atractiva que mostraré con una actitud abierta y entusiasta sobre nuevas ideas, con interés en el mundo que me rodea, con nuevos conocimientos y con la adquisición de nuevas destrezas. También mantendré mi cuerpo sano y atractivo con la debida atención a la salud, al peso, a la nutrición y al ejercicio. Cuando tú hagas lo mismo, valorando así tu mente y tu cuerpo, te respaldaré y te apoyaré completamente. Te pediré directa y claramente cualquier cosa que quiera de ti, sin sentir que esto sea rogar, sin insinuación, lloriqueo o "huerfaneo", sin sentir que no debería tener que pedírtelo, sin presumir que tú puedas adivinar lo que yo quiero. Así mismo, te daré a ti cualquier cosa que pidas, siempre y cuando pueda y quiera hacerla, sin sentirme obligado (a) o martirizado(a) por haberlo hecho. Respetaré y aceptaré tu derecho a decir "no", comprendiendo que por medio de esto tendrá más autoridad y convicción el "sí". Reconozco que tendré sentimientos momentáneos humanos de frustración ante tu negación, pero no actuaré como si me hubieras rechazado como persona, ni rebuscaré manipularte con mis emociones, ni me esforzaré por controlar la expresión de tu individualidad. Cuando enfrentemos un conflicto, resolveré primero mis pensamientos y sentimientos y luego, tranquila y racionalmente, conversaré contigo sobre las opciones para resolverlo. Jamás consideraré terminar uno de nuestros compromisos mientras yo esté enojado(a) o deprimido(a). Reconozco que tú y yo, por ser humanos; tendremos el derecho de fallar y de equivocamos, siempre y cuando estas fallas faciliten que aprendamos y crezcamos. Cuando haya problemas, no esperaré que el tiempo los resuelva ni que ellos se resuelvan solos. Tomaré conciencia de los problemas y actuaré contigo para resolverlos sin "escurrir el bulto" y sin esperar que tú actúes solo(a). Si no quiero "regatear" o hablar contigo en un momento dado sobre un problema, me responsabilizaré de designar otra oportunidad para hablar; aceptaré tu derecho de hacer lo mismo. Me comprometo a ser digno(a) de confianza para que podamos mantener entre los dos una base de confianza mutua e incondicional. No me comprometeré a hacer algo a menos que realmente quiera o me convenga hacerlo, y a menos que esté dispuesto(a) a cumplir. Aunque aprovecharé el derecho que tengo a mis asuntos privados, no te mentiré ni por comisión activa, ni por omisión, de la información que pueda afectar nuestra relación. En mis relaciones afectivas con otras personas, consideraré ante todo si tú te sientes amenazado(a). ofreciéndote una seguridad sincera y genuina cuando tú sientas miedo al abandono. A la vez, contaré contigo

Comunicación conyugal y familiar

para reconocerme, admirarme y acariciarme por mi sexualidad y por mi atractivo como hombre (mujer). Aceptaré tus sentimientos de rabia, tristeza, inadecuación, culpa y miedo, tanto como aquellos de placer. Escucharé tus sentimientos de rabia y tus expresiones de frustración sin tomarlas a pecho, como si representaran un ataque personal contra mí, sin tratar de controlarlas. En cualquier momento que yo experimente sentimientos negativos que podrían interferir en nuestra intimidad, los confrontaré contigo abiertamente. Por muy enojado(a) que yo esté, jamás te amenazaré ni te lastimaré físicamente, jamás me amenazaré a mi mismo(a) ni intentaré lastimarme, jamás te amenazaré ni intentaré abandonarte, huir o hacerme el (la) loco(a). Cumpliré mis compromisos según las reglas de la pelea limpia, y facilitaré todas las oportunidades posibles para que ambos ganemos en nuestros desacuerdos. Aunque yo no acepte responsabilidad por tus sentimientos o tu conducta, acepto mi responsabilidad por mí mismo(a), por lo que yo sea contigo, por lo que yo haga contigo y por mi impacto sobre ti. Así reconozco que al intimar conmigo, expondrás tu sensibilidad humana. Te responderé con consideración, con ternura y con una invitación para que tú te sientas protegido(a) de cualquier dolor innecesario. Jamás te ridiculizaré o usaré vengativamente lo que tú me has confiado acerca de ti. Respetaré tu confianza en mi y no compartiré con otra persona aquellas cosas que tú has compartido conmigo en privado. Cumpliré este compromiso aun en el caso de separamos. Ya que entiendo que ninguno de los dos podrá satisfacer, completamente, las necesidades del otro, respetaré y valoraré la importancia de tu soledad y de tus actividades sociales y profesionales en las cuales no participo, incluyendo tus amistades privadas. A la vez cumpliré con las prioridades que juntos establezcamos para nuestro tiempo: a solas, trabajando, en plan social y divirtiéndonos. Por muy importantes que sean las demandas de las otras áreas de mi vida y de nuestra vida conjunta, daré y exigiré la más alta prioridad a nuestra comunicación. Mis actividades y trabajo serán muy importantes; tú serás aún más importante y lo que compartamos dentro de nuestra intimidad será lo más importante. No intentaré controlarte con el dinero ni me permitiré ser controlado(a) por él. Seré dueño(a) de mi propio dinero y bienes y gozaré compartiendo contigo la responsabilidad de ser dueño (a) de nuestro dinero y bienes en común. No se considerará en nuestra relación, la. idea de "regalar" o aceptar una "mesada ", ni
============================= 142 = = = = = = = = = = =

Diplomado en consejería familiar

de pedir o conceder permiso para gastar dinero propio. Compartiré una responsabilidad igual contigo para entender, planear y administrar los asuntos económicos de los dos. Valoraré y protegeré nuestra expresión sexual para compartir diversión y amor. No usaré el sexo con motivos utilitarios o manipuladores, sino sólo para expresarte mi amor y gozar contigo. Me comprometo a respetarte, intimar contigo y amarte como persona antes de cualquier unión sexual. Así mismo, valoraré nuestro amor sexual y estaré abierto(a) sexualmente contigo. Algunas veces es posible que no desee estar contigo sexualmente en el momento o de la manera que quieras, pero en estas ocasiones no buscaré peleas ni pretextos, sino te diré claramente, con la debida consideración que mereces, lo que yo estoy sintiendo. A la vez, estaré feliz con la confirmación de tu amor y deseo por mí. Dejaré atrás todo lo pasado, resolviendo todos los sentimientos negativos acerca de nuestros errores antiguos para no echártelos en cara. Ya que lamentar los errores pasados, o desear que algo hubiera sido diferente, no va a cambiar nada, no me dejaré afectar por ningún remordimiento que sienta. Aunque seguiré aprendiendo del pasado, no viviré en él. Gozaré "siendo contigo" en el "aquí y ahora", mientras compartimos esperanzas, sueños y planes para los "aquí y ahora" del futuro. Estoy consciente de la posibilidad de dolor en nuestra relación y acepto el riesgo. Comprendo que habrá un razonable periodo de duelo si decidimos terminar nuestra relación. Me doy cuenta que algún día tendré que renunciar a todo lo que amo, a menos que yo muera primero. Este es un documento vivo. Reconsideraré y renegociaré todo o cualquier parte de este contrato en cualquier momento que tú seriamente lo propongas. Finalmente, me comprometo a la labor permanente de adquirir y desarrollar la destreza y sabiduría necesarias para mantener nuestra relación emocionante, productiva, dinámica y cambiante, para acoplar nuestro continuo crecimiento personal durante los años del Reino de lo Nuestro. Este compromiso pertenece mutuamente a:
y

Comienza el día

de

y comprende un período de

(meses) (años) (indefinido). En la fecha de terminación reconfirmaremos o renegociaremos el contrato. Firma Firma

Comunicación conyugal y familiar

Dimensiones de la intimidad
Intimidad de comunicación Intimidad espiritual

Intimidad Sexual

Intimidad emocional

i ¡

Intimidad intelectual

s ^

Intimidad de compromiso

\ \

\ \

Intimidad estética

^

Intimidad de conflicto

I I

V"^ \

Intimidad creativa / Intimidad f recreacionál Intimidad de trabajo

Intimidad de crisis

^>y /

Tomado de: Intimidad; claves para la plenitud de la pareja, por Charlotte y Howard Clinebell. p.82.

COMUNICACIÓN CONYUGAL Y FAMILIAR TEST INDIVIDUAL DE COMPREENSION 1 Capítulo 10 LAS VARIADAS FACETAS DE LA INTIMIDAD- CLINEBELL Nombre: Fecha: Instrucciones: Haga un círculo alrededor de la letra que contiene la mejor alternativa, según el texto estudiado, para completar cada oración. Señale sólo una. 1. Para definir la intimidad, el Diccionario ofrece a. una solo palabra bien enunciada b. una larga lista de vocablos c. no ofrece nada 2. La intimidad en el matrimonio a. puede ser tan rica y multifacética como un diamante b. encierra una enorme divergencia de significados distintos c. Ambas cosas d. Ninguna de ellas Según los autores, la intimidad es a. un arte b. una ciencia c. una filosofía d. un modo de vida La intimidad en el matrimonio se alcanza a. desde el día de la boda b. después de los primeros 7 años de lucha c. sólo con la madurez de la 3era edad d. debe ser alimentada a lo largo de toda la relación c. d. la intimidad debe ser total la relación hacia la unión es compulsiva

7. La experiencia de compartir y auto-abandonarse en la fusión física de dos seres que se hacen una sola carne es a. la intimidad sexual b. la intimidad emocional c. la intimidad intelectual d. la intimidad estética 8. La clase de intimidad que es esencial para la salud mental y para alimentar las reservas de energía es a. la intimidad creativa b. la intimidad recreacional c. la intimidad de compromiso d. la intimidad espiritual 9. Según los autores a. las parejas que participan en alguna de las 10 áreas garantizan su intimidad. b. Vivir en intimidad significa trabajar hacia un creciente sentimiento del "nosotros". c. La intimidad matrimonial es la suma de lo que cada miembro de la pareja aporta a la relación.

3.

4.

5. La intimidad crece cuando a. la pareja se atreve a arriesgar mayor apertura mutua b. los miembros de la pareja aprende a estar presentes emotivamente c. la pareja desarrolla un alto grado de preocupación el uno por el otro d. hay un clima de confianza que se basa en el compromiso, la fidelidad y la continuidad. 6. Según los autores, en un matrimonio íntimo a. los maridos y las mujeres hacen todo juntos b. hay respeto por la necesidad que cada uno tiene de períodos de soledad

10. Las 5 maneras en que los matrimonios viven la intimidad parecen ser a. contacto b. intimidad c. pasivo d. matrimonio e. relación Calificador]t: Fecha:

APÉNDICE "Las Variadas rácelas de ia Intimidad"1
Charlotte y Howard Clinebell
Sotmone asíced me* To nome the sime Our friendship stopped And love began. Oh, my darling, Thafs the secret. Our friendship JVever stopped. * Lois Wyse, Love Poems for the Very Married. *

¿Qué significa el término intimidad? ¿Es algo que la pareja realmente anhela conseguir? ¿Cuándo se dan cuenta dos personas dé que lo han conseguido? ¿Es posible acaso que todos lleguen a vivir este estado? ¿Cuáles son sus matices y sus grados de intensidad? ¿Dicho estado permite que los miembros de la pareja sigan siendo individuales o bien los vuelve dependientes el uno del otro? El diccionario, para definir el término de intimidad, ofrece una vasta lista de vocablos diferentes y frases tales como "amistad, proximidad, comunión, familiaridad,, perteneciente a lo más profundo del ser, relaciones sexuales, comercio sexual ilícito, fornicación". Lá palabra "intimidad" a semejanza de "amor", es un símbolo que encierra una enorme divergencia de significados distintos, como las mercancías de un vendedor ambulante. Es evidente que se hace necesaria una imagen guía de la palabra en" cuestión —un cuadro emotivamente vivo 2 que provea a las parejas que buscan la intimidad, algunas normas de conducta. El cuadro presentado en este volumen no es de carácter definitivo. Y así debe ser, desde el momento en que la investigación de esta importante
• Alguien me preguntó . cuál fue el instante en que nuestra amistad dejó de ser y empezó el amor, Pero, oh mi querida ése es el secreto. Nuestra amistad nunca terminó.

Capítulo 2 del libro de Charlotte y Howard Clinebell, Intimidad: Claves para la plenitud de la pareja. Buenos Aires: La Aurora, 1973. Fotocopias para uso exclusivo del salón de ciase.

Las Variadas Facetas de la Intimidad, Charlotte y Howard Clinebell experiencia humana recién comienza. Una sola cosa se destaca nítidamente del conjunto: la intimidad en el matrimonio puede llegar a ser rica y multifacética como un diamante. Resulta imposible describir algunas de estas facetas de manera adecuada, haciendo uso de esos frágiles vehículos que llamamos palabras. Es cierto que, en cualquier encuentro h u m a n o profundo, existe u n ingrediente predominante de misterio. Una parte del misterio característico de la experiencia íntima ha sido expresada en palabras por Gibran en su ensayo "On Friendship": T u amigo es la respuesta a tus necesidades. El es el campo que tú siembras con amor y cosechas con agradecimiento. Es también tu hogar y tu lumbre. Porque podrás recurrir a él en tú hambre y podrás buscarlo para qu<?. te brinde paz. Cuando tu : amigo te ¡abre, | ú corazón ya no sientes el temor de la negativa en el tuyo, n i "tampoco ocultas tu lamento.' ; Y cuando enmudece, tu corazón deja de latir para no escuchar el suyo. Porque sin palabras, eri la: amistad, :tbdos los pensamientos, todos los deseos, todas las expectativas nacen y son compartidas en una alegría silenciosa. Que la amistad no tenga otra meta que la profundización del espíritu. Porque el amor que busca algo más que la revelación de su propio misterio no es amor sino un sentimiento calculador; sólo lo provechoso es aprisionado. Deja que lo mejor sea para tu amigo. Si él ha de conocer tu baja marea, deja que también conozca tu desborde. Porque ¿qué amigo es el que has de buscar para matar el tiempo? Búscalo siempre para vivir las horas, ya que es él el que lia de satisfacer tus necesidades y no tu vacío. En la dulzura de la amistad, deja que se oigan risas y comparte los placeres. Ya que en el rocío de las pequeñas cosas, el corazón se topa con su mañana y se refresca. 3

2

Las Variadas Facetas de la Intimidad, Charlotte y Howard Clinebeü En la amistad tan íntima del matrimonio, las oportunidades y las exigencias de una relación profunda son numerosas. La intimidad es un arte con tantas formas de expresión como artistas que la expresen. A menudo se presenta bajo el aspecto de un compartir los pensamientos, las ideas y los sentimientos. También se maniSesta mediante el compartir las alegrías y las tristezas, con respeto por las necesidades más profundas de la otra persona, y en el esfuerzo por comprenderla. El término intimidad no sugiere un sentimentalismo de sacarina; puede, por el contrario, expresarse mediante un conflicto constructivo que significa el ahondamiento creciente de una relación. La intimidad no es una constante, sino que se manifiesta en grados que varían con el flujo y reflujo de la vida cotidiana. Y además la intimidad no es algo que se logra para siempre, sino que debe ser alimentada a todo lo largo del matrimonio; gracias a este cuidado, crece y se modifica a través de las estadios y estaciones del matrimonio. Una relación matrimonial íntima requiere de ciertas cualidades del marido y de la mujer como individuos, así como de la interacción que exista entre ellos. La intimidad no crece en tanto la pareja no se atreva a arriesgar una mayor apertura. Cuando cada miembro de' la pareja se vuelve más sincero consigo mismo y más consciente de sus propios defectos y de su necesidad personal de culpar al otro por el conflicto vivido por la pareja, la pared que se erigió entre ambos empieza a derrumbarse, ladrillo tras ladrillo. Cada uno de nosotros siente la necesidad de ocultarse por momentos, detrás de una máscara de autosuficiencia y autojustificación, sobre todo cuando el conflicto que vive la pareja se convierte en una amenaza o cuando la estima personal nb es lo suficientemente sólida. Sólo cuando el individuó se quita la máscara, volviéndose de esta manera más transparente (apertura),' puede tener lugar la intimidad en la relación. Cari Rj Rogers utiliza el término congruencia para describir uno de los aspectos de la apertura. • * Congruencia implica ser auténtico y no jvivir como un hipócrita o un actor. Significa conocer1 y ser consciente de los propios sentimientos; quiere decir ser un ser humano no sólo en la apariencia sino en verdad. Existe una suerte de sinceridad interior y una consistencia en una persona congruente, qué hace posible el conocimiento y la relación con dicho individuo.
3

Las Variadas Facetas de la Intimidad, Charlotte y Howard CUnebelI
Para estar en paz, muchas parejas eluden ciertos temas —aquellos que arrastran una fuerte carga de emotividad— aquello» que resultan importantes para llegar a una real comprensión recíproca. Entonces, poco a poco, la ventana transparente que debe ser la relación entre un hombre y una mujer se torna opaca. Ambos; se están convirtiendo en extrañas. 6

Por lo tanto la intimidad requiere u n a apertura mutua y la voluntad de. arriesgarse a u n encuentro auténtico o un acercamiento en zonas importantes para cada uno de los miembros de la pareja. La intimidad crece cuando los miembros de la pareja aprenden a estar presentes emotivamente. El concepto de presencia deriva de la influencia del pensamiento existencialista en la psicoterapia.
La proximidad y la desnude* de nuestro encuentro sólo pueden ser sugeridas por la palabra presencia. Nos convertimos en una presencia para el otro —una presencia personal útil para nuestra pareja. La acepción emocional es la de una completa carencia de alienación y de extrañamiento con relación al otro —es como sentirse en Ja propia casa.*

Dos personas pueden habitar bajo el mismo techo durante años sin estar nunca presentes el u n o para el otro, sin experimentar jamás la unión o el acercamiento de pensamientos y sentimientos, deseos y temores, sueños y anhelos. La esposa que exclamaba "Siento como si estuvieras a mil kilómetros de distancia" se refería a su esposo, "ausente" en el mismo cuarto. Este constituye u n ejemplo gráfico de no-presencia en ese estadio de la relación. El desarrollo de la cualidad de presencia es esencial en la experiencia de la intimidad. La intimidad crece cuando la pareja desarrolla un alto grado de preocupación del uno por el otro. La preocupación afectuosa por la seguridad del otro, por su bienestar, y por su crecimiento como ser humano, es u n ingrediente fundamental en una relación íntima. Es este cuidado mutuo el que proporciona la respuesta y la complementación (necesidad-satisfacción recíproca). El desarrollo de la intimidad depende de la preocupación que sintamos por nuestra autodedicación continua a la relación, y a la satisfacción dé las necesidades del otro. Pero también es cierto que la preocupación se desarrolla como resultado del dar así como del recibir dentro de la relación. El dar recíproco o la complementación implican el hecho de ser para el otro, un ser humano tierno, responsable, realista y receptivo, ¿

Las Variadas Facetas de la Intimidad, Charlotte y Howard Clinebell La intimidad crece en un clima de confianza que se basa en el compromiso de fidelidad y continuidad. Las parejas que se casan,con la'concepción efe' poder disolver fácilmente el matrimonio, obstaculizan de antemano él éxito de la relación, por lo mehos el de una relación íntima. El compromiso indisoluble de cada miembro de la pareja en relación con jel otro y con el matrimonio, "en lo mejor y en lo p|ebr", es esencial para el desarrollo de la intimidad. Los miembros de un matrimonio que consideran que ¡ satisfacer sus necesidades, emocionales o sexuales fuera1 del matrimonio es algo fácil, o por lo menos algo provechoso, ya que hay que dedicarle menos tiempo y esfuerzo, no lograrán intimidad. Es la noción de "estamos juntos en esto" la que permite a la pareja utilizar períodos de crisis, conflicto o distanciamiento, como incentivos para trabajar más arduamente en la profundización y expansión de la relación. Pero es necesario esforzarse en comprender el beneficio natural del conflicto y la reconciliación subsiguiente. 8 INTIMIDAD Y AUTONOMÍA Una de las características de la intimidad auténtica es el respeto por la necesidad que el otro tiene de períodos de soledad —por el ritmo natural de soledad e intimidad en la relación.. Es una peligrosa falacia el asumir, tal como rezan algunas románticas teorías sobre el matrimonio, que un "matrimonio íntimo" es aquel en el que los maridos y las mujeres lo hacen todo juntos. Nuestra cultura conformista, gregaria y "dirigida hacia los otros", tal como se expresa David Riesmann, incita a la creencia de que la soledad es peligrosa y es síntoma de un desencuentro de la pareja. 8 La versión popular del "estar juntos"' es a menudo una especie de pseudo-intimidad, una tentativa de eludir la soledad, mezclándose con "la muchedumbre solitaria". Si los cónyuges dependen demasiado el uno del otro por una cuestión de estima personal o aun de identidad, existe una suerte de estar juntos de manera compulsiva; que ao es una intimidad auténtica. El valor de gustar un libró solo, p. ej., se pierde. £ n su estudio sobre "el individuo que se realiza por sí mismo", Abraham Maslow descubrió que ciertas personas no necesitan de las relaciones con los demás de la misma manera en que las necesitan otros, * 5

Las Vanadas Facetas de la Intimidad, Charlotte y Howard Clinebel!
There is within A prívate place
each

of us

Existe una

d m t f o

de

cada

u n o

de

nosotros

región

privada

For thmking prívate thoughts And dreammg prívate dreams. B.ut in the shared experience of marriase, „ . , • r ¿orne- people caraiot stand the prívate partner. r r * f«««™i. How fortúnate for me That yon have let me grow, Think my prívate thoughts, Dream my prívate dreams. And bring a prívate me T - . 1 - i_ J / • T« To the shared expenence of mamage." •

reflexionar
y soñar privados

sueños

sobre pensamientos .

privados . ....;__._;,. el m a t r i m o n i o . • J:„:A,,-I¡A'XA individualidad

,, , ... . . Pero e n ' la compartida experiencia q u e es , - _,• •_, • , • „„ ,„ algunos individuos n o pueden soportar la del otro.

' Q u é afortunada soy al haberme dejado tu crecer, reflexionar sobre mis pcnsam.entos privados. soñar mis privados sueños!
r

Y aportar u n yo privado a la compartida experiencia que es el matrimonio.

Porque poseen un sólido sentido de su propia identidad y un sentimiento de estima que depende de ellos mismos, estos individuos tienen la capacidad de hacer confluir la intimidad y la autonomía. Existen dos grupos importantes de necesidades en todos nosotros —la necesidad de dependencia, amor, y de ser alimentados, por u n lado, y la necesidad de autonomía, realización, satisfacción de uno mismo e independencia, por el otro. 1 0 El equilibrio deseado entre estos dos grupos de necesidades es diferente para cada individuo y para el mismo individuo en distintos períodos de su vida. Estas diferencias se reflejan en las necesidades de distanciamiento-acercamiento y, a veces, en los.conflictos entre los cónyuges. Aquellos que, durante la infancia, se vieron obligados a renunciar a su autonomía con el fin de recibir amor, acarrean u n conflicto entre la dependencia y la independencia en la vida adulta. La intimidad creativa y plausible de crecimiento depende del conocimiento que cada individuo posee de su propia persona. El hecho de poseer una identidad resulta necesario para desarrollar u n a identidad compartida con otro. El tener u n centro propio de significado y existencia —el hecho de ser una persona es un derecho personal— hace posible el encuentro íntimo y la unión con el otro. Una relación íntima es una relación YO.-TU. Para que dicha relación pueda desarrollarse, deben existir necesariamente un YO y u n T U . Según las palabras de Ross Snyder: "Además de poseer u n sentido de inmediatez de contacto con su vida, reconocemos la autonomía de la otra persona. Cada uno de nosotros constituye u n centro y así debe ser." n 6

Las Variadas Facetas de la Intimidad, Charlotte y Howard Clinebell La relación de intimidad es siempre parcial. Trae apareado consigo un sentido de comunión —que requiere la presencia de dos individuos profundamente unidos, pero siempre individuales. La intimidad creadora respeta la privacidad necesaria —la del uno y la del otro— como ingrediente indispensable para su crecimiento. LAS DIMENSIONES DE LA INTIMIDAD Muchas parejas se sorprenden al descubrir que la intimidad se asemeja a un instrumento de cuerdas. Existen más zonas en las que puede desarrollarse una proximidad creativa, de lo que se sospecha comúnmente. La música que componen juntos los miembros de una pareja surge de las combinaciones más variadas. Cada pareja debería proponerse descubrir la arr monía peculiar y la melodía de intimidad que les satisface más a ambos. El esquema musical sufrirá variaciones según las distintas etapas del matrimonio. A menudo, la música se verá interrumpida por silencios o por la falta de armonía. Muchas de las parejas que se esfuerzan seriamente pueden lograr intimidad en varias de las dimensiones de su relación; he aquí algunas de las más importantes manifestaciones de la intimidad matrimonial: La intimidad sexual es para muchas parejas el eje alrededor del cual giran! otros aspectos de la intimidad. La relación matrimonial provee juna ocasión óptima para desarrollar el conjunto de satisfacciones sensuales-emocionalés, que es el sexo desde el punto de vista más positivo. La intimidad sexual significa más que la unión de los órganos sexuales;'más que la excitación sensual recíproca de ambos,'más aún que la mutua realización en el orgasmo. En efecto, la intimidad sexual consiste en la experiencia de compartir y autoabandonarse en la fusión de dos' seres humanos, expresada por la frase bíblica "seréis una sola'carne". La intimidad emocional es la profunda consciencia y la comunión de significados esenciales y sentimientos —el contacto en que entran los yo más profundos de dos personas. La intimidad emocional constituye la base de todas las otras formas de intimidad. Las parejas cuyos mundos interiores de significados se encabalgan, se adecúan el uno a la longitud de onda emocional del otro, de tal manera que no hacen falta las palabras para intuir los sentimientos de la pareja. Algunos incluso tienen sueños que parecen estar conectados. 7

Las Variadas Facetas de la Intimidad, Charlotte y Howard Clinebeli La intimidad intelectual es la proximidad que resulta del compartir el mundo de las ideas. Oliver Wendell Holmes declaró al respecto: "La mente del hombre en tensión por una nueva idea, no puede regresar a sus dimensiones originarias". El compartir las experiencias de goce intelectual —leer un excelente libro, estudiar un tema de interés común, discurrir acerca de una conferencia interesante— puede originar una intimidad de características especiales. Debe existir un contacto auténtico de las mentes, basado en el m u t u o respeto de las capacidades intelectuales del otro. Las parejas que viven u n a discrepancia profunda en lo que atañe al tipo de educación recibida, tienen a veces más dificultades para lograr una intimidad intelectual. La intimidad estética es él compartir en profundidad las experiencias de la belleza. Una pareja puede lograr un acercamiento muy especial al descansar uno cerca del otro mientras el tocadiscos deja escuchar los movimientos emocionantes de una magnífica sinfonía. Otra pareja vive la experiencia común del éxtasis ante la belleza natural —el Sol que ilumina las cumbres nevadas, un bosque de secuoias'gigantes, la furia de u n a tormenta en la montaña, la calma de la montaña al atardecer. Otras lo hallan frente a u n a obra de arte. El contemplar juntos la belleza, dondequiera q u e sea, constituye u n a experiencia de comunión para muchas parejas. La intimidad creativa es la intimidad q u e surge de la creatividad compartida. El hecho de concebir y engendrar hijos es u n acto que abarca muchas de las manifestaciones de la creatividad —biológica, emocional, social, espiritual. Durante el período de edad madura, cuando la "generatividad" (Ericson) 1 2 se convierte en la tarea fundamental del ego, se establece u n período de creatividad compartida en el cual ambos u n e n su habilidad y todo su ser para generar nuevas vidas entre ellos, en la familia y en la comunidad. L a intimidad creativa se liga a menudo a la intimidad estética en el sentido de q u e lo que se crea en conjunto, es u n a manifestación, de la belleza —un jardín, u n a casa, u n a expresión musical, u n cuadro: La intimidad matrimonial creativa, en el fondo, es la experiencia de ayudar al otro a crecer —de convertirse en co-creador (no reformador) del otro, comprometidos en la reciprocidad de satisfacerlas necesidades vitales del otro, de manera tal q u e cada uno pueda actualizar sus: potencialidades como persona. Ross Snyder declara al- res8

Las Variadas Facetas de la Intimidad, Charlotte y Howard Clinebell pecto: " U n matrimonio no es sólo u n a relación personal de afecto entre dos individuos; es u n a aventura de conjunto hacia una existencia de crecimiento." 1S La intimidad recreacional puede ser, para los recién casados, sinónimo de intimidad sexual. De manera gradual, el esquema de diversión se amplía, incluyendo otras actividades. La intimidad recreacional es esencial para la salud mental de los miembros de la pareja, al alimentar las reservas de energía y al permitir que nuestro lado de "niños", en términos de Eric Berne, M rejuvenezca la personalidad mediante u n juego que alivie la tensión. La intimidad de trabajo es la p r o x i m i d a d que surge del compartir una amplia lista de tareas comunes que abarcan el mantenimiento de u n a casa, criar hijos, ganar el sustento, y participar en los proyectos de la comunidad. Los matrimonios se enfrentan con muchos problemas comunes a través de los cuales unen sus fuerzas y se apoyan mutuamente en la carga de las i esponsabilidades y las tareas. En matrimonios orientados hacia el trabajo, este tipo de intimidad constituye una de las mayores fuentes tlcl desarrollo de la proximidad. La intimidad de trabajó necesita equilibrarse con otras formas de intimidad, en particular con la intimidad recreativa. Las satisfacciones compartidas de haber realizado objetivos menos importantes, tales como volver a decorar un cuarto de juegos, y las metas a largo plazo, tales como el. ver a los hijos asentados en sus respectivos matrimonios y vocaciones —derivan de un trabajo de equipo. Pero la u n i ó n d e las manos en tareas • " compartidas puede causar, por sí misma, u n gran impacto en el matrimonio. La reciprocidad que emana del sentimiento de u n trabajo bien hecho, constituye u n elemento integrante más de la intimidad de trabajo. La intimidad en las crisis es la fuerza q u e surge del sentirse juntos contra los ataques del destino; estar juntos en las tragedias menores y mayores, amenazas constantes inmanentes a la vida de la familia. Se incluyen aquí los períodos de crisis internas, cuando éstas afligen a la pareja misma a causa de las tensiones provocadas por las circunstancias y cuando las presiones de la vejez desequilibran el m a t r i m o n i o por un tiempo. Esta forma peculiar de intimidad en las crisis, que se deriva del enfrentamiento y la lucha contra las diferencias; puede denominarse " i n t i m i d a d de conflicto". El hecho de afrontar simultáneamente las amenazas de las crisis internas y externas, a través de los 9

Las Variadas Facetas de la Intimidad, Charlotte y Howard Clinebell años, ayuda a estrechar los vínculos matrimoniales. U n a pareja, después de la experiencia de un accidente casi fatal y seis meses de hospitalización, hizo el siguiente comentario: "Fue m u y desagradable cuando ocurrió, pero hizo nacer en nosotros un renovado amor a la vida y hacia el otro." La intimidad de compromiso es el sentimiento profundo de reciprocidad que se desarrolla en un matrimonio en el cual existe u n a dedicación compartida a alguna causa o principio q u e es más importante que la familia; se trata de una Situación que ambos miembros de la pareja consideran tan digna de dedicación como su matrimonio. La intimidad espiritual es el acercamiento que se desarrolla a través del compartir las áreas de las prer . ocupaciones últimas» el sentido de la vida (de ambos), su relación con el universo y con Dios. Para muchos es el sentido de una-relación trascendente lo q u e provee una base firme o soporte para las relaciones humanas transitorias. La participación en las actividades de una iglesia o de u n a sinagoga, y la herencia milenaria de la tradición religiosa de una pareja, a menudo estimulan y nutren el desarrollo de la intimidad espiritual. La ouacterística común de estas variadas expresiones de la intimidad es q u e cada una de ellas posee potencialidad para acercar a los cónyuges. De manera general, constituyen las oportunidades para que las vidas de dos seres humanos se acerquen de u n modo significativo en una cantidad mayor de áreas. Muchas parejas han logrado una intimidad satisfactoria en pollo menos algunas de esas, áreas. Todas las parejas tienen la oportunidad de aumentar el número de campos en que se puede lograr u n a comunión profunda. Esto puede ocurrir como resultado de un esfuerzo planificado y persistente, eligiendo las me tas que ambos prefieren y elaborando una estrategia que les permita alcanzarlas; para ello es necesario recordar que sus necesidades deben equilibrarse entre las variadas dimensiones de la intimidad, a fin de enriquecer la relación y prevenir la sobrecarga de cualquier faceta de la relación. Por supuesto que la participación en cualquiera de estas áreas no significa u n a garantía de intimidad. Algunas parejas participan en u n a o más de estas áreas —sexual, estética, recreacioual, de trabajo, por ejemplo— sin que tenga lugar el crecimiento del yo en ningún sentido. (Se parecen así a los niños de u n a 10

Las Variadas Facetas de la Intímidad, Charlotte y Howard Qinebell cierta edad q u e juegan al lado de los otros, pero no realmente "con" ellos.) En dichos matrimonios paralelos el sentimiento de soledad no se disipa del todo. La "intimidad" se refiere a dos cosas diferentes en el matrimonio: a) u n instante de acercamiento o período de u n intenso compartir; b) u n a calidad constante de la relación, presente aún en los momentos de distanciamiento y conflicto. Esta calidad es la base del "nosotros", de un buen matrimonio. Momentos y períodos de acercamiento intenso ayudan a 'equilibrar el persistente sentido del yo dependiente. Resulta importante comprender de q u é manera se desarrolla la calidad de la intimidad. La interacción complementaria provoca un estrechamiento gradual del distanciamicnto emocional, hasta que se produce, según términos dé Eric Berne, " u n auténtico tramado de las personalidades", l s o sea, la intimidad. Lo que se desarrolla es u n a suerte de u n i ó n psicológica. En hebreo y griego, el verbo "conocer" es la palabra utilizada para designar también el encuentro sexual. Es evidente q u e para conocer realmente al otro miembro de la pareja, se hace necesaria una suerte de unión. Dicha unión es el núcleo de la intimidad. E n ella, la soledad de la condición existencial de un hombre y de una mujer es trascendida y, de alguna manera, superada. Erikson describe esa unión de personalidades q u e es la intimidad cuando define el amor como "la reciprocidad de los cónyuges en u n a identidad compartida, para la m u t u a verificación 'ai¡través de la experiencia de encontrarse a uno rtiismo, a medida que uno se pierde a uno mismo en otro".ia Las ideas claves aquí sorí "identidad compartida" y "encontrarse a u n o misino a través de ese perderse a uno mismo en otro"., La idea de u n a identidad compartida abre la p u e r t a hacia u n a comprensión de la esencia de la experiencia de la intimidad matrimonial. Mientras dos personas sigan relacionándose en las formas que hemos descrito, aumentará la amplitud y la profundidad de su relación. Esto desarrolla una entidad psicológica nueva y única: la relación matrimonial. El psiquiatra Nathan Ackerman denomina dicha entidad "la identidad matrimonial de la pareja". 1 T T . S. Eliot apunta a esta realidad de la identidad compartida cuando hace que u n o de sus personajes exclame a su pareja: "¡La nueva personanosotros!" 1 8 Es precisamente el sentimiento de este 11

Las Variadas Facetas de la Intimidad, Charlotte y Howard Ciinebell "nosotros" el q u e identifica la existencia de u n a relación de intimidad creciente. Anne Philipe escribe acerca de esto con sensibilidad: "Era ese vos y ese yo y ese nosotros, que n o significaba exactamente vos más yo, y que estaba por nacer y que nos hubiera sobrepasado y contenido a ambos." 19 En otras palabras, la identidad matrimonial es más q u e la suma de lo q u e cada cónyuge aporta a la pareja. Es la suma de esto, más aquello en lo que ambos se convierten a través de su interacción. En el lenguaje de la psicología de la Gestalt, la identidad matrimonial se desarrolla cuando tiene lugar tina" superposición y una fusión parcial de los campos psicológicos o universos de significados de ambos miembros d e la pareja. En algunos matrimonios el sentimiento del "nosotros" nunca sé desarrolla. Se trata de esas relaciones estancadas en las cuales los miembros de la pareja siguen viviendo solos pero juntos, como si fueran aún individuales psicológicamente. En otros matrimonios en los que el sentimiento del "nosotros" sí emerge, lo hace lentamente, con esfuerzo y con frecuentes recaídas en el individualismo psicológico. A n n e Philipe recuerda: "Al principio sólo compartíamos u n a ínfima parte de la v i d a . . . Teníamos nuestros momentos de expansión y nuestros momentos de restricción. Ambos manteníamos aún nuestras reservas, observándonos el u n o al o t r o . . . " U n o " fue como una transición de "yo" a "nosotros". D u r ó mucho tiempo. Y luego u n día el "nosotros" apareció como por casualidad y dejamos escapar la ocasión. N o había duda de q u e a ú n no nos hallábamos preparados. Más tarde el " u n o " se volvió u n a excepción. Habíamos empezado a construir nues. tra vida, y el día en q u e admitimos y reconocimos esto, comprendimos q u e habíamos reprimido este deseo durante mucho tiempo. Luego, de repente, nos sentimos ricos en cientos de momentos y acontecimientos que habíamos vivido juntos, y que habíamos guardado en la memoria p o r q u e nos habían unido. A veces la presencia de un extraño nos volvía más audaces. Yo hablaba de una caminata bajo la lluvia y vos de q u e un cielo nublado puede ser maravilloso.. . A ú n permanecíamos' ensimismados en nosotros mismos. Fue un trabajo largo y comprometió nuestras vidas de manera tan completa q u e a yeces nos sentíamos atemorizados. En esos días, dábamos vuelta la cara, sin pronunciar palabra y ni siquiera nos veíamos." 2 ° 12

Las Variadas Facetas de la Intimidad, Charlotte y Howard CliaebeH El desarrollo de un grado ¡de identidad compartida tiene iugax en cualquier relación estrecha. El conocido juicio de Emerson: "Yo; soy una paite de todo hombre cuyo camino se haya cruzado con el mío", establece una verdad psicológica básica —esto; es, que nuestras relaciones con los demás se convierten en una parte de nosotros mismos. La única oportunidad que posee un buen matrimonio es la de desarrollar un cierto grado de identidad compartida a través de una continuidad y una fidelidad en la relación, rara vez lograda en cualquier otro contexto. Dos personas que han vivido juntas durante cuarenta años, que han experimentado la luz y la sombra de la vida matrimonial y el crecimiento de una familia, han compartido varias dimensiones de sus existencias. Si ha tenido lugar lo que Ross Snyder denomina "la fidelidad creativa" —"compromiso a largo plazo del crecimiento del otro y de ambos"—21 tal pareja matrimonial ha obtenido un grado de acercamiento maravilloso y profundo. Lástima que tantas parejas son incapaces de utilizar sus años de vida en común para profundizar su relación. LOS GRADOS DE INTIMIDAD En su estudio sobre el comportamiento matrimonial y sexual en parejas con diez o más años de matrimonio, Cuber y Harroff descubrieron cinco configuraciones —tipo de las relaciones hombre-mujer en los matrimonios. 2S La primera fue la de conflicto acostumbrado. Estas eran parejas para quienes la pelea había pasado a ser casi una forma de vida. El tono dominante de su relación se daba a través del intercambio de hostilidades, A través de este tipo de relaciones puede desarrollarse una cierta clase de intimidad. Es posible, como lo sugieren algunos psiquiatras, que la necesidad de pelear con el otro sea la cohesión que mantiene unidas a estas parejas. El segundo esquema consiste en los desvitalizados. A menudo estas parejas están muy enamoradas en los primeros años de su matrimonio —incluso pasan mucho tiempo juntos y gozan sexualmente. Luego estas relaciones se vuelven vacías. El entusiasmo desaparece. El sexo, por su lado, los satisface mucho menos, ya sea cualitativa o cuantitativamente. Los miembros de dichas parejas pasan muy poco tiempo juntos y hay pocos intereses compartidos. Algunos se resignan a esta existencia apática semejante a una "jaula de hábitos". 13

Las Variadas Facetas de la Intimidad, Charlotte y Howard Clinebeil Otros son menos conformistas; pero ambos asumen que "el matrimonio es así". En dichas relaciones existe un compartir ocasional, aunque tan sólo sea compartir un recuerdo. Un individuo declaró: "Mañana celebramos el aniversario de nuestro aniversario". ^ La intimidad de este tipo de matrimonios se asemeja a un cadáver insepulto. Ellos ilustran una verdad importante: que la intimidad nunca es para siempre. En efecto puede deteriorarse. El tercer esquema, el del pasivo congéniío, es muy semejante al desvitalizado, salvo que en este caso la pasividad existe desde el principio.! |E1 conflicto es escaso. Hay buena educación,1 decoro y convencionalismos: Se 'comparten algunos intereses. ¡ El sexo es considerado á menudo, por ambos miembros de la pareja, como un aspecto del matrimonio que carece de, importancia. A diferencia de la pareja desvitálizada no existe la sensación de "espacios estériles resultado de la erosión ; de satisfacciones pasadas." 24 . El cuarto esquema de matrimonio, el vital, se erige en sorprendente contraste con los tres anteriores, a pesar de que estas parejas dí»~«n y hacen muchas cosas parecidas. La diferencia resiue en la presencia de un alto porcentaje de intimidad:
Pero cuando la mirada se hace próxima, íntima, confidencial y enfática, la esencia de la relación vital se vuelve palpable: los compañeros se hallan intensamente unidos en lo que atañe a cuestiones importantes de la vida. Su compartir y su unión son auténticos. Les provee la esencia de la vida a ambos, al hombre j a la mujer. 28

Uno de los maridos de tales parejas declaró: "Las cesas que hacemos juntos no son divertidas de manera . intrínseca —el éxtasis proviene del estar juntos mientras las hacemos. Si la saco a ella del cuadro, yo no daría un peso por el bote, el lago, o cualquiera de las diversiones del lugar." Los individuos que mantienen este tipo de relaciones vitales saben que su estilo de vida es incomprensible para muchos de sus conocidos. Una de estas parejas hizo el siguiente comentario: "La parte más importante de nuestras vidas es completamente m u t u a . . . " Sus satisfacciones fundamentales se basan en "la vida que vive el uno con y a través del otro."

14

Las Variadas Facetas de la Intimidad, Charlotte y Howard Clinebell La relación total, el quinto esquema,, es semejante al anterior, pero con más puntos de intercambio vital. En estos casos, se comparten todas las áreas importantes. Un marido describió a su mujer de treinta años como "amiga, amante y compañera". 2 * Este tipo de intimidad multifacética, tal como lo expresan Cuber y Harroff, escasea en el matrimonio o fuera de él, pero existe. Estos cinco tipos de relaciones matrimoniales n o representan necesariamente grados de estabilidad. La mayoría de los que integran u n a de estas cinco categorías declararon estar razonablemente satisfechos, si no felices; Representan cinco maneras de relacionarse y diferentes grados de intimidad. Existen sin duda muchos otros. Es de notar, por otro lado, que hay muchos factores más en la intimidad y la felicidad, que intervienen en la cohesión de u n matrimonio. 2T ¿Cuál es el grado óptimo de intimidad en el matrimonio? No hay una manera arbitraria de determinarlo. Más bien, cada pareja debería elaborar su propio esquema de intimidad más satisfactorio. La intimidad es un acontecimiento diferente en individuos diferentes. En todos los matrimonios se dan ciclos de acercamiento y alejamiento del compañero. En algunas parejas el contacto es mantenido sólo por períodos breves. E n otras, la tolerancia de la intimidad es tan ínfima, q u e los cónyuges rara vez, si alguna vez lo hacen, se acercan. Existen, por el contrario, relaciones, como la vital y la total, que viven largos períodos de intimidad. La mayoría de nosotros logramos u n a aproximación profunda l en contados momentos y eó áreas limitadas de nuestro matrimonio. A pesar dé la] denominación de "relación total" del estudio citado anteriormente, la experiencia nos indica que en todo matrimonio existen, en u n momento o en otro, paredes, á veces bajas, a veces más elevadas. La mayoría de nosotros deseamos más intimidad que la que hemos logrado. Ansiamos que los muros se derrumben. El mensaje de este libro es que el derrumbe significativo de estás paredes es generalmente posible, si una pareja se halla dispuesta a elaborar u n desarrollo del potencial de alegría, placer y creatividad que existe en su matrimonio.

15

Las Variadas Facetas de la Intimidad, Chariotte y Howard Clinebeü LA PUESTA EN PRACTICA Discutan sobre las reacciones que han tenido ante
las ideas desarrollados a lo largo del capítulo 2. ¿Hasta

qué punto éstas son relevantes en su matrimonio? Realicen un inventarió de las facetas de su matrimonio en las cuales ustedes consideran haber logrado un cierto grado de comunión y un cierto acercamiento. Quizá les sea de alguna utilidad este "Registro de la intimidad matrimonial" a fin de identificar los aspectos de su relación que desean mejorar. El inventario denominado "Plan de acción de la intimidad matrimonial" puede utilizarse en dicho mejoramiento. O quizás prefieran una visión menos estructurada de la comprensión y el perfeccionamiento de su relación de pareja. Háganlo como gusten. Lo importante es empezar a.descubrir de qué manera aplicaí en su relación las ideas que sean significativas para ustede*.

16

Las Variadas Facetas de la Intimidad, Chariotte y Howard Clinebell REGISTRO DE LA INTIMIDAD MATRIMONIAL
(Insirucciones: después de discutir las ideaí, llenen los blancos que se relacionan con su matrimonio.) Las facetas de la intimidad § •a

¥
8

S

J?
1. 2. Intimidad sexual Intimidad emocional (Hallarse uno en la misma longitud de onda del otro.) Intimidad intelectual. (Acercamiento en el mundo de las ideas.) Intimidad estética. (Compartir experiencias de belleza.) Intimidad creativa (Compartir actos de creación.) Intimidad recreativa (Relacionarse en experiencias divertidas.) Intimidad de trabajo (El acercamiento de compartir tareas comunes.) Intimidad de crisis (Acercamiento en el enfrentamiento de los problemas. y él sufrimiento.) 9. 10. Intimidad de conflicto (Enfrentar las diferencias;) Intimidad de compromiso (Reciprocidad derivada de la dedicación de ambos a una causa o principio.) Intimidad espiritual {El "nosotros" que deriva los problemas últimos.) Intimidad de comunicación (Fuente de todos los tipos de intimidad auténtica.)

« 2 I s2

i!

<s

II.

12.

17

Total

Las Vanadas Facetas de la Intimidad, Charlotte y Howard Qmebell PLAN DE ACCIÓN PARA LA INTIMIDAD MATRIMONIAL (Instrucciones: en aquellos aspectos en que ambos deseen un mejoramiento significativo, discutan sobre los próximos pasos específicos que ustedes consideren positivos en cuanto al incremento del grado de reciprocidad y acercamiento significativo en cada aspecto. Si se ponen de acuerdo en lo que atañe a la acción específica en u n o o más aspectos, decidan la manera en que perfeccionarán el plan de acción. Si concuerdan en lo que desean realizar en varios de los aspectos, decidan a cuál de ellos otorgar prioridad. Escriban un borrador con las ideas principales de la acción, respetando las categorías q u e figuran más abajo. Si no logran ponerse de acuerdo en lo que se refiere a un plan concreto en ninguno de los aspectos que ambos desean modificar, será necesaria la ayada de un consejero matrimonial.)

Intimidad sexual : Intimidad emocional : Intimidad intelectual : Intimidad estética : Intimidad creativa : Intimidad recrcacional Intimidad de trabajo : Intimidad de crisis : Intimidad de conflicto : Intimidad de compromiso : Intimidad espiritual : Intimidad de comunicación :

18

Las Variadas Facetas de la Intimidad, Charlotte y Eoward Clinebell NOTAS
l Lois Wysé, Love Poems for the Very Married (Cleveland: World Publishing Co., 1967), pág. 41. 2 Agradecemos a Ross Snyder por este concepto de las imágenes guías. 3 Kahlil Gibran, T h e Prophet (Nueva York: Alfred A. Knopf, 1940), pág. 64. •* Cari R. Rogers, O n Becoming a Person (Boston: H o u g h t o n Mifflin, 1961), págs. 47-49. 5 Paul Tournier, T o Understand Each Other (Richmond, Va.: John Knox Press, 1967), pág. 14. / 6 Ross Snyder, documento inédito titulado "Married Life", pág.'7. 7 Wyse, op. cit., pág. 51. 8 David Riesmann, T h e Lovely Crowd (Garden City, N . Y . : Doubleday Anchor Books, 1954), pág. 183. 6 Abraham Maslow Motivation and Personality (Nueva York: Harper & Row, 1954). i ° Para u n estudio tradicional de estos dos grupos de necesidades, ver J o h n Levy y R u t h Monroe, T h e H a p p y Family (Nueva York: Alfred A . Knopf, 1938). n Snyder, "Married Life", pág. 6. 12 Erik Erikson, childhood a n d Society (Nueva York: W . W. Norton, 1963). 13 Ross Snyder, "Married Life", pág. 17. !•* Eric Berne, Gamas People Play (Nueva York: Grove Press, 1964). • ' 15 Eric Berne, Transactional Analysis in Psychotherapy (Nueva York: Grove Press, 1961), pág. 86. i fl Erik Erikson, Insight a n d Responsability (Nueva York: W. W. Norton, 1964), pág. 128 (bastardillas agregadas). 17 Nathan Ackerman, T h e Psychodynamics of Faniily Life (Nueva York: Libros Básicos, 1958), pág. 22. i s T . S. Eliot, T h e Cocktail Party (Nueva York: H a r c o u r t , Brace y Co., 1950), Acto 2?, pág. 137. l» Anne Philipe, No Loiiger T h a n a Sigh (Nueva York: Athcne«tHi, 1964), pág. 34. 20 Ibíd., pág. 86. ? l Snyder, Married Life, pág. 13. 22 J o h n Cuber y Peggy Harroff, T h e Significant Americana (Nueva Y«i»fc Appleton-Century, 1965). 23 Ibíd., p % 50. 24 Ibíd., pág. 5%. 25 I b í d , pág. 55. 2e Ibídí., pág. 58. 7 Para una discusión soísre los múltiples factores q u e influyen en Iz osiiesión Eiatrímoriiaí; yéase Marital Cohesiveness a n Bissolution: An XntegjgiiíYe Reviejv"' de George Leninger, J o u r n a l of Mariiage a n d the Family, Vol. %'••', N<? 1 (febrero, 1965), páginas 19-28.
s

.

Tarea
Nombre Fecha Instrucciones: Haga un círculo alrededor de la letra que mejor completa la oración. Señale sólo una opción. 1. La comunicación se explica hoy en día a. Con la sencilla fórmula E (emisor), R (receptor) y M (mensaje). b. Como un complicado intercambio de información y significados. c. Es tan complicada que nadie intenta explicada. Norbert Weinner a. Estudió la conducta de los cañones antiaéreos. b. Introdujo el término feedback en el trabajo científico. c. Publicó su libro Cybernetics en 1948. d. Hizo todo lo anterior. e. No hizo nada de lo anterior. Para Paul Watzlawick y sus colaboradores de Palo Alto, California, los términos "comunicación" y "conducta" son: a. Sinónimos b. Contradictorios c. Complementarios d. Antagónicos El psiquiatra suizo-alemán Jurgen Ruesch encontró que la comunicación: a. Es el eslabón que vincula la psiquiatría con las otras ciencias. b. Explica la mayoría de los trastornos psicopatológicos. c. Encontró ambas cosas. d. No encontró ninguna de ellas. El antropólogo inglés Gregory Bateson y otros investigadores a. Fundaron el "Universidad Invisible" de Palo Alto, California b. Establecieron la "Facultad de comunicación humana" en la Universidad de Chicago c. Crearon la "Escuela de Ciencia de la Comunicación" en Nueva York d. Fundaron todas esas instituciones e. No fundaron ninguna. "Teoría general de los sistemas" se le atribuye a: Al filósofo y lingüista Paul Watzlawick. Al antropólogo Gregory Bateson. Al matemático Claude Shannon. Al biólogo Ludwig von Bertalanffy. Al ingeniero Norbert Weinner.

2.

3.

4.

5.

6. La frase a. b. c. d. e.

Diplomado en consejería familiar

7.

Ivés Winkin compara la comunicación: a. Con un telégrafo. b. Con una cadena de varios eslabones. c. Con la caja negra de los aviones. d. Con una orquesta. Reuel Howe es el autor de: a. El milagro de la comunicación. b. El milagro de la intimidad. c. El milagro de la autenticidad. d. El milagro del diálogo. e. El milagro de los milagros. La importancia del diálogo consiste en que: a. Puede engendrar una nueva relación. b. Puede resucitar una relación que ha muerto. c. Puede salvarnos de la enemistad y el odio d. Puede realizar todo lo anterior. e. No puede realizar nada de lo anterior. La condición para que haya diálogo es a. Que sea recíproco. b. Que sea persistente. c. Que sea recíproco y persistente a la vez. d. No necesita condiciones. El verdadero diálogo es: a. Como la conversación en una obra de teatro. b. Como la confrontación de la verdad y el ser de dos personas. c. Como una experiencia cómoda y fácil de lograr. d. Algo que se produce con mucha frecuencia. Reuel Howe afirma que: a. El amor monológico goza solo y es egocéntrico. b. El amor dialógico es altruista y servicial. c. Hace ambas afirmaciones. d. No afirma ninguna de ellas. En una relación saludable de pareja: a. Todo aspecto de la relación se convierte en un vínculo para el diálogo. b. Cada uno está consciente de su compañero/a como otra persona de valor. c. Cada uno está abierto al significado de lo que ocurre en la relación. d. Todo lo anterior. e. Nada de lo anterior.

8.

9.

10.

11.

12.

13.

Comunicación conyugal y familiar

14.

Según Howe, una barrera al diálogo: a. Es algo que impide que los significados se encuentren. b. Puede surgir cuando las necesidades ontológicas del ser humano no son escuchadas. c. Es algo que se interpone como un bloque entre dos personas que quieren dialogar. d. Todo lo anterior. e. Nada de lo anterior. Según Howe, el principio dialógico: a. Está por encima del método dialógico. b. Está por debajo del método dialógico. c. Está a la par del método dialógico. d. No hay ninguna relación entre principio y método dialógico. Según Virginia Satir, la comunicación humana se da a través de: a. Palabras y frases. b. Gestos y ademanes. c. Postura y forma de vestir. d. Todo lo anterior, y más todavía. Cuando una persona habla, la otra evalúa: a. El significado. b. El tono de voz. c. El lenguaje corporal. d. Todo lo anterior. e. Nada de lo anterior. En toda comunicación hay: a. El nivel denotativo, que es un comentario al contenido literal. b. El nivel metacomunicativo que es el contenido literal. c. Ambos. d. Ninguno. La metacomunicación es: a. La etapa final de una conversación. b. Una comunicación más desarrollada. c. Un mensaje acerca de un mensaje. d. La parte denotativa de un mensaje. La "incongruencia" ocurre cuando: a. El mensaje y el metamensaje no embonan. b. El mensaje es más claro que el metamensaje. c. El metamensaje es más claro que el mensaje. d. El mensaje y el metamensaje concuerdan.

15.

16.

17.

18.

19.

20.

Diplomado en consejería familiar

21.

Todos los mensajes, según Virginia Satir, llevan la petición de: a. "¡Escúchame!" b. "¡Serénate!" c. "¡Pon atención!" d. "¡Valídame!" Para describir el amor, según Gilberto Brenson, a. El Diccionario de Lengua Española ofrece 14 definiciones. b. La Biblia utiliza 32 palabras distintas en hebreo, griego y arameo. c. Ambas afirmaciones son verdad. d. Ninguna es verdad. En la elipse propuesta por Brenson para ubicar las 4 zonas de amor e intimidad: a. El vector del "amor" representa el proceso. b. El vector de la "amistad" representa el contenido. c. Ambas afirmaciones. d. Ninguna de ellas. En la elipse de las relaciones interpersonales: a. La zona 1 es la más intensa e íntima. b. La zona 4 es la más racional y cómoda e. Ambas afirmaciones son correctas. f. Ninguna es correcta. Según Brenson: a. Toda relación humana debe terminar en la zona 4. b. Ninguna zona es mala en sí. Todo depende del tipo de relación. c. Se ha comprobado que es imposible mejorar una relación mala. d. Todo lo anterior es verdad. e. Nada de lo dicho anteriormente es verdad. Los esposos Howard y Charlotte Clinebell escribieron sobre: a. La intimidad en la pareja. b. Los conflictos en la pareja. c. La sexualidad en la pareja. d. La espiritualidad en la pareja. Según los esposos Clinebell, la intimidad es: a. Un arte. b. Una ciencia. c. Una filosofía. d. Un experimento.

22.

23.

24.

25.

26.

27.

Comunicación conyugal y familiar

26. Describa en qué consiste el desarrollo de cada una de las 9 destrezas de la intimidad. Imagínese en dónde puede estar usted en una escala de 1 al 10.
Destreza Descripción Cómo me ayudó esta destreza en mi crecimiento personal y familiar Mi auto percepción (de 1 a 10)

1 Individualidad

2 Percepción

3 Autenticidad 4 Congruencia

5 Pelea limpia 6 Meta comunicación 7 Caricias

8 Tiempo

9 Interdependencia

Diplomado en consejería familiar

29.

¿Qué nuevo conocimiento, actitud o valor adquirió usted en este curso?

30.

¿Qué aspecto de su vida persona! ha sido positivamente afectado por este curso?

31.

¿Qué aspecto de su vida familiar ha sido positivamente afectado por este curso?

32.

¿Qué aspecto de su trabajo ha sido o va a ser positivamente afectado por este curso?

Escriba alguna sugerencia que tenga para mejorar este curso.

¡BENDICIONES!

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful