U n a Pu e DOS CERRADURAS

T d in HAY DOS C ER R A D U R A S i I I A P U E R T A H A C IA EL É X I T O ?
ii' d«' e n s e ñ a r A d m in istració n d e E m p re sa s en la u n ive rsid ad ,

i .i . i . m i tiii re; d e cristal y p re g u n ta rle s a lo s h o m b re s d e n e g o c io s del |in- o p in a b a n q u e d e b ía e n s e ñ a r a m is e s tu d ia n te s . P e q u e ñ o s 1111 1 dijejron que n e c e s ita b a e n señ ar h ab ilid a d es g e re n c ia le s . Lib an on lo m á s alto d e s u s In d u strias c o m e n ta ro n q u e e s o no ■1110 n e c e s ita b a e n s e ñ a r s o b r e el éxito . M e exp licaro n q u e a p e s a r iin 1 .1ilc". son im p o rta n te s , el v e rd a d e r o triu n fo só lo v ie n e a a q u e llo s M i ¡ten d id o e l sentid o d e l éxito. •
■. I d :

m is e s tu d ia n te s e s tá n p a ra d o s fr e n te a u n a p u erta y al o tro la d o

i H u en tra el éxito . La p u e r ta tie n e d o s c e rra d u ra s y c ad a u n a re q u ie re • ir.tin ta. C u an d o e n s e ñ o h ab ilid a d e s d e n e g o c io s, só lo les e s to y d a n d o n i u n a d e las c e rr a d u r a s y ello s p o d rán a b rir una d e las c e rra d u ra s , p e ro .ni a b rir la p u e rta . N e c e sita rá n la llave d e la o tra c e rra d u ra . Esas, so n las II.i . . d el é xito . ii.ib a e n to n c e s c o m e n z a r a e n s e ñ a r s o b r e el é x ito p ero te n ía un gran i .l'l.'in .i: sab ía c ó m o e n s e ñ a r h a b ilid a d es d e n e g o c io s, lo h ab ía e s ta d o ■mío p o r v a rio s a ñ o s , p e ro n o sab ía c ó m o e n s e ñ a r las h ab ilid a d e s p ara ii. i éxito . N unca lo h ab ía h e c h o ni m e h ab ía p r e p a ra d o para h a c e rlo . En e s e m en tó fu e c u a n d o d e c id í d e ja r q u e m is e s tu d ia n te s s e co n virtiera n en m is

m.litros.
p e d ía to d o s en mi c la s e q u e e n co n tra rá n un libro s o b r e el éxito, c u a lq u ie ra sin n i> 1 iiH ta r el c a m p o o la p e rs p e c tiv a . El libro só lo te n ía q u e c o n te n e r la p ro m e s a I' e n s e ñ a r alg o s o b r e el te m a . En cla se d e b a tía m o s s o b re e s to s lib ros y e s ta b a ■■ i p ren d id o d e la calid ad d e n u e stra s d iscu sio n e s, así q u e c o m e n c é a realizar 1.1 ac tiv id a d c ad a s e m e s tr e . En los sig u ien tes a ñ o s , p a sé in n u m e ra b le s h o ra s . on m is e s tu d ia n te s d isc u tie n d o s o b r e e s te te m a y su s d ife re n te s p e rs p e c tiv a s e n c a d a c a m p o d e acció n . Al final d el s e m e s tr e , lo m á s s o r p r e n d e n te s u c e d ió : to d o lo q u e s e h ab ía e scrito so b r e el éxito , sin im p o rta r el c o n te x to en el q u e lo d iscu tié ra m o s, sie m p r e n o s dirigía h acia los m ism o s p rin cip io s fu n d a m e n ta le s . L lam é a e s to s p rin cip io s: "L as sie te llaves p ara to d o é xito ". Los invito a d e sc u b rir e n las p á g in as d e e s te libro las llaves d el éx ito q u e m is e s tu d ia n te s m e e n se ñ a r o n . Ú se n la s p ara a b rir su p ro p ia p u e rta h acia el éxito.

TALLER DEL

ÉXITO

U na puerta, DOS CERRADURAS
LAS 7 LLAVES PARA ABRIR LA PUERTA AL ÉXITO EN TODAS LAS ÁREAS DE TU VIDA

TALLER DEL ÉXITO

Una puerta, dos cerraduras
Copyright © 2010 - Dr. Jim Muncy ■Taller del Éxito Título en inglés: One Door, Two Locks Traducción: Taller del Éxito Inc. Reservados todos los derechos. Ninguna parte de esta publicación puede ser reproducida, distribuida o transmitida, por ninguna forma o medio, incluyendo: fotocopiado, grabación o cualquier otro método electrónico o mecánico, sin la autorización previa por escrito del autor o editor, excepto en el caso de breves reseñas utilizadas en criticas literarias y ciertos usos no comerciales dispuestos por la Ley de Derechos de autor. Publicado por: Taller del Éxito, Inc. 1669 N.W. 144 Terrace, Suite 210 Sunrlse, Florida 33323 Estados Unidos Editorial dedicada a la difusión de libros y audiollbros de desarrollo personal, crecimiento personal, liderazgo y motivación. Diseño de carátula y diagramación: Diego Cruz

ISBN 10: 1-607380-46-3 ISBN 13: 978-1-6073-846-7

Printed in the United States of America Impreso en Estados Unidos

Primera edición

10

11

12

13

14

E|UH

05

04

03

02

01

D O S CERRADURAS CONTENIDO Prólogo Introducción UNA PUERTA. VISUALICE LO QUE PUEDE OCURRIR LLAVE 3 RESPONSABILIDAD: PIENSE EN LOS RESULTADOS Y NO EN LAS RAZONES LLAVE 4 INICIATIVA: FAVOREZCA LA ACCIÓN POR ENCIMA DE LA CONTEMPLACIÓN INTERMINABLE LLAVE 5 PERSEVERANCIA: SEA PERSISTENTE PERO NO INTRANSIGENTE 135 109 85 6i 35 . DOS CERRADURAS 7 11 LLAVE 1 EL DISCERNIMIENTO: JUZGUE LA SEMILLA POR LA COSECHA LLAVE 2 EL OPTIMISMO: SEA REALISTA.UNA PUERTA.

NO SIMPLEMENTE NORMAL LLAVE 7 SACRIFICIO: LA BÚSQUEDA DE RIQUEZA. J im m uncy LLAVE 6 A PROPÓSITO: SEA EXCEPCIONAL. NO DE DINERO Conclusión LA OPCIÓN: FACILIDAD U OPORTUNIDAD .D r .

Covey viajaba en el metro de Nueva York. causando irritación a los demás ocupantes del vagón. Cierta mañana de domingo. Covey le pidió al hombre que hiciera algo para controlar a los niños. Se viró ha­ cia el hombre y le dijo algunas palabras fuertes de estímulo. Los niños se estaban comportando mal. un hombre junto con sus hijos abordaron el tren. En algún momento Covey no lo pudo soportar más. El hombre se sentó al lado de Covey mientras que los niños jugaban desordenadamen­ te. d o s c er r a d u r a s P R Ó L O G O n p odos necesitamos estímulo. La clave está en recibir el tipo de estímulo apropiado en el momento justo. Cuando Covey escuchó esto comprendió que ese no era el momento de dar palabras fuertes de 7 . nos cuenta una historia que ilustra este punto.Una pu erta . El hombre de inmediato se dio cuenta que Covey tenía razón. Con voz firme. Entonces. de apoyo suaves y amables que alivien nuestra alma abatida. A veces necesitamos palabras JL . autor y conferencista en temas de motivación per­ sonal. justo una hora antes la madre de los niños había muerto. Steven Covey. En otras ocasiones necesitamos palabras más vigorosas que nos animen a hacer frente a los cambios que la vida presenta. A continuación le dijo a Covey que todos venían del hospital donde. El hombre simplemente se sentó absorto en sus propios asuntos dejando a los niños sin ninguna supervisión.

Asumían las lesiones como parte del Juego. Todos necesitamos palabras que nos exhorten. Sin embargo. A veces. En ese momento. Así es. las palabras suaves de ánimo son muy importantes para sanar. Se disculpó y enseguida empezó a ofrecerle al hombre pa­ labras suaves de consuelo. A los preparadores físicos no les importaba mucho el dolor que experimentábamos. ocurre todo lo contrario. las palabras suaves nunca nos ayudan a desa­ rrollar todo aquello que podemos ser. uno necesita que el entrenador permita que uno descanse su pierna hasta que esta se recupere. Las palabras suaves y consoladoras nos impiden avanzar en la vida. J I M M U N C Y estímulo. Los árboles más vigorosos son aquellos que soportan los vientos más recios. En esos momentos. Tiempo atrás cuando era deportista me sentía contento porque el equipo tenía entrenadores y no sólo preparadores físicos. el compañero de metro de Covey no necesi­ taba ninguna palabra de exigencia. el entrenador te enviará de nuevo al preparador físico quien de nuevo te pondrá a prueba para superar el dolor más allá de lo que uno cree soportar. El tra­ bajo del entrenador consistía en ayudarnos a soportar el dolor y a recuperarnos cuando lo necesitábamos. Necesitaba consuelo amigable. Las tormentas los fortalecen. en ocasiones. . Pero cuando estás retorciéndote del dolor por una seria lesión en tu pierna no quieres que el preparador físico venga a ti y te diga que te pongas de pie y te reincorpores al Juego. En las páginas de este libro usted va a encontrar palabrasfuertes de estímulo. Y una vez esta ha sanado. Yo estoy personalmente convencido que todos nosotros necesitamos escuchar este tipo de palabras enérgicas que nos ayu­ dan a esforzarnos por conseguir todo aquello que podemos alcanzar en la vida. que nos animen a enfrentar las tormentas de la vida. Lo anterior no quiere decir que soy inconsciente de que a veces necesitamos palabras suaves.DR. Sólo significa que esta no es una de esas veces.

Si el presente es un tiempo para que usted avance.Un a puerta. Pero también hay un tiempo en el que debemos levantarnos. entonces pasemos a explorar las siete llaves que abren las puertas de todos los campos en los que se puede alcanzar el éxito. d o s c erra d u ra s En ocasiones necesitamos descansar para poder sanar. 9 . y está listo para ello. tomar la ini­ ciativa y ver cuánto podemos lograr.

.f ■ )/ . ’í ■ ' ■ : ■ k________ ...

DOS CERRADURAS “ Cuando una puerta se cierra. otra se abre. no obstante.INTRODUCCIÓN UNA PUERTA. con mucha frecuencia miramos la puerta cerrada con tanta consternación que no logramos darnos cuenta de la otra puerta que se nos ha abierto” . —Alexander Graham Bell 11 .

no sólo un trabajo. dejé mi empleo y rompí mi compromiso de matrimonio. en tan sólo unos po­ cos meses. el rumbo entero de su vida también continuó cambiando. Antes de este correo electrónico Ashley no tenía un rumbo a donde ir. Jim Mu n c y H ace poco recibí un correo electrónico de una antigua estu­ diante llamada Ashley. Encontraba que crecía como persona y podía mirar al exterior del mundo donde me en­ contraba atrapada. Pensaba que te­ nía muy pocas razones para vivir y que no tenía adonde escapar. tanto en sentidofísico como emocional. Ya he obtenido dos ascensos en mi empleo. Su cla­ se me enseñó muchas cosas. Me resolví a encontrar. Y cuando lo hizo. 12 . y lo que enfrentaba hacia el futuro todavía implicaba más dolor. Entonces. Estaba siendo sometida a mucha presión. donde sintiera que había motivos para superarse y experimentar lafelicidad genuina. su forma de pensar empezó a cambiar.D r. Y esofue lo que hice. Me di cuenta que tenía metas y sueños que quería cumplir y que no había manera de cumplirlos mientras siguiera experimentando tanto dolor. Actualmente estoy haciendo algo que verdaderamente me hace feliz y he logrado alcanzar las metas que me propuse cuando me mudé a este lugar. sino también un lugar donde prosperar. y ahora mismo estoy fijando nuevas metas en mi camino. Su vida estaba llena de temores. Poco después de graduarme. En ese tiempo estaba comprometida para casarme. pero me sentía muy infeliz con esa relación. Esto era lo que decía: Algo me ocurría siempre que asistía a sus clases.

Estas personas por lo general me hablaban de hacer prospec­ tos. construir relaciones. decidí descender de mi torre de marfil y ha­ blar con la gente que estaba haciendo lo que yo enseñaba. La clase que As­ hley tomó y que cambió su vida se llamaba “Comercialización pro­ fesional” . ¿Cómo pudo una clase sobre ventas cambiar tan dramá­ ticamente la vida de alguien? La razón es que esta no era la clase habitual de ventas. vencer objeciones. Y yo quería saber qué era eso. Y esos eran exactamente los temas de los cuales hablaba en mi clase. Me autofelicité porque estaba enseñando a mis estudiantes exactamente lo que parecía que toda persona de nego­ cios necesita saber. ¿Recuerdan que mencioné que hablaba con todo tipo de personas en el ámbito de las ventas que encontraba a mi paso? Así es. Aquellos vendedores que luchaban para sobrevivir sabían tanto de lo que yo enseñaba como los vendedores que eran exitosos. y cosas por el estilo. Por algún tiempo.UNA PUERTA. Entonces me resolví a conocer lo que ellos pensaban sobre alcanzar el éxito en el mundo de las ventas. aquello me produjo un sentimiento de tranquilidad interior. hablé con aquellos a quienes les estaba yendo muy bien y que disfrutaban lo que hacían. Pero ese sentido de tranquilidad pronto se desvaneció cuando me di cuenta de algo. cerrar negocios. 13 . He aquí la explicación. presentaciones. también me reunía con ellos después del trabajo. Obviamente. Y ahí fue donde me encontré con una dolorosa verdad. No obstante. y así por el estilo. Hace varios años. Tenía que haber algo que la gente exitosa sabía que la gente no exitosa no sabía. ha­ bía algo más que se necesitaba para triunfar en las ventas. A algunos de ellos los invita­ ba a almorzar. proveer un servicio postventa. Mi cátedra era sobre las ventas de modo que me puse en contacto con todos los vendedores que encontraba a mi paso. en otras ocasiones me sentaba a su lado en las reunio­ nes sociales de la iglesia. también hablé con algunos que la estaban pasando muy mal y que luchaban para simplemente sobrevivir. escuchar. DOS CERRADURAS LO QUE LA GENTE EXITOSA SABE Y aquí está la parte interesante de la historia.

no obstante. El simple hecho de entender las ventas no lo hace a uno exitoso en ese campo. J im M u n c y Y mientras investigaba a fondo sobre el tema.. para convertirse en un golfista profesional uno deberá aprender a utilizar de forma experta todos los hierros del equipamiento y practicar una gran variedad de golpes a la bola. Cada ce­ rradura cuenta con múltiples llaves para activar sus mecanismos in­ ternos y permitir que se abra la puerta. DOS CERRADURAS Piénselo de esta manera: existe una gran puerta sólida. y esto será posible sólo si utilizamos la llave de las ventas JUNTO CON la llave del éxito. La diferencia estaba en la falta de conocimiento de las estrategias del éxito. La diferencia NO está en el desconocimiento de las estrategias de ventas. cruzar el umbral y lograr nuestras metas y sueños. y esto es lo que descubrí: la gente exitosa entiende las estrategias y las técnicas de las ventas. Usando las llaves del éxito abrimos la cerradura de cerrojo pero no la cerradura que tiene mani­ ja. mientras que la gente no exitosa no los entien­ de. y al otro lado de ella se encuentra el éxito en las ventas. la gente no exitosa también. Por ejemplo. permane­ cerán cerradas para nosotros. La diferencia está en que la gente exitosa entiende los principios clave de todo tipo de éxito. He descubierto que esto es cierto no solamente en el ámbito de las ventas sino también en todos los otros aspectos de la vida. Y a menos que conozcamos estas llaves y las utilice­ mos. Las llaves del éxito son las mismas sin importar la profesión a la que nos dediquemos. hacía compara­ ciones entre la gente exitosa y quienes no lo eran. todas las puertas de aquello que deseamos alcanzar. Napoleón Hill. Por 14 . autor del libro Piense y hágase rico.D r . La puerta tiene dos cerraduras: una es de manija y la otra es del tipo cerrojo.. Sólo así podremos abrir la puerta. UNA PUERTA. categorizó estos dos conjuntos de “habilidades generales” y de “habilidades es­ pecíficas” Las habilidades específicas comprenden el conjunto de conocimientos necesarios para realizar cierta tarea o negocio en particular.

El único requisito era que ellos tenían que leer sobre algo que les ayudara a mejorar su vida en 15 . entonces se deberá utilizar la llave general del éxito Y las llaves específicas de la buena paternidad. es una sola pero tiene dos cerraduras. A fin de lograr todo lo que uno se propone se necesita disponer de estos dos conjuntos de habilidades. yo necesitaba darles las llaves tanto de las ventas como del éxito. de modo que les pedí a todos que leyeran un libro sobre el tema. al matrimonio. Lo mismo puede aplicarse a la profesión. Pero no sabía cómo enseñar acerca del éxito. Entonces busqué ayuda de parte de mis estudian­ tes. Sabía cómo enseñar sobre ven­ tas. estaba dando a mis es­ tudiantes las llaves de sólo una de las cerraduras. no con­ taban con esa fortuna. Luego de asistir a mis clases. por ejemplo. si lo que usted desea es ser un buen padre.UNA PUERTA. De otro modo. las habilidades generales son las habilidades personales multipropósito que se necesitan para sacar el máximo provecho de las capacidades propias. Podía es­ tructurar la clase de la forma que quisiera. DOS CERRADURAS otra parte. entonces deberá aprender y aplicar las llaves generales del éxito y las llaves específicas de la prosperidad económica. Así que si yo deseaba que mis estudiantes pudieran sobrepasar la puerta de las ventas exitosas. Empecé una clase especial con temas acerca del éxito. así como para llevarse bien con las personas y alcanzar las metas propuestas. Lo había estado haciendo por años. Les estaba dando las llaves de las ventas pero no las llaves del éxito. Como profesor. le gustaría lograr la prosperidad económica. a las relaciones. Si ese es su objetivo. y a todo otro aspecto de la vida. A eso es precisamente a lo que me refiero cuando digo que la puerta al éxito. MIS ESTUDIANTES SE CONVIRTIERON EN MIS MAESTROS Me enfrenté a un gran problema. Comprender esto me dio una visión totalmente diferente de lo que necesitaba para enseñar. los estudiantes que de algún modo lograban encontrar las otras clases lograban el éxito. Los que no lo lograban. A la mayoría de personas. a la salud.

Los estudiantes y yo simplemente estamos explorando lo que se ne­ cesita para alcanzar el éxito. Después de eso. En vez de yo enseñarles acerca del éxito. LAS LLAVES NO Ya han pasado varios años desde que he estado haciendo este ejercicio de autodesarrollo como parte de todas las clases que dicto. Es lo que aprenden por su cuenta y lo que comparten unos con otros lo que cambia sus vidas. pero el resultado es siempre el mismo.DR. durante la clase considerábamos lo que estaban aprendiendo. La única diferencia era que yo recibía un salario y ellos tenían que pagar la matrícula. . Cambió mi forma de enseñar. De hecho. LOS ESTUDIANTES CAMBIAN. explorábamos juntos el asunto. JIM M U N C Y algún sentido. Con esto no quiero dar a entender que soy un profesor excepcio­ nal. donde la clase gira en torno a que los estudiantes seleccionan y leen libros de autodesarrollo. De nuevo. La naturaleza particular de cada clase cambia un poco dependiendo del tema que enseño. Los estudiantes fueron quienes desarrollaron el tema. Se involucran activamente en el proceso. A los estudiantes les encanta. En realidad. Recuerden que yo no enseñaba esa área. los estudiantes regresaban para contarme historias sobre cómo su vida había cambiado gracias a lo aprendido en la cla­ se. no estoy diciendo que soy el profesor excepcional. con unas pocas excepciones y modi­ ficaciones incluyo esta metodología en todas mis clases. Los comentarios como el de Ashley son muy comunes. no estoy enseñando. Durante años. Muchos de los estudiantes me dijeron que aquella clase era la mejor que habían tomado en su vida. Y regresan. Ahora. Llegué al punto de desarrollar una clase llamada Explorando el éxito. a veces años después. y me cuentan que las cosas que aprendieron cambiaron por completo sus vidas. Aquel semestre marcó un punto de viraje en mi vida. las evaluaciones de ese grupo resultaron ser las mejores en las encuestas de la facultad.

Muchos de ellos vienen de grandes ciudades. Con frecuencia los estudiantes leen libros de ayuda en el ámbito es­ piritual. superar una relación deshecha. DOS CERRADURAS A mis clases asiste una amplia variedad de estudiantes. de los autores y de los temas escogidos. y algunos otros sobre éxito en general. Y aquí está otro IDEA CLAVE Las mentes pequeñas están interesa­ das en lo extraordinario. Esto sucede una y otra vez cuando enseño. Otros son lo suficientemente jóvenes para ser mis hijos. cuyo número es reducido. Algunos de ellos tienen edad suficiente como para ser mis padres. en realidad llegamos a considerar el tema del éxito desde toda perspectiva imaginable. manejar problemas alimentarios. Algunos libros tratan de temas específicos como encontrar trabajo. Mis estudiantes pertenecen a todo tipo de profesiones y todos ellos tienen diferentes aspiraciones en la vida. Supongo que debido a que enseño en una Escuela de Negocios a muchos de mis estudiantes les gusta leer libros que traten sobre hacer dinero. para alcanzar el éxito. A pe­ sar de la diversidad de los estudiantes. Los libros que les interesan a estas per­ sonas son bastante va­ riados. siempre emergen algunos conceptos clave que resultan ser la base de todo éxito. las llaves del éxito que ellos descubren son siempre las mismas. En toda área particular aparecen las mis­ mas llaves. Algunos nunca han tenido un trabajo y otros están bien establecidos en sus carreras. las mentes grandiosas en lo común. Cuando nos reunimos. Algunos son acauda­ lados. o vencer el desorden de ansiedad. otros vienen de lugares rurales y de comunidades peque­ ñas.UNA PUERTA. Provienen de todo el mundo. Nos reunimos y discutimos nuestros hallazgos. otros tienes escasas fuentes de ingreso. Mis alumnos son de todas las razas y de todo tipo de antecedentes. Hacia el final del semestre ocurre la cosa más asombrosa. No obstante. Las biografías de las personas famosas también son bastante populares. —Elbert Hubbard _____________________________________ 17 . Los estudiantes cambian y los libros que ellos leen también cambian. Otros textos tratan sobre las habilidades en las relaciones.

En la actualidad centro toda mi enseñanza y toda mi vida en el Paradigma de las pocas llaves. cada cosa que hacemos tiene su propio 18 .D r . En vista de que había pasado toda mi vida adulta en el entorno universi­ tario solía pensar que más profundo significa mejor. Esto me llevó a cambiar mi forma de pensar. entonces vale la pena saberlo. a diferencia de tener que develar una multitud de misterios ocultos. Para alcanzar el éxito no se necesita tener altos niveles de cociente intelectual. Al mismo tiempo me hice muy escéptico de los misterios más profundos que ella encierra. De hecho. Del mismo modo. Quizás Elbert Hubbard tenía razón cuando dijo "Las mentes pequeñas están interesadas en lo extraordinario. No existen secretos para alcanzar el éxito. esa calidad de pensamientos se alcanza mediante el manejo de unas pocas llaves. se necesita desarrollar una calidad de pensamiento superior para lograr alcanzar un nivel de vida superior. Los profesores con frecuencia desestiman lo que es fácil de entender. La vida no es así de complicada. Esto es lo que dice mi paradigma: El paradigma de las pocas llaves: Existen unas pocas llaves universales que conducen al éxito y que aplican a todo lo que ha­ cemos. Como lo descubriremos más adelante en este libro. con el tiempo desarrollé un enorme aprecio por las verdades simples de la vida. Afortunadamente. las mentes grandiosas en lo común” Personalmente encuentro esta sencilla verdad muy estimulante. Mis estudiantes me enseñaron que las llaves para obtener una vida mejor no son tan complicadas de encontrar. resultan bastante obvias. Simplemente. lo que necesitamos es tener la habilidad de discernir y utilizar unas pocas llaves que con­ ducen al éxito. J im m uncy aspecto que he notado. Y gracias a ellos. Lo que significa es que la vida que vale la pena no está reservada para los súper listos. Las llaves del éxito que ellos descubren no son tan difíciles de entender. EL PARADIGMA DE LAS POCAS LLAVES Con la ayuda de mis estudiantes descubrí que había unas pocas llaves para el éxito. Tendemos a pensar que si todo el mundo puede entender algo.

UNA PUERTA, DOS CERRADURAS

juego de llaves único. Para lograr el éxito en cualquier cosa, debemos identificar y aplicar ambos juegos de llaves. Necesitamos descubrir y aplicar esas pocas llaves universales del éxito y las pocas llaves que son específicas a aquello particular que estemos haciendo. Afortu­ nadamente, esas pocas llaves no son tan difíciles de descubrir. Algunas personas creen que la persona más sabia que ha vivido es el Rey Salomón. Ahora bien, tome nota de lo que él dijo sobre la sabiduría que se necesita para lograr el éxito: “Clama la sabiduría en las calles; en los lugares públicos levanta su voz. Clama en las esquinas de calles transitadas; a la entrada de la ciudad razona. “¿Acaso no está llamando la sabiduría? ¿No está elevando su voz la inteligencia? Toma su puesto en las alturas, a la vera del camino y en las encrucijadas. Junto a las puertas que dan a la ciudad, a la entrada misma, grita a voz en cuello” . Si yo tuviera un secreto que quisiera mantener bien guar­ dado no lo publicitaria (utilizando grandes le­ tras en negrita) en la valla más grande de una carretera interestatal. Tampoco lo llevaría a una sección promocional del Súper tazón para darlo a conocer allí. Ahora bien, si tomamos el consejo de Salomón y lo traemos a la actualidad, ese es el sitio donde él está diciendo que podemos en­ contrar la sabiduría. No está oculta en algún lugar secreto de modo que no la podamos descubrir. Está allí en el sitio más transitado, clamando a voz en cuello. La verdad es que el secreto del éxito no es del todo un secreto. Es algo disponible a todo el mundo. Es algo obvio. De modo que si deseamos alcanzar el éxito, necesitamos buscar con diligencia lo que es obvio. ¿Le parece absurda esta idea? Si algo es obvio, ¿por qué de­ beríamos buscarlo con diligencia? Existen tres razones para esto. Si no buscamos lo que es obvio, nos perderemos de lo que es obvio, nos olvidaremos de lo obvio y evitaremos lo obvio. Examinemos cada uno de estos tres aspectos separadamente.
19

IDEA CLAVE

Para triunfar, debemos buscar diligentemente lo obvio.

D r. J im M u n c y

CUANDO SE PIERDE LO OBVIO
Durante la Historia Universal nunca ha habido un experto en escape como el gran Harry Houdini. Se dice que sólo en una ocasión tuvo problemas para poder escapar. Se construyó una nueva prisión y se retó a Houdini a escapar de una de las celdas. Él aceptó el reto. Aunque él nunca había encontrado una cerradura que no pudiera abrir, no pudo abrir la puerta de esta celda en particular. Luego de quedar extenuado de intentarlo, colapso contra la puerta totalmente desalentado. La puerta se abrió. Y la razón por la cual no pudo abrir la cerradura es porque el guardia de la puerta le jugó una treta. Él nunca aseguró la cerradura de la puerta. Houdini nunca cometió ese error de nuevo. Antes de intentar escapar de algún sitio, se aseguraba de que la puerta estuviera ver­ daderamente asegurada. Houdini aprendió a nunca pasar por alto lo obvio. ¿No hemos cometido todos nosotros alguna vez el error de Houdini? Figurativamente hablando, ¿no hemos intentado utilizar nuestras habilidades más especiales para abrir una puerta que en realidad nunca estuvo asegurada? A veces todos nos olvidamos de lo que es obvio. Nuestra tendencia a pasar por alto lo obvio es en realidad in­ trigante. Por eso es que nos fascinan las adivinanzas. Estas revelan cuán fácil es pasar por alto lo obvio. Una buena adivinanza tiene una respuesta obvia pero no es evidente aparentemente. Piense en la siguiente adivinanza: alguien que se dedica a la plomería en Nueva Jersey tiene un hermano que es electricista en Nueva York, pero el electricista en Nueva York no tiene un hermano que sea plomero en Nueva Jersey. ¿Por qué no? La respuesta a esta adivinanza es tanto obvia como simple. Sin embargo, no muchos de mis estudiantes lo­ gran dar la respuesta fácilmente. (La respuesta se encuentra al final de esta sección.) Eso es lo que ocurre con las llaves del éxito. Son bastante sim­ ples, bastante obvias. Pero el problema es que todos pasamos mu­ chas veces por alto lo obvio. No obstante, una vez las descubrimos por nuestros propios medios, nos damos cuenta de lo lógico que es

20

UNA PUERTA, DOS CERRADURAS

el asunto. Infortunadamente, en esa búsqueda pueden transcurrir muchos años. Pero cuando descubrimos las llaves del éxito, la vida puede ex­ perimentar un cambio total. Tuve un estudiante llamado Rodney y vino a verme unos meses después de tomar mi clase sobre el éxito. Dijo que sentía como si antes hubiera vivido su vida en una caverna. Mencionó que era como si la clase lo hubiera llevado fuera de la caverna para mostrarle un mundo que él no sabía que existía. Es ma­ ravilloso ver los árboles, el césped, las aves, las corrientes de agua, el cielo, las nubes, y todas las demás cosas que tiene este hermoso pla­ neta en el que vivimos. Pero era como si Rodney no hubiera podido ver esas cosas cuando estaba en la caverna. Él vino para agradecer­ me el cambio que había experimentado en su vida. Yo le agradecí sus palabras, pero le dije que yo no había sido quién cambió su vida. Él mismo lo había hecho al haberse aventu­ rado a salir de la caverna. Yo no inventé ni los árboles, ni el cés­ ped, tampoco pinté el cielo de azul, ni colgué las nubes. Yo no soy el dueño de los pájaros, ni tampoco les enseñé a cantar. De hecho, yo tampoco me las hubiera podido arreglar para salir de mi propia caverna por mí mismo —yo recibí la ayuda de mis estudiantes que me ayudaron a encontrar la salida. Yo simplemente fui alguien que desperdició muchísimos años en la oscuridad húmeda del suelo. Pero afortunadamente encontré a un grupo de estudiantes que se aventuraron a salir de la cueva con­ migo. Encontramos un mundo hermoso, y ahora estoy buscando a otros que quieran emprender ese viaje conmigo. Es fácil salir de la caverna, pero con frecuencia hacerlo implica que alguien que sepa la ruta nos muestre cómo hacerlo. De otro modo, pudiéramos transcu­ rrir la vida entera pasando por alto lo obvio. A propósito, estoy seguro que ustedes no pasaron por alto lo obvio, pero en el caso que lo hayan hecho, el electricista en Nueva York tiene una hermana que se dedica a la plomería en Nueva Jersey.

21

D r . J im

muncy

CUANDO LO OBVIO SE OLVIDA
Reconocer lo obvio puede ocurrir de forma rápida. Pero lograr el control de lo obvio puede implicar mucho más. En los deportes existen unas pocas llaves para tener un buen estado físico. Los atle­ tas sobresalientes no simplemente aprenden lo que se necesita, sino que logran dominarlo con maestría. El jugador de béisbol golpea la bola una y otra vez. El golfista practica su golpe una y otra vez. El jugador de baloncesto hace la misma lanzada vez tras vez. Y cada vez que lo hacen, perfeccionan su dominio y graban en su mente los movimientos correctos. Por lo tanto, nosotros no deberíamos esperar que logremos do­ minar algo, aún las sencillas llaves del éxito, con tan sólo escuchar de ellas una vez. Debemos grabarlas constantemente en la mente cada vez de forma más profunda. Logramos ese cometido, si escuchamos sobre la clave del éxito una y otra vez. Con frecuencia yo leo los libros buenos varias veces. Y cada vez que lo hago entiendo mejor lo que el autor quiso decir. Así consigo hacer que los pensamientos importantes se graben profundamente en mi mente. Yo leo distintos libros sobre un mismo tema. De ese modo logro obtener diferentes perspectivas de un mismo asunto. La intención es grabar los pensa­ mientos de forma profunda en mi cerebro.
IDEA CLAVE

Mediante la re­ petición es posible dominar un determi­

Reconocer lo obvio puede ocurrir de forma rápida. Pero lograr el control de lo obvio implica mucho más.

0

nado asunto. No po­ demos parar nunca ese proceso. Debe-

mos ser como los atletas quienes practican lo básico una y otra vez. Si no lo hacen, vuelven a los malos hábitos del pasado. Si no nos mantenemos alimentando constantemente la mente sobre las cla­ ves básicas del éxito, entonces empezamos a olvidarlas. Las puertas que alguna vez estuvieron abiertas para nosotros se pueden volver a cerrar.

Tiene un so­ brepeso de 70 libras. Del mismo modo. se encamina al desastre. Pero eso no significa que las utilicemos. Pero no quiere pagar el precio que implica abrir la puerta. puede ser que haya algo que lo impacte profundamente. respecto a los cuales no se necesita haber asistido a una escuela de Medicina. Tengo un amigo llamado Jed. y la mayoría de las veces el cambio es doloroso. dejará de sentirse terrible. si él desea tener una calidad de vida razonable. deberá tomar las llaves y utilizarlas. quien se acerca a sus 50 años de edad. Tal vez escuche­ mos de ellas una y otra vez. También puede ser el efecto final del poder acu­ mulativo de escuchar algo vez tras vez lo que nos conmueva. Jed conoce las llaves de la buena salud. Algo habrá de motivarlo que lo impulse a cambiar. También nece­ sita comer saludablemente y de forma proporcionada. o al menos reducir la bebida de forma considerable. 23 . Con esto no quiero desconocer que resulte difícil para él. Necesita dejar de beber. No tiene energía y está empezando a expe­ rimentar algunos problemas de salud. Fuma como una chimenea y bebe como un pez. necesita aumentar gradualmente su nivel de actividad has­ ta que pueda establecer un programa de ejercicios apropiado.Un a pu erta . Y a menos que cambie su rumbo. Tal vez evitemos lo obvio en un intento por evi­ tar el dolor que conlleva el cambio. Sin embargo. Existe la probabilidad que alguien escuche algo noventa y nueve veces y no cambiar. Todo tipo de progreso implica cambio. Puede ser que escuchamos algo en el momento justo cuando estamos pre­ parados emocionalmente para el cambio. pero a la siguiente vez. Sólo hasta cuando él haga esas pequeñas cosas clave. la número 100. Con tan sólo unos pocos cambios la vida de Jed pudiera mejorar dramáticamente. d o s cer r a d u r a s CUANDO SE EVITA LO OBVIO Tal vez aprendamos sobre las llaves del éxito. Puede ser una palabra o frase lo que nos afecte. Él necesita dejar de fumar. Puede que sea un re­ lato que haga que todo tenga sentido.

Estas ideas ciertamente nos pueden afectar si las dejamos en algún lugar a la mano. clase que su padre había muerto cuando 24 . Siempre debemos tener frente a nosotros las ideas que queremos adoptar. necesita tener una definición del éxito. ¿QUÉ ES EL ÉXITO? De modo que podemos preguntar. ello no tendrá mucho valor si durante el proceso la pasamos mal. Si mantenemos lo obvio frente a nosotros. Durante mucho tiempo tomé la definición prestada de otros. mayor oportunidad tendremos de experimentar alguna transformación. ¿qué es el éxito? Cuando uno enseña una clase llamada Explorando el éxito. necesitamos llenarla de ese propósito y divertirnos durante el proceso.D r . Cuando disfrutamos la vida. Sin embar­ go. debemos encon­ trar el propósito de la vida. IDEA CLAVE Una de mis estu­ diantes llamada April compartió mente con reciente­ nuestra El éxito es divertirse encontrando el propósito de la vida y colmándola de esepropósito. Con el tiempo construí mi propia definición de lo que significa el éxito: "el éxito es divertirse encontrando el propósito de la vida y colmándola de ese propósito". la enriquecemos de las personas que se encuentran a nuestro alrededor. aún algo que ya sepamos. Pero si caminamos pareciendo un limón recién caído de la caja. no necesita más. no contribuimos a la felicidad de quienes nos rodean. El mundo tiene suficiente gente malhumorada. Esa definición me gustó y por años la utilicé. Por ejemplo Earl Nightingale dice: “El éxito es la realización progresiva de una meta digna” . Nuestra meta debe ser la de descu­ brir por qué estamos aquí y qué fuimos enviados a hacer. La diversión no es la meta. Para lograr el éxito. entonces un día empezaremos a hacer las cosas obvias que necesita­ mos para lograr lo que queremos alcanzar. J im M u n c y Mientras más escuchemos algo.

Para eso había sido contratado. bromeaba con ellos y hacía agradable lo que de otro modo hubiera sido un viaje aburrido. Sin embargo. construyeron una placa conmemorativa en su nombre. April dice que ella atesora con orgullo la memoria de su padre porque su espí­ ritu inalterable produjo un gran impacto en muchísimas personas. El ánimo de los pasajeros cambiaba en pocos minutos tras subirse en el bus. los des­ pedía con palabras de aliento y buen ánimo. Para él la vida era sólo diversión. Él fue supervisor en una fábrica que tenía varios miles de empleados. La empresa no contrató al padre de April para que se la pasara divertido en la fábrica.UNA PUERTA. La gente que se subía al bus a rastras se bajaba de un brinco del peldaño. a él se le recuerda por la alegría que mani­ festaba en su trabajo. Él hubiera muerto. Cuando la gente se bajaba del bus. y a todo el mundo le hubiera alegrado saber que su cuerpo permanecía debajo del suelo. Esto es lo que el autor percibió. Y gracias a eso todo el mundo lo apreciaba. la saludaba con gran entusiasmo. Lo que más recuerda ella sobre él es su actitud inquebrantable. A medida que manejaba. hablaba con los pasajeros. Hace años. Cuando la gente se subía al bus. El autor hizo una pregunta: ¿Cuánta gente cree usted que im­ pactó positivamente aquel conductor de bus aquel día? Algunos 25 . DOS CERRADURAS ella tenía doce años de edad. Su trabajo era hacer que la fábrica se man­ tuviera produciendo al máximo todo el tiempo. cuando murió. ¿Qué legado hubiera dejado el padre de April si se le hubiese co­ nocido como alguien melancólico que siempre hubiera mantenido el ceño fruncido? ¿Hubieran construido en su fábrica un monumento de modo que todos pudieran recordar a tal persona malhumorada como motivo de inspiración? Yo no creo que April hubiera recibido comentarios de mucha gente diciéndole cuánto echaban de menos los estados melancólicos de su padre. De hecho. leí sobre un optimista conductor de bus en una ciu­ dad grande. De modo que no podemos avanzar en nuestro camino al éxito ignorando la actitud que manifestamos a lo largo del camino.

Él estaba contando lo inútil que era su existencia. . IDEA CLAVE Lance mencionó a Dios. Para él la vida era totalmente sin propósito. Por eso 26 Disfrutar de la vida es mucho más fácil cuando tenemos un propósito significativo para realizar. EL LOGRO ES DIVERTIDO La gente verdaderamente exitosa es la que se divierte mientras llena de propósito su vida. De hecho. al bajarse del vehículo se dirigían a sus oficinas.DR. de modo que le hice la pregunta: “¿En qué estaba pen­ sando Dios cuando lo creó a usted? Cree usted que cuando Él terminó dijo.UNCY cientos de personas se montaron en su bus y él pareció levantarle el ánimo a la mayoría. probablemente transmitían esa misma actitud a las otras personas que se encontraban a su paso. JíM M. Quizás uno de los impedimentos para disfrutar la vida es que nunca vemos la fina­ lidad de lo que estamos haciendo. Pero él no solamente tenía un impacto positivo en la gente que se subía al bus. Lance contestó. y ya que habían conseguido tener una actitud más optimista a causa de su trayecto en el bus. Él tenía algo específico que se necesitaba hacer. supongo que lo enviaré a la Tierra y veré qué pasa! ¿Es eso lo que usted cree que Dios pensó?” . con sólo divertirse mientras trabajaba. salones de clase y hogares. Bien. Fíjese. ¡no tiene ningún sentido! Odio cuando creo a alguien sin pensar qué es lo que voy a hacer con ese ser. De hecho. probablemente no” . divertirse es mucho más fácil cuando cumplimos con un propósito significativo. "¡Absolutamente no!” —añadí enfáticamente. Cierto día. “Esto es lo que Dios hizo. no sé muy bien qué se su­ pone que deba hacer con esto. Estas personas. Ni siquiera entendía por qué estaba vivo. estaba hablando con un conocido mío llamado Lan­ ce. este conductor de bus probablemente afectaba miles de vidas cada semana. 'Bien. “No.

Yo le contesté. "Bien. Resulta fácil pensar que lo que la gente más desea es la comodidad. Tú te sentirás así hasta que encuentres ese propósito para ti. si vamos a vivir sin significado es mejor hacerlo sin propósito y có­ modamente que en medio de poca comodidad. Yo le pre­ gunté. Saber eso hace la vida mucho más manejable” . Empieza a descubrir la razón por la cual Él te la quiso dar” Unas semanas después vi de nuevo a Lance y su disposición ha­ bía cambiado totalmente. 27 . Pero todos estamos dispuestos a sacrificar todas nuestras comodidades en un instante si encontramos que existe una razón para ello. Lo que la gente más desea es tener un propósito. d o s c er r a d u r a s dijo: ‘Sé lo que haré. No existe una sola persona que no esté dispuesta a saltar de su sillón cómodo si aquello resulta en hacer algo significativo y con propósito. Él me dijo que estaba buscando. EL PROPÓSITO HACE LA VIDA EMOCIONANTE Lance descubrió la diferencia entre los que disfrutan la vida y los que la soportan. Él te creó exactamente como eres por una razón en particular” . pero no dejaré de buscarla hasta que la haya en­ contrado. Pero eso no es cierto. Lance pensó por un momento y dijo.Una pu erta . "La razón por la que Dios me puso en esta Tierra. "¿Buscando qué?” . La gente que encuentra su propósito en la vida y que cumple con ese propósito no se siente inútil. yo no sé cuál es esa razón” . No la he en­ contrado todavía. "Por supuesto que tú no conoces esa razón. La diferencia la constituye el propósito. Así es. Deja de maldecir la vida que Dios te dio. Si no logran encontrarlo entonces intenta tener una vida de tranquilidad. Por eso es que te sientes inútil. Crearé a Lance para que lo haga para mí' A con­ tinuación te hizo exactamente como Él necesitaba que fueras para cumplir ese propósito.

Cuando vamos a la guerra. los más susceptibles a caer muertos o quedar heridos son los miembros de las Fuerzas Es­ peciales” .D r . y hacen cualquier cosa inimaginable para compli­ carte la vida. ¿Le parece a us­ ted la anterior una descripción trabajo de un interesante? Uno pensaría que se­ ría difícil encontrar personas que se ins- cribieran para hacer algo como lo descrito. entonces ¿por qué tantos están intentando tener el trabajo más difícil y peligroso del planeta? ¡Y qué decir de los atletas! He enseñado en un par de institucio­ nes con programas deportivos cuyos participantes han obtenido las mejores clasificaciones de la NCAA. Si la gente no lo­ gra encontrarlo entonces intenta tener una vida de tranquilidad . Pero no es así. Sólo un número limitado de los que aplican para pertenecer a las Fuerzas Especiales son aceptados. Ellos ciertamente cuestionan la hipótesis que "todo el mundo está buscando tener una vida fácil” Uno de mis estudiantes que había estado recientemente en las Fuerzas Especiales describió ante la clase lo que ello signifi­ caba: "En el entrenamiento te someten a privaciones de alimento. Prepararse para ser un ‘atleta de todas las estrellas" no representa ninguna comodidad. Lo hacen para prepararte para enfrentar las situaciones más peligrosas. ¿Cuán­ tos niños sueñan con ser televidentes pasivos? ¿Cuántos niños re­ gresan de la escuela para buscar el sillón favorito de papá e inten­ tar tener una vida de tranquilidad? ¿Existen en este país niños que 28 . Son este tipo de deportistas a los que los niños idolatran. te congelan. Cuando ellos me cuentan lo que implica competir a ese nivel yo me quedo asombrado. IDEA CLAVE Lo que la gente más desea es tener un propósito en la vida. J im m uncy Pienso en las Fuerzas Militares Especiales. Entre mis alumnos he tenido a muchos deportistas destacados incluyendo a varios clasificados con la denominación "atletas de todas las estrellas” (all-star athletes ) y All-Americans. te cocinan. Si todo el mundo está intentando tener una vida tranquila. te privan del sueño. te ponen al límite del cansancio físico.

lo que habían estado esperando con tanto anhelo ha llegado. sino más bien lo que hay por delante. Y ¿qué sucedió con su entusiasmo? Sorprendentemente. lo que hace la vida emocionante. Sin propósito. ha agarrado las crispetas. sino más bien lo que hay por delante. Este chico es increíble. Hasta los niños aspiran a tener una vida relevante y no de ocio. Piense en los ni­ ños en la mañana de Navidad. Creo que va a ir por las papas fritas. Ya tienen consigo lo que habían estado es­ perando con tanto entusiasmo. lo hizo! Pero por el movimiento dejó caer las crispetas y la mitad de su bebida. Cuando tenemos propósito. esperen. DOS CERRADURAS aspiren a ser las personas más desocupadas del mundo? Me estoy imaginando la siguiente escena: "Sí. Los niños abren sus regalos. la vida es emocionante y divertida. ¿Podrá hacerlo? ¡Sí.m. Se encuen­ tran errantes en un camino que no conduce a ningún lugar. No tenemos nada por lo cual intentar algo. Tenemos algo por lo cual luchar. No. el día de Navidad está utilizando la cama como trampolín desde las cinco a. Tenemos motivos para levantarnos cada mañana. La razón por la cual muchas personas no disfrutan la vida es porque no tienen algo por lo cual mirar hacia adelante. El niño que hace unos días estaba merodeando a las siete de la mañana. Miran 29 IDEA CLAVE No es lo que ya tengamos. y antes de la apertura de los regalos los niños escasamente se pueden contener.. De hecho. ahí está.. Y no es lo que ya tengamos. lo que hace la vida emocionante. para la hora en que se sirve el pavo para el almuerzo. la vida es aburrida. Ahora los tienen en sus ma­ nos y ya pueden utilizar los juguetes en vez de sólo contemplar las cajas envueltas en papel. fue un falso intento por las papas.UNA PUERTA.. tán Antes de abrir los regalos es­ completamente ansiosos. desaparece en cuestión de minutos. los niños con frecuencia ya están indiferentes. Finalmente. amigos." El punto es que la gente no va tras una vida de reposo en ausencia de propó­ sito. .

tampoco lo serán cuando encuentren el trabajo” . los niños se van y pensamos que la vida será estupenda cuando nos pensionemos. JIM MUNCY hacia delante del camino y sólo ven que hay más camino como el ca­ mino que ya han andado. Y después pensamos que la vida será maravillosa cuando los niños puedan valérselas por sí mismos y tener independencia. La única manera en que pueden hacer que su vida sea emocionante es mediante tomar un camino diferente.. Y más tarde pensamos que la vida mejorará cuando los niños dejen los pañales y empiecen a ir a la escuela. y al final.. ¿cuándo?” "En la universidad” . Existe una gran diferencia entre construir el futuro y aguardar pasivamente a que este venga. Cuando simplemente esperamos a que el futuro venga. ¿creen ustedes que la vida será maravillosa cuando consigan un trabajo? El asunto es que si no son felices mientras están en la universidad. "¿Es la vida maravillosa ahora o están pensando que la vida será grandiosa cuando se gradúen y consigan un trabajo?” Entonces les hago esta pregunta: "Si la secundaria no hizo que la vida fuera genial y la universidad tampoco.. nos damos cuenta que esto tampoco es la clave de la felicidad. un camino que conduzca a algún destino. EL FUTURO HAY QUE CONSTRUIRLO. Estando allí la vida sería maravillosa. NO HAY QUE ESPERAR POR ÉL Eso no quiere decir que uno deba esperar simplemente a que el futuro sea mejor. de modo que pensamos que las cosas van a mejorar cuando nos casemos..DR. la vida se vuelve desdichada. Al emplearnos. Cuando uno trabaja por su futuro la vida es maravillosa. Yo les digo a mis estudiantes que recuerden cuando estábamos en la escuela primaria: "En esa época pensábamos que la vida sería grandiosa. Muy bien. ¿cuándo?” Ellos contestaban al unísono: "En la secun­ daria” "Entonces llegamos a la secundaria. ¿Y luego qué? ¿Será que la vida va a ser fenomenal cuando nos muramos? 30 . ahora que están en la universidad les pregunto. Y una vez nos casamos pensamos que tener hijos hará que la vida sea maravillosa.

Queremos algo.. Lo oigo todo el tiempo cuando escucho a los conferencistas. Si usted está esperando que la felicidad llegue. LA DISPOSICIÓN ANHELANTE Hay cierto pensamiento que en verdad me sorprende. Eso es lo que nos hace desdichados. Analice la Historia... Quienes van en pos de los placeres nunca han sido y nunca serán los que verdaderamente disfruten de la vida... Mire a su alre­ dedor. esta nunca llegará.. Es la idea de que la llave de la felicidad es dejar de desear las cosas.. Los deseos. Si no hemos logrado descubrir el secreto de disfrutar de la vida justo en el lugar donde estamos.. IDEA CLAVE Si no hemos logrado descubrir el se­ I„r . El disfrute de la vida no se consigue con simplemente esperar que ella sea agradable. Es nuestra indisposición para hacer todo lo que se necesita para cumplir ese deseo. hasta aquellos que no se cumplen. La teoría para dejar de desear propo­ ne que nuestros problemas nacen de querer más. No es el deseo en sí. entonces debemos olvidarnos de esa idea. El secreto radica en tener una disposición anhelante. __________________ creto de disfrutar de la vida justo en el lugar donde estamos.. el deseo no nos hace indignos. 31 . De modo que si aprendemos a desear menos. entonces no estaremos en con­ diciones de encontrarlo en un lugar diferente. pero no estamos dis­ puestos a hacer lo que se requiere para alcanzarlo. entonces no estaremos en condiciones de encon­ trarlo en un lugar diferente. Si en verdad estamos esperando que algo su­ ceda para que podamos disfrutarla.UNA PUERTA.. El problema está en el deseo de no estar dispuesto. Lo leo todo el tiempo en los libros..... ¿No es verdad? Pero a pesar de lo que muchos puedan pensar. no son el problema... No somos felices porque precisamente quere­ mos más de lo que tenemos. entonces nuestros problemas se van.. DOS CERRADURAS El asunto es que no disfrutaremos la vida si lo que buscamos en ella es simplemente pasarla bien..

La otra forma de experimentar la desdicha es mediante tener el deseo pero no estar dispuestos a hacer lo que se necesita para alcanzarlo. produce irritación. a chado y sólo una de lograr el disfrute de la vida. IDEA CLAVE Existen dos ma­ neras de ser desdi­ Feliz es quien sueña grandes sueños y que está dispuesto a pagar el precio para hacerlos realidad. tenía un afiche en la pared de 32 . Rockefeller cuál había sido el millón más satisfactorio que había ganado. Ese tipo de deseo no permite que disfrutemos de la vida. nos quedaremos totalmente satisfechos y estaremos completamente aburridos. La ausencia de deseo causa tedio. Esto es lo que Miguel oraba: “Señor. Es el deseo el que nos hace estar dispuestos a mejorar y a alcanzar más de lo que hemos logrado en el pasado. Cuando yo era adolescente. Nos sentiremos inútiles. ¿Por qué? El de­ seo es el que nos hace levantarnos cada mañana. En esa oración subyace una sabiduría increíble. En una ocasión alguien le preguntó a John D. La única manera de disfrutar la vida es mediante tener un deseo anhelante. Pero en realidad. Nos frustra. es lo que nos hace trabajar duro todo el día. Él dijo: “El próximo” .D r . J im M u n c y Tal vez el artista más sobresaliente en la historia del mundo fue Miguel Ángel. ese es el punto donde ocurre el fracaso. Rockefeller tenía más dinero del que pudiera gastar en toda su vida. La falta de deseo hace que nos sintamos aburridos. concédeme que siempre pueda desear más de lo que pueda alcanzar” . ¿Cómo llegó a tener semejante posición? ¿Fue por es­ tar satisfecho con lo que tenía? En lo absoluto. Thomas Edison dijo: "Muéstrame una persona to­ talmente satisfecha y yo te mostraré el fracaso total” . pero no estaba derivando todo su disfrute a partir de lo que tenía. Si no deseamos nada. Él lograba el disfrute por lo que quería lograr en vez de por lo que ya tenía. La sabiduría convencional dicta que uno es exitoso cuando logra alcanzar todo lo que desea. Una manera de invitar la desdicha es mediante nunca desear nada.

Que estemos dispuestos a arriesgar. El verdadero dolor que implica el deseo no es que yo quiera tener algo y no lo tenga. Este tema será considerado en cada capítulo. El verdadero dolor del deseo proviene del hecho de que yo deseo algo pero aún así no estoy dis­ puesto a cambiar para conseguirlo. Que estemos dispuestos a aguantar el dolor. y de ver mejores horizontes. de ir a más lugares.U na pu erta . no queremos tener nunca suficiente. Uno de los temas principales de este libro es el crecimiento. ¿Y qué se necesita para cumplir con nuestros deseos? Se necesita que estemos | IDEA CLAVE El crecimiento no es la llave del éxito. debemos tener deseos y debemos estar dispuestos a hacer lo que se necesite para cumplir esos deseos. de hacer más cosas. _ _ es la puerta. ¿CUÁL ES LA PUERTA DEL ÉXITO? Hay una cosa que debemos estar dispuestos a hacer para alcan­ zar nuestros deseos y que pocas personas afrontan. Creceremos en entendimiento. Si el deseo es lo suficientemente grande. El afiche decía: “Feliz es el hombre que sueña sueños y que está dispuesto a pagar el precio para hacerlos realidad” . estaremos dispuestos a hacer estas cosas. A medida que crezcamos. Es la puerta. La vida será excitante porque podremos ver claramente la ruta por la que vayamos y disfrutaremos mejor el 33 . Crece­ remos en conocimiento. ¿Y qué sucederá cuando crezcamos? Ocurrirá que estaremos en condiciones de tener más. Creceremos en sabiduría. necesitaremos cambiar para convertirnos en la persona que debemos ser para alcanzar nuestra meta. Que estemos dispuestos a pos­ tergar el placer. El crecimiento no es una de las llaves del éxito. d o s cerra d u ra s mi alcoba el cual producía un gran impacto en mí. Debemos estar dispuestos a cambiar. Si queremos disfrutar de la vida. __________ __ dispuestos a trabajar. Si podemos lograr todo lo que que­ ramos con el ser que somos.

Y por querer más y estar dispuestos a cambiar. 34 . revela cuán importante es evaluar nuestro pensamiento sobre la base de considerar el lugar al que este nos lleva. Entonces. Las finanzas también mejorarán. Nuestras relaciones interpersonales mejorarán. Ese es un cambio monumental ya que toda clase de éxito se logra a través de la forma de pensar correcta. iniciemos explorando la primera llave para obtener cualquier clase de éxito. obtendremos más de la vida y todo mejorará. La primera llave del éxi­ to. nuestra forma de pensar cambiará. J im M u n c y viaje.D r . A medida que crezcamos.

d o s c er r a d u r a s L L A V E 1 EL DISCERNIMIENTO: JUZGUE LA SEMILLA POR LA COSECHA "La acción es elflorecimiento del pensamiento. y sus frutos son el gozo y el sufrimiento". —James Alien.Una pu erta . Tomado de Como piensa el ser humano. asi es su vida (As a Man Thinketh) 35 .

Hasta un chi­ co de ciudad que nunca haya estado en el campo sabe eso. pero al tiempo de la cosecha. esta es una de las grandes frus­ traciones de la agricultura. Todo lo que se necesita es tener conocimiento de la Ley más básica de la vida. También deben desarraigar la mala hierba y mantener alejadas a las pestes. el agricultor estará vendiendo algodón. no podrá cambiar la cosecha. hay algo que el sembrador no puede hacer. Ni siquiera el mejor sistema de fertilización y de irrigación puede producir maíz de una semilla de algodón. el granjero tendrá que comerciar con algodón. De hecho. Si lo que plantó fue maíz. El sembrador recoge lo que siembra. veremos bolas de nieve blanca.DR. Todo lo que necesitamos hacer es presentarnos al momento de la cosecha. Si el sembrador pla trigo. Sin embargo. no 36 . El sembrador que implementa las técnicas apropiadas de labranza puede producir una cosecha mucho más abundante que aquel que sólo riega la semilla y se sienta a esperar a que todo salga bien. Una vez haya plantado la semilla. veremos “oleadas de espigas doradas” . No se necesita tener un título de doctorado para entender este asunto. tendremos tallos de maíz. Pero hay más que simplemente plantar la clase de semilla co­ rrecta. Si lo que plantó es al­ godón. JIM M U N C Y R esulta bastante fácil descubrir qué tipo de semilla plantó un sembrador en su campo. Si el suelo está produciendo algodón. El precio del algodón puede estar por el piso y el precio del maíz elevarse a los cielos. Los agricultores deben agregar fertilizantes y regar las plan­ tas.

que la forma como pensamos. Y ello depende de la calidad de nuestros pensamientos.UNA PUERTA. Las dificultades y los fracasos son comunes entre quienes han logrado cosas sobresalien­ tes en el mundo. Hasta el sembrador más experimentado puede verse en pro­ blemas si escoge sembrar la semilla incorrecta. Si desea­ mos alcanzar una calidad de vida superior. todo crece a partir de la semilla que se siembre. y al sembrador más novato le puede ir bastante bien si siembra la clase de semilla co­ rrecta. no tenemos opción de elegir lo que la cosecha produzca una vez hayamos elegido nues­ tros pensamientos. DOS CERRADURAS maíz. La forma de alcanzar un mejor IDEA CLAVE Las semillas de nuestra vida son nuestros pensamientos. Ellos siempre lo­ gran superar las circunstancias.J dente la habilidad de ! estos individuos para superar casi cualquier cosa. Y ello se debe a que en la agricultura. Y tal como el sembrador no tiene opción una vez ha plantado su semilla. debemos tener un nivel de pensamientos de calidad superior. y todo ello surge de lo que pensamos. otras cosas podrán lograr algún impacto en la cantidad del producto que obtengamos. Nosotros también podemos superar casi cualquier cosa.x rá de forma sorpren. Por supuesto. Cualquier estudio que hagamos sobre la gente exitosa revela. Ni siquie­ ra los impedimentos físicos pueden detenerlos. 37 . Y lo hacen todo el tiempo. NUESTROS PENSAMIENTOS SON NUESTRAS SEMILLAS Todo lo que obtenemos en la vida proviene de lo que hacemos. De modo que las semillas de nuestra vida son nuestros pensamientos. No tendre­ mos opción de elegir lo que la vida nospresente una vez hayamos elegido nuestros pensamientos. Esta es la llave más básica de todas las llaves del éxito. pero nada tendrá mayor impacto en nosotros. Nada en la vida nos puede mantener derrotados excepto nuestros propios pensamientos.

J im m uncy estilo de vida es mediante mejorar la calidad de nuestros pensamien­ tos. la señora Crab gritó en tono desafiante a Mónica. tuve una estudiante llamada Ménica. Yo le dije. obtener una maestría. el me­ jor trabajo que ha podido conseguir es un trabajo que alguien común y corriente podría hacer. trabajar por diez años. y no alcanzar nada diferente a lo que ya tienes? Si así es. Aquella mañana. Nunca me verás ha­ ciendo eso. “¿De qué depende?” “Depende del lugar en el cual quieras estar dentro de 10 años ¿Quieres terminar la universidad. “Eso depende” Mónica preguntó. LA SEÑORA CRAB Y GERTRUDIS Hace varios meses. Ella siempre estaba sonriendo y tenía una actitud maravillosa. Ellos determinan nuestras acciones y nuestras acciones deter­ minan los resultados. Nos contó que trabajaba con una mujer de mayor edad que constantemente la criticaba. ¿a cambio de qué? ¿De los salarios miserables que te quieren pagar? No entiendo por qué crees que tienes que resolver los proble­ mas de cada cliente gimiente que entra por esa puerta. la llamaremos la señora Crab (crab significa en español cangrejo).D r . Esa es la cruz que ella carga. No recuerdo muy bien el nombre de la señora. No entiendo por qué piensas que debes trabajar tan duro. A continuación Mónica me preguntó cómo debía manejar a la señora Crab. Por ello fue que me sorprendí tanto cuando cierto día vino a clase y no traía su brillo habitual. La señora Crab tiene un título de maestría y sin embargo. No pasó mucho tiempo antes de que Mónica con­ tara a la clase lo que le estaba inquietando. pero por razones que se harán evidentes más adelante. “Ellos te engañan. Ella dice que está sobre cualificada y que su salario está por debajo de lo que debería ganar. yo 38 . antes de la clase. Vienes y estás aquí todo el día. no por el salario que ellos pagan” .

Lisa y yo habíamos tenido justo esa ma­ ñana. tú sabes que eso no es lo que yo quiero” . El hecho de que ella no haya resuelto su problema prueba que ella no lo entiende. “¿Lo que estás dicien­ do es que ella está declarando lo obvio? ¿Tú estás de acuerdo con ella?” .” le dije. Parece que ella sabe muy bien lo que es cometer un suicidio profesional. Le recordé a Mónica el principio más básico de todo forma de éxito. Ella dice que no entiende por qué haces las IDEA CLAVE Nada en la vida nos puede mantener en la desgracia. quería utilizar un pseudónimo. presta atención a lo que ella dice” . compartí una experiencia que mi esposa. enseño y hablo. Como lo hago con casi todo lo que escribo. entonces. Ella no lo entiende” . Si lo entendiera. excepto nuestra forma de pensar. No estaría deam­ bulando sin saber a dónde ir y no estaría llevando semejante cruz en sus hombros. Bien. Mónica se quedó totalmente sorprendida. Mónica contestó. “Entonces no te enojes con la señora Crab. 39 . “Gertrudis” Yo contesté. “Ella simple­ mente está diciendo lo que es obvio” . si eso es lo que quieres. Entonces les pedí a los estudiantes* de mi clase que me dieran un nombre. Para ilustrar el punto. “Gertrudis está bien” . Y a continuación procedí a contar a mi clase la historia de Gertrudis. Un estudiante que había sido anterior miembro de la marina gri­ tó. Yo concuerdo plenamente con ella.UNA PUERTA.__________________________ cosas que haces para hacer que tu tienda sea un mejor lugar. “Vamos. DOS CERRADURAS prestaría cuidadosa atención a lo que dice la señora Crab. Nosotros nos hallamos en el lugar que nos hallamos en la vida a causa de lo que pensamos. Yo estoy de acuerdo con ella un 100%. entonces también lo haría. I ___________ . Por supuesto ella no lo en­ tiende. “Completamente.

esta mujer pudo conseguir alimento y conservar su dignidad. pero también consideraba que la gente debería. Las palabras más habituales que yo le escuchaba a su hijo decirle eran. e hizo un gran trabajo. la cual era un verdadero des­ orden. lavó los tapetes. 40 . Sentía que no tenía amigos. Cuando nos dijo que su esposo amenazaba con golpearla con una cadena de sierra nosotros le insistimos que solicitara pro­ tección en la oficina local de esposas maltratadas. Había sido rechazada por sus padres y su hermano. IDEA CLAVE ____ ____ _____ _ ____ ____ ___________ ] Si queremos tener un nivel de vida de calidad. yo le pagaría cuando llegara a casa. también debemos tener un nivel de pensamiento de calidad. ganar su propio dinero. Al principio simplemente pensé que ella no tenía pavo y ensalada. Gertrudis concordó en seguida. y no tenían manera de conseguir dinero durante las siguientes dos semanas. J I M M U N C Y Gertrudis irrumpió en nuestras vidas el día de acción de gracias. Pero estaba equivocado. Literalmente la mujer no tenía absolutamente nada para comer con su familia en casa. y yo pude dejar de trabajar en la casa sin sentirme culpable. Remodeló nuestros baños.D R. “Te odio mamá” Ella no estaba cien por ciento segura de que su esposo fuera el padre del chico. Y dado que Gertrudis pasaba mucho tiempo en nuestra casa. Gertrudis lloraba todo el tiempo. Y cambió los vidrios que necesitaban reemplazo. Era muy difícil encontrar un aspecto de su vida que no fuera un desastre. llegamos a conocer mucho de su vida. Su matrimonio era una confusión. De esta manera. Mi esposa me llamó y me dijo que conocía a una mujer que no tenía nada para comer ese día. En los siguientes meses Gertrudis estuvo ocupada tra­ bajando en nuestra casa todos los días. de modo que continuamos invitándole para que nos ayudara con algunas co­ sas de la casa. De modo que le solicité a Lisa que hiciera una lista de cosas que Gertrudis pudiera hacer y que le dijera que si las quería hacer. No era sólo en la parte económica donde ella experimentaba problemas. en lo posible. a Yo no quería que Gertrudis y su familia pasaran hambre. pintó la parte exterior de nuestra casa.

Envidiaba el amor que Lisa y yo nos teníamos pero criticaba constantemente las dinámicas de nuestra relación. Me fui a descansar antes de que la ve­ lada terminara y no tuve la oportunidad de hablar con Lisa sobre su fiesta hasta el día siguiente. Nuestros hijos nos amaban. “Fue genial el 90% y 10% terrible” . Tuvo que ver con Gertrudis. de modo que yo me quedé con los niños en otra parte de la casa. Entonces le pregunté. tanto Lisa como yo dis­ frutábamos de lo que hacíamos. Los hombres y los niños no estábamos invitados. ¿verdad?” .UNA PUERTA. ella asintió afirmativamente con su cabeza y agregó. Gertrudis era una de las invitadas. Envidiaba a nues­ tros hijos pero criticaba nuestra forma de criarlos. Para ese momento Lisa estaba a punto de llorar. Lo curioso era que aunque Gertrudis envidiaba nuestros resul­ tados. Ella respondió. DOS CERRADURAS Por otra parte. “¿Cómo salió todo anoche?". y teníamos buena salud. me dio la impresión de que no había podido dormir en toda la noche. nuestros padres y hermanos nos querían. “No pude dormir en toda la noche por todas las cosas terribles que Gertrudis 41 . Gertrudis tuvo la buena oportunidad de ver cómo vivíamos con mi familia. “Ella se pasó toda la noche criticándome. No teníamos penurias económicas. por otra parte criticaba nuestros procesos. Le sorprendía pensar que una familia pudiera vivir como nosotros lo hacíamos. Gertrudis nos dijo que todo lo que ella deseaba en la vida nosotros lo teníamos. Envidiaba nuestra situación económica pero criticaba la forma como manejábamos el dinero. Entonces le dije. Cuando lo hice. Y contó” “¿Qué contó?” Le dije. Le dijo a mis invitadas de la fiesta que ella consideraba que todo lo que yo hacía estaba mal” . Lisa había invitado a varias amigas para compartir un tiempo juntas. Teníamos un matrimonio estu­ pendo. Cierta noche. Una y otra vez Gertrudis le decía a mi esposa que nosotros vivíamos como en “un cuento de hadas” . “Creo que puedo suponer el 10%.

Eso significa tanto ella como tú deben pensar de forma diferente” . J im M u n c y “¿Y eso te molesta?” Pregunté sorprendido. de hecho.” Contesté. Las vidas de las dos son tan diferentes como la noche y el día. La forma como piensa Gertrudis le ha dado el mundo de pesadillas que ella vive. Ambas hubieran pasado toda la noche concordando sobre la forma de criar a los hijos. Alégrate de que las cosas sean así” . La forma como tú piensas te ha dado se­ gún Gertrudis ‘el cuento de hadas’ en el que vives. el uso del dinero. ¿qué parte de la vida de ella es la que tú quieres? ¿Quieres que traiga a los niños aquí y te di­ gan ‘Te odio’? ¿Quieres que vacíe las cuentas de los bancos y vacíe las alacenas de la cocina y que pasemos hambre por algunos días? ¿Qué quieres que haga? Dime específicamente qué parte de la vida de Gertrudis es la que quieres” Entonces Lisa respondió enfáticamente. ella no tendría nada de lo cual criticarte. “¿Sabes por qué te critica? Es porque Gertrudis y tú piensan diferente. 42 . “Eso debería molestarte sólo si quisieras tener la vida que Gertrudis tiene. “¿No te molestaría si alguien criticara todo lo que haces en tu vida frente a tus amigos?” .” Contestó. Aunque. ella no tiene que abrir su boca para dejarlo saber” . “¡Yo no quiero ninguna parte de la vida de ella!” “Entonces. “No si esa persona es Gertrudis. Si tú pensaras como ella lo hace. Cuando Gertrudis te critique recuerda que ella está declarando lo obvio. Ella piensa de forma diferente a la tuya. Si Gertrudis pensara como lo haces tú. Así que dime. las relaciones familiares y así por el es­ tilo. Yo agregué. "Todos estamos en la situación en la vida en la que estamos por la forma como pensamos. tendría lo que tú tienes. “Por supuesto que me molesta. Si tú pensaras como ella. supongo que no importa que ella te critique. Lisa preguntó.D r . "¿Por qué?” . Supon­ go que no importa que tú y ella piensen de forma diferente. tendrías lo que ella tiene.

Respondería que su situación se debe al hecho de ser mujer.Un a pu erta . Nadie quiere tener una vida infeliz. d o s cerra d u ra s En seguida vi que la frustración desapareció del rostro de Lisa. Lo que la señora Crab no logra enten­ der es que. a su alre­ dedor. También diría que el problema es porque es demasiado bonita o porque no lo es. la gente está progresando en sus carreras. Estas personas tienen jefes como los jefes que ella tiene. a los demás empleadores de este planeta que no le dan el trabajo que ella quiere. Estoy seguro que señalaría al hecho de que su piel es demasiado oscura o que no lo es. Culparía al gobierno. y lo mismo la señora Crab. culparía a su jefe. lo harían. Pero eso no es así. otras no. “Hubiera deseado despertarte anoche y haber tenido esta conver sación antes. Se­ guramente culparía a la economía. Fue­ ron a la misma universidad que ella fue. Culparía a su universidad por no prepararla para enfrentar al mun­ do real. Si tan sólo ellas supieran lo que se necesita para ser feliz. El problema que ellas tienen es que ninguna de las dos entienden por qué están donde están en la vida. LA VERDADERA FUENTE DE NUESTROS PROBLEMAS He visto a mucha gente señalar a alguien como Gertrudis o a la señora Crab y decir de forma irreflexiva. Gertrudis quiere ser feliz. Y provienen de to­ IDEA CLAVE Estamos en el lugar que estamos por laforma como pensamos. 43 . Si usted le preguntara a la señora Crab las razones de sus pe­ nurias profesionales estoy seguro que daría varias respuestas. No hubiera desperdiciado mi tiempo preocupándome por lo que dijo Gertrudis” . Muchas de estas personas son mujeres. Enfrentan las mismas entrevistas de trabajo que ella enfrenta. “Ella simplemente quiere ser infeliz” . Algunas de ellas bonitas. No faltarían razones para la que la señora Crab sustentara por qué su carrera no la está conduciendo a ningún lugar.

Tenemos que mejorar la forma como pensa­ mos respecto a lo que significa ser padres. To­ dos estamos donde estamos en la vida por la forma como pensamos. JIM M U N C Y das las razas. Si lo que queremos es tener un mejor matrimonio. Si lo que queremos es tener mejor salud. Si queremos tener más dinero. Necesitamos mejorar nuestro nivel de pensamiento sobre la forma como tratamos a nuestro cónyuge. yo pudiera escribir un libro sobre por qué su forma de pensar no la llevará a conseguir lo que desea en la vida. debe­ rán hacerlo mediante mejorar su forma de pensar. continuaremos obteniendo los mismos resultados que ya he­ mos conseguido antes. El mismo nivel de pensamiento no nos podrá sacar del problema.DR. Si continuamos pensando de la misma forma como lo hacemos. Si la señora Gertrudis o la señora Crab desean alguna vez mejorar su vida. En los pocos meses que ella dedicó a reparar nuestra casa. y por ende. entonces continuaremos haciendo lo que estamos haciendo. Pese a ello. El verdadero problema de la señora Crab es que ella no pudo encontrar la mismísima primera llave de la puerta hacia el éxito. pero también sería fácil encontrar a muchas personas enfrentando la misma situación y progresando en sus carreras. Lo curioso es encontrar a alguien con la misma dispo­ sición mental de la señora Crab. Lo mismo puede decirse de Gertrudis. De hecho. no necesita­ mos una esposa o esposo nuevo. lo que debe mejorar entonces es nuestra forma de pensar los asuntos financieros. no podemos ir a la tienda y comprar un cuerpo nuevo. Y lo mismo puede decirse de todos nosotros. uno pudiera hacer cualquier excusa con lo que la señora Crab mencionó. Se necesita­ rá que cambiemos algo respecto a la forma de cuidar nuestro cuer­ po. ella no lograba comprender el hecho de que el origen de sus problemas estriba en su forma de pensar. Albert Einstein alguna vez comentó que los problemas que enfrentamos no pueden ser resueltos con el mismo nivel de pensamiento que los creó. yendo cada vez más hacia atrás en su propia carrera. Nues­ tro nivel de pensamiento nos trajo al lugar donde estamos. no los podemos intercambiar con los hijos del vecino. Si deseamos tener mejores hijos. Para poder cambiar positivamente nuestra 44 .

Esta se basa en la Ley de la cosecha: Recogemos lo que sembramos. volveré a pensar que tengo la razón. Si yo creo algo. ¿Alguna vez ha es­ cuchado a alguien de­ cir: "Él siempre piensa que tiene la razón”? Esa frase pudiera apli­ IDEA CLAVE Los problemas no pueden ser resuel­ tos con el mismo nivel de pensamien­ to que los creó. Creer en algo significa creer que se tiene la razón. Podemos evaluar nuestra forma de pensar por la forma como vivimos. nadie ve la necesidad de cambiar su forma de pensar. DOS CERRADURAS situación en la vida. Si yo no creyera que está bien no lo creería. Pero tan pronto como yo descubra que estoy equivocado. Es como lo expresó Jim Rohn: “La sinceridad no significa veracidad” . CÓMO EVALUAR NUESTRA FORMA DE PENSAR Siempre hay lugar para mejorar nuestra vida. Permítanme proponer una mejor manera de hacer esto. Por lo tanto. En vista de que las semillas de nuestra vida son nuestros pensamien­ tos. —Albert Einstein car a todos nosotros. 45 . Debemos encontrar una mejor manera de evaluar nuestra forma de pensar que simplemente pensar que tenemos la razón o no. Por consiguien­ te. Por ello es que creer que tenemos la razón es una forma muy pobre de juzgar si verdaderamente estamos en lo correcto o no. lo primero que tenemos que cambiar es nuestra forma de pensar. creo que ese algo está bien. pocas personas sienten la necesidad de mejorar su forma de pensar y ello se debe a lo siguiente: Todos pensamos que estamos bien todo el tiempo. cambiaré mi forma de pensar respecto a lo que creo. podemos evaluarlos por los resultados que obtenemos. Todos pensamos que estamos bien todo el tiempo. Y cuando lo haga. Podemos evaluar la semilla por el tipo de cosecha que obtengamos. Esa es la primera llave a todo tipo de éxito. Infortuna­ damente.UNA PUERTA. siem­ pre habrá la necesidad de mejorar nuestro pensamiento.

Debemos juzgar la semilla por la cosecha. De modo pues. Si tenemos sobrepeso y no estamos en forma.D r . A esto se le conoce como mala hierba. si lo que desarraigamos es la mala hierba y al final encontramos que te­ nemos un campo vacío. busquemos una nueva semilla. no culpemos a la cosecha. Todos creemos que estamos bien todo el tiempo. La mejor forma de probar nuestra forma de pensar es mediante considerar la situación en la que nos encontramos. no nos engañemos pen­ sando que lo que plantamos fueron las semillas de la buena salud. M u n c y Si cuando viene el tiempo de la cosecha obtenemos maíz. Yo no soy el dueño de la verdad ni lo es usted. Hasta el campo plantado con las mejores semillas debe ser limpiado de la mala hier­ ba o de lo contrario la buena cosecha se verá afectada. si nues­ tra vida no lo está. Debemos someter nues­ tra forma de pensar a la prueba de la vida. . Más bien. Has­ ta los agricultores tienen en sus cam­ pos cosas que nunca plantaron. que la prueba final de que nuestra forma de pen­ sar es correcta no es si podemos convencernos a nosotros mismos de que estamos bien. no podemos pretender que lo que sembramos fue trigo. Nuestra vida también debe ser limpiada de cosas negativas. J im . Creer que estamos bien es unaforma muy pobre de probar si verdaderamente estamos en lo correcto o no. Sin embargo. La vida es la verdadera prueba de la verdad. Si lo que tenemos es odio y discordia en nuestra vida. IDEA CLAVE Ahora bien. no sigamos pensando que plantamos las semillas del amor. Nuestra forma de pensar no podrá estar bien. no podemos decir: “Pero yo sé que planté las semillas de la prosperidad” . Si no tenemos una buena cosecha. lo anterior no quiere decir que todo lo que tengamos es porque lo plantamos. Si estamos en banca rota. entonces tenemos que reevaluar la calidad de nuestra semilla. Debemos desarraigar de raíz todo aquello que no queramos cosechar.

cierta noche él terminó de dictar una conferencia en Birmingham.Una pu erta . Las personas no llega­ mos a creer en algo porque necesariamente sea verídico. Entonces. Muchas veces llegamos a creer algo porque lo hemos escuchado una y otra vez. cuando se dice una y otra vez. está claro que lo que deben hacer es sembrar semillas diferentes. Con frecuencia tiene que ver con haber recibido el tipo de información incorrecta. d o s cerra d u ra s NO ES UN ASUNTO DE INTELIGENCIA Puesto que ni la señora Gertrudis ni la señora Crab están co­ sechando los frutos que desean. de modo que viajó por muchos lugares proclamando ante diversas audiencias que ellos estaban exactamen­ te donde querían estar. A medida que conducía desde Birmingham a Meridian se encontró con unos desvíos por construcción. Pues bien. Se necesita ser muy inteligente para obtener un título de maestría. Ellas necesitan cambiar su forma de pensar. tenía que presentar un dis­ curso temprano en Meridian. Y estoy seguro que lo mismo pudiera decirse de la señora Crab. Entonces se detuvo para pedir instrucciones de cómo llegar a su destino. De hecho. ¿Es­ toy diciendo con ello que Gertrudis no es inteligente? En lo absoluto. Sólo hasta cuando lo hagan sus vidas va a ser diferentes. El problema de la banca rota muy rara vez tiene que ver con un Coeficiente intelectual bajo. ello tuvo sentido para Ziglar. Zig Ziglar escuchó a un conferencista decir. Mississippi. Ziglar siguió las instrucciones al pie de la letra sólo para descubrir que estas lo habían guiado en la dirección equi­ vocada. En los inicios de su carrera como orador. será recibida por nuestras mentes como algo veraz. Hasta una mentira. "Usted está donde está en la vida porque ese lugar es precisamente el lugar donde usted quiere estar” . Alabama. 47 . Al día siguiente. al haberme relacionado con la señora Gertrudis puedo decir que ella es una persona extremadamente inteligente.

pués. los libros que leemos. Debemos examinar nuestra forma de pensar ante el escrutinio de la vida misma. estaba sentado a miles de millas lejos de Meridian. Existen cuatro cosas que influyen predominantemente en la for­ ma como pensamos. 48 . Todos nosotros podemos acceder a los pensamientos que necesitamos para alcanzar el éxito. Él no esta­ ba en ese sitio porque hubiera querido estar allí.DR. el entretenimiento que vemos y escuchamos y el diálogo que sucede dentro de nuestra mente. J i m m u n c y IDEA CLAVE Una hora des­ Si nuestra vida está mal. Sin importar cuán equivocada esté cierta información creemos en ella cuando la escuchamos una y otra vez. Yo encuentro esto bastante interesante y les voy a decir por qué. Exploremos cada una de estas. nuestrafor­ ma de pensar no puede estar bien. Él quería estar durmiendo en una cama cómoda en Meridian. Su problema es que su mente ha sido alimentada con información equivocada. Él no se encontraba en el lugar equivocado porque tuviera un Coeficiente intelectual bajo. Lo único que necesitamos es ser muy cuidadosos con la forma como alimentamos nuestra mente. Su problema no es falta de inteligencia. Personalmente conozco a muchas personas inteligentes cuya forma de pensar los está guiando en la dirección equivocada. Estas son. Allí es donde él se dio cuen­ ta de algo. Él se encontraba en el lugar equivocado porque alguien le dio las ins­ trucciones equivocadas. Eso significa que la buena vida no está reservada para los súperinteligentes. Desde entonces Ziglar nunca más mencionó a la gente que ellos se encontraban en la vida en el lugar preciso donde querían estar. Todos podemos mejorar nuestra vida de forma trascendental si hacemos una buena selección cuando escogemos sobre estas cuatro influencias con sabi­ duría. Zig Ziglar es un hombre muy inteligente. la gente con la que nos asociamos.

Su desempeño académico se ve afectado. ¿Son ellas como nosotros qui­ siéramos ser? Si no es así. Yo no estoy sugiriendo que usted deba llamar a mamá para decirle “Lo siento. seremos como las personas con las cuales nos rodeamos. no te podré ver más. Hasta entonces. Digamos que un adoles­ cente ha sido gran estudiante.UNA PUERTA. usted no podrá volar con las águilas si sólo está rodeado de pavos. Si usted le preguntara a sus padres qué sucedió. DOS CERRADURAS 1 A GENTE CON LA QUE NOS ASOCIAMOS La mayor influencia en nuestra forma de pensar la recibimos <lr las personas con quienes nos asociamos. a los cuarenta? ¡En ningún La buena vida no está reservada para los súperinteligentes. ya que a veces. Decide utilizar un lenguaje soez y ser respondón con sus mayores. la mayoría de las veces dirían que el joven se asoció con “malas compañías” Todos sabemos que los jóvenes son sorprendentemente susceptibles a adoptar las actitudes. Entonces de repente cambia. Me estás perjudicando” . nunca se ha metido en problemas. momento! Dejamos de ser influenciados por otras personas al mo­ mento en que morimos. dados los vínculos familiares . Empieza a beber y a fumar. de­ muestra respeto a los adultos y así por el estilo. creencias y comportamientos de quienes los rodean. ¿Cuándo cambia todo la eso? de ¿Cuándo recibir influencia dejamos fuerte IDEA CLAVE de los demás? ¿A los veinte años de edad. Simplemente necesitamos ser cuidadosos respecto a la forma como alimentamos nues­ tra mente. Por lo anterior. Todos sabemos el gran electo que tiene en nuestros hijos pequeños y adolescentes la pre­ sión de sus compañeros de su misma edad. Eso ni siquiera es posible. a los treinta. Tan desgastado como pueda sonar. debemos asociarnos con quienes lo sean. Eso no quiere decir que debamos cambiar de asociados de re­ pente. necesitamos vigilar cuidadosamente el tipo de personas de las cuales nos rodeamos.

Por otra parte. intentando controlar el ir y venir de quienes tran­ sitan a nuestro paso. todos mantenemos cierta discreción respecto a la gente de la que nos rodeamos. Nunca debemos actuar como si nos consideráramos “demasiado bien cali­ ficados” como para tener trato con los demás. mientras que aquellas que resultan peligrosas para nuestra forma de pensar. Permanentemente hay gente entrando y saliendo de nuestro entorno. No podemos cambiar a quienes nos rodean intentando controlar ese ir y venir. Con esto no estoy que­ riendo decir que debamos ser unos esnobistas presumidos. Ellos están dispuestos a hablar con nosotros.D r . Hace poco. IDEA CLAVE Cuando empren­ demos un nuevo tra­ bajo. Quien nos quiere decir “cómo es que son las cosas aquí” no tiene ninguna pista en realidad de cómo es que estas funcionan. por lo general es aquel que empezó al final de la cadena jerárquica de la empresa hace veinte años y que desde entonces ha estado siempre yendo a una posición más baja. un estu50 Muchas personas entran y salen de nuestra vida con regularidad. El desafío está en asegurarnos que nos aso­ ciamos con los demás por elección y no por casualidad. J im M u n c y y de trabajo hay personas que no podemos evitar. sí están en nuestra búsqueda. Quienes verdaderamente saben cómo es el engranaje están de­ masiado ocupados trabajando como para tomarse el tiempo de bus­ car a cada nueva alma que llega para decirle cómo llegar a la siguien­ te posición jerárquica. pero nosotros tenemos que ir a buscarlos. y la razón es que las personas de las cuales necesitamos aprender no están en la búsqueda de nosotros. . Pero aún asípodemos manejar elflujo de la gente en nuestro entorno. podemos espe­ rar que alguien nos llevará aparte y pasa­ rá a decirnos “cómo es que se hacen las cosas aquí” ¿Ha ob­ servado usted quién es este tipo de persona? ¿Es quien empezó como asistente de limpie­ za en la sala de correspondencia y que logró su ascenso a la posición de vicepresidente sénior? No. pues esta última obra en nuestra contra.

Es como cuando se sale a cazar cangrejos. A estos debemos evitarlos como si se tratara de una plaga” . Estos pueden escapar fácilmente del cubo pero no lo hacen. la terminaremos aceptando como verdad. Yo contesté: “¡Por supuesto que debemos hacerlo! De hecho. Una vez que uno obtiene al cangrejo número dos sus preocupaciones habrán terminado. Dicen cosas como “Tú sabes que eso no es posible hacerlo. si la escuchamos suficientes veces. No te dejarán. El sistema ya funciona así. No lo hacen mediante sus pinzas. Prefieren cocinarse juntos antes de cooperar entre sí para poder escapar. No llegarás a ninguna parte. Así pues. debemos estar ahí para ayudarles. Uno de los mejores estímulos de mejorar en nuestra propia condición es que podamos ayudar a otros con lo que hemos aprendido. No podemos permitir que en nuestra vida entren individuos que obren como cangrejos. lo pone en el cubo. Si otros buscan nuestra ayuda para ver cómo pueden mejorar. DOS CERRADURAS diante me preguntó si uno debería dedicar tiempo a las personas que no están en la posición en que nos gustaría que estuvieran. _____________ sale por la playa con un cubo en la mano para atraparlos. Se agarran de no­ sotros para mantenernos abajo. A continuación IDEA CLAVE le expliqué a la clase cómo manejar a ese tipo de personas. Cuando intentemos escalar estos se aferra­ rán de nosotros para mantenernos abajo. el otro se encargará de mantenerlo abajo. Lo hacen con sus palabras y con sus ideas. ¿Qué te hace pensar que lo lograrás? Nadie puede hacerlo” 51 .UNA PUERTA. con un ojo en el cubo y el otro en la playa uno debe buscar el segundo cangrejo. Hasta ese punto es me­ jor que usted lo mantenga vigilado porque este puede escalar por un lado del cubo y escapar antes que usted pueda hacer un suflé de cangrejo. Cuando uno atrapa el primero. Si un cangrejo trata de escalar la pared del cubo. las mejores recompensas que recibimos en la vida provienen de aque­ llos a quienes ayudamos. hay mucha gente que está haciendo justo lo contrario. Sin embargo. Uno ___________ Hasta una mentira.

Yo les estimulo a leer libros sobre desarrollo perso­ nal todos los días a lo largo del semestre. o por cuánto valoren la materia. Muchos de ellos ya han llenado sus mentes con miles y miles de horas de televisión. la terminaremos aceptando como verdad. No evalúo mi éxito como profesor por lo que mis estudiantes aprenden. empezará a creer en ellas. Mi esperanza es que ellos cultiven ese hábito y lo conserven. Al inicio de cada semestre muchos de mis estudiantes titubean antes de leer esta clase de libros. Yo no necesito ninguna clase de ayuda” . es­ cogemos nuestros pensamientos.DR. Cuando escogemos las personas con las que nos asociamos. “Yo no necesito libros de autoayuda. yo habré logrado mi propósito. Si ellos continúan haciéndolo después de cursar mi clase. Pero afortunadamente. Por eso es que debemos escoger nuestros asociados basándonos en la clase de vida que queremos vivir. escogemos la vida que queremos vivir. pero recuerde. Si no lo hacen. LOS LIBROS QUE LEEMOS Lo más importante que puedo hacer para ayudar a mis estudian­ tes es ayudarles a establecer el hábito de leer buenos libros. Yo evalúo mi eficiencia únicamente basándome en el número de estudiantes que continúan su proceso personal de desarrollo una vez han cursado mi clase. Nada de eso es cierto. habré fallado. JIM M UNCY Si uno escucha demasiado ese tipo de ideas. si la escuchamos suficientes veces. hasta una mentira. Piensan. Mi primera meta no es la de enseñarles ideas sino la de estable­ cer un hábito. al final del 52 . Cuando escuchamos a nuestros pensamientos. Tienen el con­ cepto de que sólo la gente con vidas muy desordenadas necesitan leer libros de desarrollo personal. por las notas que reciben. A diario escuchan las mismas canciones una y otra vez hasta que su letra es asimilada totalmente por sus mentes. Pero muy poco de lo que ellos ven o escuchan los llevará al sitio al que quieren ir. De hecho. mucho de lo que ven y escuchan los está llevando en la dirección equivocada.

¿Quiénes hacen tal afirmación? Nunca es el que Iiene su vida en orden. Por eso es que tienen buen estado físico.Una pu erta . Lo que uno practica es aquello en lo cual se hace diestro. Lo que uno ignora es todo lo contrario. Seguramente diría. La gente con los jardines descuida­ dos no estará allí. Es como todo lo demás en la vida. Descubren que el asunto es al contrario. Dese un paseo por su vecindario y mire los jardines. d o s cer r a d u r a s semestre. Es la gente que ya está en buena forma. se dan cuenta del error en su forma de pensar. ¿En dónde va a encontrar personas ha­ ciendo trabajo de jardinería? No será en los jardines descuidados. Uno no I iene que tener una vida terrible para poder mejorar como persona. Observe aquellos que necesitan trabajo y los que no. “Yo no necesito apren­ der nada sobre el desarrollo del liderazgo o cosas de esas. La gente con los jardines hermosos estará trabajando en ellos. Yo estoy bien como estoy” He escuchado decir que sólo los perdedores leen cosas sobre desarrollo personal. Observe la clase de personas que acuden allí. Vaya al gimnasio local a las 5:30 de la mañana. La gente que necesita estar allí está lejos dormitando en sus camas. Quienes leen este tipo de libros experimentan menos problemas que los que no lo hacen. Siempre son personas que necesitan desespe­ . Pero la gente que tiene un buen estado físico está ejercitándose. Entonces vuelva a re­ petir la caminata un sábado. ¿Por qué? Aquellos que leen libros de desarrollo personal aprenden asuntos vitales que conducen a obtener una mejor calidad de vida. Yo conduzco seminarios de liderazgo y ¿adivine quiénes asisten a estos? No es la gente que en realidad necesita desarrollar sus habi­ lidades de liderazgo. Sus jardines necesitan trabajo pero sus dueños no están allí. Por eso es que sus jardines lucen bellos. Por eso es que necesitan trabajo. Y los que no leen este tipo de libros dejan de recibir el beneficio de aprender sobre esos asuntos vitales. Son quienes ya son buenos líderes los que están buscando nuevas maneras de dirigir a su personal. El hombre que no es capaz de guiar siquiera a una hormiga a donde está el azúcar nunca se aparece por allí.

“No es el mío. Quienes viven un buen estilo de vida lo consiguieron alimentando sus mentes con cosas positivas. Y no es que se trate de que la persona exitosa pueda tener el dinero para comprar la biblioteca y que todo lo que puedan com ­ prar las personas más necesitadas sea el centro de entretenimiento. lo más probable es que usted encuentre el centro de entretenimiento más grande que el dinero pueda comprar. No estoy utilizando ninguno” . Mark Twain lo expresó del siguiente modo: “ Aquel que no lee no es mejor que quien no puede leer” y yo concuerdo plenamente con eso. Cuando escucho a alguien decir eso. La puerta se abre y entra un hombre. lo primero que usted va a notar es una biblioteca con un buen inventario de libros. La industria del entretenimiento es enorme. Están construyendo una mejor vida.DR. Si entra en los hogares de las personas que viven por debajo de su potencial. JIM MUNCY radamente la instrucción que este tipo de libros puede dar. En esta encuentras algunas cosas que son po- . Él contesta. EL ENTRETENIMIENTO QUE VEMOS Y ESCUCHAMOS Lo que trataremos a continuación no implica que no debamos ver televisión o escuchar música. Los que se ven en necesidad conti­ nuarán en esa condición hasta que puedan empezar a aprender las buenas ideas que tan abundantemente están disponibles en los li­ bros. Ella quiere indicarle al hombre pruden­ temente que necesita cuidar más de él de modo que dice. Todo en la sala de visitas girará en torno a ello. G* La gente que lee libros sobre desarro­ llo personal se está desarrollando. El hombre expide un olor corporal terrible. me siento de algún modo como la mujer del elevador. es diversa. IDEA CLAVE La gente que lee libros sobre desarrollo personal se está desarrollando. “Uno de nuestros desodorantes no está funcionando bien” . Por eso es que si entra en la casa de una persona alta­ mente exitosa.

imagine el impacto que pueden tener en nosotros cuatro horas de 55 . también se encuentra verdadera basura que puede afectar adversamente la forma como pensamos. a pesar de ser tan cortos. El entretenimiento graba en nuestras mentes pensamientos de forma muy profunda. la música o las películas pueden cambiar nuestra forma de pensar suelen reac­ cionar con cierto escepticismo. Para hacerme entender todo lo que necesito es destacar cuán poderosa es la publicidad. ya que sabemos eso. hay algo que debemos recordar. En tan sólo los Estados Unidos. debemos escoger nuestra forma de entretenimiento con sumo cuidado. la mente no deja de asimilar información. Con frecuencia IDEA CLAVE subestimamos el im­ pacto poderoso que el entretenimiento puede dejar en nues­ tra forma de pensar. sino que también utiliza la informa­ ción que recibe para formar creencias. El entretenimien­ to graba en la mente ideas y pensamientos de forma muy profunda. O estos comerciales. d o s c erra d u ra s sitivamente poderosas. Si eso es así. influyen en el comportamiento de la gente. Cuando les digo a mis estudiantes que la televisión. o los dueños de emporios comerciales están siendo incautos y desper­ diciando sus millones de dólares cada año. Por lo tanto. Cuando se enciende la televisión o el equipo de sonido. se está transformando nuestra forma de pensar. Con todo. Cada vez que alimentamos nuestro cerebro con información. se invierten cientos de millones de dólares en seg­ mentos de publicidad de 15 y 30 segundos.U na pu erta . Debemos asegurarnos de que nuestro entretenimiento enriquezca nuestra resolución de desarrollar pensamientos cons­ tructivos. Hasta los comercia­ les cortos pueden cambiar nuestro comportamiento. Estos comerciantes no están equivocados. por otra parte. Somos afortunados pues tenemos mucho que escoger en estos campos. Pero. cuando hagamos nuestra selección. Cuando deseamos distraernos por un rato vemos la televisión. va­ mos al cine o escuchamos música.

Debemos ase­ gurarnos de alimentar al perro que queremos que gane. Y lo digo de nuevo. JIM M UNCY televisión en una noche. Pero en verdad. y el otro es malo y feo. Debemos ejercer cautela con lo que nos decimos a nosotros mismos porque si lo decimos una y otra vez. “El perro al cual alimento” . 56 . Nuestra meta debe ser la de controlar ese diálogo. Su cerebro no toma ese comentario como una simple observación. hasta una mentira. “Es como si hubieran dos pe­ rros peleando constantemente dentro de mí. algo estaría mal con nosotros si no lo hiciéramos. EL DIÁLOGO QUE CONTINÚA EN NUESTRA MENTE Algo que también tiene un impacto profundo en nuestra forma de pensar es nuestro diálogo interno. terminaremos creyéndolo. Todos mantenemos este diálogo en nuestra mente todo el tiempo. ¿alguna vez se ha escuchado decir. El hombre pensó por un momento y contestó. Un anciano nativo americano habló en cierta ocasión respecto al diálogo que mantenía en su mente. Alguien le preguntó cuál de los dos era el que usualmente ganaba. Por ejemplo.DR. si la escuchamos suficientes veces. Lo toma como una orden: “Olvida nombres” . ¿Y qué hay de una canción de tres minutos que se escucha una y otra vez hasta que recordamos cada palabra de su letra treinta años después? ¿Qué se puede decir de una película de cine que tiene el poder de sacar lágrimas de nuestros ojos? El en­ tretenimiento que vemos y escuchamos tiene un impacto y sólo nos engañamos cuando pensamos que no lo tiene. la terminaremos aceptando como verdad. Lo único es que no lo dejamos descender a nuestra boca para que otros puedan oírlo. “No soy bueno para recordar nombres”? Mientras usted siga repitiendo eso no será bueno para recordar nombres. Se mantienen luchando día y noche” . Algunos piensan que se debe estar loco para hablarse a sí mismo. Uno de los perros es bueno y puro.

57 . Luego le dijeron a su padre que habían plantado todo el campo y él les dejó ir al circo. Debemos encontrarlos y alimentarnos de ellos. Allá afuera hay pensamientos que si los acogemos nos darán casi cualquier cosa que deseemos de la vida. pero se dieron cuenta que no concluirían el trabajo a tiempo para ir a ver el circo. arrojaron las semillas en un tocón de árbol descompuesto. Cuando lo hacemos le estamos diciendo a la mente: “Estoy mejorando mi memoria para los nombres” .Un a pu erta . nuestra mente nos llevará allá. NO TE DEBES ENGAÑAR A TI MISMO Si alimentamos el intelecto con la información correcta. Por otra parte. pero era la estación de la siembra. lo que debemos hacer es leer libros sobre cómo mejorar la memoria. Cuando le decimos a nuestra mente una y otra vez para dónde vamos. John Sheppard es misionero en África. Él vivía en el campo. basados en lo que le decimos a la mente. Él cuenta una historia que sucedió cuando era niño. Podemos engañarnos a nosotros mismos pero no podemos engañar a la vida. nuestra mente nos empezará a lle­ var a ese lugar. d o s cerra d u ra s Entonces. Él y sus hermanos querían ir. obte­ nemos lo que deseamos de ella. si constantemente nos estamos que­ jando del sitio donde no queremos estar. Escogemos el sitio al cual vamos. Si los pensamientos que tenemos no nos dan lo que deseamos de la vida. Era lunes y el circo venía al pueblo el siguiente fin de semana. Su padre les había di­ cho a los muchachos que podrían ir con tal que plantaran el campo antes del viernes en la noche. “Soy genial para recordar nombres” cuando el hecho es que no somos buenos para ello? No. De modo que en vez de plantar los dos últimos surcos. Ella nos recompensará o nos castigará sobre la base de la calidad de nuestros pensamientos. no el sitio donde estamos. Ellos plantaron la mayor parte del campo. ¿qué debemos hacer? ¿Deberíamos decirnos a noso­ tros mismos. Practique el recordar nombres. es el momento de dar una nueva dieta a la mente y mejorar la forma de alimentarla.

DR. Tendré que buscar a la persona que plantó la semilla y la podré encontrar en el espejo que veo cada mañana. Siempre debo poner mi pensamiento a prueba. plantando las semi­ llas de los pensamientos que se convierten en acciones. Más bien. debo someter mi pensamiento a la prueba de la vida. Cosecharemos lo que sembremos. La ida al circo se pagó a un precio demasiado alto debido al castigo que los mucha­ chos recibieron por desperdiciar la semilla. y esas acciones se con­ vierten en cosechas. una vez venga la siega. Y cerca de allí. Todos IDEA CLAVE estamos Cuando le decimos a nuestra mente una y otra vez a dónde queremos llegar. JIM M UNCY Su pequeña hazaña funcionó mientras que las semillas estuvie­ ron ocultas bajo tierra. podemos engañarnos a nosotros mismos por un tiempo. había un tocón de árbol con perspectivas de dar una cosecha. Dos semanas después había dos surcos vacíos sin nada creciendo en ellos. Infortunadamente para los chicos. Pero no podremos engañar a la Ley de la cosecha. El afiche está allí para recordarme la primera llave al éxito. No obstante. Sheppard aprendió una importante lección. ella empieza a llevarnos a ese lugar. Puedo evaluar mi pensamiento no sobre la base de que me parezca correcto o no. No hace falta decirlo. Sin embargo. Hasta podemos engañarnos a nosotros mismos. no podré culpar al campo o al tocón de árbol. Podemos engañar a otros por un tiempo. Bueno o malo segaremos mucho más de lo que sembremos. Por muchos años he tenido ese afiche colgando en mi oficina. si tengo un terreno vacío y un “frondoso” tocón de árbol. las se­ millas crecieron. Y en vista de que cosechamos después de que sembramos. Podemos engañar durante la plantación de la semilla y nadie notará la diferencia mien­ tras esta permanezca bajo tierra. 58 . la semilla crecerá de forma inevitable y la verdad será revelada. Me recuerda que la semilla crece y simplemente dice: “No puedes engañarte a ti mismo” . pero el pa­ dre de Sheppard estaba bastante enfadado con los muchachos y este manifestó su inconformidad de forma inequívoca.

Sin embargo. se que también habré de desarrollar una calidad superior de pensa­ mientos. Me gustaría fingir que todo va bien. Para ser honesto. No me gusta cambiar mi forma de pensar. Emerson lo expresó muy bien cuando comentó: “La naturaleza se deleita en castigar a los insensatos” Resulta doloroso someter mis pensamientos a la Ley de la cosecha. es mu­ cho más doloroso ser un deleite para la “naturaleza” 59 . Me gusta pensar que tengo la La naturaleza se deleita en castigar a los insensatos. ya que muchas veces he tenido que aprender las cosas de la manera difícil.UNA PUERTA. 110 me gusta ser tan IDEA CLAVE severo con respecto a juzgar mis pensa­ mientos. el mundo está equivocado. —Emerson razón. Lo anterior sería agradable excepto por el hecho de que el mundo no se inclinará ante mis pensamientos. DOS CERRADURAS I 11 aquellas áreas donde quiero tener una calidad de vida superior. Yo tengo la razón.

.

L L AV E 2 EL OPTIMISMO: SEA REALISTA. el optimista ve la oportunidad en cada dificultad". —Winston Churchill . VISUALICE LO QUE PUEDE OCURRIR "El pesimista ve la dificultad en cada oportunidad.

Lo irónico es que dado que los pesimistas no pueden ver más allá de lo que pueden ver. Si por el contrario. J im M u n c y TJ IH 1 optimismo es la raíz de toda forma exitosa de pensar. permiten que su visión se convierta en su realidad. Hasta la persona más pesimista que podamos encontrar va a decirnos: “No estoy siendo pesimista. De hecho Henry Ford tenía toda la razón cuando dijo: “Sea que usted piense que puede o que no puede. Pregúnteselo a un pesimista y él va a decir: “Yo sim­ plemente denomino las cosas como son” . eso es lo que conseguiremos. Cuando un pesimista nos insta a ser realistas. nadie piensa de sí mismo que sea pesimista. creemos que estamos destinados a una vida de mediocridad.D r . en cambio. estoy siendo realista” . Pero el asunto es que todos sólo vemos una pequeña fracción de lo que podemos llegar a ser. Si te- ■JL J nemos la convicción de que podemos lograr cosas grandio­ sas. las podremos lograr. Los optimistas. en ambos casos tendrá la razón". no logran ver totalmente la realidad en todas sus dimensiones. Por eso es que el optimista es más realista que el pesimista. El optimista logra ver la realidad antes que esta acontezca. Los pesimistas ven sólo lo que está delante de sus ojos y asumen que eso es todo lo que puede existir. Pues. Los optimistas perciben que las cosas pueden siempre mejorar. 62 . Los pesimistas permiten que su vista limite su realidad. en esencia nos está diciendo que limitemos nuestra visión a lo que podemos ver. ese es el problema. Infortunadamente vivimos en un mundo en el que los pesimis­ tas superan en número a los optimistas. Por supuesto.

Una pu erta . “Su padre debe ser demasiado pequeño para caber en esa cajita” . Imagine por un momento que alguien del siglo diecinueve fuera traído milagrosamente a la América del día actual. Está en California” . Es posible que lo primero que viera fuera a mí hablan­ do a través de mi teléfono celular. IDEA CLAVE Los pesimistas permiten que su vista limite su realidad. Desde allí es enviada al espacio exterior. “Escucha. El hombre mira la pequeña caja en mi mano y responde. Los optimistas de­ jan que su visión se convierta en su realidad. donde rebota en un satélite que está flotando allá arriba. mi voz se envía desde esta cajita a una torre que está a varias millas de distancia. quien también tiene una de estas cajitas” . Entonces le muestro mi celular y le digo que estoy hablando con mi padre. Con una mirada extraña en su rostro me preguntaría qué es lo que estoy haciendo. Algunas de las cosas que son muy comunes hoy en día en el pasado cercano eran consideradas como imposibles. Esa persona se sorprendería. Eso no es una explicación razonable para nuestro viajero en el tiempo. 63 . Yo le respondo: “Mi padre no está dentro del celular. Mi pa­ dre no está en la caja. d o s c erra d u ra s LA REALIDAD QUE HEMOS CREADO La realidad que experimentamos hoy la tenemos porque algu­ nas personas optimistas hicieron cosas extraordinarias haciendo caso omiso al coro que los pesimistas cantaban diciendo: "Eso no se puede hacer” . Él está al otro lado del país. Por eso es que el optimismo siempre es más realista que el pesi­ mismo. Luego cruza el país don­ de otra torre la envía a mi padre. y ¿le estoy hablando desde aquí? Ahora veo que necesi­ to explicar el funcionamiento de los teléfonos celulares. No podría entender por qué estoy de pie allí hablando con mi propia mano.

Los teléfonos celulares. Hace tiempo. JIM M UNCY El viajero del tiempo entonces decide reírse un poco de mí. pongo en sus manos mi diccionario de oficina y le digo: “Busca la palabra ‘imposible’’’ . temo decir que algo es im­ posible. las comunicaciones por satélite y el viaje en je t no son cosas que sólo llegaron a ser posibles en los últimos cien años. Busca y busca y no la puede hallar. utiliza la palabra imposible. todo eso es la realidad que vivimos. será mejor que te prepares para recoger los pe­ dazos en vez de sólo ir por él” Entonces se va sacudiendo su cabeza. Nosotros no inventamos esas leyes recientemente. En esa época la gente no volaba y las voces no atravesaban el país. Lo que las hicieron posibles son las leyes de la física. No sólo estoy haciendo que mi voz rebote en objetos que están en el espacio exterior sino que mi padre va a volar y atravesar el país en un día. cuando un estudiante da por gente optimista que escogió ignorar los presagios de los pesimistas que decían: "Eso no se puede hacer” . Viene a visitar­ me. tomé unas tijeras y recorté la palabra “imposible” de mi diccionario. Cualquier persona realista del siglo diecinueve sabría que nin­ guna de estas cosas podía hacerse. Dice: “¿Y de qué estaban hablando tú y tu padre?” “Mi padre va a volar desde California mañana. IDEA CLAVE la realidad que tenemos hoyfue crea­ Cuando pienso en las muchas co­ sas extrañas que son comunes hoy. Estas leyes fueron aprovechadas por personas muy optimistas que se mantuvieron trabajando a pesar de que un número incontable de pesimistas intentaban detenerlos. sólo aprendimos a utilizarlas. y necesito saber a qué hora debo ir por él” Con esta respuesta. No obstante hoy. y estas leyes siempre han sido las mismas. El hombre dice: “Si tu padre va a volar hasta aquí mañana.DR. Ahora sólo existe un agujero en el lu­ 64 . el viajero del tiempo piensa que yo estoy completamente loco. De hecho. El punto es que sólo fueron inventadas hasta hace poco. Estas cosas han sido posibles desde el inicio de la humanidad.

Dado mi nivel de compromiso con el baloncesto. pregúntele a alguien que me hubiera conocido cuando es­ taba en la escuela secundaria. los límites de lo que usted o yo podemos hacer siempre están cam­ biando. Me puse la meta de graduarme con honores. Conseguí una beca completa. Yo consideraba la escuela como aquello en que te ocupas mientras esperas el entrenamiento de baloncesto. estudiar no era la prioridad. intenté unirme a un equipo de baloncesto de una universidad cercana. Tenemos una fuerza casi ilimitada para lograr lo que nos propongamos ya que contamos con el potencial que nos permite lograrlo. volví a salir de él. Es­ tando allí. sabía que no tendría mucho futuro en el juego. El asunto de estudiar funcionó. Luego de graduarme de la secundaria y de pasar por una escuela técnica poco conocida. Decidí intentar estudiar. De modo que tan rápido como entré al equipo. Ingresé al campus de una gran universidad estatal cercana. Conseguí muy buenas notas y continué recibiéndolas hasta cuando 65 . EL GRAN ATLETA MUDO Debido a la tecnología en evolución los límites de lo que vemos como posible constantemente están cambiando. Me matriculé con una carga pesada de materias el primer semestre y me puse a trabajar en ello. En mi lista. ¿y luego qué? No se presentaban muchos cazatalentos en la Universidad Bautista de Wayland. Me sorprendí de mí mismo.UNA PUERTA. ello nunca hizo parte de mi lista. Si usted quiere saber cuánto puede cambiar la gente en corto tiempo. De forma similar. pero. De hecho. decidí intentar algo que nunca había hecho antes. Sabía que si quería podría llegar a jugar como titular. Pero en esa época. El único momento en el que me preocupaba por mis notas era cuando pensaba en cómo explicárselas a mi entrenador. Ahora me conocen como el doctor Muncy. A continuación les digo a mis estudiantes que para mí no existen imposibles. yo era conocido como el gran atleta mudo. DOS CERRADURAS ^ar donde solía estar aquella palabra.

No podía esperar la llegada de la reunión para escuchar a mis antiguos compañeros de clase decir que se sentían orgullosos de mí. Él lo tenía todo. “Tú obviamente no entendiste mi pregunta” . Para el tiempo de mi reunión número diez de egresados de la se­ cundaria. No me sentía agotado de estudiar. yo fui su padrino de boda. él se graduó entre los primeros veinte puestos. JIM MUNCY me gradué con honores.DR. recibí una mirada como si dijera.” Nunca olvidaré las primeras palabras que pronunció. De hecho. Le pregunté qué estaba haciendo. Yó espe­ raba una sonrisa y unas palabras de aprobación y quería escuchar la frase. obtuve un título de doctorado. Mark y yo había­ mos sido amigos. Pero a cambio de eso. ahora Muncy. no lo había estado haciendo durante mucho tiempo. perdimos contacto. y apenas me estaba empezando a acostumbrar. "Sabía que lo lograrías” . ya estaba enseñando en la Universidad de Oklahoma. De modo que continué con mis estudios y en pocos años. y él no supo acerca de las cosas que yo había logrado. Casi que podía leer sus pensamientos: “Muncy. Fue elegido el chico más popular de toda la escuela. Después de todo. Hubo un silen­ cio total. Yo le conté que era profesor en la Universidad de Oklahoma. Él también me preguntó qué estaba haciendo. De cerca de seiscientos estudiantes. Mark estaba intentando reconciliar dos piezas de información totalmente incongruentes. Tan pronto como lo vi en la reunión. Pero seguramente duró unos pocos segundos. Ese silencio pareció como de una hora.. La primera persona a la que quería ver era a Mark Redus. y me contó que estaba estudiando en la universidad. No vi ninguna razón por la cual interrum­ pir mi proceso. Estuvo corriendo en el distrito duran­ te dos años sin descansar. Le dije que había obtenido mi doctorado y que ahora estaba enseñando en la UO (Universidad de Oklahoma). profesor con doctorado. Nuestro anuario de secundaria parecía su álbum personal de fotografías. Hay algo que no concuerda en esta esce­ na. me acerqué para saludarlo. Él era el “todero” en la secundaria.. pésimo estudiante. “Tú eres absolutamente la última persona que yo esperaría que obtuviera un 66 . Sin embargo.

. QUIÉN TIENE QUE HACERLO. después de todo. PUEDE Cierto proverbio judío dice: “Quien tiene que hacerlo. Cuando lo hago. DOS CERRADURAS doctorado” . Uno no puede sacar la nota más alta trabajando cuarenta horas. surge el pen­ samiento negativo y pesimista: “Usted no sabe lo que enfrento. quién de ustedes no obtendría las mejores notas en este o cualquier semestre” 67 . Entonces les pregunto: “Bajo esas circunstancias. Si a esta persona no se le practica una cirugía que es muy costosa. Ten­ go a ese profesor altanero este semestre. el chico que ellos conocieron en la secundaria.UNA PUERTA. En realidad. dinos. no era el chico dedicado a la academia. ¿qué es lo que en verdad andas haciendo?” Todavía no estoy seguro si muchos de los que asis­ tieron allí creyeron que el gran atleta mudo era ahora. el-nuevo-doctor-atleta. Imagine que la persona que usted más ama en este mundo está gravemente enferma. Él nunca da una calificación alta. el Jim Muncy que ellos conocieron no obtuvo ese doctorado. “Tú eres absolutamente la última persona que yo esperaría que obtuviera un doctorado” Y se fue caminando como si necesitara tiempo para asimilar la noticia. todo lo que tuve que hacer fue cambiar. Cierto. No hubiera podido hacerlo.. Afortunadamente. Cuando decidí que quería lograr más en la vida. les planteo la siguiente situación a mis estudiantes. Se necesitó una versión sus­ tancialmente mejorada de Jim Muncy para lograrlo.” He escuchado todas las razo­ nes por las cuales ellos no lo intentan. Para probar este punto. Nadie en esa reunión dijo: "Sabía que lo lograrías” . repitió. Yo pagaría la operación sólo a cambio de que usted obtenga las mejores notas este semestre. Y sólo por si yo no lo había escuchado bien. Muchas per­ sonas hasta preguntaron: “Entonces. no continué siendo ese chico. no logrará salvarse. puede” Yo les digo a mis estudiantes que cualquiera de ellos puede obtener la calificación más alta si se lo propone. Trabajo cuarenta horas a la semana. pero nunca he escuchado una sola razón que indique que no pueden lograrlo.

B tenemos la capacidad para hacer cualquier cosa? De ninguna manera. Tengo un cuerpo de un metro noventa de estatura con un armazón bastan­ te grande. la meta de obtener las mejores notas ha sido realista para cada uno de ellos. Con todo. Es. Eso significa que si no hacemos algo. más bien. No obstante. Sencillamen­ te no podría hacerlo sin importar lo mucho que lo intentara. Fue condecorada por la realeza. No podemos hacerlo todo. Si tenemos que hacer algo. el número de lo que po­ demos hacer supera ampliamente el número de lo que no podemos. ten­ dríamos que empezar a hacer arreglos para su funeral. IDEA CLAVE ¿Significa eso que Sin importar qué sea aquello que no logramos. si la vida de mi esposa Lisa estuviera en peligro y yo tuviera que montar un caballo de carreras en el Derby de Kentucky para salvarla. puedo vivir una vida agradable y lograr varias cosas increíbles aún cuando nunca vea un caballo de carreras. Piense en Helen Keller. Sin poder ver ni oír tenía todas las razones para ser pesimista. todavía hay muchísimas cosas increíbles que realmente podemos hacer. Por eso. Con todo. Pero es tonto permitir que nuestras limitaciones nos conviertan en personas pesimistas. porque escogemos no hacerlo. Hay cosas que yo sé que nunca podría hacer.DR. Así es como funciona la vida. Por supuesto había muchas cosas que ella no podía hacer. no puedo ha­ cer eso” . Probablemente nunca llegue a ser campeón en las carreras de ca­ ballos del jockey. en­ tonces podemos hacerlo. siempre se mantuvo optimista. y sin una sola excepción. no es porque no podamos hacerlo. Ella tuvo el orgullo de contar entre sus amigos a algunos presidentes. Mi peso supera los ciento veinticinco kilos. En una ocasión dijo: 68 . He tenido alrededor de diez mil estudiantes en mi carrera. JIM M UNCY Nunca he tenido un estudiante que me diga: “No. sabiendo que todavía había mucho por alcanzar. No obstante ella nunca permitió que sus limitaciones la detuvieran. Nunca he conocido a una persona tan limitada como ella.

Cientos de barcos atraviesan las 69 . ¿Abordaría el barco? ¡Por supuesto que no! Yo no lo abordaría a menos que su tripulación estuviera cien por ciento segura de que va a llevarme a mi destino y me va a traer de regreso a salvo.” Al igual que Helen Keller. pero aún puedo hacer algo. pero crucemos nuestros dedos y esperemos lo mejor. Yo | esperaría que tanto el capitán como su tri­ pulación manifesta­ IDEA CLAVE La confianza es saber que tendremos éxito si hacemos las cosas bien y que somos capaces de hacer las cosas bien. Infortunadamente. DOS CERRADURAS “Sólo soy una persona. yo no abordaría el barco si considero que el ca­ pitán y su tripulación son arrogantes. Fue la arrogancia. ran confianza. Sin importar que haya cosas que no podamos hacer. pero soy una persona. muchas personas confunden la confianza con la arrogancia. y la confianza es impres­ cindible para alcanzar el éxito. Digamos que yo quisiera tomar un * viaje de crucero.” Y me preocuparía si diera un vistazo al área de los botes salvavidas y viera que el capitán mudó sus efectos persona­ les a uno de estos sólo por si acaso.UNA PUERTA. siempre habrá cosas bastante maravillosas para realizar. Si algo sale mal. Por otra parte. No puedo hacerlo todo. no rehusaré a hacer ese algo que sí puedo lograr. ¿Qué pensaría yo si fuera a abordar el barco y los miembros de la tripulación tuvieran puestos chalecos salvavidas? Yo no me sentiría muy bien si escuchara al capitán dando un discurso con las palabras: “Sé que muchos de ustedes no creen que este viejo barco pueda hacerlo una vez más.. La diferencia es enorme. y sólo porque no pueda hacerlo todo. NO ARROGANCIA El optimismo es un tipo de confianza. No fue un iceberg lo que hun­ dió al Titanic. nunca deberíamos permitir que nues­ tras limitaciones nos hagan retraer del sin número increíble de cosas que sí podemos hacer. EL OPTIMISMO GENERA CONFIANZA.. búsquenme en la sección de botes salvavidas.

Nace de la estupidez. La arrogancia no nace del optimismo. a pesar de que fracase en hacer las cosas que el éxito exige hacer. y siempre será un bien a nuestro favor. Prefirieron pasar por alto las advertencias de otros barcos que transitaban por el lugar. La arrogancia es un gran estorbo. y de la incapacidad de entender la mismísima naturaleza del éxito. la tripulación arrogante del Titanic continuó pensando que avanzaría sin importar lo que hubiera adelante. Fue sólo cuando la tripulación del Titanic pasó de ser confiada a arrogante que su barco se hundió. Navegar por entre los icebergs no es un asunto demasiado complicado. Avanzaron a todo vapor durante la noche. La confianza más grande de todas es la creencia en algo mayor que uno mismo.DR. La tripulación de todos esos otros barcos confía en que pueden navegar entre los ice­ bergs. si las hace bien y si tiene la capacidad de hacerlas bien. Para otros es la creencia en una causa con un propó­ sito mayor. La confianza implica que uno puede lograr las cosas. ¿EN QUÉ? Existen tres tipos principales de confianza. De­ bieron haber escuchado muchas veces que ni siquiera Dios podría hundir al Titanic. Saben que un descuido puede invitar al desastre. La arrogancia considera que el éxito se asegura sobre la base de quién soy yo y de que nada puede detenerme. En la vida de muchas personas esta confianza toma la forma de una fe ---------------------------------------------------IDEA CLAVE espiritual. Las tripulaciones de los barcos lo hacen de forma segura todo el tiempo. Pero eso no sucedió en el caso de la tripulación del Titanic. El optimismo genuino nace de la confianza genuina. JIM MUNCY mismas aguas heladas donde se hundió el Titanic. y toman las precauciones necesarias para evitar el desastre. Siempre y cuando esta creencia Los dos grandes potenciales de la vida son el potencial de crecer y el potencial de descubrir. 70 . Ellos disminuyen la velocidad y se mueven por esas aguas con respe­ to. CONFIANZA. Y mientras las otras tripulaciones de otros barcos tomaron las medidas necesarias para evitar el hielo.

la autoconfianza por sí sola no lo lleva a uno a em­ prender nuevos retos. 71 . el cual es el tercer tipo de confianza. El pesi­ mista puede definirse como la persona que no cree en su potencial. El optimismo es confianza en poten­ cia. podemos continuar haciendo bien las cosas que ya hacemos bien. puede que en otras. me gustaría que todos los miembros del equipo quirúrgico tuvieran la confianza que proviene de la experiencia. Una segunda forma de confianza es la confianza en sí mismo. Si yo fuera a ser sometido a una cirugía. Nos hacemos personas optimistas cuando descubrimos los dos grandes potenciales de la vida. así como muchos más. Martin Luther King. Examinemos cada uno de ellos en detalle. literalmente cam­ biaron al mundo cuando se guiaron por una confianza que estaba basada en algo superior a ellos. Puede ser que en algunas áreas. Para eso se necesita tener optimismo. no. Anthony. Tal como el ateo se define como la persona que no cree en Dios. entonces lo que yo tenga en el presente es todo lo que siempre IDEA CLAVE Q El crecimiento no es un aspecto opcional cuando queremos desarrollar nuestro potencial. yo manifieste confianza. ¿Por qué está allí?” Con autoconfianza. Estos son el potencial de crecer y el de descubrir. Específicamente es creer en el enorme potencial que tenemos para hacer cosas grandiosas.Un a pu erta . la Madre Te­ resa y Albert Schweitzer. Sin embargo. es la confianza que uno puede hacer algo porque ya lo ha hecho en el pasado. EL POTENCIAL DE CRECER Si yo fijo mis pers­ pectivas de la vida ba­ sándome en quién soy. es el corazón. esta fe o creencia puede convertirse en una fuerza que puede llevar a la gente a hacer cosas asombrosas. Personas como Susan B. A mí no me gustaría que el cirujano abriera mi pecho y dijera: “¿Qué es eso que se está moviendo allá? Oh. Los pesimistas no creen en esto. Por ejemplo. Es un aspecto necesario. d o s cerra d u ra s no sea dirigida erróneamente.

la fija en el piso. Debemos mirarlo desde la perspectiva de lo que podemos llegar a ser. y el enorme árbol se convirtió en una pequeña estaca. Para fijar la medi­ da de lo que podemos llegar a hacer no podemos fijarnos en la medi­ da de lo que somos ahora. No puede escapar. Las dificultades pueden estar en contra nuestra. mis perspectivas se vuelven asombrosas. Nosotros no podemos cometer el mismo error del elefante. Durante muchos días el elefante intentó escapar. Podemos superar nuestros desafíos. el elefante nunca escapa. la realidad de la cual somos presos hoy. El elefante creció y nunca entendió su crecimiento. pronto se desvanecerá. ¿Alguna vez ha observado los actos de los elefantes en un circo? Allí sale un enorme elefante siendo guiado por un hombre pequeño con una pequeña cuerda. El elefante fue capturado cuando era bebé. se quedó prisionero de una realidad que ya no existe. y luego ata al elefante a esta. El elefante se quedó atra­ pado a la realidad del bebé elefante atado al gran árbol. Esa no es la manera como tiene que ser siempre. No podemos quedarnos atrapados en la realidad que desapareció hace varios años. Toma una pequeña estaca. Se encuentra atado a algo muchísimo más poderoso que la cuerda y la estaca. Si yo establezco metas basándome en quién puedo lle­ gar a ser. Sus cazadores tomaron una gran cuerda y ataron con esta al elefante a un enorme árbol. Está atado a la CREENCIA de que está atado por la cuerda y la estaca. Si nos comprometemos a crecer y fortalecernos. Es probable que en el presente seamos pequeños y puede ser que este­ mos atados a algo enorme. 72 . El elefante cambió pero nunca entendió su cambio. JIM M UNCY podré tener. La cuerda se hizo cada vez más pequeña. Esta enorme masa de músculos es su­ jetada por una pequeña cuerda que el elefante pudiera romper con tan sólo un estornudo y la estaca pudiera ser arrancada del suelo con el menor de los tirones. Esto es lo que sucedió. pero al final se dio por vencido. Aprendió que no podía libe­ rarse y desde allí en adelante nunca intentó escapar de nuevo. Sin embargo. pero el elefante nunca notó la diferencia.DR.

Lue­ go de una expedición fallida en la cual murieron unos escaladores. LAS LLAVES DEL CRECIMIENTO Nuestro potencial para alcanzar logros es casi ilimitado. Hay cuatro cosas que podemos hacer para asegurar que estamos creciendo de modo que estemos desarrollan­ do más y más nuestro potencial todos los días. el crecimiento no es opcio­ nal. Sin em­ bargo. 73 . Por supuesto. En la pared del salón había una gran fotografía del Monte Everest. Por eso es que debemos procurar nuevas formas de crecimiento. lo más fácil es simplemente retirarnos y no intentar nada. Es algo que se requiere. nos has vencido una vez. algún día te venceremos porque no puedes llegar a ser más grande. Debemos resistir esa tentación con todas nuestras fuerzas.UNA PUERTA. a fin de desarrollar ese potencial. Sin importar lo altas que sean las montañas que tengamos que superar. o podemos decidir convertirnos en la persona que puede lograrlo. no se dirigió a la audiencia. Ahí es donde tenemos dos opciones sobre las cua­ les elegir. pero nosotros sí podemos crecer. nos has vencido dos veces. Con el tiempo. muchos lo habían intentado y habían fallado. los sobrevivientes ofrecieron un banquete en honor a los que mu­ rieron. pero que pensamos que no tenemos la habi­ lidad de hacerlas. nos has vencido tres veces. Cuando el orador se puso de pie. estas no se están haciendo más grandes. Debemos procurar ponernos en situaciones que nos obliguen a crecer Todos nosotros tenemos situaciones en las cuales nos gustaría hacer algo al respecto. sino que dirigiéndose a la foto dijo: “Everest. el Everest fue derrotado porque los humanos nos hicimos más grandes. Pero Everest. Podemos abandonar lo que deseamos. pero nosotros sí” . DOS CERRADURAS Antes de que Sir Edmund Hillary conquistara triunfantemente al Monte Everest.

En vez de rehuir a esas situaciones. no se está perfeccionando. sino que también tendremos una visión nueva y mejorada de nosotros mismos. IDEA CLAVE Algunos dicen: La práctica progresiva hace al maestro. que necesitamos del entorno para crecer y de la motivación para hacerlo. Señalando a su experiencia le preguntó: “¿Significa esto que usted tiene veinte años de experiencia en las ventas? ¿O que usted tiene un año de experiencia en las ventas y lo ha estado repitiendo veinte veces?” . El gerente que lo entrevistaba le hizo la pregunta difícil. las debemos acoger. No deberíamos ponernos metas que podamos alcanzar con lo que ya somos. Ahí no hay crecimiento. vez tras vez. al lograr esa nueva meta.D r . Su hoja de vida indicaba que había estado en ese campo durante veinte años. nos perdemos de una gran oportunidad de crecer. La próxima vez que enfrentemos el mismo deseo de salir huyendo. La práctica pro­ duce hábitos. Crecer es difícil y no estaremos dispuestos a hacer el trabajo si no existe una recompen­ sa por hacerlo. “La práctica hace al maestro” Pero no es así. Buena pregunta. Entonces. Se está involucrando en un mal hábito. Un gran artista dijo una vez: “Me comprometo con aquello que no puedo hacer. resistamos la tentación y quedémonos para poder crecer. J im m uncy Y la razón para ello es que si rehusamos intentar nuevas cosas. Es en esas ocasiones en las que algo capta nuestra atención y nos damos cuenta que tenemos que cambiar para lograr el éxito. no sólo habremos alcanza­ do un tipo de victoria. 74 . Debemos procurar ponernos en situaciones que nos ayuden a evolucionar. Haga de cada oportunidad una experiencia de aprendizaje Cierto hombre estaba en una entrevista de trabajo para un em­ pleo en ventas. Si uno hace algo equivocadamente. Debemos establecer metas basándonos en el crecimiento que debe ocurrir cuando las alcance­ mos. Así es como logro llegar al sitio donde sí lo tengo que hacer” . Y al final tendremos tanto el crecimiento como la re­ compensa.

podría convertirme en un buen jugador de golf. Espero que para ese tiempo me haya recuperado de mi mala práctica y esté de vuelta para comenzar de cero. Aún no estoy seguro si concuerdo con eso. tengo la seguridad que ni siquiera el mejor profesional del mundo podrá lanzarme a la práctica perfecta que mantiene la perfección. Para ese tiempo estaba enseñando en el Texas Tech. DOS CERRADURAS Hace varios veranos. Sólo ayudó a perpetuar lo mal que lo hacía. Mi verano de prácticas no me había ayudado a mejorar. y no volveré a hacerlo hasta que me dedique a aprender a jugarlo de la forma correcta. En cam­ bio yo había dedicado el verano entero a jugar. El nuevo trabajo habría de empezar en el otoño. La práctica produce hábitos. Mi meta debe ser la de analizar cada esfuerzo que haga mediante hacer­ 75 .UNA PUERTA. él no había vuelto a tomar un hierro desde que habíamos jugado la última vez. Vol­ veré a jugar sólo hasta cuando tenga el tiempo para tomar clases con un golfista experto. Permítanme proponer un dicho mejor: la práctica progresiva hace al maestro. Al final del verano fui a visitar a mi hermano. Ninguno de los dos lo hizo muy bien. Nos inscribimos en un pequeño curso para ver qué pasaba. encontré que tenía muy poco que hacer. Cuando me aventure de nuevo al mundo del golf. Ya había terminado todos mis proyectos de investigación y no tenía ningún sentido iniciar algún proyecto nuevo hasta mi llegada a Clemson. Al principio del verano mi hermano vino a visitarme desde Ca­ lifornia. pero había aceptado un puesto en la Universidad Clemson a casi medio país de distancia. La prác­ tica no hace al maestro. A veces jugaba a los dieciocho hoyos y al finalizar iniciaba de nuevo una y otra vez. Yo no debería continuar haciendo lo mismo una y otra vez de la misma manera a menos que lo haya perfeccionado. Él dice que la práctica per­ fecta hace al maestro. Eso me hizo tener la impresión de que con sólo un poco de práctica. De modo que pasé todo ese verano jugándolo día tras día. Desde entonces no he jugado golf en años. Jugamos una ronda de golf y él me ganó. Rick Pitino modificó ese viejo refrán. pero yo gané la ronda. De modo que ese verano se convirtió en mi verano de golf.

Todos se contonean. Y siempre hay una niña que al pararse se levanta su vestido hasta la al­ tura de la cabeza. no deberíamos decirnos a noso­ tros mismos lo que no queremos hacer. Ellos me han contado que si ven a un niño corriendo y le gritan “No corras” . El director del coro probablemente sería despedido. En realidad no cantan. Es como si le estuviéramos dicien­ do a nuestra mente que hiciera lo incorrecto. Si no hacemos un esfuerzo consciente. o susurrando. con sobrepeso y de mediana edad.dr . La siguiente pregunta es: “¿Qué debo hacer de forma diferente?” . Algunos gritan y otros susurran. Haga del crecimiento parte de la rutina diaria El crecimiento es una parte natural de la vida hasta cuando tene­ mos alrededor de 20 años de edad. No obstante. el niño simplemente sigue corriendo. se necesita hacer un esfuerzo consciente para continuar creciendo. Después de eso. levantarse su vestido hasta la altura de la cabeza? En lo absoluto. Si en vez de cantar. y si algunos de ellos estuvieran buscando a sus mamás. Algunos se ol­ vidan de la música y se la pasan todo el tiempo buscando a mamá. He tenido varios es­ tudiantes que fueron salvavidas. Son muy tiernos. ¿Sería divertido ver a la señora Smith. El coro de los niños de preescolar siempre se roba el show. Si por el contrario le dicen “Camina” el niño empieza a caminar. La presentación es sensacional porque los preescolares están siendo preescolares. Note que yo no dije: “¿Qué hice mal?” Si nos enfocamos en lo que hicimos mal lo repetiremos. Uno de mis servicios favoritos en la escuela siempre ha sido el de la noche de los coros infantiles. debí haber logrado algo bien. apenas estuvie­ ran gritando. Debemos concentrarnos en cómo hacer las cosas bien. no crecemos más. De la misma manera. J im M u n c y me dos preguntas: “¿Qué hice bien?" Sin importar lo mal que lo haya hecho. Es muy enternecedor ver a esos niños ahí parados haciendo algo que ni siquiera se aproxima a cantar. no creo que causaría mucha gracia si un coro de adultos se presentara un domingo por la mañana e hiciera exacta­ mente lo que estos niños hacen. 76 .

No deberíamos desperdiciar todo el tiempo que pasamos en nuestro automóvil escuchando la radio. Eso es algo que ocurre con simplemente ser niños.UNA PUERTA. Pero no nos mos­ tramos igual de preocupados cuando vemos a alguien de treinta y cinco actuar como si tuviera veinticinco. Implica esfuerzo. a nuestro al­ rededor hay muchas personas que están entre los treinta y cincuenta años de edad sin demostrar crecimiento evidente en sus vidas. Y a menos que hagamos algo específico para asegurarnos de que estamos cre­ ciendo. Del mismo modo. DOS CERRADURAS Todos esperamos que los niños se comporten de esa manera. ese proceso se detendrá. Este es el problema. Los niños no tienen que hacer nada para madurar. Y la dificultad radica en que quienes se han rehusado a crecer no son personas muy retrospectivas. así como también hacer ejercicio debe hacer parte de la rutina diaria. Pero en los adultos ese proceso natural de maduración cesa. En algún momento alrede­ dor de los 20 años. Necesitamos tener el hábito de leer entre veinte minutos y una hora al día toda clase de material que potencialice el poder de nuestra mente. Debemos asegurarnos que esa maduración continúe median­ te hacerla parte normal de nuestra rutina diaria. Lo mismo ocurre con bañarse. Y todos nos aseguramos de hacer de estas actividades parte de nuestro quehacer para asegurarnos de que nuestro cuerpo esté bien atendido. crecer empieza a implicar esfuerzo. Deseamos que los niños del coro del jardín infantil estén un poco más maduros que los niños que apenas em­ piezan a caminar. No obstante. Comer es parte normal de la rutina diaria. Pensaríamos que ocurre algo realmente terrible si alguien de quince años se comportara como si tuviera cinco. necesitamos tener una rutina para lograr que nuestro cerebro esté en buena forma. Pero también esperamos que haya un proceso de maduración a me­ dida que estos crecen. de modo que no logran ver la desven­ tura que ha ocurrido en su pasado. Consiga mate- 77 . Y esperamos que el coro de la secundaria tenga más habilidad musical que el coro de los de primaria. En los niños el crecimiento hace parte natu­ ral de la vida.

y si nos rodeamos de la clase de personas correcta. o algún lugar que me puedan retar a lle­ gar más lejos. Rodéese de personas que le impongan retos La cuarta llave del crecimiento es rodearse de personas que es­ tén donde usted quiere llegar. Cuando juegue al lado de ellos no me veré tan impresionante. entonces tendré que buscar a quienes jueguen mejor de lo que yo lo hago. Iría a una escuela primaria para encontrarlo. pero estaré mejoran­ do. Con tan sólo unos cambios pequeños podemos empezar a cuidar de nuestra mente así como también cuidamos de nuestro cuerpo. Cuando alcanzamos los veinte años de edad. Cuando somos niños. La gente de la cual nos rodeamos tiene un impacto muy grande en la persona que llegamos a ser. Estas son las llaves del crecimiento. De nosotros dependerá que hagamos que todo esto suceda. mejor persona llega­ ré a ser yo. estaremos liberando uno de los grandes potenciales que tenemos en la vida —el potencial de crecer. No obstante. Si mi deseo es mejorar. Jim M u n c y ríales de audio que estén relacionados con el desarrollo personal y póngalos en el estéreo de su automóvil. si frecuento a los ni­ ños de tercer grado no voy a lograr que mejore mi juego. Podemos lograr cosas in­ creíbles si aprendemos a hacerlas bien. crecer es algo que conlleva esfuerzo. si las practicamos. 78 . encontraría la forma de jugar baloncesto en un lugar donde yo siempre fuera la estrella.D r. Mientras mejor sea la gente con la cual esté. el crecimiento es parte natural de la vida. Si yo lo quisiera. Y esto es cierto en todos los ámbitos de la vida. IDEA CLAVE Sin embargo. Cuando lo hagamos. siempre puedo encontrar a alguien.

Allí se instruyó todo lo que necesitaba para empezar su propio negocio. I lubo una vez un niño que quería crecer y tener su propio negocio. Él sabía que si esperaba a tener todas las cosas que necesitara para iniciar su negocio. Él iba resolviendo los problemas a medida que estos se iban presentando. Muy rara vez descubrimos las cosas antes de que las necesite­ mos. de modo que cambió. Años después este hombre se encontró con un amigo de la se­ cundaria. El joven no tenía ninguna de las cosas que se necesitaban para iniciar el negocio. de modo que se las arregló para conseguir el dinero que necesitaba. llegó a la ciu­ dad una nueva tienda por departamentos. No tardó mucho en darse cuenta de que necesitaba dinero.UNA PUERTA. ( Cuando terminó la secundaria empezó a estudiar Administración de Kmpresas en la universidad. Este hombre no esperó hasta tener todos sus proble­ mas resueltos antes de abrir las puertas de su establecimiento. POTENCIAL DE DESCUBRIR Un segundo potencial que la mayoría de personas dejan de culi ivar es el potencial de descubrir la solución a sus problemas. DOS CERRADURAS II. la encontró. cuando yo apenas estaba recién casado. de modo que cuando se graduó se empleó y empezó a trabajar para otra persona. David Schwartz nos cuenta una historia que es una crítica de mi profesión. Él no ha­ bía ido a la universidad y no había aprendido todas las cosas que se necesitan para iniciar un negocio. de modo que Lisa y yo fuimos a darle un vistazo. Varios de nuestros amigos quienes tenían niños pequeños en esa época nos dijeron lo buena que era la tienda. Hace algunos años. Su amigo era el dueño de un negocio exitoso. También descubrió rápidamente que no po­ dría sobrevivir si su negocio era como todos los demás. Él simplemente inició su ne­ gocio. Aprendió que no es posible empezar un negocio a menos que se tenga el capital suficiente y una ventaja competitiva. Cuando descubrió que necesitaba tener gente a la cual venderle sus productos. 79 . También apren­ dió que no se debe iniciar un negocio a menos de que se hayan esta­ blecido relaciones con los distribuidores. Es la necesidad la que nos lleva a los descubrimientos. nunca lo empezaría.

cuando tuvimos niños. no tendrán ningún significado sino hasta cuando hayamos enfrentado el pro­ blema. si necesitamos algo. Aún cuando veamos las soluciones frente a nuestros ojos. fuimos a la misma tienda.DR. y nos sorprendimos de descubrir que era la mejor tienda que habíamos visto en nuestra vida. Tiempo después nosotros tuvimos niños pequeños. Ignoramos lo que no necesitamos en este momento. No vimos nada en la tienda que nos llamara la atención. No obstante. Aún si carecemos de todo lo que necesitamos para lograr algo. que resultan ser exactamente lo que necesitamos para alcanzar tal meta. La tienda no satisfacía ninguna de mis necesidades en ese momento. Prometimos no regresar. la vere- Las soluciones vienen después de losproblemas. no antes. entré a la misma tienda y vi toda clase de cosas que yo necesitaba. IDEA CLAVE Nuestra atención se enfoca según la necesidad. JIM MUNCY Fue una total decepción. leí sobre la estrategia de esta compañía. Más adelante. Eran mis necesidades las que habían cambiado. La tienda no había cambiado. no antes. y todos sus productos eran se­ leccionados con ese segmento del mercado en mente. De repen­ te. nos sintonizamos con aquello que necesitamos según el momento. todavía podemos ser optimistas. Su objeto comercial era las familias con niños. Las soluciones vienen después del problema. Años después. Pudimos haber gastado todos los cheques del salario de un año en sólo una visita. Una vez nos fijemos una meta y empecemos a andar en su dirección y búsqueda. identificamos en un instante dónde puede ser hallado. una vez estemos listos para la solución. Sin niños yo vi los productos y me marché de inmediato. nos sorprendere­ mos de todas las cosas que descubriremos durante el camino. Sin embargo. Por otra parte. ese proceso de descubrimiento no podremos iniciarlo si en primer lugar no nos proponemos la meta. 80 . Todo en la tienda había sido diseñado justo para nosotros.

UNA PUERTA. Ellos dieron un discurso del tipo “El cielo se está cayendo” La compañía hizo al­ gunos cambios que harían muy difícil vender el producto. pero no quería hacerlo directamente. Yo no los miré mientras lo enviaba. Yo tenía algo para decirle a este dúo deprimente. Las gran­ des recompensas no residían de resol­ ver problemas pequeños. Deberán resolver algunos problemas gran­ des. el auditorio se estaba durmiendo. No pasó mucho tiempo antes que me diera cuenta cuál era la fuente del problema. Para el momento en el que estos dos hombres estaban hablando. ustedes serían prescindibles. Todo el mundo puede hacerlo. En su trabajo ustedes necesitarán enfrentar Las grandes oportunidades vienen con los grandes problemas. Mi discurso fue seguido a una presentación combinada por el vicepresidente regional y el director regional de ventas. Sus com­ petidores estaban creciendo en uno de sus mercados principales. La persona que me solicitó la disertación me dijo que la moral estaba por el piso y que ella quería que yo diera un discurso para levantar el ánimo de su personal. desafíos significativos. En la mitad de mi discurso les envié un men­ saje a ellos. Cualquiera estaría en capacidad de ha­ cer este trabajo. Su compañía no necesita alguien con sus cualificadones para hacer la parte detallada de su trabajo. 81 . DOS CERRADURAS mos. Alégrense por ustedes porque si no fuera por estos problemas. Ellos necesitan a alguien con sus cualificaciones para resolver los problemas grandes. el maestro aparece” . Es como dice el viejo dicho: “Cuando el estudiante está listo. pero esto fue lo que dije: “Superen todos IDEA CLAVE los desafíos y elimi­ nen los problemas de su trabajo. Quiten la mitad de sus problemas y perderán la mitad de sus ingre­ sos” . En cierta ocasión yo era el orador principal para un grupo gran­ de de agentes de ventas.

¿Ha escuchado alguna vez a alguien decir: “No quiero que avivéis tus es­ peranzas” como si hubiera algo de malo en avivar las esperanzas? Es la esperanza lo que nos motiva. Las soluciones a los problemas surgirán después de que hayamos aceptado el desafío y hayamos enfrentado el problema. Cuanto más grande sea la oportunidad. Tilomas Edison dijo que la razón por la cual muchas personas no logran reconocer las oportunidades es porque estas aparecen vestidas con overol y con la apariencia de mucho trabajo por ha­ cer. AVIVE SU ESPERANZA Mediante la creatividad y el crecimiento lograremos cosas in­ creíbles. Son ellas las que nos empujan a alcanzar cosas grandes.D r . Por ello es que cualquier persona realista es optimista. pero estos estarán vinculados a oportunidades más pequeñas. Pero si queremos tener éxitos más grandes. Cuando se presenten. No podemos esperar hasta que todas las luces de los semáforos estén para ingresar al automóvil y emprender la marcha. liberaremos el poder creativo de nuestra mente para resolver esos problemas de magnitud que traen consigo también las grandes oportunidades. “Houston. Tenemos dos maneras de responder cuando las oportunidades aparecen mezcladas con los problemas. tenemos un problema” . mayores serán los problemas. Podemos encontrar oportunidades pequeñas con problemas pequeños y por consiguiente tener una medida de éxito más pequeña. nunca las encontrará. mayores serán las oportunidades. Y vaya que tenían 82 . Podemos ver los problemas y salir huyendo porque no sabemos cómo resolverlos inmediata­ mente. y mientras más grandes sean los problemas. Jim M u n c y Las oportunidades siempre se presentarán en nuestro camino. Aceptaremos desafíos grandes. siempre vendrán mezcladas con los proble­ mas. Si uno está buscando oportunidades sin problemas. entonces adoptare­ mos un enfoque diferente. Cuando lo hagamos. Podemos salir en busca de problemas más pequeños. Estaba a punto de alunizar cuando la nave hizo el anuncio. Recuerde al Apolo 13.

Y aquello implicó un gran desafío. esperanza y amor. más bien dijeron. Swigert y Haise de vuelta a la tierra. Nunca diga a nadie. DOS CERRADURAS tm problema. habremos avanzado gran parte del camino en la dirección en la que la gente exitosa lo hace. Aquello implicó que cada neurona en la NASA pensara en soluciones frente a los problemas que enfrentaban. Al final. Unavez desarrollemos la habilidad de manejar nuestras decep­ ciones no tendremos miedo y seremos optimistas. haremos lo mejor de nuestra parte para l raerlos de regreso a la Tierra. La vida tiene tres cosas qué ofrecer: fe. El sumi­ nistro de oxígeno estaba a punto de agotarse. . Cuando Houston se percató de la clase de problema. pero nunca hallaría sus restos. No tenían la energía que necesitaban. Pero en ese caso la solución sería peor que el problema. la esperanza ganó y la tripulación se salvó. pero fue la esperanza lo que los mantuvo trabajando día y noche. pero no aviven sus esperanzas” . eso no fue lo que ellos dijeron. <|iié dijeron? “Muchachos. Al contrario aprenda a mantener la esperanza y a manejar las decepcio­ nes. Pudiéramos acabar con la espe­ ranza para eliminar el dolor. ni a sí mismo: “No quiero que avives la esperanza” Eso nos priva de una de las cosas grandiosas de la vida. Por ello es que la esperanza siempre nos brinda el potencial que necesitamos para aguantar el dolor. Eso es como si nos fuéramos de caza con un gran cañón. No intente eliminar la desilusión eliminando la esperanza. hemos perdido uno de los grandes pilares que hacen que la vida valga la pena. Así es. Es cierto que usted podría matar unos cuantos pájaros. Si perdemos alguna de estas. 83 . el centro de romandos procedió con confianza absoluta de que encontrarían la manera de traer a los astronautas Lovell. No. Su nave espacial estaba se­ veramente dañada. Aún así. En ese momento. Las cosas no siempre resultan de la manera en que nos gusta­ ría. “Los traeremos de vuelta a la Tierra sanos y salvos” .UNA PUERTA.

.

—Burke Hedges.L L A V E 3 RESPONSABILIDAD: PIENSE EN LOS RESULTADOS Y NO EN LAS RAZONES "Hay razones y resultados. conferencista y entrenador 85 . Pero las razones no cuentan".

Con gran entusiasmo fue al patio t ro de su casa a mostrar cuánto había aprendido a jugar golf junto a su abuelo. Cuando su abuelo fallaba en un tiro culpaba al hierro. Mientras toda la familia observaba. excusas y un desempeño pobre. Infortunadamente. Pero en vez de golpear la bola con este. Si continuamos excusándonos de los malos resultados. Para mejorar el tiro. las razones no substituyen a los resul­ tados. Toda deficiencia al alcanzar los resultados esperados tiene sus razones. Gilbert Arland hizo una observación muy interesante. n muchachito había pasado varios meses siguiendo a su abuelo en una pista de golf. Recibió un juego de palos de juguete en su cumpleaños. debemos entrenar nuestra mente. Tal vez esa era la razón por la que el hierro continuaba cometiendo el mismo error vez tras vez. deberá volverse e intentar buscar la falla en sí mismo. Dijo: “Cuando un arquero falle el tiro. Para al­ canzar niveles de éxito mejorados. J im M u n c y U decir.D r . no en las razones. Había aprendido a culpar al juego. 86 . debemos pensar en los resultados. Fallar en el blanco nunca es la falla del blanco. se debe mejorar a nivel del tirador” Esa es la clave del éxito. lo arrojó sobre un árbol y enseguida empezó a mal­ Era evidente que este jovencito había aprendido algo de su abuelo. el jovencito tomó orgullosamente el primer hierro de la bolsa. No aprendió a jugar golf. eso es lo que siempre tendremos.

logró amasar una enorme fortuna. o implica leer y estudiar. Kiyosaki llamó al mejor amiK < >de su padre. Sin embargo. o analizar y evaluar las cosas de forma tal que nuestro pensamiento se expanda. nos preguntamos cómo pode­ mos comprarlo. Su padre le dijo que no. nos estamos forzando a pensar. El niño contestó: “Quiero una bicicleta. a quien él llama el padre pobre. te estás excusan­ do de tener que hacer el trabajo duro de pensar” Cuando queremos algo. Cierto día. recibió una buena educación a pesar de haber sufrido económicamente toda su vida. casi siempre hay una manera ética y legal de conseguirlo. “Si decimos: ‘No puedo comprarlo^ no tenemos que hacer todo ese esfuerzo. de Robert Kiyosaki. Este libro muestra claramente que dependiendo de la forma como uno piense le determinarán los resultados que obtengamos en la vida. Decir: ‘No puedo comprarlo’ antes de siquiera tomarnos el trabajo de siquiera expío- . pa­ dre pobre.UNA PUERTA. su padre rico se dio cuenta que algo estaba sucediendo y le preguntó cuál era el problema. El padre rico no tuvo la formación del padre pobre. Kiyosaki notó que su padre rico y su padre pobre siempre diferían en sus consejos. Mieni ras crecía. Respondió el padre rico de Kiyosaki. tal forma no será tan evidente. cuando Kiyosaki era niño. Kiyosaki explica que la gente rica piensa de lorma diferente de los que son pobres o de clase media. “Nunca digas que no tienes el dinero para comprar algo. Posiblemente implica un esfuerzo mental significativo para lograrlo. El padre real de Kiyosaki. Más tarde. su padre rico. Eso es pensar de forma perezosa. sin embargo. su padre le dijo que no tenía el dinero suficiente para comprar una. o preguntar a la gente para obtener buenas respuestas. Más bien pregúntate ¿Cómo puedo comprarla?” r. Cuando Kiyosaki le preguntó por qué. fue a donde su padre po­ bre y le preguntó si podía tener una bicicleta. “Cuando dices que no puedes comprar algo. pero no tengo el dinero para comprarla” . Pero si por otra parte. “No digas eso” .ntonces el padre rico de Kiyosaki procedió a explicar lo que decía. DOS CERRADURAS I VITE LA FORMA PEREZOSA DE PENSAR Uno de los libros favoritos de mis estudiantes es Padre rico.

Yo les dije a mis estudiantes que ellos podían hacer casi cualquier cosa que quisie­ ran hacer. . perdemos todas las excusas que nos han hecho sentir cómodos a través de los años. el modo de pensar optimista no siempre resulta ser có­ modo. Decir: ‘No puedo’ en realidad significa ‘No quiero intentarlo”! ADIÓS A NUESTRAS EXCUSAS CÓMODAS La forma de pensar exitosa es una forma de pensar optimista. no he tenido el tiempo para revisarlo” . Sin embargo. Había acabado de pasar una hora diciéndoles a mis estudiantes que debíamos asumir la responsabilidad de nuestras acciones y les había dicho que podíamos hacer casi todo lo que nos propusiéra- La expresión “ No puedo”confrecuen­ cia significa “ No quiero intentarlo” . Después de la clase una estudiante me abordó. Yo tengo lo que tengo en la vida por las opciones que he tomado. Ella quería saber si ya lo había revisado. es pereza mental. Ella me miró como si yo fuera el hipócrita más grande del pla­ neta. estaba enseñando en una clase y el tema del día era responsabili­ dad. La excusa del “no puedo” ya no es una excusa viable para nosotros. Poco me percaté en ese momento de cuán rápido se vol­ verían esas palabras contra mí para abofetearme en la cara. Yo le contesté: “Lo siento. IDEA CLAVE En una ocasión. De hecho. Si yo no hago algo es porque he escogido no hacerlo. Así ya no podré jugar el papel de persona indefensa en dificultades. Sin embargo.D R. Cerca de un mes atrás ella me había pasado uno de sus exámenes y me había solicita­ do que lo revisara porque ella pensaba que la calificación estaba mal. y soy responsable de esas decisiones. jI M M UNCY rar una manera de hacerlo. ni tampoco el papel de la víctima. También les dije que no deberíamos excusarnos cuando la verdadera razón de nuestro fracaso ha sido porque no lo hemos intentado. obtenemos un increíble sentido de poder cuando nos damos cuenta que podemos hacer casi cualquier cosa que nos propongamos.

LAS PUERTAS CERRADAS NO NOS PUEDEN IMPEDIR EL PASO ¿Cuántas hemos expresión veces IDEA CLAVE escuchado "la puer­ a alguien utilizar la ta estaba cerrada” al momento de explicar la razón por la que no hizo algo? Las puertas Cuando nos falta pasión. cerradas no pueden impedirnos entrar a un edificio si lo que real­ mente queremos es estar dentro. Te lo tendré de listo para la próxima clase” Ese día hallé el tiempo para revisar el examen. Había explicado que la expresión “no puedo” significaba “he escogido no hacerlo” . Tan pronto como entendí lo que estaba pasando. Debí haber apartado tiempo para revisar tu examen pero no lo hice. miré a mi es­ tudiante directamente a sus ojos y le dije: “Lo siento. DOS CERRADURAS luos. yo le estaba diciendo a mi estudiante que no había tenido cinco minutos en todo un mes para mirar su examen. Cuando estamos dedicados comple­ tamente a desarrollar una meta. Sin duda que vivo una vida ocupada. pero en el último mes. tuve i iempo para pasar por las oficinas de mis colegas para compartir el chiste. Y en ese momento. Pero no había hallado el tiempo para hacer todas las cosas que debería haber hecho. Durante ese mes yo había tenido tiempo para contestar mis coi reos electrónicos. No estoy viviendo de acuerdo con mis responsabilidades y te presento mis más sinceras disculpas por ello. También había encontrado el tiempo para jugar baloncesto. los muros no nos pueden detener. había <onseguido el tiempo para hacer todas las cosas que había querido hacer. he girado la perilla y he descubierto que estaba cerrada. Fue mi decisión de 89 . yo me he dirigido hacia una puerta.UNA PUERTA. Por supuesto. También había hallado el tiempo para tener tres comidas al día. En las ocasiones que escuché un buen chiste. intenta­ mos encontrar las puertas abiertas. Pero no fue la puerta lo que me detuvo.

lo que normalmente debo hacer es pasar por un lado y superarlo. me iría de allí? Por supuesto que no. Como lo dije en el capítulo anterior. los muros no nos pueden detener. Cuando estamos dedicados completamente a desarrollar una meta. puedo anticipar que habrá obstácu­ los en el camino. ¿Qué sucedería si el edificio estuviera ardiendo en llamas y mis hijos estuvieran al otro lado de la puerta? ¿Me dirigiría a la puerta. de modo que las autoridades del condado pusieron una barricada. Cuando nos falta pasión intentamos encontrar las puertas abiertas.D r . No es de esperarse que yo cancele unas vacaciones fa­ miliares y regrese a casa si una de las ruedas de mi vehículo resulta averiada por la vía interestatal. a veces surgen cosas que nos bloquean. Sin importar lo que fuera. se había caído un puente. Aunque los obstáculos no nos detienen. Pero sí podemos hacer casi absolutamente todo. Se espera que yo supere este problemita y siga adelante. Cuando emprendo un viaje. Es natural esperar que ocurran este tipo de cosas. no intenté sobrepasarla caprichosamente. Cuando encuentro un obstáculo. LOS OBSTÁCULOS EN CONTRASTE CON LAS BARRERAS Por supuesto. El verdadero problema es nuestra falta de deseo. Sin embargo. no podemos hacer absolutamente todo. haría lo im­ posible para abrirla. Puede haber agujeros y escombros en la vía. intentaría girar la perilla y al descubrir que estaba cerrada. Debemos aprender a distinguir los obstáculos de las barreras. No debe­ mos culpar a las cerraduras de la puerta. J im M u n c y que aquello que estaba adentro no era lo suficientemente digno del costo de conseguir estar dentro. no nos quedamos allí a contemplarla para siempre. Puedo encontrar que la vía esté en construcción o vehículos varados. Es posible que necesi­ 90 . hay veces que lo que encontramos son barreras. Cuando nuestro paso es bloqueado por una barricada. No muy lejos de mi casa. las barreras sí. Cuando llegué a la barrera.

UNA PUERTA. Me dijo que Gerry estaba casada. no llegaremos a ninguna parte. Él me miró de forma extraña. Cerca de un año después. No obstante. también es posible que ne­ cesitemos posponerlo o cancelarlo. determinará lo lejos que lleguemos en la vida. jaría de invitar a alguien por el resto de mi vida. había encontrado una barrera. Cuando nos encontremos con una de estas. asistí a una fiesta. Debo admitir que la distancia entre los dos fue dolorosa. Debemos averiguar si existe otra ruta por la cual podamos llegar al destino que nos proponemos. La supimos 91 . También encontramos que la vida presenta algunas barreras. Las estrellas de mis ojos pronto se desvanecieron y Gerry dejó de hacer parte de la lista de personas a las cuales invitaría a salir. debemos detenernos por un momento y reorganizarnos. ya había aceptado un trabajo a seis horas de distancia. de modo que yo decidí continuar y le pedí que tuviéramos una cita. de­ bemos reconsiderar nuestro lugar de destino. La vida está llena de obstáculos. No po­ demos planear núes.j tro viaje pensando en í estos. Infortunada­ mente. Sencillamente debemos seguir adelante sabiendo que hemos de enfrentar obstáculos y cuando los encontremos. no una barrera. enfren­ tarlos de la forma más conveniente posible. Cuando estaba en la universidad. Pero si esa ruta no existe. Cuando regresé a mi aparta­ mento le dije a mi compañero que yo quería invitarla a salir. Para el final de la reunión yo tenía estrellas en mis ojos. La pasamos muy bien juntos. conocí a alguien que realmente me impactó. DOS CERRADURAS temos trazar una ruta diferente para nuestro viaje. Había una mujer muy atractiva e interesante llamada Gerry. Y sólo porque encontré una barrera ello no significaba que de­ IDEA CLAVE Nuestra habilidad para distinguir la diferencia entre obstáculos y barre­ ras. Ahí yo no había encontrado un obstáculo. Aún así era un obstáculo. Si permitimos que ellos nos deten­ gan. Y dependiendo del tipo de barrera que encontremos. Normalmente existe una ruta alterna. normalmente no detenemos nuestro viaje cuando encontramos una barrera.

Nuestra habilidad para distinguir la diferencia entre obstáculos y barreras. A continuación le preguntó al tercer candidato lo mismo. pero permítame decirle esto. 92 . y me alegra que lo hayamos hecho porque con el tiempo nos casamos. JIM M UNCY manejar. determinará lo lejos que lleguemos en la vida. El hombre le hizo al segundo candidato la misma pregunta. Si desarro­ llamos el hábito de superar las barreras. LAS BARRERAS ÉTICAS Cuando se trata de asuntos morales. Cualquier cosa que se acerque a lo inmoral o a lo falto de ética deber ser vista como una barrera. si nos detenemos en cada obstáculo del camino. El hombre dijo. El hombre necesitaba un chofer y entre­ vistando a los candidatos redujo la lista a tres personas. Él le preguntó al primero cuán cerca podía acercarse al borde del camino sin irse por el despeñadero. Él tenía una pregunta que quería hacerles y de su respuesta decidiría a cuál con­ tratar. No debemos intentar ver cuán cerca podemos llegar a la línea. Por otra parte. Ahora exploremos cómo podemos ex­ plorar las barreras. El primer candidato le contestó que él podía estar a dos pies sin tener el peligro de irse por el borde. y ya he disfrutado de muchos años maravillosos con mi esposa. Esa es la manera en la que debemos fijar la norma en los asun­ tos éticos. nunca llegaremos muy lejos.D R . superaremos muchos puen­ tes. Había un hombre rico que vivía en lo alto de una montaña. Para llegar y salir de su casa debía transitar por un camino ondulado con riscos altos y empinados. Siempre intento permanecer tan lejos del borde como pueda’! El ter­ cer candidato obtuvo el trabajo. Lisa. Este hombre le contestó que siempre podía conducir a un pie de distancia del borde y nunca colapsar. “No estoy muy seguro. debemos ser prestos a ver los inconvenientes como barreras. Nuestra meta debe ser la de mantenernos tan alejados como podamos.

En una oportunidad yo estaba enseñando una serie de lecciones sobre alguien que había alcanzado una importante medida de éxito y que este individuo no había sido superado por nadie más que yo conociera. Esa es nuestra pena habitual por no poner la basura en el lugar adecuado. “Cuando regresemos a casa tendrás que recoger ese desorden” le dije. ______________________________ ______ En los asuntos éticos debemos ser prestos a ver los asuntos como barre­ ras. Yo llamé a este hombre el “el rompe excusas” . A pesar que él era alguien muy afectuoso. Yo pregunté mirando a mis cuatro hijos.UNA PUERTA. Mi hijo respondió: “Pero fue que anoche estaba muy oscuro. Si la basura se queda por fuera de la cerca y supera el tamaño de la caneca. Estaba lloviendo y haciendo frío. puede venir el perro de un vecino y romper la bolsa y decorar el frente de nuestra casa con basura. parecía querer demasiado a las personas como para permitirles hacer excusas. Esto ocurre cuando ninguno de nosotros pone la basura en la caneca de la basura ubicada dentro del área de la cerca interior de la casa. Lo interesante es que él nunca parecía aceptar excusas de nadie. Cuando abrí la puerta de mi casa vi que había basura esparcida en el jardín del frente. Debemos ver todo como un obstáculo y no como una barrera. Yo concluí que una de las características sobresalientes de él era su ha­ bilidad de amar a la gente completamente sin permitir que la gente se excusara por nada. “¿Quién no puso la ba­ sura donde debería ir?” Vi tres dedos señalando a uno de ellos y a este jovencito deseando estar en otro lugar. DOS CERRADURAS ¿CUÁN ALTA DEBE SER UNA NORMA? Cuando se tra­ IDEA CLAVE ta de asuntos que no son éticos o morales. Cuando me disponía a salir cierta mañana. En todos los demás asuntos debe­ mos hacer lo contrario. estaba compartien­ do mi lección del rompe excusas con mi esposa y mis cuatro hijos. y sabes que odio la oscuridad. No 93 . “Y no podrás comer el siguiente postre” . nuestra norma debe ser opuesta.

J im M u n c y me quería mojar y odio el frío.D r . se logran resultados increíbles. IDEA CLAVE Cuando conside­ ramos el asunto se­ riamente. Ninguna de estas dos razones es buena. o intentando sentirnos mejor por nuestras deficiencias. al final me alegra haberlo hecho de ese modo. . empecé a preguntarme por qué había establecido una norma tan alta. Ellos se ajustaban bas­ tante bien. Nunca pensé que un perro alcanzara la bolsa” . Es posible que no siempre logremos alcanzar a estar a la altura de la norma. Si su excusa no es tan buena como las del rompe excusas. invariablemente rebajamos la norma del logro. Algunas de las excusas que yo daba en mi casa de repente empezaron a verse bastante cojas. Al instituir la norma del rompe excusas descubrí que cuando se vive una vida con estándares altos. va­ mos a tener esta nueva regla en la casa. 94 Presentamos excusas intentando evitar las consecuencias. y lograremos más cosas en la vida. no se aceptan” . Veamos por qué. Sin embargo. No me tomó mucho darme cuenta que no había analizado las cosas lo suficiente antes de establecer la norma. menor será nuestra tolerancia para las excusas. Así es como establecimos una nueva norma para las excusas que aceptaríamos en nuestra casa. “Esas excusas no son suficientes y son inaceptables en mi clase del ‘rompe excusas”! Entonces me dirigí a todos mis cuatro hijos y les dije: “De hecho. Presentamos excusas intentando evitar las consecuencias. Y luego que mis hijos me pillaron en algunas excusas flojas. o intentando sentirnos mejor por nuestras deficiencias. nos damos cuenta que sólo hay dos razones por las cuales presentamos excusas. El problema era que los niños esperaban que yo viviera también según esa norma. El problema no estaba con los niños. Cuanto más alta sea la norma que fijemos para las barreras. ¿Por qué? Porque cada vez que presentamos una excusa. “Tienes que conseguir algo mejor” le contesté. vale la pena intentar alcanzarla. No obstante.

tienes cero.. ¿dónde está tu trabajo? ¿No hay traba­ jo? Entonces cero. Tenían unas excusas increíbles respecto a no tener listos los trabajos. estos respondie­ ron diciendo sin preocupación que habían tenido una semana muy difícil y que los entregarían la siguiente semana. El profesor re­ cibió más trabajos tardíos. 95 . Susan. El profesor les dijo que no había problema. También indicó que no se aceptarían trabajos después de la fecha establecida. Tom. Y continuó haciéndo­ lo del mismo modo. cero. Se presentó la fecha de la primera entrega y dos estudiantes vinieron donde el profesor R. Cuando solicitó que sus estudiantes lo entregaran.C.. cero” . ¿dónde está tu trabajo? ¿No lo tie­ nes? Tienes cero” John se disgustó. informó la fecha de la entrega de cada uno de los trabajos. “Eso no es justo. Cualquier trabajo que recibiera después de la (echa estipulada tendría cero como calificación. d o s c er r a d u r a s LA VIDA NO HACE EXENCIONES En cierto semestre el profesor R. Tuve que estudiar para un examen de otra asignatura” “John. Ashley. El profesor preguntó: “John. Lo traeré la próxima semana.. temblando de miedo.C. Cualquier estudiante que no hubiera presenta­ do su trabajo a tiempo obtuvo cero en la asignatura.. Luego vinieron las entregas tercera y cuarta. que los podían entregar la semana siguiente. Para la siguiente entrega otros estudiantes vinieron con algo de miedo pero no temblando. No hubo temor sino más bien una buena cantidad de excusas flojas.U na puerta. Esa sería la conse­ cuencia. Todos ellos tenían buenas excusas y el profesor les permitió entregar los trabajos después de la fecha esta­ blecida. Entonces llegó el día en el que él debía recoger el último trabajo. Y la mayoría de ellos tuvo que repetir el curso. En la programación que entregó el pri­ mer día de clase. pidió a sus estudiantes que presentaran cinco trabajos.

El estudiante pensó que yo era un buen tipo. J im . y la muerte que provienen del cáncer de pulmón. Aceptamos las excusas porque es fácil hacerlo. pueden darnos lo que queremos si tenemos una buena excusa. Lo hice porque era en el mejor de mis intereses. No obstante. y en verdad le estaba enseñando una terrible lección. Como profesor no me cuesta mucho aceptar una excusa. Pero en realidad yo estaba siendo perezoso.C. un padre de corazón blan­ do. Para mí era más fácil hacerle presentar un examen compensatorio en mis horas de trabajo en la oficina que tener que lidiar con decirle que tenía cero. M u n c y El profesor R. Hace poco tuve un estudiante que se quedó dormido y perdió un examen. Un alco­ hólico puede señalar que sus excesos con el licor se deben a causas 96 . permitió que sus estudiantes tuvieran la expectativa de que podían arreglárselas a partir de excusas.D r . No tenía por qué ser un fastidioso. el sufri­ miento. ¿Sabe por qué hacemos eso? No es porque sea­ mos amables. nuestros médicos no nos pueden eximir del dolor. Mi pereza le estaba enseñando que las excusas nos libran de las consecuencias. no estaba siendo injusto al pedir que sus estu­ diantes presentaran sus trabajos a tiempo. Cuando él lo hizo. Pero cuando la vida transcurre nos vemos enfrentados con situaciones donde las excusas no valen. Ellos supieron desde el mismo primer día de clase cuándo eran las fechas de entrega. Tal vez tengamos buenas razones para no dejar de fumar. Permitir que la gente adopte el hábito de presentar ex­ cusas es algo realmente poco amable. ¿Qué hice yo? Le permití presentar el examen. Un profesor perezoso. Donde hubo un error fue cuando el profesor R.C. sus estudiantes empezaron a trabajar en sus excusas en vez de trabajar duro en su asignatura. un juez indulgente o un supervisor condescendiente. Hay personas que como yo aceptamos de otros más excusas de lo que deberíamos. ¿Lo hice porque pen­ saba que aquello era lo mejor en el interés del estudiante? En lo ab­ soluto. Tres meses es un tiempo razonable para que cualquier estudiante bajo cualquier circunstancia entregue su trabajo.

d o s c e r r a d u r a s hereditarias. Pero esas son excusas baratas para la vida familiar estable que nuestros hijos merecen. tendrían muchos préstamos no pagados que los conducirían rápida­ mente a la quiebra. Entonces dije: “Caray. Es posible que tenga­ mos grandes excusas para no tener un buen desempeño en el traliajo. Tenía una excusa para no parar por gasolina. Cierta tarde me di cuenta lo fútil que es presentar excusas. a cuantas millas extras me llevarían esas excusas? ¡A ninguna! 97 IDEA CLAVE Permitir que la gente caiga en el há­ bito de presentar excusas es algo poco amable de nuestra parte. Cuando miré. cuando escuché un pequeño sonido de alarma. nos despidan o terminen en la quiebra. ¿Pero. mi tablero de instrumentos indicaba. sólo hasta cuando nuestros empleadores puedan l>agar sus facturas con nuestras excusas. pensan­ do intensamente en el asunto. Como lo mencio­ ne. Tal vez tengamos buenas razones para no hacer nuestros pagos por el Iiréstamo de un automóvil. Infortunadamente las filas estaban más largas de lo usual porque sólo habían dos cajas abiertas. En­ tonces decidí que llenaría el tanque luego de hacer una parada rápi­ da en la tienda. lo olvidé” . Tal vez tengamos buenas razones para no continuar adelante con nuestro matrimonio. Ahora que se me estaba haciendo tarde tenía una gran excusa para no tomarme el tiempo para ir a tanquear. Al siguiente día tenía que hablar del tema de modo que estaba inmerso en mis pensamientos. Una gran excusa. Pero a su hígado poco le interesan esas excusas.Un a pu er ta . hasta que el sensor sonó de nuevo. . Pero los bancos no aceptan las excusas a • "libio de los pagos puntuales de nuestros créditos. Tenía cosas muy importantes en las cuales pensar y de nuevo me sumergí en mis pensamientos. Y si lo hicieran. Una excusa legítima. Yo estaba conduciendo mi automóvil. En esta ocasión sólo tenía 10 millas antes de que­ darme sin combustible. estaba inmerso en mis pensamientos y no presté atención al aviso que había recibi­ do. “25 millas para quedar sin combustible” . continuarán soportando esas excusas. Sin embargo.

se precipitó un gran aguacero. la vida se parece mucho más a mi automóvil que a un profesor perezoso. No funcionan. ¿Por qué? Porque mi auto no acepta excusas. cualquiera de nosotros puede encontrar millones de ex­ cusas de cosas fuera de nuestro control para explicar por qué nues­ tra vida es una frustración. nuestra vida sigue siendo el mismo fracaso. El problema es que a pesar de todas estas excusas. el destino. y las circunstancias. Está el gobierno. JIM. la América corporativa. los niños. Terminé llegando a mi siguiente parada tarde y escurriendo agua. nuestro cónyuge. SENTIRSE BIEN NO SIEMPRE SIGNIFICA ESTAR BIEN Otra razón por la cual damos excusas es porque estas nos hacen sentir bien cuando fallamos. Con tan sólo un poco de creatividad. la edad. Y justo cuando llegué a la esta­ ción. Las excusas son vanas. Estas son buenas excusas para aliviar el dolor. Más bien. la mala salud. Yo me siento mucho mejor como per­ dedor cuando puedo culpar a alguien o a algo por mis fracasos. Salir con una gran excusa es algo fácil. los padres. tendría que tanquear. Rara vez cambian los resultados. La verdad era que un sólo galón de gasolina era mucho mejor que cualquier excusa que pudiera tener. el jefe. de­ bemos dedicar nuestro tiempo a asegurarnos de que no necesitemos presentar una excusa. Infortunadamente. No podemos permitirnos el lujo de pensar que las excusas van a hacer que las cosas salgan bien. la estatura. la economía. la raza. 98 . Mi automóvil acepta gasolina. la mala suerte. El problema es que sin importar a quién culpe todavía yo sigo siendo el perdedor. los impuestos. las estrellas. de modo que no debemos caer en el hábito de utilizarlas. MUNCY Logré llegar a la estación de gas con el tablero alumbrando “4 millas para quedar sin combustible” . no excusas.D R. pero mi auto tenía la gasolina que necesi­ taba. los maestros. la genética. el pueblo asqueroso. Pero a menos que quisiera irme caminando a casa en medio de la lluvia. De nuevo una gran excusa. Entonces pensé: “No puedo ba­ jarme con este aguacero” .

Las excusas son analgésicos emocionales. Eso no significa que debamos comportarnos mal cuando perde­ mos. No permití que mis hijos jugaran en cierta liga de baloncesto el año pasado porque no mantenían el puntaje. intenta indulgencias. He aquí una verdad vital. Eso es lo que significa ser un perdedor agradecido. Perder duele. Pero nunca queremos hacer algo como eso.UNA PUERTA. Los analgésicos son excelentes a menos que se hagan manifiestas las peligrosas enfer­ medades que esconden. y averiguar qué podemos hacer para prepararnos mejor. DOS CERRADURAS Utilizamos las excusas como analgésico. Los funcionarios que administraban la liga no querían que los niños se decepcionaran 99 . Las excusas esconden el dolor y ísí nos privan de la motivación necesaria para mejorar nuestra vida. Y es bueno que duela. llora. odia al entrenador. Luego. cuando estemos so­ los. culpa a sus compañe­ ros. Pero es mejor atravesar varias pérdidas dolorosas y con el tiempo conver­ tirnos en ganadores. Alimente el dolor de esa manera para que ello lo motive a esforzarse más. el < lolor que estas esconden usualmente está relacionado con algo que necesita atención en nuestra vida. Decir a los reporteros cuán bien jugaron los contrincantes. que conformarnos con perder y pasar nuestra vida siendo perdedores. nos haremos buenos en ello. Infortunadamente. Nunca debemos evitar el dolor que proviene de perder. Si somos bue­ nos perdedores. grita. Debemos estar agra­ decidos cuando perdemos. no simplemente un buen perdedor. puedo tomar una aspirina y sentirme mejor. Si tengo un dolor de cabeza. Nuestra meta debe ser la de nunca ser buenos perdedores. hace un hueco en la pared del pasillo de casilleros y luego se va a casa y patea al perro. ¿Por qué? Porque la vida le hace anotaciones a uno todo el tiempo. podemos llorar porque duele. insulta a los reporteros. Pero si esa aspirina me impide ir al médico y descubro que tengo un tumor cerebral. Debemos felicitar a los ganadores. habrá resultado ser ■ i la larga algo perjudicial para mí. Una persona que hace esto. que intentemos hacerlo todo el tiempo. Podemos hacernos tan buenos en perder.

todavía es inmaduro. La persona inmadura presenta excusas. Durante el día trabajaba de tiempo completo para una agen­ cia del gobierno. Pero yo quiero que ellos anoten. Un niño que ha aprendido a aceptar su parte en responsabilidad está de­ mostrando mucha más madurez que muchos adultos que conozco. todavía vivía en casa con sus padres. ¿Entonces? Yo quiero que mis hijos aprendan la lección cuando pierdan. A los hijos se les suelen dar privilegios basándose en la cantidad de responsabilidad que puedan manejar.DR. Pero la diferencia entre alguien maduro y alguien inmaduro. 100 . Yo no quiero que pierdan tan mal que no quieran volver a jugar. Patti era estudiante de medio tiempo en una de mis clases noc­ turnas. nos privamos de la motivación nece­ saria para mejorar nuestra vida. De hecho. pero si no asume la plena responsabilidad de sus acciones. Debemos asumir plenamente la responsabilidad de nuestras acciones. ¿No es esa también una buena indicación de nuestra propia madurez? No hay diferencia entre un adulto y un niño cuando las cosas salen bien. La mejor forma de medir nuestra madurez es determinando si aceptamos la responsabilidad de lo que somos y de lo que hacemos. Uno puede tener noventa y nueve años de edad. debe­ mos hacer exactamente lo contrario. Lo máxi­ mo que pueden lo­ grar es hacer que nos sintamos bien aún cuando no debamos Si suprimimos el dolor de la derrota. Ahí están los ganadores y los perdedores. JIM M UNCY si perdían. A pesar que tenía alrededor de 25 años de edad. De modo que debemos evitarlas. Yo quiero que ellos aprendan a manejar las pérdidas de una forma divertida. es cuando las cosas no salen bien. ACEPTEMOS LA RESPONSABILIDAD Las IDEA CLAVE excusas no funcionan. Tanto adultos como niños se sienten satisfechos cuan­ do todo va bien. sentirnos bien. No debemos permitir que nuestras excusas nos conviertan en perdedores. La persona madura asume su responsabilidad.

que soy demasiado tonta para graduarme. ¿Cómo no fallar así? Todos los días me dicen que soy una tonta. Sólo que yo no sé cómo lo hacen” respondió. Patti dijo: “¿Sabe por qué perdí este examen? Se trata de mis padres. “Tu trabajo será averiguar cómo lo hacen” 101 IDEA CLAVE La mejor manera de medir nuestra madurez es determinando si acep­ tamos la responsabilidad de lo que somos y de lo que hacemos.UNA PUERTA. Estaba llorando. “No puedo costear el vivir sola” . cámbiate de lugar de residencia” . con tus mismos ingresos. no consideré aquel un buen momento para preguntar. “Supongo que hay gente que vive por su cuenta. ¿Cómo hacer algo bien si escucho eso todos los días?” . Le dije. DOS CERRADURAS Cierta noche apliqué un examen a la clase. “No puedo” contestó. “Patti. vivir por su cuenta? ¿Las demás personas en tu situación. pero dado que todavía estaba llorando. ¿qué hay de otras mujeres como tú que ganan tu mismo salario. Patti fue la última estudiante en entregar su examen. Y a juzgar por todos los espacios en blanco de la hoja yo intuía que ella tenía razón. “no puedes dejar esta pregunta sin contes­ tar también” . viven con sus padres?” . Para mí la solución era bastante obvia. “Perdí este exa­ men. “Vamos Patti" le dije. Ellos creen que no puedo hacer nada bien. “No lo sé” . . No lograba entender por qué había tomado tanto tiempo para escribir tan poco. contestó ella. “Si tus padres te dificultan tus metas de salir adelante. A continuación repetí la pregunta. Me dicen que no tiene caso que asista a la universidad.” sollozaba. Aquí había una mujer de veinticinco años sin hijos con un trabajo de tiempo completo con el gobierno y viviendo en casa. viven ellas en su casa paterna? ¿No puede nadie. entonces. “Tendrás que averiguarlo” le dije.

dijo que todavía no estaba segura de lo que iba a hacer. La historia es así: 'Había un vendedor que se perdió en un camino rural. El último día del semestre. 'Y. o deja de aullar por el dolor” Aquello fue duro. Acepta que escogiste vivir con tus padres negativos y resígnate a aceptar las consecuencias de tu decisión. pero no lo suficiente como para hacer algo al respecto’". Más importante. 102 . Levántate y muévete. deja de culpar y de dar excusas. pero creo que la llevó a darse cuenta que esta­ ba fallando en aceptar la responsabilidad de su propia vida. pude observar que su perspectiva de la vida empezó a cambiar.D r . “No tienes que mudarte” le dije. Pero si de­ cides permanecer en casa. ‘Está echado sobre una uña y le duele! contestó el hombre. Al final. si no deseas que tu crecimiento se vea afectado por ellos. el vendedor le preguntó qué fue lo que le ocurrió al perro. respondió. ¿por qué no se mueve de allí?! preguntó el vendedor. mientras sacudía su cabeza. El granjero pausó por un momento y dijo: ‘Supongo que es por­ que duele lo suficiente como para aullar. Durante el resto del semestre lo hizo muy bien. de modo que se detuvo en la casa de un granjero para solicitar indicaciones. deja de comportarte como el perrito de la uña” . Mientras hablaba con el granjero un sabueso viejo y perezoso que descansaba en la entrada alzó su cabeza y aulló. “Eso lo decides tú. J im m u n c y “Yo no podría” . le dije. Por otra parte. sin importar la decisión que tomes. “Es un viejo chiste que cuentan los agentes de ventas” contesté. y hasta de hecho obtuvo una muy buena nota en la asignatura. El perro sonaba como si estuviera experimentando verdadero dolor. Pero. “si decides permanecer en casa deja de quejar­ te. El perro hacía eso más o menos cada minuto. “Patti” . “¿Cuál perrito de la uña?” preguntó. entonces cambia de lugar de residencia.

tuvo una increíble historia de pasar de los andrajos a la riqueza. El hijo de uno de mis amigos obtuvo un doctorado de la institución más prestigiosa del estado antes de tener veinte años de edad. ¿Ha logrado alguien con menos cualificaciones que yo alcanzar la meta que tengo? Los bebés no nacen cualificados. debemos pre­ guntarnos si alguien más viejo que nosotros ha logrado alguna vez lo que nosotros deseamos. entonces deberíamos preguntarnos si alguien más joven que nosotros ha tenido lo que deseamos. Cuando tenía sesenta y siete años todavía andaba en an­ drajos. Y se convirtió en un mul­ timillonario porque rehusó utilizar la pobreza y la edad avanzada como simples excusas. debemos preguntarnos si alguien de nuestra raza alguna vez ha superado el prejuicio que tenemos y ha 103 . fundador de Kentucky Fried Chicken. Otra excusa común es que no contamos con las cualificaciones necesarias. En algún momento en­ tre el nacimiento y la muerte todos llegamos a recibir las cualifica­ ciones para lo que hacemos. esos desafíos no son barreras. las obtiene. PONIÉNDO A PRUEBA NUESTRAS EXCUSAS Yo le di a Patti una forma de juzgar sus excusas de una manera sencilla. “¿Soy yo demasiado joven para ir tras mi sueño?” Si nuestra excusa es que somos demasiado viejos. De modo que podemos preguntarnos. Entonces esta es la pregunta que debemos hacernos. un cheque de la seguridad social y una receta de pollo. son obstáculos. ¿Hay otros en mis circunstancias que estén venciendo los desafíos que yo enfrento? Si así es. El coronel Sanders. Si nuestra excusa es la raza. Si decimos que somos demasiado jóvenes. Si culpamos a los obstáculos entonces estamos dan­ do excusas. La gente no nace con las cualificacio­ nes. Condujo por todo el sureste promocionando su pollo. d o s c er r a d u r a s pero que al menos estaba buscando la mejor manera de reorganizar los asuntos en su vida.Una pu erta . Todo lo que tenía cuando se pensionó era un automóvil viejo.

D r . 104 . Sin embargo. ¿Qué hay de nuestras circunstancias? ¿Podemos echarle la culpa a nuestras circunstancias? De nuevo. CUANDO DEJAMOS DE DAR EXCUSAS Jihn Rohn es un ejemplo de una persona que se dio cuenta cuan flojas son las excusas cuando inició su propio negocio. Pero no hace que las cosas sean imposibles. No cumplía sus promesas. cuando tenía 25 años de edad. Su dinero eran unos pocos centavos y tenía acreedores golpeando en su puer­ ta. Muchos de ellos franquean obstáculos como un cier­ vo en un bosque. ¿Puede usted oír? ¿Puede ver? Si así es. Tal vez nuestra excusa sean nuestros padres. no podía mostrar evidencia de ello. podemos utilizar la excusa de los padres durante los primeros veinte años de nuestra vida. ¿Por qué? Los inmigrantes están atentos a las oportunidades. no se excusan. y sin embargo. ¿Tenemos algún tipo de desafío físico? Piense por un momento en Helen Keller. su vida no tenía rumbo definido. J im M u n c y logrado algo grandioso. De hecho. de lo contrario no ve­ ríamos las contribuciones masivas que las gentes de todas las razas están haciendo en diferentes ámbitos. Había estado trabajando duro durante seis años. usted le lleva muchísima ventaja a ella. Muchas per­ sonas que han estudiado sobre el éxito han sido inspiradas por las enseñanzas de Jim Rohn. ¿Ha logrado alguien vencer cir­ cunstancias peores que las nuestras para alcanzar cosas grandiosas? Las estadísticas muestran que un inmigrante que llega a los Estados Unidos sin un centavo y sin conocer a nadie tiene más probabili­ dades de convertirse en millonario en contraste con los que nacen aquí. pero los siguientes sesenta años corren por cuenta nuestra. No tenemos que ir muy lejos para ver per­ sonas de todas las razas logrando cosas asombrosamente increíbles. su viaje al éxito no comenzó de forma tan exitosa. ¿Hace el prejuicio que las cosas sean más difíciles? Posiblemente. ¿Ha habido alguien con padres peores que los nuestros que haya superado una situación de abuso y haya alcanzado la grandeza? Desde mi punto de vista.

Culpó la a economía. El nombre de ese hombre era Earl Shoaff. y culpó a sus parientes negativos. enfrentan todos los mismos desafíos que tú. 105 . enfrentan la misma economía que tú. y sin embargo. Yo creo que tus problemas no son ni las personas ni las cosas a las que les echas la culpa. Él podría trabajar en ello de inmediato para obtener soluciones. sus parientes son negativos. Le dijo: “Has estado trabajando duro durante seis años y no tienes nada que de­ muestre el fruto de ese trabajo. El gobierno no habría de cambiar. culpó a los empresarios. Pero el señor Shoaff no aceptó ninguna de las excusas de Jim Kohn. Creo que tus problemas radican en ti mismo” . “Conozco a muchas personas que les va muy bien. los bancos no iban a cambiar. Pero una vez el trauma dejó de ser novedad. él podía hacer algo al respecto. Rohn describió la sensación que le produ­ jo descubrir esto: “trauma” .Una puerta. si el problema era él mismo. Se dio cuenta que si allá afuera había problemas. El problema no estaba en las cosas a las cuales Rohn le echaba la culpa. El señor Shoaff desafió a Rohn del siguiente modo. El problema era él mismo. No andaban incumpliendo sus promesas. no obstante. Pero. Te propongo que te fijes la meta de tener un millón de dólares en los próximos seis años” . El señor Shoaff le hizo a Jim Rohn una pregunta sencilla: “¿Cómo te está yendo?” Jim Kohn contestó que no muy bien y el señor Shoaff le contestó: “Te su­ giero que no continúes haciendo lo que haces nunca más” Jim Rohn ■ lio una larga lista de excusas para intentar explicar los problemas de su vida. Otras personas enfrentaban los mismos desafíos que él enfrentaba. Jim Rohn se dio cuenta que el señor Shoaff tenía razón. no estaban en la banca rota. d o s c er r a d u r a s Fue entonces cuando conoció a un hombre que le transformó la vida. les está yendo muy bien. hasta pagan más impuestos que tú. los impuestos no iban a cambiar. culpó a los impuestos. no había mucha esperanza de esperar que estos se solucionaran. culpó a los bancos. Jim Rohn se lle­ nó de entusiasmo. negocian con los mismos bancos que Iú. No tenían acreedores rondán­ dole por todas partes.

IDEA CLAVE Esto es lo que Rohn dijo sobre esos seis años. eso es una buena noticia. El dinero no es la mejor forma de medir el valor de una persona. y de inmediato dejó de dar ex­ cusas. de lo contrario tendría un millón de dólares. El dicho popular dice: “Uno puede producir dinero o puede producir excusas” . No tenemos que espe­ rar a que alguien venga y arregle el mundo para nosotros. Él vio las posibilidades que había en su vida. En ese momento Jim Rohn no valía un millón de dólares. De inmediato se puso a trabajar en sí mismo y sus siguientes seis años de vida fueron totalmente diferen­ tes. La vida de Jim Rohn cambió cuando su vida cambió. la economía no cambió. El gobierno no cambió. En ese tiempo Rohn llegó a ser millonario. sus parientes negativos no cambiaron. Jim Rohn aceptó el desafío. La única manera en la que puedes conseguir un millón de dólares es mediante valer un millón de dólares. Lo único que necesitamos mejorar es nuestro propio pensamiento. y si el resultado de todo este trabajo es banca rota. Todos podemos vivir una vida de increíble plenitud y regocijo.dr. pero no puede producir ambas cosas al mismo tiempo. La opción de cambiar nuestra vida mediante cambiar nuestra forma de pensar está disponible a todos nosotros. su vida cambió. Y su propia persona­ lidad mejoró significativamente en ese proceso. Dedicamos la mayor parte de nuestro tiempo diario a trabajar por el dinero. J im M u n c y El señor Shoaff pasó a explicarle cómo podría alcanzar esa meta. Fue él quien cambió y cuando cambió. Si la fuente de nuestros problemas está dentro de nosotros mismos. pero indica algo. los im­ puestos no cambia­ ron. Eso significa que podemos cambiar inmediatamente para solucionarlos 106 . Ninguna de las cosas negativas a las cuales él echaba la culpa en la vida cambiaron. entonces algo tiene que estar mal.

UNA PUERTA. Adoptamos la forma de pensar correcta «nando dejamos de excusarnos y aceptamos la plena responsabili­ dad de nuestras vidas. ocurren cosas increíbles. Y esa es la siguiente clave para abrir la puerta al éxito. Cuando lo hacemos.inpezamos a avanzar en la vida. DOS CERRADURAS Ello comienza cuando vemos las inmensas posibilidades que te­ nemos ante nuestros ojos. 107 . l'.

.

—Sófocles 109 .LLAVE 4 INICIATIVA: FAVOREZCA LA ACCIÓN POR ENCIMA DE LA CONTEMPLACIÓN INTERMINABLE “ El cielo jamás ayuda a aquellos que no actúan” .

Ambos bandos tenían argumentos sobre porqué las tiendas Disney funcionarían y porqué no. simplemente asumirían los gastos de una tienda en un centro comercial por unos cuantos meses.D r . de modo que Disney 110 . Y eso fue lo que hicieron. Califor­ nia. No sería muy costoso alquilar una tienda en un centro comercial local y llenarlo de mercancía. J im M u n c y P I uando Michael Eisner asumió el control de Disney como gerente de operaciones. Otros ejecu­ tivos pensaban que esto era una mala idea. Si la gente se detenía allí. una idea comenzó a tomar forma. Valía cerca de $2 billones de dólares. Esta. Durante meses. una empresa de billones de dólares podría darse ese lujo. Eisner simple­ mente tomó acción. Con el tiempo. la compañía escasamente se man­ tenía a flote. Si esto no ocurría. en un tema de discusión candente en las oficinas centrales de Disney. En lu­ gar de seguir pensando en si la idea funcionaría o no. Disney dominaba la industria del en­ tretenimiento y valía casi $100 billones. Algunos ejecutivos pensaban que la compañía podría abrir su propia cadena de tiendas minoristas que ofrecieran una amplia variedad de productos Disney. Al fin y al cabo. Un par de años después de que Eisner se uniera a Disney. el asunto de las tiendas se convirtió. entonces era una buena idea. de inmediato se convirtió en un hit. se abrió la primera tienda Disney en un centro comercial de Glendale. El 28 de marzo de 1987. Después de 15 años bajo el mando de Eisner. Eisner se dio cuenta que era tonto dejar que su equipo de ejecutivos corporativos se sumiera en este debate.

A veces avanzamos y tomamos acción. Sólo deberíamos incurrir en hacer más análisis si ello nos ayuda a tomar una mejor decisión. mis estudiantes se sorprenden de cómo comienzo la clase. Regresando al ejemplo de las tiendas Disney. Si vale la pena correr el ries­ go más alto para conseguir el potencial más alto. esto no ocurre. Eisner utilizó la cuarta llave del éxito. Muy a menudo no es así. Pero con frecuencia.UNA PUERTA. no. Primero. Paso la primera semana del semestre mostrándoles cómo decidir si realizar una investigación de mercadeo o no. entonces debería­ mos actuar. deberíamos considerar el potencial más alto: ¿qué se puede lograr si las cosas salen bien? Luego. Favoreció la acción por encima del análisis interminable. Ahora hay más de setecientas tiendas Disney alrededor del mundo. Consideró el potencial más alto. No sé si alguien en Disney llegó a imaginarse cuán lucrativas se volverían estas tiendas. A diario debemos de­ cidir si debemos actuar o no. Lo mismo es válido para todos nosotros. Entonces. pensar o retirarnos? ¿CÓMO TOMAMOS NUESTRAS DECISIONES? La teoría dice que la forma correcta de tomar una decisión es la siguiente. Sin embargo. deberíamos ana­ lizar el riesgo más alto: ¿qué resultados adversos nos vendrían si todo sale mal? A continuación deberíamos tratar de establecer las posibilidades que estas dos cosas pasen. ¿cómo decidir si actuar. A veces gastamos nuestro tiempo pensando sobre lo que deberíamos hacer. En otras ocasiones no hacemos nada. Tenían la posibi­ 111 . El procedimien­ to que utilicemos para tomar nuestras decisiones tiene un gran im­ pacto en nuestro éxito. DOS CERRADURAS comenzó a abrir más y más tiendas. Llegan a clase pensando que siempre es sabio hacer más investigación. 250 millones de per­ sonas visitan estas tiendas. De lo contrario. así fue como Eisner tomó su decisión. estoy seguro que Eisner sabía que ni siquiera todo el debate del mun­ do produciría un sólo dólar de ganancia para su compañía. Cada año. Cuando enseño investigación de mercados.

Para Disney la solu­ ción fue sencilla. las posibilidades de éxito parecían buenas. Las cosas. J im M u n c y lidad de producir millones y millones de dólares. Dado que algunos de sus ejecutivos más listos pensaban que funcionaría. sólo tendrían que cubrir los gastos de la tienda por unos meses. Infortunadamente. rara vez son así de claras. analizamos o nos re­ tiramos. Se- ría genial que todas nuestras decisiones fueran tan fáciles de tomar. Caemos víctimas fácilmente de la “parálisis del análisis’! También están aquellos a los que los gusta tomar acción. Nos inclina­ mos hacia tomar acción. ID EA CLAVE Eisner arriesgó Respecto a las decisiones siempre nos inclinamos por hacer una de estas tres cosas: actuamos. ¿QUÉ TENDENCIA ES MEJOR? Cada uno de nosotros tiene su propia tendencia. Analizó la probabilidad de éxito. Cuando una oportunidad se nos presenta. También analizó el riesgo más alto. Otros preferimos reunir más información y pensarlo. miles de dólares a cambio de la posi­ bilidad de producir cientos de millones. A menudo no sabemos qué hacer. automáticamente pensamos que no funcionará. Si ningún cliente aparecía. no siempre es así. Con frecuencia no siempre hay tanto para ganar y tan poco para perder. Usualmente decidimos de forma consistente con nuestra propia ten­ dencia.D r . o hacia no hacer nada. Puesto en esos términos. la decisión era fácil de tomar. ¿Hay alguna de estas tendencias que sea mejor que la otra? ¡Absolutamente! Dos de los libros más influyentes escritos durante el último cuarto del siglo veinte fueron In Search of Excellence escrito por . ¿Cómo tomamos nuestras decisiones cuando las cosas no son tan claras? Algunos de nosotros tendemos a no hacer nada. hacia el análisis. Estos son los que tienden a ver las posibilidades y están dispuestos a tomar riesgos razonables.

a menos que aprovechemos nuestras oportunidades mediante tomar acción. El primero de sus hábitos de las personas altamente efectivas es que son “proactivas” . The 7 Habits of Highly Effective People analizaba el éxito personal. debemos tener una orientación a la acción. Ven lo que se necesita hacer y lo hacen. Con­ cluyeron que todas las demás características de las compañías exito­ sas se derivan de este rasgo. Las compañías menos exitosas eligen la comodidad. Como lo señalan Peters y Waterman. Peters y Waterman lo llamaron “La tendencia a la acción” . Covey destiló más de 200 años de desarrollo personal hasta lograr extraer sólo siete hábitos. Sea que estemos buscando el éxito en los negocios o en nues­ tra vida personal. In Search of Excellence se enfocaba en el éxito en los negocios. las perderemos 113 . o peor aún. DOS CERRADURAS Tom Peters y Robert Waterman y The 7 Habits of Highly Effective People de Stephen Covey. Como dice Covey. Ambos libros analizaban el éxito. Puede que dejen que sus emociones las dominen o simplemente no hagan nada.UNA PUERTA. Lo fascinante de estos dos libros es esto: aunque examinaban el éxito en diferentes campos. Ambos tomaron una enorme cantidad de información y la con­ densaron hasta lograr unos pocos principios simples. Cuando se veían forzadas a elegir entre los riesgos de la acción y la comodidad de no hacer nada. debemos actuar u otros lo harán por nosotros. El enfoque de los dos libros al estudiar el éxito era el mis­ mo. Las personas menos exitosas son reactivas. The 7 Habits of Highly Effective People estuvo en las listas de libros mejor vendidos por varios años. Identificaron menos de una docena de características comunes entre esas compañías. Covey notó que lo mismo sucedía con las personas. Peters y Waterman estudiaron a cientos y cientos de compañías y trataron de ver qué hacía que las compañías realmente sobresa­ lientes fueran tan diferentes de las demás. pero lo estudiaban en dife­ rentes áreas. inactivas. las com­ pañías exitosas escogían salir y tomar acción. los dos descubrieron que el punto de inicio del éxito es el mismo. In Search of Excellence se convirtió en el libro de negocios más vendido de todos los tiempos.

la clave del éxi­ to fue la constancia. Debemos asegurarnos que nuestros pensamientos siempre se inclinen hacia la acción. Así que. con frecuencia tendemos a la inactividad. la vida recompensa la acción. Pensamos que el momento correcto es cuando todo esté bien. IDEA CLAVE ¿Por qué? Esta pregunta nos lleva de vuelta a la primera llave del éxito. Pensamos que ser valiente significa no tener miedo. Nuestros pensamientos siempre debe­ rían indinarse hacia la acción. En lugar de eso hacemos las conexiones erróneas. Pensamos que estabilidad significa seguridad. Pensamos que actividad significa progreso. Durante la mayor parte de la existencia humana. Pero todavía anhelamos la estabilidad. En todas las situaciones debe­ mos investigar qué podemos hacer para avanzar. Nuestras vidas están mejorando. Y juntas. y no la contemplación interminable. Pensamos que urgente significa importante. El progreso representa cambio y este aún desafía nuestro espíritu. Cualquiera de estas conexiones erróneas puede impedirnos al­ canzar nuestras metas.D r . En to­ das las situaciones debemos investigar qué podemos hacer para avanzar. ESTABILIDAD NO SIGNIFICA SEGURIDAD Vivimos en un tiempo fascinante de la historia humana. pueden tener un efecto devastador en nuestro éxito. Para poder avanzar constantemente debemos hacer en nuestra mente la conexión entre acción y éxito. Esta­ mos donde estamos en la vida a causa de la forma como pensamos. Infortunadamente. El desafío era entender cómo hacer las cosas exactamente 114 . a continuación dedicaremos algún tiempo a ver cómo librarnos de algunas de esas formas de pensar peligrosas. Nuestros ancestros se con­ centraron en aprender y transmitir tradiciones consagradas por el tiempo. J im M u n c y EMPRENDER LA ACCIÓN SIGNIFICA ÉXITO Sin duda. El mun­ do está cambiando. no la innovación.

Suelo decirles a mis estudiantes que toda la tecnología que conocen en la univer­ sidad será totalmente obsoleta cinco años después que se gradúen. no en meses o años. La practicaron exactamente como la aprendieron. Los granjeros no reinventaron la agricultura cada cinco años. pero también es incó­ modo. Por naturaleza nos sentimos cómodos aprendiendo a hacer las cosas como se han hecho siempre y hacién­ dolas de la misma forma. lo cual provocaría su exterminio. Los mismos métodos eran pasados de genera­ ción en generación. No obstante. El hecho de que la tecnología haya irrumpido en la esce­ na no significa que la naturaleza humana IDEA CLAVE En el mundo de hoy lospeligros se hayan dentro de nuestra zona de control haya cambiado. el cambio puede resultar emocionante. d o s c erra d u ra s de la misma forma como las había hecho la generación anterior.U na pu erta . Pero. Una orientación a la acción nos empujará siempre a hacer cosas que están fuera de nuestra zona de comodi­ dad. Un herrero no cambiaba la manera de formar el metal varias veces al año. John F. la ciencia avanza. somos iguales a un granjero o a un herrero medievales. La vida actual ya no es así. De muchas maneras. La seguridad ahora se obtiene a través de la habilidad de cambiar al mismo ritmo del tiempo. Ha­ cer las cosas como siempre se han hecho resulta fatal. Kennedy resultó ser un profeta del mundo al 115 . Hacer algo diferente podría resultar en la pérdida de un cultivo. la acción que produce éxito no es la acción que nos hace sentir cómodos. La estabilidad es cosa del pasado. Los negocios avanzan. Aunque nuestras almas clamen por que las cosas se queden igual. En el mundo de hoy los peligros se hayan dentro de nuestra zona de comodidad. La tecnología avanza. El tiempo que pasaba antes que sucediera algo innovador podía medir­ se en generaciones. Todavía tenemos esa característica que les permitió sobrevivir a nuestros ancestros.

El mundo cambia tan rápidamente que lo que hoy ha hecho exitoso a alguien.DR. siempre lograrás lo que siempre has logrado” . Los gerentes compraron grandes cantidades de ejemplares para sumi­ nistrárselos a sus empleados. El mensaje era que las cosas cambian. Estabilidad ya no significa seguridad. Para ayudar a la gente a entender ese hecho. Significa extinción. sea que nos guste o no. este libro contaba una his­ toria simple sobre dos ratones y dos hombres. lo enviará a la quiebra mañana. asume que vivimos en un mundo estáti­ co. Con el tiempo me di cuenta que había un problema con esa forma de pensar. Eso tenía tanto sentido que empecé a decírselo a mis estudiantes. si lo hace. un entrena- dor de fútbol exitoso no puede apegarse a la idea de que si sigue haciendo lo que ha hecho logrará lo que siempre ha logrado. Es por eso que el libro ¿Quién se ha llevado mi queso?( Who moved my cheese?) se hizo tan popular. Una vez. el entrenador no podrá seguirlo utilizando muchas veces. De la misma manera. no importa qué tan efectivo sea un pase. Si insta a sus jugadores a seguir corriendo por el centro. en poco tiempo la defensa contraria se ajustará a ese esquema de ataque y lo bloqueará. Nuestras opciones son cambiar o morir. escuché a un orador decir: “Si siempre haces lo que siempre has hecho. IDEA CLAVE Esa afirmación Hacer lo mismo una y otra vez fun­ ciona cuando nada cambia. El proble­ ma es que las cosas siempre cambian. y consisten en lo siguiente. Asume que nada cambia. el equipo contrincante los interceptará y el equipo perderá. Siga haciendo lo que 116 . pero a largo plazo estos son mucho menores que los riesgos y costos de la falta de acción” . Hacer lo que siempre se ha hecho porque ha resultado exitoso en el pasado tampoco funciona en los negocios. hay cientos o hasta miles de competi­ dores tratando de copiar y mejorar lo que usted ha hecho. En el momento en que usted logra algo exitoso. Por ejemplo. Pero las cosas están cambiando. JIM MUNCY que nos estábamos adentrando cuando dijo: “Cada programa de ac­ ción genera sus riesgos y costos.

Sucede algo inesperado. Actividad no significa progreso. lo habrán dejado de lado haciéndole preguntarse qué pasó con todas las cosas que había llegado a disfru­ tar en la vida. lo que alguna vez funcionó pronto deja de funcionar.--I— . cuando nos movemos de un lado a otro haciendo todo tipo de cosas sin im­ 117 .-. El mundo cambia. El hecho de que este­ mos haciendo algo no significa que estemos avanzando. —■ . ACTIVIDAD NO SIGNIFICA PROGRESO En una ocasión. algunos investigadores le preguntaron a un gran grupo de directores si tomaban o no la iniciativa. Estar ocupa-1 — —-IDEA CLAVE La mejor manera de evitar tomar la iniciativa es mantenerse ocupado pero improductivo. DOS CERRADURAS está haciendo y con el tiempo. Entonces los investigadores les preguntaron qué signifi­ caba para ellos tomar la iniciativa..UNA PUERTA. Sin embargo. así que para so­ brevivir. y contestar el teléfono cuando la secretaria estaba fuera.— do es la peor forma de pereza porque nos hace sentir bien pero no nos lleva hacia nuestras metas. Hacer­ las era simplemente parte del trabajo. Negarnos a acelerar el paso y tomar acción puede darnos un sentido de estabilidad. Pero la estabilidad ya no significa seguri­ dad.. Cuando no renovamos nuestras acciones. como ocurrió con la invención de Internet. La mejor mane­ ra de evitar tomar la iniciativa es estar ocupado pero improductivo. Tomar la iniciativa significaba mucho más. Cuando estamos en el sofá sin hacer nada sabemos que estamos siendo perezosos. debemos adoptar nuevos enfoques y usar nuevas estrate­ gias. Los directores de alto rendimiento veían esas cosas como rutina. El cambio afecta todos aspecto de nuestra vida. Los investigadores descubrieron algo que es muy importante que sepamos. Los directores de rendimiento medio y bajo mencionaron cosas como arreglar los objetos que rom­ pían. En el mundo de hoy significa extinción. Todos sentían que lo hacían. la competencia se ajusta.

Se sienten bien porque están ocu­ pados. Así que corren de un lado a otro haciendo cosas sin importancia y de valor marginal. así que le dije que si no hubiera tenido todos esos exámenes finales para calificar. No los encontraríamos durmiendo hasta tarde o yendo al cine en la tarde. pero nunca lo hice. Algunos vendedores se hacen expertos en ocuparse para evitar vender. Lisa me preguntó por qué finalmente había comprado la pecera de la que había hablado por tantos años. Yo siempre tengo este problema cuando se trata de calificar. siguen llamando a las cuentas existentes. Su compañía sufre porque no son productivos. Odio calificar documentos. ir al cine o relajarme en el sillón. Sin embargo. Permitimos que las actividades apacigüen nuestra mente mientras evitamos hacer lo que debemos hacer. Podría haber dicho que me había sentido particularmente atraído por los peces. Puede que su compañía necesite nuevos clientes. Toman los períodos de mayor venta y los usan para poner en orden alfabético las tarjetas de presentación y clasificar sus clips. Todo eso era verdad. JIM MUNCY portancia. porque sus consciencias no se los permitirían. Me ocupo en hacer cosas sin importancia para poder evitar hacer lo que no quiero hacer. No me siento bien si pospongo la tarea de calificar exámenes por jugar baloncesto. Durante veinte años yo había estado hablando de conse­ guir una pecera bonita. Pude haberle dicho que me la habían dado a buen precio o que simplemente era la que quería. Pero no me siento para nada culpable cuando estoy ocupado “trabajando” . sé que limpiaré la pecera a interva­ los regulares —cada vez que tenga exámenes para calificar. ni siquiera la habría mirado. así que nunca compré uno. pero debido a la pereza que les causa conseguir nuevos contactos. en realidad nos sentimos productivos. esta vez fui por él. 118 . Es difícil conseguir uno de esos grandes tanques en funcionamiento. Hace algún tiempo estaba calificando exámenes finales cuando mi hija Alice me dijo que había visto una pecera grande con todos los accesorios para la venta.D R. Conociéndome. así que es increíble lo ocupado que pue­ do estar cuando tengo exámenes sobre mi escritorio. Pero tenía que ser honesto con ella.

El desplome de una compañía puede ocurrir cuando sus directores usan el planeamiento y la organización como forma de evitar tomar acción. Cada semestre veo cómo mis estudiantes caen víctimas de la costumbre de postergar. y la del semestre anterior a ese..UNA PUERTA. URGENTE NO SIGNIFICA IMPORTANTE La costumbre de postergar es un tercer exterminador de la ac­ ción. los directores no sólo estarían evitando lo que tienen que hacer. puede ser mortal. La vida no recompensa el análisis interminable. Compilar datos puede ser otra forma mala de pereza. nos recompensa cuando en realidad hacemos algo con nuestro análisis. ¿Qué es postergar? He aquí una definición fantástica: Postergar es dejarse llevar por la urgencia y no por la importancia.. y la del que le precedió. entonces algo anda mal. Al recibirlos recuerdan la crisis del final del semestre anterior. Así que se comprometen a continuar y a entregar los proyectos con tiempo. no seremos más productivos que la persona que se sienta en la silla mecedora —mucho movimiento pero ningún progreso. 119 . El convocar a reuniones para evitar hacer frente a los pro­ blemas difíciles puede tener un efecto devastador. Al hacer eso. DOS CERRADURAS El que los directores caigan en esa trampa. Si su agenda está llena pero usted no está mejor hoy de lo que estaba ayer. Necesitamos ver si estamos in­ clinándonos hacia la acción o nos satisfice el estar ocupados. Al comienzo de cada semestre se les asig­ na un plazo para la entrega de proyectos. El análisis sólo es útil si nos ayuda a tomar riesgos razonables. De otra forma. Hay muchas co­ sas que no se pueden prever cuando se hace un compromiso como IDEA CLAVE La costumbre de posponer nos hace vivir bajo la tiranía de lo urgente. sino también alejando a su gente de lo que deberían estar haciendo. La recopilación de información y la participación en el análisis más allá de eso es simplemente una forma de evitar correr riesgos y pasar a la acción.

Como si eso no fuera suficiente. Las personas que posponen viven bajo la tiranía de lo urgente. men­ cionado antes. Quizás se presenta una oportunidad especial de ir a las pis­ tas de esquí o a la playa. Manejo mi tiempo muy de cerca. así que viven bajo estrés constante. Me concentro en las tareas impor­ tantes. Viven de cafeína y azúcar. Una de las mejores cosas que he hecho para mejorar mi calidad de vida ha sido desarrollar un sistema de manejo de mi tiempo. Cuando las personas descubren todas las cosas que estoy ha­ ciendo en mi vida profesional y personal. hago las cosas importantes antes que se vuelvan urgentes.D r . Con este. Pero esa urgencia no llega sino hasta más o menos dos semanas antes de la fecha límite. Y en realidad no lo es. De esa forma 120 . antes que estas se conviertan en labores urgentes. cuando lo posponen. No obstante. no están respondiendo a la importancia. ¿quién hubiera pensado que nuestro equipo lograría entrar a la final? ¡No podemos perder ese juego! Los estudiantes entienden la importancia del plazo para el pro­ yecto. No puede ignorar a su novia o novio. Por ejemplo. He aquí la razón. Quienes posponen están constantemente dejando que las cosas importantes se vuelvan urgentes. Stephen Covey hace una observación interesante. Se la pasan cansados y de mal humor. ya que ya se han ocupado de estos mucho antes de que se volvie­ ran urgentes. Rara vez tienen que lidiar con asuntos urgentes. Oportunidades como esas no se presentan todos los días y usted ciertamente no puede dejarlas pasar. Se quedan despiertos toda la noche escribiendo. inmediatamente asumen que esta es muy estresante. Dice que las personas más efectivas reaccionan ante la importancia. Es allí cuando se dan cuenta de que tendrán que hacer algo o reprobarán. ¿cómo podría saber que los muchachos organiza­ rían un gran juego de baloncesto justo cuando usted planeaba ir a la biblioteca? ¿Quién podría haber sabido que habría una programa­ ción tan buena en la televisión precisamente la noche en que usted planeaba organizar su investigación? No puede darle la espalda a sus compañeros cuando lo necesitan. sino a la urgencia. no ante la urgencia. En el libro The 7Habits ofHabits ofHighly Effective People. J im m uncy ese.

Así que ese día. me detuve. lo importante nunca se hará. El semestre en que ella decidió volver a la universidad fue el que cambió su vida. pasaba frente a la universidad en su automóvil pensando: “Necesito volver a estu­ diar” . Y me inscribí. pero estoy muy contenta de haberlo hecho. Obtener una educación no era una de ellas. estas cosas importantes nunca se harán. El momento no era el idóneo. 121 . en lugar de simplemente pasar por allí. Siempre habría otro semestre. Pero simplemente seguía su camino. Hasta que aprendamos a responder a lo importante en lugar de a lo urgente. Si sólo respondemos a lo urgente. nuestras vidas siempre serán estresantes. Sin embargo. Como esposa y madre de tres niños. pero ella estaba dejando escapar dicha oportunidad. tenía muchas cosas urgentes que hacer. pero nunca lo sería. porque me gradúo en sólo dos semanas. Recientemente tuve una estudiante llamada Kim. No fue sino hasta que Kim decidió responder a lo importante antes que a lo urgente que su vida comenzó a mejorar. Algunas de las cosas Muchas cosas importantes nunca se convierten en asuntos urgentes.UNA PUERTA. Tenía que hacer algo para ganarlo. Es todo lo que deja fuera de nuestra vida. DOS CERRADURAS puedo disfrutar mi muy ocupada vida en vez de estresarme por ella. el IDEA CLAVE problema más grande de posponer no es el estrés que esto crea. Si sólo respondemos a lo urgente. y aún otro después de ese. Era madre de tres niños y tras ausentarse del estudio por varios años regresó a cla­ ses. Un día reconoció algo. más importantes de la vida nunca se convierten en asuntos urgen­ tes. Justo frente a sí tenía una oportunidad de acceder a una muy buena educación que podría llevarla a lugares a los cuales no tenía acceso. Ella le contó a sus compañeros que durante años. Nunca olvidaré lo que le dijo a la clase: “Un día me di cuenta que la facultad de Administración no iba a dejar caer un título en el asiento trasero de mi automóvil mientras pasaba por allí. No fue fácil equilibrar mis responsabilidades familiares y académicas.

nunca lo haremos. Nunca olvidaré la forma como Josh describió la manera de actuar de este hombre de negocios. Las personas que rigen este mundo son los que se levantan y buscan las circunstancias que quie­ ren. Esa es una de las llaves del éxito. No obs­ tante. si nos quedamos esperando que las cosas sean perfectas antes de emprender la acción. George Bernard Shaw resumió esa forma de pensar cuando dijo: “Las personas siempre culpan a las circunstancias de su situa­ ción. jim M uncy EL MOMENTO OPORTUNO NO SIGNIFICA QUE TODO DEBA ESTAR BIEN Una de las cosas que Kim había llegado a entender era que el momento perfecto nunca llegaría. Es­ peraré hasta que los niños crezcan” . Los niños crecieron y ella se dio cuenta que hubiera sido más fácil volver a la universidad cuando los niños eran más pequeños. —Josh Gordon cias nunca serán per­ fectas. 122 . Él esta­ ba leyendo la autobiografía de un hombre de negocios muy exitoso. El momento nunca será perfecto. El momento y el lu­ gar para empezar son ahora. y si no las que encuentran. tenía a un estudiante llamado Josh. Nos dijo que cuando sus hijos eran pequeños había pensado: “No es el momento apropiado. “Él tomaba acción y hacía ajustes en el ca­ mino” . Le dije a la audiencia que Satanás no necesita hacernos decir “no” Sólo necesita que digamos “mañana” En una de mis clases. IDEA CLAVE Las circunstan­ Emprenda la acción y haga los ajustes necesarios en el camino. crean las circunstancias que necesitan” . Debemos comenzar y hacer ajustes en el camino mientras avanzamos. más bien. Una de las razones por las qu£üí> avanza­ mos y tomamos acción es que nos quedamos esperando a que llegue el momento y la situación perfectos para empezar. Hay un tiempo de esperar y un tiempo de tomar acción. Yo no creo en las circunstancias.Dr. Recientemente estaba hablando en una reunión religiosa.

No podemos dejar que nuestros miedos nos detengan. Tenemos miedo de fallar. Todo estudiante no tradicional que he conocido ha tenido mie­ do de regresar a la universidad. de perder dinero. No sabían qué esperar. alcanzaron la victoria porque derrotaron al miedo. Nos atemoriza el cambio. Sin embargo. Es posible que nos atemorice triunfar. Todos los tenemos. No sabían cómo empezar. pero siempre hasta la vic­ toria" En nuestro cam­ pus tenemos una gran cantidad de estudian­ tes a los que llamamos “no tradicionales” . Las personas exitosas avanzan a pesar de sus miedos. Esa es exactamente la consigna del palacio de guardia de la antigua Ate­ nas. A menudo hay miedos asociados a lo que queremos hacer. Por esas razones.UNA PUERTA. —Palacio de guardia. Los valientes conquistan sus miedos y avanzan —a veces hasta la misma muerte. de perder nuestro cargo. Sobre el edificio central podían leerse estas palabras: “Todos los hombres tienen miedos. Se pregunta­ ban si podrían competir con los estudiantes más jóvenes. ni tienen menos de 25 años de edad. No sabían si podrían equilibrar las responsa­ bilidades de familia con las responsabilidades académicas. Eso significa simplemente que no son adolescen­ tes. o de ser despedidos. No sabían si podrían con los gastos. Antigua Atenas 123 . IDEA CLAVE Todos los hombres tienen miedos. Muchos de ellos trabajan de tiempo completo y van a la universidad medio tiempo. Los valientes conquistan sus miedos y avanzan -a veces hasta la misma muerte. abandonaron sus estudios por algunos años y después regresaron. No sabían lo que dirían sus amigos. pero siempre hasta la victo­ ria". a veces les ha tomado años regresar. Por diferentes razones. Muchos de ellos están casados y tienen hijos. DOS CERRADURAS SER VALIENTE NO SIGNIFICA NO TENER MIEDO Frecuentemente no tomamos acción porque tememos actuar.

Significa que no dejaremos que el miedo nos detenga. no val­ dría la pena hacer­ lo. —Nelson Mandela 124 . Tienen la madurez que muchos de los estudiantes tradicionales no tienen. Tendremos miedos. Nelson Mandela dijo: “La valentía no es la ausencia de miedo sino la conquista de los miedos” . EL DESARROLLO DE UNA ORIENTACIÓN A LA ACCIÓN Tener una orientación a la acción es la clave de todo éxito. Nos obliga a progresar y no a simplemente permanecer ocupados. ¿Por qué? Porque nos quita el falso sentido de seguridad. Exploremos cada uno de ellos. hay un enigma mental que debemos resolver y una batalla emocional que debemos ganar.podemos ser valien­ tes. les va muy bien. Descubren que pueden manejar los desafíos. Si eso fuera así ninguno de nosotros triunfaría. Sin miedo^ne. ¿dónde empezamos? Para tomar la acción correcta. JIM MUNCY Una vez que están en el salón de clases se dan cuenta que sus miedos eran injustificados. Así que. Encuentran que hay muchos otros que como ellos han vuelto a estudiar cuando tienen treinta o cuarenta años. Nos obliga a enfrentar nuestros miedos. Nos empuja a hacer lo impor­ tante y no sólo lo urgente. Ser valientes no significa que no tendremos miedos. ¿Cuánta valentía se requiere para acabar con una banana split? Tener miedos no nos impedirá tener éxito. No se necesita coraje para hacer algo que no nos produce mie­ do. Nos ayuda a salir adelante cuando las cosas no sean exactamente como deseamos. pero también tendremos coraje. IDEA CLAVE Si no fuera por­ que las recompensas de tomar acción son grandiosas. y por eso en la mayoría de los casos. La valentía no es la ausencia de mie­ do sino la conquista de los miedos. Pero vale la pena.DR. Esta es una de las llaves más difíciles de dominar.

Si pasa­ mos mucho tiempo en conversación ociosa sobre temas sin sentido con gente de bajo rendimiento. Al otro lado tenemos una cantidad limitada de tiempo. no podremos resolver el rompecabezas. Yo me justificaba mentalmente diciendo que lo hacía para estar en forma. Cierto. El desafío es hacer que todas las cosas importantes quepan en esas veinticuatro horas.UNA PUERTA. Eso hizo que otras partes del rompecabezas no encajaran. Jugábamos por dos horas. el tiempo que me tomaba conducir hasta el gimnasio. mi condición cardiovascular era envidiable. du­ charme. Si dedicamos mucho tiempo a la televisión y no lo suficiente al desarrollo personal. Por mejorar mi condición cardiovascular estaba restando más de diez horas a la semana de tiempo que podría pasar con mi familia o tra­ bajando. Lo bien que resolvamos este rompecabezas determinará qué tan lejos llegaremos en la vida. jugar dos horas. tampoco podremos resolverlo. sólo tenemos veinticuatro horas cada día. vestirme y regresar a la oficina era de más de tres horas. tomé la costumbre de jugar un partido de básquetbol al medio día. “Tiene una lista de tareas pendientes. Parece que su alegría más grande en la vida es tachar un ítem de su lista. cambiar­ me. Tuve que dejar el juego y encontrar otra manera de mantenerme en forma. Una vez escuché a un reportero que cri­ ticó la forma como Ronald Reagan manejaba su día. No demasiado y no muy poco. A veces los rompecabezas requieren que uno descubra la canti­ dad exacta de tiempo que debe dedicar a cada cosa. Programar nuestro tiempo es como resolver un rompe­ cabezas. A un lado tenemos una lista interminable de cosas que te­ nemos que hacer. hacer calentamiento. El rompecabezas no encajará si intentamos me­ ter las cosas equivocadas en ese período de veinticuatro horas. No me puedo imaginar al Presidente de 125 . tres veces a la semana. hacer estiramiento. DOS CERRADURAS RESOLVER EL ROMPECABEZAS MENTAL Es difícil aprender a encajar todas las actividades importantes en un día. Sin embar­ go. Por un tiempo. Específicamente.

Así es la vida.D R. Después de todo. nos sorprenderá ver cuán lejos podemos llegar. Quizás el reportero ne­ cesitaba aprender cómo hacer su propia lista de tareas. Eso es parte de resolver el rompecabezas. Reagan estaba dirigiendo una nación mientras el reportero trabajaba para un editor. Es extremadamente tras­ cendental que resolvamos esta parte primero. tachándolas una a una. primero debemos descubrir qué es importan­ te. ¿Cómo decidiremos qué cosas poner en nuestra lista? Un montón de cosas urgentes se abrirán camino hasta ella. Reagan toma­ ba grandes decisiones mientras el reportero simplemente escribía sobre ellas. Esa es la otra parte del rompecabezas. El rompecabezas no puede ser resuelto hasta que descubramos qué es importante y qué no lo es. Reagan vivía en la Casa Blanca y tenía a al avión presidencial a su servicio. si al mirar nuestra lista notamos que todo lo que hay son cosas ur­ gentes. Alicia llegó a un cruce 126 . Hizo un gran tra­ bajo resolviendo su rompecabezas. ¿QUÉ ES LO IMPORTANTE? El gato de Cheshire le enseñó a Alicia una lección mientras ella caminaba perdida en su país de las maravillas. Aquello no me pareció una mala idea. El reportero probablemente vivía en un apartamento de una sola habitación y'féñía que esforzarse por conseguir un espacio para estacionar su automóvil. Debemos encontrar una forma de añadir algunas cosas importantes que no sean urgentes. ¿Cómo? Me imagino que debe haber puesto las cosas correctas en su lista. Si colocamos las cosas correctas en nuestra lista de tareas y las hacemos. Debemos descubrir cómo proteger a nuestra lista de ser invadida por lo urgente o de lo contrario no que­ dará espacio para lo importante. No obstante. entonces algo anda mal. Reagan llegó a la Casa Blanca trabajando a partir una lista de tareas pendientes. Para hacer eso. JIM M UNCY los Estados Unidos haciendo esta lista de tareas y luego dedicando su tiempo a tachar alegremente cada punto” .

“Entonces no importa” . Tampoco fue el mismo Ronald Reagan que casi venció a Gerald Ford por la nomi­ nación de su partido en 1976. Entonces. Sabiendo eso. El Ronald Reagan que se postuló y fue elegido Presidente en 1980 no fue el mismo Ronald Reagan que ni siquiera consiguió acercarse a la nominación del partido republica­ no cuando se postuló contra Richard Nixon en 1968. También se hizo más hábil en hacer lo que tenía en la lista. puso en su lista las cosas que lo llevarían allá. no importa qué camino tomemos. Si no sabemos hacia dónde va­ mos. No sólo eso. Hay otro componente: el crecimiento. Entendió mejor cómo resolver su rompecabezas. Mirándolo. ¿es tan simple como decidir lo que queremos. Como dice el antiguo refrán: “No hay buen viento para quien no tiene puerto” . aprendió lecciones y creció. Ronald Reagan IDEA CLAVE logró descubrir lo que necesitaba para convertirse en Presidente porque sabía que que­ ¡ Si no sabemos hacia dónde vamos. no importa qué camino tomamos. Puso me­ jores cosas en su lista de tareas. Alicia le preguntó: “¿Qué camino debo tomar?” “¿A dónde te diriges?” preguntó el gato. Habría resuelto su rompecabezas de forma totalmente distinta. El gato compartió con Alicia una de las verdades más simples y a la vez más profundas del universo.UNA PUERTA. DOS CERRADURAS de caminos. A través de su crecimiento. Si hubiera querido ser productor de cine. ría ser Presidente. luego ponerlo en nuestra lista de tareas y eso nos llevará allá? No. 127 . indudable­ mente habría puesto cosas diferentes en su lista. Cada vez que se postuló para ser Presidente. El gato de Cheshire se sentó en medio de la intersec­ ción. “No lo sé” respondió Alicia. Si nuestro destino es “cual­ quier lugar” entonces cualquier camino que tomemos nos llevará allá. Lo que deseamos de­ termina la forma como resolvemos nuestro rompecabezas.

EL DOMINIO DE NUESTRAS EMOCIONES Una vez que descubrimos lo que queremos hacer. Es sólo que los triunfadores se adelantan y las hacen de todas IDEA CLAVE formas. Si no estamos obteniendo lo que queremos de la vida. Eso siempre significará hacer algunas cosas que no nos gusta hacer. . 128 Las personas exitosas hacen lo que a las personas con pocos logros no les gusta hacer.DR. ¿Cómo desarrollamos esa clase de madurez? Lo hacemos mediante dejar que nuestras emociones nos impulsen en lugar de detenernos. Sólo tengo que ser más rápido que tú” . Las personas de bajo rendimiento no lo hacen. El otro dejó atrás sus miedos y se puso en marcha. Su compañero le respondió “No tengo que ser más rápido que el oso. no dejar que nos detengan. El otro le dijo: “¿Qué estás haciendo? No puedes ser más rápido que el oso” . No es que a los exitosos les guste más hacer estas cosas que a los que obtienen pocos logros. Uno de ellos salió corriendo. Había dos muchachos caminando por el bosque cuando se en­ contraron con un oso grande. ¿Qué tan bien está usted resolviendo su rompecabezas? Recuer­ de la primera llave de todo éxito: Juzgar la semilla por la cosecha. debemos tener la madurez emocional para hacerlo. es porque no estamos resolviendo nuestro rompecabezas de la forma correcta. JIM MUNCY su visión y el establecer las prioridades apropiadas. De eso se trata la madurez emocional. Las personas exitosas hacen lo que a las personas con pocos logros no les gusta hacer. Es sólo que los triunfadores se adelantan y las hacen de todasformas. logró resolver su rompecabezas. No es que a los exitosos les guste más hacer estas cosas que a los inca­ paces. Es hacer lo que no nos gusta porque hay una razón para hacer­ lo. Uno de ellos dejó que sus miedos lo detuvieran. Se convirtió en Presidente de los Estados Unidos. ¿Cuál de los dos tendría más posibilidades de sobrevivir? La mejor manera de lidiar con nuestros miedos es permitir que nos pongan en movimiento.

me detendría. Si están atrás. estaremos limitando lo que podemos lograr. Hay dos formas de manejar el miedo a hablar en público. Infortunadamente. Si están frente a nosotros. Emerson dijo: “Haz lo que te produ­ ce miedo. Nuestros miedos nos están empujando a lograr cosas en lugar de impedirnos intentarlo. Por otro lado. Si lo pone­ mos en frente nos detendrá de hablar. el motivo de mi temor estaría detrás de mí. estamos limitando lo que podríamos alcanzar. El segundo miedo más común es a la muerte. nos empujarán a la acción. Si ponemos las cosas que nos atemorizan en frente de nosotros.UNA PUERTA. ¿qué tal si el perro fe­ roz no estuviera delante sino detrás de mí? ¿Me detendría a esperar que viniera por mí? No. nos detendrán. Sentimos el miedo. podemos poner el miedo a hablar detrás de no­ sotros. Si yo estuviera caminando y viera que en la esquina hay un perro feroz gruñendo. Por otro lado. Si las pone­ mos detrás. Cuando uno va a un fu­ neral. Cuando ac­ tuamos el miedo desaparece. nos impulsarán a lograr más. Al hacer eso. 129 . Esa es la mejor parte de poner nues­ tros miedos atrás. El miedo más común de las personas es a hablar en público. Cuando tengamos la oportu­ nidad de hablar no lo haremos. De esa forma dejamos que nuestros miedos nos obliguen a preparar un dis­ curso magnífico porque no tememos hacerlo. Suce­ de totalmente lo opuesto. Una es ponerlo en frente de nosotros y otra es ponerlo detrás. así que me pondría en movimiento. pero de todas formas hablamos. y el miedo IDEA CLAVE Pensamos que podremos actuar cuando el miedo desaparezca. estas nos detendrán. la mayoría de las personas preferirían estar en el ataúd que tener que decir unas palabras. Con el tiempo desapare­ cerán. si no podemos ha­ blar en público. DOS CERRADURAS DEJE SUS MIEDOS ATRÁS Deberíamos poner nuestros miedos detrás de nosotros y no en­ frente.

No se detuvieron. Cuando actuamos el miedo desaparece. Dejé que caminaran por de­ trás de la librería y los encontré del otro lado.DR. siempre que queríamos ir de un sitio del museo a otro teníamos que atravesar el vestíbulo. “Oh. La mejor manera de conquistar el miedo es hacer lo que lo produce. Pensamos que podremos actuar cuando el miedo desaparezca. Sin embargo. cada vez antes de tomar la otra ruta. Sucede totalmente lo opuesto. Estaba justo en la mitad del museo. pero ellos no. A medida que la tarde avanzaba. estaban bailando en frente de él diciendo “No puedes comerme” No tenían ningún miedo. Durante el día. Alaina no se iba a quedar atrás. con un enorme ejemplar me­ cánico de seis metros de altura que se metía y rugía. Los miré y les dije. Se quedaron escondidos junto a la librería mirándome aterrados. Sólo corrieron tan rápido como pudieron. La primera cosa que hice al llegar al museo fue acercarme al dinosaurio. al hacer lo que les producía miedo. JIM M UNCY se desvanecerá. No es real” No estaban convencidos. no. Alien y Alaina no me siguieron. La única forma de evitarlo era pasar por detrás de la librería. Para el momento de irnos. Alien se lanzó. Se quedaron detrás pensando. La acción cura el miedo. Les tomó tiempo pero lentamente. Alien y Alaina se sintieron cada vez más cómodos con Dino. vengan aquí. Yo caminaba frente al dinosaurio y Alien y Alaina cami­ naban por detrás de la librería. Cuando nuestros dos hijos menores Alien y Alaina. tenían tres y cinco años de edad. a eso de las dos de la tarde. Finalmente. En el vestíbulo había una exhibición de dinosaurios. Corrió tan rápido como pudo en frente del dinosaurio. 130 . visitamos un museo de ciencias. este desapareció. No mira­ ron atrás. así que se lanzó también. Lucía muy real para ellos. ese enorme monstruo verde se tragará a papá” . “Oigan. Cuando llega­ ron al otro lado se podía ver en sus caras el alivio de no haber sido engullidos. se acercaban un poco más al gran monstruo verde. Yo sabía que el animal no era real.

así que se sentirá cómodo con ellas. El lado positivo es que podemos usarla para conquistar cualquier miedo que nos esté impidiendo lograr nuestro propósito en la vida. Un chico que jamás ha probado el alcohol o el cigarrillo no dirá. el miedo disminuye a medida que seguimos estando a su alrededor. Así es como algunas personas arruinan su vida en las drogas. avanzará hacia dro­ gas cada vez más fuertes. No necesitamos IDEA CLAVE movernos muy rápi­ do. Está en nuestros genes. “Voy a probar el crack” . Cuando tomamos acción en dirección a nuestros miedos. La mente funciona de esta for­ ma: cuando enfrentamos algo nuevo o diferente. El niño puede haber quedado traumatizado de por vida. el miedo aparece. Estamos hechos de esa forma. Recuerdo haber visto a un padre tomar a su pequeño que gritaba y sostenerlo frente a la boca del dinosaurio. De hecho acercar­ se muy rápido puede tener el efecto contra­ La prudencia debería indicarnos qué adoptar y qué eludir. El lado negativo es que podemos acostumbrar­ nos a algo a lo que deberíamos tenerle miedo. estos con el tiempo desaparecen. Él probará alguna de las drogas “suaves” Estas no lo matarán. Puede que la marihuana no lo mate. No obstante. El niño estaba pensando: “Oh. no. Con menos miedo. papá va a darme de comer al dinosaurio’! No estoy seguro de cómo se llama la fobia a los museos. Hay un lado positivo y un lado negativo de esa característica de los seres humanos. Tiene que suce­ der. No el miedo. pero apuesto a que sé de dón­ de proviene. rara vez son los operadores nuevos. Siempre y cuando seamos pacientes. Las personas que sufren accidentes o mueren por causa de equi­ po industrial peligroso. rio. A los 131 . no seguiremos temiendo a las cosas que hacemos con regularidad. d o s cerra d u ra s Podemos conquistar cualquier cosa que nos atemorice si sólo nos movemos lentamente hacia ella.Una pu erta . Nosotros lo llamamos la pendiente resbaladiza. pero sí puede matar su miedo a otras cosas que sí lo matarían. Es una característica de todos los seres humanos.

podemos eliminarlos. PERMITAMOS QUE NUESTRAS ACCIONES PRUEBEN QUE PODEMOS Una de las historias más animadoras que he leído es la de Heidi von Beltz. Con voz firme. Los médicos dijeron a sus padres que ella moriría en algunos meses. No dejaría que su hija se consumiera y muriera. ella no podría mover ni un sólo músculo del cuello para abajo. en los últimos y dolorosos meses que le quedaban de vida. y ese miedo los mantiene aler­ tas. habría muerto. My soul purpose. Si enfrentamos nuestros miedos. Sin embargo. Heidi relata lo que le costó recuperarse. Si ella hubiera escuchado a los expertos. J im M u n c y novatos les atemorizan las máquinas. Brad les dijo a los doctores que no le comentaran nada a Heidi acerca del pronóstico. Mientras estaba filmando la pe­ lícula Cannonball Run. Le tomó años. y hasta moverse por sí misma con la ayuda de un caminador. En su libro. era un exitoso actor de Hollywo­ od. Algunos de ello^deberían conservarse. con el tiempo el miedo desaparece. Debemos escoger con mucho cuidado qué miedos eliminar. ella tuvo un accidente que hizo que su hom­ bro perforara su médula espinal. Si no los enfrentamos. No se consumió y mu­ rió como los médicos dijeron que sucedería. y ella estaba siguiendo sus pasos. También les dijeron que. Ya no sienten miedo de algo que debería atemorizarlos. Lo que más me impactó al leer su libro fue la filosofía que Heidi desarrolló a través de su experiencia. y es entonces cuando ocu­ rren los accidentes. Brad. El padre de Heidi.D r . Tuvo una recuperación increíble y siguió adelante logrando vivir una vida bastante normal. To­ maría acción. permanecerán. 132 . Él tenía un plan diferente. Su supervivencia puede atribuírsele al he­ cho de que se "desvió” e hizo algunas cosas que todos consideraban irracionales e inútiles. pero con el tiempo pudo ponerse de pie. Nos volvemos maduros emocionalmente a medida que eliminamos los miedos que no nos permiten avanzar hacia el éxito.

Se había trazado una meta y nada podría impedirle alcan­ zarla. Quería ha­ cer que el dolor le ayudara. la comunidad médica obtuvo los hechos y las cifras que confirmaban que estaban en lo cierto. Debido a que no lo intentamos. Heidi sobrevivió porque se negó a convertirse en uno de esos hechos y cifras. así que no lo in­ tentamos. no hicieron nada. Al no sobrevivir. no sobrevivieron. Es una historia sobre tomar acción y no darse por vencido. A causa de eso. A otras personas que tuvieron acci­ dentes como el de ella se les dijo que no podrían sobrevivir. Pensamos que no podemos lograr cosas grandes. Fue una gran victoria. probamos que teníamos razón. Caminamos por la vida siendo una fracción de lo que podríamos llegar a ser. El problema era que su investigación provenía de una forma de lógica circular. lo logró. sus opiniones se basaban en años de investigación. La mayoría de nosotros no consegui­ mos los resultados que ella logró porque escogemos otro camino. su meta era muy modesta. Sólo disminuyen nuestra capaci­ dad de sentirlo. Al fin y al cabo. Pasó meses tratando de alcanzar esa única meta. La historia de Heidi von Beltz no es la historia de cómo una persona se recuperó de un accidente. sino la capacidad de prestar atención al dolor. Al principio. Que no había nada que pudieran hacer al respecto. Ella decía que no disminuían el dolor. Debido a que no hicieron nada. Parecía haber algo dentro de ella que se negaba a darse por vencida. DOS CERRADURAS Ella realmente no culpó a los médicos por pensar de la manera en que lo hicieron. Heidi no que­ ría disminuir su capacidad de prestarle atención al dolor. Optamos por los medicamentos que disminuyen el dolor que realmente no logran ese objetivo. Imagínese pasar varios meses de su vida conquis­ tando algo tan simple que todos lo damos por sentado. en lugar de dejar que nuestras ac­ ciones prueben que sí podemos. Heidi también tenía una perspectiva interesante en cuanto a los medicamentos para disminuir el dolor. 133 . Simplemente quería ser capaz de controlar su propio flujo de orina. Todo porque permitimos que la pereza pruebe que no podemos triunfar. No fue sólo la voluntad de Heidi de progresar lo que le dio la victoria. Después de meses de lucha.UNA PUERTA.

Salir de la zona de comodidad y tomar acción es una llave del éxito. Volteemos la página y comencemos a explorar la llave de la perse­ verancia. esta sirve de poco sin la siguiente llave para lograrlo. Su victoria llegó como resultado de su perseverancia.D r. J im m u n c y Heidi se encaminó hacia el éxito porque fue capaz de avanzar y tomar acción. 134 . No obstante.

—Newt Gingrich 13S .LLAVE 5 PERSEVERANCIA: SEA PERSISTENTE PERO NO INTRANSIGENTE "La persistencia es el trabajo arduo que hacemos después de haber trabajado duro".

respondió uno de los jugadores. JIM MUNCY / JJ |H staban en el medio tiempo y el equipo iba perdiendo por 20 J puntos.DR. “No sabemos quién es Nate Mizersky” . “Pregunté si se rindió Nate Mizersky” . He aquí lo que les dijo: “¿Se rindieron los hermanos Wright?” . no lo hicieron” contestó su equipo. “¿Se rindió Thomas Edison?” “No. “Él se rindió” . “No. gritó. gritó. “¿Se rindió Nate Mizersky?” Los jugadores miraron confundidos al entrenador. no lo hizo” . no lo hizo” . no lo hizo” . “¿Se rindió Michael Jordán?” “No. “¿Se rindió Abraham Lincoln?" “No. El entrenador necesitaba dar un discurso para ins­ pirar a sus jugadores a seguir y no rendirse. “Entrenador” . “Claro que no lo saben” bramó el entrenador. .

es.... la vida difícilmente retiene algo de la persona que se niega a rendirse.. y nos comprometemos a nunca rendirnos hasta que lo consigamos.. Su Kentuky Fried Chicken produjo millones y millones. Por otro lado...i único que poseía era un método de cocinar pollo.. Harland era un hombre de edad.... Su éxito llegó porque se negó a rendirse. SI NO NOS RENDIMOS La vida no les da mucho a los que se rinden..... ¿Cuántas respuestas negativas se necesitaban para que él em­ pezara a dudar seriamente de si alguna vez alcanzaría su sueño de venta? Harland no estaba dispuesto a rendirse y... Habló con más de mil dueños de restaurantes y aún no lograba rom­ per la marca de los cien dólares en la venta de su receta para pollo.. pero podemos es­ tar convencidos de que si nos negamos a renunciar y continuamos creciendo..... el hombre que conocemos como el Coronel Sanders vendió su receta....UNA PUERTA........ Si decidimos que queremos algo... ... DOS CERRADURAS LO LOGRAREMOS.... Se negó a aceptar un no como respuesta....... entonces está hecho.. Á taba en la quiebra y lo \ -¿Jl . 137 . Como lo expresó Benjamín Disraeli..... Es nuestro. Podemos relajarnos y seguir trabajando para conseguirlo....... Recibió muchos no como respuesta antes de recibir un sí.... | La vida no puede retener nada de la persona que se niega a rendirse. con el tiempo tendremos lo que hemos estado buscando...... andando el tiem­ po....... IDEA CLAVE . Seguro encontraremos problemas en el camino. Cualquiera en su sano juicio se habría dado por vencido mucho antes. Primer Ministro de Gran Breta­ ña: “Nada puede oponer resistencia a la persona que es capaz de ju­ garse su propia existencia por una causa” Si persistimos y seguimos creciendo lograremos cualquier cosa que nos hayamos propuesto en la vida. Comenzó a ir de un lado a otro buscando a alguien que lo comprara...

Recuerdo haber oído eso tan­ tas veces cuando estaba creciendo que juré que jamás les diría eso a mis hijos. Una joven estudiante que muere a causa de un conductor ebrio no está recibiendo lo que merece. Estas pruebas son la forma en la que la vida ve qué tanto 138 . la primera vez que mi hijo dijo “No es justo” adivine lo que respondí. Nos convertiremos en víctj/has frustradas de deseos es­ quivos. La vida no es justa. No importa lo mucho que deseemos algo. El chico que se detiene en un su­ permercado de camino a casa para comprar cervezas y cigarrillos y resulta que compra el billete de lotería ganador. Caeremos en la trampa de pensar que desear es malo porque no conseguimos lo que queremos. Decíamos: “No es justo” y ellos respondían: “La vida no es justa” . Tan pronto como decidimos que queremos algo. Creo que debe haber algo en los genes de los machos de nuestra especie que hace que respondamos instinti­ vamente. ¿entonces qué nos da? La vida nos da lo que estamos de­ terminados a conseguir. La vida tampoco nos dará lo que merecemos. Sabemos que la vida no nos dará justicia. la vida nos prueba para ver qué tan serios somos en cuanto a conseguirlo. No podemos esperar que algo sea justo sólo por­ que se adapta a nuestra idea de justicia. Nuestros padres nos decían eso cuando éramos pequeños. Si la vida no nos da lo que deseamos. sino el abandonarlo. está obteniendo más de lo que merece. pero he visto a muchas personas lograr muy poco en comparación con lo que deseaban. Eso no necesariamente es verdad. La vida no nos da lo que merecemos. J im m uncy ¿QUÉ NOS DA LA VIDA? He escuchado decir que la vida nos da lo que queremos si tan sólo lo deseamos con mucha intensidad. lo justo o lo que mere­ cemos. No tenemos que buscar muy lejos para encontrar personas que obtienen de la vida mucho más de lo que merecen.D r . Es cierto que el deseo nos motiva. no lo lo­ graremos. Comenzará a poner obstáculos inesperados en nuestro camino. Sin embargo. “La vida no es justa” Al menos estamos diciendo la verdad. No es el deseo lo que nos frustra. si no perseveramos.

la vida eventualmente se rinde y nos da aquello que estamos persiguiendo. 139 IDEA CLAVE ¿Qué nos da la vida?No lo que quere­ mos. Habían estado tratando de poner los ocho cilindros en línea recta.UNA PUERTA. Henry Ford no se iba a conformar con menos. DOS CERRADURAS nos aferraremos a las cosas. Ignorando lo que le dijeron. Henry Ford decidió que quería un motor f de ocho cilindros fun. quienes le dijeron con prontitud que no podía hacerse. ¿Qué tal si los pusieran lado a lado formando un ángulo? Lo intentaron y funcionó. así que consiguió lo que quería. si nos negamos a desistir. Si lo hacemos. ni lo que es justo. Lo que llegó a ser uno de los progresos más grandes en la industria del automóvil pudo nunca haber ocurrido si Henry Ford hubiera dejado que sus ingenieros le dijeran que era imposible. “Por qué querríamos trabajar en un proyecto que está condena­ do al fracaso” preguntaron ellos. La vida quiere saber si nos conformare­ mos con menos de lo que deseamos. Inventaron el motor V8. ni lo que merecemos. Ford les mandó a dedicarse inme­ diatamente a ello.1 dido en un sólo blo­ que. Imposible no significa mucho para la persona que dijo “tanto si crees que puedes como si crees que no puedes de todas maneras tienes razón” . Les presentó el problema a sus inge­ nieros. “los despediré y contra­ taré ingenieros que quieran trabajar en ello” “Nos pondremos a trabajar inmediatamente” respondieron. Esto continuó por algunos meses hasta que finalmente alguien del equipo de ingenieros tuvo una idea. . En una ocasión. Ford se limitaba a decirles que siguieran intentándolo. Cada dos semanas los ingenieros se reunían con Ford para tratar de convencerlo de que era imposible fundir 8 cilindros en un sólo blo­ que. entonces no nos dará lo que queremos. Sin embargo. La vida nos da aquello a lo que nos aferramos. “Porque si no lo hacen” respondió Ford. Que eso era imposible.

Nunca cruzaremos la línea de meta si seguimos regresando a la línea de salida. El soñador se convierte en un haragán y el problema proviene de renunciar antes de ganar la victoria. ¿Podemos concluir que la perseverancia nos da lo que queremos todas las veces? No. Nunca terminamos nada porque seguimos empezando algo nuevo. El anciano señaló un camino en particular y dijo: “El éxito está en esa dirección” . renunciamos y emprendemos un nuevo proyecto. La razón por la que la vida nos da tan poco de lo que En la vida. 140 .DR. Como observó un piloto de carre­ ras: “Para terminar primero. no de em­ pezarlo. y entonces buscamos algo nuevo que hacer. Con el tiempo podríamos terminar no empren­ diendo nada porque nunca conseguimos nada de lo que queremos. Nunca cru­ zaremos la línea de meta si seguimos regresando a la línea de salida. JIM MUNCY IDEA CLAVE La vida nos pone a prueba para ver a qué nos aferraremos. En la vida. es la pará­ bola de ¡PLAF! Es la historia de un joven que fue a donde el anciano sabio de su aldea y le preguntó dónde estaba e l éxito. Un poco más abajo del camino. sólo casi todas las veces. el joven se fue corriendo por el ca­ mino hacia el éxito. Comenzamos. Nunca terminamos nada porque seguimos empezando algo nuevo. no de empezarlo. Continuamos en una dirección hasta que las cosas se ponen difíciles. queremos es que la mayoría de nosotros no pasa la prueba. las recompensas vienen de terminar algo. nos rendimos y encontramos otra cosa que desear. llegó un sonido: ¡PLAF! El chico se había caído. las recompensas vienen de terminar algo. Por otro lado renunciar no funciona ni siquiera una vez. la cual cuento a mis estudiantes. Decidi­ mos que queremos algo. lo perseguimos hasta que aparece un obstá­ culo en nuestro camino. | J i Si pasamos la prueba obtendremos lo que deseamos. LA PARÁBOLA DE ¡PLAF! Mi historia favorita. primero debes terminar” . Emocionado. Este ciclo es continuo.

“Pensé que usted había dicho que el éxito estaba por ese camino” dijo. “Lo está” respondió el anciano. 141 . Hacemos ¡PLAF! Y en lugar de seguir y recla­ mar la victoria. Marcó la propiedad con estacas. Napoleon Hill cuenta la historia de un hombre llamado R. Se rinden en el último minuto del juego. Cavaron y cavaron pero no obtuvieron nada. enterró lo que había hallado y regresó a Maryland para conseguir los recursos necesarios para cavar una mina de oro. “¿Dónde dijo usted que se encontraba el éxito?” El anciano señaló el mismo camino. RENUNCIAMOS JUSTO ANTES Ross Perot comentó una vez sobre cuán cerca de la meta han estado muchos cuando renuncian. El tío tomó todo su dinero.UNA PUERTA. En su libro clásico Piense y hágase rico (Think and Grow Rich). Dijo: “La mayoría de las personas se rinde justo cuando está a punto de lograr el éxito. regresó tambaleándose a donde el an­ ciano sabio. Llegó al mismo sitio en el camino y nueva­ mente: “¡PLAF!” Aporreado. Renuncian cuando están en la zona de anotación. Tuvieron algo de éxito. Con el tiempo desistieron. El joven se alejó camino abajo por segunda vez. pero lo obtenido rápidamente se desvaneció. hizo un mapa. “Justo al otro lado del ¡PLAF!” Todo lo que deseamos en la vida nos está esperando justo al otro lado del PLAF. nos volteamos y regresamos. DOS CERRADURAS Magullado y maltratado. Darby y partió para Colorado. Era la época de la fiebre del oro y el tío del Sr. Compraron equipo de excavación y salieron en busca del oro. El problema es que hacemos exactamente lo que hizo el joven de la parábola. justo antes de marcar un touchdown. que hizo exactamente eso. Darby. U. junto con el Sr. vendieron la propiedad y todo su equipo a precio de costo para recuperar algo de dinero y regresaron a casa en la quiebra. Darby encontró di­ cho metal. el joven se arrastró nuevamente hasta el anciano.

nunca. El Sr. Darby aprendió su lección. mm Y el equipo continuó el éxito. nunca. Nunca. nunca se rindan. Se convirtió en uno de los vendedores de seguros más exitosos del país. Un instructor de la institución les dijo a los estudiantes que prestaran mucha aten­ ción. Cuando queremos algo.v justo cuando están a punto de lograr j . nos rendimos. nunca se rindan” .. Ese gran error le dio una lección sobre la perseverancia. ella pone obstáculos en nuestro camino para ver si hablamos en serio. Justo cuan­ do la vida está a punto de ceder. Cavó menos de un metro y se topó con un yacimiento de oro de varios millones de dó­ lares. miró a los estudiantes y dijo: Nunca se rindan. recordaba la ocasión en que lo hizo a menos de un metro de distancia del oro. y esa lección lo convirtió en un hombre rico. ¿Con qué frecuencia cometemos el mismo error? La vida nos pone a prueba. Y lo fue. W m ) desde donde ellos —Ross Perot I se habían detenido. Ese fue todo el discurso. ya que uno de los más grandes oradores que Inglaterra había producido estaba a punto de pronunciar un discurso histórico. Nunca. —Winston Churchíll “Nunca se rindan. Esas son quizás las palabras más 142 . Luego tomó asiento. Churchill se puso de pie. Es en ese momento cuando renunciamos. Entonces. Darby y su tío se habían djhdo por vencidos a sólo 90 centímetros del oro. La vida dice: “Pondré un obstáculo más en el camino y luego les daré lo que quieren” . JIM M UNCY IDEA CLAVE La persona que La mayoría de las personas se rinden . Afortunadamente el Sr. IDEA CLAVE En una ocasión Winston Churchill dio uno de los dis­ cursos más cortos de toda la historia.DR.. Se le pidió que hablara en la institución a la que asistió cuando era adolescente. Decía que cada vez que pensaba en renunciar.

Está en una esquina del segundo piso y tiene dos enormes ventanas que dan a grandes zonas verdes llenas de árboles. A la distancia hay un arroyo sombreado. un visitante llega por la ventana. Cada tanto. Puede que tengamos que intentar diferentes cosas para lograr nuestra meta. es seguir haciendo lo mismo una y otra vez. Dado que las ventanas son tan grandes. DOS CERRADURAS citadas de Winston Churchill. Siempre tengo un vaso y un trozo de cartulina en mi archivador para atrapar abejas y ayudarlas a escapar. La terquedad puede ser fatal para nuestro éxito. pero seguimos tras ella. pájaros y ardi­ llas. Permítame tomar prestado un ejemplo de la naturaleza para ilustrar la diferencia entre perseverancia y terquedad mediante dar­ les mi versión sobre los pájaros y las abejas. así que siempre lucen bonitas. Cuando hace buen tiempo abro las ventanas para disfrutar de la brisa. LOS PÁJAROS Y LAS ABEJAS Mi oficina en la universidad es un magnífico lugar para escribir. LA PERSEVERANCIA NO ES TERQUEDAD Algunas personas piensan que están siendo persistentes cuan­ do en realidad están siendo tercas. con flores. ocasio­ nalmente hasta un pájaro llega de visita. Sea persistente. Esto no significa que nos estemos acercando a nuestra meta. La persistencia es una llave para el éxito. Persevere. Me imagino que Churchill pensó que eso era todo lo que los estudiantes necesitaban saber. Puede ser una mosca o una avispa. ¿Por qué? Porque siempre 143 . La terquedad.UNA PUERTA. Nunca se rin­ da. Los jardineros cuidan muy bien de estas zonas. Es el lugar más cercano al cielo que he encontrado en la tierra. enredaderas y arbustos como telón de fondo. Simplemente significa que somos incapaces de intentar algo nuevo. ¿Cuál es la diferencia? Persistencia es continuar persiguiendo una meta y no nos damos por vencidos hasta alcanzarla. por el contrario.

Si­ guen golpeándose contra el mismo panel de vidrio repetidas veces hasta romper sus pequeñas cabezas. sin embargo. pero sigue intentando diferentes rutas hasta que encuentran la ventana abierta. Debemos ser inflexibles en cuanto a lo que que­ remos. Eso no es persistencia. Simplemente debemos in­ tentar una forma diferente de acercarnos a lo que queremos. quizás queramos aprender una lección de los pájaros. Simplemente intentan diferentes cosas hasta que alcanzan su meta. J im . No es necesario que cambiemos de meta. A tan sólo unos centímetros hay toda una ventana abierta. Golpean el vidrio y al ver que no pueden salir lo intentan otra y otra vez. Quizá hasta nos sentimos orgullosos de nosotros mismos por apegarnos a nuestra meta y no rendirnos. Eso es persistencia. si sim­ plemente estamos golpeándonos la cabeza haciendo la misma cosa una y otra vez. ESCRIBIR NUESTRAS METAS SOBRE CONCRETO La perseverancia es escribir nuestras metas en concreto y nues­ tros planes en arena. Puede que se golpee. Significa apegarse a una meta aunque sea ne­ cesario intentar diferentes cosas para lograrla. Cuando algún pájaro entra en oficina. m u n c y van a donde la ventana tiene vidrio e intentan salir por ahí. 144 . ma es que a menudo nos parecemos más a las abejas que a los pájaros. Es terquedad. Están muy ocupadas tratando la misma ruta vez tras vez. una o dos veces contra el vidrio. No siguen intentando la misma cosa una y otra vez hasta romper su cabeza.D r . si una táctica no está funcionando estemos dispuestos a buscar otra opción que fun­ cione. No nos rendimos en la consecución de nuestras metas. no se queda mucho tiempo. Sin embargo. Hacemos la misma cosa una y otra vez y nos confor­ mamos con cualquier resultado. pero flexibles en cuanto a cómo lograrlo. pero nunca la encuentran. IDEA CLAVE Nuestro proble­ La perseverancia no significa hacer la misma cosa una y otra vez. Eso es persistencia.

Sin embargo. Dos de los hombres más ricos que el mundo ha visto son Bill Gates y Warren Buffet. ellos son los número uno y dos en la lista de los más ricos del mundo de la revista Forbes. Aun así. Y qué diferencia podrían hacer muchos que ya se han retirado si todavía tuvieran los sueños que tenían cuando eran jóvenes. La terquedad es escribir nuestros planes en concreto y La perseverancia es escribir nuestras metas en concreto y nuestros planes en arena. A veces les pregunto a mis estudiantes a qué edad quieren re­ tirarse. '— ----------------------------------------------------- nuestras metas en arena. Bill Gates logró amasar la suya mediante producir artículos y hacer una labor de marketing increíble. A menudo dicen que a los 65. DOS CERRADURAS La es terquedad lo IDEA CLAVE precisamente opuesto. hay muchas maneras de lograrlo. nos pasamos la vida trabajando por el pago del mes. y cuando estemos intentando todo método legal. Eso es especialmente cierto cuando no tenemos una meta en mente. Qué diferencia podrían hacer muchos jóvenes si lo­ graran retirarse cuando aún tienen sueños. y luego. Warren Buffet creó su fortu- 143 . A los veintidós años de edad. Ser independiente económicamente es una buena meta. Si nos trazamos la meta de ser independientes económicamen­ te. Es ser testarudo. Si pu­ diéramos ayudar a otros sin importar cuánto dinero produjéramos. sino ser económicamente independientes. Hacer lo mismo una y otra vez no es ser persistente. probablemente no lo llamarían estar retirados. probablemente podríamos hacer contribuciones increíbles al mun­ do. podrían retirarse ahora mismo.UNA PUERTA. Si tuvieran suficiente dinero. Se necesita dinero. los dos usaron métodos total­ mente diferentes para acumular sus fortunas. La persistencia sólo tiene senti­ do cuando tenemos una meta hacia la cual estemos avanzando. Entonces les digo que es una pregunta con trampa. moral y ético para lograrla. Para retirarse no se necesita edad. cuando estamos viejos nos retiramos para conquistar un curso de golf. Mientras es­ cribo.

Consiguió capital de otros e invirtió ese dinero también. compañías emergentes.D r . Si estoy cerca de los cuarenta y no he hecho un progreso significativo. necesito reevaluar mis planes. A los veinte años puedo decidir que quiero ser independiente económicamente. necesito pensar seriamente sobre mi situación. Si quiero ser independiente económicamente. Si no estoy más cerca de la independencia económica de lo que estaba hace unos años. pero a los treinta años no estoy más cerca de la independencia económica de lo que estaba a los veinte. Warren Buffet lo hizo mediante proveer capi­ tal a compañías para que pudieran producir artículos. De hecho. Jim M u n c y na mediante inversiones. así que desarrollo un plan. Mientras Bill Gates se hizo rico a través de la pro­ ducción de artículos. ¿Cómo sabemos si estamos perseverando o sólo siendo tercos? Recuerde la primera llave para el éxito: juzgue la semilla por la cose­ cha. etc. Pero el plan para conseguirla es deficiente. entonces estoy siendo terco. contratación de terceros para servicios. debo ver dónde estoy. hay muchas industrias en las que podemos ingresar. Si sigo haciendo lo que siempre he hecho aunque no esté produciendo lo que quiero. propiedad raíz. Puede que necesite aña­ dir algo al buen empleo y al trabajo duro. Podemos especializarnos en diseño. Decido obtener una buena educación. Puede que necesite una 146 . es un buen plan. entonces no estoy siendo persistente. marketing. y muchas habilida­ des que podemos usar. Aunque estos son métodos totalmente diferentes de producir dinero. los dos son buenas maneras devolverse independiente eco­ nómicamente. encontrar un buen empleo y trabajar duro. Si tomamos el método de Warren Buffet podemos invertir en títulos. Si hago esas cosas. Si queremos emplear el método de Bill Gates. Dentro de estas dos grandes áreas hay muchos cami­ nos que tomar. Ese es el plan. etc. La meta de la independencia económica sigue siendo buena. Las formas de alcanzar la meta de la independencia económica no son escasas si crecemos y perseveramos. ventas. lo invirtió muy sabiamente y ganó dividendos enormes. produc­ ción. Ahorró dinero.

No estamos preparados para lidiar con las dificultades. La mayoría de las cosas por las que nos preocupa­ mos no suceden. estoy siendo terco. ¿Qué hay de mis relaciones? ¿Están funcionando como deseo? Si no es así. Luego. Entonces ¿por qué tendemos a ser tercos más que a ser persistentes? Por­ que la perseverancia es difícil. esta se vuelve mucho menos difícil. será mejor buscar una salida. Debería trazarme la meta de construir mejores relaciones y luego comenzar a buscar diferentes formas de conseguir las relaciones que quiero. La perseverancia siempre es una virtud. IDEA CLAVE Preocuparse es inútil. La pri­ mera línea dice simplemente “La vida es difícil” . Nosotros mismos hace­ mos que la vida sea difícil al esperar que esta sea fácil. Esto se puede aplicar a todo aspecto de la vida.UNA PUERTA DOS CERRADURAS estrategia de inversión o encontrar un negocio que pueda crear a medio tiempo. Necesito desarrollar persistencia. Los verdaderos de­ safíos son las cosas que jamás vimos venir. Cuando las dificultades aparecen nos toman completamente por sorpresa. entonces no debería ser terco y seguir haciendo lo que es­ toy haciendo. No puedo seguir conduciendo por el mismo camino y esperar que me lleve a un lugar diferente. La terquedad siempre es un vicio. ¿Está mi estilo de vida dándome la energía y vitalidad que deseo? Si no es así y no lo cambio. son las que se en­ cuentran en el libro de Scott Peck. LA PERSEVERANCIA ES DIFÍCIL En mi opinión las mejores palabras iniciales de un libro en el campo de la literatura sobre desarrollo personal. Sin embargo. si el camino en el que estoy no me está conduciendo a donde quiero llegar. Debería ser persistente. y que obtener una buena educación no haya sido mala idea. The Road Less Traveled. La persona que 147 . Peck pasa a explicar que una vez que entendemos y aceptamos que la vida es difícil. Puede que no sea necesario que abandone mi empleo actual.

Puedo declarar con absoluta certeza que hay dos cosas que les sucederán a aquellos que se atreven a tomar acción. He encontrado que hay dos miedos principales que impiden a las personas intentar algo nuevo. debemos aceptar el hecho de que habrá dificultades. Esto hace que la vida sea mucho más fácil. Las personas de éxito acep­ tan el hecho de que serán criticadas y de que fallarán. No deberíamos preocuparnos por ellas por­ que. Si creemos que podremos persistir en alcanzar algo importante sin dificultades. Fallaremos y seremos criticados. Una vez que entendemos y aceptamos que la perseverancia es difícil. Cuando dis­ cutimos la llave anterior para el éxito hablamos del miedo. Hay algunos desafíos con los que podemos contar. es completamente inútil. pero estas son cosas que simplemente 148 . pero no debemos preocuparnos por cuáles serán. sino perseverar a través de ellas. La naturaleza misma del éxito es que sólo llega después de que hemos perseverado. se vuelve mucho más fá­ cil perseverar. Podemos estar seguros de que las dificultades aparecerán en el camino. No es diverti­ do ser criticado. Las cosas que realmente nos golpean son las que no nos esperábamos. De todas formas debemos aprender a navegar a través del miedo y el fracaso para alcanzar nuestras metas. nos llevaremos una gran sorpresa. y fallar duele. La mayoría de las cosas por las que nos preocupamos nunca ocurren. La naturaleza misma de la perseverancia es que perse­ veremos a través de las dificultades. Las dos cosas que más tememos en realidad pa­ sarán. simplemente los acepta como parte de la vida y puede manejarlos. La perseverancia es difícil. Déjeme darle una versión ligeramente modificada de lo que dice Peck. de hecho. Cuando nos trazamos una meta.DR. JIM MUNCY entiende que los problemas surgirán. La clave para el éxito no es eliminar las cosas que nos producen miedo. Decía­ mos que nuestros miedos pueden impedirnos actuar. No deberíamos tratar de en­ contrar una ruta al éxito que pase por un lado del miedo y el fracaso porque no existe. No existe un camino alterno. Son el miedo a fallar y el miedo a ser criticado.

yo soy mejor jugador de golf que Tiger Woods. He fallado me­ nos intentos que Tiger Woods y he perdido menos huecos que Tiger Woods. Si no me cree. EL FRACASO El camino al éxito está pavimentado de fracaso. En los últimos 3 años. Así que. Significa que jamás hemos salido del garaje. obviamente no jugar el juego no me hace mejor que al­ guien que lo hace. Si no estamos fallan­ do. Significa que jamás hemos salido del garaje. Será difícil llegar a cualquier lu­ gar si hemos estado evitando el camino que nos llevará allá. 149 . Mito 1: Las personas exitosas no fallan El mito más grande acerca del fracaso es que las personas exi­ tosas no lo experimentan. IDEA CLAVE Hay tres grandes mi­ tos acerca del fracaso. he perdido menos torneos que Tiger Woods. Pero esa es exactamente la forma de pensar que está implícita cuando pensamos que el éxito es la ausencia de fraca­ so. Tendemos a pensar que el éxito es la au­ sencia de fracaso. escuche este increíble récord. Estudie a cualquier persona exitosa y descubrirá que sus vidas estuvieron llenas de fracasos. Para triunfar de­ bemos través perseverar a del fracaso. eso no significa que estamos en el camino al éxito.U na pu erta. d o s c er r a d u r a s tenemos que aprender a manejar si de veras queremos dominar la perseverancia con maestría. Ahora. discutamos cada una de ellas individualmente. Veamos cuáles son. ¿Sabe cómo he construido tan increíble récord? No he pisa­ do un club de golf en los pasados tres años. Si no estamos fallando. Si eso es cierto. eso no significa que estamos en el camino al éxito. El camino al éxito está pavimenta­ do de fracaso. Mientras nos aferre­ mos a esos mitos nun­ ca tendremos éxito.

¿Qué era Honda antes de ser una bicicleta? Era una persona. Fracasó. o IBM. ¿qué nos hace pen­ sar que tenemos la razón el 100% de ______________________________________ las veces? . Su nombre se convirtió en un sustantivo. Salvó a la unión. Le cambió el nombre a International Business Machines. Déjeme dar­ le una breve sinopsis. Nada mal para la persona que dijo “El éxito se compone de fracasos en un 99%” . Fracasó. como la conocemos hoy. Fracasó. Soichiro Honda fue el fundador de la Honda Motor Corporation que emplea a más de 100. Nada mal. Esta fue abundante en fracasos.D R. Cuando se retiró. incrementar la cantidad de fracasos. ¿Qué era Honda antes de ser una motocicleta? Era una bicicle­ ta. IBM tenía 50. Él dijo que el éxito era ir de fracaso en fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo. Lincoln fracasó mucho más de lo que acertó. Él fracasó un 99% de las veces y creó una corporación internacional de billones de dólares. Fracasó. JIM MUNCY Si no fuera por Winston Churchill. IDEA CLAVE Analice la vida de Abraham Lincoln. Tomó el con­ trol de una pequeña compañía que tenía un puñado de empleados. Aun así.000 em­ pleados. —Winston Churchill ___________ Si Álbert Einstein estaba equivocado el 99% de las veces. fue elegido Presidente. Alguien le preguntó una vez cuál era la clave para incrementar el número de aciertos. más que nadie el responsable de salvar a Eu­ ropa de caer bajo el régimen dictatorial. El señor Honda. Yo diría que eso fue muy exitoso. esta era su visión sobre el éxito. Fracasó. pero no lo 150 El éxito es ir defracaso enfracaso sin perder el entusiasmo. IDEA CLAVE ¿Alguna vez ha oído de un Honda? ¿Sabe qué era Honda antes de ser una marca de automóviles? Era una motocicle­ ta.000 personas. Fraca­ só. Fra­ casó. Fracasó. Luego. Churchill es. Hitler probablemente habría ganado. No está mal. Otro exitoso de los negocios fue Thomas Watson. Su respuesta fue.

Deberíamos sentirnos desilusionados cuando perdemos. Pero no dejes que muestren que no jugaste. Sin embargo. Todos esta­ rían de acuerdo en que él es una de las personas más listas que ha vivido. Todos. Mientras más juguemos. Alguien le preguntó una vez en qué pensaba cuando lo ponchaban. sino a su perseverancia. Él dijo que “en hacer más jonrones” . La gente hábil falla. y a la centésima vez estoy en lo correcto” . ¿qué nos hace pensar que nosotros podemos estar en lo correcto el cien por ciento de las veces? Nunca debemos tener miedo de come­ ter errores. Es sólo que me que me apego por más tiempo al problema” . si Albert Einstein estaba equivocado el 99% de las veces. tendríamos que buscar a alguno que tuviera pocas victorias en la columna de aciertos. ¿Cómo explicarías eso?” Mito 2: La gente hábil no falla A menudo pensamos que fallamos porque somos tontos. menos Einstein. y deja que muestren tus fracasos. DOS CERRADURAS recordamos como un fracasado. El 99% de las veces estoy equivocado.C. Babe Ruth es conoci­ do como uno de los mejores jugadores de béisbol de la historia. Hay un monumento en su nombre en Washington D. deja que muestren tus victorias. Para encontrar a uno con un cero en la columna de pérdidas. 151 . Jim Rohn lo expresó mejor cuando dijo: “Cuando la historia de tu vida sea escri­ ta. como tributo a su éxito. Ahora. Albert Einstein era muy listo.UNA PUERTA. “Si tan sólo hubiese sido más listo” pensamos. Los atle­ tas tienen registros de victorias y pérdidas. más grandes son las posibilidades que experimentemos fracasos. ¿Lo notó? Él no atribuyó su éxito a su cerebro. Deberíamos ser apasionados en cuanto a ganar. debemos reconocer que la peor pérdida de todas es no competir. fue ponchado muchas más veces que ningún otro durante sus días como jugador.. El mundo de los deportes no es diferente. Sin embargo. También dijo: “Creo que paso semanas y meses pensando. Una vez él dijo: “No es que sea más listo que los demás. “esto nunca habría pasado” .

Queremos evitar los errores tontos. Por ejemplo. y las posibilidades de que pasen. emborracharse. No quiero que corte y corte cosas hasta que finalmente encuentre la ruta correcta. etc. teniendo en cuenta la severidad de las consecuencias. No Queremos evitar los errores. Si uno espera hasta que tiene más información que esa. Sin embargo.D r. su oportunidad habrá pasado. perdido nuestra licencia de conducir y el seguro. J im m uncy IDEA CLAVE Uno de los líderes más inteligentes que he visto en acción es Colin Powel. Las personas más listas del mun­ do deben acostumbrarse al hecho de que a veces están equivocadas. Cuando era comandante en el ejército. Si falla. Estos 152 . Una persona inteligente examina los posibles buenos resultados del éxito y el daño que po­ dría causar el fracaso. No quisiera que mi cirujano tenga un 40% de posibilidades de hacer lo correcto. no importa. Las personas inteligentes toman riesgos inteligentes. Sin embargo. si tenía más de 70% eso usualmente era igual de malo. Aunque llegáramos a casa sanos y sal­ vos. Dec^a que trataría de obtener suficiente información como para tener de un 40% a un 70% de po­ sibilidades de éxito. Por ejemplo. Los demás no toman riesgos o toman riesgos tontos. no deberíamos halagarnos pensando que lo que hacemos requiere tanto cerebro que no podemos fallar. saltar al automóvil y conducir a casa sería un error demente. el número aceptable de fracasos puede variar de­ pendiendo de la situación. no quisiera que el piloto del avión en el que viajo esté satisfecho con un 70% de posibilidades de aterrizar el aparato. Powel es lo suficientemen­ No queremos evitar cometer errores. pudimos haber sido arrestados. En ocasiones el fracaso es de­ vastador. destruido el automóvil. Colin Powel tenía una regla. te listo para arriesgarse al fracaso. Si el posible potencial positivo justifica el riesgo negativo. No obstante. Cometió un error inteligente. entonces se arriesga. Si tenía menos de 40% necesitaba reunir más información. Ahora bien. Queremos evitar cometer errores tontos. aquello sería un error estúpido. Todo lo que logramos fue aho­ rrarnos el dinero del taxi. nos arriesgamos y pusimos en riesgo a otros.

ya sé que nunca lo hizo muy bien ahí. Estuvo dispuesto a abandonar su posición como jugador dominante en el 153 á ¡ IDEA CLAVE “ Unofalla el 100% de los lanzamientos que no hace’’ . —Wayne Gretzky . He fallado más de novecien­ tos lanzamientos. Sin em­ bargo. Michael Jordán ha sido uno de los mejores jugadores de balon­ cesto de todos los tiempos.UNA PUERTA. Como lo dijo una vez: “Puedo acep­ tar el fracaso. Mito 3: La gente talentosa nunca falla El fracaso nos hace sentir tontos. Lo que no puedo aceptar es no inten­ tarlo” . sacó lo mejor de sus habilidades porque no le tenía miedo a fallar. Arriesgarse a todo esto sólo por aho­ rrar el dinero del taxi no es el tipo de riesgo que alguien inteligente tomaría. Claro. Nada más lejano a la ver­ dad. He aquí lo que dijo. Cuando fracasan hay mucho más en juego y más per­ sonas lo notan. Por eso he sido tan exitoso” Jordán entendió el éxito. por la posición que asumen. Entendió que las personas talentosas fallan. fallan a un nivel mu­ cho más alto. “He perdido casi trescientos juegos. DOS CERRADURAS riesgos son reales porque los conductores en estado de embriaguez hacen esas cosas todos los días. no fallaríamos. Seguimos repitiéndonos que si tan sólo fuéramos más talentosos. Pensamos que la gente talen­ tosa de este mundo no falla. Veintiséis veces he fallado el lanzamiento cuando el juego estaba a punto de terminar. Nunca usaremos nuestros talentos al máximo sin fallar una y otra vez. Eso es lo que sacó a relucir su grandeza. Sí. La verdadera grandeza de Michael Jordán no se vio en la cancha de baloncesto sino en el campo de béisbol. De hecho. Alguien le preguntó una vez qué lo hacía tan exitoso. Michael Jordán tenía habilidades increíbles. Todas las personas fallan en algo.

fallará algunos de los lanzamientos que haga y todos los que no haga. El punto fue que se arriesgó al fracaso. Una vez dijo: “Uno falla el 100% de los lanzamientos que no hace” . Los que no entienden el punto re­ cuerdan que falló. y aun así habría ganado el título de goleador. ¿qué haría? Pensé que en ese momento se arrastraría hasta el último piso del edificio de la Escuela de Negocios y saltaría. once y doce. casi tres meses antes del final de la temporada. ¿Cómo logró tanto? Ciertamente no fue por tener miedo de in­ tentar. probablemente nunca se graduaría. 154 “ El fracaso no es más que la oportu­ nidad de comenzar de nuevo pero de forma más inteligente” . ¿Quién es el mejor atleta de mi generación? Ni siquiera soy fa­ nático del hockey pero mi voto es para Wayne Gretzky. —Thomas Edison . CÓMO MANEJAR EL FRACASO IDEA CLAVE Tuve una estu­ diante que reprobó su primer examen. Hubo un año en que Gretzky pudo haber dejado de jugar en enero 7. Su récord era de 215. Dado que no hay muchas oportunidades para quienes no cuentan con un título universitario. Todos sa­ bemos lo buen goleador que era. o en trece temporadas menos de lo que le tomó a Howe establecerlo. JIM MUNCY béisbol y afrontar un nuevo reto. así que probablemente reprobaría la asignatura. Rompió el récord completo de asistencias de Gordie Howe en 1. Esto es un incremento de más del 40%. Las mejores ocho temporadas de asistencias en la historia de la NHL pertenecieron a Gretzky. Si no podía aprobar su asig­ natura. Aunque uno sea el mejor. Que había reprobado su examen. Me dijo que había perdi­ do toda su esperanza. Antes de Gretzky el récord de la temporada regular era de 152 puntos.086 juegos. No simplemente acaparaba el puck en las anotaciones.D R. Su ré­ cord de asistencias era aún más impresionante que el de sus anota­ ciones. por no mencionar las asistencias de las temporadas diez.

los estamos convirtiendo en escalones a victorias futuras. Bien pudiera ser de nosotros.UNA PUERTA. hacemos ajustes. No obstante. Así lo hizo. entonces nuestros fracasos pueden resultar ser buenos para nosotros. Ken Blanchard dijo que las personas exitosas son aquellas a la que les cautiva lo que no funciona. Estamos en mejor posición de lograr nuestras metas después de intentar y fallar de lo que lo estábamos cuando ni siquiera lo habíamos intentado. Sé que yo mismo he aprendido mucho más de un sólo fracaso que de todos mis aciertos juntos. LA CRÍTICA Los sonidos más fuertes que escucharemos en el camino al éxito son los gritos de los que nos critican. en realidad eso tampoco los callará. Ellas no son más del 10% de cual­ quier grupo. Había una razón por la cual no le había ido bien en el examen. Le dije que inves­ tigara por qué lo había hecho mal. Como lo expresó Tilomas Edison: “El fracaso no es más que la oportunidad de comenzar de nuevo pero de forma más inteligente” . aprendemos de ellos. Simplemente son los que más hablan. No es que los criticones sean los únicos que nos observan. así que se la pasan criticando las de los que las tienen. Si analizamos nuestros fracasos. Cuando analizamos nuestros fra­ casos. que hiciera ajustes y que lo hiciera mejor en el siguiente examen. no hacer nada y no ser nada. así que parece que hablaran por todos. He aquí el porqué. La única forma de callar a un criticón es no decir nada. Encontrarán a alguien más de quién hablar. y en serio sacó una buena calificación en la materia. son la minoría elocuente. Sabemos que van a hablar de alguien. 155 . Los criticones siempre están hablando de aquellos que hacen algo con sus vidas. Mi esposa y yo tenemos una filosofía en cuanto a los críticos. Ani­ mé a mi estudiante a calmarse y a analizar su fracaso. Es cómo lo manejamos. y continuamos. Hay algunas personas que no tienen una vida. Y. DOS CERRADURAS Nuestro problema no es el fracaso.

por más deficientes que sean. Teddy Roosevelt lo expresó mejor: \ “No es el criticón quien cuenta. Es me­ jor tener acciones.DR. quien lucha valientemente. Él vivía en un canal interno en el golfo. En nuestras vidas. Tan pronto como el perro se acercó a medio camino del muelle. los críticos no tienen importancia. Todos en su vecindario tenían muelles personales. Quería ese pájaro. El perro se detuvo. la garza voló suavemente hasta el muelle vecino. que no todo el que nos critica es un criticón. al menos fracasa arriesgándose enormemente. dio la vuelta y corrió al lado tan rápido como pudo. que sentarse por ahí y no conocer ni la victoria ni el fracaso. A veces simple­ mente no ve lo que nosotros vemos. cuyo rostro está cubierto de polvo. y quien en el peor de los casos. Sin embargo. Cuando vemos que se necesita ha­ cer algo lo hacemos. quien comete errores y se queda corto una y otra vez porque no hay esfuerzo sin errores y sin defectos. por el sudor y la sangre. Si ellos tuvieran mucho por hacer no tendrían tiempo para estar criticando a otros. El crédito pertenece al hombre que realmente está en la arena. Recuerde. quien conoce los grandes entusiasmos y las grandes devociones. Un día. Ni el hombre que señala cómo el fuerte tropezó o dónde el que hacía algo pudo haberlo hecho mejor. Pero. la gar­ za no se iba a quedar allí y dejar que el perro se la tragara. sin em­ bargo. salió por la puerta trasera con su perro y vieron una garza parada en su muelle. nos aseguramos de que se pueda. En una ocasión escuché a un orador que lo explicó de esta forma. el criticón puede señalar los errores en nuestros actos. Nunca tome en serio a quienes lo critican. El perro salió corriendo. JIM M UNCY Démosles algo de qué hablar. Cuando el crítico dice que no se puede hacer. quien en el mejor de los casos al final conoce el triunfo del gran logro. quien se gasta por una causa que vale la pena. 156 . La garza simplemente voló de muelle en muelle hasta que el perro quedó exhausto. todas las acciones tienen errores. para que su lugar nun­ ca esté con esas almas tímidas que no conocen ni la victoria ni el fracaso” Seguro. como dijo Roosevelt.

157 . En lugar de eso. cuando andamos tras nuestro propósito en la vida. TAN SÓLO SI PERSISTIMOS Si somos persistentes. ellos no ven lo que noso­ tros vemos. "¿Qué habría pensado yo si no hubiera visto al pájaro?” Qué tal si lo único que hubiera visto fuera al perro corriendo tan rápido como podía de muelle en muelle ladrando emocionado a un montón de arena? El orador dijo que no habría pensado que aquello era gracioso sino que algo andaba mal con su perro. pero eso no importará. También habrá criticones en el camino. nos aplaudirían por lo que estamos haciendo. Eso tampoco importará. Los demás se pondrán de pie y nos aclamarán. Probablemente no tomemos sus ovaciones muy en serio. A menudo cuando somos criticados no es porque algo ande mal con nosotros ni con los que nos critican. Habremos cometido errores. Si pudieran ver nuestra visión. Sólo queremos acertar la última vez que tratamos. La mayoría de las veces. Ha­ bremos encarado nuestros miedos y los habremos conquistado en el camino.Una pu erta . Cuando ganemos. No te­ nemos que acertar la primera vez que lo intentamos. Simplemente. < --------------------------------------------------------- auditorio. Lo que de­ beríamos tomar en serio es que no nos rendimos al hacer lo que teníamos que hacer. La visión está en nuestra mente. la gente no puede ver lo que estamos haciendo. d o s c err a d u r a s Al orador le pare­ ció muy gracioso ver al perro correr tratan­ do de atrapar al pájaro. Puede que tratemos de explicarla a la gente. buscando alguna otra alma que valga la pena criticar. ellos estarán lejos. nos ven corriendo por todas partes y piensan que estamos locos. un día obtendremos nuestra victoria. pero la mayoría no puede verla. Luego preguntó al IDEA CLAVE Los sonidos másfuertes que escucha­ remos en el camino al éxito son los gritos de los que nos critican. Tenemos una visión de lo que queremos o de dónde queremos estar.

158 . la gente no puede ver lo que es­ tamos persiguiendo. ¿Cómo podemos determinar en qué debemos per­ sistir? Bueno. Si pudieran. eso da por sentado que sabíamos lo que debíamos estar haciendo. cuando an­ damos tras nuestro propósito en la vida. IDEA CLAVE La mayoría de las veces. JIM M UNCY Por supuesto. nos aplaudirían.D R. Esa es la sexta llave del éxito.

L L A V E

6

A PROPÓSITO: SEA EXCEPCIONAL, NO SIMPLEMENTE NORMAL
"La persona de rendimiento promedio está tan lejos delfondo como lo está de la cima".
—Anónimo

159

DR. JIM MUNCY

D

urante la niñez y la juventud, nuestro deseo más grande es sentirnos aceptados por los demás, que nos vean como

a uno más del grupo. Lo que menos queremos es sobresalir en

la multitud. Eso nos lleva a notar aun más aquellas cosas que nos hacen distintos de los demás. Pero no queremos ser diferentes, sólo queremos ser personas con un desempeño promedio. Hay un gran problema con querer ser alguien así: equivale a ser alguien común y corriente. Si nunca hacemos nada diferente a lo que hacen los demás, pues nunca lograremos llegar más lejos que ellos. La única forma de sobrepasar los logros de una persona con des­ empeño promedio, es no conformarse con ello. Hay que ser alguien excepcional. A mis estudiantes les digo que ser prmedio significa ser común y corriente. Luego les pregunto: “¿En qué aspectos de la vida quieren ser comunes y corrientes?” Primero les pregunto si les gustaría que su matrimonio sea común y corriente. ¿Saben a qué equivale el matrimonio común y corriente en los Estados Unidos? Al divorcio. Más de la mitad de los matrimonios es­ tadounidenses terminan en divorcio. ¿Y los que no? ¿Creen que es­ tán llenos de amor, abrazos y besos todo el tiempo? Haciendo un cál­ culo bondadoso, yo diría que la mitad no son tan buenos. Eso quiere decir que, cuando se trata del matrimonio, si usted hace lo mismo que hacen los demás, las probabilidades de llegar a tener un buen matrimonio son de menos del 25%. Por mi parte, estoy convencido de que no quiero que mi matrimonio sea uno común y corriente.
160

Un a

pu erta, d o s c er r a d u r a s

¿Y un trabajo común y corriente? Muestro las estadísticas de ingresos del trabajador común y corriente en nuestro país. Luego les pregunto a mis materialistas estudiantes de negocios, cuántos de ellos quieren vivir con apenas esa cantidad de dinero. Todos quieren ganar más. Les digo que si se resignan a ser promedio, nunca van a ganar más de lo que gana un trabajador común y corriente. ¿Qué tal ser unos padres promedio? El rector de la universidad me dijo una vez que en nuestra región sólo un 30% de los recién graduados de la secundaria llenan los requisitos para ser aceptados en nuestra institución. De entre esos estudiantes, apenas la mitad califican para ser admitidos en la Escuela de Negocios. Entonces, si quieren darles a sus hijos la oportunidad de una buena educación, más vale que no sean padres comunes y corrientes. Y podríamos seguir hablando de una infinidad de ejemplos. Una

vida promedio es una vida común y corriente. Ser uno más del grupo equivale a ser común y corriente. Puesto que ser común y corriente no es gran cosa, deberíamos dejar a un lado la idea de querer ser uno más del grupo. Fuimos creados con la capacidad de lograr lo ex­ cepcional, no para conformarnos con lo normal. Tenemos que asir­ nos del hecho de que somos excepcionales. Esa es la motivación que nos disparará le­ jos de la mediocridad y nos impulsará hacia una vida de grandeza. Será lo que nos ayude a estar a la altura del propósito singular de nuestra existencia. IDEA CLAVE

Ser alguien con desempeño promedio significa ser común y corriente. Ser uno más del grupo equivale a llevar una vida común y corriente. ¿Qué parte de nuestra vida queremos que sea común y corriente? Es nuestra singularidad lo que nos disparará le­ jos de la mediocridad.

MARQUEMOS LA DIFERENCIA
No vinimos a este mundo para vivir sin pena ni gloria. Nuestra labor es averiguar cuál es el propósito singular de nuestra existencia

161

D r . J im m u n c y

y vivirlo a plenitud. Eso quiere decir que debemos causar un impacto en nuestro entorno y luego hacer lo posible por marcar la diferencia en la vida de alguien más. Un hombre que se paseaba por la playa notó que había estrellas de mar por todos lados. La marea había arrastrado miles y miles de ellas hacia la orilla. Estaban muriendo bajo el calor abrasador. Este hombre daba unos cuantos pasos, se agachaba para levantarlas y, una a una, las lanzaba de nuevo al mar. "¿Qué está haciendo?” preguntó alguien que estaba en la playa. “La playa está abarrotada de estrellas de mar ya casi muertas. ¿Quién va a notar la diferencia?” El hombre se agachó, recogió otra, la lanzó al agua y dijo: “Esa estrella de mar sí notará la diferencia” . Todos estamos paseándonos por la misma playa. Pero no todos marcamos la diferencia. Hay quienes podrían pisar una estrella de mar y nunca darse cuenta. No marcan la diferencia porque sólo es­ tán conscientes de sus propias necesidades, no de lo que necesitan los demás. Hay quienes sí notan la magnitud de las necesidades de quienes les rodean, pero se sienten abrumados y como no pueden hacerlo todo, mejor no hacen nada. Sin embargo, las personas que toman acción y ayudan a otros en lo que esté a su alcance, son quie­ nes marcan la diferencia y logran una vida de éxito.

UN PROPÓSITO QUE VALE LA PENA CUMPLIR
No es difícil encontrar un propósito por el que valga la pena vivir. Sólo hace falta abrir los ojos. Hay gente sufriendo, niños con hambre. Hay quienes no saben leer ni escribir. Hay que defender la libertad. Hay que proteger el medio ambiente. La sociedad está pasando por un periodo de de­ cadencia moral. El nivel de vida y comodidades sigue escalando y la gente busca más formas de disfrutar su prosperidad. La tecnología avanza. Necesitamos cosas que nos hagan sonreír. También necesi­ tamos cosas que nos hagan pensar y reflexionar. Hay dinero que ga­

162

el reto es enfocarnos en lo que deberíamos estar haciendo. 163 . Hay carreteras y ciudades que construir. Hay que enseñarles a los niños a leer y a escribir. si sólo miramos a nuestro alrededor. ¿Quién tocará esa música? ¿Quién leerá esos poemas? Podríamos seguir hablando de los problemas a los que nos enfrentamos y las posibilidades que tenemos ante nosotros. ¿Pero cómo saber de qué manera exactamente marca­ remos la diferencia? IDEA CLAVE Con sólo mirar a nuestro alrededor encontraremos un propósito en la vida. pero la mayoría de ellos no tiene idea de cómo lo harán. El reto más grande no es el de encontrar algo que hacer. gastar y regalar. Otros están buscando la manera de disfrutar más tiempo en compañía de los suyos.UNA PUERTA. Es un libro muy popular entre mis estu­ diantes. Todavía hay músi­ ca que componer y poemas que escribir. encontraremos algo significativo que hacer. algo más que simplemente manejar a la per­ fección el control remoto de la televisión. Sí. po­ demos marcar la di­ ferencia. y a sentir empatia. saben que tendrán que hacer de sus vidas algo significa­ tivo. sobre todo por el título. CÓMO ENCONTRAR NUESTRO PROPÓSITO Barbara Sher escribió un libro titulado I Could Do Anything If I Only KnewWhat It Was. Hay familias que están quedando aplastadas por el peso de los proble­ mas económicos. No se han descubierto todas las verdades. Hay que fundar hospitales para salvar vidas y traer bebés al mundo. Necesitamos una espe­ ranza para los desesperanzados y amigos para los marginados. En realidad. algo más significativo que ma­ nejar a la perfección el control remoto de la televisión. disfrutar. DOS CERRADURAS nar. A medida que se acerca el día de su graduación.sechar comida para evitar que perezcamos. Cier­ tamente. A diario más vidas terminan arruina­ das por la adicción al alcohol y las drogas. Hay que sembrar y co.

Sin embargo. no podremos descubrir ninguna de estas cosas hasta cuando nos lanzamos y hacemos la prueba. Algunas cosas sí resultan bien. El truco es buscar hacer algo distinto” . es probar de todo. Aún si mi automóvil está ubicado en la dirección equivocada. ¿Cómo saber si nos va a gustar algo diferente. Busque las respuestas en sí mismo. Probamos algunas cosas. Haga de sus virtudes su fortaleza. No espere hasta encontrar todas las respuestas. si nunca lo hemos probado? Al experimentar en diferentes campos. Descubrimos las maneras en que podemos dejar nuestra huella y maneras en las que sólo estamos desperdiciando nuestros esfuerzos. Nos damos cuenta de cuáles son nues­ tros talentos. he aquí algunas claves que nos ayudarán a encontrar ese propósito: ^ ♦ ♦ ♦ ♦ ♦ Pruebe de todo un poco. Déjese guiar por el corazón. tengo que ponerlo en marcha antes de poder guiarlo hacia la direc­ ción correcta. muy pronto habrá quienes empiecen a hacer lo mismo. El principio más básico que nos ayudará a encontrar nuestro propósito en la vida. Analicemos estas claves individualmente. JIM M UNCY No es como un problema de algebra en el quellegaremos al re­ sultado correcto siempre y cuando usemos la formulacorrecta. No hay una fórmula mágica que nos ayude a descubrir cuál es nuestro propósito en la vida. Si resulta muy bien. Podemos distinguir entre lo que nos gusta y lo que no nos gusta hacer.DR. Tom Peters dijo: “La vida es muy sencilla. La mayoría no dan buenos resultados. descubrimos algu­ nas cosas muy importantes. Entonces te dedicas a hacer lo que sí resulta bien. Sin embargo. 164 . PRUEBE DE TODO UN POCO No se puede guiar un automóvil cuando se encuentra estacio­ nado.

pero no lo disfruté ni un solo día. 165 . Pero yo no sabía si era algo que me iba a gustar o no.UNA PUERTA. Para mí era algo nuevo. los muchachos empezaban a jugar formalmente en equipos desde que entraban al tercer grado. Cuando cursaba octavo grado nos mudamos a otra ciudad. ¿Cómo saber si nos va a gustar algo diferente. DOS CERRADURAS Cuando probamos algo. Simple­ mente quiere decir que estamos en la etapa de búsqueda. era haciendo la prueba yo mismo. Eso fue lo que hice y descubrí que no me gustaba el fútbol americano. sí nunca probamos algo diferente? ¿Qué respuesta me habrían dado? Bueno. Todos los chicos de la escuela sabían si querían jugar fútbol o no. ¿Cuál sería la respuesta correcta? Ellos no me iban a dar una respuesta tomando en cuenta mi situación. ¿Entonces. Donde vivíamos antes no había fútbol americano juve­ nil. Te­ nemos que persistir en algunas de estas cosas para sobrepasar las frustraciones y vergüenzas iniciales que siempre van a venir cuando intentamos hacer algo nuevo. depende de la persona a la que le hubiera preguntado. probablemente dirían que sí. no es causa de vergüenza tener que de­ jarlo a un lado si nos damos cuenta que no es algo que nos beneficie. pero en la ciudad a la que llegamos. Si le preguntaba a los chicos del equipo de fútbol. En la vida. pues ya habían jugado en un equipo desde pequeños. Me quedé en el equipo durante toda la temporada. habría preguntarles a los demás chicos de la clase si yo debería unirme al equipo. probablemente me dirían que no. podido qué IDEA CLAVE hice? Bueno. La única forma en que yo podría saber si el fútbol era para mí o no. la oportunidad de probar algo nuevo siempre estará en nuestro camino. Si le preguntaba a los chicos del club de ajedrez. Pero de­ bemos tener cuidado de no darnos por vencidos muy pronto. Me darían una respuesta que fuera la más acertada de acuerdo a su punto de vista. Eso no quiere decir que nos hemos rendido con facilidad. Así que nunca más volví a formar parte de un equipo de fútbol.

Busque respuestas. ^ Así es exactamente la manera en que podemos darnos cuenta de lo que deberíamos hacer con nuestras vidas. Probamos algo. Nunca tenga miedo de probar algo nuevo. ¿Sería mejor que el fútbol? ¿Cómo saberlo? Pues me uní al equipo. La meta es encontrar un propósito y aferramos a él hasta cumplirlo. A medida que vamos probando cosas diferentes. ‘¿qué es lo que quiero hacer?’ pero no puedo encontrar la respuesta” . ¿Qué debería pre­ guntarse? Para empezar. ¿Qué es lo que quiero? He oído a una infinidad de personas decir que simplemente no saben qué es lo que quieren hacer. sigan tocando. No es que me haya gustado mucho al principio. HAGA MUCHAS PREGUNTAS El Nuevo Testamento dice: "Sigan pidiendo. y las puertas abiertas están reservadas para quienes siguen tocando. Entonces. El pre­ mio lo recibimos por haber encontrado algo que queremos hacer y entonces. No podemos esperar que las puertas se abran. movidos por un sentido de compromiso. el encontrar para quienes buscan. Pregúntese a sí mismo. sigan buscando. Nunca se apresure a darse por vencido. “Sigo preguntándome. JIM MUNCY Tiempo después llegó la temporada de baloncesto. El premio no se recibe sólo por haber intentado. o nos comprometemos a ser expertos en la materia o buscamos otra cosa que probar. si nunca tocamos. Encontré algo de lo que he podido disfrutar du­ rante muchos años de mi vida. y se les dará. y se les abrirá. si nunca busca­ mos ni pedimos. lo hacemos bien. Persis­ timos en ello el tiempo suficiente como pára tener una buena idea de si es lo que nos gusta o no. recuerde que estamos en el proceso de búsqueda. La meta no es saltar de una cosa a otra. No esperemos encontrar ni recibir.DR. y hallarán. No han 166 . pero para el final de la temporada estaba encantado. el recibir está reservado para quienes piden.” Si eso es cier­ to. permítanme darle dos ejemplos.

Para mi sorpresa. La verdad es que no quería ir. haga lo necesario para lograrlo. aun así seguiría jugando tanto como pudiera. hacer presentaciones por tres días. Sólo | lo hacía por el dine­ ro. aceptaron mi oferta. tienen que pagar para entrar al cine. Tendría que tomar un avión. Tenía sólo cinco días disponibles para preparar y presentar el seminario que duraría tres días. Si no le estuvieran pagando. Él rápidamente respon­ dió que no era eso por lo que le pagaban. DOS CERRADURAS podido encontrar la respuesta acertada porque no se hacen la pre­ gunta acertada. Le conté a un ami­ go mío que es econo­ mista que yo realmen. Él jugaría gratis. Mi agen­ da ya estaba copada.UNA PUERTA. pero nos les gusta tener que cargar bolsas llenas de víveres.f te no quería ir. a su vez. Alguien le dijo que él era un hombre de mucha suerte pues le pagaban para que jugara baloncesto. Eso no lo haría si no le estuvieran pagando. Esa es larazón por la que tenemos que pagarles para que empaquen nuestras compras en el supermercado y la razón por la que ellos. A los adolescentes les gustaque losentretengan. No pregunte “¿qué es lo quiero hacer?” Pregúntese “¿qué es lo que quiero?” Luego. Hasta pagaría para que lo dejaran jugar. abordar otro avión in­ mediatamente después y regresar. pensando que así buscarían a otro orador. Nunca olvidaré lo que me dijo: “Por eso te pagan. Una vez me pidieron ser orador en un seminario de investiga­ ción de consumo en Europa. . Le pagaban para que cuando tuviera que 167 IDEA CLAVE No pregunte “ ¿qué es lo que quiero hacer?” Pregúntese “ ¿qué es lo que quiero?” Luego. haga lo necesario para lograrlo. Le pagaban para que entrenara sin descanso. Alguna vez escuché a una estrella del baloncesto explicarlo de esta manera. Si fuera algo que sí quisieras hacer. Yo pedí un pago de honorarios bastante costoso. probablemente no tendrían que pagarte” . Nos tienen que pagar para que hagamos las cosas que no queremos hacer.

jugaría baloncesto cuando él quisiera y no tendría que hacer nada de lo que no le gus­ taba hacer. un día. se fuera de viaje lejos de su familia por varias se­ manas. Tuve que hacer un montón de cosas que no quería hacer para así. poder hacer lo que de verdad anhelaba. Yo les digo. deben obtener un doc­ torado. Sin embargo. Si siempre hacemos lo que queremos hacer. Completamente lo contrario. él simplemente se inscribiría a un gimnasio. pero siempre los tratarán como ciuda­ danos de segunda clase. Esas cosas no las haría si no le estuvieran pagando. Las universidades sí contratan como instructores a personas que no tienen un doctorado. por jugar aun cuando estaba lesionado y completamente exhausto. pero nos pagan por hacerlo. Tenemos que decidir qué es lo que queremos en la vida y entonces hacer todo lo que sea necesario para lograrlo. . Una poderosa afirmación por la cual vivir la vida es esta: “Yo haré las cosas que otros no quieren hacer para tener lo que otros no pueden tener” . IDEA CLAVE No estoy promo­ viendo la idea de que­ darnos toda la vida en un trabajo al que odiemos.D R. Si no le paga­ ran. Muchas veces la gente me dice que les encantaría enseñar en una universidad. nunca vamos a lograr ha­ cer lo que en realidad anhelamos hacer. y un sin fin de otras cosas que no haría si no le estuvieran p El equipo tenía que pagarle una buena suma de dinero para que siguiera haciendo las cosas que no le gustaba hacer. JIM M UNCY jugar de visitante. que ser profesor universitario es el mejor trabajo del mundo. Luego les digo que si quieren enseñar en ese nivel. entonces algún día lograremos hacer exactamente lo que sí anhelamos hacer. si hacemos lo que no nos gusta. Haré lo que otros no hagan. pero no me encantaba hacer las cosas que tuve que hacer para lograrlo. con entusiasmo. Me encanta mi trabajo. Le pa­ gaban por asistir a ruedas de prensa. así tendré lo que otros no tienen. y tal vez por un buen tiempo.

Pagar más no necesariamente significa que obten­ dremos mejor calidad. nunca obtendremos buena calidad. No debemos fijarnos metas sólo porque sean fáciles de alcan­ zar. Pero si de verdad anhela darse el gusto de vivir la vida de un profesor universitario. Debemos IDEA CLAVE No deberíamos buscar el precio más bajo y contentamos con cualquier va­ lor que tenga. hay que pagar un precio más alto. No todo lo que cuesta más es de mejor calidad. Sin embargo. Hay que hacer lo que uno no quiere. ese es el precio que se tiene que pagar. “¿qué precio tiene?” cuando lo que deberían preguntar es “¿qué valor tiene?” . Si nos pasamos la vida obsesionados con el precio. nunca obtendremos cosas de buena calidad si no pagamos más. entonces nos llena­ remos la vida de baratijas. Así cuando las alcancemos. entonces tenemos que buscar la sección de calidad en lugar de la sección de descuentos. si es que algún día quiere hacer lo que de verdad anhela” . tiene que dejar de pensar en el precio y más bien pensar en el valor. Si quiere una vida de buena calidad. 169 .Un a pu erta . pero todo lo que es de mejor calidad cuesta más. respondo. habremos obtenido algo de valor. Si siempre estamos en busca del precio más bajo. Para ob­ tener algo de buena calidad. De otra manera. d o s c er r a d u r a s “No sé si es algo que me gustaría hacer” . dicen muchas veces. “Claro que no” . “Nadie que esté en todos sus cabales pensaría en sufrir los sacrificios y las penas que significan obtener un doctorado. ¿Qué valor tiene? Mucha gente se pasa la vida preguntando. Si quiere una vida barata. No deberíamos buscar el precio más bajo y contentarnos con cualquier valor que tenga. no habremos logrado mucho. busque siempre el precio más bajo posible. Debemos encontrar el valor que deseamos y entonces pagar cualquierprecio por obtenerlo. cuando las alcance­ mos. Si queremos una vida de buena calidad. Debemos fijarnos metas que le den más valor a nuestra vida.

JIM MUNCY encontrar el valor que deseamos y entonces pagar cualquier precio por obtenerlo. debemos hacer caso al compromiso que fijamos la noche anterior. si sólo le hacemos caso a la cabeza. Las emo­ ciones entorpecen nuestra capacidad de tomar decisiones buenas. no con el corazón. Estoy seguro de que en alguna ocasión todos hemos experimentado cuán frustrante es tratar de conciliar los pen­ samientos con las emociones. En ese caso deberíamos 170 Llegará el punto en que hacer cosas grandes no será tan fácil y dejará de tener sentido. DÉJESE GUIAR POR EL CORAZÓN En son de broma. Cuando. nos daremos por vencidos. deberíamos ignorar tanto el intelecto como las emociones. lógicas y objetivas. En ese momento. Cuando no podemos hacer que la ca­ beza y el corazón trabajen en armonía. lo mejor es quedarse soltero. sí hay una cosa en la que deberíamos hacerle caso al corazón y no a la cabeza. Sin embargo. empieza a sonar el des­ pertador.D R. Más bien. IDEA CLAVE Cuando nos ha­ yamos fijado una meta encontraremos maneras de alcanzar­ la sólo si pensamos con la cabeza. Pero si estos dos no están de acuerdo. Se trata de cuando estamos tratando de decidir cuál es nuestro propósito en la vida. dijo una vez que le era difícil lograr que su cabeza y su corazón se pusieran de acuerdo. . deberíamos hacerle caso a la mente y al corazón. El corazón nos va a suplicar que nos quedemos en la cama y va a buscar buenas razones para convencer a nuestra mente de hacerle caso. ¿a cuál deberíamos hacerle caso? Todo depende. un famoso cineasta dueño de un largo histo­ rial de decepciones amorosas. "De hecho” dijo. sólidas. pero no le hacemos caso al corazón. en una mañana fría de invierno. “rara vez se hablan” . Si estamos pensando en casarnos.

No deje que otros dicten lo que a usted debería apasionarle. un trabajo que detesta. Y normalmente. Es usted quién tendrá que soportar. Pero que al final de cuentas. Déjese guiar por ella. tendremos que superar obstáculos gigantescos. nos daremos por vencidos. Eso no significa necesariamente que nuestra pasión tenga que ser nuestra vocación. Así no son las cosas. Después de eso tendría suficiente tiempo para dedicarse a trabajar con niños.. Si él lo hace sólo por darle gusto a sus padres. Esa es la razón por la que yo animo a mis estudiantes a seguir la clase de estudios que les interesa a ellos. Yo les digo que escuchen los consejos de sus padres. Para lograr cualquier cosa importante. Habrá ocasiones en que la cabeza nos dirá “esto ya no tiene sentido” . Si no lo encuentra. si no entra en juego el corazón. por interminables horas. pero Júnior es quien va a pasarla muy mal. En ese momento.UNA PUERTA. no la cabeza. Ellos no sienten lo que él siente. No estaba seguro de si debería seguir en un trabajo en el que le va bien o si debería renun­ ciar y hacer algo que de verdad le parezca gratificante. Un joven amigo mío es uno de los vendedores de seguros de vida más exitoso en todo el país. Nos vamos a rendir e ir en bus­ ca de un objetivo que sea más fácil de alcanzar. Ellos no son los que van a trabajar por usted. siga buscando. ellos estarán encantados. podría agrandar su negocio hasta el punto de sólo tener que trabajar unas cuantas horas por semana y aún así se­ guir ganando una buena cantidad de dinero. tiene sentido. Sus padres no son los que tendrán que llegar a la oficina a las 8:00 de la mañana. que tomen en consideración su sabiduría y experiencia. Le sugerí que pusiera todo su empeño en su carrera por unos años. DOS CERRADURAS guiarnos por lo que dice el corazón. excepto que eso no es lo que le interesa a júnior. Papá y mamá siempre creen que ellos son los que deciden qué hará júnior con su vida. El otro día estábamos almorzando juntos y me contaba que sí le gusta vender seguros. He aquí el por qué.. son ellos mismos quienes deben tomar sus propias decisio­ nes. Sólo usted puede sentir esa pasión. Con su talento. no a sus padres. 171 . Busque algo que disfrute con todo su corazón. pero que su verdadera pasión es trabajar con niños.

Desde el punto de vista de Welch. Con el tiempo sólo quedaron 14 sucursales. pero tenía 350 sucursales. Tal vez tengamos una pasión motivadora que nos impulsa cuando los demás se que­ 172 . Todos tenemos algo que nos distingue de los demás. ninguna compañía podría mane­ jar eficazmente tal cantidad de sucursales. a la compañía le iba bien. Quizás tengamos un talento muy particular. Cuando el número de sucursales se redujo a 14. Nuestra pasión no tiene que ser nuestra vocación. si primero lograra ser económicamente independiente. si dejaba de vender seguros y empezaba a trabajar con niños. Tendría que buscar un trabajo donde sí pudie­ ran pagarle. Tomó una decisión ba­ sándose en lo que haría de esta compañía una entidad más fuerte.D r . En aquel tiempo a la compañía le iba bien. Nuestra voca­ ción puede tratarse de algo en lo que nos desempeñamos muy bien y puede ser el medio que nos permita ir tras lo que realmente llene de significado nuestra vida. Cuando eran 350 su­ cursales. entonces sí podría es­ coger la clase de programa con el que le gustaría trabajar y no se convertiría en una carga económica para ellos. Sin embargo. No sólo eso. Sin embargo. el resultado fue fenomenal. HAGA DE SUS VIRTUDES SU FORTALEZA Jack Welch llegó a ser el director de General Electric en 1981. GE disfrutaba de una posición única en cada una de esas 14 áreas por lo cual gozaba de gran competitividad mundial. Welch empezó a deshacerse de las sucursales que no lograban alcan­ zar el primer o segundo lugar en el mercado mundial. Tal vez seamos dueños de algo especial o poseamos experiencia en ciertas cosas. tendría que pensar en el dinero a la hora de decidir a cuáles niños ayudar. Al concentrarse en sus puntos fuertes. el capital de negocios de GE aumentó 20 veces más en menos de 20 años y se convirtió en la compañía mejor avaluada de todo el planeta. Welch tenía que decidir de cuáles despojarse y con cuáles quedarse. Jim muncy Por otro lado. su salario sería una carga para el programa de niños con el que estuviera trabajando.

por eso llegó a ser abogado y político. (Qué bueno que mis padres no siguieron con la misma idea. NO ESPERE HASTA ENCONTRAR TODAS LAS REPUESTAS La vida es corta. d o s c er r a d u r a s dan inmóviles. Tengo dos hermanos mayores -E d y Eb. Tengo uno que todo lo quiere aprender. Como dijo una vez un exitoso ejecutivo de Hollywo­ od: “Siempre estoy cuestionando mis decisiones. Mi madre murió 173 . Le decimos la enciclopedia ambulante. No podemos esperar hasta que lo sepamos todo antes de actuar. Una de mis hijas es muy sensible. He dicho en broma que cada uno de nosotros tiene el trabajo perfecto. Tiene autoridad sobre cientos de empleados. También es muy sociable y tiene cualidades de comunicación muy buenas. A mí me encanta hablar. Yo veo la misma situa­ ción en el caso de mis cuatro hijos. con toques de artista. Eb es abogado y político.Un a pu erta . No debería darnos miedo reconocer qué es lo que nos dis­ tingue de entre los demás y usar tal virtud para hacer cosas grandes. de lo contrario mi nombre habría sido ¡Eh!). Mi hija menor vive tan llena de energía que a veces la llamamos ‘‘el cohete” . Ed es supervisor de una compañía grande de trans­ porte público. por eso llegó a ser supervisor. por eso llegué a ser profesor. Cada uno de no­ sotros es único y cada uno es capaz de lograr algo grande si aprove­ cha sus virtudes. A Ed le encanta dar órdenes. Tengo otro hijo que sólo puede pensar en cómo ganar dinero. A Eb le encanta llevar la contraria. IDEA CLAVE No debería darnos miedo reconocer qué es lo que nos distingue de entre los demás y usar tal virtudpara hacer cosas grandes. Una de las cosas más emocionantes de ser padres es ver crecer a nuestros hijos e imaginarnos cómo es que cada uno va a usar su personalidad tan singular para llenar su propio espacio en este mundo. Gozamos de circunstancias únicas en la vida para lo­ grar algo.

Hay una 174 . cada minuto de cada día. De los estudiantes de primer año que llegan por primera vez al campus universitario. ‘¡Háganlo!’ Sea lo que sea que quieren hacer. J im M u n c y casi a los 40. muy pocos saben exactamente qué es lo que quieren hacer con sus vidas. Aun si la vida nos diera ambas mitades. dijo: “ Alguien debería alertarnos del hecho que desde el momento en que nacemos empezamos a morir. Nuestro propósi­ to será revelado progresivamente en la medida en que. Tal vez así viviríamos la vida al límite. tomemos acción para vivir la vida. seguiría siendo corta.D r. así que dolorosamente estoy consciente del hecho de que la vida no siempre nos garantiza la otra mitad” . La mayoría de ellos van cambiando de opinión durante sus años de estudio. ¡háganlo ahora! Sólo quedan unos cuantos ama­ neceres más” . En momentos en que se acercaba a su muerte. El descubrimiento significa progreso. con base en lo que ya sabemos. Una gran parte de quienes se gradúan de la uni­ versidad no se dedican a trabajar en el campo para el que estudiaron. No podemos darnos el lujo de esperar hasta conocer todos los detalles de nuestra vida futura si ni siquiera hemos empezado a construirla. ¿Quiere decir eso que casi todos ellos están desperdiciando su tiem­ po? ¿Deberían esperar hasta que sepan exactamente qué es lo que quieren sin antes ir a la universidad? De ninguna manera. La verdad es que la mayoría de los que en su último año están a punto de graduarse tampoco lo saben con seguridad. Sin embargo. Aunque estos es­ IDEA CLAVE No podemos quedarnos a esperar que todos los semáforos estén en verde para poder salir de la casa. Michael Landon fue una de las estrellas más atractivas. lo que sí saben es que se les abrirán más puertas si tienen un título universitario. tudiantes tal vez no a sepan con exactitud qué es lo que van a hacer con su vida. Les digo. a los 55 de edad murió de cáncer. brillan­ tes y saludables que Hollywood jamás pudo haber producido.

la tierra gana. Él escribió el libro. la motocicleta que él conducía chocó contra un camión que se había pasado la señal de pare. el avión en el que viajaba se estrelló. Los demás detalles se irán aclarando por el camino. apropiadamente titulado. el camión siempre gana. Esta vez quedó inválido de ambas piernas. He aquí lo que Mitchell le dijo: “ Antes de mi accidente podía hacer diez mil cosas. Su rostro quedó gravemente cicatrizado por las quemaduras. más fácil será descubrir nuestro propósito en la vida. Ahora puedo hacer nueve mil. The Man Who Would Not Be Defea- ted. En una pelea de ca­ mión contra motocicleta. conoció allí a un atleta deprimido quien también había sufrido un accidente y tam­ poco podía caminar. No podemos quedarnos a esperar que todos los semáforos estén en verde para poder salir de la casa. Él siguió adelante luego de una recuperación médica de dos años. Al empezar una carrera universitaria por lo menos em­ pezarán a dirigir su vida en la dirección hacía donde quieren llegar. el tanque de gas de la motocicleta explotó y envolvió su cuerpo en un fuego llameante. Como si haberse quebrado casi todos los huesos de su cuerpo no hubiera bastado. Cuando era joven. d o s c er r a d u r a s gran probabilidad de que su preferencia laboral requiera tener una licenciatura. La clave es hacer lo que esté a nuestro alcan­ ce con nuestro limitado conocimiento mientras que continuamos explorando nuestro futuro. Mientras que estaba en terapia y aprendía a enfrentar las situa­ ciones que habían cambiado por completo su vida. Cuan­ do la pelea es de avión contra tierra. Entre más dispuestos estemos a tomar acción ahora. podré disfrutar de una buena vida y dejar una grata impresión en mucha gente” 175 . MÁS QUE OTRA CARA BONITA Pensar en lograr cosas grandes aprovechando las virtudes que nos hacen excepcionales me recuerda a W.Un a pu erta . basados en el conocimiento que ya poseemos. Si logro hacer por lo menos algunas de ellas. Mitchell. Unos años después.

sino la manera en que reacciona­ mos ante ello” . Mitchell y no creer que sí podemos marcar la diferencia en este mundo. Fue verdaderamente excepcional. Ahora tiene oficinas en Colorado y en Australia y vive en California y Hawái. otras no. Probó algunas cosas. aunque sí tenía algunas debilidades muy notables. Siguió en busca de una vida de calidad. descubra su propósito y así podrá vencer al “enemigo llamado común y corriente’! 176 . Desarrolló una carrera exitosa como orador público por la que recibió el premio CAPE. el cuál es el premio de mayor importancia otorgado por la Asociación Nacional de Oradores. salió en programas en los Estados Unidos y en el extranjero. una ciudad en el estado de Colorado.D r. J im M u n c y Eso es precisamente lo que ha hecho Mitchell. Es difícil pensar en alguien como W. ¿Qué hizo él para al­ canzar tan elevados logros? No desperdició mucho tiempo pensan­ do en lo que no podía hacer. Marcó la diferencia dentro de su entorno. Casi logra un puesto en el congreso usando en su campaña el eslogan: “No seré sólo otra cara bonita del congreso” . Unas dieron resultado. Se aventuró en la política. Hizo de sus virtudes su fuerte. El dicho favorito de Mitchell es: “Lo importante no es lo que nos pase. llegando a ser el alcalde de Crested Butte. no una vida fácil. Eso es lo que lo convirtió en alguien especial. Se concentró en lo que sí podía lograr. Se aventuró en la televisión. Reflexionó en lo que de verdad quería y fue tras lo que le apasionaba. Sáquele provecho a su singulari­ dad. Usted también es excepcional. Se aventuró en los negocios. construyó una compañía exitosa que le dio trabajo a miles de personas. Obtuvo su máster en la Univer­ sidad de Colorado.

NO DE DINERO “ El hombre que muere en riqueza.LLAVE 7 SACRIFICIO: LA BÚSQUEDA DE RIQUEZA. muere en desgracia” —Andrew Carnegie 177 .

a diferencia de hoy. Eso fue hace unos cien años cuando. la hermana de Carnegie. les suplicó.DR. aunque fuera una breve nota. Ella hizo todo lo posible para que sus hijos le escribie­ ran. pero no incluyó el dinero. Les rogó. “ Apuesto $100 a que puedo hacer que los muchachos le escriban una carta sin siquiera pedirles que lo hagan” . Les envío cinco dólares para que los gasten en lo que quieran” Esa era la época en la que cinco dólares le alcanzarían a un es­ tudiante universitario para comprar un montón de cosas. 178 . Carnegie tomó una hoja de papel y una pluma y les escribió una carta breve a los muchachos. Carnegie selló la carta y la puso en el correo. hasta trató de hacer que les remordiera la consciencia. no había medios de comunicación instantánea. JIM MUNCY \ A Unidos. E mejor método de comunicación era el correo postal de los Estados Pero aquellos muchachos ni siquiera usaban el correo para co­ municarse con su madre. ndrew Carnegie tenía un par de sobrinos que asistían a la Universidad de Yale. Seguramente es­ taban tan absortos en su vida universitaria que nunca le escribían una carta. Uno de sus amigos no pudo resistir la oferta y así empezaron las apuestas. Carnegie abrió las apuestas para quien quisiera participar. Esto es todo lo que decía: “Estaba pensando en ustedes y yo sé que cuando uno está en la universidad cualquier dinerito puede servir de mucho. Todo lo que ella quería era recibir alguna noticia de sus hijos.

Por otro lado. Hay muchas personas que llegan a ser ricas y todo lo que dejan al morir es un montón de dinero por el que tendrán que pelearse sus traicioneros parientes. todavía sigue marcando una diferencia en este mundo. Puede visitar el sitio web de la Fundación Carnegie y ver cómo ésta sigue contribuyendo de manera increíble a favor del avance de la Educa­ ción.811 bibliotecas públicas que él construyó. Más bien. Puede visitar el Salón Carnegie. como usar sus riquezas. 179 .S.UNA PUERTA. Casi un siglo después de su muerte. pero. de verdad.. Carnegie fue un hombre muy inteligente y pudo darse cuenta que ir tras la acumulación de dinero no sería la forma en que cam­ biaría al mundo.” Carnegie había ganado la apuesta. Por todo el país existen pruebas de su filantropía.. “Querido tío Andy. U. DOS CERRADURAS Tan pronto como el correo pudo llevar su carta a New Haven y regresar con una respuesta. El dinero no es la única manera en que podemos causar un efecto duradero. ese fue el medio que Carnegie escogió. Usted puede pasearse por la Universidad Carnegie Mellon. El dejó su huella bien marca­ da en el mundo debido a que tuvo muchísimo dinero para lograrlo. Andrew Carnegie sí supo. para 1 IDEA CLAVE Carnegie no era tan ingenuo como se no darse cuenta que necesitaría tener ______ __ _______ ______________ __ Entre más grande sea la pistola. Carnegie había recibido una carta de sus sobrinos. sabríamos con exactitud cómo usarlo. sinceramente apreciamos tu generosi­ dad.. Puede sacar prestado un libro de cualquiera de las 2. USÓ SU RIQUEZA PARA MARCAR LA DIFERENCIA La mayoría de nosotros se pasa la vida pensando en que si tuvié­ ramos mucho dinero. más lejos llegará el disparo. cierto grado de riqueza para marcar la diferencia. aquel hombre quien una vez fuera un inmigrante po­ bre y que llegó a fundar la compañía productora de acero. Steel. Puede darle un vistazo al Fondo Carnegie para la paz interna­ cional y ver qué se está haciendo al respecto.

IDEA CLAVE Definamos ri- Poseer riqueza significa tener los medios necesarios para alcanzar el éxito. publicó el li bro más importante que jamás se haya es­ crito en el campo de la Economía: La riqueza de las naciones (The Wealth of Nations). Seguramente necesitare­ mos energía y buena salud. también deberíamos esforzarnos por encontrar nuestra riqueza. Entre más tuvieran. Tal vez ne­ cesitemos conocer a personas influyentes. daría igual no tener propósito. IDEA CLAVE En 1776. Antes de Smith. el año en que se fundó nues^ ro Pals> economis ta escocés. El tiempo también es importante.DR. pero sin tener alguna forma de riqueza. Adam Smith. He aquí el por qué. más lejos llega el disparo. LA RIQUEZA DE UNA PERSONA \ Anteriormente definimos el éxito como pasarlo bien a medida que buscamos y cumplimos el propósito de nuestra vida. Habrá cosas que necesitaremos saber. Si no contamos con la riqueza nece saria para cumplir nuestro propósito. el re­ sultado sería el mismo de todos modos. somos to. . La riqueza se presenta de diferentes maneras. nunca lograremos mucho en nuestra vida. más ricas eran. Í queza: es tener los medios necesarios de otra ri­ para alcanzar el éxi­ manera. JIM MUNCY Carnegie tenía altas aspiraciones en la vida. la gente pensaba que las naciones más ricas eran las que poseían más plata y oro. Él también pudo darse cuenta que entre más grande la pistola. Dicho cos si tenemos los recursos necesarios para vivir a plenitud nuestro propósito en la vida. Todos de­ beríamos esforzarnos por alcanzar el éxito. Al esforzarnos por al­ canzarlo. ¿Cuáles recursos? Eso depende del propósito. Quizás nuestro propósito requiera que tengamos dinero.

Vamos a tomarnos un momento para repasar cada una de ellas. lo que hacía rica a una nación. Siempre debería ser algo secundario. este es un hecho que no reconocemos cuando se trata de la riqueza personal. LA RIQUEZA EN DIFERENTES FORMAS Si nos tomamos en serio la tarea de cumplir con nuestro propó­ sito en la vida. no podemos decir que sea un cliente. Pero eso no quiere decir que estamos libres de pasar por el proceso de creación de riquezas. d o s cerra d u ra s Todo este enfoque en la posesión de riquezas desvió la atención de todos de lo que en verdad puede traerle riquezas al país —la pro­ ducción.Un a pu erta . Tenemos la tendencia a pensar que alguien es rico por lo que ha acumulado. No es así. 181 . daría igual no tener un propósito. no por lo que puede hacer. no como lo que tenemos. La riqueza nos permite hacer más con nues­ tras vidas. Llegar a ser ricos nunca debería ser nuestra prioridad en la vida. Nos da la posibilidad de alcanzar nuestras metas principales. La riqueza debería verse como lo que podemos hacer. las cuales van ligadas a nuestro propósito en la vida. comenzando por las más obvias -e l dinero y las posesiones materiales. Sin embargo. No podemos pensar de una manera ingenua como el vendedor que dice: “Tengo un tremendo cliente en perspectiva. Si nunca conseguimos lo que ne­ cesitamos para cumplir nuestro propósito. Si la persona no puede pagar por el producto. El resultado sería el mismo. no de acumulación. Smith opinaba que era la capacidad de producción. nos tomaremos en serio la tarea de adquirir lo que sea necesario para lograrlo. sólo que no tiene el dinero para comprarlo". de verdad le gusta nuestro producto. La riqueza tiene cinco formas básicas. La riqueza crea oportunida­ des. Hoy en día nadie pone en duda seriamente el punto de vista de Smith en cuanto a la manera de crear riqueza nacional. no lo lograremos si no contamos con los medios necesarios. Aún si queremos alcanzar el éxito.

“Son $183. Esta es la razón: Por sí mismo. Pídales que hagan llegar esa postal a cada uno de los que en ese país se están muriendo de hambre para que así llenen sus estómagos de pensamientos felices. Sin embargo. llene su ca­ rrito de víveres. Cierto dicho afirma que “la felicidad no se compra con dinero” . 182 . No. pero hay muchas cosas más que la felicidad no puede com­ prarnos. no envíe dinero a la agencia de ayuda. Hay cosas para las que no se necesita tener dinero. no se puede comprar la felicidad con el dinero. cuando la cajera diga. A ver qué le dan. Sonría felizmente y diga. sonría cálida y felizmente y pídale que pase esa sonrisa por la máquina registradora en lugar de su tarjeta de crédito y vea si la cajera empieza a empacar sus víveres. pero la felicidad no va a poner un techo sobre su cabeza. pero la felicidad no va a alimentar a los niños con hambre. Otra cosa que podría intentar.D r . no se puede comprar la felicidad con el dinero. IDEA CLAVE La próxima vez que vaya a al super­ mercado. envíeles una postal contándoles lo contento que se siente. no se puede comprar la felicidad con el dinero. Lue­ go.29” . J im M u n c y Dinero y posesiones materiales La mayoría de la gente podría encontrar y cumplir su propósito en la vida si supiera manejar mejor su dinero. pero el dinero sí. sólo el dinero puede cubrir nuestras necesidades. con\esos dibujos y números se puede lograr algo muy significativo. el dinero no es más que un montón de dibujos y números que decoran un papel. La próxima vez que se llegue la hora de hacer él pago de la hipoteca. ¿Y qué piensa de esta opción? La próxima vez que haya una es­ casez de alimento. Pero en muchos casos. pida su recibo. Eso es absolutamente cierto. pero la felicidad no va a poner pan sobre la mesa. No. No. “Este mes decidí pagarles con mi maravi­ lloso y agradable carácter” Después. El dinero no puede comprarnos la fe­ licidad. vaya a la sucursal del banco. En lugar de eso.

Lue­ go. pero la felicidad no puede pagar por una buena educación. Haga la fila. Pero hay algunas cosas importantes que el dinero sí puede hacer y para las cuales no existe un sustituto. pero un excelente servidor. Pero lo que sí es seguro es que en nuestra casa siempre estamos felices. tampoco es muy buena idea que digamos. DOS CERRADURAS La próxima vez que su hijo esté enfermo o se haya lastimado y necesite ir al médico. vaya a la oficina de Administración. Dejarse controlar por la falta de dinero no es la solución. en todas las clases. Cuando la enferme­ ra le pida el número de póliza de seguros. Ser adinerado no es gran cosa. Dejarse controlar por el dinero puede ser un problema enorme. Estamos seguros que el doctor estará feliz de saberlo” . No se puede comprar el cariño de los hijos. luciendo su mejor sonrisa. No se puede comprar la felicidad con el dinero. Los Beatles tenían razón al decir en su canción: “El dinero no puede comprarme amor” . pero el dinero sí puede garantizar que no se olviden de sus padres. El dinero es un muy mal amo. dígale: “Lo siento. No tenemos que aspirar a ser la persona más 183 . no ten­ go una póliza de seguros. el dinero ciertamente aumenta las probabilidades de encontrar lo que se quiere. Cuando le llegue el cobro. pero no se puede pagar una cita médica girando un cheque de felicidad. No se puede comprar la felicidad con el dinero. diga: “No tengo dinero para pagar por el curso. Para lograr cumplir nuestro propósito en la vida vamos a ne­ cesitar algo de dinero. La cantidad que necesitemos va a depender de nuestro propósito. trate de hacer lo siguiente. seré la persona más feliz que ustedes hayan visto” Yo tengo la certeza de que las uni­ versidades preferirían tener salones llenos de gruñones adinerados que de estudiantes felices que no pueden pagar sus estudios. Pero tratar de mantener a una familia sin tener un centavo. cuando se trata de buscar pareja. pero les prometo que. Inscríbase en un curso en la universidad más cercana.UNA PUERTA. Lo que quiero decir es esto: el dinero no sirve para la mayoría de las cosas de mayor importancia en la vida. Casarse por dinero es una de las cosas más tontas que alguien podría hacer. Sin embargo.

fueron desapareciendo. Bill hizo quedar mal mi excusa de que la mala condición física fuera culpa de los años. Hace unos diez años cambié de trabajo. es su falta de perspectiva. Sin embargo. quien era 15 años mayor que yo. más energía tenía. Le atribuía mi mala salud a los ¿ños. no muy lejos está la falta de energía que viene como consecuencia de una mala dieta. JIM M UNCY rica de la ciudad. dolores y falta de energía por los que yo culpaba a la edad. todos los achaques. apresurarnos a culpar los años por nues­ tra falta de energía. Probablemente era el miembro más productivo de la facultad. Con el tiempo. Bill siempre estaba lleno de energía. Para mi fortuna. Se necesita energía para cumplir nuestro propósito. Descubrí que el 184 . me mudé jus­ to al lado de un colega llamado Bill. Veía como entrenaba en el gimnasio y podía hacer algunas cosas que muy pocos de nuestros estudiantes de pregrado podían hacer. Entre más incorpo­ raba buenas costumbres saludables en mi vida. pero deberíamos apuntar hacia un nivel de riqueza económica que nos facilite lograr nuestras metas.DR. También empecé a leer libros acerca del tema. poco descanso y el no saber cómo controlar el estrés. IDEA CLAVE No deberíamos La razón principal por la que hay gen­ te que no alcanza el éxito. Estoy convencido de que la falta de perspectiva es la razón por la cual en Estados Unidos el nivel de rendimiento es deficiente. Tiene que ver con el nivel al que esté nuestra condición física. En aquel tiempo estaba pasado de peso por varios kilos y tampoco le prestaba atención a ninguna de las claves para una vida saludable. en mi nuevo trabajo. Salud y condición física Hay otro medio por el cual alcanzar metas en la vida. La segunda razón principal es lafalta de energía. No deberíamos dejar que el descuido de nuestra salud disminuya el impacto que podemos causar en la vida. Durante unos meses me pasé preguntándo­ le a Bill qué hacía para mantenerse en tan buena condición física. la falta de ejercicio.

una buena condición física. Perder tres comidas es un martirio. sólo podría ganarse unos cuan­ tos miles de dólares al mes si trabajara como obrero. Nuestros cuerpos reciben toda la comida necesaria para sobrevivir y a veces hasta un poco de más. Si nos faltan dos.UNA PUERTA. Pero mantener la mente en forma es aun más importante. He visto a Bill Gates en persona. y cortar el césped en los parques. ¿a cuál de los dos nos aseguramos de alimentar bien? Si nos falta una comida al día. Nuestro mayor IDEA CLAVE potencial de ganan­ cia. Sin embargo. pueden pasar días. En contraste. Alguien tiene que cavar zanjas. Les puedo asegurar que. Jim Rohn dijo una vez que muchas personas alimen- 185 . todo el mundo tendrá que enterarse del hambre que tenemos. Por otro lado. tampoco lo es todo. Todo era el resultado de una mala dieta y la falta de buen ejercicio. Sin embargo. no el cuerpo. sino su inteligencia. Es el poder de la mente. El poder de la mente La mala salud puede limitar nuestro potencial de manera sig­ nificativa. Aun así. viene de nuestra capacidad para expandir la j En la era de la información. ¿cuánto dinero podríamos ganar usando la mente? Bill Gates tiene una fortuna que está avaluada en decenas de miles de millones de dólares. arreglar carreteras. semanas. ¿Cuánto dinero podríamos ganar en un trabajo manual? Aun­ que su condición física sea óptima. el poten­ cial de ingresos de un trabajo manual es muy limitado. tanto económica como no económica. aunque sí trae cier­ tos beneficios. empieza a desmoronarse nuestro mundo. lo que nos hace ricos no es el dinero ni las propiedades. Y es cierto que es importante mantenerse en forma. meses y hasta años sin que alimentemos la mente con algo de sustancia que sirva para su crecimiento. lo que lo llevó a ese nivel no fue su estado físico. DOS CERRADURAS problema no era mi edad. mente. Y no es que ser obrero tenga algo de malo.

A veces. Hoy vivimos en la era de la información. Todos los demás eran pobres y trabajaban para ellos. Quien sea un ermitaño no tendrá gran oportuni­ dad de sacarle ganancia a toda su inteligencia. Las relaciones personales “Lo que vale no es cuánto conocemos. sino a quién conocemos” . Entre mejor sean nuestras mentes. Tienen una amplia red de Las personas de mayor éxito son quie­ nes durante sus vidas van creando puentes que los unan con los demás. quienes poseían tierras. ¿Quién lleva la ventaja hoy en día? No son quienes poseen tierras. mayores posibilidades de supervivencia tendremos y seremos más prósperos en esta era de la información. pueda compartir­ se con ese mundo. poseían riquezas y poder. En ese tiempo. no son más que agentes de enlaces. Por otra parte. IDEA CLAVE He notado que las personas más exi­ tosas en cualquier campo son aquellas que han descubierto cómo beneficiar a un mayor número de personas. No servirá de mucho conocer a per­ sonas importantes si todo el mundo piensa que uno es un ignorante. de alguna forma. todo el conocimiento de la mente más brillante del mundo sería inútil. Sería terrible dejar morir de hambre a nuestra mente.D r . los que de verdad alcanzan el éxito. había que tener una fábrica. 186 . Lo que cuenta en la vida y los negocios es lo que se conoce y a quién se conoce. Ji m M u n c y tan tan poco a su mente que llegan a sufrir de raquitismo cerebral. La mayor parte de la existencia humana hizo parte de la era agrícola. fueron aquellos que montaron fábricas. Después llegó la era industrial. Los más influyentes serán quienes usen el poder de la mente. tampoco quienes tienen fábricas. Son los que tienen las mejores ideas y los que poseen infor­ mación. ¿Cuántas veces hemos oído a alguien decir esto? Esta afirmación tie­ ne algo de cierto. a menos que. Si se quería ser rico durante la era industrial. Las personas que llegaron a enriquecerse du­ rante la era industrial.

“¿Y cuándo tenías planeado brillar estos pisos?" le pregunté. Fue amable. Las marcas que habían dejado esos rayones llegaban justo hasta mi oficina. Así. había puesto todo su empeño por recolectar fondos y supervisar el proyecto.UNA PUERTA. Nuestro decano. 187 . No estoy diciendo que deberíamos tratar de ayudar sólo a quie­ nes nos convenga. Esa noche fui al edificio de negocios y hablé con Fredy. Debemos construir todos los puentes que podamos. Dos pasillos principales del edificio de negocios habían quedado marcados con unos enormes rayones. No tuvo que pasar mucho tiempo antes que el decano encontra­ ra esos rayones. Poco después de esa remodelación. Sam es un buen contador quien siempre está en la búsqueda de nuevos clientes. así que la arrastré hasta mi oficina sin saber que una de las patas había dejado un rayón por todo el camino. Todos nos sentíamos orgullosos de lo bien que había quedado. lo cual les permite acumular puntos a su favor. Era una mesa pe­ queña y liviana. Nunca se sabe quién podrá ayudarnos y por eso deberíamos ayudar a cuantas personas podamos en todo lo que esté a nuestro alcance. así que él era el más orgulloso de todos. pues no sabemos cuáles tendremos que cruzar. una de mis colegas me dio una mesa que había estado arriba en su oficina. pero se notaba que estaba molesto. Así no funcionan las cosas. “Dentro de unas tres semanas” me dijo. quien era parte del personal de limpieza. el agente de enlaces podrá pedirle a Sam que le ayude con su contabilidad y a George que le ayude a reparar su carro. puesto que le deberán un favor. en particular. En un tiempo mi oficina estuvo ubicada en un edificio que hacía poco se había remodelado. George es dueño de un taller de mecánica auto­ motriz y necesita un buen contador. DOS CERRADURAS conocidos con quienes se mantienen en contacto y pasan sus vidas facilitando el enlace entre ellos. Un agente de enlaces hace que Sam y George lleguen a conocerse para ayudarse el uno al otro.

Yo había pasado varios años cultivando mi amistad con Fredy. especialmente el día en que tuve que pedir un favor. los presidentes necesitan pasar la mayoría de su tiempo con las personas de mayor importancia en sus vidas. JIM MUNCY Le conté a Fredy lo que había pasado. algunos se han granjeado la adoración de los empleados de la Casa Blanca. Roosevelt trataba a cada jardine­ ro. El me dijo que iba a ver qué podía hacer. No lo hice sólo en caso de necesitar un favor de su parte en el futuro. Le pregunté a Fredy si podría hacerme el favor de ade­ lantar la fecha para brillar el piso. poner un poco más de empeño para conocer a quienes nos rodean no es solamente algo bueno que hacer. de entre los presidentes estadounidenses. fueron Teddy Roosevelt y Ronald Reagan. todos decían: “Llegó papá” . ¿Sirvió de algo en su carrera política? Probablemente no. que cuando su helicóptero ate­ rrizaba. Al día siguiente los rayones habían desaparecido. Pero sí hicieron de la Casa Blanca un lugar dónde la vida y el trabajo eran más amenos. ama de llaves o cocinero de La Casa Blanca como si todos perte­ necieran a una gran familia.DR. más bien es lo que deberíamos hacer. Como todos nosotros. Sin embargo. ¿Cuánto tiempo tenían que apartar Reagan y Roosevelt para tratar con amabilidad y respeto al personal de La Casa Blanca? No mucho. Los historiadores presidenciales han indicado que. casi ni se los po­ dían aguantar. No es que los presidentes tengan que cancelar sus juntas con los miembros del gabinete ministerial para irse a un parque a jugar un partido de fútbol americano amistoso con el personal doméstico. Se dice que unos años después de haber dejado la presidencia volvió de visita y uno de los cocineros dijo que no había habido un solo momento feliz desde que él se había ido. Los más notables en la categoría de adorables. El personal de Reagan lo quería tanto. mientras que a otros de los que también pasaron por allí como comandante en jefe. Entre más personas conozcamos y podamos 188 . Yo no quería que el decano se acordara de mí cada vez que viera este rayón durante las próximas tres semanas. Construí un puente sin pensar que algún día tendría que cruzarlo. Pero me alegra haberlo hecho.

y ese costo es nues­ tro tiempo. nació la mayor cantidad de niños de la ge­ neración de la posguerra. Dios no le dio a Bill Gates días de 28 horas y a nosotros días de 20. determinará hasta dónde llegaremos en la vida. más fácil será para nosotros encon­ trar ayuda cuando la necesitamos. 189 . Pero cuando malgastamos el tiempo. pero mucho dinero. En térmi­ nos financieros. Ese fue el año en que. un paquete de 24 horas nuevas todos y cada uno de nuestros días. Todos negociamos esas 24 horas a cambio de algo. Tener más no siempre es ventajoso. con seguridad. El truco es no tener más de una cosa que de otra. estos baby boomers han estado negociando tiempo a cambio de otras cosas. Tener más de lo que necesitamos muchas veces puede ser igual de desventajoso que no tener lo suficiente. Pero Bill Gates encontró la manera de transformar esas 24 horas diarias en decenas de miles de millones de dólares. Las relaciones rotas se pueden enmendar. también conocidos como baby boomers. Puesto que es de un valor inestimable. Tiempo Bill Gates nació en 1965. como en ningún otro de aquella época. Necesitamos tener la cantidad precisa de cada una. él ha sido el mejor negociante de tiempo de entre nosotros. Desde aquel entonces. lo perdemos para siempre. Todo tiene un costo mínimo.UNA PUERTA. DOS CERRADURAS ayudar a lo largo de nuestra vida. Todos tenemos el mismo tiempo. El tiempo es el factor de riqueza más grande de todos. Esa es. Nada es gratis. A todos nos ha dado el mismo tiempo. Las riquezas y la salud se pueden recuperar. Gates ha negociado mucho de su tiempo a cambio de dinero -m ucho. La manera en que negociemos nuestro tiempo. una gran fuente de riqueza. EQUILIBRIO Y RIQUEZA Pues esas son las cinco formas de riqueza. tenemos que apreciar el tiempo que tenemos y cuidar de la manera en que lo gastamos.

Cuando ya casi llegaba a los 40. más cosas me pe­ dían hacer. Llegó una época. Y eso era ventajoso para mí cuando no había muchas oportunidades disponibles. Compré una casa enorme con un terreno gigantesco. Otro hijo que nace y otro trozo de mi vida que se deshace. Las cosas que no eran tan importantes para mí estaban asfixiando el propósito principal de mi vida. Llegué a ser funcionario de una organización internacional de profesionales. También estaba rodeado por las personas adecuadas para lograr todo lo que quería hacer y más. Eso no era ningún problema. cuidar de mi familia. No podía cumplir con mi propósito en la vida debido a que te­ nía demasiadas ocupaciones. Acepté un departamento dominical en la iglesia. en la que las oportunidades que se me presentaban eran muchas más de las que podía manejar y al mismo tiempo desempe­ ñarme bien en cada una. Con el tiempo. tuve que empezar a perder algunas cosas.DR. sino que todo lo que hacía lo hacía a medias. Para poder aumentar mi rique­ za. Ahí se fue otro trozo de mi vida. Todo lo que hacía me quitaba un pedazo de vida. aunque sí había ciertas deficiencias de buen juicio en mi pensar que 190 . Perdí otro trozo. Acepté invi­ taciones a seminarios. Para eso tam­ bién me empezaba a faltar el tiempo. Tenía que aprovechar cualquier oportunidad que se me presentara. Tenía que gastar todo un trozo de mi vida para mantenerla en buenas condiciones. Se presentó la oportunidad de ampliar la compañía. JIM M UNCY A principios de mi carrera no tenía mucho de dónde escoger. Económicamente me iba bien. Se fue otro trozo. Otro trozo perdido. Un trozo más. Perdí otro trozo. Mi mente seguía expandiéndose. estaba más interesado en encontrar la manera de quitarle cosas a mi vida en lugar de buscar qué agregarle. Sin embargo. orador y escritor. cuando tenía unos treinta y tantos años de edad. Me encargué de la en­ señanza de una clase de 600 estudiantes. Fundé una compañía. No sólo eso. entre más cosas hacía. Mi esposa y yo tuvimos otro hijo. quedé destrozado. Mi otro propósito de importancia era cambiar vidas mediante mi labor como profesor. Muchas cosas estaban pasando en mi vida laboral y personal y me sentía agotado al máximo. Un trozo más.

En promedio. la rique­ za no es el resultado de sacar promedios. Hay cinco formas de riqueza y nuestra mayor riqueza será proporcional a la medida de nuestra mayor deficiencia en cada una de estas áreas. pero no son felices. mi desempeño era muy deficiente debido a que no manejaba bien mi tiempo. Les va muy bien económicamente. este habría sido el resultado. Sin embargo. Sólo así podría usar las ganancias económicas para mejorar mi vida. Para que las cosas mejoraran. mal en otra. pero ese tipo de ganancias no traerían las mismas recompensas que sí podría obte­ ner al manejar mejor mi tiempo. Una vez que logré tomar control de ello. Aunque estaba tratando de cumplir con mi propósito en la vida. Por eso es que hay personas que son ricas.UNA PUERTA. Si hubiera tenido que calificar mi vida con base en las cinco for­ mas de riqueza. Mis problemas más grandes eran mi forma de manejar el tiempo y mi condición física. pasé a hacer lo necesario para mejorar mi salud. Excelente Bueno Prom edio Insuficiente Deficiente Finanzas M e n te Relaciones personales Tiem po Condición física Me iba bien en un área. tendría que mejorar en este aspecto. y entre bien y mal en todas las demás. DOS CERRADURAS necesitaban corrección. no me iba tan mal. Se podía mejorar esa situación. Haber mejorado mi situación económica en ese momento habría sido inútil. La riqueza de un área no puede compensar la pobreza de otra. pero en sus relaciones persona­ 191 .

es igual que si fueran pobres. J im M u n c y les. Si le agregamos cosas a nuestra vida. o mm • • N o lo t e n g o R u ta d e a d q u is ic ió n H a cia la r iq u e z a R u ta d e d e s p o s e s ió n h a c ia la riq u e z a 192 . y estas no nos sirven para lograr nuestro propósito. ¿Lo necesito? / ¿Es una distracción? ¿Lo n e c e s ito ? ¿Es u n a d is tr a c c ió n ? • • Lo t e n g o ¿L o t e n g o ? -A .D r . ser rico significa tener los medios necesarios para cumplir con éxito nuestro propósito en la vida. Si estas cosas nos distraen de nuestro objetivo en la vida. si no tienen tiempo y les va mal enlsus relaciones personales. la verdad es que nos estamos acercando más a la pobreza. su tiempo. no nos hace merecedores de una calificación de exce­ lente. Sin embar­ go. entonces no estamos acercándonos a la riqueza. Están en muy buen estado físico y tienen mucho dinero. Tratar de acumular sólo una de ellas hasta el máximo descuidando a todas las demás. es la fórmula per­ fecta para llegar a la pobreza. entonces. Se necesitan las cinco formas de riqueza para ser verdaderamente rico. Quizás esta gráfica nos ayude a visualizar lo que quiero decir. y su salud no les va muy bien. Esa también es la razón por la que la vida de muchas estrellas de Hollywood es tan caótica. Recuerde. DOS RUTAS QUE LLEVAN A LA RIQUEZA El sólo hecho de acumular más y más es sólo una de las formas de riqueza.

sino por deshacerme de lo que no me permitía enfo­ carme en mi verdadero propósito en la vida. esa es. Si vemos a alguien que tiene más que nosotros. Cuando alguien quiere llegar a ser rico. Miramos a la gente que vive a nuestro alrededor. Así pude manejar mejor mi tiempo y hacer ejercicio con más regularidad. cuando nos aferramos a cosas que no necesitamos. Una es la pobreza por escasez. Esa es la ruta de adquisición que lleva a la ri­ queza. debemos desposeernos de ellas. Pero también existe la ruta de desposesión. es decir. Literalmente. Este es el caso de cuando tenemos cosas que no nece­ sitamos en nuestra vida y que nos causan un estorbo. vendí la compañía y me mudé a una casa más pequeña en un terreno de la mitad del tamaño que el anterior. la cual ocurre cuando no tenemos lo que necesitamos. EL SACRIFICIO ES UNA VIRTUD Es fácil juzgar a los demás por lo que tienen. lo acusamos de ser codicioso. Ambas formas de pobreza son un obstáculo en nuestro camino al éxito. ¿cómo podemos acumular verdadera riqueza? Hay dos rutas que debemos tomar. no mediante la acumulación de más cosas. Cambié de trabajo. 193 . en unos cuantos meses. Esto es lo que generalmente pensamos cuando hablamos de pobreza. lo conseguimos. Cuanto ma­ yor sea nuestra riqueza material. fue deshacerme de ciertas cosas. también existe la pobreza por apego. En muy poco tiempo mi riqueza aumentó en gran proporción. por lo general. mi calidad de vida había mejorado de aquí al cielo. Si necesitamos algo.Una pu erta . Tener más no siempre significa la solución a nuestros proble­ mas. por lo tanto. la única ruta en la que pueden pensar. Entonces. Si vemos a alguien que no tiene tanto como nosotros. Hay dos formas de pobreza. pero no lo tene­ mos. d o s c er r a d u r a s La riqueza proviene de tener lo que necesitamos y de no dejar que lo que no necesitamos nos distraiga. Sin embargo. más la veremos como una virtud. lo culpamos de holgazán. Una de las primeras cosas que tuve que hacer cuando me di cuenta de que tenía que mejorar mi calidad de vida.

IDEA CLAVE Pero Albert sen­ tía que su misión era ayudar a los menos afortunados cando practi­ la Medicina Ni la riqueza ni la pobreza son virtudes. vio a alguien muriendo postrado allí en la calle sin si­ quiera una mano amiga que lo consolara. Hasta los cientos de miles de dólares que ganó por el premio Nobel de la paz fue donado para ayudar a los pobres. Cuando murió. dejó atrás la comodidad de su escuela y pasó el resto de su vida ayu­ dando a los indigentes y a los pobres. Estaba destinado a una vida de lujos y comodidades propios de la clase élite tanto a nivel social como económico de su época. Tener mucho o poco no le agrega ni le resta virtud a nuestra vida. Ni la riqueza ni la pobreza son virtudes. JIM M UNCY Mientras que. la virtud proviene de sacrificar lo que tenemos para lograr nuestro propósito. cuanto menos tengamos. La virtud está en el sacrificio. Más tarde. mientras visitaba la ciudad de Calcuta. Tenía lo necesario para vivir una vida cómoda. Renunció a los lujos para vivir en pobreza con el ánimo de ayudar a los necesitados. Así que después de obtener permiso de sus superiores. Ella dijo: “Nadie debería morir solo” . Más bien. 194 . había recibido entrenamiento médico de la mejor calidad y era un médico de gran influencia. como voluntario en África. Aquel fue en verdad un acto virtuoso. todas sus per­ tenencias sumaban cinco mudas de ropa. Así que dejó atrás las comodidades y riquezas de su hogar para irse a vivir por el resto de su vida ayu­ dando a gente que ni siquiera podía pagarle por la consulta médica. La virtud está en hacer sacrificios para alcanzar un propósito.DR. Además de eso. Albert Schweitzer lo tenía todo. Era un músico increíblemente hábil. veremos más virtud en la pobreza. cuyo talento tenía gran demanda por toda Europa. Eso era todo. La Madre Teresa fue directora administrativa de una bonita es­ cuela católica de clase social media en la India.

Un a puerta. William Robert vive en una exclusiva comunidad privada. Ahora trabaja largas horas salvando vidas. ¿Cuál de los dos es el virtuoso? Nuevamente. nadie quiere trabajar con Billy Bob pues tiene un tem­ peramento explosivo y frecuentemente resulta metido en peleas. una de esas casas desarmables tipo remolque. d o s c erra d u ra s Es una gran muestra de virtud escoger el camino de la pobreza para gastarse en favor de los demás. Tan pronto como sale del trabajo. y disfruta de fabulosas vacaciones por todo el mundo. manda a sus hijos a las escuelas más prestigio­ sas. Allí se pasa todas las tardes en el sofá. que sólo quería estudiar. tengamos que sacrificar algo en la vida. Billy Bob se siente muy orgulloso de no ser materialista como su primo. que está cayéndose a pedazos debido a que él nunca arregla nada. William Robert. Billy Bob no sabe lo que significa hacer sacri­ ficios. vive en la pobreza. de una manera u otra. Se fue a trabajar en la construcción porque ese era el único trabajo que podía conseguir. Puede ser que nos lleve a vivir en la pobreza. si los supervisores no estaban observándolo a cada segundo. De todas formas. 195 . se lleva el poco dinero que ha ga­ nado. Con el tiempo terminó sus estudios en Medicina y completó su periodo de residencia médica en la rama quirúrgica. Billy Bob es pobre porque él optó por NO hacer sacrificios. Billy Bob no es ningún Albert Schwietzer ni es la Madre Teresa. Billy Bob no trabajaba muy duro. compra cerveza y cigarrillos y se va a su pequeña casa. estudiar y estu­ diar. Sin embargo. pero nunca ter­ minó la secundaria porque odiaba estudiar. como resultado. Ellos fueron pobres porque optaron por hacer sacrificios. Billy Bob no hacía nada. la pobreza no es la virtud. El sacrificio sí lo es. Cumplir con nuestro propósito requerirá que. bebiendo y fumando. Billy Bob sobrepasaba en inteligencia a otros. la respuesta gira en torno al sacrificio. las circunstancias tenían que ser muy favorables y tenía que haber una escasez tremenda de mano de obra para que Billy Bob pudiera encontrar un trabajo. De hecho. Hoy día.

año tras año. JIM M UNCY William Robert posee riquezas. Asimismo. O pueden dejarnos con muy poco dinero en el banco. no hay virtud en la riqueza. su virtud está arraigada en el sacrificio. Esos sacrificios pueden traer riquezas. El punto es que no hay virtud en la pobreza. Al igual que Albert Schweitzer o la Ma­ dre Teresa. Hacemos sacri­ ficios para obtener riquezas que nos permitan lograr nuestro propó­ sito. Concluiremos este libro explorando esas recompensas en el próximo capítulo. Sacrificó años de su vida y también sus ingresos para graduarse como médico. 196 . Sacrificó el ir a fies­ tas durante sus años de universidad para ojbtener las calificaciones necesarias que le permitieran ir a la Escuela de Medicina. La virtud de William Robert no está en su dinero. para así ser más útil a los demás. William Robert es rico. Pero los sacrificios nunca nos dejarán con las manos vacías. Vino como resultado de sacrificios personales.DR. pues el éxito siempre trae consigo grandes re­ compensas. Sí. Él puede cumplir con su propó­ sito en la vida puesto que ha hecho sacrificios. Pero ese dinero no lo obtuvo por ha­ berle quitado a otros. Sólo hay virtud en el sacrificio.

Chrysler 197 . —Water P. ellos están fuera en el patio buscando tréboles de cuatro hojas".CONCLUSIÓN LA OPCIÓN: FACILIDAD U OPORTUNIDAD "La razón por la cual muchas personas no llegan a ningún lugar en la vida es porque. cuando la oportunidad toca en su puerta.

no hemos te­ nido tanta abundancia como la tenemos hoy. aunque sólo tenemos una opción de vivir nuestra vida. Vivimos una vida cómoda. Tenemos que elegir. Por otra parte. así como televisión sobre la realidad. JIM MUNCY E n la historia de la humanidad nunca ha habido un tiempo como este donde la vida cómoda estuviera tan disponible para las personas. y hacer lo que queramos. Los computadores nos entretienen con buscadores que nos llevan por todo el mundo y videojuegos que nos llevan por mundos limitados sólo por la imaginación. Tenemos una vida llena de docenas de videojuegos y quinientos canales de televi­ sión para escoger. nunca ha habido un tiempo en la historia de la humanidad donde haya habido tantas oportunidades para las perso­ nas de salir de su sillón favorito y hacer algo. y tener lo que queramos tener. Podemos ir al sitio que queramos. Desde el tiempo en el que Adán y Eva salieron huyendo en hojas de higuera. Podemos producir suficiente dine­ ro como para comprar un buen centro de entretenimiento. ¿queremos tener una vida cómoda o que­ remos tener una vida de oportunidades? Si lo que usted quiere es 198 . ser la persona que queramos ser. Podemos ir a trabajar y regresar a casa para cambiar los canales de la televisión.DR. Tenemos novelas y videos musicales todo el día. La mayoría de nosotros puede obtener un empleo que no es tan difícil de realizar. Tenemos ba­ loncesto y fútbol de excelencia. Todo esto ciertamente es una vida fácil a nuestro alcance. y campeonatos deportivos a lo largo de todo el año. llenar el refrigerador y pagar la televisión por cable. Estamos bien alimentados.

Es muy fácil vivir la vida de la manera cómoda. Pero. Cuando Jenner estuvo en la can­ cha escuchando el himno nacional de Rusia. Sin embargo. tome el control remoto y haga clic en el modo de vida que quiere escoger. también puede estar agradecido de estar vivo en esta época. y sin embargo. puede estar agradecido de estar vivo en esta época. En nuestra era hay muchísimas más oportunidades que en el pasado. Y las oportuni­ dades también son fáciles de encontrar. y cuando vio a Nicolay Avilov ser coronado como el mejor atleta del mundo. Su actitud de “me alegro de estar aquí” cambió. lo que nunca encontraremos es a las oportunidades dispuestas de forma cómoda. De modo que la pregunta que debemos encarar no es si podemos hallar comodidades u oportunidades.UNA PUERTA. lo que Bruce Jenner tenía no era tan malo. se presentó en los olímpicos. Sucedió algo en las ceremonias de premiación. Las oportunidades excepcionales están ahí. Él tenía una historia bastante interesante para contar respecto a lo que significa participar en los olímpicos. DOS CERRADURAS vivir una vida cómoda. Tampoco lo es­ peraba. La vida es tan cómoda como nunca lo había sido. ¿qué escogeremos nosotros? ¿VALE LA PENA? ¿Valdrá la pena si optamos por la vida de oportunidades en vez de la vida de comodidad? ¿Tiene sentido que dediquemos nuestra vida a conseguir más de lo que ya tenemos? En el año 1972. por otra parte. si lo que usted desea es tener una vida de oportunidades y no de comodidades. No ganó ninguna medalla. La pregunta es más bien. ni siquiera estuvo cerca de ello. Él sorprendió a todo el mundo cuando obtuvo el tercer puesto en el equipo de decatlón de los olímpicos de Estados Unidos. surgió una pre­ gunta en su mente: ¿qué diferencia hay entre ser el campeón y ser la persona que simplemente observa desde algún lugar al lado de las 199 . Siéntese en una silla reclinable. pero sólo están disponi­ bles para las personas que estén dispuestas a enfrentar los desafíos que estas conllevan. Él sólo estaba contento de participar y de hacer parte de las celebraciones. Nadie sabía quién era él.

pero obtuvo el premio. Sin embar­ go. Implicó que diera todo lo que tenía. misma noche. IDEA CLAVE De modo que se levantó de la cama. Su prepara­ ción comenzó aquella Las oportunidades son fáciles de en­ contrar. En 1976. J im m uncy palomas? Jenner concluyó que la diferencia era total y desde enton­ ces. cerca de veinte años después. no pudo dormir. te da todo lo que puedas imaginar y más” . Fueron cuatro años de sacri­ ficio. Esa noche. y no se detuvo hasta cuando logró alcanzar su sueño. Sabía que con cada sonar del reloj estaba un segundo más cerca de 1976. se dedicó de lleno a su propósito. sólo que no será posible en­ contrarlas en un estilo de vida cómo­ do. Aquello le tomó cuatro años de dedica­ ción indisoluta a una meta particular. Pero cuando ganas. 200 . este hombre regresó a su habitación en la villa olím­ pica para descansar de dos días de competencia intensa. se puso sus zapatos y empezó a correr por la villa. Un segundo había sido desperdiciado y ese segun­ do no volvería de nuevo.D r . Abre sus brazos hacia ti completamente. afán. j En ese momento Jenner estableció un gran compromiso. Todo sería evaluado so­ bre la pregunta de si le ayudaría a obtener la medalla de oro del de­ catlón en los próximos juegos olímpicos. escribió: “Cuando ganas la vida te trata diferente. Cuatro años de sudor. Jenner ocupó el lugar más alto del podio. dolor y agonía. Allí colgaba una medalla de oro en su cuello. Es cierto que la vida te da dolor y agonía por el ca­ mino. Lo único que podía escuchar era el sonido de los segundos del reloj. Du­ rante los siguientes cuatro años. Jenner prefirió la oportunidad sobre la comodidad. dedicaría cada momento de su vida a lograr llegar donde Avilov estaba ese día. Permaneció en la cama con la imagen de Avilov proyectada en su mente. un segundo que pudiera haber dedicado a prepararse. ¿Valió la pena? Cuando reflexionó sobre esa pregunta. cuando se jugarían los siguientes juegos olímpicos.

UNA PUERTA, DOS CERRADURAS

Es cierto, podemos pasar nuestra vida en el sillón cómodo, sim­ plemente viendo la televisión y desperdiciando nuestro potencial. Si lo hacemos, la vida nos tratará de una forma. Pero si nos dedicamos al dolor y a las luchas del éxito, la vida nos tratará de forma diferente una vez ganemos. La vida recompensa a los que ganan. ¿Cómo recompensa la vida a los que ganan? Dediquemos las si­ guientes páginas a explorar cómo trata de forma diferente la vida a los ganadores. El éxito trae cinco recompensas mayores. Observe el orden. Consideraremos estas cinco recompensas mayores en el orden de la menos importante a la más importante.

LO QUE CONSEGUIMOS
Cuando yo estaba en la universidad, conducía un automóvil pequeño y muy económico en el cual escasamente cabía. También vivía en el apartamento más barato que pude encontrar. ¿Ha escu­ chado usted del desayuno en la cama? Mi apartamento era tan pe­ queño que yo podía cocinar mi desayuno desde la cama. Entonces tenía que comerlo en mi cama porque no había espacio suficiente para una mesa y una silla. Yo trabajaba duro pero no experimentaba recompensas materiales. Sin embargo, continué trabajando y las re­ compensas vinieron. En la actualidad conduzco un automó­ vil Lincoln Town, y en este quepo mejor, me gusta la silletería en cuero, se siente más cómoda. He construido la oficina de mis sueños en mi propia casa, algo que disfruto muchísimo. Esta oficina es muchísimas veces más grande que el apartamento que tenía cuando estaba en la universi­ dad. He podido comprar todo tipo de artículos electrónicos, y dis­ fruto de todas las cosas que he conseguido durante mis años de duro trabajo. IDEA CLAVE

Cuando ganas, la vida te trata de forma diferente.
—Bruce Jenner

201

D r . J im M u n c y

Esto es lo que he notado de todas las recompensas materiales que disfrutamos por ser exitosos. Estas constituyen la parte del éxito más motivante y menos remuneradoras. Tengo que reconocer que no hice un doctorado en Negocios porque esperara que me diera una profunda sensación de logro. Lo que yo quería era obtener di­ nero. Yo vi que los profesores de Negocios que tenían trabajo en la universidad ganaban buenos salarios. Muchos de ellos también llevaban a la par lucrativos trabajos de consultoría. Vivían en vecin­ darios agradables y conducían carros costosos. Yo quería tener lo que ellos tenían, de modo que hice lo que hice. Aquello representaba el dinero y estilo de vida que yo quería tener. No hay nada de malo en dejar que el deseo de alcanzar una vida buena nos motive a conseguir algo. Saber que podemos conseguir lo que nos proponemos nos puede impulsar a trabajar duro y con más empeño. Nos impide darnos por vencidos para abandonar la lucha. ¿Suena codicioso o materialista estar motivado por un deseo de comprar cosas? No lo creo. Cuando mi hija menor, Alaina, tenía sie­ te años de edad, decidió que quería comprar una bicicleta, y que iba a ganar mucho dinero para comprarla. Ella estaba constantemente haciendo cosas para conseguir dinero. En pocos meses ganó el dine­ ro y compró su bicicleta. Yo no consideré que mi hija fuera codiciosa o materialista. Todo lo contrario. Yo me sentía orgulloso de tener una hija que, a los siete años de edad, tenía la madurez de fijarse una meta y hacer lo nece­ sario para alcanzarla. IDEA CLAVE Lo mismo aplica a los adultos que tra­ bajan duro para com­ prarse cosas buenas. No están siendo co­ diciosos o materialis­ tas. Están demostrando la madurez que implica fijar metas y hacer lo necesario para alcanzarlas.

Las cosas materiales que conseguimos son la parte del éxito más motivante y menos remuneradoras.

202

UNA PUERTA, DOS CERRADURAS

LO QUE HACEMOS
Joñas Salk dijo, “La mayor recompensa de hacer algo es la opor­ tunidad de hacer algo más” . La gente que alcanza más cosas tiene más opciones. Logran hacer más cosas. Zig Ziglar es muy solicitado como orador. De hecho, le oí decir a un grupo de personas que no había sido solicitado a participar en un evento como orador en más de treinta años. Él cobra decenas de miles de dólares por cada discurso, y rechaza la gran mayoría de dis­ cursos que se le ofrecen. Sólo acepta aquellos que realmente le inte­ resan y que no interfieren con las demás cosas que se propone hacer. Pero él no empezó allí. Él inició aceptando toda invitación a pronunciar discursos que se le ofrecía. Se levantaba a las 5:00 de la mañana para hablar con la gente que entregaba el pan. Viajaba dos horas a sus propias expensas para hablar a un puñado de personas. ¿Por qué no aceptaba él compromisos que lo llevaran a hablar ante miles de personas? Porque esas oportunidades no estaban disponi­ bles para él cuando comenzó. Antes de tener éxito, tenía que aceptar todo lo que se le ofreciera. Antes de lograr lo que realmente queremos, por lo general tene­ mos que alcanzar el éxito en cosas menos interesantes. Esta es una de las grandes recompensas del éxito. Las grandes oportunidades se presentan en nuestro camino. Si queremos tener las oportunidades con sabor a frambuesa, entonces primero tenemos que cultivar el árbol de frambuesas. Y eso lo logramos a medida que cosechamos pequeños logros. ¿Quién tiene el mejor trabajo, el asistente de limpieza o el presi­ dente de la compañía? ¿Quién tiene el día más interesante, Bill Gates o la persona que escribe un código para Windows? Mientras más éxito obtengamos, más interesantes serán nuestros días. Con frecuencia observo que muchas personas esperan la opor­ tunidad perfecta para entonces hacer algo significativo en sus vidas. Nunca hacen nada. Nadie empieza con las oportunidades perfectas. Se nos recompensa con oportunidades perfectas cuando hacemos

203

D r . J im . m u n c y

IDEA CLAVE

un trabajo excepcio­ nal con oportunida­ des que son menos que perfectas y que se presentan en nuestro camino.

La mayor recompensa de hacer algo es la oportunidad de hacer más.
—Joñas Salk

LAS RELACIONES QUE CULTIVAMOS
No hay nada que una más a las personas que trabajar Juntas para conseguir algo en común. Tuve a un estudiante de nombre Chris que era profesional en el torneo de pesca. También trabajaba en un campamento en un programa de ayuda para jóvenes con problemas. Él llevaba a pescar a los padres junto con sus hijos a un lago cercano. Lograba resultados sorprendentes en hacer que las familias con pro­ blemas se reconciliaran. Chris me contó sobre su primera experiencia de hacer esto. Cierto hombre de negocios muy exitoso se apareció junto a su hijo, quien había tenido muchos problemas con la ley. Cuando comenzó el día, ni siquiera se hablaban el uno al otro. Sin embargo, al final del día, después de haber compartido la experiencia de pescar y de aprender a hacerlo de la mano de un profesional, estaban pasando un buen tiempo juntos. Padre e hijo atraparon una buena cantidad de peces, pero lo más importante de todo es que construyeron una relación que antes no existía. Después del día en el lago se fueron a comprar un bote de pesca. El problema con esa familia era que no tenían experiencias en común que pudieran compartir. El joven no tenía ningún interés en revisar los informes financieros de su padre. Al padre no le intere­ saba jugar video juegos con su hijo. Sin embargo, ambos pudieron asociarse para conquistar el lago. Lo que hacemos nos acerca a las personas que participan con nosotros en hacerlo. Para construir relaciones fuertes no tenemos que salir fuera a buscar amigos. Salimos a buscar hacer algo signi­ ficativo con nuestras vidas, y como resultado, se materializan amis­
204

Una pu erta , d o s c err a d u r a s

tades, cuando descubrimos a otros compañeros de viaje en nuestra ruta. ¿Quiénes atraen a las personas más interesantes a su vida? Son las personas que hacen las cosas más interesantes. ¿Quiénes hacen las cosas más interesantes? Son las personas que logran lo máximo. Cuanto más logramos, más construimos vínculos con personas in­ teresantes. Si yo recibiera una llamada del Presidente de los Estados Unidos y él dijera que le gustaría pasar algún tiempo conmigo yo estaría eufórico. No importaría si ambos estuviéramos en polos opuestos del espectro político. Yo contaría ese como uno de los mejores días de mi vida. Imagine pasar tiempo con alguien que ve lo que el presi­ dente ve, alguien que experimente lo que experimenta el Presidente, y sepa lo que el Presidente sabe. Pasar un día con el Presidente sería una experiencia que yo atesoraría por el resto de mi vida. ¿Pero qué hay si yo fuera secretario de estado y recibiera una llamada del Presidente diciendo que necesi­ ta pasar algún tiempo IDEA CLAVE

¿Quiénes atraen a las personas más interesantes a sus vidas? Son las personas que hacen las cosas más interesantes.

conmigo? ¿Sería ese el mejor día de mi vida? No, aquello sería una rutina. De hecho, buena parte de mi tiempo la pasaría hablando con jefes de Estado. Todos los días la pasaría hablando con personas que han ido a lugares increíbles, han conocido a personas muy intere­ santes y que han impactado un gran número de vidas. Conocer a las personas extremadamente interesantes sería sólo parte habitual del trabajo. Alguien que llega a ser secretario de Estado pasa un día tras otro conociendo a personas verdaderamente interesantes. Mientras más nos propongamos hacer, más vínculos tendremos con personas que están haciendo algo significativo con sus vidas. Mientras más exitosos seamos en lo que hacemos, más nos rodea­ remos de personas exitosas. Una clave para atraer a nuestras vidas a personas de gran calidad es mediante convertirnos en personas de gran calidad en las cosas que hacemos.
205

DR. JIM M UNCY

EL CRECIMIENTO QUE EXPERIMENTAMOS
He aquí algo interesante respecto a la vida. Cuánto más crece­ mos, más mejora la vida. Sin embargo, con frecuencia, la única ma­ nera de crecer es mediante ponernos al límite de lo que podemos hacer. El problema es que no podemos hacer eso a menos que tenga­ mos una razón poderosa para hacerlo. En clase, explico a mis estudiantes la diferencia entre la habili­ dad y el potencial. La habilidad está relacionada con lo que podemos hacer por lo que somos. El potencial es lo que podemos lograr con lo que podemos llegar a ser. En cierta clase, utilicé flexiones para ilustrarlo. Les dije a mis estudiantes que yo podía hacer cincuenta flexiones. Me tardé más en decirlo que en escuchar a uno de mis estudiantes retarme a hacerlas. Dijo, “Muy bien, has cincuenta ahora mismo” . Yo estaba metido en una situación exigente. Si yo no hacía cincuenta, ellos no creerían cualquier otra cosa que dijera. De modo que allí mismo, me agaché e hice cincuenta flexiones. Cuando termi­ né, estoy convencido de que no podía haber hecho siquiera una más. Pero, ¿son cincuenta flexiones todo lo que puedo hacer? No. ¿Qué pasaría si yo me pusiera un límite como ese con regularidad? Con el tiempo, estaría en condiciones de hacer cincuenta flexiones. Luego, sesenta. Después, sesenta y cinco. Mi potencial es mucho mayor que mis habilidades actuales. ¿Y por qué no hago eso cada vez que hago ejercicio? Tendría beneficios increíbles si lo hiciera. Imagínese el buen estado físico que tendría. Sin embargo, en el gimnasio no tengo razones para so­ brepasar mi habilidad actual. Todos los días cuando voy al gimnasio, no tengo a cuarenta estudiantes preguntándose si pueden confiar en lo que digo. Cuando estoy en el gimnasio puedo esforzarme por ejercitarme bien para estar en forma pero no hay razones para que me ponga al límite para hacer algo como lo que hice en la clase. Como vemos, ese es uno de los beneficios del éxito. Para alcan­ zarlo, debemos trabajar duro. Cuando lo hacemos, nos hacemos me­ jores, crecemos. Y cuando crecemos nuestra vida se hace cada vez mejor.
206

Ojalá que encon­ tremos ese algo que nos haga crecer para lograrlo. Las posibilidades más altas serían que en unas circunstancias como esas. una caja de seis cervezas y un billete de lote­ ría. en nuestro camino a casa podemos detenernos en la tienda que atiende 24 horas. podemos quedar sepultados bajo estos. Por tan sólo dos dólares. Es posible obtener el botín del éxito sin haber crecido hacia el éxito. Dijimos que el crecimiento no es la clave del éxito. y crecemos porque somos exitosos. el dinero arruinaría nuestras vidas. pero no ha­ bremos sido refinados para saber manejarlo. De alguna manera lo hemos considerado en cada uno de los capítulos. Y si no nos hemos desarrollado para manejar ese nuevo conjunto de problemas. Si lo hacemos nos habrá ocurrido una de las peores cosas que nos pueden ocurrir. Es muy poco común la persona que puede manejar mucho di­ nero sin el crecimiento que se necesita para ganar mucho dinero. Eso sucede todo el tiempo. crecimiento y duro trabajo. Por 207 . El cre­ cimiento es más importante que el éxito. Cuando digo esto en la cla­ se. Nos lleva a tener un conjunto de problemas diferentes. uno de los temas considerados es que debemos crecer para alcanzar nuestro potencial. Alcanzamos el éxito cuando crecemos. d o s c erra d u ra s A lo largo de este libro. podemos comprar un paquete de cigarrillos. Los números pudieran coincidir y nos podríamos convertir en millonarios en un instante. siempre escucho comentarios como: "Dame el dinero. El tener mucho dinero no resuelve nuestros problemas. pero es la puerta. también es cierto.Una pu erta . Pocas personas se sienten motivadas a crecer. La gente gana la lotería y aquel es el suceso que les destruye totalmente sus vidas. Por ejemplo. podríamos lo­ grar lo que a otros les ha costado conseguir en años de educación. me voy a dar la oportunidad” . ¿Recuerda que IDEA CLAVE dijimos que las cosas que conseguimos al ser exitosos son las cosas más motivantes pero menos remune­ radoras? Lo opuesto Muy pocas personas sienten la nece­ sidad de cambiar. Tenemos el botín del éxito.

Solemos ver a la muerte como una tragedia. existen circunstancias trágicas que rodean a muchas muertes. Es como si. las personas que no han logrado mucho en la vida son quienes más le temen a la muerte. Otras muer­ tes no tienen sentido alguno. Leonardo da Vinci lo expuso del siguiente modo: “Tal como un buen día trae una buena noche de descanso. J im M u n c y lo general. Es una realidad. En ese momento. nos sentimos felices con lo que scjmos y no queremos cambiar. Pero la verdadera tragedia np es morir. La gente que ha vivido una buena vida por lo general no le teme a la muerte. Muchas muertes impactan de forma negativa la vida de muchas personas. Vivir sin realmente haber vivido es la peor tragedia de todas. Hay un momento cuando miramos atrás en nuestra vida y nos sentimos muy bien por lo que hemos logrado. muy en nuestro interior. Es algo realmente trágico cuando tomamos la vida que se nos ha dado y la desperdiciamos en actividades carentes de propósito. EL SENTIDO DE LOGRO QUE TENEMOS La mayor recompensa de todas por vivir una vida de éxito es el sentido de logro que experimentamos. Y cuando finalmente lo consigamos. la idea de la muerte nos causa dolor y agonía. Si lo hemos hecho es como si estuviéramos en paz cuando enfrentamos la muerte. así también una buena vida nos lleva a una muerte feliz” . Pero no es así. la recompensa será más grande por lo que llegamos a ser. La muerte hace parte de la vida como también ocurre con los nacimientos.D r. Algunos mueren demasiado jóvenes. Las circunstancias de una muerte pueden ser bastante trágicas. De hecho. supiéramos que fuimos puestos en este planeta para hacer algo. recibiremos la gran recompensa de saber que cumplimos el propósito de haber venido aquí. Por otra parte. Es el dolor y la agonía de saber que no he­ mos cumplido nuestro propósito. Si no es así. que por lo que obtenemos. Ojalá que deseemos algo lo suficiente como para que este­ mos dispuestos a cambiar para conseguirlo. sino nunca haber vivido. 208 .

que nosotros. Si él hubiera estornudado. Mis ojos han podido contemplar la Gloria del Señor viniendo” . Y él me ha permitido subir a la montaña. me gustaría vivir una larga vida. DOS CERRADURAS Al final de la década de los años 50 del siglo pasado. y las hizo en la década de los años 1960. Y estoy feliz esta noche. Martin Lu ther King Jr. de que no estoy preocupado por nada. La longevidad tiene su encanto. yo no sé qué es lo que pasará de aquí en adelante. IDEA CLAVE La muerte no es una tragedia. Al día siguiente. King concluyó ese discurso de una forma muy conmovedora. Martin Luther King fue enviado aquí a hacer cosas increíbles. La navaja llegó a unos pocos milíme­ tros de su vena aorta. Porque ya he logrado estar en la cumbre de la montaña. fue apuñaleado. un asesino cobró su vida. Aquellas fueron las últimas palabras que King pronunció desde una tarima. Sólo quiero hacer la voluntad de Dios. Millones de personas de bien se sintieron muy heridas por tan cobarde acto. Dijo: “Bien. La verdadera tragedia es no haber vivido nunca. 209 . La muerte de King desoló a muchísimas personas. En efecto. Dijo que le alegraba no haber muerto debido a las cosas increíbles que había experimentado durante esa década desde que había sido apuñalado. Pero eso no me preocupa en este momento. He logrado ver las cosas desde allí.UNA PUERTA. hubiera muerto. He visto la tierra pro­ metida. Es una realidad. Tal vez no llegue allí con ustedes. Como cual­ quier otra persona. Hubo una mente enferma que pensó que podría impedir la entrega de un men­ saje divino destruyendo al mensajero humano. Diez años después. como pueblo. Pero esta noche quiero que sepan. llegaremos a la tierra pro­ metida. Tenemos algunos días difíciles por delante. Las circuns­ tancias de la muerte de King fueron bastante trágicas. Pero eso no importa. King reflexionó sobre este suceso en uno de sus discursos. No temo a ningún hombre.

Él vio la tierra prometida. Esa debe ser nuestra meta en la vida. Él no buscó la muerte. El vio el cumplimiento de su propósito. eso no es lo que importa. Él experimentó la mayor recompensa del éxito. y hacerlo al máximo de nuestras habilidades.D r . Hay cosas que no se pueden hacer. pero a pesar de no haber alcanzado su cumpleaños número cuarenta. el cual expresa mi aspiración más profunda en la vida.. Debemos esforzarnos por alcanzar lo que se supone que debemos alcanzar mediante desarrollarnos en la persona que debemos llegar a ser. Lo único que uno necesita es convertirse constantemente en una mejor versión de sí mismo. CONVIRTÁMONOS EN LO MEJOR QUE PODAMOS LLEGAR A SER Ahí están. para el mismo Martin Luthef King. su causa con­ tinúa. Permítanme concluir con un poema que escribí. no temía morir. Confío en que esta sea tam­ bién su propia aspiración. Uno no necesita convertirse en otra persona para alcanzar el éxito. sin importar lo disciplinado que uno sea o lo duro que trabaje en conseguirlo. enfrentó la muerte con valor. Lo que debemos hacer es averiguar qué es aquello que sí podemos hacer. Al­ canzar el éxito no significa que se alcanza el éxito en todo. las siete llaves que conducen a todo tipo de éxito.. ¿Qué recompensa mayor puede haber en la vida? La recom­ pensa no se encuentra en la silla de la comodidad. Una vez lo vio. la muerte no tuvo aguijón. Él experimentó el gozo que sólo se deriva de saber que se ha hecho lo que fue enviado aquí a hacer. Muchos años después de su muerte. Sin embargo. J im m u n c y Sin embargo. Él cumplió el propósito de su vida. 210 .

Una pu erta . Me gusta leer. Que soy el mejor yo que puede haber. Como ellas es como quiero llegar a ser. Correr como el caballo sería muy divertido. Pero entonces pensé que debería reconsiderar la idea. Deseé volar como él. ¿Estaría dispuesto a desechar todo esto? No. Vi un caballo que en verdadpodía correr. Laforma comofui creado es parte del plan. y crecer. Deseé ser tanfuerte y tan rápido como él. Mis manos me permiten hacer muchas cosas ¿Me alegraría dejar de tener mis manos? No. el pájaro tiene alas. creo que sea en el suelo donde debo permanecer. Pero entonces pensé que debería considerar el asunto de nuevo. Creo que sólo intentaré ver. Creo que es tiempo de considerarlo otra vez. 211 . A mi alrededor veo a muchas personas. Donde yo tengo brazos. d o s cerra d u ra s EL MEJOR YO QUE PUEDO LLEGAR A SER Vi un pájaro en los árboles Volópor los cielos con granfacilidad. Mis libros me llevan a lugares donde el caballo no puede ir. Me esforzarépor ser como ellas. Puedo cumplir mi propósito con ser quien soy. aprender. en mis dos pies es donde permaneceré.

Ir .

No importa que tus retos sean financieros.. Pero la gente más resiliente sobrevivió. Las 10 reglas de las personas que jamás se dan por vencidas. . son las 10 reglas de la resiliencia que han ayudado a incontables personas a convertir la adversidad en una ventaja. Steve Price TALLER D EL ÉXITO La Gran Depresión quebró a mucha gente en ese entonces. Muchos sueños quedaron hechos cenizas. El desempleo llegó al 25%.. emocionales o médicos (o los tres). nos encontramos en una de las épocas más duras des­ de la Gran Depresión. sino una necesidad. Hoy en día. En estos días la resiliencia no es una cualidad “adecuada” de poseer. La resiliencia es la habilidad humana de recuperarse después de la adversidad o el fracaso. o tal vez más.HERRAMIENTAS PARA TRIUNFADORES Mientras unos se quiebran otros rebotan Dr. Los tiempos duros del presente nos van a probar. Steve Price ISBN: 1-607380-45-5 144 páginas “Si la vida te da limones. Mientra se quiebran otros rebotan Dr. Es más fácil decirlo que hacer­ lo. Casas y empresas fueron embargadas. Grandes fortunas se desvanecieron de la noche a la mañana. has limonada” dijo Dale Carnegie allá en los años treinta. cuando el mundo se encontraba pa­ sando por una de las más gran­ des depresiones económicas. Muchos de ellos resurgieron. Y lo más posible es que dure al menos una década. en este libro descubrirás por qué Mientras unos se quie­ bran otros rebotan.

Marden ISBN: 1-931059-70-1 192 páginas El Secreto para alcanzar el éxito se encuentra dentro de tí. Orison Swett Marden nos muestra cómo desarrollar esa fe y confianza en nosotros de modo que con nuestras nuestras habilidades y talentos. PRÓLOGO: DR.HERRAMIENTAS PARA TRIUNFADORES El poder de creer en uno mismo El D O D ER Orison S. No hay nada que pueda ayudar a triunfar a una persona que no cree en sí misma. como la que cree que no pue­ de.X IT O hay algo que tienen en común ' •. te conviertes en tu peor enemigo. Pase lo que pase. En el momento en que siembras duda y comienzas a perder la fe en ti mismo. M M P& i Poseen una fe inquebrantable en su misión. las dos están en lo cierto” . podamos convertir en rea­ lidad todas las metas y objetivos que nos hemos trazado. mantiene la visión en sus objetivos y sigue hacia delante. Si EL SEC R E TO IV\RÁ A LC A N ZA R El t. y esta confianza multiplica su poder y libera su verdadero potencial. las caídas no pueden desilusionarla y las dificultades no van a desviarla ni un centímetro de su destino. El mundo le abre campo a una persona decidida.St: E N C U E N T R A D E N T R O tM I I los grandes emprendedores es una gran fe en ellos mismos. El fracaso comienza con la duda o el desprecio de nuestras propias habilidades y la pérdida de la confianza en nuestra capacidad para hacer que las cosas sucedan. C F^O hl 5 . CAMILO CRUZ Autor de los bestsellers “La vaca” y “La ley de la atracción” INTRODUCCIÓN: NAPOLEON HILL Autor del bestseller “Piense y hágase rico” . sus habilidades y sus metas. Los fracasos no logran desani­ marla. En esta extraordinaria obra. Henry Ford solía decir: “Tanto la persona que cree que puede.

Los diez principios fundamentales que estás a punto de descubrir. . proponiéndote un plan de acción para que apliques cada una de estas diez semillas en la práctica de tu andar diario. De una forma clara y práctica Waitley resalta diez atributos o semillas que te con­ ducen por el camino de la superación y el triunfo personal. . . inclusive años. Él se su­ merge en su propia experiencia y desde ella te impulsa eficazmente hacia la realización de tus metas. Al final de cada sesión te ofrece un espacio de autoreflexión.Construir autoconfianza y mejorar tu autoestima. sembrarán en ti nuevas ideas y actualizarán tus recursos para que empieces a hacer lo que realmente quieres lograr en tu vida: ¡Alcan­ zar tus sueños! . Denis Waitley te enseña cómo explotar toda la grandeza que hay den­ tro de ti y te brinda un sistema que te permite lograr más rápida­ mente lo que a muchos les tomaría.Escoger tus metas y seguir pasos específicos para alcanzarlas.Combinar actitudes positivas con tus habilidades naturales.T A flE R D E l>Ílrfrd ' En Semillas de grandeza. Todo ser humano sobre este planeta tiene plantadas in­ teriormente las semillas de grandeza necesarias para cul­ tivar todo su potencial y co­ sechar los más ricos frutos de una vida de excelencia” B e si s e 11 er Nacional Sem illa s d e Grandeza LOS lOsrc R IT O S M I : jO l í G U A R D A D O S ipyr ' PARA L O G R A R t i l é x it o i:n su v id a D enis W a it ley '* * Autoril?I btfstM'lli-r l a P¡it<>(ogth'iÍil ikoinilór f '.HERRAMIENTAS PARA TRIUNFADORES Semillas de Grandeza Deais Waitley ISBN: 1-607380-35-8 240 páginas “Cada una de estas semillas te harán crecer y te brindarán estrategias específicas para descubrir un futuro más pro­ metedor y emocionante. Estos secretos te enseñarán cómo: . .Plantearte y proponerte metas más altas.Entender a los demás y lograr que ellos te entiendan.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful