Capítulo 2 de: Reflections on the Marxist theory of history Paul Blackledge

Manchester: Manchester Univerity Press, 2006.
Traducción: Matías Bisso, Pablo Ghigliani y Miriam Socolovsky Revisión final: Pablo Ghigliani Cátedra de Historia Social General de la Facultad de Bellas Artes

Marx, Engels y el materialismo histórico
Introducción
En este capítulo, se ofrece un esbozo de la teoría de la historia de Marx y Engels, y de su relación con la práctica política revolucionaria que ambos mantuvieron a lo largo de sus vidas. Muchos comentaristas aludirían dos razones para descartar un proyecto tal: primero, Marx y Engels no fueron una unidad, sus ideas y argumentos divergen marcadamente; y segundo, ni Marx, ni Engels, produjeron individualmente una oeuvre coherente y singular. Mientras que hay algo de cierto en estas afirmaciones, tengo mis reservas sobre ambas. Acerca de la sugerencia de que las interpretaciones de Marx y Engels sobre el materialismo histórico divergen en forma pronunciada, sigo a Draper y Hobsbawm, quienes reconocen diferencias de énfasis entre ambos colaboradores, mientras que encuentran poco plausible que dos hombres de tan obvias capacidades intelectuales pudieran trabajar juntos por cuatro décadas de modo tan estrecho, sin percibir que no mantenían un cerrado acuerdo.1 Sin embargo, existe la idea, que me interesa combatir, de que hay una pluralidad de Marxs (o, menos frecuentemente, Engelses), entre los cuales uno puede escoger para construir el Marxismo de su gusto. La debilidad de este enfoque es evidente en dos estudios recientes sobre el materialismo histórico: Marxism and History de Steve Rigby y Karl Marx’s Theory of History de Gerry Cohen.2 Rigby sostiene que el descubrimiento de una serie de “internamente coherentes, pero mutuamente contradictorios Marx(s) ... es el resultado inevitable de una variedad de lectores buscando el sentido de la vasta obra de Marx’; y, dados los múltiples Marx(s) así concebidos, Rigby señala que su objetivo no fue delinear lo que Marx realmente dijo sino reconstruir qué es lo más útil de su “ambiguo legado”. En forma similar, Cohen deja en claro que su objetivo no fue “reconstruir ... un versión prolija” del materialismo histórico tomando como base el desordenado legado de Marx.3 No obstante, a pesar de estos objetivos comunes, Cohen y Rigby reconstruyen sobre el legado de Marx, dos Marxismos diametralmente opuestos. Mientras que Cohen defiende una versión fuerte del
1

Draper, H. Karl Marx´s Theory of revolution , Vol. 1, Nueva York, 1977, pp. 23-26; Hobsbawm, Eric ‘Introduction’ a Karl Marx Pre-Capitalist Economic Formations, Londres, 1964, p. 53. 2 G. Cohen es profesor de teoría social y política en la Universidad de Oxford, y Steve Rigby es reader en historia de la Universidad de Manchester. 3 Rigby, S. Marxism and History, Manchester, 1987, pp. 2-3; G.A. Cohen Karl Marx’s Theory of History: A Defence, Oxford, 1978, p. ix.

1

determinismo de las fuerzas productivas, Rigby descarta la relevancia de tal interpretación del Marxismo y defiende el poder de la crítica de Marx al reduccionismo económico.4 Los métodos de Cohen y Rigby parecieran implicar que podemos reconstruir a partir de los textos de Marx (y Engels), el Marx(ismo) de nuestra elección. No estoy convencido de la validez de esta afirmación; porque mientras que es obviamente el caso que Marx, como cualquier otro gran pensador, puede ser citado contra sí mismo; es menos obvio, en ausencia de una cuidadosa contextualización de cada aseveración, que semejante método pueda lograr algo más que una trivialización de la materia. Por ejemplo, Rigby cita el comentario de Marx, del Prefacio al Volumen I de El Capital (1867), en el que menciona que en su libro trata a los individuos sólo como ‘personificaciones de categorías económicas’, como una evidencia de la peor forma de determinismo económico de la cual Rigby intenta liberar lo mejor de la historiografía de Marx, pero sin discutir ni el contexto teórico, ni el contexto histórico dentro del cuál esta afirmación fue hecha. Por el contrario, junto con su rechazo de esta formulación aparentemente reduccionista del método de Marx, Rigby cita aprobatoriamente el argumento antireduccionista de Marx y Engels, articulado en la Sagrada Familia (1845): “La historia no hace nada, ‘no posee una riqueza inmensa’, no ‘libra combates’. Ante todo es el hombre, el hombre real y vivo, quien hace todo eso y realiza combates; estemos seguros que no es la historia la que se sirve del hombre como un medio para realizar (...) sus fines; no es más que la actividad del hombre que persigue sus objetivos“.5 No obstante la superficial plausibilidad de este contraste, podemos estar seguros de que Marx no había rechazado su antigua metodología cuando escribió El Capital. Cuando el primer volumen de El Capital se encontraba en la imprenta, Kugelmann le dio a Marx una copia de la Sagrada Familia, y Marx le informaba a Engels - en una carta del 24 de abril de 1867, acerca de la lectura de esta obra extraviada desde hacía tanto tiempo -, que lo ‘sorprendió agradablemente encontrar que no tenemos necesidad de sentirnos avergonzados por ese trabajo’.6 Una reacción tal ante la lectura de sus argumentos tempranos demanda alguna explicación: o Marx había malentendido la distancia existente entre su antiguo humanismo y su actual estructuralismo, o la relación entre las dos articulaciones de su interpretación de la historia es más compleja de lo que Rigby sugiere. Una lectura más favorable de la distancia entre estas dos aseveraciones comenzaría por reconocer los diferentes niveles de abstracción en los cuales fueron escritos.7 En tanto Marx sostenía que “el método que consiste en elevarse de lo abstracto a lo concreto es para el pensamiento sólo la manera de apropiarse de lo concreto, de reproducirlo como un concreto espiritual”, es claro entonces que sus escritos incluirán una serie de postulados abstractos, que, si son tomados fuera del contexto de la totalidad de la oeuvre, se prestarán para la parodia ahistórica.8 Esta, desafortunadamente, es la trampa en la cuál cae el libro de Cohen: ya que este autor defiende una interpretación del materialismo histórico según la cual las transiciones revolucionarias de un modo de producción a otro ocurren como producto de una necesidad funcional.9 Cohen pone en el centro de su reconstrucción del Marxismo, el Prefacio de Marx de 1859, a la Contribución de la Crítica de la Economía Política.
4 5

G.A. Cohen Karl Marx’s Theory of History: A Defence, p. x.; Rigby, S. Marxism and History, p. 7. Rigby, S. Marxism and History, p. 10. (nt: Marx, Karl (1845) La Sagrada Familia, Buenos Aires: Claridad, p. 131). 6 Dunayevskaya, R. Rosa Luxemburg, Women’s Liberation and Marx’s Philosophy of History , Chicago, 1991, p. 120. 7 Ferraro, J. Freedom and Determination in History According to Marx and Engels , Nueva York, 1992, p. 86. 8 Marx, Karl (1857-58) Grundrisse, Buenos Aires: Siglo XXI, p. 22. 9 G.A. Cohen Karl Marx’s Theory of History, pp. 150-66.

2

3. London. de todas las otras.. 2000. en la cuál Marx y Engels escribieron que los hombres y las mujeres – esto es. vol. Marx y Engels contrapusieron su interpretación materialista de la historia a los modelos idealistas. contiene todas sus principales características definitorias’: I. p.Desgraciadamente. Karl Marx´s Theory of revolution.14 Es así. 13 Colletti. y la aseveración de Christopher Hill de que “sus ideas fundamentales acerca de la historia habían . ‘The Background and Ulterior Motive of Marx’s “Preface” of 1859’. son ambos. por el contrario. tal como argumento en el capítulo 5. cuya forma concreta no puede ser deducida a priori sino que debe cerciorarse a través de la “observación empírica”. 1990. Ellos insistieron en que al producir socialmente. en general.643. Carlos y Engels. ‘Introduction’ a K. lo que se encontraba en el centro de la totalidad social. que es sistemáticamente fatalista. 14. hombres y mujeres reales. 19. Todos sus conceptos. como productores. lo político. E. de un modo que es ajeno a Marx. forma arquetípica del reduccionismo económico. contraen entre sí estas relaciones sociales y política determinadas”. Cohen no lo hace así y defiende. antes que por medio de aseveraciones descontextualizadas. como niveles distintos de la sociedad. Tal como argumentó Lucio Colletti.12 Producción e Historia La teoría de la historia de Marx es siempre ridiculizada como una . Mészáros ‘The Nature of Histórical Determination’. estos “determinados individuos. p. From Rousseau to Lenin.por cierto la -. aunque se trata de un texto de fundamental importancia. 1. sigo a Draper al argumentar que si el método revolucionario de Marx es juzgado como una totalidad. “nunca encontramos en Marx categorías que sean puramente económicas. y permaneció substancialmente sin cambios en los años subsiguientes”. Malcom-Brown (eds) Karl Marx’s Social and Polítical Thought: critical Assesments. 1968. Journal of the History of Ideas 30. 1998.13 Marx insistió a través de toda su vida en que era la producción. pp. H. 20-1. político e histórico. que. actúan de un determinado modo. 47. Jessop and C. p. A. London. lo sociológico. que desde el principio. económicos y sociológicos”. Hill (1948) ‘The English Civil War Interpreted by Marx and Engels’. 12 Hobsbawm. La afirmación de Mészáros de que ‘la primera presentación sistemática del materialismo histórico en la Ideología Alemana. al colocar el proceso de producción. Critique 30-1. 1987. la formulación clásica de este enfoque se encuentre en La Ideología Alemana. concretos. históricos antes que las abstracciones amadas por los Darwinistas sociales. Marx distinguió reiteradamente su teoría de la historia. no ‘la economía’. Barcelona: Grijalbo. Tal vez.. 11 Draper. pp. 10 3 . Federico (1845) La Ideología Alemana. p. en su centro. 14 Marx. En oposición a Cohen y Rigby. entendida como un proceso social. una interpretación del materialismo histórico. Engels The Communist Manifesto. es posible una interpretación mucho más poderosa del materialismo histórico. 25. p.“se diferencia(n) de los animales a partir del momento en que comienza(n) a producir sus medios de vida”. fue escrito con un ojo en el censor y por lo tanto tiende a restarle importancia al lado activo del pensamiento de Marx. tomado lugar ya por 1848’: C. Hill y Mészáros en que la teoría de la historia de Marx “ya había encontrado una formulación madura a mitad de la década de 1840. vol.10 Mientras ello no sería problemático si el Prefacio fuese leído en el contexto de la práctica revolucionaria de Marx.. y más específicamente a lo que ellos percibían como el idealismo del círculo de los Jóvenes Prinz. Croix Class Struggle in the Ancient Greek World . 104. 13. por lo que parece casi una grosería señalar que el eje mismo de su proyecto envolvía el rechazo de la cosificación de los conceptos de lo económico. Marx and F.11 También estoy de acuerdo con Hobsbawn. L. en B. etc.

p. Es imposible construir esta naturaleza a partir del ‘principio de utilidad’. 1983) 19 El Capital. debería ocuparse primero de la naturaleza humana en general y luego de la naturaleza humana modificada históricamente en cada época. Feuerbach es hoy famoso. Así. Carlos y Engels. contrastaron su teoría de la historia. 18 N. sino a bregar por alcanzar un análisis más poderoso que el sugerido por aquellos cuyo punto de partida metodológico es el individuo. del cuál evolucionaron sus propias ideas. en contraste con el crudo materialismo de Feuerbach16 . Sin embargo. entre ambas fallas. relaciones. Marx historiza el concepto mismo de naturaleza humana: ya que si está en nuestra naturaleza aspirar a la satisfacción de nuestras necesidades. abrigarse. al satisfacer tales necesidades. qué es útil para un perro. principalmente como el autor de la frase “uno es lo que come”. y una “naturaleza de la humanidad” o “ser social” que es más maleable. y si nuestras necesidades cambian a través de la historia. 755-756. Vol 1.18 Marx expresó esta opinión de modo más sistemático en El capital a través de la crítica del utilitarismo de Bentham donde argumentó que deben ser develados. quien quisiera enjuiciar según el principio de utilidad todos los hechos. pongamos por caso. 17 Marx.17 Al historizar las necesidades humanas de este modo. Marx y Engels por lo tanto. Con la aridez más ingenua parte de que el filisteo moderno. fue el rechazo tanto a las interpretaciones religiosas de la historia como a los enfoques crudamente materialistas. más significativa: ya que el fracaso en la 15 16 Idem. Cualquier historiador que subestima tanto las características comunes como las específicas de cualquier época. necesariamente producirá una historia inadecuada del periodo. movimientos.15 Una consecuencia clave de su demanda de que las generalizaciones históricas estén empíricamente fundadas. los hombres y mujeres reales e históricos. en oposición a los seres humanos entendidos como una categoría trans-histórica. Esta sugerencia no lleva a Marx a rechazar el concepto de naturaleza humana tout court. debemos aprender a verla como un proceso de cambio y continuidad: algunas características trans-históricas de la humanidad se realizan en la historia bajo determinadas condiciones específicas. tanto los componentes históricos como los trans-históricos de la naturaleza humana: Cuando se quiere saber. Aplicando esto al hombre. pp.según el cual la historia es el relato del encuentro del hombre con la naturaleza – Marx y Engels argumentaron que fue solo a través de la historia que los hombres y las mujeres se crearon a sí mismos como seres sociales. en la cuál el lenguaje y las ideas son el resultado del proceso de producción. Si la primera acción histórica es aquella cuyo objetivo es satisfacer ciertas necesidades básicas – comer. etc. hay que escudriñar e la naturaleza canina. Bentham no pierde tiempo en esas bagatelas.. del hombre. que desciende del cielo sobre la tierra. a la concepción idealista Hegeliana según la cuál la historia es la trama teleológica del auto-desarrollo del mundo espiritual (Dios): “totalmente al contrario de lo que ocurre en la filosofía alemana. Marx diferencia entre una “naturaleza humana” o una “forma de la especie” que es básica y trans-histórica. Para entender la historia. es la última la que es por mucho. luego.Geras Marx and Human Nature (London. beber. y especialmente el filisteo inglés es el 19 hombre normal. etc –. 26. así cambia también nuestra naturaleza.Hegelianos. Federico (1845) La Ideología Alemana. crearán nuevas necesidades. aquí se asciende de la tierra al cielo”. En consecuencia. nota 64. insiste Marx. 4 .

p. no podían justificar su selección.Green rechazaba como historia de “bombos y platillos”. a pesar de sus criticas a Hegel.. tenía como consecuencia necesaria la atribución de “grandes eventos” a “causas viles y pequeñas”.. Southgate History: What and Why? (London. 2001) pp96-97. Perry Marxism and History (London. 1975. su crítica de los empiristas fue mucho más severa. porque mientras recogían hechos diligentemente. Por el contrario. a pesar del hecho de que “todas las épocas de la producción tienen ciertos rasgos comunes”. 21 20 5 . por lo tanto. T. las que dieron forma a la crítica dirigida por Marx al craso empirismo de tipo rankeano. o sea.47 22 El Capital. la respuesta general de Marx al problema del método histórico descansa en su antropología: si los hombres y las mujeres se distinguen a si mismos de la naturaleza a través de la producción social.R. sino también de oscurecer la especificidad histórica de cada período investigado. de la base de toda vida social y por tanto de toda historia real”. como cualquier animal. no son generales y comunes sino que deben ser separados de las determinaciones validas para la B. En cambio. En El Capital (1867) se quejaba: “por poco que se haya ocupado la historiografía hasta el presente.23 Marx proveyó el bosquejo más completo de este argumento en los Grundrisse (1857). y que Marx y Engels criticaron mordazmente como “las pomposas novelas de las princesas y los estados”) tenía el efecto no solo de dejar fuera del registro histórico a la vasta mayoría de la humanidad.57 M. Marx reiterará este punto incansablemente a lo largo de su vida. Carver. Por el contrario. p. . en una carta a Engels (7 de septiembre de 1864) describió al padre de la historiografía moderna como una “mala hierba” y un “pequeño y travieso gnomo”. entonces las preguntas fundamentales para formular sobre cualquier periodo histórico incluirán aquellas referidas a la naturaleza de la producción en ese periodo. la crítica marxista a la historiografía dominante que va desde la antigüedad al presente. The German Ideology. En este manuscrito sugería que como el proceso de producción cambió con el tiempo. y satisfaciendo así sus necesidades'.. Marx insistía. sí existen cualidades especificas cuyos “elementos. del desarrollo de la producción material.21 La crítica de Marx a Ranke lleva al problema fundamental de la historiografía: ¿sobre qué base deben buscarse y evaluarse los hechos? Marx fue mordaz en sus críticas a los jóvenes hegelianos por ignorar los hechos de la historia. bebiendo. Oxford.Marx 'Notes on Adolph Wagner' en Karl Marx: Texts on Method. En verdad. pero con todo.20 Fueron las “absurdas” consecuencias a-históricas de esta “concepción de la historia”. comiendo. Marx sostuvo que la historia Rankeana consistente en la “mera búsqueda de fuentes”. 219 23 K. 2002). Esta es. vol I.adecuada periodización del pasado tendría el efecto de des-historizar la historia. se distanció de aquellos que concebían a este filosofo idealista como “un perro muerto” al confesar públicamente ser “un discípulo de este gran pensador”. Por esto. en sus Glosas sobre Wagner (1879) criticó el presupuesto de Adolph Wagner de que la gente comienza por 'posicionarse teoréticamente en su relación con las cosas del mundo externo'. apropiándose de ciertas cosas del mundo exterior a través de la acción. no consideró que sus fallas fueran igualmente severas. p. Aún cuando Marx criticaba tanto al idealismo de Hegel como al empirismo de Ranke. relacionándose ellos mismos activamente. p. De forma más sustantiva. en efecto. la historia política (la que el historiador social ingles del siglo XIX J. ed. y. 190.. 'ellos comienzan.22 De modo similar. fue mucho más despectivo acerca del empirismo de Ranke. etc.

94 26 Ibid. intercambio y consumo. etc. Sobre los mismos.xx 29 Mientras que el empirismo es la forma dominante de investigación entre los historiadores contemporáneos.24 Contra la idea de que el consumo determina la naturaleza de la producción.28 Marx intentó crear un espacio metodológico entre el reduccionismo y el pluralismo: ya que.26 De este modo. su diferencia esencial no sea olvidada”. obviamente no garantiza la potencia de la historiografía así producida. en palabras de Ranke. Mientras este modelo no niega la relevancia histórica de los momentos políticos e ideológicos dentro de la totalidad. 9-. en el que la producción es el verdadero punto de partida y por tanto también el momento predominante”. Así es que.29 La importancia de esta innovación metodológica no debe subestimarse. la ideología.. sino entre los sociobiólogos y los psicólogos evolucionistas. es mucho mas que un relato pluralista de la interacción reciproca de los factores a lo largo de la historia. el pluralismo intentaba descender hasta simples descripciones empiristas de eventos que tenían poco valor analítico. en el punto en que el reduccionismo negaba el estudio de la historia. distribución. Aun así. ante el argumento postmoderno de que todas las descripciones son necesariamente parciales y sesgadas. July-August 1973. 75. Alas Poor Darwin. por lo tanto. forman todos parte de una “totalidad” dentro de la cual “la producción predomina”.30 Sin embargo. 28 Hobsbawm.85 Ibid. Mientras que la historiografía empirista contemporánea no puede justificar su voluntad de. A History in the Making: Towards a Dialogue with Althusser'.Vilar 'Marxist History. los peores reduccionistas no suelen hallarse entre los historiadores.producción como tal. 99 27 Ibid. p. Marx insistió en que la producción. New Left Review.. etc. según Marx. Marx insistía en que el estudio de los momentos concretos en la historia requería el análisis de la “síntesis de las múltiples determinaciones” de esos periodos. London. p. mientras Marx solía insistir que 'lo concreto es concreto porque es la síntesis de múltiples determinaciones. Más específicamente. pp. como niveles distintivos y separados..sobre la naturaleza humana o la naturalidad de determinadas instituciones. de modo que . por decirlo de algún modo. momentos de un proceso. p. dado que el consumo no puede ocurrir sin que primero haya alguna forma de producción. 'Introducción a las Formas económicas pre-capitalistas'. rechaza cosificar la política.27 su modelo. Rose y S. nadie encuentra la evidencia desnuda. . como hizo notar Hobsbawm. 30 P. Marx sugiere que asentando sus investigaciones históricas en el proceso de producción.. p. 25 24 6 . y como el acto de producir crea nuevas necesidades tanto al interior del proceso de producción como para el productor. unidad de lo diverso'. Marx y Engels insistieron en que Grundrisse. porque sugiere una solución al desafío postmoderno lanzado contra la historia contemporánea. cada estructura social debe ser entendida como una totalidad en la que la producción tiene una importancia fundamental. Rose (eds). la decisión de un punto de partida historiográfico puede ser justificado antropológicamente: ofrece una guía mediante la cual los historiadores pueden transitar por el peligroso camino que atraviesa lo que Pierre Vilar llamó los igualmente traicioneros 'abismo del empirismo' y 'abismo del idealismo'.que el reduccionismo se mete por la puerta trasera de la investigación histórica.25 Más en general. 2000. comenzar el análisis histórico con una investigación del proceso de producción. contar la historia “tal cual fue”. Marx sostuvo que mientras el deseo de satisfacer las necesidades humanas es el comienzo de la historia. p. véase H. para prevenir contra el error de reducir la historia a la producción. Es a través de los presupuestos del historiador . “producción y consumo son. 21.

en parte. cambiaba la cosa. Engels. sacado de contexto. sin sentido. convertirá aquella proposición en una frase vacua. gozaba de un grado de “relativa independencia” respecto de la base económica. las teorías políticas. el famoso Prefacio de Marx de 1859 a su Contribución a la Critica de la Economía Política. redacta la clase triunfante. sino analizar como un substituto de toda su obra. jurídicas.Estas abstracciones de por sí. las formas jurídicas.ejercen también su influencia sobre el curso de las luchas históricas y en muchos casos son preponderantes en determinar su forma. por ejemplo: las constituciones que. las ideas religiosas y su desarrollo posterior en sistema de dogmas -. ideológicos y otros. que podemos considerarla como inexistente). la mayor parte de los comentaristas de Marx eligieron no internarse demasiado profundamente en su historiografía. 27. tan pronto como se trataba de exponer una época histórica y. en la explicación del proceso histórico. La situación económica es la base. En una carta a Joseph Bloch (21 de septiembre de 1890) Engels argumentaba: Ni Marx ni yo hemos afirmado nunca otra cosa que esto. Por lo tanto. quienes lo negaban. Engels se sintió obligado a distanciar sus argumentos y los de Marx de los de sus imitadores. Sin embargo. Más específicamente. p. como la filosofía. filosóficas. Comentaba Engels en esa carta a Bloch: El que los discípulos hagan a veces más hincapié del debido en el aspecto económico. aplicar la teoría a una época histórica cualquiera sería más fácil que resolver una simple ecuación de primer grado.. pero los diversos factores de la superestructura -. Pero no ofrecen en modo alguno. del lugar o de la oportunidad para dar la debida importancia a los demás factores envueltos en interacción. separadas de la vida real. de aplicar prácticamente el principio. en medio de todo un montón de accidentes (es decir. más que delinear un mapa detallado de su método y el de Marx. carecen de todo valor. de cosas y acontecimientos cuya interconexión inherente es tan remota o tan difícil de probar. y no siempre disponíamos de tiempo. una 31 receta o un patrón con arreglo al cual puedan aderezarse las épocas históricas. Hay una interacción de todos estos elementos en la cual. sugería que si Bloch quería entender el materialismo histórico. Ignorando la sugerencia de Engels. y allí ningún error fue permitido. tenemos la culpa Marx y yo mismo. Teníamos que enfatizar el principio cardinal vis-à-vis nuestros adversarios. por tanto. Sólo pueden servir para facilitar la ordenación del material histórico. en contraste con las lecturas económico reduccionistas del materialismo histórico.las formas políticas de la lucha de clases y sus resultados. abstracta. de modo que “el poder político puede causar estragos en el desarrollo económico”. este ensayo 31 The German Ideology . y Ludwig Feuerbach y el Fin de la Filosofía Alemana Clásica (1866). si alguien tergiversa esto diciendo que el elemento económico es el único determinante. De otro modo. etc. De modo similar. para indicar la sucesión en serie de sus diferentes estratos. en una carta a Conrad Schmidt (27 de octubre de 1890) argumentó que el Estado. en el contexto del ascenso del movimiento socialista en Alemania en los años posteriores a la muerte de Marx. Desafortunadamente. y su Anti-Duhring (1877). debía leer El Dieciocho Brumario (1852) y El Capital de Marx. Pero. e incluso los reflejos de todas estas luchas reales en el cerebro de los participantes. acaba siempre imponiéndose como necesidad el movimiento económico. después de ganada una batalla. Engels subrayaba la importancia de los “factores” políticos. es cosa de la que. 7 .

Pero las fuerzas productivas que se desarrollan en la sociedad burguesa brindan. y restarle importancia a sus intenciones revolucionarias. Sin embargo. con las relaciones de propiedad dentro de las cuales se han desenvuelto hasta allí. políticas. por el conflicto existente entre las fuerzas productivas sociales y las relaciones de producción. irónicamente. El conjunto de estas relaciones de producción forma la estructura económica de la sociedad. en un a palabra las formas ideológicas en que los hombres adquieren conciencia de este conflicto y luchan por resolverlo. hay que explicarse esta conciencia por las contradicciones de la vida material. porque. sino que. el feudal y el moderno burgués. lo que no es más que la expresión jurídica de esto. etc. podemos designar como otras tantas épocas de progreso en la formación económica de la sociedad el modo de producción asiático. Karl. más o menos rápidamente.32 Como señala Prinz. 1985.puede sugerir un modelo particularmente reduccionista de la historia. porque en él. artísticas o filosóficas. Y del mismo modo que no podemos juzgar a un individuo por lo que él piensa de sí. al mismo tiempo. motivos revolucionarios prácticos explican la prosa secamente antihumanista de este pasaje. por el contrario. las condiciones materiales para su realización. una vez que tomamos en cuenta este contexto. Cuando se estudian esas transformaciones hay que distinguir siempre entre los cambios materiales ocurridos en las condiciones económicas de producción y que pueden apreciarse con la exactitud propia de las ciencias naturales. la prehistoria de la sociedad humana. En La Ideología Alemana. podemos aprender mucho de este pasaje. Las relaciones burguesas de producción son la última forma antagónica del proceso social de producción. no podemos juzgar tampoco a estas épocas de transformación por su conciencia. además de fundar las ideas. 8 . religiosas. Marx articula su interpretación del proceso de producción tal como había sido profundizado en los años posteriores a 1845. El modo de producción de la vida material condiciona el proceso de la vida social política y espiritual en general. El Manifiesto Comunista. el ser social es lo que determina su conciencia. No es la conciencia del hombre la que determina su ser sino. Marx deseaba en este ensayo enfatizar la objetividad científica de su empresa. el antiguo. Entonces. De formas de desarrollo de las fuerzas productivas. y las formas jurídicas. toda la inmensa superestructura erigida sobre ella. estas relaciones se convierten en trabas suyas. por lo tanto. Marx había dividido la producción misma en dos esferas 32 Marx. 214-16. Ninguna formación social desaparece antes de que se desarrollen todas las fuerzas productivas que caben dentro de ella. no en el sentido de un antagonismo individual. Madrid: Sarpe. la humanidad se propone siempre únicamente los objetivos que puede alcanzar. en el proceso de producción. A grandes rasgos. y jamás aparecen nuevas y más elevadas relaciones de producción antes de que las condiciones materiales para su existencia hayan madurado dentro de la propia sociedad antigua.. p. la política. para evitar la censura prusiana y de ese modo dirigirse a los activistas socialistas en Alemania. se están gestando. en Marx. las condiciones materiales para la solución de este antagonismo. Karl (1859) Contribución a la Crítica de la Economía Política. antagónica. Con esta formación social se cierra. Por eso. Al llegar a una fase determinada de desarrollo las fuerzas productivas materiales de la sociedad entran en contradicción con las relaciones de producción existentes o. sino de un antagonismo que proviene de las condiciones sociales de vida de los individuos. se encontrará siempre que estos objetivos sólo surgen cuando ya se dan o. y se abre así una época de revolución social. relaciones de producción que corresponden a una fase determinada de desarrollo de sus fuerzas productivas materiales. por el contrario. la base real sobre la que se levanta la superestructura jurídica y política y a la que corresponden determinadas formas de conciencia social. mirando mejor. Al cambiar la base económica se transforma. por lo menos. De acuerdo con el prefacio: en la producción social de su vida los hombres establecen determinadas relaciones necesarias e independientes de su voluntad.

que a través de su análisis de la división del trabajo. Cohen Karl Marx's Theory of History . (London 1976). para Marx. 48. Sin embargo. Marx plasmó su objetivo de periodizar la historia.366. quienes pudieron congratularse con que la conciencia “es algo distinto que la conciencia de la práctica existente”: el desdén que muestran los historiadores modernos por el énfasis del Marxismo en la importancia de la producción para la comprensión de la práctica social no es más que un ejemplo de esta auto-engaño. 2004 [1987]. Esta división marcó la auto-conciencia de los intelectuales. Marx explicó la clase como un fenómeno histórico. es más bien. una primitiva división del trabajo existía ya entre los sexos: las mujeres. Mientras que el concepto de formas de intercambio expresa entonces cierto nivel de determinismo tecnológico en las ideas tempranas de Marx. Por lo tanto. tal como ha argumentado Therborn.37 Como señalo luego. y una clase es “un grupo de personas dentro de una comunidad identificadas por su posición en el sistema global de producción social. esencialmente. A. p. pero a medida que se expandía iba tomando la forma de una división entre el trabajo manual y mental. Como apunta Ste. The German Ideology. Por el momento es suficiente con señalar. Al principio esta división solo reflejaba la “predisposición” natural.32 G. Por tanto Marx periodizó la historia en una serie de modos de producción. p. si los humanos se definen como animales de producción social. 366. de acuerdo a su relación (primariamente en términos de grados de control) con las condiciones de producción.analíticas: las fuerzas de producción (los medios de producción y la fuerza de trabajo requerida para utilizar esos instrumentos y la materia prima)33 y las formas de intercambio . mientras que los hombres cazaban. En las sociedades de cazadoresrecolectores.Callinicos Making History . London. pp. 43. Karl Marx's Theory of History. la división entre trabajo mental y material contribuyó a generar cierto desdén hacia el trabajo manual en un sector de los trabajadores mentales. y anti-intelectualismo entre los trabajadores manuales. una “expresión objetiva de la existencia de la explotación”.. no puede reducirse al status ni a la conciencia. definido por sobre todas las cosas. el desarrollo de las fuerzas productivas tendió a generar una división del trabajo cada vez más compleja. 51-2.. debido a las demandas del embarazo y la crianza de los niños.Croix. 34 33 9 . su teoría madura de la historia es elaborada de un modo completo por vez primera.34 El concepto de relaciones de producción era central a este proyecto porque a través de él. Además.35 De este modo. la propiedad privada y el estado (1884). F. 36 Cohen.36 Marx argumentaba que la clase se desarrolló a partir de la división del trabajo. a cada uno de los cuales entendió como una articulación particular de fuerzas y relaciones de producción. Class and society . Croix. 35 Therborn Science. con la articulación del concepto de relaciones de producción en La Miseria de la Filosofía (1847). en palabras de Geoffrey de Ste. predominantemente recolectaban. p. p.una articulación temprana de su concepto de relaciones de producción. es decir.Therborn Science. La clase. un cierto grupo de individuos fueron confluyendo a partir de la división del trabajo en una nueva clase que lentamente fue tomando el control del proceso de producción. 37 Engels. entonces las distintas épocas productivas podían diferenciarse por las relaciones de producción que dominaron en cada una de ellas. relaciones de explotación entre clases. las relaciones de producción eran relaciones económicas de control efectivo. Según Marx. y con otras clases”. Engels agregó más detalles a este esquemático relato de las consecuencias de la división del trabajo en El origen de la familia.

. y por ende. y para que no se interprete a Marx como sugiriendo más que esto. 102. incluso en una formulación abstracta sobre la relación entre la base productiva de la sociedad y su superestructura política e ideológica. la concepción de Weber de status. Croix Class Struggle in the Ancient Greek World. Esto no impide que la misma base económica – la misma con arreglo a las condiciones principales – en virtud de incontables diferentes circunstancias empíricas. las que sólo resultan comprensibles mediante el análisis de estas circunstancias empíricamente dadas. tal como ésta surge directamente de la propia producción y a su vez reacciona en forma determinante sobre ella. es que deben ser tenidas en mente las admoniciones ya citadas. La forma económica específica en la que se le extrae el plustrabajo impago al productor directo determina la relación de dominación y servidumbre. En todos los casos es en la relación directa entre los propietarios de las condiciones de producción y los productores directos – relación ésta cuya forma eventual siempre corresponde naturalmente a determinada fase de desarrollo del modo de trabajo y. de esa formación social pueden ser explicadas. Croix Class Struggle in the Ancient Greek World. del volumen 3 de El Capital. por ejemplo. su figura política específica. New Left Review. G. nº 146. contra una lectura unilineal del comentario de Marx acerca de que la historia ha transcurrido a través de 'el modo de Ste. al mismo tiempo. significa proveer el marco en el que la lucha de clases. la definición del modo dominante de cualquier sociedad. p. influencias históricas operantes desde el exterior.el conflicto de clases “es esencialmente la relación fundamental entre las clases que involucra explotación y resistencia. necesita no ser leído de esa manera. Karl El Capital. Ciencia. 374-375. el interés de la concepción marxista de clase es justamente su poder analítico: el modelo de Marx explica el conflicto de clase en un sentido mucho mas profundo que. 38 10 . Marx propone un método de análisis histórico -que comienza por el modo de producción . pueda presentar infinitas variaciones y matices en sus manifestaciones. pp.pero no respuestas a priori a ese análisis. la definición del modo de producción dominante dentro de una formación social especifica.40 Por tanto. 1984. 1998. Pero en esto se funda toda la configuración de la entidad comunitaria económica. en suma. emanada de las propias relaciones de producción. de Ste Croix “Class in Marx’s Conception of History. la ideología. de la forma específica del estado existente en cada caso. 40 Marx. por ende. Marx muestra su disposición a enfatizar que la estructura exacta de cualquier formación social se puede descubrir sólo a través de un análisis empírico cuidadoso. London. 39 Ste. 'difícilmente nos ayude a entender o explicar nada excepto en la forma mas trivial e inocua'.39 Mientras que un modo de producción es una articulación particular de relaciones y fuerzas de producción. 41 Harman Marxism and History. Ancient and Modern”. y si es tomado en cuenta el contexto discutido por Prinz. que Engels dirigió a Bloch. según traducción aparecida en Goran Therbon. es solo el primer paso en el proceso de articular las múltiples determinaciones de un proceso concreto. etc. de Ste Croix “Class in Marx’s Conception of History.41 Por ejemplo. a su fuerza productiva social – donde encontramos el secreto más íntimo. G. etc. 100. en su teoría de la historia. por ser un concepto estático. Ancient and Modern”. Mientras que el lenguaje determinista del Prefacio de 1859 podría sugerir lo contrario. que. ni actividad colectiva en común”. condiciones naturales. efectivamente no debería leérselo así. p. 1980. pero no necesariamente conciencia de clase. el fundamento oculto de toda la estructura social.38 De acuerdo con Ste Croix. relaciones raciales. p. la política. y por consiguiente también de la forma política que presenta la relación de soberanía y dependencia. 90. Clase y Sociedad . Sin embargo. Madrid: Siglo XXI. Aún más. 43-4. pp.

En los Grundrisse. según su mujer Jenny 'como si fuera un tema de vida o muerte'. Eric Hobsbawm ha sugerido que esos estadios deben entenderse como una progresión lógica. Late Marx and the Russian Road . E.45 La conclusión de este proyecto fue la respuesta de Marx a Zasulich (8 de marzo de 1881) en la que sostenía que: El análisis de El Capital . Marx dedicó semanas delineando una serie de borradores. Sus comentarios fueron el fruto cuidadoso de un programa de investigación de una década sobre la historia y la política rusa. ‘Marxist History’. 45 T.44 Concretamente. bajo condiciones internacionales favorables. no provee ninguna razón a favor o en contra de la comuna Rusa. Más en general. tan serio fue el intento de Marx de comprender la situación rusa que estudió por su cuenta el ruso. Debido a que la investigación sobre la naturaleza de las sociedades pre-clasistas lo había convencido de la general vitalidad de las mismas. Pero para que ella pueda funcionar como tal. no te sentarás a escribir’. p. Shanin. 11 . 36. quien le pedía un consejo de carácter estratégico en relación a las comunas campesinas. London. ’Introduction to Pre Capitalist Economic Formations’.42 Si la culminación de este proceso iba a ser la victoria de las luchas socialistas del proletariado . en 1854. 1983. incluyendo la búsqueda de fuentes originales. cuando le pidieron que escribiera una artículo corto para el New York Tribune. no como una progresión histórica.. Marx terminó creyendo que. de tal forma. Respondiendo a una carta de la revolucionaria rusa Vera Zasulich (16 de febrero de 1881). Marx tomó lo suficientemente en serio la tarea como para aprender español (Vilar. 37. tenía el sentido de transmitir la idea de una progresión lógica hacia la creciente 'individualización del hombre'.“llamaremos comunismo al movimiento real que anula y supera al estado de cosas actual”43-. 44 Hobsbawm. pp. p. seria posible para determinados grupos sortear las etapas lógicas de la individualización histórica. antes de enviar la respuesta considerada más arriba. la adopción por Marx de una teoría multilineal de la historia significó que estaba preparado para sostener que. Engels se quejó una vez sobre su retraso en escribir El Capital por que ‘en tanto y en cuanto tengas por delante un libro que consideres importante. Shanin. 49-50. pp. la profundidad y el detallismo de Marx eran legendarios: por ejemplo. en ciertas circunstancias. En verdad. Esto no fue un episodio aislado. ’Introduction to Pre Capitalist Economic Formations’. Marx.producción asiático.. 42 43 Hobsbawm. me han convencido de que la comuna es el punto nodal para la regeneración social en Rusia. P. Así. E. 105). Marx había profundizado su análisis de las formaciones económicas pre-capitalistas. p. Pero los estudios sociales que yo he hecho sobre ella. 7. La Ideología Alemana. Marx desarrolló esta idea en su discusión sobre la comuna campesina rusa. el feudal y el moderno burgués'. el antiguo. mientras que la lista de los modos de producción pre-capitalistas no tuvo la intención de representar un camino unilineal a través de la historia. ‘Late Marx: Gods and Crafstmen’ en T. 38. al mismo tiempo que reiteraba su creencia de que esos varios modos ofrecían caminos alternativos a través de la historia. Por ejemplo. Karl. que se había expandido el número de los modos de producción desde que había escrito La Ideología Alemana. podía existir un movimiento desde formas menos desarrolladas hacia formas más desarrolladas de propiedad comunal sin la intervención de un etapa capitalista. las influencias perniciosas que la asaltan por todos los costados deben ser primero eliminadas. que fueron escritos cerca de dieciocho meses antes que el Prefacio a la Contribución a la Crítica de la Economía Política.

Late Marx and the Russian Road. 49 Chattopadhyay. en Shanin (ed) Late Marx and the Russian Road. (forthcoming). luego las comunas podrían ofrecer un vehículo para la regeneración: K.49 Por ejemplo. E. 51 Sayer. Marx rompía finalmente con el modelo unilineal que había abrazado hasta allí. Wada ‘Marx and Revolutionary Russia’. p. 1983. tal como apuntaron Sayer y Corrigan. ‘Late Marx’. 95. porque Rusia existía en ‘un contexto histórico moderno’. 52 Marx sostenía que si Rusia era analizada aisladamente del resto del mundo. una ‘cultura más elevada’. para quien el socialismo estaba en la agenda de Rusia a causa del crecimiento del proletariado moderno. su teoría es muy diferente a la de Trotsky. y no debido a la existencia de un campesinado comunitario.48 Sin embargo. Kingston-Mann ‘Deconstructing the Romance of the Burgeoisie’. p. Uno de los argumentos centrales hechos en La Ideología Alemana.51 Es sin duda mucho más plausible argumentar que al realizar estos comentarios sobre la comuna rusa. que hasta 1870 Marx estaba convencido de que la burguesía era un agente necesario para la modernización. Review of International Political Economy 10:1. And Corrigan. Shanin. lo que explica por qué le permitió a Engels trastocar su nuevo modelo multilineal con vestigios de su viejo esquema. Recurriendo a un argumento de corte idiosincrásico. sino profundizándolo al hacerlo más internacional52 y más a tono con la vitalidad de las formas de producción comunal de tipo pre-capitalistas. p. en el Prefacio de 1882 a la edición rusa de El Manifiesto Comunista. inmediatamente después de la muerte de su mujer. ‘Capital. 91. en Shanin ed. y no a los estados que aún tenían que comenzar ese camino. Kingston-Mann ‘Deconstructing the Romance of the Burgeoisie: A Russian Marxist Path Not Taken’. ‘Late Marx: Continuity. P. Ya que Marx. 48 E. a escala mundial. “altamente especulativa”. 102. de modo que se complementen mutuamente.50 Esta afirmación es. realizada en el prefacio del primer volumen de El Capital. 47 46 12 . y porque después de 1870 siguió creyendo que la acumulación de capital. Numerosos comentaristas han sostenido que al realizar estas afirmaciones. tal como ha argumentado recientemente Chattopadhyay. acerca de que el desarrollo social ingles mostraba a los países menos desarrollados “la imagen de [su] propio futuro”46.47 Kingston-Man afirma. y que es un argumento definitorio del Marxismo. al sugerir que Marx. Marx y Engels sostuvieron que 'si la revolución rusa se convierte en el signo de la revolución proletaria en el Oeste. por ejemplo. entonces las comunas “estaban condenadas a morir’. Wada ‘Marx and Revolutionary Russia’. tal análisis malinterpreta tanto el nivel de cambio como el de continuidad en las formulaciones del Marx maduro. vol. se refería a los países del oeste Europeo. London. T. the Progenitor of Socialism: Progress as the Dialectic of Negativity in the Critique of Political Economy’ Historical Materialism. Sin embargo. Contradiction and Learning’. pero que luego comenzó a aceptar un modelo mas matizado de la evolución social. como mínimo. H. continuaba siendo una precondición necesaria para el socialismo. Late Marx and the Russian Road . Marx ‘Th Second Draft of a Reply to Zasulich’. Mientras que el marco global de referencia prefigura la teoría del desarrollo desigual y combinado de Trotsky. Wada desestima la vinculación explicita en este pasaje entre el éxito de las comunas rusas y el éxito de una revolución en el oeste Europeo. D. P. 50 H. y el ‘mercado mundial en el cual la producción capitalista es predominante’. la propiedad común de la tierra de los campesinos rusos podía servir como punto de partida para el desarrollo del comunismo'. se encontraba “sin ánimo”. en en T. que incluía ambas cosas. es que el Marx. Shanin. 1. no se atuvo a un modelo unilineal de la historia antes de 1870. 2003. Marx no estaba rechazando su antiguo materialismo. Capital. en los que la acumulación del capital ya había comenzado. K. 70.Marx sostuvo que su sugerencia. p.

Marx. a la par.58 En relación a la primera de estas dos precondiciones para la realización de estas libertades ampliadas. Marx insistió en que la libertad era un potencial inherente de la humanidad que se realiza a través de la historia. p. K. comenzaría de nuevo. 56 Capital. o al menos no debería serlo. K. Marxism and History . Rigby. con la pobreza. 58 MacIntyre. A. London. dado que sólo ejercitamos el libre albedrío dentro de determinados contextos materiales. 13 . p. 'la libertad es la apreciación de la necesidad'. p. Ese no es el caso. p.53 Si Marx hubiese rechazado este argumento. Más bien el significado de la libertad evoluciona a lo largo de la historia. seguramente. la lucha por lo indispensable y se recaería necesariamente en toda la inmundicia anterior. 36. por tanto. y fluyendo de la herencia hegeliana de Marx. Marx sostuvo que tanto “el trabajo” como “la libertad” eran “la esencia del hombre”.57 En diferentes momentos de su juventud. ‘Notes from the Moral Wilderness’. como ya es famoso. en tanto se expanden los parámetros materiales para su realización. no habría seguido siendo Marxista en ningún sentido significativo. un núcleo de relaciones humanas desde el cual crece todo lo demás'. ed. una existencia empírica dada en un plano histórico-universal. al mismo tiempo. que fue por lo tanto algo que evolucionó a lo largo del tiempo a través de un proceso de luchas colectivas. en Marx. 101. 1975.54 Pero esta afirmación es verdadera sólo si aceptamos un modelo particularmente mecánico de determinación. sugiere Rigby. Karl. La libertad debe por lo tanto no cosificarse. como sostuvo Alasdair MacIntyre. un conjunto de relaciones alrededor de las cuáles pueden entrelazarse las relaciones humanas. es mucho mejor seguir a Hegel y concebir la determinación y la libertad como dos caras de la misma moneda: como Engels señaló. 53. ni como un atributo de los individuos en contra de lo social. 284. Ambas concepciones deben entenderse como complementarias.56 Mas bien. entonces. Early Writings . y no en la vida puramente local de los hombres) constituye también una premisa práctica absolutamente necesaria. K. implica aceptar que son más bien las fuerzas productivas que los actores humanos. Ferraro Freedom and Determination . 386. 41. Columbia. p. 57 Dunayevskaya. quienes hacen la historia. tiene poco sentido contrastar la determinación de las fuerzas productivas con la acción libre. Knight. ‘Freedom and Revolution’ Labour Review. vol. 1.desarrollo de las fuerzas productivas (que entraña ya. escribió en el tercer volumen de El 53 54 Marx. p. según Marx. ni como un momento de este proceso. y que esas luchas son mejor comprendidas contra el trasfondo del desarrollo de las fuerzas productivas de la humanidad. Sin embargo. 55 MacIntyre. el mismo descansa en una elisión: aceptar el 'determinismo de las fuerzas productivas'. sostiene. Freedom and Revolution. Marx entendía a la determinación en un sentido hegeliano. A. y en tanto se forman grupos a través de la lucha por la satisfacción de esas demandas en aumento. Marx. porque sin ella sólo se generalizaría la escasez y. R.55 Dado que la característica distintiva de la producción humana. 1988. En tanto Rigby defiende ese argumento. como indicando el proceso a través del cual la base económica de la sociedad provee “un marco dentro del cuál surge la superestructura. en The MacIntyre reader. February-March 1960. La Ideología Alemana. es ser una forma de 'actividad dirigida a un fin'. si es que hay algo valioso que rescatar del materialismo histórico. ‘Economic and Philosophic Manuscripts’.

1999. ante todo. Nueva York. contrariamente a Rigby. Fue el paso decisivo para el tránsito del mono al hombre ”. F. 60 59 14 . siempre permanecerá un “reino de necesidad” que demande trabajo. (1974) Obras Escogidas. p. no obstante la frase de Engels en el funeral de Marx de que 'así como Darwin descubrió la ley del desarrollo de la naturaleza orgánica. F. que el mito haya sobrevivido durante la mayor parte del siglo. porque la expansión de las fuerzas productivas desarrolladas para satisfacer un conjunto de necesidades. y. 959. en la admiración que tanto Marx como Engels indudablemente sentían por el “trascendental” trabajo de Darwin. tenderán a generar otras nuevas.61 Marx sostuvo en una carta a Engels. segundo.60 Sin embargo. evidencia su plausibilidad. Wheen. nos recuerda que nunca habrá “almuerzos gratis” . por el que las manos. and Engels. evolucionaron las otras características humanas: bipedismo. al trepar. C. 63 Engels. que a pesar del “burdo estilo inglés” de Darwin. asume Darwin. a partir de lo cual. 66-67. el determinismo de las fuerzas productivas no significa que sean las fuerzas productivas más que los agentes humanos. vol. 61 Capital. Insiste que la humanidad debe luchar incesantemente contra la naturaleza para satisfacer sus necesidades porque. primero. p. 197. su libro “contiene las bases de historia natural para nuestra concepción”. manos libres y lenguaje. Tampoco puede reducirse el modelo evolucionista del desarrollo social de Marx a una forma de darwinismo social. Engels sugería que el masivo desarrollo del cerebro fue evolutivamente posterior al bipedismo: “Es de suponer que como consecuencia. Bellamy Foster Marx’s Ecology . Darwin había argumentado que el momento decisivo de la evolución humana tuvo lugar con el desarrollo de cerebros más grandes. mientras que Marx equipara libertad con socialismo. 1. (1876) ‘El papel del trabajo en la transformación del mono en hombre’. 368.62 Pero si el darwinismo “contenía” las bases de historia natural para el materialismo histórico. p. basada. Editorial Progreso Moscú. vol. En esta obra maestra inconclusa. III. De este modo. Engels tomó posición contra de la interpretación de Darwin sobre la evolución de los humanos modernos. F. de su género de vida. ¿cuál fue en los hechos la relación entre las dos teorías? La relación emergente entre evolución cultural y biológica en la teoría marxista no aparece en ningún lugar con más elocuencia que en “El papel del trabajo en la transformación del mono en hombre“ (1874) de Engels. Marx descubrió la ley del desarrollo de la historia humana'. pp. como antes. 2000.Capital que 'el reino de la libertad realmente comienza en el punto en que termina el trabajo determinado por la necesidad y la compulsión externa'. 62 Citado por J. Karl Marx London. Marxismo y evolucionismo En 1980 Margaret Fay demostró finalmente la falsedad del mito según el cual Marx había pensado dedicar el primer volumen de El Capital a Darwin. 461. En contraste con esta hipótesis. en Marx. tenían que desempeñar funciones distintas a las de los pies.59 Así.63 Capital. p. 3.sólo comidas que serán adquiridas con mayor o menor eficiencia: “la reducción de la jornada de trabajo es el pre-requisito básico para la conquista de la libertad”. quienes hagan la historia. estos monos se fueron acostumbrando a prescindir de ellas al caminar por el suelo y empezaron a adoptar más y más una posición erecta. y continúe todavía hoy a pesar de su refutación.

p. y en su lugar. La ampliación de la dieta de nuestros ancestros apuntaló. pudieron ser usadas de modo creciente para manejar herramientas. 68.69 En cierto sentido no sería sorprendente Idem. el trabajo y el lenguaje constituyeron en conjunto los dos estímulos más importantes de la rápida expansión cerebral. 66 Idem.. tenía que contribuir forzosamente a agrupar aún más a los miembros de la sociedad … los hombres… llegaron a un punto en que tuvieron necesidad de decirse algo los unos a los otros”. procesos evolutivos de tipo social y natural se reforzaron mutuamente a través de una positiva interrelación que impulsó aún más la evolución de nuestros ancestros hacia nuestra forma moderna. a través de la cual parte importante del ambiente ‘natural’ dentro del cual los humanos compiten por sobrevivir es construido culturalmente. Africanus en los años 1920s. de modo que esas estructuras actuarán como parte del contexto dentro del cual la selección natural tiene lugar. 2002. en P.64 Esta adaptación evolutiva tuvo profundas consecuencias biológicas y culturales para la evolución ulterior de los humanos. Esta formulación podría ser interpretada como una evidencia de la supuesta confusión de Engels entre el Darwinismo y el Lamarckismo: R. las ulteriores expansiones del cerebro. p. F. Jay Gould An Urchin in the Storm. Este proceso es de gran importancia porque demuestra que “la mano no es sólo el órgano del trabajo. (1876) ‘El papel del trabajo en la transformación del mono en hombre. 1987. Blackledge and G. reforzó las tendencias hacia la evolución del comportamiento social. London. 67 Idem. 1980. 68 Gould señala que lo fundamental del caso de Engels se probó como correcto con el descubrimiento del A. la base de la evolución social fue la evolución natural hacia el bipedismo de nuestros ancestros los monos. Benton ‘Social Darwinism and Socialist Darwinism in Germany 1860 to 1990’. Weikart Socialist Darwinism: Evolution in german Socialist Thought from Marx to Bernstein . p. facilitando así el desarrollo del lenguaje. 68. p. p. En adelante. es también producto de él”. lo que incluye la adaptación de la laringe. y una vez que la ventaja evolutiva dejó de residir en el uso de las manos para trepar. San Francisco. Gould The Panda’s Thumb . p. pero que a pesar de la evidencia del registro fósil la opinión alternativa ha demostrado su resistencia a morir: S. Jean Lamarck sostuvo ambas cosas: que las características adquiridas durante la vida de un organismo podían ser heredadas por sus vástagos y que el 64 15 . Más bien.67 Por lo tanto. y ver T. las cuales facilitaron la conquista del fuego y la domesticación del ganado. Engels señala que el hombre social tuvo que haber evolucionado desde antepasados gregarios porque “el desarrollo del trabajo . 69 Weikart Socialist DarwinismK. Kirkpatrick (eds) Historical Materialism and Social Evolution . London. y S. p. a su vez. p. yo no creo que Engels quiera decir que características evolutivas de tipo cultural puedan ser heredadas directamente.65 El trabajo. London. entonces fue sólo cuestión de tiempo para que las manos de los simios evolucionaran de un modo semejante a las de los humanos modernos. 110. 206. 111. se dirigió a favorecer a las manos que podían construir herramientas. Por último..66 Una inteligencia acrecentada y el saber tecnológico condujeron luego al desarrollo de una dieta más variada. por lo tanto. Sin embargo. Engels propone una relación dialéctica entre evolución cultural y natural. 72. La tesis Darwiniana implica la existencia del famoso ‘eslabón perdido’ – un mono con un cerebro de gran tamaño – que jamás fuera encontrado. 72. 1988. 69. 65 Engels. y por cierto su argumento no debe ser interpretado de ese modo: ver Foster Marx’s Ecology.68 Weikart afirma que en “El papel del trabajo en la transformación del mono en hombre” Engels confundió darwinismo con lamarckismo.Una vez que las manos de nuestros ancestros los monos se liberaron. Engels sostenía que la incapacidad de Darwin para entender este proceso se debía a la “influencia ideológica” sobre su pensamiento que tendía a menospreciar la importancia del trabajo para la historia social en general.

en fin de cuentas. 154. Federico (1884) El Origen de la Familia. En contra de este modelo desarrollista de la evolución Darwin propuso un modelo variacional. Engels se apoyó en este esquema. Engels abre esta popularización. su argumento incluía una advertencia: “y su clasificación permanecerá sin duda en vigor hasta que una riqueza de datos mucho más considerable no obligue a modificarla”. De una parte. de vivienda y de los instrumentos que para producir todo eso se necesitan. y por lo tanto. el estado y la opresión a las mujeres no eran características universales de la historia humana. de que la teoría debía tener arraigo empírico. 73 Idem. p. es construido culturalmente.70 Más bien propone la existencia de una relación dialéctica entre evolución cultural y natural. . agrícolas y urbanas. está condicionado por esas dos especies de producción: por el grado de desarrollo del trabajo. 1986. y simplificada traducción marxista de La Sociedad Antigua de Morgan. Engels sostenía que la antigua división igualitaria del trabajo dentro de la familia. por la cual una parte importante del ambiente “natural”. para afirmar que las clases. . la producción de medios de existencia. sólo en el punto de la historia en el que la productividad del trabajo excede a la necesaria para la propia subsistencia. que las formas de vida estén inherentemente predispuestas a subir’: E. y la existencia de clases sociales devino una posibilidad. de la Propiedad Privada y del Estado. 16 . de manera tal que estructuras culturales actuarán como parte del contexto en el que tiene lugar la selección natural. Específicamente. Sober The Nature of Selection. Engels reiteró su creencia. 70 Ver nota 64. entre cazadores (varones) y recolectoras (mujeres). su argumento no debiera interpretarse en ese sentido. Como ya es sabido. p. la continuación de la especie. Sin embargo.que los investigadores modernos llamarían sociedades cazadoras–recolectoras. 72 Idem. de la otra”. la producción del hombre mismo. los Darwinistas alemanes de la época aceptaban que las características adquiridas podían ser heredadas. Una vez que los humanos evolucionaron hasta su forma moderna. y de la familia. según la (cual) el factor decisivo en la historia es. Morgan: “descubrió de nuevo . y por cierto. la teoría materialista de la historia . la producción y la reproducción de la vida inmediata. .71 Aunque atraído por el método de Morgan. la propiedad privada y el Estado (1884).73 Desarrollando la discusión acerca de la división del trabajo de la Ideología Alemana. de una parte. El orden social en que viven los hombres en una época o en un país dados. 71 Engels.ya que. Engels afirmó que la explotación del hombre por el hombre. convencido de que a través de sus estudios antropológicos. en el cual los humanos compiten por sobrevivir. Engels analizó este fenómeno en El origen de la familia. como Ernst Haeckel. se transformó en una relación de poder a dinamismo básico del cambio evolutivo ocurría independientemente en cada unidad individual de un grupo. . barbarie y civilización . la evolución natural dejó paso a la evolución cultural como la fuerza más dinámica de la historia humana. no creo que Engels quisiera decir que las características culturales desarrolladas pudieran heredarse directamente. Morgan había periodizado la historia humana en tres eras principales – salvajismo. Pero esta producción y reproducción son de dos clases. y la de Marx.72 A su vez. de productos alimenticios. Chicago. de ropa. según el cual ‘no hay una escalera predeterminada de vida. 55. 1984. de otra parte. Buenos Aires: Planeta Agostini.

el surgimiento de la civilización marcó “el derrocamiento del derecho materno”. se hace necesario un poder situado aparentemente por encima de la sociedad y llamado a amortiguar el choque. mientras que una segunda división apareció dentro del grupo victorioso entre hombres más y menos poderosos. Idem. es.74 Además. . 110. adquiriendo con ello nuevos medios para la represión y la explotación de la clase oprimida. y una nueva división se desarrolló por sobre la existente entre hombres y mujeres. 112. la cuestión de cómo reproducirla a través de las generaciones se vuelve un problema concreto. a mantenerlo en los límites del ‘orden’ . que es impotente para conjurar. Engels señala que la etimología de la palabra “familia” puede remontarse hasta el significado que se le otorgaba en Roma: “el conjunto de los esclavos pertenecientes a un mismo hombre”. por regla general. la familia no se desarrolla como el ámbito de la felicidad doméstica “que conforma el ideal filisteo”. p. lo que significó “la gran derrota histórica del sexo femenino en todo el mundo”. el Estado crece como una estructura necesaria para estabilizar la sociedad en beneficio de los intereses de la clase dominante. En este contexto. con ayuda de él. un producto de la sociedad cuando llega a un grado de desarrollo determinado. Una vez surgida la propiedad privada.. se convierte también en la clase políticamente dominante. que.77 Después de un prolongado proceso. 17 . las nuevas desigualdades y divisiones se solidificaron. Esta división tuvo un carácter doble: por un lado algunos hombres se convirtieron en botines de guerra. 283. el Estado de la clase más poderosa. el Estado antiguo era. (Sin embargo) como el Estado nació de la necesidad de refrenar los antagonismos de clase. Engels afirmó que “de la primera gran división social del trabajo nació la primera gran escisión de la sociedad en dos clases: señores y esclavos. El Estado es .medida que el movimiento hacia el pastoralismo mejoró dramáticamente la posición del varón sin modificar la división del trabajo familiar: ya que a medida que la riqueza aportada al hogar por la mujer con el trabajo doméstico disminuye en relación a la que aporta el hombre con el ganado. 77 Idem. de la clase económicamente dominante. y como. 76 Idem. p. creando una nueva clase de trabajo no libre. es la confesión de que esa sociedad se ha enredado en una irremediable contradicción consigo misma y está dividida por antagonismos irreconciliables. con el aumento de la productividad del trabajo y la existencia de un producto excedente. Pero a fin de que estos antagonismos.76 Por lo tanto. p. Dentro de este contexto. Las guerras por el control del excedente social generó guerreros. 78 Idem. 276.. la guerra se vuelve endémica con los robos de ganado y de hombres para ser usados como esclavos. en contraste con la estructura reproductiva de los grupos salvajes y bárbaros. estas clases con intereses económicos en pugna. ante todo. el Estado feudal era el órgano de que 74 75 Idem.75 Sería en este punto de la historia en el que el concepto de propiedad privada surge para demarcar el control de individuos particulares sobre parte del excedente social. p. . ahora la necesidad de los padres de traspasar la propiedad a sus hijos demandaba que tuvieran acceso sexual exclusivo a determinadas mujeres. al mismo tiempo nació en medio del conflicto de esas clases. no se devoren a sí mismos y no consuman a la sociedad en una lucha estéril.78 No obstante. también se deteriora en términos relativos la posición de la mujer con respecto a la del hombre. sino como un derecho de propiedad otorgada al varón. Así. y con el nacimiento de la civilización surge “una clase que no se ocupa de la producción”. el Estado de los esclavistas para tener sometidos a los esclavos. junto con el surgimiento de la explotación y la opresión de género emergen las luchas en su contra. explotadores y explotados”. Así como previamente los descendientes eran reconocidos por la madre.

como las de Engels. que no reduce la segundas a las primeras. 1989. p. 84 L. pp. ni la visión alternativa de “muchas feministas radicales”. Jules Townsend ha sugerido que la mayor debilidad de la tesis de Engels es que no puede explicar la “universalidad” del “patriarcado”. 66. que el poder del Estado. que mantenía a nivel la balanza entre nobleza y la burguesía. no tomó seriamente su profundización del materialismo histórico que incluía la reproducción social.83 En contraste. Engels explica el surgimiento de clases. 203. que “el factor determinante de la historia es. en ultima instancia. el estado y la opresión de género dentro de un contexto de transformaciones en el modo de producción. a pesar de apreciar el trabajo de Engels. p. como hace Wally Seccombe. German Sex. Lise Vogel. que aunque adoptó la historia general de la opresión sexual de Engels. London. de acuerdo al materialismo histórico. E. hay períodos en que las clases en lucha están tan equilibradas. 72. por excepción. desde sociedades cazadoras–recolectoras hacia sociedades urbanas. en última instancia.) Engels Today. Sin embargo. como mediador aparente. 1996. todavía es una profunda y magistral síntesis teórica”. Sin embargo. Burden and Vision’.82 Sin embargo.79 Así. Nueva York. p. London. Las investigaciones han avanzado desde 1884 y muchos de los argumentos de Engels han sido superados – ya habían avanzado para 1891 cuando Engels señala en el prefacio de la cuarta edición del libro que la investigación ha desestimado algunas hipótesis menores de Morgan. y en este caso estuvieron el bonapartismo del primer Imperio francés. p. Class and Socialism. tal como señaló Eleanor Burke Leacock acerca del libro de Engels. En este caso se halla la monarquía absoluta de los siglos XVII y XVIII. 293-94. 144-7. 151ff. la familia deviene relativamente menos importante”. hasta el punto de que. adquiere cierta independencia momentánea respecto a una y otra. en que “la colección de evidencias acerca de pueblos exóticos indica un Idem. ha dicho que el Prefacio metodológico de Engels sugiere una posible solución al problema: cuando Engels afirma. en C Arthur (ed. London. Mitchell Psychoanalysis and Feminism. De acuerdo con Vogel esa ha sido una característica desafortunada de la izquierda post-Engelsiana. ya que él mismo sugiere abiertamente que “en tanto los seres humanos desarrollan la producción. 1996. lo que es seguro. en palabras de Engels. p. la estructura familiar pasa a estar “completamente dominada por el sistema de propiedad”. además de la producción social. 365. esta perspectiva abre una fructífera línea de investigación acerca de las historias dialécticas entre las divisiones de clase y las de género. Townsend The Politics of Marxism. Juliet Mitchell observa: “Creo que es. que “los estudios antropológicos no apoyan” ni la versión histórica de Engels acerca del ascenso del patriarcado. Lindsey German afirma que las feministas que leen Engels como si planteara la existencia de dos modos distintos de producción y reproducción. Vogel ‘Engels’s Origin: Legacy. y sobre todo el del segundo.81 De modo similar. y el moderno Estado representativo es el instrumento de que se sirve el capital para explotar el trabajo asalariado. Burke Leacock Myths of Male Dominance . 25.80 Por el contrario. han rechazado sus principales afirmaciones teóricas. es que es injusto afirmar. Origin of the Family. pp. malinterpretan su concepción. London. pp. 82 J. Vogel Marxism and the Oppression of Women. 1974. esta búsqueda de los orígenes históricos lo que estropea la tesis de Engels”.se valía la nobleza para tener sujetos a los campesinos siervos. London. otros analistas. 83 L. la producción y reproducción de las necesidades básicas para la vida”. 81 J. “a pesar de sus defectos. pasando por sociedades agrícolas. serían igualmente erróneas. L.84 Sean cuales fueran los méritos relativos de estos argumentos. 1981. 1983. Seccombe apoya su afirmación de que tanto las teorías feministas sobre el patriarcado. 80 79 18 .

en el mundo social “las innovaciones pertenecen al mismo plano que la selección… ambas… transcurren siempre en el ámbito de la actividad conciente del hombre”. Nueva York. London. Sober Lammarckismo un tipo desarrollista de pensamiento evolutivo. p. Pero esta afirmación es por cierto equivocada. en claro contraste con aquellas de las teorías patriarcales. la selección y la lucha por la subsistencia. 1992. argumentando que en las estructuras sociales no hay nada que pueda razonablemente relacionarse con el proceso de selección que opera en el mundo natural: mientras que los genes mutan azarosamente y no tienen relación con las fuerzas que los seleccionan.frecuente (pero de ningún modo uniforme) patrón de tosca paridad entre sexos”. no parece ser refutada sino más bien profundizada por la evidencia desplegada por Seccombe. Harman ‘Engels and the Origins of Human Society’ International Socialism. la herencia. Callinicos ha argumentado que el marxismo incluye un componente evolutivo más cercano al modelo de desarrollo de Lamarck que al de Darwin. 89 Idem. el vio una tendencia progresiva de los organismo a lo largo del tiempo a evolucionar hacia un creciente estado de perfección.89 En forma similar.87 Perry Anderson ha criticado la aplicación del darwinismo a la historia social. en P.85 Más en general. 85 19 . p. 1994. 1992. p. y también brinda evidencia en “algunas sociedades pre-clasistas (de) fuertes y persistentes patrones de dominio masculino”. G. 149. Engels descarta a los precursores de los socio–biologicistas contemporáneos con el argumento de que “la sola contemplación de la historia anterior como un proceso de luchas de clases deja en evidencia la completa superficialidad de la concepción de la historia como versión suavizada de la “lucha por la subsistencia”. C. como en la velocidad de los cambios”. Callinicos Social Theory. p. 1999. 148. 167. Anderson A Zone of Engagement. 165. Marx no adoptó un modelo unilineal de progreso histórico. la clave del interés de Engels reside en la demostración de que los “hechos” de la política y de género contemporáneos son. 90 A. 3-6. Por lo tanto no guardó ningún aprecio por “estos falsos naturalistas”. a pesar de la incorporación de un componente evolutivo dentro del materialismo histórico. p. 103. 87 R. Lewontin Human Diversity.88 Por lo tanto. The Nature of Selection. 65. 86 Origins of the Family. pp. 1995 p. Runciman: A New Evolutionism’. “las innovaciones sociales (y naturales)… son completamente diferentes tanto en la escala de las variaciones que ellas representan.86 Pero. productos de la historia. Seccombe A Millennium of Family Change. la teoría evolutiva de Engels se distingue de los intentos contemporáneos de reducir el comportamiento humano a su trans-histórica naturaleza simiesca. 98. segundo. variaciones en las circumnstancias permitían por un grado de diferenciación local dentro y entre las especies: Sober. Cambridge. ¿de qué forma afectan estas diferencias la relación entre la teoría de la evolución cultural de Marx y la teoría de la evolución natural de Darwin? En el modelo de Darwin el cambio evolutivo en el mundo natural es el producto de la combinación de la variación entre individuos. y señala qu Lamrck popuso dos fuerzas evolutivas: primero. 88 P. Por lo tanto su afirmación general. Progreso y tragedia W. en sí mismos. ya que las teorías de Engels y aquellas referidas al patriarcado son de diferente orden. p. London.90 Sin embargo. Anderson ‘W. Mientras que las teorías sobre el patriarcado están atadas a un modelo universal de dominio masculino. mientras que. 138 .

British Rule in India – 10 de junio de 1853 – en el cuál Marx parece excusar al imperialismo por el hecho de que a través del mismo. 325. Said. Marx pensaba a la situación inmediata del campesinado Indio como “trágica”. Surveys from Exile. aparentemente.Como es sabido. por el cual los ‘orientales’ fueron despersonalizados. London. como un paso previo a la legitimización del colonialismo Europeo. 155.91 Por consiguiente. 228. 153. Marx ‘Revolution in China and in Europe’. 96 K.. esta interpretación del análisis que Marx realiza sobre la historia de la India. no hay 91 92 E. 93 A. Ahmad In Theory . de los Indios. en Marx. clases. Ahmad In Theory . Sin antagonismo. p. p. En La Miseria de la Filosofía. Marx imaginaba la perspectiva futura del campesinado Indio como paralela a aquella experimentada unos pocos siglos antes por el campesinado Europeo. Said acusa a Marx de ignorar los sufrimientos de los Indios y ser víctima del discurso del orientalismo a través de la mediación de su teoría de la revolución social. Para tomar primero el último punto: tal como Aijaz Ahmad ha señalado. Marx afirmaba que para que los Indios logren la emancipación. p. 95 A.. p. Edward Said rechaza los escritos de Marx sobre la India como otra instancia del discurso racista más general. y que los apologistas del capitalismo del siglo XIX ignoraban deliberadamente el hecho que “el progreso humano . una u otra revolución era necesaria: o una revolución del proletariado en Inglaterra o un movimiento de liberación nacional de los “Hindúes .. ni enmendará materialmente la condición social de la masa del pueblo”. 20 . Marx escribió que “en el mismo momento que la civilización surge. concluía The Future Results of the British Rule in India con la observación de que la condición del campesinado Indio era paralela a la de todas las otras clases explotadas y oprimidas a través de la historia. p. Marx ‘The Future Results of the British Rule in India’.. 1978. p. la mayoría de los Indios anti-imperialistas han estado de acuerdo en que el capitalismo jugó un rol parcialmente progresivo en India. Para apoyar esta afirmación. 323. 94 K. concibió a los Indios no sólo como víctimas del imperialismo. sino también como agentes potenciales de su propia emancipación.95 Por ello. Por el contrario. para zafarse completamente del yugo Inglés”. Inglaterra había actuado como “la herramienta inconsciente de la historia”. London. 1992.93 Más aún. estamentos. no se restringe a moldear su análisis del colonialismo. la discusión de Marx sobre el desarrollo capitalista en India puede ser mejor entendida dentro del marco de su más amplio análisis sobre la transición del feudalismo al capitalismo. Lamentablemente. no bebería su néctar más que del cráneo de los muertos”. Orientalism. Said cita un artículo periodístico de Marx. y finalmente sobre el antagonismo entre el trabajo acumulado y el trabajo actual. habría cegado a Marx en relación con el sufrimiento real.92 La ley de hierro del progreso. Surveys from Exile.. no se trata por cierto de un desprecio racista de la humanidad de los Indios. lejos de ser un apologista del progreso capitalista. tal como Ahmad sostiene. ‘empírico’. la producción comienza a fundarse sobre el antagonismo de órdenes. ni emancipará. 230. Por consiguiente. cualquiera sea la crudeza indudable de la formulación de Marx en este ensayo.96 El concepto de tragedia en la obra de Marx. ignora el contexto teórico más amplio del argumento de Marx y la recepción de sus tesis en los círculos anti-imperialistas Indios.94 Más allá de todo lo que pueda ser dicho sobre este análisis. como Ahmad es bien conciente.. en Orientalism. cuando Marx desarrolló su análisis del rol del imperialismo en el sub-continente. Idem. en Marx. En The Future Results of the British Rule in India – 22 de julio de 1853 – argumentaba que la “burguesía inglesa .

La Ideología Alemana . o su clase. 50 100 Marx. la lucha por lo indispensable y se recaería necesariamente en toda la 100 inmundicia anterior. 1956. a pesar de Rigby. 101 Rigby Marxism and History . (es) una premisa práctica absolutamente necesaria. con la pobreza .101 la aplicación del método que hace Engels en su ensayo. 36. en la cual Marx y él habían argumentado que “el desarrollo de las fuerzas productivas . p. de las relaciones de producción y de los medios de comunicación sobre los cuáles está basado en todo momento el choque de intereses de las distintas clases. o de el más o menos accidental nivel de las relaciones de producción y los medios de comunicación. Moscow. el nivel de desarrollo de las fuerzas productivas fija los parámetros de los resultados posibles de un evento: el determinismo de las fuerzas productivas es así mejor entendido como una forma de ‘posibilismo 97 98 K.97 Más concretamente. Moscow. no a su partido. comenzaría de nuevo. p. F. lo que él debe hacer no puede lograrse. pp. y del grado de desarrollo de los medios materiales de existencia. Lo que él puede hacer depende no de su voluntad sino de la intensidad del choque de intereses entre las varias clases. 21 . 1978. p. Engels escribió en la The Peasant War In Germany (1850). tal como Ball sostiene. él es empujado a defender los intereses de una clase extraña. 34. o del grado de desarrollo de la lucha de clases y sus condiciones. 56. porque sin ella sólo se generalizaría la escasez y. ni para la realización de las medidas que tal dominación implica.. lo que su partido le demanda. de todos sus principios y de los presentes intereses de su partido. y parte de este contexto incluirá el nivel de desarrollo económico dentro del cuál ellos se encuentran. Volviendo entonces a la afirmación de Rigby de que los historiadores no han sido capaces de usar provechosamente el determinismo de las fuerzas productivas de Marx. que son las fuerzas productivas las que hacen la historia. p. que no emanan de las interrelaciones de las clases sociales en un momento dado. En una palabra. Karl. Él está atado a sus doctrinas y a las demandas planteadas hasta allí. En interés del mismo movimiento. demostró cómo la tragedia de Munzer fue encontrarse en una situación histórica sin esperanza. aseverando que los intereses de esa clase extraña son sus propios intereses. que garantizaba en última instancia la derrota final de su movimiento. The Peasant War in Germany . Por cierto. Fue al interior de este marco que Engels analizó la situación de la “magnífica figura de Thomas Munzer”99 – el líder del movimiento campesino del siglo XVI – en términos extraídos de la Ideología Alemana. 138-9. no depende de él. cualquier historiador con una reputación mínima debería intentar contextualizar las acciones de los agentes humanos que estudia. Lo que él puede hacer va en contra de todas las acciones prácticas por él realizadas hasta allí. Quienquiera que 98 se ponga en esta difícil situación está irremediablemente perdido. sino a la clase para la cual las condiciones de su dominación están maduras. su historia de la revuelta Anabaptista de los inicios del Siglo XVI: La peor cosa que le puede acontecer al líder de un partido radical es ser empujado a tomar el gobierno en una época en la cual el movimiento no está aún maduro para la dominación de la clase que representa. a la par. es empujado a representar. más bien.. y a alimentar su propia clase con frases y promesas. sino de su mayor o menor perspicacia sobre el resultado general del movimiento social y político. Marx The Poverty of Philosophy. Lo que él debe hacer. 99 Idem. Así.progreso”. Enegels. Así mientras que Engels rastreaba el inspirador intento de Munzer de ganar la libertad para los campesinos alemanes. se encuentra necesariamente en un dilema. Ya que el determinismo de las fuerzas productivas no implica. implica que eso no es verdad. por tanto. nuevamente.

los comentarios que realizara Marx sobre Rusia en la década de 1880 se basaron en su análisis de la posición única que ésta ocupaba en el mundo – esto es. Brenner ‘Burgeois Revolution and the Transition to Capitalism’.político’. En contraste con ello.de un modo similar a los comentarios de Marx sobre Ranke arriba señalados -. Por último. sin una comprensión de los constreñimientos existentes sobre la acción humana por el nivel de desarrollo de las fuerzas productivas. como Engels sostuvo en una carta dirigida a Lasalle del 18 de mayo de 1859 . concebido como un sistema de relaciones sociales de la propiedad “. p. A pesar de ello. 140.102 Y mientras que el desarrollo de las fuerzas productivas implica que nuestra capacidad para lograr diversos objetivos se incrementa. por no haber sido alcanzada todavía ni por el capitalismo. La Miseria de la Filosofía y El Manifiesto Comunista. Segundo.104 Desafortunadamente. los historiadores se arriesgan a reducir “el conflicto trágico a pequeñas cuestiones”. Brenner sugiere que el modelo de la transición que se ofrece en los escritos juveniles de Marx es similar al enfoque de Adam Smith. ya que asume aquello que quiere explicar: “el ascenso de la burguesía al poder es casi automático”. De modo similar. Brenner sostiene que el “principio rector” a través del cual el Marx maduro desarrolla una poderosa teoría de la transformación social es “el modo de producción. no desarrolla una teoría de la transformación de la sociedad. 22 . en T. Del Feudalismo al Capitalismo Comparando los comentarios de Marx sobre la comuna campesina rusa y su antigua discusión sobre el colonialismo en India. ni por el colonialismo. Cannadine and J. de ningún modo conlleva como consecuencia que efectivamente realizaremos este potencial. de hecho. tan tardíamente como 1882. Cambridge. si Marx desplegó el concepto de formas de intercambio en La Ideología Alemana. p.103 Específicamente. en A. poco convincente. como ya señalé. 104 Idem. Más en general. mientras que sin dudas Brenner está en lo cierto cuando subraya la centralidad de los conceptos de modo de producción y relaciones de producción para la teoría de la historia de Marx. el joven Marx. en lucha por romper las ataduras que el feudalismo imponía al desarrollo capitalista. por varias razones. 1991. 279. D. Robert Brenner ha sostenido que existe una ruptura entre el Marx de La Ideología Alemana. Carver (ed) The Cambridge Companion to Marx . la importancia del desarrollo de las fuerzas productivas en la historia. Marx reafirmó su modelo acerca del “determinismo” de las fuerzas productivas en el Prefacio de 1859 .L. Cambridge. Primero. la unilinealidad del joven Marx es heredada de Smith. Rosenheim (eds) The First Modern Society: Essays in English History in Honour of Lauwrence Stone. y el Marx tardío de los Grundrisse y El Capital. Beier. Más en general. 1989. Ball ‘History: Critique and Irony’. era libre en un grado desconocido por aquellas áreas donde el capitalismo imponía su lógica terrible. su intento de diferenciar las teorías de la historia expuestas en Miseria de la Filosofía y El Capital es. 103 R. uno se ve impresionado inmediatamente por el contraste entre su primera visión de la historia como necesidad trágica y su adopción posterior de la multilinealidad histórica. el concepto de relaciones de producción fue ya desarrollado en Miseria de la Filosofía. p. aunque sea poco plausible 102 T. como una aceptación tácita de un modelo trans-histórico de naturaleza humana capitalista.escrito dieciocho meses después de los Grundrisse. y que al igual que Smith.M. 273. Marx y Engels continuaron reafirmando en una nueva Introducción al Manifiesto Comunista.

la acumulación primitiva del capital. no logró producir un modelo igual de poderoso sobre los modos de producción precapitalistas. desde la cabeza hasta los pies”.108 Según Marx.111 Esto no significa sugerir que Marx no tuvo tal teoría. Schlumbohm ‘Relations of Production – Productive Forces – Crisis in Proto-Industrialisation’. que pudiera explicar por qué el proletariado inglés surgió en el tiempo y en el lugar en que lo hizo. en el cual escribió que un determinado nivel de desarrollo comercial capitalista “es en si mismo una precondición 105 106 Capital. p. y su discusión de este proceso es una de las secciones más celebradas de El Capital. Marx profundizó su análisis de los orígenes del capitalismo. necesitaba exponer cómo apareció el capital y qué fuerzas eran las que tendían a su disolución. McNally señala que Marx expuso “la gran evasiva que se aloja en el corazón” de cualquier defensa del libre mercado: que éste se basa en una violenta expropiación al pueblo. London. En referencia a este último punto. por todos los poros. 878. si Marx iba a formular un análisis histórico del capitalismo. en su trabajo de madurez no hizo mucho más que sugerir que un desarrollo previo de las fuerzas de producción era el prerrequisito para la proletarización del campesinado. 1. 1981. 1993. p. con su discusión sobre la creación de los prerrequisitos históricos para el surgimiento del capitalismo. 317-75. 23 . p. p.105 Sin embargo. Kriedte et al (eds) Industrialisation before Industrialisation. la teoría del valor de Marx y su teoría sobre la caída tendencial de la tasa de ganancia estaban dirigidas a demostrar que el capitalismo generaba las condiciones para su posible derrocamiento. la cual dio origen al capitalismo. Marx había demostrado que la acumulación del capital es un proceso circular que parece no tener punto de partida.110 Mientras que Marx delineó una sofisticada teoría sobre la creación brutal del proletariado inglés. vol. es decir. Capital. 110 D. es indudable que en El Capital. El primer volumen de El Capital se cierra con la famosa discusión de Marx sobre “la acumulación primitiva del capital”. Marx explicó el surgimiento del capitalismo como resultado de la separación del trabajo humano con respecto a los medios de producción . 108 Idem. Cambridge. entre los Siglos XIV y XVI tuvo lugar una violenta revolución en las relaciones de producción en Inglaterra. 3.109 Discutiendo este argumento.107 Mediante este análisis histórico del surgimiento del capitalismo. Lo más que se acercó Marx a brindar una explicación de estos prerrequisitos es en el tercer volumen de El Capital. 5. vol. McNally Against the Market. 111 J. ya que sólo dentro del marco del trabajo asalariado libre podía el capital ser acumulado libremente. Sin embargo.106 Segundo. 1. como lo intenta Brenner. vol. p. Marx desbanca uno de los mitos centrales de la economía burguesa: que consumidores y productores se encuentran en el mercado como agentes libres e iguales. 107 Capital. donde el cercado de las tierras comunales tuvo como resultado la destrucción del viejo estilo de vida campesino. La “forma clásica” de este proceso se produjo en Inglaterra. 94. 950.contrastar el joven Marx con el viejo. 873. p. en P. 876. pp. Marx demuestra que el libre mercado fue creado a través de la proletarización violenta del campesinado: “el capital chorrea… sangre y lodo. y desde ese momento los ex campesinos se vieron obligados a vender su capacidad de trabajar de modo de poder ganar el dinero necesario para comprar las mercancías que fueran necesarias para su subsistencia. 109 Idem. Hasta allí. Marx sostuvo que el capitalismo apareció cuando el campesinado fue separado de la tierra y convertido en trabajadores asalariados ‘libres’. la tuvo.

el modo moderno de producción en su primer período. por el otro. F. desarrollaron una relación antagónica con el feudalismo. Marx ‘Economic Manuscripts of 1861-1863’.117 Capital. 113 Capital. 450. 112 24 .113 Pese a que las “revoluciones” en el comercio de los Siglos XVI y XVII “fueron una instancia fundamental para impulsar la transición del modo feudal al modo capitalista de producción. p. como en La Ideología Alemana. en y por sí mismos. pp. y (2) porque el modo de producción capitalista presupone producción para el intercambio”. más tarde. 30. p.. Como es sabido. Marx continuó explicando el curso general de la historia como consecuencia del desarrollo de las fuerzas de producción. Aunque este argumento parece implicar que el capital mercantil podría disolver el feudalismo desde adentro. 3. Marx proclama que “la transición del feudalismo al capitalismo se produce de dos maneras diferentes”. las dos mencionadas anteriormente y una tercera donde “el mercader se vuelve directamente un industrial”. 45 46. en K.histórica para el desarrollo de las fuerzas de producción (1) como precondición para la concentración de la riqueza. p. 38. sino que tiende a preservarlo y contenerlo como su propia precondición”. 444. Es así. en la página siguiente. Marx y Engels. y que este conflicto entre ciudad y campo dio lugar eventualmente a las revoluciones burguesas por las cuales el capitalismo rompió con las ataduras de la sociedad feudal.”114 Sin embargo. De hecho.. aunque la desestimación del rol revolucionario del capital mercantil se ajusta al enfoque de Brenner antes mencionado. 1988. parece sostener una interpretación radicalmente divergente de la relación entre el capital mercantil y la aparición del modo capitalista de producción. mientras por un lado. ver K. y argumenta que el capital mercantil “no puede llevar a la caída del viejo modo de producción por sí mismo. 115 Idem. 116 Idem.112 Marx argumentaba que aunque el comercio y el capital mercantil siempre habían tenido “un efecto disolvente sobre las organizaciones preexistentes de producción”. el argumento de Marx de que los mercaderes podrían haber estimulado la disolución del feudalismo al devenir ellos mismos industriales recuerda su antigua posición. que tanto en el trabajo de su madurez. si no parecen caber dudas de que Marx en este pasaje desestima las consecuencias revolucionarías del capital mercantil. la insinuación presente en este comentario.115 Sin embargo. articulada en La Ideología Alemana. sólo se desarrolló donde las condiciones para ello habían sido creadas durante la edad media. 114 Idem.. Marx sugiere que la transición puede haberse dado no de dos sino de tres formas. 453. London. es insuficiente para explicar la transición de un modo de producción a otro”. Marx se retracta de inmediato. Collected Works vol. vol.. no podían explicar la transición del feudalismo al capitalismo: “cuán lejos [el capital mercantil] conduzca a la disolución del viejo modo de producción depende principalmente de la solidez y la articulación interna de este modo de producción en sí”. 452. la segunda forma comprende al mercader tomando “el control directo de la producción”. p. “la realmente revolucionaria”. comprende al productor que deviene mercader y capitalista. p. 117 The German Ideology. de que las ciudades son un resultado de la producción feudal y subsecuentemente. La primera forma. 3.116 Entonces. 449. p. vol. resistiendo al mismo tiempo la tentación de abrazar el inevitabilismo histórico: Marx insistió en que el desarrollo del capital comercial “tomado por si mismo. mientras que por el contrario. en el mismo capítulo su argumento es más ambiguo. Marx niega explícitamente al capital mercantil un rol revolucionario en la transición del feudalismo al capitalismo.

p. ni Marx. Marx sostuvo que “por muy poca heroica que la sociedad burguesa sea. Hobsbawm. 1987. a través de la comparación de los argumentos de Marx anteriores a 1848 – período en el cuál la burguesía francesa fue presentada en términos “mucho menos heroicos”. 205. London. p. Madrid: Sarpe.. Michael Lowy ha señalado que esos comentarios no pretendían ser “ejercicios de historiografía académica”. el comentario más famoso de Marx sobre la Revolución Francesa – que se encuentra en el que tal vez sea su mejor trabajo de historia contemporánea. Comnimel argumenta que “la presentación definitiva del concepto de revolución burguesa aparece en El Manifiesto Comunista”. Lowy afirma que Marx y Engels “sólo alabaron las virtudes de la burguesía revolucionaria de 1789 para poder estigmatizar con mayor eficacia a la espuria versión alemana de 1848”. sin G. han insistido que en El Capital Marx profundizó. la interpretación del materialismo histórico enunciada en La Ideología Alemana. Echoes of the Marseillaise . 113. Lowy ‘”The Poetry of the Past”: Marx and the French revolution’.118 Un problema que afecta a este debate es una tendencia a cosificar la discusión de Marx sobre las revoluciones burguesas. El Dieciocho Brumario de Luis Bonaparte – sugiere una diferencia estructural fundamental entre las revoluciones burguesas y las revoluciones socialistas. p.123 Más en general. Comninel Rethinking the French Revolution. analistas como Comninel han sostenido que ese concepto de Marx sobre la revolución burguesa debería excluirse de la teoría marxista de la historia. principalmente por razones políticas. escribieron un estudio sistemático sobre la Revolución Francesa.. p. International Socialism. En relación a los análisis de Marx y Engels sobre la “Gran Revolución Francesa”. Aunque El Dieciocho Brumario era un estudio de la política francesa entre 1848 y 1851. 1990. 120 Marx. sino que más bien apuntaban a destacar la necesidad de una “nueva revolución”. 1989.Esta ambigüedad ha generado una considerable literatura en los últimos años. Federico (1848) El Manifiesto Comunista . 1989. 29.con los del período de 1848. Por un lado. 115. 123 Idem. p. A. los marxistas más ortodoxos en cambio. New Left Review . 121 E. 118 25 . 119 G. 109. para traerla al mundo habían sido necesarios. por parte de los historiadores revisionistas. Marx inició el ensayo con una declaración referida a la naturaleza de la revolución de 1789 (y la revolución inglesa de 1649).119 Allí Marx y Engels argumentaron que Cada etapa de la evolución recorrida por la burguesía ha ido acompañada del correspondiente progreso político. Callinicos ‘Burgeois Revolutions and Historical Materialism’. conquistó finalmente la hegemonía exclusiva en lo político en el Estado representativo moderno. Estamento oprimido bajo la dominación de los señores feudales . London. Comninel Rethinking the French Revolution.121 Sin embargo. en contra de la visión de aquellos que sólo consideran su análisis sobre 1789 como un mero modelo para la revolución socialista. pp. ni Engels. y ciertamente no rechazó. la burguesía después del establecimiento de la gran industria y del mercado universal. y sus comentarios sobre las revoluciones burguesas se comprenden mejor a través del análisis de sus estudios históricos sobre tales movimientos. Carlos y Engels.122 Entonces. 161-4. 2: 43. 122 M. 177. El Gobierno del Estado moderno no es más que una junta que administra los negocios comunes de toda la clase burguesa120 Es esta explicación esquemática la que ha sido objeto de un permanente ataque durante las últimas décadas.

las movilizaciones populares requeridas por las revoluciones burguesas clásicas no podían efectivizarse si se revelaba esa relación antagónica. la misión de su tiempo: librar las cadenas e instaurar la sociedad burguesa moderna”. Por el contrario. argumenta Marx.embargo. Hablando de la revolución Inglesa de 1649. En especial. se burlan concienzuda y cruelmente de las indecisiones. los representantes de la burguesía se vieron obligados a vender su revolución como revolución del pueblo. escribió: “así. Madrid: Planeta Agostini. Callinicos sostiene que la autoconciencia que necesita el proletariado para su revolución requiere que los 124 Marx. cumplieron. Las revoluciones burguesas. en otra fase de desarrollo.124 Por lo tanto. De hecho. lo que Marx sugiere es que las revoluciones burguesas necesitaban de tales utopistas para lograr la movilización de masas que se necesitaba para derrocar al viejo orden. Trabajo asalariado y capital. vuelven sobre lo que parecía terminado. se interrumpen continuamente en su propia marcha. bajo el ropaje romano y con frases romanas. 1985. un siglo antes. 26 . la guerra civil y las batallas de los pueblos”. de la ideología de las revoluciones burguesas. Cromwell y el pueblo inglés habían ido a buscar en el Antiguo Testamento el lenguaje de las pasiones y las ilusiones para su revolución burguesa”. las revoluciones proletarias. de los lados flojos y de la mezquindad de sus primeros intentos. podría ser explicada por la distancia entre los intereses de los burgueses y los intereses de las masas populares. Más bien. una vez que hubieren cumplido su rol. podían ser desechados mientras los burgueses volvían a su negocio. Carlos (1852) El 18 Brumario de Luis Bonaparte . parece que sólo derriban a su adversario para que éste saque de la tierra nuevas fuerzas y vuelva a levantarse más gigantesco frente a ellas. retroceden constantemente aterradas ante la vaga enormidad de sus propios fines. como la del siglo XVIII.. se critican constantemente a sí mismas. El problema para la burguesía. la abnegación. en Marx. de la República Romana o dónde sea – fueron necesarios para movilizar a las masas sin las cuales la victoria burguesa contra el viejo orden no podría haberse realizado. hasta que se crea una situación que no permite volverse atrás. Esto no implica que Cromwell y Robespierre fueran deshonestos. Karl. más bien. es que mientras ideales tales como libertad y autodeterminación – ya sea que los tomen prestados del Antiguo Testamento. estaba en el hecho de que necesitaran enmascararse de ese modo. “Locke desplazó a Habakkuk”. la forma. para cubrir sus verdaderos propósitos. Proclamaba que no cualquier forma de heroísmo bastaría: “los héroes. como las del siglo XIX. En cambio. según Marx. “la revolución social del siglo XIX no puede sacar su poesía del pasado. La característica común de estos movimientos revolucionarios burgueses no estaba en sus particulares ropajes ideológicos.. lo mismo que los partidos y la masa de la antigua revolución francesa. dado que el proletariado no hubiera explotado a ninguna otra clase por debajo de él. si no el contenido. una vez que los burgueses ingleses hubieron ganado su revolución. el terror. y que estos hombres. su verdadero espíritu Lockeano no pudo actuar nunca como esa ideología. Al comentar la comparación que hace Marx de las revoluciones burguesas y las revoluciones proletarias. Eso no significa que el lenguaje de los revolucionarios tuviera que ser necesariamente el de la república romana. para comenzarlo de nuevo. avanzan arrolladoramente de éxito en éxito . el heroísmo. sino solamente del porvenir”. Para ganar apoyo popular para su revolución. dado que la burguesía no era más que otra clase minoritaria que explotaría al “pueblo” que decía representar.

las consecuencias negativas del junkerismo de Bismarck salieron a la luz. 86-7. y como resultado.125 Porque la revolución socialista sólo podía realizarse como auto-emancipación de la clase trabajadora. y los Estados burgueses.Marxistas.la unificación de la fragmentada estructura política de Alemania dentro de una constitución liberal. En este punto “Bismarck aparece por primera vez como un político independiente. lo que hizo que Francia fuera empujada a los brazos de Rusia asegurando. 80. London 1968. las revoluciones burguesas. F. las acciones de Bismarck no se dirigieron a pacificar Europa sino a exigir reparaciones a los franceses. que en algún momento. 239-54. se aproximen a los hechos relativos a la situación del proletariado con la máxima honestidad. 27 . Segundo. Making History. mientras los “grandes hombres” podían actuar en congruencia con las “necesidades objetivas” de la historia. Engels argumentó que Bismarck “nunca exhibió ni siquiera la sombra de una idea política original”. Con la derrota de los franceses en la guerra francoprusiana. por ser ellos políticamente debilitadores. la burguesía se daría ampliamente por satisfecha.. Finalmente. Bismarck había unificado Alemania para la burguesía. Una revolución burguesa que Engels analizó en profundidad fue la unificación de Alemania bajo Bismarck. pp. contrariamente a los burgueses revolucionarios. pp. 127 Idem. Bismarck había demostrado que. p. aunque eso ya era lo suficientemente errado. Entonces. pero sin reducirla a ésta última. Europa se viera nuevamente sumergida en la guerra – y que para los alemanes iba a ser una guerra en dos frentes.128 125 126 Callinoc.127 El disparate de Bismarck no pasó tanto por la demanda de que Francia pagara una reparación a los alemanes. rechazando todo mito unificador. Sin embargo “en esta estrechez estuvo su fortuna” porque significó que interviniera de modo decisivo para concretar la demanda de unificar Alemania – la que obedecía a razones tanto de los junkers Prusianos como de la burguesía alemana. comete su primer colosal disparate”. 128 Idem.. porque la principal preocupación de la burguesía era la creación de un ambiente propicio para la acumulación de capital. dentro de un contexto de acrecentada competición global. demandaba un grado de autoconciencia de parte de los trabajadores que era históricamente novedoso. en particular el mito del nacionalismo. los burgueses alemanes habían demostrado ser demasiado cobardes para plasmar las demandas de su revolución burguesa . podían asumir una variedad de formas distintas. usando los métodos de los junkers Prusianos. En todos niveles. Engels sugiere que una vez concretada esta demanda histórica. Engels The Role of Force in History. p. Contrariamente. en tanto y en cuanto el Estado bajo el cual operaba removiera las trabas al proceso de acumulación. el ensayo inconcluso de Engels El Papel de la Violencia en la Historia pretendía dar una expresión concreta al método esbozado en su libro Anti-Duhring. durante la década de 1860. Tres cuestiones pertinentes constituían el núcleo del ensayo. Escrito a lo largo del invierno de 1887-88. Primero. había demostrado también que él podía frustrar estas fuerzas. más bien consistió en la apropiación de Alsacia y Lorena. 56. Para tomar estas cuestiones en orden inverso. Engels se las ingenió para localizar la historia política de Alemania dentro del contexto del desarrollo de las fuerzas productivas. mientras que la revolución socialista implicaba necesariamente un movimiento auto-conciente de las masas.126 Sin embargo.

Bismarck se vio enfrentado a una elección. en su momento de gloria. p. porque “nuestros grandes burgueses de 1870 actúan exactamente igual que los pequeños burgueses de 1525”.131 Es interesante que Engels haya prefigurado este argumento en el Prefacio de 1874 a La Guerra Campesina en Alemania (1850). Allí proclamaba que mientras que la burguesía alemana se desarrolló tardíamente. Engels anticipó discusiones recientes sobre el concepto de revolución burguesa. 29. Callinicos ‘Burgeois Revolutions and Historical Materialism’. p.130 En tal situación. la agencia humana está en el centro de la totalidad social. 587. crear un régimen Bonapartista. y que fuera erróneamente descrito por Cromninel. su análisis de los levantamientos campesinos alemanes del Siglo XVI. el materialismo histórico es una teoría del cambio histórico a través del desarrollo de las contradicciones entre las fuerzas y las relaciones de producción de diversos modos de producción. pp. 134 Idem. Selected Works in One Volume .133 En consecuencia. 583. 69.Considerando las características de clase del gobierno de Bismarck. y para la ambición prusiana por el otro”. pp. Comninel Rethinking the French Revolution. bajo la forma placentera del Bonapartismo”. Estos procesos no existen en oposición a la agencia humana. o usarlo para mantener su propia dominación. 46-7. pp. Engles sugiere que la gran contribución de Hegel al materialismo histórico de Marx fue postular el mundo. 133 Idem. En Ludwig Feuerbach y el fin de la Filosofía Clásica Alemana. o usar su poder para asentar el poder del capital en Alemania. debía ser entendida como la norma. como el que ha sido adoptado por Callinicos. continuó frustrando las aspiraciones políticas de aquella. 563. 18.134 Al caracterizar a las revoluciones burguesas por sus consecuencias. la cobardía de la burguesía alemana en 1848 y 1870 no podía reducirse a esta condición material. Idem.135 Conclusión En su núcleo.129 Sin embargo. 132 The Peasant War in Germany. al menos en Alemania. sino como un complejo de procesos”. Idem. 89. Engels insistía. 130 129 28 . 61. A.132 La cobardía burguesa. Bismarck eligió la tercera opción. más bien. London. 155. no “como un complejo de cosas ya hechas. pp.. 22. 136 F. Engels (1886) Ludwig Feuerbach and the End of Classical german Philosophy . a una distancia enorme de la visión sobre la burguesía revolucionaria descripta en El Manifiesto Comunista. “ha sido el peculiar destino de Prusia el completar su revolución burguesa. p. antes que por el tipo de acción por el cual son realizadas. o usarlo para prusificar el resto de Alemania.136 Por lo tanto. Engels estaba convencido de que al unificar Alemania Bismarck había hecho el trabajo que la burguesía alemana no llevaba adelante por cobardía: la revolución burguesa había avanzado a espaldas de los burgueses: ”los peores excesos del Kleinstaaterei fueron finalmente eliminados: aquellos que habían sido los principales obstáculos para el desarrollo capitalista. por un lado. Engels argumenta que la historia humana es “el proceso ininterrumpido del devenir y del perecer”.. si “(t)odo lo que mueve a los hombres tiene que pasar necesariamente por sus cabezas”. 131 Idem. y mientras satisfizo las demandas económicas de la burguesía. creciendo económicamente en un período en que el proletariado ya había empezado a rebelarse. ni tampoco operan meramente a través de agentes humanos pasivos. 1968. como una respuesta tardía del Siglo XX al revisionismo. sin burguesía revolucionaria. 97-8. sostuvo Engels. pp. 135 G. 101.

p. Science and Society .85) señala que mientras que Ranke explicaba el levantamiento campesino de 1525 como una ‘convulsión de la naturaleza’. Engels (1892) ‘The Mark’. lo que puede lograrse políticamente es también en parte un reflejo de lo que la gente cree que es posible lograr. como actores políticos racionales. 51. la libre y común posesión de todo por medio de la herencia”. deben ser vistos como mutuamente constructivos: los humanos constantemente se hacen y rehacen a sí mismos a través de la historia en un contexto material. maneras de hacer las cosas.138 De modo similar. en El Capital Marx tenía el objetivo de mostrar que mientras la división del trabajo había alguna vez requerido que los trabajadores fueran reducidos al nivel de la maquinaria. es el ámbito de la autocreación humana que permanentemente nos recuerda. 138 F. fue una crítica del fatalismo político e histórico. hay una gran distancia entre lo que es posible y lo que existe. con la revolución industrial “se suprime así. de la productividad del trabajo de ese momento. por una parte. London. Karl (1867) El Capital. que hay siempre una alternativa. que comience por las fuerzas y las relaciones de producción pero que por cierto no se limite a ellas.1. Wolf (p. sino a generar ejemplos históricos de otras.137 La historia es mucho más que los cuentos sobre reyes y guerras. 1976. vol. Engels por el contrario “tratò todos los estratos. I. p. incluidos los campesinos. Black (ed) The German Peasant War of 1525. 27-8. y a pesar de ciertas ambiguas formulaciones en contrario. y esa distancia no puede ser aprehendida sino es por medio de un estudio detallado de la evidencia empírica. J. el fundamento técnico de la anexión vitalicia del obrero a una función parcial”.R. 449. La Marca (1892): “es necesario contrastar la miseria de los trabajadores agrícolas del presente y la servidumbre por deudas de los pequeños campesinos. 1987. el análisis histórico Marxista surge. pero ello es sólo una posibilidad. La historiografía Marxista por lo tanto apunta no sólo a entender el mundo. pp. ver E. Sin embargo. con la antigua propiedad comunal de todos los hombres libres en lo que era en ese entonces en verdad su “patria”. contra Margaret Thatcher. 140 Hobsbawm ‘Introduction’ a The Communist Manifesto.“el determinismo de la fuerza productiva” y el humanismo no deben ser considerados como dos enfoques alternativos a la comprensión de la historia humana. siempre. 139 Marx. en The Peasant War in Germany . persiguiendo sus propios intereses dentro de los determinados constreñimientos económicos y políticos de la época”. la idea central del trabajo de ambos. Wolf ‘The Peasant War in Germany: Friedrich Engels as Social Historian’. Marx y Engels. Así y todo. Tal como Hobsbawm ha expresado.140 Para un agudo análisis de The Peasant War in Germany. 137 29 . Tal como Engels argumentaba en su historia de la propiedad de la tierra en Alemania. en última instancia. de un “compromiso con la política”. 162. No obstante.139 La posibilidad de un mundo mejor crece dentro del capitalismo. mejores. sino que por el contrario. los parámetros de alternativas realistas en cualquier coyuntura histórica dependen.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful