P. 1
Souto Arturo, Cuentos

Souto Arturo, Cuentos

|Views: 3|Likes:
Published by Armando Velázquez

More info:

Published by: Armando Velázquez on May 07, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/12/2015

pdf

text

original

.

.

.

.

.

había sido atacada por uno de tantos males que afligen a las cosas bellas. en la 99 . los examinó. En los pétalos. limbo y envés de las hojas. pétalos. pero necesaria para evitar que la enfermedad contaminase. Sus manos arrugadas y expertas no perdieron tiempo en arrancar los pétalos. aparecían man. la planta entera. Era una mutilación dolorosa. Pero grande fue su sobresalto al descubrir que una de las plantas. la flor. desde los tallos tiernos hasta las corolas. uno a uno. chitas blancas. de Ull delicadísimo amarillo pálido. como todas las mañanas. puntos diminutos donde el tejido estaba decolorado. la más hermosa.La plaga del crisantemo Cuando el anciano y honorable Matsuo fue a dar los buenos días a sus amados crisantemos.

sino muchas las plantas dañadas esta vez. empezó a podar. ¿Se pasaría el mal a otros tiestos? ¿Sería una nueva plaga? No lo supo hasta el amanecer siguiente. su hermoso jardín pronto se convertiría en un cementerio de vegetales abrasados. 100 nillos que devoraban sus flores. querido amigo. una por ~na. pero tuvo que rendirse abrumado de fatiga. quemar incesantemente. cortando. en las ramas. Antes de hacerla. todos los otros crisantemos.nu. empezó a cavilar y preocuparse. con 101 . Corrió de un lado a otro: arrancando. En las flores. Incineró cuidadosamente las flores contagiadas y se dedicó a sus quehaceres. a los que debía cuidar como las niñas de sus ojos. Están blanqueados los doroplastos. más angustiado que antes. que no eran una. honorable Matsuo. descubrió que la plaga se extendía a las anémonas. Al fin de la jornada. y Matsuo. en las raíces mismas. a los cerezos enanos. los cromoplastos. quemando. rezongó unas gracias poco efusivas. pero sin color alguno. No lo entiendo. Las células están sanas. ratificó su desconfianza en la ciencia. y le rogó que buscase los gusa. Horrorizado. La plaga había penetrado a porfía en los crisantemos. El honorable Matsuo se rascó la barba. -No sé. entró en el invernadero y descubrió muy alarmado que allí estaban de nuevo las manchas blancas. a las hortensias. Lo siento . De seguir así. Le llevó en un tubo de aspirinas unos cuantos pétalos. todos los pigmentos. los cabellos. se sentó en un cajón de madera húmeda que contenía tierra fértil y reflexionó. que empleaba métodos modernos y usaba microscopio. Aparecen grises. Despierto a las primeras luces del alba. densa y perfumada atmósfera del invernadero. llena la cabeza de presentimientos desagradables. ni dos. Matsuo tuvo que ceder a la horrible decisión de abrasarlos todos. Pero el colega no pudo hallar nada. En el interior de las manchas se observa una decoloración absoluta. Temeroso. fue a consultar con un colega joven. deprimido. desarraigar. unas hojitas. examinó con lupa todas sus plantas. ni tres. a todo el invernadero. mucho. cho. Permaneció indeciso. Inmensamente triste. Al día siguiente. Matsuo.tibia. y volvió a su casa sin saber qué hacer. habían aparecido pequeños círculos pálidos. A lo largo de la jornada.

Su antaño hermoso jardín era un osario de restos blanqueados. que escuchaba en silencio. que había tenido el honor de curar los arbolitos del Emperador? La siguiente mañana le trajo nuevas sorpresas. paredes y muebles.cubría las macetas de barro. delicadísimas plantas? ¿Qué nueva plaga iba a ser su ruina? ¿Por qué le sucedía a él. al metal de las vidrieras. se dijo a sí mismo. ¡La plaga atacaba a los tiestos! El honorable Matsuo creyó que soñaba. biombos." ¡Qué tristeza. Pero sí podía ser. las hojas. Entraba en la materia inerte y la dejaba gris. a la piedra. ¿Qué mal devoraba sus flores? ¿Qué malignidad se ensañaba en sus tiernas. a los guantes. fue a buscar a su amigo y le obligó a levantarse de la estera. y el honorable Matsuo. El mal. Mañana habrán desaparecido las manchas. Descansa. Pero ]02 no te dejes engañar por las apariencias. garse los ojos para comprender lo que veía. honorable Matsuo. pero éste no le dio mucho crédito. que se volvía loco. esteras. que blaqueaba plantas y flores. tenlo por seguro. a él. a los muebles de la casa. inhospitalario. los tallos. a las tijeras. tenlo por seguro. Fue febril a avisarle a su colega. Era una lepra terrible. inclinó medio cuerpo y volvió más tranquilo a su invernadero. Matsuo se acordó en seguida de las palabras de su amigo. a la madera del suelo. que se le endurecían las arterias y que se le agolpaba la sangre en las sienes. al azadón y la pala.las grandes tijeras en una mano y las barbas largas en la otra. pero no sólo eso. qué desaliento sufría el honorable Matsuo! Aterrorizado. al hacha. 103 . anónima a pesar del brillo de sus antiguos colores. Lo llevó al jardín y el joven científico tuvo que restre. que hayas visto también manchas en los tiestos. al rastrillo. amadas. el mal cubría las flores. Pero la plaga estaba allí. Matsuo creyó que soñaba. "Mañana habrán desaparecido las manchas. -Sí creo. 10s terrarios de madera y de metal. frío. Progresivo siempre. los viveros de piedra. La plaga trascendía a los grandes árboles. que había caído al vórtice abismal de una oscura pesadilla. sañuda y voraz. "¡Es imposible! ¡No puede ser!". Tus ojos han visto demasiado y ponen manchas donde no las hay. La plaga del crisantemo había convertido la alegre casa de Matsuoen un caserón gris. avanzando tenaz.

cobalto. mutaciones y muchas otras cosas. a la ciudad entera. la calle. cloruros. N adie sabía qué era aquéllo. Hubo necesidad de llamar al ejército y la pequeña ciudad se llenó de tan105 . hemípteros. aterrado. y a su vez quedaron estupefactas. manganeso. avitaminosis. se difundía con singular rapidez e intensidad. -¡Es algo tan imprevisto! -y se dieron a discutir sobre virus. amanecía completamente gris. en la ciudad. hasta dejarlos exangües. la curiosidad y el mie. bacterias. A pesar de su proverbial incredulidad. corrió a buscar vecinos y autoridades. y empezaba a odiar ese mal grisáceo. Hubo algunas personas que enloquecieron. Porque la plaga crecía. pero éste. se acariciaba sus largas. hongos. Estaban blanqueados la casa de Matsuo. el barrio entero. La policía estableció un cordón de seguridad. dos o tres mujeres se suicidaron. Devoraba seres y cosas. las autoridades se vieron obligadas a tomar nota del suceso. nada le importaba ya del mundo. hierro. devoraba sistemática. La plaga estaba en la calle. de infinito hastío. indiferenciados. aumentaba los tirajes y comenzaba a publicar ediciones especiales. entre tanto. auxinas. en la esquina de' la calle. fosfatos. Habiendo perdido sus amados crisantemos. Se movía como un ser vivo. concluyeron que de la plaga no sabían absolutamente nada. se encerró en un mutismo fatalista. un vecino mató a otro. esa sarna implacable. falta de nitratos. 104 do. la alegría. y se le humedecían los ojos al recordar sus crisantemos muertos. ni hasta dónde podía llegar. Su joven colega agitaba. fantasmales. Sentado en el umbral. Muy pronto cundió la noticia. su entrañable jardín. pero el honorable Matsuo había caído en un grave estado de indiferencia. Los vecinos rodeaban absortos la casa de Matsuo. blancas barbas.-. protozoarios. ya por entonces. y con ella la sorpresa. Ninguna teoría les pareció adecuada. La muchedumbre se asustó. El pueblo se atemorizaba.--------------- tibores. La prensa local. profundamente entristecido. -¡Dios mío! -y el floricultor joven. El jardinero joven no sabía qué pensar. avanzaba. se despedían los amigos en la puerta de la casa cuando vieron que un cerezo. cáncer de las plantas. les chupaba el color. inexorablemente. y que nunca podrían resolverla por sí solos. Pasada la noche en vela. coleópteros.

mariposas. . al tiempo. entrevistas. una prueba que nos envía Nuestro Señor para medir nuestra paciencia y humildad! -¡Nunca podremos conocer los designios de Dios! [Seamos indeferentes a este mal. cochinos..ques grises. se aceleraba. tan delicados. galopaban. que corrían. caballos.. N o emitían opinión alguna. un bonzo cruzó beatíficas las manos y declaró que ambos extranjeros estaban equivocados. ofertas e insultos. perros. zalamerías. pero un misionero católico le contradijo y. promesas. cascos y bayonetas. se desbordaba. permanecía sentado encima del cajón de tierra y se acariciaba tristemente las largas barbas blancas. pájaros.. Una tarde vieron un ratón decolorado en casa de Matsuo. Al honorable Matsuo. Los titulares se multiplicaban en' el mundo entero: DESCONOCIDA PLAGA ASIÁTICA DEVORA UNA CIUDAD Los científicos conservaban la calma. Atareados y diligentes. No hubiera permitido que los rozase ni el ala de una mariposa . amenazas. ¿Por qué. hermosos crisantemos. le bombardeaban con interrogatorios. reptaban 107 . daba vueltas por el mundo. pero la noticia. Se había convertido en un anciano decrépito.. cabras. Si empezó lenta e insidiosa. seguían observando. 106 la televisión. que se resistió siempre a abandonar su casa. Sólo quería vivir para recordar sus amados. se hallaron millares de ratones. experimentando. quisquillosos y prolijos. calculando. la radio. propagada por los diarios. Un sacerdote protestante vaticinó catástrofes tremebundas. el cine. -¡Es la ira de Dios! [Arrepentíos! -¡No tal! ¡Es una prueba. pollos y gallinas. ahora avanzaba rápida. no hagamos cuenta de su existencia! La prensa alcanzaba cifras enormes de circulación. cucarachas. ratas. El descubrimiento conmovió al mundo: LA PLAGA ATACA A LOS ANIMALES En pocas horas. gatos. por qué? y la plaga se movía.Eran tan frágiles.

desvaí. hay que establecer sura! -corearon otros oficiales. de las piedras. lOS -¡Claro. los colores de la tierra. [Atacaba a los hombres! Al pobre y honorable Matsuo lo había vuelto color ceniza en una noche. gaba a velocidad y distancias portentosas. salieron atropellándose unos a otros. exploradores y actores de cine.o volaban como fantasmas grises. -¡Son los rusos! -gritó de la apoplejía. nita osadía. decidió conmemorar el suceso. todo. el señor Carrasca. con su característica y ya proverbial morosidad. autor de la Teoría Generalizada del Éter ha conseguido realizar por fin uno de sus experimentos secretos. cenicientos. las Naciones Organizadas. escolares en vacaciones. de las aguas. o algo. " =declaraba a la prensa local un cacique provinciano. se hizo todo lo posible por engañar miserablemente a la opinión pública. y el círculo blanco se ensanchaba. Y los colores. especialistas eminentes en todas las especialidades. Venían sabios extranjeros. con la bárbara obstinación de las fuerzas ciegas. pero ese mismo día alguien. montañas y ríos. agentes secretos y agitadores. de Londres. cos. de los libros. de los tranvías. y nadie podía comprender una sola palabra de aquella algarabía. fundaron una Comisión especial para el estudio de la Plaga del Crisantemo. Se nombraron grupos investigadores. ciudades. El mal. Y Matsuo. de las casas. teólogos y teósofos. sociólogos. En 109 . de los templos. terroristas. La plag~ s~ desarrollaba con infinita terquedad. veteranos de guerra. Al verlo. uno de nuestros sabios más distinguidos. de los automóviles. claro. con infi. Washington y Moscú. científicos de renombre internacional. de los anuncios luminosos. emisarios del papa. recibió a los periodistas con una l~ueva piel absolutamente gris. dos. cortesanas. se propa . consumía aldeas. vagabundos. todo se cubría de esa costra gris impalpable. órdenes' religiosas. El mal afectaba a los animales domésticos y silvestres. cartománti. la cen- un senador. bosques. se adoptaron drásticas medidas de seguridad. La OPERACIÓN PLAGA se puso en marcha. que dormitaba encima de su cajón. Al cabo. a punto -Sin lugar a dudas. -¡Cundiría el pánico! --dijo un militar que portaba gigantesco sable al cinto. poetas..

cómodos ante los televisores o los pliegos extendidos del periódico. como siempre. Plagas que. empezaron a mirarse intranquilas en los espejos: buscaban arrugui. lo escudriñaba. Lo que fue inútilmente azul durante millones de años. tas. los civilizados pueblos del Occidente habían seguido los sucesos con ávida curiosidad. los fabricantes de barricas y los cerveceros: la plaga estaba en Turquía. tarde o temprano. ¡qué lamentable!. ¿cómo dice el periódico que son las manchas? Pero fue en África donde cundió el mayor espanto. ni en amarillos. en 110 París y en Nueva York. rubios. los pueblos africanos no se resignaban a volverse grises como almas en pena. vertiginosa. Eran ya hombres blancos. Y el área infectada crecía. la plaga odia. y avanza. La Comisión proseguía sus estudios. las costas de la China y de la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas. En Europa temblaron los magnates del carbón. -Juan. ¿Cómo describirlo? Habiéndole tomado gran cariño a su vieja piel negra. lo traspasaba de rayos X. Iba engulléndose la India. Pero el mal no piensa en negros. pestes furibundas que diezman. En su fuero interno. vilizados que proliferan en tan remotas tierras. Una nueva virulencia aumenta la alarma: el mal ataca al mismísimo cielo. del acero. Las mujeres. Australia. pero también las máculas sintomáticas de la Plaga del Crisantemo. anatomopatólogos. ni en rojos. sencillamente detesta todos los colores. le sacaba muestras de 111 . Shangai. como las olas del Pacífico. Hasta entonces. con recelo quizá. ese exceso de hombres amarillos e inci.el mapamundi dibujaba un círculo blanco que comprendía las islas próximas. La plaga no piensa. irresistiblemente. las ratas y las plagas. pero muy seguros. de un gris cenizo y tedioso. citólogos y psicólogos invadió la casa del honorable Matsuo y lo desnudaba. las Marianas. se vuelve ahora gris. Australia era un país civilizado. radiólogos. los que se veían amanecer grises en un mundo sin color. en las playas de América. ni en blancos. Ahora cambiaba la situación. dermatólogos. Indonesia. Arabia Saudita. Madagascar. crecía. y un grupo especial de médicos. pensaban que de Oriente han salido siempre las cucarachas. vienen a romperse. fatal. las Carolinas.

no lo sustantivo. Peor aún: bajaba la Bolsa. Pero los sabios impertérritos sabían guardar bien el silencio. se perdían acciones. en sombras de crepúsculo nórdico. El mal decoloraba medio continente americano. las ondas cerebrales. las riñas. arruinando las inmaculadas ciudades de Occidente. le inyectaba. los agri. -Los colores son lo adjetivo. los estornudas. la prensa. el hipo. Como siempre hacía cuando era necesario concentrarse. las sístoles y diástoles. si detestaba comer lechuga sin aceite y también su opinión acerca de las Cruzadas y las estaciones del año. los motines. Ante la amenaza de la plaga. Entre los cabeciduros y voluntariosos alemanes del Este y el Oeste se ponían de acuerdo las opiniones partidistas. se subía en un rodillo. las discusiones. en fin. La Plaga no pasará a mayores. se desnudaba. los robos. Insatisfecho de crisantemos. sa. 112 -¿Dónde diablos se ha metido el dinero de mi país? -preguntaba desesperado un mercader suizo que salía a Buenos Aires para depositar su fortuna. le conectaba electrodos. menudeaban los suicidios. el mal penetra en los hombres. seguía omnívora. los hombres de negocios. La opinión pública. comenzaba a balancearse hora a hora mientras ella miraba la televisión.sangre. África. la radio. le guardaba la saliva en tubitos especiales. ran mil estados de sitio y se impone la ley marcial. A veces daban uno que otro boletín de prensa: -La situación está controlada. para que diga algo. pero el hombre más rico del mundo decidió empezar a pensar. los asesinatos. de piedra y cielo. Los colores no son esenciales ni para la 113 . le obligaba a orinar y defecar. sin dar muestra alguna de receso o debilitamiento. Pero la Plaga. quebraban compañías. el clero. los convierte en fantasmones de media tinta. presionan incesantemente a la Comisión para que emita un fallo. El mal entra en Europa. casi toda Europa. las amantes de los directores de los grandes periódicos. las fuerzas vivas. le registraba las pulsaciones. dispuesto en la piel de oso que cubre el suelo de la alcoba. se decla. le preguntaba si le gustaban las flores. Asia y Oceanía por completo. y a la vista de su mujer. los tenderos. en California.

. las Hijas de la I volución Americana. Se celebraban juntas muy frecuentemente. árboles.. se descubrió. El gris unificará al pueblo alemán. tunecinos. violeta . Se encendían antorchas.j Mueran los judíos! En París se arruinan las galerías de arte. y los hombres se aburren hasta la desesperación. faldones. nuestra bandera! ¿Qué ha sido de nuestra bandera? Desde luego.. En América se desesperan los vendedores de automóviles de Detroit. -Se me ocurre que podríamos fabricar . El millonario que pensaba balanceándose en el rodillo no acertaba todavía con ninguna idea luminosa. 115 . pero los cardenales protestan por su insoportable anonimia cromática. verde. estabilidad. aras grises. ¿Qué mejor que este gris uniforme? No habrá frivolidades que nos distraigan de la gran tarea.rlimenticia. todo se contamina de la Plaga horrible. en vez. siendo famoso por su E erseverancia. amarillo. eran interrumpidos por millones de aplausos rítmicos. -Era necesario dedicarse de lleno a la concentración mental y al trabajo.{íanunos a otros. las ventas de los perfumistas y dios salchicheros. marroquíes y otros bárbaros del desierto. -Queremos orden. que la demanda de fresas h. el Santo Padre encuentra que el gris no sienta mal a Miguel Ángel. Se escuchaban gritos en la muchedumbre que cerraba filas. -¡Una idea excelente. bía disminuido notablemente. prosiguió sus reflexiones. cielo ~ris. -¡Nuestra bandera. ni para la cultura. reconquistaremos . Los industriales se pro te¡.vida. con gran estupor d los psicólogos.. porque no pueden identificar a los argelinos. al sonido de un constante rebullir de sotanas. furiosamente organizados. capas y hopalandas. recobraremos nuestro lugar entre las grandes naciones del mundo. pero. y se desesperan los paracaidistas. trabajaremos en común. ninguna servía. Aumentaron. En Roma. En la industria . los 1I4 rmpresarios de Broadway. las señoras maduras. Hollywood ufrió un colapso definitivo. profundidad. -y los oradores. señor Smith! Banderas grises como ropa sucia. azul. .aramelos con sabor a rojo.

Los hombres de ciencia se reunieron para redactar un informe claro. dorados. esta Comisión concluye que: ~rimero: la Plaga no es en modo alguno l~s1Vapara la propiedad. Se les obligó a callar. de una cerveza gris. Sin poderse comprobar por medios seguros la factibilidad de una relación causal o concomitante entre la Plaga del Crisantemo y la continuada experimentación de armas moleculares. nucleares y energéticas.. color pul.. 116 Algunos científicos discutieron esas conclusiones. contemplaban las hileras largas de sus antaño brillantes uniformes rojos. verdes. al cabo agobia. -Ahora que las Organizadas situación . Tercero: en vis~a de lo anterior. azules.' amarillos. más tarde inquietante. ga. si bien es hasta la fecha estadísticamente inocua. anaranjados. controlan la -Pero la humanidad se aburría. sin saber por qué. atómicas. gris. violetas. sumidos en la triste y profunda contemplación de tina manzana gris. o letal para los seres VIVOS. de un cielo gris. después dep:imente. hasta donde esta conclusión es comprobable. color marfil viejo. sectarios. Podría volver locos a los hombres y muy especialmente a los dictadores que. hasta donde esta conclusión es comprobable. se sentía muy bien informado. El público. volver a los quehaceres acostumbrados. y comunicar a esta Comisión cualquier nuevo dato acerca de este interesante fenómeno. agitadores. se aconseja conservar la serenidad. se ha extraído el siguiente pasaje: . todo gris. color uva moscatel. Era una sensación extraña. se les acusó de ególatras. irisados. Calles ~rises. como si a las cosas y los seres les hubiera caído una espesa ceniza volcánica. ha entrado a formar parte natural de nuestra ecología. y se quedaban absortos. fluorescentes. horrenda.. color rosa mejilla de 117 .Al cabo. añejo. de una cara gris. 'tristes. envidiosos. color guinda. Segundo: la Plaga pertenece a un orden universal de fenómenos y. preciso y alentador. De sus mil cuatrocientas noventa y tres páginas. obsesiva. Los hombres volvían de las fábricas grises. rascacielos grises.. de las oficinas grises. dora. la censura permitió que la Comisión diera a conocer el resultado de sus investigaciones. un polvillo sucio.

indiferente. la vida se hacía insípida. El honorable Matsuo se murió de tristeza. malhumorada. ~a vida era insufrible. El multimillonario. ingenio científico y aptitud para el comercio. continuaba balanceándose en su rodillo. no tienen la sangre con aquel factor que los manuscritos antiguos llamaban "color rojo". por fin. generosos amantes del color. 118 y así. dominar el mundo. Es muy posible. En la época de celo. millones de años. Fue entonces cuando proliferaron. milenios. la ausencia de color motivaba lamentables confusiones que no rendían frutos. el hombre gris desapareció de la faz del planeta. se le fugó la mujer. pero como a él no se le ocurriese ninguna idea salvadora. melancó. casi más triste que la de sus presos. en sus pena. que habían logrado. 119 . para estos hombres del trópico. en vivos cueros grises. nes. monótona. Algunas especies animales se extinguieron. enormes. mezcladas con las de sus amados crisantemos. a pesar de su maravillosa inteligencia. sustantivos bostezos. lica. le abandonaron sus secretarios y se arruinó porque a nadie le interesaba ya el dinero. La humanidad se volvió morosa. en sus celdas grises. eran incapaces de dominar sus graves. creadoras de la civilización solar. al cabo de siglos. crecieron. evolucionaron las ratas. Hasta los mismos alema. porque éstas.niña. pero antes pidió que sepultaran sus cenizas en el cajón de tierra. enfundados en sus trajes grises. son descendientes de aquéllas. estas grandes y magníficas ratas. les grises. ahora sonrientes. Y se dice que las actuales.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->