You are on page 1of 2

Titulo: La pesadilla de DongHae (DongHae) Género: Hetero/Yaoi (Trió) Duración: 3 caps Personajes: DongHae (Suju) EunHyuk (Suju

) Tu (novia de DongHae)

[1] -¿Crees que es buena idea? -¿Por qué no? Eres su esposa, ¿verdad? -sí y tu su amante… -no, no, no, el fue mío primero, tu saliste de la nada, y lo arruinaste todo… -¿yo? Ustedes no tenían futuro, a menos claro que se fueran del país, pero no creo que eso sea posible -¿Por qué no? Nos amamos… -¿lo suficiente como para que el deje de cantar y bailar, para que abandone el sueño de su padre? DongHae despertó sudando, miro a su costado derecho, ahí estaba el, abrazado a la almohada blanca, con el pecho descubierto y las sabanas hasta la cintura, era perfecto, le amaba no había duda pero ese extraño sueño seguía repitiéndose, algún día tendría que elegir su carrera o el hombre de sus sueño, ¿el hombre de sus sueños? El que dormía en mi cama, mi mejor amigo, el también algún día tendrá novia y se casara, algún día. Pero mientras ese día llega: se acostó de nuevo miro el techo unos segundos, sonrió preocupado y le abrazo como siempre pegándose a sus espalda.

[2] -¿crees que le agrade la idea?

Sus ganas de llegar a casa y verla ahí esperándole. Cambiaron muchas cosas a su llegada pero todo para bien. ciertamente no eres fea. sonrió aun más preocupado y le abrazo como siempre envolviéndola en su pecho. salieron a flote. esta pesadillas acababan con su cordura. los amigos y la familia. su relación a distancia y en secreto no fue fácil.-Claro. ella siempre tan sexy y el con la pijama azul de pingüinos que ella le regalo. ¿dudas de mi? -¿de ti? No. los programas. estoy seguro que su matrimonio es fingido… DongHae despertó sobresaltado de nuevo. es solo que sigo sin comprender como fue que se fijo en ti -o. el grupo.O? -¡mírate!. Aun así y con el mundo en contra. Algo le preocupaba. . Latinoamérica no está a la vuelta de la esquina. su vida no era fácil. le va encantar… -¿segura? -EunHyuk oppa. pero tampoco eres su tipo. casi todo. su nueva familia por supuesto. si no era una era la otra. se acostó de nuevo miro el techo unos segundos. y ahora está ahí como cada noche a su lado (izquierdo).